i.- la administración general del estado.

Anuncio
TEMA 8
LA ADMINISTRACIÓN
GENERAL
DEL
ESTADO. LOS ÓRGANOS
CENTRALES DE LOS MINISTERIOS. LA ADMINISTRACIÓN PERIFÉRICA
DEL ESTADO.
SUMARIO:
I.- LA ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO
I.1.- Concepto
I.2.- El Gobierno
I.3.- Las relaciones entre el Gobierno y la Administración General del Estado
I.4.- El funcionamiento del Consejo de Ministros
I.5.- El Gobierno en funciones
I.6.- Las Comisiones Delegadas del Gobierno
I.7.- La Presidencia del Gobierno
I.8.- Los Departamentos ministeriales
I.8.1.- Concepto
I.8.2.- Número y denominación
I.8.3.- La estructura básica común a los Departamentos ministeriales: órganos superiores y órganos
directivos
II.- LOS ÓRGANOS CENTRALES DE LOS MINISTERIOS
II.1.- Los órganos superiores: el Ministro y las Secretarías de Estado
II.1.1.- El Ministro
II.1.2.- Las Secretarías de Estado
II.2.- Los órganos directivos de los Departamentos ministeriales: las Secretarías Generales, la Subsecretaría, las
Direcciones Generales, la Secretaría General Técnica y las Subdirecciones Generales
II.2.1.- Las Secretarías Generales
II.2.2.- La Subsecretaría
II.2.3.- Las Direcciones Generales
II.2.4.- La Secretaría General Técnica
II.2.5.- Las Subdirecciones Generales
III.- LA ADMINISTRACIÓN PERIFÉRICA DEL ESTADO
III.1.- Definición
III.2.- La Administración periférica antes de la LOFAGE
III.3.- La Administración periférica después de la LOFAGE
III.4.- La Delegación del Gobierno
III.5.- Las Subdelegaciones del Gobierno
111
I.- LA ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO.
I.1.- Concepto.
Es aquella parte de la organización administrativa del Estado directamente
dependiente del Gobierno de la Nación. Actúa con personalidad jurídica única y se
compone de órganos jerárquicamente ordenados. Sus órganos centrales extienden
su competencia a todo el territorio nacional y los órganos periféricos a una parte del
mismo.
Su organización se regula básicamente en la Ley 50/ 1997, de 27 de noviembre, del
Gobierno, y en la LOFAGE.
I.2.- El Gobierno.
Según el artículo 98.1 de la Constitución, el Gobierno se compone del Presidente del
Gobierno, de uno o varios Vicepresidentes, si los hubiera, y de los Ministros, además
de aquellos otros miembros que pueda establecer la ley. Actualmente la ley no ha
establecido otros miembros que los señalados antes de forma expresa (artículo 1.2
LG).
Según nuestra Constitución puede decirse que Gobierno y Consejo de Ministros son
términos que se refieren de forma indiferente al mismo órgano.
I.3.- Las relaciones entre el Gobierno y la Administración General del Estado.
El Gobierno es el órgano superior de la Administración General del Estado, que
dirige y coordina, al tiempo que es un órgano constitucional investido de funciones
políticas que poco tienen que ver con las típicamente administrativas.
Según la propia rúbrica del Título IV de la Constitución y la jurisprudencia del
Tribunal Constitucional, Gobierno y Administración son instancias diferentes aunque
no signifique que estén separadas. Esta relación se manifiesta en que el Gobierno
dirige la Administración del Estado y realiza funciones administrativas o ejecutivas, y
de otra parte, en que la Administración participa en la preparación y ejecución de las
decisiones que aquél adopta.
I.4.- El funcionamiento del Consejo de Ministros.
Completando lo dicho en el Tema 2, los asuntos sometidos a la aprobación del
Consejo de Ministros suelen pasar antes por la Comisión General de Secretarios de
Estado y de Subsecretarios que preside un Vicepresidente del Gobierno, o en su
defecto, el Ministro de la Presidencia (apartado 2 del artículo 8 LG).
La LRJPAC, en su Disposición Adicional Primera, excluye al Consejo de Ministros de
la aplicación de las normas de funcionamiento propias de los órganos colegiados.
Sus reuniones se basan en la confianza entre sus miembros y sus deliberaciones
son secretas sin que produzca una votación formal. Pueden ser llamados los
Secretarios de Estado para que participen en sus deliberaciones o informen sobre
los asuntos de su competencia.
112
I.5.- El Gobierno en funciones.
Una novedad importante que introduce la LG es la regulación del Gobierno en
funciones, es decir, cuando sus miembros han cesado (p. ej. tras la celebración de
elecciones generales), pero aún no han tomado posesión sus sustitutos.
Su objeto es limitar sus atribuciones al despacho de los asuntos ordinarios o de
trámite e impedir que adopten decisiones de trascendencia que condicionen la
acción del Gobierno que haya de formarse (artículo 21 LG).
I.6.- Las Comisiones Delegadas del Gobierno.
El Gobierno puede actuar también a través de las Comisiones Delegadas del
Gobierno que crea para descargar en ellas la deliberación y resolución de
determinados asuntos administrativos. Se componen por algunos de sus miembros
y, en su caso, por Secretarios de Estado. Resuelven los asuntos que, afectando a
más de un Ministerio, no requieran ser elevados al Consejo de Ministros y las que
éste les delegue.
I.7.- La Presidencia del Gobierno.
El Presidente de Gobierno, además de presidir el Consejo de Ministros, es un
órgano con competencias propias que aparecen de forma dispersas en la
Constitución y que la LG ha relacionado en su artículo 2. Cuando actúa como órgano
de naturaleza constitucional, ejerce potestades que tienen que ver más con el
funcionamiento del sistema político del Estado.
El grueso de sus atribuciones se refieren a la dirección del Gobierno y a la
coordinación de sus miembros. Su poder de dirección se manifiesta en primer lugar
a través de la facultad de organización de la Administración General del Estado ya
que puede modificar el número, denominación y competencias de los Ministeriales
(artículos 8.2 LOFAGE y 2.2 j. LG).
Salvo tasadas excepciones, puede delegar en los Vicepresidentes y Ministros el
ejercicio de sus atribuciones (artículo 20 LG).
El Presidente tiene una estructura de apoyo inmediato, que él mismo aprueba,
como la Secretaría General de la Presidencia y el Gabinete del Presidente. Además,
cuenta con el Ministerio de la Presidencia, cuyo titular es Secretario del Consejo de
Ministros, y en su caso, Vicepresidencias y Ministros sin cartera.
I.8.- Los Departamentos ministeriales.
I.8.1.- Concepto.
La Administración General del Estado se divide en ramas según materias dirigidas
por un Ministro y que se denominan Departamentos ministeriales o Ministerios. Esta
división tiene una indudable repercusión política al reflejar la estructura del Gobierno
sus objetivos políticos.
113
La regla es que todo órgano esté encuadrado o dependa de algún Ministerio. Sin
embargo, el artículo 8.1 de la LOFAGE admite que haya órganos u Organismos
Públicos que dependan directamente de otros miembros del Gobierno .
I.8.2.- Número y denominación.
Los dieciséis Ministerios actuales (incluido a estos efectos un Ministro sin cartera)
que, como se dijo, se crean por Real Decreto del Presidente, son los siguientes :
-
Asuntos Exteriores
Justicia
Defensa
Hacienda
Interior
Fomento
Educación, Cultura y Deporte
Trabajo y Asuntos Sociales
Agricultura, Pesca y Alimentación
Presidencia
Administraciones Públicas
Sanidad y Consumo
Medio Ambiente
Economía
Ciencia y Tecnología.
A esta relación se añade, como Ministro sin cartera, al Ministro Portavoz del
Gobierno. Esta división ministerial se debe al Real Decreto 557/ 2000, de 27 de abril
y al Real Decreto 561/2000, de 27 de abril, que incluye, entre otros nombramientos,
el del Portavoz del Gobierno .
I.8.3.- La estructura básica común a los Departamentos ministeriales: órganos
superiores y órganos directivos.
Cada Ministerio dispone de unos órganos que, si bien tienen una competencia
diferente, presentan un perfil común. En esa estructura básica común de los
órganos centrales la LOFAGE distingue entre órganos superiores, que son el
Ministro y las Secretarías de Estado y directivos, que son: las Subsecretarías, las
Secretarías Generales, las Secretarías Generales Técnicas, las Direcciones
Generales y las Subdirecciones Generales.
La LOFAGE establece así dos niveles: el de los órganos superiores, de marcado
carácter político que adoptan las decisiones estratégicas y los objetivos del
Ministerio, y el de los órganos directivos, de carácter más profesional, que gestionan
tales decisiones y objetivos bajo el control de los anteriores.
Por esta razón los titulares de los órganos directivos se nombran con criterios de
competencia profesional o experiencia (apartado 10 del artículo 6 LOFAGE) y, como
regla general, entre funcionarios para cuyo ingreso en la Administración se exija la
titulación de Doctor, Licenciado, Arquitecto, Ingeniero o similar (Grupo A).
114
A su vez, los órganos anteriores cuentan con unidades administrativas que se
crean, modifican o suprimen a través de las relaciones de puestos de trabajo
(artículo 10, en relación con el 5.2) y que reciben usualmente , según su importancia
, el nombre de Áreas, Servicios, Secciones o Negociados.
II.- LOS ÓRGANOS CENTRALES DE LOS MINISTERIOS.
II.1.- Los órganos superiores: el Ministro y las Secretarías de Estado.
II.1.1.- El Ministro.
Es el titular de un Departamento ministerial, asumiendo su jefatura, al mismo tiempo
que es miembro del Gobierno. No obstante, puede haber Ministros sin tener a su
cargo un Departamento.
El Ministro con cartera es el titular de un Departamento y su jefe, del que dependen
los demás órganos del mismo y al mismo tiempo miembro del Consejo de Ministros.
Desde esta doble posición se constituye en la pieza que articula al Gobierno con la
Administración General del Estado.
Su nombramiento y cese lo firma el Rey a propuesta del Presidente del Gobierno,
cesando además en los mismos casos que el Presidente. Es suplido por otro
miembro del Gobierno que determine el Presidente mediante Real Decreto (artículo
13.2 LG).
Los Ministros ejercen la dirección de los órganos dependientes, fijan los objetivos y
los planes de actuación del Ministerio y evalúan sus resultados. Además, presentan
ante el Gobierno propuestas de normas, ejercen la potestad reglamentaria o
representan al Gobierno en los Consejos de Ministros de la Unión Europea.
El artículo 4 de la LG relaciona de forma sistemática estas atribuciones cuyo
ejercicio sólo puede delegarse en las Secretarías de Estado u órganos directivos de
su Departamento y en los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas.
Tanto sus reglamentos como sus Resoluciones revisten la forma de Orden
ministerial.
II.1.2.- Las Secretarías de Estado.
Se crean tras las primeras elecciones generales de 1977 y dependen por lo general
directamente del Ministro: después de él son el segundo nivel del Departamento. Se
crean y suprimen por Real Decreto del Presidente del Gobierno, siendo su existencia
facultativa.
Sus titulares son nombrados y cesados por Real Decreto del Consejo de Ministros a
propuesta del Presidente del Gobierno o del miembro del Gobierno a cuyo
Departamento pertenezcan (artículo 15.1 LG).
El titular del Departamento descansa en estos órganos gran parte de sus
competencias en una; en la práctica pueden asumir casi todas sus competencias.
115
II.2.- Los órganos directivos de los Departamentos ministeriales: las
Secretarías Generales, la Subsecretaría, las Direcciones Generales, la
Secretaría General Técnica y las Subdirecciones Generales.
II.2.1.- Las Secretarías Generales.
Las diferencias entre las Secretarías de Estado y las Secretarías Generales son de
rango y por el perfil más político o profesional de sus titulares, pero cumplen una
misión muy similar, dirigir un sector del Ministerio asumiendo sobre él gran parte de
las competencias del Ministro.
El Secretario General tiene rango de Subsecretario y se nombra y cesa por Real
Decreto del Consejo de Ministros según criterios de competencia y experiencia
profesional en el sector público o privado a propuesta del respectivo Ministro.
II.2.2.- La Subsecretaría.
Hasta la aparición de los Secretarios de Estado, el Subsecretario era el segundo
jefe del Departamento. El nombramiento y cese del titular de la Subsecretaría se
acuerda en el Consejo de Ministros a propuesta del Ministro correspondiente, entre
funcionarios del grupo A (artículo 15.2 LOFAGE).
De este órgano dependen los servicios comunes a todo el Ministerio; presta
asistencia técnica y medios a los demás órganos. Dirige los servicios jurídicos, la
gestión del personal, la. gestión presupuestaria y el régimen interior
II.2.3.- Las Direcciones Generales.
Gestionan una o varias áreas homogéneas del Ministerio. Proponen los proyectos
dirigidos a conseguir los objetivos establecidos por los órganos superiores, dirigen
su ejecución y controlan su adecuado cumplimiento (artículo 18 .1 LOFAGE).
El nombramiento y cese de sus titulares compete al Consejo de Ministros a
propuesta del Ministro correspondiente, entre funcionarios del Grupo A, como regla
general (artículo 18.2 LOFAGE).
II.2.4.- La Secretaría General Técnica.
Es un órgano de apoyo operativo a los demás órganos Ministerio a los que presta
asesoramiento y asistencia jurídica o técnica.
Tiene rango de Dirección General, depende de la Subsecretaría y el Consejo de
Ministros nombra y cesa a su titular entre funcionarios del Grupo A, a propuesta del
titular del Ministerio (artículo 17 LOFAGE).
II.2.5.- Las Subdirecciones Generales.
Son órganos dependientes de una Dirección General para la ejecución y gestión
ordinaria de los proyectos, objetivos o actividades que les sean asignados.
116
El nombramiento de sus titulares recae en funcionarios del grupo A libremente
designados previa convocatoria pública.
III.- LA ADMINISTRACIÓN PERIFÉRICA DEL ESTADO.
III.1.- Definición.
Con tal nombre se ha venido conociendo al conjunto de órganos territoriales de la
Administración General del Estado con un ámbito de actuación limitado,
normalmente una Comunidad Autónoma o una Provincia, cuya estructura y
competencias se han visto muy afectadas por las transferencias a las Comunidades
Autónomas.
III.2.- La Administración periférica antes de la LOFAGE.
Antes de la LOFAGE se componía de una extensa red de Delegaciones o
Direcciones provinciales y regionales no sólo de los Ministerios, sino también de un
conjunto de Organismos Públicos (Organismos autónomos y Entidades de derecho
público: Agencias, Institutos, etc.).
Este conglomerado se articulaba en torno al Delegado del Gobierno y a los
Gobernadores Civiles, respectivamente, sin perjuicio de la dependencia funcional y a
veces orgánica, de los diversos Ministerios.
La Delegación del Gobierno es un órgano reciente, de relevancia constitucional y
directamente relacionado con el Estado Autonómico.
III.3.- La Administración periférica después de la LOFAGE.
La LOFAGE ha introducido importantes cambios en la Administración periférica del
Estado, al cambiar la dependencia orgánica de la Delegación del Gobierno y
sustituirse los Gobiernos Civiles por las Subdelegaciones del Gobierno.
Continúa, sin embargo, la tendencia a concentrar y agrupar en las Delegaciones
(como Áreas Funcionales) y Subdelegaciones (como Dependencias de Área) del
Gobierno los servicios periféricos, suprimiendo Delegaciones o Direcciones
Provinciales o Territoriales, como regla general.
III.4.- La Delegación del Gobierno.
La Delegación del Gobierno es un órgano directivo cuyo origen está en la
Constitución que le encomienda dirigir la Administración del Estado en el territorio de
la Comunidad Autónoma y coordinarla cuando proceda con la propia de la
Comunidad Autónoma (artículo 154 Constitución).
Su titular es nombrado y separado por el Consejo de Ministros a propuesta del
Presidente del Gobierno y tiene rango de Subsecretario. Es suplido por el
Subdelegado del Gobierno de la provincia donde tenga su sede, salvo que designe a
otro Subdelegado (artículo 22.4 LOFAGE).
117
Una novedad importante de la LOFAGE (artículo 23) es la adscripción orgánica de
las Delegaciones del Gobierno al Ministerio de Administraciones Públicas sin
perjuicio de que funcionalmente dependan de la Presidencia y de las atribuciones de
otros Ministerios, especialmente el del Interior, para impartir instrucciones a estas
Delegaciones.
Al Delegado del Gobierno le corresponde representar al Gobierno de la Nación,
mantener las relaciones con la Administración de la Comunidad Autónoma y las
Corporaciones locales y dirigir las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Además impulsa, coordina y supervisa la Administración General del Estado en el
territorio de la Comunidad Autónoma. Respecto a los servicios periféricos integrados
tiene una competencia de dirección muy amplia.
III.5.- Las Subdelegaciones del Gobierno.
Son órganos directivos que sustituyen en la práctica, pero sin su cariz político, a los
Gobiernos Civiles cuyos titulares, antes de la LOFAGE, constituían la primera
autoridad de la Administración Civil del Estado en la Provincia. A diferencia de los
Gobiernos Civiles, las Subdelegaciones dependen directamente de la Delegación
del Gobierno y están orgánicamente encuadradas en la misma.
Aparte de ello, su titular presenta un perfil profesional: ha dejado de ser el
representante permanente del Gobierno de la Nación, es nombrado por el Delegado
del Gobierno mediante el procedimiento de libre designación entre funcionarios del
Grupo A y solo tiene nivel de Subdirector general.
Su regulación detallada se encuentra en el Real Decreto 617/ 1997, de 25 de abril,
completado por el Real Decreto 1330/ 1997, de 1 de agosto. Existen en todas las
provincias, salvo en las Comunidades Autónomas uniprovinciales.
El Subdelegado dirige los servicios provinciales de la Administración General del
Estado que están integrados en la Subdelegación, e impulsa, supervisa e
inspecciona los restantes.
La LOFAGE prevé la posible constitución de la figura del Director Insular, cuya
misión será ejercer en el ámbito territorial de una Isla las funciones y competencias
del Subdelegado del Gobierno.
118
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards