Público
Índice AI: MDE 13/020/2004
26 de marzo de 2004
Más información (actualización núm. 2) sobre AU 181/03 (MDE 13/015/2003/s, de 20 de junio de 2003)
y su actualización (MDE 13/021/2004, de 15 de julio de 2003) Tortura y malos tratos/Temor por la
seguridad/Preocupación médica
IRÁN
Nuevo nombre:
Manuchehr Mohammadi, activista estudiantil y preso político de 36 años edad
Simin Mohammadi, estudiante de 22 años, hermana del anterior
Akbar Mohammadi, activista estudiantil de 34 años, hermano de los anteriores
Se sabe ya que Simin Mohammadi quedó en libertad el 22 de julio de 2003, tras pagar una fianza de 10
millones de tomans (unos 12.000 dólares estadounidenses) por medio de escrituras de propiedad. A su
hermano Manuchehr le han aumentado la pena de prisión a nueve años, y ha sido azotado. A su otro hermano,
Akbar, que también está encarcelado, se le ha negado en prisión atención médica urgente.
Simin fue detenida, junto con su padre, Mohammad, el 8 de julio de 2003. Según los informes
recibidos, pasó la mayor parte de sus dos semanas de detención recluida en régimen de aislamiento, y estuvo
alrededor de cuatro días en un hospital penitenciario por problemas respiratorios. Al parecer fue golpeada
tras la detención. Durante su interrogatorio la amenazaron con nuevas palizas y le dijeron que podrían
matarla. No se ha fijado la fecha de su juicio y se ignoran los cargos exactos que se le imputan, pero se cree
que está acusada de cometer “actos contra la seguridad del Estado”. Su padre, que quedó en libertad bajo
fianza tras sufrir un ataque cardiaco estando recluido en régimen de aislamiento, comparecerá ante los
tribunales junto con ella por los mismo cargos.
Un hermano de Simin, el activista estudiantil Manuchehr Mohammadi, fue detenido el 13 de julio de
1999 por su participación en grandes manifestaciones contra la ley de prensa, que limitaba la libertad de
expresión. Otro hermano suyo, Akbar, detenido también en el curso de los mismos acontecimientos, fue
condenado a muerte, aunque en una vista de apelación le redujeron la pena a 15 años de cárcel, los cuales
está cumpliendo en la prisión de Evín. Según informes, sufre graves problemas de salud, a pesar de lo cual se
le ha negado la atención médica necesaria.
A finales de noviembre de 2003, Akbar Mohammadi fue llevado al hospital de Taleghani, en
Teherán, a causa de una hemorragia interna y sometido a una operación quirúrgica. Estuvo bajo vigilancia
las 24 horas del día y no se le permitió recibir visitas. Los informes indican que un médico del hospital
recomendó que se quedara allí durante un mes, pero lo llevaron de nuevo a la prisión de Evín a los seis días.
De acuerdo con su familia, su salud ha empeorado desde entonces, ya que la operación de estómago a que
fue sometido no salió bien. Según los informes, ahora se encuentra muy enfermo, pero no ha recibido
ninguna atención médica. Sus familiares pidieron reiteradamente que le concedieran un permiso para ir al
hospital, pero no les hicieron caso hasta principios de marzo de 2004, cuando les dijeron que para dejarlo en
libertad tenían que entregar una fianza de 36 millones de tomans (unos 42.500 dólares), cantidad que no
pueden pagar.
A Manuchehr Mohammadi, condenado a siete años de prisión, le ampliaron la pena dos años más a
final de noviembre de 2003. Según los informes, le impusieron un año por hablar con medios de
comunicación extranjeros durante un permiso penitenciario, y otro por hacer declaraciones políticas en
prisión. Entre el 11 y el 17 de junio de 2003, durante un permiso penitenciario, concedió entrevistas por
teléfono a una emisora de radio y a una cadena de televisión de iraníes afincados en Estados Unidos y
contrarios al gobierno de Irán. Cuando volvió del permiso lo llevaron a un centro de detención de la Guardia
Revolucionaria Islámica conocido como Grupo 325, donde estuvo recluido en régimen de aislamiento
durante 37 días y fue torturado. Estuvo encadenado en cuclillas y amordazado en una celda plagada de
bichos, y fue sometido a frecuentes palizas. En una visita que le hizo su familia el 5 de septiembre, poco
después de que lo llevaron de nuevo a la prisión de Evín, su madre se desmayó al verlo Tenía el rostro lleno
de hematomas y apenas podía caminar; no dijo más que una frase, que lo habían torturado en el Grupo 325.
Al final de octubre de 2003 recibió 30 latigazos y tuvo que pagar una multa de 30.000 tomans (36 dólares
estadounidenses) por insultar a unos funcionarios judiciales que habían ido a la prisión de Evín para hacer
una inspección. Al parecer, se le imputan otros cargos no especificados.
ACCIONES RECOMENDADAS: Envíen llamamientos, procurando que lleguen lo antes posible, en
farsi, en inglés, en francés, en árabe o en su propio idioma:
-expresando su preocupación por la salud de Akbar Mohammadi y pidiendo garantías de que recibe
un trato humano y recibe toda la atención médica que necesite;
- expresando preocupación por los informes según los cuales a Manuchehr Mohammadi se le
ampliado dos años más la pena de prisión por conceder entrevistas durante un permiso y hacer
declaraciones públicas, nada de lo cual parece un delito común internacionalmente reconocido;
- expresando preocupación por los informes según los cuales ha recibido 30 latigazos por insultar a
un funcionario y manifestando que Amnistía Internacional considera la pena la flagelación trato
cruel, inhumano y degradante, equivalente a tortura;
- acogiendo con satisfacción la excarcelación de Simin Mohammadi y pidiendo información sobre
los cargos que se le imputan, señalando que cualesquiera que sean han de guardan relación con
delitos comunes reconocibles;
- expresando preocupación por los informes según los cuales Akbar y Manuchehr Mohammadi han
sufrido torturas y malos tratos bajo custodia y recordando a las autoridades las obligaciones que han
contraído por ser Irán Estado Parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, cuyo
artículo 7 dispone: «Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o
degradantes»;
- pidiendo que se lleve a cabo una investigación sobre las presuntas torturas y que se ponga a
disposición judicial a los responsables para que sean sometidos a un juicio justo.
LLAMAMIENTOS A:
Líder de la República Islámica de Irán
His Excellency Ayatollah Sayed ‘Ali Khamenei
The Presidency, Palestine Avenue
Azerbaijan Intersection, Tehran
IRÁN
Telegramas: His Excellency Ayatollah Sayed 'Ali Khamenei, Tehran, Irán
Correo-E: webmaster@wilayah.org; (en “asunto” escriban: “For the attention of the office of His
Excellency, Ayatollah al Udhma Khamenei, Qom”)
Tratamiento: Your Excellency / Excelencia
Presidente de la Magistratura
His Excellency Ayatollah Mahmoud Hashemi Shahrudi
Ministry of Justice
Park-e Shahr, Tehran
IRÁN
Telegramas:
Fax:
Head of the Judiciary, Tehran, Irán
+ 98 21 879 6671 (no es seguro; indiquen: “care of Director of International Affairs,
Judiciary”)
Correo-E:
Irjpr@iranjudiciary.com (no es seguro; indiquen "for the attention of HE Ayatollah
Shahrudi")
Tratamiento: Your Excellency / Excelencia
Presidente
His Excellency Hojjatoleslam val Moslemin Sayed Mohammad Khatami
The Presidency, Palestine Avenue
Azerbaijan Intersection, Tehran
IRÁN
Telegramas: His Excellency Hojjatoleslam val Moslemin Sayed Mohammad Khatami, Tehran, Irán
Correo-E:
khatami@president.ir (envíen de nuevo el mensaje ni no consiguen que llegue la primera
vez)
Tratamiento: Your Excellency / Excelencia
Envíen copia de su carta o un mensaje de apoyo a Akbar y Manuchehr Mohammadi:
Akbar and Manuchehr Mohammadi
Evin Prison
Chamran Highway, Shahid Katchuyi Street
Darakeh, Tehran, Irán
ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS INMEDIATAMENTE. Consulten con el Secretariado Internacional o
con la oficina de su Sección si van a enviarlos después del 3 de mayo de 2004.
.
Descargar

Público Índice AI: MDE 13/020/2004 26 de marzo de 2004 Más