Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1• ISSN1692-1399 • P. 23-33
Responsabilidad social empresarial - “Un
aporte al proceso de desarrollo”
Corporate social responsibility - “A contribution to the
development process”
Claudia Cárdenas Acosta*
Resumen
Abstract
El la actualidad las empresas en el mundo están sometidas
a diferentes presiones que las han obligado a iniciar
procesos de cambio en el manejo de sus paradigmas
tradicionales y, en ese sentido, ha tomado fuerza el
desarrollo de la responsabilidad social empresarial. Por
otro lado, la competencia entre países es cada vez más
fuerte y las empresas buscan diferenciarse para atraer
mayor inversión y mejorar su nivel de competitividad.
Currently the companies in the world are subjected to
various pressures that have compelled to initiate
processes of change in the management of their
traditional paradigms and in this sense have taken force
the development of Corporate Social Responsibility. On
the other hand, competition among countries is becoming
stronger and the companies seek to differentiate
themselves to attract more investment and improve their
competitiveness.
Paralelo a ello, en el contexto internacional cada vez son
mas desarrolladas las normas y estándares de calidad que,
aunque en su mayoría son voluntarios, se convierten en
barreras de acceso a mercados. En ese escenario, la
Responsabilidad Social de las Empresas ha adquirido una
dinámica interesante y se percibe como una alternativa
para impulsar procesos integrales de desarrollo.
El artículo desarrolla el tema partiendo desde el origen y
la definición de la RSE pasando por la evidencia de sus
beneficios, la descripción de sus elementos fundamentales y la mención de las diferentes etapas que se
identifican en el proceso de RSE que viven las empresas,
para luego mencionar un ejemplo de modelo de
implementación de la RSE dentro de la empresa y
finalmente referenciar la experiencia de la construcción
de la Norma ISO 26000 de Responsabilidad Social y el
planteamiento de las consideraciones generales sobre la
potencialidad de impulsar la RSE.
Palabras clave: Responsabilidad Social, Responsabilidad
Social Empresarial, Modelo de Gestión.
Parallel to this, in the international context are becoming
more developed the quality standards that although most
are volunteers become barriers to access to markets. In
that scenario, the Corporate Social Responsibility has
become an interesting dynamic and is seen as an
alternative to foster integrated development processes.
The article develops the theme starting from the origin
and definition of CSR going through the evidence of its
benefits, the description of its essential elements and
details of the various stages that are identified in the
process of CSR living companies, for then cite an example
of model implementation of CSR within the company and
finally to reference the experience of the construction of
ISO 26000 on Social Responsibility and the approach of
the general considerations about the potential of
promoting CSR.
Key words: Social Responsability, Corporate Social
Responsibility, Management Model.
Recibido: 11/11/08. Aceptado: 01/04/09.
* Pontificia Universidad Javeriana, Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, Bogotá D.C., Colombia.
23
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1 • ISSN1692-1399 • P. 23-33
I. INTRODUCCIÓN
II. ORIGEN DE LA RSE
Uno de los temas emergentes y que ha cobrado enorme
vigencia para las empresas de todos los sectores en el
mundo es la Responsabilidad Social Empresarial (RSE).
Este concepto y las prácticas que de él se derivan, están
llevando al empresario a un cambio de paradigma en el
enfoque de sus negocios, integrando en sus estrategias
profundas miradas sociales, culturales y ambientales en la
búsqueda por generar valor público en todos sus grupos
de interés a través de una actuación en la sociedad que la
comunidad considere positiva.
El origen de la Responsabilidad Social Empresarial es tal
vez tan antiguo como la empresa misma o incluso como el
proceso de acumulación de la riqueza, y su manifestación
actual debiera entenderse como una evolución de los
sistemas económicos.
En el caso colombiano se vive un momento en el cual la
RSE deja de ser algo abstracto y empieza a integrarse
como parte fundamental en la gestión de la empresa; en la
actualidad se cuenta con una cantidad interesante de
empresas en diferentes sectores que manifiestan interés
en realizar acciones de Responsabilidad Social
Empresarial.
Sin embargo, es posible que en Colombia aún no sea claro
el concepto, el enfoque o la estrategia, pero lo relevante es
que cada vez más empresarios tienen la intención de
actuar decididamente en la implementación de la
Responsabilidad Social Empresarial, de ejercer un
liderazgo que demuestre los beneficios privados y sociales
de la misma y de adoptar posiciones más estratégicas que
busquen alto impacto bajo una lógica de alineamiento al
negocio utilizando herramientas de RSE.
En realidad, lo que hoy en día se plantea es un cambio de
paradigma frente a la implementación de los modelos de
planificación tradicionales, en los cuales se pasaba de una
situación en la que la empresa definía el cumplimiento de
objetivos netamente económicos en un escenario que
planteaba los intereses de los accionistas como mandato
para el directorio, y guiaba el proceso de gestión en pro de
la consecución de dichos objetivos.
A una situación en la que el modelo de planificación
tradicional se amplía y considera no sólo los objetivos
económicos sino unos objetivos en la dimensión
ambiental y social de la empresa (en un marco de
desarrollo sostenible) y donde el directorio sigue guiando
la gestión pero ya no definida únicamente por los
intereses de los accionistas, sino incluyendo los intereses
de todos los grupos de interés de la empresa.
La empresa empieza a asumir entonces un papel como
agente moral y económico, tomando para sí el concepto y
los principios de la RSE de tal forma que sus proyectos y
programas empiezan a encaminarse hacia la promoción
del desarrollo humano y la generación de valor, bajo una
orientación hacia la construcción de un proyecto de país
que sea viable a largo plazo y deseable para todos.
24
En ese sentido es posible plantear que, dado que el
capitalismo entra en crisis en el último cuarto del siglo XX
como producto del evidente agotamiento de los recursos
naturales, el sistema económico se ve obligado a
orientarse hacia nuevos horizontes y es así como la
globalización se convierte en la nueva etapa del proceso
de expansión del capitalismo mundial, que difiere de las
anteriores porque las relaciones sociales y económicas
dependen cada vez menos del territorio y de los
tradicionales Estados - Nación, que empiezan a perder
importancia ante el surgimiento de economías paralelas
con un mayor peso específico.
Hacia el año 2003, de las 100 mayores economías del
planeta tan sólo cerca de 48 correspondían a Estados Naciones, el resto correspondían a conglomerados
empresariales y en ese sentido mas del 50% de toda la
creación de riqueza económica procedía de corporaciones transnacionales y no de empresas que actuarán a
nivel nacional.
Es así como los diferentes sectores sociales empiezan a
ejercer una importante presión ya no sólo frente a los
Estados sino frente a la actuación de las grandes
empresas, cuestionando sus modelos y exigiendo una
actuación mas decidida ante la problemática social.
En ese escenario, la RSE se convierte en una fórmula para
perfeccionar el modo tradicional de hacer negocios en un
mundo en el que han cambiado los modos de
interrelacionarse y la población está asumiendo y
exigiendo sus derechos políticos y sociales, y se inicia
entonces una etapa en la que se busca a la empresa como
el “ciudadano corporativo” cuyo reto es contribuir a
resolver los problemas de la sociedad desde un enfoque de
beneficio mutuo y para ello se requiere reorientar las
políticas y programas sociales a nuevas formas de gestión
pública y social.
III. DEFINICIÓN DE LA RSE
Durante el último tiempo se han realizado múltiples
esfuerzos de los gobiernos, la academia, la empresa y la
sociedad civil en general por construir un concepto de
responsabilidad social empresarial que incluya de manera
amplia e integral todos los significados inherentes a ella. Si
bien no ha sido un proceso fácil y aún no se asume una
única definición, estos esfuerzos por construir la
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1• ISSN1692-1399 • P. 23-33
definición han logrado que en las instituciones y
escenarios donde el tema se discute, exista una elevada
coincidencia en cuáles deben ser los elementos que
constituyen la responsabilidad social de las empresas.
aquellos fundamentales para la empresa y sin cuya
continua participación no puede sobrevivir. Se refieren a
los accionistas, inversionistas, empleados, clientes y
proveedores.
En ese sentido las definiciones más conocidas no dejan de
mencionar el compromiso que asume la empresa con la
sociedad o con la comunidad, la integración de las
expectativas de los Stakeholders o grupos de interés por
las estrategias de la empresa y la inclusión de temas
sociales y éticos dentro de sus acciones.
En el ámbito público, este grupo está formado por el
gobierno y las comunidades, cuyas leyes y regulaciones
deben ser obedecidas y a quienes se les deben pagar
impuestos y otras obligaciones. Existe un alto grado de
interdependencia entre la empresa y su grupo de
stakeholders primario.
Sin embargo y frente a la posibilidad de contar con una
definición común sobre Responsabilidad Social, vale la
pena mencionar el esfuerzo que a nivel mundial se ha
venido desarrollando en el marco del desarrollo de la
norma ISO 26000 de Responsabilidad Social [1], a la cual
nos referiremos detenidamente más adelante,y que a
grandes rasgos plantea que la Responsabilidad Social es la
responsabilidad de una organización respecto de los
impactos de sus decisiones y actividades en la sociedad y
el medio ambiente, por medio de un comportamiento
transparente y ético que sea:
El segundo grupo son los Stakeholders Secundarios, este
grupo ha sido definido como aquel que está compuesto
por los que influyen o afectan, o son influidos o afectados
por la empresa; sin embargo, ellos no participan en las
operaciones ni son esenciales para su supervivencia. Los
medios de comunicación y una amplia gama de grupos
especiales de interés son considerados stakeholders
secundarios, según esta definición.
• Consistente con el desarrollo sustentable, incluyendo el
bienestar general de la sociedad;
• Considerada con las expectativas de sus partes
interesadas;
• Preocupada en cuanto al cumplimiento con la legislación
aplicable y consistente con normas internacionales de
comportamiento;
• Integrada a través de toda la organización y practicada
en sus relaciones.
Tienen la capacidad de movilizar la opinión pública a favor
o en contra de una empresa. Dichos grupos pueden
afectar de manera significativa a la empresa.
Es fundamental entonces que en los procesos de
responsabilidad social, la empresa identifique y tenga en
cuenta a todos sus grupos de interés elaborando su propio
diagrama de stakeholders como lo muestra la siguiente
figura.
Por otro lado, es importante tener en cuenta que la
definición de la responsabilidad social contempla en
cualquiera de los casos la relación con stakeholders,
grupos de interés, interlocutores, públicos interesados;
entre otros sinónimos del término que se refieren en todos
los casos a los grupos con los que se interrelaciona la
empresa en el desarrollo de sus actividades.
En ese sentido es fundamental mencionar el “Modelo del
Stakeholder” desarrollado en la teoría de la administración de empresas por Freeman [2] y su contribución al
sustento conceptual del tema.
Freeman plantea que los stakeholders son "cualquier
individuo o grupo que puede afectar o es afectado por el
logro de los objetivos de la empresa" [3] y sostiene que
normalmente en las empresas los directivos se ocupan de
las expectativas y demandas de los grupos con los que
realizan sus negocios pero no de la sociedad.
El modelo del stakeholder se diferencia entre dos grupos,
el primer grupo son los Stakeholders Primarios que son
25
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1 • ISSN1692-1399 • P. 23-33
IV. BENEFICIOS DE LA RSE
Clarificado el concepto de responsabilidad social
empresarial e identificados los elementos presentes en las
definiciones, es fundamental para las empresas conocer
algunos de los beneficios que se le atribuyen a la
aplicación de estrategias de responsabilidad social
empresarial, donde es posible identificar cuatro tipos:
Beneficios comerciales: Dentro de los cuales se contempla
la mejora de la imagen pública de la empresa y el aumento
de su reputación, la facilidad que obtiene para acceder a
mercados globales de mayor exigencia, el aumento en
ventas al diferenciar productos y servicios de aquellos que
no contemplan la RSE y la posibilidad de anticiparse a
tendencias y lograr la fidelización de sus clientes.
Beneficios legales: hacen referencia al hecho de que las
empresas que aplican programas de responsabilidad
social se acercan de manera más clara a su grupos de
interés, dentro de los cuales están los reguladores y las
agencias fiscalizadoras. Cuando se establece un diálogo
entre grupos de interés y empresa, se logra una mejora en
el entendimiento frente a los propósitos de la empresa con
los intereses de la sociedad, lo que conlleva a adoptar los
requerimientos legales que estén en vigencia y demás
exigencias realizadas por estos grupos que sean
efectivamente coherentes.
Beneficios laborales: se refieren a la facilidad en el
reclutamiento de personal de primer nivel y retención de
talentos que logra la empresa al aplicar la RSE, además de
generar relaciones de largo plazo con su personal de
trabajo y alineamiento de sus expectativas individuales
con la empresa.
Beneficios financieros: con la aplicación de estrategias de
RSE se plantea que la empresa logra el incremento en la
confianza de los accionistas, además de una mejora en la
percepción de riesgo; su imagen y reputación le permiten
además acceder con facilidad a programas de
financiamiento, se logra también mayor facilidad para la
adhesión de socios estratégicos y mayor facilidad para
atraer nuevas inversiones.
V. ELEMENTOS DE LA RESPONSABILIDAD
SOCIAL EMPRESARIAL
Es necesario ahora mencionar cuáles son los elementos
constitutivos de la responsabilidad social de las empresas
y sus características en las diferentes áreas de la misma. Si
bien diferentes entidades guber namentales, no
gubernamentales y empresariales desarrollan dichos
elementos en sus estrategias o trabajos al respecto, es
relevante mencionar la publicación que en 2001 realizó la
26
Comisión de las Comunidades Europeas, el Libro Verde de
la Responsabilidad Social Empresarial, pues en dicho
documento se ha basado gran parte del desarrollo
posterior sobre conceptos, herramientas y enfoques de la
responsabilidad social empresarial.
Los Libros Verdes son documentos de ref lexión
publicados por la Comisión de las Comunidades Europeas
al Consejo de las Comunidades Europeas y al Parlamento
Europeo sobre un ámbito político específico, destinados a
organismos y particulares interesados en el tema tratado,
que a la vez son invitados a participar en el proceso de
consulta y debate. Los libros verdes en algunos casos,
pueden conducir a desarrollos legislativos posteriores y
exponen un abanico de ideas con fines de debate público.
El 18 de julio de 2001, la Comisión de las Comunidades
Europeas publicó el Libro Verde titulado Fomentar un
marco europeo para la responsabilidad social de las
empresas, con el objetivo de propiciar un debate sobre la
responsabilidad social de las empresas y contribuir a la
elaboración de un marco europeo para el fomento de este
concepto, aprovechando las experiencias existentes. El
Libro verde busca también fomentar el desarrollo de
prácticas innovadoras, aumentar la transparencia e
incrementar la fiabilidad de la evaluación y la validación.
La Comisión Europea define en su comunicación la
responsabilidad social de las empresas (RSE) como “la
integración voluntaria, por parte de las empresas, de las
preocupaciones sociales y medioambientales en sus
operaciones comerciales y sus relaciones con sus
interlocutores (stakeholder)” [4].
En términos generales el libro verde propone dos
dimensiones para acercarse a la RSE, una dimensión
interna y otra externa, en las cuales se considera que se
reúnen los elementos principales de la misma.
A. DIMENSIÓN INTERNA DE LA RSE
La dimensión interna hace referencia a las prácticas de la
empresa hacia adentro y tienen como elementos
fundamentales los siguientes:
• La gestión de recursos humanos: se refiere al desarrollo
de prácticas responsables de contratación: contratar a
personas pertenecientes a minorías étnicas, trabajadores
mayores de edad, desempleados de larga duración. Luchar
contra la exclusión y la discriminación, permitir las
mismas posibilidades de promoción, lograr un mayor
equilibrio entre familia, trabajo y tiempo de ocio, permitir
el aprendizaje permanente; entre otras.
• La salud y seguridad en el lugar de trabajo: plantea
cumplir las normas establecidas y luego buscar modos
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1• ISSN1692-1399 • P. 23-33
complementarios de promover la salud y la seguridad
utilizándolas como condiciones para adquirir productos y
servicios de otras empresas y para promocionar sus
propios productos o servicios.
• Adaptación al cambio: propone reestructurar desde un
punto de vista socialmente responsable; es decir,
equilibrar y tener en cuenta los intereses y preocupaciones
de todos los afectados por los cambios y las decisiones. Es
importante buscar la participación y la implicación de
todos los afectados mediante una información y una
consulta abierta. En las reestructuraciones deben
participar las autoridades públicas y los representantes de
los trabajadores.
• Gestión del impacto ambiental y de los recursos
naturales: las empresas deben ser conscientes de que las
inversiones hechas en la eliminación de recursos y la
descontaminación son normalmente ventajosas para la
sociedad y para la propia empresa. Por otro lado, el
sistema comunitario de gestión y auditoría medioambiental (EMAS) ISO 19000, anima a las empresa a
crear de forma voluntaria, sistemas de eco auditoría y eco
gestión dirigidos a estimular la mejora constante del
rendimiento ecológico.
• Derechos humanos: propone que si una empresa quiere
ser socialmente responsable debe asegurarse de que sus
socios respetan los valores fundamentales y cumplen los
existentes códigos de conduc ta, así como los
instrumentos internacionales como la Declaración
tripartita de la OIT sobre los principios y derechos
fundamentales en el trabajo, y las directrices de la OCDE
para las empresas multinacionales.
• Problemas ecológicos mundiales: se manifiesta que es
importante que las empresas colaboren con el desarrollo
sostenible mundial, cumpliendo las directrices de la
OCDE.
El libro verde recuerda la Comunicación de la Comisión
“Diez años después de Río: Preparación de la Cumbre
Mundial sobre el Desarrollo sostenible de 2002”
(COM2001/53), que contiene datos adicionales sobre el
modo en que las empresas pueden contribuir al desarrollo
sostenible en todo el mundo.
Dentro del Enfoque Global de la RSE contenido en el libro
verde, éste hace mención de cinco conceptos
fundamentales, los cuales deben ser tenidos en cuenta a la
hora de implementar la RSE dentro de la empresa. Estos
conceptos son los siguientes:
B. DIMENSIÓN EXTERNA DE LA RSE
Los otros elementos constitutivos de la RSE se agrupan en
la denominada dimensión externa, la cual hace referencia
al impacto que genera la empresa con sus acciones hacia
fuera de la misma. Aquí es posible incluir los siguientes
grupos que son externos a la empresa y en ocasiones se
pueden ver afectados por las acciones que la empresa
desarrolla:
• Comunidades locales: allí se plantea que la empresa
debe ofrecer plazas adicionales de formación profesional
para miembros de la comunidad, colaboración con
organizaciones de defensa del medio ambiente,
contratación de personas socialmente excluidas, servicios
de guardería a sus trabajadores, establecimiento de redes
con grupos de la comunidad, patrocinio de actividades
deportivas o culturales a nivel local o la realización de
donaciones para obras de beneficencia.
• Socios comerciales, proveedores y consumidores: se
plantea que las empresas deben ser conscientes de que sus
resultados sociales pueden verse afectados por las
prácticas de sus socios o proveedores a lo largo de toda la
cadena de producción. Como modelo de buenas prácticas
en este ámbito existen, por ejemplo, los sistemas de
tutorías ofrecidos por las grandes empresas a las
empresas de nueva creación y las PYME locales o la
asistencia proporcionada a pequeñas empresas sobre la
redacción de informes sociales.
• Gestión integrada de la RSE: las empresas que deseen
ser socialmente responsables deben integrar esta
responsabilidad en la gestión, será necesario que tanto los
directivos como los trabajadores reciban la pertinente
formación.
• Informes y auditorías: Pretende que se estandaricen los
indicadores que permitan la realización de informes o
auditorías sociales uniformes y válidas para todos los
países de la unión. Es indispensable la comprobación por
terceros independientes de la información publicada en
los informes de responsabilidad social para que los
informes no sean simples ejercicios de relaciones públicas
sin contenido real.
• Calidad en el trabajo: el Libro verde recoge como modelo
de buena práctica la existencia en algunos países de la
publicación de listas de empresas modelo en el ámbito de
la calidad en el trabajo.
• Etiquetas sociales y ecológicas: cada vez más los
consumidores exigen saber las condiciones en que se ha
producido un producto que desean, no les basta saber la
calidad y el precio del producto, quieren tener también la
seguridad de que se producen de manera responsable
desde el punto de vista social. En este contexto aparecen
las etiquetas sociales hechas por los propios fabricantes
que manifiestan que en la producción del producto
fabricado no ha habido explotación o abusos.
27
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1 • ISSN1692-1399 • P. 23-33
• Inversión socialmente responsable: se llaman fondos
socialmente responsables aquellos que “no invierten” en
determinadas empresas, como tabaqueras, productoras
de armas o de alcohol, empresas que generen residuos no
reciclables; o que “invierten” en empresas que son activas
en el ámbito social o ecológico.
El Libro verde termina con una invitación a las autoridades
públicas de todos los niveles: organiz aciones
internacionales, empresas, interlocutores sociales, ONG y
a cualquier persona interesada, para que exprese su
opinión sobre la manera de establecer una asociación en la
creación de un nuevo marco destinado a fomentar la
responsabilidad social de las empresas.
VI. ETAPAS DE LA RESPONSABILIDAD
SOCIAL EN LA EMPRESA
El proceso de adopción de la responsabilidad social
empresarial se ha dado de manera paulatina debido a las
resistencias y, en algunos casos, oposición que genera la
empresa al enfrentar un nuevo paradigma en su gestión,
en ese sentido cuando se enfrentan a la responsabilidad
social empresarial, la mayoría de ellas, al igual que en los
procesos de aprendizaje organizacional, pasan por cinco
etapas diferentes en su manera de verla. En el contexto
internacional el caso del gigante deportivo Nike es tal vez
uno de los más representativos y ha sido documentado por
Simon Zadek [5] para ejemplificar las etapas por las que la
empresa pasa al implementar la RSE:
A. ETAPA DEFENSIVA
Es la etapa en la que las organizaciones niegan o rechazan
las críticas o acusaciones que activistas, medios de
comunicación o sus grupos de interés directos les hacen
frente a sus acciones. En el caso de Nike, una vez los
activistas acusaron a la empresa por las deplorables
condiciones de trabajo en sus fábricas proveedoras; en
defensa, la respuesta de Nike fue argumentar que esas
prácticas de negocios eran comunes en todos sus
competidores y por lo tanto no había razón para que los
atacaran a ellos.
B. ETAPA DE CUMPLIMIENTO
La empresa cumple con aquello que se ha comprometido a
no hacer y protege así su reputación, no hace nada más allá
de lo que se ha comprometido. Cuando Nike reconoció
que no lograba nada con negar las acusaciones, decidió
realizar auditorías para verificar si efectivamente se
cumplían los códigos laborales establecidos, su primer
intento no fue exitoso y decidió crear un departamento
dedicado a supervisar el cumplimiento de los estándares
laborales por parte de sus socios en la cadena de
28
suministros, corroborando que esta responsabilidad iba
mas allá de cumplir lo legal y hacía parte del negocio
mismo.
C. ETAPA DE GESTIÓN
Es el momento en el que la empresa enfrenta sus
problemas, asume que requieren soluciones de largo plazo
y se los asigna a sus ejecutivos para que se encarguen de
ellos. Pese a los esfuerzos desarrollados la mala imagen de
Nike continuaba, se creó entonces un equipo de altos
ejecutivos con el objetivo de identificar los aspectos
causales de dichos problemas y eliminarlos definitivamente. Se evidenció que el problema partía del mismo
modelo de negocio en el cual el sistema de incentivos
promovía el incumplimiento de los códigos para lograr por
otro lado cumplir con las metas y las exigencias de precios,
calidad y tiempos de producción; Nike reconoció que la
responsabilidad corporativa era parte central del negocio
y debía realizar una reingeniería de su negocio la cual no
era fácil de implementar.
D. ETAPA ESTRATÉGICA
Es el momento en el que la empresa se da cuenta de las
grandes posibilidades que tendría al alinear sus
estrategias de negocio a prácticas socialmente
responsables y evidencia en ellas ventajas competitivas de
largo plazo. Nike debía ajustar su modelo de negocio
buscando un futuro estable, el mercado estaba generando
nuevas oportunidades de crear valor y Nike se concentró
en no abandonar su compromiso con el cumplimiento de
los códigos laborales, ingresó a nuevos modelos de
negocio en canales de precios bajos sin renunciar a sus
compromisos sociales.
E. ETAPA CIVIL
Es la última etapa y se refiere a un estadio superior en el
proceso de la responsabilidad social empresarial, en él, la
empresa busca asegurarse de que todo el mundo integre la
responsabilidad social a sus estrategias y promueven
acciones colectivas para la solución de las diferentes
problemáticas. Nike se ocupó de abogar por estándares
laborales internacionales regulados que compensaran las
desventajas competitivas que implican emprender sólo
estas campañas y comunicó a sus stakeholders su enfoque
con el objeto de hacer común el cumplimiento de estos
códigos en toda la industria; se involucró en iniciativas
para relacionar la RSE con las políticas públicas y ha
generado alianzas con diferentes sectores para la defensa
de temas relacionados con la RSE.
Como se ha venido referenciando, el caso Nike muestra el
panorama de una empresa que ha vivido casi el proceso
completo de la RSE en la empresa; sin embargo, son pocas
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1• ISSN1692-1399 • P. 23-33
las empresas que han llegado a la etapa civil, muchas de
ellas están en tránsito y otras se han quedado en la etapa
uno o dos sin asumir una verdadera responsabilidad social.
El siguiente cuadro, muestra las diferentes etapas que
debe atravesar la empresa para construir una sólida y
veraz responsabilidad social.
Por otro lado, es importante mencionar que otra forma de
mirar el proceso de la empresa frente a la responsabilidad
social es el planteado por Naciones Unidas en el Pacto
Global, el cual se refiere a pasar de un nivel legal en el que
la empresa sólo se ocupa de cumplir las normas existentes
a un nivel proactivo, que se acerca al cumplimiento de
estándares de su industria en el nivel nacional e
internacional.
Una vez superada esta etapa, la empresa pasa al nivel
cultural en el que asume de manera voluntaria principios
para el desarrollo y consolidación de la responsabilidad
social y, finalmente pasa al nivel ético en el que la
responsabilidad social se convierte en uno de sus valores
fundamentales de los cuales da cuenta sobre todo lo que
hace en este proceso, desde un contexto de promoción del
desarrollo humano.
Cuando la empresa pasa la etapa defensiva y la etapa de
cumplimiento en la estructura de Zadec, o la etapa legal
en la propuesta del Pacto Global, y se acerca a las etapas
de gestión y estratégica que requieren la vinculación de la
RSE a la estrategia de negocio, empieza a cobrar fuerza la
necesidad de aplicar un modelo de responsabilidad social
empresarial en su interior, y aunque existen diferentes
caminos para llegar a él o diferentes propuestas, para
efectos del presente trabajo, nos enfocaremos en uno de
ellos, el cual se describe a continuación.
La Fig. Nº 2 muestra el proceso descrito por Naciones
Unidas.
VII. UN MODELO DE RESPONSABILIDAD
SOCIAL EMPRESARIAL
Aplicar la responsabilidad social no es una receta o un
grupo de acciones predeterminadas que algún tipo de
empresa en cualquier contexto pueda aplicar, pues
siempre dependerá de la especificidad de las acciones y el
entorno con el que se relaciona. De acuerdo con ello,
existen diferentes metodologías y propuestas para que la
empresa se diagnostique frente a su responsabilidad
social y a partir de los resultados pueda emprender
acciones para iniciar un camino como ciudadano
corporativo responsable.
29
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1 • ISSN1692-1399 • P. 23-33
Una manera de hacerlo consiste en poner en práctica un
modelo de Gestión de RSE, que consiste en un “Sistema
estructurado de administración de recursos cuyo objetivo es
facilitar la identificación, control y optimización del impacto
económico, social y ambiental de las actividades, productos
y servicios de una empresa sobre sus grupos de interés [6].
El uso de un Modelo de Gestión le facilita a una empresa la
adopción de principios de Responsabilidad Social
Empresarial que contribuyen a crear valor para ella y la
sociedad, mejorando su competitividad y su productividad. El modelo contribuye además a mejorar el
conocimiento que la empresa tiene sobre su matriz de
debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas
(DOFA) en RSE, a conocer las expectativas y percepciones
de sus grupos de interés y a conocer las oportunidades y
amenazas de su entorno.
El modelo permite también mejorar la gestión de RSE de
la empresa mediante la formalización de políticas y
sistemas de gestión y la adopción de medidas de
for talecimiento de RSE en áreas prioritarias de
intervención, seleccionadas en función de su impacto y
factibilidad.
En ese sentido el Modelo de Gestión pretende que las
actividades de RSE sean coherentes con la estrategia
empresarial, respondan a las expectativas de los grupos
de interés y a las oportunidades y amenazas del mercado,
sean planificadas y controladas para medir su impacto y
posibilidades de mejora y, finalmente, sean comunicadas
al público.
Ahora bien, implantar un Modelo de Gestión de RSE
requiere que una empresa garantice la existencia de
ciertos mínimos, como la existencia de políticas formales
que den cuenta de su compromiso y de las directrices de
actuación a seguir, la existencia de una estructura
organizativa que asegure el seguimiento a las
responsabilidades, además de sistemas de gestión
implantados o que permitan identificar, controlar y
gestionar los impactos económicos, sociales y
medioambientales de las actividades de la empresa sobre
sus grupos de interés.
Requiere además, implantar un programa de mejora
continua, contar con herramientas de transparencia
informativa para comunicar al público sus resultados y,
finalmente, generar canales de diálogo con diferentes
grupos de interés y así conocer sus percepciones y
expectativas.
El modelo cuenta con un esquema de desarrollo que
permite desarrollar en general siete etapas sucesivas al
interior de la empresa, que le permitirán trabajar con rigor
la responsabilidad social.
30
A. ETAPA DE PREPARACIÓN
En esta etapa es necesario tener en cuenta que la RSE
requiere un cambio cultural, para ello la empresa debe
identificar los beneficios que la RSE puede aportarle,
tanto la gerencia como el personal deben entender lo que
se espera de ellos, y comprometerse con el proyecto. Se
debe además disponer de una planificación que facilite su
ejecución.
B. ETAPA DE DIAGNÓSTICO
La segunda etapa corresponde al Diagnóstico y tiene en
cuenta que la RSE requiere que se tomen medidas para
identificar, controlar y gestionar los impactos sociales de
la empresa. La gestión de estos impactos requiere conocer
previamente las fortalezas y debilidades de la misma en
cada aspecto clave de la RSE. El diagnóstico permite
identificar las áreas de intervención y las oportunidades
de mejora de la empresa y elaborar un plan de acción.
C. ETAPA DE PLANIFICACIÓN
La tercera etapa se denomina de Planificación Estratégica
y Operativa; se refiere a que la mayoría de las empresas
realizan acciones de RSE aún sin saberlo, pero muchas de
ellas tienen poca relación con la estrategia de negocio o
están muy atomizadas por lo que su impacto, es decir su
capacidad de generar cambios positivos internos y
externos, es limitado; mediante la planificación entonces
se pretende que la empresa jerarquice sus áreas de
intervención en función de sus líneas estratégicas, de su
impacto y de sus capacidades técnicas y económicas, para
llevarlas a cabo.
D. ETAPA DE IMPLANTACIÓN
Sin la implantación, la RSE se reduce a teoría. Sus
principios deben ser integrados a las decisiones y
operaciones diarias de la empresa, lo que requiere
información para los equipos de trabajo, que permita
cumplir con los requisitos y desarrollo de documentación
de soporte (registros, formatos). Es de vital importancia
en este aspecto integrar la RSE a las herramientas de
gestión existentes al interior de las empresa.
E. ETAPA DE COMUNICACIÓN
La quinta etapa, se refiere a la Comunicación y plantea
que la RSE requiere transparencia informativa y diálogo
con grupos de interés, no sólo una comunicación centrada
en la información financiera que se entrega a los
accionistas; la estrategia debe complementarse y
centrarse en la relación empresa - grupos de interés, a
través de la realización de informes de sustentabilidad y
diálogo con los grupos de interés, recopilando
información sobre sus expectativas y opiniones.
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1• ISSN1692-1399 • P. 23-33
F. ETAPA DE SEGUIMIENTO Y MEDICIÓN
La sexta etapa se refiere al Seguimiento y la Medición,
aquí el planteamiento del modelo de gestión es “lo que no
se mide no se mejora”, en ese sentido, la propuesta
plantea que la empresa se preocupe de medir los avances
logrados en el tema y asegurar el cumplimiento de los
objetivos que se definan en los planes de acción. La
empresa debe utilizar los canales de comunicación para
retroalimentar el proceso de RSE.
G. ETAPA DE REVISIÓN Y MEJORA
La séptima y última etapa tiene que ver con la Revisión y
Mejora, pues para mitigar las debilidades y potenciar las
fortalezas se requiere aprender de la experiencia, el
programa de RSE requiere entonces una retroalimentación constante en cada una de sus fases de desarrollo
para que cada vez sea, más que un modelo de gestión de
RSE aplicado, un modelo totalmente ajustado a la
empresa, a las necesidades de sus grupos de interés, a su
estrategia de negocio y a su cultura organizacional.
El encargado de proyectos RSE dará seguimiento a los
avances y resultados, con el fin de entregar información
útil a los directivos que permita apoyar el proceso de toma
de decisiones de las acciones correctivas que sean
necesarias, completando el círculo de gestionar la RSE
bajo la lógica del mejoramiento continuo.
Una vez desarrolladas las etapas de un modelo de gestión
y las etapas por las que pasa la empresa en su proceso de
responsabilidad social, es posible dar paso al contexto en
el tema de RSE; a continuación se da una mirada sobre
como se ha desarrollado la responsabilidad social en el
ámbito nacional e internacional.
VIII. NORMA ISO 26000
En el escenario de avance de la Responsabilidad Social, es
fundamental mencionar el proceso que se ha llevado a
c ab o desde la Organiz ación Inter nacional de
Estandarización (ISO) donde se promueve el desarrollo de
normas internacionales y desde el año 2001 se trabaja en
la definición de una Norma sobre Responsabilidad Social
(ISO 26000) cuya construcción cuenta con seis (6)
reuniones plenarias desarrolladas en:
1. Salvador, Brasil. Marzo de 2005.
2. Bangkok, Tailandia. Septiembre de 2005.
3. Lisboa, Portugal. Mayo de 2006.
4. Sydney, Australia. Enero de 2007.
5. Viena, Austria. Noviembre de 2007.
6. Santiago, Chile. Septiembre de 2008.
La Norma Internacional ISO 26000 corresponde a una
“Guía sobre Responsabilidad Social” que:
• Entregará orientaciones sobre RS (es una guía).
• No esté hecha para la certificación de una tercera parte.
• No es una Norma de Sistema de Gestión.
• Aplica para cualquier tipo de organización (privada,
pública, grande, pequeña, etc.).
• Aplica para países en desarrollo y desarrollados.
A. METODOLOGÍA DE TRABAJO
La formulación de la ISO 26000 implementó una nueva
metodología de trabajo que buscó una participación
equilibrada entre países en desarrollo y desarrollados, y
un balance de género. Contó además con una
participación igualmente equiparada entre las distintas
categorías de partes interesadas (stakeholders):
• Consumidores.
• Gobierno.
• Industria.
• Trabajadores.
• ONG.
• Servicios, apoyo, investigación y otros (SAIO).
Los Grupos de Trabajo de ISO RS estaban compuestos
por:
31
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1 • ISSN1692-1399 • P. 23-33
• 6 expertos de cada país miembro de ISO participante
(uno por categoría de stakeholder) + 6 observadores y
• 2 expertos de cada organización D-Liaison* participante
+ 2 observadores.
*Organizaciones que no son ONN, por lo tanto no son
miembros de ISO, pero que tienen relevancia en el tema a
nivel internacional o regional.
La definición del contenido de la Norma se hace a través
del consenso del WG y se podría definir como “Un
proceso político, para la definición de un documento
técnico, que tendrá efectos técnicos y políticos en la
gestión de las organizaciones”.
IX. CONSIDERACIONES FINALES
En Colombia no existe un concepto unánime sobre lo que
es responsabilidad social empresarial por ende, tampoco
existe claramente un enfoque estratégico en esa materia,
sin embargo se advierte cómo, en los últimos años y
debido al auge de la misma a nivel internacional y
nacional, cada vez más empresas se están concientizando
de la importancia de incluirla como parte de la estrategia
competitiva de la empresa, como parte del negocio.
Por otro lado la evolución, no sólo del concepto sino de las
prácticas, ha hecho que en el país la responsabilidad social
empresarial se haya ido involucrando en la estrategia de
negocio de las diferentes empresas, con el objetivo de
contribuir a la generación de valor para la sociedad.
B. ESTRUCTURA DE LA NORMA
La Estructura de la Norma ISO 26000 definió tanto
Principios de Responsabilidad Social como Temas
Fundamentales a tener en cuenta y los estableció así:
Principios de Responsabilidad Social
• Desarrollo sostenible es una meta general.
• Rendición de cuentas (accountability).
• Transparencia.
• Comportamiento ético.
• Partes interesadas.
• Estado de Derecho.
• Normativa internacional.
• Derechos humanos.
En la actualidad existe una conciencia creciente en el país
de que las empresas deben ser motor de cambio social y
deben colaborar con la construcción de la paz, la
educación, la salud, entre otros; se considera que ante los
problemas graves de violencia y pobreza que tiene la
sociedad, el estado se ha quedado corto en planear
soluciones para los mismos y por lo tanto las empresas
como parte de la sociedad civil asumen cada vez más un
papel activo.
La responsabilidad social empresarial deja de ser algo
abstracto y se integra como parte fundamental en la
gestión de la empresa, de allí la pregunta sobre el recurso
humano, el medio ambiente, las relaciones con la
comunidad y con sus grupos de interés cobra otro
significado y aparecen nuevos sentidos para las actuales
prácticas.
Temas Fundamentales
• Gobierno organizacional.
• Medio Ambiente.
• Derechos Humanos.
• (Buenas) Prácticas Laborales.
• Prácticas Operacionales Justas.
• Asuntos de Consumidores (y usuarios).
• Desarrollo e Inserción de la Comunidad
C. PASOS A SEGUIR
Si bien aún falta un proceso largo para contar con una
versión definitiva de la Norma ISO 26000 vale la pena
resaltar los resultados obtenidos hasta el momento y
como el borrador definido en la última reunión plenaria en
Chile en septiembre de 2008 evidenció niveles importantes de consenso y, principalmente, se aprobó la
continuidad del proceso hacia las diferentes etapas
definidas en ISO para la publicación final de una norma.
32
En Colombia la responsabilidad social empresarial no es
un tema nuevo. Los empresarios la han aplicado desde una
perspectiva filantrópica, cumpliendo con su cuota de
retorno a la sociedad.
La gran cantidad de fundaciones empresariales existentes, el sinnúmero de programas sociales que las
empresas auspician y el desarrollo de diferentes alianzas e
iniciativas, evidencia la visión que ha primado en
Colombia hasta el momento, una visión que se respalda en
la tradición filantrópica de su empresariado y pone de
manifiesto que el camino de la responsabilidad social
empresarial se ha transitado entonces entre la filantropía
y el apoyo a causas sociales específicas o marketing con
causa. A ésta visión siguen aferradas un porcentaje alto de
las empresas colombianas.
En Colombia la RSE convoca a tres actores principales:
gobierno, empresa y sociedad civil; en cuanto al gobierno,
en la actualidad el estado colombiano ha señalado como
política central, el impulso de la productividad a todo
Revista de Tecnología - Journal of Technology • Volumen 8 No. 1• ISSN1692-1399 • P. 23-33
nivel y ha señalado como parte relevante de este propósito
el observar lo relacionado con la responsabilidad social en
las empresas.
La empresa en Colombia ha empezado a trabajar sobre la
idea de que su responsabilidad sobrepasa la generación de
utilidades para los socios o accionistas, se ha dado cuenta
que la responsabilidad social empresarial se está
convirtiendo en una herramienta para mejorar las
condiciones del ambiente en el que trabaja y en estrategia
de expansión de los negocios.
Para la sociedad civil colombiana, la responsabilidad
social empresarial se convierte en un instrumento de
presión de mercado pues a través de diferentes
agremiaciones y asociaciones se viene trabajando y
configurando una fuerza que se acoge a los principios de
la RSE para exigir al empresariado el cumplimiento de
mínimos.
El desafío para Colombia radica en desarrollar cada uno
de los ámbitos de acción de la responsabilidad social
empresarial, posibilitando el uso de estrategias y
herramientas que aumenten la productividad y la
rentabilidad de los negocios, estableciendo mercados
estables que acerquen a los clientes. Junto con ello, se
requiere desarrollar políticas y programas de calidad
laboral.
El Estado debe respaldar las iniciativas del sector privado
y motivar a la sociedad civil a participar activamente de
ellas. Otro desafío primordial, consiste en motivar e
incentivar el fortalecimiento de una cultura de RSE tanto
en las empresas del sector público como privado,
generando altos niveles de responsabilidad en los
empleados, a fin de que la RSE se vea involucrada en las
actividades diarias de la empresa y sea parte de su
estrategia de operación.
También se requiere integrar a las pequeñas y medianas
empresas al proceso de desarrollo de la RSE en el país,
pues economías como las colombianas cuentan con una
gran cantidad de pequeñas y medianas empresas que
están en capacidad de implementar sistemas de gestión
para acercarse a certificaciones de calidad, no sólo en sus
procesos, sino en sus acciones socialmente responsables.
En ese sentido, el desafío está en promover la
certificación de las empresas a través de diferentes
normas y estándares internacionales que avalen sus
acciones en RSE.
X. REFERENCIAS
[1] Borrador ISO-RS. Noviembre 9 de 2007.
[2] FREEMAN Rober t. Strategic Management: A
Stakeholder Approach. Boston. USA. Pitman Publishing;
1984.
[3] NÚÑEZ Nelson. Responsabilidad Social de la Empresa.
Tendencias teóricas y prácticas. Documentos de Trabajo.
Chile. 2003.
[4] Comisión de las Comunidades Europeas. Libro Verde.
Fomentar un marco europeo para la responsabilidad
social de las empresas. Bruselas; 2001, 35.
[5] ZADEK Simon. El Camino hacia la Responsabilidad
Corporativa. En Harvard Business Review. Edición
Especial. El Factor Social. 2005.
[6] VINCULAR. Modelo de Gestión de Responsabilidad
Social Empresarial. Valparaíso, Chile. 2004.
Tipo de artículo: Revisión de tema.
La autora declara que no tiene conflicto de interés.
La Autora
Claudia Cárdenas Acosta
Coordinadora de Responsabilidad Social Empresarial. Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas. Pontificia Universidad
Javeriana. Economista Universidad Externado de Colombia y Magister en Política Social. Pontificia Universidad Javeriana. Consultora en
ejecución de Modelos de Gestión de RSE, con formación en procesos gerenciales de RSE en el Instituto Vincular en Santiago de Chile y
Entrenamiento en Responsabilidad Social Empresarial en el Center for Corporate Citizenship. Carroll School of Managment. Boston
College. Boston. USA.
Carrera 7 No. 40-62 Facultad de Ingeniería Industrial, Universidad Javeriana, Bogotá D.C. - ccardenas@javeriana.edu.co
33