Report 07-2016 - Tiempo de Victoria

advertisement
¿Cuál es el Centro de tu Vida?
Posted on January 01,1970 by Néstor Martínez
¿Cuántos de ustedes saben ahora que la magia de las oraciones está comenzando a fallar, a resquebrajarse? “
A ver, cuéntame tus problemas, oraré por ellos, y todos ellos desaparecerán ahora mismo.” ¡¡Es cierto, esto funcionó por
un tiempo bastante largo!! Hay señales que nos demuestran que funcionaba. Pero no está funcionado ahora en forma
incremental porque el Reino está emergiendo. El Reino está demandando, esperando y cultivando compromiso. Nosotros
terminaremos siendo personas que agraden al Padre o vamos a perder el bote ¿Iremos al cielo? Ese ni siquiera es el
tema que estamos tratando. En un rato muy corto te voy a mostrar algo que puede ser que te ayude aún en los ámbitos
de la evangelización. Creo que hemos distorsionado al evangelismo, y lo hemos herido casi en forma irreparable. Es
doloroso para mí. En los evangelios el reino es citado 104 veces, mientras que la iglesia solamente 3 veces. ¿Qué les
sugiere esto, qué les dice? ¿Cuál era el tema de Jesús? ¿Qué enseñaba? ¿Qué vivía? ¿Van entendiendo? Lejos está de
mí tener un espíritu en contra de la iglesia. Lo que ocurrió es que la iglesia perdió su mandato del reino. Comenzó a
mirarse a sí misma y llegó a ser famosa por el simple hecho de serlo. Ahora bien, esa línea de plomada (plomo en la
usanza de los constructores en esta parte del país), repito, esa línea de plomada, la del reino como padre, y la iglesia
como madre, es una ilustración del reino de Dios. Es una ilustración parcial e inadecuada. ¿Me oyen? Todas las
ilustraciones sirven, aunque son inadecuadas porque queremos decir más de lo que podemos ilustrar, por lo que toda
ilustración es inadecuada. Por lo tanto muchas veces tengo que utilizar dos o tres ilustraciones, pero aún así no logro el
punto exacto que quisiera expresar, porque precisamente lo que estamos alcanzando ahora chicos y chicas y por favor
escúchenme ahora con toda atención, es prácticamente inefable. Casi indescriptible. Tiene que llegar por iluminación,
por revelación. Debe golpearte, debe encarnarse en ti. Cuando se encarna en ti, eres nacido del arriba, tus ojos se
abren. Hay una diferencia entre “ver esto” y “entrar el él”. Busquen en sus Biblias por un momento. Es en Hechos 14: 22,
mira si hay algo que te impacte, lo cual es muy muy necesario para que entiendan. Miremos, como lo indiqué recién el
texto de Hechos 14:22 y veamos si descubre algo que deben entender. Esta sentencia es por excelencia un párrafo de
gran riqueza teológica. Dice así: …confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la
fe, y diciéndoles: es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios El Reino de Dios no es
un lugar. Es una esfera donde ocurren cosas, es un espacio, una dimensión en el espíritu, donde se hace la voluntad
del Padre en esta tierra, lo que implica un aquí y ahora. Así como se hace en el cielo. (Recordar la oración que el Señor
nos enseñara, el padrenuestro) Esa es la nueva Jerusalén que viene a la tierra a través de mí, consecuentemente en mí y
por mí también. Ahora bien, no podemos entrar en este momento en todo lo que esto implica, por lo tanto no vamos a
profundizar más por ahora. Escúchenme todos ahora y traten de entender. Cuando una persona nace de nuevo, se
puede llegar a pensar que la persona diga: “Mira, ahora estoy embarazada o embarazado con el reino…” No te puedes
embarazar un poco. O se está embarazado o no. En el caso que uno lo esté, hay un período de gestación, y cuando llega
el momento de dar a luz… Porque las tribulaciones que esto produce, o sea los dolores de parto de cuando yo nazco de
nuevo, es cuando puedo “ver” de lejos. Ahora bien, veamos que la esfera que vamos a analizar ahora es la del perdón. Mi
perdón y el perdón de Dios. Por lo tanto ahora entro en el reino de Dios en la esfera del perdón. Aquí es donde estoy
ahora, aquí mismo. Por lo tanto entré en este lugar en la esfera del perdón. Les pido que traten de levantar bien estos
conceptos y grabárselos en sus mentes, porque son realmente muy importantes. Lo que quiero hacer, y no puedo hacerlo
esta noche, es decirles porqué la libertad es un tema tan importante en el nuevo testamento. Pablo nos dice en Gálatas
5:1, que: Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud
. ¿Por qué? Porque si nos apartamos de la libertad no se puede hacer este viaje, este viaje en progreso, al corazón del
Reino, lo que es la naturaleza misma, la esencia del Padre, la compasión. Cuando nos movemos al corazón de este
Reino nos movemos en círculos concéntricos tratando de entender el corazón y la naturaleza de lo que significa ser una
persona que agrade al Padre. Estoy aprendiendo a ser una persona que agrade al Padre. Ahora bien, no tengo notas de
lo que tengo que decir, lo que implica que estoy hablando desde mi corazón y quiero que entiendan lo que estoy diciendo.
Aquí están uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, y siete. ¿Por qué? Porque la compasión es el centro del Reino. Creo que
fue utilizada, aunque no quiero adivinar la respuesta, pero aparece si no me equivoco en 113 oportunidades en la Biblia.
Ahora veamos el término “gracia” o “lleno de gracia”. ¿Cuantas personas se dieron cuenta de las implicancias de un
hombre rico y su pareja? A ver, déjenme explicar mejor esto. La implicancia de esto es que en un matrimonio, si te casas
con un hombre rico o una mujer rica, vas a sufrir. Porque gran parte del daño se produce en esta unión ahora mismo.
Ahora miren esto. Si decimos “gracia” o “lleno de gracia”. Estamos comenzando aquí abajo ahora, uno, dos, tres, cuatro,
cinco, seis, siete…entramos al reino en la esfera del perdón. ¿Cuántas personas saben ahora que la mayoría de nuestras
vidas se viven allí afuera en las fronteras? ¿Qué significa vivir fuera de la oscuridad? Aquí dentro hay luz, es un Reino,
puedo ver, puedo ver a Dios el Padre, puedo ver a Cristo, puedo ver lo que sucede, quiero entrar allí. Hay una distinción
muy real entre el deseo y la capacidad. Cuando veo este reino, aunque escuche del costo que ello implica, del
quebranto personal que ello implica, igual quiero entrar en él.¡¡Un tremendo deseo!! Claridad de propósito. Este es el
viaje que nos guía hacia el Reino. Nos estamos moviendo. El perdón, la fidelidad. La fidelidad a la verdad, la verdad a la
misericordia, a ver “misericordia quiero y no sacrificios…”. Esto es verdaderamente increíble. Deberían ser capaces de
ver como es el tema de la gracia, como funciona suavemente, y como sigue sola su camino. Y ya que estamos aquí,
permítanme decir que estas siete virtudes forman parte del ADN de Dios, aunque todos lo sepamos, vale la pena esta
redundancia. Pero lo que aquí está ocurriendo es que esa lista es usada 11 veces en el Antiguo Testamento. Esto pues,
no es mi definición de Dios, es lo que Él mismo revela de si mismo. ¿Ahora qué? Voy a trasladarme junto a ustedes
desde el perdón, a aprender cómo ser fieles. ¿Cuántos saben cuánto hay en la Biblia acerca del ser fieles? “Sean fieles a
aquel que es fiel…” Aún la palabra traducida como “leal” es en realidad la que se conoce como “fiel”. Aquí hay todo un
tema. ¿Saben lo que pienso? ¿Cuál es el llamado más elevado? Es para que yo te sea un hermano fiel, que tu seas una
hermana fiel. Porque no hay una ventaja personal si me cruzo contigo como hermano, ya estoy fuera de aquí.
¿Entienden? ¿Es correcto? Es la forma en que esto funciona. Pero si tomamos en cuenta este hecho, y por tal me refiero
a ser fieles en el pacto, entonces comenzamos a abrazar la verdad. Quiero que a esta altura recordemos que la
verdad es una persona, y no los hechos de lo que entendemos que es la verdad en si misma. La verdad, en términos de
lo que les estaba diciendo, tanto en el Antiguo Testamento como en el nuevo testamento, y aunque no pueda entrar en la
naturaleza misma de las escrituras, la Palabra de Dios es una persona. Esto es una descripción de esa persona. Esto no
es para ser adorado, aunque no pueda vivir sin ella (La Palabra de Dios). ¿Entienden? Pero en esto está la descripción
de la persona (Señalando a la Biblia). “Escudriñáis las escrituras, pero no vienen a Mí…para que tengan vida”. No puedo
ir allí, pero sé lo que es la verdad. Por tanto estamos mirando a la verdad...y ¿Ahora qué? Verdad, misericordia… La
misericordia significa que la das cuando no es merecida, así es la misericordia. ¿Y ahora qué? Vamos a eliminar ésta, no
la queremos en la lista. Casi todos los que estamos aquí, sí la mayoría, sufrimos con este hecho de que no somos
“graciosos” o sea no estamos llenos de gracia. ¡¡Cómo deseo que pudiera ser gracioso o lleno de gracia!! Con una
conducta graciosa, capaz de dar respuestas llenas de gracia y también responder con gracia a las situaciones que la vida
plantea. Justamente en estas situaciones se plantea esta falta de gracia. ¡¡Escuchen por favor!! Compasión. Ese es
Dios. Es lo que es en esencia. Ese es mi Padre. ¿Cuál es el objetivo del reino? Tenemos la respuesta en Juan 10:30. Por
favor, vayamos juntos a este precioso texto. Mírenlo, no asuman conocerlo simplemente. Yo y el Padre, uno somos. Esto
porque su deseo de agradar al Padre era total. Ahora, si yo quiero agradar al Padre, debo hacer este viaje porque esto es
lo que significa que Cristo esté formado en mí. La implicancia de esto es que así es la semilla del momento en que nazco
de nuevo. Dijimos esto hace un momento. La semilla es la esencia de la planta. Por lo tanto cuando nazco de nuevo, la
semilla es inmadura. ¡¡Claro que es así!! Eso es cuando tengo mi primer nuevo nacimiento. Cristo nace en nosotros, y
luego Gálatas 4:19 nos dice que: Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado
en vosotros. ¿Ven? ¿Entienden? …hasta que Cristo sea formado en ustedes…Esto es el ADN de Dios. Esta es la
naturaleza misma de Cristo. Por lo tanto en mi viaje hacia el reino, sigo viajando, y ésta es la escuela, la educación, y
asimismo el lugar donde arribamos. La compasión ahora como número uno, la compasión es la confirmación de la
experiencia del Nuevo Testamento. Es amar como ama el Padre. En Mateo 5: 43-48 dice: Oísteis que fue dicho: amarás
a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen.
Haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre
que está en los cielos, que hace salir el sol sobre malos y buenos, que hace llover sobre justos e injustos. Porque si
amáis a los que os aman, ¿Qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? Y si saludáis a
vuestros hermanos solamente, ¿Qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos,
como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. En este texto se ve que Jesús está enseñando. ¿Qué quiere el
Padre? El Padre quiere que tú puedas amar como Él ama. “Eso no es posible” Es totalmente sobrenatural. Por lo tanto
trabaja con todos mis fracasos y luego las utiliza. ¿Para qué las usa entonces? Las usa para enseñarme. A ver,
digámoslo desde atrás. ¿Qué es esto? ¿Cuántos de ustedes saben cómo estar en problemas con Dios? Recibir su
perdón pero negar dárselo a otros. Pero lo hacemos todo el tiempo. ¿Lo entienden? Primera escuela, primera lección,
el perdón. Ahora nos vamos acercando al mismo centro del reino, que es la misma naturaleza de Dios. ¿A él? ¿A mi
esposa? ¿A cada uno? ¿Cuántos se dan cuenta que todo esto es una escuela de aprendizaje? Ser fieles cuando me
cuesta serlo, cuando me cuesta ser tu amigo. Jesús es fiel a nosotros cuando le ponemos en aprietos. “Nunca les dejaré,
ni los abandonaré…” Ahora, vean hacia dónde vamos. Todo este tema de la verdad, ¡¡OH Dios, lo que hemos hecho con
esto!! La verdad es una persona más grande que, más importante que, mejor que, toda la doctrina, toda la teología, y las
supervisa a todas. Ahora vamos hacia la misericordia. “Lento para la ira, grande en misericordia…” Observen bien ahora
como nos estamos ubicando aquí abajo para analizar esto. Lo que les estoy pidiendo que vean ahora es esto. Una vez
que buscamos el reino Dios y su justicia, tal como lo expresa el texto al pie, entonces se produce una alineación en mi
vida de las otras cosas, se producen priorizaciones diferentes en mi vida, y llego a tener paz y gozo en mi vida porque
todas las cosas se coordinan en forma proporcional ubicándose en su justa medida. Más bien, busquen primeramente el
reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.” Cuando Él nos dice que todas estas cosas les serán
añadidas a ustedes, entonces comenzamos a entender algo acerca de la naturaleza del reino. Lo que quiero hacer ahora
no es ser dramático, sino realmente simple y claro, porque no pueden perderse de lo que sigue. Trataremos de explicarlo
para que se entienda. Este es un centro verdadero y este es un centro falso. He elegido a la iglesia como mi centro y no
al reino. Lo que ocurre ahora es que las siete virtudes ya planteadas están perfectas, ya que están en nuestra teología.
Pero cuando elijo el centro falso, todo se distorsiona allí. Lo único que me mantiene alineado con Dios y su propósito es
cuando intencionalmente, con toda claridad, ungimiento y libertad me dispongo a obedecerle. Pero claro. ¿Qué es la
libertad? Pero antes permítanme darle algunas ideas sobre los centros falsos. Si hago que la iglesia sea el centro falso, la
iglesia se muere, la iglesia cambia, la iglesia se divide, la iglesia se come tu almuerzo. Conozco a iglesias que se
fagocitan a sus ministros. Conozco también a ministros que se comen a las iglesias. ¡¡El reino no se sacude!! La iglesia
sí. ¿Están oyendo lo que estoy diciendo? Ahora bien, cuando tengo un centro falso y busco mi centro en la iglesia, estoy
posicionándome en un tembladeral, porque lo que Dios el Padre sigue buscando es un espíritu quebrantado. Él va a
romper esta cosa y atraerme a Él mismo. Permítanme darles algunos centros falsos. Yo acabo de escribir que esto de
desempaca de una forma maravillosa, al menos eso creo yo. ¿Ahora qué? Podemos estar centrados en la iglesia, estar
centrados en la familia. A ver. ¿Cuántos ven y saben lo que es un matrimonio centrado en los hijos? Una cosa
ciertamente temeraria, sin dudas. Si tomas a tu familia y la centras en el reino, será inconmovible. Cuando todas las
cosas cambian y van pasando, escuchen lo que dice la escritura, “el reino no puede cambiar…” Esta es la pasión por el
reino, y por buscarlo. Porque los temblores que vienen revelarán claramente cada centro falso que todos nosotros
tenemos. El dinero comenzará a escasear, las doctrinas se saldrán de centro, la locura política, las patotas en la calle, y
lo consecuente con esto. Y luego tú y yo deberemos ser capaces de decir, “fuera con este reino, así no puede seguir la
historia...” Es como si finalmente nos metiéramos de donde nunca debíamos haber salido. Centrado en la familia,
centrado en el cielo y en el infierno. Escucha bien lo que estoy diciendo. El cielo no es una meta. Hemos torcido tanto
esto, pero antes de seguir, creo en el cielo y en el infierno, por favor no me identifiquen con lo contrario. El cielo nunca ha
sido una meta. ¿Qué ha hecho la iglesia con ello? Tengo un deseo y nada podría ser más espiritual. Hemos distorsionado
tanto los conceptos del cielo y el infierno, tanto que el evangelismo se convierte en manipulador, grosero, aterrorizante y
controlador. “Y cuidado con creer esto y aquello, porque estarán en las llamas del infierno…” Y los niños que están en y
debajo los asientos están entrando en el reino. ¿No es así? Acá pensamos que es una broma, pero en realidad sabemos
que es así. Los hombres de negocios con los cuales a veces intentamos trabajar evangelísticamente, dicen, “Oh, tu no
entiendes, nosotros miramos televisión cristiana por el humor que produce en nosotros, por la risa que nos da…”
¡¡Ese es nuestro tiempo de diversión!! Tomamos y nos emborrachamos mirando la televisión cristiana porque nada es tan
cómico. ¿Te parece que esto está bien? ¡¡Ojo que hay otros que también lo saben, no digas nada!! Nos estamos
convirtiendo en los hazmerreír de los demás. “Soy cristiano, no tomo vino, y si tú bebes vino, ese vino no tocará mis
labios porque soy cristiano.” Miren bien lo que estamos haciendo ahora. Voy a tratar de ampliarlo para que ustedes
puedan ver porqué la libertad es tan importante. Existen los denominados centros de liberación. Toda una iglesia está
centrada en la liberación. Exorcizan liberando 5000 demonios una noche, a la otra noche hay 7000 demonios ¿Cuantos
millones había? Veamos, una noche 7000, la otra 10000. Todo está fuera de centro. Claro, no es gracioso. Centro de
evangelización. Ahora estoy centrado. Nuevamente tenemos corrido el eje, la plomada. Pero claro, el centro es tan vacío,
tan lleno de nada, como en el mundo secular, donde encontraba el centro en el dinero, centro en el sexo, centro en el
materialismo, centro en los placeres. Podríamos mencionar fácilmente los centros. Ahora bien, cuando tenemos un centro
falso, debemos fijarnos bien, porque la próxima vez que se aconseje a alguien, averigüen primero donde está su centro.
Una vez que averigüen donde está el centro, entonces sabrán cuál es su trabajo. Centro de sanidad. ¿Jesús sanó a la
gente? ¿Era ése su centro? Centro de proyectos. “Vamos a alimentar a los pobres…” La última por ahora, muy cara a los
sentimientos de los cristianos, y que nos costará mucho como cristianos. Centros de cruzadas. Hemos alineado el
mensaje cristiano con ciertas ideologías políticas y por esa razón algunos van a sufrir. Algunas de esas ideologías se
están cayendo a pedazos tan rápidamente, la corrupción en ellas es tan profunda, “¿Quién eres tú?” Algunos pueden
preguntarnos. En cierta ocasión un predicador blanco estaba en Kenia, cuando de pronto se puso de pie un hombre
negro y le preguntó: “¿Porqué debería escucharte a ti niño blanco.” “Uhhhh… estás en problemas” pensó el predicador. Y
luego le respondió: “Bien, antes de ser un hombre blanco nacido en una nación americana, soy un hombre del reino.”
Antes de que sea blanco o negro, soy un hombre del reino. ¿Entienden? Antes que sea alguien para ustedes, soy un
hombre del reino. Ahora bien, cuando la gente les pregunta, ¿Quiénes son? Por favor no digan que son cristianos.
¿Saben lo que está ocurriendo? Lo que vemos es que más y más no podemos defender al cristianismo, no podemos
ofrecer disculpas tampoco, ha perdido su integridad. Sería mejor poder decir, “Bien, soy un seguidor de Jesús.” Algunos
días le sigo mejor que otros, pero soy un seguidor o seguidora de Jesús. Nadie me ha rechazado por decir que soy un
seguidor de Jesús, nadie. Cada vez que menciono esto, no importan las razas, los niveles educativos, las nacionalidades,
la gente común de la calle, las personas se abren porque sienten algo en mi corazón y en el suyo, porque además sabían
que no estaba defendiendo a nadie o ninguna posición. Soy un hombre del reino. Si quieren cortarme, sangraré reino.
Ahora eso significa que tú, en este momento tienes que intencionalmente encarnar en tu vida lo que les estoy diciendo.
Tienen que comenzar a decirlo, pensarlo, orarlo, llegar a hacerlo en forma intencional. Cuando viene la prueba, escucha
bien la palabra, prueba, Cuando hablábamos de las aulas el le dije Señor, “Señor yo quiero tomarles una prueba, o sea
un examen”, a lo que el Señor me contestó, “No enseña tú, que yo tomaré el examen” ¿Ahora qué? Centros falsos. Ahora
viene la palabra "libertad". ¿Por qué es la libertad un tema tan importante? Sin mi libertad, y este tema me pegó
directamente en el entrecejo de los ojos. Sin mi libertad no puedo hacer mi viaje al centro. Esta situación me ha atrapado.
Mi denominación, mi enojo, me han capturado. Y dije, “Padre, por favor no me dejes aquí, no me dejes a medio formar,
no me dejes aquí, no me importa lo que cueste, dame la libertad Padre, para que pueda hacer mi viaje hacia Ti fuera de
mi centro falso. No puedo hacer mi viaje hacia Ti si no te encuentro, y hasta ahora no he encontrado nada, lo he perdido
todo…” Escuchen a Pablo diciéndonos nuevamente que: “Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto,
manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud.” OH, otro centro falso, el judaísmo. Primero:
Amo a Israel, y no estoy en absoluto confundido al respecto. El hecho es que lo que yo quiero hacer es poder decir que
dice el reino. Eso es lo que queremos decir. Ahora miren bien. “Necesito mi libertad Padre.” ¿Para qué necesito mi
libertad? “Necesito mi libertad de este trabajo, porque le he dado a esta compañía lo que te pertenece, le he entregado mi
alma al almacén de la compañía.” La academia, mi denominación, mi doctrina, mi reputación. Mi reputación se vuelve una
especie de atadura y centro falso. Todo lo que hago está para extender mi reputación. Entonces dije, “Padre, lo que
realmente necesito es que me lleves a Ti mismo, a casa…” Esta es una actitud radical. Si hacemos eso, reconozco que
no hay oración que el Padre desee y quiera contestar más que ésa. Los centros falsos están y son vacíos. Están en todas
partes. “Soy un hombre del reino. Soy un hombre del reino.” Quizá no lo entienda cabalmente, pero es la confesión desde
mi corazón y boca. Una persona del reino que es libre será una buena persona de la iglesia, porque su lealtad es bíblica y
limpia. Su fidelidad realmente nace de una nueva relación y se acrecienta a niveles increíbles. Por otro lado si estás
hablando conmigo, yo puedo decirte que eres amado en gran manera, pero tienes un centro falso. ¿Lo entiendes? Eres
amado en gran manera, pero has creado un centro falso. No estoy cuestionando tu salvación, ni tu amor por Jesús, lo
que estoy cuestionando es si has elegido ser el centro de tu vida. ¿Qué dijo Jesús respecto a nuestro centro? El reino.
Si Él hubiera dicho “Busquen primero a la iglesia…” todos estaríamos en problemas. Por favor no piensen que estoy
diciendo un término a los fines expresar conceptos o planteos “anti iglesia”. Quizá hasta sería una de las cosas más
amorosas que le podría decir a mi iglesia. Si la iglesia no recupera su centro en el reino, cada vez que entro en la misma
veo que está centrada en sus proyectos, centrada en evangelismo, o sino en comentarios tales como “En nuestra iglesia
no vamos a hacer esto o aquello…aguántense, así son las cosas aquí…” Personalmente yo no tomaría parte en las
cosas que los centros plantean, cuando veo que el Padre no lo permite. Así también haría las cosas que el Padre me
alienta hacer, aquellas cosas donde puedo sentir su complacencia. No me entusiasma pensar en términos de cuanta
gente guié al Señor en este último tiempo, porque así abonaría mi propio centro y orgullo. Yo mismo he llevado muchas
personas al Señor, pero ese no es mi propio centro. Ahora bien, vamos a avanzar rápidamente sobre los puntos que
siguen. Cuando Cristo apareció en su forma encarnada como hijo de Dios e hijo del hombre, a ver ¿Cual es su próxima
aproximación? La Biblia permanentemente nos enseña acerca de que Cristo es el centro, nos enseña sobre el Cristo
centrismo. ¿Saben porqué Él mismo enseña sobre el Cristo centrismo? Porque Él es el reino. Y su padre está
exactamente en la misma posición. Esto implica por lo tanto que estamos centrados en el Padre, porque ese es el que
Cristo es. Segundo: El judaísmo ha sido el centro aceptado y tradicional. El templo está en la cuenta regresiva para su
final destrucción en el propósito de enfatizar nuevamente la necesidad de moverse hacia un nuevo centro. Él remueve el
templo para que puedan encontrar un centro. Tercero: En el monte de la transfiguración, el Padre mismo dice: “
Este es mi hijo amado en quién estoy bien contento…” Él dice esto tres veces. “Óiganlo a Él” Ahora, yo sé que esta es
una interpretación, pero sé también que puedes pelear con ella. Yo entiendo que este momento es el momento kairós
donde la ley de Moisés, y la profecía de Elías, pasan sus oficios de enseñanza al hijo de Dios. Moisés y Elías han
terminado, Cristo es la ley ahora. Él es el profeta, es la ley, y lo es en si mismo. “Escúchenlo a Él”. Cuarto: La
proclamación del reino siempre es precedida por la necesidad del arrepentimiento porque muy pocas veces entendieron
razones por las que este reino que ahora está siendo proclamado y que ahora demandará y esperará de nosotros que
tomemos el llamado para que nos movamos a su centro. Aquí está el problema. Cuanto más predicamos el reino, la
gente de la iglesia trata de ubicarlo dentro de sus esquemas y centros. Jesús dijo no. “Necesitan arrepentirse para eso.
Ustedes han de venir a mí centro”. Dos cosas diferentes. Ah, exactamente, claro... Ven. Todavía estamos en el proceso
de movernos hacia fuera de un centro falso. Pero más aún, hasta que le pegamos al centro propuesto, y permanecemos
en el nuestro, entonces estamos jugando una especie de juego religioso. Quinto: Con esto como una presuposición del
reino, podemos seguir un paso más adelante y confundirnos aún más con la aparición de centros hechos por el hombre,
entre ellos la mega iglesia. ¡Estoy feliz con todas estas personas viniendo al Señor! La pregunta que nos hacemos
entonces es ¿Qué vamos a hacer con todos ellos? Sexto: Examine y comente sobre la y distorsión confusión que
ocurren cuando hacemos el ir al cielo como el centro. No he visto nada que ha sido tan injurioso. Esta posición ha
distorsionado toda la idea de la proclamación del reino, que ha sido el resultado de caminos erróneos y centros falsos.
Ahora bien, éstos son centros erróneos y casi no debería tratar con centros falsos. ¿Acaso no hay gente que vive así? Su
vida entera es así. Vivir para andar y andar para vivir. ¿Acaso no hay gente cuyo centro es el golf? ¿O caballos? ¡¡Por
supuesto!! Todos centros falsos, y cuando les veo les amo, y todo eso y pienso para mis adentros: “OH Jesús, dame una
chance de llegar también a ellos.” Séptimo: Examine y comente sobre los hechos luego del surgimiento de los grupos
carismáticos y pentecostales en 1906. Estos movimientos siempre están y han estado fuera del reino. Nos movemos al
año 2017 ahora. Todos los centros falsos serán revelados. Créanme, por favor créanme. No va a ser un espectáculo
agradable. Trayendo este reino a mi centro o permitiendo que este reino me lleve a Su centro. Esto es lo más
importante. Yo soy, yo soy pequeño, yo soy más grande. Debemos considerar el último conflicto con la forma posesiva
de control. Y me gustaría poder hacer más que esto. Otra cosa a tener el cuenta es el tema de la autoridad nos invita
para el reino sea el centro o por otra parte tolerar algunos centros hasta que ellos sean centrados nuevamente. Este ser
centrado nuevamente quiere decir que cuando Dios toma este centro y lo pone al costado, me corre hacia su centro y
luego centra mi vida entera, pum, pum, pum, pum, pum, pum y entonces aparecen la justicia, paz y gozo, y comienzo a
ver cosas, a entender el reino. ¡¡OH mi Dios!! He vivido toda mi vida por esto, por esta causa. Eso es lo que todos
estamos tratando de hacer. Octavo: Todos los últimos centros son hechos por manos de hombres. ¡¡OH por favor,
escuchen lo que acabamos de decir!! Tomemos un poco de tiempo por favor, y tratemos de buscar en nuestras Biblias.
Vamos a Hebreos 12 y permítanme mostrarles algo que debe están siempre en su pensamiento, y al que no deben dejar
ir nunca, nunca. ¿OK? Bien veamos ahora Hebreos 12 versículos 26 al 28. La voz del cual conmovió entonces la tierra,
pero ahora ha prometido, diciendo: aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo. Y esta frase:
aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles. Así que,
recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y
reverencia. Cuando recién leíamos “la transformación de las cosas movibles, es decir, las creadas, para que permanezca
lo inconmovible..." las cosas movibles son los centros creados por los hombres, inclusive la iglesia. La iglesia es una
creación humana. Sirve a Dios, pero está hecha por manos humanas. El reino no está creado por manos humanas. Si
tenemos esto en claro, entonces nos comienza a amanecer y podemos asimismo entender porqué Él no dice “
Busca primero la iglesia y las demás cosas serán dadas por añadidura…” La iglesia es supuestamente el lugar donde se
da a luz el reino. Ahora bien, presten atención y no se dejen engañar. Les pido que tengamos en claro lo que acabamos
de decir. Aquellas cosas que no pueden ser conmovidas, y ¿Cuál es aquella única cosa que no puede ser conmovida?
En el versículo 28 que acabamos de leer se hace nuevamente este plante, “Así que nosotros, que estamos recibiendo un
reino inconmovible...” Como pueden ver estamos acercándonos al punto. Queda claro entonces que todos los centros
falsos, y otros centros también, son de duración limitada, son temporarios. Llegará el tiempo y desaparecerán.
Denominaciones enteras han desaparecido. Civilizaciones enteras han aparecido y desaparecido. Además es también
una situación en la cual no podemos hacer algo la primera vez. En este sentido podemos referirnos a las prácticas
médicas. Las prácticas médicas se van perfeccionando a fuerza la práctica del binomio prueba-error. Con esto podemos
deducir rápidamente que no podemos hacer algo bien la primera vez, lo que significa que tenemos que hacerlo por
segunda vez, por tercera, por cuarta vez, Y que no es posible que hagamos algo bien de entrada, la primera vez.
¿Cuántos saben que esto es verdad? No es de extrañar que estos centros se sacudan. Además son utilitarias. Todos los
centros falsos quieren usarnos. Son utilitarias por propia naturaleza. Los centros que no son el reino sirven un propósito,
pero muchas veces se vuelven obstruccionistas y nos capturan en un centro falso. Por eso es que la libertad es un tema
tan importante. Nueve: Hechos significativos que son inevitables e inexorables. Las iglesias más grandes son totalmente
ignorantes ante estas realidades. No pueden reconocer el abismo. La pérdida del control humano, cuando se intenta el
camino del reino. Tan pronto te comienzas a mover hacia el reino lo que te asusta es que ya no estás en control de la
situación. ¡¡Eso no lo podemos aguantar!! El reino funciona bien cuando somos mayordomos y no dueños. Todo lo
que tienes que hacer en comenzar esta marcha, y el Padre te proveerá el plutonio necesario y comienza a funcionar. No
necesito el avivamiento. ¿Cuántos de ustedes han vivido en avivamiento? Están muertos cuando comienzan, se inflan
con el inflador, y luego se mueren por vez segunda. Luego se vuelven a inflan con el inflador, y luego se mueren tres
veces. ¿Correcto? OK. Los temblores presentes del reino, ¿Qué son? Son globales. No hay lugar para salir corriendo y
esconderse. El reino es lo que el Cristo somete a su Padre. Es lo último es lo consumado, no hay nada más allá. Esto
está en 1º Corintios 15: 24-28 donde nos dice San Pablo que: Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre,
cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a
todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Porque todas las cosas las
sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que
sujetó a él todas las cosas. Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará
al que sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos. Como lo acaba de decir, Él somete al reino. No
salgas corriendo, no escapes, no juegues, toma tu cruz. Permitamos que Dios nos centre, permitamos que Dios nos
centre. Yo quiero vivir en su libertad, quiero caminar entonces en esta nueva situación que se nos abre ahora. ¿Algún
otro quiere decirle al Padre que quiere que el reino sea su centro? ¿Necesitas decirlo? Hazlo, hazlo, ya que estás
haciendo negocios con Él y no conmigo. “Yo quiero estar centrado en tu reino Padre, no conozco mis centros falsos, sé
que existen, pero no los conozco, si los conociera los sometería a Ti.”
Posted in:Crecimiento | | With 0 comments
Descargar