FENÓMENO DE DÉJÀ VU SECUNDARIO A CONSUMO DE LSD. DIAGNÓSTICO
DIFERENCIAL Y TRATAMIENTO.
Sancho Díaz H(1); Louzao Martínez MJ(1); López Fernández M(2); Miguélez Silva MA(1); Bellas
Lamas P. (2).
(1) Servicio de Psiquiatría del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo. Hospital Nicolás Peña.
Vigo(Pontevedra).España.
(2) Servicio de Neurología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo. Hospital Nicolás Peña.
Vigo (Pontevedra).España
hienor@hotmail.com
LSD, Alucinógenos, Deja vú, Flashbacks.
RESUMEN:
INTRODUCCIÓN: Los efectos del LSD en la psique humana son en gran medida imprevisibles y
dependen del estado mental del individuo y del entorno en que se use la droga. Es frecuente la
aparición de fenómenos de \"déjà vu\" o \"flashbacks\" que ocurren de forma súbita entre unos días
y hasta un año después del consumo. Se presenta el caso de una paciente con ingesta puntual de
LSD que sufrió fenómenos de déjà vu varios años después. Se revisan el diagnóstico diferencial y el
tratamiento. MATERIAL Y MÉTODOS: Se trata de una paciente de 25 años, sin antecedentes
psiquiátricos conocidos. Había acudido en varias ocasiones al servicio de urgencias por presentar un
cuadro de angustia importante secundario a episodios de sensaciones cenestésicas de tipo sexual y
cuadros de “déjà vu”. El screening de tóxicos realizado fue negativo. Tras valoración neurológica se
instauró un antiepiléptico, sin objetivarse respuesta, por lo que fue derivada a psiquiatría. En
nuestra consulta se inició tratamiento con paroxetina y olanzapina presentando mejoría clínica a las
tres semanas. DISCUSIÓN: En la mayoría de los casos descritos en la literatura, los flashbacks
aparecen en personas con abuso crónico de LSD o con trastorno mental subyacente. Dadas las
peculiaridades de nuestro caso, en un primer momento se atribuyó la clínica a un cuadro orgánico.
Ésto retrasó el diagnóstico definitivo y el inicio del abordaje terapéutico adecuado.
1
12º Congreso Virtual de Psiquiatría. Interpsiquis 2011
www.interpsiquis.com - Febrero-Marzo 2011
Psiquiatria.com
FENÓMENO DE DÉJÀ VU SECUNDARIO A CONSUMO DE LSD. DIAGNÓSTICO
DIFERENCIAL Y TRATAMIENTO.
INTRODUCCIÓN
El LSD o LSD-25 es un nombre genérico que se utiliza para caracterizar al ácido lisérgico, un
compuesto químico que se encuentra naturalmente en el cornezuelo de centeno, un hongo que
parasita el centeno. Recibe su nombre de las iniciales de LISERGIC SAURE DIETYLAMID, en español
dietilamida del ácido lisérgico, y el número 25, por el vigesimoquinto compuesto de este género de
una serie de 27.
Fue sintetizado por primera vez en el año 1938 por el químico de la Sandoz Dr. Albert Hoffman y
descubierto como un psicoactivo(es decir, como una sustancia capaz de alterar el funcionamiento de
nuestras neuronas) en 1943.
Los laboratorios Sandoz presentaron la LSD como una droga apta para diversos usos psiquiátricos.
Muchos psiquiatras y psicoanalistas de los años 50 y 60 vieron en ella un agente terapéutico muy
prometedor. Sin embargo, el uso extra-medicinal del fármaco ocasionó una tormenta política que
llevó a la prohibición de la sustancia, ilegalizando todos sus usos, tanto medicinales como
recreativos y espirituales. A pesar de ello, algunos círculos intelectuales siguen considerando que
tiene un gran porvenir como sustancia medicina
Durante los años 50 y 60 se investigaron varias aplicaciones medicinales de la LSD, entre los que
destacan el psicoanálisis (1) la rehabilitación de alcohólicos y el uso como analgésico para enfermos
terminales de cáncer.
Numerosos psicoanalistas y psicoterapeutas en general utilizaron la LSD como psicolítico (1), para
derribar las barreras psíquicas del paciente, logrando que éste afrontara en una sola sesión
contenidos reprimidos que, de otra forma, hubieran exigido años de terapia.
El LSD se sintetiza ilegalmente en muchos países y ha venido a engrosar la oferta de sustancias
psicoactivas en discotecas y demás ambientes recreativos, por lo que su producción ha aumentado
notablemente en los últimos años (Informe del Observatorio Español sobre Drogas, 2007). A partir
de estas fuentes puede resumirse que entre la población de 15-64 años la prevalencia anual de
consumo fue de 0,7% en 2005, y en los estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 14-18 años de
2,8% en 2006. El patrón de uso es ocasional.(2)
El LSD siempre se ha considerado como el prototipo de droga psicodélica(3) (revelación de la mente),
van desde el aumento de la intensidad subjetiva de las percepciones –formas, colores, sonidos,
sensaciones táctiles- hasta verdaderas distorsiones ilusorias no sólo de formas y colores, sino
también del espacio y el tiempo. (4,5)
Los efectos producidos por el consumo de LSD sobre el sistema nervioso central son imprevisibles
(4,6,7)
. Dependen de la cantidad consumida, de la personalidad del usuario, de su estado de ánimo y
sus expectativas, y, en fin, del contexto en que se consume (8). Lo habitual es que el consumidor no
sienta los primeros efectos hasta pasados de 30 a 90 minutos tras la ingesta. Los efectos físicos
pueden incluir dilatación pupilar, cierta elevación de la temperatura corporal, frecuencia cardíaca y
presión arterial algo elevada, sudoración, inapetencia, somnolencia, sequedad de boca y temblor.
Son todas ellas acciones causadas por la estimulación del sistema vegetativo simpático.
Los efectos adversos de tipo psíquico que más frecuentemente aparecen tras uso-abuso de LSD son:
trastornos de ansiedad, ataques de pánico, síntomas como la desrealización (sensación de
extrañamiento ante la realidad), despersonalización, disociación y pérdida de identidad, trastorno
del estado de ánimo, perceptivos (trastorno perceptivo persistente por alucinógenos, flashbacks) y
psicóticos.
Algunos consumidores de LSD experimentan una sensación de euforia, mientras que otros viven la
experiencia en clave terrorífica. Cuando la experiencia tiene un tono general desagradable, suele
hablarse de "mal viaje".
-212º Congreso Virtual de Psiquiatría. Interpsiquis 2011
www.interpsiquis.com - Febrero-Marzo 2011
Psiquiatria.com
FENÓMENO DE DÉJÀ VU SECUNDARIO A CONSUMO DE LSD. DIAGNÓSTICO
DIFERENCIAL Y TRATAMIENTO.
Algunos usuarios de LSD padecen de "flashbacks" o "deja vues", es decir, reviviscencias o
recurrencias de ciertos aspectos de sus experiencias, sin haber ingerido nuevamente la droga. Estos
fenómenos ya fueron descritos hace medio siglo (7).
Un "flashback" sucede súbitamente, sin previo aviso y puede ocurrir desde unos días hasta un año
después de haber usado la LSD (9). Los "flashbacks" generalmente ocurren en personas que usan
alucinógenos en forma crónica o que tienen trastornos mentales subyacentes. Sin embargo, a veces
hay personas que no tienen problemas de salud adicionales y que usan LSD ocasionalmente que
también tienen "flashbacks".
Arturo Lerner y su grupo (2002) defienden el uso del término flashback para aludir a sólo los efectos
que desea el consumidor de LSD y que se repiten pasada la ingesta. Para los flashbacks
angustiantes y psicotomorfos defienden la denominación ya contemplada por el DSM-IV, es decir, el
trastorno perceptivo persistente por alucinógenos (TPPA).
Los "viajes malos" y los "flashbacks" son sólo parte de los riesgos de usar LSD. Los usuarios de LSD
pueden manifestar síntomas persistentes parecidos a los de la esquizofrenia o la depresión. Es difícil
determinar el alcance y el mecanismo de conexión de la LSD con relación a estas enfermedades.
El LSD no se considera una droga adictiva pero si produce tolerancia (10)
Existen una serie de factores (4) que parece que aumentan la probabilidad de que una persona
presente un flashback : frecuencia y abuso de LSD(11), un “mal viaje”, uso de cannabis(12), consumo
de alcohol, cansancio, estrés, enfermedad mental o trastorno de personalidad, susceptible de
sugestión)(13)
El tratamiento farmacológico de los trastornos relacionados con alucinógenos todavía no puede
basarse en evidencias, aunque sí en consensos de especialistas, en nuestro medio de la Sociedad
Española de Psiquiatría (SEP) o los más recientes sobre patología dual (14).El tratamiento de dichos
efectos adversos es de tipo sintomático, siendo los fármacos ansiolíticos y antipsicóticos los más
utilizados.
Presentamos el caso de una paciente con antecedentes de consumo puntual de LSD en el pasado
que sufrió fenómenos de dejá vu varios años después del consumo. Se revisa el diagnóstico
diferencial con patología neurológica y se discute el tratamiento con psicofármacos.
CASO CLÍNICO
Se presenta el caso de una mujer de 25 años, sin antecedentes psiquiátricos personales ni familiares
ni historial médico de interés, que acude a consultas de neurología con carácter urgente por
presentar desde hace unos meses episodios paroxísticos de contenido desagradable que le generan
gran angustia. Duran aproximadamente cinco minutos y los describe como una "sensación de
vibración del entorno" seguida de la sensación de ya haber vivido esa situación previamente. A
continuación siente malestar gástrico y sensación desagradable relacionada con experiencias
sexuales: violación que no puede evitar y que todo el mundo puede observar. Desaparece
gradualmente y deja como secuela cefalea.
El episodio actual es el cuarto que sufre. Además refiere haber tenido múltiples episodios de "dejà
vú" en la última semana.
Niega ingesta de tóxicos o experiencias traumáticas previas en relación con relaciones sexuales ni de
otro tipo.
En la exploración física, incluyendo neurológica no se objetivó patología.
La analítica y las pruebas de imagen fueron normales (TAC cerebral) y el screening de tóxicos en
orina fue negativo. Se solicita registro electroencefalográfico y no aparecen datos de paroxismos por
lo que se recomienda repetirlo con privación de sueño. La neuróloga considera estos episodios como
crisis parciales de etiología criptogénica o idiopática y localiza el diagnóstico topográfico en los
lóbulos supratentorial o temporal. Solicita resonancia mágnetica nuclear (RMN) e inicia tratamiento
con levetiracetam 250 mg cada 12 horas .
-312º Congreso Virtual de Psiquiatría. Interpsiquis 2011
www.interpsiquis.com - Febrero-Marzo 2011
Psiquiatria.com
FENÓMENO DE DÉJÀ VU SECUNDARIO A CONSUMO DE LSD. DIAGNÓSTICO
DIFERENCIAL Y TRATAMIENTO.
En la consulta posterior, con resultados dentro de la normalidad para la RMN y el EEG y ante la
presistencia de sintomatología a pesar del tratamiento anticomicial se deriva a psiquiatría para
valoración del estado mental.
Durante la entrevista con nosotros se muestra consciente, orientada y colaboradora. Se trata de una
mujer con estudios universitarios en proceso de preparación de oposiciones que vive con sus padres.
Se realiza anamnesis completa, incluyendo preguntas acerca del consumo de tóxicos y el
interrogatorio aporta información importante para el establecimiento del diagnóstico.
No se objetiva clínica afectiva mayor pero si gran angustia con tendencia al llanto reactivo a
incompresión de la situación actual. Preocupaciones y rumiaciones continuas en torno a los episodios
de dejà vú. No presenta alteraciones sensoperceptivas ni alteraciones del contenido del pensamiento
en forma de ideación delirante. Disminución del apetito secundaria a la angustia. Insomnio de
conciliación y de mantenimiento de días de evolución. No alteraciones de conducta. Juicio de la
realidad conservado. Niega consumo de tóxicos en la actualidad pero comenta haber consumido
puntualmente LSD hace unos 3 años, sufriendo entonces un "mal viaje". La experiencia se repitió
dos años después con menor intensidad y en varias ocasiones más en la época actual.
La paciente es diagnosticada de episodios de flashbacks secundarios al consumo de LSD. Se pauta
tratamiento sintomático para reducir la ansiedad y el insomnio con paroxetina 20 mgr y olanzapina
2’5mg y se cita a los 15 días para seguimiento.
En la siguiente consulta presenta mejoría importante de la clínica y desaparición de los flashbacks
por lo que se decide disminuir de forma paulatina el tratamiento antiepiléptico. Posteriormente, ya
con el ciclo de sueño reestructurado, se suprime la olanzapina y se mantiene el antidepresivo. En la
actualidad la paciente se muestra estable desde el punto de vista psiquiátrico.
DISCUSIÓN
Los episodios de flash-backs fueron descritos inicialmente sobre los años 70, asociados al consumo
de alucinógenos (1). Algunos usuarios de LSD experimentan escenas retrospectivas (“flashbacks”,
sensaciones de “dejá vú”o reviviscencias), recurrencias de ciertos aspectos de la experiencia
psicodélica que tienen lugar sin que el usuario haya tomado de nuevo la droga. Estas recurrencias
ocurren súbitamente, sin aviso previo, y puede tener lugar varios días después o más de un año
después de haber usado LSD. Fenómenos similares se han descrito tras experiencias traumáticas sin
relación con el consumo de drogas (15).
El DSM-IV(16)reconoce el Trastorno perceptivo persistente por alucinógenos (flashbacks). La
característica esencial de este trastorno es la recurrencia transitoria de alteraciones de la percepción
que son reminiscencias de intoxicaciones por alucinógenos experimentadas previamente. Las
alteraciones sensoperceptivas incluyen formas geométricas, imágenes de campo periférico, flashes
de color, colores intensificados, imágenes que dejan estela, percepciones de objetos enteros,
postimágenes, halos alrededor de objetos, macropsia y micropsia.
Existe confusión entre el trastorno perceptivo persistente y los episodios de flash-back aislados, que
este sistema diagnóstico no los diferencia. Algunos autores los consideran independientes (6) y
defienden el uso del término flashback para aludir a Para los flashbacks angustiantes y
psicotomorfos defienden la denominación ya contemplada por el DSM-IV, es decir, el trastorno
perceptivo persistente por alucinógenos (TPPA).
La CIE-10(17) dentro de la categoría de trastorno psicótico residual y de comienzo tardío inducido por
sustancias psicótropas, menciona una subcategoría que denomina con reviviscencias (flash-backs),
que describe como de naturaleza episódica, de corta duración, con síntomas de reduplicación (a
veces exacta) de experiencias anteriores relacionadas con el consumo, sin mencionar con qué
drogas suele asociarse.
En nuestro caso es difícil etiquetarlo con algún diagnóstico ya que las flashbacks no son alteraciones
visuales y tampoco nos parece adecuado utilizar la clasificación de la CIE-10 porque no hay
-412º Congreso Virtual de Psiquiatría. Interpsiquis 2011
www.interpsiquis.com - Febrero-Marzo 2011
Psiquiatria.com
FENÓMENO DE DÉJÀ VU SECUNDARIO A CONSUMO DE LSD. DIAGNÓSTICO
DIFERENCIAL Y TRATAMIENTO.
síntomas de la esfera de lo psicótico.
En la literatura predominan los casos descritos de flashbacks en forma de alteraciones visuales tras
el consumo de LSD (5,9), pero hay pocos casos descritos en forma de “experiencias vitales
desagradables”, como le ocurre a nuestra paciente que revive la sensación de ser violada(18)
La mayoría de las veces estas reminiscencias ocurren en personas con antecedentes de consumo
crónico de alucinógenos o que presentan un trastorno mental subyacente. Este no es el caso de
nuestra paciente ya que no tiene antecedentes psiquiátricos de interés y sólo tuvo un consumo
puntual de LSD(7). Desconocemos si la presión de preparar oposiciones sumado a unos rasgos
anancásticos de personalidad (19) pueden ser factores de vulnerabilidad para dichos fenómenos.
En la literatura se refleja que los efectos de esta sustancia son impredecibles y dependen de factores
como el estado mental, estructura de la personalidad, actitud previa y expectativas del sujeto, y
contexto ambiental (8).
El mecanismo por el cual se producen estos fenómenos no está claro pero se has sugerido varias
teorías en relación al mismo(20)
La primera es, obviamente, la hipótesis serotoninérgica, basada en la estructura química de los
alucinógenos, por ello llamados serotoninoides.
La segunda es la hipótesis dopaminérgica, que como se sabe es la que parece explicar mejor el
mecanismo mismo de la adicción(21).Recientemente la hipótesis glutamatérgica ha sido defendida
para fundamentar también el mecanismo de acción de sustancias de abuso como los alucinógenos.
Medicar los trastornos inducidos por el uso de alucinógenos viene siendo una aplicación concreta de
las indicaciones generales de los cuatro grandes grupos hoy disponibles en la farmacoterapia
neuropsiquiátrica: benzodiacepinas, antidepresivos, neurolépticos y anticonvulsivantes (8). El
tratamiento farmacológico de los trastornos relacionados con alucinógenos todavía no puede basarse
en evidencias científicas.
Sobre el uso de antidepresivos (como ocurre en nuestro caso) en trastornos relacionados con el
consumo de alucinógenos también hay pocos datos. Se admite que los efectos antidepresivo y
ansiolítico de los inhibidores de la recaptación de serotonina en dichos trastornos son beneficiosos, y
provendrían de regular a la baja los receptores 5-HT2 (21).
Como en nuestro caso, es importante realizar una buena historia clínica (recalcando en la historia
toxicológica) y unas exploraciones complementarias extensas para descartar cualquier patología
orgánica. Los flashbacks producidos por LSD deben distinguirse de la migraña, de la epilepsia del
lóbulo temporal o de una enfermedad neuronal por la historia neurooftalmológica, la exploración
física y una evaluación de laboratorio adecuada.
CONCLUSIÓN
Se describe un caso de flashback producido por un consumo puntual de LSD hace tres años.
Predomina un cuadro de angustia acompañado de fenómenos de deja vú. Dada las características de
la paciente (no antecedentes psiquiátricos de interés ni historia actual de consumo de tóxicos) en
un principio, se pensó en un cuadro neurológico y se pautó antiepiléptico. Ante la falta de respuesta
y la presencia de importancia angustia se remitió a psiquiatría. Al realizar una buena historia clínica,
recalcando en la historia toxicológica se llegó al diagnóstico.
Es importante tener en cuenta que ciertas drogas muestran sus efectos a nivel psiquiátrico no sólo
en el momento del consumo sino también años después.
-512º Congreso Virtual de Psiquiatría. Interpsiquis 2011
www.interpsiquis.com - Febrero-Marzo 2011
Psiquiatria.com
FENÓMENO DE DÉJÀ VU SECUNDARIO A CONSUMO DE LSD. DIAGNÓSTICO
DIFERENCIAL Y TRATAMIENTO.
BIBLIOGRAFÍA
1. Hofmann A . LSD: my problem child. Reflections on sacred drugs, mysticism and science
1983. JP Tarcher Inc, Los Angeles,CA.
2. Observatorio Español sobre Drogas (2007): Dirección General del Plan Nacional sobre Drogas,
Ministerio del Interior, Madrid (www.mir.es/pnd)
3. Osmond H. A review of the clinical effects of psychotomimetic agents. Annals NY Acad Sci
1957;66:418-434
4. Strassman RJ. Adverse reactions to psychedelic drugs: a review of the literature. J Nerv Ment
Dis 1984;172:577-595
5. Abraham HD. Visual phenomenology of the LSD flashback. Arch Gen Psychiatry 1983
Aug;40(8):884-9
6. Lerner AG, Gelkopf M, Skladman I, Oyffe I, Finkel B, Sigal M, Weizman A. Flashback and
hallucinogen persisting perception disorder: clinical aspects and pharmacological treatment
approach. Isr J Psychiatry Relat Sci 2002;39:92-99
7. Cohen S.LSD: Side effects and complications. J Nervous Ment Dis 1960; 130:30-40
8. Abraham HD, Aldridge AM, Gogia P. The psychopharmacology of hallucinogens.
Neuropsychopharmacology 1996;14:285-298
9. Horowitz M.J. Flashbacks recurrent intrusive images after the use of LSD. Am.J.Psychiatry
1969;126:565.
10. National Institute on Drug Abuse [NIDA]: (www.drugabuse.gov),
11. Thurlow J. Use of anti-epileptic medication in treating flashbacks from hallucinogenic drugs.
C.M.A Journal 1971/November 6;vol.105:947-948.
12. Fischer J, Taschner KL. Flashback following use of cannabis a review. Fortschr neurol Psychiatr
1991; 59:437-446.
13. Holsten F. Flashbacks: a personal follow-up. Arch Psychiatr Nervenkr 1976 Dec
30;222(4):293-304.
14. Soler PA, San L, Casas M, Torrens M, Cervera G, Gual A, Arranz B, Dueñas R, Martínez-Raga
J, Lusilla P. Recomendaciones terapéuticas en patología dual.
15. Lansky MR, Bley CR. Flashback as screen memory. Bull Menninger Clin 1991;55:104-1.
16. American Psychiatric Association : Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, DSMIV. [Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Masson, Barcelona.1994.
17. Organización Mundial de la Salud: Clasificación Internacional de las Enfermedades,Trastornos
mentales y del comportamiento. 10ª revisión (CIE-10). Meditor, Madrid.1992.
18. Gennis A. Psychiatric symtons and hallucinogenic compounds. British Medical Journal.1979
september(29);797.
19. Saidel DR, Babineau R. Prolonged LSD flashbacks as conversion reactions.
J Nerv Ment Dis. 1976 Nov;163(5):352-5.
20. J. Solé Puig.LSD y alucinógenos. Adicciones 2003,vol.15,Supl 2.179-196.
21. Aghajanian GK, Marek GJ. Serotonin and hallucinogens. Neuropsychopharmacology
1999;21:16S-23S
22. Smith JA, Walters G, Johnston D. LSD 'flashback' as a cause of diagnostic error Postgrad Med
J. 1980 Jun;56(656):421-2.
-612º Congreso Virtual de Psiquiatría. Interpsiquis 2011
www.interpsiquis.com - Febrero-Marzo 2011
Psiquiatria.com