Introducción
En este capítulo voy a enumerar algunas
obras inolvidables para mí, a pesar de no ser,
algunos de ellos, artistas muy reconocidos
internacionalmente o que no continúan su
carrera profesional. También voy a hablar de
artistas que, prácticamente, han sido olvidados en la historia del rock, algunos porque
han tenido poca producción musical y otros
porque no han logrado alcanzar el top ten de
la fama. Por último voy a hacer una lista de
recomendaciones musicales para completar la
discografía de los tres primeros capítulos de
esta serie basada en la música rock de los
años setenta.
Los Inolvidables
Son artistas que escuchaba una y otra vez,
algunos con un cierto toque comercial que los
acercaba al pop-rock y que, en general, tienen
una corta discografía musical. Presento, a mis
Inolvidables y, podría añadir, entrañables escuchas en una relación de discos ordenados
alfabéticamente, por el nombre del grupo y/o
apellido del artista. Son la alegría de mis oídos
y la ayuda emotiva en todo momento.
“The Confessions of Dr Dream and Other Stories” (1974) es el quinto álbum de Kevin Ayers
y en él canta con su típica voz grave con acento de inglés culto. En el vinilo, la cara B contiene la suite, de 18 minutos de duración, que
da título al disco y que cuenta con la colaboración de Nico. Cierra esta gran obra “Two
Goes Into Four”, bella pieza que sólo dura un
minuto y treinta y ocho segundos. Pat Benatar
debutó con el disco “In The Heat Of The
Night” (1979), en el que destacan el tema de
John Cougar “I Need A Lover” y el inicial, de G.
Gill/C. Wade, titulado “Heartbreaker”, tema
que nos muestra a la gran rockera americana
que es. Bob Geldof fue el cantante del grupo
The Boomtown Rats y “The Boomtown Rats”
(1977) fué su primer álbum. El tema inicial
“Lookin’ After Nº 1”, con su agresiva forma de
cantar, los convirtió en el grupo revelación de
la escena punk rock londinense.
“Pin Ups” (1973) de David Bowie es un disco
de versiones. Contiene dos temas de The Who
“I Can’t Explain” y “Anyway, Anyhow, Anywhere”, uno de Pink Floyd “See Emily Play”,
uno de The Easybeats “Friday On My Mind” y,
del resto, destaca “Sorrow” de Feldman/Goldstein/Gottehrer que fué un single
de éxito.
Kate Bush en su primer disco “The Kick Inside”
(1978) incluye su tema “Wuthering Heights”,
para mí superior a la versión de Sally Oldfield.
“Paris 1919” (1973) de John Cale es probablemente la obra más bella de este artista
galés y comienza precisamente con un tema
referente a su tierra “Child’s Christmas in Wales” e incluye, entre otros “Andalucia”, “Graham Greene” o el que le da título al álbum
“Paris 1919”. ¡¡¡Genial!!!.
El grupo The Cars ilustran su segundo álbum
“Candy-O” (1979) con una sensual portada. El
disco contiene algunos de sus clásicos como
“Let’s Go” o “It’s All I Can Do”. Eric Clapton en
su segundo álbum de estudio “461 Ocean
Boulevard” (1974), incluye el tema de Bob
Marley “I Shot The Sheriff” y varios blues de
artistas como Elmore James “I Can’t Hold
Out”, Johnny Otis “Willie And The Hand Jive”,
Robert Johnson “Steady Rollin’ Man” y la excelente versión del Tradicional “Motherless
Children”. Aunque etiquetado de comercial
contiene al más puro Eric Clapton en un tema
propio titulado “Let It Grow”. “Cocker Happy”
(1971) de Joe Cocker es un álbum recopilatorio y, aunque no suelo hablar de ellos, este es
excelente. Destacan temas como “Feelin’
Allright”, “Darling Be Home Soon” y un par de
The Beatles “With The Little Help From My
Friends” y “She Came In Through The Bathroom Window”. “Daltrey” (1973) es el primer
álbum en solitario del cantante de The Who
Roger Daltrey. La mayoría de los temas son
versiones de canciones de Leo Sayer como
“Giving It All Away”, “One Man Band” y “You
Are Yourself”. Dire Straits, el grupo de los
hermanos David y Mark Knopfler, titularon
“Dire Straits” (1978) a su primer álbum e incluyeron en él su tema “Sultans Of Swing”, el
más destacado del disco y uno de sus clásicos.
Su música tiene origen en el pub rock pero
mezcla blues, country, jazz y rock progresivo.
“Goodbye Yellow Brick Road” (1973) de Elton
John me conquistó por muchas razones. La
primera es por su edición en formato de doble vinilo, con una portada que nos muestra al
músico entrando en el “Camino amarillo” del
Mago de Oz y calzando sus chapines mágicos.
La segunda razón es su tema inicial “Funeral
For A Friend (Love Lies Bleeding)” de once
minutos, que comienza triste, con un órgano
que pasa al minuto y medio a ser el piano
típico de Elton John y se va acelerando hasta
convertirse en un rock and roll. La tercera, las
excelentes canciones que contiene, entre las
que está el tema original “Candle In The
Wind”, dedicada a Marilyn Monroe.
Marianne Faithful incluye su famosa canción
“Ballad Of Lucy Jordan”, incorporada a la
banda Sonora de la película “Thelma & Louise” (1991) de Ridley Scott, en su álbum “Broken English” (1979), en el que también hay
una versión revitalizante del “Working Class
Hero” de John Lennon.
“Flamingo” (1970)/“Teenage Head” (1971) de
Flamin’ Groovies son el segundo y tercer disco
del grupo americano, cuya música está entre
el power-pop y el proto-punk (antecesor del
punk) y se editó en formato de doble vinilo.
Contiene versiones de temas de rock and roll
como “Carol” de Chuck Berry o “Louie, Louie”
de Richard Berry y temas propios como “Gonna Rock Tonite” en “Flamingo” o “High Flyin’
Baby” que abre el excelente “Teenage Head”.
“Another Time, Another Place” (1974) es una
obra exquisita del cantante Brian Ferry y
miembro de Roxy Music que contiene joyas
como “Smoke Gets In Your Eyes”.
Ellen Folley, vocalista que acompañó al cantante Meat Loaf, debutó ´con su primer álbum
en solitario “Night Out” (1979), que incluye el
excelente tema “We Belong To The Night”
compuesto por ella. Se cierra con otro buen
tema suyo titulado “Don’t Let Go”.
Nils Lofgren, guitarrista del grupo Grin compuso todos los temas de su tercer disco “Gone Crazy” (1973). Nils Lofgren no alcanzó el
éxito con Grin pero es conocido por sus colaboraciones con Neil Young.
Entre los mejores discos de George Harrison
está “Living in the Material World” (1973),
que incluye grandes canciones como “Give
Me Love (Give Me Peace On Earth)”,“The Lord
Loves the One (That Loves the Lord)" o "The
Day the World Gets Round". Richard Hell &
The Voidoids muestran en su primera obra
“Blank Generation” (1977) toda la fuerza bruta y el nihilismo del punk norteamericano en
temas como "Love Comes in Spurts" y "Liar's
Beware".
Ian Hunter fué cantante y guitarrista de Mott
The Hoople e inició su carrera en solitario en
1975. El mismo compone todos los temas de
su segundo álbum “All-American Alien Boy”
(1976), entre los que destacan “Letter To Britannia From The Union Jack” o “You Nearly
Did Me In”, que cuenta con las magníficas
voces de los miembros del grupo Queen.
“Adolescent Sex” (1978) es el memorable
debut de Japan, quinteto formado por el cantante y compositor David Sylvian, el bajista
Mick Karn, el teclista Richard Barbieri, el batería Steve Jansen y el guitarrista Rob Dean.
Clasificados como nuevos románticos, su
música es rock con tintes post-punk, newwave e incluso electro-funk, comprobable en
el tema “Wish You Were Black”. Otros temas
destacables son “Communist China”, “Lovers
On Main Street” o “Transmission”.
“Mind Games” (1973) nos devuelve a un John
Lennon algo más introspectivo, en baladas
como “Out Of The Blue” o “One Day (At A
Time)”, pero también hay temas más rockeros
como “Meat City” y “Tight A$”. En “Rhapsody
In White” (1974) de Love Unlimited Orchestra
encontramos a Barry White en su mejor momento creativo. “You’re The First, The Last,
My Everything”, con la grave y susurrante voz
del gran Barry White consigue abrir de par en
par nuestros corazones y algo más.
Greg Kihn es un guitarrista y cantante poco
conocido y “Greg Kihn Again” (1977) es su
segundo álbum, que incluye una buena versión de la canción “For You”, que le cedió
Bruce Springsteen. ”Soap Opera” (1974), obra
conceptual de The Kinks, es posiblemente la
más grande de las óperas rock salidas del
in/genio del compositor Ray Davies, líder del
grupo. Canciones como “Everybody’s a Star
(Starmaker)”, “Ordinary People”, “Nine To
Five” o “You Can’t Stop The Music” suenan
imparables hasta cautivar tu corazón.
Después de abandonar al grupo punk The
Buzzcocks en 1977, el vocalista Howard Devoto, junto al bajista Barry Adamson, el teclista
Dave Formula, el batería Martin Jackson y el
guitarrista John Geoch, monta el grupo Magazine y al año siguiente lanza su primera y
magnífica obra “Real Life” (1978). Un par de
temas del disco arrancan de la época del grupo Buzzcocks, “Shot By Both Sides” y “The
Light Pours Out Of Me”, ya que sus compositores son Pete Shelley y el propio Howard
Devoto, antiguos miembros de la banda.
“Rastaman Vibration” (1976) de Bob Marley
es el disco por el que conocí al jamaicano,
aunque había oído su canción “No Woman No
Cry”, incluída en su anterior álbum, ésta fue la
obra que degusté en su totalidad. Las buenas
vibraciones de “Positive Vibration”, “Rat Race”, “War” o “Want More”, me hicieron querer más y más de este gran artista.
No hay un álbum como “Bat Out Of Hell”
(1978) de Meat Loaf que reúna tantos y tan
buenos calificativos. Pop Épico, Gótico, de
Grand Guiñol… El compositor Jim Steinman
quiso crear pequeñas epopeyas y afortunadamente pudo contar con un cantante como
Meat Loaf, capaz de interpretarlas tan teatralmente que a veces rozaban el ridículo.
Pero de ahí vino su gran éxito comercial y yo
lo pude comprobar en directo en el magnífico
show que nos ofreció “Cacho Carne” (traducción de Meat Loaf) en Barcelona. “Bat Out Of
Hell”, “For Crying Out Loud”, ”Two Out Of
Three Ain't Bad" y "Paradise by the Dashboard Light" son algunos de aquellos
impresionantes temas que aún hoy escucho
con gran emoción.
Willy Deville, cantante de Mink Deville, con su
primer álbum “Cabretta” (1977) desbancó, a
mi parecer, a Lou Reed como icono vacilón
del rock and roll. Además, este disco contiene
maravillas musicales como “Venus Of Avenue
D”, que inicia el álbum de manera prometedora, la versión de “Cadillac Walk” supera a la
de su autor Moon Martin, “Spanish Stroll” sin
duda es la más chulesca del disco y la emotiva
balada “Mixed Up, Shook Up Girl” te conquista. En el verano de 1978 inundó las discotecas
de Ibiza el tema “Egyptian Reggae” incluido
en el álbum “Rock’n’ Roll With The Modern
Lovers” (1977) de The Modern Lovers. La voz
de Jonathan Richman invitaba a la fiesta en
temas como “Ice Cream Man” o "Dodge VegO-Matic".
Eddie Mahoney era un policía neoyorquino
que un buen día decidió meterse en el negocio del rock y cambió su apellido por el de
Money (dinero). Dejó el cuerpo de policía y
lanzó su primer álbum “Eddie Money” (1977),
que obtuvo cierto éxito con canciones como
“Two Tickets To Paradise”, “Baby Hold On” y
“Wanna Be A Rock & Roll Star”.
Moon Martin se llama en realidad John Martin y fueron sus amigos los que le pusieron el
apodo “Moon” (Lunático). Tras componer
canciones para otros intérpretes se decidió a
debutar en solitario y publicó su primer álbum
“Shots From A Cold Nighmare” (1977), en el
que incluía canciones como “Cadillac Walk”,
que Mink Deville había dado a conocer antes
y “Bad Case Of Lovin’ You”, que Robert Palmer llevó hasta el top 20 de las listas de éxito.
Graham Nash era un músico de larga y variada trayectoria (The Hollies; Crosby, Stills, Nash
& Young) cuando publicó “Wild Tales” (1974),
que obtuvo mayor reconocimiento que su
disco anterior. Componen esta segunda obra
canciones políticas como “Prison Song” o “Oh
Camil (The Winter Soldier)” y canciones emotivas como “Another Sleep Song” o “I Miss
You”, algunas de las cuales incluiría en la gira
de ese mismo año del supergrupo Crosby,
Stills, Nash & Young”.
“Tom Petty & The Heartbreakers” (1976) de
Tom Petty & The Heartbreakers es su primer
álbum y tiene una de las mejores canciones
de este artista “American Girl”, que es uno de
sus clásicos y nos muestra la frescura compositiva con la que Tom Petty irrumpió en el
mercado discográfico. También son grandes
canciones “Luna”, “Rockin’ Around (With
You)” y “Strangered In The Night”.
“Just A Story From America” (1977) de Elliot
Murphy es uno de los vinilos que tengo más
gastados. Lo compré apenas salió y ha estado
en el plato de mi tocadiscos año tras año, hasta que pude conseguir, hace poco, una edición en CD. “Drive All Night”, que abre el disco con un órgano Farfisa, es quizás el tema
con el ritmo más acelerado, el que nos hace
sentir como si condujéramos toda la noche
por una carretera americana. “Rock Ballad” y
“Anastasia” nos tranquilizan y muestran toda
la sensibilidad creativa que tiene este gran
cantautor americano afincado en Francia desde hace algunos años. Es una excelente obra
para amantes de lo refinado, de lo exquisito,
del mejor rock emocional que he conocido.
“Urban Desire” (1978) de Genya Ravan es
una de las joyas de mi discografía. Lo es por lo
desconocida que es esta artista, antigua vocalista del grupo de rock Ten Wheel Drive y
también gracias a temas como “Aye
Co’lorado”, donde la cantante hace un magní-
fico dueto con Lou Reed o al tema “Jerry Pigeons”, que abre el disco con un ritmo increíble potenciado por su gran voz. Genya Ravan
es un valor apreciado por una minoría entre la
que yo, por suerte, me encuentro.
Mucho más conocido es el álbum “Coney Island Baby” (1976) de Lou Reed. No se puede
decir mucho más de este gran rockero fallecido hace poco más de un año. Esta obra, considerada por algunos como menor dentro de
su amplia discografía, la recuerdo con mucho
cariño por el entorno donde la oí y por excelentes temas que contiene, como “Charlie’s
Girl” o “Crazy Feeling”.
Patti Smith, poetisa norteamericana reconvertida en rockera, en su álbum “Easter”
(1978) incluyó un tema de Bruce Springsteen
titulado "Because the Night", al que le cambió algo la letra y que supuso para ella un importante éxito comercial.
Ese mismo año Bruce Springsteen lanzó su
disco “Darkness On The Edge Of Town”
(1978), cuarto de su carrera y 3 años después
del éxito de “Born To Run”. Es un excelente
disco, con temas como “Badlands”, “Racing In
The Street” o “The Promise Land” que muestran a un Springsteen mucho más combativo
que en su disco anterior, alineado al lado de
la clase trabajadora norteamericana.
El primer vinilo del grupo Roxy Music que tuve fue “Stranded” (1973). La voz de Brian Ferry y el saxo de Andy McKay en el tema “A
Song For Europe”, compuesto por ambos,
desde que lo escuché me tienen enamorado
de su música en general y de este disco concreto en particular. También destacan los temas “Psalm” y “Street Life”.
Alvin Stardust era un cantante del montón
hasta que el productor musical Pete Shelley,
antiguo miembro de Buzzcocks, se decidió a
producirlo y le publicó “The Untouchable”
(1973), el mejor álbum de su corta discografía
y cuyo tema "My Sweet Deutsche Friend,"
tuvo cierta difusión comercial durante los
años 70. Después no se supo nada mas de él.
Stealers Wheel es un grupo formado por el
dúo Gerry Raferty y Joe Egan, ambos compositores de todos los temas que interpreta la
banda. “Ferguslie Park” (1973) es su álbum
más conocido, a pesar del poco reconocimiento que tuvieron mientras estuvieron juntos. “Buddha An The Chocolate Box” (1974)
de Cat Stevens es otra de las delicias de este
cantautor británico de origen griego, que
cambió su nombre cuando se convirtió al
Islam por el de Yusuf Islam. Contiene perlas
como “Oh Very Young”, que fue Top Ten (10)
y “Music” que es una Oda precisamente a
esta bella arte.
Rod Stewart es un veterano del rock and roll,
aún activo hoy en día, que inicia una etapa
ascendente con “Atlantic Crossing” (1975), su
sexto álbum en solitario tras abandonar los
Faces. Contiene su gran éxito “Sailing”, versión de una bella balada compuesta G. Sutherland. “Stone Cold Sober” está compuesto
por Rod Stewart junto con el gran guitarrista
Steve Cropper de Booker T. & The MG’s.
“Wings Wild Life” (1971) de Wings fue uno de
los primeros álbumes que me compré. Era la
primera obra de Paul McCartney con su nuevo grupo, en el que tocaba los teclados su
esposa Linda y contaba con un músicoguitarrista excelente como Denny Laine, procedente de los Moody Blues. “I Am Your Singer” o “Some People Never Knows” son dos
ejemplos de los buenos temas pop que contiene este disco. Del excelente álbum “Innervisions” (1973) de Stevie Wonder destacaré 3
temas: “All In Love Is Fair”, que explica que
todo vale en el amor, “Living For The City”,
tema de más de 7 minutos que narra la historia de un muchacho negro del Mississippi y de
su familia que se va a la gran ciudad y “Too
High”, una historia de drogas con improvisaciones vocales a cargo de un buen coro.
“Hard Road” (1975) de Stevie Wright contó
con dos de los compositores de los Easybeats
(Vanda & Young), grupo al que perteneció en
la década de los 60. El tema que destaca es
“Evie”, de 11 minutos y que está dividido en 3
partes. Comienza rápido a ritmo de rock, se
ralentiza en una segunda parte romántica y
acaba a ritmo de rock de discoteca típico de
los australianos de la época.
Comienzo la relación de éstos, por orden alfabético y por los grupos. Los británicos Atomic Rooster tocaban rock-progresivo y en sus
filas militaba el batería Carl Palmer. Su álbum
de debut “Atomic Rooster” (1970) llegó a entrar en las listas del top 40 del Reino Unido.
Babe Ruth se llamaba así por un jugador de
fútbol americano y tuvieron bastante éxito
con su primer disco “First Base” (1972), pero
desaparecieron del mercado musical al cabo
de pocos años para reaparecer en 2009 y volver de nuevo al anonimato por el poco eco
que tuvieron sus nuevas canciones.
“On The Beach” (1974) de Neil Young no es el
mejor álbum del rockero canadiense pero le
tengo un gran cariño por razones personales.
Comienza a sonar el tema “Walk On”, que nos
impregna del sabor del buen rock sureño,
para seguir con “See The Sky About To Rain”,
emotiva balada, que nos lleva al primero de
los temas con la palabra blues “Revolution
Blues”. Están también “Vampire Blues”, donde canta en Los Ángeles que es un vampiro
con ganas de morder y “Ambulance Blues”
tema con cerca de 9 minutos del mejor Neil
Young que cierra este gran disco.
Los Olvidados
Los Olvidados quizás es un título un poco inexacto, ya que quizás le podríamos llamar los
poco (o nada) recordados. En su mayoría, son
grupos con una gran calidad musical que si
bien, algunos de ellos, tuvieron cierto éxito,
no tienen la consideración de estrellas del
rock de los años 70. A la mayoría, los escuché
en algún programa de televisión, recuerdo
especialmente Beat Club, por ser uno de los
pioneros en televisión española, pero no tuve
sus discos hasta que fueron editados en CD.
Cuando el guitarrista Randy Bachman abandonó el grupo The Guest Who formó Bachman-Turner Overdrive con el bajista Fred Turner y publicaron varias obras, entre las que
destaca la primera “Bachman-Turner Overdrive” (1973). Este disco inicial era una mezcla
de rock sureño, boogie-rock y pop-rock, como
puede comprobarse al escuchar temas como
“Give Me Your Money” o “Blue Collar”. Badfinger, grupo de pop-rock, en su segundo
álbum “No Dice” (1970), incluían una de mis
canciones románticas preferidas de esa época
“Whithout You”, aunque yo la tenía en single
interpretada por Harry Nilsson, otro gran olvidado de esa época.
Be-Bop Deluxe sacó su primer álbum “Axe
Victim” (CD-1974) en plena época del glamrock y esto queda patente al en canciones
como "Adventures in a Yorkshire Landscape"
en el estilo de los mejores temas del David
Bowie de ese momento.
The Guess Who lanzaron “American Woman”
(1970) y fué su mayor triunfo, llegando al
número 9 del top americano, pero a la vez fue
el comienzo del fin debido a la marcha de su
guitarrista Randy Bachman para formar el
grupo Bachman-Turner Overdrive. Juicy Lucy,
en sus inicios era un grupo de blues-rock pero, en su segundo álbum “Lie Back And Enjoy
It” (1970), hicieron un pequeño giro hacia el
rock sureño, aunque mantuvieron la esencia
del blues en versiones de canciones como
“Built To Comfort” de Willie Dixon. Se incluye
en este disco una de mis canciones favoritas
“Whisky In My Jar”, también versioneada por
el grupo Thin Lizzy, entre otros.
Little River Band es un grupo australiano,
minoritarios en mi discografía, pero que suena como los grupos americanos de country.
Debutaron con “Little River Band” (1975), que
se abría con un precioso tema de algo más de
ocho minutos “It’s A Long Way There”, donde
las guitarras del grupo, acústicas y eléctricas,
sonaban de forma luminosa. Stone The
Crows, banda escocesa donde cantaba la ex-
celente cantante Maggie Bell, que ganó varios
premios en Gran Bretaña como mejor cantante femenina, lanzó “Teenage Licks” (1971),
tercero de sus discos de larga duración, llegando al mejor momento de su carrera musical. Son recomendables todas sus grabaciones, incluidas las de la BBC. Si escuchas a
Maggie Bell cantar te olvidas de Janis Joplin y
otras grandes divas del rock. Su voz suena
celestial en la versión del tema de Bob Dylan
“Don’t Think Twice, It’s All Right”.
El tema “I’m Not In Love” incluido en el tercer
álbum de Ten CC “Original Soundtrack” (1974)
es inolvidable. Ha sonado infinidad de veces
en mi reproductor de CD’s. Pero hay otros
buenos temas en el disco, como “Brand New
Day”, que me recuerda algo las armonias vocales de Queen o “The Film Of My Love”.
“Vinegar Joe era un grupo con dos excelentes
vocalistas, Elkie Brooks y Robert Palmer que
debutaron con “Vinegar Joe” (1972) y publicaron solo tres discos debido a que sus cantantes iniciaron carreras paralelas que les hicieron abandonar este estupendo grupo, que
conoció el éxito artístico pero no económico.
Entre las obras de los solistas quiero recordar
a Elisabeth Barraclough, guitarrista norteamericana de country-folk-rock que tan sólo publicó un par de discos “Elisabeth Barraclough”
(1978) y “Hi” (1979), pero que colaboró con
músicos tan importantes como Paul Butterfield o Todd Rundgren. El tema “Everyboy’s
Talkin’” de Harry Nilsson fue incluido en la
película “Midnight Cowboy” y se convirtió en
el primero de sus éxitos que llegó al Top Ten.
Chris Spedding es un excelente guitarrista de
sesión que ha tenido también una buena carrera en solitario, entre cuya discografía destacaré “Hurt” (1977), en el que incluye “Road
Runner”, el tema de la famosa serie de dibujos animados “Correcaminos“.
Beach Boys; “Odessa” (1969) de The Bee
Gees; “Whitesnake” (1977) de David Coverdale; “Music from Big Pink” (1968) de The
Band; “Wired” (1976) de Jeff Beck; “ThirdSisters Lovers” (1975) de Big Star; “52nd
Street” (1978) de Billy Joel; “Paranoid” (1970)
de Black Sabbath; “Secret Treaties” (1974) de
Blue Oyster Cult; “Private Eyes” (1976) de
Tommy Bolin; “The Black-Man’s Burdon”
(1970) de Eric Burdon & War; “Heaven Tonight” (1978) de Cheap Trick; “John Cougar”
(1979) de John Cougar; “Cosmos Factory”
(1970) de Creedence Clearwater Revival;
“Love’s A Prima Donna” (1976) de Steve Harley & Cockney Rebel; “Red Octopus” (1975)
de Jefferson Starship; “Sin After Sin” (1977)
de Judas Priest; “Nicolette” (1978) de Nicolette Larson; “The Motels” (1979) de The
Motels; “Approved By The Motors” (1978) de
The Motors; “Stick To Me” (1977) de Graham
Parker; “Ringo” (1973) de Ringo Starr; “Paul
Simon” (1972) de Paul Simon ; “Parachute”
(1970) de The Pretty Things.
Otros Álbumes Recomendables
Para finalizar el repaso a la década de los años
setenta en el mundo musical internacional
(excepto el latinoamericano que revisaré en
otro capítulo), voy simplemente a enumerar
otros álbumes que me parecen muy recomendables y que, la mayoría de ellos, no tuve
como vinilo en los años 70, si no que me hice
con ellos cuando aparecieron en CD:
“Aerosmith” (1973) de Aerosmith; “School’s
Out” (1972) de Alice Cooper; “Eat a Peach”
(1972) de The Allman Brothers Band; “America” (1972) de America; “Olias Of Sunhillow”
(1976) de Jon Anderson; “The B-52’s” (1979)
de The B-52’s; “Bad Company” (CD-1974) de
Bad Company; “Pet Sounds” (1968) de The
“The Runaways” (1976) de The Runaways;
“Welcome” (1973) Santana; “Just A Boy”
(1974) Leo Sayer; “Beautiful Loser” (1975) de
Bob Seger; “The Penthouse Tapes” (1976) de
The Sensational Alex Harvey Band; The Last
Puff” (1970) de Spooky Tooth; “The Scream”
(1978) de Siouxsie & The Banshees; “Sladest”
(1973) de Slade; “Dogs Of Two Head” (1971)
de Status Quo; “Aja” (1977) de Steely Dan;
“Stills” (1975) de Stephen Stills; “No More
Heroes” (1977) de Stranglers; “ I Don’t Want
To Go Home” de Southside Johnny & The Asbury Jukes; “Brief Replies” de Teen Wheel
Drive; “Johnny The Fox” (1977) de Thin Lizzy;
“Pat Travers” (1976) de Pat Travers; “The
Slider” (1972) de T. Rex; “Strangers in The
Night” (1978) de UFO; “Blue Valentine” (1978)
de Tom Waits; “Still Life” (1976) de Van Der
Graf Generator; “Deliver The Word” (1973) de
War; “They Only Came At Night” (1972) de
The Edgar Winter Group; “Second Winter”
(1970) de Johnny Winter; “Trouble” (1977) de
Whitesnake; “Argus” (1972) de Wishbone
Ash; “Tres Hombres” (1973) de ZZ Top; “Warren Zevon” (1977) de Warren Zevon…
Dedicatoria
A mis amigos musicales de juventud: Amadeo,
Carlos, Jesús, Juan, Paco, Pepe, Rubén, etc.
Con vosotros compartí muy buenos momentos en el kiosco musical de Luisa, que nos dió
a conocer a tantos de los artistas que he relacionado en estos 4 artículos de la música rock
de los años setenta. Luisa nos pinchaba los
discos para que pudiéramos saber lo que
comprábamos, algunos en cómodos plazos,
porque ella nos daba facilidades para irle pagando poco a poco. Sin ese entrañable chiringuito de Pubilla Cases mi vida musical no
hubiera sido tan rica en aquellos años. Recuerdo que yo tenía que atravesar media ciudad, porque mi familia se había traslado a
vivir cerca de la Sagrada Familia, pero esos
buenos ratitos que pasaba con vosotros, escuchando y compartiendo música, eran para
mí el mayor de los placeres en esos entrañables y maravillosos años. Nunca os olvidaré
amigos míos. Un fuerte abrazo a todos…
Descargar

Leer el artículo completo