Consejo Consultivo de Aragón
DICTAMEN
Nº 111 / 2013
Materia sometida a dictamen: Reclamación en materia de responsabilidad patrimonial de la
Administración derivada del mal funcionamiento de los servicios públicos municipales de
saneamiento, de La Puebla de Alfindén (Zaragoza).
ANTECEDENTES
PRIMERO.- Con fecha 24 de octubre de 2012 tuvo entrada en el Registro del
Ayuntamiento de la Puebla de Alfindén un escrito presentado por la Gerente y Administradora
de “X”, S.L. con domicilio en la misma localidad, en la que exponía que “como consecuencia del
desbordamiento de la balsa sita en el Camino de La Alfranca de esta localidad la nave agrícola
situada en el Polígono 7, Parcela 01, en la partida conocida como “Rodrigos” se ha inundado
con una lámina de agua de unos 20 cm”.
La descripción no hacía referencia a la fecha en la que se había producido la
inundación, pero acompañaba un informe de la policía local con referencia al día 20 de Octubre
de 2012.
La reclamación tampoco hacía mención sobre la importancia económica de la
indemnización solicitada, pero sí precisaba que la inundación había afectado a 40.000 kg de
trigo blanco, 9.000 kg de colza, 2.000 kg de guisante y a posibles daños en la estructura de la
nave y en la báscula de pesaje. Además, la inundación había dejado residuos secos por toda la
nave que suponían una gran afluencia de insectos.
Finalmente anunciaba la presentación de un informe pericial y de unas fotografías.
1
CONSEJO CONSULTIVO DE ARAGÓN
SEGUNDO.- El Oficial Jefe de la Policía Local informó que sobre las 16 h. del día 20
de octubre de 2012 fue requerido por la inundación de la nave de “X”, S.L. por agua procedente
de la conocida como “Balsa de los Patos”.
La Policía Local constató la inundación de la nave y la afección a varios montones de
guisante, colza y semilla de alfalfa que estaban en contacto directo con el agua. Observó
también máquinas agrícolas, aperos y otros útiles que, a priori, no parecían afectados, con
excepción de una báscula de pesaje y los sensores que podrían haber quedado dañados.
La Policía Local precisó que el agua parecía provenir de la conocida como “Balsa de los
Patos” que desbordada ha desviado el agua hacia el Camino de la Alfranca y los campos
colindantes llegando a la nave de “X”, S.L...
Al informe se acompañaron nueve fotografías que identificaban suficientemente la
situación.
TERCERO.- El 9 de noviembre de 2011 la Alcaldesa del Ayuntamiento requirió a “X”
S.L. advirtiéndole que debía presentar la valoración de los daños así como que podía pedir la
suspensión del procedimiento si lo estimaba necesario.
El 12 de noviembre de 2012 la representante de “X” S.L. solicitó del Ayuntamiento qué
profesionales podrían hacer la valoración de los daños habida cuenta que los cereales
existentes en la nave comenzaban a fermentar por su contacto con el agua, produciendo olores
y otras molestias.
El 27 de noviembre de 2012 tuvo entrada en el Ayuntamiento una valoración económica
y el informe de daños presentada por “X” S.L. y elaborada por el Ingeniero …, colegiado nº
…del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas.
En el informe se detallaba que la nave de la sociedad reclamante estaba a 270 m
“aguas debajo” de la balsa conocida como “Balsa de los Patos”.
Que durante el mes de octubre de 2012 se había producido a nivel nacional una
precipitación media mensual de lluvia que superaba en más de un 40% los valores medios
normales del citado periodo. Más en concreto, los días 19 y 20 de octubre las cantidades
acumuladas eran superiores a 80 mm en la zona de Zaragoza, para un valor normal de 69 mm.
La gran cantidad de lluvia caída en esos días, especialmente el día 20, motivó que la
llamada “Balsa de los Patos” que recoge las aguas de la red de alcantarillado que no han sido
bombeadas a la Depuradora de la Cartuja y habitualmente está llena se desbordase,
produciendo una inundación de los campos colindantes llegando hasta la nave de “X” S.L...
El informante puso de manifiesto también que el agua entró en toda la nave
inundándola con hasta 20 cm de altura y afectando a montones de cereal, guisante y colza que
el dueño de la nave tenía almacenados para su venta.
Con datos facilitados por el propietario estableció que en la nave había 40 t de trigo
blanco, de las que 13 t han quedado inutilizables para pienso. Las otras 27 t se podrían
aprovechar gracias a que fueron retiradas por el dueño de la nave. También había almacenadas
2
Consejo Consultivo de Aragón
9 t de semillas de colza que quedaron completamente dañadas, sin que puedan reutilizarse. Y
19 t de semillas de guisante seco para pienso que igualmente quedaron completamente
inutilizables como consecuencia del proceso fermentativo que modificó las características del
producto.
En relación con la valoración de daños el informante señaló que no se apreciaban daños
relevantes, salvo en una báscula de pesaje que había sufrido pequeños desperfectos que
fueron reparados con un coste de 118,88 €.
La valoración del trigo duro para pienso la estableció en 13.000 kg. Inutilizables a razón
de 0,274 €/kg para una cantidad de 3.562,00 €. La colza, 9.000 kg. se valoró a razón de 0,472
€/kg para una cantidad de 4.248,00 €. Y los 2.000 kg de guisante se valoraron a razón de 0,5
€/kg para un total de 1.000,00 €.
De esta forma la valoración de los daños totales sufridos ascendió a la cantidad de
8.928,88 €.
CUARTO.- El 3 de diciembre de 2012 la Alcaldía ordenó incoar el correspondiente
procedimiento para determinar, en su caso, la responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento,
nombró al Instructor del procedimiento y remitió la reclamación a la compañía de seguros con la
que el Ayuntamiento tenía suscrita una póliza de responsabilidad civil. También solicitó de la
Interventora la existencia de la oportuna consignación presupuestaria.
El 9 de diciembre de 2012 el Secretario del Ayuntamiento comunicó a “X” S.L. la
incoación del procedimiento, el plazo para su resolución y el sentido del silencio si no se hubiera
dictado una resolución expresa trascurridos seis meses desde la incoación.
El 11 de diciembre de 2012 la Intervención municipal informó que la partida
presupuestaria correspondiente a “indemnizaciones por responsabilidad patrimonial” en el
presupuesto municipal ordinario era la M.92000.27001, sin que existiera crédito suficiente para
cubrir la indemnización cuyo pago pudiera corresponder al Ayuntamiento.
Con la misma fecha el Sr. Secretario Municipal informó sobre la legislación aplicable, el
procedimiento a seguir, el órgano competente para resolverlo y los eventuales recursos
jurisdiccionales deducibles contra la resolución dictada.
QUINTO.- Nombrado el Instructor, el 13 de diciembre de 2012 concedió plazo de
audiencia a “X” S.L. por plazo de diez días y puso a su disposición el expediente administrativo.
Durante el período de audiencia el Secretario certificó que no se presentó alegación
alguna.
3
CONSEJO CONSULTIVO DE ARAGÓN
SEXTO.- El 10 de enero de 2013 el Instructor del expediente solicitó un informe al
Instituto Aragonés del Agua para que pusiera de manifiesto si entre los días 19 y 20 de octubre
de 2012 el colector de aguas residuales de la localidad funcionaba correctamente, con especial
referencia a las bombas de impulsión, y si la capacidad de las tuberías era suficiente para
asumir tanto las aguas residuales como las procedentes de las lluvias caídas durante esos días.
Ese mismo informe se requirió del Arquitecto Municipal.
SÉPTIMO.- El Director del Instituto Aragonés del Agua emitió informe el 6 de febrero de
2013 señalando en sus conclusiones lo siguiente:
“Por lo tanto podemos confirmar que las tuberías instaladas en La Puebla de Alfindén
tienen capacidad suficiente para evacuar las aguas residuales y pluviales que en la
actualidad recogen las redes del municipio. No obstante, pueden darse casos de lluvias
intensas, con caudal punta superior al del diseño, durante períodos de tiempo
prolongados que superarían las capacidades de las infraestructuras instaladas, en cuyo
caso estaríamos en situaciones excepcionales”.
El Arquitecto Municipal informó que de acuerdo con los datos obtenidos del Gobierno de
Aragón “las precipitaciones fueron excepcionales en las fechas mencionadas” según datos de
las estaciones de Osera de Ebro, Pastriz y Montañana. Sin embargo, el Técnico no se
consideraba apto para afirmar si el colector de aguas residuales tenía capacidad suficiente para
asumir las lluvias excepcionales producidas.
OCTAVO.El Instructor del expediente, sin conferir un nuevo trámite de audiencia al
reclamante para el conocimiento de los dos informes recibidos, efectuó el 16 de abril de 2013
una propuesta de resolución en la que declaraba la existencia de la responsabilidad municipal
en los daños sufridos por “X” S.L... Daños que estableció en la suma de 8.928,88 €.
A esa conclusión llegó el Instructor después de reconocer que las situaciones de
precipitaciones el día 20 de octubre fueron excepcionales, de acuerdo con los informes del
Gobierno de Aragón y el Técnico Municipal, y que el saneamiento municipal, del que sería un
elemento la llamada “Balsa de los Patos”, podría haberse desbordado como consecuencia de
esas precipitaciones.
CONSIDERACIONES JURÍDICAS
I
Este Consejo Consultivo de Aragón resulta competente para emitir dictamen con
carácter preceptivo en los procedimientos de responsabilidad administrativa tramitados por las
entidades locales que superen los 6.000 euros de cuantía, dada la modificación de la Ley
4
Consejo Consultivo de Aragón
30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del
Procedimiento Administrativo Común, llevada a cabo por la disposición adicional cuadragésima
de la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible (introducción del apartado 3º en el
art. 142) y teniendo en cuenta el conjunto normativo de nuestra propia Ley constitutiva (Ley
1/2009, de 30 de marzo, del Consejo Consultivo de Aragón), en especial sus arts. 13.2, 14.1,
15.10 y 16.2.
En función de lo preceptuado en los artículos 19 y 20 de la misma Ley 1/2009, resulta
competente la Comisión para la emisión del dictamen.
II
El Consejo, a la vista del expediente remitido, ha de pronunciarse acerca de si procede o
no estimar la reclamación de indemnización económica presentada por la sociedad de capital
“X”, S.L. en relación con los daños sufridos por importe de 8.928,88 € a causa de las
inundaciones en una nave de su propiedad en la localidad de la Puebla de Alfindén (Zaragoza),
después de haberse producido el desbordamiento de una “balsa” que forma parte de la
infraestructura de saneamiento de aquella localidad.
Por mandato del artículo 12.2 del Reglamento aprobado por R. D. 429/1993, de 26 de
marzo, se ha de concretar específicamente la existencia o inexistencia de relación de
causalidad entre el funcionamiento del servicio público y los daños producidos, con valoración,
en su caso, de los daños habidos y las cuantías y modo de las indemnizaciones, considerando
los criterios legales de aplicación.
III
Por lo que se refiere a la normativa aplicable, ha de recordarse que en el Derecho
español vigente la institución de la responsabilidad patrimonial de la Administración,
constitucionalizada en el art. 106.2 de la Constitución, atribuye a los particulares derecho a ser
indemnizados de toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los
casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento normal o
anormal de los servicios públicos, y se cumplan los demás requisitos dispuestos por el
ordenamiento jurídico (art. 139 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de
las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común).
Los requisitos para que sea declarada la responsabilidad patrimonial de la
Administración, según reiterada y pacífica formulación doctrinal y jurisprudencial del régimen de
Derecho Positivo sobre la materia, pueden resumirse del siguiente modo: 1º) la efectiva
realización del daño o perjuicio evaluable económicamente e individualizado en relación con
una persona o grupo de personas; 2º) que el daño o lesión sufrido por el reclamante sea
consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos en una relación
directa de causa a efecto sin intervención extraña que pueda influir en el nexo causal; 3º) que el
5
CONSEJO CONSULTIVO DE ARAGÓN
daño o perjuicio no se hubiera producido por fuerza mayor; y 4º) que no haya prescrito el
derecho a reclamar (cuyo plazo se fija legalmente en un año, computado desde la producción
del hecho o acto que motive la indemnización o desde la manifestación de su efecto lesivo).
IV
En el supuesto que nos ocupa, no hay nada que objetar sobre el cumplimiento de los
requisitos formales, al haberse presentado la reclamación dentro del plazo legalmente
establecido, apenas tres días después de producirse el evento dañoso, y haber sido dirigida a la
Administración Pública competente, el Ayuntamiento de la Puebla de Alfindén, por persona que
ostenta suficiente legitimación para ello.
Este Consejo, a la vista del expediente remitido en el que documentalmente constan las
actuaciones habidas en la instrucción del procedimiento ha de pronunciarse, pues, acerca de si
procede o no estimar la reclamación de indemnización formulada por “X” S.L. por los daños que
sufrió en los productos agrícolas existentes en la nave de su propiedad inundada por el
desbordamiento de la “balsa”.
Analizando los requisitos necesarios para que exista la responsabilidad patrimonial de la
Administración, debemos destacar que es indudable que se han producido daños, tratándose
de perjuicios efectivos, individualizados y económicamente evaluables, tal y como acreditan con
los documentos requeridos por la Alcaldesa y aportados por la sociedad reclamante, toda vez
que en la reclamación inicial no se valoraron económicamente.
En el análisis de la relación de causalidad, y de acuerdo con el informe del Instituto
Aragonés del Agua y del Arquitecto municipal, podemos deducir que el desbordamiento de
la “balsa” aun resultando un acontecimiento excepcional por las lluvias excepcionales que
se produjeron el día de los hechos, el 20 de Octubre de 2012, no puede considerarse como
de fuerza mayor porque la previsión del estudio de caudales para dimensionar la capacidad
de evacuación de la infraestructura, tal y como está recogida en el Plan General de
Ordenación Urbana de la localidad, mantiene un valor (7.190 m3/día) superior a los
caudales bombeados los días 20 y 21 de Octubre (6.401 m3/día y 6.124 m3/día,
respectivamente) en los que la instalación “funcionó con normalidad” al decir del Director del
Instituto citado.
De esa comparación solo puede deducirse que el desbordamiento de la “balsa” no
fue por causa de una dificultad de bombeo a la depuradora que hiciera necesario recoger en
ella más aguas no bombeadas, sino que la causa debió ser otra. Por tanto si el
desbordamiento se debió a los mayores aportes de la lluvia acaso el bombeo debería haber
sido superior y si no se hizo fue debido al funcionamiento del servicio municipal de
saneamiento.
Sin duda por eso, aunque no lo señale de forma explícita, la propuesta de resolución
del Instructor admite sin paliativos la responsabilidad municipal y contempla los daños en la
cuantía solicitada por el reclamante, sin requerir ningún informe técnico municipal al
respecto.
Teniendo en cuenta todo lo anterior, podemos concluir que el desbordamiento de la
“balsa” que produjo los daños en la nave de “X”, S.L. tuvo su origen en las excepcionales
6
Consejo Consultivo de Aragón
lluvias del día 20 de Octubre de 2012, pero de los datos técnicos puestos de manifiesto por
el Instituto Aragonés del Agua puede deducirse que el funcionamiento normal de la
infraestructura de saneamiento de la Puebla de Alfindén debía haber evitado tal
desbordamiento, probablemente bombeando más agua.
En mérito a lo expuesto, el Consejo Consultivo de Aragón formula el siguiente
DICTAMEN:
Que, de acuerdo con la propuesta de resolución, procede estimar la reclamación en
materia de responsabilidad patrimonial de la Administración formulada por “X” S.L., derivada de
los daños sufridos en una nave de sus propiedad por el desbordamiento de la llamada “Balsa
de los Patos” que forma parte de la infraestructura de saneamiento de la localidad de La Puebla
de Alfindén, fijando la indemnización a cargo del Ayuntamiento en la cuantía de 8.928,88 €.
En Zaragoza, a veintisiete de mayo de dos mil trece.
7