Eduardo Torres
Mayo 01, 2016
Serie: Crecer y Restaurar
Relaciones
Procurando la Paz
Mateo 5:9; Romanos 12:14-18
The Church at Brook Hills
Congregación Hispana
Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios
1. Un creyente de Cristo tiene una conducta diferente
a. Bienaventurado, quiere decir “extremadamente feliz”:
b. Los bienaventurados han recibido un corazón nuevo
c. Las bienaventuranzas son para los que siguen a Cristo.
2. Un creyente es un hijo de Dios.
a. Juan 1:12, Gálatas 3:26, nos convertimos en hijos de Dios al confiar en Cristo
para obtener el perdón y para seguirle y hacer que Él sea nuestra esperanza.
b. Mateo 5:9, un hijo de Dios debe:
1)
Mostrar el carácter de su Padre.
2)
Amar lo que Él ama.
3)
Buscar lo que Él busca.
3. Un creyente en Cristo fomenta la paz
1)
Pasa por alto una ofensa – (Prov. 19:11).
2)
Busca la Reconciliación – (Mateo 5:23,24; Gálatas 6:1; Mateo 18:15;
Colosenses 3:13).
3)
Establece un Pacto si fuese necesario (Fil. 2:4).
b. El pacificador desea constituir vínculos con su prójimo
c. Pero no siempre se logra...
1)
Un pacificador ansía la paz
2)
Un pacificador evita la ruptura de la relación (Rom. 12:18).
d. Mateo 10:34-38 Aquí escucha iglesia, lo que Jesús nos dice… No crean
ustedes que he venido para establecer la paz en este mundo. No he venido a
traer paz, sino pleitos y dificultades… así que:
1)
Sin abandonar el llamado que les hice, sin dejar de ser leales a Mi, sin dejar
de obedecerme:
a) conquisten la paz y esfuércense por obtenerla.
b) derrumben las barreras que puedan haber entre ustedes.
c) oren los unos por los otros, incluyendo a sus adversarios, los conflictivos,
los intolerantes; practique hacer el bien entre ustedes.
2)
No importa cuánta contrariedad les pueda provocar.
Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios. Entonces,
¿Por qué Jesús habla de pacificación en el sermón del monte sobre cuestiones
individuales tales como ser un hijo de Dios, tener una conducta diferente a la del mundo,
fomentar la paz, orar, saludar y la reconciliación personal? Porque hay que tener un
corazon nuevo, una mente renovada también, una disposición al perdón y a la
reconciliación. Y todo esto en el plano personal, para ser reconocidos como hijos de
Dios, heredar la vida eterna y el reino de nuestro Padre celestial.
Eduardo Torres
Mayo 01, 2016
Serie: Crecer y Restaurar
Relaciones
Procurando la Paz
Mateo 5:9; Romanos 12:14-18
The Church at Brook Hills
Congregación Hispana
Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios
4. Un creyente de Cristo tiene una conducta diferente
a. Bienaventurado, quiere decir “extremadamente __________________”
b. Los bienaventurados han recibido un corazón ___________________
c. Las bienaventuranzas son para los que ________________________ a Cristo.
5. Un creyente es un hijo de Dios.
a. Juan 1:12, Gálatas 3:26, nos convertimos en hijos de Dios al¨_____________ en
Cristo para obtener el_______________ y para __________________ y hacer
que Él sea nuestra esperanza.
b. Mateo 5:9, un hijo de Dios debe:
1)
Mostrar el __________________ de su Padre.
2)
Amar lo que Él ama.
3)
Buscar lo que Él busca.
6. Un creyente en Cristo fomenta la paz
1)
Pasa por alto una ofensa – (Prov. 19:11).
2)
_________________ la Reconciliación – (Mateo 5:23,24; Gálatas 6:1;
Mateo 18:15; Colosenses 3:13).
3)
____________________ un Pacto si fuese necesario (Fil. 2:4).
b. El pacificador desea constituir ____________________ con su prójimo
c. Pero no siempre se logra...
1)
Un pacificador ansía la paz
2)
Un pacificador evita la ruptura de la relación (Rom. 12:18).
d. Mateo 10:34-38 Aquí escucha iglesia, lo que Jesús nos dice… No crean
ustedes que he venido para establecer la paz en este mundo. No he venido a
traer paz, sino pleitos y dificultades… así que:
1)
Sin abandonar el llamado que les hice, sin dejar de ser leales a Mi, sin dejar
de obedecerme:
a) ________________________ la paz y esfuércense por obtenerla.
b) _____________________ las barreras que puedan haber entre ustedes.
c) ________________ los unos por los otros, incluyendo a sus adversarios,
los conflictivos, los intolerantes; practique hacer el bien entre ustedes.
2)
No importa cuánta contrariedad les pueda provocar.
Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios. Entonces,
¿Por qué Jesús habla de pacificación en el sermón del monte sobre cuestiones
individuales tales como ser un hijo de Dios, tener una conducta diferente a la del mundo,
fomentar la paz y la reconciliación personal? Porque hay que tener un corazon nuevo,
una mente renovada también, una disposición al perdón y a la reconciliación. Y todo
esto en el plano personal, para ser reconocidos como hijos de Dios, heredar la vida
eterna y el reino de nuestro Padre celestial.