espués de resucitar, Cristo transmitió una alegría infinita a todos sus seguidores y
recibieron una fuerza extraordinaria, que seguimos celebrando hasta nuestros días. Y
con esto estamos dando gracias, por la entrega de nuestras dos hermanas jóvenes,
Francisca y Licina, que iniciaron la etapa de postulantado el pasado día 18 de abril, en la capilla
de la Comunidad de Matola (Mozambique) a las 18h. Después de haber reflexionado el tema del
seguimento de Cristo, quisieron dar respuesta a la llamada que escucharon y siguen
escuchando, como hicieron Abraham, Moisés, Jeremías y los Apóstoles. Acogidas por la
comunidad, dimos inicio a todas las actividades propias de esta etapa de formación.
Con María Madre del Divino Pastor, pedimos la gracia de la perseverancia y que su sí sea como
el de María, sin límites.
“El dia 18 de Abril fue una fecha muy importante porque Dios me
permitió iniciar mi camino comenzando el postulantado. Ay de mí si
no evangelizase... Por eso quiero agradecer a Dios por el don de la vida
y de la vocación y por las maravillas que derrama sobre mi.
Agradezco a la Madre General y su Consejo por la elegancia y
generosidad que tuvieron al aceptar que iniciase el postulantado, y a
todas las hermanas va mi gratitud por la acogida que me hicieron al
aceptar mi entrada en el postulantado. Y quiero manifestar que me
siento feliz y quiero dar mi si, como Maria. Confio en que Dios me
acompañe en todo”. Francisca
“En primer lugar quiero agradecer a Dios por el don de la vida,
vocación y llamada, y por las maravillas que me concede dia tras
dia. Agradezco a la Madre General y su Consejo por la gentileza
que tuvieron y por admitirme a la entrada al postulantado;
agradezco a las hermanas de la comunidad de Matola su acogida
fraterna, y el acompañamiento necesario en mi camino. Por eso me
siento feliz, y quiero responder con mi si al Señor como lo hizo
Maria.
Concédeme, Padre, el valor y la firmeza para seguirte y dame un
corazón capaz de amar y servir a mis hermanos, principalmente a
los más necesitados, y pido para que ilumines los pasos que
comencé a dar en tu servicio”. Licina
Descargar

espués de resucitar, Cristo transmitió una alegría