20
LATERCERA Lunes 8 de agosto de 2016
Nacional
RR Sergio Jara es Prorector
de la U. de Chile y enseña
economía del transporte en
la misma casa de estudios.
FOTO: JUAN FARIAS
Sergio Jara
Prorrector U. de Chile
“Es difícil revertir
la desconfianza
que existe hacia
el sistema de
transporte público”
R El ingeniero del Instituto Sistemas Complejos
de Ingenieria (ISCI) entrega recomendaciones
para mejorar el Transantiago de cara a la
nueva licitación en 2017.
Camila Mardones
El año 2017 será clave para el transporte público de la Región Metropolitana. En mayo del próximo
año se realizará la nueva licitación
para el Transantiago, algo que muchos ven como una oportunidad
para mejorar el sistema que ya
lleva nueve años operando en la capital. De miras a esos nuevos contratos, Sergio Jara, Ingeniero del
Instituto Sistemas Complejos de
Ingenieria (ISCI) y prorrector de la
U. de Chile, entrega un diagnóstico del sistema actual, explica los
errores que se cometieron en su diseño y cómo mejorarlo.
¿Qué problemas identifica hoy
en el Transantiago?
Hay dos temas. Primero, es difícil
revertir la desconfianza que existe hacia el sistema de transporte
público por el aumento de los tiempos de espera, incomodidad y hacinamiento. Hoy es más la gente
que desea cambiarse al automóvil,
y eso es un serio problema. El segundo gran problema es que el
comportamiento de los operadores
es muy variado. El desafío es lograr
generar contratos que orienten el
comportamiento empresarial en
la dirección de aquellas empresas
que se han desempeñado bien.
¿Qué aspecto del sistema cree
fundamental cambiar en los nuevos contratos?
Un gran desafío es pensar de manera adecuada el sistema troncalalimentador. Ese diseño significó
aumentar los transbordos de los
viajes de un 10% a un 70%, lo que
provoca mucha insatisfacción en
el usuario. El solo hecho de transbordar aumenta entre 10 a 25 minutos los tiempos de viaje. Por
otra parte, las frecuencias disminuyeron porque la flota es muy pequeña y de buses muy grandes.
Pero con más buses de tamaño
mediano, los tiempos de espera
serían menores. Por eso el cambio
del diseño de la estructura de líneas, desde troncal alimentador a
VIAJES CON MENOS TRANSBORDOS
“Hay que diseñar un
sistema de líneas cercano a
servicios más directos,
acompañado del monitoreo
y control de flota que hoy la
tecnología permite”.
APROVECHAR LA TECNOLOGÍA
“La información que entrega
la tarjeta bip! es muy rica
pero no hay experiencia de
cómo usarla para mejorar el
sistema. Es algo en lo que se
debe progresar”.
algo más cercano a servicios directos, es algo necesario, y debe ir
acompañado del monitoreo y control de flota que hoy permite la tecnología.
Actualmente el sistema recibe
millones de dólares en subsidio.
¿Cómo cree usted que debería
haberse pensado el financiamiento?
Si se hubiera diseñado considerando que era posible utilizar algún subsidio, el sistema no sería
el que hoy día tenemos. Estamos
subsidiando un mal sistema. Pero
eso no significa que el subsidio
sea malo, sino que había que considerarlo a priori. Dentro de los
errores inducidos por la obligación de diseñar, considerando que
con la tarifa de ese entonces se
tenían que cubrir todos los costos
de operación del sistema, está el
haber llegado a una flota sub-dimensionada de buses sobre-dimensionados, lo que resulta más
barato para los operadores pero
peor para los usuarios por las bajas frecuencias.
La gente hoy prefiere utilizar el
Metro. ¿Es mejor seguir construyendo líneas de Metro antes que
priorizar por el Transantiago?
La razón por la cual un usuario
mira el metro con mejor cara es
porque en él son evidentes las in-
dicaciones; está todo señalizado.
Cuando tienes que combinar en
superficie el usuario relativamente nuevo no sabe exactamente
adónde tiene que esperar la micro
de conexión. Por otra parte, si alguien desea pensar el Metro como
una línea de desarrollo urbano tiene considerar qué significa seguir
desarrollando Santiago, que es una
ciudad de sobre 6 millones de habitantes y completamente contaminada. Si hay parlamentarios
que les parece que el subsidio al
transporte público es una mala
cosa, ¿van a estar dispuesto a que
se invierta en Santiago el equivalente a 60 millones de dólares por
kilómetro de metro? Aparentemente sí. Pero ¿será eso lo más
efectivo?.
¿Se debería hacer un sistema más
interconectado que incluyera varios modos de transporte?
Una de las razones para cambiarse al automóvil es que la gente ve
en el viajar de origen a destino de
forma cómoda. Pero eso intensifica muchísimo el uso de las calles
y al final terminan perdiendo, tanto buses como autos. Cuando se
propone que el sistema sea conectado con varios medios de
transporte público no se piensa
que quienes usan automóvil aprecian la continuidad de su viaje
¿Estaría el dueño de un automóvil dispuesto a bajarse del auto
dos veces en su viaje? Nadie está
dispuesto a hacer eso. Entonces,
¿por qué la gente que usa el transporte público está obligada a hacerlo?.
¿Cómo le gustaría que se abordara la nueva licitación?
Espero que haya un re diseño de la
estructura de líneas y que se aproveche la experiencia de todos estos años. Los indicadores que usa
el Ministerio de Transporte han
avanzado muchísimo y aún se
puede avanzar más. Por ejemplo,
la información que entrega la tarjeta bip! es muy rica pero no hay
mucha experiencia de cómo usar
esa información para mejorar el
sistema y es algo en lo que se debe
progresar. b
Descargar

Es difícil revertir la desconfianza que existe hacia el