MENSAJE DE NUESTRO PADRE
Cuando escriban los nombres del Señor, y de haMashiaj (Cristo) y
del Consolador, deben escribirlos con mayúscula las iniciales así:
Dios, Mesías (Cristo) y el Espíritu Santo.
El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere,
será condenado. Y estas señales seguirán a los que creyeren: En mi
Nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;
quitarán serpientes; y si bebieren cosa mortífera, no les dañará;
sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán. S.Mr.16:16-18
El Maestro nos está diciendo a los que creyeren en mi nombre,
todos deben entender que creer en su nombre es recibir estos dones
que nos habló, y también obedecerle guardando los mandamientos
S.Mt.5:18, porque para poder tener vida eterna debemos seguir los
pasos como nos ha inculcado. S.Mt.19:17; Ro.4:23-25. Si no lo
hacen como no lo están haciendo, no tendrán participación con el
verdadero Cristo; porque él es verdadero ministro y siervo de la
circuncisión, y como no lo han hecho no tienen participación con
el verdadero Cristo. Ro.15:8; 1 Co.7:19. La iglesias no están
siguiendo estos pasos. No sigan engañándose; haMashiaj nos dice
por el Espíritu Santo, que no se puede dejar ni una jota ni un tilde
de la ley. Stg.2:10. El Consolador por haMashiaj nos está diciendo:
que con él estarán los que guardan los mandamientos de Dios y
tienen la fe de haMashiaj. Ap.14:12. No anulen ningún punto de la
ley, porque para que sus nombres estén escritos en libro de la vida
del Cordero Ap.21:27, debemos creer por la fe en él, de guardar
todos los mandamientos. Quisiera que todo el que lea éste mensaje
lo pongan en práctica junto con todos los hermanos, para ser
sellados como la profecía dice. Is.8:16. Hacedlo para que no os
sorprenda esto: Duros de cerviz, é incircuncisos de corazón y de
oídos, vosotros resistís siempre al Espíritu Santo: como vuestros
padres, así también vosotros. Hch.7:51. Y no digan que no lo están
haciendo como vuestros padres, porque vosotros y vuestros padres
hace mucho tiempo que están en desobediencia a la circuncisión de
la carne y del corazón. Ez.44:9. Y también tenéis incircuncisos
vuestros oídos; uds. saben muy bien, que se dice en la biblia que
Dios no se muda, y es el mismo. Mal.3:6; Stg.1:17. También dice
la escritura: Para que por dos cosas inmutables, en las cuales es
imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo, los
que nos acojamos a trabarnos de la esperanza propuesta.Hb.6:18.
Esas dos cosas sin duda son: los mandamientos y la fe de
haMashiaj, que se justifica en Ap.19:10: Y yo me eché a sus pies
para adorarle y él me dijo: Mira que no lo hagas: yo soy siervo
contigo, y con tus hermanos que tienen el testimonio de haMashiaj:
adora a Dios; porque el testimonio de haMashiaj es el espíritu de la
profecía.
Adorar a Dios sin guardar los mandamientos, no se está en el
espíritu de la profecía. No sigan equivocándose que muchos de los
que están predicando en este tiempo el evangelio, lo están
haciendo sin la obediencia a los mandamientos; y léase bien las
cosas porque muchos le dirán: No todo el que me dice: Señor,
Señor, entrará en el reino de los cielos: mas el que hiciere la
voluntad de mi Padre que está en los cielos. S.Mt.7:21. La
voluntad de Dios es que se guarde sus mandamientos, porque esa
es su gracia; si no es así, ¿para qué Mashiaj nos habla de los
mandamientos en todo el nuevo testamento? Sean respetuosos que
esa es su gracia. Y continua haMashiaj diciendo: muchos me dirán
en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu
nombre lanzamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos
Milagros? S.Mt.7:22. Sí, la iglesia le dirá al Señor que ellos
hicieron esos requisitos en su nombre; pero el Señor les protestará:
Nunca os conocí; apartaos de mí, obradores del maldad. S.Mt.7:23.
¿No se da cuenta la iglesia que haMashiaj (Cristo) los rechazará
porque no guardaron los mandamientos, que él mismo les inculcó
en el nuevo testamento a la iglesia; que significa hacer la voluntad
del Padre? Apúrense que está al acabarse el tiempo de la plenitud
de los gentiles. Es nuestro deseo que el Espíritu Santo les ayude a
reflexionar con este mensaje. Deseamos con toda buena voluntad
que así sea.
El Mesías está muy cerca.
Atentamente Simón.

Cuando hablemos del Señor

Señor