Al principio era el verbo y el verbo era con Dios y el verbo es
Dios. S.Jn.3:16. definición:: El verbo es la acción definida de la
voz de Dios, y Yojanan nos dice que ésta voz de Dios está
expresada en un cuerpo; (tomó carne) S.Jn.1:14, es decir que
haMashiaj es guiado por ese verbo-voz del Padre que desde el
principio es guiado por él; haMashiaj expresa: esta es la vida
eterna: que te conozcan el solo Dios verdadero, y á Mashiaj, al cual
has enviado. – la carne hijo Is.7:14; 9:6; S.Mt.1:23. Yo te he
glorificado en la tierra: he acabado la obra que me diste que
hiciese. Ahora pues, glorificame tú cerca de ti mismo con aquella
gloria que tuve cerca de ti antes que el mundo fuese. S.Jn.17:3-5.
Cuando se dice: al principio, éste principio con el Padre claro está;
que no es Bereshit al principio de la creación terrenal, sino al
principio de la creación espiritual en los cielos. Cuando se dice que
fueron creados los cielos y la tierra; se ven dos ordenes ejecutivas
de principios, la primera acción del verbo que son los ángeles,
contando que la cabeza de los ángeles es haMashiaj. Y la segunda
acción ejecutada fueron los planetas. Y la tercera acción ejecutada
fue nombrada Bereshit o principio, que es donde el verbo Dios
separa las aguas de las aguas creando los mares y ríos, tierra seca,
todo fruto, especie de animales y al hombre. Todo esto se
denomina por su nombre: principio. En el espacio de la creación de
las especies de animales, es un tiempo en el cual existían animales
gigantescos, ya que fósiles han aparecido; pero a Dios no le
pareció explicarnos dicho tiempo. Y en la segunda etapa de dicho
tiempo, es cuando Dios crea al hombre; y en esa etapa es que
ordena lo que tiene que hacer. Pero el hombre ha hecho
contrariamente a lo que Dios le asignó que hiciera y creyera. Por lo
tanto, lo que Dios hizo anteriormente no le incumbía, sino sus
ordenanzas postreras las cuales preparó para que el hombre
anduviera con él, pero no quisieron y los castigó por medio de un
diluvio; y de aquella gente sólo perdonó a ocho personas, los
cuales por su dureza se volvió a condenar la creación. Gn.6:5. En
esa epóca anterior solo se salvaron ocho personas. Pero Dios nos
dijo que en esta segunda oportunidad solo se salvarían los que
tuvieran la gracia de guardar sus mandamientos, los cuales expresó
Moisés. Ex.20 etc. y haMashiaj. S.Mt.5:18; 19:17; 1 Co.7:19;
Ap.14:12 etc. Todos y cada uno de los mandamientos son vitales
para la salvación del hombre. Stg.2:10. Todo el que no
corresponda en darle un visto bueno, a estas santas exhortaciones:
tendrá un final trágico.
Ándese con cuidado, edúquense los más que puedan, y que Dios
los ampare.
Atentamente Simón.
El Mesías está muy cerca.
Nosotros sabemos que no lo han entendido, porque son ímpios y
duermen a cerca de la verdad. Is.8:20.

Al principio era el verbo

Dios