NULIDAD
DECRETO
DEPARTAMENTAL/SUSPENSION
PROVISIONAL/Código de Rentas del Departamento/
CON LA DEMANDA SE SOLICITÓ LA SUSPENSIÓN
PROVISIONAL DEL
CITADO ACTO ADMINISTRATIVO MANIFESTÁNDOSE SER VIOLATORIO
ENTRE OTROS,
DE LOS ARTÍCULOS 300 NUMERAL 9 DE LA
CONSTITUCIÓN POLÍTICA, ARTÍCULOS 61, 63 INCISO 2º Y 65 INCISO 2º DE
LA LEY 14 DE 1983; ARTÍCULO 123 DEL DECRETO 1222 /86; ARTÍCULOS 50 Y 52
DEL CÓDIGO DE RENTAS DEL DEPARTAMENTO; DECRETO 121/86; DECRETO
019 /93 Y EL ARTÍCULO 2º DEL ESTATUTO BÁSICO DE LA INDUSTRIA
LICORERA DEL HUILA, DECRETO ORDENANZAL Nº 000192/81.
EL TRIBUNAL, MEDIANTE AUTO DEL 20 DE JUNIO DE 1996 (FOLIOS 18 A 22),
DECRETÓ LA SUSPENSIÓN PROVISIONAL DEL DECRETO 837/93 AL
CONSIDERAR QUE EXISTÍA VIOLACIÓN DIRECTA DE LA ORDENANZA 019 DE
1993 POR PARTE DEL ACTO ACUSADO AL PERMITIRSE LA INTRODUCCIÓN,
DISTRIBUCIÓN Y VENTA DE LICORES NACIONALES Y EXTRANJEROS,
PORQUE CON DICHA LIBERACIÓN SE ESTABA RENUNCIANDO AL
MONOPOLIO QUE SOBRE ESTOS LICORES TENÍA EL DEPARTAMENTO.
EL HONORABLE CONSEJO DE ESTADO, AL RESOLVER LA APELACIÓN
FORMULADA POR EL DEPARTAMENTO DEL HUILA Y EL TERCERO
INTERVINIENTE SEÑOR GERMAN ZULUAGA A., REVOCÓ LA SUSPENSIÓN
PROVISIONAL, AL NO HALLAR A PRIMERA VISTA, LA VIOLACIÓN DE LAS
NORMAS SUPERIORES CITADAS COMO TRANSGREDIDAS POR EL ACTO
ENJUICIADO.
LOS ARTÍCULOS 51 Y 52 DEL DECRETO 121 DE 1986 O CÓDIGO DE RENTAS DEL
DEPARTAMENTO (FLS 60 A 65), QUE SE CITAN COMO VIOLADOS SE LIMITAN
A REGULAR EL IMPUESTO AL CONSUMO DE LOS LICORES DESTILADOS
NACIONALES Y, SI BIEN EN EL INCISO FINAL DEL ARTÍCULO 52,
REFIRIÉNDOSE A LA INTRODUCCIÓN Y VENTA DE LICORES DESTILADOS,
NACIONALES O EXTRANJEROS, HABLA DE LA PARTICIPACIÓN PORCENTUAL
DEL DEPARTAMENTO EN EL PRECIO DE VENTA DEL PRODUCTO, PREVIOS LO
CONVENIOS ECONÓMICOS CON LAS FIRMAS PRODUCTORAS, EL ARTÍCULO
SEGUNDO DEL ACTO ACUSADO ESTABLECE QUE LOS PRODUCTOS
MENCIONADOS EN SU ARTÍCULO ANTERIOR, “PAGARÁN EL IMPUESTO AL
CONSUMO DETERMINADO POR LA LEY” Y AL PROCESO SE ALLEGÓ
COPIA DE LOS CONTRATOS DE DISTRIBUCIÓN CELEBRADOS POR EL
DEPARTAMENTO CON SUS HOMÓLOGOS DE CUNDINAMARCA Y CALDAS (FLS.
49 A 59), ESTABLECIÉNDOSE EN ELLOS DICHA PARTICIPACIÓN PORCENTUAL
A SU FAVOR.
NO FUE POSIBLE CONFRONTAR EL ACTO ACUSADO CON LOS DECRETOS
DEPARTAMENTALES 000192 DE 1981 Y 121 DE 1986, PORQUE EL ACTOR NO
SUMINISTRÓ LO NECESARIO PARA SU FOTOCOPIA COMO ERA SU DEBER.
ASÍ LAS COSAS, AL NO HABERSE QUEBRADO LA PRESUNCIÓN DE LEGALIDAD
DEL ACTO ACUSADO, SE DESPACHARAN NEGATIVAMENTE LAS SÚPLICAS DE
LA DEMANDA.
Sentencia expediente N° 41 001 23 31 001 1996-8684-00
2
TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DEL HUILA
SALA PRIMERA DE DECISIÓN
Neiva, marzo diez (10) del año dos mil tres (2003)
MAGISTRADO PONENTE
ACCION
DEMANDADO
DEMANDANTE
RADICACIÓN
ACTA
: Dr. JOSE MARCELINO TRIANA PERDOMO
: DE NULIDAD
: DECRETO DEPARTAMENTAL Nº 837 DE 1993
: CARLOS ENRIQUE POLANIA FIERRO
: 41 001 23 31 001- 1996-8684-00
: 019 DE LA FECHA.
I. LA DEMANDA
El señor CARLOS ENRIQUE POLANIA FIERRO, actuando en su
propio nombre presentó demanda en ejercicio de la acción
de Nulidad prevista en el Art. 84 del C.C.A. , a efectos de que
se declare la nulidad de el Decreto Nº 837 del 27 de
septiembre de 1993, expedido por el Gobierno
Departamental en ejercicio de las facultades pro
tempore concedidas por la Asamblea Departamental
del Huila mediante ordenanza Nº 019 del 21 de Junio
de 1993, “Por medio de la cual se permite la introducción de
licores nacionales y extranjeros en el. Territorio del Departamento
del Huila y se deter mina el impuesto al consumo” .
II. HECHOS Y OMISIONES
El actor señala como soportes de su solicitud, los fundamentos
fácticos que se consignan a continuación:
“1) La Ley 14 de 1983 en su Art. 61 establece que “la producción,
introducción y venta de licores destilados constituyen monopolio de
los Departamentos
como arbit rio rentístico en los términos del
artículo 31 de la Constitución política de Colombia. En
consecuencia, las asambleas departamentales regularán el
monop olio o gravaran esas industrias y actividades, si el monopolio
no conviene, conforme a lo dispuesto en esta ley” .
2) En desarrollo de la potestad reglamentaria consagrada en el
artículo 120 de l a Constitución anterior, el Gobierno Nacional
Sentencia expediente N° 41 001 23 31 001 1996-8684-00
3
expidió el Decreto Nº 1095 del 10 de mayo de 1984, por medio del
cual se estableció que “ previa regulación de las Asam bleas
Departamentales , los departamentos ejercerán el monopolio, o en
su defecto gravará n con el impuesto al consumo que determine la
ley”.
3) En desarrollo de las facultades conferidas por la
Asamblea
Departamental mediante ordenanza Nº 02 de 1975, el Gobierno
Departamental expidió el Decreto Nº 895 de 1975, cuyo artículo 2º
establece que “los aguardientes, los anisados, las ginebras y los
Vodkas Nacionales, solamente podrán ser introducidos por
contratos de distribución previament e aprobados por el Gob ierno
Departamental.”
4) En desarrollo de las facultades conferidas por la Asamblea
Departamental mediante ordenanza Nº o23 de 1985, el Gobierno
Departamental expidió el Código de Rentas del Departamento del
Huila, en cuyos artículos 50 y S.S. se regla menta el ejercicio del
monop olio sobre “la producción, introducción y venta de licores
destilados y compr ende en (sic ) aguardiente, el ron, las mistelas y
demás bebidas alcohólicas que produce la caña, el alcohol
cualquiera que sea la materia de que se fab rique y las bebidas
fermentadas en que el alcohol constituya su mayor componente.”
5) Mediante Ordenanza Nº 019 del 21 de junio de 1993, la Asamblea
Departamental concedió facultades pro tempore al Gobernador
del departamento para “que en el término de noventa (90) días,
contados a partir de la sanción de la Ordenanza, reglamente la
introducción, distribución y venta de licores
nacionales o
extranjeros en el. Territorio del Departamento del Huila, y fije el
gravamen corresp ondiente de conformidad con lo est ablecido por
la Ley.”
6) En ejercicio de las facultades conferidas por la Ordenanza Nº 019
de 1993, transcrita
en el hecho anterior, el Gobierno
Departamental expidió el Decreto Nº 837 de 1993, demandado “ por
medio del cual se permite la introducción , distribución y venta de
licores nacionales y extranjeros en el territorio del Departamento
del Huila y se deter mina el impuesto al consumo” .
Al Expedir el Decreto 873/93, acusado, el Gobierno Departamental
extralimitó las precisas facultades conferidas por la Asamblea
Departamento, p orque en lugar de regular “la introducción,
distribución
y venta de licores nacionales y extranjeros en el
territorio del Departamento del Huila” renunció al monopolio que
venía ejerciendo el Departamento, sobre el ron, la ginebra y el
vodka, de conformidad con las facultades establecidas en la ley
14/83, del Decreto 895 de 1975, art. 2º y el código de renta s del
Departamento, Decreto 121 de 1986. Así mismo, el Gobierno
Departamental , en forma ilegal y sin autorización de l a Asamblea
Departamental , renunció a la participación porcentual del
Departamento en el precio de venta de los productos.
8)
Al
expedir
el
Decreto 837/93, acusado,
el
Gobierno
Departamental , ex tralimitó las precisas facultades conferidas por la
Asamblea De pa rtamental , porque al permitir el ingreso de Rones ,
Ginebras y Vodkas, con la sola inscripción del vendedor ante la
Sentencia expediente N° 41 001 23 31 001 1996-8684-00
4
Secretaría de Hacienda Departamental, se modificó el Estatuto
Orgánico de la Industria Licorera del Huila, Decreto oo192 de 1981 ,
que facul ta a la entidad para introducir y vender en el territorio
departamental licores nacionales o extranjeros sometidos al
monop olio, previa celebración de los contratos entre los respectivos
gobiernos”.
III. SUSPENSIÓN PROVISIONAL
Con la demanda se solicitó la suspensión provisional del
citado acto administrativo manifestándose ser
violatorio
entre otros,
de los artículos 300 numeral 9 de la
Constitución Política, artículos 61, 63 inciso 2º y 65 inciso 2º de la
Ley 14 de 1983; artículo 123 del Decreto 1222 /86; artículos 50 y
52 del Código de Rentas del Departamento; Decreto 121/86;
Decreto 019 /93 y el artículo 2º del Estatuto Básico de la
Industria Licorera del Huila, Decreto Ordenanzal Nº 000192/81.
El Tribunal, mediante auto del 20 de junio de 1996 (folios 18 a
22), decretó la suspensión provisional del Decreto 837/93 al
considerar que existía violación directa de la Ordenanza 019
de 1993 por parte del acto acusado al permitirse la
introducción, distribución y venta de licores nacionales y
extranjeros, porque con dicha liberación se estaba
renunciando al monopolio que sobre estos licores tenía el
Departamento.
El Honorable Consejo de Estado, al resolver la apelación
formulada por el Departamento del Huila y el tercero
interviniente señor GERMAN ZULUAGA A., revocó la suspensión
provisional, al no hallar a primera vista, la violación de las
normas superiores citadas como transgredidas por el acto
enjuiciado.
IV. TRAMITE
La demanda fue notificada y contestada oportunamente por
el departamento del Huila, afirmando ser ciertos los hechos
primero a sexto; no ser ciertos el séptimo y octavo y
oponiéndose a las pretensiones de la demanda solicitando
sean denegadas.
El señor GERMAN ZULUAGA A., como tercero interviniente,
también contestó la demanda en similares términos a como lo
hizo el Departamento del Huila.
Sentencia expediente N° 41 001 23 31 001 1996-8684-00
5
V. PRUEBAS
Se anexó con la demanda el acto demandado (fls. 12 a 13), la
copia de la ordenanza 019 de 1993 (fl. 14); y el Decreto 895 de
1975 (fls. 15 a 16).
Con la contestación de la demanda se allegó recibo oficial de
pago efectuado por la Distribuidora San Agustín en copia al
carbón (fl. 42); Decreto 895 de 1975 (fl. 43 a 44); Ordenanza 002
de 1983 (fls. 45 a 46); Certificado de la Secretaría de Hacienda
Departamental del Huila sobre ventas de la Industria Licorera
del Huila en relación con el ron y las ventas de este producto
por parte de la Distribuidora San Agustín (fls. 47 y 48); copia de
los convenios de intercambio de Licores entre los
Departamentos del Huila y Cundinamarca y Caldas (fls. 54 a
59); ordenanza 121 de 1986 (fls. 60 a 65); recibos y relaciones
de pago de impuestos de licor nacional (fls. 66 a 89).
A solicitud del Tribunal se remitió la Ordenanza 002 de 1983 (fls.
113 a 115) y cuadro de ingresos y consumos de rones durante
las vigencias de 1993 a 1997 de la Secretaría de Hacienda (fls.
116 y 117).
VI. PARA RESOLVER SE CONSIDERA
La Sección Primera del Honorable Consejo de Estado al
revocar la suspensión provisional del Decreto 837 de 1993,
expresó:
“a) Si en la ordenanza que confirió las facultades extraordinarias se
autorizó al gobernador para “ fijar el gravamen correspondiente de
conformidad con lo establecido en la ley” y en el artículo 2º del
decreto acusado se expresó que los productos a que él se refiere,
es decir, el ron, la ginebra y el Vodka “ pagarán el impuesto al
consumo determinado en la ley” , no se advierte la contradicción
evidente alegada entre dichas normas, pues, en principio, ello
quiere decir que se escogió la opción prevista en el artículo 61 de
la Ley 14 de 1983 y en el artículo 121 del Decreto 1222 de 1986 ,
consistente en gravar las industrias o actividades correspondientes
al monopolio.
b) Por lo anterior, no comparte la Sala, en esta etapa inicial del
proceso la apreciación del Tribunal de primera i nstancia en el
sentido de que por el hecho de haber utilizado el acto acusado las
expresiones de “liberar”, “permitir” y “autorizar” la introducción,
distribución y venta de los licores mencionados, con ello se esté
Sentencia expediente N° 41 001 23 31 001 1996-8684-00
6
rompiendo el monopolio, a pesar de adver tir el mismo acto que ello
no implica renunci a al monopolio vigente” .
Para una mejor comprensión del tema abordado, se trascriben
los artículos 61 a 64 de la Ley 14 de 1983, que regulan las
facultades de los Departamentos en este campo:
“Ar tículo 61. La producción, introducción y venta de licores
destilados constituyen monopolios de los departamentos como
arbitrio rentístico en los términos del articulo 31 de la Constitución
Política
de
Col ombia.
En
consecuencia,
las
Asambleas
Departamentales r egularán e l monopolio o gravarán esas industrias
y actividades, si el monopolio no conviene, conforme a lo dispuesto
en esta Ley.
Las I ntendencias y Comisarías cobrarán el impuesto de consumo
que determina esta Ley para los licores, vinos espumosos o
espumantes, ap eritivos y similares, nacionales y extranjeros.
Artículo 62. Los vinos, los vinos espumosos o espumantes, los
aperitivos y similares nacionales serán de libre producción y
distribución, pero tanto estos como los importados causarán el
impuesto nacional de consumo que señala esta Ley.
Artículo 63. En desarrollo del monopolio sobre la producción,
introducción y venta de licores destilados, los departamentos
podrán celebrar contratos de intercambio con personas de
derecho público o de derecho privado y todo tipo de convenio
que, dentro de las normas de contratación vigentes, permita
agilizar el comercio de estos productos.
Para la intr oducción y venta de licores destilados, nacionales o
extranjeros , sobre los cuales el Departamento ejerza el monop olio,
será necesario obtener previamente su permiso, que sólo lo
otorgará una vez se celebren los convenios económicos con las
firmas productoras, introductoras o i mportadoras en los cuales se
establezca la participación porcentual del departamento en el
precio de ve nta del producto, sin sujeción a los limites tarifarios
establecidos en esta Ley.
Articulo 64. El impuesto de consumo que en la presente Ley se
regula es nacional, pero su producto se cede a los deparamentos
(sic ), intendencias y comisarías.
Artículo 65. Los impuestos de consumo cuyas tarifas se determinan
en el artículo 66 de esta Ley, serán pagados a los departamentos ,
intendencias y comisarías por los productores o introductores según
el caso.
Las Asambleas Departamentales y los Consejos I ntendenciale s y
Comisariales expedirán las normas pertinentes para reglamentar los
aspectos administr ativos del recaudo del gravamen de consumo y
aquellas que sean necesarias para asegurar su pago, impedir su
evasión y eliminar el contrabando de los productos de que t rata
esta Ley.
Sentencia expediente N° 41 001 23 31 001 1996-8684-00
7
En todo caso, el p ago del impuesto de consumo contemplado en
esta Ley, es req uisito para que el producto pueda ser vendido o
distribuido.” (Reasal tado fuera de testo).
Los artículos 51 y 52 del Decreto 121 de 1986 o Código de
Rentas del Departamento (fls 60 a 65), que se citan como
violados se limitan a regular el impuesto al consumo de los
licores destilados nacionales y, si bien en el inciso final del
artículo 52, refiriéndose a la introducción y venta de licores
destilados, nacionales o extranjeros, habla de la participación
porcentual del Departamento en el precio de venta del
producto, previos lo convenios económicos con las firmas
productoras, el artículo Segundo del acto acusado establece
que los productos mencionados en su artículo anterior,
“pagarán el impuesto al consumo determinado por l a ley” y al
proceso se allegó copia de los contratos de distribución
celebrados por el Departamento con sus homólogos de
Cundinamarca y Caldas (fls. 49 a 59), estableciéndose en ellos
dicha participación porcentual a su favor.
No fue posible confrontar el acto acusado con los Decretos
Departamentales 000192 de 1981 y 121 de 1986, porque el
actor no suministró lo necesario para su fotocopia como era su
deber.
Así las cosas, al no haberse quebrado la presunción de
legalidad del acto acusado, se despacharan negativamente
las súplicas de la demanda.
En mérito de lo expuesto, el Tribunal Administrativo del Huila,
Sala Primera de Decisión, administrando justicia en nombre de
la República de Colombia y por autoridad de la ley,
F A L L A :
Niéganse Las pretensiones de la demanda.
Cópiese y notifíquese.
JOSE MARCELINO TRIANA PERDOMO
Magistrado
RAMIRO APONTE PINO
Magistrado
Sentencia expediente N° 41 001 23 31 001 1996-8684-00
JORGE AUGUSTO CORREDOR DODRIGUEZ
Magistrado
8
ELENA SOSTO ROJAS
Secretaria
Descargar

1996-8684 Nul. Decreto Dptal. 837 de 1993