Carlos Trouyet
Hacia la segunda mitad de la década de los 60 floreció en los suburbios de Cuernavaca la insólita
experiencia de Emaús, una extensión laica de la misión pastoral de Gregorio Lemercier, en el
obispado del legendario Sergio Méndez Arceo.
La terapia psicoanalítica al alcance de quienes no habían encontrado en la fe todas las respuestas
a sus interrogantes existenciales y la teología de la liberación, coexistían en un hermoso
complejo representativo de las más avanzadas búsquedas en los horizontes de la contemporánea
arquitectura mexicana. El patrono financiero de aquel resonante eco pos conciliar del
ecumenismo vaticano se llamaba Carlos Trouyet.
Había financiado también una capilla submarina para el culto guadalupano en las transparentes
aguas de la bahía de Acapulco, fue presidente de la junta de gobierno de la Universidad
Iberoamericana, presidente de la Bolsa de Valores, magnate de la industria cementera, y socio
de la ITT. Y muchas más etcéteras de los que nadie pueda imaginar, sin la referencia adecuada
del tiempo de pioneros en que vivió este arquetipo del empresario con rostro humano y raíz
nacional, empeñado en contribuir al engrandecimiento de su gran amor: México.
Carlos Trouyet (DF, 1903-1971) es una leyenda construida de realidad, cuya reacción literaria
construiría el privilegiante patrimonio de que tuviera la osadía de abordar tan ambiciosa tarea.
Personaje de tintes renacentistas su vocación, trascendía con mucho el objetivo grosero y
primario de construir un informe amasijo de divisas y así su visionario proyecto se afianzaba
consistentemente en la conciencia de un país al que amaba y de cuya grandeza se sentía
corresponsable.
Sí se asoció al capital extranjero, pero asumió la tarea de construir la empresa mexicana. Y sus
modestos comienzos como mensajero, calígrafo, corredor, desembocaron en un caudaloso
torrente de imaginación, poderío financiero y pasmosa capacidad organizativa de una veintena de
firmas emblemáticas del que alguna vez fue el tronco de un vigoroso capitalismo mexicano.
Con otros muy pocos como él, fue protagonista estelar de un tiempo en cuyo transcurso se tenía
clara conciencia de la globalidad en tanto interdependencia, si bien nadie llegó a suponerla
requisito de subordinación colonial.
Evocar su nombre induce una gran, dolorosa, sensación de vacío.
Eloy S. Vallina
Nació en el villorio austriano de Caborana en 1903 y llegó a México dos años después. No
importa dónde haya nacido, este país -el que fue su patria verdadera- le reconoce como uno de
sus más representativos empresarios.
En 1905 llegó a Piedras Negras, Coahuila y en 1914 se trasladó a Dawson, Nueva México. Eloy
Vallina ganó su primer dinero vendiendo diarios. Y cinco años después lo encontramos en El
Paso, Texas, donde realizó un curso por correspondencia sobre burocracia bancaria, que le sirvió
de base para obtener su primer empleo en el ramo. Viajó a Cuba, donde se empleó en un ingenio
azucarero de Camagüey.
El 25 de agosto de 1925 encuentra Eloy Vallina de regreso en México, presidiendo la ceremonia
fundacional del Banco Mercantil de Chihuahua; y el 23 de abril de 1934 abría sus puertas al
Banco Comercial Mexicano. Ambas instituciones serían fusionadas en 1948.
En el DF, Torreón, Veracruz, Oaxaca, Tijuana, Durango, Tamaulipas, Nuevo León, Jalisco,
numerosas empresas de diversos tipos fueron sumadas al que ya era conocido como el poderoso
Grupo Chihuahua, que en 1956 había adquirido la planta de la telefónica Ericcson en México.
Eloy Vallina murió a los 56 años de edad.
Carlos Slim Helú
Reconocido como el empresario más importante de América Latina y el más rico de México,
Carlos Slim ha hecho su fortuna gracias a su habilidad heredada de sus ancestros libaneses, para
invertir pequeñas cantidades que le reditúan grandes sumas y por su capacidad de reinventar el
futuro de las empresas que ha adquirido.
Carlos Slim nació el 28 de enero de 1940 en el Distrito Federal y estudió Ingeniería Civil en la
UNAM, de la que fue maestro durante siete años.
Su visión empresarial inició a los 10 años, fecha en la que sus juegos predilectos era apostar
quién de los miembros de su familia hacia los balances financieros en menor tiempo.
Existe una versión que cuenta con Carlos Slim y su primo Alfredo Harp se sacaron la lotería en
1966, de la cual obtuvieron un millón y 200 mil pesos respectivamente. Durante ese mismo año
Slim fundó inmobiliaria Grupo Carso, nombre que lleva sus iniciales y las de su difunta esposa,
Soumaya Domit Gemayel, y la casa de bolsa de Inversora Bursátil (Inbursa).
En términos oficiales Slim incursionó en el mercado bursátil en los años 70, época en la que
aprendió a olfatear las oportunidades para comprar las acciones, empresas y los bienes de los
empresarios que se desalentaron con la crisis del 76 durante el sexenio de Echeverría y que
retiraron su capital del país.
En 1976 compró Galas, la fábrica de envolturas y cajetillas Cigatam, compañía que adquirió
pocos años después; antes había abierto su propia cerraduría.
Slim es un fanático del beisbol, tema del que le gusta escribir diversos artículos, y del golf, razón
por la que tiene su propio campo en su casa de Cuernavaca. Entre sus hobbies destaca también
la historia.
Es un gran admirador del arte y cuenta con la colección más grande de esculturas de Agusto
Rodin fuera de Francia y que exhibe con regularidad en el Museo Soumaya que fuera propiedad
de su difunta esposa.
El gran boom en las adquisiciones de Slim comenzó en 1980, año en que se consolida Grupo
Carso y con ello compra empresas industriales como Artes Gráficas Unidas, Fabricas de Papel
Loreto y Peña Pobre, está última la vendió en 1997.
En lo que se refiere a su posición en el extranjero, Slim, está asociado desde 1990 con
Southwestern Bell y France Telecom, además de haberse aliado con Bill Gates en la empresa
Microsoft; no en balde está ubicado en el quinto lugar de los 200 empresarios más ricos del
mundo.
Es padre de tres hijos, Carlos Slim Domit, quien está al frente de las operaciones comerciales al
menudeo del Grupo Carso, en las que incluyen las tiendas Sanborn’s y Sears.
Marco Antonio Slim, quien preside frupo Financiero Inbursa y Patrick Slim, quien dirige la
Compañía Minera Nacobre y es consejero de Grupo Carso.
Otra de sus inversiones no menos importantes es la que hace como promotor y benefactor de
museos, casas de cultura, artistas y estudiantes, como la Fundación UNAM, la Reserva Ecológica
del Pedregal o la Fundación de la Casa del Becario de Telmex, que otorgó en 1998 15 mil 200
becas a alumnos de licenciatura, maestría y doctorado.
Las propiedades de Carlos Slim Helú estaban estimadas en 1999 en 10 mil 500 millones de
dólares, entre las que destacan, además de Grupo Carso y de Carso Global, el 46 por ciento de
las acciones de Cablevisión, Teléfonos de México e International Wireless, que a su vez es dueña
de la Compañía de Servicios Computacionales Prodigy.
Grupo Carso
Grupo Carso se define como una controladora de diversas empresas en México; a través de sus
compañías subsidiarias, participa y mantiene una posición importante en sus capitales en los
sectores de autopartes, materiales para la construcción, productores de consumo, minería,
autoservicio, restaurantes y telecomunicaciones. Su actividad principal es la de contar con las
acciones del grupo de empresas que representan.
El 22 de octubre de 1980 se fundó Grupo Carso, que actualmente está constituido por:
Alquiladora de Casas, Artes Gráficas Unidas, Canalizaciones Mexicanas, Cigatam, Cobre de
México, Compañía Hulera Euzkadi, Compañía de Teléfonos y Bienes Raíces, Condumex,
Construcciones Telefónicas Mexicanas, Construcciones y Canalizaciones, Editorial Argos, El Globo,
France Telecom, Frisco, Fuerza y Clima, Galas de México, Grupo Aluminio-Porcelanite, Imprenta
Nuevo Mundo, Impulsora Mexicana de Telecomunicaciones, Industrial Afiliada, Latin Casa,
Nacobre, Operadora Mercantil, Radio Movil, Real Turismo, Renta de Equipo, Sanborn’s, Sears,
Sercotel, Servicios y Supervisión, Southwestern, Teleconstructora, Teléfonos del Noreste,
Teléfonos de México y Televicentro.
Dentro de este grupo se encuentra la división Carso Global Telecom que integra a las empresas
Telmex, Prodigy, Macom Wireless y Orienstar.
Descargar

Carlos Trouyet