Dirección de Extensión Universitaria
DIPLOMATURA EN ACUPUNTURA
Y MEDICINA TRADICIONAL CHINA
CLASE 1.-
El DAO
“El dao, luminoso, parece oscuro;
El dao, progrediente, parece retroceder;
El dao, llano, parece desigual”.
…el dao , en su inmensidad, no se puede describir.
Sólo el dao puede engendrar y llevar a la plenitud.
Retornar ahí principio (fan), he ahí el movimiento del dao.
La debilidad, he ahí lo propio del dao.
Las cosas del mundo nacen del ser (you);
El ser nace del no-ser (wu).
El dao engendra al uno,
El uno engendra al dos,
El dos engendra al tres,
El tres engendra a los diez mil seres.
Los diez mil seres albergan en su seno el yin y el yang,
Cuyas energías vitales (qi) chocan para tornarse en armónica unidad.
…quien escucha el dao, mengua día a día;
mengua y mengua hasta llegar al no- actuar,
Y como no actúa, nada hay que deje de hacer.
El dao engendra, la virtud alimenta
…El dao, engendra y alimenta, hace crecer y madurar,
Da estabilidad y sosiego, edifica y protege.
engendra sin apropiarse, ayuda sin hacer alarde,
hace crecer mas no gobierna, es su nombre misteriosa virtud.
Si se honra a la virtud, no es porque alguien los haya encumbrado,
Sino porque (ambos) siempre se mantienen en la espontánea naturalidad.
La corte está hondamente corrompida; los campos, enteramente abandonados; los graneros,
completamente vacíos. Lujosos ropajes, afiladas espadas al cinto, manjares hasta saciarse y
riquezas sin cuento, a los tales se les debe llamar jefes de bandoleros.
Un jefe de bandoleros
Lejos está del dao.
Sin salir de tu propia casa,
Clase Nº 1 Filosofía de la medicina tradicional china
Dr. Javier Lauro Aliaga
1
Puedes conocer el mundo.
Sin mirar por la ventana,
Puedes conocer el dao del cielo.
Quien se entrega al estudio,
Crece día a día;
Quien escucha el dao,
Mengua día a día;
Mengua y mengua hasta llegar al no-actuar,
Y como no actúa, nada hay que deje de hacer.
Es el dao del cielo,
Saber vencer sin luchar,
Saber responder sin hablar,
Acudir sin ser llamado,
Saber trazar sin presura.
Inmensa es la red del cielo,
De la que nada escapa pese a ser grandes sus mallas.
El dao del cielo,
Semeja al que tensa un arco,
Abaja lo que está arriba
Y levanta lo que está abajo,
Quita de donde sobra
Y añade donde no basta.
Por eso el dao del cielo,
quita al que tiene de más,
Y colma al que no tiene bastante
El dao de los hombres, quita al que no tiene bastante
Y da más al que tiene ya de sobra.
El dao que puede expresarse,
No es el dao permanente.
El nombre que puede nombrarse,
no es el nombre permanente.
Lo que no tiene nombre (wu ming),
Es principio de todos los seres.
Lo que tiene nombre (you ming),
Es madre de los seres todos.
El dao es vacío;
Mas su eficiencia nunca se agota.
Es un abismo,
Parece raíz de todos los seres.
Lo miras y no lo ves, su nombre es “incoloro”.
Lo escuchas y no lo oyes, su nombre es “insonoro”.
Lo tientas y no lo tocas, su nombre es “incorpóreo”.
Los tres no se pueden descifrar, se confunden en el uno.
En el uno, lo que está arriba no es absurdo, ni confuso lo de abajo.
Persistente, no se le puede dar un nombre, retorna siempre a la vacuidad. Nómbranlo forma sin
forma, figura sin cuerpo.
Es su nombre vaguedad.
Lo sigues y no ves su parte de atrás, le sales al encuentro y no ves lo que en él es cabeza.
Asiendo el dao de hoy, gobiérnense los negocios del presente.
Colegir de aquí el comienzo de los remotos tiempos, a eso llaman clave del dao.
Clase Nº 1 Filosofía de la medicina tradicional china
Dr. Javier Lauro Aliaga
2
Antaño, los perfectos seguidores del dao, eran sutiles y misteriosos, oscuros y penetrantes, tan
profundos que no se les podía conocer.
No pudiendo conocerles, y forzados a describirlos, dícese (que eran): Cuidadosos, como quien cruza
un río en pleno invierno.
Precavidos, como quien teme a sus vecinos.
Discretos, como un huésped.
Frágiles, como el hielo a punto de fundirse.
Simples, como un leño.
Turbios, como aguas fangosas.
Amplios, como un valle.
Las aguas fangosas reposan, y se aclaran poco a poco.
Empieza a moverse lo que está en reposo, y poco a poco va creciendo.
El que guarda este dao no busca satisfacer sus deseos.
Por eso es capaz de mantenerse en lo viejo y no afanarse tras lo nuevo.
La gran virtud se manifiesta en seguir únicamente al dao.
El cuerpo del dao es nebuloso y confuso…en él están contenidas las formas!,…¡Profundo y oscuro,
en él se halla la esencia sutil!...nunca se perdió su nombre, señal que es padre de todas las cosas.
Hay una cosa confusamente formada, anterior al cielo y la tierra.
¡Silenciosa, ilimitada ! De nada depende y no sufre mudanza,
Puede ser tenida por madre de cielo y tierra.
Su nombre desconozco, la denominan dao.
Forzado a darle un nombre, llamárale yo “grande”.
Lo grande se desplazasen cesar, lo que se desplaza sin cesar se extiende hasta muy lejos, lo que se
extiende hasta muy lejos retorna a su origen.
Grande es el dao, grande el cielo, grande la tierra, y también grande el soberano.
El hombre tiene a la tierra por norma, la tierra al cielo por norma tiene, del cielo el dao es la
norma, la naturaleza es la norma del dao.
LIC. WALTER PORTAL R.
Clase Nº 1 Filosofía de la medicina tradicional china
Dr. Javier Lauro Aliaga
3
Descargar

diplomatura en acupuntura