Microcuentos de escritores chilenos
“Golpe” (Pía Barros)
Mamá, dijo el niño, ¿qué es un golpe? Algo que duele muchísimo y deja
amoratado el lugar donde te dio. El niño fue hasta la puerta de casa. Todo el
país que le cupo en la mirada tenía un tinte violáceo.
“Toque de queda” (Omar Lara)
-Quédate, le dije.
Y la toqué.
“Padre nuestro que estás en el cielo” (José Leandro Urbina)
Mientras el sargento interrogaba a su madre y su hermana, el capitán se llevó
al niño, de una mano, a la otra pieza...
- ¿Dónde está tu padre? - preguntó
- Está en el cielo - susurró él.
- ¿Cómo? ¿Ha muerto? - preguntó asombrado el capitán.
- No - dijo el niño -. Todas las noches baja del cielo a comer con nosotros. El
capitán alzó la vista y descubrió la puertecilla que daba al entretecho.
“Al pie de la letra” (Lola Suárez)
Descubrió que las palabras no podían tomarse al pie de la letra, pero ya no
hubo remedio. De nada le sirvió saber que así no se ahogaban las penas
cuando la sacaron rígida, fría, con barro en la boca y en los ojos, del fondo
del aljibe.
“Cosas que pasan” (Raúl Cañete J.)
Al leer en aquel letrero “Peluquería”, me alegré de ver este negocio en mi
barrio, y tan cerca de mi casa. Sin pensarlo dos veces ingresé al local. La
chica que atendía se sorprendió al verme. – ¡No me corresponde!, aclaró,
pero si usted insiste… Tomé asiento, y ella giró a mi alrededor con sus
tijeras y sus pechos bailando sobres mi nariz y mis ojos.
Mientras mi sangre se agitaba, pensé que quedaría ñato o bizco. Cuando ella
concluyó su trabajo y salí del local, pude ver mejor la letra chica del aviso,
que señalaba en su parte inferior “Clínica Veterinaria”. No he pasado a ese
salón canino nuevamente. Pero, cuando circulo por su vereda, ladro por las
ganas de volver a entrar.
“PC” (Mario Donoso)
Un mouse le preguntó muy enojado a la pantalla:
- ¡ Qué pasa que me manosean tanto! ¿Se cayó nuevamente el sistema?
Y la pantalla, muy sonrojada le contestó:
- No puedo ver lo que está escrito, pero por la cara del sujeto que está
enfrente, pienso que se metió a una página porno.
“Pinocho” (Mario Donoso)
Estaba Pinocho agazapado, mirando por el ojo de la cerradura, a Blanca
Nieves despojarse de sus hermosas vestiduras, cuando del otro lado de la
pieza, Gepeto, antes de apagar la luz, le preguntó: - ¿Qué estas haciendo
Pinocho? Nada, contestó éste, sorprendiéndose al ver que no era su nariz la
que aumentaba de tamaño.
“Política” (Mario Donoso)
Propongo, gritaba el candidato a la multitud, crear una comisión
investigadora, con el objeto que investigue a todas las comisiones
investigadoras que están sesionando en la actualidad y poder determinar, en
el menor tiempo posible, porqué no han podido investigar.
Aplauso cerrado.
“Comunicaciones” (Mario Donoso)
Acuérdate de los pobres, rezaba devotamente una viejita canosa,
cómodamente sentada en la Catedral, en pleno centro de Santiago. Al salir,
con su espíritu tremendamente en paz, no se percató de que un mocoso de
cortos años le robaba el kilo de pan para el almuerzo .Al darse cuenta, miró
al cielo y comentó. ¡Por Dios, que están rápidas las comunicaciones!
Descargar

Microcuentos de escritores chilenos