CLASE 12
El árbol genealógico de las religiones
La Autorrealización íntima del Ser. El Re-ligar. La Gnosis como escuela y síntesis de religar.
L
a palabra Religión viene del latín Re-Ligare, que quiere decir: Re: volver a; y Ligare: unir, o sea
volver a unir al hombre con el Ser, con su Padre, con Dios, sin descartar la Ciencia, el Arte y
la Filosofía. En la Gnosis la ciencia es religiosa y la religión es científica. La una no debe
contradecir a la otra, por el contrario, complementarla.
En cuestión de religión, obviamente nosotros vemos la religiosidad en su forma más
profunda. La Gnosis es la ciencia de las religiones. La Gnosis va al fondo religioso, busca el
religare, el querer ligar o volver a ligar el alma con Dios, con el ser, y ésto implica trabajos intensivos
porque tiene uno que eliminar los defectos psicológicos, vicios, errores, etc.. Sólo así es posible el
religare de que nos hablan los antiguos.
Buscamos la deidad dentro de nosotros mismos, no fuera de nosotros, sabemos que si no
descubrimos a Dios dentro de nosotros, no lo descubrimos en ninguna parte. Nos preocupamos
por autoconocernos, por la auto-Gnosis, o el auto-conocimiento de nuestro real Ser Interior
Profundo. Ésta es la religión, sabiduría de los antiguos colegios sacerdotales.
El que se conoce a sí mismo, conoce al propio Ser Interior en sí mismo; y a este proceso
de conocer su propio Ser Íntimo; es precisamente la auto-gnosis.
Distíngase entre fe creencia ciega. Fe es percepción de lo real, sabiduría fundamental,
vivencia de eso que está más allá del cuerpo, de los afectos y de la mente. La fe es sabiduría
verdadera y nunca vanas creencias, dogmas, fanatismos.
Jesús el Cristo, advierte a sus discípulos diciéndoles: "Cuidáos de la levadura de los saduceos y delos
hipócritas fariseos".
La doctrina de los saduceos es la doctrina que se fundamenta en los cinco sentidos, la de los
materialistas ateos.
La doctrina de los fariseos, corresponde a aquellas personas que concurren a sus ritos, a sus
reuniones o ceremonias religiosas para que otros los vean. Para que se diga que son buenas
personas, para aparentar ante los demás, y se vuelven fanáticos, dogmáticos, encerrándose en una
sola idea, en un solo concepto. Mas en el fondo odian, envidian, fornican y cometen toda clase de
faltas.
Dicen que existen siete grandes religiones y cinco mil sectas, nosotros los gnósticos
afirmamos que sólo existe una sola gran religión y ésta es la Verdad. Realmente sólo existe una sola
Religión única y cósmica. Creemos firmemente que sólo aquel que vivencia la verdad es
profundamente religioso.
La verdad quiere conocerse a sí misma en cada hombre. Jesús de Nazareth es un cuerpo
viviente de la Verdad. Jesús encarnó la Verdad. El que encarne la Verdad es libre.
Aquellos que encarnaron la verdad fundaron las grandes religiones y las grandes escuelas de
Misterios.
No hay religión más elevada que la Verdad.
Cristo fue adorado en los Misterios de Mitra, Apolo, Afrodita, Júpiter, Jano, Vesta, Baco,
Astarté, Deméter, Quetzalcóatl, etc..
Jamás ha faltado en religión alguna, el principio crístico.
La religión es inherente a la vida como la humedad al agua. La gran religión cósmica
universal se modifica en millares de formas religiosas. Los sacerdotes están plenamente
identificados unos con otros en todas las formas Religiosas por los principios fundamentales de la
gran Religión Cósmica Universal.
No existe diferencia básica entre el sacerdote Mahometano y el sacerdote Judío o entre el
sacerdote pagano y el cristiano legítimo.
La Religión es Una. única y absolutamente universal. La ceremonia del sacerdote sintoísta en
el Japón o de los lamas mongoles es similar a las ceremonias de los grupos y hechiceros del África y
Oceanía.
Cuando una forma religiosa se degenera, desaparece y en su lugar la vida universal crea
nueva forma religiosa.
El auténtico Cristianismo Gnóstico viene del Paganismo. Antes del Paganismo se veneró en
todos los cultos al Cristo Cósmico. En Egipto, Cristo era Osiris y quien lo encarnaba era un
osirificado. En todas las épocas han habido maestros que se han asimilado al principio crístico
universal e infinito. En Egipto Hermes fue el Cristo. En México, el Cristo fue Quetzalcóatl, en la
India sagrada, Krishna es el Cristo, en la tierra santa es gran gnóstico Jesús, educado en la tierra de
Egipto fue quien tuvo la dicha de asimilarse al principio crístico universal y por ello mereció ser
re-bautizado con la seidad del fuego y de la Cruz, Khristus.
El nazareno, Jesús-Iesus-Zeus, es el hombre moderno que encarna totalmente el principio
crístico universal. Antes de Él muchos maestros encarnaron ese principio crístico del fuego.
El Rabí de Galilea, es un dios, porque encarnó totalmente al Cristo Cósmico. Hermes,
Quetzalcóatl, Krishna, dioses son porque también encarnaron al Cristo Cósmico.
Es necesario adorar a los dioses; ellos ayudan a sus devotos. "Pedid y se os dará, golpead y se os
abrirá".
El principio Cristo es siempre el mismo. Los maestros que lo encarnan son Buddhas
vivientes. Entre estos últimos siempre existen jerarquías. El Buddha Jesús es el iniciado más exaltado
de la fraternidad blanca.
Cuando una forma religiosa ha cumplido su misión, se desintegra. Jesús el Cristo, fue de
hecho el iniciador de una nueva era. Jesús fue una necesidad religiosa de la época. La casta sacerdotal
pagana a fines del imperio romano había caído en el más completo descrédito. Las muchedumbres
ya no respetaban a los sacerdotes y los artistas satirizaban en comedias a los divinos rituales
cotejando sarcásticamente a las divinidades del Olimpo y del Averno. Es doloroso ver cómo esta
gente imitaba al Dios Baco en una mujer borracha y otras veces la caricaturaban como un borracho
panzón montado en un burro; a la inefable y bendita Diosa Venus, la representaron como una
mujer adúltera que andaba en busca de placeres orgiásticos, seguida por las ninfas que eran
perseguidas al frente de Pan y Baco.
Por aquella época de decadencia religiosa, los pueblos de Grecia y Roma ya no respetaban ni
siquiera a Marte, el Dios de la guerra.
En eso terminó la forma religiosa del paganismo romano. Ya esa forma había cumplido
misión y ahora ya no le quedaba más remedio que la muerte. El mundo necesitaba algo nuevo. La
Religión Universal necesitaba manifestarse con una nueva forma. Jesús fue entonces el iniciador de
una nueva era. Jesús el Cristo, fue de hecho el héroe divino de la nueva edad.
El Concilio de Nicea, celebrado en el año 325 no creó un nuevo héroe, en el concilio de
Nicea se reconoció oficialmente una doctrina y un hombre.
La Doctrina fue el Cristianismo Primitivo, hoy desfigurado por la secta católica romana, el
hombre fue Jesús. Muchos hombres se habían declarado avataras de la nueva era pero ninguno a
excepción de Jesús, había enseñado la doctrina de la nueva era. Los hechos son los que hablan. Y
Jesús habló con hechos, por ello se le reconoció como iniciador de la nueva era.
La doctrina de Jesús es el esoterismo crístico, la religión solar de todas las edades y siglos.
El Gnosticismo enseñado por Jesús es la religión del Sol, el cristianismo medieval de los
dioses de la aurora.
En el Concilio de Nicea se le dio de hecho personería jurídica a una nueva forma religiosa,
que había soportado durante mucho tiempo persecuciones y martirios religiosos, basta recordar los
círculos de leones en tiempos de Nerón, cuando los cristianos eran echados a la arena para ser
devorados.
La raza humana tiene sus poderes internos completamente dañados, atrofiados. Los seres
humanos echaron a perder, no solamente sus sentidos físicos, sino además y lo que es peor, sus
facultades internas. Ese ha sido el resultado kármico de nuestras malas acciones. El ocultismo y la
magia cae en manos, del estudiante que busca aquí y allá, lee y relee cuanto libro encuentra y lo único
que consigue es, llenarse de terribles dudas y confusiones intelectuales. Unos repiten ideas de otros,
existen millones de teorías y millares de acuerdos. Aquellos refutan a estos, todos contra uno, uno
contra todos; entre colega y colega se ironizan y combaten mutuamente unos contra otros, y todos
realmente contra todos.
Algunos autores aconsejan al devoto que sea vegetariano; otros le dicen que no lo sea.
Aquellos le aconsejan que practique ejercicios respiratorios; estos le dicen que no los practique. El
resultado es espantoso para el pobre buscador, no halla qué hacer. Anhela la luz , suplica, clama, y
nada, nada absolutamente nada.
¿Qué hacer?
Hemos conocido individuos sumamente místicos, "Héroes de grupos". Muchos de ellos
son vegetarianos, abstemios, virtuosos, etc., pero por lo común, son muy sinceros, quieren el bien
para sus seguidores, pero suspiran como todos, sufren, lloran en secreto. Jamás los pobrecitos han
visto lo que predican. No conocen su Gurú, nunca han tenido la dicha de conversar con él
personalmente. Jamás han visto los claros de conciencia cósmica, planos o mundos superiores, de
los cuales hacen tan bellos diagramas tan interesantes definiciones. Nosotros, los hermanos del
templo, sentimos verdadera piedad por aquellos y tratamos de ayudarlos. Eso es lo que intentamos
hacer, pero todo es inútil. Ellos odian todo lo que sea sexo. Lo que se parezca a sexo. Cuando se les
habla del matrimonio perfecto se ríen y protestan airados defendiendo su abstención. Esos pobres
ciegos, guías de ciegos , necesitan quien los guíe. Ellos sufren mucho porque no tienen la dicha de
gozar del conocimiento directo. Sufren callados para no desmoralizar o defraudar a sus seguidores.
Nosotros "los hermanos del Templo", francamente los amamos y compadecemos. Es necesario
dejar de teorizar.
El opio de las teorías es más amargo que la muerte. El único camino para reconquistar los
poderes perdidos es la magia sexual. El Gran Arcano tiene la ventaja de regenerar al hombre. El
ser humano necesita regenerarse y esto no es cuestión de autores ni de bibliotecas. Necesitamos
trabajar con el Grano y la Semilla. Así como la lagartija puede Regenerar su cola y el gusano la suya,
así también puede el hombre regenerar sus poderes perdidos. Estos animales pueden reponer su
cola perdida con la fuerza sexual que poseen.
Así, con esa fuerza sexual puede el hombre reponer y conquistar sus poderes internos; por
ese camino pueden los sufrientes peregrinos llegar al conocimiento directo. Entonces se convertirán
en verdaderos sacerdotes iluminados para sus fraternales grupos. El camino es la Magia Sexual.
Todo guía debe ser clarividente y clariaudiente.
Ejercicio:
A continuación damos un ejercicio para el desarrollo de la clarividencia y del oído secreto.
Después de tener estas facultades es bueno permanecer por épocas entre las selvas más profundas,
apartados de la vida urbana. En la paz de la naturaleza, los Dioses del Fuego, aire, agua y tierra nos
enseñan sus cosas inefables. No se trata de vivir únicamente en la selva. "Qué hace el santo en el
bosque?" Empero debemos tener buenas vacaciones en el campo; eso es todo.
Es de vital importancia para el progreso espiritual, el perfecto equilibrio mental. Casi todos
los aspirantes al Esoterismo fácilmente pierden el equilibrio mental y caen en las cosas más absurdas.
Quienes quieran el conocimiento directo deben preocuparse por mantener su Mente en perfecto
equilibrio.
El Maestro Huiracocha enseña una práctica muy sencilla para ver los Tattwas (Tattwa es
vibración del Éter): Introdúzcase el devoto sus dedos pulgares entre los oídos. Cierre sus ojos y
tápeselos con los dedos índices. Tapone su nariz con los dedos medios y finalmente selle sus labios
con los dedos anular y meñique. En estas condiciones el estudiante debe tratar de ver los Tattwas
con el sexto sentido, éste ojo se halla entre las dos cejas.
Yogananda quien da el mismo ejercicio de Krumm Heller aconseja que se use además el
mantram OM. Dice Yogananda que el devoto deba apoyar sus codos sobre unos almohadones.
Estos se hallarán sobre una mesa. El devoto ante la mesa con la cara hacia el oriente hará la práctica.
Yogananda aconseja que la silla donde se siente para realizar la práctica debe estar envuelta en un
cobertor de lana. Esto nos recuerda a Apolonio de Tyana quien se envolvía en un manto de lana
para aislarse totalmente de las corrientes perturbadoras.
La Gnosis como escuela y síntesis del religar
La Gnosis es el conocimiento de una sabiduría Trascendental y Transformativa, que enseña
a la humanidad, a ver, oír y palpar todas las cosas que hasta el momento se señalaban como grandes
misterios y enigmas.
La Gnosis es una verdadera Escuela científica de regeneración, de iniciación en la vida que
persigue una transformación del ser humano, pretende que cada hombre cambie desde sus
principios básicos y costumbres que se convierta en Verdadero Hombre.
La Gnosis explica que dentro del Ser humano existen tremendas posibilidades que pueden
desarrollarse y la tarea que se propone esta enseñanza es aportar los datos que lo conduzcan a
lograr ese desarrollo interior.
Regenerarse significa generarse nuevamente, es decir recrearse, volver a crearse "Algo viejo
debe morir en el hombre y nacer algo nuevo". Regenerarse significa crear dentro de nosotros mismos un
nuevo cosmos.
La enseñanza Gnóstica primaria nos conduce al conocimiento del cuerpo físico, del Alma
Mortal y del Espíritu Inmortal. Conociendo nuestro cuerpo sabemos en qué vehículo andamos y
quién manda y gobierna en él; comprendemos que podemos mejorarlo y mejorar a su dueño.
Esta escuela de regeneración está dirigida por el círculo consciente de la humanidad o
Circulo Esotérico, formado por personas que ya han alcanzado el más alto grado de desarrollo
posible y que poseen todos los estados de conciencia despierta que les son accesibles,, todo el saber
consciente posible al hombre y una voluntad libre e independiente.
La meta y objetivo final de esta escuela de regeneración gnóstica, es la Creación del Hombre
verdadero. Un hombre verdadero es el individuo auténtico que ha alcanzado el desarrollo total de
todas sus posibilidades internas, que ha creado los cuerpos Superiores Existenciales y ha disuelto la
totalidad del ego , es decir , se ha auto-realizado.
La Gnosis en sí pretende que cada hombre tenga un Espíritu vasto y lúcido que intente
establecer un nuevo orden racional y científico en las costumbres generales del vivir, inspirándose en
las leyes inmutables de la naturaleza.
Cuando las formas religiosas pierden los valores, principios eternos, y degeneran , aparecen
los mensajeros de lo alto llamados Avataras para comunicar la verdad experimentada por ellos
gracias a sus conciencias despiertas, vienen con la misión de transmitir algún fenómeno cósmico
trascendente.
Todo el conjunto de sectas, religiones del mundo lo podríamos describir dentro de un árbol
genealógico gigantesco, detallando en el mismo las partes fundamentales en que se cimientan todos
los credos que tratan de llevar al hombre hacia eso que todos buscamos y que se llama Dios o al
Cielo.
La Gnosis, como expositora y practicante de una sabiduría trascendental del Ser, depositaria
a través de todas las edades de los grandes secretos o misterios que se encargan de llevar al hombre
desde el punto de partida en que se encuentra, ubicándolo posteriormente frente a su origen o
punto de partida en que otrora se encontraba, nos queremos referir a ese ser superior o ser interno
de todas las criaturas, DIOS.
La Gnosis como parte integrada de este árbol tiene cuatro enormes raíces que las
describimos de la siguiente manera:
1. La Ciencia, aquella ciencia natural que Dios dotó a sus hijos para vivir en armonía con sí
mismo y con la creación entera.
2. La Ciencia que lleva al hombre a ser consciente de sí mismo, a conocer el pasado, el
presente y el futuro a través del eterno ahora o presente.
3. Luego lo lleva con el arte. También ese arte natural enseñándonos a ser los arquitectos de
nuestro mundo exterior, haciendo una estructura solar enseñándonos todos los pasos
que necesitamos dar, como son:
 Aprendes a pensar.
 Aprender a descansar.
 Aprendes a alimentarnos.
 Aprender a escuchar.
 Aprender a enseñar.
4. Para templar la lira interior de nuestro cuerpo físico para entonar las notas más sublimes
de ese verbo encarnado de un hombre o una mujer hija de Dios.
5. Como Filosofía nos enseña a transformarnos para poder vivir y convivir en armonía con
todo el mundo, aceptando cada persona como es comprendiendo antes que querer ser
comprendidos y teniendo esa elevación de ánimo altruismo y dinamismo que nos
capacita contra todas las adversidades de la vida.
6. Como Religión nos enseña el cumplimiento del Código de Ética más perfecto que
existe, que es el cumplimiento de los mandamientos de la Ley de Dios. Y nos exhorta,
como virtud principal el amor a la naturaleza y a nuestra hermana , la humanidad.
De estos principios eternos han salido todas las organizaciones que tratan de conducir a un
pueblo por el camino que conduce a Dios.
 Raíces: Ciencia, Arte, Filosofía y Religión.
 Tronco: Gnosis.
 Ramificaciones: Católico, Rosacruces, Teósofos, Budhistas, Musulmanes, Evangélicos,
Adventistas, Pentecostales, Testigos de Jehová, etc..
Todas estas religiones se encuentran adheridas a ese gran árbol genealógico; ese árbol tiene
sus raíces y un tronco de donde emanan las ramas, porque es La Ciencia de las Ciencias.
En conclusión, podemos afirmar que un Hombre Verdadero es aquel que ha logrado
desarrollar dentro de sí mismo estos cuatro pilares para llegar a ser íntegro, completo, es decir
totalmente auto-realizado.
La Gnosis difunde las verdaderas bases filosófico-científicas de la auto-realización íntima del
Ser, las cuales se sintetizan en los tres factores de la revolución de la conciencia: Nacer, Morir y
Sacrificio por la humanidad.
 Nacer: El Ser humano dispone de diferentes tipos de energía: Intelectual, motriz,
emocional, instintiva, sexual. Estas energías debemos utilizarlas y aprovecharlas sabiamente
para regenerar nuestro cuerpo, crear el alma inmortal y encarnar el espíritu.
El hombre es un Ser no logrado pero por medio del aprovechamiento de la energía sexual, base
de toda creación puede llegar a dar nacimiento a otros vehículos o cuerpos internos
existenciales superiores del Ser y convertirse en Verdadero Hombre.
Estos vehículos superiores o cuerpos solares aumentan nuestra capacidad cognoscitiva y el
estudio trascendental de las dimensiones superiores de la naturaleza y el cosmos.
 Morir: Está relacionado con la desintegración, eliminación de todos nuestros defectos
psicológicos, vicios , manías, aberraciones y todo aspecto psíquico, mental o emocional que
nos cause daño a nosotros mismos y a los demás.
La finalidad de la Gnosis es el despertar de nuestra conciencia, pero lamentablemente ella se
encuentra dormida, encerrada entre miles de esos defectos. Necesitamos acabar con la
inconsciencia para quedar conscientes, despiertos e iluminados.
 Sacrificio por la humanidad: "Quien no vive para servir no sirve para vivir".
Sólo el hombre superior, aquel que se ha despojado de la codicia, la envidia, la ambición, el
odio, etc., es capaz de sacrificarse por sus semejantes, ayudándolos a salir de su ignorancia,
del dolor, del hambre, etc., sin esperar recompensa alguna.
Práctica:
Runa FA: Esta Runa tiene la particularidad de energetizar nuestro cuerpo, generando sutiles
fuerzas que armonizan nuestro Ser con el infinito. Por medio de la Runa FA, nos preparamos para
el Despertar de la Conciencia y el Desarrollo Armónico del Hombre.
Descargar

L CLASE 12 El árbol genealógico de las religiones