EL TLC influye en la modernización portuaria
http://www.elcomercio.com/noticia.asp?id=9288&seccion=6
Redacción Guayaquil
Los acuerdos comerciales han incidido en la modernización de los puertos en
Latinoamérica. Países como Chile y México, que tienen Tratados de Libre
Comercio (TLC) con Estados Unidos, adoptaron nuevos modelos portuarios
para afrontar el incremento del comercio exterior.
El tema se analiza en el XIX Congreso Panamericano de Ingeniería Naval que
se realiza en Guayaquil. Astrid Santander, de la Universidad Politécnica de
Cataluña, expuso el caso de Chile que tiene tratados de libre comercio con la
Unión Europea, Corea del Sur, Estados Unidos, entre otros países, y que,
según se estima, en el 2010 tendrá cubierto el 90 por ciento de su comercio
exterior con acuerdos comerciales.
Ese país realiza el 95 por ciento del comercio por la vía marítima. Ese
aumento del comercio exterior, dice Santander, generó presiones en el sistema
naviero y portuario. Para solucionarlo, Chile aplicó nuevos modelos de
operación de la infraestructura portuaria y una agresiva expansión de las
compañías navieras.
En México, la situación fue un poco diferente. Marvin Gutiérrez, miembro del
Consejo Consultivo del Instituto Panamericano de Ingeniería Naval (Ipin),
asegura que el TLC con Estados Unidos no impulsó las inversiones en el sector
portuario, pero influyó para que las autoridades concesionen de los puertos
hace siete años.
“La experiencia fue positiva, disminuyeron los tiempos de desaduanización,
mejoraron las instalaciones y llegaron las grandes navieras”, explica. Pone
como ejemplo que en Veracruz, el primer puerto, antes de la concesión un
barco con 600 contenedores tardaba entre cuatro días para salir del puerto;
ahora en siete horas se desaduaniza un barco de 2 200 contenedores. Dice
que en los puertos mexicanos se han hecho inversiones por 500 millones de
dólares.
Aún hay trabas para competir
Los puertos ecuatorianos todavía tienen trabas que impiden mejorar su nivel de
competitividad. Alejandro Chanabá, funcionario de la Escuela Superior
Politécnica del Litoral (Espol), sostiene que uno de los problemas del puerto de
Guayaquil es que los barcos demoran 45 minutos en cruzar el canal de acceso.
Dice que esa dificultad la tienen también puertos como el de Amberes, en
Bélgica, pero éste cuenta con vías terrestres, férreas o aéreas que son
rápidas y compensan la pérdida de tiempo.
Chanabá explica que un punto a favor del puerto de Guayaquil es que los
niveles de carga son estables. Es decir, que desde hace varios años maneja
450 000 contenedores al año. Eso atrae a grandes navieras que tienen rutas
semanales fijas.
Descargar

EL TLC influye en la modernización portuaria