Guía de alimentación
Recomendaciones nutricionales para pacientes con cáncer-antes, durante y después del
tratamiento
Comer los alimentos correctos antes, durante y después de un tratamiento de cáncer puede ayudar a
sentirte mejor y a mantenerte fuerte. Una dieta sana es vital para que tu organismo funcione de la
mejor manera y es aún más importante para un paciente con cáncer. Empezarás tu tratamiento con
reservas que te ayudarán a mantenerte fuerte y a prevenir daño en los tejidos de tu cuerpo
ocasionados por el mismo. Esto hará que tus defensas se mantengan alertas ante cualquier
infección.
Todos los métodos para tratar el cáncer –cirugía, radiación, quimioterapia, hormonoterapia e
inmunoterapia, no sólo afectan a las células cancerígenas en tu cuerpo, sino que también alcanzan a
afectar algunas células sanas. Este daño es el que ocasiona los efectos secundarios del tratamiento y
el que causa algunos problemas de alimentación.
Recomendaciones nutricionales
Trata de comer alimentos con suficientes proteínas y calorías.
Si no te sientes bien y crees poder comer sólo dos o tres alimentos, hazlo, después te sentirás mejor
para probar otro tipo de alimentos.
Intenta hacer una dieta blanda para proveer a tu cuerpo las proteínas y calorías que necesita.
• Trata de tomar mucho líquido, especialmente durante esos días en los que no puedes comer
alimentos sólidos.
La falta de apetito es uno de los problemas mas comunes que ocurren durante un tratamiento de
cáncer; emociones como miedo y depresión, así como los efectos secundarios del tratamiento como
la náusea pueden ser también causa de la misma.
• Si tu médico te lo permite, el ejercicio puede ayudarte a retomar el apetito.
Algunos pacientes engordan con la quimioterapia y la hormonoterapia, sin embargo, es muy
importante que no se trate de perder este sobrepeso inmediatamente. Lo que si puedes hacer es
enfatizar en frutas, verduras y cereales, tomar productos lácteos bajos en grasas, reducir o
suspender las grasas, comer menos dulces, mantequillas y mayonesa, comer alimentos hervidos o al
vapor y no comer entre comidas.
A veces, la quimioterapia puede ocasionar problemas en las encías y en la boca. Si esto ocurre, come
alimentos fáciles de masticar y de ingerir como plátanos, sandía, yogur, pastas, gelatinas, avena y
pures. Evita los líquidos que puedan irritar tu boca como la naranja, el limón, la toronja, el jitomate y
alimentos condimentados. Usa un cepillo de dientes blando y enjuaga tu boca con agua tibia.
Si sufres náuseas, se recomiendan los alimentos fríos como yogur, nieves de agua, avena, arroz,
fruta en almíbar y líquidos claros. Suspende alimentos grasosos, fritos o condimentados. Trata de
comer tus alimentos a temperatura ambiente, ya que los alimentos calientes pueden aumentarla.
Si sufres vómito, intenta tomar muchos líquidos; cuando estos te caigan bien, poco a poco trata de
ingerir algo sólido y así sucesivamente.
Si sufres diarrea, es muy importante que tomes muchos líquidos para compensar la pérdida de los
mismos durante la diarrea. Come pocos aliementos varias veces al día en vez de tres comidas
consistentes. Algunos alimentos recomendados son el plátano, el durazno, el puré de papa (alto
contenido en potasio y sodio), así como yogur, arroz, pan blanco, verduras bien cocinadas, frutas en
almíbar y carne blanca como pollo, pavo y pescado.
Evita grasas, frutas con cáscara, verduras crudas o con mucha fibre como el brócoli, la calabaza, el
ejote, los chícharos y la coliflor.
Toma líquidos a temperatura ambiente y evita tambien el café, los refrescos, el chocolate y los
productos lácteos.
Si sufres de estreñimiento, toma mucho líquido; toma agua caliente media hora antes de tu horario
regular de evacuar e incrementa la fibra en tu dieta. Ejercita tu cuerpo.
Alimentos Estrella
Cítricos las naranjas, los limones y las toronjas son ricos en vitamina C, la cual contrarresta los
efectos de nitrosaminas.
Leguminosas los chícharos, las lentejas y los frijoles contienen una gran cantidad de proteínas,
carbohidratos, aminoácidos, vitaminas, minerales, así como fibra.
Ajo contiene sustancias consideradas como potentes anticancerígenos.
Chabacano es rico en betacaroteno.
Arroz:contiene inhibidores de la proteasa, utilizada para la prevención del cáncer de mama.
Espinacas tienen una gran cantidad de caroteno y clorofila; a estos productos se les atribuyen
propiedades anti-cancérigenas.
Col o repollo contiene una gran cantidad de betacaroteno y aminoácidos azufrados; considerados
estos como agentes prevensores del cáncer.
Fresas han demostrado tener capacidad de neutralizar las nitrosaminas y son ricas en vitaminas y
polifenoles, conocidos como potentes antioxidantes y anticancérigenos.
Manzanas el jugo de manzana fresco, la pulpa y la pectina de la cáscara contienen sustancias, como
los ácidos clorogénicos y elágico, que han demostrado tener propiedades antitumorales.
Piña tiene propiedades antitumorales.
Zanahoria a los carotenoides se les atribuyen propiedades anticancerígenas.
Tomate es rico en vitaminas, minerales y un pigmento antioxidante llamado licopeno, el cual ha
demostrado tener poderes antitumorales.
Yogur ayuda a disminuir la posibilidad de desarrollar cáncer de mama en las mujeres que consumen
mucha grasa.
Vitaminas
Algunos expertos en el tema de nutrición te recomiendan que consumas suplementos de
betacaroteno, que en el organismo, se convierte en vitamina A y vitaminas C y E, para prevenir el
cáncer, así como para retardar su crecimiento (verduras de color naranja y verde oscuro, las frutas
amarillas o de color naranja como la papaya, el mango, la calabaza y el camote).
Igualmente, se recomienda tomar vitamina D, la cual inhibe el crecimiento de las venas que
alimentan al tumor. Algunos de los alimentos ricos en vitamina D son el aceite de bacalao, pescado
(sardinas, atún, salmón), leche fortificada con vitamina D.
Para obtener las vitaminas C que tu cuerpo necesita, come muchas frutas y verduras, tales como
cítricos, kiwi, naranjas, fresas, piña y duraznos. Igualmente, espinacas, papas y pimientos dulces. La
vitamina E la encontraras en el germen de trigo, las legumbres, los cacahuates, las almendras, los
pescados, los mariscos y las aves.
Alimentos no recomendados
Carne roja y grasas de origen animal por su alto contenido en grasas, sal y alimentos curados o
ahumados.
No debes beber alcohol y si lo haces, toma pequeñas cantidades y ocasionalmente. Y por
salud general, no debes fumar. Igualmente, debes cuidarte del sobrepeso.
Descargar

Guía de alimentación