Sentencia de tutela T806 de 1999. T-806-99
Derecho a la igualdad. Der al trabajo. Estabilidad laboral de mujer embarazada. Ver c-470/97. Concedida.
Sentencia T-806/99
MUJER EMBARAZADA-Protección constitucional especial/DERECHO A LA ESTABILIDAD LABORAL REFORZADA
DE MUJER EMBARAZADA-Protección
DERECHO A LA ESTABILIDAD LABORAL REFORZADA DE MUJER EMBARAZADA-Inexistencia de autorización
previa del funcionario de trabajo
Reiteración de jurisprudencia
Referencia: Expediente T-225471
Acción de tutela instaurada por Eufrosina Martínez Amador contra el Hogar Infantil Santa Ana
Magistrado Ponente:
Dr. CARLOS GAVIRIA DIAZ .
Santa Fe de Bogotá, D.C., diecinueve (19) de octubre de mil novecientos noventa y nueve (1999).
La Sala Cuarta de Revisión de la Corte Constitucional integrada por los Magistrado Carlos Gaviria Díaz, José
Gregorio Hernández Galindo y Alvaro Tafur Galvis, en ejercicio de sus competencias constitucionales y
legales, ha proferido la siguiente
SENTENCIA
En el proceso de revisión del fallo adoptado por el Juzgado Primero Promiscuo Municipal de Santa Ana
(Magdalena) dentro de la acción de tutela instaurada por Eufrosina Martínez Amador contra el Hogar Infantil
Santa Ana (Magdalena )
ANTECEDENTES.
Hechos.
La ciudadana EUFROSINA MARTÍNEZ AMADOR, instauró acción de tutela en contra del Hogar Infantil Santa
Ana, para lograr la protección que la Constitución le otorga a la mujer embarazada y a los niños. Los hechos
dicen así:
La actora firmó contrato de trabajo el 15 de enero de 1998 con el Hogar Infantil Santa Ana (Magdalena) el
cual debía terminar el 15 de enero de 1999. Según la cláusula sexta del contrato, debía recibir aviso con 30
días de antelación para la continuación o no del trabajo, entendiéndose renovado ante la ausencia del
respectivo preaviso. El 25 de enero del presente año, después de haber iniciado labores el 12 de enero del
mismo, la nueva representante legal del Hogar Infantil, le informó que había sido reemplazada en el cargo y
que ya estaba listo el personal que iría a reemplazarla.
La actora contaba para esa época con 8 meses de embarazo, y la Institución conocía su estado por que así lo
había comunicado al Representante Legal.
Solicita el reintegro al cargo que desempeñaba por cuanto no puede cubrir los gastos que demanda su salud
y la asistencia para su hijo.
Sentencia objeto de revisión.
El juez de instancia niega la tutela, con el argumento de que la comunicación del estado de embarazo no
era conocida por la nueva representante legal del Hogar Infantil Santa Ana, quien apenas contaba con 5 días
de posesionada cuando tomó la decisión de desvincular a la actora. Por ello no puede decirse que el
despido se produjo como consecuencia del embarazo.
CONSIDERACIONES Y FUNDAMENTOS.
En el presente caso, la Sala observa que en relación con la orden de garantizar la protección constitucional a
la mujer embarazada, el juez en cuestión no siguió la jurisprudencia de la Corte en la materia, en donde se
ha precisado que la mujer embarazada tiene derecho a una estabilidad laboral reforzada, entendiendo por
ello que la mujer en estado de gravidez tiene el derecho a no ser discriminada en el campo laboral por
razón de su estado.
En efecto, mediante sentencia C-470/97 la Corte declaró la constitucionalidad condicionada del artículo 239
del C.S.T., modificado por el artículo 35 de la Ley 50 de 1990, en el sentido de que "carece de todo efecto el
despido de una trabajadora durante el embarazo, o en los tres meses posteriores al parto, sin la
correspondiente autorización previa del funcionario del trabajo competente, quien debe verificar si existe o
no justa causa probada para el despido". La Corte, de acuerdo con la anterior jurisprudencia, ha ordenado el
reintegro de mujeres despedidas durante el embarazo o durante los 3 meses que siguen al parto, sin la
autorización del funcionario competente.
En el presente caso se observa que el patrono de la demandante, independientemente de si llevaba 5 o
varios días de haber tomado posesión a la fecha en la cual procedió a la desvinculación de la demandante,
debía conocer la situación de la actora, por cuanto la comunicación de tal estado se había surtido al
Representante Legal de la Entidad, independientemente de quien fuere. Lo que está claro en este caso es que
el nuevo patrono, no solicitó permiso al funcionario competente para proceder al despido de la actora, y lo
hizo cuando la demandante tenía 8 meses de embarazo, período amparado por el fuero de maternidad. Se
observa además, que las causas que originaron la contratación inicial de la demandante, permanecen en la
Institución, circunstancia que se evidencia con el hecho de que existió desde el mismo momento del
despido, el nuevo personal que reemplazaría al saliente.
Por lo tanto, tal como lo ha fallado la Corte en otras oportunidades, se ordenará su reintegro.
DECISIÓN.
En mérito de lo expuesto, la Sala Cuarta de Revisión de la Corte Constitucional, administrando justicia en
nombre del pueblo y por mandato de la Constitución,
RESUELVE
Primero. REVOCAR el fallo proferido por el Juez Primero Promiscuo Municipal de Santa Ana.(Magdalena).
Segundo. CONCEDER la tutela por los derechos a la igualdad, al trabajo y a la estabilidad laboral reforzada
de la ciudadana EUFROSINA MARTÍNEZ AMADOR, y por lo tanto, ORDENAR a la representante legal del Hogar
Infantil Santa Ana (Magdalena), que reintegre a la actora al oficio que venía desempeñando al momento del
despido, con reanudación inmediata del pago de su salario, sin perjuicio de las demás pretensiones
laborales a que pueda tener derecho, las cuales serán definidas por la jurisdicción laboral.
Tercero. COMUNICAR la presente sentencia al Ministerio del Trabajo y Seguridad Social.
Cuarto.- Por Secretaría, líbrese la comunicación de que trata el artículo 36 del Decreto 2591 de 1.991.
Notifíquese, comuníquese, publíquese en la Gaceta de la Corte Constitucional y cúmplase.
CARLOS GAVIRIA DÍAZ JOSÉ GREGORIO HERNA´NDEZ GALINDO
Magistrado ponente Magistrado
ALVARO TAFUR GALVIS MARTHA V. SÁCHICA DE MONCALEANO
Magistrado Secretaria General
Descargar

Sentencia de tutela T806 de 1999. T-806-99