Soy lo que como
La alimentación enfocada desde el punto de vista del aprendizaje, permite lograr un máximo
rendimiento del órgano mas importante: nuestro cerebro
Nuestra Máxima: “ Soy lo que como”, recalca la atención de la importancia de los alimentos en la
Inteligencia.
TODO lo que entra en nuestro cuerpo, forma parte del mismo. Una comida saludable produce
cerebros inteligentes. Una comida “basura o chatarra” produce cerebros desnutridos y poco inteligentes.
Tenemos 100 billones de Neuronas. Cada neurona tiene 4 partes: soma o cuerpo, núcleo,
ramificaciones largas-axón- y terminaciones cortas- dendritas- Las Neuronas necesitan alimentos de
calidad para dividirse y multiplicarse como proteínas (carnes), grasas buenas, azucares buenos- frutas y
vegetales para tener un cerebro joven y saludable.
El desarrollo de la inteligencia, no depende del número de neuronas que poseamos, sino del
numero conexiones que puedan hacer entre sí:“las sinapsis”. Estas conexiones determinan la velocidad
mental como atención, memoria e inteligencia.
Las neuronas se comunican mediante un lenguaje químico: neurotransmisores y neuropéptidos,
cuya síntesis depende de los alimentos.
Tres factores determinan la inteligencia:
a) Genéticos, heredados de nuestros padres (20%)
b) Ambientales (40%)
c) Nutricionales: Soy lo que como (40%).
La buena noticia es que podemos ser mas inteligentes, pues podemos controlar el 80% de los factores
de la inteligencia: Comida y Ambiente.
A. La Alimentación balanceada es esencial para el desarrollo del cerebro, lo cual comienza en las
primeras semanas de gestación del feto dentro del vientre de la madre. Las proteínas son muy
importantes en el embarazo- alimentación de la madre- especialmente en las 6 primeras semanas de
vida. Si la madre está desnutrida desde el punto de vista proteico en esa fase, el niño nacerá
defectuoso, con retraso mental y el daño en el cerebro de ese niño es irreversible !
B. Otro elemento estructural son las grasas que ingerimos, de gran importancia para el
funcionamiento de nuestras neuronas. Las membranas celulares, están constituidas de grasas y
proteínas. La estructura y maleabilidad de las membranas celulares neuronales dependerá de la las
grasas < buenas > constituidas por ácidos grasos Omega 3 ( EPA y DHA) de los aceites de pescado,
oliva, canola, ajonjolí y soja. El exceso de grasas Omega 6 de animales: carne, leche completa,
margarina, quesos madurados, frituras y mayonesa rompen el balance necesario para la formación de
membranas saludables, produciendo membranas rígidas, que dificultan la expresión de las moléculas de
la comunicación (receptores) entre estas neuronas, enlenteciendo los procesos mentales.
Nuestro tejido nervioso es sensible a lo que comemos.
Desayuno rico en Azucares- Al comer una panqueca con melaza o miel, comenzamos a bostezar y tener
flojera y sensación de hambre a las 2 horas. Lo remedimos tomando un café con azúcar y galletitas. Nos
recuperamos la modorra y la fatiga y a las 2 horas, reiniciamos el ciclo de la flojera, hambre y fatiga y
nos vamos a almorzar.
¿ Que ha pasado en nuestro cuerpo?. La panqueca con la miel se transforma en moléculas de glucosa,
fuente de energía. Ella estimula la producción de insulina en el páncreas, que permite la entrada de la
glucosa en la célula, para el metabolismo del cuerpo.
El aumento de azúcar en sangre, produce un exceso de insulina y una “baja de azúcar”, causante
de flojera, sueño y fatiga descritas.
Cual es la solución: un desayuno rico en Proteínas. Una Arepa rellena con jamón y queso, suministra
gasolina de alto octanaje para el cerebro. Las proteínas generan el neurotransmisor nor- Adrenalina,
mediador químico de la atención. Las vitaminas de las frutas y vegetales aceleran las reacciones
químicas del aprendizaje.
Dr. Dietrich W. Zschaeck W.
Dr. Dietrich Zschaeck. Clinica El Avila. Piso 8 # 803. Telf 261 5284; 276 1863, 1873 email: dzschaeck@gmail.com
Descargar

Nutrición e Inteligencia