AUTOEDUCACIÓN
Universitarias
SOY MUJER:
En este tema queremos descubrir y valorar lo hermoso que es ser mujer. Y valorarlo para
poder llevar esa riqueza a su plenitud. La tarea de nuestra autoeducación por lo tanto, no es la
misma que emprenderíamos si fuéramos hombres, pues somos distintos. Por eso es tan necesario y
urgente descubrir nuestra riqueza para poder cultivarla, potenciarla y regalarla al mundo.
“No hay nada que sea tan semejante a Dios como una mujer
noble,
que cultiva un espíritu de libertad “domesticada”,
acompañada de una noble soltura y un dominio de sí misma,
sencilla y llena de Dios”
P.J.K
Qué importante es entonces valorar nuestra esencia, sacarle brillo para que tantas personas
con las que diariamente nos encontramos puedan descubrir a Dios a través nuestro. Tomemos
conciencia de que Dios nos pensó como mujeres y si realmente lo somos en plenitud, entonces
salvaremos el mundo.
“ Si quieren saber cómo las pensó Dios, sólo necesitan contemplar la imagen de la
querida Madre de Dios. Entonces con mucho amor y calidez ustedes se quedan con el
rayo de la Inmaculada.” P.J.K
“...quien quiera salvar al mundo debe entregarle de nuevo el verdadero ideal de la
mujer. Un catolicismo renovado sanamente no puede existir ni crecer, a menos que
se rescate sin daño alguno y de manera especial el ideal de la mujer querido por Dios.”
P.J.K.
Diferencias entre el hombre y la mujer.
Varón + Mujer
Varón = Mujer
¿Varón y mujer?
Para entender mejor nuestra riqueza queremos ver las diferencias que existen entre el
hombre y la mujer. Aunque estamos inmersas en una sociedad que tiende a igualar constantemente lo
masculino y lo femenino. Los dos, hombre y mujer, son potencialmente valiosos pero son distintos. La
belleza de la vida es que justamente está poblada de contrastes y es bueno que así sea. Es que a
Dios le gustó, desde siempre, jugar a la diversidad; desplegar multiplicidad para que se encuentren
los opuestos y armonicen los colores.
¿Qué es lo propio del fuego, que quema, da calor; el agua, moja, da vida; el sol, ilumina. Si
cada ser tiene una esencia propia que la distingue de los demás, si ese es su modo concreto de estar
y darse al mundo.... nos planteamos qué es lo propio del varón y qué es lo propio de la mujer. Tanto el
varón como la mujer poseen algo propio que Dios mismo como Creador les ha confiado. Desde el
primer instante Dios piensa en el ser humano como una unidad-dual, una unidad de a dos, a imagen
y semejanza de El y complementarios entre sí. Complementarios quiere decir: varón y mujer con
una misma dignidad, pero distinta modalidad.
1
AUTOEDUCACIÓN
Universitarias
Bien sabemos que la genialidad de Dios fue hacernos distintos, cada uno original y así nos
podemos complementar.
Por eso es tan importante que nuestro trabajo de autoeducación esté
iluminado por nuestro ideal de mujer y que busquemos acentuar en nosotras la originalidad femenina.
Ninguno de los dos, varón o mujer, puede madurar y llegar a la plenitud de su personalidad sin abrirse
a los valores del otro sexo. Cuanto más se cultive la originalidad de cada uno tanto más fuerte va
a ser la atracción entre ambos y tanto más profundo el enriquecimiento mutuo.
Nosotras ¿qué queremos ofrecer a este mundo?
“Una marcada conciencia de ser mujer. Es la conciencia de ser distinta pero a la vez de
igualdad ante el varón ... Las mujeres se transforman hoy en día muchas veces en
muchachitos ... tenemos que tener también conciencia de igualdad.
Para lograrlo, tienen que unirse entre ustedes. No deben estar solas. No queremos lo
masculino, queremos salvar la femineidad. Queremos ser mujeres hasta la médula.
Debemos tomar conciencia de nuestro propio valor. La Virgen fue una mujer como
ustedes..
Siempre ha sido el orgullo de Schoenstatt educar y formar jóvenes auténticas,
marianas, femeninas de pies a cabeza. Para eso necesitamos "La rosa de la conciencia
de ser mujer".
Es una rosa muy poco conocida hoy en día. Pero Dios creó mujeres
que la llevan dentro de sí. ¿Se dan cuenta cuál es el motivo por el cual tantas mujeres
incluso mujeres nobles tiran por la borda, de un día para el otro lo más hermoso que
poseen? Cuando una mujer pierde la conciencia de su propio valor entonces se enferma
todo su ser y se le puede comparar con un fosforito que todos pueden pisar. iDepende
tanto de la conciencia del propio valor!”
P. J. K.
Toda esta riqueza de nuestra conciencia de ser mujer que el Padre Fundador nos plantea,
llega a su sentido más profundo cuando lo vemos en relación con la complementación del varón.
Veamos más en detalle esta posibilidad de complementación haciendo una comparación entre las
características propias masculinas y femeninas.
2
AUTOEDUCACIÓN
Universitarias
Características masculinas:
Características Femeninas:
Tipo de inteligencia
 Tiende a analizar, se basa en conceptos
 Forma de pensar lógica y teórica
abstracta
 Tiende a la objetividad
 Proyecta su pensar a horizontes amplios y
lejanos.
Tipo de inteligencia
 Tiende a integrar, se basa en imágenes y
ejemplos
 Forma de pensar intuitiva y vital, concreta
 Tiende a la subjetividad
 Piensa en forma más profunda y referida a
situaciones presentes
Tipo de voluntad
 Firme
 Decisiones reflexionadas y efectivas
 Tendencia a la lucha
 Tiende a imponer su voluntad
Tipo de voluntad
 Segura y suave
 Decisiones espontáneas no muy efectivas
 Tendencia a la entrega o los demás
 Tiende a dejarse influenciar
Tipo de sentimiento
 Muy influenciado por los instintos
 De poca emotividad y expresividad
 Giran en torno al aprecio y desprecio
Tipo de sentimiento
 Muy influenciado por el afecto personal
 Vivo, de gran emotividad y expresividad
 Giran en torno a la simpatía y antipatía
Rasgos de carácter
 Tiende a ser más estable, sencillo y
objetivo que la mujer
 Más consecuente. justo, sincero y abierto
que la mujer
 Suele superar a la mujer en capacidades
de discreción con secretos de otros, en
controlar la curiosidad
 Suele ser más agresivo, sensual y egoísta
que la mujer
Rasgos de carácter
 Tiende a superar al varón en capacidad de
sacrificio, paciencia y generosidad
 Suele ser más pura, recatada y más
reservada con su mundo interior que el
varón
 Tiende a superar al varón en capacidad de
comprensión y entrega por las personas
 Suele ser más susceptible, complicada e
inestable que el varón.
 Puede llegar a ser muy frívola y superficial
 Suele
caer
en
una
dependencia
esclavizante de personas o cosas


Puede llegar a un gran empecinamiento
Suele caer en la frialdad e indiferencia
frente a los demás
Actitudes propias
 Crear, transformar, utilizar, conquistar
 Independencia
 Conducir, influir
Actitudes propias
 Entregarse a sí misma, servir, colaborar,
conservar.
 Dependencia, docilidad
 Receptividad, acogimiento y
 enriquecimiento de lo recibido
3
AUTOEDUCACIÓN
Universitarias
Esto se podría resumir en la siguiente frase:
Al varón lo podríamos caracterizar con la palabra: IMPULSO
A la mujer, con la palabra: ALMA
Si el impulso del varón no es complementado por el alma de la mujer con su toque
espiritual, personal y profundo, puede hacer al varón duro y hasta brutal. Si el varón se deja
complementar por la capacidad de acoger y comprender, se hará capaz de cultivar vínculos
personales, de poner su inteligencia al servicio de la vida, etc. Es decir, el gran aporte de la
mujer al varón es su capacidad de personalizar, de acoger, de dar sentido profundo a las cosas.
La mujer pone alma al impulso de conquista del varón.
Si la mujer se deja complementar - su ser alma por el
impulso masculino - podrá crecer en espíritu de lucha, en
objetividad, en claridad de metas y perseverancia.
A la mujer, santuario de la vida, le ha confiado Dios de modo
preeminente, el ser humano.
“ El futuro del hombre es la
mujer. La mujer es el color de
su alma. La mujer es su rumor
y su grito. De la mujer viene la
luz, viene la tarde y viene la
mañana. En torno a ella se
organiza todo.”
L. Aragón.
Por esta razón qué importante es que tomemos en serio nuestra autoeducación, con las
características más propias que brotan de un auténtico ser femenino. Y no queremos hacerlo
por orgullo o por creernos más que los hombres, sino porque queremos cumplir con la misión
para la que fuimos creadas... la salvación vino al mundo por medio de una mujer que fue
plenamente mujer, ¿por qué no podríamos seguir ayudando a Dios a salvar el mundo, nosotras
siendo plenamente mujeres?
Veamos entonces algunas características fundamentales de
nuestro ser mujer, que debemos acentuar en nuestra autoeducación:
1. Espiritualizar
2. Personalizar
1.
¿Qué entendemos por espiritualizar? Darle el sentido profundo a las cosas, elevar,
llevar a Dios, cultivar la pureza en el amor. Tiene que ver con lo que Goethe definió
como el “eterno femenino" que atrae .
Es decir, hacer transparente esa huella de Dios tan clara, que la mujer, con su natural
dependencia de Dios, lleva impreso en ella. Por eso, podemos decir, que es propio de la
mujer espiritualizar:
¿Cómo hacerlo?



Con mi actitud noble o con mis comentarios positivos, elevando el nivel
de una reunión que está cayendo en superficialidades.
Poniendo límites en las expresiones físicas de afecto y dándole sentido
espiritual profundo a cada gesto pequeño de cariño.
Transmitiendo valores espirituales a una compañera o amiga que tiene
4
un pensar más superficial y materialista.
AUTOEDUCACIÓN
Universitarias
2. Personalizar: Es lo propio de la mujer: ser "todo alma", es decir que pone en todo un
toque personal y que, a su vez, está pendiente de las personas que la rodean. Poner
en todo un toque personal significa que no lo hago "así no más", “como salga", sino que pongo
mi originalidad en lo que hago, pongo mi sello a través de detalles. Por ejemplo:
Cuando decoro mi pieza expresando mi mundo interior.
Cuando hago un regalo con mis propias manos para alguien querido.
Cuando soy creativa y original en mi forma de expresar el cariño.
Cuando alegro una reunión con una canción y mi guitarra.




Pero personalizar es también ese estar atenta a lo que necesitan las personas, como
María en las bodas de Caná. Ella no estaba distraída o pendiente del vestido de la novia o
aislada en un rincón. Ella estaba atenta para ver cómo servir mejor a las personas que la
rodeaban. Eso es personalizar; las personas que están a mi alrededor, son mi prioridad.
¿Cómo puedo hacerlo?




Acercándome a una compañera sola o triste.
Escuchando con atención a alguien que necesita desahogarse.
No haciéndome la distraída cuando me doy cuenta que mi mamá necesita
ayuda.
No imponiendo siempre mi gusto, (cuando planeamos un panorama con mis
amigos, por ejemplo) fijándome en qué desean los demás y renunciando una
vez a lo mío para que los demás estén contentos.
Queremos entonces ser plenamente mujeres, cultivar nuestro jardín con estas
características tan propias de una Hija Inmaculada, Cenáculo para el mundo que sirve, que se
entrega, que está para despertar la vida en los otros. Pidámosle a la Mater que nos ayude en
este camino de autoeducación.
Aseméjanos a Ti y enséñanos a caminar por la vida
tal como Tú lo hiciste, fuerte y digna, sencilla y bondadosa,
Repartiendo amor, paz y alegría.
Algunas sugerencias metodológicas para tratar este tema:




Fotocopiar para cada una las características del varón y de la mujer, repartírselas y
corroborar con hechos concretos cómo se dan en la práctica estas tendencias en la
mujer y en el hombre.
Compartir sobre ello y concluir en cuales creemos que son las características más
sobresalientes de una auténtica mujer.
Relacionarlas con las dos características que nos menciona el tema; al final,
espiritualizar y personalizar.
Proponer formas concretas que nos ayuden a potenciar y a regalar estas
características como camino real para encarnar nuestro ser Cenáculo en el mundo.
5
Descargar

¿ROCA 0 AZUCENA