e s c r i t o r e s
INICIO
y
l u n e s ,
p e r i o d i s t a s
j u n i o
2 7
-
2 0 1 1
DOCUMENTOS
El verdadero origen del
paramilitarismo en Colombia - Mario Lamo Jiménez
Como dice el dicho acerca de las brujas: “que
las hay las hay pero no hay que creer en
ellas”, lo mismo sucede con el paramilitarismo
en Colombia. Varios documentos del Pentágono
sacados a la luz pública en los EE. UU. revelan
que desde los años sesenta los EE. UU.
propugnaron la creación del paramilitarismo en
Colombia como medio para combatir las
“guerrillas comunistas”. Los manuales de las
fuerzas especiales gringas puestos en efecto en
los años 60 van aun más lejos: abogan por el
uso del terrorismo como método de lucha
inconvencional en contra de las guerrillas.
Un manual de 1960 de las Fuerzas Especiales
llamado “Operaciones de contrainsurgencia”
sistematiza los métodos de lucha de los EE. UU.
en la lucha contra las guerrillas, entre ellas
las “operaciones punitivas” contra la población
civil en las “operaciones de supresión de los
guerrilleros/terroristas”. Y entiéndase bien
que desde aquella época el plan de llamar a los
grupos insurgentes como “terroristas” ya estaba
diseñado: fue copiado de los métodos usados por
los franceses en Indochina y en el Norte de
África y por los británicos en Malasia. Hasta
la terminología que se usaba en aquella época
es exactamente la que habría de aparecer en
Colombia décadas más tarde: “aldeas de
autodefensa”. Los gringos juntarían las
experiencias de franceses y británicos y las
suyas propias en Filipinas, Corea e Indochina
para “perfeccionar” su teoría. Fue así como
adaptaron la terminología colonialista de
franceses y británicos: los insurgentes
deberían ser llamados
“guerrilleros/terroristas” y “disidentes”
y
la población civil sospechosa de colaborarles
estaría sujeta a operaciones “punitivas” y de
“relocalización”.
Todos estos poderes colonialistas habían usado
ya en sus guerras el equivalente de los
escuadrones de la muerte: grupos de 12
individuos altamente entrenados, cuya misión
era hacer misiones de reconocimiento y de “caza
y destrucción” del adversario.
¿Habrá que creer en esta bruja?
El plan de contrainsurgencia de los gringos
tenía como elemento vital la creación del
paramilitarismo, cuya ofensiva planteaban en
cuatro fases:
Fase 1: La organización de fuerzas auxiliares
locales de contrainsurgencia, “comités de
pacificación” locales y medidas de control de
población (racionamiento de comidas estricto y
control del comercio);
Fase 2: Operaciones de ofensiva o ataque
frontal para exterminar a los guerrilleros en
el teatro de la guerra; aislamiento de los
guerrilleros por medio del control de alimentos
y relocalización de elementos sospechosos a
áreas “seguras”; creación de áreas “sanitarias
inaccesibles”, áreas específicas donde se
restringe a la población, donde todo el
personal no-gubernamental que se encuentre es
considerado como guerrillero/terrorista;
Fase 3: “Destrucción de los elementos
militares y de apoyo del
guerrillero/terrorista”, lo cual se hacía por
operaciones para “destruir pequeños sembrados,
campos y ganado usados por elementos de la
guerrilla;
Fase 4: “Rehabilitación”, para restaurar la
“normalidad” a través de una “administración
firme pero justa”
Y es aquí donde la bruja salta de su escoba: El
manual de contrainsurgencia gringo describe el
lema de campaña de Uribe “mano firme corazón
grande” = “administración firme pero justa”.
Todo el plan de gobierno de Uribe responde a
una táctica de guerra dictada por el Pentágono.
Si AUV no es una agente de la CIA, es como si
lo fuera, pues sigue al pie de la letra los
dictados de la CIA y el Pentágono para gobernar
a Colombia.
Sin embargo, la cosa no se queda aquí, ya que
los manuales de contrainsurgencia van más en
detalle acerca de la misma y las tácticas que
emplean resultan ser exactamente las que han
estado utilizando los paramilitares en
Colombia. Los manuales elaborados en los años
60 dicen abiertamente que las fuerzas
paramilitares deben de usar métodos
terroristas:
“Principios operativos: Hacer hincapié en
mantener la iniciativa por medio de acciones
ofensivas inmediatas, ahorro de fuerzas y
empleo de fuerzas apropiadas y capacitadas de
ejército y policía utilizando tácticas que usan
los guerrilleros mismos y tácticas
terroristas”.
Las brujas terroristas
Y al que le quede alguna duda acerca de qué es
lo que están haciendo las tropas gringas en
Colombia, la respuesta la da un documento de
1962, por medio del cual se elabora una
propuesta para organizar en Colombia “fuerzas
irregulares (léase paramilitares) locales. En
un documento secreto de los jefes de estado
mayor gringos, el comandante, General
Yarborough, presenta el caso para eliminar la
insurgencia comunista en Colombia, antes de que
se vuelva una amenaza mayor, de la siguiente
manera:
“Se debe hacer un esfuerzo concentrado en el
país (Colombia) para seleccionar personal civil
y militar para ser capacitado en operaciones
clandestinas de resistencia en caso de que se
necesiten más tarde. Esto se debe hacer con
vista al desarrollo de una estructura civil y
militar a ser explotada en caso tal de que la
seguridad interna de Colombia se deteriore aún
más. Esta estructura debe usarse para presionar
las reformas que se necesitan, llevar a cabo
funciones de agentes dobles y de
contrapropaganda y según sea necesario, llevar
a cabo actividades paramilitares, de sabotaje y
terroristas contra conocidos comunistas. Esto
debe ser respaldado por los EE. UU.”.
Quien quiera saber el porqué de las masacres
contra sindicalistas, comunistas, miembros de
la UP y de la izquierda democrática en
Colombia, no tiene por qué buscar más la
respuesta. Es un plan maestro diseñado desde
los años sesenta e implementado por cuatro
décadas en Colombia. Tanto el gobierno
colombiano como los gringos han sabido
perfectamente de dónde proviene el
paramilitarismo y a qué intereses sirve, lo
curioso es que unos digan que que
“profetizaron” lo que iba a pasar y que los
otros nieguen que fueron avisados. No había ni
necesidad de profetizar ni de avisar nada, fue
una empresa mancomunada entre colonizadores y
colonizados y ya hemos visto su frutos.
El quien quiera consultar todo el documento en
el cual hay aún más información, puede ir a
este enlace:
http://www.statecraft.org/chapter9.html
Descargar

escritores y periodistas

Crisis colombiana

Crisis colombiana

CorrupciónFalta de identidadTerrorismoProblemas socialesHistoria Hispanoamericana

Derechos constitucionales no respetados

Derechos constitucionales no respetados

Constitución españolaLegislaciónDerecho constitucional

*¿ QUE ES ?:

*¿ QUE ES ?:

ContraterrorismoHistoriaArmas terroristasTribunal Europeo de los Derechos HumanosCiencias sociales

Publicidad del terroismo

Publicidad del terroismo

MediosCreatividadConsecuenciasObjetividad: tratamiento temáticoCiencias sociales

Avance del Paramilitarismo

Avance del Paramilitarismo

ColombiaHistoria de AméricaPuerto BoyacáGrupos paramilitares colombianosPresencia guerrilleraBetancur

Ensayo por comparación GUERRILLAS Y PARAMILITARES EN COLOMBIA

Ensayo por comparación GUERRILLAS Y PARAMILITARES EN COLOMBIA

LenguajeLiteraturaComuniaciónEjemplosTécnicasDescripciónArgumentaciónComparaciónRazones

EEUU (Estados Unidos)LíderesGrupos terroristas11 de septiembreViolenciaHistoria Universal contemporáneaAntrax