“CONTROL DE PLAGAS: Chinches y Cucarachas”
Dirigido a: Dueñas de casa
Integrantes: Sindy Gutierrez – Liza Mardones – Carolina Meza
El concepto de plaga se refiere a la aparición masiva y repentina de seres vivos de la misma
especie que causan graves daños a poblaciones humanas, animales o vegetales.
El control de plagas es la regulación y el manejo de estas especies, para prevenir que afecten la
ecología, economía, y por sobre todo la salud de los habitantes.
Dos importantes especies consideradas como plagas, y que pueden afectar la salud humana son
los chinches y las cucarachas, los cuales aparecen en sitios específicos de los hogares y
necesitan ciertas características del ambiente que permiten y favorecen su reproducción,
causando graves daños si no se toman las precauciones necesarias para evitar su aparición.
Por ello el objetivo general de este trabajo es lograr que las dueñas de casa comprendan y
apliquen las medidas necesarias para evitar en sus hogares la existencia de plagas de insectos
nocivos para la salud.
Chinches
Existen dos especies de Chinche de Cama que afectan a los
seres humanos: Cimex lectularius que es la especie común,
y la especie tropical llamada C.hemipterus. Estas especies
son hematófagas, es decir, necesitan alimentarse de sangre
para sobrevivir y reproducirse.
En el caso del chinche de cama tropical, éste puede vivir en
zonas de alta temperatura pero, aparentemente, no puede vivir
fuera de los trópicos. El chinche de cama común es más
tolerante a temperaturas inferiores y tiene distribución mundial.
Este insecto es del tamaño de una lenteja (alrededor de 6-8 mm), de color marrón o rojizo,
ovalados y planos. La hembra es capaz de poner 200 huevos durante su vida, y éstos tardan 10
días en eclosionar. Luego, el chinche de cama adulto puede vivir hasta 316 días.
Es importante saber que los chinches de cama se esconden durante el día en las grietas y
rincones donde la gente duerme o se agrupa, y se alimentan durante la noche, después del
atardecer.
Debido a su hábito hematófago, el humano al ser afectado
de forma severa, puede sufrir una anemia moderada.
Además puede causar reacciones alérgicas en la piel. No se
ha evidenciado que este insecto produzca una infección, ya
que no transmite bacterias ni virus. Sí puede provocar
infección bacterial, pero que es debida a la picazón que
provoca.
Algunos de los signos reconocibles de la infestación de este insecto son:




Puntos marrones de material fecal en
sábanas, colchones.
Olor a humedad cuando el número de
insectos es alto.
Las picaduras pueden encontrarse agrupadas
o en líneas sobre la piel.
Insectos muertos o sus mudas (piel) pueden
encontrarse cerca o en lugares escondidos,
como grietas y rincones.
Control y prevención.
La aparición y difusión de los chinches no tiene un lugar específico, ya que puede ser en
hogares, dormitorios universitarios, hoteles, departamentos, casas con multiapartamentos,
hostales, campamentos de verano, iglesias, salas de espera de aeropuertos, centros de
conferencias, residencias y restaurantes.
La apropiada identificación debe ser el primer paso para el control de este insecto. Es
medianamente imposible que sea identificado sin la ayuda de un profesional en el tema.
Las dueñas de casa pueden realizar estos procedimientos para su control:
Controlar si hay murciélagos o aves en la vivienda, ya que el tipo de chinches que se
encuentran asociados con estas especies pueden afectar también al humano.
Recoger de las habitaciones libros, revistas, adornos, ropa, equipajes y todo objeto que
pueda ser ambiente para atraer a los chinches.
Utilizar la aspiradora en espacios pequeños, cómodas, cajoneras, mesas, adornos
colgados en la pared, lámparas de pié, veladores, sillas, la estructura de la cama,
colchones, televisión, en las habitaciones. Reiterar esto cada tres días durante dos
semanas. Luego remover la bolsa de la aspiradora, colocarla dentro de una bolsa de
plástico y eliminarla en la basura.
Cubrir colchones con un cobertor plástico, ya que no deben ser descartados para
controlar las chinches.
Lavar las sábanas, ropa y todo lo que sea lavable, con agua bien caliente y secarlo a alta
temperatura durante 30 o más minutos.
Retirar la cama de la pared por lo menos 6 pulgadas o 15 cm para evitar que estos
insectos trepen desde las paredes hacia las camas.
Mantener los dormitorios lo mas fresco posible durante la noche, esto haría que
disminuya la actividad de estos insectos.
Realizar limpieza a base de vapor en alfombras y tapetes.
No utilizar pesticidas en cunas, colchones o en algo relacionado con la cama, como
sábanas o cobertores porque puede ocasionar serias reacciones alérgicas. Si se utilizan
pesticidas en estas áreas, donde los chinches han sido encontrados, leer cuidadosamente
las instrucciones del fabricante antes de utilizarlos.
Lo más importante para prevenir y controlar la aparición de esta plaga es el aseo permanente,
higiene y aspiración minuciosa de dormitorios, muebles, ropa de cama, colchones y almohadas,
lugares donde es más probable que este insecto se aloje. Además es importante revisar
permanentemente papel mural desprendido y grietas que pueden servir de refugio para los
chinches.
Descargar

Dirigido a: Dueñas de casa plaga