Clave de la recomendación: CCRDS-NO/V/14/40
SECRETARÍA DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES
PRESENTE
Los que suscribimos integrantes del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable de la Región
Noroeste, con fundamento en los artículos 157 y 159 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la
Protección al Ambiente y el Acuerdo mediante el cual se crean el Consejo Consultivo Nacional, 6
Consejos Consultivos Regionales y 32 Consejos Consultivos Núcleo para el Desarrollo Sustentable
(publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 29 de septiembre de 2011), emitimos en nuestro
carácter de asesores de la Semarnat, la siguiente recomendación de conformidad con los siguientes:
Antecedentes
(Breve descripción de la problemática, situación, historial o aspectos del entorno dentro del que se
genera la recomendación)
Los residuos de construcción se definen como una mezcla de materiales inertes y no inertes que se
derivan de la construcción, remodelación o demolición, entre ellos encontramos tierra y lodo en forma
de desechos, fragmentos de concreto, ladrillo o bloques, resultantes de cortes para fabricación de
muros, bardas y otras obras provisionales; a nivel mundial existe una gran preocupación por la
disposición final de residuos de construcción y demolición (RC&D) como mencionan Rawsan,
Chamhuri, Joy, Abdul (2006 p. 96) “los residuos de la construcción se están convirtiendo en un grave
problema ambiental en muchas ciudades grandes del mundo”, aunque esto se ubica en Malasia, no
menos importante es en Hong Kong donde no solo es un problema ambiental sino social (Poon, Kou
and Lam. 2002), en esta ciudad se busca el reciclaje como una solución para aminorar la demanda de
tierra para la eliminación de residuos, también según datos de EPA, (2000) en USA por ejemplo se
estima que se generan en promedio 136 millones de toneladas de RC&D diarias (Figura 1). El cálculo
del porcentaje de Residuos de construcción y demolición que se depositan en los vertederos alrededor
del mundo es de 19 a 30% a veces más dependiendo del lugar o región. Representan 1.27 Kg. Por
habitante ((Nunes, Malher, Valle y Neves. 2006), la gravedad del problema es que muchos de estos
residuos se depositan en los vertederos como menciona Ingalls (2000) citado por Nunes, et. al. (2006)
que sucede en USA donde se estima se deposita del 15% al 30%. En Latinoamérica países como
Brasil reportan cantidades de Residuos Sólidos Municipales (RSM) que se envían a los vertederos
(150,000 toneladas diarias) sin embargo no hay datos acerca de cuál es el porcentaje de RC&D que
componen estos, solo se indica un aproximado de 0.49 Kg. Por habitante en ciudades como Sao
Paulo, Río de Janeiro (Nunes et. al.2006). En cuanto al reciclaje de RC&D países de Europa como
Finlandia, Irlanda e Italia reciclan un promedio de 30% a 50% (Nunes et. al. 2006) mientras que en
USA se recicla entre 20% a 30% en Brasil apenas se tiene un 0.2% (Nunes et. al. 2006).
Una estimación en Florida indica que en el año 2000 se generaron 3750000 toneladas de
construcción relacionadas con RCyD, con 1.29% per cápita por día. En el caso particular de este país
los residuos de concreto representan el 56%, el 13% es madera, el 11% tabla rocas, material para
techos de asfalto el 7%, 3% metal, 1% cartón, 1% plásticos y 8% desechos varios. Los desechos que
componen los RCyD aunque varían de zona a zona, son generalmente: concreto, asfalto, madera,
metal, tabla roca, tierra, y envases de papel y cartón en pequeñas cantidades.
Los impactos ambientales negativos están asociados a la explotación de recursos naturales y a la
generación de residuos. La problemática de este tipo de residuos está asociada a su gran peso y
volumen, y en consecuencia a las dificultades en el manejo.
Página Web: http://consejos.semarnat.gob.mx/
E-mail: [email protected]
Considerandos
(Descripción de los razonamientos, aspectos de orden normativo, estrategias y acciones de los tres
órdenes de gobierno que sustentan la emisión de la recomendación)
Que el Programa Sectorial de Medio Ambiente y Recursos Naturales 2013-2018 (PROMARNAT), en
su Objetivo 4 México Prospero, 4.4 impulsar un crecimiento verde incluyente y facilitador, que preserve
nuestro patrimonio natural y al mismo tiempo genere riqueza, competitividad y empleo; en su Objetivo
5. Detener y revertir la pérdida de capital natural y la contaminación del aire, agua y suelo, con una
meta de llegar al 83% del indicador de manejo integral de residuos.
Que un alto porcentaje de los RCyD son susceptibles a ser reutilizados y/o reciclados con la
subsecuente disminución en impactos negativos al suelo, agua y aire, además de la potencial
generación de empleos.
Los residuos de la construcción llegan a representar entre un cuarto y un tercio de los residuos
generados en un municipio. Para tener alguna referencia, tan sólo en el Distrito Federal se tienen
contabilizadas más de un millón 200 mil toneladas anuales de estos residuos, el equivalente a poco
más de tres mil toneladas por día. Con esta cantidad de desechos se podría llenar el Zócalo capitalino
cinco veces, con una altura de cinco metros por año. Quizá lo más preocupante es que la cuestión no
queda ahí, pues se trata de un problema creciente, ya que sólo se reciclan entre 9 y 11 por ciento de
estos residuos. Uno de los mayores riesgos de esta problemática radica en que de no tomar medidas
con la debida responsabilidad en tiempo y forma podría derivar en un deterioro ambiental de
consecuencias irreversibles. Si estos residuos se manejaran adecuadamente, podrían someterse a un
procedimiento de reutilización en la misma obra y así favorecer la vida útil de los sitios de disposición
final o los tiraderos autorizados para recibirlos, además se generarían oportunidades de trabajo. Por
ello, la creación de un programa general para el manejo de estos residuos y normas técnicoambientales para su regulación, podrían ser algunas de las medidas más efectivas para solucionar el
problema. Otra opción que podría resultar viable, es la construcción de plantas de reciclaje y trituración
de estos residuos en sitios estratégicamente ubicados. Esto permitiría alargar la vida útil del sitio de
disposición final, tener una menor explotación de los bancos de materiales vírgenes y disminución en
los costos de transporte, lo cual se traduciría en un beneficio ambiental importante. Sin embargo, para
conseguir esto es necesario crear normas de orden federal para regular los residuos de la
construcción y evitar su disposición en sitios prohibidos como barrancas, cauces de ríos y lotes
baldíos, algunos de los destinos más comunes del material de desecho.
Que este problema está presente en todos los municipios de la región
Por lo anterior, los(as) integrantes Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable de la Región
Noroeste, emitimos la siguiente:
Recomendación
Se recomienda a la SEMARNAT que mediante una revisión previa de la legislación y normatividad
aplicable, así como de los efectos negativos sobre la calidad del aire, el suelo y agua, elabore un
programa integral para el manejo sostenible de los residuos de construcción y demolición, que
incluya los aspectos de reciclaje y reúso, ya que no existen controles suficientes para evitar la
mezcla de residuos.
Página Web: http://consejos.semarnat.gob.mx/
E-mail: [email protected]
Esta recomendación fue elaborada por:
Comisión Técnica o Grupo de Trabajo:
Comisión Técnica de la Agenda Gris
Coordinador de la Comisión Técnica o Juan Torres
Grupo de Trabajo:
Consejeros integrantes:
Juan Torres, Marco Antonio Moreno, José Carmelo Zavala,
Mario Castillo, Martín Villa
Dado en la Ciudad de México, sede de la V Sesión Ordinaria del Consejo Consultivo para el
Desarrollo Sustentable de la Región Noroeste, el 11 de julio del 2014.
Página Web: http://consejos.semarnat.gob.mx/
E-mail: [email protected]
Descargar

Los que suscribimos integrantes del Consejo Consultivo para el Desarrollo... Ley General del Equilibrio Ecológico y la