8.3 Los activos no financieros
El patrimonio neto de los distintos agentes, y especialmente
de los hogares, no está formada únicamente por los activos y
pasivos financieros, sino que también incluye los activos no
financieros. Para el sector de los hogares, los activos
financieros no incluyen las viviendas y en muchos países los
activos en forma de viviendas son mayores que los activos
financieros. Muchas familias prefieren poner sus ahorros en
"ladrillos y cemento". Los activos no financieros de los
hogares incluyen también la planta y equipo y el software
propiedad
de
los
empresarios
individuales
(que
son
clasificadas en el sector de los hogares).
La lista de las cuentas nacionales contempla una amplia
variedad de activos no financieros: los edificios y otros
estructuras, la maquinaria y otros equipos; inventarios;
valor de la tierra; los depósitos minerales; recursos
biológicos no cultivados; reservas de agua cuya propiedad se
puede establecer y transferir, y ciertos activos intangibles
(software, patentes, licencias, ). Una característica curiosa
es la distinción que hacen las cuentas nacionales entre el
valor de la tierra y las estructuras construidas en esta
tierra, aunque en la práctica los dos son inseparables.
Sin embargo, la definición de los activos en el SCN se limita
a "los activos que funcionan como un depósito de valor sobre
los
que
ejercen
derechos
de
propiedad
las
unidades
institucionales, individual o colectivamente, y de los que
pueden derivarse beneficios económicos para sus propietarios
mediante su posesión o utilización durante un período de
tiempo". Esta definición excluye, por ejemplo, el llamado
capital humano, tal como se describe en la sección
"Limitaciones de las cuentas nacionales: las exclusiones de
las cuentas de balance".
El valor de los activos no financieros (también llamado
capital social) se estima por el método del inventario
permanente (MIP). El método del MIP se basa en datos de los
anteriores flujos de FBCF en volumen y se aplica el principio
simple de que el stock de hoy es igual a lo que anteriormente
se había invertido menos lo que desde entonces ha sido
utilizado. Aparte de la aplicación de los supuestos relativos
al deterioro físico y el desgaste de los activos, este método
se basa únicamente en una larga serie de FBCF que está, en
principio, a disposición de los contadores nacionales. Cada
inversión anual es una adición al stock, mientras que cada
salida (retiro del stock de capital) o elemento de deterioro
físico (consumo de capital fijo) es una deducción.
Descargar

Los activos no financieros