ALIMENTACIÓN DE NIÑOS AUTISTAS
La alimentación es un pilar en el tratamiento de niños autistas o con otros trastornos
generalizados del comportamiento.
Los niños, y también muchos adultos afectados por estos trastornos, presentan con
frecuencia síntomas gastrointestinales como constipación, distensión abdominal, diarrea,
gastritis, meteorismo.
Las molestias son causadas generalmente por una excesiva ingesta de alimentos que
contienen aditivos, azúcar blanca, trigo (gluten) y lácteos (caseína), que inflaman las paredes
intestinales y favorecen infecciones por bacterias, parásitos y hongos (como la candidiasis).
Al pasaje de estas sustancias tóxicas a la circulación se la llama “síndrome de intestino
permeable o de intestino poroso”, y tiene como consecuencia alteraciones no muy bien
conocidas en el sistema nervioso central.
Por esta razón, la clave está en corregir la permeabilidad del intestino, para evitar el
pasaje de toxinas que dañan el sistema nervioso central y de ese modo poder mejorar el
comportamiento y aprendizaje del niño.
Que alimentos contienen caseína y gluten?
La caseína está en las proteínas lácteas (leche, yogur y quesos) y el gluten en los cereales
T.A.C.C (trigo, avena, cebada y centeno). Muchos niños también con intolerantes al maíz, por lo
que convendría también eliminarlo.
La caseína y el gluten, contienen caseomorfina, y gluteomorfina, respectivamente. Estas
son sustancias con actividad opiácea que pasan del intestino a la sangre, y llegan al cerebro
donde afectan el desarrollo e impiden un comportamiento normal. Como los niños autistas
viven bajo un cuadro de saturación de opiáceos, se llegó a la conclusión de que la eliminación de
estas sustancias de la dieta mejoraría su conducta.
Para iniciar esta dieta libre de caseína y gluten -DLCG-, se aconseja comenzar con la
eliminación de los lácteos y luego de seis u ocho semanas, de las harinas que contienen gluten.
Si se eliminan ambos de golpe, los niños pueden sufrir un síndrome parecido al de la abstinencia
porque tanto la caseomorfina como la gluteomorfina dan una falsa sensación de bienestar en el
cuerpo, que lleva una dependencia de estos alimentos dañinos y se transforma en un círculo
vicioso.
¿Como sustituir la leche?
Se pueden hacer fácilmente leches, o jugos, de almendra, sésamo, quínoa, etc. que son
ricos en calcio y otros nutrientes. Si es necesario pueden añadirse suplementos nutricionales,
para cubrir las necesidades del crecimiento, aunque si la dietase realiza con un plan alimentario
completo, con la dirección de profesionales que conocen el tema, no suele haber carencias.
Todos los niños autistas que hacen la dieta sienten, en mayor o menor medida, una
mejoría de la sintomatología: al mejorar la predisposición hacia el aprendizaje y dando al
sistema nervioso los nutrientes necesarios, tienen mayor capacidad de concentración , de fijación
de conceptos y aprenden más cosas en menos tiempo.
Hay que tener en cuenta que los primeros meses son muy difíciles y no todos los niños
mejoran en igual tiempo, por lo que hay que adaptarse a su evolución y tener en cuenta que las
diferencias suelen ser grandes.
Esta primera parte es la más difícil, y muchas veces los padres se desaniman: sin
embargo, una vez que se supera y se realiza la adaptación alimentaria se percibe la diferencia, y
eso da fuerzas para continuar, a pesar de los altibajos esperables en la evolución del paciente.
¿Que alimentos contienen gluten?
Trigo, cebada, centeno, avena, (T.A.C.C) y sus productos derivados: panes, galletitas, harinas,
pasteles, galletas, bizcochos, masas y otros productos de panadería y pastelería, pizza, pastas de
sémola, etc.
También las leches chocolatadas, polvos para bebidas instantáneas, infusiones o bebidas
preparadas con los cereales TACC: malta, cerveza. Es importante aprender a leer las etiquetas,
ya que la mayoría de los alimentos industrializados contienen gluten como agregado.
¿Que es un aditivo?
Es una sustancia que se añade a los alimentos y a las bebidas con la finalidad de modificar las
características físicas, químicas o biológicas de un alimento. Los aditivos ayudan al proceso de
producción de los alimentos permitiendo la estabilización de mezclas, la modificación de la
estructura y de las características físicas del alimento, etc., facilitando el proceso industrial.
Muchos de los alimentos industrializados están siendo modificados a tal punto que resultan a la
larga dañinos para la salud
¿Qué alimentos podemos incluir en una alimentación sin gluten, caseína ni aditivos?
Antes de incorporar los alimentos nuevos, tener en cuenta los síntomas gastrointestinales del
niño y si tiene alergias a algún alimentos en particular. Si tiene el intestino inflamado (con los
síntomas mencionados más arriba) es recomendable ir al médico o al nutricionista para planificar
los alimentos que conviene incorporar en cada momento y de que manera hacerlo (formas de
preparación, recetas, etc.)
Los siguientes son alimentos libres de gluten y caseína:
- Cereales y pseudo cereales: arroz, arroz yamaní, quínoa, amaranto, mijo,
- Legumbres: lentejas, porotos, garbanzos, habas, arvejas,
- Semillas: chía, lino, zapallo, girasol, sésamo, amapola,
- Frutas secas: almendras, avellanas
- Levadura de cerveza en polvo (no es la que se usa para hacer pan)
- Todas las verduras y las frutas
- Miel orgánica y azúcar integral de caña
Receta de leche de sésamo:
Dejar en remojo 2 cdas. grandes de semillas de sésamo en una taza con agua por una noche (8
horas). Luego licuar las semillas agregándole tanta agua como se desee: más agua, más líquida la
leche; menos agua, más espesa..Colar con una tela limpia.
Con los restos que quedan en el colador se puede hacer un paté riquísimo, solo hay que agregarle
orégano, sal y aceite de oliva.
Dura aprox. 2 días
Receta flan de quínoa:
Ingredientes:
Quínoa: 1 taza
Miel: 4 cdas. o azúcar integral: 1 taza
Huevos: 3
Esencia de vainilla: 1 cdita.
Ralladura de limón
Para el caramelo utilizar 2 cdas. de azúcar integral
Lavar la quínoa y poner a cocinar (lleva alrededor de 15 minutos) y dejar enfriar.
Batir o mezclar con tenedor los huevos e ir agregando la miel o el azúcar, la esencia, la ralladura
de limón y la quínoa. Colocar el caramelo en una budinera y luego la preparación anterior.
Cocinar a baño maría al horno moderado durante 30 a 40 minutos. Una vez listo dejar enfriar
y desmoldar. Se puede acompañar con alguna crema o frutas frescas
Lic. en Nutrición María Müller
[email protected]
Descargar

ALIMENTACIÓN DE NIÑOS AUTISTAS