1
INTRODUCCIÓN
Hoy en día contamos con diferentes medios de comunicación en la comunidad
sorda. Como sabemos podemos encontrarnos con diversidad de casos de personas
sordas dependiendo de su entorno familiar. Por ejemplo hijos sordos de padres oyentes,
quienes lo que pretenden en primera instancia es que sus hijos aprendan el lenguaje oral,
sin entender que la lengua de signos es igual de importante. También aparecen los hijos
sordos de padres sordos, quienes no tendrán ningún problema con la lengua de signos,
pero si tendrán un leve retraso en la lengua oral en comparación con otros sordos de
padres oyentes.
Dependiendo del entorno familiar, a estos niños sordos, se les deberá enseñar un
tipo de sistema de comunicación u otro. Los sistemas de comunicación se clasifican en
tres bloques:
1. Sistemas orales
2. Sistemas complementarios de comunicación oral
3. La lengua de signos
1. SISTEMAS ORALES
Estos sistemas de lo que se encargan es de aprovechar restos auditivos en niños
sordos en la medida de lo posible. Tenemos dos sistemas principales:
- Sistema verbotonal: Que consiste en aprovechar y optimizar los restos auditivos
trabajando con un aparato llamado Suvag que actúa como seleccionador, amplificador y
codificador de los sonidos ayudando al sordo a entender los escasos sonidos que le
2
llegan. El sordo percibe la música, el ritmo, la prosodia... a través del cuerpo, mediante
una especie de vibraciones.
- Lectura labial: Consiste en reconocer las palabras, captar el mensaje, a través de
los órganos articuladores visibles: los labios, la lengua, los dientes, etc. Suele ser difícil
ya que algunos fonemas tienen el mismo punto de articulación.
Este tipo de
comunicación necesita de una buena preparación en cuanto a memoria visual, capacidad
de atención, y produce fatiga con lo que el emisor debe intentar emitir enunciados
cortos y sencillos
2. SISTEMAS COMPLEMENTARIOS DE COMUNICACIÓN
ORAL
Estos sistemas se encargan de reducir los problemas comunicativos y apoyar el
acceso al lenguaje oral.
- Comunicación bimodal: Utiliza el lenguaje de signos al tiempo que se habla,
siguiendo el orden y estructura del lenguaje oral. Pero este tipo de comunicación resulta
poco funcional y cansado si signamos todo lo que hablamos, por sobrecarga de la
memoria. Es conveniente utilizarlo en personas con sordera leve, acompañando a otro
tipo de lenguaje.
- Palabra complementada: Es un sistema complementario de lectura labial, que
elimina ambigüedades de la interpretación del movimiento de los labios.
Consiste en ocho configuraciones manuales que se realizan en tres localizaciones
alrededor de la boca, de manera que los sistemas similares puedan ser diferenciados por
la posición de la mano. Este sistema favorece tanto la comprensión del lenguaje oral,
como el acceso a la lectura.
3
3. LA LENGUA DE SIGNOS
Es el lenguaje de los sordos por excelencia. En Estados Unidos es el cuarto
lenguaje más hablado. Tiene una estructura propia en la que participan cinco factores
imprescindibles como son: configuración, localización, movimiento, orientación y
expresión facial.
Con estos cinco parámetros una persona se puede comunicar
perfectamente sin problema a confundir el mensaje, siempre y cuando se utilicen todos
los parámetros correctamente. Los niños sordos lo aprenden con la misma facilidad que
los oyentes aprenden la lengua oral.
El aprendizaje de la lengua de signos está cobrando un progresivo auge en
diversos ámbitos. Cada vez es más notable la promoción y presencia de la figura
profesional del intérprete en muchos foros institucionales. Con lo que no sólo es una
lengua de sordos, sino un lenguaje más que es importante aprender.
4
Descargar

sistemas de comunicación para el niño sordo