2013
LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA DEL ALUMNADO
QUE TIENE DIFICULTADES DE COMUNICACIÓN Y
LENGUAJE
ADRIANA ESTEFANIA MARTINEZ RENTERIA
BECENE
28/02/2013
LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA DEL ALUMNADO QUE TIENE DIFICULTADES DE COMUNICACIÓN Y LENGUAJE
INTRODUCCIÓN
En el presente trabajo se desarrolla el tema “La evaluación psicopedagógica del
alumnado que tiene dificultades de comunicación y lenguaje” a partir del desarrollo de
diversas temáticas específicas como la comunicación, el lenguaje y el desarrollo de la
comunicación desde el contexto escolar, se recuperan ideas del autor que se contractan
con mis experiencias de formación docente.
En éste documento se aborda el desarrollo comunicativo de los alumnos y se define su
importancia para la enseñanza y aprendizaje de un individuo, identificándolo como un
elemento que favorece la adquisición del aprendizaje, considerando
de
suma
importancia la interacción con el entorno y con el aprendizaje, mencionando algunos
aspectos que se pueden ver afectados, se reitera que para el logro del aprendizaje debe
de existir niveles mínimos de comunicación para poder adquirir los conocimientos.
Se describen las diferentes etapas del desarrollo de la intencionalidad, partiendo del
desarrollo de la intención comunicativa que expone Bales (1979), distinguiendo
tres
etapas del desarrollo de la intencionalidad: La prelocucionaria en donde los niños no son
concientes de su propio intento, la ilucucionaria en la que ya existe intención real aunque
se manifiesta a través de recursos no verbales y la etapa locucionaria en la cual la
intención se expresa por medio de recursos verbales. Se plantean estrategias para
evaluar las necesidades comunicativas de los alumnos considerando
la observación
como una estrategia relevante para evaluar las necesidades comunicativas de un alumno.
Para adaptar las funciones comunicativas a las posibilidades de observación e
intervención al contexto escolar se considera la categoría de regulación, información,
expresión, diálogo, metalingüística y variada para concluir con las estrategias de
evaluación e intervención que se necesitan para llevar a cabo una intervención exitosa,
como se debe evaluar el proceso de esta intervención, la importancia que tiene el
contexto donde se desenvuelve el niño para su aprendizaje y como la familia es el primer
factor importante para la adquisición del lenguaje e interacción.
Estas y otras cuestiones se desarrollarán en el presente documento, concluyendo al
finalizar en algunas aseveraciones.
2
LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA DEL ALUMNADO QUE TIENE DIFICULTADES DE COMUNICACIÓN Y LENGUAJE
DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN
La comunicación es un comportamiento e interpretación entre el emisor y el receptor. El
desarrollo comunicativo es de suma importancia para la enseñanza y aprendizaje de un
individuo, ya que si no se establece un vínculo de comunicación, sea cual sea, no
favorece en la adquisición de conocimientos y dialogar lo aprendido.
Hemos podido observar que la comunicación es un factor primordial para establecer una
interacción con otro individuo que se encuentra a nuestro alrededor, con el fin de obtener
algo a cambio, ¿A qué nos referimos a recibir algo a cambio?, nos referimos a la acción
en que al establecer un vínculo comunicativo obtenemos un aprendizaje y que de ello lo
aplicaremos en nuestra vida cotidiana.
Lo anterior coincide con lo que menciona Sánchez-Cano (2005) “Difícilmente nos
podemos representar una construcción conjunta de aprendizajes si no se establecen
vínculos comunicativos entre el aprendiz y el entorno educativo”, por lo tanto la
intencionalidad comunicativa es un fenómeno compartido entre lo que pretende comunicar
el emisor y lo que interpreta el receptor (p.169)
La intencionalidad en el lenguaje del niño empieza cuando el interlocutor da una
respuesta y esta respuesta es producto de la interacción con el contexto. El énfasis de la
importancia en
la interacción entre adultos y niños hace expresar a Clemente y
Villanueva (1999) citado en Sánchez-Cano (2005)
“que el niño no nace con la capacidad
de hablar sino que la interacción adulta va consiguiendo que poco a poco sea capaz de
hablar” (p.170).
Bales 1979 distingue las etapas del desarrollo de la intencionalidad (p.171) :
Etapa perlocucionaria: en esta etapa los niños no son conscientes de su propio intento es
decir el comportamiento de las personas adultas estará dirigido por la sobreinterpretacion
de los comportamientos infantiles. La atribución del significado permite al adulto actuar en
conciencia.
Etapa ilocucionaria: en esta etapa ya existe intención real aunque se manifiesta a través
de recursos no verbales: vocalizaciones, gestos o acciones.
3
LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA DEL ALUMNADO QUE TIENE DIFICULTADES DE COMUNICACIÓN Y LENGUAJE
Etapa locucionaria: en esta etapa la intención se expresa por medio de recursos verbales
desarrollándose en un largo periodo y da pie al inicio del desarrollo de las funciones
comunicativas y de las habilidades pragmáticas.
A lo largo de mi práctica docente, he podido observar que las dificultades comunicativas
se manifiestan en el entorno escolar, por lo tanto aquellos alumnos que son remitidos con
un problema de aprendizaje o discapacidad intelectual presentan dificultades en la
comunicación por lo tanto llegan a presentar una serie de características en el desarrollo
de la intencionalidad comunicativa como lo son:
Indiferencia a los cambios en el entorno: en donde el niño se centra en su mundo interior.
Resistencia a cambiar de emplazamiento de persona u objeto de referencia: se resiste a
cambiar de lugar, despegarse de sus padres lo anterior relacionado con la autoestima y la
seguridad.
Dificultad para tomar parte en las rutinas interactivas: se manifiesta en la dificulta de
codificación de las señales comunicativas que produce el interlocutor y que permite
anticipar el comportamiento y reacción del interlocutor.
Dificultades para seguir el ritmo de la clase: el alumno necesita ayuda y acompañamiento
para entender que ha finalizado una actividad y comenzar a realizar otra.
Focaliza su atención en un determinado objeto de la clase o bien en un juguete, etc.
Expresión de emociones por causa internas de manera repentina el niño cambia de
estados de ánimo extremos, de reir a llorar, de felicidad a tristeza, etc.
Por lo tanto, en el desarrollo de mi práctica docente, en su mayoría los alumnos que
presentan dificultades en la comunicación y lenguaje presentan dificultades para en
aprendizaje y la participación.
Se considera que el contexto social es eminentemente comunicativo, ya que se
establecen vínculos de comunicación entre otras personas, de la cual de ellas se aprende
conocimientos nuevos.
4
LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA DEL ALUMNADO QUE TIENE DIFICULTADES DE COMUNICACIÓN Y LENGUAJE
El supuesto que el contexto social es eminentemente comunicativo contiene una serie de
supuestos implícitos; los cuales es necesario ubicar en el contexto educativo.
La interpretación de determinados comportamientos revelas que el alumno no quiere,
comunicar nada implica la presencia de conflicto, ya sea personal o con el entorno, y por
lo tanto con el aprendizaje; por lo tanto las personas del entorno también deben de
modificar las pautas de cómo comunicarse con él, ya sea porque desean establecer
contacto y buscan la manera más adecuada y se busca la comunicación con el niño.
Considero que es importante tener un nivel mínimo de comunicación, ya que si no se
establecen vínculos de comunicación, difícilmente se puede adquirir conocimientos de
personas que conforman el contexto donde nos desenvolvemos, sea cual sea el
contenido.
Sanchéz-Cano (2005) nos menciona lo siguiente:
“Las personas del entorno también deben modificar las pautas de comunicación con él, ya
sea porque desean establecer contacto y buscar la manera más apropiada, o porque se
crea un cierto sentido de impotencia desde el momento en que se preguntan una y mil
veces por qué aquella criatura no se comunica y una y mil veces, que debe hacer para
entrar en contacto” (p. 167).
Las primeras experiencias de las prácticas educativas se da en el entorno familiar, el niño
al estar presente en este entorno aprende de sus mayores, como tomar roles, actividades
que se llevan a cabo dentro de la casa, etc., se le denomina andamiaje cuando una
persona aprende de sus mayores. Cuando un niño se incorpora en una escuela, este lleva
a práctica lo que en el hogar aprendió, donde los profesores orientan al alumno a la
solución de problemas y toman a partir de esos conocimientos previos los intereses que
tiene cada alumno para llevar un aprendizaje exitoso.
Para evaluar las necesidades comunicativas de un alumno que presenta problemas en el
aprendizaje, es necesario tomar en cuenta en qué habilidades comunicativas es
competente el alumno y cuáles son las que se necesitan fortalecer.
La observación en el medio natural donde se desenvuelve el niño es una técnica que
permite obtener información de las habilidades comunicativas del niño en un contexto
5
LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA DEL ALUMNADO QUE TIENE DIFICULTADES DE COMUNICACIÓN Y LENGUAJE
real ya que a partir de los estudios que describen la adquisición del lenguaje se da en
contextos naturales.
Por lo tanto es de suma importancia observar el desenvolvimiento del alumnos en
situaciones cotidianas, valorando el papel de los interlocutores habituales padres y
docentes, quienes ejercen una función educadora en la adquisición de la comunicación y
el lenguaje.
Potenciar el valor de las interacciones cotidianas, entender que los contextos naturales
son un escenario de aprendizaje en donde se implican activamente diferentes
interlocutores en el desarrollo y el aprendizaje del niño.
Para la intervención de lenguaje que se lleve a cabo para los alumnos que presentan una
dificultad, es necesario utilizar recursos no verbales como recursos verbales, primero se
debe observar que tipo de recurso favorecerá la necesidad que presente el alumno y ver
sobre que canal se comunica.
Para llevar a cabo una intervención exitosa a los alumnos con dificultades en la
comunicación, es necesario considerar las características de los alumnos cuyos objetivos
deben tener como referentes: establecer vínculos afectivos entre el docente, alumno y
compañeros, desarrollar la capacidad de atención mutua, en grupo y conjunta hacia los
elementos del entorno; conseguir que las interacciones con los otros respondan cada vez
más a un propósito, tengan un significado compartido y se conviertan en actos de
comunicación.
Sánchez Cano (2001) con lo que respecta a las estrategias de intervención las clasifica en
tres grupos: modificación y adaptación del entorno, gestión de conversación e
intervención lingüística. (p. 183).
6
LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA DEL ALUMNADO QUE TIENE DIFICULTADES DE COMUNICACIÓN Y LENGUAJE
CONCLUSIÓN:
El desarrollo comunicativo del ser humano se potencia en base a la relación que este
puede tener con su entorno. Es por esto que en variados casos si el contexto en dónde se
desenvuelve el niño no es favorecedor, este será un factor que intervendrá en el
desarrollo comunicativo y de aprendizaje del alumno.
Cabe mencionar que el desarrollo comunicativo es de suma importancia para la
enseñanza y aprendizaje de un individuo, debido a que si no se establece un vínculo de
comunicación, sea cual sea, no se favorecerá
la adquisición de conocimientos y la
habilidad para dialogar lo aprendido
REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA
Sánchez-Cano, Manuel (2005), “La evaluación psicopedagógica del alumno que tiene
dififcultades de comunicación y lenguaje”, en la evaluación psicopedagógica de Manuel
Sanches-Cano y Joan Bonals (Coords), España, Graó, pp. 165-185.
7
Descargar

LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA DEL ALUMNADO QUE