Subido por Edy Aasumi

El Ataque en ajedrez ( PDFDrive )

Anuncio
ANTONIO GUDE
ELATA VE
en ajedrez
TEORÍA y PRÁCTICA
T
cnicas y procedimientos de ataque
al enroque y al rey en el a ntro.
Ataques mutuos con enroques opuestos.
I
EL ATAQUE
.en' ajedrez
TEORÍA y pRÁcTiCA
ANTONIO GUDE
EL ATAQUE
en ajedrez
TEORÍA y PRÁCTICA
Tcnicas y procedimientos de ataque
.
al enroquey al rey en el centro.
Ataques mutuos con enroques opuestos.
:_
·
..
e
TUTOR
Editor: Jesús Domingo
Coordinación editorial: Paloma González
Diseño de cubierta: Digraf
No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni
la transmisión de ninguna fonna o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecl1nico, por fotocopia, por
registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del copyright.
© 2005 by Antonio Gude Femández
© 2005 by Ediciones Tutor, S.A.
Marqués de Urquijo, 34. 28008 Madrid
Te!.: 91 559 98 32. Fax: 91 54102 35
E-mail: [email protected]
www.edicionestutor.com
•
Socio fundador
..
de la World Sport Publishers' Association
(WSPA)
I
..Maquetaciont.Juan Maraño
ISBN:'84-7902-487-9
Dep6sito legal: M-5116B-2004
Impreso en EFCA
Impreso en España - Printedin Spain
Alna
0'0: :0:-a
Signos convencionales
+
++
o-o
O~O-O
1
?
I?
7!
!!
??
±
:¡:
±
:¡:
+-+
00
~
Jaque
Jaque mate
Enroque corto
Enroque largo
Buena jugada
Mala jugada
Jugada interesante
Jugada dudosa
Jugada extraordinaria
Grave error
Ligera ventaja de las blancas
Ligera ventaja de las negras
Ventaja de las blancas
Ventaja de las negras
Ventaja decisiva de las blancas
Ventaja decisiva de las negras
Posición igualada
Posición complicada, difícil de evaluar
Posición complicada tendente a la igualdad
7
SUMARIO
Signos convencionales
.. . .. ...... ...............
Prólogo....................................................................
1 lEORÍ.ADELATAQUE
6
9
11
1.1 Introducción al ataque
1.1.1 Teoría de contactos
i.1.2 Contactos entre peones
. . . . . . . . . . . . . . . ..
1.1.3 Planificación y preparación del ataque
1.2 Análisis y Cálculo .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ..
11
11
13
14
19
1.3 El sacrificioposicional .."
:..........
1.3.1 Sacrificio de 'peón o peones
"." . . . . . . . . . . . . . ..
1.3.2 Sacrificio de calidad
1.33 Sacrificio de pieza por dos peones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ..
25
26
29
36
1.4 Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 50
2 ATAQUEALREYENELCENTRO
2.1 La herencia clásica
2.1.1 La Inmortal
59
59
60
2.1.2 u Siempreviva .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 62
2.1.3 Otras partidas
2.2 Extracci6n del rey
2.3 Rey des enrocado
2.4
2.5
2.6
2.7
2.8
65
'......... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 69
: . . . . . . . . . .. 81
Sacrificios en e6
109
Ruptura central explosiva
:................. 122
129
El salto mortall¿)d5
Otros tipos de ataque
134
Ejercicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 146
3 ATAQUEALENROQUE
3.1 Ataques clásicos y temáticos
3.1.1 Ataques clásicos
3.1.2 Ataques temáticos . '
155
' 156
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 156
'
172
8
EL ATAQUE EN AJEDREZ
3.2 Ataques con piezas
~
3.2.1 Ataques con muchas piezas
3.2.2 Ataques con pocas piezas
3.3 La ruptura Pillsbury
3.4 La rampa de lanzamiento ...........................•..................
3.5 Ataques a la bayoneta
186
186
210
219
227
244
3.6 La ruptura central expansiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 255
3.7 Ataques atípicos
266
3.8 Ejercicios... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ... . . . . . .. 301
4 ENROQUES OPUESTOS
4.1
4.2
4.3
4.4
4.5
4.6
4.7
4.8
309
Luchas clásicas
Estructuras Francesas
Estructuras Pire e Indias de Rey . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ..
Estructuras Sicilianas
Estructuras Dragón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ..
Otras estructuras
Ataques ultraintensos
~
Ejercicio
I
Apéndice: LA FERIA DE LOS ERRORES
Soluciones a los ejercicios
Índice de jugadores
I
I
•••••
••••••
I
I
I
I
••
•••
••••••••••••
I
I
•
I
•
I
•
•
•
••
I
••••
I
•••••••
I
••••••••••••
I
I
l·
309
317
323
335
362
367
379
385
39~
402
423
9
PRÓLOGO
En el Oriente se encendió esta guerra
Cuyo anfiteatroes hoy toda la tierra
JORGE LUIS BORGES
Ajedrez
Este libro cierra la trilogía iniciada con Técnica de la combinación de mate (TCM) y Escuela de táctica en ajedrez (ED'I).
. En las 1.30()-páginas que forman esta Enciclopedia dé táctica he procurado recoger las
partidas y posiciones más espectaculares y originales, pero concediéndole prioridad a su
valor didáctico, en el entendimiento de que lo que debía transmitirle al lector eran las enseñanzas de los mejores ajedrecistas y que tales enseñanzas debían tratar de reducirse,
siempre que fuera posible, a modelos de juego. Aunque la creatividad y la fantasía de los
grandes maestros desbordan los límites de lo imaginable, la genialidad y las concepciones
asombrosas pueden, a veces, aunarse con lo sistemático, y esa amalgama de técnica y virtuosismo es lo que he pretendido extraer de la práctica magistral o alta competición.
Las combinaciones de mate en TCM y las combinaciones de ataque (o remates) de
EDT trataban una temática muy amplia, pero también muy específica y, en los casos de
ataques directos, se trataba de las combinaciones que' regían la fase final de los mismos, la
definitoria.
En el presente libro he tratado de realizar un estudio metodológico del ataque al rey o
directo (una expresión que no me gusta, porque ¿qué ataque es indirecto?), estructurado
en tres grandes capítulos (rey en el centro, enroque, enroques opuestos), precedidos de una
introducción teórica) en la que también se tratan los iinportantes temas técnicos del cálcu-
lo, el análisis, y el sacrificio posicional. El estudio que se ha llevado a caboabarca todo el
proceso de ataque, desde la preparación u organización, hasta su conclusión, pasando por
el d e s a r r o l l o . '
.
No me incumbe a mí realizar un balance del trabajo realizado en esta Enciclopedia.
Soy consciente de que la perfección es pura quimera, pero hasta el más humilde mortal
tiene derecho a aspirar a un trabajo bien hecho, cuando no ha escatimado medios ni esfuerzo personal. Estos libros estarán sometidos a continua revisión y los errores que puedan detectarse (inevitables, como todo jugador sabe, cuando se trata del complejo análisis
del ajedrez) irán corrigiéndose a medida que se descubran.' El trenzado del ajedrez es un
10
EL ATAQUE EN AJEDREZ
tejido difícil y de mil tramas, como los cuentos de las Mil y una noches, en los que una historia se entreteje en otra y esta otra en una nueva, hasta perdernos en el infinito laberinto
"de las negras noches y de los blancos días" que decía Borges en uno de sus maravillosos
sonetos al ajedrez.
El pragmatismo se ha impuesto en el mundo actual yeso no podía dejar de comunicarse al ajedrez, una tendencia que prevalece, aunque impregnada de dinamismo. Esa tendencia al juego dinámico e inconformista se fue forjando ya e~ los años cincuenta y sesenta del siglo xx, primero con Bronstein y Geller, y luego con ia generaci6n dorada de los
Spassky, Tal, Larsen, Fischer y Stein, En su obra Mis geniales predecesores, Kasparov señala, según sus propias palabras, una línea sucesoria, una especie de correa de transmisión
de las ideas dinámicas, encarnadas por los máximos exponentes del juego de ataque. Esa
línea sucesoria resume la trayectoria ante el tablero de los campeones que renegaban del
"sagrado material".. en busca de metas más ambiciosas: dinamismo, iniciativa, calidad de la
posición.
El camino trazado por esa línea sigue este recorrido: Anderssen - Chigorin - Alekhinc
- Bronstein - Tal- Stein - Kasparov - Shirov. En este momento habría que añadir otros
nombres a la lista: Judit Polgár y Alexander Morozevich, al menos, y es posible que también Alexander Grischuk, el otro joven talento ruso, tres ínspiradísimos jugadores de ataque, creadores de belleza y magos que sirven en bandeja de plata justificadas emociones al
público del ajedrez.
La máxima aspiración del jugador debe ser la de llegar a ver (no sólo mirar) el tablero.
Ver de forma tal que las conexiones entre las piezas propias y su contacto con las enerni
gas, y la conexión entre piezas y casillas sea una revelación: las conexiones directas e ínmcdiatas y las invisibles, las que están bajo las capas, en ese otro campo superior de visión.
No hablo de experiencias místicas ni de trances, amenos que a sumergirse en esa marea ()
ese fluido que envuelve a la partida de ajedrez sea lícito llamarle trance, porque algo así le
sucede al jugador, cuando se sumerge en las simas del juego: ¿cómo explotar la diagonal
del alfil, el peón que amenaza con internarse, de forma suicida, en las líneas enemigas, C(~
mo conectar el caballo del puesto avanzado con la torre que, por el momento, no puede
llegar a donde quisiéramos?
,
El ajedrez todo lo invade. Los periódicos están llenos de referencias sociológicas, ex
presiones tomadas. de nuestro juego y chistes políticos con motivos ajedrecísticos. En la I(~
Ievisi6n proliferan anuncios que utilizan la imagen del juego rey, convirtiéndolo en una f{a
brica de diabólicos mensajes publicitarios. Jamás se ha visto una colonización tan atroz .1.·
un juego que, pese a los reducidos límites de su tablero, abarca todo el universo.
Está usted leyendo este libio y es posible que un día llegue a tener la sensación de (I')(~
el ajedrez está vampirizando demasiado su vida. Puede que entonces decida dejarlo. Pel ()
no se haga ilusiones: no podrá. El ajedrez ejerce una increíble fascinación sobre el iru livi
duo, que no tiene parangón con ningún otro juego o deporte.
La misión de este libro, como la de todos los libros de ajedrez, es procurar que sea ,,~
ted feliz. La felicidad es relativa, como todos sabemos, pero, ya lo dijo el Dr. Tarrnsch.
"como el amor, como la música, el ajedrez tiene el poder de hacer felices a los hombres",
11
1
TEORÍA DEL ATAQUE
El núcleo de una partida de ajedrez es
una batalla creativa de planes e ideas,
cuya más alta manifestaciónse encuentra en el medio juego.
BRONSfEIN
1.1
INTRODUCCIÓN AL ATAQUE
En TCM y EDT se estudiaba un importante espectro de técnicas de ataque, en
particular del ataque al enroque.
Por definición, en el primer volumen
de la trilogía (TCM) se estudiaban aquellas combinaciones que finalizaban en mate y, por tanto, eran posiciones ya cargadas y sólo faltaba aplicar el detonante,
Sin que se exigiese el mismo objetivo
drástico de definición, en EDT se consideraban igualmente numerosas posibilidades de ataque, por temas, factores estratégicos y tácticos (sacrificio de determinada
pieza en una casilla, utilización de una columna semiabierta, etc.). En otras palabras, los elementos venían dados en la posición, y se trataba de aplicar el método de
ataque ganador.
.
Aquí se trata de retroceder un paso
atrás, no de nivel, ni retórico, sino cronológico. El ideal sería llegar a las posiciones
comentadas en los dos tomos anteriores.
posiciones generahnente ganadoras o listas para serlo, si exceptuamos la intervención de eventuales errores, tal vez inevitables, cuando el juego tiene lugar entre
seres humanos.
Lo más difícil de un ataque no es, naturalmente, llevarlo a cabo cuando la
propia posición ya está lista o predispuesta de forma favorable a ese bando.
El trabajo de preparaci6n o puesta en
marcha del ataque, cuando la posición lo
propicia, o incluso cuando ya entra dentro de los planes de apertura, es tarea
considerablemente más difícil, y en la
que la maestría del jugador se pone de
relieve.
1.1.1 Teoría de contactos
Cuando una pieza ataca a otra, queda establecido un contacto entre ambas. Las
características de ese contacto pueden ser
múltiples.
Si un caballo ataca una torre. aquél no
es atacado a su vez por ésta. El contacto
afecta a ambas piezas, pero el caballo es la
pieza activa (o atacante) y la torre la pieza
pasiva (o atacada)" El contacto tiene, 'por
12
ELATAQUEENAJEDREZ
tanto, dos caras, pero es unilateral en
cuanto a acción.
Ese tipo de contacto puede prodllci.r:se
también cuando intervienen piezas lineales (alfil, torre, dama, incluso el rey).
Cuando una torre ataca un alfil, es evidente que el ataque no es recíproco, porque
se ejerce en la línea de acción de la primera pieza y no de la segunda. Si fuese' a la
inversa, el papel activo sería del alfil y el
pasivo de la torre.
En el caso ambivalente de la dama,
que cuenta con los dos tipos de movimiento (horizontal-vertical y oblicuo), cuando
es esta pieza la que ejerce la función activa
(en el ataque, por ejemplo, a una torre), el
contacto puede ser monoactivo (la dama
ejerce su ataque sobre una diagonal y no
es atacada por la otra pieza)', o interactivo
(ambas piezas se atacan, sobre una fila o
una diagonal).
El contacto y el encadenamiento de
contactos constituyen la manifestación básica de la táctica. Podemos efectuar movimientos de piezas que no establezcan ningún contacto, y nadie dice que eso no sea
jugar al ajedrez. Por ejemplo: nuestra primera jugada es 1 g3. Hemos avanzado un
paso el peón g para desarrollar nuestro alfil de rey por fianchetto. El peón no ha establecido ningún contacto, ni amenaza
con hacerlo.
.
Sabemos. que las primeras jugadas de
la partida tienden a movilizar las piezas, a
disponerlas en posiciones ideales, dentro
de lo posible. Pero ¿cuál es el fin? Disponer nuestros efectivos en orden de batalla, de modo similar a cómo un ejército se
en
despliega y toma posiciones
el campo, antes de que la batalla dé comienzo.
Será inevitable que cuando ambas formaciones hayan ocupado la disposición prevista o diseñada por sus respectivos co-
mandantes, se establezca contacto en"i:r:'
ambas.
C\ ¡ando llegarnos
al medio juego (y ~::I~.
re libro es Urt tratado sobre la táctica en e,
Inedia juego), apenas son imaginables la;;
evoluciones de piezas que excluyan algún
tipo de contacto. Por ejemplo: si llevamos
una torre a una columna abierta, en la que
no se encuentra ninguna otra pieza, lo hacemos no con un:fin abstracto, sino absolutamente concreto. Pues, como dijo N~­
zovich, no tiene sentido ocupar una
columna abierta, si no se encuentran en
ella objetivos de ataque. Naturalmente, es
posible que esos objetivos no se encuentren en la columna, pero sí que a travésde
la columna podamos alcanzarlos. La jugada de torre, por tanto, es una anticipación
del contacto, la amenaza de proceder a un
contacto favorable.
.
Los contactos' entre piezas dan paso a
la tensión de la lucha y a las distintas formas que ésta torna: maniobras, operaciones tácticas y estratégicas, combinaciones.
La combinación es la secuencia de lucha
más intensa que se da en el tablero, en
particular con las jugadas de sacrificio,
que crean las situaciones de mayor tensión.
.
Cuando el contacto entre dos piezas es
mutuo, el bando con el turno de juego
puede reaccionar de distintas formas (consideradas de menor a mayor grado de
agresividad):
• rehuyendo el contacto, es decir,
desplazándose de la línea de ataque;
• protegiendo la pieza con otra propia;
• cambiando la pieza por la enemiga;
• ignorando el contacto y creando
uno de mayor rango (amenaza superior).
TEOAfA DEL ATAQUE
En algunos casos también es posible
interponer una pieza en la línea de ataque.
Por el estudio de las combinaciones
(véanse los dos primeros tomos de la trilogía, TCM y ED]) sabemos que determinados contactos entre piezas crean figuras
de la lucha con características especiales,
que pueden ser especialmente "favorables
para un bando y especialmente peligrosas
para el otro. Hablamos de ataques dobles,
enfiladas, clavadas, autobloqueos, etc.
13
Una vez realizado el cioble avance universall e4 eS, en el tablero reinan la quietud y la armonía. Los dos peones de rey
han avanzado dos pasos, pero no están en
contacto ajedrecístico, sólo puramente visual. No hay contacto y, por tanto, no hay
tensión. En el paisaje antes de la batalla
reina una calma total..
1.1.2 Contados entre peones
Por paradójico que pueda parecer, los
contactos entre peones pueden ejercer sobre la posición una influencia más decisiva
que los contactos entre piezas. .
No hay que imaginar, por supuesto, situaciones extremas: es evidente que una
amenaza de mate inevitable es el contacto
más decisivo que pueda producirse en el
tablero.
Hablo de las consecuencias estructurales que todo contacto entre peones lleva
aparejado.
Recurriré, como en tantas ocasiones, a
la inestimable máxima oriental: "Una
imagen vale más que mil palabras." .
Sin embargo, dos movimientos más (2
(4 exf4) y el panorama ha sufrido una profunda transformación. Procedamos a un
pequeño balance de la situación producida:
1. Las negras tienen un peón de más,
incrustado en campo blanco.
2. En la columna e sólo hay un peón
y., por tanto., ésta se ha convertido
en semi abierta.
3. La diagonal el-h4 está vacía y el
rey blanco puede ser jaqueado desdeh4.
4. Si las blancas enrocan corto, su rey
puede ser atacado sobre la diagonal
gl-a1.
5. Las blancas tienen ahora superiorldad de peones en el centro, mientras que las negras la tienen en el
flanco de rey.
14
EL ATAQUE EN AJEDREZ
6. Si el vulnerable pe6n de f4 cae, las
blancas podrán atacar sobre la semiabierta columna f.
nes en el flanco de dama (3-2),Ylas
negras en el de rey (4-3).
4. Las negras tienen mayoría de peones en el centro.
Como puede verse, la transformación
que ha sufrido la posici6n general del tablero, len s6lo dos jugadas de peónl, es
más que considerable. La forma en que
esa transformación afecta a las respectivas
posiciones de cada bando condiciona y debe guiar sus acciones ulteriores.
Veamos otro caso. Es probable que el
lector sólo se encuentre con la posición
del diagrama en varios millares de ocasiones a lo largo de su vida.
La conclusión principal es que el juego
que va a producirse tendrá un carácter radicalmente distinto del que se produciría
si las blancas no hubiesen avanzado dos
casillas su peón dama. Radicalmente distinto' incluso del que se produciría si ese
mismo peón es avanzado llna sola casilla
en la tercera jugada (3 d3).
Lo nOIIDal es que las blancas traten de
explotar sus mejores opciones espaciales y
mayor actividad de piezas, mientras que
las negras operarán sobre la columna e
con sus piezas pesadas, y tratarán de preparar las convenientes rupturas, aprove-
chando que su posici6n no muestra puntos
Tenemos en el diagrama una posici6n
básica de la Defensa Siciliana, después de
1 e4 eS2 ll)f3 d6 3 d4 cxd4 4 III xd4.
¿De qué modo ha afectado el cambio
de peones centrales a la posición general?
. 1. Han desaparecido el peón d blanco
y el e negro. Las columnas e y d son
ahora semiabiertas.
2. El caballo blanco de f3 ha pasado a
ocupar una posición dominante en
el centro.
3. Las blancas tienen mayoría de peo-
. débiles y que contiene perspectivas de'
contraataque.
No trataremos aquí de los contactos
entre peones o rupturas que se producen
en la primera fase del juego, sino que
nuestra intención es sentar las premisas
teóricas y prácticas que justifican la puesta
en marcha de un ataque directo.
Con este preámbulo, s6lo quería llama r
la atención del lector sobre io delicado de
cualquier movimiento aun de la pieza más
simple del ajedrez, a fin de que comprenda
las relaciones que se establecen entre peones y piezas de uno y otro bando.
1.1.3 La planificación y preparación
del ataque
¿No es emocionante la defensa? [Por
supuesto! Pero ¿qué es más dificil: //1
defensa o el ataque? Personalmente,
prefiero el ataque. Me gusta tomar lo
TEDArADELATAQUE
iniciativa y no dar al contrario un momento de respiro, y tampoco quiero
ocultar elhecho de que me satisface escuchar la reacción del público ante un
sacrificio de pieza o de peón. N o creo
que haya nada censurable en tal sentimiento: ningún artista o músico es indiferente a las emocionesde los espectadores.
MnwLTAL
¿Cuándo debe ponerse en marcha un ataque? ¿Cuándo se considera que la posición está preparada para que tenga éxito?
La primera condición para poder responder adecuadamente a una pregunta es
que la pregunta se plantee de' forma correcta.
Pondré un ejemplo. Si en una posición
de apertura de la Siciliana, el jugador que
tiene las piezas blancas puede sacrificar un
alfil o un caballo en e6 y, orgulloso de su
posición, se pregunta: ¿Qué pieza debo sacrificar en e6, el caballo o el alfil? Esta
pregunta está perfectamente planteada,
pero es una pregunta incorrecta. ¿Por
qué? Porque la pregunta debe ser: ¿Está
justificado sacrificar pieza en eé, y si es así,
cuál debo sacrificar?
Aprender a interrogar a la posición es
el primer paso para responder a la pregunatacar?
ta que nos interesa: ¿debo o
¿puede o no atacar nuestro rival?
Pero la propia posición se construye
desde el primer movimiento. El estilo del
jugador y su preparación teórica le dictan
qué esquemas trata de plantear en el tablero, pero en todo caso y aún considerando que las normas y principios clásicos en
ajedrez están poco menos que muertos,
existen leyes (escritas y no escritas) sobre
el comportamiento de las piezas en el tabero.
no
15
Entendemos que la partida de ajedrez
está integrada por tres elementos principales:
•
•
•
Material
Estructura
Espacio
Por material entendemos el conjunto
de efectivos de un bando y su relación con
los del otro (ventaja, igualdad, inferioridad material).
Por estructura entendemos no sólo la
convencional estructura de peones (que,
por supuesto, es importante) sino la interrelación entre piezas y peones de un
mismo bando, las características posicionales, la actividad y capacidad de movilización de las distintas piezas.
Por espacio entendemos la absorción
racional de un campo de juego adecuado
para actuar. Si cada mitad del tablero corresponde a cuatro filas enteras, cada bando no debería disponer de menos de 32
casillas dominadas.
Estos tres elementos prevalecen a lo
largo de todo el juego, pero los elementos
espacio y estructura son más importantes
en la fase que nos ocupa, la salida de la
apertura, su conexión con el medio juego)
y el medio juego propiamente dicho.
Quisiera hacer una precisión en relación con el concepto estructura.
Ya he dicho qué entiendo por estructura, pero puedo resumir la definición: la
formación general de piezas y peones de
un bando. ¿En qué se diferencia, pues, de
posición? Una posición es la situación general que ofrece el tablero en un momento de la partida. Estructura sólo se refiere
a la formación de un bando. Por otro lado,
si en un momento de la partida avanzamos el peón de e2 a c3, la posición es dis-
16
EL ATAQUE ErtAJEDAEZ
tinta de la anterior, mientras que la estructura sigue siendo, en esencia, la misma
¿ Qué factores se barajan a la hora de
poner en marcha un ataque?
En primer lugar, estar en posesión de
la iniciativa.
La iniciativa consiste en llevar la voz
cantante, el mando de las acciones, aunque
eso ~o signifique una ofensiva en regla.
Puede estar propiciada por un mejor desarrollo, mayor espacio y, en general, la capacidad de uno de los bandos de crear
amenazas, aunque éstas no sean importantes,
Los factores que debe pasar a ~xamen
el jugador que esté planteándose poner en
marcha un ataque, son de este orden:
• Seguridad de ambos reyes
• Debilidades en el entorno del rey
contrario
• Puntos fuertes, puestos avanzados
• Piezas activas
• Co~~entraci6n de piezas sobre el
rey enemigo
• Capacidad de movilizaci6n de las
piezas mayores para un ataque directo
.
• Dominio espacial
• Coordinación de las piezas propias
y de las contrarias
Aparte de estos y otros factores en que
cada uno de los relacionados puede desmenuzarse casi ad infinitum, debe existir
en el jugador la conciencia clara de su superioridad posicional o de que su estructura contiene elementos fundados para desencadenar el ataque.
Los grandes jugadores clásicos hicieron un enorme esfuerzo por sistematizar
el estudio del ajedrez, por dotarlo de un
contenido científico. Así surgió la noción
de plan. Según Lasker, "el plan posee una
amplitud y profundidad notables y, mediante una preparación lenta y metódica,
configura la posición".
Poner en marcha un ataque significa
optar por un plan, pero hoy, mucho más
que ayer, la realización de ese plan se enfrenta a obstáculos y dificultades considerables. La razón es que los jugadores actuales no atacan sin ordenni concierto, y
cuando se defienden saben cómo tienen
que hacerlo, con jugadas enérgicas y esperando, agazapados, cazar al vuelo cualquier posibilidad que se les presente ele
contraatacar.
Los tan cacareados principios clásicos
de apertura son, las más de las veces, irn
practicables, a causa del dinamismo y los
continuos problemas técnicos que nuestros
rivales nos plantean ya en plena apertura.
Así, cosas como "desarrollar una pieza en
cada jugada", "enrocar rápidamente", "IH)
avanzar peones't.vresponder a todo aval)
ce de flanco con una reacción central",
etc., están muy bien para principiantes, I)(~ .
ro apenas tienen aplicación en el torneo
nuestro de cada día. Son excesivamente
académicos y no demasiado útiles.
Naturalmente, desarrollar el máximo
de piezas en la apertura con la mayor el:()
nomía de tiempo sigue siendo un principii I
sano, lo mismo que ocupar el centro con
peones_ El problema es cuando se estnhlr
cen directrices generales, porque las ,."
cepciones son tan numerosas que las ¡IIVII
lidan.
El citado Lasker, por ejemplo, pUl 1\
ilustrar su teoría de la planificación, pub"
ca en su Manual de ajedrez, doce cjr.m
plos, de los cuales los tres primeros son l.
nales (con un máximo de seis pi(~l.ll:I).
donde, naturalmente, trazar un plnu "'t
perfectamente posible.
TEORfA DEL ATAQUE
17
El cuarto caso (página 191 del libro citado) es la siguiente posición:
pués de 22 __ .ítd723 f5 exf5 24 ~xc4 : g4
25 llel+ iie6 26 'ilh1 et>d6 27 l1h71Wg8
28 ~b3 l1e4 29 l1xb7 llc3 30 li'n 1Ic6
31 ti xe4, las negras abandonaron.
1
Líbreme Dios de criticar a todo un
campe6n como Lasker. 'Pero si esa es la
formulación de un plan, entonces planificar en ajedrez es la cosa más sencilla del
mundo. Sin embargo, en la realidad dista
mucho de ser así.
En una partida de torneo, el plan que
un jugador se traza, por bien fundado y diseñado que esté, se enfrenta a contraplanes y numerosos accidentes.de ruta, de
modo que en la práctica se trata de tomar
decisiones estratégicas, más o menos importantes, tales como
Forgács - Spielmann
San Petersburgo 1909
Última jugada: 21 ... ~e8-e7
Comentario de Lasker: "Las blancas
planean quitar de en medio a los peones
que obstaculizan las piezas, y penetrar en
el campamento negro con la artillería pe-
sada." .
En otras palabras, abrir líneas para explotar la situación comprometida del rey
contrario, puesto que las piezas blancas
tienen clara superioridad espacial y en desarrollo.
L~ idea, por supuesto, es correcta, pero ¿puede llamarse a eso un plan?
A igualdad material, las blancas tienen
una gran ventaj a posicional, pues dominan la única columna abierta del tablero,
el rey negro está desenrocado, y torre (a8)
y alfil (c8) aún no se han desarrollado. En
consecuencia, pocas dudas pueden caber
de que las negras están prácticamente perdidas. En la partida se jugó 22 f4, Y des-
• Atacar al rey contrario
• Reforzar los puntos débiles propios
• Atacar las debilidades enemigas
• Lanzar un ataque posicional en tal
sector
• ". Explotar los accidentes posicionales (pieza fuera de juego, crear
, puestos avanzados, etc.)
Una vez tomada esa decisión, habrá
que supeditarla a un andamiaje de planes
tácticos, susceptibles de ser corregidos sobre 13: marcha, porque, créarne, es muy posible que a su oponente no le guste el plan
que ha elegido y se esfuerce, con uñas y
dientes, en aguarle la fiesta.
Volvamos a la gestación del ataque.
Steinitz fue el primero en hablar de las
pequeñas ventajas y de su acumulación,
distinguiendo las pequeñas ventajas (no
duraderas) derivadas de una mejor posición de piezas, de las perdurables, como
peón aislado enemigo, mayoría de peones
en el flanco alejado de los reyes, debilita-
miento de la cadenade peones contrarios,
18
EL ATAQUE EN AJEDREZ
puesto avanzado y dominio de las columnas abiertas. Preconizaba evitar la creación de debilidades en la posición propia y
su creación en la del contrario, la ocupación del centro con peones, y también la
centralización de piezas.
¿Qué opinaba Steinitz del ataque?
tras
S610
perturbar el equilibrio de la
posición, de modo que un jugador obtenga una ventaja no compensada, puede estejugador atacar con intención de
ganar.
Más adelante, el primer campeón
mundial precisa que (el jugador que posea
tal ventaja) debe atacar, so pena de perder
la ventaja adquirida.
Lasker, el más convencido alumno de
Steinitz (con el permiso 'de Tarrasch) y su
más fiel divulgador, complementaba esa
idea con lo que él llamaba principio de
ataque, definido así:
En el ajedrez el precepto ético significa
lo siguiente: buscar el modo de transformar la ventaja, si se posee, en algo
concreto; creer en la existencia de ese
medio, y descubrirlo; y si se ha buscado
en vano cien veces, continúe buscándo..
lo. Puede ser que La ventajaque piensa
obtener sea s6lo. una iluslán; puede que
le engañe su valoracián: de ser asi; póngala a prueba y mej6rela.
Como corolario del principio de ataque,.Lasker habla también del principio:
de defensa, según el cual: quien está en
desventaja debe estar dispuesto a defen-
.derse.
No vamos a hacer aquí una disertación
acerca del ataque como concepto, en la
historia del ajedrez, porque éste es un tra-
tado eminentemente práctico. Así que I(~
calcaremos el valor de las decisiones estru
tégicas concretas (que podemos llanuu
planes, aun siendo conscientes de su limi
tación), y de su aplicación al tablero, si
guiendo las pautas del ajedrez dinánuco
que hoy se juega. Sin embargo, algunas vi
siones nos permitirán transmitir la idr u
general vigente.
Dice, por ejemplo, el GM Gufeld:
Por regla general, la partida que tenni '
na con un ataque victorioso se PT/,'tI,'
dividir en tres fases:
1. Desarrollo de las piezas y lucha P"!
la iniciativa:
2. Dominio y desarrollo de la iniciuu
va.
3. Ataque a la posición del rey.
N aturalni.ente, estas tres fases se "/1
cuentran cuando el adversario no l'U
mete serios errores. Al crear amentnns,
el bando activo se apodera de la inirtu
tiva que, por cierto, se puede perder ('11
cualquier m~mento. Sin amenoras, It'
iniciativa se agota,
JoOO Nunn, un prestigioso gran nuu:
tro y autor de numerosos libros sobre a il'
drez, considera en Comprender ajedrc: 1"
gada a jugada que el ataque es IIn
concepto amplio y difícilde precisar, y (1 111'
habría que reducir su campo a temas 111.'1 ~l
específicos, como ataques al rey. ataques ,1,.
minorías, etc. Sin embargo, en el capuuh t.'
del libro citado, dice que "hablaremos d,',
ataque en el sentido de acción agresiva r(
metas concretas, basadas normalmente 1'11
amenazas claras y rápidas".
El citado autor añade que "para qllt'
un ataque sea lanzado con posibilid.nlr«
de éxito, al menos algunos elementos dll
la posición deben favorecer al baIHI(. alll
lI'
TEORfA DEL ATAQUE
cante. La naturaleza de estas condiciones
previas puede variar, pero ejemplos son:
más y mejores piezas. activas» mejor control central, ventaja en desarrollo, debilídades en la posición contraria y un rey
enemigo expuesto. No todos estos elementos son necesarios a la vez, pero es
muy poco probable que un ataque tenga
éxito a menos que algunos de ellos estén
presentes".
Por nuestra parte, en las secciones siguientes trataremos dos temas muy importantes: análisis y cáiculo, y el sacrificio
posicional, para zambullirnos a continuación en el estudio teórico y práctico de las
partidas de ataque.
1.2
ANÁLISIS y cÁLCULO
Análisis. Distinción y separaciánde las
partes de un todo hasta llegar a conocer
sus principios o elementos.
Diccionario de la RAE
Cálculo. Cómputo, cuenta o investigación que se hacede alguna cosapor medio de operaciones matemáticas.
Diccionario de la RAE
La táctica podemos considerarla, además
del arte de tramar o planificar secuencias
de jugadas, el arte del análisis y del cálculo, un arte mayor hacia el que el ajedrez
actual manifiesta cada vez una orientación
más marcada. Dvoretsky, por ejemplo,
uno de los mejores entrenadores del mundo, se declara un firme partidario del análisisconcreto de posiciones. Lo mismo que
Kasparov, quienen más de una ocasión ha
declarado: "creo en el triunfo de la penetración analítica para llegar a descubrir los
secretos de la posición. "
19
A la hora de interpretar el proceso de
análisis y de cálculo que el jugador lleva a
cabo, no hay por qué ceñirse estrictamente a las definiciones de la Academia de la
Lengua, teniendo en cuenta que éstas tienen un carácter general, mientras que en
nuestro juego análisis y cálculo tienen
connotaciones específicas, pero, naturalmente, sirven para orientar nuestras interpretaciones, para sentar sus bases.
El análisis que se realiza en ajedrez (al
menos si hablamos de posiciones de apertura o medio juego) no es un análisis propiamente dicho. En el plano práctico, el
jugador no procede a examinar todas y cada una de las posibilidades que existen en
el tablero. Esa operación sí la efectúan las
computadoras y módulos de juego. Lo que
hace el jugador es, en base a sus conocimientos y experiencia, elegir dos o tres posibilidades, a partir de las cuales analiza
las variantes que de ellas se derivan.
Esa selección de posibilidades, que comienza con la elección de jugadas (las famosae jugadas candidatas, que decía Kotov) es, en realidad, un procedinúento de
síntesis,
Una vez decididas esas jugadas, el ajedrecista las estudia tan minuciosamente
como le es posible, en función del tiempo
disponible y de su propia capacidad. Sopesadas todas ellas, elige una y descarta las
otras. Ese proceso es una amalgama de
análisis y cálculo. Lo explicaré. A medida
que el jugador estudia sus propias jugadas
y las correspondientes respuestas del rival
va, de modo casi automático e instintivo,
evaluando las posiciones resultantes, en
cada paso del proceso. Si, en un momento
dado, hay una continuación forzada, el
proceso mental es puro cálculo C'caballo
jaque-alfil toma-'fBh8+ y cae la torre").
Conclusión: las blancas han ganado pieza
20
EL ATAQUE EN AJEDREZ
(calidad, ventaja decisiva, etc.). El balance
es un análisis de esa operación, pero la
operación en sí es puro cálculo.
A la posición que sigue se llegó, sin duda, tras un análisis previo, pero ese análisis casero o de laboratorio, incluso precedido por experiencias ajenas, mediatiza el
juego ante el tablero. Veámoslo.
21 c3
¿Cómo deben seguir ahora las negras?
Un primer ensayo mental sería 21 ... ~c5
22 ¡ff4 dxe4 (22 ... ~d6?1 23 fxe6 iLld3+
24 tDxd3 .i.xf4 25 ~xf4, Ylas tres piezas
menores son más fuertes que la dama negra) 23 'iWxe4, con clara ventaja blanca.
21 ...'~
a311
. 22 axb3
Era muy mala 22lDxb3?, por 22
axb2. Tampoco parece convincente 22
cxb4 axb223 bxa5 bxal1W 24 fxe6, y ahora
no 24 ... b2?, por 25 ~b5+, que gana, sino
24 ... O-O!, con juego complicado e impre
visible.
22 _.
axb2
23 n xaS
R.xaS
23 ... nxa5? 24cxb4.
24 fxe6
. bltW
o ••
2
Motylev - Makarov
Campeonato de Rusia de clubes
Ekaterimburgo 17.5.2002
Última jugada:19 ... b4-b3+
¿Cómo debe responderse al jaque? En
la partida Vallejo:- Savchenko (Mundial
FIDE, Moscú 27.11.2001) se jugó 20 c3
dxe421 fxe6 liJt3+ 22 Wdl 'iWd5+ 23 i..d4
Ac5 24 axb3 ~xd4 25 cxd4 'it'xe6 26 ..tb5+
etJe7, y las blancas se impusieron en la jugada36.
.
29
~d2!
Motylev comentó esta jugada, dicien-
do que era un hallazgo suyo, y que le parecía muy superior a la jugada de Vallejo en
la partida citada.
20 ...
.ib4
25 ~b5+
~f8
No 25 ... ~d8?, por 26 e7+.
26 'iYc5+
~g8
27 'fIxclS
Se ha despejado la humareda dc', luu
complicaciones, con un ataque doble (I(~ In
dama blanca (na8, lL\e5), y las negras nn
tienen más remedio que rendirse.
Indudablemente, en casos como t~lr. c,l
trabajo analítico no consiste s610 en HI,C 111
TEORrA DEL ATAQUE
tar las variantes ante el tablero, sino que
viene precedido por una experiencia anterior, sobre la que el jugador ya ha reflexionado: lo que llamamos el trabajo casero o
de laboratorio. Pero hay que tener bien
presente, que eso no excluye que puedan
producirse sorpresas, de modo que, una
vez la posición se presente, reloj en marcha, el jugador hará bien en revisar mentalmente sus conclusiones y volver a cuestionarlas, al menos en sus líneas principales.
Existe lo que podemos llamar cálculo
en profundidad, que es una forma de ampliar la perspectiva en un sentido más concreto. Lo ilustraremos, como siempre, con
una partida.
3
Jakovenko - CebaJo
Saint Vincent 9.2.2001-
Última jugada: 29 ... ~f8-f2
21
Ahora bien, 30 'i'xf2 es una jugada
muy atractiva, porque después de 30 ...
ti'xt2 31 gxh6, las negras recuperarán material (el alfil de g7), con lo que la relaci6n
será de l:I+r1+jl vs 'if+1:t, lo cual no es,
en modo alguno, disparatado. Así pues, el
jugador, ante la perspectiva de optar por
una jugada puramente defensiva (30
JLd2) y otra que crea problemas al rival
(30 'iVxfl), debe considerar seriamente esta última.
El cálculo al que debe proceder es de
tipo pragmático, con pocas variantes (es
decir, muy poco cálculo puro), pero debe
afilar la exactitud del mismo, ahondar en
las variantes forzadas que puedan derivarse.
30 'fIxf2!I
Lo cierto es que aquf las blancas consiguen ventaja decisiva con la jugada del
texto.
30
'tWxf2
31 gxh6
32 1%xgt+
33 l:thgl
¡rO
34 h7!
~h8
l:tf8
tlf7
35 llg8+
Para explotar la columna abierta h.
35
. ~xh7
36 .u 8g3
ifh5
37 a3
Primero, la seguridad del rey. Luego,
traslado del alfil a d4.
a5
37
En esta posición s6lo hay dos jugadas
posibles: 30 ~d2 Y30 1i'xf2!? ¿Por qué
llegamos a esa conclusión? Porque no sir~dl (por 30 ... 1:1 xb2), ni 30 'fibl
(por 30 ... Axc3). Como tampoco sirve
ven 3D
30 gxh6 nxc231 .t1xg7+ ~h8, sólo queda
intentar 30 'ifxf2.
a4
38 'if;a2
'fi'h4
39 i..e3
'ifh5
40 J:llg2
li'h6
41 i.d4
%If6
42 l:t g8
43 t12g4!
Las negras no tienen jugada.
43
it'd2
44 j.xf6
exf6
22
EL ATAQUE EN AJEDREz
45 l:l4g7+
~h6
46 fIg2
(1-0).
En esta partida el verdadero esfuerzo
analítico de J akovenko se produce en torno a la decisión de su jugada 30_ Una vez
decidido que 30 'fi'xf2 es la única que le
permite jugar a ganar, el resto es un cálculo en profundidad, pero de tipo lineal: to-
do el cálculo evoluciona en unasola dirección, prácticamente forzada.
Algosimilarsucedeen una famosa posición, ya comentadaen TCM (diagrama994,
páginas 404-405). Me refiero a la partid-a
A verbaj - Kotov en que el segundo sacrific6 brillantemente su dama por un solo peón,
a fin de atraer al rey contrario hasta una
jaula, donde sus movinúentos eran únicos.
No tiene sentido comentar el juego en
cuestión, porque ya se ha hecho, incluso
en el primer tomo de esta Enciclopedia.
Pero me permito llamar la atención del
lector sobre el momento siguiente.
4
Averbaj - Kotov
Torneo de Candidatos
Zurich-Neuhausen 1953
Última jugada: 33 ~ g4-f5
El rey blanco ha "escapado" como ha
podido de la quema. Acaba de jugar 33
~g4-f5. Kotov sacrificó su dama en la jugada 30, de modo que calcular hasta aquí
le habrá resultado fácil.
El problema que se le plantea a las negras tiene una sola cara: ¿cómo ejecutar al
rey blanco? Sóio tiene dos casillasde escape.(e6 y g5), de modo que la primera tarea
de las negras es cortárselas. creando amenazas de mate. Esto es más fácil de decir
que de hacer, pero existe un sólido fundamento para que pueda afrontarse: porque
la combinación se realizó para extraer· el
rey blanco y llevarlo de h2 a /5. Es decir,
que ahora se encuentra en un campo de
minas.
Aquí Kotov jugó 33 ... ltJd7 (que quita
la casilla de escape e6, amenazando mate
en tres) empezando por 33 .... 1:tf8+). Después repitió posiciones, porque estaba
apurado de tiempo, y acabó ganando.
Lo interesante es cómo habría evaluado la posición después de 33 ~fS. Yo estoy seguro (y supongo que usted también
lo estará) de que si llegó a sacrificar su dama para' llegar a esa posición es porque estaba convencido de que el rey no podría
escapar de la trampa. Más dificil es creer
que había visto todas las posibilidades.
Entonces, hay que pensar que tiene razón
Bronstein, al afirmar, en su libro El ajedrez de torneo, que su sacrificio fue intuitivo (análisis y dictamen, más que cálculo).
Claro que Bronstein considera el concepto intuici6n como sinónimo de imaginación, y aquí podríamos perdemos en un
debate semántico.
.
"Si el sacrificio de dama hubiera sido
total y precisamente calculado -argumenta Bronstein-s-, Kotov habría preferiJI
do la sugerencia de Stahlberg, 33 ... lLlg4.
Veamos ahora qué podría haber suce-
TEORrA DEL ATAQUE
dido, en tal caso. Después de 33 ... lLlg4!!,
el caballo no puede ser tomado de ningún
modo.
(a) 34 fxg4 l:[f8++.
(b) 34 :xg4 J:lf8++.
(e) 34 r¡f¡lxg4 llg8+ 35 ~f5 11f6++.
Otras alternativas:
(d) 34 ~h4 r1f8+ 35 ~xg4 ttxh4++.
(e) Ni siquiera sirve 34 1Wxf4, por 34 ...
lIf8+ 35 c¡f¡1xg4 l:tg8+ 36 ~f5 (36 ~g5
l:txg5++)36 ... :f6++..
Así pues, parece que la única defensa
es
(f) 34 !l)xf4!, pero entonces sigue 34 ....
ng8!! (amenaza mate en g5, y es mucho
mejor que 34 ... nf8+ 35 ~xg4 J:[g8+ 36
liJg6+ Ilgxg6+ 37 ~f5 %lh5+ 38 l:lg5
ii.xg5 39 c¡f¡Jg4 ~xc;l2+ 40 ~xh5) 35 l¿)h5
(única) 35 ... Ahg6!! (amenaza mate en
dos: 36 ... %lf8+ 37 ~f6 nfxf6++) 36 \i'g5
(única) 36 ..• ~xg5. 37 ~xg4 J..f4+ 38 ~h3
(38 ~f5?? l:tf8+ 39l¿)f6 nfxf6++) 38 ...
xg2 39 liJxf4 exf4 40 Ael 1:1 8g6, Yahora no hay discusión posible, porque la ventaj a material es decisiva, y además el rey
blanco sigue encontrándose en una red de
mate.
.
A nadie se le escapa que estos cálculos
son ya difíciles a posteriori, y sin límite de
tiempo, cuanto más ante el tablero y memorizando las líneas de juego, por no hablar de su repaso y conclusión válida.
Pero mi teorla es que hay posiciones
(como ésta, como la de la partida Jakovenko - Cebalo), cuyo meollo o núcleo,
por complejas que sean, tiene un solo camino, por escarpado que sea. De modo
(tesis) que lo que prevalece en ellas es la
evaluación analítica, la elección, en suma,
de la senda a seguir.
Sin embargo, hay otras posiciones (en
las que los posibles caminos de juego son
más numerosos) que exigen del jugador
n
23
un esfuerzo de cálculo bastante mayor para poder llegar a una conclusión. Ahora
bien, sabemos que calcular y analizar más
de dos o.tres variantes con las subvariantes y bifurcaciones correspondientes es tarea casi imposible para el ser humano.. Como bien dice Bronstein,
-
El cálculode variantesno siemprepuede
ser asumido. Supongamos que las blancas disponen de seis o siete continuaciones diferentes y que las negras cuentan
con cinco o seis respuestas posibles a cada una de ellas. No es dificil comprender
que ni siquiera un genio puede calcular
más alláde la cuarta jugada.
Un caso de bifurcación de variantes,
que requiere un cálculo complejo, lo tenemos, por ejemplo, en lé. partida Tal - Portisch, Bled 1965, Match de Candidatos, 2.K
(véase capítulo 2, 2.4 Sacrificios en e6, páginas 82-83).
En la jugada 16 Tal realiza un sacrificio
de torre en e6. Después de 16 n xe6+!?
fxe6 17 'iYxe6+,las negras tienen tres posibles respuestas. Tal tuvo que calcular lo
más profundamente que pudo esas tres respuestas, ahondar en sus correspondientes
varian tes. Resulta que en una de ellas podía forzar tablas por repetición de jugadas,
mientras que en las otras dos se enfrentaba
a considerables problemas, incluso se
arriesgaba a perder, si Portisch optaba por
una aguda defensa. ¿Quién sacrifica, con
blancas, una torre contra un rey en el centro para hacer tablas? Eso sólo se entendería si las tablas fuesen la solución del
match, pero no en su segunda partida.
Lo cierto es que el GM húngaro optó
por una respuesta anodina y, tras algunas
imprecisiones, Tal gan6 con la brillantez
que le ·caracterizaba. Después le dedicó a
24
EL ATAQUE EN AJEDREZ
la posiciónextensos análisis, y confesó sentirse frustrado por haber tenido que realizar enormes esfuerzos para contrarrestar
mentalmente las posibilidades defensivas
de Portisch y que éste las hubiese descartado, haciendo así baldío su esfuerzo.
Pero como lección para nosotros, lo que
importa es que sólo tres jugadas dieron pie
para todo un océano de posibilidades.
¿Quién puede controlar todo ese mundo
de variaciones sobre un mismo tema, con
matices y valoraciones sobre la marcha?
En realid ad, análisis y cálculo son dos
herramientas que deben trabajar en equipo. El cálculo le aporta al análisis precisión matemática, y el análisis respalda el
cálculo con evaluaciones posicionales, sin
las que es imposible jugar al ajedrez con
conocimiento de causa .
La partida siguiente ofrece .un gran interés para justificar, con hechos, lo que entiendo por interacción entre cálculo y análisis.
No servía 21 'iYg5?1, por 21 ... ng8
22 nc7 'iYe6 23 rn,e7 /i)f3+I! 24 gxf3 ~xf3
25 JIxe6 ~b6!.
21 •••
}¿g8!
Novedad. Se había jugado 21 .... f3.
22 Ilfe1?
Tampoco servía 22 fIc7? ~xc7!! 23
l¡jxc7 tL1f3+ 24"'g><f3 ~xf3 25 lLld5 Ah6+
26 ~g3 f5 . Pero sí 22 ~hl!, Ydespués de
22 .. f3 23 g3 ~h3 24 nfel, las blancas tienen ventaja.
.
En estas dos variantes hemos podido
ver que la casilla f3 ejerce un extraño magnetismo sobre el caballo negro.
22 ..•
~f3
23 ~f1!
5
Goloshchapov - Mamedyarov
Campeonato de Europa Individual
Estambu131.S.2003
Última jugada: 21 VJlih5-h4
23 •.•
24 Jlxg2
Como vemos, el
3l.xg2!
~f3+
sueño del caballo ne-
gro se ha materializado.
25 ~xf3
~f6+
26 'iVg3! "
Si 26 'fig4, 26 ... n xg4+ 27 ~hl (27
jLxg4 'fNxg4+ 28 ~fl ~h4 29 lbe3 fxe3
30 nxe3 l:tg8) 27 ...-Ah4.
26 •••
(Ver diagrama 11.)
27 hxg3!
fxg3
TEORrA DEL ATAQUE
34
nd5
25
c¡f;g8
Ambos contendientes firmaron las tablas. Después de, por ejemplo, 35 ~xe5
l:txf31 36 ~xf31Wxe4, las negrastienen el
Las blancas tienen exactamente dos
caballos por la dama contraria, con idéntico número de peones. Fritz recomienda
ahora 27 ... iLd8 ó 27 ... iLg5, con una ventaja cifrada en tomo a +2.00. La diferencia
material es enorme, pero, por extraño que
parezca, en pleno medio juego; la posición
es una especie de fortaleza, un seguro para el primer jugador. Sigamos.
27 •••
Ad8
28 lüc4
AgS
Parece interesante 28 ... 'fila?, aunque
después de 29 1:[g2, todo está en orden para las blancas.
29 l:lcdl
%lg6
30 lDde3!
¿Cambios? ¡Bienvenidos sean!
30 •••
.iLxe3
Pero ¿es que acaso la simplificación es
aquí lo procedente? Después de esta captura, los módulos de análisis reducen la
ventajanegra.
31 ~xe3
"'f!Ie7
32 l:led3
l:1d8
33 rt;g2
Tal vez fuese mejor 33 II d5, amenazando 34lt)xe5.
33 ...
1:[f6
O bien 33 ... 11 h6 34 n d5 ~ e6 35
t¿)xe5 'l'b3+ 36 ~gl.
empate garantizado con 37 J¿ xd6.
¿Cómo hay que juzgar esta partida?
Las negras calcularon y realizaron una
combinación que les permitió quedar con
ventaja material (teóricamente) decisiva.
Pero la práctica nos ha demostrado que no
era así. Esto significa que, si bien los cálculos fueron precisos, la evaluaci6n analítica
(el proceso de descomponer y examinar
las partes para comprender el todo) no fue
penetrante. Lasnegras asumieron que,
una vez conseguida esa ventaja, la partida
estaba ganada, pero no escarbaron realmente en las particularidades, no descubrieron los secretos de la posición, Cálculo
y análisis no fueron, en este caso, de la
mano.
1.3 EL SACRIFICIO POSICIONAL
Cuando el sacrificio de material forma
parte de una secuencia combínativa, el fin
del sacrificio es, en definitiva, el de la combinación: conseguir beneficios concretos
de algún tipo, a corto plazo, sea en el ataque al rey, sea para ganar material, para
conseguir un final ventajoso, o forzar tablas en una situación difícil.
El sacrificio posicional no tiene por
nieta obtener beneficios inmediatos, sino
ventajas o compensaciones de algún tipo,
generalmente estratégicas: deteriorar la,
posición contraria, crear un peón pasado,
lograr actividad para las piezas propias.
No se trata, en general, de una transacción
aritmética, sino que conlleva cierta dosis
de abstracción, pero también de pragmatismo. El jugador sabe lo que está hacien-
26
EL ATAQUE EN AJEDREZ
do y realiza una inversión a medio o largo
plazo, pero que no es demostrable, como
casi siempre suele serlo en el caso de las
combinaciones.
Siendo uno de los temas técnicos más
difíciles del ajedrez, podría parecer una
incongruencia incluirlo en el primer capítulo del libro. Sin embargo, está perfectamente objetivado y puedo justificarlo. En
los dos primeros tomos de esta Enciclopedia de táctica (rCM y ED1) se han estudiado todos los elementos, motivos y figuras que integran el juego táctico. S610
quedaba éste, antes de pasar al estudio
más complejo del proceso que conduce a
la organización y puesta en marcha del
interesantes de lucha a alto nivel, con este
tipo de sacrificios.
6
PoJugaievsky - Petrosian
Desempate campeón URSS (L")
Moscú 1969
Últimasjugadas:17 ... .!te3+ 18 c:bh2
ataque.
Los sacrificios posicionales temáticos
por excelencia son:
• De peón o peones
• De calidad
• De pieza por dos peones.
L3.1 Sacrificio de peón o peones
La entrega de uno o más peones puede
responder a muchas necesidades de la lucha, en particular para sostener o asumir
la iniciativa, como, por ejemplo:
• - Apertura de líneas para activar pie-
zas;
•
Evacuación de una casilla importante;
• Provocar daños estructurales en la
formación enemiga de peones;
• Ocupación de una casilla de escape;
• Entorpecimiento o descoordinación de las piezas contrarias.
A continuación veremos algunos casos
11
18 •..
gxf51
Una captura nada habitual, pero que
se justifica en este caso por los requerimientos concretos de la posición,
19 exf5
Si 19 xf5, 19 ... ltJg7 20 fl 5, con
muy buen juego para las negras.
19 ...
e4!
. Un sacrificio posicional de peón, con-"
secuencia de la jugada anterior. Petrosian
acelera el tempo de juego, teniendo muy
en cuenta que dos piezas blancas están paralizadas aún en el flanco de dama. El
avance de este peón libera la casilla eS para un caballo, y también la diagonal h2-b8,
de modo que la dama negra "toca" g3, que
podría convertirse en objetivo de ataque a
través de la columna g.
20 J¿,xe4
n
n
TEORíA DEL ATAQUE
Aún sería peor io dxe4 lt)ef6 21 lDc2
JLh6, para seguir con ... life8. El peón d4
ha quedado pasado y está perfectamente
protegido por su cadena.
20 ...
.i.xe4
21 dxe4
~ef6!
Además de atacar el peón de e4 plantea la amenaza posicional ...h5, que le daría al caballo un puesto avanzado en g4.
22 lClg2
l:ffe8
23 /Lld2
Si 23lñxe3, 23 ... %lxe4.
23 _
~xd2
Este fuerte alfil ya no es necesario o,
mejor dicho, si lo es desprenderse de él
para ganar un importante peón y forzar un
final prácticamente ganado.
24 'tWxd2
J
28
n xe8+
r! xe8
31
32
33
34
.<iftD
ne3'
}le1
1:tdl
d3
%ld8
d2
27
29 nel
lt)de4
Con mejor coordinación de piezas y el
peón pasado extra, Petrosian tiene ya ventaja decisiva, y se impone sin mayores problemas.
30 lIe2
~f8
14
34 •••
t¿)g4!
35· ll)e3
A cualquier captura de uno de los caballos, sigue doble del otro en f2.
lLlea
35 .••
36 il.c3
lId3
Polugaievsky se rindió.
24 ._
'iWxg3+!
Resulta maravillosa la aparente facilidad con que Petrosian desmonta todo el
kiosco blanco ...
25 CltJxg3
26 ~f4
~xe4+
Polugaievsky tiene la esperanza de po-
der explotarla comprometida posicióndel
caballo negro en d2.
26 ...
27 l:tfel
l¿)xd2
tnf6
28
EL ATAQUE EN AJEDREZ
7
Ivanisevic - Nisipeanu
Campeonato de Europa Individual
Estambull.6.2003
Últimajugada:13 g2-g3
13 •.•
b5!?
Las negras emprenden un interesante
sacrificio posicional de dos peones para dinamizar el juego. Las blancas han efectuado nada menos que nueve jugadas de peón
en sus trece primeros movimientos y, en
consecuencia, su desarrollo se ha retrasado.
14 cxb5
c4
Complemento del anterior. Se desvía
el alfil para posibilitar la ruptura ...f7-fS.
15 ~xc4
f5
16 j¡g5 .
Si 16 jL·~3"16 ... /t)xg31 17 li)xg3 f4
18 ~f2 fxg319·~xg3 ~xB, con ataque.
16 ...
~b6
·17 exf5
Mejor era 11 .Y1..d3 f4 18 gxf4 liJgxf4 19
liJxf4liJxf4, y las blancas conservan los dos
peones, pero su posición está llena de agujeros y no será fácil darle seguridad al rey.
17 ••.
jLxf5
18 ~d2?!
Parece más lógico 18 ~d3, proponien-
do el cambio de este aIfil malo, pero puede seguir 18 ... ~xd3 19 'iVxd3 e41 (nuevo
sacrificio de peón) 20 fxe4 liJe5. y ahora,
si 21 ~e3, 21 ... ~xb5, y la situación de las
blancas es delicada
18 ...
e4
19 f4
. lIac8
Las blancas tienen ya muchos problemas: el alfil de c4 está atacado, y el de g5
encerrado.
20 'iYd4
•••
Tras la serie de cambios que va a producirse, las blancas esperan recuperar pieza con unos calzoncillos en g4.
20
21
22
23
....
~xd4
lZ\xf5
g4
'f¡fxd4
llxc4
: xf5
~
(Ver diagrama 17.) .
23 ~..
l%xgS (-+)
24 fxg5
Si 24 hxg5, elcaballo también juega a
f4, pero capturando el peón.
. 24 •••
~bf4
El balance material está, teóricamente,
equilibrado: torre y dos peones por la pareja de caballos, pero la realidad de la posición es muy otra. Las torres blancas aún
TEDRfA DEL ATAQUE
lb b5 34
1:( xe3
lL\ xd5 35 l:te8+
29
~ f7
36
n b8, con un final igualado) 28 b6 e3 29
l:ta3 (29 bxa7 ~d3! 30 aSir liJt3, y las negras han creado una red de mate, que no es
posible eludir) 29 ... axb6 30 axb6 l/)e5 31
:Ixe3 (única, pues si 31 b7?, 31 ... %:Id2+ 32
rbclltJed3+ 33 ~bl nb2+ 34 ~a1 D.xb7)
31 ... tI b2, con clara ventaja negra.
27 ..•
!fJg2+
Las blancas se rindieron.
. Si 28 ~d1 (28 ~fll¿)e3+ 29 c:.te1 ~f4,
con mate imparable en d3 6 g2), 28 ...
ll)e3+ 29 ~e1ll)e5, con mate en d3 6 O.
no están conectadas y sus peones del flanco de dama son vulnerables. Por otro lado,
las piezas negras son muy activas, con una
magníficaplataforma (eó) para el segundo
caballo. Las negras, con posibilidades de
crear amenazas sobre el rey blanco, tienen
ya ventaja decisiva.
25 a4
26a5
:xc3
.-
1.3.2 Sacrificio de calidad
El sacrificio posicional de calidad es uno
de los temas más difíciles y sofisticados del
. ajedrez. Tema estratégico y táctico a la
vez, se produce con cierta frecuencia en la
alta competición y es un arma demoledora
en manos de los grandes ajedrecistas.
Veamos algunos ejemplos magistrales.
8
Karpov-Sax
Linares 1983
Última jugada: 17 ...
nh8-j8
Las blancas apuran su baza de crear un
peón pasado.
l..
26
nc2!
27 b6?
Era única 27 \ttdl, y ahora 27 ... nfll
(27 ... l:Ib2?! 28 b6 e329
~e5 30 ];le1
axb6 31 a6ltJc4 32 ~cl! lñxa3 33 ~xb2
:a3
19
30
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Karpov quiere retener al rey rival en el
centro, y el mejor modo de lograrlo, crean-
do problemas, es:
18 r1d5!?
Un fino sacrificio de calidad, que le
complica mucho la vida a las negras, y que
tal vez no sea correcto al 100 %.
18 ..!
it,xd5
19 Axd5
Itd8
19 ... 1tc8 20 ~xb7 rJ.c7 21.i.xe4 ~b4
22 'tWd5;t.
20 .i.c4!
Ab4
21 c3
b5!
La única forma de contrarrestar las
amenazas inmediatas.
22 Ae2
Jtd6
25 ~xe5+
26 'tWxc5
~d7
fic7
26... a6?? 27 lldl+ <t>e6 281i'f5+ rbe7
29 'iVe5++.
27 ~f5+
~e7
27 ... ~c6 28 ~xb5+ <&t>d6 29
~e7 3D ~b4+ fld6 31 ~xe4+ ±
28 'tWxe4+
c;f}d7
29 'iVf5+
n di +
et;e7
30 1% el
1:1 d6
31 iLc4+
et>d8
32 iLxbS'
Los peones negros van desapareciendo. En la jugada 25 eran siete. Ahora sólo
quedan cuatro.
32 _
a6
33 ~a4
g6
34
'tWf3
c¡f;c8
20
23 'iWd5!
Mucho mejor que 23 ¡¡xb5+ ¡fxb5 24
.J2.xb5-f ri;e7. 25"~Ac6 nc8 26" .ixe4 ..tc5, y.
que 23 i.xb5+ ~e7 24 -tc6 n ss, y en
ambos casos las negras parecen estar ligeramente mejor.
.
23 •••
~e7?!
La mejor defensa debe ser 23 ... 'iNc7
24 ~xb5+ rlJe7 25 'iVxe4
nb8 +.
24 iLc5
iLxc5
Única. No, por supuesto, 24 ... f6??,
por 25 .ic4! Itd726 lldl, Y las blancas
ganan.
21
' .. 35" ne7! (+-) ..-':.r::':
Muy elegante, La torre es tabú, pues si
35 ... VJ!/xe7??, 36 'fia8+ rJilc7 37 'iYa7+
~c8 (37 ... ~d8?? 38 'iVb8++)38 'fIixe7.
35 •••
~dl+
! •...
36 ~xdl
'W/xe7
37 Wia8+
~c7
38 'iHa7+
~d6.
39 'tiYb6+
(1-0).
Después de 39 ... c;tJd5(e5), sigue 40
'iWd4+ ~e6 41 it.b3++.
TEORfA DEL ATAQUE
31
9
Bronsteia - Evans
Match URSS - EEUU .
Moscú 1955
Últimajugada: 15 ... 'WIc7-e7
23
22
16 JIxc61
~xc6
17 dxe5
Itlb5
El peón no podía retomarse, pues si 17
... dxe5?, 18 lilxe5, con ataque simultáneo
sobre el alfil de c6 y la casilla fl.
18 g4
lLlf4
19 exd6
'ti'd7
Lo más activo. Si 19 ... 'iff8, sigue también 20 lDe5.
20 /i)e5
lllh3+
25 .h4!
lj)f1
25 ... lbxe4 26 li)xe4 .ixe4+ 27 f3 iLb7
2811ell:Ie8 291Wd4 ~g7 30 g5 +-.
26 'iWal
El fuerte peón pasado y protegido de
d6, junto con la gran actividad del par de
alfiles, son compensaciones más que evitientes por la calidad.
26 •..
lijeS
26 ... ~g7 27 g5 ¡Vd8 (27 ... ~f5? 28 f3)
28 ncl tlc8 29 .te6 Ad7 30 l1xc8 ~'xc8
~1 d7 ~b7 (31 ... ~xd7 32 ~c7!, una suti-
leza que fuerza una línea ganadora más
clara [32 'ir xf6+ 'tW xf6 33 gxf6+ ~ xf6 ~4
il.xd7 nd8 35 e5+ liJx~5 36 li)e4+] 32 ...
WJJe7 33 gxf6+ 'iYxf6 34 \Wxf6+ Wxf6 35
22 Axe5
Los alfiles blancos empiezan a hacer
estragos.
f6
22
23 ~g3
Con fundadas razones para cambiar de
diagonal: elpeón de d6 es un bien demasiado valioso. Si 23 Axf6, 23 ... 11m 24 'iff3 (24
Axd7, con pareja de alfiles y peón por la
torre -t-.
27. gS!
Mina el soporte del caballo.
27 ...
l:le8
28 ~d4
'ifg4
29 f3
Ambos contrincantes se encontraban
apuradísimos de tiempo y, a partir de este
momento, el juego se desarrolló a un rit-
,$.e7? l1xf2) 24... fHxd6 25 'fNxh3\Wxf6, y
movertiginoso.
21
~h1
jlxe5
l..
las blancas han dejado escapar su ventaja
23 _
'it;f8
24 *g2
li)g5
29 ...
'iBd7
30 gxf6
31 eS
g5
ttJf7
32
EL ATAQUE EN AJEDREZ
32 !te1
33 e6
gxh4
cuatro disputadas por ambos contendien-
tes que terminó con definición. Nunca antes había empleado Ponomariov la Defensa Petrov.
última jugada: 16 ~h5-f3
Un caso único en la práctica magistral,
en el que, en pleno medio juego, uno de
los bandos disponga de una falange de tres
peones pasados y unidos en sexta. .
33 •.•
¡VeS
34 ~xh4
J:txe6
Ya no hay nada que hacer, y el GM nor-
teamericano podía haberse rendido aquí.
35
n xe6
.'Jte8
36 ne7
'tWcl
37 n xe8+
38 ¡fe4+
*xe8
~d8
~c8
39 ¡fe7+
40 .§L e6+
et> b8
41 W1c7+
. 42 dxc7+
...... 43 "·jLxf7 .' .
~
44 .i.d5+
....-
~xc7
~b7
11m .. '
(1..0).
10
Svidler - Ponomariov
Campeonato Mundial FIDE
Moscú 11.12.2001
Esta partida fue la primera del match de
desempate (semifinales) y la única de las
16 ._
l:te4!?
¿Se trata, realmente, de un sacrificio
de calidad? Puesto que la torre no puede
tomarse, el sacrificio, por el momento, no
existe. Pero sí es una declaración de intenciones, y una forma de asumir la iniciativa
psicológica, por parte de las negras.
17 g3
•.•
17 ~xe4?fxe418 ~é2 .txh2+ 19 ~hl
tlf5, con ataque. Era de considerar 17 h3,
cuando las negras podrían seguir con 17 ...
rIfe8.
. - -.., 17· .-.~'. ..
···..tbS····
18 jLf4
Este movimiento fue muy criticado
por los expertos, pero con el tiempo ha
podido comprobarse que no es tan malo.
En cambio, era inocuo 18 .i.b3, por 18 ...
..t c41. Sigue sin ser recomendable 18
.ixe4» por 18 ... fxe4!, con mucho juego
por las casillas blancas. Lo mejor tal vez
fuese 18 .th6 .tIf719 !:labl.
18 •••
~xf4
TEORfA DEL ATAQUE
19 gxf4
'ff d6
19 ... ..td7 20 j¿,xe4 fxe4 21 ¡yg3
n xf4
1
y la posiciónno es fácilde evaluar.
20 i.xe4·
21 'fi'g3
fxe4
}¿ xf4
22 nabl
~d7
23 D!?
Según Golubev, la continuación normal era 23 h3, Y después de 23 ... b6, las
blancas tendrían que elegir entre 24 c4 y
24 ne3.
23
0_.
24 ]:le3
25 llfi?
b6
33
de dama (no s610 los jaques), yeso resulta
especialmente difícil en partidas con juego
acelerado.
28 _.
b5
etJgJ
29 fin
30 c;f}g2
aS
31 f!b2
b4 .
32 cxb4
axb4
33 h3
33 n xb4? \i'd2+ y 34 ... 'lixb4.
33 •.•
¡Vel
34 l:tgb3
"iff6
La presión del momento le puede a
Svidler.2S nb2! W'f8 26 :f2 lI'h6 =.
34 •••
26
25 •••
"jLg4!
Las blancas tienen que tomar decisiones, porque si cae f3 la posición se deo
rrumba.
26 tWxg4
l:l xg4+
27 fxg4
1Wg5
28 l:tg3
Es difícil jugar un final de dos torres
con tra dama y peón (sobre todo en casos
como éste, donde el peón está pasado y ya
ha traspasado el ecuador del tablero), porque el' bando de las torres debe calcular
minuciosamente en cada turno las jugadas
~b6!
Esta, jugada se explica por la variante
34 ... 'tWd135 nxb4 e3? 36 g51 e237 :lb7+
~ fB 38 11 bB+ rtJ e7 39 l:t 2b7+ CffjJ e6
40 lle8+ "<i!1d6 (40 ... Wf5?? 41 l:te5+ ~f4
42 Itf7++)41 nb6+~d742l:1be6.
35 II xb4
'iVdI
La entrega del peón ha distraído una
de las torres de la casilla e3, sobre la que
gira el tema esencial de la lucha.
36 rJ:;C2?
36,U'4b3!.
36 ...
37 lle2
~g5
c¡t»f4
38 .t[b3
Única. Si 38 a3, no puede jugarse 38 ...
e3,pero sí 38 ... lWd3!.
34
EL ATAQUE EN AJEDREZ
38 •••
39 ~g2
iYxd4+
~c4
11
Spassky - Petrosian
Campeonato Mundial (11)
Moscú 1969
40 1lf2+?
•••
Aunque la textual pierde rápidamente,
no se ven alternativas que sostengan la defensa. Por ejemplo: 40 Abe3 'ilcl 41 ~f2
'it'hl!,.y las blancas se encuentran en
Zugzwang. Si deciden avanzar el peón a,
la dama negra lo ataca y lo captura.
40 •••
c¡fjJgS
41
d4
42 h4+
~xh4
43 rIxh7+
c¡f;xg4
44 ng3+
~f5
Svidler, finalmente, se rindió.
Esta victoria le permiti6 a Ponomariov
clasificarse para la final.
:n
29
~o •.•
tlc4!
Plantea un inesperado sacrificio de calidad, perfectamente fundado. Caso de
aceptarse, después de, por ejemplo, 31
~xc4 dxc4 32 ~c2 IIc8, el avance de los
dos peones pasados y unidos sería más
que peligroso. Se amenazaría 33 ... b4 Y34
... c3 (ó 34 ... b3). Por otro lado, se habría
abierto un inquietante boquete sobre la
gran diagonal de casillas blancas. Caso de
no aceptarse, las blancas tendrán que
aceptar que la casilla c4 se ha convertido
en un puesto avanzado del enemigo.." " .
31 'iVd3
ne8
Es importante contener la reacción
central e3-e4, presionando sobre e3.
. 32 ~f3
. ~b4
33 i.a3
~xa3
34 n xa3
lt)d6
Petrosian optimiza la posición de su
caballo, que ahora domina las casillas c4 y
e4. Convertida c4 en plaza fuerte, ahora
puede desplazarse la torre para ser ocupa-
TEOAfA DEL ATAQUE
da por el caballo. Pero las negras también
pueden optar por el plan ...f5 y ...lLle4. La
estrategia opera ya exclusivamente. a su
favor.
3S %le1
35 ~xd4 dxcA 36'iVd2 (pero no 36 'iYc3?
b4 37 ¡fxb4 ~e4+) 36 ... ~xf3 37 ~xf3
llJe4, seguido de ...M, y los peones son incontenibles.
35 _
f5
36 %1aal
35
cunstancias. La alternativa 40 ti) b3 'ifh3!
41 nhl l1c2+ 42 l:txc2 .1:lxc2+ 43 'li'xc2
¡'xhl 44 file? 'iWf3+ decanta, definitivamente, la lucha a favor de las negras,
40 ...
dxc4
Ahora se agrava también el problema
de las casillas débiles blancas. .
41 d5
Una tentativa por activar las torres,
abriendo la columna. Bondarevsky sugirió
41 1Wb4 tratando de contener la carrera
de los peones, pero después de 41 ... c3 42
~c2 llc4 43 'fi'b3 'fig4, los problemas en
ambos sectores tienen difícil solución. Si
44 ~g2 (44 1txc3? 'iff3+ 45 c.tgl 'iVxg3+)
44 ... il.c8 y las penetraciones en f3 y h3
son concluyentes.
41 •••
~xd5
42 l:ldl
c3
43 .J:tc2
J
J
L---
30
36 •••
lLle4+
Esta jugada basta, desde luego, para
conservar la ventaja, pero era mucho más
fuerte 36 ... 1:1. ecdl, con amenazas de penetración en c3 y c2. Caso de tomarse la
torre, 37 lj) xc4 dxc4 38 'ir c2 iL xf3
39 ~xt3 'ii'b7+ 40 et>f2 (40 ~e2 'iVg2+) 40
... lLle4+, la ventaja sería prácticamente
decisiva. El caballo vale más que una torre. y los peones pasados y unidos marcan
la diferencia.
37 Axe4
fxe4
38 libl
¡rd7
Amenaza 39 ... h .
39 11 a2
It ec8
40 li)xc4
Por fin se deciden las blancas a capturar la orgullosatorre, obligadaspor las cir-
31
43 •••
'ifh3
44 Itgl
44 n xd5? 'iYh2+ y 45 ... ~hl+, ganando la dama.
44 •..
~g4
45 ~g2
'ift3+
46 ~h2
'tWxe3
La invasión de la dama ha reportado
un pe6n y las negras tienen ya otro pasa-
EL ATAQUE EN AJf;.QREZ
36
do. Las blancas podrían rendirse en este
12
P. H. Níelsen - Harikrishna
Hastings 4.1.2003
momento.
47 f5
47 "iVdl ~d3 48 'iWg4 'iYxc2+ 49 lIg2
~xg2+.
Última jugada: 14 ... l:¡jd7-/8
47 •••
48
49 f6
50 1lcf2
an
51
52
53
~cl
nnrs
~c5
b4
b3
c2
e3
~f8
32
53 ._
54 ~xb2
55 'tWxg7+
b2
16 •..
.tb7
17 d6!
las bI ancas reenperan la pieza con ven-
cl'lW
~xg7
56 ng5+
y Spassky se rindió. La respuesta evidente es 56 ... \t>h8» Y no» claro está, 56 ...
~h6?? 57 l:1f6++~"-···_···- -".'.. ~,
..
r
',-."
1.3.3 Sacrificio de pieza PO'l dos peo-
nes
Vamos a empezar por una posición, que
.se produjo en el Clásico de Hastíngs, entre
dos interesantes jugadores actuales, el danés Peter Heine Nielsen y el indio Harikríshna.
Las blancas jugaron aquí:
15 tiJxc6!
il-xc6
16 exdS
¿Sacrificio posicional de pieza por dos
peones? En absoluto. Esto no es una combinación, porque no contiene sacrificio alguno, Yno es un sacrificio, porque después
de
taja.
17 •..
JLxg2
. ... Si '17":'~~' .i,·xd6, 'tS··'A·xb7 n b8 (18' ...
~xf4 19 ~xa8 ¡Vxa8 20 gxf4, y las negras
no tienen compensación suficiente por el
material) 19 ~c6 -1-.
18 dxe7
·'f!Jxe7
. 19 ~xg2
Las blancas tienen un fuerte peón pasado de ventaja, que acabaron imponiendo en la jugada 59.
¿Cómo calificar. en ronces a esta
idea? Se trata de una eficiente secuencia
TEORrA DEL ATAQUE
37
f
.1
1
táctica, incluso brillante si se quiere. Pero no encaja en la categoría de sacrificio
posicional.
25 ....
-ixb3
Alternativas:
(a) 25 ... iLg7 26 Vg4 Jl.xb3 27 n xd8+
lñ xd8 28 axb3 ~ h8 29 1:[ xe5- ±.
13
Stein - J. Rodríguez
Match URSS - Cuba
Olimpiada de La Habana 1966
Última jugada: 20 ... .i.e7-/B
(b) 25 ... ll)c4 26 'fi'g4+ iLg6 27 ii.xc4+
bxc4 28 Axd8 IJ.)xd8 29 lt xe5 +-.
26 'ií'g4+
Ag7
27 .1:txd8+
nxd8?!
Con 27 ... tñxd8, la ventaja blanca no
es decisiva.
28 ~xd8
'ti'xd8
29 axb3
~h8
30 1ld1 (+-)
'ife8
Si 30 ... lif6, 31 tiJh5 li'g6 32 J1d61
'ti' xg4 33 hxg-t, y uno 'de los caballos
cae.
31 li)h5
~f8
31 ... 'iVg6 32 1% d6, como antes.
32 l:[ d6!
ti) eS
33 ~f6
La dama negra debe abandonar la defensa del caballo c6.
Las negras se rindieron.
14
El GM Stein fuerza ahora aconteci..
mientas.
21 i.g5!
f6
22 ~b3
23 ]¿ad1
Las blancas ganan tiempo, completando un excelente reagrupamiento de piezas] con el ataque sobre d5.
23 _
lLlb6
Parece que la posición negra es resistente, pero...
24 ~h6+1
gxh6
25 .,txf6
.Un sacrificio posicional con visos de
a taque, pero no está clara la recuperación
del material, ni mucho menos una compensación en forma de ataque concluyente.
sn
Spassky - Tringov
Interzonal de Amsterdam 1964
Última jugada: 29 ...
n a8-e8
35
38
EL ATAQUE EN AJEDREZ
30
nn
i.f8
31 f5
g5?
Tringov deja escapar su oportunidad
de oro: 31 ... t2)c31 32 n b3 gxf5 33 lt)xf5
AxiS 34 exf5 ~xd5 (34 ... e435 ...i.b2) 35
~)(b5li)axb436 ~a3
32 %la1
%tc2:¡:.
lZ)b8
33 'iNe2
R.e8
Mejor era 33 ... lDc3 34 'We3.
34 ~e3
•••
El peón de b5 no puede tomarse: 34
~xb5? lLlc3, ganando pieza.
34 •••
¡fd7?!
Este desplazamiento de la dama de la
defensa de f6+g5 permite un peligroso sacrificio. No era preciso proteger b5, ya que
sigue existiendo el doble ...t¿)c3.
39 'iti'h4!
•••
Las blancas han logrado posición gana-
dora.
39 .•.
40 'ii'xh6
nxd3
'iVf7
Sí 40 ... 11 xg3 41 ~xg3 Win 42 tiJg5
W/g743 ¡Yxg7+ cJ;;xg7 44 f6+ wg6 45
fl+-.
",
~
41 f6
•••
Mucho mejor era 41 lDg5! 'J&tg7 42
'ir x g7 + rl; x g7 43 f6+ ~ g6 44 f7 .il. xf?
45l¿) xf7 f1 e2 46 li)f5 Ub3 (46 ... rJ; xf?
47 lCle3+ rJiJe7 48 lLlxc2) 47 l¡je7+ ~g7
48 ~xd6t-.
·41 •••
r1xg3
41 .... 1:1 cc3 42 'fig7+ V/!Ixg7 43 fxg7+,
ganando.
. . 42 '~xg3
~g6+
43 ¡Vxg6
~xg6
44 f7(+-)
45 trael
lbd7
1118
36
.... ~~.,.~:~g5.! ' ~.~,~ ~g~~,..~ ..
Una vez' más, la mejor defensa era 35
... lllc3!, y si 36 1Wf2 (36 Wd2 fxg5 37
ft'xg5+ 'f6g7 38 f6 ~g6 39 ir~g6+ ~xg6
40 Q)h4 .i.fl) 36 ... fxgS 37 li)xg5 .i.h6 38
lDe6 Ab7 39 f6 ~g6 40 ~f5 iLf4+1 (40 ...
~x:f5 41 ~xf5 ±) 41g3.txf5 42 exf5 -Ü6:¡:.
36 li)xgS
.ih6
37 lt)e6
l:lc3'
A considerar eran 37 ... ~h8 Y 37 ...
jLf4.
38 'fHg4+
'if¡Jh8
37
46 nc6!.
(1-0).
Las negras están paralizadas, y la tranquila amenaza 1:1 xd6 y n xd7 acaba con
toda resistencia. Por ejemplo: 46 ... n a8
47 f8'iW+ lfJxf8 48 nxf8+ t{xf8 49l2Jxf8
~xe4 50 llJe6h6 51 %1 xd6.
TEORrA DEL ATAQUE
39
Con la captura del tercer peón, la entrega de pieza ha dejado de ser un sacrificio y está plenamente rentabilizada.
28 .~..
¡VdS?!
El cambio de damas sería, desde luego,
15.
Lék6 - Grischuk
Torneo Coros .
Wijk aan. 'Zee24.1.2002
nefasto (28 ... ¡y xf5 29 s. xf5 n f8 30
~d7), pero era superior a la textual 28 ...
Última jugada: 24 ... g7-g5
¡Ve8! (Lékó).
.
38
¿Sacrificamos pieza por dos peones en
g5?
39
.
25 llxb7!
No era ésa la idea de Peter Lék6. Con
este sacrificio pasivo, las blancas entregan
pieza por dos peones, pero a cambio de
dislocar la barrera del enroque y de situar
su torre en séptima, con una consistente
iniciativa.
25 •••
%leS
Según Lék6, "aceptar el sacrificio llevaría a un final perdido, .tras 25 ~ .. gxf426
'fi'xf4 ..tg5 (26 ... ..i.d8 27 'Wxh6+ .§Lh7 28
.ib5, y las blancas ganan) 27 "xc7 'fJxc7
28 l:txc7".
26 h4!?
La continuación natural era 26 ~e5
li)xe527 ..txe5 ~xe5 28 dxe5, pero aún
es más fuerte 26 ..i.b5! gxf4 27 11«a, con
la amenaza28 11 a6.
29 lL\g5!l
Una jugada genial, que subraya todas
las debilidades de la posición negra.
29 ..~
hxgS
Prácticamente obligado. 29 ... lWf8
pierde por 30 l¡jfl +!.
30 hxg5
1Wf8
El alfil de g8 no puede moverse, de
modo que esta jugada es única.
31 'ifib3+
iLh6
32 iLf5?!
En apuros de tiempo, esta jugada no es
la mejor, porque amplía la frontera del
riesgo. Más seguro era 32 'iVxh6+ 'it'xh6
33 gxh6 Ae6 34 ~b5 ~d7, aunque las negras tienen alguna esperanza. No podrían
tenerla, sin embargo, después de 32 gxh6!
1:[ e8 33 h1 «a IX. el + 34 iLfl +-.
26 ..•
gxf4
32 •••
1:te8
27 lIxf4
i.g7!
33 tI xc7
34 ~ h2
.ttel+
l:tJe7
28 1fxfS
40
EL ATAQUE EN AJEDREZ
. 16
Sakaev - Belov
Campeonato de Rusia
Krasnoiarsk 8.9.2003
Última jugada: 15 ... e6-e5
35 g4!
En este momento ambos rivales tenían
menos de dos minutos en sus respectivos
relojes.
35 ..•
-te6?
Pierde. La única posibilidad de resistencia inmediata era 35 ... n e6, pero después de 36 ~ g2! n a6 37 c6 11 xc6 38
,~ n xc6 lbxc6 39 'Wx6+ 'ii'xh6 40 gxhó, las
negras no pueden salvarse.
36 'iY)(h6+
'tWxh6
37 gxh6
lDxf5
38 gxf5
~xf5
39 !In
~g6
41
o
Itcl
40 rIxa7
41' ~g3
Con la activación del rey blanco, el juego queda visto para sentencia.
41 ...
42"0.. ~f4
1:{xc3+
o~
••
•
•
··~hS
43 ~e5
~f3
44
45
46
47
i.g4
nxf2
lic2
(1-0).
c6
aS
a6
'flc7
16 f51!
Un espectacular e inesperado sacrificio de pieza por dos peones. Sakaev
menciona, para justificarlo, estas alternativas:
(a) 16 fxeS .i.xe5 17 ~h6 (17 IOf3
.ig4) 17 ... i.xh2+ 18 ~hl iae5! 19 ~xf8
JIxf8, y a pesar de la calidad de desventaja, las negras tienen buen juego y compensación.
(b) 16 !1Je2 J:lad8! 17 fxe5 Axe518 h3
(18 llJf4 jLxf4! 19 xf4 it.b5) 18 ... Ae6
19 ~ c2 ll)c4 20 31. xc4 ~xc4 21 .i.d4 ~xe2
22 ¡Vxe2 i-xd4 23 cxd4 nxd4, con igualdad.
16 ,..
exd4
17 cxd4
lIfe8
Jugada natural, pero lo más preciso era
17 .: gxf5! 18. exff il6L
18 f6
iLt'S
Si las negras optasen por la muy fea retirada de alfil a h8, entonces la tarea de las
blancas consistiría en reforzar su dominio
n
TEOArA DEL ATAQUE
de las casillas negras. Por ejemplo: 19
1:1 b6
~b5
20 ~f41, Yahora:
(a) 20 ... ¡VeS 21 .ad6 lte6 ti. e5 liJc4
23 .i.xc4 .txc4 24 'i'f3! (24 1% fl. il.d5, yno
es fácil penetrar en la posición negra) 24 ...
~xf125 c;t>xfl1:ta7. En este momento las
blancas pueden jugar h3, cit gl Yluego realizar el avance d4-dS, seguido de c5-c6 6
e5-e6, según el caso.
(b) 20 ... '*Vd8 21 : d61 1Wc8 22 a4
il-xd3 23 'fi'xd3 ,:[ e6 24 .i.g3 fl xd6 25
,!xd6 'ií'c6 26 'fic2 %tc8 27 d5 'iWd7 (no 27
... 'fi'xd6? 28 cxd6 tl xc2 29 d7, Y el peón
41
23 ¡fe3
iLxd6
Belov no puede evitar que su rival forme una poderosa cuña de peones en casillas negras, incrustada en su campal
24 cxd6
..teS
Si 24 ... b5, puede seguir 25 eS WVb6
261Wg5 ~g4 27 llf4 I:th8 28"l:txg4! hxg4
29 e6!, ganando.
.
25 eS
'ilxd6
corona) 28 eS.
19 'iWcl!
~
Con la idea cristalina de cambiar alfiles
de casillas negras y dar mate en g7.
19 •••.
ll)c6
20 «it>h1!
Para salir de eventuales jaques en la
diagonal gl-a7. El lempo en esta posición
es lento, y las blancas no tienen por qué
apresurarse.
hS
20 •••
21 Af4!
...
Nada especial reportaba 21 .Yl.h6 ~h7
22 il.xf8 ~ xf8 23 'ffe3 ~ ad8.
21 •••
¡VdS
22 it-d6
'if;h7
Z6 .i.xg6+!
El principio del fin.
26 _.
fxg6
Naturalmente, sería un grave error 26
... c:J¡xg6??,por 27 "'g~+ 1l.g4 28 exd6.
27 n
'tWe7
28 fxe8'iV
'if-xe8
29 :f6
La coordinación entre las tres piezas
mayores blancas y su par de peones pasados centrales es excelente. Todo lo contrario de las negras, que tienen torre y alfil
dama confinados en la última fila.
29 ...
30 Abn
~1 W'e4
Si 31 ... 11g8,32 d5.
32 l:tlxf5!
33 "ifxf5+
t1g6+
34
'fHe7
~e6
..trs
.
gxf5 .
cilg8
(1-0)~
42
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Después de 34 ... *h8 35 ~xh5+ ~h7
36
11 hfi, todo ha terminado.
bIes al bando que plantea problemas,
aunque la evaluación objetiva tienda a la
igualdad.
39 'tWb8
l¿)ef6
En caso de 39 ... ltJe7 40 eS l2Jxd5 41
iLe4+
42 lbf5+ et> h8 43 cxd5 ~xd5
44 iLxd5 ~xd5+ 45 ~h2 'iYe6 46lbxh6 ±.
40 tl)fS"'
flje7
40 ... ~c8 41 ¡fd6!.
17
«a
Spassky - Penrose
Palma de Mallorca 1969
Últimas jugadas: 36 l:j)d3xe5 f6xe5
45
44
En esta posición, aparentemente sin
perspectivas, con los alfiles bloqueados
por la cadena de peones, el campeón del
mundo realiza un espléndido sacrificio posicional.
.
37 ~xc5!1
dxcS
38 'iV xeS
llJ g8
Si 38 ... ¡v d6 39 'iWxd6 lb xd6 40 e5
li)n, el solo hecho. de los dos peones pasados centrales y' el dominio espacial de-
ben compensar sobradamente la pieza.
Además, el alfil negro está encerrado y
no puede considerarse una pieza útil. Po-
·dría seguir 41 i.e4+ wg8 42 d6 ci.xe4+
43 llJxe4 /t)c8 (43 ... lüxe5 44 dxe7 Wfl
45 li)xc5 /l)xg4 46 li)a6 rJ;;xe7 47 lñxb4,
con ligera ventaja blanca) 44 d7 t:¡)e7 45
e6 lLl d8 46 lb xc5, y las blancas están mejor. Las posibilidades prácticas, en este·
tipo de posiciones, siempre son favora-
41 tbxh6!
lbexd5
41 ... ~xh6 42 'iff8+ ~h7 43 il'f7+
~h8 44 'iYxf6+ cbh7 (44 ... et> g8 45
*
'fixg5+) 45 'iffl ~ h6 46 eS +-.
42 cxd5
~xh6
43 ~f8+
W/g7
44 ¡Vxc5
/t)d7
45 'iVd6+
~h7
46 eS!
visión de los' dos peones blancos pa~
sados, en quinta, que amenazan con seguir
avanzando, basta para intimidar al jugador más correoso"
La
46 •••
~h8
46 ... ll)xe5 47 i.e4+ 'if;g8 48 ~b8+ +-.
47 h6
'iVh7
47 ... Vj'xe5 48 'fi'xd7 'iWb2+ 49 \t>h3
~f6 50 ~g7+ 'WIxg7 51 hxg7+ c3Jxg7 52 d6
Ac853 iLc6 +-.
48 e6!
. ~c2+
TEORfA DEL ATAQUE
48 ... ~f6 491Wb8+ 'iYg8 (49 ... lfJg8??
43
Última jugada: 14 b2-b3
50 'iVe5+) 50 Wxb7.
49 .et>g3
(1-0).
El brillante triunfo de la creatividad,
arropada por excelentes fundamentos técnicos. Jugadores j6venes: aprendan.
18
Kotov - Geller
17 Campeonato de la URSS
Moscú 1949
¿Qué decir de Efim Geller (1925-1998)1
Este gran maestro acumula en su haber
más premios de belleza que victorias sobre campeones mundiales (¡y éstas no
han sido precisamente escasas!). Baste
un resumen sumarísimo de su carrera.
Gan6 varias veces el Campeonato de
Ucrania, y en dos ocasiones el de la
URSS (1955 y 1979). Se clasificó para
seis ciclos de Candidatos al título mundial. Formó parte del equipo soviético
en ocho Olimpiadas y cinco campeonatos de Europa de equipos nacionales, así
como en el match URSS - Resto del
Mundo de 1970.
Por. si eso fuera poco, tenía un marcador favorable contra casi todos los-mejores del mundo. Pero eso no dice todavía
nada de su juego.
Conocimientos enciclopédicos de
aperturas, orientación estratégica superior, sentido autocrítico, su verdadero
fuerte era el ataque,aspectoen el que exhibía una imaginación y capacidad de cálculo portentosas. ¿No tenía ningún punto
débil? Sí, Yen más de una ocasión le jug6
malas pasadas. Sufría lapsos de concentración, que se traducían en inexplicables
errores, y que le hicieron perder partidas
decisivas.
Esta variante de la lndia de Rey (cambio de peones en d4, asumiendo un peón
débil y retrasado en d6) fue minuciosamente analizada por varios grandes maestros ucranianos, en especial Boleslavsky y
Bronstein, pero también Geller, que realizó muchas aportaciones originales.
15 ~de2?!
Era preciso jugar 15 f4 (Botvinník),
cuando no es convincente 15 ... lLlg4,por
16 l2)xc6, y si 16 ... bxc6, 17 ~xc5. Pero
Geller pensaba responder a 15 f4 con 15 ...
axb3 r? 16 fxe5 bxa2, y si 17 exd6 (no es
peligroso 17ll)xc6 bxc618 ~xc5 ~g4), 17
...
~g4!
18
n al ~xd6 19 tt xal
11 ad8,
cuando las negras tienen un juego satisfactorio.
15 •.•
axb3!
Un emprendedor sacrificio de pieza
por dos peones.
16 il.xc5
ti) xc4
17 'iYcl
bxa2
"Más decidida es la sugerencia de
Bronstein, 17 ... b2! 18 ¡VcZ dxc5! 19
tI xd8 : xd8. Aunque las negras s610
cuentan con una torre por la dama, las
blancas no pueden oponer una defensa
eficaz. Pero durante la partida tenía mie-
44
EL ATAQUE EN AJEDREZ
do de exceder los límites del riesgo pennitído" (Geller).
18 fiJ x$2
Yi'aS
19 ~xc4
il.e6
20 'iYel
dxc5
21 ti)ac3
b5
su alfil, pero los peones contrarios han llegado muy lejos. Ahora Geller trasladará
la lucha a su sector favorito: el flanco de
Las negras han conseguido la posición
que quedan: tienen dos peones por la pie.za, pero, en realidad) tres peones pasados
en el flanco de dama, y todas sus piezas
disfrutan de una gran libertad de movimientos. Obsérvense) por ejemplo) los dos
alfiles, que barren todo el centro y ala de
. 35 l:ta6
h5
El peón ariete, para minar la posición
del rey blanco, con ...h5-h4xg3.
36 na5
h4
37 ~xg6
dama· 22 t¿)bl?
b4
~b3
24~~~:
25 l\xc6
c3.
. La pareja de peones pasados son ya un
rodillo que paraliza el juego enemigo.
26 li)dS .
il.xdS
27 exdS
28 •••
'fId4+
29 ~hl
:1a2
Penetración en segunda fila (tema estratégico), con.la amenaza 30 ... ~ xg2!
.
(tema táctico).
. 30 Jl..t3
1:t b2
31 f5
AeS
Centralización (tema estratégico).
32 1Wel
lld8
Ocupación (dominio) de la columna
abierta central (tema estratégico).
33 ~e4
~g7!
Provoca el avance f5-f6+ para resolver
así la tensión sobre gé, dejando libre el
peón h,
.
34 f6+
~g8
\W)(d5
28 f4
Kotov ha conseguido (¡tarde!) activar
11 ••IR
•
n.. _•• .
--U
_ ••
.tD• .
•
Las blancas pierden el rumbo. Según
Geller, la mejor defensa pasaba por devolver la pieza) conteniendo a la falange de
.peones, con 22f4 .i.b3 23 l:[d6 b424e5! ,·
22 •.• ·
23 f':o\.~A
rey.
•
•
U
•
•
Al •
Dllm
~
_
~
-..•.._,.. _._~ . . . •""L~
• • '-
•
••
~
R
g
-
~
•
n
U
••
•
n
U
IIn.w
48
Un intento desesperado, al que Geller
dará cumplida réplica.
37 •••
%lxh2+!
38 ~xh2
~xg3+
TEORfA DEL ATAQUE
.
39 \i'xg3
40 cJtb3
Kotov se rindió.
hxg3+
fxg6
Los peones negros interrumpieron su
carrera para servir a una causamayor.
Lo dejó dicho Botvinnik: "Antes de .
Geller no entendíamos la India de Rey. u
Tal magnificó el reconocimiento debido: "Geller había descubierto la esencia
secreta del ajedrez."
La siguiente partida puede decirse que
constituye la apoteosis del sacrificio posicional de pieza por dos peones, en plena
apertura.
1 e4 eS 2llJO liJc6'] .!lc4 t¡)f6 4lL1gS d5
5 exd5llla5 6 d3 h6 7 lijO e48 dxe4!?
.
men iIiquisitorial en que vivían (sobre todo en lo concerniente a las competiciones
deportivas y al ajedrez .en particular: [el
prestigiol), eso parece bastante verosímil.
Las blancas pretenden construir una
cadena compacta de peones y crear así
nuevas posibilidades de juego contra la
pieza. Bronstein pretendía experimentar
una línea de juego que, tenía la impresión,
hubiese jugado el genial Morphy, de haber tenido la oportunidad de hacerlo. Pero ninguno de sus adversarios avanzó jamás el pe6n a e4 en su séptima jugada, así
que siempre nos quedará la duda.
S
li)xc4
9 fld4
19
Bronstein - Rojahn
Match URSS -Noruega
Olimpiada de Moscú 1956
45
~b6
10 c4?1
El enroque primero, porque este avance permite un molesto jaque en b4.
10 .•.
eS?
Las negras, según Bronstein, deben
prepararse para devolver la pieza por dos
peones, o bien tratar de simplificar con 10
... ~b4+. En cualquier caso, 10 ... e5 es
mala, porque deja pasado, sin necesidad
alguna, el peón d blanco.
11 'fId3 .
12 ll)bd2
13
o-o
kg4
iLe7
. o-o
Mejor era cambiar en f3, porque ahora
el alfil quedará en una situación muy pasiva.
14 lñe5
il,h5
15 b3
liJbd7
16 .ib2
ti) xeS
17 .txe5
liJd7
Una jugada verdaderamente inaudita.
Bronstein "habría pedido permiso, en sus
propiaspalabras, al resto de sus compañefOS de equipo, para plantear este sacrificio
de pieza por dos peones, si se le presentaba la ocasión. Teniendo en cuenta el régi-
18 Ac3
19 :ael
..i.xc3
20 'tWxc3
'iff6 .
~f6
Las 'negras prosiguen, como es lógico,
con su política de cambios, pero esta jugada permite a las blancas ganar un tiempo
importante.
46
EL ATAQUE EN AJEDREZ
21 eS
Si 21 'iWh3, 21 ... 'eib2, y si 22lL\bl, 22 ...
.te2.
21 ...
'ti'f5
yores están perfectamente coordinadas,
además del peón pasado y protegido de
d5.
25 g4
'iYg6
26 f5
Tres peones centrales blancos dominan cinco casillas de la sexta fila...
26 •.•
'iib6
...10 que' hace que esta casilla y a6 sean las
únicas posibles de retirada.
27 "iYg3
f6
Más para controlar el avance g4-g5 que
5-f6.
28 e6
"[Puede decirse que los peones ganan
por sí solos!" (Bronstein).
28 •••
22 f4
o
El espacio que dominan las blancas y
·el "bloqueo", pendiente de unhilo, de la
dama, que tan pronto como se desplace
permitirá el avance f4-f5, se están volviendo dramáticos para las negras.
22 ••• .
~g6
Pretende bloquear las casillas blancas,
pero es tarea imposible.
23 ti)e4
s,»:»
/i)e5
¿Tiene el caballo un punto fuerte?
29 h4
.
Coherente con el deseo de ruptura.
Con 29 h3 se habría construido la cadena
perfecta (el alfil negro no existe), pero
¿tendría algún sentido, al margen de su
valor estético? Bronstein se lamentaba de
no haber jugado así, pero me parece que
eso es llevar demasiado lejos las exigencias estéticas.
29 •••
'lt>h8
La amenaza es 24 ~g3, con descalabro.
23 ..•
llab8
23 ... W'xe4 24 hlxe4 Axe4 45 f5, Yel
alfil está prácticamente encerrado.· .~ .
o.
- - . o.
-
24 \i'f3
Mejora la posici6n de la dama, para
evitar la propuesta de cambio.
24 ...
il.h7
. 24 ... ..th5 25liJg3! .i.xf3 26 ~xf5 j.g4
271i)e7+ ~h8 28 f5.
Si 24 ... ~xe5, 25 fxe5 'iWxe5, y estamos
en la primera idea (devolución de pieza
o
o
por dos peones), pero la situación es muy
favorable a las blancas, cuyas piezas ma-
30 gS!
l:1bc8
TEORrA DEL ATAQUE
Las negras pueden hacer cualquier cosa: todas las jugadas son igual de inútiles.
O tal vez deberíamos decir: todas inútiles,
aunque unas menos que otras.
31 c¡tbl
fi'd8
32 g6
.i.xg6
No creo que nadie pueda pensar en 32
~
47
20
Short - Sulskis
Match Inglaterra - Lituania
O~piada de Bled 27.10.2002
Última jugada: 19 ... cJ; d8-e8
... Ag8 como alternativa, pues este alfil
habría ganado, en tal caso, el premio a la
pieza más torpe de la historia.
33 fxg6
34 d6
35 d7
b5
'ifb6
~xd7
36 exd7
¿ QUién tenía pieza de más? ¿O es que
lo hemos soñado?
36 •••
l:tcd8
20 f4!
Abriendo líneas sobre un rey desenrocado.
20 •••
l:tc8
Si 20 ... exf4,21 ¡Vxf4, cuando la ilusión
de los calzoncillos daría lugar a un ataque
de mate: g5 22 ¡YO gxh4 23 'ifh5+ ~f8
(23 ... c¡l¡Jd8 24 1:[acl 'iYeB 25 .ab6+ et;d7
26 \i'f5++) 24 iLh6+ ~g8 25 I:r.f4 iLc8
26 t1g4+ lixg4 27 'fie8+ ~ 28 'iYxf8++.
21 1:[12
.tf.fH
37 lLlxf6!
1Wc6+
38 'irg2
Rojahn se rindió.
.
Si 38 ... 'ilxg2+ 39 ~xg2 gxf6 (39 ...
nxf6? 40 ~xf6 gxf641 %te8+)40 :e7,no
hay defensa contra 41 g7, pues si 40 ...
~g8, sigue 41 g7 ]¿f7 42 D.e8+ ~xg7
43 l:lxd8.
54
48
EL ATAQUE EN AJEDREZ
22 llJxg6!
Un sorprendente sacrificio, teniendo
en cuenta que la torre puede clavarlo...
22 ...
23 f5
Itg8
hxg5
24 fxg6
Las blancas han entregado pieza por
dos peones (casi uno y medio, porque los
de la columna b son doblados), bien es
cierto que el peón g se encuentra pasado y
en la sexta fila, y que su colega de la columna h puede acudir en su auxilio en dos
avances. Por otro lado, las negras están
atadas, sus alfiles son pésimos y la situación de su rey tampoco ayuda mucho a la
causa.
24 ...
5!?
25 exf5
25 lIxf5 ~)(d5.
25 •.•
. .tf6
Bueno, la intención del jugador lituano
está clara: darle utilidad al menos a su alfil
de casillas negras, ejerciendo de bloqueador, mientras que el otro se dispone a capturar en d5. Pero por el momento el par
de peones f5+g6 es peligroso, ambos están perfectamente apoyados por piezas
pesadas.
file7
26 ltdl
Sigue el bloqueo sobre casillas negras.
y
27 ~g4
•••
Ante la amenaza 27°·~~·. iLh4:
27 .,.
~d7
o
, ••••••
Si 27... ~d8, 28 Ab6+.
(Ver diagrama 55~)
28 h4!
El movimiento de rey ha hecho posible
este avance téctíco, de suma importancia
para las blancas.
28 ...
28 ... iLxh4?? 29 f6+.
rJ¡;c7
55
29 h5
Ahora el tridente de peones blancos
(los tres pasados y unidos) es verdaderamente amenazador y no sólo compensa la
pieza, sino que las blancas tienen ya clara
ventaja
29 •••
30 _e4
~b8
Conviene bloquear el avance del peón
e, que activaría el alfil de f6.
30 ._
~gS
31 h6
lLxe3
32 1i'xe3
'iff6
33 h7
Short no se anda por las ramas y se dirige en línea recta a su objetivo...
33 •••
ttge8
TEGRrA DEL ATAQUE
49
34 g4 (+-)
Ahora esta cadena de peones blancos,
en casillas del mismo color, es lo nunca
visto, si exceptuamos la partida anterior,
Bronstein - Rojahn..
34 ._
'irh4
35 'ir e4
'iff6
35 ... 1:[e5 36 f6 l:tee8 37 g7 Il xd5 38
~ xd5 tt. cl+ 39 tIfl I1 xfl+ 40 ~xfl
Vxf6+ 41 ¡j'f5 'ilxg7 42 n xd6 (Short).
36 l:lb2
%1 es
37 nb5
..i.c8
38 gS
1Wg,
39 f6
'ilc7
40 hg\i'
También ganaba 40 g7 nc141 J:txcl
¡¡xc!+ 42 Wh2 1Wd2+ 43 Clf¡»g3.
40 ...
llc1
.41 Wel
42 ~h1
:Ixh8
43 11 xh8
n xd.1
44 'fixd1
¡fe3
_cS'"
45 'fIc21
Aunque casi todo gana, esta jugada es
muyprecisa.
45 _
1i'f3+
46 'fIg2
(1-0)•
Una gran exhibici6n de Nigel Short,
que mostró una envidiable versatilidad en
esta nada comúnposici6n.
50
1.8
EL ATAQUE EN AJEDREZ
EJERCICIOS
El
Juegan blancas
**
E3
Juegan negras
**
58
Las negras han jugado 22 .•• %1 a8..d8.
¿Se siente usted capaz de calcular y ejecutar una combinación ganadora?
E2
Juegan blancas
**
60
Ejercicio de cálculo, Las blancas aca. han de jugar 41 'iV e4-f4. ¿Por qué está justificado el abandono? Señale todas las líneas.
E4
Juegan blancas'
**
59
Ejercicio de cálculo. Esta posición no
se produjo en partida real: es una variante
de análisis. ¿Cómo dan las blancas mate
en sietejugadas?
Las negras acaban de jugar 29 ...
Las blancas tienen mate en siete.
Descúbralo y precise variantes alterna ti .
vas.
~xdL
TEORfA DEL ATAQUE
ES
Juegan negras
**
E7
Juegan blancas
51
**
62
Últimajug~da: 23 ~c2-b3. ¿Qué retiradas de la dama negra o alternativas se le
ocurren? ¿Qué secuencia de juego vislumbra?
E6
Juegan blancas
**
Las negras acaban de responder al ja-
que con 27 _ c;t>g7-g8, Y a la siguiente jugada abandonaron. ¿Cuál fue la jugada y
cuáles son las líneas?
E8
Juegan blancas
65
63
Las negras han jugado 17 ••• ~xf4?,
que constituye un grave error, dado su
dramático subdesarrollo. ¿Cómo lo demostraría usted?
**
Las negras acaban de jugar 27 ••• ~g8­
18. Las blancas contestaron 28 'tWal, omitiendo un detalle que hubiera ganado
prácticamente en el acto. ¿Lo ve?·
52
ELATAQUEENAJEDAEZ
E9
Juegan blancas
**
Ejercicio de cálculo. Las negras acaban de capturar una torre (30 ... Axel).
Su trabajo consiste en descubrir un mate
en seis jugadas.
EIO
Juegan blancas
**
Las negras han respondido al jaque
con 25 .., ~f7-g8. Se trata de un ejercicio
de cálculo, en el que deberá descubrir un
mate en ocho jugadas.
En
Juegan blancas
**
Esta posici6n es producto de una variante de análisis entre dos computadoras.
El caso es que las blancas pueden dar mate en ocho ..¿Lo resolverá?
E12
Juegan negras
**
Las blancas han jugado 10 ••.• 'iVg7-h6.
En este ej ercicio de análisis y cálculo
¿qué plan de juego elegiría para las ne-
J
gras?
TEORfA DEL ATAQUE
E13
Juegan blancas
**
E15
Juegan blancas
**
70
Las negras han jugado 28 ._ l'j)e7-g6.
¿Puede usted imaginar un buen táctico,
que incluya un sacrificio posicional?
E14
Juegan negras
**
72
Ejercicio de cálculo y análisis. Las negras han jugado 40 •.• 1:( b8~a8. ¿Cómo evalúa la jugada 41 it.e6?
E16
71
:n-
Las blancas acaban de jugar 21
d'l. ¿Pueden las negras ganar el peón de
d5. con 21 ... ttJcxd5? ¿Cuál es su cálculo?
53
Juegan blancas
**
73
La última jugada ha sido 21 ... li)d7b8. Analice, evalúe y trace un plan de
agresión para las blancas.
54
EL ATAQUE EN AJEQREZ
E17
Juegan negras
***
E19
Juegan negras
***
74
La última jugada ha sido 22 1Wh4-g3, y
ahora las negras están en condiciones de
apoderarse de la iniciativa. ¿Cómo?
Ej ercicio de análisis y cálculo. Las
blancas han jugado 27 f4xe5. Evalúe las
posibles respuestas 27 •.• ~ c4 y 27 ...
'it;xh6.
E18
Juegan blancas
***
Las negras han jugado 31 ••• c5-c4, atacando la torre de aJ. Al tomar su decisión,
.considere el fuerte peón pasado blanco de
dS.
E20
.
Juegan blancas
***
Las negras acaban de jugar 19 ... f7-f!i.
¿Puede imaginar una secuencia de ataque
contra el rey negro? Calcule con precisión.
TEORrA DEL ATAQUE
El1
Juegan negras
***
E23
Juegan blancas
55
***
78
Las blancas han jugado 2S .i.e3-g5.
¿Qué jugaría usted, con negras? ¿Se le
ocurre algún plan satisfactorio?
E22
Juegan blancas
***
E24
79
Con su última jugada, 14 e4xd5, las
blancas realizan un sacrificio posicional
(Pasivo) de calidad. LCómo debería seguir
el juego?
Las blancas tienen un gran dominio
espacial y el rey negro podría estar expuesto. Ejercicio de análisis y cálculo.
¿Hay algún método para penetrar en la
posición negra?
Juegan blancas
***
81
Última jugada: 19 ..• ti) e4-d6. Las
blancas tienen un peón doblado y el caballo atacado. ¿Tienen algún plan con perspectivas?
.
56
EL ATAQUE EN AJEDREZ
E25
Juegan blancas
***
E27
Juegan negras
***
82
Las negras acaban de jugar 23 •.• 1Wd7eS. ¿Cree usted que las blancas tienen posibilidades de jugar a ganar?
E26
Juegan negras
***
Las blancas han jugado 26 'ffhl!. Le
propongo un ejercicio de cálculo analítico
entre estas dos jugadas: 26 ... ~xe3 y 26 ...
'ffd8.
E28
Juegan blancas
***
BJ
Las blancas han jugado 30 'ir e2-bS.
Tienen dos peones de ventaja, pero ¿qué
opina de la jugada 30 ••• 11 ag6? Éste es un
ejercicio de cálculo.
Las negras han jugado 15 .•• i.c8-a6.
Tienen dañada la fonnaci6n de peones de
su enroque, aunque habían seguido la teoría de la época. ¿Cómo jugaría usted?
59
2
ATA-QUEAL REY EN EL CENTRO·
Un rey en el centro, retrasado -voluntaria o involuntariamente- en su casilla de
origen, es un señuelo muy atractivo para
cualquier jugador de ataque.
El jugador que retiene a su rey en el
centro, porque considera que puede permitirse diferir el enroque (para mejorar
o para realizar una jugada especialmente
útil) por lo general es alguien que tiene
mucha confianza en sí mismo, o que tiene una visión muy sofisticada del ajedrez.
Normalmente, el jugador de tipo clásico enroca tan pronto puede, y trata de reducir a su mínima expresión los riesgos
derivados de un posible ataque a su rey en
el centro.
.
Una clara" superioridad en desarrollo,
ventaja de espacio o posibles rupturas dinámicas en el centro son motivos que pueden catapultar la partida de la fase inicial
a un medio juego tormentoso, con ataques
y combinaciones al rey contrario.
Los factores y elementos que actúan
en la posición deben ser barajados en cada
caso por el jugador, quien se supone debe
estar en posesión de la técnica y conocimientos teóricos necesarios para actuar en
consecuencia.
En este capítulo podrá contrastar su visión personal con la forma y procedimientos que los grandes jugadores de ataque
esgrimen, cuando se les presenta la ocasión. Siguen muy buenos ejemplos.
:2.1 LA HERENCIA CLÁSICA
En el pr6logo de TCM ya be expresado mi
opinión, en el sentido de que los ejemplos
clásicoa son imprescindibles, puesto que si
perduran es, precisamente, por su excepcíonalidad y excelencia. El tiempo (el paso del tiempo) puede haber devaluado algo el contenido de esas partidas, pero en
la mayoría de los casos eso s6lo afectará a
la fase inicial. El resto sigue siendo ajedrez
de alto nivel. En este libro sólo puede incluirse Una reducida muestra del patrimonio clásico, pero procuraré que sea un material selecto y especialmente instructivo.
Es obligado iniciar esta sección con
las dos partidas más famosas de la historia del ajedrez, conocidas como la In-
mortal y la Siempreviva. En ambos casos:
el explosivo ataque combinatorio que lle~
va hasta el mate se produce contra un rey
en el centro,
60
EL"ATAQUE EN AJEDREZ
2.1.1 La Inmortal
Esta famosa partida, conocida en el mundo del ajedrez como la Inmortal, QO se disputó en el famoso torneo internacional de
Londres (en el que participaron ambos
contendientes) sino que formaba parte de
un match amistoso que, por cierto, ganó el
perdedor de esta partida,
Su ganador, Adolf Anderssen (18181879) está considerado el dominador indiscutible del ajedrez a mediados del siglo
XIX, y por esa razón a menudo se cita como el primer campeón mundial oficioso.
en pañales, y los jugadores actuaban movidos por su intuición y experiencia. Eso
sí, todos buscaban el ataque. Era la moda
(o la costumbre) de la época. Tenía que
surgir Paul Morphy (y "pronto vendría) para aportar rigor al juego rey.
7 d3 .
tLlh5
8 tl\h4?!
A lo largo de siglo y medio, esta partida ha sido minuciosamente diseccionada
y, claro está, los expertos no siempre están
de acuerdo. De cuando en cuando se descubren nuevos matices y sutilezas que
cuestionan lo antes dicho. Siempre sucede
así en ajedrez, máxime cuando se trata de
una de susjoyas.
21
Anderssen - Kieseritzky
Londres 1851
1 e4
eS
2 f4·
El Gambito de Rey, la apertura romántica por excelencia, y la preferida de
Adolf Anderssen, junto con el Gambito
Evans,
2 •.•
3
exf4
~c4
El llamado gambito de alfil. Lo más
habitual es 3 il)t3, aunque existen numerosos sistemas y variantes dentro de esta
apertura.
"'·'3 .,
. lih4+·'· ....
4 ~n
b5?!
Esta jugada se ha bautizado como
Gambito Kieseritzky.Su idea es desviar al
alfil blanco de la diagonal a2-fl.
5 jLxb5
llJf6
6 ll)f3
¡j'h6
No nos detendremos en los pormenores de la apertura, por no ser el tema de
esta obra. Como el lector puede suponer,
por entonces la teoría de aperturas estaba
Aquí, por ejemplo, se han sugerido 8
l:1g1 (para seguir con 9 g4) Y8 ~e2!?, que
da lugar a una posición complicada y explosiva.
'ikg5?!
8 ...
Plantea un ingenuo ataque doble sobre
caballo y alfil. Una opción más sólida era 8
... g6, como recomiendan los teóricos Estrin y Glaskov, y también 8 ... ~e7.
9 ll\f5
c6
10 g4?
Mucho después se descubrió que 10
~a4 era la mejor jugada en esta posición,
y después de 10 ... g6 (10 ... d5 11 g4 dxe4
12 dxe4 ~a6+ 13 ~g2 ±) 11 lllg3 ~xg3+
12 hxg3 \Wxg3 13 tñc3 R.c5 14 'fiel
··fixel+ 15 ~xefg5j6 "l1h5 ~~717 g3, las
blancas tienen una ligera ventaja.
10 •••
ll)f6
(Ver diagrama 90.)
1l I1g1
Las blancas protegen g4, desentcn
diéndose del alfil
11 .••
cxb5?
En este punto comienzan las discusio
nes entre analistas. La conclusión mayoi i
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
61
Kasparov está de acuerdo con el dicta-
men final, pero prefiere 23 g51 (en lugar
de 23 l:[gfl) o también la línea 171L1xb5
W'xb2 18 l:iJc7+ c¡f}d8 19 ~g2o
17 lDd5
Era mejor 17 d4!, seguido de 18lDd5.
17_.
1Wxb2
taria es que era preferible 11 ... h5, Y después de 12 h4 'iVg613 g5 tLlg414l¿)c3 (14
~xf4 d5 -+; 14 ~a4 d5 15 ~d4 ~c5 16 c3
Axd4 17 cxd4 dxe4 -+) 14 ... cxb5 15 ll)d5
(15 ~xb5? ii'b6) 15 ... li)a6 16 ~xf4 .!il.b7
17 c4 .1txd5 18 cxd5 lWb6, las negras disfrutarían de una pequeña ventaja.
12 h4
'iVg6
13 h5
W'g5
No 13 ... ll) xh5? J por 14 gxh5 W'f6 15
~c3 Ab7 16 iixf4 g6 17 lDxb5, con ventaja decisivade las blancas.
14 'tiB
li)gS
Si 14 ... ti) xg4 (Euwe), 15 rl xg4
'iWxh5 16 1l.xf4 +- d5 17 lLlc3 .Y¿xf5 (17
... g6? 18 l¿) xd5, con la amenaza 19
it.Jf6+) 18 exf5.
15 i-xf4
1Wf6
15 ... ¡VdS (Réti) 16 liJc3 a6 17 ~d6
~b7
18 lj)d5 iLxd5 19 exd5 ~xd6
20 ltJxd6+ eJ;e7 21llJxf7 +-.
16 liJc3·
.leS?!
Según Kasparov (Misgeniales predecesores 1, página 29), "la jugada perdedora".
Réti sugirió 16 ... il. b7, aunque después de 17 'iWg3lDa6 (17 ..oltlc618 g5, pa-
ra seguir con 19 lDxb5) 18 li)xb5 'ilxb219
liJfd6+ ~xd6 20 lLlxd6+ ~f8 21 .i.e5 'iVb6
22
~g2
f6 23 ngf1, las blancas tendrían
ventajadecisiva.
18 i.d6!?
"Las blancas dejan escapar la posibilidad de ganar fácilmente: 18 d4 (otras propuestas son 18 i.e3!? y 18 :e1!?) 18 ...
'fixal+ (18....i.ffl19liJc7+ <¡f;d8 20 l:el +-)
19 ~g2 1ib2 20 dxc5 liJa6 21 /i)d6+ Wf8
22 Jle5 ·¡Yxc2+23 ~h3 f6 24 ltlxf6 +-"
(Kasparov, íd., pág. 30).
18
Jtxgl?
Ya el primer campe6n mundial, Steinitz, subrayó que aquí era imprescindible
18 ... iVxal+ 19 ~e2 'ii'b2!, cuando puede
seguir 20 ~d2 Axgl 21 e5 R,a6 22 liJc1+
(22 ~xg7+ Wd8 23 'fIxfl ~c8) 22 ... 'itd8
23 Vxa8 (23 ll)xa6 ~b6 24 'iWxa8 iLa5+)
23 .. ~b6 24 'ilxb8+ il-c8 25 ll)d5 il.a5+
26 ~ e.3 'ti' xc2
Después de 18 ...
¡fxa1+, "el ataque blanco s610 basta para
M.
0
+.
hacer tablas", según Kasparov.
Por otro lado, en lugar de 21 .o.1t.a6,
las negras pueden jugar la más ambiciosa
21 ... iJ.b7!?, Y tras 22 li)xg7+ ~d8 23
62
EL ATAQUE EN AJEDREZ
~)(fl ~e3+1 24 ~xe3 l/)e7 25 'Wixe7+, la
posición es muy complicada.
(b) 20 ... i..b7 21l¡jxg7+ et>d8 22 V/!ixO
liJh623llJe6+.
(e) 20 ... i.a6 21l¡)c7+ ~d8, variante
propuesta por Steinitz, pero que Chigorin
refutó de este modo: 22 ~xa6! 'i'ic3 23
JLe7+ Wixc7 24lD'Xc7 rt;xc7 25 ¡VxaSl¿)c6
(25 ... ~c5 26 /i)d6 ~xd6 27 exd6+ ~c8
28 'iVxa7) 26 tLld6 ll)xe5 27 li)xb5+ ~ b6
28 'iVb8+ ~c6 29 c4 -f-.
Dentro de esta misma variante, también existe la posibilidad 22 ... Ab6 (en lugar de 'l2 ... 'iVc3). Podría seguir: 23 'iWxa8
'tWc3 24 'ij'xb8+ 'iVc8 25 "fNxc8+ ~xc8
26 iof8 h6 27 llJd6+ ~d8 28 lt)xf7+ ~e8
29lñxh8 'if;xf8 30 c;f¡f3 +-.
~d8
21 l¿)xg7+
19 eS!
Plantea la amenaza de mate en dos 20
liJxg7+et>d8 21 ILc7++.
19 •••
'iVx a1+
Si 19 ... .ta6 20 t¡jc7+ et>d8 21 l2Jxa6
¡j'xal+ (21 ... i. b6 22 ~xa8 'fi'xc2
23 'it'xb8+, ganando) 22 et>e2.
20
lbxf6
22 'fif6+!1
~e2
23 i.e7++
.
Al alabar una famosa partida posterior, Steinitz declaró: "Es una exageración, sin embargo, compararla con la famosa Inmortal, jugada por Anderssen y
Kíeseritzky, en la que tienen lugar una serie de brillanteces que llevan marcado el
inconfundible sello del genio intuitiva. u
Por su parte, el excampeón munclial
Max Euwe, dijo: "La incorrección cometida por Anderssen en una jugada no le resta el menor mérito a su extraordinari a
combinación."
Como curiosidad, vale la pena señalar,
por último, que este remate aparece en
. una 'secuencia de la famosa 'película'B lade
Runner (dirigida por Ridley Scott, 19R'l),
entre el ingeniero genético y el replicantr,
aunque descrita en una macarr6nica "no
tación" anglohispana,
20 ...
~a6
Alternativas:
(a) 20
f6 21 /¡)xg7+ eJ;¡f7 22 li)xf6
.it b7 (22
~ xg7 23 l2) e.8+ ~ h6 24
'Wf4++) 23 lL\d5+ ~xg7 24 ~f8++.
2.1.2 La Siempreviva
Un año después, el maestro Anderssr n
ganaba otra partida que daría la VI IP I t :a
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
al mundo, ante su compatriota lean Dufresne.
63
Lasker propuso, en su día, 15 ... d2!? 16
liJexd2 0-0.
16 Axd3
'ti'hS
22
Anderssen - Dufresne
Berlín 1852
1 e4
2 lilD
3 ~c4
eS
lñc6
Ab5
4b4
El agresivo, y también romántico,
Gambito Evans, predilecto de Anderssen, Apenas se practica hoy en la alta
competición, pero ocasionalmente hace
acto de presencia, incluso entre los jugadores más descatados, y con esta apertura Kasparov, por ejemplo, le ganó a
Anand, en Riga 1995, una famosa miniatura en 25 jugadas.
4
Axb4
5 c3
.aaS
exd4
6 d4
7 O-O
d3
8 ¡fb3
9 eS
Wf6
10 Itel
lj)ge7
11
ti'g6
..ta3
Las blancas tienen dos peones menos,
pero un magnífico desarrollo, que les abre
perspectivas de ataque.
n _.
b5?!
Los jugadores de la época buscaban la
lucha a ultranza, y así "resuelven" las negras el desarrollo de su alfil,sin pérdida de
tiempo.
12 1i'xbS
1tb8
13 'iYa4
i.b6
14 li)bd2
j.b7
La posición negra es comprometida
después de 14... O-O 15liJe4.
15 tlle4
¡¡f51
Las blancas tienen una gran ventaja
posicional, CODo todas sus piezas (a excepción de la torre de al) muy activas, mientras que el rey negro sigue retenido en su
casilla originaria. Así que, fiel a su temperamento y a los requerimientos de la época, Anderssen se embarca ahora en un feroz ataque combinativo, que haría las
delicias de los aficionados.
17 ~f6+!?
Esta jugada ha recibido calificativos
"de todos los colores". Desde "ll" a "11!",
pasando por U?". La razón es ,que, pese a
la espectacularidad y merecimientos de la
combinación, como comenta Kasparov,
"objetivamente, esta búsqueda de belleza
da lugar a complicaciones innecesarias. La
prosaica 17 ~g3 habría liquidado la lucha
sin mayores problemas, pero entonces,
claro está, ¡el ajedrez habría perdido una
de sus joyas de la corona!".
Porejemplo: 17 lDg3 1Wh618 ~cl
'iHe619'il,.c4lDdS (19 ...'ilg6 20 ll)h4 'tWg4
.t xf7 +) 20 liJg5 ~ xc3 (20 ... 'ti'g4 21
I1e4)2i lWb3, ganando sinpaliativos. .
21
17 •..
.
gxf6
64
EL ATAQUE EN AJEDREZ
18 exf6
l:tg8!
Es evidente que la mejor opción de las
negras radica en utilizar la columna g como rampa de lanzamiento, sobre todo teniendo en cuenta Ia conexión entre lIg8,
i..b7 y ~, y la presi6n latente que ejercen sobre g2 y B.
irresistible, mientras que el negro no prospera. Por ejemplo: 19 ~h3 20 g3 : xg3+
21 hxg3 'iYxg3+ 22 ~hl.txf223 l1e2 +-."
La aportación del GM Igor Zaitsev es
que 'la 23 rI e2? puede responderse con 23
... lLld4!!, y es mejor, por tanto, 23 ~e7!
1Wh3+ 24 liJh2 1l.xel 25 %1 xel "ilh4! 26
'W
I:¡jxe7 27 Ji xb7 W'xf6 28 ~ dSI
¡Yx~3 29 ~e2 ~b4 30 lDg4, con la iniciativa."
19 ...
'WxtJ?
La mejor alternativa para las negras
era 19 ... l1g41, analizada por Lippke y
Lasker. Sin embargo, en los años treinta
se descubrió, tras infinidad de análisis, el
método ganador para las blancas: 20 c4!
1txg2+ 21 ~xg2 'ilg4+ 22 \til 'Wxf3 23
l:lxe7+ (23 e5 'iWh3+! 24 ~gllñe5!, o bien
24 we2 ..ta5 25 ~b5 tiJd4+!, con contraataque decisivo) 23 ... ltJxe7 ?4 \Wxe7+
e¡f}xd7 25 i..f5+ c¡t>eB 26 .i.d7+ <tfj>f8 (para
guarecerse en g8). En otras variantes, el
intercambio de golpes interesantes, no garantiza ventaja concluyente a las blancas.
Por lo tanto, el método ganador no es tal.
Kasparov concluye (Mis geniales predecesores, pág. 34) que a 19 ttadl debe seguir 19 ... : g4!, "que pondría en dificultades a las blancas. Además, con la jugada
de Zaitsev, 19 ... ~xd4t 20 cxd4 (20 lLlxd'l
11 xg2+! 21 ~xg2 lLlxd4+) 20 ..~ 'iYxf3 21
i.e4 ~ xg2+ 22 ~hl n xh2+! 23 rJ;xh~
.\i'xf2+ 24 ~h3 'iVxf6~ las negras hacen ta
blas."
(Ver diagrama 96.)
o ••
an
--.l95
~
19 tIadl!?
Kasparov (hace unos años): ULe ahorraré la molestia de contrastar los cientos
de análisis realizados por las siguientes generaciones de ajedrecistas a propósito de
esta partida. Tras un debate interminable,
se ha llegado a la conclusión de que 19
n adl! es mejor que 19 ~e4 (la jugada
propuesta por Lasker), En este easo la
mejor respuesta de las negras hubiera sido
19 ... l:tg4!, que plantea algunas dificultadesa las blancas.":' .'f·· _"., •. ",
~- ,- ...• ,
En su libro Mis genialespredecesores 1
(páginas 33-34), Kasparov modifica su
opinión, por cuanto is nadll pasa a ser
"19 %tadl!?", que es una forma de reservarse un dictamen definitivo. Lasker se
.había pronunciado así al respecto: "La introducción a una maniobra combinativa
largo tiempo admirada, que no obstante.
no puede resistir un análisis crítico... Con
19 i.e4 el ataque de las blancas resulta
J
20 llxe7+!
lijxe71?
La defensa más tenaz era 20 ... eJ;dH.
aunque también perdería después de '21
Ilxd7+1 ~c8 (no 21 ... ~xd7 22 .i.f) I
'it»e8 23 ~d7+ ~d8 24 Axc6+ y mate) 'J.:',
l:ld8+! ~xd8 (22 ... llxd8 23 gxf3. () 1>i(·1I
22 ... tl)xd8 23 'fixd7+!l, con el mismo h~
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
96
ma) 23 .i.e2+ /i)d4 24 ~xf3 .i.xf3 25 g3
.txdl.26 ti'xd1 eS 27 cxd4, con un final
ganado.
Ahora la posición está dinamitada y
sólo falta prender la mecha con la chispa
del genio.
65
98
Un remate tan impresionante que ha
maravillado a los jugadores de todos los
tiempos.
A pesar de sus muchos ·siglos de historia, Anderssen produjo las dos partidas
más famosas del ajedrez en el espacio de
UD solo año. Tan grande era el prestigio
del maestro de Breslau que, cuando mu-
rió, la 'revista alemana de ajedrez (la
Deutsche Schachl.eitung) le consagró una
necrológica de 19 páginas, con una franja
de luto en todas ellas.
2.1.3 Otras partidas
23.
97
21
~xd7+!!
Spielmann - Tarrasch
Mahrísch Ostrau 1923
~xd7
22 ~f5+
~e8
23 i.d7+
24 .i.xe7++
et>t8
(Ver diagrama 98.)
La posición final ofrece un cuadro de
mate de extraña belleza: dos alfiles "en
séptima"• con la ayuda del peón de f6, ejecuran el rey negro.
De Siegbert Tarrasch (1862-1934) puede
decirse que fue uno de los mejores ajedrecistas de todos los tiempos, con rango de
campe6n mundial. En realidad, llegó a llamársele campeón mundial de torneos, por
sus incontables éxitos en competiciones
internacionales. Discípulo de Steinitz, jugaba un ajedrez clásico, muy asentado en
principios posicionales. Se le acusó de ser
66
EL ATAQUE EN AJEDREZ
dogmático, pero lo cierto es que su juego
era muy eficiente.
Perdió un match con Lasker por el título mundial (1908) yeso le dejó práctica-
10 ..ig2
10 lbe5? 'iYh4+.
10 .••
11 lLle5
12 ~xh1
mente sin opciones,
Se le llamó "preceptor de Alemania" por sus muchas enseñanzas ajedrecísticas, sobre todo las contenidas
en los libros Dreihundert Schachpartien
(300 partidas de ajedrez) y Die Moderne
Schachpartie (La moderna partida de ajedrez), ninguno de ellos publicado en castellano.
~t2
llJxh1
lfJd7!
Si 12 ... f6. 13 d61 fxe5 (13 ... cxd6
14 .i.d5+) 14 "ilc4+ ~h8 15 'irxc5 liJc6
16 ¡ya ¡j'xd6 17 li)c3 ±.
~
13 lbc3.
mtima jugada: 8 g2-g4
13 ••.
f6!
14 lbe4
14..id2 fxe515 0-0-0 ±.
14 •.•
fxe5
ltJxc5
15 lDxc5
La última jugada blanca se consideraba la refutación de la variante, y como tal
la había recomendado el propio Spielmam(°oo 'gran é'xpeitó"eñ"ef Gambito de
Rey. A continuación, Tarrasch le explicará por qué estaba equivocado.
S...
17... 'iVd4+, etc.
17° .••~ .
gúntiempo.
l:te8
oo..
~h4+
~dlt
cuando scguii ín
11lS!
Cambio de columna: la torre persigue
al rey blanco.
O-Ol!'
Un brillante sacrificio de pieza en plena apertura que, por otro lado, es perfectamente natural, teniendo en cuenta el
subdesarrollo de las piezas blancas, cuyo
rey sigue en el centro y ahí seguirá por al9 gxf5
16 fxe5
17 Cltn
No era mejor 17
18
~gl
iS e6!? l1xf5+ 19 ~gl naf8 20 ~c··\
lDe4 21 ~g2, Yaunque las negras eOIlSC~1
van ventaja. sigue habiendo mucho juc
go,
18 •••
"iYd4+!
19 .te3
'iWxe5
20 k1el
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
67
24
Alekhine - Levenfish
San Petersburgo ~911
Última jugada: 6 ... lLlb8-d7
20 ...
ll)d7!
El caballo se reorienta hacia el flanco .
de rey.
21 1fc4
22 .i.e4
23 ~d4
~h8
:lae8
_.
No puede decirse que SpieImann no
haya optimizado el juego de sus alfiles...
. 23 .._
. 24 tle2
.
1Wf4
~f6
El refuerzo clave. Con la llegada del
caballo, se inclina la balanza. No era posible 24 ... Ilxe4?, por 25 1txe4, y la torre
está indirectamente protegida, pues si 25
...1Wxe4??,26 J.xg7+ y27 'ií'xe4.
2S JLxf6
gxf6_
Abre la columna g, Ya no hay esperan-
za.
1:[g8+
26 h3
Spielmann, el último caballero del
Gambito de Rey, se rindió.
Si 27 1:1 g2, 27 ... 11 xg2+ 28 ~ xg2
%Ig8+ 29 Whl 'ifcl+ 30 ~h2 .g1++.
La última jugada negra ha sido un
error,' porque le quita al caballo de f6 su
casilla ideal de retirada. Ahora su formación es muy rígida, como pondrá en evidencia Alekhine.
7 eS
dxe5
: 8 fxe5
Los peones centrales móviles constituyen. una fuerza considerable. Por otra
parte, ambos alfiles blancos disponen
ahora de diagonales abiertas para desarrollarse.
, 8 •••
li:\g4
No hay alternativa. Tal vez Levenfish
pensó que el peón de eS era débil y, por
tanto, atacable (con ...iLg7, etc.).
(Ver diagrama 103.)
·9 e6!
Este nuevo avance del peón e pone a
prueba los cimientos de la posicion negra.
9 __
lL\de5
9 ... fxe6 10 dxe6 /l)dxe5 11 'ifxd8+
~xd8 12 tl)xe5 ~xe5
i3 ~f4, seguido de
68
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Esta jugada es la única posibilidad de
intentar algo activo . En casos como éste es
cuando los comentaristas dicen "más prudente era...n, cuando habría que analizar
la palabra prudente, para ver si es sinónimo de calidad. Pues bien, más prudente
era 14 ... JLg715 0-0-0 O-O, Y aquí se bosquejan las posibilidades tácticas 16 %Id7 6
16 .id6. La primerano vale ahora, pero es
interesante la segunda: 16 Ad6!? l:t eS
17 Í2.g3 (amenaza 18 l:td7), con ventaja.
140-0-0+ Y15lLld5, con importante ventaja.
10 ~f4
li)xf3+
11 gxf3!
No se puede perder ni un tumo para
sostener el lempo de ataque..
11 ..•
lbf6
lCómq seguir ahora? Después de la
rutinaria 13 exf7+ cl;xf7, las negras han
perdido el derecho a enrocar, pero no se
ve una continuación clara de ataque. Por
otro lado, el alfil dama negro tiene ahora vía libre (diagonal c8-h3) y no hay
peón blanco que amenace las casillas d7
y
tt.
. 12 i.c4!
Las blancas apuntalan su peón, incrustado en el corazón del campo enemigo.
12 •..
fxe6
'.0"" Noera posiblel? .; b5?~ por 13 lLlxb5.
13 dxe6
'fib6
El cambio de damas, ateniéndose a la
regla de q~e los cambios alivian al bando defensor, no haría otra cosa que su':
mar una nueva pieza al ataque blanco,
entregando la columna abierta: 13 .
'tWxdl+ 14 nxdl Ag715 ~e3 O-O (15 .
b5? 16 ltJxbS) 16 .ixc5, con ventaja decisiva. .
14'· 'iYe2
'fIb2
15 lñb5!l
Alekhine empezaba entonces a ser famoso, y aquí se muestra a la altura de su
fama.
15 _.
'iV)(al+
No, por supuesto, 15 ... a)(b5 (un tema
que se repite) 16 ~xb5+ ~d8 17 lIdl+,
ganando. '.' .; ,
<.-..•.•.•.. •.. -..
0.-. ,.-_ .•'.
~
16' ~f2
Wxh1
Las negras han capturado ambas torres, en un sacrificio tipo "inmortal", pero
ahora se enfrentarán a un ataque irresistible.
~d8
17 li)c7+
18 'fi'd2+
~d7
19 e><d7
Las amenazas 20 ti)xa8 y 20 lL1e6+ SOJl
decisivas. Si, por ejemplo, 19 ... lDe4+ ?O
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
69
fxe4 l'ixe4, sigue 21l¿}xa8,y ya no hay defensa.
Las negras se rindieron.
2112 EXTRACCIÓN DEL REY
En esta sección se incluyen aquellas partidas en que uno de los reyes es obligado a
perder el derecho a enrocar, mediante sacrificios, la mayoría de las veces en f7 (fl),
pero también
otros puntos, o en raz6n
en
de las más variadas amenazas.
25'
Lutikov - Korchnoi
Memorial Chigorin
Leningrado 1951
Anatoli Lutikov tenía 17 años, y Viktor
.Korchnoi 19 cuando se enfrentaron en esta partida. Ambos eran leningradenses y
se conocían bien de las competiciones juveniles.
J
Úitimajugada: 5 ... l¡Jf6xe4
Una jugada provocadora, característica de Korchnoi, .sobre. todo del primer
Korchnoi, que se aferraba tozudamente a
.
las ventajas materiales.
Después de 7 ... ~g8 8 ll)xe4 d6 9li)f3
dS,las negras tienen una ligera ventaja, en
virtud de su pareja de alfiles.
8 lLlxe4
d5
Ahora, sin embargo, Korchnoi no es
coherente con su decisi6n. Más problemas les plantearía a las blancas 8 ....
~xe5!?, pero es desde luego, demasiado
arriesgado, hasta para el joven Korchnoí.
Después de 9 d4+ rJ]xe410 O-O g5 11
.i.xf4 gxf412 .r¡ xf4+f ~xf413 ¡fh5, las
blancas dispondrían de un ataque decisivo, pero tendrían que jugar con suma precisión. Por ejemplo:
(a) 13 ... .i.f6 14 g3+ we4 15 n el+
\t}xd416 c3+ ~c417 ne4+ Wd3 18
lWe2++.
(b) 13 ... ~c6 14 :lfl+ ~e415 %:.el+
16 c3+ ~c417 %le4+ ~d3 18
~xd4
\We2+f-.
9 'ií'g4+
10 d4+
11 c3+
\tJxe5
~xd4
~eS
6 ~xf7+
rj}xf1
12 ~xf4+
~xe4
7 lL1e5+
c;;e6?
13 iff3+
~f5
70
EL AtAQUE EN AJEDREZ
14 JLxc7+
15 Sixd8
c¡t>g6
n xd8
Con 7 ... i.h6 y 8 ••• lLlc6 Dubinin entra
en caminos desconocidos de una variante
con más de un siglo de vida.
9 llJxf7!
ltxf1
10
~xn+
~xn
11 i..xf4!
La mejor y más activa forma de seguir
abriendo vías de penetraci6n hacia el rey
negro.
.
11 •••
~xf4
12 O-O
¡Wxh4
13 l1xf4+
~g7
Hasta aquí el juego ha seguido una ruta prácticamente forzada, desde el sacrificio de la novena jugada.
Las negras tienen tres piezas menores
por la dama, pero su rey está expuesto.
16 o-o ltlc617 ti'g3+ ~h618 %In g5
19 h4 n g8 20 n afi .1le6 21 bxg5+ n xg5
22 ti'h4+ n h5 23 111f6+! iL xC6. 24
e,
'iYxf6++.
26
Bronstein - Dubinin
15 Campeonato de la URSS
Leningrado 1947
Última jugada: 8 ... ltJb8-c6
14 'ifd2!
d6
No, por supuesto, 14 .... 'iVg5?, por 15
l:If7+ ~g616 lIg7+.
IS nafio" o,
. líJd8
00
No sirve 15 ... Ae6?, por 16 d5.
16 lLld5
.id7
Las alternativas eran:
(a) 16 ... lDe617 flf7+ ~h8 lH
l¿) f6t ll) xf6 (18 ... lb g5 19 ~ xg~!
~xg5 20 nh7++) 19 ~h6+ rbg8 lO
117xf6 +-.
(b) 16 ... ilae6 17 l:iJxc7, seguido del H
t/)e8+, ganando.
17 eS!
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
Nueva y coherente apertura de líneas,
que amenaza 18ltJxc1 y 18ltJf6!, con ven-
taja decisiva.
Mucho menos efectiva era 17 ~e3?!,
cuando podría seguir 17 ... e6 18 g3 'ii'g5!
19 I:tf7+ l¿)xfl 20 }¿ xt7+ ~ xf7 21 'iY xg5
cxdá, con posición confusa.
17 _
dxe5
18 dxeS
.~c6
19 e6!
Sirve a dos objetivos de ataque: abrir
la gran diagonal al-h8 (permitiendo
'irc3+) y apuntalando la casilla fl para su
eventual invasión.
19 ._
.i.x~'
71
27 'ild7
(1-0).
¡La difícil facilidad de los campeones!
Bronstein se consagraría, en la década
siguiente, e.omo el rey del juego abierto.
27
Shirov - ~talik
Campeonato de Europa de países
Plovdiv 11.10.2003
Últimajugada:14 ... c7-c5
En vista de la temeraria jugada de su ri110
Ahora, después de 20 'fi'xd5, no es'fácil
que las negras sobrevivieran, pero Bronstein no juega así,..
20 nf1+!
ltJxf1
21 %lxf7+
~h8
Si 21 ... ~g6, 22 \i"d3+ ~h6 (22 ~ .. ~g5
23 'fHf5+ ~h6 24 r:Ih7++) 23 'i'h7+ ~g5
24 nf5++.
22 ~c3+
ll)f6
1Wxf6'
23 n xf6
23 ... '"g5 24 h6+ ~ g8 25 11 h8++.
24 \'Yxf6+
~b7
25 "tWf5+
~h6
:a.
26 fi'xd5
~g6
val, que sigue con el rey en el centro y el
desarrollo sin completar, el GM Shirov lanza aquí uno de sus impactantes sacrificios:
)5 ll)f5!
'ti'c4+
~16 et>gl
.
El rey blanco también está desenrocado, pero no corre el menor peligro.
16 •••
exCS
De: otro modo, el caballo blanco llega a
d6 con'jaque,
17 'iYxf5
lbd7
Si 17 ... lDc6, 18 e6lDd819 exf7+, etc.
18 e6
l¿)f6
19 !tel
¡Vxc3
Fritz propone 19 ... ltJf8, pero después
de 20 ~xf6 gxf6 21 'W/xf7 (21 e7?! llJf622
'iWxf6 .t:l e8), si, por ejemplo, 21 oo. liJxe6,
72
EL ATAQUE EN AJEDREZ
sigue 22 n xe6! fxe6 23 'ii'xe6+ ~f8 (23 ...
623 ... 'D.e7. 241Wg8+) 24 llh31! no
25 'Wh6+ rbe7 26 ne3+ y una de las torres
~d8
desconectadas y no pueden ofrecer una
seria resistencia.
negras cae, conservando las blancas un
ataque decisivo.
~xf7
20 exf7+
21
~e6+
~f8
113
27 i.xf6!
22
nb3!
'iWxd4
Si 22 ...¡Vxc2, 23 Jlxf6 gxf624 'iNc6!.
23 no
~xh4
Otra posibilidad era 23 ... 'ii'g4 24 'iWxd5
ne825 'Wd6+ lL'Je7 (25 ... et>g826 %lxe8+
lbxe8 27 'ifxg6) 26 ~xf6 gxf6 27 1Wxf6+,
con ventaja decisiva.
'ti'c3
24 t[f4
25 i.,xh4 (+-) ...
Las blancas han recuperado la pieza y
sus cuatro piezas confluyen sobre el rey rival (columnas e y f, presión sobre f6), de
modo que la posición negra no podrá resistir mucho tiempo.
25 •.•
l:lh6·
26' l1e5!
O bien 26 ne3 'ti'xc2 (26 ... 'iVb2 27 c3)
27 ~)(f6, con demolición total.
26 ••• .
'iWd2
Si 26 ... 'iVxc2 27 ~xf6 xf6 (27 ...
~d1+ 28 !tel) 28 l1xf6+ gxf6 29 'ilxf6+
n
~ g8 30 ~ g5+. Las piezas negras están
A Shirov le sobran recursos ofensivos
y lo hace bonito.
.
Atalik se rindió.
Si 27 ... .ti xf6 (27 ... 'ti'xf4?? 28 VJie7+
rJ;Jg829 Wxg7++), 28 %1xf6+ gxf629 'iWxf6+
~g8 30
rJ.e7 'iWd4 311Wt7+ ~h8 32 'm17++.
28
Nezhmetdinov - Tal
29 Campeonato de la URSS
Bakú 8.12.1961
última jugada:13 ... g7-g6
ATAQUE AL REY EN
Tal ha tentado al diablo. pues nada
menos hay que considerar a Rashid Nezhmetdinov, un auténtico genio de la combinación.
14 fxe5!
dxeS
15 lj)h6!?
Una jugada algo extravagante, pero
no carente de veneno. La continuación
habitual es 15 .i.g5 ttlfd7 16 lLle3 li)e6
17 ltledS, con juego más. o menos igualado.
EL CENTRO
73
?-6 d6. Pero aquí las blancas tienen ventaja
decisiva.
20
~xf4
. exf4
21 eS!
El juego de Nezbmetdinov no puede
ser más incisivo.
~xe5?
21 •••
17 I1xf6!
Un inesperado sacrificio, que constituye el preludio a un fuerte ataque al rey ne-
gro.
y el de Tal no puede ser más errático.
Parece desbordado, al tener que asumir
un papel que no suele interpretar: el de
defensor.
La pregunta, una vez más, es qué pasaría después de la natural 21 ... .*.xd5.
Veamos: 22 exf6 f3 (22 i.xg223 1:1 el+)
23 it.xO, y ahora no sirve 23 ..txf3, por
o ••
.0 •
17 ._
Axf6
24 %:lel+.
18 l¿)d5
ti'd8
Parece que la 'única posibilidad defensiva sólo podía haber sido descubierta por.alguien como Tal, 21 ... .ih41.
cuando después de, por ejemplo, 22
'fi'd4 11f8 23 ]%dl nc8! 24 'fia7, las negras deben resistir, con 24 ... ..txd5 25
rI xd5 'fIIc?
22 ttel
f6
23 lñxf6+
Wxf6
24· Vd4!
Wf8
25 l:lxe5
\Wd8
Si 25 ... n d8, 26 n e8+1 q; g7 27
Tal vez fuese mejor tomar el caballo.
Después de 18
o ••
~xd5
19 exd5 li)d420
'i'f2 ¡fd621 g5 iLe7 22 &¡jxf7 O-O! 23
~xd6 n xa 24 ~xf2 1%f8+ 25 ~g3 ~xc2
26 %1 bl Axd6 27~e4J y el final está igualado (análisis de A. Pishkin).
lnf4
19 jVf2
De nuevo, surge la captura en d5 como
mejor alternativa: 19
ii.xd5 20 exd5
0.0
ltJf4 21 ~xf4 exf4 22 \i'xf4 l1a7! (Nezhmetdinov s610 había calculado 22 'iVb6)
23 rlfl1Lg7 24 'iVf2! ¡Vd7 25 t1el ~d8
o ••
l:le7+.
74
El ATAQUE EN AJEDREZ
117
26 1:115+1
gxf5
~e7
.27 'ti'xh8+
28 'ifg7+
r¡fjJe6
29 gxf5+
Tal se rindió.
A 29 ... et>d6 sigue 30 l¡jfl+.
A esta partidale fue concedido el premio
a la mejor del Campeonato. Una partida,
ciertamente maravillosa, que quedará por
siempre registrada en los anales del ajedrez.
29
J. Polgár - Mamedyarov
Match Hungría - Azerbayán
Olimpiada de Bled 2002
Última jugada: 11 ... iLe6-d5
12 tDxf1!?
Un sacrificio te6rico, que se jugó durante el match Kasparov - Anand, por el
título mundial de la peA (Nueva York
1995).
12 ._
c;t>){f1
13 'iWf3+
~e6
A muchos lectores esto le recordará la
posición crítica del Ataque Fegatello, en
la Defensa Dos Caballos, donde el rey negro también debe subir a e6 para proteger
la pieza clavada de dS, con la particularidad de que allí es un caballo.
14 'fi'g4+
'it;f1?
A Judit le sorprendi6 que el joven Mamedyarov (que se proclamó Campeón
Mundial Juvenil en 2003) realizase esta jugada al instante. Bula famosa partida
Svidler - Anand (Dos Hermanas 1999) se
jugó 14· ... rJ!;e7, que parece la única respuesta válida para las negras, aunque también es peligrosa. La partida siguió: 14 ...
r:l;e7 15 e6 ~xe6 16 l:tel lid? 17 ~xc6
lñxe618 ~f3 JIe819lbg5 tDcd8 20 ~d2
h6 21 lLlf3 "'dS 22 n e5 'iVd6 23 cxd4 lL'l
24 iYe4 etJÍ/ 25 d5. con gran ventaja blanca, aunque finalmente acabó en tablas.
15 'iWf5+
~e7
A las alternativas 15 ... ~e8 y 15 ...
~g8 también seguiría 16 e6.
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
16 e6!
Esta jugada, la irrupción de un peón
kamikaze en el coraz6n del campo enemigo, parece ser la clave de la posición 0, habría que decir, del ataque, porque fuerza
la apertura de la columna e, con efectos
decisivos.
16 _
3l.xe6
No serviría de mucho eliminar el alfil
blanco:16 ... tt)xb3l7lOxb3 ~xe6 18 Del
1Wc8 19 Ag5+ Wd6 20 Af4+ eRe? 21 lbc5
~d8 22 %1xe6+ ~xe6 23 ltel +-.
17 l:te1!
Mejor que 17 'fIxc5+ 'ifd6 18 iVg5+
~d719 Ilel, con ventaja blanca, pero no.
tanta como la que conseguirá la GM magyar en la partida. Una y otra vez constatamos que la codicia no es saludable en ajedrez.
. 17
'iVd6
Si 17 'lid?, 18 Axe6 (la alternativa
prosaica es 18 \Wxc5+ ~d8 19 irg5+ JJ..e7
20 'fixg7 IIg8 21 ffxh7) 18 .0. ~xe619
lLl b3 g6 20 \iD I, ganando.
18 ~xe6
19 ltle4
li)xe6
¡feS
75
Si 20 .0. ~e8, 21 liJf6+ gxf6 22 It xe5, y todo está claro.
21 li)c5+
Axc5
22 li'f1+
22 11 xe5 también es suficiente para ganar, pero Judit no se aparta ni por un momento de su objetivo. Si tienes al rey en el
punto de mira, ¿para qué detenerse en nimiedades?
22 ...
~d6
22 ... iLe7 23 tlxe5 lDxg5 24 nxg5,
etc.
23 .te7+!
La puntilla. Mamedyarov abandonó.
. Si 23 ... lj) xe7, 24 lt.xe5 ~ xe5 25
:1 el + ~d5 26 ¡fxe6++. Si 23 ... ~d5 (23
... et»d7 24 ~xc5+), 24 'iff3+ ~c4 25
b3++.
Una bonita victoria, fruto en gran parte de la preparación teórica, pero también
gracias a una intérprete excepcional del
juego de ataque, como es la extraordinaria
Judit Polgár.
.30
J. M. Degraeve - Lukov
Cappelle-la-Grande 12.2.2002
Última jugada:19
20 ..tg5+
q;d7
Obviamente, no es posible 20 ..
l¡)xg5??'. por 21 ll)xg5, ganando la dama.
oo.
liJbB-c6
0
121
76
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Las blancas han entregado un pe6n en
la apertura, para conseguir un esquema de
ataque, que ahora ponen en marcha, por
medios clásicos.
20 f5
l:tc8?
Parece obligado 20 ... exf5 21 ll\xf5
Axf5 22 iL.xf5 O-O, cuando las blancas tienen compensación por el peón entregado,
pero nada decisivo.
21 'iWg4
La alternativa era 21 fxe6 R.xe6 22
li)xe6 fxe6 23 ¡fg4 (23 'ilh5+ ~d7) 23 ...
~d7 24 YJixg7 ~g8 2S 'ifh6.
Otra idea, propuesta por el GM loe
Gallagher, era 21 n xc61? ~xc6 22
¡fg4.
21 ...
li)xeS
22 'ifxg7
.tf6
23 'fih6
l2)g4
Un grave error habría sido 23 ...
llJxd3?, por 24 fxe6!.
jorar su juego en esta línea, con 25
'i'xg4!.
2S VWxg4
Otras posibilidaes eran 25 1:[ xc8 y25
li)b5, pero la textual es más sólida, apenas
deja cabos sueltos, algo que conviene al
estilo de lean-Mare Degraeve, un jugador
muy técnico, que apenas se permite frivolidades.
25 •••
exd4
76 iLh6
~b6
No hay tiempo para 26 ... n xc2, por
27 l:tel +.j.e7 28 "ifg7.
27 iJ.(I
r! xc2
123
28 ..txb8!
r.l es
Si 28 ... ~ xh8, 29 'iV g8+ rb e7 30
Vi'xh8 l:t e5 31 f6+ ~d6 32 ¡ff8+ et»c6 33
'iVxf7.
Cuando parece que la cuestión se limita a un simple cómputo deo material, resulta que va ~ producirse la última fase del
24 ft5!
eS
Tampoco podía capturarse ahora el
otro alfil, 24 ... ltJxe3?, por la misma razón: 25 fxe6t, con ataque demoledor. Lo
mejor para las negras parece 24 ... ti xc2
25 fxe6 lt xg2+ 26 ~xg2ll)xe3+ 27 c¡thl
'We7 28 exd7 + ~ d8, con posici6n difícil
de evaluar. Pero las blancas pueden me-
ataque directo.
29 'iVg8+
30 l1el+
31 'ilg3+
32 ncl+
33 \Wel+
34 b3
35 Axf6
rlJe7
~d6
~c5
~b4
~a4
cJ;a3
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
n
Las negras han efectuado una dudosa
captura de peón, cuando aún no han completado el desarrollo y su rey sigue en el
centro.
.
'14 "eS!
dxe5
15
l¿)c6
16 ll)xeS
17 ~xd7
18 llJd5
19 ll)f41
124
Las negras tiraron la toalla. Si 35 ...
xcl 36 'ifxcl+), 36 1Wa5+
'tWxf6 (35 ...
n
~b237 tlbl++.
Lo curioso de la secuencia final es que,
para llevar a un rey a situación tan comprometida, lo normal es que el bando atacante haya invertido varias piezas en la
ofensiva, mientras que aquí las blancas
han realizado su ataque al costo de apenas
un peón (doblado).
Wc7
lLlc4
lLlxd7
'fIa7
Las blancas disponen de numerosas líneas de ataque para sus activas piezas, esbozándose un sacrificio latente en e6.
19 _
li)ce5
El caballo aventurero (que ha jugado
. ya seis veces: lC1c6-e5-c4-a3-cA-e5) regresa
para taponar e6, "consciente" quizá de los
posibles perjuicios que el viaje puede haberle causado a su bando.
La opción crítica era 19 ... ~e7 cuando la continuación normal podría ser 20
b3 ~cb6 21 .i.e3 (21 il.b2), con excelentes
perspectivas de ataque para las blancas.
1
31
Ravinsky - Panov
Moscú1943
Oltima jugada: 13 ... lj)c4xa3 .
20 l:lxd7!
Desviando el caballo, para culminar el
sacrificio en e6.
125
20 _.
lj)xd7
21 ~xe61
22 fi'xe6+
fxe6
JJ..e7
78
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Mucho peor sería 22 ... 'ii?d8?.. por 23
i.g5+ ~c7 24 'fi'c6+ ~b8 25 ~f4+ nc7
26 JLxc7+ ¡¡xc? 271Wa8++.
'ifixc629 llxe7+ ri;d8 30 l:lf7+, ganando
en el acto.
23 ttel
La entrega de calidad, más la de caballo, significa que las blancas han sacrificado toda una torre por un solo peón. Claro
que aquí no se trata de un cambalache
material) sino de exprimir la comprometida posici6n del rey negro.
23 •••
iYc5
Además de defender el alfil propio,
también impide que el alfil dama blanco
llegue a g5.
24 b4
Tratando de desviar a la dama negra
de su control de g5.
24 _.
lDf8!
128
26 1:txe7+!
Con este nuevo sacrificio, las blancas
sellan ventaja decisiva: comienza la cacería del rey negro.
26 ...
c¡f} xe7 .
.
En este momento las negras tienen
sendas calidades por la pareja de alfiles, y
un caballo de ventaja.
27 i-g5+
~d6
El rey se interna en el flanco de dama, pero no sería mejor opción dirigirse
a su flanco. Por ejemplo: 27 ... <t> e8 28
'fí'e2+ rJ¡;f7 29 Ad5+ ~g6 30 ~e4-1­
(nuevo y último sacrificio de pieza) 3D...
~xg5 31'ii'f4+ ~h5 32 .it.f7+ lüg6 33
'iWh4++.
La mejor defensa, por no decir la úni~-"-""" ... ~ ···..·28 "1i'd1+!'" .-.. '~~" r!:;é7' '. '."
ca. Si 24 ... 'ti'xb4, 25 ii.g5, cuando las neSi 28 ... ~e6(eS)??, 29 'fi'd5++.
gras s610 tienen 25 ... 'ir'xel+ 26 'ifxel, pe29 .Q.f4+
ro entran en. posición perdida después de
Más que fuego cruzado, el "fuego" en
26 ... lbf6 27 'fi'e6 n xd2 28 ~c6+ ~f8
paralelo de los dos alfiles blancos, combi29 .txf6 gxf6 30 AdS ~e8 31 'ilxa6, etc.
nadas con la dama, resulta mortífero.
25 \Wg4!
Reproduciendo la amenaza 26 Ag5.
25 ...
¡fd
Prácticamente forzada, pues si 25 ...
'ikc7,26 'fixg7lDg6 27lLg5 l:tf8 28 ~c6+!
29 ...
30 1Wd6+
31 .'f!Je7+
'itb6
rJ;a7
Panov debe inclinar su monarca sin pa··
liativos: 31 ... Itc7 32 ~e3+ ~b8 33 ¡¡rd8'-
ATAQUEAL REY EN EL CENTRO
nc8
34 'i'b6++. Una imagen increíblemente plástica.
La partida me parece un magnífico
ejemplo del ataque al rey e~ el centro.
32
Tal - Simagin
23er. Campeonato de la URSS
Leningrado 1956
En este torneo hacía su debut en el
Campeonato Soviético Mijail Tal (19361992), con 19 años. Finalizaría séptimo,
pero produciría algunas maravillas que
causaron asombro entre los expertos,
Algunos (bastantes) lo calificaron de rey
del bluf], pero otros muchos percibieron
.la inagotable fantasía y la espectacularidad combinativa que revelaban sus.partidas. No hay que presentar a uno de
nuestros héroes, pero recordemos que
fue campeón del mundo entre 1960 y
1961. Conocido como el Mago de Riga,
rey del ataque, y otros sobrenombres admirativos, el recuerdo de Tal tiene hoy
un carácter mítico para millones de aficionados.
Última jugada: 11 ... h7-h6
12 lb xf7!
13 f5
<1; xf1
dxe5
14 fxe6+
~xe6
79
Esta posición debió ser fácilmente prevista por "atacante y atacado. Veamos las
secuencias de jaques directos:
.
(a) 15 iYg4+ ~d6 16 iLa3+ rllc7 17
.l:[abl 'ifa618 1:fl ]¿d8.
(b) 15 'fi'c4+ ~d6 16 .ia3+ c3Jc7 17
1:[ ab1 ~xa3! 18 n xb6 axbó, con ventaja
negra en ambos casos.
130
15 %lb1!!
1fxbl
Simagin no ve razón alguna para
rehusar el obsequio. Otras opciones
eran:
(a) 15 ... 'fic7 16 'it'c4+ q;e7 17 dxef
¡fxe5 18 'ift7+ c1>d8 19 ~f4 ¡Vc5 20 ~h1)
cuando las negras deberán vigilar con sumo cuidado las amenazas de su rival. Además de la inmediata l1xb7, existe futuro
para las blancas en las abiertas columnas
centrales.
(b)15 lWa6'16 Wg4+ ~d617 dxe5+
rl;c7 (17 ~xe5 18 iLf4) 18 Itf7 nd8 19
e6, y las blancas recuperan la pieza, conservando el ataque.
(e) 15 'iYa5 16 l:{ xb7 h517 ~e4 'ird5
18 \'Ig6+ ll:\f6 19 'ilif1+ '1td6 20 i.a3+. Ésta es la peor de todas, porque el rey negro
o••
es mate
d os: 20 ... eS 21 lt
22
'i!Yd7+en
+. Así
pues 15
xf6+ gxf6
16
c4+
'
... ¡VaS?
17
Wd6
18 !Ixb1
rl,;c7
Puede afirm
•••
equilib no
. material
arse que .e ~ el tablero ha
y
que el rey ne
' y 01 siquiera
do pe
gro esté seriam
parece
, ro ya con
ente ame
nazasentencias . ocemos una de 1
quier
rus
as grandes
e explicación: "r'I'al
as, que no re18
I
es Tall"
'*'
~a3+
~Jedrecísticas
...
narca , ·cuand o cuent
menores .en to IDO a sua real
con las dos piezas
·
11 n +
persona.
24
En este
...
ci6n
momento Fritz
blan como absolutamente evalúa la posicas, tal vez "b _
ganada para]
negro deb
asándose" en
as
no
qu,:el
i- ser POSe1"bselguir
e 24 subiendo
~ , 24 ...
'é'e4rey
al
f6 26 llff5+
g6, por 25 'fi' '
24
27
e6+
•••
We4
wn . . ~xe5.
x..-I
•
m~"
~~
".g~.
~.~"
._,,1. •~.~.,¡V8
~_.-~.
~~..
8.A'~-1a!
.~~."
.n. • '=u s»..'fJ.tr~U
~xa3
.
•
_l m •• •-·
(1g "
.8"
•
•
" • "11
B
." • 11 '. "
".-.
" u •
•
•
~
ID
111
~
~d6
deberí~ ~taJa
(1 "
"m
_eru •
8•
.
•
•
B8"n
• w
.8
~ ~3
•
_.H" 11
" • A"-•••- .•
.\\Xún
'0"
¿Acaso me inVlitas a que
••• al
.
•.•
j¡s ve la pieza?
[Pues sí.con m
e7
20 'fYxb7/
gustol
ChO
Ahora sí tienen ve
-
_ .
~
@.
132
nek
Aquí existía una ca -.
fu ert
e: 25
i-c5+ 26 n rmuaci6n muy
hf827 nel..t
whllthe8(26
'i'xe5+ 'iI;Ig4 2; I:l. e3 27 ." Wf4??
n
(l~~ma
~e61
28
11:lc4) 27 ltel+ i.e3 e4+ y mate 28 t!th3
negras, pero su re'.
material las
maniobra 28 'fi'h3 l.üc4 29 ¡Vd7
errante (¿o
sigue. con. su-vida..' réntesis, con la dife que.en la nota del pa'iV f86 está. ah ora en
e8) 2de que 1a torre
. de
rencia
da?).
os decir su ví a erra21 dxe5+
xc + 'iI;If5 31
- - 9· ...r: ad8· 30 '"
~b3
~
n
~f5
"",rs
~
2S
-t-.
De
todos
m
d
ca
o os Tal .
n ventaja decisiva '
sigue contando
n~n:;;~~ para~ tod~:~~
26 g4+!
·
Tambí ,
".
1We6.
len ganaba 26 %U1+
'ífo'e4 27
f
22 "dI
+
E 23
s evidente que]'
l¿)xeS .
'ífo'e6
~xc4
nebgro condiciona to:am¡ es1tabilidad del rey
sa emos
dó
a ucha Lo
acoso, pu::
a
ab atiryaltomopara dama
rre
sean fuerzas sufícientes
.
que
2 ...
6
'26ti)xg4
27
nn+27 I:l.xe7.
Wfu
~g6
...
ATAQUEAL REY EN EL CENTRO
28 'We6+
~h7
Si 28 ... i..f6, volvería a producirse la
misma posibilidad señalada en la nota a la
jugada 24 (29'iff5+ Wf7 30 'iVxe5)..
29 'fi'xe5
. . lIhe8
30 11 tt
.i.f8
31 'iff5+
~g8
32 ~f2
33 ~g3
34 ~ h4
81
1t xg7 fue precipitada pues ¿cómo se explica, si no, que se haya diluido la ventaja blanca?
37 fixa7+
~g6
38 ¡'a8
<!>f6
39 34
El avance del peón libre alejado decide
~c5+
la partida.
39
%le3+
I:taeS
~eS
40 aS
citd5
41 'lrd8+
rJ1e4
Un último intento por crear alguna
amenaza seria contra el rey blanco...
No servía 41 ... l:td6, por 42 c4+ c.!?e5
43 ifb8.
.
42 a6
..t»f3
43 a7
ne2
44 1i'd3+
%l2e3
4S 1t'xe3+ .
. (1-0)
. Un impresionante despliegue de fuegos artificiales contra el rey en el centro,
trufado de suspense final.
133
2.3 REY DESENROCADO
35 J:txg7+
No entiendo por qué todos los comentaristas de esta partida le conceden un signo de admiración a esta captura. Pronto
veremos por qué.
35 •••
~x(l
36 'iYxc5
J:t8e6?
Si 36 ... ]¿8e7, las blancas conservan
una ligera ventaja con 37 a4. Pero ahora
Simagin disponía de una magnífica posibilidad, 36 ... ~ f3!, con la amenaza de
doblar torres en la tercera fila, o incluso
llevar la otra torre a e2. Por ejemplo: 37
iYxa7+ wg6 38 'tfd7
~ee3,
y las blan..
cas estarían perdidas. Así que la dama
debe bajar a defender, con 38 1i'gl
1:[ ee3 39 'iW g2 n xc3 40 a4 J:l f4, con
buenas posibilidades de tablas para las
negras. Esto significa que la captura 35
Consideramos el tema de esta sección
aquellas luchas en que el rey atacado ha
perdido el enroque, bien voluntariamente,
bien como consecuencia del juego, pero
sin que medien sacrificios previos por parte del bando atacante.
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
24
~gS+!
_.
Las negras se rindieron.
Si 24 ... ~xg5, 25 'iVg8+ rtlc7 26 ttf7+
.td7 (no 26 ... c;l¡Jb6?? 27 'ilb8+ ~c6 28
1Wb7++) 27 'iVx'g5, o incluso 27 'ir xh7.
Se diría que Judit jugó con Van Wely
como 'el gato con el rat6n.
83
12 ~c4I
Menos preciso era 12 'iYg7?! n f8
13 liJg5 liJc5 14 lllxh7 li)e6 15 'fi'h6 1i'c7!
16l[)xtB 'i)'xe5+ 17 ~d2li)xf8.
12 •••
ll)c5
Si 12 ... l[)7b6, entonces sí 13 ¡Vg7 %1f8
14ll)g5.
.
13 t¿) e3
ll) xe3
14 ~xe3
"fib6
15 0..0..0
it.e6
16 ttd4!
h6
17 %1hdl
~f8
Ahora que el rey negro no ha tenido
más remedio que significarse, las blancas
inician una agresión sobrela columnah,
18 h4
ct;g7
19 h5
g5?1
Si 19 ... .i.xc4 20 tlxc4
~e6
21 hxg6
. 'i',!=e3+ 22 fxe3 e5 23 gxfl ~xfl24 t[fl
q¡,e82S l1g4.
34
Ni Bua - Zhou Weiqi
TomeoZonaI
Yongchuan 2003 .
NiHua es uno de losnuevosfenómenoschinos, todavía en edad juvenil, con 2533 Elo
en el momento de disputarse esta partida,
Última jugada: 11 ... ljJf6-d5
13B
20 lDxgS!
No es momento de andarse con indecisiones. Las blancas tienen espacio, piezas
bien situadas y movilidad. El sacrificio está plenamente justificado.
20 ...
hxg5
21 1Wxg5+
~f8
22 h6
~h7
Si 22 ... %:Ig8, 23 ~d2L
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
25 •••
ast
Una fina jugada, que desbarata toda la
estructura blanca. "Después de 25 ... exf4
26 \Wh3 'iVxh3 27 n xh3 3Lxc328 xc3,
las blancas conservarían algunas posibilidades de tablas" (Stein).
. Otras opciones eran:
(a) 25 ... 'fi'b5+ 26 ~f2 ltd3 27 1Wh4
11 xc3 28 'ir'd8+ .i.fB 29 :1h8+1 cit> xh8 30
'ií'xf8+ Wh7 3.1lWxf7+ ~h632 'iff8+ Wh5
33 'ifh8+ q; g4 34 'ifxe5 11 c2+ 35 ct>gl
flcl+ 36 et»h2 lIhl+! 37 ~xhi Vfl+ 38
cst>h2 'iWxf4+, "con un final en el que las
blancas podrían oponer fiera resistencia JI
(análisis de Stein).
(b) 25 ... \'Ia4! 26 J:tcl 'iVa2+ 27 c¡f¡Jel
exf4 28 'fi'xf4 ~xc3+ 29 %t xc3 'a'bl+
30 ld.cl 'ií'xb4+-+.
85
n
26 'itf2
_.
26 bxa5 'ifb5+ 27 ~fllld3, Yno sirve
la variante de antes, 28 'lWh4, por 28 ...
'iVxc5+ 29 ~f1 'iVxc3, ganando.
26 •••
axb4
Z7 ~xe5
Axe5
28 fxe5
29 rt>f3
29 it'e3 'iVxe5-+.
29 _
30 '1tf4
Un ataque directo que, pese a las piezas mayores, fue ejecutado con medios
económicos.
36
Gagunashvili - Arlandi
Campeonato de Europa Individual
Estambu15.62003
Última jugada: 14 ... 1¡Jf6-d5
'W'd4+
_
t·
1Wd3+
1Wd2+
31 ~g4
311i'e3? g5+ 32 ~f3 ltd3.
31 _
Ild4!
No 31 ... tld3, por 32 1ih2. Por ejemplo: 32 ... 'fIe2+ 33 ~ gS (pero no 33 et»f4?,
ya que después de 33 ... 'fIe3+ 34 ~g4 15+
3S exf6 'iWxe4+ 36 'ilf4 Vxg2+ 37 ~h4
~xhl+t
la cosa acaba en mate) 33 ...
'ti'e3+ 34 'iff4 'fixc5, y todavía hay lucha.
(Ver diagrama 142.)
nxe4+
'iWh6+
Spassky se dio por vencido.
32 .tt n
:13 e¡f; h3
15 g6!
Novedad, en el momento de jugarse.
Lo habitual era 15 0-0-0 l2)e5, o también
15 fxe4 l"CIxe3 16 Wxe3, con posición complicada.
. ~
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
87
27 ~e51 (±)
fxe3
28 fxe3
. 'iirs
Si 28 _.. 11 e8, podría seguir 29
~xe4
El rey negro ha decidido estrechar el
contacto con sus tropas, considerando que
no corre peligro, con lo cual sus torres
quedan conectadas.
17 cxd5
18
~e2
exd5
aS
19 liJf4!
No era posible 19 'ifxb6??, por 19 ...
l:thb8, ganando la dama.
19 •••
84
Merecen consideración las dos captu-
ras del caballo:
(a) 19 ... ~xf4 20 exf4 Axf4 (20 ... a4
21 'ife3) 21 ~e5 l:thg8 22 e, con posición
confusa.
(b) 19 ... ltxf4 20 exf4ll)xf4 21 1:[gl,
para seguir con l1)e5 y f3, yel alfil de el
cobra protagonismo.
;,"
20 ¡j'c2
nhg8
21 a3
Responde a dos propósitos: frena el
peón a negro y apuntala b4 para un posible cambio del alfil d6, que protege a su
rey.
21 _
ci;n
22 lLld3!
Muy justificado: lucha por los puntos
e5yb4.
dxe4 30
~xd7 ~xd7
con ventaja decisiva.
29 lIgSI
30
31 d5 c5 32 1i'xa4+,
'iYxh3
No, naturalmente, 29 ... ¡'xg5??, por
~f7+ y 31lt)xg5.
dxe4
30 ~xe4
31 lllexc6
lWxe3
32 ttd5+
~e6
22 _
cl;e7
23 ~b4
.txb4
24 lLlxb4
c.td6?!
No era mejor 24 ... c;.tf8 25·ii.d3 %t cS
26 dgl, pero ¿por qué mover el rey? Tal
n
vez las negras deberían jugar 24 ... fJ. g7 Ó
24 ... ttgc8.
25 rbal
148
Profilaxis, ante posibles amenazas sobre la diagonal bl-h7. Ahora las blancas
podrán atacar sin preocupaciones.
25 •••
f411
Abrir líneas en el centro parece con-
traproducente.25 ... 1::tg7.
26 .td3
Ilae8
33 IIxd7!
Elimina el último escollo, dejando vía
libre al ültimo acto del ataque.
33 .••
'itixd7
34 tLle5+!
~ li)xe5
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
Si 21
J:tc8, 22 'iVb4+
~g8
39
23 il.xe6!
fxe6 (23
ii.c3 24 iLxf7+ ~xf7 24 ...
'ifxf7 25 1Wg4+ 25 .tld7+) 24 'fIx~2 +-.
Las blancas tienen un peón de ventaja y
sus torres blancas ocupan las columnas
centrales, mientras que las negras siguen
desconectadas.
22 \Wb4+
~g8
151
23 ~e3 (-t-)
El tema dominante en la posición: la
columna g, como trampolín de asalto, utilizable por las torres blancas.
23 •••
~h7
24 l:tg3
¡YeS
25 f4
tWe2
~ ~xb2!
a5
Si 26 ... 'iWxdl, 27 'iWe4+ f5 28 ¡fb7, seguido de mate.
27
d7!
(1-0).
n
Si 28... axb4,29 %lxf7++.
Una más de las numerosas muestras de
la capacidad agresorade Tal, el rey del ataque.
89
Rublevsky - Lputian
Torneo homenaje Karpov
Poikovsky2003
Últimajugada:13 ... 'f!Id4-b6
Las blancas han sacrificado el peón d4
para activar su juego y explotar su superior desarrollo, de forma similar a otras
variantes de la Defensa Francesa.
14 iVg4
~f8
15 ~b5
liJeS
16 ~e3
iLd7
17 /üd6!
Hasta aquí ya se habían jugado otras
partidas, ·pero la textual es una novedad.
Las blancas sacrifican un.segundo peón,
que es la: única jugada" lógica para proseguir el ataque, pues, por ejemplo, 17 a4 sería una jugada conservadora, mientras que
ahora la lucha toma un carácter forzado.
(Ver diagrama 153.)
17 ...
~xd6
18 exd6
¡'xd6
19 'l'g3!
Esta fuerte jugada tiene que haberla
previsto Rublevsky, al jugar 17 ll)d6. La
casilla g3 suele ser una segura base de
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
16
~e2
~c6?
23 iLxbS
24 l2)xg7+
Defiende la casilla d7, a la que piensa retirar el caballo, pero gasta un tiempo precioso. La simplificaci6n derivada
de 16 ... n d8 se ha jugado, por ejemplo,
en la partida Kim - Belov (Pardubice
2002), y después de 17 'fi'xd8+ 'ffxd8 18
n xd8+ Wxd8 19 l¿) f4 ll) d7 20 ~ e2
..td621 lüd3, las negras lograron defenderse.
17 ll)g3
91
axb5
~f8
l¡)d7
18 f4!
.i.e7
19 il.d3
~b6
Deja momentáneamente encerrada a
la dama negra, pero ¿qué jugar,si no?
2S li)xe6+!
En este tipo de posiciones siempre
sale a relucir el genio táctico de Alexei
Shirov.
2S ._
fxe6
26 IS!
~e8
La variante 26 .1. e5 27 f6 .i. d8 28
xc5+ ~ f7 29 g6+ se juega sola. En
cuanto a 26
exf5? 27 'irxf5+ ~g7
29 'ir'e5+, y las blancas ganan fácilmente.
27· fxe6
. Las negras se rindieron, ante la imposibilidad de parar las amenazas de mate. Si
i.:
l
20 \!ff2!
Una buena jugada, que impide el avance ...c5-c4.
20 •••
. ll)a8
Svidler quiere llevar su caballo a b5
(vía c7), un puesto ideal en estas posiciones, porque la amenaza de entrada en
a3/c3 forzarásu cambio, con lo que quedará abierta la columna a. El inconveniente
es que esta maniobra requiere tres movi-
mientos.
21 gS
22 ll\h5
Si 22 .1. g6, 23 liJg7+
lLlc7
l¿)bS
~f8 24 51.
••
27 ... l:tf8, 28 'iVe2.
..
:92:; ~ .... ~~~.J\TAQUE EN AJEDREZ
41
Schmidt - Kuligowski
TomeoZonal
Varsovia 1978
Última jugada: 12 ... !i.fi-g2
pieza, conservando una ventaja material
de dos peones. Pero S11 retraso en desarrollo es dramático. De las dos piezas que tienen en juego, una de ellas está clavada y la
otra se encuentra en una diagonal perfectamente' inútil.
18 .af5
ataca
ti) e6!
Controla g5"Y
el alfil de 5.
19 .tdJ
. l%d8
. Obsérvese ahora el magnífico cuadro
de actuación conjunta que ofrecen las pie-
zas negras. La más pasiva (si es que puede
llamarse así) de ellas, el caballo e6, es muy
buena y las otras cinco componen un coordinado y agresivo ballet
20 ~d1?1
Si ésta es la mejor jugada de las blancas, está claro que están perdidas. Pero
¿no lo estaban ya, a la vista de la posición
Ahora las negras iniciarán un ataque
de largo alcance, con una jugada que casi
podría considerarse un sacrificio posicional.
12 •..
3l.h3!!
Este espectacular sacrificio de pieza se
basa en varios factores: el subdesarrollo
de las blancas, la situación de la dama y el
rey en el centro.
13 ~)(h3
nae8
14 ~g5
No era posible 14 'iff4??, por 14 ...
.anterior?
.. .
Si 20 O-O, las negras sencillamente ganan pieza y atacan en condiciones de superioridad material.. Por ejemplo: 20
.tx~ 21 Ild1 Ag5 22 .i.xg5 l1xg5, con
clara ventaja. Aun así, ésa era la mejor opción para las blancas: ofrecer una resistencia tenaz, que a partir de ahora será casi
imposible..
oo.
~d3+
y 15 .... ll)xf4.
Si 171Wf3, 17 ... ll)d41Sl[}f6+ ~h8 (15
... gxf616 ~g4 \tlh8 171Wxd4) 16lWg4
:xe2+ 17 ~dl (17 'ilxe2lñxe2 18 ~xe2
gxf6) 17 ... 'iVa4+ 18 b3 ll)cxb3 19 lLJxb3
t1xa2-+.
14 ••.
15 liJf6+
16 ~h4
17 ~xf6+
1:te5
~h8
gxf6
~g8
Las blancas han debido devolver la
20 __
%:txd3!
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
21 exd3
..txd2
22 Axd2
¡VdS
23 ltel
._
Si 23 ltgl1i'x.d3 24 l1cl 1i'e2+ (también decidía 24 ... lDed4!? 25 Itc3 1Vbl+
26 n el ¡'xa2, con la amenaza 27 ...
iYb3/a4/+) 25 ~c2 ttd5 26 ~bl1txd2.
23 •••
%:txel+ (-+)
24 J¿,xel
•••
24 ~xel 'ifhl+ 25 ~e2lLlcd4+ 26
~e3 lilc2+ 27 ~e2 ~ed4+, y las blancas
lo pierden todo.
93
42
Topalov - Bareev
Semifinal Candidatos Einstein
Desempate rápidas (2)
Dortmund 17..7.2002
Última jugad:a.· 12 ... 'iltlB-e7
1Wxd3+
24 _.
2S i.d2
_.
Si 25 c;f¡Jcl?, 25 ... ll)cd4, Yno pueden
evitar el mate en pocas.
14 .ib5+
~d7?!
Era más lógico 14 ... r¡f;Jf8 15 ti'b3
'ifb4+16 'iVxb4+ ~xb417 a3 ~d518 0-0-0.
con una ligera ventaja blanca.
15 .i.xd7+
16 : 'iYa4+
c¡f;xd7
r¡i¡»c7
160
~cd4
25 •••
Las blancas pueden abandonar.
26 b3
27 i.el
Schmidt se rindió.
1ifi+
'ife2+
Es mate a la siguiente: 28 ~cl \i'c2++.
Un impagable ejemplo de óptimo juego coordinado de piezas sobre un rey confinado en el centro. Esta partida fue consi-
derada la mejordel semestre poreljurado
de Informator.
.
1,7 :nh3!
Las incorporaciones de torre por la tercera fila constituyen un factor importante
94
EL ATAQUE EN AJEDREZ
en las operaciones de ataque directo. La
disponibilidad de" la torre y la fila despejada
son un inmejorable trampolín de ataque.
17 ._
. a6
Si 17 ... ~b4+ 18 l:tc3+ ~b8 (18 ...
cj;b619 'tWxb4+ ll)xb4 20 lIb3 ) 19 'iYxb4
~xb4 20 %:lb3 lñd5 21 0-0-0, con ataque
de las blancas, debido al confinamiento e
incomunicación de las torres negras.
23 li)xbS+!
axbS
24 n ><bS
'iWc6
24 ... 'ii'd625 11 d4, Yel mate no está lejos.
2S 11 dxdS!
exdS
26 ~e7+
~a6
27 nb3
(1-0).
El mate es imparable. Esta partida le
valió a Topalov clasificarse para la final.
18 %1b3?!
18 0-0-0 l:lac8 19 11 b3.
'ilc5!
18 ••.
19 0..0-0
b5?
19 ... l¿)b6I 20 'iVa3 (20 ~xe6+? es bastante azaroso: 20 ... fxe6 21 'iff4+ e5 22
Wfl+ ~b8 23 11 c3 'iNf8 24 'f/c7+ rJiJa7 25
nf3 ~b4 26 11 b3 waS, y las negras no tienen compensación suficiente por la pieza,
pero ¿y 25 I1d6? En tal caso, 25 ... 'ifxf2
26 :cc6 'fiel+ 27 1:[ dl 'fIe3+ 28
~bl
J:lac8) 20 ... 'iYxa3 21l:lxa3 ttad8, con un
final fácilmente defendible.
20 'it a5+
W'b6
21 'iYel!
22 ~e2!
43
Almási-Ács
Campeonato de Hungría
Heviz 12.5.2003
El ataque en esta partida tiene un carácter
muy peculiar. Las blancas crean amenazas
de baja intensidad sobre el rey enemigo,
que van resquebrajando la posición negra.
Poco a poco, el ataque se va diluyendo para dar paso a una iniciativa más lenta) posicional.
rbb7
. Última jugada: 13 ... 'iVd8-b6
La amenaza de sacrificio en b5 tiene
difícil defensa. Es decir: no la tiene.
22 ...
riJa7
Si22 ... 'fIc7,23 ~bl, con las amenazas
24 c4 y 24ll)xb5.
14 fs!?
163
Novedad. Aquí se había jugado 14
~bl h5 15 f5 b4 16 llJe2 eS 17 lLlg3 h4 18
llJfl h319 g3 a5 20 Ac4 ]:te8 21 jLdS iLb5
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
22 ~e3) tablas, Tiviakov - Damljanovic,
Cacak1996.
b4 .
14 __
15 ~e2
. 'fi'e3+
ción de circunstancias o debilidades que
justifiquen un ataque. Con medios naturales de presión, las blancas logran el avance
del peón d..
16 Wbl
22 •••
Sacrifica un pe6n, como consecuencia
de su jugada 14, en vista de que 16 'iVd2
'iVxd2+ 17 JIxd2 es una posición igualada.
16 ••.
17 fxe6
18 i.xe4
19
95
d5
23 ll)fSl
~c5
Única. No puede permitirse que el ca-
ballo llegue a d4.
.
.txe4
fxe6
'iYxe4
'ita
Otra posibilidad era 19 I1d4!? 'iic6 (19
... ¡re5 20 : xb4 ri;f7, con posición confusa) 20 li)f4 e5 21 ~d5t con ataque.
lIg8
19 ...
20 lllg3
1Wc6
21 'ife2
~d7
Una posici6n que requiere una reflexi6n estratégica. El rey negro decide colaborar en la defensa de sus peones centrales, puesto que tampoco tiene mejores
lugares en que guarecerse. La baza de las
negras es su peón extra, pero la situación
de su reyes un factor de inestabilidad, que
abre perspectivas de un ataque directo.
166
24 ~h5!
Las blancas están creando ya considerables problemas. Todas sus piezas ocuahora buenas posiciones, y las negras
deben afrontar la amenaza sobre h7.
24 :...
Si 24 l1ae8, 25 fif7+! ~c8 26 ~g1
nef8 (26 11gf8 27 'ifuS!) 27 I1xe6 llxfl
28 ttxc6+ ~b7 29 ltxc5 l:tfxg7 30 g3, con
ventaja blanca.
25 'ti'xh7+
~c8
26 liJe7+
iLxe7
27 'f!Jxe7
Las blancas recuperan el peón, con superloridad, pues todo el campo negro está
lleno de agujeros,
27 •••
%leS
28 iYxf6
11 xg2
pan
naf'S
22 l:hel
..•
Forzar el avance de uno o más peones
centrales forma parte del proceso de crea-
29 l:tcl
~xh2
¿Ha dado un vuelco la posición? Nada
de eso. Aunque las negras vuelven a tener
96
EL ATAQUE EN AJEDREZ
un peón de ventaja, resulta que el factor
determinante sigue siendo la exposici6n
del rey negro, ahora agravada porque su
dama también se encuentra en la columna
e, frente a la torre blanca.
30 c3
b3
31 axb3
~b7
32 c4
Las blancas siguen desarrollando su .
iniciativa. El ataque al rey en el centro se
ha transformado en un ataque posicional,
lento, pero no por ello carente de peligro.
32 ...
rJta8
las acciones se caracterizan por su precisión posicional.
36 I;%xh1 ¡'xh1+ 37 ~a2 'iWc6 38 nd4
l:Ic8 39 ¡feS ~b7 40 nd6"'c7 41 .t:1e6
'WxeS 42 ~xe5
43 b4 (1-0).
nm
El GM Zoltan Almási se proclamó
campeón de Hungría, en una edición de la
que estaban ausentes Judit Polgár y Peter
Lék6, pero en la que participaron veteranos como Portisch y Sax, además de los jóvenes fenómenos Ferenc Berkes y su rival
de esta partida, Peter Ács.
44
Sasikiran- Skytte
Torneo Politiken Cup
Copenhague 20.7.2003
Última jugada: 29 ...
n b8-b2
161
33 lIedl!
d4?
Una jugada que revela cierto grado de
frustración en el conductor 'de las negras.
La alternativa era 33 ... li'b7 34 cxd5
'iY)(b3 35 'iWe5! (aquí se ve que la coordinación de las piezas blancas es muy buena,
y la de las negras deficiente: ninguna de
ellas protege a las demás) 35 ... I1 f2 36
dxe6(36 d6 nb8)37'iHe4+ ~d5 38 'Wxd5+
(38 1:t xd5?? n bxb2+ 39 ~ al n a2+ 40
Wbl r!fb2++) 38 ... exd5 39 rbal .t(xb2, y
tablas.
34 ];lxd4
I!b8
35 1:1 d8!
.r!bl·
Sendas propuestas de cambio de torres
en las respectivas primeras filas ... Ahora
168
30· h5!
1:txe2
31 hxg6+
cl;e7
(Ver diagrama 169.)
32 nd5!
La clave de la idea iniciada con 30
h5.
32 •••
~b4
Si 32 ... ~xd5 33 cxd5, la torre (e2)
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
97
ja y no pueden hacer nada por evitar el
mate.
nc8
39 •••
40 li'a6
•••
Lo mismo se conseguía con 40 'tWd7,
que quizá fuese más estética, pues no ataca la torre de f1: se limita amenazar
"simplemente" mate. .
40 .•••
.tlxc5
Si 40 ... J1c7,41 l:.e8+, Ysi 40 ... 'iVxc5,
41 'fIb7++.
41 fl/xa7+
(1-0).
a
169
Si41 ... et>c8, 42 ne8-t+.
queda atacada, y también la casilla e6.
33 ... 'iWxd5 34 'fixe2 %1 xd7.
Otra posibilidad es 32 ... "file? 33 tlfa3+
~f6 34 g7!! rl!;íI (34 ... 9;}xg7? 35 'WIe7+
36 d6 lleva al mate) 35 Wf8+ :. xf8
36gxíB'iW+ ~xf8 37d8'*'+ Wxd838 l:txd8+
rj;e7 39 11 h8 -t-.
33 eS
ttel
34 axe5
nxfi+
35 c¡,h2
cJ1xd7
sn n
Esta posici6n pone de relieve -por si
fuese preciso recordarlo- que un rey expuesto puede justificar un considerable
déficit material.
45
J. Polgár - Fressinet
Olimpiada de Estambu16.11.2000
Últimajugada:14 ... n a8-e8
170
36 g7! (+-)
~g8
36 ... ~b8 37 'iNxe6+ ~c7 38 lld5.
37 "iVd6+
~c8
38 ~c6+
~b8
39 Ile7
Las negras tienen torre y alfil de venta-
. 15 lj)a5!?
-Una idea teórica conocida: las" blancas
sacrifican un pe6n para obtener una posición central dominante.
15 ...
lLlxd5
16 ~xd5
17 ~b3 .
~a5
%1c4
18 Ag4
Si 18
6
lDf4
20 §'
.0. g • 19 ~a8+ Ad8
tai xa6) 20 11 xd6 0-0 21 'fl (19 '" ¡Vd8
ja.
xa6. con ven19 .i.xf4
%Ixf4
20 'iVc6+
~f8
21 l1xd6
Si 21... Jtxd6?? h ay g6
'iVxd6+ we8 23 Ad7+ mate en cinco: 22
25 'iVd7+Wb8 26 ~b7 Wd8 24 AcM c;f;!c8
22 ~c5
++.
Una jugada retor .d···
to el sacrifiCIO
. de calid
Cl a. d
En
1 este m omenerecho
a
1
d
• pero su acepta ·6 o es d e peno
d
a paralas negras
el n es complica22
.
Si 22 .::: JL
23
'i!t'b8+wg7 25 ~x'
'fV xd6+ c1J g8 24
23 'flxe5 e5+ ~g8 26 "'xf4 -t-.
xd6
24 'iVxd6
~g8
Axd6
Las negras VIven
.
el d :a. c4
rres: una de ellas extr . rama de sus to~rrinconada en h8 y a~lada en f4; la otra
Juego.
.
sin perspectivas de
i:; 'iW'
11 ~f,;,5 'l!Vb8+ c;f;!g7
No servía 24
26 'ilHe5+ W g8
'ir a5+ 29 c1Je2 -t-.
g
al+ 28 c;f;! d2
29 29 .iLe6'
...
fxe6
... ~xc2+ 30
11c1+32 l1xc1 'fld73~b1 fxe6 31 Itdl
30 ndl!
Las negr
M.
(1-0).
bilid ad de lucha.
as carecen
La to d e cualquier posies~ le permite a las rre de h8 no existe
quieren, Buena d blancas hacer lo
.
emostraci6n técnica.
qu~
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
46
Grischuk - Bareev
Copa de EUropa de clubes
Panormo (Creta) 25.9.2001
Últimajugada: 9 ... 1Wd8..b6
99
calidad: 13 ... n g6 14 liJ xb5 'fi'xb5 15
lüxg6 hxg6 16 'ile5, con la maniobra a la
vista II al-el-e? ~
14 .1:[ fel
l:1 d8'!
La variante principal es 14 ... iLe7. Belov, en Kasparovtlhess, indicó esta continuación: 15 ~xh6 cwtf8 16 llJxU ci;xfl17
llJxd5 'i'ic6! (17 ... exd5? 18 nxe7+ ~xe7
19 'iVxg7+) 18 1Wh5+ ~g8 19 l¡jxe7+
1% xe7 20 d5 "con juego confuso", pero
después de 20 ... "e8 211rg4+ llg7 22
\ixe6+ 'iffl, Grischuk considera que las
negras tienen ventaja. y prefiere esta línea: 15 rle3! ~g5 16 1:10 0-0-0 17 ll)xb5
~xb518 ttc3+ ~b8 19 li)c6+! bxc6
20 l:tb3, con clara ventaja.
10 i.b5!
Esta jugada, de aspecto inofensivo,
plantea serias dificultades a las negras. No
es posible la "pata de cabra", 10 ... lL1xe5?,
por 11 ~xe5 iLxb512 ¡ff3, ganando.
10 •••
Ug8?!
Lo mejor, según Gríschuk, es 10 ... a6,
y después de l1.i.xc6 bxc6 (11 ... .i.xc612
Ac4 14 b3 'iJa5 15 '+Wc2
17 cb e2 dxc4 18
lIhe1) 120-0 'ií'xb213 ~a4 'ifa3 14 ]1 bl,
llbl iLb5 13 a4
.i. b4 16 bxc4
~ xc3+
Ylas piezas blancas dominan la situación,
pues el problema de las negras es que su
rey deberá permanecer en el centro.
11 o-o
~xe5?!
Muy optimista, pero coherente con.. su
jugada anterior, con la que esperaban
neutralizar el ataque sobre O, en la línea
mencionada.
12 . ~xe5
.,txb5
13 'fi'h5
~g7
Razón de ser de 10 ... 11g8. Las negras
ni siquiera tienen el recurso de entregar
15 ltJxb5
'fixb5
16 li)xf7!
tt »n
17 !txe6+
Bareev se rindió, a causa de la variante
17 ... !t.e718 l:tael %1d719 nf6, o bien 18
.... <¡f¡>f8 19 ¡VeS. Pero Grischuk señaló en el
post-mo:rtem una línea más drástica: 18
:xe7+! c3;xe7 19 llel+ ~f8 20 'ii'xh6+
~g8 (20 ... ng7 21 'iYf6+) 21 1ig5+ Wf8
12 'tWxd8+.
Un increíble varapalo a uno de los
mejores jugadores del panorama mundial.
..,
100
EL ATAQUE EN AJEDREZ
47
Atalik -oHelIsten
. . Grecia 2003
Última jugada:16 ... 1% aB-dB
17 Ac6+
rtJe7
18 nd4!
El rey negro tuvo que renunciar al enroque, y ahora se establece una lucha por la
columna abierta, en la que las blancas, lógicamente, tratan de hacerse fuertes en d4.
18 •..
lld6
19 ~g2!
Esta retirada tiene el importante matiz
(con relación a 19 ~f3, cuando podría seguir 19 ... '*Yg5) de que la dama se reserva
f3 para penetrar por la gran diagonal.
ra entran en juego un par de factores: el dominio de la gran diagonal blanca, y el caballo, que se convierte en una pieza comprometida..
23 1We4!
lbxc3
No es posible, naturalmente, 23 ...
~xc31, por 24 'lfc6+ cj;e7 25 'irxa4. Pero
surge la duda ¿qué pasarla si el caballo vuelve a eS? En tal caso, 24 1Wc6+ ~e5 (24 ...
et;e7 25 'fic7+ ~e8 [25 ... t¡)d7? 26 R.c6] 26
i.c6+ ~f8 27 tWb8+ ~e7 28 'fi'xa7+ y las
blancas ganan) 25 f1c7+ c¡t>f5 26 'iVxa7 +-,
pues si 26 ...iYxr3,27 ~xfl+ 'ii'f628 e4+,etc.
24 'iVc6+
*e5!
Si 24 ... rj¡e7, 25 'iVc7+ ~f8 26 'fi'b8+
cl;e7 27 'fIxa7+ c¡f¡»f8 28 Wa8+ cj;e7 29
'tWa3+ ~d7 30 iYa7+,ganando.
19 ..•
rlhd8
20 ltadl
li)a4?
El caballo ocupaba un puesto óptimo
en esta posición. Había que mantener el
statu quo, con 20 ... l:t6d7.
21 n xd6!
22 llxd6
n xd6
~xd6
(Ver diagrama 177.)
Con la desaparición de las cuatro torres la posición se han simplificado hasta
un extremo tal que no parece posible que
pueda desequilibrarse. Sin embargo, aho-
UN
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
25 'iVd7!!
Una extraordinaria jugada de domina-
ción, que controla las escapatorias del caballo, forzando una línea de juego decisiva
25 ....
~xe2+
26 Wn
llJd4
Alternativas:
Ca) 26 ... liJc3? 27 f4+ ~f5 28 'iVd3+
13 ~e5!
14 ..txd7+
~e7
15 f4
16 .li)d2
li)e4
lLlxd2
17 'iYxd2
1:1 d8
101
lL)xgS
cl;g429 h3+ et-h5 30 ~f3++.
(b) 26 ... 'iff5 27 c¡l¡»xe2 'iVc2+ 28 'iYd2
'iY xc4+ 29 Cite! +-.
~f5
~g6
27 'fic7+
28
'it'f4+
29 ~e4+
llJf5
... 29 ... ~h5 30 g4+ ~h4 31 'ifg3+ c;Qg5
32h4++.
30 g4
Se pierde el caballo trotón, y con élla
partida.
.
Podría seguir: 30 ... 'iVg5,31 gxf5+ exf5
32 'lixg5+ hxg5 33 ~d5 f4 34 c¡f;e2 f5 35
'1f¡>d3 ~h5 36 ~d4 ~g4 37 c¡f¡le5.
Una buena ilustración de cómo llevar a
cabo un ataque al rey con medios económicos,cuando las circunstanciaslo permiten.
48
A vrukh - Karjakin
. BieI29.7.2003
Tras una apertura intensa, el rey negro
ha perdido el derecho a enrocar, pero su
bando cuenta con un peón de más y con su
última jugada amenaza ganar pieza. Si el
alfil se retira, sigue, obviamente, 18 ...
11 xd4, ganando un segundo pe6n.
18· fS!
l:txd7
19 fxe6
'iYxe5?
Las negras se equivocan. Lo correcto
era 19 ... %! xd41 20 n xf7+ ~xe6 21
'iYxd4! fIIxf1 22 1Wc4+ ~d5 23 ife2! 'iff4
24 tle1 (24li)g6+? 'iVe4 251lfxe4+ .i.xe4
Última jugada: 12 ... llJf6xe4
26 ~xh8. c4 -+, porque el rey negro acaba
capturando el caballo de h8; sin embargo,
era de considerar 27 Del i.c5+ 28 et>hl
179
~dS 29 liJf7) 24 ... 'iVd4+25 ~hl 'fi'e4
261Wxa6+ (261Wxe4 ..txe4 27 l1xe4 ~d5
28 t[el c4+) 26 ... ~xe5 27 nxe4+ iLxe4
28 ¡fcS, con equilibrio dinámico (análisis
de Avrukh).
.
28 %1xf7+?
Los errores alternos, en posición tan
compleja como ésta, no hacen sino confirmar la tensión a que está sometido el aje-
e.
102
EL ATAQUE EN AJEDREZ
drecista profesional de hoy. por la lucha
ultradinámica de los torneos actuales.
Las blancas podían inclinar la balanza
de forma más contundente: 20 exd71 ¡VdS
21 ttae1+ ~xd7 22 l:te51 'iWxd4+ (22 ...
'iWc423 dxc5+ e¡f¡»c724 %lelf '+Wg425 ne8-t-)
23 'ti'xd4+ cxd4 24 nxf7+ ~c6 25 ne8 +-.
182
30 f1fe7+
29 .11xtS
rIxf8
nf6
31 h4+
(l-O).
Mej or la torre que el alfil: 31 ... <t> g6
32h5+ clt> g5 33 'iWg7+..
49
20 •••
21 l:[ xd7
~xe6
¡,e4?
Karjakin deja escapar su gran oportunidad. Con 21 ... 1Wb8!! (Avrukh) se ha-
bría salvado: 22 dxc5 Axc5+ 23 Whl
Axg2+!! 24 e¡f¡>xg2 Ad6!, y de las complicaciones se derivan unas tablas.
22 lld8! (~) ~f6·
23 %te1
•••
Tambiénganaba23 nfl+~g624 nfxf8.
23 •.•
.
'fi'h4
(Ver diagrama 182.)
24 'iVe2!
~g5
24 ... ~g6 25 'ire6+ 'iff6 26 ~g4+ ~h6
27 tle6.
25 'fi'e6
g6
26 g3
¡j'g4
27 tteS+
.Aún era mejor 27 h4+ cith5 28 l!e5+..
27 •••
28 1:1 xf5+
¡VfS
gxf5
Madeja - Ivanchuk
Campeonato Mundial FIDE
Moscú 30.11.2001
Esta partida era la segunda del desempate
a rápidas (25 minutos). tras finalizar empatado el match inicial (una victoria para
cada uno). La partida, pese a la velocidad
de juego. es de gran calidad.
íntinlajugada:14f4xe5
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
14 ...
liJdxe51
No es la primera vez que se realiza este
sacrificio en la Defensa Francesa, pero
aquí Ivanchuk le imprimirá una singular
originalidad.
15 dxe5
l¿)xe5
16 i.c2
La alternativa, 16 Ab1 .id7 17 'iVc2
lDg6 18 h5 11 ac8 parece buena para las
negras.
16 •••
103
saieo y laborioso es 21 ... iLc5 22 ¡fxc5
J:[xc5 23 .1lxc5 'fkxb2 24 ~xf8 'iixal+ 25
~f2, con ventaja negra) 72 ~6 iLg3+ 23
~fl (23 ci'e2? %1c2+ 24 ~d2 ~b5+ 25
~dl ':xb2+! 26lüxb3 nfl++) 23 ...
'ti'd3+ 24 li)e2 1Ic2 -+.
~~7
17 'iWe2
Ahora viene el bombazo.
21 ..•
nfl+!!
22 ~xn
22 9;e2?? .tb5+.
22 ...
li'd3+
17 ...
. llac8!
Juego de gran nivel. Si 18 li) xe5
.txh4+ 19 l:lxh4 (19 ~d1 ~a4!; 19 ~d2
¡fd4+ 20 ¡vd3 tt f2+ 21 lb e2 tI xe2+ 22
c¡tJxe2 Ab5!; 19 g3 .txg3+ 20 ~d2 'ifd4+
21 'iWd3 :f2+, etc.) 19 ... 1:[ xc2.
.
18 Jl..xh7+
~xh7
19 'i'xeS
Ad6
20 Ae3?
Un error. Mejor parece 20 ~h5+ Cit>g8
21lLle2 e5, aunque también en este caso la
iniciativa les compensa a las negras de su
déficit material.
'ifb3
20 ._
21 lüd2
Si21'i'xd6, 21...'ifxe3+22l¿)e2 11 c2-t.
21 ird4? pierde por 21 ... tI c4! (más pro-
23 ~f2
24 lDgf3
Axb2
~xeS
25 llabl
26 lIhd1
eS
11c2
2'. g3
jLg4
Macieja abandon6. Una espléndida
producción de Ivanchuk, que la consideró
su mejor parti~a en el Mundial.
104
EL ATAQUE EN AJEDREZ
SO
20 'i'e2
llJ d6
Esta jugada es la única defensa posible
contra 21 tI el, que ahora se contestaría
con 21 ... ll)e4.
Grischuk - Graf
Match Rusia - Alemania
Olimpiada de Bled 6.11.2002
Última jugada: 15 ... 'ifd8-a5
1/n
---,186
~
16 ~g4 .
~d7?!
La alternativa es 16 ... lDd2, con dos
posibilidades:
(a) 17 'Wixg7 ngB 18 'irxh6 lllxb119
iLxbl iLb5 20 %:tdl.
(b) 17 .i,xd2 'iWxd2 18 bdl 'iVg5 19
'ifh3 f5 20 exf6 (20 f4!? 'ilxh521 /L)xf5
f6xh3 22 lbd6+ rli;d7 23 gxh3) 20 ... 1Wxf6
21 rIfe1 Ad7 (análisis de Grischuk, que
prefiere la opción b).
17 I1b4
La idea es mantener fuera de juego a la
dama negra..
n
17 ••.
118g8
Como es obvio. la única forma de de-
fender g7. Si 17 ... l2Jxa3, sencillamente 18
.id2.
18 f4
f5
Las negras no pueden permitir la ruptura f4-f5, y. si 18 ... g6, 19 hxg6 fxg6
20 lbxg6 xg6 21 .txg6 g8 22 f5 exf5
n
23 ~xf5+.
19 exf6
n
21 f5!
Finalmente, .se lleva a cabo la ansiada
ruptura, que abre vías de agua en el campo negro.
21 ...
exf5
21 ... lLle422 fxe6+ ~)(e6 23 ~b2, con
idea de 24 Jl.xe4 dxe4 25 d5.
l¿)exf5
22 ti) xf5
Si 22 ... ti) e4, 23 liJxh61, ganando un
importante peón, que deja pasado al de
~.
.
23 i.xf5+
li)xf5
24 1:txf5
Las blancas han conseguido una importante ventaja espacial, que junto con
las debilidades de la posición negra (peones de f6 y h6), así como su mal alfil y. sobre todo, la comprometida situación de su
rey suman muchos puntos a favor del bando atacante.
24 ...
(Ver diagrama 188.)
'iVd8
25 llb3!
gxf6
Una jugada flexible y polivalente:
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
188
manteniendo su vigilancia sobre la columna b, la torre se reserva un posible
desplazamiento por la tercera fila, hacia otros objetivos, según evolucione el
juego.
25 ..
nh7
26 ~f3
~c8
Mejor era 26 ... :hg7, y si 27 ..i.xh6
tlxg2+ 28 ¡fxg2 t1'xg2+ 29 Cif¡lxg2 ¡Vg8+
30 : g3 'if e6, con algunas posibilidades
para las negras. Sin embargo, las blancas
disponen de la tranquila 27 n b21, y siguen
consu proyecto.
:\'
27 l:txf6
Ite8
28 llxc6+!
No es imprescindible, pero sí lo mejor
y más fácil
I!
28 •.•
29 'ii'g4+
bxc6
'iVd7
30 ifg3
cbd8
Única.
(Ver diagrama 189.)
31 i.xh6!
¡Qué forma de activar el alfil! Captura
peón y elimina de paso el defensor de la
casilla g5, donde proyecta jaquear, derribando toda resistencia. Está defendido,
precisamente por el jaque en esa casilla.
Puede que no sea una jugada muy dificil
105
189
de encontrar, pero desde luego es tremendamente eficaz. .
31 ..•
lIxh6
32 J:[b8+
cbe7
33 'iYg7+
e¡f;Jd6
34 'iWxh6+
(1..0).
Si 34:... ~e7 (34 ... l1e(j 35 'iff4+ ciJe7
36 1Wf8++; 34 ... li'e6 35 ti'f4+ ~d7
36 :b7~ ~d8 371Wc7++), 35 l1b7! 'ffxb7
36 Vg7(h7)+.
Un bonito ejemplo de virtuosismo técnico y agresividad, o dicho de otro modo,
un ataque perfectamente dosificado, que
revela un estilo maduro, por parte del jo..
ven fenómeno ruso.
106
EL ATAQUE EN AJEDREZ
51
Morozevich - Sbipov
Campeonato de Rusia
Krasnoiarsk 6.9.2003
Última jugada: 7 ... 'WIa5-a4
ción complementaria concreta. Si la dama
negra captura en c2, sirve de punto de
apoyo a .id3, impidiendo que llegue al
.
flanco de rey.
10 ...
h5
Una alternativa es 10 ... í5, pero sería
incoherente con el plan negro (8 ... f6), Y
otra posibilidad es 10 ... 'iVxc2 11 .td3
'iWxb2 12 nbl 'tWxa3 13 n g3, y las blancas
ganan rápidamente.
.
11
~f4
lDc6
12 J:1g3!?
Parece más precisa 12 l¿)f3! c4, y ahora:
Ca) 13 ~ .n &¡j ce? 14 exf6 gxf6 15'
li)e5+ ~e816 l:tg3 fxe5 17 'iVxe5 .tth718
~e2 c;t>d7
19 ~xh5.
(b) 13 exf6 gxf6 14 llJe5+ llJxe5 15
8 h4
¿Una extravagancia? En realidad. una
jugada canónica: las blancas actúan en el
flanco en que son superiores.
f61
8 ••
Esta jugada es un error. En primer lugar, por la razón anterior: las negras se
muestran activas en el flanco en que su
posici6n es inferior. y en segundo lugar,
porque de ocho jugadas han invertido dos
en una pieza desaparecida (3 ... Ab4, 4 ...
~xc3+), otras dos en movimientos de dama (6 ... 'ifaS, 7 ... 'ifa4) y cuatro de peón,
de modo que su única pieza en juego es la
tI
dama
9 'tWg4!
~f7
.
. Aquíse plantea la cuestión de si esta
jugada es o no mejor que 9 Cltf8.
10 ttb3
..
Una buena jugada, p.era no original,
pues ya se había visto en este tipo"de posiciones. La torre tiene un claro porvenir en
las columnas f 6 g. Además, tiene una fun-
dxe5 'iYxc2 16 exf6"lDxf6 (16 ... eS 17
'ifxe5.ll)xf618 ZIn ~e4+ 19 'iVxe4+ dxe4
20 ~xc4+, con clara ventaja blanca) 17
Wic7+
~h8+
18 'fHg7 11.f8 19 ~e2 sn 20
1:tf8 21 ~h6 e5'12 fle3 ± (Moroze-
~e8
vich).
12 ...
ltJce7
El otro caballo debe mantener la defensa de f6.
Si 12 ... cxd4?!, 13 tl)f3 'Wxc2 14 ..td3
\i'b2 15 n bl ~xa3, con ventaja blanca.
Mejor parece 12 ... c4!, aunque después
de 13 exf6 gxf614 ~e2 'iWxc215 IXcl 'iYe4
16 li)h3 ~xf4 17 /iJxf4 liJge7 18 ~xh5+
~f8, las negras tienen problemas. Por
ejemplo: 19 ~f3 nxh420 .th5 1!><h5 (no
sirve 20 ... nhl + 21 'it?e2, y la torre tiene
que tomar el alfil de todos modos) 21
ltlxh5 ±, 21 ... eS 22 tlg7!.
(Ver diagrama 191.)
13 lDf3!
c4?!
Morozevich: "Lo crean o no, las negras
tienen aquí una posición prácticamente
perdida."
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
Alternativas:
. (a)13 ... ~f5, 14 l1xg7+! ~xg715
exf6+ ~g8 16 lLle5 lDxf6 (16
%lb7
17 'iVg5 cxd4 [17 ... Ilc718 ~e2; 17 tWxc2
18 ~d3 'fib2 19 nb1] 18 c4!) 17 l2Jg6+
cj;g718 lDxh8 lbe4 19 'ife5+ 'it¡lg8 20 i¿,d3.
(b) 13 ... lDg6, con una larga variante,
casi forzada: 14 1:1 xg6! ~ xg6 15 exf6
lDxf616 Ad3+ clJf117 'Wic7+ ~g818 ~e5
'fIeS 19 i.b5t! 'iVxb5 20 Vf7+ et»h7 21
i.h6! ll)e8 22 a4! ¡Vd? 23 /l)xd7. Si, en la
jugada 22, la dama se desvía de la defensa
del caballo, las negras reciben mate: 22 ...
'iib223 'iWg6+ t¡f;>g8 24 1Wxe8+ ~h7
107
16 lllg6!
Una jugada muy efectiva, eliminando la pieza más activa de las negras, y
activa~d~ aún más, de paso, la propia
torre.
16 •••
~xg6
17 %lxg6
¡VeZ
17 ... e5 18 dxe5 "ifxc2 19 .: g7 y las negras pierden.
.1 8. Wg3
~f8
Las negras no quieren entregar su
pe6n de f6, con 18 ... liJe?
19 Ji.e2!
Las blancas juegan a placer: atacan en
igualdad de condiciones materiales, y las
negras no tienen pieza que jugar-,
19
"fNfS?
Si 19
e5, 20 ~ el 'tVe4 21 f3 \i'f5
22 dxe5.
2.0 i.f4
eS
. Por fin una jugada activa, tras veinte
movimientos. Las negras siguen sin tener
en juego más pieza que la dama.
2"¡ dxe5
.i.d7
22 exf6
lle8
251Wg6+ et>g8 26 Wxg7++.
. 14 exf6
15 lDe5+
gxf6
rJiJe8
193
23
iLe3!
lb>'~f6
De repente, hay tres piezas negras movilízadas, pero i su causa está perdida!
24
R.cS+
108
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Shipov se rindi6.
Si 24 ... n e7 (24 ... et;f7?? 25 t[ g7+
~e6 26 'i'd6++), 25 .1:tg7, Ytodo se viene
abajo.
El mayor lujo del jugador combinativo: atacar sin inversiones materiales, creando una cadena de continuas amenazas.
Por otro lado, esta partida puede considerarse una perfecta ilustración de los peligrosdel subdesarrollo.
'iVd823 'iYc3! ~f8 24 rIfdl, con absoluto
dominio (Topalov).
19 W'xb7+
~f6
20 11adl
VJHa7
21 'iff3+
et» e7
22 'li'g4
g5
23 Ac4
'iYb6
52
Topalov - Anand
Dortmund 14.7.2001
lÍltima jugada: 15 ... 'fif6-f4
195
24 l:[d31
El plan de las blancas es claro: tratarán
de presionar con todas sus piezas sobre las
casillase6 rO.
24 ._
Itad8
Tomar el peón de b2' sería buscarse la
ruina: 24 ... 'fIxb2 25 :el '5'f626 nf3
"fig627 rIxfl+!.
2S no
.teS
26 .t1el
El rey negro sigue en su casilla de origen, amparado en que no es posible ll)xd7
en
por el mate h2. La dama negra ataca d4
y confía en ganar ese importante tiempo
para poner su rey a cubierto. .
16 g3!
'~xd4
17 lüxd7
~xd7
18 ¡YO
rj¡}e7
. Si 18 ... c¡f¡>e8, 19 i.xa6! l:txa6 20 'fixb7
it.xg3 21 hxg3 (21 'iVxa6 permite jaque
perpetuo, con 21 . o, ~ xh2+ 22 ~ xh2
ffh4+ 23 ~g2 'ifg4+) 21
.00
llb622 'Wc8+
26
'0.
Af627
f6
'ilf5 tWxb228 %1xe6+!, y
si 26 1:td4t 27 }1)(f1+1 q;xil28 'ilf5+ y
30 'i\V)(e5, con ventaja. Estas líneas muestran la vulnerabilidad de los puntos e6 y
o ••
fl.
.
27 'fi'h5
'iYb4!
Si 27 o,. 'iVxb2, 28 l:lb3 "it'd229 nb7+
Ild730 llebl l:txb7 31 l:lxb7+ ~d6 32
fi'fn 'iVel+ 33 .afl i.d434 ]¿d7+ et>e5 35
D.xd4 Citxd4, y ahora, no 36"'xf6+ 'it'e5,
sino 36 'iWg7!!, ganando la torre en todos
los casos. Por ejemplo: 36 ... 11 a8 37 ~d7+
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
.
~e5 38 'fIic7+ ~f5 39 'iVc2+1 ~e5 (39 ...
~g4 40 h3+ c;f;lh5 41 g4+ 'it>h4 42 "ti'g6 y
mate) 40 ~c5+ c¡f;¡Je4 41\Wc6+ (análisis de
Max Notkin).
n
28 .%1. xe5!
'iixc4
28 ... fxe5? 29 'fin+ rJ/d6 30 1Wxe6+
rl;c731 ltf7+ ~b8 32 fi'xa6 'iVel+ 33
~fl +-.
29 fIel
'S'xa2
30 'fi'g6
nhf8
1Wxb2
l:f1 -
jg¡
33 nxe6+
Un brillante golpe, que recuerda la
partida Yanofsky - Dulanto, Olimpiada
~b6
'ilxeS+
h4
h5
\We6+
a5
ltd7
.cj;c7
45 h6
Anand se rindi6.
196
32 'ilg7+
.
de Buenos Aires 1939 (véase Escuela de
Ajedrez 2, páginas 192-193).
33 ••• .
~xe6
34 11 e3+
'i'ieS
35
xeS+
fxe5
36 'ifxgS
.t[df8
37 Vg4+
~d5
38 \idl+
";c5
39 _c2+
~b41
39 •.. Citb6!.
40 'ikb2+
et>c5
41
42
43
44
31 1Wxh6
109
2.4
SACRIFICIOS EN
e6
El sacrificio de pieza en e6 es un tema táctico muy frecuente, de modo especial en
aperturas en las que el rey negro se ha retrasado en el centro. La Siciliana, por
ejemplo, es una mina inagotable de ataques con sacrificios temáticos en e6, y
también. son habituales en algunas variantes de la Caro-Kann.
110
EL ATAQUE EN AJEDREZ
53
Keres - Kotov
Torneo de Candidatos
Budapest 1950
Última jugada: 9 ... 'fic7-c4
-..I
L....--
199
(14 ~e715 fxe5 'ifxg516 exd6) 15 fxe5
1Wxg516 exdó}, con ventaja decisiva (análisis de Keres),
12 ~g4
¡feS
Keres ha conseguido crear una situación realmente opresiva para las negras,
que s6lo disponen de jugadas contadas. Sí,
por ejemplo, 12 .. 'iWe8, 13 "ifd2, con la
000
La dama negra refuerza el peón ~6,
atacado con la jugada anterior de las blancas, 9 ~h5!?, una curiosa novedad de Keres, que deja "tocado" aquel punto.
La mejor respuesta de las negras habría sido, sin embargo, 9 ... tnxh510 'iYxh5
g6 11 'tWh4 ilg7, o bien 9 ... g6 10 .i.e2
~g7, con posici6n confusa.
10 li)xe6!
¡Pese a todol ¿Cuál es la idea?
10 ...
~xe6
No servía ahora 10 ... llJxh5, por 11
¡Vd5! tiJb6 (11 ... li'xd5? 12ll)c7++) 12
'iVxc4liJxc4 i3 ~c7+ y 14ll)xa8, con ventaja decisiva, pues el caballo blanco sale
porb6.
11 l2Jd5! .
(Ver diagrama 199.)
11 ••• .
'iftd8
Este movimiento de rey parece obligado, pues si 11 ti)xd5, 12 exd5 W'f5 13
fi'el+! lijeS (13 1We5 14.f4 -+-) 14 f4 h6
0
amenaza 14 .i.xd7 y 15 'ifc3.
13 f4
'iVxe4
Tomar en b2 seria desafinar mucho. 13
... 'iYxb2 14 J:t bl 'i+'a3 15 ~xd7 .i.xd7 16
/l)xf6, ganando.
14 Axd7
il.xd7
Si 14 .0. et»xd7, 15 .i,xf6 ~c816 c4 gxf6
17 'l1Ha4+ (t-).
15 li)xf6
gxf6
Si 15 .0. 'ii'g6, 16 'fi'd4!, y si 15 ~c6,
16 lBd5+ f6 17 ll)xf6, con ventaja decisiva.
o ••
16 -ixf6+
17 i.xbS
18 ~d2
19 nael
20 1:1 e7+
21 :fel
~c7
~c6
~b6
'1Wg6
~d8
aS
No servía 2.1 ... ~xf4, por 22 'ifa5+.
22
~d4
l:ta6
23 1t'fi
ii.f8
23 ... Axf4 24 .i.b6+ ~c8 25 .11 c7 l:
~b8 26 n xc6 bxc6 27 11e8+ ~b7 2R
ATAQUE Al REY EN EL CENTRO
: e7+ ~a8 (28 ... ~b8 29 ~e7+ ~c8
30 ¡fxf4) 29 .i.d4L
24 ~b6+
~c8
200
La suerte está echada. Ahora las blan-
cas ganan fácilmente.
25 %te8+
. ,.txe8
26 :1xe8+
27 : xf8
ri¡d7
(1-.0).
Una paliza memorable.
54
Christiansen - Foygel
Campeonato de EElITl
Seattle 6.1.2002
Última jugada: 13 ... jlf5-b5
111
Christiansen estuvo evaluando la posíci6n resultante de 14 'ti'xb5 cxb5 15 d5 eS
(y también de 15 a4 bxa4 16 lIxa4 O-O),
pero consideró que "veteranos como Foygel amenudo resisten en ese tipo de posiciones". Así que siguió buscando, y esto
fue lo que encontró:
14 nxe6+!? ....
·No puede catalogarse de jugada ganadora al cien por cien, pero no hay muchas
que puedan calificarse de tales. cuando se
trata de un ataque al rey en el centro, con
sacrificio de pieza(s).
fxe6
14 •.•
15 'ii'xe6+
~d8
16 R.gS+
La idea inicial era 16 ti) g5, pero después de 16 ... !tí81? 'fi'd6 l1f6 no hay forma de progresar, El vencedor publicó extensos; análisis sobre esta posición, que
sería excesivo considerar aquí.
16 __
17 f¿e1
; La posición crítica. La principal amenaza es 18 'fllíI.
17 ••.
l:ttB
Además de la textual, las alternativas
importantes eran sendas jugadas de la
dama negra (junto con 13 ... 'iHb5, todo un
baile por casillas blancas de la quinta fila):
*c8
más
(a) 17 ... "fid518 'WIe7 'iYg8 (18 ... %:tg8?
19 IX e6! 'iff5 20 1:t d6, Y no hay defensa
contra 21 g4, por ejemplo: 20 ... ci;}c7 21
&f4 'fi'xf4 22 xd7+ ~c8 23 xb7 %l d8
24"iYxg7 +-) 19 'iVd61Wd5 20 ~e7, con repetición de jugadas. Esto significa que las
opciones de proseguir el ataque pasan por
19d5!? y.19 c4!? .
n
n
(b) 17 ... Wf5 18 'ti'd6 ~f6 (18 ... 'ii'dS
is Wie7 traspone a la variante anterior) 19
.i.f4 ~d8 20 JI e71 Decisivo. Si, por ejemplo, 20 ...h6 (para impedir li)g5-e6), 21 c4,
: y de nuevo la amenaza 22 g4 es terrorífica.
112
El ATAQUE EN AJEDREZ
Otra posibilidad es 20 ... 'iVd5 (en lugar de
n
20 ... h6) 21 xd7 ~xd6 22 11 xd6 JLc7 23
%:t f6 .t xf4 24 11xf4 11d8 24 ltl eS, y las
blancas tienen clara ventaja, con sus dos
peones por la calidad, un formidable caballo y una posición compacta.
21 gxf3
•••
Las negras abandonaron.
No hay defensa contra l:te7 y .tf4.
55
TaI-Bilek
Torneo Interzonal
Amsterdam 6.6.1964
Última jugada: 11 ... e6-~
18 'fIJe7
f:i;c7?
Patinazo estrepitoso. Era imprescindible 18 ... h6 19 ~h4 g5 20 Ag3 i¿,f6 21
iY d6 'iYb6 22 e6! iVdB (22 ... eS 23
ií'd51) 23 d5! e5 24llJd2!, y las negras tendrán problemas para soportar la presión
sobre su rey.
19
It xf3
n
12 lDdS!
13 exd5
14 fxe5
li)xd5
!lJ..e7
dxe5
v-o
20 .11e5!
~xb2
Una de esas posiciones que le gustaban
a Tal y que dominaba como nadie.
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
113
15 lDe6!
~d6?
Lo mejor era aceptar el sacrificio, pero
aunque las variantes son más difíciles, la
conclusión viene a ser la misma. Por ejemplo: 15 ... fxe616 ~h5+ c;Pd7 (16 ... ~f817
dxe6 -t-) 17 tWg4 (17 dxe6+ ~c618 %:lhe1
.i.c5 19 ~bl q;b6) 17 ... Ag5+ 18 q¡;.b1
~ e8! 19 1: hf1 J:[g8! 20 dxe6 g6 21 l:tn
'iWc6 (21 ... 'iYb6? 22 ¡fO +-) 22 .i.d5 'fi'eS
23 'iff3, y las blancas ganan.
16 lj)xg7+
<it>f8'
17
~e6+!
206
La conservadora 17 li)h5 l:tg8 18 ¡ff2
le daba a las blancas una ventaja moderada.
17 _.
~e8
Si 17 ... fxe6, seguiría 18 1:thf1+ rJ;g7
(18 ... cb g8 19 'ilbS 11 h7 [19 ... il.g5+ 20
~b1 'fIJe? 21 'itg6+ Wg722 'ife8+ c¡f¡»h723
~d3+ y mate en dos] 20 "ile8+ Jl.f8 21·
dxe6 ¡Ve? 22 1:txf8+!, ganando) 19 dxe6
flJc7 20 :tf7+ ~g8 '21 'iVh5, y es mate en
pocas.
18 llhfil
Con la amenaza 19 %1 xf7l.
AgS+'
18 _
18 ... b5 19 'iYh5 bxc4 20 xf7 ~d7
n
56
Stellwagen - Naiditsch
Torneo Coros B
Wijk aan Zee 16.1.2003
En esta partida veremos en acción a dos de
los jóvenes talentos actuales, de previsible
gran proyección: el holandés Daniel Stellwagen (Elo 2427 cuando se jugó esta partida) yel alemán de origen ruso Arkadi Naiditsch (Elo 2585). Les invitamos a seguir el
ascenso de su Elo... IY de su juego!
'Última jugada:12 ... h7-h6
21 11 xe7+! r3;xe7 (21 ... 'f!lxe7 22 1Wxe5,
con amenazas sobre h8 y c7 +-) 22 'iYg6-t-.
19 <tti>bl
20 .'fkh5
21 Ab3
b5
Af4
aS
21 ... 1:1a722 g3 ..te323 ltf6, ganando.
(Ver diagrama 206.)
22 lDc7+!
23 d6
~xc7
(1-0).
Si23... 'iWd7, 24 r1xf4! exf4251We5+, y
si 23 ... V/a7, 24 d7+ .txd7 25 \Wxf7+ c¡td8
28 ~e6.
Naiditsch ha cometido un error de
. , apertura, confiado en un éxito anterior: 12
114
EL ATAQUE EN AJEDREZ
... h6 es suiciday, según Stellwagen, la mejor jugada para las negras es 12 .,. ite5!.
13 .txf6
gxf6
14 ~xe6!
paralizando por completo el juego de las
negras (Stellwagen).
20 ~b6
'iWf4+
21 ~bl
~c6
Un sacrificiocantado, que parece decisivo en esta posición concreta. Aquí se habíajugado 14lbd5?!.
14 .••
15 li)xe6
16 .0-0-0
fxe6
¡¡¡e7
~f7
Una jugada lógica, apartando al rey de
la columna candente.
17 lIbel
~e5
208
Prácticamente no hay alternativa. Tomar el peón de g2 sería absurdo, además
de suicida, y no hay jugadas de desarrollo
posibles. Si 17 ... /J)c6?, 18 lbd5, Ysi 17 ...
ltJd7?, 18 lLlg5+ hxg5 19 'fIixe7+ !iJ.xe720
lt xd7, o incluso sencillamente 18 'ii'd2.
18 f4! .
La apertura de líneas es un mandamiento obligatorio en el ataque a un rey
en el centro.
18 •.•
1Wxe6
19 fxe5
\Wxe5
. Si 19 ... fxe5, 20 'tWg3! l:tg8 21 l:lfl+
~e8 22 I:r f6!! 'iVxf6 (22 ... n xg3 23
11 xe6+ ~f7 24 1:[ b6 11 xg2 25 1:1. xb7+
c¡tg6 26lüd5 +-) 23 "fIxg8+ rj}e7 24 ~bl!,
22 g3!
Una importante desviación de la dama
blanca, para habilitar el jaque en c7.
¡¡'f5
22 ..•
23 VIic7+
iLd7
Si 23 ... ~g6, 24li)e21 h5 (evacua la casilla de escape h6) 25 li)f4+ ~h6 26li)e6!
Ilh7 (26 ... ~g8 27 nd8!) 27 'fWd6, y las
blancas ganan.
24 g4
También era bueno 24 'YWb7 '§c5 25
n xd7+ lbxd7 26 'fl'xd7+ ~f8 27 l/Jd5. ganando.
24 ..•
'iVf3
24 ... ~xg4 25 ~b7 +-.
25 lL\d5
!1c8 .
26 'fi'd6
Las negras tienen demasiados agujeros
en su posición y dos de sus piezas aún no
han jugado, en contraste con las muy acti-
vas piezas blancas.
26 •••
27 lIe7+
~xg4
~g6
~xf4
28 lllf4+
Única. Si 28 ... ~g5, 29 ng7+ \t>fS CJ.')
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
..• rj¡lh4 30 ¡¡ xf6++) 30
311J.d4+ ti'e4 32 \i'xe4++.
'ir e6+
115
~ xf4
29 'ii'xf4
Axd1°
. 30 1We4+
. (1-0). .
Hay mate en siete (véase capítulo 1,
ejercicio E4 ).
57
TaI- Petrosian
Torneo de Candidatos (26)
Yugoslavia 25.10.1959
última jugada: 11... tDf6-h5
--.l21l
~
jor jugada, como veremos, a' continuación.
Las alternativas eran:
(a) 17 tlld5 11 xe618 l:fJc7 'ifxe7! (pero
no 18 ... rt;f7, por 19 rIf1+ rj;g7 20 'iYf8+
~g6
21
~xa8 ~d7
22 b4f +-) 19 "iJxc7
l:te7 2:0 'iVd6 tte6 21 'iWd5, con una pequeña ventaja de las blancas.
(bj Lo mejor era 17 ¡Ve7!, y después de
17 ... ~xc7 (17 ... b618lj)g7+ ~f819lDh5
t¡)d120 l/)xf6 lbxf6 21 l:fl) 18 l¡)xc7+
~d8 19 l/)xa8 %1 c6 20 a4 b6 21 1'.[ d1+ ~e8
22li)d3, con ventaja decisiva.
i7 ...
ts J:1f1
12 .i.xe6!
13 /Oxe6
fxe6
lilxg3
Si 13 ... ttlxe5, 14 ~)(f8 y15 \Wxd6.
14 fxg3
lLleS
15 l1xf8+!
No servía 15lt)xf8, por 16 ... 'Wc5+.
15 •••
l1xf8
16 1fxd6
l:tf6
16 ... .txe6? 17 1i'xe6+ ~d8··18 .11dl+
cj}c7 191Wd6+ c.tc8 20 'fixf8+.
(Ver diagrama 211.)
La posición crítica de la partida.
17 /i)c7+?!
Tal falla. No era fácil encontrar la me-
rtlf7
tlxfl+
19 ~xn
ltJc4
Si 19 ... h8, se indica en varias fuentes que; sería decisiva 20 ltJ3d5, pero despuésde 20 ... 'iVxa2, las blancas no pueden
ganar, por la amenaza de jaque perpetuo
(211Wf6+ e¡f¡lg8).
En cambio, tras 20 lb 7d5! l¿) c6 21
W'f6+ ~g8 (21 ... cj;le822 'WIg7 +-) 22 'iWg6+
~f8 (22 ... cj}h8?? 23 ~f6) 23 'i'xh6+ c3;í/
24 ~f6+ ~g8 25 'iYxg5+, las blancas deben ganar,
20 'iYxh6
(Ver diagrama 212.)
n
20 •••
¡qc5!
Una muy buena jugada defensiva. La
116
EL ATAQUE EN AJEDREZ
58
Anand - Bologan
Dortmund 7.8.2003
Última jugada: 13 ... nh8-gB
212
alternativa es 20 ... 11 b8, cuando tras 21
lD 3d5! /i) d2+ (no vale ahora 21 ...
"'JJkxa2??, porque hay mate en cuatro: 22
'1Wh7+ ~f8 23 'f!/e7+ ~g8 24 lbf6+ 'itth8
25 ~h7++) 22 c¡f¡e2 .ig4+ 23 et;d3!, Y las
blancas ganan.
21 ~xa8
Si 21liJ3d5, 21 ... li)e3+. Sería un error
21 ~+ cJ;;g7 'l2lDxa8, por 22 ... Sl.g4!,cazando la dama, pues si 23 ~xg4, 23 ... li)e3+
y 24 ... ~xg4. Por último, podía intentarse
21 'iVh7+ ~f8 22 'iYh8+ fj¡;f7 23ll)xa8 (dado
que la dama blanca toma la casilla d4), pero
tras 23 ... ~g4 24 l¿)d5 lLle3+ 25 ~xe3
1Wxe3, DO hay forma de evitar las tablas.
21 •••
l¿)d2+
22 ~e2
Si 22 ~e1??, 22 ... 'iVe3+ 23 ~d1
.1g4+.
22 ....
23 rJ/d3
23 c;f;txd2 'iWd4+.
23 •.•
24 cibe3
~g4+
'it'c4+
•••
24 ~xd2 ~d4+ 25 ~el 'iYgl+ 26 ~d2
~d4+.
24 ••. .
'ifc5+
No serna 24 ... ltJfl+? 25 ~f2 'fVd4+ 26
c.t> xfl., pero la textual es perfecta.
Tablas. No puede evitarse el perpetuo.
En este torneo a doble vuelta, Anand había perdido, con negras, también en una
Caro-Kann, ante el mismo rival en la tercera ronda, y ahora tenía ocasión de desquitarse. Tenía preparada una fuerte novedad
desde hacía meses,y contaba con poder ponerla sobre la mesa en esta ocasión.
14
nel!
...
Ésta es la mejora de Anand. Bologan
puso cara de póker, pero pensó 25 minutos antes de responder.
14 ...
.!att'S
¿Por qué no el avance 14 ... g4? En tal
caso, después de 15 1Wxh6 gxf316 xe6+
fxe6 17 'ilxe6+ liLe? (única) 18 'i\fxg8+
ltlf8 19 Ag6+ cj;d720 Af5+ ~e8 21 ~h6
'ti'd612 .i.xf8 ~xf8 23 l:tel-t ~d8 24 'fifl
!Le? 25 .txc8 ltxc8 26 'fixf3, cuando las
blancas tienen cuatro peones por la torre y
el rey negro sigue expuesto. Análisis de
Anand, elaborado con ayuda de Fritz, según él mismo confiesa.
15 ~f5
n
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
Esta jugada también es de Fritz. A partir de aquí, sin embargo, Anand juega por
su cuenta.
Vale la pena echar un vistazo al sacrifi..
cio de torre, que planea sobre la partida:
15 lIxe6+! ~d8, y ahora:
(a) 16 l:1xh6 ~f6! 17 ~f5 g4 18 1Wh4
Axh6! (18 ... gxf3 19 11 xf6) 19 ti'xf6+
117
20 ~xgS!
No hay que decir quela oferta fue rechazada. Menos claro era 20 \\Vxg5.
20 .•••
cxd4
21 %l ad1I
~b7
Si 21 ... liJc5, 22 i.f4 e5 23 'fi'xg7+
wxg724 Jl.xe5+,ganando. .
'fie7 no es muy convincente.
(b) 16 11 el li)e51 17 ..tf5 g4 18 'it'h5
lt1xf3+ 19 gxO .ixf5 (19 ... gxf3 20 ~hl ±)
20 \i'xf5 'it'd7!, y las negras tienen compensaci6n.
(e) 16 Ah7! rlg7 (16 ... l¡)b817 iLxg8
.txe618 _g3 ií'xg3 19 hxg3 q)d7 20 ..ah7
li)f621 .td3 ~c7J con alguna compensa..
ción para las negras.
15 ..•
iLg7
16· h4!
La mejor réplica.
17 ft3
18 hxgS
~f8
:th8!
hxg5
19 'iVg4
Todas estas maniobras de Anand pare-
cen un tanto artificiales o, en todo caso, no
son muy frecuentes en la forma de acosar
a un rey en el centro. Pero lo cierto es que
son muy eficaces, dado que las negras tienen un entramado difícil de quebrar. En
este punto Bologan propuso tablas.
~ r1xe6!
•••
El sacrificio de torre ha estado latente
durante varias jugadas, pero s610 ahora es
efectivo, una vez que el alfil dama negro
ha dejarlo cS.
2~ •••
fxe6
De nada sirve 22 ... .txf3 23 'fi'xf3
1Wh2+ 24 ~fl.
23 ..i.e7+!
.
Según Anand, las blancas ganan ahora
de manera forzosa, si bien el camino es
largo...
23 ...
ri;xe7
23 ... ~g8?? 24 ¡Vxe6++.
24 'fi'xg7+
~d6 .
25 ll)xd4
¡VCS
En caso de 25 ... 'ifc8, puede seguir 26
l¿)b5+ ebc6 27 'Wc3+ l¿)c5 28 iLe4+ ~xb5
29 a4+ ~xa4 30 1WcA+ c¡f;»a5 31 .: al+ ~a4
32 11 xa4++, y si 25 ... 'iVd8, 26 liJxe611
'ifh4 (26· ... ~xe6 27 ~c4+ et>f5 28 I1xd7
J:hl+ 29 ~xh1 1Wh8+ 30 wg1) 27 ~c4+
118
EL ATAQUE EN AJEDREZ
~d528
ltxd5+ ~xe629 lIxd7+ 'ií'xc430
'iWe5+ ~c6 32 n c7++
n e7+ *d6 31
(Pein).
59
116
26 ..if5!
...
Sobre todo contra ... nhl+ y ...'iYh5+.
Era más fuerte aún 26 ti)b5+ ~c6 27 ll.e2
.: ad8 28 c4 1i'e529 l¡)a7 e-J;»c5 30 'WIe7+.
26 •••
27 liJf3+
Lautier - Korchnoi
Bie12.S.2001
Última jugada: ·11 ... JLb4-c5
'lNe5
'fWd5
28
29
30
31
'ilg3+
rbe7
Uxd5
~xd5
'iYg5+
*d6
'iff4+
La dama es muy superior a las torres
negras.
31
32
33
34
•••
Ae4
~e7
liJh4
1Ig8
li)g6+
Si 34... ~e8, 35'iVd6.
35 VJlf1
1%hS
~d8
11 eS
(Ver diagrama 217.)
36 ~d3!
Bologan se rindió.
Las negras no tienen jugada útil. Pesé
a esta derrota, Bologan ganó el torneo,
con un punto de ventaja sobre. Kramnik y
Anand.
u lDxe6!
fxe6
Si 12 ... Axe3, 13 liJdc7+ etJe7 (13 ...
'fIxc7 14lfJxc?+ ~d8 15 lZ\xa8 ~xcl "l()
Ilaxcl) 14 t[)xd8 ~xd8 15 ~xa8, con la
misma posición.
13 'i'xe6+
~e7
13 ... ~f814 i.e3! Ae715 t:iJxe7 ~xe7
16lWxc4, y si ahora 16 ... ti)c6, 17 il-xc(j
bxc6 lB 'ifxc6 l:t h8 19 ..tf4 iab7 20 'llVh~.
Ylas blancas ganan material.
ATAQUEAL REY EN EL CENTRO
210
~
14 ~f3!!
Apuntando sin disimulo a la casilla h5.
Las negras tienen una posici6n muy restringida y sus recursos defensivos son limitados,
14 _.
li)f8?
Tampoco servía 14 ... ~c6?! 15 $.h5+
g6 16 Af4! 1i'a5 17 lXad1 gxh5 18 liJc7+
c¡f¡» d8 19 ll) xa8, y el ataque prosigue. O
bien 14 ... ll) f6 15 lb xf6+ ~ f8! (15 ...
gxf6?? 16 ~+ ~f8 17 Jl.h6-t+) 16 \Wxc4
Axf6 17 Af4, cuando las blancas tienen
compensaci6n por la pieza, por el subdesarrollo de las negras y la inestable situación de su rey pero sigue habiendo lucha.
15 ¡VeS!
Esta jugada marca ventaja decisiva paJ
ra las blancas.
15 __
119
nación de las piezas negras es muy deficiente. Ahora entra en escena otro factor:
ambos oponentes estaban muy apurados
de tiempo, cosa más que comprensible dadas las complicaciones derivadas del sacri-
ficio de Lautier.
21 tIae!
~
Amenaza la inminente movilización de
la torre por la tercera o la cuarta fila (xc4)
sin pérdida de tiempo, por la amenaza sobre el pe6n de c4.
J
21 ...
f
tLlc6
Parece buena 21 ... 'iVd6, pero después
de 22 'i'c8+ et;g7 23 'ifxb7 ltJc6 24 lLle3!
es muy fuerte, porque plantea de golpe
varias amenazas: 25 lLlf5+, 25 l1fdl y 25
.%lxc4. Puede seguir 24 ... I:laf8 (o bien 24
l2)e6
16 ~5+
~f8
17 Ü61
Plantea la amenaza18 'tWf5+, que tiene
difícil defensa.
17 .._
~g8
gxh6
18 ~g4!
. j¿,xe6
19 jLxe6+
20 Wxe6+
~f8
(Ver diagrama 220.)
Los efectivos de ataque se han reducido de forma considerable, pero la coordi-
1.. l!hf8 25 \'ixa8! nxa8 26 l¿)f5+, ganando) 25: IX xc4 ti.)e5 26 11 c7 (análisis de
Svidler).
22 'tWxh6+?
El error que estropea el ataque. Las
blancas ' conservaban una enorme ventaja
con 2211xc4! fj;g7 (22 ... iLg5 23 h4) 23
l:iJxe7 liJxe7 24 'iVe5+ etJg8 25 nfcl, y la
artillería blanca barre la posición enemiga.
22 •••
et;f1
23
~b5+
24· .~i'jJJ g4+
cj; g7
jL g5
2.5 li)f4
~e5!
120
EL ATAQUE EN AJEDREZ
26 lDe6+
c;f;f6
60
Las negras siguen teniendo problemas,
pero lo peor ya ha pasado.
27 'ii1t3 'iVd728 ~xg5 ~xg5 29 'fih4+
Tal- Portisch
Match de Candidatos (2)
Bled 28.6.1965
c;f¡lg630 l1fdl W'c6 31 't»'e7llJt7 32 nd4
1Wf6 33 'iY e4+ ~ g7 34 :I cxc4 rL hd8 35
Últimajugada:15 ... lj)d5-b4
rIxd8 %txd8 36 'lNxb7 'ire6 37 l1c7 tixa2
38 b3 ~.bl+ 39 Wg2 \WfS 40 e4 'ffg6
41 ~e7 á6 42 ~c7 11d11?
S610 por culpa de este burdo error
pierde Korchnoi el tren de la partida. Con
42 ... f1 d4! 43 'iVc3 'iff6 44 f4 'fIxe7 45
'iVxd4+ ~f6, por ejemplo, las negras deben poder resistir en el final.
221
43 ffeS+
Korchnoi abandonó. Si 43 ... ~f6 (43 ...
~h6 44 tte6), 44 ):J.xf7+ rj¡}xf] 45 'ilh5+ y
461Wxdl.
.
Esta lucha sirve de ejemplo de lo fácil
que puede escaparse una victoria, aun en
las partidas más brillantes, al menor desliz, y también de cómo una tenaz defensa
puede quebrarse en una sola jugada inexacta.
16 l1xe6+!?
fxe6
Cuenta Tal que "después de la partida,
Portisch comentó que había visto el sacrificio de torre, pero que no lo consideró
peligroso, Sin embargo, una vez planteado
en el tablero, admiti6 que se había sentido
incómodo. Así que sólo el nerviosismo
puede explicar por qué respondió al instante, sin pensar".
~f8
17 'iWxe6+
Las alternativas son 17 ... rt>d8 y 17 ...
!i..e7.
(a) 17 ... ~d8 181Wd6+ ~e8 19 .i.f5
(19 'iVe6+, y tablas por jaque perpetuo) 19
... nd8 20 ~e6+ ~f8:¡:.
(b) 17 ... iLe7 18 i..g6+!. Esta jugada
puede parecer incomprensible a primera
vista, de modo que conviene explicar su
razón de ser. Después de 18 i.g5 fi'c7 1t)
J:[ellñxd31 20 iLxe7 'ild7! -t. Así pues,
volvamos a 18 iLg6+! et>d8! (18 ... hxgú?
19 Ag5 'iNc720 %:te1 ¡Vd? 21 \Wxg6+ ilH~
aquí la diferencial, 21 ... ~d8 22 11 xc'!
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
'f!/xe7 23 i.xe7+ q;xe7 24 'ifxg7+ ganando) 19 JuS! 'ffxd4! 20 ~4 (20..te3 ¡fd6-t)
20 ... n e8 21 1t el (según Kasparov, lo
mejor era asegurarse las tablas, con 21
.i.e5 'ild2 22 .itf4), y si ahora 21 ... g671,
entonces 22 ~e3 ¡fd6 23 i.xa7! 1Wxe624
iLb6+ ~c8 (24 ... q;d7?? 25 .i.xe6+ ~d6
26 c5++) 25 .txe6+ ~ b8 26 Ad7.
(e) Una variación sobre la línea (b).
Después de 17 ... iJ.e7 18 ..tg6+1 ~d8 19
iUSl 'ilxd4120 .i.f4, en lugar de 70 ... Ite8,
ahora 20 ... ~d3!?, Ydespués de 21 l1d1
~e8 22 I1xd3li'xf4 23 'tWd7+ ~f8 24 J:lf3
Wxf3 (24... 'iYcl+? 2S ebh2lU626 Jl.e6~)
25 gxfJ ±.
Esta síntesis de las principales posibilidades en la posición, tras 17 'it'xe6+, se basa en el extenso análisis que realizó el pro~oTffi.
..
21 ...
·22 bxa7
121
lLld5
---.a
L..--
214
Las negras tienen suficiente compensación, no sólo material (l:l +~ +l¿) vs
1W+ 8 8 8}1 sino también posicional, pero
tienen que comunicar sus torres y anular
al molesto peón de a7.
22 _.
~e7
Otras posibilidades eran 22 ... et;fl Y22
... g6.
23 b4!
Mucho más efectivo que 23 11 el+
Wd62411Wg3+ ~d7 25 'ifg4+ rJlc7.
23 ....
na8?
Un error significativo. Tampoco sirve de mucho 23 ... l1he8 24 %tel+ ~d6
25 'if g3+ ~ d7 26
xe8 %1 xe8 27 'ti'b8
ll)c7 28 d5! +-. La única forma de resistir parece la jugada de Aronin, 23 ...
l[} c7!, Ydespués de 24 : el + 'itJ f7 25
n
18 ~f4!
11 d8!
Fallaba18 ... :teS?, por 19.td6+ 3J..e7
20 rIel1Wd821 Ae3!, y las blancas ganan.
19 es
tDxd3!
19 ... 'iraS 20 nel, con la amenaza 21
Ad6+.
20 cxb6
lOxf4
21 '§g4
No 21 'Wf5?, por 21 ... li)e2+ 22 c¡tfl
/j)xd4.
~g3lj)d5.
24 llel+
24 ... ~d8 25 ¡j'g3!
25 b5
Clftd6
rt-c8 26 b5 ±.
l:[xa7?
Este error es ya fatal. Si 25 ... cxb5, 26
'iYe6+ ymate en seis (véase ejercicio del
capítulo 1). Si 25 ... tlhdS, 26 b6 ~xb6
27 'iWg3+ Wd7 28 J:tbl.
26 l:l e6+
.'
rile7
122
EL ATAQUE EN AJEDREZ
nos, crear grietas en la estructura contraria.
En otros casos, esos avances desplazan
a piezas defensoras clave, lo que permite
la irrupción organizada de las piezas atacantes. Me repetiré: cada situaci6n y cada
caso son específicos, y el jugador debe adquirir la capacidad de evaluar su viabilidad y sus consecuencias.
ID
27 lIxf6!
Portisch se rindió.
Después de 27 ... gxf6 (6 27 ...
~xf6), sigue 28 'Mig7+, ganando la torre
de h8.
)
El sacrificio especulativo de Tal fue de
gran calidad, llevando el juego a una gran
dimensión.
El mago de Riga vencería a Portisch,
en cuartos de final de Candidatos (5~-2,5)
y luego, en semifinales, a Larsen (5,5-4,5),
para caer en la Final, ante el mejor jugador del momento, Spassky (4-7).
61
Keres - Tolush
24 Campeonato dela URSS
Moscú 1957
PauI Keres (1916-1975) ganó en tres ocasiones el Campeonato de la URSS, y fue
designado primer tablero del equipo soviético la primera vez que participaba en
una Olimpiada (Helsinki 1952). Además,
finalizósegundo del Torneo de Candidatos
en tres ocasiones, lo que, como la mayoría
de los expertos reconoce, tiene mucho más
mérito que quedar primero en un ciclo.
Últimajugada: 9 ... ~b2-a3
2.5 RUPTURA CENTRAL EXPLOSIVA
Un avance o ruptura central de peón (e4e5, d4-dS, o sus simétricas respectivas,
...e5-e4, ...d5:-d4) puede generar una "espi-
ral de violencia", arrollando cuanto se encuentra a su paso, o creando perspectivas
de ataque directo, cuando tal ruptura está
debidamente apoyada y arropadapor las
piezas propias.
A veces, la ruptura tiene como principal objetivo crear líneas abiertas sobre el
rey enemigo, sacrificando uno o más peones, a fin de abrir brecha o, cuando me-
En esta posición básica de la Variante
Gotemburgo (o del peón envenenado) si
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
123
gue debatiéndose, en un plano teórico, si
la entrega del peón está o no justificada.
Pero por entonces la teoría de la variante
estaba en pañales.
10 eS
Esta ruptura central estaba de moda
por aquellos años. Actualmente se prefieren métodos menos drásticos, como 11
.te2, 11 f5 Y11 "i,xf6.
10 ...
dxe5
11 fxe5
/l)fd7 .
12 i.c4
12 ...
ciones.
_aS Y12 ...
.i.e7?!
~b4
son mejores op-
13 l1b3?!
Una indecisión. En la partida Bilek Fischer (Interzonal de EstocoImo 1962) se
jugó 13 jlxe6! 0-0 14 O-O .*.xg5 15 'lVxg5
h6161i'h5 fxe617 ~xe6 :lxf1+ 18 %Ixf1
ffie7 19 1Wf51? ll) b6 10 ¡ff8+ ¡j'xf8 21
11 xf8+, y las blancas quedaron con una
pequeña ventaja, aunque acabaron perdiendo por errores sin relación con el jue-
go de apertura.
13 ...
(a) 19 ... lLlxb3 20 ..axb3 ll)d721lLle4
li)xe5 22 ~f6+ c;tJíB 23 'f8xe5 -f-.
(b) 19 ~c6 20 lñxc6 bxc6 21 'iVd4!
lD~b3 (21
l:¡jd7 22lj)e4~) 22 ~xb3-t-.
i.~g5
14 iVxg5
"'e7
14 ... ¡VeS! 15 ..txe6 (15 ~d5 g6 16
nn exd5 17 e6
ti'xd4 18 exd7+
~xd7
19 .i. xd5 O-O 20 11 xf7 : xf7.21 11 f3
R.e8 22 ¡Vd8 1Wxd51! 23 'fIxd5 l2Jc6 r)
15 ... O-O 16 l¿)f5 'it'xe5+ 17 ll1e4 fxe6 18
&j)e7+ c.t»h8 19 'iYh4 g5! -+ (análisis de
Tolush).
15 'i'xg7
\'6f8
16 lWg5
tlg8
17 Wf4
lt)cS
No es bueno 17 ... l1xg2?,por 18li)e4
lDc619 ~d6+ 4;e7 20 1i'h4+, ganando.
(Ver diagrama 227.)
18 O-O!
19 l:ta
Alternativas:
.
'fi'gT
liJbd7
228
La posición está madura para empren- .
der acciones decisivas y. a Keres no se le
escapa la mejor opción táctica.
20 ~d5!!
lbxb3
Si 20 ... exd5, 21 i.xd5 lLlxe5 (21 ...
l¿)xb3 22 i/..xfl+ etJe7 23 liJf5+) 22 ne3
fbcd723 .txf7+ -t-.
21 tjjc7+
ci;e7
, 21 ... ~d8 22ll)dxe6+ fxe6 23 liJxe6+,
ganando,
22 ~xb3
fixe5
O bien 22 ... 1:1 b8 23 ltl dxe6! fxe6
124
EL ATAQUE EN AJEDREZ
24 'it'h4+ 'iVg5 25 ~+ ~d8 26li)xe6+ +-.
23 'ti'xf7+
et»d6
24 ltJdxe6
liJf6
Si 24 ... IIf8,25 li)xf8 rtJxc7 26 .te6
~d6 27 lDxd7 ~xd7 28 ~xd7 ~xd7
29 'i'ixd7+ ~xd7 30 %lf7+) con ventaja decisiva.
25 rIxf6
1Wel+
26 na
'i'e3+
27 r;t>hl
Axe6
28 lbxe6
l1ac8
29 ~xb7
Tolush se rindió.
Las blancas atacan, con superioridad
material, a un rey muy expuesto en el centro, de modo que no hay que demostrar
ningún teorema: las negras están perdidas.
14 dxe6!
~xe3
Si 14 ... bxc3, 15 exf7+ cj;e7 (15 .0.
clJxIl 16 li)g5+ ~e8 17 ~xc5 'ti'xc5 18
..txb7) 16 Ael +-.
15 exf1+0
~xrT
15 ... we716 ne1.
16 li)e5+
q;e7
17 iLxb7
'ilxb7
62
Sutovsky- Sermek
Memorial Vidmar
Portoroz 2003
. Últimajugada: 1? ... 'ffIb6-a7
18 'iYd3!
Las blancas no quieren bloquear la columna- e con un peón, y la alternativa 18
J:1e1 no parece dar resultado. Después de
18 ... bxc319 I1xe3 l:Ie8 20 ~d7+ rJ¡;f7 21
tllxf6! Ilxe322 'ifh5+ <¡fjJxf6 23 fxe3 "ite4!
24 llf1+ ~e7 25 'ifc5+ we6 26 l:tf4 ¡Vd5,
ha surgido una complicada posición, en la
que las negras parecen defenderse.
18 ..•
bxc3
19 \Wxe3
ttJbd7
Alternativas:
(a) 19 rbd8? 20 li.Jf7+ y 21lbxh8o
(b) 19 ~f8 20 Iladl (20 'it'c5+ ~g8
21 Wle7 ~d5 22 Itad1lbc6! +) 20 ... li)c6
21l¿)d7+ ~f7 22l¿)xf6 gxf6 23 1:td7+cbg6
24 'tie4+, ganando.
(e) 19 ... cxb2 20 liJc6+ ~d7 21 %lfd1.
~xc6 22 ~c3+ ~b5 23 'fNxb2+ ~c4 (23
c;t>c624 'ti'c3+ ~b5 25 rIdbl++) 24 'iNd4,
cbb525 l:labl+ ~xa5 26 'iWa1++.
oo.
o ••
13 d5!
•.•
Una poderosa ruptura central, gracias
al descubierto sobre la dama negra.
13 ...
jLc5
o ••
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
125
Cit>xd7
c¡1¡>c8
20 liJxd7+!
21 :Ifd1+
22 'fie6+
~b8
212
Si44...r1;a7,45 'irc7+ wa8 46: ¡j'd8+ rba7
(46 ... 1:h8 47 c7) 47 'fHe7+ ~a8 48 'i'lxb4.
231
23 J:[a31
23 bxc3? n e8 24 ti'f5 (24 ¡Vc4 ~c8)
24 ... 'iYc6L
23 ...
%leS
23 ... 'ti'e4 24 ¡t b3+ rtJ a7 25 n d7 1:1 ac8
o
•••
Yongchuan2003
Última jugada: 10 ... iLe7-f6
26 'iWb6+.
24
63
·Ni Hua - Zhao Ion
TomeoZonal
'ifrs
.cxb2
O bien 24 \Wc6 25 n b3+ q;a7 26
l1xc3 'irb527 hIxc7+ ~b8 28 IIc5 'ifa4
29 11 d8+! et>b7 (29
1:t xd8? 30 'ire5+
c¡f;>b7 31 'ifc7++) 30 1Wf3+ conventaja decisiva.
25 l:tb3
na7
26 §'d3
~a8
27 1lxb7
l:txb7
(Ver diagrama 232.)
0.0
o ••
,l
28 tlbl!
...
Pero no 28 'iVxa6+? ~b829 fib1 tle5,
y las negras resisten.
'
28 ... 11 b5 29 'i'c3 tt eb8 30 \Wxc7
lISb7 31 'iVd6 ~a7 32 c4 ttb4 33 'l'd4+
~a8 34 ~g2 (+-) 34 ••• b5 35 h3 tlb8
36 'ti'd6 ~a7 37 'ilc5+ cJi1a8 38 'IId6 ~a7
39 'iYe7+ f18b740 1fe3+ ~a8 41 es nc4
42 'iVe6 11 c143 c6 1:[ b4 44 'ir c8+ (1-0).
11 e5!
dxe5
12 d5!
Muy incisivo. Parece que al joven maestro chino le gustan las rupturas de este tipo
(véase partida Short - Ni Hua, capítulo1).
12 ..•
e4
o'
126
EL ATAQUEEN AJEDREZ
13 ~xe4!
Al sacrificio posicional de peón, sigue
ahora otro de calidad.
Si 13 ssm, 13 0.0 exf3 14 dxc6 'ti'xc615
'a'xt3 'iWx:f3 16 gxE lbe5, con ventaja negra,
13 ...
.ixal
14 ~xc5?!
El fenómeno Bu Xiangzhi sugiri6 14
Aa30 Por ejemplo: 14 ... Af6 15 ~xc5
'f!Ic7 16 dxc6 11 d8 17 1i'e2 ¡'xc6 18 h3
~h6 19 l¿}e4, y la posición es difícil de
evaluar. Las blancas tienen buen juego
por la calidad. Ahora las principales opciones parecen 19 fiLe? y 19 ... lbf5.
o ••
14 _
'iVd8?!
14 .00 'lfc8? 15 R-a3 ~f6 16 dxc6 'fi'xc6
17 ~e4J, con ataque.
La mejor opción. según Ni Hua, era 14
... ¡fe?, cuando la posición requiere un minucioso análisis. Lo mejor parece ser, 15
dxc6li'xc616 .i.a3, y si 16 ... ~f6, estamos
en la misma posici6n de la línea anterior,
17 /i)e4!, y ataque. Pero las negras pueden
jugar 16 ... .ic3!, con buen juego.
15 lLlxb7
'fIb6
16 llJd6+
~f8
234
17 li)e4!
••.
Ni Hua se concede un signo de admiración por esta jugada, per~ ¿~ra necesario
defender f2? La alternativa es 17 dxc6
l[} xf2 1 B 'fi' e2 lb g4+ 19 i. e3 li) xe3 20
1Wxe3 W'xe3+ 21 1:[xe3 r:J;e7. y esta posición requeriría ser examinada en muy profundo. Los m6dulos de análisis la consideran más o menos igualada.
17 •••
exd5
18 cxdS
l[)b4
19 .ílf4?!
La jugada cantada era 19 i.a3 iof6 (19
... f5! 20 'Wxal fxe4 21 11 xe4 'fi'xf2+ 22
~hlli)e3 23 .ílxb4+ cttg8 24 ll)h4 tiJxd5
25 'fi'dl 'fffl26lbf3 ~xb4 27 l:r.xb4 00) 20
h3li:Je5 21liJxf6 gxf6 22 'iVd2+-.
19 •.•
llJf6?
Un error importante. 19 ... f5 20 llJfg5
cit> g8 Yla lucha sigue.
. 20 ~xal
!¡jc2?
Nuevo error, esta vez decisivo. Con 20
... lDbxd5 las negras mantenían un equilibrio inestable, pero se dejaron tentar por el
material. y ahora la posición da un vuelco.
21. lLlxf6
%X.d8
Alternativas:
(a) 21 ... lLlxal 22lL1d7+ Cit7g8 23llJxbó
axb6 24 n~al.
(b) 21 gxf6 22 .th6+ *g8 23 ne4! +-.
(e) 21 'ilxf6 22 'iWxf6 gxf6 23 ~h6+
~g8 24 lIclllJa3 (240.0 %le825 d6) 25
~d4 f5 26 d6 +- (análisis de Ni Hua).
ATAQUE Al REY EN EL CENTRO
127
wg
22 ~e51
Las negras abandonaron. Después de
22 ... 'iWxf6, las opciones son:
(a) 22 ... ~xal 23 lDed7+
xd7 24
n
l:1e8++.
(b) 22 ... gxf623 Ah6+ 'itg8 24 llld7!
25 Ae3!! ti'd6 (25 ... W'xe3?? 26
lñxf6++) 26 1:tg3+ 'ilxg3 27 ~xf6t+.
Es evidente que Ni Hua, nueva estrella
del ajedrez chino, se encuentra en las
complicaciones tácticas como pez en el
~xal
agua.
" 64·
Reshevsky- Vaganian
Skopje 1976
Rafael Vaganian, de la generaci6n de
Karpov (nació el mismo año), consiguió
el título de gran maestro a los 20 años, y
sus mayores éxitos han sido compartir el
primer puesto en el Torneo de Candidatos de 1985, y conquistar el Campeonato
de la URSS en 1989. Durante muchos
años ha estado considerado, tras la muerte de Petrosian, el mejor jugador armenio.
12
3?!
Las blancas deciden apartar a su rey de
la peligrosa diagonal gl-a7, en la que se
encuentra la dama enemiga, pues eso podría permitir una ruptura ...e7-e5, con repercusión sobre la columna f, ~as el enroque negro.
Las alternativas eran 12 li'b3 y 12
iLc2.
12
cxd4
13 cxd4
O-O
14 Del?
Nada más lógico. Las blancas han llevado a cabo una especie de enroque artificial, que se culminaría, caso necesario, con
h3 y rJ;h2. Sin embargo, es un claro error,
como se encargará de demostrar Vaga-
nian, quien, años más tarde, confesaría:
c.'Había. estado examinando esta posición
durante algún tiempo, pensando en varias
jugadas, cuando de repente se hizo la luz
para mi: [la casilla fl, la casilla a! Así que
comencé a calcular las consecuencias de
14 ... e5. Era imperativo verlo todo hasta
la jugada 20."
Última jugada: 11 ... JLe7xf6
14 •••
eS!!
Una extraordinaria e increíble ruptura,
que no debió ni de pasárselepor la mente
a Reshevsky, a pesar de su enorme expe-
128
EL ATAQUE EN AJEDREZ
riencia. Sin embargo, encaja en lo que llamamos lógica ajedrecística: las negras están mejor desarrolladas y hay un rey blanco que , en plena aperturas ha salido a
corretear alegremente por la tercera fila.
15 fxeS
li)dxe5!
Consecuencia de la jugada anterior.
16 dxe5
lidad de la casilla fl es una de las potentes
claves de la combinación de ataque emprendida por Vaganian.
18 ••.
li'b4+
19 ~f4
Wie7+
20 ~g5
239
¿Qué harán ahora las negras? Si 16 ...
liJxe5 17 liJf4 (no 17 l¡)xe5? il.,xe5+ 18
Af4? ~e3+ 19 ~h4 l1xf4+ 20 lj)xf4
WNxf4+ 21 r:J;;h5 'ifh6++), y aquí hay muchas posibilidades confusas, como 17 ...
i.g4 (6 17 ... 'fic7 18 lLlxd5? li)xf3+! 19
ljJxc7 i..h4++) 18 llxe5 Roxe5 19 ~xg4,
pero, en definitiva, parece que las blancas
sortean todas las dificultades.
16 ..•
ii.h4+!!
17 et>xb4
17lLlxh4?? ~f2++.
17 ..•
Uxf3!
Complemento imprescindible de la anterior. La torre es intocable.
18 nn
...
Si 18 gxf3?, hay mate en cuatro: 18 ...
.~f2+ 19 ~g5 (19 ~h5 ¡Vxh2+ 20 ~h5
~h6++) 19 ... h6+ 20 ~g6 (20 ~h5 'tWxf3+
21 cbg6lDe7++) 20 ... ll)xeS+ 21 ~h5
'f6xh2++. Aquí puede verse cómo la debi-
. 20 .•••
~e6!·
Las negras tienen ventaja decisiva.
La extraordinaria movilidad de la dama
impide que las blancas puedan armar
una defensa eficaz. Amenaza 21 ...
'ii'g4++, Ysi 21 gxf31?, entonces mate en
h3.
21 .tfS
Única.
21 •.•
lIxf5!
21 ... "fi'xf5 22 Wixd5+ ~e6 23 'fi'xf3.
22 lDf4
22 ~ xf5 'tWxf5 23 'it'xd5+ i.e6 24 'Wf3
1Wxe5.
22 •••
~xe5
23 ~g4
nf1
. 24 'fi'h5
(Ver diagrama 240.)
24 ...
liJe7!
La amenaza 25 ... tLlf5+ es mortal.
25 g4
•••
No servía 25 iLxe7?» por 25 ... n xf4 f
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
240
26 JIxf4 'ft'xf4+27 g4 lrxh2+ 28 ~g5 h6+
29 c¡t»g6 'ti'c2+.
2S _.
~g6+1
26 wg3
Si 26lfJxg6??, 26 ... 'ii'xh2++.
26 ...
129
inmediata (aquellos casos, por ejemplo, en
que la dama negra se encuentra en c7 y está enfrentada a una torre blanca en el, con
un caballo :--O alfil- negro entre ambas),
la operación tiene un carácter puramente
técnico (seudosacrificio), pues la recuperación de pieza suele ser inmediata. En los
demás casos, se trata de un sacrificio posicional, difícil de evaluar y más difícil aún
de ejecutar con la precisión debida.
Incluimos, a continuación, algunos
ejemplos instructivos.
65
Stein - Forman
37.0 Campeonato de la URSS
Moscú 1969
.i.d7
Tranquilidad absoluta: basta con insistir sobre la clavada.
27 11 ael
'iWd6
Última jugada: 10 ... b5-b4
28 ~h6
Jugada de impotencia. Si 28 :ldl, 28 ...
d4. Si 28 nf3, 28 u. %taf829 %tef! d4, y las
blancas están completamente atadas.
28 .l:[af'S
El caballo no puede defenderse.
Reshevsky se rindi6.
2.6 EL SALTO MORTAL li)d5 .
El caballo blanco de c3 tiene una gran tendencia natural (la habría que decir impulso?) a saltar a la casilladS, incluso cuando
ésta se encuentra defendida por un peón
en e6. Tal sucede, por ejemplo, en numerosos esquemas de la Siciliana (en particular, en las variantes Najdorf y Scheveningen), y también en la Inglesa y las
formaciones erizo.
Cuando la recuperación de la pieza es
11 tl)d5!
En muchos casos, este sacrificio es de
tipo posicional. Si las negras optan por no
devolver la pieza, las blancas en principio
s6lo obtienen un pe6n y deben tratar de
explotar las deficiencias de la estructura
enemiga.
Por eso, este tipo de sacrificio sólo es
jugable para ajedrecistas de temperamen-
130
EL ATAQUE EN AJEDREZ.
to agresivo, habituados a las maniobras
arriesgadas. Steín, que había hecho su lema de conducta ante el tablero el aforismo
de Tartakower ("si arriesgas, puedes perder; si no arriesgas, ya estás perdido )1), estaba perfectamente mentalizado para este
tipo de juego,
.
11 _.
exd5
U exdS+
rt>d8
Furman acepta el desafío. Era un jugador muy experimentado, con magníficos
fundamentos teóricos y estratégicos, y no
le asustaban las defensas arduas.
13
JL g5
Era tentador 15 ~e8+ ~d8 (no 15
l¡)xe8?? 16 l1xe8+ ¡Vd8 17 .txd8 +-)
16 il.xf6 lbxf6 17 'fixf7 con diversas
amenazas, pero las negras podían responder 16 .. gxfé l, y después de 17
'fixf7 ttJe5, no habría nada claro para
las blancas.
15
b3
16 /i)c6!
it.xc6
lLleS .
17 dxc6
o·.
7
0
liJbd7
Si 13 .0. JLe7, 14 lbf5 1:eS 15 liJxg7
llg8161Wd41 -t--. Un año después se vio la
idea 13 .tc8?, para quitarle la casilla f5
al caballo,pero es demasiado pasiva. Después de 14 ..txf6+ gxf6 15 ¡fh5 na? 16
rle4.!iJ.g¡ 17 nael, las blancas consiguieron un ataque decisivo en la partida Quiñones - Higashi, Olimpiada de Siegen
o ••
1970.
14 'We2
~c8
18 na3!
La máxima aspiración estratégica de
una torre es penetrar en la séptima fila.
Esta torre aspira a realizar esa meta: su
destino es b7.
18 •..
d5
La alternativa era 18 lDxc6 19 ~)(f(j
gxf620 'iWe8+ ~b7 21 .: xb3+, o bien 18 ...
iLe719 Itxb3 ~xc6 20 ¡j'f3J d5 211ixfó
gxf6 (21 ..txf6 22 .th3+) 22 'ifxd5, COI)
posición ganadora.
o ••
oo •
15 c3!
. En el momento de realizar esta fuerte
jugada (para abrir la columna e), Stein vislumbró ya un final muy ventajoso, que veremos en su momento.
19 lixb3
No 19 'fi'xe5? 'fIxe5 20 nxe5·~xa3 ---l.
19 ...
.i.d6
20 .i>.xf6
gxf6
21 .,txdS
li)xc6
22 'iKg4+
~d7
Una respuesta única,pues si 22 ... WdH
23 Y/g7 IltB 24 ~xf6+, con desastre.
t
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
131
29 •••
~b3
29 ... ~xc3 30 lIcl+ y 30 nxc6.
30 l1xc7
.tIxd.1
31 .l:lxc6
'it>xa4
32 'itlg2!
Stein s6lo tiene un peón por la calidad,
pero los cuatro peones negros están aislados y, aunque la partida se encuentra en el
final, la situación del rey negro no favorece a su bando.
32 •••
aS
33 bxaS
Puesto que no es posible 33 ... WxaS
(por 34 1:1 a6++) ¿por qué no?
33 ••.
l:lbd8
34 :1 xf6
rI 8d7
35 a6
.%%cl
36 .td3I
Elegante hasta el fin. No es posible 36 ...
J:t xd3?1 por 37 a7 11 d8 38 l:I a6+ y 39 a8't!f.
36 ••• : xc3 37 Axh7 WbS 38 Ae4
o
23 ¡j'xd7+!
1
Con sólodos peonespor la pieza,lasblancasentran voluntariamente en un final, en el
que conñan poder imponerse, gracias a la superior actividad y coordinación de sus piezas.
23 ...
cj;xd7
24 nb7+
25 ~g2!
iJ..c7
o
naJ
La sencilla amenaza 26 1% dl + desarbola todo el sistema defensivo de las negras.
25
Me
:leS 43 1:[f4+ et>c5 44 h6 (1..0).
ttad8
25 ... .tthd8 26 J:l ei+ «bc8 27 1:1 xd8+
(27 ... ~xd8 28 I:1xc7+ rtJxc7 29
..txa8) 28 .axc6+ ~ xc6 29 xa8.
26 .1lh3+1
La oscilación de este alfil, entre las diagonales hl-aS y h3-c8, es toda una demostración práctica de cómo sacar el máximo
rendimiento a la actividad de una pieza.
°
~xb7
~~~~~~M~MGnB:~CM
n
26 M.
~d6
27 1:td1+
~c5
Se diría que las blancas han fracasado
en su intento de recuperar, como esperaban, la pieza, al no poder capturar el alfil
de c7 por quedar "colgadau la torre de di.
Pero aún no han dicho la última palabra...
28 b4+
~c4
29 ~+
Regresa, con efectos decisivos, el
"péndulo de la muerte".
66
J. Polgár - Anand
Match amistoso, rápidas (5")
Mainz 16.8.2003
;Última jugada: 16 ... h7-h6
132
EL ATAQUE EN AJEDREZ
17 llJd5!?
'Wc5?
Aceptar el caballo no hubiera sido una
buena idea: 17 ... exd5? 18 exd5+ lbe5 (18
~d7?? 19 ~f5++) 19 fxe5 dxeS 20
~xe5 21
el. Sin embargo, la
continuación crítica era 17 ... ti) xd51 18
...
n
.ti xe5+
exd5 ~xd5, cuando no está clara la conducción del ataque. Por ejemplo:
(a) 19 ~h4 g5 20 fxg5 iLe7 21l¿)f5f?
exf5 22 g6 li)e5 23 g7 g8 24 i-xe7 et;xe7
25 ~xf5 jLe6 26 'iWxh6, con posición confusa.
(b) 19 lb xe6? fxe6 20 il-f5 ~ d7 21
n
n xd5 exf5 22 11 xf5 ~c6 23 .ih4 g6 24
l:1f6 JLg7 -+ (Sbipov).
18 lbb3
18 ... 'iWc6 19 Ah4.
~xb5+. 'fi'c6 26 ~xc4 hxg5 27 fxg5 llxh2
28 g6, las blancas tienen ventaja, pero sigue habiendo lucha.
25 . 11 xg2
..txg2
26 ~xc4
bxc4
27 'ifa4+!
(1-0).
Si27 ...et>d8 (27...~7 'lB 'fixcA),28ll)cS!.
67
Velimirovic - Ljubojevic
Campeonato de Yugoslavia
Umag1972
Últimajugada:11... J1..c8-b7
'iYf2
nru
19
'iWg2
Si 19 ... 'iVxh2, 20 l:thl 'Wg221 :Idgl
'ti'f3 22 ~ xb6 lLl xb6 23 'fW el hxg5 24
r1xh8 gxf4~.
20 liJxb6
ttJ xb6
246
21 ~e3!
~c4
22 'fIJa7
.k\xe4
22 ... .i.c6! 23 'iVxa6 Ad7
23 ~xa6
%lb8
24
gl!
hxg5?
Anand pierde los pedales. Era imprescindible 24 ... A b7. Y después de 25
+.
n
12 ~d5!?
A raíz de esta partida, el sacrificio en
d5 (en esta línea de la Siciliana N ajdorf,
con 6 lLg5) adquirió carta de naturaleza,
analizándose hasta la saciedad durante toda la década de los setenta, hasta quedar
arrinconado. Spassky, por ejemplo, prefe-
ría 12 ~g3!.
En general, tiene la reputación de dudoso, pero dejamos la calificación "!1" como tributo al momento. Según Velimirovic, merece un u 1". Según el GM Marovic,
un "?!", que parece ser el diagnóstico más
certero.
ATAQUE AL REY EN EL CEr.ITAO
12 •••
lLlxdS
Si 12 ... exd5, 13 liJf5!, con análisis exhaustivos que, sin embargo, no son con-
cluyentes.
13 extlS
lLxg5
13 ... .il.xd5 14 'ifxd5! exd5 15 %t xe7+
~f8161Lf5 fld817 ..i.e61 +- (análisis de
Velimirovic y Parma).
133
15 lllxe6
En el tomo B de la Enciclopedia de
. aperturas yugoslava (tercera edición,
1997, página 536, línea 6) se prefiere el jaque en h5: 151Wh5+ g6 16 ~xg6+ hxg617
'iVxh8+ ~f8 18 li.Jxe6, y aquí se indican las
alternativas equivalentes 18 ..: 'fIfl y 18 ...
jtxf4+, COD el dictamen ~ (GM Gipslis).
15 •••
'fIaS?!
Es preferible, según la Enciclopedia citada, 15 ... 'ií'b6! 16 'iVh5+ g6 17.1i'xg5
¡Ve3+ 18 q¡, bl rj}f7 19 'fi'h6 n ag8 20
~g5+ we7 21 'ilh4 tWb6! 00 (análisis de
Gipslis, nota marginal, página 539).
. 16 .'ifh5+
g6
17 'iVxg5!
IIg8
17 ... l2)f8 18 'ií'f6 AxclS 19 i.e4 i.xe4
20 'fi'xh8 +-.
248
14 %1 xe6+!
fxe6
Ante este castillo de fuegos artificiales,
el joven Ljubojevic no encuentra la réplica
más adecuada, a saber, 14 ... .te7!, y después de 15 rlde1 fxe616li)xe6, con la decisiva amenaza 17 'tWh5+, con ventaja decisiva. Pero entonces los pepitogr:.illos.
te6ricos proponen 15 ... ll)e5, con posición
complicada de difícil evaluación. Ahora
bien, es asimismoposible mejorar el juego
blanco y, en lugar de 15 1:1 del, elegir 15
lDfSf, cuando tras 15 ... fxe6 16 li)xg7+
~d8! (16 ... c/;;f7 17 ll)xe6 ¡faS 18 'iVhS+
~g8 19 \Wg4+ ~f7 20 'irg7+ we8 21
~xg6+f hxg6 22 'ilxg6++) 17 lDxe6+ ~c8
18 ltJxc7 9;xc7 19 .tf5, la posición es complicada, según Velimirovic. En nuestra
opinión, sinembargo, puede afirmarse que
las blancas tienen ventaja decisiva, gracias
a su masa de peones del flanco de rey, y a
que el rey negro no tiene acomodo seguro.
249
18 1:[d2!
li)f8
En caso de 18 ... /i)c5, el juego podría
seguir así: 19 ~xc5 dxcf 20 d6 Vd8 (20 ...
g7 21 ft'f6) 21 11 e2+ ~d7 (21 ... ~f8 22
'irh6+ ng7 23 lle7 Vxe7 24 dxe7+ 'if¡Jg8
25 f5 l1xe7 26 fxg6 +-) 22 :e7+ ~c8 23
'ilxc5+ clJb8 24 11 c7 +-, 24 ... 11 a7 25
n
iLe4, con la amenaza 26 1Wb6.
19 lLl xlS (+-) 'ifd8
19 ... l:lxf8 20 11e2+ et»d7 21 Ve7+
~c8 22 1Wxf8+; 19 ... ~xf8 20 'iff6+ catae8
134
EL ATAQUE EN·AJEDREZ
21 l1e2+ ~d7 22 'iff7+ 'ltIc8 23 W'xg8+,
ganando en ambos casos.
20 lLlxh7
'iVxg5
21· fxgS
22 lllf6
~f7
1Ib8
23 g3
..tc8
24 h4
2S .i.xCS
~f5
26 h5
gxf5
1:[a7
Eduard Andreev, tenía un Elo de 24900 La
partida se disputó en la última ronda del
torneo internacional mencionado, promovido por la Federación de Ucrania, en el
que Lahno obtuvo su primera norma de
GM.
Última jugada: 12
oo •
.!ld7-c6
27 J:[f2
Las negras se rindieron.
La calidad no puede compensar los
tres peones de desventaja, máxime cuan.do dos de ellos están en quinta, pasados y
unidos.
Una versión muy espectacular del salto
mortal en el trapecio de dá,
2.7 OTRos TIPOS DE ATAQUE
La variedad de interpretaciones del ataque
y de posibilidades que.pueden plantearse
en el tablero es ilimitada. Hay combinaciones o formas de ataque inclasificables a
priori, tanto por el modo en que surgen
como por los sacrificios que en su desarrollo se producen,
Todos esos ataques que superan los aspectos temáticos y las clasificaciones
técnicas los agruparemos aquí, bienentendido que han sido previamente seleccionados por su interés.
68
Lahno - E. Andreev
Kramatorsk 7.8.2003
Empezaremos por un caso curioso. Katerina Lahno es un prodigio ucraniano, que
enel momento de disputarse esta partida
tenía trece años y 2439 Elo. Su rival, MI
La posici6n resulta de un Ataque Rauzer, en la Siciliana (B61). Seguimos por
cauces teóricos:
13 ~b5
~xbS
14 exf6
Ac6
15 h4
l1g8
En la partida Svidler - Sherbakov
(Campeonato de Rusia, Krasnoiarsk
2003) se jugó: 15 g6, y después de 16
~c4 'ti' c5 17 'iV d3 'fi'f5 18 'Wb3 11 d8 1.9
I1df1 'Wg420 jLxe6 fxe6 21 .t1f4 ¡VeZ 22
f7+ cJ;;d7 23 nd4+ ~d6 24 nhdl ~d5 25
.uxd5 exd5 26 'iYxb7+, las blancas ganaron.
16 ~c4
gxf6
fxg5?
17 l:thel
Todo esto se ha jugado ya. Pero la textual es un error. 17 ... %1g6 18 Axf6 (lH
.txe6 fxe6 19 It xe6+ etJfl 20 xf6+ cJ; gH
21 'iN c4+ et» h8 22 11 xg6 hxg6 23 iL f6-,.ag7 24 ~f7 ==, Zeshkovsky - Zaichik ,
o ••
n
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
135
Campeonato de la URSS 1982) 18 ... 1Wb6
19 'ii'f4 J¿.h6 20 ~g5 Axg5 21 hxg5 ±
(Zeshkovsky).
252
18 Axe6!
fxe6
El sacrificio de los dos alfiles blancos
en esta variante se vio, por primera vez, en
la partida Kupreichik - Yudasin (49 Campeonato de la URSS, Frunze 1981), que siguió así: 19 I1xe6+ JLe7 20 l:lxe7+ c3;xe7
21 'iVe3+ rlJf7 22 n fl+ ,.p g7 23 1Ike7+
4;h624 1:(0 ncfS 25 'iVd6+ ..th5 26 g4+
~xg4 27 'ife6+ eif;»g3 28 We3+ 'iI¡lh2 29 b4
'fi'xb4 30 1We5+ et»hl(0-1).
19 \i'f6!
Una considerable mejora a la partida
anterior. Ahora las blancas despliegan un
impresionante ataque directo.
19 _
¡j'xel
20 IX. xel
21 'ifxe6+
22 'ifc8+
l:tc7
11 e7
23 l:lfl+
(Ver diagrama 252.)
r!;f1
rtlg7
24 _d8!
I1e6
2S
26
27
28
~g6
~d7
1Ifd4+
'ifc4
'ffd3+ (+-)
\Wxh7+
C;;h5
Andreev se rindió.
¿No debería Katerina estar orgullosa
de esta partida? Lo cierto es que comentó
más de la mitad de sus juegos de este torneo, pero no ésta, que fue, sin duda, su
partida más brillante,
.
Todo esto resulta sospechoso, pero
más aún el hecho de que todo el desarrollo de esta partida, hasta 27 'iWd3+ inclusive, viene literalmente en la Enciclopedia
de Aperturas, tomo B (tercera edición,
1997,página 338), como una nota (23) a la
partida Kupreichik - Yudasin citada.
Es muy poco probable que jugadores
de elite, en un país donde el ajedrez se dirige desde los torneos infantiles) desconozcan (en la variante que plantean) una
línea de juego teórica, que viene en libros
perfectamente accesibles a todos. ¿Estamos ante una partida amañada? Si es así,
qué triste sería que profesionales adultos
encaminasen a muchachos en formación
por esos andurriales de indignidad y del
todo' vale.
136
El ATAQUE EN AJEDREZ
69
Grischuk - Dreev
Campeonato de Rusia de clubes
Toglíatti 24.5.2003
gras tienen ya serios problemas. Por ejemplo: 24 .... aS 25 b5, Ytampoco sirve 24 ...
n g8, por 25 1:[xg8+ liJxg8 26 f/g7 0-0-0
27 ¡VeS!, con clara ventaja.
Última jugada: 14 ... t¡)c6-e5
. Las blancas tienen buen juego de piezas y dominio espacial, mientras que el rey
negro tiene difícil la búsqueda de la seguridad.
15 gxh6
gxh6 .
16 l1g1!
Una jugada verdaderamente diffcil,
pero muy exigente, con la que las blancas
crean numerosas posibilidades tácticas, relacionadas con los puntos e6, g6 y dS.
16 ...
lbf6
Si 16 ... aS, 17l¿)xe6! fxe618 ~d4lDf4
19 'If eS, y el. alfil de g2 está defendido. To-
23 0-0-0
~xf2?
23 ... 'ife7 24l¿)xe6 ifxe6 25 'ilxh4.
'tif6
24 t[)xe6
25 ttJc7+
~f8
26 ~e5
.i.e3+
27 c¡f¡b2
'lWc6
das las piezas blancas tienen un gran dinamismo,
17 .tf4
. 18 lj)cb5
19 i.f3
20
21
~xf3
!?Jxd4
22 'iWh5
lClc6 .
iLh5
255
jLxf3
lbxd4
llJe4
~xh4?
La continuaciónmás precisa parece 22
... "fIId7 23 f3 ~f6 24 'fi'e5, cuando las ne-
28 iLg7+
(1..0).
Si 28 ... rJiJe7 (28 ... ~g8 29 Ildfl), 29
ll}xd5+, etc.
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
137
70
Shirov- Van Wely
Match Lübeck - Porz
Bundesliga 8.2.2003
Esta partida, en la que las blancas sacrifican audazmente calidad a la salida de la
apertura, se desarrolla con una aparente
sencillez, sin variantes complicadas, ni jugadas demasiado retorcidas. Naturalmente, esa difícil sencillez requiere la mano
maestra de un virtuoso del ataque.
última jugada: 15 ... a7-a6
Si 18 ... Wxd6, 19 n dl hxg5 20 lüf6+
gxf621 xd6, con ventaja decisiva.
19 Adl
Ahora podemos observar el contraste entre las formaciones de uno y otro
bando. Mientras que por parte de las
negras s610 la dama está "desarrollada", las blancas acaban de poner en
juego la única pieza que no participaba
en la acción.
·19 •••
l%h6
n
Impide 20 tWxg5.
20 lbe7 (+-)
16 llJ d5
'ii'c6
Si 16 'ti'b7, 17 l:tf5! Axf4 18 1Wxf4
exd5 (18 exf5 19 1: el+) 19 'irg5 y las
blancas ganan.
17 l:tgS
b6
17 ... J.xf418li)xf4 O-O 19 ~h5 I1f7
20 'iWc3 es una línea bastante fea para las
negras.
(Ver diagrama 257.)
Si 20 'iWxg5?, 20 ... 'iVxd6, y no hay jaque intermedio en g6.
20 ...
1Wa4
20 ... \i'b7 pierde. por 21 1Wxg5
rJJf7
22 jle5 (Nunn).
21 ¡val
..i.b7
¿Era necesaria esta jugada? Comprobémoslo: si 21 ... Ita?, 221C1g6! y no hay
defensa. No se ven otras alternativas.
(Ver diagrama 258.) .
23 t[}g8!
18
~xd6!
Shirov se empeña (y consigue) que las
negras se vean obligadas a aceptar su sacrificio de calidad.
18 •••
hxg5
Muy elegante. La continuaciónes forzada.
2·3 •••
24 ¡ff3f
25 .VhS+
llbS
l:[ xg8
(1-0).
138
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Si 25 ... g6, 26 'iWh7, y mate en dos.
Una curiosa partida, caracterizada por
la precisión y la economía de medios, en la
que el subdesarrollo de las negras fue el
motor de la derrota.
71
Grischuk - Brynell
Match Neukolln - Lübeck
Bundesliga 15.12.2002
le garantizaba una buena iniciativa. pero
que una vez ante el tablero se le ocurrió la
textual, con idea de sacrificar el alfil en e4,
una idea, por cierto, que ya se había visto
en una partida Bogoljubov - Spíelmann
(Estocohno 1919).
14 ...
'fib4
Las negras pueden optar por un juego
"de contención", con.14 ... 'fi¡e7, y si 15
.te4, 15 ... lZ)b6, pero en tal caso las blancas aplicarían un rodillo posicional, con 15
Ilh6 y 16 ttdh1.
La alternativa principal es 14 ... b5
15 iLe4 .i.b7 16 ttJxd5! (más fuerte que
16 il..xd5 exd5 17 ll)xd5 0-0-0 18 e6 tiJde5
19 lLlxe5ltlxe5 20 \Wxe5 nhe8) 16... exdf
17 l:txd5 'ile718 l:%d6lbd8 (18 ... llJdxe5?
19 jLxc6+ Jlxc6 20 li)>:,e5 it.xg2 21 JIgl 0-0
22 lId7 Y23 l1xg2) 19 e6! tLlxe620 Ilxe6
. fxe6 21 ..txb7, con fuerte ataque (Grischuk:).
15 .te4!
dxe4
15 ... 'fic4 16 lt)g5! llJcxe5 17 ttJxh7
Il g8 18 ti) xd5 exd5 19 n xd5 ti) c6
20 nel.
O/tima jugada: 13 ... liJb8-c6
14 lLd3!
Grischuk comentó que antes de la partida había estado analizando 14lDg5, que
16 li.)xe4
I!f8?!
16 ... fi e7 perdía en el acto, tras
17 tiJfg5, y si 16 ... ~d8, 17 "iWf6+ cJ;c7
18 ¡Vxh8 'iYxe419 .u xh7.
17 a3
~e7
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
139
n
18 'ife3!
Las blancas dominan el tablero, al inmovilizar el caballo de d7 t con total congestión de las piezas negras.
18 ._
nh8
18 ... f5 19 exf6 11 xf6 20 ltlfg5 h5
21g4t.
19 li)fgS
lLldxe5?
Si 19 ... ltl cxe5, 20 l2) xh7 1:1 g8
21 'ilc3!, con las amenazas. 22 'fIIc7 y
22 'iWxe511.
·~xh7
20 ~xh7
21 Ilxh7
'tWf8
lWf8 21 'iYf4 lt.J d5 22 xd5 exd5 23 ll) f5
h6 24 'ikg3 q¡,h7 25 ll)hg7 ti)c5 26 li'g5
~g8 27 lLlxh6+ n xh6 28 l:txh6 lDe6 29
~xe6 ~xe6 30 %lxg6+ fxg6 31 ¡Vxg6+
el; h8 32 fI xe6 .tt e8 33 W'h3+ ~ g8 34
'ife3 'fig7 35 f4 ti'xg2 (0-1).
Bogoljubov estaba convencido de
que su idea era buena y que s6lo sus fallos en la partida la habían frustrado) así
que concertó otra partida amistosa con
Spielmann para debatir la variante. En
esta segunda partida el gran maestro ruso mejoró su juego y demostró que tenia
razón: (las primeras 16 jugadas iguales)
17 'iVc31 (una jugada que también es
muy fuerte en una variante de la partida
de Grischuk) 17 :.. "i!ie7 18 ~f6+ ll)xf6
19 exf6 li'f8 20 'fIJe? lbd7 21l2)d51 exd5
22 1:thel+ liJe5 23. xe5+ ite6 24 Clt>bl
r1 d8 25 : dxdS! J:l xd5 26 l:[ xd5 ~ xd5
27 fi'c8++.
¿Conocía Grischuk estas partidas? Comoquiera que sea, está claro que, de vez
en cuando, no vienen mal algunos conocimientos de historia del ajedrez...
n
22 lj)f6+
(1-0).
72
Shabalov - Akobian
Campeonato de EEUU
Seattle 18.1.2003
Si 22 ... rtJe7, 23 'ilc5+ ~xf6 24 'fIxf8.
Grischuk: "Esta partida me recuerda
la época de los maestros clásicos, cuando
el primero en atacar era normalmente el
vencedor. Si mis análisis son correctos, ésta es una de las mejores partidas que he
jugado jamás."
La partida Bogoljubov - Spielmann
citada tuvo este desarrollo: 1 e4 e6 2 d4
d5 3 lLlc3 ll\f6 4 Ag5 ~e7 5 eS t;)fd7 6
h4 .ixg5 7 hxg5 Wxg5 8 l[)h3 ¡f/e7 9
lbf4 a6 10 Wg4 g6 11 0-0-0 cS 12 Vg3
1iJ b6 13 dxc5 1Yxc5 14 Ji d3 'i!Vf8 15
~e4 dxe4 16 li)xe4 ~Bd7 17 Wh4 'file?
18 lj) d6+ t¡f; fB 19 1W h6+ ~ g8 20 ll) h5
El
GM Alexander Shabalov es un finísi-
mo jugador de ataque, capaz de incul-
a
carle su juego sutiles y agudos matices,
De origen letón (sí, como Nimzovich,
Tal y Shirov), emigró a Estados Unidos
en 1992, y desde entonces ha ganado numerosos torneos, entre ellos este Campeonato.
No hay que confundir a su rival de esta
partida, GM Varuzhan Akobian, con su
colega. Vladimir Akopian.
140
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Última jugada: 30 ... Wif8-a3
37 : xe7+
rJ"¡xe7
38
A las blancas les interesa conservar la
torre, porque con su dama pueden penetrar por casillas negras en el campo enemi-
nc5
Está claro que los dos peones pasados
y unidos del flanco de dama son más que
amenazadores, una auténtica pesadilla en
el final. Pero ¿tienen las negras todo bien
atado?
31 g6!
. He aquí la ruptura-bomba, a cielo descubierto. ¿Quién dijo "dadme un punto de
ruptura y moveré el mundo"?
31 .••
fxg6
32 lbxe6!
Complemento ineludible del avance
anterior.
32 •••
Axe6
33 .uxc6
'iVe7
La dama se repliega, pero las blancas
han creado ya fisuras en la estructura ne-
gra.
n
c3;f1
34 xb5
(Ver diagrama 263.)
35 li)g5+!
Gana la dama de forma inapelable.
35 •••
'iYxgS
. Si 35 ... ~g7, 36 /l)xe6+ ~h6 (36 ...
rl;f1 37 1:1c7) 37 1Ixb8 n xb8 38 'tWd2+,
etc.
36 llc7+
flJe7
go y con aquélla crearán amenazas de mate.
38 ...
l:thc8
Ésa era la teoría, pero las negras, 16gicamente, lo impiden.
39 'tWa6
lIxc5
40 W'a7+
et>e8
41 ¡Vxc5
Para forzar el cambio de la torre, las
negras han debido hacer concesiones: 1) el
peón pasado; 2) ataque doble a la torre y
peón a4, que resulta decisivo.
41 •••
llc8
42 'fi'xa4+
El resto no requiere comentarios. Las
negras tratan de construir una fortaleza
defensiva, pero es instructiva la maniobra
con que las blancas logran romper el bloqueo. 42 ••• Ad7 43" 'ifd4 i.e6 44 14 ~e7
45 ~b4 l:[c6 46 'if¡>h3 ~d7 47 ~h4
~ f7 48 W gS c¡t e7 49 'ti' b3 n e6 50
'i\YxdS ~c6 51 ~a2 Ad7 52 ~b6! Ae8
53 et;g7 itd7 54 ¡fh2 c6 55 'ifh4+
n
r¡¡t>e8
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
141
264
561Wf6! n xf6 57 exf6 iLe6 58 c6 g5
59 fxg5 f4 60 g6 fxg3 61 n-.
Akobian se rindió.
Esta partida sirve para ilustrar el peligro de las posiciones aparentemente inexpugnables. Aviso para navegantes: ojo con
los resortes tácticos latentes.
73
Panno - Larsen
Palma de Mallorca 1971
.
.
20 ...
·21 °lLlxd7!
.
nó precisamente Panno) y 1998~ Bent Larsen y Osear Panno se han enfrentado en
quince ocasiones, y el balance no podía
ser más equilibrado: 5 victorias para cada
uno y 5 tablas.
o
Últilna jugada: 18 ... h7-h6
(Ver diagrama 265.)
Larsen ha comprometido seriamente
su posición. La posición inestable de la dama negra va a permitir crear una situación
tal, que las blancas podrán emprender un
ataque al rey en el centro.
19 lBc4
'iic7
Única, pues si 19 ... 'ti'b5?) 20 ll)d6+,
'ilb8
Lo mejor. HubierasidolID error21 ~a8,
por 21 ... hxg5. y el caballo de aS no sale.
et>xd7
21 ...
Ahora tenemos ya al rey negro expuesto a los vaivenes de su condición de
rey "centralizado".
°
Entre 1953 (en el Mundial Juvenil, que ga-
ganando la dama.
20 ll\cb61
•••
Mucho más fuerte que 20 lLld6+3Lxd6
21 ttxc7 31..xc7, con material equivalente
por la dama.
o
~2 R.f6
11 g8
22 ... ~xf6 23 lbb6+.
23 Ae4
'fIIa7
24 J:[c4
3le7
25
A xd4
.: gd8
142
El ATAQUEEN AJEDREZ
Parece que por :fin el rey negro podrá
refugiarse en e8.
26 i..x.dS
El caballo era el sostén de toda la estructura negra. Desde d5 dominaba, controlaba y protegía. En consecuencia, las
blancas lo eliminan.
26 ...
-ixd5
27 1:txd5+!
Un sacrificio de calidad más que justi-
ficado, abriendo líneas sobre el monarca
enemigo.
27 •.•
exd5
30 liJb6+
~c6
El rey debe elegir flanco, y éste es el
más esperanzador. Si 3D ... ~e8, 31 'iWg4!.
31 lZlxa8
l:[xa8
32 t1xe6+
<i;d7
32 ... <t> b7 33 n b6+ ~c8 34 n xg6 +-.
33 l1xg6
'Wc4
34 b3 '.
1Wb5
~4 .: 'li'c8 35 'iVg4+ r3;c7 36 \Wf4+ ~d7
37 'iVf5+ 4;c7 38 'iVe5+f.
35 nb6
(1..0).
Después de 35 ... 'iYaS 36 W'g4+ ~c7
37 'tWe6~ las negras están totalmente perdidas.
Esta partida gan6 el premio de belleza
del torneo.
74'
Lékó - Gbaem Maghami
Mundial equipos nacionales
Erevan 18.10.2001
OZtima jugada:16 ... Jl.c8-b7
261
28 e6+!
Importante intermedia, que hace mucho más vulnerable la situación del rey
negro. Se abren nuevas líneas, y las descohesionadas piezas negras no podrán
contener la ofensiva.
28 .,:
fxe6
29 Ad4!
Precisión hasta el fin. El alfil elude el
cambio, ganando un tiempo fundamental.
Si 29 "iVg4, 29 .txf6 30 1i'xe6+ rtJc7 31
'ilxf6 (31 J1cl+ .i.c3!, taponando la columna) 31.'0 ~ac8 32 %te7+ ~b8!, y no es
posible capturar la dama, por el mate en la
primera fila.
o' •
29 •••
'iVc7
Esta posición se deriva de la Variante
Polugaievsky (Siciliana Najdort), un agudo contraataque de apertura, rara vez empIeado en la alta competición actual.
17 a4
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
143
21 lDxe4
..txb4
22 fxg7
11g8?
Más resistente era 22 ... ~c3 23
gxh8'ti'+ ~xh8 24 Wh6, aunque Olas blancas, por supuesto, conservan su superiori-'
dad.
23 lClf6+
'it;d8
24 lbxg8
~cS
Jugada de Boleslavsky, que había analizado esta posici6n cuatro décadas atrás.
17 .••
b4
18 ltabl
Esto ya se ha jugado antes. La partida
Novopashin - Volovich (Sochi 1961) siguié así: 18 c3 ~xe4 19 'ilxe4 ~c5+ 20
~hl gxf621 1:[fcl 0-0 22 Ilabl 'iVa2 23
cxb4 il.e7 24 b5 f5 25 \i'e3 axb5 26 ~xb5,
con ventaja blanca a pesar del peón menos.
18 ...
'iVc2
19 lllfg5!?
Aquí existe la posibilidad 19 .: xb4!1
Axb4 20 fxg7 lig8 21lDf6+, que conduce
a tablas, según análisis del GM Nunn.
19 •.•
'ii'c7
270
2S ltJf6!
~xe3+
26 ~hl
c;f;c8
27 li)xd7
N9 hay por qué renunciar al bocado de
la calidad... Las negras se rindieron. Un
ataque técnico, al amparo de la investigación teórica.
Esta posición ya se había jugado en la
partida Dimitrov - Vasiliev (Pravets
1989).Las blancas siguieron con 20 l:tbdl,
Ydespués de 20 ... i.xe4 21l[)xe4 fia7 22
flixa7 llxa7 23 fxg7 iLxg7 24 ll)d6+ ~f8
25 .if5 f5, acabaron ganando. Pero una
mejor defensa es, por ejemplo, 25 ... l:ld7.
20 l:txb4!
Importante novedad, que puede considerarse un refinamiento de Peter Lék6 sobre la idea de Nunn,
20 •.•
.i.xe4
-
144
EL ATAQUE EN AJEDREZ
75
Yusupov - L. Domínguez
Mundialde equiposnacionales
más o menos equilibrada L. B. Hansen Ribli, Polanica Zdroj 1993.
Erevan 19.10.2001
Última jugada: 17... !lJ..f8-g7
24 .tf6
25 nadl
Esta posición (que resulta de la Variante Metano,
la Eslava) está estudiada por la teoría. Aquí hay un sacrificio
prometedor, en el que se embarca decidí.damente Yusupov.
18 1Wxd4!
Entregando pieza por un ataque de
tipo posicional contra el rey en el centro.
'ifxa4
18 _.
19 ~xd5
exd5
20 1WxdS
ll)b6
21 'iid6
¡Vd7
22 ~xb4
.ílt8
La alternativa es 22 ... liJd5?! 23 'iVe4
h6 24 Af6 O-O 25 adl ~xf6 26 xd5,
con ventaja blanca. Rashkovsky - Sveshnikov, Sochi 1979.
; 23 'iYc3
1We6?
Aquí se ha jugado 23 ... lic8 24 ~f3
JLg725 e6 0-0·(25 ... fxe6? 26 ltacl ~d7
27 .tt001 ) 26 iLe7 fxe6! 27 JtxIB 'iYxf8 28
1ib3 ¡gf7 29 xe6 ~xb2, con posición
Iig8
f¿e7
en
n
n
n
273
26 %ld61
27 Dc6
28 n c7!
29 ~c6+
30 nd7
31 'ifxd5
"'c8
~d8
ll)d5
tJ¡f8
¡feS
~xf6
(Ver diagrama 274.)
32 l1xf1+!
La puntilla. Lenier Domínguez se rindió, pues si 32 ... "f8xf7, 33 ¡j'xa8+ cl;g7
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
145
34 exf6+ 'ifxf6 (o bien 34 ... rJ1xf6 35 'iff3+
.rtJg7 361i'xt7+) 35 'ifixa7+, etc.
Una asombrosademostración técnica,
por la aparente facilidadcon que Yusupov
ejecutó toda la secuencia de ataque, con
jugadas naturales, pero de implacable eficacia.
..
214
146
2.8
EL ATAQUE EN AJEDREZ
EJERCICIOS
E33
Juegan blancas
**
E35
Última jugada: 18 ••• 'ffId7-g7. Las negras presionan sobre c3 y si 19l1)d5. seguiría 19 ... 0-0-0. ¿Qué puede intentarse contra el monarca negro?
E34
Juegan blancas
**
Juegan negras
**
Acaba de jugarsez'l Wcl-c2. ¿Existe
algún modo convincente de alcanzar al rey
blanco?
E36
Juegan negras
**
]76
Las negras han jugado 14 ••• ~d7-e811
tras el juego azaroso de un Ataque Fegatello. Pero el verdadero ataque empieza
ahora. ¿Cómo?
Las blancas han jugado 19 ~e2-f4. Al
precio de un peón, las negras han completado su desarrollo y el rey enemigo sigue
en el centro. Ate (y desate) cabos.
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
E37
Juegan blancas
**.
Última jugada: 22 ••• f6-lS. El rey negro sigue en el centro, pero ¿hay alguna
posibilidad de crearle problemas?
E38
Juegan blancas
**
La última jugada ha sido 18 ••• ¡YeS·
h5. ¿Pueden las blancasiniciar una ofensiva contra el rey en el centro?
E39
Juegan blancas
147
**
La última jugada negra (15 ••. e7-e5)
ha sido precipitada y no contribuye a darle
estabilidad a su rey. ¿Cómo continuaría
usted?
E40
Juegan blancas
**
Las negras acaban de jugar 20 •.. Jif8cS. Naturalmente, piensan enrocar corto a
la siguiente, ¿Qué perspectivas tienen las
blancas?
148
EL ATAQUE EN AJEDREZ
E41
Juegan negras
**
Las blancas han jugado 11 c3-c4. El
desarrollo de las negras es muy superior y
en la posición blanca se observan muchas
fisuras. ¿Qué le sugier eso?
E42
Juegan blancas
**
E43
Juegan blancas
**
Las negras han jugado 21 ••. 11 gS-d8.
Se diría que el rey negro está bien protegido, y que con el cambio de un par de torres su situación en el centro carece de peligro, ¿Es así?
E44
Juegan blancas
**
Las negras han jugado 11 ... e7-eS.
Las últimas jugadas han sido 11 .1a4
¿Puede usted ver algún procedimiento de
ataque al rey negro?
.
.id7. ¿Cree usted que hay alguna forma
de explotar la deficiente estructura de las
negras?
ATAQUE AL REY"EN EL CENTRO . 149
E45
Juegan blancas
**
E47
Acaba de jugarse 16 ... fT-f6, que puede considerarse un error. ¿Cómo lo castigaría usted, con blancas?
E46
Juegan blancas
**
Juegan negras
**
Últi~na jugada: 15 ll)f3-h4. ¿De qué
modo pueden las negras explotar la situación del rey blanco en fl?
E48
Juegan negras
**
288
Las negras (cuya última jugada ha sido 24 ... g7-g6) amenazan 25 ... llc2. ¿Qué
posibilidades hay de atacar al rey negro?
Las blancas acaban de tomar un alfil
negro (16 i.d3xg6). ¿Cuál fue la respuesta de las negras y cómo siguió el juego?
150
ElATAOUEENAJEDREZ
E49
Juegan blancas
**
Las negras acaban de jugar 12 ••• c7-c6.
El rey negro se ha retrasado en el centro.
¿Puede usted imaginar la forma de atacarlo?
ESO
Juegan blancas
**
Las negras han jugado 11 •.• b7-bS.
¿Existe algún modo de emprender acciones ofensivas.contra el rey en el centro?
ESl
Juegan blancas
***
Se acaba de jugar 13 •..~d4xal. ¿Cómo continuaría usted y cuál cree que debe
ser el desenlace del ataque?
E52
Juegan blancas
***
Última jugada: 23 •.•1Wf6-g6.
Reyes desenrocados. ¿De qué forma po
dría lanzar usted un ataque sobre el rey
negro?
ATAQUE AL REY EN EL CENTRO
E53
Juegan blancas
***
E55
Juegan blancas
151
**
295
Las negras acaban de jugar 13 ••• 1:h8g8. ¿Cómo puede castigarse esta imprecisión teórica, del modo más efectivo?
E54
Juegan blancas
**
A un cambio de peones en d5, las negras han retomado de dama, que ataca la
torre de hl, ¿Cuál es la mejor posibilidad
para las blancas?
Las negras han jugado 10 ..• 'fi'd8-d5.
Las blancas pueden mantener la iniciativa
y explotar 811ventaja espacial. ¿Cómo?
E56
Juegan blancas
**
Las negras han jugado 7 ••• b7-h6, Y
ahora es posible un sacrificio en e6, que
tiene carácter teórico. ¿Puede usted bosquejar las consecuencias del ataque? .
152
EL ATAQUE EN AJEDREZ
ES7
Juegan blancas
***
Las negras acaban de jugar 9 .••
¿Con qué deben retomar las
blancas en c3? ¿Qué sigue, en caso de 10
... llJxe4?
~b4)(c3+.
E5S
Juegan blancas
***
E59
Juegan blancas
***
La última jugada ha sido 11 ••. e7-e5.
¿Qué posibilidades hay de atacar al rey
negro, aún en el centro?
E60
Juegan blancas
***
302
La última jugada ha sido 12 ••• ll)h5-f6.
Las blancas
logrado clara ventaja de
han
apertura. Sólo falta que usted remate con
la precisión de un maestro.
Las negras han jugado 18 ••• lüd8-f7.
Explore las posibilidades, con blancas,
dictamine y ponga en marcha su ataque.
ATAQUE Al REY EN El CENTRO·
E61
Juegan blancas
**
E63
Juegan blancas
153
***
303
Las negras acaban de jugar 14 ••• il)gSf6. ¿Qué posibilidades tienen las blancas
de explotar la situación del rey enemigo
en elcentro?
E62
Juegan blancas
***
Las negras tienen su rey desenrocado,
y acaban de cubrirse al jaque con 11 •••
.i.cS..e6. ¿Cuál es el mejor método de ataque para las blancas?
E(t4
Juegan blancas
***
304
Las negras acaban de capturar un
peón (11 ..• 'ifa5xc3), sin tener demasiado
en cuenta la expuesta situación de su rey.
¿Cómo refutaría esa captura?
Última jugada: 11 ... 'iie4)(g2. ¿Cuál
es la mejor jugada para las blancas? 0, mejor dicho, ¿cuál es el proyecto de ataque?
155
3
ATAQUE AL ENROQUE
El ataque al enroque corto, uno de los
grandes temas en ajedrez, no ha sido precisamente descuidado en esta trilogía. En
TCM se le dedicaba un centenar largo de"
páginas (295-416), y algo menos en EDT
. (páginas 147..236), amén del espacio de los
correspondientes ejercicios,
N aturalmente, ~n TCM los temas y
combinaciones eran muy espectaculares y
drásticos, porque, por definición, tenían el
mate como objetivo. En EDTs~ ampliaba
el abanico de posibilidades para dar paso
al estudio de una variedad más amplia de
combinaciones de ataque.
Pero en ambos casos los ataques (o las
combinaciones de ataque) se encontraban
en su fase final, con remates a corto plazo.
La posición existente estaba ya dinamitada para la ejecución (o para forzar la ma..
niobra salvadora., en el caso de las combinaciones de tablas), y sólo faltaba aplicar
el detonante.
Como ya se ha explicado en el prólogo
y en el capítulo 1, este libro se ocupade la
preparación y puesta en marcha del ataque, es decir, que retrocedemos en el estudio a una fase anterior del juego, .en la que
se fragua la organización del ataque. Uno
de los bandos considera que su iniciativa
(~S suficiente para lanzar
un ataque en toda
regla. Todo ese proceso del ataque (preparacíón, desarrollo y desenlace) constituye el objeto de este libro, y en este capítulo concreto nos centraremos en las
estructuras en que el bando atacado ha
enrocado corto y el otro ha hecho lo propio O,. en algunos casos, su rey sigue en el
centro.
Estructura clásica
Se considera clásica la formación de tres
peones en línea (f7+g7+h7, f2+g2+b2) Y el .
caballo de rey en f6 (O), en la mayoría de
los casos, Naturalmente, la práctica no
siempte permite la disposición ideal de los
peone,s, ni tampoco puede asegurarse la
estabilidad del caballo defensor.
Este concepto, la estabilidad del caballo, es 'uno de los elementos prácticos que
se barajan a la hora de poner en marcha
una ofensiva, pero hay muchos otros, naturalmente, que intervienen en la toma de
decisionesinmediatas del jugador.
En laformación clásica a menudo existe un peón en e6, en posiciones derivadas
del Gambito de Dama, Defensa Francesa,
Defensa Nirnzoindia y otras. En tales casos, y asumiendo que las blancas han en-
156
EL ATAQUE EN AJEDREZ
rocado también corto, el punto de ruptura
en f5 es otro elemento clave a considerar
en la organizaci6n del ataque (véase 3.3
La ruptura Pillsbury).
Estructura en fianchetto
El ataque a un enroque con fianchetto .
presenta distintas características que el
ataque a un enroque con los tres peones
en línea. En primer lugar, el alfil fianchettado le concede mayor protección a su
rey. En el caso habitual de peones en
f7+g6+h7 (f2+g3+h2), con un caballo en f6
(f3) Yel alfil rey en g7 (g2), el monarca enrocado recibe la protección adicional de
otra pieza. El inconveniente estructural de
esas formaciones es que el peón avanzado
de la sexta (tercera) fila ofrece al atacante
un punto de ruptura en UD tiempo menos,
en relación con el enroque clásico, pues el
peón h (o el peón t) puede entrar en contacto con el de g6 (g3) en sólo dos jugadas.
Este tipo de ofensiva, basada en socavar el
punto g6 (g3) con un ariete, es un procedimiento habitual en la lucha con enroques
de distinto signo, como veremos en el capítulo sobre enroques opuestos, y es el
pan nuestro de cada día en estructuras derivadas de la Defensa Siciliana (Najdorf,
Dragón, etc.), India de Rey (Samisch) y
algunos sistemas de la Defens a PireUfimtsev.
Cuando ambos bandos han enrocado
corto, el procedimiento inicial "de minado
suele basarse en la niptura temática f4-f5
(f5·:f4) que, lógicamente, también se alcanza en dos movimientos del pe6n f.
3.1
ATAQUES CLÁSICOS V TEMÁTICOS
Entendemos aquí por ataques temáticos
aquellos ataques en los que se lleva a cabo
un tema táctico. bien conocido y que, de
algún modo, podríamos considerar técnicamente institucionalizado.
La organización de un ataque a la bayoneta o el avance del peón h pueden ser
ataques temáticos, pero serán estudiados
en sus respectivas secciones. Aquí sólo
nos detendremos en los ataques temáticos
ejecutados por piezas, como el sacrificio
ritual del alfil en h1 (h2), el sacrificio de
los dos alfiles o el de calidad en f6 (f3). Estos ataques se producen, por lo general,
dentro de la última fase de la agresión y,
por tanto, se diría qu~ no tienen excesiva
cabida en esta obra, pues de algún modo
entran en contradicción con lo que hemos
expuesto al comienzo del capítulo.
Pero, en realidad, se trata de un repaso
interactivo (la palabrita de moda), de un
cambio de impresiones entre autor y lector. junto con la incorporación de algunos
ejemplos interesantes, que aportan matices o alguna visión originalde temas ya estudiados.
3.1.1 Ataques clásicos
Como ya he dicho en el capítulo anterior,
no podemos renunciar a los tesoros que el
ajedrez contiene, a las brillantes ideas
puestas de manifiesto en partidas remotas.
No se pueden descartar aquellas luchas
del pasado, por el simple hecho de serlo,
porque determinados aspectos (oh, la
apertura) del juego ofrezcan algún rasgo
obsoleto o carente de actualidad.
¿Qué pasa con las brillantes ideas que
con tienen las mej ores partidas del siglo
ATAQUE AL ENROQUE
XIX O de la primera mitad del xx? ¿Acaso
hay que renegar de Cervantes o de Dostoievski porque no son best sellers de hoy?
¿Hay que olvidarse de la música de Bach
o de Billie Holiday, o ignorar la belleza de
las catedrales porque no fueron diseñadas
por un arquitecto de moda?
No insistiré sobre este asunto, porque
ni Anderssen, ni Chigorin, ni Alekhine
necesitan que nadie los defienda. Su
obra ahí está y perdurará por siempre,
mientras la humanidad siga conservando
la buena costumbre de recoger y transmitir información, [sobre todo la más va-
liosa!
¿A qué partidas se las considera hoy
clásicas?
La época romántica y otras están perfectamente delimitadas, pero es cierto
que hoy día la denominación clásica puede suscitar confusión. La pregunta podría plantearse a la 'inversa: ¿cuándo empieza el ajedrez moderno? A mi modo de
ver, el ajedrez moderno comienza en torno a la Segunda Guerra Mundial, antes o
después. De modo que los años cuarenta
marcarían ese nacimiento y el corte eronol6gico (que sería perfectamente arbitrario) puede situarse entre el gran torneo A VRO (1938) y el de Groninga ~1946
o, tal vez, incluso en el gran hito históri- .
ca del match por radio URSS - EEUU,
en septiembre de 1945, una vez finalizada la contienda. Puestos a ser legalistas,
la fecha "oficial" la serviría en bandeja el
primer Campeonato Mundial organizado por la FIDE: La Haya - Moscú
(1948).
A continuación se incluyen algunas
buenas muestras de ataques clásicos al enroque, no necesariamente las mejores partidas, pero sí instructivas en todos los ca-
sos.
1~
76Anderssen - Max Lange
Breslau 1859
Max Lange había estudiado filosofía y jurisprudencia y era librero de profesión.
Amigo de Anderssen, fundó' con éste la
primera asociación alemana de ajedrez.
Escribió uno de los primeros tratados sobre problemas de ajedrez y una
interesante biografía sobre Morphy. Es
el creador de una variante de apertura.
en la Defensa Dos Caballos (o, por inversión de jugadas) en la Apertura Italiana: 1 e4 eS 2 lñf3 lflc6 3 .i.c4lDf6 4 d4
exd4 S 0..0 Ac5. conocida como Ataque
MaxLange.
Última jugada: 8 f2-/3
8 ...
~e41
9 0..0
No puede jugarse 9 fxg4, por 10 Wh4+
10 g3 (10 ciJe2?? 'iff2+ 11 ~d3li)c5++)
10 ... ~xg311 hxg31Wxhl+ 12 ~e2 lig2+
13 rt>e1 (13 ~d3?? Ve4++) 13 ... 'iVxg3+
14 ~f1. d3!, para seguir con 15 .... ~c5 .
9
d3!
10 fxg4
Si 10 cxd3, 10 ... Ac5+ 11 'ilth1lLlg3+!!
H.
158
EL ATAQUE EN AJEDREZ
12 hxg3 'ti'g5, y la columna h es un trampolín hacia el mate.
10 ..•
11 ~bl
~cS+
14 •••
'iYxf5
15 g4
•••
Ahora Lange se sacará de la manga un
nuevo pase mágico) en una versión más de
partida con roles invertidos, pues parece
que fuese el gran Anderssen quien condujese las piezas negras.
15 •.• .
.rt xh5+!!
16 gxhS
11 .•.•
tl)g3+!!
El mismo maravilloso sacrificio de la
variante anterior. .
'iVgS
12 hxg3
13
:fS
Jugada única. para cubrirse en bS.
16 ...
17 ~f3
¡fe4!
._
De nuevo, única. Hay mate en cinco.
17 .•.
li'h4+
18 'iWh3
"tiel+
Anderssen se rindió.
Habría seguido 19 ~h2 ~gl+ 20 rbhl
JLf2+ 21 ~h2 \Wgl++. Una forma muy
poco habitual del maquinilla de dama y alfil, con el rey sucumbiendo en la columna
y no en la primera o última fila.
En cualquier caso) juego más espectacuIar imposible.
.
13 __
h5!!
14 gxh5
También única. Naturalmente, no podía tomarse la dama: 14 xg5?? hxg4+
15 nh5 ltxh5++.
n
ATAQUE AL ENROQUE
77
Bird - Chigorin
Viena 1882
Mij ail Chigorin (1850-1908) está considerado el padre del ajedrez roso, que viene a
ser tanto como decir del mejor ajedrez del
mundo..
Comenzó tarde a practicar seriamente
el ajedrez, pero pronto ganó una serie de
torneos y matches internacionales que le
dieron un merecido prestigio.
159
da casilla de e5. Por otro lado, el alfil de g4
también es indicio de que algo no ha ido
bien para las blancas en la apertura.
.
17 ••.
lbexg4
18 hxg4
'iVd7
19 'We2
Si 19 f31!, 19 ... iLc7 20 li)xe4li:)xe4
21 fxe4 n xe4 +.
19 ••.
ltJxg4
20 g3
La alternativa era 20 lLl xe4 1Wf5 21 f3
En 1889ganó el gran torneo de Nueva
1Wh5 22 fxg4 'ii'h2+ ·23 et>t2 \i'h4+ 24 ~f3
(24 ~gl?? .1ih2+25 ~hl ~g3+ 26 ~gl
York, por delante de los mejores. Disputó
dos encuentros por la supremacía mundial
'it'h2++) 24 ... h5 25 g3 'iVxg4+ 26 Clt>f2
:1xe4 27 'iWxg4 %t xg4, con ventaja negra.
conSteínitz, en 1889(cuandoperdi61O-6 y1
tablas),y en 1892(cuandoestuvomuy cerca,
aunquetambiénperdió:10-8y 5 tablas).
El análisis de Chigorin es diferente,
aunque la conclusión es similar: 20 li) xe4
~h2+ 21 et» hl .§Le? 22 f3 f5 23 'ii'c4+ rt> h8
24 ~f2 (24 fxg4 11 xe4) 24 ... 'iVd625 ltJxg4
fxg4 26 f4 'fi'g61, "y las negras tienen amenazas contra el rey, con clara ventaja".
De estilo radicalmente opuesto a su
mayor rival, abogaba el juego abierto y
combinativo, lo que le emparenta con la
escuelaromántica. Promovió con entusiasmo el ajedrez en su país, y fund61a primera revista especializada, Shajmaty.Listok:
Últimajugada:17 O-O
20 •••
21
~g2
'iVf5
l:te6
:22 llael
Mejor parece 22 tL1d1, para seguir con
23 ti)~3 (6 23 .tI hl). Sin embargo, es inferior 22 f3 exf3+ 23 i)'xf3 'ii'g6, con el plan
...naeB y ...h5-h4.
22. •••
~3 llbl
Bird no jugó correctamente esta De-
fensa Dos Caballos, permitiendo que el
caballo de a5 fuese reciclado a la espléndi-
l1ae8
160
EL ATAQUE EN AJEDREZ
23 ...
h5!
Las negras podían ganar calidad con
23 ... ~f3+ 24 ~xf3 exf3+ 25 ~xf3 l:lxel
26 11 xel n xel 27 ~ xg4 ..teS, con una
ventaja muy clara, pero Chigorin prefiere
mantener vivo el ataque y descarta las
simplificaciones.
24
en
'ii'g6!
n
Amenaza 25 oo. e3126 dxe3lllxe3+!.
25 ~d1?
Más precisa era 25 1:[h3.
30 •••
nxe3!
31 dxe3
1:(xe3
32 'iVd1
33 Ad2
h4
h3
Y las blancas abandonaron, ante la
amenaza 34 ... 'ti'g2++. Si 34 ~xe3, 34 ...
iVg2+35 ~e2f1'iW++.
Una partida característica del estilo
agresivo de Chigorin.
25 •..
e3!
26 .i.d4
Alternativas:
(a) 26 dxe3111xe3+"27lbxe3 1:txe3.
(b) 26 11h3 exf2 27 ~d3.
(e) 26 f4 exd2 27 'ifd3 Ire2+ 28 ll)f2
lbe3+. En los tres casos, con clara ventaja
negra.
.
26· •••.
. liJxf2 (-+)
27
.tI xf2
28
~n
'iixg3+
exf2·
29 liJe3
.
•••
Si 29 i.e3, 29 ... .teS 30 'fi'xf2 'ilg61
(30 ... Ilf6 31 "iYxf6 gxf6 32 ngl) 311We2
.n f6+ 32 lbf2 ..txe3, y las negras conservan ventaja decisiva.
. 29 ._
eS
3.0 ~c3
78
Tarrasch - Marco
Viena 1898
Última jugada: 19 ... a7-aS
ATAQUE AL ENROQUE
20 g4
Tarrasch inicia un ataque. a la bayoneta sistemático, contra el enroque enemigo.
20 •••
li)h7
21 h4
~d8
Las negras deben tratar de impedir la
ruptura en g5.
22 ~g3
84
23 c.i»h1
na8
24 .t1ael!
Al bando atacante no le interesan las
simplificaciones.
24 .,
tne8
25 li)f4
..
Tarrasch ha reforzado gradualmente
su posición, y ej erce un dominio espacial
atosigante, con una poderosa estructura
de ataque.
25 •••
161
por las negras, Tarrasch efectúa de todos
modos el avance.
29 •••
hxgS ..
30 hxgS
il)(gS
31 '1Wb2!
Hay tres piezas menores en el entorno
del rey negro, pero la posición está madura para el remate. Es importante observar
que la torre de el corta toda posible escapatoria al rey negro. .
31 •••
CEtg8
32 'li)xgS
~xgS
. 33 f6!
g6
El peón no podía tomarse. Si, por
ejemplo, 33 ... ltl xf6, seguiría 34 n xf6!
~xf6 35 'ifh7+ Wf8 36 1Wh8++.
~6
34 R-xg6!
Hay mate en cinco. Las negras aban-
26 lbe61
.
La coronación de la estrategia precedente. .
, 26 ...
axb3
Si 26 ...fxe6, 27 fxe6 .i.c828 ~xh7+.
27 axb3
~b6
28 ~xf8
c¡f;Jxf8
29.g5!
Pese a que la casilla está controlada
donaron.
Esta partida confirma la regla de
que ia forma más eficaz de culminar
una importante superioridad estratégica es por medios tácticos; es decir, que
los sacrificios están siempre latentes en
tales casos.
162
EL ATAQUE EN AJEDREZ
79
Künig - Lundin
Olimpiada de Praga1931
Últimas jugadas: 15 iLg5xf6 l:fJd7rj6
16 l¿)e5I·
%laeS
.A la vista de lo que sucedió, parece
más prudente 16 ... i:l ed8, entregando el
peón de c6.
17 I¿)xf6+
.
gxf6
Forzado.ya que si 17 ... ~xf6?, 18 .i.h7+
~fB (18 ... c¡f¡lh8 19 t¿)xf7++) 19 lild7+, ganando la dama.
efectivo era 18 Jth7+ ~f8 19 l¡)xf7, por
19 ... f5.
18 ..•
fxeS
19 Axf7+!
c3;xf1
20 ft7+
~f8
21 f4!
_.
Junto con 19 ~xt7+, la verdadera clave de la combinación.
21 ...
lled8
Si las negras tratan de impedir la apertura de líneas, con 21 ... e4, sigue 22
'lWxh6+ ~g8 (22 ... rJ;f7 23 'tWh7+ ~f8
-es importante observar cómo la torre e8 y
el alfil de e7 forman un muro para su rey, de
ahí la jugada 21 de la partida, que pretende
abrirle una vía de escape por eS y d724 'ft'g6 .i.d6 25 iS) 23 'ii'g6+ ~h8 24 5.
22 f5!
...
También servía 22' 'IVg6!, para contestar a 22 ....e4 con 23 5!.
22 •••
exf5
23 11xf5+
~e8
24 lIxe5
VJHc7
24 ... 'tlc7 25 'fig8+ rJ1d7 26 'ife6+ c;t;e8
27 r1 fl. a8 28 ~ ef5 y el mate anda cerca.
25 nn
n
320
25 ..•
18 R.g6!!
•••
Un golpe demoledor. Mucho menos
'iVx eS
Más resistente parece 25 ... 'iWd6 (pero
no 25 ... nd6? 26 1:tf7 -t-) 26 nfl lIc? 27
ATAQUE AL ENROQUE
'iVg8+ q;d7 28 \i'g4+ ~e8 29 I:tg7 'iWf6 30
'ifh5+ c¡bíB 31 l1g6 'ifxg6 (si 31 ... 'W/fl,32
%tf5 ~g5 33 rIgxg51 hxg5 34 'iVh8+ ebe7
35 1lxf7+ ci;xf7 36 .7+ ~e8 38 fIIxc7 +-)
32 Wxg6 i.c8 (para evitar 33 n 5+) 33
'I'xh6+ ~e8 34 'iWg6+ <itd7 35 d51, ganando.
26 dxeS
~d7
27 e6+!
Un bonitotoque final.
27 _
c¡t»d6
27 ... ~xe6 28 'Wif7+ rJ;d729 ndl+.
28 : dl+ W xe6 29 'i'e4+ Wf7 30
Wf5+1 ~g7 31l:[d7 nxd7 32.1Vxd7 1%1'8
33 'ifxb7 Jl 34 lIxc6 bxa4 3S ¡'xa4
A es 36 'ii'g4+ ~ h8 37 'ir c8+ .i. 18 38
ti'xa6 (1-0).
n
80
RotIewi - Rubinstein
Lorlz19D7
Esta partida se conoce como la Inmortal
de Rubínsteín, y para comentarios hístóricos y relacionados con la apertura, me remito al libro La Fiesta del Ajedrez (páginas 103-105).
Última jugada: 19 e4-e5
163
Este avance produce la impresión de
que las blancas se sentían perfectamente
seguras. Sin embargo, vamos a ver c6mo
las líneas abiertas del tablero (verticales y
oblicuas), además de Ia perfecta cohesión
de las piezas negras, permiten al gran Rubinstein tramar una secuencia de ataque
de altos vuelos.
19
~b6+
20 et>h1
lDg4!
21 i.e4
Al conductor de las blancas le preocupa, y con razón, la pareja de alfiles enemigos que barren sendas diagonales vecinas
desde la lejanía.
No era bueno tomar" el caballo: 21
'tWxg4? I:lxd3 (amenazando c3). En cuanto a 21 ~e4, permitirla un rápido desenlace: 21 ... %txd3! 22 'ifxd3 jLxe423 'ilxe4
'ti'h41.4 h3 ifg3 25 hxg4 'li'h4++. Por último, si 21 ,.txh7+ ~xh7 22 'fixg4, seguía
22 ... tJ.d2, cuando la doble amenaza sobre
b2 y g2 es decisiva.
¡fh4
.21 ...
;22 g3
A primera vista, las piezas negras ofrecen un paisaje bastante agradable: se diría
que están todas bien situadas, pero la posici6n contiene diabólicos vínculos geométrices.
La única alternativa a la textual era 22
h3, cuando las negras ganan con 22 ...
xc3~ Veamos las líneas de juego:
(a) 23 .t. xc3 ~ xe4 24 li'xg4 (24
¡Vxe4?1ig3) 24 ... 1Wxg4 25 hxg4 l:1d3, seguido .de 26 ... l:1 xc3, puesto que las blancas deben parar el mate 26 ... J:lh3+.
n
(b) 23 ~xb7 ~xh3+ 24 gxh31Wxh3+
25 ~h2 li'xh2++.
(e) 23 'li xg4 1:1 xh3+ 24 'tW xh3
'irxh3+ 25 gxh3 ..\lxe4+ 26 ~h2 l:td2+
27 ~!~3 Itg2+ 28 ~h4, Y el rey blanco
cae víctima del fuego cruzado de la pa-
164
EL ATAQUE EN AJEDREZ
rej a de alfiles negros: 28 ... .i. d8+ 29
~h5 .i.g6++.
Tras haber entregado la dama, Rubinstein juega sus piezas como si las contrarias
fuesen puras marionetas o piezas imaginarias. De este modo fuerza la desviación de
la dama blanca, aunque... ¿es eso todo?
24 ~xd2
Otras respuestas no ofrecen perspectivas de defensa. Por ejemplo: 24 'ilxg4
~)(e4+ 25 Af3 %1xf3,oo bien 24 31..xc3
%1xe225 na iLxe4+ 26 ~gl .i.xf2+ 27
~fl .i.f3 28 11 dl li)xh2-H- o, por último,
24 Axb7 %txe2 25 JLgi J:th3, ganando en
los tres casos.
22 ..•
1:txc3!!
23 gxh4
Las alternativas no son mejores:
(a) 23 ~xc3 ~xe4+ 24 'iVxe4
o'iVxh2++.
(b) 23 i.xb7 JIxg3 24 no (si 24 iaf3,
24 ...~xh2!) 24 .~. n xf3 25 .i.xf3 l¿)f2+ 26
Cif;gl tiJe4+27 c;t;>f1 tnd2+ 28 ~g2l¿)xf3 29
'Wxf3 (29 c¡f] xf3 'iWh5+) 29 ... 11 d2+, ganando. Si las blancas contestan 26 ~~
24 •••
~xe4+
25 'iVg2
Una jugada única, con la que las blan- .
cas esperaban poder capear el temporal,
pero se encontrarán con una nueva y
asombrosa sorpresa...
(en lugar de 26 et>gl), seguiría 26 ... 'fNh3+
27 c;f(gllDe4+ 28 c¡f(hl ~g3++.
25 •••
l1b3!!
Un elegante broche. Si 26 nf3 (26 nf2
R-xf2 27°'ifxe4 ]¿xh2+t), 26 .... .1.xf3 27
"iVxf3 nxh2++.·.
.
Rotlewi se rindió, en vista de que el
mate es imparable.
23 .••
l:ld2!!
La incertidumbre derivada de Ia Primera Guerra Mundial arruinó el sistema
nervioso de Rubinstein, quien tras haber
sido uno de los más firmes aspirantes al tf-
ATAQUE AL ENROQUE
tulo que. detentaba Lasker, fue perdiendo
el tren de la competición al más alto nivel.
165
Una especialidad de Pillsbury era si-o
tuar un caballo en e5 y apuntalarlo luego
con f4. Esta maniobra fue una de las cla..
ves que popularizaron el Gambito de Dama.
:teS
14
81
Pillsbury - Tarrasch
Hastings 1895
El campeón norteamericano Harry NeIson Pillsbury(1872-1906) estaba excepcionalmente dotado para todos los juegos especulativos, debido a una excepcional
capacidad de cálculo y retentiva.
Ajedrecista genial, realizó importantes
contnbuciones conceptuales-a-la estrategia de ataque, y también de tipo teórico,
sobre todo en.el Gambito de Dama.
Ésta era la primera vez que se enfrentaban Pillsbury y Tarrasch. En realidad,
también era la primera actuación del maestro norteamericano .en Europa, un fortísimo torneo internacional qu~ acabaría ganando brillantemente, y que sería el único
que ganaría en su carrera.
Una mala salud quebró su futuro y le
cost6la vida. Sólo tenía 35 años.
Última jugada: 13 ... b6-b5
15 'lIB
~f8
16 ~e2?!
lLle4
ltxe7
dxe4'
f6
17 ~xe7
18 .~xe4
19 'lig]
20 lLlg4
~h8
21 rsf
Además del control que este peón
ejerce sobre e6 y g6, es una importante
evacuación de la casilla f4 para el caballo.
Aunque lo cierto es que, en un primer momento, Pillsbury la ocupará con la torre.
'21 •••
.
'W/d7
22 ·%ln
%r.d8?1
Mejor es 22 ... n ae8.
¡j'd6
.23 Ilf4?!
ltde8
;24 1Wh4
j25 ~c3?
Una indecisión: el caballo no pinta na..
da en el aja de dama. Más preciso parece
25 ll)f2 il.d5 26 g4 h6 27 W'g3 b4 28 h4
/t)h7 29lbh3, un plan idéntico al de la partida anterior, con la ruptura g4-gS como
objetivo.
Z5 ...
~d5
Ahora las negras tienen una posición
más compacta, con su amenazante mayoría en el flanco de dama, mientras que en
el de rey las acciones blancas no están cla-
ras.
~ lt)f2
Después de 26 li)xd5 'iYxd5 27 li)xf6
gxf628 'ti'xf6+ Ag7 29 'iVxa6, las negras
tienen Una ligera ventaja.
325
14 f4
26
27 nn
28 ti) e2
'iWc6
b4
'ir 84?
166
EL ATAQUEEN AJEDREZ
Había que realizar ya el avance 28 ...
c3. Por ejemplo: 29 bxc3 bxc3 30 : el c2
31 a4 b7 32 aS ltbl.
29 li) g4
li)d7
n
No era posible 29 ... 'ifxa2?, por 30
tDxf6!.
'
'fIg3 tl)f8 38 h4 lLlh7, las blancas aún tie-
nen que maniobrar p3Ia forzar la ruptura
eng5.
37. g5!
na3?
Mejor era 37 ... fxg5 38 'ti"xg5 liJf6 (o
bien 38 ... 'iYf6)t con posición confusa y difícil de evaluar.
38 tbg4
..txb3
el
o
'Esta jugada tiene mérito de permitir
un bellísimo remate, que ha enriquecido
la historia del ajedrez. Era mejor, sin em-
bargo, 38 ... ~h8.
326
30 Il4f2!
Ahora sí comienza a vislumbrarse un
amenazador ataque, comenzando por 31
ll\ f4, cuando todas las piezas blancas
quedarían concentradas sobre el rey negro.
30 ...
et»g8
La catura 30 ... Wixa2? sería suicida.
Por ejemplo: 31lDf4 !M..f1, y ahora:
(a) 32 d5 (32 /l)g6+ ~h8) 32 ... li)e5
33 lLlxf6 gxf6 34 ~xf6+ ~g8 35 d6 tI d7
36 /l)e6 vnd (Tartakower).
(b) 32 lLl g6+ .t xg6 33 fxg6 h6 34
l2Jxh61! gxh6 3S°'i'xh6+ ~g8 36 %lf5!, ga-
nando (Fine).
31 ll)cl
32 b3
39 flg2!
~h8
39 ... fxg5 40 'iYxg5 et>f8 41 f6 +- (Tartakower).
40 gxf6
40 ... lL\xf6 41 tl)e5.
41 ol:lJxb3
42 ;liJh6
33 h3
34 lDh2
a4
3S g4'
axb3?!
La alternativa era 35 ... h6!?
36 axb3
ita8
36 ... h6 era más sólido. Después de 37
o
nxb3
11 g7
42 ... ~c8 (42 ... ~d5) 43 \Wg4, ganan-
do.
c3
.'iVc6
aS
gxf6
I
43 'lIxg71
(Ver diagrama 328.)
O
44 °'iVg3+!!
~)(h6
44 ... ~1f8 45 ~g8+ rJite7 46 'ifxb3.
45 rt>bl!!
¡Menuda jugada de espera! Una V(~Z
que la torre se sitúe en g1, el mate será im
ATAQUE AL ENROQUE
167
profesional del ajedrez. En los años veinte
se estableció en París y, sin embargo (iparadojal), representó °a Polonia en las seis
Olimpiadas que se disputaron entre 1930 y
1939.
parable. Las negras tienen dos jugadas para impedirlo.
45 ...
'ii'dS
Única. Si 45 ... ll)f8, 46 1:(gl ¡VeS 47
'ifg7+ ~h5 48 'irxf6 /t)e6 49 fxe6 +-.
46 Agl
47 1Vh4+
'iWh5
48 'iff4+
"'g5
49 lIxg5
fxgS
50 1i'd6+
~h5
"xtS
.
Jugador de concepciones brillantes,
abierto al hipermodernismo, sus numerosas ideas de apertura son, a veces, inclasificables. Su estilo era muy versátil y venci6
a casi todos los mejores de su tiempo, aunque sólo ocupó una relativa segunda fila.
Escribió numerosos libros sobre el rey de
los juegos, y muchos de sus aforismos han
creado época: "S61o un jugador fuerte sabe cuán débil es su juego, n "el' ganado! de
la partida es el que comete el penúltimo
error" y tantos otros, que revelan una
mente lúcida, irónica y cultivada.
Última jugada: 11 iLcl-b2
51 1i'xd7
an
51 ... t[bl+ 52 ~h2 nb2+ 53 ~g3, ga-
nando.
52 _xb7++
Un varapalo, sin duda. para un jugador
consagrado como el Dr. Tarrasch, mientras que su oponente apenas era conocido
fuera de Estados Unidos.
82
Maróczy- Tartakower
Teplitt-Schonaul922
¿Qué decir del genial, polifacético Savielly
Tartakower (1887-1956), rey de la paradoja y uno de los más brillantes escritores de
ajedrez?
Nació en Rostov sobre el Don y se
doctoró en Leyes en Viena, donde se hizo
En este tipo de posiciones, derivadas
de una formación stonewall (o muro de
piedra) de la Defensa Holandesa. el ataque, por parte de las negras, en el flanco
de rey tiene un carácter temático.
II __
llf6!
El ataque se pone en marcha. La fuerte posición del caballo en e4, y la disponibilidad de la dama (vía e8-h5), junto con
168
EL ATAQUE EN AJEDREZ
el eventual avance del peón g (...g7-g5-g4)
para desalojar al caballo blanco de fl, conceden buenas bazas a este tipo de ataque,
a pesar de que, en este caso concreto, las
negras siguen teniendo hipotecados torre
y alfil en el flanco de dama.
12 n fel
1:[h6
Plantea la amenaza 13 .... Axh2+ 14
li)xh2 'if'h4.
13 g3
Neutraliza la acción del alfil, a cambio
de un serio debilitamiento. Claro que la
única alternativa era 13 h3, en cuyo caso,
el avance 13 ... g5 (para seguir con ...g4)
sería muy amenazador. Por ejemplo: 13 h3
g5 14 .i.xe4 fxe4 15 ll\h2 ~f6.
13 •••
1Wf6
14 it.n
14lDd2? tiJxf2!.
14
gS
15 n8d1?
g4
16 lbxe4
16 ~ d2 lt) xf2! 17 c¡f; xf2
iLg2 ~xg3+!.
. -. 16 ••.
rxe4
17 ~d2
n xh2+ 18
torre muy original, porque en la secuencia
inmediata la dama negra s610 contará con
el apoyo de su alfil, contra todo un ejército
de piezas blancas. Sin embargo, poco a poco... Pero no adelantemos acontecimientos.
18 ~xb2
~xf2+
19 .c¡bh1
ltlf6!
El peón de g3 no escapará y es preciso
agilizar el desarrollo de las piezas ociosas.
. 20 Ae2
'ilxg3
. 21 ~bl
li)h5
Una. vez eliminada la cobertura de
peones del rey blanco, las negras cuentan
ahora con dos pequeños refuerzos en su
ataque: el caballo de h5 y el peón de g4,
que ahora es libre. De todos modos, el
conglomerado de piezas blancas hace difícil que el ataque pueda tener éxito y se requiere mucha precisión en la elaboraci6n
de las amenazas.
22 'ir d2
R.d7
23 1112
23 \'fel 'tWf3+ 24 .t[ g2 (24 Jl.g2? li)g3+
25 ~gll¿)xe2+) 24 ... 1Wh3+ 25 ~gl nf8
26 lL)d2 Ag3 27 'ti'e2 nf6, con una posición complicada y difícil de evaluar.
23 ._
~h4+
24 ~gl
..i.g3?!
Una laguna. Era mejor 24 ... g31
25 :g2 ní8 26lDc3 nf6 con la amenaza
27 ... lIh6.
t
25 .1tt3?
Por fortuna para Tartakower, su rival
se equivoca. Después de 25
nh2 jL><h2+
26 'tWxh2 tWg5 27 Acl g3 28 1Wh3, las negras conservaban ventaja, pero las blancas
podían jugar 25 g2! f8 26 li)c3 ~c7
n
330
17
%lxh2!!
Tartakower ha lanzado una carga de
profundi~~d. Se trata de un sacrificio de
n
27 liJe2, y la balanza se inclina de su lado.
25
i.xt2+
26 'ifxf2
27 'iYg2
g3
28 i-el?
l:tf8 (+)
ATAQUE AL ENROQUE
Era preferible 28 nd21Wg529 %:te2e5.
Tampoco bastaba 31
169
n d2 i.f3 32
Axg3 liJxg333 tWh2 1Wg5 34 c¡t.fll¿)f5! -f..
31 •••
. ll)xg3·
32 Xl el
t¿)fS .
'lia
'ifg5
34 dxe5
35 ~n
Mar6czy se rindi6. .
..tf3+
33
li)g3+
83
Marshall- Bogoljnbov
Nueva York 1924
331
28 •••
ttxn+!
Un elegante sacrificio de calidad. Las
blancas disponían de otros dos métodos
ganadores: .
.
(a) 28 ... e51 29 l:d2 'ifg530 l:te2 .i.g4
31 ..t.d2 .axe2 32 .i.~e2 nfl-t.
(b) 28 ... ¡fh2+1 29 'ifxh2 gxh2+
30 ~xh2
n xfl-f-.
29 r¡f;Jxfi
Frank James Marshall (1877-1944), un le-
gendario campeón norteamericano,sucesor
de Morphy y Pillsbury, escribió,a una edad
considerable:"No creo que haya pasado un
solo día de mi Vida sin jugar al ajedrez."
Mucho antes, también había dicho:
"Juego 'al ajedrez como boxea Jack
Dempsey (campeón mundial de la época):
buscando el K.O. desde el primer asalto."
Además de sus numerosos títulos de
campeón de Estados Unidos, se dio a conocer en la arena internacional con su bri-
llante triunfo, invicto, en el torneo de
Cambridge Springs (1904), en las narices
del mismísimo campe6n del mundo, Enmanuel Lasker.
Última jugada: 15 ... lj)d7-f6
332
29 ..•
eS!
Abriéndole paso,sin contemplaciones,
al alfil durmiente.
30 ~gl
31 ~xg3
Jl.g4
170
EL ATAQUEEN AJEDREZ
16 ll)e5
~d6
17 f4
Marshall había asimilado bien los métodos de ataque de su compatriota y maestro, Pillsbury (la maniobra ~f3-e5 y f2-f4,
como punto de apoyo del ataque al enroque).
17 _
eS
18 ~bl
.td7
19 fHc2
MarshalI forma la batería 'if+..t sin
mayores preámbulos, planteando la amenaza directa 20 ~xd5.
19 ..•
20 dxcS
21 ~h1
ja a las blancas con una gran ventaja. Por
ejemplo: 26 ... g627 f5 lWf6 28 ~c4 ~d4
29 'iYc2! +-.
23 llJxc6
bxc6
24 eS
l2Jg4
Un error garrafal sería 24 ... iLxc3?,
cuando. tras 25 exf6 g6 26 xe8+ 'iVxe8
27 'jWxc3, las blancas quedan con pieza
de ventaja y el juego totalmente ganado.
25 %i'h7+
et>f8
26 g3
Da una casilla de escape al rey (g2), al
tiempo que impide la peligrosa 26 ... ~h4.
26 •••
~b6
27 AfS!
Una jugada muy retorcida, pues no sólo ataca el caballo. sino también la casilla
de fuga del rey negro, d7.
27 •••
l2Jf2+
n
22 e4!
Una amenaza latente es ~g4, aunque
ahora no serviría, porque el ataque blanco
no tiene recursos suficientes (22 liJ g4?
lñ.xg423 'iVh7+ ~f8 24 'tWh~+ ~e7 25
'fIxg7 ltg8 y las negras ganan).
22 ..•
i.d4
Una de las claves del avance e3-e4 es
que existe l;1D. ataque velado sobre el .i.c5,
'de modo que las negras no pueden tomar
en e4 con pieza Por otro lado, la liquidación centra122 ... dxe4 23 l¿)xc6 bxc6 24
lLlxe4 lñxe4 25 xe4 xe4 26'iVxe4, de-
n
n
28 ltxf2!?
Este sacrificio de calidad
me criticado
por algunos colegas de Marshall, por estimarlo inn.ecesario. 28 ~g21e concede a
las blancas una posición ganada, sin riesgo
alguno. Por ejemplo: 28 ... 'ifxb2 29 n hl
.itxc3 (29 ... ~c3? 30
b7, y telón) ]0
:xb2~)(b231 1:txf2.
Pero Marshall, como suele decirse, 110
n
ATAQUE AL ENROQUE
.
podía con su genio de nato jugador atacante y detestaba el ajedrez prosaico.
28
.
~xf2
.29 1fIh8+·
etJe7
30 'fIxg7
'ibd8
Tomar la torre (30 ... .i.xe1?) permitiría mate en seis jugadas (véase ej ercicio
E9, capítulo 1).
31 'iff6~
%1 e7
31 ... q;c7? 32 'iNxf7+ ~b8 33 'W'xe8+.
32 e61
También es ganadora 32 : dl! ..teS
(única, pues de otro modo sigue 33
ll)xd51) 33 M! axb4 34 axb4, y no es posible tomar en b4 con dama ni alfil (34 ...
'iYxb4? 351Wxc6; 34 ... i.xb4? 35li)xd5) y
después de, por ejemplo, 34 ... q;c7, sigue
35 bxc5 'iYxc5 36 ~e4 dxe4 37 'ifd6+
'il'xd6 38 exd6+ y 39 dxe7, con demolición.
Pero la posición blanca es tan buena
que incluso ganaría·33 ll)xd5. Veamos: 33
~ .. cxd5 34 ti'h8+ 1%e8 35 l1xd5+ ~c7 36
1td7+ ~c6 (36 ... ~ h8?? 37 1Vxe8+) 37
'ti'xh6+ etJ b5 38 .i. d3+ ~ a4 39 'IV xb6
~xb640
%txíl+-.
32 •••
171
.
Ahora todo es cristalino: las blancas
ganan pieza y seguirán atacando en condicienes de superioridad material... ¡y el atacante se llama Marshall!
34
35
36
Por lo
~c7
.,
t[xe7+
'li'xa8
jLxe7
~d6
visto, Bogoljubov se había empeñado en obligar a Marshall a demostrarle su pericia en la persecuci6n del
rey.
37 'fi'h81
Amenaza 38 1We5+
'fIixe7+).
37 •••
rbc5 39lj)a4+ (39
l'Nd8
Una provocaci6n innecesaria, pues es
obvio que con la simple 38 'ifxd8+ las negras tienen que rendirse. ¿Estamos en el
gran torneo internacional de Nueva York
19241 (Increíble!
38 'iVe5+
~cS
~c4
.39 lDa4+
40 fi'c3+
~b5
41 Ad3+
wxa4
: 42 'ti'c2++
Pues bien, ahí está el mate.
~d4
84
Mikenas - Lebedev
Tbilisi 1941
33 exf7!
34 f8'iY+
~xf6
VIadas Mikenas es todo un personaje.
Gran .maestro internacional, fue campe6n
de Lituania en 1945, 1948 Y1964. Representó a dicho país en las cinco olimpiadas
de los años treinta, y es un significado árbitro: internacional que, además del
match Karpov - Kasparov de 1985, dirigió
siete matches de candidatos al título mundial.
La partida que sigue no es muy conocida (en la megabase 2004 de ChessBase,
172
EL AlAQUE EN AJEDREZ
por ejemplo, no aparece~, aunque se la
considera la inmortal de Mikenas.
Últimajugada:19 ... iJ..e7xc5
20 f4!
il.xe3+
21 eJt h1
jLxcl
22 fxgS
.i,xg5
S' ·22 liJe4 23 'iVxcll¿)xg3+ 24 bxg3
f5 2; gxi¡;
26
27
l1n 28 .th7+!, y después de 28 ... %1xh
29 'ti' g6+ ~ f8 (29 ... ~ h8 3? 'iV e8++)
30 \i'xh7, las negras están perdidas.
fKh5~ ~gl1!fxe5 \!t'Xh~
24 'iVd3
h5
No era posible 24 ... ~xf6??, por
25 t¿}g4"+ eJ;e7 (25 ... c¡f}g726 'iYh7++)
26 'iYd6++.
. . . a . f6
25 h4
wX
26 .llJg4+!
hxg4
27 iLeS+!I
"~xe5
27 ... cj;~7 28 'iVd6++.
28 1Wd4++
Las blancas han dado ~ate. [con dos
torres yun alfil de desventaja! Ciertamente, espectacular.
3.1.2 Ataques temáticos
Sacrificio de cablillo en f7 (f2)
SS
Volokitin - Kozul
Memorial Vidmar
Portoroz 4.72001
En Portoroz (donde se celeb~6;:ti~a:~~
23 tI X:f6!
r!; g7
.
~ xf6?? 24 ¡fd3 y mate a .la 8123......
guiente.
Interzonal de 1958, ~~ que e
de GM)
h ob tuvo su definitiva norma .
e er nfirm6 el enorme t al ent o del Joven
.
se
co
ucraniano
Andrei. V o1okitin , que se clasi-
ATAQUEAL ENROQUE
173
ficó cuarto eneste fuerte torneo de categoría 16.
Volokitin es de Lvov (COIDQ Leonid
Stein y Alexander Beliavsky), y ésta es
una muestra de su capacidad táctica. Su
adversario, GM Zdenko Kozul fue campeón de Yugoslavia, y tiene el nada despreciable EIo de 2556.
última jugada.' 9 ... t¡)c6-b8
141
14 ~xf7!
Un sacrificio' temático que Volokitin
realizó prácticamente sin pensar.
14 ...
~xfl
15 We6+
~f8
. 16 g4
10 f4
Iniciando ya el ataque contra el
rey. Hasta aquí se había jugado ya en
otras partidas. Lo conocido es 10 i. b5
(Frolov - Alexandrov, San Petersburgo 1997) y 10 b4!? (Hector - Sherbakov, Aalborg 1993). La textual se jugó
en la partida Ochoa - Lezcano (Campeonato de España Individual, Lérida
1991).
10 ._
exf4?1
Una respuesta inapropiada. En la citada partida Ochoa - Lezcano sigui6 10
lLlbd7 11 fxe5 lLlxe5 12 iLb5 lDed7
13 Axd7 'ffxd7 14 d4 c4, con juego conoo.
fuso.
11 .axf4
U 'ti e2
13 l:1ael
o-o
ll)bd7
]:teS
~6?
Sin duda, error decisivo, pero no se
ven alternativas convincentes. Por ejemplo:
(á) 16 ... ¡Vc8?! (tratando de resistir en
un final) 17 g5 li) e5 18 gxf6 1Wxe6 19
fxg7+ Wxg720·dxe6-t-.
(q) 16 ... h617 h4, Yel ataque sigue.
. 17 g5
b5
11.. ¡Vc8.
0
18 lte3!
~e5
Si 18 ... bxc4, 19 J:th3, con la amenaza
. 11 xh'l, o bien como en la partida.
dxeS
19 i.xeS
(Ver diagrama 342.)
: 20 g6!
¡Magnífico! Las negras se rindieron,
pues si 20 ...hxgó, 21 .J:l h3, Yno hay defensa contra el mate.
En este torneo el joven ucraniano Andrei Volokitin (que entonces tenía 15
años) causó sensación, consiguiendo norma de gran maestro.
., ".
'í
174
EL ATAQUEEN AJEDREZ
26 tWf3 11 f8 27 : ea1, las blancas obtuvieron ventaja.
18 •••
cxd4
nc8
19 cxd4
20 I:[el
h6?!
Con 20 ... 'iYb8, las negras lograban
una posición razonable. Por ejemplo: 21
d5~g1t.
.
21 dxe5
dxe5
Si 21 ... l1xe5, 22lLlt3 %te? 231i'd4 ±.
342
22 l¿)d5!
lflxd5
23 exd5
llJb7?
86
TaI- Matanovic
Memorial Alekhine
Moscú17.11.1963
Últimajugada: 17 ..: lj)h5-f6
344
Hay qu~ atender a los calzoncillos (23
... hxg5? 24 d6), pero una mejor soluci6n
era 23 ... 'irb6, aunque después de 24 d6
r1ee825 iLxg6! fxg6 (25 ... hxg5 26 'tWh5!;
n
18 /i)g51
•••
Amenaza 19lWf3, y si 19 ... ·rl;g7, entonces 20 irxf6+! ~xf6 21 l¿)d5+, ganando pieza .
En la partida posterior Stein - Matanovic (Olimpiada de Tel Aviv 1964) se jug618 Itell?, ydespués de 18 ., thb719. b4
c4 20 a4 11 ae8 21 axb5 axb5 22 .tt al il.c6
23
a6 1fc8 24 d5 iLd7 25 liJh2 r3¡g7
n
25 ... 11 xcl 26 il.xf7+ ..tf8 27 'iVxcl c8
28 'itbl hxg5 29 WHg6 +-) 26 "ffd5+ ~h8
27 l:txc8 l:txc8 28llJf7+ rj;g7 29 ttJxe5, las
negras tienen una ventaja seguramente
decisiva.
24 lDxf7!
:xt7
24 ... ~·xf7 25 .i.xg6+! c¡f¡xg626 'f! xc?
It xc7 27 d6, ganando.
25 jLxg6
'it'd6
25 ... ~)(cl 26 ~xt7+ ci;xf:l27 'iYh5+y
281:txc1.
26 Axn+
~xn
27
Ji.xc8
nxc8
ATAQUE AL ENROQUE
175
345
28 ¡fc21 (-1-)
~d7
29 1i'h7+
~f8
30 lte3!
Matanovic se rindió, ante las decisivas
amenazas 3111f3+ 631 %lg3.
landa con el caballo de eJ. Si 21 gxh3, 21 ....
Vg3+ y captura del caballo.
18 ...
n
Sacrificio de caballo en f6 (f3)
87
C. Haosen - Barna
Torneo Interzonal
Biell993
El GM indio Dibyendu Barna es un origi-
nal y peligroso jugador de ataque. Actualmente puede considerársele ya un veterano, que tiene en su haber muchas valiosas
victorias sobre estrellas del ajedrez mundial.
última jugada: 18liJc3-a4
(Ver diagrama 346.)
Vale la pena mencionar que si, en lu-
gar de 18 lha4, las blancas hubiesen juga-
l¿)f3+I
Un excelente y muy bien calculado sacrificio de caballo.. Era tentador 18 ."'
.i.xh3, pero tras 19 f4 .i.xg2 20 Wxg2
xf4 21 xf4 \'ixf4 22 11n, las blancas
tienen una ligera ventaja.
19 gxf3
~xb2
20 l¿) xb2
il.xc2
21 'ilxc2
nxf3
. 22 Itael
\'fgS+!
No había que precipitarse. Si 22 ...
nxh3?, 23 'ife4! 'iYg5+ 24 'fig2 ±.
. 23 ~b2
TJaf8
Barua lleva a cabo un ataque progresivo, tranquilo, pero del todo consistente.
24 'iYe4
__
n
Prácticamente única. Si 24 l¡j d3 Ó 24
lle2, las negras tenían en la recámara una
secuencia de mate en cinco: 24 ... .: xh3+!
25 ~xh3 nf3+ 26 rJ;lh2 'fi'h4+ 27 ~g2(gl)
'iWg4+ 28 ~h2 lIh3++.
24 ...
r1xf2+
25
11 xfl+
nxf2
; 26 e¡f;Jb1
(Ver diagrama· 347.)
do 18 f4, con 18 ... ~d3, las negras logran
ventaja por medios tácticos. Por ejemplo:
19 lIablll)xb2 20 l:lxb2 .i.xh3!, especu-
26 •••
'iVg3!
No 26 ... llxb2??, por 27 '\Wd4+.
176
EL ATÁQUE EN AJEDREZ
88
Tringov- Rossetto
Torneo Interzonal
Amsterdam 1964
Última jugada: 13 ... O-O
27 ~e8+
28 V/ie7+
rl;;g7
~h6
29 'iHe3+
Las blancas se ven obligadas a cambiar
damas» pero el final está completamente
perdido.
29 •.•
'ifxe3
30
xe3
l1xb2 (-+)
Las negras tienen dos peones de ventaja y torre en séptima, que corta el paso al
n
rey blanco.
31 l:t e7 n xa2 32 1:[xc7 eS 33 1:1 d7
ttd234 t1xa7 lid3 35 *g2 1:xb3 36 lId7
:d3 37 h4 nd4 38 ~g3 g5 39 hxg5+
~xg5 (0-1).
Las negras deciden entregar un peón.
pero la cosa es más grave...
14 liJf6+!
gxf6
Si 14 ~h8, 15 'fih5 iLf5 16 1th4, y
no hay defensa contra el mate. Por ejemplo: 16 .... h6 (16
.i.g6?? 17 'iVxh7+!
~xh7 lB. n xh7++. el mate árabe) 17
.,txh6 g6 18 ..txf8+ gxh5 19 llxh5+ .i.h7
20 t1xh7++.
15 ~xf6
]I d8
Es única. para escapar con el rey por la
ruta ffi-e8-d7.
16 ¡fh5
~f8
Ante 17 tWh6.
17 \Wxh7
~e8
.oo
oo •
(Ver diagrama349.)
18 118d1!
...
Las blancas tienen dos peones por la
pieza entregada, pero es innegable que
cuentan con una clara ventaja. El GM búlgaro conoce perfectamente el mecanismo
de juego en esta posici6n y ahora desarro-
ATAQUE AL ENROQUE
1n
21 f5
Axc4
Una jugada desesperada de desviación, tratando de pescar en río revuelto.
especulandocon la clavadade la torre dl.
Si 21 ... Axf5,22 \i'g8+ C'J;d7 23 'f!Ixfl+
'it>c624 1Wd5+ cbd7 25 \i'xf5+, etc.
22 .ítxd8
'ifxas
23 'fi'hS+.
ci;e7
23 ... c/;d724 ti'xd8+ I1xd825 nxc4+-.
lIará gradualmente un ataque más posicional.
18 ...
a5
19 c4!
b6
351
.i4
%le4+
~e6
25 'ilh4+
..t>t8
25 .... ~d7 26 fxe6+ fxe6 27 W'xd8+
cwt xd8 28 f1 xe6.
26 'ifh6+
~e8
26 .; cj;e7 27 ~g5+ et>f8 (27 ... ~d7
3j()
20 f4!
¡Hostilidades por ambos flancos! La
amenaza de apertura de cualquiera de las
dos columnas centrales crea una crisis en
la posici6n negra.
20 ...
a4
Rossetto se ha quedado sin jugadas
útiles. Si 20 ... rJ¡;d7, 21 f5 Axc4 22 i.xd8
'i'xd823 rLxc4 'i'f6 (amenaza24 ... tlh8),
el ataque ha terminado, pero con 24 'ifh3
(Ó 24 l:lh4), las blancas ganan sin proble-
BIas.
28 fxe6+ fxe6 29 'iVxd8+ : xd8 +-) 28 \Wh5
'iVf629:fxe6-1-.
27 l:tdel
(1..0).
Si 27 ... et>d7, 28 fxe6+ fxe6 291Wxe6+
~c6 30 l:1c4+ ~b7 31'iVe4+ C;;b8 32 'fIc6,
y no queda la menor esperanza.
Un ataque perfectamente controlado,
sin dejar ni un cabo suelto.
El sacrificio de alfil en h6 (h3)
Con el sacrificio de alfil en h~ (h3)J contra
un rey enrocado corto, por 'muchas varia-
178
El ATAQUEEN AJEDREZ
ciones que el tema tenga, lo que se pretende, en casi todos los casos, es destruir la
cobertura de peones del rey atacado, abrir
grietas en su entorno. La forma en que
han de aprovecharse las vías de penetración es específica de cada situación concreta.
Si 23 ... et»eB, 24 ¡Vc6+ ~f8 25 n xe71
r3;xe7 26 11e1+ ~f8 27 'fi'h6+ ~g8
28 n e3, ganando.
89
A. Martín - García Palermo
Benasque 1990
Última jugada: 16 ... Ac8-e6
24 %le3
.
~h4
Si 24 ... ~d6, 25 f4, etc.
25 fIcl(+-)
Aún era mejor 25·1:1dl.l,
25 •••
b4
26 lIdl
Esta jugada tiene una explicación.
Martfn pensaba continuar con 26 c6
'iVd727.%lf6, Y si 27 ... i.xf6, entonces 28
llg3+, pero aquí se dio cuenta de la réplica 28 ... .i.g6! 29 .1:[xg6+ Ag7, y el ataque
se diluye. La idea
la textual es doblar
torres en la tercera fila. De todos modos,
después de 26 nc6 'iVd7, ganaba 27 I:r.f3!.
26 •••
!lb8
27 l:r.dd3
llb6
n
17 iLh6!
Un sacrificio cuya idea es atacar h7 con
el tren 1f+A.
17 __
gxh6
Si 17 ... ne818 Wd3 g61~ 'ifxb5 ]:Ib8
20 'ilxa4 11 xb2 21 ..i. b3, perdiendo un
peón sin compensaciónalguna (Martín).
. 18 'iVd3
f5 .
19 exf6
IIxf6
20 'it'xh7+
~f8
21 Ag6
l1xg6
Única contra la amenaza n xeé. 21 ...
¡Vd712 1Wh8+ .i.gB 231i'xh6++.
22 'iV xg6
JJ.f1
23 'f6xh6+
c!>g8
de
(Ver diagrama 354.)
ng3+
Jtxg3
29 l1xg3+ .
30 n xg6+
ng6
.txg6
28
.31 'ilxg6+
et>h8
En caso de 31 ... ~f8, basta con poner
en marcha los peones, por ejemplo 32 f4.
32 h4
(1-0).
Después de 32 ... 1Wxh4 33 'ife8+ wg'l
ATAQUE AL ENROQUE
179
desplazamiento a la columna g, por n~ hablar del refuerzo que presta a la tercera fila. Se había jugado antes de esta partida
en dos ocasiones, y en ambos casos las
blancas perdieron.
13 •••
.ttJce7
14 liJg5!
354
34 'iVd7+ ~g6 35 'iVc6+ y, a la jugada siguiente, la dama blanca captuta c7 6 d5
con jaque.
Provocando un importante debilitamiento.
14 ...
h6
15 liJO
f5
Las alternativas son:
(a) 15 ... ~f5 16 g4lt)f417 Axf4 g618
gxf5 gxh5 19 il.xh6 ± (Rowson).
(b) 15 ... 'ifb616 wel d417 g4 'fi'b2! 18
~)(b2
cxb2 19 tr.bl ti)f4 20
~xd4
lJ)xh5
21 gxh5 %1 d8 :¡: (Rowson).
90
McDonald
Campeonato Británico.
ROWSOD -
Edímburgo14.7.2003
Última jugada: 12 ... d4xc3
16 ,.txh6!
Una novedad, que parece convincente.
Las blancas emprenden un ataque temático, cOQ sus piezas bien coordinadas para
llevarlo a cabo. Otra posibilidad es 16
exf6.
13 J:lh3!
El desarrollo de esta torre por la tercera fila multiplica su valor, porque conservando la posibilidad de actuar en la columna h, mantiene en cartera un eventual
1.6 .••
gxb6
17 'irxb6
l:tf7
Parece mejor 17 ... C¡Pf7!, cuando no
sirve 18 lL1g5+, pero sí la más rebuscada 18
il.b51. Después de 18 ... nh819lWg5lbeS,
hay dos opciones:
180
EL ATAQUE EN AJEDREZ
(a) 20 ~g3lj)7g6 (20 ... et>f61?) 21 h5 f4
22 hxg6 ltJxg6 23 iLe8, pero las negras
pueden hacer tablas.
.
(b) 20 lIg3! 1:tgB 21 ~f4lLl7g6 22
'lIxg6 c¡f¡Jxg6 23 /i)e5+ et»h7, y las. blancas
pueden seguir con 24 g3 (con idea de
iLd3, \teZ y g4).
18 llg3
l:th7
Si 18 ... 11i7, 19 hS.
19 'ifVgS
O bien 19 l1xg6+?llbxg6 20 'iWxg6+
fHg7 21 'fi'e8+ ~f8, cuando las negras tienen una ligera ventaja.
19 ...
'irb6
20 c;l}e2
20 h5 'ifxfl21 h xg6?? llhl+.
20 •••
~d7
Si 20 ... 'iVb2,21 nh1 et>f8.22 h5 c¡te8
23 hxg6 n xhl 24 g7 /i)g8 25 'ií'g6+, ganando.
. 21 h5
~b5
Si 21 ... iLe8, 22 hxg6 ~xg6 23 l¿)h4
n g7 24 'tWh6 ±.
Amenaza el último truco: 26 ... ~+, ga-
nando la dama.
26 'iYg4
27 J:l hxf3
B+
li f8
28 hxg6
Las negras se rindieron.
Después de 28 ... :1 xf3 (28 ...
n g7
29 'iWxe6+ ~h8.30 Ilb3+) 29 gxh7+ ~xh7
30 _xf3, todo se ha acabado.
91
SvidIer - Grischuk
Campeonato de Europa de clubes
Panormo (Creta) 28.9.2001
Últimajugada:20 ... liJd5-b4
358
357
22 It M!
jixd3+
23 11. xd3
'fIbl
24 l/Jd4
f4
24 ... n g7 25 n d1 'iVb6 26 hxg6, y lo
mismo seguiría, en caso de 24 ... l:tfB.
25 I!h3
'Wcl
20 ~g5!
¡Vd7
Otra posibilidad es 20 ... \i'c8. Si 20 ...
hxg5?, 21 lñ fxg5 g6 22 1i'f3 'ii e7 23
'fIxfl+ 'fIIxfl24 ~xf7+, ganando.
.
21 .i.xh6!
Esta captura es, en sí misma, un seudo-
" sacrificio en h6, al no ser posible" 21 ...
gxh6 por22li)f6+ y23 ti.)xd7,pero sí es un
sacrificio de pieza, como se verá por 1a
continuación.
21 •..
d5
Si 21 ... ~xe4 22 l1xe4 d5 23 ttg4 et1
24llld4, con ventaja.
22 il..d2'
El sacrificio
. • al
li)d3
dx
re se pro ducía con 22
. e4 23 li)g51 li)d5
Axb4 25 ~ d5 ~ (23 ... ~d5 24 ~ ...
\W1
,)Lx.i.x 1
.Jil.xb4
I;i' xel +-) 24 1W e.26 ~xf7+ ..tf8
'i'xg6 f
h5 1lkf5 25 4
27
1:[ xa8)
27
.ti
all
b7
(2l
'fJ
g6
26
l::I>.a7 +-.
... llld728
;:~
~
f6
'ilg6
~h8
~cS
23 lLlfgS'
Alternativas:
'irIS
(a) 23. li)x·e124
~xf6 26
9;h 'fi'h5 'i'f525 l[)f6+!
~xel+-tñd729 \LUt
8 27 301l1li
'fi' xe8 f xg5 28
i.a2
I;i'xa8 'W'bl
(b .
1!f aS lllc5 31
~xfZ+
(1-0).
'fi/xn+
o.' f6 24 'ifh5 f
26 'it'h7+
) 23 9;f8
27 t!&'x xg5 25lDxg5
~c5
Como u
d3+-.
p ar~ce queP todos
ede verse
1 ' en esta posici6n
conjur ado para f os elem entos se h
co. Lo temas
el ataque
24 ne3?!
tívos se multiplican
co~~:e~er
bla:~
Una índeci . •••
·
24'fih5li)xel25
siontilf6+
Gan aba de inmediato
24
1
..
Mayor ·;esistencia
li)xf2
aunque después de 25 ;trecía 24 .., tñf4
exf427 ];te7 llld7 2 c3 J..e7 26 .txf4
'iVe6 29tñxe8 'fixe8 ( 7 ... ,axg5 28 llld
28h4o, lasblancas'
30'fig4
31 .01.
"'c8 +-)6
marcha,
mantienen
el
ataque
en
'
~d8
I
i
1
92
i
Onischuk V
. Tome H
- escovi
~ omenajeK
i
Poikovsky 20 .4 .2002
arpov
•••
••
.-z
••......
Última jugada: 15 ... h7-h6
••
'iiii'.~
_~~.'iV
-ft..~
& .._
...
~.~ .~~i1.~­
._~.
M
••~Dz • '.
~~g -- ".,.
80 ~"m·~·
11
·nfJf'::.D
•
~ .z••
M
~
~
~
..
182
EL ATAQUE EN AJEDREZ
16 ~xh6!
Un sacrificio que, sin duda, tiene rasgos de combinación temática sobre el enroque, pero que para comprender su vali-
dez se requiere...
16 ...
gxb6
17 l%h3!!
...haber previsto esta continuaci6n precisa.
17 ..•
tIxc4
Una idea defensiva básica es eliminar
el alfil de casillas blancas. Otras alternativas eran menos consistentes. Por ejemplo:
(a) 17 ... ll)h718 nxh6 ~g719 l:lxh7+
~xh7 20 'IIh3+ ~g7 21 ¡j'g4+ ~f6 22
'iVh4+ (no puede permitirse que el rey escape por e7) 12 ... ~g6 23 %1e3, y tenemos
la versión de ataque-tipo, cuando han desaparecido los peones g y h, con las piezas
pesadas cubriendo ambas columnas, y rematando al rey, cerrado por el compartimiento estanco de sus piezas, que obstruyen f8 y fl.
(b) 17 ... liJg4 18 'iig3 lt)df6 19 n xh6
q¡g7, Ylas defensas negras se sostienen
con alfileres: 20 llxf6 ~xf6 21 'ifh,4+L
. (e) 17 ... ~h8 18 'iVe3 lDg8 19 l:txh6+
li)xh6 20 'i'xh6+ ~g8 21 'iWgS+ ~h8
22 ne3.
18 lñxc4
~g7
Si 18 ... h5, 19 'ilg3+ et>h7 20 'ifg5
rIg821 :!xh5+ lbxh5 22 li'xh5+ ~g7
23 /l)d6 W'f824 ~xb71Wb4 25 1:te4, con
ventaja.
.
Otra posibilidad era 18 .. fib8, pero
también falla, por 19 'iYe3L
19 'iYg3+
~h7
20 'iVd3+
ct;g7
21 lüd6
ii'b8
361
22 %txe6!
Este nuevo sacrificio hace que la posición negra se desmorone por completo. Su
idea es abrir la séptima fila y eliminar la
defensa del peón f7 sobre g6. De todos
modos, las blancas ganaban también con
22 l1g3+ lDg4 23 llxg4+ cbf6 24l[)xnf,
aunque la textual es más precisa y elegante.
22 ...
fxe6
23 1:tg3+
El sacrificio de torre impide que el rey
negro retroceda a h8, por 24 ~g6.
23 •••
liJg4
Si 23 ... et>b8?,24 'ilg6 y mate en dos.
24 JI xg4+
ct> f6
25 'ilh7
Amenaza mate en dos, impidiendo
que el rey escape por e7. Si 25 _.. ~xd(J,
26 'iYg7+ cJif5 27 ~g6++.
ATAQUE AL ENROQUE
El sacrificio de calidad en f6 (O)
En f6 6 f3 suele estar situada una pieza
menor (caballo o alfil) que, en la mayoría
de los casos, es la mejor pieza defensora
de su rey. La eliminación de esa pieza, a
cambio de una torre, supone poder 1) eliminar la defensa de un punto esencial; 2)
dislocar la barrera protectora· de peones,
convirtiendo en puntos fuertes o puestos
avanzados casillas vitales del entorno.
Interesantes ejemplos con sacrificio de
calidad en f6 (t3) se estudian en EDT (páginas 211-214),por 10que aquí no abundaremos más en el tema. Sirva la siguiente
partida de buena muestra.
183
20 ... 'iWxe5? 21 !Ll xf6+ ~ xf6 22
1Wxh7+ ..tf823 JI xe5 .1lxe5 24 \We4·+-.
21 /Dxf6+.
iLxf6
Las blancas deben tomar ya una decisión: sus piezas son lo bastante activas co-
mo para que su ataque entre ~n la fase decisiva.
93
Kveinis - Van Wely
Match Lituania - Holanda
Olimpiada de Moscú 1994
Última jugada: 15 ... ltj8-eB
22 .tt xf6!
gxf6
. 23 l:te3!
Sacrifica también el caballo, porque ha
visto Una secuencia decisiva..
: 23 •••
\\Vxe5
E.~ única, pues si 23 ... fxe5? J 24 'iVxh6,
y no puede pararse 25 ttg3+. Si 23 ... 1Wd2,
24 Ilg3+ cbf8 25 'irxf6 'iVel+ 26 ~f1, ganando. Por ejemplo: 26 ... nad827liJg6+
~g8 28 Wh8++.
, . 24 l1xe5 (+-) fxe5
A!pesar del material equivalente, el
resto no merece comentarios, pues el rey
negro sigue en peligro.
: 25 iVxh6
tt ad8
(Ver diagrama 366.)
16 eS!
17 i.xf6
18 l[)xeS
19 ltael
20 l¿)e4
dxeS
lñxf6
Ae6
~a5
h6
26 h4!
CÓmo puede verse, aquí no sirve el
maquinillo de mate (~h7+, ~g6+, etc.)
porque la casilla f7 está defendida por el
alfil.
184
EL ATAQUE EN AJEDREZ
94
Fiori - A. Cuevas
Buenos Aires 2003
Esta posici6n no tiene ningún elemento original, exceptuando el hecho de
que, por el momento, el alfil de casillas
negras tiene taponada la gran diagonal
hacia g7.
Suponemos que las últimas jugadas
han sido eó, ...lZ\f6-d7.
26 ••• nd4 27 ~h7+ ~h8 28 h5 nxa4
29 ~gl ,Ua2 30 ~h2 neS 31 AfS+ ~g8
32 ¡f'h7+ ~f8 33 ~xe6 (1-0).
Si 33 fxeé, 34 'ifh8+ y 35 VxcS.
.00
El sacrificio de los dos alfiles
El sacrificio de ambos alfiles sobre el enroque (en h7 y g7) se vio por primera vez,
como el lector ya sabe, en la partida Lasker - Bauer, Amsterdam 1889, y una versión clásica, aún más espectacular de la
misma idea, se produjo en la partida Nimzovich - Tarrasch, San Petersburgo 1914
(véase TCM, páginas 371-372).
Desde entonces, ese doble sacrificio
forma parte de la técnica del ajedrez, co-
1· .i.xb7+!
Era posible la captura 1 'iWxa8 .i.b7 2
li)xb5 (2 ¡¡¡a? ~a8 3 exd6 Axd6 4 'lixb7
'iWxb75 ..te4 ¡feS 6 .ixa8 Wxa8 7 l:ladl ~)
2 Vc6 3 fi'xb7 'ti'xb7 4l2)xd6 ~.
1 ...
rJJxh7
o ••
2
mo una famosacombinación temática.Sólo la incorporación de elementos originales podrían sorprender hoy al jugador bien
preparado.
Los dos ejemplos que siguen son de los
pocos casos que se ha visto en la práctica
de los últimos añoso
~h5+
~g8
3 exd6!
Esta captura es el único elemento que
aporta un gramo de suspense, pero como
la dama negra es~á atacada, es forzoso retomar.
3 ...
'iWxd6
3 iLxd6 4 .i.xg71 c3;xg75 iVg5+ ~h8
6 no +-.
4 R.xg71
etJxg1
.0.
s
~g4+
Algo mejor es 5
~h8?
0.0
c;f}h7, porque difi-
ATAQUE AL ENROQUE
185
.culta la victoria: 6 l1f3 e5 7 nh3+ 'ifh6
8 '+Wf5+ rJi;g7 9 IIxh6 ~xh610 :le1 +-.
6 na
(1-0).
6 ... liJf6 7 nh3+ ~h7 8 'i'h5, y todo
ha terminado.
95
Benjamin - BBrtholomew
WorldOpen
Filadelfia 1.7.2003
Última jugada: 17 ... {jjd7xc5
il.xe427 t1h3 Ah7 s610 da tablas. Si las
blancas quieren ganar, deben intentar 24
na3. Por ejemplo: 24 ... f6 25 1:[h3+ W'h7
26 lIxh7+ 'iftxh7 27 'Wh4+ ~g8 28"'g3+
rJ;» h8 29 J:¿ e3 (29 'ffc7) 29 ... n ad8 30
Wh4+ rtJg7 31 l:tg3+ rl;f132 ¡j'h5+ ~e7
33 :g7+." Hasta aquí, el análisis de Benjamin, Sigue Fritz: 33 ... Wd6 34 'i'd1+
~e5, con una ventaja mínima de las blancas.
24 __
~g8
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 368
Aquí el GM Joel Benjamin, nada sospechoso de inexperiencia, consideró que
se daban las premisas necesarias en la po_sici6n para proceder al doble sacrificio de
alfiles.
18 ..i.xh7+
19 ¡fh5+
20 iLxg7
~xh7
~g8
~xg7
21 'iYg5+
22 1i'h5+
~h8
~rJ
~ h8
23 'ifg5+
(Ver diagrama 369.)
24
'tifh6+?
"24 fi'f6+ ~g8 25 %la3 llJe426 l:xe4
25
:26
:27
:28
lIa3
Il g3+
hxg3
'i6g6+
;29 'ifh6+
fS
'iWxg3
JI ad8
..th8
~g8
:30 'fi'g6+
~h8
El problema de las blancas es que la
otra torre no puede sumarse al ataque.
:31 g4?!
lld7
32 l:[e3
ng7
(Ver diagrama 370.)
Las negras han consolidado su posición. El resto es el recurso al pataleo. .
33 'ffh6+'
c¡f;»g8 .
34 g5
3S %leS
~ 'fi'g6+
37 'i'h6
f4
rIh7
ng7
:I h7
186
EL ATAQUE EN AJEDREZ
3.2.1 Ataques con muchas piezas
96
Lane-Adams
Torneo Lloyds Bank
Londres 1993
. Última jugada: 16 ... tiJf4-e6
370
38 'iVg6+
39 'iYh6
40 W'g6+
%!g7
J:[h7
%tg7
Tablas por repetición de posiciones.
Como confesó el propio Benjamín,
"toda mi vida he esperado poder realizar
el doble sacrificio de alfiles de Lasker, y
cuando se me presenta la ocasión... ¡ni siquiera he sabido ganar!".
17 'it'g4
3.2 ATAQUES CON PIEZAS
Comienza el ataque directo.
17
18 ltJe4
o
Sería difícilimaginar un ataque en ajedrez
sin piezas, de modo que decir ataquescon
piezas parece un sinsentido. Un título más
.i.c8
llJeS
•••
apropiado (pero también más extraño) sería ataques sin peones.
El tema de esta sección son los ataques
en los que no participa la infantería, y las
piezas solas asumenla ofensiva, aunque, a
veces, cuenten con la colaboración de al-
gún peón: uno solo (sea a modo de cuña,
incrustado en el sector crítico, sea en el
centro, dominando casillas importantes,
sea creando un punto de ruptura decisivo).
o
En otras palabras: las piezas acaparan
casi todo el protagonismo en ataques de
este tipo, siendo los peones ocasionales
19iLxf1+1!
elementos auxiliaresde la ofensiva.
Era más preciso 19 'ifh5! llJ x b3 7.0
•••
ATAQUE AL ENROQUE
liJfg5 h6 21 'iVxf7+ Wh8 22 1Wg6 hxg5
23 li)xg5 'MIxg5 24 .i.xg5 +-.
19 _
~xr1
20 WhS+
~g8
21 lñfgS
h6
22 1i'f7+
c¡th8
23 li'g6
hxgS
24 lLlxgS
iL e6 33 'IV g6 sst 34 'if g5
n
187
n
e6 35 g4
liJe736 %le1 .J:[d8 37 h4 t[}c6 38 J¿,c3 IldS
39 h5 llxc5 40 :"g3 lic4 41 f4 ~h7 42 f5
l1h643 e6·(1-0).
97
Keene - Robatsch
Madrid 1971 (zonal)
Última jugada: 17 ... iLf6-d4
24 •••
\Wxg5?
"Después de 24 ... ~f5! 25
'it'xiS 'ifd3
26 ¡¡¡f7 ~xe5 27 ~h5+ rJJ g8 28 Il xe5
11 xe5 29 'fi'f7+"no hay más que jaque perpetuo" (Lane).
Pero aquí tal vez pueda intentarse 26
'fi' g4 (en lugar de 'fin). Veamos: 24 ...
iJ5 25 Wlxf5lWd3 26 Vg4. La idea es que
ahora se amenaza 27 l:le3 (al estar cubierta la casilla di), ganando un importantísimo tiempo para seguir con el ataque. En
estemomento no esposible 26 ... li)xe5?,
por 27. 1:[ xe5 (27 ... tt xe5 28 llJt7+) 26 ...
'ltg827 e6 'fi'g6!, y el ataque parece· ha-
La 'posición negra no tiene puntos débiles, pero es esencialmente pasiva. Las
blancas tienen superioridad espacial y si
pueden sostener el peón pasado, la balanza se inclinará a su favor.
18 .te3!
Es Importante conservar a toda costa
el peón pasado.
18 .•.
b6
Sería un error 18 ... .íl xdá? por 19
Axd4 .xg220 .YLxg71
J
19 lLle4
berse esfumado.
25 .i.xg5
374
i.e6
liJe'
26 b4! (+-)
Si el caballo de eS se retira, sigue 27
11 e4, que conduce al mate.
27 'ifh5+"citg8 28 bxcS li)d5 29 Ae3
ll)xc3 30 iLd4ll)d5 31 J:te4
32 Wg4
sn
~xe3
Tal vez las negras deberían conservar
el alfil, con 19 ... iLe5, tratando de convertirlo
bloqueador: 20 f4 Ad6 21 n el.
Parecearriesgado 19 ... f5?1 20 et)c3 ~f6
21 ,axd4 cxd4 22lLlb5 ~a6 23 'iVa4 ~xb~.
241Wxb5 ±.
en
188
EL ATAQUE EN AJEDREZ
lhg6
20 fxe3
20 ... ~xd5? 21
23 ~xd5. .
nxd5 'fIxd5 22llJf6+ y
376
ctJ c7 29· n xe7+) 28 'ifxc6+ lb xc6 29
jlxd7+ c!>d8 30 .ii.xc6.
J7j
21 .t1xf7!
ri;;xf7
No servía 21 ... 1:[xe4?, por 22 .uxb7
It g4 23 tyf5 +-..
.
22 l1fi+
rJ;e7
Si 22 ... ~ g8, 23 lDf6+! gxf6 24
'ii'xg6+ '1t>h8 25 'iVxh6+ ~g8 26 'ifg6+
c;f¡; h8 27 n f5 . El ataque se convierte
ahora en un ataque contra el rey en el
centro.
23 d6+
~d7
24 nf7+
' l¡je7
24 ... ~c8 25 d7+ ~b8 26 dxe8'iV1Wxe8
27 llxb7+ et>xb7 28lbd6+.
98,
Grigorian - Taimanov
42.0 Campeonato de la URSS
Leningrado 6.12.1974
úitima jugada: 16 ... ciJ gB-g7
~c8
25 'iYa4+
En caso de 25 .J. ~e6, sigue 26 'iWc4+
Ad5 21 1:1 xe7+ xe7 28 li)xc5+ «t>f6 29
'iYf4+ ~g6 30 dxe7 'fkxe7 31 iL.xd5, cuando la' doble amenaza 32 i.e4+ y 32 ~xa8
resulta decisiva.
n
371
(Ver diagrama376.)
26 d7+!
'iVxd7
26 ...·rile7 27 dxe8l¿)+ 'iYxe8 28 'iVc4-t-.
27 Ab3!
'
Las negras abandonaroD. .
Si 27 ... Ac6 (27 ... ~xh3 28 1,Wxe8+
En términos estructurales, las blancas
salen peor paradas en la comparación, COII
dos peones doblados y los dos del flanco
de dama aislados. Sin embargo, en términos dinámicos, tienen una importante vr.u
taja, porque su desarrollo esté completmf ti
ATAQUE AL ENROQUE
sus piezas mayores dominan las columnas
centrales, y las negras tienen problemas
con el desarrollo de su alfil y con las debilidades de su enroque (casillas negras).
17 lLle4
a6
Si 17 ... l:1d8, 18 ~d6 ¡¡¡e? 19 f51 gxf5
20 1Wg3+ ~f8 21 :d3 ±. 17 ... e5 18 \\Vg3
exf4 19 'ilxf4 (la sugerencia de Kotkov,
19 ifh4, es dudosa, por 19 ..: f6) 19 ... ¡fe5
20 ¡Yh4h6.
18 i..b3
.tt d8
~ 1Yg3
na7
20 W'h4
b5
21 ¡Yf6+
~g8
189
379
la dama magníficamente centralizada y el
caballo incrustado en f6. .
27 nxf8+
~gT
28 liJh5+!
(1-0).
Si 28 ... ~xf8, 29 ti'd8++.
. Un buen ejemplo sobre el tema de un
enroq~e debilitado o, más concretamente
aún, dé un enroque en fianchetto del que
falta el alfil.
99
Kosteniuk - Nijboer
TomeoCorus
:Wijk aan Zee (B) 21.12~3
22 l1d6!
liJe7
..
Si 22 ... 11 xd6, 23 llJ xd6 li'c7 (23 ...
ne? 24lL\e8 +-) 2A liJe8!,con gran ventaja.
Si 23 ... %le8. 24 ~e5 (¿casillas negras
o agujeros negros?). .
. 24 'i'd4 (+-)
l:1c7
24 ... 'WIe? 2~ lDf6+ cli>h8 26 ~e8+ eS
27 'ir'xe5+ f6 28 1:[ xf6 y mate en dos.
25 ~f6+
~h8
26 It d8
'it'xc3
(Ver diagrama 379.)
El dominio estratégico de las blancas
es visible en el"diagrama: sus tres piezas
mayores dominan la columna abierta, con
. Última jugada:23 iLe2xa6
380-
190
EL ATAQUE EN AJEDREZ
El diagrama refleja una posición con
elementos típicos de la Variante Sveshnikov, en la que lospeones blancos del ala de
dama se bastan y sobran para ganar cualquier final. Pero, una vez más, conviene recordar que estamos en el medio juego. Las
estructuras Sveshnikov se caracterizan por
numerosos factores tácticos que a menudo
permiten pescar en río revuelto al jugador
con negras. No sólo es mera especulación,
sino que esos factores están implícitos en el
carácter de tales posiciones.
23 •••
Otra posibilidad es 28 ~hl .teS 29 a4
:Ixc8! 30 I1xc8+ ~g7 31l:lc3 cbg6!!, y la
amenaza 32 ... lDxh3 es imparable.
lLld5
24 1Wd2
tWh4
25 lile3
•.•
Una defensa más precisa es 25 g311Vh3
26 iL.e2 Ah6 27 lDe3.
25 •••
]¿h5
Las negras ponen en marcha su ataque
contra el enroque, en el que se basa toda
la estrategia de la Siciliana Sveshnikov.
0
26 h3
~f4
27 ~c8
ltg5
27 ... f5 parece lo natural, pero a Nijboer le preocupaba la variante 28 Jlxf5l?
D.lu<f5 29 lbxf5 %txf5, porque después de
30 n c8+ no veía la forma de continuar
con el ataque. Por ejemplo: 30 ... ~f8 31
~h2 (31 'iVxd6 e31) 31 ... ng532 I1xf8+!
(32 l:tgl d5) 32 ... ~xf8 33 'iWxd6+, y las
blancas deben tener tablas, pues el rey negro no puede subir a la séptima fila, 33 ...
~g7, por 341Wd7+ (protege h3) 34 ... ~h6
381
28 •••
..ie5!
29 llJxe5?
29 ~ hl ll) xh3 30 tlJ f6+ JL xf6 31
Axh3, con una posición tensa y difícil de
evaluar. :
29 ...
.tI><g2+
dxe5
30 clf¡h1
fS
31 'ffe3
32 ~e6+
~h8
33 ¡Vc3
35 g3 +-.
28 li)g4
.
La alternativa es 28 i. g4 h5 29° g3
lLlxh3+30' rJ;>hllbxf2+ 31 ";g2 %1 xg4 32
li)xg4 'ilxg433 'i'xt2 ~e5 y. si no con ataque, las negras siguen con una fuerte ini.ciativa. Sin embargo, 28 .i.g4 h5 se refuta
con 29 lLf5! (Nijboer), cuando la dama
negra queda seriamente comprometida.
De ahí que lo mejor sea 28 ... .i.e51.
33 •••.
34 1Wxe5+
li.)xh3!
ATAQUE AL ENROQUE
34 'itlxgllN4+ 35 ~ ~2+ y 36...t¿)xc3.
34 ._
.:Ig7
3S 1Wh2
e31
36 Axf5
Sigue un bonitoremate:
191
Los alfiles blancos que apuntan al enroque enemigo constituyen un rasgo de
ataque esquemático, pero la disposición
de las tres piezas menores negras y la torre
en d8, enfrentada con Ja dama blanca, incorporan factores que deshacen la sensación de encontrarnos ante una posición tipo. Veamos cómo interpreta y ejecuta el
ataque un mago del calibre de Morozevich:
20 ¡fc2!
eS?
Error, pero después de la normal 20 ...
exd5 21 ~xh7+ (no 21lñxd5, cuando tras,
por ejemplo, 21 ... 'lfh6 22 a4 ~c6 23
iLxg7 ciJxg7 24 'iI~c4 il.xf2+ 25 ~xf2
'iYxh2+, las blancas no consiguen nada) 21
... ~h8 221l..d3 d4 23 ~b4 32.xb4 24 axb4
lZ)d625 1:1 eS, con ataque decisivo.
21 .i.xh7+
. ~h8
.
22
36 .•.
IIgl+!
37 tlxg1
lllxf2+
38 Wg2
l:lg8
Las blancas se rindieron.
~xe5
~xe5
Si 22 ... %tc8, 23 i.c3 JLa4 24 ¡ff5
.txf2+ 25 ~g2 ~xel 26 ¡Vh5, y las blan-
cas ganan.
2:.J :1xe5
J:t e8
100
Morozevicb - Dvoiris
Campeonato de Rusia
.Krasnoiarsk 4.9.2003
Últimajugada: 19 ... f!J c7-b6
385
La posición crítica. ¿Tienen las ne-
gras contraataque? Dvoiris parecía
3114
creerlo así, porque al realizar su última
jugada lanzó a Morozevich una mirada
desafiante.
192
EL ATAQUE EN AJEDREZ
24
et> g2!
.
101
g6
Si 24 ... g5, 25 AtS gxh4 26 ~xc8 f3+
27 ~hl l1xc8 28 nh5+ rJi?g7 29 Wh7+
~fB (si 29 ... ~f6, hay mate en siete ~véa­
se ejercicio, Capítulo 1-) 30 'ifh8+
Spassky - Foguelman
. Mar del Plata 1960
Última jugada' 17 ... O-O
~e7 31 ~xc8.
Si 24 ... ~d6, 25 ~xc8.
25 ~xg6
.td4
Era mejor 25 ... ~d7! 26 l:[h5+ Ciflg8
27 ~h7+ et;;g7 28 lig5+ ~h8 ~9 ~e2
~xh7 30 lDe61, ganando.
26 1:thS+
~g8
Las negras han salido de la apertura
con una posición claramente inferior a
J
cambio de un peón. El ataque blanco se
insinúa por sí solo:
.
3B6
27
~xt7+!
(1-0).
Dvoiris se rindió, porque las dos capturas de alfil son claramente perdedoras:
(a) 27 ... ll.xf7 28 ¡Vxc8+ 11m 29 ltg5+
iLg730 l:txg7+ r3;xg7 31 ~e6+.
(b) 27 ... ~xfl ~8 'ilh7+ iLg7 29 trf5+
cj¡> eS 30 %1 ~c8+, etc.
18 'fi'g4
g6
Jugada única. El alfil de h7 queda, al
menos, por el momento, sepultado,
19 l%d3
aS
20 1ifd1!
%la7
No hay tiempo para 20 .: a4, por 21
~xU+!
.
Veamos:
(a) 21 ... rb xf7 22 n f3+! (no 22
lld7+? ~g8) 22 ... riJe7 (22 ... ~g8 23
'iVe6+ c¡t.h8 24 xf8+· ~xf8 25 'fi'xe5.~g8 26 lId8 gxb5 27 \Wg3+, ganando) 2:\
%lxf8 ~xf8 24 'iVc8+ ~íl25 'iYb7+ 'ife?
26 Wlxa8 +-.
.
(b) 21 ... nxt7 22 l1d8+
23 'fic6+
ci!i> h8 24 'iYf6+ +-.
n
nfB
21 nd6!
Amenaza 22 l:txg6tl.
21 ...
22 ~f6
e¡tb8
a4
ATAQUE AL ENROQUE
193·
Tal vez FogueIman pensaba que puesto que su alfil era tan malo, bien valía la
pena entregar calidad, a cambio de desprenderse de él.
390
388
23 l2)xh7
axb3
24 ll)xf8
bxc2
Si 23 ., ~xh7, 24 iLxfl-t-.
Era mejor 26 ... Wh7, aunque las blancas ganaban, de todos modos, con 27
%te!!. Si, por ejemplo, 27 ... J:tf7, entonces
28 h5! ¡'xtl 29 ~h2.
27 1X g8+1!
wxg8
. 28 1Wxg6+
ltg7
Única. Si 28 ... Wf8,29 'it'f6+L
29 lld8+
'ifIB
30 11 xf8+
~xf8
~g8
31 'i'xc2
32 'fIc5
Las negras se rindieron, pues pierden
más material.
102
Bareev - Akopian
Le6n1995
Última jugada: 20 ... {j)f6-d7
389
Si 24 ... bxa2, 25 llJxg6-t fxg6 ~6 n d8+
cJ; g7 27 : g8+! ~ xg8 28 '(Wxg6+ : g7
29 l1d8+ ri;g7 30 1Ixf8+ ~xf8 31 ~d6+ cM!
32 fi'a3 +-.
25 ll)xg6+!
fxg6
25 ... fj;g7 26 ti)xe5+, etc.
26 :d8+
~g7?
194
EL ATAQUE EN AJEDREZ
El alfil negro ha quedado fuera de su
campo, pero puede ayudar en la defensa
de su rey (desde h6) o fianchettarse, llegado el caso). El otro alfil está, por el momento, fuera de juego. Por otro lado,
dama y alfil de d3 componen una amenazadora batería sobre la diagonal bl-h7.
Todo el conjunto de piezas blancas es armónico y el peón de e5 restringe el juego
defensivo.
21 Ac1!
Un movimiento infrecuente en ataque,
pero muy lógico, sobre todo porque gana
un tiempo, al quedar amenazado el alfil de
b7.
29 ll) gS
30 tld!
rt;g7
%te'
21 .••
.i.xc1
22 Jtxh7+!
Una temible intermedia, que tiene poco de sacrificio.
22. •••
'i!th8
. Era mej al aceptar el sacrificio: 22 ...
~xh7 23 l1cxcl+ 'il;»g8 24 ~xb7 'Wxa3 25
1:[al 111 d3 26 'if xa7 con una posici6n
complicada.
23 %tfxcl
Las blancas completan su movilización, en plena ofensiva.
23 •••
~a6
24. ~e4
c5
Un avance necesario, para intentar liberar el juego.
25 dxc5
Uxc5
26 l:%.xc5
li)xc5
J
(Ver diagrama 392.)
. 27 'ilb4J
n eS .
No servía 27 ... 'ifd7, por 28 It xcS
1Vdl+ 29 lbel ¡fe2 30 h4 l1dl 31 l1c8+,
ganando.
28 h4.
Este pe6n avanza para crear un tram-
polínde apoyopara el caballo.
28 .••
g6
393
Las piezas blancas estánmuy bien
coordinadas, relegando a las contrarias a
posiciones pasivas (l¿). 1'1, :), mientras
que el alfil da palos de ciego en una diagonal inocua. La posición a que se ha llegado
está cargada de dinamismo, a favor de las
blancas, como pondrá de manifiesto su siguiente jugada.
31 ~xg61
El alfil es el amo, y esto s610 es un S(~lI··
dosacrificio.
31 ...
~xg6
Las negras prefieren compromete: Sil
rey, antes que ceder material: 3 t ... fXl'.() T.'.
ATAQUE AL ENROQUE
Axc5 I:txc5331i'xc5 'iWxc5 34 ~xe6+ (¡el
doble que siempre existel) 34 ... ~f7 35
~xc5 +-.
32 'ii'g4
ci>h6
32 ... f5 33 exf6 ~xf6 34 'lif4+ c;bg6 (34
... etJg7 35 ng3 ~h8 36l¡)rl+ 'fIxf7 37
'iVh6+ 'ii'h7 38 'irf8+) 35 1:[g3 t - (análisis
de Ftacnik).
33 l:[f3
~e2
34 li)xf7+
'lVxrT
35 li'g5+
.Akopian se rindió, pues. si 35 ... ~h7,
36 I1xf1+ Axfl37 _e3. Esta partida obtuvo el Premio de Belleza del torneo.
195
(a) 15 ... h616 ~h7+! ~h8 171Wc3, ganando en el acto.
(b) 15 ... iLf5 16 : ae1 ~xd3 (16 o,.
1:[ae8 17 ..ic4+ d5 18 ~a3! +-) 17 flxd3
li)f518 g3"'ii'h519 h31, Yno hay buena defensa contra 20 g4 (Svidler).
16 i.xf5
xts
n
16... ~xf517 'fIc3 "'iWh6 18 'fIxc6o
17 ¡Vc3
'ifh6
18 .use1
La columna abierta es más importante
que el peón 'de c6 y el tiempo que supone
su captura.
18 ...
l:laf8
103·
Svidler - MiJov
Campeonato Mundial ~E (1)
Moscú 1.12.2001
Última jugada: 14 ... 3Lc8-g4
,19 h3!
~e2
Única. Si, por ejemplo, 19 ... Itc5, 20
'iWxg7+! 'fixg7 21 .1Lxg7
22 hxg-l, y
la amenaza del doble resulta decisiva: 22
... :lf623 tte7+ ~g8 .(23 ~f8 24 l:Ie6!)
e-o
o ••
24 tta8+
15 tLlg5!
La dama negra está torpemente situada y el desarrollo del alfil dama tampoco
ha sido muy acertado. Las blancas dispo- .
nen ya de un fuerte ataque.
15 •••
tlJlS
Las alternativas no son mejores:
~g7
25 liJe6+ ~g7 26 l1f8+!
\t.lxe627 l:1el+,ganando la torre. Esto permite concluir que el alfil de g4 está "realmente" atacado.
20 %lxe2
l!xg5
e71
d5!
~Z2 Ilfel!
Sí 2.2 ¡y d3, 22 ... 11 g6, o incluso.22 ...
zt n
11g4o
22 "._
%lg6
196
EL ATAQUE EN AJEDREZ
26 ~a3!
•••
No hay defensa contra27 ne8+.
26 •••
¡fh4
27 l:1e8+
28 l!f8+
29 . 5+
'it>g6
(1..0).
~rT
Si 29 ... ~h6J 30 ~c1+ ~h5 311We2 y
mate.
104
23 t[ le6!
ngf6
23 ... d4 24 'iYc4 ~h8 25 %tf71 }¡g8
26 f5 xe6 27 fxeé, cuando la diferencia
cualitativa de las piezas y el peón pasado
deciden fácilmente.
23 ... JIxe6 24 l1xg7+ ~h8 25 :g6+
d126 'Wxd4+! ~xd4 27 .i.xd4+ también
gana, con cierta espectacularidad.
24 Itxf6
%1xf6
Si 24 ... 'iYxf6, 25
xg7+1 rj}xg7.26
n
Kasparov - Bareev
Copa Mundial ajedrez rápido
Cannes 21.3.2001 (1)
Últimajugada:19 ... ~b6-d8
n
\Wg3+ y 27 .ktxf6.
25 1We5!
Las negras no tienen jugadas útiles.
, 25...
d4
Algo mejor era 25 ... ~c5J pero después de 26 tI xc7 ~f8 (no 26 ... Ad6
27 n xg7+ 'f!/xg7 28 1i'xf6 ~xf6 29 i.xf6)
27 f5, la causa está perdida.
398
20 h4
21 iYg3
h6
'ir e7
22 ~e2!
El caballo busca su acomodo en f4, para un futuro aún más prometedor.
22 .••
q;h7
23 lDf4
l:tg8
24 ne2
25 Itbel
!1af8
nc8
(Ver diagrama 399.)
La posición de las negras es sólida, pero su principal inconveniente es que carece de contrajuego.
ATAQUE AL ENROQUE
197
Vd8 32 I¿)xg5 ¡'xg5 y ahora las negras
tienen peón por la calidad, con posibili-
dades de contrajuego (columnag, piezas
activas).
30 .,
.
l:tg6
31 ~hg4
La pareja de caballos es muy activa, y
Kasparov consolida su puesto avanzado,
además de vigilar h5.
26 lLlh2!
Busca el puesto avanzado de f6..Es instructivo observar c6mo Kasparov, pese al
carácter eminentemente agresivo que imprime a todas sus acciones, nunca descuida la consistencia estratégica.
26 ...
g51? .
Una interesante tentativa por crear
contrajuego, aunque un tanto desesperada. Pero las blancas deberán jugar con
precisión para refutarla.
27 lfJb5
gxh4
28 'iVb31
J:[gS
29 ll:)f6+
cJ;;gI
31 ._
nh8
Bareev trata de contener el ataque sobre sus puntos débiles con las torres. Si 31
... Wlc5+ 32 et»h2 Ac6 33 ~h5+ ..th8 34
~gf6 d4 35 f5, el ataque blanco se hace
amenazador.
32 ~h5+
cJ¡lf8
33 li)gf6
Los caballos se relevan, dominando
y bloqueando. En este momento, el
rey negro no dispone ni de una sola ca-
silla.
33 ...
~c6
34 Wxb4
a3
3S b3
lDb2
36 ~h2
¡VeS
~7 %le3
Según Kasparov, era más incisivo 37
f5! tlg5 (37 ... exf5 38 e6) 38 fxe6 fxe6 39
nfl q;e7 40 l¿)f4 ~b5 41 c4, con ventaja
decisiva.
37 ••• .
d4
38 l1g3
No 38 cxd4?? l1xg2+.
38 _
dxc3?
30 f4!
No servía 30 li)xd7 Vxd7 31 lñf3
Un error probablemente originado por
la tensión de una dura defensa, o tal vez
apuros de reloj. Era imprescindible38 ...
llxg3, ysi 39 \'ixg3 'iYxc3 40 'ikg7+ rJiJe7
41 .u. gl l:[ c8, las complicaciones encierran
contrajuego para las negras. Sin embargo,
Kasparov no las hubiera permitido, y a 38
... l:1xg3, habría contestado 39 ~xg3!, con
dos opciones:
198
EL ATAQUE EN AJEDREZ
(a) 39 .0. dxc3 40 lLlge4 'iVd4 41 lDd6,
con ataque sobre fl.
(b) 39 ... 'iWxc3 40 lnfe41 iVxel 41
1Wd8+ ..te8 42 lLld6 d3 43 f5 d2 44 fxe6 +(Kasparov).
401
l:1xg6
fxg6
li)d7+!
Axd7
¡Vf6+
(1-0).
~e8, 42li)g7++, y si 41.0. ~g8,
42 ¡Vg7++.
39
40
41
Si 41
o
o ••
105
12 eS
.
~xf3
La alternativa es 12 ... dxe5 13 liJxe6
.txe3 (13 ... fxe6 14lLxc5 'iYxc5 [14 ...
i.xf3 15 R.xf8 ~xd116 ";'d6 ±] 15 ~xb7
lla7 16 lDe4 ltJxe4 17 ~xe4 ±) 141:¡)xc7
~xd215l[}xa8 JLxf3 16 gxf3 ~xc3 17
.
bxc3 ±.
13 exf6·
il.xd1
. 14 tL\f5!?
Una jugada muy emprendedora, aunque, en última instancia no dé más que tablas. (Pero obliga a calcular.)
14 •••
gxf6?
, Después de esto, las blancas ganan. Pero es una jugada bendita, porque nos regala unajoya.
.
Tampoco servía 14 ... exf5? 15 ll)d5
~xe3 16 'iYxe3 f417 'ilxf4 'iWxc218 ¡y&s +-.
Pero sí 14 ... ~xe3 151Wxe3 ..ih5 16 llJd5
exd5 17 t¿)e7 + c1ifl h8 18 fxg7 + clt xg7 19
'iWg5+ .tg6 20 lLlf5+ cj¡>g8 21ll)h6+ riJg7.
tablas. Si, en esta última línea. las blancas
intentasen 16 l¡J xg7, después de 16
eJ¡h8(16 ... ~g617 'tWh6) 17 'i'h6 l:Ig8 18
'iS'xh5 d5 19 n el, las negras estarían algo
mejor.
o ••
L Ortega - Jeokin
Lido degliStensi 2003
Última jugada: 11 ... iLc8-b7
4(}j
15 llJd5!!
'ifd8
Perdía en el acto 15 .. exd5?, por I()
~d4!!, con la amenaza 17 ¡'g5+! fxg5 '1 K
0
ATAQUE AL ENROQUE
ll)h6++, Ysi 16 ... iLxd4, 171Wh6, con mate.
. 16 ~xc5
. lLld7
16 ... dxc5 17 lLlde7+ 'f!Jxe7 (17 ... ~h8
18 ¡j'h6) 18 /¡)xe7+ wg7 19 'ilxdi, y si 16
... exf5, 17 iLb6, en ambos casos con ventaja decisiva de las blancas.
199
20 ... ~xg4? 211Wg5+.
21 g5
llfe8
22 gxf6+
~ xf6
Única.. Si 22 ., Wh~, 23 ~h6 l:tg8
24 'f/g7+ :1 xg7 25 fxg7++.
.
23 1WgS
·eS
~g8
24 li)f5+
25 ¡fxf6
jLxf5
26 ~e3
(1-0).
A cualquier jugada del alfil negro, sigue27·~6.
Un excelente ataque combinativo del
MI cubano Lexy Ortega. Por cierto que,
para información de los fanáticos del EIo,
el ganador tenía 200 puntos menos que el
perdedor (2448-2644).
106
Tkaehiev - Bacrot
Enghien-Ies-Bains20.4.2001
17 il.d4
Aún era más fuerte 17 ~b6!.
17 ...
iLb5
18 l¿)de7+
¡¡xe7
Única. Si 18 ... ~h8?, 19\i'h6 rlg820
..ixf6+ lLlxf6211Wxf6+ llg722 1Wxg7++.
19 llJxe7+
~g7
40S
2.0 g4!
.i.g6
El GM VIadislav Tkachiev, originario de
la ex república soviética de Kazajstán, vive desde hace unos años en Francia y
comparte su pasión por la buena vida con
su otra pasión por las partidas rápidas o
relámpago. Años atrás le decía a su colega, el GM Gufeld, que si hubiera un Mundial de partidas de 3 minutos, él sería el
campeón. Gufeld le contestó: "¿por qué
no organizamos un Mundial alternativo, a
ver quién pulsa" inás rápido el reloj?" Finalmente, en su país de origen se promovió un mundialito de ese tipo. Lo ganó
Karpov.
·Es un fuerte jugador táctico, que ha
ganado muchas partidas espectaculares.
Últimajugada:16 ... O-O
(Ver diagrama 406.)
17 tlO
200
EL ATAQUE EN AJEDREZ
»:. •IJ.ifli
•••
•.t.•. i• •
• ••
•a80•.Jt•
• .1I=
~
.i.'iV~
6
D
11
~
.~.8D
~
~
~
406
n
La maniobra fl-f3-h3 (g3) es conocida, y guarda relación con un sacrificio de
alfil en h7. Es muy efectiva en determinadas posiciones.
17 •••
..tb7
18 rIg3
l:[fc8
19 .txh7+
~f8
Si 19 ... l2Jxh7, 20 iLxe7 g621 Wh5; 19...
~xh7 20 ~xf6 ..txf6 21 ¡fh5+ <iPg8 22
'ilxf7+ et»h7 23 nh3+ y mate a la siguiente.
A Tkachiev le preocupaba esta respuesta, considerando que las negras tienen contrajuego en el flanco. de dama.
Pens6 durante casi una hora, para tratar
de extraer todas las consecuencias de la
combinaci6n en que ahora va a zambullirse, pero, naturalmente, [sin conseguirlo!
20 ~h6!?
gxh6
~e8
21 'lWh5
Única.
22 ¡fxf7+
~d8
23 1:((1
El ataque al enroque se ha convertido
en un ataque al rey en el centro. En caso
de 23 lbg6 ~d6 24 CDxe7 'fIIxe7 25 'ilxe7+
etJxe726 l1g7+ ~d6 27 %1xb7, el final es
.
inferior para las blancas. .
. '23'.;,.
'.:'/.::. .
.1!fc5
Si 23.... ¡Vd6, 'entones 24 ..td3, con
enormes complicaciones, tras 24 ... %I c7 6
24 ... .i.d5. Por ejemplo: ,":-':: . .
(a) 24 ... :le7 25 llg6···.:a~8 26 lIxf6
llcl+ 27 1:txcl 1:lxcl+ 28' ~f1, Axf6 29
'i'xf6+ rtic7 3D lñf7'iYrlS· 31 il.e4 It c2+
(31 ~.. ¡j'xe4?? 32 'l'd8+ c¡tc6 33 \i'd6++)
32 c¡J] gl! (32 .i.xc2 'iYxg2+ 33 rt>el ¡ygl+
34 ~e2 ~e3+ 35 Wfl 'iYcl+ 36 ~f2
li'xc2+, con ventaja negra) 32 .: 1:[xg2+
33 ~fl 'tWc4+ 34 c¡f¡Jxg2, que tiende a la
igualdad (análisis de Tkachiev).
(b) 24 ..~ jLdS 25 nd! (25 %lg6 tl)d7)
15 ... na? (~ ... 1%xa2? 26 'ii'g6, y si 26 .:
1Wb4, 27. 'ifxf6, cuando no es posible 27 ...
.i. xf6 28 It d7 + ~ e8 29 ~ g6+ rwt> f8 39
11f7+ ~e8 [3D ... et>g8? 31 Ah7+ ~h8 32
ll)g6++] 31 llh7+ ~f8 32 l¿)d7+ ~g8 33
lDxf6+ rst?f8 34 nf7++. Con la dama en es
sería igual (Tkachiev).
24
h~
24 'ilxf6 'lWcl+ 25 n xcl 11 xcl + 26
~fl ..txf6, y al jaque en d7 el rey escapa
por es.
24 ._
11xa2!
(Ver diagrama 408.)
25 ndl
.-
25 n xa21 pierde en el acto: 25 ... ¡¡el+
26 ~h21Wxf4+27 I1g3 'fi'xe5.
25 •••
tWd6?
El único, pero decisivo error de las ne-
ATAQUE AL ENROQUE
201
Terminaron las complicaciones y el
juego está ganado para el bando atacante.
Los cuatro peones negros están aislados, y
eso facilita claramente la labor de las blancas.
31 ... :c432~d3 :c533~f3 l:[hS
34 iLn .udS 35 ~e4 Wf6 36 l:tbl d3
37.i.xd3 tlh538 An"e53911xbS nh4
40 1:!b6+ (1-0).
107
graso Era obligado 25 It xb2 26lñd3 (26
~xf6? n xg2+) 26
%l xg2+ 27 %t xg2
fi'd528 1:[ dd2 ±.
.
26 li)g6
llxb2
26 ... liJd5 27 l:[xd4 . Una variante oscura es 26 ... nc4! 27 l¡jxe7 l¿)e8 28 :g8·
'MJIxe7 29 tI xe8+ "xe8 30 'fi'xb7 'fid7 31
'i'i'b6+, y a pesar de la calidad, el rey negro
sigue expuesto y, por tanto, las blancas tienen posibilidades.
27 ll) xe7
l:txg2+
28 nxg2
"'xg2
28 ... 'f/xe7? 29 'ifxe7+ 9;;xe7 30 ttg7+
<itf831 Itxb7.
29 1i'xf6
'fgxe7
30 'fixe7+
Q;xe7
31 ~xg~
Kasparov - Movsesian
Simultáneas con reloj
Praga 18.10.2001
Esta partida se jugó en la primera jornada
de un match entre Kasparov y el equipo
nacional checo, según la fórmula de simultáneas con reloj, a cuatro tableros. El encuentro se saldó con el resultado global de
5,5-2,5 favorable a Kasparov.
Hay que valorar como se merece esta
partida, disputada contra el primer tablero de la República Checa, Sergei Movsesián, con un Elo de 2631.
Última jugada: 14 ... a6-a5
Las blancas tienen ya montado un dis-
202
EL ATAQUE EN AJEDREZ
positivo de ataque y Kasparov se apresura
a activarlo.
15 nB!
.ib4
No servía 15 ... ~e7?t, por 16 tlg3
~ f8 17 'ji' e3 (con la amenaza 'iW xh6) 17
... lLlh5 18 11 xg7!, pero es probable que
15 ... .i.f8 (con idea de replicar a 16
g3 con 16 . d5J '1) fuese superior
(Dojoian).
16 ng3
~f8
Naturalmente, a 16 ... ~xc3? Seguiría
.~
o.
17.i.xh6.
23 Jth6) 20 fixh6 Cite7 21 Ag5 ~d6
22 'ifh5 1:[f8 23 .tI dl +- (análisis de
Dojoian).
.
Como puede verse, ¡resulta que el sacrificio de torre en g7 gana en todas las líneasl
18 f6!
gxf6
19 11 no;
Incorporando la última reserva.
19 .••• .
~xc3
Otras posibilidades eran:
(a) 19 ... f5 20 n xf5 d5 21 n xg8+!
rbxg8 22 'iVg3+ ~f8 23 ~xh6+ rtle7 24
nxf7+.
(b) 19 ... .tI e6 20 Axe6 dxe6 21
.t1xg8+! cbxg8 22 \Wg3+
~f8
23 iLxh6+
~e124 ,*,g7.
<c) 19 ... cke7 20 "12! 'iVd6213l.e3, y
las blancas tienen ventaja decisiva en todas las variantes.
17 'ife3!!
Una poderosa jugada, que crea la incontenible amenaza de sacrificio en g7 y
optimiza la cohesión de las piezas blancas, en particular con la creación de la
devastadora batería
nal cl-h6. 17 _
¡;'+~
en la diago-
li:\g8
Una defensa fría, que posiblemente
sea la mejor opción, Veamos las altemati-
vas:
20
(a) 17 .o.li)h518 l:lxg7lltJxg719 f6.
(b) 17 .0. d518 :xg71 rJ;xg719 ~xh6+
'~g8 20 _g5+ c¡fjJh7 21 l:tflL
(e) 17 ... .ixc3 18 n xg7! d5 19
b)(c3 dxc4 (19 ... ~ xg7 20 Wxh6+
'if;»g8 21 'ifg5+! ~h7 22 fi'h4+ ~g8
~xg8+!
Indudablemente, esta torre nació con
vocación suicida,
21
20 .;
~)(g8
21 'ivg3+
~f8
.0. ~h8 22 .i.xh6 1:(g8 231Wh4 ng6
24iLxfl.
22 JIxf6
23 Axh6+
d5
we7
ATAQUE AL ENROQUE
24 %lxf7+!
25 fig6+
Cit'd6
lOS
JLe6
Sutovsky - Smirin
Campeonato de Israel
.Tel A viv 30.11.2002
26 J:1xc7
cl;xc7
27 exd5
cxd5
%1eb8
28 .i.bS
29 a4
Las negras podían abandonar ya y su
ulterior resistencia debe entenderse como
una cuestión de solidaridad deportiva
(distraer al simultaneador) con los demás
componentes del equipo.
29 ••• ~d7 30 bxc3 ~xbS 31 8xb5
1:lxb5 32 b4 84 33 i.g7 d4 34 'li'f1+ ~b6
35 'iYe6+ Wb7 36 i.xeS l:1 xeS 37 1Wxe5
a3 38 'ild5+ ~b8 39 cxd4 a2 40 1Wb3+
cj}c7 411Wc3+ Wd7 42 ~al etJd6 43 c4
(1-0).
203
Última jugada: 13 ... b7-b5
14 lLlf5U
bxc4
15 ~xh6!
Al sacrificio pasivo del alfil blanco en
c4, ha seguido ahora el del alfil negro en
h6.
15 ••.
gxh6
Muchos comentaristas recomendaron
aquí 15 .: lbe8, como la mejor forma de
llevarse la palma. Sin embargo, según Sutovsky, tal jugada "pierde de manera forzosa". Por ejemplo: 15 ... ~e816 'iWg4 (incluso 16 'fiel ~f617 ~d2!! ll)b718 ~c3I,
con el tema .txf6 y liJe7+, que las negras
no pueden impedir, 18 ... ~g5 19 h4! ~f6
20 ~xf6 ti)xf6 21 CiJe7+ <it>h7 22 n xf6
gxf6 23li'e2!) 16 ~f6l7 nael cxd318
IIxe8 .tlxe8 (18 'iYxe819 ~xg7 ¡j'e220
~h6+ Wh7 21 'iff5+ Q;xg712 lixf6+ c;f}h7
23 l¿)f5 W'e5 24 ¡fh4+ ~g8 25 :!f3 +-)
19 3Lxg7 ..tg5 20 'iVh5, ganando (análisis
de Sutovsky).
16 llJxh6+ .
·~h7
Si 16 ... cbh8, 17 l:txf6! ~xf6 18 'iWh5, :.
204
EL ATAQUE EN AJEDREZ
las blancas tienen torre y alfil menos, y
ninguna amenaza inmediata. Pero su rey
está seriamente expuesto, y el caballo es
un convidado de piedra. Sutovsky considera que es casi imposible analizar esta
posición de forma exhaustiva, ni siquiera
recurriendo a un programa de ordenador.
Pero he aquí una muestra Después de
181WhS ~g719 ~f5+ wg8 20 nf!!:
(a) 20 ... ¡feS, para impedir la incorporación de la torre al ataque (:f3, f4) 21
'fig4+ rvf1h7 22 'ifh3+ wg8 23 ~g3+!
(cuando las blancasmaniobran hasta controlar la casilla el, y luego siguen con la
proyectada maniobra de torre) 23 ... ~h7
24 nf4, y ganan.
(b) 20 ... Ile8 2111f4 nel+ (21 ... R.g5
22 1:g4 'iYf6 23 n xg5+ c¡f¡lf8 24,.,h4) 22
e¡f;f2 n e5 23 n g4+ ~f8 24 'iVh6+ .i.g7!
(24 ... we8 25 11 g8+ «t> d7 26
xd8+
l:lxd827 'iVxf6)25 'ilxg7+ ~e8 26 'it'gS+
c¡f¡l d7 27 'i'lxf7+ n e7 28 ljjxe7 ~xe7
29 1.1g7! 1t'xfl+ 30 J:(xf7+ ~c8 (30 ... ~e8
31 %lh7 %te8 32 t[xa7 +-) 31 Itf8+ ~b7
32 k1xa8 ~xa833 g4.
n
Volviendo atrás, después de 18 tWh5,
otra alternativa es 18 ... Ad4+ 19 rbhl
'if eS 20 lü rs- ~ g8 21 'ti g4+ ~ h7
22 "h4+ ~ g8, Y ahora, con 23 11 fl 6
23 rIel, las blancas deben ganar.
17 lLlf5U
Con dos piezas sacrificadas, el caballo
retrocede para mejor saltar...
17 n xf6 ~xf6 18 1Wh5 nh8! 19
%lfl 1We8!, y las blancas no consiguen
nada.
17 ...
cxd3?1
Las jugadas. más naturales son 17 ...
11e8 y 17 ... l:lg8. "Curiosamente, muchos grandes maestros que presenciaron
nuestra partida, opinaban que toda la
estrategia blanca era un puro farol, y
trataron de demostrarlo durante el post
mortero e incluso al día siguiente, con
ayuda de programas de análisis. Sin embargo, las negras están perdidas, lo que
es lógico: su rey está expuesto, su caba-
llo de aS nunca entrará en juego y no
puede pararse el ataque blanco." (Sutovsky).
.
(a) 17 ... ]:te8 lS"nf3.Af8 (18 ... <it;Jg8
19 l:rh3, seguido de 'ird2 6 'i'Nf3, y las ne-
gras no tienen defensa) 19 J:lh3+
~g8
20 '\iO ~g7 21 l'fg3 ~g4 22 'iVxg4 'iff6
23IIg3 +-.
(b) 11 ... 11g8 181Wel! ~f8 (18 ...
l¡) xd5 19 'iI e4 n g6 20 'ir xd5 n e6 21
lj)xe7 1:[ xe? 22 n f6! cJlg6 23 11 af1 'ii'g8
24 'fi'h5 et>f825 ]¿g6, cazando la dama)
19 'iWh4+ ~ g6 20 1:1 ae l l li) h7 (20 ...
li)xd521 %te?!! 'WIxe7 única 22 li)xe7+
i.~e7 23 We4+ ~g7 24 'Wxd5 Af6 25
'Wxd6 R-d4+ 26 ~h1 cxd3 27 c3 -t-) 21
'iWe4 ll)f6 22 1Wf4 tnh7 (22 ... tj)xd5 23
li)h4+) 23 li:Je7+ JLxe7 24 'ilxf7+ fif¡>h6
25 l1xe7 Ilxg2+ 26 et>xg2 Wg8+ 27 '\th1
'f6xíl 28 rlfxf7 ~g5 29 1:1f6+ ~hS 30
D.g7 +-.
18 'iWxd3
~h8
19 1:ael
\Wb6
Si 19 •.. ]:te8, 20 'iVc3 gana en el acto.
20 ¡j'h3+
Se ganaba más rápidamente con 20
ATAQUE AL ENROQUE
'iVg3 l:1g821 ¡nu+ ll)h7 22 I1xe7, con las
amenazas 23 1: xfl y 23 fic3+.
20 •••
21 %1xe7
l¡)h7
c4+ .
22 et>b1
'ilxb2
205
109'
Kasparov - Karpov
Campeonato Mundial (20)
. Lyon1990
Últimajugada:21 ... c5-c4
23 lIe4!
La torre dej a la séptima fila para situarse en la columriah.
23 •••
l1g8
Si 23 ... 'iff6, 24 llh4 Wg6 25 %lg4I
'iVf6 26 n g7 'iV xg7 27 lL} xg7 c;b xg7 28
ti'c3+ ~g8 29 ¡j'xaS.
24 'Wxh7+!
Las negras abandonaron.
Hay una red de mate: 24° ... el;xh7
25 l:th4+ ~g6 26 tth6+ et»g5 27 h4+ c¡f¡Jg4
28 tlle3 wg3 29 Uf3++.
.
Un impresionante y versátil despliegue ofensivo por parte de Emil Sutovsky.
22 ~b2!
Kasparov entrega un peón para crear
una enorme concentración de piezas contra el rey negro.
22 .••
23 ~xe4
fxe4
lLlfxdS
24 ng3
Obsérvese la inequívoca orientaci6n
de todos los efectivos blancos hacia el enroque enemigo. A Kasparov sólo le resta
.activar el caballo de h2, pues en esta posición la dama es tan activa desde su casilla
de origen, que puede decirse que ocupa ya
un puesto de ataque. Basta con echar una
ojeada a los posibles destinos inmediatos:
d4, g4yh5.
Otra posibilidad era Z4 ¡fh5 c3! 25
n xc3 Ir. e5, con posición complicada,
pero no 24 lDxd6 ll) xe3 25 l¡Jf7 + et> gB
26 lCl xd8 li) xdl 27 1% xe8 ~ c6 -+ (M.
Gurevich).
24 •••
1:te6!
25 ~g4
\reS
~ 8 30 ltJxh6+
'if¡1g8 30 lllxg5) 29 ~:o q~e las negras
'if¡1h831 l1xd1 +-. 27
xd6 6 27 .
d
responder
....
pue
en
1
nxd6,
o
ID cluso 27 .
xe
1Wt
l + 28 ¡Vxe
g
rmescomplicaciones.
tWd7 con eno
cxb2
n
•
.
-·.;tB.'
_
7..
-.tb•
.• ." -0[\"_••
-. ) 27 t¡)f5f
~
;.~X."
_
[1~
"J._~
- • -.~.••
~ttJ." _~
8_
-~.~ &18
ATAQUE AL ENROQUE
207
bl 'ff+ 34 i.xbl 'ifel+, y ganan las negras,
sino 30 ~h2!, con diversas amenazas, entre las que destaca 31 ~g5.
30 .~xh6
Decididamente, este caballo le ha cogido gusto a pastar en h6.
30 •••
gxh6
421
Karpov abandona al pasar el control"
(Spassky).
Sin embargo, lo mejor era 34 iDf7+!
"fixfl 35 'ilxh6+ ~h7 36 %lxaB, "seguido
de mate" (Gutmanyotros).
31 'ith2!
Una jugada que siempre está en el
aire, a fin de poder disponer del /l)e4,
sin que la torre (el) se capture con jaque.
Si 31 ~f6 'iWxel+ 32 ~h2 \We51-+.
31 .••
¡feS'
No se ve defensa para las negras. La
única alternativa a considerar parece ser
31 ... J:l a7. pero después de 32 tDf6 'ilfl33
%le8lDxf6 (33· ... 1Wxf6? 341i'xf6+ ltlxf6
35 %1 xf8+ ll)g8 361:lfxg8++) 34'iYxh6+
lLlh7 35 'fIxh7+ li'xh7 36 I1 xf8+ y mate a
la siguiente.
32 ~gS
'fif6
33 l:te8!
.1lf5
(Ver diagrama 421.)
34 'ilxh6+?1
"La jugada que esperaba toda la sala
deprensa. Kasparov elimina prácticamente todas las piezas negras del tablero y
34 ...
l»'xh6
3S l¡)f1+
~h7
36 .ílxf5+
\Wg6
37 ~xg6+
Aún era mejor 37 %1 xg6!
tlxe7!.
q;g7
37 •••
38 1txa8
iLe7
~
e7 38
39 nb8
a5
r:;xf1
40 iLe4+
41 il.xd5+
Karpov abandonó. Si 41 ...
~ xd5,
42 1:[xb2 .tf6 43 11 b5, con ventaja abrumadora. Una lástima que Kasparov no
hubiese puesto el broche más elegante a
su espectacular secuencia de ataque. Seguramente la tensión había sido excesiva.
Con esta victoria, y a falta de cuatro
partidas, Kasparov se adelantaba en
dos puntos en el marcador (tres a todos
los efectos, pues un empate final le habría permitido conservar el título), y lo
mejor para él fue que este triunfo lo había conseguido mostrándose perfecta-
208
EL ATAQUE EN AJEDREZ
mente fiel a sí mismo y su concepción
del ajedrez.
no
Yusupov - Ivanchuk
Match de Candidatos (8)
Bruselas1991
Las complicaciones derivadas de 17 ...
h518 g4 son favorables a las blancas en todas las líneas.
..i>..a6?f
18 'ií'g4
Era mejor 18 ... liJf6! 19 1Wh3 h5, Y
ahora no sirve 20 g4?, por 20 ... ¡roo21 f3
¡fa4! -+.
19 'ifh3:
h5
20 ltxh5!
gxh5
Últimajugada:13 ... ltJ c6-e7·
422
Esta partida se jugó en un contexto deportivo de particular dramatismo. Era la
última del encuentro, e Ivanchuk mandaba en el marcador, por 4-3, de modo que
Yusupov tenía que jugarse el todo por el
todo, si quería forzar un desempate.
14 lñxd5
lbxd5
~21 ~h7+
WgT
SF21 ... ..th8, 22 1W xh5 li)f6 23 'it'h4
.iLb724 Abl+ c;i?g8 25 li)h71 -t-.
22· 'fIxh5
15 %lh4
Yusupov inicia ya, sin pérdida de tiempo, el ataque' al enroque, consecuente con
la dudosa maniobra emprendida, unas ju-
gadas atrás,con 11 el-e4.
15 ...
g6
Las alternativas 15' ... h6 Y15 .... f5 son
íudosas, mientras que 15 ~xd2? falla
ior 16 il.xh7+ Clt>h817 'ifxd2, con ventaja
y ..
lecisiva,
16 : xc8
17 Q)gS
'fi'xc8
Ae7!
Yusupov.v'El momento crítico de la
partida. Creo que ambos adversarios p(~n
ATAQUE AL ENROQUE
samos que el ataque de las blancas s610
era suficiente para conseguir tablas. En
ese momento, el valor de cada jugada es
tan elevado, que por sí solo decide el resultado de la partida. Las amenazas de las
blancas son bastante peligrosas, ya que la
totalidad de sus piezas participan en el
ataque. Ante todo, las negras deben tener
presente el alejamiento del caballo, cuando empieza a operar la configuración de
mate con la dama en h6 y el alfil en h7.
Así, sería fatal 22 ... ¡y c4??, por 23
ti)xe6+!fxe624 'iYh6+ ~h8 25 Jl.g6+. Las
negras tenían que elegir entre estas cuatro
continuaciones: 22 ... iLxg5, 22 ~b4, 22
... .íie2 y la de la partida, 22 lDf6. El
análisis demostraría luego que s610 una de
estas jugadas llevaba a tablas. n
22 •••
.ltJf61
"1vanchuk. analizó largamente esta posición. ¿Por qué se estuvo convenciendo a
sí mismo de que debía optar por una variante complicada y acabó convenciéndose? ¿Fue un caso de audacia o de confianza en sí mismo? Yo creo que todo lo
contrario: fue una muestra de debilidad
psicol6gica. Las continuaciones normales
le habrían reportado un juego aceptable,
pero a costa de seguir luchando. Y no tenía ganas de luchar. Lo que quería era
conseguir tablas cuanto antes. Esperaba
vislumbrar en sus cálculos, tras el sacrificio de torre, que las blancas no conseguirían más que jaque continuo, lo que significaría terminar de inmediato la partida y
el match. Por eso se sumergió en un complicadísimo cálculo de variantes, y por eso
acabó convenciéndose a sí mismo de que
todo estaba en orden. " (Mark Dvoretsky,
El desarrollo de la intuición ajedrecística,
2. Revista Internacional de Ajedrez, n," 71,
octubre 1992, páginas 23-24).
He aquí las alternativas:
209
(a) 22 ... i.b4?! 23l¡)xf! 'uxfl24 Vh6+
(24/Lg5?! ¡fe825 'iFh6+ c¡tJh8 26 .tf5+
~g8 27 i-xe6 ltd3 -+) 24 ... ~ h8 25 iJ5+
~g8 26 ¡fg6+ (26 .axe6? 1Wc2) 26 ... et>h8
27 R.xe6r"'iYg8 28 'ifxf7 'fIxf7 29 iLxfl
.i.xd2 30 Axd5 ~cl 31 b3 i.b2, con ligera ventaja blanca.
(b) 22 ~e21? 23 "g4!? (23:B -Yusupov- 23 lbf6 24 /Llxe6+ fxe6 25 1i'h6+
c1fih8 26 "~f5+ ~ g8 27 1Wg5+ ~h8 28
'ir'h4+ c¡tJ g7 29 'ti'g3+ ~ h8 30 li'h3+ ~g7
31 Jtxe6 -+).
.
(e) 22 ... il..xg51 23 jLxg5 (23 \i'xg5+
~xh7 24 1Vh6+ ~g8 25 "'g5+ =, Ftacnik)
23 ... f6 24 ~e4 (24 ... 'ikg6+ ~h8 25 -Ü6
'li'c7! 26 Axf8 'ircl++) 24 ... %:th8 (24 ... f5
25 -Ü6+ cJ¡»f626 ¡fg5+ rl;n 27 'flg7+ +-)
25 \i'g6+ Wf8 26 .,txd5 exd5 27 'ifxf6+
~g8 28. 'ifg6+ ~f8 28 'iif6+ =.
2~ li)xe6+!
fxe6
23 ... 'iVxe6 24 'ilh6+ ~h8 25 iLf5+
*g8 26 ~xe6 fxe6 27 'ilg6+ ~h8 28 ..th6
n g829 ¡jJfl ~d8 30 i.f4 +-.
24 .'iWh6+
~h8
25 ~f5+
~g8
26 ~g5+
~h8
27 'tWh4+
~g8
28 'iWg5+
210
EL ATAQUE EN AJEDREZ
"Las blancas repiten jugadas con idea
de acercarse al control y eludir la posibilidad de cometer un error en la transformación de la ventaja" (Yusupov).
28 •••
29 1Wh4+
30 1Wg3+
3~ 'iWh3+
. 32 W'g3+
33 ~3+
34 iLxe6
~h8
~g8
~h8
3.2.2 Ataques con pocas piezas
111
Diez del Corral- Portisch
Match España - Hungría
Olimpiada de Buenos Aires 20.10.1978
rl;gJ
~h8
El GM Jesús Díez del Corral ha sido uno
rl;g7
de los jugadores españoles más brillantes
de todos los tiempos. Alto funcionario del
Ministerio de Justicia, se retiró del ajedrez
.de competición a principios de los ochenta.
Esta partida se disputó en el primer tablero del encuentro contra la selección
que ganarla la medalla de oro en la Olimpiada. TarPbién ganaría la suya el GM Lajos Portisch, que realizó el mejor resultado
individual del evento (entre un total de
396 jugadores). La partida fue considerada una de .las mejores del período por el
jurado de lnformator.
I
Última jugada: 12 ... 3l.c8-a6
34 •••
:'ti'xe6
Es obligado entregar la dama, ante la
amenaza de mate, 35 1Wh6++. Si 34 ...
1:h8, sigue 351Wg3+ ~f8 36 ~xc8 Axc8
37 'ii'b8, con ventaj a.
3S Wxe6
Ad8?!
Nuevo patinazo. Era más resistente 35
••• 1:[ e8, a lo .que podría seguir 36 Ag5.
36 g4!
37 'ilf5
38 g5
Ile8
Ac4
Ivanchuk se rindió. Después de 38 .:.
(o bien 38 ... tLld5 39 1Wd7+ c¡t»f8 40
g6, o aun 38 ... lfJg81h7/39 dS) 39 .if4!, en
todos los casas con ventaja decisiva.
~e4
13 ~b4!
El alfil busca la casilla d6, donde se
convertirá: en una pieza intimidatoria
primer orden.
(le:
ATAQUE AL ENROQUE
13 ._
iLxd3
14 cxd3
El pe6n retrasado pasa ahora a reforzar el centro. Al mismo tiempo, se abre la
columna C, que podría resultar útil para las
torres blancas.
14 __
lñbc6
15 .td6
¡Vd7
16 O-O
lIfeS?!
Otra idea es 16 ... D.n, para seguir con
17 ... iLlc8, y tratar de eliminar el molesto
alfil, aunque las blancas, en tal caso, res-
20 liJf4!
Sacrifica el peón de d4 para agudizar el
juego. Ahora no es posible 20 ... &fJf7?, por
21 tnxg6 lpxh6 (21 ... hxg6?? 22 'fixg6+
~h8 23 'iVg7++) 22 li)f8+ 'ifg723 'iVxg7+
et> xg7 24 ti) xe6+ eJ;l f7· 25 ltl c7 .ll xc?
26 !iLxc7 l¿)xd4 ±.
21 1:[82
Es importante controlar el jaque en e2
y las entradas de torre en la segunda fila
21 __
'ifb7
22 a4
Abre una casilla de retirada para el al-
ponderíanl? a4.
17 h4!
Un avance típico de la Francesa, utilizándose este peón como ariete contra el
enroque enemigo.
17 __
liJg6?
Parece mejor 17 ... llldS, para seguir
con 18 ... liJO. El salto de la partida facilita
el avance del pe6n h.
18 h5
liJh8
Busca la casillafl.
19 h6
g6
El peón ha cumplido con creces la misión que se le había encomendado. Las negras se han creado numerosas debilidades
en casillas de ese color, lo que ha incrementado también el valor del alfil. Portisch
confíaen poder eliminarlo con ...f¡Jr/.
211
fil.
22 __
%:lc6
23 ¡¡e3!
Fuerza la combinación que sigue. Todo se basa en que el caballo "sostiene" al
peón de e6, pero ¿quién sostiene al caballo?
23 •.•
lf)c2
24
nxc2!
tl xc2
25 llJxe6
La fuerza coordinada de la dama, las
dospiezas menores y los peones de e5 y h6
compensa sobradamente la calidad: las
blancas amenazan con hacer estragos sobre casillas negras. El rey de Portisch tiene
"tocadas" dos casillas de su entorno (f8 y
212
EL ATAQUE EN AJEDREZ
g7)"por partida doble, yeso es un mal síntoma.
25 ••.
!:tJf1
25 ... nac8 26 ti)d4, Y ahora lo mejor
tal vez sea devolver la calidad, porque el
caballo es una pieza muy valiosa, 26 ...
n 2c6 27 l:¡) xc6 ¡q xc6 28 'iN d4 ±. Por
ejemplo: 28 ... lfJfl29 e61 lñxh6 30 .i.f4
g5 (30 ... /iJg4 31 f3 +-) 31 ~xg5 ¡fxe6
32 Axh6 33 ~xd5+ q;h8 34 'fj'xf5, y las
blancas, con peón de más, tienen ventaja
por lo aireado que se encuentra el rey
contrario.
26 lDd4
na2?!
De nuevo, 26 ... 1% 2c6. O bien 26 ...
~xd6 27lDxc2 ]:te8, y ahora, con 28 ti)d4
6 28 e6, las blancas conservan ventaja
28 exd6!!
¡Vaya sorpresa para Portisch! El GM
húngaro esperaba 28 tl)xd6.
28 ..•
.
gxf5
No hay alternativa. Las blancas
amenazaban 29 l¡je7+ ~f? 30 11e1!, y
las amenazas de mate llueven por todas
partes.
·29 'ft'g5+
.
Las blancas atacan con torre de menos... Es decir, en realidad, con torre de
más, porque ninguna de las negras participa en la lucha. Además, los dos peones en
sexta desprenden un incontrolable dinamismo.
29 •••
~f8
30 l:tel!
Esta torre efectúa su primera jugada
en la partida y resulta decisiva. La amenaza es 31 l:te7, que no tiene respuesta adecuada.
30 •••
'ilf7
Si 30 ... J:l e8?, 31 'i!V xf5+ ¡jf? 32
l:l xe8+ ~xe8 33 ¡fc8++. En este cuadro
de mate puede verse la importancia del
peón d6, que controla e7.
31 lle7
Portisch se rindió.
Si 31 ... ¡Vg6 (31 '1Wg8'1? 32 ¡j'f6+ Y
mate a la siguiente), 32 'iVxg6 hxg6 33 h7
(y aquí la iinportancia del peón h, inicialmente destinado a cambiarse, o sacrificarse).
Una partida que refleja el elegante estilo de Díez del Corral.
o ••
430
27 lfJxf5!! .
tlJxd6
27 gxf5?? 28 'iWg3+ Y ahora, para
evitar el mate inmediato, las negras tendrían que entregar el caballo, 28 ... lDg5,
pero después de 29 'iV xgS+ ~ h8
30 §Le?,el mate ni siquiera lo evitan con
oo.
30
.0. 'fIxe7 31 W/xe7 11. g8 32 ¡j'f6+
n g7
331Wxg7++.
. Los signos de admiración no se conceden a27 t¿)xf5!! por la relativa facilidad de
esta línea.sino por su consecuencia, la jugada siguiente.
ATAQUE AL ENROQUE
112
Amason - Nunn
Olimpiada de Novi Sad 1990
Última jugada: 17... 'fid8-c7
20 .txf1+!
21 li'xh7+
22 lle31
213
r/;xn
q;f6
.La jugada decisiva, y verdadera clave
de la combinaci6n de ataque. Con la incorporación de esta torre, el rey negro ya
no podrá defenderse.
22 •••
. ~f8
Si 22 ... gxf5?, 22 rIg3!1 Ymate a la siguiente (23 ... jixe4 24 l1g6++; 23 ... 11g8
24 'iVxf5++).
.
23 \i'h8+
q;rT
Era mejor 23 ... ~e6!, a lo que podría
seguir 24 \\Vh3 rj;d7 25 ltlxd6+ ~c6 26
lLlxe8 l:txe8 27 ~b4! (también gana 27
ii..xe7 ¡'xe7 28 %1 xd3, y las blancas tienen
torre y tres peones por dos piezas menores).
18 l¿)d2!
Esta jugada guarda conexión con
tres piezas: la torre negra de e8, el alfil
de b3 y el caballo de f5, junto con la
casilla f7. Al definir la situación del
peón negro de c4. se abrirá la diagonal a2-g8. Entonces actuará-esa cone-
xión,
18 ._
cxd3
19 1Wh5
g6
Única, como es fácil de comprobar.
gxf5
24 %trJ
24 ... ~ e6 25 l¡j xe7 <tJ xe7 (25 ...
VJ!Jxe7?? 26 1Wh3++) 26 Wh4+ we6 (26
... ~d7 27 l:tf7+) 27 l:tf6+ ~d7 28
11f7+.
.
25 li'h5+!
lDg6
Si 25 ... c¡f¡JgB, hay mate en ocho (véase
ejercicio EIO capítulo 1).
26 'iVxf5+
J
Nunn abandonó.
Si 26 ... fitlg7, 27 'fIf1+ rlJh6 28 Ith3+
214
EL ATAQUE EN AJEDREZ
ll) h4 29 1:1 xh4+ il. xh4 (29 ... ~ g5 30
lbf3++) 30 "ilxc7.
113
Stein - Korchnoi
Zonal URSS
Moscú 1964
36 ¡¡h6+
rJ;;e7
37 lie3+ (+-)
~d7
El rey negro ha tenido que salir a campo abierto y ahora sufrirá una auténtica
cacería por parte de las piezas blancas.
38 ~xf5+
rJ;;c7
Última jugada: 29 ... JLc8-f5
435
~c6
39 W'f4+
30 h3
1fd4?!
Korchnoi podía haber jugadoSü ...
'lWb4 y, tras el desplazamiento de la torre,
cambiar en d3, pero, de forma característica en él, provoc6 este sacrificio de calidad,
confiando en su extraordinaria capacidad
defensiva. Sin embargo, como en más de
una ocasión, traspasé en este caso la frontera del riesgo permitido, por culpa de su
tozudo optimismo. "Hoy" está jugando
contra un gran campeón.
31 rl xf5!"
gxf5
.32 %le3
'fIg7
33 'iVb4
40 Wc4+
~d6
Si40 ... ~b6?, 41 flb3t- rj;a742 'fi'c5+ ~b8
431Wd6+ rJ;a744 'fib6+ 'if¡lb8 45 'fi'xb7++.
41 ~b4+··
. ~d5
41 ... ci;>c642 l:1c3+ 1Wxc3 (42 ... *d5
43 'ifc5++) 43 'iVxc3+ etc.
.
J
'fi'a1+
34 ~h2
nfe8
. La suerte está echada. Ahora comienza la secuencia de ataque, con escasos pero poderosos efectivos.
3S 11 g3+
4Jf8
4.16
42 nd3+
43 ~d6+·
~e5
~xf5
ATAQUE AL ENROQUE
El rey negro regresa a su flanco donde
le espera un triste destino.
44 %1f3+
~gS
45 'iff4+
Es más rápido 45 h4+ ~h5·46 nf5+
r.f;xh447 "iff4++.
45 ._
'1thS
46 g4+
q¡,g6
47 1Wxf7+
(1-0).
Si 47 ... ~h6 (47 ... ~g5 481Wh5++),48
1Wh5+ cJ;;g7 49 nf7+ ~g8 50 'iVh7++.
Desde la jugada 35, Korchnoi debió
sufrir trece jaques consecutivos, con cálculos seguramente agotadores y, en definitiva, infructuosos. Pero el gran maestro de
San Petersburgo siempre ha jugado con la
misma tensión.
114
Romanisbin - Makropoulos
Campeonato de Europa Juvenil
Groninga 1972
Última jugada: 24 lfJeó-d4
215
en su baluarte de d4 para contener las posibles amenazas.
ll)xd4
25 %t xd4!!
Eliminado el caballo de d4, el segundo
toma el relevo. Así pues...
26 nxd4!
Segundo y justificadísimo· sacrificio de
calidad, pues ahora dama y alfiles operarán con gran eficacia y muy bien cohesionadas.
26 •.•
exd4
27 ¡Vxd4
Las dos calidades entregadas han dado
paso a una lucha poco habitual entre pareja de alfiles contra pareja de torres. El doble sacrificio de calidad-es muy raro en la
alta competición, más aún si es encadenado. Además de las debilidades del enroque negro, hay que tener en cuenta que
las torres no disponen de columnas abiertas para actuar.
27 •••
¡Ve7
28 ¡Ve3
rl;g7
29 Ah3
Uh8
30 'fHf4
b6
31 ~n
Las blancas juegan a placer, pues las
negras carecen de posibilidad alguna de
juego activo.
31· ..•
nae8
437
Las debilidades del enroque negro resultarían dramáticas, de disponer las blancas de caballos (f5,h5), o víasde penetración inmediatas. Pero las negras confían
438
216
EL ATAQUE EN AJEDREZ
32 ~d7!
115
'iVd8
32 ... 'i'xd7? 33 ¡Vxf6+ 'if¡ltB 34 ~xh8+.
33 ¡'g4+
cbf8
34
it,xe8
et»xe8
3S fi g7
l:tf8
Ésta es la penosa imagen del juego negro. Tras haber devuelto una calidad, la
otra torre queda como un mueble inservible.
36 Axf6
'iWd7
Spassky- Beliavsky
Copa el Mundo GMA
Reykjavik 1988
Última jugada:24 ... lJ:je7-c6
37 'fi'h7
Indecisión, consecuencia del Zeitnot•.
pero las negras no pueden hacer nada.
37 ...
'iWh3+
38 'itgl
~d7
39 1Wg7
~e8
40 'iV xh6
41 ~g5
1tg8
439
Las negras abandonaron. Para evitar
42 'fi'f6 y 42 'ifxd6, deben jugar 41 ... 'tWe6.
Después de 42 Wh2 ¡Wxh6 43 ~xh6, el final está fácilmente ganado.
En este torneo Oleg Romanishin se
proclamócampeónjuvenil de Europa.
Esta partida tiene una infrahistoría. En
el importante torneo de Reykjavik: (valedero para la Copa del Mundo de la Grandmasters Associationy; al entrar en la última
ronda, Kasparov y Beliavsky eran líderes,
empatados a 10,5 puntos. Kasparov se enfrentaba a Predrag Nikolic, y Beliavsky a
Spassky, que era colista, en compañía de
Petursson. El excampe6n mundial propuso
tablas en plena apertura y el gran maestro
ucraniano las rehus6. Entonces, oh, se puso
en marcha la dinámica del amor propio...
Spassky sabíajugar al ajedrez.
25 ~xg6!!
hxg6
26 'Wh6
La amenaza inmediata es 27 iVxg6+,
pero también la maniobra nd3-h3.
26 •••
l:¡Je7
Si 26 ... 1Le6, 27 11.d3! f6, Yahora:
(a) 27 ... ~xb3? 28 1th3.
(b) 27 ~ .. 'WJ~7 28 ~xe6 fxe6 (28
... 'jt'xe6 29 n h3) 29 1Wxg6+ "fk g7 30
1Wxe6+, ganando.
ATAQUE Al ENROQUE
217
Equivale a rendirse. ¿Por qué no lo hizo Beliavsky? Tal vez el reloj y la tensión
del momento no se lo permitieron.
31 \W~cl ¡Vc6 32 ile3 Ah133 'iWh3
f1ixc734 rj}xhl
eS 35 'ifh61i'c6+ 36
n
wgl.'iVf637 lldl 'irc6-38 Ud3 'ir'e4 39
Dh3 'irbl+ 40 ~g2 t'le4+ 41·~g3 (1-0).
441
27 ~c71!
Aunque parezca mentira, la amenaza
sobre e5 es tan fuerte, que resulta decisiva.Tanto es así que en este momento Kasparov le propuso tablas a Nikolic que, en
definitiva, le bastaron para proclamarse
vencedor en solitario del torneo.
27 ...
tLllS
28 exf5
También ganaba la variante materialista 28 'ifxg6+ /l)g7 29 l1d8 ..te6 30 lIxe8
fxg6 31 ~xe6+ li)xe6 32 1:xe6.
28 ...
·29 g4
En esta partida la capacidad amenazadora de los dos alfiles blancos resultó
asombrosa.
El siguiente ejemplo no es, propiamente hablando, un ataque organizado, sino
una combinación de mate. Espero que el
lector perdone esta pequeña incoherencia,
cuya inclusión en el libro me parece justificada por la originalidad y belleza de la
secuencia,
116
Sbulman - J. Friedel
Foxwoods 2003
Última jugada: 23 ... ttb4-b2
il.xfS
~e4
29·... .i.xg4? 30 ¡'xg6+.
443
30 11 el!
Ac1
Vamos a presenciar una secuencia táctica verdaderamente excepcional. Es evidente que la torre no puede tomarse (24
ilxb2?? illf3+ 25 gxf3 Axb2), así que las
negras r~cobrarán su pieza.
218
EL ATAQUE EN AJEDREZ
24 . ~a4!
%lxe2
25 'ile8+
.ifH
26 .th6
~d7
28 ~f6+!
29 ne7
Las negras no pueden impedir el
mate.
Parece un cuento de Las mil y una noches: clavadas, desviaciones, liberación de
líneas, debilidad de la octava fila, ¿qué
más se puede pedir, en s6lo seis jugadas?
Las piezas blancas son omnipotentes. i Cómo nos gustaría tener una posición así y
poder elegir remate!
117
Hracek - Shirov '
Pardubice 1994
444
¿Es que hay alguna forma de progresar?
27 11
Brillante. No servía 27 li)g5, por 27 ...
n xf2. La forma sencilla de ganar es: 27
.i. xf8 /i) xf8 28 ll)f6+ exf6 29 V xe2. La
forma elegante es: 27 ttbl1! I1xe4 (la torre negra se ha comido los dos caballos, y
a las blancas ya casi no les quedan piezas)
28 'ifxd7! 'iVxd7 29 : b8, con mate imparable.
27 ...
l:[xa2
Ahora, en cambio, si 27 ... 1:[xel, 28
lE1g5 gana.
em
...
exf6
Últimajugada:20 g2-g3
20 •••
lbg4!
La dama blanca se halla en una posición muy incómoda (no tiene jugada), y
no puede permitir ...lñcS, lo que ata el alfil
de e3 a la.defensa de ese punto, aunque
tenga que hacer la concesión de cambiarse
por el caballo enemigo.
21 tLlg5
•••
21 /i)e2 ~c5 22 .i.xc5 ~xc5 23 n n
ll) xt2 24 xt2 'f!J a7-+.
21 _.
liJc5!
n
ATAQUE AL ENROQUE
22 ~xc5
219
Axc5
23 11112
.i.xf2+!
Un extraordinario e inesperado sacrificio. A. primera vista, no parece que
las negras puedan conseguir gran cosa,
pero ¿qué significa a-primera-vista en
ajedrez?
.
24 .ttxtl
lIal+
25 ~g2
23 _
25 nn 'i'a7+-J-.
25 _
li)xf2
26 ~xf2
~a7+
Diagonales, columnas, vías, en suma,
de penetración...
.
27 ~e2
27 ci;g2 l1g1+ 28 c¡th3 (28 ~f3 nfl+
29 ~g2 nf2+ 30 ~h31Wd7+) 28 ... 'ild7+
29 ~h4 Itg2 30 h3 h6 -+ (Shirov).
27 _.
11 gIl
28 ~d1
Si 28 e¡f¡lf3 (28ll)B llg2+ 29 ~d3 ~fl),
28 ... Itf1+ 29 c¡f;g21Wgl+ 30 e¡t>h3 ~f2-+.
28 •••
l1g2+
29 ~f3
nxb2
30 lbe3
I1h5
31 ~g4
31 'if c3 r.t xg5 32 'iY xc6 l:t xg3+ 33
Q;xg3 'fi'?<e3-+.
31 •••
'fi'd7+!
32 lLlrs
~d1+
33 ttJf3
gxfS+
34 exrs
e4
Las blancas se rindieron. Una demostración verdaderamente impresionante sobre el poder de penetración de
las piezas pesadas. A todo esto, obsérvese el valor "de estatua" de la dama
blanca, que contempló, a distancia e impotente, la evolución de los acontecimientos.
3.3 LA RUPTURA PILLSBURY
En las posiciones con enroque clásico,
cuando las negras tienen un peón en e6 y
son las blancas quienes atacan, un procedimiento muy efectivo para iniciar el ata-
que es el avance fl-f4-f5. creando una ruptura, que abre la columna f y compromete
seriamente la integridad de la estructura
negra.
Esa ruptura de "minado" es casi una
patente del campeón norteamericano
Harry Nelson Pillsbury, que la practicó en
la escena magistral con absoluto virtuosismo. En la partida que sigue, por ejemplo,
destruye nada menos que al campeón
220
EL ATAQUE EN AJEDREZ
mundial, Enmanuel Lasker, sin darle el
menor respiro.
118
Pillsbury - Lasker
Nuremberg 1896
Última jugada: 18 ... h7-h5
450
trar la
rey.
co~ente
de ataque en el flanco de
21 5!!
Pillsbury lo hace ya, sin andarse por las
ramas. Una ruptura fortísima e imprevista.
.
.
21 ...
gxf5
22 li)f4
El caballo ocupa la casilla liberada por
el avance. que "tocan, además, el punto
Con el avance 18 ••• h5, las negras pretenden oponerse, precisamente, al plan de ruptura en f5, con g2-g4y f4-tS.
19 b6!
Bloquea a la dama negra y habilita la
casilla b5, reservándose la posibilidad de
llevar allí alfil o caballo.
19 •••
20 cxd3
lLlxd3
3l.xa3
(Ver diagrama 450.)
Las negras han ganado un peón, de-
dS.
22 ._
h4
Corta eventuales entradas de dama
por esta casilla (o también por g3), especulando con la idea de capturar el peón de
b6.
23
na!
23 lDxf5!? exf5 24li)xd5 conduce a un
fuerte ataque, pero inferior sin duda a la
textual.
23 •••
~e7
(ver diagrama 451.)
jando así pasado al de a5, pero "antes
La posición blanca contiene un gran
del final los dioses han puesto al medio .
juego", como decía el genial Tartako-
.dinamismc, en particular su pareja de ca-
wer.
ballos. Pero la cuestión es cómo penetrar
. Aquí puede verse, de forma nítida, cómo el meollo de la estructura negra es el
triángulo de peones e6-f7-g6, y hay que
minar esos diques para que pueda pene-
en el entramado negro.
24 1:1 xa4!
iLxa4
Observemos esta posición: las cinco
piezas blancas, junto con su peón de eS,
ATAQUE Al ENROQUE
221
Este juego recibió el premio a la mejor
partida del torneo.
Pillsbury aplic61a ruptura f4-f5 en varias partidas importantes, entre ellas la
que jugó con Marco (París 1900), comen-
tada en Escuela de Ajedrez 2 (páginas
210-11).
119
Forgács - Tartakower
San Petersburgo 1909
están absolutamente interconectadas y dirigidas hacia el objetivo común•.que no es
otro que demoler la posición contraria en
el centro y ala de rey.
25 ~dxe6!
En algunas fuentes se indica la jugada
25 tlJfxe.61, pero como después de volver a
capturar en e6la posición resultante es la
misma, no vamos aindagar más en este
Última jugada: 16 ... b5-b4
asunto.
2S ..•
fxe6
26 li)xe6
.i.d7
La distracción del alfil tenía mucho
sentido. Ahora podemos comprobar que
las negras no tienen defensa. Si, por ejemplo, 26 ... 'fi'cB, sigue 27 'ifxf5 ¡Vc6 28
~g5! 'ilb6+ 29 d4 'ii'b4 30 'fi'f7+ ~ci7 31
1Lxe7 'f!/xe7 32liJc5+ ~d8 33 tLlxb7+
\t>d7 34 llJc5+ ~d8 35 'lWxd5+ cJJc7 36
'fib7+ ~d8 371Wxa8+.
27 lDxd8
n xdS
El resto no requiere comentarios.
28 iLc5 l1c8 29 Axe7 ci;xe7 30 W'e3
ti c6 31 'irg5+ ~f7 32 1% el xcl+ 33
l\Yxcl l:lc8 34 'fiel h3 35 gxh3 ttg8+ 36
\iJ12 a4 37 'tWb4 1:[g6 38 ~f3 03 39 'iYxa3
n
Las negras llevan la delantera en su
ataque posicional del flanco de dama, y
han creado una ruptura en b4. Pero ¿qué
han conseguido? No gran cosa. No es probable que puedan crear amenazas de peso
a corto plazo.
17 f5J
Tartak:ower esperaba que su rival preparase esta ruptura con 17 g4.
17 •.•
exf5
(Ver diagrama 453.)
:ttxb6 40 'eicS l1e6 41lWc7 ~e7 42 q;f4
hl. 43 114 nc6 44 'iWb8 lLeS 45 ~xf5 r!h6
4(, f/ic7+ ~f8 47 fi'd8 b5 48 e6 l:1h7 49
IJJl~5
h4 50 'iVd6+ (1-0).
18 g41
.
. La verdadera clave: iapertura de líneas
a toda costa!
222
EL ATAQUE EN AJEDREZ
453
18 ..•
fxg4
Si 18 ... f4 19 1Wxf4 f6 20 e6! ~xe6 21
~f5 t¿)d8 22 ~xe6+ ll)xe6 23 fi'f5 l1fe8
24 ~xd5 ac8 25 WxaS, y las blancas tienen una clara ventaja.
19 li)gS
Las blancas están exprimiendo al máximo los resortes dinámicos de su posición.
19 •..
g6
19 ... h6 20 lbh7 :lfb8 21 ltlf6+! gxf6
.u
22 ~xh6 f5 23 Axf5 il.xf5 24 11 xf5. con
ataque ganador.
20 1%f6!
r3;gT
Si 20 ... h6, 21 Axg6! fxg6 (21 ... hxg5
22 .th5 ~fb8 23 'ifxg5+ ~f8 24 JLxf7) 22
Il xg6+ ~ h8 23 D xh6+ ~ g8 24 ~ g6+
et» h8 25 e6 il. eS 26 ll) f7+ n xf7 27 exfl
'WIxf7 28 Wí'h6+ 1W~7 29 'iff8+. y mate a la
454
Tampoco servía 24 ... ~g8 25 exfl+
nxf7 26 'l1xf7 'fIxe5 27 nf8+, etc.
25 . l:llf5I
•••
La amenaza es 26l:ñxfl+ y 27 nh5+.
25 •••
fxe6
La única forma de evitar el mate es entregando la dama por la torre de f6. Pero
hubiera sido tanto como abandonar. .
26 tLlf1+
'ilxf7
27 ltb5+
~g7
28 Itxg6++
Una bonita posición final, que merece
un diagrama. Como puede verse, todas las
piezas blancas confluyen hacia un mismo
objetivo: el rey negro.
siguiente. .
21
nen
.te8
21 ... ~e6 22 1Wf2 li)d8 23 'it'h4 h5 24
liJxe6+ li)xe6 25 1:1 xg6+ fxg6 26 'WJxe7+.
rv.
22 'ilf4
. li)d8
diagrama 454.)
L.:3
.3 e6
J:1a6
evidente que el peón no se puede
capto, .. :.
~,4
'ffe5 (1-)
~b6
4.55
En esta partida las blancas pudieron
ATAQUEAL ENROQUE
emplear la columna f como pista de despe-
gue de su ataque directo, gracias a las rupturas 17 f51 Y18g4!
120
Bronstein - Korchnoi
Torneo Zonal URSS
Moscú 1964
Últimajugada:16 ... ~f8-g7
223
diatos, especulando precisamente con la
situación de la dama negra.
17 ..•
exIS.
El avance f5-f6+ no deja alternativa.
18 ttxf5
~c8 .
Las negras reconducen su alfil a eó, para reforzar la casilla f7.
19 . tlf6
Ita7
20
~e6
Se diría que Korchnoi está consolidando gradualmente su posición, pero no hay
que fiarse de las apariencias.
.
.
21 'iVg5 .
Más presión. Impide 21 ... l¡)d7?, por
2211xg6+.
nan .
21 •••
'iYe8
22 .i.e4
Las blancas "tocan" y minan g6.
22 •.• .
11g8
23 lDg2
El caballo deja su "vigilancia" sobre
gfi, pero s610 por el momento. Como el
general Mac Arthur, volverá.
23 ...
*h8
Las negras habían perdido el derecho
a enrocar en la jugada 12, de modo que estamos ante un enroque artificial. El lector
me perdonará que me tome la licencia de
incluir este ejemplo aquí, porque encaja
perfectamente en la temática del capítulo,
aunque por el momento la torre rey siga
enh8.
La situación de la dama negra en e7 es
desafortunada, como tampoco esmuyboyante la del alfil b7, pero se supone que,
en algún momento, se realizará el avance
...c6-cS, liberando el juego. Las negras tienen un peón de ventaja yen un movimiento (...~d7) podrían completar su desarrollo.
17 G!
Pero Bronstein crea problemas inme-
457
24 lLlf4
El caballo ha alcanzado su puesto
ideal, desde el que presiona simultáneamente sobre e6 y g6. Las torres blancas
quedan ahora desconectadas) pero existe
un rayos x 1atente' ual
11
o (sea o no
'.e quier salto d
conexión
121
letal~acrificio) restablec;r~a~:
24 •••
25 axb5
26 'ilt'h6
Gelfand G
Campeonato d eEuro
- rafd
Plovdiv 13.lOi~3e paises
1Ie7
axb5
Última Jugada:
.
13 ... c7-c6
Plantea la
•.•
Jtxg6. E 1 que sparecía
amenaza
do
un s 27. tt'I xe6 y 27
bastión fortifi
(g6) se tamba!
26
c.
eL
El cab:illo d
tt'ld7
liado" . 1 ama es, por fin Ud
... IY a posición
•o.I
VIene
abanegra se ,esarro.
J
27 Axc6
b4
••••..i.gj.E
~~.~.X.
~.':."j.'.¡
rRi'f¿j.~
.&nD.~".'~
•
•.~••
-:aD B~lfJl~
._~
U
n-
'itb3
•
.-lfJl.~.
U
'n
• • Br1'=U
•
28 d5
(+-)
Caso de 28
29 e6
i.
oo'
15 ~xf7!
4JB
31 b3
Tambié~
11 g7 33 tt'le6!.gana 31
~f8
17 ~xd5
18 1l.xd5
.
tDxf8
•••
n xf7 l:txV 32 exfl
g5
.l::txe6
Jixe6
35
rJ;g1
. 36 .i.xf1
c3
SI 36 .., i..xh3
(1-0).
'ót'xg8, Yno hay discusión.
' 37 i.xg8 ~ xfl 38 J:( xfl
~e8
16 't!fb3
J:(xf7
Si 16 ..; ti) 4
ti)d5
Vi'xd419 l1e2 +-.
g ,17 i.xf7+ 'if¡lf8 18 g3
,i.g4
5, sigue lo mismo
30 'ii'xt8
31 ••.
32 d6
33 ~xe6
34 cxb4
14 f5!
La sugeren.·
exlS
cia de a!
·
~d5, se refuta,
se::;:~ mtemautas,
•
' g b4 .16 \Wtc2
elfand así' 15
tiení
. ' útil
u . ,cuand o 1as negras ·no
nen jugada
14
19 .I:l.ad
(Ver díagram 4
:
.
a 60.)
cxd5
ti'f6
~d7
20 :c7'
...
.
nda penetra ' 6
~ alternativa
20 i..~n en séptima. Con
. d8 22 'i!Yxa6 la bl
+ ti'xfl 21 1!V x b7
ja, por los peones ancas lograrían ventadel Jl~
. al • Pero la textual
pasados y alfil es pasivos
que directo.
apunta a un ata-
1
Profu··
20 ..,.
21 lixb7
ATAQUE AL ENROQUE
225
n
27
al!
...
Mucho mejor que 27 l:t b8 ~xdl 28
IIxd8+ etJe7.
27 ._
'iff4
28 tIxa6
~d6
29 n xd6
.n xd6
30 'iYa3
¡YeS
31 06
31 ~b7!.
31 __ 'ii'xdS 32 a7 ~f1 33 'irxd6 ~xd6
34 a8. iLe2 35 _a7+ ~f6 36 'ii'a31Wd5
37 Ve3 JLb538 l1el.i.c6 39 'ife7+ ~g6
40 'ií'e6+.(1-O).
22 l:tb6
23 iLxf7
'irxd4
_
La línea 23 l:tdl ~a4 24 tIxd4 J1l.xb3
25 iLxfl 11 xd4 26 iL,xb3 s610da tablas, segün Gelfand,
23 ...
122
Stein - Fillp
Moscú 1967
~cS
.24 11d1
tWxf2+
25 cit h1
il. eS!
Un interesante recurso defensivo. Si 25
... ..txb6, 26 axbó, y el peón decide la lucha.
26 ~d5
_.
"jLa centralización es la mejor respuestal" (Gelfand). 26 ~xe8? Itxdl+ 27
~xdl ~xb6 28 axb6 ~xe8.
26 ...
~h5
26 ... il.b5 27 nb7.
Este importante torneo internacional (que
conmemoraba el cincuentenario de la Revolución) fue uno de los más importantes
de la época, con 18 jugadores de primera
fila, entre los que se encontraban varios
campeones del mundo. Stein lo ganó, por
delante de Tal» Smyslov, Bronstein, Portisch, Spassky, Geller, Petrosian, Keres,
N ajdorf y Gligoric, entre otros.
Últimajugada:18 ... lJ)e5-c4
226
EL ATAQUE EN AJEDREZ
19 f5!
lIa8
Si 19 ... gxf5?!, podría seguir 20 'iVh5 e6
21 g4, explotando la rápida movilización
de la torre de b3 hacia el flanco de rey.
20 fxg6
hxg6
26 .1tbl!
Neutraliza la acción de la torre negra,
dándole libertad al alfil dama.
26 •..
~e5?!
Era mejor 26 ... iff71?
21 h4!
27 'iYe4
El peón h está celoso de la ruptura de
su colega f, y quiere emularlo: se pone en
marcha otro ariete.
21 ...
nal
22 h5
~f6
Esta posición puede considerarse crítica, con algunas alternativas a examinar.
Por ejemplo:
(a) 22 ... .th611 23 'iYc2 (23 .i.xh6
1Ixd1 24 It xdl gxh5 =; 23 hxg6 1:[ xcl 24
'ifh5 1:xf1+25 Axf1 *g7 +) 23 ... %lxc124
n xcl ¡¿xcl 25 1i'xcl ¡rd7 26 \i'g5 W'f5 =.
(b) 'l2 ... fld723 ..t.e4 (23 hxg6 fxg6 24
nh8
28 . ..tb2
na8
29 Axe5!
.
Stein siempre hizo gala de un espléndido criterio táctico. Al bando atacante le
favorece la presencia de alfiles de distinto
color y., habría que añadir, en este caso
concreto el caballo representaba un soporte de la casilla g6, y su expulsión (con
f4) planteaba algunos riesgos.
29 •••
~xe5
30 l:lc1
%la1
31 l:tc7
~f6
Si 31 ... ~f8, 32 e¡tJg2.
l:tf6).
(e) 22 ... Jlb2?1 23 tlxb21 tl)xb2 24
.32 ~f3
%th6?
Éra imprescindible 32 ... 'fifl33 ~g2,
'iVd4 (24 \Wg4?1 ll)d3 25 hxg6 26 liJe5 27
con la amenaza 34 %1xe7!, que ahora no
servía: 33 D.:xe7? rIxbl+ 34 ¡fxbl W/xe7-+,
ni tampoco 33 n xf6 'iVxf6 34 n xe7+
~e4
gxfl+ ciJxfl27 'ife6+ ~e8 28 .i.h6 ±) 24 ...
n xc125 :L xcl, con ventaja prácticamente
decisiva.
23 hxg6
24 1Wg4
25 Ae4
~fg:.
fxg6
9iJgT'
"e8
25 ... lJje5? 26 i-h6+ et>)Ch6 27 1Wh3+
ri;g728 r1xa11DB+ 29 l:txf3 ~a130 'ft'g4 +-.
464
33 .t{xf6! (+-) 1!xbl+
Si 33 ... c;.iílxf6, las blancas no se contentarían con ganar pieza (34 1'id4+), sino
que obtendrían un botín mucho más sus
ATAQUE AL ENROQUE
tancioso: 34 'We6+ c.t g5 (34 ... c¡f¡» g7 35
r1xe7+)35f4+ ~h5 361Wh3++.
.34 'iYxbl
wxf6
3S 1i'e4
1Wt7
36 \i'd4+
(1-0).
36 ... rt» g5 (36 ... ~f5?? 37 'ii'f4++) 37
'ife3+ ~h5 38 g4+ 'iflxg439 'jWxh6, o también 38 11 xe7 ¡y xd5 39 g4+ ~ xg4 40
l1e4+.
Una magnífica partida, con muchas jugadas elegantes y de gran calidad.
227
A veces el atacante utiliza la rampa de
lanzamiento situando la torre por delante
de sus peones, por ejemplo, desde la tercera (sexta) fila, con peones en sus casillas
originarias.
12J
Yusupov - Gavríkov
Horgen 1994
Última jugadai l.S ... nj8:d8
3.4 LA RAMPA DE LANZAMIENTO
La utilización de las columnas g 6 h, como
pistas de despegue o rampas de lanzamiento de un ataque con piezas pesadas
contra el enroque, es un procedimiento
habitual- en el ajedrez de 'competición a todos los niveles.
Si una de esas columnas está abierta y
puede ser empleada para la agresi6n (es
decir, el bando atacante está en condiciones de ocuparlas), la causa de la defensa
está prácticamente desahuciada.
Si una de esas columnas está semiabierta, hay que compadecer al pobre peón
del enroque atacable, porque será objeto
de la más feroz de las agresiones.
Cuando los peones de ambas columnas
siguen en pie, el procedimiento de abrir
una de tales columnas y utilizarla como
trampolín de invasión es una de las armas
más efectivas de la lucha contra el enroque, en particular en el caso de los enroques de signo contrario, como veremos en
el capítulo 4. Pero incluso cuando los enroques son del mismo signo (o cuando el
atacante tiene su rey en el centro), el bando agresor a menudo emplea como ariete
el peón h para iniciar las hostilidades, y
abrir paso al resto de los efectivos.
19 f.[gl
Amenaza 20 .i..xe6. Yusupov comienza a "tocar" los puntos sensibles del enroque negro (que parecen tan sólidos).
19 ...
tiJf8
20 i..b3
fi'b5
Amenaza con proseguir el avance ...aS-a4.
21 a4
'fib4
22 l:tg4!
llac8
22 ... eS 23 !iLc7 h5 24 l:l e4 cxd4
25 i..xd8 11 xd8 26 di ±.
n
23 1ig3
24 h4
1Wb6
h5
25; ng5
Ji.f6
Las blancas, que habían estado amenazando el enroque negro, pusieron aquí a
prueba Ia precisión del GM lituano.
228
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Otra posibilidad era 25 ... eS 26 l:l xc5
11 xc5 27 dxc5 'fi'b4 28 'ilc4 'iVxc4
29 nxc4St.xb2 30 c6 bxc6 31 .t[ xc6 ±.
26 ]:tc5
Una inducción evidente, casi mefistofélica. Cierto que amaga el avance 27
d5, pero después de 27 ... exd5 28
i. xd5, las negras· no tienen mayores
problemas.
26 •••
JLe7?
Era preciso jugar 26 ... Itd7 t.
~h7
32 ..i.f4+
32 ... ~ g7 33 'il'xf7+
fit> h8 34 Ae5+
35 'ilxh5++. O bien 32 .. ~ lL1xf4
33 'ilxf4+ 'it.>h7 34 'iYxf7+ ..th6 35 'iVf4+
c¡l¡lh7 36 .if5+ %:[ g6 ~7 .i.xg6+, ganando.
33 'IIxh5+
~g7
34 Ah6+
(1-0).
34 ... cilf6 (34 ... rI; h7 35 Af8++) 35
~xe5
"'5++.
27 .11xb5!!
gxh5
.
124
El momento crítico. Mejor era 27 ... eS
28 .a eS f6 29 n gl cxd4 (29 ... fxe5 30
tixg6+ fj;;fJ 31 'ti'f5+ <&fte8 32 Axe6l¿)xe6
GIek- Van Haastert
33 11 xe6 t-) 30 Axd4 11 xc2 31 .ixb6 ±.
28 %:[ g1!
lüg6
28 ... cbh8 29 ~e5+ f6 30 ..i.xe6 lbxe6
última jugada: 15 h2xg3
31 W'xg6 ± llJg5 32 ~xg5 fxe533 ]¿xh5++.
(Ver diagrama 467.)
29 i.xe6! (+-) •.•
La cohesión de piezas y la percepción
de las conexiones geométricas es uno de
los puntos fuertes del GM Yusupov.
29 ••• .
29
~h7
fl(e6 30 'iUxg6+ ~f8 31 !iLc7 -t-.
c..: 'iff5
31 .ieS
n g8
'lf;h6
. Holanda 2002
ATAQUE AL ENROQUE
Tras el cambio de piezas en g3,la colwnna
h es ahora semiabierta. Si las blancas pudiesen emplearla com~ trampolín de ataque ... pero ¿c6mo?
15 .,
16 1:[el
17 ~e2
~g4
lb eS "
~xf3+?
18 gxf3!
He aquí la solución, servida en bandeja
por las negras. Ahora el rey blanco puede
subir a g2, y la torre pasa a ocupar hl. El
cambio en f3, por parte de las negras, ha
sido un desastroso negocio estratégico.
18 .••
iLh5
19 f4
jLfl
20 ~g2
!teS
21 tI h1
¡¡e7
22 j¡b5
229
2S t[)f5!
~g6
25 ... 'fi'xb5? 26 'tWg4 g6 27 lIxc7, con
ventaja decisiva.
26 .'fIJg41
Con la amenaza TI %1xh7!.
26 ...
.i.xfS
27 'ii'xfS
h6 .
A debilitamientos dramáticos llevaba
27 ... g6 28 ¡j'h3 h5 29 iLd3 f5 (29 ... eJ;; g7
30 3Lxg6) 30 ~xf5 cJ!Jg7 31 .i.)(g6 jlxf4 32
iLxh5 (el alfil solito ha liquidado los tres
peones de la barrera) 32 ... ..txc133 'iVg4+
~f8 34 'fi'f5+ ~e7 35 1:1 xcl., y el rey negro
es presa fácil para el ejército rival.
Claro que las negras no habían previsto la siguiente jugada de su adversario.
lIed8
28 l1xh61
23 lLld41
Como es lógico, hay que bloquear el
peón pasado, y el caballo no puede desaprovechar la oportunidad que se le brinda
de ocupar el punto fuerte, aun a costa del
peón de c5.
23 •••
'iVxc5
24 ncl
'ifb6
Ahora las blancas tienen ya elementos
suficientes para acometer la última fase
del ataque.
También ganaba 28 i..d3 ~f8291Wh7 +-.
28 .••
gxh6
29 'iYg6+
~f8
Es importante tener presente el papel
esencial del alfil blanco, que veda tres ca-
sillas de escape al rey enemigo (eS. d7 y
c6). Cierto que c6 ya está atacada por la
torre, pero ésta deberá desplazarse durante el ataque. cuando seguirá dominada por
el alfil. También el alfil negro, que bloquea la casilla c7, juega un importante papel negativo para su bando.
230
EL ATAQUEEN AJEDREZ
30 ~xh6+
Las negras se rindieron.
Después de 30 ... ~g8 31 llhl! ~fl
(31... 'l'd4 32 'iYh7+ c¡t>f8 33 "xc? f5 [33 ...
1We4+ 34 f3] 34 : h5 1i'f6 35 .i.d3 +-) 32
'Wh7+
~e6
33 :el+ ..i.e5 (33 ... ~d6 34
'iYe7++) 34 fxe5 ~xb5 35 exf6+ ~d6 36
'WIe7+ <it>c6 37 lte6+, todo ha terminado.
Extraordinaria movilidad de las piezas
mayores blancas, mientras que las torres
negras han hecho figura de estatua..
125
Macieja- Vaiser
Campeonato de Europa Individual
Estambul8.6.2003
Últimajugada: 16 ... a7-a5
17 h5
gxh5
18 'We2
b5
~. ; lLlf4
g6
're ._J esto se había jugado ya; Aquí la
jugada normal era 20 g4.
(\ --, , diagrama 472.)
E.
l:fJxh5!
.,1 polaco se saca de la manga una
importante novedad.
20 ...
gxh5
21 llxb5
Las blancas sólo han efectuado, en realidad, dos jugadas ¡y ya tienen ventaja decisiva! Para que luego digan que en ajedrez todo está visto... .
21 .,
na?
Áltematívas:
(a) 21 ..~ '5'g6 22 ~xh6 Wxg223 'fHh5.
(b) 21 .•. li:Je7 22 %txh6 \f.lg7 23 0-0-0
tt h& 24 11 dh'l n xh6 25 JIxh6.
(~) 21 ..~ ~f7 22 ~xh6 1:tgB 23 'iVf3+
rlJe1 24. R,g5+ 11 xg5 25 J:lh7+! <it>d8
26'iWf6+ (¡)e7 27 'iVxg5.
En los tres casos, la ventaja blanca es
ganadora. ,
22 Axh6
nm
Si 22 ...: t;) «t, 23 1:[ g5+ lLlg6 (23 ...
cJ;h??7 24 .lxf8) 24 ~h5 ng7 25 0-0-0.Y
el ataque sobre la columna h es incontenible. Por ejemplo: 25 ... nf5 26 f;txf5 exf5
27 ~xg7 ~xg7 28 I1hl Ae6 (28 ... 'lWh8
29 ~xg6+ ~xg6 30 J:lxh8) 29 'ifh7+ rj;fR
30 'ifh6+ ebfl31 'WgS ~g8 32f4,.etc.
23 'ij'g4+
11 g7
24 ~xgT
rIxg7
(Ver diagrama 473.)
~
25 'iYh4
Vfixh5
Es única Si 25 ... ~g6 (25 ... 'iNe7?? 26
ATAQUE·AL ENROQUE
231
Última jugada: 12 tl:Jc3-bl
nh8+ ri;fl 27 \\Vf4+ c.t g6 28 11 h6++), 26
11 h8+ rlJf7 27 1Wf4+ 'it'f5 (27 ... rbe7??
28 W'f8+ c¡J;Jd7 29 'iid64+) 28 'S'xf5+ exf5
29 :txc8.
26 f/xh5
Ad7
27 ~d2
nb7 .
l:[ g7
%tri
28' 'ifg4+
29 'tiB
30 'iVe3
nh7
31 g4
32 ti'gS+
~e8
33 ~f6
(1-0).
Si 33
o.,
Ilg7
ssr, 34 %lhl. ¡Una novedad
teórica resolviótodo el problema!
126
Vaganian- Yusupov
Olimpiada de Estambu17.112000
Yusupov es todo un experto en el ataque
sobre la columna h, aunque decir esto
pueda parecer una frivolidad (¿qué clase
de habilidad especial se requiere para
atacar por la columna h'1). Lo cierto es
que me remito a las partidas Yusupov Gavrikov (que abre esta sección) y a la
siguiente, Yusupov - Tímman, dejando
que el lector saque sus propias conclu-
siones.
'.
Las blancas quieren reconducir su ca-
ballo por d2.
12 •••
h5!
El ataque por la columna se pone en
marcha, con el rey (atacante) aún en el
centro.
13 lDd2
Las alternativas eran 13 ..tf4 (para evitar 13 ... lbe5) y 13 .ag5.
13 __
~eS
14 Jig2
h4
¡Ya estamos aquí! Como se ha dicho
en la introducción a este capítulo, la facilidad con que un fianchetto permite una
ruptura es el mayor inconveniente de ese
tipo de enroque,
/i)xc4
15 ~c4
16 'tWxc4
/iJg4
17 b4
(Ver diagrama 475.)
17 ...
Itd8!
Una sólida jugada de control, reforzando la defenSa de su peón central, pero
con el importante matiz de que. llegado el
caso, puede desplazarse por la sexta fila y
sumarse al ataque.
18 -td2
'WI c7
232
EL AlAQUE EN AJEDREZ
476
19 b5
es
20 b6?
En sus ansias por no perder por completo la iniciativa, Vaganian pierde la paciencia. La continuación más tranquila, 20
h3 tbe5 21 "iYa4 b6 22 f4 tlJd7 23 g411evaba a una posición más o menos igualada.
20 M.
axb6
21 'iVb5+
Las blancas se apresuran a recuperar el
peón (piensan seguir con l:abl), pero la
dama estaba bien situada en c4, apuntando a la casilla f7, lo cual podría ser un factor, tras el cambio en g3, pues sería posible retomar de peón f.
~f8
21 ..•
22 IX abl
hxg3
23 hxg3
'iYeS
Con la evidente intención de trasladarse a la columna h, ganando tiempo, por el
ataque a e2.
24 Ufel
(Ver diagrama 476.)
24 •.•
l1b2! (-t-)
:.~ . La torre por delante. Mucho menos
efectivo es 24 ... 1Wh5, pues el alfil para las
amenazas inmediatas.
25 e4
Si 25 ~xb6, 25 ... 'iWh5, con la amenaza
26 ... n hl+l 27 Axhl 'ifh2+ 28 c¡tJfl
'iVxhl++.
25 .~.
'iVh5
26 ~n
m
l:txg2!
26 ..~
'iYh2+
27 ~xg2
!i)e5+
28 rba
Vaganian abandonó.
Si 29 ~e2 (29 <it»f4 ~xf2+ 30 ~xe5
.1lf6++), 29 ... 'iWh5+ 30 ~fl 1Yhl+ 31
~e2 'lVf3+ 32 ~f1liJg4, Yel mate es inevitable.
ATAQUE AL ENROQUE
127
Yusupov - TImman
Semifinal de .Candidatos (9)
Tilburg 1986
.
Según cuenta su entrenador y amigo,
Mark Dvoretsky, Artur Yusupov era, desde muy joven, un s6lido jugador posicional, con excelentes fundamentos y técnica.
Su punto débil era el juego táctico: carecía
de la suficiente agresividad para tratar deternrlnadas posiciones..
Tras una orientación adecuada, Yusupov se dedicó a resolver ejercicios de táctica y combinaciones, para pulir-así el lado
deficiente de su ajedrez. A mediados de
los ochenta aquellas aristas habían sido limadas. Algo de lo que da buena fe la lucha que sigue.
Última ju~ada: 8 ... O-O
•••
.,.-
1:11.t. ~ ~
flj.Jlj.
fI lA
~
(1 (1
--•
- •=• •
~
~
~
~
~
233
tos, novena partida. El match estaba programado a diez, y Yusupov, tras perder la
primera y tres tablas, había logrado ganar
tres partidas consecutivas y, después de
unas nuevas tablas en la octava, dominaba
el marcador por 3-1. Le bastaba, por tan . .
to, medio punto en las dos restantes para
pasar a la final.
9 tlJe2
En la séptima partida Yusupov había
jugado 9 e5, consiguiendo un espectacular
triunfo: 9 ... ..ta6 10 i.d5! c6 1111 ..t.b3
'irc712 h4! c513 h5 cxd414 cxd4 gxh5? 15
~ xh5 ~b7 16 '*Vd3 1:[d8 17 tfxh7+ et»f8
18ll)e2 nxd419 ..ü6! (1-0).
lbc6
9 _
10 h4!?
Yusupov repite plan, a pesar de los
riesgos que esa decisión conlleva, pues se
supone que su adversario habrá estudiado
bien el sistema para encontrar el antídoto
adecuado.
lilaS!
10 ...
Mejor que 10 ... eS 11 it.g5.
11 .id3
eS
12 ~a3
%leS
_1tD8_
8•
O
~
.~.
lA 080
g (1
~l:I
~
~
Cada partida que se comenta debería
situarse en su contexto deportivo, pero es
algo que no siempre es posible, ni tampoco imprescindible. En este C~SO, sin embargo, sí es útil hacerlo, a fin de que el lector comprenda las motivaciones y la
tensión que vivían ambos contendientes.
Estamos en la semifinal de Candida-
13 b5!
La temible ruptura por el trampolín de
asalto .: LCómo solventará Timman las
234
El ATAQUE EN AJEDREZ
amenazas a su rey, cuando las blancas doblen sus piezas pesadas en la columna?
¡Vd7!
13 •••
Una jugada ambiciosa y polivalente.
Timman proyecta llevar su dama a g4 (o,
tal vez. a a4).
En caso de 13 ... exd414 cxd4 eS (14 ...
~xd4?.15 ndl) 15 eS .i.e6 16 \i'g3, y ya
tenemos montado el mecanismo de ataque, con una presión insostenible sobre la
columnah.
14 %Idl
Si 14 dS, 14 ... 'Wa415 Acll¿)b7.
14 •••
'fi'a4
14 ... 'ifg4 derivaría a un final favorable
a las blancas en el que, en el peor de los
casos, no tendrían mayores problemas para hacer tablas. ganando así el match.
15 .1tcl
eS
15 ... 'li'xa2 16 d51, Ylas blancas atacan
a placer, una vez desconectada la dama .
negra de su retaguardia.
En el post mortero, Timman sugirió 15
... exd4 16 cxd4 li)c6 17 hxg6 hxg6.18 e5!
(18 O-DI?) 18 ... j¡b719'ifh3. amenazando
20 \Wh7+ cbtB 21 J.h6.
16 d5
Wxa2
Las negras amenazan 17 ... c4.
Para las blancas es esencial cambiar (o
eliminar) el alfil de casillas negras, pero no
puede hacerse con 17 ~g5, porque a 18
~f6 las negras pueden replicar con 18 ...
Ag4! (Dvoretsky).
Tampoco es eficaz 17 hxg6 fxg6.! 18
~h6 ,,~,.h8 •
diagrama 480.)
.' •
-r-
17 iLb6!!
JLh8?
Era ineludible 17 .i.xh6, y después
de 18 hxg6 fxg6 (18
hxg6 19 1:t xh6
rJ;;g720 I1h7+! ~xh7 21 'li'xf7+) 19
n xh6. amenazándose 20 n xh7. Si, ahora, ]- 'i'a4, entonces 20 ~ xh7! Cif1xh1
21 'iff7+ ~h6 22 WdZI li)b3+ 23 et>e3
~g4 24 nh1+ Ah5 25 g4!, Y las negras
no tienen defensa satisfactoria contra la
amenaza 26 n xh5+ gxh5 27 g5+! ~xg5
28 'fI/g7+ et>h4 29 _,h3++ (Dvoretsky).
No es posible (en lugar de 25 g4!) 25
l¿)g3?, p'or 25 ... ~d4+!! 26 cxd4
cxd4++.
18 ··..\lbS
nd8
19 iLg5!
'fi1J3
Alternativas:
ta) 19 .... f6 20 hxg61 hxg6 21l:[xh8+!.
(b) 19~.. .id7 20 hxg6 fxg6 21 IIxh7f
.rIfa (21 ..~ e¡tJxh7 22 'iff7+ iLg7 23 il.f6
%:lg8 24 ~,><d7) 22
~g824!iJ..xd7.
20 hxg6
llxh8+ cbxh8 23 ~f6+
fxg6
ATAQUE AL ENROQUE
21 l:xh7I
El tema recurrente. Parece como si
una fatalidad ajedrecística obligase a algunas piezas a inmolarse a sí mismas.
~xh7
21
22 YJlJf7+
!iLg7
23 Af6
llg8
24 ~e8!
Una maravillosa y decisiva jugada. Si
24·... jlíS, 25 extS rtaxe8 261Wxg6+ ~h8
27~h6++.
Tímman, naturalmente, abandonó.
U8
Ja.Iiibmn .:.. Ács
Torneo Essent Crown
Hoogeveen 17.10.2002
La Variante Botvinnik, en la Defensa
Eslava, es uno de los sistemas teóricos
más abruptos y más analizados. Sin embargo, ni teoría ni práctica consiguen dominarlo. Los jugadores que se embarcan
en sus esquemas asumen, de hecho, una
buena dosis de riesgo, por importantes
que sean sus conocimientos teóricos al
respecto.
Última jugada: 20 a4xb5
235
20 •••
l¿)f6!
Está mucho más seguro el rey negro
que su enrocado colega. Del enroque
blanco está avanzado el pe6n h (debilita
g3) y además, la columna.g es semiabierta,
en la que ya se encuentran una torre negra. Con estos elementos y una adecuada
evaluación de otros factores (actividad y
coordinaci6n de piezas, etc.), el joven GM
húngaro decide emprender unataque directo.
21 dxc5
.i.xc5
22 .txcS
'fixc5
Jalifman simplifica, confiando en su
posición, pero ha activado las piezas negras, se ha abierto la columna d y su centro de peones ha quedado reducido a su
mínima expresión. Claro que tiene un
. peón de ventaja.
23 'ffc2
nd4·
Apoderándose decididamente de la
iniciativa.
23 ... nd2? (con idea de 24 'tWxd2
~xe4 25 t¡)xe4 it.xe4, y no puede impedirse la entrada de la torre en g2 Ó g3)
hubiera sido pasarse de listo: 24 'iY xd2
lLlxe425 'ií'f4!, con doble amenaza, sobre
el caballo y 26 'iWb8+. En este momento,
25 ... ,:[xg2+ 26 ~xg2 ti)xc3+ es sólo eso,
fuegos artificiales, que se apagan con 27
jLf3.
24 ~f3
24 Itfdl l1xe4! 25 ~f3 Itel+26 lIxel
~xf3, y las negras ganan.
24 ••.
nd3!
25 ¡¡e2
Desde el punto de vista posicional, la
jugada más atractiva es 25 ... ~d7, para
llevar el caballo a la inmejorable casilla eS
(tocando f3 y d3). Después de 26 lIfdl
li)e527 !lxd3 cxd3 28 'ifdl, las negras tienen buen juego, con todas sus piezas activas. Sin embargo...
236
EL ATAQUE EN AJEDREZ
27 ...
28 Axe4
.txe4
li)xe4
Acabamos de llegar a esta posici6n y
no sabemos aún si está o no ganada. Pero
25 ..•
Itg3!!
"Puedo resistirlo todo, menos la tentación" (Osear Wilde). Una y otra vez se hace sentir el peso de la columna g, como
rampa de lanzamiento. Hay que comprender también la importancia de que la dama negra domine la diagonal a7-g1, que
clava el peón fl.. 26 it)a4?
Las blancas tenían dos alternativas
principales:
(a) 26 %t a4 11 gxf31 (pero no 26 ...
l:[ dxf3? 27 n xc4 'iVb6 28 ~a4) 27 gxf3
~h5, con buena compensación para las
negras, que amenazan ...lf.)f4 y ..o1We5, e
incluso, en un momento dado, ...f5.
(b) 26 ci;hl!? 11 gxf3 27 gxf3 '5'h5 28
cJ;tg2! ~g6+ (28 ... Vli'xh41·' 29 ~hl
'iWg5+ 30 ~fl ±) 29 ~h2 (29 ~hl
liJxe4!) 29 ... \i'h5, 'con repetición de jugadas. En esta línea es mejor, no obstante, 27 ... lDh5! (en lugar de 27 .0. 'iÑlh5), Y
después de 28 Ilgl ~f4 29 J:['g8+ cJ¡¡e7
3D 'iYc2 n xf3 (no 30
'ifVh5? 31 : xa7
'iYxf3+ 32 ~ h2 +-), se llega a una posición complicada de difícil evaluación
(análisis de Ács).
o ••
~.
r"
.;
...
27 l1fd1
27 na3
~xe4!.
1Wd4
un jugador de ajedrez observará rápidamente que las cuatro piezas negras confluyen sobre-un objetivo y están muy cohesionadas (las cuatro, por cierto, en campo
blanco}.
29 ~c3tLld2!
Decisivo: ¡Nada de cambios! ¡Presi6n
y hostilidades sobre el rey blancor El caballo anula la acción de la torre dl y ataca
. las importantes casillas f3 y fi.
30 b6
No había alternativas válidas..
30 ...
31
32
~xg2
~h2
l:lxg2+!
1Wg7+
/i)B+
33 'iWxa
-Única. Si 33 cithl, 33 ... ~g4.
33 ~.
Ilxf3
34 Í1g1
34l:[d2 iYg4.
34 .;
nxf2+
35 ~h1
\Wd4
Jalífman abandonó. No hay defensa.
Una gran exhibici6n de Peter Ács
(campeón mundial juvenil en 2001), el
ATAQUE AL ENROQUE
.
mayor talento táctico que ha surgido en
Hungría, a excepción, claro está, de Judit
Polgár. Por cierto que Ács ganó este torneo cuadrangular a doble vuelta (categoría 17), por delante de Judit PoIgár, Jalifman y Van Wely.
237
.
quema de ataque al enroque, en condiciones, es imprescindible trasladar la torre
dama a la columna g, motivo que justifica
la sorpresiva jugada textual. Por el momento, el rey no corre ningún peligro. .
13 •••
d6
14 g4!
129
Spassky - Polugaievsky
28.0 Campeonato de la URSS
Moscú 1961
Boris Spassky (campeón mundial entre
1969 y 1972) es uno de los héroes de este
libro, porque su maestría en la conducción
del ataque directo pocas veces fue alcanzada (antes o después) por otro jugador.
En Spassky se produjo una extraordinaria
simbiosis entre creatividad, virtuosismo
técnico y criterio estratégico que, en la dé-
Sin pérdida de tiempo.
14 __
/l)d7
14 ... fxg4? 15 lñg5 iLxg5 (ante el doble ataque a h7 y e6) 16 hxg5 g6 17 'iWe4,
con ventaja decisiva.
15 :lag1
fxg4
16 nxg4
Spassky tiene despejada ya la pista "de
patinaje" (columna g).
tñf6
16 _
17 ng5!
....
Impide 17 ... lLlh5, como sucedería en
caso de 17 .llg2. Si las negras quieren expulsar a la torre. tendrán que debilitarse.
cada de los sesenta; sobre todo, dio lugar a
17 ...
¡Vd7
un gran número de obras maestras.
18 h5
19 ltg2
b5
lLle8
Últimajugada: 12 ... fl-f5
En la décima jugada, el rey blanco respondió a un jaque de alfil con 10 ~fl.
13 ~e2!
Para que las blancas construyan un es-
20 c51
No permite la apertura de columnas en
el ala de dama. Si 20 cxb5 nb8 21 a4 a6,
con posición difícil de evaluar, pero sin
duda las negras tienen algún contrajuego.
238
EL ATAQUE EN AJEDREZ
20 ..•
dxc5
21 h6
llJf6
11xf6
28 hxg7
29 .1lxf6
•• .i•
• •••
•
B
•
_8_
.8.• • B:.
•• •
n~
11 11 11
B
.~.
88.iV•
~
~
~ =ttJB
~
~
~
.
Un•
~
~
21 ...
1:tf5
Las negras se balancean ya al borde
del abismo y tienen que jugar con extrema
precisión. Por ejemplo: a 21 ... c4? seguiría
la bomba 22 'iVxh7+!l ~xh7 23 hxg7+
30 1% xh7! (-t-) .tI xf3+
Jugada única, pues si 30 ... rj}xh7??, sigue mateen tres: 31 g8'if' + tI xg8 32
'iWxg8+ ~~6 33 'fih8++.
.
.' 31 ~xf3
lDe5+ ~f6 27 l1g6+
31 ... .ii.g5+.
~g8 24 gxf8'iV+'~xf8 25 'I[h8+ ~f7 26
~f5
28 l:1h5+ ~g5
29 rIhxg5+ ~e4 30 lL\xd7, y mate a la siguiente.
Tampoco era posible 21 ... g6, por 22
nxg6+ hxg6 23 'ilxg6+ Wh8 24l¿)e5 'Wd5
25 j¿gl, con la amenaza 26lfJU+, y ventaj a decisiva.
22 ~e5!
c4.
23 ~e4
'ií'dS
24 'iYg4
Obsérvese la absoluta concentración
teledigirida de las piezas blancas sobre el
rey negro.
.
c3
24 •••
b4
25 b3! (+-)
'fi'b5+
26 e4
27 ~e3
El rey sigue su hiendo, como si tal cosa,
cómo celoso por el protagonismo de los
peones que llegan a la octava casilla...
-.~'
.
1If1
Pero no, por supuesto, 31 'iVxf3??, por
31 .~.
'iVd3+
32 Wf4
IÜ rey blanco sigue con su audaz trayectória, como en un ¡más difícil todavía!
Circense.
. 32 ..).
i.d6+
si 32 ... \i'd2+, 33 ~e5 (33 ~g3 ~d6+
34 ~h3 \i'd3+ 35 t3 ) 33 ... iLd6+ 34 ~xe6
neR... 35 ~ 07 n e?+ 36 ~d8, Ylas blancas
ganan.
; 33 Wg5
~xb7
La posición crítica.
(Ver diagrama 489.)
: 34 ri¡b5??
¡Un burdo error fatal! ¡Qué pena que
una partida magistral se estropee por esta
lamentable pifial Las blancas ganaban sin
paliativos, con 34 ~f6!, Ysi 34 ... 'fixd4+,
35 ~f7J, Ylas negras no podrán evitar el
ATAQUE AL ENROQUE
37 fixg5
38 nxg5
239
_~xg5
rId8
mate, lo que constituiría un justificado
broche a tan inspirado ataque.,
490
'ifb5+!
34 ...
35 ~h41
39 f411
Los errores (como las desgracias) nunca vienen solos... Spassky aún tenía opciones, con 35 e5! tWe8+ 36 ~h4 iJ.e7-r 37
~h3 ~g8 (37 •• Vf7 38 Cith2! wg8 39
\i'h3 +-) 38 ~h2! (no 38 1i'xe6+? 'ilfl39
'ifh6 ~f5+ 40 c.\>b2 1Wh7, y ganan las negras). En este momento s6lo parece haber
dos posibilidades: 38 ... 'fifl y 38 ... c2. El
destacado teórico Moiseev, que analizó
extensamente esta partida, considera que
la primera es errónea, y que la segunda s6lo le reporta tablas a las blancas, después
de 38 ... c2 39 \'ih3 cl'iW 40 irh8+ cbf141
'iVh5+, y tablas por perpetuo. Pero ¿por
qué habrían de jugar las blancas 39 'iVh3?
Lo mejor es 39 'iYxe6+ 'fifl 40 ffh6, Ylas
negras están perdidas.
Sin embargo, la mejor defensa es)
precisamente, 38 .t. 'fif71 39 "ti'g3 'iff4 40
et>hl .i.g5 41 'i'h8+ et;fl42 'fixa8 clJ xg7
43 'iYc6, con ventaja blanca, pero no decisiva.
35 ...
il.e7+
36 Wb3
'ifgS!
Muy buena defensa: la balanza se inclina del lado negro.
1
. Spassky está visiblemente desmoralizado. Con 39 ~g3 rJ;>g8 40 l:1c5 todavía
podía luchar en el final.
39 •••
nc5
n
.;t;g8
40
ttxd4
41
xc7
xe4 (4)
42 c¡t;g4
.
Si 42: nxa7, 42 ... c243 lte? ne3+ 44
cbg4 nc3,ganando.
42 ...
n
eS
43 a3
43 c¡f¡f5 lixf4+ 44 \t»g6 1:tg4+ 45 ~h6
e446 t1c8+ ri!;f7 47 nf8+ <ttte6 48 g8'iW+
n xg8 49 11. xg8 e3! SO n e8+ ~d5 51
l:lxe3.c252 nel c;f;>d4.
43 __
nxf4+
44 c;bg5
a5
45 et»g6
ttg4+
c¡f;h7
46 e¡f;Jf6
47 g8'iW+
Si 47 c;t;xe5, 47 ... r! xg7.
~xg8
47 •••
48 et>xe5
1:1 gl ".
49 ~(6
l:lfi+
50 et>e5
l:tbl
Las blancas abandonaron.
240
EL ATAQUE EN AJEDREZ
130
Karpov - Topalov
Linares 1994
El gran torneo de Linares '94 vio el renacer de Anatoli Karpov, que lo ganó brillantemente, con 11 puntos de 13 partidas
(+9 =4)1 superando a su eterno rival, Kasparov, en 2,5 puntos, y plasmando una actuación (performance) cifrada ¡en 2782
Elo! La. que sigue fue una de sus mejores
partidas en el certamen.
o
Última jugada:14 ... g7-g6
En este último caso, hay una curiosa línea:
17 ... b5 18 1Wc3 b419 ll)f6+ ~h8 20
/i)xd7+ bxc3 21lbxb8 11axb8 'l2 .ixc6.
17 hxg6
hxg6
Ahora puede verse ya la endeblez del
esqueleto de peones del enroque negro:
una vez más, el peón' de f1 debe sostener a
sus dos "hermanos" de e6 y g6. Una"ardua
tarea.
. 18 ll)c5!
Este caballo seguramente es la peor
pieza de las blancas, y aquí se activa, proponiendo un ventajoso trueque posicional, cualitativamente hablando.
18 _.
dxcS
Las alternativas tampoco son satisfactorias. Por ejemplo:
(a) 18 ... ¡VeS 19 lL1xd7 'ilxd7 20 cxb5
axb5 21li)xb5 d5 22 U'ecl ±.
(b 18 ..: Ae8 19 ~xe6! (Ribli) 19 ...
fxe6 20 :: xe6 R.f7 21 n ae1 ±.
19 ~xd7
]:lc8
15 h4!
La señal de salida del ataque. Las blancas tienen una fuerte estructura en el centro y ala de rey, con el refuerzo, en este último sector, que supone el peón doblado
le f4. Las semiabiertas columnas centrales
:ólo pueden ser dominadas por las piezas
iesadas blancas y se percibe ya que las ne;ras pueden sufrir una compresión geneal en su restringido campo de juego.
86
b5'!!
Comentaristas cualificados sugirieron
)IDO mejor opción 16 ... l:l d8,"a lo que
odría seguir 17 nadl, O incluso 17 lbe4.
15 ...
16" h5
20" Uxe6!!
Un espectacular y muy preciso sacrificio de torre, que subraya la fragilidad de la
formación de peones que protege al rey
negro'.
La eaptw°a de pieza (20 ..txc6) era un
o
espejismo: 20 ...
.u a7 (pero no 20 ... :
c7?
ATAQUE AL ENROQUE
21 'ifxc7 'ií'xc722 ~xa8 +-) 21 'iWd3 1txc6,
con posición confusa y difícil de evaluar.
na7
20 ...
20 ... fxe6 21 J.xc6 n a7 22 1i'xe6+
(clave de la combinación: las graves deficiencias en la cobertura del rey negro, más
los dos peones, son compensación más
que suficiente por la calidad) 22 ... ~ g7 23
~e4 ..tf624 'iVg4, con ventaja decisiva.
241
A 26 ... "fIxb2 seguiría 27 1:[dl, con una
firme ventaja blanca.
Si 26 ... !txa6, 27 ~e7t ~h8 28 lbg5
. na? 29 l:¡Jf7+ ~g7 30 ~)(d8 'fixb2 31
lWh8+ clJxU 32 jLd5+ rj;e7 33 1tel+ 'ittd6
34 'iVd8+ lId735 J:te6+ ..t»xd5 36 'ifxd7+,
ganando.
27 11dl
'fi'xa6
La torre no puede abandonar la séptima fila: 27 ... 11 xa6? 28 'fIe7+ ~h8 (si 28
... ~g8, como se sugirió en los boletines,
29ll)g5 .i.xt2+ 30 et>h2 +-) 29 rIxd4 cxd4
30 'iff6+ ~g8 31 'fi'xg6+ ~f8 32 /iJg5 n a7
33 'iff6+ cJ;g8 34 iLd5+.
21 nxg6+!
Segundo sacrificio de la misma torre,
que deja el enroque negro completamente
desmantelado.
·21 ...
fxg6
Rehusar de nuevo el sacrificio aún sería peor: 21 ... cj¡liB 22 'ilh3 fxg6 23 'ti'h8+
~íl24 Ad5++'I o bien 2~
~h7 22 tflh3+
~xg6 23 ~e4+ f5 (23
~g7 24 1i'h7+
rbf625 'ifh6++) 24 iWxf5+ q;g7 25 ¡;'h7+
cbf826 ~h6+ ~e8 27 ..txc6+, ganando.
22 'ife6+
rJiJgT
23 ~xc6
nd8
Si 23 iLf6, 24 cxbá, y si 23 ... bxc4,
24 .íl e4! .Q.f6 25 ¡vg4 f-.
24 cxb5
25 llJe4
jLf6
iLd4
25 ... i.xb2 26 li bl J..d4 27 b6 nf7
28 l¿)gS -t-.
26 bxa6
'fi'b6
494
28 l:[xd41
Excelente concepto. Las blancas eliminan al principal defensor del rey. Su idea
de dominar la gran diagonal de casillas negras está más que justificada. Ahora las
piezas menores blancas resultan ser muy
superiores a las torres enemigas, claro está
que s610 por su capacidad de agresión, en
estas circunstancias concretas.
28 •••
lIxd4
29 1i'f6+
~g8
Alternativas:
(a) 29
(b) 29
~h6 30f5
ttdl+ 31 ~h2 +-.
~h7 30 lñg5+ cJ¡lg8 31 'iYxg6+
~f8 32 'iVe8+ ~g7.;33 /be6+ ~f6 34ll)xd4
242
EL ATAQUE EN AJEDREZ
cxd4 35 'fi'f8+ }¿ f7 36 'iVd6+ ~ g7 34
tal. Así que memoricen bien esta fecha: 18
'Wxd4+ -t-.
30 'Wxg6+
~f8
Si 30 ... Itg7 (30 ... ~h8 31 iVe8+),31
de abril de 2003. Protagonista: la mejor jugadora de la historia, y uno de los más
destacados maestros del ataque (todos in-
'fie8+ rbh7 32lLlf6+ ~h6 33 'ilh5++.
31 'ife8+ .
'if;g7
32 'iWe5+
~g8
32 ... Wf8 33 'tWxc5+, o bien 32 ... ~fl
33 l¿)d6+ .u xd6 34 'ifxd6, ganando.
33 ~f6+
. rJ;;rJ
34 i.e8+
c;f¡>f8
35 Vi'xc5+
'Wd6
Si 35 ... lId6 (35 ... !te? 36 'fixd4), 36
lbe4 ~xe8 37 lL\xd6.
36 'WIxa7
'iVxf6
Nada resuelve 36 ... lIdl+ 37 ~g2
'~xf6 38 'fic5+ (o bien 38 Aa4 l:t d2 39
-'iYcS+) 38... d6 (38... rt>xe8? 39 ~h5+ y
40 'ifxdl) 39 ~a4 t-.
37 ~hS
J¡d2
38 b3
%tb2
39 ~g2
Las negras se rindieron.
El final, con los cinco peones por la calidad, y un rey perfectamente a cubierto,
no ofrece la menor dificultad.
La columna h no fue, ciertamente, la
pista por la que se llevaron a cabo las acser
ciones decisivas de ataque, pero de
por el "minado" previo del punto g6
(avance h4-h5-hxg6), Karpov no hubiera
podido crear las circunstancias necesarias
para culminar su ofensiva.
cluidos), de ahí que Judit Polgár sea también una de las grandes estrellas de este libro.
Últimajugada:l0 ... b7-b6
n
no
131
J. Polgár - Berkes
Torneo Hunguest Hotels
Budapest 18.4.2003
~ tida no es una más sobre el tema
de L. rampa de lanzamiento, sino la apoteósica explotación de la columna h como
Est:
11 llJeg5
h6
12 ·il.h7+·
La GM húngara admitió, después de la
partida, q~ objetivamente tal vez sea mejor 12 h4, que ya se había jugado. En la
partida Al Modiahki - Abdul (Campeonato Árabe 2002) siguió: 12 ... ~b7 13 ~7+
et»h814 Ae4 Axe415li)xe4 c516 d5 exd5
17 ~xd5llJf6, cuando las blancas omitieron la fuerte jugada 18 'irb71 ±. En lugar
c5, es posible 15 ... li)f6 16 t¿)xf6
de
~xí617 g4.'ifd518 'iYf4 !Jl..e719 ~bl ~g8
20 rlhgl, Con juego complicado, Kostenko
- A~u1, Olimpiada de Bled 2002.
Pero lQ cierto es que Judit tenía una
idea y quería ponerla en práctica.
; 12 ;..
~h8
-~ 13 ~e4
Ésta era la idea: sacrificar limpiarncn te
el caballo de g5 en esta posición.
rs ...
ATAQUE AL ENROQUE
13 _.
hxg5?
Era mejor 13 ... nb8, y después de 14
h4lLlf615 ~d3 JLl?716 ~e5 ~g817 'iVe2,
el juego es muy tenso, aunque el juego
blanco es preferible, [sobre todo para mi
jugador de ataque!
243
ejemplo: 19 ... ~d6 20 lbe5 ..1lxe5 21 dxe5
et1f7 22 ndó, ganando.
(b) 14 ... ~a615 h4, y ahora las negras
tienen vanas opciones: 15 ... f5, 15 ... gó, 15
... ~g8 Y 15 ... gxh4. Mencionaremos la línea principal en cada caso.
(b1) 15 ... f5 16 hxg5+ ~ g8 17 gxf5
nxts 18 ~xf5 exf5 19 W'c3J (para explotar la diagonal a~-g8) 19 ... ..t xg5+ 20
ll)xg5 'ii'xg5+ 21 ~bl nf8 z: 1Vb3+ nÍ!
23 %1h8+! et-xh8 241Vxfl, y todo ha terminado.
(b2) 15 ... g6 16 hg~5+ Cit>g7 17 fif4
%lh8 (17 ... ..td618 l¿)e5 iLe719 lfJxf7,
con muchas posibilidades, todas ellas favorables a las blancas) 18 1!xh8 ¡Vxh819
it)e5 li) xeS 20 1Wxe5+ ~ g8 21 'tWxh8+
~xh8 22 l1hl+ cJIg7 23 Jixa8-t-.
(b3) 15 ... ~g8 16 hxg5
17 ~h7+
~f8, y aquí se explota el terna de la pieza
indefensa, con 18 .t.d3, ganando, por la
doble amenaza sobre el alfil y mate en h8.
(b4) 15 h4 gxh416 g5 rJ;>g8 17 ~f4 f5
18 'iV)(h4 fxe4 19 'tWh7+ c3;f7 20 'ifh5+ g6
(20 ... c.t> g8 21 g6) 21 VWh7+ ~ e8 22
'if)(g6+ n f7 23 %[h7 ~ xg5+ 24 ltJ )(g5
lixg5+ 25 'iVxg5 1:[xh7. Parece que lo
peor para las negras ha pasado, pero sus
piezas carecen de la mínima coordinación necesaria para una defensa eficiente.
Se gana así: 26 'iVg6+ rI f7 27 'iYxe6+!
rte7 (27 ... «!>f8 28 I:thl +-) 28 "iVg6+
*d829 !lbl !te8 30 nh7, y las negras
sucumben porque su rey está demasiado
expuesto.
15 b4
g6
15 ... gxh4 16 g5 f5 17'iVf4 fxe4 18
'iVxh4+ ~g8 19 'ifh7+ rJ;fl20 ~h5+ g6 21
\Wh7+ rbe8 22 Wxg6+ nf7 23 lIh7
~xg5+ (se repite el tema defensivo anterior) 24iLlxgS 'iVxg5+ 25 1Wxg5 n xh7 26
1Wg6+
271W)(e6+ rJ.e7 28 'ti'g6+
29 'ifxe4+, y las blancas ganan, como con-
"ne8
14 g4!!
Esta jugada, que frena el peón de °g5,
para seguir en todos los casos con h2h4, es increíblemente fuerte y es indicadora por sí sola de la talla de un ajedrecista.
Si 14 ~xa8?t 14 ... g4, yel caballo no
puede moverse, por 15 ... ..i.xg5, ganando
la dama.
14 ...
nb8
Judit PoIgár ha analizado exhaustivamenté esta posición, y de sus análisis procuraré extraer una síntesis razonable.
Las jugadas a considerar son: 14 ... c6 y
14 .... ~a6. Veamos:
(a) 14 ... 0015 h4 gxh416 g5 ~g8 (16 ...
f6 17 lbxh4 fxg5 18 li)g6+ ~g8 19 i.xc6
n b8 20 as, con ataque decisivo) 17 'iff4, y
si ahora 18 li'e4, entonces 18 ... 1Wc7! (poniéndose de manifiesto la idea de 14 ... c6).
Pero las blancas disponen de una jugada
demoledora: 18 i-xc6! 11 b8 19 'ifxh4, seguido) según los casos, de lbe5 ó dS. Por
nf7
nu
244
EL ATAQUE EN AJEDREZ
secuencia del subdesarrollo y pobre interconexión de las,piezas negras.
Otras posibilidades son 15 ... ~ g8 Y15
... f5.
16 bxg5+
rl;g7
17 1Wf4
~b7
La principal alternativa aquí es 17 .
nh8, pero después de 18 l:l xh8 W'xh8(18 .
~xh8? 19¡Vxf7) 19 liJeS ti)xe5 (19 ... 'iWg8
20 tthl) 20 ¡Vxe5+ ~g8 21 'fI/xc7 Axg5+
22 et>bl, las blancas tienen ventaja decisiva.
Otra posibilidad es 17 ... Jtd6 18 ll)e5
~xe5 19 dxe5 lIh820 .uxh81Wxha, y las
negras están atascadas: el caballo
puede jugar (por 'ti'f6+), el alfil tampoco (porque dejaría indefenso el caballo), y la torre no tiene jugada alguna, de modo que
las blancas ganan con jugadas tranquilas,
como il.c6, ~bl, etc.
21 ... rl;;g7 22 lLJxe6+! fxe6 23''irh7+
g5+! \txg5 241Wh4++.
22 f4
lfixf4+
Si 22 ... 'iYh5, 23 gxh5 ~)(e4 24 hxg6
~g7 25 "ifh6+ ~f6 26 \i'g5+ 'i1>g7 27
J:lh7+ ~gB 28 'ii'h6.
23 'fWxf4
~xe4
24 'iVxe4
~f6 24
no
Berkes no quiso seguir sufriendo, ni
"estropear tan bonita producción", pero
según Judit, aunque la posición está gana-
da, para inclinar del todo la balanza las
li xh7+!I
~)(h7
19 'iNh2+
et>g8
19 ... ~g7 20 'i'h6+ ~g8 21 .txg6! (pero no 21 1:hl?, por 21 .... Axg5+ 22 !lJxg5
18
blancas aún deben jugar con precisión.
Por ejemplo: 24 ... n be8! 25 g5 rilg7
26 llh6 r1fd8 27 ~h4 ~f8 28 J:th7 ~e7
29 'iVf4 tl rs 30 c4 a6 31 b4 eS 32 bxc5 bxc5
33 d5, Yla posici6n negra se desmorona.
Una impresionante y memorable victoria de Judit Polgar, que atesora obras
maestras del tablero.
3.5 ATAQUES A LA BAYONETA
'iWxg5+ 23 ~xg5 ~xe4) 21 ... i.xg5+ 22
lLlxg5 'ilxg5+ 23 'ilxg5 fxg6 24 ~)(g6+
Wh8 25 f31 ~xt3 26 nd2, y el mate por la
colum-r h no puede evitarse.
-~ J:r.h1
~xg5+
21 lüxg5
'iWxg5+
La organización y ejecución' de un ataque
a la.bayoneta contra el enroque enemigo,
cuando el ·bando atacante también ha en
rocado en el mismo flanco (generalmente,
el de rey), requiere suma destreza, el tipo
ATAQUE AL ENROQUE
de habilidad que suele asociarse con saber
nadar y guardar la ropa.
El jugador que pone en marcha la avalancha de peones, movilizando así la barrera protectora de su rey, debe saber
arropar a éste con el material adecuado, al
tiempo que ha de ir ganando espacio con
sutileza y sin dejar cabos sueltos, pues de
otro modo se arriesga a convertirse en el
cazador cazado.
Especial atenci6n requieren las reacciones (o rupturas) centrales ante estos
avances de flanco, aunque este concepto
ha sufrido una considerable revisión en las
últimas décadas, pues el espacio ha pasado
a tener mayor protagonismo del que antes
se le concedía, y las posibilidades tácticas
derivadas del bando que ejerce la iniciativa
son importantes. Hay abundantes ejemplos de rupturas o contraataques, peral naturalmente, no es éste el lugar adecuado
para mostrarlos: su sitio será el estudio de
la defensa activa o el contraataque.
132
Geller - Filip
Torneo de Candidatos
Willemstad (Curacao) 5.6.1962
Últimajugada:11 ... O-O
245
Una posici6n típica de la Variante
Scheveningen, en la Siciliana, a la que a
veces se llega por el desvío de la Najdorf.
12 g4
lLlc4
13 g5
.lt)d7
500
14
~f5!
El sacrificio de caballo en f5 es una auténtica especialidad de Geller, dentro de
otra más amplia: el virtuosismo en el ataque al enroque corto.
14 ...
jid8
14 ... exf5 15 llJd5 'ifd8 16 'ii'xc4. Si
14... %le8, 15 /:¡)xe7+ n xe716 Ad4.
1S .id4!
GeIler: "Las negras pueden defender
su peón de g7 de cuatro formas, tres de las
cuales son erróneas: 15 ... e5 16 l¿)d5 Y15
... exf5 16 l¿)d5 'iVc6 17 exd5 le conceden
un ataque muy fuerte a las blancas, mientras que 15 ... g67? permite el mate inmediato con 16 lfJh6. Sólo queda la jugada de
la partida.
17
15 •.•
16
(6
~h1
Dej a vía libre a sus piezas mayores en
la columna g.
16 ...
ll\db6
Si 16 ... b5 J 17 gxf6 gxf6 (17 ... ~xf6 18
246
EL ATAQUE EN AJEDI3EZ
eS) 18 'ilg2+ ~.f7 19 Ah5++ (Geller). Si
16 ... exf5, 17 l2)d5, con la misma variante
antes citada.
17 gxf6
Axf6
17 ... exf518fxg7 rLe819.i.h5 ~d7 20
i.f7+ ri;xfl21 gBW+ l%xg8 221Wh5+ 23
"iYh6+ ~e8 24 n g'l, cuando, a pesar de
sus dos piezas de ventaja, las negras no
pueden parar el ataque enemigo.
18 Axf6
1:[xf6
Parece que las negras van a consolidar
su posición, con ...lüe5, ....id7, etc.
21 eS!!
Amenaza 22 ~d5J ganando calidad.
En este caso, el avance e4-e5 no sólo libera la casilla e4, sino que abre la línea de
acción del alfil a d5.
21 •••..
~d7
Alternativas:
'lNxe522 ~e4 .r1xe423 ~xe4.
l¿)xe5 22 ~d5 exdS 23 Jt.xd5+
(a) 21
(b) 21
tt f1 24 J:t xII
~xfl25 ",e8+f-.
%1U 22ll)d5 'fi'c523 M.
(d) 21 'ilifl 22 ..i.h5 1% xfl + 23 II xfl
Yic7 24 j.f7+ ~h8 25 R.eB! g626
'iicS 27 li)e4 (análisis de Geller).
(e) 21
nf7
22 ~d5!
Filip se rindió.
Si 22 ..~ exd5, 23 .i:xd5+ rbh824 %Ixf4
r¿ el liJg6 ~6 .tt n, Y si 26 ...
lLlfi1?,27 'i'e8-f:"!, con mate..
li) ><e5 25
19 ll)xd6!
%[xf4
19 ... lDxd6? 20 e5 llxf421 exd6 'Wxd6
22 Xl adl Y/c7 23 ~e4, y el ataque blanco
debe prosperar.
20 li)xc4
li)xc4
Si 20 ... 'ii'xc4, 21 'fId2 11m 22 Ae2!.
133
'Anand - Zviagintsev
Rusia - Resto del Mundo (2)
~
Moscú 8.9.2002
Esta partida se disputó en el marco del
match Rusia - Mundo (de ajedrez rápido),
que de algún modo rememoraba los famosos encuentros de 1970 y 1984, ambos ganados por.la ex URSS. En esta ocasión,
sin embargo, la selección mundial se impondría por 52-48, pese a que los rusos
contaban sus filas con cuatrocampeones del mundo (jsí, Kasparov y Karpov
entre ellosl),
en
Última jugada: 11 ... b7-b5
(Ver diagrama 503.)
U g4!
ATAQUE AL ENROQUE
16 •••
247
:J:[b4
17 %Id2
Se diría que Anand es demasiado ambicioso en. esta partida: tras haber iniciado
un ataque a la bayoneta en el ala de rey,
quiso aclarar las cosas en el de dama, y
ahora pretende también crear problemas
en la columna d.
.
"17 ._
flJe7
18 h4
"___
--.1
503
Novedad, que encaja perfectamente en
los requerimientos de la posición.
12 •••
b6
Aquí suele reaccíonarse nonna1mente
evacuando la casilla d7 para el caballo. Pero está claro que no sirven 12 ... ~c8 ni 12
... .i.e8, por 13 eS!. Otra posibilidad es anticiparse, con 12 ... b4 13 llla4 e5 14 g5
exf4 15 gxf6 fxe3 ís fxe7 liJxe7 , recuperando la pieza en a4, con buen juego. Pero
en lugar de 15 gxf6, las blancas pueden
responder sencillamente 15 .il xf4, con
ventaja.
13 84
Suele ser conveniente definir la situación de los peones en el ala de dama para
actuar en consecuencia, pero no es imprescindible y, en este caso, ni siquiera
parece recomendable, puesto que los objetivos blancos están perfectamente localizadosen el flanco de rey.
13 •••
bxa4
14 li)xa4
II b8
15 lDc3
aS
16 1:112?!
Utilizar rampas de deslizamiento (aquí
la segunda fila) a menudo es útil para
eventuales doblajes o desplazamientos,
pero en estas posiciones intensas el tempo
lo es casitodo. Parece más atinado 16 h4.
La idea es realizar el avance g4-g5 y,
tras el cambio de peones, retomar de peón
h, conservandoel control del punto eS.
18 ..•
h5
Un resorte típico.de la Siciliana Scheveníngen, para apuntalar el caballo en g4,
que en este caso supone el sacrificio de un
peón.
19 g5
lDg41
19 •.•
hxg4
20 ~xg4
a4
21 '~xg4
22 ![jet
No era buen negocio 22 1:1 xa4, por 22
... lLle5! 23 fxe5 ~xa4 24 exd6 ~xd6 25
lflxa4 n xa4 26 g6, con alguna compensación por la calidad, pero las blancas no
controlan las acciones.
ltxb2
22 ...
· 23 liJle2
SI 23 tDd3 23
•••
23 ••• '
... lDb4! es fuerte.
Más activo
.
.l:.[ b4?
invasióntemátiYcamejor
es 23 ... !J.Ja5 ' conla
del caball
24 h51
o en c4.
f5
l1xf6
27 lDxa4
.l:.[xa4
El ataque en el flanc .••
fumin
d
.
h hado, pero entret o e rey se ha dian echo COIl un pe6 anto las blancas se
27
n extra.
25 gxf6
26 .lha4
28
~b6
33 ...
34 lDe7
35 /1)xf6+
36 I1g2!
gxf6
Para las ne
_.
• acucian
gras el probl ema es ahor
mucho mas
b"' o.
desprotegid
te, porque su rey estáa
36 •••
~e8
37
38
39
40
41
~f8
29 lDg3
dxe5
El mal meno
lLlc4
'i'xf6 36lLlxf5 :. es 34 oo. exf5 35lD
las bl
"lJc4 37 lUZ 'if
xf6+
tai ancas conservan
· e6, aunque
e
aja.
una mdudabl ven-
36 Vi'e2
lilaS
31 ~d3?
'iVc3?
Consecuencia
: del Zei •••
b
contendientes
itnot en que ammejor 31 e51 dxe5 31s~encontraban. E
31
'Ue4.
ra
~xe3
<lt>b2
fxe6
~g1
1Wb6
o~
31 ...
.~ .~."'fI••
'i'b4 32 f5 ~b5
'i\Vc6
.~~ ~
•
'H" '.~~~.\lW• .l • •
e • • _~ "~~
•.8
•
".
•••
z
• ~_.~8D.••~
.~.~~ ~­
~ _~8a •.~.
·.
..-~.
45
2 ••• 'iVd4+ 43 n
~h2
'iVd4 46 'fi' f2 ~g8 44 h6 ~dl
kg7 48
...: f51
Parece más
JiU
el caballo d e aSUIgente
al Juego
.
(32 ... li)reintegrar
b7)
33 eS!·
42 1wd8!
Decisivo N
•.•
mentar.
· o hay nada más qu e co4
·
~ora sí está co
.••.
icciones con manoinsp'
nduciendo Anand 1as
rvance gana calidad.
írada, Este bonito
~xg7+ ~Xf6 ~xh6 47 '1!Vg6:
56 lLlxd4 exd451
~f4xg7
(1..;0)49 lLl f5+ ~ g6
'1'1
• did
vezEn
' esta·
partida
hemos po
mas,
que
las acci
o ver, una
que el ataque pued ~nes no son lineales
y pasar el juego a e egar a punto muerto
revivir. T odo ello una
fase técnica, o bien
.
debidam
ente sazonado
ATAQUE AL ENROQUE
por los errores y aciertos humanos. Eso es
el ajedrez.
249
2815
Ataque a la bayoneta, ruptura en f5,
columna b ... Aún quedan temas de ataque.
134
Morozevich - Lutz
Bie12003
28 •.•
rIb5
29 a6!
Morozevich sabe que su peón pasado
no tiene porvenir y asume que debe entregarlo, pero no quiere que la dama contraria llegue a la quinta fila, desde donde po-
Última jugada: 23 ... 'i!Ja6-a7
d~a
servir de apoyo en la defensa de su
rey.
29 ...
30 fxg6
507
24 g4
llJh7
Aquí no daría resultado la'maniobra típica de la Siciliana 24 ... h5 25 g5 lL1 g4+,
pues tras 26 ~xg4 hxg4 27 li)el! (protegiendo c2) y el peón de g4 cae.
25 g5
hxg5
26 hxg5
27 'iVd2
g6
b4
%1b6
30 f6?! sería una jugada tentadora,
pero mecánica, y hay que saber resistir
esas tentaciones. En esta posición no
conduce a nada concreto, después de 30
... Ad8, así que, con muy buen criterio,
Morozevich sigue abriendo vías de penetración.
30 ..•
fxg6
31 .ixe6+
et;g7
32 .tdSr
Restringiendo. Recordemos a Nimzovich: no basta con controlar, hay que bloquear. Hablamos, por supuesto, de d5 y
las ansias expansivas del pe6n d6.
32 •••
ltxa6
33 l:lacl
Nada de cambios. La torre busca nuevos horizontes, mientras las piezas pesadas negras de la columna a hacen figura de
estatua.
33 _.
~d7
No servía de nada 33 ... n xf3? 34 n xf3
il.xg5 35 'fif2 lDf6 36 11 g'l, Ylas piezas
blancas barren el ala de rey.
(Ver diagrama 509.)
34 'tWg2!
No s6lo impide el acceso de su colega a
g4. conservando la defensa delpe6n g5 t si-
250
EL ATAQUE EN AJEDREZ ~':
509
no que plantea una sibilina y poderosa
amenaza: 35 "gIl, con un decisivo ataque
al peón de d4.
Una vez más, Morozevich descarta
continuaciones que le distraigan de su objetivo, como 34 'ií'xb4 n a4 35 'itd2, que
era perfectamente jugable.
34 ._
rIf4?
Como celosa porque la otra torre esté
fuera de juego, ésta realiza un salto al vacío. Caso de 34 ... 1%h8, 35 ~gl, con serias
amenazas. Según Morozevich, lo más tenaz era 34 ... 'iV d81?, cuando las blancas
tendrían que jugar con precisión.
35 'ii'g3
Plantea difíciles problemas. Si la torre
se retira, puede seguir 'iYh4-h6+, o también ~g2 y %lb!.
35 ...
:g4?
Grave error, aunque la posici6n negra
era ya desesperada. La única posibilidad
de supervivencia pasaba por sacrificar calidad en .8.
510
39 1Wh3+
(1-0).
39 ... <it»g7 40 'tifh6++. El tema que faltaba por explotar: la dama remate por la
columna h, con la inestimable ayuda del
centralizado alfil y ei restrictivo peón de
g5.
.
Una partida que. sin duda, lleva el sello creativo de Alexander Morozevich,
uno de los jugadores más brillantes de
hoy.
135
. Radjabov - Smirin
~os Hermanas 21.4.2001
Uztimajugada: 16 a2-a4
(y-er diagrama 510.)
JU
liJe5!
dxe5
No 36 ... Itxg3??, por 37 1If7+ ~g8
37 ... \t> h8?? 38 liJxg6++) 38 l:txe7+, etc.
37 l:tf7+
c¡t»h8
38 nxb7+!
c¡t»xh7
51l
ATAQUE AL ENROQUE
16
17 Aa3
18 aS
251
g5
lllg6
Parece más preciso el orden de jugadas
18 cxd6 cxd619l¿)b5 lLle8 20 l[)d2 h.5 21
1tJc4 11 a6 22 aS, siguiendo cauces bastante
habituales en la variante.
18
19 cxd6
20 i.b4
li)h4
cx46
b5
Las negras prosiguen con el ataque temático a la bayoneta, cuya primera fase de
culminar en la ruptura ...g5-g4.
21 li)d2
21llJa4 g4 221¿)b6 /iJxe4!!, propuesta
de Smírin, cuya idea principal es abrir paso a la dama hacia el flanco de rey. La variante más aguda podría ser ésta: 23 fxe4
(23 ~xa8 ~xg2 24 c¡f¡Jxg2 \ib4, y el mate
es inevitable: 25.fxg4 [25 fxe4 'ifh3+ 26
~gl g3] 25 ... 'iff2+ 26 ~hllLlg3+ 27 hxg3
fxg3) 23 ... lL1xg2! 24 ~xg2 f3+ 25 ~hl
1Wh426 l:lg1 fxe227 'ffxe2 (271Wel? ':f2
28 g2 g3!29 11 xfl gxa 30 'fIxe2 '~g4 31
fld3 %li8 32 ~d2 ~h6) 27 ... nf2 28
1!fxf2'irxfl 29 lñxa8 'ilf3+ 30 g2 'iVxb3
31 Axd6 iVc3!, con ventaja negra (análisis
de Smirin).
21 ._
g4
22 l¿)c4
na6
23 ~h1
23 lLld2 /t)h7!? 24lLxa6 bxa6, con juego confuso.
23 •••
~h7!
24 fxg4
24 l[} b6 n xb6! 25 axb5 lLl xg2! 26
c¡,xg2 'iffh427 nhlli)g5, y las amenazas
negras sonimportantes.
(Ver diagrama 512.)
n
n
24 •••
25 ~xg2
26 ~h1
li)xg2!
hxg4
26 .i.xg4 'iWg5 27 h3 f3+ (27 ... liJf628
~xf2 il.xg4 29 hxg4 il.h6! 30
lIhllüf6, Yahora, según Srnirin, las blancas deben perder en todas las variantes
(siendo las más significativas las que parten de 31 ~fl, 31 "'d3 Y31 ~el). Por
n gl) 28
ejemplo: 31 'iWd3 lñxg4+ 32 <¡f;el iVf4! 33
'iWf1 12+ 34 \t»dl n e8 35 n xh6 fixh6, y
no hay defensa contra la amenaza ... .tI xc4,
que supone cubrir el doble en e3.
26 •••
~h4
Una típica entrada de dama en estos
esquemas indios-de-rey. Cuando, en estas
formaciones, el ataque a la bayoneta tiene
visos de éxito, de un modo u otro, la dama
negra siempre llega a este punto para culminarlo (véanse partidas de Geller, Todorcevic, Kasparov y demás especialistas
en la India de Rey, con negras, para comprobarlo).
27 lfJd2
27 fl a2 g3 28
iLf3 lLlg5, y el ataque negro progresa.
(Ver diagrama 513.)
27 .••
tlJg5!
El caballo se suma al ataque y, naturalmente, es impensable la captura de la torre en aó, prescindiendo. voluntariamente
de una importante pieza defensora.
·252
EL ATAQUE EN AJEDREZ
28 J:tgl
29 na
30 ~el
~h3
nf6!
Siempre hay que verificar la captura en
a6:30 ~)(a6 bxa6 31 'ifa4 g3 32 tLlf3 'tWh5
33 l:[a2 ~g4 (Smirin), y el ataque negro
sería fortísimo, aunque el alejamiento de
la dama blanca del foco de la acción no estaría muy justificado.
30 •.•
\i'h5
31 t1cl
J:[h6
32 lDcl!
La mejor opción defensiva, y hay que
concederle crédito al jovencísmo Teimur
Radjabov por haberla encontrado) en serios apuros de tiempo.
f!aS
32 ..•
33 l¡jf2
f3
33 ... liJg5? sería aquí un grave error.
por 34 1Ixc8+! n xc8 35 ll\xg4, y el entramado defensivo se sostiene.
34 lDxh3
'ifxh3
35 na
. (Ver diagrama 514.)
35 .:
38 lLxd6?
.Error de cálculo (¿o de concepto?).
blancas no est~ en condiciones de
contraatacar. Con 38 I1g1 seguía habiendo lucha. si bien el mando de la partida sería de las negras.
38 ..•
ltxd6
39· ~g5
¡Vd7
40 l~g4
Las
g3!
tD xt3
g><f2
37 ~xf2
I1g6
Es el momento de hacer balance. Las
36
que. pero las negras tienen calidad de ventaja y posición superior. Ahora el juego
entra en una fase técnica
')lancas han sabido salir indemnes del ata-
40 ••.
'ile7!
No 40· ... ~xg4?, por 41 'fJJf7+ ~hH
42 ~e8+ ~f8 43 \Wxf8++.
41~xc8 \VHxgS 421Igl 'i'tf6 43 iLf5
ATAQUE AL ENROQUE
1t xa5 44 'iW c2 11 08 45 fi' c7 b5 46 'tWb7
JI ad8. 47 'iY xb5 11 b6 48 1W eS 11 db8 49
~g6 'i'xg6 50 .txg6 :lxg6 51 lic2 .th6
52 h4 lIrs 53 1Wc4 :f4 54 d6+ ~h8 55
1Wc8+ l:tg8 56 ~h3 lixe4 (0..1).
Una partida muy representativa del
peligro que contiene el ataque a la bayoneta contra el enroque, cuando las blancas
no imprimen un carácter enérgico a sus
acciones en el flanco de dama.
136
Korchnoi - Ye Jiangchuan
Match Suiza - China
Olimpiada de Novi Sad 1990
Últimajugada: 11 f2-f3
11 ..•
12
Aa
14 ..•
1S ll)c3
253
a6
h5
16 'ithl?I
Según I~ °teoría, la jugada generahnente aceptada como mejor es 16 cs. Korchnoí sin duda lo sabía, y si decidi6 reemplazarla, sus razones tendría. Pero nosotros
no las conocemos.
16 __
li)f6
El caballo deja su puesto provisional
para ocupar su verdadera función: participar en el ataque al rey contrario, cuya primera misión es apoyar la ruptura ...g5-g4.
17 es
g4
Con esta posición queda perfectamente reflejada la estrategia de ambos bandos
en la India de Rey clásica.
18 cxb6
cxb6
19 ·rIel
Ahora la principal baza de las blancas
es la columna e y las posibles invasiones
por ella (c7, c6). Por otro lado, las negras
tienen debilidades en dó, b6 Ya6. La cuestión es: ¿cómo lograrán arreglárselas para
compensar esos defectos de su posición,
creando amenazas al rey blanco?
f4
g5
13 liJb5
b6
14 b4
Inicia los preparativos para realizar la
ruptura temática c4-c5.En el sistema clásico de la Defensa India de Rey, todo el núcleo del juego giraen tomo al ataque posicional de las blancas en el ala de dama, al
tiempo que las negras lanzan el suyo a la
hayoneta en el de rey.
19 ••.
g3!
¡Máxima tensión! Este radical avance
abre líneas contra el enroque blanco. N9
254
EL ATAQUE EN AJEDREZ
servía 19 ... l¿)g6? t por 20 li)a4 1I b8 21
24
~xb5
ll)b5
~xb6
2S Wxh2
l¿)g3
n xb6 22
11 xc8! 'iYxc8 23 ~xb6,
COD peón de ventaja y dos contra uno en el
26 :tgl
flanco de dama.
20 ~gl
Rehusar el sacrificio de pe6n 'es admitir que a las blancas no les gustan las posiciones resultantes, complejas, desde luego,
y difíciles de analizar. El arguinento contra el hecho de no aceptarlo es que esta
posición no es menos incómoda para su
causa.
Después de 20 hxg3 fxg3 21 Axg3
lLlg6 22 R.f2 h4 23 ~a4 11 b8 24 lDxb6
11xb6 25 xc8 'ii'xc8 26 .i.xb6lLlh5 y está
n
prácticamente fuera del alcance del ser
humano decidir qué pasará aquí.
20 •.•
21 ~f2
gxb2
h4!
21 ... lb g6? 22 l¿) a 4 +- (Y e Jian gchuan). Si 22 ... l:lb8, sigue 23 ~xb6, con
la idea ya mencionada, 23 ... n xb6 24
xc8 'fi'xc8 25 .i.xb6, cuando el ataque
en el ala de rey parece estancado y las negras no podrán defender su pe6n a6, cuando sea atacado con 'iYa4(d3).
22 ll)a4
%:r.b8
23 b5
Mientras el caballo siga en e7, la combinación anterior no funciona. Este avance es para impedir que las negras jueguen
...b6-b5, expulsando al caballo y reanudando acciones en el flanco opuesto.
23 •••
axb5
23 0_' lDh5 24 bxa6 (24 ~xh2 ~g3 25
gOL ~"d7 26 ll) c3 a5) 24 .. ~ III g3+ 25
~x -~_.. ild7 26 a7"llb7 27ll)xb6l2)xf1+ 28
n
n
~X.lJ. ~~. -a (28 .: 1:1 xb6 29 a8~ \Wxa8 30
Axb6) 29 a4 .i.e8 30 'iVb3, las blancas tienen su peón pasado en el flanco de dama y
las negras calidad, pero también el peón
débil de d6. El juego puede evaluarse como favorable a las blancas.
518
26, •••
~g6!
Ahora sí llegó el momento de que este
caballo entre en acción.
27; ~d3
Se dirige al puesto avanzado de c6.
27 •••
~h7
Era precipitado 27 ... h3?! 28 gxh3
'iVh4? 29 "l%xc8t %1fxc8 30 ~d7 ±.
28: ltJb4
h3!
29i nxc8
29 gxh3 IX h8 (ésta era la idea de 27
... ~ h7) ~O 11 xcS, que revierte a la partida. Pero .si las blancas no quieren desprenderse de la calidad, y juegan 30
i.~g3, después de 30 ... fxg3+ 31 n xg3
~b6 32 f4 exf4 33 rlgl f3 34 ¡Yxf3 gf8
3S¡fh5 i;)f4 36 ¡fdllLlxh3 + (Ye Jiang-
chuan), :
29 _.
30 gxh3
1txc8
%lbS
31 "Axb6
31 l¿) c6 'iVh4 32 ltl xb6 ~xh3+ 33
c¡f;)(h3 ~g8+ 34 rlt»g2 (pero no 34 ~g4??,
por 34 ... 1:[h4+ 35 c¡t g5 fJ;f7 36 tI xg3
1:[xc637 Axc6 iLf6+ 38 Wf5 t:¡je7++) 34
... ti)h4+ 35 ~ h3 lllg6+, y tablas.
ATAQUE AL ENROQUE
31 •••
255
'fIJe7
32 li)d3.
519
32 ...
%IbS!
Sin cegarse con el ataque a ultranza, el
GM chino especula con la posici6n de las
piezas blancas en el flanco de dama, sin
descartar alguna combinación basada en
un eventual sacrificio de calidad.
33 .too
~g8
34 t[)f2?1
•••
34 .in cbf71 35 i.xg3 fxg3+ 36 l:txg3
.í\h637 :lg4 JU4+ 38 ~g2 %lh? 39 lLlc3
n bh8, con importante ventaja negra (GM
Liu Wenche).
34 •••
lLlh4
35 ¡Vd3
~f7?!
35 .~. 'f!Ifl!~ para seguir con ... 1Wh5, y si
36 n el, 36 .i.f637 11 c3 1th7!.
oo •
36 1%c1?
36 :1bl 'ft'g5 37 l¿}g4 ¡fh5 38
liJhf5 39li)f2liJe3! -+.
(Ver diagrama 520.)
~ gl
36 •.•
nxb6!
Ye devuelve la calidad para presionar
sobre esta pieza extraviada, que sólo puede defenderse dos veces, con tres piezas,
ganando así un material decisivo.
'fIJa7
37 lüxb6
38 ¡j'b3
rIb8
39 nbl
~f6
Este juego de acoso sobre la pieza clavada resulta definitivo,
40 'ifb4
Esto equivale a rendirse, y Korchnoi
debería haberlo hecho. La tenacidad está
bien s610 hasta cierto punto. No está justificada a tan alto nivel, cuando carece de
fundamento.
40 ••• liJxf3+ 41 ~g2 ll:\h4+ 42 \f;gl
~d8 43 'tWxd6 tI xb6 44 'i'ie6+ cbg7 45
n xb6 'iVxb6 46 'tWd7+ ~h6 47 ¡fe6+ li)g6
48 ~g2 et1g7 49 'iWd7+ JLe7 50 d6 liJh4+
51 rj;gl 'tibl+ 52 flt>b2li)fi+.
Las blancas se rindieron.
Después de 53 e;PglliJe3+ 54 ~dl (54
~h2 /i)f3++), es mate: 54 ... 'iYxdl+ 55
~f2 'iWfl ++.
Una partida modélica, tanto como
ejemplo de la conducción del ataque negro en la India de Rey, Variante Clásica,
como del ataque a la bayoneta en general.
3.6 LA RUPTURA CENTRAL EXPANSIVA
En posiciones especialmente tensas o cargadas de dinamismo, el avance de un peón
en el centro puede dinarrútar las compuer-
256
EL ATAQUE EN AJEDREZ
tas que llevan hasta el enroque. 'Hay numerosos casos de ruptura, en distintos
puntos, que desatan la fuerza que contiene la posición, como una onda expansiva
que se transmite al ataque que se inicia, o
que ya está en marcha,
El avance de un peón central, que
irrumpe eri una casilla en teoría protegida
por el rival, puede trastocar las conexiones
entre piezas, activando de forma sorprendente el juego propio. Las formaciones
con peones colgantes propician, con frecuencia, ese tipo de avance (véanse partidas Vistaneckis - Guimard y Spassky Tal, comentadas a continuación).
En otros casos, como en las formaciones tipo Benoni, el avance e4-e5 por parte
de las blancas desata un increíble dinamismo, pues de paso que abre una crisis en el
campo negro, la expansión no es s610 latente, sino también física. Por ejemplo: se
habilita la casilla e4, como excelente base
de operaciones de asalto para un caballo.
137
Vistaneckis - Guimard
Olimpiada de Estocolmo 1937
organización no editó boletines y las partidas s610 quedaron en manos de los jugadores, y con el tiempo fueron convirtiéndose en material de coleccionismo. Ahora
muchas de ellas se han recuperado y se encuentran en las bases de datos.
Última jugada:15 'ifd3-d4
521
15
~e6
16 'ikd3
En esta posición, con pe6n d aislado, hay un elemento atípico: el caballo
de e6. Esto, sumado al contacto de dos
piezas negras con el caballo blanco de
c3, propicia. una ruptura central ganaCarlos Guimard fue un gran maestro argentino, que ganó el campeonato de su
país en tres ocasiones (1947, 1949 Y1953),
al que defendió en cuatro Olimpiadas.
El maestro lituano Izak Vistaneckis
fue, hasta hace poco, el decano del ajedrez
mundial. En los años ochenta había emigrado a Israel, donde falleció en 2001, tras
haber cumplido los noventa años. Una vida plena de ajedrez.
Sobre la Olimpiada de Estocolmo escribió un bonito libro el autor inglés William Cozens, The Lost OIympiad (La
Olímpiada perdida). Perdida, porque la
"dora.
16 •..
d4!
17 ·~a4
17lj)xd4 (17 exd4? li)f4 gana pieza) 17
... ll)xd4 18 ilxd4 (18 exd4 ~xc3 19 Axc3
I:lxc3 20 'Wxc3 'iVxe2) 18 ... l:t fd8, Yel caballo de c3 está perdido.
17 •••
J¡e4
18 'iVb5
Única.
0Ier diagrama 522.)
18 ...
a6!
Ahora, las negras ganan la dama, si és-
ATAQUE AL ENROQUE
522
ta toma cualquiera de los dos peones (a6 J
b6).
19 'i'xa6
...
Si 19 'ifxb6?, 19 ... n c6. En caso de 19
'*feS, sigue 19 ... Ad6, y para evitar la pérdida de la dama.Jas blancas deberán entregar pieza (20 ~a3 ~xa3), lo que haría
inútil toda resistencia ulterior.
19 _.
20 'i'bS
21 iVxb6
.
na8
naS
l¿)d7
De esta forma se consuma la brillante
maniobra de caza y captura de la dama
blanca.
22 VxaS
Axa5
23 IIIxd4
ti) xd4
24 llxd4
Vistaneckis tiene torre y tres peones
por la dama, lo que es insuficiente, porque
las piezas negras son muy activas.
24
25
26
27
•••
l1fd1
l¿)c3
rId6
28 liJxe4
l¿)f6
h5
i.b6
s.a
li)xe4
29 116d5
(Ver diagrama 523.)
29 •••
Jl.xh2+!
Un sacrificio temático.
257
ID
...
30 ~n
30 ~xh2 Wh4+ 31 ~g.l 'iYxf2+ .32
~hl 'fNxe2.
30 •••
~h4
31 IIf5
~f4!
Una bonita jugada de obstrucción (tapona la defensa de f2) y liberación de líneas (amenaza mate en hl).
Las blancas abandonaron.
138
Lalic - Marin
Torneo RUtan Cup
Estocolmo 5.1.2002
Última jugada: 15 ... li:Ja8-c7
q::
En estas posiciones
Moderna, en las
fa Defensa Benoni
ma~oría de peones e as blancas tienen
yoria
móvil) • e1 tema
n el centro (una maca
nte
ncede ventaja d
. ~ue normalm
la ruptura e4-e5 ;finitiva a las blanc:s
de cad.a caso
como siempr::
que el Jugador la efectú y del acierto con
18 eS!
e.
La ruptura tí .
...
va aqID,, por la situa
pIca, '6
especialmente efectien e7 y del caballo ~ n de la dama ne a
zoncillos
en d6 ' o cuando
n c7 (eventuales calgr
d5
d6
anancia
de
ti.
'
avance
_ con gananci
menos
18 •.•
empo).
La opción má
. lDfe8
fxe5
~ xe5 sería entr
s pasiva . 18 '" dxe5 19
.
Juego más .
ar al trapo
21 'ik
ViVO. Despué d
' con un
xh5 tD xh5 22
s e 20 lDc4 'MI5
24 ~e3..tf8 25
tDb6 Itd8 23 ~ 5
27 g4 tDh
lDxd7 l% xd7 26
g f6
claro do
lDe4, las blancas e' c4 tDe8
IDlDlO de la posi .,
jercen un
cion,
19 e6!
20 dxe6
fxe6
c~nc:~::de,
~7 ~
~
bilidades
..
abrir Iíne que la posición
les ofr
U
as en el centr
ece para
n método justificad o y flanco de re
yor parte de las fu o, puesto que la y.
tran e
erzas ne
man el flanco de d
grasse encuen
21
ama.
-
22
23
24
~g4
~xf5
tDdS
sn
gxfS
iLg6
25 0'i!Vxd5+
lDxd5
26 ..txg6
'it;>h8
26 '" hxg6 27 ..t
29 ~f6! (con la · g5 tDc7 28 ~d2 ~
blancas ganan amenaza 30 ¡Vh6+) le6
27iLd2
,y as
~e2
28 ~f5
29 g4
30 'iWf3
31, gS
'i/fxg4
V:!VhS
lüf6
~4
~h5
Lalic ha abe
ierto :d idiAxe6
en el centro p
eci idamente Iín
dad d e sus pie
,ara
.
zas. explotar 1a mayor aCtieas
Vi-
32 'iVg4!
Si 32 ... \WI
wxg4, 33
-- gana pieza.
A xg4,
ATAQUE AL ENROQUE
139
Penrose - Tal
Match Inglaterra - URSS
Olimpiada de Leipzig 8.11.1960
Esta partida tuvo una fuerte repercusión
en los medios técnicos y un extraordinario
valor simbólico en su momento. En primer lugar, se jugó en la última ronda de la
Olimpiada (Final A J pues por entonces la
Olimpiada se disputaba por liguillas clasificatorias, con fase previa y final). En segundo lugar, Tal se mantenía invicto, con
un magnífico resultado: +8 =6. En tercer
lugar, Tal era, además de p~er tablero
de la URSS, el vigente campe6n del mundo.
última jugada: 18 ... a6xb5
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _-----"527
259
fuerte de las negras en las estructuras modernas de la Benoni.
19 ._
dxe5
20 fS!
El procedimiento correcto, El MI J 0nathan Penrose era un jugador de gran
talento, campeón británico en diez ocasiones y participante 'en nueve olimpiadas, hasta que se retiró para consagrarse
a su profesión, como profesor de psicología.
20 _.
~b7
21 nadll
El peón d es ahora un peón pasado y
no hay por qué quemar las naves.
"21
il.a8
Si 21
f8, 22 f61 iL,h8 (no 22 ...
ii.xf6? 23 .ixc5 'iWxc5 24 'iVxc5 llJxc5 25
n
11 xf6) 23 liJf5L
22 .4Jce4
La casilla e4 es ahora una magnífica
base de operaciones y las blancas se anticipan a la eventual devolución del peón e,
con ...eS-e4.
, 22 ~..
ti)a4
22 ... li)xe4 23 ltJxe4 ~f8 (23 ... l1f8
24 f6 iLh8·25 'ifh4, con absoluto dominio
de la situación) 24 d6 'iYb7 25l¿)c5 ~c6
26 JLe4.
23 il.xa4
También era posible 23 fxg6 fxg6 24
~f7+ ~h8 25 li)g5 ]lf8 26 '\Wxg7+ ~xg7
27 ll) e6+ y 28 ll\ xc?, pero Penrose no
19 eS!
La ruptura temática ideal en este tipo
de posiciones. Con el avance e4-e5 se habilita la casilla e4 para las piezas blancas
(especialmente útil aquí, ante la amenaza
...b5-b4). Por otro lado, tras la respuesta
normal, 19 ... dxe5, la casilla e5 queda inutilizada comopunto fuerte para un caballo
negro. Por último, también bloquea la acción del alfil de g7. la pieza menor más
quiere dejar ningún cabo
23
24 .fxg6
25 fi'f7+
(Ver diagrama 528.)
suelto.
bxa4
fxg6
~h8
26 lDc5!
Las blancas dominan todos los frentes: flanco. de rey, centro, y ahora clavada del-caballo d7, lo que inmovilizan a
260
EL ATAQUE EN AJEDREZ
29 ~b6! (+-)
29 ... a330 lLl xc4
30 lLlxc4
ttb3
II c2 31 ~ b6, etc.
nd8
lId
31 d6
32 1:[ el
n xcI
32 ... e4 33 xc3 Axc3 34 : ai .i.f6
35 ~b6 Itd7 36 .iLc7, para seguir con
37lL1b6.
n
33 nxcl
.id5
34 lDb6
~b3
35 ~e4
h6
36 d7
Af8
37
JJ..e7
38 lüc5
Ah4
39 g3
Tal se rindió. Una victoria apabullante,
en toda la línea.
nc8
éste y a la dama negra. La partida está
prácticamente perdida para el campeón
mundial.
26 •••
~a7t?
Se ha criticado esta jugada de Tal, sugiriendo en su lugar 26 ... 'ilxc5!, pero después de 27 ..txcS li)xc5 28 'fIa7 (6 28 d6),
la situación de las negras es desesperada.
~
Tampoco sirve 26 ... bd8, por 27
n
140
Short - Ni Hua
Pekín 2003
ltJe6.
27 'itxd7
¡Vxd7
28 lbxd7
Itxb2
Resulta que la elección de Tal probablemente es la mejor) pues le permite especular con sus peones pasados del ala de
Últimas jugadas: 18 ... JLg5xc119 '1:. al xcl
dama, en UD intento por contrarrestar la
pieza.
En esta posición, derivada de una Siciliana Sveshnikov, las negras tienen un
centro de peones móviles, lo que significa
dinamismo latente.
19 ._
e4!
ATAQUE AL ENROQUE
En este tipo de posiciones, ...f4 sería
una mala jugada (aunque la batería 'if+i.
no estuviese atacando h7), pues dejaría las
casillas. blancas totalmente en manos. del
primer jugador y, en particular, la casilla
e4 se convertiría en una base de operaciones de primera magnitud.
20 fxe4
f4
, Compárese esta operación con la que
Penrose realiza en la partida anterior (19
eS, 20:5) y se comprenderá que es exactamente la misma idea, con la diferencia
cualitativa a favor de ésta: que al haber
desaparecido el peón f blanco, las negras,
además del punto fuerte (eS.) para su caballo, han obtenido un pe6n pasado en f4.
21 liJe2
261
Las blancas tienen que reaccionar, pe-
ro las amenazas negras en el flanco de rey
son cualitativamente superiores.
26 .•••
bxc5
27 bxc5
dxc5
28 h3
l%af8I
29 na
...
Si 29 "ifh2, 29 ... 'fi'xg5 30 hxg4 li)xg4
31 'ifh3 l:[f6-+.
29 .••
'iibS
30 1Wc3
30 ~h2 'ith4!, amenazando 31 ...
~xh3 32 l¿)xh3 llJg4+,etc.
30 __
~xh3
31 ltlxh3
31 ...
li)g4!
Sellando ventaja decisiva. Si 31 ...
21 ....
DI
Un peón pasado en sexta, en el sector .
del rey contrario, no s6lo es un peón pasa(lo) sino que pasa a ser también un factor
táctico.
22 'iWd2
lijeS?
Una laguna. Mejor era 22 ... f2! 23 'iVe3
4\c5 24 g5 'iWf3+ 25 'ii'xf3 %:[ xf3 +.
23 g5
'ilg6
24 lL1g1
~g4
25 .ibl
26 eS
l:lf7
\i'xh3+,32 l:th2 'iYg3 +.
32 h2lDxh2 33 ~xh2 f2 34 ~d3 11 f3
ss l:txc3 36 l1xc3 Wd137 ~g21Wg4+
38 ~h2 'iVxe439 I1xc5 'iVd440 J:tc6 (1-0).
40 ... 'iVe5+ 41 ~g2 'iVxd5+. Un considerable escarmiento asiático para Short.
n
sn
262
EL ATAQUE EN AJEDREZ
141
Spassky - Tal
Tallinn1973
Últimajugada: 14 iLP.-e2
"___
--'534
Por otro lado, si 20 ... Axal 21 It xal
'+i'b6 (21 ... 'iWc3? 22 'iYd8+ ~h7 23 ~e4+)
22 : el lt xa2 23 1!Vf4, con ligera ventaja
Tal ha sacrificado dos peones en la
apertura (uno de los cuales está muerto) y
es más que probable que Spassky contase
con 14 ... Axa6 15 0-0, con una vida más o
menos "confortable" para él Pero el GM
letón no estaba por la labor de hacerle la
vida fácil...
14 _
d4!
Una rupturaque no se puede desatender.
15 exd4
U xf3!
Directamente conectada con la anterior. Hay que apreciar la visión de Tal en
su justa medida, que es mucha.
16 .1xO
cxd4
17 O-O
dxc3
18 bxc3
..txc3
19 W'd6
:.xa6
'20 Jlxc6
.
(Ver diagrama 534.)
blanca.
20 •.•
Ab4!
De esta forma, sin embargo, la dama
debe alej me de su alfil.
21 , . 8
n xc6
22 ttacl
y
24 .'iVb3
••.•
. No servía 24 :fcl, por 24
l ••
Axf2+!.
Ahí está ei detalle.
24 .•••
Ahora las tentativas de explotar la clavada del alfil fallan. Por ejemplo: 20 ...
jL b7? 21 'Wb8+; 20 ... 'it'b6 21
ael!
n
'iWxc6 22 'i'xc6 ltxc6 23 nc2 +-.
~c5
Tal prefiere conservar todas sus piezas,
pata crear posibilidades de ataque como
fuerza conjunta. La reducción del material
reduciría sus posibilidades.
23 ; l%c2
.EI tema de la clavada sobre la columna
e la octava fila son los detalles tácticos
COIl que Spassky especula para sobrevivir.
23 !...
~a4!
Una buena jugada polivalente: amplía
el radío de acción de la dama, protege la
torre y ataca la blanca de e2. Además, hay
otro detalle. .
~.
1»'f4
25 ;'ifg3?
Error decisivo. La única opción de las
blancas pasaba por 25 'iWf3, aunque después de 25 ... "fi'xf3 26 gxf3 eS 27 Whl (27
ATAQUE AL ENROQUE
:fcl 1:tg6+28 ~hl Jl.b7!) 27 ... .ab728
nbl (28 llfcl Itg6 es la posición de antes) 28 ... l1b629 1txb6 ~xf3+ 30 ~gl
Axb6, las negras tienen. clara ventaja. Sin
embargo, las blancas retienen posibilidades defensivas en este final, debido al
peón pasado a.
25 •••
~f5!
263
igual de latente sigue estando la amenaza
de desclavada, con el sacrificio del alfil en
f2.
29 g3
. Si 29 'fi'xe6+, 29 ...
imparables.
nn, con amenazas
26 Ilfcl
Como podemos ver, el tema de la clavada en la columna se mantiene durante
toda la partida.
26 __
.ib7!
Parece que esta jugada se le escapó a
Spassky, o tal vez pensó que DO era posible, por 27 W'b8+, etc,
.
27 ¡VD
...
Si 271i'b8+ ~h7 28 'ií'xb7 1Lxf2+!, ganando.
t..
27
'fi'g5
28 Wb3
28 h3 : c7 291'1g4 _e5, con la amenaza de alejar a la dama blanca, con ...h5.
28 •••
%le?
Las piezas negras han quedado magníficamente enfiladas hacia el enroque blan-
29 __
~)(fl+!!
30 ~xf2
'iYf6+
31 ~el
_.
31 wgl? ~d4+ 32 ~fl l:tf7+, con ataque ganador.
31 __
32
Wn
~e5+
...
32 Wdl 'fi'd4+33 ~el We4+,y la torre
entra en acción por las columnas d ó f según a donde vaya el rey.
32 •••
.1l.a6+
33 ~gl
'iVd4+
34 ~g2
(Ver diagrama 537.)
J
34 ...
35 c1Jgl
35 ~ h3 n xc2 36
1t.fl+) 36 ... ~f1+.
~e4+!
n xc2 (36
35 •••
~b7
co. Sigueexistiendo el problema de la clavada en la columna c, pero las blancas
36 h4
37 .~f2
¡Yhl+
ntl+
deberán tener mucho cuidado, porque
38 et»e2
°'iVe4+
'iN xc2
264
EL ATAQUE EN AJEDREZ
cando a continuación, sin temer la falta
de su pe6n g.
14 gSI'l
537
Spassky se rindió. Si 39 ~e3, 39 .,
iLa6+ 40 c¡1;>d2 tld7+. Esta partida fue
premiada como la mejor del período por
el jurado de Informator.
142
Jolmov señala como menos efectiva la
línea 14 li)de2 c;t>h8 15 lL\f4 I1g8 16 %lgl
dS, con buen contrajuego para las negras.
Sin embargo, parece más convincente
141Wh6 ~h815·.g5 Ag816 g6 fxg617 fxe6
~b7 18 /t}d5 ..axd5 19 exd5 f5! 20 $.g2
..tf6, aunque la posición no es del todo
clara
14 ._
b4?
Esto es un error. Había que jugar 14 ...
fxg5 15 fxe6 fxe6 16 li)xe6 'iYd7 17 lbd5
~xe6 18 'ilxe6+ Axe6 19 l¡jxe7+ rJ;f7
20 li)f5 .1txf5 21 exff cJiJe7 22 .i.g2, con
aproximada igualdad.
15 ·gxf6
Axf6
16 "J:[gl+
~h8
17 'iYh6
'fIJe7
JoImov - Bronstein
32.0 Campeonato de la URSS
Kiev 23.1.965
Última jugada: 13 ... O-O
539
A estas:alturas JoJm.ov estaba convencido de la superioridad blanca y pensó 38
minutos antes de jugar...
. Esta posición procede de la Variante
Najdorf (con 6 .i.g5). Al cambio de piezas en f6, las negras han respondido con
una captura marginal (11 ... gxf6), enro-
.
18 ~c6!!
.Una formidable jugada de desviación, que tiene por objeto liberar la casilla e4 para el otro caballo. Se trata de un
procedimiento deductivo a la inversa. El
jugador experto piensa: "si tuviese un
ATAQUE AL ENROQUE
caballo en e4 la partida estaría ganada ...''.
18
l¿)xc6 .
. 19 eSI
,
Aquí tenemos ante la ruptura central
expansiva, aunque ha venido precedida de
una combinación. El caballo superviviente,
atacado desde la jugada 14, va a resultar la
pieza decisiva. Pero eso habrá sido posible
gracias a los sacrificios de sus camaradas.
Si 19 %1d3, 19 ... ~g5+ 20 llxg5 f6, y
las negras resisten.
19 •••
~g5+?!
No era la mejor defensa. Veamos las
alternativas:
(a) 19 ... dxe5? 20 lLle4 .!tg5+ 21lf)xg5
f6 22lbxh7-1-.
Ha
(b) 19 ... .1lxe5 20 f6f ..txf6 21
~d3
i.g5+ 22' n xg5 f51 23 n dgl! n a7 24
lLle2! lDe5 25 lbf4 ±.
(c) 19 ... li)xe51? 20 lLle4lüg6! 21 tLlxf6
'ffxf6 '22 fxg6 'ifg7! 23 'iHxg7+ eJ;; xg7
24 gxf7+ c:;xU25 1:txd6 ± (JoImov).
20 ':xg5
f6
21 exd6
ti17
22 I1g3
bxc3
23 •••
265
cxb2+
24 rJilbl
/t)d8
Aquí había otras posibilidades, pero
todas ellas .perdedoras. Por ejemplo:
(a) 24 ... 11 g8 25 %1 xg8+ \i'xgB 26 at
.axd727 llxd7 fi'gl+ 28 ~xb2 l:Ib8+
29 .i.b3 -f-.
.
(b) 24 ... n e8 25 d7! .txd7 26 l:t xd7
~ e7 27 ~ xe6 'ti'f8 28
g8+ 'ir xg8
29 ~xg8 I1xd7 30 Ad5f +- (Jolmov).
(e) 24 ... 11 d8 25 fxe6 lWf8 26 e7
lj) xe7 27 'iWxf8+ n xf8 28 dxe7 l:t e8
29 ttd8 +-.
25 l1dgl?1
Un paso en falso. Las blancas ganaban
rápidamente con 25 d7! Axd726 lIdgl,
para seguir con lIg7.
25 ...
na7
n
541
26 d7!
nxd7
llJxe6
27 fxe6
28' ~xe6
1Id1+
Jugada única.
29 lIxd1
Axe6
30 ~xb2
lIb8
Si 30 ... Jlxa2,31 nd7 .rlb8+32 ~a3'!,
ganando.
23 .i.c4! (+-) •..
23 SLe2 nd8! 24 :dgl11a7 25 ~h5
~f8,
con posición confusa.
'
31 ~al
32
11 gd3!
Si 32 ... Itg8,33 lId?
~xa2
'fIle7
266
EL ATAQUE EN AJEDREZ
33 ~xa2
'il'e6+
34 nb3
Bronstein se rindi6.
Quién diría que Jolmov era un jugador
ultrasólido, un maestro de la defensa. Parece que los papeles estuviesen cambiados
y que las blancas hubiesen sido conducidas por Bronstein.
Al lector puede causarle cierta extrañeza esta posición. Sí, ambos bandos han
enrocado largo. Pero el ataque al enroque
(sea cual fuere) es tema de este capítulo.
20 _.
a5!?
Esto revela planes de ataque del tipo
...bS, ...~b7) ...11a8, ...a5-a4xb3.
21 a4
\
lZ)d4
22 tñxd4
cxd4
23 ~xaS
3.7
Una decisión bastante arriesgada.
ATAQUES ATÍPICOS
El título de esta sección no requiere demasiadas explicaciones, y aunque no es lo
bastante descriptivo, el lector puede. imaginar que se incluyen aquí los ataques
que no encajan en ninguna de las categorías anteriores, o bien que debido a la
existencia de diversos elementos, o por
una especial originalidad en la conducción del ataque, merecen una catalogación diferente.
143
Cao Sang - Almási
Campeonato de Hungría
H~viz 16.5.2003
Última jugada: 20 'fIe2-p
. 23. •••
rl;d7!
;Lógic~ ajedrecística en su forma pura:
nada amenaza aquí al rey negro, que deja
paso a las torres para que lancen su ataque
en las columnas a y b, Un hecho facilitado
por el avance debilitador a4 de las blancas,
que ahora tienen una pieza extraviada en
aS.
24 ~b2
na8
25 'i'el
1.:[gb8!
Ahora. se percibe que la ruptura ...b7b5 es inevitable y la ofensiva de todo el
potencial negro concentrado sobre el rey
enemigo, He juega casi por sí sola.
25 ... b6 26 .i2.d2 1:[xa4 recuperaría el
peón, pero eso no es lo que' buscaba AImásí, porque el material se aligeraría (27
Ital).
ATAQUE AL ENROQUE
26 l2)f5
~f8
27 ~d2
b5!
También aquí, si 27 ... lt xa4, 28
2885
n al.
eS
Plantea la muy molesta amenaza ...cs-
c4.
29 rlal
30 ll.b4
c4
c3+
31 ~xc3
31 _.
:te8!
Una magnífica intermedia. Si 31 ...
dxc3+ 32 'iYxc3 ..ta3+ 33 ~bl, a pesar de
la pieza extra no es fácil penetrar en la fortaleza del rey blanco. Con muy buen crite-
rio, el GM húngaro busca hacer verdadero
daño.
32 Axd4
exd4!
Mejor, mucho mejor que ganar la dama, con 32 ... n xc2+ 33 ..t;xc2 'ti'xb3+ 34
et> d2 ..i. b4+ 35 ~ e3 .i.. xel 36 hxel
exd4+ 37 l¿)xd4 li'b4 38 eb1 ¡Ve5 39
D.xb5 'ilc3, y las blancas siguen jugando.
33 "iVd2
Si 33 ~xd4, 33 ... 'iYe5 34 ¡Ve3 lLc5
n
35 c3 M, Ylas negras ganan.
33 •••
34 b4
¡feS
35 f4
'it'c7
36 ¡fa
l1e8
1Ic3
n
267
Era mejor 36 ... llc8.
37 lIhe!
. Caso de 37 ll)xd4 ~xb4 38lfJxb5 lWc6
39 fib6 l1xc2+ 40 ~bl ~a2+ 41 nxa2
'iWxb6 42 axb6 tl axa2-+.
37 •..
lIc8
38 eS
~xb4
39 exf6
gxf6
40 lbxd4
¡VeS
41 ~bl
41 •••
1:[b3+!
Un bonito remate.
Las blancas abandonaron.
268
EL ATAQUE EN AJEDREZ
144
Anand - Piket
Torneo Coros
Wijk aan Zee 26.1.2001
zan con encerrar al otro (f4-f5). Según
Anand, "era obligado 16 ... li)a6!".
17 ...
.teS
17 ... &¡Jd7? 18 h3 .th5 19 g4.
18 'iVg3
Última jugada: 14 ... JLd6-c7
La dama blanca se sitúa en la plataforma ideal de ataque contra el enroque.
18 ._
b6 .
18 ... li:Jd7 19 lLlf5 'iff6 20 1:[ el li)f8
21 l1e8 Axf5 22 nxa8 +-.
·19 lle1
bxc5
20 dxc5
¡ViS
21 i.e3
También parece ganar 21 lL'lg6! fxg6
22 'iWxg6 ~d7 23 'ifh7+ et>f7 24 Ag6+
C;;f6 y ahora, tanto 25 Ae3 como 25 g4 deben decidir.
21 •••
lL\a6
Si 21 ....l¿)d7, 22 Ad4, con la amenaza
23 %teS.
Las negras aún no han completado el
", desarrollo y se encuentran en una posición
muy incómoda, como pondrá de relieve
Anand.
15 ·ll)h41
Una jugada muy interesante, basada
en que las piezas negras se estorban unas a
otras, y en el factor ya mencionado: el caballo de dama aún no se ha desarrollado
(y de hacerse, tendrá que ser por a6), ni
tampoco la torre de a8. De este modo, se
impide el cambio, c~n otro propósito aún
más firme.
15 ...
h6
16 ..id2
'iVd8
16 .r. l2)a617 'iVbl (17 f4 1:1 e8 18 ¡fg3
Ad8! =) 17 ... neB,"cuando, según
Anand, 18 g3 es mejor que 18 f3 'fIJe?
19 g3 ~c8.
17 f4! .
Ésta era la idea. Las blancas ganan espacio en el flanco de rey, neutralizan la acción del alfil de casillas negras, .Y amena-
22 1d4!
Con la amenaza mencionada, 23
22 ... .
g5?!
(Ver diagrama 548.)
neS.
Parece muy arriesgado, pero lo cierto
es que no se ve defensa alguna. Ellector
habrá observado que no hay signos de
interrogación en las jugadas negras, por,
ATAQUE Al ENROQUE
269
145
Stein - Sokolsky
Semifinal Campeonato URSS
Odesa1960 .
L...-
----I
548
que no se detectan errores evidentes, y
el haber llegado a esta posici6n es consecuencia del juego precedente de apertura.
Es obvio que una jugada tan horrible como 22 ... ~ b77 pierde, por 23
liJf5. También pierden en el acto 22 ...
g6? (23liJxg6) y 2~ ... f6? (23 'fig6). Así
pues...
En cuanto a la textual, amenaza 24 ...
iLxf4, y no sirve 24 ~e5, porque cae el
peón de cS. Anand encuentra una solución original al problema.
23 'ií'f2!
Desclavándose directamente. ¿Qué sucede si las negras toman el caballo? 23 ...
gxh4 24 'i'xh4 f5 (24 ... ..td8 25 *g3+
~g5 26 fxg5) 25 'tWh5, con la doble amenaza 26 'fi'g6+Y26 %te8.
En caso de 23 ... ~xf4, sigue 24 'iYc2
Leonid Stein (1934-1973) fue uno de los
genios del ajedrez del siglo ·xx. Dotado
de un extraordinario talento táctico, en la
década de los sesenta ganó el Campeonato Soviético en tres ocasiones, hazaña sólo reservada a los elegidos. También ganó los grandes torneos internacionales de
Moscú en 1967 y 1971 (empatado con
Karpov). Su prematura desaparición puso un lamentable broche a su impresionante carrera, s610 empañada por sus tropiezos en la lucha por el Campeonato
Mundial.
Últimajugada: 18 ... lj)c5-b7
a-..-..
-----'
549
(amenaza mate en h7) 24 ... ~d8 (24 ... f5
25 ~xf5) 25 .i.h7+ ~f8 26 l1Jg6+ fxg6
27 'iYxg6, y las amenazas de mate son imparables.
.
Tan fuerte es 23 'iVf2.! que Piket se rindió en el acto. ¡Vista de lince la de Anand!
¡Qué forma de captar los resortes tácticos
cisiva.
de la posición!
lL1xh7+) 21l¡)f7+ ~g8 22 liJh6+ cet»h8 23
Ag5! +- 23 ... n xel+ 24 n xel 'tWf825
19 i.xd5!
Una jugada que, por sí sola, resulta de19 __
nad8
Tomar el alfil no era plato de gusto: 19
... exd5 20 'tWxd5+ Wh8 (20 ,.. c¡t>f8?? 21
(jJfl+ ~g8 26ll)d8(eS)+ ~h8 27llJxc6, etc.
270
EL ATAQUE EN AJEDREZ
24 ... 'ii'fH.
25 lldd7
AeS
Si 25 ... iLh8, 26 Axh6 ~c8 27 g4!.
-liJc6
26 iexh6
20 ~xc6!
La combinación se basa en una relación heterogénea de material, muy favorable a las blancas, además de una óptima
coordinaci6n de piezas.
20 •••
1:txd1
21 1:[excll
J:[ b8
22 %Xxa7
En este momento las blancas tienen
l:t+~+1j 8 por la dama contraria, además de otros pluses adicionales inequívocos, como torre en séptima, tres piezas
menores muy activas y la otra torre dominando la columna abierta d. Estas ventajas posicionales o estructurales son más
reveladoras que el equilibrio material o,
dicho de otra forma, precisamente a causa
de éste, tales ventajas inclinan definitivamente la balanza.
También servía 22 ti) xe6! cit h8 23
W'xe6 24 %1 xb7 :1 xb7 25 n d8+
.tí8 26 -id4+ ~g8 27 Axb7, seguido de
n xa7
la inevitable
o: "~..
1'/
n de :
Ad5.
jLg2
liJe4
tDd8
h6
fuerte aún era la inmediata 24
or ejemplo: 24 ... ~h8 25 Af4
nc8 26 liJe4.
¡VfS?1
"--
--'551
27: ng7+!
Un excelente sacrificio de calidad, que
aclara por completo la situación.
27 ".
jLxg7
28 . r1xg7+
~h8
29 .~ nc7!
'Se trata de un ataque doble: por un lado, se amenaza directamente el caballo;
pot otro, algo bastante más serio: 30
JLg7+ wg8 31 l2Jf6+, que obligaría a las
negras a entregar su dama por el caballo.
29 ..•
~e5
Naturaímente, si la dama dejase sin defensa el punto f6, entonces bastaría con 30
~f6, creando una red de mate árabe
(Ah?).
30 .Af4
'iVf5
31l:lxc6
.Después de esto, Sokolsky podría
"abandonar sin remordimientos, pues la
ventaja material de las blancas es ya muy
clara.
31 .,.
3~
h4
33 l:rc7
.rtd8
b5
e5
ATAQUE AL ENROQUE
34 JLg5
3S g4!?
271
146
lld7
Spassky - ArutimIian
Spartakiada de los Sindicatos
Más preciso era 35 1:[e51.
35 ._
'fi'xg4
36 %1c5
'ile2
.
Si36 ... l:tdl+,37 ~b2 'iWf5 (37 ... 'ifd7
Moscú 1965
Última jugada: 25.... iLe7-dB
38 R.h3 'iVb7 39 ..lf6+ ~g8 40 ~e6+ ~f8
41 lIc8+), o bien 36 ... etJg737 nxb5, y las
negras no tienen contrajuego alguno.
37 l:txe5
1i'xb2
38 il.f6+
39 /iJg5
rt>g8
Amenaza 40 Ile8++.
39 __
. 'iVcl+
40 ..in
41 E¡)xf7
42 AgS
9;;xf1
Wxc3
43 11 xb5
44 llb6
1i'al
¡j'd4
l:If7
551
45 nf6+
(1..0).
Si 45 ... ~g7, 46 b5, Yel final no tiene
historia.
26 li)h5!
Este salto marca el inicio del ataque.
Ahora las negras se encuentran ante un
dilema: cambiar el amenazador caballo
quita hierro al ataque, pero también significa prescindir de la pieza defensora clave.
26 •••
lDh7?!
Si 26 ... liJxh5 27 'lixh5, se plantearla
el mismo tema que se produce en la partida.
Pero tal vez fuese mejor la retirada 26
... liJe8, cuando podría seguir 27 ~f3, Yla
línea 27 ... nc3 28 ~c4llJxc4 29 .tI xa8!
~xd2 30 ~dl es perdedora para las negras, pero hay otras opciones defensivas.
27
1Wf3
ltJf8
(Ver diagrama 554.)
28 tIxa5!
..
Un muy curioso sacrificio de calidad,
cuyo objeto es eliminar (o desviar) el alfil
(d8) de la defensa de su rey.
28 •••
.i.xaS
272
EL ATAQUE EN AJEDREZ
'ikxf7 IIffi 34 'Wie7 .tc8 35 'i'xd6
%:1f6 (35 'fIIa7 36 liJf5 ) 36 'iVxe51, y las
blancas ganan.
32 exts
~h8
Lo curioso es que ambas torres negras
están situadas en pistas de despegue (columnas abiertas) y, sin embargo, son totalmente inoperantes.
. S132 ... ll)f6, 33 li)h5 l¡)xh5 34 \i'xh5
~e8 35 Wlg5+ ~h8 36 li)e4 +-.
33 ll\h5
...
A considerar era 33 ~c4. Si 33 f6, no
sirve 33 ... 'fi xd5, por 34 lLlf51 ~xf6 (34 ...
'ifxt3?? 35,fLg7+ ~g8 36lñh6++) 35'iVg3
li)h5 36 iLg7+ c;t.h7 37 l:iJe7+.
33 ...
%lg8
~h8 33
u.
o
.rt xa5, 29 1:[ xa5 ~ xa5 30
el alfil es tabú, pues si 30 ...
gxh6??, 31 'ti'f6, con mate en g7.
29 l1xa5!
[Doble sacrificio de calidad, puesto
que así lo han querido las negras!
29 •••
1:[x85
Si 28 ...
~xh6!, y
34 f6!
(1-0).
n
Si 34 ... naa8, 35 ll.g7+ xg736 fxg7+
~g8 37 J..xh7+ ~xh7 38 iHf7 ~h6
39 ~f6.
.30 i..xh6!
llJh7
gxh6?? 31 'iti'f6.. Si 30 ... r1c3,
31!bf6+! ~b8 32 'ifh5 g6 33 'iVh4 tDh7
34 ~g5 +-.
31 4Jxg7
f5
Una decisión drástica, pero las opcioies eran escasas. Por ejemplo: 31 ... ~h8
~2 ~xf7! nf8 (32 ... jLc6 33 'lfg6) 33 ~e7
~c8 34 'iYxd6 , o bien 31 ... 1[a1+ 32 tflf1
30
o ••
¡El Spassky incontenible de los sesenta!
ATAQUE AL ENROQUE
273
147
Lautier - Markowski
Campeonato de Europa de clubes
Rethymnon (Creta) 1.10.2003
Última jugada: 20 ... O-O
~
Las escaramuzas de la apertura han
llevado a las negras a un enroque debilitado, que a continuación las blancas debilitarán todavía más, y sobre esa perspectiva
basarán su ataque.
21 .slxf4
gxf4
22 'Wcl
.,tg5
23 h4!
Obsérvese la forma en que las blancas
minan las defensas del rey contrario.
23 ,..
.
jLxh4
24 'ifxf4
Ag5
25 'tWg4
~h7
26 ~d6!
Una vez optimizada la posición de la
dama blanca, es el tumo del caballo: la invasión que precede a la fase de táctica
a~llda.
26 ,..
fS
Este avance es propiciado por la imposihilidad de la captura al paso, pero ahora
queda débil e6.
27 'tWh3
Ad5
~558
28 lj)4xf5!
El inicio de un espectacular festín táctico.
28 •••
~b3
29 f4!
Lautier, con muy buen criterio, pisa el
acelerador,
29 .••
Axf4
Si 29 .... i.xd1, 30 fxg5 exíS 31 'iVxh6+
~g8 32 ~c4+,
ganando.
30 .fld4
~gS
Las idas y venidas de este alfil por f4h4-g5 ponen en evidencia la fragilidad con
que se sostiene la pieza defensora del rey
negro.
. Si 30 .... exf5, 31 l:1 ?<f4 ~e6 32 iVe3
entre otras, la amenaza 33 n h4, y
gran ventaja blanca.
31 ng4
exf5
Lautier tenía, aquí, la esperanza de
COD,
que las negras jugasen 31 ... Ad2, contra
lo que tenía preparado no 32 n e2 exf5, sino 32ll)xh61 ~xh6 33 tte3!, con la imparabIe amenaza 341Wxh6+1 y 35 l:th3+t-.
32
11 xgS
lLle4
Caso de 32 ... tt xd6 33 exd6 'fixd6,
sencillamente 34 IX xfS, y no sirve 34 ...
iLe6, por 35 ttxe6! ltJxe6 36 l:txf8 lDxf8
37 'iYd3+! 1Wxd3 38 ~xd3+ y 39 j¿xa6,
con un final ganado.
274
EL ATAQUE EN AJEDREZ
148
Stein - Evans
Interzonal de Amsterdam 1964
Última jugada: 19 ... h7-h6
33 nh51 (+-) \i'c5+
No servía 33 ... 'i#g7, porque el alfil de
b3 está colgando, y aún es más fuerte 34
li)xf5.
34 1:[e3
lüxd6
Algo más tenaz, según Lautier, era 34
... lt.xd635 exd6 rl;g7.
3S l:[xh6+
~gJ
36 tlh7+
~g8
l2)xd5
h~g5
'fi'f3 (ataque doble a
f7yd5) 22· i.e6 23lLlxe6fxe6 24 "ife41, y
37 exd6
Más espectacular era 37 1i'h51 1i'xe3+
38 ~hl, Ysigue mate.
37 •••.
20 lfJd5!
21 exdS
Si 21 rl.xd5, 22
'iVd4
38 l:h4
La dama negra no puede seguir en la
diagonal a7-g1, y si 38 ... 1Wf6 (para impedir el jaque en h8), entonces todo gana,
pero la simple captura de la pieza extraviada (39 n xb3) parece de justicia.
La partida se jugó en el marco del
match :'~·i\.O Chess Club (Francia) vs Polonia Plus Varsovia. El NAO se proclamó
campeen de Europa, integrado' por los
"desconocidos" Alexander Grischuk, Peter Svidler, Michael Adams, Joél Lautier,
Paco Vallejo, Etienne Bacrot y Laurent
Fressinet.
las blancas ganan rápidamente. Si 21 ...
A~g5) 21. Axg5 hxg5 23 dxc6 'iVxc5
24 ,*,xe5 .Q.b7 25 JLe4, seguido de captura
eng5.
22 dxc6
'fixc6
23 'irxeS
Jtb7
24 :~g3
Hay que tener en cuenta la amenaza
de mate sobre g2. Ahora, si 24 SLe4, sigue
24 'ii'f6.
.
\i'f6
24 ~...
(Ver diagrama 561.)
¡ ••
i
25 1:[xe7!
26~xg5
'~xe7
f6
IlaS
27 ..• Itbc8 28 ~xg6+ 'Wig729 'iYxg7+
rJ;)';'g730 na? nd7 31 i.f5, yno está claro
que las blancas ganen después de 31 ...
n a8. Por ejemplo: 32 ~xd7 n xa7 33
27 ·Af4
ATAQUE AL ENROQUE
31 Ji.xf1+!
Si 31 ... ~f8J 32
~g6
275
rJ;xf7
~c5+ rt;xfl
34 'ifxd8.
33 fiJc7+
.
Si 31 ... ~h8?J hay mate en cinco: 32
. 'tWh4+ ¡gil7 33 1Wxf6+ fIIg7 34 'i:\Yxd8+
fif¡Jh735 W'h4+ fi'h6 36 ~xb6++.
32 ¡¡c7+
~g6
33 'fi'xd8
~c6
34 1l.d4
~t7
35 'i8d6
(1..0).
Si 35 ... ~d5J 36 'iVb6 'iVe6 37 ~)(b5J Y
si 35 ... il-d7, 36 ~xf6 'iWxf6 37 'tWxd7, con
un final fácilmente ganado.
i-xb5, aunque es obvioque tienen ventaja.
149
Pero en la jugada 28 puede capturarse
de alfil: 28 A xg6 ~ h8 (28 ... "f!I g7
29 :&la?!) 29 flh4+ ~g8 30 ¡fg4 Ita8
31 1:1 xa8 .txa8 (31 ... n xa8 32 Ae4+ 'i/g?
33 .i.xb7) 32 .i.e3, con ventaja decisiva
Romanishin - Petrosian
43.0 Campeonato de la URSS
Erevan 1975
28 : xa8
1l.xa8
28 ... l1xa8 29 .txg6 "fig7 30 ~e3 c4
31 ~d4, con clara ventaja. .
'ii(l
29 iLxg6
Última jugada: 15 ... g7-g6
30 i..e3
c4
30 ... %leS 31 'iVg4 :le? 32 'fi'e6+
~h8
33"5, etc.
Ahora la piezaindefensa(11 d8) le permite a las blancas explotar un descubierto
y un jaque doble.
.
La estructura blanca contiene un gran
dinamismo latente. Las negras han dispuesto una formación erizo, que, como es
sabido, suele ser muy resistente. con la no-
ta discordante de las debilidades en la
gran diagonal de casillas negras, tras el
avance ...g'7-g6.
16 liJd5!
276
EL ATAQUE EN AJEDREZ
¡Fantástico! Un sacrificio de pieza por
peón, que podría calificarse de posicional,
pues no está claro que conduzca a un ata-
que ganador.
16 _.
exd5
Jugadaúnica,pues si 16 lt)xd5, después
de 17 exd5 lDxd4 18 ~xd4 f6 19 1:[ e3 e5
20'iYxb6, lasblancastienen ventaja decisiva.
17 exd5?!
Pero ahora Romanishin falla, al no enoo.
fensa, Petrosian, deja escapar la ocasión
de lograr tablas por repetición de jugadas:
21 ... ~g4r 22 'it'f4 ~f6 23 ~h6, etc. La
consecuencia de que a Romanishin se le
escapase la culminación de su inspirado
sacrificio, con 17 ll)f5!!.
22 l:tg3
il.eS
23 ..txeS
24 fxg6
dxe5
fxg6
contrar el complemento ganador de 16
lDd5t. En este momento era preciso jugar
17 ltJf5l!, sacrificando el segundo caballo,
y tras 17 .; dxe4 (si 17... gxf5, 18 1:Ig3+
~ h8 19 exd5 lL\e5 20 lWe2 lt)e4 21 .i.xe4
fxe4 22 fxe5 dxe5 23 iVh5 f5 24 It h3 !Lh4
25 1:txh4 +-) 18 J:tg3 VJ!Jc7 (única) 19 ~h5!
nfeS 20 'l'h4, con un ataque irresistible.
ltlxd4
17 •••
18 'iVxd4
%1de8
Otra vez, jugada única.
19 fS!
~d8
20 \\Vh4
25 i.xg6 (+-) li)g4
Si 2S ..; hxg6, 26 tIxg6+ Wf7 27 I1g7+
~e8 28 tI '¡(c7 ~xc7 29 nn +-.
26 .1thS
nf6
27 'ird2
tif4
27 ... f1g628 ~xg6 hxg6 29 'lfe2-t-.
28 .d6
20 •••
l:[e5!
No servía20 ... lLlxd5? (por 21 'iYxh7+
y mate), ni tampoco 20 ... lDh5?, por 21
'lWxt ~. Q.anando.
21 \i'h6
iVc7?
Pero ahora el excelso maestro de la de-
'iVg7
ATAQUEAL ENROQUE
29 d7!
Ab7
Si 29 ... ~xd7, 30 .i.xg4 n xg4 31
11 xg4 'fi'xg4 32 I:lei, ganando.
30 ~xf4!
Petrosian abandonó.
Después de 30 ... exf4 311:txg4 .,tg5 32
.11 dl, s610 puede evitarse que el peón corone con 32 ... .ii..d8, perdiendo la dama y
la partida.
zn
ria defensa a su flanco, disimula su verdadero propósito, que es desplazarse por la
séptima fiJa, en busca de su objetivo de
ataque. .
1:t xf5
25 exf5
26 l¿)c3
150
Timman - Ljubojevic
TomeolliM
Amsterdam 1972
Última jugada: 23 tI a4-a2
561
Las negras tienen la preocupante debilidad de a6 y no pueden dormirse en los
laureles, así que...
23 ,..
fS!
...asumen la iniciativa y atacan ya en el
flanco de rey.
24 'iYb3
'iVb7
A utoclavándose, pero no hay tiempo
para exquisiteces del tipo ... ~d7-·e5. Por
(lt I () lado, ¿de qué modo podrían las blan( i1~; aprovechar la clavada? De este modo,
l., .Lulla negra, aunque aporta una preca-
26 ••,
~d4!
Hay que tener mucha visi6n de juego
para desprenderse del formidable alfil indio-de-rey (Benoni, en este caso). Pero la
jugada tiene su justificación, porque el alfil será la única pieza que proteja de forma
directa a su rey, si, como es de esperar, las
blancas presionan sobre el débil peón de
a6. Por otra parte, está claro que las perspectivas de éxito del ataque negro están
localizadas en la columna g, y con el movimiento anterior, el alfil deja paso a la da-
ma hacia esa vía.
.
27 ]:lfa1?
Una jugada mecánica, que 'tendrá graves consecuencias. Tampoco servía 27
liJa4? 'ifxd5 28 JLxd4+ cxd429 'iVxd5 (29
'iWxb6 n g5 30 g3 'i\Vxa2) 29 ... lLl xdS,
cuando los cinco peones negros están aislados, pero suspiezas despliegangran actividad. Por ejemplo: 30 ndlli)b4 31 I1a3
11 e2, y la ventaj a debe ser prácticamente
decisiva (32 .rIxd4? ti)c2).
278
EL ATAQUE EN AJEDREZ
La. alternativa parece ser 27 'IN c2, y
después' de 27 ... nef8 (27 .0. rlfe5!?) 28
Axd4+ cxd4 29 lt)e4 'iVxd5 30 %1 xa6 l¿)c4,
la posiciónes confusa y difícil de evaluar.
vaba a la catástrofe. Ahora, todas las piezas blancas están amontonadas en el flanco en el que no deberían estar.
31 'iVxd6
31 ~xf2?? 'iVxg3+ 32 ~e2 'iWe3+ 33
<1>dl 'iYd3+ 34 wel I1g1+ 35 c¡.fl \!fe3++.
Pese a la ausencia del alfil indio, tenemos
aquí una imagen en la que las tres piezas
protagonistas y la víctima se encuentran
alineadas en una misma diagonal negra:
¿"estrategia" de casillas negras?
31 ._
32 ~xf6
27 •••
1!Yg7!1
Desentendiéndose del peón a6... ¡Y. del
'caballo! La presión de las piezas mayores
..en el flanco de rey dej ará a las blancas en
posición perdida.
28 'iYxb6
ng8
29 .1lxd4
cxd4 .
nf6
La dama blanca no puede seguir defendiendo g3, pues si 32 'ile5?? J 32 ...
nfl+ y 3 ... 'iVxe5.
32 __
1i'xf6
33. ll)e4
¡YeS
34~ J:tel
llxg3+
35· ~xg3
'iVxel+
. 36: ~n
1l'bl
También gana 36 ... d3.
37 lixa6
d3
Timman abandon6.
Si·38 d6 d2 39 na8+ ciJg7 40-1:a7+
r¡f¡»J16.
Una partida digna de Ljubojevic. ¿O
tal; vez habría que decir que el talento de
Ljubo estuvo a la altura de la partida?
30 g3
570
30 •••
llxt2!
Ljubojevic ha demostrado, de forma
tangible, cómo la desaparición del alfillle-
ATAQUE AL ENROQUE
279
151
Anand - Bologan
Campeonato Mundial FIDE (2)
Nueva DeIhi 1.12.2000
.Última jugada:17 ... ~ g8-hB
18 g4
ll)g8
19 1Yd2
lbc5
20 .i.e3
Anand reconduce su alfil, dado que en
g5 ya no pinta nada. ¿O sí? ¿No podía servir de señuelo, para inducir el debilitamiento ...f7-f61 En tal caso, las blancas
tendrían en bandeja la ruptura g4-g5.
20 •••
i..c8
21 lDg3
Nuevo y justificado repliegue. La infantería deberá colaborar en la agresión, a
menos que las negras incurran en debilidades.
21 _
nb8
22 'itlg2
a5
Bologan, como es lógico, también se
muestra activo en el flanco de dama.
23 83
liJe7
(Verdiagrama 572.)
24 I1hl!
. Apoya el eventual avance de peones y,
desde luego, queda mucho mejor situada
que en la cerrada columna e.
24 ...
lbg6
2S g5
Ahora se va bosquejando ya el avance
h4-h5 y g5-g6.
"25 •••
b4!?
Las negras no pueden permanecer pasivas, ante los acontecimientos del flanco
de rey, así que sacrifican momentáneamente un peón, para distraer a las blancas
de su programado ataque.
26 axb4
27 cxb4
28 Ila4
axb4
liJa6
Pero las blancas se resisten a desprenderse de su conquista y, lo que es peor
amenazan con doblar torres y comprometer al torpe caballo de a6.
28 •••
l2Jf4+!?
Un interesante contragolpe, plenamente justificado por la marcha de los
acontecimientos.
I
29 .1ixf4
exf4
30 füb5
31 "fi'xf4
'ti'b6
lbxb4
32 .tbl
No servía 32 'f!Jxíl?, por 32 ... 4Jxc2
33 ~xe8?? Axh3+, ganando la dama.
32 .~.
nb7
280
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Las negras tienen un peón menos, pero
cuentan con objetivos en el flanco de dama, como el peón blanco de b2.
33 1:ta3
l:[c7
34 trd1!
Refuerza d5 para mantener en cartera
el avance e4-e5, que daría máxima actividad a todas sus piezas. Además, es un 80'porte para el eventual salto del caballo
(f3) a d4.
34 •••
~a6
35 lt)d4
'ifxb2
36 l:tg3
Jugando decididamente al ataque.
38 g6!!
Una espectacular jugada ganadora,
que no hubiese visto ni el más pintado.
Anand estaba disputando su segunda partida del primer match (la primera había finalízado en tablas) y estaba jugando el
todo por el todo. Así que no cabe sino admirar su coraje, teniendo en cuenta que
jugaba ante su público, y que en la India
es una figura de la máxima popularidad.
38 _.
fxg6
No hay defensa. Las alternativas eran:
(a) 38 L hxg6 39 'lWh4+ J:th540 li.)xh5
gxh5 41 'Wxh5+ ~g8 42 Ac2.
(b) 38 .• gxf6 39 'fi'xf6+ Jl.g7 (39 ...
..tg8 40 gxf7++) 40 'iVd8+.
.
(e) 38 .: h6 39 gxf7 g5 (39 ... trxíl 40
'iVxh6+ gxh6 41 %1g8++) 40 h4.
En todos los casos las blancas ganan.
39 lild71
!JLe7
40 ll)xeS
dxe5
h6
41 1Wf7!
42 \We8+
(1..0).
Después de 42 ... Clt1h7 43 'i'/xg6+ ~h8,
44 'ilixg7 es mate, y si 42 ... Affi, 43 'iWxf8+
~h7 44lbe6, ganando fácilmente.
se
Sl3
36 _.
c3
36 ... lDc5!?
37 li)f61
Entrega no sólo esta pieza, sino también la derivada de los calzoncillos, con 37
... c2.
37 ...
l:te5
La aceptación del sacrificio era nefasta. Por ejemplo: 37 ... gxf6 38 gxf6 hti (evita 'iVg5) 39 et>hl1 (mejor que 39 ~h2,
cuando después de 39 ... c2 40 %lg8+ ~h7
41 ~g3 cxdl'iY 42 ttg7+ ~g8 43 :g8+,
s610 hay tablas) 39 ... c2 40 Axc2 11xc2
41 dgl -t-, aunque, por supuesto, hay
n
numerosas variantes y bifurcaciones.
ATAQUE AL ENROQUE
281
152
Suetin - Bagirov
31er. Campeonato URSS
Leningrado 1963
blemente, pero mis cálculos se complicaban cada vez más. No me quedaba más remedio que conformarme con las tablas o
contar con mi intuición, sea, arriesgarme."
Últimajugada:17 ... SLe7-d6
18 irxg7+!!
"Lndudablemente, la jugada más
fuerte. Este sacrificio, por supuesto, no
gana de manera forzosa. Más aún: es
probable que sea insuficiente, pero en la
práctica es casi imposible de contrarrestar" (Tal).
rj;xg7
18 .••
cJ¡lh6
19 ~)(f6+
El alfil está indirectamente protegido:
18 ~xd6 nxd6, y no es posible 19 1t'xd6?,
por 19 ... ~xg2+. ganando la dama.
Tal: "Una réplica muy ingeniosa, después de la cual parece que las 'negras se
apoderan de la iniciativa. En efecto, el
cambio de los alfiles de casillas negras signífica el derrumbe total de las pretensiones de ataque de las blancas. La presi6n
sobre la columna f queda fácilmente neutralizada. mientras que la situación del alfil en eó, la columna d y la debilidad del
peón b blanco. le otorgan a las negras ricas posibilidades. La sencilla combinación
18 1txf6 .axe519 r1xc6 no sirve, por 19 ...
lWxb2, con ataque general. Así que las
blancas deben mantenerla iniciativa a toda costa."
Suetin: "¿Qué hacer? No quería llegar
a una simplificación. Aquíse me ocurrió
una idea fascinante: sacrificar la dama. Me
puse a calcular febrilmente las variantes.
I.. as aguj as del reloj avanzaban inexora-
o
"Es mejor 19 ... ~g6. Quizá Bagirov se
consideraba obligado a refutar el sacrificio
de dama (pues le gusta mucho refutar sacrificios). Con 19 ... ~ g6 conseguirla fácilmente tablas: 20 i.d3 ~h6 21 i.g5+. Pero
creo que las blancas bien podrían arriesgar: 20 l:taf1 'iVe3 21 ~d3 ~h6 22l[)dl
'tWd2 23 n Sf2, con inclusión del caballo en
el ataque. Después de la jugada del texto,
las blancas sencillamente hacen entrar en
juego a las reservas" (Tal).
20 l1afit
Amenaza 21 nhS+ ~g6 22 l:th4, seguido de 23 ~d3+ (6 23 iLh5+).
20 ...
'iie3
282
EL ATAQUE EN AJEDREZ
21 nh5+
22 %:th4
Cit>g6
~f4
et> g5 28 11 f5~ cst> g4 29 n g7+ ~ h4
30 lbe2 +-.
26 cxd3
En sus dos últimas jugadas, las negras
han cedido sendas calidades. y el equilibrio material se ha restablecido. Pero las
torres dobladas son más fuertes que la dama negra y el rey, aunque en menor grado,. sigue estando expuesto, y constituye,
por tanto, un factor.
26 ....
~xd3
c¡t>gS
27 lIf6+
28]:txt7
h4
29 rr.t>gl
Ante la amenaza 30 .... h3.
29 •••
Parece que es defensa única; pero la
posición está perdida.
23 tIhxf4!
"Llevando el juego por cauces tranquilos. La lucha hubiera sido mucho más aguda con 23 111f41, en cuyo caso las negras
dispondrían de dos posibilidades: 23
Itfxf4 'li'cl+ 24 ~f1, Y el ataque blanco
prosigue, puesto que queda despejada la
casilla e2 para el caballo. Por ejemplo: 24
... h5 25 ~e2 ¡Vxc2 26 I1f2. Y también la
interesante variante indicada por Chejover, 23 ... Ildl+ 24 ~xdl1We2 25 l:thg4
~h6 (25 ... 'i'g4) 26 h41 'iYdl+ 27 c¡f¡Jh2,
etc." (Tal).
Sin embargo, l~ primera variante indicada por T~ (24 h5 25 lüe2 '1Wxc2 26
]¿fl) falla, por 26
ndl! Es superior la
captura con la otra torre, como jugó Suetino
.~~j
1
__
~xd8
°h5
lixd8
3 il.d3+
%1 xd3
... r3;.g7, 26 n xf7+ ci>g8 27 n7f5,
am(.'-.(~J:arido, además del peón. h5, 28
Ac4+, y el ataque prosigue.
Si 25 ... ~h6, 26 nxf7 lId6 27 Dh7+
'iVe3+
30 J:l7f2
30\ •••
~h5?I
Era mejor y casi imprescindible 3D ...
h3 31 gxh3 rt»h4 32lLle2 .i.b5 33 lLlg3
cwtxh3 (33 ... Axfl? 34l¿)fS+) 34 ndl~ y
aunque su causa es difícil, las negras tal
vez logren defenderse.
31 ll)e2
~h6
.32 llJf4
aS
33. l:tdl
Una vez estabilizada la posición de SIl
rey, las blancas pueden volver a pensar en
el ataque, esta vez en condiciones de
ATAQUE AL ENROQUE
igualdad material. La ventaja de Suetin,
por tanto, es prácticamente decisiva, y
aunque imponerla sea laborioso, el resto
de la lucha no requiere comentarios.
33 ••• a4 34 h3 r;; h7 35 l2)d5 'iW es 36
liJf6+ ~g7 37 83 citg6 38 li)g4 ~g7 39
n el 'fNd6 40 lüe3 ~g6 41 ~f5 'ifd8 42
l:1e6+ 9;;f143l¡)d4+ cj;g7 44 1%e4 iLd7 45
ltJiJ Af5 46 lId4\We8 47 J:t xh4 ¡Ve3 48
It c4 b5 49 n c3 ~d3 50 lLld2 'ifel+ 51
llln flb152 ~b2 'ii'e153 lIc7+ ~g6 54
J:1cf7 JtxfiSS I1xfl Wie5+ 56 117f4 tWxb2
57 : lf3 'ii' eS 58 l:tg3+ ~ b5 59 1:1 b4 li'b8
60 l1bg4 ¡VeS 61 h4 ~h6 62 rJ.g6+ ~h7
63 %1 6gS 'iW e8 64 1:[3g4 ~b8+ 65
'ir eS 66 :
f5
'ire3+ 67
~ 112
'ife8 68
.n b4
'iYe369 I1fxbS 'ifxa3 70 llb7+ ~g6 71
l1g4+ ~h6 72 Ilb6+ ~h7 73 l:tbb4 Ve3
74 lIxa4 tfeS+ 75 l:tgf4 ~g6 76 %1a6+
Wh777 lIaf6 ~g7 78 1165 jfe2 79 ~b3
¡Ye1 SO n n 'ir e3+ 81 11 5f3 'if eS 82 g4
'iYdS83 h5 ¡feS 84 g5 (1-0).
o
Fiseher - Spassky
Campeonato del Mundo (6)
Reykjavik 1972
Últimajugada:20 ... dS-d4.
Fischer provocó el avance de uno de
los peones colgantes con e4) aunque tras
elcambio lE. xe6 han dejado de serlo:
Ahora pone en marcha Ui1 ataque de tipo
posicional en el flanco de rey.
21 f4
·¡fe7
22 eS
Impide el avance ...efi-eó, fija la debilidad e6 y asegura líneas abiertas para su alfil.
22 •••
ttb8
23 .i.c4
Situar el alfil en d3, con idea de realizar la maniobra ~bl-ti'd3, es otra posibilidad, aunque no muy efectiva. Por
ejemplo: 23 ~d3 D b4 24 ~bl ah7 25
'iVd3 lbíB 26 b3. Las blancas tienen ventaja, pero la jugada de Fischer es muy
fuerte.
~h8
23 •••
La pregunta es: ¿por qué no 23 ...
lL)b6? En este caso, las blancas replicarían
24 'fi'xc5 liJxc4 (24 ... 'fixc5 25 iLxe6+ y 26
JI xc5) 25 'iYxc4 n xb2 26 'fNxd4, y si, eomo sugirió el maestro australiano Purdy,
las negras juegan 26 ... 11 ah7 (no 26 ...
nxa2?, por 27 f5 nd7 28 f6!), las blancas
logran ventaja decisiva con 27 nc8+ ~h7
28 'fi'd3+ g629 Vxa6, con dos peones de
más, uno de ellos pasado.
24 'ti'h3
Traslada la dama al flanco de rey, sin
pérdida de tiempo, por la presión sobre e6.
n
ctJ h3
153
24 •.•
2S b3
(Ver diagrama 580.)
579
283
ltJf8
aS
26 (5!
La ruptura programada, en el momento oportuno. El peón pasado d está controlado, y de esta forma se abre la columna f. Ahora todas las piezas blancas se
reactivan y el alfil cobrará un gran protagonismo latente.
284 . EL ATAQUE. EN AJEDREZ
31 ...
32 treS
Itbc7
Centralización óptima de dama. Fischer mejora gradualmente la posición de
sus piezas, y en las próximas jugadas anu-
lará por completo toda posibilidad de acción por parte contraria.
580
26 •••
27 1:txf5
exf5
li)b7
28 %len
No 28 tum liJg5.
28 •••
29 'iYg3
30 h4
'iWd8
TJ.e7
l:tbb7
32 ••• "
'iYe8
.El avance 32 ... d3 es ilusorio. Seguiría
33 1150.
33 a4
'lWd8
34 %11f2
_eS
35 A2f3
'iWd8
36 ~d3
Este alfil no cumple aquí la función de
bloqueador (eso es puro accidente), sino
una función ofensiva.
36 •••
lWe8
37 'ife4
Obligando a que el pasivo caballo defina suposición,
.
37 .••
ll\f6
37 ... JIxe61 38 1:tf8+ll)xt'B 39 %Ixf8+
'lt'xf840 'W'h7++.
581
31 e6!
Este peón, incrustado en campo negro :,' bien protegido por el alfil, es una
auténtica bomba que amenaza con explosionar (avance e6-e7). Este factor,
sumado a la potencia de sus piezas pesadas blancas, ie conceden ya una muy clara ventaja a las blancas, probablemente
decisiva.
5B2
- 38 I1xf6!
Un sacrificio de calidad cantado, que
las negras no podían evitar, y que le reporta ventaja decisiva a las blancas.
38 ..•
gxf6
ATAQUEAL ENROQUE
".39 1\xf6
cbg8
40 Jlc4
Plantea la amenaza 41 Itfl.
40 _
~h8
41 iff4
Spassky abandonó.
Esta posici6n forma parte de un ejercicio (véase capítulo 1, E3), de modo que en
la solución al mismo se justificará la rendición de las negras.
154
Bronstein - Keres
Interzonal de Gotemburgo 1955
Última jugada: 13 ... d5xc4
285
do la última palabra al respecto, aunque sí
lo ha intentado Kasparov...
El sacrificio es del todo inesperado.
Las blancas s610 cuentan con dama y dos
piezas menores (Ad3. ll)g3) para colaborar en la "ofensiva inmediata, mientras que
la participación de una de las torres requiere tres jugadas. Se dice que Keres
contaba con 14l¿)f5...
14 •.•
gxb6
14 ... %le8?! 15 Jl.xg7!.
15 'iYd2!
.
ti)h7?
Esta jugada es demasiado pasiva y
constituye un error.
Bronstein consideró como variante
principal 15 'iWd2 lZ)c5 16 Ilael /f)d3 17
'iVxh6 ti) xe1 18 l2Jh5. añadiendo: "pero
confié, sobre todo, en el poder de la intui-
ción."
Ciertamente, los análisis de los expertos han confumado que 15 ... li)c5! era la
jugada más fuerte. Hay que mencionar, de
modo especial, las últimas aportaciones de
Kasparov (en su libro Mis geniales predecesores, 2).
La alternativa 15 . n e8 también es
l.
floja. Por ejemplo: 16 'iYxh6 Jlf817 'iVg5+
~h8 18 li)d6! Jtxd6 (18
~d519 ltJh5!)
19 'iVh6+ ~g8 20 ll)h5! y. si 20 ... li)xb5,
hay mate en cuatro con el maquinilla 21
Ah7+ ~h8 22 iLg6+ ~g8 23 'iYh7+" «t>f8
24 1i'xU++.
l ••
Resulta que las blancas tienen dos peones menos, en plena apertura. y no se sabe
muy bien a qué obedecía ese derroche de
material. Pero Bronstein tenía una idea:
un complejo proyecto de ataque al enroque.
14 .i.xh6!!
Así se inicia una de las más famosas
combinaciones (que son legión) de David
Bronstein, posiblemente el mayor genio
creativo del siglo xx. Cincuenta años después, los expertos aún no han pronuncia-
16 'iVxh6
f5
Jugada única, pues si 16 ... l¡)f6?? J 17
~h5, con mate imparable.
17 llJxf5
Era de considerar 17 fi g6+ et> h8 18
lt)xf5. etc.
17 _.
ld.xfS
Si 17 ... tt tt, 18 'fi'g6+ 'it>f8 19 ltJbd6
jL><d6 20 ~xd6+ c;tJg8 21ll)h6+ et»g7 22
'i\Vg6+.
18 jLxfS
ltJf8"
286
EL ATAQUE EN AJEDREZ
i.xe4 24 lDxe4 'ií'f4 25 'ifxg5 'i»'xe4
26 l:t.fel, con amenazas decisivas, Bronstein decide forzar su cambio.
23 _.
.i.h6
24 iLxc6
dxc6
25 'Wxc4
lijeS
~ b4
ll)ce6
27 'iVxc6
La lucha se ha simplificado y las blancas tienen ventaja decisiva incluso en el
plano material (torre y tres peones por al-
fil Ycaballo negros).
27 ...
19 1:[adl
Con la amenaza 20 n d4 y traslado al
flanco de rey. La torre inmoviliza, de paso,
el caballo de íB, por el ataque sobre d7. Las
blancas, con torre y peón por dos piezas
menores, y posición amenazadora sobre un
rey negro desamparado, tienen ventaja.
~g5
. 19 ••• /
20 'ifh5
'lif6
20 ... d5 211L1d6! 'ifxd622 ¡rxg5+ rlJf]
23 rIfe1 +-.
nb8
27 ... n d8 28 /t) f7+ 'i!I xf7 29
l¿)xd8 3D 'iYxh6+.
28 lDe4
1Wg6
.i.g7
29 .1:ld6
n xd8
586
585 .
_;JI ttJd6 (+-)
..2 ~g4
--:.3 .te4!
.too
~h8
...
El alfil de casillas blancas es un obstáculo, y puesto que no es posible 23 ...
Lo que más sorprende es la mala coordinación 'de las piezas negras. El caballo
de e6 está clavado y la torre no pinta nada
en b8. El :rey está arropado por sus piez-as,
pero los peones que debían protegerlo
ha.nvolado.
.
30~ f4
~g4
31- h3
'We2
32' lt)g3
¡fe3+
33 - et»h2
li)d4
33 ... !J)xf4? 34 'file? ,Ue8 35 ¡¡xg7-I·t
rl;xg7 36 1~f5+ y 37lL1xe3.
ATAQUEAL ENROQUE
34 Wid5
lle8
35 l¿)hS
l[)e2
36 rjjxg7
'ikg3+
37 ~b1'
ll)xf4
38 'ii'B
liJe2
39 :h6+
(1-0).
Si 39 ... lb h7 (39 ... ~ xg7?? 40
fif6+ wg8 41 1:th8++), 40 1Wh5, y todo
se cae.
Esta partida ganó el primer premio de
belleza del Interzonal.
155
Larsen - Petrosian
Torneo Piatigorsky
Santa Mónica 1966
Entre 1958 Y 1983 Bent Larsen y Tigran
Petrosian disputaron 22 partidas entre
ellos, con un resultado favorable al segundo (9-4 y 9 tablas). ES curioso que las nueve primeras partidas terminasen todas con
definición, a pesar del juego ultradefensiva de Petrosian (que alcanzaba escandalosos porcentajes de tablas). Eso da buena
fe del carácter reñido de sus confrontaciones.
,Oztima jugada:15 .... liJe6-c7
587
287
16 f5
lba6
Petrosian quiere reconducir su caballo
a d7 (vía eS). Si 16 ... liJxd5, 17 exd5, con
ventaja blanca,
17 ~g4?!
Una extraña jugada. Era muy claro el
plan 17 b4! liJb8 18 b5 ~xd5 19 ~xd5,
con presión sobre b7 y d7.
17 •.. .
tLlc5
18 fxg6
hxg6
18 ... fxg6? dejaría una debilidad crónica
e6. Podría seguir 19 iLxc5 dxc5 20
~e6+ ~h8 21 l:tfJ jLxd5.
19 li'f2
I1IS
en
L..---
-.l
588
20 eS!!
Con 20 ~xc5 se ganaba material: 20
... dxc5 21 lilf6+ -(21 'iWxc5 .1l xd5 22
f1 xd5 'ilb6 23 b4 "ifxc5+ 24 bxc5 =) 21
... ~xf6 22 n xd8 .ti axd8, con equilibrio dinámico, según Larsen, pues aunque sólo tienen torre y alfil por dama,
las negras cuentan con una posición flexible.
.
Si 20 ifh4 .txd5 21 II xd5 e6, con ligera ventaja negra. Esta posición es importante para entender el sacrificio posicional
de peón efectuado por Larsen.
20 ....
AxeS
21 'Wh4
288
EL ATAQUE EN AJEDREZ
21 ..txc5 dxc5 22 liJf6+ ..txf6 23 ]¿ xd8
llaxd824 'iYe2 nd4.
21 •••
iLxdS
22 nxd5
li)e61
Esta jugada constituye un importante
error. Si 22 .... lLle4, 23 ~f3 li)f6 24 Ub5,
con ventaja blanca. Pero lo mejor era 22 ...
eé, cuando puede verse la conveniencia
del sacrificio e4-e5. En esta variante, después de 23 'tWxd8 : fxd8, las blancas ganan pieza con 24 Il xe5 dxe5 25 ~xc5 f5
l1xb2
26 ~dl I!d2 27 il..b3! nad8 (27
28 tt dI ±) 28 l:l el! n xb2 (28
e429
~e7!) 29 Jla3 n bd2 30 .i.cl 1:[ 2d3 31
~g5 n 8d7 32 n xe5 ±.
23 %lf3!
~f6?
Este nuevo error resulta decisivo. Era
imprescindible 23 ... f5, Y después de 24
nh3, con las siguientes alternativas:
(a) 24 ,.. ~g7! (Larsen)
(b) 24 ... rJ;g7 (Petrosian) 25 Af3I1,con
la amenaza 26 'ti'h7+, sellando ventaja decisiva.
(e) 24 ... rtlfl25 'it'h7+ /:i)g7 26 lIh6.
(d) 24 Ag7 25 ~h7+ 9¡}fl26 1:txf5+!
gxf5 27 ~xf5 +-.
24 'ií'h6
.fJ..gJ
o
esperaba 25 "'h4, a lo que seguiría 25 ..
f5, con peón de más y la iniciativa. Pero...
25 'Wxg6!!
¿Puede decirse que esto es un sacrificio de dama por caballo y pe6n?
25 .••
lElf4
0
o
fxg6, 26 ~xe6+ ~h7 27 11h3+
~xh6" 11f5 29 Itxf5 gxf5 30
"iYb6+ 31 ~hl +-. Con este salto de cabaSi 25
.00
sn
llh6 28
llo las negras pretenden impedir que la torre (f3) llegue a h3.
Otra posibilidad (nefasta para las negras) es 25 lJ)e7? 26 '+Wxg7+ ri;xg7 27
o ••
l:lg5+ ~h628 lth3++.
26 11 xf4
fxg6
%In
27 ... ~h728 nh4+~h629 Axh6 ld.f5
(29 ... g5 30 n xg5 'iYb6+ 31 eS! -t-) 30
n xf5 gxf5 31
e5'32 1:1 h3, con la amenaza 33 -if8++.
28'; lIxt7
. c¡f¡Jb8
28 Ae529 JIf5+ c;f.lh8 30 ilfxe5, ganando.
27 .!iLe6+
sn
.00
oo.
590
29 ng5!
30 tlg3!
oc ha llegado a la posición crítica de la
partida, en la que seguramente Petrosian
b5
(1-0).
La torre retrocede para dar el golpe de
gracia. El campeón del mundo se rindió.
Es curioso observar que la dama ncgl n
no realizó ni un solo movimiento en todn
ATAQUE AL ENROQUE
la partida, como tampoco la torre de a8, lo
que quiere decir que las blancas jugaron,
en realidad, con uria enorme superioridad
material.
.
156
Kamsky - Sbirov
Campeonato Mundial de países
Lucerna 1993
. Última jugada: 18 Afl.-g2
289
19 ¡Ya
Aquí se han jugado 19 III xd5 y 19
ll)xb5, y en la partida Alterman - Kamsky
(Tilburg 1993), las negras se impusieron
con la segunda.
19 •••
20 liJxb5?1
l:%c8
Aquí hay extensos análisis teóricos,
que quedan fuera de nuestro campo de estudio. Se considera más preciso 20 g4, Ysi
20 ... 'fi'h4,21 twxh4 IIxh4 27 h3 lld823
li)xb5, con igualdad.
Otras posibilidades son 20 .txd5 y 20
lDxd5. En el primero caso, después de 20
... lbxd5 21 lbxd5 li'a6 22 'iVe3 ~xd5 23
%:1 xd5 'irxa2 (Konikowski), y en el segundo, 20 ... .ílxd5 21 Axd5 c3 22 ~f3 lhc4
23 b3 c2!, la ventaja negra es prácticamente decisiva.
20 ...
li)a41
Para seguir con 21 ... e3. Lo que puede
verse ya es que el rey blanco "no se sien-
Hay muchas partidas jugadas en la Variante Botvinnik de la Eslava. y bastantes
de ellas han superado la posición del diagrama.
Las alternativas a la jugada textual son
18 g4 Y 18 tDe4, en este último caso con
una victoria de las negras en la partida
VIadimirov - Bareev (Tilburg 1993).
¿ Qué estructura es superior: la armónica disposición de las blancas o la, en
apariencia, más caótica de las negras, pero
con su masa de 4 contra 2 en el flanco de
dama? Para responder a la pregunta, hay
que sopesar muchos factores concretos,
entre los cuales no es el menos importante
el grado de peligro que corren los reyes.
18 ..•
exd5
ten cómodo: los peones enemigos amenazan con avanzar, y las piezas mayores negras pueden deslizarse hacia el ala de
dama por el pasillo de la sexta fila. Por su
parte, el rey negro no está en absoluto
amenazado.
21 '*Vc2
¡fa6!
22 ll)a3
Si ·22 lbc3, 22 ... tnxc3 23 ¡Vxe3 1Ifxa2
(23 ... d424 ..txb7 '\Wxb7 25 'iVxc4 1:b6 26
1Wc2 tt b8 27 b3 c4! + Ftacnik) 24 1:txd5
j¿,xd5 25 ~xd5 11 b8! 26 g4 b3, con ventaja decisiva de las negras.
22 ..•
c3!
23 iLxd5?t
Un error tras larga reflexión. En caso
de 23 bxc3, seguiría 23 ... 'iraS! (Shirov).
ll) xb2 .
23 ._
24 'iWf5
Si 24 ~xb7 \\Yxa3 25 ~xc8 (25 'i'b3!?
Konikowski) 25 ... ~c4+! 26 ~bl .1.1b6+
n
290
EL ATAQUE EN AJEDREZ
~al 'ti'b2+! 28 'iYxb2 cxb2+ 29 c¡f¡bl
lLJa3+t.
24 •.•
11f6
Aquí Korchnoi sugirió 24 ... il..xd5!?, y
después de 25 JI x d5 li) d3+ 26 'W xd3
~xa3+ 27 *dl ~xa2, con fuerte iniciati-
27
va.
25 'ti'h7
En caso de 25 ~xb7, sigue 25 ... ~d3+!
26 ~bl (26 'fi'xd3 'iWxa3+ y mate) 'fi'xb7+.
593
~c6 30 ~?Cf6 lL1d3+ 31 ~c2 ~b2+ 32
~xd3 'iVd2+ -+) 29 Ad5+ 'itb5-+.
(b) 28 .,i,xb7+lüxdl + 29 ~xdl Itxh8-+.
(c) 28 'iYxf6 lbd3+ 29 ~c2li)xel+ 30
I1xel iVb2+ 31 ~d3 'tWd2+-+.
28 ._
.
~d6!
Más dé lo mismo: ¿a~dacia o puro cál-
25 ..•
'ifxs31
Si 25 ~ .. lLlxdl, 26 n el!.
26 ~b8+
~e7
27 llhel+
La alternativa es 27 11 del + c¡t>d7 28
~xf6 li)d3+ 29 ~dl (29 et>c2 'iVb2+ 3D
c¡P xd3 'iV d2+ 31 ~ c4 il. xd5+ 32 ~ b5
'iVb2+ 33 ~a5 ¡j'xa2+ 34 c¡t.b5 Ac4++)
29 ... 'fi'cl+ 30 ~e2 'Wd2+ 31 ~f3
ll)xel+ -+..
(' '"-, r diagrama 593.)
./Ji
•••.
~d71
Una jugada audaz, que permite los jalues á escubiertos de alfil (uno de ellos
:oncaptura de pieza).
I~.·
(:~'
"i-S 'iVh3+
". .iativas:
J1.e6+ ~c6 (28 ... cl;c7 29 :ld7+
culo? La respuesta es evidente.
29 .txb7+
liJxd1+ .
3Dq;xd1
'iVxa2
, 31 .Wg2
'i+'bl+
"En este momento las blancas sobrepasaron su tiempo de reflexión: sus problemas son insolubles, A 32 «ifte2 sigue 32 ...
ne6+.
Un delirio pirotécnico. Esta partida recibió el premio a la mejor del Campeonato.l,No fue merecido?
157
Fischer - Spassky
'Match-revancha (1)
Sveti Stefan 2.9.1992
En el verano de 1992 (veinte años después del match de Reykjavik, en el que
Bobby Fischer se proclamó campeón del
mundo), el millonario yugoslavo Jezdimir Vasiljevic se puso en contacto con el
ATAQUE AL ENROQUE
excampeón norteamericano, para proponerle la organizaci6n de un nuevo match
con Spassky, con cinco millones de dólares de bolsa, el premio más alto jamás
ofrecido hasta entonces. Fischer se .mostró de acuerdo en jugar, siempre y cuando el match se llamase inequívocamente
Campeonato Mundial de Ajedrez. Este
punto, por supuesto, no planteó el menor
problema a un hombre de negocios sin
escrupuloso
Fischer no estaba retirado del ajedrez,
porque, como dijo muy acertadamente
Botvinník, "nadie se retira jamás del ajedrez". Estaba, eso SÍ, apartado de la competición. Pero su juego en algunas partídas fue tan impresionante como en sus
mejores tiempos. Por ejemplo, la que
inauguró el encuentro.
291
axb5 axb531 l:txa8 nxa8 32 Itxa8 'iWxa8
33 1Wxa8 iLxa8 34 lba3 +-.
29 •••
lL\xe4!
Spassky 'se muestra a la altura. Dada su
restringida posición, decide sacrificar pieza poi dos peones, en busca de contrajuego. La jugada textual quizá sea la mejor
posibilidad práctica para las negras.
30 jLxe4
f5
31 S2.c2
..txd5
32 axbS
axb5
Última jugada: 28 ... rJ;;gB-g7
595
33 11a7!
Fischer no renuncia a su control de la
columna, tan lúcidamente obtenido. De
momento, su torre está en séptima y clava
el alfil de e7.
33 •••
cj;Jf6
34 lLlbd2
xa7
Si 34 ... f4, 35 lDe4+ ~)(e4 36 il.xe4
11 xa7 37 1Lxa7 -t-.
35 l:lxa7
na8
(Ver diagrama 596.)
n
594
Para un comienzo, no está nada mal.
Fischer ha sondeado a Spassky, triplicando sus piezas mayores en la columna 8.
·29 ljJbl!
Una excelente maniobra. Ante cualquier jugada normal, digamos 29 ... l¡jd7,
las blancas amenazan con liquidar las seis
piezas pesadas y ganar el peón de b5: 30
Cuando todo estaba pasando en la columna a, Fischer sorprenderá a propios y
extraños con un poderoso golpe táctico,
en el sector opuesto.
36: g4!
¿Desp:rotege a su rey o
desguame~
al
292
EL ATAQUE EN AJEDREZ
ATAQUE AL ENROQUE
El rey negro va retrocediendo, pero
las piezas blancas dominan la situación.
En este momento existe en el tablero
una absoluta igualdad material que, como en tantos otros casos, apenas significa nada.
44 ltJd4
'fi'el+
45 ~g2
46 ~e4
47 l¿)xe4
~dS+
~xe4+
.
293
158
Bronsteín - Ljubojevic
Interzonal de Petr6polis 1.973
Salvo error"u omisión, ésta ha sido la única partida disputada entre Bronstein y
Ljubojevic, dos de los más grandes jugadores creativos del siglo xx. Se disputó en
la décima ronda, cuando Ljubojevic marchaba en cabeza del Interzonal, empatado
a puntos con Mecking.
Esta partida ha vivido un intenso
debate analítico, empezando por sus
protagonistas y terminando por Kasparov, además de Euwe, Keres y otras
grandes figuras. Así pues, ·le dedicaremos un espacio considerable, dado el
interés de los intercambios y de la propia partida.
Últimajugada:13 ... O-O
J9B
Echemos un vistazo al paisaje y comparemos la espléndida pareja de caballos con el par de miserables piezas negras.
47 ..•
Sie7
48 lDxb5
lLlf8
El caballo negro se reintegra al juego,
pero cuando cae ya un segundo peón...
48 ... d5 49 'fIc7+ ~e6 50 lic6+ ~e5
51liJg3 ~f8 52lt)d4 +-.
49 llJbxd6
li)e6
SO fHeS
Amenaza sendos descubiertos de caballo en c5/f6 y también, más grave aún,
51. ~b5+.
Spassky hizo bien en abandonar la lucha.
Fischer ganó el match por 10-5 y 15
empates.
14 l:lgl
g6
Hasta aquí se había seguido el desarrollo de la partida Ljubojevic - Honfi (Cacak 1971), en la que el GM húngaro optó
por 14 ... v¡¡c1, y tras 15 e6!, perdió en pocas jugadas.
.
15 i.g5!·
~c7
Con la doble amenaza de capturar el
294
EL ATAQUE EN AJEDREZ
alfil c4 y 16 ... ..tc5, enfilando dama y torre
degl.
Sin embargo...
16 ..tb3!!
¡Indiferencia absoluta! El alfil se retira
tranquilamente en la diagonal.
16 __
Ac5
17 'ii'f4
No es un sacrificio de calidad (17
¡Vg4), sino de una torre limpia, sin compensación clara.
17 ...
.txgl"
Bronstein: "Hay que decir que las
blancas estarían mejor si consiguiesen
capturar el alfil de gl , quedando así sólo
con calidad de menos. Por otro lado, las
blancas pueden permitirse desarrollar su
ataque con relativa lentitud, puesto que
las negras no tienen ninguna forma de
obt. :~c:r un' rápido contrajuego. Pero el
carácter de la posición hace que sea difi-
cilísimo un análisis exhaustivo. ¡Una posici éi como ésta hay que jugarla, no
ag
,1 con un extenso análisis case-
ro..
Jt.8 d6.
18 .if6 lt)8d7 19 'iih6 ll)xf6 20 exf6
'iVe5+? 21lbe4, y las negras reciben mate.
Pero parece que aquí es fuerte 18 ... 'iYc5!.
Kasparov: "Tres meses antes, en el torneo de Manila, Gheorghiu había jugado,
contra Ljubojevic, 18 Clt>e2?, pero después
de 18 ... ~c5f 19 11 xgl 'iVxgl 20 .if6
'iVg2+ 21 c¡\¡1e3 'iVxb2! 22 ~d3 (22 ~h6
'iYcl+) 22 ... tl\8d723 li)e4 l1ac8 24 'iVh6
lüxe5+ 25 ~e3 %lc3+, las blancas se rindieron. Un posible ensayo sería 18 0-0-0
li)~d7 19 nxgl ~xe5, o también 18 lüe4
lll6e7!? No hace mucho, durante la Olimpiada de Bled (2002), Ljubojevic me dijo
que en este momento Bronstein le había
propuesto tablas: a éste le quedaban cinco
minutos en su reloj, mientras que las negras... ¡s6lo habían consumido diez minutos! Ljubo, naturalmente, declinó la oferta
(lo que debe seguir lamentando todavía
hoy)."
18 _.
'iWc8(?)
Bronstein no califica ni comenta esta
jugada, Quien sí lo hace es Kasparov (en
su libro Mis genialespredecesores2), con
el comentario: "Grave error, como también lo serfa 18 ... ~c6? 19· e6 fxe6 20
Axe6+ r:J;;g7 21 ..\th6+. Lo preciso era 18
....'ikc5!,.sin temer. a 19 llJe4!, por 19 ...
~d41 20 ~dl ~xb2 21 ~f6+ (peor es 21
e&1! l¿}8d71 22 e7 ~xh2, Y. Grünfeld Ljubojevic, Interzonal de Riga 1979) 21
... ~h8 22 r1d2 'ifal+!, yen la partida Y.
Grünfeld - Wiemer (Tacklenburg 1984),
después de 23 e2 (23 dl 'it'b2 ==) 21
... lbc6! 24 'ifh4 h5, las blancas optaron
por 25 lLlxh5f lt)d4+ 26 n xd4 ~xd4 27
liJf4+ ~g8 28 ~f6 'iWf2+ 29 ~xf2 .íiLxf'J,
30./iJxg6"! .1l.g1(c5)! 31l¡je7+ cbh7 3').
.Q.c2+ ~h6 33 lbf5+, con jaque perpetuo. Sin embargo, es más fuerte 23
..tdl!..."
De modo que el análisis de esta posición, como de otras en esta partida, es interminable. Debemos abreviar, para seguir adelante.
*
n
ATAQUE AL ENROQUE
295
lega negro. Con 19 ... 1Wc5 incluso es posible que el juego esté ganado para las ne-
gras.Tras la.textual, está perdido u (Bronstein).
20 llJe4!
llJ8d7
20 ... ~6d7 acentúa, por un lado, el
dramático subdesarrollo de torre y caballo
dama, pero, por otro lado, contiene mejores posibilidades defensivas.
21 I1cl
VWc6
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 601
19 Cite2
"190-0-0! li-c5 20 e6! 1L18d7 (20 ... fxe6
21 \\V e5 n e8 [21 ... .tif7 22 il,xe6 ll)8d7 .23
..ixf7+ c31xf1 24 ~e7+ ~g8 25 ~h6] 22
iLe7) 21 e7!, y las blancas recuperan material con'ataque decisivo. Pero es mejor
19 ... ¡fcS! 20 e6 li)8d7 21 exí7+ rJ1g7 22
rt»bl~J y a pesar de la torre extra, las negras parecen estar indefensas ante la amenaza 23 ~e4" (Keres).
"Había que poner de manifiesto el papel protagonista del alfil de b3, como indicó Bronsteín, jugando precisamente .19
O-a-O! Por ejemplo: 19 ... ~c5?! (más tenaz es 19 'flc5) 20 e6! fxe6 21 '*VeS!
1:1 eS (21 lLld522 d7!) 22 ~h6 (pero no
22 d7! lb 8xd7 23 3L xe6+ JI xe6 24
1Wxe6+ q;g7) 22 ... 'itd7 23 li)e4! tiJc6 24
ltJf6+. demoliendo la posición negra"
(Kasparov).
~c5
19 __
"Ljubo descart6 19 ... 1Wc5, considerando que 20 ti)e411evaa la derrota negra,
pero ahora, con el rey blanco en e2, tiene
la posibilidad de jugar 20 ... ¡j'b5. Con 19
... 'fi'c5, las negras amenazan 20 ... \i'fl,+.
Si 20 efi, entonces 20 ... 1C18d7 21 exf7+
~g7 22 iUl6+ ~h8J pero las negras disponen de muchas contramenazas y el rey
blanco está casi tan expuesto como su ca-
22 l:txc5!
Con este sacrificio de calidad, las blancas eliminan un importante defensor de la
casilla f6.
22 •.•
llJxc5
23 li.Jf6+
~h8
Sí 23 ... c;f}g7, 24 'iVh4 sería aún más
fuerte.
24 'i)'h4
las blancas les quedan pocas piezas,
pero esas pocas les bastan para crear una
red de mate sobre el rey negro. No hay defensa alguna. " (Keres).
24 ...•
. 'i'ib5+
"Las negras habían empleado sólo
. 30 minutos en sus 24 Jugadas, mientras
que a las .blancas apenas les q~edaba
un minuto para llegar' al control"
(Bronstein),
uA
296
EL ATAQUE EN AJEDREZ
~d4!
28
603
2S ~e3!!
25 rilfl? (25 ~el 'fi'b4+1 fuerza el cambio de damas: 26 'Wxb4l¿)d3+y 27 ... ~xb4)
25 ... ~d3+ 26 ~gl (26 'if¡>g2lLlel+) 26 ...
'iYc5+ 27 c¡f;hl h5 28 ttlxh5 'iYf2! 29 iüg3+
et>g8 30 ~6 'ijxf3+ y jaque perpetuo.
25 ..•
h5
25 ... 'iVd3+ 26 ~f2 Yse terminaron los
jaques.
26 lbxh5
'iWxb3+
Si 26 ... ~d3+ 27 ~f2 gxh5 28 iLf6+ y
mate en pocas jugadas.
Keres señaló la variante 26 ... 'li'd3+ 27
~f2llJe4+ 28 fxe4 'iVd4+, pero después de
29 ~g2 ~xb2+ 30 ~h3 ~c3+ 31ll\g3+,
las negras no escapan a su suerte.
o
27 axb3
~d5
Ljubojevic contaba con 28 cbf2 gxh5
29 'iVxh5+ ~g8 30 ~f6 lL\xf6 31 exf6
l/)e6, con alguna resistencia, aunque puede seguir 32 ti'g4+ ~h8 33 f4-f-.
28 •••
ll)e6+
29 et>xd5
li)xg5
29 o,. gxh5 30 j¿f6+ 'itg8 31 ~e4 (no 31
'ii:xh5?? li)f4+) lleva al mate.
30 tilf6+
·c3;g7
31 'iYxgS
Con dama y caballo (además de un
fuerte pe6n pasado) por las dos torres negras, y el rey contrario aún atrapado en
una red de mate, el resto es fácil.
Ljubojevic sigui6 jugando por .inercia,
depositando sus últimas esperanzas en el
hecho de que a las blancas les quedaban
virtualmente segundos...
31 ..•
ltfd8
En el libro de Bronsteín Aprendiz de
brujo, la jugada impresa es 31 ... nfe8, pero en otras fuentes se indica la textual. Como esta torre regresa a 18 en la jugada 33,
no podemos saber cuál fue el verdadero
movimiento, aunque tiene escasa repercu-
sión sobre la partida.
32 e6
"Unaconclusión digna de esta partida
habría sido 32 ~g4 r1Jh8 33 'ilh6+ ~g8
34 ~f6++" (Bronstein).
32 •••
fxe6+
33 ~xe6
34 d7
35 lDg4
aS
l:ta6+
cbe5
36
37 'Wxf5
38 d8\W
%lf8
.r1f5+
gxf5
fxg4
~h6
39 'ird7+
l:lg6
40 ¡Vxb7
41 f4
Ljubojevic se rindió.
Una partida en la que la fantasía y In
0
ATAQUE AL ENROQUE
precisión (la imprecisión también) de los
cálculos jugaron otra partida muy especial, para bien del ajedrez. Fue considerada la mejor lucha del año, y el jurado de
Informator también la premió como la
mejor del período.
Cuenta Bronstein que, después de la
partida, el magnate norteamericano (de
origen ruso), Isidor Turover le regaló dos
botellas del mejor champán francés, diciéndole en ruso: "Yo mismo quise ir a la tienda a comprarlas,con mis viejas piernas."
297
18 lba5!?
Un movimiento sintomático: Kasparov
vislumbra la posibilidad de un ataque con-.
tra el rey n~gr~J aunque esta jugada tal vez
no sea la mejor. Los analistas han sugerido aquí 18 ~h3I? Ytambién 18 'iYf4.
18
19 !i.b3
20 fif4+
21 nhel
Jla8
d5
rlla7
d4
159
Kasparov- Topalov
TomeoCorus
Wijk aan Zee 20.1.1999
Esta increíble partida constituye uno de
los momentos culminantes del ajedrez táctico en el siglo xx. Con algunas imprecisiones (si no, no sería ajedrez humano), contiene tal cantidad de combinaciones y
secuencias hermosas, que uno no puede
dej ar de asombrarse cada vez que la reproduce. Espero que el lector, si no la conoce, disfrute de ella, y si la conoce, que
vuelva a hacerlo.
Oltima jugada: 17 ... fit;c8-b8
606
Con este avance las negras parecen haber desahogado mucho su posición, pero
ahora se encontrarán COD la primera sorpresa, made in Kasparov.
22 ~d5!
ll1bxd5
No 22 ... llJ fxd5? 23 exd5 'iY d6
24 'iWxf7+.
23 exd5
'iWd6
(Ver diagrama 607.)
24 Uxd4!!
La partida ha sido extensamente analizada, y más esta jugada concreta. De creer
la opinión más extendida, habría que concluir que es refutable. Pero mi pregunta
es: ¿quién refuta algo aSÍ, ante el tablero?
La cuestión de fondo, por otra parte, es
que las alternativas que se le ofrecían a las
blancas.'eran más bien tristes:
298
EL ATAQUE EN AJEDREZ
26 :e7+ liJd7 27 lIxd7+ (27 'ií'c3 ~gl+)
27 ... Uxd7 28 'iYxh8 ,Uxd5--t.
2S •••
c.t;>b6
Si 25 ... 'Wixe7?, 26 ~xd4+. Si 25 ...
~b8, 26 ~xd4 ~d7 27 Axd7 il,xd5 28
c4!, y las blancas ganan en ambos ca-
sos.
26 'ii'xd4+
~ xa5
26 ... 'iYc5 27 1Wxf6+ ~d6 28 iLe6!!
Axd529b4~.
27 b4+
~a4
607
(a) 24 lL1c6+ ..txc6 25 dxcé 'fi'xf4 26
Ue7+ (26 gxf4 lEld5I?) 26 ... ~b6 27 gxf4
fDd5 28 n xíl l:[ df8 Ylas negras están algo mejor.
(h) 24 'it'xd6? t{xd6 25 b4 cxb4 26
axb4lDxd5+
En consecuencia, la jugada de Kasparov merece dos signos de admiración, por
su atrevimiento y por las enrevesadas
complicaciones que desata, que abren
prometedoras perspectivas al juego blanco.
24 __
cxd4?
J
"Hay que decir que 24 ... 'ili>b61 casi con
seguridad habría salvado la partida, pero
entonces nos habríamos visto privados de
algunas líneas de juego fascinantes" (Ftacnik).
Lo mejor, sin duda, parece ser 24 ...
~b6!
.
24
Jl xd51? 25 1: xd51 lj) xd5 26
'fi'xf7+ tiJc7 27 lle6 ltd7 (27 ... 'it'dl+ 28
~a2 11 d7 29 tt e7 ±) 28 J:[ xd6 ti xf7 29
l:Dc~' ~~a8 3D f4, con posición complicada.
1.5 ]¿e7+!!
La verdadera clave de la combinaci6n.
Esto marca el comienzo de un espectacular ataque cqmbinativo.
No se¡yí~ 25 ~xd4+?, por 25 ... ~b6!
o ••
I
608
; Bien. Las negras tienen torre y caballo
de ventaja por dos peones, y las blancas
tienen al rey negro a tir? de ~ate en una.
Pero esto es muy fácil de ver y muy difícil
dé lograr, ¿Cómo se consigue ese mate?
ESa será la dura tarea de Kasparov para el
resto de la partida.
. Según el GM Ftacnik, las blancas disponían de una jugada más precisa para
ganar: 28 na?!! (descubierta, al parecer,
por Kavalek). Veamos. Si 28 ... ~b7 (28
... ~xd5 29 l1xa6+!! 'ilxa6 30 ~b2li)c3+
31 'ifxc3 .id5 32 <tJb21We6 33 ~xe6 fxe6
34 ~b3+! ~xb3 35 cxb3++), 29 IX xb7
'iV·xd5 (29 ... iD xd5 3D ~d71! 11 a8 31
A.xbS+ axb5 32 tI a7+ 'iYa6 33 ~xd5
'fIIxa7 34 'ií'b3++) 30 11 b6!, Y esto debe
ganar.
ATAQUE AL ENROQUE
28 •••
28 ... .$Lxd5? 29
29 l1a7
Jugada única.
299
fixd5
rt> b2.
~b7
610
609
.30 l:txb7
•••
Pero no 30 'fic7?, por 30 ... ~dl+, con
tablas.
30
1i'c4?!
M.
El rey ya ha entrado en campo blanco,
pero 10que resta sigue sin ser fácil.
33 c3+!
~xc3
33 ... ~b3 (33 ... 'ifxc3??) 34 'lVa2+
~xc3 35 ~b2+ cbd3 36 ne7!, ganando.
34 ¡y~+
~d2
. Denuevo, única. Si 34 ... ~b4, 35
1Wb2+ c¡t a5 (35 ... ¡fb3 36 .tI xbó-i-) 36
~a3+ 'iYa437 tta7+ +-.
No es la mejor defensa. Las blancas
tendrían que encontrar jugadas bastante
más difíciles después de 30 ... nhe8!. Por
ejemplo: 31 Ab6 (31 nsn nd6 32 ~b2
¡feS -+) 31 ... lia8 32 .t.fl!! (con la amenaza : d6) +-.
31 1Wxf6
et>xa3
Después de esto, las blancas ganan de
35. 'iVb2+
~dl
Si 35 ... ~e3?, 36 ne7+. y si 35 ... et>el,
36 .t1e7+ ~dl 37 ~fl!, como en la parti-
da.
36 ~n!
~d2
Otra jugada única.
'.
manera forzosa.
. La mejor defensa pasaba por 31 ...
dl+ 32 ~b2 l:t aS (32 .... ~d4+ 33
1ixd4 l1xd4 34 %txfl. ltd6 35 l1e7, con
la amenaza ~e6) 33 iVb6 1Wd4+ (33 ...
a5 34 .td711ld5 35 ¡Ve3 axb436 11a7+-I-)
34 'iWxd4 ]X xd4 35 n xf7 a5 36 .i.e6 axb4
37 .ab3+ rj}a5 38 axb4+ l1xb4 (38 ...
~b6 39 'ifxh7, y con tres peones por la
n
calidad, las blancas se impondrán gradualmente) 39 c3 ± (análisis del GM
Stohl).
32 'Wxa6+
~xb4
611
37 I!d7!!
300
EL ATAQUE EN AJEDREZ
y una vez más, también Kasparov se
muestra a la altura, con este triple mortal
en el trapecio: todo ha terminado.
37
%txd7
38 ~xc4
bxc4
39 'iVxh8
nd3
39 ... I;tb7+ 40 ~a2 ~c2 41 'iVd4 +-.
40 ~a8
c3
41 'iYa4
41 ... c¡td2 42 ¡Vc2+.
42 (4
~el
f5
43 c;t>d
'ud2
44 'fIJa'
Topalov, finalmente, se rindió.
¡Una exhibición de auténtico poderío
ajedrecístico, por parte del número uno
mundial!
El rey negro realizó un peregrinaje
único en la jungla del medio juego: e8-c8b8~a7 -b6-aS-a4-a3-b4-c3-d2-dl.
Ningún jugador debería olvidar esta
partida.
ATAQUE AL ENROQUE
3.8
301
EJERCICIOS
E65
Juegan negras
**
E67
Juegan blancas
**
612
Las blancas acaban .de jugar 18 ¡VdSd3. Las negras tienen sus piezas bien dispuestas para un ataque directo. Falta ejecutarlo con precisión..
E66
Juegan blancas
**
614
Las negras han jugado 20 ••• n e8-d8.
¿De qué modo se las arreglarla usted para
atacar el enroque?
E68
Juegan blancas
**
613
Las negras han jugado 19 •.• ne8-c8.
¿De qué modo pondría usted en marcha
un ataque al enroque?
Las negras acaban de cometer un
error en su última jugada (21 ... 'fi'f6-g6).
¿Se atrevería a castigarlo como es debido?
302
EL ATAQUE EN AJEDREZ
E69
Juegan blancas
**
E71
Juegan blancas
**
tU8
616
Las negras se han retrasado en desarrollo y su última jugada (10 ..~ h7-hS) ha
sido un error. ¿Cómo lo refutaría?
E70
Juegan blancas
**
La última jugada ha sido 14 •••. g7..g6.
¿De qué forma deben las blancas poner
en.marcha el at~que al rey negro?
Las negras han jugado 20 •.. i¿f6..g5.
¿De qué forma emprendería usted un ataque directo al rey negro?
E72
Juegan blancas
**
La última jugada ha sido 13 ...
Proponga un método de ataque
directo para las blancas, a partir de esta
posición.
~c6><a5.
ATAQUE AL ENROQUE
E73
Juegan blancas
**
E75
Juegan blancas
**
620
La última jugada ha sidoI? .~• .!teS..
b7. ¿Cómo pondría en marcha el ataque,
en esta posición, típica de una Siciliana
Schev~ningen?
E74
Juegan blancas
**
622
La última jugada ha sido 12 .•• O-O. El
conductor de las blancas (¡nada menos
que el campeón del mundo!) da una lección de cómo conducir el ataque.
E76
621
303
Juegan blancas
**
623
Las negras han jugado 15._ g7-g5. Ra-
La última jugada ha sido21•.• naS-cS.
diografíe, analice y dictamine: ¿hayo no
ataque?
¿Cree usted que las blancas tienen razones suficientes para atacar? Demuéstrelo.
304
EL ATAQUE EN AJEDREZ
E77
Juegan blancas
**
E79
Las negras han jugado 13 ..• Am ..d6.
:;omo ve, las blancas han puesto en mar.ha ya la ruptura Pillsbury, pero ¿cómo
tebeo seguir?
E78
Juegan blancas
**
**
Juegan blancas
Teniendo en cuenta que se trata del
gran Korchnoi, ¿cómo evalúa usted la última jugada negra, 22 •.. (I-g6?
ESO
**
Juegan blancas
627
625
Le propongo un ejercicio poco habial. El bando que pretende atacar al rey
uocado tiene su. propio rey en el centro.
~6mo 10 haría 'usted?
.t.
Las negras han jugado 14 'iWa5-d8.
Pareja de alfiles y ventaja espacial aconsejan un ataque. ¿Cómo debe ponerse en
marcha?
ATAQUE AL ENROQUE
ESl
Juegan negras
***
E83
Juegan blancas
**
62B
Las blanca~ han" cometid~ un error
con 10 h2·b3? ¿De qué resquicios disponen las negras para entrar con sus piezas
en el enroque blanco?
E82
Juegan blancas
**
305
630
Las negras acaban de jugar 19 ••• 'WIc7-
e7. ¿Cómo pondría usted de manifiesto,
con blancas, el subdesarrollo de las piezas
enemigas?
E84
Juegan blancas
**
631
Las
negras han jugado 19 ••• iLe7-f6, y
dada la excelente disposición de las piezas
blancas, el ataque al rey negro es bastante
lineal. ¿Cómo lo haría usted?
La última jugada ha sido 23 ... a7-a6.
¿Cómo engarzaría usted una eficaz secuencia de ataque? :
306
EL ATAQUE EN AJEDREZ
E85
Juegan blancas
**
E87
Juegan blancas
**
634
Las negras han jugado 16 ••• ~c6-a5J
presionando sobre el peón de c4, que tiene difícil defensa. ¿Qué deben responder
las blancas?
E86
Juegan blancas
**
Las negras han jugado 27 •.. lDd7-eS.
¿Cuál es el mejor método para conducir el
ataque sobre el enroque negro?
E88
Juegan blancas
**
613
Las negras han jugado 19 ••• Vie8-b5.
Tal vez pueda usted emular al mago de la
.pirct::~·Jia,Mijail Tal. ¿Cómo seguiría?
Última jugada: 18 ._ ~aS-c7. ¿De qué
forma pueden las blancas poner en marcha un ataque al enroque contrario?
ATAQUE AL ENROQUE
E89
Juegan blancas
***
E91
Juegan blancas
***
636
Acaba de producirse un cambio de torres en la columna e (24 l:lc1xc8 n f8xc8).
¿Cómo piensan emprender un ataque las
blancas?
E90
Juegan blancas
***
307
638
.
La úJtimajugada ha sido 21 ••• liJf6-g4.
Se trata de elaborar un ataque con piezas
al enroque negro, pero no es fácil. Emule
al GM UhImann.
E92
Juegan blancas
***
639
Lasnegras acaban de enrocarse. ¿Tienen las.blancas la iniciativa? ¿De qué forma puedendemostrarlo?
La última jugada ha sido 24 ... h6-IlS.
Trate de descubrir el modo en que las
blancas consiguieron, a partir de aq uf,
ventaja decisiva.
308
EL ATAQUE EN AJEDREZ
E93
Juegan blancas
***
E95
Juegan blancas
***
640
Las negras han jugado 21 ••• 'it'c7-b8.
¿Por medio de qué maniobras pueden las
blancas organizar un ataque al enroque?
E94
Juegan negras
***
Las negras han jugado 22 •.• ~e7-f8.
¿Existe alguna forma de atacar la posición
del rey negro? Analice todas las posibilidades.
.
E96
Juegan blancas
***
641
Las blancas acaban de jugar 23 1Wc2dI? (a) Analice otras alternativas. (b)
.¿Có: debe. seguir el juego ahora?
La última jugada ha sido 30 ..• h7-h6.
¿De qué forma pueden las blancas poner
en marcha un ataque, con medios económicos?
309
4
ENROQUES OPUESTOS
Las partidas con enroques opuestos (0-0
vs 0-0-0) suelen dar lugar a las luchas más
agudas del ajedrez. La razón principal y
evidente es que cada bando puede atacar
libremente en el flanco en que ha enrocado el rey enemigo, puesto que el propio se
ha refugiado en el otro flanco.
Queda normalmente planteada una
carrera de ataques mutuos, a menudo incluso con respectivos ataques a la bayoneta, aunque no siempre quien establece antes contacto con la barrera enemiga de
peones es quien lleva las de ganar. Depende, en muchos casos, de la consistencia del
ataque, de la calidad del mismo (encadenamiento de amenazas) y, por supuesto,
de la estructura respectiva,
Pueden .existir numerosos factores que
condicionen la puesta en marcha del ataque y la mayor o menor eficacia con que
éste habrá de desarrollarse: garantías defensivas de cada uno de los reyes, flexibilidad para la movilización de piezas, casillas
débiles en el entorno del respectivo enroque (o en el campoopuesto),mayor capa-
también aquellas que por el método de
ataque empleado encajen en tal denominación: juegos, por ejemplo, en que el ataque se desarrolla con cierta linealidad, a
cargo de piezas, ataques al modo romántico, etc., como, por ejemplo, la partida
Neishtadt - Gipslis.·
160
Steinitz - Clúgorin
Campeonato del Mundo (4.8 )
La Habana 1892
. Últimajugada:10 ... lfJc5-e6
cidad para crearprogresivas amenazas) etc.
4.1 LUCHAS CLÁSICAS
En esta sección no sólo estudiaremos las
partidas clásicas más significativas, sino
11 h4!
"Normalmente, este avance no tiene
por qué resultar peligroso en la primera "
310
EL ATAQUE EN AJEDREZ
fase de la partida, pero en este caso concreto percibí un punto débil en el flanco
de rey enemigo, y no quise ignorarlo"
(Steinitz).
ltJe7
11 .••
Más tarde, Chigorin declaraba: "S610
lamento no haber jugado 11 ... f5, cuyas
consecuencias son muy difíciles de prever,
pero he aquí las inmediatas: 12 h5 f4 13
lLld5 g514 h6 ~f615 JLb3 c;bh8, o bien 12
exf5 gxíS 13 lLld5 ttJe7 14 l¡)xe7+ 'ilxe7
15 lLlg5 h6."
.
12 h5
d5
Siguiendo los preceptos clásicos: reacción central contra ataque de flanco, No
servía 12 ...g5?, por 13 h6L
13 hxg6
fxg6?
Una extraña decisión, porque Chigorin
quería retomar de peón h, cómo él mismo
dijo, sugiriendo la variante 13 ... hxg6 14
exd5 (parece mejor 14.'ife2, para seguir
con ~d2 y O-O-O,.idea de Réti) 14 ... lLlxd5
15 lLlxd51Wxd516 ~h6 Axh617 %1xh6
et;g7 18 'tWd2 ~f4,.con ligera ventaja negra.
14 exd5!
Abriendo la diagonal a2-g8, las blancas
podrán reintegrar al juego su mortecino
alfil de c2.
14
llJxdS
15 ~xd5
'lfxdS
16 ~b3 (±)
1Wc6
.,., 'iYe2
.
~d7
Es mejor 17 ... aS 18 a4 'iYb6 19 R.xe6+
iLxe620 l¿)g5 .tf5 21l¿)xh7 l:tfd8, con
posición complicada (Chigorin). Pero
Kasparov opina que con 19 ~c4!, las blancas tienen ventaja.
::2- ~e3
Si 18 liJxe5?, 18 ... 'lixg2.
18 •••
cit>h8
Steinitz propuso 18 nfl, y si 19 0-0-0,
19 ... Ah8. Pero sigue 20 d4! (Neishtadt),
con ventaja blanca.
u.
19 0-0-0
n ae8
20 ¡va!
Aparta la dama de la columna e para
poder efectuar el programado avance d3d4.
20 ._
.aS
Tanto Steinitz como Chigorin opinaban, después de la 'partida, que 20 ... lbf4
era 10 más lógico, aunque en tal caso las
blancas pueden elegir entre 21 l¿}g5 ry 21
d4!. ~
Según Euwe, era mejor 20 ... lIf5!, seguido de 21 ... t¿)f8.
21 d4!'
exd4
~xd4
22 Il\xd4
si 22 ... lDxd4, sigue 23 l1xh7+1 ~xh7
24 ~hl+. Euwe sugirió 22 ... ~a6, y
Neishtadt,22 .40 'ife4, pero en este caso
puede seguir 23 ti)f3! (Kasparov).
23 l:[xd4 (+-) ll)xd4?
"Con 23 ... ne7 hubiera impedido el sacrificio de torre, pero no vi defensa contra
24 rldh4. Si24 ... ':lff7,25 g3, con idea de 26
.i.d4 ~g8 27'ifd3 Y28 'ti'g6" (Chigorin).
(Ver diagrama 646.)
24 nxh7+!
Un espectacular remate, que decide la
lucha de fonna drástica.
.
ENROQUES OPUESTOS
311
dría resultar decisiva para el desenlace del
evento.
Última jugada: 15 ... iJ.d7-e6
24 •••
25 lffh1+
26 ~h6+
27 li'h4+
~xh7
rt;gT
~f6
~eS
28 'ikd4+
Chigorin se rindió. Es mate a la siguiente: 28 ... ~f5 29 g4++.
161
PiIIsbury - Lasker
San Petersburgo 4.1.1896
En este importante torneo, el más selectivo de aquellos años, pretendía dirimirse
quién debería enfrentarse a Lasker por el
título mundial. En principio se programó
como una especie de torneo de aspirantes
entre los cinco mejores (Steinitz, Lasker,
Chigorin,Tarrasch y Pillsbury). Este último era el menos famoso, pero acababa de
ganar el fortísimo torneo de Hastings
(1895), causando una gran impresión. Tarrasch declinó participar, limitándose, por
tanto, a los cuatro restantes.
Después de tres vueltas (el torneo estaba programado a cuatro), la clasificación
era ésta: 1, Pillsbury 6,5 (de 9); 2, Lasker
5,5; 3 Steinitz 4,5;4, Chigorin 1,5~
Llegó entonces esta partida, que po-
16 f4
11ac8
. 17 f5
nxc3!!
Si 17 ... .Yl.d7, 18 iVf3, con posibilidades
mutuas.
18 fxe6?
Pillsbury no se resigna a jugar 18 bxc3,
por 18 ... nc8! (18 ... 'ifxc3 19 'iff3 'iYxf3
20 gxf3 il.xf5+, con alguna ventaja negra)
19 fxe6 ¡fxc3 20 exf7+ (no 20 'fi'xf7+ <t>h8
21 li'g6 ¡;'b4+) 20 ... ~f8 21 'ft'e2 ~xd4-t.
18 •..
na~!! ".
312
EL ATAQUE EN AJEDREZ '
Esta increíble jugada de torre parece
un au téntico pase mágico del visto y no
visto.
19 exf7+
La aceptación del sacrificio conduce
inequívocamente a la derrota: 19 bxa3
~b6+ 20 ~al (20 ~c2 llc8+, ganando)
20 ... ..txd4+ 21 l:txd4 ~xd4+ 22 ~bl
fxe6 23 .te2 ~e4+ 24 q;al Ilfl, con ataque concluyente.
19
:xf7
20 bxa3
'iWb6+
21 ~b5!
La mejor defensa es esta inteligente
desviación de la dama negra del punto d4.
Si 21 ~al, 21
.1'
~xd4+
ventaja. Después de 25 ... ¡Vc4, fuerzan el
empate con 26 r1e8+ ~h7 27 'Wf5+ g6 28
ttc7+! (variante indicada por Kasparov).
25 ...
'ifc4
26 c;t>b2?
Mucho mejor 26 ~bl! nxa3 27 ttcl!,
y la ruleta de la fortuna ha cambiado de
rumbo. Como suele suceder, en partidas
importantes, los apuros de tiempo de un
jugador suelen afectar a los nervios... [del
otro! En este caso, es PilIsbury el que pierde el control de la situación, a pesar del
dramático Zeitnot de Lasker.
6 21 ~c2
nc7+, las blancas pierden como en la nota
anterior.
21 •••
\WxbS+
22 ~al
tun
Lasker ganaba con 22 ... 'l/ic4!, pero no
pudo verla, en fuertes apuros de tiempo.
Después de 23 I1d2 (o bien 23 '+Wg4,l1e7!,
amenazando 24 ",. ne2) 23 ¡'c3+ 24
11 b2 .ítxd4 -+. Ahora las blancas tienen
opciones.
l ••
23 nd2
24 tlhdl?
Devolviendo el favor. Con 24 rIel!,
Pillsbury hubiera podido forzar tablas.
Por ejemplo: 24 lO. 'ita5! 2S lIe8+ ~h7 26
~f5+ g627 .1le7+!! (27 'iWxf6?? .r1cl+ 28
~b2 VWc3++).27 ... ~xe7 28 Wifl ~h8 29
~e8+ c3;g7 30 flixe7, con jaque perpetuo.
24 ...
l:c3?
Un error garrafal, que cambia de nuevo las cosas. Con 24 ... 'lNc6! 25 ~bl ~g5, .
las negras ganaban fácilmente.
25 'iNf5
. Las blancas. no aprovechan SU oportuiidad, Con 25 el! seguirían teniendo las
ablas al alcance de la mano, en el peor de
os casos, pues si 25 ... n e8, quedarían con
n
649
1:tc4
26
l:txa3!!
Comedia dramática en dos actos: ¡la
pasión de los celos! La segunda torre no
quiere ser menos y no se conforma con sacrificarse, sino que lo hace en la misma casilla que su compañera o rival.
27 'ife6+
<it»h7?!
Más precisa era 27 ... ~ h8, Y si 28
'iYe8+ ~h7 29 ~xbl ~. xd4 30 1We2 ~b4+
31 n b2 JLxb2 32 "*,xb2 'iWe4+ 33 'it;al
na4, con ventaja decisiva.
28 ~xa3??
Cuando ocurren sucesos extraordinarios, que parecen estar fuera de nuestro
control (hablo de los dos sacrificios de torre en a3), puede producirse una especie
ENROQUESOPUESTOS
de abandono a la fatalidad, y tai parece ser
162
la actitud de Pillsbury en este momento,
tal vez debido a la enorme tensión de la
lucha. ¿Por qué tomar la torre? Podía haber jugado 28 iff5+f, con posibilidades de
salvarse: 28 ... ~h8 (28 ... wg8) 29 ~bl
n xa2, aunque las cosas no están del todo
claras. Pero con la textual se mete de cabeza en una red de mate.' .
28
'fi'c3+
29 ~a4
Rubinstein - Teichmann
Match amistoso (4.8 )
Viena 1908
29
b5+!
30 ~xb5
'iWc4+
. 31 '\t»a5
jLd8+
Pillsbury, oh, se rindió.
Sigue 32 'iWb6 axb6++ (32 ... .,i,xb6++).
Los fallos e imprecisiones de ambos
gladiadores no le restan un ápice' de interés a esta tremenda lucha, que marcó el
trágico destino de Pillsbury, quien nunca
volvería a jugar al mismo nivel y s610 lle-
garía a vivir hasta los 34 anos.
313
Akiba Rubinstein (1882-1961) ganó numerosos torneos internacionales, siendo
1912 su año dorado, en el que se impuso
en cinco de los más importantes: San Sebastián, Varsovia, Breslau, Vilnius y Bad
Pistyan. Derrotó en matches a Teichmann, Mieses, Marshall, Schlechter y Bogoljubov, y por los años que precedieron a
la Primera Guerra Mundial estaba considerado un Iegftimo aspirante al máximo título. El conflicto bélico que devastó Europa, minó también su sistema nervioso, y
nunca volvería a ser el mismo. Más tarde,
s6lo tendría excepcionales momentos inspirados" con su canto del cisne en la Olimpiada de Hamburgo (1930), donde obtuvo
el mejor resultado individual absoluto, defendiendo el primer tablero de Polonia.
Excelso finalista y virtuoso del juego
posicional, también sabía conducir magistralmente el ataque, como veremos a continuación (recuérdese también la partida
Rotlewi - Rubinstein, capítulo 3).
Últimajugada:10 ... e7-e5
314
EL ATAQUE EN AJEDREZ
11 h4!
La maquinaria del ataque a la bayone-
ta se ha puesto en marcha.
11 ...
c4?!
En una partida del año anterior, entre
ambos contrincantes, se había jugado 11 .
1lc8 12 ~bl lIe8 13 dxc5 lIxc5?! (13 .
bxcS) 14 ~d4, Y las blancas acabaron imponiéndose, Rubinstein - Teichmann,
Carlsbad 1907.
12 il.f5
II e8
13 ..txf6!
En las posiciones explosivas el tiempo
de juego adquiere un valor casi absoluto.
Esta jugada responde a la clara intención
de acelerar el avanee de los peones.
13 ...
liJxf6
14 g4
.ft.d6
15 g5
lbe4
16 h5!
¡ffe7
Si 16 ... lL\ xg5, 17 lO xgS ¡'xgS 18
i..xh7+ ~f8 19 h61 gxh6 20 11 dgl (Tarrasch).
17 %%dgl
La organización del ataque no puede
ser más lógica y sistemática, por parte de
las blancas. Tras esta incorporación artillera, ya sólo pueden seguir nuevos avances de peón (o sacrificios de pieza).
17 .••
861
Todos los analistas coinciden en señalar este movimiento como el error decisivo. Era imprescindible 17 ... g6, Ydespués
de 18 hxg6 hxg6, hay dos variantes principales:
(a) 19 ~xe4 dxe4 20 tLld2 nac8 21
%lh4 <iittg7~) "y las negras pueden defeníerse" (Kasparov).
. (b '~9 ~xg6!? fxg6 20 :h6 ~g7 21
t:Jh4.: _. ataque decisivo. Pero Kasparov
la realizado una interesante aportación,
ustituyendo 20
rl;g7 por 20 ... ~g7.
oo.
Ahora, después de 21 ttJh4 : e6 22 li)xe4
dxe423 lLlf5! gxf524 J:l xe6 i/..e7 25 \Wxc4
c¡f;Jf8 (25 ... ~c8? 26 ltc6+) 26 'lIb5, concluyendoque "las blancassiguenteniendo
trabajo".
18 ~xh7+11
Extraordinario sacrificio que, como
podrá apreciarse, requería profundos cálculos.
18 •.•
et>xh7
: 19 g6+
et>g8
S119 fxg6?, 20 lDxe4 dxe4 21 lDg5+
~h6 (21
<it>g8 22 lWxc4+) 22lt)f7+!
(Kasparov) 22 ... ~h7 (22 ... W/xf7 23
hxgó-) 23 hxg6+ et>g8 24 lIh8++.
20 li)xe4
dxe4
ENROQUES OPUESTOS
315
21 h6!!
"La apertura de las columnas g y h no
puede impedirse, después de 10 cual las torres blancas decidirán rápidamente. Ahose amenaza 22 gxf7+ y 23 ~xg7+" (Euwe).
. 21 •.•
f6
Alternativas:
(a) 21 ... exf3 22 gxf7+ 'fixf7 (22 ...
~xf7231fg6+ ~g824 hxg7) 23 hxg7, con
la doble amenaza 24 1Wh7++ y.24 l:th8++
(Euwe).
(b) 21 ... fxg6 22 h7+ (22 l:lxg6? exf3
23 fí'xc4+ [23 1:[xg7+ flxg7 24~hxg7 Ae4!
25 'iYxc4+ et;xg7 26 lIg1+ ~f6 --+] 23 ...
~h7! 24 Ilxg7+ '1th8 25 lIxe7 1!xe1, y
las negras tienen bien coordinadas sus piezas: amenazan 26 ... 11 eS e incluso podrían
doblar torres en la columna e, todo lo cual
les garantiza .posibilidades de contraataque) 22 ... rt;fl (22 ... cJih8?? 23 t¿)h4) 23
liJh4 (23 liJg5+? ~f6) 23 ... g524 lüf5 'iVf6
25 l:txg5! 'ilxg5 26lLlxd6+ rJ;e7 27 lt)xe8
1I xe8 28 'ii'xc4! ~d6 29 li'gB, ganando
(análisis de Kasparov).
22 hxg7!
exf3
"No es posible 22 ... 'iYe6, por 23 h8+
rkxg724 %1h7+ ~f8 25 :. xb7 exO 26 g7+
~g8 27 'ifh7+! y mate en dos" (Euwe).
Después de 27 ... rJ;1xh7, sigue 28 g8¡f+
~ h6, Y hay tres mates posibles: 29
%th7++, 29 ¡fh1++ y 29 'ti'g6++.
23 1:th8+
\t>xg7
24 1th7+
~g8
(Ver diagrama 654.)
ra
n
25 1Yf5! (;-)
La dama blanca se dirige a h5, pero
Rubinstein dispone de otras muchas amenazas.
2S ._
c3
26 t1xe7
(1-0).
Después de 26 ... cxb2+ 27
~
xb2
l:txe728 Ilhl, no hay defensa contra las
amenazas 29 ¡Vxf6 y 29 'ifh5.
Réti, en su libro Ideas modernas en'ajedrez, escribió, a propósito de Rubinstein:
"sus partidas nos parecen estructuras per. feotas, de las que no es posible desplazar
ni una sola piedra. n
163
Neishtadt - Gipslis
Riga1955
Yakov Neishtadt es un prestigioso te6rico
y entrenador, además de maestro internacional y destacado jugador por correspondencia. También es un conocido autor,
con una veintena de libros publicados, entre los que sobresalen los dedicados al estudio del juego táctico, terreno al que ha
realizado magníficas aportaciones.
En la partida que sigue podremos ver
sobre el tapete algunas de sus cualidades
de jugador.
Última jugada: 9 ... fl-f5
(Ver diagrama 655.)
Las negras amenazan 10 ... f4, .cazando
el alfil, pero se encuentran ya en una posición muy inc6moda.
".~
316
EL ATAQUE EN AJEDREZ
efectos decisivos; En caso de 15 ... il,xg5
16 hxg5, la apertura de la columna h tendría graves consecuencias para las negras.
. 15 -..
10 O-O-O
'iVe8
Si 10 ...f4, 11 J1.xe6+.
11 flld5
~b8
U tiJf4
a6
13 h4
...
El peón ariete es uno de los procedimientos clásicos, como soporte de un caballo en g5, quea menudo se entrega. para
abrir la columna.
13 •••
..teS
l'¡)aS
__4 ~xe6!
dxe6
15 lElg5
•••
El alfil dama negro sigue sin desarrollarse y las piezas blancas son muy activas.
Por otra parte, el peón de e6 está amenazado, y si 15 ... ~c6, segwTIa 16 'iWh5 con
16 l:[d81
...
Una espectacular desviación que, aunque tiene antecedentes, no por eso deja de
ser menos brillante.
'iWxd8
16 •••
17 li'h5
h6
•.•
18 'ií'g6!
Neishtadt domina todos los procedimientos combinativos y se encuentra en su
salsa. .
18 ..•
hxgS
19 hxg5+
~g8
ENROQUES OPUESTOS
164
20 ifh5!
También era posible la combinación
20 1:i h8+! ~ xh8 21 1i'h5+ ~ g8 22 g6 1:t f6
23 ~h7+ ~f8 24 '1Wh8+ cile7 25 'it'xg7+
~e8 26 exf6, pero la textual es más rápida.
Otro método habitual es 20. Ith71 (la
torre por delante de la dama), para seguir
con 21 l'Ih5, pero aquí es menos "limpio":
20 ... 1: f7 21 1Wh5 \tfB 22 n h8+ rj; e7
23 nxd8 ~xd8 24 'fixfl.
20
317
Shirov- Van Wely
TomeoCorus
-W:ijk aan Zee 20.1.2001
Última jugada: 14·... 0-0-0
ltJc4
21 g6
iVd2+
22 Wbl
ti)a3+
Ei jaque de la desesperación.
23 bxa3
Gípslis se rindió.
Una bonita partida de corte clásico.
Conviene asimilar estos procedimientos
de ataque, porque posiciones similares
se producen en los torneos con mayor
frecuencia de lo que generalmente se
cree.
4.2
ESTRUCfURAS FRANCESAS
Los enroques de distinto signo suelen producirse en la Variante Clásica, de moda en
los últimos años, con las blancas enrocando largo.
Ocasionalmente, también en la Variante Nirnzovich!Winawer y del Avance
se ven enroques opuestos. En estos siste111é:lS suelen ser las negras quienes enrocan
largo.
Según Shirov, mejor era 14 ... a5, impidiendo el avance b2-b4.
15 b4!
III xd4
Un sacrificio muy azaroso, con el rey
negro expuesto. Mejor parece 15 ...
iLe8.
16 ll1cxd4
fxe5
17 'fie2!
Sí 17 ss, 17 ... ~b8.
17 •..
e4
18 il-f4
lLlg6
18 ... exd3 19 11 acl + li)c6 20 '1We5 Ae8
21 ~b8+ q;d7 22 n xc6! bxc6 23 ltJeS+
rJ;e724 ~g5++ (Shirov).
19 1!acl+
Si 19 n fc1+ .i. c6 20 Jl e3 exf3 21
l:jJ xcfi bxc6 (21 ... fxe2? 22 l¡j xd8+
xd8 23 .t xb6+ axb6 24 .i xg6) 22
~xb6 fxe2 23 iLxd8 li)f4!, con posición
complicada, pero algunas opciones para
las negras.
*
19 •••
~c6
20 .ig3
~d6
318
EL ATAQUE EN AJEDREZ
21 b5
Gulko sugirió aquí 21 li'e4L Otra
opción era 21 .t xe41 dxe4 22 'Wxe4,
con doble ataque sobre c6 y g6, ganando.
21 ...
.ixg3
22 fxg3
exf3?
Lo mejor era 22 ... lt)e51 23 /i)xe5
~xd4+ 24 ~g2 exd3 25 ~xd3 \i'e4+ 26
'fi'f3 (26 'ir xe4 dxe4 27 ti) e5 11 d2+ 28
et> gl ± contiene algunas complicaciones
que hay que solventar) 26 ... Ithf8 27ll)f4
eS 28 '!Wxe4 dxe4 29 lbg6, con clara venta-
modo que tenía que ganar ésta, si quería
seguir adelante.
Últimajugada:12 ... f7-f5
ja blanca.
661
27 ~b7+
~xb7
13 ..txd5
exd5?
Indecisión e incoherente con su jugada anterior. 13
fxe4 14 .i. xe4
il-g5 15 l:t e3, y si 15 cS, 16 d5, cuando las blancas, a pesar de la calidad
que van a perder, tienen una pequeña
ventaja, gracias a la actividad de sus
piezas, en particular al excelente caballo de d5.
14 li)c5
~g5?!
Una jugada que no se explica, pues las
negras le entregan un tiempo útil a su rival: el avance f4 es un buen refuerzo posicional, Las posibilidades lógicas eran 14 ...
'iWd6 (para seguircon ...bé), 14 '1' iLf6 Ó "1'1
28 ll)c6
(1-0).
... iLd6.
23
24
25
26
'iWe3
'i'c7
l:txf3
~eS
bxc6
'iVxCJ
~xO+
'iVe5
15 f4
.i.f6
16 h3
La puesta en marcha de un ataque a la
bayoneta en el flanco de rey no puede ser
más coherente en esta posición.
16 ..•
'ifd6
17 tDcd3
b6
I
165·
Shirov - Bareev
Campeonatc Mundial PIDE
Nueva Delhi lÓ.12.2000
Shirov había perdido la primera partida
de la eliminatoria (cuartos de final), de
18 g4
19 g5
eS
Ad8
ENROQUES OPUESTOS
319
663
20 .g2!
La dama apunta a d5 y, sobre todo, se
sitúa en la columna adecuada, como plataforma de ataque, es decir, en la que Shirov
piensa abrir.
20 ...
%:lbS
21 g6
c4
Tal vez fuese preferible 21 ... hó, cerrando la columna g: pese a sus obvios inconvenientes estructurales: la casilla f7
puede ser una base para el caballo blanco,
que se convertiría en un huésped muy molesto en el campamento negro. \
22 l¿)b4
~b7
No era posible 22 ... 'ifxb4??, por 23
~xd5+ c¡f}h8 24liJfl+ hIxU (o bien elmate de la coz: 24 ... ~g8 25 li)h6+ ~h8 26
'itg8+ %1xg8 27!;Jfl++) 251Wxf7, y las negras no tienen defensa para su retaguardia
Alternativas:
(a) 26 ... a5 27 ~xf8+ l1xf8 28 4)xd5
Axd529 'ifxd5 'iVxf4+ 30 <itt bl.
(b) 26 ... lIfd8 27 tljxbS xb8 28 c3
lIeS 29 l2)c2 Ite4 30 lIdfl, con resistencia, pero en ambos casos las negras tienen
una posición perdedora,
27 li)xf8+
11 xf8
n
~h8
28 lDxdS
29 fia3
La dama sale de la clavada ganando
tiempo (ataque a la torre de tB), lo que le
permitirá a las blancas eliminar el alfil de
f6 y lograr una posici6n claramente ganada.
Bareev se rindió y Shirov ganó el desempate (1,5-0,5),Ilegando a disputar la final con Anand.
(última fila).
23 gxh7+
~xh7
24 llgl
'ifh6
Si 24 ... iLf6 25 'iYg6+ ~g8 26 c3 aS
27 ~c2, con idea de llJe3 (Magem).
25 'l'B
~f6?!
Tal vez fuese mejor 25 ...
nc8 26 n g6
xt dgl .i.f628 c3 ±.
(Ver diagrama 663.)
~h4 27
26 ~d7 (+-)
%:tbd8
166
Ponomariov - Ivanchuk
Campeonato Mundial FIDE (1.8 )
Moscú 16.1.2002
En la Final del Mundial FIDE entre estos
dos grandes maestros ucranianos, Pono. mariov venció a Ivanchuk (4,5-2,5). Ésta
fue la primera partida del match.
320·
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Última jugada: 12 ... ika5-b6
20 lf)e41
1Wc7
20 .... f6 21 l¡)c4 WJc7 22 li)cS .ixc5 23
dxc5, con clara ventaja blanca, por el
puesto avanzado en d6.
21 c4
li:Je7?
El error decisivo, ~n posici6n muy precaria.
21 ... ll\b6·22 g5 ~d7 23 ~f6+! (23
lL\xd7 .txd7 24 ~f6+ ~h8 [24 ... gxf625
gxf6 .il.h626 l1e41] 25 lte4 g6 26 lIh4 h6
27 .: xh6+ iLxh6 28 'iVl;t3 y las blancas
dan mate, análisis de Komarov) 23 ...
lbxf6 (23 ... gxf6 24 gxf6 ~xe5 25 'ii'g3+
r.f;>h826 l:tgl, ganando en el acto) 24 gxf6
g6 25 h4, con buenas perspectivas de ataque.
11
13 ¡Ve3
lJ.Jf6
Un error sería 13 ... ~xa3?, por 14
llJa4 y 15 ~xa3.
14 liJeS
ttd8
14 ... ~d5 15 ~f3 lL\xc3+ 16 'iVxc3 cS.
15 jLc4 .
..id7
Ahora sí se amenaza 16 ... Axa3.
16
17
18
19
~b3
..te8
rIbel
~f8
g4
lLld5
'tWf3
c6?
Era obligado 19 ... li)xc3+ 20 ti'xc3 aS.
La posición de las negras es totalmente pasiva, y su dama cierra el paso al peón b que
podría servir de ariete rompedor en M.
665
22
lDg5!
ll)c8
Si 22 ... lL\g6, 23 li)xg6 hxg6 24 ¡Vh1
~d6 25 nxe6! decide (25 ... fxe6 26 'ti'h7 t
<bf827lnxe6+).
23 eS
Ivanchuk s~ rindió.
Laventajablanca es tan abrumadora
que el abandono no necesita justificrusr
con variantes. Todas las piezas negras, su I
va la dama, se encuentran alineadas en In
octava fila, y no bien coordinadas precisn
mente. ¿Qué hacer, por ejemplo, con (~I
caballo, que obstruye la comunicación (k
ENROQUES OPUESTOS
321
o
las torres? Si 23 ... h6, 24 lD xe6 fxe6 25
.,txe6+ et>h7 26 Wf5+ (26 ¡fxf8?? il.g6+)
26 ... g6 27 ~xf8.
. Una increíble miniatura en un Cam-
o
peonato del Mundo.
En el banquete de clausura, Ivanchuk
le pregunt6 a Ponomariov qué había sentido cuando le colocaron la corona de laurel
de los vencedores. Respuesta: "Un olor
increíblemente agradable, que me producía sensación de euforia."
•
seguir el guión habitual: avance fl-f4-tS, a
pesar de que las negras hayan enrocado
largo.
18
~d8
19 'ti'e2
~a6
20 .l.d2
.i.e8
21 l:l b2
l¡j ec6?
Este caballo era necesario en da, para
proteger b6.
o
22 tlebl
lt)b8
167
Spassky - Short
Torneo Phillipsllrew
Londres 1982
Última jugada: 17... a7-a5 .
668
23 nxb6+!
Esta operación de cambio no es una
mera transacción de material (dos torres
por dama y peón), sino que supone abrir
la columna b, Este factor, sin embargo,
queda atenuado con la desaparición de las
torres.
23
~xb6
24 l:txb6+
~xb6
o
L---
--I
667
Este avance es, cuando menos, dudoso, porque se debilita el peón de b6. Las
negras quieren formar una coraza defensiva, con ...b6-b5, bloqueando el ala de dama con un muro impenetrable, pero ¿para
qué realizar esos movimientos de peón,
pudiendo conservar más atrás la última li-
nea defensiva?
.18 .i.h3
Parece que las blancas se disponen a
25 lZ\n
liJbc6?
No es la mejor disposici6n posible de
las piezas negras, pues ahora Short podía
situar su alfil en b5.
26 liJe3
liJe7
El rey negro ha. quedado bastante aislado, aunque cualquiera de sus tres piezas
menores es fácilmente movilizable. Sin
embargo, no se ve a simple vista cómo pO_o.
drían las blancas alcanzarlo. Los módulos
322
EL ATAQUE EN AJEDREZ
analíticos, por ejemplo, se centran en posibilidades inocuas, como 27 ~g2 Y27 .i.g2.
27 lilxc4+!
Un excelente sacrificio posicional de
pieza por dos peones, pero que significa
nada menos que la apertura de diagonales
sobre el rey negro, es decir: [actividad garantizada para los alfiles blancosl
27 ._
dxc4
28 'ti'xc4
La amenaza inmediata es 29 'iVc5+, pero la amenaza "secundaria" es que los alfiles blancos se convertirán en cañones que
apuntan al rey enemigo.
28 •..
/i)b7
28 ... lLlec6 29 Jte3 cbc730 'iVa6 +-.
29 ~b3+
rtlc7
30 c4
.
La marcha de la' masa de peones centrales es, sin duda, lo más prometedor para las blancas, sobre todo teniendo en
cuenta el atasco momentáneo de piezas
contrarias en la última fila.
.
~0
Jlc6
3r) ... :iJc631 'iWc3.
31 il-e3
.t[ b8
Si 31 ... a4; 32 'iVb4 tLlc8 33 Ag2, minando la casilla d5, tras el cambio de alfiles. En caso de 31 ... f5, 32 d5! exd5 33
\i'b6+ ~c8 (33 .. ~d7 34 e6+) 34 ~c5
lLlxc5 35 'lfxcS +- 35 ... dxc4 36 'fIixe7.
32 d5r
/i)d8
32 ... lüc5 33 ¡fe3 -f-. 32 ... exd5?? 33
VWb6++ (33 .§L b6++). .
33 ¡Vc3
nbl+
.34 ~b2
..i.b7
34 ... exd5?? 35 ti'xa5+ ~b7 (35 ...
~b8) 36 ~a7+t:.
35 '#Wxa!+
*d7
. Si 35· .... ~c8, 36 ~g2 exd5 37 cxd'i,
cuando perceptible el efecto de barrido
de la pareja de alfiles, así como la potencia
del par de peones centrales en quinta. 37
••. ~f5 38 d6 ~é6 39 ~xb7+ ~xb7 (39 ...
l1xb7 4d 'ila8+ I:lb8 41 'iYc6+ ~d8 4~
.tdl) 40 ~a7+ q;c6 (40 ... ~c8 41 \Wxt7)
41 Wixf7 .'~.
36 ~a4+
~c7
es
37 1Wa5+
~d7
38: ¡VeS
~c8
38 •.. ~~e8 39 'fIIe7 +-.
. 39
Ad2
lilb6
40 f3
40.i.b4.
40' •.•
tijaS
40 ... llb241 dxe6+fxe6 42 iYd4+.
41 AaS
Itcl
42 ~g4
1:[xc2+
ENROQUES OPUESTOS
43 Wh3
l:te2
44 f4
:c2
45 f5
Hace mucho que la partida está decidida: las piezas negras están descoordinadas
y las blancas despliegan una actividad óptima, con la inestimable ayuda de sus peones centrales.
.
45 _.
exd5
La única alternativa a la textual es el
abandono inmediato.
llJe6 .
46 f6+
47 'fie7+
cj}c6??
323
ciones en los mundiales infantiles y juveniles.
Última jugada: 12 'ir'c3xc6
47 ... ~c848fxg7.
48 1Wd6++
4.3
REy
ESTRUCTURAS
Pmc E INDIAS DE
Las blancas han realizado un planteo
muy pasivo (véase el mazo de piezas del
Los enroques opuestos se ven a menudo
en partidas con la Defensa PirclUfimtsev,
en especial en las formaciones derivadas
de la Variante Byrne (4 ~g5), o afines
(con ~e3t B, 'ii'd2, etc.). En la Variante
Clásica, en cambio, ambos bandos suelen
enrocar corto.
En la India de Rey los enroques
opuestos se producen, casi exclusivamente, en las partidas con el Ataque Samisch,
que en los últimos tiempos ha visto decrecer su popularidad. Así que son cada vez
más raros.
168
ParIigras- Jobava
Campeonato de Europa Individual
Anatolia 16.5.2004
El joven GM georgiano Baadur Jobava
es uno de los nuevos talentos, conocido
desde hace años por sus brillantes actua-
flanco de rey), defecto que han agravado
con la temeraria captura de este peón, que
abre innecesariamente una vía de ataque
sobre su rey.
12 •.•
iJ..e6.
13 .i.cl
Más profilaxis, pero pocas piezas en
juego.
13 ...
l1b8
14 lfJh3
324
EL ATAQUE EN AJEDREZ
14 ...
~xa2+!I
¡El trueno del infierno! Inesperado, espectacular y brillante. Pronto veremos cómo el enroque blanco se derrumba.
15 c;t;xa2
'ifa5+
16
~bl
ll)dS
17 r!d3
Parece más natural 17 Ad2?, pero naturai o no, seguiría 17 ... n xb2+ 18 ~xb2
ttb8+, con debacle general.
17 ..•
Ilfc8
Al precio de una pieza, las negras han
puesto en marcha UD ataque demoledor.
Entretanto, las blancas aún no han desarrollado sus piezas del flanco de rey, ausentes de la lucha.
18 ~d2
21 c3
li)b4!
Claro que tenía que haberse previsto
esto. Pese a la pieza de menos, las negras
tienen ya una ventaja prácticamente decisiva.
22 'Wa6?1
La alternativa era 22 cxd4 ~a2+ 23
~c1lZ\xc6 24 .: xb8+ ~xb8, cuando las
blancas tendrían tres opciones: 25 ll)f4, 2S
~c3 y 25 il.d3, pero seguirían en dificultades, y esas dificultades vienen dadas no
por la relación material (:+A+~ vs
'fV+A+8), sino por la exposición de su
rey, el retraso en desarrollo (factores dinámicos), y el peón pasado a negro (factor
estructural).
li)xa6
22
23 ~xa6
nxb3+
'iYxa6
24 ~xb3
25 cxd4
Tenernos lamisma relación de fuerzas qu~ en la nata anterior (con la desaparición adicional de una pieza menor
por bando), y la conclusión es más o
. menos misma: el rey blanco está desprotegido y el peón negro a es un importante factor, que debe inclinar la balanza.
"ií'e2(-+)
25 •••
26 ~el
Puesto que a cualquier otra jugada de
alfil sigue 26 ... iVxg2 y las negras ganan
pieza, las blancas tienen que incurrir en
esta penosa maniobra defensiva, para evitar pérdidas materiales. Pero eso viene n
ser una rendición anticipada.
26 •••
1Wxg2
27· ~f2
(Ver diagrama 674.)
la
18 •..
tl.xb2!
¡Y ahora, la ira de Júpiter! A. primera
vista, es prometedora 18 ... lLl b4, pero
después de 19 n a3 'iVd8 (no 19 ...
'lj'xa3?, por 20 iVxc8+ 1:1 xc8 21 bxa3
li)xc2) 20 fj'a4ll)xc2 21 :b3 ]¿xb3 22
'iWxb3 lDxd4, las negras tienen compensación por la pieza, pero no más. El sacrificic de torre, en cambio, es más preciso y sc.Lltundente.
Ilb8+
19 rl;xb2
~fl
lIb3
~xd4+
Esta configuración de piezas es, por
supuesto, impresentable. El jugador rumano debía haberse rendido.
ENROQUES OPUESTOS
325
Última jugada: 14 0-0-0
27 •••
fixf3+
28 ~c4
29 Itgl
aS
a4
30 lLld3
Si 30 l:tg3,30 ... 'tWe2+ 31lf)d3 33.
30 •••
83
31 iLd2
eS!
32 dxe5
32 llg3 \Wc6+ 33 ~b3 a2.
'ifc6
32 ...
y Parligras se rindió por fin.
A cualquier jugada de rey (33 ~b3t 33
Cit;d4,33 c;t;>b4), sigue 33 ... ~6+, ganando
la torre.
La explotación de las posibilidades dinámicas contra el enroque blanco ha sido
muy imaginativa ~or parte del joven GM
georgiano.
169
Aloni - Bronstein
Match URSS - Israel
Olimpiada de Moscú 1956
Este match fue el primero disputado. entre
las selecciones de la URSS e Israel, y la
partida que sigue resultó decisiva para el
encuentro, pues las otras tres finalizaron
en tablas.
Las negras tienen perdido su peón de
d6 y las blancas parecen tener controlada
toda la posición.
14 ._
b51?
Un avance de peón a una casilla controlada cuatro veces. Bueno: es un sacrificio posicional, para abrir líneas contra el
enroque.
15 cxbS
axb5
16 li:)cxb5
c4
Bronstein no mira atrás...
17 'fi'xd6
¡faS
Bronstein: "Era mejor 17 ..~ c3, porque ahora las blancas pueden jugar 18
Ji.d2. Durante la partida, ambos oponentes opinaban que tras 18 ... ~3 19
..txc3 n fcS 20 ~ bl .: xc3, etc., las negras dispondrían de un ataque muy fuerte. Por esta razón, las blancas tratan de
evitar la variante, con 18 i.,d4. Si ahora
18 ... c3, se puede contestar tranquilamente 19 li)xc3."
18 i.d4?
Mejor era 18 i.d2 'ti'a4 19 i.c3, con
posición complicada.
18 ..•
nfc8
19 3l.c3
326
EL ATAQUE EN AJEDREZ
19 •••
~d3+!
20 ~xd3
si 20 et>bl, 20 ... Axc3 21 li)xc3, y los
dos caballos quedan amenazados.
20 •..
..i.xc3
21 ~xc3
cxd3
22 1%xd3
~e5
"Las blancas tienen tres peones de
ventaja, pero, como compensación, las negras disponen de mucho espacio para sus
piezas. A partir de este momento, el caballo negro entra en juego y anuncia con
enérgicos clarines el ataque final" (Bronstein).
23 ];1e3
l:td8!
24 ~e7
1:ld7!
2S 'iYf6
La dama blanca ocupa- una posición
que, en otras posiciones, podría considerarse ideal (corno pieza de ataque, obvia-
mente), pero que aquí debe considerarse
fuera de juego, desplazada del teatro de
operaciones.
.
(Ver diagrama 677.)
L:)
•••
'ifc5!
ltJc2
tt1d3+
Ambos caballos negros han llegado a
jaquear en d3, casilla en la que caen, pero
con todos los honores.
27 l:{xd3
28 a3
l:txd3
¡vn
La masa de peones blancos (seis contra
tres) debería compensar ampliamente la
calidad. El problema es cómo resolver la
seguridad de su rey. Podríamos decir qlJt~J
como
tantas otras ocasiones, el espíritu
lucha contra la materia. Esto es cierto, pe··
ro más cierto es aún que en esta posició n
la estructura negra es muy superior a la estructura blanca.
en
29 Ite1:
Las alternativas no son esperanzadoras:
Ca) 29 li)b4. n xa3! 30 lLlxd3 (30 bxa'l
'iWd2+ 31 ~bl; Uxc3 -+) 30 ... 'iVe3+ JI
c¡f¡Jc2 Ab3+ 32 ~bl 'i\Vxd3+ 33 ~cl na'!t
y mate a'. la siguiente.
(b) 29 :dl.~b3-t.
2~) . . . '
l:td2
Lasblancas se rindieron.
Una excelente partida de ataque d(~ I
GM Bronstein.
.
ENROQUES OPUESTOS
170
Korchnoi - Stein
33er. Campeonato de la URSS
Tallinn 1965 .
Última jugada: 13 t¡)e4-c3
327
lb 4h5 17 ti) ge2 li) d7, con igualdad.
También sugiere preceder la captura
del peón de 14 g3!?, Y después de 14 ...
lD4h5, 15 l¿)xb5 Aa6 16 liJe2, con Iigera
ventaja blanca.
14 •••
.~a6
15 liJa3
Es jugada única, pero el caballo queda
arrinconado, de modo que las negras siguen jugando con naturalidad (y un peón
menos)...
15 ...
ttb8
16 g3
lLl4h5
Tampoco este caballo tiene motivos
para estar satisfecho con su situación. .
17 b3
"La Defensa India de Rey produce
siempre un juego agudo y vivaz, y eso es lo
más adecuado para el estilo inquieto de
Stein, con su permanente búsqueda de luchas emotivas" (MI Bernardo WexIer).
13 _.
b5!?
Un sacrificio sorprendente. sobre todo
contra un gran maestro de la defensa, como Korchnoi.
Lapreparación de este avance era menos prometedora: 13 ... a6 14 g3 lb4h5 15
lDge2 b516 c5 ti)eB, con posición confusa.
14 ~xbS
La columna b es ahora semi abierta.
Eso, por sí solo, puede no justificar el
sacrificio, pero abre perspectivas a jugador tan imaginativo como lo era Stein.
La alternativa 14 cxb5 obliga a gambitear el peón, comosi se tratara de un Valga (14 ... a6), con la ventaja de que aquí
el rey blanco está enrocado largo y, por
tanto, en la zona de alto riesgo. Belov
indica la línea 14 ... a6 15 b6 cxb6 16 g3
17 • • • .
-Si2.b7!
Cumplida la misión, el alfil retrocede.
Stein se dispone a romper en c6, aun a
costa de un nuevo peón.
18 lDbl
c6
19 dxc6
~xc6
20 ~xd6
"iVe8!
¡Pero no al precio de cambiar damas!
Es evidente que las negras necesitan a su
pieza más poderosa para llevar a cabo su
ataque,
21 1:[el
El caballo blanco de gl está sujeto a la
328
EL ATAQUE EN AJEDREZ
defensa de su peón f3: 21 /iJh3 Axf3 22
lü g5 ii.xhl 23 1'1 xhl ..th6 =t.
.
21 ...
22 ..td2
f!f1
.tf8
23 'iVd3
Tomar en e5 sería hacer gala de una
codicia excesiva. Por ejemplo: 23 'i/xe5?
3d e7 24 'iYc3 Jd. xel+ 25 ~xel Ab426
~xb4 xb4 27 ~xb4 lLlg4! 28 fxg4 ~xhl
29 gxh5 'iVe3+ y 30 ... 'iVxgl.
n
múltiples amenazas. Por ejemplo: 27
tlJg5 1:[f528'fJJxa7 l:lxg5129 .txg5 'i'e5 -+
30 -i. d2 1W xb2 31 rt> d1 ]¿ a8 32 1Wb6
xa2, y las blancas están completamen-
n
te perdidas.
26 •••
27 ~xc3
28 g5 ".
_
..t.xc3
ll)f6
l[)d7
29 lZ)xe4
Las blancas tienen dos piezas menores
y tres peones por la dama contraria, un
balance perfectamente equilibrado, pero
¿de qué equilibrio se trata aquí?
29 •••
1Wf8
30 ~c3
fIf3
31 ~b2
23
e4!
24 'iYc3?!
La alternativa era 24 fxe4!? ~g4
25 lt)f3 lüíl 26 'iie2 lLlxhl 27 ~ xhl, con
tres peones por la calidad. Pero Korchnoi
se aferra a sus conquistas materiales, algo
que, en su caso, pasó a ser el sello de la caaaa
l:% eS!
32 cJ;bl?
Fritz recomienda aquí 32 n hgl y 32
li.)d2. La textual es un error, que permite a
Stein sacarse de la manga una pequeña
combinación.
No servía, desde luego, 32 ll)f6+ ~xf6
33 g)(f6 .: xf6 34 Axf6 ~xhl.
32 _.
~xe4 (-+)
33 ~xe4
sa.
24 ...
iLg7
2S ltJh3 .
i Otro caballo que tiene preferencia
por la banda] En esta partida los caballos
parecieron haber sufrido una alucinación
colec":«.
...j
•••
li)g4! .
26 fxg4
Korchnoi entrega la dama, como única forma de prolongar la resistencia. Si
26 'ifa5, seguiría 26 ... 11 xf3, creando
33 ..•
nxe4!
34 rI.xe4·
nn+
35 l:tel
35 l:txfl ffxfl+ 36 cJ;lc2 (36 ..tel
ENROQUESOPUESTOS
'fi'd3+) 36 ... li'g2+ 37 ll)f2 ¡fxf2+, ganando.
35 •••
'iWf5+
Gana el caballo extraviado, y con él la
partida.
36 ~al 1'1 xh137 xh1 'fIxh3 38 Ad4
¡fg2 39 ngl 'ifd2 40 lLxa7lDe5 41 R.c5
lLld342 iLa3 tl)b4 43 il.xb4 ¡fd4+ 44 ~bl
1Wxgl+ (0-1).
Sí, decididamente, la India de Rey era
territorio propicio para la creatividad de
Leonid Stein.
n
171
Motylev - Sturoa
Dubai 26.4.2003
329
14 hxg6
hxg6
15 g4
Además de ganar espacio, prepara el
habitual traslado de la dama a la ahora
abierta columna h.
15 ._
~f8
16 liJh3
•••
Otra posibilidad era 16 'ifh2 11 e7 17
iLf4, con ventaja blanca.
16 _
l1e7!
17. tLlf4
0Jc7
18 ..td3
Las blancas completan su desarrollo
con ganancia de tiempo (ataque sobre gó),
18 ."
~e8
19 lldel
a5
Últimajugada:9 ... liJf6-eB
10 h4!
El avance temático para abrir la rampa
de lanzamiento que, con el caballo de f6
desplazado, cobra fuerza adicional.
10 ...
f6
exf6
11 exf6
12 i.e3
d5
Las negras han contenido la posible
expansión en el centro (d4-d5).
13 h5
1:tt7
20 ~xb5!?
.
Un sacrificio verdaderamente inesperado. La continuación más tranquila 20
lt)dl también era favorable a las blancas,
después de 20 ... ~ce6 21 lj)><e6 ~xe6
22 iLh6 'Wif7 23 llle3.
20 •••
cxbS
21 lt)fxd5
lb xd5
l:tb7
22 li)xd5
¿Dónde debe situarse la torre? Si 22 ...
nf7, 23 ~h6 ¡Vd8 24 JLxg7 nxg7, cuando
podría producirse una variante espectacular: 25 11 e8! ¡fxd5 (25 ... tWxe8??" 26
330
EL ATAQUE EN AJEDREZ
l:1 h8+!t c¡i¡l xh8 27 rl xf8+ 'i'g8
(27 ... :g8?? 28 ~h6+) 28 'ifh6+. Volve-
.ll) xf6+) 26
remos a encontrarnoscon ella. .
Tal vez la pregunta debiera ser ¿es
obligatorio mover la torre? En caso de,
por ejemplo, 22 ... lIaa? 23 liJxe7+ l:[xe7
24 Ah6 iLxh6 25 1Ixe7 'il/xe7 26 : xh6,
las blancas tienen torre y dos peones por
el par de piezas menores negras. El peón
pasado y la mala coordinación de las piezas contrarias les darían ventaja a las blancas.
23 .th6
1Wd8
Z4 .i.xg7
IX xg7
Si 24 ... ~xg7, 25 'fi'h6+ Wf7 261Wh8!1
'iWxd.5 27 lIh7+! lLlxh7 28 tle8!, y la invasión de la última fila le da la victoria a las
blancas.
25 treS!
Aquí se repite el tema que hemos visto
en el comentario a la jugada 22 de las negras. No s610 se repite, sino que la posición es idéntica,
25 •••
'ií'xd5
26 ld. h8+!!
~ xb8
27 tt xf8+
'iWg8
No .: ... lIg8??, por 281Wh6+, ni 21 ...
*h7??, por 28 'li'h2+.
28 'iVh6+
%1 h7
29 %1xg8+
30 Vixg6+
31 Wxf6+
32 'iVf8+
~xg8
~h8
.tlg7
~h7(±r
685
Los cuatro peones'de más (por el alfil)
le conceden a las blancas ventaja, matizada .por él hecho de que las piezas negras
están desorganizadas (torre a8 y alfil e8
aún no han jugado) y subrayada por el
peón pasado de d4. Pero esa superioridad
se enfrenta a algunos obstáculos técnicos.
Hay que jugar con precisión para superarlos.
3] 83?!
Consecuencia de los apuros de reloj.
La jugada precis a era 33 'ii' e8! Jl b7
34 'iVxb5 nf8 35 'iVd3+ ~g8 30 d5 -t-.
La siguiente fase, de la materializaci6n técnica, escapa del objeto de este li··
bro, de modo que s610 la trataremos lige
ramente.
33 ...
~b7
35 f4
~g8
l:td8
36 1\Ye6....
~h7
34 \Wf5+
37
~e5·
IldS
37 ... iLd5 38 g5 Udd7 39 b3 ±.
38 iVe4+ ~g8 39 f5 nf7 40 ~e6 1:[ xd4
41 'iVe8+ .rIra 42 ~e6+ l:!f143 'iYe8+ UfH
ENROQUES OPUESTOS
331
172
44 1Wg6+ ~h8 45 ¡j'bS+ cj;g8 46 1Wg5+
~h8 47 'ife7!?
Kasparov - Spassky
Niksic 1983
Nueva imprecisión. Se requería 47 f6!
1:.f7 48 'tWxb5 +-.
"47._ nd1+ 48 ~a2.t%rr 491We8+
49 'f/xf7?? ~d5+.
49 ••• catg7 SO iYe5+ et»g8 51 iVxb5
Última jugada: 11 g2-g4
~d5+?
686
No había por qué dar este jaque, pero
la posición apenas permite concebir esperanzas a las negras. Por ejemplo: 51 ....
~d5 52 fie8+ 9i;g7, y ahora, con 53 c4 (ó
53 b4), las blancas estarían a un paso de la
victoria.
52 c4 (+-) 52 ... .!U3 53 'fi'e8+ 1:(fH 54
'iYg6+ ~h8 55 W'h5+ ~g8 56 \i'g5+ cit>b8
57 fie3 Ahl581Wh(i+" ~g8 59 'it'g6+ ~h8
60 f6 1:[ d7 61 ffh6+ ~g8 (1-0).
Obviamente, seguiría62 ¡Wxhl.
Esta partida ej emplifica la dureza
que requiere una partida de competición. No basta con lograr ventaja en la
apertura, concebir una impresionante
combinacióny alcanzar una posición teóricamente ganadora. Todavía falta que
el jugador ajuste su talante a las exigencias competitivas: cálculo preciso, cierta
dosis de prudencia y un estricto control
del juego.
11 .••
iLxg4!?
Un interesante sacrificio posicional. El
propio Spassky era un virtuoso del ataque
a la India de Rey con emoques opuestos,
precisamente en el Sistema Samisch, así
que trata de procurarse una buena dosis
de actividad, para no caer en una posición
netamente pasiva.
12 fxg4
13 O-O-O!
lDxg4
ll)xe3
14 iVxe3
e6
15 hxg6
bxg6
Una línea interesante es 15 ... fxg6 16
tí'h3 'iW g5+ 17 ~ bl 11 x b2+ 18 \ti> xb2
llb8+ 19 q¡a1lL\b420 a3! +- (Kasparov).
16 l:td2
Mejor 16lbgl! !le81? ~xc4 lIb4.
16 ...
17 llJgl
18 ~f3
lIe8?!
d5!
a5
Otras posibilidades son 18 ... lDe7 y 18
•.. ~b4.
.
19 eS?!
Según Kasparov, era preferible 19
332
EL ATAQUE EN AJEDREZ
rIdb2! e5 (una espectacular variante es 19
... dxe4 20 liJxe4 lDxd4 21 l1h8+11 Jl.xh8
22 ~xh8+ ~xh8 23 'Wh6+ q;g8 24 lDfg5,
señalada por Kasparov) 20 l:th7 exd4 21
lIxg7+! ~xg7 22 'iih6+ c;¡f}f6 23 ~xd5+
\te6 24 ~g5+ ~d7 25 ftJxU -t-.
19 ...
ll)e7!
20 ..ih3
689
26 lJJf3
20 •••
c5!
21 dxcS
21 IIdh2!? cxd4 22lDxd4 'ifb6 00 (Kas- .
parov).
1:ted8?
Spassky pierde pie, Aquí disponía de
una excelente continuación: 26 .0. 1fih6
27 :Ie2 J:1ed8L
27 ~g5!
'WIe7?
Nuevo error. Era preferible 27 ...
.rl d7 t, ~unqu6 las blancas replican 28
Axe61 (28ll)ge4 'ilb6 29 ILe2 \Wgl+ 30
.lil ~xe5! 3'l1Wxe5 'ilxfl+ 32 ~c2
%ldb7 33 ~f6+ rJ;g7 34 l¡)d7+ f6) 28 .
fxe6 29 \Wh2 Ah8 30 'fih61 It b6 (30 .
·f1g7?31 ~a4 'fffl32l:thl t-).
28 ~h4.
%td3
21 ...
'ilc7
Ahora las negras contraatacarán sobre
el peón de e5.
.
22 ¡Vf4
lbc6!
23 }lel
d4!
Desde la jugada 20, las negras se han
de
apoderado la íníciatíva, pero eso no significa que las blancas renuncien a recuperarla...
(Ver diagrama 689.)
1~
.~.'"
neg:
rtxd4!
;~xd4, 24
...
25 ll1xd4
"\VII
o ••
4:)xe5, con ventaja
ll)xd4
'Wxc5
29", 1Wh7+?
Ahora es el.turno de Kasparov,
I.IlN
blancas ganaban. con 29ll)ce41 c3 ]0 tI, I
ENROQUES OPUESTOS
'ii'b4 311Wh7+ ..t;»f8 32 %1 xf7+ ~e8
33 ~f6+ ~d8 (33 ... jtxf6 34 1Wg8+)
34liJxe6+ 'ii;Jc8;35 :I c7++.
29 •••
~f8
30 ll)xe6+
fxe6
~e8
31 %1fi+
32 'ifgB+
Af8
33 VJf xg6+
c;f}d8!
Las blancas perdieron por tiempo, pero de todos modos su posici6n es indefendible: 34 jL xe6 'ii'b4! 35 lj) a4 ~ e7 36
'irg8+ etIc7 37 'iWh7 n bd8.!, con ventaja
decisiva.
Los errores no hacen menos atractiva
esta lucha. Que los errores abunden en las
partidas con enroques opuestos es algo 16gico, porque al ser normalmente el juego
mucho más agudo, las posibilidades tácticas se multiplican y las dificultades de cál- .
culo y las omisiones también.
173
Spassky - Fiscber
Match-revancha (12.a )
Belgrado 30.9.1992
333
17 ... f4 18 ~d2 ~h7 19 g3 fxg3 20
.nxg3 ~h6 21..t.xh6 ~xh6 22 'iVd2+ ~h7
23 ~d3, Y si 17 ... rJJf7 18 ll)h3 We8
19 li)g5, con ventaja.
18 'l2)b5
Se podía jugar 18 g4, pero la ocupación
vitalicia de b5, por parte del caballo, restringe mucho los movimientos de las piezas negras. Así que no hay prisa.
18 •••
~h8?
No está claro que el rey vaya a estar
más seguro en h8 que en g8, ante la prevísible apertura de la columna h. Claro que
hablamos a posteriori, cuando conocemos
el desarrollo de los acontecimientos de la
partida.
Parece mejor 18 ... ~a61? 19 g4 Jlxb5
20 axb5 hxg4 21 fxg4 f4 22 ~d2 g5 23
hxg5 liJg6 24 Uh5 lt)xg5 25 11gb1, con
posición confusa.
19 g4
hxg4
19 ... f4!? 20 ..td2 lbg8, o bien 19 ...
fxg4 20 fxg4 lbf6 21 gxh5, en ambos casos
con ventaja blanca.
20 fxg4
f4
21
~d2
Últimajugada:16 ... b7-b6
21 •••
g5?!
¿Era necesario este avance? Fischer
17 1:tdgl!
llJh7
busca la casilla g6 para su caballo y algo de
334
EL ATAQUE EN AJEDREZ
libertad. Pero supongamos .que, en la posición del diagrama, jugasen las blancas: 22
h5 g5 23 h6 .1tf6.Desde luego, la posición
.negra es muy restringida, pero ¿es peor
que la que obtienen en la partida?
lf)g6
22 hxg5
23 llh5
llf1
24 ngbl
25 'ii'b3
Se dirige a h3.
25 ...
.tf8
l:[b8
25 ... ~a6 26 '+Wh3 'iYd7 27 ~d3 i..xb5
28 axb5 na? (aquí tendríamos un curioso
cuadro, pocas veces visto: las tres piezas
mayores blancas están triplicadas en la columna h y las correspondientes negras en
la séptima fila) 29 ~el ~g8 30 ~f3 1:1g7
31 tDh4 tt)xh4 32 'Wxh4 -t-. Además del
peón de ventaja, las blancas tienen todos
los triunfos en la mano.
26 'ifh3
11 bb7
cMO 31 nb5! li.)xeA (31 ... .txh632 l1xd8 +-)
32lllc3! ~xh6 (32 ... l¿)xd2 33 ~g5+ cJ;g7
34 :5h7++) 33 tLlxe4+ rtle7 34 nxd8
~xd8 35 l1xh6 1:.g7 36 ~xd6 l!bc7 37
ll)xc8 ~xc8 38 ~d3 -f-.
. 29 ll)t3
nbU?
Un error en posición restringida, pero
recordemos la sentencia de Tarrasch: "Las
posiciones restringidas encierran en sí
mismas el germen de la derrota."
29 ... 'fId7 30 'fi'h2 (30 liJh4 li)xh4 31
'ifxh4 f1g6, con posición confusa) 30 ...
\Wd8.
30 Ah6!
32 I:txg6
33 l:1xgT+
27 lLld3!
28
~el
ebg8
.
ha maniobrado para situarse
en f3
-rcer así la función de bloqueador (
~6n ~ negro, al tiempo que defiend
?e6n de g5.
•••
11g7
SI LO .•• ll)xg5, 29 l:th8+! rJ;g730 'tWh6+
El
,-,~·~:.~illo
"Wd7
31 li'bS
'ií'xg4
Las negras no tienen jugada útil, y a
cualquier desplazamiento del caballo (e?,
h8) seguiría 32 g6, ganando pieza.
'ifxh5
lIxg7
34 l:txh5
Con pieza de ventaja, el resto no t ienr~
historia.
.
34 •••. ~ g4 35 n h4 s. xl3 36 ~ x L\
lC1 xg5 37 A g4 .%1 h7 38 11 xh7 rt; xh7 J'J
wc2 .i/.e7 40 ~d3 ~g6 41lfJc7 rJ;r7 42
llJe6 l[)h1 43 Xl.h5+ <t>g8 44 .1eltnf6 4~
~h4 ~1i7 46 iLf7 (también ganaha '1h
..txf6 ~)(f6 47 «&t>e2) 46 ••• lbxd5 47 'c)(d~
ENROQUES OPUESTOS
~xh4 48 ,Ah5 ~h6 49 Jl.e2 ~.f2 50 wc4
174
Ad4 51 b3 ~g6 52 c¡tb5 ~f6 53 c¡f;Jc6 c;t;e7
54liJgJ (1-0).
Dijimos ya (en la partida anterior)
que Spassky era un virtuoso del ataque
contra la India de Rey, sobre todo con
su favorito Sistema Samisch. Aquí Fischer le ha dado la ocasión de volver a
demostrarlo.
Rowson - Kunte
Campeonato Británico
Edimburgo 21.7.2003
335
Última jugada: 16 ~cl-bl
4.4 ESTRUCTURAS SICILIANAS
En esta sección estudiaremos aquellas
partidas derivadas de la Defensa Siciliana,
exceptuadas las que se originan en la Variante del Dragón, que por el enroque negro en fianchetto, revisten características
diferenciadas.
Los enroques heterogéneos son el pan
nuestro de cada día en variantes como el
Ataque Velimirovic/Sozin o el Ataque
Rauzer, y en la de rabiosa actualidad, Najdad (con il.e3, f3, 'iYd2),también llamada
Ataque Inglés.
Las opciones respectivas vienen dictadas, como siempre, por las circunstancías concretas de la posición, y en el caso
de los enroques sicilianos opues tos, el
rasgo diferencial es la columna semiabierta e para las negras, con el sacrificio
de calidad en c3 que tiene rango casi institucional.
Los ataques a la bayoneta suelen ser
más rápidos para las blancas (como, por
otro lado, en casi todas las estructuras), y
las negras suelen basar su ataque en eljue-
16
a5
17 lLlg3
a4
18 t[)d2?I
Una mala interpretación. A posteriori,
Rowson llegó a la conclusión de que es superior 18 l[)cl, entre otras razones, porque deja libre la casilla d2 para una eventual retirada de la dama blanca.
'18 ...
l1c8
19 %lel
Las blancas tienen ya un esquemainusualmente pasivo.
(Ver diagrama 696.)
19 •••
b3!?
Con este audaz sacrificio de peón, las
negras se apoderan de la iniciativa.
20 axb3?!
go de piezas.
Como mínimo, arriesgado. Lo correcto
parece 20 a3 bxc2+ 21 cj; al d5 22 exd5
li)xd5 23 'iWxh7, con posición muy complicada.
20 •..
axb3
336 . EL ATAQUE EN AJEDREZ
21 !i)xb3
~c6!
22 ~xf6?
Mal concepto. Había que conservar este importante alfil (22 ..i.f2), porque al
cambiarlo se activan, además, las piezas
negras, dejándolas con pareja de alfiles en
posición abierta.
llg6
22 _.
23 'ti'xh7
Aquí no había que descartar la posibilidad 23 'iYxg6 fxg6 24 ~c3, aunque el rey
blanco queda. expuesto, por culpa de la
(abierta) columna 3.
23 ..•
..\lxf6
El alfil se sitúa en la gran (y magnífica)
diagonal, evacuando de paso la casilla e7
para su rey.
24 ll)hS
En esta jugarla confiaban las blancas,
considerando inevitable el cambio del alfil
(f6).
(Ver diagrama 697.)
las negras no s610 no pierden, sino que
conservan opciones ganadoras.
25 •••
.1:ta8
La columna abierta empieza a ejercer
su influencia sobre la posición.
26 li)xf6+
' ] l xf6
27 ll)d2'
.
La mejor jugada debe ser 27 ~c2', y
después de 27 ..• liJeS 28 iLe2 i.a4, la clavada es un factor que tiene su peso específico.
27 ....
ll)e5!
Una fuerte jugada, que libera la acción
del alfil dama y 'controla la casilla de escaped3.
2S li)c4'
28 ..i.c4 ~e7! 29 .ílb3 1We3, y no hay
que analizar en: detalle para comprender
que la coordinación de las piezas negras es
buena y que la estructura blanca en torno
a su reyes endeble.
28 •••
\Wa2+
29 ~c2
24._.
'tti'a7!
No 24 ... iLe7 por 25 f?jg7+.
25 c3
.
En los boletines del torneo se sugiri6
25 liJxf6+ It xf6 26 'fJfg8+ ~e7 27 'ilg5,
como línea ganadora para las blancas, algo que dista de ser cierto. Con 27 ... eS!,
(Ver diagrama 698.)
J
29 .••
~e7!
Naturalmente, no sería negocio 29 ...
tñxc4 30 Jl..xc4 \i'xc4 31 'fNh8+ <be7 ]2
1Wxa8.
30 lüxe5
~a4+
ENROQU~S OPUESTOS
337
175
Zhang Pengxiang - Kotronias
.Open Aníbal
Linares 8.3.2002
Últimajugada:16 ... a6-a5
Con la entrada en escena de esta pieza,
la situaci6n se oscurece para las blancas.
31 ~d3
'fi'xb2
No hay que perder el tiempo de ataque. Si 31 dxe5, 32 c¡f;e3 y las blancas
conservan esperanzas.
. .32 lDc6+?
No puede conservarse la pieza, pero
tal vez podría intentarse 32 li)g6+
xg6
33 ¡fh4+ ~d7J pero ahora la torre es más
activa en g6. Una tentativa de resistencia
podría pasar por 34 'iYel, pero después de
34 ... JLb5+ 35 rJi?e3 Axf1. 36 l:1 bl 1Wc237
tt xf! 11 xg2, la exposici6n de su rey compromete todo el juego blanco. Incluso es
posible que sea más fuerte 34 ... ~b3, Ysi
35h4,35 ... 1Ia2.
o ••
n
~xc6
32 ._"
33 llc2
'iVbl
34 eS
dxe5
35 ~e3
e4
Las blancas se rindieron y, con un juego original y una buena serie de victorias,
el GM indio Abhijit Kunte se proclamó
campeón británico.
17 lDd4?!
En la lucha con enroques opuestos cada tiempo o turno de juego tiene un valor
incalculable. De ahí que fuese mejor jugar
17 .i..xf6 .txf6 18 g5 ~e7 (18 ...
~c3
19
1We3) 19 f4, con ventaja blanca.
17 •.•
a4
Si 17 ... e5, 18lbf5.
18 ~b5?
18 iLe3 e5 19 tLlf5 (19 li)b5 ¡Va5 20 g5!
li}h5 21 c4 bxc3 22 liJ xc3, y las blancas están un poco mejor) 19 ... Jlxf5 20 exf5 (20
gxf5 a3 21 b3 d5, Ylas negras están bien)
20 ... tBd5.
18 •.•
19 83
'iYaS
Las blancas deciden entregar la pieza
para conseguir una posición resistente,
con material heterogéneo. Sí 19 c4, 19 ...
d5 Yel juego blanco se viene abajo.
19 ...
:c.xb5
20 ~xb5
tWxbS
21 'iWxb4
338
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Las negras finalizarían su reagrupamiento con ....1le6(b7), pero se olvidan de
quelasblancas aún puedenquemar sus últimos cartuchosríe ataque a lo largo de In
rampa de lanzamiento.
21 •••
~e8?
Error» en posición crítica. Las negras
eluden el cambio de damas, pero lo cierto
es que después de 21 ... 'ifxb4 22 axb4
'Aa623 I1h2 J¿b8 24 flhd2 (24 c3 ~c4+)
24 ... h6! 25 Axf6 gxf6 26 c3 ..tc4, las negras tenían posibilidades de ganar.
22 il.xf6
gxf6
23 g5!?
Más preciso era 23 'ti' c3, evitando la
ruptura que sigue.
23 •••
dS
24
'iWc3
fxgS
25 hxg5
dxe4
No, en cambio, 25 ... Axg5?, por 26
ndgl ~e7 27 f4.
26 ttdgl
eS!
26 ... 11 d5 podía llevar a tablas. Por
ejemplo: 27 l:l xh7 ~xh7 28 tthl + Clf;g6 29
l:rh6+ c;t>f5 (29 ... ~xg5 30 'i'e3+ rt»f5 31
nh5+ ~g6 32 'ifh6++) 3D fxe4+ ~xe4 31
I1h4+ ~f5 32 ¡jf3+ ~xg5 33 iVf4+ ~g6
34 ~6+ ~f5 35 '3'f4+.
2'7 fxe4
•••
Si L7 'ti'xe5 .i.d6 28 1Wf6?? (28 'fi'xe4
¡.vxe·' - .', fxe4 Jle5, con juego confuso) 28
... $ .~ .~9 'iWh6 'iVb5, y las blancas están
per
%Id4
...
_.0)
'»YO
'iWf8
t9
nx~7!
rJ;Jxh7
.30 \i'hS+
~g7
31 l:f.h1
.rtd1+
02
3
ltxd1
No era bueno 32 'Wxdl?, por 32 ...
~xg5 33 'iYh5 'il?f6! (33 ... ~f4? 34 'fih4t).
Las 'negras se han defendido, pero según la escala de valores numéricos) se encuentran ya en inferioridad (torre y dos
peones, es una, fuerza algo superior a los
dos alfiles). Falta por saber cómo se comportarán las piezas de uno y otro bando,
actividad, etc.
. 32 •••
~g8
Sería un error proponer el cambio de
I
damas: 32 ... ~h8? 331i'xh8+ q;xh8 14
: d5 ~g7· (34 ... f6 35 na5) 35 nxe5 iLc()
36 l:ta5~. Ylas blancas ganan, con tres peones de ventaja.
33 g6!
34 gxt7+
35 'tWhi!
36 ~f2
37 VJi/a7
'JJVg7
~h8
~f6'
jLe6
3Lxf7
ENROQUES OPUES.TOS
38 'ifxa4
Las blancas han extraído lo mejor de
la posición. Ahora los peones pasados
del ala de dama deben ser un rodillo ganador. Claro que hay que jugar con exactitud.
38
39 'ti'b4+
40 1Wb7 (+-)
339
47 •.• .
W'b4?
Las negras dejan escapar su oportunidad. Con 47 ... Wa4! 48 a6 !il.f7 49 1:tgl+
Wf6 50 b3 iLxb3! 51 cxb3 'ifxb3+ 52 'iYb2
'ifd3+ 53 "'Wc2 _b5+ 54 rj;al 'ffxa6+ 55
¡Va2 'iYd3, el final es tablas.
sn
48 a6
. Tampoco servía 48 ... .,ad2 49 l!gl!
..tc3 50 xg6+ ~xg6 51 ¡Vg4+ ~f6 52
'&t3+ ~e6 53 iYxc3. El resto es bastante
n
fácil.
49 'iVg4+ et»f650 \i'f5+ rJ;e7 51 lIdl
.i.e6 52 'tWh7+ c¡tf6 53 gl sn 54 'tWh4+
~e6 55 a7 'fIaS 56 'iYh3+ ~f6 57 'iWh8+
Kotronias se midió.
Sf, la partida tiene abundantes errores,
pero también encierra numerosas enseñanzas para quien sepa apreciarlas. ¿Hay
'que aclarar, una vez más, que el ajedrez se
juega (COD el permiso de las máquinas) entre seres humanos y, por tanto, entre jugadores falibles? Si un error permite salvar
el juego, o crea las circunstancias para una
combinación favorable, o permite modificar la relación de las fuerzas en lucha, todo eso es material de un valor incalculable
para el jugador que sepa interpretarlo.
Por esta razón, he incluido en este libro
partidas con errores, pero que por una u
otra razón contienen un indudable interés.
Zhang (con el nada despreciable EIo
de 2522) estuvo dos meses jugando torneos
en Europa y, según él mismo confiesa, tuvo que vivir de su propio bolsillo, de ahí
que se esforzase al máximopara conseguir
premios, y ganase el Abierto de Linares,
delante de toda una pléyade de titulados,
con más de 2500y basta de 2600 Elo.
n
702
40 _.
'ifg4
El problema de las negras es que los alfiles no pueden crear amenazas sobre el
rey blanco. IQué diferencia con la partida
Motylev - Judit Polgár de esta misma sección! (véase).
41 nn
'iVg2
42 'fi'a6
~g5
43 1Wd3
iLf4
44 a4
Tras una serie de jugadas posiblemen-
te mejorables por ambas partes, las blancas emprenden el plan ganador: avanzar
su peón a sin mayoresmiramientos.
44
.tg6
45 .11 el
'iNfZ
46 'ti'e2
~ d4
47· aS?
El mejor método era 47 b3 'fi'b4 48
~a2.
340
EL ATAQUE EN AJEDREZ
176
J a1ifman - GeIfand
Campeonato Mundial FIDE
Las Vegas 11.8.1999
Tras una larga década de deambular por
abiertos y cerrados de segundo orden, el
GM Alexander Jalifman, un jugador de
extraordinaria clase, por fin logró su sueño, proclamándose campeón mundial, en
el primer campeonato masivo (eliminatorio), organizado por la FIDE.
Esta partida corresponde al desempate, con 25 minutos de tiempo por jugador
y 10 segundos adicionales por movimiento
realizado.
Última jugada: 11 ... o-o
sugiriendo, en su lugar, 12 ... ~b6 13 c4
liJa4.
También es interesante 12 e41?
Por ejemplo: 13 1i'd4 ~c5 (13
lbe5)
14 llld2 aS 15 h4 (15 g5 lLlfd7 16 liJxe4
ll)xe4 17 'iWxe4 íxg5, con posición confusa) 15 ... "d7 16 g5 l[)g4 17 tnxe4 t¿)xe3
. 18 fxe3 ttl xe4 19 'it'xe4, con ventaja
blanca,
.
13 ll\xc5
dxc5
. 14 0-0-0
Las blancas cuentan con un fuerte
peón pasado y protegido en d5, y sus perspectivas de ataque no han disminuido.
14 __
e4
Si 14 ... Ad6 15 g5 ~e816 wrf5 ±.
15 'iVd2
Ad6
El bloqueo del peón pasado con una
pieza menor es el procedimiento ortodoxo. Si 15 .,, 'iWb6, 16 g5. lLle817 h4 lüd6
18 h5 ±.
1:6 g5 ;
lLld7 .
~7 h4 .
lijeS .
Korchnoi considera innecesaria esta
jugada, .estimando que era imprescindible
17 ... %1 t8, segu.ido de ...cS-c4.
18 b5 .
J:tc8?
OmítíendoIa siguiente jugada blanca.
Con 18 ... f5 19 gxf6 "iVxf620 J1hg1 b5, la
ventaja blanca sería mínima.
o
12 g4!
Una novedad de Jalifman, aunque
avances similares se han producido en numerosas posiciones de apertura, Esta línea
de juego (Siciliana Najdorf, con 6 ~e2 eS)
coro o··,?.Ó a practicarse en los años cincue
12 ••. .
lDc5
Según Korchnoi, una jugada pésima,
porque "la estructura de peones resultante es muy desfavorable a las negras",
ENROQUESOPUESTOS
341
19 ~h4!
c4
Si 19 ... lClf3, 20 i.xf3 exf3 21 h6 g6 22
nh3±.
. 20 1:[xe4
c3!?
La coordinación de las piezas negras
no permite explotar este avance, aunque
de todos modos le crea algún problema a
Jalifman. La alternativa era 20 ... f5 21
gxf6 'irxf6 22 f4 ±.:
21 bxc3
22
~bl
¡faS
nxc3
Después de 22 ... 'iWxc3 23 'iVxc3 nxc3
24 ~d4 Itc4 25 ..txc4 lLlxc4 26 hti, las
blancas tendrían una posición ganadora.
23 ~d4
l:lfc8
Alternativas:
705
mate inmediato: si 31 ... Axgl, 32 ne7, y
las negras ya pueden abandonar.
31 ._
~xh6?'
lIa324'fj')(aS tr.xa525 Jlxe5-f-.
Si 31 ... et-xh6, 32 'W/xn, y si 31 ... ~g6,
(b) 23 ..tb4 24 ..txc3 ~xc3 25 'ffe3
~f3 (25 ~d7 26 %1f4l;)c5 27 ~c4 +-)
26 g6 llJd2+ 27 :xd2 'ita3 28 gxíl+ ~h8
32 tWg8+ ~f5 33 'ilxh7++. Pero hay una
mejor opci6n: rendirse.
Después de la textual, de nuevo es posible 32 .: gl + lb g4 33 xg4+ ~ h6 34
l:1g6+! hxg6 35 'ifh8++.
No olvidemos el ritmo de juego: 25
minutos para toda la partida. Es extraño, sin embargo, que a Jalifman se le
haya escapado esta posibilidad, porque
la desviación del alfil se ve a simple vista. Y más extraño aún que los comentaristas de la partida tampoco la mencio-
(a) 23
29 'ií'b6 +-.
24 ~xc3
l:[ xc]
Si 24 ... 'iYxc3, 25 'fi'xc3 l:I xc3 26 f4
llJd727 kg4, ganando. .
25 'iWd4
f6
25 ... liJO 26 1:[e8+ .tf8 27 R.xf3 li'b5+
28 ~cl n xc2+ 29 ~xc2 li'xe8 30 d6 +-.
26" gxf6
gxf6
27 f4
~c5
28 ¡Va4
~b6+
Si 28 ... ¡fxa4, 29 1:[ xa4 l¡Jf7 30 iLd3
li)d6 31 ~b2 -f-.
29 ~al
lj)f1
30 fie8+
~g7
(Ver diagrama 705.)
31 h6!
Esto sella ventaja decisiva, según
Korchnoi, quien añade: "el método elegido es "muy bueno, porque el rey negro se
vuelve aún más vulnerable." Pero, en mi
opinión, no podía ser más vulnerable, porque con 31 ligl+! las
bI~cas
forzarian el
n
nen.
32· ¡Yd7+?
ltJf7
32 ... ~h8 33 l1e8+ tiJg8341Wg4 +-.
33 nbl
'iWd8
34 n xb7
35 n xd7
35 ... f5 36 e¡tb2
'iVxd7
11 xc2
ItaJ 37
l1c4 +-.
36 .tb5
-ta3
37 llel
38 lIxf7+
~b4
n
~h6
39
h1
(1-0).
Eliminar a Gelfand fue, sin duda, una
de las claves que le permitió a Jalifman
proclamarse campeón mundial.
342
EL ATAQUE
EN AJEDREZ
177
Anand- Vallejo
Torneo Melody Amber
Montecarlo 22.3.2004
Todos los años se celebra este torneo que,
dentro de su curiosa modalidad (partidas
rápidas y a la ciega, de 25 minutos/jugador), ha pasado a ser un clásico. Lo organiza la fundación Max Euwe, y su patrocinador es el millonario holandés J oop van
Oosterom, que fue un activo jugador de
ajedrez.
El torneo está formado por dos competiciones de partidas rápidas (25 minutos/jugador), una de las cuales es a la ciega. Hay clasificaciones para cada torneo y
una combinada. S610 se invita a los mejores, y el nivel de juego es sorprendente, teniendo en cuenta las dificultades y restricciones de tiempo..
Últimajugada: 16 ... liJh5-f4
gras, con el detalle de que la dama negra
protege el peón de f4. El avance 20 ... g6
facilita, además, la ruptura en h5. Podría
seguir: 21 c3 dxe4 22 cxb4 (22 fxe4 ttJc6 ~)
22 ... e3 23 'ifc2 nc8 24 'iVe4 ~xb4
25 ~d3 ±.
21 ~c4
111eS
Si 21 ... ':c8,.22 ~b3 es 23 exd5 ~xb5
. 24l¿)xb5 ~c5 25 l¿)d4 b5!, con contrajuego.
22 .ib3
'lWc5
23 'iVd2
Se amenazaba 23 ... Axb5. De esta forma, puede retomarse de caballo.
23 _.
'iYe5?!
23 ... Axg51? 24 lLlxd6 (24 li.)f5 Axb5
25 Ilxg5 ~h8 26 'it'xf4 'ile5 (26 ... gxiS 27
)¿xf5) (27 'iWh4 -t-) 24... 'iYxd6 (24 ... iLe7
25 li)6f5) 25 lt"xg5 ~f6 (25 ... Il fd8 26 eS
'fIJe? 27 'ifxf4) 26 n dgl, y las negras se
encuentran en.una situación muy difícil,
ante el avance h4-h5 y la eventual amenaza ltJiS.
24 h4
nac8
25 h5 .
El ataque blanco se juega solo y está
cerca de resultar decisivo. Las negras carecen de contrajuego.
25 ...
~g7
26 ¡qh2
iLxg5?!
26 .. l1h8 minimiza el peligro inminente, parando las amenazas inmediatas, pero a costa de una posición muy
pasiva. Por ejemplo: 27 c3 lDa6 (27 ...
tDc6 28 l¿)e2!, amenazando 29 d5 y la
4
n
17 ll)b5
1~
'tWb8
iLxf4
exf4
l¿)3.;t4
il.d7
ltgl
g6?!
La n.otura 20 ... d51 es mejor, activando el :. :~. go de alfil y dama por casillas ne-
captura: en f4) 28 liJf5+ (28 tj)e2? ~xb5
29 ~ d:) ~ xe2 30 'iV xe2 [30 tt xe5?
iLd3+] 30 ... ¡'e6 31 h6+ <t>f8 32 ~d2,
con las amenazas lWxf4 y n b5, y es posible que las blancas dispongan de una
posición ganadora, pero no puede demostrarse CO!.TlO un teorema geométrica) 28 ... gxf5 (28 ... il. xf5 29 exf5
ENROQUES OPUESTOS
\ixf5+ 30 JLc2 'fi"c5 [30 ... We5? 31
X:tdel] 31'iWxf4 t-) 29 ItdS"+-.
343
178
Bologan - Bacrot
Enghien-les-Bains 12.4.2001
Ültima jugada: 12 ~ .. b7-b5
707
27 lLlxd6! (+-) Af6
27. ... ncd8 28 tn4f5+ .i.xf5 29 tLlxf5+
gxf5 30 1:[xg5+ Wh8.31l:r.cll.
28 hxg6
fxg6
28 ...hxg6 29lMf5+ lxf5 3D lLlxf5+ c¡f;>g8
31 1txg6+ iLg732 %txg7+ 'fIxg733lfJe7+t.
29 ll)6fS+
~h8
Si 29 ... llxf5, 30 lbxf5+, y sigue como
en la partida.
708
30 ~xh7+!
31 l:lhl+
~xh7
(1-0).
No está mal, tratándose de una partida
de ajedrez rápido.
g4
~a5
a3
.1lb7
g5
lIfe8
h4
lIab8
Ambos bandos han completado su
despliegue. Las blancas parecen llegar
antes al contacto con las defensas contrarias.
17 h5
.§LaS
18 h6?
18 .td2 amenaza ltJd5, neutralizando
. ...b5-b4, pues si 18 ... b4, 19 axb4 tI xb4 20
ltJd5 ~xd5! (20 ... .1:txd4? 21lfJxe?+ ~f8
223l.xa5 nxdl+ 23 n xdl Cibxe7 24 ~xa6J
ganando un peón, con parej a de alfiles) 21
il.xb4 iYa2+ 22 wcl ~xe4 23 ~xe4 dS 24
'ifd4 e5! 25 l:th3 (25 'iVxd5 'iVal+ 26 ~d2
13
14
15
16
'iVxb2 27 ~d3 'iYxb4+, y las negras tienen
compensación por la calidad) 25 ... exd4
26 %:ta3 'iYxa3 27 bxa3 ~xb4 28 axb4llJb8
29 n xd4, con ligera ventaja blanca en el
final.
18 ..•
~f8
19 ~d2
344
EL ATAQUE.EN AJEDREZ
19 hxg7 !iLxg7 20 'lixd6 b4 21 'ilxa6
'WIc7. y son las negras quienes atacan.
19 ..•
b4
20 lDa2
•••
20 axb4 rl.xb4 21 'iYe3 'iYa3 22 b3 t¿)c5,
Y su iniciativa le ha reportado a las.negras
peligrosas amenazas.
'ti'c7
20 ..•
29 i.d4
o
21
~d3
bxa3·
22 b3
lñc5
23 .!il.c3
eS
Valía la pena sacrificar en b3: 23 ...
liJxb 24 cxb3 1:1 xb3+ 25 ~al 1:1 xc3 26
ltJxc3 \'Hxc3+ 27 'ir'xc3 tlxc3, con buenas
perspectivas para las negras,
24 fxe5
dxeS
25 't'ixe5
li)xd3?
Con 25 ... 'Wxe5! 26 Axe5 lDxd3 27
llxd3 (27 jLxb8 ttJf2) 27 ... .l:Ib5 28 hxg7
1Lxg? 29 SLxg7 ~xe4J las negras sellaban
ventaja prácticamente decisiva.
29 ..•
:xb3+!
¡Ah, una combinación de mate!
30 cxb3
Si 30 etJ al, 30 ... %{ xc2.
30 _. ;
li)cl+!
Las blancas se rindieron.
Si 31 ~al, 31 ... l(}xb3++.
Una partida muy accidentada.
i
179
Morozevieh - Ljubojevic
Torneo Melody Amber (rápidas)
Montecarlo 23.3.2002
Ú1tim.ajJ~gada..·12 ... naB-e8
26 o'ijxc7?
Aquí había un increíble recurso:
26 'iYf5!!) que amenaza el golpe demoledor
27 'iYxh7+!, y si 26 ... ~e5 (26 ... g6271Wf6)
27 hxg7 Axg7 28 .btxh7 l:te829 lXdhll +-.
26 •••
%txc7
27 hxg7
Axg7
28 il.xg7
.íi,xe4
b5
'?leS
lDxb3
15 lLle4
. biarse por una
Este cab~o de~:n~: pero ¿cuál de
de las dos plez~s b sa? Después de 15 ...
ellas es más peligr~ 7 c3 b4 18 ..t.c2 g6 19
lDxe4 16 ¡Vxe4a5 bxc3 21 hxg3, el juego
il.xe7 "fIixe7 20 h5
estos esquemas,
es como de costumbre e~eferible 19 cxb4
p
de' doble fil o. Pero es
7 21 h5, con ven taja
13 h4
14 eS
'iVxe
axb4 20 ~xe7
.
blanca.
16 axb3
17 !8..xe7
dS
"f/Jxe7
.
•
-n
•
· · o Había que jugar 21
error decisiv
dos el ata,
d todos mo
6 , aunque,
e prosperar. Por ejem...
g
debe
que blanco
o
~f3i
lo: . .
22 .. riílf7 23 gxf5
p (a) 22 .J:1h6 4Jg7
lDg726lDe5+
exíS 24 e6+ Axe6 25 23 .J:1dh1 Wf7 24
we8 27l¡)xg6) 23 gxg} 1%xíS 24 Itxg6
xf5 exíS) 23 ". exf5
'tivxd4) 24 Il. xg6
g f425 l1h1 .Il.xd4 26
~;8(b) 11h6
n~~.
25
il.h5 26
exf523 e6!
22 gxf5 n xf5 (25 ih7+ ~f7 26
\lUth31 1lJ g7
il.xe624 18' • f5 24 Ith6 6'e6.
Ith6) 23 itlxf5 ex an en todas las líneas.
Las blancas gan
exf5
'it'g6
22 gxf5
23 'iWb3
~
•
El
·;(·~~:r
B.i.aa.lf/
·.~.j.B.·
~~.¡D
.a_~J";"\n
U
~~U. ~
·A·.gl~B
U
.l';I
.<igbIB •
o _ .
18 li)g5!
713
b6.
~
19 ffd3 t
••.ch no ha lle~orozevl
Naturlamen e,
tirarlo a la trisvado su caballo a g5 par a re
te casilla h3.
o
fS
19 ...
20 g4!?
···sigue con 20
se con~h8 22 \1IlI
Nada posiitivo
1
UX d7
f5
21
~xd5+
,.¿..
8
lDxf5?! ex
524hxg5+'é'g ,p ero
1!Vxd723 l:lxd7 hxg l¡)c7 22 g41? era, en
r-: f3 h5 21 iD g5
. h, "una al20 "LJg
Morozevic
Palabras de1propio
ífica"
.
, pac
.
temativa mas
hxgS
'i6'f7?
20 -.
21 hxg5
24 ...e6!3Lxe6, 25 l¡)·f3!, o también
Si 24
.
25 4Jxe6 6'xe6 26. It:~1.
Ljubojevic se rm .
180
Najer - Smirin
Open Aeroflot
Moscú 19.202003
tida recuerda
esta par
La estructura de
Defensa
Francesa, p ero,
más bien a una
346
EL ATAQUE EN AJEDREZ
como puede verse, el peón d sigue en d7.
Se trata de una Siciliana Paulsen.
tar bien: el caballo de e7 puede ocupar có,
etc. pero es pura apariencia.
J
Última jugada: 15 ... g7..g5
Si el peón h blanco se ha avanzado a h5
será para impedir la expansión ...g5, ¿o
no? No necesariamente. Las negras tenían
que decidir dónde situar su rey para que
las blancas pudiesen actuar en consecuencia. Ahora que lo han hecho, resulta que
el peón de h5 ejerce un poderoso papel
constrictor: si el caballo de e7 no "sale",
tampoco saldrán el alfil rey ni la torre h8...
16 ..t.xb5!
Además, existe esta fuerte posibilidad
táctica. La captura 16 hxg6? abriría la columna g voluntariamente, activándose las
piezas durmientes mencionadas y, por otro
lado, el peón de e5 quedaría prácticamente perdido para las blancas.
-.6 ••.
g4
.La a ceptaci6n del sacrificio es más que
delicada: 16.... axb517 ~xb5 ¡¡aS, cuando
"la idea blanca no era reeuperar material de
inmediato, con 18 tL1d6+ ~b8 19 00, sino
jugar .:'r"\f! 18 c4,seguido de b4" (Zviagintsev).
~
... lñg8, 19 a3, para seguir con b4.
, lDd2
J
l¿)xe5
-ués de esto, las negras parecen es-
18 W'e2!
Ahora el ataque sobre a6 obliga a las
negras á capturar el alfil de b5. De no existir ese ataque, podrían consolidarse con 1H
... lD7c6, pero eso es hablar de lo que pudo
haber SIdo y no fue.
18 ...
axb5
19 li)xb5
~a6
No hay alternativa Si 19 ... 'f6b8,20 iLa7.
20 ~4! :
Fuerza la apertura de la columna c.
Aquí pódría plantearse la pregunta .estratégica: ¿por qué c4 y no a41 Respuesta: el
avance C2-c4 anula la clavada, y a2-a4 no.
20
~xb5
21 cxb5
~b7
22 l:[a~l
'ti'd6
22 ... 'iYb8 ~3 ~b3 liJd5 (i1a ansiada
movilización del caballo atascado l) ')A
iba5+ c;t>a8 25 b6 ~xb6 26 iYa6+ V}§a7 ?'1
1Wxb6 W'xb628 Axb6 ]¿b829 jLd4 +'.'.
23 ~f4: (-t-)
(Ver diagrama 717.)
24 ll)c4!
En caso de" 24 jLxe5 ~xe5 25 ~xt·.C)
'tWxe5 26 n xe5 n a8, las negras tend ría 11
ENROQUES OPUESTOS
717
algunas posibilidades de salvar la partida.
24 ...
t2Jxc4
25 Axd6
tLlxd6 •
Una vez más, las conclusiones .en cuanto al balance material son engañosas: las
negras tienen tres piezas menores por dama y peón, pero el principal factor, que
hace inservible esta apreciación, es el peligro a que está sometido el rey negro, sin
cobertura alguna de peones, y con columnas abiertas en su sector.
26
nedl
ti) e4
26 ... li)d5 27 l:lxd5 ("también es bueno 27 a4, con gran ventaja", Zviagintsev)
27 ... iexd5 28 ~d2 (pero no 28 Wie7?
.i.xb2 29 "t[bl Aa3) 28 ... llJe429 'iYxd5+
ctJb8 3Q b6.
27 ¡Vc2
28 'Wa4!
29 lIxd7+
30 'iWb3
(Ver diagrama 718.)
718
Ya no sirve nada. Si 35 ... liJf6, 36 ~c6,
con la amenaza directa sobre el cabailo y
37 b6. Si 35 ... lL)d6, 36 b6.
36
c6
liJe2+
37 rt>n
tDf4
38 b6
llxa2
39 bxc7+
Wb7
40
Smirín se rindió. Una magnífica partida
del vencedor en todos losplanosde la lucha.
n
nc1
181
Short - Ljubojevic
Memorial Euwe
Amsterdam 1988
Última jugada: 14 ... 'ftVd8-c7
Jte5
na8
~b8
~d5
31 lIxd5!
Eliminando el último obstáculo.
31 ...
exd5
32 lifxd5
~c7
33 'it'xf5
34 'Wd7
11 eS
35 g3
l2)xg3
nc8
347
348
EL ATAQUE EN AJEDREZ
15 g4
¡A bayoneta calada!
15 •••
16 lLlg3
17 ~xd4
23 eS+!
24 'fif4
~b7
Amenaza mate en una.
ll)xd4
Ac6
18 11 he!
l:[fe8
Short sugirió la alternativa 18
ll)d7,
pero después de .19 g5 hxg5, es muy fuerte
20 11g1.
19 gS
hxgS
20 fxg5
lLld7
o ••
Si 20
oo.
rbxh5
24 •••
Axg5
24 ... ~f3 25 'fixf7+ ~h4 26 'iWh7+
c;;g327 1:[gl+,ganando.
25 1Wxr1+
~h4
26 1Wb7+
rj}g3
l2Jh7, el caballo quedaría fuera
de juego. Podría seguir 21 h4, con la amenaza ltJb5y, tal vez, 'ifg2, etc.
721
27 ~h5!
También ganaba 27 :gl+ ~h2 (27
Ag2 28 ~~4) 28 xg5.
27 •••
~h2
oo.
n
720
21 Axg7!
El emplazamiento del caballo en g3
permite este sacrificio, para dar entrada a
todas las piezas blancas.
21 •••.
22 ttJb5+
cl;xg7
c;t>g6
Otras respuestas al jaque pierden rápidamente. Por ejemplo:
. (a) 22 ~g8 23 g6! fxg624 Wh6 .if8
25 'irxg6+ <t>h8 26 %1g1, Ymate en tres.
(b) 22 ... Wf8 23 g6! ~f6·24 D.n fxg6
25 ll) xf6 q¡, g7 26 t¿)xe8+ tt xe8 27 'iffl.
(e) 22 ... cwf;> h8 23 g6! .§l.f8 24 n gl fxg6
25 :.t!xg6li.)e5 (25 .1. :e7 26 'iWg5) 26
lIh6+. ganando.
l ••
27 ... l:lg8 281Wg4+ c¡tJh2 29 Wgl+
rJ1xh3 30 .tf5~.! exf5 31 nd3+ y sigue mate forzado, ;
28 1Wxg51!
Era.mucho mejor 28 'fi'e2+ y mate en
seis. Por ejemplo: 28 ... ~g3 29 l:tg1+ ~g2
30 Ae4 ~f4 31 ¡j'g4+ ~xe5 32 1Wxg5+
~xe4 33 J:lge1.+ ~f3 34 'tWe3++.
zs •.. i
l:tg8
29 ltd2+
.i.g2
~O
1Wf4+
31
~e4
El tema recurrente,
31 •••
32
'iW)(.~4
l:tg3
~xe4
(1-0).
ENROQUES OPUESTOS
182
Morozevich - evitan
Match Rusia - Croacia
Olimpiada de Bled 7.11.2002
Últimajugada:13 ... llJd7-e5
349
20 ~xdl axb5 21 ~cl %1d8 22 %IglllJe8!,
para cambiar alfiles de casillas negras.
18 lIg3
iYrs
18 ... l:[fd8 18 1:1 dgl tlJeB. sería una posición perfectamente jugable, pero que,
según Morozevích, "ninguna persona normal querría jugar (con negras}".
18 ... g6 19 n dgllj)"d7 20 .i.f4 (20 iLd4
~h7
21 ~c4 .i.d6 22 tlg4 ~e5) 20 ...
et»h7! 21 \i'fl 'i+'f5 22 ~e3 li:)e5 23 f:I h3
lbxf3! 24 tIxh6+ ~g7 25 lIg3 l1h8, Ylas
blancas
han conseguido nada.
19 l!dgl
g6
20 f4
/i)b5
Alternativas:
(a) 20 ... ll)d7 21 iLd4 ~h7 22 ~c4
g8 23 iLd3 'fi'xf4+ 24 Jle3 'iYh425 'iff1,
con clara iniciativa de las blancas.
(h) 20 ... b5 (impide el traslado del alfil
blanco a d3, vía c4) 21 lLldl ~e4 22 ·c3!
lbxg323 ]¿xg3 We4 24 'fih5 .af6!! 25
iLc2 (25 ~xf6 'fi'xf4+ 26 ttJe3 'iWxf6, con
ventaja, pero no 26 ... 'iYxg3??, por 27
't\Vxh6 y las blancas dan mate) 25 ... .axe5
26 .ixe4 j.xf4+ 27 liJe3 .iLxe4 28 'tWh4,
con alguna ventaja blanca.
no
n
14 iLg3
liJxf3?!
Una sorprendente falta de criterio en
un gran maestro. Es evidente que la apertura de la columna g le concede posibilidades de ataque a las blancas, que de otro
modo no existirían. Las alternativas eran
14 ... b5 Y14 ... ll)fd7. En el primer caso, la
simplificación 15 lt)xe5 ¡'xe2 16 lt) xe2
dxe5 17 f3 liJd7 18 Wbl (para seguir con
ttJcl-d3) favorece a las blancas, pero la segunda, reforzando el punto eS, era perfectamente jugable.
15 gxf3
..td7
16 e5?
Morozevich considera muy antiposicional este avance y lo explica s610 por el
deseo de doblar rápidamente torres en la
columnag.
Era mejor 16 ~e3! .tc617li)e2.
16 •••
dxeS
17 jLxe5
~c6
17 ... l1ad81? impediría el plan de doblar torres: 18 .ng3 Ab519lbxb5 Itxdl+
21 lIg4
R.f6
22 1i'e3
IIad8?
Morozevich critica severamente esta
jugada, calificándola con dos signos de interrogación. Su propuesta es 22 ... c;t»h7123
.i.c4 (23 lLle2 .i.xe5 24 fxe5 1Wf3 25 liJd4
'ti' xe3+ 26 fxe3 lt ac8 =) 23 ... il. xe5 24
fxe5 'Wf3 '25 ¡¡eS 1:1. ac8 26 .i.e2 "fi'h3 27
flJe7 l%ce828 'iWb4 ~xh2, con posición
confusa. .
(Ver diagrama723.)
23 ,i,xf6
'iYxf6
24 f51
El peón kamikaze, o ruptura Pillsbury,
como ya sabernos,
24 •••
gS
350
EL ATAQUE EN AJEDREZ
29 'ilg5
Cvitan se rindió. para sorpresa de su ri-
vaL
Después de 29 ... tlg8 3D 'fi'g7+! n xg7
31 hxg7+ ~g8 32 ~xh5 'ii'd2+ 33 ~hl
~g211, cuando después de, por ejemplo,
34 I1h2 rj}xg735 Ithxg2+, las blancas tienen una gran ventaja, pero la lucha sigue
siendo posible.
183
723
Si 24 ... 'Wxf5,25 ¡fxh6 fId6 26 ~bl!
Af3 27 n g5 tWf4 28 tI xh5. La defensa
más tenaz era 24 ... ~h7 25 fxg6+ fxg6
26 Il xg6 'ilxg6 27 11 xg6 ~ xg6 28
¡'xe6+.
25 h4
exf5
25 ... 'fi'xf5 26 hxg5 iLf3 27 nh4 ~h7
28 l/.) e2 ~ g8 29 tn d4 I1 xd4 30 J:l xd4
11 xg5, con resistencia numantina.
26 hxg5
'i'd6
26 ... 'ti'g627 1:lh4 .1:tfe8 28 'l6h3 !CJg7
29 l¿)d5! (de esta forma se tapona la columna d, impidiendo el mate: 29 rlxh6??
'fi'xg5+ y las negras dan mate) 29 ... .i.xd5
30 tt xh6, ganando.
27 rI h4
1:feS
28 gxh6+
~b8
Motylev - J. Polgár
Copa de Europa de clubes
HaIkidilri 28.9.2002
Última jugada:i4 ... l:taB-c8
15 'iWg3
g6
16 h4
Las blancas han puesto en marcha SIl
ataque, con el evidente plan de abrir la
pista de despegue (h5xg6, etc.). Sin ern
bargo, Judit consideraba más consisten te
16 ~e2 Ilfd8 17 ti)d4 ~xd4 18 iLxd4
iLeS.
16 ..• ,
1:1fd8
17 b5?
724
Una jugada rutinaria. Había que controlar elansia expansiva del peón central
ENROQUES OPUESTOS
351
aislado, lo que era posible con 17 ~d4,
aunque después de 17 .... li)xd4 18 ..i.xd4
23 c3
Si 23 ¡Vd3, 23 ... .tg5+ 24 ~dl (24
i.c5 19 Axc5 'iYxc520 ·.i.d3 d4, efectúa
de todos' modos su avance, con posición
~bl1We5 251WeZ''Wc3 -+) 24 ... ¡fal+ 25
~e2 'iVe5+ 26 <;bd1. ~g4+ 27 f3 .iLf5 28
1Wc4 'ti'e3 29 ~d5 ~e6 30 ~d3 ~cl+ 31
complicada.
17 ,..
d4!?
Judit toma ya la iniciativa.
18 hxg6
hxg6
~e2 ~c4, ganando la dama.
19 lf)xd4
Es evidente que 19 'iVh2? s610 conseguiría empeorar las cosas para las blancas,
tras 19 ... ~6.
.
19 ...
~xd4
20 ttxd4
23
e..
~c51
24 rJJd2
24 rbdl Jl.f6 +_ 24 c4? ~d4r 25 ~b8+
iJ..f8 26 'ifxb7 il.xa3+ 27 ~bl ~d6 28
'iYa8+ jL{8-+.
24 ...
.YLg5+?!
Una imprecisión. Aquí era más fino 24
20 .,.
rIxc3!!
Un espectacular e inesperado sacrificio
de calidad, aunque tratándose de Judit
Polgáres un sinsentido decir que una ju- .
gada espectacularpuede ser inesperada.
21 bxc3
No hay alternativa.Si21 l:1 xd8+ \fkxo8
22 'ti'xc3 (22 bxc3 jLxa3+), después de 22
... i.g5+, lasblancas están perdidas.
21 ...
:xd4
22 cxd4
·lWxd4
Ahora se inicia un juego de ~uma dificultad, en el que Judit demostrará que la
acción combinada de su dama y los dos al-
fileses superior a la de las fuerzas blancas.
... .tf6125 ~e2 (25 ~b8+ ~c8) 25 ... ~g7,
. con ventaja.
25 ~c2
Las blancas podían mejorar su juego,
con 25 \t>el! .1i.f6 26 ~e2 rJ;g7 27 c4 'ti'd4
28 \i'd3'tWal+ 29 }¿dl ~c130 ¡Vc2 'iWxa3::¡:.
25 •••
\f¡g7!
Esta sencilla jugada le da mucha flexibilidad defensiva al rey negro pues, caso
de ser amenazado, se reserva sendas'esca-
patorias po:r f8 y f6.
26 JLd3
~f6
La constante percusión de las piezas
negras sobre el entorno del rey blanco es
una pesadilla para Motylev,
.
27 nbl
352
ELATAQUEENAJEDREZ
Alternativas:
(a) 27 ·jLe2 ~xa3, y el pe6n a queda
pasado, pero subsiste, además, el peligro
para el rey blanco.
(b) 27 ~e4 'fi'xa3 (27 .~. \\fc4 28 'ild3
'iVa2+29 wdl.i.b3+ 30 c;t>el ~c4 31 'ilc2
'iVal+)28 ~d2 ~b2+29Ac2.if530 ]:tcl
aS, y las negras deben ganar fácilmente.
184 .
Shirov - Lékó
Semifinal Candidatos (3) Einstein
Dortmund 15.7.2002 (3)
Última jugada: 14 l¡)c3-e2
Es curioso que en sus análisis Judit no
mencione la defensa del pe6n c3.
27 •••
'i\Vxc3+ (-+)
28 ct>d1
~g5
29 Cit>e2
Si 29 'il'xg5?, 29 ... 'iVxd3+30 ~cl ..tB
3111b2 'iYc3+, y si 29 f4, 29 ... ~f5 30 1:tcl
Ag4+ 31 'iYxg4 'iVxd3+ 32 ~el 'ife3+ 33
c;f;Jdl ~xf4-+.
14 ••• :
b5
Ha desaparecido del enroque negro el
alfil de fíanchetto, pero los peones de este
bando, en el.ala de dama, están avanzados, por lo que su ataque parece ir por delante.
15 ttli3
b4
:16 'ifgS?!
Lékó: "Una jugada de sólido concepto,
728
29 •••
~g4+!
30 ~n
Tampoco este alfil puede tomarse. Si
30 'iYxg4, 30 ... 1Wd2+ 31 c.t>f1 'iixd3+, capturando también la torre con jaque.
30 i:
-Slf4
_ '.:~::- olancas se rindieron.
pero que no forma parte de un proyecto
de ataque, lo que, por otro lado es difíci1
de org-anizar contra el rey negro."
_16 ••• ;
]:te8
·17
li)d2
a3
18 bxt.31 .
Shirov hace esta concesión porque no
le gustaba seguramente la variante 18 h:\
iVd419 lLlc4 h6 20 'iVe3 iLa61 (ahora que
el juego se ha vuelto posicional,las negras
quieren desembarazarse de su alñl mnlo,
obligando a su rival a empeorar su supe
rior estructura de peones) 21 ti)e2 ""xc] t,
Ydebe retomarse de peón, 22 fxe3, pues si
ENROQUES OPUESTOS
353
22 l¿)xe3, sigue 22 ... tDxe4!. De cualquier
modo, este final sin duda era preferible al
acoso que van a sufrir las blancas.
18 ...
h6
19 l'He3
27 ~el
'f/ia7
28 1Wxb4
1Wxf2
La posición blanca ha-ce agua por todas
partes.
29 !tJf5+
gxf5
. 30 gxf5
19 ..•
.1te6!
Las negras completan su desarrollo, de
paso que presionan sobre las debilidades
del flanco de dama enemigo, seriamente
deteriorado por la captura bxa3.
n xa3!
20 l¿)b3 .
21 'iVxc5
li'b8!
N aturalrnente, las negras prefieren
conservar su ataque, perfectamente delineado.
22 ~b2
liJd7
23 'ti'e3
. lt.)b6 .
24 nal
Una jugada muy pasiva, pero no hay
alternativas. Si 24/1.){5+, 24 ... gxf5 25 gxf5
~a4+ 26 ct> bl jLxb3 27 It hgl+ h7 28 f6
g8, y las negras ganan.
(Ver diagrama 731.)
*
n
24 •••
c5!
El peón ariete, que asumirá la ruptura
decisivaen c4.
25 ~~1
26 dxc4
c4
lDxc4
30 ._
llc8!
31 fxe6
liJe3
Las blancas se rindieron.
Si 32 \t>b2 (otras jugadas también pierden),32 ... l\Vxc2+ 33 ~xa3 11a8+34 ~a4
'iYr3! I35 ~xa8li)c2+ 36 cba4 ~b4++ (variante señalada por Peter Lék6).
354
EL ATAQUE EN AJEDREZ
185
Ganguly - Svidler
Match India - Rusia
Olimpiada de Bled 28.10.2002
Última jugada: 13 ... ltJf6-d7
14 g4
b5
15 g5
li)ce5
16 b5
Bueno, las blancas tienen ya su bayoneta calada en el ala de rey: dos amenazadores peones en quinta. Pero ése es el pan
nuestro de cada día en la lucha con enroques heterogéneos.
16 •••
b4
17 lbe2
Otra posibilidad era 17 lEl a4 b8 18
n
lDd4 ~c5.
17 ..•
a5
18 ~bl
84
También están en quinta (en relación
con su base) los dos peones negros, y ade-
más ganando tiempo, por
el ataque al ca-
ballo.
(Ver diagrama 734.)
lbc5
Naturalmente, no todo es cuestión de
avances de peones ni de la rapidez con
19 liJbd4
que establezcan contacto con las filas
enemigas. Es mucho más importante la
coordinación general de piezas, su disponibilidad en la estructura de un bando, no en el sentido de estructura de
peones, sino!de estructura general: piezas y peones.
.20 g6
Todo esto se había jugado ya en la
partida de uno de los protagonistas, Svid ler - Avrukh, Haifa 1999. Svidler confesó
que, eh su preparación para esta partida,
había llegado a la conclusión de que, en
este momento, las blancas estaban peor.
Sin eníbargo.v'cuando esta posición apareció en el tablero, mis sensaciones me
decían justo lo contrario". Muy revela
dar. Hay que: tener en cuenta las angus
tias que acechan al jugador, su sentido (1(~
la responsabilidad colectiva (en el caso
de los encuentros por equipos) y sus Ian
tasmas personales.
20 ...
b3
La 'única jugada que al GM ruso le parecía lo bastante intensa como para man
tener el equilibrio en esta lucha. A VIU kh
había Jugado 20 ... iLf6, y después de ')'1
lLlb51 ~Wb6 22lbed4, las blancas qucclnron
mejor. Los caballos sostienen su flanco
dama.
(le
ENROQUES OPUESTOS
21 gxh7+
Mejor parece 21 axb31? (no 21 cxb3
axb3 22 lb xb3 ~cd3!) 21 ... axb3 22
ljJ xb3 ll) xb3 23 cxb3 'f.f a5 24 il. b6
1Wa2+ 25 ci>c2 lbc6, y aunque las negras
parecen tener buenas perspectivas, después de 26 ~cl! (no 26 Jlxd8? lL1b4+
27 c¡f; c3 .t xd8) 26 ... 'ir al 27 A xd8
l{} b4+ 28 ~ d2
xd8 29 .t c4, el rey
blanco se dirige a su flanco, con venta-
s:
ja.
21 _
~h8
22 ttgl
~J6
23 irg2
.i.b7
Svidler prefiere seguir manteniendo la
tensión entre peones. Con la textual completa el desarrollo, comunicando a sus torres. Obsérvese que, por el contrario, el alfil blanco de f1 sigue sin jugar y entorpece,
precisamente, la comunicación entre sus
torres.
355
Los apuros de tiempo le aconsejaron a
Svidler que debía eludir las complicaciones derivadas de 26 d5!?~ posiblemente
o ••
lo mejor;
27 'li)xc2
28 h6
79
d5
g6
~f4!?
. Mejor era' 29 ll)ed4 dxe4 30 f4 liJed3
31 n xg6 'iYxf4, aunque las negras tienen
ventaja. Es comprensible que Ganguly
quiera crear problemas apremiantes, pero
no lo son tanto.
736
29 •••
dxe4!
30 "ti' xf6+
c:j;> xh7
31 .tIxd8?
31·l¿)ed4! exf3 32 lIg5 Ild5!, Y si 33
llJe3, 33 ... xd4 34 tt xd4 ~e4+ 35 xe4
n
n
ltJxe4 36 ¡Vxe5 lL\d2+.
31 ...
73j
32
33 r!g5
24 ~g5?!
Si 24 ~b5, 24 ... bxc2+ 25 r1lxc2 fije?
26 lO ec3 a3 27 b3 11 ac8, y las piezas negras habrían logrado esa extraña cualidad
de conjunto llamada armonía.
..axgS
24 ...
f6
-25 'l6xgS
26 ~e3
bxc2+
nxd8
~exd4
exf3
.
33 .§¿d3 era la idea de Ganguly, a lo
que hubiera podido seguir 33 ...
l¿) cxd3 34 llJ xe6 f2! 35 lb g5+ \tl h6,
pues ahora no es posible la "mortal"
36 Ilhl+, por 36 ... ~xhl. Sin embargo, las negras podían replicar con la
prosaica 33 ... n g8!, y anular toda esperanza,
356
El ATAQUE EN AJEDREZ
Una formación característica de la Variante Najdorf en una de sus líneas actuales, que algunos llaman el Ataque Inglés.
12
~4
13 ~bl
14 h5
15 gS
11c8
~fd7!?
'fIIe7
737
33 •••
~e4
Aún ganaba más rápidamente 33 ...
xd4! 34 ltJxd4 /i)e4 35 'iff4 li)xg5 36
~xg5 .ie4+ 37 ~al a31.
34 'iVxe5 tWxe5 35 I:txe5 11 xd4 36 ~c1
II d5 37 n xd5 ~xd5 38 ~d2 <J.1xh6 39
n
~e3
g5 40 tDde4 g4 41 ~f4 csth542 lL\c2
~h4 43 liJe3 g3 (0-1)•.
186
Motylev - Dvoiris .
Campeonato de Rusia
Krasnoiarsk 2003
Última jugada: 11 ... O-O
Las blancas llevan la delantera en la
carrera de ataques, con dos peones en
quinta, pero....
15 •••
f5!
Un" excelente contragolpe.
16 .gxt'6
Er~ interesante el avance 16 g6!?, Y
después de 1~ ... h6, 17 Axh6 f4 18 jLxg7
cJ;xg7 "t9 h6+. el juego no está claro. Por
ejemplo: 19 ~ .. c;t> xg6 20 'ii g2+ itg5 21
D.gl 'fi'd822 Uxd6. con una posición confusa, difícil de dictaminar.
tl)xf6
16 ....
A pesar de que se ha abierto la columna
g, las blancas tienen un pe6n débil en f3 y,
por el momento,no pueden explotar aquélln.
17 f4?!
..•
Otra posibilidad era 17 ~xb6 'if'xb6 JH
.i.h3 Jl.xh3 19 lDd51 ~xd5 20 'ikxd5·f
rift>h821 Axh3 ¡frl 22 c3 nc723 'ifd3 y,
de nuevo, la situación es complicada.
17 ._
exf4
· ENROQUES OPUESTOS
18 iLd4
No 18 ~xf4, por 18 ... lt)xe4! 19 l2Jxe4
Ilxf4. .
18._.
lDfd7!
Con intención de neutralizar al peligroso alfil blanco, bien con ...iLf6, bien
con ...liJeS.
19 h6
g6
20 ~g7
21 llJd4
R.g4
25 •.•
26 i¿,xf6
27 lDgS
357
'fi'e3!
n xf6
nf7
22 ngl?!
En vista de que su "ataque" se encuentra en vía muerta, las blancas sacrifican calidad, sobre todo porque Dvoiris se encontraba en apuros de tiempo.
22 ...
il.xdl
23 'iWxd1
Las negras debían tener cuidado. Si,
por ejemplo, 23 ... %leS 24ll)e6 'iWc6?, recibirían un espectacular mate: 25 Ilxg6+!
hxg6 26 i.b5! axb5 27 h7+ ~xh7 28
~hl+ cí¡g8 291i'h8++.
24
~3
741
~c5!
~f6
25 liJe6
Si 25 ~e6, por supuesto Dvoiris estaba
dispuesto a devolver la calidad, conservando
ventaja, con 25 ... i.xg7 (25 ... ~xd4 26
'+Wxd4 ~xd4 27 ~xd4 tt e8 28 .i.xf7+ cj}xí/
29 I1g4, las blancas recobran el peón) 26
hxg7 lDf6, con buen juego para las negras,
UD
Las blancas tienen serios problemas, en
inferioridad material y sin iniciativa. Además, el turno de juego es de las negras..
27 •••
l:txc3!
Una forma muy provechosa de "devolver" calidad, tomando el mando de las acciones.
28 ne!
Una intermedia lógica, parn
.lazar
a la dama, pues la captura de la t·..:, :.. ~j no es
nada buena: 28 bxc3 llla4!, y no parece
haber defensa contra ...'iVb6.
Otra posibilidad es 28 .itd7 lbc4 29
..\te6+ tI xe6 30 liJxe6 'lib6 31 b3 xc2!
28 ••.
'fixh3I
Las negras aprovechan la ocasión con
lógica puramente ajedrecística. También
servía 28 ... ¡feS.
l:1xh3
29 lOxh3
n
30 a4
31 ~d4
f3
32 b4
a5
33
cj;f7
nn
34 'tWc3
35 'iYxb4
36 a5
Ith5
~xb4
rJi;e7
358
EL ATAQUE EN AJEDREZ
36 ...
lt)a8!
37 'iVb3
...
Si 37 1Wxb7, 37... J:l xaS 38 e5 dxe5
39 ~b4+ I:te5, y las negras ganan.
37 .•. l¡jc7 38 W'g8 ]1f7 39 'irc8 lDe6
40 ~xb7 n xaS 41 eS %l xe5 42 n xf3 n xO
43 'fIxf3 rt b5 44 ¡fe3 gS
. Ahora cae h6 y las blancas ya no pue- .
den seguir resistiendo.
Motylev, en consecuencia, se rindió,
187
Anand - Kamsky
Linares 1994
La reacción central contra un ataque
de flanco, conforme a los principios establecidos. Pero es un arma delicada que
hay que emplear con mucho tino. Otra posibilidad era 13 ... a5 14 g5 hxg5 15 hxg5
ll)h5, con ligera ventaja blanca.
14 g5
...
. Si 14 exd5 lbxd5 15 h5 ~xe3 16 '!i'xe3
Ah4+, y las negras estarían un poco mejoro
14 ..•
d4
14 ... hxg5 15 hxg5 d4 16 ~xd4 ~xb3
17 gxf6 .txf6 18 axb3 exd4 19 0-0-0 lijeS)
y aquí las blancas podrían apoderarse de
la iniciativa, con una maniobra similar él lo
que sucedió.
15 ~xd4
•••
Failaba 15 ~f2? por 15 ... lLlh5=t.
15 ....
. il.xb3
16 gxf6
Axf6
17 axb3
exd4
.18 0-0-0
lLle5
Si 18 ... iLxh4?, 19 'iflxd4, y si IR ...
'BaS 19 f4, para seguir con eS, en ambos
casos 'con ventaja blanca. Naturalmente,
no era posible 18 ... O-o) por 19 ~xh6, ga·
nando,
I
i
i
Última jugada: 13 ... d6-dS
/'11
Parece que las negras han salido (k la
escaramuza derivada de 13 ... el) enll unn
ENROQUES OPUESTOS
posición aceptable. Sin embargo, el rey sélo podrá refugiarse .en su flanco y la columna abierta g está y~ ocupada por una
torre blanca.
359
23 fxe5
¡fxb4
24 l1xgl
~f4+
24 ..: ~g5+ 25 ~xg5 hxg5 26 n xg5 ±.
25 .~bl
't\Yxe5
19 f4!!
Anand entrega calidad para no dar
cuartel a su rival. Podía jugarse 19 'i\Vg2!, y
si 19 ... liJg6 20 bS, pero no 19 Jle2, por 19
... d3!.
19 •••
l¿)f3
20 'iYg2
21 es
o-o
lilxgl
Si 21 ... ~xh4, 22 'Wixg7 nf823 'ifxgl,
seguido de .ag2 y l1xd4.
7~
En teoría las negras tienen ventaja
material, con torre y tres peones por las
745
22 iLd3! .
Anand quiere tomar el caballo de torre y amenazar.de inmediato el punto g7.
Su jugada es mejor que 22 exf6 'iVxf6 23
'Wxgl 'iVxf4+ 24 et»bl lWxh4 25 11 xd4
¡y e7, cuando la posición no está clara,
aunque apenas ofrece duda que las blancas tienen ventaja.
22 •••
. Alternativas:
(a) 22 ... iLe7? 23
JLxeS
n xgl g624 il.xg6 +-.
(b) 22 '"' ~xh4 23 U.xgl g624 i.xg6
~h8 25 ~h7! ~gS 26 f~gS ~xh7 27 'iWh3!
~g8
do.
28 'tWxh6, para seguir con g6, ganan-
dos piezas ligeras blancas. Pero el meollo de la posición, su contenido estratégico es que las torres negras aún no han
entrado en juego y que las piezas blancas, a excepción del caballo, son muy activas.
26 lüc51
i Ahora también lo es el caballo!
26 •••
n87
26 ... 'f§xc5?? 27 iYxg7++. Incluso en
caso de 26 ...
ad8! 27 iD xa6 .11 a8 28
llJxb4, las blancas tienen una gran ventaja.
¡¡e3
27 'ifc6
n
28 l:tg2
29 ne2
30 ~a2
30 ... aS 31 %le8 ~g8
~h8
¡fgl+
naa8
32 l1xf8+
~xf8
33 'tWd6+, ganando.
31 llJd7
El caballo se encuentra ya a pleno rendimiento,
31 .•.•
fIaeS
360 . EL ATAQUE EN AJEDREZ
31
000
188
lifc8 32 'ti'e4 'iWg6 33 iVxg6 fxg6
34liJb6 f-.
32
'iVf3
rs
33 ltJ xf8
nc5!
Amenaza 34 ... .tta5++. No servía 33 ...
~ xf8, por 34 'ifb7o
Morozevich - Alekseev
Campeonato de Rusia por equipos
Dagomys 23.4.2004
Última jugada: 14 ... !iJ..c4-e6
741
34 llJg6+1
Anand devuelve pieza para consolidar
la posición de su rey.
34 ._
34 ... et>h7 35 .tte5.
\i'xg6
35 nel
lWf6
36 'i\Va8+
~h7
37 Ac4
38 ~g8+
~g6
39 n gl+
(1-0).
Después de 39 ... ~h5 40 ..te2+ ~h4
41 'iWd5, las blancas, dan mate.
nc6
Una de Ias tantas partidas en que
Anand nos regaló con su talento táctico.
El cambio 13 .•• li'lxb3+ 14 axb3 ha reforzado la estructura defensiva del enroque blanco. En efecto, ahora a las negras
no s610 les resultará más difícil abrir líneas
(columna a), sino que, sobre todo, la casilla c4j temática para sus piezas, ha quedado vedada por tiempo indefinido. Por otro
lado, las blancas han ganado un tiempo
con el ataque: al alfil.
15 g4
:treS·
g~
17. ~bl
li:Jd7
86
18 h4
'fIc6
16
.19 n~
Primero, profilaxis del punto c2. Luego, seguirán las acciones agresivas.
19 •••.
.
20 hS
b5
~d8
(Ver diagrama 749.)
Li falange de peones blancos ya está
en quinta. Morozevich va por delante y
tiene
sus piezas bien dispuestas.
ENROQUES OPUESTOS
361
n
¡fxb3+ 30 b2 1Ixc1+ jt Axcl 'i'xf3) 27
..• VJJ/c7 28 Wg5;-.
. 25 'iVgS
et;xgT
25 ... Ad4? 26 W'xg6 .i..xe3 27 ffxe6+.
26 bxc3
JLf7?
Las alternativas eran:
(a) 26 ... li)f8 27 n xh"5 (27 'iVe7+
n xd6 'iflxc3·29 li'f6+ <;t; g8, Yno
sirve 30 .ih61Wel+, y tablas por perpetuo: 31 ~a2 'tWa5+) 27 ... Wxc3. En lugar. de 27 n xh S, es posible 27 1Wh6+
~f7 28 f4! 'ikxe4 29 f5 iLxf5 30 iLd3
1Wg431
gl "iVf3 32 AxfS 'fNxf5 33
iafl 28
749
21 g6!
22 'ifh4
nrz ±.
~a5
n
(b) 26 rtJfl 27 .n xh5 gxh5 28 ¡fxh5+
(28
ci;e7 29 ~g5+ l¿)f6 30 1Vh7+
iLf7 31 ¡fg7 +-) 29 ~h6+ cl;e7 (29 ...
rtJg8?? 30 'fig6+ ~h8 31 'tWg7++) 3D -ig5)
ganando, como en la variante anterior.
27 \Wh6+
rt>g8
27 ... ~f6?? 281Lg5+ ~e6 29 Si..h3++.
jLxc3
~f8
750
23 h6!!
Morozevich interpreta el lempo de
agresión tan bien como Kasparov o
Tal, los dos grandes monstruos del ataque.
23 ••.
fxg6
Una respuesta única. El alfil no puede
ni soñar con irse... Si 23 ... i. a5 (23 ...
i.xb2), hay mate en cinco: 24 gxh7+ ~h8
25 hxg7+ et; xg7 26 h8'iV + n xh8+ 27
'iYg5+rt>f828 %txh8++.
24 hxg7
b5
24 ... ~fl 25 bxc3 h5 26 ng2 'Wxc3 27
ttd3 (27 ¡fg5 3l.xb3 28 lIcl ~g8 29 cxb3
751
28 llxh5!!
gxh5
29 il-xb5
...
Aún parece más precisa 29 iLh3. Basta
con dejar paso a la torre hacia gl.
29 •.•
axbS
30 Itgl+
~g6
31 'Mixg6+
~f8
32 't'ig8+
(1-0).
362
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Seguiría 32 ... rl;e7 33 : g7+ <it¡>f6 34
~f7++.
Una impresionante demostraci6n del
fenómeno Morozevich, un torrente de
ideas con un denominador común: la fantasía.
4.5 ESTRUCTURAS DRAGÓN
Este tipo de estructuras son las que resultan de la Variante del Dragón, en la Defensa Siciliana, en cuya forma clásica (con
desarrollo de los alfiles blancos por e2 y
e3), ambos bandos enrocaban corto.
Hacia finales de los años sesenta, comenzó a verse una formación que hizo furor: el llamado Ataque Yugoslavo (o también Ataque Soltis): 6 ~e3 f¿g7 7 f3 O-O
8 'iWd2ll)c6 9 it.c4, seguido de 0-0-0.
En estas estructuras las negras han sufrido no pocos varapalos, pero periódicamente se han recuperado, planteando crisis en la variante, cuya situación teórica
deberá investigar el lector por su cuenta.
En el tema que nos concierne, el fianchetto negro ofrece un punto de ruptura
rápida en h5 a las blancas, y eso ha hecho
que la variante sea extremadamente aguda. Por su parte, las negras deben mostrarse todo lo activas que puedan, y lo normal
es que movilicen rápidamente sus torres
por la columna e, que en colaboración con
la dama (aS, b6) Y la maniobra de caballo
... ~e5(a5)-c4, les permite un dinámico
contrajuego.
Estas formaciones guardan parentesco
con las de la PirclUfimtsev y la India de
Rey. En la primera, las blancas suelen disponer de un centro m6vil (e4+d4) y en la
segunc.a de un centro estático y semicerrado (e!l+d5+e4), lo que constituye el elemento diferencial en relación con las es-
tructuras Dragón, donde las blancas sólo
tienen un peón central (e4) contra los dos
negros (e7+d6). Esto les da un juego de
piezas más libre a las blancas, pero tarobién a las negras, aunque su cadena de
peones en el centro y ala de rey (d6+e7+
f7+g6+h7) sea prácticamente inamovible.
Hay que decir que en la Pire las negras
no disponen de la columna semiabierta e,
pero a cambio tienen tres peones en el ala
de dama (normalmente a7+b7+c6) lo que
les concede posibilidades dinámicas, relacionadas con el avance ...b5-b4.
189
Bruzén - D. Gurevich
Campeonato de América Individual
Cali 14.8.2001
Última jugada: 18 ... b7-b5
19 h4
nc6
20 b3·
21 c4
22 11 xc4
'iYa3
bxc4
liJf4
Z3 ¡ya
1:[a6
24 l[c2
25 'fYc4
lIb8
tt ab6
ENROQUES OPUESTOS
26 Sl.cl
27 g3
28 ~d2
29
'1685
li)d5
'Wa3
~c1
Tras algunas maniobras y amagos, han
quedado bien definidas las respectivas estructuras. Con relación al primer diagrama, las blancas no han hecho muchos progresos: han avanzado el peón h, y han
cambiado el peón e por el b, lo que favorece a las negras, como también el hecho de
que tengan sus torres dobladas en la co- "
lumna b, Los dos caballos están situados
en un punto fuerte, pero el negro puede
colaborar en el ataque al rey blanco, no
así el caballo blanco, porque sencillamente, su ataque aún no existe.
De todos modos, la ruptura sobre la
columna h debería ser prometedora para
las blancas, máxime teniendo en cuenta
que los peones triplicados en la columna e
constituyen una muralla entorpecedora.
29 •••
~a5
30 h5
llJb4
31 Ilb2
Si 31 .td2.31 ... l"¡)xc2 32 jLxaS lña3+
y 33 ... li)xc4 .
31 ...
32 'fie2
Ilc6
nbeS
363
Cambio de tercio. Las negras han comprendido que donde deben operar sus torres es en la columna e.
33 hxg6"
hxg6
34· ~d2
¡gc7
35 83
t;)c2
36 c;t>az
'iWb7
37 Wlh2
11 a6!
38 a4
Gradualmente, las piezas negras van
logrando pequeñas conquistas, en forma
de debilidades en el enroque blanco. El
dominio de la columna h, por otra parte,
aún no parece decisivo, mientras siga.en
pie el alfil negro.
.
38 •••
~d5!
Sin dar tiempo a las blancas a desarrollar su ataque (amenaza 39 ... n xa4+).
39 lbc3
Otra posible línea era 39 ~h7+ ~f8 40
~bl \i'd3 41 ~h6 tDb4+ 42 ~al tIxa4+
43 bxa4 'iYa3+ 44 et>bl 1Wd3+, y tablas por
perpetuo.
39
40
41
42
43
44
•••
Jtxc3
llxc3!
~bl
l:txa4+
~cl
tiJa3+
'*feSl
bxa4
'Wxc3+
~d1
lDc4
364
EL ATAQUE EN AJEDREZ
Era más fuerte 44 ... e4!. Por ejemplo:
45 1: b8+ rJ;f7 46 fxe4 'iYd3+ 47 c¡f;»cl
~h6+! 48 ~b2 li)c4+ 49 ~a2 'ifa3+ 50
~bl lLld2+ 51 ~c2 'i\Vxa4+, y el ataque
negro finaliza en mate (Gulko). .
45 %1a2
~)(f3+
46 et;el
'iYe3+
47 ~c2
e4
48 'ifh7+
~f8
49 ttfl+
cbe8
50 'Wxg7?
El error decisivo. Después de 50 1JIg8+
~d7 51 %ldl+ Ad4 52 'ií'b8! 1We2+ 53
<it>cl 'ti'xa2 54 J¿xd4+ tt)d6 55 f/xa7 ~c6!
(55 ... ~e8? 56 'fi'b8+ rJ;;f7 57 'ií'b2 ) 56
~a8+, y tablas por perpetuo.
755
50 •••
~·fL ~cl
52 we2
53 ~cl
54 ¡fg8+
55 ¡VaS
.56 rt>d1
'iVd3+
'iWxfi+
'lfd3+
e3
Wd7
'iWc3+'
1Wb3+
Las blancas se rindieron.
Seguiría: 57 1:1 c2 'ttbl+ 58 ~e2 (58
ltcl 'iWd.3+ 59 .~el \i'd2+ 60 ~f1 'iVf2++)
58 ... &'xc2+.
190
Adams - Fedorov
TomeoCorus
Wijk aan Zee 26.12001
Esta partida tiene a priori el 'aliciente de
que enfrenta a uno de los mejores.jugadores de ataque de la actualidad (Adams)
contra quizá el mayor especialista de la
Variante del Dragón, con negras.
Última jugada: 14 'iWd5-c5
Esta posición ha sido muy analizada,
pero la teoría sigue conteniendo infinidad
de fisuras y recovecos.
14 •••
'iVb8!
En esta variante teórica de la Dragón,
en la que las negras entregan un peón a
cambio de abrir líneas sobre el enroque
largo contrario, ésta es una línea mnrgi
nal.
15 ¡Ya3
Ae6
16 $.a6
Por algún lado tiene que desarrollarse
este alfil y de esta forma bloquea el peón JI
negro, tomando además la casilla c8.
16 _.
17 g3
¡VeS
nad8!
Con un enérgico juego de piezas, lus
ENROQUES OPUESTOS
365
ne,gras están creando muchos problemas,
haciendo difícil que las blancas organicen
una buena coordinación de piezas..Obsérvese, además, la fuerza conjunta de
sus alfiles, operando en diagonales contiguas.
18 il.f4
~f6
19 lIbe!
19 11xd8 n xd8 20 11 di? ¡Vxb2+! 21
'iYxb2 -ixb2+ 22 Wxb2 J:{xdl.
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 758
22 •••
j(h6!
La amenaza de invasión de la dama es
. tan fuerte que permite esta espectacular
jugada.
23 f4
23 ~xh6? ¡fa y el mate está cerca .
.23 •••
757
·19 ...
i.f5!
Tocando el punto c2 y convirtiéndolo
en vulnerable. Las negras tienen compensación por el peón entregado, con la
sencilla amenaza ... 'iV c6 (atacando c2 y
f3), Yla dama blanca está atada ala defensa de a6 y b2. Podemos hablar ya de
sobrecarga.
lIxd8
20 Itxd8
21 c3?!
Creando una importante debilidad sobre la diagonal bl-h7. Parece preferible 21
~c4, para reagrupar,
21 ..•
con ..ib3.
'i'b6
Los continuos vaivenes de la dama negra tienen sentido. Ahora busca penetrar
por la segunda fila (f2.), puesto que se ha
abierto la veda.
22 . .§Le3
'iHc6
Nueva finta de la dama negra, que
ahora amenaza 24 ... 'ife4, con ataque de
mate sobre c2 y bl. Está claro ya que la
posición blanca tiene irreparables socavones.
24 iLd.2
24 Wixe7 Ile8 25 'ifa3 ¡fe4 26 rIe2,
pero aquí es mucho más fuerte 25... 1:te6!,
con ventaja decisiva.
24 •••
'iYd5?!
Un lapso, Lo exacto era 24 ... lId6!-+
25 ~ fNd5 26 l1e2 lWd3, seguido de mate.
2S lle2
eS
26 'ffa4
exf4
27 gxf4?
27 Ir e8+ era prácticamente única para
seguir resistiendo: 27 ... nxe8 28 'iVxe8+
~g7 29 b3 \i'hl+ 30 ~b2 'tWxh2, y las
blancas pueden forzar tablas con 31
~e5+.
(Ver diagrama 759.)
27 •.•
~xf4!!
366
EL ATAQUE EN AJEDREZ
La jugada que acaban de realizar las
negras es una novedad en esta posición.
Lo habitual es 14 ... lObc4.
15 h4
ll\e5?!
.
Tiviakov pierde un tiempo precioso en
esta centralización de caballo, tan frecuente en esta variante que puede que haya sido rutinaria. Más enérgico, y casi imprescindible, er~ 15 ... aS!,Ysi 16 h5 a417 hxg6
axb3 18 gxh7+ ~h8 19 cxb3 liJ xe3 20
1Wxe3 e6 21 f4, cuando las blancas echarán
759
28 lte8+
28 'iWxf4 'irxa2, y si 28 Axf4, 28 ...
'i'h1+.
28 •.•
~gT
29 ~xf4
30 .i.c4
l:txe8
¡¡h1+
. 31.tn
~g8
No hay nada que hacer ante la amena-
za 32 ... illi3.
.
Adams se rindió.
191
Shirov - Tiviakov
Dos Hermanas 1.4.2003
Última jugada: 14 ... liJaS-c4
en falta su alfil dama para proseguir el ataque.
La alternativa evidente es 15 ... li) xe3
16 'iVxe3, con posición complicada, porque eliminar este alfil es uno de los objetivos estratégicos de las negras en estas estructuras.
.
16 1W~2
. aS?!
Este tiempo de retraso resulta fatal para las negras, Después de la partida, Tiviakov sugirió 16:... Uxc3!? 17 bxc3 ~c7) con
posición confusa, como suele ser el" caso
en la Variante del Drag6n con enroques
opuestos.
17 h5!
La "sólida' (¿o apagada?) 17 a4 permite 11 ... ttx;:3! 18 bxc3 ti)xa4, con buen
juego para las negras.
17 ...
a4
18 I1xgtJ
Shirov interpreta como pocos maestros el ritmo del ataque.
18 _ .
(Ver diagrama 761.)
axb3
19 gxh7+
.
La maniobra estándar 19 li'h2?1 no da
resultado aquí, Después de 19 ... fxg6 20
'iYxh7+ ~fl21 il.h6 bxc2+ 22 ~xc2 (22
l¡)xc2) 22 ... ~ g8, las negras se defienden
con éxito.
19 _.
~h8
ENROQUES OPUESTOS
20 cxb3
e6
La importante diferencia (en relación
a la línea indicada en la jugada 15 de las
negras) es que ahora las blancas conservan su alfil dama, esencial en estos
esquemas de ataque. Las blancas tienen
tres peones por la pieza, pero la cuestión
material no es aquí la más importante. El
caballo negro de b6 está mal situado y el
peón de b3 le quita a las negras las casillas
a4 y c4(!) para sus piezas.
21 f4
~c6
21 ... lng6 s6lo conseguiría acelerar el
ataque: 'l2 f5ll)e5 23 g5.
d5
22 ttldb5
23 ¡ya
tLla8
¡Triste destino para la pieza negra peor
situada!
24 ~c5
.
l?Je7
(Ver diagrama 762.)
367
27 l¡)d6
Las piezas menores negras son de una
pasividad desesperante, mientras que las
blancas se mueven a su antojo.
27 •••
l:Ic7
28 t¿)de4
Itc8
29 d6
Poderoso peón pasado, absolutamente
invulnerable, que condena de una vez por
todas al caballo de a8 y, por ende, a toda
la posición negra.
29 ~••~ lLld6 30 llld5 n n 31 g4 liJd4 32
~xd4 exd4 33 gxf6 .ílxf6 34 llJexf6 tt xf6
35 'fixd4 ~xf5+ 36 wal
Las negras se rindieron. Si 36 ... ~xd6
(36 ... ¡Vf8), sigue 37 r1 dgl.
Una paliza memorable.
4.6
OrRAS ESTRUCfURAS
25 f5!
Tras algunas útiles jugadas posiciona-
En esta sección se incluyen estructuras derivadas del Gambito de Dama y otras
les, las blancas le imprimen un mayor ritmo al ataque.
aperturasen las que los enroques sopuestos no son muy temáticos. Si bien, hay que
25 •••
f6
26 exd5 (+-)
eS
Si 26 ... exdá, 27 lIhel. Si26 ... exf5, 27
n hel tI xc5 28 'ií'xc5 ~g6 29 gxf5, con
ventaja decisiva en ambos casos.
decir que en la Variante Carlsbad del
Gambito de Dama, los enroques de distinto signo han pasado tener carta de naturaleza.
a
368
EL ATAQUE EN.AJEDREZ
192
Malajov - Thorhallsson
Torneo Selfoss Milk Masters
Selfoss 7.11.2003
Últimajugada:11 ... O-O
da: 16 ... g6? 17 h5 ~xh718 hxg6+, con
ataque demoledor. Por ejemplo: 18 ...
q¡, g8 19 h7 'ti' a3+ 20 et> bl rt e4 21
:1dhl, etc.
17 i.d3?!
Era mejor 17 lñe5!, con ventaja blanca.
.
n
17 ._
18 .te2
19 lDgl
i.g4
tt)c4
Parece que el ataque blanco se ha paralizado y que ahora son las negras quienes llevan la iniciativa.
12 g4
Este avance tiene ya carta teórica, está,
. digamos, institucionalizado, y ha pasado a
ser el enfoque más agresivo en la Variante
.del Cambio del Gambito de Dama. .
Las blancas no se molestan en prepararlo, porque la captura del peón --como
en muchos otros casos- abre para el ataque la columna g, yeso, por sí solo, basta
para justificarlo sobradamente.
12 •••
%leS
13 g5
liJe4
14 h4
lDxc3
Esta captura es interesante, aunque las
negras no están obligadas a sacrificar el
peón. Pueden jugar, por ejemplo, 14 ...
lD f8, pero la textual plantea una lucha
más abierta, de ataques mutuos.
15 i.xb7+
16 bxc3
rt>b8
lbb6
. Ésta era la idea de Thorhallsson. N atuTalmente, pretender "encerrar" el alfil con
16 ... g6 sería peregrino, además de suici-
19
-i,xe2?
En el post mortem se lamentaba el GM
islandés por haber realizado esta captura.
Según él, lo preciso habría sido 19 ... a51
¿ Qué pasa con el alfil de g4, en el aire?
Después de 20 il.xg4 na6 (con la amenaza 21 ... 'ii'a3+· y 22 ... : b6) 21 ¡Ya4 1:1 b6
22 ~f5 (ante 22 ... ~e4) 22 ... Itb2, que
amenaza ganar la dama con 23 ... b5, Y no
sirve 23 'ft'xc4•.por 23 ... \Wa3!I. Así pues,
Thorhallsson tenía razón: las negras tienen un fuerte ataque por la pieza y las
blancas deberían exprimir al máximo sus
recursos defensivos para salvar la posición.
20 /llxe2
a5
ENROQUES OPUESTOS
21 g6!
Fuerza los acontecimientos. Al crear
un contacto con fl, no le deja tiempo a las
negras para seguir con su ataque en el ala
de dama. En otras palabras: hay que atender a este avance.
21 ..•
f6
Si 21 ,.. fxg6, 22 h5 (221L1f4?1 'iVa3+ 23
~bl na6 24 ~al) 22 ... 'iWa3+ 23 et>bl
l:1a6 24 hxg6+ ~g825 ~al ltb6 26 rIbl,
con ventaja.
22 lIdgl
Un plan sólido y contundente: en dos
jugadas (h5-h6) las blancas dispondrían de
un ataque ganador.
22 ..•
na6
23 bS
'iYa3+
24 ~dll
No hay por qué meterse en el rincón.
24 •••
l:t.b6
25 h6
Las blancas han llegado antes. Si 25 ...
IIb2, 26 'iVf5! lleva al mate
25 ..•
liJd6?
Esto pierde, pero ya nada parece servir. Después de 25 ... 11 b2 26 'iWf5 n d2+
27 *el ~xa2? 28 hxg7+ *g8 29 tth8+
eJ5xg7 30 'i\Vd7+ ~xh8 31 'ifh7++.
Lo menos malo es 25 ... ~b2, forzando
369
un final muy precario, si no perdido: 26
hxg7+ rJ; xg7 27 n h7+ ~ g8 28 11 ghl
¡gxc2+ 29 ~ xc2 : b2+ 30 ei; ai (30.
~d3?? nd2++) 3D ... ne431lL1g3+-.
. 26 "hxg7+
ci;g7
~g8
27 nh7+
28 g7
29 :Ih8+
l1e7
c¡t>f1
30 gB1W++.
Una partida característica de la lucha
en enroques opuestos, con un tratamiento
clásico.
193
Slaby - Luther
Neckar 11.4.2004
Última jugada: 13 ... b5-b4
Esta posición procede de una Defensa
Philidor.
14 lL1xf6+
~xf6
1.5 g4
lBb5!
Las negras han bosquejado ya un plan
de ataque con ...¡VaS, ...lbbS, ... neS, y
eventual sacrificio del caballo en c3 Ó a3.
Con este salto abrazan decididamente su
plan, entregando el peón de d6.
.
16 ~xd6
370
EL ATAQUE' EN AJEDREZ
Tomar el caballo sería suicida, por el
ataque sobre la columna h.
16 _.
17 .ac4
'fia5
No puede aceptarse el venenoso regalo de la calidad: 17 .!JLxf8? ~c3+ 18 bxc3
bxc3 19 'ilicl Ag51, y la dama blanca está
perdida, al no ser posible 20 'IIxg5?? por
20 ... ~+ y mate.
17 ..•
J:fd8?
Cuál de las dos torres debe moverse en
una situación dada siempre es un problema práctico, que aquí queda ilustrado.
17 ... %1 ad8! no permitiría la jugada
que sigue, y si ahora 18 Axb5 (18 'jWf4
lL1xd619 Itxd6 'fic7, y la presión sobre la
clavada es decisiva) 18 ... axbf 19 1i'dS
sin embargo, tras 25 'iVe4 il,.xd6 26 ~e2
1:1 ac8 27 ez, el ataque no prospera, las
blancas conservan la pieza de ventaja.
n
y
20 q;xb2
'Wa3+
21 ~bl
21 ~al?? 'iUc3+ 22 ~bllLla3+ 23 *cl
'ilxc2++.
21 ... .
22 Jlb3
'iYc3
l:txd620Wxd6 1:a821 'iVd5c4-+.
22 ...
l1xd6
Las negras buscan restablecer el equili-
18 i.xf7+!·
~h8
Si 18 ... 'rJJ
19 'it'd5+ ~e8 20
'ife6+ y mate.
19 iYf4
JLxb2!?
No servía de nada 19 ... tl)c3+?, pero.
una interesante idea, para abrir líneas contra el rey blanco, era 19 ... b31? (sugerida
por N. Vlasov). Por ejemplo: 20 ~xb3 (20
cxb.. . .d.xb2 21 ~xb2? 'Wc3+ 22 ~bl
l:tJa3++) 20 ... ~c3+ 21 bxc3 'fIxc3 22 ~cl
'il'b2+ 23 et>d2 c4 24 ~xc4 Ae5. Ahora,
-nn,
brio material, pero no se ven mejores opciones. Parece que el ataque ha desembocado en unasituación crítica, en la que no
hay vheltá atrás.
La alternativa 22 ... c4 conduce, tras ?J
i.e5 n xdl+ 24 n xdl cxb3 25 SL xc1
ti)xc3+ 26 ..t'bllLlxdl + 27 'if¡Jxb3, a vent a
ja decisiva de las blancas.
23 nxd6
li)a3+
24 «tic1
'iVal+
25 c¡t.d2
'iVxbl
Despuésde esta escaramuza, las bln 11
cas conservan un peón de más y ahora tIa
tan de recuperar la iniciativa.
26 f6
Amenaza 27 fxg7+ rJ;xg7 28 'iWfút-' .
26 ..•
llJbl+
27 ~e2
ENROQUES OPUESTOS
Si 27 ~d3, 27 ... li'fl+ (27 ... ~dl+ 28
¡fe2+ 29 ~xc5 ) 28 ~e4, y ahora hay
muchas posibilidades: 28 ... lDc3+, 28 ...
e8+, los jaques
dama en la columna
e, y 28 ... g6. Recuérdese que no hay tiempo para indecisiones, por la amenaza de
mate.
28 ... liJc3+ Y28 ... l:[e8+ quedan descartadas, por 29 ~f5, Y en caso de 28 ...
'fie2+, sigue 29 ~f5 g6+ 30 rJilg5. La escapatoria del rey por f5 es una temática en
esta posición. Por eso tiene sentido pensar
en 28 ... g6, cuando seguiría 29fi'e3 lL\c3+
30 ~f4, Y ahora la tentativa 30 ... ~g2 se
frustra con 31 'fIJe7 ¡j'xh2+ 32 ~g5, Y las
negras están perdidas.
~c4
n
de
371
Tampoco servía 29 ... n xe6+ 30 11 xe6
'iVd2+ 31 q¡,e4 lllc3+ 32 ~f5 (32 ci;e5??
'fi'd5++).
30. ~e4 (+-)
li)c3+
Ya no hay tiempo para jugar 30 .,. g6,
por 31 f7! tI xe6+ 32 ~d5! (32
xe6??
n
'ifd4++) 32 ... %1xd6+ 33 ~xd6 ~dl+ 34
y
cj;c7, ganan.
31 'if¡Jf5
g6+
32 cj;g5
Y el tema fatídico se cumple: el rey
blanco escapa, finalmente, por g5. Las negras se rindieron.
Una demostración tangible de que un
fuerte gran maestro (2600 Elo) puede perder ante un jugador desconocido (2400).
Basta con que se cumpla la premisa ganará aquel que juegue mejor (no en general,
sino la partida concreta).
194
McShane - Bacrot
Torneo Young Masters
I
Lausana 22.9.2003
Última jugada: 24 ... il.g4-c8
27 •.•
1fg2+
28 ~e3?
Lo correcto era 28 ~ d3, ganando.
Ahora las negras pueden hacer tablas.
28 ..•
1Ie8+
29 .i.e6
'tWgl+?
Pero no así, desde luego. Con 29 ... g61
(el tema clave recurrente), las negras amenazan 30 ... 1:1 xe6+ 31 11 xe6 ifd2+ 32
~e4 lLlc3+ 33 Cit>e5 'iVd5++. Después de
30 ¡feS 'ifg1+ 31 ~d3 ¡Vfl+ 32 'fHe2 c4+
33 rJ)e3 'tWcl+ 34 ~f2 'ti'f4!, se fuerzan las
tablas.
770
Tras considerables complicaciones de
apertura, las blancas tienen calidad a cam-
372
EL ATAQUE EN AJEDREZ
bio de peones dislocados en su enroque y
dominan las columnas centrales. Por otro
lado, los alfiles negros recorren diagonales
despejadas, s610 que ... [conducen a tierra
de nadie!
25 ¡Ye3!
.i.aS
26 'iVxc5
~b6
Si 26 ... Axc3 (26 ... 'iYxc3 27 ~xc3
Axc3 28 .1::te7 +-), 27 l:[e3I ~b2+ (27 ... .tal
28 c3!) 28 ~bl, Yel alfil de casillas negras
se encuentra en situación comprometida.
En caso de 29 ... i.f5, podría seguir 30
li'xf7+! 'fixfl 31 1:txf5, ganando. Sin embargo, McShane pensaba continuar con 30
~xf7+ 'ilxf7 (30 ... xf? 31 \i'e'S+) 31
'W xf7 + .D. xf7 32 1:[e8+ II f8 33 n xf8+
et>xf8 34 l:tn g6 35 g4 .§le3+ 36 ~b2 +-,
suficiente para ganar, desde luego, pero
más laborioso.
30 ~b2
g6
n
31
an
.1US
Caso de 31 ... 'ilg7, 32 nxf7 nxt7 33
~e8+ \Wf8 34 ~xf7+ rJ;g7 3S''ifxf8+
~xf8 36 tte8+ cl¡xíl 37 ~xc8, ganando
sin problemas.
771
27 'fi'e7!
Inicia un fuerte ataque a n, combina-do con la posible debilidad de la última fila.
.
27
'iYxO
Si 27 ~xc3??, 28 \Wxf1+! .ttxf7 29
ne8++.
28 .td5
La jugada rutinaria 28 1:1 f1? no sería la
mejor solución. Después de 28 ... 'iVe3+ 29 "
W'xe3 Axe3+ 30· ~b2 ~g5! (para seguir
con ...iLf6), las negras plantearían algunos
problemas técnicos.
28 •..
'i'h5
·~9 n eS
'ti'h6+
La dama sale de apuros con este jaque,
pero deberá volver a ocuparse de la casilla
Í/.
32 g4
~d8
32 ... 'tWh3 33 1tfxf5! gana: 33 ... gxf5 34
1Wg5+ ~li8 $51Wf6+ ~g8 36 .!iLxf7+ tt xf7
37 %te8+ Itf8 38 nxf8++.
33 'fÍd6
~b3
34 :f3!
.'jyxg4
3S 1:texf5
Bacrot rindió.
Si 35 ..~ gxíS, 36 1:[g3,ganando la dama
'! la partida.
se
ENROQUES OPUESTOS
195
Tregubov - l. Sokolov
Torneo Coros B
Wijk aan Zee 26.1.2002
Última jugada: 15 ... 'D.f8-e8
El GM Ivan Sokolov se estaba jugando
el liderato en la última ronda, y debía intentar ganar por todos los medios.
16 h4
lbc4
17 g5
ttJe4
18 .i.el.
b5
19 rIel
aS
20 f3
tlled6
Las negras han conseguido un fuerte
puesto avanzado en c4 (pues expulsar al
caballo, con b3, implicaría debilitar seriamente el enroque), y los peones a y b los
han avanzadoya a la cuarta fila. Enroque
largo contra enroque corto, pareja de caballoscontra pareja de alfiles: el contraste no puede ser más dinámico e interesante.
21
~f2
a4
22 nhel
Antes de proseguir con su ataque, las
blancas han debido reforzar su peón de
e3.
22 ...
f5
373
23 ~g3
lIffl
La captura en e3 es impensable: 23 •..
~xe3? 24 'iWxe3 n xe3 25 JI xe3 t¿)xe3
26 il-xd6,.y si 23 ... lllxe3?, 24. "iWt2 tLldc4
25 Axc4 bxc4 26 ~f4.
24 'iVh2
. ~b7?!
24 ... nad8.
25 ¡Yc2
liJbaS
26 1Ie2
b4?1
774
El ataque negro parece amenazador,
pero hay un pequeño detalle que parece
haberle pasado inadvertido a Sokolov: las
blancas pueden tomar tranquilarn ente el
peón 8.
Tampoco servía 26 ... 'ffb4 27 iVc3!
'ilxc3 28 n xc3 lbxe3 29 iLf4 liJec4 30 b3
cuando el ataque ya no existe y el carácter
de la posición (un medio juego que se encamina hacia el final) permite este tipo de
jugadas. Después de 30 .. b4 31 n el
liJa3+ 32 ..t>b2, las blancas dominan la situación.
La mejor alternativa para las negras
parece ser 26 ... 1lJ xe3 27 'iV d2 (27 .tf2
liJxc228 l:1xe7 lüb429 iLxb51 1:.fe829 ...
cxbS 30 nec? tIfe8 31 llxg7+ ~f8 32
Itcf7+ r!>e8 33 n xh7 llJd3 34 iLe3, seguido de 35 g630 1:1 xe8+ xe8 31 jLxa4, con
una posición que tiende a la igualdad) 27
J
0
n
374
EL ATAQUE EN AJEDREZ
... f4 28 i.xf4 tI xf4 29 1:[ xe3 'Wifl, la posición está más o menos igualada
27 'it'xa4
b3
- 28 axb3
lLld2+?
El conocido síndrome del enloquecimiento, por parte del jugador obligado a
ganar .
28 'iYb7! (jugada de Krasenkow) 29
11 c3! (29 bxc4? lD b3 30 'iYxa8 1Ixa8 :+) 29
... liJxe31 30
37 i:.tdl
38 ndel
39 h5
40 ne6
'iYb7
'ti'c7
¡Vd7
~c7
n xe3 f4 31 ~xf4 1:1 xf4 32
l:tc5 lDxb3 331Wxb3 'iVxb3 34 Axh7+
~xb7 35 nxb3 lIxh436 r1xc6 Itxd4, y
no está claro que las blancas puedan ganar.
29 l:lxd2
llJc4
30 nxc4
l:txa4
31 nxa4
Wixe3
32 ~c2
Ahora se trata de una correlación de
fuerzas entre la dama negra y tres piezas blancas (torre y el par de alfiles).
Está claro que el equipo blanco es superior.
f4
32 •••
'i6xt3
33 ~f2
34
todas las piezas blancas cohesionadas, e
impide que la ocupe la torre negra.
35 ..•
f3
36 neS
'ifd7
na!
"i'g4
41 ~le5!
Las blancas dominan todo el tablero,
cerrando las entradas de la dama. Sus piezas están perfectamente coordinadas y no
dejan ninguna opción a su rival.
Sokolov se rindió.
Si.
ejemplo, 41 ... %lb8, para atacar
b3 con 42 ..; 'fi'b6(b7), puede seguir 41.e8+ I l:I. xe8 43 11 xe8+ cb f7 44 g6·. !
<t>xe8 (44 .... hxg6?? 45 ~xg6+ ~f6 '1()
.th44+) 45 gxh7, y si se realiza la maniobra inversa, 41 ... fi'b7, entonces 42 h(,
11 b8 43 e8+ :g xe8 44 11 xe8+ rb.fl '1)
g6+!, ganando fácilmente.
por
n
n
.::'.:) neI!
Buena maniobra: la columna e es más
importante que la 3, porque mantiene a
ENROQUES OPUESTOS
196
Dreev - Tiviakov
.
Dos Hermanas 3.4.2003
Últimajugada:13 ... O-O
En esta posición, resultante de la una
Defensa India de Dama, han quedado definidas las respectivas formaciones, con
enroques de distinto signo. Las blancas
tienen un peón pasado en d5 y las negras
mayoría en el flanco de dama. El enroque
blanco ofrece un aspecto algo endeble, pero no resulta fácil movilizarlos peones negros del sector (con ...c4 y ...b5 obtendrían
una disposición temible).
14 .1tb5
Novedad, con la idea original de llevar
el alfil fuera de su esqueleto de peones.
Aquí se ha jugado 14liJg5 (14..td3lDf6)
14 ... ~f6 15 ~b1 i.eS 16 lbf3 jLd4, con
muy buen juego para las negras, Dreev Karpov (Cap d'Agde 2002), así que habrá
375
... iLxd5 18 ~c6!) 18 Jic4 llJf4 19 h4 g4
20 llJg51 4-.
15 ~c3
.
l¿Jf6
15 ... a~ 16 iL.e6 'file? 17 'iYa4!, con la
. fuerte amenaza 18 ~g4.
16 ~c6
. t1b8
No es posible 16 ... ~xc6~ ya que tras
17 dxc6 11 e8 18 'iYf5 1:t xc6 19 lüe5 n c7
20 llJc4 nd7 21 ~xf6 gxf6 22 ~f3! (amenazando 23 lDxd6 y 24 ~ g3+) 22 ... ~ h8
23 'tW e3, las blancas ganan.
que concluir que Dreev ha aprendido bien
la lección.
17 h4!
Activa la tOITe de hl y crea la amenaza
lDg5.
17 .••
lDg4
La mejor forma (si no la única) de parar 18ll)g5.
18 e¡f¡>bl
Jtc8?!
Una jugada preventiva contra 19 llJg5,
que sería replicada con 19 ... hxgS 20 hxg5
f5 21 gxf6 l¿}xf6 22 .,ixi6 ~xf6) planteanmovido la amenaza 23 ... ~f5, pero es
miento pasivo, que no contribuye a buscar
contrajuego,
.
14 •.•
h6
Para impedir el salto de caballo a g5,
que será el tema dominante de toda la
partida. Si 14 ... liJf6, 1S ..tg5 h6 16 i.h4,
cuando no sirve 16 ... g517 Jtg3llJxd5 (17
hxgS 20hxgS fS 21 gxf6 llJxf6 22 ~xf6
n xf6 23 ''iVh7+ ebf7., y ¿cómo pueden proseguir ahora el ataque las blancas?
19 I:1del!
g6
un
La alternativa es 18 ... 'fiIe7 19 lL)g5
376
EL ATAQUE EN AJEDREZ
En caso de 19 ... b5 20 lLlg5 hxg5 21
hxg5·f522 gxf6ltJxf6 231Wg6!, "las negras
están indefensas contra el doblaje de torres en la columna h" (Dreev).
25 /Llxf5
i..e5?
Ante tantas amenazas, un fallo disculpable, porque, en realidad, ya nada sirve
ahora.
26 .i.d5
Las negras se rindieron.
Si 26 ... ~xd5J 27 t¡)e7+ y 28liJxdS.
Esta partida fue considera la mejor del
torneo de Dos Hermanas. ¡Un espléndido
ataque!
197
L Sokolov - Adams
Praga 30.4.2002
Última jugada: 18 ... 'b6-b5
20 1:le6l!
Con su anterior jugada las negras planteaban la amenaza 20 ... Ats, que no podía ser neutralizada con más espectacularidad (y eficacia). Esta brillante incursión
de torre es una obstrucción Y. a la vez, de
ataque sobre g6.
20 •••
~xe6
La captura es obligatoria, pues si 20 ...
~h7, 21 h5 Axe6 22 dxe6 f5 23 hxg6+
cbxg6 (23 rJig824 e7 'fIixe7 25 ~d5+) 24
llJh4+ ~h7 25 lLlxf5, ganando.
21 dxe6
f5
22 h5!
gxb5
En caso de 22 ...
Dreev tenía preparada una bomba: 23 e711 iLxe7 (23 ...
o ••
g5,
'Wixe7 24 ~d5+ ~h7 25 Ilel ¡Vd826 Ae6
y las blancas ganan) 24 n di ¡fe7 25
~b3+ 1:[ f7 26 'f!fe6 tI d8 (26
iLf6
n
n
27 d7) 27 xd8+ 'ij'xd8 (27
iL><dS
28 1i'e8+) 28 Ad5 Vd8 29 ~e5! tl)xe5
30 'i'xe5, con rápido mate.
23 n xh5
"fIIe7
Ya no hay defensa satisfactoria.
24 l¿)><h4
¡fxe6
Como consecuencia del cambio en g3,
las blancas se han encontrado con Ia columna h abierta, y dispuesta para el despegue de sus torres, pues es evidente que tie. nen intención de doblarlas.
19 ]¿h3
b4
20 ~a4
bxa3
21 trdh!
Imprimiendo un fuerte ritmo a la lucha.
.
21 ..•
l¿)b4?1
21 ..• lllxd4! 22 ltJxd4 ~xd4 23 ti'd2
ENROQUESOPUE$TOS
(23 .rIxh7 Ilc8) 23 ... 'iWf6 2411)(h7 axb2
25 ~c5! t:r.fe8! y el ataque blanco se diluye. Por ejemplo: 26 g5 'iYe5 27 f4 ¡fd628
~c4 ¡Vxc5
(análisis de Sokolov),
22 'ikd2
lLlxd3
377
29 lLlcd3?
La mejor opci6n debe ser 29 1:[ xg7+
VJfIxg7 30 g5 11 xb2! 31 Q)g4, dejando que
las negras. encuentren 31 .. ~ 11 bl +! (31 .~.
%t2b6? 32 /i)h6+) 32 lIxbt'tWxd4+ 33
'iV d2+ 34 rt b2 n· x b2+ 35 'iW x b2
ffa5+ 36 Va3 'fid2+, tablas. .
29 •••
l1b3?
Con 29 ... 'fib6!, la ventaja pasaba a
manos de las negras.
30 lWc5
~bS
~ a2
23 l:lxh7!
Esto es lo que no había visto Adams.
La amenaza es 24 1:lh8+! Jlxh8 25 'iVh6.
23 ..•
'iff6
23 ... %tc8 241Wxd3 axb225 lbxb2, para seguir con 26 t2.)e5, es bueno para las
blancas.
.
Según Sokolov, lo mejor es 23 ... liJxfl,
con idea de forzar un perpetuo: 24 11 xg7+
rl;;xg7 25 ~h6+ et>f6 26 'ifh4+ rl;;g7.
24 'iWxd3
~c6
25 ti) es
nib8
26 ~xa3
]::lbS
27 l:iJe5
lIab8
28 c;tJal
Inicialmente, las blancas pensaban jugar 28 tiJxc6 'fixc6 29 1:1 xg7+ cJlxg7 30
~e3 !le831 'iVh6+ ~f6 32 'iYh4+ ~g7 33
g5 ~f8, cuando tienen mucho juego, pero
no una forma clara de ganar, de modo que
decidieron tratar de llegar a esa variante,
con la inclusión de las jugadas 28 ~al
:Ixb2.
28 •••
Ae8!
31 g51
lWd8?!
31 ... 'iYb6f, pero no 31 ... 'iVxg5?, por
32 0Jxí/ ¡j'd233 J:Ixg7+ ~xg7 34 Wic7.
32 l1h8+!
33 IIxh8+
34 li)xt7+
35 lL) xd8
36 lDe5
37 ¡fe7
(Ver diagrama 783.)
Axh8
.
~xh8
~g8
l:txd8
~e8
ndb8
38 llJg4
(1-0).
La entrada del caballo en f6 6 h6 es de-
cisiva.
Esta partida se jugó en el torneo Eurotel de ajedrez rápido. ¡Piense el lector en
lo que dan de sí 25 minutos por barba! (O,
lo que es lo mismo, en la gran capacidad
378
EL ATAQUE EN AJEDREZ
de los maestros de ajedrez para ver jugadas a la velocidad de la luz).
198
Kasparov - Chuchelov
Campeonato de Europa de clubes
Rethymnon (Creta) 28.9.2003
Última jugada: 15 ... fl-f5
18 ttJb5
Busca la casilla d6, gana espacio... Vale
la pena observar cómo los grandes jugadores, mientras se encuentran ejecutando su
ataque, no por eso pierden de vista otras
posibilidades adicionales que surgen en la
partida, lo que no significa que se alejen
de su objetivo, sino que cazan al vuelo ca. da oportunidad que se les presenta de
crear problemas a su rival de tumo. Porque también es un importante elemento
del ataque distraer fuerzas del oponente
del sector en que se desarrolla la ofensiva.
18 •..
eS
19 Ad3?!
Después de la partida, Kasparov sugíri619 Ae31, por ejemplo: 19 ... d5 20 f4! a6
21 ~c3 li)d4 (21 ... d4 22 id5) 22 ~xd4
exd413 Itxd4 ~c5 24" ndl d425lLld5! ±.
. 19 _.
e4
aceptarse la pieza, se produciría un
juego muy agudo, favorable a las blancas,
por ejemplo: 19 ... exf4 20 ~xh7+ ~h8
" 21 .1lg5! 'iWd822 tthel! l¿)a5, y ahora:
(a) 22 ... a623 li)d6 ~xd6 24 1: xd6
De
W1c7 (14 ... b5~25 sn 'ifa5 26 ltedl-t-) 25
"'dl O 26 ~xf3 +-.
(b) 22
f3 23 gxf3 (23 lb xf3 a6 24
lL1d6) 23 a6 24 JLfl axb5 25 ¡Yg6 ~g8
26 l:ld5 +-. Aún mejor era 23 Af7! iLxg2
24 'ti'g6 l:tc5 (24 ... .ti. c6 25 h5 +-).
Una alternativa era 19 ... g6, pero tampoco es satisfactoria, después de 20 h5
exf4 (10 ... tOxh5 gxh5 2 Axh7+ cJ;g7 23
llxd7t +-) 21 I1be1!, con fuerte ataque
(análisis de Kasparov).
20 ~e2!
h6
(V(~r diagrama 785.)
16 exf6
A brir líneas en el sector en que se pretende atacar es más un mandamiento que
un principio.
16 ...
ltJxf6
17 li)g5
¡VeS
.21 ~d6!
Axd6
22 i.xd6
El ataque al caballo de g5 no le preo-
cupa a. Kasparov, porque capturarlo su-
ENROQUES OPUESTOS
379
Las negras abandonaron.
Después de 27 .;.. ~h7 (27 ... Wifl 28
W/xn+ et;xf7 29 I1xd7+ y 30 n xb7), 28
nhl+ wg~ 29 .i.d3+~ y mate a la siguiente.
4.7
ATAQUES ULTRAINTENSOS
199
Fedorov - Lanka
Campeonato de Europa de países
Pilla 5.5.1997
pondría abrir la columna h, con efectos
decisivos.
22 •.•
hxg5?
Mejor defensa era 22 ... ll)e5 23 'i'c3
li)d3 24 li'd4 'ifg6 25 ii.xf8 lLlxtl 26 .iLe7
(26lJ11xfl?? e3+) 26 ... hxg5 27 h5 ±.
23 hxgS
llJh7
Última jugada: 12 ... (¡jd7-e5
En estas posiciones, derivadas de la Siciliana Sozin, Ataque Velirnirovic, las
operaciones agudas se emprenden apenas
finalizada la apertura.
13 lLlf5!
b5
24 nxh7!
La demolición que siempre acecha por
la rampa de lanzamiento.
24 •••
25 ~xf8
14 iLdS
Un curioso cuadro con dos piezas blan-
~xh7
cas capturablespor el mismopeón enemigo. Todo esto es teórico, y no analizare-
li'xf8
mos aquí los pormenores de la variante.
14 ...
25 ... llle5 26 Ad6 llJ d3 27 f3 +- (Kasparov).
26 fixe4+
27 'iYd5+
<¡f;g8
~b7
Si, ahora, 14 ... exd5?, 15 lDxd5 ~b7
16 eS! lbe6 17 'exdé iLd8 18 f4, con ataque..
380
EL ATAQUE EN AJEDREZ
15 gS
l:[fc8
Veamos algunas alternativas:
n
Ca) 15 ... exf5 16 g6! hxg6 17 xg6
!i)e5 18 .tt xg7+I
xg7 19 %t gl+ ~g6
20 exf5 n ha 21 .íld4+ il.f6 22 fxg6 fxg6
.
23 ~g4, con posición muy aguda.
*
(b) 15 ... b416 g6 hxg6 17 ~a4 exdS
18 ll)xc5 dxc5 19 exd5 .fU6 20 dxe6 Axe6
?1 !iJd6 ~e7 f.
.
(e) 15 .• ~fe8 16 ~h5 lLle5 17 f4ll)g6
18 tIg3 b4 19 lIh3 ~f8 20 Ad4 exd5 21
JLxg7 ~d8 22 ~d4 f6 23 gxf6 lñg6 24 f7+
En la partida Si6n - Shirov (León
1995) se jugó 17 ~xb7 tnxb7 (17 ... 'iVxb7
18 l:iJxe7+ "fIIxe7 19 f4 ti)ed7, con posibilidades mutuas) 18 liJxe7+ (18 Ab61 'iVd7
19 ~d4 ex~ 20 ~xe5 'ii'e6 21 Jld4 ±) 18
... f/xe7 19 ~d4 b41 20 ~a4 lllc4! 21 b3
lila3, con ligera ventaja negra.
Otra buena continuación es 17 f4! exf5
18 $.xc5!
~g6 19 ~e3
21 tl)d5 fxe4 22 f5
b4 20 i1.xb7 'iWxb7
±.
17 ..•.
18 1Wh5
l¿\g6
~f8
(1-0). Ginsburg - Lanka, CappelIe-laGrande 1997.
(d) 15 ., exd5 16 lbxd5 y la dama no
puede seguir defendiendo al alfil de e7,
pues si se retira a d8 6 d7, entonces 17
~xc5, y el alfil no se puede capturar, a
causa de 18ll)dxe7+.
16 %lg3
Las blancas tienen montado ya un poderoso dispositivo de ataque.
16 ._
lbe5
16 ... b4 17 %%.h3 g6 18
~h6+ ~g719
i.xc6 bxc3 20 iVf3 cxb2+ 21 ~b1 nfa 22
~g4!, con fuerte ataque, y si 16 ... exf5, 17
g6li)e5 18 exfS, y las blancas cuentan con
muchas amenazas (~h5, f4, gxf7+).
19 lLlxg7!!
Novedad, que reporta ventaja decisiva
a las blancas. Se había jugado 19 ~d4. Por
ejemplo: 19 ... ii.xd5 20 'iWh6 .i.xg5+ 21
'ifxg5 f6 22 li)h6+ ~h8 23 Wxf6 eS 24
'iYf3 Ae6 25 ~xc5 \'fxcS 26 Ilg3, Brunner - Wittmann, Graz 1991, que acabaron
ganando las negras.
19 •.•
iLxd5
Si 19 ... q;xg7, 20 ~d4+ c¡fjJg8 (20 ...
e5?? 21 'fi'xf7+ ·~h8 22 \i'g8++) 21 ~h6
eS 22 3l.xc5 dxc5 (22 ... ~xc5 23 g6 il.xd5
24 gxh7+ 'if¡Jh825 'iVg7+1l 4;xg7 26 h8'iV+
'iPg6 27 'Wh6++) 23 g6 +- (análisis de Petursson). Sin embargo, Fedorov indica
23 ~xb7 ~xb7 24 lDd5, con la amenaza
17 l:rh3!
25 ilJf6+, ganando.
ENROQUES OPUESTOS
20 lWh6
381
200
eS
20 ... .i.xg5 21 ~xg5 f6 (21 ... lLlxe4 22
n gl liJg6 23 iLe7 'f!Jxe7 24 'fYxh7+ ~f8
25 \Wh8+ lLlxhS 26 1!xh8++) 22 exd5 fxg5
(22 ... Wixg7 23 W/xg7+ rj;xg7 24 .1lh6+
ct;f725 Axf8 ~xf8 26b4 -t-) 23 l2Jh5 +-.
Shirov - Piket
Match amistoso (4.8 )
Aruba 1995
Última jugada: 15 ... b5-b4
790
21 lDh5
La jugada más precisa era 21 ~f5!, que
llevaba al mate: 21 ... tbce6 (única) 22
Q) xe7+ ~xe7 23 l¿) xd5 ¡;rd8 24 liJf6+
~h8 25 ¡'ixh7+! llJxh726 lIxh7++.
21 •••
~ce6
22 exd5
23 dxe6
24 tiJf6+
b4
l¿}xe6
.il xf6
25 gxf6
Lanka se rindió.
La amenaza de mate en dos es imparable.
Nos encontramos en la más intrincada
jungla del ajedrez, por obra y gracia del
ser humano. Se trata de la compleja y enmarañada Variante Botvinnik, en la Defensa Semi-Eslava. Se supone que la mayoría de sus 'practicantes están bien
preparados (con o contra ella), pero aun
asf, difícilmente podrán controlar el desarrollo del juego ante el tablero.
16 lba4
En la partida Kasparov - Kramnik
(Nueva York 1994, rápida) se jugó 16
n bl, y después de 16 ... 'ira6 17 dxe6
.i.xg2 18 e7, con fuerte iniciativa de las
blancas.
16 •.•
'tWd6!?
17 dxe6
'iVxe6
18 'Itel
~e5!
Importante novedad de Piket. Aquí
se había jugado 18 ... 1Wf5 19 ~xb7+
~xb7 20 eif4 ¡fxf621 ]¿e81, con ventaja blanca, Agzamov - Timoshenko,
URSS 1982.
382
EL ATAQUE EN AJEDREZ
deben ganar) 22 tldl+ ~c7 23 iLf4 ~c6
24 %:te8 fltb5 25 b31?, Y las negras difícilmente podrán sobrevivir al ataque blanco
(Stohl).
(b) 20 ... Ji1.d6 21.ítf4! (no son tan efectivas 21
adl ni 21 f4) 21 ...
eS 22
iLxe5! il.xe5 23 I1 adl+ ~c7 24 li)xc5
'fIxf6 2S l:td7+cwtb6 26 lLla4+ 't1Vb5 27 b3 +-
n
n
(M~).
Lo cierto es que se ha producido ya el
primer momento crítico de la partida. La
continuación lógica parece 19 Axb7+
rJ;Jxb7 20 'tWxd8, y después de 20 ... li)f3+
21 ci; g2 ~c6! J las blancas tienen una torre
extra, pero varias piezas suyas están atacadas, con enormes complicaciones, cuyo
desenlace, en el mejor de los casos, s6lo
conduce a tablas. Tal vez esta línea capital
de juego era la idea básica de Piket al introducir su novedad. Pero si era así, Shirov eludió esa invitación a bailar, bien
porque se malició las intenciones de las
negras, bien porque su intuición le sirvió
(e) 20 ... rlhS 21 h4~ con ventaja blan. ca, o incluso 21 rIxe5!? ¡.yxe5 22 ~dl+
r/;c723 ~f4 ¡Yxf4 24 gxf4 ~xb7 25 nd7+
(Stohl).
(d) 20 ... ~f51 (Stohl y Marin) 21
tI xe5 (21 }¿ adl+ lLld3 22 ~f4 .i.d6! 23
~e4 'fIh3 24
xd3 cxd I 25 Jlxd6
~xh2+ 26 c;t>fl 'iWhl+ 27 ~xhl n xhl
28 *g2 n xe129 ..tf4 %l e2 30 ~f3 c4:¡:)
21 ... 'iVxe5 22 11 dl+ ~c7 (22 ... rJ;e8??
n
23 .i..c6++) 23 .i.f4 'iWxf4 24 gxf4 Wxb7,
cuando las blancas deben elegir entre
tres posibilidades: 25 n 9-8, 25 JI d7+ Y
25 %1 el que parecen llevar a la igualdad.
21 .i.g2!
\Wd7
de guía.
19 'it'xd8+1
~xd8
20 ~xb7
Así pues, Shirov prefiere entregar su
dama por torre, alfil y peón, creando una
situación notablemente desequilibrada,
cuyo principal factor -y el condicionante
de toda la partida- será la permanente
inestabilidad del rey negro.
20 •••
etJc7?
Éste es un grueso error, que parece
comprometer la partida. Alternativas:
. (a) 20 ... 'ild7? 21 J:txe5 'iYxb7 (21 ...
lWxa4 sa ~f4 ~d6 23 b3 il.xe524 ndl+
~d7 25 Itxd7+ c¡i>xd7 26 ~xe5 c327 ..ie4
*e6 28 ~f4 %1 d8 29 Ac2, y las blancas
793
Nueva situación crítica, aunque en esta
lo
partidacasi es cadaposición.
,,22 ~f4!
Mejor que 22 lt xe5.
ENROQUES OPUESTOS
383
22 .•••
\Wxa4
23 .i.xe5+
Lo más lógico, pero" los principales
analistas de este juego han sugerido 23 a3
y 23 b3 como alternativas al menos equivalentes a la textual
23 _
~b6
uE~ caso de 23 •.. iLd6, las blancas
obtienen un ataque devastador con 24
.1txd6+ c:b xd6 25 b3, Y tampoco sirve a"
la causa negra 23 ... ~c8, porque tras
24 lifll Vd? 25 Itadl 'iWg4 26 f4, su
dama no puede luchar en solitario
contra todo el ejército b Ian co"
(Stohl). _
24 lladl
%th5
Si 24.,. 'li'xa2, 25 tld8, Yla clavada de
la última fila añade dificultades a las negras. Si 24 ... .th6, 25 l1d6+ "~a5261i.b7
ti'b5 27 ~c6J y la situación de las negras
es dramática.
.
25 ltd8
l:txe5
Es única. Si 25 Ah6? 26 11b8+ ~a6
27 .i»..b1+ ~b6 28 iLd5+ conduce al mate.
Por consiguiente, las negras entregan ambas piezas, jugándose el todo por el todo
con su peón c.
26 ':xe5
c3"
27 bxc3
bxc3
28 1tb8+?!
Las blancas crean complicaciones innecesarias, aunque siguen teniendo la sartén por el mango. Era mejor, según el
propio Shirov, 28 .t e4!? e2 29 ~ xc2
~xc2 30 l:txf8.
111
28 •••
28... ~a6 29
1
~a5
~fl+ ~a5 (29
.th3) 30 n xf8.
29 rIxf8
30 Aa
Si 30 ... c2? ,31
31 rIfe8
.32 tI el
32 ... 'tWd2 sería equivalente a la textual. El peón e le costará una torre a las
blancas, pero con el material restante tienen más que suficiente para ganar.
33 l:[ Se7!
~b6
O bien 33 ... el ¡y 34 1Ixdl 'iYxdl 35
~xa7+ ~b6 (35 ... ~b4) 36 %Ixf7 c437
e? c3 38 f7 'iYf3 39 11 e3 'fiIxf7 40 xc3 -t-,
34.. h4!
clW
35 n xdl
¡fxd1
36 ttxf7
c4
El otro peón e también reclama protagonismo... Si 36 '" 'iWal, 37 h5 'it'xa2 38
tld7 'ife6 39 'iff6. Otra posibilidad era
36 ... VWd437 ..ig2 et>a6 (37 ... c438 nb7+)
38 ttc71, y las blancas ganan.
37 Ite7
c3
38 n
Wf3
n
n
rr
... c430
"
~d.1+
1Wd6
nxc5+ ct>b4 32 nfcB.
c2
'iWd1
795
384
EL ATAQUE EN AJEDREZ
39 J1b7+!
Shirov se luce, con esta jugada de desviación (39 ... \Wxb7 40 ffi'iW) Y atracci6n a
una clavada (39 ... ~xb7 40 ~g2). Si 39
e3 'f!Jxfl 40 xc3 'fi'xa2, las negras tendrían un respiro..
39 •••
et>c5
40 l1c7+
~d6
n
n
41 .tg2!
También ganaba 41
n xc3 'WIxf7 42
a3.
41 •.•
¡j'd1+
Si 41 ... 'fJJxf7, 42 :Lxf? c2 43 l1f6+
cst> d7 44 c6, y si 41 ... \Wf5 42 J¿,e41 .
'iYxe443 ncS.
42 ~h2
(Ver diagrama 796.)
n
42 •••
43
f'S'tW
J
cJ¡;xc7
el
796
44 'BNf4+·
~b6
45.Af3
Piket se rindió.
Si 45 ... Wbl, sigue 46 Ae4.
Un salvaje intercambio de golpes tácticos, que recuerda a los más duros combates de boxeo.
ENROQUES OPUESTOS
4.8
385
EJERCICIOS
E97
Juegan blancas
**
La última jugada ha sido 17 ••. d6..dS.
¿ Cuál es el mejor método para poner de
manifiesto la debilidad del enroque negro? .
E98
Juegan negras.
**
E99
Juegan blancas
**
Las negras han jugado 19 ... iLg7-h6,
clavando el caballo de f4. ¿Qué se le ocurriría usted para combatir esa idea?
EIOO
Juegan blancas
**
800
Las blancas han respondido al ataque
del caballo con 17 ~e2"el. ¿Pueden las
negras emprender acciones ofensivas, con
su rey en el centro?
Las negras acaban de jugar 21 ..• O-O.
¿De qué forma pueden las blancas organizar un ataque contra ese enroque?
386
EL ATAQUE EN AJEDREZ
EIOl
Juegan blancas
**
Las negras acaban de jugar 1S ••• tlm·
cS. ¿ Cómo explotaría usted el debilitamiento de su enroque?
EI02
Juegan blancas
**
EI03
Juegan negras
**
Última jugada: 18 c;tJcl-bl.Las negras
tienen la columna b como rampa de lanzamiento, mientras que las blancas aún no
han abierto la columna·h. ¿Qué puede seguir?
EI04
Juegan blancas
**
Última jugada: 14 ..• liJe5·f7. Las ne-
Las negras han jugado 13 ..• 'iYh6-c7.
gras han comprometido seriamente su po-
Trace un plan de ataque sobre el enroque
sición y ahora usted está en condiciones
de castigr.rlas por ello.
.
contrario y ejecútelo con precisión. .
ENROQUES OPUESTOS
EIOS
Juegan negras
**
E 107
Juegan blancas
**
B05
Las blancas han jugado 18 c¡t.cl-bl.
¿Cómo debería proseguir el juego?
EI06
Juegan blancas
**
Las negras han jugado 20 •.. llJb6-a4, y
su captura parece peligrosa. ¿Cómo deben
defenderse las blancas del ataque a b2?
387
B07
Las negras han jugado 14 ... h7-h6.
¿Cuál es el mejor camino para emprender
un ataque al rey negro?
EIOS
Juegan negras
**
Las blancas han jugado 14 fl-n. Las
negras tienen posición ganadora. ¿Cómo
lo demostraría usted?
388
EL ATAQUE EN AJEDREZ
EI09
Juegan blancas
**
La última jugada ha sido 16 ... 1U'S-b4.
¿Qué perspectivas descubrirá usted para
poner en evidencia al enroque negro?
EllO
Juegan blancas
**
L1.:.iina jugada: 16 ... c6-c5. ¿De qué
forma pueden intentar poner en marcha
un ataque las blancas?
Elll
Juegan negras
***
Las blancas han jugado 25 ¡ya-e2.
¿Cómo deben encauzar su juego de ataque las negras?
El12
Juegan negras
**
Las blancas han jugado 24 lLld7-c5.
¿Qué posibilidades ve para las negras, si
estuviese en lugar de Dreev?
ENROQUES OPUESTOS
En3
Juegan negras
***
E1l5
Última jugada: 13 ..• ll)dS-b6. Las negras tienen un peón de ventaja y el enroque blanco no es muy sólido. ¿Qué le sugiere esto?
E1l4
Juegan negras
***
Juegan blancas
389
***
Las negras han jugado 11 ••• "fi'd8-a5.
¿Puede usted planificar el juego) conduciendo las blancas?
. E1l6'
Juegan blancas
***
814
Las blancas acaban de jugar 21 h2-h3)
pero el dominio de la columna h debe servir para algo efectivo. ¿Qué haría usted?
Última jugada: 16 __ 11 f8-e8. ¿Cuál es
su evaluación de esta partida y cuáles son
sus planes de ataque?
390
EL ATAQUE EN AJEDREZ
E1l7
Juegan negras
***
Ell9
Las blancas acaban de jugar 14 llJe2g3. ¿ C6mo deben actuar las negras: atacar
o defenderse?
E118
Juegan negras
***
Juegan blancas
***
Las negras han jugado 13 •.. ~f8..b4.
¿Cómo interpretaría usted la partida, con
blancas?
Eno
Juegan blancas
***
BlB
Las blancashan jugado 22 d4-dS, rompiendo una de las normas sagradas en estas posiciones: no hay que activar el alfil
"indio de rey". ¿Cómo lo explotaría usted?
Lasne~as acaban de jugar 17 ... c5-(~4.
¿Qué procedimiento emplearía para po··
ner en marcha el ataque blanco?
ENROQUES OPUESTOS
EUl
Juegan blancas
***
Las negras han jugado 19 _ g7-g6. Las
blancas pueden forzar una posición ganadora, pero deben calcular con exactitud.
¿Se siente usted capaz de hacerlo?
E122
Juegan negras
***
E123
Las blancas acaban de tomar un peón
(16 i.c1xg5). ¿Le parece que ha sido una
buena decisión? ¿Cómo continuaría usted
con negras?
***
Con su última jugada (22 b2-b3), las
blancas han debilitado aún más su enroque. ¿De qué modo actuaría usted ante tal
insensibilidad?
E124
822
Juegan negras
391
Juegan negras
***
824
La última jugada ha sido 23 ~gl-d4,
que resultó ser un error. ¿Se le ocurre a
usted algún plan para las negras?
392
EL ATAQUE EN AJEDREZ
EU5
Juegan blancas.
***
Las negras han jugado 14 ... b5·b4. Se
ha producido una posición tensa, en la que
las blancas se niegan a ir a remolque.
¿Qué jugaría?
EU6
Juegan blancas
***
E127
Juegan negras
***
Las blancas han jugado 17 g2-g3, con
el evidente propósito de encerrar al alfil
intruso.¿C6mo debe proseguir el juego?
E128
Juegan blancas
***
828
La última jugada ha sido 18 ••. t7·IS.
¿Qué perspectivas de ataque vislumbra
usted para las blancas? Trate de emular la
brillantez de Ljubojevic.
Las negras han jugado 17 ••• 1:[ h8·h6.
No sirve 18 Axg7? por 18 ... J:lg6. ¿Cómo
conduciría usted el juego blanco?
l
393
APÉNDICE
LA FERIA DE LOS ERRORES
Los erroresestán ahí, agazapados, esperando a que alguien los cometa.
TARTAKOWER
La intuición del error.
ANATOLE FRANCE
El hábito de la concentración debe ser el
primer mandamiento del ajedrecista. Lograr una concentración intensa es 10 que,
junto con la técnica y la inteligencia propia, le permitirá al jugador ejercer un control de la partida acorde con sus posibilidades, su nirvana.
Por eso, es poco todo lo que se diga (y
se ilustre) acerca del taimado acoso de los
errores. Hablo, naturalmente, no de los
errores de concepto (o estratégicos), sino
de los errores burdos, puramente tácticos.
Los errores de tipo estratégico están vinculados a la elección de un plan erróneo y
de esos errores no nos ocuparemos aquí.
Los errores tácticos tienen que ver con
omisiones, fallos de cálculo, indolencia y
cualquierfallo, más o menos evidente, que
podría' dar origen a un burdo error.
Por lo que acabo de decir puede vislumbrarse que, en mi opinión, la mayoría
de .los llamados errores tácticos tienen un
origen o un poso psicológico, como trataré
de ilustrar con variados ejemplos.
No soy el primero en decirlo, pero es
posible que sea el más convencido de
quienes lo han dicho: los erroressuelen ser
. inducidos. Esa inducción puede derivarse
de las condiciones de especial tensión que
vive un jugador (por razones personales,
por su actuación en el torneo, o por las circunstancias de la partida concreta), por
eventual negligencia o fatiga, por menosprecio del adversario de turno, por tantas
otras.
261
Graf - W. Arencibia
Match Alemania - Cuba
Campeonato Mundial de países
Erevan 19.10.2001
A la posición del diagrama se llegó después de la jugada 47 ••• ~d7.
(Ver diagrama 829.)
El error que sigue requiere algo más
que el diván del psicoanalista. Con 48
lfJa3, por ejemplo,seguidodel avance b4b5, las blancas como mínimo se aseguran
una clara ventaja (casi decisiva), en razón
394
EL ATAQUE EN AJEDREZ
829
de su mayor espacio y demás características de la posición.
Pero el GM Alexander Graf (2610
Elo) tal vez preocupado por la llegada del
caballo enemigo a la casilla d2, jugó:
48 ~d2??
facilitando así que llegase como César.
48 _.
lbxd2
y las blancas se rindieron.
Por qué llevó Graf su caballo a d2 es un
misterio que se nos antoja casi insondable.
J
830
15 lLlh4
...Szmetan se encontró con la triste sorpresa de que perdía su dama, y abandonó en
el acto.
En este caso podemos imaginar los
trastornos que la tensi6n nerviosa origina
en el jugador hipermotivado: estás a las
puertas del éxito y vives una especie 'de
iluminación;'. mística, pero esa luz puede
ser cegadora. Un ejemplo más de la amaurosis scacchistica, que decía Tarrasch.
202
203
Gildardo García - Szmetan
. Campeonato Continental de América
Sasikiran - Short
Torneo Samba Cup
Skanderborg 14.10.2003
Cali 20.8.2001
Esta partida se jugó en la última ronda del
torneo. El argentino Szmetan tenía la posibilidad de clasificarse para el Mundial, si ganaba. Pero el drama se estaba fraguando...
(Ver diagrama 830.)
Las blancas han jugado 14 li)dZ-f3, Ya
las negras les pareció buena idea desarrollar activamente su alfil
.
14 ..•
.§LeS??
Había que jugar 14 0-0-0, o bien 14 ...
i..e7. Pero después de .
LA FERIA DE LOS ERRORES
Las negras acaban de jugar 17 •.• .icS..
g4.
Sasikiran tiene su rey en el centro, le
molesta la clavada (con la potencial amenaza ... liJd4) y el ataque a h5. No puede
jugar 18 fxe5, por 18 ... l¿)xe5. Ya tenemos
una situación que contiene el germen de
un posible error. Las blancas tienen que
asumir que su posici6n es inferior, pero les
cuesta tener que hacerlo, así que deciden
resolver su problema brillantemente.
18 t¡)h4?1
El drama es que no hay tal brillantez y
la textual es un burdo error. Tal vez una
solución precaria fuese 18 h6.
18 •••
.i.xe2
[Gracias!
19 ll)g6+
"Creando" una constelación de mate...
19 •••
.
'iYxg6.
No, por supuesto, 19 ... hxg6?? 20
hxg6+3lli521 I1xli5++.
.
20 hxg6
JLxc4
Dándole a su rey la casilla de escape
g8...
21 lIxh7+
...con dos piezas en el bote. Las blancas
abandonaron.
Una de las posibles claves que nos permite entender este error en jugador de tal
categoría (el GM Krishnan Sasikiran tenía
un Elo de 2679, en el momento de jugarse
esta partida). tal vez sea que salió con l:DeJOT posición de la apertura, como admiti-
ría Short.Entonces, una vez más,la inver- .
sión de papeles (de bueno a malo) como
en la vida, es tarea penosa y difícil de dige-
nx.
.
395
204
Penot - TbieUement
.Torneo de Navidad Club Caissa
París 1972
Última jugada: 12 ... 0-0-0
En esta posición las blancas jugaron
13 e3? y acabaron siendo masacradas
por un brillante ataque de su rival, ganando la partida el Premio de Belleza
del torneo.
La cansa del error debe radicar en que
al jugador con blancas le preocupaba que
la casilla d4 no estuviese controlada, de
ahí .que quisiera asegurarse de poder
avanzar el peón d con garantías. Pero 13
e3? es una jugada' increíblemente lenta y
torpe.
Poco después, un campe6n de Francia,
J ean-Claude LetzeIter señalaba que con
una "simple" jugada, las blancas no s610
no perdían, sino que ganaban pieza.
La jugada en cuestiónes 13 d4!
Hay cuatro posibilidades:
(a) 13 ••• 1Wxd4 14 rtJxe7+ ~b8 (14 ...
<itd715 ~xc6+ y 16 'tWxd4) 15li)xc6+ y 16
lWxd4.
(b) 13 ..• liJxd4 14 ~f4, Yla dama no
puede proteger el caballo.
396
EL ATAQUE EN AJEDREZ
(e) 13 ••. 'ifh5 14113, ganando el caballo
deg4.
(d) 13 ... 1Wf514 e4 Wig615ll)f4, seguido de 16 d5, o de 16 lLlxe6 y Axg4.
205
Denker- Yanofsky
Torneo Memorial Staunton
'irg2+ 43 rtJe2 ~xa5, con una posición difícil, en la que las blancas conservan alguna ventaja, pero que tiende a tablas.
El error, en este caso, parece ser imputable a los apuros de tiempo, incluso si
Denker vio esta posición unas jugadas
atrás. Y los apuros de tiempo son como el
exceso de velocidad: algo comprensible,
pero DO justificable.
.
Groninga 1946
Últimasjugadas:38 nd3-b3+ iLc8-b7
206
Kasparov - Karpov
Match 3XD (2)
Nueva York 19.12.2002
Esta partida fue la segunda de un match
de exhibición promovido por la empresa
de supertecnología 3XD, a cuatro partidas
rápidas, con piezas, sí, moviéndose en tres
dimensiones y nuestros KK provistos de
gafas oscuras como los hombres de Men in
Black. Las partidas se disputaron en los
estudios de televísíon ABe, en Times
. Square, Nueva York.
Denker, muy apurado de tiempo, podía
ganar con 39 %1 xb7+ 'iHxb7 40 liJxb7 ~xa5
41ll\xaS, con cuatro peones por la calidad.
Pero le parecía que el orden de captura no
era importante, así que se decidió por:
Últimajugada: 42 ... .i.g6-e4!!
39 li)xb7?
y se encontró con una importante sorpresa, que cambia todo el panorama:
39 •••
nxg2+!
40 ~xg2
d4+!
41 ~fl
En este momento ambos contrincantes
acordaron las tablas. Después de 41 .
'tWhl+ 42 q; ~2 ¡j'e4+ (pero no 42 .
tte8+? 43 ~dl) 43 \fJfl, hay jaque perpetuo. La alternativa era 41 ~gl 11g8+ 42
~fl (42 ~g3? .uxg3 43 fxg3 .i.xaS) 42 ...
814
Karpov acaba de sacarse de la manga
una jugada muy interesante y aquí entran
LA FERIA DE LOS ERRORES
en escena dos factores dramáticos: la psicología y el tiempo.
La primera consideración es que el
propósito de la jugada es desviar ef alfil
blanco (43 ~xe4 'iVfl, que amenaza mate).
Seguramente Kasparov (tal vez ambos)
se encontraba(n) apurado(s) de tiempo, y
la jugada debe habérsele aparecido como
un golpe terrible. Si no es posible 43
~xe4,¿quéjugar?
397
ci6n de un rayo caído del cielo (42 ...
~e4!!)J que le creaba problemas tácticos
(el tipo de problemas que no espera pueda crearle Karpov), vino a desencadenar
una crisis psicológica: el pánico. Así pues,
la mejor explicación de tal error es considerarlo de lesa brillantez, por cuanto fue
víctima de sus propios fantasmas...
207
¿Por qué no 43 na2? La línea 43 ...
¡gfl! 44 il.xfl ~xd5 45 It a5 n xf'l 46
n xd5 n xf2+47 ~glllJe4, con posibilidades de tablas para las negras, no debe haberle gustado. Siguió:
43 \i'xe4??
¿Tan difícil era descubrir 43 'iVa2!, que
elimina todos los peligros? Lo cierto es
que incluso es posible 43 ~ xe4 'ii'fl 44
lJJf5+! li)xf5 45 h4 dándole al rey la casilla de escape h3 con ventaja decisiva de
las blancas.
43
liJxe4
44 l2Jf5+
~f8
4S iJ.xe4
%le8
J
J
46d5
Epishin - Rustemov
Dos Hermanas 5.4.2003
Esta partida se jugó en la última ronda del
torneo. Rustemov (que finalmente resultaría vencedor) tenía 5,5 puntos y Epishin
4,5.
Rustemov comentaría luego que su rival jugó la partida con notable nerviosismo, llegando incluso a hablarle, y atribuyendo a ese hecho el que perdiese un
peón en el medio juego. Tras una defensa
heroica, las negras lograron llegar a la posición del diagrama.
Última jugada: 39 iLb2-c3
Naturalmente, JiL+1iJ+8 no pueden
servir de contrapeso a la dama, por más
que el peón sea pasado, pero sí oponer
una firme resistencia.
46 •••
'iYa4
47
~f3??
Las desgracias nunca vienen solas...
Había, al menos, tres soluciones aceptables: 47 f3, 47 .i.g2 y 47 n e2.
47 •••
~a3
Ataque doble decisivo. Las blancas se
rindieron.
LCómo explicar el asombroso error de
Kasparov, en su jugada 43?
En una posición dominante, en la que
se encontraba totalmente seguro, "la apari-
B35
Según Rusternov, "tras urna defensa
heroica n, la tarea de las negras se ha ali-
398
EL ATAQUE EN AJEDREZ
viada considerablemente, y ahora sólo tienen que cambiar un par de torres y sacar a
su rey de la clavada.
- 39 •••
11a71?
¡Amaurosis scacchistica! "Naturalmente, quería jugar 39 ... It b7, pero mi
mano realizó otra jugada. n Las jugadas de
la mano independiente son uno de los misterios del ajedrez...
40 cJ;g2??
A Epishin le quedaban 40 segundos
para superar el control, tiempo más que
suficien te para ver que con 40 ~ xf8+ gana
pieza) y sin embargo...
40
.tl xa8
41 l:[xa8
1:td7
42 c;f¡lB
Y se acordaron tablas en la jugada 59.
¿ Cómo explicar la inexplicable omisión de ambos contendientes?
En el caso de Rustemov, tenemos ya
su explicación: la mano independiente del
cerebro, la torre que se desliza un escaque
más allá... Bien, la enorme tensión de úJtima ronda... [en un torneo de categoría 16
a punto de ganarse!
En el caso de Epishin, llevando ventaja
material toda la lucha, cuando las negras
han superado la prueba más. difícil) sencillamente no puede imaginar que se le sirve
en bandeja algo tan maravilloso... De haber ganado, y en ~ giro favorable de los
acontecimientos, incluso podía haber
compartido el priiner puesto.
No lo olvide el lector: los errores acechan! son insidiosos. En este caso, hablamos de grandes maestros con 2626 y 2604
Elo , respectivamente.
208
Taimanov - GeUer
19.0 Campeonato de la URSS
Moscú 1951
Última jugada: 40
l:!f2-f3
836
La partida duró poco más:
40 •.•
ttc2+
41 ~n
l1xb2?
Géller comete uno de sus errores marca de la casa. Ganaba con 41 ... l:tg4!, y no
es posible 42: :h3! por 42 ... ~cl+ 43 cbc2
Dg2+ 44 ~eb(e3) l%c3++, o bien 43 n f2
nxf2+ 44 ~d3(e3) y el mismo mate.
: 42 1i'e3?
Las blancas retribuyen el error COIltrario.. con otro error. Una vez que las ne .
gras han jugado 41 ... n xh2?, disponían
de una combinación salvadora: 42 n xgH'
~xg8 43 :lIg3+!! 'iVxg3, cuando las blan
cas púe den crear un cuadro de ahogado,
sacrificando su dama: 44 "iYb8+ d;g7 '1)
'lW g8+!, etc. Las negras no pueden res
ponder a 43 ng3+!! con 43 ... ~fH (ni
mucho menos con 43 ... ~h7?? '1'1
'lWg7++), debido a 441Wd6+ ~e7 (44 ...
~e3??
~xb4+
45 Jd.g8++) 45 ~b8+ 'iYeH ~ll
VJlJe747 l:lg8+ ~xg8 48 VJfIxc7, y
ganan las blancas.
LA FERIA DE LOS ERRORES
399
209
Grigoriants - Sedlak
Pancevo 2003
Últimajugada:23 ... l¡)a5-c4
838
sea,
28 lIe2, con ventaja decisiSi 27 ...
va, ya que no conduce a nada 28 ... Whl +
29 ~f2 'ffxh2+ 30 ~el 'ti'h5 31 f5.
837
27 •••
ttxd6 ,
Resulta que se acabó el ataque) y las
negras han quedado con pieza de más ..
Lo 'que sigue es una competición. un
mano a mano de errores. Las blancas, confiadas en tener posición ganadora, jugaron:
24 .ixc4
bxc4
25 ~b6
En este momento, las negras podían
responder 25 ... V!Nb7, ya que si 26 iLxd8
~xd8 27 exd6+ ~fl, con la amenaza 28 ...
íLb6, Yla posición tiende a equilibrarse,
pues los alfiles negros son muy fuertes. Sin
210
JuziDan - Kasparov
topa de Europa de clubes
Re,tbyrnnon (Creta) 3.10.2003
Últimajugada:20 r1f1-dl
embargo,la intuicióndel error les aconsejó
25 .,.
VJic6??
Ahora sí están perdidas las negras.
26 exd6 (+-)
%id7
Jugada única. No era posible 26 ...
'iYxd6?, por 27 Ac5.
(Ver diagrama 838.)
. Posiblemente,la imagen de iacS les jugó una mala pasada a las blancas, porque
.ahora se dejaron tentar por
27 'i'c5??
Con 27 d~e7, por supuesto, ganaban.
L.---
---o
839
Esta partida se jug6 en el primer tablero del match Ladia Kazan - Beer Sheva,
400
EL ATAQUE EN AJEDREZ
..con Kasparov defendiendo al equipo campe6n de Rusia (el primero de los citados).
La posición, según Juzman, es "complícada't.y según Kasparov, "inferior para
las blancas Aquí las negras jugaron:
20 ...
~c8?
Un increíble error, sobre todo en la carrera de Kasparov, un jugador especialmente blindado contra los errores tácticos.'
Con 20 ... ~d7, por ejemplo, las negras
tienen una ligera ventaja (peón pasado y
pareja de alfiles).
21 l:txd5!
La torre es tabú: no puede tomarse de
caballo por el mate en g7, ni de dama, por
el doble de caballo en e7. Así pues ...
'We8
21 .••
22 ltxc4
y con dos peones menos, Kasparov
abandonó.
¿Qué circunstancias pueden haber originado ese error? Naturalmente, sólo podemos especular, porque el origen o el
germen de tales errores pueden encontrarse en capas profundas del individual
jugador. En este caso, es posible que las
actuaciones arrasadoras de Kasparov, en
jornadas previas, fuesen un caldo de cultivo para el exceso de confianza. También
cabría preguntarse por qué, en el caso de
algunos jugadores, en las actuaciones por
equipos se diluye el sentido de la responsabilidad colectiva, mientras que en la mayoría se acentúa.
Detengámonos ahora en otra partida
de Kasparov, aún más reciente, en la que,
en varios momentos del ataque, se suscitó
un enrevesado cálculo de las variantes
tácticas.
U.
211
Kasparov - Topalov
Linares 4.3.2004
Última jugada: 31 ... ltJd7-f6
840
Desde varias jugadas atrás, hay una
fuerte tensión en el tablero, consecuencia
del ataque desplegado por Kasparov.
Ambos oponentes han pasado por diversas situaciones críticas, con amenazas
múltiples y difíciles defensas, al borde del
abismo.
En su último tumo, por ejemplo, Topalov tuvo que calcular la variante alternativa 31 ... h4, Yahora:
(a) 32"'iWh5? iVal+ 33 ~dl (33 ~h2
hxg3+ 34 fxg3 lLlf6 35 1i'g6+ ~h8 36
\Wh6+ y s610 hay tablas) 33 ... 'itfxdl + 34
'Wxdl hxg3 35 'iYg4 gxf2+ 36 ~xf2
lLlxf6 -+.
(b) 32 trg4 lllf6 33 lLle4+ llJxg4 34
'fHxg4+ rJ;fl 35 'ifg6+ rtle7 36 f6+ r.fj>d8 37
'fIIg7 11 e8 38 í/ l1)xe4 39 ~xe4, y las negras están perdidas.
32 li)e6+?
Kasparov ganaba con 32 tlJe4+!, como
se indicó rápidamente después de la partida, y ahora 32 ... !t)g4 (32 ... r3Jf7 33 I:jj xf6
~xf6 34 'lWxh5 +-) 33
xg4+ hxg4 34
n
LA FERIA DE LOS ERRORES
401
'iVxg4+. Estamos en la misma posición de
~f7 35
la variante (b) anterior, pero sin el peón
'iYd8++.
negro en h4, que no influye en el juego: 34
... ~fl35 'i\Vg6+ rJ;e736 f6+ ~d837 fig7
ne8 38 fl, Yno hay defensa.
¿No puede calcular esto e¡' número
uno del mundo? Por supuesto que sí, pero
han sido muchos momentos críticos, muchas variantes y muchos cálculos a lo largo
33 1:tg7+
~e8
34 l2)xc7+
~d8
35 li)e6+·
~e8
35· ... ~ xe6?? 36 dxe6, con la doble
amenaza 37 e7+ y 37 'iYxd6+..
36 liJc7+
~d8
37 tLle6+
~e8
y se acordaron las tablas.
Si, por ejemplo, 38lfJxf8 ~xf8 39 flg6
(39 nc7 ~b7 40 1Wcllbg4! 41 c4 ¡raS [41
... W'xc4?? 42 'fi'g5; 41 ... llld342 'iWb1] 42
de la partida. El error, en este caso, es atribuible a la tensión y cansancio acumulados.
A efectos documentales, el juego siguió así:
r1;f7
32·... li)g4?? 33 Itxg4+hxg434 'lí'xg4+
32 ...
1Wg7+ ~e8 36 1i'xf8+ c¡f}d7 37
I1h7) 39 ... ~cd7 40 lWcl ri;e7, y las blancas no tienen efectivos para proseguir el
ataque.
402
El ATAQUE EN AJEDREZ
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS
El. 23 llJxf7 nde8 24 liJh6+ c¡f¡»h8 25
~xf726 %%xf71Wxe527 tIf8+! nxf8
28 lfJf1+ ~g8 (si 28 ... :a.xf7?,29 'iVc8+ y
Ilf7!
mate) 29 lLlxeS It eS 30 lOc4 (30 'ifxd4??
lDe2+ y 31 ... llJxd4) 30 ••• Ilel+ 31 ~h2
t¿)e6 32 WHf5 h6 33 !DeS l¿)c5 34lLlB (1..0).
Hinks - Sowray, Campeonato Británico
equipos, TeIford 2003.
E2. 26 'ife6+ y sigue mate en seis: 26 .
~c7 27 ncl+ ~d8 28 ~xd5+ ~e8 (28 .
rJ;;e7 29 II c7+ ~e8 30 ~d7+ ~f8 31·
'iff7++) 29 11 c7 i/.e7 30 'iVe6 ~f8 (30 ...
c¡t>d8 31 ¡Yxe7++) 311i'xe7+ ~g8 32
'iff7++. Variante de la partida TaI- Portisch, match de Candidatos (2), Bled
'Wxg5 hxg5 y perdió el final) 24 'ti'h5! a5.
"Las negras tienen pareja de alfiles y mejor estructura de peones, pero ningunajugada útil" (GM Macieja). 25 bxa5 'WIe7
(25 ... %l xaS 26 xe5 xe5 27 'iWxe5 ~d6
28 ¡fh5 ) 26lL1e3 nxa5 27 li)g4 nd8 28
tLlxe5 (1..0). McShane - Stefansson, Hrokurinn 22.2.2003.
~6. 18 'iWbs h6 19 ..txf4
xf4 20 ell
(también ganaba 20 iD xh6+! gxh6 21.
'iYxh6 'Wxd4+ 22 cbhl d5 23 ',i'g5+! W6g7
n
n
n
n
23 ... ~f8 24 ~d8+ ~g7 25 'ifh8+ ri;g6 26
'iVh6+ ~f5 27 Ith5+ ~e4 28 r!e1+ 'iYe3
29 l1xe3+ 'lf¡»xe3 30 lle5+ et>d4 31 tWxf4+
24 ¡fid8+ ~f8 25 nh8+ Q;xh8 26 ~xf8+,
pero la textual es más nítida. (1..0). McShane- P. IL Nielsen, Hastings 1.1.2003.
E7.28 'fi'g5+! (1..0). Si 28 ... ~h8 (28 ...
28.6.1965.
.tlg729 'Wd8+ ~f8 30·'i\rxf8++), 29 'iWd8+
E3. (a) 41 ... 'iVg8 42 l:tf8 ]:te8 (42 ...
'iVxf8?? 43 ¡Vxf8+ ~h7 44 .1td3++) 43
'iNf6+ :g7 (43 ... ~h7?? 44 ~d3+ li"g645
~,.i.xg6++ 44 e7 l% b8 45 Axg8.
(h) 41 ... rilg7, mate en cinco: 42 l»'xh6+
~g8 43 llf5 1:[b7 44 n g5+ 'ifg6 (44 ...
llg745 e7+ ~f7 46 e8'ifi'++, 46 1:Ixg7++,
rJ;;g7 30 ¡¡¡xc7+ ~g8 (30 ... ~h6 31 nf6+
~h5 32 'iYxh7+ ct>g4 33 ~g6+ ~xh4 34
D. hl ++) 31 f1Jil + ~ h8 32 'ir e8+ cj; g7 33
46 ~xg7++).
(e) 41 ... cit>g8 42 ttxh6, y mate en cinco.
Fischer - Spassky, Campeonato Mundial
(6), Reykjavik.1972.
E4. 30 1We4+ (1-0). 30 ... f5 (30 ... ~g5
31 n g7+ ~h5 32 'ilg6+ ~h4 33 ~g3+) 31
ne6+ ~g5 (31 ... r1;g7 32 'fWe5+ cJJh7 33
~xf5+ ~h8 34 n xh6+ ~g8 35 .1I g6+
~h7
36 'Wf7+ ~h8 37lWg7++) 32h4+
33 'iff4 ~xc2+ 34 ~al rIc6 35
l1xh6+ ~xh6 36 'Wg5++. Stellwagen-
~h5
Naiditsch, Wijk aan Zee b 16.1.2003.
ES. Hasta aquí se había jugado lo mismo en la partida Adams - Ponomariov
(Linares 2002). 23 ••• 1Wd7?! (Ponomariov
retiró su dama a d8: 23 ... 'iVd8 24 'ifh5
~ a7 25 n xe5 ~ xe5 26 'ilxe5 'tWg5 27
l:tf7+
~h6
34
~e6+ ~h5
35 lIxh7++.
Spassky - Korensky, Sochi 1973.
ES. Con 28 'ti'b5!, las negras deben responder 28 ... ..i.xf5 (pues si 28 ... ~ g8?, 29
lWxg6 hxg6 30 lfJe7+ y 31lLlxc6, ganando
pieza) 29 exf5 l:iJe7 30 ~xh7, con ventaja
decisiva. Fischer - Filip, Torneo de Candidatos, Willemstad 5.5.1962. La partida siguió nonnaImente, hasta la jugada 66, en
que Fischer se impuso.
E9. 31 ~f6+ ~f8 32 'iYxh6+ ~g8 (32 ...
rtJe7 33 'tWd6++) 33 .i.h7+ ~g8 34 itg61 !
(el famoso maquinillo) 34 ... ~g8 35 'fUh7-t
c¡f¡lf8 36 'tWxf7++. Variante de la partida
Matshall- Bogoljubov, NuevaYork 1924.
EI0. 2611 g3+ ~g5 27'iYxg5+ rJ;f7 2R
4;e6 29 'ilxc7 cbf6 (29 ... fxe4 30
l1g7.l1)d7 31 ~xd7+ ~f6 32 ~f7++) JO
'f!/g7+ ~e6 31.exf5+ ~d5 32 :txd3+ ~c(,
~g7+
33 lIxd6++. Variante dela partida Arnu..
son - Nunn, Olimpiada de Novi Sad 1990.
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS
Ell. 36 1t g5+ ~ e4 37 JL g6 et» e3
38 1:[ e5+ ~f3 39 1Wf6+ et» g2 (39 ... ~g4
n
40 'fi'g5+ cJi h3 41 '1'g3++) 40 g5+ ~ h1
(40 ... ~)(h2 41 'ifh8+ l:l h7 42 lWxh7++)
41 'iffl+ ~xh2 (41 ~g1.42 'fixgl++)
42 "'f4+ ~ hl (42 .0. ~ h3 43 'iWg3++)
43 fi'h4++. Gandalf - Blackbishop,
Mundial de Computadoras, Paderborn
12.2.20040
o ••
E12. Las negras pueden activar sus
piezas y tienen la columna g semiabierta.
10 ••• liJeSI 11 Ae2 ~eg4! (11 ... d5 se ha
jugado antes) '12 ~xg4 n g6! 13 ~h3
t¿)xg414 R,e3 (14 ~c3 ~f615 ~cl 'iYe5 ~)
14 ••• .tb8! (14 ... lf.)xe3 15 fxe3 'iWg5 16
tLld4; 14 t.t ~xe3 15 fxe3 fig5 16 ll}c3
lih6 17 ~f3 00) 15 f4? (15 g3 lllxe3 16
fxe3 ~g517 rI t3 ~e5 18 ll)c3 b5 19 afl
ltg7 20 lDcl b5 21liJd3 ~xc3 22 bxc3
.i. b7 t con la iniciativa) 15 ... lb xe3 16
'ií'xe3 !8..a717liJd4 e5118 fxeS iYg5! 19
~f2 (19 'fIxg5?? ~xd4+ 20 *xhl l1xg5)
19 ..• d6! (0 ..1). 20 exd6 n f6+ 21 ~ e2
n
iYxg2+ 22 Itf2 l:txf2+ 23 'tWxt2 ~xf2+ 24
<if;xf2 .ixd4+ 25 'if;f3 .i.xb2 -+). KuJaois-
Chuchelov, Campeonato de Europa Individual, Estambu130.5.2003.
E13.29
na! (destino a f6)
29 ••• 'iYe7
30 :f6! 'iWe8 (30 ... dxe5 31 dxe5 j¿xf6 32
gxf6 'iff8 33 'itifl +-, para seguir con l1hl
y ~h3) 31 : en dxe5 32 ¡¡ -n VJ!/xf7 33
:xf1 etJxf134 ~~4lbhf8 35l¿)cS j¿e8 36
Ac3 «t»g8 (36 ... exd4 37 ll)xd4 lld6 38
liJb7 nd? 39 jLxg6+ ~xg6 40 liJxe6) 37
!.c2 exd438 lbxd4 1ib6 39 t¿)dxe6 (+-).
Hasta aquí el ejercicio. El resto se incluye
a efectos documentales. 39 •.• .!i. xc3 40
lDxd8 ~e5 41lLld3 I1d6 42lbxeS nxd8
43 4)xg6 lL1xg6 44 'iVe6+ i..f7 45 'ifxa6
nd646 'ifc8+ ljjf8 47 ¡¡xc7 nd4 48 iLb3
:xg4+ 49 ~f2 ljje6 SO 'ifc8+ cj}g7 51 eS
ne4 52 g6 (1..0). Kiril Georgiev - Nevednichy, Budva 2003.
403
E14. Después de 21 ... t¿) cxd5? 22
lDcxd5 l¿)xd5 23 jLxg7 (23 tl)xd5 jLxd4+
24 ~hl VDIg7 =) 23 ... Wixg7 24 liJxd5
nxc125 .t1xcl 'if'd4+26 ~hl, las negras
no pueden jugar 26 ... 'iYxd5, porque perderían la dama con 27 ~c4. En la partida
Flobr - Bronstein (Parnu 1947) se jugó 21
...¡yd8 Y acabó en tablas en 32 jugadas.
ElS. 41 Ae6! fxe6 42 dxe6 tlJf6 (42 ...
n xa7 43 'Wif7+ ~h8 44 'fi'f8+ ~h7 45
nxa7; 42 ... "fHe7 43 lLld5 'ifxe6 44 l1xa8
Jlxa8 45 .tl xa8; 42 ... ~f6 43 ti xa8 fgxf3+
45 ~xf3 ~xa8 45 nxa8 ~f8 46 na?, ganando en todos los casos, análisis de Golod) 43
xa8 jL'xaS 44
xa8 (+-) 44 ...
n
n
'il'xa8 45 ~xf6 ~xe4+. 45 .,. 'm'f8 46 'iYg6+
~h8 (46 ... 'fkg747 e7 'iixg6 48 hxg6 lIb8
49 lbd5) 47 e7! 'i;Yxe7 48 lDd5 'ifd8 (48 ...
'iWb7 49 lZ\f6 'Wig7 50 'ife8+) 49 liJf6! +-.
46.~h2 ttb7 47 e7 11 xe7 48 'iYxe7 'tWf3 49
'iWe8+ (1-0). 49 ... ~h7 50 'W'g6+ ~h8 51
iYxh6+. Golod - Boim. Beer Sheva
23.5.2003.
E16~ 22 d5! c6 (22 ... exd'i 23 eS fxe5 24
fxe5 1l.e7 25 'f!Ixc7 ±;22 .. e5 23 fxe5 fxe5
24 11 xf8+ ¡y xf8 25 f'l 'iY e8 26 l'tJ f5 ±
0
eS
n
Dautov) 23
lLlxdS (única, pues si 23 ...
24 d6) 24 exd6 liJe3 25 ~c5 ttJxfi
26 1:1 xfi b6 (26 ... '@'d7 27 ~e4 +-) 27
'tWxb6 n xd6 28 ~e3 (+-) 28 ... ¡gf7 29
liJc5 I1fd8 30 b4 aS 31 ~c3! '1JIja732 t1el
sen.
n eS 34 liJfS 11 d5 35 tlJ xe6
eS 36 .tc3 lbe6 37 ~e4 c4+ 38 c;tJg2 lId3
39 'iWxc4 (1..0). Dautov - Romanishin,
Campeonato de Europa Individual, Estambu13105t2003.
El7. 22 1:1 xc3! (un sacrificio posicional de calidad) 23 iLxc3 ltJxe4 24 ~d3 f5
25 lLl n St. h4! 26 n xe4. Prácticamente
obligado, en vista de que las alternativas
no eran mejores: 26 g3 lLlg5! (amenzando
con entrar en f3 6 h3); 26 lb g3 l2J xf2 27
~xf2 f428 'ifxd6 ~xg3+ 29 ~hl ~xh3!;
axb4 33 ~xb4
l ••
404
EL ATAQUE EN AJEDREZ
26 l:te2? Xl.c4. 26 ... ~xf2+! 27 ~h2 (27
~xf2?? fxe4+ gana la dama) 27 •.•fxe4 28
'iYxd6 .tb3 29 11 el e3! 30 'iVxe5 'fif7 31
lDg3 l:re8 (-+) 32 'i'd6 iLc4 33 ..te1 %le6
34 'iWd8+ (0-1). De Firmian - Ivanchuk,
Campeonato Mundial de equipos nacionales, Lucerna 1989.
E18. 32 bxc4! Sacrificio posicional de
calidad, con el que las blancas obtienen
dos peones pasados y unidos en el centro.
32 .: ~xa3 33 -txa3 *h8 34 eS ~e7 35
nd1 f5 36 d6 'fif737 c6 (+-) 37 •.• fxe4 (37
... ~e6) 38 \i'xe4 iLfS 39 Vie3 .ic8 40~c5
~e6 (40
JI e61) 41 ~hS 1:( g8 42 d7'
~xd7 (42 'iYxc6 43 : d6!) 43 d6! 'li'g5
44 .1l.g6 'iNg4 45 .1i2.b6 (45 ~xe5! ..Q.xc6 46
J1.h5! l:'txd6 47 i.xg4 lld5 48 \Wc3) 45 •••
~e8 46 Xl xd8 ~xg6 47 c7 .i.fS 48 \i'b3
~e6 49 c8'iV (1..0). Tal - l. Zaítsev, 36.0
Campeonato URSS, Alma Ata 1968.
E19. (a) 27 ••• ~c4? 28 Ad2l! l:lc8 (28
••• 1% xd2 29 ~h5+ ri;g7 30 exf6+ exf631
n
~f7+
+-) 29 'iVhS+! cbg8 30 'tWg6+
~h8
31 It gl f5 (31 ... fxe5 32 't\Yh5+ ~g8 33
jth6 ; 31 ... nxd2 32 ~h6+ +-) 32 \ith6+ .
ct>g8 33 ~g6+ ~h8 34 ~g5 \Wc5 (34 ...
'iWg4 35 h3 'iYg3 36 il.f6+) 35 'fih5+ et>g8
36 \if7+ Q¡>h8 37 ~xe7 'iWxh1+ 38 cst>xgl
11cl+ 39 ~f2 lllc2+ 40 ~g3 J:t g8+ 41
~h4 rtg4+ 42 ~h5 (1-0) Pmsijin - Her-
mansson, Budapest 2003.
(b) 27 ••• ~xb6! 28 exf6 11m 29 f1 'irc4!
(29 .•• fic5 30 d6! 11 c4 31 'l'd3 ±) 30 d6
exd631 ItgllIe2 32 'ilxd6 rl;g7 33 'iWg3+
c;t>h7 34 ¡Yh3+ (=). Análisis de Prusijin.
E20. 20 g4! fxg4? Había que jugar 20 ...
i.f6 21 lL\ d7 jL xb2 22 'iWb3+ n f7 23
~xb2 llxd7 (23 ... fxg4?! 24 Axg4 ttxf4
25 ~·b3+ ~h8 26 ~g3 g5 27 e3 l:lf3 28
'iVg2 rlf7 29 $Lh5 ±) 24 'i\Vb3+ ~h8 25
]¿xd7 ¡Vxd7 26 :rtdl Y 27 gxf5, con clara
ventaja blanca. 21 ~xg4 ~c5 22 ~g3 ]¿ c7
23 ~d7! J1f7 24ljJxc5 l:t xc5 25 I;ld6 ~c8
(25 ... Uc626 lIad! Itxd627 r!xd6 Ac8
26 l1adl 111'827 .!Itxc8 %Xxc8 28
Ae5 l:l n 29 \Wg5 b6 30 l:l xh6 neS (30 ...
'iIIe7 31 'iWg6 'iVxe5 32 "iYh?+ 'itlf8 33
1Wh8+ ~e7 34 'Wxc8 'iWg5+ 35 ~h1 gxh6
36 'iVd8+ ~e6 37 'iVd6+ et>f5 38 1ld5+; 30
... .r1e7 31 :tg6 'i!lfl32 3U6 %lec7 33 ~hl,
Y en ambos casos las blancas- ganan) 31
\i~5 (1-0). Si 31
gxh6, 32 'iVg6+ ~f8 33
'ir'xh6+ riJe7 (33
«&t;g8 34 1Wh8++) 34
'iVd6++. Akopian - Ulibín, Campeonato
de rusia por equipos, Ekaterimburgo
19.5.2002.
E21.25 _ fxe4!? Dada la buena disposición de sus alfiles y que su torre dominará la columna abierta d, las negras entregan calidad. 26 .1txd8 lIxd8 27 il.g2liJd4t
28 /i)xd4 Axd4+ 29 riftlll e3 30 1:tfel Ao!
(bloqueo del peón pasado, según los cánones) 31 ~f3 .i.e6 32 wg2 1%d2+ 33 ne2
iJ534 nc3'! (después de 34 nx~ exd2
35 1:1 dl ~e3 36 ~e2 il.e4+ 37 en, las negras pueden forzar tablas con 37 ... i.f5 Ó
37 ... Jlc2) 34 ••• ~e4! Pero ahora ganan
(0..1). Botvinnik - Petrosían, Campeonato
URSS equipos 1966.
E22. 14 •.• e4 15 R.e2 lDfxd5 16 liJxd5
.axa117 lüxe7+! tfjxe718 fldS+ ~g7 19
nxal 'iWxg5 20 ~b2+ ~h6 21 'irxd6 :In
22 ndl f423 ndS ~ 24 Ae5! 'i!Je7 (24
... ~h3?? 25 iLg7+ J¿xg7 26 rIxg5 4lxgS
27 gxh3) 25 3Lxf4+ rJ;g7 26 g4 'fi'xd6'27
nxd6 it.d7 28 ~e5+? (las blancas podían
haber mantenido una ligera ventaja, con
28 ~e3 a6 29 ~g2) 28 ••• -t>f8 29 cS. Las
posibilidades se han equilibrado y se acordaron tablas en la jugada 41. Portisch Ács, Campeonato de Europa de clubes,
Rethymnon 3.10.2003.
E23. 48ll)xdS!! (también debe ser suficiente 48 g3 h3 49 g4 tWf8 50 gxf5 'fi'xf5 51
ti'xf5 exf5 52 .ttxh3; no, en cambio, 4R
11 al liJe? 49 U a7 "i!Vb8) 48 ••• exd5 (48 ...
28~h5)
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS
cxd5 49 c6+! ~xc6 [49 ... ~c8 50 VJi/e7 CiJc7
51 .tI al ~b8 52 ¡Ve5] 50 'WIe7 'iYb8 51
'iYlxg7) 49 alliJc7 (49 ... 'iYa8 SO ¡fxf5+
riJc751 Wií/+ c;t>b8 52 'iWf8+ 53 'fixg7+ y
54 ¡Vxh6; 49 ... 'iWc8 50 ~xf5+ ci;c7 si'
'iJ!Jí/+ ~b8 52 ¡fxg8, con cuatro peones
por el inútil caballo) 50 ¡Vxf5+ ~d8 (50 ...
/iJe6? 51 ~f7+) 51 lla71We8 52 ttb7
n
¡Yxg6 53 ~~8+ ctJe7 54 ~f8+ ei;e6 55
¡Yc8+ (1-0). 55 ... ~e7 (55 ~f7?? 56
~d7++) 56 VJlixc7+ ~e6 57 'iVc8+ ~f7 (57
... ~e7 58 ~b7++) 58 ¡fe8++. Nezbmetdinov - Zagorovsky, Leningrado 1967.
o ••
E24. 20 ~xh7! Implica un sacrificio
posicional de calidad por peón. 20 ._ fxe5
(20 .. l¿)b5? 21 l2Jg6+ rilf7 22 n d8, con
amenaza de mate en f8) 21 l::t xd6 ~d5 22
n 6xd5 exd5 23 n xdS. Las blancas han
obtenido dos peones por la calidad (aunque uno es doblado), pero confían en su
pareja de alfiles. 23 ••• I1cl24 ~n ti) c6 25
~e2 n d8 26 1Ixd8 lLlxd8 27 iLc3 c;.t>e6 28
jLg8+ ~d6 29 f4! exf4 30 exf4 (ahora las
blancas ganan el peón g negro) 30 ... lLle6
31 ~e5+ rJtdS (31 ... fJ;;e7 32 f5)32 iLxg1 (+-).
Los tres peones pasados y unidos del ala
de rey deciden. 32 •.• 11 eS 33 ,i.xe6+ ~xe6
34 ~B 11 c4 3S Ac3 ~d5 36 h4 aS 37 bxa5
%1xc3+ 38 bxc3 bxaS 39 h5 ~e6 40 ~e3
(1..0). Geller - Keres, 20. 0 Campeonato
URSS, Moscú 1952.
·E25. 24 c5!! dxc5 (24 ... !Le7?! 25 ~d4
Jl.f826 lDe4 'ife527 4)f6+ ~h8 28 'ifh4 ±)
25 d6! (liberaci6n de la diagonal a2-g8) 2S
•.• cxd6 26 'iYc4+ ~h8 27 'iYc3. La torre está fuera de juego y la debilidad de la última fila se hace sentir. Si 27 ... ~g8, 28
0
~xg7+
Wlxg7 29 I1f8++. La única solu-
ción es entregar pieza con 27 ... i¿f6, pero
las negras seguirían estando paralizadas
(1-0). Radjabov - Dizdarevic, Sarajevo
30.5.2002.
E26. 31 ...
1:1 ag6 32
~xd5+!
'iVxd5 33
405
il)f6+ :Ixf6 34 Axd5+ jLe6 35 .i.xe6+
%1 xe6 36 lLlc3 tbe2 37 ~xg7 lLlg3+ 38
~g2lhx~ 39 /JJxfi ebxg7 40 lLlg3 ~g6 41
h5+ ~g5 .42 ~h3 iLd6 43llJe4+ <it»xh5 (es
. curioso que aquí Fritz sólo indica, como
mejores jugadas, 44 I1 bl Y44 .ttfl, ignorando la de la partida) 44 l:1g1 iLxa3? (44
... Af445 I1g4 j¡g5 46 lElc3)45 n g4 .td6
46 d4 (1-0). Si 46 .. !Lc7 47 d5 11 a6 (47 ..
1:Ig6?? 48 :J:th4++) 48 d6 na3+ 49 %1g3!.
Zviagintsev - Bischoff, Essen 2000.
E27. (a) 26 •.• ~xe3? (así se jugó en la
partida) 27 fxe3 ~xd5 28 cxd5 ll)b3 29
hxg7 (+-) 29 ••• clJ xg7 30 1i'h6+ cj¡ h8 31
lIhl f6 32 ~b5 flJa7 33 'ifxf6+ c¡f¡>g8 34
q¡,e2 n ec8 (34 .. ¡fc5 35 jLd3) 35 ~d3
'iVd7 36 g3! 'iYg4+ 37 ~f2 (1..0). Si 37
f8??, 38 gxh7++ y si 37 ... 'fixg6, 38
. .tI bg1 n f8 39 11 xg6+ hxg6 40 n b8++.
Iordachescu..Chuchelov, Campeonato de
Europa Individual, EstambuI3.6.2003.
(b) La mejor defensa era 26 ... 'iVd8!
27 hxg7 il.xg5 28lLlf5 t¡)xf5 29 exf5 ~xd5
30 "iYxd5 e431..tc2 ne5:¡:.
E28.16 IIh3!? ~xf117llJxn (el sacrificio posicional de calidad está basado en
la vulnerabilidad del enroque negro, la torre activa en la columna h y la posibilidad
de llegar con un caballo a f5) 17 ..• b5? (17
c4 617 ... f51? 18 exf5 h4) 18ll)de3 bxa4
19 liJfS! (ahora la calidad está más que
compensada) 19 ••. lüg620 tI xb5 $.eS 21
g3 lIb8 22lf)le3 a3 23 bxa3 'tib6 24 Wd2
(invasi6n [mal por casillas negras, puesto
que el alfil de e5 será eliminado). Hasta
aquí el ejercicio, el resto es s610 a efectos
documentales: 24 ••• ~b3 25 liJg4 nb726
~ ~c4?! (26 ~,26 'ii'bl) 1:1 liJxe5 (+-)
27 ... 'ifxe4+? 28 B! (también ganaba 28
liJf3 1:( b3 29 iVh6 ¡j'xf3+ 30 Wh3 'fi'xh5+.
31 ~xh5) 28 •.• lWxe5 29 ~h6+ ~f8 30
lixeS nxe5 31llJg4 nee7 (1..0). Podría
seguir 32llJf6 l1e5 33 ~h6+ rt;e7 ~4 ~g5
0
0
0
o ••
n
J
o ••
oo.
.,
406
EL ATAQUE EN AJEDREZ
n
n
e2+ 35 ..th3 bb2 36 lüg4+ <bd7 37
'\i'xh7, etc. Petrosian - Rashkovsky, 44
Campeonato URSS, Moscú 1976.
E29. (a) 15 ••• ~e5 16 gxf7+ cJ;xf117
fxe4 tü xe3 (mejor 17 ... 'ifh4+! 18 'ilf2
'Wxf2+ 19 ~ xf2 1:[ xh3! 20 l:I xh3 ti)g4+ 21
c;f;le2 liJdxe3 22 l:l xe3 lt)xe3 23' ~xe3 =.
Su inferior estructura de peones y retraso
en desarrollo quedan compensados por la
pareja de alfiles) 18 'ti'xe3 1i'h4+ '(18 ...
~xd4??, con idea de 19 'it'xd4 ~f3+ y 20
... lbxd4, falla por 19 Ilf1+) 19 ~e2 'ifh5+
20 ~f2 ~e8 (20 ... 'ilh4+ 21 c¡f,lg2) 21
Axe6 'fIxh122 tlxhl 11 xh123 'iVg3!·
Ji.d6 24 'lkxg7
rita
~xe6
25 /t)xe6 %1h2+ 26
t¿)f3 27 tl)b6 tl)d2+ 28 ~el tL1f3+ 29
wd1 d2+ 30 ~cl ~e5 31 "1'8++. Gagu-
n
nasbvili - Arlandí, Campeonato de Europa Individual, Estambul 5.6.2003.
(b) 15 ••• f5! 16 ~xe6 (16 0..0..0 ~e517
'iWe2! f4 18 Jlxf4 tl)xf419 ~xe4 lt xb3 20
}¿ xb3 lLlxh3 21 'Wxa8 00) 16 ... 'iYh4+ 17
Af2 (17 'iYf2 l/) xe3 28 'iWxh4 l:i xh4 19
0Jc7+ ~d8 20 ~xa8lüxc2+ -+) 17 ... e3
18 ~xh4 exd2+ 19 ~xd2 liJeS!! 20 tDxíS
liJxf3+ 21 c¡f;cllDxh4 22 ~g2 ..tb7 =+ (análisis de Gagunashvili).
E30.11 lDdxb5!? (importante novedad
teórica) 11 ... axb5,U ll) xb5 11 xaz. Las
principales alternativas son: a) 12 ... d5 13
~c3 r1xa2; b) 12 ... iLe7 13 li)xd6+ *f8
14 'it'b1; c) 12 ... tLle513 'ifc3; d) 12 ... Ab7
13 llJxd6+ ..txd6 14 'i'xd6 l:l xa2 1~ i.bS
1:[a1+ 16 c;t»rl2 nxdl+ 17 l:r.xdl; e) 12 ...
.ia6! 13 li)xd6+ .txd614 'iVxd6 ..txf115
Axb6~. La tendencia suele ser equilibrio
dinámico, 13 tt>bll:ta8 14 ~xd6+ kxd6
15 'tWxd6 lDa4 16 .i.b5 'fie717 ~d4! eS.
La pregunta es ¿c6mo salvar el caballo de
a4? 18
ti) c3+ 19 bxc3 1:t b8 20 rI d3 O-O
21 c4 ttJb6 22 fic5 'iff6 23 g5 (1-0). Si 23 ...
1We6 (23 .. _ 'Wxf3? 24 'iVxf8+ ~ xf8 25
oo.
.ic5+) 24 'iVxf8+ <bxf8 25 Sic5+. Gris·
chuk - Dvoíris, Open Aeroflot, Moscú
6.2.2002.
E31. (a) 27 ~el? es un error, pero para su consuelo (si es que la ha elegido) fue
precisamente la que eligió el GM Ivanchuk: en la partida. 27 •... n h3 28 ltJdI (28
Ag31Wh7, con la amenaza 29 ... llJxg4! 30
fxg4
xg3+! 31 ~xg3 tWh3+ 32 ~f2
iUl4+) 28 'ifh7 29 i..g3 lLlxg4! (0-1). Si
30 fxg4) 30 1:[xg3+! 31 \tJxg3 ~h3+ 32
~f2 Ah4+ 33 ng3 JLxg3+ 34 ~gl ~xg4
35 'iYg2 y, tras una simplificación general,
las negras ganan, gracias a sus dos peones
de ventaja. Ivanchuk - Radulski, Campeonato de Europa Individual, Anatolia
n
15.5.2004.
(b) La defensa correcta era 27 ltJn!, y después de 27 ... 'fWh728 liJg3, cuando no sirven los sacrificios en g4. Por ejemplo: (bl)
28 ••• ~xg4?! 29 fxg4li)xg4 30 ~d1 ±; (b2)
28 ••. lLl xg4?! (28 ... tt h2+ 29 U xh2
'iYxh2+ 30 ~f1) 29 fxg4 Axg4 30 'iff2 (no
3D VWe3? I1h2+ 31 ~f1 'iYh3+ 32 ~el
nxh133 lllxh1 'iWxhl 34 n xhl ti xh1 + 35
~f2l:th3 -+) 30 ••• Jth3+ 31 ~f3 ~g4+ 32
~e3;S¡g5 33 ~d3 ±.
La diferencia entre ambas defensas radica
en que con 27 tDf1 queda protegida la torre de h l , y la columna no está del todo
dominada por las negras.
E32.17 dxc6!! nxd118 cxb7+ ~b819
r1fxd1 .AcS (mejor 19 ... .1td6!, impidiendo la penetración de torre en séptima) 20
i.xc.5 'iYxc5 21 J:I d7 f5 22 iIadl!t)c6 (22
...c623 h4 ±) 23l2)a4'iYb5 24 nel 'Wxa4 25
%txc6 'tWxa5 26 trxe6 ~a7 27 g3 (aún era
mejor 27 h4!, impidiendo el contrajuego
de las negras en el flanco de rey) 27 ... g5
28 l:txh71 %lb8 (28 ... l1xh7? 29 lle8 +-) 29
h3 g430 hxg4 fxg4 31 ~g2 ~al+ 32 ~h2
'ti'xb233 }¿hh6 Vi'a2 34 nef6 es (34 ...
rt xb'7 35 ~d5! ¡Va5 [35 li'xd5 36 xa6+
~b8 37 llh8+] 36 .txb7 ~xb7 37 t{xa6!
l ••
n
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS
'iYxa6 38 11 xa6 ~ xa6 39 f41) 35 %% f4
'ií'd2?! (35 ... c436 .i.d5) 36 Jl.n! xb7 37
n
Ilxa6+ .~b8 38 11f8+
~c7 39 j¿,g2.
La
coordinación de las piezas blancas es óptima. 39 ... 'frd740 %lb8c4 41.te4 (1-0). La
amenaza 42 nh7 no tiene defensa eficaz.
Karpov - Timman, Bruselas 1988.
E33.19 eS! dxe5 20 fxeS (20 llJe4) 20 •••
il.xeS 21 'iVh4 (21 ~g4) 21 ... ~f6 22
'iYe4+ iLe7 (22...'ilJe7? 23 ltXi5!) 23 iUt6 (+-)
¡jf7 24 1thfl 'ifg8 25liJdS (25liJb5! Daba
mate en seis: 25 ... lic826 tti'g4, y el resto
queda para el lector). 1-0. Mellado - J.
Moreno, Campeonato de España por
equipos, Barcelona 8.8.2000.
E34. 15 c4 li)c7 16 lbc3 ~e6 17 ~g5
1Wd7 18 1:[ad1 11es (18 ... iLtS 19 'iWf3; 18
... Itd819 iLxe7 iLxe7 20 d5 cxd5 21 cxdf
..txdS 22 %%xd5 li)xd5 23 .fstb5 -t-) 19 .§Lxe7
'lWxe7 (19 ... 1t..xe7 20 d5 iLc5+ 21 <¡f;hl
cxd5 22 cxd5 .ÍiLxd5 23 11 xd5) 20 d5 'ifc5+
21 ~hl cxd5 22 cxd5 iLd7 23 e6 iLb5 24
l\ff4 ~d8 (24 ... JJ.e7 25 \\Vf7+ *d8 26 d6
i¿,xd627 e7+ ~d7 28 e8fi'++) 25 ~xb5
l¿)xb5 26 liJxb5 ~)(b5 27 d6 (1-0). Seguiría 27 ...
28 'iWxf8+! :IxíB 29 l1xf8+
'fi'e830 1:[xe8+ c;t.xe8 31 d7+ ~d8 32 e7+
ci;xe7 33 d8'ff+. Barden - W. Adams,
nc4
Hastings 1950..
E35. 21 ••• .ixg3 ¿Jugada antiposicional? 22 hxg3 (apenas cambia nada 22
fxg3) 22 ••• ~b5! 23 b3. ¿Cómo impedir la
entradaen e2? 23_ tte2+ 24 ~1 r!xa (-+)
25 c4 (las negras amenazaban 25 ...nfl)
25 ••. 'fi'aS (con idea de 26 ... ~c3) 26 a3
407
(21 fxe4? lZ)xe4, con las amenazas 22 ...
l¿)xg3+ y 22 ... 'iVaS+) 21_
(-+ ) 22 lbd5
(221Wflli)g4; 22 b4 l'tc8 23 iLb3 bxcA 24
ssa
!txc4 %lxc4 25 ~xc4 'fIIc7 26 ~d3 g5) 22
••• Jl..xd5 23 cxd5 lljxd5 24 b4 lDxb4 25
~b3tL\d3+ 26 ~d2 lt)xc127 l¿)xcl n eS
28 iWd3 'iff6. La amenaza simultánea sobre b2 y t3 resulta decisiva.Las negras atacan con ventaja material (0-1). Elískases Stein, Mar del Plata 1966.
E37. 23 ~xf5! exf5 24 l:t xe7+ rl;;xe7 25
lIel+ ~d8 26 'iVh4+ f6 27 'iNh6 ~a5 28
t¿)b3! (+-) (28 'iWxf8+?? et;c7 29 'tWxf6 b3!,
con doble sobre a2 y el, y ganan las negras) 28 ••• 'tWdS 29 'iYxf8+ 'if;>c7 30 'fWxf6
1Ie8 31 1:1 el! Aa4 32 fi d4! 'iWb7 (32 ...
iLxb3? 33 cxb3+) 33 I1dl lle6 34 ~c4+
(1-0). Si 34 ... *d7, 35 LDc5+. Tal - Klaman, 24. 0 Campeonato URSS,. Moscú
14.2.1957.
E38. 19 eS! (la ruptura central expansiva) 19 ... dxe5 (19 ... lLlg420 exd6 ~g5 21
~d4 0-0-0 22 'Wia7 ~c6 23 .ia4! ) 20 lLle4!
0-0-0 (20 ... ~c6 21 ll)g3 'fi'g422 liJxe5
'ifg5 23 'tW e2,
amenazando 24 llJ xf7!) 21
ti) g3 ~ g4 22 lü xeS 'tWh4 (22 ... "iff g8 23
~c3+ ~b8 24 .1:txf6! ~xf6 25 tIxd7!) 23
'iWc3+ ~b8 24 l¿)d7+ (1-0). Si 24 ... t:iJxd7,
25
n xd7!. Tal -
Larsen, Interzonal de
Portoroz 30.8.1958.
E39¡.· 16 liJfSI ~xf5 17 exf5 'iYes (17 ...
eJ;;e7 18 f4) 18 ~b2 c:lle7 19 f4 gxfS 20
¡gc7 30 ti'el h6 31 cxd5 cxd5 32 'ife6+
'it;h833 J¿e2 'iWc3 34 'iVxdS n gl+ (0-1).
¡qg5! ~e6 (20 ... e421 tlJxe4!) 21 Xl xd6+!
'iYxd6 (21 ... ~}(d6 22 'it'xf6+ ~c7 23
'f!Ixíl + ~c8 24 n xe5 'tWf8 25 ~xa7, con la
amenaza tIe7) 22 fxe5 ~xe5 23 llxe5+
~xe5 (igualdad material pero no posicional: el rey negro está expuesto) 24 liJe2!
ZbaoXue+Short vs Xie Jun-sBareev,
Match Kings vs Queens, Yongchuan
li)d5 25 c4 fIhg8 26~d2liJb6 27 ~d4+
~e6 28:llJf4+ rJ;;e7 29 'lfte5+ (1-0). Si 29 ...
15.9.2003.
E36. 19 •.. ~ f5! 20 'ii' fl (20 llJ ge2
ltJxe421 fxe4 Jtxe4) 20 ••• .ixe4! 21 tDge2
~d7J 30 'Wxf5+ cbe7 31 ~e4+ (+-). Kupreichik - Lukashok, Campeonato. de Bielorrusia 2003.
I:iJg227 i.xg2 %1xg2 28 1%31 l1xg3 29 b4
408
EL ATAQUE EN AJEDREZ
E40. 21it)xe6! fxe6 22 'iYxa4+ \Wb5
(22 ... c-J¡;e7 23 'ifh4+ ~e8 24 \i'g4 'iYc6 25
~xg7 +-) 23 'iVg4 li'c6 (23 ... nfa? 24
ifxe6+ j.e7 25 l:1 xf8+ ~xf8 26 c4 ¡feS 27
Ilfl+ .if6 28 "ti'f5 +-) 24 ~xg7 .1I1S 25
II xf8+ Axt'S 26 ~xh7 11 eS (26 ... .tc5 27
b4; 26 ... :f.d8?? 27 'ti'g6+ rJ;;e7 28. 'fIf6+
~ e8 29
xd8++) 27 'ti' g6+ (1-0). 27 ...
q¡; e7 28 l:t d6 ¡q c4 29 \'t'h7+ ~ e8 30
'tWd7++. Spassky - Darga, match URSS Alemania Federal, Olimpiada de Varna
n
1962.
E41. 11 ... c6! 12 dxc6 ~xc6 13 ~n.
No hay alternativa válida: si 13 il.c3, 13 ... "
lDd4 14 iLxd4 ¡¡xd4 15 ~f1 (15 h3 ~xe2
16lLlxe2 l:xe2+117 ~xe2 lle8+ 18 c¡f¡lfl
lDh5r) 15 ... il-xe2+ 16 tOxe2 l1xe2! 17
~xe2 lie8+ 18 ~f1 tlJg4! -+.13 ••• 1txe2!
14l[Jxe2li)d415 ~bl il.xe2+ 16 ~f2 (16
~gl1L1xc2! 17f1Jxc2 'iYd4+; 16 C¡;el ¡fe7!)
16 ... lüg4+ 17 C1f;>gl (17 ~el 'ifh4+ 18 g3
'Wie7 y mate'en dos; 17 lit>g3lñf5+ 18 ~h3
lDf2++) 17 •.• li)f3+1 18 gxf3 'iYd4+ 19 \tJg2
fif2+ 20 ~h3'iYxf3+ 21 c;t»h4 lllh6 22
'iVgllLlfS+ 23 CS:th5 ¡¡h5++. Schulten
Morphy, Nueva York 1857.
E42. 12 fxeS dxe513 Ac4! exd4? (13 ...
~h6, 13 ... ~gf6) 14 'it'xf7+ ~d8 15 O-O!.
Las blancas han puesto su rey a cubierto y
disponen de dos amenazas: 16 VJ!Jg7 (principal) y 16 cxd4 (secundaria). 15 •.. 'it'xc3?
(15 ... 'it'xc5 16 ~g7 'fHe5 [16 ... 'iVxc4 17
n ad1 rtlc7 ,18 1:[ x"d4 1We6 19 l:l xd7+!
¡gxd720 l:tf7] 17 'iVxe5 lLlxe5 18 l1f8+
rtlc719 1:1 xa8liJxc4 20 cxd4 +-, para seguir
con 21 !tfl) 16 ~b5! (1-0). Si 16 ... ~gf6
(16 ... t¡je717 We6llJxc5 18 \Wd6+ ~c8 19
~xe7), 17 lIxf6! 1Wxal+18 ~h2l¿)xf619
~xf6+ fj;c7 20 'iVd6+ ~c8 21 ~d7+ ci;?d8
22 ~e6+ c;t»e8 23 'Wd7+ ~f8 24 'Wf7++.
Hector - l. Zaitsev, JyvaskyHi 1994.
E43.22 l::txd8 'Wxd8 23 lIdl 'Wg8 24
liJd5+! cxd5 25 exdS ¡VeS (25 ... Ac8 26
s-
d6+ ~d7 27 ~xf6) 26 dxe6 fxe6 27 "1We4!
f5 (27 ... nh5 28 ~g6 'ilh8 29 'iYd3 -t--) 28
'ti'xh4 'iWg8 29 b5 axb5? (29 ... aS) 30
(+-) 30 ••• Wf6 3111 d7 e4 32 1:t xb7
33 1Ic7 ~f8 (33 ... JLe7) 34 f4! ext3
35 W'd4+ c¡f;g6 (35 ... e5 36 'ifd8+ -¡f¡g6 37
i.e8+ cJ; h6 38 'fi'f6+) 36 i/..e8+ (1-0). J.
Polgár - Miezis, Memorial Keres, Tallinn
6.1.2001..
E44. 12 e6! fxe6 13 .i.xc6 ~xc6 14
~e51 'ikd6? (la posici6n del rey negro es
comprometida, pero esta jugada pierde
rápidamente; más consistentes eran 14 ...
h5!? 15 ltlxc6 W'd6 16 n, y 14 ... ~f6 15
l2Jxc6 e5 16 1Wh5+ 'ifJd7 17 ll)a5, aunque
también en estos casos tendrían las blancas una clara ventaja) 151Wh5+ (+-) 15 ..•
q;e7 16 R.xgS+ ~~gS 17 'ií'xgS+ we8 18
~h5+ eJ;e7 19 1Wt7+ ~d8 20 'iff6+ ~c8
21 'iYxb8 (1-0). Boleslavsky - Stoltz, Inter~xb5
~c5
zonal de Saltsjobaden 1948.
.
. E45. 17 Jl,xe6! fxeS 18 dxeS ~e7 (18
... ~xe5? 19 %1he1 ..if620 Jic8+ Wie7 [20
... ~e7 21 $.d7+] 21 'iVd2 lIxc8 22 Wd7+
eJ;fl23 ltxe7+ Jl.xe7 24 .tIfl+) 19 nhfl.1
l:(t'S 20 J:[xf8+ ~xf8 21 'fi'f3! 'fIe7 (21 ...
n d8?
22 n xd8+, ganando) 22 1Wb3
: b8? (22 ... b6 23 ~d7+ ~xd7 24
:xd7~xd7 25 'iNf7 iLe7 26 e6+ ~d6 27
'fIxg7 JLg8 28 'fi'xh6 Axe6 29 g5 +-) 23
~d7+ 'iVxd7 24 : xd7 rJ¡>xd7 25 \i't7+
s.a z« e6+! et>d8 (26 ... ~d6 27 ~f4+J
ganando la torre) 27 'f!J xg7 (1-0). Si 27 ...
iLe4, 28 ¡Ye5. Tal - Fuster, Interzonal de
Portoroz 19.8.1958.
E46. 255! gxf5 26 'ilxf5! 'iYxd4+(26 ...
exf5?? 27 tllf6+ ~d8 28 rIe8++) 27 ~hl
iLe7 (no se puede defender f7; si 27 ...
~g7, 28 "'xd5) 28 Vxf7+ ~d7 29 l[)fJ
'iYh8 30 ~e5 't\Vh7 31 'IIxh7 J:[ xh7 32
.txb2 rtc2 33 ~d4 Axa3 34li)e5+ ~dH
35 liJg5 11 115 36 tnxe6+ rj¡}e7 37 tlJ~6+
~d6 38 lñef4lLlxf4 39 ltlxf4 (1..0). Pctro-
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS
sian - Sorokín, Campeonato de Georgia
1945.,
E 47. 15 •.• lbe5! 16 liJxf5liJd3+! (Van
Wely esperaba 16 ... lfJxf7 17 'ifc2) 17 ~n
n xf2+ 18 ~gl ~b819 'tWe6? (19 lj)g3
'iVc6 20 e4 c4 21 'fi1>5 'iYxb522axb5 ..tc5;
podía producirse una curiosa secuencia,
aunque no forzada: 19 ... J¡h6 20 ~e6?
'ií'xe6 21 ~xe6 iJ,.xe3 22 li)fl l1g8+ 23
~xg8 liJf424 tl:lxe3 lbh3++ Morozevich)
19 ... l:txf5 ,20 h4 iLd6 21 nn 1:tg8+!
(0-1}. 22 ~xg8 'iVg7++. Van Wely - Morozevích, Wijk aan Zee 2001.
E48.16 ... fxg6! 17 f3 (170-0 ,i.xh2+ 18
~ xh2 liJg4+, etc.) 17 ••• lLle4!! 18 fxe4
'tWh4+ 19 g3 (19 rj;Jdl 'iVg4+ 20 ~c2
'ir'xe4+ 21 ~dl 'iWxg2) 19 ••• 'tWxe420 cbe2
\i'g2+ 21 «b d3 n f2 2 'iraS 11 b8 23 a3
~c7! 24 'fIixc7 (24 VJNc3?? Ve4++) 24 ...
nxd2+'25 ~c3 ndxb2! {O-1).26llJxb2
1Wxb2+ 27 ~d3 n b3+. Azmajparashvili Kasparov, match amistoso rápidas (2), Panormo (Creta) 23.9.2003.
E49.13 c5! bxc514 dxc5 fi'xc5 (14 ...
liJxc5 15 V&'d4!; 14 ... ..txc5 15 l1fdlltJb6
16 ~xa7!) 15 I:[fd1 3le716 ltxd7I et»xd7
17 ~e3 ¡fa3 18 li'd4+ ~e8 (no 18 ...
rJ;;c7?~ por 19 fHf4+ y 20 'iYxf7) 19 Wxg7
J;tf8 20 il)g5 nd8 21.1th5 i.xg5 22 ~xgS
tId523 c4 llxg5 (23 ... rtd724 ]:te! 'iNd6
25 'iVf6, amenazando 26 1:1 xe6+) 24 ¡j'xgS
~d7 25 n dl+ ~c8 26 ~xf7I et»b8 27
..txe6 ~xa2 28 ~d8+ cj;;c7 29 ffie7+ ~b6
30 c5+ (1-0). F10br - Kasbdan, Olimpiada
de Folkestone 23.6.1933.
ESO. U eS! ~b713 'ifg3 dxe514.fxeS
ttJb5 15 ~h3 'tWxe5?! (15 ... l¡) xb3 16
llJxb3 ~~e5 17 iDaS b4 18 l[)c4 ~c7! 19
~xh5 O-O 00) 16 jLxe6! fxe617lL\xe6 ~c8
(17 ... ~f6? 18 iJ..f4, ganando la dama; 17
... g6? 18 ~d4 +-) 18 'tixh5! 'iVxhS 19
tDxgT+ ~d7 20 ~xh5 (con dos peones de
ventaja y un final ganado) 20 ••• lil c4 21
409
..td4 l:Ig8 22ll)d5 lIg5 23 tiJhf6+ ~xf624
ti)xf6+ ~c6 25 t¿)xh7 tIg6 26·l1ael b4 27
b3lba328 1% eS l¿)bS 29 jLe3 ll)c3 30 t¿)f8
l1gT 31 ~f6+ c.t;>c7 32 ~h6 lIg4 33 ne7+
34 n h7 n b8 35 llJe6+ .t. xe6 36
11f8++ (1..0). Averbaj -: Taímanov, Torneo de Candidatos, Zurich 1953.
Est. 14 .ia3 '*VeS 15 f4 ~d4+ 16 ~h1
~e3 17 ll)xd4 'fi'xb3 (17 ... 'iWxd4?? 18
'ikb4, con mate inevitable) 18 .t!el+! ~d8
(18 ... et;d7?19 jLxb3 1:1 e8 20 .ta4+ c6 21
d><c6+ fÍlc7 22 i1cl!, "recupera la calidad,
dej ando' a las negras con un final horrible", P. H. Nielsen) 19 ~e7+ ~d7 20
~xb3 (20 Ji.xb3 c621 d6 ltJd5 22 j¡xd5
cxd523 tIcl b6, y las negras no pierden)
20 ••• c6 21 d6 b6 22 jL xr7 eS?! (22 ...
lLld5!? 23 ~e6+ ~e8) 23 lDd2 c;bc6 24
lLlc4 iLf5 25 li)e5+ <t>b7 26 a4? (26 n e3)
26 ••• h5 27 Jtxf6 gxf6 28 ~d5+ cba6 29
iLc4+ ~b7 30 ~d5+ et»a6 31 ~c4+ *b7.
Tablas. Short - P. H. Nielsen, Samba Cup,
Skanderborg 18.10.2003.
E52. 24 f4! ti) xe4 25 fxeS lb xg3+ 26
CiitJd21l¿)xfl+ 27 lIxfi ~g5 28 exd6+
Clt>xd629 ti. rs-n c;Pe5 (29 ... ~xf6 30
.il.g3+; 29 ... Q;c7 30 d6+ ~c8 31 dxe7) 30
110 f5 31 il.xfS! nhd8 32 ~g3+ ~f6 33
iLc8+ (más preciso era 33 ~e6+! rtlg734
lif7+ ~h8 35 ~f4) 33 ••• ~g7 34 ~xb7
I:tf8 35 ~f4 I1xf4 36 nxf4 ttd8 37.
ll) g6 38 I1 g2 'iff4 39 ¡v c2 .n d6 40 'tWf5
(1-0). Barsov - Zhang Zong, Hastings
29.12.2001.
E53. 13 eS! dxeS 14 fxeS hxgS 15 exf6
.iL xf6 (15 ... gxf6 16 'ifh7 n f8 17 ~ bl
llJxd3 18 n xd3 ~d7 19 lDf5! ) 16 lfJd5
'iVd8 17 ~h7! %lbS (17 ... 'iVxd5 18 ~xg8
i.xd4 19 1Wg4) ganando el alfil) 18 ltlf51
g4 (18 ... '1t;f8 19 lDxf6 ~xf6 20 ¡Ve3! ltJd7
~ d8
nf2
21'iVb4+ c;t;e8 22 l1xe6+! 'ifxe622 ...fxe6
23 ~g6+ ~d8 24 ~b6++ 23 CiJxg7+ ~d8
24llJxe6+) 19 ~g3 ~f8 20 ll)xf6 (1-0). Si
410
ELATAQUEENAJEDREZ
20 ... 'iW xf6, 21 'ii' d6+ ~ eS 22 lZ) xg7 + .
"fIxg723 'iVd8++. Planinc - Najdorf, Wijk
aan Zee 1973.
.
E54. 9lllc41 ¡gxhl? (mejor 9 ... 'iWxdl +
10 et>xd1 .1le6 [10 .... .tg4+?! 11 ~e2
~xe2+ 12 ~xe2 ±] 11l¿)d6+) 10 tlld6+
~d7 11ltJe4+ q;e8 12 ~d6+ ~d713
lf)xf1+ \tJeS 14 lE1d6+ ~d7 15 .i.e3 ttJd5
(15 ... 'ifd5 16 tllc41, por ejemplo: 16
1Wxdl+ 17 llxd1+ c¡f;Je6 18 ~c5+ ~f619
~e4+ 'itg6 20 ltd6+ cl;U 21llJxe5+ \f}e8,
y aquí habría un espectacular mate en
tres: 22 lId8+!I ~xd8 23 Ab6+ ~e8 24
~d6++, ¡con dos torres menos, a las blancas aún les ha sobrado un alfil!) 16 'iYg4+
\t>xd6 17 'fYxc8 lDxe3 18 fxe3 q;e7 (18 ,..
~c6 19 0-0-0+ rf;e7 20 'ild8+ cjJf7 21111a5
'(Wf3 22 Ac4+ y el rey negro tiene serios
problemas) 19 0-0-0 'IVc6 20 'iV d8+ rt;f7 21
l¡)a5 1fVcS 22 ~c4+ CiI1g6 23 ~d3+ e424
~ xe4+ Wh6 25 ~ xb7 l:[ a7 26 ¡Vxb8
'lt'xe3+ 27 ~bl g6 28 ¡.vdS 1We529 'ifh4+
(1-0). Savon - Krogius, Campeonato
URSS equipos 1964.
o ••
E55. 11 'ilg4 axb5 (11 ... g6 12 ~d2
..txc3 13 bxc3 axb5 14 n xa8 "ilxa8 15
.i.e2 ) U IIxa8 'iVxa813 Ae2! (13 'Wxg7
'~al!! 141Wxa8+ rt;d7 15 Wdl .i.,xc3 16
bxc3 llldS 17 ¡j'xh7 li)xc3+ 18Wd2 l¿)c6
19 ¡Ve2 liJa4, Semenov - Fominyh, URSS
1988) 13 .•• lüd5 (13 oo. O-O 14 O-O ·~h8 15
liJg5 hé 16 'iWh5 \tg8 17 lLlge4) 14 'Wxg7
111815 v,O ~)(c316liJg5!? (16 bxc3) 16•••
~b4 17 ~_h5 c31d718 ~xh7 ne819
n e7 "
llJf8-~ef
iLxf1
~xe6+! ~c6
(20 ... ~xe6 21
fS 22 lWg6++; 20 ... ~d8 21 ~f8+
. 1xd5 ..txf8 23- ~xa8 c6 24 4.Jxf8
nxf ,~h6 +-) 21 .Yt.xd5+ cñxdS22 'tWg3
(22 ~ .lol) 22 ••• tlf7 23 ~f6+ .l:l xf6 24 exf6
~a6 25 ¡YO ~e6 26 ~g5 'fi'b7 27 'ifg4+
~d5 28 'iff4 lLld7 (28 ... ..fi.d6 29 'iVe3 eS
30 ti dI -t-) 29 f7 c3 30 bxc3 ~d6 31 ¡ff3+
cst>c4 32 ~e2+ ~d5 (32 .0. ~xc3 33 ltcl+)
33 .Q.e7! 'iYb634 f8'iW l¿)xf8 35 .1l.xf8 ..txf8
-36 'ii'f3+ ~c4 37 'iVxf8 Ab7 38 'it'b4+
~d5 39
11 el (1-0). Sakaev - Jarlov, Buda-
pest 1996.
E56. 8 ti)xe61 VJ/Ie79 0-0 fxe610 ..tg6+
~d8 11 ~f4 liJd5 12 .tg3 lWb4 (12
llif6? 13 ~4) 13 ~e2 llJe714 c3 tWa5 15
b4 'irb5 16 ..td3 ~h5 17 'iYxe6 ¡VdS 18
VWe2 tl)f5 19 iLf4 'f!Jf7 (19 ... g5? 20 S2.c4)
000
20 Jlc4 ~g6 21 l:tadl 'iYg4 22 'iVd2 ~h4
23 ~xh4 'ilxg4 24 d5 c5 25 1:[ fel g5 26
etg3! Wxc4 27 ¡fe3 lllf6 28 'ti'e5 (1-0).
Gallagber - Lee, Campeonato Británico,
Edimburgo 2003.
ES7. 10 ¡Vxc3! liJxe4 (con este ataque
doble, parece que las blancas pierden material) 11 liJb5! 'IV es (11 ... llJxc3? 12
!¡Jxc7+ 'it>q7 13 ti)xa8. -t-) 12 'iWxg7! JI f8
13 ilh6 'iW~f2+ 14 et»d1l:fJd715 I1el ~ef6
(15 .... lLlec5 16 j¡e3 'iVh4 17 ~g5 '1Wg4+
[17 o,. ~f2?? 18 lbd6++] 18 Jie2 'tWa4+ 19
b3, ganando la dama) 16 .i.xe6! ~xb2 17
I1cl! (1-0). Si 17 o., 'iYxb5, 18 ~c4+ y 19
.i.xb5, o bien 18 ~xd7+ ~xd7 19 'iWxf8,
etc. .Averba] - Estrin, Campeonato de
Moscú 1964.
É58. 13 c5! cxd514 liJxd5 ltJxd5 15
.tb5+! ~d716 ~e6 ( +-) 16 _ /i)xe3. Otras
opciones no eran mejores: (a) 16 ltJb4
(amenazando mate en a2) 17 't}Vxb4 ~c8
18 ¡ra4; (b j 16 .0. &iJc7 17 /l}xd8 lDxb5 IR
~e6; (e) 16 ... ~c817 'ifxd5 Af718 \t>b1J,
en todos los casos con ventaja decisiva. 17
l¿)xIl8 c1Ixd8 (17 .0. lüxd118 ~e6)IH
~xe3 liJxc5 19 ~xe5! (19 'l4Vxc5??
eH)
19 .. 11 eS 20 ti xd6+ il. xd6 21 \'gY xd(,t·
.0.
n
/0
lLld7+ 22 ~d2 nc2+ 23 SÍle3 c~.c8 (23 ..
kíe8+ 24 t;pf4 rJ~7 25 t1el) 24 P:(fJ. .TI .."7
25 1Wd4
26 v,wxg7
27 ~g5+ ~("N
nm
nn
28 A xd7+ (1-0). Si 28... n fxd7 (?R ...
il..xd7?? 29 'iYg8+) 29 1l xd7 xd7. SII-
*
tovsky - Mitkov, Terme Zrece 2003.
E59.12 l¿)db5! axb5 13 lLlxb5 ~nS
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS
14 li)xd6+ ~f815 il-c4 exf4I (15 ... lDb6
16 fxe5 ~xe5 17 tLlxf7) 16l¡JxtT tWc7! 17
~b3
li)e5 (17 ... li)c5 18 f!d8+ q;e7 19
~xfl
z: nxa8 +-) 18 ~xe5 'iYxeS19 lId8+
n xh8 ·liJxb3+ 20 'irxb3 ~e6 21 1Wb4+
cj;e7 20 n d5 'fJc7 21 e5) 20 c3
g5? (20
il. f6 21 JL xf6 ¡y xf6 22 'iW d3
'tWb613 :dl 'ife3+ 24 \i'xe3 fxe3 25 ~e6 ±)
21lffh5! 'Wie722 iLf2! (amenaza 23 ~c5)
22 ••• ~g4? (22 ... .i.e6, 22 ... n a5) 23
n xe8+? (23 'Wxe8+!I 'iYxe824 iLc5++) 23
... I1xe8 241Wxg4 .teS 25 l:tdl (1-0). Si 25
... tI h7 (25 ... ~ d6 26 'iVf5+ et» g7 27
l1xd6) 26 ~c511Wxc5 27 'iff5+ wg7 28
'fRf7+ ~ h8 29 'fi'xe8+ ~ g7 30 'fin + ct> h8
31 'iWg8++. Spassky - B. Vladimirov, 29
lüe8 (19
Campeonato URSS, Bakú 1961.
E60. 19 eS! Abriendo líneas en el flanco de dama, donde las blancas tienen superioridad de efectivos. 19 •.. bxcS 20
liJxc5.i.xc5 21 .1lxc5 'ifb7 22 eS. Aunque
la única baza de las negras es la gran diagonal blanca, Judit rompe en el centro,
despejándola. 22 ••• f523 1i d2 tt g8 24
n cdl %l d8 (24 ... g5? 25 fi'xd7+ 'it'xd726
n xd7) 25 ti) g5 ti) xg5 26 fxg5 rJ; f7 27
g6+!! et»xg6 (27 ... hxg6 28 'iWxd7+! lIxd7
29 Itxd7+ 'ite8 30 .tlxb7 ~xb7 31 l:td6 il.c8
[31 ... ~d5 32 1:[xa6] 32 ~e3 +-) 28 W'g3+
~f129 ~ h6 (para escapar con el rey por
g6 y h7) 30 'ifh5+ g6 31 ¡fxh6 (+-) 31 •••
l! g7 32 ffgS ¡fc8 33 'tWxd8! (1-0).33 ... 'ilxd8
34 .t1xd7+ li'xd7 35 JIxd7 ~g8 36 lld8+ y
37 Il xa8. J. Polgár - Bísehoñ, Campeonato de Europa Individual, Obrid 5.6.2001.
E 61. 15 eS! Una ruptura explosiva, que
sella clara ventaja. 15 ••• dxe5 (15 ... liJxd5
16 exd6 ) 16 dxc6 exd4 (16 ... 1Lxc6 17
l[}xe5) 17 cxb7 11 b8 18 lt) xd4 'iN a6 19
'fixb7 (19 ... 1i'xa4 20 11 xe7+
rl;xe7 21lDf5+ +-) 20 lDc5 'fic8?! (20 ...
'fi'b6 21 b4 cxb3 22 li.Jdxb3) 21 xe7+!
\t;f8 (21 ... eJ; xe7 22 12JfS+ gxf5 23 'fkd6+
l[} xa4!
n
411
~eB 24 nel+ li)e4 25 ltJxe4) 22 Itc7
VJ/Jxc723 lDce6+ fxe6 24 t¿jxe6+ cj;f7 25
lDxc7 lIheS 26 'fff4 ~g8 27 fDd5 ttJxd5 28
:( xd5 11 ~b2 29 :a d7 'Wt;h8 30 ~f7 n g8 31
¡,vxc4 .t1f8 32 ~c7 (1..0). GoloshchapovTosic, Memorial Geller, Rusia 12.2.1999.
E62. 12 li) f5!! exf5 (12 ... '+W e5 13
t¿)d6+ Wf8 14 lLlxb7 ¡Yxb5 15 ~xd7
¡fxg516 'iWxc6 -Uhlmann) 13 Itel+ .ie6
14 fí'd6 a6 (14 ... ltJf6 15 n adl a6 16 ~d2
'i'xc217 ~b4li)d5 18 nxe6+ fxe619
~xe6+ ~d8 20 jLa5+ b6 211Lxb6++) 15
i.d2! \Wxc216 ~b4! (16 tracl? ~xcl! 17
l:txcl axb518 l:txc6 Ild8! =+= Tal) 16 ..• axb5
17 'iff8+ cJ;;d718.ned1+! (18 t1adl+ ~e7
19 ~xa8 t;)f6 20 Ji.d6+ Wb6 21 ¡Vxh8
l¿)e422 Jtg3 ) 18 ••• rj;c719 ¡Vxa8 (1..0). Si
19 ... ~a4J 20 iLd6+ cbb6 21 'fif8 'ifh422
~c5+ ~c7 23 Ilabl b4 24 ~d6+ ~b6 25
~xb4liJge7 26 !iLxe7+ ~a6 27 'fixh8. Tal
- UhImann, Moscú 1971.
E63.12 jLc41'ka5+ 13 cbfi! ~f5 14
'iYe3l[)d715 l1el l:1ae816 d5!! Formidable ruptura expansiva, para dominar la casilla d4 y abrir diagonales negras a la dama. 16 ... c><d5 17 3l.b5!. Si 17 lt1d4, 17
tie5! 18 'fIa3+ (18 "ttYxe5 t¿)xe5 19 ~b5
l¿)d7) 18 ... 'iVd6. 17 ••• a6 18 'iWa3+ ~d8
(18 ... ~f6? 19 ~xd7 ~xd7 20 ~c3+) 19
'iYa5+ cJ;e7 20 ~b4+ 'ittf6 (20 ... ~d8 21
f ••
lLld4 ¡j'f6 22 iLxa6 bxa6 23 n el! n eg8 24
tlc6, ccy no hay defensa contra la amenaza
25 ixa6 y 26 n a8+ u Karpov) 21 'ifd4+
~e7 22 Ad3! 'ifh5. 22 ... 'tWf6 le quita al
rey la casilla de escape f6: 23 ~b4+ ~d8
24 ¡fxb7"iVxt3 25 'iVa8+ (25 gxf3?? iLh3+
26 cttgl 1J.xel+ 27 ~fl nxfl++) 25 ...
rJ¡;e726 ¡Vxe8+ Il xe8 27 gxf3. 23 h4! 'it>d8
24liJg5 Ithf8 2S ~e2! 1Wh626 .in r!e7
(26 ... rJlc7 27 'iff4+ y 28 liJxe6) 27 'lWb4
llJf6 28 'fi'd6+. Mejor era 28 'lWf4!, con la
doble ~enaza 29 'tWxf6 y 29 'lL\xe6+. 28 ..•
d7 29 ¡qf~.ltl g8 30 jL g4! ~ eS (30 ...
n
412
EL ATAQUE EN AJEDREZ
~d6 41 nf6+ et>c7 42'g4lDc6 43 l:[e8 d4
exd5 22 n xd5 'iWh6 23 liJd4 li)a4 24 ~f5
1i'c625 Axg7! ¡Vxd5 (25 ... ~xg7 26
llle7+) 26' ~h6+! Q;xg7 27 tWg4+ (1-0). Si
27 ... ~xh6 (27 ... c;f;f6?? 28 lLlg8++) 28
rI h3+ \i'h5 29 : xh5++. Spassky - Lange-
(1-0). Karpov - Yusupov, 55.0 Campeona-
weg, Sochi 1967.
to URSS, Moscú 1988.
E67. 211Wd4 f6 (21 ... ~f61 22 ¡fxb4)
22 ~xh7+! ~xh7 23 ~e4+ Cit1g8 24 'fIixe7
~xd5 25 'iYe6+ ~h8 (25 ... 'itlf8?? 26
~a3+) 26 'ifh3+ ~g8 27 lL\g51 fxgS 28·
'iWe6+ (1-0). Si 28 ... ~f8, 29 il.a3+. Si 28 ...
c¡P h7 (28 ... ~ h8 29 'iWh6+ Wg8 30
~xg4??
31 ~b8++) 31 ~xe6 fxe6 32
33 ti) xe6+ el; e7 34 'iWxf8+
'ii xf8 35 lD xf8 ~ xf8 36 It 113 lt1 e7 37 h5
~g7 38 h6+ ~f6 39 l:lf3+ Q;>e6 40 1:tel+
It cl+
~ d8
E64. 12 1Wd2! 'iWxh113 0-0-0 ~d5!
(hasta aquí había llegado Kotov, en su
preparación para la partida, considerando
segura su posición, con dos torres y peón
por la dama) 14 liJO 'Wxd.1+? (14 ... 'ilg2
15 cxd5 cxd5 16 ~f4 ~d7 17 .i.xa6 bxa6
18 l:lgl ~xgl+ 19 ttJxgl l:rxgl+ 20 ~d2
Ilc8 y las negras no están peor, a pesar de
que el alfil contrarío sea superior y las
blancas dominen las casillas negras) 15
~xd1 tlJxc3 16 'ifxc3 .ri;e7 (16 ... e5?! 17
'iWxe5+ ~e6 18 ~g5 0-0-0 19lLlxe6 l:[de8
20 ~b5 l:1xe6 21 ~f5 11g1+22 <it>c2 ±) 17
lDe5! ~d7 (17 ... f618 'iVh3fxe5 [18 ... rIg7
19 'tWh6] 19 lWxh7+ Wf8 20 ~h5 +-) 18
~a3+! eS (18 ... ~e8 19 ¡Yf3 tlf820 'iVf6)
19 ¡vO! (+-) 19 ... n ad8 (19 ... f6 20 lLlxd7
c;tJxd7 21 ~xb7+ liJe7 22 ~a4+) 20
~xf7+ ~d6 21 iYf4I
22 f¡Jf7+ cbe7
23 ~h5 iLc6 24 'iYd6+ ~f6 25lLlh6 Itgl+
26 ~d2 cJ¡g7 27 ll)g4 (amenaza 28 Wle7+
ndf8
~g8 29 ltJh6+) 27 ... l1xg4 28 Wle7+ c¡f¡h6
29 ~xg4 r1xt2+ 30 'if;e3 :n 31 h4 et»g6
32 .ih5+ (1-0). Si 32 ... ~xh5 (32 ... ~h6),
33 'ilg5++. Bronstein - Kotov, Torneo de
Candidatos, Budapest 1950.
E65. 18 ••• c4 19 'iYn Ad5 20 !iLxa7
lLlh4 21 g3 ¡jn (se amenaza ... ltJf3+ y
también el alfil de a7) 22 1:1 xeS li)f3+!
Una decisiva jugada intermedia (0-1). Si .
23 ~h1 (23 liJxf3?? ~xf3, con mate), 23
... li)xd2+ 24 f3 xe8, con ventaja ganadora. Kupreichik - Romanishin, 44.° Campeonato de la URSS, Moscú 21.12.1976.
E66. 20 d5! La ruptura expansiva con
los peones colgantes. 20 .•• t¿)cS 21 Ite3
n
~xg7++) 29 'fin lIg8 30 'l8h5++. Barcza
- Golombek, Interzonal de Saltsjübaden
1952.
E68. 22 Axf4 exf4 23 b4 li)b7 24 eS
-tf5 (24 ... 1Wh6 25 e6 fxe6 26 dxe6 iLc6 27
e7 11f6 27 ... %lfeS 28 %te6 28 iLe4 -t-) 25
Axts 'ifxf5 26 1Wxh5 tbd8 (26 ... dxe5? 27
:Ixe5 +-) 27ll\g4 a5 28 e6 fxe6 29 dxe6
lllc6 30 e7 %1 fe8 31 n e6 l¡jxe7 32 lüf6+!
gxf6 33 1W f7 + rJiJ h8 34 n xf6 jL x (2+ 3S
~hl (1-0). Benjamin - Shabalov, Campeonato de EEUU, Seattle 12.1.2002.
E69. 11 5! La ruptura de Pillsbury en
toda su gloria, 11_. exf512 gxf5 .ixf5 (12
... lf)xfS 13 lijeS iLd6 14 ~xg6 fxg6 15
Ad3, y la posición negra es una ruina) 13
ti)e5 O-O 14 .ig5! 'iWc8?! (14 ... i.e6 15
.i.xe6 fxe6"16 nxf8+ 'iVxtS 17 ~f4) 15 c3
Ad616 jLxe7 iLxe717llJf4 b5? (17 ...
..td6 era única, pero tras 18 'ti'xh5 il-xe5
19 dxefi, las blancas ganan) 18lt)fg6! (ata-
que doble decisivo: 19 l¡jxe7+ y 19 'iVxh5)
18 •.• Ag5 (18 ... ~xg6 19 lLlxg6 y no hay
defensa) 19 'iWxh5 R,e3+ 20 htf2 ~)(g(.
21Q)xg6 ~xf2+ 22 ~h1 bxc4 23 l[)e7++
(23 'iWh8++). Smirin - Kagansky, Campeonato de Israel, Tel Aviv 3.12.2002.
E70. 15 f5 eS 16 ~e3 ~h8 17 .íig5
'i'd818 'i'h4 gxf519 i.g41? (también ganaba 19 11 xf5) 19 •.• lhg8 2' ~)(f5 116 2J
i.xe7 W/xe7 22 'iih31Wg5 23 tiadl J%odR
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS
24 ~d7!? 'itg6 25 %1dJ ~c8 26 ~fS ~xf5
2? exf5 iWh72S f6?! (28 IIfd1 +-) 28 •••
nfe829 rIg3 \i'xc2 30 1Wg4 (30 ~h5
nm
31 'fYg4! De la Villa) 30 ••• tWh7 31 /l)dS
.tIc~ 32 b3 .rIc4 33 ¡j'd7 1:tec8 34 c;f¡Jh2
nc135 l:txcl nxcl361We8 (1-0)~ A. Hor..
vátb - Iljushín, Campeonato de Europa
Juvenil, Avilés 21.8.2000.
E7L 21lDf5! f622 f4! iLxf423 tLlxf6+1
gxf624 'iVg4+ ~f8 (24 ... iLgS 25 ~xf6 h6
26i[}xh6+, etc.) 2S 'tWxf4 'iYf7 26ll)xd6 (lO). Si 26 ... ¡fe6, 27 ti)xb7 ~xb7 28 ..txf6
lId7 29 eS ~d5 30 m6+ ~g8 31 ~xh7+
~xh7 32 'ifg6+. Hracek - Romanov, Pardubice 1998.
E72. 13°eS! t¡)d5? (13 ... dxe5 14 fxe5
'iVxe5 15 ii.f4 ¡VeS 16 tlJa4 ¡fa?) 14
~xe6! R.xe6 (14 ... fxe6 15 lfJxd5 exd5 16
'fi'xd5+ Wh817 1IxaS) l5lbxd5 ~xd516
l\Yxd5 tiJc617 ~c4! dxe5 (17 ... ~f8 18
~b6! l'fd7 19 1:t ad1) 18 'ifxf7+ <t-h8 19
~d3 'iWd620 ..Q.xh7! ~xh7 21 : 0 sih4
22 lth3 'iYf623 'ifhS+ ~h6 24 'iWg4 ~g8
25 11 xh4 'tWf6 26 f5 e4 27 tI n lh eS 28
f;Yh5 nac8 29 ~g5 (1-0). Reinderman-
Arlandi, Mondariz (zonal) 7.92000.
E73. 17 g4 l:tfd8 18 gS ~f8? (18 ... b4)
19 IId3 b4 20 axb4l2)xb4 21 nh3 g622
\it2 ~e723 ~e3 lId7?! (23 ... lIac8,23 ...
dS) 24 f5 exf5 25 exf5 Jl.xg2 26 ~xg2 d5
27 ~d4! (amenaza %lxh7!) 27 ••• liJé6 28
fxg6! tD xd4 (28 ... fxg6 29 lb xd5) 29 gxf7 +
Wg730 'iYg4! (doble amenaza IIxh7+ y
~xd4+) 30 ••• tDe2+ 31liJxe2 ~e4 32
l:t xh7+!! 'tWxh7 (32 ... r:i;xh7?? 33 'ifh5+)
33 ~d4+ ~g6 34 nf6+ (1-0). 34 ... ~xg5
35 ¡ff4+ ~h5 36 4)g3++. Medina- Kmic,
Wijk aan Zee (B) 1972.
E74. 16 lDxg5!? lL\g4!? (16 ... hxg5 17
'fHxg5+ ~h818 'ifh6+'lj)h719 !iLxe7
Wixe720 llxd6 '\fg5+ 21 ¡fxg51tJxgS, con
un final siciliano de tres peones por pieza,
aunque atípico porque lo normal es que
413
los tres peones blancos sean del flanco de
dama) 17 'iVg3hxg518 'iYxg4 i.d719 'iYg3
f6 20 f4! exf421 'tWd3! gxh4 (de otro modo, 22 Af2) 22 eS! fxe5 (22 ... f5 23 exd6
~xd6 24°¡Wxd6 fi'xd6 25 11 xd6 ..ic6 26
li)d5) 23 ¡rg6+, Y tablas por perpetuo.
Plaskett - Palac, Gibraltar Masters
31.1.2003.
E75. 13 iLg5 h6 (13 ... il.~e5 14 ~f6+
.axf6 15 li'xf6 11 e8 16 I1 eó, con la amenaza 17 ~h6) 14 t2)f6+ et>h8 (14 ... ~xf6
15 JLxf6 ¡fe8 16 'iYe3! ~h7 17 ~xh6+1!
~xh618 lIe3 ~h519 llh3+ ~g420
nh4++) 15 ne4! t¿)g816 nh4l¡)xf6 (16
... d617 'tWe3) 17 exf6 (1-0). Si 17 ... ~g8,
18 fxg7 hxg5 18 gxf8'iV+. Spassky - Lorínezí, Olimpiada de Siegen 1970.
E76. 22 ~xh6! gxh623 'iff4 (+-) 23_.
c¡th724 ll)xf7 (mejor que 24 llh3 ~f8 25
'irxf6 1;.g7) 24 ••• li)gS 25 'iYeS! .i.f626
¡fxe6 11 xd4 (26 ... 'fJe7 27 lLl xd8) 27
'iVf5+ ~gJ 28 l1g3+1 ~xf7 (28 ... ~f8 29
lLl xh6) 29 W'b7+ (1-0). Epishin - Lau,
Linz 1990.
E77. 14 lj)e4! ~xh2+ 15 ~h1 ~e5 16
f6 g6 (16 ~ .. gxf6 17 n xf6!? ~xf6 18
li)xf6+ ~d819 ~g5 00) 17 Jte3! (17 i1.h6
l[)d4; 17 eS b6) 17 ••• d5?! (17 ... d6 18
Jtb6) 18 cxdS exd5 19 'iYxd5 O-O? (19 ...
..ie6 20 ¡Ve5) 20 1Wd2 n d8 21 ¡Ve1 ~e6
(21 ~d6 22 ~c4! llle5 23 ~f4 ; si ahora
23 ~~, 24 Axe5 .,txe4 25 'tWh6 il.f8 26
.i.xf7+ ci;xf1 [26 ... <i1th8? 27 'W/g7+ Axg7
28 fxg7++] 27 lWxh7+ ~e6 28 j¡xb8) 22
..teS, y para evitar el mate hay que sacrificar el alfil en f6 (1-0). Grischuk - Hracek,
Bundesliga 29.3.2003.
E78. 27 l:t g3! (la torre se dirige a h3
para liquidar la lucha) 27 •.• l:la3?1 (mejor
27 ... es 28 lIh3 ~d5) 28 l1h3 nxb3 29
n xh5+ ~g8 30 ~h7+ q;f131 11 xd7+
~e8 32 lld4! ¡Ya3 (32 ... 'tWc3 33 'iVe4!
rJ;e7 34 f5 iLc8 35 'iWe5l) 33 'fi'd2! SLc8 (33
414
EL ATAQUE EN AJEDREZ
... 11 b2?? 34 il.g6+ fj;e7 35
n d7++) 34
~g6+ ~e7 35 fIh7 %tg8 36 l%d8! %lxe3+
37 ~f2 ~f3+ 38 r¡f¡Jg2! (1..0). Radjabov-
Zviagintsev, Rusia - Mundo (rápidas),
Moscú 11.9.2002.
.
30 'ti'xg7+ 'it;e8 31 ne3+) 29 lIxg7 :td7
30 'ikg8+ (1-0). 30 ... ~e7 31 'ii'xc8. RubJevsky - Klimov, Campeonato de Rusia,
(¡Disponibilidad! La dama blanca busca
una posici6n agresiva en el flanco de rey) .
17 _. t:tJc718 VlNe1 e619 AB eS (19 ... l/Jb6
20 'iYe2 'tiVa4 21 dxe6 ~xe6 22 f5 l:tJc7 23
fxg6 hxg6 24 e5 dxe5 25 ~xc5 ~xc4 26
~xe5 ) 20 f5! VJlJe7 21 ~g4 lCle8 22 1If3!
rl;g¡ 23 f6+! (sacrificio cantado, que opti-
miza la concentración de piezas blancas
sobre f6) 23 ••• l¿)dxf6 24 ~h4 h5 (24 ...
~g8 25 Ah6+ ~h8 26 li'xe7 l2Jxe7 27
xf7) 25 afl. hxg4 26 1:[xf6! ~ xf6 27
~g5 (1-0). Beliavsky - Ginsburg, Bundesliga 15..2.2004..
ESL 10 ... QJb2! II Itellbf3+! (no 11
... ~xh3? 12 gxh3lL)f3+ 13 wg2 t¿)xel+
14 'iVxel ±) "12 gxf3 'ilg5+ 13 c;t>h1 'ilh4!
(13 ... ..txh3? 14 %%gl 'fih415 l:tg3 ne6
16 ~gl) 14 lDf4? (14 ~gl ~xh31 15 f4
..ig4 16 'iYa4 tñd7 17 ~g3 ..txf4 18 ~ce2
Ad6, para seguir con ....aS, ...~f6-g4) 14
.•• ~xh315 ~cxdS lle6116 ~)(e6 .i.f5+
17 ~gl Wh2+ 18 ~n ~g3! (0-1). Van
Wely- Ács t Hoogeveen 19.10.2002.
E82.20 jLxf6lL\xf6 21 eS! dxe5 22 (xeS
liJd723 'ti'b5 'ffxe5 24 1i'xh7+ ~f8 25
n
'ii xe4 30
n xg7 y mate en pocas] 30 n g6 +-) 28
lLlxe6+!! 'ilxe6 (28 ... fxe6 29 n xf5+ exiS
~xg6! (menos
fuerte es 27 tiJxe6+ ~h7 28 It el ¡Ve7) 27
... fxg6?! (27 ... 'fie7 28 ~d3+ C\ti>f8 29 'iYf4
lLl d5 30 'iV xh6+ ~ e8 31 1:[ g3 ~ d7 32
l¿)xe6!) 28 ~xf6+ ~h7 29 ..txd8 Ilxd8 30
tt xe6 'irg5 31 'ifxgS hxg5 32 rl e7+ C1t>h6
33 h3 ~d5 34li)c2 (1..0). Kasimdzbanov .:
Korchnoi, Torneo Julian Borowski, Essen
25.5.2002.
E80.15 f4 fif816 \i'b5 (fuerza la pasividad de la dama negra, que de otro modo
podría situarse en g7) 16 ••. ¡VeS 17 ¡gbl
n
.tt xf5+ *e7] ~8
••• 12) e4 29 l¿) xe4 bxc4 [29 ...
~g7 25
E79.23 nxf6! /l)xf6 24 Ae5
'tWg3 'ir'eS 26 IX e3 iL c6 27
l:l g3 b5 26lLle4 ~c5 27 li)g5 'iVrs (27 ... f5
28 b4 [28 liJxe6+ li:)xe6 29
Krasnoiarsk 12.9.2003.
E83. 20 n xd5! (elimina un importante
defensor del rey negro, y explota la concentraci6n de piezas sobre el enroque) 20
•.. exd5 21 'i'f51 (doble amenaza, sobre c8
y 22 li:\f6+) 21 ••• .n xc3 22 lLl f6+. Si 22
bxc3 l2Jd7 (22 ... g623 li)f6+ ~h8 [23 ...
rl;g724 :txg6+ fxg6 25 Vixg6+ ct>h8 26
'iYg8++] 24 11 xg6) 23 l¿)xd7. 22 •.•'tWxf623
'iWxf6 lt xg3 24 'ti'xf7+ ~h7 25 'ilxf8 (1-.0).
Si 25 ... It'xg2, 26 lWf5+ et» g8 27 ~ c8+
·~h7 28 ¡Vxb7, o simplemente 26 h5, para
seguir con 27 'tW e8 y 28 li) g6. J alífman SoIozhenkin, Campeonato de Europa de
clubes, Rethymnon 28.9.2003.
F~84. 24 ~xg7 rl;xg7 25 li)gf5+! et>h8
(25... gxf5 26lDxf5+ ~h8 27 'iWh6 t¿)b5 [27
... flg8 28liJxe7 +-] 28 ¡Yxh5 axb5 291Wh6
iLf8 30 ~f6+ ~ g8 31 n d3) 26 l¡j xe7
Itxe727 l1xf6 axb5 28 ~f4 ~g7 29
'*Vd7 (29 ... n dd7 30 11 xd6 tl xd6 31
'iVxd6 \\Vd? 321Wf6+ c;f;g8 33 lt)e6) 30 ~g5
rJ;»h8 (30 ... ~g8 31 lilf5 l1e5 32 lDh6+
no.
wh833 :6f5) 31 %lxf1! (1-0).31
32 ]:txU "iixf133 ~xd8+ 'lig8 (33
%txfl
wg7
34l/Je6+) 34 'ifxd6. Spassky - Jansson,
Gotemburgo 1971.
E85. 17 lDd5! ¡Vxc418 I¡)xe7+ rJ;;gJ 18
1Wd2! (Pomar explota la ausencia del alfil
de casillas negras en el fianchetto) 19 ...
/l)c6 (19 ... 'iVxe420 nae1 ~a4 21 f51) 20
f5lj)xe7? (20 ... f621 n acl 'iVxe422 li)xc6
bxc6231Wxd6 ±) 21 f6+ ~h8 22 ~h6 J:t g8
23
(amenaza 24 'ti'xh7+) 23 ••. g524
fxe7 nae8 (24 ... W'xe425 n xfl ¡gg6 26
nf3
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS
n
ft'xg6 hxg6 27
d l +-; 24 ... 11 g7 25
l\i'xd6 'i'ixe4 26 .tlm JI e8 27 JI ael 'ikc4
28 ¡Vd? ngg8 29 b3 +-) 25 'ti'f6+ ltg726
eS! d5 (26 ... dxe5 27 n dl, seguido de 28
Itd8) 27 e6 fxe6 28 "eS! ~c8 29 l:tn
(1-0). No hay defensa contra 31 1:1 xg7
I1xg732 l!f8+. Pomar - Geller, Interzona! de Estocolmo 27.2.1962.
E86. 20 iLxf6 gxf6? (20 .: ll)f6 21
1We7
~d5 22 ..i.xd5tt)xd5 23 'tWb7!
lId8 24 h4 ±)
21 We41Wxb4 (21 ... ne8 22 nxd5!) 22
~d4!
f5 23 ¡feS! l:j)e724 'iff6 ~d5 (24 ...
nrs 25 h4 ~d5 26 I:td3! ~xb3 27 :g3+
ltJg628 lLlxf5 -t-) 25 lbc6! 'iVxb3 (25 .
.1txc6 26 'fIxf7+ ~h8 27 'iVf6++; 25 .
ll)xc6 26 ~xd5 +-; 25 ... ~xb3 26 fL}xb4
~xd1 27 'W/xe7) 26 lL1xe7+ ~f8 27 l1e1
i.e6 28 ~xf5, y mate en pocas. Tal - To0
lush, 25. Campeonato URSS, Riga 1958.
ES'. 28lbxe5 %:toceS 29 ttc3 fl5e730
Itccl ~eS? (30 ... d5!? 31 exd5lLld6) 31f4
.i.f6 32 f5! (cede momentáneamente e5, a
cambio de abrir la columna f) 32 ••• AeS
33 ~f4lW87+ 34 c¡t>b2 'iVb6 35 ~xe5
l:txe5 (35 ... dxe5?, para incorporar la da-
ma a la defensa: 36 lbh5! gxh537 ¡¡g5+