advertisement
ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO
17ma Asamblea
Legislativa
1ra Sesión
Ordinaria
CÁMARA DE REPRESENTANTES
P. de la C. 934
INFORME POSITIVO
19 de junio de 2013
A LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE PUERTO RICO:
La Comisión de Seguridad Pública y Para el Desarrollo de Iniciativas Contra el
Crimen y Corrupción de la Cámara de Representantes del Estado Libre Asociado de
Puerto Rico, recomienda la aprobación del P. de la C. 934, de la autoría de los
representantes Torres Cruz y Báez Rivera, con las enmiendas contenidas en el entirillado
electrónico que se acompaña.
ALCANCE DE LA MEDIDA
El proyecto que nos ocupa pretende establecer la “Ley de los Consejos
Comunitarios de Seguridad y Prevención de Puerto Rico”.
Los proponentes hacen una narrativa histórica del desarrollo de los Consejos; en
la Ley Núm. 14 de 7 de diciembre de 1989 se estableció por primera vez en Puerto Rico
el concepto de participación ciudadana en la lucha contra el crimen con el nombre de
Consejos de Seguridad Vecinal y más tarde, en 1996 mediante la Ley 53-1996 se le
cambia el nombre por Consejos Comunitarios de Seguridad. Posteriormente, con la Ley
11- 2003 se le incorporaron ciertos aspectos más dinámicos a estos consejos, pero muy
limitados y tímidos en su alcance. Los proponentes afirman que los Consejos
Comunitarios son únicos, ya que identifican sus necesidades y desarrollan las
estrategias para atenderlas. Las agencias gubernamentales, a través del Superintendente
y la División del Coordinador General, adaptan sus programas, ayudas y talleres a los
planes trazados por la propia comunidad.
Se expone en el proyecto que los Consejos Comunitarios de Seguridad no han
alcanzado su máximo potencial debido, entre otras cosas, al enfoque único hacia la
1
seguridad y a que la legislación no les imponía deberes ni le proveía un mecanismo
donde poder expresar ideas y recibir ayudas y asistencia de las agencias
gubernamentales, más allá del Superintendente de la Policía. Además, se menciona que
es hora de que se le permita que nuestra ciudadanía se involucre directamente en la
búsqueda de soluciones a los graves problemas sociales que nos aquejan y destaca que
la criminalidad no conoce condición social, preferencia política o religiosa, por lo que
debe enfocarse desde una perspectiva amplia, superando las ataduras y los
impedimentos del pasado.
Según el proyecto presentado, los Consejos Comunitarios de Seguridad y
Prevención estarán enfocados hacia dos aspectos. En primer lugar, una estrategia
colectiva de seguridad que propenda la tranquilidad social y en segundo lugar, el
desarrollo de planes preventivos que ataquen las raíces mismas de los males sociales, a
fin de que no se desarrollen. Así que este tipo de organismo brindará a nuestra
ciudadanía las herramientas concretas y necesarias para que se conviertan en ejecutores
del cambio social que mejore la calidad de vida de todos los puertorriqueños.
ANÁLISIS DE LA MEDIDA
La comisión informante solicitó para el estudio del proyecto que nos ocupa que
nos presentaran ponencias escritas el Superintendente de la Policía de Puerto Rico,
Héctor M. Pesquera, la Oficina de Gerencia y Presupuesto, el Departamento de Justicia
así como a los Comisionados de las Policías Municipales de San Juan Caguas, Bayamón,
Carolina y Guaynabo.
Del mismo modo se celebró una vista pública el 28 de mayo del corriente.
El señor Secretario de Justicia en su ponencia escrita mencionó que previamente
durante la Asamblea Legislativa se presentó una medida similar pero no fue aprobada.
En cuanto al proyecto ante nuestra consideración, entre otras cosas, él entiende que
corresponde al Superintendente de la Policía determinar la necesidad de aprobar el
mismo, ya que es el funcionario a quien se le asignan la responsabilidad básica sobre los
consejos comunitarios de seguridad.
Así también, él entiende que una disposición contenida en el proyecto no cumple
con la política fiscal del Gobierno para atender la situación fiscal que afecta el
presupuesto del País porque no establece específicamente que fondos, si algunos, son
necesarios para que la Asamblea legislativa identifique y asigne presupuestos a los
consejos.
El Superintendente de la Policía de Puerto Rico se opone al proyecto objeto de
esta evaluación bajo el fundamento de que lo pretendido responde a una estructura ya
creada que son parte integral de la Policía de Puerto Rico y que se encuentra bajo la
supervisión de la Superintendencia Auxiliar de Relaciones con la Comunidad; que se
trata de un tema sobreseído por las disposiciones de la Ley núm. 53-1996. Asimismo
expresa que los Consejos Comunitarios, como están en estos momentos, cumplen con su
propósito de reforzar los lazos de colaboración entre la Policía de Puerto Rico y la
comunidad, y entiende que no resulta necesario legislar al respecto.
2
En el caso de los Comisionados de las Policías Municipales de San Juan y
Bayamón, ambos coincidieron en estar a favor del proyecto aquí evaluado.
El señor Comisionado de la Policía Municipal de San Juan apoya plenamente este
proyecto porque fortalece la estructura organizativa de los consejos comunitarios.
Indica que el proyecto promulga la integración de la visión ciudadana para que las
comunidades sean los principales promotores de la solución de sus problemas y que a
través del empoderamiento desarrollen la capacidad de crear una estrategia de
seguridad que sea apropiada para sus necesidades contando con la aportación de las
entidades gubernamentales incluidas en el proyecto.
El señor Comisionado de la Policía Municipal de Bayamón señala que avala el
proyecto aquí examinado y entiende que el mismo se atempera a las necesidades reales
de nuestra sociedad. Alega que la sociedad está pidiendo una acción pro-activa de parte
de las autoridades de Ley y Orden para poder atender la criminalidad que nos azota y
que la solución de los males comunitarios no solo será tarea exclusiva del gobierno sino
responsabilidad de todos; esta propuesta amplía la participación gubernamental a otras
agencias ya que estas tendrían que enviar representantes a las reuniones del Consejo de
manera tal que se cree un contacto más directo entre esas instituciones y la comunidad.
Menciona también que otro de los elementos indispensables para la implementación de
esta nueva política pública será la División del Coordinador General de los Consejos de
Seguridad y Prevención.
Por su parte, por escrito el Comisionado de la Policía Municipal de Caguas avaló
el proyecto aquí examinado y añadió que este reunía todos los requisitos para darles a
nuestros conciudadanos la oportunidad de trabajar mano a mano en la búsqueda de la
solución de los problemas sociales que los afectan.
Este tipo de iniciativa ha tenido éxito en ciudades como New York y ha
contribuido a la reducción de la criminalidad en ese lugar
Por nuestra parte, como comisión cameral, coincidimos con el hecho de que para
poder derrotar la criminalidad y re-establecer el orden social en nuestra comunidad,
hay que darle una participación a la ciudadanía en la primera línea de lucha. Los
recursos de ley y orden no dan abasto y no es suficiente con que los consejos
comunitarios sirvan de mero apoyo indirecto a las autoridades. En sus comunidades
conocen bien los problemas y los focos de criminalidad y son ellos, actuando
directamente y mano a mano con los cuerpos de orden público, los que pueden reducir
la incidencia.
De otra parte, la Policía de Puerto Rico debe darle atención individual a los
Consejos y separarlos de cualquier otra fuerza u organización auxiliar.
IMPACTO FISCAL
En cumplimiento con el Artículo 8 de la Ley Núm. 103 del 25 de mayo de 2006,
“Ley para la Reforma Fiscal del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”, se
determina que la aprobación de esta medida, con las correspondientes enmiendas, no
3
tendrá un impacto fiscal negativo que amerite certificación de la Oficina de Gerencia y
Presupuesto.
CONCLUSIÓN
Por lo expuesto en este informe, vuestra Comisión de Seguridad Pública e
Iniciativas contra el Crimen y la Corrupción tiene el honor de recomendar la aprobación
del Proyecto de la Cámara 934, con las enmiendas contenidas en el entirillado
electrónico que se acompaña.
RESPETUOSAMENTE SOMETIDO,
JOSE L. BÁEZ RIVERA
PRESIDENTE
COMISIÓN DE SEGURIDAD PÚBLICA Y
PARA EL DESARROLLO DE INICIATIVAS
CONTRA EL CRIMEN Y CORRUPCIÓN DE LA
CÁMARA DE REPRESENTANTES
4
Descargar