Subido por casillajean0

SERIE FE Y ACCION Serie Biblia 12 Biblia - Primera y segunda de Corintios 1

Anuncio
Primera
y
Segunda
de
Corintios
Descripción de la foto en la cubierta
Este sitio histórico del bema está en Corinto. La palabra griega para trono del juicio es
bema. Los corintios estaban familiarizados con el bema, pues los romanos castigaban el
crimen en público. El juez se sentaba afuera en la última grada de la entrada a los edificios
del gobierno. Ahí, el público miraba y escuchaba. Algunos de los ciudadanos prestaban
servicio en el jurado cuando el juez veía las causas que se le presentaban. Algunos judíos
acusaron a Pablo en Corinto y lo llevaron a la corte del bema para ser juzgado (vea la
Figura 11.14). Cuando Galión se negó a juzgar el caso de Pablo, Los judíos golpearon a
Sóstenes, el jefe de la sinagoga, frente el bema (Hechos 18:12-17).
La Biblia enseña que un día los creyentes rendirán cuentas ante el bema—el trono
del juicio de Cristo. (Vea el artículo “El juicio de los creyentes” (2 Co 5:10) en la Biblia de
Estudio de la Vida.) La verdad con respecto al juicio bema es muy importante. La lección
35 presenta datos acerca del juicio bema de los creyentes.
Para comunicarse con nosotros
Haga sus pedidos a:
Faith & Action
3728 W. Chestnut Expressway
Springfield, Missouri 65802 U.S.A.
Teléfono: 417-881-4698
Fax: 417-881-1037
E-mail: [email protected]
Web: www.SerieFeYAccion.org
2
Primera
y
Segunda
de
Corintios
Manual del estudiante
por
el Dr. George O. Wood, el Dr. James Hernando,
el Rvdo. Floyd Woodworth, el Rvdo. Edgardo Muñoz
y el Dr. Quentin McGhee
Diseño de instrucción por
el Dr. Quentin McGhee,
Editor principal
Serie fe y acción
Faith & Action
3728 W. Chestnut Expressway
Springfield, Missouri 65802 U.S.A.
3
Fotografías
Figura #
Assemblies of God World Missions
2.1, 8.9
Ken Berg
2.1, 5-three crosses, 9.10a
Robert Cooley
1.6, 4.6, 6.3a, 8.28, 11.13
Corel Photo Stock
7.6, 7.8, 7.9, 7.10a, 7.10c, 7.11, 9.1, 9.10a, 9.12, 10.6
DesignPics.com
2.5a, 2.5b, 5.1, 5-introspection,
Doré
8.2
Ralph Harris
3.1, 4.1, 4.2, 4.5, 4.10, 11.2
http://breadsite.org
4.17, Clip art 3 LEV 1
http://www.journalofamericanhistory.org
11.1
iStock
11.3
LaVista Church
4.16
Johnston Studio
5.2b
Edith LaFon
2.6, 2.7, 2.8a, 5.5, 9.14
James Macharia
3.3, 3.12
Brian Morely
11.14
Photos.com
1.8, 2.1, 2.2, 3.9, 3.10b, 5.2a, 5-spiritual body, 9.2, 9.13, 11.6, 11.7, 11.8a, 11.11, 11.15,
11.22, 12.3, 12.4, 12.5, 13.1, 13.2, 13.3, 13.4
Rockafellow Studio
8.1, 11.8b
Pat M. Smith
5-2nd coming, 11.17
sxc.hu
4.9, 4.18, 6.1, 7.10b
Adam Weatherly
2.1
Wikipedia
2.3, 4.8, 7.1, 8.4, 8.5, 11.20
Lucinda Zilverberg
5.4, 6.3b, 9.10b, 12.1, 12.2a, 12.2b
Información de Derechos Reservados
Arreglo de la cubierta y diseño del logo: Grace Artworks; www.GraceArtworks.com, 406 W. Commercial St,
Springfield, MO 65803.
Fotos de la cubierta:
“Trono Bema - Corinto”, Brian Morley, Ph.D; www.BrianMorely.com Made in the Image Photography
Columnas Dóricas en Corinto, Dr. Robert Cooley, Ph.D.
Cualquier arte que no se encuentra en la lista de arriba se encontró en dominio público.
Todos los derechos reservados, para todas las fotos que se encentran en este libro.
Santa Biblia: Nueva Versión Internacional, Sociedad Bíblica Internacional, Grand Rapids, Michigan: Editorial Vida,
©1999.
Santa Biblia: Versión Reina de la Santa Biblia, Revisión de 1960. Sociedades Bíblicas en América Latina.
Biblia de Estudio de la Vida Plena, Miami, Florida: Editorial Vida, ©1993.
Primera edición 2012
Serie fe y acción—Primera y Segunda Corintios, Primera edición
©2012 Faith & Action Team
Asignatura # BIB2033
ISBN 978-1-60382-035-6
Artículo # 4411-23S0
4
Índice
Página
Lista de mapas y cuadros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
Descripción de la Serie fe y acción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Plan de tres años para institutos bíblicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
Acerca de este libro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10
Capítulo
Unidad 1: Libertad cristiana—Preferencias, decisiones y derechos (1 Co 1–10)
1 Introducción a 1 Corintios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
2 Preferencias cristianas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
3 Decisiones cristianas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
4 Derechos cristianos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76
Unidad 2: Pautas para la adoración (1 Co 11–16)
5 Adoración cristiana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102
6 Dones espirituales en la adoración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 118
7 Ministerio y amor en la adoración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142
8 Edificación cristiana y dones espirituales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 164
9 Doctrina y adoración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 188
Unidad 3: El ministerio apostólico de Pablo (2 Co 1–13)
10 Pablo repasa su pasado reciente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 210
11 Pablo defiende su ministerio apostólico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 226
12 Pablo enseña los principios de ofrendar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 282
13 Pablo se enfrenta con sus críticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 296
Definiciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
Lista de textos bíblicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 330
Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 334
Notas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 340
Plan de salvación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 346
5
Lista de mapas y cuadros clave
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
1.1
1.2
1.3
1.4
1.5
1.7
1.9
Casa de los libros del Nuevo Testamento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Grupos, subgrupos, fechas y autores de los libros del Nuevo Testamento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Fechas y sucesos relacionados con 1 y 2 Corintios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Corinto estaba situada en un magnífico lugar para el comercio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Bosquejo de 1 Corintios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Corinto conectaba los mares Egeo y Adriático. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tres aspectos de la santidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
18
19
20
20
21
22
24
Figura 2.4
Figura 2.8
En el mundo existen tres tipos de personas, y cada tipo vive en un nivel diferente. . . . . . . . . . . . .
Los barcos de guerra romanos llegaban a Corinto por tres mares:. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
34
44
54
58
59
62
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
3.2
3.4
3.5
3.6
3.8
Atenas estaba cerca de y tenía mucha influencia mundana en Corinto. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Hay tres aspectos o lados de la santidad en Cristo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La santidad (santificación) incluye tres aspectos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El proceso de santificación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Primera Corintios 6:12-14 es una mezcla de refranes de los corintios
y de las respuestas de Pablo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 3.10 Algunas personas, como las prostitutas, propagan hasta dieciocho enfermedades sexuales. . . . . .
Figura 3.11 Al menos ocho de las enfermedades que se pasan por los pecados sexuales pueden matarlo. . . .
64
66
66
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
4.3
4.4
4.7
4.10
4.11
4.12
4.17
79
81
82
87
89
90
97
Algunos creyentes se jactan del conocimiento, pero otros tienen conocimiento con amor. . . . . . . .
Una lista de costumbres que pueden causar tropiezo en la gente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cuatro razones por las que Pablo tenía derecho de recibir sostén económico de los corintios . . . .
Corinto era famosa por los juegos ístmicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los temas de 1 Corintios 8–10 con relación a los derechos y a la libertad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cinco advertencias basadas en los pecados del pasado de Israel (1 Co 10:1-10). . . . . . . . . . . . . .
Los cuatro tipos de mesas en 1 Corintios 10:14–11:1 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 5.3
La autoridad es una parte del diseño de Dios para el cielo y la tierra. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105
Figura 6.2
Dios da unos dones espirituales para ayudar a cada persona
y otros para edificar a todo el cuerpo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 120
Los dones del Espíritu pueden coincider. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128
La fe bíblica se extiende desde la fe en Cristo hasta la fe que puede mover montañas. . . . . . . . . . 131
Figura 6.4
Figura 6.5
Figura 7.2
Figura 7.4
Hay muchos quiasmos en las Escrituras, como por ejemplo en 1 Corintios 12:12. . . . . . . . . . . . . .
Algunas iglesias tienen hasta doscientos ministerios diferentes
que los miembros de la iglesia llevan a cabo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 7.7 Diez características del amor en 1 Corintios 13:4-7. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 7.12 Pablo menciona por lo menos diez características del amor. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 7.13 Primera Corintios 13 y 15 contrastan el ahora y el entonces. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 8.3
Figura 8.7
Figura 8.8
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
9.3
9.4
9.5
9.6
9.7
Figura 9.8
143
145
152
156
161
El habla humana puede variar en su nivel de inspiración desde 0% hasta 100%. . . . . . . . . . . . . . . 171
Las lenguas y la profecía pueden ser una señal a los incrédulos o a los creyentes,
según el contexto. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 180
Pablo animaba a las mujeres a que ministraran en la iglesia, pero enfatizaba el orden. . . . . . . . . . 183
Versículos bíblicos que enfatizan que la verdad y la certeza se basan en dos o más testigos . . . .
Las cuatro partes del evangelio que creemos para ser salvos (1 Co 15:1-2) . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Declaraciones de si/entonces acerca de la resurrección (1 Co 15:13-32) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Jesús murió el día de la pascua y resucitó el día de las primicias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El Nuevo Testamento explica el cumplimiento profético
de las cuatro fiestas de primavera del Antiguo Testamento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Contrastes sobre cómo se siembra el cuerpo de resurrección y cómo resucita . . . . . . . . . . . . . . . .
6
192
192
193
195
195
198
Figura 9.9 Contrastes entre el primer Adán y el postrer Adán . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 9.11 Éfeso era un centro estratégico para las misiones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 9.13 ¿Haremos habitualmente nuestros pagos para las responsabilidades terrenales,
perdo no para las espirituales? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 9.15 Los hermanos de la familia de Dios a quienes Pablo menciona (1 Co 16) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
199
201
Figura 10.2 Fechas y acontecimientos relacionados con 1 y 2 Corintios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 10.3 Bosquejo de 2 Corintios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 10.4 Las Escrituras son una fuente principal de consuelo
para los creyentes que están en tribulación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 10.5 El consuelo de Dios es en directa proporción con nuestras pruebas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 10.6 Había dos rutas para que Pablo viajara de Éfeso a Corinto. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura 10.7 Debido al pecado sexual en Corinto, Pablo decidió que era mejor escribirles a los corintios. . . . . .
211
212
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
Figura
230
232
236
237
240
241
257
259
269
273
276
279
11.4
11.5
11.9
11.10
11.11
11.12
11.18
11.19
11.23
11.24
11.25
11.26
Pablo comparó el desfile triunfal romano con nuestro viaje como cristianos. . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Siete contrastes entre los ministerios del antiguo y del nuevo pacto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Resumen del ministerio del Espíritu . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Algunos contrastes en 2 Corintios 3–5 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La creencia habla con palabras de fe, las palabras de fe fortalecen la creencia. . . . . . . . . . . . . . . .
Segunda Corintios 4:17 contrasta las tribulaciones presentes con la gloria futura. . . . . . . . . . . . . .
Segunda Corintios 6:2 tiene líneas paralelas que son sinónimas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Gracia, integridad y perseverancia alegre eran piedras fundamentales del ministerio de Pablo. . . .
Dios divide a toda la gente en dos grupos: santos y no santos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Algunos lugares relacionados con 1 y 2 Corintios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El círculo del arrepentimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Características del arrepentimiento, basadas en 2 Corintios 7:8-11 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
203
206
214
216
218
218
Figura 12.2 Mapa con las regiones relacionadas con las cartas a los corintios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 283
7
Descripción de la Serie fe y acción
Biblia
Teología
Ministerio
Panorama del
Antiguo Testamento
Dios y la Biblia
(Teología 1)
Evangelismo y discipulado
Panorama del
Nuevo Testamento
Los ángeles, el hombre y el
pecado (Teología 2)
Matrimonio y familia
Pentateuco
Cristo y la salvación
(Teología 3)
Ministerio pastoral
Libros históricos
El Espíritu Santo y la Iglesia
(Teología 4)
Ministerial ética
Libros poéticos
Principios generales para
Interpretar la Escritura
(Hermenéutica 1)
Predique la Palabra
(Homilética 1)
Profetas mayores
Hermenéutica 2
Homilética 2
Profetas menores
Descubra los tesoros de su Biblia
de Estudio de la Vida Plena
Principios didácticos
La vida y las enseñanza
de Cristo
(Evangelios sinópticos)
Asesoramiento bíblico
Juan
El ministerio a los niños
Hechos del Espíritu Santo
El ministerio de juventud
Romanos y Gálatas
Misiones 1
Primera y Segunda de Corintios
Comunicaciones transculturales
(Misiones 2)
Epístolas desde la prisión
La lectura de la Luz—Enseñar
cómo alfabetizar
Epístolas pastorales
Liderazgo
Hebreos
Gobierno de la iglesia
Epístolas generales
Historia de la Iglesia 1
Apocalipsis y Daniel
Historia de la Iglesia 2
8
Serie fe y acción
Plan de tres años para institutos bíblicos (103 créditos)
Primer año
Primer semestre
Asignatura #
Título
Créditos
Segundo semestre
Asignatura #
Título
Créditos
BIB1013
Panorama del
Nuevo Testamento
3
BIB1043
Panorama del
Antiguo Testamento
3
BIB1023
Pentateuco
3
BIB1052
Juan
2
BIB1033
Evangelios sinópticos
3
BIB1063
Hechos del Espíritu Santo
3
THE1012
Dios y la Biblia (Teología 1)
2
THE1032
Los ángeles, el hombre y el
pecado (Teología 2)
2
THE1022
Hermenéutica 1
2
MIN1013
Homilética 1
3
MIN3023
El ministerio a los niños
3
MIN1033
Evangelismo y discipulado
3
16
Primer semestre
Asignatura #
Título
16
Segundo año
Créditos
Segundo semestre
Asignatura #
Título
Créditos
BIB2013
Romanos y Gálatas
3
BIB2043
Primera y Segunda de
Corintios
3
BIB2023
Libros históricos
3
BIB2052
Epístolas desde la prisión
2
BIB2072
Hebreos
2
BIB2063
Libros poéticos
3
MIN2012
Historia de la Iglesia 1
2
MIN2032
Historia de la Iglesia 2
2
MIN3023
Misiones 1
3
THE2042
El Espíritu Santo y la Iglesia
(Teología 4)
2
THE2013
Cristo y la salvación
(Teología 3)
3
THE2052
Liderazgo
2
THE2032
Hermenéutica 2
2
MIN3073
Matrimonio y familia
3
18
Tercer año
Primer semestre
Asignatura #
Título
17
Créditos
Asignatura #
Segundo semestre
Título
Créditos
BIB3012
Epístolas pastorales
2
BIB3043
Apocalipsis y Daniel
3
BIB3022
Epístolas generales
2
MIN1032
Enseñar cómo alfabetizar
2
BIB3033
Profetas mayores
3
MIN3053
Asesoramiento bíblico
3
MIN3013
Ministerio pastoral
3
BIB3053
Profetas menores
3
MIN3022
Gobierno de la iglesia
2
MIN3063
Principios didácticos
3
MIN3033
Comunicaciones transculturales (Misiones 2)
3
MIN3072
Ministerial ética
2
MIN3043
Homiletics 2
3
MIN3082
El ministerio de juventud
2
18
18
9
Acerca de este libro
1. Los títulos de las lecciones dividen cada capítulo en de dos a cuatro partes. Cada parte o lección enfatiza varios
principios relacionados con un solo tema. Numeramos las lecciones consecutivamente por todo el libro.
2. Los objetivos de las lecciones se enumeran al comienzo de cada capítulo. Además, cuando comienza una lección,
se indica su objetivo. Usted verá que hay por lo menos una meta para cada lección.
3. Las palabras clave se definen al final del libro en la sección titulada “Definiciones”. El símbolo * indica todas las
palabras que se definen. Para ayudar a algunos alumnos, también hemos definido unas cuantas palabras que no son
palabras clave.
4. Método para enseñar: Estas asignaturas están diseñadas para el método didáctico de descubrimiento guiado. Este
método se concentra en el alumno, en vez de en el profesor. Cuando este método se usa en un aula, el discurso no es
necesario. Más bien, la mayoría del tiempo para la clase se debe usar para que los alumnos hablen de las preguntas
en los márgenes y de las preguntas relacionadas del profesor y de los otros alumnos. Por lo menos 25 por ciento de
la nota del alumno debe ser sobre lo fiel que el alumno ha tratado de contestar las preguntas antes de clase.
Es MUY importante que cada alumno tenga su propio libro. Animamos a que los institutos exijan que los alumnos
compren su propio libro de texto al mismo tiempo que pagan su matrícula. Es una pena que los alumnos salgan
del instituto sin sus propios libros, porque los necesitan para una vida entera de ministerio. Ser dueños del libro les
permite escribir notas en él y subrayar ideas importantes. Además, cuando los alumnos son dueños de su libro no
desperdician el tiempo de la clase para copiar cosas que ya están escritas en el texto. Más bien, pasan su tiempo
hablando de las preguntas relacionadas con la Biblia y el ministerio.
En un aula el profesor y los alumnos deben juntos ventilar ideas sobre las preguntas clave. Los mejores profesores
nunca contestan sus propias preguntas. Algunos alumnos se quejarán al principio cuando el profesor les exija que
piensen, lean, e investiguen buscando las respuestas. Pero un buen profesor sabe que los niños a los que siempre se
cargan nunca aprenden a caminar. Y los alumnos a los que siempre se les dan las respuestas aprenden a memorizar,
pero no a pensar ni a resolver problemas. En muchas maneras, un buen maestro es como un entrenador - que guía
a los demás hacia el éxito.
Las preguntas en esta asignatura son como un camino que lleva directamente a la meta. Si las preguntas son muy
difíciles para los alumnos, el profesor puede hacer preguntas más fáciles que son como gradas hacia las preguntas
más difíciles. También, el profesor debe hacer preguntas que guíen a los alumnos a aplicar el texto a los asuntos
locales. Con frecuencia, un buen profesor añadirá una historia o ilustración que enfatice una verdad para los
alumnos.
5. Horario: Este asignatura de la Serie fe y acción es de tres créditos. Para una asignatura de instituto bíblico, es
bueno hacer planes para 40 horas de contacto entre el profesor y los alumnos. Esto permite una lección para una
hora de clase.
y un
6. Las preguntas: La mayoría de las preguntas en los márgenes se identifican con los símbolo de un martillo
clavo
. Las preguntas son pasos hacia una meta. Al contestar las preguntas, el alumno estará seguro de alcanzar
las metas. El martillo presenta las preguntas de contenido y el clavo precede las preguntas de aplicación. Nuestro
lema para este libro incluye el martillo golpeando el clavo. El alumno debe comprender el contenido antes de poder
aplicarlo. Las respuestas a todas las preguntas de contenido están en el texto, cerca de la pregunta. Animamos a los
alumnos a que contesten las preguntas de clavo o de aplicación basándose en su ambiente local.
antes de ciertas preguntas. Las preguntas junto al
En algunos libros se encuentra el símbolo de una pala
símbolo de la pala son preguntas inductivas. La palabra inducir quiere decir “dirigir”. Estas preguntas dirigen a los
alumnos a descubrir la verdad por sí mismos.
7. Sabio: Este símbolo
en el margen significa un proverbio o dicho sabio.
10
8. Las ilustraciones como historias y ejemplos, están precedidas por el símbolo de una vela
.
9. Las figuras incluyen ilustraciones, fotos, cuadros y mapas. Numeramos las figuras en orden a través de todo el
capítulo. Por ejemplo, las primeras tres figuras del capítulo uno están numeradas 1.1, 1.2, y 1.3. Hay una lista de
mapas y cuadros cerca del frente del libro.
10. Las preguntas para examinarse a sí mismo están indicadas por el símbolo de una balanza
y están al final de
cada capítulo. Siempre hay diez de estas preguntas. Como regla, hay dos preguntas de examen para cada objetivo
del capítulo. Si los alumnos fallan en alguna de estas preguntas, necesitan comprender por qué fallaron. Saber por
qué una respuesta es correcta es tan importante como saber la respuesta correcta.
.
11. Al final de cada capítulo hay Temas para los exámenes de ensayo, indicados por el símbolo de lápiz
Note que estos temas para ensayos son los objetivos del capítulo. El estudiante debe poder resumir estos objetivos
en 50-100 palabras cada uno. Estos temas para ensayos examinan a los estudiantes a un nivel mucho más alto que
las preguntas de selección múltiple de la sección Examínese.
12. Muestras de respuestas a las preguntas de martillo, algunos comentarios sobre las preguntas de clavo, y respuestas
para las preguntas para examínese a sí mismo y temas para los exámenes de ensayo se encuentran en la Guía del
Profesor. Los alumnos deben contestar las preguntas para crecer y fortalecer sus habilidades mentales.
13. Las citas bíblicas son de la versión Reina Valera de la Santa Biblia. Algunos pasajes son de la Nueva Versión
Internacional (NVI). Animamos a los alumnos a que comparen pasajes bíblicos en varias versiones de la Biblia.
14. La lista de los textos bíblicos incluye referencias bíblicas clave de esta asignatura. Se encuentra cerca del final del
libro.
15. La bibliografía está cerca de la página de notas finales. Es una lista completa de los libros a los que el autor hace
referencia en esta asignatura. Algunos alumnos quizás querrán hacer más investigación en estos libros.
16. Las notas finales identifican la fuente de los pensamientos y citas. Están enumeradas por capítulo al final del libro.
17. Los exámenes de unidad y el examen final se encuentran en la Guía del Profesor. La Guía del Profesor también
contiene otras sugerencias útiles para el profesor y posibles proyectos para los alumnos.
18. Descripción del curso (BIB2033): Un estudio minucioso de 1 y 2 Corintios, comenzando con un análisis de la
autoría, la fecha, los lectores, el propósito, el bosquejo y la introducción del libro. A lo largo del curso, lección
por lección, se ha examinado con cuidado el significado que cada pasaje tenía para los primeros lectores y se han
identificado los principios que no tienen limitación de tiempo. Los estudios de casos e ilustraciones dirigen a los
estudiantes para aplicar estos principios a los problemas que se les presentan a los creyentes hoy.
19. Objetivos del curso para cada capítulo de este libro:
1. Analizar la autoría, la fecha, los lectores, el propósito, el bosquejo y la introducción de 1 Corintios.
2. Explicar las causas de división en la iglesia de Corinto y los principios de Pablo para restaurar unidad (1 Co 1–4).
3. Identificar y aplicar principios relacionados con las decisiones cristianas con respecto a la disciplina, las disputas
legales, la inmoralidad y el matrimonio (1 Co 5–7).
4. Contrastar las actitudes de los creyentes maduros con las de los creyentes inmaduros sobre el tema de los
derechos personales (1 Co 8–11).
5. Descubrir principios de las enseñanzas de Pablo sobre las relaciones en 1 Corintios 11.
6–8. Explicar cada uno de los dones espirituales que se encuentran en 1 Corintios 12–14, y declarar los principios
que gobiernan el uso de estos dones hoy.
9. Contestar las preguntas que los corintios tenían sobre la resurrección, y relacionar estas respuestas con las
preguntas de los creyentes modernos (1 Co 15).
Declarar principios para la mayordomía con el dinero, basados en 1 Corintios 16.
11
10. Repasar el fondo histórico de 2 Corintios, y trazar el movimiento de la carta desde Éfeso hasta Corinto.
Explicar y aplicar seis principios para las relaciones (2 Co 1:12–2:11).
11. Identificar los problemas y las soluciones que hay en 2 Corintios 2–7.
12. Explicar, ilustrar y aplicar los principios de dar (ofrendar) (2 Co 8–9).
13. Derivar principios para la vida diaria de la defensa que hace Pablo de su ministerio apostólico (2 Co 10–13).
20. Autores
El Dr. George O. Wood suministró casetes y manuscritos de sus predicaciones y enseñanzas sobre
Corintios. Sus conocimientos e ilustraciones fueron vitales para este curso. Sus padres fueron
misioneros en China y en Tibet. Recibió su licenciatura de Evangel College (ahora Evangel
University). Luego, obtuvo un doctorado en Teología de Fuller Theological Seminary y un doctorado
en Jurisprudencia de Western State University College of Law. Fue asistente del superintendente del
distrito del Sur de California por 4 años y pastoreó la iglesia Newport-Mesa Christian Center en
Costa Mesa por 17 años. El Dr. Wood es autor de siete libros, incluso un libro de texto a nivel
universitario  sobre Hechos. El Dr. Wood ocupó el  puesto de Secretario general de las Asambleas
de Dios desde el año 1993, y fue elegido Superintendente general en 2007.
El Dr. James Hernando obtuvo los siguientes títulos: un B.S. en Pedagogía (State University of
New York), un B.A. en Biblia (Northeast Bible College), un M.S. en Pedagogía (State University
of New York), un M.Div. (Seminario Teológico de Las Asambleas de Dios), un M.Phil., y un Ph.D.
(Drew University, 1990).
La experiencia de Jim en el ministerio incluye enseñar en escuelas primarias (4 años), enseñar
en Bible College y fungir como Presidente del Depto. de Estudios bíblicos (1980-1986); y fungir
como Profesor Asociado de Nuevo Testamento en el AGTS desde 1990 hasta el presente (2011),
donde es el Presidente del Departamento de Teología bíblica. A nivel internacional, Jim ha enseñado
Hermenéutica y Teología del Nuevo Testamento en Ucrania; y ha predicado muchas veces en Ucrania, como también
en San José, Costa Rica.
Sus publicaciones más recientes son:
• 2 Corinthians en Full Life Bible Commentary to the New Testament. Redactado por F. L. Arrington y Roger
Stronstad. Grand Rapids, Michigan: Zondervan Publishing House, 1999.
• Dictionary of Hermeneutics: A Concise Guide to Terms, Names, Methods and Expressions [Diccionario de
hermenéutica: Una guía concisa de los términos, nombres, métodos y expresiones], Springfield, Missouri:
Gospel Publishing House, 2005.
• Studies in the Letters of Paul, B.A. level [Estudios en las cartas de Pablo], Springfield, Missouri: Global
University, 2006.
• 1 & 2 Corinthians en la Faith & Action Series (Co-author) [Primera y Segunda de Corintios en la Serie fe y
acción (Coautor)], 2011.
Jim ha recibido muchos honores, como: Who’s Who in American High Schools; Who’s Who in American Colleges and
University; FTE Hispanic Doctoral Scholarship; Outstanding Alumnus of Valley Forge Christian College; Member
of the Advisory Board for the Foundation of Pentecostal Scholarship; Assemblies of God Distinguished Educator’s
Award por 25 años de servicio.
Jim y su esposa, Moira, asisten a la iglesia King’s Chapel en Springfield, Missouri, y tienen tres hijos: Matthew, Eric
y Daniel.
Floyd Woodworth es hijo de pioneros de Las Asambleas de Dios en Estados Unidos. Terminó sus
estudios en el Central Bible Institute en Springfield, Missouri, y luego después recibió un B.A. de
Bethany Peniel College en Oklahoma.
Floyd comenzó su obra misionera con un viaje “haciendo aventón” a la Ciudad de México, donde se
matriculó en la Universidad y tomó clases para aprender la lengua de Cervantes. Pronto, a petición
de Las Asambleas de Dios, Floyd fue a Cuba para ayudar a dar clases a los pastores. Permaneció ahí
10 años como profesor y director del Instituto Bíblico.
12
En 1964, Floyd y su esposa, Mildred y sus tres hijos, se trasladaron a Colombia para preparar a maestros y pastores.
Floyd consolidó sus habilidades como escritor con un M.A. en Literatura Latinoamericana de la University of Southern
California. Luego comenzó a preparar escritores evangélicos latinoamericanos.
Floyd comenzó CONOZCA, una revista que ha llegado a los ministros evangélicos por toda Latinoamérica y algunos
países europeos. Escribió varios libros, entre ellos La escalera de la predicación, Hacia el arte de escribir, Hacia la
meta, y Verdades fundamentales. Con sus colegas en Servicio de Educación Cristiana, él ha dirigido talleres sobre
redacción, ayudó a redactar varios libros de texto para seminarios en Latinoamérica e impartió clases de Biblia,
Teología y Ministerio para el Instituto de Superación Ministerial (ISUM), como también estudios al nivel de Máster
en Arte para la Facultad de Teología.
En sus 58 años de ministerio misionero, Floyd ha enseñado en todos los países latinoamericanos, como también en
Haití, Jamaica, Canadá, Bélgica, España y las Islas Canarias. En años más recientes, ha fungido como redactor de
libros sobre la historia de Las Asambleas de Dios en Latinoamérica. Su contribución al reino de Dios ha impactado a
miles de pastores, evangelistas, escritores y misioneros latinoamericanos.
Edgardo Rolando Muñoz tiene un M.A. en Teología. Desde 1981 ha sido pastor de la Iglesia
Avance Cristiano en Temperley, Buenos Aires, Argentina. Desde 1981 enseña en el Instituto Bíblico
Río de la Plata en Lomas de Zamora, Buenos Aires, del que fue Decano de 1985 a 1997. Desde
entonces, él es el Director Auxiliar de esa institución. De 1988 a 2003 formó parte de la Junta de
Directores de los Servicios de Educación Cristiana. En 1996 fue nombrado Secretario del Instituto
de Superación Ministerial (ISUM), y sigue ocupando en ese puesto hasta hoy. Junto con sus deberes
como pastor, maestro, Director Auxiliar y secretario, él es también Presidente Nacional del
Departamento de Educación Cristiana de Las Asambleas de Dios en Argentina (desde 1998), Director
Nacional de los Institutos Bíblicos en Argentina (desde 1990) y Redactor Principal de la revista CONOZCA (desde 1997).
El Dr. Quentin McGhee es fundador y editor principal de la Serie fe y acción. Obtuvo su título
en Biblia y Teología de Southwestern College en Oklahoma City, y un título en ciencias de
Oral Roberts University (ORU). Luego recibió el título de Maestría en Teología de Assemblies
of God Theological Seminary. Allí enseñó griego y fue seleccionado por el cuerpo docente para
formar parte de la prestigiosa lista de Alumnos Destacados en las Universidades Norteamericanas
(“Who’s Who Among Students in American Colleges and Universities”). Recibió su doctorado en
Teología de ORU en 1987. El Dr. McGhee y su esposa, Elizabeth, fueron pioneros de una iglesia
en Oklahoma. Fueron misioneros en Kenia por 15 años. Allí ayudaron en el comienzo de varias
iglesias, desarrollaron un Instituto bíblico por extensión para ministros de tiempo completo y ayudaron en la creación
del currículo. Por el presente, el Dr. McGhee ministra con las Misiones Mundiales de las Asambleas de Dios como
director de la Serie fe y acción en la zona de Latinoamérica y el Caribe.
21. Colaboradores y consultores
El Dr. Warren Bullock es el autor de “When the Spirit Speaks: Making Sense of Tongues,
Interpretation & Prophecy” (Amazon.com). Su ministerio anterior incluye: Pastor principal por 25
años en cuatro iglesias, Decano de la Facultad de Ministerio en la Northwest University,
Superintendente de Northwest Ministry Network (Distrito). Ahora es: Presbítero Ejecutivo de la
Región Noroeste del Concilio General, Profesor auxiliar en la Northwest University y en el
Assemblies of God Theological Seminary, forma parte de la Junta Directiva de la Northwest
University y de AGTS, escritor, predicador y profesor en Estados Unidos y en varias otras naciones.
Warren y su esposa Judi tienen dos hijos y cinco nietos.
El Dr. Stanley M. Horton aprobó la exactitud bíblica y teológica de este curso. Sus títulos incluyen
un B.S. de la University of California, y un M.Div. del Seminario Gordon-Conwell Theological
Seminary, un grado en S.T.M. de la Harvard University, y un Th.D. del Seminario Central Baptist
Theological Seminary. Recibido la distinción de Profesor Emérito de Biblia y Teología del Seminario
de las Asambleas de Dios, Assemblies of God Theological Seminary en Springfield, Missouri. El Dr.
Horton ha escrito 400 artículos y ha revisado libros, y es el autor de 46 libros de temas como Génesis,
Amós, Mateo, Juan, Hechos, I y II a los Corintios, Apocalipsis y el Espíritu Santo.
13
El Reverendo Jimmy Beggs añadió conocimientos pastorales, ilustraciones y aplicaciones
interculturales. Él obtuvo un B.A. en Estudios bíblicos en la Southwestern Assemblies of God
University, y obtuvo un M.A. en Comunicaciones en el Assemblies of God Theological Seminary.
Sus 44 años de ministerio incluyen 14 años en el ministerio pastoral y 30 años en las misiones,
enseñando en institutos bíblicos y estableciendo nuevas iglesias. Él ha sido Presidente del Campo
Misionero en Tanzania, Kenia y en Uganda. Su esposa Mary ha ministrado a su lado, como líder del
Ministerio Nacional de Damas por 20 años—8 en Tanzania y 12 en Kenia. Jimmy y Mary tienen
dos hijos, y ambos están en el ministerio. Su hijo es Director de Misiones en África oriental. Su hija,
Suzan Triplett, ha ministrado como esposa de pastor en Texas.
14
Dedicación
Este libro, Primera y Segunda de Corintios, ha sido posible gracias a una generosa donación del Dr. Daniel T.
Sheaffer y su esposa Bonnie Sheaffer.
Daniel Thomas Sheaffer nació el 29 de noviembre de 1929. Es hijo del Reverendo Gerald Sheaffer y su esposa
Jeanette Sheaffer. Dan recibió su nombre en honor a su tío, Daniel Thomas Muse, Obispo de la Pentecostal Holiness
Church [Iglesia Santidad Pentecostal].
Dan comenzó a predicar a la edad de 17 años. Como muchos pioneros pentecostales, cuando no tenía una iglesia
para predicar, él predicaba en las esquinas de las calles o tenía avivamientos en las escuelas.
En 1950, a la edad de 21 años, Dan se casó con Bonnie Rose Benson, quien llegó a ser su fiel compañera durante
los siguientes 60 años. Organizaron reuniones para evangelizar por varios años. Dan recibió su ordenación ministerial
por el Distrito de Oklahoma de Las Asambleas de Dios en 1958.
Dan and Bonnie pastorearon la iglesia First Assembly en Miami, Oklahoma de 1961 a 1969. Luego aceptaron el
pastorado de una pequeña iglesia AD en Oklahoma City. Esto probó ser un paso del destino hacia un ministerio que
impactaría a multitudes de gente en muchas naciones del mundo. En los primeros 3 años, de 1969 a 1971, la pequeña
iglesia creció de 42 a 1250 miembros, con un nuevo edificio. Luego en 1979 los Sheaffer dirigieron a la congregación
en la construcción de la Crossroads Cathedral, localizada en dos carreteras principales. Esta fue una las primeras y
más grandes mega iglesias de Las Asambleas de Dios. Tenía cupo para cerca de 6.000 personas los domingos por la
mañana, contenía más de 200.000 pies cuadrados y se construyó sin deuda—en parte porque los Sheaffer establecieron
un negocio de mucho éxito de construcción de viviendas y contratos en general para poder expandir su ministerio.
Miles de personas llegaron a Cristo en esta estratégica mega iglesia en el cruce de dos caminos. Pero como observó
el Superintendente General de Las AD, George Wood, el corazón de Dan y de Bonnie latía por Oklahoma City y el
mundo. Su generosidad es leyenda. Aquí se incluyen algunos de los proyectos que su ministerio y los millones de
dólares que ofrendaron hicieron posible:
• El libro de Serie fe y acción, Primera y Segunda de
Corintios y Romanos y Gálatas, que más de 3 millones
de estudiantes estudiarán por todo el mundo;
• Iglesias que ellos establecieron y construyeron en
Liberia, Kenia, Nigeria, Sudáfrica, Paraguay, Colombia,
Jamaica, Chile and Burundi;
• 1.000 iglesias que ellos costearon en Malawi, y
aportaciones que ayudaron a que la Iglesia AD de
Malawi creciera de 200 a 4.000 iglesias con 800.000
miembros;
•
El Seminario Teológico de Las Asambleas de Dios de
Malawi, East Africa
Malawi que prepara a estudiantes de todas las naciones
de África;
• El Sheaffer Full Life Center en la Southwestern AG University en Waxahachie, Texas—este edificio tiene 111.000
pies cuadrados, y contiene una cafetería, aulas, oficinas, un centro atlético, dos gimnasios y una capilla;
• Participación en la construcción de los Bridges y Teeter Halls en el campus de la Southwestern AG University;
• El apoyo económico del programa de Doctorado en Ministerio en el Assemblies of God Theological Seminary
(AGTS) en Springfield, Missouri;
• El Assemblies of God Center for Holy Land Studies, establecido durante su ultimo pastorado en la iglesia Harvest
AG;
• Primera provisión de fondos para la Daniel T. Sheaffer Chair of Practical Ministry [Presidencia de Ministerio
Práctico Daniel T. Sheaffer] en el AGTS.
15
Dan tenía títulos del Oklahoma City Southwestern College, Oklahoma City University,
de la East Central State University, de la Tulsa University, del Luther Rice Seminary y de
la Southwestern Assemblies of God University. Por 17 años, el pastor Sheaffer y Bonnie
eran los anfitriones del popular programa en Trinity Broadcasting Network titulado “The
Answer” [“La respuesta”]. También eran anfitriones e invitados frecuentes del programa
“Praise the Lord” [“Gloria al Señor”] en TBN. Dan escribió dos libro de preguntas y
respuestas sobre la Biblia y un libro sobre el crecimiento de iglesias titulado Together We
Grow [Juntos crecemos].
Dedicamos este libro con mucha gratitud a Dan y Bonnie Sheaffer. Su legado perdura
para siempre. Y expresamos nuestro agradecimiento a la hija de ellos, Terri y a su esposo
Gary King; y al hijo de ellos, a Mike y a su esposa Starla, quienes siguen pastoreando
la Harvest AG y cumpliendo la Gran Comisión mientras Dan y Bonnie los animan con
aplausos desde el cielo.
16
Unidad 1: Libertad cristiana—Preferencias,
decisiones y derechos (1 Co 1–10)
Algunos dicen “¡Jesús SÍ, la Iglesia NO!” Asimismo, *Ghandi dijo una vez que su problema
no era con Cristo, sino con los cristianos. Comentarios como éstos nos hacen recordar
la iglesia en Corinto. En esa ciudad pecadora muchos habían recibido a Jesucristo como
Salvador. Pero la iglesia era joven. Esos creyentes inmaduros necesitaban mucho amor y
enseñanza para crecer en Cristo. La iglesia de Corinto estaba dividida en cuatro grupos.
Cada grupo tenía un maestro favorito. Mientras tanto algunos cometían pecados sexuales.
Otros “creyentes” estafaban, lo que llevaba a juicios en los tribunales públicos. Además en
las fiestas paganas, los creyentes comían carne sacrificada a los ídolos y tenían sexo con las
prostitutas del templo. Así que Pablo les escribió para ayudarles a encontrar el camino al cielo.
El capítulo 1 presenta las cartas a los corintios. Le guiaremos a:
•
•
•
•
Identificar al autor y la fecha de 1 Corintios.
Resumir los propósitos de 1 Corintios, mientras ve el bosquejo.
Comentar sobre el tamaño, colocación y reputación de Corinto.
Examinar la historia de la iglesia de Corinto desde su comienzo hasta la primera carta que
Pablo escribió a sus miembros.
• Explicar por qué Pablo enfatizó que él era un apóstol.
• Describir tres clases de santidad relacionadas con 1 Corintios 1:2.
• Resumir lo que 1 Corintios 1:7 enseña sobre los dones espirituales.
El capítulo 2 explora la motivación de las preferencias cristianas (1 Co 1–4). Para el final
de este capítulo usted podrá:
•
•
•
•
Explicar el problema sobre el que Pablo escribe en 1 Corintios 1:10-17.
Resumir tres ilustraciones que contrastan la sabiduría humana con la divina (1 Co 1:18–2:5).
Identificar tres tipos de personas e indicar las características de cada una (1 Co 2:6–3:4).
Explicar cada una de las tres ilustraciones que muestran que la Iglesia pertenece a Dios (1 Co
3:5-17).
• Explicar el sentido en el que todas las cosas pertenecen a los santos (1 Co 3:18-23).
• Explicar un principio sobre cada uno de de estos conceptos: fidelidad, conciencia, Palabra de
Dios, hijos espirituales y reino de Dios.
El capítulo 3 examina los principios para las decisiones como miembros del cuerpo de
Cristo (1 Co 5–7). Al estudiar este capítulo usted aprenderá a:
• Resumir cuatro principios sobre la disciplina en la iglesia local.
• Resumir tres razones por las que los creyentes deben resolver los conflictos en la iglesia local,
no ante los tribunales.
• Explicar tres maneras en que Dios es santo.
• Explicar lo que significa ser santo en nuestra posición en Cristo. Citar referencias bíblicas.
• Dibujar el triángulo de la santidad, y explicar sus lados y ángulos.
• Comparar y contrastar tres aspectos de la santidad. Emparejar las Escrituras con cada aspecto.
• Explicar cómo los pecados sexuales son contra uno mismo y contra Dios.
• Enumerar y explicar cuatro maneras de honrar a Dios con su cuerpo y de evitar los pecados
sexuales.
• Explicar cuatro principios bíblicos relacionados con el matrimonio.
El capítulo 4 nos guía a ceder algunos de nuestros derechos por varias razones (1 Co
8:1–11:1). En este capítulo le capacitaremos a:
•
•
•
•
•
•
•
•
Indicar e ilustrar dos principios sobre la conciencia.
Explicar la relación correcta entre el conocimiento y el amor.
Analizar el balance entre la libertad personal y el cuidado por los demás.
Resumir cuatro razones por las que Pablo tenía derecho de recibir pago en Corinto.
Explicar e ilustrar tres principios sobre ceder algunos de nuestros derechos.
Identificar cinco advertencias de la historia de Israel. Aplicarlas a nosotros.
Resumir tres claves para vencer las tentaciones y las pruebas.
Explicar por qué era malo que los corintios comieran carne en las fiestas paganas. Aplicar esto
a nosotros.
17
Capítulo 1:
Introducción a 1 Corintios
P1
Llene los 3 espacios de la Figura 1.1.
Imagínese que usted es un pastor que
acaba de recibir una carta de un amigo
estimado. El amigo es un miembro
de una iglesia que usted comenzó
hace 4 años. Cuando usted salió de
la iglesia, ésta estaba fuerte y creciendo.
Ahora su amigo le escribe que la iglesia
está llena de problemas. Ha habido varios
pastores desde que usted salió, y ¡los
miembros han comenzado a enfatizar a los
pastores en vez de a Cristo! El resultado
es
que la iglesia se ha apartado de la verdad y
se
ha ido hacia enseñanzas no bíblicas. Con
el
tiempo, tres miembros lo visitan a usted.
La iglesia escogió a estos tres para traerle
una lista de problemas y preguntas.
Puesto que usted fue su primer pastor,
confían en su sabiduría y su consejo.
La historia anterior es muy similar a
lo que Pablo enfrentaba cuando
escribió 1 Corintios. Pablo comenzó la
iglesia en Corinto durante su segundo
viaje misionero. Cuando salió, la
Figura 1.1 Casa de los libros del Nuevo Testamento
iglesia estaba sana y creciendo. Luego,
los miembros de la iglesia de Corinto le dijeron de los problemas. Muchos de estos problemas surgieron
porque los corintios habían seguido los valores y las actitudes del mundo. Se olvidaron de mucho de lo que
Pablo les enseñó. Él amaba encarecidamente a los corintios. Así que él les escribió una carta para ayudarles
a solucionar sus problemas y contestarles sus preguntas.
Lecciones:
Entendamos 1 Corintios
1
2
Objetivo A:
Objetivo B:
Objetivo C:
Objetivo D:
Identificar al autor y la fecha de 1 Corintios.
Resumir los propósitos de 1 Corintios, mientras ve el bosquejo.
Comentar sobre el tamaño, colocación y reputación de Corinto.
Examinar la historia de la iglesia de Corinto desde su comienzo hasta la primera carta que
Pablo escribió a sus miembros.
Saludo y acción de gracias de Pablo (1 Co 1:1-9)
Objetivo A: Explicar por qué Pablo enfatizó que él era un apóstol.
Objetivo B: Describir 3 clases de santidad relacionadas con 1 Corintios 1:2.
Objetivo C: Resumir lo que 1 Corintios 1:7 enseña sobre los dones espirituales.
Palabras clave
istmo
santo
dones espirituales
18
Corinto
Lección
1
Entendamos 1 Corintios
Objetivo A:
Objetivo B:
Objetivo C:
Objetivo D:
Identificar al autor y la fecha de 1 Corintios.
Resumir los propósitos de 1 Corintios, mientras ve el bosquejo.
Comentar sobre el tamaño, colocación y reputación de Corinto.
Examinar la historia de la iglesia de Corinto desde su comienzo hasta la primera carta que
Pablo escribió a sus miembros.
Contexto
Grupo
Título del libro
Subgrupo del libro
Fecha d.C.1✝
Mateo
1. Libros
históricos (5)
Marcos
Evangelios sinópticos
Juan
85-95
Juan
62
Lucas
2 Corintios
55-56
Epístolas de salvación
55
56
Gálatas
48-49
Efesios
60-61
Filipenses
Colosenses
Epístolas desde la prisión
2 Tesalonicenses
Epístolas sobre el futuro
1 Timoteo
2 Timoteo
Santiago
1 Pedro
Epístolas pastorales
2 Juan
3 Juan
Epístolas a los creyentes
en sufrimiento
Epístolas para corregir
enseñanzas falsas
Judas
Apocalipsis
Pablo
50-51
51
67
65
2 Pedro
1 Juan
60-61
63
Tito
Hebreos
61
60-61
Filemón
1 Tesalonicenses
Figura 1.2
Marcos
Lucas
1 Corintios
4. Profecía
Mateo
50-68
60
Romanos
3. Hebreos y
epístolas
generales (8)
55-70
Lucas
Hechos
2. Epístolas de
Pablo (13)
Autor
Apocalíptico
65-70
Desconocido
45-49
Santiago
63-65
Pedro
65-67
Pedro
85-90
Juan
85-90
Juan
85-90
Juan
67-80
Judas
90-95
Juan
Grupos, subgrupos, fechas y autores de los libros del Nuevo Testamento
Bienvenido a nuestro estudio de 1 y 2 Corintios. Estas son dos de las cartas que Pablo
escribió sobre la salvación (Figura 1.1 y Figura 1.2).
Recuerde que es fácil dividir las cartas de Pablo en cuatro grupos. El primero
incluye Romanos Gálatas y 1 y 2 Corintios. Estos libros hacen hincapié en la salvación
† Los eruditos bíblicos difieren en las fechas exactas de los libros del Nuevo Testamento.
19
P2
¿Cuál es el tema
de los cuatro libros desde
Romanos hasta Gálatas?
20 Capítulo 1
Corintios
(soteriología). Pablo usa con frecuencia las palabras “en Cristo” para enfatizar nuestra
relación con Jesús, nuestro Salvador y Señor.
A. Autor y fecha de 1 Corintios
Fecha (d.C.)
52
Primavera,
55-56
Otoño,
55-56
Evento
Pablo evangelizó Corinto en su segundo viaje misionero. Algunos judíos lo acusaron.
Galión sacó el caso de Pablo fuera del tribunal romano.
Pablo viajó de Antioquía, Siria, a Éfeso en su tercer viaje misionero. Él ministró en
Éfeso por tres años. Durante este tiempo, escribió 1 Corintios. Timoteo llevó la carta
a la iglesia.1
Pablo viajó de Éfeso a Troas después de la fiesta de Pentecostés. Tito había
acordado encontrarse con él allí, pero llegó tarde con el informe sobre Corinto.2 Así
que Pablo continuó a Macedonia en su tercer viaje misionero. Allí se encontró con
Tito. Entonces Pablo escribió 2 Corintios. Después, Pablo fue a ver a los corintios
por tercera vez.
Figura 1.3
Escrituras
Hch 18:1-17
Hch 18:23–21:26;
1 Co 16:5-8
2 Co 2:13; 7:5-7;
12:14; 13:1
Fechas y sucesos relacionados con 1 y 2 Corintios
P 3
¿A cuál dirección
está Corintios de Éfeso?
¿Aproximadamente a
qué distancia están estas
ciudades?
Figura 1.4
Corinto estaba situada en un magnífico lugar para el comercio.
Conectaba los mares Egeo y Adriático.
Autor. La carta de 1 Corintios nos dice que Pablo la escribió (1 Co 1:1-2; 16:21).
Asimismo, los padres de la iglesia primitiva, como Clemente, registraron que Pablo
escribió 1 Corintios.
¿Cuándo escribió
P4
Pablo 1 Corintios? ¿Dónde
estaba él?
Según el bosquejo,
P5
¿cuáles fueron 2 razones
por las que Pablo escribió
1 Corintios?
P6
¿Cómo supo Pablo
de los problemas en Corinto?
Fecha. Pablo escribió 1 Corintios aproximadamente en el año 55 d.C. desde Éfeso,
cerca del final de su tercer viaje (Hch 19:1-41; 20:31; 1 Co 16:7-9).
B. Propósitos de 1 Corintios
Pablo escribió por dos razones.
• Primera, para corregir los problemas. Alguien de la casa de Cloé informó sobre
problemas en Corinto (1 Co 1:11). Nuestro bosquejo muestra que estos problemas
incluían división, juicios y pecados sexuales (1 Co 1–6).
• Segunda, Pablo escribió para contestar preguntas. Él recibió una carta de los ancianos
de la iglesia de Corinto. Le hacían preguntas sobre algunos problemas. Pablo les
escribió para darles respuestas.
Introducción a 1 Corintios
21
C. Bosquejo de 1 Corintios
Nuestro bosquejo muestra que Pablo escribió sobre preguntas acerca del matrimonio,
el cubrirse la cabeza, la comunión, los *dones espirituales, la resurrección y la ofrenda
(1 Co 7–15).
Los corintios eran
I. Pablo escribió 1 Corintios para resolver problemas (1 Co 1–6).
nuevos
creyentes en
A. Introducción (1:1-9)
B. El problema de las divisiones (1:10–4:21)
Cristo, ¡pero tenían
C. El problema del hermano inmoral (5:1-13)
muchos problemas!
D. El problema de los juicios (6:1-11)
¿Usted
puede
E. El problema de la inmoralidad sexual (6:12-20)
imaginarse
una
II. Pablo escribió 1 Corintios para contestar preguntas (1 Co
iglesia
sin
7–16).
problemas?
Tal
A. Preguntas sobre el matrimonio (7:1-40)
B. Preguntas sobre la conciencia (8:1–10:33)
iglesia no existe en la
C. Preguntas sobre el cubrirse la cabeza (11:1-16)
tierra. Las iglesias
D. Preguntas sobre la Cena del Señor (11:17-34)
son para la gente y la
E. Preguntas sobre los dones espirituales (12:1–14:40)
gente no es perfecta.
F. Preguntas sobre la resurrección de los muertos (15:1-58)
Corinto era una
G. Preguntas sobre las ofrendas (16:1-4)
H. Conclusión (16:5-24)
iglesia rica en dones
espirituales (1 Co
Figura 1.5 Bosquejo de 1 Corintios
1:7). Pero aún así,
tenía muchos problemas. Uno de los problemas más
grandes era la división. (1 Co 1–4). Otros problemas eran
los pecados sexuales (1 Co 5; 6:12-20), los creyentes
enjuiciándose en los tribunales (1 Co 6:1-11) y la confusión
durante los cultos (1 Co 11–14).
Primera Corintios enfatiza que Dios es paciente con
los creyentes. No importa cuán serios sean los problemas
en la iglesia, Dios tiene soluciones. Corinto era una de las
ciudades más llenas de tinieblas, más pecadoras en los días
de Pablo. Allí, la luz del evangelio resplandeció fulgurante;
y los que fueron salvos aprendieron a crecer en gracia y a
seguir a Cristo.
D. Corinto: La ciudad y su gente
P7
Identifique 4
problemas en 1 Corintios
1–6.
P8
¿El nacer de nuevo
y el ser llenos del Espíritu
hace que todos nuestros
problemas desaparezcan de
inmediato? Explique.
Figura 1.6 El Acrocorinto, o monte de Corinto, estaba
1. Corinto era una ciudad grande. Atenas pudo haber detrás de la ciudad. Un gran templo a Afrodita se elevaba
en la cima del monte. (Ruinas de Corinto al frente)
tenido una población de menos de 10.000 personas.3 Pero
Corinto era mucho más grande. Los cálculos abarcan desde
100.000 hasta varios cientos de miles de personas.4 Los eruditos de la Biblia de Estudio
¿Atenas y Corinto
NVI creen que Corinto pudo haber tenido 250.000 personas libres y tantos como 400.000 P 9
esclavos.5 La mayoría de los eruditos están de acuerdo en que la ciudad más poblada en tenían la misma cantidad de
personas? Explique.
los días de Pablo era Roma, seguida por Alejandría y luego por Antioquía. Pero otras
ciudades como Éfeso, Filipos y Corinto eran grandes también.
Las ciudades grandes son más comunes hoy. Ahora hay más de cuatrocientas ciudades
con más de un millón de personas.6 Más de la mitad del mundo vive en ciudades grandes.
Pero no siempre ha habido tantas ciudades grandes. En 1850, sólo había cuatro ciudades
en el mundo con poblaciones de más de un millón.7 ¡Corinto era una ciudad grande en
su día! Y las ciudades grandes eran los blancos favoritos de Pablo para el evangelio.
Localice Corinto en el mapa. Esta enorme
ciudad estaba a 80 kilómetros (50 millas) al oeste de Atenas. Pablo anduvo sobre una
corta prolongación de tierra de Atenas a Corinto. Los marineros arrastraban los barcos
pequeños 4 millas sobre esta prolongación o *istmo. Éste conectaba los mares Egeo
2. Corinto era famosa por el comercio.
P 10
¿A qué distancia
estaba Atenas de Corinto?
(Vea el mapa [Figura 1.7] en
el pagína proxima.)
22 Capítulo 1
Corintios
y Adriático. Al cruzar estas 4 millas sobre la tierra se
ahorraban días de navegación 322 kilómetros (200
millas) alrededor de la parte sur de Acaya.8 Los barcos
del este y del oeste llegaban a Corinto. La ubicación de
Corinto la hacia un centro para el comercio.
Figura 1.7
Corinto conectaba los mares Egeo y Adriático.
3. Corinto era famosa por su pecado. Los
marineros trabajaban en el agua y jugaban en el templo.9
Corinto era una ciudad del mundo y de la carne.
Comportarse como un corintio quería decir cometer
pecados sexuales.10 Detrás de la ciudad estaba el
Acrocorinto, o monte de Corinto. Se elevaba como una
torre, casi 456 metros (1.500 pies) más arriba de
Corinto. En este monte había un templo a Afrodita
(nombre griego) o Venus (nombre romano). Venus era
la diosa del amor11 y del sexo.12 En este templo cerca de
mil esclavas cometían pecados sexuales con los que
llegaban a adorar. Por la noche, ellas andaban por las
calles como prostitutas.13 Pablo les recordó a los
corintios de la vida de ellos antes de conocer a Jesús.
¿No sabéis que los injustos
no heredarán el reino de
Dios? No erréis; ni los
fornicarios, ni los idólatras,
ni los adúlteros, ni los
afeminados, ni los que se
echan con varones, 10ni los
ladrones, ni los avaros, ni los
borrachos, ni los maldicientes,
ni los estafadores, heredarán
el reino de Dios. 11Y esto erais
algunos; mas ya habéis sido
lavados, ya habéis sido Figura 1.8 Uno de los templos de Afrodita (Venus,
santificados, ya habéis sido la diosa del amor y del sexo). Muchas prostitutas
justificados en el nombre del “servían” allí, proveyendo las finanzas para mantener
el templo. En la parte de atrás de sus sandalias
Señor Jesús, y por el Espíritu
estaba la palabra “Sígueme”.
de nuestro Dios (1 Co 6:9-11).
Jesús hizo algunos cambios grandes en la gente en Corinto.
9
P 11
¿Qué significaba
este proverbio: “Comportarse
como un corintio”?
P 12
¿Cómo eran los
corintios antes que Jesús los
cambiara?
P 13
¿Cuál capítulo en
Hechos describe la visita de
Pablo a Corinto?
E. Ministerio de Pablo a los corintios
Hechos nos dice que Pablo visitó Corinto por primera vez durante su segundo viaje
misionero (Hch 18:1-17). Esto fue aproximadamente en el año 52 d.C. En Corinto, Pablo
conoció a Aquila y a Priscila. Al igual que Pablo, ellos fabricaban tiendas. Él vivió con
ellos mientras predicaba en Corinto y sus alrededores. Llegaron a ser buenos amigos y
ministros. Cada día de reposo Pablo discutía en la sinagoga tratando de persuadir a los
judíos y a los griegos (Hch 18:4).
Mientras estaba en Corinto, Pablo primero predicó a los judíos. Con el poder de Dios
él les dijo “que Jesús era el Cristo” (Hch 18:5). El nombre Cristo significa “Mesías”.
Como siempre, algunos judíos se ofendieron con la predicación de Pablo. Fueron tan
abusivos que Pablo se pasó a la casa de Ticio Justo y comenzó a ministrar a los gentiles
(Hch 18:6). Muchos creyeron. Cuan inspirador fue que hasta Crispo, el principal de la
Introducción a 1 Corintios
sinagoga, creyó en Cristo. Él y su casa se bautizaron. Asimismo, muchos otros corintios
creyeron y fueron bautizados.
Los judíos incrédulos en Corinto llevaron a Pablo al tribunal. Lo acusaron ante
Galión, procónsul (gobernador) de la provincia grande de Acaya. ¡Galión era el hermano
de Séneca, tutor de Nerón quién llegó a ser imperador de Roma!14
Galión se negó a juzgar el asunto. Él sacó el caso de Pablo fuera del tribunal romano
en Corinto. Esta fue una enorme decisión a favor del cristianismo. Demostró que el
gobierno romano permitía que los judíos como Pablo adoraran a Dios en vez de al César.
La decisión de Galión significó que el cristianismo estaba protegido bajo la organización
paraguas del judaísmo. Galión decretó que seguir a Jesús no infringía la ley romana. Él
dijo que los cristianos y los líderes judíos necesitaban resolver sus desacuerdos fuera del
tribunal romano. Esto evitó que los judíos incrédulos usaran la ley romana contra los
creyentes. ¡Imagínese! La decisión de Galión ayudó a los creyentes en Corinto, en la
provincia de Acaya y en otros lugares. Después que Dios animó a Pablo en una visión
(Hch 18:9-10), éste ministró en Corinto durante por lo menos 18 meses.
Pablo les escribió a los corintios 3 años después de haberlos visitado. Él estaba
en Éfeso durante su tercer viaje misionero (Hch 19:1-41). En ese tiempo, un creyente
corintio de la casa de Cloé informó que las cosas no iban bien en la iglesia de Corinto
(1 Co 1:11). Pablo también recibió una carta de los ancianos de la iglesia. Le hacían
preguntas sobre algunos desacuerdos y problemas. Repase el bosquejo de 1 Corintios
para recordar los problemas y las preguntas sobre los que Pablo escribió.
Hemos repasado el trasfondo y el bosquejo de la primera carta de Pablo a los corintios.
Esto nos da una buena base para las lecciones que siguen.
Lección
2
23
P 14
¿Por qué Galión
se negó a juzgar el caso de
Pablo en Corinto?
¿Por cuánto tiempo
P 15
se quedó Pablo en Corinto la
primera vez que fue allí?
P 16
¿Cómo supo Pablo
de los problemas en Corinto?
Saludo y acción de gracias de Pablo (1 Co 1:1-9)
Objetivo A: Explicar por qué Pablo enfatizó que él era un apóstol.
Objetivo B: Describir 3 clases de santidad relacionadas con 1 Corintios 1:2.
Objetivo C: Resumir lo que 1 Corintios 1:7 enseña sobre los dones espirituales.
Veamos tres principios en 1 Corintios 1:1-9.
A. Como apóstol, Pablo escribió con la autoridad de Dios (1 Co 1:1).
“Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios…” (1 Co 1:1).
Al saludó a los corintios, Pablo les recordó que él era un apóstol (1 Co 1:1). Su saludo
mostraba que la carta de 1 Corintios era de parte de él. Y les recordaba a los corintios
que como apóstol, Pablo escribía con la autoridad de Dios. La iglesia primitiva siguió
las enseñanzas y las escrituras de los apóstoles (Hch 2:42).
P 17
¿Por qué les
recordó Pablo a los corintios
que él era un apóstol?
Asimismo, hoy tratamos las Escrituras de una manera especial. Creemos que son
inspiradas por Dios y que tienen autoridad sobre nosotros. La gente tiene muchas. Pero
los apóstoles escribieron las palabras de Dios. Es por eso que exaltamos la Biblia sobre
todos los demás libros. Las palabras “Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo…”
preparan a todos los lectores para oír de parte de Dios. La iglesia está “edificados
sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo
Jesucristo mismo” (Ef 2:20).
Dé un ejemplo de
P 18
una práctica en su entorno
cultural que la Biblia ha
cambiado.
El apóstol Pablo les escribió a los corintios desde Éfeso. Sóstenes
estaba con Pablo cuando él escribió (1 Co 1:1). Este probablemente era el Sóstenes de
Corinto―el principal de la sinagoga cuando Pablo visitó Corinto (Hch 18:17). Recuerde
que los judíos azotaron a Sóstenes. Crispo, el anterior principal de la sinagoga, creyó
en el Señor (Hch 18:8). Parece que Sóstenes siguió los pasos de Crispo y llegó a ser
creyente. El Espíritu Santo capacitó a Pablo a llevar a muchos líderes a Cristo.
Nota histórica:
24 Capítulo 1
Corintios
d)
n)
ió
cc
(a
n
ió
ac
nt
ie
or
ra
st
ue
itu
ct
(a
N
n
ió
Santidad
ic
nd
co
.
ra
st
ue
N
B
.
C
B. Somos la Iglesia santa de Dios (1 Co 1:2).
a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús,
llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de
nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro (1 Co 1:2).
La palabra iglesia significa “los que son llamados”. Los creyentes son la iglesia―los
llamados a apartarse del pecado y acercarse a Dios. Él nos ha comprado con la sangre de
Cristo (Ef 1:7). De modo que, como creyentes, no pertenecemos más a nosotros mismos.
Como Pablo les dice a los corintios 19“…que no sois vuestros? 20Porque habéis sido
comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo…” (1 Co 6:19-20). La
iglesia le pertenece a Dios (1 Co 1:2).
Como miembros de la Iglesia de Dios, somos santos en Cristo. Una forma de la
P 19
¿Cuáles 2 palabras
son formas de la palabra
palabra santo aparece dos veces en 1 Corintios 1:2.
“santo” en 1 Corintios 1:2?
• Santificados en Cristo se refiere a nuestra posición o situación. En el momento en
que nacemos de nuevo, en un sentido legal, tenemos santidad perfecta en Cristo.
Somos justificados y vestidos con una justicia que no es nuestra (Fil 3:9-10).
• Asimismo, en Cristo Jesús somos santos. La palabra griega para santos es hagioi.
Los santos somos todos los creyentes en Cristo.
Así
como un triángulo tiene tres lados, hay tres aspectos de nuestra santidad: nuestra
P 20
¿Cuáles son
los 3 aspectos de nuestra
posición, nuestra orientación y nuestra condición. (Par más explicaciones sobre los tres
santidad?
aspectos de la santidad vea la Figura 3.5).
Todos los creyentes son santos. Algunos arruinan la palabra santos al usarla como
P 21
¿Quiénes son los
santos?
título para sus héroes muertos.15 Pablo no dice que llegamos a ser santos después de
morir. ¡Somos santos ahora! Pablo les escribió a los santos en Roma (Ro 1:7),
a los santos en Éfeso (Ef 1:1), a los santos en Filipos (Fil 1:1) y hasta a los
santos en Corinto (1 Co 1:2). Algunas versiones de la Biblia tienen las
palabras “llamados a ser santos” (Ro 1:7; 1 Co 1:2). Pero en la Biblia
en griego no están las palabras a ser. ¡Somos santos AHORA!
Pablo no les dice a los pecadores en la tierra que oren a los
santos que están en el cielo. Él les dice a los santos que están
en la tierra que oren a Jesús que está en el cielo (1 Co 1:2).
En Jesucristo somos santos en tres maneras.
• Primero, somos santos en nuestra posición.
La santidad de posición incluye justificación
y regeneración. La santidad por medio de la
A. Nuestra posición (situación)
justificación es *santidad imputada―es la
Figura 1.9 Tres aspectos de la santidad
misma para cada creyente. Dios nos acredita
con la santidad de Cristo, que nunca puede aumentar. Esta santidad imputada es
completa en el momento de la conversión.16 En contraste, la santidad de regeneración
es *santidad impartida―algo que Dios nos da. En el nuevo nacimiento Dios nos
imparte santidad a nosotros. Recibimos el Espíritu de Dios, y participamos de su
naturaleza santa (2 P 1:4). Como hijos de Dios, gozamos de esta exaltada posición de
santidad. La santidad acreditada, imputada de justificación es perfecta en el momento
de conversión. Pero la santidad impartida que experimentamos en la regeneración es
progresiva. O sea, que crecemos en santidad. Poco a poco Dios nos va conformando
a la imagen de Cristo―del nuevo nacimiento a la glorificación (Ro 8:29; 2 Co 3:18).
En nuestra santidad de posición, somos hijos de Dios justificados, santos.
• Segundo, somos santos en nuestra orientación. Somos santos por lo que Jesús hacen
a través de nosotros, cuando nos apartamos del pecado y nos acercamos a Dios. Este
tipo de santidad. se trata de nuestro estilo de vida―aborrecemos lo malo y amamos
lo bueno. Ofrecemos nuestro cuerpo como sacrificio vivo y vaso santificado para que
Dios use (Ro 12:1-2; 2 Ti 2:21).
Introducción a 1 Corintios
Tercero, somos santos en nuestra condición. Somos santos por lo que Jesús sigue
haciendo en nosotros. Cuando nacimos de nuevo, Dios nos cambió en nuestro
interior. Comenzamos a ser como Dios y comenzamos a compartir de su naturaleza
divina (2 P 1:4). A medida que crecemos en gracia, esta santidad interior aumenta.
Poco a poco nos hacemos más como Cristo a medida que andamos en el Espíritu
(2 Co 3:18). Este proceso se llama santificación. Nuestra santidad de condición
aumenta―de regeneración a glorificación (Ro 8:29).
Hoy, a algunos les gusta enfatizar parte del lado A del triángulo de la santidad.
Enfatizan la santidad imputada de justificación, diciendo que es nuestra única santidad.
La justificación es un beneficio de la santidad posicional, y le damos gracias a Dios por
ella. Pero es importante enseñar que el ministerio de Jesús no terminó en la cruz. Él se
levantó del sepulcro y sigue ministrándonos hoy a través de su Espíritu Santo. En la
justificación y la regeneración somos niños en Cristo. Pero nuestra santidad aumentará
hasta que maduremos y seamos conforme la imagen de Cristo (2 Co 3:18; Ro 8:29).
Estamos agradecidos por la santidad de posición, el lado A, que incluye la justificación
y la regeneración. Pero también estamos agradecidos por los lados B y C―la santidad
en nuestra orientación y nuestra condición. Nos regocijamos por la santidad que Dios
nos da (imparte) en nuestra posición, nuestra orientación y nuestra condición. Dios nos
imparte santidad por medio del nuevo nacimiento, el bautismo en el Espíritu y nuestra
comunión con El Espíritu Santo día a día.
Nuestra posición en Cristo afecta nuestra orientación (las acciones) y nuestra
condición (el carácter, los valores y las actitudes). Ya no somos esclavos del pecado,
sino hemos llegado a ser los siervos santos de justicia (Ro 6). De modo que siempre
enfaticemos las tres maneras en que somos santos. Toda nuestra santidad viene de la
vida y del ministerio de Jesús, por el Espíritu. Y somos santos en nuestra posición, en
nuestra orientación y en nuestra condición.
A lo largo de nuestro estudio de 1 y 2 Corintios, Pablo tendrá mucho que decir sobre
la santidad. Él enfatizará que Jesús es la fuente de toda nuestra santidad, y que todos los
que pertenecen a Cristo llevarán una vida santa. Para estudiar más sobre los tres aspectos
de la santidad, vaya a la lección 9 (1 Co 6:9-11).
25
•
Cada creyente tiene tres aspectos de santidad en Cristo.
• Primero, somos santos en nuestra posición―nuestra situación en Cristo. Somos los
hijos de Dios justificados, santos.
• Segundo, practicamos la santidad en nuestra orientación―nuestras acciones y
decisiones. Nos separamos de lo inmundo y nos presentamos a Dios como hijos
suyos (2 Co 6:17–7:1).
• Tercero, por medio de la santidad de nuestra posición y orientación, crecemos en
la santidad de nuestra condición. Hemos nacido de nuevo y hemos cambiado en el
interior. Poco a poco llegamos a ser más y más santos. Estamos siendo cambiados a la
semejanza de Cristo, con una gloria cada vez mayor (2 Co 3:18). Cuanto más llenos
de su Espíritu somos y andamos en su Espíritu, más santos vivimos (Gá 5:16-26).
Como hijos santos de Dios, nos regocijamos por lo que Jesús hizo por nosotros en la
cruz y por lo que sigue haciendo en nosotros por el Espíritu (santidad de orientación
y condición).
Edgardo fue contratado para supervisar a los obreros en una fábrica. Durante los
primeros 2 días, los obreros se mostraban descontentos de escucharlo. El lunes, su primer
día de trabajo, él saludó a cada persona. Pero ellos no le pusieron mucha atención. El
viernes, el dueño de la fábrica les presentó a los obreros a Edgardo y les explicó cuál era
su trabajo en la fábrica. A partir de ese momento, Edgardo notó un gran cambio en la
actitud de ellos hacia él. Ellos necesitaban entender quién era él, el lugar que ocupaba en
ese lugar y quién lo había comisionado. Así mismo es con nosotros. Hasta que la gente
P 22
¿Cuál lado del
triángulo se refiere a la
justicia imputada? Explique.
P 23
¿Cuáles lados
del triángulo se refieren a la
justicia impartida? Explique.
¿Cómo debemos
P 24
sentirnos al ser llamados
santos? ¿Usted está
creciendo en santidad?
P 25
¿Cómo es que el
ser santo afecta su forma de
vivir? ¿Cómo es que su forma
de vivir le afecta el ser santo?
26 Capítulo 1
Corintios
llegue a conocernos, no nos va a prestar mucha atención. Pero a medida que nuestra luz
brille, la gente entiende cuál es nuestra posición y relación con el Dueño de todo―y lo
que Él espera que seamos y hagamos. Entonces tendremos más influencia en aquellos
con quienes Dios nos ha llamado a trabajar.
C. Dios quiere que todos los dones espirituales estén activos en la
Iglesia hasta que Cristo vuelva (1 Co 1:4-7).
4
Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os es
dada en Cristo Jesús; 5porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él,
en toda palabra y en toda ciencia; 6Así como el testimonio acerca de Cristo ha
sido confirmado en vosotros, 7de tal manera que nada os falta en ningún don,
esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo (1 Co 1:4-7).
Pablo le agradeció a Dios por darles a los corintios gracia en Cristo Jesús (1 Co 1:4).
P 26
¿Cuál es la
relación entre la gracia y los
Esta gracia incluía dones espirituales. Pablo presenta el tema de los dones espirituales
dones espirituales?
aquí, pero más adelante en esta carta, él escribe una sección completa sobre los dones
espirituales (1 Co 12–14). En el pasaje que estamos estudiando, Pablo destaca dos áreas
en las que los corintios recibieron dones: en palabra y en ciencia (1 Co 1:4-7). La cultura
griega enseñaba a la gente a valorar la palabra y la ciencia.17 En 1 Corintios 1:5, Pablo
hace referencia a los dones de palabra y de revelación (las lenguas, la interpretación,
la profecía, palabra de ciencia y palabra de sabiduría (vea 1 Co 12:8-10). Más adelante
en esta carta, Pablo explica que es el Espíritu Santo quien da los dones espirituales al
cuerpo de Cristo (1 Co 12:4-13). La palabra griega para “dones espirituales” (carismata)
P 27
¿Por qué algunos
contiene la palabra para gracia (caris).18 De modo que los dones espirituales son “dones
creyentes son llamados
de gracia” de parte de Dios. Estos dones eran una señal de que habían recibido el
carismáticos?
testimonio de Pablo acerca de Cristo (1 Co 1:6). A los corintios no les faltaba ninguno
de los dones espirituales (1 Co 1:7).
P 28
¿Cuando
Fíjese en el período de tiempo que enfatiza 1 Corintios 1:7. No dice que necesitamos
necesitamos los dones
los dones espirituales mientras esperamos el regreso de Jesús. Algunos enseñan
espirituales? ¿Por qué?
falsamente que los dones espirituales no son para hoy. Pero el apóstol Pablo le agradeció
a Dios de que a los corintios no les faltaba ninguno de los dones espirituales mientras
esperaban la segunda venida de Cristo. Cuando Jesús vuelva, no vamos a necesitar los
dones espirituales. Pero mientras lo esperamos, ¡es la voluntad de Dios que la Iglesia
tenga todos los dones espirituales! Los dones espirituales ayudan a mantener fuerte la
iglesia hasta el fin (1 Co 1:8-9).
8
el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el
día de nuestro Señor Jesucristo. 9Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la
comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor (1 Co 1:8-9).
Elena Díaz era una estudiante de cuarto año en el Instituto Bíblico Río de la
Plata en Buenos Aires, Argentina. Ella estaba enseñando sobre los dones espirituales
en una escuela bíblica nocturna. A medida que enseñaba, ella temblaba, sintiéndose
incompetente por ser tan joven. De repente, un estudiantes la interrumpió, hablando en
P 29
¿Usted ha visto
algunos dones espirituales en voz alta: “Gloria a Dios por la hermana”. Elena se sorprendió mientras el alumno seguía
su iglesia? Explique.
repitiendo las mismas palabras. Luego los otros estudiantes de la clase le explicaron que
el que gritaba había sido mudo. Él dijo sus primeras palabras mientras ella enseñaba
sobre los dones espirituales. Elena siguió temblando, pero esta vez en reverencia a la
presencia de Dios.19
En Argentina, unos laicos de la Iglesia Rey de Reyes fueron a orar por un niño en
un hospital infantil. El hedor del tumor que tenía en el cerebro llenaba el cuarto. Pero
después que estos creyentes hicieron la oración de fe, Dios sanó totalmente al niñito y se
fue a su casa.20 ¡Necesitamos los dones espirituales para ministrar en el nombre de Jesús
hoy y todos los días, hasta que Él vuelva!
Introducción a 1 Corintios
27
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1.
a)
b)
c)
d)
El autor de 1 Corintios fue
Pedro.
Pablo.
Lucas.
Ireneo.
2. ¿Cuál fue el problema con el que Pablo NO trató en
1 Corintios?
a) Divisiones
b) Juicios
c) Persecución
d) Pecados sexuales
3. Primera a los Corintios fue escrita para contestar
preguntas sobre
a) el nuevo nacimiento.
b) el nacimiento virginal.
c) la predestinación.
d) los dones espirituales.
4. ¿Cuál orden de tamaño es correcto, desde el más
grande hasta el más pequeño?
a) Roma Alejandría, Antioquía, Corinto
b) Roma, Antioquía, Atenas, Corinto
c) Roma, Alejandría, Tesalónica, Corinto
d) Roma, Éfeso, Antioquía, Corinto
5.
a)
b)
c)
d)
¿Por cuáles 3 mares estaba rodeado Corinto?
Mar Muerto, Mar Caspio, Mar Mediterráneo
Mar Negro, Mar Rojo, Mar de Galilea
Mar Egeo, Mar de Filipo, Mar de Berea
Mar Adriático, Mar Mediterráneo, Mar Egeo
6.
a)
b)
c)
d)
¿Cuál capítulo nos da el trasfondo de 1 Corintios?
Hechos 16
Hechos 17
Hechos 18
Hechos 19
7.
a)
b)
c)
d)
Pablo se refiere a sí mismo como un apóstol para
presentarse a los corintios.
salvar la distancia con los líderes romanos.
enfatizar su autoridad espiritual.
granjearse las simpatías de sus lectores.
8. Podemos referirnos a la santidad por nosotros y en
nosotros como
a) imputada e impartida.
b) regeneración y glorificación.
c) adopción y justificación.
d) terrenal y celestial.
9.
a)
b)
c)
d)
La santidad que Jesús desarrolla en nosotros es
justificación.
santificación.
adopción.
glorificación.
10. Primera Corintios 1:7 enseña que
a) Pablo era un apóstol, llamado por Dios.
b) las divisiones en la iglesia son carnales.
c) los dones espirituales continuarán hasta que Jesús
vuelva.
d) cada persona debe presentarse ante el trono del
juicio.
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
Entendamos 1 Corintios
Objetivo:
Objetivo:
Objetivo:
Objetivo:
Identificar al autor y la fecha de 1 Corintios.
Resumir los propósitos de 1 Corintios, mientras ve el bosquejo.
Comentar sobre el tamaño, colocación y reputación de Corinto.
Examinar la historia de la iglesia de Corinto desde su comienzo hasta la primera carta que Pablo escribió
a sus miembros.
Saludo y acción de gracias de Pablo (1 Co 1:1-9)
Objetivo: Explicar por qué Pablo enfatizó que él era un apóstol.
Objetivo: Describir 2 clases de santidad relacionadas con 1 Corintios 1:2.
Objetivo: Resumir lo que enseña 1 Corintios 1:7 sobre los dones espirituales.
Capítulo 2:
Preferencias cristianas
(1 Corintios 1:10–4:21)
Introducción
Una iglesia tenía la costumbre de hacer
que su nuevo pastor se sintiera pequeño e
inferior. Cada vez que llegaba un nuevo
ministro, oía los comentarios favorables
acerca del pastor anterior. Los miembros
decían cosas como: “¿Usted va a hacer
las cosas de este modo? ¡Nuestro último
pastor tenía un método diferente que tuvo
mucho éxito!”
Debido a esta falta de respeto, todo
Figura 2.1 Los cristianos de diferentes culturas y lugares
pastor nuevo sufría por poco tiempo, y
tienen sus preferencias en el modo de vestir.
luego se iba. Pero tan pronto llegaba el
nuevo pastor, la iglesia empezaba a alabar a los pastores anteriores.
A decir verdad, ningún pastor era mejor que los anteriores a él. Los que tenían el problema eran los
miembros de la iglesia, no los pastores. Cuando un pastor estaba presente, estos creyentes criticaban sus
debilidades. Ellos no apreciaban a ningún líder sino hasta después de que se iba. Eran como los que ponen
flores sobre el ataúd de la persona, pero nunca le dieron nada bueno cuando estaba viva. Eran como los
padres que siempre criticaban a uno de los hijos, pero fanfarroneaban del hermano.
Es fácil para nosotros concentrarnos en los puntos negativos del ministro. Pero cuanto más comprendemos
a la gente, más podemos darnos cuenta de que Dios creó a todos sus siervos con debilidades y fortalezas.
Algunos líderes sobresalen en predicar. Otros son mejores maestros. Algunos establecen fuertes relaciones.
Otros tienen dones superiores para dirigir y administrar. De modo que los creyentes sabios no comparan a un
pastor con otro. Más bien, le dan gracias a Dios por todos los líderes que Él ha dado para edificar y preparar
al cuerpo de Cristo.
Lecciones:
3
4
5
6
El problema y el contraste (1 Co 1:10–2:5)
Objetivo A: Explicar el problema sobre el que Pablo escribe en 1 Corintios 1:10-17.
Objetivo B: Resumir 3 ilustraciones que contrastan la sabiduría humana con la divina (1 Co 1:18–2:5).
Tres tipos de personas (1 Co 2:6–3:4)
Objetivo: Identificar 3 tipos de personas e indicar las características de cada una (1 Co 2:6–3:4).
Tres ejemplos para mostrar que la iglesia pertenece a Dios (1 Co 3:5-23)
Objetivo A: Explicar cada una de las 3 ilustraciones que muestran que la Iglesia pertenece a Dios
(1 Co 3:5-17).
Objetivo B: Explicar el sentido en el que todas las cosas pertenecen a los santos (1 Co 3:18-23).
Pautas para los corintios y su apóstol (1 Co 4:1-21)
Objetivo: Explicar un principio sobre cada uno de estos conceptos: fidelidad, conciencia, Palabra de Dios,
hijos espirituales y reino de Dios.
Palabra clave
iluminación
28
Lección
3
El problema y el contraste (1 Co 1:10–2:5)
Objetivo A: Explicar el problema sobre el que Pablo escribe en 1 Corintios 1:10-17.
Objetivo B: Resumir 3 ilustraciones que contrastan la sabiduría humana con la divina (1 Co 1:18–2:5).
Contexto
Pablo saluda a los creyentes y hace una oración dando gracias por los corintios (1 Co
1:1-9). Luego enseguida pasa al primer tema―las divisiones. Aunque a los creyentes
les había sido dada gracia en Cristo Jesús (1 Co 1:4), no eran una iglesia unida. Pablo
supo por “los de Cloé” que los creyentes corintios tenían contiendas entre ellos (1 Co
1:11). Así que él comienza con un llamado a la unidad. Él los exhorta diciéndoles:
“…que habléis todos una misma cosa” y “…que estéis perfectamente unidos en una
misma mente y en un mismo parecer” (1 Co 1:10). Así no habría divisiones entre ellos.
A. El problema: La sabiduría del mundo exalta a un líder más que a otro,
lo que produce divisiones (1 Co 1:10-17).
Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y
yo de Cefas; y yo de Cristo (1 Co 1:12).
Al mundo le gusta exaltar a una persona más que a otra. La gente escoge a sus
actores, cantantes, escritores, atletas, héroes, líderes, maestros y predicadores favoritos.
Exaltar y favorecer a una persona más que a otra es la manera de la sabiduría humana.
Siguiendo la sabiduría del mundo, los corintios se dividieron en cuatro grupos. Cada
creyente escogió el líder que favorecía. A algunos Pablo les gustaba más. Él era un gran
apóstol y su corazón estaba con los gentiles. A otros les gustaba más Pedro que Pablo.
Pedro tenía un ministerio poderoso. Hechos registra que él sanaba a los enfermos y
resucitaba a los muertos. A veces, hasta su sombra proporcionaba sanidad (Hch 5:15).
Aún otros exaltaban a Apolos. Él era muy culto y un gran orador (Hch 18:24-26). Un
cuarto grupo en Corinto exaltaba a Cristo. Todos debemos exaltar a Jesús. Pero este
cuarto grupo en Corinto podría haber sido superespiritual. Nos preguntamos si este
grupo mostraba una falta de respeto a los líderes de la iglesia. ¿Acaso decían: “Nosotros
seguimos a Jesús, pero no a Pablo ni a Pedro”?
•
•
•
Pablo les hizo tres preguntas rápidas:
“¿Acaso está dividido Cristo?
¿Fue crucificado Pablo por vosotros?
¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?” (1 Co 1:13).
La respuesta a todas esas preguntas es “¡No!” Quizás algunos creyentes seguían al
líder que los había bautizado. Esto llevó a Pablo a decir que él que estaba agradecido de
no haber bautizado a muchos de ellos (1 Co 1:14-16).
Al exaltar a un líder más que a otro, los corintios dividieron el cuerpo de Cristo.
Estos creyentes confundidos se habían alejado del camino. Pensaban que el estilo o
el ministerio de un líder eran más importantes que el mensaje. ¿Y cuál es el mensaje?
¡El mensaje del evangelio es que Jesús fue crucificado por nuestros pecados! Las
advertencias de Pablo todavía son importantes hoy. Cuando exaltamos a un líder más
que a otro, dividimos el cuerpo de Cristo. Pero una casa dividida no permanecerá (Mt
12:25).
Hay una historia acerca de cuatro toros que eran amigos. Siempre iban juntos a todo
lugar. Comían y descansaban juntos. Siempre permanecían juntos. De ese modo si se
presentaba algún peligro, podían enfrentarlo juntos.
29
P1
¿En cuáles 4 grupos
se dividieron los creyentes
corintios?
P2
¿Cuál es el
resultado de exaltar a un líder
más que a otro?
30 Capítulo 2
Corintios
Un león con hambre quería devorárselos, pero nunca podía encontrarlos separados.
Él podía derrotar a cualquiera de los toros, pero no a los cuatro a la vez. Así que esperó
su oportunidad. A veces uno de los toros se rezagaba un poquito de los otros
cuando pastaban. Entonces el león se acercaba con sigilo al toro rezagado y le
susurraba que los otros toros habían estado diciendo cosas malas de él. Hizo esto
con tanta frecuencia que los cuatro amigos empezaron a sentirse incómodos.
Cada uno pensaba que los otros tres estaban conspirando contra él. Finalmente,
cuando ya no había confianza entre ellos, se separaron para ir cada uno por su
lado. Su amistad se había roto. Los que una vez eran tan unidos, ahora estaban
divididos. Esto era exactamente lo que el león quería. Los fue matando uno por
uno y disfrutó de cuatro buenas comidas.
La división trae resultados mortales. La Biblia dice que el Satanás es como un
león rugiente, buscando a quien devorar (1 P 5:8). ¡Imagínese cómo estaría usted
de alerta si creyera que hay un león con hambre cerca! El propósito de Satanás
es dividir la iglesia, el cuerpo de Cristo. Cuando él ve una puerta de oportunidad
abierta, se acerca con sigilo y susurra mentiras. Entonces él puede atacarnos
Figura 2.2 “Sed sobrios, y
velad; porque vuestro adversario con más facilidad. Unidos, venceremos al enemigo. Divididos, podríamos ser
vencidos. Cuando los creyentes exaltan a un líder más que al otro, viene la
el diablo, como león rugiente,
anda alrededor buscando a quien división. Entonces la iglesia local se expone al ataque mortal de nuestro enemigo.
devorar” (1 P 5:8).
Así que tenemos que tener cuidado y permanecer un cuerpo y no dividirnos en
grupos que se opongan unos a otros.
P3
Resuma la lección
del león y los cuatro toros.
¿Cuáles son algunas
P4
causas y resultados de las
divisiones que usted ha visto?
P5
¿Cuáles 2 clases de
sabiduría contrasta Pablo?
(1 Co 1:18–2:5)
Aplicaciones: En el hogar, la división se presenta si los hijos exaltan a uno de los
padres más que al otro, o si los padres exaltan a uno de los hijos más que a otro. Isaac
favorecía a Esaú, y Rebeca favorecía a Jacob (Gn 25:28). Esto llevó a una división que
ha durado siglos. Asimismo, Jacob exaltó a José y esto llevó a división. Padres, tengan
cuidado de no dividir a su familia al exaltar a uno de sus hijos más que a los otros.
• En el trabajo, la división resulta si los líderes muestran favoritismo, al exaltar a
algunos de los trabajadores más que a otros.
• En la iglesia, la división resulta si los creyentes exaltan a uno más que a otro.
Debemos evitar exaltar o comparar a los líderes de alabanza, a los diáconos, a
los maestros o a los predicadores. Cuando los de la iglesia están “…midiéndose
a sí mismos por sí mismos, y comparándose consigo mismos, no son juiciosos”
(2 Co 10:12).
Es fácil menospreciar a los que son de diferente raza o cultura. Un idioma diferente
fue lo que causó una división en la iglesia primitiva (Hch 6). Los creyentes resolvieron
este problema prefiriéndose unos a otros en amor.
En muchos países, la gente de una región menosprecia a los de otro lugar. Este
prejuicio causa malos sentimientos. Más de un país ha tenido una guerra civil como
resultado de divisiones así. También muchas iglesias se han dividido cuando los
creyentes no se protegen contra las divisiones.
B. El contraste: La sabiduría humana y la sabiduría de Dios
(1 Co 1:18–2:5)
Los corintios seguían la sabiduría humana―exaltaban a una persona más que a otra.
La sabiduría del mundo les enseñaba a escoger a héroes como Pablo, Pedro y Apolos.
La sabiduría del mundo es común. A Israel le gustaba Saúl porque era el más alto. El
mundo favorece a los que son más fuertes, más ricos, más inteligentes, mejores oradores,
mejores cantantes, mejores atletas, los más bien parecidos y más poderosos. ¡Pero Dios
no usa esta norma! Pablo les dio a los corintios tres ejemplos para recordarles que la
sabiduría de Dios es lo opuesto a la sabiduría del mundo. Veamos los tres ejemplos de
Pablo: 1) el mensaje de la cruz, 2) los mismos corintios y 3) la predicación de Pablo.
Estos tres ejemplos contrastan la sabiduría del mundo con la sabiduría de Dios.
Preferencias cristianas
1. El mensaje de la cruz es locura para el mundo, pero es sabiduría de Dios (1 Co
1:18-25).
Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se
salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. 19Pues está escrito: Destruiré la
sabiduría de los sabios, y desecharé el entendimiento de los entendidos. 20¿Dónde
está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo?
¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? 21Pues ya que en la sabiduría
de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar
a los creyentes por la locura de la predicación. 22Porque los judíos piden señales,
y los griegos buscan sabiduría; 23pero nosotros predicamos a Cristo crucificado,
para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; 24mas para
los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.
25
Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es
más fuerte que los hombres (1 Co 1:18-25).
A los griegos antiguos les encantaba la sabiduría. Una de las preguntas de Pablo
es: “¿Dónde está el disputador de este siglo?” La Nueva Versión Internacional dice:
“¿Dónde está el filósofo de esta época?” La palabra filosofía, significa “amar la
sabiduría”. Los eruditos elogiaban a los que buscaban la sabiduría y la verdad con la
mente y la razón. Pablo hace un contraste entre dos clases de sabiduría: La sabiduría
del mundo (o “de este siglo”―1 Co 1:20) y la sabiduría de Dios (1 Co 1:21). Pablo no
presenta nada en común entre estos dos tipos de sabiduría. Por la sabiduría del mundo,
la gente no puede llegar al conocimiento de Dios (1 Co 1:22). La sabiduría de Dios no
pertenece a esta época sino a una nueva época que comienza con la venida de Cristo.
Ahora, en la predicación del evangelio, la sabiduría de Dios se puede oír en el mensaje
de la cruz (1 Co 1:17-18). Los que pertenecen a esta época ven sólo insensatez en el
mensaje del evangelio.
Pablo explica por qué el mensaje de la cruz oculta la sabiduría de Dios tanto de los
judíos como de los griegos.
• Los judíos buscan señales de sabiduría de poder. A ellos les parece que la
cruz es insensatez. ¿Cómo puede el Escogido de Dios, el Cristo (en griego
Christos―“Ungido de Dios”) ser el que es crucificado? Tal idea es una piedra
de tropiezo para los judíos. Sus Escrituras les enseñan: “maldito todo el que es
colgado en un madero” (Dt 21:23; Gá 3:13).
• Los griegos creían que la muerte era solamente para los humanos. Sus dioses no
morían. ¿Cómo podía revelarse la sabiduría y el poder de Dios (1 Co 1:24) por
medio de la muerte?
Recuerde que los corintios seguían la sabiduría del mundo. Esto causó que se
dividieran en grupos. Pero Pablo da tres ejemplos para contrastar la sabiduría del mundo
con la sabiduría de Dios. En su primer ejemplo, Pablo plantea que el mensaje de la cruz
es sabiduría de Dios, pero este mensaje del evangelio es insensatez para los judíos y
griegos mundanos. La sabiduría humana nos enseña a depender de señales poderosas y
de los que no pueden morir. En contraste, la sabiduría de Dios nos enseña a depender de
nuestro Salvador crucificado.
18
2. Los creyentes corintios eran un contraste con la sabiduría y las normas
humanas (1 Co 1:26-31).
Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la
carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; 27sino que lo necio del mundo
escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios,
para avergonzar a lo fuerte; 28y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió
Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29a fin de que nadie se jacte en su
presencia. 30Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho
26
31
P6
¿Cuál es el primer
ejemplo que da Pablo para
contrastar la sabiduría
humana con la divina?
P7
¿Qué significaba
la palabra “filósofo” para los
lectores de Pablo?
Subraye 4 tipos de
P8
personas que Dios escoge
(1 Cor 1:26-31).
32 Capítulo 2
Corintios
por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 31para que, como
está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor (1 Co 1:26-31).
¡Gloríense en el Señor, no en ustedes mismos―ni en Pablo, ni en Pedro, ni en Apolos,
ni en ningún otro líder!
El mundo escoge y honra a sus héroes. En contraste, Dios escoge a gente común, como
los corintios y como nosotros. De esta manera, el enfoque no es en los humanos. Más
bien, nos enfocamos en Jesucristo quien es nuestra sabiduría, justificación, santificación
y redención (1 Co 1:30). Los creyentes corintios fueron el segundo ejemplo de Pablo
que contrastó la sabiduría humana con la divina. Dios no escogió a los más inteligentes,
ni a los más ricos que encontró. Él escogió a corintios comunes.
La historia de Gedeón en el Antiguo Testamento da luz al método de la sabiduría
de Dios (Jue 7). Recuerde que Gedeón reunió a 32.000 guerreros para luchar contra los
madianitas. Entonces Dios le dijo que había demasiados soldados. ¿Hay una posibilidad
como esa en el pensamiento humano―tener demasiados soldados? Pero Dios le dijo
que mandara de regreso a todos los que tuvieran temor, y 22.000 regresaron a casa a sus
familias. Después Dios le dijo a Gedeón que llevara a los hombres al río a beber agua.
De los 10.000 hombres que quedaban, 9.700 se arrodillaron para beber. Solamente 300
de ellos lamieron el agua llevándosela de la mano a la boca. Éstos fueron los que Dios
escogió―¡sólo el 1 por ciento de los 30.000 originales! ¡Pero con este ejército de 300,
Dios venció al ejército completo de los madianitas! Dios hizo esto para que Israel no se
jactara. Él no quería que ellos pensaran que se habían salvado por su propia fuerza. En
su sabiduría, Él le pidió a Gedeón que actuara con insensatez militar. El método sabio de
Dios hizo que la alabanza brillara en Él. Dios escoge lo insensato, lo débil, lo bajo y lo
despreciable. ¡De esta manera, Dios recibe el crédito que solamente Él merece!
P9
Dé un ejemplo
de una persona común y
corriente a quien Dios ha
usado para edificar su reino.
Hace muchos años, algunos líderes decidieron cerrar un Instituto bíblico. No había
suficientes estudiantes para pagar los gastos. Los expertos no pudieron encontrar la
manera de aumentar los ingresos del instituto. Muchos pensaban que lo mejor era vender
el instituto y comprar una propiedad en una ubicación mejor. Con todo, el presidente
del instituto, con gran vehemencia se opuso a la decisión de cerrarlo. Así que los líderes
decidieron esperar 2 años.
Para sorpresa de todos―incluso del presidente―el número de estudiantes fue en
aumento cada año. Algunos de esos nuevos estudiantes ahora son ejecutivos en la
denominación. Hoy, ese instituto está lleno. El sentido común y el razonamiento humano
estuvieron de acuerdo con cerrar el instituto. Sin embargo, la sabiduría de Dios veía el
futuro y sabía lo que ningún hombre podía saber. La sabiduría de Dios dirigió a los
líderes hacia la decisión correcta. Los ejecutivos de esos días se hicieron sabios en Dios
cuando pusieron atención a la súplica del presidente.
Samuel viajó a Belén para ungir a un nuevo rey. Dios le dijo a Samuel que invitara a
Isaí y a sus hijos para ungir a uno de ellos (1 S 16:4-13). Samuel pensó que Eliab parecía
como el siguiente rey de Israel. Era alto y apuesto. Pero el Señor le dijo a Samuel: “…No
mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová
no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero
Jehová mira el corazón” (1 S 16:7). Dios había escogido a David, el más joven y menos
imponente, porque la sabiduría de Dios es muy diferente a la sabiduría del mundo.
P 10
¿En qué se
diferenciaba la predicación
de Pablo de las de los
grandes predicadores de su
tiempo?
3. La predicación de Pablo era un contraste con la sabiduría humana (1 Co
2:1-5).
Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de
Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. 2Pues me propuse no
saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. 3Y
estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; 4y ni mi palabra
1
Preferencias cristianas
ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con
demostración del Espíritu y de poder, 5para que vuestra fe no esté fundada en la
sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios (1 Co 2:1-5).
Pablo mantenía su enfoque en Cristo, no en sí mismo. En contraste, la sabiduría
humana exalta a los grandes predicadores.
Hay algo que no está bien cuando el marco de un cuadro le roba la atención a la
pintura. El ataúd no debe atraer más atención que la persona que está en él. La luz
merece más elogio que la bombilla. La electricidad merece más aprecio que los cables
que la conducen. Es perversión y distorsión cuando exaltamos a los líderes y sus dones
en vez de exaltar a Dios.1 En 2 Corintios Pablo nos recuerda que “… tenemos este tesoro
en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros” (2 Co
4:7). ¡Es malo que cualquier creyente absorba la gloria que le pertenece sólo a Dios!
Conclusión. La sabiduría humana llevó a los corintios a exaltar a un líder más que a
otro. El resultado fue la división. Pero la iglesia no debe seguir la sabiduría del mundo.
Pablo dio tres ejemplos para contrastar la sabiduría del mundo con la sabiduría de Dios.
Sus tres ejemplos fueron:
• Primero, el mensaje del evangelio de Cristo crucificado. Éste es locura para
los judíos y griegos mundanos. Pero es sabiduría de Dios para todos los que lo
acepten.
• Segundo, los corintios mismos eran un contraste con la sabiduría y las normas
humanas. Como nosotros, eran gente común que puso su confianza en el poderoso
Salvador de Dios.
• Tercero, la predicación de Pablo no era poderosa ni sabia según las normas del
mundo. El poder estaba en el mensaje, no en el estilo del predicador.
Pablo usó éstos y más ejemplos para ayudar a los corintios. El Espíritu nos dirige
a exaltar a Jesús, no a los líderes ni sus estilos. ¡De este modo, el cuerpo de Cristo
permanece unido y Jesús es glorificado!
William J. Seymour, un afroamericano, era hijo de esclavos liberados. Después de
un año de asistir al instituto bíblico, él llegó a ser el líder de la Misión de la Calle
Azusa, en Los Ángeles, California en 1906. Él no era teólogo altamente capacitado ni
un orador dinámico. Pero era un hombre humilde de oración. Los que llegaban a los
cultos se sorprendían al verlo de rodillas y escondido detrás de las cajas que servían de
púlpito en la plataforma. Allí él buscaba al Señor hasta que sentía tener un mensaje para
los que estaban presentes. Él enseñaba en contra del prejuicio racial, que era común en
esos días. Muchos fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban en otras lenguas en sus
reuniones. Él animaba a los laicos que recibían la bendición que fueran a decírselo a
otros. La gente lo amaba, lo respetaba y lo apreciaba. Muchos hoy lo reconocen como el
padre del pentecostalismo moderno.2 ¿Usted lo hubiera escogido a él para ser el patriarca
espiritual de medio billón de pentecostales y carismáticos?
33
P 11
Dé un ejemplo de
un predicador de hoy que es
como un marco que le roba
atención a la pintura.
P 12
¿Cuáles 3
ejemplos usa Pablo para
contrastar la sabiduría
humana con la divina?
Figura 2.3
William J. Seymour
Lección
4
Tres tipos de personas (1 Co 2:6–3:4)3
Objetivo: Identificar 3 tipos de personas e indicar las características de cada una (1 Co 2:6–3:4).
El tema principal de 1 Corintios 1–4 es la división en la iglesia. La sabiduría humana
descarrió a los corintios―dirigiéndolos a exaltar a los líderes humanos. Como hemos
visto, el cuerpo de Cristo en Corinto estaba dividido en cuatro grupos. En 1 Corintios
2:6–3:4, Pablo sigue contrastando la sabiduría del mundo con la sabiduría de Dios. Él
describe tres tipos de personas en este pasaje. No le tomará mucho tiempo para reconocer
el nivel de los corintios. Veamos de cerca estos tres tipos de personas (Figura 2.4).
34 Capítulo 2
Corintios
(Nota―Un pastor ilustró esta lección con tres sillas en la plataforma y luego preguntó:
“¿En cuál de las sillas está usted sentado?”)
C. Los espirituales―creyentes maduros en Cristo (1 Co 2:6, 15; 3:1)
B. Los cristianos mundanos―gente que ha nacido de nuevo, pero que sigue viviendo como bebés en Cristo (1 Co 3:1-3)
A. Los no espirituales―gente sin el Espíritu de Dios en ella (1 Co 2:14)
Figura 2.4
En el mundo existen tres tipos de personas, y cada tipo vive en un nivel diferente.
A. Los no espirituales―gente sin el Espíritu Santo en ella (1 Co 2:14)
La Biblia tiene mucho que decir acerca de los no espirituales (griego: psychikos).
Ellos rechazan los caminos rectos del Espíritu. Pablo se refiere a este tipo de persona
como el hombre sin el Espíritu. “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son
del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han
de discernir espiritualmente” (1 Co 2:14).
Todos nacimos en este mundo como personas no espirituales. Es por esto es que
necesitamos nacer de nuevo. Pero los no espirituales permanecen nonatos espiritualmente.
Sólo son gente natural, no regenerada por el Espíritu. Esta gente, al igual que los animales,
es dirigida por sus deseos naturales (2 P 2:12). Está bajo el dominio de Satanás (Jn 8:44;
Hch 26:18). Los no espirituales no tienen al Espíritu Santo (Ro 8:9) ni pertenecen a
Dios. La Biblia con frecuencia se refiere a esta gente como pecadores. Todos estuvimos
una vez en este grupo. Como Pablo escribió a los efesios:
1
Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y
pecados, 2en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este
mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera
en los hijos de desobediencia, 3entre los cuales también todos nosotros vivimos
en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne
y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los
demás (Ef 2:1-3).
Los no espirituales están avanzando hacia el juicio de Dios y el infierno eterno. Dios
ve a los no espirituales como malvados y débiles―pecadores que se niegan a arrepentirse
y ser salvos del pecado. Pablo les recuerda a los corintios que ellos estuvieron una vez
en este grupo de gente.
9
¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los
fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan
con varones, 10ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes,
ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11Y esto erais algunos; mas ya
habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el
nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios (1 Co 6:9-11).
Los no
espirituales no
pueden entender
bien la
de
Palabra
Dios ni sus
caminos.
Los no espirituales pertenecen al mundo y viven según las normas y valores del
mundo (Stg 4:4). El amor de Dios no está en ellos. Juan escribió acerca de esta gente
cuando dijo:
15
…Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.16Porque todo lo que
hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria
de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo (1 Jn 2:15-16).
Los no espirituales no
pueden entender bien la Palabra de Dios ni sus caminos (1 Co 2:14). Algunas veces los
no cristianos no entienden nada de la Biblia. Ellos siempre están oyendo, pero nunca
entienden (Mt 13:13). Pueden estar aprendiendo siempre, pero nunca pueden reconocer
la verdad (2 Ti 3:7). Esto nos recuerda la tierra al lado del camino.
¿Los no espirituales pueden entender las Escrituras?
Preferencias cristianas
35
“Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y
arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto
al camino” (Mt 13:19).
Otras veces, los no cristianos pueden entender parte de la Biblia. Podrían entender
las palabras, los hechos y algunas de las verdades que hay en la Escritura. Éstos podrían
ser como el joven rico que entendió las palabras de Jesús, pero se fue triste (Mt 19:22).
Podrían ser como Félix que podrían entender la Palabra de Dios y temer el juicio que
viene (Hch 24:25).
P 13
¿Es posible que
los que no son creyentes
entiendan la Escritura?
Explique.
El Espíritu Santo capacita a los creyentes para entender, aprovechar y saber las
verdades espirituales que están más allá del simple conocimiento humano. Es decir, Él
nos ayuda a saber las verdades con el corazón y el espíritu, no sólo con la mente. Los
teólogos se refieren a este conocimiento espiritual como *iluminación―el resultado
de la revelación de una verdad a nuestro corazón por el Espíritu y de experimentarla.
Vemos la verdad de Dios con ojos espirituales, la creemos y estamos seguros de ella
dentro de nuestro espíritu. Pablo escribió sobre este conocimiento espiritual que va más
allá del conocimiento humano (Ef 3:17-19; Fil 4:6-7). El cielo es un ejemplo de una
verdad que va más allá de la mente humana. 9...“Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni
han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.
10
Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu” (1 Co 2:9-10).
18
Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta
que el día es perfecto. 19El camino de los impíos es como la oscuridad; no saben
en qué tropiezan (Pr 4:18-19).
Explique lo que
P 14
quiere decir saber la verdad
que está más allá del
conocimiento.
(Para un estudio más profundo sobre cómo el Espíritu nos ayuda a entender e
interpretar la Escritura, estudie el capítulo final del curso sobre Principios generales
para interpretar la Escritura—Hermenéutica 1, de nuestra Serie fe y acción.)
La Biblia tiene mucho más que decir sobre los no espirituales―los que están muertos
espiritualmente en su relación con Dios (1 Co 2:6, 14). La mayoría está en este grupo
y se encuentra en el camino ancho que va a la destrucción. En Corinto, la gente no
espiritual estaba influenciando la mente de los creyentes. Por eso Pablo les recuerda que
los no espirituales piensan sólo como piensa el mundo y rechazan la sabiduría de Dios.
Ahora veamos el segundo tipo de personas que Pablo mencionó.
B. Los cristianos mundanos―gente que ha nacido de nuevo pero que
sigue viviendo como bebés en Cristo (1 Co 3:1-3)
1
De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como
a carnales, como a niños en Cristo. 2Os di a beber leche, y no vianda; porque
aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, 3porque aún sois carnales; pues
habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y
andáis como hombres? (1 Co 3:1-3).
Todos los que reciben a Jesús como Salvador nacen de nuevo. En el momento del
nuevo nacimiento, Dios perdona nuestros pecados pasados, y el Espíritu Santo entra a
morar en nosotros (Ro 8:9). En este momento del nuevo nacimiento (regeneración), nos
convertimos en hijos de Dios (Jn 1:12-13).
Como nuevos hijos de Dios en Cristo, somos bebés espirituales―simples niños
pequeños en Cristo. En esos primeros días, necesitamos leche, no carne. Pedro nos dice
que deseemos la leche no adulterada de la Palabra para crecer (1 P 2:2). Todos los bebés
son débiles y necesitan que alguien les dé de comer. Es la voluntad y el plan de Dios que
los bebés crezcan hasta ser adultos maduros.
Pero algunos creyentes, como los de Corinto, no crecen en gracia. Más bien, a
medida que pasan los años, permanecen siendo bebés espirituales. Como dijo Pablo,
P 15
¿En qué se
diferencia una persona no
espiritual de un creyente
mundano?
36 Capítulo 2
Corintios
estos creyentes se comportan de una manera mundana “―como… niños en Cristo”
(1 Co 3:1). El texto griego se refiere a la vida mundana como carnal (sarkikos) (1 Co
3:1, 3).
El autor de Hebreos les escribió a los creyentes de este grupo:
11
Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os
habéis hecho tardos para oír. 12Porque debiendo ser ya maestros, después de
tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los
primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que
tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13Y todo aquel que participa de
la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14pero el alimento
sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los
sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal (Heb 5:11-14).
En el nuevo nacimiento, participamos de la naturaleza divina de Dios (2 P 1:4).
No obstante, permanecemos con un cuerpo de carne, y seguimos teniendo deseos
carnales. En la vida del creyente, nuestra naturaleza espiritual lucha contra nuestros
deseos carnales. Gálatas describe las obras de la carne (del griego sarx, algunas veces
interpretado como “la naturaleza pecaminosa”).
16
Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.
17
Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la
carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 18Pero si
sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 19Y manifiestas son las obras
de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20idolatría,
hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,
21
envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca
de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican
tales cosas no heredarán el reino de Dios (Gá 5:16-21).
Pablo les advirtió a los creyentes gálatas que si ellos seguía los deseos de su
naturaleza pecaminosa (carne), estos deseos los alejarían del cielo y al infierno (Gá
5:21). En contraste, el Espíritu nos dirige a producir buen fruto, como “amor, gozo,
paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza” (Gá 5:22-23). Cada
creyente tiene que escoger entre ser dirigido por la carne o por el Espíritu.
En Corinto, a veces, algunos creyentes decidían ser dirigidos por la carne. Ellos no
vivían en completa desobediencia a Dios. Pero seguían el mundo, al demonio y la carne
en algunas áreas de su vida. Estos creyentes carnales vivían con un pie en el mundo y el
otro en el reino de Dios (1 Co 10:21; 2 Co 6:14-18; 11:3; 13:5). Es importante discernir
dos verdades acerca de los cris tianos mundanos.
P 16
¿Cuáles son
algunas de las características
de los creyentes mundanos?
Los cristianos
mundanos
están en un
gran peligro
espiritual.
P 17
¿Con qué peligros
se enfrentan los creyentes
mundanos?
1. Los cristianos mundanos no crecen en gracia. Ellos viven como recién
convertidos que no entienden lo que significa seguir a Jesús (1 Co 3:1-2). En Corinto, su
mundanalidad aparecía de muchas formas. Ellos tenían “celos y contiendas” (1 Co 3:3).
Permitían los pecados sexuales dentro de la iglesia (1 Co 5:1-13; 6:13-20). Estaban
envanecidos y no respetaban a los líderes de la iglesia, como a Pablo (1 Co 4:18-19).
Acudían a los tribunales de la ley por problemas pequeños (1 Co 6:8).
En Corinto, los
cristianos mundanos estaban en peligro de ser apartados de su puro y sincero amor por
Cristo (2 Co 11:3). Estaban en peligro de ser más y más como el mundo (2 Co 6:1418). Un poquito de agua puede hacer que un saco de cemento llegue a ser tan duro
como piedra. Asimismo, la influencia del mundo puede hacer que la persona llegue a ser
completamente mundana. Un poquito de levadura leuda toda la masa (1 Co 5:6-7). Los
que se rebelan contra el Señor pueden ser disciplinados en esta vida (1 Co 11:30-32).
Los que son dirigidos por la carne no heredarán el reino de Dios (1 Co 6:9-10; Gá 5:21).
2. Los cristianos mundanos están en un gran peligro espiritual.
Preferencias cristianas
37
Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra,
tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios (Ef 5:5).
Los que no crecen en gracia están en peligro de olvidar “la purificación de sus
antiguos pecados” (2 P 1:9). Luego niegan, con palabras o hechos, al Señor que los
compró (2 P 2:1). Dejan el camino recto y se extravían para seguir el camino de Balaam
(2 P 2:15). Llegan a ser como un “perro [que] vuelve a su vómito, y la puerca lavada a
revolcarse en el cieno” (2 P 2:22).
17
Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que
arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. 18Antes bien,
creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A
él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén (2 P 3:17-18).
C. Los cristianos espirituales―creyentes maduros en Cristo
(1 Co 2:6, 15; 3:1)
Como hemos dicho, todos los que han nacido de nuevo han recibido al Espíritu
Santo (Ro 8:9). En el momento del nuevo nacimiento, llegamos a ser bebés en Cristo. La
voluntad de Dios para cada bebé espiritual es que llegue a ser un creyente maduro. Pablo
habló de la sabiduría de Dios entre los maduros (1 Co 2:6). Los espirituales entienden la
mente de Cristo en muchas cosas.
¿Cómo evaluarían estos tres tipos de personas el llamamiento de Dios a ser
misioneros?
• El hombre natural, no nacido de nuevo, dice que ir a servir al Señor en otra cultura
es insensato. Es una manera de desperdiciar años de vida en una cultura incómoda.
• Un creyente carnal o mundano piensa que no es necesario que un misionero deje su
país. Él piensa que Dios llamará a alguien que viva cerca de ese lugar.
• El creyente espiritual ayuda al misionero a cumplir el llamado de Dios en su vida.
15
En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.
16
Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros
tenemos la mente de Cristo (1 Co 2:15-16).
Pablo hace un contraste entre los creyentes carnales en Corinto con los que son
espirituales, es decir maduros:
1
De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como
a carnales, como a niños en Cristo. 2Os di a beber leche, y no vianda; porque
aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, 3porque aún sois carnales; pues
habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y
andáis como hombres? (1 Co 3:1-3).
Los corintios eran “hermanos” en Cristo, pero eran hermanos bebés, como niños
que tomaban leche. En cambio, los hermanos espirituales son maduros y pueden comer
alimento espiritual.
En Gálatas, Pablo contrasta a los espirituales con los creyentes que están atrapados y
enredados en la red del pecado. “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta,
vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote
a ti mismo, no sea que tú también seas tentado” (Gá 6:1).
Observe que Pablo les advierte a los creyentes espirituales que sean mansos, humildes
y que estén alerta para que no sean tentados por los pecados que han atrapado a otros.
(Gá 6:1). Todos los creyentes pueden ser tentados, ya que hasta Jesús fue tentado (Mt
4:1-10). Jesús nos enseñó a velar y orar para que no entremos en tentación. Nuestro
espíritu está dispuesto, pero nuestra carne es débil (Mt 26:41). El Espíritu nos dirige
a apartarnos y huir de las tentaciones. No podemos evitar que un pájaro vuele sobre
nuestra cabeza, pero podemos impedir que haga su nido en nuestro cabello. Asimismo,
P 18
¿Cuáles son
2 tipos de creyentes en
1 Corintios 3:1?
P 19
¿Cuáles 2 tipos de
creyentes contrasta Pablo en
Gálatas 6:1?
38 Capítulo 2
P 20
¿Qué lección se
encuentra en la historia de los
dos perros?
Corintios
no podemos evitar toda tentación, pero sí podemos evitar entrar en ella. “Andad en el
Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne” (Gá 5:16).
Hay una historia antigua de un hombre que tenía un perro negro y un perro marrón.
Él viajaba por todos lados con los perros, y algunos compraban boletos para ver a los
dos perros pelear. A veces el perro negro ganaba las peleas, y otras veces ganaba el
perro marrón. Pero el dueño siempre sabía cuál de los dos sería el ganador. Un visitante
le preguntó un día que cómo podía escoger siempre al ganador. “Es fácil”, respondió
el hombre. “¡El ganador siempre es al que le doy de comer durante esa semana!” Así
también, en la lucha entre la carne y el espíritu, ¡el ganador es siempre el que alimentamos!
Figura 2.5 Vivir una vida espiritual y santa,
es más como montar en un barco de vela que conducir un bote con remos.
Tenemos que depender del Espíritu Santo que nos capacita a vivir en santidad.
¿Cuáles son
P 21
algunas de las características
de los creyentes
espiritualmente maduros?
Hay centenares de versículos en el Nuevo Testamento que nos instan a crecer en
gracia. Esos versículos enfatizan el andar en el Espíritu, no en la carne, y el vivir una vida
santa que sea digna de nuestro llamado. Aquí hay algunas cualidades y características de
los creyentes maduros, espirituales en Cristo:
• Una persona espiritual tiene los pensamientos de Dios (1 Co 2:11-13). Esto incluye
el meditar en la Palabra de Dios.
• Una persona espiritual depende del Espíritu de Dios, se rinde a Él y es dirigida por
Él. (Ro 8:4-17; Gá 5:16-26). No podemos vivir una vida santa en nuestras propias
fuerzas. Pero es tan fácil para nosotros vivir en santidad por el Espíritu como lo es
para un árbol frutal producir buen fruto. Al vivir en el Espíritu, vencemos el poder de
nuestros deseos carnales. A medida que nuestra parte espiritual se fortalece, nuestra
naturaleza pecaminosa se debilita.
• Una persona espiritual rechaza los pensamientos malignos, los deseos pecaminosos,
las tentaciones mundanas y el dominio del pecado (Ro 8:13-14; Stg 4:7; Mt 4:1-11;
16:23; Heb 12:1).
• Una persona espiritual ama la justicia y aborrece la maldad (Ro 12:9; Heb 1:9).
• Una persona espiritual se niega a sí misma diariamente (Mt 16:24; Ro 8:12-13; Tit
2:12).
• Una persona espiritual se despoja de las cosas tenebrosas del viejo hombre, como
mentira, hurto, pereza, palabras deshonestas, resentimiento, ira, enojo, peleas,
calumnias, pecados sexuales y borracheras (Ef 4:22–5:5, 18; Col 3:5-11); engaño,
hipocresía y envidia (1 P 2:1).
• Una persona espiritual se purifica de todo lo que desagrada a Dios (Ro 6:14-16; 1 Co
6:9-10; 2 Co 6:14-18; Gá 6:7-9; Stg 1:12-16).
• Una persona espiritual se esfuerza por sacar a la luz actitudes de su nueva naturaleza,
como benignidad, compasión, perdón (Ef 4:32); bondad, justicia, verdad y todo
lo que es agradable al Señor (Ef 5:9-10); humildad, bondad, paciencia, amor, paz,
cánticos espirituales y santidad (Col 3:12-17; 1 P 1:13-16; 2 P 1:5-11).
Preferencias cristianas
•
•
•
•
•
39
Una persona espiritual es llena del Espíritu, una y otra vez, día tras día (Ef 5:18).
Como vimos, todos los creyentes reciben al Espíritu Santo en el nuevo nacimiento.
Pero después de esto los creyentes deben buscar la plenitud del Espíritu Santo, así
como los apóstoles y otros fueron llenos del Espíritu el día de Pentecostés (Hch 2:14). El ser llenos del Espíritu por primera vez, después de la salvación, se llama el
bautismo con el Espíritu Santo (Hch 1:5). Hay un bautismo con el Espíritu, pero se
es lleno del Espíritu muchas veces (Hch 4:8, 31). Todos los creyentes deben buscar
ser llenos con la presencia de Dios día a día. Cuanto más tenemos del Espíritu Santo,
más fácil es vivir una vida santa. Como observamos antes, vivir por el Espíritu es la
clave para una vida santa y espiritual (Ro 8:4-17; Gá 5:16-26). El poder de ayer no es
suficiente para las batallas de hoy. Necesitamos pan diario para nuestro cuerpo físico.
También necesitamos pan espiritual para ser fuertes en espíritu.
Una persona espiritual ora en lenguas frecuentemente para su propia edificación
(1 Co 14:4, 18; Jud 20).
Una persona espiritual aprende del ejemplo de los israelitas a quienes Dios destruyó
por causa del pecado (1 Co 10:5-12).
Una persona espiritual discierne que es imposible participar en las cosas de Dios y en
las cosas de Satanás al mismo tiempo (Mt 6:24; 1 Co 10:21; 1 Jn 1:5-8).
Una persona espiritual sigue el camino de santidad (Heb 12:14; 1 P 1:15) y perfecciona
la santidad (vida santa) con respeto y reverencia a Dios (2 Co 7:1).
Conclusión. Hemos observado tres tipos de personas: los no espirituales (nonatos
espiritualmente), los cristianos mundanos (bebés en Cristo) y los espirituales (creyentes
maduros). Seamos conscientes del plan de nuestro Padre para que sus hijos crezcan y
maduren. Démonos cuenta de que es muy difícil permanecer quietos. Más bien, tendemos
a retroceder o a avanzar en nuestra relación con Dios. O llegamos a ser menos como
Cristo o más como Él. Estudiemos lo que enseñan las Escrituras sobre conformarnos a
Cristo, en vez de ser dirigidos por el mundo (Ro 12:1-2). Las palabras del apóstol Pedro
resumen bien este tema, que el encabezamiento de la NVI llama “Firmeza en el
llamamiento y en la elección”:
Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas
por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos
llamó por su gloria y excelencia, 4por medio de las cuales nos ha
dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas
llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo
huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la
concupiscencia; 5vosotros también, poniendo toda diligencia por
esto mismo añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;
6
al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a
la paciencia, piedad; 7a la piedad, afecto fraternal; y al afecto
fraternal, amor. 8Porque si estas cosas están en vosotros, y
abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al
conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 9Pero el que no
tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo
olvidado la purificación de sus antiguos pecados. 10Por lo cual,
hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y
elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. 11Porque
de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en
el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo (2 P
1:3-11).
3
Figura 2.6
Los creyentes espirituales crecen en gracia
mirando al Señor y dando cortos pasos día a día.
40 Capítulo 2
Lección
5
Corintios
Tres ejemplos para mostrar que la iglesia pertenece a Dios (1 Co 3:5-23)
Objetivo A: Explicar cada una de las 3 ilustraciones que muestran que la Iglesia pertenece a Dios
(1 Co 3:5-17).
Objetivo B: Explicar el sentido en el que todas las cosas pertenecen a los santos (1 Co 3:18-23).
Contexto
La sabiduría del mundo había desviado a los creyentes corintios. Igual que el mundo
exalta a sus héroes, los creyentes en Corinto exaltaban a Pablo, Pedro, Apolos y quizás a
los falsos apóstoles (2 Co 11). También, algunos creyentes de Corinto eran orgullosos y
arrogantes (1 Co 4:18). Estos creyentes egocéntricos se comportaban como que la iglesia
les pertenecía a ellos. Así que Pablo les presenta tres ilustraciones para recordarles que
la iglesia completa y toda iglesia local, pertenecen a Dios. Pablo comparó la iglesia
con una labranza, un edificio y un templo. Veamos cada una de estas ilustraciones y
consideremos los principios para dirigirnos.4
P 22
¿Cuáles son
algunas cosas en una iglesia
local que dependen de los
creyentes que hay en ella?
A. Somos labranza de Dios (1 Co 3:5-9).
Considerar cuatro verdades sobre los creyentes―labranza (o campo) de Dios.
1. Los obreros son necesarios para que un campo sea fructífero (1 Co 3:5). Esto
es cierto de un jardín, una granja o una iglesia.
Dos amigos conversaban en un huerto. El dueño estaba agradecido por todos los
tomates, cebollas, repollos y papas que estaban listos para cosechar. El visitante sonrió
y dijo: “Pero este es huerto de Dios. Él se merece todo el crédito”. “Eso es verdad”, dijo
el dueño, “¡pero si usted lo hubiera visto cuando Dios lo cuidaba Él solo, sin mi ayuda!”
Asimismo, cada iglesia local es un huerto de Dios. Pero Dios necesita pastores,
maestros, diáconos y miembros fieles que trabajen en su huerto. De otro modo, no será
fructífero como Él lo quiere. Dios necesita un pastor preparado para predicar buenos
sermones. Él necesita maestros preparados y dedicados para enseñar buenas lecciones.
Es necesario tener miembros fieles que vivan en santidad, testifiquen y diezmen.
P 23
El mundo tiene
héroes, pero la Iglesia tiene
.
2. Los obreros del campo de Dios son servidores, no héroes (1 Co 3:5, 7). El
¿En qué se
P 24
diferencian las tareas que
Dios le ha dado a usted de
las de otros creyentes?
3. Los siervos del campo de Dios tienen un solo propósito, pero diferentes tareas
(1 Co 3:8). Pablo plantó, pero Apolos regó.
mundo tiene héroes, pero la Iglesia tiene sólo servidores.
¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis
creído… (1 Co 3:5).
Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento
(1 Co 3:7).
Jesús les recuerda a sus seguidores que se llamen a sí mismos siervos, aún cuando
Dios haya bendecido su trabajo (Lc 17:10).
¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis
creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor (1 Co 3:5).
Aplicación: Fue un error que los corintios exaltaran a Apolos más que a Pablo. Dios
creó a ambos siervos para diferentes tareas. Del mismo modo, Dios tiene un trabajo para
cada creyente en la iglesia. Los creyentes hoy no deben exaltar a un siervo más que a
otro.
Pablo tiene más que decir sobre los obreros y las recompensas en su segundo
ejemplo―“… y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios”.
B. Somos edificio de Dios (1 Co 3:9-15).
Estos versículos contienen cuatro principios relacionados con los creyentes―el
edificio de Dios.
Preferencias cristianas
41
1. El fundamento del edificio de Dios, la iglesia, es Jesucristo (1 Co 3:1011). “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es
Jesucristo” (1 Co 3:11).
El fundamento es la parte más importante de un edificio. Es construido primero y
tiene que ser lo suficientemente fuerte para sostener todo el edificio. Jesucristo, el Hijo
de Dios, es nuestra Roca―el fundamento sólido en el que la iglesia está edificada (Mt
16:16-18).
2. Cada creyente es un constructor o sabio o necio (1 Co 3:12).
“Y si sobre este
fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca…”
(1 Co 3:12).
Los creyentes sabios edifican con oro, plata y piedras preciosas. Los necios edifican
con madera, heno u hojarasca. ¿Qué significa eso? Observe que Pablo hace un contraste
entre los materiales temporales (madera, heno y hojarasca) y los materiales permanentes
(oro, plata y piedras preciosas). En otras palabras, algunos creyentes viven y trabajan
solamente por lo temporal―su vida en esta tierra. Estos creyentes necios trabajan por
razones necias como los deseos egoístas o el elogio de los hombres. Otros creyentes
viven y trabajan por lo eterno. Ellos guardan tesoros en el cielo y viven para agradar a
Dios (Mt 6:1-24).
P 25
¿Qué representan
la madera y el oro?
Imagínese
un gran fuego frente a la gente en el trono del juicio de Cristo. Todos los creyentes
estarán ahí y tendrán que llevar sus obras al fuego.
Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de
Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el
cuerpo, sea bueno o sea malo (2 Co 5:10).
Fíjese que este es un juicio de recompensas por nuestras obras. Somos salvos por
gracia, no por obras. Pero Dios promete recompensarnos por lo que hacemos para Él.
¡Dios nos da la gracia para lograrlo, y luego nos recompensa por ser buenos mayordomos
de su gracia!
Todas las obras deben pasar por el mismo fuego. Este fuego sirve como un juez, que
no favorece más a una persona que a otra. Más bien, juzga todas las obras con la misma
norma. Los creyentes andarán hacia este fuego, llevando sus obras―las buenas obras
que hicieron en la tierra. Algunos se acercarán al fuego con ambos brazos cargados de
buenas obras y saldrán al otro lado con lo que esperaban. Éstos son los que edificaron
con materiales permanentes y motivos puros. Otros pasarán por el fuego y saldrán con
poco o nada al otro lado. Estos son los creyentes insensatos que vivieron sólo por las
bendiciones pasajeras de la tierra. ¿Cómo será para cada uno de nosotros? ¿Bajaremos la
cabeza con vergüenza por los años perdidos? ¿O nos regocijaremos por toda la eternidad
por haber vivido sabiamente? Señor, “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días,
que traigamos al corazón sabiduría” (Sal 90:12).
P 26
¿Qué tipo de obras
pasarán por el fuego sin
dañarse?
4. Dios recompensará a cada creyente por lo que pasa a través del fuego (1 Co
3:8, 14-15). Las obras que pasen la prueba del fuego son la base de las recompensas
¿Qué enseña
P 28
Lucas 19:11-27 acerca de las
recompensas?
3. El fuego probará la calidad de la obra de cada hombre (1 Co 3:13).
eternas. Algunos pasajes como Mateo 19:28-30 y Lucas 19:11-27 enseñan que Dios
recompensará a los que son fieles en esta vida.
C. Somos templo de Dios (1 Co 3:16-17).
16
¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?
17
Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo
de Dios, el cual sois vosotros, santo es (1 Co 3:16-17).
Note que la palabra vosotros es plural y que se refiriere a todos los creyentes de un
grupo. El Espíritu de Dios vive en su cuerpo, la Iglesia. Pablo le advierte a cada persona
P 27
¿Qué promesa
para los obreros se encuentra
en 1 Corintios 3:8?
¿Dios destruirá al
P 29
que
su Iglesia
con las divisiones? (1 Co
3:16-27)
42 Capítulo 2
Corintios
que no destruya el templo de Dios (la Iglesia) o Dios lo destruirá a él. Los creyentes en
Corinto estaban destruyendo el templo de Dios cuando dividían la Iglesia―al exaltar a
un líder más que a otro (1 Co 1–4).
Un joven llamado Kevin aceptó a Cristo y recibió capacitación bíblica. La gente con
frecuencia le agradecía por las maneras en que servía a la iglesia. En el instituto bíblico
llegó a ser miembro del consejo estudiantil. Un oficial de la denominación habló con él
sobre un grupo pequeño de gente que vivía en las montañas. Ellos querían formar una
iglesia y necesitaban un pastor que los dirigiera. Pero Kevin dijo que no sentía que eso
era lo que él debía hacer para el Señor.
En la ciudad capital Kevin y algunos de sus amigos de la escuela decidieron hacer
algo grande. ¿Por qué desperdiciar el tiempo con un pequeño grupo escondido en un
pueblo? Así que Kevin buscó una propiedad en una parte bonita de la ciudad. Les dijo
a varios amigos que iba a hacer algo que todos vieran. Pronto comenzó la construcción
de una gran iglesia. El grupo pudo construir un magnífico edificio. Pero parecía extraño
que en una iglesia tan grande, las ofrendas para las misiones eran muy pocas. Y no había
peticiones para levantar fondos para comenzar nuevas iglesias―ni en la ciudad ni en las
zonas rurales.
Con el tiempo la iglesia tuvo un conflicto tras otro. La asistencia disminuyó
hasta llegar a tener una concurrencia muy baja. Kevin había dirigido el proyecto de
construcción con orgullo y vanidad. Su deseo no era edificar el reino de Dios, sino un
nombre para sí mismo. El fundamento de aquella iglesia no fue oro, ni plata ni piedras
preciosas; sino madera heno y hojarasca.
Hace varios años, Armando, un joven de la iglesia, descubrió que algunos creyentes
tenían un crecimiento espiritual lento. Él no entendía que los creyentes crecen a diferentes
niveles, y no discernía que la iglesia debe tener paciencia con todos los creyentes. Así
que este joven acusó a los líderes de ser pecadores y tibios. Luego convocó a una reunión
a todos los jóvenes que querían que la iglesia fuera más espiritual. Como resultado los
cultos se volvieron muy tensos. Finalmente la iglesia sufrió una división.
Con el tiempo, muchos de los jóvenes que prestaron atención a las murmuraciones se
alejaron y perdieron su fe. Algunos de ellos se volvieron a las drogas. Ahora Armando,
el joven que causó el daño, no asiste a ninguna iglesia y padece de problemas mentales
que lo han separado de su familia.
Mientras tanto, la iglesia que Armando dijo que no era espiritual se ha multiplicado.
Algunos de los que no habían mostrado crecimiento espiritual al principio, se han
convertido en líderes maduros.
P 30
¿Qué significa
esto: “Todo es vuestro”? Dé
ejemplos.
D. Conclusión: “Todo es vuestro” (1 Co 3:18-23).
Al concluir esta lección, observe que Pablo se concentra en dos cosas.
Primera, él nos dice que rechacemos la sabiduría del mundo que discrepa con la
sabiduría de Dios (1 Co 3:18-20). Dios atrapa a los sabios del mundo, como Amán, en
su propia red (Est 7:9).
Segunda, él dice que recibamos todas las bendiciones de Dios con un corazón
agradecido (1 Co 3:21-23).
21
Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro: 22sea Pablo,
sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente,
sea lo por venir, todo es vuestro, 23y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios (1 Co
3:21-23).
Pablo les aconseja a los creyentes que tengan una visión de conjunto. Todo lo que
nos rodea es nuestro―todo es una bendición de Dios para nosotros. Todas las cosas
pertenecen a los santos, porque somos coherederos con Cristo (1 Co 3:21).
Preferencias cristianas
43
Los obreros como Pablo, Apolos y Pedro son bendiciones de Dios. Aprécielos a
todos, pero no exalte a uno más que al otro.
• El mundo es un regalo de Dios para nuestro uso, no nuestro abuso―para disfrutarlo
al pasar por él (1 Co 7:31).
• La vida es una bendición de Dios para nosotros. Vivámosla sabiamente.
• La muerte también es una bendición. Es la puerta para pasar de esta vida a otra mejor.
• El presente es un regalo de Dios para nosotros. El pasado se fue, pero el presente está
aquí para apreciarlo y usarlo sabiamente.
• El futuro traerá la venida de Cristo, la resurrección del cuerpo, el día del juicio, el
cielo y la vida eterna.
Todas estas bendiciones nos pertenecen a nosotros, y nosotros le pertenecemos a
Cristo, el Hijo de Dios (1 Co 3:23).
•
Lección
6
Pautas para los corintios y su apóstol (1 Co 4:1-21)
Objetivo: Explicar un principio sobre cada uno de éstos: fidelidad, conciencia, Palabra de Dios, hijos
espirituales y reino de Dios.
Contexto
Los corintios no estaban sólo a favor de Apolos y Pedro, sino que algunos estaban
en contra de Pablo. Las riacheubos de problemas en Corinto desembocan en un río de
oposición contra Pablo.5 En 1 Corintios 4, él defiende su rol de apóstol.
Pablo dejó en claro que él y todos los creyentes son servidores de Cristo. “Así, pues,
téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios
de Dios” (1 Co 4:1). En otros lugares, Pablo explica que el misterio tiene que ver con
nuestras bendiciones a través de Jesucristo.
5
Misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres,
como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu: 6que
los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la
promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio (Ef 3:5-6).
Examinemos cinco principios que Pablo presenta para ayudar a los miembros del
cuerpo a verse a sí mismo y a sus líderes correctamente.
A. Dios no nos exige que seamos siervos exitosos, pero sí nos exige que
seamos fieles (1 Co 4:1-2).
1
Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores
de los misterios de Dios. 2Ahora bien, se requiere de los administradores, que
cada uno sea hallado fiel (1 Co 4:1-2).
Pablo dice que Dios ha confiado el misterio del evangelio a sus siervos―los
apóstoles (y a todos los creyentes). En 1 Corintios 4:1, la palabra griega para
servidores es huperetes. Esta palabra está formada por dos palabras―hupo (debajo)
y eretes (remero).6 Los barcos de guerra romanos llegaban a Corinto por los mares
cercanos (Figura 2.8). La parte más baja de un barco de guerra tenía filas de bancos
a ambos lados del barco. Los remeros se sentaban en esas bancas y remaban con
los remos que entraban al agua (Figura 2.7).7 Los remeros estaban bajo (hupo) el
capitán, que se sentaba un nivel arriba de ellos. La tarea de los remeros era hacer
exactamente lo que el capitán les decía que hicieran desde arriba. Todo su trabajo era
obedecer órdenes. Del mismo modo, Pablo se refiere a él mismo y a los creyentes
como servidores (huperetes)―remeros bajo las órdenes de nuestro Capitán celestial.
¡Lo único que Él nos exige es que le obedezcamos!
Figura 2.7
P 31
¿Cómo es que
los creyentes son como los
remeros en un barco?
En el tiempo de Pablo, los remeros hacían posible que muchos barcos avanzaran.
44 Capítulo 2
Figura 2.8
Corintios
Los barcos de guerra romanos llegaban a Corinto por tres mares: Adriático, Mediterráneo y Egeo.
P 32
¿Qué es una
conciencia?
P 33
¿Cómo es posible
que algunos que pecan
no tengan una conciencia
culpable?
P 34
¿Todo conocimiento
es verdadero? Explique.
P 35
¿Cuáles son
algunos ejemplos de
personas sinceras que viven
con conocimiento falso?
B. Dios, no la conciencia, es nuestro juez final (1 Co 4:4).
Mi conciencia está limpia, pero eso no me hace inocente. Es el Señor quien me juzga
(1 Co 4:4).
La Biblia presenta varias enseñanzas sobre la conciencia.
• Todas las personas tienen una conciencia. Es un regalo de Dios. Es un juez menor en
nuestro interior. Se da cuenta de todas las acciones, pensamientos y decisiones de la
persona. Una buena conciencia da testimonio de que la persona ha obrado bien. Una
conciencia culpable ocurre si la persona peca contra Dios o contra los demás. Pablo
dijo que la conciencia o acusa o defiende a la persona (Ro 2:15).
• Es posible que una persona esté pecando y aún así tenga una conciencia limpia.
“Entonces Pablo, mirando fijamente al concilio, dijo: Varones hermanos, yo con toda
buena conciencia he vivido delante de Dios hasta el día de hoy” (Hch 23:1). Este
versículo incluye la vida de Pablo antes de ser creyente. Recuerde que él obedecía la
ley antes de recibir a Cristo. Por la ley, Pablo estaba sin falta (Fil 3:6). Algunos que
no son creyentes pueden vivir con una conciencia limpia.
• Una conciencia puede cometer errores. Actúa a base del conocimiento. Conocimiento
es la información o entendimiento adquiridos por la experiencia. Pero el conocimiento
puede ser incompleto. La conciencia de Pablo no lo acusó cuando reprendió al sumo
sacerdote (Hch 23:1-5). ¿Por qué? Porque Pablo no sabía que hablaba con el sumo
sacerdote. Del mismo modo, una vez Pablo creía que era voluntad de Dios que él
persiguiera a los creyentes (Hch 26:9; 1 Ti 1:13). Él no sabía que hacía lo opuesto
de la voluntad de Dios. La conciencia no condena a la persona por las cosas que no
sabe que son malas. Asimismo, algunas conciencias no condenan porque han sido
cauterizadas―ignoradas y rechazadas hasta ser arruinadas (1 Ti 4:2).
Aplicación. El conocimiento puede ser verdadero o falso. La gente sabe lo que ha
aprendido. Pero hay enseñanzas verdaderas y enseñanzas falsas. Algunas culturas
aprueban cosas que Dios prohíbe. Estos pecados podrían incluir mentir, tener muchas
esposas, tener sexo fuera del matrimonio, robar, matar bebés nonatos, sobornar,
emborracharse, chismear, egoísmo y cosas así. Es muy triste cuando la cultura se opone
a Dios y a la verdad. Entonces la gente vive bajo normas que son falsas; la luz que hay
en ella es tiniebla (Mt 6:23).
La conciencia juzga solamente basada en lo que conoce. Pablo escribe de los que
tienen una conciencia débil. Él dice que tienen una conciencia débil porque carecen
de conocimiento (1 Co 8:7). La conciencia de muchos no es certera. ¿Por qué? Porque
no les han enseñado lo que Dios dice que es bueno y lo que es malo. Muchos hacen lo
correcto a sus propios ojos (Jue 17:6). Pero están equivocados a los ojos de Dios.
Preferencias cristianas
Algunos creyentes viven con conocimiento falso. Son fieles a lo que creen, pero lo
que creen no es la verdad. Crecen bajo enseñanzas falsas en el mundo o en la iglesia. Estas
falsas enseñanzas incluyen cosas como seguridad falsa, apóstoles falsos, purgatorio,
salvación por obras, vivir en pecado, adorar a los antepasados, dudar del valor de la
educación, de la medicina o de la tecnología.
Una conciencia puede ser renovada e informada. Las Escrituras hacen que la
conciencia de la persona sea más confiable. Pablo explica que la persona podría no
reconocer algunos pecados sin la Escritura (Ro 7:7). La Palabra de Dios es lámpara a
nuestro camino y a nuestra conciencia (Sal 119:105). Las Escrituras y el Espíritu Santo
iluminan la conciencia―la dirigen a juzgar según las normas de Dios para la verdad, en
vez de juzgar según las normas del mundo.
(Para más sobre la conciencia, vea el curso de la Serie fe y acción, titulado Hechos
del Espíritu Santo, capítulo 13, lección 38, puntos A y B.)
C. La Palabra de Dios, no los líderes de la iglesia, es la base de nuestra
fe (1 Co 4:6).
“…aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de
uno, os envanezcáis unos contra otros” (1 Co 4:6).
Los creyentes en Corinto eran dirigidos por la sabiduría humana y los talentos
humanos en vez de las Escrituras. ¿Siempre es sabio seguir a los líderes de la iglesia?
¡No! Sólo debemos seguirlos mientras anden en la luz de las Escrituras. Cerca del
año 50 d.C., los creyentes gálatas cometieron el mismo tipo de error que los corintios
cometieron cerca del año 55 d.C. Ellos dejaron el camino de la verdad del evangelio para
seguir a los falsos maestros. Pablo les escribió a los gálatas:
6
Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la
gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7No que haya otro, sino que
hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8Mas
si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del
que os hemos anunciado, sea anatema. 9Como antes hemos dicho, también ahora
lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea
anatema (Gá 1:6-9).
No sea insensato como lo fueron algunos de Galacia y de Corinto. Los que siguen a
los falsos maestros no son inocentes. Dios no perdonará a los creyentes perezosos que
se negaron a escudriñar las Escrituras. Dios no perdonará a los creyentes débiles que
tuvieron temor de defender la verdad. Si su pastor o líder de la iglesia predica doctrinas
falsas, apártese de él. Siga la verdad, y conduzca a su familia y a sus amigos al camino
de las enseñanzas bíblicas.
A veces los que predican mezclan la verdad con el error. Debemos alejarnos de esos
falsos maestros y basar nuestra fe en la Biblia. ¿Qué respuestas dan las Escrituras a los
temas siguientes?
• ¿Es correcto bautizar a los bebés?
• ¿Los milagros terminaron con los apóstoles o son todavía para hoy?
• ¿Es voluntad de Dios que todos los creyentes hablen en lenguas?
• ¿Todo creyente debe tratar de llevar una vida de victoria sobre el pecado?
• ¿Es posible caer de la gracia y perderse?
• ¿Quiénes deben ganarse a la mayoría de la gente para Cristo, los pastores o los
laicos?
• ¿Los creyentes que siguen a Jesús pueden ser poseídos por demonios?
• ¿Es voluntad de Dios que todos los creyentes sean ricos?
• ¿Debemos orar a María o a los creyentes que han muerto?
• ¿Cuáles son las características y señales de un verdadero apóstol?
45
P 36
¿Cómo puede una
persona tener una conciencia
que la prepare para
presentarse ante Dios?
¿Es siempre sabio
P 37
seguir a los líderes de la
iglesia? Explique.
P 38
Responda a las
10 preguntas sobre temas
actuales.
46 Capítulo 2
P 39
¿Cuáles son
algunas enseñanzas que
la Biblia prohíbe y que su
cultura acepta?
Subraye 10
P 40
características de Pablo, un
gran líder espiritual (1 Co
4:8-13).
P 41
¿Cómo es que
Pablo se diferenciaba de los
que hoy se llaman apóstoles?
P 42
¿Podemos medir
espiritualmente a una
persona según su riqueza?
Explique.
P 43
¿Algunos hoy se
dan el título y el honor de
“apóstol”, pero carecen del
poder? Explique.
Corintios
Los judíos de Berea eran más nobles que los judíos de Tesalónica. Ellos escudriñaban
las Escrituras para ver qué era verdad (Hch 17:11). No nos conformemos con aprobar lo
que los predicadores digan sin primero escudriñar las Escrituras y confirmar la verdad.
D. Los hijos más espirituales de Dios quizás no sean los más ricos ni los
más seguros (1 Co 4:8-13).
En su segunda carta a los corintios, Pablo tendrá mucho que decir sobre los falsos
apóstoles. Pero 1 Corintios revela que algunos estaban afirmando ser más espirituales
que Pablo. La sabiduría del mundo llevó a algunos creyentes a una conclusión falsa.
Ellos creían que cuanto más espiritual era la persona, más rica era. Pablo reprendió este
pensamiento absurdo.
8
Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. ¡Y ojalá reinaseis,
para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros! 9Porque según
pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a
sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los
ángeles y a los hombres. 10Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas
vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros
honorables, mas nosotros despreciados. 11Hasta esta hora padecemos hambre,
tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada
fija. 12Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y
bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos. 13Nos difaman, y rogamos;
hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos
(1 Co 4:8-13).
E. El reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder (1 Co 4:14-20).
Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder (1 Co 4:20).
Algunos en Corinto se habían envanecido (1 Co 4:18). Atacaban a Pablo y se exaltaban
a sí mismos. Más tarde, Pablo escribirá mucho sobre los creyentes envanecidos y los
grandes apóstoles (vea 2 Co 10–13). Pablo les asegura a los creyentes que cuando él
llegue a Corinto, llegará con el poder de un apóstol (1 Co 4:18-21; 2 Co 13:2-4).
El reino de Dios es un reino de poder, no sólo de palabras. El poder de Dios nos
capacita para nacer de nuevo. Su poder nos libera del pecado en el nuevo nacimiento.
Después, cuando nos llena con el Espíritu Santo, Él nos da poder para testificar, poder
para servir y poder para vivir en santidad. El poder de Dios está presente en todos los
creyentes en el reino de Dios.
Y en los apóstoles, el poder de Dios está presente de una manera especial. Los falsos
maestros, por lo general son buenos oradores. Ellos hablarán con gran autoridad desde el
amanecer hasta el anochecer. Por lo tanto, Dios les da a los apóstoles un poder especial
para establecer el reino de Dios. De otro modo, la gente puede ser extraviada por los
falsos maestros.
El poder de Dios estaba presente con Pedro cuando Ananías y Safira mintieron
(Hch 5). La joven iglesia estaba creciendo, y el diablo trató de estorbarla por medio
de mentiras e hipocresía. Pero el poder de Dios fluyó a través del apóstol Pedro, y el
Espíritu Santo mató a Ananías y a Safira. Las mentiras más ingeniosas no se igualan al
poder de Dios.
6
Y habiendo atravesado [Pablo y Bernabé] toda la isla hasta Pafos, hallaron a
cierto mago, falso profeta, judío, llamado Barjesús, 7que estaba con el procónsul
Sergio Paulo, varón prudente. Este, llamando a Bernabé y a Saulo, deseaba oír
la palabra de Dios. 8Pero les resistía Elimas, el mago (pues así se traduce su
nombre), procurando apartar de la fe al procónsul. 9Entonces Saulo, que también
es Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos, 10dijo: ¡Oh, lleno de
Preferencias cristianas
todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No
cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor? 11Ahora, pues, he aquí la
mano del Señor está contra ti, y serás ciego, y no verás el sol por algún tiempo.
E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor,
buscaba quien le condujese de la mano. 12Entonces el procónsul, viendo lo que
había sucedido, creyó, maravillado de la doctrina del Señor (Hch 13:6-12).
Donde falta el poder de Dios, los falsos maestros y los falsos apóstoles se turnan
para hablar. Para establecer la iglesia y mantenerla en el camino recto, debemos tener el
poder de Dios hoy.
En el reino de Dios, un encuentro de poder con frecuencia es necesario. Para que el
reino de Dios se extienda, debemos vencer las áreas del reino del diablo. Por eso Dios
nos da el poder del Espíritu Santo. Este poder se revela en varias unciones y dones
espirituales. El poder de Dios nos capacita para predicar claramente, para refutar las
enseñanzas falsas y derribar todo pensamiento que se exalte a sí mismo en contra del
conocimiento de Cristo (2 Co 10). El Espíritu Santo nos da poder para echar fuera
demonios, sanar a los enfermos, discernir espíritus, profetizar los secretos del corazón
de los hombres y tomar decisiones sabias más allá de nuestra propia habilidad. Hoy,
estamos agradecidos por la educación, la tecnología y otras ayudas modernas para la
extensión del evangelio. Pero nuestra necesidad más grande sigue siendo del poder de
Dios en nuestra vida. Que Dios nos ayude a evitar el error de los corintios, que se
apartaron del poder de Dios para seguir a personas carismáticas, oradores brillantes y
actores talentosos.
47
P 44
¿Cuáles son
algunas de las maneras en
que el Espíritu nos poder
hoy?
48 Capítulo 2
Corintios
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1.
a)
b)
c)
d)
¿Que clase de sabiduría humana refuta Pablo?
Respeto a los maestros
Destacar a favoritos
Buscar a los doctores
Obedecer a los funcionarios
6.
a)
b)
c)
d)
2.
a)
b)
c)
d)
¿Qué tipos de sabiduría contrastó Pablo?
La sabiduría de los bebés y de los maduros
La sabiduría de los judíos y de los gentiles
La sabiduría de los padres y de los hijos
La sabiduría de Dios y del hombre
7. ¿Qué 3 ejemplos usó Pablo para mostrarnos que
pertenecemos a Dios?
a) Una labranza (campo), un edificio, un templo
b) Una labranza (campo), un templo, una viña
c) Un templo, una casa, un ejército
d) Un edificio, un templo, una torre
3.
a)
b)
c)
d)
Para ilustrar la sabiduría divina, Pablo usó
el templo de Salomón.
a los judíos.
a los corintios.
la creación.
8.
a)
b)
c)
d)
En 1 Corintios 3, Pablo enseñó específicamente que
el cielo pertenece a los santos.
el infierno pertenece a los santos.
la Escritura pertenecen a los santos.
la muerte pertenece a los santos.
4.
a)
b)
c)
d)
En Corinto, un resultado de la sabiduría mundana fue
prosperidad.
honor.
enfermedad.
división.
9.
a)
b)
c)
d)
¿Qué exige Dios de sus servidores?
Fidelidad
Éxito
Motivación
Creatividad
5.
a)
b)
c)
d)
¿A quiénes se refiere Pablo como “niños en Cristo”?
A los gentiles
A los judíos
A los creyentes mundanos
A los no espirituales
¿Quiénes están en peligro de perder la salvación?
Los creyentes no espirituales
Los creyentes mundanos
Los creyentes maduros
Todos los creyentes
10. En el desfile de la vida, ¿dónde caminan los
apóstoles?
a) Al frente de la fila
b) En medio de la fila
c) En una fila ellos solos
d) Al final de la fila
Preferencias cristianas
49
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
El problema y el contraste (1 Co 1:10–2:5)
Objetivo: Explicar el problema sobre el que Pablo escribe en 1 Corintios 1:10-17.
Objetivo: Resumir 2 ilustraciones que contrastan la sabiduría humana con la divina (1 Co 1:18–2:5).
Tres clases de personas (1 Co 2:6–3:4)
Objetivo: Identificar 3 tipos de personas e indicar las características de cada una (1 Co 2:6–3:4).
Tres ejemplos que demuestran que la iglesia pertenece a Dios (1 Co 3:5-23)
Objetivo: Explicar cada una de las 3 ilustraciones que muestran que la Iglesia pertenece a Dios (1 Co 3:5-17).
Objetivo: Explicar el sentido en el que todas las cosas pertenecen a los santos (1 Co 3:18-23).
Pautas para los corintios y su apóstol (1 Co 4:1-21)
Objetivo: Explicar un principio sobre cada uno de estos conceptos: fidelidad, conciencia, Palabra de Dios, hijos
espirituales y el reino de Dios.
Capítulo 3:
Decisiones cristianas
(1 Corintios 5–7)
Introducción
Cuando yo era pastor, un reportero
que trabajaba para un periódico bien
conocido me llamó. “Tengo que hablar
con usted cuanto antes”, me dijo. Cuando
llegó, me acusó a mí y a nuestra iglesia de
engañarlo. “Ustedes me dieron esperanzas Figura 3.1 Calle principal de la antigua Corinto, ahora en ruinas.
al hacerme creer que los problemas que Como sucede a menudo en las ciudades con puertos, Corinto era
un centro de toda clase de pecados―especialmente de
tengo con mi esposa y en mi trabajo se inmoralidad sexual. De hecho, “corintianizar” era un dicho en el
terminarían si yo aceptaba a Cristo como tiempo de Pablo que se refería a practicar la peor clase de infamia.
mi Salvador. Pero eso no sucedió. Cuando
le conté a mi esposa que yo había aceptado al Señor, ella estalló en furia. Mi esposa lloró de ira. El resto de
mi familia dijo que les había traído vergüenza. Y las cosas se han puesto peor con el paso de los días”.
Este reportero airado hasta me amenazó con enjuiciarme ante los tribunales. Hice todo lo posible para
asegurarle que el Señor le ayudaría. Que él sólo necesitaba afirmar su fe en Dios y en las Escrituras. Pero
cuanto más le hablaba, más se alteraba.
Finalmente, le dije: “Mire señor, tenemos que entender lo que está pasando. Dios ha permitido esas duras
pruebas, pero Él está en control de todo. El Señor no permitirá que Satanás destruya nuestra fe. Debemos
permanecer firmes en las pruebas. Dentro de poco, los poderes del enemigo serán derrotados”.
Me sentí muy triste cuando el reportero salió de mi casa. Él me dijo: “Nunca más pondré atención a las
promesas de los evangélicos”. Cuando él se fue, hice un voto en mi corazón. “Nunca volveré a pintar un
cuadro de la vida cristiana sin explicar que a veces, seguir a Jesús es muy difícil”. Y siempre necesitamos
tener paciencia y fe cuando las pruebas son muchas.1
Lecciones:
7
8
Decisiones sobre la disciplina en la iglesia (1 Co 5:1-13)
Objetivo: Resumir 4 principios sobre la disciplina en la iglesia local.
Decisiones sobre los conflictos legales (1 Co 6:1-8)
Objetivo: Resumir 3 razones por las que los creyentes deben resolver los conflictos en la iglesia local, no
ante los tribunales.
Decisiones sobre la vida de santidad (1 Co 6:9-11)
9
10
11
Objetivo A:
Objetivo B:
Objetivo C:
Objetivo D:
Explicar 3 maneras en que Dios es santo.
Explicar lo que significa ser santo en nuestra posición en Cristo. Citar referencias bíblicas.
Dibujar el triángulo de la santidad, y explicar sus lados y ángulos.
Comparar y contrastar 3 aspectos de la santidad. Emparejar las Escrituras con cada aspecto.
Decisiones sobre el sexo (1 Co 6:12-20)
Objetivo A: Explicar cómo los pecados sexuales son contra uno mismo y contra Dios.
Objetivo B: Enumerar y explicar 4 maneras de honrar a Dios con su cuerpo y de evitar los pecados
sexuales.
Decisiones sobre el matrimonio (1 Co 7:1-40)
Objetivo: Explicar 4 principios bíblicos relacionados con el matrimonio.
50
Palabras clave
disciplina
Lección
7
excomunicar
Decisiones sobre la disciplina en la iglesia (1 Co 5:1-13)
Objetivo: Resumir 4 principios sobre la disciplina en la iglesia local.
Contexto
Entre los problemas informados a Pablo había un caso impactante de inmoralidad. Un
hombre vivía con la esposa de su padre.2 Casi podemos oír a Pablo dar un grito sofocado
de asombro. ¡Él comenta que esta clase de inmoralidad no se practica ni siquiera entre
los paganos!3 Los griegos eran conocidos por los pecados sexuales, pero ninguna ciudad
griega tenía una reputación peor que la de Corinto. Un escritor griego creó un verbo:
Korinthiazein. Comportarse como un corintio quería decir cometer fornicación.4 En
Corinto las prostitutas de los templos paganos tenían sexo con los que llegaban a adorar.
Esto ensombreció la reputación de la ciudad.5
No es sorprendente que la gente criada en Corinto luchara con los pecados sexuales.
No obstante, Pablo se asombró al saber que el pecado sexual existía en la iglesia. Y
el apóstol se asombró de que los creyentes lo toleraban. Veamos cuatro principios
relacionados con la *disciplina de la iglesia.
A. El pecado en la iglesia debe causar profunda pena entre los miembros
(1 Co 5:1-2).
1
De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni
aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. 2Y
vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para
que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción? (1 Co 5:1-2).
P1
¿Cuál fue la primera
reacción de los creyentes de
Corinto ante el pecado sexual
que había en la iglesia?
El problema. En la iglesia de Corinto había pecado sexual. Pero la reacción de ellos
no fue derramar lágrimas de dolor. Más bien, su actitud fue aceptar, tolerar y hasta
jactarse de ello.
Las raíces del problema. Los corintios estaban siendo influenciados por el mundo
P2
¿Cuál líder del
Antiguo Testamento toleró
el pecado de sus hijos?
(1 S 2:22-36) ¿Cuál fue el
resultado?
La solución. Pablo nos enseña que pecado es pecado, ya sea en nuestra casa o en la de
¿Qué advertencia le
P3
hizo el Señor a la iglesia de
Tiatira? (Ap 2:20-23) ¿Por
qué?
otra vez. Como el mundo, ellos se jactaban del pecado sexual que había entre ellos.
También, algunos pudieron haber aceptado el pecado porque el pecador era apreciado
por ellos. Cuando alguien a quien nosotros amamos peca, existe la tentación de defender
la acción del pecador o de ignorarlo.
otro. Nuestra reacción al pecado en la iglesia siempre debe ser la tristeza, luego remover
el pecado y disciplinar al pecador para restaurarlo.
B. La disciplina en la iglesia fluye del amor que los miembros tienen por
un creyente pecador (1 Co 5:3-5).
Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para
que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción? (1 Co 5:2).
3
Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como
presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. 4En el nombre de nuestro Señor
Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor
Jesucristo, 5el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, [deseos
carnales] a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús (1 Co 5:3-5).
51
¿Cuál es el
P4
propósito de la disciplina de
la iglesia? (1 Co 5:3-5)
P5
Según Hebreos 12:6,
¿a quién disciplina nuestro
Padre celestial?
52 Capítulo 3
Corintios
El amor lleva a la disciplina. El propósito de la disciplina no es castigar; es redimir,
restaurar y perfeccionar. El amor hace que los padres disciplinen a sus hijos. “El que
detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”
(Pr 13:24). Vea también Proverbios 22:15; 23:13-14; y 29:15.
Nota: Para comprender mejor el tema de los padres y la disciplina de sus hijos, vea el
libro de la Serie fe y acción, titulado Matrimonio y familia, capítulo 10, lección 30—“15
pautas para la disciplina.”
Sofía era una joven que había crecido en la iglesia. Ella decía que era fuerte y que
nunca tendría problemas si salía con su novio. Ella discutía mucho con sus padres sobre
la necesidad de aceptar los valores modernos. Pero Sofía quedó embarazada. Dejó de ir
a la iglesia. Sus padres la convencieron de que debía hablar con el pastor.
P6
¿Qué actitud del
pastor y los miembros le
ayudó a Sofía?
Sin condenarla, el pastor le preguntó a Sofía si quería abandonar al Señor Jesús. Él le
habló tiernamente y la invitó a orar con él. Ella le dijo que temía que la gente de la iglesia
la tratara como a una pagana. Pero debido a la actitud bondadosa del pastor, ella aceptó
la oportunidad de reunirse con los ancianos de la iglesia. En esa reunión, decidieron
que ella estaría bajo disciplina. Asistiría a la iglesia, pero no tendría los privilegios de
miembro. Después del nacimiento del bebé, los ancianos decidirían cómo restaurarla a
la comunión con la iglesia. Ella les pidió a todos los diáconos que oraran por ella y por
el padre del bebé. Poco después, el padre del bebé dijo que él no permanecería en una
iglesia tan estricta con reglamentos tan puritanos. Así que abandonó a Sofía.
Toda la gente de la iglesia demostró gran amor e interés en la joven. Ellos hicieron
mucho para ayudarle y prepararla para la maternidad. Con el tiempo, todas las cosas
resultaron bien.
P7
¿Qué hizo que un
adolescente con problemas
se fuera de la iglesia?
En otra iglesia, una adolescente del grupo de
La disciplina en
jóvenes quedó embarazada. El pastor anunció
en el culto principal que la joven estaba bajo
la iglesia fluye del
disciplina. El pastor les dijo a sus amigos del
amor que los miembros
grupo de jóvenes que no se podían relacionar con
tienen por un creyente
ella, ni siquiera hablarle. Se les dijo que ella era
pecador (1 Co 5:3-5).
una fornicaria, y que como resultado, tendrían
que ignorarla―aunque la vieran en alguna tienda.
Esta disciplina de la iglesia carecía de amor. Era ruda y severa. Como resultado, la joven
deshonrada pronto abandonó su fe en Cristo.
Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de
tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido
ejercitados (Heb 12:11).
¿En qué ocasiones
P8
es necesario seguir lo que
nos dice Mateo 18:15-20?
Explique.
P9
¿Qué tipo de
disciplina manda Pablo para
los que se rebelan contra las
Escrituras? (2 Ts 3:14-15)
P 10
¿Cómo ayuda la
disciplina severa a llevar al
creyente al arrepentimiento?
(1 Co 5:3-5)
Muchas veces, los creyentes pueden pecar u ofender de maneras pequeñas sin causar
una necesidad para aplicar la disciplina de la iglesia. Jesús enseñó que cuando ofendemos
a un hermano, debemos buscar la restauración en privado (Mt 18:15-20). Solamente los
problemas serios, que no se pueden solucionar entre dos creyentes, se deben presentar
a los ancianos de la iglesia. Éstos incluyen los pecados sexuales, el abuso de niños, los
problemas de drogas y los asuntos económicos importantes.
La disciplina severa es para los que se niegan a arrepentirse y a someterse a las
Escrituras. Pablo dijo que los creyentes no deben asociarse con los rebeldes de la iglesia,
pero debemos advertirles como hermanos (2 Ts 3:14-15). La disciplina severa le quita a
la persona el refugio espiritual de la iglesia. La iglesia es como un paraguas que da cierta
protección a sus miembros. Satanás puede hacer llover problemas sobre los que no están
en la iglesia. Estos problemas pueden ser físicos, emocionales o mentales. Todos los
creyentes enfrentan problemas, pero hay una protección especial que Dios da a los que
están en la iglesia. Dios es fiel con los miembros de la iglesia, y promete limitar nuestras
Decisiones cristianas
53
pruebas (1 Co 10:13). Pero los que no tienen una buena relación con Dios no pueden
contar con su protección.
En Corinto, los miembros de la iglesia respondieron a Pablo con *excomulgar
(quitando de en medio de ellos) al hombre que pecaba con la esposa de su padre (1 Co
5:1-2). Los ancianos expulsaron de la iglesia a ese creyente pecaminoso. Después, el
hombre se arrepintió. Con el tiempo, Pablo instruyó a la iglesia que restaurara al hombre
al compañerismo (2 Co 2:5-11). Porque la iglesia amaba a este hombre so suficiente
como para disciplinarlo, él se arrepintió y no se perdió eternamente. El amor que
confronta rescata a muchos pecadores.
C. La disciplina ayuda a mantener a la iglesia pura (1 Co 5:6-8).
6
No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda
la masa? 7Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin
levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada
por nosotros. 8Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la
levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de
verdad (1 Co 5:6-8).
Explicación: En la escritura judía, la levadura con frecuencia se usaba para
representar la mala influencia del pecado.6 El pecado, al no ser disciplinado, es como
la levadura que se esparce por toda la masa (1 Co 5:6). Pablo exige la disciplina de
expulsar de la iglesia al hermano ofensor (1 Co 5:2, 13). Esto era para evitar que el
pecado se extendiera a otros hermanos de la iglesia. El pecado en una iglesia se extiende
rápidamente de una persona a dos, a tres y a más.
Los judíos salieron de prisa de Egipto (Ex 11). No había tiempo para hornear el pan
con levadura. Cada año, los judíos celebraban la pascua―el tiempo cuando el ángel de
la muerte pasó por sus casas. En la celebración los judíos se comían el cordero de la
pascua y el pan sin levadura. Asimismo Jesús ha llegado a ser nuestro cordero de pascual
(1 Co 5:7), y lo celebramos viviendo una vida que no tenga la levadura del pecado.
Nuestro tiempo en la tierra es corto, comparado con la eternidad. No tenemos tiempo
para permitir que la levadura del pecado se esparza en nuestra vida. Más bien, nuestra
vida debe ser como pan sencillo hecho con la verdad y la sinceridad (1 Co 5:8).
D. Los creyentes disciplinan a los pecadores dentro de la iglesia, pero le
dejan a Dios los de fuera (1 Co 5:9-13).
9
Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios; 10no absolutamente
con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con
los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. 11Más bien os
escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario,
o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.
12
Porque ¿qué razón tendría yo para juzgar a los que están fuera? ¿No juzgáis
vosotros a los que están dentro? 13Porque a los que están fuera, Dios juzgará.
Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros (1 Co 5:9-13).
Nosotros no juzgamos ni disciplinamos a los que están fuera de la iglesia. Dios
mismo un día juzgará a todos los pecadores. Pero Dios quiere que la iglesia juzgue a los
miembros que viven en pecado. Pablo escribió que los creyentes no deben ni siquiera
comer con alguien que se dice ser hermano pero que practica el pecado (1 Co 5:11).
Hemos conocido a personas que pensaban que tenían buena salud pero que
repentinamente se dieron cuenta de que tenían un tumor canceroso. Los médicos
recomiendan que tales tumores se extirpen con prontitud, aunque el proceso sea doloroso.
Asimismo, sacar a un pecador de la iglesia, aunque tenga muchos amigos, es la manera
bíblica de salvar al pecador como también a los creyentes que están alrededor de él en
el cuerpo de Cristo.
P 11
¿En qué sentido el
pecado es como la levadura?
P 12
¿Cómo es que
nuestra vida debe ser como
el pan sin levadura?
P 13
¿La iglesia debe
disciplinar a una persona de
fuera que peca contra un
creyente?
P 14
¿A quién juzga y
disciplina la iglesia? (1 Co
5:9-13
54 Capítulo 3
Lección
8
Corintios
Decisiones sobre los conflictos legales (1 Co 6:1-8)
Objetivo: Resumir 3 razones por las que los creyentes deben resolver los conflictos en la iglesia local,
no ante los tribunales.
P 15
¿Cuáles fueron 2
maneras en que la sabiduría
mundana griega influenció
a los creyentes en Corinto?
(1 Co 1–6)
¿Cómo resolvían
P 16
los griegos sus disputas?
Figura 3.2
Atenas estaba cerca de
y tenía mucha influencia
mundana en Corinto.
Contexto
Recuerde que Corinto, la antigua capital de Grecia del sur, estaba muy cerca de
Atenas, la moderna capital de Grecia. Los creyentes de Corinto fueron influenciados por
su cultura, que enfatizaba la sabiduría mundana. Así como los griegos tenían sus héroes,
algunos en Corinto trataron de hacer héroes a Pedro, Apolos y Pablo (1 Co 1–4).
Asimismo, algunos creyentes en Corinto seguían el ejemplo griego de ir a los tribunales
de justicia (1 Co 6).
Para los griegos, hacer juicios era algo común que formaba
parte de la vida―un privilegio del que ellos disfrutaban. Si se
presentaba una disputa en Atenas, el primer paso era escoger
un árbitro―una persona privada para que juzgara. Si este
intento de traer paz fallaba, el asunto pasaba a los Cuarenta,
un grupo de cuarenta ancianos. Parte de su trabajo era escoger
a otro juez. Todos los ancianos de Atenas que tenían por lo
menos sesenta años servían como jueces privados. Si este
esfuerzo fallaba, el problema pasaba a un jurado. Todos los
ciudadanos servían como miembros de jurados. Los jurados
compuestos de mil a seis mil personas eran comunes.7
A diferencia de los griegos, los judíos rara vez iban a
los tribunales. Los ancianos de la aldea, ciudad o sinagoga
resolvían las disputas de los judíos locales. Las leyes judías
prohibían que los judíos fueran a los tribunales públicos.8
Hemos visto el trasfondo de los juicios en Corinto. Ahora, estudiemos dos párrafos
que Pablo escribió sobre el ir a juicio.
A. Los conflictos legales entre creyentes deben resolverse en la iglesia
local, no en los tribunales (1 Co 6:1-8).
Los creyentes no espirituales de Corinto no veían ningún problema con llevar a otros
creyentes a los tribunales. En contraste, Pablo preguntó:
¿Osa alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, ir a juicio delante de los
injustos, y no delante de los santos? (1 Co 6:1).
Pablo escribió tres razones por las que es la iglesia la que debe resolver los conflictos
entre los creyentes.9
P 17
¿Por qué no tiene
sentido que los creyentes
acudan a los tribunales?
P 18
¿Cuáles son
algunos ejemplos de cuando
los creyentes pueden usar el
tribunal público?
Pablo
llama injustos a los de fuera (griego: adikoi). ¡No es sabio buscar la justicia de los
injustos!
Los creyentes pueden buscar la justicia de los tribunales cuando la iglesia no tiene el
poder legal de hacer cumplir la justicia. En tales casos, el gobierno es el siervo de Dios.
3
Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al
malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza
de ella; 4porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme;
porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para
castigar al que hace lo malo (Ro 13:3-4).
Hubo veces cuando Pablo hizo referencia a sus derechos como ciudadano romano
(Hch 16:37) y usó esos derechos legales (Hch 22:25; 25:10-12). Asimismo, un
1. No tiene sentido que los creyentes acudan a los tribunales (1 Co 6:1).
Decisiones cristianas
55
creyente puede acudir al tribunal en asuntos como los derechos del niño o el sostén
de un cónyuge―para asuntos que solamente el gobierno puede hacer cumplir. Note
que los creyentes buscan la justicia de los tribunales sólo cuando los otros creyentes
pecaminosos se han negado a dejarse guiar por la iglesia.
2. Los creyentes juzgarán los asuntos eternos para el mundo y los ángeles, por
eso ahora dedemos juzgar los asuntos menores (1 Co 6:2-6). En 1 Corintios 6:2,
vemos otra vez la palabra santos (la palabra griega hagioi, que se tradujo como santos en
1 Corintios 1:2). Los santos son los que Dios ha hecho santos mediante la cruz, la sangre
y el Espíritu Santo (1 Co 6:11). Pablo revela que nosotros, con Cristo, juzgaremos al
mundo, y hasta a los ángeles (Mt 19:28; 2 Ti 2:12; Ap 20:4). Ángeles probablemente se
refiere a los ángeles caídos (2 P 2:4 y Jud 6). Siendo que nosotros, los santos de Dios,
juzgaremos los asuntos eternos, seguramente que podemos juzgar las cosas menores
(triviales) de esta vida.
2
¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser
juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? 3¿O no
sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida?
(1 Co 6:2-3).
15
“Por tanto, si tu hermano pecare contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos;
si te oyere, has ganado a tu hermano. 16Mas si no te oyere, toma aún contigo a
uno o dos, para que en boca de dos o de tres testigos conste toda palabra. 17Si
no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y
publicano. 18De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el
cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo” (Mt 18:1518).
P 19
¿A cuáles ángeles
Pablo probablemente hace
referencia?
P 20
Pablo contrasta
la tarea importante de
juzgar a los ángeles con la
tarea menos importante de
.
Andrés, un creyente, le dio un dinero a Simón, un carpintero de su iglesia local. El
dinero era para que Simón comprara tablas para hacerle una mesa y unas sillas a Andrés.
Pero pronto, la familia de Simón se enfermó, y él usó el dinero de Andrés para gastos
médicos. Durante varias semanas, Andrés le hacía preguntas a Simón sobre su mesa.
Simón le daba muchas excusas, y siempre le pedía que tuviera paciencia. Por fin, Andrés
presentó el problema a la iglesia. A la luz de Mateo 18:15-20, Andrés y dos ancianos
hablaron con Simón. Él se arrepintió e hizo la mesa y las sillas en 2 semanas. Andrés
quedó agradecido por haber recibido justicia y por no haber perdido a su hermano (Mt
18:15-16).
P 21
¿Cómo usó Andrés
Mateo 18:15-18 para resolver
un conflicto? Explique.
Anteriormente, Pablo escribió sobre la falta de respeto que los corintios le demostraban
a él como padre. “No escribo esto para avergonzaros, sino para amonestaros como a
hijos míos amados” (1 Co 4:14).
P 22
¿Qué contraste
hay entre 1 Corintios 4:14 y
1 Corintios 6:5?
En contraste, Pablo les escribió acerca de los pleitos entre los creyentes para
avergonzar a los corintios. “Para avergonzaros lo digo. ¿Pues qué, no hay entre vosotros
sabio, ni aun uno, que pueda juzgar entre sus hermanos?” (1 Co 6:5).
Los corintios decían ser sabios. Pero elegir a una persona no espiritual, a un juez del
mundo, para juzgar a personas espirituales de la iglesia era absurdo. ¿Deben buscar un
juez del reino de las tinieblas los que son del reino de la luz? ¡Esto es vergonzoso! Es
mejor hacer que un creyente común resuelva un conflicto entre los creyentes que buscar
a un juez pagano.
Samuel tenía muchos amigos en la iglesia, pero tenía la mala costumbre de pedir
dinero prestado y no lo devolvía. Un domingo, Samuel le pidió a Amós que le prestara
dinero. A diferencia de otros creyentes, Amós siguió pidiéndole a Samuel que le pagara
que le pagara el dinero que le había prestado. Por fin, Amós obedeció el consejo de
Mateo 18:15-20 y presentó el problema a la iglesia. El pastor escogió a dos ancianos
para que fueran con Amós a hablar con Samuel. Samuel se negó a arrepentirse y dejó la
P 23
¿Cómo ayudaron
los ancianos de la iglesia a
Samuel y a Amós con una
disputa?
56 Capítulo 3
Corintios
iglesia. Pero después de un mes, se arrepintió y volvió. Los ancianos hablaron con él del
problema y lo pusieron bajo disciplina por un tiempo. Después de anunciar la disciplina,
muchos creyentes informaron que Samuel los había estafado. Los ancianos le ayudaron
a Samuel a hacer un plan para pagar, poco a poco, todo el dinero que debía. Cada mes,
se reunían con él para revisar su progreso. Algunos creyentes le perdonaron la deuda a
Samuel. Un creyente adinerado hasta le ayudó a pagar algo del dinero. Después de 2
años, él había pagado todas sus deudas. De esta manera, la iglesia le ayudó a Samuel a
volver al camino de justicia y a recuperar su dignidad y su testimonio. Los miembros
de la iglesia se unieron más. ¡Cuando los creyentes obedecen Mateo 18:15-20, la iglesia
entera es bendecida!
3. Cuando los creyentes pelean en los tribunales, su propósito y su testimonio
son derrotados (1 Co 6:7-8).
Así que, por cierto es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros
mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís más bien el
ser defraudados? 8Pero vosotros cometéis el agravio, y defraudáis, y esto a los
hermanos (1 Co 6:7-8).
7
P 24
¿En qué maneras
eran derrotados, antes de la
decisión del juez pagano, los
que iban ante el tribunal?
Los creyentes iban al tribunal para ganar, pero Pablo dijo que ellos ya habían
perdido. Los que tenían pleitos ya estaban derrotados―sin importar lo que sucediera
en el tribunal.10 ¿Cómo estaban ya derrotados? Pablo creía que los que peleaban en los
tribunales perdían de tres, o quizás hasta de cuatro maneras.
•
Primero, la persona que defiende sus derechos y que protege su propiedad no está
siguiendo el ejemplo de Jesús, quien vino a ceder sus derechos. Cuando nuestra
preocupación más grande es proteger nuestros derechos y nuestra propiedad,
no estamos practicando la abnegación, no estamos ofreciendo la otra mejilla ni
estamos recordando que la venganza pertenece a Dios. Pablo lo dice así: “¿por
qué no sufrís más bien el ser defraudados?” (1 Co 6:7).
A veces, los creyentes deben ceder sus derechos por la reputación de Cristo y
de su iglesia. Recuerde que Jesús no vino para recibir sus derechos. Más bien, Él
vino para recibir sus ofensas―nuestros pecados y debilidades. ¡Y los recibió! Así
que debemos soportarnos unos a otros en amor (Ef 4:2; Col 3:13).
Segundo, cuando los creyentes pelean ante un tribunal, sin importar cuál sea
la decisión del tribunal, la iglesia pierde. Pierde su testimonio de ser amorosa,
generosa y perdonadora, y adquiere reputación de ser una gente que pelea y se
apodera.
Jesús nos llama a ser testigos a los perdidos. Él nos llama a ser la luz del mundo y la
sal de la tierra. Él dijo que todos sabrán que somos sus discípulos si nos amamos unos a
otros (Jn 13:35). En contraste, cuando los creyentes pelean en los tribunales, se vencen a
sí mismos. Cuando los creyentes se comportan de la misma manera que los incrédulos,
es como apagar la luz en las tinieblas. Un proverbio dice: “Cuando dos toros pelean, es
el pasto el que sufre”. Asimismo, cuando los creyentes pelean, ellos son los que pierden,
y los que los rodean sufren la pérdida de la luz en un mundo en tinieblas.
•
Figura 3.3
Cuando dos toros pelean, es la hierba lo que más sufre.
Decisiones cristianas
•
•
Un granjero se negaba a ir a la iglesia porque creía que uno de los miembros
era un hipócrita. Un día, el pastor fue a comprarle una vaca, y después de ver
todos los animales finos, él seleccionó una vaca débil y enfermiza. “Pero pastor,
usted no quiere esa”, dijo el hacendado. Pero el pastor insistió. Después de la
compra, el pastor dijo: “Ahora voy a mostrar esta vaca débil, flaca y enferma
por todo el pueblo y les voy a decir a todos que este es el tipo de vacas que usted
cría”. “¡Pero pastor, eso no es justo!” dijo el hacendado. “¡Una pobre vaca no
representa a toda la manada!” “Ah” contestó el pastor. “Yo sólo sigo su ejemplo.
Usted condena a toda la iglesia por un solo miembro débil”. El granjero entendió
lo que quería decir el pastor y ¡comenzó a ir a la iglesia después de eso! Sin
embargo, mucha gente tropezará por el mal ejemplo de un miembro de la iglesia.
Tercero, cuando los creyentes van a los tribunales, la iglesia ha renunciado a su
libertad de solucionar sus propios problemas. Una iglesia autóctona se gobierna
a sí misma. Pero cuando los creyentes van a los tribunales, ellos les piden a
los paganos los gobiernen. Esta es una gran derrota, puesto que predicamos que
tenemos las soluciones a los problemas de la vida.
Cuarto, Pablo advierte que sin importar lo que suceda ante el tribunal, los que
engañan y hacen trampa están en peligro de perder su herencia eterna. Es una pena
que algunas versiones comiencen un nuevo párrafo en 1 Corintios 6:9, porque en
estos versículos Pablo advierte a los que una vez creyeron, pero habían vuelto a
sus anteriores maneras de defraudar. En 1 Corintios 6, observe la conexión entre
el agravio y el defraude (1 Co 6:7-8) con la avaricia, el robo y la estafa (1 Co
6:10). Pablo advierte que los malos no tendrán ninguna herencia en el reino de
Dios. Cuando un creyente pierde su herencia, esta es la derrota más grande de
todas.11
Lección
9
57
Decisiones sobre la vida de santidad (1 Co 6:9-11)
Objetivo A:
Objetivo B:
Objetivo C:
Objetivo D:
Explicar 3 maneras en que Dios es santo.
Explicar lo que significa ser santo en nuestra posición en Cristo. Citar referencias bíblicas.
Dibujar el triángulo de la santidad, y explicar sus lados y ángulos.
Comparar y contrastar 3 aspectos de la santidad. Emparejar las Escrituras con cada
aspecto.
Trasfondo
Los que viven como los pecadores no heredarán el reino de Dios (1 Co 6:9-10).
Anteriormente, en 1 Corintios 6:1, Pablo llamó injustos―que no son como Dios―a
los de fuera de la iglesia. Ahora, en 1 Corintios 6:9, Pablo escribe que los adikoi (griego
para injustos,) no heredarán el reino de Dios. Él enumera diez tipos de pecadores en este
grupo de adikoi. En 1 Corintios 5–6, Pablo ya mencionó seis de los tipos de pecadores.
No es de sorprenderse, debido a la reputación de Corinto, que cuatro de los diez tipos de
pecadores son los que cometen pecados sexuales. Éstos no son los únicos pecadores que
se perderán del cielo, sino que Pablo enfatiza estos pecadores a los corintios a causa de
los problemas de éstos.
9
¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los
fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se
echan con varones, 10ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los
maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios (1 Co 6:9-10).
Algunos de los corintios iban hacia atrás en vez de avanzar. Volvían a sus anteriores
caminos de pecados sexuales, avaricia, engaños y estafas (1 Co 6:8). Al final, el pecado
nos hace perder nuestra herencia en el reino de Dios. Como escribió Santiago: “y el
P 25
¿Cuáles de los
10 tipos de pecadores
de 1 Corintios 6: 9-11 ya
ha mencionado Pablo en
1 Corintios 5–6?
58 Capítulo 3
Corintios
¿Qué enseña 1
P 26
Juan 3:4-6 sobre el seguir
pecando?
P 27
¿Cómo podemos
discernir entre un hijo de Dios
y un hijo del diablo? (1 Jn
3:9-10)
pecado, siendo consumado, da a luz la muerte”―condenación y separación eterna de
Dios (Stg 1:15).
Algunos en Corinto habían llevado una vida impía, sin Dios. Pero Dios los lavó y los
santificó―Él los hizo santos.
9
¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los
fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se
echan con varones, 10Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los
maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11Y esto erais
algunos: mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido
justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios (1 Co
6:9-11).
P 28
¿Cuáles son 3
maneras en que Dios es
santo?
Dios es santo. Cualquier estudio de la santidad debe comenzar con Dios. Él es santo
en tres maneras:
• Dios es santo en su posición. Santo es lo opuesto de lo común y corriente.
Decimos que Dios es santo porque Él está sobre todo lo demás. Él es santo porque
P 29
¿Cuáles son
no hay nadie como Él. En su posición, Dios es santo―divino, supremo, exaltado,
algunas características
vinculadas con la santidad de
glorioso sobre toda creación. La santidad de Dios es su poder, que hace que los
Dios en Apocalipsis 15:3-4?
pueblos tiemblen y que las naciones tengan pavor (Éx 15:11-18; 1 S 6:20; Sal
68:35).12 ¡En su lugar sobre todo, solamente Dios es santo, porque solamente Él
es Dios! (Ap 15:4).
• Dios es santo en su comportamiento―santo en todo lo que hace. Sus decretos
y conducta son completamente santos―totalmente justos, rectos y verdaderos.
• Dios es santo en su naturaleza. Él es luz, en quien no hay tinieblas. Su carácter
es 100 por ciento puro, sin ninguna indicio de maldad.
¿Qué hace santo
P 30
Por todo el Nuevo Testamento, las muchas referencias al Espíritu Santo enfatizan
un objeto o una persona sea
que Dios es santo.
santo? Dé un ejemplo.
Los objetos, los seres humanos y los ángeles tienen una santidad derivada―
una santidad por su relación con Dios. La tierra en que Moisés caminó
era santa porque el Dios santo estaba allí (Éx 3:5). Los platos y los
objetos en el templo eran santos porque estaban relacionados con
Glorificación
el Dios santo. La Jerusalén de la tierra se llama la ciudad santa
porque es la ciudad donde Jesús ministró, murió por nosotros
C
.
y se levantó de los muertos (Mt 4:5). Asimismo, la Jerusalén
N
ue
celestial se llama santa porque se asocia con el Dios santo
st
ra
(Ap 21:2). El Nuevo Testamento explica que nosotros
co
nd
participamos de la naturaleza divina (2 P 1:4)―tenemos
ic
ió
parte en la santidad de Dios (Heb 12:10). Nada es santo en
n
(a
sí
mismo aparte de Dios, pero llega a ser santo, sagrado y
ct
i
poco
común cuando se relaciona con Dios.13
t
SANTIDAD
ud
)
Pablo les recordó a los creyentes corintios que ellos habían
sido lavados y santificados―hechos santos. Así como Dios es
A. Nuestra posición (sitio)
santo en tres maneras, los creyentes somos santos en los mismos
tres maneras cuando nos relacionamos con Él. En esta lección,
examinaremos tres aspectos de nuestra santidad o santificación
(Figura 3.4).
Cristo
B
.
N
ue
st
ra
s
ac
ci
on
es
(h
ec
ho
s)
n
E
Figura 3.4
Aspecto de la santidad
A. Nuestra posición
(Nuestro sitio en Cristo)
Hay tres aspectos o lados de la santidad en Cristo.
Explicación
La cruz es la clave de nuestra
santificación posicional.14
Escrituras
1 Co 1:30 Mas por él estáis vosotros en Cristo
Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría,
justificación, santificación, y redención.
Decisiones cristianas
B. Nuestra orientación
(Lo que hacemos)
C. Nuestra condición
(Lo que somos)
59
2 Co 7:1 Así que, amados, puesto que tenemos
tales promesas, limpiémonos de toda contaminación
Santidad significa vivir separado del de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en
el temor de Dios.
pecado para Dios.
1 P 1:15-16 Sed también vosotros santos en toda
vuestra manera de vivir:
Este aspecto de la santidad se centra
en nuestra pureza y carácter. Cristo nos
imparte esta santidad por el Espíritu.
Esta es la santidad que experimentamos.
Aumenta en nosotros desde el nuevo
nacimiento hasta el nuevo cuerpo, desde
la regeneración hasta la glorificación.
1 Ts 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por
completo.
2 Co 3:18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara
descubierta como en un espejo la gloria del Señor,
somos transformados de gloria en gloria en la misma
imagen, como por el Espíritu del Señor.
Figura 3.5 La santidad (santificación) incluye tres aspectos:
nuestra posición, nuestra orientación y nuestra condición.
Queremos practicar la buena hermenéutica―interpretar la Biblia correctamente. Así
que cuando hacemos citamos versículos de la Escrituras sobre la santidad, debemos
estar conscientes de cuál aspecto o aspectos de la santidad enfatiza el versículo. Por
ejemplo, si queremos enfatizar nuestra posición en Cristo, no debemos citar versículos
que traten con nuestra condición.15 Sin embargo, mientras estudiamos los tres aspectos
de la santidad, aplicaremos algunos versículos a más de un aspecto de la santidad.
También descubriremos que los aspectos de la santidad se afectan mutuamente. Por
ejemplo, nuestra orientación afecta nuestra condición―lo que hacemos afecta lo que
somos. Ahora, examinemos más detenidamente los tres aspectos de la santidad.
P 31
¿Cuáles son los
3 aspectos o lados de la
santidad en Cristo?
A. Somos santos en nuestra posición―nuestro sitio en Cristo.
El Dr. Stanley M. Horton escribió: “La
santificación posicional es necesaria antes de
“La santificación
poder comenzar a vivir una vida santa”.16 Para
posicional es necesaria
comenzar a vivir una vida santa, debemos pasar
a una relación con el Dios santo. Mediante la
antes que podamos
cruz, Dios hace posible esta posición de santidad.
comenzar a vivir una
Sin el sacrificio de Cristo en la cruz, estaríamos
vida santa”.
separados de la presencia de Dios y separados del
poder divino que necesitamos para vivir una vida
santa. De modo que la santidad posicional hace posible los otros aspectos de la santidad.
La santidad de posición incluye justificación y regeneración. La santidad mediante
la justificación es santidad *imputada. Dios nos acredita con la santidad de Cristo,
que nunca puede aumentar. Esta santidad imputada es completa en el momento de la
conversión.17 En contraste, la santidad de regeneración es santidad *impartida. En el
nuevo nacimiento Dios nos imparte santidad. Recibimos el Espíritu de Dios y tenemos
parte en su naturaleza santa (2 P 1:4). Como hijos de Dios, gozamos de esta exaltada
posición de santidad. La santidad acreditada, imputada de justificación es perfecta en
el momento de la conversión. Pero la santidad impartida que experimentamos en la
regeneración es progresiva. Eso quiere decir que crecemos en santidad. Poco a poco
Dios nos hace conforme la semejanza de Cristo―desde el nuevo nacimiento hasta la
glorificación (Ro 8:29; 2 Co 3:18). En nuestra santidad de posición, somos hijos de Dios
justificados, santos.
A través del Calvario, tenemos una nueva posición en Cristo:
• “A los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos” (1 Co 1:2).
• “Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya
habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro
Dios” (1 Co 6:11).
P 32
¿Qué significa ser
santos en nuestra posición?
60 Capítulo 3
Corintios
•
“En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo
hecha una vez para siempre” (Heb 10:10).
B. Somos santos en nuestra orientación―lo que hacemos cuando
servimos a Cristo y a otros.
Q 33
¿Qué significa
ser santos en nuestra
orientación?
La santidad de orientación es estar separados del mal y dedicados a Dios. El ser santo
en nuestra orientación incluye nuestras decisiones, ética, valores, actitudes, forma de
vivir y servicio. Como pueblo santo, odiamos y nos apartamos de lo que es incorrecto;
decidimos amar, adoptar y practicar lo que es correcto. Así tenemos confraternidad con
el Dios santo y podemos servir a otros.
Q 34
¿En qué se
diferencia la santidad
posicional de la santidad de
orientación?
La santidad posicional se enfoca nuestra posición. Pero la santidad de orientación
enfatiza la manera en que vivimos, cuando consagramos nuestra vida a Él. Nuestros
hechos y actitudes santos crecen cuando estudiamos y meditamos en la Palabra de Dios.
Nuestros hechos y actitudes santos aumentan cuando somos llenos del Espíritu Santo
cuando y andamos en el Espíritu.
La santidad posicional es una dádiva de Dios para nosotros mediante Cristo. Pero
como observa un escritor, ¡el don llega a ser la tarea!18 Dios nos da santidad, pero nos
manda practicar una vida santa. La santidad de orientación es nuestra respuesta a Dios
cuando nos rendimos a Él y dependemos de su Espíritu de gracia en nosotros. Ser santos
significa presentar nuestros “cuerpos en sacrificio vivo”, y no conformarnos “a este
siglo, sino [transformarnos] por medio de la renovación de [nuestro] entendimiento”.
Esta santa forma de vivir es nuestra dádiva a Dios. Es nuestra adoración espiritual y la
respuesta apropiada a la dádiva de Dios para nosotros que es la santidad posicional (Ro
12:1-2).
Q 35
En el triángulo de
la santidad, ¿qué enfatizan
los dos ángulos de abajo?
Q 36
¿Que comparación
se puede hacer entre las
palabras de Pablo en
1 Corintios 6:9-10 y la
predicación de Spurgeon
sobre Hebreos 12:14?
Nuestra posición de santidad comienza en un momento en la conversión. Pero
la santidad no es simplemente un hecho o acontecimiento―es una manera de vivir.
Los que son santos en posición son solamente los que son santos en su orientación y
condición. Los que son lavados y santificados son los que resisten los deseos de la carne
y se someten a la dirección del Espíritu. Es verdad que hemos muerto al pecado (Ro 6)
solamente cuando rechazamos los deseos viles y somos obedientes a un poder superior.
Así que el cristianismo es siempre una combinación del don y de la tarea. En el triángulo
de la santidad, nuestra posición está conectada tanto con nuestra orientación como con
nuestra condición. En nuestra relación con Dios, para ser santos en nuestra posición
debemos ser santos en nuestra orientación, lo que resulta en la santidad de condición.
¡Pablo enfatizó a los corintios que un pueblo santo vive una vida santa!
Charles Spurgeon, un predicador famoso de Londres que vivió de 1834 a 1892,
predicó sobre Hebreos 12:14―“Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie
verá al Señor”. Él dijo que si usted se emborracha, jura o engaña en los negocios, no
hable de ser cristiano. Usted va por el mismo camino de Judas Iscariote. Pues los que
no tienen santidad (y mucho más los que no tienen moralidad) no deben esperar ver el
rostro de Dios ni ser aceptados por Él.19 Tenga cuidado de no estar entre los que dicen
conocer a Dios, pero que lo niegan con su comportamiento (Tito 1:16). En contraste con
los pecaminosos, “bienaventurados los de limpio corazón, porque verán a Dios” (Mt
5:8).
Aquí hay algunos versículos sobre el ser santos en nuestra orientación―en nuestras
actitudes y comportamiento. (Observe que ningunos de estos versículos hacen referencia
a nuestra posición.)
•
“Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda
contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santificación en el temor de
Dios” (2 Co 7:1).
Decisiones cristianas
“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros
cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”
(Ro 12:1).
• “Seguid… la santidad…” (Heb 12:14).
• “…sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir” (1 P 1:15).
• “Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado,
útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra” (2 Ti 2:21).
Todos estos cinco versículos sobre la santidad hacen referencia a nuestra orientación―
nuestra responsabilidad y respuesta de apartarnos de lo que es incorrecto, volvernos a lo
que es correcto y presentarnos como sacrificios vivos, santos y agradables a Dios (Ro
12:1). Nuestra santidad no depende solamente de lo qué Jesús hizo por nosotros en la
cruz, sino de lo que le permitimos hacer en nosotros, capacitándonos para tomar buenas
decisiones y tener actitudes correctas.
El pecado es la *antítesis, o lo opuesto, de la santidad. Los
santos son los que son como Dios, pero los pecaminosos son
El
como el diablo. El entender lo que hace el pecado nos lleva a la
pecado es lo
santidad. El pecado destruye todos nuestros sentidos. El pecado
opuesto, de la
disminuye la visión y nos empuja hacia la ceguera. El pecado
santidad.
hace insensible el oído y ensordece a los hombres. El pecado
pervierte el paladar, haciendo que los hombres confundan lo
dulce con lo amargo. El pecado endurece el tacto y nos lleva s ser insensibles. Todas
estas son comparaciones bíblicas. El pecado bloquea y ahoga los sentidos del espíritu.
El pecado nos hace ser insensibles e incapaces de tener comunión con Dios. El pecado
forma callosidades y nos hace inconscientes de nuestra condición peligrosa.20
La santidad hace lo opuesto de lo que hace el pecado. La santidad realza todos
nuestros sentidos. Nos capacita para ver, oír y gustar correctamente. La santidad nos
capacita para sentir la dirección del Espíritu de Dios. La santidad abre los sentidos del
espíritu. Nos hace posible discernir lo correcto de lo incorrecto y a vivir cerca de Dios.
61
•
C. Somos santos en nuestra condición―lo que somos en Cristo.
La santidad de nuestra posición enfatiza la base de nuestra salvación. Esto pone
la atención en palabras como regeneración y justificación. En contraste, la santidad
de nuestra condición se trata de lo que Dios sigue haciendo en nosotros. Ser santos
en nuestra condición significa conformarnos a la naturaleza de Dios.21 Juan Wesley
escribió mucho acerca de la santificación total (también llamada santidad perfecta,
santidad completa y perfección cristiana). Wesley enseñaba que la santidad perfecta es
posible en la tierra, instantáneamente, mediante una experiencia con Dios después de
nacer de nuevo. En contraste, nosotros creemos que la santidad de nuestra condición es
progresiva, no instantánea. Somos transformados a la semejanza de Cristo poco a poco
en la tierra, no de una vez (2 Co 3:18). Aunque no estamos de acuerdo con Juan Wesley
en el tiempo de la santidad perfecta, sus descripciones de la santidad son provechosas.
Wesley enseñaba que cuando somos totalmente santos, la calidad de nuestro amor para
Dios y los hombres no aumentará. Si la persona es totalmente santa, todo pensamiento,
palabra y hecho son guiados por el amor puro. Wesley nos a ayuda entender que ser
santos en nuestra condición se refiere a la calidad de nuestro amor y carácter.
¿Cómo es una persona santa en su interior? Cuando decimos que somos santos
en nuestra condición, queremos decir que nuestro corazón es puro; queremos decir que
nuestra naturaleza es como la naturaleza de Dios. Ser santo significa tener motivos y
deseos que no son egoístas, que son puros y no mezclados. Cuando oramos diciendo
“Padre, ayúdame a ser más como tú”, estamos pidiéndole a Dios que nos haga más
santos. Por eso decimos que santidad es conformarse a la naturaleza de Dios.
Q 37
¿Cómo le
respondería usted a una
persona que diga: “Mi
santidad es responsabilidad
de Dios y no mía”?
Q 38
Contraste la
manera en que el pecado y la
santidad nos afectan.
¿En qué se
Q 39
diferencia la santidad de
posición de la santidad de
condición?.
Q 40
Describa el
corazón de una persona
santa.
62 Capítulo 3
Q 41
¿Cómo nos
purifica Dios para que
seamos más santos?
Como una
P 42
condición, la santidad es lo
opuesto de
, como
es lo opuesto de
.
¿Cuál aspecto de
P 43
nuestra santidad es perfecta
y nunca aumenta?
¿Cuáles 2
P 44
aspectos de nuestra
santidad aumentan, mientras
crecemos en gracia?
Corintios
Los hombres refinan los metales como el oro y la plata para purificarlos. Por ejemplo,
el oro, en su estado natural, está mezclado con piedras que no tienen ningún valor. Para
refinar el oro, los obreros lo ponen en grandes ollas metálicas y prenden fuego por
debajo. Cuando el fuego derrite el oro, las impurezas suben a la superficie y ellos las
sacan. El metal que resulta de este proceso es oro puro, de gran valor. Las pruebas
refinan nuestra fe así como el fuego refina el oro (1 P 1:7). Y Dios refina nuestra santidad
a través de las pruebas de la vida y la disciplina o entrenamiento (Heb 12:10). Él también
nos hace más santos cuando estudiamos y meditamos en la Biblia, oramos, adoramos y
confraternizamos con otros creyentes. Entre más tiempo la persona pasa en un jardín de
flores, más huele al perfume de las flores. Y entre más tiempo pasamos en la presencia
de Dios, llegamos a ser más santos como Él.
Como condición, la santidad es lo opuesto de lo pecaminoso. Así como las tinieblas
representan el pecado, así la luz representa la santidad. Dios es santo―Él es luz y no hay
tinieblas en Él. En la conversión, Dios nos liberó del reino de las tinieblas y nos llevó
al reino de luz. Como hijos de Dios, estamos en su reino de luz y santidad. Pero como
todos los niños sanos, creceremos.
La santidad de nuestra condición es progresiva―crece. ¡Nuestra santidad no
termina en el nuevo nacimiento―allí solamente comienza! Los corintios habían sido
santificados en el nuevo nacimiento cuando fueron justificados. En su posición en Cristo,
tenían santidad perfecta. Pero Pablo llamó a los corintios niños en Cristo. Es decir, su
condición no concordaba con su posición.22 Ellos necesitaban crecer y madurar en gracia
y en santidad. En el cielo, cuando nuestra santidad sea completa y total, el amor puro
gobernará todos nuestros pensamientos, palabras, motivos y hechos. Anhelamos el día
en que nuestro amor para Dios y la humanidad será totalmente santo, puro, no mezclado
con los deseos egoístas. Mientras tanto, a medida que andamos en el Espíritu y nos
sometemos a Él, nos capacita para agradar a Dios y llegar a ser más santos, como Jesús
(2 Co 3:18).
En el triángulo de la santidad, dos de los lados se unen arriba. Esto nos recuerda que
hay una relación íntima entre nuestra santidad de orientación y nuestra santidad de
condición. La santidad de orientación afecta nuestra condición. Lo que hacemos afecta
lo que somos. Las decisiones santas y la vida santa forman nuestro corazón y carácter.
Por ejemplo, 2 Corintios 7:1 nos dice “perfeccionando la santidad”. Este versículo se
refiere a nuestras actitudes y comportamiento. Nos enseña a separarnos de mal y
purificarnos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu. Esta continua “autoFigura 3.6 El proceso de
consagración”23 mejora nuestra condición de santidad.
santificación (santidad)
comienza en la regeneración
La
santidad
(el nuevo nacimiento) y
de
orientación
y
alcanza su nivel más alto
condición no son
en la glorificación (el nuevo
Glorificación
100%
opciones para los
cuerpo). Entre el nuevo
nacimiento y el nuevo
cristianos. Conocemos
cuerpo, perfeccionamos
al árbol por su fruto.
ona
la santidad; es decir,
cci
Como
dijo
P.C.
e
f
maduramos en nuestra
per
e
Nelson,
la
santidad
de
u
separación del pecado y
a q 7:1)
d
i
t
condición es el fruto
nuestro compromiso con
ar
8,
imp o 3:1
Dios. Este crecimiento o
o resultado de nuestra
d
C
(2
tida
santidad que perfecciona
n
posición en Cristo.24
a
S
involucra nuestras
En contraste con los
actitudes, opciones y
Regeneración
santos, Pablo advirtió
acciones, que afectan
nuestra condición. Las
que los injustos―los que se rebelan como el diablo―“no heredarán el reino de Dios”
actitudes y acciones
(1 Co 6:9). Por lo tanto, debemos cooperar con el Espíritu Santo y “seguir la paz ... y la
correctas fortalecen y
santidad” (Heb 12:14).
aumentan el carácter santo.
Santidad imputada
P 45
¿Qué enfatiza el
ángulo superior del triángulo
de la santidad? Explique e
ilustre esta verdad.
Decisiones cristianas
63
“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria
del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por
el Espíritu del Señor” (2 Co 3:18).
• “…pero éste [Dios nos disciplina] para lo que nos es provechoso, para que
participemos de su santidad” [orientación y condición] (Heb 12:10).
Ser es más importante que hacer. Nuestra condición de santidad es más vital que
testificar, evangelizar, ofrendar y cualquier otra forma de servicio cristiano. Dios quiere
que seamos santos, no solamente que hagamos buenas obras. “Porque solamente cuando
llegamos a ser como Jesús, lo que hacemos puede ser eficaz y dar gloria a Dios.”25
Según el Nuevo Testamento, la santidad de nuestra condición es una obra importante
del Espíritu Santo.
(Sugerencia: Pregúntese: “¿Esta declaración se refiere a mi posición? ¿A mi orientación?
¿A mi condición?”)
•
¿Cómo es que
P 46
nuestra posición, nuestra
orientación y nuestra
condición se afectan
mutuamente?
P 47
Al lado de cada
declaración en la Figura 3.7,
escriba la letra o letras (A, B,
C) para la santidad que se
describe.
Declaraciones sobre la santidad
1. “Mi santidad es completa y perfecta; nunca mejorará.”
Aspectos de
la santidad
A
2. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo… (1 Ts 5:23).
3. Sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir (1 P 1:15).
4. El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo,
practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía (Ap 22:11).
5. …A los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos… (1 Co 1:2).
6. …presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional (Ro
12:1).
7. “Mi santidad depende totalmente de Jesús y no de mí.”
8. ...somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen... (2 Co 3:18).
9. Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación,
santificación, y redención (1 Co 1:30).
10. Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante
de él (Ef 1:4). Nota: Esta santidad se cumplirá en la parte C, en el cielo.
A, B, C
11. “Soy santo, separado para el servicio del Maestro, cuando tomo la decisión de apartarme de la injusticia
del mundo” [vea 2 Ti 2:21].
12. Spurgeon dijo que si él pudiera escoger entre todas las bendiciones, él elegiría conformidad perfecta al
Señor Jesús o, en una palabra, santidad.26
13. ...somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre (Heb
10:10).
14. ...limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santificación en el temor
de Dios (2 Co 7:1).
A, B
15. “La santidad es mejor que la moralidad. Aquella va más allá de ésta. La santidad afecta el corazón. ”27
16. La santidad perfecta es el objetivo de los santos en la tierra y su recompensa en el cielo.28
17. Spurgeon dijo sobre hebreos 12:14: “Usted no obtendrá santidad estando inmóvil. Nunca nadie se
hizo santo sin consentir, desear y angustiarse por ser santo. El pecado crecerá sin sembrarlo, pero la
santidad necesita cultivo [aplicar el azadón]. Sígala; ella no correrá tras usted. Usted debe perseguirla con
determinación, con entusiasmo, con perseverancia, como un cazador persigue su presa.”29
18. Tozer: “Un hombre santo no es uno que no puede pecar. Un hombre santo es uno que no pecará.”30
19. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios (Mt 5:8).
20. 3Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 4que cada uno de
vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor (1 Te 4:3-4).
21. “Todo el propósito de Dios en la redención es hacernos santos y restaurarnos a la imagen de Dios.”31
22. No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira... (Ap 21:27).
Figura 3.7
Practique identificar tres aspectos de la santidad—A: Nuestra posición, B: Nuestra orientación, C: Nuestra condición
64 Capítulo 3
Corintios
Resumen: Dios es santo en tres maneras. Primero, Él es santo en su posición. Él es
el Dios santo, exaltado sobre su creación. Segundo, Él es santo en todos sus caminos.
Y tercero, Él es santo en su naturaleza. Asimismo, nosotros somos santos cuando
pertenecemos a Él y nos relacionamos con Él. Como Dios, somos santos en nuestra
posición, orientación y condición. Así como los tres lados de un triángulo están unidos,
los tres aspectos de nuestra santidad están unidos.
Por su palabra, su Espíritu y el ministerio de su cuerpo (la Iglesia), Dios nos eleva en
comunión con Él y se da a sí mismo a nosotros. Como resultado, crecemos en santidad,
a su semejanza (Ef 4:15; 2 Co 3:18).32
P 48
En 1 Corintios
6:9-11, ¿cuál es la clave para
heredar el Reino? Explique.
Lección
10
Hemos estudiado tres aspectos de la santidad. Juntos, estos tres aspectos nos dan
un entendimiento equilibrado de lo que significa ser santificado y santo. Que Dios nos
ayude a aprender bien la lección que Pablo escribió en 1 Corintios 6:9-11. Para heredar
el reino de Dios, debemos vivir en una relación santa con el Rey santo.
Decisiones sobre el sexo (1 Co 6:12-20)
Objetivo A: Explicar cómo los pecados sexuales son contra uno mismo y contra Dios.
Objetivo B: Enumerar y explicar 4 maneras de honrar a Dios con su cuerpo y de evitar los pecados
sexuales.
1 Co
Proverbio de los corintios pecaminosos
Respuesta de Pablo
6:12;
Todo es lícito para mí.
Pero no todo es conveniente.
10:23
Todas las cosas me son lícitas.
Pero no me dejaré dominar de ninguna.
Las viandas para el vientre,
y el vientre para las viandas
De acuerdo: la comida
y el estómago perecerán con la tierra.
Aplicación: El sexo es para el cuerpo y el cuerpo es para
el sexo con las prostitutas.
El cuerpo es para el Señor, y el Señor para el cuerpo.
6:13-14
Figura 3.8
Dios resucitará el cuerpo.
Primera Corintios 6:12-14 es una mezcla de refranes de los corintios y de las respuestas de Pablo.
Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son
lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. 13Las viandas para el vientre,
y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios.
Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el
cuerpo. 14Y Dios que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con su
poder (1 Co 6:12-14).
12
¿La sangre
P 49
de Jesús cubre nuestros
pecados? (1 Co 6:11)
P 50
¿La sangre de
Jesús nos limpia si andamos
en la oscuridad? (1 Jn 1:7)
P 51
¿Qué aprenden los
estudiantes de la profesora
Gracia?
Un proverbio común en Corinto era, “todas las cosas me son lícitas”. Algunos
creyentes en Corinto citaban este proverbio para decir que era aceptable tener sexo con
las prostitutas. Ellos estaban tratando de usar la gracia como un abrigo para cubrir sus
pecados (Ro 6:1). Quizás escribían canciones absurdas que decían que todavía eran
pecadores cubiertos por la sangre de Jesús. Pero el Nuevo Testamento no enfatiza que la
sangre cubre nuestros pecados. Más bien, a menudo enseña que la sangre nos lava y nos
limpia de nuestros pecados para que seamos santos, no pecadores (1 Co 6:11).
La sangre de Jesús es más que una cobertura; es un limpiador. Asimismo, la gracia
no es un abrigo limpio para ponerse sobre una camisa sucia. ¡La gracia es un maestro!
Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,
enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos,
vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente (Tit 2:11-12).
11
12
P 52
¿Cuál fue la
respuesta de Pablo a lo que
los corintios aseguraban
sobre la libertad?
Pablo cita y refuta el dicho maligno de los corintios. Ellos aseguraban tener gran
libertad al decir: “todas las cosas me son lícitas”. Pablo contestó: “mas no todas
convienen”. Algunos corintios decían: “todas las cosas me son lícitas”. Pablo contestó:
“mas yo no me dejaré dominar de ninguna” (1 Co 6:12).
Decisiones cristianas
65
La Biblia nos compara a todos nosotros con los esclavos. Nuestro amo es o el pecado
o la justicia. No podemos servir al pecado y a Cristo, porque ningún hombre puede servir
a dos señores (Mt 6:24). De modo que debemos escoger a cuál amo queremos. Somos
esclavos del amo al que nos rendimos (Jn 8:34; Ro 6:16-18). Los que cometen pecados
sexuales están sirviéndole a Satanás. Esto es permisible, es decir que Dios permite que
la gente decida servir al pecado, pero esto no beneficia a nadie. Por el contrario, el
resultado es esclavitud al pecado (1 Co 6:12).
Sansón era un hombre libre que tomó malas decisiones. Él fue escogido de Dios,
ungido por el Espíritu, valiente y fuerte. Sus padres le aconsejaron que escogiera una
esposa de entre las israelitas; una mujer piadosa y de su misma fe. Pero la lujuria carnal
condujo a Sansón al regazo de Dalila, una prostituta hermosa. En los primeros días, esta
relación pecaminosa fue emocionante y divertida, pero al final, le costó su vocación, sus
ojos, y su vida. Al seguir la lujuria, él cambió su libertad por la esclavitud al pecado y
los filisteos. Dios le permitió escoger a Dalila, pero sus decisiones no lo beneficiaron;
hicieron que dejara de ser un hombre libre para ser un esclavo (Jue 14–16).
Veamos dos razones por las que todos los creyentes deben tomar la decisión de ser
santos y evitar los pecados sexuales.
A. Los pecados sexuales son en contra de uno mismo (1 Co 6:15-18).
¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo?
¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de
una ramera? De ningún modo. 16¿O no sabéis que el que se une
con una ramera, es un cuerpo con ella? porque dice: Los dos
serán una sola carne. 17Pero el que se une al Señor, un espíritu
es con él. 18Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que
el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica,
contra su propio cuerpo peca (1 Co 6:15-18).
15
La Biblia enseña que algunos pecados son peores que otros. Por
ejemplo, el pecado de Caifás de rechazar al Mesías fue más grande
que el pecado de Pilato por complacer a la multitud.33
Respondió Jesús: “Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no
te fuese dada de arriba: por tanto, el que a ti me ha entregado,
mayor pecado tiene” (Jn 19:11).
Pablo enseñó que los pecados sexuales están entre los peores
pecados.
Pablo enseña que los que cometen pecados sexuales pecan de
dos maneras contra ellos mismos.
Figura 3.9
Esta foto de Corinto muestra las ruinas del templo
de Afrodita (la diosa del amor). Los hombres iban
a adorar en este templo pagano y a tener sexo
con las prostitutas en él. Pablo enseñaba que
los pecados sexuales estaban entre los peores
pecados que la gente puede cometer. Ninguno
que practica pecados sexuales tiene ninguna
herencia en el reino de Dios.
1. Los pecados sexuales son en contra de uno mismo de una manera no
física. Los que cometen pecados sexuales se hacen daño emocional, mental y espiritual.
Pablo habla fuertemente contra los pecados sexuales, porque son muy dañinos y
malvados. Algunos se refieren erróneamente a los pecados sexuales como “sexo casual”.
La palabra casual significa “sin importancia, relajado y de poco significado”. Pero
algunas cosas nunca son casuales. No existe tal cosa como blasfemia casual, asesinato
casual ni sexo casual. El acto de unión sexual une a dos personas como una sola carne.
Esta unión sexual no es casual; es profunda y con mucho significado. Pablo aun compara
la unión sexual―llegar a ser una sola carne―con el ministerio profundo de Cristo y su
Iglesia (Ef 6:31-32). Los que cometen pecados sexuales violan y se rebelan contra la ley
y el decreto de Dios, puesto que el sexo une a dos personas como una sola carne para
toda la vida. Los que cometen pecado sexual pecan contra ellos mismos, porque se unen
con los pecadores (1 Co 6:18; Pr 6:32).
P 53
¿Algunos pecados
son peores que otros?
Explique.
¿Cómo
P 54
pueden hacerle daño las
enfermedades sexuales a
una persona, de una forma
no física?
66 Capítulo 3
Corintios
Para mostrar que los pecados sexuales son en contra de uno mismo, un pastor tomó
dos fotos―una de un hombre y la otra de una mujer. Le puso pegamento a cada foto
y las presionó juntas. Después, cuando estaban secas le pidió a un joven que tratara
de separarlas. Cuando trató de de separarlas, una parte de cada foto se pegó a la otra.
Asimismo, cuando dos personas tienen sexo, su cuerpo, alma y emociones se unen. Si
se separan, cada uno perderá una parte de sí mismo y conservará una parte de la otra
persona. La unión sexual es honda y profunda, afecta la mente, el alma, las emociones
y el espíritu.
2. Los pecados sexuales son en contra de uno mismo físicamente.
No
Sí (en las mujeres)
4. Gonorrea
No
Sí
5. Hepatitis A
No
No
6. Hepatitis B
Sí
Sí
7. Hepatitis C
Sí
Sí
8. Herpes
No
No
9. VPH (Virus Papiloma Humano)
Sí
Sí
10. VLTH-I
Sí
Sí
11. VLTH-II
No
15. Sarna
No
No
16. Sífilis
No
Sí
17. Tricomoniasis
No
No
18. Infección por hongos
No
No
H-I
VLT
VLTH
-II
es
rp
He
os
so
io
No
No
s
ng
No
14. Molusco contagioso
V
sis
onia
m
o
Tric
Sarna
Hep
L
atit
is B GV
ag
13. LGV (Linfogranuloma venéreo)
ojo
PH
s
ho
No
Pi
nt
No
No
titis C
co
No se sabe
12. Piojos
Hepa
A
Sífili
or
3. Clamidia
atitis
Hep
a
np
No
rre
ció
No
co
2. Chancro
us
Sí
no
ec
Sí
Chancro
Inf
1. VIH/SIDA
Go
VIH/SIDA
ol
¿Mortal?
M
¿Vinculada con el
cáncer?
ia
id
m
la
C
Enfermedades transmitidas
sexualmente (ETS)
Figura 3.10 Algunas personas, como las prostitutas, propagan hasta dieciocho enfermedades sexuales. Un estudio
encontró que la muerte de 300 hombres por el VIH SIDA, provenía de una mujer que trabajaba para una línea aérea.
Sansón mató a mil hombres con el hueso de la mandíbula de un asno. Pero una prostituta puede matar a mil hombres
con su propio cuerpo. Nota: Las enfermedades sexuales no se limitan a las prostitutas.
P 55
¿Usted conoce
a alguien que tenga una
enfermedad sexual?
P 56
¿Cuáles son
algunos de los síntomas de
las enfermedades sexuales?
Más de dieciocho enfermedades se transmiten por las relaciones sexuales. Los que
practican pecados sexuales a menudo se contagian de enfermedades mortales, como
clamidia, sífilis, gonorrea y VIH/SIDA.
Enfermedades de
Muchos descubren que la paga del pecado
Mortal
transmisión sexual (ETS)
sexual es muerte, e incluso, las enfermedades
Sí
sexuales que no matan por lo general son VIH/SIDA
Sí (en las
dolorosas,
antiestéticas,
molestas
y Clamidia
mujeres)
vergonzosas. Las enfermedades mortales y
Gonorrea
Sí
dolorosas castigan a los que cometen pecados
Sí
sexuales. Esto nos recuerda que los pecados Hepatitis B
Sí
sexuales están entre los peores pecados. Los Hepatitis C5
que cometen pecados sexuales pecan contra HPV6
Sí
ellos mismos al entrar en contacto con HTLV-I
Sí
enfermedades dolorosas y fatales.
Sífilis
Sí
Un creyente llamado Frank se presentó
Figura 3.11 Al menos ocho de las
en la oficina del pastor y le dijo: “Pastor he
enfermedades que se pasan por los
pecados sexuales pueden matarlo.34
conocido a una mujer muy hermosa. Ella me
Decisiones cristianas
hace sentirme con vida. Si me divorcio de mi esposa y dejo a mis hijos ¿me perdonará
Dios?” La pregunta fue como una serpiente enrollada sobre la mesa. El pastor sabio
pensó por un momento y luego dijo: “Dios está dispuesto a perdonar casi todo pecado.
El problema es que el pecado endurece. Por eso es que el autor de Hebreos escribe:
12
“Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad
para apartarse del Dios vivo; 13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto
que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado”
(Heb 3:12-13).
El pastor continuó: “Hay algunos creyentes, como David, que cometieron pecados
sexuales y fueron perdonados. Pero la historia cuenta de muchos que conocían a Dios,
decidieron apartarse de Él, deshonraron al Espíritu Santo, pisotearon la sangre de Jesús
y nunca volvieron. Dios los hubiera recibido de nuevo, pero el pecado endureció su
corazón y no quisieron arrepentirse”.
B. Los pecados sexuales son en contra de Dios (1 Co 6:19-20).
19
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en
vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20Porque habéis sido
comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro
espíritu, los cuales son de Dios (1 Co 6:19-20).
El cuerpo del creyente le pertenece a Cristo. Jesús
nos compró por un gran precio―su sangre (1 Co
El cuerpo del
6:20; Ef 1:7). Anteriormente, Pablo había escrito que
creyente pertenece
todos los creyentes son el templo de Dios (1 Co 3:16a Cristo. Jesús nos
17). Pero en 1 Corintios 6:19, Pablo escribe que cada
compró por un gran
creyente es el templo del Espíritu Santo. El cuerpo
del creyente le pertenece a Dios, así que es santo.
precio―su sangre.
(Recuerde que cualquier cosa que le pertenece a Dios
ya no es común, sino sagrada y santa.)
Cuando un creyente une su cuerpo con alguien fuera del matrimonio, aleja su cuerpo
santo de la unión con Cristo y lo une a la carne pecaminosa. Los pecados sexuales del
son adulterio espiritual contra Dios. Los que cometen pecados sexuales se alejan de Dios
y de su herencia que Dios ha planeado. Esaú cambió su primogenitura por un plato de
sopa. Horas después, él tuvo hambre otra vez y se arrepintió. Asimismo, los insensatos
cambian su herencia eterna por unos momentos de placer pecaminoso, seguidos de
mucho dolor (1 Co 6:9-10).
Pablo le escribió a Timoteo: 1“También debes saber esto: que en los postreros días
vendrán tiempos peligrosos. 2porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros,
vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 4…
amadores de los deleites más que de Dios, 5que tendrán apariencia de piedad, pero
negarán la eficacia de ella; [para salvar de los pecados] a éstos evita” (2 Ti 3:1-2, 4-5).
Estamos viviendo en los días sobre los que Pablo advirtió. El mundo está lleno de
gente que ama el placer en vez de a Dios. Millones en la tierra son esclavos de pecados
sexuales. Multitudes de jóvenes y adultos son adictas a la pornografía. La mitad de los
cónyuges son infieles a sus votos matrimoniales y a su familia. La gente ahora se ama a
sí misma (2 Ti 3:2).
Las páginas de la Biblia y las páginas de la historia contienen muchos ejemplos de
personas libres cuyas decisiones las hicieron esclavas del pecado y de la vergüenza.
Unos pocos ejemplos de los que tomaron malas decisiones son Adán y Eva, Caín, Noé y
toda la sociedad de los pecadores que perecieron en el diluvio. Pablo volverá a este tema
en 1 Corintios 9–10. Allí, él dará un millón de ejemplos de personas libres que tomaron
malas decisiones. Y todos estos israelitas murieron en el desierto, sin heredar la tierra
67
Q 57
¿Qué advertencia
le hizo a Frank el pastor?
Los corintios
P 58
decían ser sabios. Pero en 1
Corintios 6, ¿cuántas veces
Pablo les dice “no sabéis” o
“ignoráis”?
Q 59
¿Por qué el cuerpo
del creyente es santo?
P 60
Explique: Los
pecados sexuales de los
creyentes son adulterio
espiritual.
Q 61
¿A quién dijo
Pablo que la gente amaría
en vez de a Dios en los
postreros días?
68 Capítulo 3
Corintios
que Dios había prometido darles. ¡Cristiano, tenga cuidado cómo use utiliza su libertad
para decidir! ¡No peque contra usted mismo ni contra su Dios!
C. Cuatro maneras de evitar pecados sexuales (1 Co 6:19-20)
Las noticias de pecados sexuales ya no son nuevas ni sorprenden―son comunes.
Sacerdotes, pastores, oficiales del gobierno y laicos están cayendo en pecado por todo
lugar. No obstante, Jesús ha prometido salvar del pecado a los que lo siguen. Aquí hay
cuatro claves para honrar a Dios con su cuerpo. Fíjese que tres de estas claves son de
defensiva (defender) y una es de ofensiva (seguir adelante).
P 62
¿Quién venció los
pecados sexuales huyendo
de ellos?
P 63
¿Cuál es su
método de tratar con la
tentación sexual?
1. (Defensiva) Huya de los pecados sexuales (1 Co 6:18). Hace más de 4.000
años, José venció la tentación sexual con el método que todavía sirve hoy: huir del
pecado (Gn 39:6-12). Este método es el que Pablo nos da: “Huid de la fornicación”
(1 Co 6:18). No compre revistas pornográficas―huya de ellas. No busque pornografía
en Internet―huya de esos sitios. Huya de las amistades y situaciones pecaminosas que
lo seducen. ¿Usted tomaría una serpiente venenosa para jugar con ella? Huya del pecado
como lo haría de una serpiente. No piense una y otra vez en las cosas pecaminosas,
como si fuera un dulce que saborea en la boca. (Vea la lección sobre 2 Corintios 10:1-6
en este libro.) Huya del pecado. Ésta es la única solución que usted necesita, si la usa.
El pecado no es como un perro malo que persigue a la gente; es como un fuego que
quema a los que lo abrazan. Con respecto a los pecados sexuales Salomón escribió:
“¿Tomará el hombre fuego en su seno sin que sus vestidos ardan?” (Pr 6:27). Si usted
huye de pecado, podrá escapar de él. En contraste, el pecado derrota a todos los que
corren a él, lo toman o siguen mirándolo. Usted no necesita un llavero lleno de llaves
para abrir su puerta del frente. Asimismo, usted no necesita una colección de claves
para derrotar los pecados sexuales. Huya del pecado. Esta clave le permitirá vencer toda
tentación sexual. Úsela, como la Escritura lo manda, o usted perderá la batalla. Decídase
ahora, antes de que vengan las tentaciones. Escoja el huir como su plan, y sígalo en los
días cuando Dios le permita respirar.
P 64
¿Cuál es el costo
del pecado para los que lo
compran?
El pecado no es barato; es caro. El diablo no
presenta ninguna oferta. Si usted acepta las tentaciones sexuales que Satanás le ofrece,
le costarán la salud, la paz mental, la reputación, el respeto, la relación con Dios y más.
Antes de añadir su nombre a la lista de los insensatos que han aceptado las tentaciones
del diablo, recuerde a otros que están en esa lista―Adán y Eva, Balaam, Acán, Sansón,
David, Judas y miles de estrellas de la televisión. El pecado lo llevará más lejos de lo
que usted quiera ir, lo detendrá más tiempo del que quiera quedarse y le cobrará más de
lo que quiera pagar.
2. (Defensiva) Cuente el costo.
Antes de decidirse a comprar algo, la persona sabia siempre pregunta: “¿Cuánto
cuesta?”
• ¿Adán y Eva hubieran comprado el fruto prohibido si hubieran preguntado el
precio?
• ¿David hubiera comprado a Betsabé si él hubiera preguntado el precio? ¿Cuánto
le costó ella?
¿Cómo es que los
P 65
amigos se pueden ayudar
mutuamente a vencer las
tentaciones?
3. (Defensiva) Ríndale cuentas a otros. El pecado crece en la obscuridad, pero
muere en la luz. Hable con su cónyuge o con un amigo cercano sobre su vida espiritual,
sus tentaciones y sus victorias. Invite a esta persona que le haga preguntas sobre sus
pensamientos. “Y si alguno prevaleciere contra el uno, dos le resistirán; y cordón de
tres dobleces no se rompe pronto” (Ec 4:12).
El plan de Dios es que los creyentes se ayuden unos a otros. Pelear solo sus batallas
con la tentación es completamente innecesario. Trabaje más inteligentemente, no más
arduamente. Hable con un amigo sobre cómo usted está venciendo las tentaciones.
Decisiones cristianas
69
Ore con alguien por las tentaciones sexuales, que son comunes.
Compare las maneras en que usted puede vencer el pecado.
4. (Ofensiva) Glorifique a Dios con su cuerpo (1 Co 6:20). La
mejor defensa es una buena ofensiva. No sólo huya del pecado;
corra hacia Dios y hacia quienes Él dirige. Use su cuerpo para
dar gracias a Jesús por haber sido crucificado por usted. Use su
cuerpo para orar, estudiar la Biblia, asistir a la iglesia, hacer buenas
Figura 3.12
obras, disfrutar de la vida con amigos espirituales, testificar a los
Sabio dice:
perdidos, animar a los débiles y adorar al Señor. Si andamos en el “Pelear con las
Espíritu, no satisficiéremos los deseos pecaminosos de la carne (Gá tentaciones es
5:16). Viva para gozar de una vida maravillosa de comunión con tan innecesario
como cargar con su burro. Luche más
Dios y eternidad en el paraíso.
inteligentemente, no más arduamente”.
Ame a Dios con todo su corazón, alma, mente y fuerzas. Hay
¿Cuáles son
un proverbio que dice: “La mente ociosa es el taller del diablo”. Sea como Thomas P 66
algunas
maneras
de vencer
Edison, que creó más de mil inventos. (Éstos incluyen el bombillo y el fonógrafo, el
los pecados sexuales por
cual precedió los modernos reproductores de música.) Cuando se le preguntó si él había medio de la ofensiva?
sido tentado a pecar, dijo que él permanecía tan ocupado haciendo cosas buenas que no
tenía tiempo para las tentaciones. “No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien
el mal” (Ro 12:21).
Nota: Hay muchos libros y artículos sobre los problemas y las soluciones de los
pecados sexuales. Dos recursos son:
• El libro de Serie fe y acción, titulado Matrimonio y familia, capítulo 11, lección 32.
Éste explica e ilustra once principios para vencer la amenaza de pecados sexuales.
• Por qué caen los grandes hombres, por Wayde Goodall, capítulo 6.
Lección
11
Decisiones sobre el matrimonio (1 Co 7:1-40)
Objetivo: Explicar 4 principios bíblicos relacionados con el matrimonio.
Contexto
En esta lección, estudiaremos cuatro principios relacionados con el matrimonio.
A. El plan de Dios para satisfacer los deseos sexuales es por el
matrimonio (1 Co 7:1-6).
La filosofía griega vinculaba el mundo con el mal y despreciaba el cuerpo físico.
Esto produjo dos puntos de vista opuestos.
• Un punto de vista decía que el cuerpo y sus deseos no importaban. Este punto de
vista enseñaba falsamente que la persona podía hacer lo que el cuerpo deseara―lo
que el cuerpo hace no afecta el espíritu. Este punto se llamaba *libertinismo, porque
permitía la libertad, el derecho de satisfacer los apetitos del cuerpo.
• La opinión opuesta se llamaba *asceticismo―negar los deseos del cuerpo por
razones religiosas. Los ascetas, como los monjes posteriores, vivían apartados de la
sociedad, consideraban el cuerpo y sus deseos como algo que debían dominar. Esto
requería disciplina estricta y negación de sí mismo, incluían el ayuno y la abstinencia
de relaciones sexuales. Algunos en Corinto habían aceptado este punto de vista. Así
que Pablo les respondió a los que habían escrito preguntando, “¿es mejor no tocar
mujer?”35
La expresión traducida “no casarse” se usa en la literatura griega como un modo
cortés de referirse al acto sexual. Algunos quizás pensaban que el *celibato era más
espiritual que el matrimonio. Quizás éstos malentendían Lucas 20:34-35 y pensaban que
los creyentes deben vivir sin relaciones sexuales, como los ángeles.36
¿Qué enseñaba el
P 67
punto de vista griego de la
libertad sexual?
¿Qué error
P 68
cometían los que negaban
las necesidades del cuerpo?
70 Capítulo 3
P 69
¿Qué demuestra
que dos almas están unidas?
¿El sexo entre
P 70
los cónyuges es un mal
necesario o algo que Dios
planeó para nuestro placer?
Corintios
Pablo dijo que debido a nuestros deseos sexuales, es bueno casarse. Pero Pablo no
sólo está diciendo que el matrimonio es una manera sabia de evitar la inmoralidad y de
satisfacer los deseos sexuales. Está declarando el plan de Dios para la humanidad. Dios
hizo a los hombres y a las mujeres seres sexuales, y creó el matrimonio como el contexto
en el que experimentaríamos y gozaríamos de la realización sexual. A través del sexo,
los cónyuges unen cuerpo y alma. Renuevan su amor y compromiso mutuos. Dios creó
el sexo para ser divertido, emocionante y renovador en el matrimonio. ¡Si el sexo fuera
solamente para crear hijos, Dios hubiera querido que tuviéramos sexo solamente una
vez al año! Es verdad que los hijos vienen a través del sexo. Pero el propósito principal
del sexo, el resto del año, es que los cónyuges se amen. Si el propósito principal del sexo
fuera para crear un hijo, ¿por qué nos crearía Dios para tener sexo cien o más veces cada
año? ¿Y por qué las mujeres continuarían sintiendo deseos sexuales por mucho tiempo
después de poder tener hijos?
B. Dios le da a la mayoría de la gente el don de matrimonio y a unos
pocos el don de ser solteros (1 Co 7:7-9).
Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene
su propio don de Dios; uno a la verdad de un modo, y otro de otro. 8Digo, pues,
a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo; 9pero si no
tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando
(1 Co 7:7-9).
7
Nota:
Para un estudio completo del
sexo en el matrimonio, vea
el libro de Serie fe y acción,
titulado Matrimonio y familia,
capítulo 5.
Pablo vio algunas ventajas de quedarse soltero. El soltero puede concentrarse en el
Señor sin las preocupaciones de una familia (1 Co 7:32-35). Siglos de historia revelan
que un pequeño porcentaje de personas permanecen solteras y sirven al Señor.
Por otro lado, algunos de nosotros que somos hombres casados, vemos muchas
ventajas en tener una esposa. Además de la realización sexual que menciona 1 Corintios
7:9, el matrimonio capacita a dos personas para compartir el trabajo de la vida. Un
soltero hace frente a las tareas normales de la vida solo, incluso el trabajo, comprar
alimentos, cocinar, lavar los platos, lavar la ropa, pagar las cuentas y darse ánimo.
P 71
¿Cuáles son 2
razones por las que Dios da
a unos pocos el don de vivir
solos?
También la mayoría de los hombres puede testificar que vivir con una esposa les
ayuda a relacionarse mejor con la gente, tomar decisiones más sabias, ser más sinceros,
ser más amables y a desarrollar la amistad más íntima de la vida. Quizás las muchas
bendiciones de ser casados nos ayudan a entender la razón por la que Dios dijo: “no es
bueno que el hombre esté solo” (Gn 2:18) y por qué Dios les da a muy pocos el don de
vivir solos, como Pablo.
P 72
¿Cómo puede
saber el creyente si debe
casarse o no?
Si la persona se casa o se queda soltera depende del don que Dios le da a esa persona.37
Jesús les dijo a los discípulos que Dios no aprueba del divorcio por la mayoría de las
razones. Ellos respondieron:
Le dijeron sus discípulos: Si así es la condición del hombre con su mujer, no
conviene casarse. 11Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto,
sino aquellos a quienes es dado. 12Pues hay eunucos que nacieron así del vientre
de su madre, y hay eunucos, que son hechos eunucos por los hombres, y hay
eunucos que a sí mismo se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El
que sea capaz de recibir esto, que lo reciba (Mt 19:10-12).
10
P 73
¿Qué pasa cuando
algunos tratan de vivir solos
sin el don de celibato o
soltería?
Para resumir, podemos decir que si la persona tiene un fuerte deseo de casarse, este
deseo es de Dios. Y si el creyente no desea casarse, esta actitud también es un don de
Dios.
Algunos han permanecido solteros cuando ese no era su don. Muchos de ellos han
traído vergüenza al nombre del Señor. En los Estados Unidos solamente, más de mil
trescientos sacerdotes han sido acusados de abusar a niños desde los 1950.38 Aunque
Decisiones cristianas
71
todos estos sacerdotes permanecían solteros, quizás muchos de ellos no tenían el don de
celibato.
Dios no quiere que hagamos un tormento del cristianismo. Es el diablo quien viene
a robar, a matar y a destruir. Jesús vino para que tengamos vida, y que la tengamos en
abundancia (Jn 10:10). Así que viva la vida en armonía con el don que Dios le ha dado―
ya sea para casarse o para ser soltero.
C. Dios quiere que le sirvamos en la situación en que estamos cuando Él
nos salva (1 Co 7:10-24).
El cristianismo no lleva a la persona a rebelarse contra la estructura de la sociedad.
Pablo dice: “Cuando usted se encuentra con Jesús y comienza a seguirlo, sea cristiano
donde esté”.39 Pablo da tres ejemplos de un principio: Sirva a Dios donde esté cuando
sea llamado a seguir a Jesús.40 Veamos estos tres ejemplos.
1. Primer ejemplo―Matrimonio: Si usted está casado cuando llega a ser creyente,
permanezca casado y sirva a Dios (1 Co 7:12-16).
Y a los demás yo digo, no el Señor: si algún hermano tiene mujer que no sea
creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. 13Y si una mujer tiene
marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.
14
Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el
marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora
son santos. 15Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano
o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó
Dios. 16Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué
sabes, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer? (1 Co 7:12-16).
Este pasaje enseña que un padre de familia que es creyente tiene una influencia
santa, santificadora en todos. Por ejemplo, suponga que dos pecadores se casan y tienen
hijos. Más adelante, la esposa llega a ser creyente. Pablo dice que esta esposa piadosa
santificará a su esposo―eso es, que ella tendrá una influencia santa en él (1 Co 7:13).
Asimismo, cuando ella vive una vida santa, lleva a los hijos a la iglesia y les enseña de
Dios día tras día, esta madre tiene una influencia santa en sus hijos. Y con el tiempo,
cada uno de ellos podría decidirse a seguir a Cristo.41
P 74
¿Qué 3 ejemplos
en 1 Corintios 7:10-24 nos
enseñan a servir a Dios en
la situación en que estamos
cuando Él nos salva?
12
¿De qué manera
P 75
el padre de familia que es
piadoso santifica al cónyuge
o al hijo en la familia?
2. Segundo ejemplo―Nacionalidad (judío o gentil): Permanezca en la nación
donde usted nace de nuevo y sirva a Dios allí (1 Co 7:17-20).
Pero cada uno como el Señor le repartió, y como Dios llamó a cada uno,
así haga; esto ordeno en todas las iglesias. 18¿Fue llamado alguno siendo
circunciso? quédese circunciso. ¿Fue llamado alguno siendo incircunciso? No se
circuncide. 19La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es; sino el guardar
los mandamientos de Dios. 20Cada uno en el estado en que fue llamado, en él se
quede (1 Co 7:17-20).
Florezca donde esté sembrado. Algunos tratan de emigrar cuando se hacen creyentes.
Quizás desean trasladarse a un lugar donde hay más creyentes, una economía mejor,
menos persecución o circunstancias más fáciles. Pero si los creyentes se alejan de
los incrédulos, no habrá luz en la oscuridad. Hay veces cuando Dios dirige la gente
a trasladarse, como en tiempos de guerra, persecución o hambruna. Pero Pablo nos
recuerda seguir la dirección del Espíritu y no la dirección de nuestros propios deseos.
Un hombre estaba lleno de una legión de demonios. Cuando Jesús lo liberó, el hombre
quería seguir a Jesús. Pero el Señor le dijo: “Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales
cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti”
(Mr 5:19). Dios llama a algunos que dejen a su familia y que prediquen el evangelio en
nuevos lugares. Pero su voluntad para la mayoría de los que se hacen creyentes es que
permanezcan en la situación en que estaban cuando Él los llamó (1 Co 1:20).
17
¿Por qué Dios
P 76
quiere que la mayoría de los
creyentes permanezcan en
la nación donde descubren a
Cristo?
72 Capítulo 3
Corintios
3. Tercer ejemplo―Esclavitud: Si usted es salvo siendo esclavo y no puede ser
liberado, no se escape―sirva a Dios como esclavo (1 Co 7:21-24).
¿Fuiste llamado siendo esclavo? no te dé cuidado; pero también si puedes
hacerte libre, procúralo más. 22Porque el que en el Señor fue llamado siendo
esclavo, liberto es del Señor; asimismo también el que fue llamado siendo libre,
esclavo es de Cristo. 23Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos
de los hombres. 24Cada uno, hermanos, en el estado en que fue llamado, así
permanezca para con Dios (1 Co 7:21-24).
21
Pablo no estaba a favor de la esclavitud. Pero él sabía que el cambio ocurre lentamente.
Si el cristianismo tratara de cambiar la sociedad repentinamente, daría al evangelio un
mal nombre y volvería al gobierno en contra de la Iglesia.
P 77
¿Por qué Pablo
mandó a Onésimo de regreso
a su amo?
Onésimo, un esclavo fugitivo, fue salvo bajo el ministerio de Pablo. Pablo lo mandó
a casa, sugiriendo, pero no exigiendo, que Filemón, su amo, recibiera a Onésimo “no ya
como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado” (Flm 16). Asimismo
hoy, los creyentes deben ser sabios y pacientes en ayudar a cambiar la sociedad en el
momento oportuno de Dios.
Aplicaciones. Aquí hay algunas preguntas y situaciones para analizar:
• Suponga que una mujer, que es una de cuatro esposas casadas con un incrédulo,
se salva. ¿El cristianismo le enseña que se lleve a sus hijos y deje a su esposo?
• ¿Una persona que acepta a Cristo debe buscar un nuevo trabajo si su jefe no es
honrado, o si otros empleados son pecaminosos?
• Suponga que la amante de un hombre rico acepta a Cristo. Si ella lo deja, ¿cómo
mantendrá a sus hijos?
• ¿Una mujer que vive en una “unión consensual” con un hombre debe casarse con
él después de ser salva?
• ¿El cristianismo anima a las prostitutas a que abandonen su vida de inmoralidad?
• ¿Los que se salvan en una reunión en la que se predica el evangelio deben volver
a las iglesias que no predican la verdad completa de la Biblia?
D. Servir a Dios debe ser el centro de nuestra vida (1 Co 7:25-38).
Lea 1 Corintios
P 78
7:25-38. ¿Qué crisis cree
usted que afectó los planes
de matrimonio en la época de
Pablo?
Quizás en la época de Pablo había una crisis que hacía no aconsejable el casarse.
Sabemos que los creyentes enfrentaban persecución de los judíos incrédulos, de los
paganos y a veces del gobierno. Pablo escribió 1 Corintios cerca de 55 a 56 d.C. Esto
fue después que Esteban fue apedreado y los creyentes habían huido de Jerusalén.
En ese tiempo, perdieron la mayoría de, o todas, sus posesiones. Pablo mismo había
echado a muchos creyentes en prisión antes de encontrar a Jesús. También, la carta a los
hebreos (escrita antes de la destrucción del templo en 70 d.C.) hace referencia a “los
días pasados” de mucha persecución.
32
Pero traed a la memoria los días pasados, en los cuales, después de haber
sido iluminados, sostuvisteis gran combate de padecimientos; 33por una parte,
ciertamente, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo; y por
otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante.
34
Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes
sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable
herencia en los cielos (Heb 10:32-34).
De modo que las palabras de Pablo, “la necesidad que apremia” (1 Co 7:26),
pudieron haberse referido a una crisis de persecución en ese tiempo. Sus palabras nos
recuerdan que los planes de matrimonio deben concordar con las circunstancias. Por
ejemplo, podría ser una imprudencia casarse en medio de una guerra o de una hambruna.
“Todo tiene su tiempo” Ec 3:1).
Decisiones cristianas
73
Por otra parte, Pablo enfatiza que nuestro tiempo en la tierra es corto. Debemos
mantener nuestra vista en servir al Señor en todo momento.
29
Pero esto digo, hermanos: que el tiempo es corto; resta, pues, que los que tienen
esposa sean como si no la tuviesen; 30y los que lloran, como si no llorasen; y
los que se alegran, como si no se alegrasen; y los que compran, como si no
poseyesen; 31y los que disfrutan de este mundo como si no lo disfrutasen; porque
la apariencia de este mundo se pasa (1 Co 7:29-31).
Mantenga un ojo en lo que usted está haciendo y el otro en Jesús.
“La necesidad que apremia” podría ser el recordatorio de Pablo que nuestro tiempo
en la tierra es corto y que Jesús viene pronto. Como dice la Escritura: “Porque aún
poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará” (Heb 10:37).
Mantenga en orden sus prioridades. Hágase estas preguntas:
• ¿Cómo es que la vida de soltero afecta mi relación con Dios?
• ¿Cómo es que el matrimonio afecta mi relación con Dios?
• ¿Cómo es que el dolor o el gozo afecta mi relación con Dios?
• ¿Cómo es que la “buena vida” afecta mi relación con Dios”?
Versículo bíblico
P 79
¿Qué principio
enfatiza 1 Corintios 7:29-31?
Complete la
P 80
Figura 3.13.
Resumen del versículo (en sus propias palabras)
Mt 13:22
Mt 24:42
2 Co 4:17
2 Ti 2:4
1 P 5:8
1 Jn 2:15-16
Figura 3.13 Practique hacer un resumen de los versículos relacionados con nuestras prioridades y nuestro enfoque.
Que estos cuatro principios en A–D relacionados con el matrimonio nos guíen a
todos nosotros a vivir sabiamente.
74 Capítulo 3
Corintios
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1.
a)
b)
c)
d)
El propósito de la disciplina es
castigar al pecador.
redimir al pecador.
hacer un ejemplo del pecador.
excomulgar al pecador.
6.
a)
b)
c)
d)
2.
a)
b)
c)
d)
Cuando los creyentes pelean ante los tribunales,
Dios trae justicia mediante los pecadores.
el mundo gana respeto para la justicia.
los que hacen el mal aprenden a hacer el bien.
aun los que ganan son derrotados.
3.
a)
b)
c)
d)
Dios es santo en su posición significa que
Él es exaltado sobre toda la creación.
Él es justo en todo lo que hace.
Él es luz pura, sin ninguna tiniebla.
Él es omnipotente y omnisciente.
7. ¿Por qué los pecados sexuales están en contra de uno
mismo?
a) Causan culpabilidad.
b) Son adulterio espiritual.
c) Traen vergüenza a los hijos.
d) Quebrantan el pacto del matrimonio.
4. Santidad en nuestra posición se refiere a
a) las decisiones que tomamos sobre lo bueno y lo
malo.
b) el cambio que Jesús hace en nosotros, por su
Espíritu.
c) la posición que tenemos mediante el sacrificio de
Cristo.
d) la manera en que nos relacionamos con los santos y
los pecadores.
5.
a)
b)
c)
d)
El lado derecho del triángulo de la santidad es nuestra
posición.
condición.
transición.
orientación.
8.
a)
b)
c)
d)
¿Cuál aspecto de nuestra santidad nunca aumentará?
Nuestra posición
Nuestra condición
Nuestra transición
Nuestra orientación
¿Por qué el cuerpo del creyente es santo?
Pertenece a Dios.
Fue creado a la imagen de Dios.
Es eterno.
Pertenece al cónyuge.
9. Por medio de la ofensiva, usted vence el pecado
sexual al
a) huir de él (1 Co 6:18).
b) contar el costo.
c) rendirle cuentas a otros.
d) glorificar a Dios con el cuerpo.
10. ¿Cuál de las siguientes frases es VERDAD sobre el
sexo?
a) Su propósito principal es tener hijos.
b) Es un deber, pero no un placer.
c) Dios quiere que sea divertido en el matrimonio.
d) Es el centro de un matrimonio piadoso.
Decisiones cristianas
75
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
Decisiones sobre la disciplina en la iglesia (1 Co 5:1-13)
Objetivo: Resumir 4 principios sobre la disciplina en la iglesia local.
Decisiones sobre los conflictos legales (1 Co 6:1-8)
Objetivo: Resumir 3 razones por las que los creyentes deben resolver los conflictos en la iglesia local, no ante los
tribunales.
Decisiones sobre la vida de santidad (1 Co 6:9-11)
Objetivo:
Objetivo:
Objetivo:
Objetivo:
Explicar 3 maneras en que Dios es santo.
Explicar lo que significa ser santo en nuestra posición en Cristo. Citar referencias bíblicas.
Dibujar el triángulo de la santidad, y explicar sus lados y ángulos.
Comparar y contrastar 3 aspectos de la santidad. Emparejar las Escrituras con cada aspecto.
Decisiones sobre el sexo (1 Co 6:12-20)
Objetivo: Explicar cómo los pecados sexuales son contra uno mismo y contra Dios.
Objetivo: Enumerar y explicar 4 maneras de honrar a Dios con su cuerpo y de evitar los pecados sexuales.
Decisiones sobre el matrimonio (1 Co 7:1-40)
Objetivo: Explicar 4 principios bíblicos relacionados con el matrimonio.
Capítulo 4:
Derechos cristianos
(1 Corintios 8–11:1)
Introducción
Pregunta: ¿Qué tienen en común estos temas:
comer carne sacrificada a los ídolos, tomar vino,
bailar, ir al cine, cubrirse la cabeza las mujeres,
usar maquillaje e ir a un evento de atletismo?
Respuesta: Cada uno de los temas mencionados
arriba tiene que ver con decidir lo que es bueno o
Figura 4.1 “Carnicería” restaurada, como una
malo.
de los del tiempo de Pablo. Pablo trató con un
problema en Corinto. ¿Los creyentes deben comer
Los creyentes servimos al mismo Dios,
carne que había sido ofrecida a un dios?
amamos al mismo Salvador y leemos la misma
Biblia. Pero no tenemos la misma opinión sobre lo
que es correcto bueno y malo. Aquí hay algunos ejemplos:
• En Corinto hace 2.000 años, algunos creyentes decían que estaba bien comer carne que se había ofrecido
a los ídolos. Otros decían que esto era pecado.
• En muchas naciones, los cristianos creen que es pecado tomar vino o cerveza. Pero en algunos países,
como en los de Europa, algunos creyentes pentecostales toman vino y cerveza.
• En algunos países hoy, los atletas cristianos tienen gran influencia y llevan a muchas personas a Cristo.
En otras naciones, la iglesia enseña que toda competencia atlética es pecado.
• Hubo un tiempo en América cuando algunos creyentes no sentían vergüenza en poseer esclavos. Otros
creyentes sentían que esto era malo. Este conflicto en la nación llegó a ser tan fuerte que llevó a una
guerra civil.
• Hay algunos hoy que enseñan que es malo ir al cine. Otros no se sienten culpables cuando ven una
película (decente) en el teatro.
• Algunas iglesias enseñan que las mujeres deben tener el pelo largo, evitar usar cosméticos, no usar joyas
y usar faldas o vestidos en vez de pantalones. Otras iglesias creen que las mujeres son libres de escoger
su propio estilo de peinado y vestido y que son libres de usar maquillaje y joyas.
¿Cómo podemos explicar estas diferencias entre creyentes que adoran al mismo Dios, aman al mismo
Señor y leen la misma Biblia? Una vez entendemos las diferencias de opiniones, ¿cómo decidimos lo que es
bueno y lo que es malo donde vivimos? En 1 Corintios 8–10, exploraremos los principios que nos guían para
contestar estas preguntas.
Lecciones:
12
13
El amor y los derechos (1 Co 8:1-13)
Objetivo A: Indicar e ilustrar 2 principios sobre la conciencia.
Objetivo B: Explicar la relación correcta entre el conocimiento y el amor.
Objetivo C: Analizar el balance entre la libertad personal y el cuidado por los demás.
Ceder los derechos: El ejemplo de Pablo (1 Co 9:1-27)
Objetivo A: Resumir 4 razones por las que Pablo tenía derecho de recibir pago en Corinto.
Objetivo B: Explicar e ilustrar 3 principios sobre ceder algunos de nuestros derechos.
Abusar de los derechos: El ejemplo de los israelitas (1 Co 10:1–11:1)
14
Objetivo A: Identificar 5 advertencias de la historia de Israel. Aplicarlas a nosotros.
Objetivo B: Resumir 3 claves para vencer las tentaciones y las pruebas.
Objetivo C: Explicar por qué era malo que los corintios comieran carne en las fiestas paganas. Aplicar esto
a nosotros.
76
Palabras clave
derechos
koinonía
Lección
12
conciencia
sacramentos
El amor y los derechos (1 Co 8:1-13)
Objetivo A: Indicar e ilustrar 2 principios sobre la conciencia.
Objetivo B: Explicar la relación correcta entre el conocimiento y el amor.
Objetivo C: Analizar el balance entre la libertad personal y el cuidado por los demás.
Contexto
En los capítulos 8–10, Pablo contesta la segunda pregunta de los corintios. La
primera pregunta tenía que ver con el matrimonio (1 Co 7). La segunda pregunta es:
“¿Es correcto comer carne sacrificada a los ídolos?” Pablo contesta esta pregunta en tres
capítulos:
• En 1 Corintios 8 la respuesta es “no coman carne sacrificada a los ídolos si es que
ofenden su *conciencia, o si ofenden la conciencia de su hermano”.
• En 1 Corintios 9 Pablo se usa as sí mismo como ejemplo. Él cedió sus *derechos por
varias razones.
• En 1 Corintios 10 Pablo usa Israel como un ejemplo, mostrando que la libertad puede
llevar a la destrucción.
La carne sacrificada a los ídolos era una parte común de la vida en los días de Pablo.
Los paganos pensaban que comer carne sacrificada a los ídolos era una manera de tener
comunión con un dios. Sólo una pequeña parte del sacrificio era dedicado al dios. El
resto se lo daban al sacerdote y al que rendía el culto. Con frecuencia llevaban esta carne
a algún banquete o la vendían en las carnicerías cercanas.1 Algunos creyentes creían que
era correcto comer este tipo de carne, pero otros creían que era malo consumir lo que
había sido sacrificado a un ídolo.
Aquí hay algunos ejemplos de cómo la carne sacrificada a los ídolos afectaba la vida
diaria en Corinto:
• La carne sacrificada a los ídolos se vendía en las carnicerías cerca del templo. Por
libra, esta carne del templo se vendía a mitad del precio de la que se vendía en las
otras carnicerías.
• Suponga que un creyente de Corinto era invitado a cenar en la casa de un incrédulo.
Quizás la carne que servían era del templo. ¿El creyente debe comer esta carne?
• Suponga que en una reunión pública se sirvió comida. Quizás el concilio de la ciudad
se reunía o el lugar donde trabajaba un creyente preparó la comida para la reunión.
Es probable que la carne era del templo. ¿El creyente debe comer esta carne?
Estas eran las situaciones difíciles que se les presentaban a los creyentes de Corinto
con respecto a la carne ofrecida a los ídolos. Lea 1 Corintios 8:1-13. Luego examinaremos
cuatro principios que Pablo presenta a los creyentes en 1 Corintios 8. Podemos usar estos
mismos principios para contestar las preguntas que se nos presentan hoy con respecto a
nuestros derechos.
A. Principio 1:
Las conciencias varían―lo que una conciencia permite, otra condena.
La conciencia es una voz interior que viene de Dios y que aprueba o condena lo que
hacemos. Debemos prestarle atención a nuestra conciencia y vivir en armonía con ese
juez interno. Asimismo, debemos respetar la conciencia de los demás. Una clave para la
salvación es tener una buena conciencia (Hch 24:16). Los que se rebelan contra la
conciencia pueden hacer naufragar su fe y perderse en un mar de conocimiento, sin
77
P1
¿Qué pregunta
contesta Pablo en 1 Corintios
8–10?
P2
¿Qué relación tenía
la carne con los ídolos en
Corinto?
¿Por qué cree usted
P3
que la carne sacrificada a los
ídolos era barata?
P4
¿Qué es la
conciencia?
78 Capítulo 4
Corintios
nadie que los guíe (1 Ti 1:19). Hasta los que no tienen la ley ni el evangelio serán
condenados por su conciencia (Ro 2:15).
Lo que una conciencia permite, otra condena. Así que lo que es seguro para un
creyente, quizás no sea seguro para otros. En Corinto, algunos creyentes fuertes y
educados comían de la carne sacrificada a los ídolos. Ellos se daban cuenta de que
un ídolo no era un dios―sólo algo que los humanos habían creado. Cuando estos
creyentes fuertes comían la carne de los templos paganos, su conciencia no los
acusaba.
En contraste, algunos creyentes de Corinto sentían que era malo comer la carne
ofrecida a los ídolos. Años antes, el Concilio judío en Jerusalén les pidió a los
gentiles “que os abstengáis de los sacrificado a ídolos” (Hch 15:29). El propósito
principal de esta petición era establecer relaciones entre los judíos y los gentiles.
Pero quizás esta petición era temporal. Los creyentes débiles de Corinto sabían que
los ídolos eran solamente obra de manos humanas. Pero antes de llegar a Cristo,
estos creyentes habían experimentado los poderes de las tinieblas que se vinculaba
con los ídolos. En 1 Corintios 10:20, Pablo enfatiza que los ídolos representan a los
demonios que están detrás de ellos.
Así que vemos que la conciencia variaba entre los creyentes de Corinto. Algunos
Figura 4.2
sentían libertad de comer carne de los templos paganos, mientras que otros creían
Ruinas del templo de Apolo
que esto era algo malo.
Aplicación. La conciencia varía entre los creyentes hoy.
La conciencia
Repase la introducción de este capítulo. Ésta menciona
varía entre los
muchos de los temas sobre los que las conciencias varían,
creyentes hoy.
como el vino, los eventos de atletismo, las películas, modas
P6
¿Cuáles son algunas de vestidos, peinados y cosméticos. El primer paso para
de las maneras en que varían evaluar lo que es bueno o malo es reconocer que la conciencia varía entre las personas.
las conciencias en el lugar
Lo que una persona puede hacer en su camino al cielo, podría mandar a otra persona al
donde usted vive?
infierno.
P5
¿Por qué las
conciencias de los creyentes
de Corinto variaban con
respecto a comer carne?
¿A base de qué
P7
juzga la conciencia? ¿La
conciencia siempre tiene
razón?
B. Principio 2: La conciencia juzga según lo que sabe (1 Co 8:4-8).
4
Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo
nada es en el mundo, y que no hay más que un Dios. 5Pues aunque haya algunos
que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y
muchos señores), 6para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del
cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo,
por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él. 7Pero no en
todos hay este conocimiento; porque algunos, habituados hasta aquí a los ídolos,
comen como sacrificado a ídolos, y su conciencia, siendo débil, se contamina.
8
Si bien la vianda no nos hace más aceptos ante Dios; pues ni porque comamos,
seremos más, ni porque no comamos, seremos menos (1 Co 8:4-8).
Anteriormente en este libro, enfatizamos que la conciencia juzga basada en lo que
sabe (capítulo 2, lección 4, punto B). A medida que el conocimiento bíblico aumenta,
éste capacita la conciencia para juzgar mejor.
Algunos creyentes de Corinto eran débiles. Ellos carecían de conocimiento básico.
Todavía no entendían que la clase de alimento que comemos no le importa a Dios (1 Co
8:8). Ellos no captaban la enseñanza de Jesús de que lo que va al vientre del hombre no
lo contamina (Mr 7:15-19). Pablo todavía no les había enseñado que los falsos maestros
3
“prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con
acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.
4
Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción
de gracias; 5porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado” (1 Ti 4:3-5).
Derechos cristianos
79
Puesto que ellos carecían de conocimiento, la conciencia de esos creyentes débiles
los condenaba cuando comían carne del mercado o a la mesa de un incrédulo.
Los creyentes débiles de Corinto sentían que era malo comer lo sacrificado a los
ídolos, aunque ellos sabían que los ídolos no eran dioses. Con todo, si la conciencia es
débil, es bueno someterse a ella.
22
...Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba. 23Pero el
que duda sobre lo que come, es condenado, porque no lo hace con fe; y todo lo
que no proviene de fe, es pecado (Ro 14:22-23).
Aplicación. La conciencia es una amiga interior que Dios le da a cada persona.
Debemos reconocer que la conciencia juzga según lo que sabe. Y debemos seguir
estudiando la Escritura y madurando en gracia y conocimiento. Esto capacitará nuestra
conciencia para juzgar mejor. Del mismo modo, debemos discipular a otros, poco a
poco, para que su conciencia se llene del conocimiento de la Palabra de Dios y de la
voluntad de Dios.
C. Principio 3: El conocimiento debe casarse con el amor (1 Co 8:1-3).
Cuando el conocimiento vive solo, es estéril. Para ser fructífero, el conocimiento
debe casarse con el amor. Las palabras conocimiento y sabemos aparecen muchas
veces en 1 Corintios. “... sabemos que todos tenemos conocimiento...” (1 Co 8:1). Pero
ninguno de nosotros sabe tanto como debería (1 Co 8:2). “El conocimiento envanece,
pero el amor edifica” (1 Co 8:1). ¡El conocimiento nunca es como la persona a quien
Dios creó para vivir sola! ¡El conocimiento siempre debe casarse con el amor!
El conocimiento y el amor siempre deben viajar juntos, y el amor debe ser el que
maneja. Pues el conocimiento sin amor lleva al orgullo y destruye. Dios quiere que
hablemos la verdad “en amor” (Ef 4:15). “Y si tuviese profecía, y entendiese todos
los misterios y toda ciencia... y no tengo amor, nada soy” (1 Co 13:2). La Figura 4.3
contrasta dos tipos de creyentes―los que se enorgullecen de su conocimiento y los que
son conocidos por su amor.
1 Co
El creyente que se jacta del conocimiento
El creyente que ama
P8
¿Por qué cada
creyente siempre debe
obedecer la conciencia?
¿Cómo podemos
P9
iluminar y mejorar la
conciencia?
¿Cuáles
P 10
son 2 contrastes entre
los creyentes que
se enorgullecen del
conocimiento y los creyentes
que aman? (1 Co 8:1-3)
1 Co
8:1
El conocimiento envanece
El amor edifica
8:1
8:2
No sabe nada como debe saberlo
Es conocido por Dios
8:3
Figura 4.3 Algunos creyentes se jactan del conocimiento, pero otros tienen conocimiento con amor (1 Co 8:1-3).
Nos alegra que usted esté estudiando este libro. Esperamos que continúe con su
formación. En la tierra, la gente guarda registros y expedientes de sus estudios. Con
todo, no hay evidencia de que Dios guarde un archivo en el cielo de nuestros estudios
en la tierra. El conocimiento solo no impresiona a Dios. Pero él guarda un registro de
los que aman. El hombre que ama es conocido por Dios (1 Co 8:3). Dios no olvida el
amor que les mostramos a los demás (Heb 6:10). Él recompensará a los que aman―aún
a los que le dan a alguien un vaso de agua fría en su nombre (Mt 10:42). El juicio de las
ovejas y los cabritos se basará en el amor que demostremos o que neguemos (Mt 25:3146). Todos sabrán que somos discípulos de Cristo por el amor que mostremos (Jn 13:35).
Un padre y su hijo miraban a Onán trabajar al lado de su casa. Onán tenía un
problema mental. Él trabajaba arduamente, pero hablaba raro. Era muy descuidado para
vestirse y tenía el mal hábito de escupir a cada instante. El hijo se reía cuando el padre
imitaba a Onán en su forma de hablar. Justo en ese momento apareció la madre. Ella
había observado cuánto sudaba Onán mientras trabajaba bajo el sol candente. Ella sintió
compasión y le llevó un vaso de agua fría y una rebanada de pan con mantequilla. El
conocimiento menosprecia, pero el amor edifica.
Algunos creen que los más educados son los más espirituales. Muchos creen que
los que levantan las manos más alto y cantan más fuerte son los más espirituales. Otros
¿Qué impresiona
P 11
más a Dios, el conocimiento
o el amor? Explique.
P 12
¿Qué conmueve
más a los pecadores, nuestro
conocimiento o nuestro
amor? Explique.
80 Capítulo 4
P 13
¿Qué reconoce
Dios como religión pura?
P 14
Cuando usted
estudia, ¿mantiene el balance
entre el conocimiento y el
amor?
¿Cómo sabemos
P 15
cuándo debemos sacrificar la
libertad y cuando defenderla?
Explique.
P 16
¿Por qué el anterior
musulmán se negó a comer
un sándwich de jamón?
Corintios
creen que lo más importante del cristianismo es memorizarse la Escritura o saber la
doctrina correcta. Pero la Biblia dice: “La religión pura y sin mácula delante de Dios el
Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones...” (Stg 1:27).
El que pone en práctica 1 Corintios 13 es conocido por Dios (1 Co 8:3).
“Mira papito, qué chistosa es esa señora al otro lado de la calle, lleva puesto un
sombrero de hombre.” El padre había llevado a su pequeño hijo a comprar un regalo de
cumpleaños a la mamá. El niño se sorprendió al ver a una señora que llevaba puestas
varias faldas y lo que parecía ser un sombrero para hombre. El padre le dijo que no
señalara a la señora, y le explicó que la gente del campo se vestía de forma diferente que
la de la ciudad. También le dijo al pequeño que señalar a la gente es mala educación,
porque eso podría avergonzarla. El amor nunca hace nada indebido (1 Co 13:5).
D. Debemos sacrificar nuestros derechos personales si es que causan
tropiezo a los creyentes débiles (1 Co 8:9-13).
9
Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los
débiles. 10Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a la mesa
en un lugar de ídolos, la conciencia de aquel que es débil, ¿no será estimulada a
comer de lo sacrificado a los ídolos? 11Y por el conocimiento tuyo, se perderá el
hermano débil por quien Cristo murió. 12De esta manera, pues, pecando contra
los hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecáis. 13Por lo cual,
si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no
poner tropiezo a mi hermano (1 Co 8:9-13).
Aquí está el problema: Los creyentes fuertes comían carne, y su conciencia no los
acusaba. Mientras tanto, los creyentes débiles veían a los fuertes, seguían su ejemplo y
se sentían culpables. Ellos nos recuerdan al niño que seguía a su hermano mayor. El niño
más alto saltó fácilmente sobre una zanja, pero cuando el pequeño lo intentó se cayó y
se lastimó la pierna.
Por eso Pablo les dijo a los fuertes “Pero mirad” para que esa libertad que tenían
no llegara a ser “tropezadero para los débiles” (1 Co 8:9). Pablo advirtió que debemos
cuidarnos de no destruir al hermano por quien Cristo murió (1 Co 8:11). Este versículo
hace eco a Romanos 14:20, “No destruyas la obra de Dios por causa de la comida”.
¿Usted se puede imaginar que alguien ame un bocado de comida, un sorbo de vino o un
evento más que a una persona?
Un anterior musulmán de la India era el jefe de una empresa de té. Él había llegado a
conocer al Señor. En una comida de la Escuela dominical, una joven estaba distribuyendo
sándwiches. Ella le dijo al anterior musulmán: “¿Quiere un sándwich?” “¿De qué clase
son?” le preguntó él. “De carne fresca de cerdo o de jamón.” “¿No tiene de carne de
res, de oveja o de pollo?” preguntó él. “No, no tengo”, contestó ella. “Gracias”, dijo él,
“pero no quiero nada”. Riéndose, ella le dijo: “¿Usted está tanto bajo la ley que no come
cerdo? ¿No sabe que el cristiano tiene la libertad de comer lo que quiera?” “Yo tengo
libertad”, respondió él, “pero también tengo la libertad de no tomarlo. Yo fui criado para
ser un musulmán estricto. Mi anciano padre, de casi ochenta años, todavía es musulmán.
Cada 3 años vuelvo a la India para rendirle cuentas del negocio de té, del que él es el
dueño. Cuando llego a casa, siempre sé cómo él me va a recibir. Mi padre me dirá:
‘¿Esos infieles ya te enseñaron a comer esa carne asquerosa?’ Y yo le diré: ‘No padre.
Mis labios nunca han tocado la carne de cerdo’. Entonces puedo tener la oportunidad
de compartir a Cristo con él. Pero si me como uno de sus sándwiches, mi padre no me
recibirá en casa la próxima vez que yo vaya―y yo no podré predicarle a Cristo”.2
La joven entendió y todos comprendimos esta historia. El anterior musulmán
obedecía lo que el apóstol Pablo escribió. Tenemos la libertad de abstenernos de las cosas
que preocupan a otros. En todas las situaciones, el amor llega a ser nuestra motivación
Derechos cristianos
81
principal. “Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne
jamás, para no poner tropiezo a mi hermano” (1 Co 8:9-13). ¡La verdadera libertad
cristiana valora a otros más que nuestros derechos y une el conocimiento con el amor!
Pablo no dice: “Siempre sacrifiquen su libertad”. En vez de eso, él dice que hay
que tener cuidado con nuestra libertad (1 Co 8:9). Hay veces en las que debemos usar
nuestro conocimiento para aumentar el conocimiento y la libertad de otros. Recuerde
que Pablo usó su libertad para defender la libertad de los gentiles y aumentar la libertad
de Pedro. Pablo sabía que Pedro no comía con los gentiles. La conciencia de Pedro
lo acusaba, porque la ley enseñaba a los judíos evitar ciertos alimentos y no comer
con los gentiles. Del mismo modo, los judaizantes enseñaban que los gentiles debían
evitar ciertos alimentos. Pero Pablo sabía que Jesús nos dio la libertad para comer todo
alimento. De modo que él no se sometió a la manera en que Pedro se negaba a comer
con los gentiles. Más bien, Pablo enfatizó que en Cristo somos libres de comer todos
los alimentos con todas las personas, y que nuestra salvación no está basada en lo que
comemos. Así que Pablo le hizo frente a Pedro respecto al menú (Gá 2:11).
Juan y Julio entraron a una cafetería para almorzar. Julio quedó sorprendido cuando
su amigo pidió jamón. “Yo no como cerdo”, dijo Julio, “porque cuando Jesús echó fuera
los demonios, éstos entraron en los cerdos” (Mt 8:32). Juan asintió con la cabeza y le
preguntó: “¿Y los cerdos con los demonios adónde se fueron?” “Al agua”, le contestó
Julio. “¿Entonces tú no bebes agua?” le preguntó Juan sonriendo.
La gente del país donde Edgardo vivió por 12 años tenía convicciones firmes sobre
la manera en que se debe cuidar la persona cuando tiene resfriado. Ningún estudiante en
el Instituto bíblico se afeitaba cuando tenía resfriado.
Una vez, a Edgardo le dio un resfriado, pero a él le habían enseñado que se sentiría
mejor si se aseaba y se afeitaba. Los estudiantes se horrorizaron cuando él llegó a la
clase, todavía con el resfriado, pero limpio y afeitado. Él les dijo que donde él se había
criado, los hombres acostumbraban afeitarse aunque tuvieran un resfriado. Él nunca
había sabido de nadie que hubiera muerto por afeitarse. Así que Edgardo no le prestó
atención a la idea local de que uno se podía morir si se afeitaba cuando padecía de un
resfriado. ¡Muchos estuvieron pendientes para ver si él se moría!
Aplicación.
Los estilos de peinados
Los estilos de vestir
El bailar en la iglesia
Los estilos de adoración
Las tradiciones
Lo relacionado con el divorcio
Las versiones de la Biblia
Las mujeres en el ministerio
Legalismo
Los alimentos y bebidas
Figura 4.4
P 17
¿Edgardo ofendió
a otros con su libertad?
Explique.
P 18
¿Qué cosas hacen
que los creyentes tropiecen
en su sociedad? Explique.
Los lugares donde la gente va a comer
La televisión/Internet
Cómo se bautiza la gente
El control de la natalidad
El hablar en lenguas
Los eventos deportivos
Los cristianos carnales
El entretenimiento
Los estilos de música
El lugar de trabajo
Una lista de costumbres que pueden causar tropiezo en la gente
¿Los jóvenes
Pablo describe varias maneras en las que un creyente fuerte puede hacerle daño a un P 19
tropiezan
por
las mismas
creyente débil (1 Co 8:8-13).
cosas que los creyentes
• Mi ejemplo puede hacer que la conciencia de un creyente débil se contamine mayores? Explique.
(1 Co 8:7).
• Mi ejemplo puede hacer que alguien tropiece (1 Co 8:9).
• Mi ejemplo puede herir la conciencia débil de otro (1 Co 8:12).
• Lo peor de todo, mi ejemplo puede convertirse en una trampa Figura 4.5 Toda trampa
para otro (1 Co 8:13). La frase de la NVI caer en pecado depende de un disparador.
Tenga cuidado de que su
está basada en la palabra griega skándalon que significa
libertad no empuje a su
“escándalo u ofensa”. Pero en griego un skándalon era una hermano en una trampa.
vara que disparaba una trampa. Para atrapar un pájaro o un
animal, la gente usaba trampas. Toda trampa tiene un disparador. Cuando
el animal toca el skándalon (disparador), la trampa se cierra y captura a la
82 Capítulo 4
Corintios
víctima. Pablo advierte: “Cristiano, no permita que su libertad sea el disparador
de la trampa que atrape a su hermano”.3
Lección
13
Ceder los derechos: El ejemplo de Pablo (1 Co 9:1-27)
Objetivo A: Resumir 4 razones por las que Pablo tenía derecho de recibir pago en Corinto.
Objetivo B: Explicar e ilustrar 3 principios sobre ceder algunos de nuestros derechos.
¿Cuáles capítulos
P 20
en 1 Corintios son una
unidad de pensamiento sobre
los derechos?
Contexto
Recuerde que los capítulos 8–10 forman una unidad o un bloque en 1 Corintios. El
tema de los capítulos 8–10 es los derechos cristianos. En Corinto, los creyentes estaban
divididos sobre el tema de comer carne sacrificada a los ídolos. Los creyentes fuertes
sentían que ellos tenían el derecho de comer esta carne barata. Pero los creyentes débiles
sentían que no era bueno comer carne sacrificada a los ídolos.
• En 1 Corintios 8, Pablo enfatizó que el amor nos guía a ceder nuestros derechos si es
que hacen tropezar a otros.
• En 1 Corintios 9, Pablo usa su propio ejemplo de ceder los derechos. La pregunta de
trasfondo todavía es si se debe o no se debe comer la carne sacrificada a los ídolos.
Pero Pablo enseña unos principios que podemos aplicar en muchos temas.
Un título del sermón de 1 Corintios 9 es: “¿Qué pasa con mis derechos?”4
Vamos a dividir esta lección en cuatro partes: El fundamento y tres principios
sobre el limitar nuestros derechos.
Figura 4.6 Un buey que trilla el grano
merece comer un poco de éste.
P 21
Lea 1 Corintios 9:1-6. ¿Cuál es la
primera razón que Pablo usó para probar
su derecho de recibir apoyo económico en
Corinto?
A. El fundamento: Pablo tenía derecho de recibir pago en
Corinto.
Como un fundamento, Pablo enfatiza que él tenía derecho de recibir
pago de los corintios (1 Co 9:1-14). Este era un asunto delicado. Más tarde,
en 2 Corintios veremos que los falsos maestros decían que Pablo no merecía
recibir pago (2 Co 11:7-15). E incluso cuando Pablo escribió 1 Corintios,
algunos en Corinto no creían que él tenía derecho de recibir ayuda económica
por su ministerio. Así que él usa catorce versículos para probar que es digno
de recibir ayuda económica de los corintios. La Figura 4.7 es una lista de
cuatro razones por las que Pablo tenía derecho de recibir pago de los que él
evangelizó y discipuló en Corinto.
Cuatro razones por las que Pablo tenía derecho de recibir pago de los corintios
1. Los apóstoles reciben pago de aquellos a quienes sirven.
2. La sociedad enseña que los trabajadores merecen pago por su labor.
• Los soldados que sirven reciben pago del gobierno.
• Los obreros que siembran una viña se comen algunas de sus uvas.
• Los pastores que cuidan un rebaño se beben algo de la leche.
3. La ley del Antiguo Testamento enseñaba el principio de que los ministros podían comer de las ofrendas de
aquellos a quienes servían.
• Los bueyes que aran y trillan se merecen algo del grano (Dt 25:4).
• La gente que ara y trilla participa de la cosecha. Puesto que Pablo sembró semillas espirituales entre los
corintios, él tenía derecho en la cosecha material. Pablo tenía más derecho de recibir sostén económico que
otros a quienes los corintios sostenían.
• La ley enseñaba que los sacerdotes debían recibir su alimento del templo donde trabajaban (Lv 6:16, 26;
Dt 18:1).
4. Enseñanza del Nuevo Testamento. Jesús ordenó que los que predican el evangelio deben vivir del
evangelio (Mt 10:10-16; Lc 10:7).
1 Co
9:1-6
9:7
9:8-13
9:14
Figura 4.7 Cuatro razones por las que Pablo tenía derecho de recibir sostén económico de los corintios (1 Co 9:1-14)
Comentarios sobre la Figura 4.7, Cuatro razones por las que Pablo tenía derecho de recibir
pago de los corintios
Derechos cristianos
83
1. Los apóstoles reciben pago de aquellos a quienes sirven. Pablo cumplía con los
requisitos para ser un apóstol. Él había visto a Jesús (1 Co 9:1; Hch 9:1-6). Y Jesucristo
escogió y comisionó a Pablo para ser apóstol a los gentiles (Hch 9:15; 1 Co 1:1). Pablo
hizo en Corinto todo lo que marca a un apóstol―señales, prodigios y milagros (2 Co
12:11). Los corintios mismos eran el sello o la prueba oficial de que Pablo era un apóstol
(1 Co 9:2). La iglesia de Corinto nació por el ministerio de Pablo. Pablo cumplió con
todos los requisitos de un apóstol. Por eso él tenía derecho de recibir pago, como lo
recibían los otros apóstoles.
Algunos hoy enseñan falsamente que los apóstoles no se casaban. Pero era común
que los apóstoles se casaran. Pablo declara que él podría haber viajado con una esposa,
como lo hacían los otros apóstoles, incluyendo los hermanos del Señor y hasta Pedro (1
Co 9:5). Y si un apóstol viajaba con su esposa, él tenía derecho de que se le proveyera
para los gastos de comida de los dos. Pero como sabemos, Pablo no se casó. A diferencia
de los otros apóstoles, Dios lo dirigió a ceder este derecho.
2. La sociedad enseña que los trabajadores merecen pago por su labor. Este principio
de experiencia humana es cierto para soldados, obreros del campo y pastores de ovejas.
Pero también es válido para los apóstoles, pastores, maestros y todos los otros empleados
de una sociedad o asociación. Así que como cualquier otro obrero, Pablo tenía derecho (la
palabra griega exousia, significa “derecho o autoridad”) Con todo, él no usó el derecho.
Los derechos de Pablo con frecuencia eran como un cheque que él nunca canjeó.
3. La ley del Antiguo Testamento enseñaba que los obreros merecían su pago. Pablo
dio dos ejemplos de la ley sobre este principio. Primero, él hizo referencia al buey.
Deuteronomio 25:4 prohíbe poner bozal al buey que trilla el grano. Un bozal era tela o
cuero atado alrededor de la boca del animal para mantenerla
cerrada. De modo que un buey con un bozal no podía abrir la
boca para comer grano. Cuando el buey trabajaba para trillar el
grano, lo olía.5 La ley de Dios permitía que el buey comiera
parte de ese grano. Algunos pastores usan este versículo para
exigir que todas las ofrendas de la iglesia sean para ellos. Pero
la ley no decía que los bueyes se debían comer todo el grano,
sino sólo una parte. Aún así, Pablo decidió no recibir ninguna
ofrenda de los corintios.
Segundo, la Ley enseñaba que los sacerdotes podían comer
de las ofrendas del pueblo. Asimismo, Pablo tenía derecho de
ser bendecido por el pueblo a quien él servía en Corinto. Pero él
dejó esta comida en el plato y se negó a comerla.
4. En el Nuevo Testamento, Jesús enseñó que los que predican
el evangelio deben vivir del evangelio. Él dijo que cuando sus
discípulos ministraran en una casa: “Y posad en aquella misma
casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es
digno de su salario” (Lc 10:7).
Pablo tenía el derecho (griego: exousia) de que le pagaran.
Aún así, este gran apóstol cedió su derecho en Corinto por tres
razones (B–D). Examinemos estas razones una por una.
¿Cuáles son por lo
P 22
menos 3 requisitos bíblicos
de un apóstol? (1 Co 9:1-3;
2 Co 12:11)
P 23
¿Alguien que
usted conoce cumple con los
requisitos para ser llamado
apóstol? Explique.
¿Era común que
P 24
los apóstoles se casaran?
Explique.
P 25
¿Su sociedad
enseña que los trabajadores
merecen pago? Dé ejemplos.
P 26
¿Cómo usó Pablo
la ley del Antiguo Testamento
para probar su derecho de
recibir pago? (Figura 4.7)
Explique 2 ilustraciones.
Figura 4.8 Los bueyes tiraban de una trilladora
para separar el trigo de los tallos y de la paja. La
ley de Dios prohibía ponerle bozal al buey mientras
trabajaba (Dt 25:4; 1 Co 9:9). El buey merecía parte
del grano como pago. Pablo usó este ejemplo para
mostrar que los ministros tienen derecho a recibir
pago de aquellos a quienes sirven.
B. Principio: Debemos ceder algunos de nuestros derechos para que
otros no tropiecen (1 Co 9:15-23).
15
Pero yo de nada de esto me he aprovechado, ni tampoco he escrito esto para
que se haga así conmigo; porque prefiero morir, antes que nadie desvanezca esta
mi gloria. 16Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque
me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! 17Por lo
¿Qué enseñó
P 27
nuestro Señor sobre el
derecho de un ministro de
recibir pago?
84 Capítulo 4
P 28
¿Cuáles eran
algunos ejemplos de usar la
religión como negocio en el
tiempo de Pablo?
Figura 4.9 Algunos
pastores hablan sobre los
diezmos y ofrendas con la
misma insistencia con que
un pájaro carpintero golpea
sobre un árbol seco.
¿Cómo es que los
P 29
predicadores codiciosos de
hoy le dan un mal nombre al
evangelio? Dé ejemplos.
Corintios
cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad,
la comisión me ha sido encomendada. 18¿Cuál, pues, es mi galardón? Que
predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no
abusar de mi derecho en el evangelio (1 Co 9:15-18).
En el tiempo de Pablo, como hoy, muchos usaban la religión para ganar dinero.
Con mucha frecuencia, los incrédulos creen que la gente usa las cosas espirituales para
hacerse ricos.
• En Jerusalén, la familia del sumo sacerdote se hacía rica estafando a la gente. Jesús
sacó a algunos de esos ladrones del templo (Mt 21:12-13). Y Él condenó a los fariseos
por hacer largas oraciones como un espectáculo, mientras devoraban las casas de las
viudas (Mt 23:14).
• En Samaria, Simón el hechicero ganó influencia, poder y riqueza dentro de la esfera
de la magia. Él le ofreció dinero a Pedro, queriendo seguir usando el poder espiritual
para llenar su cuenta bancaria (Hch 8:9-23).
• En Filipos, una muchacha “daba gran ganancia a sus amos, adivinando” (Hch
16:16). Asimismo, Pablo les escribió a los filipenses acerca de los que predican a
Cristo por razones erróneas (Fil 1:17).
• En Éfeso, Demetrio el platero vendía ídolos a gran ganancia (Hch 19:23-27).
• En Creta, Tito recibió advertencias sobre los falsos maestros que arruinan familias
por ganancias deshonestas (Tit 1:11-12).
• Y en Corinto, Pablo escribió sobre los falsos apóstoles que esclavizan, explotan y se
aprovechan de la esposa de Cristo (2 Co 11:20).
En todas partes, muchos se inventaban historias para explotar a los necesitados (2 P
2:3). Y hoy los falsos maestros siguen inventándose historias para estafar a los creyentes.
Los impostores siempre han usado el hambre de Dios que la gente tiene como un medio
de robarle su dinero. “Porque raíz de todos los males es el amor al dinero” (1 Ti 6:10).
La religión siempre ha sido un gran negocio para los avaros.
Por lo tanto, Pablo decidió predicar el evangelio en Corinto sin cobrar (1 Co 9:18).
Su ministerio reflejaba la enseñanza de Jesús: “de gracia recibisteis, dad de gracia” (Mt
10:8). No obstante, él aceptó algunas ofrendas de iglesias de otros lugares (2 Co 11:8;
12:13).
Ladrones vestidos de predicadores eran piedras de tropiezo para los pecadores. Esos
bandidos detrás de los púlpitos hacían que los pecadores fueran escépticos. Pablo quería
abrir el corazón de la gente al evangelio. Así que parece que él no aceptaba ofrendas
de los de la ciudad donde estuviera estableciendo una nueva iglesia. De este modo, en
Corinto, él cedió su derecho de recibir pago de sus convertidos.
Debido a que Pablo cedió su derecho de recibir pago, los pecadores podían decir:
“Oigan, este hombre no está tratando de sacarnos dinero. Escuchemos lo que dice”.
Aplicación. Es triste que hoy los predicadores hablan tanto del dinero, y que algunos
viven a un nivel más alto que la mayoría de la gente a la que sirven. Algunos pastores
hablan sobre los diezmos y ofrendas con la misma insistencia con que un *pájaro
carpintero golpea en un árbol seco. Asimismo, es una piedra de tropiezo para los perdidos
que algunos predicadores venden servicios y artículos religiosos. Aunque se trate de
libros y CDs, el motivo principal de algunos parece ser el dinero, no el ministerio. En
contraste, Pablo no andaba vendiendo el evangelio (2 Co 2:17).
La religión sigue siendo un gran negocio hoy. Muchos predicadores prometen que
Dios lo bendecirá cuando le mande una ofrenda. Otros venden telas de oración, aceite
para ungir y artículos religiosos. Algunos venden títulos religiosos que son falsos,
ofreciendo honor a los que no lo merecen. Un obispo predicó un sermón sobre la guerra
espiritual, y luego vendió pequeñas espadas para que la gente llevara consigo. Aunque
Derechos cristianos
85
las espadas no servían para nada contra las fuerzas espirituales, el predicador ganó
mucho dinero vendiéndolas. Algunos venden oraciones, prometiendo sacar a sus seres
amados del purgatorio, ¡que no existe! ¡Mientras tanto, millones de pecadores caen al
infierno, mientras los predicadores falsos y asalariados se apropian de todo el dinero que
pueden! En contraste, es alentador ver a predicadores como Pablo, con un corazón puro
y una actitud piadosa hacia el dinero.
Al dejar este punto, observe otro principio importante: Nuestra actitud, hacia
cualquiera que sea lo que demos o que cedamos, determina nuestra recompensa (1 Co
9:17). Estudiaremos este principio cuando lleguemos a “Dios ama [bendice] al dador
alegre” (2 Co 9:7). Cualquiera que sea lo que hagamos, hagámoslo con un corazón
alegre como ofrenda a Dios. Dar con mala actitud envenena la semilla que sembramos.
La pasión de Sansón era el placer; Alejandro Magno tenía pasión por el poder; la
pasión de Pilato era la política; Judas tenía pasión por el dinero; que nosotros, como
Jesús y como Pablo, tengamos una pasión por las almas de los hombres.
C. Principio: Debemos ceder algunos de nuestros derechos para
construir puentes hacia los perdidos (1 Co 9:15-23).
19
Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a
mayor número. 20Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos;
a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a
la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley; 21a los que están sin ley, como
si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo),
para ganar a los que están sin ley. 22Me he hecho débil a los débiles, para ganar
a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a
algunos. 23Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él
(1 Co 9:19-23).
Pablo nos asombra. A todos nos gustaría ver libres a los esclavos. Pero ¿cuántos de
nosotros deseamos ver a los hombres libres convertirse en esclavos? Sin embargo Pablo,
un hombre libre, se hizo “siervo de todos”, especialmente de los perdidos (1 Co 9:19).
Este tipo de comportamiento no es humano. Es sobrenatural.
Nuestra carne humana se afianza de todos los derechos y privilegios que puede. Como
humanos, tendemos a querer los salarios más altos que podamos obtener. Queremos tener
la ropa que nos gusta, la comida que nos gusta y las casas que nos gustan. Queremos la
mejor educación, el mejor medio de transporte y las mejores medicinas y servicios de
salud. Queremos estar con la gente a quien más amamos. Queremos hablar de nuestros
temas favoritos. Queremos sentirnos amados y respetados. Queremos, queremos,
queremos. Esa es la naturaleza humana. En contraste, Pablo anduvo por la vida guiado
por un deseo. Lo que él quería era ganarse a los perdidos para que pudieran ir al cielo
con él y no al infierno.
Sólo tenemos tanta influencia según sea nuestra relación con los demás. Pablo sabía
este gran secreto de persuadir a la gente. La influencia aumenta a medida que aumenta la
relación. Para llevar a la gente a Cristo, tenemos que tirar puentes para poder acercarnos
a ella. Así que la estrategia de Pablo era buscar terreno común. Pablo siempre preguntaba
cosas como: “¿Qué puedo hacer para ser amigo de este pecador?” “¿Sobre qué podemos
hablar que nos acerque más?” “¿Cómo se ve la vida a través de sus ojos?”
Pablo practicaba la habilidad de ver la vida a través de los ojos de otros. Si el pecador
era un judío que estaba bajo la ley, Pablo hablaba desde el punto de vista judío. Si
el pecador era un gentil, Pablo no hablaba de la circuncisión ni de los sacrificios de
animales. Por ejemplo, Pablo se dio cuenta de que los gentiles de Atenas tenían un
altar al Dios que no conocían. Así que usó ese eslabón para hablarles del Dios que ellos
no conocían (Hch 17). ¿Por qué? Porque él había cedido sus derechos para construir
P 30
¿Era normal la
actitud de Pablo con respecto
a los derechos? Explique.
¿Cuáles son
P 31
algunos de los derechos que
busca la mayoría de quienes
usted conoce?
¿Cuál es una clave
P 32
para influenciar a otros?
P 33
¿Qué habilidad
practicaba Pablo para
ganarse a los perdidos? Dé
ejemplos.
86 Capítulo 4
P 34
¿Qué derechos
cedió Thomas para alcanzar
a Chris con el evangelio?
P 35
¿Qué derechos
ceden usted y su iglesia para
alcanzar a los perdidos con el
evangelio?
Corintios
puentes hacia los perdidos. A los débiles se hizo débil. Por ejemplo, si alguien no estaba
de acuerdo con comer carne sacrificada a los ídolos o beber vino, Pablo le decía: “Yo
estoy con usted, amigo. Dejemos atrás la carne y el vino y caminemos juntos hacia
Cristo”. Si un pecador decía: “Todos los predicadores van tras el dinero”, Pablo decía:
“Hay demasiada verdad en eso, amigo. Pero yo predico de gratis. Soy el predicador que
usted busca, con el mensaje que usted ha estado esperando”. Por eso Pablo podía decir:
“porque no busco lo vuestro, sino a vosotros” (2 Co 12:14). Para Pablo los derechos
personales eran como dinero en su bolsillo―para gastarlo en otra persona. ¡Increíble!
Aquí estaba un hombre verdaderamente bajo la ley y el mando de Cristo (1 Co 9:21)―la
ley de amor que busca servir a los demás. ¡Oh Dios, abre nuestro corazón para ser como
Jesús, y como Pablo!
Thomas, un creyente, notó que su vecino, Chris, nunca iba a la iglesia. Chris tenía
tres perros que ladraban mucho por la noche. Thomas sentía que tenía derecho de
dormir bien en la noche. Pero su corazón deseaba ayudar a Chris a encontrar una buena
eternidad. Así que fue cruzó la calle para visitar a Chris. En el garaje de Chris había
muchas fotos de mujeres eróticas. Thomas les volvió la espalda mientras hablaba con
Chris, quien se bebía una lata de cerveza. Thomas estaba orando para poder construir
un puente para poder acercarse más a Chris. Así que le preguntó: “¿Qué le gusta hacer
en su día libre?” Chris respondió: “¡Me gusta ir a pescar!” Estaba claro que para Chris
la pesca significaba mucho. Así que Thomas le hizo preguntas como: “¿Qué clase de
peces le gusta pescar? ¿Adónde le gusta ir? ¿Cuál es la mejor manera de pescar?” ¡Dos
horas más tarde, Chris todavía estaba hablando de los peces! Y Thomas y Chris habían
dado pasos hacia el hacerse amigos. Un año más tarde, después que Chris y su esposa
habían comido dos veces en casa de Thomas, después que Thomas se había aprendido
los nombres y edades de los tres perros de Chris, después que Thomas sabía los nombres
y los problemas de los dos hijos de Chris, después que ellos habían hablado por muchas,
muchas horas acerca de la pesca, ¡Chris le entregó su corazón a Jesús! Y hoy, 15 años
más tarde, Chris y su familia son creyentes fieles que le sirven al Señor en una iglesia
de las Asambleas de Dios. ¿Por qué? Porque Thomas cedió su derecho de dormir toda la
noche, cedió su derecho de hablar y decidió escuchar. Porque Thomas cedió su derecho
de disfrutar de su tiempo libre y lo dedicó para ayudar a Chris. Los creyentes maduros,
espirituales ceden sus derechos para ganar a los perdidos y para evitar que los salvos se
pierdan.
Algunos miembros de iglesias ceden muchos de sus derechos para construir puentes
hacia los perdidos. Ellos les ayudan a los pecadores a limpiar el jardín. Cocinan y los
invitan a comer gratuitamente. En algunas iglesias, los que son carpinteros reparan
casas gratuitamente en sus días libres, los que son mecánicos ayudan a los pobres, unos
creyentes voluntarios pintan una escuela en la comunidad y las mujeres hornean tartas y
galletas para los visitantes que asisten a la iglesia. Algunos ceden su tiempo y oran por
los perdidos. Otros visitan hospitales y prisiones para orar por la gente y darle ánimo.
En Corinto, algunos se concentraban en disfrutar de sus derechos. Pablo usó su
propio ejemplo para que ellos dejaran de pensar en sí mismos y pensaran en los demás.
Para seguir a Cristo, debemos practicar la abnegación y hacernos siervos para ganarnos
a los perdidos. Tenemos que ceder algunos de nuestros derechos para poder construir
puentes hacia los perdidos.
D. Principio: Debemos ceder algunos de nuestros derechos para nuestro
propio beneficio (1 Co 9:24-27).
24
¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero
uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 25Todo
aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona
corruptible, pero nosotros, una incorruptible. 26Así que, yo de esta manera corro,
Derechos cristianos
87
no como a la ventura; de esta manera peleo, no como
quien golpea el aire, 27sino que golpeo mi cuerpo, y lo
pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo
para otros, yo mismo venga a ser eliminado (1 Co 9:2427).
A Pablo le gustaba usar eventos de atletismo como
ilustraciones. Los griegos disfrutaban de los juegos olímpicos,
y los corintios eran famosos por las carreras ístmicas y otras
competencias de atletismo.
Pablo compara el cielo con el premio al final de una
carrera. En la tierra, los atletas compiten por una corona que
perece; pero nosotros buscamos una corona que durará para
Figura 4.10 Corinto era famosa por los juegos ístmicos
siempre―una victoria *escatológica.6
en los que los corredores competían por una corona
El ganar requiere de disciplina. Para ganar una carrera,
terrenal. Los juegos se llamaban ístmicos por un
hasta los mejores atletas deben practicar autocontrol. Los
istmo―un cuello angosto de tierra.7
atletas se disciplinan en las decisiones que toman. Ellos no
comen alimentos que los engordarán y comen lo que les fortalecerá los músculos. Se
acuestan temprano para dormir lo suficiente y estar fuertes en las competencias. Mientras
otros se relajan en la comodidad, los atletas que ganan se entrenan corriendo para estar
en las mejores condiciones.
Pablo era como un atleta. Él no le daba a su cuerpo todas las cosas que éste deseaba.
Pablo no era esclavo de los deseos de la carne. Más bien, su cuerpo era esclavo del
Espíritu de Dios que estaba en su interior. Así que Pablo dijo: “...sino que golpeo mi
cuerpo, y lo pongo en servidumbre...” (1 Co 9:27). ¿Por qué?
La autodisciplina es sólo otra forma de decir “ceder ciertos derechos”. ¿Por qué P 36
¿Cómo se
Pablo se negó a darles todo lo que su alma y su cuerpo deseaban? ¿Por qué se negó disciplinan los atletas para
a satisfacerse a sí mismo? ¿Por qué trataba su cuerpo como un esclavo, y no como participar en una carrera?
un amo? ¿Por qué Pablo practicaba la autodisciplina? La respuesta es: “...no sea que P 37
¿De qué maneras
cree usted que Pablo limitaba
habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado” (1 Co 9:27).
los deseos de su cuerpo?
En los tiempos de Pablo, si un atleta rompía las reglas, los jueces lo descalificaban de Explique.
la carrera. Asimismo hoy, los corredores tienen que someterse a reglas como comenzar
¿Cómo se relaciona
a tiempo, permanecer dentro de sus límites, tratar justamente a los otros participantes y P 38
el ceder los derechos con la
evitar las drogas como *esteroides. Los atletas que rompen las reglas son descalificados autodisciplina? Dé ejemplos.
y no reciben ninguna recompensa.
Hoy, al igual que en los tiempos de Pablo, la meta para llegar al cielo es como correr
en una carrera espiritual. Muchos de los que comienzan la carrera serán descalificados y
no recibirán ninguna recompensa.
¿Era posible
Lamentablemente, algunos eruditos enseñan que es imposible que un creyente vuelva P 39
al mundo y se pierda. Ellos creen que todos los que comienzan la carrera la ganan. que un apóstol perdiera su
salvación? Explique.
Enseñan que el premio de Pablo fue ganar a otros para Cristo. Pero a través de Corintios
y todas las otras epístolas de Pablo, el mayor premio para los creyentes es el cielo. Por
ejemplo, en Filipenses 3, Pablo se compara con un corredor en una competencia. Con
toda su fuerza y concentración él se esfuerza para llegar a la meta―ganar a Cristo para
siempre y alcanzar la resurrección (Fil 3:8-11). Asimismo, la carta a los hebreos nos
compara con los competidores en una carrera, fijando nuestros ojos en Jesús, y corriendo
hacia el premio que es el cielo (Heb 12:1-2).
Pablo necesitaba la autodisciplina para su misión y para su salvación.8 Un comentario P 40
¿Cuál es la
abarca 1 Corintios 8–10 en un orden extraño. Trata con 1 Corintios 8, luego con relación entre 1 Corintios
1 Corintios 10 y luego con 1 Corintios 9.9 Usando este método no ortodoxo y no natural, 9:27 y 10:1-5?
Warren Wiersbe dice que Pablo no creía que era posible perderse. Él observa que hasta
88 Capítulo 4
Corintios
un corredor que era descalificado de la carrera seguía siendo un ciudadano. Estamos muy
agradecidos por las numerosas observaciones útiles que el hermano Wiersbe presenta.
Pero la hermenéutica correcta nos guía a reconocer la relación entre 1 Corintios 9 y 10.
“Eliminado” (1 Co 9:27) está seguido inmediatamente por 1 Corintios 10:1. El capítulo
9 termina con la razón por la que Pablo practica la autodisciplina: “...no sea que habiendo
sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado” (1 Co 9:27). Y observe que
1 Corintios 9:27 está conectado con 1 Corintios 10:1 por la palabra griega gar, que
significa “porque”. Como veremos en la siguiente lección, Pablo uso la ilustración de
Israel para explicar lo que él quiere decir con “eliminado” (1 Co 9:27). Israel anhelaba
la comida de Egipto. Los israelitas no disciplinaron este deseo carnal. Luego, esto los
llevo a los banquetes de sus vecinos paganos. Y el comer en los banquetes paganos llevó
a Israel a la idolatría e inmoralidad. Ellos tenían derecho de asistir a los banquetes y
hacer lo que quisieran. Era permisible, pero no beneficioso. El resultado final de la falta
de disciplina de Israel fue terrible. Rompieron su pacto, perdieron su relación con Dios
y perdieron el derecho a su herencia. Dios no estaba complacido con la mayoría de ellos.
Ellos “quedaron postrados en el desierto” (1 Co 10:5). Dios juró: “...no entrarán en mi
reposo” (Heb 3:11; 4:3). Asimismo, Pablo sabe que el comer carne sacrificada a los
ídolos lleva al comer en los banquetes paganos de Corinto. Así que es necesario ceder
el derecho de comer carne―por su hermano y por su propio bien. La autodisciplina―
limitar algunos derechos―es una clave para alcanzar el cielo. Hasta un apóstol puede
perder su salvación. Pregúntele a Judas.
Aplicación. La libertad, los derechos y los privilegios nos rodean. Pero muchos
P 41
¿En cuáles de
estas 7 áreas la gente en
su cultura necesita más
autodisciplina? Explique.
derechos en la vida están en un límite―a solo un paso del pecado y de la esclavitud. En
Corinto, comer carne sacrificada a los ídolos estaba a solo un paso de arrodillarse ante
un ídolo o de tener sexo con una prostituta en el templo pagano.
Así como el conocimiento debe casarse con el amor, así los derechos deben casarse
con la autodisciplina. El autocontrol o autodisciplina es un fruto del Espíritu Santo (Gá
5:22-23). Cuando andamos en el Espíritu y sometemos nuestra voluntad a Él, Él nos
guiará para ser amos de nuestro cuerpo. Cooperemos con el Espíritu Santo para practicar
la autodisciplina en estas siete áreas:
• Tiempo. Acuéstese lo suficientemente temprano para que pueda levantarse lo
suficientemente temprano para tener su devocional. Tome tiempo para hacer
ejercicio, estudiar la Biblia y estar con su familia. Limite el tiempo que pasa
en diversiones, como la televisión y los juegos. La mucha diversión fortalece
el cuerpo y debilita el espíritu. Así como un dulce antes de cenar disminuye el
apetito, la mucha diversión nos hace perder el apetito por las cosas espirituales.
• Dinero. Busque a diario el balance entre gastar dinero en sí mismo y gastarlo
en los demás. Aprenda a ser un buen mayordomo de todo lo que Dios le dé.
Recuerde que no hay un versículo que diga: A quien mucho se le da, se le exigirá
el 10 por ciento. Ponga en práctica Mateo 6:33.
• Hablar. Limite sus palabras. Refrene su lengua (Stg 1:26). Practique escuchar
el doble de lo que habla. Ganamos influencia con los demás cuando tomamos
tiempo para escucharlos.
• Comida. Tenga cuidado con que coma. Niéguese a comer demasiado de lo que lo
engordará y lo hará verse descuidado. Ofrézcale a Dios un cuerpo que sea sano y
que esté en forma para que pueda estar alerta y ser un buen ejemplo.
• Pensamientos. Permita que el Espíritu lo capacite a amar lo bueno y odiar lo malo.
Apártese de los malvados pensamientos de profanidad, desnudez y pornografía.
Vuélvase a los pensamientos que honren a Dios. Huya de los pensamientos
malvados como huiría de un león furioso. Viva la oración: “Sean gratos los
dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti” (Sal 19:14).
Derechos cristianos
•
•
89
Tenga integridad y pureza en lo que piensa en privado, y Dios lo bendecirá en
público.
Sexo. Disfrute el sexo solamente dentro del matrimonio, con su cónyuge. Antes
del matrimonio, manténgase alejado de las relaciones que deshonren a Dios, a la
iglesia y a su familia. Después del matrimonio permanezca tan fiel a su cónyuge
en privado como lo es en público. No sea como Adán o como Eva, que desearon
lo que Dios les había prohibido. Esté contento con el plan sexual de Dios para su
vida. Ríndale cuentas a un mentor o a un amigo.
Éxito. Tenga cuidado del orgullo cuando logre éxito. Limite la cantidad de crédito
y elogio que reciba. En vez de alardear del éxito, disciplínese para permanecer
humilde y dar la gloria a Dios. Rechácelo.
Conclusión. Anteriormente en Corintios, Pablo enseñó sobre la necesidad de limitar
nuestros derechos. Si insistimos en nuestro derecho de exaltar a nuestro líder favorito,
esto lleva a la división en la iglesia (1 Co 1–4). Si usamos nuestra libertad para practicar
pecados sexuales, esto destruirá al cuerpo de Cristo (1 Co 5). Si insistimos en nuestros
derechos en los tribunales, podríamos desacreditar nuestro testimonio ante los perdidos
que nos rodean (1 Co 6:1-11). Si nos negamos a disciplinar nuestros apetitos carnales,
y volvemos a nuestras anteriores maneras de pecar, no tendremos herencia en el reino
de Dios (1 Co 6:9-11). Pablo seguirá enfatizando la necesidad de pensar en los demás
en 1 Co 12–14. Limitar nuestros derechos―practicar autodisciplina como un atleta―
es necesario para servir a otros y alcanzar el cielo. En una carrera de atletas sólo uno
gana. En contraste, en nuestra carrera al cielo, todos podemos ganar. Sin embargo, el
premio no es para los que comienzan la carrera, sino sólo para los que la terminan.
“Corred de tal manera que lo obtengáis” (1 Co 9:24). Limite sus derechos. Practique la
autodisciplina―por otros y por usted mismo.
Viva para ganar la carrera larga. El misionero Jim Elliot pensaba muy bien del ceder
la libertad y los derechos. Él escribió: “No es tonto el que da lo que no puede guardar
para ganar lo que no puede perder”.10
Lección
14
P 42
Identifique y
explique los 5 lugares en
1 Corintios donde Pablo
escribe sobre ceder nuestros
derechos por los demás.
Abusar de los derechos: El ejemplo de los israelitas (1 Co 10:1–11:1)
Objetivo A: Identificar 5 advertencias de la historia de Israel. Aplicarlas a nosotros.
Objetivo B: Resumir 3 claves para vencer las tentaciones y las pruebas.
Objetivo C: Explicar por qué era malo que los corintios comieran carne en las fiestas paganas. Aplicar
esto a nosotros.
Contexto
1 Co
Tema
8
Ponga en práctica el amor. No use su libertad de una manera que haga tropezar a otros.
9
Sea como Pablo. Ceda sus derechos por otros y por usted mismo.
10
No sea como Israel. Limite su libertad―disciplínese―para no caer.
(Manténgase alejado de los banquetes paganos, porque son una forma de idolatría.)11
Figura 4.11
Los temas de 1 Corintios 8–10 con relación a los derechos y a la libertad
Recuerde que 1 Corintios 8–10 es una unidad de pensamiento. La gran pregunta es:
“¿Y mis derechos?” Algunos corintios sentían que ellos tenían el derecho de asistir a los
templos paganos y comer carne ofrecida a los ídolos. En 1 Corintios 8, Pablo comienza
hablando de los creyentes débiles. Él les aconsejó a los fuertes que no hicieran nada que
causara tropiezo a los débiles. Luego, en 1 Corintios 9, Pablo usó su propia vida como
ejemplo de ceder los derechos por otros.
En 1 Corintios 10, Pablo se hace muy enérgico. Estudiaremos este capítulo en cuatro
partes:
90 Capítulo 4
Corintios
•
•
•
•
Advertencias. En 1 Corintios 10:1-10, el apóstol da advertencias severas del Antiguo
Testamento.
Ánimo. En 1 Corintios 10:11-13, Pablo da tres claves para ayudarnos a terminar la
carrera.
Advertencia final. En 1 Corintios 10:14-22, Pablo enseña que comer a una mesa
espiritual incluye en tener comunión con un poder espiritual.
Conclusión. En 1 Corintios 10:23–11:1, Pablo resume varios principios sobre el uso
de nuestros derechos.
Examinemos estas cuatro partes.
A. Advertencia: Los derechos y privilegios del pasado no garantizan los
éxitos futuros (1 Co 10:1-10).
La Figura 4.12 contiene cinco advertencias. Tome un momento para leer la tabla.
Luego estudiaremos brevemente cada una de las advertencias.
Advertencias
Explicación
Escrituras
1. Porque no quiero,
hermanos, que ignoréis...
Los israelitas fueron liberados de la esclavitud de Egipto y Dios les
prometió Canaán, pero ellos murieron en el desierto.
1 Co 10:1-5
2. Ni seáis idólatras...
Comer y beber con desenfreno, y las fiestas paganas son una
forma de idolatría―una manera de inclinarse a los valores y
dioses mundanos.
1 Co 10:7;
Éx 32:4-6, 19
3. No forniquemos...
El siguiente paso después de la fiesta pagana fue el pecado
sexual. Luego llegó el juicio de Dios, y veintitrés mil murieron en
un día.
1 Co 10:8;
Nm 25:1-9
4. Ni tentemos al Señor...
[no lo provoquemos a ira]
Los israelitas hablaron contra Moisés. A algunos los mataron las
serpientes.
1 Co 10:9, 21-22;
Nm 21:4-6
5. Ni murmuréis, como
algunos de ellos
murmuraron...
El ángel destructor mató a algunos cuando murmuraron sobre el
juicio de Coré.
1 Co 10:10;
Nm 16:41, 49; 17: 5, 10
Figura 4.12
Cinco advertencias basadas en los pecados del pasado de Israel (1 Co 10:1-10)
Comentarios sobre las cinco advertencias de la figura 4.12 (1 Co 10:1-10)
P 43
¿Cuál fue la
forma de bautismo en agua
de Israel después de la
liberación de la esclavitud?
¿Cuál fue la forma
P 44
de comunión de Israel?
Advertencia 1. Los derechos y privilegios del pasado no garantizan el éxito futuro.
“Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres...” tuvieron derechos
y privilegios como los nuestros. Ellos hasta tenían una forma de los *sacramentos del
bautismo en agua y de la comunión (1 Co 10:1-5).
• Los israelitas tenían una forma de bautismo, como el que tenemos nosotros.
Pablo usó a Israel como un ejemplo para los creyentes. Dios los liberó de la
esclavitud de Egipto. Luego, ellos tenían una forma o tipo de bautismo. “...y todos
en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar...” (1 Co 10:1-2; Éx 13:21-22;
14:31). Note la comparación. Los creyentes siguen a Jesús y son bautizados. Los
israelitas siguieron a Moisés y tuvieron una forma de bautismo, cuando el agua
del Mar Rojo y la nube los rodearon.
• Los israelitas tuvieron una forma de comunión como la que tenemos
nosotros. En su segunda comparación, Pablo menciona la comunión de Israel.
Los creyentes celebramos la comunión o la Santa Cena cuando comemos el pan
y bebemos el jugo de uvas. Asimismo Israel tenía una forma de comunión―maná
y agua. Los israelitas. “...todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos
bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que
los seguía, y la roca era Cristo” (1 Co 10:3-4; Éx 16:14-16). Observe que Pablo
se refiere a Cristo como una roca espiritual que estaba con Israel. Esta es otra
manera de decir que Jesús era su fuente―Él estaba con ellos y proveía para sus
necesidades.
Derechos cristianos
•
Los israelitas pecaron y cayeron del favor de Dios. ¿Nosotros debemos hacer
esto? Israel, después de su liberación, bautismo y comunión, cayó de la gracia.
Ellos tenían grandes derechos y privilegios. “Pero de los más de ellos no se
agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto” (1 Co 10:5; Nm
14:22-24; 28-35; Heb 3:17). En vez de disfrutar de la tierra de Canaán, sus
sepulturas quedaron esparcidas por el desierto.
91
P 45
¿Qué le sucedió
a Israel a pesar de tener
algunas formas de los
sacramentos?
En pasajes como 1 Corintios 10:1-5, los tipos del Antiguo Testamento nos asombran,
como el bautismo en el Mar Rojo, el maná y el agua de la Roca espiritual, Cristo. Es
bueno estudiar y disfrutar estos tipos. Pero tengamos cuidado de no perder el significado.
Una generación de israelitas tuvo grandes derechos y privilegios. De esta multitud de un
millón o más, todos menos dos, Josué y Caleb, cayeron del favor y de la gracia de Dios.
¿Por qué? Porque no usaron su libertad y privilegios con sabiduría. Por esto era que
Pablo limitaba sus derechos. Él controlaba sus deseos y esclavizaba su cuerpo―para
no ser descalificado (1 Co 9:27). Dios no toleró la idolatría de Israel. Pablo advirtió que
Dios no toleraría la idolatría de los corintios. Y Dios no tolerará nuestra idolatría hoy,
en ninguna forma, como el ser codiciosos o doblegarnos a los placeres pecaminosos del
mundo.12
P 46
Comenzando
en Génesis, mencione a 5
personas que usaron sus
derechos imprudentemente y
enfrentaron juicio.
Los que usan su libertad para poner su corazón en
las “cosas malas” serán juzgados (1 Co 10:6-11). El primer ejemplo de Pablo fue
1 Corintios 10:1-5. Luego él da cuatro ejemplos más. Tome tiempo para leer los cinco
ejemplos (1 Co 10:1-11). También, repáselas en la Figura 4.12, y observe que la razón
principal para que estos ejemplos estén en la Biblia es “para que no codiciemos cosas
malas...” (1 Co 10:6, 11).
• Advertencia 2. En el Sinaí, los israelitas cometieron idolatría, como algunos de
los corintios estaban cometiendo (Éx 32). Los israelitas adoraron al becerro de
oro y luego cometieron pecados sexuales (1 Co 10:7; Éx 32:6). Ellos pusieron su
corazón en las cosas malas.
• Advertencia 3. En Moab, los hombres de Israel fueron con los paganos a sacrificar
animales a los dioses paganos y cometer pecados sexuales (Nm 25). Como los
corintios que asistían a banquetes paganos, ellos pusieron su corazón en las cosas
malas.
• Advertencia 4. En el desierto, los israelitas murmuraron contra Moisés, porque
tenían que comer maná en vez de comida corriente. Asimismo, los corintios
hablaron contra Pablo, porque ellos querían comer carne en los banquetes
paganos. Ellos pusieron su corazón en las cosas malas.
• Advertencia 5. Como cuarto ejemplo, los israelitas se negaron a estar contentos
con Dios y con su líder, Moisés. Como los corintios, ellos decidieron quejarse y
murmurar. En vez de descansar en el líder, en el plan y en la provisión de Dios,
ellos pusieron su corazón en las cosas malas.
¿Qué está diciendo
P 47
Pablo en 1 Corintios 10:1-5?
Aplique esto.
Advertencias 2–5 (Figura 4.12).
Todos los cinco ejemplos de Pablo son acerca de las decisiones que la gente toma.
Dios nos da el derecho y el privilegio de decidir. Los que ponen su corazón en las
cosas malas, como lo hicieron los israelitas, prefieren amar el mundo más que a Dios.
Esto es idolatría. Considere las advertencias de Pablo sobre la libertad. ¡La verdad
aterradora es que Dios nos da lo que escogemos―ya sean las cosas malas de la tierra,
o nuestra relación eterna con Él! Pero ganamos o perdemos según las decisiones que
tomamos.
Cuidémonos de lo que Pablo nos advierte acerca de Israel. No debemos abusar
de nuestro derecho a decidir. Los derechos de hoy no garantizan el éxito de mañana.
Recuerde a Adán y Eva, Caín, Noé, Lot, la esposa de Lot, Esaú, Balaam, los israelitas,
Acán, Sansón, David, el joven rico, Judas y más.
P 48
¿Cuál es la razón
principal por la que Pablo da
los cinco ejemplos? (1 Co
10:1-10)
¿Cuál advertencia
P 49
era de Moab?
P 50
¿Dios le ha dado a
usted tantos derechos como
le dio a Israel? (Ro 9:4-5)
P 51
¿Quiénes son
algunos que usted conoce
que han perdido su relación
con Dios?
92 Capítulo 4
Corintios
B. Ánimo: Tres claves para evitar caer desde el favor al juicio
1 Co 10:11-13)
Pablo les ha dado a los corintios y a nosotros cinco advertencias. Y en el resto del
capítulo, él dejará en claro que debemos separarnos de las mesas de los demonios y del
mundo. Pero antes de continuar, el Espíritu lo dirige a dar ánimo. Pedro nos dio claves
para que nunca caigamos sino que hagamos firme nuestra vocación y elección (2 P
1:10). Asimismo, Pablo nos da claves. Veamos brevemente tres maneras de permanecer
en el camino angosto que nos lleva al cielo.
Complete la Figura
P 52
4.13 sobre aprender de las
Escrituras.
1. Aprenda. “Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para
amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos” (1 Co
10:11). Después de la primera advertencia, Pablo escribió que este ejemplo era “que no
codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron” (1 Co 10:6). Asimismo, después de los
ejemplos 2–5, él dice que nosotros debemos aprender de los errores de Israel.
Advertencias escritas
como advertencias
para nosotros
Resumen en sus propias palabras
Heb 2:1
2 P 1:19
1 Co 10:1-5
1 Co 10:7-10
Figura 4.13
Practique resumir las advertencias de las que debemos aprender.
Algunos aprenden de los errores de otros, mientras que otros repiten los errores.
• Una manada de animales se dirigía hacia el grano que había en un campo.
Un cazador le disparó a uno de los animales, así que los otros huyeron. Ellos
aprendieron de la muerte de su amigo.
• Dos ratones se acercaron a un trozo de queso. Cuando un ratón mordió un
bocado, lo atrapó una trampa. El otro ratón huyó, pero más tarde regresó. Pronto
él también quedó atrapado en la trampa.
• Una multitud de personas padecen de enfermedades sexuales. Algunos aprenden
de esto, mientras que otros no.
• Un hijo sufría muchísimo porque su padre era alcohólico. Como resultado, el hijo
decidió que nunca probaría vino ni cerveza.
Los que están vivos hoy son “a quienes han alcanzado los fines de los siglos” (1 Co
10:11). La muerte y la resurrección de Cristo marcan el comienzo del fin―lo viejo está
pasando y lo nuevo se está acercando. Que nosotros aprendamos de los errores de otros,
que permanezcamos siendo el pueblo de Dios y que gocemos de su plan eterno para los
redimidos.
P 53
Complete la
Figura 4.14 sobre establecer
principios sobre ser
cuidadosos que debemos
aprender.
2. Tenga cuidado. “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga” (1 Co
10:12). Pablo les escribió estas palabras a los corintios que disfrutaban de una relación
con Dios. Ellos tenían los sacramentos del bautismo y la comunión. Pero Israel tenía
sacramentos similares y perdió su herencia. Así que no seamos presuntuosos, orgullosos
ni demasiado seguros de sí mismos. Pablo advierte que podemos caer así como cayó
Israel.
Escritura
Principio para nosotros
Pr 16:18
Dn 4
Mt 24:45-51
Figura 4.14
Practique establecer principios sobre ser cuidadosos.
Derechos cristianos
93
3. Tenga seguridad. “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana;
pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que
dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” (1 Co
10:13).
Este asombroso versículo tiene que ver con varias revelaciones sobre las tentaciones
que enfrentamos.13
Primero, todas las tentaciones son comunes. “No os ha sobrevenido ninguna
tentación que no sea humana” (1 Co 10:13). La palabra griega peirasmos puede
significar “tentación a pecar” o “prueba”, que puede llevar a pecar si nos desanimamos.14
Satanás puede tratar de hacernos creer que nuestras tentaciones y pruebas son únicas o
inusuales―o, como pensó Elías, que estamos solos en nuestras luchas (1 R 19:10). Pero
las tentaciones son tan comunes como los anzuelos para pescar. Satanás tienta a todos.
La tentación es tan antigua como el Edén. Los deseos de la carne, los deseos de los ojos
y la vanagloria de la vida―éstos son tan normales como la piel en los humanos. Cuando
es tentado, usted no es un viajero solitario en un camino sin huellas. Usted está con
billones de personas que enfrentan tentaciones comunes. Las tentaciones que usted tiene
que soportar son las mismísimas que una vez enfrentaron los santos que están en el cielo.
El mundo ofrece los mismos tipos de pecados a cada generación. Las tentaciones
comunes son el sexo, el dinero, el tiempo, el poder, la posición, el elogio, las drogas, el
éxito, los excesos (comer demasiado, hablar demasiado, desear demasiado, descansar
demasiado, trabajar demasiado, jugar demasiado), quejarse, no creer y no perseverar. La
forma de cada tentación podría variar, pero los temas son comunes. Como dijo Salomón:
“nada hay nuevo debajo del sol”. El diablo tiene muchas recetas, pero él cocina con los
mismos ingredientes.
¿Entonces qué? Fortalézcase y póngase firme. Sea fuerte y alerta. Usted está en una
guerra por su alma. Satanás busca destruir a toda persona en la tierra mediante las
tentaciones y las pruebas. No se desespere si es tentado como los de antes que usted, los
que lo rodean o los de después que usted. Hasta Jesús fue tentado. No hay pecado en ser
tentado. El pecado está en el tentador, no en la tentación ni en el que es tentado.
P 54
Explique: “El diablo
tiene muchas recetas, pero
él cocina con los mismos
ingredientes”.
P 55
¿Qué palabras en
1 Pedro 5:8-9 nos recuerdan
que las pruebas son
comunes?
Sed sobrios, y velad; porque vuestro
adversario el diablo, como león rugiente,
anda alrededor buscando a quien devorar;
9
al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van
cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo (1 P 5:8-9).
Sed sobrios, y velad.
8
Segundo, todas las tentaciones tienen un límite. Dios es fiel; Él no dejará que usted
sea tentado más de lo que pueda resistir. Dios ajusta nuestras pruebas a nuestra fuerza.
Pocos sufren como Job, Pablo o Jesús. Los creyentes más débiles enfrentan menos
pruebas. Los creyentes fuertes quizás enfrenten pruebas y tentaciones más grandes.
Dios “conoce nuestra condición; se acuerda de que somos polvo” (Sal 103:14). Dios
tiene soberanía sobre Satanás. El perro del infierno no puede ni siquiera ladrarnos sin
el permiso de Dios. Nuestro Padre celestial tiene el control, y Él es fiel. La marea de la
tentación podría subir. Pero Dios dirá: “Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante, y
ahí parará el orgullo de tus olas” (Job 38:11). El enemigo de nuestra alma es malvado,
pero el Pastor de nuestra alma es fiel (1 P 2:25).
P 56
¿Cómo podemos
aplicar Job 38:11 a nuestras
tentaciones?
Tercero, en todas las tentaciones Dios dará “la salida”. “Sino que dará también
juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” (1 Co 10:13). Podría
haber diez salidas de las tentaciones y las pruebas. Pero la salida correcta es la que Dios
provee. Por ejemplo, un hombre enfrentaba un problema financiero. Él escogió la salida
incorrecta cuando hizo mal uso de los fondos que otros le habían confiado. Fíjese en la
promesa de nuestro texto: “...pero fiel es Dios...que dará...la salida” (1 Co 10:13).
P 57
Contraste la actitud
peligrosa de 1 Corintios 10:12
con la actitud segura de
10:13.
94 Capítulo 4
P 58
¿Cuáles son
algunos de los lugares a los
que la “salida” podría llevar a
los creyentes?
¿Dios promete una
P 59
salida para los que buscan
una entrada? Explique.
P 60
¿Cuál de estas
ilustraciones le gusta más?
Explique.
P 61
¿Por qué sería
bueno predicar un mensaje
sobre 1 Corintios 10:1-13
y otro sobre 1 Corintios
10:14–11:1? Explique.
Corintios
Las palabras griegas para “salida” se relacionan a la imagen de un desfiladero de
montaña. Cuando un ejército o los enemigos rodeen al creyente, Dios le mostrará una
vía de escape por un desfiladero en la montaña. ¿Usted está enfrentando problemas
económicos? Dios le proveerá una salida. ¿Está luchando con una prueba de enfermedad,
dolor o sufrimiento? Dios le proveerá una salida. ¿Ha perdido a un ser amado, la esperanza
y está ahogándose en el sufrimiento? Dios le proveerá una salida. ¿Las tribulaciones y
los retos que enfrenta son demasiado grandes para usted? Dios le proveerá una salida.
La salida podría tomar muchos rutas.
• La salida podría pasar por el Mar Rojo, después de obedecer la promesa: “…
estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros…” (Éx 14:13).
• La salida podría pasar por Esmirna, donde los creyentes fueron llamados a ser
fieles en la pobreza y en la prisión (Ap 2).
• La salida podría pasar por Filipos, donde las puertas de hierro se abrieron cuando
los creyentes azotados cantaban alabanzas a la media noche (Hch 16:25-26).
• La salida podría pasar por el cementerio, después de haber vencido por la sangre
del Cordero y la palabra de nuestro testimonio, y de no haber amado nuestra vida
hasta la muerte (Ap 12:11).
La salida es siempre por fe, como testifican los creyentes de Hebreos 11. Y la salida
es siempre hacia Dios, no lejos de Él.
Los corintios estaban enfrentando una tribulación en particular. Ellos eran tentados a
entrar a los templos paganos y comer carne ofrecida a los ídolos. Si ellos daban ese paso
hacia el pecado, la siguiente tentación sería los pecados sexuales en los templos. Así
que para los corintios, la salida de Dios era huir de la idolatría (1 Co 10:14). Asimismo,
la vía de escape de Dios para nosotros es correr de, no hacia, los deseos pecaminosos
del mundo y de la carne. Como José, debemos huir de la tentación. Como Timoteo,
debemos huir de las pasiones juveniles (2 Ti 2:22). Como los corintios, debemos huir de
las situaciones pecaminosas. La salida es para los que la buscan, no para los que buscan
la entrada.15 Estudiaremos más sobre esto en el punto C. La salida siempre está lejos del
pecado y nunca hacia él.
Considere estas ilustraciones sobre la tentación.
• “Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está
dispuesto, pero la carne es débil” (Mt 26:41).
• Rechace la tentación cuando golpea la puerta por primera vez. Porque el deseo
por lo malo es como el deseo por Dios: cuanto más lo alimenta, más se fortalece.
• La planta matadora de Suramérica es una enredadera que parece inofensiva
cuando es pequeña. Comienza a salir en la base de un árbol y lentamente se trepa
por él. Poco a poco mata el árbol, y finalmente produce una flor en su ápice para
coronarse.
• Cuando los pájaros pequeños atacan a un halcón, éste no se para a pelear. En vez
de eso, vuela más alto en círculos amplios, hasta que sus torturadores lo dejan en
paz.
• En la ribera del Amazonas vive una araña de colores muy vivos. Se extiende para
parecer una hermosa flor. Las abejas y otros insectos llegan a ella, esperando
encontrar miel. En vez de eso, la araña les da veneno y muerte.
• La tentación, si no se le resiste, llega a ser irresistible.
• El mejor momento para establecer un récord en una carrera veloz es cuando se
huye de la tentación.
• La mitad de los problemas de la vida es por decir sí demasiado rápido y no
demasiado lento.
• Es más fácil rechazar el primer deseo que satisfacer todos los que le siguen
cuando se les abre la puerta.16
Derechos cristianos
C. Advertencia final: Comer a una mesa espiritual incluye tener
comunión con un poder espiritual (1 Co 10:14-22).
En 1 Corintios 10:14, Pablo comienza a concluir el largo argumento que empezó
en 8:1. Estos tres capítulos han tratado con el uso de los derechos―y específicamente
el derecho de comer carne en los banquetes paganos. En estos versículos finales, Pablo
ilustra un principio tres veces. El principio es este: Comer a una mesa espiritual
incluye tener comunión con un poder espiritual. Veamos los tres ejemplos de Pablo.
95
P 62
¿Cuál principio
ilustra Pablo 3 veces en
1 Corintios 10:14-22?
1. Primer ejemplo: Comer a la mesa del Señor incluye tener comunión con el
Señor (1 Co 10:14-17, 21).
La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo?
El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? (1 Co 10:16).
En 1 Corintios 10:16, la palabra comunión es una traducción de la palabra griega
*koinonia―que significa “comunión” o “compartir con alguien”. En los primeros años
de la Iglesia, los creyentes celebraban la Santa Cena con una comida de comunión.
En esta comida, ellos bebían de la copa y comían el pan. Pablo explica que cuando
participamos en la Santa Cena, durante esta adoración tenemos comunión con el Señor.
Jesús está presente donde dos o tres se reúnen en su nombre (Mt 18:20). El Señor está
presente en la Santa Cena. Los que comen el pan y beben el jugo tienen comunión con
Jesucristo.
El lenguaje figurativo de 1 Corintios 10:17 probablemente era claro para los primeros
lectores. Parece ser una *metonimia. En una metonimia, una palabra representa otra. Por
ejemplo, en “El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”, el pan representa todas nuestras
necesidades (Mt 6:11). Asimismo, en 1 Corintios 10:17, el pan representa el cuerpo
físico de Cristo y su cuerpo espiritual de todos los creyentes. Así como hay un pan en la
mesa del Señor, los creyentes forman un cuerpo y todos deben honrar al Señor.17
Asimismo, Pablo usa otra vez la metonimia en el versículo siguiente, pues el altar
representa el sacrificio en él y al Señor cerca de él (1 Co 10:18).
P 63
¿Cuál no es una
ilustración en 1 Corintios
10:14-22: a) comunión,
b) sacrificios del Antiguo
Testamento, c) banquetes
paganos, d) pascua?
P 64
¿Qué 2 cosas
representa el pan? (1 Co
10:17) Explique.
¿Qué 2 cosas
P 65
representa el altar? (1 Co
10:18) Explique.
2. Segundo ejemplo: Comer carne del altar incluye tener comunión con el Dios
del altar (1 Co 10:18). “Mirad a Israel según la carne; los que comen de los sacrificios,
¿no son partícipes del altar?” (1 Co 10:18). Pablo todavía está ilustrando el principio
de que comer a una mesa espiritual incluye tener comunión con un poder espiritual.
En el Antiguo Testamento, el pueblo sacrificaba animales a Dios en altares. Una vez
sacrificado, el animal le pertenecía a Dios. Pero Dios era afable e invitaba a los que
adoraban a compartir parte de la carne del altar. Pablo enfatiza la conexión de la carne
con el altar y el poder espiritual presente en el altar. Los que comían carne sacrificada a
Dios tenían comunión con Dios―puesto que el altar era el lugar de reunión para Dios y
el hombre.
3. Tercer ejemplo: Comer carne sacrificada a los ídolos incluía tener comunión
con los demonios (1 Co 10:19-22).
¿Qué digo, pues? ¿Que el ídolo es algo, o que sea algo lo que se sacrifica
a los ídolos? 20Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios
lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con
los demonios (1 Co 10:19-20).
Anteriormente, Pablo escribió que un ídolo no es nada y que hay un solo Dios (1 Co
8:4-5). No obstante, hay demonios detrás de los ídolos que la gente hace (1 Co 10:20). Y
Pablo no quería que los corintios tuvieran comunión con los demonios.
Lo que Pablo quiere decir está claro. Las comidas en los banquetes paganos eran
sacrificios a los demonios. Comer en estas comidas era una forma de idolatría y de
adorar a los demonios. Los creyentes están atados al Señor, los unos a los otros y a la
mesa del Señor. Por lo tanto, Dios nos prohíbe tener comunión con los demonios. Los
19
Figura 4.15
En la mesa del Señor,
tenemos comunión con el
mismo Señor.
P 66
¿Cómo es que
el error de los corintios
era como el de Israel en
Deuteronomio 32:21?
96 Capítulo 4
Corintios
que se rebelan y tienen comunión con los demonios están provocando a celos e ira al
Señor (1 Co 10:22). Este fue el mismo error que Israel cometió: “Ellos me movieron a
celos con lo que no es Dios; me provocaron a ira con sus ídolos”
(Dt 32:21). El cristianismo tiene ciertos puntos incuestionables
aspectos categóricos como: Los creyentes nunca deben inclinarse
ante los ídolos. Nunca debemos tener comunión con los demonios.
No podemos servir a Dios y al dinero. No podemos tener
comunión con Dios y con los demonios.
Una mesa es un lugar donde la gente se reúne
para tener compañerismo. La palabra mesa podría representar
cualquier lugar donde tenemos comunión con Dios. El Señor nos
invita a tener comunión con Él en “mesas” como la Santa Cena,
los cultos de la iglesia, las reuniones en los hogares, los estudios
bíblicos, los conciertos cristianos y otros eventos cristianos.
Dios se complace cuando asistimos a lugares y eventos para
tener comunión con Él y con su pueblo. Asimismo, el asistir a
bodas, funerales y dedicaciones de bebés en el nombre del Señor
Figura 4.16 Mediante el sacrificio de un animal en es una manera de tener comunión con Dios y los creyentes.
un altar, los israelitas buscaban comunión con Dios.
En contraste, el diablo y sus demonios invitan a la gente a
varias mesas. La gente tiene comunión con los demonios mediante pecados sexuales,
pornografía, matar, mentir, codiciar, estafar, robar, chismear e idolatrar (poner cualquier
cosa en el lugar donde sólo Dios debe estar).
P 67
¿Cómo es que
El error de algunos en Corinto era pensar que ellos podían beber de la copa de Cristo
hoy algunos repiten el error
y de la copa de los demonios (1 Co 10:21). Estas personas querían mezclar la justicia
de 1 Corintios 10:21? Dé
con la injusticia. Querían lo santo y lo profano. Del menú de la vida, escogían lo que
ejemplos.
es de Cristo y lo que es del diablo. No entendían los celos santos de Dios (1 Co 10:22;
Éx 20:5; Dt 4:24; Jos 24:19). No discernían que los amigos del mundo son enemigos
de Dios (1 Jn 2:15-17). Jesús mismo enseñó sobre este error fatal: “Ninguno puede
servir a dos señores” (Mt 6:24).18 Asimismo, como creyentes hoy, debemos separarnos
de la maldad. Como Pablo les escribió a los corintios: “Así que, amados, puesto que
tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu,
perfeccionando la santidad en el temor de Dios” (2 Co 7:1). Los santos, no los débiles,
heredarán el reino de Dios (1 Co 6:9). La mayoría de la vida es una invitación a dos
mesas―un lugar de comunión con Dios o con Satanás.
Un gran tallador hizo una estatua de Cristo. Después le ofrecieron una buena cantidad
de dinero para que tallara una estatua de la diosa Venus. Su respuesta fue: “Las manos
que tallaron la forma de Cristo nunca pueden tallar la forma de una diosa pagana”.
Asimismo, las manos que reciben de la mesa del Señor nunca deben tomar cosas de la
mesa de los demonios. Esto era cierto en Corinto, y es cierto hoy. La persona que ha
tocado las cosas santas de Cristo, nunca debe manchar sus manos con las cosas malas
del mundo.19
Aplicación.
P 68
¿Cuál es su
principio favorito en la
sección D? Explique.
D. Conclusión (1 Co 10:23–11:1)
En estos versículos, Pablo concluye su discusión sobre los derechos personales (1 Co
8–10). Pero fíjese que él vuelve hasta un versículo que él escribió en 1 Corintios 6:12.
El apóstol ha tomado mucho tiempo y espacio para reprender los pecados sexuales y la
idolatría―vinculados con los banquetes paganos. Los corintios basaban sus decisiones
en el conocimiento y en la libertad personal. En contraste, Pablo enseñó que debemos
basar nuestras decisiones en el amor―amor por Dios y por los demás.
En estos últimos versículos de la sección, Pablo enfatiza varios principios para
guiarnos en nuestras decisiones sobre nuestros derechos:
Derechos cristianos
•
•
•
•
•
•
97
Tome decisiones que lo beneficien y lo edifiquen a usted y a otros (1 Co 10:23).
Recuerde que las malas decisiones de Israel lo llevaron a la destrucción y a la pérdida
de su herencia.
Busque lo que sea mejor para otros (1 Co 10:24). Sea guarda de su hermano.
“Carne es carne; compre y coma”20 (1 Co 10:25-27). Pablo nos enseña que no
hagamos gran cosa de las cosas buenas que se venden en lugares públicos. Dios es
la fuente de toda carne. “Porque del Señor es la tierra y su plenitud” (1 Co 10:26;
Sal 24:1). De modo que no hay necesidad de preguntar quién fue el carnicero o de
dónde vino la carne. En contraste, la tradición exigía que los judíos preguntaran de
dónde venía la carne. Pero Pablo adopta una visión más amplia. Sobre las cosas que
se venden en público, por el bien de nuestra conciencia y de la conciencia de otros, es
mejor no averiguar el trasfondo del producto. Por ejemplo, hoy, cuando compramos
cosas buenas en una tienda, es mejor no preguntar si estas cosas fueron fabricadas
por gente pecaminosa.
No sea tropiezo para nadie (1 Co 10:32). Si hay algo que molesta la conciencia de
otro, evítelo (1 Co 10:27-28).
“...Hacedlo todo para la gloria de Dios” (1 Co 10:31). Nuestra tarea principal
en la vida es agradar a Dios y honrarlo a Él. En Corinto, esto excluía el asistir a
banquetes paganos. Hoy, esto excluye mirar televisión maligna, Internet maligna
o películas malignas. Como creyentes, debemos establecer altas normas. Debemos
negarnos a sentarnos a una mesa que no honre a Jesús. Lo que no podemos hacer
para glorificar a Dios, no debemos hacerlo en absoluto. Que esta pregunta sea una
guía y una prueba de nuestros pensamientos y comportamiento: “¿Esto glorifica a mi
Salvador y Señor?”
Dé un ejemplo para que otros sigan al seguir usted a Cristo, como lo hizo Pablo
(1 Co 10:33). Jesús hizo un hábito de siempre hacer lo que agradaba al Padre (Jn
8:29). Nuestro amor para Dios y otros debe dirigir nuestras decisiones, pensamientos
y pasos. Para más sobre este versículo, vea la nota sobre 1 Corintios 10:33 en la
Biblia de Estudio de la Vida Plena.
Tipo de mesa
Explicación de la mesas
Consejo de Pablo
1. Mesa del Señor del Nuevo Testamento
(1 Co 10:14-17, 21)
Mesas para tomar el pan y la copa Sí, háganlo. Tengan comunión con Dios al
de Cristo en un ambiente santo
celebrar la Santa Cena.
2. Mesa del altar del Antiguo Testamento
(1 Co 10:18; Lv 10:12-15; 1 S 9:10-24)
Los sacerdotes y los adoradores Disciernan que los que comían la carne del
comían parte de la carne del altar. altar tenían comunión con el Dios del altar.
3. Mesa de los demonios
(1 Co 10:19-22)
Mesas para los banquetes No, deténganse. El comer de esta mesa
paganos en sus templos
incluye tener comunión con los demonios.
4. Mesa de la gente común
(1 Co 10:27-30)
Quizás, pero tengan cuidado. Los creyentes
Mesas para comidas en público o pueden comer a esta mesa, a menos que
en una casa
alguien diga que la carne fue sacrificada a
los demonios.
Figura 4.17
Los cuatro tipos de mesas en 1 Corintios 10:14–11:1
En las ciudades del mundo, hay *semáforos en los cruces de las calles. Estos
semáforos dirigen a los conductores de automóviles, motocicletas y bicicletas para
que sepan cuándo pueden proseguir con seguridad. Una luz verde significa proceda―
es seguro conducir por el cruce. Después de la luz verde, una luz amarilla aparece
brevemente, lo que significa ojo―tenga cuidado, es momento de ir más despacio o
parar. Una luz roja significa deténgase―no siga adelante o va le hará daño a alguien.
Asimismo, Dios nos da luces en la vida. Él nos da luces rojas―advertencias para que
paremos y no nos hagamos daño a nosotros mismos ni a otros. Por ejemplo, Él nos dice
que huyamos de cosas como ídolos, adulterio, robo y mentir. En contraste, Dios nos da
luces verdes―señales para que sigamos adelante con lo que le da gloria y alabanza a
98 Capítulo 4
Corintios
Él. Y Dios nos da luces amarillas―advertencias para que vayamos más
despacio y que nos aseguremos de que nuestras decisiones no nos harán
daño a nosotros ni a otros.21
Pare
Rojo
cuidado
Amarillo
siga
Verde
Figura 4.18
Los semáforos guían el tráfico
en muchos cruces.
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1. ¿Cuál de estas declaraciones sobre la conciencia es
VERDAD?
a) Todas las conciencias juzgan por las mismas normas.
b) Las conciencias varían de una persona a otra.
c) Las conciencias se basan más que todo en la Biblia.
d) Las conciencias no perdonan al culpable.
2.
a)
b)
c)
d)
Pablo enseñó que el conocimiento debe casarse con
la sabiduría.
la gracia.
la prudencia.
el amor.
3.
a)
b)
c)
d)
Debemos sacrificar nuestros derechos personales
si la conciencia de alguien se ofende.
si otros creyentes tienen diferentes opiniones.
si nuestras acciones hacen tropezar y caer a otros.
si tenemos la oportunidad de negarnos a nosotros
mismos.
4.
a)
b)
c)
Pablo tenía derecho de recibir pago de los corintios,
porque él fue el primer apóstol que Dios les mandó.
porque él fue el primer apóstol que les escribió.
porque él fue el más grande de todos los apóstoles
que ellos conocían.
d) porque él fue el último apóstol que les escribió.
5. ¿Cuál ilustración usó Pablo en 1 Corintios?
a) Los carpinteros reciben pago por las casas que
construyen.
b) Los bueyes merecen parte del grano que trillan.
c) Los hacendados recogen la renta de sus
arrendatarios.
d) Dios les paga a todos los que trabajan para Él.
6. Un principio en 1 Corintios 9 es que debemos
a) usar nuestros derechos como ciudadanos para
protegernos.
b) guardarnos de los derechos que llegan sin un precio.
c) ceder la mayoría de nuestros derechos por otros
creyentes.
d) ceder algunos de nuestros derechos por nuestro
propio bien.
7.
a)
b)
c)
d)
¿Cuántas advertenciasas hay en 1 Corintios 10:1-11?
5
4
3
2
8. ¿Cómo se relaciona 1 Corintios 10:1-11 con
1 Corintios 9:27?
a) 1 Co 10:1-11 no tiene relación con 1 Co 9:27.
b) 1 Co 10:1-11 es un contraste con 1 Co 9:27.
c) 1 Co 10:1-11 ilustra 1 Co 9:27.
d) 1 Co 10:1-11 comienza un nuevo tema.
9.
a)
b)
c)
d)
Respecto a las tentaciones y pruebas, Pablo dice que:
Algunas son más comunes que otras.
Dios proveerá la salida.
Satanás es la fuente de ambas.
La gracia de Dios no tiene límites.
10. ¿Cuándo es malo comer carne sacrificada a los
ídolos?
a) Siempre y donde sea que se ofrezca
b) Cuando la carne está en un templo pagano
c) Cuando la carne está en la casa de un incrédulo
d) Cuando no hay oración de agradecimiento
Derechos cristianos
99
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
El amor y los derechos (1 Co 8:1-13)
Objetivo: Indicar e ilustrar 2 principios sobre la conciencia.
Objetivo: Explicar la relación correcta entre el conocimiento y el amor.
Objetivo: Analizar el balance entre la libertad personal y el cuidado por los demás.
Ceder los derechos: El ejemplo de Pablo (1 Co 9:1-27)
Objetivo: Resumir 4 razones por las que Pablo tenía derecho de recibir pago en Corinto.
Objetivo: Explicar e ilustrar 3 principios sobre ceder algunos de nuestros derechos.
Abusar de los derechos: El ejemplo de los israelitas (1 Co 10:1—11:1)
Objetivo: Identificar 5 advertencias de la historia de Israel. Aplicarlas a nosotros.
Objetivo: Resumir 3 claves para vencer las tentaciones y pruebas.
Objetivo: Explicar por qué era malo que los corintios comieran carne en las fiestas paganas y aplicar esto a
nosotros.
100 Capítulo 4
Corintios
Unidad 2: Pautas para la adoración
(1 Co 11–16)
El capítulo 5 trata con en el importante tema de las relaciones en la adoración (1 Co
11:2-34). En este capítulo usted aprenderá a:
• Resumir cómo el cristianismo elevó la condición de las mujeres en la iglesia primitiva.
• Explicar tres razones por las que las mujeres de Corinto usaban velo (1 Co 11:1-17) y
aplicarlas a la actualidad.
• Contrastar la celebración de la santa cena en la iglesia primitiva con la celebración en la
iglesia de hoy.
• Explicar las cuatro direcciones en las que Pablo nos enseña mirar en la cena del Señor.
El capítulo 6 explora los dones espirituales en la adoración (1 Co 12:1-11). Lo
guiaremos a:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Identificar cuatro tipos de dones espirituales y dar ejemplos de cada uno.
Exponer seis razones por las que los creyentes no reciben dones espirituales.
Definir el don espiritual de una palabra de sabiduría.
Dar ejemplos de una palabra de sabiduría en el ministerio de apóstoles, de líderes de la iglesia
y de creyentes comunes.
Definir el don espiritual de una palabra de ciencia.
Dar ejemplos de una palabra de ciencia en el ministerio de predicadores, de maestros y de
creyentes comunes.
Explicar qué es y qué no es el don espiritual de la fe y dar ejemplos.
Comparar y contrastar el don de sanidad con un milagro e ilustrar cada uno.
Dar ejemplos de cómo los dones espirituales pueden coincidir.
Identificar tres fuentes espirituales y dar ejemplos de lo que produce cada una.
El capítulo 7 trata con los ministerios y con el amor en la adoración (1 Co 12:12-13:
13). En este capítulo estudiamos cómo:
•
•
•
•
•
•
•
Explicar algunas maneras en las que el Espíritu nos une, y sin embargo nos hace diferentes.
Identificar e ilustrar las formas en que los creyentes dependen uno del otro.
Dar ejemplos de los dones espirituales que varios ministerios necesitan.
Explicar lo que 1 Corintios 12:29 enseña y lo que no enseña sobre las lenguas.
Explicar la necesidad del amor como el camino de los dones espirituales.
Explicar e ilustrar diez características del amor.
Analizar el contraste en 1 Corintios 13:8-13.
El capítulo 8 enfatiza la edificación en la adoración (1 Co 14). Cuando usted domine este
capítulo, podrá:
•
•
•
•
Explicar qué es y qué no es el hablar en lenguas.
Explicar qué es y qué no es el don espiritual de profecía.
Explicar cuatro principios para las lenguas, la interpretación y la profecía en un culto.
Explicar seis pautas para mantener orden cuando los creyentes manifiestan los dones
espirituales en un culto.
El capítulo 9 analiza la relación entre la doctrina y la adoración (1 Co 15-16). Las
lecciones de este capítulo lo preparan para:
•
•
•
•
•
•
Explicar por qué debemos creer en la resurrección de Cristo.
Analizar por qué el evangelio sería malas noticias si Cristo no hubiera resucitado.
Relacionar la resurrección de Cristo con las primicias y el primer Adán.
Explicar cómo afecta la doctrina de la resurrección a el diario vivir de los creyentes.
Resumir cinco verdades sobre el cuerpo de resurrección.
Resumir seis maneras en las que debemos ser mayordomos de las riquezas que Dios nos
confía.
• Explicar dos maneras en las que debemos ser mayordomos de las oportunidades que Dios
nos confía.
• Analizar la importancia de ser mayordomos de las relaciones en la iglesia.
• Definir “anatema” y “maranata” en sus propias palabras.
101
Capítulo 5:
Adoración cristiana
(1 Corintios 11:2-34)
Introducción
En el corazón de Priscila había una mezcla de emociones.
Un sábado, recibió el bautismo del Espíritu Santo y
experimentó el gozo de alabar en lenguas cuando el amor de
Dios rebosaba en ella. Durante meses oró en lenguas y en su
idioma nativo pidiéndole a Dios que su esposo Cleofás fuera
salvo―y que no llevara a otra esposa a casa. Entonces, una
noche él le dijo: “Mañana voy a andar 7 millas para traer
a casa a Kijakazi, mi segunda esposa. Tú has sido sumisa
conmigo y no me has contradicho en esto, como lo hacen
otras esposas. Así que por favor, ven conmigo para traerla a
casa”. Cuando cuenta esta historia, Priscila dice que Dios le
habló a ella diciéndole: “Ve con él, y también lleva el dinero
que ganaste vendiendo huevos y cómprale una camisa
nueva. Plánchale los pantalones, sé amable con él y confía
en mí”. A la mañana siguiente, Cleofás se admiró al ver la
bondad de ella con él. Emprendieron el largo camino, y ella
esperó afuera de la villa bajo un árbol. Cuando Cleofás llegó
Figura 5.1
a la villa, un anciano le dijo que Kijakazi no quería casarse Primera Corintios 11 describe la relación bíblica
con él. Ella estaba en la escuela secundaria y quería casarse entre el esposo y la esposa en Cristo cuando
adoran y sirven juntos y se honran mutuamente.
con un joven que conoció allí. Priscila lo vio regresar.
Llevaba la cabeza agachada y los hombros caídos. Lentamente se acercó a ella y le preguntó: “¿Qué voy
a hacer Priscila? Estoy avergonzado. Ella me rechazó por un hombre más joven”. Priscila dijo: “Cleofás,
tú podrías ponerte de rodillas ahora y darle tu corazón a Jesús. Él te ayudará en esta vergüenza que estás
experimentando”. Él accedió y se puso de rodillas. Priscila se quitó su mejor suéter blanco y lo puso en la
tierra para que él se arrodillara sin ensuciar sus mejores pantalones. Ahí, bajo un árbol, él recibió a Jesús en
su corazón. Después, fue bautizado en el Espíritu Santo, y Dios lo llamó a predicar. Priscila llegó a ser líder
del Ministerio Nacional de Mujeres de las Asambleas de Dios de Kenia. Cleofás maduró en Cristo y llegó a
ser Superintendente de las Asambleas de Dios en su distrito. Por haberse sometido a su esposo y orar en el
Espíritu, una mujer afectó a centenares de familias.1
Lecciones:
15
16
Instrucciones sobre la autoridad en la adoración (1 Co 11:2-16)
Objetivo A: Resumir cómo el cristianismo elevó la condición de las mujeres en la iglesia primitiva.
Objetivo B: Explicar 3 razones por las que las mujeres de Corinto usaban velo (1 Co 11:1-17) y aplicarlas
a la actualidad.
Instrucciones sobre la cena del Señor en la adoración (1 Co 11:17-34)
Objetivo A: Contrastar la celebración de la santa cena en la iglesia primitiva con la celebración en la
iglesia de hoy.
Objetivo B: Explicar las 4 direcciones a las que Pablo nos enseña mirar en la cena del Señor.
Palabras clave
cabeza
cubrirse la cabeza
santa cena/cena del Señor
102
banquete de amor
Lección
15
Instrucciones sobre la autoridad en la adoración (1 Co 11:2-16)
Objetivo A: Resumir cómo el cristianismo elevó la condición de las mujeres en la iglesia primitiva.
Objetivo B: Explicar 3 razones por las que las mujeres de Corinto usaban velo (1 Co 11:1-17) y
aplicarlas a la actualidad.
A. Contexto y trasfondo
Corintios es una carta que trata con problemas y preguntas.
• Los problemas incluyen divisiones (1 Co 1–4), tolerancia del pecado sexual en la
iglesia (1 Co 5), pleitos entre creyentes (1 Co 6) y vivir en pecado (1 Co 6).
• Las preguntas son sobre el matrimonio (1 Co 7), los derechos (1 Co 8–10), la
adoración pública (1 Co 11–14), la resurrección (1 Co 15) y la ofrenda para los
creyentes pobres de Jerusalén (1 Co 16).
En Corinto surgió una pregunta sobre la adoración: ¿Las mujeres deben *cubrirse la
cabeza cuando oran o profetizan en la iglesia? (1 Co 11:2-16) Las mujeres usaban un
*velo para cubrirse la cabeza. Algunos velos cubrían solamente el pelo, mientras que
otros cubrían la cara y los hombros. En el tiempo del Nuevo Testamento, la mujer judía
usaba velo en la cabeza cuando estaba en público.2 El velo mostraba que ella estaba bajo
la autoridad de su esposo, la *cabeza de ella. Esta era una costumbre judía. Asimismo,
las mujeres griegas y romanas respetables usaban velo cuando estaban en público.3 En
cambio, las mujeres rebeldes, como las prostitutas, no usaban velo.
P1
¿Qué mostraba
el velo de una mujer en
Corinto?
Figura 5.2 En algunos países hoy, las mujeres usan velo
o se cubren la cabeza para honrar al esposo.
El cristianismo trajo nueva libertad a las mujeres. ¿Esta nueva libertad en Cristo les
daba a las mujeres el derecho de no usar velo en público? Antes de estudiar la respuesta
de Pablo en 1 Corintios 11:2-16, veamos cuatro factores detrás de esta pregunta.4
1. La cultura judía y las mujeres en los tiempos del Nuevo Testamento. En la
cultura del primer siglo, las mujeres tenían muy pocos derechos. Se les consideraba
ser posesiones de su padre o de su esposo. La cultura prohibía que las mujeres judías
estudiaran la Ley o tomaran parte en los servicios de la sinagoga local. El hombre que
llegaba a la sinagoga adoraba y aprendía. Pero la mujer que llegaba a la sinagoga se
sentaba atrás para ver y escuchar. En el templo de Jerusalén, las mujeres podían pasar
por un lugar para los gentiles y entrar a un lugar llamado el atrio de las mujeres. Pero
solamente a los hombres se les permitía pasar a la parte principal del templo llamada el
templo propiamente dicho.5
La sociedad judía no permitía que las mujeres enseñaran―ni siquiera a los niños
más pequeños en la escuela. Un rabino estricto no saludaba a una mujer en la calle. Un
rabino dijo que el trabajo de la mujer era mandar a sus hijos a la sinagoga para que su
esposo pudiera estudiar, y hacerle las tareas de la casa hasta que él regresara a casa. Cada
mañana, los hombres judíos le daban gracias a Dios porque no eran gentiles, esclavos
ni mujeres.6 En el tiempo de Jesús, las mujeres vivían a un nivel mucho más bajo que el
de los hombres.
103
¿Por qué algunas
P2
mujeres de la iglesia de
Corinto consideraron quitarse
el velo?
¿En qué maneras
P3
la condición de las mujeres
era más baja que la de los
hombres en los días de
Pablo?
104 Capítulo 5
P4
¿Cuáles fueron
algunas de las maneras en
las que Jesús elevó a las
mujeres en la sociedad?
Corintios
2. Jesús y las mujeres. Jesús llevó a las mujeres a un nuevo nivel en la sociedad. Él
podría haber llegado al mundo de muchas maneras, pero Él decidió nacer de una mujer
(Gá 4:4). En las genealogías judías solamente aparecían los nombres de los hombres
¡Pero la genealogía de Jesús contiene los nombres de cinco mujeres! Asimismo, Jesús
rompió una tradición cuando habló con mujeres en público. ¡Esto era algo que un rabino
respetable no hacía! Pero nuestro Señor habló con la mujer samaritana (Jn 4), perdonó
en público a la mujer pecadora (Lc 7:36-50; Jn 8), elogió el entendimiento de María, la
hermana de Lázaro (Jn 12), y honró a su madre desde la cruz (Mt 26). Nuestro Señor
enalteció a María por sentarse a sus pies para aprender (Lc 10:38-42). Él aprobó la fe de
las mujeres (Mt 9 y 16). Los hombres judíos se divorciaban de su esposa por la más
mínima razón. Pero Jesús enfatizó que las mujeres tienen
derechos y que la ley permitía que un hombre se divorciara de
Jesús murió
su esposa solamente por motivo de adulterio (Mt 5:31-32).
por toda la
Jesús murió por toda la gente. Cuando Él resucitó de la muerte,
gente.
honró a las mujeres apareciéndose primero a ellas y
comisionándolas a ir y contarles a los otros. Jesús elevó a las
mujeres a un nuevo nivel.
Jesús dijo que en el cielo no habrá matrimonios (Mt 22:30). Sonriendo, un predicador
explicó: “¡Quizás la razón por la que no habrá matrimonios en el cielo es porque allá no
habrá suficientes hombres!”
P5
¿Cómo elevó el
Espíritu Santo el nivel de las
mujeres?
Las damas de Corinto podían señalar el hecho
de que las mujeres eran llenas del Espíritu Santo. En el día de Pentecostés, las mujeres
estaban presentes con los hombres, no sólo para cocinar, ¡sino para recibir al Espíritu!
Pedro citó la promesa de Dios de derramar su Espíritu en hombres y mujeres (Hch 2:18;
Jl 2:29).
3. El Espíritu Santo y las mujeres.
El Espíritu dotó a las mujeres para ministrar. En el Antiguo Testamento, el Espíritu
Santo ungió a mujeres como Débora para ser juez (Jue 4). En el Nuevo Testamento, hay
varios ejemplos más. Ana, Elisabet y María profetizaron antes de Pentecostés (Lc 2).
Felipe tenía cuatro hijas que profetizaban (Hch 21). En Corinto las mujeres oraban y
profetizaban―es decir, manifestaban el don espiritual de profecía (1 Co 11:5; 12–14).
Una mujer llamada Priscila enseñaba junto con su esposo Aquila. Lucas los menciona
seis veces, y cuatro de esas veces, el nombre de Priscila aparece primero. Así que parece
que ella era una maestra más notable que su esposo. El Espíritu Santo unge a hombres y
a mujeres para servir a la iglesia.
¿Cómo elevó Pablo
P6
a las mujeres a un nuevo
nivel?
4. Pablo y las mujeres. Lo que Jesús enseñó sobre las mujeres, y lo que el Espíritu
Santo confirmó acerca de ellas, Pablo enfatizó y amplió. En Romanos 16:1-15, Pablo
escribió veintiocho nombres de siervos destacados en la iglesia, y ocho de esos eran
nombres de mujeres. ¡En Filipenses Pablo llama a dos mujeres, Evodia y Síntique,
colaboradoras no subalternas! Y en Gálatas, que Pablo escribió varios años antes de
sus cartas a los corintios, él enseñó que: “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni
libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gá 3:28).
Asimismo, Pablo enseñó al esposo a amar a su esposa como a sí mismo (Ef 5:25).
¿En qué maneras
P 7
el cristianismo ha elevado el
nivel de las mujeres en su
cultura?
Hemos visto el trasfondo de 1 Corintios 11:2-16. El cristianismo elevó el nivel de las
mujeres en la sociedad judía. Jesús, el Espíritu Santo y Pablo trataron a las mujeres con
una nueva dignidad y con respeto. Estos factores hicieron surgir una pregunta en Corinto:
“¿Una mujer cristiana debe usar velo cuando ora o cuando profetiza en la iglesia?” Usar
velo mostraba que la mujer estaba en sumisión a su esposo, la cabeza o autoridad que
Dios había puesto sobre ella. Así que la pregunta sobre el velo en Corinto en realidad era
sobre el tema de la autoridad. Pablo dio tres razones por las que las mujeres de Corinto
deberían usar velo en público.
Adoración cristiana
105
B. Tres razones para que las mujeres usaran velo en Corinto
(1 Co 11:2-16)
1. La autoridad es una parte del diseño de Dios para el cielo y la tierra (1 Co 11:3).
P 8
Subraye la palabra
Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el
“cabeza” las 3 veces que
Padre
varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo (1 Co
aparece en 1 Corintios 11:3.
11:3).
La palabra griega para cabeza es kephale, y aparece nueve veces en
1 Corintios 11:3-10. La palabra cabeza aparece tres veces en 1 Corintios
Hijo
11:3. La hermenéutica, el estudio de interpretar la Escritura, nos enseña
que si una palabra aparece varias veces en un versículo, debemos tratar
de interpretarla de la misma manera cada vez. Así que en un versículo
como 1 Corintios 11:3, debemos interpretar el significado de “cabeza”
del mismo modo las tres veces, si es posible. En este versículo, la
Hombre
palabra “cabeza” expresa autoridad y orden divino.7
¿Cuáles son algunos
P 9
Autoridad no es una enseñanza solo para las mujeres. Hay una
ejemplos de autoridad y
cabeza o autoridad sobre todos estos: hombres, mujeres, niños,
sumisión en la sociedad?
empleados, ciudadanos, ángeles y hasta Jesucristo. Por todas partes, en
Mujer
el reino del Altísimo y de la creación, existen la autoridad y la sumisión.
En parejas o grupos de animales, pájaros y peces, uno de ellos
Figura 5.3 La autoridad es
es la cabeza. Y en las relaciones entre diferentes clases de una parte del diseño de Dios
animales, hay sumisión y autoridad. Con frecuencia al león se le
para el cielo y la tierra.
llama “el rey de los animales”. Dondequiera que hay más de
uno, la autoridad y la sumisión deben existir para que haya orden. Mientras exista la
tierra, debe haber autoridad y sumisión en ella. Y mientras exista el cielo, debe haber
autoridad y sumisión en él. Esto es el diseño y plan de Dios.
“…la cabeza de todo hombre es Cristo” (1 Co 11:3). El hombre no es la cabeza ni P 10
¿Es Cristo la
la autoridad superior. Todo hombre, ya sea cristiano o no, tiene autoridades menores y cabeza de todos los hombres
mayores sobre él. Las autoridades menores pueden incluir el gobierno (nacional, estatal o sólo de los hombres
cristianos? Explique.
y local), los líderes de la iglesia, los patrones, los jefes, los padres, varios ancianos y
maestros. Pero la autoridad superior sobre cada hombre, cristiano y no cristiano, es
Jesucristo. Algunos hombres se someten a Cristo y así reciben las bendiciones de Dios.
Otros hombres se niegan a someterse a Cristo ahora. Pero el tiempo vendrá cuando todo
hombre se arrodillará y confesará que Jesús es Señor (Fil 2:10-11). Después, Cristo, la
Cabeza de todos los hombres, los juzgará.
“…el varón es la cabeza de la mujer” (1 Co 11:3). Así como Cristo es la cabeza del
hombre, el hombre es la cabeza de la mujer. Esto es el plan de Dios para que haya orden
y responsabilidad.
Aplicación. La autoridad para el hombre trae orden y honor, pero también grandes
responsabilidades. Dios ordena que todo esposo, como cabeza, ame a su esposa como
Cristo amó a la iglesia (Ef 5:25-33).
25
Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó
a sí mismo por ella, 26para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento
del agua por la palabra, 27a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa,
que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin
mancha. 28Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos
cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. 29Porque nadie aborreció
jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a
la iglesia, 30porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
31
Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los
dos serán una sola carne. 32Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto
¿Cuáles son 5
P 11
responsabilidades que la
autoridad le trae al hombre?
Ilustre cada una.
106 Capítulo 5
P 12
¿Cómo sigue
el esposo el ejemplo del
sacrificio de Cristo?
Corintios
de Cristo y de la iglesia. 33Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su
mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido (Ef 5:25-33).
¡Ah! Qué responsabilidad. Lea Efesios 5:25-33 y considere cinco cosas que significan
que el esposo ame a su esposa como Cristo amó a la iglesia:
• El amor del esposo debe sacrificarse por su esposa (Ef 5:25). Jesús “se
entregó a sí mismo por” la Iglesia (Ef 5:25). Esposo, sacrifique algo de su tiempo
para resolver las necesidades de su esposa. Tome tiempo para escucharla y hable
con ella. Ayúdele a hacer algo del trabajo de ella. Sacrifique algo de su voluntad
y busque lo que le agrada a ella. Sea un sacrificio vivo para su esposa.
• El amor del esposo deber mejorar a su esposa (Ef 5:26-27). El amor de Jesús
por su esposa lo llevó a 26“… santificarla, habiéndola purificado…” El amor de
Jesús hizo a su esposa más pura. La esposa necesita ver a un esposo puro―no
uno que es esclavo de la pornografía, de la inmoralidad, de la falta de honradez
o de otras formas de pecado (Ef 5:26-27). El esposo debe establecer una norma
santa en el hogar.
Si el esposo tiene una esposa que no es cristiana, él debe vivir la vida cristiana
delante de ella. Debe orar por ella y hacer todo lo que pueda para mostrarle el
amor de Dios. A veces, algunos cristianos creen que se pueden divorciar porque
su cónyuge no es cristiano. La Biblia prohíbe esto y nos dice: “Si algún hermano
tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone”
(1 Co 7:12).
El amor del esposo debe ayudar a enriquecer la mente de su esposa. La forma
en que el esposo hace esto varía de un país a otro. En algunos países como
Bangladesh y Paquistán, hasta el 85 por ciento de las mujeres no sabe leer. En
muchos países africanos, aproximadamente el 50 por ciento de las mujeres no
sabe leer. En situaciones así, el amor del esposo debe guiarlo a ayudar a su esposa
a aprender a leer. En países donde hay una norma más alta de educación, el
amor del esposo puede ayudar a su esposa a estudiar o a aprender una habilidad,
como costura, secretariado o enfermería. El amor del esposo debe mejorar a su
esposa.
• El amor del esposo debe cuidar y sostener a su esposa (Ef 5:28-29). El
esposo es el pastor del hogar. Su trabajo es suplir para las necesidades de cada
oveja de su pequeño rebaño. Esposo, ¿en qué lugar de sus prioridades diarias
está su esposa? Ella debe estar inmediatamente después de su relación con Dios.
Usted tiene que cuidar de su esposa más que de su trabajo o ministerio (Ef 5:29).
Debe amarla como se ama a usted mismo.
El lugar del hombre no es dominar a su esposa. La Biblia dice que el esposo
debe amar a su esposa como Cristo ama a su Iglesia. Esto significa que como
esposo debo cuidar a mi esposa como Jesús cuida de las necesidades de la Iglesia.
• El amor del esposo debe unirlo a su esposa (Ef 5:30-31). Jesús es uno con
su Iglesia. Somos miembros de su cuerpo (Ef 5:30). Nada puede separarnos del
amor de Cristo (Ro 8:35-39). Asimismo, el esposo y la esposa son una sola carne
(Ef 5:31).
Es insólito ver que algunas parejas viven, duermen y crían hijos juntos, pero
son extraños emocionalmente. Están casados legalmente, pero sin el vínculo de
amor profundo. En contraste, el amor del esposo debe acercarlo a su esposa. Él
debe tratar de comprender sus sentimientos y emociones. Jesús se preocupa por
su esposa. Él sabe el número de cabellos que hay en cada cabeza. Él se interesa
por las pequeñeces de la vida. Asimismo, el esposo debe estar muy cerca de su
esposa.
Adoración cristiana
107
Esposo, ¿usted conoce bien a su esposa? ¿Sabe cuál es su comida favorita?
¿Le daría a su matrimonio una nota de A, B, C, D o F? ¿Qué parte del día le gusta
más y qué parte le gusta menos? ¿Ella es su mejor amiga? ¿Qué le gusta más a
ella de usted? ¿En qué le gustaría a ella que usted mejorara un poquito?
•
El amor del esposo debe ser fiel a su esposa hasta la muerte (Ef 5:25-33).
P 13
¿Cuáles son
algunas maneras en las que
el esposo debe serle fiel a su
esposa?
La sumisión a la autoridad con frecuencia tiene lugar entre iguales. La
sumisión no muestra que alguien es inferior ni que vale menos que otro. Una persona
puede someterse a otra cuando ambas son iguales. Por ejemplo, la Biblia enseña que
Dios es una Trinidad―Padre, Hijo y Espíritu Santo. Estas tres personas son eternas
e iguales. Pero, “...Dios es la cabeza de Cristo” (1 Co 11:3). Juntos, se pusieron de
acuerdo en un plan para redimir a la humanidad caída y a toda la creación. El Hijo
se sometió al Padre y vino a morir en la cruz. Después de la cruz, Jesús resucitó y
ascendió a su trono a la diestra del Padre. A su tiempo Él volverá, gobernará por mil
años en la tierra y juzgará a todos sus enemigos. Luego, Cristo se someterá al Padre
para siempre:
24
Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido
todo dominio, toda autoridad y potencia. 25Porque preciso es que él reine hasta
que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. 26Y el postrer enemigo
que será destruido es la muerte. 27Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus
pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se
exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. 28Pero luego que todas las cosas
le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él
todas las cosas, para que Dios sea todo en todos (1 Co 15:24-28).
Asimismo, en Cristo el esposo y la esposa son iguales. Ellos son coherederos de la
gracia de la vida (1 P 3:7). Y en Cristo, no hay ni varón ni mujer (Gá 3:28). Primera
Corintios 11:3-16 y otros pasajes enseñan que la esposa debe someterse a su esposo (Ef
5:24; Col 3:18; Tit 2:5; 1 P 3:1).8 Pero todo esposo debe recordar que a los ojos de Cristo
su esposa es su igual. La autoridad es una parte del diseño de Dios, pero también lo es
la igualdad entre la gente. A los ojos de Dios, toda la gente tiene el mismo valor. Grande
y pequeño, anciano y joven, hombre y mujer, judío y gentil, analfabeta y letrado, rico y
pobre, blanco y negro, esclavo y libre―cada uno de éstos tiene el mismo valor ante el
Todopoderoso. Dios no muestra favoritismo a nadie (Hch 10:34-35; Ro 2:11; Gá 2:6;
Stg 2:1).
¿La sumisión
P 14
significa que una persona es
inferior a otra? Explique.
Jesús fue y es fiel a su esposa, la Iglesia. Él vino a morir por nosotros y Él fue
fiel. Sus últimas palabras fueron: “Consumado es” (Jn 19:30). Él fue fiel hasta
la muerte. Asimismo, el amor del esposo lo hace ser fiel a su esposa. Un esposo
amoroso tiene cuidado con sus emociones. Se niega a amar a otras mujeres
(fuera de su familia) o a tener intimidad emocional con ellas. En los negocios o
amistades, él es fiel a su esposa con sus palabras, sus hechos y sus pensamientos
privados.
El hombre es la cabeza de su esposa, ¡pero esto le trae muchas responsabilidades!
Y todas las mujeres dicen “¡Amén!” Para más enseñanza sobre “Cómo ser un esposo
amoroso”, vea el libro de Serie fe y acción, titulado Matrimonio y familia, capítulo 7.
Algunas mujeres en Corinto decidieron no cubrirse la cabeza durante la adoración
pública. En Corinto, el velo en la mujer mostraba que ella reconocía a su esposo como
su cabeza y que estaba en sumisión a él. Las mujeres creyentes se dieron cuenta de que
ellas eran nuevas criaturas en Cristo (2 Co 5:16-18). Ellas sabían que eran coherederas
con su esposo (1 P 3:7). De modo que algunas de las mujeres pensaron que podían dejar
de usar velo. Pero la primera razón que Pablo da para que las mujeres de Corinto usaran
velo fue que la sumisión a la autoridad es una parte del plan de Dios. Y en Corinto, usar
velo demostraba sumisión a la autoridad.
Aplicación.
108 Capítulo 5
Corintios
Nuestro
2. Nuestro testimonio depende de cómo nos relacionemos con nuestra cultura
(1 Co 11:4-6; 13-16).
testimonio
depende de cómo
nos relacionemos
con nuestra
cultura.
P 15
¿Qué es cultura?
¿Cómo es que la cultura
estaba en conflicto con la
Escritura en Corinto?
P 16
¿Por qué es bueno
honrar la cultura cuando sea
posible?
Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza. 5Pero
toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza;
porque lo mismo es que si se hubiese rapado. 6Porque si la mujer no se cubre, que
se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o
raparse, que se cubra (1 Co 11:4-6).
4
La cultura incluye los valores y las prácticas de un grupo de personas. Si la cultura
está en conflicto con la Biblia o con la conciencia, no debemos someternos a ella. Por
ejemplo, en Corinto la cultura fomentaba el comer carne sacrificada a los ídolos y tener
sexo con prostitutas en el templo. Pablo escribió que los creyentes tienen que abstenerse
de prácticas pecaminosas como ésas. (1 Co 6:9-10; 10:8-10).
El respeto a la autoridad y la cultura no debe contradecir la sumisión a Dios. Pedro
y Juan no se sometieron a la autoridad del Sanedrín y se negaron a dejar de predicar a
Cristo. Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres (Hch 4:18-22). Safira no se
debió haber sometido a su esposo Ananías para mentir. Su sumisión y participación en
el pecado la llevaron a su juicio. Ningún creyente debe someterse a algo que viole la
Escritura o la conciencia.
Pero en muchos casos, las creencias y las prácticas de la cultura no están en conflicto
con la Biblia. Por ejemplo, en algunos países, la costumbre es que los hombres se
pongan de pie y se quiten el sombrero cuando oyen el himno nacional. El ponerse de pie
o quitarse el sombrero por un canto no está en conflicto con la Escritura. De modo que
los creyentes en una cultura así deben seguir esta costumbre. Si no, si se sientan o se
dejan puesto el sombrero durante el himno nacional, serán una piedra de tropiezo para
los que los rodean―y darán una mala reputación al evangelio.
En Corinto era una desgracia que una mujer apareciera en público sin un velo.9 Pablo
pidió a los corintios que juzgaran este asunto basados en sus propios conocimientos
y experiencia (1 Co 11:13-16). La mayoría de las mujeres de Corinto que no usaban
velo eran prostitutas y adúlteras. Así que cuando las mujeres se quitaban el velo en
la iglesia, comunicaban un mensaje erróneo a la comunidad. En Corinto, una mujer
sin velo era una mujer que no respetaba ni a su esposo ni las pautas sexuales de la
sociedad. Las prostitutas de los templos paganos en Corinto no usaban velo. Asimismo,
la cabeza rapada revelaba que la mujer, o estaba siendo avergonzada en público, o estaba
demostrando su independencia de la autoridad.10 Por lo tanto, Pablo dijo que si la mujer
iba a quitarse el velo y por lo tanto parecer inmoral, también debía cortarse el cabello.
En contraste, cuando las mujeres usaban velo en público, mostraban que respetaban
su cultura y a su esposo. La libertad en Cristo no debe oponerse a la cultura ni a la
sociedad sin una razón bíblica. Jesús pagaba impuestos que no debía para evitar ofender
a los ciudadanos (Mt 17:24-27). Pablo hacía todo lo posible para no ofender a nadie y
así poder ganarse a tantos como fuera posible (1 Co 9:12, 19-22). Nuestra influencia
depende de nuestra relación con nuestra cultura. Así que debemos proteger nuestro
testimonio al mostrar respeto a las costumbre y a la gente cuando podamos hacerlo con
una conciencia limpia. Pablo dijo que la gente no debería discutir ni ser contenciosa
sobre el tema de llevar velo las mujeres en Corinto. Esta era la manera de honrar la
cultura, tener armonía y tener un buen testimonio. Todas las iglesias estaban de acuerdo
con Pablo en esto (1 Co 11:16). Solamente una persona rebelde y obstinada no estaría de
acuerdo con usar velo en Corinto.
La manera en que la mujer honra a su esposo depende de la cultura. En Corinto, la
mujer honraba a su esposo cubriéndose la cabeza con un velo cuando estaba en público.
Pero por todo el mundo, las mujeres muestran sumisión de varias maneras. En muchos
Adoración cristiana
109
lugares, si la esposa usara un velo hoy, la comunidad se reiría de ella. Esto traería
deshonra al esposo y avergonzaría a la iglesia. De modo que es importante que la mujer
muestre respeto de una forma que agrade a su esposo y a su comunidad.
3. La historia de la creación revela que la mujer es
gloria y ayuda del hombre (1 Co 11:7-12).
P 17
En su cultura,
¿cuáles son algunas maneras
en las que la esposa le
muestra respeto al esposo?
La historia
de la creación
Pablo nos recuerda que en el principio, Dios creó
al hombre primero y luego creó a la mujer. Este orden
revela que la
enfatiza que el hombre es la cabeza de la mujer. Además,
mujer es gloria
Génesis declara que la mujer es ayuda del hombre. Y Pablo
y ayuda del
enseña que la mujer es gloria del hombre. El esposo se
regocija en la fe, la pureza, el carácter y la belleza de su
hombre.
esposa. Proverbios 31 exalta y elogia a la mujer virtuosa
y su relación con su esposo y su familia. El propósito de Pablo es que estos versículos
enfaticen el orden y propósito divinos. Por tanto, era adecuado que la mujer mostrara las
señales culturales de autoridad apropiadas como señal de sumisión al esposo, a quien
ella ayudaba y complementaba. Pablo menciona que los ángeles observan la actitud de
una mujer hacia su esposo (1 Co 11:10). Por ahora, los ángeles tienen autoridad sobre
nosotros, aunque un día nosotros los juzgaremos a ellos (1 Co 6:3). Los ángeles con
frecuencia están presentes como siervos y representantes de Dios. Pablo escribió que los
ángeles observan a los seres humanos (Ef 3:10). Un ángel hirió al rey Herodes porque
no glorificó a Dios (Hch 12:21-23). No hay duda de que los ángeles con frecuencia están
presentes cuando los creyentes se reúnen para la adoración pública. Por respeto a estos
mensajeros celestiales, debemos honrar el plan de Dios para la autoridad. En Corinto,
esto significaba que las mujeres debían usar velo en público.
Pablo tiene dos preocupaciones. Primero, él da una enseñanza poderosa que el
hombre es la cabeza de la mujer. Pero segundo, él no quiere que el cristianismo sea una
excusa para el abuso. Así que Pablo les recuerda a sus lectores que “en el Señor”, y en
la naturaleza, el hombre y la mujer dependen el uno de la otra. En la carne, la mujer salió
del hombre en el Edén, pero desde entonces, los hombres vienen de las mujeres. ¡Todos
los hombres tienen madre! Por sobre estas discusiones acerca de quién depende de quién,
existe la verdad de que “todo procede de Dios” (1 Co 11:12). Tanto los hombres como
las mujeres son creados a la imagen de Dios. Aunque la esposa sea sumisa a su esposo,
ella merece la misma dignidad que su esposo. En Cristo, no hay hombre ni mujer. Así en
el Señor el esposo debe respetar a su esposa, quien se somete a él.11
La sumisión santa a la autoridad es un asunto de decisión, por respeto a Dios, no der
obligación (1 Co 11:3). Dios no obliga a Jesús a someterse. Jesús no obliga al hombre
a someterse. El hombre no debe obligar a su esposa a someterse. Jesús nos atrae a
someternos a Él con amor y ternura, no a la fuerza. Él es tan tierno que no quebraría la
caña cascada, ni apagaría el pábilo que humea (Mt 12:20). Decidimos someternos a Él
porque nos ama y nos cuida tanto. En contraste, los dictadores abusan de su autoridad
obligando al pueblo; pero el pueblo se rebela a esa autoridad cuando sabe que puede
lograrlo. La ternura y el amor tienen éxito donde la fuerza falla.
P 18
¿Cuáles son
algunas características de
una esposa que es gloria de
su esposo?
¿Por qué la esposa
P 19
merece el mismo respeto y
dignidad que su esposo?
Conclusión: El resultado de la autoridad y la sumisión son las muchas bendiciones.
•
La sumisión a la autoridad trae orden. Si no hay sumisión, hay caos en la sociedad.
La Biblia menciona muchas rebeliones, como las de Coré (Nm 16), Teudas (Hch
5:36), Barrabás (Mt 27:15-18, 20-21) y los zelotes (Mt 10:4). Pero Pablo nos dice
que honremos a los líderes para que la paz prevalezca en nuestras naciones (1 Ti
2:1-2). El plan de Dios incluye la sumisión a muchos aspectos para que pueda haber
orden. Por lo tanto, los hijos se someten a los padres, la esposa se somete al esposo, el
esposo se somete a Cristo, los trabajadores se someten a los patrones, los estudiantes
se someten a los maestros y todos los creyentes se someten al gobierno. Aunque toda
P 20
¿Qué sucede
cuando el pueblo se rebela
contra la autoridad? Dé
algunos ejemplos.
110 Capítulo 5
P 21
¿Cómo es que
la sumisión a la autoridad
permite que Dios comparta su
gloria? Dé ejemplos.
Lección
16
Corintios
•
la gente tiene igual valor ante los ojos de Dios, la sumisión es necesaria para el orden.
Demasiados cocineros arruinan la sopa. Demasiados jefes y muy pocos trabajadores
significa muy poco progreso.
La sumisión a la autoridad trae bendiciones. Por ejemplo, la sumisión a la
autoridad permite que Dios comparta su gloria. Esta es una verdad asombrosa. Un
evangelista una vez erró al decir que Dios no compartirá su gloria con nadie. Pero la
Biblia dice que Dios se deleita de compartir su gloria con nosotros, cuando nos
sometemos a él. El Altísimo comparte la gloria entre sus tres personas mediante la
autoridad y la sumisión. Jesús glorificó a Dios al someterse a ser nuestro Salvador.
Luego Dios glorificó al Hijo al aceptar su sacrificio, al resucitarlo de entre los muertos
y al exaltarlo al cielo. 4“Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me
diste que hiciese. 5Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria
que tuve contigo antes que el mundo fuese” (Jn 17:4-5). Además, Jesús compartió su
gloria con sus discípulos. 22“La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean
uno, así como nosotros somos uno. 23Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos
en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a
ellos como también a mí me has amado” (Jn 17:22-23). Muchos versículos revelan
que cuando nos sometemos al plan de Dios, Él comparte su gloria con nosotros (Ro
8:18; 1 Co 2:7; 15:43; 2 Co 3:18; 4:17). Cuando los hijos se someten a la autoridad
de los padres, todas las bendiciones que los padres desean compartir les llegan a los
hijos. Asimismo, por toda la tierra cuando nos sometemos a la autoridad, las
bendiciones del Creador le llegan a la humanidad.
Instrucciones sobre la cena del Señor en la adoración (1 Co 11:17-34)
Objetivo A: Contrastar la celebración de la santa cena en la iglesia primitiva con la celebración en la
iglesia de hoy.
Objetivo B: Explicar las 4 direcciones a las que Pablo nos enseña mirar en la cena del Señor.
Contexto
Hoy, la *santa cena se celebra después del mensaje.
En la iglesia primitiva se celebraba después de una
comida.12 En 1 Corintios 11:20, Pablo llama la santa
cena “la *cena del Señor”. Los de la iglesia primitiva
la celebraban después de comer todos juntos en un
*banquete de amor. Recuerde que Jesús celebró la santa
Figura 5.4 La última cena
cena por primera vez después de la comida de la Pascua
(Mt 26). Siguiendo su ejemplo, los de la iglesia primitiva comían juntos y después
recibían el pan y el vino de la santa cena.
Pero en Corinto, el enfoque había cambiado de la cena del Señor a deseos egoístas,
personales. La gente se preocupaba más por su apetito que por el Señor o por sus
hermanos. En 1 Corintios 11:2, Pablo alabó a los Corintios: “Os alabo, hermanos,
porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué”.
Pero Pablo no tenía ninguna alabanza para ellos con respecto a su abuso de la cena del
Señor: “Pero al anunciaros esto que sigue, no os alabo; porque no os congregáis para
lo mejor, sino para lo peor” (1 Co 11:17).
En los tiempos del Nuevo Testamento, la cena era la comida grande. La gente tenía
un desayuno pequeño―quizás un pedazo de pan remojado en aceite de oliva o vino. El
almuerzo era también una comida liviana. Pero la cena era la única comida del día en
que la familia se sentaba junta. Así que la cena era para comer y tener confraternidad. En
este contexto, los corintios comían la cena juntos, celebrando la cena del Señor después
de la cena. El apóstol de Dios escribió para corregir el comportamiento egoísta de los
Adoración cristiana
111
corintios en la santa cena y para darles las pautas para que todos celebraran la cena del
Señor.
Aplicación. A través de años y siglos de práctica, la mesa del Señor se ha separado del
P 22
¿Cómo es que
celebramos la santa cena
de manera diferente que la
iglesia primitiva?
A. Mirar alrededor: En la cena del Señor, los creyentes deben mirar
alrededor y discernir el cuerpo espiritual de Cristo (1 Co 11:17-22,
33-34).
17
Pero al anunciaros esto que sigue, no os alabo; porque no os congregáis
para lo mejor, sino para lo peor. 18Pues en primer lugar, cuando os
reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros divisiones; y
en parte lo creo. 19Porque es preciso que entre vosotros haya
disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los
que son aprobados. 20Cuando, pues, os reunís vosotros, esto
no es comer la cena del Señor. 21Porque al comer, cada uno
se adelanta a tomar su propia cena; y uno tiene hambre,
y otro se embriaga. 22Pues qué, ¿no tenéis casas en que
comáis y bebáis? ¿O menospreciáis la iglesia de Dios, y
avergonzáis a los que no tienen nada? ¿Qué os diré? ¿Os
alabaré? En esto no os alabo (1 Co 11:17-22).
33
Así que, hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos
unos a otros. 34Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para
que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden
cuando yo fuere (1 Co 11:33-34).
La gente va al culto de la iglesia para adorar, confraternizar y recibir fortaleza
espiritual. Pero imagínese un culto de la iglesia que no es “para lo mejor, sino para
lo peor” (1 Co 11:17). La letra de un canto espiritual dice: “No saldrás de aquí como
llegaste, en el nombre de Jesús”. El canto promete que la persona será mejor después de
asistir a la iglesia. En Corinto era verdad que la gente no salía de un culto de la cena del
Señor como llegaba―¡salía peor que cuando llegaba! Imagínese a la gente salir de un
culto de la iglesia diciendo: “¡Eso me deshizo en vez de edificarme!” La santa cena en
Corinto era un caos.
Pablo supo que en el culto de santa cena en Corinto había divisiones (1 Co 11:18).
Anteriormente en 1 Corintios, Pablo escribió para corregir las divisiones sobre los
líderes―Pablo, Apolos, Cefas y Cristo (1 Co 1–4). Pero en 1 Corintios 11 Pablo escribe
sobre la división entre los ricos y los pobres.
En una cena privada, la gente invita a los que quiere que asistan. Los amigos íntimos
se sientan y confraternizan juntos. Pero en la mesa del Señor, Dios es quien invita y Él
invita a todos los creyentes. Los corintios se habían olvidado de esto. Creían que era su
P 23
¿Qué error
cometían en la cena del
Señor los creyentes de
Corinto?
comerla después de la cena. Pero podemos recuperar esto de la iglesia primitiva y de la
primera carta a los Corintios. Después de comer una cena juntos en un hogar, un grupo
de creyentes puede tomar la santa cena todos juntos. Ni Primera Corintios, ni ningún
otro pasaje en el Nuevo Testamento, enseña que es necesario tener presente a un ministro
ordenado. Y la Biblia no nos da ninguna instrucción particular que debemos seguir para
la cena del Señor, ni nos dice que debe ser en una iglesia. Más bien, parece que los
corintios celebraban la santa cena en los hogares. De modo que sigamos celebrando
juntos la santa cena en la iglesia, quizás una vez al mes. Pero también recibamos la
santa cena en grupos pequeños en los hogares, después de una comida. El recuperar
esta práctica de la iglesia primitiva fortalecerá nuestras relaciones y aumentará un
reconocimiento santo de la presencia de Dios entre nosotros.13
Después, Pablo nos enseña mirar a cuatro direcciones cuando nos acercamos a la
mesa del Señor.
P 24
¿Cuál es el
significado de la visión de
20/22?
112 Capítulo 5
P 25
¿Cuáles son
algunos de los varios tipos de
personas que reciben santa
cena en su iglesia?
P 26
¿Su iglesia debe
practicar una santa cena
cerrada o abierta? Explique.
Corintios
mesa, en vez de la mesa del Señor. Quizás los ricos llegaban temprano y llevaban mucha
comida, y los pobres como los esclavos, llegaban tarde y llevaban poca comida. Los
ricos se sentaban juntos para comer y beber todo lo que podían. Pero dejaban solos a los
pobres, con poco para comer. Los corintios llegaban a la cena del Señor para recoger toda
la comida que podían conseguir. Los especialistas en los ojos llaman una visión perfecta
visión de 20/20. Pero podíamos llamar la visión distorsionada de 1 Corintios 11:20-22
una visión de 20/22. Lea estos versículos. Los creyentes no miraban alrededor para
discernir a sus hermanos. Pensaban solamente en sí mismos. Y los ricos menospreciaban
a los pobres. Habían perdido de vista el hecho de que la santa cena no era la comida en
sí, sino solamente el bocado de pan y un poquito de jugo después de la comida.
Un hombre sabio dijo una vez que la tierra está nivelada al pie de la cruz. En Cristo,
los ricos y los pobres celebran juntos la nueva vida. La santa cena no es sólo una fiesta
privada y personal. La santa cena no se trata solamente de lo que Cristo hizo por mí.
Es una actividad de grupo; una celebración de lo que Dios ha hecho por nosotros. Los
creyentes de Corinto no reconocían que el cuerpo espiritual de Cristo está compuesto
por todos los creyentes.
Aplicación. Cuando nos reunimos para recibir la cena del Señor, percibamos la
presencia de Cristo en nuestros hermanos y hermanas. Mientras esperamos los unos por
los otros, hasta que todos hayan sido servidos, demos gracias por todo lo que Jesús ha
hecho por todos nosotros, y recordemos que nuestros hermanos, aunque sean diferentes
que nosotros en muchos aspectos, están a nuestro lado, no debajo de nosotros.
Un pastor que viajaba asistió a una iglesia de otra denominación. Al final del culto,
se negaron a dejarlo tomar la cena. Un diácono le explicó: “Aquí practicamos una santa
cena cerrada; o sea que solamente los miembros de esta denominación pueden recibir la
santa cena”. En contraste, en otra iglesia, el pastor anunció: “Aquí practicamos una santa
cena abierta. Esto quiere decir que todos los que aman y obedecen al Señor Jesucristo
pueden recibirla. Esta no es la mesa de La Primera Asamblea; ¡más bien, es la mesa del
Señor!”14
B. Mirar atrás: En la cena del Señor, los creyentes deben mirar atrás al
Calvario (1 Co 11:23-26a).
23
Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el
Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24y habiendo
dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi
cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria
de mí. 25Asimismo tomó también la copa, después de haber
cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre;
haced esto todas las veces que bebiereis, en memoria de mí.
26
Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis
esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga
(1 Co 11:23-26).
Pablo se vuelve del problema a la solución. Él pasa de la manera incorrecta
a la manera correcta de recibir la cena del Señor. Observe sus palabras: “Porque yo
recibí del Señor lo que también os he enseñado” (1 Co 11:23). Pablo no estuvo presente
con Jesús en la primera cena. De hecho, en ese tiempo él se llamaba Saulo y no era
seguidor de Jesús. Pero después de la conversión de Saulo, Jesús le enseñó sobre la cena
del Señor. Lo que Pablo sabía sobre la santa cena, lo aprendió por revelación directa de
Dios.
Cuando miramos atrás al primer culto de santa cena, recordamos que fue en un
aposento alto―pocas horas antes de la crucifixión. Jesús y sus discípulos se habían
reunido para celebrar la pascua judía. Recuerde que los judíos celebraron la primera
Adoración cristiana
pascua siendo esclavos en Egipto (1 Co 5:7). Mataron el cordero de la pascua y pusieron
la sangre en los postes de las puertas para que el ángel de la muerte pasara de largo (Éx
12). A través de su historia cada año, durante aproximadamente mil quinientos años, los
judíos celebraban la pascua. Este gran acontecimiento les recordaba, por la muerte del
cordero pascual, que Dios los liberó de la esclavitud de Egipto. La noche de la pascua,
Dios mandó la décima y última plaga y liberó a los israelitas de la esclavitud. Jesús
escogió la noche de la pascua para iniciar la cena del Señor. ¿Por qué? Porque Él vino
para cumplir el acontecimiento profético de la pascua en Egipto. La primera pascua en
Egipto era solamente una sombra de la última pascua en Jerusalén.
Jesús cambió el significado de la pascua―Él se hizo nuestro Cordero Pascual. Como
Pablo escribió antes en 1 Corintios: “...porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue
sacrificada por nosotros” (1 Co 5:7).
Un escritor observa tres cosas sobre mirar atrás. Debemos recordar que Él murió.
Debemos recordar por qué murió. Y debemos recordar cómo murió.15 ¡Mire atrás al
Calvario y mire al “Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Jn 1:29)! Mire
atrás al Calvario y mire a su substituto―el que murió en una tosca cruz en nuestro lugar.
Las tinieblas cubrieron la tierra, y el Padre se volvió cuando “Al que no conoció pecado,
por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él”
(2 Co 5:21).
En la santa cena, miramos atrás a la cruz. El pan nos recuerda su cuerpo, partido por
nosotros. Y el jugo nos ayuda a recordar la sangre que Él derramó para iniciar el nuevo
pacto. “El mundo bebe para olvidarse, pero nosotros bebemos para recordar”.16
Cuando celebramos la cena del Señor, miramos atrás y damos gracias a Dios por el
Calvario. Como dice un canto: “Cuando Él estaba en la cruz, Él pensaba en mí”.17
C. Mirar adelante: En la cena del Señor, los creyentes deben mirar
adelante a la segunda venida (1 Co 11:26).
“Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y
bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis
hasta que él venga” (1 Co 11:26).
La cena del Señor es una proclamación (1 Co
11:26). Cuando celebramos la cena del Señor, estamos
haciendo una afirmación―una declaración de fe.
La mayoría de los creyentes nunca ha predicado
un sermón desde un púlpito. Pero siempre que
tomamos el pan y la copa predicamos―proclamamos
nuestra fe en Cristo. En la cena del Señor en Corinto
no se predicaba a Jesús, porque la práctica de los
corintios era egocéntrica en vez de Cristocéntrica.
Pero cuando tomamos la cena del Señor de una manera
bíblica, predicamos a Cristo. Al comer el pan y tomar la copa
declaramos: “Jesús perdona. Jesús murió en mi lugar. Jesús llevó mis pecados. Su nueva
creación opera en mí. Este pan representa su cuerpo. Esta copa representa la sangre de su
pacto”. Predicamos cuando recibimos la cena del Señor. La cena del Señor es un sermón
que representamos.
¿A quiénes predicamos en la cena del Señor? Cuando tomamos la cena del Señor, le
declaramos al Señor que somos suyos. Nos recordamos a nosotros mismos que Él nos
compró. Proclamamos a los creyentes y a los incrédulos que nos rodean que participamos
de la muerte de Cristo. Anunciamos a los principados, a las potestades y a las fuerzas del
mal que pertenecemos a Jesucristo. Proclamamos a los ángeles que están presentes que
somos hijos de Dios por Jesucristo.
113
P 27
¿En qué manera
Jesús cambio la pascua?
¿Cómo?
P 28
En la santa cena,
¿qué significa mirar atrás?
P 29
¿Cuál sermón
proclamamos nosotros en la
cena del Señor?
¿A quiénes
P 30
predicamos en la cena del
Señor?
114 Capítulo 5
Corintios
Aunque miramos atrás en la santa cena, también miramos adelante. Pues como dice
Pablo, en esta celebración proclamamos su muerte hasta que Él venga (1 Co 11:26). Así
que en la cena del Señor, miramos adelante y arriba, porque el cumplimiento de nuestra
salvación está cerca. “El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en
breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús” (Ap 22:20).
D. Mirar adentro: En la cena del Señor, los creyentes deben mirar su
interior y arrepentirse de cualquier actitud que sea indiferente, egoísta
o profana (1 Co 11:26-32).
26
Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa,
la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga. 27De manera que
cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor
indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor.
28
Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y
beba de la copa. 29Porque el que come y bebe indignamente, sin
discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. 30Por lo
cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos
duermen. 31Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no
seríamos juzgados; 32mas siendo juzgados, somos castigados por el
Señor, para que no seamos condenados con el mundo (1 Co 11:26-32).
P 31
¿Qué sucedió en
Corinto porque los creyentes
no se juzgaban a sí mismos
en la santa cena?
Pablo concluye advirtiéndoles a los corintios que no tomen la santa cena
“indignamente” (1 Co 11:27). Con esto Pablo quiere decir que los creyentes debemos
acercarnos a la cena del Señor con una actitud correcta. Debemos reconocer el cuerpo
de Cristo en dos maneras. Primero, los creyentes que nos rodean son santos, pues son
parte del cuerpo del Señor. Asimismo, el pan y el vino no son algo común. Más bien,
representan el cuerpo físico y santo y la sangre santa de Jesucristo.18 El tomar la santa
cena de manera indigna, carnal, sin discernir, invita la disciplina y el juicio de Dios
(1 Co 11:28-32). Para evitar este juicio, nosotros los creyentes debemos examinarnos a
nosotros mismos―nuestras actitudes hacia Dios y los demás―cuando nos acercamos a
la mesa del Señor. Debemos discernir si es que hay necesidad de arrepentirnos.
Cuando nos levantamos por la mañana, necesitamos un espejo para mirarnos y
arreglarnos para el día. Si no nos vemos en el espejo, nuestro peinado podría verse
cómico. De una manera similar, la santa cena es como un espejo en el que examinamos
nuestra relación con el Señor y con los demás. Si estamos tratando mal a otros creyentes,
como lo hacían los corintios, Pablo dijo que pecamos contra el cuerpo y la sangre de
Cristo―pecamos contra el Señor y su pueblo.
En la primera cena del Señor, Jesús comenzó corrigiendo las relaciones de los que
estaban presentes. Él tomó una toalla y les lavó los pies, porque estaban discutiendo
sobre quién era el más importante de ellos―adoración egocéntrica. Ese mismo problema
que Jesús corrigió en la primera cena del Señor, Pablo corrigió en Corinto. Y debemos
corregirlo otra vez siempre que ocurra en nuestra propia vida. De modo que Dios nos
llama a examinarnos a sí mismos para que no caigamos en juicio. Pablo dice que esto
es porque muchos en la iglesia de Corinto se habían enfermado y aun algunos habían
muerto prematuramente―antes que fuera la voluntad de Dios que murieran (1 Co
11:30). El no examinarnos nos lleva al juicio de Dios y hasta a la muerte prematura.
P 32
¿Qué debe hacer
un creyente pecador en vez
de evitar la santa cena? ¿Por
qué?
Rafael se negó a tomar la santa cena en la iglesia. Después el pastor le preguntó
por qué. Rafael dijo que él no había tomado la santa cena porque tenía una actitud
de amargura hacia otra persona de la iglesia. El pastor le explicó que la santa cena
es un buen momento para arrepentirse, recibir perdón y celebrar una relación correcta
con Dios. El pastor se regocijó cuando Rafael recibió la santa cena en la siguiente
oportunidad. El apóstol Pedro una vez cometió un error como el de Rafael. Él le dijo
Adoración cristiana
al Señor: “Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador” (Lc 5:8). La voluntad
de Dios no es apartarse de los pecadores, ni que los pecadores se aparten de Él. La
solución para el pecado en nuestra vida no es evitar la santa cena. Muchos versículos
de la Escritura enseñan que cuando los creyentes pecamos, Dios nos disciplina―ya sea
que tomemos la santa cena o no. El Padre disciplina a todos sus hijos para que podamos
participar de su santidad (Heb 12:10). Cuando nos damos cuenta de nuestros pecados,
debemos acercarnos a Dios, no alejarnos de Él. La mesa del Señor es la invitación
de Dios para que nos arrepintamos, recibamos perdón y celebremos el amor que Dios
nos ofrece en Jesucristo. Siempre que haya santa cena, no perdamos la oportunidad de
arrepentirnos de cualquier pecado del que estemos conscientes y de abrazarnos de nuevo
al Salvador, quien murió para salvarnos de nuestros pecados. La santa cena nos enseña
mirar a cuatro direcciones: alrededor, atrás, adelante y nuestro interior.
Un predicador dirigió a su congregación a recordar tres cuartos, o aposentos, cuando
celebraban la cena del Señor.
El primer aposento es en el que por primera vez se celebró la cena del Señor.
Imagínese que usted, como creyente en Cristo, está en ese aposento alto en Jerusalén
con Pedro, Jacobo, Juan, los otros discípulos y Jesús. Perciba el olor del pan sin levadura
y del cordero pascual asado. Así usted puede recordar esa primera noche cuando Jesús
inició la cena del Señor.
El segundo aposento es donde ahora celebramos la santa cena. Mire alrededor y
vea a los que usted conoce―desde los amigos íntimos hasta los desconocidos. En este
aposento, en esta época en el reino de Dios, compartimos juntos este momento. Reconozca
que algunos que estuvieron aquí el año pasado no están este año. La naturaleza de este
cuerpo cambia. De modo que este momento es precioso. Lo compartimos juntos como
un grupo de personas que viajan de la tierra al cielo.
El tercer aposento para recordar está en el cielo. Celebraremos la santa cena en la
tierra hasta que Él venga. Entonces nos sentaremos y volveremos a beber la copa con
Él en el reino de Dios. Imagínese ese enorme lugar celestial, con tanta gente que ni se
puede contar. La iglesia entera de Jesucristo se reunirá, de todas las edades, de todas las
naciones, de todos los grupos étnicos. Y todos nos sentaremos con Cristo en un gran
banquete. Y en esa gran mesa, Él levantará la copa para celebrar nuestra eternidad con
Él.19 ¡Este tercer aposento nos inspira a cantar aleluya!
Figura 5.5
El culto de santa cena más grande será en un enorme aposento alto en el cielo.
115
P 33
¿Le ayuda la
ilustración de los tres
aposentos? Explique.
116 Capítulo 5
Corintios
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1.
a)
b)
c)
d)
¿Cómo elevó Jesús el nivel de las mujeres?
Les enseñó en la sinagoga.
Cambió el lugar que ellas tenían en el templo.
Habló con ellas en público.
Eligió a dos mujeres como apóstoles.
6.
a)
b)
c)
d)
En la iglesia primitiva, la santa cena
tenía lugar en el templo.
era después de una comida.
se servía en la sinagoga.
seguía al sermón.
2.
a)
b)
c)
d)
¿Cuál enseñanza de Pablo elevó a las mujeres?
Esposa, sea sumisa con su esposo.
Esposa, quítese el velo en la iglesia.
Esposo, ame a su esposa como a sí mismo.
Esposo, recuerde que su esposa es más débil.
7.
a)
b)
c)
d)
¿Qué error cometieron los creyentes de Corinto?
Se daban atención a sí mismos en la santa cena.
Usaban pan con levadura y vino fermentado.
Celebraban la santa cena con demasiada frecuencia.
Descuidaban el tomar la cena del Señor.
3.
a)
b)
c)
d)
¿Qué enseña 1 Corintios 11 sobre la autoridad?
La cabeza de los hijos son los padres.
La cabeza de Cristo es Dios.
La cabeza de los hombres es la Iglesia.
La cabeza de los incrédulos es el gobierno.
8.
a)
b)
c)
d)
Al mirar atrás en la cena del Señor, vemos que
Jesús llegó a ser nuestro Cordero Pascual.
solamente el líder bebía de la copa.
el vino se convirtió en sangre.
la pascua judía sigue siendo la misma para nosotros.
4.
a)
b)
c)
d)
¿Por qué las mujeres de Corinto usaban velos?
Para mostrar que tenían edad para casarse
Para reconocer que los hombres eran superiores
Para evitar que los hombres sintieran lujuria
Para mostrar respeto a su esposo
9. ¿Cuál declaración es VERDADERA sobre la santa
cena?
a) Es solamente para los miembros de una iglesia local.
b) Es un sermón que todos los creyentes proclaman.
c) Es igual en ambos testamentos.
d) Es una proclamación para cada ciudad.
5.
a)
b)
c)
d)
En 1 Corintios 11, Pablo dice que la creación enseña
que los hombres son superiores a las mujeres.
que las mujeres son hechas a la imagen de Dios.
que las mujeres son la gloria de los hombres.
que los hombres y las mujeres son iguales.
10. En la santa cena, un creyente pecador debe
a) ser sabio y evitar el pan y la copa.
b) orar, pero no aceptar el pan y la copa.
c) aceptar el pan y la copa por la fe.
d) arrepentirse y recibir el pan y la copa.
Adoración cristiana
117
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
Instrucciones sobre la autoridad en la adoración (1 Co 11:2-16)
Objetivo: Resumir cómo el cristianismo elevó la condición de las mujeres en la iglesia primitive.
Objetivo: Explicar 3 razones por las que las mujeres de Corinto usaban velo (1 Co 11:1-17) y aplicarlas a la
actualidad.
Instrucciones sobre la cena del Señor en la adoración (1 Co 11:17-34)
Objetivo: Contrastar la celebración de la santa cena en la iglesia primitiva con la celebración en la iglesia de hoy.
Objetivo: Explicar las 4 direcciones a las que Pablo nos enseña mirar en la cena del Señor.
Capítulo 6:
Dones espirituales en la adoración
(1 Corintios 12:1-11)
Introducción
Un maestro de estudios bíblicos se paró frente a sus alumnos. Él les
había dado la tarea de memorizarse el credo de los apóstoles. Puesto que
era tan largo, no exigió que cada alumno se memorizara todo el credo. En
vez de eso, cada uno tenía la responsabilidad de aprenderse de memoria una
pequeña parte y recitarla.
El primer estudiante comenzó: “Creo en Dios Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra”.
El segundo estudiante dijo: “Creo en Jesucristo su único Hijo, Señor
Figura 6.1
nuestro”.
Dios desea darnos dones
Uno por uno fue diciendo su parte. Todo iba bien hasta que un alumno espirituales cuando lo adoramos
y andamos en su presencia.
dijo: “Quien subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre, de
donde vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos”.
Entonces hubo un largo silencio. Algo no estaba bien. Por fin, uno de los alumnos dijo: “¡El niño que cree
en el Espíritu Santo no está presente hoy!”1
En la primera lección de este capítulo, estudiaremos seis razones lamentables por las que los creyentes no
reciben dones espirituales. Una de estas razones es que muchos no creen en el Espíritu Santo como creía en
Él la iglesia primitiva. Que el Señor use este capítulo para aumentar nuestra fe de modo que podamos recibir
los dones que nuestro Padre desea darnos.
Lecciones:
17
Seis razones lamentables por las que los creyentes no reciben dones
espirituales (1 Co 12:1-7)
Objetivo A: Identificar 4 tipos de dones espirituales y dar ejemplos de cada uno.
Objetivo B: Exponer 6 razones por las que los creyentes no reciben dones espirituales.
Dones de sabiduría y de ciencia (1 Co 12:1-8)
18
19
20
Objetivo A: Definir el don espiritual de una palabra de sabiduría.
Objetivo B: Dar ejemplos de una palabra de sabiduría en el ministerio de apóstoles, de líderes de la iglesia
y de creyentes comunes.
Objetivo C: Definir el don espiritual de una palabra de ciencia.
Objetivo D: Dar ejemplos de una palabra de ciencia en el ministerio de predicadores, de maestros y de
creyentes comunes.
Dones de fe, sanidad y milagros (1 Co 12:9-10)
Objetivo A: Explicar qué es y qué no es el don espiritual de la fe y dar ejemplos.
Objetivo B: Comparar y contrastar el don de sanidad con un milagro e ilustrar cada uno.
Objetivo C: Dar ejemplos de cómo los dones espirituales pueden coincidir.
Don de discernimiento de espíritus (1 Co 12:10)
Objetivo: Identificar 3 fuentes espirituales y dar ejemplos de lo que produce cada una.
Palabras clave
manifestación
dones espirituales
118
Lección
17
Seis razones lamentables por las que los creyentes no reciben dones
espirituales (1 Co 12:1-7)
Objetivo A: Identificar 4 tipos de dones espirituales y dar ejemplos de cada uno.
Objetivo B: Exponer 6 razones por las que los creyentes no reciben dones espirituales.
Contexto
Otra pregunta en Corinto era sobre el uso de los “dones
espirituales”. La palabra griega charismata se refiere a los
dones espirituales que Dios da a la iglesia por el Espíritu
Santo (1 Co 12:4).
La Biblia tiene mucho que decir sobre los dones que
Dios quiere darnos. Tome unos minutos para estudiar
cuatro tipos de dones (Figura 6.2). Dios es generoso y
tiene muchos dones para dar a la Iglesia.
Clases de dones
1. Dones personales―
para cada creyente
¿Cuáles son 4 tipos
P1
de dones espirituales?
¿Cuáles son
P2
algunos de los dones
espirituales para todo
creyente?
¿Qué tipos de dones
P3
menciona Pablo en Efesios
4:11-12? ¿Usted es uno de
estos dones?
P4
¿Cuales dones
incluye Romanos 12:3-8?
¿Cuáles son sus dones
espirituales?
¿Cuáles dones
P5
de 1 Corintios 12:7-11
ha recibido usted, o está
buscando?
P6
¿Dónde cree usted
que los 2 tipos de dones de
1 Pedro 4:10-11 encajan en el
gráfico?
Ejemplos de dones espirituales
Tiempo/propósito
Vida eterna: “Porque la paga del pecado es La persona recibe esta dádiva o don cuando
muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna nace de nuevo. Su propósito es impartir
en Cristo Jesús Señor nuestro” (Ro 6:23).
vida espiritual a los que estaban muertos en
pecados (Ef 2:1-5).
Bautismo en el Espíritu Santo: 4“Y estando
juntos, les mandó que no se fueran de
Jerusalén, sino que esperasen la promesa
del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí.
5
Porque Juan ciertamente bautizó con agua,
mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu
Santo dentro de no muchos días” (Hch 1:4-5).
Observe que Lucas menciona siete veces la
plenitud del Espíritu Santo como un don que
nuestro Padre Celestial da (Lc 11:13; Hch 1:4;
2:38-39; 8:20; 10:45; 11:17; 15:8).
Generalmente la persona recibe este don
después de nacer de nuevo. Los propósitos
son ayudar a cada creyente a ser un testigo
poderoso (Hch 1:8) y vivir una vida victoriosa
(Gá 5:16). Vea también Mateo 3:11; Hechos
2:1-4; 8:14-19; 9:17-19; 10:44-46; 19:1-7.
Hablar en lenguas (en privado): “El que habla
en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero
el que profetiza, edifica a la iglesia” (1 Co 14:4,
28).
El Espíritu capacita al creyente para orar en
lenguas en el momento de ser bautizado
en el Espíritu. Después, el creyente debe,
como Pablo, orar en lenguas a menudo
para edificarse espiritualmente (1 Co 14; 18;
Jud 20).
Sabiduría: “Y si alguno de vosotros tiene falta Dios nos da sabiduría cuando lo buscamos a Él
de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos para poder tomar decisiones sabias.
abundantemente, y sin reproche, y le será
dada” (Stg 1:5).
Otros dones: “Toda buena dádiva y todo don Dios nos da muchos, muchos dones día a día,
perfecto desciende de lo alto, del Padre de las porque Él nos ama y cuida de nosotros.
luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de
variación” (Stg 1:17).
2. Dones de ministerio―
para los líderes del
cuerpo
(Oficios)
“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a
otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros,
pastores y maestros” (Ef 4:11). (Note que estos
dones son para las personas que sirven de día
en día.)
Estos “dones de gente” son para establecer la
Iglesia y “a fin de perfeccionar a los santos para
la obra del ministerio, para la edificación del
cuerpo de Cristo” (Ef 4:12).
Continúa en la siguiente página
119
120 Capítulo 6
Corintios
Viene de la página anterior
3. Dones de ministerio―
para los ayudantes del
cuerpo
(Ayuda)
5
“Así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo
en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.
6
De manera que, teniendo diferentes dones,
según la gracia que nos es dada... profecía...
servicio... enseñanza... exhortación... reparte,
con liberalidad... preside, con solicitud... hace
misericordia, con alegría” (Ro 12:5-8).
Dios puede dar estos dones a la persona en
cualquier momento. Timoteo recibió un don
por la imposición de manos (1 Ti 4:14). Estos
dones parecen ser frecuentes o continuos,
muy parecidos a los de Efesios 4:11.
4. Dones de ministerio―
*manifestaciones para
el cuerpo
(Dramáticas/
repentinas/
carismáticas)
“Pero a cada uno le es dada manifestación del
Espíritu para provecho… sabiduría… ciencia…
fe…
sanidades…
milagros…
profecía…
discernimiento
de
espíritus…
lenguas…
interpretación de lenguas” (1 Co 12:7-11). (Note
que estos dones son instantes repentinos,
breves―manifestaciones del Espíritu en la
iglesia.)
Cristo da estos dones cuando los deseamos
y los buscamos para suplir las necesidades
de la iglesia (1 Co 12:3, 11; 14:1). A diferencia
de los dones de Efesios 4:11 y Romanos
12:3-8, estos dones son señales breves de
la presencia del Espíritu.
Figura 6.2
Dios da unos dones espirituales para ayudar a cada persona y otros para edificar a todo el cuerpo.
Dios tiene muchos dones para darnos. Pero ¿por qué los creyentes reciben algunos
dones, pero rechazan otros *dones espirituales que Dios quiere darnos? Examinemos
seis razones por las que nosotros, como hijos de Dios, podemos faltar en recibir los
dones espirituales de nuestro misericordioso Padre celestial.
P 7
¿Los dones
espirituales como sanidades,
milagros y hablar en lenguas
murieron con los apóstoles?
Explique.
P8
¿De qué perfección
escribe Pablo en 1 Corintios
13:11?
¿La Biblia satisface
P9
nuestra necesidad de dones
espirituales? (1 Co 13:11)
Explique.
P 10
¿Pablo dijo que
buscáramos los dones
espirituales hasta que llegara
la Biblia? (1 Co 1:7)
A. Incredulidad: Algunos no reciben dones espirituales porque creen
que estos dones han cesado (1 Co 12:1).
Algunos enseñan erróneamente que los dones espirituales murieron con los apóstoles.
Repase la Figura 6.2 que enumera las muchas clases de dones espirituales que Dios da.
Observe que si los dones espirituales murieron con los apóstoles, no podemos recibir
vida eterna hoy, ¡porque este es un don espiritual! Y si los dones espirituales fueron
enterrados con los apóstoles, entonces no hay pastores hoy, ¡porque los pastores son
dones espirituales para la Iglesia! Sin embargo, estamos agradecidos por que el don de
vida eterna todavía está disponible, la Iglesia todavía está viva y los dones espirituales
todavía están aquí para los que los buscan por fe. Ninguna Escritura enseña que los
dones espirituales han cesado. Y la historia de la Iglesia revela que los dones espirituales
se reciben siempre que la Iglesia se acerca a Dios.
Otros enseñan que los dones espirituales siguieron después de los apóstoles, pero
que murieron cuando la Biblia estuvo completa. Basan esta enseñanza falsa en un pasaje
verídico, pero lo malinterpretan. Tome un minuto para leer 1 Corintios 13:8-12. Dice
que cuando venga lo perfecto, lo imperfecto cesará. ¿Pero ya ha venido lo perfecto?
8
El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas,
y la ciencia acabará. 9Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; 10mas
cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. 11Cuando
yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño;
mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. 12Ahora vemos por espejo,
oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero
entonces conoceré como fui conocido (1 Co 13:8-12).
Todos podemos estar de acuerdo en que la Biblia es perfecta. Pero este pasaje no
está hablando de la Biblia―¡es la Biblia la que está hablando! Primera Corintios 13:812 contrasta dos tiempos: ahora y entonces―el presente y el futuro, lo imperfecto
y lo perfecto. Estudiaremos este pasaje en el capítulo 7 de este libro. Para una breve
descripción, vea la Figura 7.13, que contrasta el ahora con el entonces de 1 Corintios
13 y 15.
¿Por cuánto tiempo necesitamos los dones espirituales? Hasta que Jesús vuelva.
Algunos han dicho que no necesitamos los dones espirituales, porque ha llegado la
Biblia y la Biblia es perfecta. Pero es la Biblia la que nos dice: “...procurad los dones
Dones espirituales en la adoración
121
espirituales” (1 Co 14:1). ¿Por cuánto tiempo quería Pablo que los corintios tuvieran
dones espirituales? Lea 1 Corintios 1:7 para ver una respuesta clara. “De tal manera que
nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo”.
Necesitamos los dones espirituales hasta que Jesús se manifieste en su segunda venida
(1 Co 1:7).
B. Carnalidad: Algunos no reciben dones espirituales porque sus manos
están llenas de cosas terrenales.
Algunos en Corinto no recibían dones espirituales porque eran carnales. Pasaban su
tiempo discutiendo, ocasionando divisiones, estafando y denunciando a otros creyentes,
comiendo en banquetes paganos o cometiendo pecados sexuales.
Juan Wesley no estaba de acuerdo con los que decían que los dones espirituales
desaparecieron porque no había necesidad de ellos. Wesley dijo que la razón verdadera
por la que la gente no recibía dones espirituales era la mundanalidad. Él dijo que el amor
de muchos y de la mayoría de los llamados cristianos se había enfriado. Wesley se refería
al estado de la Iglesia bajo el gobierno del emperador romano Constantino, de 306–334
d.C. Durante ese tiempo, el cristianismo llegó a ser la religión del estado. La mayoría se
denominaba “cristiano”. Pero como Wesley escribió, éstos que se llamaban a sí mismos
“cristianos” no tenían más del Espíritu de Cristo que los otros paganos. Así que cuando
Cristo examinó a la Iglesia en esos días, sólo encontró una forma muerta.2 Pero Wesley
creía que la iglesia podía recuperar los dones espirituales mediante la santidad y la fe. Y
su diario contiene más de doscientas sanidades que ocurrieron en su ministerio.
Carnalidad significa “llevar una vida mundana, carnal”. Algunos creyentes son
carnales, pero no cometen pecados como asesinato, hurto, mentira ni pecados sexuales.
Más bien, estos creyentes débiles son mundanos porque su corazón está puesto en las
cosas terrenales. Nos recuerdan la semilla en la parábola del sembrador, que nunca dio
fruto por los afanes de la vida y el engaño de las riquezas (Mt 13:22). Si comemos
demasiados dulces, quizás no deseemos comer cosas sanas como verduras. Asimismo,
la demasiada preocupación por las cosas del mundo mata nuestro apetito por las cosas
espirituales. Para recibir dones espirituales de Dios, debemos tomar tiempo para Dios y
llegarnos a Él con manos santas, vacías.
C. Falta de balance: Algunos no reciben dones espirituales porque
enfatizan solamente el fruto espiritual.
Esto nos recuerda al hombre que no comía papas por comer bananas. ¿Escogeremos
entre la sanidad y la mansedumbre, o desearemos ambas? ¿Escogeremos entre los dones
del Espíritu y el fruto del Espíritu? ¡Nunca! Las Escrituras nos enseñan a buscar ambos.
Quizás algunos hayan sido culpables de *carismanía―enfatizar demasiado los
dones, si es que esto es posible. Cuando la gente descubre algo nuevo y maravilloso,
esto afecta su conversación. Los pentecostales y los carismáticos hablan mucho de los
dones espirituales porque éstos son maravillosos. ¿Puede usted imaginarse al ciego que
Jesús sanó permanecer en silencio? (Jn 9). ¿Usted cree que Pedro le contó a alguien lo
del pez con la moneda de oro en la boca? (Mt 17). Los manantiales borbotean agua, y los
que están llenos del Espíritu Santo dan testimonio del río que fluye de ellos. Todos los
creyentes debemos valorar el fruto del Espíritu (Gá 5:22-23). Pero también busquemos
los dones espirituales. En 1 Corintios 13, Pablo no nos dirige a escoger entre el amor
y los dones espirituales. Más bien, el amor es el sendero por el que andamos cuando
usamos los dones espirituales que Cristo nos da para edificar a su cuerpo. ¿Escogeremos
entre el zapato izquierdo y el derecho? ¿Entre el sol y la lluvia? ¿Entre ser y hacer?
¡Necesitamos el fruto y los dones del Espíritu! Una iglesia sin el fruto del Espíritu es tan
inútil como una higuera estéril. Y una iglesia sin los dones del Espíritu es tan impotente
como Sansón sin su fuerza.
P 11
¿Qué explicación
dio Wesley por los que se
pierden de recibir dones
espirituales?
P 12
¿Cuáles son
algunas de las cosas que
tenemos que soltar para
recoger dones espirituales?
P 13
¿Cómo respondería
a alguien que quiere fruto
pero no dones?
122 Capítulo 6
P 14
Dé ejemplos de
dones espirituales que
ayudaron a la Iglesia.
P 15
¿Qué evidencia
prueba nuestra necesidad de
los dones espirituales?
P 16
¿Cuáles son
algunos ejemplos que
muestran que los dones
espirituales ayudan a la
iglesia?
Corintios
D. Confianza en sí mismo: Algunos no reciben dones espirituales porque
dependen de dones naturales.
Vivimos en un tiempo en el que los seres humanos han logrado grandes cosas. La
humanidad ha inventado la electricidad, la energía solar y la energía atómica; la radio,
la televisión y el Internet; los automóviles, los trenes y los aviones; las fotografías,
las fotocopias y las impresoras a color; las computadoras, los teléfonos celulares y los
tocadores MP3; las vacunas, los antibióticos y las cirugías con láser. Esta lista contiene
sólo unas pocas de las cosas que están en la lista de los éxitos del hombre.
Pero antes de darnos palmadas en la espalda y jactarnos de que no necesitamos dones
espirituales, hay ciertas cosas que debemos recordar:
• Cada 3.5 segundos un niño muere de hambre―25.000 niños morirán de hambre hoy.
• Un tercio de la gente en la tierra no sabe leer ni escribir su nombre.
• La mitad del mundo todavía no ha oído el evangelio.
• El número de divorcios va en aumento, y el número de los discipulados está
disminuyendo.
• A menos que tengamos grandes avivamientos en las ciudades principales de la tierra,
pronto más personas irán al infierno en esta generación que en todas las generaciones
anteriores juntas.
• Muchas naciones de la tierra son 99 por ciento musulmanas.
Las habilidades humanas no pueden solucionar los desafíos espirituales que
enfrentamos. Nunca antes en la historia de la Iglesia ha habido una mayor necesidad de
tener poder espiritual y dones espirituales. Los dones espirituales de Daniel le dieron
gran influencia con tres reyes. Una sanidad o milagro puede llevar a centenares de
conversiones. Cuando los primeros creyentes fueron llenos del Espíritu Santo y Pedro
profetizó, tres mil personas llegaron a Cristo en un día (Hch 2:41). Cuando Pedro y Juan
sanaron al mendigo lisiado, todos en Jerusalén supieron del milagro (Hch 4:16). Cuando
Felipe predicó con señales y prodigios, toda la ciudad de Samaria fue sacudida para
Cristo (Hch 8). Cuando Pedro sanó a Eneas, que había estado paralizado, “le vieron
todos los que habitaban en Lida y en Sarón, los cuales se convirtieron al Señor” (Hch
9:35). “¡Levántense, oh santos de Dios! La Iglesia los espera. Su fortaleza no se iguala
a su tarea, ¡levántense y háganla grande!”3 Todavía es el plan de Dios confirmar el
evangelio con señales y prodigios. Por todo el mundo hoy, Dios sigue dando dones
espirituales para expandir y fortalecer a la Iglesia. Andemos en el Espíritu y llevemos el
paso con lo que Dios desea hacer en estos postreros días.
Esta cuarta razón por la que no se reciben dones espirituales nos recuerda a la iglesia
de Laodicea. Jesús le dijo:
15
“Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!
16
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17Porque
tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y
no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (Ap
3:15-17).
Oración: Oh Señor, estamos desesperados por tener
más
de tu Espíritu. Las necesidades nos rodean. Los
Oración:
enemigos de la Iglesia se burlan de nosotros, como
Oh Señor, estamos
los filisteos se burlaban de Sansón y de tu nombre.
Los perdidos mueren a millones y llenarán el lago
desesperados por tener
de fuego. Los que tienen hambre visitan nuestras
más de tu Espíritu.
iglesias y vuelven a casa vacíos y sin cambiar.
Las familias se destruyen. Los perdidos trabajan a
nuestro lado, sin convicción de sus pecados. Nuestro corazón clama a ti pidiendo ayuda.
Derrama otra vez tu Espíritu sobre nosotros. Límpianos y llénanos de nuevo poder y
Dones espirituales en la adoración
123
dones espirituales. Danos poder para que podamos glorificar tu nombre y darte una
recompensa por la sangre que ya has derramado.
E. *“Carisfobia”: Algunos no reciben dones espirituales porque tienen
miedo.
•
•
La gente le tiene miedo a diferentes cosas.
Algunos le tienen miedo a lo desconocido. Estas almas tímidas no buscan dones
espirituales porque no están seguras de lo que sucederá si los reciben. ¿Pero no es
suficiente conocer al Padre celestial que da los dones? ¿Podemos confiar en que Dios
que nos dio a su único Hijo nos dé los dones que nos ayudarán a nosotros y a otros?
Algunos le tienen miedo al hombre. Éstos tienen miedo que los dones espirituales los
hagan parecer insensatos. Ellos recuerdan que los pecadores en Jerusalén se burlaban
de los ciento veinte que fueron llenos del Espíritu Santo el día de Pentecostés. En
aquella ocasión, los pecadores acusaron a los santos de estar borrachos (Hch 2).
Asimismo, hoy algunos ridiculizan y se burlan de los que poseen dones espirituales.
Es verdad que algunos pentecostales y carismáticos oran en voz muy alta y levantan
las manos en la iglesia. Esto asusta a algunos y a otros les parece absurdo.
P 17
¿Qué es carisfobia?
Dé algunos ejemplos
comunes.
Dios no avergüenza a sus hijos. Él es el Dios del orden, amor y sabiduría. Pero este
tipo de miedo nos recuerda a Naamán el leproso, general del ejército sirio. Al principio,
cuando el profeta Eliseo le pidió que se sumergiera en el río Jordán, él se negó. El Jordán
era un río sucio. Sumergirse en él haría que el gran general se sintiera avergonzado y
que pareciera insensato. Pero cuando él se humillo, recibió el don espiritual de sanidad
que cambió su vida.
Seguramente algunos de los que reciben dones espirituales responden de maneras
inusuales, inmaduras e imprudentes. Por ejemplo, algunos creyentes en Corinto
recibieron el don de hablar en lenguas y causaron confusión en los cultos de la iglesia.
Esto los hizo parecer imprudentes a los ojos de muchos. Así que Pablo les enseñó a
reaccionar con más sabiduría a los dones espirituales que Dios da. Todos los creyentes
debemos aprender a reaccionar a los dones espirituales que Dios da, pues los dones
espirituales son relativos al desarrollo. No nos llegan completamente maduros. Así
como crecemos y aprendemos en otras áreas, debemos adquirir madurez en el uso de los
dones espirituales. Pero lo más importante no es nuestra imagen de sí mismos, ni nuestro
amor propio, ni nuestro orgullo, ni nuestra dignidad. La gente necesita la ayuda de Dios.
Y nuestro Padre celestial quiere ayudarnos. Así que humillémonos y busquemos los
dones que Él desea darnos.
Considere la locura de evitar todo lo que pudiera hacernos parecer insensatos.
¿Evitaremos usar el dinero porque hay algunos que lo falsifican? ¿Evitaremos manejar
porque algunos tienen accidentes? ¿Evitaremos hablar porque algunos pronuncian mal
las palabras? ¿Evitaremos cocinar porque hay algunos que cometen errores cómicos
cuando están aprendiendo a cocinar? ¿Los niños evitarán aprender a caminar porque
se ven cómicos cuando se caen? ¿Los estudiantes se negarán a predicar por las cosas
divertidas que suceden cuando los principiantes hablan en público? ¿Hay una habilidad
nueva o un ministerio nuevo donde estemos a salvo de cometer errores? En cualquier
campo, hay riesgo en el camino al éxito. Calculemos el costo y sigamos adelante por fe.
F. Falta de entendimiento (ignorancia): Algunos no reciben dones
espirituales porque la iglesia local no enseña sobre ellos.
No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales (1 Co 12:1).
Es posible ser ignorante―carecer de entendimiento tocante los dones espirituales.
De hecho, no sólo es posible, sino también es común que la gente esté “en la obscuridad”
en lo que respecta los dones espirituales.
¿Usted está de
P 18
acuerdo con esto: “Siempre
hay riesgo en el camino al
éxito”? Explique.
124 Capítulo 6
P 19
¿Cuáles son
algunos ejemplos de
ignorancia espiritual?
P 20
Defina el
“sacerdocio de cada
creyente”. ¿Cómo se
relaciona esto con los dones
espirituales?
Corintios
Hemos mencionado cinco razones por las que la gente no recibe dones espirituales
(A–E). Cada razón se refiere a un área en la que la gente carece de conocimiento
tocante los dones espirituales. Y en esta sexta razón―falta de entendimiento―hemos
puesto varias razones más en un solo grupo. Considere estos ejemplos sobre la falta de
entendimiento:
• Algunos creen que Dios debe iniciar los dones. Estos creyentes se cruzan de brazos y
dicen: “Si Dios quiere que yo tenga un don espiritual, Él me lo dará”. De modo que
no buscan dones espirituales. No obedecen el mandamiento de Pablo: “procurad los
dones espirituales”. Más bien, le dejan toda la responsabilidad a Dios y no toman
ninguna para sí mismos. No obedecen el mandamiento del Señor de pedir, buscar,
llamar. ¿Ellos creen que cuando necesiten dinero, Dios se lo pondrá en el bolsillo?
• Algunos creen que los dones espirituales son solamente para apóstoles. Éstos no
disciernen que los dones espirituales son para los creyentes comunes, en la vida
diaria. Es verdad que los apóstoles estaban en el aposento alto cuando Dios derramó el
don del Espíritu Santo. Pero allí había sólo doce apóstoles, y un total de ciento veinte
personas. Sólo uno de cada diez (1/10) era apóstol. Y a través de Hechos, vemos a
laicos esparciendo el evangelio. Esteban tenía un gran ministerio en Jerusalén (Hch
6–7). Fue Felipe quien fue a Samaria (Hch 8). Los creyentes comunes esparcían el
evangelio mientras los apóstoles permanecían en Jerusalén (Hch 8:4). Ananías, un
laico, oró que Pablo fuera sanado―que recibiera la vista (Hch 9). Damos gracias a
Dios por los líderes de la iglesia y los dones espirituales que Dios les da. Pero como
creía la iglesia primitiva, y como la Reforma enfatizaba, creemos en el sacerdocio
de cada creyente. Es decir, que cada creyente es un tipo de sacerdote que tiene un
ministerio espiritual. Dios tiene trabajo para todos, y necesitamos las herramientas
espirituales para trabajar. Necesitamos las herramientas apropiadas para cada
trabajo. Un martillo es bueno para algunos trabajos, pero no para pintar una pared.
Las herramientas no son insignias de honor. Ningún carpintero se cuelga un martillo
en el cuello para exhibirlo. Las herramientas son para trabajar. Y el deseo del Espíritu
Santo es esparcir muchos dones espirituales diferentes por todo el cuerpo para la
guerra y el trabajo espiritual (1 Co 12).
• Algunos buscan los dones y no al Dador. Esto muestra una falta de entendimiento
espiritual. En 1 Corintios 12:1-11, Pablo enfatiza varias veces que el Espíritu Santo
es el Dador de los dones espirituales.4
Conclusión. Hay varias razones por las que los creyentes no reciben dones espirituales.
Hermanos, enseñemos sobre los dones espirituales para la Iglesia. Que cada persona que
estudie este libro busque y reciba dones espirituales de Dios. Que siempre usemos estos
dones para la gloria de Dios y no la nuestra. Y que enseñemos a todo creyente a buscar
y usar los dones espirituales para ministrar.
Dones de sabiduría y de ciencia (1 Co 12:1-8)
Lección
18
Objetivo A: Definir el don espiritual de una palabra de sabiduría.
Objetivo B: Dar ejemplos de una palabra de sabiduría en el ministerio de apóstoles, de líderes de la
iglesia y de creyentes comunes.
Objetivo C: Definir el don espiritual de una palabra de ciencia.
Objetivo D: Dar ejemplos de una palabra de ciencia en el ministerio de predicadores, de maestros y de
creyentes comunes.
Trasfondo y contexto
1
No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales. 2Sabéis que
cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los
ídolos mudos. 3Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de
Dones espirituales en la adoración
Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el
Espíritu Santo (1 Co 12:1-3).
Pablo insistió en que el Espíritu no inspira a ninguna persona a llamar “anatema
a Jesús” (1 Co 12:3). Los creyentes hoy podrían preguntarse por qué Pablo enfatizó
esta verdad. Pero mantengamos en mente cuatro cosas mientras estudiamos los dones
espirituales:
• Los demonios dirigen a los paganos a llamar anatema a Jesús. Los corintios sabían
que, en el pasado, los demonios los llevaban a ellos y a otros paganos a adorar ídolos
y a decir maldades de Jesús y sus seguidores (1 Co 12:2). Y es posible que, aun
en alguna iglesia en un hogar Corinto, un demonio podría hacer que un incrédulo
gritara: “Jesús es anatema”.
• La Ley decía que cualquiera que colgara de un madero era maldito. Puesto que Jesús
murió en una cruz, hubo un tiempo cuando Él fue maldito por nosotros (Gá 3:13;
Dt 21:33). Pero después, en la resurrección, Jesús venció la cruz, la muerte y el
sepulcro―y Dios lo exaltó para ser Señor y Cristo (Hch 2:36).
• Los judíos incrédulos, como Pablo antes de conocer a Jesús como Salvador y Señor,
presionaban a los creyentes judíos para que maldijeran a Jesucristo (Hch 26:11).
• Los césares romanos trataron de obligar a los cristianos a maldecir a Jesús y a
proclamar al césar como señor y amo.
De modo que vemos que los demonios y los incrédulos maldijeron a Jesús. En
contraste, solamente el Espíritu Santo hace que la gente declare que Jesús es Señor.
Pero fíjese que el declarar que Jesús es Señor exige de palabras y hechos. Porque hay
muchos que declaran, con palabras solamente, que Jesús es Señor (Lc 6:46; Mt 7:21). En
cambio, el Espíritu Santo nos capacita como creyentes para que con nuestras palabras y
hechos declaremos que Jesús es Señor.
Como observamos antes, 1 Corintios 12:1-11 enfatiza varias veces que el Espíritu
Santo es la fuente de los dones espirituales. Los dones espirituales son sobrenaturales―
señales de Alguien mayor que nosotros. Quizás los corintios erraron al creer que los
dones espirituales estaban “solos en la mesa”. Pero todos los dones espirituales revelan
la presencia de Dios. De modo que mientras estudiamos estos nueve dones espirituales,
recordemos que los dones son maneras en las que el Espíritu Santo se manifiesta o se
revela. Cuando una persona habla, canta o da palmadas con las manos, reconocemos que
esa persona está presente. Asimismo, cuando vemos cualquier don espiritual, debemos
reconocer que el Espíritu Santo está expresándose.5 Siempre debemos mantener nuestro
enfoque en el Dador más que en el don. La luz de una linterna sólo nos recuerda que hay
pilas por dentro. Asimismo, los dones espirituales revelan el poder del Espíritu Santo
que está dentro de nosotros.6
Hemos estudiado el trasfondo y el contexto de 1 Corintios 12. Ahora comencemos
nuestro estudio de los nueve dones espirituales o manifestaciones del Espíritu Santo.
125
P 21
¿Cuáles fueron
algunas de las razones
por las que Pablo escribió
1 Corintios 12:3?
Figura 6.3 En la
resurrección, Jesús venció
la maldición de la cruz.
A. Palabra de sabiduría. “Porque a éste es dada por el Espíritu palabra
de sabiduría” (1 Co 12:8).
La frase palabra de sabiduría nos recuerda que estos dones son solamente parte del
conjunto. Dios mismo es la fuente de toda sabiduría. Por el Espíritu, recibimos palabra
de sabiduría “… de Cristo; en quien están escondidos todos los tesoros de sabiduría y
conocimiento” (Col 2:2-3).7
1. Definición de palabra de sabiduría. Es un don del Espíritu Santo que aplica
conocimiento de Dios a una situación o problema específico. Esta revelación o
entendimiento de Dios capacita a la persona para actuar con sabiduría.
La sabiduría diaria de Dios para la vida es diferente del don espiritual de sabiduría de
1 Corintios 12:8. Ambas vienen de Dios, de modo que hay un sentido en que ambas son
¿Qué es “palabra
P 22
de sabiduría”? (1 Co 12:8)
126 Capítulo 6
Corintios
sabiduría espiritual. Dios nos da luz diaria para nuestro camino por las Escrituras (Sal
119:105). Pero el don espiritual de sabiduría no es luz común; es un destello de luz―un
momento sobrenatural de entendimiento para solucionar un problema.
2. Los apóstoles con frecuencia predicaban mensajes sobrenaturales de
sabiduría. La palabra griega para sabiduría es sophia. Formas de la palabra sophia
aparecen más de veinte veces en 1 Corintios 1–3.8 En estos capítulos, Pablo contrasta la
sabiduría del mundo con la sabiduría de Dios (1 Co 1:22-24; 1 Co 2:1-4).
El mensaje de Pablo con frecuencia era el don espiritual de sabiduría. Él lo recibió
directamente del Espíritu Santo (Gá 1:11-12).
P 23
¿Alguna vez
usted ha recibido u oído
una palabra de sabiduría?
Explique.
Aplicación: Asimismo hoy, cuando los siervos de Dios predican la Palabra de Dios,
hay momentos cuando los dones espirituales se destacan o brillan. En estos momentos
preciosos, Dios capacita al predicador para dar un mensaje de sabiduría, diciéndole a la
gente qué hacer en sus situaciones. Reconocemos que no toda predicación es una palabra
de sabiduría, pero en el ministerio pentecostal, ungido, con frecuencia llega un destello
de inspiración más allá de la preparación del predicador―más allá de su preparación,
experiencia o conocimiento―que hace que nuestro corazón arda en nuestro interior.
Nosotros debemos reconocer que este es un mensaje de sabiduría del Espíritu Santo.9
3. Los líderes de la iglesia con frecuencia reciben un mensaje de sabiduría del
Espíritu Santo. Jacobo recibió un mensaje de sabiduría de Dios en una reunión de los
apóstoles en Jerusalén. Esta palabra de sabiduría les mostró a los creyentes judíos lo que
debían exigir de los gentiles que buscaban la salvación (Hch 15:13-22).
Aplicación: Hoy, los pastores, evangelistas, misioneros y diáconos deben orar y
esperar recibir un mensaje de sabiduría de Dios en algunas situaciones.
4. Todos los creyentes deben buscar el don espiritual de sabiduría para las
decisiones importantes y los momentos difíciles. Jesús oró toda la noche antes
P 24
¿Usted cree que
Jetro tenía el don espiritual
de sabiduría cuando aconsejó
a Moisés? (Éx 18:13-27)
de escoger a sus apóstoles (Lc 6:12-16). Él siempre estuvo consciente de su necesidad
de la sabiduría divina. Él demostró gran sabiduría cuando los líderes le llevaron a una
mujer tomada en adulterio (Jn 8), cuando unos le mostraron una moneda para probarlo
y cuando sus enemigos le hicieron una pregunta difícil sobre siete hermanos (Mt 22:2328). La sabiduría de Dios ayudó a Jesús a tomar decisiones y a dar respuestas sabias.
Cuando necesitemos sabiduría para testificar, el Espíritu nos ayudará mientras
oramos (Lc 12:12; 21:15). Nuestro Padre se deleita en darnos al Espíritu Santo para
suplir nuestras necesidades. (Lc 11:7-11). Y cuando recibamos la sabiduría por la que
oramos, reconozcamos que el Espíritu Santo se está revelando para ayudarnos.
Una mujer caminaba hacia la iglesia durante un tiempo de gran persecución. Unos
soldados enemigos la detuvieron y le preguntaron adónde iba. En un destello interno
de luz, el Espíritu Santo le dio palabras sabias para contestar. “Voy a oír la lectura del
testamento de mi hermano mayor”. (Esta fue una forma prudente de decir que iba a oír la
lectura del Nuevo Testamento que Jesús nos dio.) Sus enemigos quedaron satisfechos con
sus palabras. Ellos creyeron que iba a recibir una gran suma de dinero en el testamento
de su hermano.
B. Palabra de ciencia
P 25
¿En qué se
diferencian la palabra de
ciencia y la palabra de
sabiduría?
1. Definición de palabra de ciencia. La ciencia es el conocimiento o los hechos
que usa la sabiduría. Un don de ciencia es información que viene directamente del
Espíritu Santo. La sabiduría es el discernimiento para aplicar la ciencia correctamente.
La sabiduría es superior a la ciencia, porque la ciencia sola carece de dirección. Sin
ciencia, la sabiduría está limitada, como un hombre de negocios que carece de dinero. En
contraste, algunos tienen suficiente ciencia, pero carecen de sabiduría para aplicarla.10
Así que la sabiduría y la ciencia deben ir de la mano. Por ejemplo, Jesús le dijo a Pedro
Dones espirituales en la adoración
127
que sacara del mar un pez que tuviera una moneda en la boca y que la usara para pagar
los impuestos (Mt 17). Esto mostró la ciencia y la sabiduría sobrenaturales obrando
juntas.
2. La palabra de ciencia con frecuencia está vinculada con la profecía que sabe
los secretos del corazón (1 Co 14:24-25). Todos los tesoros de la sabiduría y de
P 26
¿Cómo puede una
palabra de ciencia ser como
una revelación profética?
3. Una palabra de ciencia puede destellar mientras un predicador o maestro
ministra la Palabra de Dios. Es cierto que hay conocimiento que los ministros
¿Qué don espiritual
P 27
deben tener con frecuencia
los maestros? Explique.
la ciencia se ocultan en Jesucristo (Col 1:15). Así que entendemos que la palabra de
ciencia es solamente una parte del conocimiento completo de Dios.
A veces, una palabra de ciencia y el don de profecía coinciden. Ambos implican
conocimiento del Espíritu Santo.
• Por el conocimiento del Espíritu Santo, Jesús supo que la mujer samaritana tenía
cinco maridos (Jn 4).
• Por el conocimiento del Espíritu Santo, Pedro se enteró de que Ananías y Safira
habían mentido (Hch 5).
• Por el conocimiento del Espíritu Santo, Ananías supo que debía orar por Saulo
para que recibiera la vista, y supo dónde encontrarlo (Hch 9).
No importa si llamamos el mensaje de Pedro al Sanedrín en Hechos 4 palabra de
ciencia o palabra de profecía. Lo importante es que practiquemos depender del Espíritu
Santo y reconocer las maneras en que Él manifiesta su presencia.
adquieren por el estudio. Pero la mayoría de los pentecostales puede testificar de las veces
cuando el Espíritu Santo les ha dado una unción especial―un destello de revelación o
conocimiento más allá del estudio o de la habilidad natural. En tales ocasiones, las
ovejas han oído la voz del Buen Pastor hablando a través de labios humanos.
Discernimos al Espíritu si hay lenguas e interpretación. Pero con demasiada
frecuencia, no nos damos cuenta de su presencia cuando Él nos da un mensaje
sobrenatural de conocimiento a través de la enseñanza ungida. Reconocemos a Dios en
el mensaje en lenguas en voz alta. Pero podríamos no percibirlo en la voz apacible y
suave de la enseñanza (1 R 19:11-13). Podríamos sentirnos tentados a creer que hablar
en lenguas es sobrenatural, pero que la enseñanza ungida es natural. Alabemos a Dios
por todo mensaje en lenguas y deseemos que ocurra junto con el don de interpretación.
También oremos por discernimiento espiritual para reconocer la palabra de ciencia que
el Espíritu Santo da mediante la enseñanza.
Parece que los corintios enfatizaban demasiado el hablar en lenguas, porque sonaba
sobrenatural. Pablo escribió 1 Corintios 12–14 para enfatizar que todos los dones son
importantes para el cuerpo, y que todos vienen del mismo Espíritu.
• Esperamos que los apóstoles tengan señales de apóstoles―señales, prodigios y
milagros (2 Co 12:12).
• Esperamos que los profetas tengan señales de profetas, es decir, que profeticen.
• Asimismo, debemos esperar que los maestros tengan, a veces, un don sobrenatural
de ciencia para realzar y mejorar su enseñanza. Seguramente Dios desea que haya
dones espirituales en todos los ministerios de su cuerpo.11
4. La palabra de ciencia puede llegar a través de cualquier creyente que esté lleno
del Espíritu. Pablo dijo que todos pueden profetizar (1 Co 14:5, 24, 31). Asimismo,
el Espíritu desea dar a todos los creyentes el don de ciencia según se necesite. Así que
Pablo escribe que debemos desear con ansiedad los dones mayores (1 Co 14:1, 12).
Un hombre y su esposa querían comenzar una nueva iglesia. Después de mucha
oración y de analizar la idea con los líderes de la iglesia, escogieron una ciudad llamada
Idabel. Aunque ellos buscaron en el periódico y hablaron con muchas personas, les fue
difícil encontrar una casa de alquiler. Mientras manejaban en una vecindad de Idabel,
128 Capítulo 6
P 28
¿Con qué
frecuencia debemos esperar
los dones espirituales en
nuestra vida? Explique.
Lección
19
Corintios
ellos oraban. De repente, se sintieron dirigidos a detenerse frente a una casa. No había
rótulo que dijera que estaba en venta o alquiler. Aún así, el esposo se sintió dirigido a
detenerse y hablar con la gente de la casa. El dueño sonrió y dijo: “Apenas fue anoche
que decidimos alquilarla. ¿Cómo lo supieron?” El joven pastor respondió: “Yo no sabía
con seguridad, pero me sentí dirigido a detenerme y hablar con ustedes”. Así que ellos
tomaron la casa en alquiler y vivieron allí 2 años mientras comenzaban una nueva iglesia
en Idabel. Y dieron gracias por la ayuda del Espíritu Santo.12
La gente necesita agua. Con frecuencia construyen pueblos y ciudades cerca de los
lagos y ríos. El agua de un arroyo trae vida y bendición a medida que corre en su curso.
Jesús dijo que el Espíritu Santo correrá en el interior de los creyentes, como un río.
37
En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo:
Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 38El que cree en mí, como dice la Escritura,
de su interior correrán ríos de agua viva. 39Esto dijo del Espíritu que habían de
recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque
Jesús no había sido aún glorificado (Jn 7:37-39).
Oración: Nuestro Padre celestial, permite que tu Espíritu fluya a través de nosotros,
dándonos dones espirituales y fruto espiritual. Sin el ministerio del Espíritu, la Iglesia y
el mundo son lugares secos. Pero el fruto y los dones sobrenaturales del Espíritu Santo
traen vida, salud y toda clase de bendiciones.
Dones de fe, sanidad y milagros (1 Co 12:9-10)
Objetivo A: Explicar qué es y qué no es el don espiritual de la fe y dar ejemplos.
Objetivo B: Comparar y contrastar el don de sanidad con un milagro e ilustrar cada uno.
Objetivo C: Dar ejemplos de cómo los dones espirituales pueden coincidir.
P 29
¿Cuál es un
ejemplo de cómo los dones
espirituales pueden coincidir?
Anteriormente, observamos que los dones de ciencia y profecía pueden coincidir,
como las tejas en un techo. Asimismo, vemos cierto campo común en los dones de
poder―fe, sanidad y milagros. En Listra, un paralítico de nacimiento oía predicar a
Pablo. Pablo discernió que el lisiado tenía fe para ser sanado (Hch 14:8-9). En este relato
vemos los dones espirituales de palabra de ciencia (en Pablo) y de fe (en el lisiado)
obrando junto con el don de sanidad. Nuestro objetivo
no es poner cada don espiritual en categorías o grupos
ordenados. Pues nos damos cuenta de que a veces los
Fe
dones de Dios coinciden. Pero nuestro propósito es Ciencia
estudiar los varios dones espirituales, ver cómo obran
juntos y pedirle al Espíritu Santo que manifieste estos
dones en nuestros ministerios.
¿Qué principio
P 30
enfatiza Hechos 14:10?
Principio. En Hechos 14:8-9, vemos tres dones
Sanidad
obrando juntos. Pero también observe que en Hechos
14:10 Pablo actuó según el don de palabra de ciencia
que Dios le dio. Recuerde este principio: Siempre que Figura 6.4 Los dones del
Dios da un don espiritual, nosotros debemos dar un paso Espíritu pueden coincider.
de fe para manifestar el don. Cuando Dios da un don
de ciencia, debemos actuar en esa ciencia o el don es inútil. El joven pastor recibió
don de ciencia con respecto a una casa para alquilar. Pero el don no tenía ningún valor
hasta que el pastor hizo algo con en esa ciencia o conocimiento. Asimismo, Dios podría
dar el don de lenguas, de interpretación o de profecía. Pero ¿qué valor tienen estos
dones si el creyente no habla? Con todos los dones espirituales, debemos pasar al reino
sobrenatural por fe. Dios ofrece a los creyentes muchos dones espirituales. Pero para
recibir estos dones, debemos tomarlos por fe. Porque la manifestación de los dones
espirituales no depende totalmente de Dios, ni totalmente del hombre. Más bien, vemos
Dones espirituales en la adoración
los dones espirituales revelados cuando Dios y los creyentes hacen la parte que le toca
a cada uno. Dios da, y nosotros recibimos cuando damos un paso adelante en fe. Dios
le dio a Pablo el don de ciencia para discernir que el lisiado de Listra tenía fe para
ser sanado. Pero el hombre seguiría siendo cojo si Pablo no ponía en práctica el don
espiritual que Dios le ofreció. De modo que andemos con Dios y cerca de Él a lo largo
de cada día. Así oiremos su voz y estaremos siempre listos para responderle en fe.
Pablo le dijo a Timoteo: “Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de
Dios que está en ti por la imposición de mis manos” (2 Ti 1:6). Este versículo revela
que Dios puede impartir los dones espirituales cuando los líderes imponen las manos y
oran por los creyentes (vea también Romanos 1:11). Pero el versículo también enfatiza
que tenemos la responsabilidad de avivar los dones que Dios nos da. Todos los creyentes
con dones espirituales pueden testificar que éstos no funcionan dentro de nosotros en
todo momento. Por ejemplo, el Espíritu Santo puede manifestar el don de sanidad a
través de un anciano que ora por los enfermos. Pero no todos por los que el anciano ora
son sanados. No obstante, cuando el anciano aviva el don mediante oración, adoración,
ayuno y práctica, Dios sanará a muchos. Asimismo, todos necesitamos avivar nuestros
dones espirituales mediante una vida santa y al esperar que el Espíritu Santo manifieste
los dones cuando ministramos.
129
P 31
¿Cómo avivamos
los dones espirituales que
Dios manifiesta a través de
nosotros?
A. El don de fe nos ayuda a creer que Dios nos dará cosas especiales.
1. Predefinición: Lo que el don de fe no es (1 Co 12:9).
Antes de examinar lo que
el don de fe es, consideremos primero lo que no es.
• El don de fe no es simple creencia en Dios, puesto que los demonios creen y
tiemblan (Stg 2:19).
• El don de fe tampoco es la capacidad humana para creer. La fe bíblica nunca es el
poder de la mente sobre la materia, ni pensamiento positivo―porque ambos son
fe falsa que viene de la mente.
• El don de fe en 1 Corintios 12:9 tampoco es fe salvadora, que viene del corazón
(Ro 10:9). Es verdad que la fe salvadora es don de Dios (Ef 2:8). La fe salvadora
es fe bíblica y es fe gloriosa, pero no es lo mismo que el don de fe que 1 Corintios
12:9 menciona. Podríamos describir la fe salvadora como la fe que todo creyente
necesita para recibir a Cristo, seguir a Cristo y agradar a Dios (Heb 11:6). Pero el
don de fe de 1 Corintios 12:9 se da solamente a ciertos miembros del cuerpo, para
edificar al cuerpo completo. Así como el cuerpo humano tiene diferentes partes,
así los creyentes en el cuerpo de Cristo tienen diferentes dones espirituales.
• El don de fe en 1 Corintios 12:9 no es la fe ni la fidelidad a las que Pablo se refiere
dentro del fruto del Espíritu (Gá 5:22). Todos los creyentes deben tener todo el
fruto del Espíritu, mientras que los nueve dones espirituales de 1 Corintios 12
están distribuidos aquí y allá por el cuerpo de Cristo.
¿Cuáles son las 4
P 32
cosas que NO el don de fe
no es?
Los maestros de la Biblia están de acuerdo
en que el don de fe en 1 Corintios 12:9 es una capacidad extraordinaria, especial de creer
a Dios. Observe que la fe siempre tiene un objeto. La Biblia nunca habla de fe en la fe
ni de fe en nosotros mismos. Más bien, el objeto de la fe bíblica siempre es Dios. El don
de fe es un aumento sobrenatural de la certeza que nos ayuda a creer a Dios por las cosas
que son imposibles para los seres humanos.
Los maestros de la Biblia están de acuerdo en que el don de fe de 1 Corintios 12:9
es una fe especial, pero la pregunta difícil de contestar es “¿Cuán especial?” Es decir,
“¿Cuán especial o inusual debe ser una expresión de fe para que la llamemos ‘el don
de fe’”? Los eruditos, maestros y predicadores no están de acuerdo en lo que toca la
respuesta a esta pregunta. Consideremos algunas opiniones y luego tratemos de expresar
una conclusión bíblica.
¿La fe salvadora
P 33
es la fe de 1 Corintios 12:9?
Explique.
2. Definición del don de fe (1 Co 12:9).
130 Capítulo 6
Corintios
•
P 34
¿Una persona
puede tener el don de fe,
pero ser incapaz de mover
montañas? Explique.
¿Usted cree que
P 35
Abraham tenía el don de fe?
Explique.
¿Cuándo llega
P 36
a ser el don de fe lo
suficientemente especial
para llamarlo el don de fe de
1 Corintios 12:9?
P 37
Resuma la
enseñanza de la Figura 6.5.
Un erudito destacado, el Dr. Stanley H. Horton, describe el don de fe como un
don sobrenatural que aumenta la capacidad de un grupo de gente para creer en
Dios. Él observa que la fe de Pablo, después de ver un ángel, ayudó a muchos a
creer que Dios los rescataría de la violenta tempestad (Hch 27:25).13
Muchos definen el don de fe como “fe que mueve montañas”. Pero esto pone la
fe en un lugar demasiado alto. Es verdad que la fe que puede mover montañas es un
don de fe (1 Co 13:2). Pero en 1 Corintios 13:1-3 Pablo no está definiendo los dones
espirituales. Más bien, en estos tres versículos Pablo habla de las formas y niveles más
altos de los dones espirituales―¡los superlativos! Pero, una persona puede tener dones
espirituales que están bajo la forma más alta. Podemos tener el don espiritual de hablar
en lenguas, pero no llegamos a tener las lenguas de ángeles (1 Co 13:1). Podemos tener
los dones de profecía y de ciencia, pero no entender todos los misterios (1 Co 13:2).
Aun con el don de ciencia, todavía conocemos en parte (1 Co 13:9, 12). Podemos tener
el don de fe para mover montes, pero carecer de fe para mover montañas (1 Co 13:2).
Asimismo, podemos dar algo de nuestra riqueza a los pobres, pero no darlo todo. En
1 Corintios 13:1-3, los pensamientos de Pablo se elevan a los niveles más altos, más
extremos de dones espirituales, no a los niveles menores de dones espirituales que Dios
con frecuencia da a los creyentes. De modo que tengamos cuidado de no poner los dones
espirituales en un lugar tan alto que no podamos alcanzarlos en toda la vida. Porque Dios
desea bendecirnos con dones espirituales diariamente.
• Algunos enseñan que el don de fe nos capacita para hacer la voluntad de Dios,
perseverar para vencer la duda, las burlas y la oposición. Éstos citan a los héroes
de la fe de Hebreos 11. ¿El don de fe capacitó a Noé para construir el arca en tierra
seca, trabajando por muchos años mientras los pecadores se burlaban de él? ¿El
don de fe ayudó a Abraham, ya un anciano, para creer que Dios le daría un hijo y
una multitud de hijos? ¿El don de fe capacitó a Moisés para pararse audazmente
delante del faraón, el gobernador del mundo, y exigirle que liberara a una nación
de esclavos? ¿El don de fe ayudó a Gedeón, un hombre débil y temeroso, para
llegar a ser un guerrero poderoso y dirigir una nación a la libertad? ¿En qué punto
la fe que Dios da llega a ser lo suficientemente asombrosa o lo suficientemente
especial para calificar como el don de fe de 1 Corintios 12:9? Estas preguntas
son demasiado difíciles para este autor y demasiado maravillosas para discutir
sobre ellas. Nuestro propósito en este curso no es separar un don del otro, como
separa el bisturí del cirujano. Más bien, nuestro objetivo es entender, apreciar y
despertar hambre por los dones espirituales. Esto es lo que sabemos: Jesús es el
autor y consumador de nuestra fe (Heb 12:2). Y Él desea darnos toda la fe que
necesitemos en toda situación. El don de sanidad llega en un momento, pero el
resultado de esa sanidad puede permanecer hasta la muerte. Asimismo, la fe que
viene de un encuentro con Dios puede inspirar y sostener a la gente por el resto de
la vida. Muchos misioneros pueden testificar que la certeza de ser llamados por
Dios en un momento los capacitó para ser fieles por décadas, en las circunstancias
más severas. Adoniram Judson trabajó 7 años en Birmania (Myanmar) antes de
ver el primer convertido a Cristo. El lugar donde él trabajaba era asqueroso, y sus
amigos cristianos lo animaban que saliera de allí. Pero él tenía la certeza de que
Dios lo había llamado a Birmania. Antes de morir, tradujo la Biblia completa al
birmano, vio a siete mil personas llegar a Cristo y comenzó sesenta y tres iglesias.
Sin duda este es un ejemplo de “fe especial”.
• La Escritura enfatiza que la fe salvadora comienza en la conversión, pero crece y
madura para sostenernos en medio de grandes pruebas (Heb 10:35-39). Así que
en la Figura 6.5, mostramos que la fe salvadora tiene que madurar sobre el nivel
de la fe que se necesita en el nuevo nacimiento. Pero ¿quién puede decir cuándo
la fe es lo suficientemente alta para ser llamada el don de fe de 1 Corintios 12:9?
Dones espirituales en la adoración
131
Alto
Fe que mueve
montañas
10
0
9
D
on
C de
o
12 fe
:9
)
8
7
(1
6
5
4
3
2
1
Fe salvadora
Raro
Común
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
Bajo
Figura 6.5 La fe bíblica se extiende desde la fe en Cristo
(que resulta en nacer de nuevo) hasta la fe que puede mover montañas.
Conclusión. En contraste con la fe salvadora, que reside y persevera día a día, parece
que el don de fe, como todos los dones espirituales, es un destello de intensa creencia.
Es un aumento sobrenatural de confianza en Dios que capacita a los creyentes para
confiar en Dios en una situación específica. El don de fe generalmente está vinculado
con sanidades y milagros. Aquí hay algunos posibles ejemplos del don de fe:
• Un don de fe capacitó a María para creer que aunque ella era virgen, daría a luz
al Mesías (Lc 1:34-38).
• Un don de fe capacitó a una mujer con flujo de sangre para abrirse paso entre la
multitud y tocar a Jesús para recibir sanidad (Mt 9:20-22).
• Un don de fe capacitó a Pablo para creer que Dios salvaría a todos en la nave,
después de 2 semanas de estar en una severa tormenta, y después que toda
esperanza de ser salvos se había perdido (Hch 27:25).
• Un don de fe capacitó a un pastor para dirigir su rebaño a construir una nueva
iglesia. Aunque el costo parecía imposible, el pastor estaba seguro de que Dios
le había hablado.
• Un don de fe capacitó a Bernabé para ser amigo de Saulo el blasfemo y asesino,
que llegó a ser el apóstol Pablo.
• Un don de fe capacitó a un hombre paralítico de nacimiento para recibir sanidad
(Hch 14:9). Esto nos recuerda que el don de fe con frecuencia trabaja en armonía
con el don de sanidad, nuestro tema siguiente.
El don de fe puede capacitar a padres, madres, maestros, estudiantes y a cualquier
creyente para confiar en Dios y cumplir con su voluntad. De modo que andemos con
Dios, vivamos en la Palabra, oremos sin cesar y esperemos que Dios nos dé la fe que
necesitamos para servirle bien.
P 38
¿Alguno de los
dones espirituales reside y
permanece en una persona?
Explique.
¿Cómo puede
P 39
ayudarle en su ministerio el
don de fe?
P 40
¿Qué ejemplos del
don de fe ha visto usted?
132 Capítulo 6
Corintios
B. Los dones de sanidad. “...y a otro, dones de sanidades por el mismo
Espíritu” (1 Co 12:9)
P 41
¿Debemos exaltar
la repentina sanidad del
lisiado más que la vacuna
contra la polio? Explique.
Estamos estudiando los nueve dones que Pablo enumera en 1 Corintios 12:4-11.
Nuestro propósito no es elevar un tipo de don más que otro. Santiago nos recuerda
que toda buena dádiva y todo don perfecto viene de nuestro Padre celestial (Stg 1:17).
Aunque comparemos y contrastemos los dones que Dios da, esto no es para valorar un
don más que otro. Es un don maravilloso cuando Dios sana a una víctima de polio y ésta
camina. Pero la vacuna para prevenir la polio es también un don maravilloso de Dios que
ha protegido a multitudes contra esta enemiga que paraliza. Sería insensato preguntar
qué es más grande―la sanidad de un lisiado o la vacuna contra la polio. Algunos de
los primeros misioneros que fueron al África occidental, murieron de malaria porque
rechazaron la medicina que evita esa enfermedad mortal. Estos dedicados misioneros
tenían buena intención. Pero dieron un valor demasiado alto al don de sanidad (1 Co
12:9), y un valor demasiado bajo al don de Dios de la medicina (Stg 1:17). La respuesta
apropiada a los dones de Dios es adorarlo a Él, no pesar los dones. En este estudio
queremos entender los dones de 1 Corintios 12 en su contexto―y apreciar, buscar,
recibir y usar estos dones para la gloria de Dios.
Un hombre quedó atrapado en un río desbordado. Estaba comenzando a ahogarse
cuando un barco pasó cerca y le ofreció ayuda. Pero el hombre respondió: “No, Dios
me salvará”. Él luchaba por mantener la cabeza fuera del agua mientras el río se
arremolinaba a su alrededor. En ese momento, alguien desde la orilla lo vio y tomó una
soga para halarlo y salvarlo. La persona gritó: “¡Tome la cuerda! ¡Yo le ayudaré!” Pero
el hombre respondió: “No, Dios me salvará”. Finalmente, el hombre se ahogó y se fue
al cielo. Cuando él vio a Dios le preguntó: “¿Dios, por qué no me salvaste cuando me
estaba ahogando?” Dios le respondió: “Yo te mandé un barco y después a una persona
con una soga, pero tú te negaste a recibir ayuda de ellos. ¿Qué más querías?”
Dios ha creado el cuerpo humano de tal manera que con frecuencia se sana a sí mismo.
Una herida en la piel puede sanar en pocos días. Asimismo, los médicos pueden sanar
con medicinas o cirugía. Damos gracias a Dios por estos dones de sanidad que Él nos
da, pero no los consideramos como ejemplos del don de sanidad que Pablo menciona.
P 42
Defina “dones de
sanidad” (1 Co 12:9).
P 43
¿Cuáles son 2
razones por las que Dios
sana?
1. Definición de los dones de sanidad. El texto griego dice dones de sanidades.
Esto enfatiza que hay muchos tipos de sanidades―incluso las del cuerpo, la mente y
las emociones. Cualquier enfermedad o dolencia que los humanos tengamos, Dios tiene
sanidades para sanarnos. A veces Dios sana en respuesta a la oración, después de un
tiempo. Y nosotros damos gracias por todas las sanidades de nuestro Padre que está en
los cielos. Los diez leprosos fueron sanados en el camino al templo. Un hombre ciego
fue sanado después de lavarse el lodo de los ojos. Aunque fuera así, estas dos sanidades
pudieron haber sido instantáneas. Las sanidades que leemos en el Nuevo Testamento son
repentinas en su mayoría. Así que definimos los dones de sanidades como bendiciones
sobrenaturales recibidas directamente de Dios que restauran la salud en un momento.
Estas sanidades divinas vienen en el nombre de Jesús y por el poder del Espíritu.
2. Propósitos del don de sanidad. Dios sana por lo menos por dos razones.
•
•
Dios sana para mostrar compasión―porque Él nos ama, sus hijos. Una
tarde en casa de Pedro, Jesús sanó a la suegra de Pedro, y luego sanó a todos
los enfermos que se acercaron a Él. Dios es amor, y Él se deleita en sanar a la
gente que está sufriendo. Jesús se regocija de quitarnos nuestras enfermedades y
dolencias (Mt 8:17).
Dios sana para mostrarle a la gente el camino correcto. Él da sanidades,
señales y prodigios para confirmar el verdadero evangelio. Cuando Pedro sanó al
paralítico: “... le vieron todos los que habitaban en Lida y en Sarón, los cuales
Dones espirituales en la adoración
133
se convirtieron al Señor” (Hch 9:35). Cuando Jesús envió a los setenta y dos a
predicar el evangelio, Él también les dijo que sanaran a los enfermos (Lc 10:89). Las señales y prodigios no reemplazan la predicación de la Palabra, pero sí la
confirman.
3. Agentes del don de sanidad: Apóstoles, evangelistas, pastores, diáconos,
ancianos y creyentes comunes
•
•
•
•
•
Los apóstoles llevaron a cabo muchas señales y prodigios entre la gente. Esto
ayudó a más y más gente a creer en Cristo (Hch 5:12-18).
Cuando Felipe evangelizó en Samaria, las sanidades y milagros que él hizo
ayudaron a los samaritanos a creer en Cristo (Hch 8:5-8). Asimismo, los
evangelistas, como Reinhard Bonnke, son conocidos por las sanidades y milagros
que Dios les permite hacer cuando predican el evangelio.
Los pastores que oran por los enfermos han visto a Dios sanar a muchos en el
nombre de Jesús. Las sanidades confirman el sermón y ayudan a convencer a la
gente de que el evangelio es verdad.
Dios capacita a los diáconos llenos del Espíritu, como Esteban, para hacer
sanidades, señales y prodigios (Hch 6:8). Santiago nos dice que cuando los
ancianos oren en fe, los enfermos serán sanados (Stg 5:14-15).
Dios no muestra favoritismo (Hch 10:34). Cuando los creyentes comunes oran
con fe, Dios sana a los enfermos (Mr 16:18). Dios le sanó los ojos a Pablo cuando
Ananías, un creyente de Damasco, oró (Hch 9:17-18). Nosotros creemos en el
sacerdocio y ministerio de todos los creyentes. Dios nos ha hecho reyes y
sacerdotes (Ap 1:6). Smith Wigglesworth era plomero, pero se hizo evangelista
cuando Dios respondió a sus oraciones para sanar a los enfermos. ¡Por todo el
mundo, miles de creyentes pueden testificar que la oración de fe sana a los
enfermos, sin importar quién la haga! Orar por los enfermos es como patear la
pelota para anotar un gol en fútbol. Nosotros no logramos éxito en todo lo que
intentamos, pero logramos éxito sólo en lo que intentamos. Sabemos que Dios se
deleita en mostrar misericordia. Y sabemos que Él no muestra favoritismo. Por lo
tanto, que nosotros los creyentes oremos con frecuencia por los enfermos. Pues
Dios sanará a muchos cuando oremos.
C. El don de milagros
Definición del don de milagros. El griego dice
En la Escritura, un
obras de poder. En la Escritura, un milagro es un
milagro es un acto de
acto de Dios que no podemos explicar con causas
Dios que no podemos
naturales.14 Los milagros son evidencia del poder,
explicar con causas
de la presencia y del propósito de Dios. De modo
que los milagros pueden incluir sanidades divinas.
naturales.
Las enormes obras del poder de Dios pueden tener
una amplia extensión. Algunos de los milagros registrados en la Biblia son:
• La creación del mundo y todo lo que en él hay (Gn 1–3).
• Las diez plagas que Dios envió mediante Moisés (Éx 7–11).
• El partir del Mar Rojo, la provisión de maná y la conquista de Canaán.
• Las grandes obras de poder que Dios mostró mediante Elías y Eliseo.
• Los milagros de Jesús, como volver agua en vino, alimentar a multitudes, sanar a
los ciegos y resucitar a los muertos.
• Los milagros de los apóstoles, como Pedro cuando sanó al hombre en la puerta
del templo, Pedro cuando levantó a Dorcas de la muerte, Pablo cuando resucitó a
Eutico y Pablo cuando no murió después de la mordedura de una víbora.
Como observa el Dr. Donald Gee, Dios pone los milagros a la mitad de la lista. Esto
nos recuerda que un don del Espíritu es tan fácil para Dios como otro.15 Los dones que
P 44
¿A quiénes
debemos esperar que Dios
les dé dones de sanidad?
P 45
¿Es aceptable
decir que una sanidad
repentina es un milagro?
Explique.
P 46
¿Cuáles son
algunos ejemplos de milagros
en la Biblia?
134 Capítulo 6
Corintios
son sobrenaturales para los seres humanos son naturales para Dios. Nada es demasiado
difícil para Él (Nm 11:18-23; Jer 32:17). Así que cuando oremos, pidamos a Dios que
supla para las necesidades grandes así como para las pequeñas.
Quentin McGhee cuenta esta historia: “A mi madre, Frances, le gustaba contarnos
la historia de un milagro que Dios hizo en ella. Cuando era adolescente, ella padecía de
una forma de cáncer de los huesos llamado osteomielitis. En las radiografías de la pierna
una gran parte del hueso del fémur aparecía negra. Su médico dijo que era necesario
amputarle la pierna para evitar que la enfermedad se esparciera. El dolor en la pierna
era tan intenso que cuando ella estaba acostada en la cama, el más leve movimiento la
hacía llorar. Frances todavía no había nacido de nuevo, y ni ella ni su mamá asistían
a ninguna iglesia. Pero en su desesperación decidieron pedir oración. Buscaron una
iglesia en el directorio telefónico y llamaron. Pero el pastor les dijo que ellos no creían
en la sanidad divina. Así que juntas, Frances y su mamá oraron en casa pidiéndole a Dios
que les ayudara. Inmediatamente, el dolor se le quitó y el hueso putrefacto salió por la
parte posterior de la pierna de Frances. Cuando volvieron al consultorio del médico, él
le tomó una radiografía y dijo que era un milagro. Hueso nuevo había reemplazado al
dañado. Por el resto de su vida, ella caminó con dos piernas buenas, y con frecuencia les
contaba a otros este admirable milagro”. Lea Lucas 11:9-13. Dios es un Dios bueno, y
Él se deleita en dar dones del Espíritu a los que claman a Él.
P 47
Explique esta frase:
Un milagro vale más de mil
palabras.
Lección
20
Un musulmán llevó a su hijo lisiado a una campaña. El niño tenía 12 años de edad,
pero nunca había caminado. El pastor local puso sus manos sobre el niño y oró en el
nombre de Jesús. Inmediatamente, el niño se puso de pie y empezó a caminar. El padre,
su hijo y muchos otros musulmanes llegaron a Cristo por este milagro.16
Don de discernimiento de espíritus (1 Co 12:10)
Objetivo: Identificar 3 fuentes espirituales y dar ejemplos de lo que produce cada una.
Al comienzo de este capítulo, observamos que algunos dones espirituales son para
uso personal. Aumentamos nuestra habilidad para discernir el bien y el mal cuando
oramos, estudiamos las Escrituras―dirigidos y preparados por el Espíritu (Heb 5:14).
Asimismo, la Biblia y el Espíritu de Dios dentro de nosotros nos ayudan a discernir las
señales de los tiempos (Mt 16:1-4; 2 Ti 3:1-4).
¿Cuáles son
P 48
las 3 fuentes espirituales
de los pensamientos y las
acciones?
El don espiritual de discernimiento de espíritus capacita a una persona para distinguir
tres posibles fuentes: el Espíritu Santo, un espíritu maligno y un espíritu humano.17
Podría haber ocasiones cuando en creyente necesite este don para uso personal en su
vida diaria. Pero en 1 Corintios 12, Pablo habla de este don para ministrar a la iglesia
local. Examinemos las tres fuentes relacionadas con el don de discernimiento.
A. Necesitamos discernir cuándo el Espíritu Santo es la fuente.
Algunos de los tiempos más tristes de la historia de la tierra son aquellos
cuando el pueblo de Dios no reconoció su voz ni su presencia.
• Dios les decía palabras de fe por medio de Caleb. Pero los israelitas no discernieron
la voz del Señor que les hablaba. Como resultado, toda una generación se perdió
de la tierra prometida (1 Co 10:5; Nm 13:30).
2
• “Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los
engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí. 3El buey conoce a su dueño, y el asno
el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento.
4
¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos
depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron
El problema:
P 49
¿Qué pasa
cuando la gente no discierne
el Espíritu de Dios? Dé
ejemplos.
Dones espirituales en la adoración
•
•
•
135
atrás. 5¿Por qué querréis ser castigados aún? ¿Todavía os rebelaréis? Toda
cabeza está enferma, y todo corazón doliente. 6Desde la planta del pie hasta la
cabeza no hay en él cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida llaga; no están
curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite. 7Vuestra tierra está destruida,
vuestras ciudades puestas a fuego, vuestra tierra delante de vosotros comida por
extranjeros, y asolada como asolamiento de extraños. 8Y queda la hija de Sion
como enramada en viña, y como cabaña en melonar, como ciudad asolada. 9Si
Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma
fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Is 1:2-9).
Los fariseos no discernieron que el Espíritu Santo obraba a través de Cristo.
14
“Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo; y aconteció que salido
el demonio, el mudo habló; y la gente se maravilló. 15Pero algunos de ellos
decían; Por Beelzebú, príncipe de los demonios, echa fuera los demonios” (Lc
11:14-15).
41
“Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella, 42diciendo:
¡Oh si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz!
Mas ahora está encubierto de tus ojos. 43Porque vendrán días sobre ti, cuando
tus enemigos te rodearán con vallado, y te sitiarán, y por todas partes te
estrecharán, 44y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán
en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación”
(Lc 19:41-44).
37
“¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas,
y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas
veces quise juntar tus hijos, como la gallina
junta sus polluelos debajo de las alas, y no
quisiste! 38He aquí vuestra casa os es dejada
desierta. 39Porque os digo que desde ahora
no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que
Figura 6.6
viene en el nombre del Señor” (Mt 23:37-39).
“Jerusalén, Jerusalén…”
La solución: Pablo insta a los creyentes a escuchar cuidadosamente la voz del Espíritu
Santo. Él dice que debemos examinar y evaluar cuidadosamente lo que se le ha dicho o
escrito a la iglesia (1 Co 14:29, 37; 1 Ts 5:20-21). Después que los discípulos sacaron
una red llena de peces, el apóstol Juan reconoció que el Señor había hablado (Jn 21:7).
Asimismo, nosotros queremos poder discernir cuando Cristo esté hablando y decir: “¡Es
el Señor!” (Jn 21:7).
Debemos tener cuidado de no rechazar a los líderes que Dios nos envía, como Israel
rechazó a los profetas y a Cristo. Recordemos que las razones por las que ellos los
rechazaron fueron dureza del corazón, vida carnal, orgullo, envidia y las nuevas formas
de ministerio. Tenemos que guardarnos contras esas debilidades de la carne. De modo
que examinémonos a nosotros mismos y andemos humildemente con Dios―siempre
escuchando la apacible voz del Espíritu.
¿Cuáles son
P 50
algunas razones por las
que la gente no discierne el
Espíritu de Dios?
En la historia de
P 51
su iglesia, ¿la gente ha
rechazado a los líderes que
Dios envió? Explique.
B. Necesitamos discernir cuándo un espíritu maligno es la fuente.
1. Un espíritu maligno puede hacer que la persona adivine el futuro.
Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una
muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus
amos, adivinando. 17Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo:
Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de
salvación. 18Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se
volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella.
Y salió en aquella misma hora (Hch 16:16-18).
16
P 52
¿Hay veces cuando
la gente malvada puede
predecir el futuro? Explique.
136 Capítulo 6
Corintios
2. Un espíritu maligno puede ser el origen de enseñanzas falsas que hacen que
la gente se pierda.
P 53
Dé un ejemplo de
enseñanzas falsas que llevan
a otros a la perdición hoy.
P 54
¿Cómo podemos
reconocer las falsas
enseñanzas?
¿Los demonios
P 55
son el origen de cualquier
problema físico? Dé
ejemplos.
Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán
de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; 2por la
hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia (1 Ti 4:1-2).
Algunos creyentes de Tesalónica se desviaron porque no tuvieron el discernimiento
de ver la fuente malvada de una profecía.
1
Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión
con él, os rogamos, hermanos, 2que no os dejéis mover fácilmente de vuestro
modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta
como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. 3Nadie os
engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía,
y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, 4el cual se opone y se
levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta
en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios (2 Ts 2:1-4).
Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios;
porque muchos falsos profetas han salido por el mundo (1 Jn 4:1).
Mucha de la doctrina mormona está basada en las enseñanzas de José Smith. Muchas
de sus enseñanzas están contra la luz de las Escrituras. Smith declaró que tuvo una
experiencia espiritual con un ángel.18 ¡Pero nosotros sabemos que Dios no contradice su
propia Palabra!
Siempre debemos orar que Dios nos ayude para poder discernir las fuentes de las
enseñanzas. Pero la mejor forma en que podemos saber que algunas enseñanzas no
son de Dios es si contradicen la Biblia. El Espíritu nos dirigirá a toda verdad cuando
escudriñemos las Escrituras y oremos pidiendo discernimiento.
1
3. Un espíritu maligno puede poseer a los incrédulos, causando enfermedades u
otros problemas físicos. En algunos casos, los demonios pueden causar locura (Mt
8:28-37). A veces, los espíritus malignos pueden causar ceguera (Mt 12:22), ataques,
sordera y mudez (Mt 17:14-23; Mr 9:14-29; Mt 9:32).
Los demonios también pueden lisiar.
11
Y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de
enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar.
12
Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. 13Y
puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios. 14Pero
el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de
reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en éstos, pues,
venid y sed sanados, y no en día de reposo. 15Entonces el Señor le respondió y
dijo: Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata en el día de reposo su buey o
su asno del pesebre y lo lleva a beber? 16Y a esta hija de Abraham, que Satanás
había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de
reposo? (Lc 13:11-16)
Los demonios
no pueden vivir en los cristianos. Sin embargo, estos espíritus malignos se oponen a
nosotros en una guerra espiritual.
Dios permitió que un espíritu maligno mantuviera humilde a un apóstol poderoso.
7
Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me
fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para
que no me enaltezca sobremanera; 8respecto a lo cual tres veces he rogado al
Señor, que lo quite de mí. 9Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se
4. Un espíritu maligno puede oprimir u oponerse a los creyentes.
P 56
¿Cómo es que un
demonio oprimía a Pablo?
Dones espirituales en la adoración
perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en
mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 10Por lo cual, por
amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en
persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2 Co
12:7-10).
Dios puede permitir que los espíritus malignos luchen contra sus hijos.
Por lo cual quisimos ir a vosotros, yo Pablo
ciertamente una y otra vez; pero Satanás nos
estorbó (1 Ts 2:18).
10
Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el
Señor, y en el poder de su fuerza. 11Vestíos de
toda la armadura de Dios, para que podáis estar
firmes contra las asechanzas del diablo. 12Porque
no tenemos lucha contra sangre y carne, sino
contra principados, contra potestades, contra los
gobernadores de las tinieblas de este siglo,
contra huestes espirituales de maldad en las
regiones celestes (Ef 6:10-12).
9
Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente
antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual
engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra,
y sus ángeles fueron arrojados con él. 10Entonces
Figura 6.7 “Fue arrojado a
oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha
la tierra, y sus ángeles fueron
venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro
arrojados con él” (Ap 12:9).
Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido
lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de
nuestro Dios día y noche. 11Y ellos le han vencido por medio de la sangre del
Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta
la muerte (Ap 12:9-11).
5. Un espíritu maligno puede tentar a los creyentes a decir cosas incorrectas y a
tomar malas decisiones.
Pero Satanás se levantó contra Israel, e incitó a David a que hiciese censo de
Israel (1 Cr 21:1).
Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al
Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? (Hch 5:3).
Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas
Iscariote, hijo de Simón, que le entregase (Jn 13:2).
Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres
tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres
(Mt 16:23).
Entonces Jesús fue llevado del Espíritu al desierto, para ser tentado del diablo
(Mt 4:1).
No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento,
para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para
que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia (1 Co 7:5).
C. Necesitamos discernir cuándo nuestros problemas son por causa de
un humano y no de un demonio.
Acertijo: ¿Cuál demonio es el más difícil de echar fuera? Jesús les dio a sus
seguidores el poder de echar fuera espíritus inmundos (Mt 10). Con el tiempo, se dieron
137
P 57
¿Cuáles son
algunos ejemplos de cómo
los demonios pueden oprimir
u oponerse a los creyentes?
¿Cuáles son
P 58
algunas maneras en que los
demonios pueden tentar a los
creyentes?
P 59
¿Cuál demonio es
el más difícil de echar fuera?
138 Capítulo 6
Corintios
cuenta de que es más difícil echar fuera algunos demonios que otros. Aunque algunos
salían rápidamente, otros salían solamente por medio de oración y fuerte fe (Mt 17:20).
¡Pero el demonio más difícil de sacar es el que no está presente!
¡En una iglesia carismática, una vez un evangelista dijo haber echado fuera el
demonio de la “distracción” del pastor local! Todos nosotros quisiéramos estar libres
de distracciones y ser más eficientes y fructíferos. Pero la Biblia no enseña que la
distracción sea un demonio. Permitir que nuestros pensamientos se desvíen de nuestro
trabajo, a la derecha o a la izquierda, es una debilidad de todos los humanos. Pero la
tentación no es la debilidad. La solución para ser más fructíferos no es echar fuera un
demonio que no existe. Más bien, cuando dormimos lo suficiente, nos alimentamos bien,
hacemos ejercicio, practicamos el dominio propio, y andamos en el Espíritu, Dios nos
capacita para estar alertas, concentrados, fructíferos y más eficientes.
P 60
¿Cuáles son
2 razones por las que
no debemos culpar a los
demonios por los problemas
que causa la carne?
P 61
¿Los demonios
son los causantes de la polio,
la malaria o el resfriado?
Explique.
P 62
¿Usted ha conocido
a personas que han sido
desviadas por historias
falsas? Explique.
1. Es importante discernir cuándo la fuente de un problema es humana y no
demoniaca. Hay dos razones importantes por las que no debemos culpar a un demonio
por un problema humano.
• Decir que alguien tiene un demonio hará que esa persona se sienta mal de sí
misma.
• Si la fuente de un problema no es un demonio, entonces culpar a un demonio
alejará a la persona de la solución. Para resolver los problemas humanos, tenemos
que ser responsables. Por ejemplo, si la persona comete pecados sexuales, debe
aprender a practicar el dominio propio, un fruto del Espíritu. No es práctico culpar
a un demonio por su comportamiento. Asimismo, es malo culpar a un demonio
por hacer que la persona mienta, robe, sea lujurioso, beba alcohol, fume o use
drogas. Decir “El diablo me hizo hacerlo” pasa la responsabilidad de la persona
a un espíritu maligno. Para encontrar soluciones a nuestros problemas, tenemos
que ser responsables, admitir la culpa, arrepentirnos, buscar ayuda y depender del
Espíritu de Dios para que nos ayude.
Un padre culpó al demonio de la tifoidea por matar a su hijo. Esto es muy triste,
porque la tifoidea es una enfermedad, no un demonio. La manera de prevenirla es recibir
una vacuna de un médico. Puesto que el padre no sabía esto, no protegió a sus otros
hijos contra el problema. Pronto, más de sus hijos podrían morir de tifoidea o de otras
enfermedades. A veces el pueblo de Dios es destruido por falta de conocimiento (Os
4:6). Por lo tanto, es muy importante discernir si la fuente de un problema es un demonio
o una enfermedad humana.
Hemos
visto que algunos falsos maestros son dirigidos por demonios (1 Ti 4:1). Pero otros
falsos maestros usan su propia imaginación para inventarse historias (sobre milagros,
visiones y liberaciones) para hacer extraviar la gente.
1
Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros
falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y
aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción
repentina. 2Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino
de la verdad será blasfemado; 3Y por avaricia harán mercadería de vosotros con
palabras fingidas… (2 P 2:1-3).
Un predicador de radio contó una historia interesante de una vez cuando fue a pescar.
Él dijo que no había atrapado ningún pez. Entonces, recordó que en Génesis, Dios nos
dio autoridad sobre los animales y los peces. Así que él mandó a los peces saltar al barco.
Este predicador afirmó que saltaron tantos peces en el barco que tuvo que ordenarles que
dejaran de saltar, o el barco se habría hundido. Un oyente se sonrió y se preguntó: “Si los
peces obedecen sus órdenes, ¿por qué él todavía pide ofrendas?”
2. Algunas enseñanzas falsas son de origen humano y no demoniaco.
Dones espirituales en la adoración
139
Un predicador de televisión contó una historia absurda. Él dijo que estaba predicando
en un avivamiento en África. Un chofer vino a buscarlo en “el vagón de fe”―un automóvil
sin frenos. Él dijo que ellos manejaron sin frenos a través de muchas intersecciones en
una ciudad grande con miles de automóviles y no tuvieron ningún accidente. Los falsos
predicadores y maestros como éstos se inventan historias para explotar y engañar a la
gente. Desafortunadamente, algunos creen cuanta historia oyen. Éstos deben prestar más
atención a 2 Pedro 2:3 y menos atención a los mentirosos que sostienen una biblia en la
mano.
3. La mayoría de las tentaciones surgen de nuestra naturaleza carnal humana,
no de los demonios.
Sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído, y
seducido (Stg 1:14).
8
y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. 9Mas vosotros no
vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en
vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él (Ro 8:8-9).
Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne (Gá
5:16).
¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras
pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? (Stg 4:1; compare con
1 Co 3:3).
No fue necesario que un demonio guiara al rey David a cometer adulterio con
Betsabé. Ni fue necesario que un demonio hiciera que Moisés golpeara la roca. Los
pecados sexuales, como el de David, y las manifestaciones de enojo que Moisés tuvo,
fueron actos de la naturaleza carnal (Gá 5:19-21). Todos los creyentes tienen que escoger
entre ser dirigidos por el Espíritu o ser dirigidos por su naturaleza carnal (Ro 8:1-14; Gá
5:16-25). Se camina paso a paso. Si decidimos seguir un deseo carnal, pecaminoso, este
es un paso lejos de Dios y hacia la esclavitud. De modo que debemos decidir andar en
el Espíritu paso a paso, hora a hora. Cuando tomamos una buena decisión y luego otra,
éstas aumentan nuestra fortaleza, madurez y libertad espiritual. Cuanto más andamos en
la luz, más fácil se hace negarnos a dar un paso hacia las tinieblas. Así que enseñémonos
a nosotros mismos a odiar lo malo y desear lo bueno (Heb 1:9; Ro 12:9).
Una vez un creyente sincero preguntó: “¿Qué debo hacer si no puedo discernir si la
causa de un problema es un demonio o no?” Un maestro sabio le aconsejó dos cosas:
Primero, nunca trate de echar un demonio fuera de un creyente. Es imposible que un
demonio viva en el mismo cuerpo en el que vive Jesucristo.
Un topo es un animal pequeño que vive subterráneamente en la oscuridad total.
Pedirle a un demonio que viva en un cristiano es como invitar a un topo a vivir en la
luz. Jesús nos ha liberado del reino de las tinieblas y nos ha llevado al reino de luz. Pero
los topos y los demonios no han sido liberados de la oscuridad, así que rechazan la luz
y escogen la oscuridad. Pedirle a un demonio que viva en el mismo cuerpo con Jesús es
como invitar al peor criminal a vivir en la misma casa con el mejor policía. ¡Ninguno
de ellos lo aceptará!
Como dijimos anteriormente, no se puede echar fuera un demonio que no está
presente. Y cuando alguien trata de echar demonios fuera de los creyentes, esto
confunde, desalienta y causa dudas en los creyentes. Siempre recuerde que Cristo está
en los creyentes, pero que Satanás y los demonios pueden estar en los que pertenecen al
mundo (1 Jn 4:4). “Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor
es el que está en vosotros, que el que está en el mundo” (1 Jn 4:4).
Segundo, cuando usted ore, suplique pidiendo la sangre de Jesús y pídale a Dios
que ate cualquier poder de Satanás que podría estar estorbando. Y recuerde que Dios
P 63
¿Cuáles son
algunas tentaciones comunes
causadas por la carne?
P 64
¿Un demonio
hizo que Moisés golpeara la
roca, o que David cometiera
adulterio con Betsabé?
Explique.
P 65
¿Qué 2 ejemplos
que muestran que los
demonios no pueden vivir en
los cristianos?
P 66
¿Cuáles son
algunos de los contrastes en
1 Juan 4:4?
140 Capítulo 6
P 67
¿Usted cree que
un espíritu humano o un
demonio dirigía a Jacobo
y a Juan en Lucas 9:55?
Explique.
Corintios
no espera hasta recibir oraciones perfectas para contestar. Si fuera así, ¡nunca tendría
oraciones para contestar! Como dijo Pablo, nuestro conocimiento en la tierra es parcial
(1 Co 13:9-12). Así que debemos orar pidiendo discernimiento. Pero no debemos
permitir que una falta de conocimiento nos evite orar pidiendo ayuda y liberación. Dios
sólo tiene oraciones imperfectas para contestar.
54
Viendo esto sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: Señor, ¿quieres que
mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma?
55
Entonces volviéndose él, los reprendió, diciendo: Vosotros no sabéis de qué
espíritu sois; 56porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de
los hombres, sino para salvarlas. Y se fueron a otra aldea (Lc 9:54-56).
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1. ¿Cuál tipo de don es la vida eterna?
a) Un don personal para cada creyente
b) Un don de ministerio para los líderes dentro del
cuerpo
c) Un don de ministerio para los ayudantes dentro del
cuerpo
d) Un don de ministerio manifestado para el cuerpo
2.
a)
b)
c)
d)
Algunos creyentes no reciben los dones espirituales
porque no tienen verdadera fe en Cristo.
porque no son favorecidos por Dios.
porque creen que ha venido lo perfecto.
porque creen que Jesús ha cambiado.
3.
a)
b)
c)
d)
¿Cuál don aplica conocimiento a una situación?
Palabra de ciencia
Palabra de profecía
Palabra de aclaración
Palabra de sabiduría
4.
a)
b)
c)
d)
¿Cuál don ayudó a Pablo para escribir cartas?
Palabra de ciencia
Palabra de profecía
Palabra de aclaración
Palabra de sabiduría
5.
a)
b)
c)
El don espiritual de palabra de ciencia
se recibe después de horas de estudio e investigación.
es para todo creyente de la iglesia.
es información que llega directamente del Espíritu
Santo.
d) es solamente para los creyentes maduros.
6. ¿Cuál don deben esperar los maestros con
frecuencia?
a) El don de sanidad
b) El don de ciencia
c) El don de interpretación de lenguas
d) El don de sabiduría
7.
a)
b)
c)
d)
El don de fe es
lo mejor del pensamiento positivo.
aumento sobrenatural de seguridad en Dios.
fe salvadora en acción.
un fruto del Espíritu.
8.
a)
b)
c)
d)
El don espiritual de sanidad sucede
cuando Dios y los médicos trabajan juntos.
a lo largo de un período de tiempo, por fe.
en un momento de creer.
cuando sea la voluntad de Dios sanar.
9.
a)
b)
c)
d)
¿Qué dones coincidieron en Listra?
Lenguas, interpretación y profecía
Sabiduría, conocimiento y profecía
Fe, profecía y discernimiento de espíritus
Conocimiento, fe y sanidad
10. ¿Cuáles son las 3 fuentes espirituales que
estudiamos?
a) Dios, Satanás y los seres humanos
b) Brujas, espiritistas y adivinos
c) La Biblia, profetas y maestros
d) Maestros, profetas y pastores
Dones espirituales en la adoración
141
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
Seis razones lamentables por las que los creyentes no reciben los dones espirituales
(1 Co 12:1-7)
Objetivo: Identificar 4 tipos de dones espirituales y dar ejemplos de cada uno.
Objetivo: Exponer 6 razones por las que los creyentes no reciben dones espirituales.
Dones de sabiduría y de ciencia (1 Co 12:1-8)
Objetivo: Definir el don espiritual de una palabra de sabiduría.
Objetivo: Dar ejemplos de una palabra de sabiduría en el ministerio de apóstoles, de líderes de la iglesia y de
creyentes communes.
Objetivo: Definir el don espiritual de una palabra de ciencia.
Objetivo: Dar ejemplos de una palabra de ciencia en el ministerio de predicadores, de maestros y de creyentes
communes.
Dones de fe, sanidad y milagros (1 Co 12:9-10)
Objetivo: Explicar qué es y qué no es el don espiritual de la fe y dar ejemplos.
Objetivo: Comparar y contrastar el don de sanidad con un milagro e ilustrar cada uno.
Objetivo: Dar ejemplos de cómo los dones espirituales pueden coincidir.
Don de discernimiento de espíritus (1 Co 12:10)
Objetivo: Identificar 3 fuentes espirituales y dar ejemplos de lo que produce cada una.
Capítulo 7:
Ministerio y amor en la adoración
(1 Corintios 12:12—13:13)
Figura 7.1 Como una gran montaña se eleva por
encima de la tierra, nuestra necesidad de amor es
mucho más alta que nuestras otras necesidades.
Introducción
En este capítulo, estudiaremos el sentimiento
más grande del mundo―el amor. El capítulo 13 de
1 Corintios es famoso por este tema, pero no es el
único pasaje bíblico sobre el amor. La concordancia
de Young (en inglés) enumera quinientas referencias
bíblicas que hablan del amor. He aquí unas pocas:
• 43“Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo,
y aborrecerás a tu enemigo. 44Pero yo os digo:
Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que
os maldicen, haced bien a los que os aborrecen,
El cerro Aconcagua en Argentina.
y orad por los que os ultrajan y os persiguen;
45
para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos,
y que hace llover sobre justos e injustos. 46Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis?
¿No hacen también lo mismo los publicanos?” (Mt 5:43-46).
• 36“Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo
tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38Este es el primero y grande mandamiento. 39Y el
segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40De estos dos mandamientos depende toda
la ley y los profetas” (Mt 22:36-40; Jesús citó Dt 6:5).
• “El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor” (Ro 13:10).
• “Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto” (Col 3:14).
• “Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados” (1 P 4:8).
• “Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que
permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él” (1 Jn 4:16).
Amor es una palabra popular y un concepto bíblico. Pero el amor no siempre es natural. Hasta los
apóstoles tuvieron que aprender a amar. Jacobo y Juan quisieron hacer que descendiera fuego del cielo sobre
los samaritanos―gente de otro grupo étnico. Los deseos naturales de Mateo lo llevaron a traicionar a sus
hermanos judíos y robarles los impuestos para los romanos. Simón el Zelote tuvo que vencer su deseo de
matar a los romanos. Judas vendió a Cristo por treinta piezas de plata. Y Saulo creía que estaba sirviendo a
Dios al obligar a los cristianos a blasfemar y al echarlos en prisión. Nuestros deseos naturales muy rara vez
son deseos amorosos.
La mayoría está de acuerdo con que el amor es la virtud más grande. Pero como los apóstoles y los
corintios, con frecuencia tenemos que arrepentirnos por nuestra falta de amor, aceptar el perdón de Dios
y pedirle al Espíritu Santo diariamente que produzca el fruto del amor en nosotros. Porque el amor es el
corazón y el alma de la vida cristiana. Es la regla que nos ayuda a cumplir todas las otras reglas―el nuevo
mandamiento para guardar todos los anteriores.1 Como una pila da energía a una linterna, así el amor nos da
energía para seguir a Cristo. Sin embargo, Jesús profetizó que en los postreros días, el amor de muchos se
enfriará (Mt 24:12).
Lecciones:
Varios ministerios en la iglesia (1 Co 12:12-31)
21
Objetivo A:
Objetivo B:
Objetivo C:
Objetivo D:
Explicar algunas maneras en las que el Espíritu nos une, y sin embargo nos hace diferentes.
Identificar e ilustrar las formas en que los creyentes dependen uno del otro.
Dar ejemplos de los dones espirituales que varios ministerios necesitan.
Explicar lo que 1 Corintios 12:29 enseña y lo que no enseña sobre las lenguas.
142
22
Amor: El camino de los dones espirituales (1 Co 13:1-13)
Objetivo A: Explicar la necesidad del amor como el camino de los dones espirituales.
Objetivo B: Explicar e ilustrar 10 características del amor.
Objetivo C: Analizar el contraste en 1 Corintios 13:8-13.
Palabras clave
quiasmo
Varios ministerios en la iglesia (1 Co 12:12-31)
Lección
Objetivo A:
Objetivo B:
Objetivo C:
Objetivo D:
21
Explicar algunas maneras en las que el Espíritu nos une, y sin embargo nos hace diferentes.
Identificar e ilustrar las formas en que los creyentes dependen uno del otro.
Dar ejemplos de los dones espirituales que varios ministerios necesitan.
Explicar lo que 1 Corintios 12:29 enseña y lo que no enseña sobre las lenguas.
Contexto
Hemos estudiado seis de los nueve dones espirituales de la lista que hace Pablo en
1 Corintios 12. Los tres dones espirituales que nos quedan por examinar son los dones
espirituales de lenguas, interpretación y profecía. Examinaremos estos en el capítulo 8
de este curso, que trata con 1 Co 14. Por ahora, sigamos con 1 Corintios 12 y veamos
tres principios clave acerca de los dones espirituales en la iglesia, el cuerpo de Cristo.
A. El cuerpo de Cristo está unido, aunque sus miembros tienen
diferentes dones (1 Co 12:12-14).
12
Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los
miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.
13
Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos
o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo
Espíritu (1 Co 12:12-13).
Primera Corintios 12:12 es un *quiasmo. La palabra quiasmo viene de la letra griega
“X” (chi, que se pronuncia “qui”). Observe que el cruce o centro de la letra griega X la
divide en cuatro partes. Asimismo, hay cuatro partes en un quiasmo básico: A, B y B1, A1
(Figura 7.2). Los escritores del Antiguo y del Nuevo Testamento con frecuencia usaban
quiasmos. Los escritores llegan a su punto principal (A B) y luego plantean el asunto
a la inversa (B1 A1). Fíjese en las cuatro partes del quiasmo de 1 Corintios 12:12.
Así como las líneas de la X se cruzan, así se cruzan las líneas del pensamiento en un
quiasmo. A y A1 pueden ayudar a explicarse mutuamente puesto que con frecuencia son
pensamientos paralelos. Del mismo modo, B y B1 pueden dar luz el uno al otro.
A
B1
A1
B
¿En qué sentido
P 1
‘bebemos’ del Espíritu?
A: El cuerpo es uno,
B: y tiene muchos miembros;
B1: pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos,
A1: son un solo cuerpo.
Figura 7.2
1 Co
Hay muchos quiasomos en las Escrituras, como por ejemplo en 1 Corintios 12:12.
A
B
12:12
El cuerpo es uno
1:19
6:13
13:7
Destruiré
Las viandas
(el amor) todo lo sufre
B1
pero todos los miembros del
cuerpo, siendo muchos,
y tiene muchos miembros
Figura 7.3
Practique identificar los quiasmos de 1 Corintios
143
Complete la
P 2
Figura 7.3.
A1
144 Capítulo 7
Explique: Por el
P3
Espíritu fuimos bautizados en
un cuerpo (1 Co 12:13).
P 4
¿Cuáles son por lo
menos 2 cosas que todos los
creyentes tienen en común?
P 5
¿Cuáles son algunos
de los dones y ministerios
que hay en su iglesia?
Corintios
Pablo usa la ilustración de un cuerpo humano para explicar la relación de los creyentes
con los dones espirituales. Así como un cuerpo físico tiene muchas partes con diferentes
propósitos, el cuerpo de Cristo tiene muchos miembros con diferentes dones.
Así como Dios diseñó el cuerpo humano, Él también diseñó la Iglesia, un cuerpo
espiritual. El Espíritu nos bautiza en el cuerpo de Cristo. Este bautismo espiritual ocurre
cuando nacemos de nuevo (1 Co 12:13). También, en el nuevo nacimiento, bebemos
(recibimos) de un mismo Espíritu. Pablo enfatiza que aunque hay muchos creyentes
en el cuerpo de Cristo, hay sólo un Espíritu Santo que nos pone en el cuerpo, y todos
recibimos ese mismo Espíritu Santo en el nuevo nacimiento.
Anteriormente, en 1 Corintios 12:4-6, Pablo escribió:
• “Hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.”
• “Hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.”
• “Hay diversas operaciones, pero Dios... es el mismo.”
De modo que aunque los creyentes tienen diferentes dones, la iglesia está unida con
un Señor, un Dios y un Espíritu. Hay unidad y *diversidad en el cuerpo de Cristo. Pablo
menciona nueve dones espirituales en 1 Corintios 12:7-11 y menciona varios dones más
en 12:27-28. El cuerpo humano tiene muchas partes―cada una con un diferente lugar y
propósito. Asimismo, el cuerpo de Cristo tiene muchos miembros que tienen una amplia
variedad de dones y servicios.
Aplicación. Como creyentes, debemos reconocer que cada uno de nosotros tiene
diferentes dones y diferentes áreas de servicio. Algunos cantan en el coro. Otros ayudan
a reparar el edificio de la iglesia. Algunos enseñan a los adultos. Otros enseñan a los
niños. Algunos visitan a los ancianos y a los enfermos. Otros cocinan para las ocasiones
especiales. Algunos dibujan cuadros, planean dramas o ayudan con la propaganda de
la iglesia en la Internet. Otros dan la bienvenida a los visitantes. Hay algunas áreas de
ministerio que son comunes a todos los creyentes. Pero hay también áreas de ministerio
en las que cada creyente es único. La iglesia debe aceptar las diferencias en los creyentes
y no tratar de ponerlos a todos en el mismo tipo de servicio. El pastor sabio ayuda a cada
creyente a encontrar su área de ministerio (Figura 7.4).
Algunos ministerios que la iglesia puede tener
Servicio comunitario
Ministerio a los pobres (alimentación, ropa)
Hogar para mujeres víctimas de abuso
Línea telefónica para crisis
Alfabetización―clases de lectura para los analfabetos
Habilidades (para trabajos, matrimonios, sociedad y otros)
Ministerio en las prisiones
Recuperación mediante Cristo―adicciones
Ministerio a los sordos
Ganadores de almas―entrenamiento y práctica
Evangelismo en las calles―eventos y tratados
Ministerio a atletas―evangelismo y discipulado
Oración por un área específica y visitar cada hogar
Ministerio entre los discapacitados
Ministerio entre los enfermos terminales
Visitas a los hospitales
Ministerio de apoyo (consolar en funerales, enfermedades, etc.)
Ministerio de consejería
Ministerio a las viudas
Misioneritas―programa para las niñas
Exploradores del Rey―programa para los niños
Estudiantes universitarios (campus e iglesia)
Ministerio a los jóvenes adultos (más jóvenes)
Ministerio a los solteros adultos (mayores)
Ministerio a las madres solteras (ayuda y confraternidad)
Ministerio a los de la tercera edad
Ministerio a las mujeres
Ministerio a los hombres
Ministerio a los estudiantes―evangelismo y discipulado
Programa para jóvenes de secundaria
Discipulado de jóvenes
Competencia bíblica juvenil
Dramas de jóvenes
Coro de jóvenes
Avanzad la luz―los jóvenes levantar fondos
Capacitación de jóvenes para liderazgo
Comisión del Maestro―Programa de 1 o 2 años de
capacitación
Coro de adultos
Continúa en la siguiente página
Ministerio y amor en la adoración
145
Ministerio en otros idiomas
Orquesta
Ministerio de salud―enseñanzas básicas sobre la salud y
clínicas
Grupo para dirigir la adoración
Escuela dominical al aire libre (evangelismo los sábados)
Música evangelística―grupo de evangelismo
Reuniones―para los niños de fuera de la iglesia
Dramas de adultos―actuación, vestuario y ayuda
Campamentos para niños y jóvenes
Eventos/presentaciones especiales―para días festivos y
evangelismo
Escuela dominical para todas las edades
Sermones ilustrados
Cultos para―para los niños de la iglesia
Bellas artes―usar los talentos artísticos para bendecir a otros
Coro de niños
Arte y diseño para las necesidades de la iglesia
Competencia bíblica para niños
Ministerio de ayuda con los trabajos de la iglesia
Bodas―coordinar
Grupos pequeños―confraternidad en los hogares; estudios
bíblicos
Ministerio en el centro de bienvenida
Ministerios de oración (incluye cadenas de oración)
Santa Cena―preparación y limpieza
Ministerios para matrimonios
Librería de la iglesia
Consejería prematrimonial para preparar parejas para el
matrimonio
Anfitriones y ujieres
Escuela de liderazgo
Visitación―visitar a las familias y a los asistentes nuevos
Clases sobre principios económicos
Ministerio de diáconos―responsables de los miembros
asignados
Misiones mundiales―orar, ofrendar e ir
Figura 7.4
Algunas iglesias tienen hasta doscientos ministerios diferentes que los miembros de la iglesia llevan a cabo.2
B. Los miembros del cuerpo dependen mutuamente los unos de los
otros (1 Co 12:15-26).
15
Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del
cuerpo? 16Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no
será del cuerpo? 17Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo
fuese oído, ¿dónde estaría el olfato? 18Mas ahora Dios ha colocado los miembros
cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso. 19Porque si todos fueran un solo
miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20Pero ahora son muchos los miembros, pero
el cuerpo es uno solo. 21Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco
la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. 22Antes bien los miembros
del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios; 23a aquellos del
cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los
que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro. 24Porque los que
en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo,
dando más abundante honor al que le faltaba, 25para que no haya desavenencia
en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.
26
De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si
un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan (1 Co 12:15-26).
Considere la sabiduría con la que Dios diseñó el cuerpo humano. Cada parte del
cuerpo tiene un lugar. Imagínese el cuerpo si Dios hubiera intercambiado los lugares
de las orejas y los pies. ¡Dolería caminar con las orejas! Y si las orejas estuvieran en
los zapatos, estarían tapadas y no oirían ningún sonido. ¡Y los pies se nos verían muy
cómicos a los lados de la cabeza! Así que Dios puso cada parte del cuerpo en el lugar
que mejor le correspondía.
Asimismo, en su sabiduría, Dios creó cada parte del cuerpo con un propósito.
Nosotros no podemos recoger nada con los ojos, pero las manos lo hacen bien. No
podemos ver con las manos, pero los ojos nos permiten ver. Cada parte del cuerpo
cumple con la tarea que nuestro Creador le ordenó.
P6
¿Cuáles son dos
maneras en las que el diseño
del cuerpo humano revela la
sabiduría de Dios? Explique.
146 Capítulo 7
P 7
¿Cómo es que los
miembros de la iglesia son
como los miembros de un
equipo de fútbol?
P 8
¿Qué ilustra la
historia de la nariz y los
anteojos?
Complete la Figura
P 9
7.5, emparejando los
ministerios con los dones.
Corintios
Los miembros del cuerpo humano se necesitan mutuamente. Y como Pablo dijo a
los corintios, debemos reconocer que cada uno de nosotros tiene un don para ayudar al
cuerpo de Cristo (1 Co 12:15-26). Dios es quien planea su cuerpo y distribuye sus dones
(1 Co 12:18). Así que ninguno debe sentirse inferior ni celoso (1 Co 12:15). Ni nadie
debe sentirse orgulloso o superior (1 Co 12:21). Todos dependemos mutuamente los
unos de los otros. La cabeza necesita de los pies, y el ojo necesita de la mano.
Debido que tenía los ojos débiles, un hombre tuvo que usar anteojos. Pero su nariz
se cansó de sostener los anteojos todos los días. Un día, la nariz le dijo al hombre:
“Tienes 2 semanas para encontrar otra manera de colgarte los anteojos. Si no, ¡los voy
a arrojar contra las piedras!” Pasaron los días―pero el hombre no podía encontrar otra
forma de sostenerse los lentes frente a los ojos. Entonces en la noche del día catorce, el
hombre caminaba a su casa después del trabajo. Repentinamente, la nariz estornudó y
los anteojos se perdieron en la oscuridad. La nariz estaba complacida con sí misma por
haberse liberado de los lentes. A la mañana siguiente, el hombre comenzó a caminar
para su trabajo. Pero sin los anteojos, no podía ver bien. No había caminado mucho
cuando―¡PAF! Se tropezó y se cayó de bruces. ¿Qué parte de la cara chocó contra el
suelo? ¡Sí, lo adivinó! La egoísta nariz recibió toda la fuerza del golpe.3
C. Los miembros del cuerpo necesitan dones espirituales que emparejen
con sus ministerios (1 Co 12:27-28).
27
Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. 28Y
a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero
maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan,
los que administran, los que tienen don de lenguas. 29¿Son todos apóstoles? ¿son
todos profetas?¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? 30¿Tienen todos dones
de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos? (1 Co 12:27-30)
Ministros
Misioneros/evangelistas
Pastores
Maestros
Líderes de la iglesia
Miembros de la iglesia
Miembros de la familia
Figura 7.5
P 10
¿Cuáles dones
reconoce usted en los
ministerios que conoce?
•
•
Dones espirituales necesarios
Practique identificar los dones espirituales que necesita cada ministerio
Cada tipo de ministerio necesita de ciertos dones.
Los misioneros y los evangelistas necesitan señales y prodigios.
Cuando las multitudes escuchaban a Felipe y veían las milagrosas señales que
hacía, prestaban mucha atención a lo que él decía (Hch 8:6). Pedro también tenía
este don.
32
Aconteció que Pedro, visitando a todos, vino también a los santos que habitaban
en Lida. 33Y halló allí a uno que se llamaba Eneas, que hacía ocho años que
estaba en cama, pues era paralítico. 34Y le dijo Pedro: Eneas, Jesucristo te sana;
levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó. 35Y le vieron todos los que
habitaban en Lida y en Sarón, los cuales se convirtieron al Señor (Hch 9:32-35).
Dondequiera que los creyentes predicamos el evangelio, con frecuencia las
señales y los prodigios confirman nuestro mensaje y ayudan a que la gente crea (Mt
10:1; Heb 2:3-4).
Los pastores necesitan los dones de profecía, ciencia y sabiduría para ministrar.
También necesitan los dones de fe, discernimiento de espíritus y sanidad. Dios
llama a los pastores a un ministerio espiritual, sobrenatural. Él no espera que ellos
dependan de sí mismos. Más bien, Dios se complace en darles los dones que necesitan
Ministerio y amor en la adoración
para edificar a su iglesia. Entonces, pastor, ore por los dones espirituales que usted
necesita y espérelos cada día.
• Los maestros necesitan sabiduría y ciencia. Pablo le dijo a Timoteo que estudiara
para que Dios lo aprobara (2 Ti 2:15). Dios no aprueba la pereza. Él espera que
estudiemos. Hasta un gran hombre espiritual como Daniel obtuvo conocimiento
cuando estudió los escritos de otro hombre espiritual, Jeremías (Dn 9:1-2). Dios
exige que todo pastor y maestro estudie. ¡Pero oremos tanto como estudiamos y
mientras estudiamos! Pues ninguna cantidad de estudio sustituye nuestra necesidad
de los dones espirituales. Los mejores maestros se conocen por sus investigaciones
y por el entendimiento que el Espíritu Santo les da mediante los dones de profecía,
sabiduría y conocimiento.
• Los líderes de la iglesia necesitan el don de administración (1 Co 12:28). A veces
la iglesia es débil en el área de dirección y administración. Los administradores
supervisan, manejan, organizan y gobiernan. El líder puede tener una visión de
edificar una gran iglesia. Pero el administrador presentará una estrategia y un plan―y
supervisará cuidadosamente el proyecto de principio a fin. Nosotros los pentecostales
deberíamos orar más por los dones de administración, pues con frecuencia tenemos
señales y prodigios para ayudar a comenzar iglesias, pero no hacemos buenos planes
para discipular. Tenemos institutos bíblicos, pero no imprimimos libros de texto
para nuestros estudiantes. Enseñamos bien a los estudiantes en nuestros institutos
bíblicos, pero no tenemos un plan para ayudarles a comenzar iglesias en las ciudades.
Tenemos una visión para comenzar iglesias en las ciudades, pero carecemos de un
plan y de la administración para tener éxito. Tenemos los medios para alfabetizar,
pero no enseñamos a leer a los analfabetos. ¡Qué Dios nos ayude a valorar más los
dones de administración! Sin una visión el pueblo perece. Pero también perece si hay
visión sin administración.
• Los miembros de toda iglesia local necesitan todos los dones para edificar el cuerpo
y ministrar a la comunidad. Toda iglesia local necesita todos los nueve dones que
Pablo enumera en 1 Corintios 12. Y los creyentes también necesitan muchos dones
más para alcanzar a sus vecinos. (Repase la Figura 7.4.)
• Los miembros de la familia, los padres y los hijos, necesitan dones espirituales
en el hogar. Todos los creyentes deben orar en lenguas para edificarse en el hogar.
Si no damos el paso más pequeño de orar en lenguas en privado, ¿tendremos la
fe para dar el paso más grande de compartir un don de lenguas en público? Si
no podemos recibir un don de sanidad para nuestros propios hijos, ¿podremos
contar con los dones de sanidad para nuestros vecinos y desconocidos? Asimismo,
en varias ocasiones, nosotros como creyentes quizás necesitemos cada uno de los
dones espirituales en nuestra vida personal. Practiquemos el recibir y usar los dones
en los círculos pequeños de nuestra vida diaria. Al hacer esto, estaremos preparados
para ministrar los dones en círculos más grandes―en público. Esposo, ¿usted ha
recibido una revelación? Practique compartirla con su esposa antes de hacerlo con
toda la iglesia. Cantante, practique su canción en casa, antes de pararse delante de
toda la iglesia. Diácono, haga un buen trabajo al dirigir a su familia antes de tratar
de ayudar a dirigir a la iglesia. La mayoría de los pastores pueden testificar que
solamente los que usan bien los dones espirituales en sus propios asuntos los usan
bien en público.
¿Todos deben hablar en lenguas? Prestemos atención al contexto de 1 Corintios
12:29. Pablo está enseñando sobre los dones espirituales cuando todo el cuerpo de
Cristo está reunido (1 Co 12–14). Él ha establecido el punto de que tenemos diferentes
ministerios en público cuando la iglesia se reúne. No todos son apóstoles. No todos son
maestros en la iglesia. Pocos dan un mensaje en lenguas en la iglesia. Afirmemos lo que
147
P 11
¿Primera Corintios
12:30 enseña que algunos
creyentes no deben hablar en
lenguas? Explique.
148 Capítulo 7
Corintios
Pablo enseña acerca del ministerio público. Los dones varían. Pero también afirmemos
lo que Pablo y otros escritores bíblicos enseñan sobre el ministerio que es más privado.
Dios ha escogido el hablar en lenguas como señal externa cuando el creyente del
Espíritu Santo por primera vez. En el día de Pentecostés, todos los ciento veinte creyentes
hablaron en lenguas (Hch 2:4). Cuando Lucas escribió Hechos, él no contradijo a Pablo.
Pero él escribió con un propósito distinto y en un contexto diferente. Lucas registra que
el hablar en lenguas era la señal de que los creyentes eran llenos del Espíritu en Jerusalén,
en Cesarea (Hch 10:44-46; 11:17) y en Éfeso (Hch 19:6). Y Pablo probablemente empezó
a hablar en lenguas cuando fue lleno del Espíritu por primera vez (Hch 9:17). Aunque
no tenemos ninguna información de que Pablo haya hablado en lenguas en público,
él dio testimonio de que hablaba en lenguas con frecuencia en privado (1 Co 14:18).
En público, pocos hablan en lenguas como un don para toda la iglesia. Pero cuando
comparamos Escritura con Escritura, encontramos que todos hablaban en lenguas como
una señal de que estaban llenos del Espíritu.
Mientras procuramos permanecer llenos del Espíritu, volver a ser llenos del Espíritu
y andar en Espíritu, oremos en lenguas todos los días. Pues orar en lenguas en privado es
una práctica espiritual, edificación y preparación para ejercitar los dones espirituales en
público. El orar en lenguas es un ejercicio espiritual. Cuando la persona ora en lenguas,
su espíritu está orando (1 Co 14:14). Los maestros pentecostales concuerdan en que
la esencia o la naturaleza del don de hablar en lenguas, en público o en privado, es la
misma. Pero el propósito de hablar en lenguas varía. En público, el propósito de hablar
en lenguas es edificar a un grupo de creyentes. En privado, el propósito de orar en
lenguas es edificar al creyente que está orando.
La mayoría de los padres no enseñan en público, pero todos los padres deben enseñar
en su casa. Y aunque pocos hombres son administradores en la iglesia, todos deben
administrar su propio hogar. Pocos hablan en lenguas en público, pero oremos todos en
lenguas en privado. Porque como hemos indicado antes, algunos necesitan los dones
espirituales en los círculos más grandes de la sociedad, pero todos los necesitamos en
los círculos más pequeños de nuestra vida. Y la espiritualidad de la iglesia cuando nos
reunimos, depende de la condición espiritual de cada creyente. Una cadena es sólo tan
fuerte como su eslabón más débil.
Un creyente llamado James orando para recibir el bautismo en el Espíritu Santo y
para hablar en lenguas. Él gemía y se quejaba en oración como suplicándole a Dios. Otro
creyente que estaba cerca le habló suavemente sugiriéndole que no necesitaba suplicarle
a Dios por un don. Más bien, en su amor, Dios anhela darles buenos dones a sus hijos y
extiende su mano con el don. Así que no necesitamos suplicar, ni debemos ir más allá
del don, puesto que Dios está muy cerca de nosotros. James hizo una pausa y pensó en
esto por un momento. Dejó de suplicar y empezó a adorar a Dios. En unos minutos, él
fue lleno del Espíritu y comenzó a hablar en otras lenguas. A veces nos extendemos más
allá de los dones. O sea, nos esforzamos demasiado por alcanzarlos, en vez de
simplemente recibirlos. Otras veces, espiritualizamos demasiado los dones―esperando
estar en un culto especial, tener una visión o una experiencia mística. Más bien,
esperemos recibir los dones espirituales día a día mientras andamos en el Espíritu y
tenemos comunión con Dios.
Procurad, pues, los
dones mejores. Mas yo
os muestro un camino
aun más excelente.
Conclusión. “Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un
camino aun más excelente”―el sendero en que debemos andar con los dones
espirituales (1 Co 12:31).
Los “dones mejores” son los dones que edifican al cuerpo con palabras y
hechos que todos pueden entender.4 Pablo enseñará mucho sobre este tema en
1 Corintios 14.
Ministerio y amor en la adoración
Lección
22
Amor: El camino de los dones espirituales (1 Co 13:1-13)
Objetivo A: Explicar la necesidad del amor como el camino de los dones espirituales.
Objetivo B: Explicar e ilustrar 10 características del amor.
Objetivo C: Analizar el contraste en 1 Corintios 13:8-13.
20%
10%
149
Podemos dividir el “capítulo del amor” en tres partes:
• 20%—la necesidad del amor (1 Co 13:1-3),
• 70%—las características del amor (1 Co 13:4-7) y
• 10%—la permanencia del amor (1 Co 13:8-13).
A. La necesidad del amor: El amor es el camino por
el que debemos andar con los dones espirituales
70%
(1 Co 13:1-3).
Pablo presenta el amor como “el camino aun más excelente”
o “el mejor sendero” (1 Co 12:31). Pablo no está diciendo que
el amor reemplaza los dones. Él no quiere que escojamos entre el amor y los dones
espirituales. Más bien, Pablo presenta el amor como el sendero para andar cuando
expresamos y usamos los dones.
Imagínese la locura de decir: “Yo escojo el amor en vez de los dones espirituales”.
Esto sería como decir: “Te amo, pero no trataré de traerte el don de sanidad cuando
estés enfermo”. En contraste, el amor busca ayudar a los demás en sus necesidades. El
apóstol Juan nos recuerda que si vemos a un hermano que carece de ropa y de alimento
y no tratamos de ayudarle, el amor de Dios no está en nosotros (1 Jn 3:17). Asimismo,
cuando el amor de Dios está en nosotros, buscamos los dones espirituales para poder
amar a los necesitados. Porque el amor es más que un sentimiento―¡incluye actos
de compasión! El amor da. Es posible dar sin amar, pero no es posible amar sin dar.
Recuerde Juan 3:16.
Dios da dones para mostrarnos su amor. Nosotros damos buenos regalos a nuestros
hijos porque los amamos. Y nuestro Padre celestial, que ama mucho más que nosotros,
da el Espíritu Santo a los que se lo piden (Lc 11:11-13). Los dones espirituales son
manifestaciones del Espíritu Santo que Dios da. Así que no tenemos que escoger entre
el amor y los dones espirituales. Más bien, reconocemos que los dones espirituales son
formas del amor de Dios para y a través de nosotros.
Dios es amor, así que el amor es la fuente de los dones espirituales. Asimismo, Pablo
enfatiza que el amor es el camino de los dones espirituales (1 Co 12:31–13:3). Así como
la firma valida un cheque, el amor valida los dones espirituales. Pablo nos advierte que
si tenemos los dones espirituales más grandes sin amor, estamos vacíos, improductivos
e inútiles.
1
Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como
metal que resuena, o címbalo que retiñe. 2Y si tuviese profecía, y entendiese todos
los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase
los montes, y no tengo amor, nada soy. 3Y si repartiese todos mis bienes para dar
de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo
amor, de nada me sirve (1 Co 13:1-3).
Pablo menciona cuatro ministerios de los dones espirituales que son inútiles sin
amor. Observe que él comienza cada advertencia con “Si yo…”. Nuestra preocupación
principal siempre debe ser examinarnos a nosotros mismos en vez de a otros.
1. Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como
metal que resuena, o címbalo que retiñe. Los corintios oraban mucho en lenguas.
Pero algo de ello era perder el tiempo. ¡Pentecostales y carismáticos, tengamos mucho
P 12
¿Cuáles son las 3
partes de nuestro bosquejo
para 1 Corintios 13?
P 13
¿Cuál es la
relación del amor con los
dones espirituales?
¿Por qué es locura
P 14
escoger entre el amor y los
dones espirituales?
Figura 7.6 Un gong da
un grave anuncio que
da alarma a los oídos.
Asimismo las lenguas sin
amor anuncian lo vacío.
P 15
¿Por qué Pablo
presenta cada categoría de
dones espirituales con “Si
yo...”?
Escriba su
P 16
propio ejemplo. Hablar en
lenguas sin amor es como
.
150 Capítulo 7
Corintios
cuidado! ¿Hablamos en lenguas por orgullo―para probar que somos espirituales? ¿O
hablamos en lenguas porque nos encanta adorar a Dios? ¿Hablamos a menudo en lenguas
para edificarnos, para poder ser de bendición a otros? ¿Damos un mensaje en lenguas
en la iglesia para edificar a otros? ¿Nos cubrirnos la cara para que nadie supiera quiénes
somos? Tengamos cuidado de orar en lenguas por las razones correctas. El hablar en
lenguas sin amor es solamente hacer ruido.
P 17
¿Quiénes fueron
algunos de los profetas que
no tenían amor?
P 18
¿Cuáles profetas
eran conocidos por su amor?
P 19
¿Su maestro
favorito es el que más sabe?
Explique.
2. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y no
tengo amor, nada soy. Balaam era un hombre que profetizaba por dinero, no por
amor. Su vida fue una pérdida total. Y Jonás era un profeta sin amor. Él se enojó cuando
Dios no destruyó a Nínive. En cambio, Jeremías profetizó con un corazón lleno de amor.
Cuando el Espíritu de Dios lo llenó de compasión, él escribió: “¡Oh si mi cabeza se
hiciese aguas, y mis ojos fuentes de lágrimas, para que llore día y noche los muertos de
la hija de mi pueblo!” (Jer 9:1). Asimismo Jesús lloró cuando profetizó la destrucción
de Jerusalén (Lc 19:41-44). Y Pablo ministraba con lágrimas (Hch 20:19) y amaba tanto
a los judíos que estaba dispuesto a ser anatema (maldito) para que ellos pudieran ser
salvos (Ro 9:1-3). Cuando Pablo hablaba y escribía, sus palabras eran inspiradas por
el amor y bañadas de sus lágrimas (2 Co 2:4). Al buscar el don de profecía, siempre
pidamos a Dios que nos llene de amor. De otro modo, seremos como el predicador que
decía la fría verdad sin amor. Algunos decían que él predicaba viendo por la mira de un
rifle. Pero hablemos la verdad en amor (Ef 4:15).
Si me memorizo todos los versículos de la Biblia, y puedo relacionar un capítulo y un
versículo con cada pregunta que la gente hace, pero no tengo amor, yo no soy nada. Sin
amor, mi peso espiritual es menos que el del bebé más pequeño, y mi estatura espiritual
es menos que la del niño más pequeño.
¿Por qué se
P 20
conocen los grandes
ministerios cerca de usted?
3. Y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo
amor, no peso nada en la balanza de los cielos. La fe para los grandes proyectos,
P 21
Dé algunos
ejemplos del dar sin amor.
4. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, pero no
tengo amor, mi recompensa eterna no sería nada. En los libros del cielo, Dios ni
grandes ministerios y grandes éxitos sin el sacrificio de sí mismos del amor, es como
humo al viento.
siquiera anota los actos de caridad que no salen de corazones amorosos. Muchos dan
por las razones equivocadas. Algunos les lanzan monedas a los mendigos, pero no por
amor. Lo hacen para tranquilizar la conciencia o para hacer que el mendigo se vaya. Si
amaran, darían o más o menos. Jesús advirtió de los que dan para ser vistos (Mt 6). Él
dijo que ellos tienen toda su recompensa en el momento que la gente los aplaude. Los
hindúes se torturan para agradar a sus dioses. Pero ¿lo hacen por amor? Los musulmanes
dan limosnas, pero ¿esto es por amor o por religión? Y algunos que se llaman cristianos
dan grandes cantidades de dinero a las caridades, pero su corazón está frío. Dan por las
razones equivocadas, porque desean reconocimiento u otros beneficios y no para cuidar
de los necesitados.
La iglesia de Éfeso hacía buenas obras, pero había dejado su primer amor (Ap 2:4).
Jesús advirtió a los creyentes allí que se arrepintieran y volvieran al amor. De otro
modo, su relación con Él acabaría en desastre―Él quitaría el candelero de ellos. Pues en
cualquier ciudad, ¡es mejor tener una iglesia vacía que tener una iglesia llena de gente
vacía!
5. Si doy mi vida y llego a ser mártir, pero la razón no es el amor, lo pierdo
todo y por nada. Los musulmanes radicales se atan bombas al cuerpo y se hacen
mártires. ¿Esto es por amor o por odio? ¿Es por los demás o por ellos mismos―porque
esperan estar entre los justos en el cielo, rodeados de vírgenes?5 En los primeros siglos
del cristianismo, algunos se hicieron mártires para llegar a ser famosos. ¡Qué lástima!
Ministerio y amor en la adoración
151
Si damos nuestra vida por una causa, asegurémonos de que la causa no sea menos que
amor a Dios y a los demás. Todos los apóstoles llegaron a ser mártires. Ellos amaban
tanto a Cristo, a la iglesia y a los perdidos que dieron su vida. Grande es su recompensa
en el cielo.
David Livingstone era un famoso médico misionero en África. Dondequiera que
iba, la gente sentía su amor y compasión. Hasta los que no podían entender sus palabras
entendían lo que hacía.6 Mucho antes de que el misionero pueda hablar la lengua
autóctona, la gente local puede entender el lenguaje del amor que sale del corazón.
Porque el amor es el idioma universal que hasta un sordo puede oír.
En muchos edificios altos, no hay piso trece. Hay piso doce y piso catorce, pero falta
el piso trece. Esto se debe a una boba superstición de que el número trece trae mala
suerte. Podemos sonreír por la ausencia del piso trece en un hotel alto. ¡Pero lloremos si
el capítulo trece de 1 Corintios falta en nuestra vida!
Es un tributo a Cristo que Pablo escribiera el capítulo del amor. Porque antes que
Pablo conociera a Jesús, estaba lleno de odio y estaba “respirando aún amenazas y
muerte contra los discípulos del Señor” (Hch 9:1). Las manos de Pablo estaban
manchadas con la sangre de los cristianos. Pero Jesús cambió a Pablo de ser un esclavo
del odio a un siervo del amor. Y si el Señor pudo cambiar a Pablo, hay esperanza que Él
puede hacer lo mismo por usted y por mí.
Sin amor, no importa cuántas cosas buenas hagamos. Sin amor, no hace ninguna
diferencia cuántos talentos― o dones tengamos. Nuestra popularidad no es importante
si nos falta amor. No importa cuánta influencia tengamos con la gente si nos falta amor.
Porque si el amor no nos motiva ni nos guía, somos un cero espiritual. Sin amor, lo que
hacemos no importa.7 Todo menos amor es nada.8
B. La naturaleza del amor: Pablo enumera diez características del amor
(1 Co 13:4-7).
La iglesia de Corinto no andaba en el Espíritu. No se rindieron al Espíritu ni se
pusieron bajo el control y dirección del Espíritu. De modo que carecían del fruto de
amor del Espíritu. En vez de eso, la mayoría de las veces eran egoístas―hacían todo lo
que podían para alimentar sus propios deseos.
Demasiados de los corintios eran carismáticos sin amor. A estos creyentes
carnales no les importaban las necesidades de los demás. Arrebatan todo lo que
podían para ellos mismos. Su comportamiento mostraba egoísmo, orgullo, celos,
discordia y desunión.9 Quisiéramos dar ejemplos de cómo los corintios demostraban
amor. Pero desafortunadamente, eran conocidos por su falta de amor. La Figura 7.7
pone en contraste las características del amor con las características de algunos de
los corintios.
Característica del amor
1. Paciencia
2. Benignidad
3. Contentamiento
4. Humildad
5. Cortesía
P 22
Ponga en orden
estas ilustraciones desde
la mejor hasta la peor:
Livingstone, piso trece, Pablo,
espiritualidad cero.
P 23
¿Por qué algunos
llaman a los corintios como
carismáticos sin amor?
P 24
En la Figura
7.7 ¿cómo se relaciona la
columna tres con la columna
uno?
1 Corintios 13
Características de los corintios que no tenían amor (1 y 2 Co)
Algunos no esperaban su turno para ejercer los dones espirituales
El amor es sufrido (13:4).
en la iglesia (1 Co 14:29-33).
Algunos eran tentados a la mezquindad. “El que siembra
es benigno (13:4).
escasamente, también segará escasamente” (2 Co 9:6).
no tiene envidia (13:4).
El pie tenía envidia de la mano (1 Co 12:15).
Algunos se jactaban de la sabiduría mundana en vez de jactarse
solamente de Cristo (1 Co 1:18-31).
no es jactancioso, no se
Otros se enorgullecían de la prosperidad (1 Co 4:8-21).
envanece (13:5).
Algunos se sentían orgullosos por sus dones espirituales y se
olvidaban que eran parte del cuerpo (1 Co 12).
no se comporta con rudeza Algunos ignoraban a los pobres en la Santa cena y se adelantaban
(13:5 NVI).
a tomar su propia cena10 (1 Co 11:21-22).
Continúa en la siguiente página
152 Capítulo 7
Corintios
Viene de la siguiente página
Característica del amor
6. Desinterés
7. Dominio propio
8. Perdón
9. Cónyuge de la
verdad
10. Perseverancia
1 Corintios 13
Características de los corintios que no tenían amor (1 y 2 Co)
Algunos exaltaban a sus líderes favoritos (1 Co 1–4).
Otros comían carne ofrecida a los ídolos y hacían tropezar a los
no busca lo suyo (13:5).
débiles (1 Co 8–10).
Algunas mujeres dejaron de cubrirse la cabeza en público, lo cual
daba una mala imagen a la iglesia (1 Co 11:2-16).
no se irrita (13:5).
Algunos tenían arrebatos de ira (2 Co 12:20).
no guarda rencor (13:5).
Algunos llevaban a otros creyentes ante el tribunal (1 Co 6:1-8).
no se goza de la injusticia, mas Algunos se deleitaban con los pecados sexuales (1 Co 5:1-2).
se goza de la verdad (13:6).
Algunos seguían a los falsos apóstoles (2 Co 10-12).
Todo lo sufre, todo lo cree, todo Algunos se apartaron de su esperanza en la resurrección (1 Co
lo espera, todo lo soporta (13:7). 15:1-2, 12).
Figura 7.7
Diez características del amor en 1 Corintios 13:4-7
El Espíritu Santo inspiró a Pablo para que escribiera 1 Corintios 13. Pues el amor es
la única manera en que los dones espirituales tienen valor y significado. Y el andar en
el sendero del amor es la única manera de detener la envidia, los celos, el orgullo y la
jactancia. El amor nos capacita para pintar un retrato de Cristo para que el mundo pueda
ver cómo es Él.11
P 25
¿Qué quiere decir
el mundo con la palabra
“amor”?
P 26
¿En qué se
diferencia el amor bíblico de
lo que el mundo llama amor?
¿Cómo podemos
P 27
comparar el amor con un
arco iris?
El mundo usa la palabra amor de muchas maneras. Decimos que
amamos a la gente, pero también decimos nos encanta (amamos) el alimento, la ropa, la
música y hasta a las mascotas. En lenguaje común, amor significa gozar y disfrutar de
las cosas que nos atraen. Este amor del mundo se basa en los sentimientos o sensaciones.
Con el amor mundano, amamos cuando tenemos ganas de amar. Pero cuando no tenemos
ganas de amar, no amamos. De modo que lo que el mundo llama amor es un sentimiento
de fuerte deseo o atracción―un sentimiento que puede cambiar como el viento.
Dos personas se enamoraron. Sus sentimientos y su atracción mutuos eran fuertes, al
principio. Luego la esposa sufrió un accidente automovilístico. El vidrio le cortó la cara,
dejándole feas cicatrices. Así que ella ya no era tan hermosa como antes. Poco después,
el esposo decidió que ya no la amaba. Ya no tenía sentimientos fuertes de atracción hacia
ella. El amor del mundo está basado en los sentimientos. Puede cambiar de la noche a la
mañana, o incluso en un momento.
¿Cómo es que la Biblia define y describe el amor? ¿Qué apariencia tiene el amor?
El Nuevo Testamento usa la palabra griega ágape para lo que Dios llama amor. En
contraste con el amor mundano, el amor bíblico está enraizado en la voluntad. Con el
amor bíblico, decidimos amar aún cuando no tengamos ganas. El amor bíblico incluye
decisión y compromiso. Con todo, este amor ágape a veces tiene profundas emociones
y sensaciones. En 1 Corintios 13:1-7 estudiaremos diez características del amor bíblico.
Puesto que toda la gente está creada a la imagen de Dios, es posible ver trazas del
amor de Dios en cualquiera. Podemos ver el amor de Dios en una madre que cuida a
su bebé recién nacido. Podemos ver el amor de Dios en un soldado que da su vida por
otros. Pero hasta en su mejor expresión, el amor de las personas sin Cristo es débil e
inconstante. Sin Cristo, nadie puede amar como lo describe 1 Corintios 13.
Sin embargo, cuando nacemos de nuevo, somos renovados a la imagen de Dios. En
este nuevo nacimiento, el Espíritu Santo viene a vivir dentro de nosotros. Él comienza
a producir el fruto del amor en nosotros. Esto nos capacita para amar como Dios ama.
Y a medida que crecemos en la gracia y nos sometemos al Espíritu, amamos más y más
como Dios ama.
Primera Corintios 13 es famoso por la manera en que define y describe el amor.
Así como el arco iris tiene muchos colores, el amor tiene muchas características bellas.
Examinemos diez cualidades del amor bíblico que figuran en el capítulo del amor.
¿Qué es amor?
Ministerio y amor en la adoración
153
1. “El amor es sufrido” (1 Co 13:4). Algunas versiones dicen paciente y esta es
una forma de la palabra griega makrothumia. Significa ser tolerante, incansable y
tener longanimidad (resignación) con la gente. La décima característica del amor es la
perseverancia―que es para las circunstancias. Pero la paciencia es para las personas.
El amor es paciente. Esta cualidad del amor describe la manera en que el amor
responde a otros. El amor no es como un espejo, una superficie dura que refleja. El amor
no devuelve mal por mal, ni insulto por insulto. Más bien, el amor es como una esponja
suave―absorbe los insultos, las palabras ásperas y las ofensas. El amor es paciente con
la gente. En vez de vengarse, da la otra mejilla.
P 28
¿Por qué el amor
es como una esponja y no
como un espejo?
Algunas clases de explosivos con frecuencia tienen una mecha. Quizás usted ha visto
un petardo con una mecha corta. O quizás ha visto una barra de dinamita que tiene una
mecha más larga. La gente enciende la mecha con un fósforo. La mecha le da tiempo
para alejarse corriendo antes que ocurra la explosión. Pablo enseña que el amor tiene
una mecha larga. En contraste, una persona sin amor tiene una mecha corta. Se puede
enojar y sentirse provocada rápidamente. A diferencia de un buen diácono, una mecha
corta no tiene dominio propio. Puede ser violento; no apacible sino pendenciero (1 Ti
3:2-3).
Figura 7.8 El amor tiene una mecha larga, húmeda,
no una mecha corta, seca. No pierde la calma, no explota como pólvora.
La Biblia da muchos ejemplos de la impaciencia. A Jacobo y a Juan les faltaba amor.
Eran impacientes, y querían llamar fuego del cielo sobre los samaritanos que rechazaron
a Jesús. Pero el Maestro reprendió a Jacobo y Juan, y los llamó “hijos del trueno” (Mr
3:17; Lc 9:54-55). Anteriormente, dijimos que Balaam tenía el don espiritual de profecía
pero carecía de amor. Tampoco tenía paciencia, pues golpeó su asna con un palo cuando
ésta lo salvó del ángel (Nm 22). El siervo que no tuvo misericordia también era el siervo
impaciente. El amo le perdonó su deuda. Luego su consiervo le suplicó: “Ten paciencia
conmigo, y yo te lo pagaré todo. Mas él no quiso” (Mt 18:29-30). La falta de paciencia
demuestra falta de amor.
La Biblia registra muchos ejemplos de la paciencia. En el primer lugar está Dios. Él
fue paciente con los israelitas, año tras año, mientras ellos adoraban ídolos y rechazaban
a los profetas, los mensajeros de Dios. Aún hoy, Dios sigue siendo paciente. Él demora
su ira y su juicio, no queriendo que ninguno perezca (2 P 3:9). Y como su Padre, Jesús
es paciente. Recuerde las muchas veces que Jesús fue paciente con sus discípulos, que
aprendían lentamente como nosotros (Mt 16:9; 17:17). En la cruz Él fue paciente con
sus asesinos. Él oró: “padre perdónalos; porque no saben lo que hacen” (Lc 23:34).
Más abajo en la lista de las personas pacientes en la Biblia, encontramos a Esteban,
que no buscó venganza (Hch 7:59-60) y a Bernabé, que fue paciente con Juan Marcos
(Hch 15:36-40). Para ser santos (como Dios) y cristianos (como Cristo), debemos ser
pacientes.
Un ateo dio un discurso para probar que no había Dios. Entonces sacó su reloj en
público y declaró: “Dios, si existes, te daré 5 minutos para que me matas”. Un maestro
P 29
Dé algunos
ejemplos de los que no tienen
paciencia.
P 30
¿Cuáles son sus
ejemplos favoritos de la
paciencia que muestra el
amor?
154 Capítulo 7
P 31
¿Cómo volvió
Lincoln a Stanton de enemigo
a amigo?
Figura 7.9
Abraham Lincoln fue un
presidente conocido por su
paciencia. Su imagen está
en la moneda americana de
un centavo. La paciencia
debería ser tan común
entre los cristianos como
son los centavos en la
sociedad.
P 32
¿Por qué la
paciencia y la benignidad
son como las 2 caras de una
moneda?
P 33
¿Cuáles son
algunos de los ejemplos de
cómo el amor es benigno?
Corintios
sabio después supo de esto y dijo: “¿El ateo pensó que un Dios paciente esperaría
solamente 5 minutos?”
Abraham Lincoln, el presidente americano conocido por liberar a los esclavos, era
famoso por su paciencia. Antes de ser presidente, Lincoln tuvo un adversario llamado
Stanton. Ambos hombres querían ser presidente, y con frecuencia se debatían. Stanton
era rudo. Ridiculizaba la apariencia de Lincoln. Decía que Lincoln, con su barba larga,
se parecía al “gorila original”. Decía que debían poner a Lincoln en el zoológico. Lincoln
no respondía a estos comentarios odiosos. Pero después que llegó a ser presidente, él
escogió a Stanton para un alto puesto en el gobierno. Cuando Lincoln murió, Stanton
lo llamó uno de los grandes líderes que el mundo jamás había conocido.12 El amor es
paciente y puede volver a un enemigo en un amigo.
2. “El amor es benigno” (1 Co 13:4). Alguien ha dicho que la paciencia y la
benignidad son como las dos caras de una moneda. La paciencia es la respuesta del
amor a los que son ofensivos, fastidiosos o pesados. Benignidad es lo que el amor tiene
para todos―enemigos, extraños y amigos. En 1 Corintios 13:4, en griego, la bondad es
un verbo―una acción.13 Pablo está enfatizando que el amor no es solamente una actitud
dulce. El amor no es solamente tener buenos sentimientos hacia la gente. ¡El amor es
práctico! Habla con palabras bondadosas y sus hechos son buenos y útiles. El amor
inspira a los niños para hacer buenas obras con sus hermanos, padres, maestros, amigos,
y hasta con los extraños. El amor transforma a los esposos que son egoístas y violentos
y los vuelve benignos en el hogar. El amor llena el corazón de las madres de modo que
puedan hablar y comportarse de maneras benignas.
Las Escrituras nos dirigen a imitar a Dios. Él es benigno. Dios demostró su benignidad
de la forma más grande cuando envió a Jesús para salvarnos (Tit 3:4). Y Dios es benigno
con nosotros en un millón de maneras menos grandes. Él envía a su Espíritu a morar
dentro de nosotros, para enseñarnos, consolarnos, aconsejarnos y guiarnos. Él planea
las familias para protección, compañerismo y enseñanza. Él nos da nuestro pan de cada
día, ropa y un lugar que llamamos hogar. Esas son solamente unas pocas de las muchas
bendiciones que Dios nos da. Así que sigamos el ejemplo que el Padre, el Hijo y el
Espíritu Santo establecieron para nosotros. Los pecadores quizás sean conocidos por
ser mezquinos y tacaños. Pero nosotros, como hijos de nuestro benigno Padre celestial,
seamos conocidos por nuestras palabras amables de ánimo, generosidad y buenas obras
de misericordia, compasión y consideración.
Recuerde que Pablo les escribía a los corintios. Muchos de ellos eran creyentes
orgullosos, pecaminosos, carnales, egoístas, infantiles. Así que Pablo elevó las cualidades
del amor frente a ellos. El amor no es solamente para los momentos fáciles y los lugares
agradables. El amor es para Corinto. El amor es benigno con los odiosos y los dañinos.
Dios nos amó aun siendo pecadores. Y Él nos invita a amar a los que lo necesitan más y
a los que lo necesitan menos. El amor es benigno―comparte su tiempo, talento y tesoros
con los demás de maneras útiles.
Santiago nos recuerda que el tipo de amor que agrada a Dios es benigno. Cuida de
los huérfanos y de las viudas (Stg 1:27). Asimismo, Juan escribió que si el amor de Dios
está en nosotros, ayudamos a alimentar y abrigar a los que tienen hambre (1 Jn 3:16-18).
Al final de nuestros días, una de las razones por las que Dios nos reconocerá como sus
hijos es que hicimos buenas obras. Visitamos a los creyentes en la prisión, dimos ropa
al desnudo y al que tenía frío y compartimos nuestra comida con el que tenía hambre
(Mt 25:35-40).
Abigail fue benigna con David y sus soldados. El alimento que ella les envió renovó
sus fuerzas (2 S 25:18). Los soldados de hoy nos agradecen las buenas obras que
hacemos por ellos.
Ministerio y amor en la adoración
155
Tabita (también llamada Dorcas) era una discípula de Cristo. “Esta abundaba en
buenas obras y en limosnas que hacía” (Hch 9:36). Ella era conocida por sus buenas
obras. Cuando ella murió, “Levantándose entonces Pedro, fue con ellos; y cuando llegó,
le llevaron a la sala, donde le rodearon todas las viudas, llorando y mostrando las
túnicas y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba con ellas” (Hch 9:39).
El buen samaritano era conocido por su benignidad con su prójimo―un extranjero
de otra cultura y de otro grupo étnico (Lc 10:25-27). Jesús dio este ejemplo para
explicarnos y dirigirnos a todos.
¿Usted es conocido por su benignidad? ¿Por qué palabras y obras de benignidad es
usted conocido en la casa, en la escuela, en el trabajo, en la vecindad y en la comunidad?
¿Qué benignidad demuestra con dar y orar por las misiones? ¿La gente puede testificar
de bondades que usted ha hecho por ella? Pasamos por esta vida solamente una vez.
Cuando oramos y le pedimos a Dios que nos dirija, reflejemos tanta benignidad como
podamos.
3. “El amor no tiene envidia” (1 Co 13:4). Pablo comienza con dos cosas positivas
que el amor hace: demuestra paciencia y benignidad. Luego Pablo enumera siete cosas
negativas que el amor no hace. La envidia es la primera cualidad negativa. Es prima
hermana del odio, pero no se relaciona con el amor. Los celos y la codicia son sinónimos
de envidia. La envidia es un sentimiento de mala voluntad y amargura hacia los demás.
Es una condición o una actitud, un deseo del corazón. La envidia es lepra del alma.
Mancha y estropea―matando lentamente todo lo que es bueno y hermoso por dentro.
En 2 Corintios 11:2 estudiaremos sobre un celo santo que protege y anhela lo que es
bueno. Pero en 1 Corintios 13:4, Pablo se refiere a la envidia pecaminosa o a los celos
pecaminosos que demuestran avaricia y egoísmo. En Corinto, el pie envidiaba la mano
(1 Co 12). La envidia es un pecado común registrado en las Escrituras:
• Eva envidiaba el conocimiento del bien y del mal que Dios tenía (Gn 3:6).
• Caín envidiaba el favor que Dios demostró a Abel (Gn 4:5).
• Los hermanos de José envidiaban el favor que su padre, Jacob, le mostraba a él
(Gn 37).
• David codició a Betsabé, la esposa de Urías. Cuando David no resistió esta
codicia, llegó a cometer adulterio con Betsabé y a asesinar a Urías (2 S 11).
• El rey Acab envidió la viña de Nabot, y lo asesinó para obtenerla (1 R 21).
• Los líderes judíos envidiaban a Jesús por su gracia, prominencia y renombre
entre el pueblo. Pilato comprendió que la envidia era la razón por la que ellos
querían crucificar al Rey del pueblo (Mt 27:18).
Cruel es la ira, e impetuoso el furor; Mas ¿quién podrá sostenerse delante de la
envidia? (Pr 27:4).
En contraste con los que pecaron por la envidia, Juan Bautista mostró un corazón de
amor. Cuando las multitudes dejaron a Juan y siguieron a Jesús, Juan respondió: “No
puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo” (Jn 3:27). El que ama está
contento y agradecido por lo que Dios le da. Evita el pecado de envidiar―codiciar lo
que otros tienen.
P 34
¿Qué es envidia?
Dé ilustraciones.
Figura 7.10
Tres aves son conocidas
por su orgullo: el gallo, el
pavo y el pavo real.
156 Capítulo 7
P 35
¿Cuáles son
algunas cosas que los
creyentes podrían ser
tentados a envidiar?
¿A cuáles 3 aves
P 36
no se parece el amor?
Figura 7.11 Un pez globo
puede inflarse hasta varias
veces más de su tamaño
normal y está lleno de
veneno.14 En contraste,
el amor no se infla ni se
enorgullece.
P 37
¿Cuáles son
algunos ejemplos de rudeza
en su cultura?
P 38
¿Cuáles son
algunas buenas maneras que
el amor practica?
Corintios
La envidia es una gran tentación. Pero el remedio para la envidia es el amor, un fruto
que solamente el Espíritu Santo puede producir en nuestra vida (Gá 5:22). El amor no
envidia.
4. “El amor no es jactancioso, no se envanece” (1 Co 13:4). El amor puede ser tan
paciente como una tortuga. Pero nunca canta como un gallo, ni se ufana como un pavo,
ni desfila como un pavo real. Algunos corintios se jactaban de su sabiduría mundana
(1 Co 1:18-31), de su prosperidad (1 Co 4:18-21), de su libertad espiritual (1 Co 8) y de
sus dones espirituales (1 Co 12). Todo este orgullo revelaba una falta de amor, porque el
amor no se jacta. Cuando nos jactamos de nosotros mismos, es como si levantáramos un
letrero que dice “No tengo amor” o “Soy un pavo”. Una persona orgullosa habla mucho
y escucha poco. A veces el orgullo se exhibe al criticar a otros. La gente orgullosa podría
hacer esto, tratando de parecer mejor. Pero los que lanzan lodo tienen las manos sucias.
Versículos favoritos sobre el amor son:
• “Alábete el extraño, y no tu propia boca; El ajeno, y no los labios tuyos” (Pr
27:2).
• “El que se gloría, gloríese en el Señor” (1 Co 1:31).
• “El conocimiento envanece, pero el amor edifica” (1 Co 8:1).
5. “El amor no se comporta con rudeza” (1 Co 13:5 NVI). Los falsos apóstoles de
Corinto abofetearon a la novia de Cristo (2 Co 11:20). Esta es una forma de decir que
ellos eran rudos. Otros en Corinto eran groseros, descorteses y desconsiderados en la
cena del Señor. Se adelantaban para alimentarse y no hacían caso a los pobres entre ellos
(1 Co 11:21-22).
La grosería es un pecado común de la sociedad. Algunos son rudos en público.
Podrían tatar de adelantarse a otros en las colas, ser descorteses y vestirse o comportarse
de manera ofensiva. Pero con más frecuencia, si somos rudos, es en el hogar. Podríamos
decir palabras duras a los miembros de la familia o hacer cosas que demuestran falta de
respeto.
En contraste, el amor es cortés. Trata de no avergonzar a los demás ni lastimar sus
sentimientos. El amor tiene buenos modales―¡aún en casa! Y en público, el amor
demuestra respeto a los valores de la cultura
Amor (1 Corintios 13)
todo lo sufre, todo lo cree,
todo lo espera, todo lo soporta”
es sufrido” (paciente)
“El amor ... “El amor ...
no se goza de la injusticia,
mas
se goza de la verdad”
“El amor ...
“El amor ...
no guarda rencor”
“El amor ...
8
9
7
no se irrita”
“El amor ...
10 1
2
3
6 5
es benigno”
“El amor ...
no tiene envidia”
4
“El amor ...
no es jactancioso,
no se envanece”
“El amor ... “El amor ...
no busca lo suyo”
no se comporta con rudeza”
Figura 7.12 Pablo menciona por lo menos diez características del amor.
Ministerio y amor en la adoración
6. “El amor no busca lo suyo” (1 Co 13:5). La lujuria se apropia de todo lo que
puede conseguir, pero el amor no es egoísta. Aquí hay una prueba corta para ver si usted
es una persona egoísta. Conteste estas preguntas (cuando nadie esté escuchando):
• ¿Me disgusta cuando las cosas no salen como yo quiero?
• ¿Los que me conocen mejor dirían que es difícil vivir conmigo?
• ¿Me desagrada gastar dinero en los demás?
• ¿Soy un mal perdedor?
• ¿Me enojo con Dios cuando la vida no es como yo creo que debe ser?
• ¿Me molesta ayudar a otros cuando tengo mis propios planes?
• ¿Persisto en hacer algo que sé que irrita o hace daño a alguien cercano a mí?
• ¿Estoy firme en mis costumbres; me niego a cambiar?
• ¿Me enojo si no me dan mi parte del pan, vegetales, fruta, carne, pastel o torta?
• ¿Tiendo a defenderme o a discutir cuando alguien me critica?
• ¿Me quejo y protesto mucho?15
La mala noticia es que todos somos egoístas a veces, porque tenemos “ego”. La
buena noticia es que Pablo escribió 1 Corintios 13 no para condenarnos, sino para
ayudarnos. Los niños pequeños piensan mayormente en ellos mismos. Por eso Pablo les
dijo a los corintios: “Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar... pero maduros
en el modo de pensar” (1 Co 14:20). Los pensamientos de un niño son sobre sí mismo.
Pero cuando maduramos en Cristo, aprendemos a negarnos y a practicar amar a otros
como nos amamos a nosotros mismos. El amor no es egoísta―no piensa solamente en
sí mismo. El amor sigue las pisadas de Jesús, que llegó a ser pobre por un tiempo, para
que nosotros pudiéramos llegar a ser ricos para siempre (2 Co 8:9).
El amor no se irrita fácilmente. No es
susceptible. Pablo comenzó la lista de cualidades con “el amor es sufrido [paciente]”
(1 Co 13:4). Aquí, en 13:5, él añade otra explicación sobre la paciencia del amor. La
persona que ama es paciente con la gente y no se enoja rápidamente.
Y oyéndole hablar Eliab su hermano mayor con aquellos hombres, se encendió
en ira contra David y dijo: ¿Para qué has descendido acá? ¿y a quién has dejado
aquellas pocas ovejas en el desierto? Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu
corazón, que para ver la batalla has venido (1 S 17:28).
17
“No quisieron oír, ni se acordaron de tus maravillas que habías hecho con
ellos; antes endurecieron su cerviz, y en su rebelión pensaron poner caudillo
para volverse a su servidumbre. Pero tú eres Dios que perdonas, clemente y
piadoso, tardo para la ira, y grande en misericordia, porque no los abandonaste.
18
Además, cuando hicieron para sí becerro de fundición y dijeron: Este es tu
Dios que te hizo subir de Egipto; y cometieron grandes abominaciones” (Neh
9:17-18).
Cuando comenzó a seguir a Jesús, el apóstol Juan tenía un temperamento fuerte.
Cuando los samaritanos rechazaron a Jesús, la primera reacción de Juan fue proponer
llamar fuego del cielo y destruirlos. Pero al pasar los años, Jesús cambió a Juan de ser
un hijo del trueno a un apóstol de amor. Lea 3 Juan. Diótrefes era una persona orgullosa
y carnal en la iglesia que le encantaba ser el primero. Él rechazó a Juan y esparció
rumores y chismes malvados acerca del anciano apóstol. Diótrefes se negó a ayudar a
los ministros que Juan recomendó, y echó de la iglesia a los que obedecían a Juan. Con
todo, la respuesta de Juan a estos insultos fue benigna. Él no se enojo, sino que agradeció
a otros por demostrar amor (3 Juan 6) y los animó a practicar lo que es bueno y benigno.
¡Ah! Qué diferencia hizo Jesús en la vida de Juan. Y entre más nos sometemos al Espíritu
Santo y seguimos en las pisadas de Jesús, más tardamos en enojarnos y más podemos
mostrar paciencia.
157
P 39
Conteste las
preguntas para ver si usted
es egoísta.
P 40
¿En qué se
diferencian los creyentes
maduros de los inmaduros?
7. “El amor no se irrita” (1 Co 13:5).
P 41
¿Qué revelan la
ira instantánea y las duras
palabras de Eliab?
P 42
¿Cuáles 2 aspectos
de Dios están vinculados en
Nehemías 9:17-18?
P 43
¿Jesús lo ha
cambiado a usted tanto como
cambió a Juan? Explique.
158 Capítulo 7
Corintios
En Cristo, Dios perdona nuestros
pecados y no los toma en cuenta (2 Co 5:19). David escribió: “Cuanto está lejos el
oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones” (Sal 103:12). Y
acerca del nuevo pacto que Dios prometió, leemos: “Y nunca más me acordaré de sus
pecados y transgresiones” (Heb 10:17).
8. “El amor no guarda rencor” (1 Co 13:5).
Asimismo, los que aman a los demás perdonan y no mantienen una lista de las ofensas
del pasado. El que ama no les recuerda a los demás los momentos en que ofendieron,
pecaron o erraron. Pues el que no perdona es el que no ama (Mt 18:21-35).
Un esposo y una esposa estaban peleando. Con ira, el esposo le recordó a su esposa de
un pecado del pasado. Las palabras del esposo no eran amorosas ni justas. Pues cuando
perdonamos, debemos enterrar los pecados del pasado y nunca sacarlos del sepulcro.
P 44
¿Qué lección
ilustran el niño y el perro?
Un niño pequeño tenía un perro al que quería mucho. Cuando el perro murió, el
niño lo enterró, pero dejó la cola asomándose por fuera de la tierra. De vez en cuando,
el pequeño iba al sepulcro, tomaba la cola y sacaba al perro muerto para mirarlo. ¡El
olor era horrible y muy feo para verlo! Entonces, el niño volvía a enterrar al perro,
excepto la cola. Finalmente, el papá sintió el mal olor en las manos del niño y le ayudó
a enterrar a todo el perro. Y no le permitió volver a sacarlo nunca.16 Asimismo, los que
aman debe perdonar totalmente. Desenterrar los pecados pasados de otros produce mal
olor. Las discusiones pueden venir. Pero una de las reglas de una “pelea justa” es nunca
desenterrar los pecados pasados de otros. El amor “no guarda rencor” (1 Co 13:5).
9. “El amor no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad” (1 Co 13:6).
¿Cuáles son
P 45
algunos ejemplos de gozarse
de la injusticia?
Lo negativo: El amor no se goza del mal (injusticia). Recuerde que los corintios se
jactaban del pecado que había entre ellos. Se regocijaron cuando un hombre de su iglesia
cometió pecado sexual con la esposa de su padre (1 Co 5:1-6). Este gozo en el pecado
demostraba una falta de amor a Dios y a lo que es justo. Los corintios amaban lo que era
injusto. En contraste, la Escritura nos enseña a amar lo justo y odiar lo injusto. Aquí hay
algunos ejemplos de gozarse del mal―amar lo injusto:
• Es malo gozarse cuando otra persona cae o comete faltas. Los niños con frecuencia
tratan de hacer que otros niños se metan en problemas. Hasta se pueden reír
cuando un hermano recibe disciplina. Esto revela una falta de amor.
• Los adultos con frecuencia chismean. Se deleitan en oír y hablar de los pecados
de otros. Pero Pablo dice que es una vergüenza tan siquiera mencionar lo que
hacen los desobedientes en secreto (Ef 5:12). Cuando el chisme está presente, el
amor está ausente.
• Una esposa que no era feliz en su matrimonio sabía que la Biblia permite el
divorcio por motivo de adulterio. Así que cuando su esposo cometió adulterio,
ella se alegró. ¿Se estaba gozando en el mal?
• Algunos creyentes, como los corintios, se gozaban en las enseñanzas falsas.
Quizás esas enseñanzas alimentaban a sus deseos de prosperidad, éxito y vida
feliz. Pero es insensato seguir las enseñanzas que son incorrectas. Pablo advirtió
que en los días postreros, los hombres serían “amadores de sí mismos, avaros,
...sin afecto natural, aborrecedores de lo bueno, ... amadores de los deleites más
que de Dios” (2 Ti 3:1-4). Asimismo, Pablo advirtió:
3
Prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que
con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido
la verdad. 4Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se
toma con acción de gracias (1 Ti 4:3-4).
El amor no se regocija en el mal―lo que daña a otros, lo que agrada a Satanás o lo
que ofende a Dios.
Ministerio y amor en la adoración
Lo positivo: El amor se goza en la verdad. El amor aplaude cuando la verdad
prevalece. Satanás es el padre de las mentiras y de los mentirosos (Jn 8:44). Pero Jesús
es la verdad (Jn 14:6) y el Salvador de los que aman la verdad. Al decir verdad, Pablo
se refiere a “las enseñanzas de la Escritura”. La Palabra de Dios es nuestra norma para
la verdad. Sin la Biblia, la gente puede solamente conjeturar sobre qué es la verdad.
Pero Dios nos ha revelado la verdad a nosotros mediante la Biblia. Como dijo Jesús: “tu
palabra es verdad” (Jn 17:17). Asimismo, los escritos de Pablo se refieren al evangelio
como la verdad (2 Co 13:8), la verdad del evangelio (Gá 2:5), la palabra de verdad (Ef
1:13) y la verdad que está en Jesús (Ef 4:21).
La verdad y el amor se unieron en el cielo y nunca debemos separarlos en la tierra.
Muchos versículos en la Biblia vinculan el amor con la verdad:
• “Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos...” [que son la verdad
revelada] (2 Jn 6).
1
• “El anciano a la señora elegida y a sus hijos, a quienes yo amo en la verdad;
y no sólo yo, sino también todos los que han conocido la verdad, 2a causa de la
verdad que permanece en nosotros, y estará para siempre con nosotros: 3Sea con
vosotros gracia, misericordia, y paz, de Dios Padre, y del Señor Jesucristo, Hijo
del Padre, en verdad y en amor” (2 Jn 1-3).
• “Sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la
cabeza, esto es, Cristo” (Ef 4:15).
• 9“inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder, y señales, y
prodigios mentirosos, 10y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden,
por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos” (2 Ts 2:9-10).
159
P 46
¿Qué quiere decir
Pablo con la verdad?
¿Cómo podemos
P 47
reconocer a alguien que ama
la verdad?
P 48
¿Cuántas veces
vincula 2 Juan 1-3 la verdad
con el amor?
Algunos líderes religiosos fomentan la unidad y la confraternidad entre las
denominaciones y religiones del mundo, sin importar la doctrina. En contraste, Martín
Lutero dijo: “Paz si es posible, pero la verdad a cualquier precio”.17 La verdad es la única
base sobre la que debemos construir. Así que como creyentes, nos regocijamos en la
doctrina verdadera y en los hechos que están en armonía con la verdad. Lo que no está
construido sobre la verdad, un día será como una casa que se derrumba (Mt 7:24-27).
Los que dicen que aman a Dios pero no se someten a la verdad, se engañan a sí mismos.
Pues el amor nos dirige a nunca gozarnos en el mal, sino a regocijarnos, celebrar, vivir
y morir en la luz de la verdad.
10. “El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” (1 Co
13:7). En este versículo, algunas versiones usan la palabra siempre, mientras que otras
traducciones usan todo, que es el texto griego. El comparar las traducciones podría
ayudarnos a entender el versículo. La RV dice: “el amor todo lo sufre, todo lo cree, todo
lo espera, todo lo soporta” (1 Co 13:7, RV 1960). De modo que todo significa “en todo”
o “siempre”. El Dr. Fee observa que 1 Corintios 13:7 parece ser un quiasmo:
A: Todo lo sufre,
B: Todo lo cree,
B1: Todo lo espera,
A1: Todo lo soporta.18
Observe que la primera y la última línea del quiasmo son paralelas, que enfatizan
una verdad: soportar, sin importar lo que venga. Asimismo, las dos líneas en medio del
quiasmo, enfatizan el soportar cuando se confía en Dios en todo. Así que las cuatro
líneas del quiasmo enfatizan que el amor lo soporta todo.
La Nueva Traducción Viviente capta el significado: “El amor nunca se da por vencido”
(1 Co 13:7). El amor lo sufre todo―nunca deja de creer en Dios. Cuando comenzamos a
estudiar las diez cualidades del amor, observamos que el amor es paciente, y la paciencia
P 49
¿Cuál tema
enfatiza el quiasmo de
1 Corintios 13:7?
160 Capítulo 7
Corintios
es para la gente. Pablo cierra la lista diciendo que el amor nunca de ser, y la permanencia
es para las circunstancias. El amor nunca se retira―ni a los 15, ni a los 25, ni a los 65 ni
a los 85 años. Sigue confiando en Dios, obedeciéndole y sirviéndole. Las raíces del amor
se profundizan en Dios (Ef 3:16-19). Estas raíces del amor nos permiten creer y tener
esperanza en todas las situaciones (1 Co 13:7). La paciencia y la resistencia son como
los dos soportes que rodean las diez cualidades del amor.
P 50
¿El amor lo cree
todo y a todos? Explique.
P 51
¿Cuáles son
algunos ejemplos que
muestran que el amor lo
soporta todo?
¿Con cuál nombre
P 52
podría usted sustituir la
palabra amor en 1 Corintios
13:4-7?
En las dos líneas en medio del quiasmo (B y B1), Pablo no quiere decir que el amor
lo cree todo y a todos. El amor no es insensato; no cree mentiras ni esperanza en los
maestros falsos. Pablo acaba de decir que el amor se goza en la verdad. Lo que Pablo
quiere decir es que el amor siempre tiene fe y esperanza en Dios. En el sol y en la lluvia,
en la comodidad y en el dolor, venga lo que venga, el amor sigue creyendo y esperando
en Dios. El amor lo sufre todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo. “El amor
nunca deja de ser” (1 Co 13:8).
El amor es poderoso y firme. Lo soporta todo. Sigue creyendo y esperando en Dios,
pase lo que pase.
• El amor de Jesús lo capacitó para soportar la cruz y confiar en Dios hasta el fin.
Él encomendó su espíritu a Dios cuando moría.
• El amor de Esteban le dio fuerza para soportar ser apedreado y perdonar a los
que lo mataron.
• El amor de Pablo le dio poder para predicar el evangelio y para perseverar
durante una vida de pruebas y problemas. Segunda Corintios 11:16–12:10 da
una lista de algunos de los valles y montañas que el amor le hizo posible a Pablo
escalar. Cuando el amor se enfría, la gente se rinde y abandona la fe (Mt 24:12).
Pero cuando el amor permanece, seguimos creyendo y soportando hasta el fin.
Así que, como dijimos al principio de esta lección, nuestra necesidad más grande
es el amor. Es la clave para seguir a Jesús desde la tierra hasta el cielo. El amor
es esencial.
Aplicación. Muchos han observado que las diez cualidades del amor en 1 Corintios
13:4-7 se aplican mejor a la vida y ministerio de Jesús. De modo que en estos versículos
podríamos substituir la palabra amor con el nombre de Jesús. Podríamos decir “Jesús
es sufrido. Jesús es benigno”. Pero la lección que Pablo quiere enseñar es que el amor
transforma a los que siguen a Jesús. Así que sustituyamos con nuestro propio nombre
la palabra amor en estas diez características. Arrepintámonos cuando no demostremos
amor, recibamos el perdón de Dios y siempre tratemos de ser llenos de y dirigidos por
el amor. Pongamos estos versículos ante nosotros como un espejo y sometámonos al
Espíritu Santo. Entonces Dios producirá el fruto del amor en nosotros. Él nos transformará
a la imagen de Cristo (2 Co 3:18). Y más y más, como Jesús, demostraremos estas diez
cualidades del amor.
C. La permanencia del amor: su relación con los dones espirituales
(1 Co 13:8-13)
El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas,
y la ciencia acabará; 9Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
10
Mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
11
Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como
niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. 12Ahora vemos por
espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en
parte; pero entonces conoceré como fui conocido. 13Y ahora permanecen la fe,
la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor (1 Co 13:813).
8
Ministerio y amor en la adoración
161
El amor “nunca deja de ser”. Es decir, el amor, a diferencia de los dones espirituales,
es permanente. Los dones espirituales pertenecen a nuestro tiempo en la tierra. Pero
el amor es eterno―para ahora y para siempre. El amor es el mayor, porque dura más
tiempo.
Recuerde que 1 Corintios 13, el capítulo del amor, está en medio de una sección
que trata con los dones espirituales (1 Co 12–14). Los corintios se concentraban en los
dones espirituales pero descuidaban el amor. Pablo no quiere que se aparten de los dones
espirituales. Pero él quiere que ellos anden por el sendero del amor al manifestar los
dones del Espíritu. Él ha enfatizado que el amor es absolutamente necesario. Sin amor,
los dones pierden su valor (1 Co 13:1-3).Y Pablo ha escrito acerca de diez cualidades del
amor para que los corintios y nosotros podamos identificar y practicar el amor. Ahora,
al final del capítulo del amor, Pablo concluye con una perspectiva final. Él contrasta el
tiempo antes y después del regreso de Jesús.
La segunda venida de Cristo divide la vida en dos partes: ahora y entonces. Ahora,
hasta que Jesús vuelva, necesitamos los dones espirituales, con amor. Estos dones dan
a la Iglesia el poder para evangelizar, discipular y vivir una vida cristiana victoriosa.
Pero algún día, Jesús volverá, como lo ha prometido. Entonces, casi todo cambiará. Lea
1 Corintios 13:8-13 otra vez. Este pasaje contrasta varias cosas a la luz de la segunda
venida de Jesucristo.
• Ahora, tenemos una gran necesidad de los dones espirituales y poder. Entonces, no
necesitaremos los dones espirituales.
• Ahora, vivimos en un tiempo imperfecto. Pero entonces, cuando Jesús vuelva, vendrá
la perfección.
• Ahora, no vemos bien―sólo oscuramente como por un espejo. Pero entonces,
cuando Jesús vuelva, veremos cara a cara.
• Ahora, no entendemos bien―conocemos en parte. Pero entonces, conoceremos
como somos conocidos.
• Ahora, vivimos en cuerpos imperfectos. Pero entonces, tendremos cuerpos perfectos
(1 Co 15).
• Ahora, vivimos en un mundo imperfecto. Pero el tiempo perfecto está por venir,
como Jesús profetizó: “he aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Ap 21:5). En
ese día, cuando el Salvador perfecto venga, Él nos dará un cuerpo nuevo cuerpo y
creará un cielo nuevo y una tierra nueva tierra. ¡Entonces, y solamente entonces, no
necesitaremos más los dones espirituales!
La Figura 7.13 contrasta los tiempos del ahora y del entonces relacionados con la
segunda venida de Cristo.
P 53
¿En qué se
diferencia el amor de los
dones espirituales, de fe y de
esperanza?
¿Qué gran
P 54
evento divide el “ahora” y
el “entonces” de 1 Corintios
13:8-12?
¿Cómo será la vida
P 55
cuando venga la perfección?
Ahora
(Lo imperfecto está aquí.)
Necesitamos profecía, lenguas y ciencia.
Entonces
(Lo perfecto viene.)
1 Co 13:8-9 No necesitaremos dones espirituales.
Hablamos, pensamos y juzgamos como niños.
1 Co 13:11
Dejaremos atrás lo que es de niños.
1 Co 13:11
Vemos oscuramente como en un espejo.
1 Co 13:12
Veremos cara a cara.
1 Co 13:12
Conocemos en parte.
1 Co 13:12
Conoceremos completamente, como somos
conocidos.
1 Co 13:12
Cada uno de nosotros vive en un cuerpo físico.
1 Co 15:44
Cada uno de nosotros vivirá en un cuerpo
espiritual.
1 Co 15:44
1 Co 13:10
Estamos esperando la trompeta.
1 Co 15:52
Oiremos el sonido de la trompeta.
1 Co 15:52
Podemos morir.
1 Co 15:53
Nunca moriremos.
1 Co 15:53
Figura 7.13 Primera Corintios 13 y 15 contrastan el ahora y el entonces;
contrastan el tiempo en la tierra, mientras esperamos a Jesús con el tiempo cuando Él vuelva.
Ahora somos como niños. Pero cuando Cristo vuelva, seremos como adultos, que
han crecido y han sido perfeccionados para ser como Él. Ahora necesitamos dones
¿En qué sentido
P 56
todos los creyentes somos
como niños ahora?
162 Capítulo 7
Complete la Figura
P 57
7.14 sobre las 10 cualidades
del amor.
Corintios
espirituales, fe, esperanza y amor. Pero entonces, cuando Cristo vuelva, dejaremos de
necesitar los dones espirituales, la fe y la esperanza. Entonces, seremos perfeccionados
en amor y viviremos para siempre en el amor y en la luz de Dios.
Pablo nos ha dirigido a la cumbre de la montaña del amor. Desde 1 Corintios 13:8-13,
podemos ver a la eternidad. Pero en 1 Corintios 14, volveremos a bajar de la montaña a
la iglesia local. Y allí, seguiremos viendo cómo el amor nos dirige en el uso de los dones
espirituales.
Amor (1 Corintios 13)
“El amor ... “El amor ...
“El amor ...
“El amor ...
“El amor ...
8
9
7
10 1
2
3
6 5
4
“El amor ...
“El amor ...
“El amor ...
“El amor ... “El amor ...
Figura 7.14 Gráfico para practicar las diez cualidades del amor
Ministerio y amor en la adoración
163
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1.
a)
b)
c)
d)
¿Cuándo nos bautiza el Espíritu en un solo cuerpo?
En la conversión
En el bautismo en agua
En el bautismo en el Espíritu
En la segunda venida
2. Pablo ilustra nuestra necesidad del uno por el otro
con
a) soldados juntos en una batalla.
b) el ejemplo del cuerpo humano.
c) miembros de un equipo atlético.
d) creyentes remando un barco hacia la orilla.
3.
a)
b)
c)
d)
¿Cuál don necesita más un maestro?
El don de sanidad
El don de discernimiento
El don de fe
Los dones de ciencia
4.
a)
b)
c)
d)
“¿Todos hablan en lenguas?” se refiere
a la adoración y oración en privado.
a las reuniones de grupos de creyentes.
al evangelismo de las tribus perdidas.
a la multitud en el día de Pentecostés.
5.
a)
b)
c)
d)
¿Qué enfatiza Pablo en 1 Corintios 13:1-3?
Debo escoger el amor sobre los dones espirituales.
Quiero menos dones y más amor.
Necesito amor con mis dones espirituales.
Sé que los dones cesarán, pero el amor permanece.
6.
a)
b)
c)
d)
¿Qué cualidad del amor se acerca más a la paciencia?
Benignidad
Misericordia
Humildad
Perseverancia
7. ¿Cuáles cualidades del amor menciona Pablo en
1 Corintios 13?
a) Paciencia, productividad y fidelidad
b) Paciencia, benignidad y mansedumbre
c) Bondad, misericordia y compasión
d) Benignidad, amor por la verdad y perseverancia
8.
a)
b)
c)
d)
¿Cuáles 2 cualidades siempre deben estar juntas?
Amor y entendimiento
Amor y caridad
Amor y verdad
Amor y unidad
9. ¿En cuál nombre debe pensar usted al leer 1 Corintios
13?
a) En el nombre de Jesús
b) En el nombre de Pablo
c) En el nombre de su pastor
d) En su propio nombre
10. ¿Qué separa el ahora y el entonces de 1 Corintios
13?
a) El nacimiento de Cristo
b) La resurrección de Cristo
c) La ascensión de Cristo
d) La segunda venida de Cristo
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
Varios ministerios en la iglesia (1 Co 12:12-31)
Objetivo:
Objetivo:
Objetivo:
Objetivo:
Explicar algunas maneras en las que el Espíritu nos une, y sin embargo nos hace diferentes.
Identificar e ilustrar las formas en que los creyentes dependen uno del otro.
Dar ejemplos de los dones espirituales que varios ministerios necesitan.
Explicar lo que 1 Corintios 12:29 enseña y lo que no enseña sobre las lenguas.
Amor: El camino de los dones espirituales (1 Co 13:1-13)
Objetivo: Explicar la necesidad del amor como el camino de los dones espirituales.
Objetivo: Explicar e ilustrar 10 características del amor.
Objetivo: Analizar el contraste en 1 Corintios 13:8-13.
Capítulo 8:
Edificación cristiana y dones espirituales
(1 Corintios 14)
Introducción
Eran nuevos creyentes―dos jóvenes en su
primer año de instituto bíblico. Los dos querían
más del Espíritu de Dios en su vida. Ellos habían
ido a un área rural para proclamar las buenas nuevas de
salvación. Un grupo pequeño se reunió en la casa de una
familia interesada. Con entusiasmo, todos comenzaron a orar
y a esperar grandes cosas de Dios. Sudando, los dos jóvenes
comenzaron a gritar. Uno de ellos agarró una silla nueva que
el dueño de la casa acababa de comprar. Con mucha fuerza la lanzó
contra la pared. La silla se hizo pedazos. Enojado, el hombre les
dijo a los estudiantes que se fueran inmediatamente. Al salir
dijeron que seguirían orando en el instituto bíblico. Pronto ellos
estaban lanzando sillas en el comedor del instituto y orando a
gritos. El director del instituto les dijo: “Ustedes están fuera de
orden. El Espíritu de Dios no se comporta así”.
Los estudiantes contestaron: “Nos estamos rindiendo al
Espíritu. No le obedeceremos a usted”.
El director contestó: “Con sus propias palabras ustedes están
probando que no están en el Espíritu. La Biblia dice que hay que
respetar a la autoridad. Ahora váyanse a sus cuartos”.
A los pocos días, los muchachos se fueron del instituto.
Lamentablemente, se fueron sin aprender muchas lecciones
Figura 8.1
básicas, como “pues Dios no es Dios de confusión sino de paz”
Los dones del Espíritu aumentan
(1 Co 14:33).
la paz, no la confusión, en la tierra.
Lecciones:
23
Los dones de lenguas e interpretación (1 Co 14:1-25)
24
El don de profecía (1 Co 14:1-32)
25
Principios para usar los dones espirituales en el ministerio (1 Co 14:1-26)
26
Objetivo: Explicar qué es y qué no es el hablar en lenguas.
Objetivo: Explicar qué es y qué no es el don espiritual de profecía.
Objetivo: Explicar 4 principios para las lenguas, la interpretación y la profecía en un culto.
Pautas para el orden con los dones espirituales (1 Co 14:26-40)
Objetivo: Explicar 6 pautas para mantener orden cuando los creyentes manifiestan los dones espirituales
en un culto.
Palabras clave
lenguas
interpretación
164
profecía
Lección
23
Los dones de lenguas e interpretación (1 Co 14:1-25)
Objetivo: Explicar qué es y qué no es el hablar en lenguas.
En 1 Corintios 11 vimos que la sumisión al liderazgo trae orden. En 1 Corintios
14, Pablo sigue enseñando sobre la sumisión y el orden en el contexto de los dones
espirituales. En la iglesia, si dos hablan en *lenguas en voz alta al mismo tiempo, hay
confusión. El uno debe someterse al otro. Y cuando los creyentes cantan, enseñan o
profetizan, deben hacerlo por turnos―sometiéndose mutuamente los unos a los otros en
consideración al orden y a la buena doctrina (1 Co 14:32).
Las palabras “seguid el amor” (1 Co 14:1) vinculan todo el contenido de 1 Corintios
13 con los dones espirituales. Los corintios necesitaban instrucción especial sobre dos
dones: lenguas y *profecía. La cultura griega de Corinto le daba gran valor a la habilidad
para hablar. Esto motivó a los corintios a jactarse de que hablaban en lenguas. ¡Pero el
amor no se jacta! El amor busca edificar a otros en vez de solamente pensar en sí mismo
(1 Co 12:7; 14:4, 5, 12).
Pablo compara los dos dones―lenguas y profecía―y su valor para edificar. En la
iglesia, Pablo prefiere la profecía antes que el hablar en lenguas. Esto es porque la profecía
edifica a la iglesia, mientras que las lenguas (a menos que sean con interpretación)
edifican solamente al que habla. Cuando las lenguas son interpretadas, su valor es igual
al de la profecía (1 Co 14:4-5).1
Esta lección tiene dos partes:
• Explicaciones: Qué es y qué no es el don de lenguas.
• Explicaciones: Qué es y qué no es el don de profecía.
A. El don de hablar en lenguas no es un idioma que el que habla ha
aprendido.
Muchos comentaristas se apartan de lo que Pablo quiere decir con hablar en lenguas.
Por ejemplo, Henry Drummond, un predicador excepcional, dice que el don de lenguas
es una forma de hablar refinada―la habilidad para persuadir a los oyentes.2 Y John
MacArthur es un amado hermano cuyas exposiciones con frecuencia son provechosas.
Pero él ilustra las lenguas refiriéndose a Jonatán Edwards, cuyos sermones tenían gran
influencia. Después que Edwards predicaba, con frecuencia la gente quedaba postrada
en el suelo, pidiendo misericordia.3 No hay duda de que Edwards predicaba bajo una
unción poderosa. Pero en 1 Corintios 12–14, Pablo no escribe de los idiomas que el
que habla o que los oyentes entienden. ¡Describir el don de lenguas como una brillante
manera de hablar y que los oyentes entienden es lo opuesto de lo que Pablo dice en
1 Corintios 12–14!
Más bien, el don de lenguas es un idioma que el que habla no ha aprendido y no
entiende. Pablo escribe: “Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres,
sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios” (1 Co
14:2). El punto principal de 1 Corintios 14:6-11 es que no hay beneficio en hablarle en
lenguas a la gente, porque no entiende lo que se está diciendo. Hablarle a la gente en
lenguas, sin una *interpretación, es más que inútil. Es como tocar una flauta o un arpa
con notas poco claras; como tocar una tonada confusa con una trompeta; como hablar en
un idioma extranjero que los oyentes no saben (1 Co 14:6-11).
El día de Pentecostés estaba presente gente de muchas naciones. Cuando el Espíritu
Santo llenó a los creyentes, ellos hablaron en varios idiomas. Hechos 2:4 dice: “Y fueron
todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el
165
P1
¿Por qué los
corintios necesitaban un
énfasis especial en el amor?
P2
En 1 Corintios 14,
¿hablar en lenguas se refiere
a un sermón o a un discurso?
Explique.
P3
Cuando una
persona habla en lenguas,
¿es común que otros
entiendan el idioma?
Explique.
166 Capítulo 8
Corintios
Espíritu les daba que hablasen”. Entre toda la multitud, algunos entendieron lo que
oían, pues oyeron su propio idioma (Hch 2:6). Pero otros creían que los que hablaban
estaban ebrios porque los creyentes hablaban en un idioma que los oyentes no entendían
(Hch 2:13). En todo el resto del Nuevo Testamento, NO hay otros casos en que la gente
entendiera a alguien que hablara en lenguas. Como hemos observado en el contexto de
los corintios, cuando una persona habla en lenguas, nadie le entiende―
excepto Dios (1 Co 14:2). Las lenguas son generalmente idiomas que ni el
que habla ni los oyentes entienden.
B. El don de lenguas no es *galimatías―sílabas sin significado
que la persona se inventa.
Una vez en la Escritura, la gente habló en lenguas que había aprendido
pero que otros entendieron (Hch 2). De modo que por regla, ni el que habla
ni los oyentes entienden lo que se está diciendo. No obstante, este don
espiritual no es un galimatías―sílabas absurdas o pueriles que el que habla
se inventa.
Más bien, el don de lenguas es un idioma―que el habla no conoce,
pero que el Espíritu Santo da. En Hechos y 1 Corintios 12–14, la palabra
griega para lenguas es glossai. Con frecuencia, al hablar en lenguas se llama
glossalalia, palabra que no aparece en el Nuevo Testamento, pero que se
Figura 8.2 La venida del Espíritu
forma de las palabras griegas glossai (lenguas) y laleo (hablar).4 Pablo habla
el día de Pentecostés
de hablar en lenguas (idiomas) de hombres y de ángeles (1 Co 13:1).
En la tierra hoy, hay más de 6.500 idiomas o lenguas.5 Además de éstos, hay lenguas
P4
En 1 Corintios 13,
¿las lenguas se refieren a
muertas que existieron en el mundo en el pasado pero que ya no se hablan hoy. Y Pablo
idiomas? Explique.
menciona lenguas angélicas, que parecen ser idiomas celestiales (1 Co 13:1). De vez en
cuando, los pentecostales y los carismáticos hablan en una lengua que no saben, pero
que alguien que está presente entiende.6 Muchos misioneros han entendido un idioma
cuando los creyentes llenos del Espíritu han hablado en una lengua que nunca antes
habían aprendido.
Pablo enseña que “si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi
entendimiento queda sin fruto” (1 Co 14:14). El hablar en lenguas involucra el espíritu
humano y al Espíritu Santo, fundiéndose y cooperando para que los creyentes se
comuniquen directamente con Dios en oración, alabanza, adoración o acción de gracias.
Como dice Pablo: “...por el Espíritu habla misterios” (1 Co 14:2). El hablar en lenguas
es un ejercicio espiritual para uno mismo o para otros, bajo la influencia del Espíritu
Santo―aparte del control o de la dirección de la mente (1 Co 14:14).7
Jack Hayford escribió de un encuentro que tuvo con una persona en un avión.
Mientras hablaban, surgió el tema de las lenguas, y la persona le hizo muchas preguntas
al pastor Hayford. A su tiempo, el Espíritu inspiró a Hayford para orar en voz baja en una
lengua que él no sabía. El extranjero estaba maravillado, porque reconoció y entendió
el idioma.
C. El don de lenguas no es un medio para predicar el evangelio a los
perdidos.
Hechos 2 registra que los creyentes hablaron en lenguas y los incrédulos entendieron.
Pero no hay más casos de esto en el Nuevo Testamento. No queremos limitar a Dios ni
decir lo que Él puede hacer, pues con Dios, todo es posible. Pero según lo que sabemos,
Él no usa las lenguas como un medio para evangelizar. Para decirlo de otra manera, el
hablar en lenguas no sustituye el aprender el idioma en el que queremos predicar.
El profesor Gary McGee informa que algunos de los primeros misioneros
pentecostales creían que las lenguas eran para evangelizar a los perdidos. Algunos de
estos misioneros salieron de América y viajaron a países extranjeros para predicar el
Edificación cristiana y dones espirituales
evangelio. Pero se desilusionaron al descubrir que la gente local no podía entenderles.
El Espíritu Santo sí ayuda a los que pasan centenares de horas aprendiendo un idioma
nuevo. Pero el hablar en lenguas no es sustituto de la escuela para aprender el idioma.
El don de lenguas en privado es un medio de edificación personal. “El que habla
lengua extraña, a sí mismo se edifica” (1 Co 14:4). Es verdad que Pablo escribió para
corregir el problema de hablar en lenguas sin interpretación en la iglesia. No obstante,
Pablo animó a los creyentes que oraran en lenguas en privado para edificarse a sí
mismos. Las lenguas no eran un don que avergonzaba al apóstol Pablo. Más bien, él
dijo: “Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros” (1 Co 14:18).
Pablo y todos los apóstoles hablaban en lenguas. Esta era una experiencia común de
los creyentes de la iglesia primitiva. Es probable que Judas habló en lenguas cuando
les dijo a los creyentes: “Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima
fe, orando en el Espíritu Santo” (Jud 20). Asimismo, Pablo menciona orar en lenguas
cuando nos dice: “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu” (Ef
6:18).
D. Las lenguas no son una expresión de éxtasis―hablar bajo un trance o
al estar fuera de control.
Un erudito griego dice que lenguas se refiere al habla de los que están invadidos por
una fuerte emoción religiosa.8 Pero esta declaración no es bíblica, puesto que Pablo
enfatiza que el creyente puede permanecer en silencio. ¡Imagínese a la persona invadida
por la emoción que permanece en silencio o que se habla a sí misma y a Dios solamente!
¡Imposible! Más bien, el orar en lenguas, como otras formas de oración, puede hacerse
con diversos grados de emoción. Dios no nos invade con emociones. Cuando somos
llenos del Espíritu, podemos controlar nuestras emociones, palabras y lo que hacemos.
Ilustraciones y aplicaciones. La gente ha hecho cosas inusuales en momentos
sobrenaturales. Algunas de estas reacciones han sido dirigidas por el Espíritu, y otras
reacciones han sido dirigidas por los seres humanos.
• El Espíritu dirigió a una nación entera para que marchara en silencio alrededor de
Jericó por 7 días y que luego tocara las trompetas y gritara (Jos 6:1-5).
• El Espíritu vino sobre Elías, y él corrió por millas, más rápidamente que los
caballos del rey Acab (1 R 18:46). ¿Dios quería que el profeta reaccionara de esta
manera?
• 23“Y fue a Naioth en Ramá; y también vino sobre él el Espíritu de Dios, y siguió
andando y profetizando hasta que llegó a Naioth en Ramá. 24Y él también se
despojó de sus vestidos, y profetizó igualmente delante de Samuel, y estuvo
desnudo todo aquel día y toda aquella noche. De aquí se dijo: ¿También Saúl
entre los profetas?” (1 S 19:23-24). ¿Era común que los profetas se postraran en
tierra y profetizaran?
• Daniel vio un ángel y cayó al suelo. El profeta había ayunado por 3 semanas. Pero
la razón por la que se sintió débil y no tenía fuerza para pararse era el poderoso
ángel que tenía al frente (Dn 10:4-19).
• Pedro sintió la presencia de Dios, y vio a Jesús transformado con Moisés y Elías.
Pero Pedro reaccionó rápidamente de la manera incorrecta (Mt 17:4). ¡Dios
rechazó la idea de Pedro de construir tres enramadas!
• Juan cayó al suelo y quedó como muerto cuando recibió una visión del Cristo
glorificado (Ap 1:17).
• En las campañas de avivamiento de Juan Wesley, algunos sentían la presencia
de Dios, se arrodillaban y comenzaban a ladrar tratando de hacer que el “diablo
se trepara a un árbol”. ¿Estas reacciones carnales a la presencia del Espíritu eran
piedra de tropiezo para muchos que necesitaban a Cristo?
167
P 5
¿Cuál ha sido el
resultado cuando la gente
ha tratado de evangelizar en
lenguas?
P6
¿Por qué los
creyentes deben orar en
lenguas en privado con
frecuencia?
P 7
¿Los que oran en
lenguas son incapaces de
controlarse? Explique.
P 8
¿Cuáles son algunas
formas inusuales en las que
el Espíritu ha dirigido lo que
hacen los creyentes?
168 Capítulo 8
Corintios
•
P 9
¿Cuáles son algunas
posibles explicaciones
cuando alguien cae al suelo
en un culto de la iglesia?
P 10
Sabio pregunta: Si
alguien cae al suelo bajo el
poder del Dios Todopoderoso,
después de 1 o 2 minutos
¿esa persona se pondrá de
pie y andará como si nada
hubiera sucedido? Explique.
P 11
¿Cómo deben
responder los creyentes si el
ministro trata de “empujarlos
para que caigan al suelo” en
un momento de oración?
¿Cuáles son
P 12
algunas de las maneras
inmaduras e ignorantes
en las que los creyentes
reaccionan a la presencia
del Señor?
Otros, al sentir la presencia de Dios, han respondido de maneras inusuales, como
temblar, correr, gritar, reírse (como si no pudieran dejar de hacerlo) o caer al
suelo.
Es posible que Dios haga que alguien caiga al suelo. El Nuevo Testamento es nuestra
guía de fe y conducta. Él registra solamente cuatro veces cuando alguien cayó al suelo
por el poder de Dios. Pedro Una vez cayó en un trance y Dios le dijo: “levántate, Pedro,
mata y come” (Hch 10:9-13). Asimismo, el apóstol Juan cayó al suelo cuando vio una
visión del Cristo glorificado (Ap 1:17). Los soldados cayeron al suelo en el huerto cuando
llegaron a arrestar a Jesús (Jn 18:6). Y Saulo cayó al suelo en el camino a Damasco (Hch
9:4). Los autores de este curso saben de casos cuando creyentes cayeron bajo el poder
del Espíritu. Un hombre fue sanado de úlceras en una fila de oración cuando cayó bajo
el poder del Espíritu. Un ministro metodista muy conocido, cayó al suelo en una gran
reunión pública cuando fue lleno del Espíritu Santo y habló en lenguas.
Sin embargo, a través del Nuevo Testamento, muchos experimentaron milagros y
el poder de Dios sin caer al suelo. A través de los siglos, millones han experimentado
la presencia de Dios sin haber caído. La mayoría de las veces, Dios nos da poder para
permanecer de pie y andar en el Espíritu, no para caer al suelo.
Queremos que todos los creyentes respondan a Dios del modo en que las Escrituras
y el Espíritu Santo dirigen. Así que si algunos caen al suelo en la presencia de Dios, no
critiquemos ni juzguemos. Sin embargo, no “caigamos” por imitar a otros. Y no
“caigamos” para ser “corteses”―para satisfacer las expectativas de los demás. Cuando
vemos a los centenares de personas que caen, pero que en seguida se levantan y salen
andando, nos hace preguntarnos cuánto del poder de Dios experimentaron.
Sandor era un ministro que desarrolló el mal hábito de tratar de empujar a las
personas para que cayeran cuando oraba por ellas. Un hombre llamado Michael pasó
adelante, buscando oración por sanidad para la espalda.
Sandor puso las manos sobre él, presionándolo hacia
No debemos
abajo con fuerza, como insinuando que Michael debía
darle crédito ni
caer al suelo. Pero Michael buscaba el verdadero poder
culpar al Espíritu
de Dios. Sandor siguió presionándolo fuertemente y
dijo: “Sométete a Dios”. Michael se sentía sometido a
Santo por muchas
Dios, pero se negó a fingir que el poder de Dios lo había
de las reacciones
hecho caer. Pastor, recuerde esto: Si Dios quiere hacer
de los humanos.
que alguien caiga, Él no necesita que usted le ayude al
empujar a la persona.
No debemos darle crédito ni culpar al Espíritu Santo por muchas de las reacciones
de los humanos. Por un lado, queremos animar a la gente para que responda sabiamente
al Espíritu. Por otro lado, recordemos el consejo de Pablo a los corintios: “Hermanos,
no seáis niños en el modo de pensar” (1 Co 14:20). Pues Dios no es autor de confusión
ni desorden (1 Co 14:33).
Más bien, el don de lenguas (como también otros dones sobrenaturales) está
bajo el control del que habla. Ocurren muchas formas inusuales de comportamiento
porque la gente no ha aprendido cómo reaccionar a la presencia de Dios. Pero como
dijimos al comienzo de esta sección, Pablo estableció que Dios no quiere que seamos
“ignorantes [indoctos o no enseñados] acerca de los dones espirituales” (1 Co 12:1).
Todos ignoramos algunas cosas, porque sólo sabemos lo que nos han enseñado. Así que
Pablo toma tiempo para enseñar a los corintios, y a nosotros, a reaccionar al Espíritu
de una manera ordenada y que edifique a los demás. Pablo enseña que la persona que
habla en lenguas puede decidir callar, u orar en voz baja para su propia edificación (1 Co
14:28, 32-33). El hablar, ya sea en lenguas o en nuestro idioma, está bajo el control y el
libre albedrío de cada persona.
Edificación cristiana y dones espirituales
Respondamos al Espíritu de Dios de modo que otros reciban bendición. Cuando el
Espíritu del Señor llenó a Elisabet, ella profetizó y alentó a María (Lc 1:39-45). Cuando
el Espíritu del Señor llenó a María, ella cantó palabras sobrenaturales que bendicen a
todo creyente que las oye o las lee (Lc 1:46-56). Cuando el Espíritu del Señor vino sobre
Felipe, él predicó el evangelio con señales y prodigios―y llevó a un nuevo grupo étnico
a Cristo (Hch 8). Cuando el Espíritu del Señor vino sobre Jesús, Él ministró a los pobres:
18
“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas
nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a
pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los
oprimidos; 19a predicar el año agradable del Señor” (Lc 4:18-19).
Cuando el Espíritu del Señor venga sobre usted, no pierda la oportunidad. Reaccione
de una manera que bendiga a los demás. El gran tema de Pablo en 1 Corintios 14 es
reaccionar al Espíritu de modo que edifique a los demás.
Lección
24
169
P 13
En 1 Corintios 14,
¿qué es lo que dice Pablo
que debe guiar nuestras
reacciones al Espíritu Santo?
El don de profecía (1 Co 14:1-32)
Objetivo: Explicar qué es y qué no es el don espiritual de profecía.
A. El don de profecía no es el mismo que el oficio de un profeta.
En Efesios, Pablo menciona el don de profeta como un don para edificar a la iglesia
(Ef 4:11-12). Y en 1 Corintios, Pablo explica que la iglesia es como un cuerpo.
27
Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. 28Y
a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero
maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan,
los que administran, los que tienen don de lenguas. 29¿Son todos apóstoles? ¿son
todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? (1 Co 12:27-29).
Los profetas, como los apóstoles, recibieron dones de Dios para edificar a la iglesia.
Creemos que Dios dio los cuatro dones de Efesios 4 (apóstoles, profetas, evangelistas
y pastores/maestros) a la Iglesia y que ninguno de los dones ha sido quitado. Pero
no creemos que sea necesario usar los títulos de apóstoles y profetas para que estos
ministerios estén activos en la Iglesia hoy.9
El Nuevo Testamento nunca describe a los profetas como si ocuparan un oficio o
puesto. En contraste, el Nuevo Testamento explica los requisitos y las pautas para los
que desean el oficio o puesto de pastor/maestro (1 Ti 3; Tit 1). Los títulos no acreditan el
ministerio. Más bien, los dones espirituales de la persona hacen que otros reconozcan su
ministerio. Afirmamos que algunos misioneros, como los apóstoles, establecen iglesias
en nuevos lugares. Y creemos que muchos creyentes, como los profetas, hablan un
mensaje directamente de Dios. No obstante, creemos que es mejor evitar usar los títulos
de apóstoles y profetas. Pues como dijo Jesús: Los grandes títulos, como rabí en su
día, tienden a inflar a la gente como el simple aire infla una llanta (Mt 23:5-12). Jesús
reprendió a los fariseos orgullosos porque les encanta usar títulos frente a sus nombres.
Y algunos hoy usan un título como una trompeta para anunciar su presencia; como
una bandera que agitan para atraer atención a sí mismos. Más bien, practiquemos la
humildad. ¡Que nuestro título favorito siempre sea siervo indigno (Mt 23:11; Lc 17:710)! No todos son profetas (y ninguno debe buscar títulos), pero “...podéis profetizar
todos...” (1 Co 14:5, 31). Sabio dice: “Una persona sabia se sienta en el último asiento
en los banquetes de la tierra” (Lc 14:7-14).
El don de profecía es un mensaje repentino, sobrenatural del Espíritu a través
de un creyente. Bajo el antiguo pacto, los profetas estaban entre Dios y el pueblo.
P 14
¿Cómo se difiere el
don de profecía del oficio de
un profeta?
¿Por qué es
P 15
prudente evitar llamar a una
persona apóstol o profeta
hoy?
P 16
¿Por qué bajo
el Nuevo Testamento la
profecía nunca se usa para
dar dirección personal?
170 Capítulo 8
P 17
¿Cuáles son las 2
observaciones relacionadas
con las cuatro hijas de
Felipe?
¿La profecía es el
P 18
resultado del estudio o de la
habilidad humana? Explique.
P 19
¿Es posible que
los sermones incluyan
destellos del don de profecía?
Explique.
P 20
¿La mayoría de
las predicaciones resultan
ser insuficientes cuando se
trata del don de profecía?
Explique.
Corintios
Los profetas se acercaban a Dios, oían su voz y revelaban la voluntad de Dios a los
demás―quienes conocían a Dios de lejos. Muchas veces los profetas ayudaban a los
reyes a tomar decisiones sobre las batallas (1 R 22; 2 Cr 20). En contraste, bajo el Nuevo
Testamento, los creyentes nunca usaron la profecía para dirigir decisiones personales.
(Vea la Biblia de Estudio de la Vida Plena, de Stamps, nota sobre Hechos 21:10.) ¿Por
qué? Porque bajo el nuevo pacto, la brecha entre Dios y el hombre desaparece. A través
de Cristo, Dios derrama su Espíritu sobre la gente común. Todos pueden acercarse a Él.
Todos pueden conocerlo de una manera personal (Heb 8:10-13). Y como dice Pablo,
todos pueden profetizar.
Bajo el antiguo pacto, el pueblo de Dios necesitaba profetas para saber la voluntad
de Dios. Pero bajo el nuevo pacto, todos los creyentes conocen a Dios, y todos pueden
profetizar. Joel profetizó de un tiempo que duraría desde Pentecostés hasta el regreso
del Señor. Estamos viviendo en ese tiempo, cuando todos nosotros podemos profetizar:
17
Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños; 18Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis
siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán (Hch 2:17-18).
Lucas observa que Felipe, uno de los siete diáconos de la iglesia primitiva: “...
tenía cuatro hijas doncellas, que profetizaban” (Hch 21:9). El texto griego no las llama
profetisas, pero enfatiza que eran conocidas por el ministerio de profecía. Eusebio,
un historiador de la iglesia, dice que ellas se fueron a vivir a Asia, tuvieron una larga
vida y siguieron ministrando en la iglesia primitiva.10 Al igual que las hijas de Felipe,
todos nosotros como creyentes podemos profetizar cuando el Espíritu nos llena y nos
capacita.
B. El don de profecía no es un sermón que resulta del estudio ni de la
habilidad humana.
La profecía no es producto de la mente humana. Con respecto a la profecía en las
Escrituras, Pedro escribió: “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana,
sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”
(2 P 1:21). Las Escrituras proféticas tienen un nivel de autoridad sobre todos los dones
espirituales. Pero ni la profecía en la Escritura ni el don de profecía tienen sus raíces en
el talento humano.
El don de profecía es un mensaje repentino, sobrenatural del Espíritu a través
de un creyente. Sin embargo, no limitamos ninguno de los dones espirituales al
momento ni al lugar en que la iglesia local se reúne. Más bien, cuando el creyente pasa
tiempo en la presencia de Dios, le puede llegar un don espiritual en cualquier momento
y en cualquier lugar. Por ejemplo, mientras el pastor ora y prepara un sermón, el Espíritu
Santo puede darle un don de profecía. Y el pastor puede escribir ese mensaje como parte
del sermón. O mientras predica, el pastor puede comunicar revelaciones del Espíritu
que sobrepasan y van más allá de su preparación. De modo que un sermón ungido puede
contener destellos del don de profecía. Asimismo, un laico puede recibir un mensaje
de profecía durante la semana y compartirlo con los creyentes cuando se reúnen. Con
todo, debemos insistir en que ninguna profecía tiene su origen en la mente humana.
Este don espiritual es una inspiración súbita que llega directamente del Espíritu Santo
cuandoquiera que llegue.
Un sermón ungido puede contener destellos del don de profecía, mezclado con
pensamientos influenciados por el Espíritu. De modo que algunas predicaciones pueden
contener revelaciones espirituales de profecía―como diamantes incrustados en un
anillo. Sin embargo, la mayoría de las predicaciones resultan ser insuficientes cuando se
trata del don sobrenatural de profecía.
Edificación cristiana y dones espirituales
171
in
flu Ha
de en bla
l E cia ba
sp d jo
íri e la la
tu
Sa ayu
nt da
o
La profecía hoy siempre es parcial, no es completa (1 Co 13:9). Pablo dice: “Porque P 21
¿Cuáles son 3
en parte conocemos, y en parte profetizamos”. No obstante, la profecía parcial no claves para ayudar a todos
significa inspiración parcial. Pues el don de profecía es 100 por ciento de Dios y 0 por los creyentes a profetizar
más?
ciento del razonamiento humano. Pero recordemos tres enseñanzas que Pablo nos da
acerca de nuestro hablar:
• “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros” (Col 3:16).
Habla profética 100%
• “Ninguna
palabra
del Espíritu Santo
corrompida salga de
100%
vuestra boca, sino la
que sea buena para la
Nivel de
necesaria edificación,
inspiración
a fin de dar gracia a
divina
los oyentes” (Ef 4:29).
Habla sin
• “Sea vuestra palabra
revelaciones
de Dios
0%
siempre con gracia,
Tipo de habla
sazonada con sal”
Figura
8.3
El
habla
humana
puede
variar
en su nivel de inspiración desde 0% hasta 100%.
(Col 4:6).
A media que practiquemos estas tres pautas que Pablo dio, mucho de nuestro hablar
estará bajo la influencia del Espíritu Santo. De modo que, como la profecía, nuestro
hablar fortalecerá, animará, consolará e instruirá a los demás (la mitad de la Figura
8.3). Y entre nuestras palabras de oración, con frecuencia habrá destellos del don de
profecía.
C. El don de profecía no siempre es un mensaje sobre el futuro.
La profecía no es una predicción espeluznante, mística ni abstracta sobre los últimos
tiempos. Lamentablemente, algunos creyentes malinterpretan la naturaleza de la
profecía, y creen que tiene que ver solamente con la escatología―los últimos días.
La profecía es un mensaje del Espíritu para fortalecer, animar, consolar o instruir
(1 Co 14:3, 31). El propósito del don de profecía, como todos los dones del Espíritu,
es edificar al cuerpo de Cristo con ánimo, consolación, corrección o instrucción.11 En
1 Corintios 14, la palabra griega para aliento es paraklesis. El verbo griego relacionado,
parakaleo, aparece más de cien veces en el Nuevo Testamento. Tiene una amplia gama
de significados, incluyendo “exhortar”. Las exhortaciones comunes en Corintios y por
todo el Nuevo Testamento animan a la gente a participar en el proceso de la salvación.
¿Cómo? Al aceptar la gracia de Dios, resistir el pecado y así cooperar con el Espíritu
Santo mientras Él nos dirige en santidad.12 Cuando la profecía anima, nos puede exhortar
al deber moral y edificar nuestro carácter.13 Con frecuencia, ánimo es algo más que una
palmadita en la espalda o una palabra jovial. Puede ser una exhortación amorosa a vivir
en santidad a medida que dependemos de la gracia de Dios.
La profecía puede presentarse por lo menos en tres formas:
• Proclamar—declarar los términos del pacto. Los profetas del antiguo pacto
anunciaron lo que Dios exigía y prometía a Israel. Este era el trabajo principal
de los profetas del Antiguo Testamento―hacer cumplir y reforzar los términos
y bendiciones del pacto. Asimismo, los creyentes que profetizan hoy pueden
proclamar los requisitos y bendiciones del nuevo pacto. Éstas son las enseñanzas
de Cristo y de los apóstoles que todos necesitamos obedecer ahora mismo.
La proclamación profética incluye enfatizar los requisitos como arrepentirse,
apartarse del pecado, creer en Cristo, aceptar perdón, perdonar a otros, ser
bautizado, orar, estudiar las Escrituras, permanecer en Cristo y ser dirigido por
el Espíritu.
P 22
¿Qué error
comenten algunos con del
don de profecía?
¿Cuáles son 4
P 23
posibles propósitos de la
profecía?
¿La palabra alentar
P 24
puede significar “instar o
exhortar”? Explique.
P 25
¿Cuáles son 3
formas de profecía?
P 26
¿Qué es
proclamar? Dé un ejemplo.
172 Capítulo 8
Corintios
Asimismo, la proclamación profética incluye enfatizar las promesas de la
segunda venida, la resurrección, un nuevo cuerpo y un cielo eterno con Dios.
Observe que con profetizar, no queremos decir preparar y predicar sermones.
Más bien, todavía estamos hablando del don de profecía, por el cual el Espíritu
dirige al creyente a declarar la verdad de Dios.
Predecir—anunciar sucesos del futuro. Hablar del futuro puede ser una parte
menos importante del don de profecía, pero este predecir es una parte vital de la
profecía.
Figura 8.4
Ananías recibió una revelación profética sobre el futuro ministerio de
La profecía de Agabo, una pintura
Saulo, quien llegó a ser Pablo:
de Louis Cheron (1660-1713)14
15
El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para
llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos
de Israel; 16Porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por
mi nombre (Hch 9:15-16).
Agabo declaró una profecía acerca de una hambruna futura. Esto
animó a los creyentes a mandar ofrendas a Judea para ayudar a los
creyentes (Hch 11:27-28).
Agabo profetizó que los judíos de Jerusalén atarían a Pablo (Hch
21:10-12). Esto no dirigió a Pablo, pero le confirmó lo que él ya sabía
(Hch 20:22-23). También, la profecía fortaleció y animó a los creyentes a
no descorazonarse cuando supieron del arresto de Pablo.
Jesús profetizó muchas veces sobre el futuro. Él con frecuencia
hablaba de su muerte y resurrección futura (Mt 16:21-22). Y Él predijo
la destrucción de Jerusalén, las condiciones de los siglos futuros y su
segunda venida (Mt 24).
P 27
¿Cuál es un
ejemplo de la profecía que
predice?
•
P 28
¿Cuál es un
ejemplo de la profecía que
revela lo oculto?
•
Revelar lo oculto—revelar los secretos de la vida de una persona (1 Co 14:25).
Anteriormente, en 1 Corintios 13:2, Pablo menciona la forma más alta posible del
don de profecía―que entiende “todos los misterios y toda ciencia” (1 Co 13:2).
Hemos visto que los dones espirituales, como la profecía y la ciencia, pueden
coincidir. La revelación profética que comprende todos los misterios y toda la
ciencia incluye los planes de Dios para los últimos días y más allá.15 A través
del don de profecía, Dios les da a los creyentes un conocimiento que ellos nunca
podrían aprender por sí mismos.16 Algunas de estas revelaciones proféticas son
los secretos que los pecadores esconden en el corazón.
Veamos algunos ejemplos de cómo la profecía puede poner al descubierto los
secretos del corazón (1 Co 14:25).
Natán, por la revelación profética, se dio cuenta del adulterio y asesinato que
cometió el rey David (2 S 12).
El rey David, por el don de profecía, discernió el plan oculto de una mensajera
que Joab envió (2 S 14:17-19). La mujer dijo: “Mi señor es sabio conforme a la
sabiduría de un ángel de Dios, para conocer lo que hay en la tierra” (2 S 14:20).
Elías, por los ojos de un profeta, vio que Giezi había mentido para ganar
riqueza (2 R 5:19-27).
Elías, por conocimiento profético de Dios, sabía que Acab había planeado en
secreto el asesinato de Nabot y que le había robado su viña (1 R 21).
Eliseo, por conocimiento profético de Dios, sabía los secretos de reyes
extranjeros. El rey de Aram creía que había un espía en su castillo. Cuando él
trató de buscar al traidor, su siervo le dijo: “No, rey, señor mío; sino que el profeta
Edificación cristiana y dones espirituales
Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas
en tu cámara más secreta” (2 R 6:12). Una característica de la profecía, que no
es proclamar ni predecir, es revelar lo oculto.
Jesús, por revelaciones proféticas, con frecuencia descubría los secretos
ocultos del corazón. Él le dijo a la mujer samaritana que ella había tenido cinco
maridos en su pasado y que ahora estaba viviendo con otro hombre. Cuando el
Señor reveló los secretos de su corazón y de su vida, ella percibió que Él era
profeta (Jn 4:16-19). Pero observe el amor que Jesús comunicó a esta mujer. Sus
revelaciones proféticas no la condenaron ni la alejaron. Más bien, la atrajeron
más al Salvador.
Por la revelación profética, Jesús sabía la pregunta de Pedro sobre los
impuestos antes que Pedro hablara (Mt 17:24-27). Nuestro Señor conocía los
pensamientos de los maestros de la ley. Aunque ellos no dijeron nada, Él sabía
que ellos pensaban que Él había blasfemado cuando le perdonó los pecados a un
paralítico (Mt 9:2-4). Y Dios le reveló a Jesús el pecado secreto del corazón de
Judas (Mt 26:20-25).
En Samaria, Simón el mago creyó y fue bautizado (Hch 8:13). Pero a los pocos
días, él se sentía amargado porque había perdido su influencia. Simón le ofreció
a Pedro dinero por el poder para impartir el Espíritu Santo a los demás. Estas
palabras revelaron que el corazón de Simón no estaba bien. Pero las revelaciones
proféticas de Pedro fueron más allá de las palabras de Simón. Pues como profeta,
Pedro percibió la condición oculta del corazón de Simón y dijo: “Porque en hiel
de amargura y en prisión de maldad veo que estás” (Hch 8:23). Entonces, Pedro
animó y exhortó a Simón a que se arrepintiera, y él lo hizo. Algunas de las palabras
de Pedro pueden parecer muy severas en la superficie. Y sin embargo, siempre
que el Espíritu da el don de profecía, el propósito nunca es para condenar, sino
para acercarnos más al Salvador. Pues Dios no quiere que ninguno perezca, sino
que todos procedan al arrepentimiento (2 P 3:9). Y aun cuando el don de profecía
capacitó a Pedro para exponer los corazones pecaminosos de Ananías y Safira, el
propósito principal de Dios era proteger a la iglesia contra la hipocresía (Hch 5).
La profecía no revela necesariamente los detalles específicos de los pecados secretos de
la persona. En efecto, hay veces cuando la profecía proclama, declarando las enseñanzas
generales de la Escritura. Y estas palabras ungidas perforan tanto el corazón del pecador
que él cree que el que habla sabe los secretos de su vida. Pero con todo, otras veces el
don de profecía puede ser específico, como lo fue en la revelación de Jesús a la mujer
samaritana. Por lo tanto, “los secretos” del corazón del pecador pueden ser “descubiertos”
mediante una palabra de profecía, ya sea general o específica (1 Co 14:24-25).
La profecía puede revelar lo oculto. Uno de los autores relata su experiencia:
Durante mis estudios doctorales, yo estaba presente en una clase. Cerca de quince
de nosotros estábamos estudiando juntos―todos ministros ordenados por varias
denominaciones. Un pastor, a quien llamaré Reuben, compartió un problema que él
estaba enfrentando en su iglesia. Cuatro familias líderes estaban involucradas en
pecados sexuales. Reuben temía que el exponer a estos miembros pecadores dividiría a
la iglesia y destruiría su testimonio en la comunidad. La clase debatió el problema hasta
que uno de los profesores anunció que era tiempo de terminar la discusión. Él dijo que
sería mejor dejar que Reuben buscara la solución. De repente, el corazón me comenzó
a latir fuertemente. Por un don de profecía, el Señor me dijo que la razón principal por
la que el pastor Reuben no enfrentaba los problemas sexuales en su iglesia era su propio
pecado―él tenía una relación sexual ilícita con la directora del coro. Quedé atónito con
esta revelación. Al principio oré en silencio: “Señor, tú sabes que soy el único ministro
de Las Asambleas de Dios aquí. Si Reuben niega este pecado, proyectará una sombra
173
174 Capítulo 8
Corintios
de duda en mí, en Las Asambleas de Dios y hasta en ti”. Pero una voz interior me dijo:
“Si no quieres los dones espirituales, entonces deja de pedírmelos”. Respondí con una
oración en silencio: “Está bien, Señor. Pero por favor ayúdame a hablar con la clase
sobre esto”. Luego levanté la mano y pedí permiso para hablar. El profesor me miró
fijamente y asintió con la cabeza. Me imaginaba que con sus ojos me decía: “Te dije que
era tiempo de cerrar la discusión, pero si quieres ponerte en ridículo, ¡hazlo!”
Yo dije con voz baja: “Todos estamos aquí para aprender, y si esta clase me reprende
por lo que voy a decir, lo aceptaré como una lección para enseñarme humildad. Pero
tengo dos preguntas que me gustaría hacerle al pastor Rubén”. Mi primera pregunta
para el pastor Reuben fue: “¿Podría decirnos algo acerca de la directora del coro?”
Con mucha emoción, Reuben comenzó hablar de la directora del coro. Él la alababa
con un elogio tras otro, y comentó que su esposo era un estúpido. Después de varios
minutos, se detuvo de repente y dijo: “¡Ojalá yo hubiera conocido a esta directora del
coro antes de casarme con mi esposa!” Reuben se veía asombrado, como si no pudiera
creer lo que acababa de decir. Y todos nos quedamos atónitos. Mientras tanto, ¡yo me
estaba sintiendo más seguro de mí mismo! Rompí el silencio diciendo: “Es difícil para
mí hacerle la segunda pregunta, y la clase me puede reprender por hacerla. Si es así,
aceptaré la disciplina”. Mi segunda pregunta fue: “¿Una de las razones por las que usted
no confronta a los miembros de su iglesia con el pecado de ellos es porque usted tiene un
problema sexual con la directora del coro?” Una vez más, hubo silencio por un minuto o
dos. Todos teníamos miedo de hablar o de movernos. Por fin Reuben dijo: “Sí, tengo una
relación sexual con ella desde hace 2 años”. Uno de los profesores sugirió que Reuben
buscara consejería, y Reuben accedió. En cuanto a mí, estaba débil lleno de dolor por
Reuben y lleno de alivio. Aprendí que los dones espirituales pueden probar el valor y
quebrantar el corazón.17
Una mujer era conocida por orar varias horas al día. En casa, un día le hizo una
pregunta a su esposo. “¿Oyes ese chisporroteo―como de una llama ardiendo?” “No”,
contestó el esposo. “Viene del closet”, dijo ella. Cuando ella abrió la puerta del closet,
dijo: “Viene de un bolsillo de tu camisa”. Ella metió la mano en el bolsillo y sacó un
rollo grande de dinero. “Ah”, dijo la esposa, “No es fuego; es el sonido del dinero nuevo
en las manos de una persona. ¿Por qué tienes una cantidad tan grande de dinero en el
bolsillo?” Asombrado, el esposo confesó: “Me robé ese dinero del lugar donde trabajo.
Pero lo devolveré mañana”.18 Ya sea que llamemos esto una revelación profética o una
palabra de ciencia, reveló el secreto de un corazón pecaminoso. Y animó al hombre a
volverse a la dirección correcta. Esposos y esposas, padres y madres, hijos e hijas―
todos nosotros podemos profetizar cuando buscamos a Dios y andamos en el Espíritu.
P 29
¿Cómo es que
algunos hoy son como Giezi?
D. El don de profecía no se no da para ayudarnos a ganar dinero (como
un negocio).
A través de la historia de la humanidad, la gente ha usado el poder espiritual―y el
poder espiritual falso―para ganar dinero. Los ejemplos lamentables incluyen leer la
palma de la mano, adivinación, leer hojas de té, leer los intestinos de animales, mirar
en las bolas de cristal, brujería y horóscopos. Simón el mago usaba el poder demoniaco
para decirle a la gente el futuro. Él usaba este poder espiritual de Satanás para ganar
influencia, popularidad y dinero (Hch 8:9-24). Asimismo, en Filipos, unos hombres
tenían una muchacha esclava poseída de demonios. Ellos usaban los poderes satánicos
de ella para ganar dinero (Hch 16:16-18). Pablo advirtió a Tito contra los falsos maestros
que arruinan “casas enteras” por ganancia deshonesta (Tit 1:11). Pedro advirtió contra
los falsos maestros que “por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras
fingidas” (2 P 2:3). Las historias como ésas con frecuencia incluyen informes falsos de
dones espirituales y profecías falsas. En contraste, no es voluntad de Dios que usemos
ningún don espiritual para ganar riquezas.
Edificación cristiana y dones espirituales
175
Cuando
profeticemos, mantengamos los ojos en Jesús, no en nosotros mismos. Recordemos las
palabras de Cristo: “de gracia recibisteis, dad de gracia” (Mt 10:8). Que ninguno de
nosotros jamás cometa el error de Giezi que trató de usar los dones espirituales como
manija para agarrar dinero (2 R 5:20-27). Pues por causa de su avaricia, la herencia que
les dejó a sus hijos fue la lepra.19
El don de profecía es un servicio o un ministerio gratis por los creyentes.
Lección
25
Principios para usar los dones espirituales en el ministerio (1 Co 14:1-26)
Objetivo: Explicar 4 principios para las lenguas, la interpretación y la profecía en un culto.
El tema principal de Pablo en 1 Corintios 12–14 es la edificación de la Iglesia. A
solas, como Pablo, debemos orar en lenguas con frecuencia para edificarnos (1 Co
14:18). Pero cuando nos reunimos, debemos buscar edificarnos mutuamente los unos
a los otros. Así como Pablo enfatiza este principio de edificación, estudiaremos cuatro
principios sobre las lenguas y la profecía.
A. La dirección y el contenido de las lenguas pueden variar.
1. Las lenguas pueden ser oración y alabanza del hombre a Dios. En Pentecostés,
P 30
Según 1 Corintios
14:16 las lenguas pueden ser
del
a
.
2. Las lenguas pueden ser un mensaje de Dios al hombre. Algunos dicen que el
contenido de las lenguas siempre es oración y alabanza. Éstos dicen que la dirección de
las lenguas es siempre del hombre a Dios. Pero en este mismo capítulo 14 de 1 Corintios,
Pablo usa el ejemplo de los asirios cuando le hablaron al incrédulo Israel en una lengua
que Israel no entendía (1 Co 14:21). “En otras lenguas y con otros labios hablaré a este
pueblo”. Por los asirios, Dios le habló a su pueblo en un idioma que no entendía. Es
cierto que esta era una lengua aprendida, pero eso no impidió que Pablo la usara como
un ejemplo de que Dios le habla al hombre en lenguas desconocidas.
Otro ejemplo de cuando Dios le habla al hombre por medio de una lengua desconocida
es la escritura de la mano en la pared que Daniel explicó por el don de interpretación
(Dn 5:25-28). Las lenguas y la interpretación pueden ser un mensaje de Dios al hombre.
El Dr. Anthony Palma, anterior decano del Seminario Teológico de Las Asambleas
de Dios, observa que las lenguas y la interpretación son igualmente válidas para edificar
a los creyentes. Y Palma cita a Carson, al decir que parece que las lenguas con un
intérprete pueden tener la misma función que la profecía.20
El Dr. Palma observa que las lenguas interpretadas y la profecía son de igual valor
para edificar a la iglesia.21 Asimismo, el Dr. Stanley Horton y Don Stamps concurren
que las lenguas con interpretación pueden ser de Dios al hombre―“pueden contener
revelación, ciencia, profecía, o enseñanza para la asamblea (vea 1 Co 14:6).”22
Hemos citado a varios eruditos y hemos dado dos ejemplos para enfatizar que las
lenguas pueden ser un mensaje de Dios al hombre y que pueden funcionar como profecía.
Pero el ejemplo más grande de que Dios le habla al hombre por las lenguas es el día de
Pentecostés. La multitud creyó que los que hablaban en lenguas estaban ebrios. Pero
Pedro dijo: 16“Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: 17Y en los postreros días, dice
Según 1 Corintios
P 31
14:21 las lenguas pueden ser
al
.
de
los creyentes hablaron en idiomas que nunca habían aprendido: “les oímos hablar en
nuestras lenguas las maravillas de Dios” (Hch 2:11). Pablo escribe: “si bendices sólo
con el espíritu” (es decir, orando en lenguas―1 Co 14:16), “tú, a la verdad, bien das
gracias” al hablar en lenguas (1 Co 14:17). Pero observe la advertencia y la incertidumbre
en las palabras de Pablo: “bien das gracias”. Pues cuando nadie entiende la lengua
desconocida, nadie puede decir cuál es el contenido. Así que Pablo dice: “nadie le
entiende, aunque por el Espíritu habla misterios” (1 Co 14:2).
En Daniel 5:25-28
P 32
la lengua desconocida fue
un mensaje de
al
.
P 33
¿Dios usó el
don de lenguas para
hablarle al hombre el día de
Pentecostés? Explique.
176 Capítulo 8
Corintios
Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda toda carne, ya vuestros hijos y vuestras hijas
profetizarán …” (Hch 2:16-17). El Dr. Horton explica: “Evidentemente, por el Espíritu,
Pedro vio que las lenguas, cuando se entienden, son el equivalente de la profecía”.23 Es
fácil para nosotros ver que el día de Pentecostés los creyentes alabaron a Dios en lenguas
(Hch 2:11). Pero no perdamos de vista lo más amplio. Pues mientras los creyentes
hablaban en lenguas ¡Dios les hablaba a los incrédulos a través de ellos! Mientras los
creyentes hablaban en lenguas, también profetizaban, como Joel había predicho. Porque
la profecía ocurre cuando Dios habla por la persona de manera sobrenatural (Ex 4:15P 34
¿Cuál error Charles 16; 7:1). Así como Dios habló por los profetas, Dios habló por los creyentes por el poder
Russell nos llevó a evitar?
de Pentecostés. Asimismo, como Hechos 2:4 predice, los creyentes llenos del Espíritu
son testigos de Dios, al profetizar―hablan el mensaje de Dios con poder
sobrenatural por toda la tierra. Como Roger Stronstad enfatiza, el derramamiento
del don del Espíritu es el Espíritu de profecía y es para la comunidad del pueblo
de Dios.24 El día de Pentecostés pone en claro que mediante el don de lenguas,
Dios puede hablarle al hombre.
No entendemos ninguna lengua ni idioma que no hayamos estudiado
o aprendido. Un pastor Bautista, J.J. Ross, escribió un tratado acusando
a Charles Taze Russell, fundador de los Testigos de Jehová. Ross dijo
que Russell había hecho declaraciones que no estaba capacitado para hacer.
Ross escribió que Russell era “totalmente ignorante” de los idiomas griego y
hebreo. Russell enjuició a Ross por difamación (declaraciones impresas falsas
y perjudiciales). Ross escribió el tratado porque Russell daba explicaciones
sobre el idioma griego, pero que Russell no dominaba el griego. Y ante
el tribunal, Russell admitió que él no sabía griego y que quizás no podría
Figura 8.5 Charles Russell, en un
identificar ni las letras del alfabeto griego. Así que Russell perdió su caso
tribunal de ley, admitió que él no
27
conocía el griego.25 Esto fue después contra Ross ante el tribunal. Se acerca nuestro día ante un tribunal bema,
de haber dado explicaciones sobre cuando daremos cuenta de cada palabra que hayamos dicho. De modo que
el idioma griego.26 Los que no
seamos humildes y tengamos cuidado con nuestras explicaciones sobre
saben una lengua o idioma, no
el contenido o dirección de las lenguas. Porque nosotros somos totalmente
deben tratar de explicarlo.
ignorantes de esos idiomas.
P 35
¿Por qué es
importante escuchar cuando
oramos en lenguas?
3. El orar en lenguas debe incluir hablar y escuchar. Todos están de acuerdo con
que las lenguas pueden ser una forma de oración, pues Pablo dice: “Porque si yo oro en
lengua desconocida, mi espíritu ora” (1 Co 14:14). Pero recordemos que la oración es
hablar con Dios, no solamente hablarle a Dios. La oración es conversar con Dios―que
debe incluir hablar y escuchar. El Pastor Bill Hybels dice que es irónico que, cuando
pensamos en orar, con frecuencia pensamos en hablarle a Dios y olvidamos que orar
incluye escuchar lo que Dios nos dice a nosotros.28 Asimismo, otros hablan de la oración
que escucha.29 Así que debemos darnos cuenta de que la oración en lenguas puede ser,
o nosotros hablándole a Dios, o Dios hablándonos a nosotros―cuando escuchamos y
buscamos la interpretación.
“¿Qué pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento;
cantaré con el espíritu, pero cantaré también con entendimiento” (1 Co 14:15). Este
versículo nos anima a orar en lenguas y luego escuchar―en la iglesia y en privado. Así,
quizás recibamos la interpretación―ya sea de lo que le estamos diciendo a Dios o de lo
que Él nos está diciendo a nosotros.
De paso, observemos la alegría en las palabras de Pablo―“cantaré con el espíritu,
pero cantaré también con entendimiento” (1 Co 14:15). Dicho canto, como una forma
de adoración y oración, puede incluir cantos de alabanza que conozcamos, cantos nuevos
que el Espíritu nos dé y cantos en una lengua desconocida. Y si escuchamos, hasta
podríamos descubrir que Dios está cantando sobre nosotros, como Sofonías profetizó
que Dios cantaría sobre Israel (Sof 3:17). “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para
Edificación cristiana y dones espirituales
que seamos llamados hijos de Dios” (1 Jn 3:1). Tomemos tiempo ahora, y cada día, para
regocijarnos en lenguas y para cantar en el Espíritu. Pues en Cristo: “…el amor de Dios
ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado” (Ro
5:5).
Pedro oró a la hora del almuerzo, y su oración incluyó escuchar. Dios lo mandó a
la casa de Cornelio (Hch 10:9-19). Pablo oró para que Dios lo librara de un aguijón en
la carne. Y la oración de Pablo incluyó escuchar. Dios le aseguró a Pablo que su gracia
es suficiente y que su poder se perfecciona en la debilidad (2 Co 12:9). Cuando los
creyentes en Antioquía, Siria adoraban (oraban) y ayunaban, ellos escuchaban. Dios
habló y les dijo que apartaran a Bernabé y a Pablo para ser misioneros (Hch 13:1-2).
Cuando nos damos cuenta de que la oración incluye
escuchar, es más fácil para nosotros “orar sin cesar” (1 Ts
La oración
5:17). La oración no es un monólogo ni una calle de una sola
incluye
vía. En efecto, multitudes de creyentes pueden testificar que
en la oración privada con frecuencia Dios les ha hablado por
escuchar.
lenguas e interpretación. El orar en lenguas incluye nosotros
hablarle a Dios y Dios hablarnos a nosotros si escuchamos.
Muchos sueños no son de Dios. Pero especialmente bajo el antiguo pacto, había
veces cuando Dios le hablaba al pueblo por sueños o visiones. Estas comunicaciones de
Dios con frecuencia eran en idiomas que el pueblo no entendía. Sin embargo, cuando el
pueblo oraba y veía a Dios, Él les daba las interpretaciones de los sueños y visiones (Gn
40–41). Asimismo, Joel profetizó que Dios seguiría hablándonos por sueños y visiones
cuando Él derramara su Espíritu sobre toda carne. Desde los apóstoles hasta el presente,
Dios sigue hablándonos por sueños y visiones (Hch 10, 16; Ap 1–22). Pero necesitamos
la ayuda sobrenatural de Dios para interpretar el idioma misterioso de los sueños y de las
visiones cuando Dios nos habla. Porque los sueños son como un mensaje en lenguas―
necesitamos ayuda sobrenatural para interpretarlos.
B. La oración en lenguas en la iglesia debe ser interpretada para que
todos puedan ser edificados (1 Co 14:7-17, 26).
Pablo anima a orar en lenguas en privado para edificar al creyente. Él daba gracias a
Dios porque él oraba en lenguas más que todos los de Corinto. Pero en la iglesia, Pablo
insistía en que las lenguas debían ser interpretadas para edificar a otros.
Pablo da tres ilustraciones (1 Co 14:7-11) para mostrar que las lenguas sin la
interpretación no se pueden entender―por lo que no son provechosas para otros que
estén presentes.
6
Ahora pues, hermanos, si yo voy a vosotros hablando lenguas, ¿qué os
aprovechará, si no os hablare con revelación, o con ciencia, o con profecía, o
con doctrina?
• 7“Ciertamente las cosas inanimadas que producen sonidos, como la flauta o
la cítara, si no dieren distinción de voces, ¿cómo se sabrá lo que se toca con
la flauta, o con la cítara?”
8
• “Y si la trompeta diere sonido incierto, ¿quién se preparará para la batalla?
9
Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible,
¿cómo se entenderá lo que decís? Porque hablaréis al aire”.
• 10“Tantas clases de idiomas hay, seguramente, en el mundo, y ninguno de
ellos carece de significado. 11Pero si yo ignoro el valor de las palabras, seré
como extranjero para el que habla, y el que habla será como extranjero para
mí. 12Así también vosotros;”
pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación
de la iglesia (1 Co 14:6-12).
177
P 36
Dé algunos
ejemplos de personas a
quienes Dios habló mientras
practicaban “escuchar a
Dios”.
P 37
¿Dios quiere que
los creyentes oren en lenguas
en voz alta en la iglesia sin
interpretación? Explique.
P 38
¿Cuáles 3
ilustraciones da Pablo
de cosas que no son
provechosas porque no se
entienden?
178 Capítulo 8
P 39
¿A qué razón se
refiere 1 Corintios 14:13?
P 40
¿Cuál es el
propósito principal de los
cultos de la iglesia?
P 41
Cuando hay
un mensaje en lenguas,
¿quién tiene la mayor
responsabilidad de
interpretarlo?
P 42
¿Cuáles son
algunas maneras en las que
el que habla puede saber
si alguien interpretará las
lenguas?
Corintios
C. Cualquiera que habla en una lengua debe pedir en oración poder
interpretar lo que dice (1 Co 14:13).
13
Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla.
14
Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora; pero mi entendimiento
queda sin fruto. 15¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el
entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento.
16
Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente,
¿cómo dirá Amén a tu acción de gracias? pues no sabe lo que has dicho. 17Porque
tú, a la verdad, bien das gracias; pero el otro no es edificado (1 Co 14:13-17).
Observe que 1 Corintios 14:13 comienza con “Por lo cual,…”. La razón es el tema
de 1 Corintios 14:6-12. A través de 1 Corintios 12–14, Pablo enfatiza un propósito
de las reuniones de la iglesia. Sorprenderá a algunos hoy que el propósito principal
que Pablo enfatiza no es la adoración. Más bien, el gran tema de 1 Corintios 12-14 es
edificarnos los unos a los otros cuando nos reunimos. Este tema es como un clavo que
Pablo golpea con el martillo diez veces en estos capítulos. “...Pues que anheláis dones
espirituales, procurad abundar en ellos para la edificación de la iglesia” (1 Co 14:12).
Pablo acaba de dar tres ilustraciones para mostrar que, en la iglesia, el hablar en lenguas
sin interpretarlas no edifica a los demás. ¿Puede usted nombrar estas tres ilustraciones
de 1 Corintios 14:6-12? “Por lo cual” (siendo que las lenguas sin la interpretación no
edifican a los demás), quien habla en una lengua debe orar para interpretarla.
Pablo pone la mayoría de la responsabilidad de interpretación a la persona que habla
en lenguas:
• “...porque mayor es el que profetiza que el que habla lenguas, a no ser que las
interprete para que la iglesia reciba edificación” (1 Co 14:5).
• “...pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación
de la iglesia” (1 Co 14:12).
• “… el que habla lengua extraña, pida en oración poder interpretarla” (1 Co 14:13).
• 27“Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno;
y uno interprete. 28Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y
para Dios” (1 Co 14:27-28).
Surge la pregunta: ¿Cómo sabrá la persona que habla si ella u otra persona interpretará
el mensaje en lenguas? Los creyentes deben ser pacientes y tolerantes en lo que toca los
dones espirituales. Nos debemos preocupar más por el patrón que por cada caso. Hay
tres cosas que pueden animar al creyente a hablar en lenguas en un grupo:
• Primero, ¿el creyente con frecuencia ora en lenguas en casa, y luego interpreta? Si
la respuesta es sí, entonces este creyente puede esperar interpretar las lenguas en
un grupo. Porque si él ora en privado con su espíritu y luego con su mente, puede
esperar este mismo patrón en un grupo (1 Co 14:15).
• Segundo, ¿hay uno o más creyentes en la iglesia local a quienes Dios con frecuencia
da el don de interpretación? Si la respuesta es sí, entonces esto puede animar al
creyente a hablar en lenguas en voz alta.
• Tercero, ¿la persona está experimentando un gran impulso del Espíritu Santo para
hablar en lenguas en voz alta? ¿El corazón le palpita fuertemente? ¿Se siente, como
Jeremías, obligado a hablar?
“Y dije: No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre: no obstante, había
en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no
pude” (Jer 20:9). Si un creyente siente un impulso fuerte de hablar, entonces deje que
pase adelante con la fe de un niño, en el momento oportuno. Porque nuestra primera y
mayor obligación es buscar obedecer a Dios. Y aunque fracasemos al tratar de agradarlo
a Él, Él no nos condenará. En la manifestación de todo don espiritual, hay un punto
cuando el creyente debe decidir dar un paso adelante por fe. De modo que pasemos
Edificación cristiana y dones espirituales
179
mucho tiempo con Dios, orando en lenguas en privado, edificándonos en nuestra fe más
santa, orando en el Espíritu Santo (Jud 20). Así podremos ser valientes en público. De
otro modo, podríamos apagar al Espíritu (1 Ts 5:19) y perder el ministerio de los dones
espirituales que Dios se propone darle a la iglesia a través de nosotros. ¿Qué es peor, ser
humillado en público o fracasar por orgullo y miedo? Pero los que son conocidos por los
dones espirituales pueden testificar que una y otra vez, día tras día y año tras año, la fe
es la mano que se extiende y recibe los dones que nuestro Padre celestial gentilmente
nos ofrece.
Si ningunos de los tres casos de arriba se aplica, entonces el creyente probablemente
debe orar silenciosamente en lenguas, hablando para sí mismo y para Dios (1 Co 14:28).
Al final del mensaje, Amit estaba
sentado en un culto de la iglesia.
Su corazón le latía con fuerza. Él
había estado orando por los dones
espirituales. Sentía que el Espíritu
lo dirigía a dar un mensaje en
lenguas, pero él nunca había hecho
eso antes. ¿Alguien interpretaría?
¡Él no lo sabía! Deseando agradar a
Dios y edificar a la iglesia, se puso
de pie y expresó el mensaje. Hubo
un breve silencio, y Dios le dio a él
la interpretación, así que él también
Figura 8.6 Los pastores deben animar a los
la dio y la iglesia fue bendecida.
creyentes a que usen los dones espirituales.
Después, Amit le explicó al pastor
que casi había guardado silencio. El pastor le aseguró que aunque no hubiera habido
una interpretación, la iglesia habría sido compresiva y paciente. Ellos querían dones
espirituales entre ellos y querían animar a los creyentes para que respondieran al Espíritu.
Hay veces cuando el creyente debe orar a Dios silenciosamente en lenguas. Muchos
no entienden la cooperación entre el creyente y el Espíritu Santo. Algunos erran al
pensar que es el Espíritu Santo, no el creyente, quien habla. Éstos nunca hablan en
lenguas porque todavía están esperando que el Espíritu comience a hablar a través de
ellos. Otros erran en la dirección opuesta, al pensar que cuando sienten la presencia
del Espíritu Santo, deben comenzar a hablar en lenguas en voz alta. La verdad está
entre estos dos errores extremos. El Espíritu Santo es quien nos capacita para hablar en
lenguas, pero nosotros controlamos el habla―ya sea guardar silencio, susurrar, hablar
en una voz normal o hablar en voz alta (vea 1 Co 14:30-33). El Espíritu da los dones
a los creyentes. Pero los creyentes controlan la expresión de los dones espirituales que
reciben. Un padre puede darle a su hijo una trompeta, pero el hijo decide cuándo, dónde
y a qué volumen tocarla.
D. Las lenguas y la profecía sirven como señales (1 Co 14:20-25).
Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia,
pero maduros en el modo de pensar. 21En la ley está escrito: En otras lenguas y
con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor. 22Así
que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la
profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes (1 Co 14:20-22; Is 28:11-12).
20
Al interpretar 1 Corintios 14:20-22, es importante repasar el contexto. En estos
versículos Pablo está enfatizando su gran tema: Hagan todo para edificar a los demás
cuando la iglesia se reúna. Veamos cuatro ejemplos sobre las señales: dos ejemplos de
las lenguas como señal y dos ejemplos de la profecía como señal (Figura 8.6).
P 43
¿Qué enfatiza la
ilustración acerca de Amit?
P 44
¿Cuáles son 2
errores extremos sobre
compartir un mensaje en
lenguas?
180 Capítulo 8
Corintios
P 45
¿Qué clase de
señal son las lenguas para
los incrédulos?
¿De qué manera
P 46
las lenguas son una señal
para los creyentes?
1. Las lenguas son una señal a los incrédulos. El apóstol contrasta las lenguas
con la profecía en un culto de la iglesia. Cuando los creyentes se reúnen, las lenguas (sin
la interpretación) no edifican. Así que en este contexto, las lenguas no son una señal ni
una bendición a los creyentes. Para ilustrar este punto, Pablo se refiere a Isaías 28:11-12.
Esos versículos tratan de un tiempo cuando Israel estaba en rebelión. Los israelitas no
obedecían a Dios ni creían a sus profetas. Cerca del año 800 a.C., Isaías profetizó que
Asiria conquistaría a Israel (Is 28:11-12). Por el comportamiento y las palabras de los
asirios, Dios le hablaría a Israel. Es decir, Dios le diría: “Israel, tú necesitas arrepentirte,
dejar tu pecado y volverte a mí”. Pero aun cuando Asiria conquistó Israel en el año
722 a.C., Israel no le creyó a Dios. Así que Pablo da la ilustración de que una lengua
extranjera es una señal a los incrédulos. Lo que Pablo dice es que, siendo que las lenguas
eran una señal para los incrédulos, no se deben usar las lenguas (sin la interpretación)
como señal o bendición para los creyentes.
En un culto en la iglesia, muchos creyentes comenzaron a orar en lenguas al mismo
tiempo. Como los corintios, ellos sentían la presencia del Espíritu y se gozaban al orar
en lenguas. Sin embargo, había gran confusión, y nadie interpretaba las lenguas. Los
creyentes creían que las lenguas serían una señal a los incrédulos. Los miembros de la
iglesia creían que las lenguas harían que los incrédulos reconocieran que Dios estaba
presente. Ciertamente las lenguas eran una señal a los incrédulos. Pero la señal no decía
lo que los miembros de la iglesia esperaban. Más bien, a los pecadores no creyentes, la
señal de lenguas les decía: “¡Váyanse ahora mismo! Ustedes no pertenecen aquí. Esta
gente está loca” (1 Co 14:23). Así que los pecadores salieron y nunca volvieron a la
iglesia. Y su testimonio desanimó a muchos otros de asistir a esa iglesia pentecostal.
2. Las lenguas son una señal a los creyentes. En otro contexto bíblico, Lucas
revela que las lenguas pueden ser una señal a los creyentes. Pedro y sus amigos judíos
oyeron a Cornelio y a los de su casa hablar en lenguas. Esto fue señal para Pedro y los
otros judíos de que los gentiles habían sido llenos del Espíritu (Hch 10:44-46). Y hoy,
cuando oímos a los creyentes hablar en lenguas, sabemos que es una señal exterior de
que son llenos del Espíritu Santo.
Asimismo, en un culto en la iglesia, las lenguas y la interpretación son una señal a
los creyentes. Porque todos los dones espirituales en un culto son una señal de que Dios
está presente. Los dones espirituales son una señal de que los creyentes le permiten
al Espíritu Santo que se manifieste. Las lenguas e interpretación son una señal de que
el ministerio del Espíritu Santo a través de los creyentes es bien recibido y activo. En
contraste, la ausencia de dones espirituales es una señal de que la iglesia no se eleva a
sus privilegios, no se eleva a la voluntad ni al plan de Dios (1 Co 1:7).
Una señal a los incrédulos
Lenguas
Is 28:11-12
1 Co 14:23
Profecía
1 Co 14:24-25
Una señal a los creyentes
Israel no le creyó a Dios cuando
los asirios le hablaron en el año
722 a.C.
¡Váyanse ahora mismo!
Las lenguas y la interpretación
edifican a los creyentes.
Pedro y otros creyeron que los
gentiles habían recibido el Espíritu
cuando los oyeron hablar en lenguas.
Los secretos del corazón son Fortalece, anima, consuela e
puestos al descubierto.
instruye
1 Co 12:7,10;
14:5
Hch 10:44-46;
11:15-17
1 Co 14:3, 21
Figura 8.7
Las lenguas y la profecía pueden ser una señal a los incrédulos o a los creyentes, según el contexto.
¿Cómo es que la
P 47
profecía es una señal a los
creyentes?
Cuando un creyente profetiza en la
iglesia, edifica a los otros creyentes. Ellos reciben ánimo, consuelo, fortaleza e instrucción
del Espíritu. Así que el don de profecía en la iglesia es una señal a los creyentes―una
señal de que Dios está presente y que cuida de ellos. Pablo enfatiza esto en 1 Corintios
14:3 y 21.
3. La profecía es una señal a los creyentes.
Edificación cristiana y dones espirituales
4. La profecía es una señal a los incrédulos. Pablo también nos enseña que el
don de profecía es una señal a los incrédulos. Pues si varios profetizan, Pablo da por
sentado que estos mensajes revelarán los secretos del corazón del pecador. Así que estas
profecías serán una señal al incrédulo que Dios está presente, y que es momento de
arrepentirse.
181
P 48
¿Cómo es que la
profecía es una señal a los
incrédulos?
Conclusión
El don de lenguas, por sí mismo, no se entiende. En privado, la oración en lenguas
edifica al creyente. Pero en la iglesia, si el creyente habla en lenguas en voz alta sin una
interpretación, reina la confusión. Esto hará que los incrédulos critiquen y tropiecen
(1 Co 14:23). De modo que en una reunión de un grupo, debe haber una interpretación
de cualquier mensaje en lenguas.
La profecía se habla en el idioma del pueblo, así que todos la entienden. Por medio
de la profecía, Dios puede hablarles a todos―creyentes e incrédulos. Dios puede usar la
profecía para animar a los creyentes o para poner convicción en los incrédulos. Así que
la profecía es una poderosa herramienta del Espíritu Santo.
Lección
26
Pautas para el orden con los dones espirituales (1 Co 14:26-40)
Objetivo: Explicar 6 pautas para mantener orden cuando los creyentes manifiestan los dones espirituales
en un culto.
En esta lección examinaremos varias pautas (A–F) para mantener orden cuando los
creyentes ministran dones espirituales.
A. Pablo escribe tres pautas para las lenguas en un culto (1 Co 14:26-28).
¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo,
tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo
para edificación. 27Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo
más tres, y por turno; y uno interprete. 28Y si no hay intérprete, calle en la iglesia,
y hable para sí mismo y para Dios (1 Co 14:26-28).
26
Observe que 1 Corintios 14:26-28 enumera varios tipos de dones. El plan de Dios es
que haya una variedad de dones espirituales cuando los creyentes se reúnan. La iglesia
de Corinto enfatizaba el hablar en lenguas―pero sin interpretación. Para corregir esto,
Pablo dio tres pautas:
• Como máximo debe haber tres mensajes en lenguas en un culto (1 Co 14:27). Al
limitar el número de mensajes en lenguas, se da oportunidad para la manifestación
de otros dones espirituales.30
• Los mensajes en lenguas se deben dar uno por uno. Hay confusión en la iglesia
cuando dos personas hablan al mismo tiempo.
• Debe haber una interpretación. Pablo enseñó esta verdad anteriormente (1 Co
14:5-19), pero lo enfatiza otra vez aquí porque era un problema en Corinto.
B. Los creyentes deben examinar y juzgar las lenguas y la interpretación
o la profecía (1 Co 14:29-31).
Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. 30Y si algo le
fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero. 31Porque podéis
profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados
(1 Co 14:29-31).
29
Pablo no limitó el número de los creyentes que pueden profetizar en un culto, como
lo hizo con el don de lenguas. De modo que él escribió que un incrédulo puede entrar
¿Cuáles son 3
P 49
pautas para las lenguas en
un culto?
182 Capítulo 8
P 50
¿Cuáles son 4
preguntas para examinar una
profecía? Explique cada una.
Corintios
cuando “todos profetizan” (1 Co 14:24). Otra vez él escribió: “Porque podéis profetizar
todos uno por uno” (1 Co 14:31).31
Imagínese la escena en la iglesia de Corinto. Dos o tres creyentes se paran a profetizar―
uno por uno. Entre cada profecía, los creyentes toman tiempo para examinar lo que
escuchan. Mientras tanto, alguien que está sentado recibe una revelación de Dios (1 Co
14:30). Puesto que el amor es paciente, el que está hablando hace una pausa y le da al otro
la oportunidad de ministrar. Al hablar por turnos se evita que un solo creyente lo diga todo.
Es importante examinar los mensajes en lenguas o profecías. Anteriormente, bajo
el don de discernimiento, observamos tres fuentes de habla: el Espíritu Santo, los
espíritus malignos y los espíritus humanos. Como Pedro, los creyentes sinceros pueden
ser inspirados por Dios (Mt 16:16), dirigidos por Satanás (Mt 16:22) o dirigidos por
la carne (Mt 17:4). Además, una profecía puede ser una mezcla de la verdad divina
y de la interpretación humana. Por ejemplo, los creyentes en Tiro “por el Espíritu”
rogaron a Pablo que no fuera a Jerusalén (Hch 21:4). Y cuando Agabo profetizó que
los judíos de Jerusalén atarían a Pablo, los creyentes le rogaron otra vez que no fuera
(Hch 21:11-12). Pero Pablo sabía que era la voluntad de Dios que él fuera a Jerusalén.
El Dr. Stanley Horton explica que estos creyentes mezclaban sus propios sentimientos
e interpretaciones con lo que el Espíritu decía.32 El Espíritu predecía que Pablo sufriría,
así que los creyentes llegaron a la conclusión de que él no debía ir. Comprendemos la
conclusión de ellos, pero sus pensamientos eran dirigidos por sus sentimientos y no por
el Espíritu. De modo que hoy, cuando examinemos una profecía, debemos tener cuidado
de separar el mensaje del Espíritu de las emociones e interpretaciones humanas.
Aquí hay cuatro preguntas para examinar una profecía o un mensaje en lenguas.
• Primero: ¿El mensaje es correcto―es bíblico? Dios no se contradice. Ningún
mensaje en lenguas o profecía es de Dios si contradice la Escritura. La Biblia es
nuestra base para juzgar toda doctrina. Nunca se nos dice que examinemos la Escritura
para ver si es verdad. Pues la Biblia es totalmente *inspirada (respirada por Dios),
*inerrante (sin error) e `infalible (incapaz de errar). En contraste, debemos examinar
las profecías que los creyentes dan hoy para estar seguros de que no contienen
ninguna mezcla de verdad y error. De modo que medimos todas las profecías con la
regla de la Escritura, la norma de Dios para la verdad.
En Tesalónica, alguien profetizó que el Señor había vuelto ya a la tierra. Así que
Pablo escribió:
1
Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión
con él, os rogamos, hermanos, 2Que no os dejéis mover fácilmente de vuestro
modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta
como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor esté cerca (2 Ts
2:1-2).
Pablo contrasta la profecía falsa en Tesalónica con su verdadera enseñanza
apostólica: “Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis
aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra” (2 Ts 2:15). Rechacemos cualquier
enseñanza que contradiga a la Escritura.
• Segundo: ¿El mensajero está bien―con Dios y el hombre? Si un árbol no está
bien, no debemos esperar que dé buen fruto. “... ¿Acaso se recogen uvas de los
espinos, o higos de los abrojos?” (Mt 7:15-20). Solamente los que llevan una vida
piadosa pueden ministrar a la iglesia.
En la iglesia de Tiatira, el pastor y los diáconos toleraban a una mujer que
se llamaba Jezabel. Ella se llamaba a sí misma profetisa, pero llevó a muchos a
enseñanzas falsas. Su propósito y su vida eran corruptos. Jesús les advirtió que Él
disciplinaría a la iglesia con gran sufrimiento si no se arrepentía (Ap 2:20-23). Es
Edificación cristiana y dones espirituales
•
•
responsabilidad del pastor examinar todas las enseñanzas y apartar a la iglesia del
error. Los líderes de la iglesia deben temerle a Dios más que al hombre, si no, el Rey
de reyes los juzgará a ellos y a su iglesia.
Tercero: ¿El motivo es correcto? ¿El mensaje es para edificar―fortalecer, animar,
consolar o instruir? La sabiduría del cielo es “...pura, después pacífica, amable,
benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía”
(Stg 3:17). Pablo enseña que todos los dones espirituales deben usarse en amor―no
en ira, venganza ni otras preocupaciones egoístas.
A una creyente, a quien llamaremos “Reina Abeja”, siempre estaba tratando de
controlar a los demás. Una tarde, la iglesia se reunió para votar sobre la construcción
de un nuevo salón para el ministerio a los niños. Reina se paró y con voz fuerte (que
sonaba como una profecía) declaró que el Señor no quería que votaran por la nueva
construcción. Pero nadie le prestó atención, porque todos sabían que ella solamente
estaba tratando de imponer su propia voluntad.
Cuarto: ¿El momento es oportuno? ¿El mensaje es ordenado o interrumpe? La
sabiduría de lo alto ama la paz, es considerada y sumisa. El amor es paciente y espera
su turno para hablar (1 Co 13:4). Estudiaremos más sobre la relación entre el orden
y los dones espirituales en la siguiente lección.
Mientras el pastor estaba predicando, un creyente se puso de pie y comenzó a
hablar en lenguas. El pastor le dijo: “Mi hermano, por favor no interrumpa. Éste
todavía no es el momento para su mensaje en lenguas. El Espíritu Santo está
hablando por la Palabra de Dios. Esto es lo que necesitamos oír ahora. Sé que usted
quiere ayudar, pero por favor espere hasta que el pastor termine el sermón”.33 El
creyente accedió y se sentó. Más tarde en el culto, él se puso de pie y dio el mensaje
en lenguas y la interpretación.
C. Los creyentes deben someterse a la autoridad espiritual en la iglesia
(1 Co 14:34-38).
33
…como en todas las iglesias de los santos. 34vuestras mujeres callen en las
congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como
también la ley lo dice. 35Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus
maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación (1 Co
14:33-35).
Primera de Corintios 14:34-35 se refiere a un problema que había en Corinto. Los
hombres probablemente se sentaban en un lado de la iglesia y las mujeres en el otro.34
Este todavía es el caso en algunas iglesias hoy. Parece que había un problema con las
mujeres que le hacían preguntas en voz alta a su esposo, que estaba sentado al otro lado.
Esto causaba confusión, así que Pablo les dijo a las mujeres que hicieran las preguntas
en la casa. Pero Pablo no les prohibía a las mujeres profetizar en la iglesia. Él había
escrito antes a favor de las mujeres que profetizaban, con referencia a una relación
correcta con el esposo (1 Co 11:3-5).
Mujeres
1 Co 11:5
Figura 8.8
183
P 51
Si Diótrefes hubiera
profetizado, ¿los creyentes
deberían haberle puesto
atención? (3 Juan) Explique.
P 52
¿Cuáles son 2
razones por las que los
creyentes escuchaban
cuando Agabo profetizaba?
P 53
¿A qué problema
se refiere 1 Corintios 14:3335?
Pueden hablar en la iglesia
No pueden hablar en la iglesia
Orar y profetizar, honrando a Gritar desde el otro lado de los asientos
1 Co 14:33-35
su esposo
y hacerle preguntas al esposo
Pablo animaba a las mujeres a que ministraran en la iglesia, pero enfatizaba el orden.
Nos entristece y nos asombra que nuestro hermano, el Dr. Gordon Fee, no cree que
1 Corintios 14:33-35 pertenezca en la Biblia.35 Aunque el Dr. Fee habla en lenguas, él
no siempre está en armonía con los pentecostales. Él cree que los creyentes reciben
el bautismo del Espíritu Santo en el momento de la conversión. Es por eso que el
Dr. Roger Stronstad escribió: “Fee escribe como iconoclasta [una persona que niega
y ataca creencias atesoradas], derrumbando los pilares hermenéuticos sobre los que
P 54
¿Qué posición
perturbadora toma Fee con
respecto a 1 Corintios 14:3335?
184 Capítulo 8
Corintios
se construye la estructura de la doctrina pentecostal. Él se opone a la idea de que el
bautismo en el Espíritu sea distinto de la conversión.”36 Asimismo, el rechazo que hace
Fee de 1 Corintios 14:33-35 de la Biblia, alarma a muchos de nosotros los pentecostales.
Nuestra opinión de la inspiración no nos permite quitar de la Biblia este texto cuando
los mejores manuscritos griegos lo afirman, y todas las traducciones de la Biblia que
conocemos lo incluyen.
P 55
¿Es sólo a las
mujeres a quienes Pablo
pone límites para hablar en la
iglesia? Explique.
De modo que leamos textos como 1 Corintios 14:33-35 con humildad y fe. Podemos
entender y aceptar estos versículos en el contexto del orden y de la edificación. Porque
no es solamente a las mujeres que Pablo pone límites para hablar. Cuando la iglesia se
reúne, Pablo no quiere que las mujeres hablen desde el lado opuesto de los asientos, él no
quiere que dos personas hablen al mismo tiempo, ni tampoco quiere que cualquiera hable
en lenguas en voz alta si no hay interpretación. Como creyentes, debemos someternos a
la autoridad de la Palabra de Dios y a la autoridad espiritual de la iglesia.
Debbie a veces daba mensajes de profecía. La iglesia apreciaba y afirmaba la mayoría
de lo que ella decía. Pero un domingo por la mañana, al final del sermón, ella se puso
de pie y habló en un tono de enojo. Sus palabras eran severas, desagradables e hirientes.
El pastor Warren no dijo nada en ese momento. El esposo de Debbie, que no era salvo,
estaba sentado a su lado, y el pastor sintió que era mejor hablar con ella en privado.
Después, el pastor y su esposa se reunieron con Debbie. El pastor Warren le sugirió que
su mensaje del domingo anterior había expresado su frustración con su esposo que no
era salvo. Le dijo que el mensaje no parecía ser una mezcla de la verdad y del amor que
el Espíritu inspira. Debbie se enojó y dijo: “¡Cómo se atreve usted a dudar de lo que
Dios me ha dado!” Ella no respetó la autoridad del pastor ni se sometió a ella. En vez de
eso, se fue de la iglesia. Esto entristeció al pastor, que había estado forjando una relación
con el esposo de Debbie y sentía que él estaba cerca de aceptar a Cristo. No obstante, el
pastor sabía que había hecho lo correcto al hablar con Debbie. Aunque algunos tengan
un espíritu imposible de enseñar, el deber del pastor es enfrentar con amor a los que se
desvían con los dones espirituales.37 Y es responsabilidad de los creyentes someterse a
los líderes espirituales de la iglesia.
P 56
¿Cuáles son
algunas maneras en las que
el pastor puede fomentar los
dones espirituales?
D. Es necesario que el pastor fomente los dones espirituales en la iglesia.
• Es necesario que el pastor
sienta cuando el Espíritu
se mueve y que invite a la
congregación a responder.
• Es necesario que el pastor sea
un ejemplo. Los creyentes
necesitan un guía y un ejemplo
para seguir. De modo que es
importante que el pastor ore
por los dones del Espíritu
y los manifieste ante la
congregación.
• Es necesario que el pastor Figura 8.9 Los pastores deben invitar a los de la
congregación que respondan al Espíritu.
enseñe el valor y el propósito
de las lenguas y la interpretación.
• Es necesario que el pastor enseñe cómo cooperar con el Espíritu. Las claves de estos
dones de hablar incluyen fe, deseo de tener los dones y oración privada en lenguas.
Los pasos cortos van antes de los largos. Así que los pastores deben animar a los
creyentes a dar los pasos cortos de orar en lenguas en privado con frecuencia. Luego
podemos esperar que algunos de ellos den un mensaje en lenguas en la iglesia.
Edificación cristiana y dones espirituales
185
También, el pastor debe enseñar que el Espíritu por lo regular no le da al que habla
el mensaje completo de una sola vez. El creyente que ve una imagen mental o siente la
dirección del Espíritu para hablar (como el palpitar fuerte del corazón) debe aprender
a dar un paso de fe―confiando en que el Espíritu completará el mensaje que se está
desarrollando dentro. El creyente debe aprender a comenzar con sólo una palabra o una
frase.38
E. El pastor debe explicar los dones espirituales cuando haya visitantes
o recién convertidos en asistencia.
Por ejemplo, explique que una interpretación no es necesariamente una traducción.
Más bien, una interpretación da la esencia y el significado del mensaje en lenguas. De
modo que la duración del mensaje en lenguas quizás no sea igual a la de la interpretación.
Después del mensaje en lenguas y de la interpretación, el pastor podría explicarlo
así:
“Algunos de nuestros invitados quizás no estén familiarizados con lo que acaba
de suceder. La Biblia menciona los dones espirituales de hablar en lenguas y de
interpretación. Usted puede leer más acerca de estos dones en 1 Corintios 12–14. Por
el Espíritu Santo, Jesús dio estos dones a la iglesia primitiva. Y Jesucristo es el mismo
ayer, hoy y por los siglos. Creemos que Dios todavía quiere comunicarse directamente
con nosotros a través de estos dones. Esta mañana, el mensaje de estos dones es: (el
pastor debe resumir lo que se dijo en el mensaje en lenguas).”39
F. El pastor debe dirigir a la iglesia para que responda a las lenguas y a
la profecía. Él debe afirmar o corregir.
Los creyentes podrían errar cuando hablen en lenguas o profeticen. Como dijimos
antes, podrían mezclar sus propios pensamientos con lo que Dios está diciendo. No
obstante, el mal uso no debe llevar al desuso.40 Más bien, deje que el pastor afirme lo
bueno, que corrija el error con amor, y que fomente más dones espirituales. Porque
como dijo Pablo: 19“No apaguéis al Espíritu. 20No menospreciéis las profecías” (1 Ts
5:19-20). Más bien, “Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo
que profeticéis” (1 Co 14:1).
Un ministro jubilado a quien llamaremos Leonard comenzó a asistir a la iglesia del
pastor Warren. A veces, Leonard se ponía de pie y daba un mensaje en lenguas y lo
interpretaba inmediatamente. Al principio, estos mensajes parecían provechosos. Pero
los creyentes comenzaron a notar que los mensajes eran siempre casi iguales, una y otra
vez. De modo que los mensajes llegaron a ser insípidos, y los miembros de la iglesia
dejaron de escucharlos. El pastor Warren sabía que él tenía que hacer algo. Puesto que
Leonard era un anciano, el pastor Warren no quería reprenderlo ni corregirlo en público
(1 Ti 5:1). Así que en privado, le dijo amablemente a Leonard: “Tengo algunas preguntas
sobre su mensaje en lenguas del domingo pasado. Parecía más algo para su momento
de oración en privado”. Leonard humildemente lo admitió. Y por varias semanas no dio
ningún mensaje en lenguas. Luego, un domingo después de un momento de oración
temprano por la mañana, Leonard se puso de pie y dio su acostumbrado mensaje y la
interpretación. De modo que el pastor Warren consideró necesario ponerse de pie y decir
algo como esto: “A veces, Dios nos permite orar en lenguas mientras lo adoramos. Con
frecuencia, no interpretamos estas lenguas cuando nuestro espíritu adora a Dios. Pero
otras veces, hablamos en lenguas en la iglesia, y es necesario que éstas sean interpretadas
para que otros se beneficien. A veces, podríamos no estar seguros si Dios quiere que lo
adoremos en lenguas en silencio o que hablemos en voz alta para toda la iglesia. Yo
creo que esta mañana, este hablar en lenguas rebosó en nuestro culto público, pero que
Dios quería que fuera en privado. De modo que sigamos aprendiendo y madurando en
esto”.41
P 57
Como pastor, ¿qué
les diría usted a los visitantes
después de un mensaje en
lenguas y la interpretación?
P 58
¿Cómo debe el
pastor dirigir a la iglesia para
que responda a las lenguas o
a la profecía? Dé ejemplos.
186 Capítulo 8
Corintios
Si hay un mensaje en lenguas, pero después de esperar no hay interpretación, el
pastor debe dar una explicación. Podría decir algo como esto: “Creemos en los dones
del Espíritu Santo, como el don de hablar en lenguas. Primera Corintios 12–14 nos
enseña mucho sobre este don. Pero dice que siempre que alguien hable en lenguas en la
iglesia, es necesario que haya interpretación. El propósito de los dones espirituales es
fortalecernos y edificarnos. Pero esto no puede suceder si oímos una lengua desconocida
sin una interpretación. Así que 1 Corintios 14 dice que el que habla en una lengua
desconocida debe orar para interpretarla. La falta de interpretación no quiere decir que
el mensaje en lenguas no era de Dios. Quizás Dios le dio a alguien la interpretación, pero
esa persona no tuvo el valor de compartirla. O quizás este mensaje en lenguas era una
alabanza que debió haber sido dirigida a Dios en silencio. Hoy, no recibimos beneficio
de este mensaje en lenguas porque no pudimos entenderlo. No obstante, recordemos que
aunque nuestro uso de los dones espirituales no sea perfecto, debemos seguir buscando
y fomentando su uso. Sigamos creciendo en nuestro entendimiento y en nuestro uso
de estos dones. Porque los dones espirituales son de Dios, y Él se deleita en dárnoslos
hoy.”42
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1.
a)
b)
c)
d)
Un mensaje en lenguas
lo entienden sólo los oyentes.
es un idioma que el que habla no ha aprendido.
lo entienden en el cielo, pero no en la tierra.
tiene el propósito de evangelizar.
2. Sabemos que el que habla en lenguas está en control
porque
a) el que habla puede permanecer en silencio.
b) la experiencia prueba que este es el caso.
c) todos los creyentes testifican que esto es verdad.
d) la interpretación sigue pronto.
3.
a)
b)
c)
d)
El don de profecía es
igual al oficio de un profeta.
igual a la predicación ungida.
el resultado de meditar en la Escritura.
un destello de revelación del Espíritu.
4. El don de profecía
a) está 0 por ciento arraigado en el razonamiento
humano.
b) es 10 por ciento humano y 90 por ciento divino.
c) es un mensaje para hacer más fuertes a los creyentes.
d) es más que todo acerca del futuro.
5.
a)
b)
c)
d)
¿Cuál NO es una función de la profecía?
Decir el mensaje del evangelio
Decir los pasos de la dirección personal
Decir los acontecimientos del futuro
Decir los secretos del corazón
6. ¿Cuál de estas declaraciones es FALSA?
a) Las lenguas pueden ser una alabanza del hombre a
Dios.
b) Las lenguas pueden ser un mensaje de Dios al
hombre.
c) Las lenguas deben incluir hablar y escuchar.
d) Las lenguas pueden ser un mensaje, pero no un
canto.
7. La mayoría de la responsabilidad de interpretar las
lenguas está
a) en la persona que habla en lenguas.
b) en el pastor de la iglesia local.
c) en la persona que es conocida por tener este don.
d) en los creyentes más maduros.
8.
a)
b)
c)
d)
Pablo enfatiza que la profecía es una señal a los
incrédulos.
creyentes.
creyentes y a los incrédulos.
que tienen ojos para ver.
9.
a)
b)
c)
¿Cuál de las afirmaciones es VERDAD?
No hay límite para las lenguas en un culto.
No hay límite para la profecía en un culto.
La profecía tiene la misma autoridad que la
Escritura.
d) La profecía puede reemplazar a la Escritura.
10. ¿Cuál iglesia tenía una profecía antibíblica?
a) Corinto
b) Filipos
c) Tesalónica
d) Galacia
Edificación cristiana y dones espirituales
187
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
Los dones de lenguas e interpretación (1 Co 14:1-25)
Objetivo: Explicar qué es y qué no es hablar en lenguas.
El don de profecía (1 Co 14:1-32)
Objetivo: Explicar qué es y qué no es el don espiritual de profecía.
Principios para usar los dones espirituales en el ministerio (1 Co 14:1-26)
Objetivo: Explicar 4 principios para las lenguas, la interpretación y la profecía en un culto.
Pautas para mantener orden con los dones espirituales (1 Co 14:26-40)
Objetivo: Explicar 6 pautas para mantener orden cuando los creyentes manifiestan los dones espirituales en un
culto.
Capítulo 9:
Doctrina y adoración
(1 Corintios 15–16)
Introducción
3
En una pequeña aldea de Suiza, hay una serie de tres
capillas en una montaña (Figura 9.1). Estas capillas están
a lo largo de un sendero que sube por la montaña. En cada
capilla hay una pintura de alguna escena de las últimas
2
horas de Cristo. Por ejemplo, al entrar a la primera capilla
se puede ver una pintura de Jesús ante Pilato o Herodes. Al
subir un poco más se llega a la segunda capilla, donde hay
una pintura de Jesús en la cruz. En la cima de la montaña
está la última capilla, con una pintura de la resurrección.
Un visitante subió por la montaña. Observó que
1
mucha gente había pasado por allí antes que él. El
sendero que pasaba por la primera capilla y seguía hasta
Figura 9.1
la de la cruz era ancho, porque mucha gente había pasado Muchas personas visitaron la primera capilla, y la
por allí camino al Calvario. Sin embargo, el sendero que mayoría llegaron a la capilla de la cruz; pero pocos
seguía más arriba de la capilla de la cruz era difícil de continuaron hasta la capilla de la resurrección.
ver. La mayoría de los que subían se habían detenido en la capilla de la cruz. Pocos habían ido más allá del
Calvario. El visitante siguió subiendo por el sendero apenas visible hasta la cima de la montaña. Pronto llegó
a la capilla de la resurrección. Los que habían construido las tres capillas no habían omitido esta parte del
evangelio. Pero la mayoría de la gente no había subido más allá del Calvario.
La cruz es el centro del evangelio. Los cristianos han estado en lo cierto al discernir esto. El problema no
es que el sendero hacia la cruz esté desgastado. Estamos agradecidos porque los creyentes siguen las pisadas
de Jesús al Calvario. ¡Pero el problema es que pocos han recorrido el sendero que lleva a la tumba vacía!
Pablo se gloriaba en la cruz, pero predicaba la cruz a la luz de la resurrección. Sola, la cruz no es una buena
noticia. Por sí sola, la cruz es derrota, no victoria. Fue sólo después de la resurrección que los discípulos
vieron el significado de la cruz. La tumba vacía reveló que la cruz era la victoria del Señor sobre el pecado,
la muerte y el sepulcro. Porque como Pablo escribió a los corintios, sin la resurrección de Cristo, nuestro
evangelio es un testigo falso, nuestra vida es inútil y nuestra esperanza es estéril.1
Lecciones:
27
28
La resurrección de los creyentes—Parte 1 (1 Co 15:1-19, 29-32)
Objetivo A: Explicar por qué debemos creer en la resurrección de Cristo.
Objetivo B: Analizar por qué el evangelio sería malas noticias si Cristo no hubiera resucitado.
La resurrección de los creyentes—Parte 2 (1 Co 15:20-58)
Objetivo A: Relacionar la resurrección de Cristo con las primicias y el primer Adán.
Objetivo B: Explicar cómo afecta la doctrina de la resurrección el diario vivir de los creyentes.
Objetivo C: Resumir 5 verdades sobre el cuerpo de resurrección.
La mayordomía con el dinero, la oportunidad y la familia de Dios
(1 Co 16:1-24)
29
Objetivo A: Resumir 6 maneras en las que debemos ser mayordomos de las riquezas que Dios nos confía.
Objetivo B: Explicar 2 maneras en las que debemos ser mayordomos de las oportunidades que Dios nos
confía.
Objetivo C: Analizar la importancia de ser mayordomos de las relaciones en la iglesia.
Objetivo D: Definir “anatema” y “maranata” en sus propias palabras.
188
Lección
27
La resurrección de los creyentes—Parte 1 (1 Co 15:1-19, 29-32)
Objetivo A: Explicar por qué debemos creer en la resurrección de Cristo.
Objetivo B: Analizar por qué el evangelio sería malas noticias si Cristo no hubiera resucitado.
Contexto
Figura 9.2 La resurrección de Cristo
A medida que hemos estudiado 1 Corintios 1–14, hemos
es una parte vital del evangelio.
visto que la iglesia en Corinto tenía muchos problemas.
• Los corintios estaban divididos con respecto a los líderes
(1 Co 1–4).
• Los corintios no disciplinaron a un miembro de la iglesia
que había cometido pecado sexual con la esposa de su
padre (1 Co 5).
• Los creyentes se engañaban unos a otros y se enjuiciaban
en los tribunales (1 Co 6).
• Algunos asistían a fiestas paganas y cometían pecados
sexuales con los paganos (1 Co 6–10).
• Algunas mujeres no respetaban al esposo (1 Co 11).
• Algunos abusaban de la Cena del Señor (1 Co 11).
• Había confusión en los cultos de adoración, cuando
muchos hablaban en lenguas al mismo tiempo y no había
interpretación (1 Co 12–14).
• Y como veremos en esta lección, algunos habían dejado de
creer en la resurrección (1 Co 15).
¡Ay qué revoltijo de problemas, y todos en una sola iglesia! Pero Dios no se dio
por vencido con los creyentes de Corinto. En vez de eso, Él dirigió al apóstol Pablo
a escribirles y ayudarles a madurar a través de sus problemas. Todos nosotros los
creyentes tenemos problemas. Pero Dios se deleita en amarnos, enseñarnos, perdonarnos
y ayudarnos a crecer y a triunfar. Y al final, según sigamos siendo buenos mayordomos
de la gracia que Él nos da, Él nos salvará completamente y nos perfeccionará para que
seamos como Jesús.
Quizás algunos en Corinto creían que los que son espirituales no necesitan cuerpos
resucitados. Los griegos cometían un error similar. Los griegos creían que el cuerpo era
solamente para nuestros años en la tierra, pero el cristianismo enseña que la resurrección
del cuerpo es importante. Sabemos que algunos en la iglesia de Corinto decían que no
había resurrección (1 Co 15:12). De modo que Pablo toma tiempo para corregir esta
enseñanza falsa. Él explica varias verdades acerca de la resurrección de los creyentes.
A. La resurrección es una parte vital del evangelio (1 Co 15:1-11).
1. El evangelio es una verdad fija, permanente, inalterable que debemos aceptar
o rechazar.
Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también
recibisteis, en el cual también perseveráis (1 Co 15:1).
Hay solamente un evangelio, y no podemos cambiarlo. ¡Cuando algunos trataron de
cambiar el evangelio, hicieron que Pablo se enrojeciera, se enojara y hablara en voz alta!
Cuando algunos en Galacia trataron de cambiar el evangelio, Pablo llamó una maldición
eterna del cielo sobre ellos.
6
Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la
gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7No que haya otro, sino que
189
¿Qué es el
P1
evangelio? ¿Cambia con
las generaciones y lugares?
Explique.
190 Capítulo 9
Corintios
hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8Mas
aun si nosotros o un ángel del cielo os anunciare otro evangelio diferente del que
os hemos anunciado, sea anatema (Gá 1:6-8).
Nadie hacía que Pablo se enojara más que los que trataban de cambiar el evangelio.
Porque cambiar el evangelio es como destruir el fundamento de una casa mientras la
gente está viviendo en ella. Los que cambian el evangelio destruyen su única oportunidad
de salvación.
P 2
¿Con qué puede
usted comparar el evangelio?
2. El evangelio es el fundamento seguro en el que nos afirmamos.
Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también
recibisteis, en el cual también perseveráis (1 Co 15:1).
Hay muchos lugares resbaladizos en estos tiempos. Vivimos en un mundo peligroso.
En algunos lugares, la economía de naciones enteras está fallando. Los creyentes pueden
perder su trabajo e incluso sus posesiones debido a guerras, rebeliones, crisis financieras,
terremotos, hambrunas, inundaciones y otras dificultades. En muchas naciones, los
creyentes padecen por la pobreza, la enfermedad y la persecución. Muchos creyentes
están en prisión. Este año, quizás 160.000 cristianos serán asesinados por creer en Jesús.2
Sin embargo, en todas estas pruebas, el evangelio nos da un lugar firme. Pues sabemos
que tenemos paz con Dios mediante nuestro Señor Jesucristo. Y aún después que muera
este cuerpo terrenal, el evangelio declara que vendrá un día de resurrección. De modo
que en todo momento, estamos firmes en el evangelio de Cristo. “Es Cristo Roca firme y
fiel, segura peña tengo en Él; arena incierta hay sin Él, arena incierta hay sin Él.”3
1
Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
2
Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los
montes al corazón del mar; 3aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los
montes a causa de su braveza (Selah) (Sal 46:1-3).
Un canto moderno dice: “Alma mía, descansa en Cristo solamente. Conoce su poder
en la quietud y la confianza. Cuando los océanos se levanten y los truenos rujan, me
elevaré contigo sobre la tormenta. Padre, eres Rey sobre el diluvio. Permaneceré quieto
y sabré que Tú eres Dios”.4
3. Los que dejan de creer en la resurrección de Cristo pierden su salvación.
P 3
¿Cuál es la promesa,
la condición y la advertencia
de 1 Corintios 15:2?
Por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si
no creísteis en vano (1 Co 15:2).
La salvación tiene comienzo, mitad y conclusión. Tiene
“Fui salvo,
pasado, presente y futuro. Como dijo Juan Wesley: “Fui salvo,
estoy siendo salvo y seré salvo”. La salvación comienza
estoy siendo
cuando la persona nace de nuevo. Continúa a medida que
salvo y seré
obedecemos a Cristo y seguimos sus enseñanzas. Y la
salvo”.
salvación será completa cuando recibamos nuestro nuevo
cuerpo y pasemos a la eternidad con Cristo.
Para ser salva, la persona debe tener un comienzo espiritual―un momento cuando
nace de nuevo. Pero las Escrituras enseñan que no es suficiente comenzar bien.
Debemos continuar en el proceso de salvación. Como vimos en 1 Corintios 10, muchos
comenzaron bien su viaje a Canaán, pero murieron en el desierto, antes de llegar a la tierra
prometida.
27
Sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo
sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado. 1Porque no quiero,
hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y
todos pasaron el mar; 2y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en la
mar, 3y todos comieron el mismo alimento espiritual, 4y todos bebieron la misma
Doctrina y adoración
191
bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca
era Cristo. 5Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron
postrados en el desierto (1 Co 9:27–10: 5).
4. El evangelio que los apóstoles predicaban enfatizaba la resurrección de Cristo.
Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también
recibisteis, en el cual también perseveráis; 2por el cual asimismo, si retenéis
la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 3Porque
primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por
nuestros pecados conforme a las Escrituras; 4y que fue sepultado, y que resucitó
al tercer día, conforme a las Escrituras; 5y que apareció a Cefas, y después a los
doce. 6Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales
muchos viven aún, y otros ya duermen. 7Después apareció a Jacobo; después a
todos los apóstoles; 8y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí.
9
Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado
apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios. 10Pero por la gracia de Dios soy lo
que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más
que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo. 11Porque, o sea yo o
sean ellos, así predicamos, y así habéis creído (1 Co 15:1-11).
1
Examine las cuatro partes del evangelio de los apóstoles. Podríamos llamar a estas
cuatro verdades básicas el A, B, C y D del evangelio.
• Cristo murió por nuestros pecados (según las Escrituras). Él fue nuestro
sacrificio. Él fue el Cordero de Dios que murió para quitar los pecados del mundo
(Jn 1:29). Él fue nuestro Cordero pascual, sacrificado por nuestros pecados (1 Co
5:7). Por la muerte de Cristo en la cruz, Dios reconcilió al mundo consigo mismo,
sin tomar en cuenta los pecados de los hombres (2 Co 5:18).
5
Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados;
el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros
curados. 6Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se
apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros
(Is 53:5-6; vea 1 P 2:24-25).
• Fue sepultado. Los musulmanes dicen que el Hijo de Dios no murió en la cruz.
Dicen que Él se marchó y que sólo Jesús, el hombre, murió. Pero el evangelio
dice que Jesucristo el Hijo de Dios murió por nuestros pecados y fue sepultado.
• Resucitó el tercer día (según las Escrituras). El mismo Jesucristo que vivió,
murió en la cruz por nuestros pecados y fue sepultado―este mismo Jesús se
levantó de los muertos. Y observe que el evangelio no dice: “¡Se levantó con
nuestros pecados!” ¡No! Él murió con nuestros pecados en los hombros. Pero
resucitó sin ellos. ¡Aleluya!
¡La resurrección es prueba de que Dios aceptó el sacrificio de Cristo por
nuestros pecados y de que ya no existen! ¡Póngase de pie y grite un momento
por estas buenas nuevas! ¡Nuestros pecados ya no existen! ¡Jesús los dejó en
el sepulcro! En las oficinas del gobierno, ponen un sello o estampilla en los
documentos para mostrar que están aprobados y que son oficiales. La resurrección
de Jesús es el sello o la estampilla de aprobación que el juez del cielo puso en la
muerte de Jesucristo. La resurrección hace válida nuestra fe. ¡Porque la tumba
está vacía, nuestra fe es completa!
• Él se apareció a centenares de testigos. La resurrección de Jesucristo es un
hecho histórico. Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento enfatizan que la
verdad se establece por dos o tres testigos. Complete la Figura 9.3 para descubrir
el gran énfasis que la Biblia da a dos o tres testigos de la verdad.
P4
¿Cuáles son el A, B,
C y D del evangelio?
P 5
Complete la Figura
9.3 sobre la relación que hay
entre la verdad y dos o tres
testigos.
192 Capítulo 9
Corintios
Escritura
Nm 35:30
Dt 17:6
Dt 19:15
Mt 18:16
Jn 8:13-18; 10:25
2 Co 13:1
1 Ti 5:19
Heb 10:28
Ap 11:3
Figura 9.3
Resumen de la Escritura
Versículos bíblicos que enfatizan que la verdad y la certeza se basan en dos o más testigos
El Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y los tribunales de hoy basan la verdad
en el testimonio de dos o tres testigos. ¡Pero para acentuar la verdad de su resurrección,
nuestro Señor Jesucristo se apareció a centenares de testigos! El mormonismo se basa
en el testimonio de un sólo hombre, Joseph Smith, que dijo haber leído documentos
secretos con lentes especiales que ningún testigo había visto jamás.5 Asimismo, el islam
¿Por qué Jesús se
P 7
se basa en el testimonio de un hombre, Mahoma, que no sabía leer, pero que le dijo
apareció a tantos testigos?
a la gente lo que sólo él decía haber visto y oído.6 Pero el cristianismo se basa en la
¿Son salvos los
P 8
resurrección de Jesucristo. Y Él se apareció a tantos testigos que es imposible negar su
maestros de la Biblia que no
resurrección (1 Co 15:5-8).7
creen en la resurrección de
Cristo? Explique.
La parábola del bus. Tres campesinos iban a pie hacia una ciudad cercana. Ellos
querían viajar en bus hasta la ciudad capital. El primer hombre les preguntó a unas
personas cuál bus debía tomar. Ellas decidieron jugarle una broma cruel a este hombre,
que no sabía leer. Así que le dijeron que tomara cierto bus, aunque ellos sabían que lo
P 9
Explique 2 verdades
sobre la parábola del bus.
llevaría al lugar equivocado. Él les dio las gracias, compró su pasaje y creyó que estaba
en el bus correcto. Horas más tarde, cuando el bus llegó a un lugar extraño, ¡se quedó
aterrado! Los otros dos campesinos también querían ir a la ciudad capital. A
diferencia del primer hombre, ellos se subieron al bus correcto, pero luego uno
de ellos cambió de opinión. Nadie estaba seguro del motivo por el que se
bajó antes de tiempo. Quizás creyó que no iba en el bus correcto, o quizás
2. Fue sepultado.
1. Cristo murió
por nuestros
fue una fiesta al lado del camino la que le atrajo la atención. Al final,
pecados.
solamente uno de los tres hombres llegó a la capital, aunque todos habían
deseado llegar allá.
Mencione las 5
P 6
diferentes ocasiones en
que el Señor resucitado se
apareció a los creyentes
(1 Co 15:5-8).
B. Si Cristo no hubiera resucitado de los muertos, las buenas
nuevas serían malas nuevas (1 Co 15:12-19; 29-32).
Algunos en Corinto no creían en la resurrección del cuerpo. “Pero si
se predica de Cristo que resucitó de los muertos ¿cómo dicen algunos entre
vosotros que no hay resurrección de muertos?” (1 Co 15:12). Pablo lleva a los
creyentes a considerar los resultados de este error. “Porque si no hay resurrección
Figura 9.4 Las cuatro del evangelio de muertos, tampoco Cristo resucitó. ... vuestra fe es vana; aún estáis en
que creemos para ser salvos
vuestros pecados” (1 Co 15:13, 17). Complete la Figura 9.5 para descubrir
(1 Co 15:1-2)
algunos de los resultados si Cristo no hubiera resucitado de los muertos.
3. Resucitó el
tercer día.
4. Él se apareció
a centenares
de testigos.
P 10
Complete la Figura
9.5 sobre los resultados si no
hubiera resurrección (1 Co
15:13-32).
1 Co
15:13
15:14
15:15
15:16
15:17
15:18
Si (condición)
Si no hay resurrección de muertos
Si Cristo no resucitó
Si Cristo no resucitó
Si los muertos no resucitan
Si Cristo no resucitó
Si también los que durmieron en
Cristo no resucitaron
Entonces (resultado)
Continúa en la siguiente página
Doctrina y adoración
15:19
193
Si en esta vida solamente
esperamos en Cristo
¿Qué harán los que se bautizan por (en
referencia a) los muertos (Jesús)?
15:29
15:30-32 Si los muertos no resucitan
15:32b
Si los muertos no resucitan
Figura 9.5
Declaraciones de si/entonces acerca de la resurrección (1 Co 15:13-32)
Un canto cristiano que una vez fue popular decía que aunque no hubiera resurrección
ni cielo, era bueno conocer al Señor en esta vida. Pero ese canto era bobo. Pues si no hay
resurrección, entonces hemos sido engañados en esta vida. El cristianismo está basado
en la verdad de la resurrección. Si no hay resurrección, entonces el cristianismo es una
religión falsa.
La historia está llena de relatos sobre los que siguieron a líderes malos, como Teudas,
Judas y otros.
36
“Porque antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que era alguien. A éste
se unió un número como de cuatrocientos hombres; pero él fue muerto, y todos
los que le obedecían fueron dispersados y reducidos a nada. 37Después de éste,
se levantó Judas el galileo en los días del censo, y llevó en pos de sí a mucho
pueblo. Pereció también él, y todos los que le obedecían fueron dispersados”
(Hch 5:36-37).
¡Y si Cristo no ha resucitado, estamos desperdiciando la vida y siguiendo a un líder
equivocado!
Primera Corintios 15:29 ha sido interpretado hasta de cuarenta diferentes maneras.8
“De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera
los muertos resucitan? ¿Por qué, pues, se bautizan por los muertos?” (1 Co 15:29).
Algunos se han preguntado si los corintios creían que el creyente podía ser bautizado
para ayudar a alguien que había muerto. Pero como el Dr. Palma observa, esta creencia
no es una teología buena, y la historia de la Iglesia “no registra dicha práctica en el
primer siglo.”9 Los mormones tienen una doctrina no bíblica sobre el ser bautizados
por los muertos. Hacen mucho trabajo en las genealogía de familias y enseñan que
un mormón puede ser bautizado en nombre de (o por) un familiar muerto que no era
miembro de la iglesia mormona. En contraste, la Biblia enseña que nuestra única
oportunidad para ser salvos está en esta vida. Las Escrituras nunca le ofrecen a nadie
una segunda oportunidad para ser salvo después de la muerte. Más bien enseñan: “Y de
la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después
de esto el juicio” (Heb 9:27). Ser bautizado para ayudar a alguien que ha muerto no es
bíblico, y probablemente es algo que los corintios no harían.
Entonces ¿qué significa 1 Corintios 15:29? La manera más fácil de entenderlo está
en el contexto que Pablo ya nos ha dado. En 1 Corintios 15, Pablo habla de los muertos
como grupo por lo menos quince veces. Encontramos frases como si los muertos no
resucitan, o si Cristo no resucitó (1 Co 15:12-32). Pablo enfatiza que si los muertos
no resucitan, Jesús está entre los muertos. De modo que si Jesús está muerto, todos los
creyentes que se bautizan en el nombre de Jesús son bautizados por (con referencia a)
uno de entre los muertos. Esta interpretación tiene sentido dentro del contexto y también
en griego. Pues la palabra griega traducida por es huper―que puede significar “con
referencia a”.10 Así que la manera más sencilla y más fácil de entender este versículo es
que si los muertos no resucitan, los creyentes estamos desperdiciando el tiempo al ser
bautizados con referencia a Jesús, quien es solamente otro hombre entre los muertos.
Esta interpretación obedece a la regla de la hermenéutica: Cuando el significado sencillo
tiene sentido, no busque otro significado.
P 11
Si Jesús todavía
está muerto, ¿los creyentes
de hoy son bautizados por o
en nombre de los muertos?
Explique.
194 Capítulo 9
Corintios
También, esta es la opinión que favorecen Richard C. H. Lenski y el Comentario
Beacon de la Biblia. Estos eruditos creen que 1 Corintios 15:29 se refiere al bautismo de
todos los creyentes. Enfatizan que nuestro bautismo en agua nos conecta con la muerte y
resurrección de Cristo (Ro 6:3-5). De modo que si Cristo está muerto, somos bautizados
por los muertos, o por uno entre los muertos.11 Pablo usa un recurso literario llamado
metonimia, en el que el total puede representar uno.12 En este caso, el grupo de los
muertos representa o incluye a Cristo, por quien fuimos bautizados. Como observa el
Comentario Beacon, esta interpretación está en armonía con la teología de redención de
Pablo y con las prácticas de la iglesia primitiva.
Lección
28
La resurrección de los creyentes—Parte 2 (1 Co 15:20-58)
Objetivo A: Relacionar la resurrección de Cristo con las primicias y el primer Adán.
Objetivo B: Explicar cómo afecta la doctrina de la resurrección el diario vivir de los creyentes.
Objetivo C: Resumir 5 verdades sobre el cuerpo de resurrección.
A. Porque Cristo ha resucitado, el evangelio afecta a todos para bien o
para mal (1 Co 15:20-34).
La resurrección de Cristo afecta a todos.
Porque Cristo
ha resucitado, sus enemigos estarán bajo sus pies (1 Co 15:25). La resurrección de Cristo
nos da la seguridad de que Él vencerá a todo enemigo―Satanás, los demonios, los seres
humanos que lo rechazan a Él y hasta la muerte.
La Biblia se refiere a la muerte como una enemiga. Por un lado, la muerte es el límite
o la puerta entre nosotros y Dios. Porque como Pablo dijo, estar ausente del cuerpo es
estar presente con el Señor.
6
Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el
cuerpo, estamos ausentes del Señor; 7(Porque por fe andamos, no por vista);
8
pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al
Señor (2 Co 5:6-8).
Entonces si la muerte es la última barrera entre nosotros y Cristo, ¿por qué la
Escritura llama enemiga a la muerte? La muerte es nuestra enemiga porque representa
lo contrario de todo lo que Dios es y desea. La muerte está rodeada de amigos como
las tinieblas, la enfermedad, el sufrimiento y el lloro. En contraste con la muerte y sus
amigos, Dios es luz y vida. Y Él desea que tengamos salud y felicidad. Así que la Biblia
ve la muerte como lo que es―la última enemiga que nuestro Señor vencerá. Jesús está
reinando ahora, pero Dios pondrá a todos los enemigos bajo los pies de Cristo. Y la
última enemiga que Cristo destruirá es la muerte (1 Co 15:25-26).
El apóstol Juan tuvo una visión del juicio final de Cristo sobre la muerte. Pues después
de la segunda venida, después del milenio y después de la rebelión final de Satanás, Juan
vio que “la muerte y el Hades fueron lanzados a lago de fuego” (Ap 20:14).
1. La resurrección de Cristo significa derrota para sus enemigos.
P 12
¿Por qué la Biblia
habla de la muerte como
nuestra enemiga?
Dios pondrá
a todos los
enemigos bajo los
pies de
Cristo.
P 13
¿De qué manera
se relaciona la resurrección
de Cristo con la fiesta de las
primicias?
2. La resurrección de Cristo significa resurrección y recompensa para sus
seguidores. Porque Cristo ha resucitado de los muertos, sus seguidores resucitarán
cuando Él venga. Pablo aclara esta verdad con dos ilustraciones poderosas―las primicias
y los Adanes. Veamos estos dos ejemplos.
Primero, Pablo nos da seguridad de nuestra resurrección con el ejemplo de las
primicias.
Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron
es hecho (1 Co 15:20).
La fiesta de las primicias se celebraba cuando Israel cosechaba la cebada en la
primavera. Sembraban las semillas de la cebada en el otoño, y esta siembra del grano
Doctrina y adoración
195
estaba lista para cosechar en la primavera. Los judíos usaban el trigo y la cebada
para hacer pan, así que éstas eran las cosechas más importantes.13 Pero antes que los
judíos pudieran disfrutar de la cosecha de la cebada, Dios les exigía que le llevaran
las primicias―una gavilla madura del grano―como ofrenda (Lv 23:10-14). De modo
que cuando la cosecha de la cebada estaba madura, el pueblo llevaba una gavilla de
grano al templo el primer domingo después de la Pascua. Entonces el sumo sacerdote
agitaba esta gavilla de grano ante Dios. Luego, por estas primicias, el resto de la cosecha
era aceptable y segura. Por el Nuevo Testamento entendemos que la ofrenda de las
primicias era una profecía acerca de Jesús. Pues Jesús murió el jueves, el día que los
judíos mataban el cordero de la pascua (Figura 9.6). Tres días después, el domingo por
la mañana, mientras el sumo sacerdote de Jerusalén agitaba las primicias de la cebada a
Dios, Jesús se levantó del sepulcro, y fue las primicias de los que resucitan (1 Co 15:20).
Tome tiempo para adorar a Dios mientras usted medita en esta asombrosa verdad. Cerca
de 1.500 años antes que el Hijo del Dios del cielo llegara a ser el Hijo del Hombre en
la tierra, Dios le dio a Moisés los días exactos para celebrar las fiestas de la pascua y de
las primicias. ¡Estas fiestas señalaban a Jesús, quien murió el día de la pascua y resucitó
el día de las primicias! Y siendo que Él es las primicias, su resurrección es la garantía
de que todos los que lo siguen como salvador y Señor, un día se levantarán de entre los
muertos como la cosecha completa que Dios ha planeado.14
Pan sin levadura
Pascua
+
jueves
Figura 9.6
Primicias
+
domingo
Jesús murió el día de la pascua y resucitó el día de las primicias.
Fiestas de la primavera
1. Pascua
2. Pan sin levadura
3. Primicias
4. Pentecostés
Pentecostés
+
domingo
Explicación del Antiguo Testamento
Los judíos mataban un cordero el día catorce del primer mes
del calendario judío (marzo/abril). En la pascua celebraban su
liberación de la esclavitud de Egipto, cuando el ángel de la
muerte pasó de largo al ver la sangre del cordero en el dintel y
los dos postes de las puertas (Ex 12).
Los judíos mataban el cordero de la pascua el día catorce.
Luego a la puesta del sol, cuando comenzaba el año día judío
(el día quince), comían la cena de Pascua. Este día también
comenzaba la fiesta de 7 días del pan sin levadura, la que
celebraba su liberación de Egipto (Mt 26:17).15 Recuerde que
en la primera Pascua en Egipto comieron pan sin levadura
porque salieron de Egipto de prisa, y el pan no tenía tiempo
para leudarse (Ex 12:8-20).
Esta fiesta era el domingo, el día después del Sabbat que
seguía a la pascua (Lv 23:11). Esta fiesta celebraba la cosecha
de la cebada. Los judíos sembraban las semillas de la cebada
en el otoño, y brotaban y maduraban en la primavera. Pero
antes de la plena cosecha, los judíos llevaban una gavilla de
grano de cebada al sacerdote. Él la agitaba ante el Señor como
las “primicias”. Entonces, la plena cosecha era aceptable a
Dios y estaba segura para el hombre.
Pentecostés significa “cincuenta” y esta fiesta se celebraba
cincuenta días después del Sabbat de la semana de la pascua
(Lv 23:15-16; 1 Co 16:8). Esta fiesta celebraba la cosecha del
trigo. Pentecostés también se llama la fiesta de las semanas
(siete semanas después de la pascua, Dt 16:10) y la fiesta de
la cosecha (Ex 23:16).17
¿Cuál es el
P 14
cumplimiento profético de la
fiesta del pan sin levadura?
Cumplimiento profético en el
Nuevo Testamento
Jesús fue crucificado el día exacto
de la pascua. Él fue nuestro
Cordero pascual (1 Co 5:7),
sacrificado para liberarnos de la
esclavitud del pecado.
Pablo enseña que la levadura
representa el pecado (1 Co 5:8).
Él nos exhorta a celebrar y cumplir
con esta fiesta cuando dejamos
que Jesús quite el pecado de
nuestra vida diaria.
Jesús resucitó el domingo, el
día exacto de la fiesta de las
primicias.16 Por eso Pablo se refiere
a Él como “primicias de los que
durmieron” (1 Co 15:20) y la razón
por la que “todos serán vivificados”
o resucitados (1 Co 15:22).
El día de Pentecostés, Dios llenó
a los creyentes del Espíritu Santo,
dándoles poder para testificar de
Cristo, y así recoger la cosecha
mundial de gente para el reino de
Dios (Hch 1:8; 2:1-4).
Figura 9.7
El Nuevo Testamento explica el cumplimiento profético de las cuatro fiestas de primavera del Antiguo Testamento.
196 Capítulo 9
P 15
Contraste los
resultados del primer Adán
con los del postrer Adán.
¿Qué gran promesa
P 16
contiene Romanos 8:11?
P 17
Si seguimos a
Jesús, ¿podemos tener
amigos malvados y vivir
en pecado? (1 Co 15:34)
Explique.
P 18
¿Los que
permanecen en Cristo siguen
siendo esclavos del pecado?
Explique.
P 19
¿Qué tienen que
hacer todos los seguidores de
Jesús? (2 Ti 2:20) Explique.
P 20
¿Por qué los
creyentes deben evitar tener
amistad estrecha con los
pecadores?
Corintios
Segundo, Pablo nos da la seguridad de nuestra resurrección con la ilustración de los
dos Adanes.
21
Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la
resurrección de los muertos. 22Porque así como en Adán todos mueren, también
en Cristo todos serán vivificados. 23Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las
primicias; luego los que son de Cristo, en su venida (1 Co 15:21-23).
Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el
postrer Adán, espíritu vivificante (1 Co 15:45).
Primero, las malas noticias. Dios puso a Adán en el huerto del Edén. Él le dijo que
podía comer de cualquier árbol del huerto, menos de uno―el árbol del conocimiento del
bien y del mal. Pero Adán desobedeció a Dios. Y este solo acto de la desobediencia abrió
la puerta para que el pecado entrara al mundo. De modo por Adán, todos enfrentamos la
muerte. Estas son las malas noticias.
Pero las buenas nuevas son que Jesús murió por nuestros pecados y resucitó. Ahora,
todos los que confían en Él y le obedecen son perdonados, reciben nueva vida, vencerán
la muerte y vivirán para siempre. Porque la muerte entró al mundo por el primer Adán,
pero por el postrer Adán―Jesucristo―la resurrección y la vida llegan “a los que son de
Cristo” (1 Co 15:23). Todos los caminos de la vida conducen al sepulcro. Solamente el
camino a través de Jesucristo conduce del sepulcro a la gloria.
3. El evangelio de la resurrección de Cristo exige que sus seguidores dejen de
pecar (1 Co 15:32-34). Hay un evangelio azucarado que dice que los seguidores de
Jesús son todavía esclavos del pecado. Este falso evangelio dice que Dios no ve cuando
los creyentes pecan, porque están cubiertos con la sangre de Jesús. En contraste, Pablo
enseñó que los que tienen amigos malvados y viven en pecado han perdido sus sentidos
(1 Co 15:34). Y antes en esta carta, Pablo escribió que algunos de los corintios habían
muerto, y otros estaban enfermos, porque vivían en pecado (1 Co 11:30). Y Pablo
escribió que si nos juzgáramos y nos arrepintiéramos del pecado, Dios no nos juzgaría
(1 Co 11:31). Por todo el Nuevo Testamento, las Escrituras advierten que Dios nos ve
cuando pecamos y que debemos confesar nuestros pecados y dejarlos.
33
No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. 34Velad
debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza
vuestra lo digo (1 Co 15:33-34).
2
Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de
ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque
le veremos como él es. 3Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a
sí mismo, así como él es puro. 4Todo aquel que comete pecado, infringe también
la ley; pues el pecado es infracción de la ley. 5Y sabéis que él apareció para
quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. 6Todo aquel que permanece en
él, no peca; cualquiera que peca, no le ha visto, ni le ha conocido (1 Jn 3:2-6).
18
Que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y
trastornan la fe de algunos. 19Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo
este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo
aquel que invoca el nombre de Cristo (2 Ti 2:18-19).
Debemos evitar tener amistad íntima con los malvados que corrompen el buen
carácter. Una papa dañada pronto arruinará la papa que está a su lado. La persona
pecaminosa corromperá a sus amigos. Esta verdad se relacionaba con los corintios que
comían en las fiestas paganas desenfrenadas. Allí comían carne ofrecida a los ídolos
y cometían pecados sexuales (1 Co 6–10). Pablo les advirtió a ellos y a nosotros que
evitáramos las amistades que corrompen el carácter y nos hacen pecar. ¿Por qué? Porque
los que practican pecado no son seguidores de Jesús. Debemos saludar a los pecadores
Doctrina y adoración
e tratar de llevarlos a Cristo. Pero nuestros amigos íntimos deben ser seguidores de
Jesús.
Una joven se graduó de una universidad y se comprometió para casarse. En este
periodo de tiempo ella encontró a Cristo como su Salvador, y Él le transformó la vida.
Ella tuvo largas charlas con su novio acerca de su nuevo gozo. Él le dijo que todavía
la amaba y que todavía quería casarse con ella, pero que ella debía entender que él no
cambiaría su forma de vivir.
La joven soñaba con ganarlo para Cristo algún día. Ella sentía que este joven no tenía
ningún otro contacto con el evangelio sino a través de ella. Ninguno de sus amigos ni los
de su familia eran cristianos. Sus nuevos amigos de la iglesia comenzaron a advertirle
que sería muy difícil andar en el camino cristiano y al mismo tiempo compartir la vida
con él. Pero ella estaba segura de poder ganarlo para Cristo.
Ella habló con un pastor que le dijo que la Biblia advierte a los creyentes no tener
una relación con los incrédulos. “Pero, pastor”, ella protestó con lágrimas. “Yo soy
responsable de su salvación… él no tiene nadie más que le ayude”.
El pastor le advirtió dulcemente con 1 Corintios 15:33-34. Él dijo: “Este joven
pecador puede desanimarte de día en día hasta que pierdas tu íntima comunión con
el Señor. En vez de arriesgar tu propia alma, sería sabio que reconocieras que Dios es
responsable de la salvación de él, no tú. Dios puede usar otros medios para traerlo a la
luz”.
El domingo de Resurrección es una parte importante de nuestro mensaje a todos.
Pero algunas iglesias enfatizan solamente la mitad del evangelio―la cruz. Muchos
saben que Jesús murió en la cruz. Lo ven colgado de la cruz en los crucifijos. La gente
ve a Jesús en la cruz al entrar en algunas casas. Ven a un Jesús muerto colgando de los
espejos en automóviles y buses. Y ven a Jesús muerto clavado en una cruz en todas las
iglesias católicas en todos los países. La muerte de Jesús no es una noticia nueva para
muchos.
Nos regocijamos con el mensaje de perdón por la muerte de Jesús. Damos gracias
porque Dios perdona nuestra culpa mediante la cruz. Pero muchos tienen solamente esta
primera mitad del evangelio. La otra mitad es la pascua. La primera mitad del evangelio
dice: “Soy salvo del pecado por la muerte de Cristo”. La segunda mitad dice: “Soy salvo
de pecar por su vida”. La primera mitad del evangelio declara libertad de la pena del
pecado. La segunda mitad proclama libertad del poder del pecado.
Hay perdón por la cruz. Aún así, muchos se sienten condenados a repetir el ciclo de
pecado, confesión y perdón. Querido amigo, hay buenas nuevas―¡Jesús vive! Y porque
Él vive, podemos tener nueva vida―¡por el poder del Espíritu que vence nuestros
deseos pecaminosos! Hay perdón, pero también hay poder. Hay perdón, pero también
hay libertad.
Cuando la iglesia católica predica solamente la primera mitad del evangelio,
el resultado en la sociedad es una tragedia―para los hombres. ¿Por qué? Porque el
evangelio que predicamos define el lugar de los hombres y de las mujeres. Si enfatizamos
a un Jesús muerto en la cruz, esto llega a ser un modelo para los hombres. Los hombres
ven a un Jesús débil, que carece poder. De modo que el Jesús a quien los hombres
imitan es débil. Los hombres lo ven colgado y desamparado en la cruz. O piensan en Él
muerto, con la cabeza sobre el regazo de su madre. Si el modelo para el hombre es débil
y desvalido, así es el hombre. El hombre no es superior a su modelo.
En contraste con el Jesús débil y desvalido, el modelo para una mujer católica es
María, la madre de Jesús. Ella es fuerte, fiel, confiable, amorosa y afectuosa. Ella es la
que da ayuda. Así la mujer en la sociedad católica llega a ser la fuerte y fiel―¡mientras
que el varón es débil e infunde lástima!
197
198 Capítulo 9
Tenemos
un mensaje
poderoso. este
mensaje cambia
vidas; cambia la
sociedad.
Corintios
Entonces un día se oye un nuevo mensaje en la tierra del conquistador. ¡Jesús ha
resucitado! Cristo ya no es el débil moribundo. Él es el Conquistador de la muerte, el
Resucitado. Ahora el hombre tiene un nuevo modelo―un modelo fuerte. Este nuevo
Jesús poderoso no es desvalido. Este nuevo Jesús no es como un esclavo con la cabeza
inclinada o que arrastra los pies, tan desvalido como un mendigo. ¡No! Este nuevo
Jesús es el que vence el sepulcro. Él es el Poderoso que triunfa sobre todo enemigo
del infierno. Y los que siguen a este Jesús se comportan como Él. ¡Porque Jesús vive,
nosotros también vivimos!
De modo que vemos al nuevo hombre, lleno de la vida de resurrección. Él toma su
lugar en el hogar y en la sociedad. Él es fuerte y lleno del Espíritu. ¡Él vence porque
Cristo vive en su corazón por fe!
Tenemos un mensaje poderoso. Éste mensaje cambia vidas; cambia la sociedad. El
domingo de resurrección da esperanza a todos. De modo que proclamemos ambas partes
del evangelio. Jesús murió, y luego Él se levantó del sepulcro. Jesucristo está vivo. ¡Él
ha resucitado!18
B. Pablo enseña varias verdades sobre el cuerpo de resurrección (1 Co
15:35-58).
Muchos hoy, como los saduceos del ayer, no creen en la resurrección. Y otros no
creen que el cuerpo de resurrección sea importante. Pero nuestra salvación no será
completa hasta que Dios nos dé un nuevo cuerpo. Y ese cuerpo que recibiremos en la
resurrección será en el que viviremos para siempre. Nuestro cuerpo terrenal se debilita
cada vez más a medida que envejecemos.
P 21
¿Cuáles 2 tipos de
cuerpo que Pablo contrasta
en 1 Corintios 15:35-44?
Complete la
P 22
Figura 9.8 de los contrastes
sobre cómo el cuerpo de
resurrección se siembra y
cómo resucita.
Enterrar un
cuerpo es como sembrar una semilla. ¿Recuerda la primera vez que usted sembró una
semilla? Quizás sembró un vegetal, una fruta o una flor. De niño, se sorprendió al ver
la hermosa planta que creció de la simple semilla. Al pasar los años, podemos perder la
admiración y la maravilla por la naturaleza. Pero Pablo nos recuerda que la muerte es
como sembrar una semilla. Lo que se siembra es diferente a lo que crece. La Figura 9.8
contrasta el cuerpo terrenal que se siembra en la muerte con el cuerpo celestial que se
cosecha en la resurrección.
1. Lo que se siembra es diferente de lo que crece (1 Co 15:35-44).19
1 Co
15:42
15:43
15:43
15:44
El cuerpo se siembra
El cuerpo resucita
En corrupción
Figura 9.8 Contrastes sobre cómo se siembra
el cuerpo de resurrección y cómo resucita (1 Co 15:42-44)
Una planta es más gloriosa que la semilla de la que sale. Asimismo, nuestro cuerpo
celestial será más glorioso que el cuerpo terrenal que sembremos en el sepulcro.
2. Así como somos como el primer Adán, así seremos como el postrer Adán (1 Co
15:45-49). Nuestra salvación no es completa hasta que nuestro cuerpo se transforme.
Complete la Figura
P 23
9.9 sobre los contrastes entre
el primer Adán y el postrer
Adán (1 Co 15:21-22; 45-49).
Jesús murió para redimir nuestro cuerpo como también nuestra alma (1 Ts 5:23). En la
tierra, somos como y estamos vinculados con el primer Adán. Pero en la resurrección,
seremos como y estaremos siempre con el postrer Adán, Jesucristo.
1 Co
El primer Adán
15:21
Trajo muerte a los hombres.
15:22
15:45
Todos mueren en él.
Llegó a ser un
El postrer Adán (Cristo)
Continúa en la siguiente página
Doctrina y adoración
199
15:46
15:47
Es el modelo para los que están en la
tierra.
Figura 9.9 Contrastes entre el primer Adán y el postrer Adán (1 Co 15:21-49)
[Escrituras relacionadas: Mt 17:22; Fil 3:21; 1 Jn 3:2]
15:48-49
3. Necesitamos un cuerpo nuevo para heredar un reino nuevo (1 Co 15:50).
Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de
Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción (1 Co 15:50).
¡Imagínese tratar de vivir para siempre en el cuerpo que tenemos ahora! Al pasar
los años, las arrugas aumentan y la rigidez de los músculos empeora, pero la energía,
la memoria y la salud disminuyen. ¡Así que vivir para siempre en el cuerpo que
tenemos ahora no sería el cielo! Pero Dios ha planeado un cuerpo nuevo para nosotros,
que concuerda con la santidad, la felicidad y la eternidad del cielo. ¡Entonces nunca
envejeceremos ni nunca nos cansaremos! Viviremos en un cuerpo espiritual para
siempre.
P 24
¿Por qué
necesitamos un nuevo
cuerpo para el cielo?
4. Recibiremos un cuerpo nuevo en un abrir y cerrar de ojos, al toque de la final
trompeta (1 Co 15:51-52).
He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos
transformados, 52en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta;
porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y
nosotros seremos transformados (1 Co 15:51-52).
El abrir y cerrar de ojos es una fracción de segundo. Observe que la trompeta señala
una gran victoria y un gran triunfo.20 En el rapto, cuando Jesús regrese, los creyentes
recibirán su cuerpo nuevo y entrarán a los gozos del cielo. Observe las palabras la final
trompeta. Estas palabras no quieren decir que nunca oiremos otra trompeta en el cielo.
Pero la trompeta del rapto es la última trompeta que oiremos en la tierra antes que Jesús
regrese.
13
Tampoco, queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para
que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14Porque si
creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que
durmieron en él. 15Por lo cual, os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros
que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos
a los que durmieron. 16Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de
arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo
resucitarán primero. 17Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado,
seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en
el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 18Por tanto, alentaos los unos a los
otros con estas palabras (1 Ts 4:13-18).
Es importante vivir listos para encontrarnos con Jesús en cualquier momento. Porque
cuando Cristo regrese, no habrá tiempo para prepararnos. ¡El rapto y la resurrección
sucederán en menos de un segundo! ¡Viva listo!
¿Por qué cree que
P 25
Dios escogió una trompeta
para anunciar el regreso de
Cristo y nuestra resurrección?
5. La resurrección de los creyentes completa la victoria de Cristo sobre la muerte
(1 Co 15:53-56). Pablo se refiere a versículos del Antiguo Testamento (Is 25:8; Os
P 28
¿Cómo es que
seguir a Jesús elimina el
aguijón de la muerte?
51
13:14). El aguijón de la muerte es el pecado. Y la ley hace poderoso al pecado porque
enumera los muchos tipos de pecado. Pero siendo que Jesús nos ha salvado de nuestros
pecados, la muerte ha perdido su aguijón para nosotros. De modo que en ciertas maneras,
la muerte es como una abeja sin aguijón. Y en la resurrección, la muerte perderá su poder
sobre nosotros. “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria [sobre el pecado
y la muerte del cuerpo] por medio de nuestro Señor Jesucristo” (1 Co 15:57).
P 26
¿Cuál versículo
en 1 Tesalonicenses 4:13-18
basa la resurrección de los
creyentes en la resurrección
de Jesús?
¿Qué sonidos
P 27
menciona 1 Tesalonicenses
4:16 que no están en
1 Corintios 15:52?
200 Capítulo 9
Corintios
La victoria de Cristo sobre la muerte comenzó cuando Él se
levantó del sepulcro. Y su victoria sobre la muerte será completa
cuando Él resucite a todos sus seguidores. Entonces nuestra
salvación será completa. Después, Dios lanzará la muerte y el
Hades al lago de fuego (Ap 20:14).
Conclusión
Pablo cierra este capítulo con palabras de ánimo y exhortación.
“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes,
creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro
trabajo en el Señor no es vano” (1 Co 15:58).
Las palabras así que son muy
¿Cuál es el
P 29
significado de “así que” y las importantes en la Escritura. Pablo
palabras que siguen? (1 Co
ha pasado un capítulo completo
Figura 9.10 Todo el infierno cantó y bailó en la
15:58)
enseñando sobre la resurrección.
crucifixión, pero ¡MIRE LO QUE JESÚS
LE HIZO A LA MUERTE en la resurrección!
Finalmente, él llega al así que (1 Co 15:58). Esta es la manera
del apóstol de decir “¿Y qué?” Las palabras así que son como un
puente que conecta 1 Corintios 15:1-57 con la aplicación práctica
de 1 Corintios 15:58. La resurrección es segura y gloriosa. ¿Ahora
qué?
La resurrección nos inspira y nos motiva a la acción. Nos da
seguridad para mantenernos firmes y seguir sirviendo a Cristo.
La resurrección de Cristo nos recuerda que lo que hacemos ahora
sí importa. Porque el camino a la gloria pasa por el sepulcro.21
De modo que a pesar de los sepulcros y de las lápidas que vemos
a nuestro alrededor, vivimos ahora como gente que pertenece al
futuro. Nuestro día de resurrección viene. De modo que estemos
firmes en la verdad y hagamos nuestra parte en la obra de la iglesia.
Vivamos de modo que no nos lamentemos por haber trabajado
muy poco para Cristo. Dios nos recompensará por todo vaso de
agua fría que demos (Mt 10:42)―toda buena obra que hagamos en el nombre de Jesús.
Los enemigos de Jesús lo clavaron en una cruz en una colina fuera de Jerusalén. Y
todo el infierno cantó y bailó mientras los discípulos envolvían el cuerpo sin vida de
Jesús en un paño y lo encerraban en un sepulcro. Pero en el transcurso de 3 días, la gente
en Jerusalén no gritaba “Miren lo que la muerte le hizo a Jesús”. Más bien exclamaban
“¡Miren lo que Jesús le hizo a la muerte!”22 Y porque él resucitó, nosotros también
resucitaremos. Pero hoy, mantengámonos ocupados para Él.
Lección
29
La mayordomía con el dinero, la oportunidad y la familia de Dios
(1 Co 16:1-24)
Objetivo A: Resumir 6 maneras en las que debemos ser mayordomos de las riquezas que Dios nos
confía.
Objetivo B: Explicar 2 maneras en las que debemos ser mayordomos de las oportunidades que Dios
nos confía.
Objetivo C: Analizar la importancia de ser mayordomos de las relaciones en la iglesia.
Objetivo D: Definir “anatema” y “maranata” en sus propias palabras.
Contexto
Nuestro tema para esta unidad ha sido la adoración. En los capítulos 11–14, Pablo se
ocupó de los asuntos de la adoración en el culto de la iglesia. El capítulo 15 nos recuerda
que la adoración es inútil sin la doctrina correcta. Como dijo Pablo, los creyentes son
Doctrina y adoración
201
salvos si se aferran a la enseñanza del evangelio, que incluye la resurrección. De modo
que debemos relacionar la adoración con la doctrina. Jesús dijo que la adoración es inútil
a menos que esté basada en la Palabra de Dios (Mt 15:1-9).
Asimismo, es importante recordar que la adoración se relaciona no sólo con los
cultos de la iglesia, sino también con nuestro tiempo fuera de la iglesia. La adoración
debe ser el tema de nuestra vida entera. Como dijo Pablo: “Así que, hermanos, os ruego
por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo,
agradable a Dios, que es vuestro culto racional” (Ro 12:1).
De modo que vemos que la adoración es una manera de vivir, no solamente un cruce
con Dios en un culto de la iglesia. En esta lección final de 1 Corintios, relacionamos
la adoración con la mayordomía en tres áreas de la vida: el dinero, la oportunidad y la
familia de Dios.23
A. Sea un mayordomo fiel del dinero que Dios le da (1 Co 16:1-4).
Contexto geográfico
En su tercer viaje misionero, Pablo recogió una ofrenda para los creyentes pobres de
Jerusalén, en la provincia de Judea (1 Co 16:3). Pablo recogió el dinero, más que todo
de las iglesias gentiles, en tres provincias:
• Galacia—ciudades como Listra, Iconio, Derbe y Antioquía de Pisidia (1 Co 16:1);
• Macedonia—ciudades como Filipos, Tesalónica y Berea (2 Co 9:1-4);
• La iglesia de Acaya en Corinto (1 Co 16:1-4; 2 Co 8–9).
Pablo escribió 1 Corintios cuando estaba en Éfeso, en la provincia de Asia. Repase el
mapa de la Figura 9.11. Recuérdese de los acontecimientos y enseñanzas conectados con
cada lugar. Repasar de los lugares bíblicos le hace más fácil y más divertido aprender.
Figura 9.11
P 30
¿Cuántos
acontecimientos y personas
le recuerdan estas provincias:
Galacia, Asia, Macedonia,
Acaya?
Éfeso era un centro estratégico para las misiones.
Esta ofrenda misionera para Jerusalén era con un propósito especial. Con todo,
en 1 Corintios 16 (y más adelante en 2 Corintios 8–9), encontramos principios sobre
el ofrendar. Las necesidades varían, pero los principios permanecen los mismos.
Examinemos seis principios sobre el ofrendar.
Quizás los creyentes
en Jerusalén necesitaban ayuda debido a la hambruna (Hch 11:27-30). O quizás su
pobreza era resultado de la persecución que comenzó después de la muerte de Esteban
(Hch 8:1). En esos días, los creyentes se dispersaron. Cuando fueron regresando poco a
poco, sin duda les habían robado mucha de su propiedad (compare con Heb 10:34). De
modo que Pablo recogió una ofrenda para ayudar a estos creyentes judíos pobres. Las
1. Debemos dar para demostrar compasión (1 Co 16:1, 3).
¿Qué enseña
P 31
Santiago 2:14-17 sobre
demostrar compasión?
202 Capítulo 9
P 32
¿Por qué cree
usted que la Biblia enfatiza
este orden para compartir:
1) familia, 2) creyentes, 3)
no creyentes? (1 Ti 5:8; 1 Jn
3:17-18; Gá 6:10)
Corintios
Escrituras nos enseñan que si tenemos amor en el corazón, debemos demostrarlo dando
a los creyentes necesitados (Mt 25:34-46; Gá 6:10; Stg 2:14-17; 1 Jn 3:17-18).
Imagínese que usted vivía en Corinto hace 20 siglos y que Pablo le pidió que diera
una ofrenda para Jerusalén. Al principio, usted pudo haberse negado por cuatro razones:
• Los creyentes de Jerusalén le eran totalmente desconocidos y estaban lejos.
Estaban por lo menos a un mes de viaje de Corinto. ¿Por qué dar a gente que
probablemente nunca vería?
• La mayoría de los creyentes en Corinto eran gentiles. Pero Jerusalén era el centro
para los judíos. Además, los judíos no estaban prontos a aceptar a los gentiles en
la iglesia. Jesús les dijo a los creyentes judíos que fueran por todo el mundo y
compartieran el evangelio. Pero no salieron de Jerusalén hasta que la persecución,
después de la muerte de Esteban, los obligó a salir. El concilio de Hechos 15
reveló que algunos de los judíos creían que los gentiles debían vivir como judíos.
¿Por qué dar ayuda a gente de un grupo étnico prejuiciado?
• Había gente necesitada en Corinto. ¿Por qué ayudar a los necesitados lejos de
casa?
• Dios sabe cuáles son las necesidades de cada uno. ¿Por qué debe usted ayudar
cuando Dios tiene poder para ayudar a todos?
Su carne pudo haber suscitado todas estas objeciones sobre el dar. Pero a medida
que usted escuchaba a Pablo y al Espíritu, al final, usted habría dado para ayudar a los
creyentes pobres de Jerusalén. Y la primera razón por la que usted habría dado es por
compasión. Porque cuando escuchamos al Espíritu de Dios dentro de nosotros, Él no
abre el corazón para tener misericordia de los que están en necesidad. En 1 Corintios 16,
el primer principio por el que debemos dar es para demostrar compasión (1 Co 16:1, 3).
2. Debemos dar como un acto de adoración (1 Co 16:2).
P 33
¿Cuáles son los
primeros 2 principios sobre el
dar en 1 Corintios 16?
P 34
¿Cómo es que los
que adoran con palabras
solamente son como una
persona que usa una
sandalia en un pie y una bota
en el otro?
Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según
haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces
ofrendas (1 Co 16:2).
La iglesia primitiva se reunía el domingo, el primer día de la semana. El Sabbat judío
o día santo era el sábado, el último día de la semana. Pero Jesús resucitó de los muertos
el primer día de la semana (Mr 16:2), y Dios derramó el Espíritu Santo en Pentecostés
el primer día de la semana (Hch 2:1-4; Lv 23:15-16). De modo que la iglesia primitiva
se reunía el domingo para celebrar la resurrección de Cristo y el derramamiento del
Espíritu Santo.
Pablo les dijo a los corintios que llevaran una ofrenda cada domingo cuando se
reunieran. La adoración y el dar deben casarse. Porque las palabras de adoración sin la
dádiva generosa, son como nubes sin agua y árboles sin fruto.
La adoración incluye palabras y riqueza. Los
Figura 9.12
Los que adoran
que adoran con palabras, pero no con dinero, son
solamente con
como el hombre que llevaba una sandalia en un
palabras, son
pie y una bota en el otro, o como el hombre que
inconsecuentes
tocaba su guitarra en una clave, pero cantaba en
y se contradicen
a sí mismos.
otra clave. El gran mandamiento nos enseña a
Son
como una
adorar a Dios con todo el corazón (Mt 22:37persona con una
38). Jesús dijo que el tesoro y el corazón están
sandalia en un
ligados (Mt 6:21). Entonces la adoración del
pie y una bota en
corazón debe incluir el dar ofrendas generosas.
el otro. Lo que
proclaman con
Los reyes magos que adoraron a Jesús
sus palabras, lo
sabían poco de Dios. Porque no conocían las
niegan con sus
Escrituras, tuvieron que preguntarles a otros
acciones.
Doctrina y adoración
203
dónde nacería el Mesías (Mt 2:1-6). Pero aun con poco conocimiento, estos hombres
sabios supieron dar sus mejores regalos cuando adoraron (Mt 2:11). Lo que expresamos
con la lengua, debemos expresarlo con nuestro tesoro. Las manos que levantamos en
alabanza deben ser las mismas manos que metemos en el bolsillo para dar una ofrenda.
¡Una mano cerrada revela un corazón cerrado, pero una mano abierta que da una ofrenda
generosa revela un corazón abierto!
3. Debemos dar según Dios nos bendice (1 Co 16:2).
“...cada uno de vosotros
ponga aparte algo, según haya prosperado” (1 Co 16:2). Las Escrituras no enseñan la
ofrenda igual. Algunos deben dar más, otros deben dar menos. ¡Dios no mide el tamaño
de nuestras ofrendas por la cantidad que damos, sino por la cantidad que guardamos!
Jesús dijo que la viuda pobre que dio solamente dos monedas de cobre dio más que el
hombre rico que dio oro (Lc 21:1-4). No importa cuánta riqueza tengamos, siempre que
demos a Dios una generosa parte de ella. En 1 Corintios 16, el tercer principio sobre el
dar es que demos en proporción. Cuanto más Dios nos da, más compartimos con otros.
P 35
¿Cómo pesa Dios
nuestras ofrendas? Explique.
4. Debemos dar de una manera regular―como el primer día de cada semana
(1 Co 16:2).
P 36
¿Cuáles
son algunas de las
responsabilidades
económicas que la gente
adquiere cada mes en el
lugar donde usted vive?
Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según
haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces
ofrendas (1 Co 16:2).
La Biblia no nos enseña a dar solamente cuando tengamos ganas de dar. Más bien,
nos enseña a planear y dar de una manera regular, sistemática y organizada. Pablo dijo a
los creyentes que dieran el domingo, el primer día de cada semana.
Propietaria:
“El alquiler de esta casa
se debe pagar el primero
de cada mes.”
1
Administrador:
“Por favor firme el
acuerdo financiero.”
Arrendataria:
“Es una pequeña
cantidad a pagar.”
Vendedor:
“Gracias por
venir a comprar
sus alimentos
cada semana.”
2
4
3
Madre:
“Con mucho gusto
pagaré las cuotas
mensuales de la
escuela.”
Pastor:
“¿Promete usted traer
los diezmos cada
semana a la iglesia?
Compradora:
“Los alimentos son
importantes para
mi salud física.”
Creyete:
“¡No! ¡No creo
en obligaciones
semanales! ¡Eso
sería esclavitud!
Figura 9.13
¿Haremos habitualmente nuestros pagos para las responsabilidades terrenales, perdo no para las espirituales?
Observe que la ofrenda era para
los judíos, pero los que dieron eran gentiles en su mayoría. Pablo usó esta ofrenda para
fortalecer la relación entre los judíos y los gentiles. Anteriormente, cerca del año 50
d.C, la iglesia judía de Jerusalén tuvo una gran discusión sobre las relaciones entre los
judíos y los gentiles (Hch 15). En esa reunión, la iglesia de Jerusalén pidió que Pablo les
enseñara a los gentiles que recordaran a los pobres (Gá 2:10). Pablo accedió. Esta ofrenda
5. Debemos dar para forjar relaciones (1 Co 16:3).
P 37
¿Cómo es que la
ofrenda de Corinto ayudó a
forjar relaciones? Explique.
204 Capítulo 9
Corintios
cumplió la promesa de Pablo. Los gentiles habían sido bendecidos espiritualmente por
creyentes judíos, como Pablo (Ro 15:25-27). Ahora estaban diciendo “gracias” y “los
amamos” al dar una ofrenda a los creyentes judíos necesitados. Esta ofrenda tejió un
lazo de amor entre los judíos y los gentiles.
P 38
¿Cuáles son
algunas maneras en las que
usted puede usar el dinero
para forjar relaciones, como
lo hizo el pastor Felipe?
¿A quién da Dios
P 39
la responsabilidad: a los
que dan dinero, a los que lo
reciben o a ambos? Explique.
El pastor Felipe supo que un hombre que vivía cerca de su iglesia había muerto. Este
hombre nunca asistió a la iglesia, por lo que el pastor no lo conocía bien. Pero él recogió
una ofrenda de alimentos para llevarle a la familia. Él sabía que muchos parientes y
vecinos llegarían para el entierro, y que la familia apreciaría la ayuda. Cuando entregó los
alimentos, expresó su sentido pésame. El pastor Felipe dijo: “Nosotros no conocíamos
bien a este hombre, pues él nunca asistió a nuestra iglesia. Ahora, lo único que podemos
hacer es ponerlo en las manos de nuestro amoroso Padre celestial. Nuestra iglesia quiere
que ustedes sepan que nos preocupamos cuando otros sufren. De modo que trajimos
esta ofrenda de alimentos para demostrarles nuestro amor. También, es demasiado tarde
para orar por nuestro hermano que ya ha muerto. Pero me gustaría orar que Dios les dé
consuelo y dirección a todos ustedes que quedan”. La familia aceptó con gratitud su
oración de amor. El domingo siguiente, seis nuevas familias visitaron su iglesia. ¡A las
pocas semanas, bautizó a muchos de ellos, y se hicieron miembros de su iglesia!24 Dar
es un buen modo de forjar relaciones con otros creyentes y con los que no son creyentes.
6. Debemos dar solamente a los ministerios que manejan el dinero de una manera
abierta y responsable (1 Co 16:3-4).
Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré
para que lleven vuestro donativo a Jerusalén (1 Co 16:3).
Algunos creyentes dan ofrendas a ministros o ministerios que no dan informes del
dinero que reciben. Esto es como lanzar una ofrenda fuera de la ventana de un automóvil
o bus y esperar que se use bien. En contraste, todo ministro tiene la responsabilidad de
mostrar a la gente cómo se usa el dinero.
Dios espera que los creyentes sean administradores sabios. Pablo no les pidió a
los corintios que pusieran su dinero en su bolsillo o en el bolsillo de un desconocido.
Más bien, el apóstol dijo a los corintios que designaran hombres (dos o más) a
quienes aprobaran. Estos hombres llevarían la ofrenda a los que la necesitaban. Eso
es responsabilidad. Pablo manejaba el dinero de una manera que daba confianza a
los donantes. Él era honrado y sincero a los ojos de todos los hombres (2 Co 8:21).
Los donantes se sentían garantizados de que su dinero se usaba para el propósito que
ellos lo habían dado. Cuando Pablo recogía ofrendas, no había secretos sobre cómo
se usaban.
P 40
¿Usted conoce
a personas que dan a
ministerios que no rinden
cuentas del dinero? Explique.
Muchos ministerios hoy recogen dinero pero no le dicen a la gente cómo
lo gastan. En otras palabras, estos ministerios no son responsables con los fondos que
reciben. A veces, el gobierno hace auditorías a estos ministerios y pone en prisión a los
líderes deshonrados. Pero otras veces, los líderes de estos ministerios y sus familiares
siguen construyendo casas más grandes con el dinero que dan los creyentes. Usar el
ministerio como un negocio para obtener dinero no es nada nuevo. La Biblia registra
que Jesús reprendió a los fariseos por devorar las casas de las viudas (Mt 23:13).
Desafortunadamente, algunos creyentes son crédulos―fáciles de engañar―porque
tienen amor y celo sin conocimiento. De modo que los lobos con ropa de ovejas se
roban la lana de las ovejas de Dios. Como los hijos de Elí, Ofni y Finees, se quedan
con las ofrendas (1 S 2:12-25). Dios le pedirá cuentas a todo el que recoja ofrendas en
su nombre. Sin embargo, Él también juzgará a todos los creyentes como mayordomos.
Si queremos que Dios diga “bien hecho” por la manera en que manejamos su dinero,
debemos dar a los ministros que, como Pablo, rinden buenos informes del dinero que
reciben. (Para ver más sobre este tema, vea el capítulo 12 de este libro, lección 40B.)
Aplicación.
Doctrina y adoración
205
B. Sea un mayordomo fiel de las oportunidades que Dios le da (1 Co
16:5-9).
1. Debemos andar suavemente mientras la fe nos dirige para hacer planes para
el ministerio (1 Co 16:5-7). Note que el gran apóstol incluía en sus planes las palabras
podrá ser y si el Señor lo permite. A veces sólo descubrimos la voluntad del Señor paso
por paso. (Para ver más sobre cómo Pablo cambió sus planes de ministrar en Corinto,
vea el curso de la Serie fe y acción, titulado Panorama del Nuevo Testamento, capítulo
6, lección 18, punto A. También analizaremos los viajes de Pablo a Corinto cuando
lleguemos a 2 Corintios 1:12-23.)
Cuando Jonatán atacó a los filisteos, prosiguió basado en un quizá (1 S 14:6). Él no
tenía completa seguridad de que el Señor le ayudaría. Sin embargo, tenía un gran deseo
de hacer todo lo que le fuera posible. De modo que con una fuerte fe en Dios, sintió el
impulso de dar un paso audaz. Dios honró el deseo de su corazón y le ayudó a ganar
una batalla. Asimismo, cuando deseamos agradar a Dios, depender de Él, y cuando nos
atrevemos a dar pasos de fe, Él nos ayudará.
2. Debemos ser fieles con las grandes oportunidades sin importar la oposición
(1 Co 16:8-9).
Pero estaré en Éfeso hasta Pentecostés; 9Porque se me ha abierto puerta grande
y eficaz, y muchos son los adversarios (1 Co 16:8-9).
Algunos ven puertas abiertas, pero no esperan ver enemigos. Otros ven enemigos, y
luego temen entrar por las puertas abiertas que están cerca. Pero los sabios reconocen
que las puertas abiertas vienen con la oposición abierta.
Una vez, Pablo había querido ir a Éfeso en la provincia entonces llamada Asia. Pero
la puerta estaba cerrada. Pues en ese momento, el Espíritu le prohibió ir a Asia (Hch
16:6). Después, en el momento oportuno, Dios dirigió a Pablo a Éfeso, la ciudad reina de
Asia. La puerta para llegar a Éfeso se abrió para que Pablo predicara el evangelio. Pero
dentro de la puerta, Pablo encontró muchos enemigos, como demonios, paganismo,
hechicería y a Demetrio y a los que vendían ídolos de plata. Pero estos desafíos no
desalentaron a Pablo, pues el Espíritu Santo le había dicho que en cada ciudad se le
presentarían prisiones y dificultades (Hch 20:23). Él sabía que con las puertas abiertas,
había montañas que subir, ríos que atravesar, ladrones que sobrevivir, azotes que
soportar, tiendas que coser y muchas noches sin dormir. Pablo entendía las palabras:
“Sin dolor no hay ganancia”.
Una cosecha de trigo no viene fácilmente. Antes de la cosecha, alguien debe despejar
el campo de árboles, troncos, arbustos, espinas, maleza y piedras. Luego alguien debe
arar y sembrar el campo. Finalmente, aun cosechar la siega exige de mucho sudor.
Asimismo, una cosecha espiritual no viene fácilmente. El éxito siempre viene con gran
precio. Pero Dios nos da la gracia para enfrentar y vencer los problemas que vienen con
las puertas abiertas.
Dios le dio a Nehemías una puerta abierta para que reconstruyera los muros de
Jerusalén. Él tenía el favor de Dios y el favor del rey Artajerjes. Con todo, él se vio
ante muchos enemigos. El viaje de Persia (Irán) a Israel era largo y peligroso. Y Dios
no llevó en brazos a la gente. O tuvieron que caminar o montarse en animales durante
4 meses―una distancia de más de 1.400 kilómetros (900 millas). Y cuando llegaron,
muchos enemigos los esperaban dentro de la puerta abierta. Había enemigos sociales―
los que abusaban de los pobres. Había desafíos económicos―la mayoría de los judíos
eran pobres. Había enemigos políticos como Sanbalat y Tobías. Así que Nehemías y
“cada uno tenía su espada ceñida a sus lomos, y así edificaban” (Neh 4:18). ¡Pero
terminaron el muro! (Neh 6:15). Las puertas abiertas vienen con resistencia abierta. Pero
Dios da la gracia para el éxito.
8
P 41
¿Por qué cree
usted que Dios puede decidir
dirigirnos paso a paso?
Figura 9.14
Jonatán siguió adelante
sobre un quizá para ver si
el Señor lo ayudaba.
¿Los creyentes
P 42
deben suponer puertas
abiertas sin enemigos que
conquistar? Explique.
P 43
¿Qué formas de
oposición enfrentan hoy los
pastores y otros creyentes
donde usted vive?
206 Capítulo 9
P 44
¿Cuáles son
algunas claves para hacer y
conservar amigos?
P 45
¿Cuántos amigos
menciona Pablo en Romanos
16?
Corintios
C. Sea un mayordomo fiel de los amigos y los familiares que Dios le da
(1 Co 16:10-20).
En esta lección hemos estudiado acerca de ser administradores o mayordomos
fieles del dinero y de las oportunidades. Pero éstos son inútiles sin los amigos. Lo más
importante de la vida son las relaciones con la gente. Así como la fe es la certeza de lo
que esperamos, las relaciones son los bloques que construyen lo que soñamos.
El apóstol Pablo no sólo ganaba almas, ¡él ganaba amigos! Los amigos en la familia
de Dios son nuestra riqueza más grande. Como dice el proverbio: Haz nuevos amigos,
y conserva los antiguos; uno es plata, y el otro es oro. La Figura 9.15 es una lista de
los amigos que Pablo menciona en 1 Corintios 16. Repase la lista de estas personas y las
amables palabras que Pablo dice de ellas.
Personas
Palabras amables de Pablo sobre ellas
1 Co 16
1. Hermano Timoteo
Mirad que esté con vosotros con tranquilidad, porque él hace la obra del Señor
así como yo. 11Por tanto, nadie le tenga en poco, sino encaminadle en paz, para
que venga a mí: porque le espero con los hermanos.
16:10-11
2. Hermano Apolos
Mucho le rogué que fuese a vosotros con los hermanos, mas de ninguna manera
tuvo voluntad de ir por ahora; pero irá cuando tenga oportunidad.
(Recuerde que algunos preferían a Pablo y otros a Apolos, 1 Corintios 1:12. Pablo
quería que ellos supieran que él había animado a Apolos que los visitara.)
16:12
10
13
3. Hermanos en Corinto
Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. 14Todas vuestras
cosas sean hechas con amor.
(Observe que los hombres deben usar su fuerza con amor, para que como líderes,
no sean como dictadores. Con los dones espirituales, y con otros, el amor es
siempre el camino.)
16:13-14
15
4. La familia de Estéfanas
la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al
servicio de los santos. 16que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que
ayudan y trabajan.
16:15-16
5. Hermanos: Estéfanas,
Fortunato y Acaico
17
Me regocijo con la venida de Estéfanas, de Fortunato y de Acaico, pues ellos han
suplido vuestra ausencia. 18Porque confortaron mi espíritu y el vuestro.
16:17-18
6. Hermanos en las iglesias
de Asia
[Ellos] os saludan.
16:19
7. Aquila y Priscila y la
iglesia que está en su
casa
[Ellos] os saludan mucho en el Señor.
(Esta era una pareja de casados que formaba un equipo excelente. Con frecuencia,
a Priscila se menciona primero, y parece que era el líder más fuerte de los dos.
Pasaron de Corinto a Éfeso y a Roma, siempre ayudando en el ministerio. ¡En la
iglesia hay una gran necesidad de parejas que como ésta sirvan juntos!)
16:19
8. Todos los hermanos aquí
(en Éfeso)
[Ellos] os saludan.
16:20
Figura 9.15
P 46
¿Pablo maldijo a
los incrédulos? Explique.
Los hermanos de la familia de Dios a quienes Pablo menciona (1 Co 16)
D. Conclusión (1 Co 16:21-24)
21
Yo, Pablo, os escribo esta salutación de mi propia mano. 22El que no amare al
Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene. [Maranata] 23La gracia del Señor
Jesucristo esté con vosotros. 24Mi amor en Cristo Jesús esté con todos vosotros.
Amén (1 Co 16:21-24).
Tres palabras sobresalen en estos versículos. (Algunas versiones omiten maranata,
porque la traducen.)
• Anatema es una palabra griega que significa “maldito”. Pablo usó esta palabra
antes, diciendo que nadie, por el Espíritu, puede llamar a Jesús anatema (1 Co 12:3).
Pablo no está poniendo una maldición en un enemigo personal. En otro lugar Pablo
escribió: “Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis” (Ro 12:14).
Más bien, él está diciendo: “Que la maldición o ira de Dios esté en cualquiera que no
ame al Señor” (compare con Juan 3:18; Ro 1:18; Ef. 2:1-3; 5:3-7)
Doctrina y adoración
207
Maranata es una palabra Aramea que significa “Ven, Señor nuestro”. Esta era una
oración común de la iglesia primitiva pidiendo la segunda venida de Cristo. Nos
recuerda de la oración con la que termina el Apocalipsis: “Ven, Señor Jesús” (Ap
22:20). Todo creyente debe vivir listo para recibir a Jesús, creciendo en la obra del
Señor y orando, Maranata―“Ven, Señor nuestro”.
• Amor. Pablo ha sido severo con los corintios en esta carta. Repase el bosquejo de
este libro para recordar los problemas y las preguntas difíciles sobre los que escribió.
Pero él les recuerda a todos los creyentes de su amor por ellos en Jesucristo (1 Co
16:24).
•
P 47
¿Qué oración
resume la palabra Maranata?
P 48
¿A usted le
parece raro que Pablo una
la reprensión, la enseñanza
intensa y el amor? Explique y
aplique
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1.
a)
b)
c)
¿Por qué debemos creer en la resurrección?
La resurrección nos alienta a perseverar.
La Iglesia siempre ha enseñado la resurrección.
Solamente los creyentes débiles dudan de la
resurrección.
d) Rechazar la resurrección es rechazar la salvación.
2. ¿Qué nos da seguridad de la resurrección de Cristo?
a) Jonás estuvo dentro de la ballena 3 días y tres
noches.
b) Los fariseos les pagaron a los soldados para que
mintieran.
c) Muchos testigos vieron a Cristo resucitado.
d) Muchos santos del Antiguo Testamento resucitaron
con Cristo.
3. Si no hay resurrección de los muertos, entonces
a) ser cristiano sigue siendo el mejor camino a seguir.
b) somos bautizados en el nombre de un hombre
muerto.
c) todavía podemos alegrarnos de antemano por ir el
cielo.
d) una religión es tan buena como otra.
6. ¿Qué perfecciona la victoria de Cristo sobre la
muerte?
a) La resurrección de Cristo de la tumba
b) La muerte, resurrección y ascensión de Cristo
c) La resurrección de los creyentes
d) El juicio final de Satanás
7.
a)
b)
c)
¿Qué enseña 1 Corintios 16 sobre dar?
La ofrenda es igual al sacrificio
Lo que se siembra es lo que crece.
Dar como sembrar una semilla, no como pagar una
deuda.
d) Dar en proporción a las entradas.
8.
a)
b)
c)
d)
Una opinión balanceada sobre la oportunidad es:
En las puertas abiertas aparecen muchos enemigos.
Cuando Dios abre puertas, los enemigos huyen.
Las puertas abiertas dependen de las mentes abiertas.
Las puertas que Dios abre quedan abiertas para
siempre.
4. ¿Qué fiesta del Antiguo Testamento señalaba hacia la
resurrección?
a) Pascua
b) Pan sin levadura
c) Primicias
d) Pentecostés
9.
a)
b)
c)
d)
“Unos son plata, otros son oro” se refiere a
los minerales de la tierra.
las parábolas espirituales.
los amigos que permanecen.
las riquezas que desaparecen.
5. En 1 Corintios 15, la fe en la resurrección nos
a) exige dejar de pecar.
b) une a con los que han vivido antes y vivirán después
de nosotros.
c) inspira a dar generosamente.
d) impide volver atrás.
10. ¿Qué pensamiento expresa Maranata?
a) Una maldición sobre los enemigos del Señor
b) Una oración por el regreso del Señor
c) Una declaración de la fidelidad del Señor
d) Una pregunta sobre la justicia del Señor
208 Capítulo 9
Corintios
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
La resurrección de los creyentes—Parte 1 (1 Co 15:1-19, 29-32)
Objetivo: Explicar por qué debemos creer en la resurrección de Cristo.
Objetivo: Analizar por qué el evangelio sería malas noticias si Cristo no hubiera resucitado.
La resurrección de los creyentes—Parte 2 (1 Co 15:20-58)
Objetivo: Relacionar la resurrección de Cristo con las primicias y el primer Adán.
Objetivo: Explicar cómo afecta la doctrina de la resurrección el diario vivir de los creyentes.
Objetivo: Resumir 5 verdades sobre el cuerpo de resurrección.
La mayordomía con el dinero, la oportunidad y la familia de Dios (1 Co 16:1-24)
Objetivo:
Objetivo:
Objetivo:
Objetivo:
Resumir 6 maneras en las que debemos ser mayordomos de las riquezas que Dios nos confía.
Explicar 2 maneras en las que debemos ser mayordomos de las oportunidades que Dios nos confía.
Analizar la importancia de ser mayordomos de las relaciones en la iglesia.
Definir “anatema” y “maranata” en sus propias palabras.
Unidad 3: El ministerio apostólico de Pablo
(2 Co 1–13)
En una reunión reciente un líder le preguntó a un grupo de creyentes: “¿Los apóstoles
van al frente de la fila o atrás?” El grupo respondió a una voz: “¡Al frente!” Este pensamiento
confuso explica por qué hoy el número de falsos apóstoles va en aumento. Muchos quieren
ser apóstoles porque creen que esto significa más dinero, más privilegios y más respeto.
Pero los que estudian 2 Corintios descubren que ser apóstol, que es Dios quien lo decide,
no el hombre, significa menos dinero, pocos privilegios, menos respeto―y más golpes, más
enemigos y más sacrificio. En la mayor parte de 2 Corintios, el apóstol Pablo se defiende
contra la multitud de críticos que atacaban su carácter y su ministerio.
En el capítulo 10 Pablo repasa su pasado reciente (2 Co 1:1–2:13). Usted aprenderá a:
•
•
•
•
Analizar el trasfondo, el contexto y los tres puntos del bosquejo de 2 Corintios.
Analizar el problema de las tribulaciones e identificar seis fuentes de consuelo en las tribulación.
Explicar cómo la visita de Pablo a Corinto fue diferente a sus planes anteriores (2 Co 1:15-16).
Identificar seis principios sobre las relaciones, en el contexto del cambio de planes de Pablo.
En el capítulo 11 Pablo defiende su ministerio apostólico (2 Co 2:12–7:16). En este
capítulo lo guiaremos a:
• Explicar e ilustrar un principio para cada uno de éstos: la puerta abierta, el desfile de victoria
y la carta abierta.
• Resumir un principio para cada uno de éstos: un dedo acusador, una mano de ayuda, un velo
y la luna.
• Explicar e ilustrar, de 2 Corintios 4, cinco razones por las que no perdemos el ánimo.
• Analizar y aplicar siete verdades que nos preparan para la muerte (2 Co 5:1-10).
• Plantear y aplicar cinco preguntas para probar si el ministerio es fructífero.
• Con una Biblia abierta, analizar las piedras fundamentales, presiones, poderes y paradojas del
ministerio (2 Co 6:1-13).
• Analizar los mandamientos, contrastes, promesas e invitación a ser santos (2 Co 6:14–7:1).
• Explicar e ilustrar cinco principios para ayudar a otros a arrepentirse (2 Co 7:2-7).
• Explicar e ilustrar cuatro principios para ayudarse a sí mismo y a otros a arrepentirse (2 Co
7:8-16).
En el capítulo 12 Pablo enseña principios sobre la ofrenda (2 Co 8–9). Usted aprenderá a:
• Exponer un principio sobre la ofrenda para cada uno de éstos: la medalla de oro, la fe, la abeja
reina, la gracia, el amor, la ofrenda de la viuda.
• Explicar e ilustrar cada uno de los seis principios que usted expuso en el objetivo anterior.
• Exponer un principio sobre el ofrendar relacionado con cada uno de éstos: igualdad,
responsabilidad, entusiasmo, cosecha y alabanza.
• Explicar e ilustrar cada uno de los cinco principios que usted expuso en el objetivo anterior.
En el capítulo 13 Pablo confronta a sus críticos (2 Co 10:1–13:14). Cuando termine este
capítulo final, usted podrá:
• Resumir e ilustrar tres razones por las que los malos pensamientos son peores de lo que la
mayoría cree.
• Expresar e ilustrar cinco principios para vencer los malos pensamientos.
• Contrastar los dos caminos y destinos delante de cada persona con respecto a sus
pensamientos.
• Explicar cuatro características de la humildad dentro del contexto de Pablo y sus críticos.
• Contrastar las características del celo malo con las del celo bueno (2 Co 11:1-2).
• Contrastar las tácticas de Satanás como león y como serpiente (2 Co 11:3-6, 13-15).
• Contrastar a Pablo con los falsos apóstoles en el tema del dinero (2 Co 11:7-12).
• Explicar y aplicar cinco principios sobre las experiencias espirituales (2 Co 11:16–12:10).
• Expresar e ilustrar seis preocupaciones del líder por sus hijos espirituales.
209
Capítulo 10:
Pablo repasa su pasado reciente
2 Corintios 1:1–2:11
Introducción
Un hombre en la marina quería ser el
comandante de un gran barco. Por fin, tuvo éxito
y llegó a ser el capitán del barco más nuevo, más
grande y más poderoso. Una noche en una
tormenta, él dirigía el barco a gran velocidad. En
la oscuridad, él vio una luz extraña. A medida
que la luz se acercaba, el capitán creyó que era
otro barco que estaba a punto de chocar contra
él. En el mar, la gente usa luces para enviar
mensajes. Así que el capitán envió un mensaje:
“Cambie su dirección hacia el sur”.
Inmediatamente le llegó la respuesta: “No, usted
cambie su dirección hacia el norte”. El orgulloso
capitán no quería someterse a nadie.
Inmediatamente contestó: “¡Usted vaya hacia el
sur! ¡Yo soy el capitán!” La respuesta fue:
“Usted vaya hacia el norte. Yo soy el hombre
que trabaja aquí en la noche”. Lleno de ira, el
capitán contestó: “¡Usted vaya hacia el sur! ¡Yo
estoy en un barco grande!” La respuesta fue:
“Vaya hacia el norte. Yo soy un faro―¡un
edificio en la tierra!”
Todos nosotros debemos ser flexibles
con nuestros planes―debemos permitirle al
Espíritu Santo que nos dirija. Este principio es
la razón por la que Pablo cambió sus planes de
visitar Corinto (vea la lección 31). Asimismo,
en nuestras relaciones, debemos practicar ser
sensibles al Espíritu de Dios.
Figura 10.1 El capitán de un barco en el mar
aprendió el valor de ser flexible y cambió sus planes.
Lecciones:
30
31
Consuelo en las tribulaciones (2 Co 1:1-11)
Objetivo A: Analizar el trasfondo, el contexto y los 3 puntos del bosquejo de 2 Corintios.
Objetivo B: Analizar el problema de las tribulaciones e identificar 6 fuentes de consuelo en las
tribulaciones.
Pautas para las relaciones (2 Co 1:12–2:11)
Objetivo A: Explicar cómo la visita de Pablo a Corinto fue diferente a sus planes anteriores (2 Co 1:15-16).
Objetivo B: Identificar 6 principios sobre las relaciones, en el contexto del cambio de planes de Pablo.
210
Lección
30
Consuelo en las tribulaciones (2 Co 1:1-11)
Objetivo A: Analizar el trasfondo, el contexto y los 3 puntos del bosquejo de 2 Corintios.
Objetivo B: Analizar el problema de las tribulaciones e identificar 6 fuentes de consuelo en las
tribulaciones.
Trasfondo: Primera y Segunda Corintios (Nota: Para un repaso completo de
2 Corintios y de las explicaciones sobre el bosquejo, vea el curso de la Serie fe y acción
titulado Panorama del Nuevo Testamento, capítulo 6.)
Pablo viajó a Corinto por lo menos tres veces y escribió varias cartas a la iglesia de
Corinto.1 También sabemos que los corintios le escribieron por lo menos una carta a
Pablo (1 Co 7:1).
¿Dónde estaba
P1
Pablo cuando escribió
2 Corintios?
Fecha (d.C.)
Trasfondo y contextos de 1 y 2 Corintios
Escrituras
52
Comienzo. Pablo era el padre espiritual de los corintios. Él estableció la iglesia allí en su
segundo viaje misionero. Pablo ministró en Corinto 18 meses con Priscila y Aquila. Ellos
habían huido de Roma cuando el emperador Claudio perseguía a los judíos. En Corinto,
algunos judíos denunciaron a Pablo, pero Galión expulsó su caso del tribunal romano.
1 Co 4:15
Hch 18:1-17
Primavera
55-56
1 Corintios. Pablo viajó de Antioquía, Siria a Éfeso en su tercer viaje misionero. Él ministró en
Éfeso 3 años. Durante este tiempo, él escribió 1 Corintios. Timoteo llevó la carta a la iglesia.2
Hch 18:23–
21:26;
1 Co 16:5-8
Otoño
55-56
2 Corintios. Pablo viajó de Éfeso a Troas después de la fiesta de Pentecostés. Tito había
acordado en encontrarlo allí, pero llegó tarde con el informe sobre Corinto.3 Así que Pablo
continuó de Troas a Macedonia en su tercer viaje misionero. Allí se encontró con Tito, luego
escribió 2 Corintios. Después, Pablo fue a ver a los Corintios por tercera vez.
2 Co 2:13;
7:5-7; 12:14;
13:1
Figura 10.2
Fechas y acontecimientos relacionados con 1 y 2 Corintios
Pablo ministró 3 años en Éfeso en su tercer viaje misionero. De allí, él mandó la carta
que llamamos 1 Corintios (Figura 10.2). Ésta no era la primera carta que él mandara
a los corintios.4 Primera Corintios 5:9 menciona una carta anterior. Pablo pudo haber
mandado muchas cartas que nosotros no tenemos.5 Nuestra Biblia contiene dos cartas a
los corintios. Las llamamos 1 y 2 Corintios basándonos en el orden en que aparecen en
la Biblia. Nuestro interés es en las cartas que Dios nos ha dado, y no en las cartas que no
tenemos. Nuestra responsabilidad siempre es por lo que nos ha sido dado.
Bosquejo
Tema
2 Corintios
A. De Éfeso a Macedonia: Pablo defiende su ministerio apostólico
1–7
Saludo
1:1-2
Gracias por la consuelo de Dios
1:3-11
La razón por la que Pablo cambió sus planes de viaje
1:12–2:4
Perdonar al creyente disciplinado.
2:5-11
Ministros del nuevo pacto
2:12–3:6
La gloria del nuevo pacto
3:7-18
Tesoro en vasos de barro
4
Nuestra habitación celestial
5:1-10
El ministerio de reconciliar a los perdidos
5:11–6:10
Súplica de un padre espiritual a sus hijos
6:11–7:4
El encuentro con Tito
7:5-16
B. Ejemplo de Macedonia: La ofrenda para los creyentes pobres en
8–9
Jerusalén
Pablo los anima a ser generosos.
8:1-15
Tito y otros se encargarán de la ofrenda.
8:16–9:5
Los resultados de sembrar generosamente
9:6-15
Continúa en la siguiente página
211
P2
¿Cuáles son las
3 partes principales del
bosquejo de 2 Corintios?
¿Qué distancia
P 3
hay de Éfeso a Filipos en
Macedonia?
212 Capítulo 10
Corintios
Viene de la página anterior
C. De Macedonia a Corinto: Pablo se contrasta a sí mismo con los falsos
apóstoles
Pablo defiende su autoridad y su misión.
Pablo se ve obligado a jactarse tontamente para defender su apostolado.
Advertencias finales
10–13:10
10
11–12
13:1-10
Conclusión
13:11-14
Figura 10.3 Bosquejo de 2 Corintios
P4
¿Cuál es el título de
la lección sobre 2 Corintios
1:1-11?
¿Cuáles son
P 5
algunos significados de la
palabra griega “thlipsis”? Dé
ejemplos.
P 6
¿Los problemas,
las pruebas y las presiones
les llegan sólo a los no
espirituales? Explique.
P 7
En 2 Corintios
1:3-11, subraye las 13
palabras o frases que hacen
referencia a las tribulaciones
o sufrimientos.
A. El problema: Todos los hijos de Dios deben pasar por tribulaciones en
esta vida.
Una palabra griega clave en esta lección es thlipsis, que significa “tribulaciones,
aflicciones o presiones”. Mire las cuatro veces que una forma de thlipsis aparece en
2 Corintios 1:3-11:
• (2 Co 1:4) “El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones,…”
• (2 Co 1:4) “…para que podamos también nosotros consolar a los que están en
cualquier tribulación, …”
• (2 Co 1:6) “Pero si somos atribulados, es para vuestra consuelo …”
• (2 Co 1:8) “pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas,…”
El verbo griego thlibo y el sustantivo thlipsis siempre describen presión en la persona.
Así como las multitudes oprimieron a Jesús (Mr 3:9), los problemas a menudo nos
oprimen. Pablo escribió que “estaban atribulados en todo” (2 Co 4:8; 7:5). Las thlipsis
(presiones) de la vida, hacen que algunos creyentes jóvenes se aparten de Cristo (Mt
13:21). Así como la gente oprime a otros en un autobús repleto, las pruebas y dificultades
de la vida muchas veces nos oprimen.
Hoy hay una enseñanza falsa que dice que los
cristianos no deben pasar por tribulaciones. Esta
Hoy hay una
doctrina falsa declara con atrevimiento que los
enseñanza falsa que
que tienen fe están libres de las pruebas. Otros,
como
los confundidos amigos de Job, creen que
dice que los cristianos
las tribulaciones se les presentan solamente a los
no deben pasar por
que viven en pecado. ¡Todos quisiéramos que esta
tribulaciones.
falsa enseñanza fuera verdad! Pero el pecado no es
la causa de todos los problemas (Jn 9:1-3). Y la fe
no nos exime ni nos libera del moho, del polvo, de las moscas ni de los problemas más
grandes. Jesús les advirtió a sus seguidores: “en el mundo tendréis aflicción” (Jn 16:33).
La victoria en Jesús es segura, pero los problemas también son seguros.
3
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias
y Dios de toda consolación, 4el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones,
para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier
tribulación, por medio de la consuelo con que nosotros somos consolados por
Dios. 5Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo,
así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación. 6Pero si somos
atribulados, es para vuestro consuelo y salvación; o si somos consolados, es
para vuestro consuelo y salvación, la cual se opera en el sufrir las mismas
aflicciones que nosotros también padecemos. 7Y nuestra esperanza respecto de
vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones,
también lo sois en la consolación. 8Porque hermanos, no queremos que ignoréis
acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados
sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la
esperanza de conservar la vida. 9Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de
muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita
Pablo repasa su pasado reciente
213
a los muertos; 10el cual nos libró, y nos libra, y en quien esperamos que aún nos
librará, de tan gran muerte; 11cooperando también vosotros a favor nuestro con
la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro
por el don concedido a nosotros por medio de muchos (2 Co 1:3-11).
Se tomaría demasiado tiempo dar todos los ejemplos bíblicos de personas de Dios
que se vieron ante tribulaciones. Pero para un repaso rápido, lea Hebreos 11. Éste hace
una lista de muchos que fueron oprimidos por las pruebas y vencieron por fe. También
algunos libros, como Santiago y 1 y 2 de Pedro, fueron escritos a creyentes que estaban
oprimidos, abatidos y presionados por las pruebas. Muchos de estos creyentes perdieron
casa y posesiones. Y el libro de Apocalipsis revela a una multitud que perdió la vida en
gran thlipsis (Ap 1:9; 2:9-10, 22; 7:14).
Hay dos formas de thlipsis: externa e interna. Pablo tenía ambas formas de
tribulación. La interna le llegó a través de los mismos corintios. Ellos eran orgullosos
y carnales―resistían la autoridad espiritual de Pablo. Él les hizo una visita dolorosa
(2 Co 2:1; 12:14; 13:2). Más adelante, escribió una carta severa a la iglesia de Corinto
(2 Co 2:3, 4, 9; 7:8, 12). La visita y la carta produjeron dolor interno y aflicción a Pablo
y a los corintios. Con frecuencia, la gente a quien más amamos es quien nos causa más
sufrimiento. A los que Jesús amaba le causaron tanta presión interior que su alma fue
abrumada por una tristeza hasta la muerte, y su sudor llegó a ser como gotas de sangre
(Mt 26:38; Lc 22:44).
En Asia a Pablo le llegó tribulación externa e interna. El apóstol de Dios no nos dice
la clase específica de tribulación que tuvo ni el lugar específico. Anteriormente, Pablo
les dijo a los corintios que en Éfeso él había batallado contra fieras (1 Co 15:32). Puesto
que esto había sido en Asia, Pablo podría referirse a eso. Ya sea que estas fieras fueran
animales o humanos, sabemos que los enemigos de Pablo era tan violentos como las
bestias salvajes.6 Lea 2 Corintios 1:8 otra vez, y luego conteste las preguntas 9 y 10.
B. La solución: 2 Corintios 1:1-11 revela seis fuentes de consuelo en
nuestras tribulaciones.
Consuelo #1: Para las tribulaciones, Dios nos da Escritura por medio de los
apóstoles (2 Co 1:1-2).
Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo, a
la iglesia de Dios que está en Corinto, con todos los santos que están en toda
Acaya: 2Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo
(2 Co 1:1-2).
Pablo era un apóstol, escogido y enviado por Jesucristo. Era voluntad de Dios que
Pablo fuera apóstol para bendecir a todos los creyentes, en todos los lugares, en todo
tiempo. El Espíritu Santo dirigió a Pablo a escribir los pensamientos de Dios para
ayudarnos.
El nombre Pablo (Paulos) significa “pequeño” en griego. La tradición del segundo
siglo describe a Pablo como un hombre pequeño, calvo, con cejas que se unían, nariz
aguileña y cascorvo―pero lleno de gracia.7 Un escritor de la antigüedad llamó a Pablo
un hombre de tres codos de alto. Como Juan Wesley y Napoleón, probablemente era
bajo―quizás de metro y medio o menos.8 Pablo era pequeño y débil. En contraste, las
palabras que escribió en nuestra Biblia son poderosas, porque son palabras de Dios
Todopoderoso. Como humanos, no tenemos ningún conocimiento ni ayuda para nosotros
mismos ni para otros sin la revelación y autoridad de Dios. De modo que Dios nos ha dado
las Escrituras, una luz en nuestra oscuridad. En este mundo, todos nosotros enfrentamos
con dificultades―pruebas, presiones y tribulaciones. Pero en toda situación, tenemos
la Palabra de Dios para consolarnos, animarnos y dirigirnos. La Figura 10.4 empareja
algunas citas bíblicas con los las tribulaciones que se nos presentan a todos.9
1
P8
¿Cuáles son 2
formas de thlipsis que hay en
2 Corintios 1:3-11?
La presión de Pablo
P9
era tan dura que él creyó que
P 10
¿Alguna vez usted
se ha sentido como que está
al borde de la muerte en
medio de las tribulaciones?
Explique.
P 11
¿Acaya es una
ciudad o una provincia?
Búsquela en el mapa.
P 12
Haga un contraste
de Pablo con lo que él
escribió.
¿Cuáles son
P 13
algunas de sus Escrituras
favoritas para recibir
consuelo?
214 Capítulo 10
Corintios
Tribulación
En medio del dolor o tristeza
El hombre le fallará
Ha pecado
Leer
Salmo 34; Juan 14
Salmo 27; 2 Timoteo 4:16-17
Salmo 51; 1 Juan 1:5-10
Se preocupa
Está en peligro
Dios parece estar muy lejos
Está desalentado
Está solitario o temeroso
Se siente en la miseria
Quiere valor para su tarea
El mundo parece más grande que Dios
Desea reposo y paz
Sale de casa para el trabajo o en viaje
Se hace amargo y criticón
Mateo 6:19-34
Salmo 91
Salmo 139; Job 19:25-27
Isaías 40
Salmo 23; Mateo 28:20; Hebreos 13:5
Romanos 8:39
Josué 1
Salmo 90
Mateo 11:25-30
Salmo 121; 107:23-31
1 Corintios 13
Figura 10.4 Las Escrituras son una fuente principal de consuelo
para los creyentes que están en tribulación.
En nuestras tribulaciones, la Palabra de Dios es una fuente principal de consuelo. Lea
las citas bíblicas, medite en ellas, ore diciéndolas, cántelas y adore mientras otros las
cantan. La Palabra de Dios inspirará su fe hacia la victoria en Jesucristo―en cualquier
situación.
Consuelo #2: En las tribulaciones, Dios se deleita en consolarnos (2 Co 1:3-11).
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y
Dios de toda consolación, 4el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones,…
(2 Co 1:3-4a).
Las tribulaciones pueden torcer y deformar nuestra actitud hacia Dios. Las pruebas
oprimieron a Job por todos lados, amenazando con aplastarlo. Al principio, Job mantuvo
una buena actitud. Pero a medida que el peso de las pruebas siguió oprimiéndolo, él se
enojó con Dios. Un problema con la teología de Job era que no había diablo en ella.
Así que Job culpó a Dios, en vez de a Satanás, por todas sus tribulaciones. Asimismo,
muchos creyentes hoy culpan a Dios en vez de a Satanás, a los demonios, a la gente
malvada, sus propios errores y los resultados del pecado en nuestro mundo.
Pablo y otros escritores bíblicos nos recuerdan que Satanás es totalmente malvado,
pero que Dios es completamente bueno. Como el ladrón, el diablo “no viene sino para
hurtar y matar y destruir” (Jn 10:10). En contraste,
Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las
luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación (Stg 1:17).
Desde el principio, el diablo se ha exaltado a sí mismo, y ha difamado a Dios―
atacando su reputación. Pero dijo como un predicador: ¡Dios es un Dios bueno, y
el diablo es un diablo malo! Con Pablo, alabemos siempre a Dios al menos por tres
razones:
• Él es el Padre de nuestro Señor Jesucristo (2 Co 1:4). El dicho “de tal
palo tal astilla” enfatiza el hecho de que un padre y un hijo generalmente son
parecidos. Esto es cierto del Padre y el Hijo en el cielo. Cuando se presenten las
tribulaciones, ¡alabemos a nuestro Padre celestial! Él es el Padre de nuestro Señor
y Salvador, Jesucristo. ¡Todo lo bueno que podemos decir de Jesús, lo podemos
decir sobre Su Padre! Son uno; completamente iguales en sus actitudes, valores,
y naturalezas. Como Jesús dijo: “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre” (Jn
14:9).
3
P 14
¿Cuáles son
algunas de las causas de
nuestras pruebas?
P 15
¿Cuáles son 3
razones por las que siempre
debemos alabar a Dios?
Pablo repasa su pasado reciente
•
215
Él es el Padre de compasión (2 Co 1:4). 13“Como el padre se compadece de
los hijos, se compadece Jehová de los que le temen. 14Porque él conoce nuestra
condición; se acuerda de que somos polvo” (Sal 103:13-14).
• Él es Dios de toda consolación (2 Co 1:4). Así como toda maldad se vincula con
el diablo, así nuestro Padre celestial es el Dios de toda consolación. Anteriormente,
usted subrayó las 13 palabras y frases que hacen referencia a tribulaciones en
2 Corintios 1:3-11. En contraste, una forma de la palabra consolación aparece 10
veces en 2 Corintios 1:3-7 (en muchas biblias).
Dios nos consuela de muchas maneras. Ya hemos visto que Él nos consuela a través
de la Escritura―como las cartas que escribió el apóstol Pablo. Y Dios puede consolarnos
a través de los miembros de la familia, amigos, oraciones de otros creyentes o hasta el
ministerio de los ángeles (Hch 27:23-24). Pero puesto que todo consuelo es de Dios, y
Dios obra en la tierra a través de su Espíritu, debemos reconocer que todo consuelo es a
través del ministerio del Espíritu Santo, el Consolador.
El sustantivo griego para consuelo es paraklesis, y el verbo griego es parakaleo.
Para significa “al lado”, y kaleo significa “llamar”. En Juan 14:16 Jesús prometió
enviar al Consolador (Parakleto), el llamado a estar al lado de nosotros y en nosotros
(Jn 14:17). Aquí hay algunos ejemplos de cómo Dios nos consuela y nos anima a través
del Espíritu Santo:
• Él nos da gracia para soportar las pruebas que están más allá de nuestra fuerza y
capacidad humanas (2 Co 1:8; 11:16–12:10).
• Él provee dones espirituales como la profecía que anima (1 Co 14:3); las
sanidades, los milagros y otros actos de liberación; las revelaciones y las palabras
de ciencia o de sabiduría que nos animan.
• Él nos recuerda la Escritura, haciéndonos recordar las promesas de Dios (Jn
14:26).
• Él nos da cantos para entonar en la noche, aun cuando estemos azotados y
sangrando (Hch 16:22-25).
• Él nos da la seguridad interior de que somos hijos de Dios (Ro 8:17), confianza
interior y paz que sobrepasa todo entendimiento (Fil 4:7).
• Él nos bendice con oración a través de otros creyentes (2 Co 1:11) y por el
Espíritu mismo (Ro 8:26-27).
• Él da la oración en lenguas para que con frecuencia, como Pablo, nos podamos
edificar en nuestra fe más santa (1 Co 14:4, 18; Jud 20).
• Experimentamos la presencia de Dios. Jesús no vino para explicar el sufrimiento.
Ni vino para librarnos del sufrimiento en este mundo. Pero Él ha prometido que
estará siempre con nosotros en nuestro sufrimiento (Mt 28:20; 2 Ti 4:17; Heb
13:5; Sal 23). El dolor más grande para los humanos es estar separados de la
presencia de Dios (Gn 4:14-16; 2 Ts 1:9). Lo peor del infierno no es estar en el
fuego o cerca del diablo, sino estar lejos de Dios para siempre. En contraste, la
experiencia más valiosa, más alentadora, más consoladora es estar cerca de Dios.
En la presencia de Dios hay plenitud de gozo (Sal 16:11; 1 Ts 3:9). De modo que
cada día oramos con Moisés: “Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques
de aquí” (Éx 33:15). Como dice el canto: “En la presencia de Jehová, Dios
Todopoderoso, Príncipe de paz, las aflicciones se disipan, el corazón se repone en
la presencia del Rey”.10 Estar en la presencia de Dios es nuestra necesidad más
grande y nuestro privilegio más grande.
De muchas maneras, a través del ministerio del Espíritu Santo para nosotros y en
nosotros, Dios nos consuela, nos anima y nos fortalece en nuestro ser interior (Ef 3:16).
El sufrimiento de Cristo rebosa en nuestra vida, pero así también su consuelo (2 Co 1:5).
P 16
Encierre en un
círculo todas las formas de
la palabra “consolación” que
aparecen en 2 Corintios 1:3-7.
P 17
¿Cuáles son
algunas maneras en las que
Dios nos consuela por el
Espíritu?
216 Capítulo 10
Corintios
Consuelo #3: En las tribulaciones, Dios nos prepara para consolar a otros
(2 Co 1:4).
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias
y Dios de toda consolación, 4el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones,
para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier
tribulación, por medio de la consuelo con que nosotros somos consolados por
Dios (2 Co 1:3-4).
Nuestro ministerio nace en nuestras tribulaciones. Sólo podemos dar lo que
recibimos. Sólo podemos pasar a otros la ciencia y el consuelo que Dios nos pasa a
nosotros. David escribió muchos de los Salmos basado en sus propias experiencias en
las tribulaciones. Pero Salomón no escribió ningún Salmo de consolación, ¡porque él
pasó su vida viviendo en un palacio! “Bienaventurados los que lloran, porque ellos
recibirán consolación” (Mt 5:4). Y bienaventurados los que lloran, porque el consuelo
que ellos reciben los prepara para consolar a otros.
¿Qué consuelo le ha dado Dios a usted en las tribulaciones? ¿Él lo perdonó cuando
usted lloró arrepentido? ¿Le levantó sus ojos en la tumba de un ser amado? ¿Lo sustentó
en un tiempo de escasas finanzas? ¿Le alegró el corazón en medio de la enfermedad?
¿Le envió a un amigo en un momento de soledad? ¿Su presencia fue preciosa en el valle
más profundo? ¿Qué consuelo ha recibido usted de Dios? Ese es el consuelo que usted
puede pasarles a otros.
3
P 18
¿Cómo nos
consuela 2 Corintios 1:4?
¿Qué principio
P 19
ilustra la Figura 10.5? Dé un
ejemplo.
Consuelo #4: En las tribulaciones, el consuelo de Dios es en directa proporción
con nuestro sufrimiento (2 Co 1:5).
Nuestras aflicciones
El consuelo de Dios
Porque de la manera que
abundan
en
nosotros
las aflicciones de Cristo,
así abunda también por
el mismo Cristo nuestra
consolación (2 Co 1:5).
Figura 10.5
El consuelo de Dios es en directa proporción con nuestras pruebas.
Este versículo revela una proporción bendita.11 Dios tiene un par de balanzas. En un
lado Él pone nuestras pruebas, y en el otro lado, nuestra consolación. Cuando el lado
de la balanza con las pruebas está casi vacío, el lado de la consolación está casi vacío.
Pero cuando el lado de las pruebas está casi lleno, el lado de la consolación está igual
de pesado. Cuando las nubes negras están más densas, la luz de su presencia es más
brillante. Cuando la tormenta es más terrible, su presencia está más cerca.
Los problemas le dan lugar a Dios. La pala de la tribulación es la que cava el hoyo
para que Dios lo llene de consolación. Cuando el granero está muy lleno, sentimos
menos necesidad de Dios. Cuando nuestra fuerza es más grande, su fuerza en nosotros
es más mínima. Pues su “poder se perfecciona en la debilidad” (2 Co 12:9). Cuando la
billetera está llena, tendemos a depender de nosotros mismos. Pero cuando estamos en
lo más bajo, le suplicamos a Dios con voz más alta. Cuando estamos en el fondo del mar
como Jonás, clamamos a Dios de todo corazón. “Invoqué en mi angustia a Jehová, y él
me oyó; desde el seno del Seol clamé, y mi voz oíste” (Jon 2:2). Cuando estamos en un
horrible pozo como David, extendemos la mano a Dios pidiéndole su ayuda (Sal 40:2).
¡Cuando estamos en el suelo, debajo de los cuernos del búfalo, oramos con emoción
(Sal 22:21)! El consuelo de Dios viene a nosotros en directa relación a la cantidad de
tribulación que enfrentamos.
Pablo repasa su pasado reciente
217
Consuelo #5: En las tribulaciones, Dios produce paciencia en nosotros (2 Co 1:6).
Pero si somos atribulados, es para vuestra consolación y salvación; o si somos
consolados, es para vuestra consolación y salvación, la cual se opera en el sufrir
las mismas aflicciones que nosotros también padecemos (2 Co 1:6).
Es un consuelo saber que las pruebas tienen un propósito. Dios usa las pruebas para
producir resistencia en nosotros. Santiago nos recuerda:
2
Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,
3
sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4Mas tenga la paciencia
su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna
(Stg 1:2-4).
P 20
Dé un ejemplo del
consuelo de 2 Corintios 1:6.
Consuelo #6: En las tribulaciones, aprendemos a confiar en Dios, no en nosotros
mismos (2 Co 1:8-9).
Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que
nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras
fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida. 9Pero
tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en
nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos (2 Co 1:8-9).
Dios usa las pruebas para humillar a las personas y enseñarles a confiar en Dios. Las
pruebas les enseñaron a reyes como Nabucodonosor (Dn 4) y Belsasar (Dn 5) aprendieron
a confiar en Dios, no en ellos mismos. Asimismo, las tribulaciones les enseñaron a los
apóstoles como Pedro (Mt 26:33-35) y Pablo a confiar en Dios en vez de confiar en ellos
mismos (2 Co 1:8-9; 11:16–12:10).
“Muchas veces me he arrodillado en oración, porque no tenía otro lugar adonde ir”.12
En los momentos difíciles, vuélvase a Dios, no se aparte de Él.
8
Conclusión
Las pruebas en la vida son tan seguras como la lluvia. En nuestras tribulaciones, lo
que queremos es meternos en la cama y cubrirnos hasta la cabeza.
Pero 2 Corintios 1:1-11 nos ofrece seis fuentes de consolación cuando llega la
presión:
• Consuelo #1: Para las tribulaciones, Dios nos da la Escritura a través de los apóstoles
(2 Co 1:1-2).
• Consuelo #2: En las tribulaciones, Dios se deleita en consolarnos (2 Co 1:3-11).
• Consuelo #3: En las tribulaciones, Dios nos prepara para consolar a otros (2 Co
1:4).
• Consuelo #4: En las tribulaciones, la consolación de Dios es directamente en
proporción con nuestros sufrimientos (2 Co 1:5).
• Consuelo #5: En las tribulaciones, Dios produce paciencia en nosotros (2 Co 1:6).
• Consuelo #6: En las tribulaciones, aprendemos a confiar en Dios, no en nosotros
mismos (2 Co 1:8-9).
Lección
31
Dé algunos
P 21
ejemplos bíblicos de
personas que confiaron en
ellas mismas.
¿Usted está
P 22
aprendiendo a depender
de Dios en sus momentos
difíciles? Explique.
Pautas para las relaciones (2 Co 1:12–2:11)
Objetivo A: Explicar cómo la visita de Pablo a Corinto fue diferente a sus planes anteriores (2 Co 1:1516).
Objetivo B: Identificar 6 principios sobre las relaciones, en el contexto del cambio de planes de Pablo.
Contexto
El propósito principal de Pablo en 2 Corintios fue defender su ministerio. Los
rebeldes de la iglesia de Corinto causaron problemas y atacaron el ministerio de Pablo.
Criticaron su carácter y dudaron de su autoridad. Estos falsos maestros dijeron que Pablo
P 23
¿Cuál fue la
razón principal por la que
Pablo escribió 2 Corintios?
Explique.
218 Capítulo 10
P 24
¿Cómo usaron los
falsos apóstoles el cambio
de planes de Pablo para
criticarlo?
P 25
Use el mapa para
explicar el Plan A―el primer
plan de Pablo para volver a
visitar Corinto.
Corintios
no era un apóstol verdadero. ¿Por qué acusaban a Pablo? ¡Porque ellos querían su título
y su poder para ellos mismos! (2 Co 11:11-12)
Los falsos maestros criticaron a Pablo por cambiar sus planes de visitar Corinto.
Primero, él había pensado navegar de Éfeso a Corinto (2 Co 1:15-16). Más adelante, él
decidió viajar por tierra hasta Macedonia, y después bajar a Corinto. Los falsos maestros
aprovecharon el cambio de planes de Pablo para acusarlo. Dijeron que los creyentes no
podían confiar en su palabra―pues él podía cambiar sus planes. También acusaron a
Pablo de planear robarse la ofrenda para los santos pobres de Jerusalén. En respuesta a
estos ataques Pablo escribió 2 Corintios.
Él puso al descubierto a los falsos apóstoles por su avaricia. En contraste, Pablo les
pidió a los corintios que recordaran su vida de sacrificio cuando estaba entre ellos y les
instó a permanecer firmes en la verdad de su evangelio.
Figura 10.6 (Plan A) Había dos rutas para que Pablo
viajara de Éfeso a Corinto: por mar, (Plan A) y por tierra
(Plan B). Pablo primero pensó visitar Corinto dos veces,
navegando de Éfeso a Corinto para una visita y luego
viajar a Macedonia, y después regresar a Corinto para
otra visita.
Use el mapa
P 26
para explicar el Plan B―el
segundo plan de Pablo para
volver a visitar Corinto.
P 27
¿Por qué Pablo
cambió del Plan A al Plan B?
¿Cuál de los 6
P 28
principios cree usted que le
gusta más?
¿Qué testificó la
P 29
conciencia de Pablo de su
relación con los corintios?
Figura 10.7 (Plan B) Debido al pecado sexual en Corinto,
Pablo decidió que era mejor escribirles a los corintios que
visitarlos. Esto les daba tiempo para disciplinar al pecador
en la iglesia y evitar la vergüenza en su presencia. Así que
él se fue por tierra de Éfeso a Macedonia, y luego visitó
Corinto en su tercer viaje misionero.
Los críticos de Pablo en Corinto buscaron razones para acusarlo. Entre los críticos
de Pablo estaba el hombre que vivía con la esposa de su padre (1 Co 5:1-8), falsos
maestros, falsos apóstoles (2 Co 11–12), y cristianos carnales (1 Co 3:1). Como Pablo
dijo, “Miráis las cosas según la apariencia” (2 Co 10:7). Los críticos de Pablo carecían
de madurez y discernimiento espiritual. Eran como algunos creyentes de hoy que critican
a los líderes de la iglesia.
En contraste con los críticos en Corinto, Pablo era un creyente maduro. Este gran
apóstol se preocupaba por su relación con los creyentes en Corinto. En esta lección
estudiaremos seis principios sobre las relaciones, en el contexto del cambio de planes
que hizo Pablo.
A. Principio #1 sobre las relaciones: Viva con una conciencia limpia―
sea santo y sincero (2 Co 1:12).
Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con
sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de
Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros (2 Co 1:12).
Algunos en Corinto criticaron a Pablo porque cambió sus planes de visitar Corinto.
Mire las Figuras 10.6 y 10.7 y conteste las preguntas 25 y 26.
Dios le da a cada persona una conciencia―un juez interno de pensamientos, palabras
y hechos. (Para un estudio completo sobre la conciencia, vea el libro de la Serie fe y
acción titulado Hechos del Espíritu Santo, capítulo 13, lección 38, punto A: “Dios usa
la conciencia para ayudar a guiar a la gente” (Hch 24:15-16).
Pablo repasa su pasado reciente
219
Vivir con una conciencia limpia significa vivir una vida de integridad, santidad y
sinceridad. Para los creyentes, vivir con una conciencia limpia incluye:
• Ser honrados, decir la verdad y nunca engañar a la gente;
• Pagar nuestras cuentas, ser buenos administradores y cumplir nuestras promesas;
• Serles fieles a nuestra familia con los pensamientos, tiempo, emociones, finanzas y
hechos; y
• Serles fieles a Dios en la oración, estudio de la Biblia, asistencia a la iglesia,
testimonio y vida de santidad.
La conciencia de Pablo era su amiga y su testigo. Pablo tenía un testigo interior de
que él había vivido en integridad en relación a los corintios. Vivir con una conciencia
limpia es la clave para relacionarse bien con los demás. Lo que está detrás, delante y
a nuestro alrededor es pequeño comparándolo con lo que está dentro de nosotros. Viva
con una conciencia limpia, y podrá vivir bien con los demás. Se toma integridad para
hacer amigos y conservarlos. La gente admira al que es brillante, envidia al que es rico,
teme al que es poderoso y aplaude al que es talentoso, pero solamente confía en el que
es honrado.
B. Principio #2 sobre las relaciones: Sea sensible al Espíritu―sea
flexible (2 Co 1:15-17 y 1:23–2:3).
Pablo tenía plena confianza de que los corintios lo comprenderían y confiarían en
él más y más (2 Co 1:14). Debido a esta confianza, Pablo hizo planes para visitar a los
corintios dos veces (Figura 10.6, Plan A).
13
...espero que hasta el fin las entenderéis; 14como también en parte habéis
entendido que somos vuestra gloria, así como también vosotros la nuestra, para
el día del Señor Jesús. 15Con esta confianza quise ir primero a vosotros, para
que tuvieseis una segunda gracia, 16y por vosotros pasar a Macedonia, y desde
Macedonia venir otra vez a vosotros, y ser encaminado por vosotros a Judea.
17
Así que, al proponerme esto, ¿usé quizá de ligereza? ¿O lo que pienso hacer, lo
pienso según la carne, para que haya en mí Sí y No? (2 Co 1:13b-17).
P 30
¿A qué se refiere
“esta” cerca del comienzo de
2 Corintios 1:15?
En vez de visitar a los corintios dos veces, Pablo les escribió, y más después los
visitó una vez.
23
Mas yo invoco a Dios por testigo sobre mi alma, que por ser indulgente con
vosotros no he pasado todavía a Corinto. 24No que nos enseñoreemos de vuestra
fe, sino que colaboramos para vuestro gozo; porque por la fe estáis firmes. 1Esto,
pues, determiné para conmigo, no ir otra vez a vosotros con tristeza. 2Porque
si yo os contristo, ¿quién será luego el que me alegre, sino aquel a quien yo
contristé? 3Y esto mismo os escribí, para que cuando llegue no tenga tristeza de
parte de aquellos de quienes me debiera gozar; confiando en vosotros todos que
mi gozo es el de todos vosotros (2 Co 1:23–2:3).
P 31
¿Por qué Pablo
cambió sus planes de visitar
a los corintios dos veces?
Pablo cambió sus planes porque las circunstancias cambiaron. El pecado sexual
en Corinto era una situación incómoda. Pablo decidió que era mejor escribirles a los
corintios primero y visitarlos después. Esto les daba tiempo para disciplinar al pecador
en la iglesia y evitar la vergüenza en su presencia. Así pues, él fue por tierra de Éfeso a
Macedonia y visitó Corinto más después, en su tercer viaje misionero. Pablo creía que
los sentimientos de la gente eran importantes. Cuando él oró, la cortesía, el amor y la
sabiduría le aconsejaron cambiar sus planes. El ser sensible al Espíritu Santo y a otros es
un principio importante sobre las relaciones.
¿Y usted? ¿Avanza como un caballo embistiendo en la batalla o como un tanque a
la guerra? ¿Usted es como Balaam, avanzando con menos sentido que un asno? ¿O es
como Acab, quien caminó de puntillas después que Elías lo reprendió?
P 32
¿Cómo es que el
comportamiento, sentimiento
y reacciones de la gente
afectan lo que usted dice
cuando usted habla con ella?
220 Capítulo 10
Corintios
Y sucedió que cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos y puso cilicio
sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio, y anduvo humillado (1 R 21:27).
¿Usted es como Diótrefes, “al cual le gusta tener el primer lugar”, que pisotea los
derechos de otros? (3 Jn 9) ¿Usted se comporta como un gran jefe y domina a los que lo
rodean? (2 Co 1:23; Mt 20:25; 1 P 5:1-3) ¿Usted es sensible a los derechos de sus hijos,
cónyuge, amigos y compañeros de trabajo?
Cuando algo lo sorprende, ¿usted es como los trabajadores en la viña que se enojaron?
(Mt 20:9-15) ¿O usted ora cada momento del día? Cuando escuchamos al Espíritu Santo,
Él nos enseña a ser sensibles a los sentimientos de otros. Esta es una clave para tener
relaciones sanas.
P 33
¿Cuáles son 4
bendiciones o cosas positivas
en 2 Corintios 1:18-22?
P 34
¿Segunda Corintios
1:20 significa que podemos
reclamar para nosotros lo que
dice Deuteronomio 28:7?
C. Principio #3 sobre las relaciones: Enfatice lo positivo (2 Co 1:18-22).
18
Mas, como Dios es fiel, nuestra palabra a vosotros no es Sí y No. 19Porque el
Hijo de Dios, Jesucristo, que entre vosotros ha sido predicado por nosotros, por
mí, Silvano y Timoteo, no ha sido Sí y No; mas ha sido Sí en él; 20porque todas
las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la
gloria de Dios. 21Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió,
es Dios, 22el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en
nuestros corazones (2 Co 1:18-22).
Mala interpretación. Algunos han tratado de ser demasiado positivos, y por lo
tanto han abusado de este versículo. ¿Segunda Corintios 1:20 quiere decir que podemos
reclamar para nosotros todas las promesas hechas a la nación de Israel bajo el antiguo
pacto? Pablo escribió 2 Corintios 1:20, pero él no dice que sus enemigos huirían por
siete caminos diferentes (Dt 28:7). Los enemigos de Pablo no huyeron de él―ellos lo
siguieron. Jesús no prometió que los enemigos huirían de los apóstoles. Más bien, Él
les dijo a los apóstoles que huyeran de sus enemigos (Mt 10:23). ¡Es bueno enfatizar lo
positivo, cuando es la verdad!
Buena interpretación. Entonces, ¿qué significa 2 Corintios 1:20? Repasemos el
contexto. Algunos de los enemigos de Pablo lo acusaban, diciendo que no era digno de
confianza. Él les había dicho a los Corintios que volvería pronto. Luego, él se enteró
del pecado sexual de incesto que había entre ellos. De modo que Pablo dilató su visita
para evitar causarles dolor y vergüenza (2 Co 1:23). Les envió una carta diciéndoles que
resolvieran el problema del pecado en la iglesia. Pablo les dio la oportunidad de evitar
la vergüenza que sentirían si él llegaba y encontraba pecado entre ellos (1 Co 5:1-13).
Cuando Pablo cambió el tiempo de su visita, sus enemigos dijeron que la gente no podía
creer la palabra de Pablo ni de su evangelio. Pablo respondió diciendo que tanto su
palabra como su evangelio eran confiables.
P 35
¿Qué significa
2 Corintios 1:20?
Note que en 2 Corintios 1:20, Pablo pone el énfasis en Cristo―por quien Dios
cumple todas sus promesas para nosotros.
• A través de Jesús, Dios cumple las promesas que los profetas hicieron sobre el Mesías
(Lc 1:69; 24:44).
• Las promesas que Dios le hizo a Abraham nos llegan a nosotros a través de Jesucristo
(Gá 3:16).
• En Él habita toda la plenitud de Dios (Col 1:19).
• Solamente en Jesucristo tenemos sabiduría, justificación, santificación y redención
(1 Co 1:30).
• Él es la piedra angular de la Iglesia, el templo santo de Dios (Ef 2:20-21).
• Él es el principio y el fin, el primero y el último (Ap 22:13).
A través de Cristo, recibimos todo que Dios ha prometido y planeado para nosotros
(2 Co 1:20).13 ¡Amén!
Pablo repasa su pasado reciente
Buena aplicación. Hay un tiempo para ser negativo―para hablar de los problemas,
como los que había en Corinto. Y hay un tiempo para hablar de las pruebas que hemos
padecido (2 Co 11:16–12:10). Pero ser positivo es una parte importante de las relaciones.
Algunos son tan quejumbrosos que se marginan, se aíslan y quedan solos. A la gente no
le gusta estar cerca de los que se quejan, critican, y enfatizan lo negativo. Todos nosotros
tendemos a apartarnos de los que están siempre frunciendo el ceño y nos acercamos a
los que sonríen. A Pablo le gustaba enfatizar todas las bendiciones que tenemos en Dios.
Él dijo que nuestros sufrimientos son pequeños comparados con nuestras bendiciones
(2 Co 4:17). Y así que, estimados amigos, a medida que tratamos de relacionarnos bien
con otros, enfaticemos lo positivo.
221
P 36
¿Cómo afecta las
relaciones el ser negativo o
positivo? Explique.
Nuestro día va según la manera en que la comisura de nuestros labios indique―hacia
arriba o hacia abajo.14 Como Pablo y Silas, cantemos aún en los momentos difíciles (Hch
16:25). Así como el imán atrae metal y la miel abejas, una actitud positiva atrae amigos.
D. Principio #4 sobre las relaciones: Tenga un amor equilibrado que sea
estricto y tierno (2 Co 2:4).
Porque por la mucha tribulación y angustia del corazón os escribí con muchas
lágrimas, no para que fueseis contristados, sino para que supieseis cuán grande
es el amor que os tengo (2 Co 2:4).
A veces, el amor debe ser estricto. El amor bíblico confronta las faltas de aquellos a
quienes amamos.
• “Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te
oyere, has ganado a tu hermano” (Mt 18:15).
• “Porque el Señor al que ama, disciplina...” (Heb 12:6).
• “El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano
lo corrige” (Pr 13:24).
• “Fieles son las heridas del que ama; pero importunos los besos del que aborrece”
(Pr 27:6).
P 37
Dé algunos
ejemplos para mostrar que
el amor bíblico debe ser
estricto.
El amor debe ser estricto―lo suficiente como para decir la verdad cara a cara. Pero el
amor también debe ser tierno. Cuando Pablo hablaba de asuntos difíciles, había lágrimas
en su rostro, no solamente en su voz. Cuando les escribió a los corintios sobre el pecado
sexual, él lloraba. “Porque por la mucha tribulación y angustia del corazón os escribí
con muchas lágrimas, no para que fueseis contristados, sino para que supieseis cuán
grande es el amor que os tengo” (2 Co 2:4). El amor de Pablo era estricto y tierno. Aun
cuando él habló de los falsos maestros, los ojos se le llenaron de lágrimas:
Dé ejemplos que
P 38
enfatizan que el amor bíblico
debe ser tierno.
“Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora
lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo” (Fil 3:18). El amor bíblico es
estricto, pero también es tierno.
Cuando yo era niño, hubo ocasiones en que mi madre tenía que disciplinarme. A
veces ella usaba un cinturón en mi trasero, después que yo me inclinaba sobre la cama.
Cuando ella me pegaba, no me dolía mucho físicamente. Pero siempre me dolía por
dentro―porque ella lloraba mientras me pegaba. Su amor era lo suficientemente estricto
para corregirme, pero lo suficientemente tierno para llorar por mí.15
E. Principio #5 sobre las relaciones: Cuando la disciplina sea necesaria,
úsela para restaurar, no para lastimar (2 Co 2:6-9).
6
Le basta a tal persona esta reprensión hecha por muchos; 7así que, al contrario,
vosotros más bien debéis perdonarle y consolarle, para que no sea consumido
de demasiada tristeza. 8Por lo cual os ruego que confirméis el amor para con él.
9
Porque también para este fin os escribí, para tener la prueba de si vosotros sois
obedientes en todo (2 Co 2:6-9).
222 Capítulo 10
P 39
¿Cómo podemos
evitar usar una disciplina
demasiado severa―que
“ahoga” de dolor? (2 Co 2:7)
P 40
¿Qué pasa si los
padres son muy débiles para
disciplinar a sus hijos? Dé
ejemplos.
Explique: La
P 41
disciplina revela amor y la
falta de disciplina revela falta
de amor.
Según Hebreos
P 42
12:7-11 ¿la bendición de la
disciplina llega antes, durante
o después de ella? Explique.
Explique:
P 43
“Demasiado dolor hace que la
gente se ahogue”.
Corintios
La disciplina duele y causa tristeza, pero este no es su propósito. El propósito de
la disciplina es corregir, enseñar y restaurar. La disciplina siempre debe ser igual al
pecado. Pablo advierte contra la disciplina severa que ahoga―como las aguas del mar
rojo ahogaron a los egipcios (Heb 11:29). También él les enseña a los padres a ser
justos y apacibles―nunca severos con la esposa ni con los hijos (Ef 5:25-33; 6:4; Col
3:19, 21). Porque un creyente en Corinto estaba pecando sexualmente con la esposa
de su padre, Pablo le dijo a la iglesia que lo disciplinara (1 Co 5:1-13). La iglesia debe
disciplinar a los miembros que pecan. Pablo da tres razones por las que la disciplina de
la iglesia es necesaria: para evitar que el pecado se extienda por toda la iglesia (1 Co
5:6), para corregir y restaurar al pecador (2 Co 2:5-9) y para proteger la reputación de
la iglesia (2 Co 6:3-4).
En 2 Corintios 2:6, la palabra griega para disciplina es epitimia, que aparece
solamente una vez en el Nuevo Testamento. Puede significar “disciplina, reprimenda,
reprensión, pena o castigo”.†
En Corinto, la iglesia disciplinó al creyente que estaba pecando. La disciplina hace
que el pecador sufra las consecuencias de su pecado para que se arrepienta y sea
restaurada su comunión con la iglesia. En la Biblia, los propósitos de la disciplina
siempre son redentores: para corregir, restaurar y enseñar a la persona a ser justa.
Los cobardes no pueden enfrentar, porque el
amor bíblico pertenece solamente a losv valientes.
Los cobardes no
7
Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a
pueden enfrentar,
hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre
porque el amor bíblico
no disciplina? 8Pero si se os deja sin disciplina,
pertenece solamente a
de la cual todos han sido participantes,
9
los valientes.
entonces sois bastardos, y no hijos. Por otra
parte, tuvimos a nuestros padres terrenales
que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho
mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? 10Y aquéllos, ciertamente por pocos
días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es
provechoso, para que participemos de su santidad. 11Es verdad que ninguna
disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da
fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados (Heb 12:7-11).
F. Principio #6 sobre las relaciones: Esté pronto a perdonar (2 Co 1:24;
2:10-11).
5
Pero si alguno me ha causado tristeza, no me la ha causado a mí solo, sino en
cierto modo (por no exagerar) a todos vosotros. 6Le basta a tal persona esta
reprensión hecha por muchos; 7así que, al contrario, vosotros más bien debéis
perdonarle y consolarle, para que no sea consumido de demasiada tristeza. 8Por
lo cual os ruego que confirméis el amor para con él. 9Porque también para este
fin os escribí, para tener la prueba de si vosotros sois obedientes en todo. 10Y al
que vosotros perdonáis, yo también; porque también yo lo que he perdonado,
si algo he perdonado, por vosotros lo he hecho en presencia de Cristo, 11para
que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus
maquinaciones (2 Co 2:5-11).
Algunos están prontos para disciplinar, pero lentos para perdonar; siempre listos para
lanzar la primera piedra, pero nunca para ayudar a la persona a levantarse después de
En el Nuevo Testamento, la palabra castigo con frecuencia se refiere al juicio eterno (Mt 25:46;
1 P 2:14; Heb 10:29). Así que en 2 Corintios 2:6, prefer imos traducir epitimia como “reprensión,
pena o disciplina” para evitar confusión. El propósito de la disciplina siempre es restaurar, pero el
castigo puede ser sólo por justicia, como el castigo capital o el castigo eterno del infierno.
†
Pablo repasa su pasado reciente
una caída. Segunda Corintios 2 nos da por lo menos tres razones por las que debemos
perdonar.
Primero, debemos perdonar por el bien del que ha hecho mal. Pablo dice: “así
que, al contrario, vosotros más bien debéis perdonarle y consolarle, para que no sea
consumido de demasiada tristeza”. La palabra griega para consumido aparece varias
veces en el Nuevo Testamento:
• Primera Pedro 5:8 se refiere a un león que devora o consume su presa.
• Hebreos 11:29 dice que los egipcios fueron ahogados o consumidos en el Mar Rojo.
• Primera Corintios 15:54 declara que por la resurrección de Jesús, la muerte es
sorbida o ahogada.
En Corinto, Pablo no quería que la soledad y el dolor consumieran al creyente que
se ha arrepentido. Pablo dice que si los corintios no lo perdonan, harán que ahogue en
su tristeza. Deben perdonarlo y consolarlo. La palabra perdonar significa “dar gracia y
ánimo”.
Cuando la gente obra mal y luego se arrepiente, debemos perdonarla para su bien.
No queremos que la gente padezca más dolor del que Dios quiere. Demasiado dolor
desalienta a la gente demasiado―la ahoga con “tristeza sobre tristeza” (Fil 2:27).
La segunda razón por la que debemos perdonar es para pasar la prueba de obediencia
a Jesús. Pablo escribió: “Porque también para este fin os escribí, para tener la prueba
de si vosotros sois obedientes en todo” (2 Co 2:9). Pablo probó la obediencia de los
corintios. Obedecieron en disciplinar al pecador. Luego, él les pidió que obedecieran
perdonándolo y restaurándolo. Así también nos manda Jesús: “Mirad por vosotros
mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale”
(Lc 17:3). El amor debe ser estricto y tierno―lo suficientemente estricto para reprender
cuando alguien peca, pero lo suficientemente tierno para perdonar cuando alguien se
arrepiente.
Tercero, perdonamos para que Satanás no gane ninguna ventaja sobre nosotros.
Pablo escribió: “para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no
ignoramos sus maquinaciones” (2 Co 2:11). La palabra griega para maquinaciones
es nous, que significa “mente o patrón de pensamiento”. No ignoramos cómo es que
Satanás piensa. Satanás influencia a la gente y a las iglesias para que no perdonen. ¿Por
qué es esta la maquinación de Satanás? Porque los que se niegan a perdonar son estrictos
y sentenciosos. Y nada matará la obra de Dios más rápidamente que la gente que es,
como los fariseos, estricta, criticona y sentenciosa. Así que, si Satanás puede dirigir a la
gente hacia ser rencillosa y estricta, fría y mal intencionada, él gana la ventaja sobre la
obra de Dios.
Pablo dice que no desconocemos lo que Satanás está tratando de hacer. Era tiempo
que los corintios perdonaran. Y es tiempo para que nosotros perdonemos a los que se
arrepienten.
En las guerras, muchos son heridos. Algunos son más lastimados que otros. En
algunos lugares, si la ayuda médica es escasa, los médicos practican el *triage. Usan
etiquetas de colores para dividir a los heridos en tres grupos. Por ejemplo, una etiqueta
roja en un soldado significa que no hay esperanza―su muerte es segura; una etiqueta
amarilla significa que el soldado probablemente morirá, aun después de recibir medicina;
pero una etiqueta verde pronostica que hay esperanza si un médico ayuda al herido.
En un campo de batalla, un hombre llamado Lew estaba herido y sangrando. El
médico decidió que Lew era un caso perdido y que no se recuperaría, ni con ayuda
médica. Así que el médico le puso una etiqueta roja en el brazo, que significaba “no lo
atiendan”. Pero una enfermera notó que Lew estaba consciente y comenzó a hablar con
él. Mientras hablaban, descubrieron que eran de la misma parte del país. La enfermera
223
P 44
¿Cómo usa
Satanás el no perdonar para
derrotar a algunos?
P 45
Lew?
¿Qué lección ilustra
224 Capítulo 10
Corintios
sintió compasión y esperanza. No estaba dispuesta a dejarlo morir, así que ella le cambió
el color de la etiqueta de rojo al verde. Pronto, los trabajadores llevaron a Lew a un
camión que lo llevó al hospital. Después de pasar meses en el hospital y de la amputación
de una pierna, ¡Lew se recuperó! Y mientras estaba en el hospital, él conoció a una joven
que más adelante llegó a ser su esposa. Él tuvo una vida completa y feliz, con una sola
pierna―todo porque una enfermera le cambió la etiqueta.
Es la tarea de la iglesia cambiarles las etiquetas a los pecadores. Eso es lo que
Pablo estaba haciendo en Corinto. Había un hombre que había sido disciplinado y cuya
“etiqueta” decía que no tenía esperanza, de modo que la iglesia lo excluía. Pero Pablo
dijo que era tiempo de cambiar el color de su etiqueta. Con perdón y amor, este creyente
herido se recuperaría.16
Pablo repasa su pasado reciente
225
Examínese: Marque la letra que mejor complete cada pregunta o declaración.
1.
a)
b)
c)
d)
Pablo pudo haber escrito 2 Corintios desde
Éfeso.
Filipos.
Jerusalén.
Siria.
6.
a)
b)
c)
d)
En el Plan A, Pablo quería ir a Corinto desde
Éfeso.
Macedonia.
Troas.
Galacia.
2.
a)
b)
c)
d)
Corinto estaba en la provincia de
Galacia.
Asia.
Macedonia.
Acaya.
7.
a)
b)
c)
d)
¿Por qué Pablo cambió al Plan B?
Una tempestad en el mar lo retrasó.
Satanás lo estorbó.
Había mucho pecado en Corinto.
Había una puerta abierta en Troas.
3.
a)
b)
c)
d)
El propósito principal de 2 Corintios era
preparar a los creyentes para una ofrenda.
reparar las divisiones en la iglesia.
enseñar sobre los dones espirituales.
defender el ministerio de Pablo.
8.
a)
b)
c)
d)
¿Qué significa 2 Corintios 1:20?
Nuestros enemigos deben huir en siete direcciones.
Debemos ser conocidos por el sí, no por el no.
Dios cumple todas sus promesas a través de Cristo.
Ojo no ha visto lo que Dios ha preparado.
4.
a)
b)
c)
d)
La palabra griega thlipsis significa
“alegría, ánimo, esperanza”.
“presión, tribulación, angustia”.
“actitud, valor, vista”.
“cardos, espinas, zarzas”.
9.
a)
b)
c)
d)
¿Cuál es el propósito de la disciplina?
Entrenar, corregir y restaurar
Castigar a los que hacen mal
Advertir del juicio futuro
Enseñar que Dios es santo
5.
a)
b)
c)
d)
Dios da consuelo en proporción directa con
nuestra fe.
nuestra oración.
nuestras pruebas.
nuestros amigos.
10
a)
b)
c)
d)
El amor bíblico se conoce por ser
tierno, pero no estricto.
estricto, pero no tierno.
ni estricto ni tierno.
estricto y tierno.
Temas para los examenes de ensayo: Escriba 50-100 palabras sobre cada uno de estos
objetivos que estudió en este capítulo.
Consuelo en las tribulaciones (2 Co 1:1-11)
Objetivo: Analizar el trasfondo, el contexto y los tres puntos del bosquejo de 2 Corintios.
Objetivo: Analizar el problema de las tribulaciones e identificar 6 fuentes de consuelo en las tribulaciones.
Pautas para las relaciones (2 Co 1:12–2:11)
Objetivo: Explicar cómo la visita de Pablo a Corinto fue diferente de sus planes anteriores (2 Co 1:15-16).
Objetivo: Identificar 6 principios sobre las relaciones, en el contexto del cambio de planes de Pablo.
Capítulo 11:
Pablo defiende su ministerio apostólico
2 Corintios 2:12–7:16
Introducción
La procesión triunfal era un acontecimiento importante
para el imperio romano. Era parte de la cultura romana.
La celebración duraba un día o más, pero lo que más se
destacaba era el desfile de victoria. El general era el héroe
que iba en un carro tirado por caballos blancos. Delante
del general iban los presos, sus soldados y los botines de la
guerra. Para un general, este desfile de victoria era el honor
supremo. Celebraba su gran éxito. Al final del desfile iban
los cautivos condenados a morir en la arena (1 Co 4:9).1
(Vea también los arcos en las Figuras 11.2 y 11.3.)
El apóstol Pablo tenía conocimiento de la procesión
triunfal. De modo que él usó este acontecimiento para
describir cómo Jesús vence todo mal y va adelante de
Figura 11.1
nosotros en eterna victoria. El desfile de victoria es una de El desfile victorioso (la procesión triunfal) era
las tres ilustraciones que estudiaremos en la lección 32 de un gran acontecimiento en la historia romana.
Este dibujo de fines de los años 1600 muestra las
este capítulo.
2
partes principales de una marcha triunfal.
Lecciones:
32
33
Ilustraciones y principios para los ministros del nuevo pacto (2 Co 2:12–3:3)
Objetivo: Explicar e ilustrar un principio para cada uno de éstos: la puerta abierta, el desfile de victoria y la
carta abierta.
Contrastes entre los ministerios del antiguo y del nuevo pacto (2 Co 3:4–4:6)
Objetivo: Resumir un principio para cada uno de éstos: un dedo acusador, una mano de ayuda, un velo y
la luna.
34
Claves para permanecer animados (2 Co 4:7-18)
35
Verdades para enfrentar la muerte (2 Co 5:1-10)
36
Preguntas para probar si el ministerio es fructífero (2 Co 5:11-21)
37
38
39
Objetivo: Explicar e ilustrar, de 2 Corintios 4, 5 razones por las que no perdemos el ánimo.
Objetivo: Analizar y aplicar 7 verdades que nos preparan para la muerte (2 Co 5:1-10).
Objetivo: Plantear y aplicar 5 preguntas para probar si el ministerio es fructífero.
Presiones, poderes y paradojas del ministerio (2 Co 6:1-13)
Objetivo: Con una Biblia abierta, analizar las piedras fundamentales, presiones, poderes y paradojas del
ministerio (2 Co 6:1-13).
Razones para ser santos (2 Co 6:14–7:1)
Objetivo: Analizar los mandamientos, contrastes, promesas e invitación a ser santos (2 Co 6:14–7:1).
Conocimientos sobre el arrepentimiento (2 Co 7:2-16)
Objetivo A: Explicar e ilustrar 5 principios para ayudar a otros a arrepentirse (2 Co 7:2-7).
Objetivo B: Explicar e ilustrar 4 principios para ayudarse a sí mismo y a otros a arrepentirse (2 Co 7:8-16).
226
Lección
32
Ilustraciones y principios para los ministros del nuevo pacto (2 Co 2:12–3:3)
Objetivo: Explicar e ilustrar un principio para cada uno de éstos: la puerta abierta, el desfile de victoria
y la carta abierta.
Contexto
Segunda de Corintios es un libro precioso porque Pablo comparte algo de su vida
interior personal con nosotros. Hay veces en la vida cuando tenemos que vivir según el
conocimiento interior, si no, lo que vemos en el exterior nos vencerá. Así como tenemos
ilustraciones y pinturas en nuestra casa, así necesitamos ilustraciones dentro de nosotros
para fortalecernos y animarnos. Porque vivimos y vencemos de acuerdo con la verdad
interior en que meditamos.
Esta lección nos enseña tres ilustraciones mentales:
• Una puerta abierta por la que Pablo no pudo entrar;
• El desfile victorioso en el que Jesús nos dirige;
• La ilustración de los creyentes como cartas abiertas a los que conocemos.
Mientras usted estudia estas tres ilustraciones, permita que el Espíritu Santo se las
pinte en las paredes internas de su mente y de su corazón. Cada una de estas ilustraciones
se vincula con un principio parva los creyentes, ministros de Dios del nuevo pacto.
A. El principio de la puerta abierta: Es mejor terminar una obra para
Dios, que comenzar dos y no terminar ninguna (2 Co 2:12-13).
12
Cuando llegué a Troas para predicar el evangelio de Cristo, aunque se me
abrió puerta en el Señor, 13no tuve reposo en mi espíritu, por no haber hallado
a mi hermano Tito; así, despidiéndome de ellos, partí para Macedonia (2 Co
2:12-13).
Pablo había establecido una iglesia en Corinto. La iglesia creció y tenía ya varios
años, pero con el tiempo, un pecado sexual en la iglesia llegó a ser un problema grande.
El pecador era un hombre que vivía con la esposa de su padre. Pablo escribió que ese
tipo de pecado no se encontraba ni siquiera entre los paganos (1 Co 5:1). Parece que este
hombre pecador tenía influencia y poder. No obstante, Pablo envió una carta en la que
insistía que los corintios disciplinaran a este hombre y lo expulsaran de la iglesia (1 Co
5:1-5). Mientras tanto, en vez de visitar Corinto como había pensado, Pablo envió a Tito
para visitar a los corintios. Pablo y Tito se pusieron de acuerdo en encontrarse más tarde
en cierto día en la ciudad de Troas.
Pablo escogió Troas como el lugar para encontrarse porque quería predicar el
evangelio y establecer una nueva iglesia allí. Cuando Pablo llegó a Troas, vio que el
Señor había abierto una puerta para el evangelio. Una puerta abierta es por lo que todo
misionero ora. El Nuevo Testamento enfatiza que cuando Dios abre puertas hay buenos
resultados. Pablo dependía de Dios para que se le abrieran puertas de ministerio, y él
escribió con frecuencia sobre estas puertas abiertas:
• “Y habiendo llegado, y reunido a la iglesia, refirieron cuán grandes cosas había
hecho Dios con ellos, y cómo había abierto la puerta de la fe a los gentiles” (Hch
14:27).
• En Corinto, Dios le había asegurado a Pablo que él estaba abriendo la puerta para
el ministerio (Hch 18:9-10).
• “Orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta
para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también
estoy preso” (Col 4:3).
227
P1
¿Cuáles son
las 3 ilustraciones que
estudiaremos en esta
lección?
P2
¿Con quién pensaba
Pablo encontrarse en Troas?
¿Por qué?
228 Capítulo 11
P3
¿Por qué Pablo se
alejó de la puerta abierta en
Troas?
P 4
Dé un ejemplo de
algo que haya sido más fácil
para usted comenzar que
terminar.
Corintios
Pablo había orado por una puerta abierta en Troas. Cuando llegó allí, la puerta estaba
abierta. ¿Él entró por esa puerta? Lea otra vez las palabras impactantes que la Biblia
registra:
12
Cuando llegué a Troas para predicar el evangelio de Cristo, aunque se me
abrió puerta en el Señor, 13no tuve reposo en mi espíritu, por no haber hallado
a mi hermano Tito; así, despidiéndome de ellos, partí para Macedonia (2 Co
2:12-13).
Pablo no entró por la puerta abierta que se le presentaba―¡la puerta que Dios había
abierto! ¿Por qué? Porque Tito todavía no había vuelto de Corinto con un buen informe.
Pablo dijo que su ansiedad era tan grande―no tenía ningún reposo, ninguna consolación
en su espíritu―que se fue a Macedonia (2 Co 2:13). Le dijo adiós a la puerta abierta y
se fue a Macedonia―hacia Corinto.
El apóstol de Dios le dio la espalda a una puerta abierta. Cuán difícil debió haber
sido eso para Pablo. Aún así, aquí hay una gran lección para nosotros. Pablo tenía que
terminar lo que era necesario hacer en la puerta abierta de Corinto antes de pasar por otra
puerta abierta. Una cosa es comenzar un edificio, pero otra cosa es terminarlo.
¡Termine lo que comience! No comience proyectos a diestra y siniestra sin terminar
lo que Dios ya le ha dado para hacer. Como Pablo, hay veces cuando debemos abandonar
la puerta abierta. Tampoco debemos sentirnos culpables por abandonar algunas puertas
abiertas. En la vida siempre habrá más puertas abiertas de las que debemos atravesar.
Siempre habrá oportunidades que no podemos aceptar por falta de tiempo, energía y
dinero. Así que debemos tener prioridades en la vida y terminar lo que comenzamos.
Como dice un proverbio: “El hombre que siempre está disponible no vale mucho cuando
está disponible”.
El éxito no se mide por lo que comenzamos, sino por lo que terminamos. ¿Usted ha
comenzado un programa de educación? ¡Continúe hasta la graduación! ¿Se ha casado y
ha hecho voto de ser fiel? ¡Termine la carrera que ha comenzado! ¿Es padre de familia?
Cumpla con sus responsabilidades con sus hijos. ¿Prometió apoyar la iglesia con su
tiempo, talentos y dinero? Cumpla con sus compromisos. Cómase la comida que tiene
en el plato antes de buscar más. Cumpla con las responsabilidades de la puerta por la que
ha entrado antes de buscar otra puerta abierta.
B. El principio del desfile de victoria: Los creyentes están en una marcha
de triunfo dirigido por Jesús, el Conquistador de la muerte y del mal
(2 Co 2:14-16).
Después del desfile de victoria, con frecuencia la ciudad
construía un arco de piedra conmemorativo. Por ejemplo, el arco
Figura 11.2 Un arco de piedra construido en
el año 81 d.C. celebraba la victoria del general
de Tito fue construido en el año 81 d.C. El arco de piedra honraba
Tito sobre Jerusalén. Las escenas en el arco
al general Tito y su victoria en Judea en el año 70 d.C.―cuando
incluyen el desfile triunfal y los soldados
él
conquistó Jerusalén y destruyó el templo. Un tallado en el arco
llevando los tesoros del templo.
muestra la procesión triunfal de Tito. Otro tallado muestra a sus
soldados cargando con los artículos sagrados del templo.
La segunda ilustración de esta lección era una de las favoritas
de Pablo―¡el desfile triunfal!
14
Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo
en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en
todo lugar el olor de su conocimiento. 15Porque para Dios
somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los
que se pierden; 16a éstos ciertamente olor de muerte para
muerte, y a aquéllos olor de vida para vida. Y para estas
cosas, ¿quién es suficiente? (2 Co 2:14-16).
Pablo defiende su ministerio apostólico
Pablo les recuerda a sus lectores una escena famosa, la procesión de triunfo romana―
el desfile de victoria. Este acontecimiento celebraba una gran victoria de un general
romano. (Repase la Figura 11.1 y los comentarios que aparecen bajo ésta.)
Aquí hay una versión de los requisitos y el orden de la procesión triunfal o desfile
de victoria.3
Requisitos del general. Había ciertos requisitos necesarios para que un líder pudiera
recibir honores en un desfile triunfal.
• El general tenía que ser el comandante superior de un ejército que había estado
en una guerra.
• La guerra tenía que haber terminado y la paz debía reinar en la región.
• Los soldados tenían que estar en casa.
• Cinco mil de los enemigos debían haber muerto en una batalla.
• Roma tenía que haber ampliado su territorio y fronteras en la guerra.
• Debía haber vencido a un enemigo extranjero.
Si un general y su ejército cumplían con estos seis requisitos, el gobierno pasaba
meses preparando el desfile triunfal. Miles de ciudadanos se reunían para celebrar este
acontecimiento.
229
P 5
¿Cuáles son algunos
de los requisitos para un
general en un desfile de
victoria?
¿Cómo era el
Había un orden o un plan para el desfile―desde afuera de P 6
desfile?
Describa
el orden y a
la ciudad de Roma por las calles que llevaban a la capital.
los que participaban.
• La procesión comenzaba con los funcionarios de estado, el senado y otros nobles
a quienes honraban.
• Los seguían los que tocaban las trompetas.
• Después seguían imágenes y modelos de los pueblos, ciudades o barcos
derrotados. Estos enormes modelos contaban la historia de lo que había sucedido
en la guerra.
• Después de los modelos seguía el toro blanco que sería sacrificado.
• Después del toro iban los cautivos, caminando encadenados. Muchos de ellos
iban camino a su muerte ese mismo día. Caminaban hacia su propia ejecución.
• Después en el desfile iban los guardas con las varas.
• Detrás de ellos iban los músicos.
• Detrás de los músicos iban los sacerdotes,
oscilando los incensarios que tenían un olor
dulce. Para los cautivos, este era el olor de la
muerte (2 Co 2:16), pero para los romanos
el incienso era el olor de la victoria.
• Después de los sacerdotes iba el general del
ejército. Él iba en un carro guiado por cuatro
caballos blancos. El general llevaba puesta
su túnica o manto púrpura.
• Después del general iba su familia.
• Al final del desfile iba el ejército que él
comandaba y los cautivos condenados a
morir en la arena.4
Pablo compara el desfile de victoria romano
con nuestro viaje como cristianos. Jesús es como
Figura 11.3 El Arco de Constantino al lado del
el general. Él ha vencido la muerte y ha derrotado Coliseo Romano es un arco triunfal, erguido aproximadamente
en el año 315 d.C. para conmemorar el triunfo de Constantino I
a Satanás.
después
de su victoria sobre Majencio en la batalla en el Puente
13
Y a vosotros, estando muertos en pecados y Milviano en 312 d.C. El arco está en el valle del Coliseo, entre la
en la incircuncisión de vuestra carne, os dio colina de la Cuesta de Palatino y el Coliseo, a lo largo del camino
que tomaban las procesiones triunfales.
vida juntamente con él, perdonándoos todos los
Orden o plan del desfile.
230 Capítulo 11
Corintios
pecados, 14anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos
era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15y despojando
a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre
ellos en la cruz (Col 2:13-15).
En el Calvario, Jesús derrotó a Satanás y a más de 5.000 demonios en una batalla. ¡Él
extendió los límites del reino de Dios para incluir a millones de creyentes de todas partes
de la tierra! Con el tiempo, el General Jesús vencerá y juzgará todo mal.
Las buenas nuevas del evangelio son como el incienso dulce en el desfile triunfal.
Así como los sacerdotes llevaban el incienso, los creyentes llevan y esparcen las buenas
nuevas. El evangelio siempre tiene un olor dulce, pero la gente responde a él de dos
maneras. Para los que lo reciben, el evangelio es la fragancia de vida. Pero para los que
lo rechazan, el evangelio es el olor de juicio y muerte. Aunque el evangelio tiene un olor
dulce, es una cuestión de vida o muerte.
P 7
Complete la Figura
11.4 sobre el desfile triunfal
(2 Co 2:14-16).
Tema del desfile de triunfo
General romano que conquistó
Comparación
Jesús, que ha conquistado a la muerte y a Satanás
Incienso con olor dulce
Sacerdotes que llevan el incienso
Los que huelen la muerte
Los que huelen la vida
Figura 11.4
Pablo comparó el desfile triunfal romano con nuestro viaje como cristianos.
En esta segunda carta a los corintios, Pablo ya ha hablado de las tribulaciones que
nos traen dificultades. Sus pruebas en Asia fueron demasiado duras para que un ser
humano pudiera sobrevivir con su propia fuerza. Más adelante, en Troas, él no tuvo
paz. Y antes del final de esta carta, Pablo dirá más de sus sufrimientos―azotado con
varas, apedreado, encarcelado, naufragado, en peligros de ladrones, sin dormir, sin
comer, sin abrigo y con un constante aguijón en la carne (2 Co 11:16–12:10). Y con
todo, sin importar las circunstancias, Pablo meditaba en una imagen mental. Él decidió
recordar que vamos en un desfile de victoria. Nuestro general, Jesucristo, es el vencedor
de la muerte, de Satanás, de los demonios y de los malvados. Asimismo, sin importar
las pruebas que tengamos en la tierra, podemos recordar esta imagen―colgada en una
pared interior de nuestra mente. Somos parte de un desfile de victoria que va desde la
tierra hasta la ciudad capital de la Nueva Jerusalén. En tiempos buenos y malos podemos
animarnos, porque marchamos con un Gran General.
¿Qué clase de
P8
cartas tienen los falsos
apóstoles, como los de
Corinto?
C. El principio de la carta abierta: Los creyentes son cartas abiertas y
vivas, de Cristo a aquellos con quienes nos encontramos
(2 Co 2:16b–3:3).
16
…y para estas cosas, ¿quién es suficiente? 17Pues no somos como muchos, que
medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte
de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo (2 Co 2:16-17).
1
¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos
necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de
recomendación de vosotros? 2Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros
corazones, conocidas y leídas por todos los hombres; 3siendo manifiesto que sois
carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del
Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón (2 Co 3:1-3).
Cuando Pablo reflexiona en la imagen del desfile de victoria, él pregunta: “… ¿quién
es suficiente?” (2 Co 2:16b). Él se refiere a la tarea de llevar el incienso―esparcir el dulce
olor del evangelio. Pablo sentía nuestra enorme responsabilidad de compartir las buenas
nuevas. Muchos hacen mal uso o abusan de esta oportunidad. Algunos “trafican con la
Pablo defiende su ministerio apostólico
palabra de Dios”―usan la religión como un negocio lucrativo (2 Co 2:17 NVI). Los
hipócritas como éstos necesitan cartas falsas de recomendación, historias falsas, títulos
falsos y rangos de nobleza que los haga parecer honorables. Pablo no estaba en contra
de las cartas de recomendación. Esas cartas eran comunes en la iglesia primitiva, como
con Silas y Judas (Hch 15:22-29), Apolos (Hch 18:27) y Febe (Ro 16:1). Pero los falsos
apóstoles llevaban sus propias cartas y preguntaban “¿Donde están las cartas de Pablo?”
Lea la respuesta de Pablo otra vez (2 Co 3:1-3). Él dice:
• “nuestras cartas sois vosotros”.
• “sois carta de Cristo”.
• “sois carta… escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo”.
Y así como los corintios eran una carta de Cristo, hoy todos nosotros los creyentes
somos cartas. Esta verdad puede hacernos sentir culpables. Todos nosotros podemos
sentir que no damos la medida. Pero Pablo todavía elogia y felicita a los corintios a
pesar de todos sus fracasos. Cuando aprendíamos a escribir, nuestros maestros seguían
trabajando con nosotros para que formáramos correctamente las letras. Como práctica,
escribíamos la letra “a” hasta que se parecía al modelo que estaba escrito en el pizarrón
al frente del aula. Asimismo, hoy Dios sigue trabajando con nosotros hasta que nuestra
vida sea conforme lo que Jesús quiere decirles a los que nos rodean.
Toda carta tiene un remitente. Todo creyente es una “carta de Cristo” (2 Co 3:3).
Toda carta tiene una dirección. ¿A quién ha sido enviado usted? Usted es enviado a
los que lo rodean.
Toda carta tiene un mensaje. Cuando la gente lee su vida―oye sus palabras y ve
su ejemplo―¿qué mensaje recibe? ¿Qué mensaje da usted de Jesús y de la iglesia a la
que asiste? ¿Hay cosas en su carta que deben estar tachadas? Jesús le ayudará con esto
cuando usted lo busque, se someta a Él y le permita escribir el mensaje de su vida.
231
P9
Qué clase de cartas
de recomendación tenía
Pablo?
¿En qué sentido
P 10
todo creyente es una carta
abierta?
Conclusión. Las ilustraciones que están dentro de nosotros son más importantes que
las que están a nuestro alrededor. En esta lección hemos estudiado tres ilustraciones que
debemos tener en las paredes internas del corazón y de la mente. Piense con frecuencia
en estas ilustraciones y en el principio que cada una enseña:
• El principio de la puerta abierta: Es mejor terminar una obra para Dios que
comenzar dos y no terminar ninguna (2 Co 2:12-13).
• El principio del desfile de victoria: Los creyentes van en un desfile triunfal
dirigido por Jesús, el Vencedor de la muerte y del mal (2 Co 2:14-16).
• El principio de la carta abierta: Los creyentes somos cartas de Cristo abiertas y
vivas para los que conocemos (2 Co 2:16b–3:3).
Lección
33
Contrastes entre los ministerios del antiguo y del nuevo pacto (2 Co 3:4–4:6)
Objetivo: Resumir un principio para cada uno de éstos: un dedo acusador, una mano de ayuda, un velo
y la luna.
Contexto
Cuando hay algo valioso, la falsificación no está muy lejos. El dinero es valioso, así
que algunos hacen dinero falso. El dinero falso parece verdadero, pero no tiene ningún
valor. Asimismo, hay copias e imitaciones de cosas como pinturas valiosas, joyas, relojes
y ropa. Hay un Cristo, pero hay una imitación falsa o un sustituto llamado el Anticristo.
Hay sanidades, milagros y dones del Espíritu que son genuinos. Pero Satanás también
produce falsificaciones para engañar y extraviar a la gente (2 Ts 2:9-10).
En los días de Pablo, uno de los problemas grandes era la religión falsa. El evangelio
verdadero enseña que somos salvos por fe en Jesús. Pero los falsos maestros, llamados
232 Capítulo 11
Corintios
judaizantes, enfatizaban la salvación por el judaísmo―basados en la ley de Moisés.
Éstos enseñaban que somos salvos si seguimos a Jesús y a Moisés. En partes de
2 Corintios, Pablo escribe para corregir las enseñanzas de estos judaizantes y de otros
falsos maestros.5
La Figura 11.5 muestra siete contrastes entre los ministerios del antiguo y del nuevo
pacto.
Ministerio del antiguo pacto (la Ley)
1. Fue escrito en tablas de piedra.
Ministerio del nuevo pacto (por el Espíritu)
Se escribe en las tablas del corazón humano.
2 Co
3:3, 7
2. Mata por la letra.
Da vida por el Espíritu.
3. Condena.
Trae justicia.
4. Era temporal (la gloria que se desvanece).
Es permanente (la gloria eterna).
3:11
5. Traía esclavitud (legalismo).
Trae libertad.
3:17
6. Escondía la presencia de Dios, como un velo.
Refleja al Señor, como un espejo.
3:18
7. Se centra en el rostro de Moisés.
Se centra en el rostro de Cristo.
Figura 11.5
P 11
Encierre en
un círculo las 3 palabras
negativas acerca de la Ley
que están en 2 Corintios
2:6-9.
¿Por qué la Ley fue
P 12
como un dedo acusador, un
policía y un maestro severo?
3:6-8, 17-18
3:9
4:6
Siete contrastes entre los ministerios del antiguo y del nuevo pacto
6
En esta lección haremos un contraste entre los ministerios del antiguo pacto (la Ley)
y los del nuevo pacto (por el Espíritu). El versículo clave en esta lección es 2 Corintios
3:6.
4
Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; 5no que seamos
competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos,
sino que nuestra competencia proviene de Dios, 6el cual asimismo nos hizo
ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque
la letra mata, mas el espíritu vivifica (2 Co 3:4-6).
A diferencia de los judaizantes, Pablo no llamaba atención a sí mismo. Él no
necesitaba cartas de recomendación como los judaizantes, porque los corintios mismos
probaban que Pablo era ministro de Dios. Y la confianza de Pablo no estaba en sí mismo,
sino en Dios y en el poder del Espíritu Santo.
En la lección anterior, observamos un contraste entre los ministerios de la Ley y del
Espíritu. La Ley fue escrita en tablas de piedra. En contraste, bajo el nuevo pacto, Dios
escribe su verdad, no en piedra, sino en corazones humanos con el Espíritu del Dios
viviente (2 Co 3:3). Los creyentes son cartas abiertas y personales de Cristo para todos
con quienes nos encontramos.
En esta lección, continuamos estudiando los contrastes entre los ministerios de la
Ley y los del Espíritu.7 Estudiaremos cuatro verdades ilustradas por un dedo acusador,
una mano de ayuda, un velo y la luna.
A. Un dedo acusador: El ministerio de la ley era negativo―mataba y
condenaba (2 Co 3:6-9, 17).
6
el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la
letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica. 7Y si el
ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que
los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de
la gloria de su rostro, la cual había de perecer, 8¿cómo no será más bien con
gloria el ministerio del espíritu? 9Porque si el ministerio de condenación fue
con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación (2 Co
3:6-9).
La Ley era correcta, pero era negativa.
• La Ley era como un dedo que acusaba y condenaba.
• La Ley era como un espejo que mostraba la suciedad que la persona tenía en la cara,
pero no le daba agua para lavarse. ¡Es imposible lavarse la cara sólo con un espejo!
Pablo defiende su ministerio apostólico
233
•
La Ley era como un policía: ¡multaba las infracciones, pero no daba dinero para
ayudar a pagar las multas!
• La Ley era como un árbitro en un partido: tocaba el silbato para indicar una falta,
pero no daba el poder para jugar mejor.
• La Ley era como un maestro estricto: decía que habíamos fallado en una prueba, pero
no nos ayudaba a salir mejor.
• La Ley era como un juez: nos acusaba y nos condenaba a la prisión y a la muerte.
Pablo no está diciendo que la Ley del Antiguo Testamento era un error o un fracaso.
La Ley cumplió con su propósito. La Ley nos mostró que necesitamos de la gracia. Nos
enseñaba que éramos pecadores culpables. La Ley era como Juan Bautista: predicaba
un fuerte mensaje de arrepentimiento. Éste preparó a la gente para recibir la gracia que
Jesús nos ofrece. Pero aunque la Ley podía señalar el camino a la vida, no podía llevar
a nadie allí. Como una linterna, la Ley del antiguo pacto revelaba el problema―sacaba
a luz nuestros pecados. ¡Pero nunca ha habido una ley que pueda cambiar la vida de la
persona!8 Por el contrario, sin Cristo, la Ley es como un dedo que acusa y condena.
B. Una mano de ayuda: El ministerio del Nuevo Testamento es positivo―
trae vida espiritual y justicia (2 Co 3:6, 9).
...porque la letra mata, mas el espíritu vivifica (2 Co 3:6).
Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en
gloria el ministerio de justificación (2 Co 3:9).
La ley era un dedo acusador que condenaba, pero el Espíritu extiende una mano para
ayudarnos (2 Co 3:6). Bajo el antiguo pacto, la gente siempre era culpable. Su relación
con Dios era como la de los criminales ante un juez. Pero el nuevo pacto nos ofrece
una relación de amor. El nuevo pacto comenzó cuando “...de tal manera amó Dios al
mundo, que ha dado a su Hijo unigénito,...” (Jn 3:16). Tanto el antiguo como el nuevo
pacto contienen leyes y mandamientos. Pero bajo el nuevo pacto, el Espíritu nos da el
poder para obedecer las leyes dándonos un nuevo corazón. El libro de Hebreos cita una
profecía sobre el nuevo pacto. Ésta se encuentra en Jeremías:
7
Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera
procurado lugar para el segundo. 8Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen
días, dice el Señor, En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un
nuevo pacto; 9No como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de
la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; Porque ellos no permanecieron en
mi pacto, y yo me desentendí de ellos, dice el Señor. 10Por lo cual, este es el pacto
que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: Pondré
mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré; y seré a ellos por
Dios, y ellos me serán a mí por pueblo (Heb 8:7-10).
Lo que el antiguo pacto nos dijo que hiciéramos, el nuevo pacto nos ayuda a
cumplirlo. El antiguo pacto nos dijo que fuéramos justos―que tuviéramos una relación
correcta con Dios. Pero el nuevo pacto nos da justicia por fe en Jesucristo. Cuando nos
arrepentimos, Dios perdona nuestros pecados. Él acepta a Jesús como nuestro sustituto
que murió en la cruz por nuestros pecados. Dios pone su Espíritu dentro de nosotros,
y nacemos de nuevo. Dios nos da vida espiritual (Ro 6:23; Jn 20:31). Él nos adopta
en su familia como hijos suyos (Jn 1:12). Y Él nos da poder para llevar una vida santa
(2 Co 7:1) cuando somos llenos y dirigidos por el Espíritu Santo y cuando resistimos los
deseos pecaminosos de la carne (Gá 5:16).
El ministerio del antiguo pacto era negativo. Traía culpabilidad, condenación y
muerte. Pero el ministerio del nuevo pacto es positivo. Por el Espíritu Santo, Dios nos da
perdón, nueva vida, justicia en Cristo y buenas obras para hacer (Ef 2:10). El ministerio
del Espíritu es como una mano de ayuda que nos levanta.
P 13
¿Cuáles pactos
contrasta 2 Corintios 3:6?
Bajo el Nuevo
P 14
Testamento ¿somos
responsables de obedecer las
leyes de Dios? Explique.
¿Por qué el
P 15
ministerio del Espíritu es
como una mano de ayuda?
234 Capítulo 11
Corintios
C. Un velo es un símbolo del Antiguo Testamento porque ocultaba la
gloria de Dios (2 Co 3:7-16; 4:3-4).
Un velo oculta y cubre. Impide ver claramente.
El contexto de 2 Corintios 3:7–4:6 es Éxodo 34:29-35.
Y aconteció que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del
testimonio en su mano, al descender del monte, no sabía Moisés que la piel de su
rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios. 30Y Aarón y todos los
hijos de Israel miraron a Moisés, y he aquí la piel de su rostro era resplandeciente;
y tuvieron miedo de acercarse a él. 31Entonces Moisés los llamó; y Aarón y todos
los príncipes de la congregación volvieron a él, y Moisés les habló. 32Después
se acercaron todos los hijos de Israel, a los cuales mandó todo lo que Jehová le
había dicho en el monte Sinaí. 33Y cuando acabó Moisés de hablar con ellos, puso
un velo sobre su rostro. 34cuando venía Moisés delante de Jehová para hablar
con él, se quitaba el velo hasta que salía; y saliendo, decía a los hijos de Israel
lo que le era mandado. 35Y al mirar los hijos de Israel el rostro de Moisés, veían
que la piel de su rostro era resplandeciente; y volvía Moisés a poner el velo sobre
su rostro, hasta que entraba a hablar con Dios (Éx 34:29-35).
29
P 16
¿Qué efecto tuvo
el velo sobre el rostro de
Moisés?
Figura 11.6 Un velo
esconde y cubre.
¿Cuántas veces
P 17
aparecen las palabras
“velo”, “oculto” o “encubierto”
en 2 Corintios 3:7–4:6?
Enciérrelas en un círculo.
La gloria del Señor hizo que el rostro de Moisés resplandeciera. Esto hizo que los
israelitas le tuvieran miedo (Éx 34:30; 2 Co 3:7). Una de las razones por las que Moisés
se cubría el rostro con un velo era para calmar los temores del pueblo.9 Otra razón era
“para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser
abolido” (2 Co 3:13). Por cualquier razón, el velo lo ocultaba de la vista del pueblo―
impedía que vieran claramente en el rostro de Moisés la gloria que se desvanecía.
7
Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto
que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa
de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, 8¿cómo no será más bien con
gloria el ministerio del espíritu? 9Porque si el ministerio de condenación fue con
gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. 10Porque
aun lo que fue glorioso, no es glorioso en este respecto, en comparación con la
gloria más eminente. 11Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso
será lo que permanece. 12Así que, teniendo tal esperanza, usamos de mucha
franqueza; 13y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los
hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido.
14
Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando
leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo
es quitado. 15Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto
sobre el corazón de ellos. 16Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará
(2 Co 3:7-16).
•
P 18
¿Cuál de las cuatro
verdades sobre el velo
significa más para usted?
Explique.
•
•
Pablo menciona por lo menos cuatro verdades relacionadas con el velo.
Primero, así como la gloria bajo el velo de Moisés se desvanecía (Ex 34:29-35),
el Antiguo Testamento se estaba desvaneciendo y era temporal. En contraste, la
gloria del Nuevo Testamento va en aumento y es permanente. En la gloria que se
desvanecía en el rostro de Moisés, el Espíritu Santo le mostró a Pablo un significado
espiritual más profundo.
Segundo, era necesario que Moisés se pusiera un velo para ocultar la gloria de Dios.
En contraste, 12“... usamos de mucha franqueza; 13y no como Moisés, que ponía
un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de
aquello que había de ser abolido” (2 Co 3:12b-13).
Tercero, hay un velo sobre el corazón de los incrédulos judíos hoy que les impide ver
la verdad acerca de Jesús (2 Co 3:15-16).
Pablo defiende su ministerio apostólico
Cuarto, hay un velo sobre el corazón y los ojos de todos los incrédulos. Algunos les
ponen tapaojos a los caballos en la ciudad para que no puedan ver los automóviles.
Asimismo, Satanás les tapa y les ciega la mente a los incrédulos.
3
Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está
encubierto; 4en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los
incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de
Cristo, el cual es la imagen de Dios (2 Co 4:3-4).
El Antiguo Testamento velaba la verdad. La verdad resplandecía débilmente a través
del velo de los ritos, tipos y símbolos. El sumo sacerdote representaba a Jesús. Los
sacrificios de animales eran tipos de Jesús, el Cordero de Dios que quita el pecado del
mundo (Jn 1:29). Pero los israelitas no podían ver estas verdades claramente. Y en el
templo, un velo mantenía a la gente a cierta distancia. Este velo separaba a Dios de todos
menos del sumo sacerdote. El velo sobre el rostro de Moisés ocultaba la gloria de Dios.
Asimismo, el Antiguo Testamento era como un velo que impedía que el pueblo viera la
verdad claramente.
235
•
P 19
¿Cómo es que el
Antiguo Testamento era como
un velo?
D. La luna ilustra nuestra relación con el nuevo pacto. Así como la luna
refleja la gloria del sol, así el Espíritu nos permite reflejar la gloria de
Dios (2 Co 3:16–4:6).
16
Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará. 17Porque el Señor es el
Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. 18Por tanto, nosotros
todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos
transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del
Señor.
1
Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos
Figura 11.7 La luna
recibido, no desmayamos. 2Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no
refleja
la gloria del sol.
andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación
de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios. 3Pero
si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto;
4
en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para
que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la
imagen de Dios. 5Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo
como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. 6Porque Dios,
que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en
nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en
la faz de Jesucristo (2 Co 3:16–4:6).
En esta lección estamos estudiando algunos de los contrastes entre los ministerios P 20
En Corintios ¿el
del Antiguo y del Nuevo Testamento. Algunos dicen que el contraste entre el Antiguo y principal contraste es entre la
el Nuevo Testamento es Ley y gracia.10 Es seguro que la Ley era el centro del antiguo Ley y la gracia? Explique.
pacto. Asimismo, Pablo en sus cartas a los corintios enfatiza la gracia, el amor y la fe en
Cristo. La gracia, el amor y la fe siempre están presentes en nuestra relación con Dios.
Pero para Pablo, el poder del
ministerio en el Nuevo Testamento
es el Espíritu Santo. Así que en
Corintios, cuando contrastamos los
ministerios del Antiguo Testamento
con los ministerios del Nuevo
Testamento, preferimos contrastar la
Ley con el Espíritu. Gracia es una
cosa, no una persona. La gracia no
puede oírnos cuando hablamos de
Figura 11.8a La ley
Figura 11.8b El poder del ministerio en el
era el centro del antiguo pacto.
Nuevo Testamento es el Espíritu Santo.
ella. En contraste, el Espíritu Santo
236 Capítulo 11
Corintios
es una persona que está siempre presente y merece todo el crédito, honor y respeto que
podamos darle. A veces, los creyentes enfatizan la gracia pero dicen poco sobre el
Espíritu Santo. A los autores de este curso, les parece bien mantener el énfasis en el
Espíritu, quien Dios nos da por gracia.
El Nuevo Testamento se refiere al Espíritu
Santo, en relación con la trinidad, de varias maneras.
• En Romanos 8:9, al Espíritu Santo se le llama el Espíritu, el Espíritu de Dios y
el Espíritu de Cristo.
• En Hechos 16:6-7, al Espíritu Santo también se le llama el Espíritu de Jesús. El
Espíritu viene del Padre y del Hijo (Jn 14:16-18), y el Padre y el Hijo hacen su
obra en la tierra a través del Espíritu Santo.
• En 2 Corintios 3:17, el Espíritu del Señor parece referirse al Espíritu Santo.
Hay unidad en la Trinidad. El Padre, el Hijo y el Espíritu son tres personas con el
mismo carácter, esencia y propósito. Jesús es la representación exacta del Padre (Heb
1:3). Jesús es la imagen de Dios (2 Co 4:4). Por lo tanto Jesús dijo: “El que me ha visto
a mí, ha visto al Padre” (Jn 14:9). Asimismo, el Espíritu representa exactamente a Jesús.
Cuando Jesús dijo, “No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros” (Jn 14:18), Él quiso
decir que vendría el Espíritu Santo. La unidad en la Trinidad nos ayuda a entender lo
que Pablo quiere decir con: “el Señor es el Espíritu” (2 Co 3:17). El Señor Jesús y el
Espíritu son uno en naturaleza, esencia y propósito.
P 21
¿Cuáles son
algunos nombres y títulos del
Espíritu?
Nombres y títulos del Espíritu Santo.
En sus propias
P 22
palabras, complete la tabla
sobre el ministerio del
Espíritu (Figura 11:9).
El ministerio del Espíritu. En 1 Corintios, Pablo escribió sobre el ministerio y los
dones del Espíritu. Y en 2 Corintios, Pablo menciona varias cosas sobre el ministerio
del Espíritu.
2 Co
3:3
3:6
3:17
3:18
Resumen del ministerio del Espíritu
Figura 11.9
•
•
•
•
Resumen del ministerio del Espíritu
El Espíritu nos da nueva vida y nuevo nacimiento, “siendo manifiesto que sois
carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu
del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón” (2 Co
3:3).
El Espíritu nos prepara para ministrar, “el cual asimismo nos hizo ministros
competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra
mata, mas el espíritu vivifica” (2 Co 3:6).
El Espíritu nos da libertad―de la Ley, del mundo y de la carne, “Porque el
Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad” (2 Co
3:17; vea Gá 5:16).
El Espíritu nos transforma de día en día, para ser como Jesús y para
reflejarlo, “Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un
espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma
imagen, como por el Espíritu del Señor” (2 Co 3:18).
La luna ilustra la última verdad de esta lección. En la noche, la luna adorna el cielo
con su bella luz. Pero los científicos han descubierto que la luna no tiene ninguna luz
propia―solamente refleja la luz del sol. Asimismo, Pablo dice que nosotros reflejamos
la gloria del Señor. La luna refleja la gloria del sol, pero la luna no se transforma
para parecerse al sol. En contraste, nosotros reflejamos la gloria del Señor, y somos
transformados (griego: metamorfosis) para ser como Jesús.
Hay tres rostros en esta lección (2 Co 3:4–4:6).
Pablo defiende su ministerio apostólico
237
•
El rostro de Moisés resplandeció. Reflejó la gloria de Dios después de estar en
su presencia (2 Co 3:7). Moisés se puso un velo para ocultar la gloria de Dios de
los israelitas.
• El rostro de Jesús resplandece con la gloria de Dios. El apóstol Pablo reconoció
por primera vez a Jesús al mediodía en el camino a Damasco. Jesús resplandeció
sobre Saulo con una luz más resplandeciente que el sol (Hch 26:13). Asimismo,
cuando Juan vio a Cristo resucitado en una visión “...su rostro era como el sol
cuando resplandece en su fuerza” (Ap 1:16).
• Nuestro rostro refleja e irradia la gloria de Jesús. Lea 2 Corintios 3:18 otra vez.
“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la
gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen,
como por el Espíritu del Señor”.
Nosotros somos transformados para ser
como Jesús. Otra palabra para este proceso es
Nosotros somos
santificación. Desde el momento en que nacemos
transformados para
de nuevo, el plan de Dios es que maduremos en
ser como Jesús―
gracia y que lleguemos a ser más como Cristo. Poco
a poco, paso a paso, a medida que cooperamos con
Santificados.
el Espíritu, estudiamos la Palabra y oramos, Dios
nos transforma. El cristianismo no es sólo lo que
Jesús hizo por nosotros en la cruz, sino también lo que Él hace en nosotros por el poder
de su Espíritu “en la faz de Jesucristo” (2 Co 4:6).
Lección
34
P 23
Lea 2 Corintios
4:2. Cuando el Espíritu nos
transforma ¿cómo es que
somos diferentes de los
pecadores?
P 24
Lea 2 Corintios
4:5. Cuando el Espíritu nos
transforma, predicamos y
testificamos de
.
P 25
Repaso: Escriba
2 frases sobre cada uno de
éstos: Un dedo acusador, una
mano de ayuda, un velo y la
luna.
Claves para permanecer animados (2 Co 4:7-18)
Objetivo: Explicar e ilustrar, de 2 Corintios 4, 5 razones por las que no perdemos el ánimo.
Contexto
2 Co
3:4–4:6
4:7
4:8-9, 16
4:17
A
El ministerio de la Ley
B
El ministerio del Espíritu
P 26
Complete la Figura
11.10 sobre algunos de
los contrastes que hay en
2 Corintios.
El tesoro del Espíritu de Dios
Exterior
Leve tribulación ahora
4:17-18
4:18
5:1-10
Cuerpo terrenal
Figura 11.10 Algunos contrastes en 2 Corintios 3–5
Segunda Corintios 4 comienza y termina con las palabras “no desmayamos” (2 Co
4:1, 16). Estas palabras son como dos soportes que destacan o encierran el capítulo. No
desmayamos es un letrero sobre la puerta del frente y la puerta de atrás de 2 Corintios
4. Pablo nos da cinco razones por las que no desmayamos―porqué que tenemos valor
en el conflicto.11
A. Razón 1: Nos concentramos en el tesoro, no en el vaso de barro que
lo contiene (2 Co 4:7, 10-11).
Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea
de Dios, y no de nosotros (2 Co 4:7).
La primera razón por la que no desmayamos es que recordamos cuál es la fuente
de nuestro poder. Todos los siervos famosos de Dios han sido creyentes débiles que
P 27
¿Con cuáles
palabras comienza y termina
2 Corintios 4?
P 28
Mencione 5 tipos
de persona que Dios usa
para que Él reciba la gloria.
(1 Co 1:26-31)
238 Capítulo 11
Corintios
hicieron grandes cosas para Dios porque dependían de Él.12 Pablo les recordó esto a los
corintios en su primera carta (1 Co 1:26-31).
26
Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la
carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; 27sino que lo necio del mundo
escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios,
para avergonzar a lo fuerte; 28y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió
Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29a fin de que nadie se jacte en su
presencia. 30Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho
por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 31para que, como
está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor (1 Co 1:26-31).
P 29
De ejemplos de
recipientes donde el tesoro
toma segundo lugar
Algo anda mal cuando el recipiente que lo contiene le roba la gloria al tesoro. Es
triste cuando el ataúd atrae más atención que la persona que está dentro. Es malo cuando
la pintura toma el segundo lugar del marco. Es una vergüenza cuando el plato distrae
a la gente de la comida que éste contiene. Es un pecado mortal cuando el poder es de
nosotros y no de Dios.13
P 30
¿Qué es “este
tesoro”? (2 Co 4:7)
Lea 2 Corintios 4:7 otra vez. Dios se deleita en poner el tesoro de su Espíritu en vasos
de barro. A Él le encanta poner su plenitud en gente común. ¡Cuántas veces Él demuestra
su poder a través de los que son los últimos en la lista! Samuel escogió a Eliab, el más
apuesto y de mejor aspecto. Pero Dios escogió a David, el más joven y el más humilde.
P 31
¿Por qué Dios pone
el tesoro en vasos de barro?
¡Qué gran poder Dios derrama a través de los humildes que hablan con sencillez! Él
ignora las oraciones largas y ruidosas en las esquinas de la calle que llaman atención a
los que oran (Mt 6:5). Pero Él contesta las oraciones humildes de los que como Ana oran
en susurros (1 S 1:12-13). La carreta vacía traquetea más.
¡Qué gran
poder Dios
derrama a través
de los humildes
que hablan con
sencillez!
¿Cómo se
P 32
relaciona Isaías 40:28-31 con
2 Corintios 4:7?
¿Cómo se
P 33
desgastan externamente los
creyentes?
Los que confían en el hombre desmayarán. La gente y las organizaciones nos
desilusionarán. No seamos como los discípulos, que llamaban atención a los edificios
religiosos grandes (Mt 24:1). Ni como los que admiraban a Saúl porque era más alto
que los demás. Recordemos que la batalla no es del fuerte ni del veloz, sino del Señor.
Cuidémonos de los vasos humanos que absorben la gloria que le pertenece a Dios
solamente. “Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes” (Stg 4:6).
Dios no le da ningún valor a la holgazanería, a la ignorancia ni al desorden. Debemos
hacer todo esfuerzo posible para ofrecerle a Dios lo mejor que podamos cuando oramos,
estudiamos y andamos en el Espíritu. Pero evitemos todo lo que llame la atención a
nosotros mismos. Debemos presentar al Señor un vaso puro―un vaso de barro que sea
puro, limpio y santo. Y recordemos que nuestro gran tesoro y poder es el Espíritu Santo
dentro de nosotros.
20
Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente
de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, 21a él sea
gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los
siglos. Amén (Ef 3:20-21).
Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea
de Dios, y no de nosotros (2 Co 4:7).
B. Razón 2: Nuestro hombre exterior se va desgastando, pero el interior
se renueva de día en día (2 Co 4:8-12, 16).
La segunda razón por la que no desmayamos es que Dios nos renueva interiormente.
8
Que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no
desesperados; 9perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no
destruidos;... 16Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre
exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día (2 Co
4:8-9, 16).
Pablo defiende su ministerio apostólico
239
El problema: Para sobrevivir, Pablo necesitaba mucha
ayuda del Espíritu Santo. En 2 Corintios 1:8, Pablo
mencionó sufrimiento que estaba más allá de la capacidad
humana para soportar. Más adelante en esta carta, él
enumera más de sus sufrimientos, como prisión, azotes,
mucha ayuda del
treinta y nueve latigazos, golpes, pedradas, naufragio
y ladrones. Con frecuencia no tenía comida ni ropa, no
Espíritu Santo.
dormía ni tenía amigos. Pablo vivía con un aguijón en
la carne que lo atormentaba. Los insultos, penurias, dolor, persecución, dificultades y
debilidades lo acompañaban dondequiera que iba (2 Co 11:16–12:10).
El problema:
Para sobrevivir,
Pablo necesitaba
En menor grado, todos tenemos nuestras luchas. La enfermedad nos abate. Perdemos
en los negocios. Los amigos nos abandonan. La fuerza nos falta. Los seres amados nos
desilusionan. Satanás se burla de nosotros.
tanto, no desmayamos;
antes aunque este nuestro hombre exterior se va
La solución:
desgastando, el interior no obstante se renueva
“Por tanto, no
de día en día” (2 Co 4:16). En el desierto seco y
desmayamos; antes
caliente, Pablo tenía suficiente agua fresca. Él
aunque este nuestro
bebía a menudo de la fuente de agua que salta para
vida eterna (Jn 4:13-14). Él oraba en lenguas para
hombre exterior se va
edificarse más que todos los corintios (1 Co 14:18).
desgastando, el interior
Él meditaba en las promesas de Dios. Él gozaba de la
no obstante se renueva
presencia de Cristo en todo momento. De modo que
de día en día”.
él podía decir: 16“En mi primera defensa ninguno
estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon;
no les sea tomado en cuenta. 17Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que
por mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles oyesen. Así fui librado de
la boca del león” (2 Ti 4:16-17).
La
solución: “Por
Un gran predicador escocés escribió: “Hay veces que las cosas me parecen muy
oscuras―tan oscuras que tengo que esperar hasta para tener esperanza. Sin embargo he
aprendido a esperar la esperanza. Cuando no veo ninguna luz, me niego a desesperarme.
Cuando no tengo nada sino noche oscura a mi alrededor, todavía mantengo las cortinas
abiertas en caso de que aparezca alguna luz. Aunque tenga un vacío en el corazón,
me niego a permitir que la derrota llene ese vacío. ¡Esperar la esperanza es la mayor
paciencia del universo! Cuando esperamos la esperanza y confiamos en Dios, somos
como Job en la tormenta, como Abraham en el camino a Moriah, como Moisés en el
desierto de Madián y como Jesús en el Getsemaní”.14
¿Por qué te abates, oh alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en
Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío (Sal 42:11).
Cuando las montañas nos rodean, el ejército de Faraón está detrás y el Mar Rojo está
al frente, el Espíritu Santo es un mar de paz dentro de nosotros.15
De joven, Annie Johnson Flint padecía de reumatismo. Esta enfermedad la dejó
lisiada e incapaz de levantarse de la cama. Para aliviar el dolor, ella descansaba y
dormía en almohadas suaves. Su cuerpo se llenó de llagas, y al final el cáncer la venció.
Durante todos sus años ella luchó como cautiva de la enfermedad y del dolor. Con todo,
su corazón estaba lleno de fe. Ella diariamente confiaba en Dios para que le diera la
gracia y la fuerza que necesitaba. Tenía los dedos torcidos, entumecidos, adoloridos e
hinchados por el reumatismo. Pero esos mismos dedos escribieron palabras de consuelo
para ella, para sus amigos y para el mundo. Uno de sus poemas, que luego llegó a ser un
himno famoso, fue “Su gracia es mayor”:16
P 34
¿Cuáles son
algunas de las maneras
en que permitimos que
el Espíritu nos renueve
interiormente?
240 Capítulo 11
Corintios
Así que Pablo podía decir “sobreabundo de gozo en todas nuestras tribulaciones”
(2 Co 7:4).
Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va
desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día (2 Co 4:16).
P 35
¿Cómo se revela la
fe en nuestro hablar?
Figura 11.11 La creencia
habla con palabras de
fe, las palabras de fe
fortalecen la creencia.
¿Qué dice Efesios
P 36
4:29 de nuestro hablar?
C. Razón 3: Nos animamos a nosotros mismos y a otros por lo que
hablamos (2 Co 4:13-14).
13
Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí,
por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos,
14
sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará
con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros (2 Co 4:13-14).
La fe habla. En 2 Corintios 4:13 Pablo cita el Salmo 116:10: “Creí, por lo cual
hablé”. Como el escritor del Salmo 116, Pablo creyó―él tenía “el mismo espíritu de fe”
(2 Co 4:13). ¿Qué creyó Pablo? Él creyó en el evangelio, incluso en la resurrección
(2 Co 4:14). Pablo fue educado como fariseo, y a diferencia de los saduceos, él
creía en la resurrección de los muertos (2 Co 5:1; Mt 22:22-34; Hch 23:6). Él
estaba seguro de que cuando su cuerpo, como una tienda, estuviera gastado,
rasgado y destruido, Dios le daría uno nuevo. La creencia de Pablo lo
hacía hablar―testificar y predicar las buenas nuevas.
El creer nos hace hablar. Como Jesús dijo, “de la abundancia del
corazón habla la boca” (Mt 12:34). Un corazón lleno de fe hace que la
boca hable palabras de fe. La luz brilla, el fuego produce calor y la fe habla.
La fe habla―cita las promesas de Dios. Esto ayuda a que otros oigan el
evangelio. Y el “habla de fe” también ayuda a la persona que habla. La fe viene
por el oír la Palabra de Dios (Ro 10:17). Fortalecemos nuestra fe y la fe de otros
cuando declaramos la Escritura.
Tenga cuidado con lo que usted dice. Tanto la fe como la duda son contagiosas―se
extienden como la levadura. Sus palabras pueden animar o desanimar. Las palabras
tienen poder para formar nuestras actitudes, emociones y comportamiento. Cuando los
diez espías hablaron con palabras de duda y desaliento, contagiaron a una nación entera
con incredulidad. En cambio, en medio de sus sufrimientos, Job creyó y habló palabras
de fe. En su momento más tenebroso él afirmó: 25“Yo sé que mi Redentor vive, y al fin
Pablo defiende su ministerio apostólico
241
se levantará sobre el polvo; 26y despu&