Subido por dayana ortiz

429-gu-a-de-salud-en-emergencias-y-desastres

Anuncio
Salud Comunitaria en Emergencias y
Desastres
Guia tecnica para trabajo de Campo.
CRUZ ROJA
PANAMEÑA
CRUZ ROJA
PERUANA.
Salud Comunitaria en Emergencias y
Desastres
Guía técnica para trabajo de Campo.
Ángela Milagros Linares Salas.
Yanet Angélica Ramírez Watanabe.
Alfonso Orlando Rodríguez Reyna.
I Edición Marzo 2008.
II Edición Noviembre 2010.
Derechos reservados de autor PPZ:-UQ4-097-498-3.
Prohibida La reproducción total o parcial sin autorización de los autores. Pena judicial de 15 años según leyes
internacionales.
Hecho e Impreso en los Talleres de Editora El Árbol, Panamá. Noviembre 2010.
Contenido
Presentación…………………………………………………………………………………………XX
Capitulo 1. Conceptos Generales de Salud Pública
1.1 conceptos generales de salud…………………………………………………………………… 1.
1.2 Protección de la Salud…………………………………………………………………………………2.
1.3 Promoción de la Salud………………………………………………………………………………..2.
1.4 Prevención de la Enfermedad…………………………………………………………………….3.
1.5 Restauración de la Salud…………………………………………………………………………..3.
1.6 Epidemiología……………………………………………………………………………………………..3.
1.7 Efectos de los Desastres sobre la Salud Pública……………………………………….4.
1.8 Zoonosis y Zooantroponosis……………………………………………………………………...7.
1.9 Principales Zoonosis que pueden ocurrir en un Desastre………………………..8.
1.9.1Prionicas…………………………………………………………………………………………….8.
1.9.2Víricas…………………………………………………………………………………………………8.
1.9.3Bacterianas………………………………………………………………………………………..8.
1.9.4Fúngicas…………………………………………………………………………………………….9.
1.9.5Parasitarias………………………………………………………………………………………..9.
Capitulo 2. Evaluación Sanitaria en Zonas de Desastres.
2.1 Introducción……………………………………………………………………………………………….10.
2.2 Finalidad……………………………………………………………………………………………………..11.
2.3 Preparación………………………………………………………………………………………………….12.
2.4 Lista de verificación de la preparación……………………………………………………….13.
Capitulo 2. Evaluación Sanitaria en Zonas de Desastres.
2.5 Preparación Organizacional………………………………………………………………………..14.
2.6 Preparación de planes para emergencias previstas…………………………………..15.
2.7 Compilación y actualización de información para una pronta respuesta....16.
2.8 Definición de las esferas de competencia y responsabilidad……………………..16.
2.9 Normalización de los enfoques de la asistencia sanitaria internacional…….17.
2.10 Abordaje de los problemas Técnicos…………………………………………………………18.
2.11 Procedimientos de alerta temprana en salud…………………………………………..19.
2.12 Preparación para la evaluación sanitaria…………………………………………………..20.
2.13 Planificación de la Evaluación…………………………………………………………………….22.
2.13.1Factores de tiempo y distancia………………………………………………….23.
2.13.2Preparativos finales…………………………………………………………………..24.
2.13.3 Información que se ha de recoger……………………………………………24.
2.13.4 Selección de los miembros del equipo…………………………………….25.
2.13.5 Nombramiento del jefe de equipo y asignación de tareas……...26.
2.13.6 Arreglos Administrativos………………………………………………………….26.
2.13.7 Realización de la Evaluación……………………………………………………..27.
2.13.8 Recolección de Datos………………………………………………………………….27
2.13.9
Examen de Información Existente…………………………………………..28.
2.13.10 Inspección Ocular de la Zona Afectada……………………………………29.
2.13.11 Entrevistas con Informantes Claves…………………………………………30.
2.13.12 Encuestas Rápidas…………………………………………………………………….31.
2.13.13 Análisis de Datos……………………………………………………………………….32.
2.13.14 Presentación de Resultados y Conclusiones…………………………….33.
2.13.15 Seguimiento………………………………………………………………………………34.
Capitulo 3 Intervención Sanitaria en Zonas de Désastres.
3.1 Introducción………………………………………………………………………………………35.
3.2 Operaciones de Terreno……………………………………………………………………36.
3.3 Plan de Acción en Salud……………………………………………………………………37.
3.4 Criterios de selección para confeccionar un Plan de Acción Salud…38.
3.5 Trabajo con personas afectadas en el ámbito sanitario…………………39.
Capitulo 4 Problemas sanitarios comunes en los Desastres
Naturales.
4.1 Introducción…………………………………………………………………………………….40.
4.2 Problemas Sanitarios Comunes a todos los Desastres Naturales….41.
4.2.1Reacciones Psicosociales………………………………………………………41.
4.2.2 Enfermedades transmisibles……………………………………………….41.
4.2.3 Focos Epidemiológicos de Enfermedades Emergentes………42.
4.2.4 Vectores y Disposición de la Basura………………………………….42.
4.2.5Desplazamientos de la población…………………………………………43.
Capitulo 4 Problemas sanitarios comunes en los Desastres
Naturales.
4.2.6 Exposición al Medio Ambiente…………………………………………………43.
4.2.7 Alimentación y nutrición……………………………………………………….…44.
4.2.8 Abastecimiento de agua y servicios de saneamiento…………….44.
4.2.9 Afectados Indirectos del Desastre………………………………………….45.
4.2.10 Salud mental…………………………………………………………………………45.
4.2.11 Daños a la infraestructura sanitaria…………………………………….46.
4.3 Problemas inmediatos de salud vinculados con el tipo de Desastre…….47.
4.3.1 Terremotos………………………………………………………………………………47.
4.3.2 Inundaciones…………………………………………………………………………..48.
4.3.3. Vulcanismo……………………………………………………………………………..49.
4.3.4 Epidemias…………………………………………………………………………………53.
4.3.5 Tsunami…………………………………………………………………………………….54.
4.3.6 Emergencias Complejas…………………………………………………………. 54.
Capitulo 5 Evaluación del desempeño de la gestión en salud en
Las comunidades afectadas.
5.1 Introducción…………………………………………………………………………………55.
5.2 Características de los Indicadores de Salud……………………………...56.
5.3 Fuentes…………………………………………………………………………………………57.
5.4 Tipos de Indicadores en base a la respuesta sanitaria………………58.
5.5 Atributos de un buen indicador……………………………………………………59.
5.6 Clasificación Operacional de indicadores………………………………….60.
5.7 Ajuste indirecto…………………………………………………………………………….63.
5.7.1 Método indirecto de estandarización………………………………63.
5.7.2 Metodología……………………………………………………………………..64.
5.8 Ajuste directo de tasas……………..…………………………………………………65.
5.9 Procedimiento de estandarización……………………………………………….66.
Anexos…………………………………………………………………………………………………………..67.
Bibliografía ...................................................................................91.
Presentación
La presente Guía, ha sido diseñada para brindar una metodología de trabajo en el
terreno, cuando nos enfrentamos a efectos sanitarios, producto de desastres
naturales, antropogénicos, ambientales y topológicos.
Generalmente cuando un evento adverso, afecta una comunidad, los servicios de
salud son deteriorados en la mayoría de los casos, provocando que las
prestaciones básicas de salud se vean mermadas, por la perdida de estructuras y
personal, es por esto que existen los riesgos potenciales de un incremento de
muertes por traumas, enfermedades recurrentes y emergentes, en la comunidad.
En un evento de cualquier orden las personas albergadas, en áreas organizadas o
no organizadas, sufren en la primera semana de tres factores que van
disminuyendo su calidad de vida, como son: la higiene, Hacinamiento, Falta de
alimentación básica y agua, disposición de excretas y recolección de escombros y
desechos sean sólidos o no.
Cuando tenemos que laborar en el terreno este clúster, debemos seguir cuatro
pasos para lograr que las personas afectadas, cuenten con un nivel óptimo de
vida y salud, mediante la aplicación de actividades.
Esta Guía fue concebida por tres miembros voluntarios de los cuerpos médicos,
de dos sociedades nacionales de América, en el año2007, durante las operaciones
de emergencia en el terremoto de Perú, en su región sur.
La Primera Edición vio la luz el 14 de Marzo de 2008, impresa en Perú y el primer
taller de salud en Desastres se realizo en la Sociedad Nacional de Paraguay,
durante la epidemia de dengue y fiebre amarilla, capacitando a 19 voluntarios
como
facilitadores
institucionales
y
comunitarios
en
colaboración
con
la
Federación Internacional de sociedades de la Cruz Roja.
Este año, desde inicios del año 2010, actualizamos la primera edición, con
material técnico mas integrado al trabajo de terreno, ya que en la mayoría de los
casos, no se sabe a ciencia cierta que hacer ante el teatro de operaciones.
Capitulo 1
Conceptos Generales de
Salud Pública
1.1CONCEPTOS GENERALES DE SALUD
Antes de establecer planes y programas de ejecución es muy importante, conocer
los conceptos básicos con los que trabajamos diariamente, ya que la salud
publica, es muy amplia y se necesita conocer conceptos generales relacionados
con nuestro trabajo en el terreno.
La salud pública es la ciencia y el arte de organizar y dirigir los esfuerzos
colectivos destinados a proteger, promover y restaurar la salud de los habitantes
de una comunidad. Una de estas actividades, pero no necesariamente la más
importante es la ejercida por la medicina en sus dos vertientes, preventiva y
asistencial.
La definición de salud propuesta por la Organización Mundial de la Salud: señala
que "salud no es solamente la ausencia de enfermedad, sino el estado de
completo bienestar físico, mental y social del individuo", determina que una
buena parte del quehacer, de la salud pública, se expanda hacia áreas nuevas y
emergentes en las sociedades contemporáneas.
En un desastre, la salud es un pilar muy importante, ya que debe cubrir las
necesidades básicas de las personas, como es el agua, saneamiento, control de
vectores, control de la higiene y hacinamiento, prevención de enfermedades
emergentes y re-emergentes.
1
1.2 Protección de la salud
Son actividades de salud pública dirigidas al control sanitario del medio ambiente
en su sentido más amplio, con el control de la contaminación del suelo, agua, aire
y de los alimentos.
Estas actividades incluyen:
® La seguridad en el trabajo y en el transporte.
® Detectan factores de riesgo para la población y elaborar programas de salud
para la sociedad.
® Dar alternativas de solución a enfermedades que implican a cualquier
población.
1.3 Promoción de la salud
Son actividades que intentan fomentar la salud de los individuos y colectividades,
promoviendo la adopción de estilos de vida saludables, mediante intervenciones
de educación sanitaria a través de medios de comunicación de masas, en las
escuelas y en atención primaria y así para toda la comunidad que no tienen los
recursos necesarios para la salud.La educación sanitaria debe ser complementada
con los cambios necesarios en el medio ambiente y en las condiciones sociales y
económicas que permitan a los ciudadanos el ejercicio efectivo de los estilos de
vida saludables y la participación en la toma de decisiones que afecten a su salud.
2
1.4 Prevención de la enfermedad
Se basa en intervenciones de prevención primaria, prevención secundaria o
detección precoz de enfermedades y de prevención terciaria o de contención y/o
rehabilitación de las secuelas dejadas por el o los daños de las funciones físicas,
psíquicas y/o sociales.
1.5 Restauración de la salud
Consiste en todas las actividades que se realizan para recuperar la salud en caso
de su pérdida, que son responsabilidad de los servicios de asistencia sanitaria que
despliegan sus actividades en dos niveles: atención primaria y atención
hospitalaria.
1.6 Epidemiología
Es la disciplina científica que estudia la distribución, frecuencia, determinantes,
relaciones, predicciones y control de los factores relacionados con la salud y
enfermedad. Se considera una ciencia básica de la medicina preventiva y una
fuente de información para la formulación de políticas de salud pública.
Estudia, sobre todo, la relación causa-efecto entre exposición y enfermedad. Las
enfermedades no se producen de forma aleatoria; tienen causas, muchas de ellas
sociales, que pueden evitarse. Por tanto, muchas enfermedades podrían
prevenirse si se conocieran sus causas.
3
Los métodos epidemiológicos han sido cruciales para identificar numerosos
factores etiológicos que, a su vez, han justificado la formulación de políticas
sanitarias encaminadas a la prevención de enfermedades, lesiones y muertes
prematuras.
1.7 Efectos de los desastres sobre la salud pública.
El incremento constante del número de desastres y de sus víctimas hace que se
constituyan en un importante problema de salud pública.
Los desastres se pueden considerar como un problema de salud por varias
razones:
•
Pueden causar un número inesperado de muertes, lesiones o enfermedades
en la comunidad afectada que exceden las capacidades terapéuticas de los
servicios locales de salud y requerir ayuda externa.
•
Pueden destruir la infraestructura local de salud como los hospitales, los
cuales, además, no serán capaces de responder ante la emergencia. Los
desastres pueden, también, alterar la prestación de servicios rutinarios de
salud y las actividades preventivas, con las consiguientes consecuencias a
largo plazo, en términos de incremento de morbilidad y mortalidad.
•
Algunos pueden tener efectos adversos sobre el medio ambiente y la
población al aumentar el riesgo potencial de enfermedades transmisibles y
peligros
ambientales
que
incrementarán
la
morbilidad,
prematuras y pueden disminuir la calidad de vida en el futuro.
4
las
muertes
Pueden afectar el comportamiento psicológico y social de las comunidades
afectadas.
El pánico generalizado, el trauma paralizante y el comportamiento antisocial
raramente se presentan después de los grandes desastres y los sobrevivientes
rápidamente se recuperan del choque inicial.
Sin embargo, se puede presentar ansiedad, neurosis y depresión luego de
emergencias de inicio súbito o lento.
•
Algunos desastres pueden causar escasez de alimentos con severas
consecuencias nutricionales, como un déficit especifico de micronutrientes deficiencia de vitamina A.
•
Pueden
causar
grandes
movimientos
de
población,
espontáneos
u
organizados, a menudo hacia áreas donde los servicios de salud no pueden
atender la nueva situación con el consecuente incremento de la morbilidad
y la mortalidad.
El desplazamiento de grandes grupos de población también puede aumentar el
riesgo de brotes de enfermedades transmisibles en las comunidades afectadas
y anfitrionas, donde los grandes grupos de estas personas pueden estar
hacinadas y compartir condiciones insalubres o agua contaminada.
5
El impacto de los desastres sobre la salud pública identifica, cinco niveles:
•
La producción de un exceso de mortalidad, morbilidad y afectación de la
población que excede lo habitual en la comunidad afectada.
•
La modificación del patrón de enfermedades transmisibles y de riesgos
medioambientales tradicionales de esa comunidad.
•
El impacto sobre el sistema de servicios sanitarios, cuya capacidad de
actuación es puesta a prueba en este tipo de circunstancias.
•
Los efectos sobre la salud mental y el comportamiento humano.
•
La afectación de las posibilidades de desarrollo del colectivo afectado a
medio
y largo
plazo,
incluyendo
los
aspectos
de
reconstrucción
y
rehabilitación.
Además de ocasionar efectos adversos inmediatos en la salud, como lesiones y
muertes, los desastres trastornan las garantías de seguridad en el campo de la
salud ambiental que son fundamentales para la supervivencia de la población:
agua potable, manejo apropiado de las excretas humanas y alojamiento. Cuando
se interrumpen, las poblaciones pueden experimentar un incremento en las tasas
de enfermedades transmisibles y otros efectos dañinos relacionados con la
exposición a bajas temperaturas, calor o lluvia.
6
Aunque las epidemias de enfermedades transmisibles pueden ocurrir después del
súbito inicio de un desastre natural, muy pocas de tales epidemias han sido
observadas durante las pasadas décadas. Por el contrario, las emergencias
complejas relacionadas con conflictos armados, desplazamiento de poblaciones,
campamentos de socorro en hacinamiento y hambrunas, han sido seguidas por
numerosas epidemias de enfermedades transmisibles, incluyendo cólera,
disentería, sarampión y meningitis.
Factores asociados con muchos tipos de desastres pueden contribuir a la
transmisión de estas entidades; por tanto, el establecimiento de vigilancia en
salud pública y la implementación de medidas sanitarias y médicas apropiadas
deben ser elementos.
1.8 Zoonosis y Zooantroponosis.
Una zoonosis es una enfermedad que puede transmitirse de otros animales
vertebrados a seres humanos.
En general se trata de enfermedades que existen normalmente en otros animales
vertebrados,
pero
también
afectan
a
los
seres
humanos.
El
campo
interdisciplinario que emerge de la medicina de la conservación, que integra la
veterinaria humana y ciencias ambientales, se refiere en gran parte a zoonosis.
Si se puede transmitir de personas a animales se trata de una zooantroponosis.
7
Aunque estrictamente hablando se tiende a definir como zoonosis solo a las
patologías infectocontagiosas que se transmiten desde otros vertebrados a los
seres humanos antropozoonosis, en la práctica el concepto amplio de zoonosis es
el de toda enfermedad que se transmite entre diversas especies animales,
atravesando la barrera específica.
1.9 Principales zoonosis que podemos encontrar en el terreno.
Muchas enfermedades serias se incluyen en esta categoría, entre otras:
1.9.1 Priónicas
•
Encefalopatía espongiforme bovina (o mal de la vaca loca)
1.9.2 Víricas
•
•
•
•
•
•
•
•
Encefalitis japonesa
Fiebre amarilla
Fiebre del Nilo
Fiebre de Lassa
Gripe aviar (SARS)
Hantavirus
Mal de los rastrojos
Rabia
1.9.3 Bacterianas
•
•
•
•
Borreliosis
Brucelosis
Campilobacteriosis
Carbunco
8
1.9.3 Bacterianas
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Enfermedad por arañazo de gato
Fiebre botonosa mediterránea (rickettsiosis)
Fiebre de las Montañas Rocosas (rickettsiosis)
Fiebre Q
Leptospirosis
Muermo
Peste bubónica
Psitacosis
Salmonelosis
Sífilis
Síndrome urémico hemolítico
Tuberculosis
Tularemia
1.9.4 Fúngicas
•
•
•
Criptococosis
Histoplasmosis
Tiña
1.9.5 Parasitarias
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Amebosis
Ancylostomosis
Angiostrongilosis
Anisakiasis
Babesiosis
Balantidiosis
Capilariosis
Cheyletiellosis
Criptosporidiosis
Difilobotriasis
Dipilidiasis
Dracunculiasis
Equinococosis
Esquistosomiasis (bilharziosis)
Estrongiloidiasis
Fascioliasis
Filariasis
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
9
Gasterophilosis
Giardiosis
Hidatidosis
Hipodermosis
Pulgas
Leishmaniasis
Oestrosis
Pediculosis
Sarcocistiosis
Sarna demodécica
Sarna sarcóptica
Teniasis
Toxocariasis
Toxoplasmosis
Tripanosomiasis
Triquinosis
En un desastre es muy difícil, en ocasiones, que pueda ocurrir una zoonosis o
viceversa, pero el problema esta latente.
Cuando ocurre el evento generalmente en terremotos, tsunamis, y vulcanismo,
ocurre que la conducta de los animales se altera a tal punto que en muchas
ocasiones pueden convertirse en agresiones hacia los humanos, es común 24 a
96 horas después, encontrar en las asistencias clínicas a la población, la curación
por mordedura de perros y gatos, esto puede acarrear si el animal esta infectado,
la zoonosis por hidrofobia; por tal motivo siempre es conveniente contar con una
reserva de biológicos, para estas situaciones.
10
11
Capitulo 2
Evaluación Sanitaria en
Zonas de Desastres.
2.1 Introducción
La evaluación de los daños en el sector salud es una medida de fundamental
importancia para la toma adecuada de decisiones, que implica no sólo la salud de
la población - de los damnificados y de los afectados, sino también las
condiciones sanitarias que existen como consecuencia del evento en sí, además
de la evaluación de los establecimientos que ofrecen servicios de salud.
El proceso de evaluación de las necesidades en salud se realiza en la zona del
desastre con el fin de determinar el tipo y la extensión de los efectos sobre la
salud de las poblaciones afectadas, los daños y las áreas que requieren ser
intervenidas con mayor urgencia. La evaluación de los daños no es un proceso fijo
y estático, por el contrario, es dinámico y cambia con la situación que se genera
día a día, por lo cual debe llevarse a cabo periódicamente mediante instrumentos
que permitan confirmar cuáles son las necesidades de los sectores más afectados
y determinar específicamente los aspectos cuantitativos y cualitativos de la
asistencia sanitaria. Éstos se deben determinar, aun cuando no se haya
completado todo el proceso de evaluación. La información que se recopila en las
ocho primeras horas permite responder a las necesidades más urgentes para
tratar de aliviar el sufrimiento humano. Es de fundamental importancia contar con
los datos en las 48 a 72 horas siguientes al desastre, para cuantificar los costos
de los daños y la necesidad de recursos para su rehabilitación o reconstrucción.
12
2.2 Finalidad
En la gestión de emergencias, por evaluación se entiende la recogida de
información subjetiva y objetiva para medir el daño y determinar las necesidades
básicas de la población afectada a las que debe darse respuesta inmediata. La
evaluación siempre ha de ser basada en la epidemiología del evento y el efecto
sobre la población, pues debe realizarse en un lapso limitado, durante o
inmediatamente después de una emergencia.
Al comienzo de una crisis, la información obtenida gracias a la evaluación se
utilizará para reconocer y cuantificar la emergencia, así como para adaptar en
consecuencia las estrategias y los planes. Una vez que el programa de asistencia
está en curso, se procederá a evaluaciones periódicas para calibrar la eficacia de
la respuesta y la recuperación.
La finalidad de una evaluación es:
- confirmar la emergencia;
- describir el tipo, impacto y posible evolución de la emergencia;
- medir su impacto sanitario real y potencial;
- evaluar la eficiencia de la capacidad de respuesta existente y las necesidades
inmediatas adicionales;
-
recomendar medidas prioritarias de respuesta inmediata.
13
2.3 Preparación
Si la evaluación, ha de ser útil para orientar la respuesta sanitaria de emergencia,
deben estar claro de antemano qué personas adoptan las decisiones sobre las
intervenciones de emergencia, porque son ellas las que deben recibir la
información y las recomendaciones procedentes del equipo de evaluación.
Además, es indispensable definir claramente las responsabilidades respecto de
cada acción sanitaria de emergencia en los planos nacional, regional y local.
Si bien es imposible hacer planes para todas las emergencias potenciales, los
programas de salud deben encontrar la mejor manera de integrar la preparación
para casos de emergencia en sus actividades corrientes, tanto para reforzar los
servicios existentes como para prepararse para una intervención de emergencia.
La preparación para emergencias comprende:
- la elaboración de una política de preparación, respuesta y recuperación;
- la evaluación de la vulnerabilidad;
- la planificación de emergencias;
- la formación y la educación;
- el seguimiento y la evaluación.
14
La intervención sanitaria de emergencia no siempre debe esperar a la recolección
de datos. La experiencia ha demostrado que la repercusión de una emergencia en
la
salud
pública
tiene
formas
específicas
y
predecibles.
Determinadas
intervenciones sanitarias se pueden y se deben planificar con antelación, listas
para llevar a cabo sin necesidad de esperar los resultados de la evaluación
sanitaria rápida.
Ejemplo de esto es el mayor riesgo de epidemia de sarampión entre los niños de
poblaciones desplazadas que viven en campamentos. En los países expuestos a
mayor riesgo de desplazamientos internos o transfronterizos, el programa
nacional de inmunización debería comprender estrategias encaminadas a prevenir
esos brotes como parte de la planificación de la preparación.
Lista de verificación de la preparación
Las preguntas siguientes se pueden adaptar a distintos tipos de emergencias
sanitarias. También pueden servir para encauzar las actividades de preparación
sanitaria a nivel regional, distrital y comunitario.
1. ¿Hay alguna persona en el ámbito de salud encargada de promover,
desarrollar y coordinar la preparación e intervención en situaciones de
emergencia así como las actividades de recuperación?
2. ¿Qué coordinación de las actividades de preparación para emergencias
existe entre el sector de la salud?
15
3. ¿Hay planes operacionales para una respuesta sanitaria a emergencias
naturales, provocadas por el hombre o de otra índole?
4. ¿Se han preparado planes para la atención (tanto prehospitalaria como
hospitalaria) de víctimas en gran escala,
así como para los distintos
hospitales?
5. ¿Qué medidas de vigilancia sanitaria y nutricional se han adoptado para la
pronta detección de emergencias sanitarias?
6. ¿Qué medidas de preparación han adoptado los servicios de higiene del
medio?
7. ¿Se han seleccionado instalaciones y áreas destinadas a servir de
asentamientos temporarios en casos de emergencia?
8. . ¿Qué actividades de formación en el sector de la salud están destinadas a
la esfera de la preparación para situaciones de emergencia, respuesta y
recuperación y qué organizaciones intervienen?
9. ¿De qué recursos se dispone para dar una respuesta sanitaria rápida?
10. ¿Hay un sistema de actualización de la información sobre los recursos
humanos y materiales básicos necesarios para una respuesta sanitaria de
emergencia?
16
2.5 Preparación organizacional
Hacer una evaluación en terreno, en el ámbito sanitario, involucra organizarnos
para no cometer el error de preguntar lo mismo, o visitar las mismas áreas y no
cubrir las comunidades afectadas por igual.
Para tal efecto en el ámbito sanitario, es muy importante conocer las
comunidades ,dividirlas según el esquema de salud local, y visitarlas en equipos
para dar cobertura a la mayor cantidad de comunidades y en el menor tiempo
posible, esto hace que la respuesta sea más efectiva.
Hay que recordar siempre que las evaluaciones de emergencias en salud, se
basan en la epidemiología clínica y descriptiva, porque siempre debemos buscar
la causa del evento y el efecto sobre la población, basados en los aspectos de:
1. Higiene.
2. Alimentación.
3. Albergue
4. Agua y saneamiento
5. Control de vectores y disposición de la basura.
6. ambiente circundante.
17
2.6 Preparación de planes para emergencias previstas
Es importante determinar qué emergencias es probable que ocurran, así como
sus previsibles consecuencias sanitarias. En sencillos planes de emergencia,
preparados y aprobados en el ámbito de salud, se deben definir las tareas y los
procedimientos técnicos necesarios para una oportuna intervención. Esos planes
y procedimientos se distribuirán luego a las organizaciones pertinentes que
participen en la respuesta de emergencia.
La información y la experiencia adquiridas en emergencias anteriores son útiles
para establecer prioridades. Conviene considerar las preguntas siguientes:
• ¿Cuáles fueron las zonas de alto riesgo en anteriores emergencias sanitarias?
¿Qué poblaciones están expuestas? Sobre la base de la experiencia, ¿cuáles son
las épocas de alto riesgo?
• ¿Cuál es el probable impacto sanitario de un evento natural, una epidemia, y un
evento antropogénico? (Considérese el número de casos, la morbilidad y las
defunciones.)
18
2.7 Compilación y actualización de información para una
pronta respuesta.
• Establecer procedimientos para la comunicación de los primeros signos de
posibles emergencias entre las autoridades sanitarias, para que se pueda dar
rápidamente la alerta.
• Mantener listas y mapas actualizados de las instalaciones sanitarias, con
información sobre el número de camas y los servicios especializados disponibles.
• Mantener un inventario actualizado de las ONG que trabajan en el campo de la
salud, así como de sus esferas de competencia y experiencia en situaciones de
emergencia.
• En zonas de alto riesgo de emergencias sanitarias, contar con mapas detallados
en los que figuren los campos de aviación, los caminos de acceso, las
instalaciones sanitarias y las principales fuentes de agua.
2.8 Definición de las esferas de competencia y responsabilidad
1. Determinar quién tiene a su cargo la acción sanitaria de emergencia.
2. Determinar las responsabilidades de cada organización en la zona de
desastres, para evitar la dualidad de funciones.
3. Asignación de comunidades, para abarcar mayor numero de poblaciones en
el menor tiempo posible.
4. Mantener un centro de información pública con censos e indicadores de
gestión.
19
2.9 Normalización de los enfoques de la asistencia sanitaria
internacional.
• Aclarar qué canales utilizarán las organizaciones internacionales y las ONG para
presentar informes o a quién han de rendir cuentas.
• Elaborar procedimientos estándares para solicitar asistencia sanitaria externa.
• Establecer procedimientos prácticos normalizados para la importación y rápida
aprobación de los suministros sanitarios y medicamentos de urgencia.
2.10 Abordaje de los aspectos técnicos
Es preciso elaborar planes de acción para la detección temprana de las
emergencias sanitarias previstas y la pronta intervención al respecto. Un buen
punto de partida consiste en examinar los datos disponibles sobre emergencias
anteriores y confeccionar mapas para determinar las áreas de mayor riesgo, y
evaluar la capacidad de respuesta local. El equipo o la persona encargados de la
evaluación sanitaria rápida deben formular al personal de salud o de los servicios
las preguntas siguientes:
• ¿Cuál es la distribución de los servicios, el número de camas, el número de
servicios especializados y cuáles las condiciones estacionales de acceso a la zona
y las instalaciones?
20
• ¿Cuántos trabajadores de la salud hay en la zona y cuál es su grado de
experiencia?
• ¿Cuáles son los probables efectos de situaciones de emergencia concretas en
los servicios de salud de las zonas consideradas de alto riesgo (p. ej., téngase en
cuenta
el
número
de
hospitalizaciones
y
la
asistencia
a
los
servicios
ambulatorios)?
• ¿Qué se necesita para una pronta respuesta de emergencia (p. ej., personal
hospitalario adiestrado para la atención de víctimas en gran escala, epidemiólogo
experimentado, mejores comunicaciones por radio,
• ¿Cuáles son las deficiencias (en materia de competencia técnica, suministros
materiales, logística de emergencia, comunicación, y conocimientos gerenciales)?
2.11 Procedimientos de alerta temprana en Salud.
• Definir los primeros signos que pueden indicar una «alerta de emergencia».
Pueden o podrían detectarse tempranamente mejorando los sistemas de
vigilancia y presentación de informes
• Elaborar directrices que ayuden al personal sanitario de todos los niveles a
reconocer esos signos e informar al respecto.
• Intensificar la vigilancia de enfermedades epidémicas concretas durante
periodos de transmisión de alto riesgo.
21
2.12 Preparación para la evaluación sanitaria
Una función importante de la planificación de emergencia es determinar de
antemano las señales de alarma que indican la necesidad de una evaluación
sanitaria.
También es preciso determinar los tipos de alerta correspondientes a esas
señales, como se explica en el cuadro 1.
La alerta debe guardar relación con las condiciones locales y las variaciones
estacionales previstas. Lo ideal es que se dé la alerta mediante actividades en
curso, como la vigilancia epidemiológica y nutricional.
Cuadro 1. Señales de alarma de emergencias
Señal de alarma
Alerta
Niveles altos de morbimortalidad, en un distrito superior a los niveles
Dar la alerta de un brote de
estacionales previstos.
notificados por los centros de
asistencia medica
Aumento de los precios de los cereales básicos y migración de
Dar la alerta de hambruna
personas hacia una zona cuya cosecha se prevé sea muy deficitaria.
Aumento, en una comunidad cercana a una fábrica de productos
Dar la alerta de accidente
químicos, de las hospitalizaciones de personas químico con signos de
químicos
irritación en los ojos, la piel y las mucosas.
Aumento de la presencia de ectoparasitosis, roedores y otros
Dar alerta de infestación con
vectores en las zonas de albergue.
vectores y ectoparásitos.
22
En el cuadro uno puede haber múltiples variables, pero estas deben ser medidas
mediante la información recibida y un indicador de evolución.
Si bien las siete medidas siguientes no son siempre viables, resultan muy
convenientes en caso de que la evaluación deba llevarse a cabo rápidamente;
1. Se deben trazar mapas nacionales, subnacionales y distritales de las zonas
de alto riesgo, en los que figuren los asentamientos, las fuentes de agua,
las principales vías de comunicación y las instalaciones sanitarias; los
mapas se mantendrán actualizados y serán de fácil acceso.
2. Se
deben
determinar
por
adelantado
laboratorios
de
referencia
y
procedimientos especiales de envío para el análisis rápido de muestras.
3. Se deben acordar y mantener abiertos canales de comunicación entre el
equipo
de
evaluación,
las
autoridades
locales,
los
decisores
y
las
organizaciones participantes.
4. Se debe seleccionar de antemano el personal calificado para realizar una
evaluación sanitaria epidemiológica, para ubicar la causa y efecto del
evento.
23
La preparación ofrece la oportunidad de individualizar personas con alguna
especialidad en salud, de la comunidad, que puedan desempeñarse en diferentes
tipos de emergencias, y de señalar anticipadamente las deficiencias. La mejor
manera de realizar una evaluación sanitaria, suele
ser con un equipo, pero la
composición del grupo variará según el tipo de objetivo que se trace.
Por ejemplo, es más importante que un nutricionista participe en la evaluación de
una afluencia de refugiados que en la de un brote de cólera; igual ocurre si es
necesario ubicar rápidamente el foco de un brote epidémico, no enviaríamos a un
nutricionista, sino a un epidemiólogo.
2.13 Planificación de la evaluación
Esta sección condene información sobre: los factores tiempo y distancia en las
situaciones de emergencia, los preparativos finales, la evaluación propiamente
dicha, las mejores prácticas de trabajo y las mentes comunes de errores.
Las medidas de preparación enumeradas en la sección anterior también pueden
servir de referencia para planificar una evaluación sanitaria cuando se ha
notificado una emergencia o se tienen noticias de ella.
24
2.13.1Factores de tiempo y distancia
Las necesidades y oportunidades de un marco temporal para la evaluación, varían
según el tipo de acontecimiento y la posibilidad de acceso a la zona afectada. En
general, cabe tener en cuenta las siguientes consideraciones:
• Las emergencias que se desencadenan rápidamente, como terremotos
Huracanes, tsunamis, requieren una evaluación lo más inmediata posible, en
cuestión de horas después del impacto.
• Las epidemias, inundaciones y desplazamientos súbitos de población deben
evaluarse a más tardar al cabo de dos a cuatro días.
• En el caso de presunta hambruna, cuyo comienzo suele ser más lento y cuya
investigación adecuada requiere un muestreo de población, la evaluación puede
tomar un poco más de tiempo.
• En algunas situaciones, las consideraciones logísticas o de seguridad (p. Ej., en
emergencias complejas) pueden reducir a pocas horas el tiempo disponible para
realizar la evaluación sobre el terreno.
La distancia o la dificultad de acceso a la zona afectada, o ambos factores,
pueden retrasar la evaluación inicial.
25
Si son varias las zonas afectadas, o si se entiende que la emergencia ha tenido
repercusiones generalizadas, pueden ser necesarios varios pequeños equipos de
evaluación. En casi todas las situaciones, tras la evaluación rápida inicial debe
procederse a una evaluación más a fondo y específica. En particular, cuando se
evalúa la eficacia de la respuesta de Salud, es necesario recoger información de
base mediante encuestas por muestreo al azar de la población.
2.13.2Preparativos finales
Los preparativos finales comprenden:
Determinar qué información se ha de recoger,
Coordinar las diferentes organizaciones,
Seleccionar los miembros del equipo,
Designar el jefe de equipo y asignar tareas,
Tomar las disposiciones administrativas pertinentes.
2.13.3 Información que se ha de recoger
Los dos criterios más importantes para decidir qué información debe recogerse en
una evaluación, son su utilidad para una oportuna adopción de decisiones y su
importancia para la salud de las personas afectadas.
26
2.13.4 Selección de los miembros del equipo
La evaluación sanitaria rápida debe estar a cargo de un equipo multidisciplinario
de personal calificado, que represente una apropiada gama de competencias
técnicas. Por ejemplo, un equipo que evalúe las necesidades sanitarias de una
población de refugiados debe incluir una persona competente en cada una de las
esferas siguientes: salud pública y epidemiología, nutrición, logística e higiene del
medio.
Al seleccionar los miembros del equipo deben tenerse en cuenta los criterios
siguientes:
- familiaridad con la región o la población afectada;
- conocimiento del tipo de emergencia que se evalúa y experiencia al respecto;
- cualidades personales, como resistencia, motivación y salud personal, capacidad
para trabajar en equipo, y aceptación local en el caso de los miembros del equipo
procedentes del extranjero;
- capacidad analítica, particularmente capacidad para discernir tendencias y
modelos;
- capacidad para adoptar decisiones correctas en situaciones caóticas, sobre la
base de datos relativamente escasos.
27
2.13.5 Nombramiento del jefe de equipo y asignación de tareas
Debe designarse un jefe de equipo que coordine los preparativos técnicos de la
evaluación sobre el terreno, como son asignar responsabilidades a los distintos
miembros,
velar
por
la
coherencia
del
enfoque
y
la
utilización
de
los
cuestionarios, y preparar los suministros de laboratorio y otro tipo de equipo.
2.13.6 Arreglos administrativos
Esto comprende:
- obtener autorizaciones de viaje y salvoconductos;
- organizar el transporte y otros aspectos logísticos (p. Ej., vehículos, combustible
y, en algunos casos, equipo para acampar, alimentos y bebidas);
- establecer el sistema de comunicaciones e informar del calendario de la
evaluación a las autoridades de la zona afectada;
- organizar otros tipos de equipo, como computadoras, tallímetros, balanzas,
listas de verificación, etc.
- velar por la seguridad de los miembros del equipo contra la violencia,
infecciones u otros peligros de la zona afectada por la emergencia.
28
2.13.7 Realización de la evaluación
Los pasos para llevar a cabo la evaluación son los siguientes:
Recolección de datos,
Análisis de los datos,
Presentación de los resultados y conclusiones,
Seguimiento.
2.13.8 Recogida de los datos
Las situaciones de emergencia suelen ser caóticas, y la recogida de datos durante
una evaluación sanitaria, puede que no se realice de manera gradual y lógica. Sin
embargo, el plan para la recogida y el análisis de los datos debe tener en cuenta
la base de la epidemiología del evento, es decir sobre la causa del problema y el
efecto en la población, por Ej., basarse en cuatro aspectos básicos de necesidad
de los afectados que son: agua, comida , abrigo y techo.
29
Además, en ambas etapas deben tenerse presentes las limitaciones de las
diversas fuentes de información. Hay cuatro métodos principales de recogida de
datos:
- examen de la información existente;
- Observación descriptiva;
- entrevistas con informantes clave (Policía, Maestro, Sacerdote, Autoridad Local).
- encuestas rápidas.
2.13.9 Examen de la información existente
Examen de la información básica sobre salud y otros temas existente, en relación
con lo siguiente:
1. las características geográficas y ambientales de la zona afectada;
2. el tamaño, la composición y el estado de salud y nutrición previo de la
población afectada por la emergencia;
3. los servicios y programas de salud que funcionaban antes de la emergencia;
4. los recursos ya asignados, adquiridos o solicitados para la operación de
respuesta a la emergencia.
5. necesidades apremiantes en materia de salud de la población afectada.
6. Cobertura de Agua, Comida, abrigo y Techo.
30
Incluso las fuentes oficiales de datos están sujetas a limitaciones. Por ejemplo,
los datos del censo pueden subestimar el tamaño de ciertos subgrupos o de la
población en su conjunto. Además, los datos de la vigilancia de la morbilidad
pueden representar un panorama incompleto porque habitualmente no se
notifican todos los casos de enfermedad y la amplitud de esa insuficiencia suele
variar.
2.13.10 Inspección ocular de la zona afectada
Cuando se viaja por vía aérea, se pueden hacer observaciones preliminares
provechosas de la zona afectada antes de aterrizar. Entre ellas cabe mencionar la
estimación bruta de la extensión de la zona afectada por el desastre (p. Ej., el
alcance de una inundación o de los daños causados por una tormenta), los
movimientos masivos de población, el estado de la infraestructura (p. Ej.,
caminos y vías férreas) y del medio ambiente.
Una visita a pie de la zona afectada por la emergencia puede dar una idea general
de la idoneidad de las viviendas, la disponibilidad de alimentos, los factores
ambientales (como el drenaje y la reproducción de vectores), otros posibles
peligros, y la situación de la población. Se debe estimar el tamaño de la población
así como su distribución por edad y por sexo.
31
Durante la observación, debe hacerse un croquis de la zona afectada, en el que
se indicará la extensión de la zona, la distribución de la población y la ubicación
de los recursos, en particular instalaciones médicas, fuentes de agua, puntos de
distribución de alimentos y refugios temporarios.
Incluso una observación detenida puede dar una impresión parcial. Si la zona
visitada está más o menos gravemente afectada que el resto, el observador
puede pensar que la situación general de la totalidad de la zona afectada es
mejor o peor de lo que en realidad es. Además, las personas más seriamente
perjudicadas suelen ser las menos visibles, debemos observar:
Ubicación de los heridos o enfermos, por si acaso, permanecen en el interior de
las viviendas y sean menos accesibles a los visitantes.
Ubicación de Adultos mayores, niños, mujeres embarazadas.
Ubicación de personas con enfermedades crónicas adyacentes.
Ubicación de personas Obesas, con discapacidades.
Los que representan la población más vulnerable en un desastres, y son los que
mas necesitan de nuestra asistencia medica.
32
2.13.11 Entrevistas con informantes clave
Mantener entrevistas con personal clave de la zona y con personas de los
distintos sectores de la población afectada:
- dirigentes de clan, de aldea y de la comunidad;
- administradores de zona u otros funcionarios públicos, maestros;
- trabajadores de salud (incluidas las parteras tradicionales y curanderos);
- personal de organizaciones locales e internacionales de intervención de
urgencia, incluidos los órganos de las Naciones Unidas que trabajan en la zona; y
- personas de la población afectada.
La información recogida en esas entrevistas debe hacer referencia a lo siguiente:
- la percepción que los entrevistados tienen del acontecimiento (causa y
dinámica);
- las condiciones imperantes en la zona afectada antes de la emergencia;
- la distribución geográfica y el tamaño de la población afectada;
33
- la distribución por edad y sexo de la población y el tamaño medio de las
familias;
- las condiciones de seguridad y el nivel de violencia;
- las tasas y causas de morbilidad y mortalidad;
- las existencias de víveres, la distribución reciente de alimentos y las
necesidades alimentarias futuras;
- el abastecimiento y la calidad del agua;
- las condiciones de saneamiento;
- otras necesidades prioritarias de la población afectada, como vivienda y ropa;
- la situación en materia de transporte, combustible, comunicaciones y otras
necesidades logísticas; y
- los recursos disponibles en la comunidad afectada, en particular equipo médico,
medicamentos y personal sanitario.
Las preocupaciones que manifiesten las personas entrevistadas se podrán
investigar más a fondo durante la evaluación sanitaria. Por ejemplo, si los
trabajadores de salud dan cuenta de un brote de cólera en la zona afectada por la
34
emergencia, el equipo de evaluación deberá confirmar o desmentir de inmediato
esa información.
Las entrevistas con personal clave se deben utilizar para el establecimiento de un
sistema de vigilancia de la morbimortalidad, la situación nutricional, distribución
de agua y comida, la disposición de excretas y basura, la forma de los albergues
y sobre todo la higiene de los afectados.
El personal de evaluación siempre debe tener presente que la información
recabada en las entrevistas está teñida por las percepciones de los entrevistados.
Esas percepciones son objeto de la misma parcialidad mencionada antes con
respecto a las visitas a la zona afectada. Además, los informantes pueden
exagerar deliberadamente la magnitud del daño, las lesiones o las enfermedades
para solicitar asistencia de emergencia para la población que representan.
2.13.12 Encuestas rápidas
Como las encuestas requieren más tiempo y recursos, deben reservarse para los
datos que, siendo imprescindibles, no pueden obtenerse de otras fuentes. Esos
datos pueden referirse, por ejemplo, a los siguientes asuntos:
- distribución de la población afectada por sexo y edad;
- tamaño medio de la familia;
- número de personas de grupos vulnerables;
- tasas de mortalidad recientes
35
- tasas recientes de afecciones específicas del tipo de emergencia de que se trate,
por ejemplo, diarrea, lesiones traumáticas, quemaduras o disnea;
- situación nutricional;
- cobertura de inmunización infantil;
- condiciones de vivienda o albergue;
- acceso a la atención de salud, los alimentos, el agua y los refugios;
2.13.13 Análisis de los datos
Los datos recogidos durante la evaluación sanitaria, deben analizarse sin demora
y en forma completa, y los resultados dar a conocerlos, para tomar decisiones
oportunas, de tal manera que la asistencia se inicie en mínimo 24 horas.
En
el
análisis
comparabilidad
se
con
deben
utilizar
evaluaciones
técnicas
realizadas
estándares
en
otras
para
asegurar
situaciones
y
la
con
evaluaciones ulteriores que se lleven a cabo durante la emergencia de que se
trate. Por ejemplo, deben emplearse las definiciones de los casos estándares de
las enfermedades.
El análisis debe ser lo más específico posible para lograr la mejor orientación de
las intervenciones.
36
Los datos se deben desglosar y tratar en forma separada, a fin de obtener
estimaciones específicas. Siempre se ha de indicar la mente de los datos y deberá
procurarse evaluar su fiabilidad. Para tal efecto utilizamos el cuadro # 2, que
detalla en forma sencilla un modelo comparativo y rápido del análisis de la
evaluación:
Cuadro 2. Modelo comparativo de análisis sanitario en terreno.
Área
Efecto Del Desastre
Aspecto A Evaluar
Necesidades
Salud
2.13.14 Presentación de los resultados y conclusiones
La presentación de los resultados y las conclusiones de la evaluación sanitaria,
deben tener las características siguientes.
Debe ser clara.
Debe estar normalizada.
Debe indicar claramente las necesidades de más alta prioridad y cómo
satisfacerlas.
37
2.13.15 Seguimiento
La evaluación sanitaria ha de ser sólo el primer paso en la recogida de datos. La
recolección continua de datos es necesaria para evaluar el efecto de los
programas de salud ejecutados antes o a raíz de la evaluación rápida. Por
ejemplo, después de calcular las tasas recientes de mortalidad o morbilidad a
partir de los datos obtenidos en una encuesta realizada durante la evaluación
rápida, se debe establecer, o restablecer, un sistema de vigilancia para el
seguimiento de las tendencias futuras.
En el anexo, veremos los formatos que se utilizan en salud para la evaluación
sanitaria y los indicadores de medición.
38
Capitulo 3
Intervención Sanitaria
en Zonas de Desastres.
3.1 Introducción
Posterior a la evaluación sanitaria, estructuramos un plan de acción, para iniciar
la intervención en las comunidades afectadas.
En este punto es que utilizamos todo el recurso disponible, sea este humano,
logístico, equipos de campo.
Para que el trabajo de salud se considere eficiente, eficaz, efectivo y que se
trabajen los objetivos con equidad, se debe trabajar en las zonas de desastre
mínimo tres meses, ya que mediante los indicadores de resultados, evaluamos el
desempeño del trabajo con las comunidades.
En este nivel de trabajo de salud debemos dividir las acciones, de acuerdo a las
actividades a realizar, en salud el trabajo puede ser curativo, preventivo,
rehabilitación y desarrollo de capacidades comunitarias.
El plan de trabajo inicia con un diseño y organización, de las actividades a
realizar, generalmente en las primeras 96 horas por dislocación de los
estamentos de salud, debemos iniciar el trabajo con la fase curativa en la que
administramos asistencia clínica de emergencia a los heridos y enfermos, que nos
lleguen a los módulos básicos de emergencia.
A medida que evoluciona el evento, iniciamos las fases de asistencia clínica
comunitaria, la prevención sanitaria, y actividades dirigidas a que las personas
recuperen un estilo de vida óptimo.
39
3.2 Operaciones de Terreno.
Al concluir la evaluación, podemos tener un panorama de cómo esta la situación
sanitaria en las zonas de desastre, con lo cual podemos confeccionar un plan de
acción, para ir desarrollando las actividades necesarias para mejorar la calidad de
vida de las personas afectadas.
Se denomina operaciones de terreno a las acciones que realizamos con las
personas afectadas en las zonas de albergue o comunidades, estas acciones son
actividades dirigidas a los cuatro ejes de la salud como son:
1. Salud Curativa
2. Salud Preventiva.
3. Salud Ambiental.
4. Salud Psicosocial.
Los cuatro ejes se desarrollan al mismo tiempo de acuerdo a los resultados de la
evaluación, por ejemplo, habrá comunidades que necesitan más salud psicosocial
que otras, en cambio en todas las comunidades la necesidad de agua,
saneamiento e higiene es la mas apremiante.
Cuando se trabaja en las comunidades afectadas o en albergues, siempre es
necesario contar con un módulo básico de atención, que apoye las consultas
clínicas.
40
Por lo tanto el plan de acción sanitario va dirigido a dos objetivos, básicos:
1. mantener la salud de las personas afectadas en un nivel óptimo de acuerdo
a su condición en las comunidades.
2. prevenir la presencia de episodios o brotes de enfermedades emergentes o
re-emergentes en las zonas de emergencias.
Para lograr los objetivos es necesario contar con estrategias de trabajo que
permitan que las personas asimilen las propuestas que le brindamos.
3.3 Plan de Acción en Salud.
Se define como el marco de procedimientos de planificación, organización,
implementación o ejecución de las acciones y evaluación, mediante la medición
de metas y logros.
Componentes del plan de acción:
1. Descripción general, del evento, lugar de ocurrencia, descripción de la
población, recursos, accesos, afectados por el desastre.
2. Objetivo General e específicos del plan de acción salud.
3. descripción de la situación actual del eje salud y la comunidad afectada.
4. Necesidades identificadas y sus prioridades.
5. Intervención del componente salud en la comunidad.
6. Presupuesto de Ejecución.
41
1. Descripción general, del evento, lugar de ocurrencia, descripción de la
población, recursos, accesos, afectados por el desastre.
Es la redacción que describe en forma real, los aspectos generales del evento,
aquí describimos, el tipo de evento, hora, fecha, lugar, comunidades
afectadas, estructura de salud antes del desastre y posterior al evento.
2. Objetivo General e específicos del plan de acción salud.
Describimos el objetivo central de nuestras acciones en el ámbito de salud, y
incluimos los objetivos específicos para cada actividad, que realizaremos en el
terreno.
3. descripción de la situación actual del eje salud y la comunidad
afectada.
Realizamos una descripción de la situación real del eje salud, sus limitaciones,
sus necesidades, centros médicos no afectados, población de cobertura, estado
sanitario de la población al momento y el tipo de intervención que
realizaremos.
4. Necesidades identificadas y sus prioridades.
Identificaremos las necesidades sanitarias que mas necesita la población,
como unidades básicas de atención, etc.
42
5. Intervención del componente salud en la comunidad.
Se planifica como se realizara el trabajo, en las comunidades mediante la
estrategia de avance continuo y evaluación en terreno. Para tal efecto se
confecciona un cronograma de Gant, semanal para establecer el tiempo de
ejecución de las actividades en el terreno y la evaluación periódica con los
indicadores sanitarios.
6. Presupuesto de Ejecución.
Al confeccionar nuestro plan de acción, debemos incluir un presupuesto de
ejecución, porque se necesita contar con renglones de gastos, para que las
personas afectadas puedan recibir artículos de uso domestico, además de
poder contar con renglones para la movilidad, la visibilidad, la alimentación del
personal, y equipo logístico.
3.4 Criterios de selección para confeccionar un Plan de Acción
en terreno.
1. Descripción lógica de eventos.
2. Recurso humano sanitario disponible.
3. Áreas de trabajo en el sector Salud.
4. Recursos con que se cuenta y las carencias.
5. Coordinación con otras organizaciones sanitarias en el terreno.
6. Coordinación con autoridades Locales y del eje Salud.
43
3.5 Trabajo con personas afectadas en el ámbito sanitario.
Antes de iniciar el trabajo con personas afectadas por un desastre, es muy
importante conocer tres factores que nos ayudaran a integrarnos a la comunidad,
estos factores son:
1. costumbres y creencias.
2. características sociales.
3. medios de subsistencia.
Costumbres y Creencias.
La mayoría de las personas de una comunidad, en Latinoamérica, tienen
costumbres y creencias a veces muy arraigadas, las cuales en ocasiones no
contribuyen con su salud, por tal motivo no debemos hacer cambios radicales,
Sino introducir los cambios con una orientación con demostraciones prácticas
en donde las personas puedan observar y participar en disminuir los riesgos de
perdida de la salud.
Características sociales.
Muchas comunidades que son afectadas por desastres, se ubican en áreas
rurales, o apartadas de las ciudades, lo que representa un reto trabajar con
ellas.
44
Ya que en ocasiones su nivel educativo, idioma, forma de vida, alimentación,
pueden ocasionar choques, cuando tratamos de introducirlos a cambios
bruscos, debemos
afectado,
por
el
entender primordialmente que un damnificado esta
evento
traumatico,y
en
todo
momento
debemos
ir
interactuando con las personas y orientarlos con demostraciones y que
participen en los cambios.
Medios de Subsistencia.
Las personas de las comunidades afectadas en ocasiones, rechazan los
alimentos o medicamentos que se le brindan, por desconocimiento, es necesario
brindar una orientación previa.
Las actividades que realizaremos con la comunidad son:
1. identificación de los problemas sanitarios prioritarios, mediante el contacto
con autoridades locales, a los que detallaremos nuestros objetivos y metas
con la comunidad.
2. visitas domiciliarias alas familias, utilizando la observación descriptiva, para
valorar su estado psicosocial y condición actual de salud.
3. realizar actividades como charlas incidentales a las personas por familia o
grupo.
4. realizamos actividades con la comunidad de colocar afiches, en lugares
públicos, con mensajes sencillos y dibujos.
45
Generalmente los sobrevivientes a un desastre, forman grupos de 10 familias
o menos y realizan para sobrevivir las famosas ollas comunes, el cual es un
lugar a donde convergen todos los individuos para una vez al día probar
alimento y beber agua potable.
Con estas ollas comunes podemos trabajar realizando las tareas de prevención
sanitaria, en temas como:
1. higiene.
2. cuidado del agua.
3. disposición de excretas seguras.
4. recolección y depósitos de basura.
5. conservación de los alimentos.
También podemos realizar talleres de actividades psicosociales, de actividades
para fortalecer la capacidad ante nuevos eventos.
Se planean con anticipación de acuerdo a la evaluación epidemiológica, y en
coordinación con el ente local de salud, una atención extramuro clínica, en la
comunidad, para:
1. Brindar atención medica clínica a las personas.
2. Evaluación de talla y peso de los niños, adolescentes y mujeres grávidas.
3. Brindar Atención Psicosocial en general.
4. Dar Charlas sobre temas de salud comunitaria.
5. otras actividades.
46
Posteriormente a esta primera visita a las comunidades, y después de los
informes, la siguiente visita va dirigida a ver los cambios que paulatinamente
se pueden presentar.
Generalmente se debe por lo menos trabajar en cada comunidad 30 días, para
ver los resultados del trabajo sanitario, por tal motivo es que siempre se
conforman equipos de trabajo integrados entre 6 a 8 unidades, trabajando al
mismo tiempo en las comunidades, de tal manera que el avance en los temas
del eje salud publica en desastres, se puedan completar, y lograr nuestras
metas.
A medida que vamos valorando los indicadores de gestión sanitaria de acuerdo
al plan de acción, iremos avanzando en las comunidades hasta completar el
100% del trabajo en terreno.
Siempre es bueno valorar los indicadores, por si tenemos que ajustar objetivos
y metas para observar como se van ambientado las personas y si han hecho
algunos cambios beneficiosos en sus vidas.
La actividad que toma un poco mas de tiempo es el trabajo psicosocial,
especialmente con niños, a ellos hay que dedicarles mas tiempo para su
adaptación.
47
48
Capitulo 4
Problemas sanitarios comunes
en los desastres naturales
4.1 Introducción
Cuando ocurren desastres sean provocados por el hombre o de origen natural,
generalmente en el campo sanitario, ocurren problemas comunes, que son un
paradigma al trabajo que realizamos en el terreno.
En muchas ocasiones nos vemos en la obligación de asumir roles equivocados de
que podemos solucionar todos estos problemas y eso hace que la población
afectada este dependiente de nosotros, a tal punto de que manipulan su situación
a fin de conseguir algún beneficio.
Cuando trabajamos en un desastre, debemos tener en claro que no podemos
mediar en todo, y tomar en cuenta a otras ONG, sin perder el liderazgo, para
trazar objetivos bien definidos y lograr metas, a fin de realizar un buen trabajo.
El presente capitulo, nos da una idea de los problemas sanitarios comunes a los
que nos enfrentamos cuando asistimos a las personas que han sobrevivido a un
desastre sea natural o antropogénico.
Hay que tomar en cuenta la condición emocional de las personas, ya que en
ocasiones se pueden volver reactivas a algún tipo de reacción emocional como el
miedo, la ira, la melancolía, la ironía, etc, que a veces ponen en peligro la misión.
49
4.2
Problemas
sanitarios
comunes
a
todos
los
desastres naturales
4.2.1Reacciones Psicosociales
Cuando ocurre un gran desastre natural, la conducta de los afectados rara vez
evoluciona hacia el pánico generalizado o la espera aturdida. Tan pronto como los
sobrevivientes se recuperan de la conmoción inicial y comienzan a actuar de
forma positiva, para alcanzar metas personales bien definidas, se incrementa la
acción
individual
espontánea
pero
organizada.
Los
sobrevivientes
de
los
terremotos suelen comenzar las actividades de búsqueda y rescate a los pocos
minutos del impacto, y a las pocas horas ya suelen haberse organizado en grupos
para transportar a los heridos a los puestos médicos. Solo en circunstancias
excepcionales surgen comportamientos activamente antisociales como, por
ejemplo, el saqueo generalizado.
Aunque cada persona piense que sus reacciones espontáneas son totalmente
racionales, ellas pueden resultar perjudiciales para los intereses generales de la
comunidad. Por ejemplo, en algunos casos, las personas que tenían la doble
función de ser jefes de familia y personal sanitario no acudieron a sus puestos de
trabajo hasta después de haber puesto a salvo a sus familiares y bienes.
4.2.2 Enfermedades transmisibles
Los desastres naturales no suelen provocar brotes masivos de enfermedades
infecciosas, aunque en algunas circunstancias aumentan las posibilidades de
transmisión. A corto plazo, el aumento de la incidencia de enfermedades que se
observa con mayor frecuencia obedece a la contaminación fecal del agua y los
alimentos, lo que ocasiona mayormente enfermedades gastro- entéricas.
50
4.2.3Focos Epidemiológicos de Enfermedades Emergentes.
El riesgo de brotes epidémicos de enfermedades emergentes es proporcional a la
densidad y el desplazamiento de la población, puesto que esos factores aumentan
la
demanda
de
abastecimiento
de
agua
y
alimentos.
En
el
período
inmediatamente posterior al desastre también crece el riesgo de contaminación
tal como sucede en los campamentos de refugiados, se interrumpen los servicios
sanitarios existentes como los de agua potable y alcantarillado, y resulta
imposible mantener o restablecer los programas ordinarios de salud pública. Por
tal motivo es imprescindible, contar con un equipo de vigilancia epidemiológica en
terreno, para realizar evaluaciones clínicas y análisis de resultados.
Como los rumores abundan, sobre todo los referidos a epidemias, las autoridades
pueden verse sometidas a una gran presión para adoptar medidas de emergencia
tales como la vacunación masiva contra la fiebre tifoidea o el cólera sin un
fundamento médico sólido. Además, muchas personas son reacias a aceptar las
medidas que las autoridades consideran necesarias.
4.2.4 Vectores y Disposición de la Basura.
A más largo plazo, en algunas zonas puede haber un aumento de las
enfermedades transmitidas, por vectores debido a la desorganización de las
actividades correspondientes de control. Es posible que las lluvias torrenciales y
las inundaciones arrastren los insecticidas residuales de las paredes de los
edificios y que aumente el número de criaderos de mosquitos; además, el
desplazamiento de animales salvajes o domésticos hacia las proximidades de los
asentamientos humanos supone un riesgo adicional de infecciones zoonóticas.
51
4.2.5 Desplazamientos de la población
Cuando
se
organizados,
producen
se
crea
grandes
una
movimientos
necesidad
de
urgente
población,
de
espontáneos
proporcionar
u
asistencia
humanitaria. La población suele desplazarse hacia las áreas urbanas, donde los
servicios públicos son incapaces de afrontar la llegada masiva de estas personas,
con el consiguiente aumento de las cifras de morbilidad y mortalidad. Cuando el
desastre destruye la mayoría de las viviendas, pueden producirse grandes
movimientos de población dentro de las propias áreas urbanas porque los
afectados buscan cobijo en los hogares de familiares y amigos. Esta situación
aumenta el hacinamiento.Este hacinamiento súbito, puede traer la consecuencia
de afecciones ectoparasitarias.
4.2.6 Exposición al Medio Ambiente.
Los peligros sanitarios asociados a la exposición a los elementos no son grandes
en los climas templados, ni siquiera después de los desastres. Mientras se
mantenga a la población en lugares secos, razonablemente bien abrigada y
protegida del viento, las defunciones no se presentaran, pero debemos estar al
tanto de esto, para que no suceda, como en Chile, durante el sismo y tsunami del
año 2010, en la cual un porcentaje de la población adultas mayores, fallecieron
por infartos a miocardio por exposición al frío y humedad. En consecuencia, la
necesidad de proporcionar refugios de emergencia depende en gran medida de
las circunstancias locales.
52
4.2.7 Alimentación y nutrición
La escasez de alimentos en el período inmediatamente posterior al desastre suele
deberse a dos causas. Por una parte, la destrucción de los depósitos de alimentos
en la zona afectada reduce la cantidad absoluta de comida disponible y, por la
otra, la desorganización de los sistemas de distribución puede impedir el acceso a
los alimentos, incluso cuando no existe una escasez absoluta. Después de los
terremotos la carencia generalizada de alimentos no es tan grave como para
provocar problemas de nutrición.
Los desbordamientos de los ríos y las crecidas del mar suelen deteriorar las
despensas de alimentos en los hogares y arruinar los cultivos, interrumpen la
distribución y provocan serias penurias locales. La distribución de alimentos, al
menos en el corto plazo, suele ser una necesidad importante y urgente aunque,
en general, las importaciones o donaciones de alimentos en gran escala no suelen
ser necesarias. Lo más oportuno es integrar a las familias en las ollas comunes,
para que cada grupo de familias puedan alimentarse ordenadamente.
4.2.8 Abastecimiento de agua y servicios de saneamiento
Los sistemas de abastecimiento de agua potable y los de alcantarillado son
especialmente vulnerables a los desastres naturales y su destrucción o la
interrupción de los servicios conllevan graves riesgos sanitarios. Esos sistemas
son extensos, a menudo están en mal estado y expuestos a diversos peligros. Las
deficiencias en la cantidad y calidad del agua potable y los problemas de
eliminación de excretas y otros desechos traen como consecuencia un deterioro
de los servicios de saneamiento que contribuye a crear las condiciones favorables
para la propagación de enfermedades entéricas y de otro tipo.
53
Es necesario coordinar con las empresas distribuidoras de agua locales, para
organizar estrategias de potabilización, distribución y almacenamiento en puntos
estratégicos para ayudar a la población y a la vez enseñar el cuidado del agua.
4.2.9 Afectados Indirectos del Desastre.
Cuando en una zona regional, departamental o provincial, ocurre un evento de
grandes magnitudes, y se ha perdido todos los servicios básicos de vida,
generalmente recurrimos al mercado local para poder llenar las necesidades de
las familias afectadas.
Esta provisión de alimentos, medicamentos y otros artículos de necesidad,
provocan un desabastecimiento momentáneo, en otras ciudades que no han
tenido ninguna afectación, a tal punto de presentarse carencias de elementos
básicos domésticos, como han ocurrido en Perú 2007, Bolivia 2008, Chile 2010,
en la cual en un momento de la operación el mercado local sufrió déficit en poder
lidiar con el desastre y las necesidades de otras comunidades no afectadas.
4.2.10 Salud mental
Inmediatamente después de los desastres, la ansiedad, las neurosis y la
depresión no constituyen graves problemas de salud pública; por esa razón, las
familias y vecindarios de las sociedades rurales o tradicionales pueden afrontarlos
temporalmente. Por el contrario, Siempre que sea posible, deben hacerse todos
los esfuerzos necesarios para preservar la estructura social de las familias y las
comunidades; asimismo, se desalienta enérgicamente el uso indiscriminado de
sedantes o tranquilizantes durante la fase de socorro de emergencia. En las zonas
industrializadas o metropolitanas de los países en desarrollo, existe un aumento
significativo de los problemas de salud mental durante las fases de rehabilitación
y reconstrucción a largo plazo, lo que obliga a tratarlos durante esos períodos.
54
Los trabajadores humanitarios (voluntarios o profesionales) suelen constituir un
grupo de alto riesgo, porque por el tipo de trabajo que realizan están sometidos a
un continuo stress laboral, ya que la presión del trabajo, los horarios, la
alimentación, la higiene y en ocasiones estar lejos de la familia, merman la
eficiencia del personal.
4.2.11 Daños a la infraestructura sanitaria
Los desastres naturales suelen producir graves daños a las instalaciones
sanitarias y sistemas de abastecimiento de agua y alcantarillado, y tienen un
efecto directo sobre la salud de las poblaciones que dependen de esos servicios.
En el caso de hospitales y centros de salud cuya estructura es insegura, los
desastres naturales ponen en peligro la vida de sus ocupantes y limitan la
capacidad de la institución para proveer servicios a las víctimas.
En la fase crítica del evento, encontramos una estructura sanitaria pública que no
puede hacer frente en forma organizada alas múltiples necesidades de la
población que van llegando a estos centros, provocando las epidemias de heridos
y aumento súbito de la mortalidad, por falta de asistencia médica.
55
4.3 Problemas inmediatos de salud vinculados con el tipo de
Desastre.
4.3.1 Terremotos
Debido a la destrucción de las viviendas, los terremotos pueden provocar
numerosas defunciones y lesiones. El resultado depende fundamentalmente de
tres factores.
1. el tipo de vivienda
Las casas construidas con adobe o piedra en seco o sin refuerzo de
mampostería, aunque sean de un solo piso son muy inestables y su colapso
cobra muchas víctimas. Se ha comprobado que los edificios de
construcción liviana, especialmente los de estructura de madera, son
mucho menos peligrosos.
2. La hora del día en que ocurre el terremoto, La noche resultó especialmente
letal en los terremotos, en los que la mayor parte de los daños ocurrieron
en casas de adobe. En las zonas urbanas, en las que los edificios de
vivienda deben estar bien construidos pero no es así en ocasiones, los
terremotos diurnos provocan tasas de mortalidad más altas.
3. El tercer factor es la densidad de la población: en las zonas más
densamente pobladas suele ocurrir el mayor número total de defunciones y
lesiones.
Existen grandes variaciones dentro de las propias zonas afectadas por los
desastres. Mientras que en ocasiones la mortalidad puede asolar a 85% de la
población ubicada cerca del epicentro de un terremoto, la proporción de
defunciones y lesiones disminuye a medida que aumenta la distancia entre la
población y el epicentro del fenómeno.
56
Asimismo, algunos grupos de edad resultan más afectados que otros: los adultos
con buena salud están más a salvo que los niños pequeños y los ancianos, cuyas
probabilidades de protegerse a sí mismos son menores.
Después de los terremotos pueden ocurrir desastres secundarios que aumentan el
número de víctimas que requieren atención médica. Aunque históricamente el
fuego constituye el mayor riesgo.
La mayor parte de la demanda de servicios de salud tiene lugar en las primeras
24 horas siguientes al fenómeno. Los heridos suelen acudir a los servicios
médicos solo durante los primeros 3 a 5 días; transcurridos los cuales, las pautas
de presentación vuelven casi a la normalidad. Un buen ejemplo de la importancia
crucial de la cronología de la atención de emergencia oportuna se observa, en el
número de admisiones a un hospital de campo, después del terremoto de 2010
en Chile, El número de ingresos cayó de manera pronunciada a partir del sexto
día, a pesar de la búsqueda intensiva de damnificados en las zonas rurales
remotas.
4.3.2 Inundaciones
Una inundación es una acumulación de agua, en un lugar determinado en donde
habitualmente no la hay. Esa acumulación se produce por exceso de agua,
registrado en un lugar y un momento dado.
Los peligros de las inundaciones a parte de lo súbito que son a veces, es el
entorno en donde ocurren, mas peligroso es el urbano que el entorno rural.
El entorno urbano es peligroso por las estructuras que en ocasiones son trampas
de muerte, en cambio en el rural, son más moderadas, pues tienen mas terreno
para expandirse.
57
En ambos casos, en las inundaciones, los problemas de salud, son en general:
1. heridas y fracturas.
2. problemas respiratorios.
3. deshidratación electrolítica.
4. afecciones psicosociales.
Aún cuando las inundaciones y deslizamientos de tierra, son prevenibles, el índice
de mortalidad es superior al 40% de la población de una comunidad.
4.3.3. Vulcanismo
en este tipo de desastre, el problema mayor son las comunidades a las faldas del
volcán, ya que dependiendo del tipo de cono, como por ejemplo, los explosivos,
los de flujo, tremores y fumarolas, etc, asi serán las lesiones que podemos
encontrar, pero son tres factores que agravan la situación de desastres, como
son:
a. flujo piroclastico.
Se
denomina
flujo
piroclástico
a
un
fenómeno que acompaña a la erupción de un
volcán.
También
piroclástica,
colada
es
llamado
piroclástica
nube
o
nube
ardiente.
Este fenómeno se produce cuando lava con alto
contenido en gases (por ejemplo dióxidos,
sulfuros o vapor de agua) se enfría y descomprime al alcanzar la superficie
durante una erupción volcánica.
58
Los peligros asociados con los flujos piroclásticos incluyen asfixia, entierro,
incineración y lesiones por impacto y daños a la piel, mordeduras de
serpientes, quemaduras, generalmente los equipos sanitarios de respuesta,
deben estar preparados a recibir estos pacientes e iniciar el manejo de los
pacientes estabilizarlos y evacuarlos a los centros médicos.
b. Lahar.
Un Lahar (en inglés mudflows o flujos de lodo) es un flujo de barro que se
moviliza desde las laderas de los
estratovolcanes. Los lahares pueden
ocurrir debido a:
1. Períodos de lluvia intensos, no
necesariamente coincidiendo con
períodos de actividad volcánica
2. Fusión de glaciar en las partes
altas
de
un
volcán,
durante
actividad volcánica
3. Vaciado de un lago hospedado en la cumbre de un volcán
4. Desplome de ladera debido a prolongada alteración hidrotermal o sismo.
A diferencia de las avalanchas de detritos, los lahares son depósitos
« húmedos » donde el agua influye tanto en la génesis como en el transporte
de la masa removilizada.
Producen politraumatismos severos a quienes estén dentro del cauce de flujo y
sobrevivan; estas heridas son altamente contaminadas por el contenido del suelo
rico en microorganismos.
Las avalanchas originan distintos tipos de lesiones corporales politraumáticas
(fracturas, amputaciones, quemaduras), sobrevivientes con secuelas físicas y
mentales.
59
c. Flujos de lava
Rocas líquidas expelidas desde la corona o flanco de un volcán efusivo en
erupción. Pueden viajar a 60-72 km/h, otros se mueven muy lentamente. La
velocidad de un flujo depende de la viscosidad de la lava y la inclinación de la
pendiente del volcán. El poder destructivo radica en la alta temperatura de la
roca que incendia estructuras, así como en el tamaño y masa del flujo, que
puede aplastar todo a su paso.
Implican poco riesgo para los humanos, puesto que se desplazan lentamente
por las pendientes del volcán, permitiendo evacuar el área afectada. Sin
embargo, puede presentarse: muerte por quemaduras, inhalación de gases,
intoxicación
por
ingesta
de
agua
contaminada
e
incremento
de
las
enfermedades respiratorias.
d. Explosiones o blast (piedras, bombas, bloques)
Liberación de fragmentos de roca y lava conducidos por gases en expansión
que se disolvieron en la lava a grandes profundidades. Estas explosiones
pueden arrojar grandes bloques de piedra a varios kilómetros del cono
volcánico (ráfagas, proyectiles). El poder devastador de las explosiones reside
en los vientos de alta velocidad dentro de la nube, y en las altísimas
temperaturas del gas. Las explosiones son capaces de destruir, en cuestión de
minutos, toda la vida en muchos kilómetros alrededor del volcán.
Pueden producir politraumatismos y quemaduras, inhalaciones de gases
ardientes que generalmente son mortales.
En zonas próximas a la amenaza, los impactos pueden producir la muerte;
además las altas temperaturas que llevan las piedras provocan incendios con
las consiguientes quemaduras.
60
e. Ceniza volcánica
Cualquier material de grano fino que tenga menos de 1/10 de una pulgada (2
milímetros) de diámetro. La ceniza volcánica es roca que ha sido explotada y
despedazada por el vapor dentro del volcán.
El viento es un factor importante que dispersa las cenizas de acuerdo con su
dirección y velocidad.
Precipitaciones de ceniza mayores a 25 cm de espesor ocasionan el colapso de
techos en edificaciones estructuralmente vulnerables (o por aumento de su
densidad al mezclarse con agua). La ceniza volcánica representa un riesgo
muy bajo. Puede tener un efecto mayor en aquellas personas que presentan
afecciones de las vías respiratorias.
Efecto en los ojos: conjuntiva y córnea, la ceniza actúa como cuerpo extraño
produciendo abrasiones, además del efecto irritante.
Efecto en la piel: básicamente por la acción irritativa que causa dermatitis.
Problemas gástricos en humanos.
Otros problemas, tales como aumento de accidentes de tránsito por baja
visibilidad
y
porque
la
lluvia
torna
resbaladizos
a
los
caminos.
Politraumatismos por caída de los techos al tratar de limpiarlos. Pérdidas
económicas por daños de cultivos y posteriores alteraciones del poder
adquisitivo, dificultades en el abastecimiento por aislamiento, lo que aumenta
la morbilidad a la desnutrición. Pérdida de animales por contaminación de las
aguas.
Gases y otros materiales volátiles absorbidos en las partículas de ceniza
constituyen un peligro adicional si su contenido es alto en flúor, con lo cual se
contaminan los pastizales (forrajes) para los animales, los cultivos.
61
4.3.4Epidemia
Es una descripción en la salud comunitaria que ocurre cuando una enfermedad
afecta a un número de individuos superior al esperado en una población durante
un tiempo determinado.
En caso de que la epidemia se extendiera por varias regiones geográficas
extensas de varios continentes o incluso de todo el mundo se trataría de
pandemia. En caso de enfermedades que afectan en una zona mantenida en el
tiempo se trataría de endemia.
Una endemia, que es la presencia habitual de una enfermedad en una zona
geográfica (prevalencia positiva incidencia (estable) puede convertirse en una
epidemia si las condiciones ambientales lo permiten.
Posteriormente:
•
Puede que la epidemia se extienda y se convierte en una pandemia (caso
del VIH)
•
Puede que la epidemia disminuya, la incidencia se convierte en muy baja,
cero o negativa. Si se mantiene localizada en el espacio, se convierte en un
endemia limitada a ciertas regiones (caso actual de la poliomielitis).
También puede llegar a desaparecer al final.
Una epidemia también puede surgir sin una endemia previa, por ejemplo a raíz de
un accidente que provoca la liberación de un vector patógeno en un entorno
donde anteriormente era inexistente (prevalencia e incidencia inicialmente cero).
En tales circunstancias, sólo algunos casos son suficientes para causar un
aumento muy significativo en la incidencia de la enfermedad y darle el carácter
de una epidemia.Las epidemias son a menudo cíclicas, la gripe es un ejemplo
perfecto de una epidemia cíclica, con un ciclo anual o estacional.
62
4.3.5 Tsunami.
Un tsunami (del japonés tsu: ‘puerto’ o ‘bahía’, y nami: ‘ola’; literalmente
significa ‘ola de puerto’), en ocasiones denominado también maremoto es una ola
o un grupo de olas de gran energía y tamaño que se producen cuando algún
fenómeno extraordinario desplaza verticalmente una gran masa de agua. Se
calcula que el 90% de estos fenómenos son provocados por terremotos, en cuyo
caso reciben el nombre, más preciso, de maremotos tectónicos y el 10% por
volcanes, en ese caso se denominan maremotos volcánicos.
Uno de los grandes problemas sanitarios en los Tsunamis, es que todo tipo de
estructura sanitaria, desaparece en la zona de impacto y alrededores, a tal punto
que muchas personas mueren por la falta de asistencia sanitaria rápida.
En este tipo de evento, es necesario proceder rápidamente a poner en práctica
los cuatro ejes de la salud, para disminuir la morbimortalida.
4.3.6
Emergencias Complejas.
En aquellas situaciones en la cual hay enfrentamientos armados entre dos
naciones
o
más,
desordenes
civiles,
terrorismo,
o
cualquier
problema
antropogénico, el mayor problema es la movilización de la población, la cual hace
grandes migraciones a lugares seguros sean dentro o fuera de las fronteras de su
país.
En estas situaciones, se presentan el problema de los campamentos de
refugiados, ya que hay que definir una estrategia de ayudar a las personas con
las necesidades básicas y garantizar su seguridad.
63
En general siempre que trabajamos en terreno, con personas afectadas por
cualquier desastre, debemos tener en cuenta, que siempre habrá problemas de
cualquier orígen, por tal motivo al confeccionar un plan de acción, es necesario
tomar estos imprevistos en cuenta, para no ser sorprendidos.
64
65
Capitulo 5
Evaluación del desempeño
de la gestión en salud en las
Comunidades Afectadas.
5.1 Introducción
Cuando ya hemos logrado trabajar con la comunidad, y ya se han hecho cambios
beneficiosos para las personas, es cuando necesitamos valorar cuantitativamente
y cualitativamente nuestro trabajo integrado, esto se logra por intermedio de los
Indicadores de gestión sanitaria.
Los indicadores son variables que intentan medir u objetivar en forma
cuantitativa
o
cualitativa,
sucesos
colectivos
(especialmente
sucesos
biodemograficos) para así, poder respaldar acciones políticas, evaluar logros y
metas. La OMS los ha definido como "variables que sirven para medir los
cambios".
Ellos son necesarios para poder objetivar una situación determinada y a la vez
poder evaluar su comportamiento en el tiempo mediante su comparación con
otras situaciones que utilizan la misma forma de apreciar la realidad. En
consecuencia, sin ellos tendríamos dificultades para efectuar comparaciones.
Los indicadores de salud son instrumentos de evaluación que pueden determinar
directa o indirectamente modificaciones dando así una idea del estado de
situación de una condición. Si se esta evaluando un programa para mejorar las
condiciones de salud de la población, se puede determinar los cambios
observados
utilizando
varios
indicadores
modificación.
66
que
revelen
indirectamente
esta
5.2 Características de los Indicadores de Salud.
Los indicadores que se pueden, utilizar pueden ser el estado de nutrición (por
ejemplo, peso en relación con la estatura), la tasa de inmunización, las tasas de
mortalidad por edades, las tasas de morbilidad por enfermedades y la tasa de
discapacidad por enfermedad crónica en una población infantil.
Algunos indicadores pueden ser sensibles a más de una situación o fenómeno. Por
ejemplo, la tasa de mortalidad, es indicador del estado de salud de la población
sensible
también
para
evaluar
el
bienestar
global
de
una
población.
Sin embargo, puede no ser específico respecto de ninguna medida sanitaria
determinada porque la reducción de la tasa puede ser consecuencia de
numerosos
factores
relacionados
con
el
desarrollo
social
y
económico.
Los indicadores relacionados con la salud, con frecuencia utilizados en diversas
combinaciones, se emplean en particular para evaluar la eficacia y los efectos.
Un indicador ideal debe tener atribuciones científicas de validez, como son:
1. Carácter Científico
Debe medir realmente lo que se supone debe medir.
2. confiabilidad
Mediciones repetidas por distintos observadores deben dar como resultado
valores similares del mismo indicador.
3. Sensibilidad ser capaz de captar los cambios.
4. Especificidad reflejar Sólo cambios ocurridos en una determinada situación.
En la práctica los indicadores disponibles no son tan perfectos y constituyen una
aproximación de una situación real.
67
5.3 Fuentes
Un indicador requiere siempre del uso de fuentes confiables de información y
rigurosidad técnica en su construcción e interpretación.
Las principales fuentes de datos universalmente propuestas para el cálculo de
indicadores usados en salud pública son:
Registros de sucesos demográficos.
Censos de población y vivienda.
Registros ordinarios de los servicios de salud.
Datos de vigilancia epidemiológica.
Encuestas por muestreo (encuestas poblacionales).
Registros de enfermedades.
Registro de eventos naturales y antropogénicos (Desastres).
Otras fuentes de datos de otros sectores (económicos, políticos, bienestar social).
Estas fuentes constituyen generalmente las fuentes primarias de información,
vale decir, aquellas que recogen sistemáticamente información con una finalidad
determinada. Si estos datos no son confiables o simplemente no existen, se
pueden buscar fuentes alternativas que generalmente son estimadores indirectos
del valor real.
Cuando se debe recoger información especifica respecto de una situación por no
disponer de información de datos rutinarios, nos referimos al uso de fuentes de
información secundarias.
68
5.4 Tipos de Indicadores en base a la respuesta sanitaria.
Los indicadores pueden ser:
1. Simples
Son aquellos que revelan una cifra única, en tasas con resultados reales sobre la
población en estudio.
2. Compuestos,
Construidos sobre la base de varios indicadores simples, generalmente utilizando
fórmulas matemáticas más complejas. Por ejemplo, determinar cuanta ayuda
humanitaria en paquetes familiares, se han entregado a varias comunidades, para
esto se utilizan formulas matemáticas, de cifras absolutas y porcentajes, en la
que el porcentaje indica el avance y la cifra el numero real de entregas.
Existen diversos rubros relacionados con la salud cuando ocurren desastres, en
los cuales con frecuencia se elaboran indicadores. A continuación se citan algunos
Indicadores que evalúan:
1.El acceso a fuentes de agua potable y su conservación.
2. La situación del control de desechos sólidos y no sólidos.
3. La situación de control de excretas y agua residual.
4. Las condiciones socioeconómicas.
5. Las prestaciones de atención de salud.
69
6. El estado de salud de las personas en un momento dado.
7. la situación de los albergados.
8. el acceso a la seguridad alimentaria.
5.5 Atributos de un buen indicador
Un buen indicador debe abarcar, como sea posible, el mayor número de las
siguientes características:
•
Disponibilidad: los datos básicos para la construcción del indicador deben
ser de fácil obtención sin restricciones de ningún tipo.
•
Simplicidad: el indicador debe ser de fácil elaboración.
•
Validez: la validez de los indicadores significa que éstos deben tener la
capacidad de medir realmente el fenómeno que se quiere medir y no otros.
•
Especificidad: si un indicador no mide realmente lo que se desea medir,
su valor es limitado, pues no permite la verdadera evaluación de la
situación al reflejar características que pertenecen a otro fenómeno
paralelo.
•
Confiabilidad: los datos utilizados para la construcción del indicador deben
ser fidedignos (fuentes de información satisfactorias).
•
Sensibilidad: el indicador debe ser capaz de poder identificar las distintas
situaciones
de
salud
aún
en
áreas
con
distintas
particularidades,
independientemente de la magnitud que ellas tengan en la comunidad.
•
Alcance: el indicador debe sintetizar el mayor número posible de
condiciones o de distintos factores que afectan la situación descrita por
dicho indicador. En lo posible el indicador debe ser globalizador.
70
Al medir el nivel de salud se intenta estimar como se manifiesta el proceso salud
- enfermedad en una población.
A pesar del desarrollo y los avances experimentados en la investigación sobre
indicadores positivos de salud, hoy por hoy, la información que está disponible
recurre al uso de indicadores negativos, basados en la pérdida de ésta. Pese a las
limitaciones propias de trabajar con una parte del fenómeno epidemiológicoenfermedad
(daños),
estos
son
los
indicadores
de
mayor
utilidad.
5.6 Clasificación Operacional de indicadores
Los indicadores de salud pueden ser divididos en dos amplias categorías:
•
Indicadores epidemiológicos
•
Indicadores operacionales
Los
indicadores
epidemiológicos
se
utilizan
para
estimar
la
magnitud
y
trascendencia de una situación determinada. Siempre deben estar referidos a:
•
La población a partir de la cual se calculan,
•
El periodo de tiempo que representan,
•
El lugar geográfico del cual proviene la información (variables de persona,
de tiempo y de lugar).
Se puede medir el impacto o los efectos de los programas de salud comparando
un mismo indicador epidemiológico antes y después de la ejecución de las
actividades de un programa determinado.
71
Los indicadores epidemiológicos tienen gran utilidad en la etapa de formulación
diagnóstica y en la de evaluación del programa. La evaluación es, en cierto modo,
un diagnóstico de situación actualizado.
Los indicadores operacionales miden el trabajo realizado, ya sea en función de la
cantidad o de la calidad de él. Miden la cantidad de actividades y procedimientos
realizados, en relación con metas o estándares establecidos previamente.
Como las metas son objetivos cuantitativos, los indicadores dan la medida en que
se ha logrado cumplir dichas metas. El valor de los indicadores depende del
criterio con el cual se establecen las metas: lo ideal es que la meta programada
corresponda al número de acciones que se supone necesario realizar para tener
algún impacto sobre el problema.
Cuando las metas se establecen solamente en función de los recursos financieros
disponibles o de la capacidad administrativa para desarrollar acciones de salud en
general,
la
consecuencia
es
la
obtención
de
resultados
operacionales
aparentemente buenos, pero que pueden tener escaso impacto sobre el problema
de salud pública.
Los indicadores operacionales que miden calidad de trabajo pueden ser de tres
tipos: de productividad, de costo promedio y de calidad técnica.
1. Los de productividad relacionan el trabajo con el tiempo de recurso humano
(hora-médico) o material disponible (día-cama), y expresan el promedio de
producción por unidad de tiempo-recurso humano.
2. Los de costo promedio, relacionan el trabajo realizado con sus costos,
expresando el costo requerido en la producción de una unidad de trabajo.
72
3. Los de calidad técnica, relacionan el trabajo realizado con los índices de
eficiencia aceptables o convenidos para dicho trabajo; en general, expresan
la proporción de trabajo realizado dentro de un determinado patrón o
estándar.
El análisis de estos indicadores es un componente necesario de todas las
evaluaciones y un factor fundamental para el ajuste de las acciones de salud y
para la toma de decisiones. En este proceso de toma de decisiones con
retroalimentación de la información pueden darse diversas situaciones derivadas
de la evaluación, cada una de las cuales conlleva distintas conductas según la
combinación de los resultados, conforme se expresa en el siguiente cuadro:
73
5.7 Matriz De Interpretación De Indicadores
Para construir una matriz de interpretación de indicadores de salud, debemos
conocer cuales son los problemas que debemos analizar, y que resultados
podemos esperar de acuerdo al trabajo que realizamos en el terreno.
Cuando se confecciona un plan general de operaciones de emergencia, se
identifican los problemas en la evaluación de terreno y se construyen lo que se
denominan ejes de trabajo, estos ejes están divididos por el tipo y característica
de las actividades a desarrollar, la población de cobertura, la zona de trabajo y
las metas esperadas, e incluimos el presupuesto de ejecución.
5.8 Objetivos Uso Indicadores
Básicamente el objetivo de los indicadores tiene como base los siguientes
parámetros, que son:
1. Induce mejoras en información.
2. Fundamenta La Discusión de Resultados.
3. Posibilita La Evaluación.
4. Apoya el Proceso de Formulación de Estrategias.
5. Facilita el Establecimiento de Compromisos de Resultado.
74
5.9 Pasos Básicos Para La Construcción De Indicadores
1. identificar objetivos y metas.
2. identificar las áreas de medición de desempeño.
3. construir las formulas o algoritmos.
4. validar: aplicar criterios de técnicos y requisitos.
5. recopilar la información necesaria.
6. establecer responsabilidades organizacionales.
7. comunicar e informar.
5.10 Problemas Frecuentes en la Construcción de Indicadores
1. trampa de la medición: se muestra como resultados (y se hace) solo lo que
se puede medir
2. se tiende a medir de acuerdo a la información disponible, descuidando la
medición de los aspectos mas relevantes
3. subvaloración de las metas frente a un ambiente punitivo de la evaluación
75
4. tendencia a medirlo todo para no subrepresentar esfuerzos
5. se desarrollan indicadores pero no se usan para la toma de decisiones.
Para poder construir el indicador, basados en el marco lógico y en el plan de
operaciones, es necesario conocer los siguientes parámetros, que son:
1. Área de Estudio
El área de trabajo en la cual estamos desarrollando el plan.
2. Objetivos del Indicador
Elemento programático que identifica la hacia la cual deben dirigirse los
recursos y esfuerzos para dar cumplimiento a los propósitos
3. Metas.
Es el fin del logro de un objetivo o propósito trazado en un Objetivo.
4. Actividad.
Son las acciones que se realizan para lograr el propósito o meta, en un
periodo determinado.
5. Fórmula
Es una forma breve de expresar información de modo simbólico o una
relación entre cantidades, que dan como resultado un valor real o
porcentual.
76
6. Logro.
Relación entre los resultados obtenidos en una evaluación y los objetivos
planteados en la misma, dando cuenta del desempeño del objeto de
evaluación, así como de la efectividad de este proceso.
7. nudo critico.
Se define como aquellos problemas que encontramos al trazar el plan de
trabajo y que hay que encontrar la solución para llegar ala meta.
8. Resultado
Los resultados son las consecuencias de las actividades realizadas, es decir,
el motivo por el cual se llevan a cabo las mismas.
Para construir un indicador operacional es necesario conocer otros parámetros,
como son:
1. Resultado
Los resultados son las consecuencias de las actividades realizadas, es decir,
el motivo por el cual se llevan a cabo las mismas.
2. indicador especifico de medición.
Es una variable que ayuda a determinar indirectamente diferencias en
cuanto o la calidad y cantidad en un período de tiempo determinado. Con
este fin, se simplifican adecuadamente realidades complejas y se reducen a
dimensiones observables.
3. Actividad.
Son las acciones que se realizan para lograr el propósito en un periodo de
tiempo determinado.
77
Ejemplos de indicadores de Gestión y operacional
Indicador Operacional.
Elaborado por Dr. Alfonso Rodriguez – RIT SALUD PUBLICA. MARZO 2010.
78
Indicador de Gestión administrativa
MATRICES DE TRABAJO
AREA PROGRAMA TICA:
Nudos
Área
Objetivo
Meta
Actividades
Formula
________x100
79
Logros
Críticos
Resultado
80
Anexos
Formulario de Evaluación Sanitaria
Formato de Evaluación de la Situación de Salud
Fecha _________________. Hora_____. Informe Nº_____.
Tipo de Evento_______________. Fecha del evento________. Días post-evento ___
País____________. Comunidad___________________.
Población Afectada_____________. Población Albergada/ Evacuada______.
Muertos___________. Heridos___________. Desaparecidos_______.
Nºde albergues______. Nº Instalaciones de Salud Afectadas____. En Función____.
A. Agua
Área
Efecto Del
Desastre
Aspecto A Evaluar
1. Disponibilidad de Fuentes de
agua.
2. Suministro y calidad del agua.
Agua
3. Identificación de puntos
críticos en los sistemas de
abastecimientos de agua
desde la captación hasta el
usuario.
81
Necesidades
B Salud
Área
Efecto Del
Desastre
Aspecto A Evaluar
Necesidades
Funcionalidad de los Servicios de
Salud.
Salud
Capacidad de Respuesta local,
regional o nacional.
Sistema de logística sanitaria.
Personal sanitario.
C Saneamiento
Área
Saneamiento
Efecto Del
Desastre
Aspecto A Evaluar
Nivel de afectación de los
Servicios Básicos.
Total de población expuesta a
factores de riesgo por inadecuado
saneamiento básico.
Identificación de puntos críticos en
los sistemas de alcantarillado y
disposición de aguas residuales.
Otros riesgos asociados a la
contaminación con excretas,
basura, ambiental del suelo y el
agua.
82
Necesidades
D. Vivienda
Área
Efecto Del
Desastre
Aspecto A Evaluar
Necesidades
Disposición de Albergues o
viviendas temporales en buenas
condiciones.
vivienda
Condiciones Higiénico-Sanitarias
de albergues o viviendas
temporales.
Identificar poblaciones de riesgo
por desplazamiento súbito.
Identificar factores de riesgo
relacionados al hacinamiento,
ambiente y a las condiciones de
preparación,/ distribución de
alimentos.
Cantidad de letrinas por familia o
Comunidad albergada.
E. Alimentación
Área
Alimento
Efecto Del
Desastre
Aspecto A Evaluar
Inocuidad en la preparación de
alimentos.
Balance nutricional.
Distribución de alimentos
preparados en ollas comunes, por
familia / individuo.
83
Necesidades
CRUZ ROJA
Plan de acción Sanitario
Situación Actual del Evento
Necesidades Identificadas.
84
CRUZ ROJA
Acciones Desarrolladas Por La Cruz Roja
Fase Inicial
Fase Intermedia
85
CRUZ ROJA
Acciones Desarrolladas Por La Cruz Roja
Fase de Recuperación
Grupo Meta, Número De Beneficiarios, ubicación
Criterios De Selección
Número De Beneficiarios:
Ubicación:
86
CRUZ ROJA
Criterios de selección de Beneficiarios
Objetivo de la operación
Resultado Esperado de la operación
87
CRUZ ROJA
Actividades
Indicadores
Insumos Necesarios
88
CRUZ ROJA
Cronograma General De La Operación
#
ACTIVIDAD
MES 1
1
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
89
2
3
MES 2
4
1
2
3
MES 3
4
1
2
3
4
CRUZ ROJA
Presupuesto General De Operaciones
Sanitarias
Concepto
Valor
Unit.
Valor
Total
Respuesta
Alimento
Bidones para Agua.
Abate
Bolsa de Basura.
Etc…….
Presupuesto de la
Operación
Gastos administrativos,
comunicaciones, viajes
de monitoreo y apoyo a
la operación desde la
Dirección Nacional de
Socorro, papelería,
apoyo a voluntarios,
movilización y apoyo de
voluntarios.
Gastos logísticos,
técnicos y operativos,
combustibles, peajes,
mantenimientos,
aceites, logística de la
operaciones, otros.
TOTALES
CHF:
Dólares:
Moneda Local:
90
Valor
Total
CRUZ ROJA
Estructura Organizativa De La Operación Y
Coordinación Con Otras Entidades
Monitoreo y Evaluación
91
Indicador de Proyectos y Resultados
CRUZ ROJA
Elaborado por Dr. Alfonso Rodriguez – RIT SALUD PUBLICA. MARZO 2010.
92
Efectos de los desastres en la Salud Pública.
Inundaciones
Efecto
Inundaciones Maremotos/inundaciones Deslizamientos
progresivas
súbitas
Defunciones
Pocas
Muchas
Muchas
Lesiones graves
que requieren
tratamientos
complejos
Pocas
Pocas
Pocas
Mayor riesgo de
enfermedades
transmisibles
Daños en los
establecimientos
de salud
Riesgo potencial después de todo fenómeno de magnitud (la
probabilidad aumenta con el hacinamiento y con el deterioro de
las condiciones sanitarias)
Graves
(equipos
solamente)
Graves pero localizados
Leves
Graves
Graves pero
localizados
Escasez de
alimentos
Común
Común
No frecuente
Grandes
desplazamientos
de población
Comunes
Comunes
Comunes
Daños en los
sistemas de
abastecimiento
de agua e
infraestructura
sanitaria
93
Graves pero
localizados
Terremotos
Efecto
Terremoto
Defunciones
Muchas en las primeras horas, por el
efecto de la falta de asistencia médica,
y por estar soterrados.
Lesiones graves que requieren
tratamientos complejos
Muchas, generalmente por trauma
Mayor riesgo de enfermedades
transmisibles
Riesgo potencial después de todo
fenómeno de magnitud (la
probabilidad aumenta con el
hacinamiento y con el deterioro de las
condiciones sanitarias)
Daños en los establecimientos de
salud
Muchas, generalmente los
establecimientos de salud, no tiene
estructuras adecuadas.
Daños en los sistemas de
abastecimiento de agua e
infraestructura sanitaria
Grave, los sistemas de líneas de agua,
se rompen o obstruyen por el efecto
del sismo, y los sistemas de
alcantarillado se bloquean.
Escasez de alimentos
Es poco, porque generalmente hay
alimentos, pero por la situación, la
distribución se hace difícil.
Grandes desplazamientos de
población
Común, porque las personas sienten
que en el lugar en que viven, ya no
están seguras, lo que las hace migrar
hacia otras ciudades con familiares o
amigos.
94
Vulcanismo
Efecto
Lahar
Flujo Piroclastico
Lluvia de
Cenizas
Defunciones
Muchas
Muchas
Pocas
Lesiones graves
que requieren
tratamientos
complejos
muchas
Muchas
Pocas
Mayor riesgo de
enfermedades
transmisibles
Daños en los
establecimientos
de salud
Daños en los
sistemas de
abastecimiento
de agua e
infraestructura
sanitaria
Escasez de
alimentos
Grandes
desplazamientos
de población
Riesgo potencial después de todo fenómeno de
magnitud (la probabilidad aumenta con el hacinamiento
Higiene y con el deterioro de las condiciones sanitarias)
Graves pero
localizados
Graves ( todo)
Graves
Grave
Graves
Graves pero
localizados
Común
Común
No frecuente
Muchas
Muchas
Pocas.
95
Epidemias
Efecto
Brote o episodio
Epidemia
Endemia
Defunciones
Pocas
Muchas
Muchas
Lesiones graves
que requieren
tratamientos
complejos
Pocas
Pocas
Pocas
Mayor riesgo de
enfermedades
transmisibles
Daños en los
establecimientos
de salud
Daños en los
sistemas de
abastecimiento
de agua e
infraestructura
sanitaria
Escasez de
alimentos
Grandes
desplazamientos
de población
Riesgo potencial, ya que las enfermedades emergentes
tienen 3 estadios, que son el incremento, el acmé y el
decremento, la permanencia de la situación epidemiológica,
se deberá por el hacinamiento, la higiene, el abastecimiento
de agua y disposición de la basura.
pocas(equipos
solamente)
Graves pero
localizados
Graves pero
localizados
Leves
Graves
Graves pero
localizados
poco
Común
No frecuente
poco
Comunes
Comunes
96
Señales de alarma de emergencias
Señal de alarma
Alerta
Niveles altos de morbimortalidad, en un distrito superior a los niveles
Dar la alerta de un brote de
estacionales previstos.
notificados por los centros de
asistencia medica
Aumento de los precios de los cereales básicos y migración de
Dar la alerta de hambruna
personas hacia una zona cuya cosecha se prevé sea muy deficitaria.
Aumento, en una comunidad cercana a una fábrica de productos
Dar la alerta de accidente
químicos, de las hospitalizaciones de personas químico con signos de
químicos
irritación en los ojos, la piel y las mucosas.
Aumento de la presencia de ectoparasitosis, roedores y otros
Dar alerta de infestación con
vectores en las zonas de albergue.
vectores y ectoparásitos.
97
CRUZ ROJA
MATRICES DE TRABAJO
AREA PROGRAMA TICA:
Área
Objetivo
Meta
Actividades
Formula
Logros
Nudos
Críticos
Resultado
________x100
Comentarios
___________________________________________
___________________________________________
___________________________________________
___________________________________________
98
CRUZ ROJA
85
ENCUESTA DE SALUD COMUNITARIA
FECHA:_______. PROVINCIA______________. DISTRITO___________.
COMUNIDAD______________.
DATOS DE LA COMUNIDAD.
FECHA DE FUNDACION_________.
TOTAL DE POBLACION______________.
HOMBRES______. MUJERES_____. NIÑOS_____. NIÑAS_____. DISCAPACITADOS_____.
UBICACIÓN GEOGRAFICA______________________________________.
TIPO DE COMUNIDAD____________. TIPO DE SOSTENIBILIDAD___________.
TOTAL E CASAS_______. TIPO DE VIVIENDAS___________.
SERVICIOS BASICOS COMUNITARIOS: ACUEDUCTO
CAMINO O CARRETERA
POLICIA
, LUZ
CENTRO DE SALUD
ESCUELA
IGLESIA
_____________. CENTRO COMUNITARIO
AUTORIDADES LOCALES:
ALCALDE_______________________. CORREGIDOR___________________.
REGIDOR______________________: REPRESENTANTE_________________.
LIDER COMUNITARIO_________________.
OBJETIVO DE LA VISITA DOMICILIARIA
ACTIVIDADES
COMENTARIOS
NECESIDADES BASICAS COMPLEMENTADAS
RESPONSABLE____________
99
TEL
CRUZ ROJA
Informe Diario de Salud Comunitaria / Visitas
INFORME DIARIO DE SALUD COMUNITARIA
Nº
OPERACIÓN:
Área de trabajo
Fecha
/
Provincia
Municipio
Responsable elaboración del informe
/
Comunidad
OBJETIVO DE : campañas de sensibilización y actividades comunitarias
ACTIVIDAD DESARROLLADA
Taller para
voluntarios
( )
Charla
comunitaria
(
)
Visita
comunitaria
(
)
Reunión
de
planificación
(
)
Actividades Ambientales
(
)
RESUMEN DE LAS ACTIVIDADES DESARROLLADAS
Total de personas que participaron en las
Reuniones/Charlas/Talleres
RESUMEN DE DATOS OBTENIDOS EN LAS VISITAS COMUNITARIAS
Total de casas
visitadas
Total de
personas
Total de
hombres
Total de niños
menores de 5 años
Total de
mujeres
RESUMEN DATOS DE ACTIVIDADES EDUCATIVAS BRINDADAS
Dengue
Higiene y Salud
Conservación del
agua
Diabetes Mellitus
Fiebre
Amarilla
Influenza
Embarazo
Adolescencia
Tuberculosis
Vacunación
Malaria
Disposición de
la basura
Hipertensión
arterial
Volanteos y afiches.
VIH-SIDA
Letrinación
ectoparásitos
EVALUACION DE LA ACTIVIDAD
Dificultades encontradas
Aspectos positivos
100
Situación Actual Epidemiológica de una Enfermedad.
Comunidad
Muertos Enfermos Sospechosos Confirmados Descartados Total
Hombres
Mujeres
Niño <5anos
Niño 5 – 18
Mayores > 60
Comunidad
Agua residual
Basura y
Chatarra
101
Criaderos
y
Vectores
Conservación
del Agua.
Higiene
de
Letrinas.
Resultados de Estudios Diagnósticos – Epidemia.
Total de
Casos
Examen de
laboratorio
Nexo
Signos
epidemiológico evidentes
Hombres
Mujeres
Niño <5anos
Niño 5 – 18
Mayores > 60
102
Pruebas
Rápidas
Total
CRUZ ROJA
Modelo de Informe Final de Misión
1. Introducción
ƒ
Un breve resumen de los antecedentes de la misión que contesta a las preguntas básicas:
¿Qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿y Por qué?
2. Preparación de Misión
ƒ
Puntos específicos relacionados con el reclutamiento del delegado, la sesión informativa por la
Sociedad Nacional, la Federación, delegación y ONS y el inicio de la misión asignada.
3. La Misión
ƒ
Breve resumen de la operación o asignación
ƒ
Rol actual del miembro RIT con respecto de las Instrucciones de Misión y Descripción del
Trabajo
ƒ
Relaciones con su contraparte (Operando con las SON , SNP y otras Agencias)
ƒ
Aspectos Específicos sean positivos o negativos de la misión
ƒ
Satisfacción Personal del trabajo – éxito o fracaso.
ƒ
Condiciones del trabajo, alojamiento, salud etc.
ƒ
Otras particulares cuestiones personales.
4. Recomendaciones
ƒ
Los puntos principales específicos que surgen de esta situación y que pueden servir de
lecciones para el futuro
5. Conclusión
ƒ
Comentario final general de la experiencia de misión.
103
Bibliografía
1. V. Schoenbach "Understanding the Fundamentals of Epidemiology an
evolving text" .2009.
2. J Last “A Dictionary of Epidemiology". 2009.
3. Universidad Mayor de San Marcos. Salud Pública en Emergencias y
Desastres. 2009.
4. OPS. Evaluación de Daños en Instalaciones Sanitarias. 2010.
5. Wikipedia. Conceptos generales de Salud Pública. 2010.
6. Malm-García. Conceptos de Salud Pública. 2010.
7. IFRC. Salud Comunitaria en Desastres. 2010.
8. OPS. Guías sobre salud comunitaria en Desastres. 2009.
9. Universidad de Panamá. Fundamentos de epidemiología. 2008.
10. Ramírez, linares y Rodríguez. Salud Pública en Emergencia
Y Désastres.2008
104
Descargar