Subido por santanaortegasofiamilena

46531318-secretos-del-maquillaje-profesional1-150724052027-lva1-app6891

Anuncio
Maquillaje Profesional
Maquillar el rostro no significa convertirlo en una máscara.
Se busca resaltar los puntos positivos y disimular los desfavorables.
¿Qué significa la palabra maquillaje?
Para muchas mujeres maquillarse quiere decir aplicarse productos
cosméticos en la cara, pero el verdadero sentido del maquillaje es
transformarte sin perder tu naturalidad, resaltar tus facciones más bonitas,
sentirte guapa.
La realización de un maquillaje va a crear una nueva expresión,
dando luz y color. Cada maquillaje se realizara de forma diferente
dependiendo de la personalidad y facciones de cada cara, y tú misma
debes crear tu propio estilo, en el cual no te veas extraña, ni te sientas
incómoda.
El maquillaje suele compararse muchas veces con una máscara, sin
tener en cuenta que su finalidad es ante todo resaltar los puntos positivos
del rostro y disimular los desfavorables.
Examina detenidamente el rostro, analizando cuales son los puntos
que deseas destacar y cuales minimizar.
Para ello escoge un lugar bien iluminado, evitando la luz blanca, ya
que resta tonalidades a la cara. Ve las facciones, analiza la textura de tu
cutis y descubre como sacarle partido al rostro con los cosméticos
adecuados.
Maquíllate siempre de acuerdo con la hora del día o de la noche y
el tipo de actividad a la cual te vayas a dedicar.
Reglas básicas para un buen maquillaje
Lo fundamental para realizar un buen maquillaje es poner la técnica y los
conocimientos de la estética al servicio de cada rostro, de forma que
parezca que el maquillaje ha sido creado exclusivamente para él.
Ten presente que lo que debe tomar en cuenta antes que nada para que
tu maquillaje quede a la perfección es:
1. Tu edad
2. La forma de tu rostro
3. La armonía
La moda es también importante en el proceso de decisión del maquillaje,
ya que influye mucho sobre él, aunque quizá las novias luzcan mucho
mejor y más naturales si se arreglan de una forma más clásica, sin dejarse
llevar tanto por la moda.
¿Cómo debe ser el maquillaje?
Es necesario definir cada una de las facciones del rostro antes de
empezar a maquillarlo y así realzar toda la belleza que encierra. Tanto los
colores como el estilo deben adaptarse al óvalo de la cara, a la
configuración de los ojos, cejas, nariz y mentón.
Se debe conseguir una armonía entre el color del cabello, de los ojos, el
tono del vestido y la edad. Se pueden cambiar esos colores adaptándolos
a la moda, siempre y cuando el rostro y la personalidad de la mujer lo
permitan; aunque generalmente el color natural del cabello y de los ojos
armonizan.
Hay una regla básica que debe aplicarse: nunca debe maquillarse un
rostro apresuradamente, sin antes estudiarlo y sin realizar cuidadosamente
todos los pasos que exige un buen maquillaje.
Estudio del rostro
Un estudio detallado del rostro es un paso previo para realizar un buen
maquillaje; también se debe analizar el tipo de cutis y el estado en que se
encuentra.
Se debe estudiar entonces el rostro de quien se maquillará, para apreciar
sus características y su personalidad, cosas que deben concordar con el
tipo de maquillaje que se utilice.
Al momento de maquillar, tomar en cuenta:
• La forma: rectangular, ovalado, redondo, etc.
• El color de la piel
• La forma y el tamaño de los ojos
• La forma y el tamaño de los labios
• La forma y el tamaño de la nariz
• La forma del mentón
• El color del cabello, tanto si es natural o teñido, y su armonía con el color
de los ojos y la piel
• El tipo de vestido que usarás.
• Cuál es tu estilo: sofisticado, elegante, etc.
• Si eres una persona sencilla o luces gran cantidad de complementos
• Si eres nerviosa, serena, tímida o extrovertida.
El color
El color es uno de los instrumentos básicos para el maquillaje.
Un maquillaje perfecto en su ejecución, pero que no ha sido realizado
guardando una estrecha armonía entre los colores naturales de la piel,
ojos y cabello, no tendría éxito.
Tampoco lo tiene si no se toma en cuenta las modificaciones que la luz
ejerce sobre los colores. La luz tiene mucha importancia sobre el color
porque este es un elemento físico que está sujeto a ciertas reglas ópticas,
las cuales se deben conocer para adaptar el maquillaje y su color a las
condiciones luminosas a las que se estará expuesta.
Además, algo muy importante y que debes tomar en cuenta, es la
armonía que debe existir en la combinación de los colores que se utilicen
en tu maquillaje, y el efecto psicológico que ciertos tonos podrían tener
en tu persona.
Existe una gama de colores a utilizar en las sombras que se deben
seleccionar dependiendo para cada tipo de piel, estos se dividen en tres
tonos:
•
•
•
Tonos fríos: Para pieles blanca, rosada o muy oscura, de cabello
oscuro o cenizo, ojos claros o muy oscuros. Sombras gris, negra, café
tabaco o colores neutros; para labios, colores café ciruela, rojos y
rosas.
Tonos cálidos: Para pieles amarilla, apiñonada o cobriza, de cabello
castaño, rubio o rojo, ojos verdes, miel o café claro. Sombras café
claro, naranjas, doradas o marrones; para labios, colores café,
dorado cobrizo, miel y rojo quemado.
Neutrales: Café, gris, ciruela, beige, crema, arena o rosa claro.
Debes maquillarte después del peinado para que se estropee
durante este proceso y también antes de vestirte para no manchar
el vestido.
Colores que te favorecen
Puede ser que los colores de moda no sean favorecedores para ti. A cada
persona, según su tono de piel, de cabello y ojos; le quedan bien algunos colores,
sin importar la época del año.
Las siguientes gamas de colores se inspiran en las tonos de las estaciones del año.
Te recomendamos observar muy bien tu color natural de cabello, piel y ojos para
que elijas la estación a la que perteneces. Estos tonos son los que mejor te
favorecen.
PRIMAVERA
Color de piel: Durazno o marfil.
Color de pelo: De castaño dorado a rubio cobrizo, no cenizo.
Color de ojos: Azul, verde, verde azulado o miel.
Colores básicos: Para trajes sastre, abrigos, vestidos, etc.
Colores de realce: Para suéteres, blusas, marcadas, cinturones, etc.
Maquillaje
• Base: Tonos marfil a durazno, beige cálido, miel.
• Rubor: Durazno, coral, rojo ladrillo.
• Delineador de ojos: Café ahumado, azul humo.
• Sombras de ojos: Café ahumado o rojizo, tonos dorados, azul verdoso claro y de
azul humo a violeta.
• Rimmel: Café, azul eléctrico.
• Color de uñas y labios: Durazno, coral rosado, café rojizo, rojo anaranjado.
VERANO
Color de piel: Pálida, blanca, aperlada, beige claro
Color de pelo: Cano o rubio, de rubio claro a castaño cenizo.
Color de ojos: Azul claro, gris claro o verde azulado.
Colores básicos: Para trajes sastre, abrigos, vestidos, etc.
Colores de realce: Para suéteres, blusas, marcadas, cinturones, etc.
Maquillaje
• Base: Color carne, beige, beige rosado, castaño.
• Rubor: Rosa, frambuesa.
• Delineador de ojos: Gris oxford, gris, azul grisáceo, malva.
• Sombras de ojos: Gris, gris azulado, rosa, azul verdoso oscuro, malva.
• Rimmel: Café, malva, azul oscuro.
• Color de uñas y labios: Rosa viejo, buganvilia, rosa mexicano, púrpura.
OTOÑO
Color de piel: Morena clara, morena, atigrada
Color de pelo: De cobrizo anaranjado claro a castaño rojizo oscuro.
Color de ojos: Turquesa, verde, azul, café o miel.
Colores básicos: Para trajes sastre, abrigos, vestidos, etc.
Colores de realce: Para suéteres, blusas, marcadas, cinturones, etc.
Maquillaje
• Base: Beige dorado, beige crema, beige durazno.
• Rubor: Bronce, durazno, coral.
• Delineador de ojos: Verde musgo, carbón, café.
• Sombras de ojos: Café rojizo, azul verdoso oscuro, cobre, verde oliva.
• Rimmel: Café oscuro, verde.
• Color de uñas y labios: Rojo ladrillo, coral, durazno.
INVIERNO
Color de piel: Blanca, beige rosado, marfil, moreno claro a oscuro.
Color de pelo: De castaño claro a castaño oscuro, negro y entrecano.
Color de ojos: Café claro a oscuro; negro, verde, gris y azul claro a oscuro.
Colores básicos: Para trajes sastre, abrigos, vestidos, etc.
Colores de realce: Para suéteres, blusas, marcadas, cinturones, etc.
Maquillaje
• Base: Beige rosado, medio u oscuro; cacao, café rosado, bronce oscuro, ambar,
miel oscuro, canela cobrizo, canela claro.
• Rubor: Rosa azulado, café rosado, vino rosado, rojo brillante, ciruela, buganvilia,
rosa ambarino, brillo rosa o rojo para las mejillas.
• Delineador de ojos: Carbón, gris oxford, azul eléctrico, negro, malva.
• Sombras de ojos: Ciruela, gris oxford, azul, verde grisáceo, malva, tonos de rosa,
ciruela, azul verdoso oscuro, de azul medio a marino, violeta ahumado, gris oxford,
negro azulado.
• Rimmel: Negro, azul eléctrico, morado, negro.
• Color de uñas y labios: Rojo brillante, rojo cereza, buganvilia, vino tinto brillante,
fucsia, rojo rosado, rojo brillante, ciruela, frambuesa.
*Los colores para pieles morenas son los indicados en letras cursivas.
Maquillaje según el tipo de rostro
Es básico conocer la forma del rostro para corregir las imperfecciones y
aplicar adecuadamente un maquillaje sin importar la ocasión de la que
se trate. Una regla básica a considerar siempre es que los tonos claros
realzan, los tonos oscuros ocultan y profundizan.
Lo primero es saber qué tipo de rostros existen y a cuál pertenecemos,
para así comenzar con el maquillaje correcto.
¿Qué tipo de rostro tienes?
Ovalado
Triangulo
Cuadrado
Triangulo Invertido
Diamante
Redondo
Alargado
1. Ovalado
Se considera el rostro perfecto por su volumen y líneas y casi no requiere
de correcciones, además de que admite cualquier tipo de maquillaje.
Como norma general, se puede aplicar una base oscura en el mentón
para que no sobresalga y también en las mejillas en sentido ascendente
para esterilizar aún más el perfil.
A este tipo de rostro le va bien casi cualquier tipo de corte o peinado,
aunque luce muy bien si es recogido.
2. Triangular
Se trata de un óvalo de frente ancha, mejillas alargadas y mentón largo y
estrecho. Para corregirlo por medio del maquillaje, se aplica una base
oscura en la base del mentón ye n los lados de la frente ye n los maxilares,
un poco de base clara. En los pómulos, el rubor se debe poner en forma
cuadrada.
El peinado o corte más adecuado para este tipo de rostro, es el que da
volumen a los lados; es decir, un cabello corto, con infinidad de rizos a la
altura de los labios.
3. Cuadrado
Un maquillaje bien aplicado en éste tipo de rostro, puede dar muy buenos
resultados y ser de gran vistosidad. El rostro cuadrangular requiere un
maquillaje que disimule los ángulos y las líneas rectas. Con una base clara
resaltarán el mentón y el centro. Toda la zona que rodea el rostro se
disminuirá con una base oscura. En los pómulos, el rubor se debe aplicar
en forma de lágrima sin llevarlo hasta la sien.
El corte o peinado que mejor le va a este tipo de rostro, es el cabello
hasta el nivel del mentón ocultando los contornos del rostro.
4. Rectangular
En él se obtienen bellos resultados con un correcto maquillaje si se sabe
evaluar adecuadamente sus rasgos angulosos y se resalta la severidad. Se
caracteriza por su frente generalmente larga y estrecha, mejillas
alargadas, maxilares anchos y mentón amplio.
El maquillaje correcto de este rostro, consiste en aplicar la base oscura en
los maxilares inferiores y base clara en el mentón y la frente. El rubor se
colocará sobre los pómulos en sentido horizontal y ligeramente
ascendente.
El peinado ideal es el que lleva rizos y grandes ondas hasta el nivel del
mentón, con el fin de contrarrestar los rasgos que le dan cierta dureza de
expresión.
5. Redondo
Se caracteriza por su forma circular; por sus características de suave
expresión, este tipo de rostro admite ser maquillado con colores intensos,
aunque si se desea aparentar más joven, es preferible usar tonos pastel.
Al maquillar el óvalo redondeado, se debe oscurecer el contorno del
rostro. Un toque de base clara en el mentón y la frente, alargarán la forma
de la cara. El rubor se debe aplicar en el centro de las mejillas y de forma
triangular, terminando en el extremo interior del ojo.
El peinado o corte que se puede elegir si se tiene este tipo de cara, es a
media melena hasta el nivel del mentón o más largo con abundancia de
rizos, si el cabello es corto, siempre ocultando los laterales del rostro.
La frente
La frente se determina a partir del ángulo facial, y su altura se mide por la
longitud que separa el punto en que nace el cabello y el arco de la ceja.
Así, según su longitud, la frente puede ser alta o baja.
Correcciones de la frente
Frente grande y ancha: se debe aplicar el corrector de maquillaje oscuro
en esta zona, y al resto de la cara, se le debe dar un tono más claro.
Frente estrecha: es aconsejable depilar con cera hasta la raíz del cabello,
con el fin de darle más anchura.
Maquíllate según tu edad
La personalidad de cada mujer, los rasgos de su rostro, la ropa que utiliza
o la actividad que realiza, harán aconsejable el uso del maquillaje; pero
hay un factor a tener en cuenta que es común en todas las mujeres: la
edad.
Tomando en cuenta la edad, hay 3 tipos de rostros que pueden
presentarse para ser maquillados:
• Rostro juvenil: hasta los 30 años aproximadamente
• Rostro joven: hasta los 50 años
• Rostro maduro: después de los 50 años.
Hay que tener en cuenta que en la actualidad la mujer envejece mucho
más tarde, ya que empieza a cuidar su rostro a tiempo, en consecuencia
puede conservarlo joven hasta una edad avanzada.
Maquillaje en la edad juvenil
Este maquillaje requiere un gran equilibrio entre lo que se puede obtener
mediante la cosmética y lo que interesa resaltar o disimular en cada
rostro. La mujer joven, la adolescente necesita resaltar su encanto y
revalorizar la expresión de juventud de sus rasgos, su piel, y sus ojos.
El maquillaje empleado en los párpados, debe ser aquél que mejor
armonice en el color de los ojos y el cabello, sin apartarse de los colores
de moda de ese momento. En ocasiones de fiesta, el tono del maquillaje
aplicado, podrá ser el de la ropa que usará.
Los labios deben pintarse muy suavemente y bien perfilados; incluso es
mejor maquillarlos simplemente con un lipstick o labial incoloro, de forma
que únicamente les de brillo.
El delineador para los ojos idóneo para una mujer joven, es el marrón o
gris, nunca el negro, ya que éste endurece las facciones. Con el
delineador, sólo debe enmarcarse delicadamente el ojo, sin salirse de la
línea orbital, a no ser que sus ojos requieran de una corrección.
Maquillaje a la edad joven
O sea, de los 30 a los 50 años, es el maquillaje que permite mayor
lucimiento por ser más acentuado y, en ocasiones, más sofisticado.
La mujer puede permitirse unas fantasías que en ninguna de las otras dos
edades son admisibles. Puede corregirse sus defectos, acentuar los ojos y
los pómulos, disimular un maxilar ancho y hundir adecuadamente las
mejillas, prestándole todo ello un aire enormemente atractivo a su rostro.
El maquillaje de esta edad admite más color, sombra marcada, pestañas
más o menos acentuadas, etc., según sea la ocasión.
Esta es, en definitiva la etapa de la vida de una mujer en la que alcanza
la plenitud y a la vez, la más completa para el maquillaje. Este puede
realzar sensiblemente la personalidad de la mujer de forma elegante.
Maquillaje en la edad madura
Desde el punto de vista del maquillaje, la edad madura que inicia a partir
de los 50 años, es la más agradecida, pero hay que tener mucho tacto y
saberlo
aplicar
bien.
El maquillaje de la edad madura es delicado, como en la edad juvenil
pero muy efectivo. Cuando una mujer de esta edad lleva un maquillaje
adecuado, se da cuenta que puede seguir manteniendo su encanto y
ello le da seguridad.
Uno de los aspectos a los que se ha de conceder más atención, es a las
arrugas. Para no resaltarlas se debe utilizar una base de color más discreto
que en la edad joven, y de consistencia ligera.
Se debe maquillar siempre con rasgos ascendentes y corregir los surcos y
arrugas con un corrector claro. Para dar al rostro un aspecto más juvenil y
suave, podemos ayudarnos con una base muy transparente y líquida.
Como ves, no hay edad para lucir excelente a diario y sobretodo en
alguna ocasión especial. Así que toma en cuenta estos consejos al
momento de elegir cómo maquillarte para el gran día de acuerdo a tu
edad.
Maquillaje de acuerdo a tu vestimenta
Al igual que las mujeres prestamos atención al conjunto de zapatos y
bolsa, el maquillaje deberá ser un elemento que haga armonía con el
vestuario, de la misma manera en que el color de las uñas hace juego
con el labial, etc.
Es importantísimo entonces, saber escoger el maquillaje adecuado,
partiendo del conocimiento del color: armonías cálidas, armonías frías,
neutras y los tonos que se puedan combinar.
Por ejemplo: con un vestido azul, nos fijamos en el esquema de colores
que abarcan el azul hasta los degradados terminando en fuscia y los
verdes turquesa. Toda esta armonía fría, será la escogida para maquillar.
Lo mismo sucede si la vestimenta es de un color amarillo, ya que nos
fijaremos en el amarillo y todas las tonalidades que podemos aplicar en
función del color escogido armonizándolo.
Debemos tener en cuenta que la moda y el vestuario que se utiliza,
afectan y alteran los cánones de la armonía, sobre todo en los últimos
tiempos. En definitiva, la armonía se mueve, en muchos casos, al compás
de la moda.
Atendiendo al efecto psicológico que los colores ejercen, existe la
siguiente
división:
1. Colores cálidos: son aquellos colores que excitan la sensibilidad y sus
tonos son: verde, naranja, amarillos, café, terracota, dorado, beige,
aceituna, bronce y marrón. El tono más representativo es el rojo.
2. Colores fríos: son colores que proporcionan sensación de calma y
reposo. Los tonos son: fucsia, rosado, vino, tinto, beige, violetas, morados,
lilas, celestes, azules y ciruelas. Su tono más característico es el azul.
3. Colores quebrados: son los llamados pastel, de los cuales el blanco
forma una parte importante en su composición. Son colores concretos, de
ahí su nombre; los auténticos quebrados son los complementarios.
¿Cómo maquillar los ojos para que parezcan más grandes?
•
Los ojos parecerán más grandes si dibujamos una línea con lápiz
que sobrepase el ángulo externo, en el borde del párpado superior,
siempre siguiendo el nacimiento de las pestañas.
•
•
•
Dibujar un trazo más fino iniciado en el medio del párpado inferior
que se reúna con el trazo del párpado superior, para formar un
triángulo alargado difuminado.
Aplica un trazo de lápiz blanco en la parte interna del párpado
inferior.
Las sombras serán de una tonalidad más clara que el iris, estas
sombras se aplicarán por encima del trazo del lápiz.
Si tu problema es la miopía...
•
•
•
•
Haz desaparecer con ayuda del lápiz blanco o con el corrector de
ojeras, la rojez aparente que afecta a menudo el reborde del
párpado inferior y que generalmente proviene de la irritación
causada por unos cristales demasiado fuertes.
Maquilla tus pestañas superiores e inferiores cuidadosamente
siempre peinándolas antes y después de maquillarlas.
Sombrea los ojos con ayuda de un pincel partiendo del medio del
párpado superior, y ensanchando el trazo progresivamente hacia el
ángulo externo.
Utiliza tonos claros nacarados para ampliar e iluminar la mirada. Se
realizará una raya más fina que se unirá con el trazo del párpado
superior, formando un triángulo estirado y difuminado.
Maquillaje para mujeres con problemas de astigmatismo
•
•
•
•
Los cristales correctores no deforman los ojos en este caso, y por
tanto puedes adoptar el maquillaje sin demasiados excesos. Estas
normas las puedes seguir tanto en el maquillaje de día como de
noche.
En el caso de que sea una fiesta de gala o simplemente te
apetezca dejar las gafas en casa y usar las lentillas, te aconsejo que
maquilles tus ojos con sombras cremosas para evitar la posibilidad
de que penetre en el ojo el polvillo que sueltan las sombras en polvo
al extenderlas en el párpado.
En tus pestañas aplica el producto con cuidado de no tocar la raíz,
esto podría hacer que tu ojo se resienta y notes un pequeño
escozor.
Para el tema de sombras, al no llevar gafas, debes seguir los
consejos que has visto en el tema de ojos, dependiendo del grupo
en el que te hayas visto reflejada en los dibujos.
La luz
El maquillaje no puede ser el mismo de día y de noche, ya que los colores
cambian según la luz natural o artificial. La luz artificial, por potente que
sea siempre es menos resplandeciente que la del día y por este motivo es
tan primordial el maquillaje.
•
•
La luz artificial en el maquillaje de noche
o Ten en cuenta que los tonos cálidos se atenúan y los fríos se
intensifican, es decir, que para estos casos debes emplear
maquillaje fluido o compacto que debe ser del mismo tono
que la piel o un tono más claro.
o El colorete más subido evitando los anaranjados ya que al ser
un color cálido se atenuaría.
o Los colores de labios han de ser más fuertes y sensuales que
los del maquillaje de día.
o Las sombras de ojos (azuladas, grises, malvas, marrones, …)
deben ser más fuertes y más elaboradas que en el maquillaje
de día.
La luz natural del día
o Los cielos grises de invierno armonizan los colores fríos (azules,
plateados, …).
o Los cielos claros de verano armonizan con colores cálidos
(amarillos, tonos de frutas y flores como el naranja o el
albaricoque, etc.).
¿Cómo lograr que dure el maquillaje?
• La estrategia para que el maquillaje se mantenga perfecto durante
todo el día, gira en torno a dos ejes: antes de comenzar a maquillar, se
debe aplicar una ampolleta de estiramiento y fijación. Este producto
cierra los poros, lo que evita la transpiración y la aparición de brillos.
• Después de realizado el maquillaje, se aplica una laca de fijación
resistente al agua. Su eficacia reside en que fija el maquillaje y anula los
brillos, lo que permite despreocuparse de los retoques.
• Es recomendable llevar papelitos secantes en el bolso para retocar los
brillos que puedan ir saliendo a lo largo del día. Otro truco consiste en no
utilizar nunca base de maquillaje en el escote porque termina por
cuartearse. Lo mejor es aplicar polvos bronceadores en el cuello y escote
ya que igualan el tono y duran mucho más.
• Quienes utilizan dos tonos de labiales, deben realizarse los retoques con
sólo un labial y después colocar brillo.
• Para evitar que el maquillaje se deteriore, se puede utilizar un hidratante
ligero y dejar que penetre completamente antes de aplicar la base del
maquillaje, el cual también tiene que ser ligero.
• Para terminar, polvos sueltos que constituyen un excelente fijador. Estos
e aplican con una brocha y se presiona sobre la piel, sin arrastrar. El toque
final es una vaporización de ligera de algún spray fijador a unos 25
centímetros
del
rostro.
Quienes deseen maquillarse personalmente, pueden aprender o
perfeccionar su técnica en alguna escuela o estética en donde
organicen clases individuales de maquillaje para novias, en las que quizá
te aconsejen algunos productos específicos para tu tipo de piel.
Depilación de cejas
Las cejas es una zona a la que muchas personas no le dan
importancia, y no hay que olvidar que las cejas acentúan la expresión de
los ojos y por consiguiente, toda modificación de su forma o grosor,
cambia dicha expresión. Por eso uno de los objetivos es dar encanto a la
cara y exaltar su belleza, en este caso la mirada.
1
6
¿Qué transmites con tus cejas?
7
2
8
3
4
9
1. Muy
separadas:
Imaginación
alegría, debilidad.
2. Rectas:
Carácter
equilibrado,
inteligencia abierta, clara.
3. Muy juntas: Celos y susceptibilidad.
4. Estrechas: Carácter tranquilo y
firme.
5. Irregulares:
Carácter
vivo
y
emocional.
6. Firmes
y
arqueadas:
Sentido
artístico.
7. Muy gruesas: Autoridad y decisión.
8. Cortas: Inestabilidad y prudencia.
9. Elevadas parte interna: Expresa
cierta simpatía.
10. Caídas parte interna: Carece de
aptitudes artísticas.
¿Cómo debes depilarlas?
Yo te recomiendo las pinzas o cualquier otro sistema en el cual puedas
utilizar siempre la precisión. La dulzura y la suavidad de la mirada
dependen de la manera de utilizar las pinzas. Te voy a dar unas pautas
con las cuales podrás dar la forma adecuada a tu ceja sin perder la
naturalidad. Siéntate y coge un pincel, un peine de cejas o cualquier
instrumento que nos ayude a seguir los siguientes pasos:
Prepara la ceja
Realiza un cepillado de abajo hacia arriba varias veces. Esta
operación tiene por fin ponerlas en forma y darles brillo.
Coge un algodón y mójalo con un antiséptico (loción o alcohol) y
aplícalo peinando la ceja.
Antes de depilar imagínate los puntos que se marcan
Traza o marca con un lápiz una línea
imaginaria de la aleta de la nariz hasta el
principio de la ceja. Elimina el pelo que
sobre (lo que solemos llamar entrecejo).
Después traza otra línea imaginaria desde
la aleta de la nariz hasta el rabillo del ojo.
De nuevo elimina el pelo sobrante.
Por último, la línea deberá ir de la parte
inferior del punto A hasta el punto C.
Como puedes ver en el dibujo, es en el punto a, donde hay mayor
cantidad de pelo, el cual vas a ir disminuyendo progresivamente hasta el
final de la ceja, punto c.
Lo que aconsejo es que vayas trabajando pelo a pelo, aunque se te
haga eterno. Ya verás como cada vez lo conseguirás hacer más rápido,
pero no quieras correr y hacer un desastre. Al finalizar, vuelve a
desinfectar la zona pasando de nuevo el algodón suavemente.
Ahora veamos un ejemplo con imágenes de lo que debe hacerse
para depilarse las cejas:
Como podemos ver, la modelo tiene cejas
pobladas y gruesas, lo que se hara es quitar
el exceso de bello, para crear una mirada
mas limpia y luz en los ojos Esto hara ver unos
ojos mas abiertos y una mirada mas
expresiva. Se recomienda seguir siempre el
diseño natural de la ceja.
B
A
C
Después de realizar el cepillado de arriba
abajo y poner un antiséptico, Peina la ceja
alisando las puntas para que recuperen su
posición horizontal.
Sobre la ceja vamos a hacer
trazando los puntos A, B y C
el diseño
Con un lápiz delineador color café,
marcamos el contorno de la ceja, aquí es
donde diseñamos la ceja que le queda al
rostro de la persona.
Depilamos el bello excedente que se
encuentra fuera de nuestra línea, en todas las
direcciones.
La depilación puede hacerse con cera
primero sin llegar a tocar la línea divisora, y
después quitar el bello que haya quedado
con unas pinzas. Evita utilizar el perfilador, ya
que este hacer el bello mas grueso y que
crezca en otra dirección.
Limpiamos con un algodón y una crema
desmaquillante para quitar el exceso del
delineador y ver el resultado de la depilación.
Como podemos ver, la diferencia es
enorme, ahora se ve una mirada muchos mas
limpia, expresiva y en la cual lucirá un
maquillaje.
Pasos de un excelente maquillaje
1. Limpieza
2. Hidratación
3. Correcciones
4. Base de maquillaje
5. Polvos traslúcidos o incoloros
6. Sombras
7. Delineador de ojos
8. Rimel o máscaras
9. cejas
10. Labial
11. Rubor
1.- Desmaquillar y limpieza de la piel.
No caigas en el error de pensar que aunque no te maquilles tu piel
no se ensucia. Coge un algodón con el producto que utilices
normalmente y pásalo tres o cuatro veces por todo el cutis, verás como
hay restos de suciedad.
2.- Hidratar la piel
Es básico que tu piel este hidratada, por eso te recomiendo que
después de limpiar tu rostro te apliques una crema (según cada tipo de
piel). Posiblemente pienses que maquillarte te ensucia la piel y es aquí
donde doy la importancia de la crema. Aparte de hacer las funciones
correspondientes de cada una, te formará una capa protectora, la cual
no dejará que tu piel se dañe con los productos que te apliques más
tarde.
3.- Corregir defectos de color en la piel
El corrector es la herramienta para corregir áreas oscuras o
manchadas en la piel. Estas áreas se encuentran bajo los ojos y alrededor
de los labios, la nariz y las areas para disimular en cada rostro.
Con la piel hidratada y antes de aplicar la base, es necesario
esconder las ojeras y toda mancha o pigmentación rosada.
Los correctores vienen en varios colores
Lila: para dar luz y realzar facciones
Verde: Corrige la pigmentación rojiza del rostro y mascas de acne
Ivory, Beige, Café: Sirven APRA dar luz u oscurecer dependiendo de el
color de la piel de la persona.
Amarillo: Dar luz como en las ojeras, comisuras de los labios y pliegue de
la nariz
Corrección de las ojeras
Las ojeras son los círculos oscuros localizados debajo del párpado
inferior que pueden aparecer a una edad relativamente temprana,
especialmente en mujeres de piel muy blanca o como consecuencia de
la edad.
Al efectuar el maquillaje, el corrector de ojeras tiene la finalidad de
iluminar el surco que hunde el párpado inferior, y además corrige el color
oscuro que en general presenta esta zona.
También las bolsas que aparecen debajo de los ojos, dan la impresión de
ojeras y más bien son una mezcla de depósitos de grasa y piel que ha
perdido
flexibilidad.
Antes que nada, debes tomar en cuenta que se debe usar un corrector
muy claro, de preferencia el color amarillo.
Corrección de granitos y marcas rojas
La finalidad de esta corrección es disimular la pigmentación rojiza
que se tiene en la piel, para lograr un efecto de un color parejo en la piel.
Esto hará que el maquillaje luzca uniforme.
¿Cómo debes aplicarlo?
Puedes utilizar un pincel corto y plano, o bien si no tienes, con la
yema de los dedos. Se toma la cantidad suficiente de producto y se
extiende sobre la zona. Para que el corrector quede unificado trabájalo
con suaves presiones de los dedos, hasta que poco a poco se vaya
fundiendo con el fondo de maquillaje.
Los correctores en forma de crayón cubren mas. El corrector debe
ser 2 tonos mas claro que la base. Si tienes mucha pigmentación rosada u
oliva prueba el corrector verde.
El verde neutraliza el color cubriendo mejor. No uses verde en áreas que
no necesitas cubrir, porque creara más sombras.
Lo que nunca debes hacer
Tenemos costumbre de pensar que cuanta más cantidad de
producto, más tapamos nuestras imperfecciones, y no es así, el secreto de
un buen maquillaje es trabajarlo bien y con la cantidad necesaria, piensa
que cuanto menos natural sea tu maquillaje más se fijarán y si tu estás
intentando disimular algo puedes hacer que haya un efecto rebote.
Corrección de marcas de acne y pigmentación rojiza
Para cubrir los granitos prominentes utilizamos un color muy claro, y sobre
este utilizamos el verde en todas las áreas con pigmentación rosadas, se
pone con golpecitos.
Correcciones de rostros:
Para corregir los rostros utilizaremos uno o dos tonos mas claros y mas
oscuros de el tono de la base de maquillaje. Lo que se pretende es dar luz
y sombras al rostro, para lograr un efecto mas armonico. Aquí se
presentaran donde debe aplicarse dependiendo el tipo de rostro, las
correcciones claras se hacen antes del maquillaje y las oscuras después.
Ovalado
Alargado
Cuadrado
Redondo
Este es un ejemplo de cómo utilizar los correctores, esta hecho muy
marcado de forma intencional para poder distinguir en que lugares se
oscurece y en cuales hay que darle luz al rostro.
Secreto de aplicación
Pon una pequeña cantidad de corrector en la yema de los dedos y
presiona con pequeños toquecitos sobre la zona a disimular. Te
recomendamos que utilices siempre el dedo índice porque es el más
suave.
Si quieres cubrir imperfecciones localizadas es mejor que utilices un pincel
fino y un corrector de gran poder cubriente. Los correctores fluidos
automáticos vienen ya con pincel y son comodísimos, pero no sirven para
camuflar grandes manchas, sólo para ojeras y pequeños defectos de
tono.
Para grandes manchas te irán mucho mejor los correctores clásicos.
Empieza poniendo un poco de producto en el centro de la mancha y
extiende hacia fuera y hacia arriba, difuminando al máximo para que
después pase completamente desapercibido.
Además, si quieres darte maquillaje de base después, puedes mezclarlo
con una capa general de maquillaje de fondo para obtener un resultado
uniforme por todo el rostro. El tono del maquillaje de fondo es muy
importante para que tu corrector funcione. Elige siempre una base de
maquillaje exacta al color de tu piel: puedes medirlo a nivel del tono de
tus mejillas. No pruebes el maquillaje sobre las manos, ya que siempre son
más oscuras que la cara.
Da en la diana con el tono
Lo más importante es elegir bien el tono de corrector según lo que quieras
disimular:
Ojeras: El corrector tiene que ser un tono más pálido que el color natural
de tu piel.
Manchas oscuras: Elige dos tonos más claros que tu piel.
Manchas rojas: Pon primero un corrector verde y encima un tono más
pálido que tu piel.
Cicatrices o marcas de acné: El tono del corrector deberá ser dos veces
más claro que tu tono de piel. Con él sólo puedes utilizar bases de
maquillaje claras.
4.- La base de maquillaje
La base es de acuerdo a los mas destacados artistas de maquillaje
la parte más importante del maquillaje. Debe de ser de buena calidad y
apropiada para tu tipo de piel. El objetivo de la base es hacer que tu piel
se vea perfecta o casi perfecta.
En la actualidad existen gran cantidad de maquillajes con
diferentes texturas y consistencias que se adaptan a todas las
necesidades. Esto nos permite lograr maquillajes sumamente naturales o
sumamente complejos. La elección de la textura del maquillaje de fondo
estará en función de la piel y del tipo de maquillaje que desees realizar.
Uno de los factores mas importantes es decidir cual es la mejor
consistencia para tu tipo de piel y estilo de vida. Tu tipo de piel determina
cuales tipo de base puedes usar y cuales tienes que evitar. A
continuación una guía para seleccionar la mejor consistencia.
Clases de maquillajes
Liquido.- Se pueden usar casi en todos los tipos de piel. Pueden ser ligeras
o de consistencia densa dependiendo del tipo de camuflaje que se
necesite. Son muy fáciles de aplicar. Son ideales para la piel grasosa y
mixta.
Crema- Algunas veces contiene humectantes. Son ideales para pieles
secas o normales. Cubren muy bien la piel. Normalmente son evitadas
por personas con pieles grasa y combinación debido a que pueden
producir brotes de barros.
Humectantes con Color- Son multifacéticos. Vienen con protector solar o
con humectantes.
Ofrecen muy buena cobertura.
No son
recomendables para personas gustan de una base ligera. Normalmente
son evitadas por pieles con acne o propensas al acne.
Polvos- Sueltos o compactos. Siempre sacándonos de apuros, son fáciles
de aplicar y de llevar en nuestros bolsos. Se usan en todo tipo de piel
aunque funcionan mejor en pieles grasosas y normales. Algunas veces las
pieles secas lucen muy mate con polvos. También son muy usadas en
climas calientes donde se suda mucho.
Ya que elegido la consistencia de la
base, con el tono más parecido a su
piel y una esponjita va aplicando el
maquillaje a golpecitos, arrastrándolo
más en la zona del crecimiento del
pelo y la mandíbula, para que no se
note el corte con el cuello. No se
olvida de los párpados, ya que si no
"no se fija la sombra de ojos".
Primero empezaremos con la parte de
la frente. Se harán los toques en línea
recta de afuera hacia adentro. Después seguiremos con la cien de igual
forma.
Los parpados superiores se maquillaran de abajo hacia arriba con líneas
muy suaves. Los inferiores se maquillan de arriba hacia abajo.
La nariz hacia arriba, el labio superior
abajo.
hacia arriba y el inferior hacia
Esto es para trabajar en forma contraria al músculo y en vez de estirarlo y
provocando la flaccidez lo masajeemos y provocamos la firmeza.
Más corrección
En este paso es donde daremos las correcciones oscuras y
taparemos alguna corrección que no quedo totalmente cubierta.
5.- Fijar y matificar con polvos sueltos.
Es fundamental fijar el maquillaje. Con ayuda de una brocha, que
conseguirá un resultado más natural que con la borla, va matificando el
rostro.
Hay muchos colores de polvos, pero recomendamos utilizar un
polvo traslucido.
Tomamos una pequeña cantidad de polvo con la brocha mas
gorda y limpiamos el exceso, damos golpes pequeños en el rostro de
arriba desde la frente a la barbilla.
Para tener un maquillaje duradero hay que cubrir todas las partes
de la piel, ya que se creara una barrera contra la grasa natural de ella.
Con una brocha más pequeña ponemos un poco de polvo en
exceso debajo de los ojos, esto es para que en el momento de maquillar y
poner las sobras, el exceso de sobra que caiga no manche nuestro
maquillaje, después lo retiraremos con una brocha.
6.- Los ojos
Los ojos son la parte más importante del rostro, la que atrae y llama más la
atención. Lo que debes conseguir son ojos aterciopelados, chispeantes y
maliciosos pero a la vez tiernos.
La forma en que pintes tus ojos es una de las partes más importantes del
maquillaje, pues en ellos se enfocan las personas cuando nos hablan o
cuando nos conocen. Es por esto que es importante saber cómo
maquillarlos correctamente según sea su forma.
Efecto chispeante
Para conseguir ese efecto chispeante y atractivo en tus ojos, debes seguir
siempre estas indicaciones:
•
•
•
No hagas nunca trazos demasiado precisos, porque te
endurecerán. Opta por las sombras difuminadas que dan luz a la
mirada. Intenta utilizar colores diferentes al color de tus ojos, ya que
si no, tus ojos quedarán apagados.
Emplea sombras que te sean armoniosas pero que a la vez
contrasten el iris. Cuando te maquilles, traza líneas, sombras y curvas
en dirección ascendente, para abrir la mirada, darle vivacidad y
juventud.
Aplicar una sombra base en todo el ojo para unificar el color.
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Trabaja con las sombras dúo, es decir, una más clara y otra más
intensa. El color claro te aportará luz mientras que el color oscuro
realza y corrige las formas del ojo.
Con la punta más fina del aplicador toma la sombra más oscura y
pon un punto de color en el rabillo externo del ojo, a igual que en el
borde de la parte móvil del párpado superior. Aplica dos o tres
puntos más, siguiendo el arco hasta la mitad del pliegue del
párpado. A continuación difumina el color aplicado para obtener
la aureola más oscura. Coge la sombra clara y aplícala en el
párpado móvil desde el exterior del ojo al interior.
Toma pequeñas cantidades de sombra para facilitar su distribución.
Es preferible que vuelvas a coger y aplicar más si ves que es poco.
Ten en cuenta que los colores cálidos favorecen a la mayoría de
personas.
No olvides que un maquillaje siempre debe tener armonía de
colores dependiendo del color de pelo y ropa.
Para hacer la mina del lápiz más impermeable, se debe calentar
durante 2 segundos.
Hay que utilizar siempre un sacapuntas cosmético, para impedir que
la mina se atasque y se rompa.
Conviene afilar el lápiz justo antes de ir a utilizarlo para que la mina
esté blanda
Subrayar la raíz de las pestañas de arriba porque agranda el ojo.
-Si se desea un maquillaje muy elaborado, se puede difuminar por
todo el párpado una sombra en crema y aplicar después las
sombras de polvo.
Un trazo con lápiz blanco en el borde del párpado superior e inferior
ilumina y alegra la mirada.
Si el maquillaje resulta demasiado fuerte o no ha quedado
totalmente correcto, basta disimular el color o el error con un poco
de polvos transparentes aplicados con un pequeño pincel.
La forma del ojo determina los colores siguiendo un principio básico:
los tonos claros resaltan y ponen de relieve, los oscuros hunden y
profundizan.
Durante el día son preferibles los tonos neutros (gris, marrón, negro,
rosa, beige), más naturales y favorecedores.
Los tonos mate o semimate son favorecedores y naturales para
todo el mundo, ya que suprimen los efectos de brillo que producen
malos relieves.
Los tonos nacarados son muy difíciles de llevar porque son
demasiado visibles y en lugar de atenuar resaltan los defectos.
En general, las pieles mates o bronceadas les sientan bien los tonos
profundos, mientras que a los cutis pálidos les van mejor los tonos
pastel.
El maquillaje de ojos debe empezar lo más cerca posible de las
pestañas para que resulte natural.
•
•
•
•
•
•
En los ojos con ojeras se debe elegir, los tonos marrones o gris humo.
Los ojos maduros deben desterrar totalmente las sombras
nacaradas y elegir tonos mates, suaves y luminosos.
Para los ojos verdes: los más favorecedores son los tonos ocre,
marrón, tierra y para la noche los malvas o los rosas.
Para los ojos azules: los grises y, por la noche, el amarillo oro.
Para los ojos marrones: el ocre-amarillo, rosa-salmón, marrón-cobre
e incluso el azul cálido por la noche.
Para los ojos oscuros: el gris claro, el tono humo y los rosas.
Los ojos dan al rostro su máxima expresividad, es por eso que decimos que
son el espejo del alma, como un reconocimiento a su importancia en la
manifestación de los sentimientos o del estado de ánimo. El maquillaje de
los ojos, es entonces un factor importante para el atractivo de la mujer.
Los ojos puedes estar muy juntos o excesivamente separados, ser
prominentes o bien hundidos. En cada caso, el maquillaje varía según las
correcciones que se necesiten hacer para que luzcan súper bien.
Los 7 pecados de la base de maquillaje
1. Elegir mal el tono
2. Arrastrar la esponja o frotar demasiado fuerte
3. Utilizar luz inadecuada
4. Dejar una marca visible en la barbilla y el cuello
5. Equivocarse y poner más para intentar corregir
6. Utilizar una cantidad excesiva de producto
7. No preparar la piel bien
1er error: elegir mal el tono
Usar una base con un color inadecuado y demasiado espesa es la mejor
forma de echarse años encima y parecer maquillada como para
interpretar una ópera.
Hay que usar bases ligeras y hacer pruebas con el color, el que mejor se
funda con el tono de tu piel es el más idóneo. A medida que te hagas
mayor, debes aclarar el color de tu tez. Tengo un lema: un tono menos,
diez años menos. Pero a veces los colores claros pueden tener un matiz
apagado e insulso. Para elegir un fondo de tez del color más parecido al
de tu propia piel, toma como referencia el interior de tu muñeca. En todo
caso puedes elegir un tono más claro, pero nunca más oscuro.
Es un error intentar corregir el tono de la piel con el maquillaje, ya que el
único que favorece es el que no se distingue de la propia piel. Aunque te
parezca que tu piel tiende demasiado a rosa o a amarillo, el maquillaje
debe ser también así si pretendes un resultado natural y favorecedor.
2º error: Frotar demasiado
Otro de los errores más frecuentes es arrastrar la esponja o frotar con
demasiada energía. Para que el maquillaje quede bonito y natural, se
trata de que se funda con la piel. Si te decides por la esponja, no la
arrastres para no levantar el producto, sino que úsala dando golpecitos.
Y con los dedos pasa lo mismo, no vas a mezclar mejor el maquillaje por
frotar la cara. Intenta ser lo más delicada posible.
3er error: Utilizar luz inadecuada
Si te maquillas en un cuarto de baño bajo un tubo de neón, lo más
probable es que salgas a la calle y al mirarte en el espejo retrovisor te des
cuenta de que llevas encima más pintura que un coche. La luz fría y
azulada fluorescente se come el color, por lo que tendemos a añadir más
maquillaje. Por tanto, te aconsejamos maquillarte cerca de una ventana
frente a un espejo de tocador o, si esto no es posible, con uno de mano. Si
no tienes más remedio que maquillarte con luz artificial, comprueba luego
el resultado a la luz del día y difumina. La luz mejor para pintarse es
aquella con la que después de pintarte te van a ver los demás. Es decir, "si
te maquillas para salir de día, la natural es perfecta, pero si vas a salir por
la noche… elige la blanca de una bombilla.
4º error: Dejar marca en el cuello
A veces levantas la barbilla y te das cuenta de que hay una línea de
demarcación a lo largo de la mandíbula; este descuido puede echar por
tierra todos tus esfuerzos… La diferencia de color entre la cara y el cuello
puede tener dos causas: no haber escogido una base del mismo tono
que la piel o no difuminar lo suficiente.
Para evitar rayas y este tipo de demarcaciones es necesario difuminar
perfectamente con una esponja, prestando especial atención a
determinadas zonas: nacimiento del pelo, debajo y alrededor de la nariz,
orejas y mandíbula. Recuerda que no debes maquillarte el cuello, pero
puedes pasar por él la esponja o los dedos con lo que queda de
producto.
5º error: Equivocarse y poner más para corregir
Cuando veas que te has maquillado fatal y que tiene difícil arreglo, lo
ideal es volver a empezar; recuerda el dicho: "vísteme despacio que
tengo prisa..."
Al final vas a ganar más tiempo si te lavas la cara y vuelves a empezar
pero si realmente no tienes tiempo, lo mejor es retirar el exceso con un
pañuelo de papel, especialmente en al zona de mofletes y mentón que
es donde más se nota. Después matiza con polvos sueltos transparentes.
6º error: Utilizar demasiado producto
No utilices el maquillaje como camuflaje aplicando demasiada cantidad.
El error más común que cometen las mujeres cuando se maquillan está en
la aplicación excesiva de la base de maquilaje. La piel necesita respirar y
no se debe ahogar bajo las capas de maquillaje. Sólo debemos utilizarla
para cubrir alguna mancha y esconder la aparición de brillos.
7.-La base de la base
Qué hacer antes de siquiera coger el frasco de tu fondo de maquillaje.
1º Tener una piel perfecta. "Esto sólo se consigue con un cuidado diario:
dieta sana, mucha agua, adiós al tabaco y al alcohol y protección diaria
contra el sol".
2º Que esa piel perfecta esté completamente limpia. "Usa un limpiador
suave que no deje la piel tirante, que el rostro parezca relajado".
3º Aplicar una hidratante muy ligera, "que no sea excesivamente nutritiva
ni densa".
4º Buscar la luz directa. "Es importante que no te hagas sombra... Pon el
espejo a distancia suficiente para ver dónde están las zonas oscuras
(normalmente alrededor de los ojos, de la boca y de la nariz)".
5º Mentalízate: hay que ir poco a poco. "Toma poca cantidad y mézclalo
siempre a golpecitos, hasta que desparezca. Para zonas delicadas como
el contorno de ojos, usa la yema del dedo anular, ya que es el más suave
de todas (porque la usas menos)".
1. Ojos demasiado juntos o con poca distancia interpupilar
• Depila las cejas ligeramente fuera del lagrimal.
•Con el maquillaje, se debe dar la apariencia de que los ojos están más
separados, lo cual se logra aplicando corrector de tono marfil o blanco
en la zona interior del ojo. En seguida se debe aplicar un color que deberá
ir aumentando en oscuridad hasta llegar al extremo exterior del ojo.
• En el párpado inferior, se debe aplicar de igual forma, los tonos
difuminados hasta juntarlos o unirlos con el de la parte exterior del ojo;
aquí predominarán también en sentido ascendente de claro a oscuro.
• La aplicación del delineador se empezará en la mitad del párpado
hacia el exterior, siendo de trazo fino en su principio y más grueso en el
extremo, siempre en sentido ascendente. Según la moda, se debe hacer
lo mismo en la parte inferior.
•La máscara se aplica también más abundantemente en la zona
externa. Si te aplicarás pestañas postizas, éstas se deben colocar pro
grupos y también en la zona exterior.
• Este tipo de ojos requiere de unas cejas bien separadas y depiladas en
los extremos de la parte interior.
2. Ojos muy separados o con mucha distancia interpupilar
• El tono del color de las sombras debe ser muy subido en la zona interior
y difuminado a más claro, hacia en medio y los extremos y se aplicarán
siempre en sentido ascendente.
• El trazo del delineador se debe empezar al principio del párpado y
terminar justo en el extremo del ojo ya que si se prolonga más, se
separarían aún más los ojos.
• Se debe aplicar una máscara abundante en la parte interior y escasa
en la exterior de las pestañas.
• Las cejas, deben lucir más bien naturales y nunca separadas, sino
juntas.
3. Ojos prominentes
• Coloca iluminador debajo de la ceja
• Delinea el párpado superior e inferior con un tono oscuro.
• En la zona del párpado móvil, se debe aplicar una sombra de tono más
oscuro, con el objeto de contrarrestar la prominencia del ojo. Se debe
difuminar después el tono por debajo del arco de la ceja y usar una
sombra pastel en el área de debajo de las cejas para iluminar la zona.
• El delineador se debe poner en un trazo más fino al comienzo del ojo y
más grueso a partir de la mitad del párpado hacia el exterior, con el
objeto de alargar el ojo y a la vez dar efecto de profundidad.
• El párpado inferior debe maquillarse con la máxima luminosidad, puesto
que están más hundidos que los superiores. Así pues, nada de líneas ni
acentuación en la máscara. • Las cejas deben estar largas y arqueadas,
según el óvalo de la cara, pero siempre lo más gruesas posibles.
4. Ojos redondos
• Se le puede dar una forma almendrada aplicando sombras en tonos
armoniosos, alargando el trazo horizontalmente y difuminando el color
hasta el arco de la ceja, en un tono más claro en esta última zona.
• El delineador se debe aplicar haciendo un trazo más grueso a partir de
la mitad del ojo hacia el exterior horizontalmente, y lo mismo en su parte
inferior.
• La máscara debe ser abundante en la parte exterior de las pestañas.
5. Ojos profundos
• Usa un tono claro en todo el párpado y mediano en el pliegue. Evita los
tonos oscuros.
• Para corregir este tipo de ojos, se debe, antes que nada, aplicar en
toda el área del ojo un maquillaje de fondo suavemente claro. Después se
deben elegir tonos de sombras muy luminosos para los párpados movibles.
• En la zona del pliegue del ojo, se debe intensificar el color para buscar
efectos de una ligera profundidad y se seguirá aplicando el color hasta
llegar al arco de la ceja.
• Delinea el párpado superior con una línea muy fina.
6. Ojos normales
• Estos permiten una mayor libertad en las líneas y pueden seguir todas
las tendencias de moda en maquillaje.
• Referente a los colores claros y oscuros, resulta de un gran efecto la
aplicación de un tono medio en la zona intermedia o central del párpado
móvil, para proporcionar luminosidad y en la zona externa se debe aplicar
un color profundo u oscuro.
7. Ojos pequeños
• Estos ojos son proporcionalmente mucho más pequeños que el resto de
las facciones. • Para agrandarlos visualmente, se deben utilizar sombras
en tonos pastel sobre todo el párpado y una sombra más oscura en el
pliegue del ojo para darle profundidad.
Utiliza las sombras claras y brillantes en el fondo y aplica los colores
profundos desde el centro del párpado móvil y terminando por encima
del ángulo externo.
8.-Ojos caídos: alza los extremos que se caen utilizando tonos oscuros en
el párpado, difuminados de forma ascendente en la mitad externa
9.- Ojos Encapotados:
•Depila
el
final
de
la
ceja
para
“levantar”
el
ojo
•Aplica sombra clara en todo el párpado móvil y tono medio en el
pliegue
• Delinea el párpado superior desde el lagrimal hacia el extremo
externo,
Con la ayuda de un pincel de espuma en forma de lágrima, se dibuja
lo llamado "la banana" y lo que Silvia interpreta como, sencillamente, el
hueso.
Como aplicar las sombras
Se trata de seguir la curva que hace el ojo en su cuenca (desde el
lagrimal hasta el final del ojo, por encima del párpado móvil). Y después,
trazar que va desde el final del primer trazo y el final del ojo, donde se
juntan el párpado inferior y el superior.
Después este trazo se difumina con un pincel muy suave (ya que esa
zona es muy delicada) para que no se vea la raya, sino que se intuya…
haciendo, como su nombre indica, una sombra.
Después se rellena con un color claro el parpado móvil. Se va
aplicando por el párpado móvil, fundiéndose con los contornos de la
banana que se ha pintado. Con un pincel finito se da también en la parte
exterior del lagrimal, lo que da una luz especial al ojo. Dar blanco brillante
debajo de la ceja para resaltar el arco. Debajo de la ceja se aplica una
sombra brillante sirve para marcar el arco ciliar.
7.- Perfilar los ojos.
Lo que llamamos "raya" de toda la vida y que acostumbramos a
usar en negro, marrón, o como mucho, gris.
Dibuja una línea a pequeños trazos y luego la difumina con un
pincel fino y rígido. Se dibuja desde el lagrimal hasta fuera, saliendo un
poquito fuera del párpado para rasgar el ojo.
El perfilar un ojo es una manera importante de realzar, y hacer más
grande el óvalo. Olvídate de las viejas costumbres de perfilar el ojo por
dentro del párpado inferior siempre, te hará el ojo mucho más pequeño y
triste.
Lápiz de ojos
Suele ser la forma más sencilla y natural para delinear el ojo. Se
puede difuminar pudiendo jugar con un tono más fuerte o siendo el
mismo color difuminándolo para hacerlo más suave.
Puedes perfilar tanto el párpado superior como el inferior, pero
siempre intentando empezar desde el lagrimal hasta el rabillo del ojo. Haz
un trazo limpio sin repasar varias veces. Procura que la línea sea lo más
próxima posible a la raíz de las pestañas.
Los colores pueden depender de la ocasión que desees el
maquillaje. Normalmente para diario utiliza marrones o grises tanto claros
como oscuros. Si la ocasión requiere un maquillaje más sofisticado utiliza el
negro.
Las tonalidades que se deben elegir, dependerán de los diferentes
tonos de sombras. Por ejemplo, azul oscuro con tonalidades malva, o gris
con azul, o marrón con verde oscuro, etc.
Delineadores líquidos
Lo debes emplear con precaución y discreción porque te hará una
mirada mucho más dura que el lápiz. Es un producto que podemos
aplicar sin miedo en ocasiones de fiesta.
Sombra de ojos
Las mismas sombras de ojos mezcladas con agua pueden hacer un
efecto acuarela, aplicándolas con un pincel muy fino.
Para delinear unos ojos almendrados o
normales, se aplica en color oscuro desde el
lagrimal hasta salir del parpado con una línea
de paloma.
En el parpado inferior se dibuja una línea más
delgada desde el lagrimal hasta el exterior sin
llegar a juntar las dos líneas.
Para ojos muy juntos, solo se delinea de en
medio hacia fuera, haciendo mas marcado el
final del delineado.
De igual manera en la parte inferior es de la
mitad hacia a fuera, sin llegar a juntar las líneas.
Para ojos muy separados, se empieza desde el
lagrimal hasta llegar a la parte exterior, sin salir
del parpado.
En la parte inferior se empieza desde el
lagrimal a medida que se acerca al exterior se
va metiendo la línea por el parpado y se unen
las dos líneas.
¿Cómo combino 2 tonos de sombras para resaltar mis ojos?
1. Puedes maquillar el ojo aplicando el tono más claro del lagrimal hacia
el centro y el tono más oscuro del centro hacia fuera.
2. Para un look más intenso maquilla todo el párpado difuminando los
tonos.
Cómo puedo combinar 4 tonos de sombras?
Lista de colores
1. gris
2. rosa pálido
3. charcoal
4. rojizo
Cómo puedo combinar 4 tonos de sombras?
Lista de colores
1. guinda
2. naranja
3. dorado
4. marrón
Cómo puedo combinar 4 tonos de sombras?
Lista de colores
1. marrón
2. beige
3. verde
4. canela
Cómo puedo combinar 4 tonos de sombras?
Lista de colores
1. rosa intenso
2. celeste
3. rosa pálido
4. violeta
Cómo puedo combinar 4 tonos de sombras?
Lista de colores
1. rosado
2. fucsia
3. lila
4. turquesa
Cómo puedo combinar 4 tonos de sombras?
Lista de colores
1. ciruela
2. lila
3. iluminador
4. morado oscuro
Como lograr diferentes efectos en los ojos?
Efecto smokey
Se aplica un corrector en el arco de el
parpado y debajo de la ceja. Tiene que
ser mas claro de el color normal de la piel
para darle más luz a la mirada.
Después se pone un poco de polvo
traslucido en exceso para no manchar le
maquillaje.
Se maquilla la ceja dependiendo de
el color de el cabello y piel. Si es un
rubio muy claro, la ceja es uno o dos
tonos mas oscura, si es un cabello
castaño oscuro o negro el color es
un café medio. Puede delinearse
con lápiz o sombra, la cual es
mucho mas natural.
Para lograr una mirada profunda vamos a utilizar
un lápiz negro. Con el que se delinearan las
partes internas del parpado superior e inferior.
Después se aplica una línea en la parte externa
de el ojo, pero muy delgada.
Con una brocha se difumina el lápiz que se
aplicó, esto es para suavizar el efecto.
Con una brocha de esponja se aplica sombra
color negro, en la parte superior de el parpado,
esta se difumina bien.
Se aplica una sombra café mate, en el parpado
superior e inferior, cuidando de suavizar las orillas. Y
mezclando perfectamente con la sombra negra.
Para finalizar se aplica rimel negro gargandolo un
poco pero sin que sea excesivo.
Efecto dramático
Se delinean las cejas dependiendo de su
color de cabello.
Aplique sombra café metálico
oscuro en el parpado superior y
haga lo mismo en el interior..
Aplicar delineador en la parte
interna de el parpado superior e
inferior, así como una línea delgada
en la parte externa.
Se difumina el delineador negro sin
jalarlo mucho, para lograr un efecto
mas marcado y menos difuminado,
solamente se suavizan las lineas.
Aplicar rimel de forma abundante
sin llegar a cargar demaciado.
¿Cómo lograr un look impactante?
1er LOOK
Forma de maquillar
Acabado
2do LOOK (look alternativo usando sólo 2 tonos: 1 principal + el
profundizador)
Forma de maquillar
Acabado
8.-Mascara de pestañas
El maquillaje de pestañas tiene gran importancia ya que da vivacidad y
agranda el ojo. Existen gran cantidad de máscaras y gran variedad de
colorido: negro, marrón, violeta, azul, verde, dorado, plateado… Algunos
de estos productos llevan un aplicador incorporado y otros se aplican por
medio de un pequeño cepillo de cerdas duras.
Es muy importante, además, que elijas el maquillaje que más se adecue a
tu color de ojos, pelo o piel:
• Si tus ojos son azules o grises, elige colores caramelo, violeta, gris o gris
humo. Si no eres rubia podrás utilizar hasta el negro o gris Oxford. El verde
está totalmente contraindicado, no lucirán ni tus ojos ni tu maquillaje. El
azul tampoco es de lo más recomendado.
• Si tus ojos son cafés o castaños, pueden utilizarse prácticamente todos
los colores. Pero hay que tener cuidado con los azules o verdes, si se usan
en exceso el resultado es vulgar.
• Si tus ojos son verdes, el azul está completamente prohibido. Unos tonos
grises, marrones cálidos pueden dar una cierta garantía.
• En cuanto a la máscara de pestañas los colores a elegir son: negro para
las que tengan cabellos y cejas castaños; café-negro para las que sean
rubias o castañas claras.
Sea cual sea tu opción no olvides incluir algún detalle divertido para
aquellas fiestas informales. Maquilla tus cejas con un poquito de sombra
de ojos; sobre la máscara de pestañas aplica sólo en las puntas, un poco
de color plateado, tus guiños deslumbrarán.
El rizado de las pestañas tiene que ser natural,
no es haciendo una sola presión en ellas, la forma
correcta es ejerciendo precio en la parte mas
cercana al crecimiento de la pestaña soltar un
poco y avanzar hacia fuera y volver a presionar y
volver a hacer lo mismo por tercera vez. Teniendo
cuidado de no hacerlo en las puntas. Esto le dará
un aspecto muy natural.
Después se empieza a aplicar la mascara de la
parte externa del ojo a la interna.
Debe tenerse especial cuidado de que las
cerdas cubran todo el cabello, para que este no
quede con residuos de sobra de los ojos o polvo.
Es de la base del crecimiento de la pestaña hacia
a fuera.
Se hala un poco el parpado hacia arriba para
poder llegar a las pestañas mas pequeñas de la
parte interior de el ojo. Si los ojos estuvieran muy
juntos, solamente se da una sola pasada en esta
parte.
Después seguimos con las pestañas inferiores,
teniendo cuidado de no manchar el parpado
inferior.
Hay que hacerlo de forma natural, solo es dar
espesor y volumen, evitemos dejarlas demasiado
largas, tomando con nuestros dedos el exceso
que queda en las puntas de las pestañas.
9.- ¿Cómo maquillar las cejas?
Las cejas sirven de marco y fijación de las líneas del rostro. Para darles
forma a las mismas, se debe establecer la medida de una ceja con la
forma ideal, aunque esta varía mucho por la influencia de la moda.
El espesor de las cejas, siempre que la moda lo permita, es mejor tener un
poco de espesor en el comienzo de las cejas, para ir afinando
paulatinamente hacia sus extremos.
Formas de corregir tus cejas
La corrección de las cejas realízala dibujando pequeños trazos oblicuos
de lápiz que parezcan pelos naturales.
Lo primero que debes hacer es :
•
•
•
•
Cepillar tus cejas de un lado a otro, y de arriba a abajo, esta
maniobra te ayudará a darles más volumen a tus cejas.
Afilar muy bien la punta del lápiz para que los trazos dibujados sean
más limpios.
Dibujar sobre las zonas que debes corregir unos trazos de unos 4
mm, aproximadamente. Sigue la forma y dirección del pelo, y
dibuja desde la raíz hacia la parte externa del ojo dejando una
pequeña distancia entre trazo y trazo.
Vuelve a cepillar tus cejas de arriba abajo, y de un lado a otro.
Lo que nunca debes hacer es:
•
•
No dibujes con un solo trazo la ceja, es totalmente antinatural.
Escoger colores distintos al color de tu cabello, intenta coger colores
semejantes a el pelo.
Siempre se deberá imitar el pelo de las cejas, haciendo pequeños trazos
alargándolas o corrigiéndolas según sea el maquillaje de las mismas.
Corrección de los ojos por las cejas
• Para separar unos ojos muy unidos, comienza la línea de la ceja un poco
más adentro de la esquina interna del ojo, y levanta la parte alta del arco
de la ceja, pasando una línea un poco inclinada por el borde de la
pupila. Termina las cejas un poco más afuera de la esquina exterior del
ojo.
• Para unir unos ojos muy separados, haz lo contrario; comienza la línea
de las cejas sobre la esquina interior del ojo. Sitúa la parte alta del arco
sobre el centro de la pupila, y termina en línea diagonal con la esquina
exterior del ojo.
• Y si tienes unos ojos muy separados, puedes disimularlo si comienzas la
línea de las cejas lo más cerca posible del puente de la nariz. La parte
alta del arco debe quedar sobre la pupila. Termina la ceja en línea
diagonal con la esquina del ojo.
Recuerda que no debes dejarte llevar siempre por la moda; aunque
ahora se use tener las cejas muy delgadas, si tu tipo de rostro no lo
permite, es mejor que no las lleves así; con sólo darles una retocada, te
aseguro que lucirán súper bien.
Color del Cabello
Color de las cejas
Tonos marrón o rubio cenizo
Tonos cenizos, marrón medio
Rojo o con toques de luz rojizos
Castaños y castaños rojizos
Blonde Del Platino
Taupe, marrón de la luz, marrón del
medio
Blonde De oro De /Dark
Marrón marrón o de oro medio
Brunettes
Marrón oscuro
Negro
Negro oscuro del marrón o del
carbón de leña
Gris o blanco
Marrón o gris medio de la pizarra
10.- Los labios
El lipstick o lápiz labial es el producto de maquillaje preferido de las
mujeres, ya que aún las que no se maquillan, no pueden dejar a un lado
la tentación de aplicarse un poco de vez en cuando.
Antes de elegir el lipstick, te recomendamos lo siguiente:
Prueba su duración
Para saber si un lipstick será de larga duración de verdad, no sólo porque
la etiqueta lo diga, haz la prueba...píntate una raya del lado contrario de
la palma de tu mano y frótalo. ¿Cómo se sintió? Resbaloso, grasoso,
quedó mucho lipstick en tu mano o se fue por completo.
Mientras más cera tenga un labial, más grasoso y brilloso se verá y sentirá,
por lo que más poco tiempo durará puesto. La cera se derrite, sobretodo
con el calor, así que lo usas en un día caluroso, no es recomendable que
compres un labial cremoso. Si demasiado lipstick quedó en tu mano
después de haberlo frotado, significa que el labial no es demasiado fuerte
para mantener el color. Si se unta todo en ti mano, se correrá por todos tus
labios también.
El mito de los colores mate
Quizá pienses que los labiales color mate tienen una mayor duración, pero
no es así. Los lipstiscks mate pueden resecar tus labios, lo que hará que
sientas la necesidad de mojarlos a cada rato y el color desaparecerá,
sobretodo en la mitad de los labios, así que mejor busca un término
medio.
Saber cómo aplicarlo
El que un lipstick luzca bien, además de que deberá ser el adecuado
para la persona que lo usará, deberá ser aplicado correctamente para su
mayor duración. Algunos consejos son:
• Puedes aplicarte un labial mate sólo como base del mismo tono del que
usarás.
• Usa un delineador de labios pero del mismo tono que el lipstick o más
claro que el que usarás, con el que puedes definir la forma de tus labios.
• Aplica el lipstick con una brochita pequeña especial para ello; esto es
porque cuando te lo pones directamente del tubo labial, te estás
poniendo cerca de 5 o 6 capas, cuando lo necesario son a lo mucho 4.
La brocha aplicará una capa más profunda, lo que hará que el lipstick
dure más.
• Si te aplicaste un exceso de lipstick, para evitar mancharte, coloca un
pañuelo desechable sobre tus labios y ciérralos; procura colocar el
pañuelo desechable a lo largo de toda tu boca para que se quite el
exceso de labial no sólo del centro, sino también de las orillas de tus
labios.
• Después de quitar el exceso de lipstick de tus labios, aplícate un poco
de sombras del mismo tono o polvo de tu maquillaje para que dure por
más tiempo.
• Por último, aplica una última capa de brillo o “gloss” pero sólo colócalo
en el centro de ambos labios y apriétalos, con lo que se creará una ilusión
óptica de que hay brillo en toda tu boca; introduce un dedo en tu boca,
apriétalo con los labios y sácalo para retirar el exceso.
Eligiendo el labial perfecto
Cuando vayas a comprar el lipstick, puedes seguir unos cuantos consejos
para comprar el tono indicado:
• Ve con cara lavada, lo que te ayudará a saber lo que te queda mejor.
• Acerca un lipstick rojo en tono frío (azulado) a tu cara mirándote al
espejo. Haz lo mismo con un tono cálido (rojo-naranja) y determina si te
van mejor los tonos fríos o cálidos.
• Compra un labial de buena calidad. Los ingredientes son muy
importantes para la textura, durabilidad y fidelidad del color del producto.
• Recuerda que un labial se usa en los labios, así que aunque hagas la
prueba de color en tus manos, no dejes de probarlo en tu boca.
• Si te gusta pensar las cosas, será mejor que lleves una hoja en blanco y
pongas una raya de los colores que más te gusten con el color y marca
junto para decidirte con calma más tarde.
• No te dejes engañar por el tono del lipstick que viste en una revista.
Generalmente a las modelos les aplican varios tonos para crear un
determinado look.
• No compres siempre el mismo tono de labial, porque aunque quieras
lucir natural, te verás súper bien si luces un poco diferente. Puedes checar
y tal vez encontrar uno que se te vea mucho mejor que tu preferido.
Corrección con maquillaje de la boca y el mentón
La mayoría de las mujeres nos quejamos porque nos disgusta alguna parte
de nuestro físico. En algunos casos, la boca o el mentón no son la
excepción, y por ello, aquí les damos una pequeña guía para que ambas
queden a la perfección con la ayuda del maquillaje.
La boca "ideal", es aquella cuya anchura coincide con las líneas
trazadas a partir del centro de cada ojo, y cuyos labios guardan una
proporción.
Corrección según la forma del mentón
El mentón puede tener distintas formas, las más usuales que se corrigen
mediante el maquillaje son:
1. Mentón prominente: a éste tipo de mentón se le debe aplicar un
corrector oscuro con el fin de acortarlo. El resto del maquillaje debe ser
más claro y matizado con polvos transparentes.
2. Mentón hundido o corto: a éste convendrá realzarlo, por lo cual se debe
aplicar un corrector más claro en las zonas en que el hueso está más
hundido, para darle relieve. Se matiza el resto de la cara y el cuello con
una tonalidad más oscura. Como toque final, se aplica un poco de rubor
para darle más luminosidad.
3. Doble mentón: para corregir el doble mentón, se utiliza un corrector
oscuro en la zona donde existe esta doble barbilla y unos polvos que
también deben ser de tonos oscuros. En el resto del rostro, usaremos una
tonalidad más clara, matizándola con polvos transparentes.
El maquillaje de los labios es muy importante para dar equilibrio y belleza
al rostro. La boca junto a los ojos, son las partes móviles del rostro y, por
tanto, los que más atención atraen. Con tu rostro correctamente
maquillado, pero con unos labios sin color, obtendrás un aspecto triste y
desequilibrado.
¿Quieres saber si tus labios son perfectos?
Traza una línea imaginaria que pase por el centro de las pupilas en
vertical hasta las comisuras de los labios, así sabrás la longitud perfecta.
Su anchura debe encontrarse exactamente sobre la línea vertical
que pasa por el centro de los orificios de la nariz. En una boca armoniosa,
el grosor de los labios deberá ser igual entre la parte central del labio
inferior y la parte central del labio superior.
No te preocupes si tus labios no tienen estas dimensiones tan
perfectas, porque para eso realizamos este curso. Tú misma debes realizar
tu corrección, te sentirás mucho más atractiva con unos labios bien
maquillados.
¿Qué debes utilizar para dibujar tus labios?
La boca se debe perfilar para lograr una mejor perfección en el
dibujo de la línea de los labios. Para ello debes utilizar un lápiz perfilador.
Elige el color adecuado dependiendo de las tonalidades que has utilizado
para maquillar tus ojos.
Rellena tus labios utilizando un color con el cual no resalte
demasiado el perfilador. Extiende el color de la barra con un pincel de
labios, así el maquillaje aparte de ser más perfecto, te durará más tiempo.
Imagen de perfilar y rellenar los labios
Primero hay que perfilar los labios y después aplicar la pintura con un
pincel para labios.
¿Cómo maquillarte de acuerdo a tu tipo de labios?
- Labios Finos: Pueden hacerse más gruesos si los delineamos con
cuidado, justo por fuera de la línea natural del labio. No obstante, siempre
seguiremos la forma natural para no dar una sensación demasiado
artificial. Usa labiales de tonos claros y brillantes.
- Labios Gruesos: Pueden hacerse más finos si los delineamos con cuidado
con una línea que vaya ligeramente por el interior de la línea natural del
labio.
No obstante, siempre seguiremos la forma natural para no dar una
sensación demasiado artificial.
Para labios gruesos, es preferible usar colores suaves y acabados mate. Si
lo que quieres es disimular tu grosor, no utilices nunca colores demasiado
brillantes.
- Labios Caídos: Para disimular las comisuras caídas, dibujar la línea del
contorno superior elevándola ligeramente al llegar a los extremos, pero no
excesivamente ya que son los que dan esa sensación de labios caídos.
- Labios Desiguales: Tapa con el maquillaje claro todo el labio y perfila
rectificando sobre uno de los labios hasta conseguir la simetría deseada; si
es demasiado grueso se hará más fino, y viceversa. Aplicar un delineador
de un tono claro en las comisura y un tono más oscuro en la parte central
de los labios.
Cuando hayas perfilado los labios, rellénalos con el color y la ayuda
del pincel. Los excesos de maquillaje retíralos con una toallita de celulosa.
No exageres las correcciones (intenta que siempre entren dentro de lo
más natural) ya que las barras actuales no son demasiado cubrientes y
pasado cierto tiempo pueden dejar ver las correcciones.
¿Cómo elegir correctamente el tono de labial?
El color del labial debe armonizar con el “tono del cutis”, con el “labial” y
con “la ropa”.
- A las morenas y castaño oscuro con piel mate les van bien los tonos fríos,
los rojos en toda su gama y el coral-rosa, cuanto más oscura sea la piel
más favorecerán los rojos. Pero Recuerda: “Los tonos rojo pasión o una
rosa intenso aumentan volumen de los labios y llaman la atención”.
- A las rubias de piel y ojos claros les convienen los tonos cálidos, del
naranja al cobrizo, del rosa suave al fucsia. La gama de naranjas armoniza
bien con la ropa beige, marrón o verde claro, ideal para su tipo de piel.
- A los cutis bronceados les van los tonos naturales y marrones.
- Los tonos cafés, marrón, cobre y ocres no aumentan el volumen de los
labios. Los tonos más favorecedores son los rosas-marrones.
11.- Rubor
Tipos de rubores:
1.- Polvo suelto: Es el gran favorito de todos. Es muy natural y ligero. Puede
utilizarse tanto para disimular áreas como para resaltarlas.
2.- Crema: Para piel normal a seca. La crema ofrece un color más intenso
que el polvo, así que se usa con moderación y difuminándolo bien. Es
especial para la tarde y noche, ya que son a base de humectantes y
aceites y estos hacen que el color se fije más a la piel y durar por más
tiempo.
3.- Liquido o gel: De los mas duraderos. Muchos son sin aceite, lo que
hace ser mejor para las pieles grasas. Algunos son hidrófugos, también.
Comience con una cantidad pequeña en sus yemas de los dedos o
con esponja y difumine gradualmente hasta lograr los resultados.
4.- Bronzers: Líquido, polvo, gel o crema. En vez de un resplandor
atractivo, otra opción es un tique bronceado. Bronzers es ideal para
falsificar o realzar el resplandor bronceado, de oro.
¿Cómo elegir el color adecuado?
Lo contrario a la creencia popular, no importa el color de su piel
usted puede usar cualquier tono, la diferencia es la intensidad con que los
utiliza y pueden romper un maquillaje perfecto. Si el color es demasiado
fuerte, puede endurecer facciones y si es demasiado ligero puedo no
notarse.
Su mejor manera de ruborizarse guía
Pieles claras: Si el gusto por los colores son estos: azul, agua, verde,
lavanda, ciruelo y tonos frescos del agua. En tonos de rubor los
aconsejados son: Ciruelo, vino, carmesí, color rosa, los pasteles,
terracota, durazno y rosa.
Piel morenas: Si el gusto por los colores son estos: durazno, rosa, naranja,
rojo, verde aceituna y tonos tierra. En tonos de rubor los aconsejados
son: Rosa oscuro, coral, rojo quemado, bronce, marrón.
Se ruboriza la intensidad según tono de la piel:
Bajo: Intensidad baja
Medio: Intensidad Media
Profundo: Medio a profundo.
•
•
•
•
Cara redonda
Se aplicará el colorete de arriba abajo formando una tira vertical
triangular bajo la parte central del párpado inferior.
Cara cuadrada
Aplicar el colorete del centro del pómulo en dirección a la sien,
formando un rectangulo.
Cara triangular base ancha
Aplicar el colorete del lado externo del ojo a la sien, formando un
rectángulo.
Cara alargada
Aplicar colorete sobre el centro del pómulo formando un círculo.
•
•
Cara en forma de triángulo invertido
Aplicar el colorete trazando una línea que siga la dirección del
pómulo a la sien.
Cara en forma de diamante
Aplicar el colorete desde el centro del pómulo alcanzando el borde
del párpado inferior en dirección a la sien.
El rubor se aplica dependiendo la forma de el rostro como se muestra en
las imágenes:
Alargada
Redonda
Triangulo invertido
Cuadrada
No olvides dar un toque oscuro en la parte inferior de la mandíbula para
crear el efecto de profundidad y disimular un poco papada y mandíbula
ancha.
PASO DE UN MAQUILLAJE EN UNA MODELO
MAQUILLAJE DE NOCHE
Paso nº1: Desmaquillar y limpiar bien la piel
Aunque Esther llevaba la cara prácticamente
lavada, es necesario limpiarla porque viene
de la calle y la contaminación ensucia los
poros.
También porque, por culpa del maquillaje
que utilizan en televisión, tiene una pequeña
erupción en la cara y para tapársela utiliza un
corrector suave que es necesario eliminar si se
quiere que la base de maquillaje quede
perfecta.
Paso nº2: Hidratar la piel
Es fundamental que la piel esté bien
hidratada, para que la base quede
uniforme.
En el caso de Esther utilizaron una
crema que deja la piel mate, para
evitar molestos brillos.
Paso nº3: Corregir ojeras
Con la piel hidratada y antes de aplicar la base, es necesario
esconder las ojeras.
Se usan tres correctores: verdoso para tapar rojeces, color carne para
ojeras y un tono rosado para que, mezclado con alguno de los dos
anteriores, se encuentre el tono perfecto para tapar cualquier
marca, mancha, etc.
Paso nº4: Corregir defectos de la piel
Esther tiene una piel muy sensible,
incluso alérgica, y el maquillaje de
televisión ha hecho un pequeño
estrago en su rostro.
Pues bien, las pequeñas marcas se
volvieron invisibles después de que
Silvia pasara del Cover All Mix a la cara
de Esther.
Silvia elige una base fluída libre de aceite porque es la que no perjudica el
estado de la delicada piel de Esther.
Con el tono más parecido a su piel y una esponjita va aplicando el
maquillaje a golpecitos, sin arrastrarlo más que en la zona del crecimiento
del pelo y la mandíbula, para que no se note el corte con el cuello. No se
olvida de los párpados, ya que si no "no se fija la sombra de ojos".
Paso nº6: Más corrección
A pesar de que el
corrector se usa antes de
la base, en ocasiones se
puede dar algún retoque
más antes de continuar
con el maquillaje.
Paso nº7: Fijar y matificar con polvos sueltos
Es fundamental fijar el maquillaje. Con ayuda
de una brocha, que conseguirá un resultado
más natural que con la borla, va matificando el
rostro con unos polvos de pigmentos amarillos.
Paso nº8: Aplicar sombra base en todo el párpado
Para uniformizar el tono de fondo
de la sombra, se aplica un tono
en todo el párpado que se llama
Vainilla de la línea de sombras
Microshadow.
Se hace con un pincel ancho de
pelo de marta que es una
auténtica maravilla.
Paso nº9: Perfilar el ojo con lápiz
Lo que llamamos "raya" de toda la
vida y que acostumbramos a usar
en negro, marrón, o como mucho,
gris, Silvia lo hace en azul cielo.
Dibuja una línea a pequeños trazos
y luego la difumina con un pincel
fino y rígido.Se dibuja desde el
lagrimal hasta fuera, saliendo un
poquito fuera del párpado para
rasgar el ojo. Aunque no hace falta,
ya que los ojos de Esther ya tienen
forma almendrada y, además, las pestañas son muy largas, con lo cual no
es necesario provocar un efecto de extensión.
Paso nº10: Aplicar la sombra
Con la ayuda de un pincel de espuma en forma de lágrima, se dibuja lo
llamado "la banana" y lo que Silvia interpreta como, sencillamente, el
hueso.
Se trata de seguir la curva que hace el ojo en su cuenca (desde el
lagrimal hasta el final del ojo, por encima del párpado móvil). Y después,
trazar que va desde el final del primer trazo y el final del ojo, donde se
juntan el párpado inferior y el superior.
Después este trazo se difumina con un pincel muy suave (ya que esa zona
es muy delicada) para que no se vea la raya, sino que se intuya…
haciendo, como su nombre indica, una sombra.
Paso nº11: Rellenar con blanco el párpado móvil
Se va aplicando por el párpado móvil, fundiéndose con los contornos de
la banana que se ha pintado de azul. Es un tono que da una luz
espectacular, ideal para rematar un maquillaje festivo.
Con un pincel finito se da también en la parte exterior del lagrimal, lo que
da una luz especial al ojo.
Paso nº12: Dar blanco brillante debajo de la ceja para
resaltar el arco
Debajo de la ceja se aplica una sombra
brillante blanca que se llama Satin y sirve
para marcar el arco ciliar.
Paso nº13: Trazo en la línea de las pestañas inferiores
Con el pincel finito y la misma sombra azul
se hace un fino trazo desde la mitad del
párpado inferior hacia fuera.
Se busca rasgar el ojo y envolverlo de un
mismo color.
Paso nº14: Peinar las cejas
No hace falta pintarlas, ya que las tiene perfectamente definidas y
depiladas.
Paso nº15: Aplicar la máscara
Silvia prefiere no utilizar el cepillo que
viene con la máscara porque para
aplicarlo a otra persona es más fácil
hacerlo con uno más largo,
específicamente inventado para ello.
Primero lo da por encima de las
pestañas (por fuera) y después por
dentro, como hacemos todas.
Paso nº16: Blushing
A la hora de aplicar el colorete, Silvia
opta por hacer una corrección en los
pómulos para marcar los bonitos
ángulos del rostro de la modelo.
El colorete es color teja y la brocha es
grande y suave, para que no se vea el
trazo.
Paso nº17: Los labios
En este caso, la maquilladora coincide
con la mayor parte de los
profesionales: si llevas los ojos muy
destacados, debes dar naturalidad a
la boca.
Por eso, opta por perfilarlos un poco
para darle mejor forma y aplicar brillo
transparente encima con un pincel
especial.
Paso nº18: Iluminar
Con una ligera capa de polvos
brillantes aplicados alrededor de los
ojos se cierra el proceso de maquillar
para una fiesta.
EJEMPLOS
PROBLEMA: Frente amplia, ojos muy alargados, hundidos, chicos y juntos.
CORRECCIONES: en la frente se pone corrector mas oscuro a los laterales,
en los ojos se maquilla con sombra muy clara en la parte interna para
hacer el efecto de ojos mas separados, se aplica sombra mas oscura en
la parte externa, se sube la sombra hasta un centímetro por debajo de la
ceja, para hacer efecto de ojos mas expresivos, delineado mas marcado
para crear ojos mas grandes.
PROBLEMA: Nariz ancha, parpado encapotado y ausencia de cejas
CORRECCIONES: Se maquilla corrigiendo con un color mas oscuro de la
piel, en los laterales de la nariz, para afilarla. Se pintan cejas del color
similar al cabello y la sombra es en un tonos de medio a oscuro para crear
un afecto de profunfidad en todo el parpado.
PROBLEMA: Nariz ancha, frente amplia, parpado grande y casi sin pliegue.
CORRECCIONES: Se pone correcto oscuro en las cien y laterales de la
nariz, y mas claro en la línea frontal de la misma, para dar un efecto mas
perfilado. Se aplica sombra muy clara sobre el parpado móvil para crear
el efecto que sobresale y oscura en el parpado inmóvil para crear
profundidad y pliegue.
Colores que combinan contigo dependiendo de el color de tu cabello
Rubio claro, con piel pálida y ojos claros:
ojos: madreperla y gris metálico
pómulos: sonrosados
labios: rosas
Claudia Schiffer
Rubio dorado, piel dorada y ojos marrones:
ojos: oliva, especias, caqui
pómulos: mandarina
labios: beige mezclado con mandarina
Castaña clara o media, ojos miel o verdosos y piel beige:
ojos: tono visón y beige perlado para iluminar.
pómulos: terracota claro.
labios: beige rosado.
Jennifer Aniston
Morena, piel tostada y ojos oscuros:
ojos: berenjena o negro
pómulos: terracota
labios: con brillo o en un tono labio
Caroline Ribeiro
Castaña rojiza, pecosa, ojos marrones o verdes:
ojos: tonos agua de mar metálicos muy suaves.
pómulos: sonrosados
labios: teja o marrón con rojo.
Morena, piel blanca y ojos claros:
ojos: vinos, visón, berenjena, oliva
(aunque sean claros, admiten mucho color porque están
compensados con el cabello oscuro)
pómulos: albaricoque, melocotón.
Madelaine Hjört
labios: beige con un toque vino o ciruela.
LOS PEORES ERRORES
Ç
Looks
Descargar