Subido por openrue

El efecto luna de miel (Bruce H. Lipton) -book marked-

Auler de
Primua
~ón : febrtlo'¡'"
2014
Cualquier fomu de reproducción. rusuibucióll, comuniC3Cibn pÚblica o
mmfornLlción de esCI. ob... $Ólo putde 3er realiz.ada con la 3uroriución de
sus tituUres. salvo I"!Xcepci6n prevUulK'r la lc:y: Dirij:r;e 3 CFDRO (Cen-tro Esp.mol de Derechos RepI'Of'¡ifiCO!.,. II~PlII.n:¡1ra .oli) ~i neeesib IDwco-
pillo esaneJ[ ~lgún (r;¡gmento de eru ob....
Titulo original: The fIMtymoon Effm, public;¡do por Hay HOllle, Ine.
USA en 2013
e Mountllin of Luve Productiolu, 20 13
C Bmc.e. H. Liplon, 20 13
la looucci6n: Concepción Rodriguez González., 2014
O Dd preúcio: Pedro Esputa, 2014
O ..... Esfera de 10$ Ubros, S. L., 2014
(!I De
AVOlitb de Alfomo X III. 1, oojos
28002~drid
Tel.: 9 1 2% 0200 ·
1WI\j1. tifrrollibrru. (0111
Fax;
91 296 02 Olí
ISDN: 978-..84-906().. .019-O
Depósito legal: M . .34.357... 2{)1 4
Fotocomposición : J. A. DisePo Editorul. S. L
hllpreiión: HuerQ:!
Eno.u,dem;¡ciÓn: H uerus
lmpR:SO en Esparn.- Printed ¡n Spctin
~~~
lNDICE
Prifacio del edilor ....... ................ .... .......... ..... .. ;.....
¡,aroducdón ...................................................... .. .
13
15
Capítulo 1. Nuestro insumo de asociación..........
27
Capítulo 2. Buenas vibraciones......... ..................
41
Capítulo 3. Pocio nes de amo[............................. . 77
Capítulo 4. Cuall"Q mentes que no pien~an igual... 109
Capítulo 5. Gases nobles: extendi endo la paz,
el amor y el té de tulsi ........ ................ o....... 153
Epílogo ... .... ~ ............. ........ .... ............................ ..
Apérldice A . La lista pam el ifccto ltma de miel....... ..
Apéndice B. Comedias para cineterapia ........... .........
Recursos .................. ................'............... .............
Notas .................................................................
Agradedmietllos........ ................... ........ .................
' .
, .
ltl du;c temallm ............ .........................................
185
209
21 1
213
22 1
235
239
Para conseguir
el Parafso en la Tierra
a través
del amor por nosotros mismos,
del amor por los demás,
del amor por nuestro planeta.
El erecto luna de miel;
un estado de bendición, pasi6n, energía y salud
que resulta de un enonne amor.
Tu vida es tan hermosa
que estás impudente por levantarte
y empezar 1111 HUevO día,
por agradecerle al universo el hecho de estar vivo.
~111~
PREFACIO DEL EDITOR
-En cada libro, Lipton nos sorprende: con un nuevo
..
enfoque de las conexiones entre nuestro.serbiológi.-
._al, J!.u~.ttQ2~ p.~.u>,l§.~so
y .~~!.~iritu~.
En u biolog{a de la creouia nos deslumbró demostrando
.1~k.~f.iJ_ Q~J5Ü!1ffi3~g!i!:lgt~Jq_rn~~ri.al, estable-
ciendo cómo nuestras creencias determinan la información genética que se activa o desactiva en nosotros.
En LA biologra de la tranifomlOci6t1 exploró el mismo paradigma, revelándonos l~ ..inQ.uEn.oa.de. las .J:,~~c.ias..gr_lJ.:
,pale. !J~n el desarrollo de las sociedades.
En ambos casos, nos enseña cóm o las creencias pueden
llevar a los individuos al desequilibrio y la enfermedad y a
las sociedades a la decadencia y la extinción, y nos ofrece
pautas para ayudarnos a crecer en la dirección contraria.
Ahora, Lipton
profu~diza
en _nuestras rdaci2.Qes_ch:
-J?areja..!.y cómo estas también están a merced de n\1estras
14
El. EFECTO LUNA DE MIeL
f..~s.m~i-ª.~.~ Lrut h~~m o!- !!..!!.J~jf\!~g.Q.-P--Q.I. ":t(lº-~aL lp
~Q.COQS~i_f.?!!t~ _?;l.;:~~_c;i~l~.~~. Y.t~P..?j~_ ~.9.I1. ~p.~·
Como en sus obras anteriores, la investigación es pro-
funda y diversa , e incluye, enfoques de fi sica, biología,
m edicina, psicologla ... , además de sus inestimables experiencias p e r so nale.~ llenas de ironía y sentido del humor.
C on E f eftdo luna de miel, Lipton nos empuja una vez
mio¡ a evolucionar en la direcci6n de nuestro mayor p otencial.
¿Te atreves a vivir un amor que de verdad sea para toda
la vida?
PEDRO ESPhDAS
~<w~
INTRODUCCIÓN
Toda rmil vida siu amor fHJ OIen ta.
El amor es el agua de la vida.
¡rubeta con el corazón y ro/l tI alma! .
RuM'
i alguien me hubiera asegurado cuando era joven que
S
. llegaría a escribir un libro sobre relaciones, le hJbría
dicho que había perdido la cabeza. Por entonces cOll:udc-
raba el.amo r como un mi to soñado po r los poetas y los
productores de Hollywood, algo que hacía que la gente
se sintiera mal por un sueño que nunca podnan rucanzaJ',
¿Amor eterno? t Felices para siempre jamás? Ni habhlr.
Como todo el mundo, cst3ba programado de una cier-
ta manera que permitía que algunas partes de mi vida
surgieran de manera natural.,: ~~..E.~.~,~ Qp. enf.1tizaba
la import:l.Ocia de la educación. Para lJ'US padres. el valor
de la educación suponía la
diferen~ ia
entre la vida del
peón que solo consigue lo ju~to para salir adelante y la de
un brillante ejecutivo con las manos suaves y una existencia facil. Estaban firmemente convencidos de que . No se
puede llegar a nada en este mundo sin cducació m .
16
EL f:FECTO r.UNA DE MIFJ..
Dadas sus creencias. no es de extrañar que mis padres
hióeran todo cuanto estaba en su mano para expandir
mis horizontes educativos. Recuerdo a la perfección la
emoción que me embargaba allJegar a casa tras la clase de
secundaria de la señora Novak, después de haber visto
p'or primera vez el ext:r.l.orWnario mundo microscópico
de las amebas y las herm~ algas uni celulares, como la
fascinante especie conocida como spirogyra.Entré en casa
como una exhalación y le supliqué a mi madre un miCJ'Oscopio. Sin vacilar, ella me llevó a la tienda en coche y
n: le compró mi primer microscopio. ¡Te aseguro que su
u :acción no fue la misma cuando me entró una pataleta
porque deseaba un sombrero vaquero de Roy Rogcts,
una pistola y una carruchera!
. Pese a mi fase Roy Rogers. fue Albert Einstein qui en
se convirtió en el ídolo de mi juventud: fue mi Mickey
Mande, mi Cary Grant y mi-Elvis Presley, englobados en
llua descomunal personalidad, Siempre me ha encantado
e:;a foto en' la que aparece sacando la lengua, con la cab~za cubi erta de una explosiva mata de cabello blanco.
También me encan taba ver a Einstein en la diminuta
pantalla de la televisión (recién inventada) de nuestro salón, donde aparecía como un abuelo sabio, cariñoso y
jllguetón,
Me enorgullecia sobre todo el hecho de que Einstein,
un judío inmigrante como mi ,padre, nubiera superado
los prejuicios gmcias a su brillantez científica. En ocasiones, mientras crecía en el condado de Westchester, Nueva
HRUCIi 11. l.JI'TON
17
York, me sentía com,!. un marginado; había padres en
nuestra ciudad que se negaban a dejarme jugar con sus
hijos para evitar que les contagiara mi .bolchevismo~. Me
sentí orgulloso y seguro al saber que Einstein, lejos de ser
un marginado, era un hombre judío respetado y venerado en todo el mundo.
Los buenos profesores, la idea de que «la educación lo
es todOll de mi familia, y nU pasión por pasar hOClS frente
al microscopio me
)]evaro~
a una licenciatura en biología
celular y a un puesto fijo en la Facultad de Medicina y
Salud Pública de la Universidad de Wisconsin. Por iróni-
co que parezca, fue solo cuando abandoné mi trabajo allí
para explorar la . nueva cienciv, en la que se incluían estudios de mecánica cuántica, cuando empecé a compren-
der la profunda naturaJeza de las contribuciones que el
héroe de mi infancia, Einstein, había dejado en nuestro
mundo.
Si bien florecía a nivel 'académico, en otras áreas era la
disfunción personificada, en especial en el reino de las l'C:laciones. Me
.... casé a los veintitanros,
.. _-- cuando todavía era
~---
demasiado joven e inmaduro emocionalmente para mantener una relaci ón importante. Cuando después de diez
:l.ñós de matrimonio le dije a mi padre que iba a divorciarme, él se negó en rotundo y me elij o: «El matrimonio
es un negocior..
Al volver la vi sta acr.ís, me doy cuenta de que la respuesta de mi padre era lógica pan alguien que había emigrado en 1919 desde una Rusia envue1ra epla hambruna,
.18
EL EFECTO LUNA DE MIEL
las matmzas y la revolución; la vida de mi padre y ~u fa··
milla fue de una dureza inimaginable, una existencia en la
que la supervivencia siempre er.¡ un interrogan te. Eu
consecuencia. para mi padre, la definición de una relación
era la. de una relación labora1' _ cnJ,ª.~~ _~..p'~~!U.o:[Ú~
no era m ás que un medi~~_ tI::Ip.~_t,:yivencia, similar al re-
o
__
~
• • • "._ ••••
clutamiento de novias por correo que hicieron los pobres
pionero~
que se establecieron en el Salvaje O este en el si-
glo XIX.
El matrimonio de mis progenitore~ re,flejaba su actitud
de «el negocio es 10 primero. , si bien mi madre, que había nacido e n E stados U nidC?s,
no compartía la filosofia
de mi padre. Ambos tr3bajaban juntos seis días a la sema-
na en un exitoso llegado familiar, pero ruOgUllO de sus
hijos te cu~ haberles ,-,:lS.t1Lc:.9JApar!:ir I!.~_ i?es9 o un momento romántico. A principios de mi adolesce ncia, la disoluci6n de su m.atrjmonio se hizo evidente cuando la
furia de mi madre por una relaci ón sin amor exacerbó
la tendencia a la bebida de mi padre. Mis' hermanos pequeños y yo nos escondíamos en nuestros armarios cuando la.\ agresivas peleas verbal es;cada vez más frecuentes,
rompían la antigua tranquilidad de nuestro h ogar. C uando nu ~rros padres decidieron por fin hacer vida en dormitorios separados, se estableci6 una dificil tregua.
Tal y como mu ch os padres co nvencionales infelices
hadan en la década de los cincuenta., los mios peflIlmecieron juntos por el bie n de sus hijo:">, y se divorciaron
50.10
cuando el nti.s pequ eño de mis hermanos se marchó
BRUCI!. H , UP'TON
19
a la universidad . Ojalá yo hubiese sabido entonces que '
ese modelo
disfuncionlll
de relación era- mucho. más da..:....
-._--
.§!!9~.~~l_?~!liñ_qs de lo que podna habe rlo sido la se-
paración.
En aqudla época, culp;¡ba a mi padre por nuestra vida
familiar disfu ncio nal, Sin embargo, al madurar negué a
darme cuenta de que ambos , t3tlto mí madre como él,
eran igual de responsables dd desastre que había saboteado su relación y la armonía de nuestra familia.Y, más importante aún, empecé a ver que su comportamiento, programado en mi mente subconsciente, rolnaba e jnterf<"J:Ía
_~.. t04os ~e~.9~.E..~'-~a.r_rd.~c!'?~~_~~u.~~ con
las muj eres que foonaban parte de mi vida.
Entretanto, sufrí años de. dolor. La disolución de mi
matrimonio fue devastado ra a nivel eOlo cional, sobre
todo porque mis dos maravillosas hijas, q ue ahora so n
mujeres cariñosas y de éxito, no era más que unas niñi~ .
Fue tan doloroso que juré no v~ lve r a casarme nunca.
Convencido de que el amor era un mito (al menos pJ.ra
nú), me repetí ese mantra cada dia mientras Ole afeitaba
durante diecisiete años : «No m e casaré de nuevo. No me
casaré de nueVOl> ,
N o es necesario decir que no estaba preparado para
ie1aciones de compromiso. Sin embirgo, a pesar de mi ritual matutino,'!~~.'p.odí~.~P!~r.. C:;!.~P~.~~~~ !2.i C?~~gi~~
de todos los o~nismos vivos, desde las células inwvidt.lales a los c.: ucrpos formados por-cincuenta
mil-..billones
---- .. .. .....
.. . .... .- de
...
_
_
o
• _
_ _ _ _ . _
_~~~~~j~pu~ de .~~~~~~o_t~~~rlP!:~slllos:
El primer gran amor que sentí fue todo un cliché: un
hombre mayor con un caso grave de subdesarrollo emocional se enamora de una mujer j oven y vive un roman-
ce intenso y_~~.~f.?~2~:'~O!.E!.~!l~! al estilo adolescente.
Durante un año, floté felizmente a la deriva con un subidon de op ociones de amo(l,las hormonas y sustancias
ncuroquímicas que reconían mi torrente sanguíneo y sobre las que leerás en el capítulo 3. Cuando, inevitablemente, mi amor adolescente se estrelló y qued6 reducido
a ceniZ2s (ella dijo que necesitaba t espacio&, pero se arrojó de inmediato a los brazos de un cirujano cardiOV3scular), pasé un año en mi enonne y vacía casa aulbndo de
dolor y llorando a la mujer que me había dejado. Dejarlo
de pronto es horrible, no solo para los adic tos a la heroína, sin o tambi én para aquellos cuya bioquímica vuelve a
las hormonas y sustancias quími cas rutinarias tras un frac:uo amoroso.
Un gélido día de invierno en Wisconsin estaba sentado a solas (como de costumbre), recordando a la mujer
que me había dej ado. De repente pensé: c¡Déjame en paz,
maldita sea!l>. Una voz muy sabia que aparece de vez. en
cuando en los momentos m ás cruciales d e mi vida respondió: ,Bruce, l no es eso justamente lo que ha hecho
esa mujer?... Me eché a reír. y eso rompió el hechizo. A
partir de ese momento, siempre que empezaba a obsesionarme me echaba a reír. Al final"acabé con el aislamiemo
a través de la risa, aunque ¡todavía me quedaba un largo
c:unmo para recol11po nermel
21
BRUCE H. UPTON
Lo largo que era ese ca~no qued'ó claro cuando me
rrasladé al Caribe para dar clases en una fa cultad de medicina extranjera.Vivía en d lugar más hermoso del mundo, en una villa j unto al océano llena de flores maravillosas y fragantes. Una villa que incluso tenía jardinero y
cocinero. Deseaba compartir mi nueva vida con alguien
(aunque., por supuesto, na quena casarme; todaví::a seguía.
atasca do en mi m:mtra matutino).
Qu~g~ al ~más q~.e
!-:!lliLr¿unpañera..se..'WaLQueria a alguien con quien compartir mi nueva vida en el Jugar más bonito dd planeta .
Sin embargo,Ell}E~.Q ..mi~J2H:~¡;:ñba,.menos.. .cnc.ont~ab.3, a
pesar de que, a mi pare cer, me presentaba con la frase más
sensata del mundo: .Si n o estás haciendo nada, ¿p or qué
no te vienes a vivir conmigo a mi villa caribeña?, "
Una noche le solté la que debería haber sido mi [rase
infali ble a una mujer que acababa de Uegar a Grenada, la
isla de postal que yo había llegado a amar. Fuimos : a ) bar
del club n<Íuuco y charlarnos. Me pareció una mujer interesante, así que le pedí q ue se quedarn conmi go un
tiempo en Jugar de volver a trabajar en uno de los yates.
Ella me miró y m e dijo: ~No, nunca podña estar contigo .
..~stás ~masjJl.do .D,~~.~~I~,~9.)I. El disparo dio en el blanco:
me quedé muerto en mi silla, en silencio. Después de un
largo y desconcertado minUlo, recuperé el habla y conseguí responder: ,Gracias. Necesitaba oír eso.-. N o
5010
sa-
bía que ella tenía razón; sabía que necaitaba recomponer
mi vida antes de tener la relación de amor autén tica que
tan desesper:uhmente deseab3.
22
EJ. EfEC ro LUNA DE Mlf.l.
y entonces ocurrió Iln a cosa de ]0 más curiosa: en
cuanto abandoné mi búsqueda desesperada de una relación, las mujeres qu e deseaban mantener una relación
conmigo empezaron a aparecer eE mi vida. Al.final mi
adorada Marg:tret, la verdadera inspiración de este libro,
entró en mi vida Y comenzamos a vivir como los protagonistas de esas comedias romántic.'\S que en su día yo tachaba de fantasías.
Sin embargo, me estoy adelantando a la historia. Pri-
mero tuve que aprender qu e no estaba «destinado,. a estar
solo, que no estaba "destinadOt a una conatenación de
relaciones fallidas.Tuve que aprender no sol Q...gl!.~ . Y9. . lJ)is,,"
010 habla "fajO !o~Ja.$.I-elaciones1Qcasadas..4e nti vida,
-
,.-
s~i»..Q_E!!!.hié!!...9~C:J~?~~ ~ar la relación ruat:avillosa que
deseaba.
El primer paso comenzó en el Caribe, cuando experi-
menté la epifanía científica que describí en mi primer libro. La bi%gla de la creencia . Mientras reflexionaba sobre
mi investigación celular, me di cuenta de que las células
11 0 están controladas por los genes, y de que nosotros
tampoco lo ' estamos. Ese momento ceureka. fue el comienzo de .mi transición, como relaté en ese libro, de
c;íentífi co agn6stico a científico seguidor de Rumí, convencido de. .9.u.e . ~.!-?~~s ~cD ernoS J.~ .!:~p~_r;i~~. ~.c~ crear
E..:lestro propio ParaÍs_º _cn la :;['jcrrlt.y de que la vida eterna va más allá del cuerpo.
Ese instanle también supuso el comienzo de mi transición de C$Céptico con fobia al matrimonio a un adulto
23
BRUCE H . UJ?1'O N
que por fin se responsabilizó de todas las relaciones fa.lli-
das de su vida y se dio tuenta de que podía crear la rela- '
ción de sus sueñ os. En este libro, relataré esa transición
utilizando parte de los concep tos científicos que resa lté
en La bio[og{a de la creC/lda, y algunos más. Explicaré por
genes ni tu edu cación (lejos de ser la ideal) los que te im- .
qué no son ._tu~ hormonas, tus agentes neuroquímicos, tus
- .-.. ----- .
piden conseguir la rel ación que dices que quier:~~.?n_.~.~
creencias
las que
experimentes
esas. elusivas ~.....
--.- .._.. _-._---.. evitan
- .. . -que
- '-'' . _ . - ..
_
nes
de'· ..amo
cam b. . ias
_.lacio
··_··M
___
· . r. .Si-.-._
.... tus
..._.creencias
_. ...-... . ...cambias .tus
ones...relaci
...__ ..,-~
_ ~
Por supuesto, la cosa es algo más complicada que eso,
ya que en las relacione$ entre dos personas hay en realidad cuatro mentes im plicadas . A menos. que entiendas
que esas cuatro m entes son capaces de trabajar contt.'! sí
mismas, estarás ..buscando el am or en los lugares equivocadoS'. Esa es b razón por b. qu e los libros de autoayu da.
y los textos terapéuticos a m enudo o frecen con ocimientos sin fome ntar ningú n cambio real : ¡solo se enfrentan
con dos de las cuaLTO mentes que participan en las relaciones!
Pieosa en el romance más espect.:l.cular de
tu
vida, ese
tan- especial qu e puso tu mundo patas arriba. H acías el
amor a todas h oras. no necesitabas comida, no necesitaba... '
apenas agua. y sin embargo esta.bas neno de una eneP6Ía
inagotable: estabas inme rso en el efecto luna d e miel , y
creías que iba a durar para siempre. No obstante. m uy a
m enudo el efecto luna de miel se transforma en peleas
Z4
El. EfEC r o r. U NA DI! MIEL
diarias, quizá incluso en divorcio, o puede que solo en
tO-
lerancia. La buena noticia es que no tiene por qué acabar
de esa manera.
Es posible que pienses que tu gr.m amor fue, en d mejor de los casos , una casualidad; o, en el peor, una simple
ilusión. Que su fracaso fu e cuestión de mala suerte. Sin
cmba~ en eS[e libro te explicaré cóm~~!~~ 5!Le.f~~!R
..!~na de .!!!iel en tu vi~m~iéI!..f.§mQ..Qf..~ignast, e.s 1.l .
._ f~. Una vez qu e sepas cómo se crea y se destruye, podrás, al ¡gua] que yo. dejar de quejane de tu mal kanna en
las relaciones y crear uno de esos finales de cfelices para
.siempre. con el que disfrutaría cualquier producto r de
Hollywood.
¡Eso fue lo que conseguí crear después de décadas
de fracaso!Y puesto que hay tanta gente que nos ha preguntado cómo lo conseguimos, Margaret y yo explicaremos en el epílogo cómo logramos nuestro efecto luna de
miel cfelices para siempre., que dura ya diecisiete años ...
y lo que le queda. Queremos compartir nuestra h istoria
porque el amor es el facto r de crecimiento m ás potente
para los seres humanos y, además, ¡es contagioso! Como
descubrirás cuando crees el efecto luna de miel en tu
pr:opia vida" atraerás a
g~jg!!ahr!.ent.!;._qui fi9S a ..
.y
cuanta más, mejor, Sigamos d viejo consejo que nos dejó
Rumi en d siglo xvm y disfrutemos del amor por los
de~
más par.a que este planeta pueda por fin evolucionar y
-'c'onvertirse en un lugar mejo r en el que todos los organismos puedan vivir su propio
Paraí~o
en laTier[';l, Mi es-
2S
nRUCE H. UPTON
peranza es que este libro te conduzca a un viaje (como
me ocurrió a mí en aquel instante en el Caribe) que te
haga vivir la creaci6n del efecto luna de miel durante todos y cada uno de los días de tu vida.
. " ""!
•
, .i{¿.flrj~·¡ ,...I· .
/' ..... . ,.
<-'"' •. '.
.,. f' ~,~(JV
~...
:l ll - '~ ·
O"
'>' :'l'J ,"
11""
1'"'
J.:....'
" .1',1..
Capitulo 1
NUESTRO INSTINTO DE ASOCIACIÓN
141 már alió th. la C4paa'dad dI: nuestra imagillad611
amubj, una j fmtUJ df: vida qUl! sea r:ApdZ de existir sola
e ¡"depmJim!t; tlulada de otras formas.
LEwL.. ThOMAS
i eres un superviviente de múltiples relaciones fallidas,
S
es
po~ble
que te preguntes por qu é sigues intentán-
dolo. P uedo asegwarte que
00
insistes para disfrutar de
los buenos m omentos (que a veces duran muy poco). Y
no insistes porque los anUDcios de tdevis.i6n no dej en de
mostrar
::1
parejas
eD~oradas
en islas tro picales. Insistes
porque. a pesar de tu historial y d e las descorazonadoras
tasas de divorcios, estás, diseñado para
asociarte. _L9.s. ~.e.":"
.sg.humanos no ]:tan sido creados.. p_W _~!vj~ sql_º~,
Existe un imperativo biológ ico que nos impuls:I., tanto
a los seres hu~os como a todos los demás seres de este
planeta, a fonnar una comunidad, a
r~lac i onarnos
con
otros o rganismos. Tanto si eres co nscien te de ello como si
no, tu biología te presiona para que te relaciones. De hech o, la unión de los individuos e n comunid ades (que
siempre empiezan con dos), es una fuerza básica que
COII -
El.
EFECro LUNA
DE MIEL
duce a la evolución biológi~a, 1m fenómeno que yo he
llanudo evoluoón e.~potllá,.ea y que comenté en profundidad en el libro lA biología de la lransjormadón. I
Hay. por supuesto. otros imperativos biol6gicos diseñados parn asegurar la supervivencia del individuo y de la
(:specie: la necesidad de ~2.!!!ida, de .~~~o, de ~f.i.roiento,
de Rro~ción y la (~IY..! e inexplicable necesidad de luchar por la vida. No sabemos dónde ni cómo esa volun-
tad de vivir se ha programado en nu estras células, pero es
un hecho quc ,rpp.g4n ~~? renuncia ~cilment.7.3-la .
vida. Intenta matar al más primitivo de los organismos y
t".sa bacteria no te dirá: .Vale. esperaré a que me macesll .
En carl"ibio, pondrá en m:archa todas las maniobras evasivas
(Ille tiene en su poder para asegurar su supervivencia.
_C.uar¡4.~ l~ll!!~~W insti,I1~<;?~..~!qlógicos .n~J~5?_1"! ~-'~!~.~~~:.
chos, cuando nuestra supervivencia se ve amenazada, teuna sensación rara en el est6mago que nos dice
'llemo's
que algo ya mal antes incluso de que nuestra mente Consciente se dé cuenta del peligro. Esa sensación visceral se
siente hoy día a nivel global: muchos de nosotro~ notarnos un malestar interior cuando pensamos en la supervivencia de nu e,~ tro dañado planeta y en los seres humanos
que Jo han dañado. La mayor parte de este libro se concentra en la forma ·en que los individuos pueden crear o
reavivar relaciones maravillosas. 'pero en e1 capítulo final
explicaré cómo la energía ge.l,lerada por las relaciones
~ Paraíso en laTierra» puede sanar el planeta y salvar nuestra especie.
BRUCE 11 . UPTON
29
Se trata de un objetivo diflcil, lo sé, pero tenemos a
nuestra disposici6n un modelo extremadamente satisfactorio para crear las relaciones sanadoras que al final conducirán a la curación de nuestro planeta. Como dicen los
antiguos místicos: «La respuesta se encuentra en el ¡nterion. ha_~tE9l!;"a,_y..~tEº~I:!L d~_ .~ ~. rt!.~jQt:tE":;. ~~1!!.0niQ=-_
sas _pu ede n_Qh.st;l;"vars~ enJª, c9}J}uniºac!s ~~ti!uid.-'Lpo r
los bHlones de <;é1u!as _qu,C: (oflTliln a. ~9<!ºdºS_S!!~LI:uuna­
,nos. Puede que esto te parezca raro en un principio. porque, como es lógico, cuando te miras en el espejo das por
senbdo que eres una entidad única. Sin embargo, ¡eso es
un enorme error de percepción! En realidad, c;ualquier
ser humano e~tá.formadó_ p'or una com.unidad compuesta por unos <:-in~,~r:t, ~~ ..b,m ~de...dJulas_dentrO de una
placa de Petri recub ierta de piel, una idea sorprendente
que explicaré más a fondo en el capítulo 3.
Como biólogo celular, he pasado muchas horas fel ices
estudiando el comportamiento y eJ destino de las células
madre en placas de cultivo plásticas. Los billones de célub s que contiene nuestm cueTpo hum ano recubierto de
piel . viven Il14-9Q.9.lJl.ªU!Xm9.w_Q,BOlCnre-ql1eJas....parejas.
reñidas o las comunidades humanas, arrasadas por las luchas. Esta es una, razón excelente para aprender de enas:
cincuenta billones de células sensibles, cincue nta billones
de ciudadanos que'yiy'~pj~mos e_n,p;¡'2;. d_~nt!.9 ..de.__un~ co.:munidad
de enorme complej
c.é.lulas tie nen
. . . . ,. .
' idad.Tq,dasJas
.
_ su trabajo.1odas las célula') disponen de cuidados sanita•
__
- - _ ._ • • •
0
••
Tios, protección y una economía viable (basada en el in-
30
EL EFECfO LUNA DE MIEL
tercambio de moléculas de ATP,las unidades de energía
biológicas a las que los biólogos se refieren a menudo
como
w
monedas del rcinot). En comparaci6n , el trabajo
de la humanidad (descubrir,la forma en la que un insigni-
ficante número de, siete miLrgillQ.I1!!:!> de seres humanos
puedan vivir en armoJÚa). parece 6ciLY en compa~ción
con la comunidad cooperativa ,~e c;in,c~elJ.,~<!-.'pjn.Q!;J~'§., de
células que forman nuestro cuerpo, el esfuerzo de una
simple pareja (descubrir cómo dos seres humanos pueden
comunicarse y vivir en armonía), parece pan comido .. ,
aunque sé que a veces puede resultar el mayor desafio. al
que nos enfrentamos en d mundo.
Te garan~zo que los organismos unicelulares, que fue-
ron las primeras formas de vida en este planeta, pasaron
un montón de tiempo ~.ilrcs_ lJ..lil. millQt;les _qc...a.l!Qs­
intentand~
descubrir cómo asociarse entre ellos. ¡Ni' si-
quiera yo tardé taoto!Y cuando empezaron a unirse para
formar seres pluricdulare.<;, al principio se organizaron en
comunidades libres, o colonias. compuestas por organismos unicelulares. Sin embargo.layentaja .ev.olutiva..d.e.v.i.-:, ViI
en una comu~:::li~~c:J, (más consciente del entorno y con .
el tr.lbajo repartido entre todos) pronto 'derivó en organismos altamente estructurados compuestos por milloncs,
mile.<; de millones y después billones 9C células_.Ú1?icas q1}~_
interactúan socialrncQte.
Estas comunidades pluricelularcs varían en tamaño
desde las tnÍcrosc6picas a aqueUas que pueden observarse
a simple vista: una bacteria, una ameba, una hormiga. un
31
BRUCE H. UPTON
perro, un ser humano, etc. Sí, ni siquiera las ,bacterias viven
sol~; forman 'comunidades disp~rs:as.!l~.~~p.ti~!.lel?
.una !=-O.m."'Hli~ciº.º ,~9.f15.ta!1t~ _mediante se,ñales químicas y
virus,
Una vez que las células enconttaro'n un modo de unirse para c¡ear organismos de todas las formas y tamaños,
estos nuevos seres pluricelulares recién evolucionados
empezaron a unirse también en comunidades, Por ejemplo, a nivel macroscópico, los álamos temblones (PoplJ.lus
tremuloides) forman un superorganismo compuesto por
enormes extensiones de árboles genéticamente idénticos
(ta1Jos, técnicamente) conectados por un único sistell~a
radicular subterráneo. La mayor alameda conectlda conocida es una extensión de 430.000 metros cuadrados situa-
da en Utah y apoda~ Panda; según a1gunos científicos, es
el mayor .organismo del mundo.
La l1aturaJe~ social de las asociaciones multiorgánicas
.umomosas puede proporciomrnos importantes co nocimientos aplicables a la civilización humana. Un gtan
ejemplo es la hormiga, que, al igual que
UD
ser humano,
es un organismo social pluriceJular, Si apartas a una hormiga de ~_~ cO~l.unid~~ , J~? rir~ : De .hecho, una ho rmiga
es en realidad un suborgarusmo; d verdadero organismo es
la colonia de hormigas , Lewis Thomas describió a las
hormigas de la siguiente manera: d ..as hormigas se parecen tanto a los seres humanos que resulta embarazoso.
C uJt:ivan hOllgos, crian pulgones como ganado, envían
ejércitos a la guerra , utilizan aerosoles químicos para
32
1\1. Ef ECTO !.UNA OH MIEL
alerrar y confundir :i ~ us enemigos, capturan esclavos ...
se sirven de la explotación infantil . .. intercambian información in cesantemente. Lo hacen todo salvo ver la televisióm,2
El impulso natural de formar comunidades también es
facil de o bservar en las especies mamifecas , como los caballos. Los rebddes potros corretean alrededor de sus padres y los molestan, al igual que hacen los njí'los humanos.
, Para meter en vereda a los potros, los padres l e~ muerden
modo de refuerzo negativo. Si esos pequeños mordiscos
no funcionan, los padres utilizarán el castigo más efectivo
1
de [Odos: obligan a lo~ potrillas que se comportan mal a
apartarse del grupo y no les permiten regresar a la comunidad . Este resulta ser el castigo definitivo hasta para los
. .potros más salvajes y descontrolados, que harán todo lo
que sea necesari o para poder volver a la comunidad
En las comunidades humanas, podemos arreglárnoslas
solos como i.ndividuos durante mucho más tiempo que
una simple hormiga. pero es probable que nos volvamo:\
locos en el proceso. R ecuerdo la película Nál!frago, en la
que 1bm Hanks interpreta a un ho mbre que queda vara-
do en una isla del sur del Pacífico, Utiliza la sangre de su
mano para dibujar una cara en un balón de voleibol de la
marca Wilson Sporting Goods al que Dama (1 Wtlsont para
.poder tener a alguien con quien hablar. Al 6nal, después
de cuaero años, da un arriesgado paso y se aleja de la isla
en una balsa que él m ism o ha fabri cado en un intento
por encontrar <J alguien con quien comun icarse y no te-
33
BRDCE H. un'ON
ner que estar solo en la isla, a pesar de que ha descubierto cómo asegurarse la comida y el agua, es decir, cómo
sobrevivir.
La mayoría de la gente piensa. que el impuJso de pro"':
pagación es el imperativo biológico más básico de los
humanos, y no hay duda de que la reproducción del individuo es fundamental para la supervivencia de la especie. Esa es la razón por la que la mayoría de nosotroS enco nt~r.n <?~
<:1 ~exo ~ILpI4-'erJtero :.Ja natuol eza qu ería
asegurars~ de que los humanos sintieran el de$eo de procrear y mantener la especie. Sin embargo, Hanks no se
aleja de la isla pata propagarse~~~..ª,l~Ü~ _~;t~ ~~ . i$p-ar.~ ~ pQ- _
. der comunicatse. con alguieo.que no sea un.a pelota de
voleibol.
Para los humanos, unirse en parejas (lo que los biólo-
gos llaman «formación de pares.) es algo más que simple
sexo encaminado a la propagación de la especie. En una
conferencia titulada d..a particularidad de los humanos*.
el neurobiólogo y. primatálogo Robert M. Sapolsky explica lo únicos que son los seres humanos a este
re~pec{o:
En ocasiones, no obstante, el desafio consiste en que
D OS
enfrentamos a algo en Jo que somos absolutamente únicos:
no existen precedentes en el mundo animal. Dejen que les
ponga un ejemplo. Uno sorprendente. Bien. Piensen en
una pareja. Sus componentes llegan;} casa al final del dia .
Hablan. Se toman la
Ccn;l.
Hablan. Se van a la canu.Tienen
relaciones sexuales. Hablan un poco más. Duermen. Al día
34
EL EPtCTO LUNA DE MI!;!.
siguiente hacen exactamente lo mismo. Lleg:m a casa del
trabajo. Hablan. Cenan. Hablan. Se van a la cama. Mantienen relaciones scxuaJes. Hablan. Se quedan dormidos, Ha-
cen esto cada día durnnte un mes entero. Una jirafa se
~en­
tiria a..'iqueada ante algo a<;í. En c:1 reino animal de ahí fuera
~_~!X . P~.~c.t~~~ell~~.!l2_~~~. ~u_e ~~!l~ng¡L~!~cj.oJlC.L
. s~u~~ s;in á':l.i.mQs.repr~u ~t~vo!. .di~_~!.~~~!!!i~.~9J~ .
de e!10 después.'
Para los humanos, el sexo con finc.<¡ reproductivos es
crucial ha5.ta que una pobbción se estabiliza. Cualldo las
l,obb.ciones humanas alcanzan un estado de equilibrio y
seguridad, .et~.S<.E }~P_~~u.~~v<? _~sn~inuyc, . En Estados
Unidos, donde la mayoña de Jos padres espe.ran que sus
hijos sobrevivan y desean no acabar en la call e pidiendo
limosna cuando sean ancianos, la media de
de.~cendientes
por familia es inferior a dos. Sin embargo. cualquier población amenazada iniciará e1 período reproductivo antes
y se reproducirá más; de manera inconsciente, saben que
parte de sus hijos no sobrevivirán y que necesitarán más
de dos hijos p.ara que alguno pueda ayudarlos cuando
sea1l ancianos. En la India, por ejemplo, pese a que la tasa
de fertilidad se ha reducido un 19 por c:iento en una dé-
cada hasta situarse en d 2,2, en las zonas más pobres. donde las familias se enfrentan a tremendos desafios para sobrevivir, la tasa. puede llegar a ser hasta tres veces mayor.
Sin embargo, incluso en las sociedades donde el impulso reproductivo se ve reducido, existe un incentivo
35
para cJ emparejamiento, p_ q~.~. ~ljnstint~u;lt; . ~~a~ sQ.:".
.'p,era .;¡l d.!? procrear.l...as parcjas que ~o tienen niños pueden ccear relacio nes maravillosas, y hay muchas que no
los tienen por decisión propia. En Two 15 Enol~gh : A
COllp/~~ Cuide w [JViflg Clrildle.fS by Choice (Dos es ~fidcn­
te: guía de parcjl1paro vivir sil' r¡iiios por eleca'6n), la 3UtOU ,
Laura S. Scott, cX'plora Jos m otivos por los que algunos
renuncian a esa experiencia. Scott comienza el libro Gon
una conversación que mantuvo con un amigo de su marido, que en aquel momento acababa de ser padre:
.Entonces, ¿por qué te casaste si n o q uedas tener hijos? ,
¿Cómo? Pu es por amor .. , por compaflfa, respondí.
Su pre-
gunb m e desconcertó y m e dejó Sill palabras. algo poco
habitual en mí. Él inclinó la cabeza haci;t un lado y esperó
a que .añadiera algo más. con ve rdadera curiosid;¡d. En
aquel momento me di cuenta de lo extraña que debía de .
parece[le. Era una persona que no podía imaginarn! la vida
sin hijos imentando comprender a ulla
per.~ona
que no po-
dí::a irruginarse la vida con hijos. 4
Seott empezó a iove'itigar el tema y descubrió que, según un sondeo de población del año 2000, había treinta
millo nes de parejas casadas en .Estados Unidos que no tenían hijos. y también que la Oficina dd Censo de Est::ados
Unidos preveía que las p::arejas casadás con hijos serian tan
solo el veinte por ciento en 2010.5 Seott realizó tamb.ién
su propio sondeo con las pan:ias que no tení::ao hijos por
36
El. E.FEcro LUNA DE MlfJ.
elección y descubrió que un motivo importante para no
hac.erlo era lo mucho que valoraban 5U~ relaciones . Uno
de los maridos encuesrados dijo: , Mantenemos una relación feJiz, amorosa y plena tal y como estamos. Resulta
reconfortante saber que la dinámica de la relación con mi
esp osa no cambiarát.6
Quizá si más gente se diera cuenta de que el emparejamiento en los organismos superiores.st:= p c;.!;>_e_~Q~~todo
al vínculo y ,no al instin.tt?_dC.ICP!.oq4f,ióp,.l):I,hm.ro.enos
prejuicios contr.l!.a hO~~S' ~~4~¡lÚJ;~7De hecho, la ho~~~
sexualidad es natural y común en el reino animal. En una
rev:i sión de la literatura científica realizada ·en 2009, Jós
biólogos de la Universid:id de California en Riverside,
Nathan \V BaiJey y MarJene Z uk, que abogaban por más
estudi os sobre el impulso evolutivo del comportamiento
h omosexual, declararon : _La variedad y ubicuidad de las
relaciones animales entre el mismo sexo son impresio-
nantes; se han observado miles de ejem pl os de cortejos,
emparej amientos y cop ulaci6n entre seres del mismo
sexo de muchas especies, entre las que se incluyen maITÚfero~, aves, reptiles, anfibios, insecros, moluscos y n ematodos •. 1 Un buen ejempl o son las gaviotas plateadas; el
21 por ciento de las hembras de gaviota plateada se emparejan con Otra hembra al menos una vez en su vida, y
un 10 por ciento son exdusivamente lesbianas.
Pu e~ to que nuestro instinto es formar vínculos, tanto
si estos son homosexuales como si son heterosexuales,
_~~<:~!~~ e~~e~(!e.Lc6mp. pr~t~d_e_ª~_qfiarnos la nacu..=
37
llRUCE H . LlM'ON
_ ~eza., y
este es el objetivo de este libm Si no aprendemos
bien a emparejarnos, ¿cómo vamos a seguir el ejemplo de
las células para crear corrwnidades cooperativas mayores?
Hasta que aprendamos a emparejamos bien; la siguiente
etapa de nuestra evoluci(m, en la que los humanos se unirán para formar un superorgJni smo gigante llamado humanidad , quedará estancada. Si las hormigas pueden hacerlo, ¡los seres humanos también podemos!
la buena noticia es que la historia de la evolución no
es solo una historia sobre la supervivencia de las comunidades cooperativas, sino tambi én una h.i>toria sobre patro-
nes repetitivos que pueden medirse gracias ~ la geomema,
las matemáticas q'ue sirven para dar estructura aJ espacio.
Los seres humarJ os no crearon la geom.etría: la dedujeron
:l
partir del estudio de la estruc tura del universo, porque
este proporciona un modo de comprender la organiza.ción de la naturaleza. Como escribió Platón: d.a geometría exisl;ia antes de la creación~ .
_
Los
patrones
. - _..• •.•... re'peti
"--'~.~~, º~Jª.m:!~y-!.gc:ometJ:Í~Jí\.g~~
- ..
~etri~..f!~.c:.~~. ~velan un emocionante descubrimiento
sobre la naturaleza de la estructura de! universo. A~nque
algo en nuestro interior nos dice que nos encontramos en
un punto crítico, la geo metlÍa fractal deja muy claro
-
- ~
_.-
(como explicaré más tarde) que el p):meta ya ha estado
con la soga al cuello en Otr:lS ocasiones.Y en cada una de
cllas, aunque ha habido víctimas en el camino (los dinosaurios son las más famosas), siempre emergió al&.o mejol:,
~~_ I ~ gisi§.......
38
U. EFECTO LUNA DE. MIEL
Los cálculos matemáticos impli ca dos en la geomf:tría
fractal son en realidad bastante sencillos: las ecuaciones
solo utilizan sumas, restas y multiplicaciones. ~.u_~~~Y.Q!. ..
..?~__~ ccua~on.e.'i..se r~ucl.ve.la solución S~.l~t~~.C!;a.,f!:n..,
la ecuación original y se resuelve de nuevo. Este patrón
;c~nte~ puede rep~tirse i~~d~ficid~~~e~t-~ Cuando las
ecuaciones fractales se resuelven de manera repetida más
de un millón de veces (unos cálculos po~ibles gracias a la
aparición de potentes ordenadores), aparecen patrones visuales geométricos. Resulta que una de las caractensticas
inherentes a la geometría fractal es la creación de patrones
reiterativos,
p.atrone.~ «autosimilarcs ~ ,
encerrados unos
dentro de otros. La muñeca tradicional rusa,la matrioska,
proporciona un buen ejemplo para comprender los patrones rra ctales. Como símbolo de la maternidad y la fercilida~.la muñeca es en rcálidad un conjunto de muñecas
de madera de tamaño decreciente sjtuadas unas dentro de
otras. Cada muñeca es una mil:üatura, aunque no necesariamente una réplica ex::.cta de las de mayor tamaño.
Del mismo modo que b~ muñecas rusas, los patron es
repetitivos de b naturaleza dejan clara su org:mización
fractal Por ejemplo, el patrón de las ram.itas de una rama
se parece al patrón de las rama~ principales que salen del
tronco. El patr6 n de un río importante c.~ similar al de los
afluentes más pequeños. En el pulmón humano, el p::.tló n
de ramifi caci ón de los bronquios se repite en los bronquiolos, más pequeños. Por m ás complejos que sean los
organismos, siempre muestran patrones repetitivos.
39
BRUCE 1"1 . LlPTON
p.t~. pac:o.l! CS_ .!l:i~e!:a!i'yQ.$. Jl ace n que resulte más
tacil
comprender el n1WldO' natu ral.A pesar de la evolucióll de
creciente complejida<;l e n la el>tructura d e las comunida-
des coop erativas pluri celulaTl'S, lo asombroso'es qlle: en la
fisiología de los seres hUl11anos (los que presumiblcmt:me
se encuentran en la cima de la
cad e~
evolutiva) no eru-
ten nuevas funci ones que no estén ya presentes en las .más
sencillas células
<]Ile
ocupan d eslabón mfts bajo. Los sjs·-
temas digestivo, excretor, cardiovascular.nervioso e induso el sistema inmune, c~t~_presentes
~~!.:!º~1~~ cé:.. --.- ' - e~
-"
lulas que compon en nuestro cuerpo. Dime uua h.m r iÓn
. del cuerpo humauo 'y'~' t~' ~;~~~~ d ónde ~e originó en
un principio dentro de una única célula. Estos patrones
frd Ctales repetitivo... implican que todo lo ql~ c. .sabe.l!l QS .SQ:- .
bre los. organism
má.~_..senci
U ~ de: la. n?~~l~~;:¡ put;d e
.__..--os
_.-,
-..
aplicarse
os •.como
lm.s.e~ hu. también a los más complej
.
.
.
.
'"
m~~os. pe modo que si qui eres comprender I<a n;:¡turaleza del universo, no hace falta ql1 e lo abarques por enlcro:
puedes estudiar sus componentes como hice yo CUJ udo
era biólogo celular. Los patrones repetitivos de la geom e-
tría fractal proporcio nan un marco científico para el pr in- ,
cipi o que la núnica denom ina «Co"!p_~ª rri~~_, es_~~ajp',
Está claro que som os una parte del universo y no una [econ!cideración tardía cuyo trabajo es «co nquistaD la natu-
ra1=.
Una biosfera construida a base d e patrones fractales repetitivos también ofrece la opo rtunidad de predecir el futuro de la evolución repasando nuestra historia pasa&. En
40
EL EfECTO L.UNA DE. MIEL
Clmbio,J.a teoría da[Winiana convencional sostiene que la
evolución se inicia mediante mut.-¡ciones aleatorias, .accidentes. genéticos, lo que implica que no podemos prede-
cir el futuro. Sin embargo. si seguimos los pasos de las célu las. nuestro finura deberla ser cada vez más cooperativo
y armonioso, de modo que los seres humanos (empezan-
do por la fonnación de parejas), puedan aprender a coopecar para formar un organismo comunal evolucionado
Uamado humanidad.
En lugar de ma1decir
.
o
nue.~tra
mala suerte en las rela-
ciones, debemos f~!=!?!,.~ce_~_q~~J)J,!I;:~.tr:oLe~f~erzos pOL
asociamos
son un.0-instinto fi.mclameotal deJa .n~ra1eza, y
_' . _ . . .
que esas a'iociaciones pueden ser armoniosas y cooperativas. Debemos seguir el ~abio consejo de Rum.i : . Ayer
era inteligente, así que quería cambiar el mundo. Hoy soy
sabio, así que me estoy cambiando a mí
mis mo ~ .
Cuando
empezamos a. yj~ir e!l. ~~.~í?- .~.,?n la .J;la.t~.~!~~JYS0n.
nosotros .mismos). podefJ1.9S ava~ _píl:r.1a la .~~l~iQ.tulel
efecto luna de mi.el en nuestras vidas, donde las relaciones
:;e basan en el amor, la cooperación y la comunicación .
. En el capítulo siguiente exploraremos la forma más básica de comunicación enue los organismos: las vibraciones
de energía.
Capítulo 2
..
Creo
BUENAS -VIBRACIONES
-O )
....
. ". -
qllt
'.
'"
exim' 1/11 In{I~/iHfl.l! sllIil.DUJuwJwam y
qlle, si UM afermmos iIlCOIIscitntemi!n/e Q él, avanzoremol
t n la dirccci6" Corred n.
HIiN(~Y DAVID TIIOReAU
v:
vía en el paraíso, Jejos de las batallas legales y finan~
cieras que habian arrasado mi vida, c u~ndo corneó
un error que ningún mamífero que se respete a, sí mismo
habría come tido. ¿Acaso u'na ga.cela duda cuando percibe
1.1 presencia de lU1a leona? ¿Acaso la gacela se vuelve hacia
ella y le pregunta: t:¿Eres ml amiga? . Por supuesto que no.
Tan pronto como la gacela percibe b presencia de la leona, saje disparada a una velocidad sorprendente (de hasta
80 kilómetro~ por hora) para evitar convertirse en la cena.
Sin embargo, cuando un deprecb.dor humano que me
ponía la piel de gallina se mudó a una ca53 situada a dos
puertas de la mía, ¿qllé hice? ¿Me [Omé el tinte verde oliváceo de su piel como advertencia? ¿Acepté como una
señal el latido desbocado de mi corazón, que parecía decirme «ob, ob, parece qu e n o hay es.cape de este caUej ón
oscuro»? ¿Tomé la imagen del demonio que invariable-
42
I'.L f.FECTO LUNA DE MlEL
mente se me venía a. 1a cabeza cua ndo lo veía como una
señal de que debía mantenerme alejado?
No. En lugar de eso, me esforcé cada día para libra rme
de la aversió n vi.~ eraJ que me generaba, D~pu és de todo.
estaba en lUcdio de una transición desde profc.~or agn6~­
tico a científico espiritual ilwninado. Me concentre.ba en
el pensamIento positivo, lo que significa que no quena
reconocer la realidad de los depredadores 11urnanos.También intemaha S~!!~!?~~~.,:!~e ~!1 _C:~"E.....e!!;lQI},.Adcmás de su
aspecto diabólico, la aparicnda física de ese hombre era
muy similar a la del tipo que me había' arrastrado hasta
una batalla en los tribunales, alguien que en aquel m om ento p ensé que .podría cambiar si me concentraba en
perdonarlo. (0113 historia breve. En este caso todavía no
ha funcionado). Me esforcé por superar mi aversión charlando sobre bobadas con él.; intenté ser verbalmente civilizado y Jo conseguí. Mi m ente racionalizaba la angustia
que senúa cada vez que 10 veía, y la consideraba una forma de penitencia de la Nueva Er:I.
Alrededor de un año después de conocer a mi vecino
depredad or, los de la mudanza apare cie ron p:U<I empa quetar las cosas para mi uaslado de Barbados a Grenada.
Cuando Ja faculta d de merucina en la que mbajaba me
tnsladó, pensé que rn.i benevo.lenc ia había sido reco Olpernada en dos sentidos. En primer lugar y más importante. me emocionaba saber que no volvería. a ver al h ombre que m e ponía la piel de gallina . .En segundo, pensé
que mis instintos debían de haberse equivocado, porque
43
BRUCE H . 1..IPTQN
se presentó para ayudarme a cargar en el cami ón todas
mi.. posesiones (meods el maletín que utilizaba par;¡ los
viajes
rápjdo.~:I
Estados Unidos), incluyendo mi aprecia-':
do equipo d e fotogra6a de última generación. _No era
tan mal tipo, después de todo): me decía mi mente racional. No obstante,
¡nq hubo ni un solo mom ento en el
que mi desbocado corazón quisiera dejar de escapar!
La vero.1.d cayó como una losa sobre mí cuando volé
dé vuelta al Caribe y descubrí (después de fastidiar a los de
. la mudanza durante varjos días), que mis cosas
rían jamás. Mi vecino depredador se
h abi~
00
lh:ga-
acercado a la
oficina de la compañía de entregas el día después de que
yo me marchara de Barbados, había can celado el envío, se
había quedado con la devolución de mi dinero, había ro-bado todas mis cosas y se b.!.bía desvanecido de Barbados.
Lo que se suponia iba a ser una lección de perdón y pensamiento positivo :lcabó en una lección soure cómo
aprender a superar la pérdid~ de todo lo que tenía. Otra
vez,. Era la cuarta vez que me ocurría y, con suertc,l:l úlrima vez que perrlía todas mis cosas. Sí, ¡he tenido ulla
vida muy accidentadal
Lo más impo rtante para este capítulo es que la pérdida
de todas mis pertenencjas fue una dolorosa
1~cci 6 n
par;¡
mi sobre la importancia de confiar en las ,buenaslI y las
(mala~lI
vibraciones. Tud~ J.9§ .organismos de c.stc .plall eta
.tttilizan las.vibraoorte... (también conocidas como cncr- ,
gia) ~co mº-.JJ!l J;1)!';.dio
aprendi por la..
mala~
f\!!!dam.~lltllde
c.omunicación. Yo
que ignorar este sistema básico de
44
El EFECTO LUN A DE M IEL
comunicación es un error desco rnunal. uno que los seres
humanos cometemos a cada momento. En t!iencia, nos
dan gato por liebre .{l .P.~.ª,[ .de..que...elu:1¡godo sa!?~T'!!.Q~_
g~e, nos eS,tán enga ,ñan~.,? Desc'!~J~ I.nO S pU.E.~~.-!.~tl).ti­
.~~.~.~.~s cuando la ..mc~_t~ ~.~ iºnRl..s~ cºl1,c~n~J~p.J;ljJ2i=.
.. 1a~~.. sobre todo cuando son pronunciadas por emhauc adore.~ con lengua de plata (o amantes).
El problema cCJ:n las palabras, por más que me gusten,
es que pueden ocultar un tipo de comunicación energética mucho más fiabl e. Una vez escuché una frase del di álogo de una pelí cula íl las tres de la mac}rugada, justo
cll ando empezaba a dormirme; una frase lo bastante memorable para hacer que me alegrara de haber permanecido en vela la mayor parte de la noche: $tknguiljÚu.C
'. diseñ_;do para esconder Jo.s.se nti~Y..~.IJ!:t?_~" Nada de lo que
d depredador de mi vecino habia dicho me había dado
pista alguna de su calidad de estafador. Nada de 10 que yo
dije podría haberl e insinuado que sabía lo que tr.lm aba.
Sin embargo, :\ pesar de lo mu cho qu e me esforcé para
inte ntar quitármelo de Ja cabeza, de algún modo 10 sabía
.
_P'Q!.9~~l)Qdi~..r:r.~~~ ':;~ <E...I!.C:!BÍ.a..:...sus malas vibraciones.
Para crear el efecto luna de miel en tu vida tendrás que
. sacarle partido a tu maravilloso don innato: la habilidad
..de .sE~t:i.[. las ~lLenas_y .~_ 9PJ~ _~iEra9.?~EJ~Y para hacerJo. es muy probable que te ngas que sllperar la programa ción que recibi ste duran te
tu
juventud, aunque no es la
única prog ramac ión de la. qu e tendrás que deshacerte,
como explicaré en el capítulo 4.
BRUCE.II. UPTON
45
M u chos de"nosotros aprend emos a muy tem prana
edad a ignorar los mensajes energéticos que recibim os:
.. No hagas caso de los sentimientos. Escucha las palabras».
.Así pues, d ~~I!!~~_ !D~2_~g!-!.~ llo_ g!1.~sabe~S---ª-Dive l . .
. viscerallcn ergé.ti ~. Pasamos por al to las señales de advertencia, como por ej emplo: «Él miente cuando dice que
m e ama •. Nos sentimos culpables (como me ocurri ó a nú
con la fuerte aversión que me creaba mi vecino) , así que
racionalizamos y nos decimos: «Debo de estar equivocada, porque en realidad no ha dicho nada malo y, después
de todo, yo 10 amo y el amor lo conquista todo~ . O ignoramos las buenas vibraciones. «Es una muj er genial, pero
j amás funcionaria. pOlque'no es mi tip o~:
Puede que . Ieen los mensaj es que se transmiten a
ru-
vd energético te parezca uno de esos «mIlitas raros. de la
N ueva Era, pero no lo es, EQ, .r!;.~¡~_q ¡ ~~á .r~!~cionadQ
_con la ~sic.a . c~~!J:~a (y si, ¡por fin hemos llega do al tema
principal de este capítulo!) . En cierta época. a mí también
me habria parecido un roUito raro eso de que alguien
percibiera la energía de otro. Al igual que la mayona de
los biólogos de m..i generación, aceptaba los principi os
de la física newtoniana que con tanta brillantez medía y
describía el funcionamiento delunivcrso material . C uando Newton demostró que era capaz de predecir los movimientos del shtema solar utilizando tan solo datos fisi cos, d ejando a Dios fuera de ]a ecuació n , se abrió un
abismo entre la ciencia y la religión, C uando yo estudiaba cien cia, ese abismo se había hec ho eno nne, Hasta hace
46
EL EFECTO LUNA DE MIEl,
poco, Jos científicos se conce~traban por Jo general en es-
tudiar el reino fisico., y dejaban el reino invisible para los
religiosos, entre Jos que no m e contaba.
Si miro hacia atrás Ole doy cuenb de que tanto los otros
. cie.!!!;Ífic~~c:~m_?.'f0 é?-~~.s . ~!::rc:í}:llement.~ingeDllos_al
.p.eE.~ ,,!__gt!e. las
Fa~ as
matemáticas
solo mediante 13
4~t .1l1liwrsQ. pod.íarLset..expIk.
fisi ca . ~di c i onal...e.jüp_erracional.
.new~()~.a..
Por más precisos que sea n los principios de
Newton para d mundo material. no bastan para explicar
este mundo -que incluye las buenas y la~ malas vlbraciones,
las milagrosas remisiones espontáneas de algunas enfennedades, 1a comunicación psíquica yel efecto luna de mieL
Como a la mayor parte de los bi ólogos, me costó adaptarme al mundo posncwtoniano. C uando por fin estudié
la fisica cuántica, me di cuenta de que M ax 'Planck,Wer-
ner H eisenberg. mi héroe de la infancia Albert Einstein y
otros pensadores pioneros nos han otorgado una nueva
física que nos ofrece
WJa
ventana hacia fuerzas qu e no
podemos ver. pero que son la verdadera uuter ia de la
vida . .
~3.!!~.E2~~~ña: J~JíE.e.~~!!~!~ .~, qH~ ..~~.~P,.!~-.9,9,(:
,p~n~~.b1~C?~., gq..~ ..~_~ .,º!i.f..o..~_':!_l!:.aJ.i.g~4 . P.9.1Q,_<;;s. 1bdo en
este universo está compuesto. 'p.~.r }~':l e rgía.i)l1!'~ te:~'¡_al , y
to do irradia energía . .& un hecho comprobado científicamente que los átomos y las moléculas irradian y absorben
luz (energía) .1 Dado que todos Jos organismos están compuesros por álamos y moléculas. tú, yo Y lodos los seres
vivos irradiamos energía (<<vibraciones.). Eso incluye a mi
47
nRVCE H . lJMON
vecino depredador, ¡que irradiaba el tipo de
debería haber evitado! '
en~rgia
que
m~
en-
Pero podn as argumentar que el hecho de que
cuentre a menudo sobre un estrado dando conferencias
sobre el efecto luna de miel sin caerme a través de él demostraría que soy un ser flsico y que el estrado es una
sustancia material.
Pues no.J.u .el
e~.ce.n~io,
me encuentro sobre Un .:vcr-
.~.~~~~o v~r~c~ d.e . e.º~a.u por eso no me caigo a tra-
vés de é1 (aunque sí me he caído de él, pero·csa es otra
historia). y cuando me miras. el hecho de que me veas
cantO un ser fisico no es más que una mera ilwióll. No
tengo una estru([U[a 6s.ica. ¡Lo gue ves no es otra cosa
que los fOtOll es de luz que rebotan en mí!
A meno.~ que ya tengas algún conocimiento sobre fisio cuántica, estoy s.eguro de que no h e 10grJdo cOl1ve.nccrtc de que debes renunciar a la creencia de que vivimos
en un mundo material.Te garantizo que los principios
Ja fiorio cuántica son tan extraños como maravillosos. Así
pues, explicaré 10 mejor que pueda c6mo es posible que
el mundo que una vez creímos material sea en realidad
pura energía.
En un principio, la fisica newtonianá sostenía que el
átomo era la partícula más pequeña del uruversp. De hecho. la palabf3 «átomo» procede del término griego que
signifio .indivisible•. No obstante, el año 1985 marcó el
comienzo de un renacimie nto en la fisica que cambiaría
para siempre nuc-stra comprensión del m undo. Fue eu-
de
48
El.
1iH::cr o
LUNA DE MIEL
tODces cuando los científicos empezaron a descubrir
que los átomos estaban compuestos por partículas aún
más pequeñas. Se descubrieron primero los electrones,
seguidos de los protones y los neutrones. Se vio después
que estas partí~las subal'ómic-;;'-iu'nd~entales estaban
formadas por un grupo de partí culas inc1 lL'iO más peq ueña s y de comportamiemo extraño, entre las que se
incluyen los .bo ~}!~1,...!O S JSnni_~r;s
y los ,quarks. E1 des-
cubrimiento de esas partículas suba [ó mi~as aún más pequeñas abri6 el lluevo realismo cuántico, cuyas extrañas
características confunden los principios 6sicos tradicionales de Newton,
La característica más desconcertante de la 6 s i C;ík.E uán ~
tica es que esas diminutas partírulas subat6mica(~~¡M!n­
. ,c ompuestas por ~~~it&... N,C! son.·6sic3S,en .absoluto..Me
encantada mostrar la siguiente imagen del átomo newtoruano para compararlo con el átomo cuántico.
l
Átomo newtonJano
Átomo cuántico
49
BRUCI?II. LIPTON
El átomo newtoIliano de la izquIerda puede ilustrarse
sin problemas de una forma concreta utilizando canicas y
soportes: se trata de un modelo muy parecido al del sistema solar que aparece en Jos libros de tex[Q escolares. La
ilustración del tátomo cuántico. de la derecha parece un
error: está en blanco. Eso se deb~_.ª .qM.~_ los ~~c;.~~_ cuán~­
co~
- pan. descubierto qUCUl~" "f;X!ste _sus~~.c}! ~sica
...
en ~ l
interioJ..delos ,átomos; las subullidades que los co"mponen
"
"~.'".
están formadas por vórtic!=S invisibles de energía extremadamente potentes, el equivalente a nanotornados, y no
por materia tangible. a$.i.R~~t )t""w.a~"~.9~ es un~" ~ña
forma
de ~"'i!~rgí~: "~Q .~Ji$i,ª,1" .. -" -- ..
'.
Para aquellos (incluidos los cientificos) acostwnbrados
a pen...ar que este es un mundo matetial, resulta dificil
cambiar de opinión. Puede que te ayude a hacerlo el hecho de visualizar la energía que forma el átomo como si
fu.era un tomado que se dirige hacia ti mientras tii acele-
so
El. EFECTO LUNA DE MLEL
ra<¡ tu Porsche por una autopista despejada. La razón por
la que ves el tornado como una estructura fisica en la
ilustración de arriba es que hay polvo y escombros atrapados por las espirales de ai ~.
Si pudiéramos retirar toda la suciedad y los despojos del
tornado, obtendóamos la imagen de la derecha, en. la que
no se aprecia ninguna estructura fisica;es tan «solo» un campo de fuerza de energía invisible. Pero si intentas continuar
tu paseo en coche a 160 kil6metro~ por hora (o menos) a
través del campo de energía del tornado, experimentarás su
potencia de primera mano. Jntentar conducir a través de un
lornado sería tan desastroso y fatal com o chocar contra
j
un muro de piedra, porque la fuerza energética del tornado
resiste fu e rzas OpUest2S (la velocidad del Porsche), con la
misma efectivldad que la materia fisica (el muro). De hecho,
las fuerzas generadas por los manotomatlos» atómicos son significativamente nús potentes que las que genero el huracán
Katrina.Estas fuerzas son la razón por la cual, cuando estoy
en el e<icenario, no lo atravieso. Estoy de pie sobre vórtices
compuestos por billones de napotomados atómicos.
Así pues, vamos a seguir esta noción de los átomos hasta su conclusión lógica: Los ~t~_Il! ~ ~1 ~?~pu_estos p"ot
vó!.~ ~~_?~~rgí!l-.i. Eso significa que las m olécu!;:¡s, que es-
tán compuestas por átomos, S?EJ:al~~J~ .Y9r ~.E9 de energía; y por último,los seres humanos, todos compu estos por
billones de células,son . .. r~9~ ~::'i_~~ ~JLer.gja. Es cierto que
parece que somos entidad es fisic.1S, pero eso no es más
que una ilusión, un tru co de la luz. ¡Todos som os energía!
nRUCE H. l.IPTON
51
:.LQué .r~J;¡,s;iº_1J.Jien.e... CSJ:.Q._tQD...nueslra vida R!:l'Sonal1.
Nada , según el curso d~ la fi sica convencional que sugiere que los principios de la 6 sica cuántica se aplican
solo a nivel subat6D11co. Sin embargo, algunos científicos sostienen , al igual que yo, que los principios de ' la
mecánica cuántica tienen pro funda.. imp!icaciones en
nuestra' vida personal. Una vez que aceptamos el hecho
de que somos fundamentalmente ~.~.L~Le'p'.crgé:ticQ~ . j':.O:­
n.~~tados al vas~? y diná~i~~_~~~~p'a d.!!. el~ EWa..d,:~?':
formamos
parte,
ya no podemos seguir viéndonos como
.
. .. .. .
indivi9uOS indefensos y aislados con la .suerte de haber
ganado la lotería evolutiva darwiniana. Como nos h:m
di cho los místicos a Jo largo de la historia, !.o.~O:5~.. -~1
~ui~~r;sp . ~s t~_ co~~_ct~~~ :
«La iluminación , p:lr3 \ffia ola
en d océano, es el momento en que esa ola se da cuenta de que ·es aguall, señala el monje budjsta vicmamil:a
Thirb Nh.t Hanh . .
Para ilustrar la mecánica del campo invisible de cnel'gia del que formamos parte y cómo esta mecánica se f t'laciona con nues ~ vida, suelo utilizar ejclll.p!ó... familiaI'l.'S
del mlUldo visible. C uando arrojas dos piedras a un estanque, estas piedras crean ola.. , ondas en rnlniatura. Las olas
no son la energía creada por la s piedras que has tirado,
sino un complemento físico con la forma de la energia
jnvisible. Las ond ulaciones del agua son generadas por la
fuerza de la energía en movi..tniento (recuerda 1<1 analogía
del tornado y el Porsche), que da forma al agua mientr:lS
viaja a través de la liuperficie del estanque.
S2
e
EL I!.F!!CrO LUNA DE MIEL
+1
o
-1
la historiA de Ion oodas:: en la figura A, un pez conlempb; la Idea de Irilgllfse
a un 9u~no mienlr;u UOill piedra e~U a ptlnto de chocar contra la supertlde
del ilgua. Una Vel que la piedra choca contra 111 .gua en la ligura 8, la enet'gr.
clfI~ tlca
de la piedra
~e
trammlte al agua y se Irradia de$rleel sltJo de Impacto en
IOlma de ond"" ronC&lU'kU. la enetglll de l movimiento moldea elltgUII y crea
ondn en mlnl,lIura, pero el_gua no se mueve realmfflte . blo se ilustr. glaclu
11 los movlmienlO1 de la baya del pescador, que se tI~1 yue en Ufllldoverllol
cuando paSlln liS ondu (mIra la fl~ch~). El hecho de que la boya no se mueva
en 'mlido horlmntlll con tu ondas revela que f l agua que h~y bajo 1'11. no Sil
mueve. El trando de las ondas mu~ tr a el clf6cter ondul~lorl0 de la energra del
mOVimiento. ta figura e muewilla forma de In ondoU de energb. La " I(ur;¡ y liII
profundidlld de lin onda~ refle¡an 1;1 potffi(la de la e~9Íi!1 . Cuanto I!l~yor ~~
la pied,." ~noj~dII, mayor energla transferir' al il9u~.l~ potencia d~ la enefglil,
medida por Lt magnitud de la onda, es cOl1 oc.lda como Lt ..amplitud_ de onda
(IT1iJrcad~ corno A). u Ir«uend /l de la energfa, que se mide en hl!r4Jos, está
determioadll por el númefo de ciclos de onda que H' generan por segundo.
S3
BRUCE ti . I.IPTO N
Ahora vamos a realizar dos experimentos hipotéticos que
muestr.m claramente cómo interacciona la energía. En primer lugar, vamos a arrojar dos rocas del mismo tanuño a un
estanque, desde la misma altura Yjusto al mismo ti e~po. Para
este experimento. lo que más me interesa es el punto en que
convergen las ondulaciones c:readas por ambas piedras. En ese
puoto de convergencia,yecis que ...
la potencia dc · ~wnda.~
-_._ __._-_._--
.~c enetgia me7".cladas se amplifica, ya que la a1rura di: las on~ con~&s 'es ~~ que i~' ~'tura de las ondas in~vidua­
les que las han generado. La. potencia combinada de la onda
producida por la suma de dos energias es W1 fenómeno conocido como ~!"m:rfc~.~.e.~_~.1J.w:ucti2a!., porque se amplifica el amaño de la onda, tal y como se ilustra más abajo.
Onda A
OndaB
1
Jn(erfers.mP.!~lru.::ti'Va:
En la figura 1, d<n g rup05 dE ondas avartUln el uno
tiaa'/I-;I otro wbÜla1'iiperfide del agUol. Tal Y oomo se Uustr/l, tanlo la ond/l A
como l.3. 8 le mueven I ~ unil hacia b olJa con su~ ondilO~ ..en fase... En eslE' C/l~,
Irnbl~ ondas /Iv/lnnn Pflmero {on !iU amplitud llE9aliw. l<n patrones de sus
ddos estan 1IIIne/ld<»,' (as ondas estilO en fa1c (resollancla /IrmóniOl). las (Indas
se rneu:lan en la Interfne en la que le encLlentran Iou den ondulaciones. Para
fl)()l;tliH las cOl\~cllendas de e11.i1 c?",birtad6n. se han dibuj"io las ond¡n UN
S4
EL EFECro LUNA. DE MlEl.
$Obre I.!. otra en la figur.. 2. Donde la iIomplitud de A es +1, la amplitud de B e~
tamblbl +1. -Si lurnas-amoo, ~ resuhMio de la amplitud de la onda ~om b inada
es +2. De la miYna rom1 ~ done/eA es -1, lIm~ lo es 8; el resultado total de la
luma de $tu amplitudes sedi·2. La mayor amplitud de onda se ilustra en la fig ura
l. que rcprelef"lll un ejemplo de Interferencia oorutructiva.
Para el segundo experimento, dejaremos caer un::! piedra
un poco después que la otra. Esta vez. no verás la amplificación de energía que se observaba en el primer experimento, ya que las ondas de energía no están sincroruz.'ldas: no están en annorua.; cuando una sube, la otra baja. Estas ondas
de energia desfasadas se anulan entre ~í. La energía
00
se
suma, sino que se disipa, como verás en el siguiente cuadro.
Las ondas no suben en d plUlto de convergencia, sino que
el agua permanece en ohm e.n ese lugar. E~te fenómeno de
anulación de ondas de eneJgÍa st:A,?-lOl~~_I~~a_ ~~.t~ge"e ~i.:}.
d~~f.!"J~'; ya que disminuye el tamaño de la onda.
_
_
.Olida A
_
_
_ _ o __
Olida B
1
••
\J\r
AVV\f'v
2
3
. !I)!~I.er~(i a d~~...!.Í!.t:
I
en la figura 1, 145 ondullcion"" generadas por la
pnmera pleári, dlmOminadas onda A, se mUeYl!n de I.!quierda a derecha. l il
onda s, que se mueve de derecha iI Izquierda, rl!presenta las ondul¡,cIones
BRUCE H . UYI'ON
55
cre~w por ~ segunda piedra, que se arro}6 al ag~ p oco despuo!!s q ue 1, p ri·
mera. Puesto que I~.s pledrn 110 lIeg~n al aguil 41 mis mo ti empo, hu ondu 110
estar!n alineadas cvando se mezclen en \.Ilnterl"e; est;ujn desl~sad .u. tu I.t
lIu slrllció n. la onda A ilvallza con amplitud Mgativa y la onda 8', con amplitud
prultlva. Cuand o se encuentran en la fIg ura 2, ¡as onda;'. '.c!r:t_ Im~gene$"pspe-.
CUl/lrella UN de I ~ 0111.; 1/1 mayor amplitud de un a (-1'1) se alinea COl'\ la meno r
~ mplilud d e l. o\rll (-1), y viceYEorSl. Tal 'J com o se m uc..*óI en la figura 3, 10.1
valores de ampljtud de cada una de I,S} ondas se. anulan entre sí, de man era
que la ond~ combi nada ti ene una amplitud 0, lo que slgnifiCil. que no ex iste
onda ... lEs pli\na.! las Ol1das de ene rgfa anuladas 100 uI"! ejemplo d e ín ter fe·
renda destlUctiva.
No hace falta ser un experto en relaciones humanas ni
un físico cuántico para saber ad6nde quiero llegar. Dada
la. naturaleza de la fisica cuántica, la definición del amor '
(l<t definición qcliclices"pat'~.¡¡iem.PtF) es ona. lnterferencia constructiva, también conocida como . buenas vibraciones•. _Las ~l!elJ.<I,li .yjbl1!~!9º"~S S9l! )a ..r0~~~, qu,~. ~~~!:~ ~.n.. ,
,naturaleza 4e decirte que estás en ellugu ad~~.~~~? ,.~ ,.
con la pe~ona adecuada. El simple hecho de estar en una
misma habitación con un compañero que está en armonJa contigo eleva tu energía ;j untos, crdis ondas que generim ondas de m i~ aha energía.
En cambio, la interferencia destructiva, también conocida corno «malas vibraciones~, es. la.. _"forma que ti ene; l~ .
naturaleza
de alertarte de una posible .amenaza
.
.. ... . Las malas
vibracione~ en una, relaci6n pu~den ser una advertencia
",
de tu sistema nervioso, que te dice q~e sales con la persona equivocada. Es muy probable que una relación disonante a nivel energético esté caracterizada por gritos y
recriminaciones. lneluso est:u en la misma estancia con tu
pareja te deprime.
56
EL I.'J lf.CTO l.UNA DE MIE.L
~j pues. ,c uandQ te •.~~mpi(las» _(e~ ~~ .~~~~l-?~~~~
b .fisic~ cuántica) ,c.o n la u~.er~.de. ~~.~?~~a.,~, ~~S~ que;
lil.interferencia sea cons~~ cri":l ~uenas vibraciones) y no
.d ~*'uctiva (malas vibraciones). Quiere~ que la interacci ón aumente tu energía, y no que la anule. Ahora qu e
entiendes los mecanism os científicos qu e se esconden
tr:lS
un fenómeno qu e sin duda. ya habrás experimentado
(gue hay gente que revigo~,~ .fu .el! ~rgi~y ..?!!.~_~.~..!.~
~eja exhausta). espero que practiques para rodearte de
gente que aumenta tu en ergía.
Dicho sea de paso, como los chinos averiguaron mucho antes de que la fisica cuántica descubriera la influencia de la naturaleza no material del univers o, .~
~u e des rodearte de objeto s. _!fiÚcps !-g.¡:!~_i\lment~_
.energía ',..~~...o,bJt;:t~s ~~.~ C:9~ ..v.~~r~.. !.~~.9!-.I~ · tú . El fellg
shui, que se origin6 en la asuononúa china, equilibra los
objetos físicos de tu alrededor de una manera adaptada a
tu energía. y por tanto potenci a tu qi (en ergía). Es posible
que para la mentalidad occidental este resulte un concepto muy extraño, pero sin duda ya has comprendido su
impacto sin darte cuenta
Pien~
en ir de compras a unos grandes almacenes du-
Tante L1s rebajas; a unas rebajas de zapatos en Norostrom ,
por ejemplo. Encuentras cinco pares de zapatos que te
gustan.Todos Olestan lo m ism o y son de la mism a. marca,
aunque con estilos dife rentes . , C6mo eliges un par? ¿En
qué basa.~ ro dec"isiÓll final? La respuesta es que los zapatos que compras te _hacen sentir biem. Aumentan tu
57
en~ rgía
más qu e los otros. Vuelves a casa con un par que
te encanta, )' no con los otros, que soJa te 1Igustaban •.
Otro ejemplo podría ser cuando visitas 11 casa de alguien
y piensas: "Madre mía, es preciosa .... parece muy tranquila.
Me encanta esta casa»,~E. JI~ ~_~ .que c.s.t<Í.en..reson¡¡ll<;iíl.,
.c on la energía de"sl&ºcup'¡:Ylt~. y también con la tuya. Si
cuando visitas la casa de otra persona piensas: «¿Qué le pasa
a ese papd de pan.-d [a, [J recargado? Ay, Dios, ¿cómó es posible que hayan colgado ese cuadro?... , esa casa no encaja con
hl energía, y es muy probable que sus ocupantes tampoco.
V
Si yo te sugiero que vayas a casa y leas un libra, apues_
to a que te irías y te acurrucarías en
tu
sill ón «especia!»,
ese en el que te sientes má.'i cómod o, a pesar de que
[U
pareja tenga uno igual justo alIado. No es el sillón, sino la
localización del sillón en el campo de energía de alrededor lo que hace que te sie ntas bien ..En la analogía de las
ondulaciones del agua, el sillón preferido está localizado
en el punto de convergencia de las ondas, donde crean la
má... potente interferencia constructiva.
Pongamos un último ejemplo: ¿alguna vez h as vuelto
loca a
fU
pareja reorganizando los muebles o insistiendo
en que hay que cambiarlos? Esas ganas locas de cambiar
o sustituir los muebles son a menudo una indicación de
que el campo de ellergía del mobiliario ya no encaja con
cu nuevo campo de energía. O quiú hayas cambiado de
verdad y necesites alejarte de la casa y tambié n de tu pareja. porque esta ya no crea patro nes de interferencia
constructiva en tu vida.
58
El. EFECTO I.UNA DE MIEL
---.
Lo esencial es que no deberlas permitir. que. tJ.!...ruente
.'
....
J:~c.ion.aJ _ g.~$~a.I:t~ lo que ~e dice tu .v.Q.c~ciUajntt::ti.or... ,, "
tanto si se trata de cambiar los muebles, librarte de un
cuadro que te pone la pic~J de gallina, buscar Wla nueva
pareja 0, en mi caso, alejarme de un vecino que me provocaba escalofríos en la espalda ..Si_ p!:!_s.~~~ª-t;,w.ción..a . ~
.h.u.ena~ y malas vibraciqp~s,. Po.tt;J1ciatás....tl! CD.!:r&!!u._
cuandC? potencias tu e~.eq~ía, r<;y'igoriza5..t:u..~9.~_,. Si, en
cambio, descartas la importancia de las buenas y las mala~
vibraciones, es posible que acabes metiéndote en la proverbial hoca del Iabo o que incluso acabes viviendo allí,
siendo misenble el resto de tu vida.
Para los seres humanos, eso no hasta. Con nuestros
,'"
"
enormes cerebros altamente evolucionados, los sere.~ humanos podemos hacer algo más que interpret¡Jr las bue-
nas, y las n~aJas vibraciones: podemos crear buenas y malas
vibraciones enando proyectamos los pensamientos de
nuestro cerebro, Para la mayoría de la gente, esta idea TCsulta más dificil de aceptar que la conexión espiritual , el
feng shui y las interferencias
corutructi~
o destructivas.
y'.~so . se
pebe ;¡. que hemos aceptado. la. ide~ ~~ q~e nJle.'i.=
tras pensamientos est~ dentro de nuestTa <;;¡.b.eza . .. de
una forma enloquccedor.l que nos hace pasar las noches
en vela acosados por preocupaciones obsesivas.
Sin embargo, lo cierto es que nuestro cerebro emi te
señaj~-f~·~-d~· ~~~~ ..;:d;¿~)~~~ . el ~~to~·no, y res-
.
.
..........
.. . .
"
.
ponde también a las que recibe de este. La medicina moderna utiliza esta señalización de doble sentid o con pro-
59
nRUCE Ir. I.IP'CON
p6sitos diagnósticos y terapéuticos. Seguro que has oído
hablar de la electroenccfalografia (EEG), cuyos ~ensores y
cables se sitúan en el cuc;ro cabelludo para leer la actividad eléctrica del cerebro. La magnetoe~cefa1ografia hace
10 mismo, pero el mecanismo que se utiliza para captar la
activid'ld electromagnética dd 'cerebro ¡nl siguiera toca
la cabeza! Esta increíble tecllolobría no invasiva. que se
utiliza para la investigación cognitiva además de pata e1
diagnóstico (como la localización de tumores antes de la
ci rugía}~jiwci?-~_pg_ruy.e_"e.l c~~P.':f? .~!!~E.~_ .CaIp....P9~ _~x
.!!n~rgía .f1?~ de la cabe~,_
. Orra técnica m édic;¡ no invasiva, la cstimulación magnética. trarucraneal (EMT) , geue ra un campo nugnétic:o
fuera de la.cabeza para inducir ac.tividad eléctrica en unn
zona precisa del c.ercbro.z En un estudio de 2003. l1no ~
investigadores australianos descubrieron que cuando se
utili7.aba la EMT para incrementar b actividad neura! en
una z.ona del cerebro
acti~
en sujetos con cierto tipo de
autimto (pacientes con sava~tismo), se m ejoraban las habilidades para el dibuj o de algunos de los sujetos investi.-·
gados. J En el 3110 2000, los investigddores de la Universi··
d ad de Yale descubriero n que la EMT reducía
la!;
alucinaciones audltiYaS en esg uizofrénico s.~
El uso más común de la EMT
e!'i
eJ
u~tamiento
de b.
depresión resistente a otras terapias. Hay más de tIcinta
aráculos publicados que ;¡firman que la EMT pued e ayu-· .
d.1C en la. depresión resistente al tratamiento, razón por la
que la Fundaci6n para la Administración de Fármacos y
n
60
F.1'ECfO LUNA DE MIEL
Alimentos tomó en 2008 la decisión de aprobar el primer
aparato EMT para el tratamiento de la depresi6n . En
2012, un e~tudio publicado en Depressiofl (lfId Anxiety
(DfJ',c~·jófl r Ansiedad) en Wlley O nline Library confirmó
la eficacia de la EMT para el tratamiento de la depresión
grave en un entorno clínico. El informe. que resUDÚa los
datos recogidos e n 42 clínicas estadounidenses que utilizaban la EMT Y habian tratado a 307 pacientes, dio como
resultado un 58 por ciento de respuestas positivas entre
los pacientes, y un 37 por ciento de remisiones. 5
Todas
e.'ita.~
tCalologías (electroencefalografía, m agne-
toencefaJograña y EM1) dejan claro q':l_~.E. ~~~~­
nera y responde a ccamp9s.... 4~. ene.T~~_~~: pueden influir en el comportamiento celular y en l;e'Xp-;'esión,
,génica, y alterar la percepci6n: el esüd~'-d'~' i~i;;;o'-y"i;
co nduc ta . Además •. et~;a.mR.Q_m·~D~Lei.~s¡;¡'~&.1~deM'
la liberación y diseminaciqn de ~e~I?pJp..rt~9S y otros
neurotl"3nsmisores que controlan
1::1.
célula y la actividad
génica. La influencia del campo mental es más evidente
en el efecto placeb.o, donde la sanación se produce por el
«convencimiento. de la mente de que un procedimiento
farmacol6brico o médico será efectivo, aunque el f.í.rmaco
utilizado sea tan solo azúcar o tiza o el procedimiento no
tenga ningún valor médico en absolulo.
Para comprender realmente el pod er potenciaJ de
nuestros pensamientos y creencias, echemos un vistaz.o a
otro de loo principios de la 6sia cuántica, la iIIl9J9.c:-ªh:. dad», al que Eirutein se refirió de forma memorable como
8RUCE H. LIPTON
61
«espeluznante acción a distancia •. Resulta que una vez
que las partículas cuánticas interactúan (o en el lenguaje
cuántico, se «entreJazam) con otra partícula, sin importar
a cuánta distancia estén (es decir, su localiz.ación) , su estado mecánico permanece emparejado. Si, por ejemplo, la
rotación de una partícula (similar a la de un tomado) gira
en el sentido de las agujas del rcloj , su gemelo entrelazado girará en la opuest3, en el sentido contrario al de las
agujas del reloj. Las partículas cuánticas también poseen
una polaridad direccional, que apunta o bien arriba o
bien abajo. Cuando la polaridad de una de las partículas
apunta hacia arriba, la de su compañera lo hace hacia
abajo. Da igual cuánta distancia las separe•.cuando la polaridad o el sentido de rotación de una de las partíc uJas
cambia,la polaridad o la rotación de su gemela cambia de
manera simultánea, incluso si una está en París y la otra en
Pequín.
Los físicos han ideado una serie de ingeniosas historias
para ayudar a los legos y a los científicos a comprender la
no-localidad, un concepto extremadamente'extraño para
todos aquellos anclados al mundo material. El fisico Luming Duan, de la Universidad de Micrugan, ideó un ca-
sino cuántico en el que las ruletas estaban entrelazadas: si
una bola caía en un número negro, l:! de la mesa de al
lado debía caer en rojo.6
Mientras los flSi cos establecían qtle las partículas cuánricas influían unas sobre otras sin importar su localizació n
e ideaban historias p:lf3 intentar explicarlo, Jos invesciga-
62
lit. EfECTO LUNA DE Mlf.l
dores parApsicológicos empezaron a considerar la posibilidad de que .bs
las
._...mentes
. . humanas, al igual que
"-. _
..... p'artícu-- .- -las
pudieran «entrelazarse-. sin tener
en. . cuenta
.,-'.'cuánticas,
-. ".
. .. _...
- - -",. .
.s.l.!lqcalización. ¡Pues sí, l~ hacen! Este fen ómeno se ve
apoyado anecdótlcamente por fisicos, sanadores energéti-
'
"
cos, padres y parejas enamoradas qu e han sentido con
acierto que algo malo le pasaba a otro individu o, a un
hijo, o a un compañero, a poar de qu e esa persona estaba
en otra ciudad o en otro paíS.
El 6s.ico teórico Amit GOSWdlni dice qu e b investigación de la Universidad de México 10 Uevó a la cinc1udiblc"t conclusión de que las mentes humanas se conectan
de forma no-local: «la no-localidad cuántica también se da
en el cerebrot. 7
En los experimentos de la Universidad de Méx.ico,
dos pc:;rsonas meditaban la una junto a la otra en d interior de una cámara Faraday electrónicamente sellada du -
rante veinte minutos. con la intención de e),:perimentar
un estado de meditación compartido. Despu és, se situaba
a los meditadores en cámara.~ separadas (3 metros en uno
de los experimentos y 14,5 metros en el
~iguiente).
y se
les conectaba a di~itivos electrocnccfalográficos. Una luz
roja iluminaba periódicamente los ojos de uno de los
meditadores , 10 que inducí;! un patrón de ondas cerebrales único denominad?
« po_te~ci_al e~o_Ca(;19~.,
En uno de
los cuatro caso.... el cerebro dd otro meditador se «entrelazó!), es decir emitía simultáneamente un potencia] evocado en su patrón de ondas cerebrales, pese a qu e él o
BRUCE H. l.lPTON
63
ella no veía la luz ni sabía que esa luz se estaba encen - .
di cndo.8
El entrelazamiento vibratorio es un compon ente fundamental de la ~ Lcy 4~ l ~. atracdQ ~.~..y de la mucho m enos con ocida, y en mi o pinión mu.cho TTUÍ.s relevante,
~.l,.r:~J;I~)a. ~P!4,i.ó ~1I., que explican lo que atraes a tu vida
y lo que alejas de ella. Me gustaría mostrar cómo estas le-
yes trabajan de la man o con o tra analogía que utiliza objetos familiares, en este caso un diapasón. y cuatro copas:
de cristal, como se muestra en la figura A d e la página si-
guiente. Cada una de las copas de cristal, e ti que tadas
como W, X,Y y Z, vibra a una frecuencia diferente, y:l
que toda.. están formadas por una combin;ación diferente de átomos.
.En la figura B. golpearé el diapasón diseñado para vi·
brar a la frecuencia X. Al igual que la voz experta de una
veterana vocalista, las vibraciones de energía del diapasó n
se entrelazan e .interfieren de manera cOllstrucÜva con lo..
átomos de la copa X . amplific.mdo su energía y h aciendo
qu e vibren cada vez más rápjdo. ¡Se crea tanta potencia
por la vibración de 105 átomos que la copa estalla! Este es
el tipo de interferencia constructiva. que tú experimen tar.
en la luna de mie1 cuando la energía de tu pa.reja y la tuya
se entrelazan de la mejor manera posible.
Quiz.á ahora pienses: «Si fu era tan !adl, ¡saldóa a com··
prar un diapasón para cam.biar mi mundo!lI. Lo bueno e> . '
que .110 ha!=e; f9-Jta.. quc_~90lp ~e~ U!19;.P.. J ~ ~ ~t::I).~~. Los
pen sa.mien tos que emite tu cerebro funcionan com o UR
64
EL
~l'F.cro
LUNA DH Mlf..L
sofisticado (en realidad. muello más que sofISticado) diapasón,
A
w
B
w
Para representar el poder d e nuestro diapasón cerebral,
vamos;a colocar imágenes qu e expresan diferentes «ener-
nnuce
1) .
UPTON
65
gíast emocionales en cada una de la... cuatro copas, como
aparece en la ilustraci6n de abajo. En la copa W aparece
una pareja enfadada, cara a cara, griéndose. La foto de la
copa X muestra una pareja de luna de miel, feliz en una
cena romántica. La copa Y muestra ha desagradable imagen de una mujer que parece decir: I¿C6mo dem onios
h e acabado con este tipo? . La imagen de la copa Z es la
de una pareja que se culpa mutuamente e n un j uicio de
divorcio.
Dada'i las opciones, es ficil decidirse por la copa X, de
11lodo que
vamo~
a impactar de nuevo en e-,sta, pero esta
66
El. EPECfO WNA Df. M1EL
vez no utilizarclIlo.'i un dlapa~ón visible, ...ino los pe nsa-
m.ientos emitidos por tu diapasón cerebral. M ~ diante la
interferencia constrUC:l'Íva,.!~.'p'~[}S\l.rniC;:!lJ?~ ~J.ig~ri~.1::Ml.
Jas~~p~ri~P.9_~ E.~}~ .~id.a,_q~,7 . e:s~. ~.n ~~.~nan~.~.~.~..
~~ ~~~~cs ~acJ.a.~"por hl mente. ~oncéntrate en la copa X
yen la exuberancia emocional de esos días/semams/ meseslaños en Jos que vivías de pleno d felices para siempre.
Olvídate del tipo que te abandouó después de que le pa-
garas los estudios de derecho. Olvida a la mujer qu e te
dejó por el ~u1timillonario de iuternet. Libérate de todas
las experiencias que hayas lenido relacionadas con las co y Z. No quieres crear interfereucias cOnstruCtiva.1
pas
w.y
con esas imágenes, ¡po rque entonces las tendóas llamando
a tu puerta! Mientras que las imágenes representadas en 1<lS
copas VI. y y Z 'y.Q...S,e..activan~r:;l.cias . a .b.ls.p~.!l~m i en~9.:da
de la c!>pa X sí 10 hace. Cuando nuestros pensamientos e.~­
en
cAn
armonía con la imagen, ~.1..esc:.e!1ari Q ~.J.P.C?ni~.9 .cM:..
. la pareja en ~tasis se, man~fie.~t¡¡. cq...nuestras vidas.
Esta analogía de las copas i1usera 10 importallte que es
~ambjar t!!.~PE:!l:~S.m.Qly' ..e:1Jl.Q9~Hles. de
furia, miedo y
negatividad por otros apasionadamente positivos a fin de
crea"r el efecto luna de miel en tu vida. Picnsa en cuiíles
de las imágenes de las copas te resultan m ás familiares; si
la respuesta es «todas menos la XII, repasa bien tus pensamientos. Pu edes crear la imagen de la copa que quieras
asegurándote de que los pensamientos que emites reflejen
justo lo que deseas llevar a tu vicia. Si siempre proyectas la
furia generada por tus relacio nes previas, el mism o tipo
67
de relación destructiva ap<lrecerá en
tu
pu erta una vez
mk Si .cv.itas eso:~ . p~n~rnientos e i~~g~~ n~tiyas, ~~,~
,muy proba.b1c: que no vuelvan <1 repet;irse ~n t1:!. vifl!..
Los seres humanos y los depredaddres animales com- .
prenden esto de manera ll1stintiva. Piensa por ejemplo en
la leona con la que empecé este. capítulo. A diterencia de
los caladores humanos,la leona no busca la gacela con los.
cuernos más gr.¡ndes para colgar el trofeo en su guadcll .
Solo interesa comer. Realiza un rápido repaso energético de sus opciones y elige a la gacela más débil, la que
intuye que lu chará m enos y le proporcionará uua cena
más rápida y asequible.
. C uando no cazaJl en los bosques por divcn;ión, los depredadores humanos ha cen lo mismo. Los atracadores,
le
por ejemplo, ~~lSC~ ..~.Et~:l.'! gu.e. prrye<:tcry una . energía
llena
de miedo o distracción
(en ocasiones cometen Ull
-. _.. "..
..
error y eligen
:lo
la víctima «equivocada-, que les da 1a pa -
liza de su vida) .. No las eligen po!")a ropa gue ~e~,_ ~,j ,q~ ,
,P:~E .I~s_~~~?O~e.<¡
9ue proyectan . A
pesar de todos sus
defectos, a mi vecino depredador se le daba bien una cosa:
era
LW
buen artist::l del robo, ya que percibió mi debilidad;
se dio cuenta de que no cortaría la relacióu con él
COI11I.)
deberla haber hecho. Si yo no hubiera proyectado vibra-
ciones ambivalentes, se habria decidido por una presa más
prometedora..
Una interesante serie de experimentos realizados por
Marilyn Schlitz. (investigadora p:uapsicológica, antropóloga y directora del Instituto de Ciencias Noéticas) y d
68
p,l. eFECTO LUNA DE MIEL
británico Richard Wiseman (parapsico16go escéptico y
psic61ogo),.s_':lg.i e~l~
que:}os peos~entos que proyec,tal)
Jos investigadores juegan cierto p:ape1 incluso en los ~p.~:­
rimentos científicos más rigurosos. Wiseman y Schlitz colaboraron en varios estudios para detenninar si una persona podía detectar si alguien la estaba' mirando fijamente
incluso aunque no la vieran. Estos
eX~Timentos
estable-
cieron que cuando Schlitz era la que miraba, había un
efecto significativo a nivd estadistico; cuando era Wiseman el que miraba, DO existía ese efecto.' Aquellos que
han leído LA biolog{a de la creencia no se sorprenderán. La
«creyente.. , ~c:.~~~~! p~r~~ ~e la premisa de qu~ . ~J .~~P!'<P ...
mento funcionaria, y así fue.Wiscman , el escéptico, partía
de la premisa de que el estudio no funcionaria y. por supuesto, tal y como creía, no lo bizo.
En este punto es posible que pienses (negativamente) :
.:Vale, para mí no habrá efecto. luna de miel, ya que mis
pensamientos son siempre negativos porque lo único que
be e..xperimentado en mi vida es negatividad•. Si eres un
pesimista acérrimo, te daré una buena noticia. fncluso
.aunque tus re1aciones hayan sido desastrosas y eso todavía
te amargue un po c.:O{~J~~ dllrantc un instante. Cuando
concentras tus pensal1UeDtos en la reJación llena de amor,
apoyo y cercanía em ocional qu e se muestTa en la copa X
(aunque parezca una imagen de un planeta desconocido
para ti o la luna d e miel que e..xperimentaste durante una
se mana h.1ce mucho tiempo), puedes atraer ese tipo de
relación a tu vida . Puedes atraer ese tipo de relación llena
BRU CE H . UnON
69
de amor aunqlle no la hayas experimentado jamás en el
pasado. Sin embargo, si
continúa~
centrándote en las imá-
genes y experiencias que se ilustr.ln en las demás copas,
. ~~..c.Qnt¡.Ql!a.r4n sjel'l~o la,s únicas. ~~rm.a.s .~.~ ~3:~i6n. 'ju<=:
experimentarás.
Puede que esto te parezca algo así como culpar a la
víctima, p ero no es así. Si no sabíamos Jo mucho que
nuestros pensamientos y creencias influyen eri nuestro
mlUldo, ¿cómo puede alguien culparnos por nuestros actos pasados? No puede haber culpa ni vergüenza por los
sucesos pasados debido a una razón simple y fundamental: esas palabras despectivas son solo aplicables cuando
llno sabe cómo funciona algo y, aun así, armado con ese
conocimiento, emprende un comportamiento que resulta destructivo para sí mism o o para arras personas.
Como es evidente, el propósito de presentarte la nueva ciencia no es darte u na razón para regodearte en la
culpa por e1 pasado que has creado. Como ahora sabes.
iregodeaise en eUa solo atraerá m.ás culpabilidad a tu
vida! El propósito d e mostrarle esta información es ayudarte a comprender lo poderoso que eres en realidaq. El
conocimienlo es poder, y con este conacirn.Jento tienes
~)~~d~~ d~ crear
la vida y las
relacion~s qu~·_~J.Úas d_~ .
ahora. en adelante. A partir de ahora podrás abrazar y disfrutar la energía pulsan te del universo que el fui co Rirchard Conn Henry, de la Universidad Jahm: Hopbm ,
describe: «El E.~!~e_~_~_~.s . ir!.tl:t~eria.~:.!l]~~.Y. e! p.iritu.al.
Vi.v~_Y-. ~.ral!=?~:~o
70
EL EfECTO LUNA DE MIEL
Antes de seguir co n el siguiente capítulo sob re la bioquímica del amor, me gustaría formular una pregunta con
buenas vibraciones que sospecho que ya te has hecho.
¿No tendrán que ver las ~uen as vibraciones más con el
sexo que eOIl.el amor del tipo felices para siempre jamás?
Aunque puede que eso sea -cierto pan los organismos inferiores situados en los peJcbños m ás bajos de la escala
evolutiva, no lo es para los seres
. humanos.
.
Yo seria el último en decirte qu e el sexo es malo. El
sexo es bueno, genial incluso, y n o es solo para la supervivenda de la especie. Sin embargo, en el felices para
siemprc.sLobi~.tiY.9_ I10_~~ g:~~ . p()~",~tte)!9. El objet.ivo
~_~J. ~~9 ~cm la p.~rsC!l1a .q,",~ . de~as ~:~~.! ~~~o_~~~~~._
" j~~r!l-= AJ igual que los animales m~ s evolucionados de la
esca1a evolutiva, podemos hacer algo más que limitarnos
a responder a los genes y a las hocmo n;tS. Cuando saltas
de cama en cama, del sexo al abandono (yo también atravesé esa fase), las relaciones sexuales se convierten en una
sesi6n gimnástica llena de cabriolas ... y la mayoria de nosotros ~e ntimos que .faJta algo.
Puede que algunos afirmen qu e, puesto que estamos
muy relacionados con los organismos inferiores de la escala evolutiva, no so mos adecuados para las rel acio nes
mon ógamas con su rdices paca siempre. Eso se debe a
que en la década de los noventa, cuando los perfiles de
ADN se hicieron comunes, los bió logos descubri eron
que: _ ~a5:
parejas mo n.óga~. ~ niyel sPciaJ. no_.eran nec~..,.
riamente monó gamas a nivel sexual. Dd mismo modo
llRUC~
71
ti. UMON
que las pruebas de ADN señalan a padres ausentes 'en los
casos de manutención de los hijos, la investigación
de-
mostró qu e había rnuchísimoSJ?3dc!:~:U:2.'JqYÁadQ~: «La situación ha alcanzado un punto en d que el fracaso :a ]a
hora de encontrar cópulas fuer.!; de.la pareja en .especies
ostensiblemente monógamas (es decir, casos en los que las
especies monógamas resu1t~ ~er monógam~ de verdad),
es en sí mismo notable ... '. escribieron David P. Barash y
Jud¡th Eve Lipton en El mito de la monogamia. ti
Piensa en esta historia tipo Romeo y Julieta sobre una
gacela que apareció en SciertJificAmeri(Atl en 1847:
Un curioso ejemplo de afecto en el animal, que sufrió u~
fin fatal, tuvo lugar 1;1. semana pasada en la residencia rural
del bar6n Gauci en Malta. Una bembn de gacela babía
muerto ' repentinamenre PO! algo que había comido, y el
macho permanedajunto al cadáver
eOl. de su compazien,
.
bilitiendo a roda aquel que intent3r::1. tocarlo, cuando, de .(I!pente, emprendió la carrerd, estm\p6la obeza contra una
pared y cayó muerto al lado de su compañer;¡o
.En 2011, Sa'ttttificAmerican reconsideró la versión de
1847 en una cntI:ada de blag: Por más bonita que sea la
historia, escribió el segundo autor, es mucho más probable
que el macho de gacela muriera ·a causa del mismo
vene-
no que babia ingerido la hembra del harón Gauci' O debido a un salto ma1 calculado hacia la pared cuando percibió
que un depredador humano se aproximaba dem asiado. 1~
72
I!.l EFECTO LUNA DIO MIEl,
La fija y cínica verdad es que no es probable que un macho de gacda se sacrificara por el amor' de su vida. Durante la estaci6n de apareamiento,1as gacelas macho marcan
su territorio y copulan con cualquier hembra receptiva
que se acerque, aunque para ello deban atravesar el límite
y aventurarse en el territorio de otro macho.
Sin embargo, sin importar c6mo se tomen los animales el asunto de la monogamia (en la actualidad se incluyen dentro de los animales monógamos el buitre negro, el
pájaro carpintero de mancha roja y el ratón californiano),
creo que el gran salto evolutivo que dio nuestro cerebro
nos aparta del resto.
No me cabe duda de que los humanos actúan en
ocasiones
como si no se encontrasen ni mu cho menos
,
cerca de la cima de la escala evolutiva. Solo tengo que
observar los incidentes de mi propia vida, cuando actué
con menos cabeza que una gacela. Estaba en el Caribe,
en la (ase en la que buscaba desesperadamente a alguien,
cuando invité a una pareja (que resultó ser el prototipo
de pareja di.'ifuncional) a quedarse en mi casa en Grenada. Si hubiera h echo fotos, esta pareja podría haber ilustrado hs copa.~ X ,y , y Z. No dejaban de pelear y de grituse, y los alaridos por sí solo s debería n haberm e
bastado como advertencia para evitar ese tipo de rela-
ción en parti cular. En cualquier caso, después de la
amarga discusión que puso fin a su relación, la mujer me
pregunt6 si queóa mantener reb cio nes sexuales con
elb..Yo pasé por alto 10 que recibía mi antena, racionali-
73
DRVCE H. UPTON
cé la situaci6n y me dije que no rompía una pareja feliz.
Así que respondí: «¿Por qué no?».
IPues te di,ré por qué no! Mi energía se entrelazó con
la de c:sta mujer en un caso de inteñerencia destructiva de
libro, Cuando su anterior compañero se marchó de la isla,
solo me tenía a
mí para pelear, No podría habe['!¡e equi-
vocado más conmigo, porque n o soy nada agresivo y no
me gusta discutir, La estaba volviendo loca, porque ella
no quería una relación mejor; quería una relación con un
montón de peleas.
En cuanto a nú. me ahogaba en el n:mordimiento. Ivti
miedo a la confrontación limitaba mis opciones y no se
me ocurna una manera de librarme de aquella mujer.Vivía en una pequeña isla en medi o del océano. ¿Adónde
iba a ir ella? La ctimjnora isla de Grenada se hada más pequeña por momentos y me convertí en un prisionero en
mi propia casa. Quizá Paul Simon escribiera .sO Ways to
Leave Your
Love~
(tlSO formas de dejar a tu al.nante t)
porque él vivía en Nueva York, donde e~ mucho má.. senciUo alejarte de alguien. En mi caso, sus cincuenta formas
no bastaban. Se me ocurrió la número 51, que fue cOmprar billetes a Nueva York para ambos, aunque solo
~
mío
era de ida y vuelta.
La moraleja de esta historia es esta:
~ ¡Sé
c.onsciente.d e.
to q!le d es.e.as!,». Inconscientemente, deá d{ dejarme llevar
únicam ente por las hormonas, pero podría haber elegido
otra cosa. Cuando los seres humanos se comportan como
máquinas biológicas, la lujuria los zaraodea d e un lado a
74
EL EFECTO LUNA DE. MIEL
otro (como me ocurrió a mí durante un tiempo). Cuando añade~ la consciencia, te convi ertc.~ en el conductor de
la máquina . Dejas de ser predecible. Incluso los ~trólogos
reCOnocen que cuando los inru'Viduos se vuelven conscientes, la as trología ya no es tan precisa, porque la gente
se vuelve mucbo menos predecible. En lugar de reaccionar de tnaJ(lcra automática al campo energético que nos
rodea, y que incluye 1a.~ mareas y el influjo de los planetas.
podemos modificar nuestras propias vibraciones y nues-
respuestas a las vibraciones de otros.
Así pues, ha llegado la hora de dejar de decir «Yo siem-
tras
pre encuentro
él
hombres con rruedo :tI compro miso-o o
«Yo siempre doy con mujeres que acaban dejándome»:
f.r~!\~!9.~.m..t~~,tJ:a~
v,j4as..t:on ny~stl'?s,pe~":l?~~n~os~ y proyectamos esas creencias en el ento.m o. energético que nos
rodea . Creamos nuestras relaciones, iY con ese conoc imiento tenemos la libertad de crear cualquier tipo de relación que queramos!
Si esto es así, quizá te preguntes por qué no funcjonó
mi pensamiento positivo con mi vecino depredador. En
aquella época , realizaba mis primeros pinitos a la hora de
utilizar mi cerebro como diapasón, pero todavía tenía
mu cbo que aprende r. C rear la relación que deseas es
complicado.Yo todavía 110 comprendia el poder que tiene el subconsciente para arruinar incluso las mejores mtenClones.
Ahora sé mucho más sobre cómo atraer a mi vida lo
que deseo que entonct:S. Sé muy bien que no debo des-
nRVCE U. UvrON
75
cartar Ia"s malas vibraciones, y hace múcho que creé una
relacjón ~uradcra de [cUces para $iempre en mi vida. Así
que, a pesar de los titulares sobre los espectaculares matrimonios disfuncional es entre famosos. a pesar de los muchos ejemplos de seres humanos que permiten que sus
h ormonas y sus genes
contr~len
su comportamiento, es
posihle crear un nivd superior de amor. Cual~do comprendas el poder de las buerias vibraciones y concentres
tus pehs,lOllentos en 13s' imágenes de la copa X , estarás en
el buen camin o p:ua crear el felices par:l siempre en lu
vida.
Capítulo 3
POCIONES DE AMOR
1Omn, plIU, tste ftll${b de lIil10 }' recuerdQ mis patabTlU.
Oaíftalo de manera 'l'le ninglín ojo lo vea, tli Il¡'¡glín
labio se le acerque. Uegada la noche nupcial y ni ti
installte en que quedan solos tos espos05, verterás alt
vmo de hierbas t!t1 tilia coptT y la pwtlltofás al rq Marh
ya la reina bolda para q"e apllren su cOfl(rnido tnlrt: los
dos. PrOCl/ffi, fnja mio, que solo ellos l'meben file brt:baje
POTqIU tal t!S su virtud 'l'le quif'tll'S ({) beban jl/lltos"SI!
amarán W/1 todos SIIS sm/idos, a)JI todo SIl espíritu, Í'Dm
siempre, en la vida y 1:11 la mlú.r/e.
R oma." fe de Jiistán t IsIMa , M. JOSEPH DÉDnm
E
.
l tVino de hierbas», aderezado con Oores y demas,
hizo muy bien su trabajo. como bien sabe todo aqud
familiarizado con la trágica y adúltera historia de amor de
la princesa irlandesa Isolda y1hstán, el caballero de Cornualle~
que bebió sin saberlo el brebaje prepar.ldo para su
tío el rey Marés.
Popularizada por la poesía medieval francesa, la histo-
ria del desventurado amor de Tristán e lsolda, instigado por
un brebaje afrodisíaco, es 5010 un ejemplo dd famoso poder de las pociones de amor a lo largo de la historia. El
teólogo y ocul tista meruevaJ Alberto Magno escribió
78
El. EFECfO L.UN A DE MIEL
acerca d~I?:~2'Ó'~!ii~ base de cerebro de perdiz calcinado hasb convertirse en polvo que se tomaba con vino
tinto; en el siglo !!.t..Galeno, el médico de la CQ tte del em-
perador Mi~'~U!iJIg, tecomcndaba un vaso de miel espesa tomado autes de irse a acostar, con.aJmcndrn y un
centenar d e piñones; E nrique V1j)r~furí~~r.l.J?dy A~.~
---r
'-.
Olagnac procedente del ~uroeste de Francia~Cleopatra~
-'.¡,,- .• - - '. _-confiaba plen.amente en una bebida a base de perlas disueltas en vinagre; y en El jard{fl perfmnado , un manual
árabe d e técJ~~.!~LW ti ~:s escrito en el siglo XVI por Sbeik
al- N efivari:,)lay una rec~on guisantes verdes cOeldos
con ceboU<l sy-sazo¡-lad~-con ca ucla ,jengibrc y sem illas
de card3mo mo bien machacadas. En otras recetas árabes
(~iu~~a raíz india de galanga mezclada cou cubcoo (una
baya similar a los granos de pimienta que es originaria de
Java), aulaga, card30l0mo, nuez moscada, alhelíes, c3r(\0
común, semillas de laurel, dientes de ajo y pimienta persa
recogida dos veces al día (por la matiana y por la noche) ,
todo ello to mado en un ca ldo de pich6n o d e ave de
corral, precedido y seguido de agua. La menos apetitosa
de tod~_ ~}~ ~~_~~t;_~~~.J??~~_ ~.; ~~~ Propercio, qlle incluye buesos de serpjeote, un sapo y las plumas de una
lechuza.
Desde el punto de vista de la bioquímica. el amor está
también relacionado co n las pociones, pero con el debido respeto a la leyenda de Tristán e Isolda y a Jos elaborados brebaj es creados a Jo largo de la historia humana, las
pó ~imas
de las que yo hablo son infinitamente más 50fis-.
79
BRUCE H . UPTON
ticadas, cócteles perfectamente calibrados q!...sustal}..c:ias
ncuroquímicas-y. hOLDlOn.as... que" ..r..ec~)fre n. Ju cuerpo
cuando.te.enamoras y t~..~~~.na!!l 0ras.
Sí, lo que digo es que el efecto lu~ de miel t:-~ en cier~
to modo una adicci6n química, (326n por la: que las cosas
se ponen tan mal cuaudo finaliza de pronto. Ten cuidado
si el objeto de tus deseos aqba con todo mientras tú aún
está., ahogado en tu «subidón-.. bi oquímico inducido por
el amor. Es posible que termines como
yO, tal
y
COIUO
describí en la introducción, con síndrome de abstinenciA.
sentado en una silla de una casa vada llor:ando a tu amor·
perdido.
En este capítulo hab1aré sobre las sustancias quími cas y
las hormona~ que ayudan a explicar 1a ansiedad, la pérdida de apetito y la euforia que caracterizan al ilO1or cntle
seres bwnanos. Estas pocion es quimicas de amor nos impulsan a .buscar parejas se",:uales, a obsesionaroo!> con un
compañero especial y a wumos a esa persona .el tie!l!~ .
m6cienre
a los recién nacidos más indefemos
----.. .- pan
...criar
- .. .
-~
""'- ~ "'.- - -~ -'
del reino animal, al menos hasta después de la infancia.
Por SUpUe5ro, las cosas no siempre salen así, porque habla-
mos d e personas enamoradas, no de ecuaciones científi cas.Al igual que exclamó el ducndecillo Puck de Shakespeare sobre los seres bu manos enamorados: «Señor, ¡qué
tontos son estos 1l10rtaJes!•.
Antes de adent[3[1ne e n la bioquírru ca del amor,.quie- .
ro resa1rar que a pesar de la pobre opinión de Puck sob!:'::
la estupidez d e los mortales enamorados, no tenem os por
80
El. UECTO I.UNA DE MIEl.
qué ser esdavos de nuestros neuroquímicos y hormonas.
S~ mos caucobi
óJogoslJ . q~e .
.
!1ue~tras
co n
los . pensami ~ll~q~
d.e
mentes, creamos las pocion.es de :lfl?or que eDIl_,-
trotan las células y los tejidos de nuestros cuerpo.s, Sí, ese
es el trabajo de la infame conexión mente--cuee po que
.hasta hace poco había sido negada, ignor.loda o iI.1frav:llo-
rada por la ciencia convencional .
Simplificando la conexión mente-cuerpo
En 1967, empecé mis primeros experimentO'> con la clonación de células madre. A través del microscopio obser-
vaba una placa de cultivo con una mezcla d e células en
~m sca
de las células madre, distinguidas por su caracterís-
ti ca forma abusada. Luego colocaba un pequeño anillo de
cristal alrededo r de la célula seleccionada,lo que me permitía separ.tda dd resto de las células dd cultivo. A1 final,
utilizaba enzimas para liberar la célula de la placa y poder
transferir esa única célula madre ;) su propio cultivo.
Las células se asem~iao a los peces en el ~Dtido de que
viven en un entorno acuoso; en consecuencia; una placa
de cultivo tisular es como un acuario en miniatura. El
m edio de cultivo ti sular, una solución químicamente
equilibrada que permite el crecimiento y la viabi lidad, le
proporciona un entorn o a la c~ub . Nuestro medio de cultivo de cautas madre contenía un. potente cóctel de sales
y nulTientes que les permitía crecer y replicarse. Pl'imcoo
RRUCE H. l.JPTON
81
había una célula, luego dos. y después cuatro; pasada una
semana, había más de cincuenta mil células en la placa.
Puesto que todas las células derivaban de la misma célula
madre, todas eran genéticamente idénticas.
y es aquí donde el experimento se vuelve alucinante.
Separé la población celular y la coloqué en tres placas de
cultivo diferentes, tal y como se ilustra abajo. Cada una
de las tres placas tenía un «entorno» diferente, un medio de
cultivo con diferentes susta ncias bioquímicas. En una de las
placas, las células crearon músculo; en la segunda, las células fonnaron hueso ; y en la tercera, las células formaron
grasa. l
Células madre multipotenciales
EntornoS:
-
"
11:~;~
(!
!
Entorno A: músculo
La cuestión relevante que respondió este experimento fue la siguiente: *t¿Qué controla el destino de las cé-
82
EL EfECTO LUNA DE M1EL
lulas?. Recuerda que todas las células eran genéticamente idénticas en un principio. así que está claro que
~os
genes no controlaron los distintos destinos celulares!
S{:~~~;~.1· ~~t~~~~:.~'i .~~.~i~~.~~:·~!~YQ;lo· que coñtroEl~
bOl la expresión de las células. El destino y la salud de las
células son una consecuencia de su enromo, un principio que describí en lA bioll?g(a de la cree"da (con UD reconocimiento a.1 consejo de James C arville en la campaña presidencial d e Din C linton) co mo $¡Es etc:..I.}.~~!1Q,.
, -di
_ c.~~P
L.Q·~_
- __
Mi mentor, Irv Konigsbcrg. \lIlO de los primeros biólogos celulares que dominó el arte de la clonación de células madre , me había indicado
c.~a
direcció n desde el
principio de mi carrera. Cuando empecé a clonar células,
él me dijo que .c';laE1.~ ?)~s c~ll!l~s. culti~~as e~ .~sn:l~!q"
enfe~~a.n,. 10 p"r.il1~c.ro. .9~.~" ~~~!.éI:_ cg~P.I?l>~~ ~.~ .~. ~l}:: .
torno, y n.o la prop~a cé~ul.:¡., en busca de la causa: un
entorno saludable gt"nera cél ulas saludables; un
entorn~
perjudicial genera célula~ enfermas. Todos mis experimento~ confirmaron que (l¡Es el entorno, estúpido!. pre-
sagiaba el ahora floreciente campo de la cpigcnética (<<por
encima de la genética»), que, estudio tras estudio, dot;Umenta cómo el entorno controla la actividad génica. Al
~
final, la ciencia tradicional ha reconocido que J.9.:;- g~Q.g!
no
el
.... determinan
.. -----.. destino
-. de las -células.
.
¿Qué tien en que ver estos estudios contigo? Cuando
te ves en el espej o, ves a un único organi.~l110 ser hwnano (a ti) que te devuelve la mirada . Sin embargo. como
_--_
-. ~
83
mencioné en c1 capítulo 1. s,e tr;¡ta de ~ma p~Tc~pq9.n ,
~J!º nea. No som<?s .9r~nismos únicos; ¡cstamos com·
~ues~~;~~;" ~~(t:in~~~~~-bjll~~'~ de c~i~~Por de6n.ición. UD ser hu~no es una com~'nichd d~' ~rganismos
vivos; nuestras cHulas. Más específicamente, un ser hu-
. mano es una placa de cultivo «cubiertl de piel" que contiene cincuenta billones de células . Nuestra sangre es ~I
medio de cultivo, el entorno de control ~e nuestra placa
de cultivo recubi erta de piel.
De hecho, para d destino de la célula no tiene importancia que la placa de c u1ri vo sea de plástico o re.cubier~
ta de piel. Allí donde vive, ;~ll vidj~_~ .~.ontC?la~.EQf- ~
.m~~1C;L9.~. ~I,!!!iv2.. Como biólogo celular. yo era responsaw
ble de controlar la química de mis células en las placas d ~
cultivo de plástico. Como f:autobiólogo», ilmtrado el1 el
dibujo de la página siguiente.. ~(¡. cORtrolas la química de
tult9.piQ.~'pio ..de. J:.ulti'lo.Ja.san gre..medial?-te.l?:.E.~.l;!~·­
.
CióJl.~_clJWJ.cionamimtQ..d~. .ill...'~~.P"'9: Cuando tu men··
te percibe la e.xpcrienci;¡ del amor, el cerebro vierte
:1
b
sangre sustancias tales como la qºp~a , la o~~oc.ina.y
la h ~x~~C? n.a del crec~e.I?t.o (veremos esto más a fondo
después). Cuando csta.\ sustmcias químicas se añaden a. un
medio de cultivo pláslieo,las células reaccionan y
tr.m
UD
mUe5 -
crecimiento robusto y saludable..Lo mismo oeu-· ·
rre cn el m edio de cultivo uecubierto de pieb; sí. por lo
gen eral estás más
sano
y mucho más
vivo cuandQ
estás
.'
" ' _-,--_. ' . ...•....
'. - " . --
84
EL EfECTO J..UNA I)I! MIEL
«Autobiólog~:
(;elulAr~.
si bien la población mundial p re5Ume de unos cuanto! bi610g0s
lo cie..-to e1 que lodos somos dutobiólogrn;., bte dibujo re salt.li q ue
t i celebro controla la química del medio de cuh ivo corporal, lBsangle, que" $\1
vez nutre y regula la gen~tlca y el comportamiento de tu célu las co rporales, las
sust,oclas quími(,1S liber¡"di1.l por el ce rebro a la sangre complementan las percepdones)' ~nd.1'i que alberg~mo5 en nuestra mente. CH!nd º-_~_i!W.bjam(n..1J
_m¡mera de responder al rT'Ioodo, camblilmos la (O m~k~.!l.9.!!1miu dc..no.w.lrj
a su vtZ regula nuestra ixP~sl6r'9é~ÍCiI 'y n~tra conducta. Esta es
la base del efecto placebo. (lh.lJtracl6n rullZlda pDf 80b Muell~).
sAngre. que
Sin embargo, si el mismo cerebro en el mismo cuerpo
percibe un mundo amenazador, no se desencadena la liberación de las sustancias químicas relacionadas. con el
amor. El miedo provoc(l la liberació n de hormonas del
esrrés y agentes inflamatorio:;, como las óroquinas, a la
sa ngre. Si e~ ta s sustancias se añaden a cultivos celulares
plásticos, las células dejan de crecer y es probable que
¡¡RUCa. H . LlI'TON
85
mueran. Las sustancias químicas del estrés inhibe n el crecimiento y d manterunúento de las células, ya que deriv.m la en ergía corporal hacia lo!\ m ecanismos de protección. Esta es la razón de que el estrés sea la causa
pIinc~pal
de enfermedad y el responsaWe de hasta el 90 por ciento de
todas las visitas al médico. 1
Es importante resaltar que las hormonas del estrés tienen
múltiples papeles y que sus acciones dependen del cipo de
.estrés» que experimente el sujeto. Hay 90s tipos ~~ o~trés:, y
cada úJ1Q,~ ell~~e consecuencias bioquímicas diferentes:
(~distrés ~)éustr~'El distrés tiene Jugar cuando percibimos
o'
que nuestra supervivencia se ve .unenazada, Es entonces
cuando Jas honnonas del estrés como el cortisol y la adrena-
lina derivan nuestro sistema del crecimiento a la protección;
y esto nos salva la vida si en realidad existe lUla ameJl3Z3. inmediata (como un puma) o se vuelve corrosivo si la amenaza
es clÓnica (como el tráfico diario y un trabajo que detestas).
(i~ eustrés, en cambio, que literalmente significa (estrés
bueno& o «J1ormab, tiene lugar cuando «estresamos, el sistema con comportamientos no amenazadores, por ejemplo
con actividades físicas (como el deporte) o mentales (como
escribir este libro o ,e~ornQ~~o apasionadamente), Los investigadores han descubi erto que el cortisoL una hormona
del estrés, se libera no solo cuando huimos de una avalancha. sino tlmbién cuando estamos locamente enamoradoso
En 2004, ciertos investigadores de la Universidad de Pisa
descubrieron que los niveles de conisol en aquellos sl~e tos
que se habían enAmorado hada poco °eran 1Isigni6 cativa-
86
RL llFECTO LUNA. DE. MIEL
mente más elevados. que en aquellos que no estaban ena
w
morados.=' En 2009, los inveStigadores de la Universidad de
Texas descubrieron que, en su cstudio.Jos nivele:; de corosol de las mujeces se incrementaban cuando se les pedía
que pensaran en su~ parejas románticas. El incremento era
«particularmente prolongado y duradero. en sujetos que
pasaban la mayoría del tiempo pensando en sus relaciont~s.~
Tanto si estás enamorado como .~ huyes de algún peligro.
tu mente calibra las sustancias quimicas de la sangre, que a su
vez controlan tu biología y tu genética. ~.aJ'P..e_r;!:;!;j}}!',.~P~
..tu.percepción, 4c:1 ~.llundp, y tu cerebro' se pone a trabajar
para crear las sustancias que complementan tus percepciones,
lJollgamos un ejemplo. Me eocantan Jos pimientos jalapeflOS; la comida picante activa mis papilas gusbtivas de una
manera agradable. Sin embargo, otras pcrsorL'lS me ven tragar
esos p.imientos tan picantes y su reacción es: «¿Cómo pu edes
comerte eso?)J. Ambos tenemos la misma percepción (que
es comida picante), pero nuestra mente interpreta esa percepcióll de forrua diferente. Mis
~ustallcias
bioquímicas dis-
&utan de loo jalapeños; quizá las tuyas los rechacen.
Para comprender mejor la bioquímica del amor, piensa en tu cerebro 0 0 como un diapasón que resuena en d
inme nso campo de energía dd universo, como hicimos
en el capítulo so bre la fisiea cuánti ca . En este contexto,
piensa en el cerebro de una mallera más prosa ica, como
una bue na y vieja máquina newconiana, una m áquina de
pintura , en realidad (los cerebros son increíblemente ver-
sátiles; con una sola imagen no basta).
87
BRUCE H, I.lPTON
PERCEPCiÓN
PERCEPCIÓN
e
PERCEPCIÓN
COMPORTAMIENTO
CELULAR
El ABe de la blologia mente ' (U8"po: todos los .seres vivos Interpretan la Información ambiental y re~ponden a el la. A: en el proceso de ptrrtpOdn, nuestro
cerebro lee las sel'lales del entomo (Im~gene3, sonidos, olores, temperatul'iI,.
dolor, etc.), que son registradas por 10'1 receptores del sinema nervioso. B: balAn·
dose en nuestrOl instlntos y ('n las e~perJ.enciM vitales, la mente !!Valua las
88
EL I'.FEc r o LUNA DE MIEL
~1'IiI!el recibida! y te~lIrD una Intt:rprrladón, un lulclo de valor ~obn! el slg·
nmeada de dkha¡ ul'la!!!1 en rela~l6n con n~lr. iupet\llwndil. C: la Inlelpl'(I·
Uldón de! la mente d e I~$ senales recibidas Induce a' celebro a llbefilr sostandn
neuroquimklJl que provocan que el cuerpo Inicie una "¡puei!' poslUva de ere·
cImiento o una torIducta protectorJ de JUPfrvtvencla. o que Ignore lu set'iales
porque no wn Importantes plIla la 5upervi~ncJ.. llls suStI.ncill' neurDqulmlc~s
liberildas en nuestra sangre regulan el comporlamlento u lular y. III.l eplgenétln, tambMn taollctivldad ~nlca.
Cuando digo una máquina de pintura, no hablo de un
robot que pinta de forma impecable toda una estancia,
incluidas las molduras. ¡Ojalá tuviera una de esas máquinas míticas! Hablo de una máquina de mezclar colores de
pintura que asegura que conseguirás justo el tono que
deseas. En esas máquinas hay varios cilindros de tinta. La
tinta sale a presión, con medidas precisas, en una lata de
pilltura blanca para crear el to no exacto solicitado. No
solo hay pintura roja, verd e o azul, sino que existen cen tenares de variaci ones de cada color, igual que en el amplísimo muestrario en que los clientes suden se1eccionar
el talla que desean para su pared.
En nuestra analogía, el cerebro se asemeja a la máquina de mezclar pintura . En lugar de mezclar diferentes co-
lores, cU;e[e~I:?_ ~.s . ~.!:l~ .máqui~~ _de mezclar p6c~~as . ?~
con tod o un arsenal
. amor, provista
.
. . de. neuroquÍmicos
. . ' . .. y
"
h on:~~:m3S
que Jos investigadores han rdacionado co n la
bioquímica del amor. Cuando nos encontramos en las
garra,.. de los primeros momento¡.: de pasión, el cerebro
puede crear un crujo pasióm.añ acliendo montones
d~tes~,
.. ,tosterona a-Ia-mezcla. Eso funciona, de modo que tu cerebro solicita un nasa enfermo de aman, con montones
DRUCE H. UPTON
89
de 491lmUna que motiva la búsqueda de más placer junto
al objeto de tus deseos. Cuando te has convencido de que
has encontrado al elegido, tu cerebro genera un tono elavanda amor de mi vida», una mezcla cargada de potenciadores de los vinculos como l.a ~~.9R~~.':l3 y, por sorprendente que parezca, con niveJes muy" bajos d~ OX:ico~i.~a, y
,se.l'QtolÚna,lo que significa que cada vez estás más conccntr.ldo y obsesionado con tu verdadero amor. Cuando desa-
Sas las estadisricas de divorcio y relaciones horribles y ~e
centras en el felices para siempre, el cerebro meicla el «azul,
todavía estoy enamorado locamente. con un enorme chorro de la. sustan~a química de los mimos, la oxitocina.
Ya te haces una idea. Nuestro cerebro tiene a su disposición cierto número de ingrediente,;, «tintes» neuroquímicos, que pueden m~zclarse en distintas proporcio nes
para generar 'pociones» es pecífic3.~, que nos instan .pIUn<:,~a procrear, y ~uego . a ~,?pl~~jarnos con nuestros com-
pañeros sexuales, a fin de que los indefensos bebés humanos tengan mayores posibilidades de sobrevivir. Los
cienáficos aún tienen mucho que aprender sobre la composición de estas poderosas pociones amorosas, pero he
aquí unos cuantos ingredientes que ya ban sido estudiados.
- -',
¡' -
Estrógenos y testosterolla: aparcamiento
Cuando los pájaros y las abejas «lo hacem, no están enamo.rados. ~o~o .s~ ..apare.-in ~Pongamos como ejemplo a la
90
EL EfBCTO t.UNA
oe MIEL
estrella de mar, Las estrellas de m ar hembras p onen sus
huevos en el agua; los machos depositan su esperma también en el agua. Al final, ambos se encuentran para crear
otra. generación de estre~ de mar, No hay mucho entre-
lazamiento aquí.
Los ap'areamientos humanos.!?~a9.~l.!:~_~ .~~~ria. reqllieren ,¡}go más de entrelazaTTÚ cnto,aunque no es a.~í en
las parejas que llevan m ucho tiempo. ~l!~J1d9 .!~ . So,~ .~t:.~_.
solo
cu e.~tión
qe lujUJ:ia, las horm onas sexuales tienen una
gran importancia, tanto la tcstostcrona (famosa por instigar a los machos alfa, más interesados en el se.xo que en
los vínculos), COmo el estrógeno (más conocido por promover la fertilidad fem enina).s
A pesar de que últn~lame l1 te se asocia má~ la teslo~t e­
TOna con los h om bres y el ~trógeno con las mujeres, estas h o~monas juegan
xo,~,
Ull
papel reproductivo en ambos se-
Los machos humanos producen por lo ge neral unas
diez veces más testoHerona que .las mujeres y, de h echo,
los hombre; con altos niveles de testosterona no so n candidato.s ideal es para emparejarse; tienden a divorciarse más
a menudo, a maltratar a sus esposas con más frecuencia y a
tener m ás aven turas que los hombres con unos nivele5
menos estratosfe ricos. ~ Sin embargo, la testosterona aviva
el deseo sexual en am bos scxos. 7
e,E~~;6g~~\aurnenta_c..ujJu.d~do.iW.!Ü~[~S ,~n fertiles,
y los hombres generan de media tan solo una pequeña
parte del estrógeno q ue posee el género femenino. No
obstante, los investigadores han descubierto que el estr6-
geno tambié~ tiene un papel en la sexualidad masculina.,
así como en la maduración del esperma. 8
Mi ejemplo favorito para explicar los complicados papeles del estrógeno y la tcstmterona en h ombre~ y muje•
res ~tá rdacionado con el reino de la~ 'aves: el pinzón ce·· .
bra. En cierto punto de su d~rrollo embrionario, el
macho de pinzón cebra produce estrógeno, que se tras.·
forma en una hormona similar a la
del cereb~, que a su
'¡'eZ
testoster~:ma
dentro
es la que permite a los rn.'lcho:;
cantar. Los machos comjenzan a cantar en b pubertad, y
los investigadores sospechan que. al igual que las hembru
humanas que se desvaneáan cuando sus anticuados pre·· .
tendientes daban serenatas bajo su ba1cón,la hembra del
pinz6n cebra lie sjente atraíd3 por el trino de sus pretcn..
dientes.'
El papel que juegan la testosterona y el estrógeno en
los sistemas reproductivos masculinos y femeninos es sin
duda mucho más complejo de lo que se pensó en su día,
pero no hay duda
~e
que anlbas hormonas nos ayudan a
dar los primeros pasos para asegurar la supervivencia d(: -
nuestra especie.
,i )Dopa;nina: placer y anhelo
"
Es posible que la testosterona y el estrógeno nos preparen
para cl.:acto sexual, pero 105 seres humanos no podríamos .
mantener relaciones sexuales con la frecuen cia y d ánimo
92
necesarios para propagar ]a especie .si no fueran
_. -- p].".'a~ e.r~~~
ras. Aquí entra en juego el neurotransrnisor llamado de. pamina, una sustancia química crucial que estimula el im" _. ~~--'
pulso de reperir las expedencias placentera<>. Cuando tus
niveles de doparruna están elevados, te sientes revigdrizado: no te escondes bajo las mantas a sojas en casa; te sien-
tes motiY:ldo para salir y buscar expeüenc1:lS placenteras. 10
nado su papel en la reprodu cción , no es de extrañar
que..I~..dop~~i~a sea 11~~ moléeu}a rq~y ,antigua evolutivamente hablando. De hecho, el papel de la dopamina en
organismos sencillos de la escaJa evolutiva, como los n ematelmintm. microscópicos, es casi idéntico al papel que
juega en los humanos. Esa es la razón por la que los investigadores de la Univer.;idad de Texas son capaces de utili-
zar nemarelmin,tos genéticamente modificados con una
deficiencia de dopamina para identificar los farmacos que
podóan ayudar e n el tratamiento del Varbnsoo, una enfermcd:ld caracterizada por una pérdida de las céluJ as
produ ctora~
de dopanuna en el cerebro.u
La dopamina se sintetiza en 13s profundidades del área
tegmental ventral del cerebro, y se liben en el núcleo
accwubens dei cerebro anteri or. Estas áreas son clave en
el c.ircuito de pl:1cer/ recompensa de nuestro cerebro y,
como cualquiera que haya luchado contra IIna adicción
podría decirte, este circuito tiene u n lado oscuro. Puesto
que se ac:tiva con toda la amplia variedad de sustancias o
actividades placenteras y potencialmente adietivas exis-
tentes para los seres humanos (entre las que se incluyen la
anUCE H , LlP'rON
93
cocaína,1a heroína, el sexo, el juego, las compras compulsivas y los alimentos hipcrca16ricos), .u~a, e~.timu~ación ex, c~siva puede llevar a los anhelos desesperados y ,I~ conductas compulsivas y arries gad~ de un adicto,12
En In profulldld<KJe$ de ID pDrte centnJ de nueJtto cerebro eltnlM centro, ~
contrCII que activan el w!c:Jmlento y In conduClu prolecl,a rDl en respUtitA a
lo, e,tlmulos de placer '/ dolor, Entre los uniros primarios se encuentren: 1: el
núcleo accumbens; 2: el tegmento ventr",l; y 3: el p",tUdum wnlrll,
El canto de sirena de la dopamina ha sido demostrado
una y otra vez en animal es desde la década de 1950, Las
ratas con el ectrodos implantados en la parte dd encéfalo
._,
donde se sintetiza I,a, 4?pamina
pres ion,
a n una placa que
.. ..... .
.
"
.,'
94
I'.L I'.FECTO LlJNA DE. MIEL
estimula su circuito de placcr/ recompen~a incesantemente (hasta siete mil veces p or hora) , ~re6ereg)~
e~timula' "
". " .. . .
_.
"
~.iÓ:n
de dicho circuito a ]a co mida y al agua . Las rata~
hemb~ aband'o ~an a su~ ~rí.as recién nacidas' p~ apretar
la palanca,
UD
comportamiento si milar al que muestran
las madres humanas adictas al crack, que abandonan a. sus
hijos por la droga. Los pocos estudios que existen en humanos han obtenido el mismo resul tado : cuando se les da
la
oportunidad ~J,.,os s~~cs
-
humanos se vuelven esclavos de
la estimulación de las áreas productoras de doe..amina en
el cerebro, y desatienden sus relacioues Y' su higiene per-
-
-
sonal a fin de obtener sus ch~te~ de dopamina. 13
¿Qu é tiene esto que ver
C011
el efecto luna de miel?
Cierro número de estudios l'ecientes han descubierto que
este circuito de recompenS3 del cerebro es el que ~e acriva cuando uno está locamente enamorado. Es la misma
área que demostró ser tm aructiva para las ratas y los po--cos humanos investigados en el labo rato rio, que lo aban donaron todo para obtener los subid olles de placer proporcionados po r las áreas productora~ de dopamina dd
cerebro.
En el año 2000, Andreas Dartels y Semir Zcki, del
University College London, reclutaron a dic ci~iete estu diante~ locam ente enamorados
y escanearon sus cerebros
mientras miraban una fOfO de su amado y cuando contemplaban la foto de un amigo. E1 circuito de placcrlre-
compensa rico en dopamina de sus cerebros se iluminaba
cu ando los estudi antes veían la foto de su amado, y per-
mancci a oscuro cuando veían la de ~ am igo. BarteIs y
Zeki concluyeron: «Es qúizá sorprendente que un sentimiento tan complejo y abrumado r [el amor] pueda ca-:
rrebcionarse difcrencialmeotc con la -actividad en áreas
tan restringidas del cerebro, y resulta fao;cinante pensar
que el rostro que hizo a la mar un millar de bartos pudiera haberlo becho gracias a una linu tada zona de córtc..~. 14
Puede que Jos científicos se hayan sorprendido al descubrir que enamorarse loc.unente activa los mism os circuitos .
cerebr.lies que esnifW cocaína.:.Sio embargo, cualquiera qU!!
haya permmecido junto al teléfono a la espera de una llamada , que se haya escapado del trabajo para seguir a
lIH
amante o que se haya d errulllbado,abatido y derrotado. 01
un sillón, sin motivación para J evanta~ de~ués de que Ju
abandonaran , no se sorprenderá en absoluto. Para los aman··
l'eS que han perdido la cabeza, el am or puede ser una montaña rusa: es posible que exista un límite muy fino entre el
amor como 010 mejor que me ha ocurrido, y. rrucntras se
aguarda impaciente y ooocsivmlente cl siguiente chute, do
peor que me ha pasado en la vida.. ti ~!.Jfi .:ti't,.,~}-tU_"
No es de extrañar que, teniendo en c uenta lo frecuen··
tts que son Jas ruptu r:as y Jos divorcios, Jos investigadorei
afirme n que para la m ayoría de las parejas e.~a montaña
rusa dure tan solo uno o dos .mas. Sin embargo, eso no .
significa qu e el efecto luna de miel no p u eda durar.
Cuan'd o los investigadores esca nc~a ro n el cerebro de dieci.~i ete per.;onas que afirmab.m estar muy enamoradas de
sus parejas después de una m edia de vci ntiún años de: Dla-
96
EL EI'T\Cro l.UNA DE MIEl.
rrimomo, las 5reas de sus cerebros ricas en dopamina asociada.~ con la recompensa y la motivación se iluminaban
igual que en las personas que viv,í an el comienzo de una
nueva pasión. Los investigadores e'icribieron: cEstos datos
sugieren que el valor de la recompensa asociada con una
pareja estable y duradera puede mantenerse y ser similar
al de un nuevo amor» .
No obstante, el estudio también descubrió que había
«muchas más áreas cerebrales. re1aciou;;¡das con las relaciones románticas intensas de larga duración que con los
nuevos enamoramientos, entre las que se incluyen áreas
vinculadas al afecto y aquellas que pueden modular la ansiedad y el dolor, Esto sugiere que uria relación romántica duradera. ofrece un extra: «Así pues, los presentes de.'\cubrimientos están en consonancia con bs observaciones
conductuales que sugieren que una distinción fundamen-
tal entre d amor romántico en las primeras etapas y en las
po steriores e!i la calma, mucho mayor en las
concluye[Qnlo~
Ú'ltima~» ,
investigadores ,'5 !!l.pl~_~q..Q.¡;:J~..d9p"a~lJli­
calma
. .na
. .... se.. combina
.. con la... _
..... q~,spJta de
.. --un
-_ . .-C;;qIDPro~Q1.i-=
s?~~lid<?_y_ 4.HL3-J:!Cl'Q,...iA mí eso me suena a felices para
~
.
_._---_
_ . _.~
--
,
_
SIempre.
Vasopres;na: uni6n y agresividad ,¡
En la mayaóa de las especies, macbos y hembras no [arman lo que los biólogos llaman «parejas monógamas» , y
97
BRUCE H . UPTON
fiUlcho menos mantienen relaciones lo bastante intensas
como para echar a la mar los mil barcos de la guerra troyana. fu!. el 97 .E0r ciento de los mamíferos, por ejemplo.
un macho m anti~ne relaciones sexuales con una hembra
en celo y despu és se marcha en busca de atTa hembra con
la que engendrar más descendientes; las hembras crian a
suc; hijos solas.
Para descubrir qué es lo que hace diferente al 3 por
ciento restante, los investigadores han estudiado a fondo a
los ~.~~de .e.!?9m, un roedor dd tamaño de un hámster procedente' de la región central de Estados Unidos. A
diferencia de sus promiscuos y relativamente aSociales
primos, los ratones de pantano, los ratones
~e
pradera for·
man parejas de por vida con sus compañeras, cooperan en
la crianza de sus descenclientes y protegen agrcsivamerue
sus nidos. C uando se presenta la oportunidad, tanto los
machos como las hembras de los ["dtones de pradera puedeo tener una ave nturiJllI. sexual, pero la mayoría vuelve
con d compañero con el que se han vinculado para siem-
pre. De hecho, los investig:¡dores han descubierto que las
parejas de ratones de pradera dejan por los suelos a las hununas en lo que se refiere a los vinculas duraderos. Tres
cuartas partes de las parejas formada s por esros
raton~
se
mantienen hasta que uno mucre, e indu.m entonces, la
mayoña no busca un nuevo comp:ulero. 16
Los científicos se han centrado en dos neuropéptidos
estrechame nte relacionados (la vasopresina y la oxitoci.na),
que son si ntetizados en el hipotálamo y ljberados en la
98
EL EFECTO LUNA DE MI EL
hipófisis, p:;tra explicar el fuerte vínculo de Jos ratones de
parad era. Los investigadores han de.\Cubi erto receptores
para ambas moléculas en las regiones asociadas al placer/
recompensa de los machos y las hembras de esta especie,
las mismas
rcgionc.~
que
se ihunin:m en los e:scio.ere.~ ce-
rebrales de los seres hQmanos enamorados. Aunque la vasoprcsina y la oxitoc1n3 pueden jugar cierto papel a la
hora de cimentar las relaciones tanto en machos como en
h embras, los estudios se h an concentrado en la vasopresina en los machos de ratones de pradera y en la oxitocina
(veremos más luego) en las hembras. 17
Los machos producen mucha m ás vasopresina qu e las
hembras, razón por la que los
invc.~tigadores
ban con cen-
trado sus estudios sobn: este neuropéptido en los macho.~.
En los animales, la va~oprcsjna induce el co mportamiento canctcrutico Cll ,¡o~ machos , como marcado territorial
y la agresividad. Los hámst~rcs, por ejemplo, empiez.1n a
marcar el territorio con su olor meno s de un Ulinuto
despu és d e inyectarles vasopresina. Cuando el ratón de
pradera eyacula, sus niveles de vasopresina awnentan mucrusimo, yeso lo convierte también en un compañero y
lUl
padre atento. Para corroborar a(m más la relación en-
tre el vínculo y la vasopresina, cuando a los machos vírgenes de ratón de pradera se les inyecta vasopresina, empiezan a defender su territorio y se vuelven de inme.diato
posesivos con sus comp:uieras. Estos estudios revelan que
l~resi oa~relacj onada n!) 'splo con los 0ncllJos de
pareja, sino
tamb~n
con !a.agr:kSivida..,i 18
99
No sería extraño esperar que las diferencias entre el
comportamiento del fiel ratón de pradera y el de su pro.nUscuo primo el ratón de pa ntano se expli caran por sus
diferentes niveles de vasopresina (cuanta m ás, mejor), pero
no eo; el caso. La diferencia clave entre los dos ratones es
la localización de sus receptores de vasopresina.A diferencia de lo que ocurre en el o tón de pantano, los recepto·· '
res de vasopresina del m onógamo ratón de pradera estáu
concentrados en Ul)3 de las principales regiones cerebrales asodadas al placer/ recompensa, el p:illidum ve ntral, situado j unto al núcleo accumbcns, rico en dapami oa. Es-
tas regiones
c~tán.
relacionad:u con la ad icc ión ,19 Los
investigad ores también ha n descubi erto el mismo fcoó··
meno en primates; 1m monógamos titíes tiellen mayore... .
niveles de vasopresina en los centros de recompensa cerebraJes que los macacos Rhesus, que nO'son monógamos.211
Aprovechando este descubrimiento, los investig.¡clorc.;
de la Urri\'ersidad de Emory han convertido a los promis.cuas ratones de pantano en compañeros y padres carmGsos creando ratones de pantano mutantes con receptores
de vasoprcsina en su centro de rccompensa. 2l y tambié.n
han convertido a los ratones de praderd de laboratorio eH
canalla~
libertinos bloqueando los receptores de vasoprc· ·
sina del área encefalica del septum lateral.n
E s posible que, para consternación de las muj eres con
compañeros promiscuos, el comport.uniento humano sea
demasiado complicado para realizar labores de ingenieñ :l
similares. Puesto 'que es mucho más dificil eShIdiar a las
100
II EFECTO LUNA DF. MIEL
personas, es también pronto para decir qu e Jos machos
humanos imitan a Jos ratones de pradera. Sin emb:ngo,la
vasopresina se libera, tanto en humanos como en f3tones,
cuando se mantienen relaciones 5exuales , 10 que nos da
más evidencias de que los centros de recompensa cerebrales están relaci onados con los vínculos y el amor en
ambas especies. Los científicos se convencen cada vez más
de que podemos aprender un montón de los ratones m on ógamos de las praderas y de que, al menos en los ma-
chos, Ia vasopresina es un ingrediente clave en las p6cimas
de amor que fomentan las relaciones humanas.
~_
'\ Oxitodna: los WICJlfos del amor
r
_
_
_
_
Si la bioquimica fuer a sencilla, qu e no lo es, lo únko
qu e necesitarías' seri a oxicoci na, cuyos apodos dejan dar3 su reputación en la fornución de vínculos~
. alll2.f, la sustancia de los mimos y la hormona de la COIlfianza,
Hubo una época en que la oxitocina se consideraba
tan solo la hormona que estimlllaba las contracciones
uterinas durante el parto, la sccreci6n de leche durante la
lactancia y el intenso vínculo que exis te en los mamíferos
entre l:ts madres y SllS deseeo'dientes. Cuando se inyecta
oxitocina en el cerebro de rat3S vírgenes, esta induce rápidamente un comportamiento maternal: las madres rata
son capaces de cruzar una rejilla dectri6cada para ali-
101
llRUCI!. H . UPTON
mentar a sus crías. Cuando se bloquea la oxitocina,las
m adres rata rechazan a sus pequeños.
Sin e mbargo, los investi gadores que estudiaban a las
h embras de ratones de pradera descubrieron que la. matocina promueve la formación de vínculos entre el macho y
su compañera hembra. 'Puesto que sus cerebros constan de
receptores para la oxitocioa en los centros de recompensa
y los ni veles de oxitoana aumentan durante el aparea mie nto, las hembras monógamas del rat6n de prad~ra
aprenden a asociar el sentimiento de placer con su compañero (igual que nacemos los seres hUm:l.nos) . Cuando se
bloquea la oxitocim, las famosas hembras 1J10nógamas de
estos ratones no forman vínculos con su~ compañeros. 23
Si bien los estudios con animales sent;;¡ro n las bases
paCl. comprender Ja importancia de la oxitocina en la formación de víncuJos entre parejas, fueron los estudios con
parejas humanas los que convirtiero n a la molécula en
uru superestre1la fuera de los círculos cienóficos.
En uno de dichos estudios, unos investig;;¡dores suizos
proporcionaron a 47 parejas un espray nasal que contcrua
o bien oxitocin.:l., o bien un placebo. Las parejas participa-
ron después en un debate
~co nfl.ictivo.
grabado en vídeo.
Aquellos que habían recibido oxitocina exhibi eron una
conducta más positiva y m enos negativa , y también menores niveles de cortisol, la hormona. del estrés.2~ Otros estu-
dios sugleren qll;e la oxltocina promueve la confi:mza. En
un experimento, a los sujetos se les proporcionó una suma
de dinero para invertir con un administrador. L'l mit<td de
102
El. Er-ECTO LUNA DE MIEL
los participantes utilizó un espray nasal de oxitocina antes
del experimen to, y la otr.l mitad un espray con placebo.
Los sujetos que recibieron oxitocina ernn casi el doble de
proclives ,3 confiar todo Slt dinero al adnúnistrador.<!5 y 110
estudio dcllnstituto Nacio'na! de Salud Mental descubüó
que los rojetos que inhalaban oxitocina antes .de observar
rostros amenazadores teníao una activid."Id man:adamente
inferior en su'> centros del miedo cercbrn1es.~
Como era de esperar dada sU reputación, las ventas de
inhala~~res y gotas sublinguales de oxitocina han proliferado en internet (existe un producto lliul1ado _Liquid
TrusD, es decir, ,confianza Hquidall). Estos productos con
oxitocina están dirigidos a un amplio rango de consumidores potenciales, en tre los que se incluyen solteros en
busca de un romance, parejas reñidas que esperan salvar
su relación, y vendedores que quieren que la gente conBe de jrunediato en ellos. Sin embargo, las parejas inteligentes que cultivan relaciones con niveles altos de confianza y vínculos cómodos saben que, como el ratón de
pr.lden, pueden generar descargas de axitocina sin ayuda
y de una fonna mucho más placenterJ besándose, tocán~
qo~e mimándose
manteniendo rela 'on
u
-
:>" Serotonina: obsesi611
En 1999, la psiquiatra de la Universidad de Pisa Donatella Marazz.iti y sus colegas (el mismo grupo de investiga-
RRUCF. Il. UI'TON
. 103
do res qu~ descubrieron ruveles ele~ados de c~rtisol en
suj etos locamente cnambrados), decidieron poner a prueba ~a idea de que las E!imcra~ etapas del ¡¡mor romántico
~n muy Earecida~rast o rno. obsesivo-compulsivo
(TOC). Esta fu e una suposición. políticamente correcta,
dado el número de hor:lS que la gen~e enamoI<lru afirrna
pasar pensando en sus compañeros (<<todo el rato. no es
una estim.aci ón inusual) y el número de lastimeras 'c ancio nes de amor con u.na temáti ca similar a «no puedo
quicirmclolla de la cabe1-3.~.
Marawti y sus colegas reclutaron a veinte suj etos que
se bablan enamorado en los seis meses previos y que pa.'7
saban al menos cuatro horas al día pensando en sus ama_ o
dos. También reclutaron a veinte pacientes ~n TOe que.
110
recibían tratamiento, y a otros veinte individuos que
ni estaban enamorados ni padecían TOe. Cuando los investigadores analizaron la sangre de los participantes en su
experimento. descubrieron que los pacientes conTOC y
los enamorados teman niveles bajos similares de S-HIT,
una proteína que recapta la scrotonina. entre las células
cerebtalcs.
Sin embargo, los investig:¡dorcs también descubriet'l.m
que las similitudes entre los enamorados y los pa cientes
con TOe duraban muy poco. Cuando analizaron la san-
gre de unos cuantos de sus sujetos enamorados de d oc.:~: a
dieciocho meses después de que comenzaran sus relaciones, los niveles de S-HIT habían recuperado la normali:dad del grupo control El resultado del experimento, con-
104
El. EfECtO LUNA DE. MIP.l
cluyeron Jos investigadores d e Pisa, «sugiere ~" ,~~~fl.t
en;) momdo indllce literalmente [email protected]~.Q~~.:']_~ . ~~.Q.9.!.m.~
como de hecho sugi ere la va riedad de expresiones coloquiales utilizadas a lo largo de la historia en d~erente.~ países,las cuales hacen referencia, por lo general, a enamorarse ': como un lo!;!)" O a estar ,. ~nfenn9~.ºe _,uuor"». 'l1
Además de la enfermedad de amor y el TOe, l~ niveles altos de serotonina en el cerebro se han relacionado con
todo, desde la depresión, el tr.l$torno afeccivo estacional y la
vlolencia impulsiva, hast:lla ira. De hecho, los niveles altos
de serotoruna sumados a niveles emergentes de: dapamioa
y corcisol podrían ayudar a explicar los accesos de ira que
experimentan algunos :unantes cuando los d ~ ian.
En su libro Por qué amarnos, la antropólogá Helen Fisher explica las bases neuro16gicas de lo que el psicólogo
forense J. Reid Meloy denomina . rabia" del abandonoo :
«... la red básica de la ira en el cerebro está estrechamente relacionada con los centros del córtex prefrontal que
procesan la valoración y la expectativa de recompensa.Y
cuando las personas y otros animales comienzan a com. prend er que la recompensa que se esperaba está en peligro, o que es incluso inalcanzable, estos centros del córtex
prefronul envían señ:lles..ú~u..;[email protected] Ji. ira. ,.
Por ej emplo, cuando se estimulan artificialmente los circuitos cerebrales de recompen.o¡a· de un g3to, e.<;te siente un
intenso placer. Si se retira esta estimulación, sin. embargo,
el animal muerde.y cada vez que se recira el placer, el
gato se enfadl más».
BRUCE H . LLPT ON
l OS
De forma similar, _no hay furia comparable)} a la de
una m~ier o un hombre despechados. Pish er cuenta la
historia de uno de los sujetos de su estudi o, Bárbara. Ha- '
bían escaneado el cerebro de Bárbara primero en un estudio sobre gente locamente enamo rada. En aquel mom ento, resplandecía de salud, optimismo y amor por su
compañero. Michae1. C inco m eses despué... , cuando esca-
n earon su cerebro por segunda vez de~pués de que Michaella dejara, su rostro pálido estaba surcado de lágrim.as,
babía p erdido pe;o y d escribía así su angusúa: ItTengo un
nudo de agonía en el pecho •. La infelicidad de Bárbara se
convirtió en ruria c uando vio una foto de Michael du-
rante su escáner
cerebral. Le espetó, airada, a Fisher: «¿Por
.'
qué quiere estudiar esto? .211
En los casos extremos, algunos amantes desdeñados recurren al acoso y la violencia ... incluso al ase...mato. La
mayoría de la gente, sin embargo, se hunde en La miseria
durante un tiempo y luego, poco a poco, empieza a cu rarse, sobre todo si conocen a oUa persona poco tiempo
después.
Es posible que pi enses que una forma de mitigar la
rabia del abandono es automedicane ... aumentar los ni-
veJes de serotonina. Pero como ocurre co n todos los ingredientes de las pociones de amor, no es algo t.ln sencillo y, lo m ás importante, no siempre es lo mej or. Es tas
sustancias química.~ operan de manera sinérgica y pueden
generar efectos diferentes dependiendo de las partes del
cerebro o del cuerpo involucradas; además, aumentar 10li
106
EL. I!.FECTO l.I)NA DE MIf.L
niveles de alguna de eUas puede hacer que te salga el tiro
por la culata.. Por ejemplo, hay cierto número de efectos
secundarios bien document3dos (entre los que se incluye
una di.uninución de la libido) en los antidepresivos ampliamente recetados, como d Prozac o el Paxil, conocidos
como inhibidores selectivos de la recaptaci6n de scrotouina y cuyo objetivo es incrementar los nivdcs de esta .
Incluso la sustancia de los mimos, la oxitocina, que tiene cierto potencial en el tratamiento del aucismo e in-
cu estionables creden ciales con respecto a la formación de
vínculos, posee un lado OSCillQ según un estudio reciente.
Los investigadores belgas han
~escubierto
que la oxitoci-
n3 DO promueve la confianza de manera incondicional:
hace que la gente se muestre más cooperativa cuando se
enc uentra en un entorno social si h an conocido a su
corupañero antes de llegar a ese entorno, pero la vuelve
menos cooperativa con un compañero anónimo al que
no conoce de nada.Z9 Los investigadores holandeses también han descubierto que sus sujeto .. de estudio se vol-
vían m ás etnocéntricos bajo la influencia de la oxitocina.
Cuando se les pedía que resolvieran un dilema moral,
como elegir cinco vidas a las que
~lvac
de un tren desca-
rrilado sacrificando a otra,los hombres holandeses que
habían inhalado oxitoDna salvaban más a menudo a sus
compaC(iotas que a los árabes o alemanes que fo rmab.m
el grupo de control. :)O «Ahora parece claro que no hay
ningún banquete endocrino gratis. Aun en el caso de que
la oxitocina sea lo que Ueva la paz a los roedores del mun-
BRUCE H . UPTON
107
do en nuestra é,poca. DO existe un único intemlpt?~_~~r­
monal que pueda c0l1!ertirnos en ser~~~~~~?~~~­
~ escribió Robert M. Sapolsky, profe.~o,r de neurología
en la Universidad de Stanford, en un editorial de Los An.gelCJ Ti"t"f!S titulado «Paz, amor y. oxitocilúr•. 3)
Una estrategia mejor que intentar encontrar una poción mágica que mejore tu vida
- es concentrarte en.. tu..
_.--_._-_ _
m¡:n~JlQ!..C]ue tu bio~uiml~_~~...9,E!_._C,?I!"tu~, RC.l~~P.(:!O­
~ . Ant~
de pasar de las pócimas de amor :11 siguiente
capítulo, que trata. sobre la mente, este es un buen momento ra·rn señalar que la cá.~cada de sustancias químicas
que estimulan el amor puede liberars e _D...92010 e~~!~.<2:­
_rándosc de una persona, sino ~~lp.!f.n.dc.. un .proye.C.tQ,.9
, una idE oLos artistas que pintan como posesos , los empresarios que inician un negocio, un biólogo celular cscribiendo sobre el efecto luna de miel, un adolescente
enamorado .. . Allí donde haya pasión estarin los potentes
brebajes químicos que nos impulsan a perseguir los objetos de nuestro deseo.
Cap [tul o 4
CUATRO MENTES
QUE NO PIENSAN IGUAL
LA magia del primer amor está M lIuestm (gnommj"
de romo pl/t/le acabar.
B SNJAM1N DISRAElJ
T
enías buenas vibraciones. Estabas de subid6n por las
pócimas de amor que recorrían tu cuerpo.Tararea-
bas todas las canciones de amor que conocias y por una
vez todo tenía sentido. Habías creado el efecto luna de
miel en tu vida y sa bías que esta vez duraría para siempre.
P~ro no fue así..
Todo se viene abajo y te quedas abatido y obsesionado
con 10 que podría haber sido,Y también desconcertado:
¿cómo es posible que algo tan mágico degenere para
convertirse en amargas recriminaciones y. si estás casado,
en divorcio?
Dc'spués de todo. tíl ql,¡erlas que funcionara. Cre(as que
fun cionaria . Quizá LA biologla de la creella'a le sirva a otra
gente, estarás pen.c;ando, pero no a ti. ¡Pues sí, a ti. también!
Sin embargo, hay algo que
.;~
e:~. plicaj?Or
qué el pensamiep-
y las creencias no [u!!d,Qoan pOL-S.Í-solos.
110
EL EfOCTO (.UNA Dl! MIRL
El problema es que cuando estás tan unido a
tu
pareja
durante esos mara~o~os primeros días y meses, tu comportamiento y tus acdones csUn controlados mediante el
p:occsarnicnto de tu meo,te consciente. Tu mente consciente es la mente «creariVd., ,la que actúa en beneficio de
tus anhelos y deseos. Así pues. cuando las mcntes.S.9)]¡,:"
pcientcs de dos amantt's se entrclazan, juntas crcan 4n~
mPnía mágica . Pu esto que las parejas de luna
miel actúan en función de sus más profundos anhelos y deseos,
eJ resultado de su interacción es .. . voild, ¡el Paraíso en la
Tierra!
Sin embargo, con el tieJllpo, ~tu mente consciente se
carga de pensami entos propios dd ajetreo de la vida dia-
de
ria: equilibrar tu presupueSto, organizar tus tareas, planear
el fin de semana ,El procesamiento de la mente conscien-
te pasa' ~~ncia's de la luna de miel !!..Q};aJ.
.a.~s tración ~ las ~tesias pre(isa~ 12aPl.L<[email protected]­
_dades que se perciben. ~lresultado es que la mente consciente renuncia al control de la conducta y se lo deja a Jos
programas predeterminados almacenados previamente en
la m ente subconsciente.
En lo que se refiere a las parejas, de repente hay cuatro
mentes en lugar de dos.Y esas dos mentes subconscientes
tlextl"'V pueden hacer estragos en las relaciones de felices para
siempre. C uando nuestras mentes co ns cienteu,l.~jª-ll..de.
..I~resta! atención
al moment~~gS!.roº.s el control sobre
nuestra creación de luna de miel, porque, sin saberlo,
adoptamos comportamientos preprog~mados que adqui-
1l
nmos a lo largo de nuestraS experiencias vitales de de.<;;lrrollo. Para muchas parejas. una vez q'u'e la programación
subconsciente toma las tiendas,'el resplandor de la luna de
miel se desvanece a toda prisa.
y no es de extrañar, ya que los compor~.unicDtos progrdlDados en la menee subconsciente (muchos de ellos
negativos y desautorizantes), derivan en esencia de la observ;,¡ción y
SOD
copia del comportamiento de otras per-
sonas, sobre todo de los padIXs, de la familia inmediata, de
la comunidad y de la cultura. Empiezas a ver una faceta
de tu pareja (y de ti mismo) qucjamás había aparecido
durante la luna d e miel. CU.ill® la nu:ute..&Q..1Jsci~tc dej'!.~
_de prestar~ón al mome nt0...E~~t~de manera automática y, lo que es más importante, in conscie ntement ~ ,
empiezas a mostrar comportamientos que has copiado de
otros.
He aquí un escenario que es posible qu e conozcas·
muy bien.
Está.~
disfrutando del efecto luna de miel, llena de Jmor
poI: tu comp[cnsiva pareja, que ilumina tu vida. De pronto, W1 dla, le haces una pregunta !;cncilla y cariñoS<!. Él no
está pensando en lo bien que va vuestra. relación. Su men te co nsciente es tá ocupada con el ;¡[reglo del coche o t:I
pago del alquiler, de m o do que responde automáüca "Y
d esagradablemen te con un tono que dice: «Déjame en
paz», Desconcertada, respondes: «¿Q uién eres ·tú?».
Acabas de vivir el momento en el que, por lo general,
la luna de miel empieza a desmoronarse. Él te ha respon·-
112
F.L EFECTO LUNA DI'! MIEL
dido de una manera tan inconsciente que ni siquiera se ha
dado cuenta de lo desagradable qu e ha sido.Y, en respuesta a lo que percibe (:omo un «ataque» personal, clava los
talones para defenderse h as ta la mu erte. Él piensa: eM e
acusa de no ser yo m ismo. Soy el mismo de siempre. No
sé de qu é habla. ¿Qué problema tiene?».
Entretanto, tú piensa'!: t ¿D ónde está el hombre cariñoso con el ,que m~ casé?».llJ mente consciente ~,~_ ~~j?-_.4_~L
~euto presente ~ evaluar
.
la
des~S!á.~_~~~_e_ situac;ión
~' - --'
en la que te encuentras. Oh, o h ... Sin que lo sepas, tam-
'bién recurres de manera incons ciente a los comportami entos subconscientes anteriores que adquiriste de tu
fami lia y [U cultur3. Ahora es el turno de tu compañero
de sorprenderse :U ver que ]a que una vez fue su amante
esposa se co nvierte en alguien que no para de criticar y
culpabilizar,junto con otras cond uctas que aprendiste de
tus p;¡ dres.
A m e;dida que las rutinas de la vida diaria ocupan cadn
vez más tu mente consciente y la de tu compañero, empiezan a apOlrecer más patrones de comportami ento inconscientes y nada armoniosos. Pronto, ambos pasáis de
apreciar a vuestra pareja a con centraros en sus estallidos
desagradables periódicos.Tamo tú como tu pareja os ponéis a la defensiva y empezáis a criticar los defectos del
otro : nunca limpia, nunca le pone el tapón a la pasta de
dientes, etcétera. Todas l:l .~ co,sas que pasasteis por alto
cuando estabais obnubilados por las primeras [ases del
amor ahora empiezan a m olestaros.
Si os conocisteis gracias a algún servicio de citas online, querréis que os devuelvan el dinero. -¡No respondió
al cuestionario con sinceridad!•. Pero en reAlidad, ambos
lo rellenasteis de buena fe. Lo rellenasteis de manera conscien te ... y ese es el problema Las juiciosas alegaciones de
la mente consciente representan en realidad lo que la
gente quiere Uegar a ser. Por desgracia, el carácter del «yo,
que respondió aJ cuestionario se expresa por lo general
tan solo un 5 por ciento del tiempo total . Lo que las parejas no ponen en el formulario son los programas subconscientes,lilll.itantes y saboteadores, que ban adquiri do de otros y que todos repetimos sin damos cuenta el
95 por ciento del tiempo.
Con la aparición de comportamientos indeseados en
el 95 por ciento del tiempo, tu pareja y tú habéis abandonado sin duda la luna de miel y estáis de camino hacia
utU vida convencional. Si alguno de esos comportamientos destructivos o perturbadores que hasta el momento
habían permanecido ocultos se hubiera mostrado el primer día de relación, seguramente no habría habido un segu ndo día . Ahora te preguntarás si deberías reducir tus
expectativas y aceptar aquel10 en lo que se ha convertido
tu
relación. porgue «así es la vida, y debo aceptar lo malo
junto con lo buena.. ,O acaso las muchas concesiones
que haces para acomodarte a un componamiento abusivo se convenicin en algo tan intolerable que
que una vez te
pare~ó
tu
relación,
inquebrantable, acaba hecha jiro-
nes? Al final di ces: j(Al infierno con esto. No puedo se-
114
El. EFECTO WN/\ DE Mn:.L
guir..Y entonces sales (de nuevo) e intentas encontrar 10
que tuviste uoa vez.
El culpable de este ciclo r~p etitivo es rnvitrible: son los
comportamientos programados que existen en la mente
subconsciente de tu pareja y en la tuya. Tu mente consciente te propone la aventura de encontrar a una pareja
cariñosa, y se regocija cuando e ncuentras al elegido; sin
embargo.
tu
mente subconsciente se dedica a destruir lo
que has creado. No oh~ tant e. una vez que ~'abes que te en-
&cotas a Ona relación con cu atro mentes y que sab es
có mo cambiar la programació n negativa de las m entes
subconscientes, cuentas con las herramientas para volver
a crear lo que has perdido.
1
La sabia y creativa mente consciente4E-Para comprender mejor cómo ocurre esto, hablemos más
sobre la relación entre el [email protected] ~!J~' El ccrebIE._
humano es un dispositivoJi~.i co, como una radio. La men":'
te, tanto la consciente comQ la
sl~~!.=jglte....s.eria.l a
jlrogramación que oyes en la r:lgio,.,..La actividad d e la
mente conscicnte se asocia principalmente con la actividad "euraJ d e procesamiento del córtex prefrontal, la
última adició n evolutiva. en e1 cerebro humano.
La mente consciente cs el a.~iento
de
tu identidad per-
sonal.Te identifica como un individuo distinto, un espíritu único. La mente consciente se encarga de tus anhelos,
115
BltVCE H. UPTON
deseos y aspiraciones personales. S~ te pregui.1to.qué tipo
de relación deseas en tu Vida, tu respu~ta, cariñosa e inteligente, procede de tu meote consciente: quiero una ~­
lación basada en el amor,l.a ígualdad y el respeto, y
L'UTl-
hién en la química sexual. Esta. es la mente del «pensamiento positivo», la que. optimista. pega notas en la nevera que dicen: «Me merezco una relación amorosa. o
«Como alimentos saludables» .
.Es también la mente creativa que puede mirar al pasa- .
d o y al futuro ; no tiene límites temporales. Tu mente
consciente puede responder preguntas sobre lo que
~arás
el próximo miércoles, o sobre lo que hiciste·el m.iércoles
pasado. Es la mente que puede «alejarse» del momento
presC'Ilte y soñar despierta todo el día con lo que podría
ocurrir: te podria tocar la Joteria. Podrías conocer al pón-- ·
c.ipe azul.
P ero espera un momento: si tu mente consciente no
presta atención ni controla el momento presente porque
c,'itá ocupada ideando grandes cosas o soñando con la clase de vida que deseas, ,-quién dirige el «espectáculo.? Los
investigadores neurológicos nos dicen que.debido a la ca··
pacidad de]a mente consciente para saltar de pensamiento en pensamiento, los seres humanos. por lo general, uti-_
_
lizan la mente consciente creativa para controlar
_~
H
_
_ _
_
_
• •
_
.
_
_
'
. _ -• • • •
Sl}
_-
n
comportamiento y regul::.~~~~~~~(L~ºg.~.~tiv~ -<ya.1o
mencioné hace poco, pero merece la pena repetido) alrc··
dedor de un 5 por ci~.nto del tiemp<!:_~~ pues, el 95 por
ciento restante, nuestra actividad cognitiva está c.:ontroladÚ
1. :
por progranL'lS previos almacenados en la m ente subcon.~­
dente. 1
7 La rutinaria y repetitiva mente subconsciente ~
La mente subconsciente es la mente que, mandando las
notitas de la nevera al demonio, nos impulsa a abalanzarnos sobre los donuts de crema que hay en el frigorífico o
a enamorarnos del mayor capullo que bay en la fiesta .. ,
otra vez. El subcomciente e.~tá asociado con la actividad
neural de una parte mucho mayor del cerebro (aproxima-
damente el 90 por ciento) que d córlex prefrontal de la
mente consciente. La mente subconsciente posee también muchísima más influencia en nuestro comportamiento que la consciente. El córtex prefrontaJ de la mente consciente puede procesar y controlar unos cuarenta
impulsos nerviosos por segundo, un número relativ:unen. te insigni6cante. En cambio, el 90 por ciento del cerebro
que (onna la plataforma de la mente SUbcoIllciente puede procesar unos cuarenta millones de impulsos nerviosos
p or sc~ndo. Eso convierre a la mente subconsciente en
- u n proce.~ador un millón de veces más potente q ue]a
, m ente conscienre. 2
Es posible que en estos monientos estés desarrollando
una actitud negativa hacia tu poderosa mente subcoru-
ciente,la que sabotea todos
tUfI
esfuerzos por crear el
efecto luna de iniel en tu vida. " y la que te impide man-
BRUCE H. UPTON
117
tenerte alejado de los donuD. (Margaret denomina esto «el
ciclo de la muen e.). Sin embargo, la mente subconsciente juega un papel importantísimo en el desarmUo h umano y en
nu~ tra
nada luchar
vida diaria. En cualquier caso, no sirve de
CODtt'3
el subconsciente o culparlo. como a
nú me entran gana.s de hacer cuando enguUo un donut
de crema. Es entonces cuando mi mente consciente me
regaña: .Serás estúpido. ¿Por qué te lo comiste si 'habías
'p rometido que no 10 harías?.
Puedo gritar y culpar todo lo que quiera, pero no
hago más que perder el tiempo, porque lo cierto es que
no hay nadie en la mente subconsciente que
vaya a res-
ponder a mi enfado. Demonizar a tu meme.su bconscien-
te (!s com o gritarle a la televisión. ¿El televisor es bueno
o malo! Ninguna de las dos COS<lS. ¿Qué es lo que estás
viendo? No culp es al aparato ~evisióo. ¡culpa a la,
.~a ma c ión!
¿1\1 mente su bconsciente es bll ena o
mala? Ninguna de las dos cosas. La mente subconsciente
·es !;obre todo un a.'iombroso mecanismo de grabación/reproducción que, a diferencia de la mente consciente, expresa poca creatividad y no tiene sentido de] tiempo.
Siempre vive en el momento presente, no ve el futuro y,
desde luego. ¡no escucha
n~
se preocupa cuando le gritas!
En lugar de demooizar o lu char contra tu subc.onsciente a causa de sus molestos programas cond uctualcs, es
mejor reconocer su poder.Te garantizo que este seria un
libro muy deprim ente si solo pudiera explicar cómo ru
sllbconscienre ha saboteado tus mejores intenciones y tus
118
EJ, EFECTO LUNA DE MlEl..
mejores relaciones sin mostrarte las herramientas que tie-
nes :1 tu disposición para reprogr-amarlo. Sin embargo.
por suerte, no estamos condenados a vivir con los compon<tmientos autosaboteadores de nue.<¡tra mente sub-
consciente.
No obstante, antes de h:tblar de cómo pu edes re-
programar tu mente subconsciente, explicaré de dónde
procede toda la programación negativa ( .. . y no es de ti).
Luego te mostraré las herramientas necesarias para reprogramar tu subconsciente paca que puedas retirar los obs-
táculos invisibles que te impiden crear y/o m antener d
efecto luna de miel en tu vida.
1
Programa'c16n en el útero
C:::-
J/S'
Los médicos solían pensar (y algun os todavía lo hacen)
que lo único que pueden hacer las mujeres por la saJud
de sus bebés es comer bien, tomar vitaminac; y mmerales
y hacer ejercicio; según la corriente de pensamiento convencional,lm progr.. mas genéticos se encargarán del resto. Sin embargo, un estudi~ más reciente ha echado por
tierra el mito de que el niñ,o reCién nacido no es lo bas-
tante sofisticado para reaccionar a otra cosa que no sea su
ambiente nutricional. Resulta que cuanto más indagan
los investigadores. m ás comprenden lo sofisticado que es
el sistema nervioso de1 feto y el niño, que tiene amplias
capacidades sensorialc:s y de aprendi7.aje. «Lo cierto es que
BRUCE. H. I.IPTO N
11 9
mucho de lo que tradicionalmente hemos pensado sable
los bebés es falso. HemoS' malinterpretado e jnfeavalorado
sus capacidades. No. son !Ocres simples, sino complejos y
atempo rales: pequeñas criaturas con ideas sorprendente-
mente grandes., escribe David Chambcrlain en su libro
LA mente del recién nacido: 1//10. flIlet1Q. ditttctLSión de la consciell~
cia lumuma a tr{J ~s de la experiencin del nacimiento,)
En un mundo basado en el control genético, en el que
los genes determinan el destino de Un organismo, la 'ciencia solo necesitaba concentrarse en la influ encia de la
contribució n nutricional de la sa ngre. materna para man""
tener el desarroUo fetal Sin embargo, como consecuen cia
de la revolución epi genética y después de que la nu eva
ciencia revelara que las señale.oc; ambientales
control;m la
.
..
expresión gé~ca. ahora sabemos que el desarroll o dd
feto se ve influido por algo más que lo~ nutrientes de b
sang.re de su madre. La sangre materna tambi én conti ene
un amplio despliegue de moléculas c.inforlUatiyaSlI, talc!S
como sustancias químicas, horm onas y fa ctores de creómiento, que inOuyen y cODtrolan la salud emocional y fi -
sica de la madre.
Ahora sabemos qu«: las mismas sustanCIas quínu cas q ue
moldean las .experiencias y lo~ co m portami entos de h
m adre, atraviesan h barrera placentaria para realizar su
efe cto en la~ células y genes fetaJes. La co n ,~ ecuen c i a t:s
que el feto en desanoUo, bañado en b química sanguíne-a
de la madre, experimenta las mismas emociones y fis]oJo:;gía que esta-,
120
El, EFECTO (,.UNA DE MIEL
El feto, por ejemplo, absorbe el corosol y otras hormo-
nas del estrés cuando la madre sufre una ansiedad cróniea.
Si la madre está locamen te enamorada de su bebé y de su
pareja, el feto nadará en las pócimas amorosas sobre las
que leíste en -el capítulo anterior. Si la madre está furiosa
con el padre, que la ha abandonado durante el embara'zo.
el feto se verá inundado por las sustancias qUÍlpicas pro-
pias de la ira:
En mis conferencias muestro un vídeo de la Associaziane Naziollale Educazione P[enatale. (Asociación Nacional
de Educación Prenatal), porque resalta de una ma-
Dera muy gráfica la relación interdepcndienre enrre los
padn;s y su hijo no nacido. En el vídeo, la madre y el pa. dre inicillo una nddosa discusión mie ntras -a la mujer le
hacen una ecograña. En las imágenes se pued~ ver cómo
salta el feto cuando empieza la pelea, Cuando la discuSjón
se inrensifica con el ruido de cristales raros e: incluso un
f'ile: rte ~larido, el feto tiene: miedo: arquea su cuer,po en
una respuesta desconceruda y S~ta más alto, como si estuviera en un traOlpolln.
Esta ecografía y otras investigaciones dejan claro que el
Jeto--;-~f9.~!E...~ºg_f~~~alc:..ntom()..que..l""Im?p"~':.ion.e.. .
. su madre y que se ve ~!}fiuidQ..pOLSI.Lpadre, Según clice el
doctorThomas R. Verny, autor en 198 1 del libro pionero
LA vida .secreta del ";;10 mIles de nacer, que sentó las primer:l..~
bases de la influ encia paternílr en el útero: «Dc hecho, el
gean peso de las 'evidencias científicas surgidas en la última déClw exigen que reevaluemos las capacidades men-
BRUCI! H . t.lPTON
121
tales y emocionales de los rionatos. Dormidos o despiertos, los estudios muestran que [los niños n onatos] están
~~9gan~ente ~~motljzadou2!!l.~_.ª~r;:iom.~..gt;J.ys..mb
dres, y también con sus sc:m.lmient-º1:....Desde el m omento
'-.-_ ..
_-_._----
de l~ concepción, las experiencia!! vividas en el útero
moldean el cerebro y sientan las bases de .la personalidad,
el
te~peramento etnocional ·y la cap.acidad de pensa-
mientos
elevados. , ~
El cerebro en desa.n:ollo del feto no solo responde a los
mensaj eros químjcos pr~ntC7s en la sangre materna; también
adqu~ere
un recuerdo
~e
esas cascadas
quim.i~
que
d~finen sus experiencias uterinas . Cuando el nifio nace,
ya ha descargado una
m1.ú~ica» emocional .de comporta-
miento, una melocUa que perdulilrá durante su infancia.
El niño nace
si1bar14Q.JJll~..1Q.ll.a.Q;¡...csp.ecifica.porqtie ha
sido programado por los patrones químicos em ocionales
que experimentó en el útero de su madre, No es un incidente aislado como el que he descrito lo que crea la.
programación, sino los patro~ repetitivos de las cascadas .
~
_emocionales maternas. Después del nacimiento. el niño
_.
emprende la tarea de crear experiencias vitales que se
conviertan en la leu-a que encaja con la IDljs-ica...emOGiQ-.
na!. Eso es genial si se trata de una melodía basada en e1_
amor, pero no tanto si el estado emocional de la madre
(ue siempre inestable durante su embarazo.
La naruraleza de esta programación es muy importante para los padres adoptivos cuyos hijos proceden de entornos caóticos. Estos padres a menudo desconocen que,
122
EL EFECTO LUNA DE MlEL
incluso cuando adoptan a sus hijos desde muy niños, estos pu'eden haber adquirido ya un patrón químic.o emo_cional dis[uncional basado en la "música" de una canción
en absoluto positiva. La mente del niño no e,~tá en blan- _
co. Los padres adoptivos prestan atención a sus hijos y se
sienten desconcertados cuando ven que esos niños
él
los
que han criado con tanto amor empiezan a manifestar el
comportamiento disfuncional de sus padres biológicos.
Lo que no comprenden es que
-
!?s bases de la ~t;.t:S.Q!!!­
lidad del niño ya están desarrolladas para el !!!2m~.ntQ-º.~
--
¿ u nacimiento. Un nuevo campo de estudio conocido
como «orígenes fetales» establece que el desarrollo prena-
tal es el penodo más crítico de l1uestr3 vida, ya que influye de manera perm.anente en la formación de nuestro cerebro y moldea nuestra inteligencia y n u estro
temperamento. En su
hist~ria
de portada para la
revi~ta
Time,!\¡mie Murphy Paul reconoce: ti ••• el estado melltal
.•de una mujer emba!3zada pueª~tt;tqJde--ª!_b..ps!gº-e .Q.e. ~y'
"hijo».s Los nueve meses en el útero son tan importantes
.~
para el desarrollo humano en todas las áreas de la vida
que el doctor Vcrny dice que le gustaría que la.s mujeres
embarazadas llevaran camisetas con un cartel que reza~
«Bebé en construcción~ para difundir este hecho fundamental. 'En realidad, la madre (y, por e.xtemción, su relación
con el padre) es algo así como el pfogr~ de inserción
social de
]a
naturaleza . A través de la fisiología de la ma-
dre, y en "esp"eciaJ de la sangre que atraviesa la placenta,
el feto descubre indirectamente cómo es el mundo en el
123
BJlUCE Ji. J.lPTON
que
na c~ rá .
y ajusta su comportamiento y su genética
para sobrevivir en e."'\e mundo.
Programación después del útero
El rirr.no de aprendizaje sigue teniendo una velocidad
vertiginosa después del nacimiento. Los bebés llegan al
mundo con algunos comportamientos imtintivos preptogramados, como el reflejo de
S U <:"~Ó Il,
pero tienen mu-
chas más cosa" que aprender antes de poder navegar por
él por si solos. No es de extrañar que la evolución haya
bri!ldado a los bebés y a los nlños pequeños un cerebro
con la capacidad de descargar
un
número inimaginable
de comportamientos y creencias a toda velocidad.
Una de las claves para entender cómo tiene lugar esta
descarga masiva es la actividad elé<:trica fluctuante del ce-::
rebro que se m.ide en los electroencefalogramas (EEG).
En el cerebro adulto, la actividad e1ectroen cefalográfica se
mueve alrededor
q~
cinco ondas
cerebgl,~,
desde las
011-
9.'!-"
ddtG •. que son las de más baja--Ú.lli..r0.9..:J, hasta las
ondas
gam!11a,las de frecuencia mi~ alta.
Sin embargo, en
'.
.
.
los niños pequeños predominan las dos o nclas cerebtales
de más baja frecuencia, theta y delta. (,
En el útero y dUr.lote el primer año de vida, el cerebro
humano opera casi siempre con dndas de la más baja fre~·
cucllcia, de entr~ 0,5 y 4 ciclos por segundo (hcrlzios) ',
conocidas como ondas delta. Esto no resulta extraño. por··
.( ~ n. ti.}
EL f.FECro L.UNA DE MIEl.
-
,¡,/~
-"", ....... ,,'·l
que los bebés duermen mucho; en los adultos, las ondas
~~I.!U:.:do.~nl!!_~~~.~c:_los períodos ~~~ño pro_. :fimQQSUando soñamos y cuando más dificil nos resulta
despertAr.
De los dos l los seis años, la onda cerehlCll predominante en el niño es la rbeta (de en tre 4 y 8 Hz). una frecuencia vibratoria asociada con el estado de imaginación.
Esta es la etapa del desarrollo en la que la deliciosa imaginación de los ninos campa a
su~
anchas. ClIando ves a
un peq ueño con una esc~ba y te dice que es un caballo,
¡no se t e ocurra decirle que es solo una escoba! En la
mente del niño es \ID c;:¡ballo, porque en esta maravillosa
etapa de la vida, las ondas theta dominan. la fW1 ción cerebral, y la imaginación y la realidad están muy entrelazadas.
En la mente del niño, la escoba se ha convertido en un
caballo.
Es muy importante saber también que las frecuencias
theta
cer~bral es
están asociadas con el estado de hipnosis,
durante el cual la información puede descargar.se directamente en la mente subconsciente. Para inducir este estado imagina tivo,y ~lIgestion able en aduLtos, los hipnotistas
utilizan méto dos creados para reducir la frecuencia de las
ondas cerebrales del sujeco hasta el apacible rango tb eta.
Durante los primeros seis años de vida, los niños no
expresan canto estado predoniinal.1te la cu alidad de la
consciencia asociada con la actividad elcctroencefalográfica alfa. beta y.,gainrn a. El cerebro de los nii10s fun ciona
!iobre todo por debajo de la consciencia creativa, del mis-
mo modo que la actividad d.el cerebro adulto cae por debajo de la consciencia solo d"!3nte el sueño o la hipnosis.
En su estado theta, altamente programable, los niños graban la'l ingentes cantidades de información que necesitan
para sobrevivir en su entorno,pero no tienen la capacidad
de evaluar de manera consciente di cha info rmación
mientras la descargan. Cualquiera que dude de la sofisticación de este sistema de descarga debería pe'r uar en la
primera vez que su hijo solt6 un taco que le h abía oído
decir a él. No me cabe duda de qu e en ese momento
notó la sofisticada y correcta pronunciación, el m atiz de
su estilo y d contexto, que sin duda llevaban su firma.
Este ingenioso sistema de descarga de comportamien-
tos puede se r inhib ido por unos padres críticos e n exceso
(y n o hablo de algún taco ocasional). Una gran parte de
nosotros crecimos en f.'UT)ilias donde descargamos las criticas de nuestros padres: 4N~ te 10 mereces. No se te da
bicn el dibujo. No eres inteligente. Eres malo, Eres un
niño muy pesado •. La m3)'OrÍa de los padres no quieren
decir ,que sus hijos no sean dignos de amor; se comportan como un entrenador que utiliza las critica'l n egativas
p:u:a motivar a sus jugadores a entrenar con más ganas.
Ese esfuerzo de los padres requiere que. los niños ten~n
la capacidad de interpretar la lógica
pos iti~
que sub-
yace a sus criticas negativas. Pero el cerebro de los niños
E.e.:~br:'.!.'?c!.~_.e?rj~~~~~~. ~,a..~?!!s.c:~~~~~a, . (on das
alfa) durante los primeros seis o siet~ años de vida. Dumote esos años, un niño es 'incapaz de co mprender a ru-
1- -
vd intelectual que esas puyas verbales no son ciertas; los
comentarios negativos de los padres se almacenan como
una verdad, tan eficazmente como los bit~ y los bytes se
almacenaD en el disco duro de tu omenador. Los padres
críticos no tienen ni la menor idea de que, en su intento
de ayudar, lo que hacen en realidad es sentenciar a su hijo
a una vida en la que se sentirá poco valioso.
Pongamos un ejemplo. Un padre está comprando en
Kmart con su 'hijo de cinco años . El hijo ve un juguete
que 10 fascina. y quiere tenerlo ya. Cuando el padre le
dice que no, al niño le entra una rabieta descomunal que
llama la atención de todos los clientes de la sección de
juguetes. Frustrado, el padre se enfada y le grit:l a su hljo
con una voz autoritaria y amenazante: «¡No te 10 mereces!». El chiquillo descarga directamente tao; palabras del
padre y su tono desagradable como un valor nominal.
No soy lo bastal~te bueno. No soy digno de que me
qUleran.
Bta programació n no~Y.=ID~.::.9Qi~Cl~
es un"o de los mayores impedimentos paf:!. crear el efecto
luna de miel en tu vida. De hecho, cuando .la programación subconsciente se evalúa con pruebas musculares, la
mayoóa de las mentes subconscientes rechazan la afirmadó~.!..me
amo a lrú~
Descubrí la efectividad de la kinesiología (el estudio
científico del movimiento humano), la primera vez que
acuru a un quiropráctico tras un grave accidente de motocicleta. El quiropcictico demostró la validez de la kine-
siologia como medio doS. comunicación con la mente '.
subconscie~Me
pidió que extendjera el brazo y .resis-
tiera la presión que él ejercía sobre él. No tuve pmble~
para tC5istir. la leve fuerza que aplicaba. Luego .me 'pidió
que extendiera el brazo y resistiera la presión ·de nuevo,
pero esta v~z inientras decía: «Me llamo' ~ru.cet. :pe nuevo, no tuve problemas para resistir la fuerza.
Luego me pidió que extendiera d brazo y resistiera' la.
presión mientras decia: eMe llamo Mary'&. Para .mi 'asombro, mi brazo
Cayó a pesar de
la fuerza de mi resistencia.
dntentémoslo de lluevo - ,le dije-o Me parece que 11C1
estaba preparado •. Lo hicimos, y esa vez me concentré
aÍln más en resifitir, Sin embargo, después de repetir «Me;
llamo Ma.ry., mi brazo cayó como una piedra. Eso se
debe a que cuando la mente consciente realiza una afir~·
mación que entra en conllicto con una creencia ahnace ~
nada en el subconsciente, la disonancia re!iu1tante se ex-_
perirncnti..fomQAebilidad musc: u1ar,"
En mis conferencias, a menudo le pido al público que
pruebe con la frase «Me amo a mi mi~mo•. C uand o la
mayoría de 1m; bL.lZOS cae, les pjdo que piensen en el ¡m-o
pacto que tiene en
SIlS
relaciones la creencia de Sl~ sub"
con.~ci ente de que no son dignos de ·::tmor. Si
no te' ama~¡
a ti mismo con ambas mentes, ¿qué posibilidades hay de
que otra persona te ame? Muy Pl?cas, po!'que
tu
mente
subconsciente no te cree digno de ser amado. Si alguien
afinna que te quiere, ¿puede esa persona merecer la pena
si ni siquiera tú mismo te encuentras digno de amor?
128
Los programas subconscientes basados en «No soy digno de amo..... o peran d 95 por ciento del tiempo, y crean
comportamientos inconscientes que revelan lo que sien-
r::es. Qllizá~ienses_que.es~.~q,~~jqea..~~.l.~ ~ p~~
.b tienes....e.scrira en la cara, t n las pala~~~~4!ce~ _º~~
..llera inconsciente y
cm1~s compo~emos
que _?:.t.!~s­
¡:ras pero no observas. '! lo m ás importante, tus creencias
disfun cionales se proyectan e.n tu campo de energía y
pu eden sabotear desapercibidamen te tus esfuerzos por
crear el tipo de reJacióll que tu mente consciente busca
con lallta desesperaci6n.
No son solo las palabras lo que se almacena-en la mente subconsciente durante la programación infantil, sino
también los comportamientos . En su trance hipnag6gico
inducido por la actividad theta,los niños observan con
mucha atención, al tiempo que esCuchan a sus padres, y
luego imitan su comportamiento almacenándolo en la
m ente subconsciente. Cuando los padres presentan
UD
compo rtamiento eje.rnpla.r,la hipnosis theta es una herramienta fabulosa que impulsa la capacidad del niño para
aprender todo tipo de hab.ilidades que le p ermitirán sobrevivir en el mundo. Cuando el co mportamiento de los
pa~res · no es tan bueno, esas mismas «grabacionesB theta
pueden arrastrar la vida del niilo por los suelos.
La investigación ha dem ostrado que nuestros primos
más cercanos, los chimpancés. comparten nuestra capacidad de ap¡;ender
tan solo mediante la observación: En una
serie de experimentos realizados a 10 largo de dos años en
BRV!=E H . LlPTQN
129
el Instituto de Investigación de los Primates de la Univer-
sidad de Kyoto, q una hembra de chimpancé le enseñaron
a identificar los caracteres japoneses que se corresponden
con diferentes colores. Cuando aparecía el carácter japonés
correspondien.te a un
dctermina~o
color en la pantalla de
un ordenador, la chimpancé aprendió a seleccionar el color
correcto, y e'I ordenador le proporcionaba una moneda que.
podía utilizar en una máquina para obtener una fruta.
Más tarde, durante su proceso de entrenam.iento, la
chimpancé tuvo una crí.a que mantenía a su lado durante
las sesiones posteriores. Para sorpresa de los investigadores, un día,. mientras la madre recogía su pieza de fruta en
la máquina expendedora, la cda activó el ordenador.
Cuando apareció d carácter en la pantalla, el bebé chimpancé seleccionó el color correcto, cogió la ·moneda de
recompensa y siguió a su madre hasta la máquina. Los
at6nitos investigadores concluyeron que las cñas pueden
aprender habilidades complejas únicamente mediante la
observación, sin el adiestramiento activo de sus padres.'
Si bien este estudio y otros similares tienen maravillosas implicaciones para el aprendil.aje, también prescntan
aterradoras implicaciones para
105
niñ.os que crecen en
ambientes disfuncionales con , por ejemplo, episodios de
violencia doméstica
O
padres adictos al alcoholo a las
drogas. También tiene aterradoras implicaciones para ambientes con problemas menos graves. ¡Piensa por un momento en la
informac~ón
qQe muchos d e nosotros des-
cargamos sobre 10s aspectos malsanos del matrimonio de
130
lu. Ii:FfCTO LUNA DE MIEl.
nuestros pad res! Pero seguro que piensas: tSoy diferente.
He prometido mantener relaciones que no se parezcan
en nada a la de mis padres». Ese es un objetivo muy loable creado por los anhelos y deseos de tu mente consciente, pero entictanto, tu mente subconsciente dorrU,
.nante, programada por tus padres, es la que controla tl.! .•
--
-
_s;omportamicnto.
Puesto que a veces resu1t:a dificil romper la nC{;3tivade la
gente a creer en su programación subconsciente, no pienses
en ti mismo, sino en un amigo"al que conozcas desde hace
mucho. Conoces a tu :Ulligo cBillh, y también conoces a su
padre. Un día te das cuenta de que Bill muestra el mismo
comportamiento que su padre en algo. Le dices como de:
pasada: «Bill. eres igual que tu padre•. ¡En ese momento es
mej?f que te alejes de Bill! Tu amigo se pone hecho un basilisco y responde: _¿Qué qui eres decir con eso de que soy
como mi padee? No m e parezco en nada a mi paclIo. Lo
importante de esta historia es que todos se dan cuenta de
que Bill se comporta como su padre; ¡tan solo Bill es incapaz de ver la programación de su subconsci ente!
y :adivina una cosa: ¡Todos somos Bill! Creemos que
actuamos en base a los anhelos, deseos y aspiraci o nes de
nuestra mente consciente. Pero tan pronto como nuestra
mente consciente se pierde en los pensamientos, deja de
prestar atención al momento presente. Es entonces cuando .'Ie irri cian los programas almacenados en nuestro subconsciente. Empezamos a act.u ar com o nuestroS 'padres, iY
ni siquiera nos damos cuen"ta!
BRUCE H. UPTON
Ahora te preguntarás: (cuándo se detiene el proceso de:
~.~scarga theta? Alrededor de los seis o 'los siete años, 1m
niños se
vuel ve n · me n os . susceptibl ~
a la programación
hipn ótica , ya qu e sus cerebros en desarrollo funci o nan
cada vez m ás en las frecu encias superiores de las onda alfa
(de entre. S y 12 ·H z). La activjdad de las ondas alfa se re..
laciona con estados de conscien ci a en calma . Al fin al, e1
. nUlo comienza a experim entar el sentido del
«yo~.
Volvamos al escenario del Kmart, pero en esta ocasión
el niño tiene diez años y su cerebro opera predominantemente en la actividad alfa com<:iente. En esta ocasió n,
cuando 'el niño oye: «¡No te mereces. ese jugucte!e, no tic··
ne por qué tomarse literalmente 10 que dice su padre (sal..
va en los casos de maltrato familiar). Utiliza su mente cons~
ciente para evaluar la sicuación y se cuenta a sí mi.-wll0 estl .
acertada historia: IlMi padre está enfadado porqu~ estoy re··
tra~ando
las compras ... ¡Y o dia hacer la compra! Quiere:
que me caUe para poder terminar, irse a casa y ver el parti..
do de fútb ol. Sé que me quiere ... y me compró un mon··
tón de juguetes por mi cumpleaños la semana pasada ... ».
Po r supucsto, n o todos 1m niños mayo~ ni los adúJto i
son capaces ~e dar con una estimación tan acertada de su:;
relacio nes. Incluso los adu1tos pueden caer en las trampas
subconscientes cuando n o utilizan la nlcntc critica y va··
lorativa y tienen un largo h istorial de' pro~ació n ne- '
gativa. Sin embargo, cuando lqs niños son muy pequeño~ ,
son incapace.~ de intuir esa historia porqu e, como expli qué antes, no operan desde su mente consciente. En est:J
, 132
EL EIlECTO LUN .... DE MIEL
anécdota, la mente subcQ..nsciente del niño w
de ,cincQ añol
~pta de manera literal la respu ~ta de su padre ~2!l~~
, ~verdad.,A los diez años, puede comprender la reali~ad de la Situación, Pero antes de desarrollac esa capacidad
consciente. ha descargado en su subconsciente un montón de información negativa y desautorizante tamo de
sus padres como de la comunidad .
(Qué tiene esto que ver con el efecto luna de miel?
, Ninguna de las programaciones que 2..!iw!U:inc...ant~
._J~ seis años procede de tus anhelos, deseos y a~l?i.raci(m.~_
Proceden de la observación de tus padres y tu comunidad,
yes la programación que más afecta a tu enfoque de las
rebciones.Tarnbién explica el patrón de di chas reladones:
.pol: qué algunas personas buscan el amor en los lugares
~quivocados, por q~é OtraS no logran mantener una relación, y por qué algunos bienaventurados viven una vida
maravillosa eolo que se refiere a sus relaciones . Para la mayoóa de la gente, que no tuvo unos padres iluminad<;>s, esta,
es la programación que hay que deshacer para poder disfrutar el efecto luna de miel todos los días de su vida.
~1 .
Sé consciente de 10 que pides
A lo largo de los años, Margaret y yo hemos aprendido
gracias a la experiencia personallma verdad que a menu-
133
BRUCE H. U f'TON
do habíamos oído antes: para ayudarte a ti mismo y
~yu­
dar al universo a ayudarte, es important~ visualizar y enumerar exactam~n~~JC?~l!!:_.q~.ieres en Ja 'y'~gª. Siempr~
~e tu.'I objetivos m;> sean claros, el universo hará !º-~=...~I ~ por rellenar los espacios en blan co. Por desgracia, el
.
resu1tado de los detalles que no planeamos a consciencia
es a menudo lo que puede arruinar los objetivos yaspiraciones que desearnos.
Teniendo eso en cuenta, antes de empezar la reprogramadón de tu mente subconsciente sería mejor: que dieras
un paso atrás y te preguntaras d e manera consciente:
~¿Q\lé es 10 que quiero en realidad~~
Solía decirle a la gente que tuviera cu~dad o a la h ora
d e dec ir 10 que querían, porque iban a comeguirlo,
h asta que la compañera de mi vida, Margaret, m e seña-
ló que ese era u n consejo '"!luy negativo . Así pues, he
cambiado el consejo por uno que eIJa m isma m e sugiri6«<~é co nsciente d e lo qys;..Illik!.....l?0rque ~..! c0E.-:
·seguirlo •. )
Elabora una lista rnrnta.lde 10 que. buscas en una relación . L1énala con todos .los d etalles que se te ocurran;
cuantos más, mejor. Este es un ejeccicio que asegura la
participación creativa de tu m.ente consciente en la elaboración de la lista. Los detalles que queden ruera de ru descripción serán, por defecto, determinados por tu m ente
subconsciente, la cual, cuando se lo permiten, acude a lo
que tus padres o tu comunidad creen que seria una buena relación.
Escribe la lista con todo detalle. Como ya he dicho an-
tes, cuanto rn.ás completos sean los detalles, rrms tacil será
que tu mente y el universo conspiren para convertir·en
realidad tus deseos y aspiraciones. En lugar de . Deseo una
gran relacióm:. describe con ·multitud de detalles sensoria:
~o
que deseas en el momento presente como si ya lo
tuviera<;. , Qué aspecto tiene? ¿Cómo es al tacto? ¿Cómo
suena? He aquí un ejemplo, aunque incom leto: doro
a la compañera e mi vida. cariñosa, abi erta, afectuosa e
inteligente, y me siento comple°tamente apoyado durante
nueuras noches tranquilas de risas y charla, en las que
compartimos ia historia de nuestras vidas y nuestros inte~l Cuando di ces en voz alta y proyectaS justo ~Io
quieres, manifiestas tanto a nivel consciente Como subconsciente comportamientos que atraerán el tipo de relaciones q~ e deseas en tu vidao
que
2. Revisa tu programacl61J subconsciente
N05 concentramos en definir las características del com-
inevitable que fracasemos
a la hora de predecir si nuestro propio comportamiento,
sobre todo el del tipo subconsciente e invisible, será compatible con el tipo de pareja que descamosoPor ejemplo,
puede que crecieras en una familia en la que tus padres
jamás mantuvieron una relación cariñosa y siempre fueron incisivos el uno con el otro. Estás decidido a enconpañero que buscamos, pero
e<;
.135
8 RUcr. H . U PTON
trar una pareja que exprese esas caracteristicas cariñosas ·
que no viste pero que ahoCa deseas.Tu mente consciente
generará un comportamiento que atraiga a tu compañero
d~seado,
pero es muy posible que los comportami en-
tos subcom:cientes que adquiriste de
tu ~
padres, predomi-
nantes e invisibles, recbacen a cualquier candidato que
expre.'\e esos anhelados ra'igos cariñosos.
La mayoría no nos percatamos de nu estros comportamientos subconst:ientes, y las veces qlle los notam.os.
nos resulta n casi tan d esconcertantes co mo bochorno. sos. La consecuencia de no ser conscientes de nu estro
propio comportamiento es que tendemos a culpar a los
demás del fraca~o en nuestras relaciones; .¿Cómo es po-:
sibl e que alguic·n tan bueno como yo sea la fuente del
problema?». Es cierto que en nuestra. mente consciente ·
somo~ las personas cariñosas q ue creem os ser, pero la
m ayor parte del tiempo nu estra vida está moldeada por
programas subco nscientes que tal vez no Se:ln tan adorables,
Así pues, debemos responder ~ la pregunta: «¿Mi· pro-:gramaóón subconsciente apoya mis más ansiados deseos.?». Si por 10 general no somos conscientes de eso}
comportamientos , ¿cómo sabemos cuáles son 'nu estros
programas? Puesto que !.:t~~~!J~arte de . !~pr~_~..!:" .
_c:!.ón ~e adq ll ier~!!..~~e Jos siet~~.~~~..y que gran parte
de nuestra personalidad se define antes de nacer, es muy
posible que nuestra mente consciente no· tenga ni la ~e­
nor idea de lo qu e hay almacenado en nu e:;tra mente
BRUCE H. UPTON
137
matar al mensajero. Es el mensaje lo que hay que reescri-
bir, porque es el mensaje e~ que ha generado 'tu comportamiento. Así que no desperdicies tu tiempo ni.irando
atrás y desahogándote con el mensajero, porque eso refuerza por lo general es-os antiguos sentimientos que
resultan tan dolorosos y les devuelve la. vida de nuevo. Lo
único que tienes que hacer es concentrarte en reescribir
esos programas conductu.ues subconscientes que impiden
el cumplimiento de tus deseos.
Una cosa: antes de buscar una relación amorosa, asegúrnte de que la creencia fundamental «Me amo a mí mismo» está grabada a fuego en tu mente subconsciente.
Una falta de autoestima, como expliqué ante~, es un obstáculo básico y enorme para la mayoría de la gente que
quiere crear el efecto luna de miel en su vida.
3. ¡"ida la reprogramad6lJ
Hay unas cuantas técnicas que puedes utili7..arpara reprogramar tu mente sUbconsciente.Te hablaré de tres categodas de cosas que yo he hecho para deshacer mi programación negativa (y había mucho que deshacer), pero
échale un vistazo a la sección de fuentes de este libro y a
mi página web, wwwbrncelipton.com,para encontrar las he-
rramientas que puedan servirte. No existe una receta única. Mi objetivo es presentarte la información sobre el papel destructivo que la programación subconsciente puede
138
jugar en
EL EFECTO LUNA DE MIEL
tu
vida Y también e.~pero, inspirarte a encontrar
I
«tu mejor forma. de deshacer esa programaci6n.
Antes 'de intentar rees cribir nuestra programaci6n
conductual. es de vital ~mportancia comprender las dis-
tintas maneras en que aprenden nuestra.. mentes consciente y subco;nsciente.' Quizá creas que cuando la me,o te
consciente aprende algo nuevo, el programa subconsciente se ajustará de manera automática para estar en armonía
con ese nuevo conocimiento. ¡Pues te equivocas! ~ulos
mentes se compqrtan ca.~i siempre como entid1dcs separada.. y no f:aprendem de la misma manera.
La mente consciente y creativa, la mente «pensante»,
puede aprender al instante a p'artir de distintas infonnaciones.Algo tan sencillo
CO IllO
un momento '¡ajá!. pue-
de gcn~rar un" cambio radical en tus creencias y en tu
vlda, D~ forma similar, la mente consciente puede adquirir nuevas creencias en el colegio o en .conferencias
públicas, leyendo libros de autoayuda. viendo vídeos o
pasando por el dolorosbimo psicoanálisis de las experiencias. formativas. Sin embargo, en ocasiones los buscadores se quedan atascados, como me pasó a nú , cuando
se concentran tan solo en el aprendizaje intelectual. Edu car a la mente consciente no reprograroa de manera automática la mente subconsciente. En mi caso, fue cuaudo
utilicé los conocimientos que había adquirido intelectualmente para~~"p ir los programas subconsq~~
cuando realicé un progreso sustancia] a la han de c.ambiar mi vida.
8RUCE H . L1PTON
Si bien la mente consciente es
139
creati~ y Pllede utilu.;u
esa cre:ltiVidad para ap~nder, l~~tc' SU.~f.Q.Q..~.c
_.
-- --
aprende
sobre todo mediante la hipnosis o Iif.reación de '
.
hábitos. Antes de los ' siete
años, tu mente subconsciente
..
~
des cargó 'creencias a roda velocidad · porque tu cerebro'
operaba casi siempre en I~ frecuencia hip-nagógica the:ta"
DeSpués de: los siete años, la fu ente principal de aprendizaj e de la mente .'U.!bcooscjente§.l¡[email protected],ituaciQ.º- .¿Cómo
aprendiste las tablas de multiplicar? Repetiste]a secuen ~ ia "
de números una: y otra vez y al final memorizaste el P;ltr6n y pudiste repetirlo de manera inconsci.cmc. La repl!;'
tición lIeya al há~~~•.y'"~~. ~~~d ..m~~.n.4mg. fl,l.l1dw!.eJg~.~
1!ara program.ar los
patr.Qnts....d~.:s..umPQflª-l!\i.!;Jl.!o
sub.
.. . ,
-_
-' Qnscie~
C uando aprendiste a conducir, por ejemplo, tu mente
consc ie nte estaba atenta a todos los detalles, tal es como
permanecer alerta
;¡
lo que veías a travb; del parabrisas, a
los avisos del salpicadero, a .las imágenes de los retrovisores y a los pies que pisan los pedales . Sin embargo. hoy dia
te subes al coche, giras la llave del contac.to
y conduces
con tu mente consciente concentrada ell tu destino. en la
fiesta a la que asisu'Ite la noche anterior o en una intensa
conversación con un pasajero. La mayona del tiempo. ni
siquiera prestas atención a lo que ocurre' en la carreter.ll ..
l~én ~~~duce_~.~~~~h e? P!:!~~, E1_<?!1_~~E1>-'.9.º§fie~~~
utilizando los hábitos adqu.iridos durante los periodos repetitivos de prác ticas que realizaste cuando aprendías a
conducir. No debe darte miedo la idea de no estal" coo-
140
El. EFECTO LUNA DE MIEL
d.ucien~o
conscientemente, porque, como ya mencioné
antes en este mismo capíntlo.lª- mente subc®sciente es
.!lo millón de veces más potente que la conscjentc. De hecho, si ru coch~ empieza a patinar y se avecina un accidente, las hormonas del estrés desconectarán tus procesamientos conscient~s para a~egurar que el poderoso
subconsciente, mucho m ás rápido. controle la situación .
La hipnosis y la habituación son los Jl.ledios d~ogg­
macón condu,rual fundamentales de la mente subcons
~iente.
Esa ·es la razón por la que los esfuerzos mentales,
t:\le's como «echarte una buena rcprimenda».leer un libro
de autoayuda o dejar notas en la nc:vera tienen poco éxito a la hora de cambiar programas subconscientes indesl!ados, a menos que se repitan con la regularidad necesa. tia para crear un nuevo hábito .
.~~~
,G¡,..,A~6n/:fI~~~!~dl0 primero
que ruce cuando me di
cuenta de. que debía reescribir mi programación fue generar el hábiro de la atención:~mpecé a prestar atención
..amis pensa mientos! El objetivo de la atendón es conseguir qúe todos los ~cto s y decisiones provengan de tus
a[]helo~ y deseos, es decir, de tu mente consciente, y no
del piloto automático de la mente subconsciente,
. Lo que descubrí cuando empecé ti prestar atención fu e
no solo lo a menudo que entraba en piloto automático
cuando mi mente consciente se perrua en los pensamientoS, sino también
ia
cantidad de veces que esos pensamientos automáticos eran inservibles. Los investigadores
BnUCE H. UPTON
141
han corroborado que el 65 por ciento de nuestros pensamientos son negativos y/o redundantes. l o
Una forma de iniciar esta práctica !:.U?bservar rus pensamientos cuando realizas una tarea mundana, como conducir. Cuando te paras en un semáforo, descubres ense.guida que las luces en rojo no son un tiempo perdido: tu
cabeza no deja de darle v~eltas a las cosas. Cuando empecé a observar estos pensamientos descontrolados, me di
cuent<l de que no describían la realidad en la que yo queda vIvir y, sin embargo, sí la realidad que creilba. (Por
ejemplo: «Nunca llegaré a tiempo. No quiero hacer esto.
Este tráfico es una pesadilla•. ) Como ya he explicado, no
basta solo con los pensamientos positiv?s, pero son un
buen comienzo. ASl pues, empecé inmediata e intencio!l-ª.damente -ª,J~~hir 10$ pensamient9s negativos en
cuanto aparecían en mi mente para darles un giro positivo y. a la vez; realicé un esfuerzo consciente por pennanecer en el momento presente. Reescribir repetidamente
lID pensamiento frecuente y particular generafá un hábito que «c:orregirh de manera automática el pensamiento
negativo' antes de que este llegue a la consciencia.
Resulta muy difícil mantener la atención cuando la
vida es ajetreada, ya que nuestros pensamientos vuelan sin
cesar y COJltrolan los innumerables decaUes de la vida co!idiana.la interferencia del ajetreo es la razón por la que
la ate~ón budista es una práctica ~C; dUr:.UQ~J!l~ viqª.
En 2010, los investigadores de la Universidad' de Harv:ml descubrieron que la gente se pasa casi la mitad de las
horas de vigilia pensando en algo que no es lo que está
haci endo, y que esas divagaciones mentales la hacen infeliz (incluso cuando su mente 'piensa en temas agradlbles).
._-
Los autores escribieron: «En conclusión, una mente
hu-.
.,_.-.-
.!llana es
~.:!!.~ _I!.I_C!.~rr:ant~J: .~~~_l1l~~...~~I! ~~ ~~.~~~.
..m ente infeliz. La capacidad de pe~~Jo que nc:. es~.
ocurriendo .~~un3 proeza cognitiva que ti:~~~.~.y-ªºº _
coste emocionAb. 11 La infelicidad cau~da por el vag.lbundeo mental, por supuesto.. se' exacerba por el hecho de
que, mientras nuestras mentes d.ivagan, nuestros programas invisibles subconscientes sabotean a menudo nu estros
más codiciados deseos.
Para este libro, el descubrimiento más significativo del
estudio de Harvard es que la atención resulta mu.cho m;'¡s
_~cjJ
d e mantener cuandcfliaces
el_i~~-EI
estudio d e:;-
cubrió que el vagabundeo mental o curre tan solo el
10 por ciento del tiempo cuando los sluetos mantienen
relaciones sexuales. 12 Esto expli~a por qué a los que viven
la luna de miel les cuesta menos operar de manera consciente. Cuando permanecemos atentos (no wlo cuando
mantenemos relaciones sexuales), los anhelos y
deseo~
de
nuestra mente consciente se manifiestan en nuestra vida,
iY es así como podemos asegurarnos de que el efecto luna
de miel dure!
W;:V~~._ ~~'\;
~ Hje,!~si!.t!!E!!!.~~J.~..:~!lbljm.!·naJe5 cuando despertamos de un sueño profundo,la frecu encia de las ondas cerebrales ...alta de las ondas delta, bajas e inconscientes , a las
• )1;>
143
BRUCE H . UPTON
t,..a .~f
ondas theta, de más alta fre~uencia. Este es el esbdo cere,bral que se asocia con la imaginación, ¿omo ya he conta- .
do. También se asocia con un estado. de 'ensoñación en. el
que la realidad y d mundo onírico se mezclan. Una experiencia the.ta inducida mezcla im;tginación y re~dad,
una característica conductual que se aprecia mejor ~ n ni··
rlOs con menos de siete años. Comp adulto, es posible
que hayas experimentado algún momento theta cuando
te 'despierta la radio del <.lespertador. En tu estado adormilado, mezclas la historia real de .la radio con el sueño
'que tenías. E.~tc es un ejemplo de c;.Q!!lO~~ dt;!.~l~c:.~cJ.~~.
imaginación_con realidad.
A medida que te despiertas más,la actividad cerebral
.
f ' R Az
electrocnt;efalogcifica s~ eleva hasta las o ndas alfa, de mayor frecu encia, y su calma consciente llena tu cabeza. Para
el momento
en que te pones a trabajar, tu cerebro opera
.
/2
, .~
con o ndas beta, veloces y de alto rendimiento. Con suerte, cuando regreses a casa desde el trabajo, la ficcuencia de
tus onda.~ caerá de manera ~ecuencial miehtras d cerebro
pa.~a
desde las ondíls beta a las Ielajantes alfa, luego a las
·theta y por último a las delta, y caiga dormido.
Estas subidas y bajadas de las fre cuencias pEG significan que dos veces al día tu cerebro pasa por 1;\ fase hip-n:¡gógica tueta. que es programable. Así pues, tienes dos
opoctunidades al día para reprogramar tu s creencias subconscientes a través de un estadó natural de hipnosis . Por
supues to, como corroboran cierto número de estucti6s.
hay meditadores que pueden incrementar h frecuencia
144
EL EFECTO LUNA DE MIEL
de las ondas.th eta. Por ejemplo, en un estudio de 2009 se
les pidió a practican tes experimentados de la meditación
Acem, un método n.o religjoso desarrollado en Noruega,
que descansaran durante veinte minutos y gue meditaran
durante otros veinte. Durante la meditación, «se incrementó de maner.a significativa la intensidad tbeta», sobre
to~o en las partes frontales y medias dd cerebro. 13
Una vez que fui consciente de que los niños descargan
enormes cantidades de información en su estado hipnagógico, decidí probarlo utilizando grabaciones subliminales diseñadas para programar pensamientos y creencias
positivos en mi mente subconsciente. Elegí una grabación
de Louise Hay (la gran dama del au~ofo rtalecim iento y.
casualmente, la editora de este libro) para reducir el estrés
y potenciar la paciencia. La' grabación empezaba con un
<:jercicio de relajación destinado -a calmar la mente consciente y situar al oyente en el estado de relajación programable atribuido a las ondas c~rebrales alfa y theta de baja
frecuencia.
La primera vez que me coloqué los auriculares y puse
en marcha la grabación subliminal cuando me iba a dormir, mi mente consciente permaneció alerta en todo momento y escuchó el mensaje de programación de la grabación repetido unas cuantas veces. La tercera vez gue
utilicé la grabació~ ni siquiera conseguí pasar de los ejer-
r c.icios de relaja ción antes de qq.edarme dormido. Llegó
!
un momento e n el que m e relajaba d e inmediato en
.t... cuanto me ponía los auriculares. Lo bueno es que la gra-
BRUC:1i H . UI'"IUN
145
bación descargaba cOlltinuamente pensatnienros positivos
mientras yo entraba en el patrón de ondas cerebrales de
baja frecuencia propio de los niños. Sin esfuerzo. Solo tenía que ponerm e los auriculares y me dormía.
Los cambios que experimenté fueron sutiles: no resal~
taban como un cartel de luces de neón . Sin embargo, bs
cosas no eran exactamente iguales que antes. Er.m mejores. Fue solo tras un cierto periodo de tiempo, después de
mirar atrás y revisar los sucesos de mi vida reciente, cuando me di cuenta de los'profundos cambios que había su. frido mi comportamiento.
1f~;P;1[¡;Tó;ítti!i.eFRtfl'éá)d siguiente paso qu,: di para reprogramar mi
subconsci~nte
fue utilizar un nuevo método
de sanación llamado psicologia energética. Como descu.brirás en la lista de fuentes de psicología energética qu e
hay al final del libro y en mi página web, existen mu chas
versiones diferentes de este tipo de psicología. A pesar de
las variaciones ' en la práctica de !as diferentes
modalida~
des; una cosa está clara: la psicol0&Ía de la energía puede
inducir cambios radicales en el comportarruento en cuestión de minutos y. en muchos casos, estos cambios gene~
ran alteraciones
permanent~
en los comp9rtamientos
programados subconscientes.
Me encantan estas nuevas tecnologias, porque riran
por tierra la creencia predominante (y controladora del
comportamie nto) de que el cambio es duro y dificil.
Ahora veo sin problemas que esa afi rmación no es más
146
f.L EFIlCTO LUNA DE MlEL
.quc otra creencia desmoralizante que refuerza la resistencia al cambio. También es maravilloso que estas nu evas
herram.i enta~ p~icológicas
estén a nu estro alcance en un
punto en el que la evolución empuja a la humanidad a
realizar cambios inmediatos. La oece!.idad es la madre de
la invencióo , No disponemo,s de muchos años para qm-
biar el comportamiento humano.
Si bien no se ha .identificado el mecanismo que sustenta
la rapidez de los cambios conductuales resultantes de estas
práctiC<lS, el hecho es que los cambios son reale$ y duraderos. Personalmente, estoy más familiarizado C-On el PSYCHK. el proceso de cambio de creencias desanuDado por R ob
Williams. Sé que la tecnología equilibradora de energía del
PSYCH-K es efectiva porque cambió mi vida de forma
radical.Y lo mas importante, en los últimos años he sabido
de centenares de personas en todo el mundo que utilizaron
PSYCH-K para tomar el control de sus vidas.
H :uu hace poco, los buenos resultados de las tecnologías
equilibrndoras de energía no eran más que experiencias
subjetivas individua1es. Sin embargo. los nuevos estudios de
mapeo u-idimerWona1 del cerebro utilizan la eIectroenceCalografia cuantitativa (EEGC) y la tomogra6a electromagnética de baja resolución (TEMER) han proporcionado
datos mesurables y objetivos que revehn cambios sigoific.ativos y duraderos en el comportamiento cerebral tras uoa
única sesión de diez. minutos con PSYCH-K H
Los esludios de mapeo cercb~ revelan que PSYCH- K
induce un «estado de unificación cerebraLt en
cl que tanto -
147
BRUCE H. 1.II'lON
el hergisferio derecho como el ~~~. guniJ:m:~ljl..!~­
.bajar jill1t.nS. una situación funcional cono9da como siq..
~nizaci Qn
hClllisferic.a. En nuestro escado de ·vigilia habi-
tual , tendemos a operar
fun~l1l entalme nte
dcroe nuestro
hemisferio izquierdo, el lado del cerebro e~Carbr.ldo de ]a
. lógica. En cambio, eI 'hemisferio derec.ho se asocia (;00 el
-
procesamiento de las emociones. Cuando el hentisferio"izquierdo
e~
- -
'
el dominante, tendemos a descartar
nu~stro s
instintos emocionales en favor de la lógica y la razón.
De acuerdo coa el neur6logo jeffrey L. Fannin, el estado de unificaci6n cereb~ no solo' tiene un efecto 1'0- :
. sitivo sobre la 5<Ul3Ción fisica y
psico16gi~a.
Las investiga-
ciones 'con mapeo cerebral del doctor Faruún indicall
que la unifia ción cerebral es runa puerta a una consciencia superior», equivalente a un estado de super.lprendiza-
. je asociado con una conscien cia fuu.cional y 'espiritual
más elevada. 15 Por favor. entiende que no a todo el n"iuodo le funcióna eJ proceso PSYCH-K. Lo cien;o es que no
existe una herramienta válida para todas las personas. Si
uno de lo!; procesos que aparecen en la lista de fuentes no
te sirve, no te
Iinda~ .
¡Prueba con otro,"
4. Comu1I¡caclóu
Para crear el efe(;to luna de miel, e~ imperativo que las pa.rejas aprendan a comunicarse a un nivel profundo, y ese
tipo de cOlnunicaci6n no puede tener lugar si ambas pcr.-
l48
U. EF~CTO LUNA DE M I EL
~onas
no están en el mismo nivelde consciencia. Cuand~
lo.~ dos componentes de la pareja son conscientes de los
qbstáculos subconscientes a los que se enfrenun, pueden
concentrarse en evitar 10 que, por lo general, acabaría en
. peleas o discusiones .•No creo que hayas oído 10 qu e acabas de decir. ¿De verdad hablas en serio? ¿Estás imitando
alguien? ¿Es un c.omportamiento que aprendiste de tu
padref.ll. Todos estos puntos de disc uú6n ofrecen una
oportunidad para que los miembros de la pareja sean
(:onscientes de sus comportamientos inconscientes mientras adquieren conocimientos sobre la manera en que sus .
;J.
I,cograma... c~ nduc tuales subconscientes pueden estropear
IlDa
re.laci6n.
Si tan solo uno de los miembros de la pa.reja es cons-
ciente de esta programaci6n conductual, intentar el camhia seóa como hablarle a un muro de ladrill os. Si u na
persona no está interesada en el cambio o no está prepalada para· él, este no se producirá. ¡Cambiar req uiere)!.!!
~eJfuerzo en-E..qyi¡ml
S. l'acienda
Si llegas a un punto problem ático en tu relación una
semana y ese mismo problema surge una semana después,
~o te sorprendas. Recuerd a que inten tas cambi ar patro-
nes que se han mantenido toda una vida; cambiar las
relaciones no es aJgo que o curra d e la noche a la mañana.
BRUCE. H . UPTON
149
Para acabu con patrones disfUllcionales recm:rentes, de-
béis tener paciencia con vosotros mismos, con vuestra pareja, y con los tercos -hábitos que no dejan de asomar su
fea cabeza. Si sois capaces de 'manejar los problemas con
una conversación en lugar de con una pelea, ya estáis en
el camino hacia una nueva vida.
Hay, por ejemplo, un problema típico. El chico se mete
en una discusión con la chica y no quiere hablar del tema
La chica, en cambio, quiere diseccio narlo. Esa pareja podría ser una receta para el desastre si ella sigue hablando y
él continúa cava[]d o un foso más profundo con su silencio. En mi caso, cuando por fin salí de ese foso, acepté que
ese t:hábito.. de no comunicarme rerrasaba la resoluci6n
de nues tros problemas y'me di cuenta de que Mar~t se
esforzaba por reparar los agujeros que aparecl:m en nuestra vida.
Más tarde, cuando me encontraba en un lugar ttan~­
lo y ca1mado, le dije a Margaret que mientr.lS me encontraba sumido en ese proceso habitual de desconexión, seguía escuchando, aunque ya no podía participar. Le pedí
que tuviera. paciencia conmigo. Le dije que quería que siguiera hablándome mient~as yo luchaba interiormente
por escapar de mi comportamiento destructivo habitual.
Después de ese momento de lucidez y comprensión ) cada
vez que respondia desconectando, mi me[]te consciente
era mis capaz de tomar el contro1 y poner fi n a esa conducta disfuncional, Después de un corto periodo de tiempo, la repetición reescribi6 ese comportamiento limitante•.
.150
EL EFECTO l.UNA DE MIEL
y ahora resolvemos con facilidad nuestros problemas sin
invocar respuestas inconscientes e instintivas. Se acabaron
las confrontaciones . .. La vida es mucho más sencilla. ¡Sí!
6. Práctica
¿Cuántas veces repetiste las tablas d e multiplicar hasta que
las aprendiste? ¿Cuántas p~cticas hiciste con el coch e
hasta que te convert:i.ste en un experto? D e forma similar,
. 105 hábitos sub conscientes n o d.esaparecen por el mero
hecho de que tú les digas: «Largaos»:.Tien~.PE~~t,i~'!~
_t'us..nuevas CQsn~ hasta que se conviertan en autom áticas. Un hábito no son solo palabras en una nota pe-
gada a la nevera. ¡Un hábito es un comportamiento
qu~
practicas hasta que se graba en el cerebro!
Al final , las herramientas que te he descrito lograrán
los cambios que buscas. Soy un científico, y mi relación
con mi pareja, Margaret, que tanto me h a enseñado, es un
experim ento continuo en la vida de nuestro felices para
siempre. ¡Te aseguro que no estaría escribie ndo este libro
si el experimento no funcionara!
'Cuando eliminas los obstáculos de tu progrílID3ción
subconsciente, eres libre.para vivir una vida que es un romance creativo, un sueño hecho realidad:Jlna vez s.u~
p.mgrnme.s los a n~elos, deseo~Y~lL~.siQ~~~ tu !'!1~~~~_...
f.o nscis;~u mente subconsciente. crearás u~_~.
•~ mie] p erpetua. Los comportamientos desagradables
BkUCE H. UPTON
151
anteriores no aparecerán ni siquiera cuando entres en piloto automático (como hacernos todos);porque ahora tus
programas subconscien tes están en armonía con los anhelos y deseos de tu mente consciente. Cuando las cuatro
mentes estén alineadas; tu pareja y tú os convertiréis en
esas personas cariñosas que erais en los p(Uneros días de
vuestra relación.
La ilustración muestra los siete chaktaS principales, los
puntos de energla que recorren el ·cuerpo de arriba aba··
jo, e ilustra de manera visual la consecuencia romántica
15 2
EL .EFECTO WNA DE M IEL
de unificar tu psicología y tu comportamiento. En este
cuaclro,los tres chakras inferiores (plexo solar, sacro y
raíz), representan la influencia de nuestra~logía fisiq.
"en particular de nuestra f~iología, a la hora de moldear
nuest['¡)s vidas. Los tres ch:ikras superiores (coronilla, tercer ojo y garganta), tt:presentan las influenciatderivadas
de nuestra cooscieutia. de nuestra psicología. El chakra
~edio es el chaba corazón, que represent(¿a~~n­
condicional hacia uno mismo y hacia los demás.
Cuando los siete chakras de esta ilustración están alineados, no hay obstáculos energéricos¡ la energfa fluye
COD libertad por todos los chakras. El chakra corazón
central es deliberadamente más grande que los demás,
porque cuando aJineas
tu
fisiol ogía y
"E,Q.se amas a ti mismo para que los
tu
psicologíaLfuan-
~_másJ>ue~n amarte
_:1 o'] puedas amerlos a e~ tu corazón se expande y se
abre a tu pareja y ~l mundo. Cuando haces realidad la
vida qu e eliges, y no la vida que programó tu familia,
'puedes tenerlo todo.
¡Bienvenido al efecto Luna: de miel!
Capítulo S
GASES NOBLES: EXTENDIENDO LA PAZ,
EL AMOR Y EL TÉ DE TULSI
_-';»" Conviirltle
tri
tI cambio que deseas
lItr trI
el mIll1do:~"!f--­
MAHATMA GANDHl
E
spero que los capículos previos hayan logrado convencerte de que puedes crear la relació n de tus sue-
ños. En este capítulo me gustaría convence rte de que el
efecto luna de miel es algo m ás que dos personas creando
una relación m aravillosa. Es algo así como los 'gases n obles» extendiendo el briUo sanador del amor alce;cledor de
este planeta enfermo.
Gases nobles
Para expJicar esta arronadora afirmación, tengo que volver a la química. No a las pócimas amorosas químicas que
recorren tu cu erpo cuando estás locamente enamorado
(capítulo 3),sino a los e1emeptos de la tabla periódica que
o bien detestaste o bien adoraste cuando estudiaste quí-
154
IlL EFECTO LUNA De MIU,
mica en el instituto. No te sorprenderá descubrir que a
rrú me fascinaron (la clase de Jengu<t era otro asunto muy
distinto), y todavía me fascinan lo.~ conocimientos sobre
la naturaleza del universo que revela el patrón ordenado
de los 118 elementos de la tabla periódica.
La tabla periódica es una obra de arte de infonnación
química organizada que define los rasgos y caracreristicas
del universo fisico.A nú me intrigan especialmente las 0 ractcósticas únicas de los seis ¡¡ases nQbks, los elementos
que forman la última columna a la derecha de la tahJa,
una subdivisión conocida corri? «Grupo' 18110 . Entre Jos
gases nobles se incluyen el ~o (He), el .lJ.én (Ne), el,~
.'Ión (Ar), el kript6n (Kr)" , y no, este no es el elemento
que inhibe Ja fuerz a de Superman .. el xenón (Xe) yel
' 1
~rad6...!1
(Ro). E l aspecto más signifi cativo de estos gases,
inodoros e
in co loro~.
es que son los únicos dementas de
la tabla periódica que no (salvo en circunstancias muy es- .
peciales) forman compuestos químicos.
Los demás 112 elementos de la tabla forman enlac..e5
químicos con otros para crear las moléculas fuicas' que
com ponen las estrellas, los planetas y la biosfera. El secreto de por qué Jos átom os crean «químicat -en especial
de por qué Jos átomos tienen u na tendencia natural a
unirse unos con otro~-, puede explicarse comparando la
estructura de los átomos de los gases nobles con los demás elementos de la t,bla.
En Ja estru c.tura de un átomo. los prototcs tienen. carga posjtiva y los electrones, una carga negativa, igual pero
BRUCE H. UPTON
opuest~. El
155
número de protones positivos en un átomo cs ,
igual al de electrones negativos; así pues, cada átomo es
electroniagnéticamente neutro, sin carg:¡ neta. La magia
de la quimica que crea el universo no se basa. en el número de partículas cargadas en el interior de un átomo, sino
en su distribución . Mientras que los protones s.e agrupan
en el núcleo del átomo, los dectJOnes orbitan alrededor
de este a modo de satéütes.
En la descripción más simp.1c, los electrones se ~istri ­
buyen en órbitas concéntricas (capas) 'alrededor del nú.:.
cleo central. Cada capa solo puede contener un número
.
.
específico de elec~ron es (capa 1 = 2 eJectrones; capa 2 ::
8 electrones¡ capa 3 = lB electrones; capa 4',= 32 electro:"
nes; y capa S = SO electrones). Con la excepción de lit
primera, las capas están compuestas por variaS subcapas:
Cuando una capa o una .mbcapa en particular está llena
con el número máximo de electrones, los electrones adi cionales se di~tribuyen entonces en la siguiente capa ex··
terior concéntrica. Si esa capa también se llena, los elevtron~s extra pasan a la siguiente capa externa, cte.
Pet:O he aquí el problema: los átomos giran como tor. nados de tamaño diminuto o nano tornados. Cuando una
capa no está llena al máximo de su capacidad, el átomo se
bambolea mien[las gira. Piensa en esta sencilla analogía: d
tambor de una bv.u:lora gira como un átomo. ¿Qué ocqrre si mete.~ una manta en uno de los lados del tambor-y
enciendes la lavadora? Mientras el tambor gira, la lavado.ra empieza a tambalearse y a dar bOles, gel,1c~,ndo bastaJ.'-
156 '
m. EFECfO LUNA DE MI!I.
te alboroto. Una capa de electrones que no ero llena dentro de un átomo en movimiento genera un movimiento
bamboleante similar a un nivel nanoscópico.
En nuestta analogía de la lavadora, para detener d bam-
boleo abres la tapa y redistribuyes 12 manta de manera uniform e por el tam?or. Ahora, cuando vuelves a encenderla,
gira en un perfecto y pacífico eguilibrio. Los l12 dementos
de la tabla cuyas capas de dectrOnes están incompletas buscan un equilibrio para su bamboleo uniéndose con otros
átomos que tienen un bamboleo complementario. Cuando
se enlazan, los dos átomos desequilibrados giraD en armoIÚa.
El número de capas ocupadas por electrones y el estado:'~e repleción de las cap as exteriores definen la actividad química de un átomo. Los gases nobles son elemen. ..
,
to'S m.uy singulares, porque son los únicos cuyas capas
exteriores están llenas de manera natural. Puesto que ya
gi'ran en perfecto equilibrio, !os gases nobles no buscan
por lo general un enlace con otros elementos y, por lo
tanto, son químicamente inactivos.
En cambio, los enlaces químicos entre Jos demás 112
elementoS representan el esfueno de los átomos bamboleantes para crear un equilibrio de giro.A ..í pues, el e:n1a~
ce químj co es una relación codependieme; en estos emparejamientos, cada átomo depende (o « nec esi!:?-!t9~...Q.!!:Q .
:í~o para conseguir la paz y la armonía:.La palabra clave para describir esta relación es ]a «necg idadl>.
Consideremos el carácter de los átomos de sodio y de
cloro, elementos que forman una pareja perfecta. El cloro
-- -- . -- . - -~
157
8RUCF. H . LlPTON
(el) tiene un total de 17 electrones distribuidos en tres
capas: dos dectrones en 13 primera capa (máxima capacidad); ocho electrones e.n la segunda (m;ix.ima capacidad)
y siete dectrones en la capa más externa . Para adquirir un
giro equilibrado, el cloro necesitaría un electrón más para.
llenar W1 espacio en la capa externa (observa la flecha B
en la siguiente ilustración).
Sodio
Cloro
JI tlechonl!S
17 eltQrones
(Capu 2-8-1)
(CaJlU z.8.7)
rugón
18 decttones
(Capas 2·8-8)
~- - - ---------'
Una lluslración slmpliflc,)(ja de un alomo de sodIo, un átomo de cloro y un
átomo de al"9ón. El núcJeo central del_átomo es una il9rupacló n de protones
de Cillga pOlltlv',¡, y de neutronH, sin carg • . Alll?dedor del m:'cl~ ha;y elec·
trones d15trlbuldos en anille» que representan I..s upM del ¡horno. los álomo' de arg6n giran en equilibrio porque $I,ft (Jopas eHán llenas al mbimo dI"
electrones. En cambIo, los átomos de sodio)' doro dan 9110s desequlliprados
porque su capa de electrones nterior etli In(omplda.
En cambio, el sodio (Na) tiene 11 clectroncs.distribuidos en tres capas: dos en la primera capa (capacidad máxima), ocho en la segunda capa (capacidad máxima) y solo
uno en la capa exterior. Para conseguir un giro equilibrado, la capa exterior del sodio deberla o bien añadir siete:
dectrones más o bien perder ese electrón único (flecha A
en la ilustraci6n de la página anterior) ,
Las capas exteriores d e electrones en el cloro y en el
sodio están incompletas, Por separado, sus giros se asemejan al bamboleo originado por la manta embrollada en la
lavadora ..Sin embargo, cuando los átomos de sodio y clo-
_---_._--
ro se unen,
crean .química., ..
Satisfacen
la tendencia del
,
, .....
,!niverso a encontrar el equilibrio_~~di.~~~_!~ . ~~.~ : pierden el bamboleo y se estabilizan. Al crear Jo que se conoce como un citlace .i6nico, cl sodio presta el único electrón qu.e posee en la capa externa a su comp:ulcro cloro,
que utiliza el electrón adiciona1 para completar su capa
exterior (observ.J; la flecha en la figura. quc hay mi.. abajo).
Cloruro sódico
-
BRUCE H. UPTON
159
VtJifiif Gracias al emparejamiento, cada átomo tiene ahora
la capa exterior complea, y juntos giran en perfecto
equilibrio. Esta es una relación basada en la satisfac.ci6n de
las necesidades de cada uno.
Como ya expliqué en el último capítulo, debidQ a las
prácticas parentales convencionales y familiares que son
.mucho menos que óptimas, casi todos nosotros estamos,
hasta cierto punto, desequilibrados. Como individuos
desequilibrados, tendemos a hacer Jo mismo que los átomo s:. ~s,a~ºa
~sté
pareja complemcntar,ia gue ·tambiél1
dcsequilibnslb. Cuando dos compañeros comple-:-
mentan el desequilibrio mutuo, girnnjuntos en amloDÍa,
sin bamboleos.
Si bien nuestra mente consciente busca .UD. emparejamiento con individuos que s.atisfagan nuestros anhelos y
deseos. nuestra mente subconsci e nte busca sin darse
cuenta individuos que p'osean rasgos que ~mpJell~.
. ..nuestros deseqllj1ib.iioS-persofHl.les·-e·.itwisiblcs. En un
ejemplo de relación codependiente extrema, los sádi cos
que adoran infligir daño se emparejan con los masoquistas, que obtienen placer al recibir dolor. .
En e! proceso inconsciente de crear relaciones code-·
pendientes, tú no pierdes ningún c1cctrbn., pero' es posible
que pienses que estás perdiendo la cabeza viviendo con la.
pareja desequilibrada que tu mente subconsciente ha
atraído, y 110 COO el maravilloso compañero que tu meo-·
te consciente imaginaba. Sjn embargo, incluso cuando h .
[elación posll.lna de miel se deteriora y la pareja de tu~
160
EL EfECTO LUNA DI! MIEL
.pesadillas empieza a alejarse, ¡quizá no quieras dejarla id
Puede que te encuentres gritando: ~iNo me dejes!... Sabes
que
tu
compañero es abusivo, pero no quieres dejarlo ir
porque proporciona equilibrio, aunque disfun cional, a tu
vida. ¡Y esa es la definición de codeperidencia!
. ¿R ecuerdas a la mujer del Caribe a la que volví loca
porque
DO
quería discudr con eIJa ? Puedes imaginarte el
tipo de programación que había recibido de niña, la pro-
gramación que la ha~ía ll~do a relacio nar el amor con
los insultos y los gritos. La gente buscará todo aqu ell o
que reconozca como amor, porque, com o expliqué .en d.
primer capítulo, existe un impulso biológico"que nos lle:va a em parejarnos y un impulso biológico/ psicológico
que nos anima a acercarnos a aquello que idenrificamos
'c omo amor. ~ara "s~!~1fs~ ..eq~~., iella ne<:.~tab~
..f:njen CO R qui en pelearse1 Aunque se quejaba sobre su
antigua pareja. no qu~rla cambiar; buscaba de manera inconsciente más abusos.Y una de las cosas que he aprendido en mi vida es que no puedes cambiar a om persona: a
menos que esa persona solicite tu ayuda, rus esfuerzos están condenados al fracaso.
Por supu esto, como he dejado claro en _es(e libro, yo
tampoco era UD parangón de equilibrio. ¿Recuerdas a la
mujer del Ca ribe qu e me dijo muy acertadamente que
estaba demasiado necesitado? Estaba desespendo por satisfacer mi imperativo biológico de emparej arm e y encontrar el equilibrio, pero siempre bUSC3.ba el amor en los
lu gares equivocados. En realidad, al igual que la muj er
161
nnUCE H. UP1'ON
que equiparaba d amor con los gritos, yo buscaba el amor
just o en los lu gares upropiados», dada la programación
negativa de mi mente subconsciente. Sin saberlo, buscaba
una relación codependiente para equilibrar mi vida.
Gases nobles: láser y amor
Ahora echemos un vistazo aJ equivalente químico del
buen camino que describí en el último capítulo. Una vez.
que has alineado tu mente consciente y tu mente subconsciente, ya no eres un átomo de sodio que bUsca desesperadamente un átomo de cloro; te con0ertes en un
gas noble que gjra en perfecto equilibrio: g Q. !.IJ e"<;tSi.tas~
9l1Y_4.~~uilibrado:..
Quizá pienses que eso convierte a los gases nobles en
dementos extraños para utilizarlos como modelos i.nspiradores en este último capítulo de El efecto luna de miel, y
te garantizo que a primera vista, ¡los ~ nobles se
pare~
ceo más a Ayo Raod que a Rumi! Pobre argóo, pobre
ne6n, etc ... ¡Nunca experimentarán el verdadero amor
porque giran tan bien solos que jamás necesitarán un
compañero!
Es
, cierto que cuando la geote que se mueve sola en
equilibrio como un gas noble tiene la oportunidad de
meterse en una tdación disfuncional , no lo hace. Los átomos bamboleantes que la rodean .Jl~9.~...E.9!P"pQ!j:;U:'¡~ .
Y!!!.~'lp.e[a,_~__~~g!l CQDlQ_q~i~~~, pero los gases no-
.u. ErECTO LUNA DE MIEL
162
bles no se sienten atraidos;,.~~~~~
\
__
.dad
.•...... Como
le digo a los asistentes
a mis conferencias:
:
: «Puede que a los gases nobles Jes gusten los bamboleos.
¡pero no se sienten atTaÍdos por los capullos!».
. También es cierto que' los gases nobles pueden vivir
p¡,,;rfectarncnte felices
so10.~.
Cuando reescribí mi progra-
mación negativa subconsciente (todavía aparecen algunos
vestigios de cuando en cuando), encontré la paz en mi
interior: fui capaz al fin de pasar la prueba d ~ ~SQY._~!~O
de
amo~
y, por primera vez, no ansié una compañera que
' ~;;a sentir co~pleto. De hecho, no tuve pareja durante bastante tiempo y no la eché de menos; vivía una
vida de pasión, extendiendo por el mundo la nu eva cien-
cia que decía que los genes no determinaban nuestra vida
ni nuestras rctacioncs. Me entusiasmaba conocer a llllevos
amigos co n una mentalidad parecida a la mía: volaba solo,
pero 'e xperimentaba el efecto luna de miel eu mi vida.
Sin embargo, insistirás. ¿c6mo pueden emparejarse 1m
gases nobles dada su tendencia a girar en equilibrio solos?
La respuesta es: «¡Espectacularmente!».
Para entender esta so rprendente afirmaci6n: debemos
considerar otra de las característica s de los gases nobles: su
C2pacidad para formar.. excírperos.
'Y n excímero, abrevia. .
tura de «dírnrro.e:.:citadQ!, es un enlace especial entre dos.
átomos que no se unirían en su estado normal Cuando
un fotón de luz impacta en un átomo de un gas noble, su
estado «normal» se altera profundamente. El átomo absorbe la energía del fotón y empieza a vibrar más deprisa
_ _ .-
163
IlRUCE H. LlPTON
a causa del aumento del nivel de
ener~a.
En resumen, un
átomo de gas noble «iluminado» se vuelve «excitado•. Un ,
átomo de "gas noble en un ,e stado excitado ouscará
Wl
eo:-
lace, un emparejamiento con otro átomo de gas noble,para poder compartir su excitación. Los átomos de gas
noble excitados forolan dímeros' excitados (excímeros)
que se representan químicamente como:.Ar 2 , Kr:z, Xe:\.
He2 • Ne2 y Rn 2 ·
A diferencia de la t química» convencional, que basa d
equilibrio de giro y la estabilidad en los' enlaces .codepcndientes, los átomos energizados de los gases nobles son
~0l!10 la gen~_~tisfecha
y P!~.ara..~.ª- p.m. Ul:tmlQr,Qc;;'>j!l;-
. teresado, ~.~~JJlundo_erw:.l "que_0o:ip¡lrtir Y,.gp.J~_sa r,
~, _ . ,-
-cariño.
.- Creo que el hecho de poner al día miS program."\S
subconscientes desequilibrados m,e convirtió en
Wl
.chi-
ca excitado. que giraba en equilibrio, y cuando Matg'J.I'et
apareció por fin en mi vida, creamos nuestro excímero
feli ces para siempre, que aún perdura (véase Epílogo) ,
~
Me viene a la memoria la pcucula documental Afier
HlIppily Bver AJter (D espués delftlices para siempre). un en- .
foqu e cu:cioso y divertido (en el que se incluye a un imitador de Elvis de"' LasVegas) del matrimonio en Estad,)s
Unidos, donde el 90 por ciento de la gente se casa, pero
solo el 50 por ciento de los m atrimoni'os duran , En esta
película, Stepharue Coontz, autora de Historj(/ del ttlnlrimo/lio: cómo ·el amononqlústó ti matri'lIonio, -dice: «Esta es la
primera vez. en mil año~ que el matrimonio no se ba:s:1
solo en el amor, sin o también en el respeto y en la igu<tl-
164
F~
EFECfO LUNA DE MIEL
dad de oportunidades para hombres y mujeres ... Cuando
un matrimonio funciona, es mejor, más satisfactorio, más
protector con sus componentes (tanto adultos como niQOS) que nunca antes en la historia&. ¡A nú eso me parece
la definición de un matrimonio en~ gases nobles!
La relación excitada de un excímero da como resulta~~_u~em.isió!!S~ de energía similar ~J!.~ ~~ fo.t6.n.
de luz. ¡Las parejas de excÍmeros resplandecen! En circunstancias normales, la vida media de un excímero soli-
o
tado y brillante es bastante co rta . Sin embargo, si hay
otros átomos de gases nobles en la vecindad, pueden ab:;orber el fotón emitido y excitarse también, lo que significa que los excÍmeros pueden llevar a la formación de
más excímeros. Esta característica excitable d e los gases
nobles fue lo que condujo al desarrollo de1láser, que es el
:l~6nimo del inglés cLight Amplification by Stimulated
:Hmission
:E~usión
ofRadiation ~
(,AmplifIcación de)a Luz por
Estimulada de Radlacióm).
'Un láser es un tubo lleno de átomos de gases nobles
excitados por la energía . La energía estimula la formación
de dímeros excitados de gases nobles (parejas). Los excímeros activados empiezan a emitir radlación y sus propios
fo tones, lo que a su vez incita a otros átomos de gases nobles cercanos a formar rumeros c..xcitados. A medida que
la población de excÍmeros aumenta, los fotones que emiten crea n al final una reacción en cadena que da como
resultado una «amplificación de la luz» mediante la producción de más y más excimeros que irradian.Al princi-
BRUCE 11 . L1PTON
165
pio solo se produce un tenue resplandor. Sin embargo,
cuando la estimulació n de la emisión de radiació n de los
excím eros se incrementa, la luz se vuelve cada vez más
brillante. Generar coherencia entre los fotones emitidos
alineando sus longitudes de onda para que.estén todos en
f~
tiene como consecuencia la creación de un rayo lá-
ser, una corriente de luz tan poderosa que puede hacer
un agujero en una pared de acero.
En una ocasión realicé ~n espectáculo de luces láser, y
puedo asegurarte por experiencia propia que el caleidoscopio de colores, intensidad y pureza de la Lu z láser tiene
un impacto poderoso e hipn o tizante en el público. Los
seres humanos «iluminados- como un gas noble pu eden
tener un impacto ~gual de pod eroso en nuestro planeta,
porqu e encie nden la verdad que se esron de en las comprometidas, humanitarias y filantrópicas palabras de Bharat Mitra: ~yiVQ~n el int!::rio r dd cora_zó~ ~~ e ~Q:"
~t!.rl9E~Q..de.Iorul2t par..t..e..d.LaJ~.!!Jás _li~d~~_
·ellas mism~Se sienten apoaídos po r o tros gases nobles,
.---
como les o currió a Bharat Mitra (Yoav Lev) y su esposa
Bhavam (HoUy B.) Lev (fundado res de O rganic India)
cuando crearon una comunidad que ayuda a sanar nuestro planeta (ahondaré en esto más tarde).
No hace falta ser un científico aeronáutico, tm meteorólogo. U D activista antiguerra o tm biólogo celular para
saber que este planeta necesita curarse. Existe un no mbre
para 10 que la humanidad experimenta en estos mom en-
tos. C uando las células de nuestro cuerpo luchan entre sí,
166
EL EFECTO LUNA DE MIEL
lo lIam.amos enfernlcda(~ ~1,l!'!.i!ll?~I'l:C:: Lo que ]a hwnani-
~. e! supero;g;'~~o ca uesto EE1:ºOO tnill~~Q..
l?!~n~,expedm..:.o~~~_~~~r:...~~~!!Y. ~Y':_~_~_:¡J?::-.
fermcdad alit~m:mW1e.
/1./~-..-tÁ- c..~ ~(;..d¿~rl,-y7_, ..c t;
. ;/"'
'1~ ' .¡e... il'\:I:r:
Con la "excepclon de los seres humanos, tOGas os or-
- -----:-;----
ganismos que forman la bi osfer:a !=_~p.?ra n unos con
otros. Nosotros. sin embargo, estamos creando nuestra
propia extihción gracias a nuestra desconexi6 n de la naturaleia. Las estimaciones que aseguran que no quedarán
peces en el océano dentro de treinta años parecen una
pesadilla de ciencia ficción, pero son una realidad científica y una señal, entre otras rTLu chas. que iDd~ca que
debemos cambiar nuestra forma de vida .Ya sea por enfermed ad o por crisis social, todos los problemas de la
humanidad radican en nuestra incapacidad para comprender que,cuando destruimos el entorno, n os destruimos a
nosotros mjsmos. 1
Si la trudre naturaleza sometiera a juicio a la civilización humana por cauSar esta peligrosa enfermedad autoinmu~e que destruye el planeta, el equipo de la defensa resaltaría la creencia darwiniana de la supervivencia de
los más aptos y señaJana seguramente a :;eres humanos estelares como Einstein y Decthoven para argumentar que
las personas no merecen ser condenadas. Este argumento
no Ucgaría muy lejos , porque la evolución no se refiere
solo a los individuos más aptos de una especi~ ~:¡ll!!!:
.-Ea'c~~_~~~.gu.u..c.on.i\ll!!9. . En este sentido, los ac-
tos colectivos de los siete mil millones de personas de este
167
8RUCE H. UPTON
planeta han creado un histori.:ll de dditos abimul e ind~~
. fendible.
Las opciones de la humanidad son claras: podemos
continuar haciendo lo que; hacemos ahora
y seguir el ~­
mino de los dinosaurios, o podemos cambiar nueStro
modo de vida. A pesar de nuestra tendencia a la "destruc-
ción, soy optimista. La evoluci6n, como expliqué en el capítulo 1, está fomentada por la formació n de comunj-
dades cooperativas, y creo que el caos actual
nO~ ,empuj3-
rá (a veces entre patadas
y gritos) hacia la siguiente etapa
.
.
de la evolución, ~?!!d~J?!!2S'p"erar<!~9.~ ~~~~~bJ~l,~~~.i7
~~-E¡sPues.~~1>QlabQt3.r<_
, Sin embargo, no podemos Jimitarnos 'a sent.lrnos en
un sillón cómodo y esperar q~e un dia, allev:mtarnos. nos
encontremos un mundo nuevo. La evolución es un prClc~o
ClCtiVo, no pasivo, y todos nosotros debemos ,partiCi, par, Suscribo no solo la teoría de Gaia de Lovelock, sjno
también su sabio consejo de evitar el pensamiento ele
«nosotros contr.l eUos.:
Si queremos vivir en armonía con la Tierra y sobrevivir a
este .siglo. tenemos que eotender que luchar únicamente
por ¡(Y, derechos humanos no es suficicote, Tenemo$
entender que tanto OO$Otros como todos los
desde .las bacterias
3.
q~Je _
~erc.<. vivn~.
los árboles, desde las amebas a la!; ba-
llenas, formamos parte de este enorme
~ i s te ma
viviente, Y, 10 más importante, deber:nos actuar
terre.stre
pers~nÑ.­
mente y no esperar que otros cumplan con nuestras obli-
J68
i:L EFECTO LUN A DE MIEL
gaciones ... Siempre buscamos chivos expiatorios. personas
a quit!Iles culpar de Jos problemas ambientales, pero es cosa
de codos, Somos nosotros qui enes dete rminados todo 10
que hacemos, y debemos tener eso en meme.1
Te aseguro que es difícil seguir el consejo de Lovelock
cuando lc:e.s los deprimentes titulares sobre vertidos de
. petróleo o la corrupción de empresas y líderes politicos.
A rní m e resulta mucho más racil no buscar un chivo expiatorio cuando m e concentro en el hecho 'de que los ga~:es
nobles cumplen su parte a la hora de cambiar el mun-
do. Esa es la razón por la que decidí po ner fin a este
t:apítula presentándote a unos cuantos gases nobles con
los que he tenido el privilegio de conecrar a lo largo de
mi extenso y Hlscinante 'viaje desde la ciencia agnóstica a
la Ciencia espiritual.
llosasl tuIsi Y dignidad
Cuando Margaret y yo recibirnos una invitación para via-
j1r a la lodia y conocer a Bharat Mitra y Bhavani Ll:V,
sentirnos Ja obligación de ir, Nos resuJcó imposible resistirnos a cono cer en persona (y no solo por Skype) a la
pareja que había fundado Organlc India, una compailia y
una comunidad basadas en el amor cuya filosoll .. e~lza
a Gaia: «La creación es uno, LaTierra es uno,Todos somos
llIl0».
169
nnUCE H . UPTON
Al igual que muchos occidentaJes, Bharat Mitca (procedente de Israel) y Bhavani (de Estados Unidos), visitaron
la lndia como buscadores espirituales. AUí encontraron a
un gurú,Sri H .W L. Poonjaji (Papaji), y una vida mu cho
más sencilla. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los
peregrinos, se quedaron en la India para convertir Lucknow Qa capital del estado de Uttar Pradesh y el lugar donde vivían con Papaji) en su hogar y en la base central de
Organic India Según Bhavalli «Nos sentimos impulsados
a iniciar una revolución ecológica en la India•. Actuando
corno exc.ímeros ilut"TUnados de gases nobles,Bharat Mitra
y BbavaIlÍ impulsaron a o tros . gases n obles. a crear una
comunidad para compartir su luz, no solo _entre ellos, sino
también con el resto del mundo.
Empezaron su revolu ción en 1997 en la ci udad de
Azamgarb"En la década de"Jos sesenta, muchos agricultores de esta comunidad habían abrazado las técnicas agric:oJas de alta teolOlogía de .Green R evolu tion» (.R evolución verdel» . que las corporaciopes occidentales hablan
introducido en la India. Hipotecaron sus granjas]' rus vidas para comprar las prometedoras y
ca rí sima.~
semillas
m odificadas genéticamente; y Juego tuviero n qu e pedir
más dinero pre<;tado para pagar los fertilizantes sin téticos,
lo~
pesticidas y los modernos sistemas de riego ql1e se re-
quedan para el cultivo de esas plantas genéticamente modificadas. El objetivo era erradicar las hambrunas del país
que en su día se habían consider.ldo inevitables. y al principio p3reció funcionar. El rendimiento aumentó. y tanto
170
EL HECTO L.UNA DE MIEL
las ciudades arrasadas por la pobreza como los granjeros
que vivían en ellas prosperaron,
Para el mo mento en que Organic l udia empezó a trJbajar en Azamgarh, muchos agricultores estaban ya desilusionados y desesperados. Sus campos se habían vuelto
verdes. sin duda, pero en el proceso, habían consumido
tanta agua subterránea que Decc.'u taban cavar pozos cada
vez más profundos y p ed ir préstamos cada vez m ás elevados. Los organismos genétiCamente modificados (GMO,
por sus siglas en inglés) y los aerosoles petroquímicos ge-
neraron un desastre medioambiental de consecuencias
devastadoras. Las
(oco~echas mons truosas~
de M onsanto's
GMO accler.uon la depleción de los nutrientes del suelo,
creando daños en las plantas, lo que a su vez condujo a
una invasión .d e ~nsect~ destructivos. Los agricultores tuvieron que pedir rn.ás préstamos para comprar más y má~
sustancias químicas con las que fertilizar sus cosechas y
mantener a raya las ,plagas, que se habían vuelto resistente.~ .
En la última déc.1da, c:a.~i doscientos mil agricultores
indios, incapaces de continuar labrando sus tierras agot.1das y sin la posibilidad de pedir más pré~tamos , se guit:aron la vida (muchos bebjendo los mismos pesticidas que,
segú n les había n dicho, asegurari.m un buen sustento parJ
ellos y sus familias),3
Como era de esperar, cuando O rganic India llegó a
Azamgarh, los agricultores se mostraron suspicaces con
JQS nuevos occidentales que les pedían que realizaran un
cambio radical en su manera de trabajar,Y, por lógica, se
BRUCE H, I.IPTON
171
mostraron cautos a la h ota de convertine en agricuItore~
ecológicos o biológicos, 'ya que se tardaba' al menos tres
años en certificar un ca mpo como orgánko.
A pesar de esas reticencias, un agricultor llamado Kailash Nath Singh decidió probar suerte y convertir su peq"ueño campo de tres acres ~n un cultivo ecológico, Ese
pequeño paso no podría haber sido más sirribólicq: Singh
no ,s olo recuperaba la manera de labrar la tierra de s~ ancestros,sino también el antiguo cultivo d,e .tulsi (también
con ocida como albahaca sagr:tda), una hierba silvestre
medicirull que ha "ido utilizada dur.mt,e miles ,de años
en, .
la m edici na india tradicional (ayurveda) para sanar el
cuerpo y .la
mente,
..
Ahora; guin'c e años después .y g racias al subsidiQ de
Organic India durante su transición, hay mil granjeros
ecológicO!> e n Azamgarh, y veinte mil en todo el país. Las
historias que cuent3;D e.~tos agradecidos gra~eros s o~ illcreíblemente conmovedoras. y suponen una prueba de la
sostenibilidad de los cultivos ecológlc05: em:iquccimicnto
constante del suelo, a nimales más sanos. ~bortos l,n enl)s
frecuentes y niños prósperos, En palabras de Kailash N~th
Singh: «La agricultura ecológica se ha convertido en ulla
auténtica bendici ón para nuestra familia . Las próxi m as
generaciones cosecharán los bencficio~ y se .darán cuenca
de que la tierra no ha p erdido su fertilidad debido al mo
masivo de sustancias químicaSlt, ..
Ni te imaginas 10 i n~p i rador que fue para Margaret y
para rrú ver cómo hombres y mujeres trabajaban en 10$
Clmpos ecológicos de lum, zaragatona y rosas aromáticas
(que se utilizan para el fabuloso té dulce de tul~i y rosas),
cultivando sus cosechas de una manera sostenible. Están,
literalmente, sanando la Tierra campo a campo. Según
dice Bharat Mitra: ~No se trata solo de que tengan ingre-
sos sostenidos, de que el entorno sea sano, de que el ganado vaya bien ni de que su propia salud haya m ej or.l.do
de una manera tan notable. sino de que vuelvan a sentirse o:rgullosos de ser gr:anjeros. Qué hermoso. Qué natural.
Q ué sencillo •.
Las cosechas son procesadas y enviadas desde Lucknow hasta los consumidores de todo el mundo 'que, como
Margaret y yo, reclaman productos ecológicos, yeso sig-
nifica que Organic India tiene ahora también un impacto global. La compañía e~tí comprometida con su objetivo de convert:ine en un vehículo de concienciación; lleva
su negocio de una forma que beneficia a todo el que trabaja en la ·compa.ñL3 y también a los consumidores qu e
compran sus productos de alta calidad . Según Bhavani: ~,A
menos que todos descubramos qu e forrru.mos parte de la
misma consciencia, seguiremos tratándonos los unos a los
otros como si no nos importaralt.
El nuevo proyecto de Dllarnt Mitra y Bhavani es Ahim5a (po r las siglas en inglés de Association for Ho~stic Intl..grarive Medical Science in Adi.on , Asociación para la
C iencia Médica Holistica Integral en Acción), una fundación de investigación independiente compuesta por un
gcupo de colaboradores en el que se incluyen profesiona-
BRUCE. 1-1. LlPTON
173
les médicos, científicos, investigadores y empresarios sociales visionarios; un grupo que trabaja en cuerpo y alma
con la integridad (equilibrio) y la pasión (energía) de un
gas noble. Como ocurre con un láser, el objetivo de los
«excÍmeros» de la comunidad de Ahimsa es estimular la
iluminación en el mundo. Con un amor desinteresado,
desean. «liberan los cuidados ~'anitarios de los intereses financieros corporativos proporcionando investigaciones
independientes y basadas en pruebas de remedios balísticos que «mantienen; inspiran y promueven el verdadero
bienestar entre las personas~.
M.argaret y yo tuvimos el honor de recibir la invitaci6n de unirnos a Ahimsa, y nos ha imp~sionado especialmente su punto de vista sobre el progreso evolutivo.
Una de las cuestiones vitales integradas en el proceso .
de planificación es la sostenibilidad: «¿Qué pensarán de
Ahimsa los nictos de nuestros nietos?",. Esta es una perspectiva que la insostenible revolución agrícola «Verde~ no
tuvo en cuenta, y nos hace felices formar parte de un
grupo que piensa tan a largo plazo en la salud de los individuos y del planeta.
Paternidad consciente
Soy el primero en admitir que no estaba preparado para
ser padre y que no sabía nada sobre la importancia de la
educación parental (frente a los genes) en el desarroUo de
174
E.L EFECTO LUNA DE MIEL
los hijos. Al mirar atrás, veo muchas cosas de
rnj
tarea
como padre que me gustaría poder cambia:c Cuando veo
ahora a mis hijas ya mis yernos criar a sus hijos de manera consciente, de una forma que significa que esos niños,
a diferencia de su abuelo, no tendrán que reescribir un'
montón de programación negativa, me pregunto cómo
pude haber sido tan ignorante. Me -viene a la memoria la
descripción que hizo Bbarat Mitra sobre la agricultura
ecológica, que también podría servir para describir una
educación paternal consciente: «Qué hermoso. Qué na-
tural Qué sencillo•. .
Tan sencillo q.u e la psicotenpeuta británica Sue Ger-
hardt no podcla haber estado más acertada cuando es«:ribi6 en su libro VV1/y!.ove Matters: HoIV AffectiOlt Shapes a
Babi~
Bra;,! (Lis. importo/lda del amor: cómo moldea el tifccto el
cerebro de Utl bebé) :tLo más importante de todo es que mis
investigaciones me han llevado a creer que, cuando se dispone de la voluntad y Jos recursos necesarios disporubles,
el daño que se le ha hecho a una generación no debe
transmitirse a la siguiente: un niño dañado no tiene por
qué convertirse en un padre dañino» .~
No hay nada inevitable en una generación tras otra de
malos padres. y no se debe subestimar la importancia
de romper ese ciclo. En el capitulo anterior hablé sobre
cómo la programación negativa puede estropear las relaciones, pero ino comenté d profimdo impacto que un
buen padre puede tener en este planeta asediado por la
violencia!
BRUCE Ji. 1.1l'1'ON
175
En la década de 1990,]ames W Prescqtt, antiguo director de la rama de Salud Infantil y Desarrollo Human o del
Instituto Nacional de S.alud. concluyó que las culhu'as
más pacíficas de la Tierra cuentan con padres que mantienen un contacto fisico y afectuoso duradero con sus
hijo.~
(por. ejemplo, que llev.il1 a sus bebés contra el pecho o <l
]a espalda durante todo el día) , Además, estas culturas no
.reprimen la sexualidad adolescente, ya que la considez:all
un estado natural del desarrollo quc'prepara a los adolescentes para relaciones adultas exitosas.También descubrió
que I?s ni~<?~ ~s_~º"i~ales) qw:. XtO_EC¡u::(im~~~ l!~_
~~~!.~,,:~..f~.c;!RQSo...sQn,..i.ncªP.a.~~.~,gs:~~'yP!:~~p!~_ ~_ hormo.~~ del ~tW, una incapacidad que presagia un. c~~por..:'
tamiento violento, Según Prcsco tt: ,Como neuró logo
cvoJucioni.' ta, he dedicado muchas horas de estudi o a 11.
.peculiar relación que existe entre violencia y placer. Abo-r.l
estoy convencido de que ~1?..:,i.~'!sP1..~_~_L~~~?_
~sorial ~allusa...p..Qn cipªLdc-vjolenciaa, 5
La persuasiva investigación de Prescott ha sido i~norn- .
da en las sociedades «awnzad,as~, donde el proceso natural
del nacimiento se ha m edicalizado; donde a los recién nacidos se les separa de sus padces durante extensos periodos
de tiempo; donde a los padres se les dice que dej en llorar
a sus hijos para no malcri arlos ; donde los padres aguijonean a sus rujos a conseguir más. diciéndoles que no son
lo bastante buenos; donde los padres, creyendo que los
genes son el destino, dejan que sus hijo~ se desarrollen por
~ so los .Todos esos comportanuento':¡ paternales antinatlJ-
176
EL HECfO LUN A DE M IEL
rajes son la receta para la violencia continuada que invade
este planeta.
Ha supuesto un arduo esfuerzo concentrar la consciencia pública en el hecho de que el fortalecimiento in-
dividual, la educación consciente y la paz planetaria están
conectadas, a pesar de que dicha conexión está demostra-
da por sólidas investigaciones. Sin embargo, creo de verdad que en vista de la crisis global actual, el mensaje de
paz y holismo, que está basado en revisiones modernas
del pensamiento científico tradicional, al final será escuchado. Una señal del incremento de concienciación púhlica es que una versión de la . nueva ciencia'¡ la integración de la física cuántica, la epi genética y la educación
con~ciente que describí en LA biologla de la crewcia, recíbi6
d.os galardones como reconocimiento de su capacidad
para crear la paz én este mundo.
El primero f~e el Goi PeaceAwaro de 2009, un galardón que se· entrega anualmente,por ~la sobresaliente contribución hacia la constirución de la paz y la armonía
mundial para todos los sere s vivos de la tierra... Hiroo
Saionji, presidente de la Goi Peace Foundation, dejó elato que el mensaje las «nuevas ciencias» sobre [ortal ecilru enro individual es algo m ás que fortalecimiento individual : t [Estal investiga ción ... ha contribuido a una
mayor comprensión de la vida y de la verdadera oaturaleza de la humanidad, facultando de este modo a la poblad6n a tomar el control de su vida y a convertirs,:= en
cocreadora respoosable de un futuro planetario armonio-
BRUCE H. UPTON
SOto
177
El segundo reconocimiento público para la mueva
ciem±.l. fu e el premio Thousand Peace Flags (Mil banderas de la paz) en 2012, proporcionado por la organización
argentina Mil Milenios de paz y la Fundaci6n PEA (Fun- wció n por la Paz, la Ecología y el Arte). patrocinadas por
Naciones Unidas.
Es 6.cil quedarse atascado en nu estros dramas personales y en nuestros esfuer.ws por construi r relaciones acertadas, pero esos premios colocan dichos dramas en ~n contexto mucho mayor y más significativo. La promesa de la
mueva ciencia. no es solo un mundo donde no existan las
relaciones de codependencia ni la necesidad de enfrentar
cuatro m entes en una relación, sino también un 'mundo
sin violencia, porque todos los niños reciben la atenci6n
que necesitan p:ua prosperar y crear un mundo mejor.
Conectando gases nobles
Mientras me preparaba para escribir este libro, pregunté
en mi comunidad onlinc si alguien h abía aplicado en su
rebción los principios que, ofreci en LA biología de la creenda. El enorme número de respuestas positivas y, en particular, esta elocuente carta , me dejaron an onadado:
H ola, Bruce:
Así fue cómo La biología de fa crtnflia cambi6 la relaci6n
que mantenía con rrU marido para siempre.
178
EL EFECrO LUNA DE M IEL
Estaba sentada en un suave asiento de vinilo. contemplando a través de la ventana có
, mo la lu7. j ugaba sobre el
agua . El tren cogió velocidad ,mientras nos deslizábamos
por las vías que unen Pordand con Bellingham Lo -úni co
que oía era la voz de Bruce mÍcnt:rns escuchaba su :ilUdiolibro La bi%gll' de la
"Uflcill .
H.i ce una lista m e mal de Jos
puntos más importantes para poder comencársclm a mi esposo, Martin, cuando regresara. Me estaba esperando en la
estaci6n de tren, y antes de que pudiera abrir 12 boca, me
contó que acababa de terminar un gran libro titulado
LA biolog(a de la creencia.
Fue un momento crucial para nosotros. Decidimos que
babía llegado la hora de cambiar la .ru12Jt de las grabacionr:s que esc ucltáb:uuos en nuestras cabezas.Asistí a un taller
de PSYC H -K , uno de los métodos que Broce sugirió pan
ceprogram.3r nuestra mente subconsciente (también cono-
cida como ouestr.lS «grabacioncs-), y le enseñé los métodos
a Martin.
H.i c imo.~
una
li~t:t
de las grabaciones qu e a menudo se
reproducían en nuestra mente y utiliz:unos los procesos de
pruebas musculares del PSYCH -K para equilibrarlas.
C uando iniciamos el proceso, vivíamos sobre todo en un
mundo laboral, con muy poco tiempo para nosotros. Pensábamos que era lo no rmaJ y n o nos dábamos cuenta de 1:1..
diSWlcia que crecia entre noso tros. Gracias a las «grabacioneu de nuestras antiguas creencias, hablamos establecido
un curso en la relación moldeado por la de nuestros padres.
Pod í..
ima g jn.'l.rno~
.. ños más tarde, preguntindonos qu é
179
nRUCE H. LIPTON
había ocur:cido y por qué
n~s habíamos conve~tido en
0(-
tr.años.
Ahora estamos dejando atrás las grabaciones que no nos sirven y regrabando ot.f2.<¡ nu evas muy útiles. Gracias a
nucstra consciencia de esu reprogramaci6n, h~mos empezado a construir un nuevo carnino. Nos mudamos a u111ugar más tranquilo y decidimos trabajar en algo que estimu-
lara nuestra creatividad. Hace un afio jamás hahria pen....do
que conseguiríamos esto : hup :l/kek .st/ybaRPo.
Nuestra re];¡ción es ahora mucho más rica, y siento quc·
estamos en la misma onda cuando vemos resurgir las viejas
grabaciones. Ahora tenemos
cr poder .de corregir esas gra-
baciolles y trabajar juntos par.¡ continuar construyeudo una
vida mejor.
MARCY CRINnR
Cuando nos pusirrios en contacto ¿en Marcy aotes de
publi.car este Jibro, descubrí que el proyecto que ella y su
marido habían indicado en la página web lGcksrarte[, una
apli cación para iPad que permite a .los niños escribir e
ilustrar hi storias, no había comeguido 6nanciació n .
Sin desanimarse, Marcy y Martin no se enredaron con
recri m ina cio n es: 4!DebetÍas haber hecho esto ... No, tú
debe rlas haberlo hecho,. En lugar de eso, décidieron empez..'\.I con un nuevo proyecto (un curso ollline) q ue no
necesitaba financiación externa . Marcy afirma que como
su marido y ella ya no seguían el. modelo de rebción ~e .
sus padres y habían creado la relación que sus mentes
180
I~onscientes
EL EFEGrO tUNA DS. M1P.L
habían elegido, fueron capaces de afrontar d .
hecho d e que su proyecto no consiguiera fond os: .COD~;e guimos
no culparnos el uno al otro. A decir ventad,
sonreímos y anotarnos las lecciones que h abíamos ap[en-
dido con el proyecto ~.
De hech o, Marcy y Martin han Ueg:¡.do a creer que el
proyecto fue un éxito. porque a través de Kickstarter conocieron a VoIrias personas que los animaron: dlesultó no
~:er
un asunto "de dinero, sino de personas que se unieron
para apoyaJ: nuestra visión_o Este es otro ejemplo de comunidades de gases nobles que comparten
su luz .
. Internet es simila~ a1 sistema nervioso del cuerpo hu~no. ya que tiene el potencial de conectar a siete ruiI
millones de seres humanos en un único organismo vivo
llamado humanidad. No puedo decir que sepa cómo Vol a
~volucionar in~ernet
(no más de lo que puedo saber
cómo va a evolucionar exactamente el planela), pero sé
que los gases nobles que inician una o rganización como
Ahimsa o una revuelta como la de la primavera árabe
pueden, gracias a internet, convertir sus avances en un
movimiento global a una velocidad vertiginosa. Cada vez
más, aquellos que reconocen 1:1 importancia de crear una
comunidad global en armonía utilizan internct para co-
He
nectar con la humanidad.Y eso me incluye a nú.
de.cidido seguir mi propio consejó y DO quedarme sentado
esperando a que llegue la siguiente etapa de la evolución;
voy a explotar el poder de internet sentado en la silla de
__
mi ordel1ador. Quiero
a lo~gases ng.-. . ayudar a conec~.!rst¡;
......
181
BRUC E U. UPTON
.----_._----
bIes que hay alrcdcdoL4U,9do el planeta..!. no solo a través
'--
?C mis libros y confe renc.ias •.sino también de mi página
web. Si tienes una historia que Contar y deseas compartir. la con un mund o que busca luz y esperanu. por favOl",
envíarnela a [email protected] para que p odamos publicarla. A través de internet, podemos incrementar la
energía entre un os y otros y hacer que Caia resplandezca.
Algunos de vosotros pensaréis: ..Suena genial, Bruce,
pero ¿estás seguro de que Caia va a sobrevivir? . Es una
pregunta que me hacen mucho, sobre todo la gente q'ue
se siente descorazonada ante el caos actual del mundo.
No veo las cosas de color de rosa, pero com o he. dicho
antes, soy optimista porque he tenido el privilegio de con ocer a muchos gases nobles gracias a mi trabajo: gente
que ilumina el mundo, tanto a nivel individual como colectivo.Y, como expliqu é en el primer capitu lo , existen
patrones fractales repetitivos en la naturaleza y en la evoluci6n que brindan conocimientos, espernnza y visión para
un futuro sostenible.
La crisis que experimentamos forzará, en mi opinió n,
un cambio evolutivo, como lo han hecho o tras crisis en
d pasado, aunqu e también creo qu e va a ser un ascenso
accidentado en la escala evolutiva . En la actualidad presenciamos el desmoronamiento de estructuras que en su
día la gente coruideraba sólidas, entre las que se inc1uyen
eslrU cturas de orden religioso, político, econ ómico yacadémico. Puesto que estas estructuras se basan en sistemas
de creencias ane cuados y defectuosos, creo que necesitan
182
CL Efl\c;TO LUNA De MIEL
derrumba~e
para que podam.os descartar esas creencias
lirnitantes, como la de tite d9Y una paliza antes de que tú
me la des a nú' típica de la ética de la supervivencia del
más apto o la noción de que los gen es contro1an nuestras
vidas ... creencias desfasadu que hemos seguido durarite
ciento cincuenta años.
Estoy aqúí sentado, pensando en la crisis a 13 que se CD-
frenta la humanidad y me siento entu~iasmado. porque
creo que es una señal de que estamos en el camino hacia
el siguiente nivel de evolución, un nuevo sistema de
creencia.'i basado en la anuo'oía y el aurofortalecimiento.
No conozco ~~ ~~msecuencias exactas que 1!.~~tj..~i..sÜ:te
,).UÍ~?!!.es de se~'JmaFWHkcidendeja:r-d~!!.rsc
. ;ot.ES-sí..Y asumer!J!.[E!e..onsahjlida~._<kL~u.p.~~.~.Q.
denominado humanidad, no más de lo que una.~am~Q.il.. ,
, _ _
--__ -_.-._--_
-
.. . _ _ _
__ _
•• _
_ _ ~_
_
__ , _ _
" o ••
.E9dria haber sabido
bi:
.. "lo que oeurrina
.... cuan~.O_J:~CJ.~c~tíl
-'
llones se unieran para fonnac un ser_._M
humano.
•._ ...._ ._Si le huhieras preguritado a la ameba qué pasaría, jamás se habcia
,~ # _ _ _ _
imaginado
• • •• # • • • • • • ••
~n
• • __
-0 •• _
.- _
_-----
. . .. . . . . -
cohete hacia la luna, 1m teléfonos móviles
o las televisiones. De la rrUsma manera, resuJta imposible
predecir lo que ocurrirá una vez. que siete mil millones de
seres humanos reconozcan colectivamen te que fannan
parte de la humanidad. un superorganismo mucho mayor.
Lo que sí sé es que será algo maravilloso, porque la consciencia hu~na es uno de los demencos más poderosos a
la hora de influir sobre la evolución de este planeta.
En esta época de caos,. te aco~gQ.J:jue..CY.!L~.Ugl.9.­
ción ~ar.t.c..-de pcnnitir que tu lnuinto biológico de
183
BRUCf. H. UPTON
protccció n inhiba tu necesidad biológica de crecer. Ha
--
. --_.. _.=.----._------
llcgado el momento de crecer, el m omento.de aceptar las
cosas, llO el de aislarse. H;¡z 10 que creas necesario para
protegerte, por supuesto (yo estoy almacenando comida
extra), pero no te quedes solo en la protección. La conexión con otros ayudará a poner en marcha el
ca~bio.
Utilizo la analogía de la metall.!.9rfO!~o;._~~ ~a ~~ga..
para describir dónde es~~ ahora. Bajo 'la pie¡" de una .
oruga hay seis o siete mil millon~ de células. Cada célula
es una entidad sensible y, de hecho, el equivalente a un ser
hwnano en nUniatUra. Cada célula tiene un I::riIbajo. Algunas trabajan eu el sistema digestivo, otras en e,l ruu'iCular,
etc. Cada célula tiene UD
t einpJeo~
y un 8sueldoJ;:La oru-
ga crece. Su.ecoDonúa crece. Todo se encuentra en lin es-tado de exubcrnIlte crecimiento. ,Se viven días feli ccs.
Entoncc~ un buen día,
. la oruga deJa de tomar. alimen-'
.
tos y de m~ver.¡c. Dentro del mundo de la oruga, las céhaJa.o; empiezan a mirar a su alrededor y se pregu n tan :
«¿Qué está pasando?». Las células digestivas se detiencn , ya
que hace tiempo que no recib en alimentos. Las células
musculares pierden su trabajo cu ando la o ruga d.cja de
moverse. Poco después, todas las célula.. sc. quedan' paradas. La estructura que habían creado y en la que 'vi"ian se
derrumba. A las células empieza a 'entrarle;; el pánico; muchas se suicidan (apoptosis). La estructura altamente organizada que era la oruga se convierte en un caldo de célu-
las desconectadas de la
viene abajo!.&.
~ tru ct urn. ~Ay,
Dios ... ¡To do se
184
~L
EFECTO !'uNA DE MIEL
Sin embargo, algunas células, genéticamente idénticas
a las que están aterradas; responden de una manera dife-
rente. Justo en mitad del caos, .estas
.---- célu1as imaw~~tienen una visión diferente y se corulicnen....en..!úi~w que>
_
"crean
- una o"-;-eva visión; De pronto, todas las células se
"" ~
"
unen de nuevo, aunque esta vez para crear algo mucho
más avanzado que una oruga. Una extraordinaria mari-
posa emerge del caldo y remonta el vuel o.
Creo que la humanidad se encuentra ahora en las cúl~rnas fases de la oruga_, en la que las células imacinales
yj$'w.ºª[!a$ (también.conocida¡..com.,U~~es _n_o_bl~~~n __
~i.ando a la humanida!Lbacia..uu...futum.mejor. No pue.---_..----_.-
dó evitar creer que el número de esas células imaginaJes/
g¡¡S'es nobles alcanzad un punto critico en el que nuestro
planeta se curará y evolucionará hacia un orden de vida
~"
superiorVeo campos verdes y ecológicos, padres afectuosos, parejas felices pa:ra siemprt; y una increíble y flamante mar.iposa que emite luz láser.
•
•
~w~
EPILOGO
h{jw paM sitmprt
Una comedia romántica protagoni:r.ach
por BRU(.'E y MARGARBT
Escena primera: chica conoce a chico
Crea de verdad qllt ti! alIJé dt.sde el momnllo tn qlle te
vi... e irte amocitndo Jura"/lte el Il/fimo aFi" y medio le
ha {JlUlo tiempo. tspacio, energfa y IIIrQ sustanaa real a
mi Q/l1or que ha nlimentado y tu/m'do mi alma. SI/pongo
que !!iD le tQtlviuu ... I~tf el alillltllto de mi almal
Te quiero.
Ml1rgaret
D u LOS AIlCHIVOS De CAJITAS Df. AMOR DE Bwcs y
Margaret: Como OCUrTe en las pelicuJas,
~e
MAstGARel'
enamoré a
~)'.!Ua de alguien en llna saja llena de gente. O,
para ser mis precisa, me enamoré a la primera descarga.
una sacudida que Jiteralmente me dejó sin aliento.
Volvía a mi asiento en primera fila en la conferencia
int~rnacionaJ de la Asociaci6n para la Salud Perinatal y
186
EL EFECTO LUNA Di. MIEL
Prenatal de 1995 cuando vi al fundador de la organiza06n, Thomas Vemy, hablando con alguien que estaba de
espaldas a mí . Cuando pasé junto al desconocido, se me
escapó una exclamación ahogada y me llevé la mano instintivamente al corazón, donde había se ntid o la descarga
de energía.
D<;,jé de andar y miré hacia atrás.Thomas y el desconocido me miraban con curiosidad, ¡ya que mi exclamación
los había sorprendido tanto como a mí! «Hola., conseguí
decir.
Continué el avance hacia mi asiento mientra~ me preguntaba: .:Madre mía, ¿qué ha sido eso?lt. La sala de reuruanes d,d San Francisco Cathedral Hill Hotel estaba lleoa a mi alrededor con centen ares de
asi~tentes.
pero ni
siquiera me di cuenta. Miraba al sudo, intentando recuperarme de la sacudida que había sufrido mi corazón. Era
algo que iba más allá de la atracción, del deseo ... Eran las
buenas vibraciones llevadas a un nivel desconocido. ¡Ni
siquiera le habla visto la cara!
Al final, levanté la vista y descubó que el descono~do
era uno de Jos oradores del sigujente panel, y que se llamaba Bruce Lipton.. Una vez acabada la sesión, después
de que Bru ce hubiera galvanizado a los asistentes, tuve
que abrirme camino, literalmente, hasta la primera línea
de gente que se agolpaba en torno a éL Entretanto, no
dejaba de decirme: «Margaret, no es momento de mos-
tr.u:se tímida. Tienes que <.:onocer a ese tipo.. Llegué hasta Bruce justo en el momento en que él le daba la rurec-
~RUCE
11. LlPTON
187
ción de su casa a una mujer que quería enviarle un
cheque parJ. ~omprar las gtabacione.~ de sus conferencias.
Cuando escr:ibió La Honda, California, salté:
~¿Vives
en
La Honda? ¡Yo también vivo en La Honda!~.
Re'sulta que ha~ía t~nido una reacción física incre'íble
y visceral al pasar aliado de una persona que. vivía ,a tan
solo unos minutos de mí en la diminuta ciudad. de La ,
Honda.
No mucho antes de asistir a esa conferencia había decidido abrirme (por primera vez) a la posibilidad de Wl a :relación comprometida, comunicativa y expresiva, pero,
como nunca había,vivido ninguna así, no tenía lli la Qlcnor
idea de cómo empezar. De modo que apelé (y no por primera vez) al. universo:
~Está
bien, Wliverso, quiero una se-::-.
ña1, una señal tan dara que me obligue a hacer algo al respecto.... ¡Estaba segura de que aquella había sido mi ~eñal!
Al igual guc Bruce, me estaba rcinvcntando a mí misma; ambos nos habíamos apartado del mundo que conocÍamos.Yo había abandonado una intensa y satisfactoria
carrera de dieciséis años en la Summit Organization, una
empresa lider en el movimiento del potencial humano
californiano. También había dejado una relación de treceailos de duración con mI m cntor,la persona que fundó
Summit. Dejar la familia Summit en la que había crecido
(empecé a los veintitantos y la ,abandoné cuando tenia
treinta y nueve) habia resultado muy duro,Y cuando la
compañia que yo había ayudado a construir quebró poco
después de que me marchara y mi marido murió (estíba- '.
188
El, Ef'ECIO LUNA DE MlEL
mas. separados), no pude seguir negando la realidad de
que la antigua vida que tanto me había entusiasmado se
había acabado.
En Sununit ofrecíamos talleres prácticos, y nuestro
mensaje principal seña similar al de aquellos que siguen la
obra de Brtlce:. ~~.~es_e!!...-esp~Isapled~ tuyl~. De hecho,
la primera vez que oí hablar a Bruce, estaba explicando el
trabajo que yo había realizado durante dieciséis años de
una manera que jamás había escuchado antes.Yo utilizaba
el lenguaje «procedimentall) ápico del movimiento del
potencial humano, y Bruce utilizaba el lenguaje de la biología celular y la fisica cuántica, pero me di cuenta, entusiismada (una. raz6n más para creer que había recibido una
"
señal dd uu..i.verso), de que ¡hablábamos de lo "l.l.l.ihlllO!
Adoraba mi trabajo en Swnmit, adoraba a nuestros
clientes y adoraba a mis colegas, todos los cuales eran,
como yo, meticulosos practicantes de la autoexpJo~ión
o autoanálisis: estibamos tan comprometidos corno nuestros clientes en averiguar por qué nuestras vidas no encajaban con las vidas que afirmábamos desear. Como era de
esperar, dada mi pasión por el trabajo interior, m.i objetivo después de abandonar Summit era «procesan (ya apareció otra vez esa palabra) 10 que había vivido a fin de ad-
quirir toda la sabiduría posible y pasar al siguiente
capítulo de mi vida con el corazón abierto.
Sin embargo, lo r:nás importante era la descompresión.
Era una alegría poder sentarme y tomanne una taza de
cate sin tener que correr a la siguiente cita de mi agenda,
¡mue!:! H. LlPTON
189
°
atender la s.iguieme llamada, programar el siguiente taller con un año de adelanto. Les dije a mis amigos que iba
a disfrutar de mi independencia y de mi tiempo libre.
Cuando me repli caron que esperaban que encontrnra una
nueva pareja. bromeé pidiéndoles qu e no me desearan
una buena relación, sino una buena ración de sexo y di-
versi6n.
Todo eso cambió cuando concerté una tutoría con
Kath1yn y Gay Hendricks, quienes utilizan técnicas corporales para averiguar qué ocurre en la vida de los individuos y las parejas, Los Hendricks llevaban juntos veinte
años, pero parecían vivir una eterna luna de miel: resultaba evidente lo mucho que se adoraban. am~ban. apreciaban y respetaban el uno al otro, Estaban comprometidos
con 10 que ellos llaman ctraosparencia emocional.. y que
definen como da capacidad para conocer tus propios sentimientos y habbr de ellos de forma que otros puedan
entenderlos•.
Durante mi trabajo con Kathlyn y Gay, me di cuenta
de que a pesar de que deseaba intimidad, en las relaciones
siempte había tenido un ojo puesto en la posible vía de
escape. Sabía que no necesitaba ese tipo de relación
de Quevo; estaba mejor sola. Sin embargo, los Hendricks
fueron una inspiración que me animó a sOliar con ser capaz. de ir más allá de mi patrón de relación con los hombres, en el que siempre había tenido que pedir intimidad
a gritos. Me abtÍ a la pOSlbilidad d e lo que llamé el gran
amor.
190
El f.ff:.CTO LUNA DE MIEL
Escena segunda: chico pierde a chica
Mi 'qllerid(sima marallif(a:
gradas por q14f.1trme tan bit:n... [,,,fu.fo cualldo mi
comportamiento lIo .merece esa clase de amor.
¡Té quitro un mOllt6n!
Bn~át
DE LOS ARQUVOS DE CARTAS DE AMOR DE BRUCE y MARGAJUrr
Bntce: Es probable que pienses que, después de la descar-
ga a primera vista que sintió Margaret. (:lhYQ,-ªs!s..&~~,
~_debíi!.Il.~ntarse.a...S1! P~gó~ ..n.~..s.a.~i ­
.~ en uno de los casos incluso sermonearse de manera
regular sobre el poder de dicha programación para impedirte crear la vida que deseas), vivimos enseguida
W1a
re-
lación maravillosa.
Bien, pues no fue a.~í ~actamen te . Decimos 'que nuestra relació n es una comedia romántica por una razón: la
primera «hora y media, (en realjdad, seis meses) incluyó
una serie de acoden,tes y contratiempos más propios de
la diplomacia de alto nivel que del feliCe5 para siemp~ , así
como montones y m ontones de risas y alegria.
La sacudida del corazón de Margaret m e parecía de lo
más 16gica, algo que, por supuesto, no debe sorprenderte,
porque ya has leído el capítulo 2.Jod<?~Jos orgaEl~~9Ji..,
como recordarás, emiten una fimu ~bg~~~. nica . En
este caso, Margaret creó una visión específica y única en
su mente cuando estaba trabajando con los H endricks,
una visión neurológiea eO Il lIn patrón de frecuencias ce-
8RUCR H. UPTON
191
rebraJes único. Después encarg6 al universo (también
co nocido como su superdroenad?r subconscient!!) 'la ta..;
rea de ;llenarla cuando la vibración armónica conecta
llegara a su ca';P9 de ac~ión. tua' ndo-p· ~~6~~- ·~i~d6.
-
.
Margaret «leyó. la fi rma energética que yo irradiaba y
que encajaba (armónicamente ... esto es una historia de
buenas vibraciones) con la frecuencia que su subcónsdente buscaba.
El hecho de que Margaret se llevara la In.1nO al corazón
en ese instante también me pareci6 lógico, port¡uc creo
que el, CE.r;t.~R-n.c::>~I..ó~.Q .d~_(er;eps:~9~ ..Y respuesta .q~.~
interpre~ . nuest~s camp'!=,s de el,lc;rgía . Cuando tuve mi
.
.
-~-~. - . _. .
.
epifanía celular en el Caribe, la que 'describí en ~ bioJogÚJ
de fa crcenda, fue mi corazón el que respondi6 al imtatltc
en ese increíble momento de lucidez . De hecho. 3 OlCnudo me rcfiem a ese momento como ¡ni «orgasmo cardíaco»: no fu e solo el momento en que lo «se ntí_, sino también un m om ento que' m e ~o tomar consciencia de la
capacidad de mi cocaz6n
percibir la verdad.
pm
Si bien comprendía e1 vuelco del coraz6n de Margaret, yo no sentí·lo mismo cuando la conocÍ. Sabía que me
sentía atr:aído por una mujer atractiva , interesante, poderosa, refrescantemente directa y sincera, perQ todavía no
sabía lo c;]ue ahora es tan obvio pata mí: ¡que había conocido al amor de mi vida!
Como expliqué en la Introducción, en lo 'que se refiere a las rela ciones, no soy de los que aprenden rápido; en
realidad, soy de Jos que aprenden +:castigados después de:
192
EL EFEcrO tUNA OC M IEL
clase,. o «escribiendo las cosas cien veces en la pizarral,
Había realizado progresos increíbles a la hora de deshacer
mi programación, progresos que, corno bien sabía,habían
pemlitido que Margaret entTara en lni vida. Sin embargo.
los vestigios remanentes de mi programación aún me co.h ibían . Queña una relación honesta y, aun así, quería una
relació n que no me obljgara a cambiar el mantrd que había mantenido durante diecisiete años: (C ¡No volveré a ca-
sarme
nunca!~ .
Si miro atrás, me doy cuenta de que hice lo que podría
vida.~~a dejé
marchar! No quería mentirJe a Margaret, así que lt~ dije
haber sid o el acto más estúpido de mi
.---...
que no era de los que se compro meten.
Escenas tercera y cuarta: chico y chica comIenzan
su viaje
Esltl( (Dntigo ha liberado mi amor y quiero lon /ilwor
fila maravillosa e111!>O¡!" que sjetlto rnnligo
y Po.' ti.. : Me nlranta pasear 11 lu laJo y (harlar, mr y
~rJdi~ndo
amar, Me mumJon tllS ton/edas. Me eucan/a fU risa. Me
encanta LO BTEN que lo pasamos j unIos.
°ú qultm. de/o,
Matgnfd
DE LOS ARCHIVOS DE CART....S DE AMOR DE DItU CE y M .... RGARET
Margare': Cuan do le oí decir a Bruce, O me pareció oírle
decir, que no estaba disponible, hice lo correcto dadas las
BRUCE H. lIf'TON
193
circu nstancias; le deseé una vida feliz. Pero luego lloré
durante días, corno si hubiera perdido al amor de mi yjcL'l;
es un comportamiento de lo más extraño (auoque n o
tanto si piensas en la explicación cuántica que Bruce dio
antes). ¡porque en total
5010
había hablado co n Bruce
unos cuantos minutos!
Por supuesto, la cosa
110
'acabó ahí. D espués de unos
cuantos altibajos (todos una buena materia prima para la
tercera escena de nuestra comedia romántica), empezamos a quedar. Sin embargo, todavía no estábamos exactamente de camino hacia un inexo rable feli ces para
sJempre.
Cada vez que teJÚarnos una cita, Bru ce repetía el comentario de que no era de los que se comprometía y,por
si acaso yo no hahía pillado el mensaj e, se aseguraba de
que quedáramos en ~u' casa y de cocinar «él mismo~) los
almu erzos o las· cenas; no quería se ntir ninguna obligación conmigo, y mucho menos que aquello pareciera una
especie de compromiso permanente.
D espués de analiza r en profimdidad mi alma, superé
mis escrúpulos sobre una relaci6n sin compromisos con
Bruce y decidJ que ~~~a a 9l!S-lDe rompiera c:!.
~. M e prom etí que aprendería todo lo posible sobre cóm o disfrutar del presente al máximo co n otra persona (renuncié a la parte de «compromiso pleno. del gran
amor, pero no a la parte de la transparencia emocional)
micncras dUr.lra nuestra relación. Así pues, despu és de soportar los comentarios de .Bruce en ese sentido todas las
194
EL EFECTO LUNA DE M1F.L
semanas, seguimos mis pbnes de transparencia emocional,
que comistían en comunicarse de manera honesta: . Hay
algo de 10 que debemos hablar ...•.
Lo que descubrí muy pronto, para mi sorpresa, fue que
aUnque sin duda yo parecía mucho más intensa y seria a
primera vista , había encontrado a la horma de: mi zapato.
Me di cuenta de que Bruce tiene un cerebro enorme y
un corazón. gigantesco, y de que eso ~igl1ificaba que. si
queóa estar a su altura, debía ampliar mucho mis horizontes. Empecé a aprender muchas cosas sobre cómo ('_"'(presar el amor. Y, cosa sorprendente. aprendí un montón
sobre el compromiso sin que él llegara a mencionar jamás
esa palabra. Lo cierto es que a pesar de mi pasión pOI: 1;'1
autoexp)oración, al principio la transparencia emocional
---
me resultaba agotadora. Requerla vivir el moms:.n!<!.P.tCi.
~ "'_.~" '- ' - -----".....
se,nte
todo
el
rato,
incluso
en los momentos en los que
!
o......... .
. .....
'
deseaba escapar y dejat de prestar atención durante un
. rato. En algunas ocasiones;senoa la ten ración de decir :
«Esto da demasiados
proble~us ...
En lugar de eso, decidí continuar y concentrarme en
disfrutar Jos gloriosos momentos que pasábamos juntos.
Bruce es encantador, divertido y dulce. Comparúamos (y
todavla lo hacemos)
U11
montón de bobadas, muchas risas
y miles de carcajadas. Una de las vecinas de Bru ce düo
que le encantaba ir a ver sus caba11os, que pastaban frente
a su casa (La Honda es una ciudad muy rural), porque escuchaba nuestras risas yeso hacía que también ella se sintiera feliz.
BRUCE ti. UPTON
195
Las risas empezaron pronto, antes ·l oduso de que yo
huhi!!13 hecho las paces eón el com entario: de Broce so":
bre el compromiso. En ':loa de nuestras primeras citas,
Bruce sugirió que jugáramoS uml. partida de Scrabble. Lo
que Broce no ~abía y pronto descubrió fue que ¡me encanta d Scrabble!, y jugué
~n
piedad para ganar. Cuando
10 dert:?té, se qu~ó asombrado y muy impresiona.do de
que hubiera conseguido superar su formidable vocabulario . .Le dije que le habría sl1gerido empezar una partidq.,
la primera vez que nos vimos de haber sabido c.l1ánto lo .
impresionarla mi forma de jugar.
En realidad, no gané a Bruce superando su vocabuJario, sino utiliza.ndo palabras válidas raras de dos y tres
letras que había mcmor.izado h'aóa mucho tiempo ; una
de mis fa.vo ritas es (¡'Ox», una intcIjecci6.n utilizada para
espantar la caza y las aves domésti cas. BrlJce se embarcó
en una representación cómica de mi victoria llena de laS
ridículas palabras que había utilizado para vencerlo ; fue
tan divertido que me cal al suelo de la risa . Ganarme se
convirtió en un desafio para él, y cuando por fin lo con-
siguió, le dije : «¡Qué novedad! •.
. Lo paslbamos bien, y también nos comunicábamos a
un nivel profundo. Para Bruce,la vida había sido seria durante demasiado años, cuando seguía el guion de otra
persona para una vida feliz.Y yo me di cuenta de que nccesitaba iluminar y suavizar mi lenguaje después de una
carrera de dieciséis años dedicada a eufrentar las cosas «en
clmom emo».
196
EL D'ECTO I.UNA DE MIEL
Nuestros amigos empezaron a notar 10 bien que estábamos (y escamos) juntos. Los amigos de Broce, que cono-
cíaD su fobia al compromiso, le decían que no hiciera nada
para arruinar nuestra relación (uno llegó a decirle que no
volviera a menos que me llevara con él). Mis amigos de
siempre me decían que jamás habían conocido a una persona que encajan tan bien con mis nivdes de energía.
A pesar de la necesidad de Bruce de repetir su co~en­
cario y mi necesidad de presionar con lo de la transparencia emocional con demasiada. insistencia y demasiada rapidez (me negaba a quedarme atascada con otro hombre
incapaz de enfrentarse a sus mileroas.. por decirlo mal y
Pr;>0to). a cierto nive l, igual que nuestros amigos, creía
que arubos sabíamos que nos encontrábamos "en el c:amino hacia nuestro felices para siempre.
Escena quinta, etc.: el accidentado cnmino ,hada el
felices para siempre
Jamá5. ,.1UJmi"o del verdadero anlOr se vio /!'Unto
de bOmiSCaI.
Sumo d,. tina fl(uf¡e de vem"o,Wr¡UAM SKAXESI'EARE
Margaref; Por supuesto, no fue 'un camino directo al feli-
ces para siempre.
La gente siempre me pregunta si Bruce y yo discutimos, y yo respondo que al principio desde luego que lo
hadamos, de formas que a muc has parejas les resultarán
f.1miliares.Y luego c uento la historia de nuestro viaje pre-
GPS.
No fue un viaje largo; solo debíamos conducir un par
ele horas para visicar a unos amigos. Pero nos perdimos.Yo
insistía en parar para preguntarle a algui en, y Eruce no
dejaba de girar y dar vueltas para ver si encontraba la ruta
correcta. Sí (suspiro) , lo sé, ¡las cípicas respuestas masculinas y fem eninas! En cierto momento dije algo como ..Yo
DO hacía eso., pero para aquel entonces Bruce estaba tan
molesto conmigo y consigo mismo que paJÓ e n el aparcamiento de un centro comercial, salió del coche y dijo:
.Está bien, conduce tú •. Un instante d espués (yen público) estábamos nariz con nariz, gritándonos lo que debíamos hacer y dónde debíamos ir.
Después de unos segundos de fiera confrontación, DOS
detu vimos, DOS apartamos, respiramos h ondo, soltamos unos cuantos , fiu ll y _¡vaya!. y volvimos a subir al
coche. Permanecimos en silencio durante un buen raro.
Luego empezamos a hablar sobre las sorprendentes reacciones auto máticas que ambos habíamos tenido, sobre lo
mal que nos sentíamos y sobre que aquello no era lo que
ninguno de los dos quería . Aquello era justo lo opuesto a
la descarga de buenas vibraciones que sufrió mi corazón
en el Cathedral Hill Hotel. ¡Era un caso de libro de malas
vibraciones! De hecho, las malas vibraciones tardaron casi
una semana en desaparece r (dos, según Bruce). Durante
ese tiempo, acordamos que teSOIl no volvería a ocurrir ja-
más.l\mbos habíamos vivido ese tipo de relaciones volátiles y destructivas en el pasado, y teníamos muy claro qu e
no queriamos volver a vivirJas nunca.
En aquel inStante, nos quedamos pasmados al comprobar lo rápido que podíamos 'pasar aún a los e.<;tallidos de
furia. Pcro ahora, con la pcrspectiva de los años vividos en
nuestro felices para siempre, creo que no es posible matltencr una relación intima de verdad sin que aparezca algún tipo de materia oscura: el tipo de furia que te hace
desear que tu pareja sufra un poco para enfatizar tu punto de vista, el tipo de sentimientos heridos que te hacen
desear un ojo por ojo.
Después de nuestra pelea en el aparcamiento, nos preguntamos a nosotros mismos si deseábamos tener Tazón ."
-- - - ----_.- .
.sie~:e o}i queóamm ~ relaci6?..:.Elegimos nuestra relaci6n.Y cntonces, tanto consciente como subconscientemente (siempre hemos estado al tanto de nuestras cua-
tro m entes) decidimos aceptar que éraruos unos
monstruos del control y ¡esforzarno1i por librarnos de la
necesidad de tener razón siempre!
Primero, ideé una técnica para evitar mi propen~ión a
ser crítica en momentos de mucha carga emo cional.
Creo que es un patró n con el que todos estamos familiarizados. Sabes que lo que quieres decir añadirá sal a la
herida, así que juras no decido. Peco lo sueltas de todas
formas (esa corrosiva programación subconsciente), porque sabes que tienes razón y que tu compañero se equivoca. Mj forma de conseguir evitar los estallidos críticos
199
BRUCE H. l.IPTON
fue ir al baño, ponerme frente al espejo y mirar a mi reOejo a Jos ojos mientras me decía: ~!Y.Iar~ct. ¿~~
~r razón o .9E..ieres e~~~l!!Qmd¿¡?». :....Requirió prácti -
ca, pero lo hice una y otra vez y funcionó. D.espués de
una sesión frente al espejo, volvía a la sala con una energía 'distinta en el corazón. Mis palabras eríln amables porque había decidido cambiar mi energía y enfocarla hacia
d amor incondic.ional.
Bruce y yo también practicamos o tra técnica que nos
ayuda a cambiar el dolor, la ira o el miedo por un amor
incondicional. Tomamos la costumbre, que ahora ya {:s
algo automático. de reconectar en silencio mediante el
contacto en lugar de discutir sobre quién tenía razón.
Reconectar significa que, sin importar lo mal que te: sientas, sin importar lo mucho que creas que tu compai'iero te
ha .herido,·sin importar lo mucho que desces qu'c tu pareja sufra un poco par;¡¡ demostrar tu punto de vista, hay
que ':>~aQ.e iunto~ sin hablar .~i discutir p';Y:¡l• .f.qE~~~ .~
un nivel más profu.J1.dn que clQe las palabras. Si olvid1s
.
"-
.
Jos detalles de una pdea y entráis en contacto el uno con
el otro, vuestros corazones se abrirán de nuevo y las cosas
se tranqu iliz.arnn enseguida. Pero tenéis que as~'guiáros de
-estar en con~ cto: rodillas, mmos, brazos ... :~j.~~ gs.to_
~~~.pc:..za!é¡s
a ~~har humo por las orejas alú sentados!
También tomamos por costumbre algo que ahor;¡¡ !jC
,ha convertido en automático: utilizamos palabras cariñosas para rcconectar cada día, incluso cuando Bruce está de
viaje a alguna conferencia y tenemos que hacerlo vía
200
El. !FFCl'O LUNA DE MIF.I.
,Skype. Decimos «Te quícro~ a cada m omento: cua ndo
nos cruzamos en el pasillo, cuando uno de nosotros se
marcha de casa, etc ... Utilizarnos con frecuencia nombres
tontos (inventados por Broce), como eGusi. Bru ci e~. Y
tambi én nos aseguramos de que todos los días haya un
montón de gestos fLSicos de reafinnación: montones de
abrazos y besitos que nos han proporcionado otro de esos
ton tos apodos: , Los besucones».
Si piensas que todo esto te parece un poco exagerado,
no eres el primero. SaUyThomas, que trabaja conmigo en
Mountain ofLove Productions, dice que cuando nos conoció. esos «te quiero. constantes le parecieron un poco
C«('ropalagososlI.Y luego empezó a apreciarlos: ,Sin importar lo tensas que se pongan las cosas, Bruce y Margaret
sie~pre:
utilizan W1 tipo de comunicación tolerante, afectll~sa y amable. No se ._ femo a las cosas ni guardan resentimiento. El efecto luna de miel no se ha desgastado). y
después empezó a imitarnos. eLo más curioso es que m e
lo pegaron.Y eso es bueno, porque cuando estás con personas que te vuelven loca lo único que tienes que hacer
es recordar que las amas a muerte•.
Por mi parte, creo que el reforzamieo.t o constan te es
algo bueno. ¡Nunca doy por garantizado nuestro 'felices para siempre! Al igual que le ocurre a Eruce, mi núdeo familiar 00 fue un modelo'de relaciones positiva~.
Me marché de cas~ a Jos dieciséis ·años porque sabía que
podna cuidar de mí misma mejor de lo que me cuidaban
en casa; porque en casa., yo erala adulta de la faITÚlia. Creo
IIRUe l'. H. UP'rON
201
que nuestra comedia romántica se habría convertido en
una tragedia si ambos no hubiéra~s sido conscientes de
nuestra programaci6n negativa, si no hubiéramos puesto
los medios para superarla y reforzado nuestro amor con
palabras (y hechos) de cariño y apoyo cada día.
Al final, DO basta solo con las bu enas vibraciones, pero
eso no sorprenderá a nadi e qu e se haya leído este libro.
H e co nocido a personas co nve ncidas de que so n almas
gem elas porque están sinc roniza d ~s a nivel energético,
pero sus relaciones no funci o naron, al menos en esta vida.
Antes de poder avanzar hacia el felices. para siempre, ambos necesitábamos deshacernos del equipaje inVisible que
cargábamos a la espalda.
Escena final : felices para siempre janlás
11. belleza ilumina mi vida... ¡Estoy c/lamomdísimo de ti.!
Alrora entiendo de verdad la idca deT PClraÍ$o, porque tú me
IrClS proporrionado los corlocimin llos neftJllrios paM hacerlo.
Thdo mi amor es tl4y~ mi '1llerid{sima Gusilini.
Bn/de
DII LOS AltClUVOS DD CAR.TAS DE AMOR DE B"UC!I y MARGhRl!T
BrIlce: Ya he com entado que soy lento de entendederas,
pero en este caso ¡no tanto!
Seis meses después de conocernos, estábamos sentados
en el salón (M argaret en el sara y yo en d suelo, apoyado en
el sora), cuando empecé a reírme a carcajadas. En ese mo-
202
El EFECTO LUNA DE MIf..L
mento, me di cuenta de lo que hacía y me detuve. Al fi··
nal, se lo solté de repente, con torpeza: «Margaret, ¿quieres casarte conmigo?-. La respuesta de Margaret ante ese
sorprendente momento que echaba por tierra mis dieci-
siete aftos repitiendo el IDantra ~No volveré a casarme jam2sn fue: ~Sí. ,baaaro» . De hecho, ¡esa flle su respuesta
. durante la semana entera que me costó convencerla de
que lo decía en serio!
Al final me di cuenta de que Margaret era la mujer
con la que quería estar. Al final, me di cuenta de que ya
estaba viviendo la relación que siempre había anhelado.
Lo compartíamos todo, yeso incluía el beicon . .. si había
cuatro trozos, ¡ella se quedaba con dos! Lo pasábamos
bien y compartíamos la máxima'intimidad posible.
A p esar de qúc para mí tenía una importancia crucia1,
librarme delmantra *No volveré a ca~arllle jamás» que
repetía al afeitarme resultó ser una progresión natural en
la que no tuve que pensar demasiado. El momento critico para mí llegó cuando me di cuenta de que le habría
confiado ;l. Margaret mi vida. Sabía en lo más hondo de
mi corazón que si necesitaba que alguien tomara una
decisión con respecto a mi vida cuando estuviera incapacitado, ella sería la única persona en la que confiaría. En
toda mi vida sobre este planeta,jamás había tenido la sensación de poder confiarle mi vida a otra persona si era
necesario. Para mí, esa revelación fue abrumadora; me
asombraba hasta qué punto había llegado a confiar en
eDa.
203
BRUCE 11. L1PTON
Cu:mdo convencí ;) Margaret
d~
que decía en serio lo
de mi n\.levo nivel de confianza (y 10 de que no necesitaba volver a repetir mi mantra), decidimos comprometcotnos a experimentar un fdice s para siempre. El experi·.
mento / de safio seria continuar co mo
1"0
estábamos
haciendo hasta el momento sin ningún objetivo, fi~.ul
concreto. ~ lugar de eso, nos comprometimos a vivir un
feli ces para siempre experimental al estilo Zen, un expe-
--- _.-_ _.----_-.
. -
rimento ,.,
«vive el momento"
objetivo
..
.. sin ,ningún
.
.-....
... - 'a largo
. :
p.laz~iec isiete años después
'
(y lo que DOS queda), nuestro experimento feli ces para siempre vjviendo· el -momento sigue viento en popa.
Al igual que Margaret, no creo que li~estro experimento estllv,iese destinado a salir bien. Tuvimos un.
gran
comienzo. pero si no hubiéramos corregido el curso, si
no nos hubiéramos enfrentado. a nuestros comport:lm.Í,cn-
no
tos inconsciente.,;, creo que
10 habri<imos conseguido.
Margaret ya ha descrito algunas 'de las costumbres de
comunicación .a fectuosa que nos tomamos la molestia
de grabar en nuestro subconsciente. Creo que los dines de
semana de luna, de miel» que reservamos p'ara nosotros
también fueron cruciales. Eran tres días (que se ampli;lbao
.
a cuatro cua ndo la agenda nos lo pemútía) de. retogimiento en 105 que dejábamos atrás el mUl1do «real. para
refugiarnos en nuestro retiro de montaña rodeado de árboles. lnduso ahora, que estamos más ocupados y n ~
siempre podemos reservar esos fines de semana, todavía
conservamos ese código, el amor y la alegria que experi-
204
mel'!tábamos durante t=$os fin es de semana al principio
de la relación y aún experimentamos hoy.
Debo confesar que en ocasiones no puedo evitar d<tsear que hubiéramos experimentado ese amo r 'i esa alegrh cuando éramos j óvenes . Una vez le dije a Margaret
que ~i la hubiese conocido en el instituco, habríamos sido
novios desde entonces. Se sintió conmovida, pero luego
pensamos en ello y ll egamos a la co nclusión de que no
habría funcionado. De ,habern os conocido en el im tituto,
ese viaje por carretera en la época pre- GPS quizá no ha-
brí;l sido cosa de un a única vez. Ambos temamos un
montón de cosas que aprender (más bien, un montón de
pro~mación subconsciente
que borrar) antes de detener
nuestro giro bamboleante y codependiente para 'c onvertimos en gases n obles.
Como descubro una y o tra vez en mi vida, uno no
"' - -~
~~~do para el gran amor hasta 9~~e3f.Cl~p'.?,!l~ .
.~~ Para lo que sí está prepando es para e.o;as relaciones de codependencia en las que se necesita desesperad-tmente una pareja. (Recuerda a la mujer del Caribe
que me dijo, con mucho acierto, que estaba demasiado
necesitado.) C uando aprendes a girar en equilibrio sin
ayuda, como un gas noble, el gran amor se h ace posible.
En mi caso, vivi cuarenta años de ansiedad, aunque debo
decirte que ahora que estoy donde 'estoy, son irrell!va ntes.
¡Todo mereció la pena para llegar Jlasta aquí!
Espero que alIcer este libro seas capaz de :thorrarre .un
mOlltó n de años de aprendizaj e; no hay razón p;Jra que
BRUCE H. UM'ON
205
seas tan lento de entendederas como yo. Ahora que con<r
ces la existencia de la programación subco nsciente y
cómo esta puede obstaculizar
tu
vida y tus
rela cio~es,
cs-
pero que tomes la iniciativa de eliminar esa programación, que tomes la iniciativa de responsabilizar,te de las relaciones que creas en tu vida, y también de dejar atrás las
relaciones codependientes. Por su puesto, si tc gustan
las comedias románticas, no dejes nunca de verlas. Pero
existe una enorme diferencia entre estar seDudo viendo
el guian de otro y escribir el tuyo propio. Crea tu propia
comedia romántica y pon como protagonistas ~ la persona que deseas ser y a la persona a la que quieres en tu
vida.
Escribir el guion de ru propio felices para siempre significa dejar de sentirse una víctima y acabar con los cuentos del tipo que yo solía crear, como «Ella me hizo mucho daño •. y .. por favor, ínada de culpabilizarse por
relaciones pasadas! ¿Cómo ibas a saber que esa programación invisible con la que no temas nada que ver iba a obstaculizar tus relaciones?
Sigue adelante y vive cada momento hoy. ¡Olvídate
del ayer! ¡Y sin excusas! Si Margaret y yo, que procedíamos de la calle Disfuncional. Estados Unidos, pudimos
lograr que fimcionara, tú también puedes. Por supuesto, si
eres uno de los miembros de esas afortunadas parejas que
se conocieron en la escuela 5ecundaria, se enamoraron en
el instituto y prosperaron en la edad adulta, ¡muchísimas
felicidades! No necesitas excusas ni inspiración, al menos
206
EL EfECTO LUNA DE MIEJ.
en el área de tu vida referente a las relaciones; vuestra.s
cuatro mentes )'3 están alineadas.
Si bien espero poder proporcionar algo de inspiración,
Margaret y yo no tenemos un folleto de instrucciones
que permita asegurar una relación de felices para siempre,
porque no existe una formula única. Nosotros, como ya
sabes, tomamos caminos muy diferentes para llegar al
momento en que n05 sentimos preparados para nuestro
felices para siempre. Aunque no puedo ofrecerte un libro
de instruccioneo;, sí puedo ofrecerte algunos recursos y
una lista muy útil pqra el efecto luna de miel que verás en
el apéndice que sigue a este epílogo.
Tampoco puedo ofrecerte perfección. Que disfrute de
mi felices para siempre no .significa que sea perfecto o
que todo en
nii vida lo sea. Lo
que significa es que he
reinvenudo mi vida y también a mí Husm o.V ivo en el
mismo muJ.¡do.pero en realidad no es el mundo en el que
solía vivir. Las co.'\aS (como las gote~s del tejado,1os ti ques de aparcamiento y el plazo de entrega de este libro) que solían agobjarme ya no me vuelven loco, y tampoco de5equilibran nuestGl relación. Margaret y yo nunca
pe rdemos nuestro amor, sin unpórtar lo que ocurra en
nuestra vida. Todo lo que pase, bien está.
Lo que sí puedo ofrecerle es la esperanza de un
mUll-
do mejor.
Cuando creas una relación de felices para siempre, empiezas a atraer a personas con mentalidad parecida que
forman un colchón ent;re tú y la otra parte del mundo en
BRUCE H . L1PTON
201,
la que solías estar atrincherado. Creas tu propia burbuja,
llena con el resplandor de los gases nobles: aqueUos gases
nobles «iluminadoS» del capítulo 5; e~ decir, la gente qu~!
sabe que existe otra forma de vivir.
Creo que si nu estras vidas no eStl:.lvieran alteradas por
la programa ción. el mundo entero formaría parte de esta
burbuja. lodo el planeta brillaría como un láser, porque
sena un planeta lleno de amor. Albert Einstein ~jo u,na
vez: «Hay dos formas de vivir la vida. ,Un~ es pensar que
nada e.~ un milagro. La otra es pensar que to.do.1o e ~ .
Crea tu propia luz y compártela con tu pareja y cOlJ los
demás para que este planeta ürme con la luz láser de
los gases nobles, quienes crean cada dí,a. el P..lta.íso en la
Tierra. AJ.igual que mi héroe Einstein, 1m ga~es nobles saben que podemos vivir nuestra vida (,0010 el lnilagro que
es en realidad .
Apéndice A
LA LISTA PARA EL EFECTO LUNA DE MIEL
1. Revisa
tu
mente consciente: sé «consciente.. de lo gue
pides ... , /
2. Revisa tu mente subconsciente: ten en cuenta)¡¡ programación que recibiste antes ,de poder «pensan de
manera consciente en ella. ,/
3. Aprovecha las herramientas para reprogramar tu sub-
consciente, entre las que se incluyen la psicología
energética (también conocida como súper aprendizaje), la hipnosis, las grabaciones subliminales, y la atención (vivir el momento) . . /
4. Practica a diario actos de amabilidad y utiliza con frecuencia términos
5. Abre
tu
Clriñosos~ adáptaJos
a tu relació n.
¡/
cOr:lzón a tu pareja cuando tengáis una pelea
o cuando queráis recupecar el efecto luna de miel en
vuestra relación : evitad las discusiones y utilizad el si-
lencio y el contacto fuico. v "
210
EL EFE.CTO LUNA DE. MIEL
6. Cambia primero tu estilo de vida para poder atraer a
un compañero que sea un gas noble excitado. "
~~~
ApéndIce B
COMEDIAS PARA CINETERAPIA
(en orden
alfabéti c~)
A{go para TCCOrtÚlr
A Ira fidelidad
. Amé/ic
Atrapado et! el tiempo
Buscando a Eva
CO,¡!i"ctlf.n1 Divide
Cual/do Harry etlconfro ~ Sally
Do, Hollywood
Educando tJ Rila
Ejea4tilJ(l eH apuros
El deJo ... Próximamente
El diario de Bn"dget J ones ,....
El presidente y Miss Wade
Hechizo de rlllla ,/
Jerry Maguire \'
LA (.h j(A del adi6s
212
El. EFECTO LUNA DE MTF.l.
Love Actually
Mejor imposibl.e ~.'
Mi gran boda griega ~/
Te puede pasar a ti
'roday~ Spedal
Un, dos, tres ... Splash ........
Virgen a los 40 v
Recursos
MODALIDADES DE CAMBIO
DE CREENCIAS PARA ACCEDER
A TU MENTE SUBCONSCIENTE
Y REPROGRAMARLA
Alchemical Healing (wJVw:shamanicjOllmeys.co';t)
Alchemical Healing (<<sanad6n alquímica_) combina
métodos innovadores proce,d em cs del chamanismo y la
sanaci ón energética con los principi os alquímicos a fin de
conseguir sanaóón 6sica, ayuda terapéutica y crecimiento espirhual.
Alchemy Techniques (,vu/w.alcllemytecllniquu.com)
AlchemyTcchniques (<<técni cas alquímicas.) contiene
una colección d e t.écnicas para integrar todos los aspectos
del yo en la capa más profunda del corazón (centro) .
The Body Code 'System ofNatural Healing (WfVJV.
drbradlq'Jt:lson.com)
The Body Code System ofUltUnate Energy Healing
and Body Balanc,i ng (+sistema de
có digo~
corpo rales de
214
EL P,FI'..cTQ LUNA DE MIf.L.
energía sanadora y equilibrio corporal.) es un program a
para encontrar y corregir los desequilibrios s ubyac~ntc5
que bloquean la salud y la felicidad
Body'Ihlk System (u'ltfutbodytalksysum.c:om)
BodyTalk está diseñado para resincronizar los sistemas
de energía corporales para que puedan funcionar tal y
como pretendía la naturaJeza.
Consciousncss 2.0 (amsciousIJfj!f2-0.com)
Consciousness 2.0 es un p[ogra~a de a'utoon eut:!ci6n
para actualizar la programación destructiva medi ante la
«desirutalacióm del miedo, los pn:juicios, las limitaciones,
la lucha y el dolor, y la rinstaJaci6m de la más devada autoconsciencia de cada persona.
Core Health (",ww.corelll!altll.uS)
Core Health 's D TQ (po r las siglas en inglés de «Dceply. Thoroughly. Quickl}". que significa ;profunda, plena
y rápidamente.) es un proceso que activa de manera permanente el núcleo sano innato en cada persona,
EMOR (Ivtuw.ttndr,cotn) ~/
EMDR es un m étodo psicoterapéuti co que cuca, mu-
cho más rápidamente que la terapia trndicional.los sÍntomas y la angustia emocionaJ resultantes de experiencias
vitales perturbadoras.
215
DRVCE H , UPTO N
Emotional Freedom Tcc1miques
(~wu'.ififrtt.nd)
Basadas en los nuevos descubrimientos sobre las energías sutiles corporales, las Emotion Freedom Techniques
(.Téc nicas de libertad emocional..), se utilizan como terapia para problemas emocionales; de salud y de rendimiento. .
ni. H.:iling Codes (ww",Owlltali"groá,.-.lh.",,,.pltp)
The Heal.ing Codes (~lo5 c6digos de sanaciónD) están.
dueñados pata e'Jiminar d estrés del cuerpo, permj tie~do .
así que el sistema neuroinmunol6gico cure cualquier cosa
que vaya mal en d organismo.
The Hendricks Institute (IVlvw,"endrick,f.co,:")
El Instituto H end.ricks es
UD
centro de aprendizaje in-
ternacional que enseña habilidades básica .. para la vida
consciente y que está comprometi.d o con la creación de
una comunidad mundial de gente que desea explorar
nuevas cuotas de amor, creatividad y bienestar.
Holographic Rcpattcrning
(unmH rcpattcming.Drg)
R esonance Repatterning es un sistema para idcntificaly aclarar los patrones de energía subyacentes a cualquier
asunto, problema o dolor que experimentes.
Holosync
(wwmccnt~oi"te.com)
H olosyn c es una nueva forma de teOlología ncuroauditiva que sirve para crear un equilibrio entre Jos hemis-
2,16
~! (ios
EL EFECfO LUNA DE MIEL
cerebrales a fin de potenciar la salud mental/emo-
cional y el fun cionarrllento mental.
Jnner Resonance Technologies (ívww.inntrrt.!onana.
com)
Las tecnologías de Resonancia Interna proponen siete
pasos, diseñados para permitir que todas las perso nas dispongan de un sistema automático de estabilizat.Íón y armonía fhica, emocional, mental y espiritual.
]~stant
Emotional HeaJing (ullvw.instautetnotional
hcaling.com)
Imt(l1It Emotio/lal Heafing : Actlpressllre Jor lhe Emotiom
(«Sanación emocio nal instantánea: acupuntura para las
r.rnociones.), de los doctores PeterT. Lambrou y George
J. Pratc, es W1 libro que explica las bases de la psicología de
la energía.
T he Journey (www.thejollruey.com)
The Journey (~el viaje») está diseñado para acceder a la
sabiducia sanadora propia. del cuerpo al nivel más profundo de su
.fuente ~ .
el alma.
LifeFlow Meditarlon (www.pToject-rneditation.org)
Basada en la investigació n sobre la retroalimentaci ó n,
¡:sta técnica sitú a al oyente en un estado de ondas cere-
brales que potencia .la feli cidad, el bien estar y las capaci-
da.des de aprendizaje.
nRtlC E 11. L1PTON
217
NetMindBody (IVlVlv.netlnindbody.com)
NetMindBody es una técnica integral de redu cción
del estrés que se utiliza para encontrar y eliminar desequilibrios neurol6gicos relacionados con problema's mencecuerpo no resueltos.
Neurolinkts Neurological Integration System
(wU1w.neurolinkglobal.com)
Los protocolos de Neurolink potencian la capacidad
del cerebro para Uevar el cuerpo y todos sus sistemas hasta su má.'Cimo potencial.
PSYCH-K (ww.... psyel.-k.eorn)
PSYC H -K es un conjunto de principios y procesos
destinados a cambiar las creencias subconscientes que limitan la expresión de todo tu potencial como ser divino
que está viviendo un a experiencia humana.
Rapid Eye Technology (w"'lV.r"pidtyt.tuhnology.com)
Esta te0101ogía elinúna el estrés y los traumas (sin revivirlos) mediante la estimulación del sueño REM, el sistema de liberación natural de tu propio cuerpo.
Rec onncctivc Hcaling (UllVw.thereconnection .com /
about)
Erta té01ica utiliza fr-ecuencias vibratorias par.l sanat el
cuerpo, la mente y el espíritu.
218
The
EL Elf.C I'O LUNA DI'. Mlf.L .
~
Method
(wwu~rimimtit"te.conr)
El método RlM reconstruye imágenes afirmativas en
la memoria celular para crear cambios subconscientes que
aceleren d bienestar fisico .y emocional, y un nL1yor éxito.
Rosen Metbod (WWtU rosermldhod. org)
Este método utiliza el conbcto directo y amable para
aliviar la tensión muscular cróniC.:I, sirviéndose de mallOS
que jlcscuchan y no manipulam.
TIte Sedana Method (wufUudona .coltl)
El método Seda na enseña a la gente cómo acceder a
su habilidad natural para eliminar el dotor o los pemami entas. creencias y sentioúentos indeseados.
Silva UltraMind ESP System (www.silvaultratnittd
ly.,tr.",s.com)
Este es un sistema que sirve para desbloquear los increíbles poderes de la mente de 1:.s personas y permite
conectar con l1n poder superior que proporciona una
guía. para conseguir una vida más feliz y exitosa.
Three in One Concepts (www.3in1conctpts.us)
Basado en la investigación y el d esarrollo llevados a
cabo en el campo de la kinesiología aplicada, est.e sistema
ayuda a la gente que desea tomar la respo nsabilidad
de crear su propio bienestar mediante la integración de
cuerpo, mente y espíritu.
8RUCE. 1-1 . UPTON
2 19 .
The WOW Process (WWIV.tlltwowprocus.C4m)
El proceso WOW sirve pan aliviar d estrés y el sufrimiento :6.sico, emocional, mental o espiritual.
Recursos en España
EnneaMotlon® (wu1lV.t:1ftllgramapamautoconsdencia.cona)
Un revolllciou:'Ino sistema basado en la sabiduría del
cuerpo y los tipos de personalidad del Eneagra0l3 para
desactivar las redes neuronales que gobiernan nuestrAS
creencias limitadoras y tramfórmar la energí;:¡ emocional
a través del movimiento.
Hcmi-Sync® (w1I'w.mediouat",at .com)
Grabaciones y taJlcres oficiales del Instituto Momoe
p~ acceder a las creencias inconscientes profundas y mo-di6carlas gracias a la tecnología neuroauditi\I'J H eini-$ync('>.
Hipnosis cricksoniana (Ivww.,úmidcl,umillas.com) {/
L, técnica terapéutica que te ayuda a modificar tus creencias y acceder a los recursos sanadore.<¡ de tu ~n conscicnt(:,
conocida por su efi cacia y la rapidez de sus res ultado~•.
Terapias energéticas (www.itiet.org)
1 000 tipo de terapias energéticas para recibir o fi)rmarsl!
y ayudarte a ti y a o tros a rccquilibrar la energía de tu
cuerpo, mente y espíritu.
no
EL
~FECro
LUNA DE. MI EL
ve Team (www.vctt!IJm.a)
Vi ctoria Cadarso, autora de La Esfera de los Libros y
presidenta de 1a Asociaci6n Española de Psicología Energética, es pionera en diversas herramientas que te ayudan
a"c:unbiar tus creencias y desbloquean
[U
energía emocio-
nal como .EFT, EMDR, Brain Spotting.. ,
~1!7~
NOTAS
Capítulo 1. Nuestro instinto de asocia.c ión
1. Bruce H . Lipton y Steve Bhaerman, ÚI biolog{a de la
transformación: cómo apoyar la evolución espontánea de
nllt$tr(J especie, La Esfera de los Libros, 2010.
2.
LewisTho m as.LA vida de las cÉlulllS, Ultratnar Editores,1990.
3. R oben M. Sapolsl-y,.The Uniqueness ofHumallS"
(.EI carácter único de Jos seres humanos». (Conferencia en la Universidad de Stanford, 13 de JUNO de
4.
2009), WtVW. youtube.com/wauh?v=hrC M!25wQ5s.
Laura. S.5oott, TUJO 1s Etlollgh:A COl'ple~ Guide lo living
Olildless by Choice (Dos es sufidente:gu(a de pareja pnra vivir
sir! niños por eleaión). Sea! Press, Beckeley, CA, 2009, p. 1,
5. 1bid., pp. 23-24.
6. 1bid., p. 77.
7.
Nathan W Bailey y Marlene Zuk, «Same-Sex Sexual
Behavior :md Evolutiom (/('C omportamiento sexual y
evolución de las parejas del mismo sexoa), Tretlds itl
Ecology alld Evollltion, vol. 24, nO 8 (10 de junio de
2009), pp. 439-446.
8. Bruce BagemihJ, Biological E'l(lIberance:At¡imal Homo. sexuaUty and Natural Divcrsity (Exl/berancia biológica:
Homosexualidad animal y dilJe1lidad ,wturaQ, Sto Martin's
Press, NuevaYork,1999;p.554.
Capítulo 2. Buenas vibraciones
1. Vladilen S. Letokhov, «Dctccting Individual Atom_~
and MoJecules witb usen. (,D etección con láser de
átoPlos y moléculas individuales»), Scient!fic Amtrican,
2.
3.
vol. 259, n' 3, ,epciembre de 1988, pp. 44-49.
Mark Hallen, «Transcranial Magnetic Stimulation
and the Human BrallD (<<Estimulación magnética
transcraneaJ .y-c1 ce rebro humano.), NalHre, 406,
n' 6.792, julio de 2000, pp. 147-1 50.
Allan W Snyder el al., tSavant-like Skills Exposed in
Normal People by Suppressing the Left Fronto-tentporal Lobc» (<<Apnición de habilidades similares a las
del savantismo en gente normal medlante la inhibición de~ lóbulo frontoremporal izqu ierdo») ,jollmal of
Integratille Nellrosciel1ce. voL 2, nO 2, diciembre de
2003,pp.149-158.
223
BRUCE H. UP'TON
4.
R . E. Hoffiml11
et al., fl:Transcr.mial
.
. Magneric Stimu,
lation -and 'A uditory Hallucinations in Schizophr~­
nia» (. Estimulación.magnética tr:lllSCraneal y alucin~t­
ciones auditivas ellla esquizofi:eni»), TIre Lmeel, voL35.5,
n° 9.209, 25 de mano de 2000, pp. 1.073-1.075. :
5:
Women & Infants Hospital, «Efficacy ofTranscraruaJ
Magnetic Stiruulation for Depression Confirmed jn
.
.'
New Study. (.Nuevo estudio que confirma la efiC:lcia de la estimulación magné tica transcráneal en la
depresión»), ScienreDaily, 26 de julio de 2012, www.
scicl1,c~ai1y. mm /re1eases/2012/07 /
120726180305.
111m ,
6.
L.M. Duan, . Quanturn CorreJation Betwecll DistuJt
Diamon.ds~ (<<Correlación c uántica entre diamante... distante..»). SdePlce, vol. ·334, nO 6.060, 2 de diciembre
de 2011 ,pp. 1.213- 1.214.
7.
Amit Goswami, .Quantum Physics, Consciousne:iS,
Cr~tivity;
and Healiug with Amit GoswarrU (parte 1
de 3]» «(lFísica cuántica, consciencia, creatividad y Slnació n con Atnit Goswamh~),. lnstituto de Ciencias
Noé-ticas, audioconferencias, 2006, www.tloetic.org/ li
brary / audio-lectura / quatltflm-physics -co/lsaousnesscrellli
"Uy-and/ ,00:39:58.
8. J. Grinberg-Zylberbaum el al., flThe Einste.in- Pf.>dolsky-Rosen Paradox in the Braijl: the Tr.lOsferred
PotcntiaJ .. (.La paradoja Einsteu1s-Podolsky- Rost:n
en el cerebro: el potencial transferido.), PhY.fics EUQy5,
vol. 7, nO 4, diciembre de 1994, pp. 422-428.
224
9..
EL EFECro LUNA DE MlEl.
Marilyn Schlit:z el al., II,OfTwo Minds: Skeptic-Proponent Collaboration within Parapsychology» (.De
dos mentes: colaboración en la defensa ellcéptica
dentro de Ja parapsi cologí:lh), Brit;s¡'Jollrnal cif Psye/¡o·
I<m<, vol. 97, 2006, pp. 313-322.
10 . . Richard Cono Henry, «The Mental Universe» («El
universo mentab). Nalllre, vol. 436, O" 7.047, 7 de ju-
lio de 2005, p. 29.
11. David P.Barasb y Judith Eve Lipcon, El mito de la
triO·
nogamia: la fidelidad i' la ¡,ljidefidad en los anim.ales y en
las personas, S;glo XXI, 2003.
12. Mary KarmeJek, t:Was This Gazelle's Death 'ao Accident OT a Suicide? (<<¿La muerte de esta gacela fue
. un accidente o un suicidio?»), Scietltific American,
24 de mayo de 201 1, http://blogs.sa'entificmnerican,
comlaneu!otes1rom·¡ he·archive / 2011 / 05/24/ was-this·
gazelles~df.afh~afl~accidetlt-or-a-suicidt,
Capítulo 3. Pocione$ de amor
l.
a) Harry E. Wedeck, A Dictiotlary
cifAphrodis/acs (Dic.
donan'o de qfmdisíacos), M. Evans & Company, Nueva
York, 1992. Bru ce H. Lipton, . A Fine-Structural
Analysis ofNonnal and Modlilated Cells in Myogenic Culturel (<< Uo delicado análisis estructural de las
células no rmales y moduladas en cultivos miogénicon), Developmelllal Biology, vol. 60, 1977, pp. 26-47.
nRUCE 11 . LlyrON
b} Bruce
225
ti. Lipton, .Collagen Synthesis by Norma1
and Bromodeoxyuridine-treated CeUs in Myogenic
C ulture. (.Síntesis de colágeno en célul as normales
y tratadas con bromodesoxiuridina)', Developmental
Biologr, voI.61,1977,pp. 153-16S.
2. Lyle H . Miller y Ahna D en Smith, 111e Stress Solutjon
(LA solució" al estrés), Pockec Books, Nueva York,
1995, p. 12. .
3. D. Marazz.iti y D. Cana1~, .Honnona1 Changes when
Falling in Lave. (<<Cambios hormonales durante e1
enamoramiento-), Psyehoneuroendocrinology, vol. 29,
n° 7, agosto de 2004, pp. 931-936.
4. T.J.Loving, E . E. Crockett, y A.A. Paxson, «Pas'sionate Love an d R elationship Thinkers: Experimental
Evidence fo! Acute Corcisol Elevations jn Women»
5,
6.
7.
8.
9.
(cAmor apasionado y filósofos de relacion~: eVidencias experimentales de picos elevados de 'cortisol en
las mujeres.), Ps)'cholleuroendoeritJology, vol. 34, n° 6 ,
julio de 2009, pp. 939- 946.
Theresa L. Cren~ haw, LA alquimia del amor y del deseo:
Las hormonas: clláles SOIl y cómo ¡tifluyen en Sil vida sexllal, Grijalbo, 1997.
Ibid.
¡bid.
Liza O'DoMell el al. , «Estrogen and Spermatogenesjs ~ (c'E.stróge:nos y esperinatogénesis.), Endocrine Re-
.in", vol. 22, nO 3, 1 de junio de 2001, pp. 289-318.
Carl Clayton Holloway y David E C1ayton, oEstrogen
Syntbesis in the Male Br.UnTrigge~ Development oC
theAvian Song Control Pathway in,Vicrot , (tiLa. síntesis de estrógeno en el cerebro masculino dispara el
desarmllo del control del trino aviar in vitr'm), Nafure
Neurosaell(t, vol. 4, nI> 2, febrero de 2001, pp. 170-175.
10. David J. Linden, TI" COI.lIpruS oJ Plrasure: H aw Ollr
Brains J\tlake Fatty Foods. Orgasm, Exerciu, Marüuana,
Gellcrasity. Vodka, úaming, aná Gambfing ¡.ce{ So Gooá
(La bn'ijula deT placer: Cómo nuesrros cerebros consigueIl
ql~e las comidas grasas, el olgasl1l0, el ejercicio, la man'fuuma,
la generosidad, el vodka, el aprendizaje r el juego sean tan
ge"iaI"),Viking, 2011, p. 18.
11. Andreas Vidal-Gadca et al., tlCaenorhabditis Elcgans
Seleets Distinct Crawling and Swimming Gaits via
Dopamine and Serotonin t (<<El CmwrlUJbditis elegans
opta por i::listintos modos de canUn ar y nadar ",-la dopamioa y serotonina6), PNAS, vol. 108, n° 42, 18 de
octubre de 2011, pp. 17.504-17.509.
12. Unden. TI,e Compass cif Pleasure, Pli 3-5.
13. Ibid. , pp. 7-15.
14. Andreas Bartels y Semir Zeki, .TItc Neural Basü of
R o mantic Lovc* (<<Las bases neurales del amor rom ántico»), NeuroReport, vol. 11, nO17, 27 de noviembre de 2000, pp. 3.829-3 .834.
15. Bianca P.Acevedo el al., .-Nema! Correlates ofLongterm, lntensc Romantic Love. (rcCorr:elaciones neu-
rales del amor romántico intenso y duradero»), Social
Cognitive. and AJJcctive Ncurosdcnce, vol. 7, n ° 2, 2 de
febrero de 201 2,pp. 145- 159.
16. LoweD L. Gen y C. $ue Carter, «Prairie-vole Partnershipst , . Las parejas de los raton es de pradera,,),
American Scieutist, .voL 84,
1996, pp. 56-62.
n~
1, enero-febrero de
•
17. Larry J.Young.Anne Z. MurphyYoung y Elizabeth
A. D. Harnmock, .Anatorny and Neurochemistty
ofthe Pair Bond. (. AnatolJÚa y neuroquímica del
emparejamiento_), TIle Joumal ef Compdrative NeJ/·
r%gy, vol. 493, n° 1, 5 de dki e mbrc de 2005,
pp. 51-57.
18. John M. Stribley y C. Sue Carter, t Developmental
Exposure to Vasopressin Increases Aggresslon in
AduJt PrairieVoles. (<<Aum~nto de la agresividad en·
ratoucs de pradera adultos .mediante la exposidón a
vasoprcsina durante el desa.rrollo!» , PNAS, vol. 96,
nO22, p. 26 de octubre de 1999. pp. 12.601-12.60'¡'
19. Thomas R. lnsel , Zu o -X1n Wang y Craig F. Ferrjs.
«Patteros ofBrain Vasopressin Receptor Distributinn .
Associated with Social Organization in M.icrotine
Rodents' (<<Patrones de distribución en los receptores cerebrales de vaso~resina eo rebci ón con la organización so cia! de los roedores arvico linos.) ,' T1te
Jour!Ull cif Neurascieuce, vol. 14,0(1 9,1 de $eptiembre
de 1994, pp. 5.381 -5.392.
20. L.J.Yo ung, n Toloczko yT. R . Jnsel, «Localization of
Vasopressin (VI a) Receptor Brnding and mRNA}n
the Rhesus Monkey Brain. (<<Localizaci6n del receptor de vasopresina y ARNm Vla en el cerebro del
228
EL EFECTO LUNA DE MIEL
macaco RheSUSlt )Joumal <1 Neuroendocrino/ogr. vol. 11,
1999, pp. 291-297.
21. Miranda M. Lim el al., i Enhanced Partner Preference in a Promjscuous Spedes by Manipulating the
Expression of a Single Gene» (uPotenciación de la
preferencia por un compañero en una especie pro-
miscua mediante la manipulación de la expresión de
un único gem), Natllre, vol. 429, 17 de junio de 2004,
pp. 754-757.
22. Van Liu, J. Thomas Curtis y Zuoxin Wang, «Va,s opressin in the Lateral Septum Regulates Pair Bond
_Formation in MaJe Prairie Vales (Mtaotus ochrogasterp
[d..a presencia de vasopresina en el septum lateral regula la formación de parejas en los machos 'de ratón
ochrogaster)~].
Behatn"oral
Neurosa'etlce, vol 115. n° 4, 2001, pp. 910-919.
23. Tbomas Insel yTerrence J Hulihan, «A Gender-Specific Mechanism for Pair Bonding: Oxytocin and
Panner Preference Fonnation in Monogamous Vode las praderas (Microtus
les» (<<Un mecanismo especifico de género en el emp:uejam.iento: oXltocina y preferencias en la fonnación de parejas en los ratones
monóga'mos ~ ),
BehaviDml NelirDscience, vol. 109, n" 4, agosto de 1995,
pp. 782-789.
24 . Beate DirzelJ et al., «IntranaSaI Oxytocin Increases
Positive Conununicarion and Reduces Cortisol Levcls During Couple Conflicu (d...a oxitocina intranasal incrementa la comunicación positiva y reduce los
"RUCE H . 1.II'1'QN
229
niveles de cortisol durante los conflictos de parejalt),
Biological Psychiatry, vol. 65, n° 9, 1 de mayo de 2009 ,
pp. 910-919.
25. Mjchael Kosfe1d et al., cOqtocin Increases Trust in
Humanst (.La ax.itocina incrementa la confianza en
seres humanos.), Na/llre, voL 435, 2 de junio de 2005,
pp. 673-676.
26. Peter Kirscl1 ct ni., «Oxytocin Modulates Ncural Circuitry for Social Cognition and Fear in Humans:t
(tiLa o>..;tocina modu.la los circuitos ne urales relacionados con la cognición social y el miedo en seres hu-
manos.) , 77¡cJoumal
oJ Neuroscience, vo l. 25, n° 49,
7 de diciembre de 2005, pp. 11.489- 11.493.
27. Donatella Marazziti el al., cAlteratio n of the Platelet
Seroto ninTransporter in Romantic Love)1 (<<Nteració n del transportador de se roto nina en plaquetas
durante' el amor romántico,), Psychological Medicine,
vol. 29,1999, pp. 741 -745.
28. H elen Fi.<iher, Por qué amamos: Naturaleza y qulmica del
amor romántico, Tautus. 2005.
29. C arolyn H . Dec1erck, Christ ophe B oone y Toko
Kiyonari, IIOxytocin ' ami Cooperation under Uncertainty:The ModuJating Role of Incentives and
Social Infonnatiom (tlOxitocina y cooperación en
condiciones de in certidumbre: el papel modulador
de Jos in centivos y la información socia!»), H ormotUS atld Behavior, vo l. 57 , n° 3, m arzo d e 2010,
pp. 368-374.
230
EL EFECTO '-UNA DE MTl!J.
30. Carsten K. W de Dren
el
al., «Oxytocio Promotes
Human Ethnocentrism» (<<La oxitocina promueve el
etnocentrismo en seres humanos.), PNAS, vol 108,
,n' 4,25 de ellero de 2011 , pp. 1.262-1.266.
31. R obert M . Sapolsky. cPeace, ~vc :md Oxytoc il1.~,
(. Paz, am or y oxicocinalt), LosAngdf.~ TImes, 4 de diciembre de 201'1.
Capítulo 4. Cuatro mentes que no piensan igual
1.
Mariannc Szegecly-Maszak, «My.;;teri es of thc Mind:
Your Unconscious is Making Your Everyday D eci-
sioos. (.Misterios de la menee: tu inconsciente toma
tus decisiones diarias»), Us. News & World Report,
2.
8 de febrero de 2005.
loc N0rretraoclers, 71,e User IIlflS;OIl : C utti/lg ConsQOUSl1eJs Vol/m to Size (lA. ¡lflSión del tuuario: pcnicndo
a la amscienaa en su sitio), Penguin, Nueva York, 1998.
pp. 124-125.
3. David Chambc:dain, La meNte del reatn ttacido: utIa
,iueva dimensión de la cOl/sacnda humana a través de la
experiel.aa dellladtniento, Oh Stare, 2013.
4. Thomas R .Verny y Pamela Weintraub, El filturo del
bebé: arte y oetlda de ser padres, Urano, 2003; Books. 4pocket, 2008.
5. Anrue Murphy Paul. «Fetal Origi ns: How thc: Fint
N ine Mo nths Shape the Rcst ofYour Life» (türíge-
8RUCE H. I.IPTON
2.31
. nes fetales: los primeros nueve meses de vida modeJan el resto de tu vida-), Time, 22 de septie111b~ de
20tO.
6.
a) R. Laibow, «Medi ca] Applic.ations ofNclJroB ioFel.'dbach (.Aplicaciones médicas de la nemo-retroalimentación_), en el libro de texto de NeuroBio-
Fcedbl1ck, edi tado
J.
R . Evans y A. Abarband,
Academic Pe"", Buclington, MA, 1999, pp. 83--102,
b) R . Laibow, comunicación personal con D. H . Lip- .·
ton, Nueva j ersey. 2002.
7.
«Like Mother. Like Son. '(<<De t;¡1 madre, tal.hiJo-).
&iq,,'c, vol. 292, 13 de abril de 2001; p. 205.
8. Suzc O rman, TIte 9 Sleps lo Finanda! Freedonf (<<Los
9 pasos para la lihertad económica_), Crown. Nuev.1
Yo,k, 1997, p. 12.
9. ¡bid.,p.3.
10. Val Kinjcrski , Rethinkillg Your W"rk: Genjng 'í! the
Hcart ofWJJat Matters (Reeva!úa tu trabajo; cómo llegar al
corazólI de lo que in'porta), Kaizcn Publishing, Che~'peake, VA, 2009, p. 117.
11. Matthew A. KilIingsworth y D:uue! T. Gilbcrt .• A
Wandering Mind ls an Unhappy Mindt (cUna mente errante es una mente infeliz»), 'Scienct', vol. :BO,
n" 6.006,12 de noviembre de 2010, p, 932.
12. Bill Hendrick, «Wandering Mind May Lead tO Unruppiness: Researchers $ay People Are Most Ha.ppy
H3ving Sex, Excrcising, Socializing, Mainly Be(:au-
se Such Activities Hdp Kcep the Mind from w',n-
23:!
eL F.I' ECTO LUN A DE Mlfl.
dering- (-Una mente errante conduce a la infelicidad:
los investi gadores dicen que la gente es más feliz
cuando m antiene relaciones sexuales o sociales y
cuando realiza ejercicio porque esas actividades ayudan a evitar que la m ente se disperse»), Web.MD, www.
webmd.(o m/ balatlce /neJVs /20 1O1') 09 / wotlderi ng-milld-
may-lead-to-unlJappiness, 11 de novi embre de 2010.
13. Jim Lagopoul os et al., dncreased Theta and Alpha
EEG Activity During Nondirectlve M editation ..
(c[ncremento de la actividad e1ectroencefaJográ6ca
theta y'alfa durante la meditación sin directricest),
TheJollrnal oJAlternalÍve aud Complemm tary Medicine,
vol. 15, n° 110, no,,;embre de 2009, pp. 1.187- 1.192.
14. Jef&ey L. FaDO)n y Robert M :Willi ams, «Leading
Edge Neuroscience Reveals Signi.6.can t C orrelations
Between Beliefs, the Wh ole-Brain State, and Psychotherapy» (~ La neUrología vanguardista revela la
.correlación existente entte las creencias, el estado inleg['3.1 del cerebro y la psicoterapia»), CQ;TIlt CAPA
Q¡¡arterly, agosto de 2012, pp. 14-32.
15. j effrey L. Fannin y R obert M . Williams, «Neuroscience Reveals th e Whole-Brain State and lIS Appljcatio ns fo r International Business and Sustamable
SuccessJ (oLa neurología revela el estado de uni6cación hcm.isfh ica y s\\s apl icaciones en Jos negocios
íntern acion ales y el éxito sostenible»), International
JOllrtlal of Managemtnt Qnd .B uSitlt SS, voL 3 , n° 1, agosto de 2012.
Rl{UCR H. L.lPTON
233
Cap{tülo 5# Gases nobles: extendiendo la paz, el
amor' y el té de tuJsí
1. James Love1ock, La tierra se agota: el úllimo aviso para
2.
3.
4.
salvar nuestro planeta, Planeta, 2011 .
James Lovelock, Goi Peace Prize Awal'd 2000, «Dia-
Jogue Session: Dr.James Lovelock Meetli Young Peopl e~ (tSesi6n de diálogo: el doctor James Lovelock se
re{me con j 6venes.), Wlvw.goipeace.orJp/englis/¡ / activi
lies/awtlrd/ mwrd2-1./uml.
AJex Renton, .India's Hidden Climate Change Catastrophe. (<<La catástrofe oculta del cambio·climático
en la India»), TIle ¡ndependenl, 6 de agosto de 2012.
Sue Gerharot, J.Vh:y Love Mallers: HOlvA:!Jedion Shapes
a Babis Brain (Lt impor/,wcia del amor: cómo moMea el
afecto el cerebro de un bebé),Brunner-Rout1edge. Nue-
va York, 2004, p. 2.
5. j ames WPrescott. fBody Pleasure and the Origins of
Violence» (<<Placer corporál y los origenes de la violencia»). l11e Bt:411etin of lhe Atomic Sdeutists, noviem-
bre de 1975, pp. 10--20.
~~~
AGRADECIMIENTOS
i camino para comprender y aprender.: a vivir el
e[t!cto lun3 de mid ha, sido' c;orno Ulla montaña
rusa, con subidas vertiginosas y 'bajadas espeluznames.
M
Durante mi viaje, adquirí conocimientos de un gran nú-
mero de maestros con los que comparto experiencia" vitales 6sicas, emocionales ylo espirituales. Muchos de ellos
eran maestros bien cüspueStos
y Otros, francamente, no
tanto. Alln así, todos ,ellos contribuyCt;Oo de manera colectiva a la gran sÍntesis.de esta sabiduria capaz de cambiar
la vida.
En primcr lugar, me gustaría honrar a algunos maestros muy importantes, cuya sabiduría me ha proporcionado conocinuentos sobre los secretos fimdament.11es de la
vida. Quiero dedicarles rrü gratitud' y mi aprecio a 1a.~ c~­
lulas madre de mi investigac:ión y a los ,ineuent., billones
de células que componen la comunidad que yo be lloega-
236
tL ru·"f.CTO LUNA. OP. MJfJ.
do a conocer como cBrucet. El futuro de la civilización
humana está, sin duda, escrito en la sabiduría de las células.
Una vez que inicié el camino para vivir el Paraíso en
la Tit'~ra, me encontré rodeado de ángeles, esos amorosos
seres celestiales que se describen en todas las religiones .
La palabra «ángeb deriva del término griego tcangelos»,
que signifia «presagio' o «mensajero •. Todos los ángeles
de mi vida me han enseñado ,u n aspec to del amor universal, que para muchos representa a Dios.
Un 5ngel de luz que ha influido y contribuido significativamente en la presentaci6n de esta obra es Patricia A.
King. -Patricia es una escritora independiente de Bay Area,
una antigua reportera de Nel/lsweek que ttabajó durante una
década como jefa de departamento en la revista de San
Francisco. En la actualidad trabaja en libros, perióclicos y
revistas centrados en a~Ulltos de salud, sobre todo en la
medicina menee-cuerpo y en d papel del estrés en L15 enfermedad es. Originaria de Bastan, Patricia vive en Marin
Coun.ty. California.
Tal y como comprobé en nuestra colaboración anterior, que resultó en el bCJ( seller LA biolog{a de la ueencia, he
descubierto qu e Patricia es una colega encantadora y una
editora sobresaliente. Como atestiguarán muchos, soy un
hombre de varios millones de palabras, y mi ángel Patricia redujo la cosa ¡¡. las 40.000 palabr3s Iaciles, infonnati.vas y COn frecuencia divertidas, que forman este libro.
Uno de los ángeles que ha contribuido con una faceta
artística es mi querido hUo tcespirituab Bab Ml.ldler,
BRUCE H. LII'TON
237
creador del hernIoso arte visionario que aparece en la cubierta.Tal y como ocurrió en LA biologia de la creena" y en
La bíologla de la trtmsjormadón, le conté la historia a Bob y
él creó una sorprendente imagen visual qué capta a la
perfección la esencia profunda de la obra. Gracias, querido Bob: ¡tres portadas, tres éxitos! Boh es confundador y
directo r creativo de Lightspeed Design. en BelJevue,
Washington . Él y su compañía han recopilado varios preIrn os de tecnología tridimensional y han creado asombrosos espectácuJos de luces y sonidos para varias corporaciones, museos cie ntíficos y planetarios por todo el
mundo. Puedes ver una mu~tra de los trabajos creativos
de Bob en Wlvmliglltspeeddesign.com.
Quiero dedic:u:le un agradecimiento especial al grupo
de adorables ángeles qu e se reunieron para leer el manuscrito, criticar la obra y proporcionar una valoración
inestimable que sirvió para refinar el texto. Les envío mi
amor a Jos siguientes amigos. muy queridos y apreciados,
que han jugado un papel significativo y vital a la hora de
crear este libro; en orden aleatorio, son: Shelly Keller,
Diall3 Sutter, Susan Mayginnes, Curt Rexroth, Terry y
Christine Dugno, Tberr!Sa yVaughan Wiles, Robert y Susan Mueller,joan Borysenko y Gordon Dveirin, Patricia
Gift, Ned Leavitt, Barry y Karen Rushton, Sherry Burron, Reinhard y Michaela Fuchs. y Dhavani y Bharat
M.itra Lev. Quiero hacer una mención especial a Sally
Thomas: más que una lectora, es nuestra amiga y estimada colega.
238
EL EFECTO LUNA Of. MIEL
Estaré siempre agradecido por el amor y el apoyo que
me ofrece mi familia, que ha permanecido a mi lado sin
importar lo raras que se volvieran las cosas. Agr.)de.zco d
amor y el aprecio de mi hermana, Marsha , y de mi hermano, David, por compartir- el d~lor y las risas que marearon nuestro cami no por la vida. Doy las gracias por haber visto el Paraíso en la Tierra materializado en las vidas
de mi hija "faoya; su amor, Jean-Brice; mis ni etos J eanGabrielle y Lily-Anabellc y ml hija jennifer, su pareja,
Stef, y mi nieto, Mile.~.
y la mej o r para el final . .. El mensaje de este libw 'Y
todo el Paraíso en la Tierra carecerían d e significado para
nú si no fuera por el amor que comparto con mi más
querida ami ga y maestra, Margaret Horton. M a¡g.uet: es
mi ángel, del amor y la luz, mi inspiración y guía en este
fabuloso , viaje de despertar. El amor que compartimos es
una bendición del universo.
~1!1~
íNDICE TEMÁTICO
abajo, cQmo es ::anib:lo es, 39
actividad !=ognitiva,
regulación de la, 11 5, t 16
acücción, 79, 92, 99 .
dopamina y 92-94
impacto en los niños con
padres adictos al alcohol
I
o las droga.~, 129, 130
pillidum veutral, núcleo
accumberu y, 92, 93
adrenalina, amenaza y. 85
Aftcr Happity Ever Afta
~Jícui2). 163
agentes jníl.2matorios. miedo
y liberaci6n de, 84
agresivid:\d, vasopresina y. 98
agricultu:r:L ecológica, 171,
174
Ahimsa, Asociaci6n pan. la
Ciencia Médica Holística
Integral en Acci6n, 17'i.,.
173, '180
almas gemelas, 201
21-Nefwaú. She.ik, 78
'"'w
adicción química al, 79
áreas cerebr:¡les
involucradas en
relacione!! romáuticas
du~deras .
96
bioquímica del, 78. 79,
88- 106
de6nici6n del, SS
desin teresado. 163, 173
dopamina "y, 92- 95
enlazam.iento de L-ts
partkula.~
CUántiC2S en el,
61, 62
atlmuJación del circuito
placer/recompensa, 93;·94
hacia proyectos e ideas, 107
incondicional, 152, 199
liber.¡cióll de cOrUsol,
84-86
neuroquímicos y, 80, .83
oxitocina y, 83, 89
re.bciones f:illidas y fulta de
átomo newtoniano,
comparaci6n con átomo
cuántico, 48
átomo, e.~tnlctura del, 47
aucismo, oxitocina eu el
tratamiemo dd, 1.06
auto rechazo, relaciones y,
amor por uno mismo, 137
romance y la mente
.conscieJúe, 109, 110
síndrome de abstinencia,
126-128
auto saboteadores, poner fin a
los comportamien.tos, 136,
137
autoayuda, falta de éxito de
los libros de, 23, 140
autobjólogos, 80, 84
autosabotaje subconsciente,
118
ayurveda, 171
79
subconsciente y, 110-113
trastomo obsesivo
compulsivo y amor
romántico, 103, 104
anhelo
dópamilla y, 91-93
ansiec:bd, sustancias químicas
y honnona.~ en la, 79
apareamiento, estrógenos y
testosterona en el, 89, 90
apoptosis. 183
aprendizaje
~taciones del aprendizaje
intelectual, 129, 138
mediante habituación, 139
argón, 154, 157, 161
Asociación para la Ciencia
Médica Holísrica Integral
en Acci6n (Ahimsa), 172,
173,180
at~ nción, reprogramación
subconsciente a través de
la, 140
bamboleo at6mico, 155, 156
Barash, David P., 71
BatteIs, Andreas, 94, 95
bebé, pociones de am.or y
supervivencia de.l, 120
Bédier, M. Joseph, 77
bosones, 48
brebaje afrodisíaco,
n
caballos, nttesidad de fomur
comunidades, 32
campos de energía
eXternos, 59, 60
objetos
físicos y, 56
,
rndiaci6n y absorción de
los, 46
capas de electrones, 156
BRUCE H . UYfON
CarviUe, James, 82
cwno cuántico. 61
célula
apoptos:is. 183
clonación de células madre,
80-82
composici6n de la, 48
control por
neurotransmisores, 60
erecto del entomo"en la,
80-82
presencia de todas las
funciones vitales, 39
sangre como medio de
cultivo celular, B3
similitud con lps peces,
80
trabajo celular, 29, 183
cerebro
actividad alfa del, 143
actividad beta del, 143
actividad creativa del, 115
actividad ddta del, 123,
124, \42
actividad
e1ectroence&.Jogcifica
del, 123, 124.143
actividad theta del, 123,
\24, \ 43
capacidad de aprendizaje de
los niños, 118, \23
control de la actividad
cognitiva, 115, 116
control de la biología y la
genética, 118
241
control de la bioquímica
sangu'inea, 119
diapasón, 63, 64, 66, 74, 86
dopamina y circuito de
placer! recompensa, 92,
93
efecto de la percepción de
la experiencia, 83
efecto del cambio de
percepciones y creencias,
83-85
efecto placebo, 60, ~4
generación de campos de
energía externos, 59, 60
influencia prenatal en el
desarrollo cerebral, 119,
120
máquina de mezclar
pociones de amor, 88, 89
máqllina de pintura, 88, 89
pensamientos negativos y/o
redundantes, ] 4]
potencial evocado, 62
chakns, 151, 152
Chamberla.in, David , 119
«ciclo de la muertet, 117
citoquinas, 84
Cleopatr.:l,78
clonación de células madre,
80,82
cloruro sódico, 157, 158
codependencia, 160, 177, 204
comunjcaci6n
relaciones duraderas y, 147,
148
242
('1. E.FECTO LUNA DE MIEL
vibradones como medio
de. 43.44
comunidades
comunidad global en
annonia. 180
evoluci6n y fotmaci6n
de comunidades
cooperativas, 167
imperativo biológico de
formar, 37, 39
necesidad de comunidades
humanas, 37-39
comunidades pluricelulares
annonía y cooperación
entre, 30• .,1
complejidad creciente, 38,
39
conocimientos útiles para la
civilización humana, 31
patrones fractales
repetitivos, 38, 39, lBl
conciencia en calma, ondas
alfay,131,143
confiau:r.a, h OIDlona de la.
100
Coontl, Stephanie, 163
corazón, chalcra, 152
cortisol. 85, 86. 101, 103, 104,
120
creendas
efecto en la sangre de las,
83.84
impacto en las re~ciones
de las, 13. 1.4.23,126,
127
proyección de creencias
disfuncianales, 127
Criner, M,ucy, 179, 180
Criner, Martin, 178-180
cri~is. evolución y. 181
cuántico, comparación del
átomo cuántico con el
newtoniano, 48
cuatro mentes, 110, 114, 151
culpabilidad por relaciones
pasadas, eliminación de la,
69.205
culturas
pad6c~,
175
depredadores humanos, 42,
67
. depresión, efecto de 13 EMT
e.n la, 59, 60
Dcpression lI.I1d Atmety (revista),
60
desmoronamiento de
estructuras, 181
dímero cxcit:ldo de gases
nobles, 162-164
dinero, programación
. subconsciente sobre el, 136
Dim.eli, Benjamin, 109
disttés, causa y efecto del, 85
divorcio, tlSa en Estados
Unidos; 163
EEG (e1ectroencef.ll.ografia),
59, 123, 143
EEGC (clectroencefhlografia
cuantitativa),146
· 243
BRUCE.II . unON
Eill5lein, AJbert, 16, 17, 46,
60, 166,207
El j ardín ~mltldo (Sh eik
al-Nefw:n i), 78
El ",ilo de la fnoflogamia
(Bara~h y Lipton), 71
electroencc&1ogra6a (EEG),
59, 123
electrones
descubrimiento de los, 48
distribución en capas
con cénuica~, 155-158
elementos químicos
~ces codependientes,
otado ~e
áni~o, factores
influyentes, 60
estrés, efectos y causas, 85
estrógenos, fertilidad y. 89-91
estruCtlU3S econó micas,
d esm~ronamiento de ~s,
181 .
euforia, 79
evolución
comunidado;
y, 167
cooperativ;l~
crisis y, 181
patrones repetitivos, 37-39
exci mero~,
162- 165, 169, p:\
156, 163
fomlació n de dímeros de
~'es Ilobles, 164
SU!tanc1a química de los
mimos, 89, 100, 106
EMT (estimulaci6n
magnética tr.uucr.meal),
59,60
enfermedad autoinmune de J:¡
humanidad, 166
enfenncdad, GlllSa. principal
de, 85
enfermo de amor, 88, 104
enUcc ió nico, 158
enlaces químicos, 154, 156
Enrique VI. rey, 78
entrelazamiento vibratorio,
63
epigené ~ca ,
82, 11 9, 176
esquizofrenia, efecto de la
EMT en la, 59
Fannin,]effrey L, 147
feng Shlli, 56. 58
fel]uion es, 48
fertilidad, estrógcnos y , 89··91
feto
capacidad de aprendizaje,
11 8, 119
influ encias en el dC$arrollo.
11 8-122
[el:!ción interdcp codientc
entre los padres y su
hijo, 120
sofisticación del sistema
nervioso, 118
fines de sem:m:l de luna de
miel. 203
Fisher, H elen , 104, 105
fiska newtouiana. 45--47
fisica, renacimiento de 13,
47
244
El r-FEC.'TO UINA DE MIEl.
formación de vínculos
, oxitodnl y, lOO, 101
vasopresin:l Y, J 00
Funcbd6n PEA. 177
Fundación por la Paz, la
Ecología y d . Arte, 177
estrógenos y testosterol1a
en, 90, 91
hemisrerica, sincronización,
147
Hendricks, Gay, 189, 190
Hendricks, Kathlyn, 189, 190
Henry, Richard Coan, 69
g<ICCla, 41, 67, 71. 72
Gaia. teoría d~. 167
Galeno, 78
, Gandhi, Mahatma, 153
ga~
nobles. 153, 154,156,
161-169;ln, 180, 181,
184,190,204,207
argón, 154, 157
excímeros (gases nobles
excitados), 163-165
hipnosis
programación dd
subconsciente mediante
la, 140
reprograII1:lción
subconsciente, 142-144
Historia del ma/rimo"io: cómo el
amor Cfmqlfist6
el "l1!aln"mollio
(Stephanie Coontz), 163
holismo,176
naturaleza dc.los, 153-158
honnigas, natur.ll.e'Ll social de
seres humanos equilibrados
comparados con, 160-
las, 31 , 32
Hartan, Margaret, 238
humanidad
elúennedad autoirunune de
la, 166
metamorfosis de la, 183,
162
gcometñ.1.f!actal,37-39
GMO (organismos
genéticamente
modificados), 170
Goi Peace Award. 176
G05wami, Amit, 62
grupo 18 de la.tabb.
periódica, 154
habituación, aprendizaje
mediante la, 139, 140
!-Jay, louise, 144
Heisenbcrg, Wemer, 46
hembras, niveJes de
184
identidad petsonal., .:asiento de
la, 114
imaginación, ondas cerebrales
theta e, 123, 124. 143
imperativo biológico, 19,27,
33, 160
inéondicional, amor, 152, 199
India, (asa de rertilidad en la,
34
BRUCE 11 . LlI"TON
Instituto ele Investigaci6n de
los Primates, Universidad
ele Kyoto, 129
interferencia constnlctiva,
53-55, 57, 63, 66
interferencia destructiva, 54,
55, 73
Internet, sistema nervioso
compilrndo con, 180
Isolda y Tristán, 77, 78
Kick.starter, 179, 180
Konigsberg, lrv, 82
In biologla de fa awuia
(l1pton), 13,22-23,68,82,
109,176-178, 191.236-
237
L.a me1lfe del ,,«¡,i n nacido:
una nlleva dimemi6n de la
alt'lscimcia humana il/ravb de
la i!Xprriem:io del nnamiento.
(David Chambedain), 119
1.a vida suma del niño alltes de
nacer (fhom:as R. Verny) , .
120
l.'1ctancia, oxitocina y, 100
IAser, desarrollo del, 164
knguaje, problemas con el,
44
Lev, Bhav:mi (I-Iolly B.), 165,
168
Lev, Yoav (Bb.arat Mitra),
165, 168
Ley de la atncción, 63
245
Ley de b repulsión, 63
hbido, disminución de la, 106
lipton. Broce H .
bi61ogo celular, 29
educaci6n, 17
familia, 17, 18
infancia., 16--18
Lipton.Juditb Eve, 71
Uquid Trust (confianza
líquida), 102
LoveLock,Jarnes, 167, 168
Lucknow, India , 169
machos
niveles de estt6genos y
testosterona en, 90, 91
vasopresina y
compommiento
característico de los, 89,
96-99
magnetoencefalogratla, 59, 60
Magno, Alberto, 77
mapeo tridimensional, 146,
147
Marattiti , DonateUa, 102,
103
Marco Aurelio, emperador,
78
materia como vórtices de
energía, 49
matrimon.io
exitoso, 164
influ encia en la f:unilia, 18
matrioska (muñeca ruu), 38
mecánica cuántica
246
El" f.FJ1.CTO I.UNA DE MlEL
implicaciones en h vida
personal, 51
naturaleza, 46, 47
no localidad, 60, 61
. par.tpsicología y, 62
meditaci6n Acem , 144
programación de Jos
anhelos, de.~cos y
aspiraciones de la mente
consciente en la. 150-
Mcloy,j. Reid, 104
y,159-161
n:programad6n, 133-152,
mente consciente
atenci6n y programación ,
140-1 42
creatividad. 115, 139
juego entre la men te:
subconsciente y la, 135 ,
136
naturaleza y actividad de lól,
110-112, 138
mente consciente,
imprevis.ibilidad de la, 74
mente ctr.U1te, irúelidclad y,
142
mente subcomcicnte
amor y, 110-112
aprendizaje en
coml,;¡ración con la
152
rclaciones codcpcndientes
163
valor de la, 116
mente subcon~ciente,
comunicación con, 126--128
mcnte-cuerpo, biología de la,
BO-89
iniedo
efecto en sangre del, 84
liber:1d6n d e hormoDas del
e,n rés y, 84-86
Mil Milenios de Paz, 1
Mjtra, Bhaat (Yoav Lev),
n
165, 168-172, 174,237
moléculas de ATP. 30
monogamja, 72
Mamanto GMO, 170
mente con~cientc, 137140
fu~ nt~ de la progr.unaci6n
negativa, 11 1, 112
movimien to dd potencial
h umano, 187, 188
muebles, nece~dad de
cambiar o .m stltuir los, 57.
hipno~ i5/ reproduccionC5
58
·mundo a.ntllla!, mo nogamia
~ublim.iJlales
para
r¡;progranl:lt b, 142-145
naturaleza de la, p6
procesamiento en
comparación con la
mente consci en le, 116
en
e~
71, 72
naturaleza
erectos de la desconexión
con la, 116
247
ISRUCE H. L1yrON
patrooes repetitivo!> en la ,
37-39
náufrago. J2
neutrones, 48, t 57
Nhat Hanh, TIliclJ, 51
niños
adoptados, 121, 122
aprcndiz:.jc de los, 123,
124, 13B
desarrollo de la psique en
los, 122
impacto de la violencia
doméstica en los. 129.
130
impacto de las funilias
disfllllcionales en Jos,
128-130
impacto de los padres
críticas en 10$, 125, 126
oodas cerebrales en ~iño5
mayores, no, 131
ondas cerebrales. en niños
pequeños,·123, 124
programación después del
útero. 123-132
. sofisticación dd sistema
nervioso de .1os, liS, 119
tr.mce hipnagógico theta
inducido en, l2S, 144
no invciva, tecnología
m~dj~ ,
59, 60
no localid:.td de la mecin.ica
cuántica. 60. 61
núcleo acc,\Imbens, 92, 93, 99
núcleo del átomo, 155
nueva ciencia, 17, 69, 119,
162, 176, 177
obsesión, serotonina y, 89,
· 102-107
ondas alfa, 125,131 . 143, 144
Organic lndia, 165, 168-1n
orgauismos genéticamcnte
modificados (GMO), 170
ol"g;m.islnos pluricelulares , 30,
31
.
orgasmo
orígenes
~rdíaco .. 191
fetl l ~,
estudio de .
los, 122
Oanan, Suze. 136
oruga; metamorfosis, 183,
184
olcitocina
¡ mor y, 8J, 89, 97, 98,
100-102
contracc iones uterinas. 100
descn:gas de, 83
efectos negativos. 106
lactancia. 100, 101
reducción de.l miedo, 102
trat.uniento del ;mtllino,
106
vínculo entre madres e
hijos, lOO, 101
palahGls, problel11:l. con 101", 4~I,
45
pallidum ventral, 93. 99
Panda, aJ¡rneda, 31
Pap¡ji. 169
Z4.8
IiL I'¡PECTO LUNA DE MIEL
parapsicología, mecánica
cuántic:l y, 62
l'arkin.\On, tratamiento de la
enfermedad,92
partículas subatóntiCls, 48
F,atemicbd
comportamientos
antinamrales, 175, 176
consciente, 173- 175
efecto de las críticas
exce.~ivas en niños. 125,
126, 135, 136
pn plmet:l~a y patentidad
conscienu:, 175-177
romper d ciclo de malos
padres, 173, 174
pactones metales ell la
naturaleza, 37-39, 181
patrones recurrentes del
univerro, 38, 39, 181
l'au!, Annie Murphy, 122
l'axil, 106.
, Paz. 3mClr y·ox:itocioa ..
(Robert M. SapClIsky).
107
pensamiento dentifico
epfoque tradicional, 46
" paz y h olisDlO haSJdos
en revisiones del
pensamiento científico
tr3dicion.:;¡l. 176
pens:'lrtúcoto positivo
fuente del, 109, 11 0
limibciones del , 110
pensamielltos
creación de pociones de
amor con los, 80
efecto de la proyección de
pensamientos positivo! y
negativos, 66
limitaciones de1
pensamiento positivo,
109,110
observar y reescribir Jos.
140, 141
pe:rcepciones
bioquímica sanguínea
generada por las, 86
la bioquímica e."caja con
las, 107
pérdicb de apetito, 79
pinzón cebra, 9 1 "
placebo. efec:to, 60. 84
placer 5ensorW, violencia y
falta de, 175
Planck. Max, 46
Platón, 37
pociones de 2mor
c[C2ciól1 de 1as,"gO, 88
limit2cione5 de las. 105-
107
superv1venru de loo bebé.5
y,89
vasopresina y, 100
políticas, desmorom,miento
(fe las estructuraS, 181
Pponjaji, Shri H. W " l.
Ponjaji (papaji), 169
Po, qlfé amamos (Heleo
Fishcr), 104
.6ItUCE. H. LlPTQN
posnewtoniaDo, mundo, 46
programación subconsciente,
111 -1 14,130, 140, 141
programación, superar la, 44,
20 1
propagación , impulso
humano de, 33
Propercio, 78
protones, 48, 154, 155, 157
Proue, 106
pruebas mmculares, 126, 178
Psicologb energética,
f!!programaci6n
subconsciente con, 145-147
PSYCH- K, proceso de
cambio de creencias, 146,
147, 178
Pllck. (duend.eciUo), 79
quarks,48
rabia del abandono, 104, 105.
radiación, absorción de
energía y, 46
fland, Ayn, 16 1
ratones de pradera ,
empacej:uniento de los,
97-100
recogimiento,203
reconec13r, utilizar el contacto
y las palabras para, 199
relaciones y subconsciente, 74
religión
abismo entre ciencia y, 45
desmoronamiento de las
249
estructuras religiosas, 181
reproducción
honnonas sexuales y, 89,
90, 98-.100
instinto humano de, 33, 34
.Rcv(llución verde», 169
Romauce de Tri5t,ill e Isolda, 77
Rumi, 15,22,24.40, 161
Saionj i, H.iroo, 176
sangre
control bioquímico cerebral,
86
efec to del cambio de
~(ccp<:i on es y creencias
en la, 82,
.. 83
Sapolsky, Roben M. , 33, 107
~V3ntismo, efectos de la
EMTen d, 59
Schlitz, Marilyn, 67, 68
Scott, Laura S., 35
sencimjentos, peligro de
desc;¡rtar los, 43, 44
sere.~ humanos
asiento de la identidad
. personal, 114
c:omunidad de organ ismos
vivos, 83
desconexión de la
naturaleza, 166
destmcció n del planeta,
166,167
gases nobles comparados
. con seres h umanos
equilibrados, l61 , 162
250
giro cquilibr.ldo, 157-159
3upervivencia
ilusión de G.\tructura 6sica.
47
importancia de responder .a
amenazas para la, 28
supervivencia de la especie
hormonas 1ieJCuales y. 91, 92
la voz interior, 58
imprevisíbilidad de los
comportamientos
conscientes, 74
¡nauenoa de los objetos
fisicos e n los, 56
influencia del desarroUo
prcnataJ en la
perronalidad.119-123
la bioquhruca enoja con
las percepciones en los.
107
Ilccc.,jd;¡d de buscar
compañeros
complclilentuios, 159-
supervivencia del más apto,
ética de la, 182
tibia peri6dica de derncntos,
153, 154
té dulce de lulsi y rom, 153,
171,172
técrucas de sanación
corporales ,no inva'iiV2S, 59,
,60
TEMER (tomogra6a
electromagnética de b;¡ja
ft.'K)l uci6n). 146
subconsciente, t 10--114,
teoru darwiniana, 40
11,1: 9 Step5 lo Fin'J//cia/
Frredom (Suzc Orruao), 136
Thonus. Lewis, 27. 31
Thomas, Sal1y, 200
130
Tilousand Peace Flags
161.
programación
serotonin:a
amor y. 89
erecto de niveles altos, 104
o~i 6n y. 102- 107
sc:o no reproductivo, 35
Shakespcare. Willia.l1l, 79, 196
Siman, Paul, 73
Singh, Kailash N3th, 171
sistema nervioso, intcrnet
comparado con el. 180
sueño, ondas cerebrales delta
y , 124, 125
(premio), 177
tisular, medio de cultivo. 80
TOe (tnstorno obsesivocompulsivo), 103, 104
trance bipnagógico, 128, 144
~ tf2nspareDci a emociona1-,
189
Tri~t:í.n
e h olda, 77, 78
ntlsi , 168, 17 1, 172
TWQ Is EtlolIgh: A COllple's
Guidr: to Livin3 Cl,i/d/w by
CJwice (Laun S. $cOlt), 35
251
BRUCE H . LTYfON
unicelulares, organismos, 30
unificación cerebral, estadO'
dI:;, 146, 147
universo
inmaterial,69
patrones fmctales
geométricos del, 37-39,
181
quimica del, 155
Verny, doctor ThomJs R .,
120, 122, 186
vibr.l.ciones
como culiacioncs de
encrgía, 46
comJlnicaci6 n y, 43
imporuncia de prestar
atcnción a las, 58, 74, 75
interferencia CO ll.~tructiva o
buen;tS vibraciones. S6
interferc:ncia de.muct.iv~ o
malas vihracioncs, 54, 55
vínculo entre n13d.res e h ijo.~ ,
oxitocirn y, lOO, 101
vínculos, b~oquímica de 105,
89
violencia .
carencia de placer sensorial
y, 17"
homlona.~ y, 105
visualizaci6n de objetivos,
133, 134
vive el momento
(experimcnto), 203
voluntad de vivir, 28
HlTly uve Matlen: H uUl .
A:ffectjotl SJ¡ape.~ a Baby's
Bfain (Sue Gerlurd t), 174
WilliaIJU.. Rob, 146
Wisemau, Richard, 168
Zeki, Sentir, 94,
9~
..
.'
.
"Un I~gro 'ver:(iadcramente nolable ...·toda una V.id.ade'·. ,.."
'condensada en un conciso manuscrito. Lo he lerdó dos .
y he dlstTutado de cada minuto., Quedará para ~emj:iT.:'.
. entre mls lecturas rnvorltas,.,
WAYNE W. OYEn
Una expllcaclón brillante y coherente sobre cómo nos enamoramos ...
y cómo perdemos el amor una vez que pasa 1.'1 efecto ll1na de miel.
Por suerte, Upton nos proporciona una expUcación igualmente clara
de cómo podemos modificar nuestra programad6n subconsciente
transformar nuestros parrones más básicos a fin de conseguir el efecto
luna de mjel en todas nuestras relacio nes durante e1 resto de nuestra
Ilda. Upton recun'e a la biología celular, el estudio de los gases nobles
y la paternidad consciente (entre otras cosas) para fundamentar sus
ntas de vista, pero lo hace con una despreocupada senclllez que resulta
a un tiempo alegre y profu nda en sus Implicaciones. Como ocurre
con todos los trabajos de Lipton, ¡este Ubro transmltel .. .
NlCKl SCULLY
«Bruce l.Ipton ha escrito el mejor libro sobre
el amor que he leído en mi vida. IV he leído
nuchislmo~J ConolCO a Broce y a su adorada
Margaret personalmente. Su relación
es alegre. alentadora, creativa y contagiosa.
Viven el Paralso en la Tierra. y tú tarhhJén
. puedes hacerlo. Bmce utiliza los principios
e la nueva ciencia que abandera para enseñar,
.. expliC3'Ty animarnos a todos a ser
los protagonistas dd amor que siempre
hemos deseado,..
lOAN Z. BORYSENKO
90515
.'
.
"