Subido por Luis Arturo Aguillón

Técnicas y procedimientos básicos de Libertad Emocional (1)

Anuncio
Libertad Emocional
Guía rápida de técnicas
y
procedimientos básicos
para un
cambio en profundidad
Guía rápida
Índice
Índice ......................................................................................................................................................................... 2
Lista de emociones..................................................................................................................................................... 4
Conceptos base.......................................................................................................................................................... 5
Ideas clave.............................................................................................................................................................. 5
Una única emoción siempre es controlable, pero las emociones suman sus intensidades ................................... 5
No enredarse con pensamientos. El cuerpo no miente. ...................................................................................... 5
Técnicas para la liberación de la emoción: .................................................................................................................. 6
El tapping............................................................................................................................................................... 6
Las preguntas......................................................................................................................................................... 6
La visualización ...................................................................................................................................................... 7
La respiración completa ......................................................................................................................................... 7
Procedimientos para tratar reacciones emocionales................................................................................................... 8
La receta (tómese 3 veces al día)............................................................................................................................ 8
Ingredientes....................................................................................................................................................... 8
Elegir el problema .............................................................................................................................................. 8
Puntuar.............................................................................................................................................................. 8
Respirar ............................................................................................................................................................. 8
Cómo se aplica................................................................................................................................................... 9
Procedimiento rápido para el cambio de sentimientos, gustos y creencias ............................................................. 9
Pasos: ................................................................................................................................................................ 9
Otras aplicaciones.............................................................................................................................................. 9
Procedimiento completo para liberar las emociones de los recuerdos .................................................................. 10
Pasos ............................................................................................................................................................... 10
Recordar .......................................................................................................................................................... 10
La película........................................................................................................................................................ 10
El reparto..........................................................................................................................................................11
Exagerar ...........................................................................................................................................................11
Ho'oponopono ..................................................................................................................................................11
Integrar tu imagen ........................................................................................................................................... 12
El test final ....................................................................................................................................................... 12
Procedimientos para niños................................................................................................................................... 12
Represión de la emoción .................................................................................................................................. 12
Acceder a las emociones ...................................................................................................................................13
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
2/16
Guía rápida
El objetivo final .................................................................................................................................................13
Procedimientos para encontrar la causa emocional de nuestros problemas.............................................................. 14
Cuaderno de Paz .................................................................................................................................................. 14
Análisis de un problema ........................................................................................................................................15
Hablar con tu problema.........................................................................................................................................15
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
3/16
Guía rápida
Lista de emociones
Abandonado
Con pérdida de
Dolorido
Insignificante
Seguro
Abatido
Confundido
Duda
Intimidado
Sin amor
Abrumado
Consternado
El corazón roto
Invalidado
Sin esperanza
Abrumado
Contaminado
Enfurecido
Irritado
Sin motivación
Aburrido
Cuestionado
Engañado
Letárgico
Sin valor
Abusado
Culpable
Enloquecido
Manipulados
Solitario
Acusado
De luto
Enojado
Melancolía
Solo
injustamente
Decepcionado
Extraño
Menos de lo
Sorprendido
Agobiado
Degradado
Fatigado
Miedo
Sospechas (de sí
Agonía
Deprimido
Frágil
Mortificado
mismo u otros)
Agotado
Derrotado
Frenético
Necesitado
Sufrimiento
Alienado
Desanimado
Frustrado
No deseado
Temeroso
Angustio
Desconectado
Herido
No reconocido
Terror
Anhelando
Desconfiado
Heridos
Ofendido
Tonto
Ansioso
Desconfianza
Horror
Perdido
Torpe
Aplastado
Descuidado
Horrorizado
Perezoso
Torturado
Apreciado
Desencantado
Hostil
Perplejo
Traicionado
Aprensivo
Desesperado
Humillado
Perseguido
Traumatizado
Arrepentido
Desorientado
Ignorado
Pesadez
Triste
Arrinconado
Despreciado
Impaciente
Preocupado
Usado
Asustado
Destrozado
Impulsado
Presionado
Usurpación
Atrapado
Desventurado
Inadecuado
Privado
Vaciado
Auto-conciencia
Devastado
Incierto
Puesto sobre
Vacilante
Avergonzado
Disgustado
Indefenso
Rabia
Vacío
Burlado
Disperso
Indignado
Rebelde
Víctima
Cansado
Dolor (o tristeza
Indigno de
Rechazado
Violado
Castigado
profunda)
Inquieto
Rechazar
Vulnerable
Cauteloso
Dolor de corazón
Inseguridad
Resentimiento
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
4/16
Guía rápida
Conceptos base
Tanto los sentimientos como los gustos y las creencias tienen una base común: nos provocan sensaciones físicas. Es a
cada uno de esos síntomas físicos que detectamos en nuestro cuerpo a lo que ponemos la etiqueta de emoción. Por
tanto, si fuésemos capaces de modificar los síntomas físicos que experimentamos, cambiaría nuestra percepción
sobre lo que nos ocurre y consecuentemente nuestra reacción.
Este argumento es la base de los procedimientos que empleamos con el sistema de Libertad Emocional y la
herramienta principal para el cambio de síntomas físicos son las técnicas de liberación de la emoción. Estas
técnicas hay que complementarlas con diferentes procedimientos que nos hagan conscientes de las emociones
que residen dentro de nosotros y así poder liberarlas.
Te vamos a explicar varias técnicas de liberación y procedimientos para emplearlas eficazmente, así como métodos y
dinámicas para analizar tus problemas, contactar con las emociones que los sostienen y acceder a los recuerdos que
las almacenan.
Ideas clave
Una única emoción siempre es controlable, pero las emociones suman sus intensidades
Sería absurdo que el sistema de alerta con el que informa nuestro cerebro al consciente de los posibles problemas,
las emociones, llegase a colapsar la respuesta a las amenazas. Luego el objetivo será trabajar con las emociones
individualmente siempre que se pueda, con lo que se mantiene el control del proceso sin malestar.
Por tanto, el lema a seguir es: “ser cobarde es lo ideal”. Si hay que ser valiente, es decir, enfrentarse a alguna
resistencia y superarla, se está perdiendo la oportunidad de liberarla para que nunca más vuelva a aparecer. Antes de
dar un paso asegúrate de haber soltado completamente todas tus prevenciones a tomarlo y si estás trabajando
con situaciones que incluyan personajes trata de identificar las emociones en sus caras. Si reconoces alguna es
indicativo de que puedes seguir liberando.
No enredarse con pensamientos. El cuerpo no miente.
La mente está diseñada para buscar argumentos que den una sensación de coherencia entre lo que se hace y lo que
se siente. Y esos razonamientos se sienten más verdaderos cuanta más emoción los respalde. Si te permites hacerles
caso a los pensamientos pueden llevarte a situaciones en las que no quieras liberar las tensiones porque te protegen,
te ayudan, son parte de ti, etc. No te dejes engañar. Como dicen en Ho’oponopono: si permites que la mente entre
en el proceso la liberación se detendrá.
Las reacciones de tu cuerpo no mienten. Cada vez que contactes con una emoción céntrate en tu cuerpo y libera
la tensión hasta sentir Paz. No cansancio, no aceptación, no perdón sino PAZ.
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
5/16
Guía rápida
Técnicas para la liberación de la emoción:
Existen muchas técnicas de liberación de las emociones igualmente efectivas, pero elegimos explicar estas porque
nos parecen de las más sencillas de utilizar y aprender.
El tapping
La técnica es una simplificación de la empleada en EFT (Emocional Freedom Techniques) manteniendo su
efectividad y consta de los siguientes pasos:
1.
Lleva la atención de tu mente a un punto concreto de tu cuerpo
donde percibes tensión. Esta tensión puede ser tanto emocional o
muscular.
2.
Hazte muy consciente de todas las características del malestar y
puntúa su intensidad. 0, no te molesta. 10, lo máximo que puedes
aguantar.
3.
Comienza a dar toques con tus dedos índice y pulgar, como en la
imagen, mientras te dices: “aunque tengo este malestar, permito
que se vaya”.
4. Respira hondo.
5.
Vuelve a puntuar el malestar.
6. Repite los pasos 3, 4 y 5 hasta que desaparezca.
Las preguntas
Esta técnica es original del Método Sedona y se compone de los siguientes pasos:
1.
Lleva la atención de tu mente a un punto concreto de tu cuerpo
donde percibes tensión. Esta tensión puede ser tanto emocional o
muscular.
2.
Hazte muy consciente de todas las características del malestar y
puntúa su intensidad. 0, no te molesta. 10, lo máximo que puedes
aguantar.
3.
Intento contestar “sí o no” a las siguientes preguntas lo más rápido
posible. Da igual si mi respuesta es un “sí” o un “no”. Lo que pretendo
con esto es distraer a la mente para que no bloquee la liberación:
a.
¿Puedo dejar que se vaya esta molestia?
b. ¿Quiero que se vaya esta molestia?
c.
¿Ahora?
4. Respira hondo.
5.
Vuelve a puntuar el malestar.
6. Repite los pasos 3, 4 y 5 hasta que desaparezca.
Si tienes la impresión de que la molestia no disminuye, antes de hacer las preguntas aprieta firmemente la mano
en un puño y al expirar mira tu mano mientras la abres. De este modo reforzarás el efecto de distracción de tu
mente.
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
6/16
Guía rápida
La visualización
En PNL definen como “submodalidad” cada una de las cualidades que diferenciamos en lo detectado por los
diferentes canales de percepción, que referidas al canal visual tendríamos: el color, el brillo, el tamaño, el
movimiento, ángulo de visión, forma, etc.; para el canal auditivo: tempo, tono, volumen, ritmo, timbre, origen, etc. y
para el kinestésico (tacto, olfato, gusto): la presión, localización, extensión, temperatura, movimiento, etc. Al
modificar estas submodalidades estamos forzando que el subconsciente genere un cambio interno en lo que
percibimos, acorde a lo que imaginamos. Por ejemplo: si libero “la aguja que me causa el pinchazo” el dolor debe
desaparecer.
Pasos:
1.
Lleva la atención de tu mente a un punto concreto de tu cuerpo donde
percibes tensión. Esta tensión puede ser tanto emocional o muscular.
2.
Hazte muy consciente de todas las características del malestar y puntúa
su intensidad. 0, no te molesta. 10, lo máximo que puedes aguantar.
3.
Imagina el objeto, o ser, que te causa el síntoma físico o la emoción.
Puede ser cualquier cosa, desde un nudo hasta un camión de bomberos,
deja libre tu imaginación. Cuando lo tengas claro cógelo con las manos y
te dices: "me permito quitar esto de mi cuerpo"; y lánzalo lejos.
4. Respira hondo.
5.
Vuelve a puntuar el malestar.
6. Repite los pasos 3, 4 y 5 hasta que desaparezca.
Para que funcione esta técnica tienes que sentir que el “objeto” o “ser” es real y que responde a tus movimientos.
Si no te lo “crees” es que no estás contactando bien con la emoción o tienes resistencias a liberar. En ese caso intenta
centrarte más o probar con otra técnica.
La respiración completa
El cuerpo posee un sistema innato de liberación de la tensión que no es otro que la respiración. El problema estriba
en que hemos aprendido a controlar la respiración, de modo que la bloqueamos para no sentir con toda intensidad
las emociones. Esto lo podemos observar en los niños que endurecen la “barriga” y contienen la respiración para no
tener miedo. Por tanto, para saltar esa “programación” no deseable hay que realizar conscientemente el proceso de
respirar para logra que se active la respuesta natural de relajación.
Pasos:
1.
Lleva la atención de tu mente a un punto concreto de tu cuerpo donde percibes
tensión. Esta tensión puede ser tanto emocional o muscular.
2.
Hazte muy consciente de todas las características del malestar y puntúa su
intensidad. 0, no te molesta. 10, lo máximo que puedes aguantar.
3.
Inspirar empezando por el abdomen y acabando por el pecho de modo que
lleguemos a un punto en el que sintamos la necesidad de expirar. De este modo
provocamos la primera respuesta de relajación del cuerpo.
4. Vaciar totalmente los pulmones encogiendo el abdomen y el pecho, hasta que
llegue la necesidad de inspirar, disparando la segunda respuesta de relajación.
5.
Permitir que el cuerpo inspire con libertad y puntuar.
6. Repite los pasos 3, 4 y 5 hasta que desaparezca.
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
7/16
Guía rápida
Procedimientos para tratar reacciones emocionales
La receta (tómese 3 veces al día)
Para algunas personas/casos los procedimientos de trabajo que describimos en la página
"Autosesión" y "Cuaderno de Paz" pueden ser algo complicados, o tediosos, así que vamos a
intentar explicarte el método más sencillo que conocemos hasta la fecha (en cuanto
encontremos otro te lo contaremos
), para lograr cambios en los aspectos de tu vida
que desees modificar, ya sean: físicos, mentales o emocionales. Porque ya sabes que en la
base de todos los problemas están las emociones: el estrés físico está causado por estados
emocionales y genera más del 95 % de las enfermedades, la importancia de los
pensamientos viene determinada por la intensidad de la emoción que los acompaña.
Esta "receta" consta de tres fases: elegir el problema, puntuar y respirar. Sólo te llevará 5
minutos y repetirla tres veces al día creemos que es una tarea fácil de asumir
detallar cada una de los pasos y luego te contamos como combinarlos.
. Así que, pasamos, sin más, a
Ingredientes
Elegir el problema
Lo primero será buscar una frase que defina tu problema, sin importar si es físico, mental o emocional. No es
necesario que le des muchas vueltas a la frase, porque es posible trabajar tanto con temas globales como con
específicos. Eso sí, ten en cuenta que cuanto más general sea el problema más tiempo llevará el proceso de
resolución.
Esta fase solo se realiza una vez por receta, salvo que desaparezca totalmente la importancia del problema en alguna
de las repeticiones. Entonces tendrás que escoger otro tema para trabajar.
Puntuar
Una vez tengas la frase, puntúa de 0 a 100 la importancia que tiene para ti. "0" significa que no es un problema y
"100" que es el máximo que puedes soportar. No hace falta ser exacto. De hecho, intentarlo funciona peor, porque lo
que se quiere es que el subconsciente contacte con las emociones que soportan el problema y en cuanto aparezca un
número en tu mente, ya lo has conseguido. Tampoco cuestiones el valor que surja, puede que incluso sea muy
superior a 100. Está bien, es lo que te devuelve tu subconsciente y lo que necesitas para trabajar. En este caso la
puntuación va de 0 a 100, ya que al hacer un trabajo global los cambios pueden parecer pequeños. Esta escala da
la posibilidad de apreciarlos más fácilmente.
Respirar
Creemos que la respiración completa es la técnica más simple de aplicar de las que explicamos en este documento,
aunque si te funciona mejor cualquier otra, eres libre de usarla.
Pasos:
V. 1.3
1.
Inspira completamente empezando por el abdomen y acabando por el pecho de modo que
llegues a un punto en el que sientas la necesidad de expirar. De este modo provocas la primera
respuesta automática de relajación del cuerpo.
2.
Vacía totalmente los pulmones encogiendo el abdomen y el pecho, hasta que llegue la
necesidad de inspirar, disparando la segunda respuesta automática de relajación.
3.
Permite que el cuerpo inspire con libertad 3 o 4 veces.
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
8/16
Guía rápida
Cómo se aplica
Bien, ya tienes los ingredientes y ahora pasa a mezclarlos. Lo primero es elegir el problema como hemos descrito.
Da igual lo que sea, incluso aquello que crees que no se puede resolver. Con esta receta, como poco, conseguirás
encontrarte más tranquilo. Aunque el problema siga ahí, lo vivirás de manera diferente.
Puntúa por primera vez. Por ejemplo un 100 (o 2.500, lo que diga el subconsciente) y sin más preguntas pasa a la
respiración. Acuérdate de llenar y vaciar a tope abdomen y pecho (sí, aunque pueda ser molesto, se va enseguida).
Luego deja que tu cuerpo respire como necesite (pueden venir suspiros, bostezos, eructos, gases; todo como
consecuencia de la liberación de las tensiones musculares) unas 3 o 4 veces. Repite estos dos pasos 5 veces y listo.
Cuando los problemas son complejos hay que liberar muchas emociones, así que lo ideal es que hagas el proceso
completo mañana, tardea y noche durante los días que se necesiten. Este método simplifica el sistema de la
meditación, vamos, es como una meditación exprés sin tiempo muertos de la mente luchando con los pensamientos.
Así que, cuanto más lo practiques más beneficios podrás conseguir.
Si te ves peleando con pensamientos que no te dejan seguir, tipo: "me estoy engañando", cambia el problema por
el pensamiento. Puntúa cuanto te crees la frase y respira. De este modo trabajas con la resistencia a solucionar el
problema. En cuanto baje la intensidad podrás volver a lo que querías cambiar.
Procedimiento rápido para el cambio de sentimientos, gustos y creencias
El procedimiento es muy simple y consta de cuatro pasos que repetiremos en ciclo, sin preocupamos de cómo
interpretamos nuestra reacción, solo nos centramos en liberar las molestias que sentimos. De este modo, al soltar la
emoción, nuestro cuerpo sale de la respuesta automática de estrés y nuestro cerebro puede evaluar
objetivamente la situación, modificándose automáticamente nuestros pensamientos.
Para poder aplicarte el proceso sin ayuda debes tener en cuenta que tu cerebro emplea las
mismas zonas para la visión y para imaginar. Por tanto no distingue entre realidad y lo que
creas en tu mente. Eso es cierto siempre que tú sientas que lo que imaginas es posible. Igual
que si ves una peli de miedo y te repites constantemente "no me da miedo, no me da miedo",
lo normal es que no tengas sustos, si imaginas algo y hay una voz interna que dice: "no es
cierto", no aparecerán las reacciones emocionales que buscamos. En este caso, el secreto es
intentar darle detalles a lo que imaginas: forma, color, textura, sonido, olor.
Pasos:
1.
Visualización: partiendo de un estado de calma pregúntate si te podrías enfrentar a tu fobia, ansiedad o
estado emocional y observa tu cuerpo. Si reacciona ve al paso 2. Si sigue tranquilo imagina lo que te genera
la emoción a una distancia prudencial y comprueba como te sientes.
2. Contacto con la molestia: busca en tu cuerpo los síntomas de la molestia, por qué sabes que te sientes mal.
3. Liberación: aplica cualquiera de las técnicas anteriores. No olvides eliminar totalmente las tensiones antes
de continuar con cada uno de los pasos. Si no lo haces sumarás el malestar que sientes con el que puede
aparecer y es una sensación no muy agradable que te puedes ahorrar.
4. Comprobación: verifica que las sensaciones molestas han desaparecido totalmente. Si no es así vuelve al
paso 2.
Si estás [email protected] repite el paso 1 haciendo un poco, muy poco, más estresante la situación cada vez, de modo que
al final puedas imaginar la situación que te genera la emoción sin agitación.
Otras aplicaciones
Si quieres aplicar esta técnica para cambiar gustos, en la fase de visualización imagina lo que no te agrada, o te
agrada demasiado, delante de ti (comida, inyecciones, personas, objetos), observa la reacción de tu cuerpo y
continúa con los pasos del procedimiento.
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
9/16
Guía rápida
Para cambiar creencias haz el primer paso un poco diferente: di en voz alta la creencia que quieres eliminar
("adelgazar es difícil") o la que quieres sentir como cierta ("perder peso me resulta fácil"), identifica las molestias en
tu cuerpo y sigue con el resto de pasos. Cada vez que la repitas sentirás que cambian tus convicciones sobre lo que
dices, porque las emociones que sustentan la creencia van desapareciendo.
Realmente puedes aplicar la técnica a lo que se te ocurra, dolores, inseguridades, desenamorarte, síntomas de
resfriado. Pruébalo en cualquier cosa, puede sorprenderte, aunque hay casos que pueden tener muchas resistencias
internas actuando y entonces hay que refinar un poco el proceso para obtener resultados rápidos y permanentes.
Procedimiento completo para liberar las emociones de los recuerdos
En este apartado te detallamos el proceso que seguimos para liberar todas las emociones atrapadas en una
situación que ocurrió en nuestro pasado, también puede ser imaginaria o un sueño. De este modo serás capaz de
aplicártelo a ti [email protected] y dispondrás de una guía para que otras personas puedan ayudarte si no te resulta fácil.
Pasos
Recordar
Lo primero es recordar la situación a tratar, pero ten en mente, que por ahora solo quieres ser
consciente de la existencia de la situación, no quieres zambullirte en ella. Si te pone [email protected] la
idea de recordarlo puedes empezar tratando ese malestar hasta que desaparezca. Recuerda
que para liberar esas emociones dispones de las técnicas explicadas anteriormente. No olvides
eliminar totalmente las tensiones antes de continuar con cada uno de los pasos. Si no lo
haces sumarás el malestar que sientes ahora con el que puede aparecer y es una sensación no
muy agradable que te puedes ahorrar.
La película
Una vez sientes que eres capaz de enfrentarte a la situación, pero sin hacerte el valiente
¿eh?, aplicas la "Técnica de la película", que consiste en afrontar el recuerdo como si fuese una
escena de una película que vas a ver. La imagen está congelada al principio de la escena que
recordaste y cuando quieras puedes pulsar el botón de avanzar del mando a distancia que
tienes en tu mano. Con él controlas la velocidad de la película, el sonido, el color, el brillo e
incluso si hace falta puedes apagar la imagen.
Una vez comienza la acción llevas tu atención a las reacciones de tu cuerpo y en cuanto aparezca una tensión o
emoción aprietas la pausa. Congelas la imagen y te centras en lo que estás sintiendo físicamente. Una vez lo tengas
bien definido, aplicas la técnica de liberación que prefieras hasta que desaparezca la sensación. Repite el proceso de
avanzar por la película, parar y liberar la emoción, tantas veces como necesites para llegar al final de la escena.
Si alguna de las emociones pareciese atascada puedes añadir la siguiente frase antes de aplicar la técnica de
liberación: "Me permito liberar esta emoción y me perdono por todo lo que haya hecho para merecer mantenerla
en mi cuerpo". De este modo contactarás con la resistencia que impide la descarga y la soltarás a la vez que la
emoción.
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
10/16
Guía rápida
El reparto
Cuando hayas terminado la película, puedes asegurarte de que no te has dejado emociones
perdidas revisando las caras de los "personajes". Si eres capaz de distinguir emociones en los
rostros de las personas que había en ese recuerdo todavía quedan cosas para liberar. Identifica
qué te hace sentir la expresión de cada una de ellas, aplica las técnicas para soltarlo y vuelve a
mirar hasta que sus rostros se vuelvan neutros. Ten en cuenta que tú debes ser uno de los
personajes. Si no puedes verte en la película aún existen emociones que encontrar.
Exagerar
Este paso es idéntico al anterior, pero ahora has de hacer funcionar tu imaginación y llevar lo que sucedió al
límite. A lo peor que pudo pasar. Con este truco conseguirás extraer las emociones que aún
queden ocultas y harás una liberación más profunda.
Resumiendo: modificas lo que ocurrió cambiando gestos, voces, sonidos, colores, brillos,
sombras. Lo que haga falta para que aparezcan nuevas emociones que irás soltando de una en
una (pausa y atención a lo físico) hasta llegar al final de la película. Puedes repetir el proceso
varias veces para comprobar que no surgen incomodidades.
Recuerda que siempre tienes tu mando a distancia preparado para cambiar la escena como necesites.
Ho'oponopono
Una vez te has liberado de las emociones más intensas toca rastrear las más escondidas y resistentes. Y para eso
no hay mejor método que las frases de ho'oponopono. Su gran genialidad radica en el modo de facilitar el contacto
profundo con las emociones al emplear esas frases y el concepto de responsabilidad total. Al emplearlas tu cuerpo se
rebelará ante esa actitud, mostrando los verdaderos sentimientos ocultos y ese es el objetivo final.
Para lograr ese contacto imagina que te pones delante de cada uno de los personajes que aparecen en el recuerdo,
incluida tu imagen de entonces y haz el siguiente proceso por turnos.
1.
Mira a los ojos al personaje y pregúntale: “¿necesitas algo de mí?”
Libera toda la emoción que venga, incluso las denominadas “positivas”. Sigue preguntando y liberando
hasta que llegue la Paz tanto a ti como al personaje.
2. Mira a los ojos al personaje y pregúntale: “¿quieres decirme algo?”
Libera toda la emoción que venga, incluso las denominadas “positivas”. Sigue preguntando y liberando
hasta que llegue la Paz tanto a ti como al personaje.
3. Mira a los ojos al personaje y pregúntale: "¿quieres que te lleve a algún lugar seguro?"
Libera toda la emoción que venga, incluso las denominadas "positivas". Sigue preguntando y liberando
hasta que llegue la Paz tanto a ti como al personaje.
4. Mira a los ojos al personaje y pregúntale: "¿quieres que te lleve a algún lugar donde te sientas protegido?"
Libera toda la emoción que venga, incluso las denominadas "positivas". Sigue preguntando y liberando
hasta que llegue la Paz tanto a ti como al personaje.
5. Mira a los ojos al personaje y pregúntale: "¿quieres que te lleve a algún lugar donde te sientas valorado?"
Libera toda la emoción que venga, incluso las denominadas "positivas". Sigue preguntando y liberando
hasta que llegue la Paz tanto a ti como al personaje.
6. Mira a los ojos al personaje y pregúntale: "¿quieres que te lleve a algún lugar donde te sientas aceptado?"
Libera toda la emoción que venga, incluso las denominadas "positivas". Sigue preguntando y liberando
hasta que llegue la Paz tanto a ti como al personaje.
7. Mira a los ojos al personaje y dile: “lo siento, perdóname por haber hecho que te comportaras así
conmigo”.
Libera toda la emoción que venga, incluso el rechazo a decir la frase. Sigue diciendo la frase y liberando
hasta que llegue la Paz tanto a ti como al personaje.
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
11/16
Guía rápida
8. Mira a los ojos al personaje y dile: ”te quiero y gracias por todo lo bueno y lo malo que me hiciste vivir”.
Libera toda la emoción que venga, incluso el rechazo a decir la frase. Sigue diciendo la frase y liberando
hasta que llegue la Paz tanto a ti como al personaje.
9. Mira a los ojos al personaje y dile: “todo lo que sufriste fue culpa mía. Yo lo quise así”.
Libera toda la emoción que venga, incluso el rechazo a decir la frase. Sigue diciendo la frase y liberando
hasta que llegue la Paz tanto a ti como al personaje.
Puedes cambiar las frases como te apetezca, siempre que ese cambio te ayude a contactar mejor con las emociones.
Si las frases te parecen demasiado fuertes es que están haciendo su función, pero libera esa sensación de que no
deberías usarlas antes de decirlas para no acumular intensidades emocionales.
.
Integrar tu imagen
Por último vas a descargar todas las emociones que queden en ti provocadas por tus propios
juicios sobre cómo te comportaste en esa situación. Aunque el paso del h'oponopono también
lo realizas con tu imagen y ayuda a liberar esos juicios y culpas, el proceso de la integración saca
a la luz todo lo que pueda quedar.
Lo único que te queda por hacer es hablar con tu imagen, asimilable a uno de tus niños
interiores, y preguntarle si quiere que la lleves a su lugar seguro, siempre [email protected] a tu reacción y la de tu imagen,
liberando todo lo que surja. Finalmente le preguntas si quiere fundirse contigo para no volver a estar sola nunca
más. Repite este mismo proceso con el resto de personajes.
El objetivo es contactar con las emociones y liberarlas (la conversación está diseñada para eso), no en perderte en
un diálogo con tu imagen o en una búsqueda de razones a lo que pasó o a lo que tienes que cambiar. Porque, una vez
hayas soltado todas las emociones que sobran, la claridad vendrá a tu mente y todo lo que hayas pensado antes
puede haber cambiado.
El test final
Para comprobar que hayas liberado todas las emociones asociadas a esa situación debes preguntarte si
cambiarías algo de lo que pasó. Si sientes que sí lo necesitas es indicativo de que aún quedan emociones
por soltar.
Procedimientos para niños
En nuestros cursos y talleres los padres nos preguntan continuamente cómo
pueden aplicar las técnicas de liberación a sus hijos pequeños y por fin nos
hemos decidido a juntar en esta página unos cuantos trucos que te pueden ser
muy útiles.
Represión de la emoción
Lo primero a tener en cuenta es que los niños aprenden rápidamente que "no
es bueno" sentir o expresar las emociones y logran reprimirlas comprimiendo
la "barriga" y conteniendo la respiración. Todas esas sensaciones incómodas en
la "tripa", que no son más que la expresión de la energía emocional, son
rápidamente bloqueadas generando una tensión muscular que, con el tiempo,
puede llegar a ser permanente, produciendo el endurecimiento de los músculos.
Conociendo este proceso tienes la posibilidad de darte cuenta de cuándo se está
sintiendo mal el niño o de si está pasando por una etapa de tensión emocional.
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
12/16
Guía rápida
Acceder a las emociones
Una vez identificado el problema es preferible no preguntar por él directamente al niño. aunque si quiere hablar
perfecto, tampoco hay porqué complicar las cosas ;) El pequeño es consecuente, si "no es bueno" sentir las
emociones tampoco es bueno hablar de ellas, sobre todo porque al recordar las puede revivir con toda su intensidad.
Es el caso de las rabietas. Si le preguntas posteriormente al niño por lo que pasó, éste prefiere no acordarse de la
situación e intentará evitarlo moviéndose, ocultando la cabeza, enfadándose, no hablando, etc. Por tanto, lo mejor
es emplear algún método de "distracción" como un juguete o contar un cuento.
Si, por ejemplo, sabes que tu niño tiene miedo a quedarse solo pídele que busque "un juguete que sienta miedo", o
pregúntale si quiere que le cuentes un cuento, en el que presentarás un personaje que tiene miedo. Al no personalizar
la emoción en él podemos preguntarle por qué tiene miedo el personaje, facilitando, sin malestar, el proceso
natural de proyección de su problema en el juguete o cuento. El siguiente paso es decirle si quiere que le enseñemos
al juguete cómo quitarse el miedo y aplicas alguna de las técnicas de liberación de las emociones. Una vez realizada
la técnica comprueba los resultados. Pregúntale: ¿cómo se siente ahora el juguete? Dependiendo de la respuesta
sigue aplicando las técnicas hasta que el niño te informe de que el juguete ha cambiado de emoción o se siente
alegre. También puedes preguntar si el juguete tiene alguna otra preocupación, pero siempre intentando no
agobiar al niño, adaptándonos a su ritmo y dándole tiempo a que elabore la historia del juguete.
Un ejemplo del proceso es el que nos cuenta una amiga, que vivió con su hija. Fijate hasta dónde se puede llevar la
historia empleando la técnica de la visualización:
Ayer la peque estaba hasta lo último del cole, y además se apoya en lo malos que son los demás, así que le
pesqué los pies (nuestra amiga sabe reflexología), ¿qué me tocas?, el sol de tu cuerpo que está en el plexo
solar, ¿lo sientes?, ¿cómo es¿, ¿dónde llegan los rayitos?...¿cuando piensas en el cole donde está tu
sol?...aquí (tobillos), ¿crees que puedes hacer crecer sus rayitos?...sí, respira...¿dónde están ahora?...aquí (la
ingle)...y así con el cole, las profes...y ahora piensa en el cole y la profe gritando y [email protected] niñ@s hablando,
¿dónde está tu sol?, ¿te importa?....no......¿Ana por que tienes una escocedura al lado de la boca?, no sé,
pero tu cuerpo te está diciendo algo, pero no lo entiendo, vale, y si probamos a escucharlo, ¿tú que crees que
te puede estar diciendo tu cuerpo que seca tu piel que te protege del exterior al lado de tu boca?....ummm,
que ya estoy harta de que Elías me cante esa canción y me enfado y cuando le digo que no, sigue y se lo
tengo que decir a la profe...
No es mágico, porque hay que insistir, pero desde hace tiempo cuando ve que se desborda, ella sola respira
profundo y sigue.
Y acuérdate de ti. Puede ser duro escuchar a tu niño hablar de ciertas emociones, así que estate [email protected] a tus
propias reacciones y libera para facilitar que desaparezca la emoción en los dos. Si sientes ansiedad por solucionar el
tema cuanto antes, te será más difícil empatizar con el niño y éste puede resistirse a colaborar.
El objetivo final
Lo ideal sería que el niño interiorice a su ritmo las técnicas y su utilidad, como está pasando con la pequeña Ana.
Porque si esto se produce las utilizará en sus juegos, en los que sabemos que proyecta sus emociones, tanto en
solitario como con sus amigos, resolviendo los conflictos a través de la liberación emocional. Con lo que se
consigue que el juego actúe como una autoterapia real para sus problemas. Un regalo para toda la vida.
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
13/16
Guía rápida
Procedimientos para encontrar la causa emocional de
nuestros problemas
Cuaderno de Paz
El objetivo de este "Cuaderno de Paz" es el de hacerte consciente "del ahora", de las
situaciones, personas, recuerdos y pensamientos que te hacen sentir mal a lo largo del
día y asociar las emociones que percibes con cómo las experimentas físicamente en tu
cuerpo, facilitándote enlazar esas sensaciones con lo que viviste en el pasado y poder así
liberarlo.
Para rellenar el cuaderno, ve apuntando a lo largo del día el título que le das a
las situaciones, personas, frases, sensaciones, recuerdos o pensamientos que te alteran,
seguido de la emoción o emociones que te producen (rabia, miedo, pena, tristeza, ...), el
síntoma, la zona de tu cuerpo donde la sientes y la intensidad de la sensación. Siendo 0 nada de intensidad y 10 el
máximo que puedes soportar.
Muy importante: cuando puntúes las intensidades no trates de revivir las emociones, simplemente supón cuánto
sería si lo tuvieses que hacer. Lo que queremos con esto es evitar que recuerdes vivamente alguna situación dolorosa.
Por favor, sigue estrictamente este paso y no te preocupes de que sea muy exacto, sólo es necesario puntuar para
saber si al trabajarlo vamos mejorando o no.
Por ejemplo:
•
•
•
•
No me ha funcionado el despertador: ansiedad, garganta seca, 7
Se me cuelan en la cola del autobús: rabia, me arde el pecho, 5
Me han dado mal el cambio de la fruta: frustración, tensión en las manos, 3
Me han negado el aumento de sueldo: impotencia, abdomen como una piedra, 8
Una vez anotado, si puedes, intenta recordar, sin revivirlas, todas las situaciones de tu vida en las que sentiste
esa misma emoción y escríbelas en el cuaderno, con la puntuación de la intensidad emocional y la edad que tenías
en aquel momento. Mientras que estás haciendo tu lista, puedes encontrar que algunos eventos no parecen causarte
una incomodidad actualmente. Está bien. Inclúyelos de todos modos. El mero hecho de haberlos recordado sugiere
una necesidad de resolverlos, aunque puede haber resistencias a hacerlo.
Ejemplo:
•
•
Ansiedad:
Día de la comunión: 8, 10 años.
Me sacan a la pizarra: 6, 12 años.
Rabia:
Me quitaron el balón: 7, 5 años
Los reyes no me trajeron la bici: 5, 7 años
Las veces que quieras al día, selecciona uno de los recuerdos con más intensidad y trátalo siguiendo las
instrucciones del proceso para tratar las raíces emocionales de los problemas, explicado con anterioridad. Una vez
hecho esto, puedes continuar con la siguiente situación hasta que decidas parar. Si trabajas 3 o 4 recuerdos al día al
cabo de un mes habrás limpiado entre 90 y 120 situaciones que pueden ir amargando tu día a día.
Al poco de empezar con el cuaderno, notarás cómo tus relaciones son mejores, y cuántos de tus problemas,
simplemente, habrán desaparecido. Repasa algunos de esos eventos específicos que anotaste y observa cómo estas
incidencias, que anteriormente fueron tan intensas, se han desvanecido en la nada. Observa cualquier mejoría en tu
cuerpo: presión arterial, pulso, capacidad para respirar, etc. Fíjate conscientemente en estas cosas porque, a menos
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
14/16
Guía rápida
que lo hagas, las mejoras que vayas obteniendo pueden ser tan sutiles y se integran tan bien, que tal vez no te
des cuenta de ellas. Hasta las podrías desechar, diciendo, "¡Ah, bueno, de todos modos nunca fue un problema tan
grande!". Esto sucede repetidamente cuando trabajas con los recuerdos emocionales.
Análisis de un problema
Cuando empieces a aprender las técnicas y entender cómo pueden ser tratados
muchas cuestiones y problemas, es posible que venga un torrente de ideas sobre lo
que quieres liberar. La siguiente lista de preguntas puede ayudar a centrarte en un
determinado asunto antes de comenzar una sesión contigo [email protected]
Usa tu diario y escribe las respuestas a las siguientes preguntas:
1.
¿En qué área de tu vida no te siente có[email protected]? (Por ejemplo, el trabajo,
relaciones, cuerpo físico, mente, espíritu, emociones, las finanzas, atlético
desempeño, logros, etc)
2. ¿Cómo sabes que no te sientes có[email protected], qué síntomas te lo indican? (Me
duele la cabeza, me siento [email protected], Tengo miedo, estoy [email protected], estoy [email protected], etc)
3.
Usa la lista de emociones como una guía, ¿qué sientes en relación con el área de tu vida que describes?
(Puede haber un grupo de sentimientos).
4. ¿Hay una persona que dispara los sentimientos que acabas de mencionar?
5.
¿La persona te recuerda a alguien en tu familia de origen? ¿Quién?
6. ¿Hay algún acontecimiento externo que desencadena los sentimientos? (Celebración de un día de fiesta, ir
a la iglesia, la preparación para el estudio, las factura, siendo crí[email protected], etc)
7.
¿Te recuerda algo de tu niñez? ¿Qué?
Una vez hayas respondido a las preguntas, repasa la lista de síntomas, emociones, personas y situaciones e intenta
recordar memorias a lo largo de tu vida en las que experimentases algo parecido. Escríbelas en el cuaderno, con la
puntuación de la intensidad emocional y la edad que tenías en aquel momento. Mientras que estás haciendo tu lista,
puedes encontrar que algunos eventos no parecen causarte una incomodidad actualmente. Está bien. Inclúyelos de
todos modos. El mero hecho de haberlos recordado sugiere una necesidad de resolverlos, aunque puede haber
resistencias a hacerlo.
Ejemplo:
•
•
Ansiedad:
Día de la comunión: 8, 10 años.
Me sacan a la pizarra: 6, 12 años.
Rabia:
Me quitaron el balón: 7, 5 años
Los reyes no me trajeron la bici: 5, 7 años.
Hablar con tu problema
Si te es difícil el método anterior para analizar tu problema también es posible
“personificarlo” para acceder a las emociones escondidas. El truco es darle voz, oido y
expresión de modo que pueda hablar contigo, escucharte y reaccionar ante el diálogo.
Es posible personificar cualquier problema o dolencia física.
Los pasos a seguir son sencillos:
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
15/16
Guía rápida
•
Imaginas a tu problema delante con un rostro y le preguntas:
o
o
o
o
o
o
•
¿Quieres decirme algo?
¿Cómo te siente?
¿Cuál es tu función?
¿De qué me proteges?
¿Qué les dirías a las personas con las que me relaciono?
¿Qué te responderían esas personas?
Ahora hazte las siguientes preguntas a ti mismo mirando el rostro de tu problema.
o
o
o
o
o
o
¿Qué haría si no te tuviese?
¿Qué te diría?
¿Qué te tendría miedo a decir?
¿Por qué quiero que sigas ahí?
¿Qué sería lo malo de sanar?
¿Qué podrías hacer yo por ti?
El objetivo de todo el diálogo es identificar y apuntar las respuestas emocionales tanto tuyas como de la
personificación de tu problema. No te pierdas en un diálogo con tu problema o en una búsqueda de razonamientos.
En cuanto tengas las emociones intenta recordar cuándo las sentiste antes en tu vida.
V. 1.3
Asoc. N.T.T. Libertad Emocional · 667 67 48 73 - www.libertademocional.es · [email protected]
16/16
Descargar