La estatua del Libertador y su plaza de Ciudad Bolívar - Rafael Morales

Anuncio
… EN SU AÑO SESQUICENTENARIO (1869-2019)
La Estatua del Libertador
y su Plaza de Ciudad Bolívar.
Rafael Morales Hermoso.
1
La Estatua del Libertador
y su plaza de Ciudad Bolívar
Rafael Morales Hermoso.
DEDICATORIA
…. A la memoria de mis padres quienes desde un distante lugar me alentaron para
realizar esta labor didáctica…
… A mis familiares, amigos y amigas quienes siempre me aúpan para seguir adelante…
AGRADECIMIENTOS
… A Diego Navas, Bernardo Hernández, Nain Nakoul, Miguel Guape y Angel Pinto
historiadores, paleógrafos, poliglotas y fotógrafos con quienes mantengo permanentes
tertulias e intercambio de opiniones, y han sido colaborares efectivos para la edición de
este libro.…
© Todos los derechos reservados
Rafael Morales H.
Impreso en Ciudad Bolívar por:
Ediciones Novapatria.
Para editorial “Tres Pablos” (2019)
Portada collage: copia de una postal del diseño de la estatua enviada desde Europa para Ciudad
Bolívar, (1869); la plaza Bolívar en la actualidad, (foto Bernardo Hernández); Dibujo alegórico
a la Plaza Mayor, en momentos del Congreso de Angostura, autor; Luis Pérez).
2
Prologo;
El libro “LA ESTATUA DEL LIBERTADOR Y SU PLAZA DE CIUDAD BOLÍVAR”
sintetiza el esfuerzo y la dedicación del Prof. Rafael Morales Hermoso en su empeño
por difundir los referentes historiográficos de Ciudad Bolívar y el impacto cultural que
esta ha tenido a través de las distintas generaciones de la antigua Angostura del
Orinoco; este libro sucinto recoge los pormenores que a mediados del siglo XIX surgió
en la sociedad Venezolana, la necesidad de reconocer y reivindicar la obra imperecedera
del Padre de la Patria Simón Bolívar, haciendo énfasis en el ámbito regional y local.
Por mucho tiempo, Ciudad Bolívar ha padecido la ausencia de trabajos investigativos
soportados en argumentos científico-metodológicos, tomando y citando las fuentes
confiables de información que nos permita interpretar las acciones humanas que nos
identifican como pueblo creador y forjador de su destino. En este trabajo, el lector podrá
encontrar documentación inédita (la cual reposa en el Archivo Histórico de Guayana)
que nos arroja luces acerca del gran esfuerzo administrativo, legal y organizativo de los
Guayaneses por reconocer a nuestro Libertador y hacerlo parte de su imaginario
colectivo, sostén de nuestra moral pública y valores Ciudadanos. Es importante señalar,
que entre sus páginas encontraremos la visualización de las mujeres como parte activa
en la recaudación de los recursos monetarios, lo cual indica un antecedente positivo de
participación y digno de ser difundido, que sin lugar a dudas dejará una buena
impresión en el lector.
En el marco de la era Bicentenaria de Guayana (1817-1821) trabajos como este vienen
a valorar y reafirmar la condición Bolivariana del pueblo Guayanés, que reconoce la
magna gesta emprendida por nuestros libertadores desde el Orinoco hasta la cumbre de
Potosí, conscientes de que los hechos históricos acaecidos en su suelo representaron un
antes y un después para al proceso liberador Suramericano; teniendo su momento
cúspide con la reinstalación de los poderes de la República en el cuadrilátero de la plaza
e instalación del Congreso de Angostura el 15 de Febrero de 1819, dando lectura al
documento fundacional de Repúblicas, síntesis del pensamiento humanista, políticos y
filosófico de nuestro Padre Libertador donde deja plasmadas las bases de su proyecto
continental a futuro: la República Colombia. Es por ello, que en el año sesquicentenario
de la erección de la estatua Pedestre del Libertador y año Bicentenario de la República
de Colombia, este trabajo es un tributo a los laboriosos del ayer y un obsequio a los
ciudadanos de hoy, que nos llama a identificarnos en Bolívar y nos compromete a
trabajar de la mano con los pueblos de América Latina en hacer posible su sueño
unificador.
Lic. Diego Navas.
3
Prólogo del autor:
Todas las ciudades del mundo tienen sus plazas, la cuales sirven para el deleite y solaz
esparcimiento de sus pobladores y asimismo, llevan implícitas el cognomento de algún
héroe o heroína local que de manera notoria son orgullo y ejemplo de su gentilicio, bien
sea un libertador, un prócer, artista, literato, etc. En el caso específico de nuestra plaza
Bolívar tiene un significado inmenso pues ella, inaugurada en 1869, es la primera del
país cuyo nombre fue dedicado de forma oficial a Simón Bolívar, Padre de la Patria y
Libertador de cinco naciones y la primera con una estatua pedestre erigida la cual goza
de gran valor artístico-patrimonial. Lleva pues con orgullo el nombre del más grande
hombre nacido en América.
De modo que además de ser este libro un rutinario trabajo documental, es más bien un
reconocimiento de lealtad a este monumento el cual celebrará su sesquicentenario, (150
años) el 28 de octubre próximo y en el que se espera un acto de solemnidad patriótica
por tan gloriosa efemérides.
Dentro de ello, la obra cumple asimismo la tarea de recopilar todos los pormenores
afines a la inauguración de la plaza y la erección de la estatua, no sin antes señalar los
eventos que fueron necesarios para que este acontecimiento llegara a feliz término, los
Decretos creados al respecto, y los héroes anónimos que contribuyeron con este logro,
que al fin y al cabo era una deuda de gratitud que los guyaneses teníamos con el hombre
grande que tomó a esta localidad como su punto de apoyo para la libertad de América.
Igualmente debo resaltar que este trabajo se hizo básicamente bajo el respaldo
documental de alrededor de 500 folios que reposan en el Archivo Histórico de Guayana
pertenecientes del legajo “todo lo relativo a la estatua del Libertador”, los cuales
constituyen testimonios inéditos de primera mano, y dentro de ese inventario fueron
transcritos los necesarios para darle los detalles más fidedigno posible sobre lo relativo
a este tema…
4
NACE UNA MISMA CIUDAD.
El 22 de mayo de 1764 es la fecha que todos conocemos en la cual Santo Tomas de la
Nueva Guayana de la Angostura del Orinoco, fue fundada por Joaquín Sabas Moreno
de Mendoza, (o trasladada) como otros historiadores afirman, desde las poblaciones
originales de Santo Tomé de Guayana la cual habían visto luz el 21 de diciembre de
1595 y refundadas en otras ocasiones en las riberas de la boca del río Caroní, frente a
Isla Fajardo, entre la actual población de San Félix y la mencionada boca,1 asentamiento
que fue destruido, e incendiado tanto por ataques indígenas que rechazaban la presencia
de los colonizadores españoles, como de los mercenarios y bucaneros de las potencias
europeas de otrora.que intentaron apoderase de la misma.
Vuelta al inicio de nuestra Angostura; ella comienza a mostrar su verdadera imagen, (la
que básicamente aún conserva), con el arribo del segundo gobernador Manuel Centurión
que a su llegada “sólo halló ya construidos los fortines “San Rafael” y “San Gabriel”,
(Soledad) iniciada por su antecesor Moreno de Mendoza, y la hechura de unas once
casitas de tejas í algunos ranchos de palma, pero desde que asumió el cargo empezó a
trabajar por agrandar la Ciudad, no solo en edificaciones sino también
intelectualmente…” Ello se manifiesta en la construcción de “una vistosa casa para
estudios y educación de la juventud” (Casa del Congreso). Así como también hizo abrir
las calles rectas, en las que se tuvo que romper los peñascos que obstruían la colina
donde hoy se muestra Ciudad Bolívar “a fuerza de pólvora, barras y picos de hierro” 2.
Estos pasajes fueron: de Norte a Sur, las que hoy llevan los nombres de Libertad,
Igualdad y Constitución, y de Oriente a Occidente: la del Orinoco, empezada por
Moreno; la de Venezuela, la de Bolívar y parte de la de Amor Patrio, calles que se
abrieron, “anchas y cómodas, de 10 varas y media por tres cuadras de largo, tiradas a
cordel y cortadas en ángulos rectos”. La del Orinoco llamada también de la “Muralla”,
“del Comercio”, de “la Alameda”, y “paseo Falcón”, se le tuvo que construir terraplenes
o muros de contención para proteger a la naciente localidad de las crecidas estacionales
del padre Orinoco, amurallamientos que fueron reconstruidos por casi todos los
gobernantes regionales durante los siguientes siglos (XIX y XX) siempre con el mismo
fin; las protección de la ciudad ante las crecidas del gran rio.
Cabe señalar que este conjunto arterial fue acompañado por obras periféricas como: el
cuartel de artillería, un almacén de pólvora y un hospital militar, situado en lo que se
llamó hasta hace 50 años “El Convento”, convertida hoy en Plaza Centurión, frente a su
primer cementerio que data de 1824; la antigua cárcel de Angostura, el hospital de
“Caridad”, y otras edificaciones coloniales, “según se ve en los antiguos planos de la
ciudad levantados por los ingenieros Carlos Siegert en 1852 y José Monroy en 1766”. 3
1
“Anales de Guayana” Tavera Acosta B.
Informe de Fray José Antonio de Jerez, Prefecto de las misiones del Alto Orinoco y Rionegro
1772. Citado por José Pineda en “Santo Tome de Guayana, Angostura o Ciudad Bolívar”
3
“Ciudad Bolívar en la Angostura del Orinoco”. Cuadernos de Patrimonio CulturalGobernación del estado Bolívar-2003.
2
5
ORÍGENES DE LA PLAZA BOLÍVAR.
Sus orígenes se remontan a la demarcación de la Plaza Mayor hecha por los
arquitectos españoles al momento de iniciar la construcción de Santo Tomé de la Nueva
Guayana de la Angostura del Orinoco (hoy Ciudad Bolívar), quienes siguiendo los
parámetros de urbanismo que los colonizadores ibéricos aplicaron en toda América,
“ubicaron alrededor de la plaza mayor o plaza de armas, un espacio abierto para
desarrollar la vida urbana y actividades sociales, los edificios oficiales, administrativos,
educativos, y la Catedral para los actos religiosos”. 4
Ciertamente la plaza mayor, plaza de Angostura, plaza de la iglesia, plaza del martirio
y/o plaza de Catedral como finalmente se le denominaba antes de concedérsele el ilustre
nombre del padre de la Patria, está enclavada en el punto central de la vieja Angostura
alrededor de dos iconos importantes de la ciudad como la imponente Catedral
Metropolitana, proyecto del ingeniero Bartolomé Amphoux comenzada a construir entre
1767 y 1771, y en su lado Oeste se ubica la Casa del Congreso de Angostura, ya citada,
donde el Libertador dio en 1819 el discurso que marcó los parámetros políticos de la
Gran Colombia, años antes, sede de la primera institución educativa de la provincia. A
su lado se ubica el actual Palacio de Gobierno, edificado sobre la antigua Casa del
Tesoro colonial. En la parte norte esta la Casa-prisión de Piar donde el héroe de San
Félix paso sus últimos días, para de allí llevarlo frente del muro lateral de la Catedral,
que da directamente a la plaza, donde finalmente pagó tributo a la madre tierra a manos
de un pelotón de fusilamiento. Por su lado Sur, separada por la calle “Amor Patrio”, se
levanta la Casa de los Gobernadores, la misma que habitaron antiguos jefes políticos
asomada con grandes balcones, acompañada de edificaciones coloniales, que conforman
un conjunto de espacios recreativos y religiosos de gran belleza y armonía.
Paralelamente a esos días cosechaba sus frutos la triunfante Campaña de Guayana, que
dio lugar al triunfo de San Félix, la Toma de Angostura, a la aparición del “Correo del
Orinoco”, que por su mensaje, el mundo conoció la elocuente oratoria del Libertador
plasmada en su flamante discurso de Angostura. Y más pronto llegarían las victorias de
Carabobo y Maracaibo que nos acercaron a nuestra independencia definitiva, pero
asimismo llegarían los movimientos anti bolivarianos, y con ellos los intentos
separatistas, las intrigas, traiciones y atentados que culminarían en 1830 con la
separación de la Gran Colombia.
Podemos decir con pesar que a partir de ese momento comenzaba un panorama
incierto para la república y para los ideales Bolivarianos. primero; por el asesinato de
Antonio José de Sucre, prócer de alta estima del Libertador, luego la definitiva
separación de la Gran Colombia que rompía de facto el gran sueño de Bolívar y
finalmente su muerte ocurrida el 17 diciembre de ese año. Tras ello, la década se
desarrolló con gobernantes que se afianzaron más a sus intereses personales y a transitar
bajo los viejos esquemas coloniales, que aplicar lo que el sabio maestro vertió en su
alocución de Angostura en favor de las causas justas y de la igualdad social.
En ese período 1830-40, Páez, Soublette, Vargas, y otros gobernarían sin pena ni
gloria, solo aferrándose a sus privilegios personales sustentados por grupos de adulantes
que poco le importaba las grandes efemérides vividas por nuestra patria y sucumbieron
ante la comodidad y la apatía. Es penoso señalar que hasta esa década no existía en el
país ni una ciudad, Cantón, Provincia o plaza que ostentara el glorioso nombre del
Libertador.
4
Chueca Goitia, Fernando (1993). Breve Historia del Urbanismo. Madrid: Alianza
Editorial. p. 130
6
No obstante a ello, principiando los años de 1840, comenzaron a sentir la necesidad de
vanagloriar la imagen del olvidado héroe y, tras más de una década de injusto
confinamiento de su memoria, se aperturaba su rehabilitación en Venezuela como
consecuencia del decreto estatuido en su honor el 29 de Abril de 1842, cuando “el
gobierno de Venezuela decide solicitar al de Colombia el traslado de los restos del
Libertador y se publica el primer “Decreto Sobre Honores a la Memoria de Simón
Bolívar”, días después el.12 de Mayo de 1842, el presidente José Antonio Páez emite el
segundo decreto que reglamentaba el acto del traslado de los restos del Libertador..
En efecto, sus restos, sumido en un acto de solemnidad propia del motivo, fueron
traídos en 1842, cumpliendo con su última voluntad: “que después de mi muerte, sean
depositados en Caracas, mi país natal”. El 13 de noviembre de ese año, de Santa Marta
partió rumbo a Caracas el convoy que traía las cenizas del héroe, “bajo custodia de una
comitiva encabezada por José María Vargas, llegando a La Guaira el 16 de diciembre
(…) ello dentro de un ceremonial nunca visto. Dichas honras fúnebres se efectuaron en
la iglesia de San Francisco, desde donde el féretro fue llevado a la Catedral y colocado
en la capilla de la familia Bolívar”. 5
Ya a mediados de la década de 1840 se encomendó un proyecto para hacer un
monumento al Libertador vinculado con el motivo de la llegada de sus restos, el cual
tras un largo atraso por motivos presupuestarios, fue erigido el 28 de Octubre de 1852,
en la capilla de la familia Bolívar en la Catedral de Caracas, y los restos del Libertador
Simón Bolívar son reubicados bajo la obra, los mismos que finalmente fueron colocados
en el Panteón Nacional en 1876. 6 Dicho trabajo, fue realizado por el escultor italiano
Pietro Tenerani, el mismo que modeló la estatua pedestre de bronce presente en las
plazas Bolívar de Bogotá y Ciudad Bolívar, e inauguradas el 20 de julio de 1846, y el 28
de octubre de 1869, respectivamente.
La plaza y sus alrededores. (Foto David Maris)
5
Pineda Rafael, “Las estatuas de Simón Bolívar en el mundo”, Centro Simón Bolivar-Caracas1983- Pag.59.
6
Ibídem...
7
INICIO DE UNA CRUZADA PATRIÓTICA
Aun cuando el primer intento oficial para cristalizar la idea de una estatua de nuestro
Libertador y una plaza con su nombre en Ciudad Bolívar, ocurrió tras los Decretos de
1864 ordenado por la Asamblea Constituyente de la provincia de Guayana y más
firmemente el instituido el 28 de octubre de 1867, por el gobernador J. B. Dalla-Costa,
este tuvo varios antecedentes importantes que debemos mencionar: “los primeros en
dedicar estatuas al Padre de la Patria corresponden a una hecha en Lima, Perú decretada
hacia 1825, pero que tardaría unos 30 años pues esta se ejecutó en 1859 y asimismo en
otros países del ámbito suramericano como Chile y Colombia”. 7
Otro detalle inédito en la historiografía local fue la elaboración en 1826 de un Busto
del Libertador, recibido por la Municipalidad de Angostura cuyo documento reposa en
el inventario del Archivo Histórico de Guyana el cual reza así:
“Cuerpo Municipal. Angostura a 21 de mayo de 1826…
Al Sr. Gobor de la Prova. La municipalidad se ha llenado de complacencia por haver
recivido (sic) EL BUSTO del Exmo Sr Libertador que Ud se sirvió remitirle en su oficio
(…) Nº 22. Aquella inapreciable prenda será colocada en el palco de la municipalidad
que espera que Uds. se sirvan dar las gracias al Sup mo Gobno por haver (sic)
proporcionado tal placer. Dios guarde a Ud. J. M. Olivares”.
No hemos podido saber el paradero de ese busto siendo posible que se haya extraviado
o deteriorado con el andar de los años.
Debemos añadir que mucho antes de los Decretos de 1864 y 1867 y en plena
efervescencia de la repatriación de los restos del Libertador, como comentamos antes,
hubo una patriótica llamarada que iluminó al país respecto a revivir los laureles de
Bolívar y acá en esta provincia, Monseñor Mariano Talavera y Garcés 8 ejerció una
notable influencia en ese sentido por lo cual podríamos situarlo como uno de los
precursores en nuestro feudo de la erección de un monumento al Padre de la Patria, al
sugerir durante una homilía en nuestra Catedral, lo que Dalla-Costa refiere en su
“Memoria y Cuenta” de 1869 (año en que se erigió la estatua) lo siguiente:
Informe que el Presidente del Estado (J. B. Dalla-Costa) dirige a la Asamblea
Legislativa en su reunión ordinaria de 1869.
Estatua del Libertador.
El pueblo y el gobierno de Guayana han logrado ver realizadas una de sus más grandes
y antiguas aspiraciones. Unida Guayana a los grandes triunfos políticos y militares de
Bolívar por vínculos gloriosos que registra la historia patria en las más bella de sus
páginas y honrada su ciudad capital con el nombre del Héroe que meditó y comprendió
desde su suelo la campaña memorable de 1819, a la que deben en independencia y
libertad cinco republicas hermanas, se esforzó en transmitir a las generaciones venideras
un testimonio de su veneración y gratitud a la memoria de aquel ilustre bienhechor de la
humanidad, consagrándole un monumento con el concurso voluntario de todos sus
habitantes (…) Algunos empeños hechos anteriormente con este mismo fin, se habían
malogrado por falta de oportunidad unos y previsión otros.
7
Pineda Rafael: Op.Cit. Págs.; 43-77
Cuarto Obispo de Guayana y Prócer de la Independencia; fue desterrado por el gobierno de
Páez por no firmar la constitución separatista de 1830; y asimismo fue uno de los promotores
del cambio de nombre de la ciudad de Angostura por Ciudad Bolívar, y finalmente con su tenaz
empeño se concluyó nuestra Catedral Metropolitana tras casi siete décadas de construcción.
8
8
El Iltmo Dr. Mariano Talavera y Garcés, que fue digno obispo de Guayana y honra del
clero americano, inicio este proyecto el 17 de diciembre de 1842, día en que fueron
celebrados en la Santa Iglesia Catedral de las diócesis, las exequias fúnebres del
Libertador Simón Bolívar, en cumplimiento de un decreto del Congreso Nacional.
Graves inconvenientes hicieron ineficaces en aquel tiempo, las medidas adoptadas para
realizar este patriótico designio, y pronto hubieron de convencerse, así el ilustre prelado,
como sus dignos colaboradores, de las necesidades de diferirlos para una época más
adelantada. -y más adelante acota- “Veintidós años más tarde la Asamblea
Constituyente del estado expidió un decreto mandando a erigir en la plaza Bolívar de
esta capital una estatua ecuestre del Libertador; pero ni se colocó en la ley de
presupuesto cantidad alguna para el cumplimiento de ese mandato, ni era posible
emprender una obra tan costosa con los recursos del Estado (…) a pesar del fracaso de
anteriores propósitos, creí realizable el pensamiento con el contingente voluntario y
patriótico de todos los gremios y habitantes del Estado y en esta forma inicie un nuevo
proyecto de estatua pedestre el 28 de octubre de 1867 en la Casa de Gobierno delante de
una respetable concurrencia de nacionales y extranjeros que se sirvieron prestarle
favorable acojida…” 9
Refiriéndose al monumento bolivariano que surgió ese año en Guayana, “gracias a la
unión de voluntades del gobierno y los pobladores de una región periférica (sin
intervención del gobierno central), en una ciudad provincial muy distante de la capital
de la República”, el mismo tuvo lugar a expensas de donaciones monetarias de
habitantes de la zona, el 28 de octubre de 1869 cuando se inauguró en la plaza mayor
de Ciudad Bolívar, capital de dicho Estado, una estatua en bronce del Libertador, con su
respectivo pedestal, réplica (como referimos antes) de la modelada por Pietro Tenerani
en 1844 para Bogotá, e inaugurada el 20 de julio de 1846 en la plaza Bolívar de la
capital colombiana, de lo cual señalaremos más adelante...
DECRETOS PARA ERIGIR EL MONUMENTO
Detallando los Decretos para erigir una estatua en Angostura y/o Ciudad Bolívar,
revisemos los tres primeros: el de 1864, fue una decisión que tomó el Poder Legislativo
el 15 de junio de 1864, luego de una serie de consideraciones que concluyeron con el
siguiente compromiso:
“Art. 1º. En el centro de la plaza Bolívar de esta Capital se colocará una ESTATUA
ECUESTRE del Libertador Simón Bolívar, la cual será de bronce y de ocho a diez pies
de alto contado desde el término superior del pedestal que será de mármol y en
proporción a la altura de la estatua. Art. 2º. El Libertador estará representado con
uniforme de Capitán General, con el frente al Orinoco, teniendo con una mano la brida
y señalando con la otra el Occidente, en actitud de emprender la gloriosa campaña de
1819, que produjo la libertad e independencia de cinco Repúblicas Sudamericanas. Art.
3º. El Presidente dictará inmediatamente todas las medidas necesarias para que se
lleve a efecto la obra y determinará las inscripciones que debe gravarse en el pedestal
procurando que todos los habitantes contribuyan con dádivas a realizar el pensamiento
de la Asamblea. Art. 4º. En el presupuesto de gastos del Estado colocará la Legislatura
la cantidad necesaria para contribuir a la realización de la obra”. Firman el Presidente
de la Asamblea, José Silverio González y el Secretario Juan G. León y tiene el ejecútese
del Presidente del Estado José María Frontado y del Secretario de Gobierno Hilarión
Gambús. 10
9
10
Mensaje en Archivo Histórico de Guayana.
En A.H.G.
9
Esta iniciativa no pudo cristalizar pues al poco tiempo los funcionarios encargados de
tal dictamen concluyeron sus gestiones o fueron trasladados a otros destinos, y el
proyecto de erigir esa estatua que fue sugerida para ser ecuestre, se quedaría relegado al
olvido. Pasaron tres años y estando al frente de la presidencia del estado J. B. DallaCosta se retomó el tema y se nombró una “Comisión encargada de arbitrar los medios
necesarios para realizar la obra”, que dio vuelo definitivo al intento;
PRESIDENCIA DE GUAYANA
Estado Soberano de Guayana Presidencia del Estado
Nº 1.141; Ciudad Bolívar 29 de octubre de 1867. Año 4º de la lei y 9º de la Federación.
Ciudadanos General en Jefe Simón Briceño: Dr. J.T.B Siegert José Lezama
Tomas Machado Hilarión Gambus Andrés Jesús Montes.
Iniciado por el que suscribe en la festividad nacional de ayer, el pensamiento de
levantar una estatua del Libertador en la “plaza Bolívar” nombre una comisión que
aparece de la adjunta lista encargadas de arbitrar los medios necesarios para realizar la
referida obra. Esta comisión obrara sin ninguna limitación, empleando al intento,
cuantos esfuerzos crea conducentes al cumplimiento de su propósito, sin que ninguna
autoridad o corporación tenga injerencias en sus deliberaciones o acuerdos. Me
autorizo a creer que Uds. aceptará este patriótico encargo.
Aprovecho la presente oportunidad para suscribirme de Ud., con toda consideración,
Atento servidor. Juan Bautista Dalla Costa hijo (firma) 11
Todos estos ciudadanos portadores de un considerable prestigio en nuestra ciudad
aceptaron de manera orgullosa tal solicitud y contestaron positivamente al compromiso
requerido por el primer magistrado.
“He recibido el honroso nombramiento que se sirve Ud. conferirme en su nota fecha
del 29 Psdo (…) Con toda consideración… G/J Simón Briceño (firma)…
“Señor presidente del Estado Soberano de Guayana:. Tengo el honor de manifestar que
acepto (…) el honroso nombramiento recaído en mi persona para figurar en la Comisión
creada con el objeto de arbitrar los recursos necesarios para erigir en esta ciudad, un
monumento digno a la memoria y las glorias del inmortal Libertador Simón Bolívar.
Con toda consideración me suscribo a Ud. S.M.A.S J.T.B. Siegert, (firma)…
“En contestación digo a Ud. que acepto el nombramiento y que me pondré de acuerdo
con los demás ciudadanos de la Comisión, a fin de que se proceda a recolectar los
fondos para la adquisición de la estatua”. A. Servidor. José Lezama (firma)…
“…me apresuro a manifestar a Ud. que acepto gustoso dicho encargo y que
prepondere a su cumplido desempeño empleando sin reserva mis esfuerzos” De. Uds.
soi S/A/S. Hilarión Gambús (firma)…
“…Puede Ud. Contar en mi decidida cooperación en todo sentido, admirador de las
glorias del Héroe suramericano no puedo negarme a contribuir a la realización de esa
grandiosa idea…” D / Uds. / A / Servidor; Andrés Jesús Montes (firma)…
. “Ciudadano presidente del Estado. (…) Dispuesto siempre a prestar mi cooperación
en todo lo que sea digno del pueblo que lleva el nombre del padre de la patria, acepto
gustoso el cargo que se me hace. Soi de Ud., At / Servidor Tomas Machado (firma). 12
Ya para noviembre de ese mismo año de 1867 aparece otro Decreto derogando al de
1864 e instituido por la Asamblea Legislativa del estado de Guayana que reza así:
11
12
En Archivo Histórico de Guayana.
Cartas; A.H.G.
10
CONSIDERANDO:
1º; Que en La ciudad en que celebra sus sesiones, heredera del nombre de Bolívar, así
llamada por mil títulos de gloria consignados en los anales de Venezuela y de Colombia
a conservar y trasmitir a la posteridad la imagen veneranda del héroe, a quien cinco
republicas proclamo padre y libertadas.
2º; que una respetable asociación promovida por el Presidente del Estado se promete
obrar en aquel sentido, erificando en la Plaza Bolívar una estatua pedestre del héroe
suramericano.
DECRETA:
Art. 1º, se ausilia la obra acometida por el patriotismo de los habitantes del estado de
erigir una estatua de Simón Bolívar en una de las plazas públicas de esta ciudad, con la
suma de cinco mil pesos.
Art. 2º; la cantidad indicada en decreto anterior saldrá de la subvención anual con que
las rentas nacionales del estado. en tal sentido cuando el tesorero recaude aquella suma,
la pondrá a disposición de la comisión encargada de arbitrar los fondos para llevar a
cabo la erección de la estatua del Libertador.
Art. 3º; se deroga el decreto de 15 de junio de 1864. (Firmas); R Mayol; J.M. La
Grave, M. Peña. Sesión de 14 de Nove (1867). Suprimió la 1ª y pasó a segunda
discusión. El secretario; José Lezama…13
De modo que pasados estos detalles veamos entonces lo que hizo esa Comisión
nombrada en 1867 y las sub-comisiones que de ella derivaron.
Busto de Mariano Talavera y Garcés, (paseo Orinoco); Juan Bautista
Dalla-Costa (oleo A. Herrera T.); Dr. J.T.B. Siegert; Hilarión Gambús.
Detalle del pedestal (parte sur) y los nombres de Dalla-Costa e integrantes de la Comisión.
(foto Bernardo Hernández)
13
En Archivo Histórico de Guayana.
11
LA COMISIÓN DESIGNADA.
Constituida la “Comisión encargada de arbitrar recursos para levantar una estatua del
Libertador”, esta inmediatamente se puso a trabajar al respecto y ya el 31 de octubre de
1867, no solo efectuaron su primera reunión constitutiva, sino que quedó lista su Junta
Directiva, y al mismo tiempo efectuaron el nombramiento de subcomisiones para los
departamentos de la Provincia.
“En Ciudad Bolívar el 31 de octubre de 1867, se reunieron los ciudadanos; General.
Simón Briceño, Dr. J.T.B. Siegert, José Lezama, Tomas Machado, Hilarión Gambús,
Andrés Jesús Montes, que componen la Comisión nombrada por el ciudadano
Presidente del Estado, para arbitrar los medios y recursos necesarios a fin de llevar a
cabo la erección de una estatua del Libertador en la plaza Bolívar. Y bajo la presidencia
del primero se procedió a la elección de un tesorero, de un secretario, recayendo estos
nombramientos respectivamente en los señores Lezama i Gambus, los nombrados
ocuparon sus asuntos, e instalada así la comisión se acordó; 1º excitar a la Asamblea
Legislativa para que ausilie la obra con 5.000, Psos que podrían tomarse del situado, o
bien por el 10 % por un año de los ingresos de la tesorería del estado. 2º; que se excite a
los Concejos Municipales para contribuir con un 10 % de sus rentas por una sola vez.
3º: que se nombren comisiones en los departamentos Upata, i alto Orinoco para que
ayuden a la colecta de fondo entre los particulares. i 4to ; que este con este mismo objeto,
reúnan los miembros de la esta ciudad en los días miércoles y sábado de cada semana,
de la 7 a las 9 de la mañana, pudiendo delegar sus encargo en personas de su confianza”
Procediose a la elección de las antedichas comisiones y fueron nombradas en el orden
en que se espresan:
Para Upata, Sres; Pedro Cova, Isidro Antº Fernández, Venancio Seijas, y Teodoro
Meinhart. Para Caicara; Narciso Villanueva, Feliciano Guerrero, Cnel Reyes Lugo, J.
de la Paz Mendoza…Para Nueva Providencia Manuel Liborio, Martiniano Rodil,
Andrés Hernández Morales y Domingo León. Para Piacoa, Jesús Tovar, Francisco
Ulacio, Jesús Fernández, Ricardo Tovar.
También acordó la comisión “… que el ciudadano Presidente del Estado solicite el
diseño de la estatua del Libertador Simón Bolívar, construida por disposición del
gobierno de Chile e informe sobre sus dimensiones (…) lo que ocasionaría la
adquisición de para el Estado (…) i que asimismo i que para el caso de que sea aceptado
el diseño se ocurra al ciudadano Presidente, con el fin de que se sirva obtener el permiso
del gobierno de aquella nación bien por conducto de su cónsul residente en esta capital,
bien directamente para ser uso del molde y alcanzar por este medio economías en la
obra.
El Cnº presidente dispuso que los nombramientos i acuerdos celebrados por la comisión
se comuniquen a quienes correspondan y que se publique la presente acta en los
periódicos de esta capital. Levantando en seguida la sesión.
El presidente Simón Briceño, Dr. J.T.B. Siegert, José Lezama, Tomas Machado,
Andrés Jesús Montes, el secretario, Hilarión Gambús,
Es copia Hilarión Gambús (firma).
Meritorio es señalar (aunque ningún cronista lo reseñe), la participación de la mujer
bolivarense en este patriótico acto de recaudación, pues a los efectos se nombró una
Comisión de Damas las cuales contribuyeron efusivamente con este fin, como el caso
de las señoras; María de Jesús de Heres, Josefa Mª de Vicentini, Casimira G. de
Contasti, Emilia de Soublette, Cecilia A de Courlaender, Teresa R. Barrios, entre otras,
las cuales organizaron actividades artístico-musicales y de variedades que dieron
laudables frutos, tal propósito lo avizoramos en la carta enviada por la señora María de
Jesús de Heres, (viuda del prócer Tomas De Heres) en diciembre de 1867 al susodicho
Presidente de la Comisión, la cual reza lo que sigue;
12
“Señor; Tengo el honor de comunicar a Ud, que en cumplimiento del encargo que
aceptó la comisión a que pertenezco, hemos convenido preparar un CONCIERTO
instrumental y vocal para la noche del 28 de los corrientes, aplicable a ser producido a
la realización de la obra que se está activando con tanto patriotismo. No es bien grato
participar a Ud, que señoritas y señoras gustosamente formaran parte de dicho
Concierto, de cuya dirección se ha hecho cargo el Profesor Federico Villena 14 y que el
local será en la casa de la Presidencia del Estado, que al efecto conseguimos. Nos anima
la esperanza de que la respetable comisión que Ud tan dignamente preside, aprobará
esta petición, sino que también nos prestará su eficaz cooperación en todo aquello que
no estuviere en nuestra esfera, a fin de que el concierto tenga el buen resultado que
deseamos. Con distinguida consideración soi de Ud atenta servidora”: María J de Heres
(firma).
Dicho concierto se efectuó de forma exitosa como lo muestran las facturas recopiladas
al respecto, insertas en la siguiente misiva:
Ciudad Bolívar enero 2, de 1868
Señor:
Remito a Ud. la cantidad de $ 295.69 ¢ resultado neto del concierto que tuvo lugar el
28 de diciembre Pmo Pdo promovido por la comisión a que pertenezco para contribuir a
la adquisición de la estatua del Libertador. Con toda consideración, soi de Ud. Atservidora, María de Jesús de Heres (firma).
c/c; Señor general Simón Briceño, presidente de la Presidente de la Comisión encargada
de la arbitrar recursos para la estatua del Libertador.
De igual forma estas damas promovieron actos de variedades los cuales recogieron
dividendos que sumado por todos y cada uno de los ciudadanos que aportaron sus
contribuciones, conformaron un inigualable y pocas veces vista voluntad patriótica
colectiva en aras de la consecución de tan meritorio ejercicio.
CUENTA;
Cuenta del producido de la Maroma, la noche del 14 del presente mes (Dic), cuya función
ofreció el Sr. Mauricio Fernández a beneficio de la estatua del Libertador:
103
billetes
vendidos
por
Franco
Manuel
García
a
cinco
reales
C/U……………………………………………………………………… $. 64,35
43 billetes para niños vendidos por el mismo señor a 2 ½ reales C/U….. $ 22.
2 billetes de palco vendidos por el mismo señor………………………. $ 5.
Producido en dinero en la puerta……………………………………….. $ 13
________
$ 106.
14
Notable músico y compositor nativo del estado Aragua, fue por varios años profesor de
música del Colegio Nacional de Guayana y maestro de capilla y organista de la Iglesia Catedral
organizando distintos coros en su estadía por nuestra capital.
13
EL PROCESO DE LICITACIÓN DE LA ESTATUA.
Una vez instituidas las comisiones referidas se comenzó a activarse las solicitudes de
contribuciones no solo en nuestra capital, sino en todos los departamentos de la
provincia; Heres,Yuruary,Upata y Alto Orinoco incluyendo poblados como Puerto de
Tablas (San Félix) Nueva Providencia, El Callao, Nacupai, Chile, Guasipati, la
Mendoza, en las cuales se sumaron unas 370 personas y además de la Asamblea
Legislativa, Concejos Municipales, y corporaciones, producto de la cual recolectaron
12.546 pesos con 41 ç. Contribuciones que no solo fueron auditadas por dicha
Comisión, sino que fueron publicadas en Gaceta Oficial y en periódicos de la época.15
Pero a medida que la colecta se llevaba a acabo, la Comisión instó al ciudadano
Presidente del Estado a solicitar el diseño de la estatua del Libertador, construida por
disposición del gobierno de Chile y aprovechando que en dicha Comisión estaba Andrés
Jesús Montes (Cónsul de Chile en Venezuela) pidieron a este sus buenos oficios a los
fines consiguientes, no obstante, pese a solicitudes hechas por el diplomático,
infructuosos fueron los resultados de este intento, como vemos en el cruce de
comunicaciones entre Montes y el país austral.
Estado Soberano de Guayana
Presidencia del Estado
Nº 1.182.
Ciudad Bolívar; Noviembre, 4, de 1867
Año 4º de lei y 9º de la Federación.
Señor Andrés Jesús Montes, Cónsul de Chile en Ciudad Bolívar.
En la fundición Real de la ciudad de Múnich, capital del reino de Baviera, existe el
modelo que existió para la estatua de Bolívar formado de orden del gobierno de Chile,
que Ud. Representa en esta capital, este dato lo he obtenido personalmente del mismo
jefe de la Real Fundición quien me informo asimismo, que para fundir una nueva
estatua por el modelo que se tiene allá, se necesita previamente una orden formal del
gobierno de Chile. Juzgo que empleando Ud. sus buenos oficios, se obtendrá este
permiso, dirigiéndose Ud. personalmente al Sr. Cónsul general de Chile residente en
Caracas, y que él, personalmente eleve la solicitud al Gobierno Supremo de aquella
República…”
Contando con que Ud. accederá de buena voluntad a esta gestión, tengo el honor de
dirigirle la presente nota oficial y de suscribirme. De Ud. atento servidor; J.B. Dalla
Costa Hijo (firma).
Recibiendo la Comisión una respuesta tardía donde se negaba la tenencia de tal
modelo…
Ciudad Bolívar; febrero 20, de 1868
Nota: con el timbre del consulado de Chile.
S:E el ministro de relaciones Exteriores de Chile, en nota oficial fechada en Santiago, a
2 del mes pasado dice a este consulado lo que sigue:
No poseemos en Múnich, ningún modelo de la estatua de Bolívar, acaso del Perú, a
cuyo gobierno podrá dirigirse el presidente de ese estado para obtener autorización para
fundir un nuevo ejemplar de la misma estatua.
Inserción que hago a Ud. como resultado del oficio de Ud. Nº 1.182, del 4 de noviembre
último. Aprovecho la oportunidad para renovar al Sr. Presidente del Estado la
seguridad de consideración y aprecio con que me suscribo S/A/S. Andrés Jesús
Montes.(firma). Copia a; Juan Bautista Dalla Costa hijo.
15
Tavera Acosta los contabiliza en su “Anales de Guayana” así como también otros
historiadores que hablan sobre el tema y cuyas fuentes son las mismas que reposan en el
Archivo Histórico de Guayana.
14
Y se recibe otra comunicación con el mismo resultado:
Estado Soberano de Guayana
Presidencia del Estado Nº 387.
Ciudad Bolívar mayo, 3 de 1868, Año 5º de la lei y 10º de la federación.
Ciddno Presidente de la Comisión encargada de la arbitrar recursos para la estatua del
Libertador.
El señor Cónsul de Chile en esta ciudad se ha dirigido a este Gobierno en los
términos siguientes; Ciudad Bolívar, febrero 26 de 1868.Nº 11. S / E, el Ministro de
Relaciones Exteriores de Chile, en su nota oficial fechada en Santiago a 2 del mes
pasado dice a este consulado lo que sigue: No poseemos en Múnich ningún modelo de
la estatua de Bolívar, acaso sea del Perú, a cuyo gobierno podrán dirigirse para obtener
autorización para fundir un nuevo ejemplar de la misma estatua.
Inserción que hago a Ud. como resultado del oficio de Ud. Nº 1182, de 4 de
noviembre último. Aprovecho la oportunidad para renovar al Sr. Presidente del Estado
las consideraciones i aprecio con que me suscribo su atento servidor = Andrés Jesús
Montes = al señor J.B. Dalla Costa Hijo, Presidente del Estado.
Dios y Federación; J. B. Dalla Costa H. (firma).
Afortunadamente el propio Dalla Costa había diligenciado en otros ámbitos y en carta
de Diciembre de 1867 da a conocer a la Comisión lo siguiente:
Estado Soberano de Guayana.
Presidencia del Estado
Nº 1457.
Ciudad Bolívar, Dic 4, de 1867. 4º y 9º.
Ciudadano Presidente de la Comisión encargada de arbitrar recursos para
levantar una estatua del Libertador.
Con el oficio de Ud. fecha 25 de Nov último, Nº 15. Me he impuesto de la
autorización que se ha servido darme la Comisión que Ud, preside para solicitar
datos sobre el costo relativo de un pedestal de mármol o de granito en Italia y
Nueva York, a fin de poder deliberar al respecto a la conveniencia de mandarlo
construir de una u otra materia. En contestación, tengo el honor de decir a Ud.
que procederé a hacer la solicitud a que se refiere el Acuerdo inserto en la
referida nota.
S/U/A/ Servidor; J B Dalla-Costa Hijo (firma).
Este encargo se hizo a Enrique. Kronh, empresario naviero alemán que vivió en
Angostura y que al igual que otros paisanos; Wupperman, Wappaus, Monck, Kraft,
Wulff, Blohm,16 conformaron consorcios navieros amparados por el auge comercial que
vivió Guayana a través del Orinoco, a partir de la segunda mitad del siglo XIX.17
16
Henry Kronh fue designado Cónsul en esta capital Cónsul de Lubeck, Hamburgo, Bremen y
transitoriamente de Bélgica, nombramientos que reposan en el Archivo Histórico de Guayana.
Tanto Kronh, como casi todos estos comerciantes fueron en esta ciudad, cónsul de varias
“ciudades libres hanseáticas” alemanas.
17
Véase “Comercio por los ríos Orinoco-Apure siglo XIX…” Págs.; 106-109.: Tarcila
Briceño de Bermúdez; Fondo editorial Tropikos-1993.
15
Veamos la misiva en la cual Krohn manifiesta la necesidad de tener un diseño de lo que
se quiere para proceder a la elaboración de dicho pedestal
Ciudad Bolívar, Nov, 21 de 1867. 4º y 9º.
Tengo la honra de acusar recibo del oficio Nº 10, que Ud. se ha servido pasarme,
acompañado del acuerdo de la Comisión que Ud. dignamente preside, por el cual se me
confiere el encargo de hacer venir de Nueva York el pedestal de la estatua del
Libertador.
Gustosamente acepto este encargo y hare cuanto de mí dependa para que se efectúe de
la manera mejor y más económica posible. Pero para proceder en este asunto con acierto
y con probabilidad de satisfactorio éxito, creo indispensable que la Comisión amplifique
sus instrucciones y determine algo más, qué es lo que quiere.
Para alcanzar que haya buena armonio y proporción entre estatua y pedestal, es en mi
concepto indispensable tener a la vista un diseño de la primera y conocer exactamente
sus dimensiones (…) no puede ni debe dejarse todo al criterio del comisionado de
Nueva York, sino más bien debe suministrársele un ligero diseño del pedestal
proyectado como igualmente de la plaza donde se va a colocar este, mencionando las
exactas dimensiones tanto del uno como de la otra; debe estipularse si ha de ser el
pedestal macizo, de granito o si el corazón puede ser de mampostería y este cubierto de
plancha de granito , y hasta una ligera descripción de los edificios que circundan la
plaza. Someto estas indicaciones a la consideración de la Comisión y aguardare nuevas
comunicaciones de ella, a la vez que repito que tendré especial gusto en poder contribuir
en algo a la realización de un proyecto en que se concentran todas mis simpatías.
Me suscribo con toda consideración;
Señor General D/U/A/Servidor. H. Krohn. (Firma).
Pero este intento no tuvo prosecución y en ese sentido el mismo Dalla Costa tocó las
puertas en Europa donde se encontraban su cuñado Eugenio Thirion (Paris) y el
empresario naviero Adolfo Wappaus, (Hamburgo) y de quienes hablaremos más tarde,
quienes de forma definitiva, no solo se encargaron de todo lo relativo a la confección de
la estatua sino del pedestal de la misma, cuestión que lo comienza a referir cuando
comentan:
Hamburgo; 27 de febrero de 1868.
A los señores de la Comisión encargada de la estatua del Libertador.
Estimados señores en su debido tiempo recibí sus dos despachos fecha 18 de
noviembre de 1867 y 31 de diciembre de 1867 por el primero me encargaron que tome
informes cerca del presidente de la fundición Real de Múnich del importe y de los
demás pormenores de una estatua del Libertador Simón Bolívar que fue fundida en
dicha capital de Baviera por disposición del gobierno de Chile. Al mismo tiempo desean
que contrate con el director dicha estatua con la más grande economía. Por ser cortas los
recursos con que cuentan (…) y atendiendo a todo esto me dirigí a la vez a Múnich para
conseguir los informes necesarios.
El Director me contestó que antes de poder principiar con la fundición, tendría que
buscar el permiso del artista que hizo el modelo de la estatua y por tal efecto le habría
escrito a Roma, donde se encuentra actualmente.
Hace pocos días que recibí ahora los siguientes informes. El artista, el Sr PIETRO
TENERANI en Roma no tiene inconvenientes para en que (fuera) su modelo para la
nueva estatua y por tal uso (…) el pide mil fuertes españoles. El costo de fundir seria de
tres mil quinientos florines, poco más o menos dos mil pesos venezolanos.
Pareciéndome sumamente alto lo que pide el Sr Tenerani, dirigí otra carta al Director
solicitando su cooperación para que se consiguiese por menos el permiso del artista, y
me aconsejo que yo personalmente escribiese al señor Tenerani exponiéndoles las
razones por que no podría yo pagar tanto. Y ofreciéndole dos mil francos como adelanto
16
. .
En la segunda carta de Uds. me informan que se ha encargado al Sr Eugene Thirion,
cónsul de Venezuela en Paris, para que haga construir en París el pedestal de la estatua
de mármol, para cuyo fin le autorizan que pueda contratar la obra hasta veinte mil
francos que la Comisión pone a sus disposición por órgano de los señores Blohm
Krohm & Cia en esa.
Aunque puedo equivocarme, les confieso que veinte mil por un pedestal es
sumamente alto y al pagar esta suma, y la suma de dos mil $ por la estatua seria de
ningún modo caro (pero) eso es apreciación de la Comisión (…) Lo que debe hacer en
caso de que el señor insista en mil Fuertes por adelanto y al mismo tiempo se sirvan
avisarme de qué modo seria mi rembolso por los fondos que pagaría al Sr Director y al
Sr. Tenerini…
El director en Múnich me remitió una fotografía de la estatua, de la cual les incluyo una
copia lo mejor que se podía hacer las dimensiones con los Sig: Altura de la estatua 2
metros con 10 centímetros. Ancho de la base 79 centímetros. Fondo de la base 69
centímetros.
Quedo aguardando pues sus gratos avisos suscribiéndome con la más grande
consideración de Uds…
Atte SSS Adolfo H. Wappaus
Y asimismo la carta de Thirion que comunica al Gral Briceño (hasta entonces
presidente de la Comisión) y poniendo al corriente a Dalla Costa: lo que sigue,
Estado Soberano de Guayana
Comisión encargada de Arbitrar recursos para la Estatua del Libertador
Ciudad Bolívar, junio 5, de 1868,
Año 5º de la lei y 10º de la Federación.
Cidno: J.B Dalla Costa hijo, Presidente del estado;
El señor Eugenio Thirion, Cónsul venezolano en Paris. Me dice con fecha 1º de mayo
pdo
P , “he recibido oportunamente sus oficios que Ud. se ha servido pasarme con fecha
31 de Dbre y de abril últimos= en una de sus anteriores al Sr. J.B Dalla Costa (…) he
acusado recibo del referido primer oficio de Ud.y vengo hoy a participar a Ud. que con
esta misma fecha pongo al pdte Dalla Costa al corriente de lo que he hecho hasta ahora
relativo a la ejecución del pedestal de Mármol que la Comisión que Ud. preside se ha
servido confiar a mi cuidado. Por consiguiente me refiero a mi carta a dicho señor y le
encargo se sirva comunicar su contenido a la comisión= puede estar persuadido Sr P dte
que hare cuanto esté a mi alcance para que quede lucido y hecho en buenas condiciones
el referido pedestal= Tengo el honor de suscribirme a Ud.
Eugenio Thirion,(firma).
Y lo inserto a Ud. en cumplimiento de lo acordado por la comisión, con el fin
de que se sirva trasmitirlo a conocimiento de esta, el informe a que el Sr Thirion
se refiere. Dios Y federación; General Simón Briceño.(firma)
ELABORACIÓN Y TRASLADO DE LA ESTATUA Y PEDESTAL.
Tras esas acciones, el trabajo de confección de los monumentos se aceleraba en Europa
y la preocupación se centraba en que la Comisión local completara los fondos para
ambos encargos, los cuales resultaban onerosos pero que al fin y al cabo llegaron a
concluirse. De modo que ambas partes se concentraron en sus respectivas misiones que
los llevarían a feliz término en octubre de 1869.
Dichos sitios donde se construían los monumentos eran; La Real Fundición de
Múnich, a cargo del maestro FERDINAND VON MULLER, quien ya había realizado
otros trabajos relativos a la figura del Libertador, y por otro lado la confección del
17
pedestal en París a cargo de una empresa en la que el artista-diseñador ROMAIN
MINETTE, estaba al frente.
Sobre este particular encontramos varios documentos y facturas que aseguran la
participación de estos entes en la elaboración de las referidas alegorías,
Hamburgo 21 de julio de 1868.
A los señores de la Comisión encargada de la estatua del Libertador.
Estimados señores:
Tengo el gusto de acusar a Uds. el recibo de su despacho, fecha 3 de abril de cuyo
contenido he tomado debida nota.
Por conducto del señor Tomas Machado ya ha quedado impuesto de que el SR
TENERANI (PIETRO) EN ROMA SE HA CONFORMADO CON LOS DOS MIL
FRANCOS POR EL PERMISO DE USAR SU MODELO DE LA ESTATUA, cuya
suma la remite inmediatamente a aquel señor.
Igualmente dicho Sr Tomas Machado les habrá informado de mi aviso de haber
recibido por manos de él, una remesa (sobre) Hamburgo de 408 Psos.
Sobre los Sres. R. y T. Machado, en esa cuya suma de sus (montos pesos) les suplía)
presentar a la comisión encargada de recibir recursos para la estatua del Libertador
sumo mi contribución a la hermosa y patriótica obra de erigir una estatua de Simón
Bolívar en esa ciudad (…) (Me suscribo de Uds.) At: S/S; Adolfo H. Wappaus (fdo)
Lo cual verifica lo que se había descrito con respecto a los constructores de las obras y
asimismo las facturas relativas al hecho.
Paris, noviembre 2, de 1868.
Factura: de los efectos siguiente comprados por cuenta de la Comisión encargada de
arbitrar de recursos para la estatua del Libertador. Y encargados. por cuenta y riesgo de D cha
comisión a los señores J. B. Dalla Costa & hijos en Ciudad Bolívar, vía Trinidad, por el
steamship francés, saliendo de Sta Nazaire el 8 de los corrientes. Una caja serrada pesando
bruto 72 Klg .
Un diseño grande fijado del monumento de mármol que se está haciendo a la memoria del
Libertador. ________________ ₣ 250
Caja, paja y contracaja. ________________ ₣ 20
En otra caja de los señores Dalla Costa & hijos. ______
270 ₣
------------------------------------------------------------------------------------------100 fotografías medianas del mismo monumento 1 ₣
50
“
“
“
“
1₣
100
“
grandes
“
“
2₣
545 ₣
Datos: estas últimas fotografías han sido enviadas en una caja de los señores Dalla Costa, vía
Hamburgo por el buque “Ernst August”, según aviso dado al señor presidente del Estado.
Comisión de compras 5 % Gastos menores.
Son ochocientos ochenta y nueve francos (889) cargados a la cuenta de la “Comisión
encargada de arbitrar de recursos pa la estatua del Libertador” en Ciudad Bolívar. Contentivas
de fotografías que se repartieron por todas la provincias sobre la estatua y su pedestal. Además
de otras pertrechos que fueron adicionados al pedestal y estatua, como la barandilla que protege
al pedestal y los faroles con sus respectivos vidrios para el alumbrado del monumento-
18
Además de las susodichas obras también el señor Thirion recomienda la adquisición
de otros accesorios como una barandilla para proteger el pedestal, 4 faroles y otros
dispositivos para darle mayor solemnidad a la obra en conjunto.
Paris, Septiembre 30 de 1868.
Mi Querido John;
Tengo a la vista la grata de (…) que tanto Ud. y el artista de la estatua aprobaban de
antemano lo que el señor Wappaus y yo hiciéramos sobre este particular.
Bueno sería que la Comisión se encargara de (mandar a hacer) la BARANDILLA para
(…) que se pusiese en su lugar al mismo tiempo que el pedestal para resguardar este.
Incluyo una fotografía que mande a hacer sobre un diseño con el cual hice dibujar la
estatua (…) Me pareció conveniente hacer tirar una cierta cantidad de fotografías (…)
y debajo de cada fotografía hice marcar la inscripción siguiente “MONUMENTO
ERIGIDO A LA MEMORIA DEL LIBERTADOR SIMON BOLIVAR” Por el Estado
de Guayana – año 1869.
En una caja que mando a cada uno de Ud. por el “Ernst August”, de Hamburgo, remito
a Ud. esas fotografía que son 95 grandes y 45 pequeñas por que saque las otras diez para
regalos aquí a algún venezolano, (al Dr. Ferndo Bolívar que ha quedado muy satisfecho),
me parece que la Junta podrá consignar esta fotografía a Vicentini para que las
venda…”, En la referida caja vía Hamburgo, van los seis pares de luces que Ud. me
pidió.
No hay más (que se pueda hacer), abrazos a Uds. soi CUÑADO y amigo…
Eugene Thirion (firma).
Así como también otras facturas y comunicaciones al respecto:
Paris, Enero 1, de 1869.
FACTURA DEL PEDESTAL.
FACTURA del monumento siguiente ejecutado por obra y cuenta de la
Comisión instituida en Ciudad Bolívar, encargada de arbitrar recursos para
la estatua del Libertador, y enviada por cuenta y riesgo de dicha Comisión
A la consignación de los señores J B Dalla Costa e hijos, en dicho puerto
por el buque “Helena” saliendo de Hamburgo, con escala en Cádiz.
58 cajas pesando en junto 25.000 Kilos. En mármol blanco esculpido
según diseño adoptado para recibir la estatua del Libertador………
18.000
58 cajas embalaje……………………………………………….
1260.00
(Para la caja Nº 18 contiene la tierra para ligar las piezas de mármol).
___________
19.250.00
Comisión 5%……………………………………………
963.00
Son: 20.223.00 Francos.
De modo que para comienzos del año de 1869 tanto la estatua como su pedestal y
asimismo otros accesorios incluidos a posteriori, estaban terminadas y listas para ser
enviadas al puerto de Ciudad Bolívar.
19
Cartas de Adolph Wappaus de Hamburgo (5 de enero de 1868) para la Comisión de la
estatua de Bolívar…
Estimado señor; tuve el gusto de recibir en su debido tiempo las apreciables (cartas) de
Ud. fechas 30 de Septiembre y 30 de octubre Pº Po.
Conforme aviso que acabo de recibir de Múnich, la fundición de la estatua se habría
efectuado felizmente al gusto del artista y estaría lista para remitirla a esta en pocos
días.
El pedestal lo espero también muy pronto, y así que tengo certitud de la llegada aquí de
una y otra cosa me ocupare del fletamiento de un buque para su remisión a esa y creo
que será el bergantín “gumsea one” ? Cap: ¿Nolsge? que acaba de llegar de esa.
El pedestal encontrándose en Havre, he pedido al Sr Eugene Thirion para que se me
remitiese a esta, lo que por los fuertes gastos de puerto en Havre sale más barato y el
buque luego de que ha cargado aquí, tocará en Cádiz para completar en esa todo en
conformidad como lo he explicado al Sr Tomas Machado.
El señor Frantorius en San Tomas, me ha remitido 127,31 libras a tres días lista sobre
Londres cuya remesa la coloqué al cambio de 13,81, y su importe menos corretaje:
1.718,13 abone a la cuenta de la comisión. Deseando que por el mismo paquete podría
yo anunciarle el fletamiento del buque, Me suscribo de Uds.
... S.S. Adolph Wappaus
Paris, enero 31 de 1869.
Sr Dr J.T.B. Siegert. Presidente de la Comisión encargada de arbitrar recursos
para la estatua del Bolívar. Ciudad Bolívar.
Sin ninguna comunicación de esa comisión, tengo el gusto de acompañar
duplicado de mi última carta, 20 de Noviembre de participarle que ya está en poder del
Sr Wappaus en Hamburgo, el PEDESTAL que esa comisión tuvo a bien encargarme.
Según me escribió el señor (Wappaus), el buque Helena que debe llevar dicho
monumento, pronto se pondrá a la vela por ese puerto, con escala en Cádiz (…) Incluyo
la factura de dicho pedestal inclusive embalaje y comisión, la cual suma por. 20.223
pesos. Que mi casa ha cargado a la Comisión junto con 829, pesos. Parte al camino de
hierro desembarque en el Havre, comisión de recepción de la 58 cajas por un peso de
25,700 Klg
2 telegramas al Havre. 554,50 seguro sobre ps 26,000 al 2% Com. 1/8 % y póliza,
advirtiendo que dicho seguro está hecho con la condición en caso de rotura,
encallamiento o incendio, echaran a la mar de todo, a parte de las cajas para aliviar el
buque. (…) De esto resulta que las aseguradoras rembolsaran las piezas que se tuviere
que reponer por uno de los casos indicados y esto al precio que hubiere que pagar al
artista (…) Pronto estará acabada la BARANDILLA de hierro con sus cuatro faroles de
hierro, en cuanto este me apresurare a remitirlo a esa por primera oportunidad.
Me repito (sic) de Ud. Sr Presidente
S/A/S Eugene Thirion. (Firma)
…Sigue explicaciones porcentuales… (Total neto 6266 pesos)
Incluye un plano y una nota explicativa para la montadura y armazón del
monumento.
Hamburgo; (febrero 16, de 1869)
A la Comisión de la estatua de Bolívar…
Estimado señor, refiriéndome a mi última de 5 del mes pasado tengo ahora el gusto de
informarle que se ha embarcado a bordo de la goleta alemana “Helena”, su capitán
Arpsten;
- AHW una caja conteniendo la estatua del Libertador.
20
- E.T. 1/58 58 cajas del pedestal para dicha estatua, y que el buque ya está listo para
salir.
Les incluyo factura de la estatua y cuenta de flete de Havre y de gasto aquí importando
respectivamente; 5.234,40 y $ 192,14.
Al mismo tiempo le acompaño un estado de la cuenta total de este asunto, conforme
cuyo estado queda un pequeño saldo en mi favor de:
$ 258,60 y o a 34 de $125.26. (¿ …?)
Que le suplico abonen a los Sres. R y T Machado.
Incluso encuentra Ud. un extracto (sic) de una carta del señor Director en Múnich para
que se imponga de lo necesario que toca a la estatua. En verdad está escrita en alemán, y
la remito así porque en esa (Ciudad Bolívar) hay amigos que la pueden traducir en
español mejor que yo. 18
Resta ahora que el buque llegue felizmente a esa, que entregue todo en buen estado y
que toda la obra salga al gusto de esa población y de Uds, de que yo no dudo.
Siempre a las órdenes de la ciudad del inmortal Bolívar; me suscribo, Afto obediente
servidor y amigo;
Adolph Wappaus (firma)
Paris, marzo 24, de 1869.
FACTURA De la barandilla siguiente ejecutad de orden de la Comisión constituida en Ciudad
Bolívar encargada de arbitrar recursos para la Estatua del Libertador y enviada a los costos y
riegos de dicha Comisión por la consignación de los señores Dalla Costa e hijos, en dicho
puerto por el buque dinamarqués “ENMANUEL” saliendo de Hamburgo.
E.T. 57.
Catorce cajas pesando en junto (sesenta. ¿) 3.112 Kl.
Barandilla de hierro de los candelabros que están en los 4 ángulos con puerta de dos hojas,
bisagra
y
cerradura
de
bronce
con
4
llaves.
Superficie
total
28
m/p………………………………. 100 ….. 2.800.
…aumenta ? para la puerta, cerradura, bisagra Y llaves …… 120.00
Pintura de la barandilla y candelabros (…?)
color florentina claro 28 m/p ………………….. 16 ………. 448
4 candelabros en los 4 ángulos inclusive pintura. 340 ….
1360
________
4.728
DESCUENTO 3 %
141,85
-----------4586,16
18
Esta carta existe en el Archivo Histórico, y allí se refiere a Ferd. Von Miller, escrita en idioma
alemán, pero casi ininteligible, por lo cual hubiese sido interesante enterarnos de su contenido.
21
COMPOSICION DE LAS CAJAS
Bases de las 4 barandillas.
Los cañones de 3 barandillas y los contrafuertes.
El caño de 1 barandilla y lo florones.
12 hierro para asegura en piedras, cavillas y las llaves.
Una parte de la barandilla y las hojas de la puerta.
El resto de la barandilla
14 cajas ceparaciones para envolvimiento y enbalage …… 421.
4 kilos de papel alquitrán para envolver… 19,20… 440… 5026,85
Una caja pesando bruto Kls 315.
4 faroles cónicos de 6 caras, bronce legitima, color florentina claro, cornisa dorada de (…?)
con sus 150 …………….
600.00
4 lámparas a kerosén color colibrí incluidas 20 (..?)
Con 6 agarraderas y (…?) para recibir los (…?) de cristal … 20.
4 platos de seis caras para recibir las lámparas. ……………. 2
50 chimeneas de vidrio. ………………………… 60 … 30
10 cristales de repuesto para las (…?)
12 “ “
“ para los capiletes ¿ ………………
6
1º m/p de mechas……………
1,20
TOTALES::::::::::: 5.026, 85
Viene
790.00
24 lentes de aumento 28 Cm. Diámetro montados en cobre…. 240
….. Descuento……10% ……….
24
Cajas, separadores y embalages. ………………
48
______
990,20 + 5026
Son SEIS MIL TRESCIENTOS DIECIOCHO Francos, cargados a la cuenta de la Comisión encargada
de arbitrar recursos para la Estatua del Libertador Ciudad Bolívar.Thirion, Bousquett y Cia.
Paris, abril 7 de 1869.
Señor J. T. B. Siegert; Presidente de la Comisión encargada de arbitrar recursos para la
Estatua del Libertador. Ciudad Bolívar.
Tengo el gusto de confirmar mi última carta y de acompaña duplicado de ella.
La BARANDILLA de hierro con sus faroles han sido embarcados en el buque
“ENMANUEL” fletado por el Sr. A. H. Wappaus. Y si no ha salido este buque aun, de
Hamburgo, saldrá mui en breve. Adjunto factura de $ (o francos) 59, 78. Quince cajas
conteniendo Dcha barandilla y fardo, ellos suman por: $ 6312,00 , que mi casa ha cargado
a la cuenta de la Comisión, junto con; 219,60. Parte de París al Havre gastos en dicho
puerto y embarque 158,20. Seguro 3,50 en las mismas comisiones que el pedestal.
Las referidas cajas son consignadas a los Srs. Dalla Costa e Hijos con quienes la
Comisión tendrá que entenderse sobre flete y despacho en la Aduana. (…) Ella arrojó
un saldo a favor de Dcha deuda. $ 13.043, 13, que se le ha cargado a cuenta nueva.
Me despido de Ud, Señor Presidente Atento Servidor; Eugene Thirion (firma).
Estos documentos y facturas dan una idea de las operaciones que se tuvo que hacer para
ordenar la confección de dichos emblemas antes de su fastuosa inauguración.
En resumen y para terminar este capítulo la estatua se hizo en Múnich como ya
señalamos y es copia de la erigida en la plaza Bolívar de Bogotá, y autorizada por su
escultor Pietro Tenerani, el cual recibió una paga de 2.000 francos por los derechos de
22
autor, la misma fue fundida en la Casa Real Fundición de esa ciudad alemana, bajo el
cuidado del fundidor Ferdinand Von Muller, veterano maestro incurso en otras obras del
Libertador (su nombre y sello aparece en el recuadro debajo de la estatua que la une con
el pedestal, lado oeste) y la misma fue enviada en ferrocarril hasta Hamburgo.
El pedestal se confeccionó en Paris con mármol de Carrara italiano, una vez concluido
a fines de 1869, fue enviado a través del rio Sena a bordo de un vapor con destino a
Hamburgo vía Le Havre, puerto francés a la entrada del canal de la Mancha. Según las
facturas tiene un costo de 20.223,00 francos y un peso de 25.000 kilos. Fue traído en 58
cajas contentivas de las partes del mismo, asimismo fue recibido un instructivo en
idioma francés, para su montaje que explica detalladamente el procedimiento del
ensamblaje, desde las tres primeros pisos, la parte media con sus dedicatorias, los
adornos y arabescos, etc., hasta “el sarcófago” (la parte que la une a la estatua).
No hemos podido precisar la fecha exacta de la llegada del buque “Helena” pero según
otras misivas, debió haber tocado puerto entre finales de abril y comienzos de mayo,
ello se infiere, por el pago del desembarque y acarreo (traslado) de la Estatua.
Mayo 8, de 1869: Señor; José Lezama: Tesorero de la Comisión de Arbitrar Recursos
para la Estatua del Libertador Simón Bolívar; = Ciudad Bolívar S / F.
Sírvase entregar al Ciudadano Merced Ramón Montes la suma de veintiocho pesos por
dinero que ha suplido en los trabajos de DESEMBARQUE DEL PEDESTAL Y LA
ESTATUA, de cuyo gasto se dará cuenta a la Comisión en su próxima reunión. 19
Y asimismo del traslado que se hizo dentro de un gran jolgorio, en medio de cohetes,
y música desde la Aduana hasta su resguardo en el “Colegio” (Federal de GuayanaCasa del Congreso) donde esperó hasta el montaje del pedestal. Este último fue llevado
desde el buque hasta el puerto. De allí hasta la Aduana y finalmente hasta la plaza para
su definitivo ensamble cuyo traslado debió tener mayor dificultad por el enorme peso y
por algunas partes frágiles como los frisos y arabescos que la componen, no obstante su
desembarco ocurrió sin ninguna anormalidad.
OTROS GASTOS FINALES
También se conocen de facturas pagaderos a ciudadanos que ofrecieron diversas
labores tanto en la colocación de la estatua, el montaje del pedestal y otros accesorios
como faroles, luces y barandillas.
A:
A,
A:
A;
A;
A;
A;
A;
A;
A;
A;
A;
19
Recibido del señor José Lezama: _____________ $ 1.127,88 Ç.
----EGRESOS ---Gabriel Roscio (alarife) según sus recibos ………..
685,31
Maestro Nicolas Holmquist, …………………..….
30.00
res
S R Y T Machado por 2.000 adobes……………..
45, 00
Antonio Sisto Natera: por lavar el pedestal…………
7
agua para Id ………………………………………
3
Andamio para colocar la estatua y gastos de acarreo
De los maderos ...…………………………………….
42,50
José Laveaux, por 34 libras de cabo …………………
10.62
Liborio Lozano, por mil piedras………………………
10, 00
sesenticinco fanegas de cal a 2 pesos…………………
130. 00
Jesús Mª Ortega, por impresión de los programas….
5. 00
Juan Montes Salas, por kerosene……………………
8,62
D. Langois, por composición de lámparas…………….
34,35
Estas notificaciones y facturas dan cuenta del pago por estos menesteres. (AHG)
23
Listados originales de 2 de varios folios de los contribuyentes, y; publicación de “El Boletín
Comercial” del 13 de noviembre de 1867. Detalle: Inscripción debajo de la estatua del nombre
del fundidor Ferd. V. Miller.(foto: B Hernández)
Letras de cambio en monedas extranjeras, facturas y recibos relativos al pago de diversos
servicios. (A.H.G.)
24
SOLEMNE INAUGURACION
Una vez aposentadas en Ciudad Bolívar ambas alegorías, se esperó la fecha del 28 de
octubre en la cual antes se celebraba el onomástico del Libertador y ya instaladas en el
mismo octubre de ese año de 1869, la referida Comisión terminó por cristalizar su
propósito con férrea voluntad que a través de reuniones, correspondencias, solicitudes
de contribuciones y licitaciones públicas, dieron por terminada su misión cuando la
goleta “HELENA”, trajo al puerto de esta ciudad tanto el pedestal como la estatua y de
esta manera, el 28 de octubre de 1869, día de San Simón y con el esplendor ceremonial
que el acontecimiento ameritaba, se inauguró la estatua del Libertador sobre el pedestal
de mármol italiano, cuya obra fue develada por el Presidente Juan Bautista Dalla Costa
hijo y el Discurso de Orden estuvo a cargo del humanista Ramón Isidro Montes.
También tomaron la palabra en el memorable acto los doctores Francisco Padrón y
Simón Barceló; el Pbro. Carlos Machado, el Gral José Gabriel Ochoa y Serapio
Machado, y el Presidente de la Comisión de la estatua, el Dr. J.T.B. Siegert, y donde los
maestros José Pepe Mármol y Leopoldo Sucre dirigieron un concierto en honor a ese
solemne acto, constituyéndose así en la primera plaza con una estatua pedestre de
Simón Bolívar en el país…
Y aunque ese año de 1869, el día de San Simón fue celebrado como de costumbre, en
todo el país, Francisco González Guinand, “asegura que fue en Ciudad Bolívar donde
los actos nacionales alcanzaron mayor importancia, posiblemente por la inauguración
del hermoso bronce del Libertador…” 20
Después del Te-Deum se devela el bronce y los cronistas describen el acontecimiento
con lujo de pormenores: “El manto, convertido en pabellón, fue a desplegarse, orgulloso
del depósito que se le confiara, entre las banderas del Perú, Nueva Granada, Bolivia,
Ecuador y Venezuela; Indescriptible fue aquel momento, la voz se ahogó en la garganta
y un silencio de religiosa Solemnidad acompaña la aparición de la heroica figura de
Bolívar. Esta, llena de vida, da su frente al norte, con una mirada altivamente penetrante
y como dirigida a escudriñar los misterios del porvenir, deja leer en sus facciones los
atributos del genio (…) lleva en la diestra la invencible espada, a quien debemos
existencia y gloria, empuñada con heroica fuerza, entretanto que la mano izquierda,
ligeramente apoyada sobre el pecho, tiene con celoso cuidado el código de las libertades
de Sudamérica, a la vez que sujeta el bien tendido manto que ocultado en parte del
cuerpo realza la dignidad de la expresión y sirve como de ornato a la cabeza,
ligeramente desviada hacia atrás el pie izquierdo se adelanta con atrevimiento, mientras
el derecho sostiene con firmeza el arrogante cuerpo. El conjunto revela a primera vista
que aquella figura sólo se encuentra bien en el campo de la inmortalidad”. 21
Luego del discurso de orden “emocionadas y frágiles señoritas del jardín vernáculo
representaron a las repúblicas suramericanas 22, y muy pálidas por la emoción y el calor
20
Sánchez, Negrón, José; ex-cronista de Ciudad Bolívar. “Estatuas de Ciudad Bolívar”; En
Inventario del Fondo de Prensa Nacional y Regional. (A.H.G.-Sueltas)
21
Ibídem.
22
No estaban las estatuas representantes de las cinco republicas libertadas por Bolívar.
Incorporadas al área de la plaza en 1886 y confeccionadas de piedras artificiales, fueron
colocadas de la siguiente manera: La de Venezuela se encuentra al sur, mientras que al noreste,
se ubica la estatua que representa a Bolivia. Al Noroeste la de Nueva Granada y la de Perú está
al Sureste. Finalmente, la de Ecuador fue colocada al suroeste de la estatua de Bolívar. Estas
esculturas alegóricas, fueron costeadas por el gobernador Gral. Raimundo Fonseca y el francés
Juan María Maninat. (En Memoria y Cuenta del gobernador Raimundo Fonseca y Asamblea
Legislativa de Guayana, diciembre de 1886 - Archivo Histórico de Guayana).
25
que hacía en la plaza, con una delicadeza virginal tan elocuente que hasta las mismas
rosas se sintieron impúdicas…”
La estatua de dos metros con sesenta centímetros está colocada en el centro de la Plaza
Bolívar? sobre su pedestal cuadrado recubierto de mármol. En la placa que da su frente
al este fue esculpido el escudo de Venezuela. Y sobre la que da al oeste un -haz de
varas apretadas alrededor de un hacha. El haz engarza una corona y de su base crecen
hacia arriba dos palmas de laureles -Sobre la placa del norte fue escrito con cinceles Ál
Libertador Simón Bolívar. El Estado de Guayana” y la fecha en números romanos. Sobre la del Sur la del decreto y los nombres del Gobernador de la Provincia y de los
miembros de la Junta Promotora. Los textos están escritos con letras mayúsculas y no
llevan signos de puntuación. De modo que los bolivarenses nos preparamos para
conmemorar estas efemérides que dentro de poco cumplirá su primer
sesquicentenario….enhorabuena…
Dibujo alegórico a la Plaza Mayor, en momentos del Congreso de Angostura, autor; Luis
Pérez).
La plaza Bolívar en distintos momentos del siglo XX (con y sin fuentes)
26
EUGENIO THIRION Y ADOLFO H. WAPPAUS
Estos ciudadanos de origen francés y alemán tuvieron notable participación en la
adquisición de la estatua y su respectivo pedestal.
Al momento de activarse la Comisión para esa misión, Thirion fungía como Cónsul de
Venezuela en París, su lugar de origen, y ante ello, asumió la delicada tarea de contactar
a diversos artistas del viejo continente capaces de llevarla a cabo con sublime belleza y
esplendor, y mediante ingeniosos movimientos diplomáticos pudo así ser intermediario
efectivo entre el gobierno de la provincia de Guayana y los autores, tanto de la estatua
como el pedestal. Fue él quien sugirió hacer la estatua con el mismo molde que el
escultor italiano Pietro Tenerani había usado para el Libertador de la plaza Bolívar de
Bogotá en 1846. Esto ante las vacilaciones presentada por el también miembro de la
Comisión Andrés Jesús Montes, Cónsul de Chile en Venezuela, quien hizo respectivas
diligencias ante los gobiernos de Perú y Chile, para obtener el permiso de fundir unos
moldes usados en esos países cuyas esfuerzos resultaron infructuosos.
Conocemos que Thirion, (1813-1879), emigró a América para convertirse en
comerciante, aventurero, explorador de las fuentes del Orinoco y finalmente cónsul de
Ciudad Bolívar en Paris.23 Otras referencias lo datan en Angostura (al menos) desde
1841 cuando contrae matrimonio con Isabel Dalla Costa Soublette, hija de Juan Bautista
Dalla Costa (padre) e Isabel Soublette Xeres Aristiguieta, por lo cual era yerno y cuñado
de los hombres más influyentes de la provincia de Guayana en sus respectivas épocas y
de cuya unión nacieron 4 [email protected] Se ubica nuevamente en 1868 a través de intercambios
epistolares, comunicando a la “Comisión” sus actividades inherentes a la adquisición de
la estatua del Libertador y su pedestal, y asimismo ese año “publica en español y francés
su libro “viaje por el Orinoco de Angostura a Rio Negro”.24
Años más tarde en 1874 funge de intermediario en la adquisición de un busto de
mármol de Antonio Guzmán Blanco destinado para coronar el obelisco situado en la
actual Av. “5 de julio” de Ciudad Bolívar, el cual, tiempo después fue derribado por una
turba. De modo que, más que un diplomático y posible artista, fue un efectivo e
inteligente intermediario comercial que supo sacarle provecho a su posición
emparentada con los círculos aristocráticos de la Provincia para alcanzar ciertos logros
personales.
Algo que se debe dejar claro al respecto es que algunos historiadores y cronistas
ubican erróneamente a Thirion como autor del pedestal y hasta de la estatua, alegre
afirmación que hacen por el hecho de que en la parte posterior (sur) del mismo aparece
escrito “Execute par Eugene Thirion”, pero en nuestra opinión, creemos firmemente que
el diplomático aprovechó ciertas circunstancias para mandar a cincelar su nombre en ese
histórico monumento.
El por qué no fue autor ni de lo uno ni lo del otro?, porque es lo que se refleja en
varias cartas como la que envía Adolfo H. Wappaus a la Comisión que dice:
“…han encargado al Sr Eugene Thirion, cónsul de Venezuela en Paris, que HAGA
CONSTRUIR en París el pedestal de la estatua de mármol, para cuyo fin le autorizan
que pueda contratar la obra hasta la cantidad de veinte mil francos que la comisión pone
a sus disposición por órgano de los señores Blohm, Krohm & Cia en esa…” 25.
Y cuando el mismo Thirion expresa “…pongo al señor Dalla Costa al corriente en lo
que he hecho hasta ahora, relativo a la ejecución del pedestal de mármol, que la
23
Comercio por los ríos Orinoco. Apure siglo XIX…” Tarcila Briceño.Pag-105.
Ibídem. Pag.106.
25
Carta fechada en Hamburgo el 27 de febrero de 1868. (A.H.G.)
24
27
comisión que Ud. preside se ha servido confiar a mi cuidado (…) Puede Ud. estar
persuadido señor presidente, que haré cuanto esté a mi alcance para que quede lucida y
en buenas condiciones el referido pedestal” 26
Pero más contundente aun es la carta enviada por Thirion a Dalla-Costa el 6 de julio de
1868, donde afirma lo sig:
“acompaño duplicado de mi última carta del 1º de mayo y vengo hoy a participarle que
habiendo recibido varios dibujos para el consabido PEDESTAL de la estatua de
Bolívar, he cerrado el negocio (…) con un ARTISTA FRANCÉS i mucho más hermoso
y serio y por consiguiente más a propósito para el objeto i además más barato que todos
los que me han remitido de Italia, el artista me pedía veinte mil francos pero a fuerza de
meterle la competencia italiana por delante, he logrado cerrar el negocio por dieciocho
mil francos, en mi próxima remitiré a Ud. un dibujo del monumento visto por sus cuatro
lados y no dudo que le agrade, así como a la comisión. Todos estos modelos o dibujos
que me han mandado de Italia (…) no son propios para el objeto, no son serio y
contiene demasiados adornitos, muchos artistas de aquí hemos escogido a la unanimidad
el diseño francés…” 27
Este artista no debe ser otro que Romain Minette, cuyo nombre aparece grabado al
frente del pedestal como suele hacerlo cualquier creador para autentificar su autoría.
ADOLFO H. WAPPAUS. Este ciudadano de origen alemán estuvo en Angostura junto
a un grupo de paisanos que llegaron a estos previos alrededor de 1840 con el afán del
abrirse paso en el comercio naviero regional y para la exportación de rubros producidos
en la zona. Wappaus fue además uno de los cónsules representante de las ciudades
Hanseáticas en Angostura desde que Adolfo Wuppermann, fuera designado el primero
en 1838 y donde a partir de entonces se sucedieron los ya nombrados: Henrich Krohn,
L. F. Blohm y Juan Wulff, entre otros. Fue asimismo junto a Juan Bautista Dalla Costa
(padre) líderes de un grupo de personas, en su totalidad extranjeros, que solicitaron en
1841 un terreno para la construcción de un “cementerio para protestantes” y que la
Diputación provincial de Guayana cedió “con el piadoso fin de que en él encuentren
último reposo los individuos de cualquiera religión secta o país sin excepción”.28
Petición hecha debido a que en el “cementerio Católico” no permitían la sepultura de
fallecidos de otra religión. Su papel fue esencial no solo en la adquisición de las
alegorías sino de todo lo referente al flete y traslado de ambos monumentos y de sus
accesorios (algunos envíos fueron exonerados). En las diferentes misivas que antes
dejamos ver se nota las actividades de este caritativo ciudadano quien además dio una
jugosa contribución de 500 pesos, la más alta de una persona para la erección de dicha
estatua, según consta en los originales, en periódicos y Gacetas de la época.
LOS MIEMBROS DE LA “COMISIÓN”
Simón Briceño: El General en Jefe y Comandante de Armas de la provincia de
Guayana inicialmente se le dio el cargo de presidir la “Comisión encargada de arbitrar
recursos para levantar una estatua del Libertador”, no obstante su labor fue efímera y
poco resaltante limitándose a recibir y enviar misivas de la Comisión. Ya con solo 8
meses en el cargo participa a dicha delegación (carta del 5 de junio de 1868),29 que “en
26
27
28
29
Carta fechada en París, mayo 1º de 1868. (Archivo Histórico de Guayana)
Carta fechada en París, el 6 de julio de 1868. (A.H.G.)
“El cementerio Centurión” C. Maradei “El Luchador”; 14 de marzo de 1964.
En A.H.G.
28
sesión de este día ha sido elegido el Ciudadano Dr. J. G. B. Siegert, para sustituirlo en la
Presidencia de la Comisión por todo el tiempo que dure mi ausencia en esta capital...”
Separación que resultó definitiva pues nunca volvió a sus funciones originales e incluso
aparece en una lista de “personas que no han terminado de hacer efectivo su
contribución” para la colecta de dicha estatua…
J.T.B. Siegert. Durante su presidencia ocupada a partir de junio de 1868, se gestionó
casi todos los pasos claves para la adquisición de la estatua y su pedestal. Médico
Cirujano de los ejércitos libertadores llegó a esta ciudad procedente de Alemania en
agosto de 1819, como parte de los miles de voluntarios que ayudaron a nuestra gesta
independentista. Acá se casó en dos ocasiones teniendo [email protected] [email protected] de los cuales le
sobreviven nuevas generaciones. Vivió siempre en Angostura-Ciudad Bolívar hasta su
muerte ocurrida en septiembre de 1870 y sus restos reposan en el cementerio Católico
de esta localidad. En enero de 1870 entregó una carta pública en donde daba a conocer
el éxito alcanzado por la Comisión interinamente presidida por su persona y asimismo
la entrega de cuentas claras en cumplimiento de tan laudable labor patriótica.
Hilarión Gambus: Veterano funcionario de varias gestiones gubernamentales en la
provincia de Guayana. Fue elegido diputado al Congreso Nacional en las elecciones de
1857. En 1861 fue secretario del Gobernador Juan Bautista Dalla Costa Soublette y más
tarde Secretario de la Asamblea Constituyente del Estado Soberano de Guayana donde
fue firmante del Decreto de 1864 “para erigir una estatua ecuestre del Libertador”, lo
cual no pudo concretarse como lo anotamos en la Pág. 10 . También se desempeñó
como Secretario de Gobierno durante la Presidencia de Francisco Goicoechea y
asimismo ejerció un Juzgado de 1ª Instancia. Este ciudadano murió en esta ciudad el 18
de febrero de 1899.
Andrés Jesús Montes. Proveniente de la familia Montes de la ciudad de Cumana, fue
un próspero comerciante que regentó varios negocios entre ellos la Botica Boliviana que
se dedicaba, no solo al ramo farmacéutico, sino también a la venta de otros rubros.
Asimismo fue editor-fundador de “El Boletín Comercial” el primer diario vespertino de
la región. Fue poco lo que pudo ayudar como miembro de la Comisión tras intentos
fallidos de gestionar la estatua en Chile y Perú ya que, tenía el Aval de ser Cónsul de
Chile en Ciudad Bolívar. Después de ser miembro de la comisión, Montes “se
aprovechó de sus buenas influencias para obtener transacciones onerosas” como por
ejemplo ser contratista de las barandas que se colocó en los contornos de la plaza
Bolívar de aquel entonces, (1874) las cuales fueron mandadas a fabricar en Nueva York.
Tomas Machado Contasti; junto a su hermano Rafael resultaron claves en cuanto a las
emisiones de pagos referidos a los encargados de la estatua en Europa, hijos del prócer
de la Independencia, Cap. José Tomás Machado, aparecen en varios recibos facturando a
favor de los contratantes ya que por el manejo efectivo de asuntos de Hacienda, se
posesionaron en firmes intermediarios en el desembolso de monedas nacionales (pesos)
al cambio en divisas extranjeras (Francos, libras esterlinas y florines).
José Lezama fue un filántropo y comerciante que ayudó a diversas causas de la ciudad
a mediados del siglo XIX, su labor como tesorero fue la de movilizar y administrar los
fondos recibido de las colectas a nivel de la provincia para la erección de la estatua, José
Lezama dejó a su muerte una considerable suma de dinero para que fuese empleada en
beneficio de nuestra Catedral, con la cual se le puso el pavimento de mosaico. Donó
junto a su esposa el Altar Mayor, y El Santo Sepulcro que según aparece en la
inscripción (que está detrás) es un regalo de Don José y Josefa Lezama, a la Santa
Iglesia Catedral de Guayana en 1873. Una popular calle en el mero casco histórico de
Ciudad Bolívar que sale desde la calle “Concordia”, y llega hasta la “Cumaná”, lleva su
nombre gratificando su memoria por su filantrópica labor en pro de la ciudad…
29
BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA.
CABELLO HILDELISA “Historia mudanza de Santo Tomas de Guayana a
Nueva Guayana, Angostura del Orinoco; 1595-1762-1764…”. 2003
CHUECA GOITIA, Fernando (1993). Breve historia del urbanismo. Madrid:
alianza editorial.
“Ciudad Bolívar en la Angostura del Orinoco”. Cuadernos de Patrimonio
Cultural-Gobernación del estado Bolívar-2003.
FERNÁNDEZ AMÉRICO: “Guayaneses Prominentes” litografía Horizonte,
Barquisimeto 2000.
PINEDA RAFAEL, “Las estatuas de Simón Bolívar en el mundo”. Centro
Simón Bolívar-Caracas 1983. “Santo Tome de Guayana, Angostura o Ciudad
Bolívar”.Edit. CVG, 1979; “Cien años de la fotografía Orinoco Guayana”
Edelca-CVG-1983.
TARCILA BRICEÑO B. “Comercio por los ríos Orinoco. Apure, segunda mitad
del siglo XIX”; Fondo editorial Tropikos-Caracas 1993.
TAVERA ACOSTA B “Anales de Guayana”.
VIÑA JOSE ANGEL “Música religiosa de Ciudad Bolívar, en el siglo XIX.”
REFERENCIAS HEMEROGRAFICAS.
Columna Bicentenaria por Monseñor Maradei: diario “El Luchador”; “La
Catedral”, (15 de febrero de 1964) y “El cementerio Centurión”, (14 de marzo de
1964);
“Crónicas y Efemérides de la Historia y la Cultura”... diario “El Expreso”-20082018.Rafael Morales H.
“El Boletín Comercial” listado de contribuyentes para la estatua del Libertador;
Ciudad Bolívar, 13 de noviembre de 1867.
“Ogaño y Antaño” Columna de Br. Ernesto Sifontes, “El Luchador” julio de 1947.
Sánchez, Negrón, José; ex-cronista de Ciudad Bolívar. “Estatuas de Ciudad
Bolívar”; En Inventario del Fondo de Prensa Nacional y Regional. (A.H.G.-Sueltas)
30
ANEXOS:
DISCURSOS Y ALOCUCIONES.
Señores. No solo celebramos hoy el memorable natalicio del grande e inmortal
Bolívar, sino que al mismo tiempo nos ha congregado en esta plaza la nobilísima idea
de la inauguración de ese suntuoso monumento que, como es de todos bien sabido,
tuvo su origen en la mente del actual Presidente de este Estado. En efecto (señores)
hace precisamente dos años que este digno magistrado en momentos en que tenía lugar
una numerosa asamblea en la casa de Gobierno, concibió y desarrollo el feliz proyecto
de erigir una estatua al héroe de Colombia como justo tributo de gratitud que todo
venezolano debe rendir al gran Capitán de Sur América en memoria de su relevantes y
eminentes hechos tanto en política como en los campos de batalla.
Solo continuo el ciudadano Presidente nombrar una comisión de arbitrar recursos
necesarios para realizar aquel patriótico pensamiento, y gracias, mil veces gracias a las
responsables corporaciones y autoridades del país como también a muchos estimables
ciudadanos, residentes y no residentes en el Estado, que con su generosa cooperación
las obras se han llevado a cabo a medida de los deseos del sentimiento patrio, y del
generoso amor al progreso que predomina en esta hermosa sección de la Republica.
Ahora bien, considerando la Comisión que tengo la honra de presidir que la injerencia
que ha tenido en esta importante empresa, termina hoi con la solemnizacion de este
acto público, siente las más especial satisfacción y regocijo al dirigirse como se dirige
por mi humilde órgano a Vos Ciudadano Presidente, con el objeto de entregaros en
todas formas y de recomendar a vuestro celo, esta preciosa prenda de la gratitud
guayanesa hacia su Libertador a fin de que os dignéis disponer lo que consideréis
conveniente acerca de su conservación y pueda así ser en todo tiempo la gloria y el
orgullo del noble pueblo a quien sirve de ornamento.
Ciudad Bolívar 28 de octubre de 1869.
J. G. B. Siegert, (firma).
31
COMICION PARA LA ESTATUA DEL LIBERTADOR
Ciudadano Presidente del Estado de Guayana
Caracas julio 20 de 1869.
Tiene Venezuela una deuda sagrada de gratitud, que si bien nunca olvidada, no ha
sido sin embargo satisfecha, más que en parte. El nombre inmortal de BOLÍVAR es un
tesoro de respeto y de amor para todo venezolano; las cenizas del héroe reposan en
nuestra Santa Catedral, puestas al amparo de la Divina Providencia; su prodigiosa
historia es orgullo de nuestros ancianos; enseñanza preciosa dé la juventud; y leyenda
homérica de nuestros niños.
Mas todo eso no basta: falta mucho todavía: nos falta un acabado monumento moral,
puesto que olvidamos, desgraciados, su consejo sublime de UNION: falta también un
monumento patente que recuerde á cada hora el autor del precepto salvador,
monumento que revele al éxtrangero, (sic) y lleve a las edades futuras, el nombre y los
hechos, el genio y la gloria del Libertador.
Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, creaciones del grande suramericano en su empresa
asombrosa de redimir un mundo de la esclavitud; también Guayana y Maracaibo,
entidades de la República, se nos han anticipado en ese pensamiento feliz. Quizá
nosotros encontrándonos pequeños y en situación angustiosa, no hemos juzgado digna
del Héroe, ninguna de nuestras obras posibles y por eso hemos vacilado. Pero esa
vacilación, no puede ya seguir; debemos llenar ese deber que el patriotismo, la gratitud
y la conveniencia pública reclaman. No ha menester nuevos monumentos la fama
estendida (sic) de BOLÍVAR; los han menester nuestros pueblos y nuestras hijos, por
sus trascendental consecuencias morales, sociales y políticas.
Persuadidos de la necesidad, ya impretermitible, han coincidido felizmente en
idéntico pensamiento el Gobierno general de la Unión, y el Gobierno del Estado
Bolívar, como será U. informado por los decretos que en copias números 1 y 2 hallará
adjuntas.
Han pensado con mucha razón ambos Gobiernos, que será muy digno del héroe este
homenaje, si concurren agradecidos á él, (…) todos los hijos del país que libertara y
enalteciera, sin escepcion ninguna de secciones, de indivisos ni condiciones. Se aspira
á una manifestación nacional imponente y magnífica, que así honre al Héroe
privilegiado que la mereció, cuanto al pueblo que la tributa. Y solo subirá tan alto si
entraren en ella con el óbolo del menesteroso, y con la piedra del artesano, los
donativos y ornamentos de individuos y de pueblos, nacionales o extrangeros, que
quieran acompañarnos el día dichoso de nuestra gratitud.
Aspirando á esos fines tengo la honra de dirigirme en nombre de esta Junta creada por
los decretos mencionados, al Estado de Guayana en la persona de su digno Presidente,
invitándole á tomar parte fervorosa, en la obra patriótica, en la manera y términos que
estime más espeditos (sic) y conducentes al noble propósito.
Con sentimientos de consideración y aprecio tengo el honor de suscribirme de U.
atento y seguro servidor.
EL PRESIDENTE.
Carlos Soublette. (Firma)
32
INDICE:
Pág.
Título, dedicatoria y agradecimientos. …………………
Prologo Lic. Diego Navas. ………………………………
Prólogo del autor……………………………...................
Nace una misma ciudad………………………………..
Orígenes de la plaza Bolívar…………………………...
Inicio de una cruzada patriótica……………..................
Decretos para erigir el monumento…………………....
La Comisión designada. ………………………………..
El proceso de licitación………………………………...
Elaboración y traslado de la estatua y pedestal………..
Solemne inauguración……………………………….….
Eugenio Thirion y Adolfo H. Wappaus …………...….
Los Miembros de la Comisión …………….………....
Bibliografía y Referencias hemerográficas…………......
Anexos:
Discurso del Dr. J.T.B. Siegert y Carta-Discurso del
Presidente de la Republica Carlos Soublette …………..
El Autor……………………………………………..……
33
2
3
4
5
6
8
9
12
14
17
25
27
28
30
31
34
RAFAEL MORALES HERMOSO Ciudad Bolívar, 21 de octubre de 1954.
… Estudios de primaria realizados en el grupo escolar “Mérida”, de Ciudad Bolívar.
Educación media, en la escuela técnica industrial “Antonio Díaz”, (bachiller). Superior;
Universidad Central de Venezuela, estudios de Licenciatura en Educación. Estudios de música
en el conservatorio “Juan José Landaeta” sede Bolívar, miembro fundador del núcleo de la
Orquesta Sinfónica Juvenil. (1978) .músico de varias agrupaciones.
Docente en varias instituciones de Ciudad Bolívar; escuela Básica Francisco Antonio Zea
(1982); “Escuela Moderna de Música” (1983), Liceo “Ramón Lizardi” (1989); Escuela Básica
“José Luís Afanador” (1991). Profesor de Lenguaje musical e historia de la música en el
Conservatorio “Carlos Afanador Real” de Ciudad Bolívar. (1993-2015)
… Autor de los libros “Ciudad Bolívar, 3 siglos de Carnaval”; “Crónicas Pascuales de Ciudad
Bolívar” y del ensayo “Historia del periodismo regional” (edición digital), y de numerosos
artículos en diarios y revistas de la región y del país. Autor de la columna “Crónicas y
efemérides de la historia y la Cultura” que se publicó desde 2008, en el diario “El Expreso” de
Ciudad Bolívar.
… Orador de Orden en el Salón de sesiones de la alcaldía del Distrito Heres con motivo del
día de músico (2003). Orador de Orden con motivo del 198º aniversario de la toma de
Angostura, Museo de Arte Moderno Jesús Soto (2015). Orador de Orden con motivo del 235º
aniversario del natalicio del Libertador, y 185º aniversario de la batalla Naval del Lago y día de
la Armada. Plaza Bolívar 24 de julio de 2018.; Orador de Orden con motivo del 188º aniversario
la siembra del Libertador, Plaza Bolívar de San Félix, 17 de diciembre de 2018; Orador de
orden con motivo del recibimiento de la imprenta del “Correo del Orinoco” Ciudad Bolívar,
enero de 2019. Discurso en representación de la entidad en vigilia antiimperialista, palacio de
Miraflores, 1 de abril 2019. Orador de Orden con motivo de la conmemoración del 209
aniversario de los sucesos del 19 de abril de 1810, Plaza Bolívar de San Félix, 19 de abril de
2019. Orador de Orden con motivo de la conmemoración del 255 aniversario de Ciudad
Bolívar, Plaza Bolívar de Ciudad Bolívar, 22 de mayo de 2019.
…Condecoraciones y Reconocimientos; Orden; General Tomás de Heres en su segunda clase
por la Alcaldía de Heres (2017). Medalla “Sol de Angostura” (mención honorifica) “por su
labor en pro de la cultura regional”. Gobernación del estado Bolívar; botón al mérito, “por sus
20 años de actividades”. Universidad Bolivariana de Venezuela “por su destacada labor en pro
de la enseñanza musical”. Conservatorio de Música Carlos Afanador; “por la divulgación de la
historia de la música Guayanesa”. En el 2014 nombrado por consenso de artistas locales como
cronista cultural de Ciudad Bolívar. 2019: medalla por su “contribución al conocimiento de la
historia y los aportes culturales a nuestra región” San Félix, 19 de abril de 2019.
… Charlas y Conferencias sobre la música en general, y efemérides patrias en instituciones de
educación media, diversificada y superior. En el coloquio sobre el bicentenario del Correo del
Orinoco (2018) participó con la ponencia “los hijos del Correo”: Los periódicos de Ciudad
Bolívar después del fin del Correo del Orinoco. Invitado a distintos programas de la televisión
nacional y emisoras locales.
Actualmente se desempeña como docente de Arte en la Universidad Bolivariana de Venezuela
sede Bolívar, y Coordinador del Archivo Histórico de Guayana, proyectando en dichas
instituciones la difusión de la memoria cultural e histórica del estado Bolívar.
Ciudad Bolívar 21 de octubre de 2019…
34
Descargar