Subido por Biol. Loretto Meza

4 Nutrición

Anuncio
Nutrición y manejo del alimento
NUTRICION Y MANEJO DEL ALIMENTO
Dr. Joe Fox, Texas A&M University,
Corpus Christi, Texas USA
Granvil D. Treece, Texas A&M University,
College Station, Texas USA
Dagoberto Sanchez, ALCON
Nutrición general del camarón
E
l camarón presenta diferentes hábitos alimenticios durante su ciclo de vida. Como
larva juvenil (zoea) es planctónico, filtrando algas microscópicas y otros materiales
suspendidos en el agua. Como larva adulta (mysis) es mayormente predadora consumiendo generalmente proteína animal como Artemia. Luego de la metamorfosis a postlarva/juvenil se vuelven carroñeros bentónicos, nutriéndose de una variedad de alimentos,
y siendo omnívoros el resto del ciclo.
En general, el crecimiento y sobrevivencia del camarón silvestre depende de factores como
calidad del agua, alimento natural y un hábitat protector.
El objetivo del cultivo es proveerle adecuada calidad de agua, ambiente y nutrición para un
rápido crecimiento a densidades mucho mayores que las encontradas en ambientes naturales. Es decir, el granjero debe mermar la incertidumbre e ineficiencias de la naturaleza.
Esencia nutricional
La nutrición del camarón es un asunto complejo porque sus requerimientos cambian a lo
largo de sus ciclos de vida, por lo que las fórmulas deben ser específicas para cada ciclo. Más
aún, los alimentos naturales suplementan a los manufacturados y los granjeros deben
manejar los estanques como un ecosistema, y poner imputs que maximicen los beneficios
de los alimentos naturales y manufacturados.
Las fuentes de nutrientes pueden variar, pero ciertos nutrientes son requeridos por todos los
animales en crecimiento, y son conocidos como nutrientes esenciales o indispensables. Un
nutriente esencial es aquel que no puede ser sintetizado a un nivel requerido, para un normal crecimiento y mantenimiento. A pesar que la proteína es requerida para el crecimiento, no hay proteínas esenciales, sino aminoácidos esenciales (las proteínas están compuestos por aminoácidos). A pesar de que los carbohidratos (ej. harina de trigo) son fuentes
de energía, no son carbohidratos esenciales, porque pueden ser derivados de varios ingredientes, almacenados y liberados a través de varios procesos metabólicos; además los lípidos de la dieta son otra fuente de energía. Finalmente, están los ácidos grasos esenciales
(componentes de lípidos), vitaminas y minerales.
65
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
Los nutrientes esenciales pueden ser muy bien diferenciados en términos cuantitativos. Las
proteínas, lípidos y carbohidratos son referidos frecuentemente como macronutrientes. Su
presencia en el alimento comprende una porción substancial del espacio disponible o peso
de la dieta. Los micronietrientes (ej. minerales y vitaminas) son requeridos, relativamente
en poca cantidad por el camarón. El término "micro", sin embargo, no debe ser interpretado como implicando que ciertos nutrientes son menos importantes. Algunas vitaminas son
requeridas en muy pocas concentraciones para la producción comercial de alimentos (ej.
ácido ascórbico, alrededor de 100 mg/kg. de materia seca), sin embargo, su inclusión es
absolutamente requerida para un adecuado mantenimiento y crecimiento. En otras palabras, la reducción del requerimiento de cualquier nutriente esencial del alimento, puede
resultar no solo en crecimiento lento, sino en una mortalidad substancial. Para evaluar si un
nutriente esencial ha sido incluido en niveles adecuados en el alimento, es importante identificar todas las fuentes de proteína nutritiva y su disponibilidad asociativa.
El término, "nivel de nutriente requerido" es frecuentemente confundido con nivel de nutriente en el alimento. No es igual decir que el camarón requiere 3% de la dieta de un nutriente esencial "x" bajo condiciones controladas, que incluir el 3% en el alimento. Proveer un
requerimiento es a veces difícil en el alimento debido a la pérdida asociada en el proceso
de producción (ej. alta temperatura) o a variaciones en la digestibilidad asociada con diferentes ingredientes. En otras palabras, lo que se formula no es lo que estará en el alimento
procesado. Las dietas de investigación para estimar los requerimientos de nutrientes son
frecuentemente preparadas con ingredientes de alto nivel de digestibilidad, aunque el
rendimiento de esos alimentos seguramente será bueno, el costo para uso normal sería prohibitivo.
Proteínas y aminoácidos
Es común oír el término "carnívoro" y “herbívoro” usado para referirse a especies de
camarón. Estos términos son frecuentemente mal aplicados. Un carnívoro es aquel cuya
dieta proteica consiste primariamente en proteína animal. Un herbívoro, en cambio, típicamente consume proteína de las plantas (ej. productores primarios tales como diatomeas
bénticas). Sin embargo, para algunos granjeros, un camarón es carnívoro porque requiere
de un nivel relativamente alto de proteína en su alimentación. La proteína puede y es provista a través de una amplia gama de fuentes dietéticas de la planta (ej. soya) y de animales
(ej. harina de pescado).
La proteína es usualmente el nutriente más costoso y el rango de contenido proteico (referido como proteína cruda) en los alimentos va desde 18% hasta 45%. Algunos de los "requerimientos" de proteína reportados en la literatura para varias especies de camarón son:
Farfantepenaeus aztecus, 23-31%, Farfantepenaeus californiensis, 35%, Farfantepenaeus
duorarum, 28-32%, Farfantepenaeus indicus, 43%, Marsupenaeus japonicus, > 60%, F. merguiensi, 34-42%, Penaeus monodon, 35-50%, Farfantepenaeus chinensis, 40%,
Farfantepenaeus pennicillatus, 22-27% y Litopenaeus setíferus, 28-25%. La diferencia de contenido proteico es usualmente atribuida a las diferencias de "requerimiento" mostrada por
las especies (se sabe que Marsupenaeus japonicus crece bien con dietas con altas concen-
66
Nutrición y manejo del alimento
traciones de proteína, mientras al Litopenaeus vannamei se le ofrece alimentos con bajos
niveles de proteína (aproximadamente 30-35%). Muchas de éstas conclusiones son, desafortunadamente, de anécdotas o de experiencias no documentadas.
"Requerimiento de proteína" es frecuentemente mal empleado para denotar el contenido o
nivel de proteína en el alimento. Los nutricionistas reconocen que proveer la proteína adecuada implica tres factores: 1) requerimiento de aminoácidos esenciales; 2) digestibilidad
general de proteínas dietéticas; 3) nivel de consumo del alimento. Hay poca información
disponible sobre los requerimientos de aminoácidos esenciales para el camarón. Las guías
para incluir estos aminoácidos esenciales en los alimentos se han desarrollado por muchos
años a través de "ensayo y error".
En términos de digestibilidad, los alimentos pueden ser formulados para contener 50% de
proteína cruda, del cual relativamente poco puede estar "biodisponible" (ej. harina de
pluma) o, al contrario, contener 20% de proteína, siendo la mayor parte altamente digerible (ej. caseína). Ninguno de estos escenarios se aplican a los alimentos comerciales para
camarón. Las fuentes de proteína más usadas en alimentos para camarón son harina de
pescado y de soja, que contienen proteína razonablemente bien digerida (alrededor de 80%)
por el camarón, pero no todas las fuentes tienen la misma calidad o digestibilidad. Por
ejemplo, la harina de pescado puede estar en un rango de proteína entre 58% y 68% (en
materia seca). Por esta razón, los camaroneros deben tener cuidado de la calidad de la proteína usada en los alimentos. Los fabricantes de alimento deben poner a disposición de los
productores los reportes de digestibilidad de las fuentes de proteína usadas (ellos hacen esta
prueba rutinariamente).
Tal como se ha mencionado anteriormente, lograr el "requerimiento" de proteína en el alimento no implica un adecuado consumo per se. Ofrecer al camarón un alimento que contiene 30% de proteína, no implica que su consumo equivalga a satisfacer el requerimiento
en el 100%. Por ello, los niveles de "requerimiento" de proteína determinado bajo condiciones controladas con alimentos conteniendo altos niveles de atractabilidad puede no ser
traducido a crecimiento similar bajo las condiciones prácticas del estanque. La estimación
del "requerimiento" de proteína del camarón requiere de conocer el contenido de proteína
en el alimento, su digestibilidad en términos de aminoácidos esenciales y la tasa de consumo promedio bajo las distintas condiciones ambientales.
Muchas investigaciones nutricionales con frecuencia no logran identificar apropiadamente
la tasa proteína:energía adecuada para las especies y condiciones de cultivo. La mayoría de
esfuerzos se enfocan en satisfacer los "requerimientos" de proteína: 1) alimentando
camarón con dietas de alta proporción de atractantes (para asegurar un consumo rápido y
completo) y cantidades mínimas de proteína altamente digestible (ej.15-18% de proteína
cruda); o 2) alimentando camarón con dietas con niveles moderados de atractantes (la
fuente de proteína de por si) y altos niveles de proteína (ej. 30-35% de proteína cruda) de
fuente de proteína de digestibilidad moderada. El primer enfoque está dirigido a reducir
productos de desecho del alimento (nitrógeno, fósforo, típicos contaminantes ambientales),
67
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
en esas dietas la mayoría de los nutrientes serán altamente digestibles. El segundo enfatiza
en menores costos, pero posiblemente requiera más productividad natural. El uso adecuado de la proteína en los alimentos requiere de mejor entendimiento de factores como:
requerimiento de consumo, digestibilidad, interacción con factores ambientales, reducción
de contaminantes ambientales, etc.
Tasa proteina/energía
El punto más importante con relación a la proteína está relacionado con su uso como
fuente de energía para el camarón. En general, la proteína tiene un efecto "escaso" en la
energía. Si las fuentes de energía (ej. carbohidratos) son deficientes en el alimento, el
camarón usará la proteína en vez de los carbohidratos para mantener las funciones
metabólicas en lugar de emplearla para crecimiento. En otras palabras, continuará consumiendo el alimento para satisfacer las necesidades primarias de energía. Si el alimento
está sobrecargado con proteína, alguno de estos caros componentes será utilizado para
energía; por el contrario, en un alimento con un buen balance la mayoría de las proteínas
idealmente serán usadas para crecimiento. El mejor contenido de energía de los alimentos
se deriva de fuentes de granos de bajo costo relativo (ej. trigo, maíz, arroz). También puede
haber un problema potencial en alimentos sobrecargados con energía. En este caso, el
camarón probablemente consumirá solo el alimento necesario para cubrir las necesidades
energéticas y reducirá el consumo, haya o no satisfecho el requerimiento de la proteína, lo
cual conducirá a pérdidas económicas por no consumo del alimento y a pérdidas de proteínas.
Lípidos y carbohidratos: fuentes de energía
La fuente de energía más adecuada para alimento de camarón son los ingredientes con alta
cantidad de carbohidratos, típicamente granos. Los azúcares altamente digeribles (ej.
monosacáridos tales como glucosa) no son tan idóneos como fuentes de energía/carbohidratos, debido a los costos (ej. almidón de trigo) o asimilación reducida/anormal. La
fuente de carbohidrato más adecuada para camarón son los derivados de bajo costo, ingredientes prácticos (ej. harina de trigo, harina de calidad media, salvado de arroz, etc.).
La digestibilidad de los carbohidratos puede ser incrementada durante el proceso de elaboración del alimento. El contenido de energía digerible de alimentos extruidos (alta temperatura) puede ser mayor que los peletizados (temperatura menor). Además, ciertas
fuentes de carbohidratos como harina de trigo pueden promover la hidroestabilidad del
pelet y, como tal, servir como aglutinantes naturales. La extrusión de carbohidratos a altas
temperaturas típicamente reduce la dependencia de aglutinantes costosos y, como resultado, permite la reducción general del costo de los ingredientes en el alimento.
Los lípidos (aceites y grasas) son considerados fuentes de energía dietaria, pero su uso en la
forma purificada es generalmente prohibitivo en costo. Los lípidos generalmente sirven
como fuente de energía y como atractante. Fuentes de lípidos purificados (ej. aceites de
pescado) son incluidos en dietas comerciales para camarón para asegurar el contenido
68
Nutrición y manejo del alimento
mínimo de lípidos y satisfacer los requerimientos de ácidos grasos marinos esenciales. La
cantidad de lípidos purificados incluidos en una dieta está determinada por la cantidad de
lípidos/ácidos grasos de otros ingredientes dietarios (la mayoría de fuentes de proteína también contienen lípidos). La concentración de lípidos en la mayoría de alimentos comerciales
es menos del 8% de la dieta (como base alimenticia). Concentraciones mayores pueden
resultar en pobre aglutinación y reducir la hidroestabilidad. Otro tema es el de mantenimiento de una tasa adecuada proteína/energía. La calidad de los lípidos puede reflejar la
calidad del alimento. Si se almacena inadecuadamente, el ácido graso del alimento puede
conllevar a la auto-oxidación, resultando en una condición inadecuada de rancidez/toxicidad.
Contenido de energía dietética
El camarón parece utilizar la energía de una manera similar a los animales terrestres con las
siguientes excepciones: 1) Puede existir variaciones substanciales entre especies de
camarón basado en la razón proteína animal:vegetal típicamente consumida, y 2) El
camarón puede tener mayores pérdidas de energía a través de la excreción por las branquias y durante el proceso de muda. El requerimiento dietético de energía del camarón
también es menor que para otros animales no acuáticos debido a lo siguiente: 1) La energía
dietética no es usada para el mantenimiento de la temperatura del cuerpo; 2) Como el
camarón está sumergido, la energía para mantener la posición/orientación es menor; y 3)
El camarón al excretar amonio, no requiere energía para la formación de urea o ácido
úrico.
No hay abundante información disponible sobre la eficiencia de energía en los alimentos;
sin embargo la mayoría de alimentos comerciales contienen coeficientes generales de
energía de alrededor de 3.1-4.1 kcal/g de alimento. La razón energía:proteína digerible de
unos 12 kcal/g de proteína parece ser adecuada para los alimentos ofrecidos a Litopenaeus
vannamei.
Minerales y vitaminas
Con frecuencia, el fósforo y calcio son los minerales más limitantes en la formulación de
alimentos comerciales para la producción de camarones. El fósforo es único ya que se
encuentra únicamente como un sólido y no se solubiliza en agua. Puede encontrarse en
muchas plantas verdes o granos en forma indigerible conocido como fitato o ácido fítico.
Por esta razón, al analizar su digestibilidad, solo un tercio a un cuarto del fósforo en alimentos a base de soja es considerado disponible para el camarón. Para proveer una adecuada dieta en fósforo, se debe incluir en una forma purificada (ej., fósforo monobásico,
dibásico, tribásico). Estas formas purificadas también tienen digestibilidad variable. El contenido de fósforo total de alimentos para camarón usualmente es de 1.5-2.5% (como base
alimenticia), pero solo alrededor de 50% de ello esta disponible para el crecimiento del
camarón.
69
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
En el pasado, la mayoría de nutricionistas recomendaban alimentos con una razón calcio:fósforo de 2:1(calcio a fósforo disponible ). Mantener esta razón ha sido difícil, debido a
la tendencia a tener exceso de calcio en la mayoría de formulaciones de alimentos comerciales para camarón. Por esto, generalmente se suplementan las formas purificadas de fósforo. También se considera que suficiente calcio debe estar disponible en el agua del
estanque para propósitos dietéticos a través de la absorción por las branquias. En efecto,
éste es probablemente el caso de la mayoría de trazas o microminerales encontrados.
Los paquetes vitamínicos (con suplementos minerales) son componentes necesarios de los
alimentos comerciales para camarón solo cuando la productividad natural del estanque no
es adecuada (muy altas densidades de siembra). Muchos alimentos para camarón son frecuentemente suplementados con paquetes de premix de vitaminas o precursores de vitaminas. Estos son generalmente incluidos de una forma preventiva contra infecciones de virus
y bacterias patógenos. Por ejemplo, los carotenoides (ej., beta-caroteno) son a veces
recomendados para prevenir epizootias. A bajas densidades de siembra (15/m2), los premix
de vitaminas y minerales generalmente no se incluyen en alimentos comerciales.
Probablemente el mejor criterio para decidir sobre el uso de premix requerirá la evaluación
de: los niveles de productividad, prevalencia de enfermedades, densidades de siembra y
factores ambientales individuales para cada granja. El paquete de vitaminas/minerales será
más necesario para lograr buenas producciones cuando se encuentre baja productividad
natural, alta densidad de siembra, mayor incidencia de enfermedades y más estrés al
camarón por condiciones de ambiente adversas. También ayuda a tomar una buena
decisión, analizar que un paquete completo de vitaminas y minerales puede incrementar el
costo de los ingredientes en el alimento de $30-50 por tonelada métrica (TM).
Ingredientes no-nutricionales del alimento
El término ingrediente no-nutricional del alimento típicamente se refiere a aglutinantes,
antibióticos, preservantes y pigmentos. Los aglutinantes son incluidos en el alimento para
asegurar que los nutrientes en el pelet no se lixivien antes de su consumo. Es importante
notar, sin embargo, que la aglutinación adecuada no solamente depende del aglutinante
sino también del proceso de elaboración, del tamaño de la partícula del ingrediente, del
tiempo de acondicionamiento y temperatura, característica del dado, y temperaturas de
cocido y secado. Además, los aglutinantes usados para la preparación de alimentos para
operaciones de producción terrestres (ej., ganado de carne, aves, cerdos, etc.) no son adecuados para alimentos para el agua.
Los antibióticos se adicionan generalmente para combatir infecciones patógenas bacterianas. Los alimentos comerciales suplementados con antibióticos son referidos como "alimentos medicados" y generalmente contienen 2,000-4,000 mg/kg de uno de los siguientes
antibióticos: oxytetraciclina, ácido oxalínico, sulfamerazina, sulfonamidas, por nombrar
unos cuantos. A pesar que la adición de antibióticos al alimento resulta en un incremento
de gastos de alrededor de $50/TM, típicamente son fortificados en exceso para asegurar la
dosis correcta después del proceso de manufactura. Generalmente, se han levantado
70
Nutrición y manejo del alimento
muchas voces en contra sin sustento, sobre el uso desmedido o sobre-fortificación de los
alimentos con antibióticos. El uso continuo de antibióticos puede llevar a desarrollo de
resistencia a los patógenos resistentes a los antibioticos y quebrar la jerarquía trófica de ecosistemas estuarinos frágiles. El uso de antibióticos en alimentos para camarón está prohibido en los Estados Unidos, esto ha conducido a incrementar la investigación enfocada en
la suplementación de alimentos para acualcultura con bacterias probióticas para controlar
las enfermedades, particularmente vibriosis.
Los preservantes del alimento son componentes químicos incluidos para evitar las aflatoxinas, una toxina generada por un hongo, Aspergillus flavius. Este hongo requiere condiciones de alta humedad (>14%) para crecimiento y es generalmente aislado de granos. Estos
son los mismos granos usados como fuente de carbohidratos. Al ser las aflatoxinas estables
al calentamiento, estas pueden pasar al camarón a través del alimento, resultando, posiblemente, en mortalidades debido a aflatoxicosis. La mayoría de molinos de alimento controlan estrictamente los insumos que ingresan, especialmente granos, para presencia de
aflatoxinas. El preservante usualmente usado para evitar Aspergillus flavius en el alimento
es el ácido propiónico (propionato), incluido en alimentos a un nivel de alrededor de 0.5%.
Los antioxidantes se añaden al alimento para evitar la oxidación/rancidificación de ácidos
grasos. Los ácidos grasos (encontrados en dietas lipídicas), y vitaminas, al exponerse al aire,
se pueden oxidar y formar peróxidos y otros tóxicos, con lo cual el requerimiento de ácidos
grasos esenciales posiblemente no se logre y el crecimiento será restringido. Además, el alimento no será consumido a una tasa normal y, si se consume, puede ser tóxico para el
camarón. El antioxidante más común usado en los alimentos es el hidroxianisol butilado
(BHA) e hidroxitolueno butilado (BHT). Otros antioxidantes pueden ser encontrados como
componentes naturales en alimentos para camarón: estos incluyen vitaminas E
(ethoxyquin, alfa tocoferol) y C (ácido ascórbico).
Los pigmentos son usados principalmente para lograr un color adecuado en el camarón. El
más común es la astaxantina, un pigmento común derivado del beta caroteno y encontrado en el camarón y cangrejo.
Características físicas del alimento
Las características físicas son cualquier atributo que pueda afectar su manufactura, apariencia o integridad una vez sumergido en el agua. Las características físicas incluyen factores
tales como: color, hidroestabilidad, tamaño de la partícula del ingrediente (nivel de molienda de ingredientes del pelet), tamaño del pelet y en cierto grado, atractabilidad.
Color del pelet
El color del pelet no es importante en términos de atractabilidad o consumo eventual, pero
indica la composición y la calidad de manufactura. La mayoría de alimentos son marrón
oscuros debido no solo al proceso sino al color de los ingredientes (la mayoría son relati-
71
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
vamente oscuros). Algunas veces el alimento se vuelve más claro debido a la exposición
prolongada a altas temperaturas y luz directa del sol.
Hidroestabilidad
La mayoría tienen características que permiten alrededor de 4-6 horas de estabilidad del
pelet. El incremento en la estabilidad del pelet es de poco valor comercial porque muchos
atractantes se pierden con este tiempo de exposición. La aglutinación de la mayoría de pelets se logra durante la manufactura (vea la sección previa), usando ingredientes naturales
con potencial de aglutinación (ej., carbohidratos tales como harina de trigo) o componentes
artificiales (ej., polimerasa sintética). Usualmente, la aglutinación del pelet por fuentes naturales dietéticas es inadecuado para una adecuada aglutinación. La mayor parte de aglutinantes artificiales son adicionados al alimento en una tasa de alrededor de 0.5-1.0% de la
dieta. Existe una relación indirecta entre el costo del aglutinante y la capacidad aglutinante.
Tamaño de la partícula del ingrediente
La mayoría de alimentos utilizan ingredientes que han sido molidos y pasados a través de
un tamiz de al menos 500uM (malla de 35). La necesidad de moler los ingredientes a
tamaños menores es para: 1) Aumentar la aglutinación y formación física del pelet a medida que pasa por el dado; y 2) El camarón no es capaz de rechazar/seleccionar pequeñas
partículas, (el camarón puede seleccionar partículas tan pequeñas como 10uM en
diámetro). Además, todas las partículas del alimento son incluidas en el pelet por una razón
válida. Cualquier pérdida antes del consumo puede equivaler a una inadecuada nutrición
(al menos con relación a ingredientes nutricionales). Nota: Si puede identificar fácilmente
grandes partículas, el fabricante no ha realizado una molienda adecuada y se puede perder
la disponibilidad de los nutrientes.
Tamaño del pelet
El tamaño del pelet es frecuentemente considerado como un tema de manejo del alimento, pero es también un atributo físico. Las partículas del alimento pueden variar en tamaño
desde muy pequeñas (menos de 50 uM, como dietas para larvas) hasta sobre 1/8 de pulgada
en diámetro (algunos alimentos para maduración), la mayoría, sin embargo, está en 3/32 en
diámetro. De este diámetro se derivan casi todos los tamaños. La fabricación de partículas
finas, medianas y mayores (aprox. 0.5 mm, 1.0 mm y 2.0 mm, respectivamente) implica fracturar pelets de 3/32 con un tambor tipo "fracturador". Las partículas "fracturadas" son separadas en tres tamaños por un tamiz. Si los ingredientes han sido adecuadamente mezclados,
todas las partículas tendrán una composición nutricional similar. El uso de varios tamaños
de partículas/pelet se describe en la sección subsiguiente.
La lógica detrás de ofrecer pelets pequeños a camarones pequeños está en relación con el
comportamiento alimenticio y la distribución adecuada del alimento. El camarón consume
72
Nutrición y manejo del alimento
cada pelet, tomándolo con unos pequeños apéndices ubicados en el vientre, triturándolo
con sus mandíbulas. El camarón debe tener la habilidad de localizar fácilmente los pelets.
Pelets muy pequeños por unidad de peso corporal incrementa el esfuerzo de localizar
múltiples pelets y no es energía/eficiente. La adecuada distribución del alimento requiere
que las raciones sean distribuidas en los estanques en áreas de alta densidad del camarón,
de tal manera que el camarón no gaste energía innecesariamente para localizar los pelets.
El manejo adecuado del tamaño del pelet del alimento será discutido en la sección de
manejo de alimento de este texto.
Almacenamiento del alimento
La recepción y almacenamiento de alimento es una actividad común en camaroneras
grandes. El alimento es despachado en bolsas de polipropileno en contenedores. Uno de 40
pies contendrá 450 sacos de alimento de 100 libras cada uno. Usualmente más de un contenedor es despachado simultáneamente; por ello, los camaroneros deben estar preparados
para bajar rápidamente esta carga y almacenarla en un espacio apropiado. El almacenamiento adecuado requiere del desarrollo y uso de un sistema de inventario comprensible en el que el alimento que ingresa y sale (a los estanques) sea cuidadosamente contabilizado. Los sacos antiguos deben ser usados antes que los nuevos y un registro diario debe
ser mantenido a medida que el alimento llega a su destino. No es recomendable usar alimentos después de tres meses de elaboración. La pérdida resultante de usar un alimento
nutricionalmente inadecuado, es probablemente igual a la de reemplazar el alimento.
Cuando se tenga duda, deshágase del alimento. El alimento viejo puede contaminarse con
aflatoxinas (especialmente si se almacena en ambientes húmedos) y puede llegar a ser deficiente en términos de vitaminas y minerales debido a la exposición a la temperatura/luz.
Los sacos que ingresan deben ser almacenados sobre polines que estén sobre el suelo. Las
estibas deben ser separadas 15-20 cm unas de otras para lograr ventilación adecuada. Si la
rotación es rápida, los sacos pueden ser apilados en mayores filas (hasta 15 a 20 sacos); sin
embargo, si el uso del alimento es lento, se debe insertar entre los sacos otro polin, cada 5
a 7 filas. Todos los sacos deben contener etiquetas para verificar el fabricante, fecha de elaboración, localización de la planta, análisis químico, y lista de ingredientes. Los fabricantes
frecuentemente identifican los sacos de alimento medicado simplemente escribiendo una
marca al lado del saco.
El almacén, debe ser construido de metal corrugado laminado (paredes y techo) o tener
paredes de concreto. El suelo debe ser construido de concreto y debe permitir que se pueda
barrer y lavar diariamente. El techo debe ser razonablemente alto para permitir un apilamiento eficiente de los sacos y buena circulación del calor a la parte superior. Los objetivos del diseño principal para los edificios de almacenamiento de alimento son: 1) evitar la
humedad a través de la lluvia y 2) remover el calor. Muchos almacenes son construidos con
un techo ventilado (pequeño techo doble) para remoción del calor por convección.
73
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
Aseguramiento de la calidad del alimento
El alimento debe ser periódicamente evaluado por técnicos para asegurar la calidad de
manera consistente. Una calidad pobre resultará en rendimientos pobres (ej. pobres crecimientos) y en deterioro de los fondos del estanque. Se deben tomar muestras aleatorias
de todos los embarques de alimento e inspeccionarlo para determinar presencia de
humedad u hongos: Si los pelets están húmedos pero no contaminados por un hongo marrón verdáceo (Aspergillus flavius), se puede asumir que el exceso de humedad fue adquirido durante el transporte. Todo alimento contaminado por hongos que ha arribado directamente de la planta de proceso debe ser retornado en 24 horas. Los pelets con hongos en la
superficie no deben ser distribuidos en los estanques.
Muestras aleatorias también deben ser tomadas de cada embarque para la evaluación de la
hidroestabilidad y porcentaje de flotabilidad de acuerdo a lo siguiente:
1) Arroje un puñado de pelets, en un balde de 20 litros con 10 litros de agua del
estanque;
2) Después de un minuto, estime el porcentaje de pelets flotantes;
3) Cada dos horas evalúe la estabilidad del pelet hasta que los pelets se hayan
desintegrado o hayan estado sumergidos por seis horas.
La estabilidad del pelet puede ser registrada en una escala numérica donde 10 represente
un pelet duro e intacto y 1 la desintegración total. Después de evaluar a intervalos de dos
horas, el intervalo puede reducirse a una hora. Desafortunadamente, este test es altamente
subjetivo; por ello, la misma persona debe realizarlo siempre.
Las muestras de pelets deben ser rutinariamente enviadas a laboratorios independientes
para determinar la composición química aproximada, (muchas camaroneras grandes hacen
este análisis cada tres meses) los resultados deben ser comparados con los valores dados
por las fábricas. Las granjas deben comprar alimento solo a fábricas formales. Nota: El contenido proteico de los alimentos se determina indirectamente y está basado en el contenido
de nitrógeno total. Por ello es posible identificar alimentos de "alta proteína" que contienen
un nivel bajo o nulo de proteína dado que la inclusión de productos nitrogenados tales
como urea puede ser equivocadamente interpretado como proteína.
Eficiencia de producción de alimentos comerciales para camarón
Los precios de los alimentos varían. Los de 35% de proteína en los Estados Unidos varían de
US$0.27 a US$0.31/lb. Muchas compañías ofrecen alimentos con ingredientes de menor calidad (menor calidad equivale a menor contenido proteico); los alimentos de alta calidad
son generalmente promovidos bajo el supuesto de que su uso resultará en mejores factores
74
Nutrición y manejo del alimento
de conversión (FCR's), lo cual es usualmente cierto. Por ejemplo, muchas compañías del
Hemisferio Este promueven FCR's alrededor de 1.8 (lbs de alimento : lbs camarón entero
producido) con una tasa de crecimiento de 3g/10 días para P. monodon, usando sus líneas
"premium" (las tasas de crecimiento de P. monodon son mayores que las especies del
Hemisferio Oeste). Los alimentos de menor calidad pueden generar FCR's alrededor de
2.5:1. Por su parte las compañías del Hemisferio Oeste no garantizan un incremento específico de ganancia de peso, pero ofrecen asistencia técnica para optimizar el uso del alimento. Para granjas en Centro y Sud América, los valores de FCR pueden variar entre 1.2 y 1.8.,
aunque a mayor densidad de siembra, es más difícil reducir los valores de FCR. Hay indicaciones, de que con alimentos comerciales para producción de camarones, también se
pueden lograr bajos FCR's en alta densidad con condiciones de cero recambio de agua y
aireación elevada (20-40 hp/ha).
Estrategia de alimentación
Una observación común del comportamiento del camarón es que consume pelets por un
período relativamente corto luego de ser introducido al estanque. La porción no consumida (rechazada) de la ración se descompone por hidratación y actividad biológica/microbiológica. En algunos casos, el rechazo puede exceder el 60% de lo ofrecido.
Independientemente de la falta de alimento consumido, el camarón puede aun beneficiarse de este proceso. Por ejemplo, hasta el 75% del carbono del pelet es asimilado por
organismos bénticos (ej., bacterias, diatomeas, poliquetos, nematodos, protozooarios
copépodos, etc.) que pueden, proveer indirectamente carbono así como también otros
nutrientes para el camarón.
Muchos camaroneros tienen su propia opinión sobre el punto en el que el alimento debe
ser aplicado. Unos adicionan una pequeña cantidad de alimento alrededor del borde del
estanque, especialmente en las áreas en las que las post larvas han sido sembradas. Esta
ración no provee toda la nutrición a las post larvas; en lugar de ello, si los niveles de zooplancton en el estanque son inadecuados, sirve como un suplemento a la productividad
natural y como estimulante del apetito. Por ello, los estanques no deben ser sembrados con
las postlarvas hasta que la productividad natural esté bien establecida. En estanques bien
preparados, una porción substancial de la nutrición se deriva de la productividad natural
obtenida de la fertilización.
La siembra de camarones juveniles (0.8-1.0 g) a densidades relativamente altas (ej., encima
de 20-25 juveniles/m2), requiere de alimento 24 horas antes de la siembra. En este caso, la
alta biomasa inicial del camarón está garantizada por la suplementación de fuentes naturales de nutrición. Una regla general es que las raciones de pelets deben aplicarse cuando
la biomasa del camarón en el estanque excede los 200-300 kg/ha. Las raciones subsecuentes
deben seguir una guía general de alimentación hasta que la biomasa y los datos del consumo de alimento estén disponibles (ver discusión siguiente).
Frecuencia de alimentación
Como los estanques de producción comercial son someros, la actividad del camarón
durante el día puede ser escasa. Parece que casi la totalidad de la población migra hacia
75
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
áreas más profundas y parcialmente se entierra dentro del fango del fondo. La alimentación
durante los periodos de incremento de actividad (es decir, durante la noche) puede resultar
en mejores consumos de alimento y, por tanto, mejores factores de conversión (FCR).
La utilización eficiente de alimentos requiere la adición de raciones a intervalos más frecuentes durante la noche cuando la actividad del camarón es mayor; sin embargo, en
operaciones comerciales, esta estrategia no es práctica ni costo/efectiva. Dado que el alimento es el mayor costo operacional se debe intentar su manejo rígido. La supervisión
detallada es muy difícil durante la noche, a menos que se tenga luz perimetral. Por esta
razón es más práctico alimentar por lo menos una vez durante el día. La primera alimentación debe empezar no antes de las 16:00 horas, y terminar cerca de las 18:00 horas. Si
una segunda alimentación es programada, debe comenzar muy temprano en la mañana
(02:00-04:00). El alimento no consumido de la segunda alimentación estará disponible como
detritus para el resto de la noche cuando la actividad del camarón es mayor.
Para determinar la frecuencia óptima de alimentación se han desarrollado bandejas de alimentación. En condiciones de productividad natural muy baja, la tasa de crecimiento del
camarón debería incrementarse según la frecuencia de alimentación. Los estudios bajo
condiciones moderadas de productividad natural han mostrado que 4 a 6 alimentaciones
diarias mejoran la tasa de crecimiento en relación a frecuencias menores; sin embargo, no
hubo incremento significativo en la tasa de crecimiento en camarones alimentados más de
4 veces diarias. No es práctico alimentar más de 2 veces. Probablemente, mejor rendimiento pueda lograrse con un mejor entendimiento del papel que juega la productividad natural en la nutrición del estanque, en vez de incrementar la frecuencia de alimentación.
Nota: en estanques superintensivos con aireación sembrados a 60 camarones por m2, valores aproximados de FCR de 1.5:1 han sido posibles con solamente 2 alimentaciones diarias
(Samocha, comunicación personal).
Un tema final relacionado a frecuencia de alimentación es el efecto de la temperatura sobre
los horarios. A medida que la temperatura cae debajo de los 25°C, L. vannamei se entierra
en el fango. La tasa de alimentación decrecerá como resultado de la disminución del metabolismo a medida que la temperatura mínima media disminuya en la granja durante la transición de la estación húmeda a la seca. Para alimentar durante el tiempo de mayor actividad del camarón, los horarios de mayor alimentación tienen que ser cambiados a antes del
anochecer o de la mañana.
Distribución del alimento
Es extremadamente importante que los pelets se distribuyan uniformemente en el estanque.
Alimentar en áreas pequeñas del fondo donde la biomasa del camarón es alta, resultará en
un incremento de la competencia por los pelets y conllevará a un estrés en el camarón. En
algunos casos (vea en la sección siguiente la metodología peruana de bandejas de alimentación), los operadores depositan la ración completa en las bandejas. Sin embargo,
76
Nutrición y manejo del alimento
estas bandejas son igualmente distribuidas en el fondo del estanque. El objetivo es llevar el
alimento al camarón, minimizando la energía para encontrar el alimento.
Las diferentes estrategias de distribución de alimento han resultado en varios grados de
éxito. La aplicación aérea del alimento puede cubrir de modo uniforme toda el área del
estanque, pero es generalmente prohibitivo en costo (¡se requiere de un avión!). Equipos de
alimentación terrestres (Figura 1) con soplador no pueden dispersar el alimento sobre toda
el área del estanque y es generalmente limitado a 15 metros del borde. El mismo aparato
soplador montado sobre una plataforma de un bote puede ser más eficiente, pero requiere
de la compra de múltiples unidades. Si una unidad de soplador es usada en todos los
estanques, el movimiento de estanque a estanque puede ser problemático.
Computer Operated Feed Blower
Figura 1: Una sopladora
controlada por
computador
halado por tractor.
A pesar de que es intensivo en mano de obra y relativamente ineficiente, el voleo manual
del alimento desde botes en un patrón de zigzag sobre toda el área del estanque es el método más común. Este método requiere un esfuerzo consciente para asegurar que el área total
reciba el alimento independientemente de la ración diaria de cada estanque. Además, el
personal requiere supervisión estricta, especialmente cuando alimenta durante la noche.
Guías de alimentación
Se han publicado muchas tablas de alimentación para calcular la cantidad de alimento a
aplicar en los estanques. Las guías igualan la ración diaria de alimentación a un porcenta-
77
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
je de la biomasa de camarón en el estanque. La base para el desarrollo de estas guías de alimentación es relativamente simple: un camarón juvenil de crecimiento rápido generalmente consumirá más alimento por unidad de peso corporal que uno más grande, subadulto que crece lentamente.
Otro punto: las guías de alimentación son realmente solo guías. Las estimaciones de las
raciones diarias no pueden ser un estricto resultado de un calculo matemático (¡a pesar de
que algunos camaroneros lo piensen así!). Tal como se ha mencionado, hay múltiples factores que afectan directa o indirectamente el crecimiento del camarón: calidad de agua,
estado fisiológico del camarón, cantidad de producción primaria y secundaria, etc.
La determinación de la ración diaria es relativamente subjetiva y potencialmente costosa en
operaciones semi-intensivas, y debe ser realizada por personal experimentado. El alimento
debe ser usado de manera conservadora, si no se lo administra bien, puede contaminar el
fondo del estanque, e incrementar la demanda bioquímica de oxígeno (BOD). Una disminución del oxígeno disuelto (OD) puede conducir a una disminución en el consumo de alimento y como consecuencia un incremento en la mortalidad. La "sobrealimentación" prolongada puede resultar en una acumulación de sulfuro de hidrogeno en los sedimentos
anaeróbicos del estanque. Esto también puede causar un incremento en la mortalidad o
que el camarón no se alimente por periodos prolongados. Finalmente, grandes áreas del
fondo requerirán eliminar el sulfuro de hidrogeno sulfurado a través de oxidación química.
Contrariamente la "sub-alimentacion" puede resultar en tasas reducidas de crecimiento y
mortalidad debido a estrés elevado y/o infecciones secundarias. Las siguientes guías de alimentación han sido desarrolladas basadas en resultados de operaciones comerciales exitosas semi-intensivas de camarón.
Tabla 1. Tasa de alimentación como porcentaje del peso vivo para post larvas y juveniles
en estanques de pre-cría a densidades de 150-200/m2.
78
Nutrición y manejo del alimento
Tabla 2. Determinación de la ración alimenticia del peso vivo del camarón en estanques
de engorde a una densidad de 6.5-9.0 juveniles/m2.
Tabla 3. Determinación de la tasa de alimentación por peso vivo del camarón en estanques
de engorde en siembra directa a 12.5-18.5 postlarvas/m2.
79
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
La efectividad de estas tablas depende de la precisión de la estimación de la población y de
la determinación del promedio del peso vivo debido a que las tasas de las tablas de alimentación están expresadas en porcentaje del peso vivo por día. Las tablas 4, 5 y 6, muestran las sobrevivencias estimadas en función al promedio de peso y días.
Tabla 4. Sobrevivencia estimada del camarón por edad y peso en estanques de pre cría.
Tabla 5. Sobrevivencia estimada del camarón por edad y peso en estanques de engorde
sembrados con juveniles de 0.8 g.
80
Nutrición y manejo del alimento
Tabla 6. Sobrevivencia estimada de camarón por edad y peso en estanques de engorde de
siembra directa.
El cálculo de la ración diaria de alimentación incorpora datos de dos tablas. Por ejemplo:
un estanque sembrado con 85,000 juveniles por hectárea (8.5 juveniles/m2). El peso promedio del camarón en la población es de 9.5 g. Por cuanto el estanque ha sido sembrado con
juveniles, debemos referirnos a las Tablas 2 y 5, y realizar el siguiente cálculo:
1) (85,000 juveniles/ha) x (80.5% sobrevivencia) = 68,245 (juveniles/ha que sobreviven)
2) (68,245 juveniles/ha x 9.5 g/juvenile*)/1,000 = 650 kg
3) (650 kg juveniles/ha) x (2.63% tasa de alimentación**) = 17 kg alimento/ha/dia.
* Tabla 5; promedio de peso de la población entre 9 y 9.93 gramos.
** Tabla 2; Tasa de alimentación diaria en relación al peso vivo cuando el peso promedio de la población
es 9.5 g.
81
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
Por ello, el estanque debe recibir una ración diaria de 17 kg.
Una vez determinada la ración, es necesario averiguar si el incremento semanal de peso
promedio es adecuado. Incrementos entre 0.85 y 1.20 gramos por semana son probablemente adecuados. Sin embargo, si el incremento de peso semanal cae por debajo de 0.7
gramos, existe la posibilidad de que el estanque esté subalimentado como resultado de una
mayor sobrevivencia o un error en la siembra. Esto puede resultar en una sub estimación
de la ración. Por otro lado, Si el incremento de peso promedio está entre 1.3 y 2.0 gramos,
los operadores deben estar pendientes de una sobrealimentación como resultado de una
densidad de siembra menor en el estanque.
El cálculo de la ración de alimento debe ser realizado semanalmente para todos los
estanques para un seguimiento eficiente del crecimiento del camarón y de la conversión
de alimento. Un mal manejo no solo puede afectar el crecimiento y sobrevivencia, sino
también incrementar significativamente los costos de producción. El riesgo de problemas
aumenta cuando los cálculos son bimensuales.
Las Tablas 1 y 4 pueden ser utilizadas para calcular las raciones para juveniles en estanques
de pre-cría. Con las Tablas 3 y 6 se puede determinar las raciones de alimento para
estanques de engorde de siembra directa.
Manejo del alimento
A pesar de que hay muchas guías de alimentación, es crítico lograr un programa de alimentación adecuado y manejable para economizar el uso del alimento. En realidad, un
buen programa de alimentación es aquel en el que el camarón se queda ligeramente subalimentado. El beneficio de esto es doble: 1) el camarón es más fácilmente atraído al pelet
del alimento y el consumo refleja mejor la demanda actual; y 2) potencialmente, la calidad
de los sedimentos bénticos del fondo, se mantienen. El camarón probablemente compensará la deficiencia dietaria de consumo de alimento consumiendo detritos; siempre y cuando los niveles de detritos en el estanque sean eficientemente manejados.
Con el fin de determinar si el camarón esta siendo alimentado adecuadamente (es decir, ligeramente debajo de la saciedad), la mayoría de granjeros utiliza bandejas de alimentación
localizadas en áreas donde el camarón se localiza al momento de alimentarse. Si los tiempos de alimentación son coordinados con una distribución homogénea del camarón,
entonces las bandejas deben ser homogéneamente distribuidas. No es adecuado localizar
bandejas en lugares someros si la alimentación se lleva a cabo principalmente durante el
día. La localización adecuada de las bandejas de alimentación requiere ciclos múltiples de
producción para ser desarrollada.
El número de bandejas usado en un estanque es inversamente proporcional a la densidad
de siembra. Para la mayoría de estanques semi-intensivos, probablemente es recomendable
una o dos bandejas por hectárea inundada del estanque. Se pueden instalar más bandejas
de alimentación, pero probablemente un mayor número de las bandejas puede ser complicado y costoso (en términos de incremento de personal).
82
Nutrición y manejo del alimento
Básicamente hay dos enfoques bien documentados aunque algo diferentes de alimentación
con bandeja: 1) como indicadores del consumo (usando alimentadoras pequeñas); y
2) como indicador de consumo y como contenedor (usando bandejas grandes en las que
se coloca la ración completa del día). Lo que sigue es una discusión de estos dos métodos
de usar las bandejas.
Bandejas de alimentación para evaluación del consumo
Las bandejas pequeñas usadas son típicamente redondas o cuadradas y de 70 cm de
diámetro o largo, respectivamente. El marco de la bandeja es hecho de tubos de fi pulgada
a fl de pulgada de PVC. Para facilitar el hundimiento de las bandejas en la columna de agua,
son rellenadas con grava o arena. El alimento se sostiene alrededor del marco adhiriendo
una malla mosquitera de abertura adecuada (es decir, menor que el diámetro del alimento)
al marco. La bandeja es suspendida por cuatro líneas iguales en longitud adherida a una
línea principal más fuerte. Esto permite el hundimiento parejo, sin inclinaciones o pérdida
del alimento. La línea principal es unida a un pedazo de espuma flotante blanco para la
identificación durante la noche. Unas dos bandejas por hectárea son usadas para estanques
semi-intensivos (Figura 2).
A cada bandeja de alimentación se adiciona alrededor de 150-200 g de alimento, junto con
la alimentación regular. Dos horas después de alimentar, todas las bandejas del estanque
son examinadas para determinar el alimento residual (no consumido). Este peso húmedo
del alimento es difícil de estimar en comparación al peso seco del mismo; por ello, es
importante el trabajo con personal que asegure una estimación precisa del alimento no
consumido. Esto se logra pesando los volúmenes individuales de peso seco en cantidades
de 50, 100, 125 y 150 g y sumergiéndolo en las bandejas de alimentación en un estanque sin
camarón, después de 2 horas, las bandejas son retiradas y comparados los residuos. Con el
tiempo, el personal adquiere precisión en la estimación del alimento residual.
La mayoría de camaroneros establecen criterios de aplicación de la información a las
raciones siguientes de alimento. Esto requiere determinar la cantidad promedio de alimento residual en las bandejas (como un porcentaje de 150 g) para un estanque específico. Este
porcentaje es luego aplicado a una tabla que indica cómo las aplicaciones siguientes de alimento deben o no ser modificados. La siguiente tabla es un ejemplo para el manejo de las
bandejas de alimentación (Clifford, 1992):
Figure 2.Las bandejas de alimentación pueden ser usadas
solo para monitorear el consumo de alimento, en cuyo
caso se usan bandejas más
pequeñas, o se puede
distribuir toda la ración en
bandejas mas grandes.
83
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
Tabla 7. Lineamientos para el uso de bandejas de alimentación
Si los residuos de alimento están en exceso algunos granjeros suspenderán la alimentación
hasta que haya "un normal" consumo de alimento. Otros granjeros utilizan la tabla de escala
0 residual a > 50%.
Hay muchas explicaciones para las variaciones en la tasa de estimación del consumo de alimento. Los cambios inesperados en la calidad del agua (especialmente salinidad) casi siempre hacen que el camarón mude, reduciendo la tasa de alimento, lo que también ocurre por
la disminución de temperatura a menos de 25 °C; o la tasa puede incrementarse lentamente
porque el camarón asocia las bandejas de alimentación con la presencia de alimento.
La información puede ser también usada para estimar las tasas de conversión de alimento
y establecer guías de alimentación para economizar el alimento. Por ejemplo, si las conversiones de alimento se incrementan semanalmente en todos los estanques, las guías generales de alimentación pueden reajustarse para limitar el FCR. A través del ajuste gradual,
el riesgo de sobrealimentación se reduce sustancialmente. Este acercamiento al manejo de
alimento a largo plazo es normalmente utilizado en la mayoría de sistemas de producción
intensivos con cero recambio de agua. Mejorar el manejo del alimento puede conducir a
economizar a largo plazo en estas compras.
Bandejas de alimentación (Estilo Peruano)
Muchos camaroneros que empezaron usando bandejas de alimentación pequeñas como
indicadores del consumo de alimento han cambiado hacia un recipiente que sostiene la
ración entera de alimento para el estanque (todo el alimento aplicado al estanque es colocado en estas bandejas de alimentación). Esto es conocido como el método Peruano debido
a su desarrollo en ese país. La razón probable para este cambio es la reducción de los costos de alimento a través de mejores valores de FCR. Si todo el alimento es aplicado en bandejas, el potencial para el incremento del alimento no consumido en áreas "muertas" es
84
Nutrición y manejo del alimento
reducido. Una vez que el estanque es drenado, la preparación del mismo y el llenado es
inmediato.
Con este método, las bandejas de alimentación en el estanque son unas 20 bandejas/ha para
estanques sembrados en un rango de 15-20 camarones/m2. Muchos granjeros recomiendan
también el incremento de la cantidad de bandejas una vez que el incremento de peso del
camarón esté alrededor de los 10 g.
El manejo del método Peruano está bien descrito en el siguiente ejemplo de Viacava (1995).
Para un estanque de biomasa de 1000 kg/ha en el que el consumo de alimento es aproximadamente 20 kg/ha/día, el estanque debe tener 20 bandejas de alimentación que reciben
3 raciones diarias; por ello, cada bandeja recibe 333 g de alimento por ración. El personal
alimentador recibe 250 g de alimento con instrucciones de que si después de alimentar la
bandeja está vacía, se debe adicionar 50% para la siguiente ración (333 g x 1.5 = 500 g). Si las
bandejas de alimentación se encuentran llenas, significa que están ubicadas inapropiadamente u otro factor físico importante está causando una reducción sustancial del consumo.
Los beneficios asociados con la metodología están largamente relacionados al incremento
de la eficiencia de la alimentación. Valores promedios de FCR reportados en Perú a través
de este método se aproximan a 1.2:1 (Viacava, 1995). El lado negativo de esta técnica es que
requiere el incremento de personal para la aplicación y manejo del alimento: en promedio
un alimentador puede manejar un estanque de 10 hectáreas por ración. Si las raciones son
múltiples, entonces una granja de tamaño mediano puede utilizar hasta 60 personas en el
manejo de las bandejas de alimentación.
Guía para el tamaño del pelet del alimento
Como se ha dicho, los camarones más grandes son alimentados con pelets más largos (y
gruesos). Casi todas las compañías tienen su propia tabla para el uso del alimento. La tabla
8 muestra pautas generales del tamaño del pelet y la edad del camarón. También se muestra el análisis químico general del pelet.
Tabla 8. Características del tamaño del pelet y nutrición general en relación al peso del
camarón.
Caracteristicas
Peso Camaron (g)
Tamano del pelet
Diametro del pelet
% protenia
% lipidos
% fibra
% cenizas
% humedad
Energia Bruta
(kcal/kg)
Inicios 1
0-0.35
Fino, medio,
particulado
0.5, 1.0, 2.0 mm
35
8
3
7
10
3,500
Inicios 2
0.35-4.00
Pelet
pequeno
3/32 in.
30-35
8
3
7
10
3,500
Engorde
4-18
Pelet
medio
3/32 in.
25-30
6
3
7
10
3,200
Acabado
18-23
Pelet grande
3/32 o 1/8 in.
25-20
5
3
6
10
2,800
85
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
(Rutina de biomasa / evaluación de crecimiento)
Hay muchos indicadores visuales utilizados para vincular crecimiento del camarón y biomasa. El mal manejo, insuficiente ración, insuficiente recambio de agua, exceso de fertilización, etc. puede afectar directamente el crecimiento. Algunas anormalidades fisiológicas
causadas por lo anterior u otras alteraciones en el ambiente del estanque deben ser evaluadas observando muestras vivas del camarón durante el muestreo rutinario semanal de la
biomasa. Si las observaciones son analizadas adecuadamente, se puede implementar procedimientos correctivos de manejo.
Observaciones directas de un número mayor de camarones en un estanque en particular
(> 400 animales) es ideal para la estimación del crecimiento. Sin embargo una muestra de
400 animales puede no ser una muestra estadísticamente significativa de la población del
estanque, siendo suficiente para establecer una tendencia general de la población.
Protocolo de muestreo
Para asegurar el éxito y la seguridad en el muestreo de biomasa deben seguirse algunos
pasos antes de sembrar los estanques. Deben seleccionarse los sitios de muestreo y marcarse con estacas. Un área de tres metros del suelo en torno a la estaca debe se limpiada de
su cubierta y del material vegetal para evitar que materiales puedan afectar la exactitud del
muestreo.
El muestreo puede empezar a los 10-15 días de la siembra para conocer la condición fisiológica del camarón, pero para asegurar la exactitud es mejor iniciar el muestreo de biomasa semanal o bisemanal, 30 días después de la siembra o cuando los camarones pesan
cerca de dos gramos. La frecuencia depende de las necesidades y de la capacidad de la
granja para sostener el programa de muestreo.
Todas las redes de muestreo deben ser del mismo modelo y tamaño. El muestreo requiere
de una red de dos metros de radio (un área de 12 m2), un peso entre 6-8 libras y una luz de
malla de ⁄ de pulgada para captura de camarón pequeño. Incluso con una red con pequeña
luz de malla numerosos camarones podrán no ser capturados en la fase temprana del
muestreo. El número de animales capturados por metro cuadrado mostrará una tendencia
al crecimiento conforme pasa el tiempo, esta tendencia debe considerarse a la hora de estimar la biomasa como base de cálculo para la alimentación.
Como la frecuencia de captura está fuertemente relacionada a fases lunares, se debe identificar la fase lunar que corresponde a cada muestreo de crecimiento semanal. Durante las
mareas de primavera (luna llena y nueva) el camarón realiza fuerte actividad migratoria
nocturna. Durante este tiempo el camarón es muestreado con relativa sencillez y se puede
obtener una buena representación del peso promedio del camarón. Algunos granjeros
creen que la fase lunar influye en la muda del camarón. La muda puede influir en los resultados de la muestra porque el camarón tiende a enterrarse durante este período. Haya o no
relación lo importante es que en la rutina de muestreo se anote el número de camarones
en muda para considerarlo en las tendencias de la biomasa.
86
Nutrición y manejo del alimento
Para mayor consistencia en los resultados es mejor que la misma persona haga siempre el
muestreo y que lo haga tan uniformemente como sea posible. Otros factores que pueden
influir en la uniformidad de la muestra y que deben considerarse son:
•
•
•
•
•
El nivel del agua debe siempre estar entre los 60-80 centímetros.
Se debe evitar cualquier disturbio en el agua (no usar motores fuera de borda).
Estar en silencio mientras se muestrea.
Cada lanzamiento de la red debe ser a una área nueva
Si un lanzamiento resultó malo y el número de camarones capturados va a ser inse
guro, el siguiente lanzamiento debe hacerse en un área adyacente.
Registro de datos
Debe guardarse los siguientes registros:
1.
área de la red
2.
% de la reducción del área de la red cuando se hace el lanzamiento.
3.
área corregida de la red (con basen en 1 y 2)
4.
identificación del estanque
5.
área del estanque en hectáreas
6.
densidad de siembra (postlarvas/ha)
7.
camarones capturados por lanzamiento
8.
camarones capturados por m2
9.
factor de corrección
10.
sobrevivencia
11.
población estimada
12.
peso promedio
13.
biomasa estimada
Durante el muestreo semanal de crecimiento, los animales deben ser evaluados en sus
señales generales de estrés. La ausencia o no de estas señales puede indicar el estado general fisiológico/enfermedad para una mayoría razonablemente representativa de camarón
de todo el estanque, porque el muestreo no es para un grupo especial (ej., alrededor del
perímetro del estanque). Se deben registrar y reportar al gerente de la granja las condiciones
generales fisiológicas del camarón. El siguiente criterio debe ser utilizado en referencia a
observaciones de muestreo:
La llenura del intestino es un buen indicador del consumo del pelet. Observando al
camarón a través de una luz fuerte (el sol o frente a una linterna), la llenura del intestino
puede ser fácilmente determinada. El registro del valor del porcentaje debe ser una estimación gruesa del porcentaje de llenura para la mayoría de camarones capturados. Dado
que estas evaluaciones son subjetivas, se debe usar valores aproximados en vez de determinaciones precisas. Se puede emplear la escala de 75-100%, 50-75% o 25-50% de llenura.
87
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
Un camarón saludable muestra una respuesta activa de alimentación, es decir intestinos
llenos. Llenuras inferiores al 75% pueden indicar un consumo reducido debido a estrés,
raciones inadecuadas, o muestro inadecuado, especialmente durante el medio día cuando
la alimentación es reducida.
Los camarones son carroñeros bénticos omnívoros y pastorean por el fondo consumiendo
algas bénticas filamentosas, invertebrados, detritos, bacteria, y pelets de alimento. Si los
camarones en un estanque en particular han mostrado crecimiento crónico lento, hay bajo
% de llenura sin señales de estrés, y el análisis de las algas béntincas muestra baja productividad, entonces es muy probable que el camarón esté subalimentado. Si se sospecha que
la calidad de la nutrición del camarón es deficiente, deben ser realizadas evaluaciones más
sofisticadas.
Los camarones normalmente almacenan lípidos y carotenoides en el hepatopáncreas para
necesidades futuras de energía durante el tiempo de baja disponibilidad de alimento. Los
lípidos son almacenados como vacuolas (es decir, gotas) las cuales pueden ser identificadas
en los túbulos hepatopancreáticos bajo microscopía de luz normal (100x aumentos en un
squash húmedo). Determinar la cantidad de vacuolas lipídicas que contienen los túbulos
hepatopancreáticos toma mucho tiempo. Por esta razón se emplean evaluaciones subjetivas que permiten comparar la concentración de vacuolas lipídicas en el hepatopancreas de
dos muestras de camarón (5-10) de estanques con crecimiento lento y rápido. Camarones
con el hepatopancreas con altas concentraciones de vacuolas lipídicas son considerados
usualmente en buena salud y alimentándose agresivamente.
Otros indicadores de la salud son frecuencia de mudas, cantidad de infestación de hongos,
presencia de bactérias quitínicas en la cutícula, integridad de las antenas, coloración de las
branquias y anormalidades anatómicas.
También se deben examinar si hay exceso de alimento, normalmente encontrado en dos
formas: 1) alimento descompuesto flotando, de aproximadamente 48 horas de antigüedad,
y 2) pellets no consumidos o desintegrados en el fondo del estanque. Se debe hacer un
seguimiento cercano del exceso de alimento, ya que indica manejo pobre del alimento, que
resulta en pérdidas financieras significativas debido a pobres factores de conversión. Toda
observación relacionada al exceso de alimento debe ser reportada de inmediato, y se deben
implementar medidas correctivas.
A veces cuando el oxígeno disuelto cae a menos de 3.0 ppm, se debe reducir el alimento. La
reducción de alimento por el nivel de OD (oxígeno disuelto) solo debe ser hecha con el consentimiento del gerente de la granja y del de calidad del agua. La reducción cambia según
cuán rápido responden los niveles de OD a la fotosíntesis, fertilización y recambio de agua.
Se propone una guía para manejar la tasa de modificación que resulta de bajos niveles de
OD: Si la lectura de la mañana de OD es 2.5 - 2.9 ppm, reduzca la siguiente ración a la mitad.
Si el OD de la mañana es de 2.0 - 2.4 ppm, no alimente en la siguiente ración y chequee el
nivel de nuevo a las 10:00 hr. Si la lectura de las 13:00 es menor a 5.0 ppm, no alimente hasta
88
Nutrición y manejo del alimento
la siguiente. Si la lectura de las 13:00 es 5.0 - 7.0 ppm, alimente solamente la mitad para la
primera ración de la tarde. Si la lectura de oxígeno esta sobre 7.0 ppm, alimente la ración
completa de la tarde. Cuando la lectura de la mañana de OD es menor a 2.0 ppm, no se debe
alimentar hasta el día siguiente.
Comentarios/Conclusiones
En general, la mayoría de alimentos disponible para los camaroneros son de excelente calidad y los fabricantes están deseosos de ofrecer asistencia para el manejo adecuado del alimento en el estanque. Se pueden lograr ahorros substanciales en el uso del alimento a
través de la evaluación del consumo y teniendo cuidado en almacenarlos adecuadamente,
y/o a través de un manejo adecuado de la calidad de agua, especialmente en relación a
niveles adecuados de productividad natural.
Agradecimiento
El autor agradece a USDA por la oportunidad de preparar este documento para ser usado
en Centro América. También al Blgo. Dagoberto Sanchez (Texas A & M Univesity, Corpus
Christi, Texas, USA) y al Dr. Allen Davis (Auburn University, Alabama, USA) por la revisión e
invaluables comentarios. Finalmente, Granvil Treece por su implacable búsqueda de excelencia en todos los temas relacionados con la maricultura del camarón.
Bibliografía
Las siguientes fuentes de información ayudarán a lograr un adecuado manejo del alimento:
Biology and Culture of Penaeus monodon. 1988. Brackishwater Aquaculture Information
System, Aquaculture Department, SEAFDEC.
Clifford, H.C. 1992. Marine Shrimp Pond Management: a Review. Proceedings of the Special
Session on Shrimp Farming. (J. Wyban, editor). World Aquaculture Society, Baton
Rouge, LA.
Cruz, P.S. 1991. Shrimp Feeding Management: Principles and Practices. Kabukiran
Enterprises, Inc., Philippines. ISBN 971-8811-00-1.
Cuzon, G. 1998. Rev. Fish. Sci., 6 (1+2): 129-141.
D'Abramo, L.R., D.E. Conklin and D.M. Akiyama. (eds.). 1997. Crustacean Nutrition. World
Aquaculture Society, Baton Rouge, LA.
89
Métodos para mejorar la camaronicultura en Centroamérica
Dhert, P. and P. Sorgeloos. 1995. Infofish International 2:31-38.
Lawrence, A.L., D.M. Akiyama and W.G. Dominy. (eds). 1994. Penaeid Shrimp Nutrition for
the Commercial Feed Industry, Revised. American Soybean Association, St. Louis,
MO. USA.
New, M.B. 1987. Feed and Feeding of Fish and Shrimp, A Manual on the Preparation and
Presentation of Compound Feeds for Shrimp and Fish in Aquaculture.
ADCP/REP/87/26. United Nations Dev. Prog. FAO, Rome, Italy.
New, M.B., H. Saram and T. Singh. (eds.). 1990. Technical and Economic Aspects of Shrimp
Farming. Infofish. Kuyala Lumpur, Malaysia.
Pedrazszoli, A., C. Molina, N. Montoya, S. Townsend, A. Leon-Hing, Y. Parades and J.
Calderon. 1998. Rev Fish Sci 6 (1+2): 143-151.
Piedad-Pascual, F. 1990. SEAFDEC Asian Aquacult 12(2): 5-8.
Viacava, M. 1995. World Aquaculture, 26(2): 11-17.
Villalon, J.R. 1994. Practical Manual for the Semi-intensive Commercial Production of
Marine Shrimp. Texas A&M University, Sea Grant College Program, College Station,
Texas USA. Publication #91-501. Available in English, 1991 or Spanish, 1994.
Wyban, J.A. and Sweeney, J.N. 1989. Aquaculture 76: 215-225.
90
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards