Subido por Clara Avilés

Elegancias 1

Anuncio
1
Vol. 1 -
No l.
'Pr'eclo : ! O ClntlmO & en Par'ls.
1° Mayo 1911
-
/ IJ¡¡ 1
•
La Princ esa Biaa cova n
Retrato
por Antonio de la GAND ARA
expuesto en el actual Salón de Puia.
. . .JJcacl oo• LEO MltRZ EO 7 GUIDO I'IL8. 14. 8.,_1n arA dea Capucl a._., Parla
o
co~
Source gallica.bnf. fr 1 Bibliotheque nationale de France
\
.J
o
,
•••••
•• ••
•• •••
•• ••
•• ••
•• ••
••••••
[1
P U BLI C AC IO N ES
AR TIS TIC A,
ILU STR AD A,
QU INC ENA L
Rl!. VIS TA
••
••
T el e f on o 300 .36
SU SC R IP C IO N ES
P A R I S.
¡ \11 sE~ .
..
,, \ll:s E:-;.
••
\
'\()
.
..
..
1r.
0.'5 0 fl •
1 '>.'5 0
••
..
\11 ..., 1~:-.
~.'50
.;_¡:E=--==
,, "1 .... Es ..
\ \ll ..
..
..
..
E S PA N A
'
BU E N OS AI RE S
•
Y
ACT UA LID AD ES
6, Cíté P aradís , P arí s
T elc fon o l29 .9 2
=t LI
o
AOMINISTRACION Y PUBl!CIOAO :
24, Bouleva rd des Capu cín es, P arí s
••
••
••
••
•••
•• ••
••• •••
•• ••
• ••
•• •
•• ••
•• ••
MO DA S
LIT ERA RIA ,
0/RECC/ON Y REOACCION :
••
:-;
2.5 0
~
5.
9.
~
' \11'-oF'.....
(¡ \11 ..., 1 ..., ..
•
•
1
\ \ ( ) ••
..
..
.. ..
••
..
••
4'5 0 fr.
• •
9
18
• •
fr.
fr.
se pub lic an .
e
qu
s
rio
a
in
ord
tra
x
e
s
era
um
n
los
os
tod
cio
pre
de
to
L os s u sc r ipt ore s rec i b e n sin aum en
••••••
Venta exclusiva
y
•
1
\
\
•
suse n pcaones
cm os
Pu bli cid ad . A tod a per son a c¡ue nos hag a el ped ido el1\ iar
s rcla alle
det
los
os
lod
ra
P.1
or.
Yig
en
..;os
ado
ele
ifa
tar
t
str.
nue
dad ,
ti,· os ú la pub lici dad , dir igi rse al .)U ','It '/0 dt la Pub lici
l>. Cit é Pamdic;, Par is.
- - - - - - -====-=---===----==-- --===----=-·
Dib ujo s . l ~ccibiremns
LO S CO L A BO RA DO RE S .
as. cro qui s.
con gu sto \ t:o ntr a n·m utH.· raci<'m. cl1bujos. r'ar iea tur
sea n
illu stt· at:i onc s etc . de lua lqu icr pun to ele la \m éri ca que nos
a los
rcm it.id os y sob a· asu nto s que pre sen ten mte rés gen era l par
a m en e a nos .
Li e n zo de RO LL
<i ra n M od a
A
.,
\ce pta rcm os igu alm ent e fot ogr afta s sob n· Slll<'
Ínl orm ado nes , pai saj es. agJ om cra Cio ncs
SO'i de clll Uai Jd,t d.
l'd i liCIOS .
SU PL EME NTO EN COL OR ES
R o b c - pa nta lo n
p or
Fotog ra f í a !-~ .
C A RD ON A .
-
•
Cu rio s ida des , tos lumbre~ de los
ret rat os dt· hom bre s cék hrc "
i m por tan ll'S , etc .
.;. t•!c .,
Dir e cció n. (.;¡-.. l o~rla• dd>11jo~. 'olt lllH 'IH '". fofo gra lia.fils
, .!.f,
!il'h cn st·r clll tgH los :'t los St'i ior es l.vo \In do y <:u ido
Bo ukv ard dt Cap11<'ÍIH'" J>;11 is.
' 1\•lc.'•fono
• •••
-
El lib er ad or Sa n M ar tin
ult im a
••• •••
deht>
Ad mi ni str aci ón To da la lOt Tes pon den cia acl mi nis tra th a
Ecl íto rcs .
ser dit igicla ú la Cit é J>aradts. h, Par is, ú nom bre ele los
Leo \ler elo \ (;u ido hls .
'1cle fón o 3<><>-J(>.
El Sa lo n de Pa ris
T ea tro s
••••••••
•• ••
•• ••
•• ••
•• ••
•• ••
•• ••
•• ••
•• ••
•• ••
•• ••
•• ••
••• •••
•• ••
•• ••
•• ••
o
in, Pa rú
nna
-(;e
i/11
.Sa
ard
let·
Bou
,
¡óS
D,
\L'
II
\lfC
IS'
l
LO
nes
Soc i<'c lad de Ed icio
bia . Costa-l~ica. Cu ba.
lom
Co
e
il
Ch
a,
h,·i
Bo
.
ma
ent
\rg
ltca
úl>
Hcp
la
\
par a Esp alla
nra~. :\lé xic o, ~1cnragua. Par agu ay,
n<l
llo
la,
ma
ate
Gu
or,
uad
Eq
a,
nic
mi
Do
l{c púh lica
l 'ni glH \). \"e nez uel a.
or.
had
Sa
o.
l{ic
rto
l'm
es.
pin
lip
l'hi
llcs
u.
l'(r
;í.
l'.tn am
par a el l ~ra~ll.
is,
l'ar
,
res
l't·
tsSam
des
c
ru
,
nos
ma
lwr
n
rni
Ca
ía
Lib rer
Gr and es 1Iot ele s.
los
en
,.
ard
le\
Hu
1
de
s
sco
kio
los
os
tod
1
1
<'
ta
'lll
en
E n P a ris . Se enc uen tra
loc ale s . 2<J, Bo tlle \ a ni
J:os
('St
l1ll
en
que
e
ent
alm
Igu
.
ías
rer
lib
's
alt
cip
pnn
;¡si co mo ('11 las
des C<q>ucines y f>, C1t é l'ar adi s.
E N E ST E NUMERO
La
FI LS
G U ID O
1
••••••••
•• ••
••
••
••
••
••
••
••
••
•
ME R EL O y
LE O
••• •••••
•• ••
• •
•• ••
•• ••
•• ••
••••••
llq q.?..
l
s.
Re l\acc\ó n . ¡\\> icrl a dt: q ú 1.! •\'d e .! <Í ¡. Los :tri icu los dib ujo
ciú n ~·
!l>tlwraJ'¡,¡s, l'tt' ., son l'ro pic dad de ntH·str<l cas<1 de cdi
p:1.ís :-.in aul ori zac iém
Jll) pue den ser r<'procltH·ido-.. t.:n nin gun
t
l
cscril¡>., y es¡ wc ial! tll'' lle dad a por nos otr os.
Bo ulc ,·an-1 c1cs ( apu -
S AJ ón tl c lec tur a . En n:w stro loc al, ..!.f.
ntH:slro~
tiiH 's, hlmoo..; ms t,tl ado 1111 S,tlc'>.l d< lec tur a par a tod os
ú vis itar nos c0n freabonado~ y ~e,~lon·s, ú qui em ·s in' tl,u nos
que en
cue nci a. El h:i to de un.1 puh lll ~H tún dl• pet Hk <h·l inlerl:~
r{tn una
cll:1 toll lan sus lcc tor e .. /·n <'1 Salc)n de· l(·c tur; ¡ en co n tr;¡
ailo las ,. Jra n·~ran t:an till ad de pub lit aci onc s. am cric an; 1s, csp
l' dir igi r la corn.;:-.t:e~""· To dos tHt<.:stros kl ton ·" ¡>ll<'den hac ers
. \ck m< 'is
pon cle nci a ;í ttuc :-.lr o IOl al. don de les :,(·reí vnl rcg ada
clir crin\ tlam os ú tod os 11111.: t ros lcc: ton •s :í firm ar <'11 d lib ro d<'
p11hlt' ,\c:ioii<'S insl:1laclo <'•t d Sal ún <le kt• lun t, (' \1\'0 S tH1111hres
n·ml,-; <'tt lon1 1a dP li..,la'i t·n F:!t '!{tf llt 111S .
l
re~pedi\ os pai st'S amctll'é\!~Os,
pol ítit os
arti sta' >. ele ., sucesos
dún
T oda s fas foto~t ra fi a s que .tct ·ptc mo s par a su l pub lica
•
t·n la re\ bln sn :n gci H.: ros ,un cnk pag ada s.
¡s di'
Es clt la .m·~~ tita im por fam ic~ que 'eng .11 1 ,~eompañacl; del
as
una dcs t:n¡ wto n t:o mp kta y qm · lle\ en t'l nom bre ,. sci1
·
l'OtTL'Sponsal a\ c\o rso de eac \a íoto gra f1a .
os con
;\uc ..;t ra n·, ·ht a, sie ndo ant e tod o art ísti ca, rec ibir em
in tcrt ·s tod o en ' io de tolo gra l1a s <jU(· se nos hag a.
i
Ar ti cul o s. Ex am ine ram os eon ate nci ón tod o en ' io decorttrt
tos
o cue nto s
1 no ;, 15o líne as de 1.1 "'Il iria s) com
<u lo
icl. td,
art ícu los hum orí stic os. crt' ,nic as, asu nto s ele act ual
de
interl-:s gem :ra\ .
pag ado s,
l.os cue nto s,- a1t kul os lttt rar ios . Lrc 'mk as. ett . -;ení.n
lad<'S
scgt'111 el v;d or los arl kul os. Los de info rma cic )n. actualic
etc .. scg lm \a tall té\ que ten em os eo..;t,lbleci<la.
/.os <tJ lku lo> env iad o:, deb en ser esu 1to s {¡ má qui na.
dore:-; •,.
La J)¡ ccci<'111 l'ui dar ilm tHh o los en ,ios el<' los colal>ora
nn
cll' \oh L re litO~ los no ace pl a dos , "-1 t 1 aut or lo dcsc·a. p<'r o
, de
gar ant imi JS los an: ide ntc s, < om o pér did us, cles truc ciém
•
-
•
•
•
,
A
AMIGOS y
LECTORES
•
Bajo la. razon social « Leo :\Ierelo y Guido íils >> hemos cn nstituído una sociedad de publicacim ws l'n
e~pai'ío], que editará desde ahora la revista quincenal 1!1cgancias y el nwgazine mensual titulado 1Vundial.
Al organizar nuestra Sociedad, la división del trabajo ha sido nuestra mayor preocupaci ón, ·convencido s que
es la ley superior que debe presidir á toda empresa ele importanci a.
Hemos instalado la Dirección. la Redacción y los talleres artísticos ele nuestras publicacion es en el pleno centro
dc•gante de Paris. en el
BOULE VARD DES CAPUC INES, 24
asi como un Salóll de lectura qne ponemos á la disposícion de todos mH.'~tros lectores.
Deseamos vivamente que dada una situación tan céntrica, todos nuestros amigos nos hagan el placer ele
visitarnos. Daremos con gusto cuantas informacio nes se nos pidan y recibiremo s y entregarem os la. correspond encia
que nuestros lectores se hagan dirigir á nuestro local.
La Administra ción y el Sen·icio de la. Publicidad quedan igualmente ubicados en ph'no centro de los
negocio~, l'll la
CITÉ P ARAD IS, 6
•
u
EL EG AN CIA S
M
la re\'ista quincenal que se publica el r y el 15 ele cada
el primer magazine hispano-am ericano editado en Paris.
Se publicarú cls ele cada mes, á }Mrtir dd sde~Iayo 191 l.
Hemos confi<tdo la dirección literaria al gran e~critor
Rubén DARlO , quién sabrá reunir todos los mejores
elementos cll' los países ele lengua castellana, para hacer
de lllH?~ tra publicació n el porta-estan darte, en Paris, ele
la literatura. ele las ciencias, de las artes y de todas
las cuestiones económica s é informati\· as hi~pano.
amen canas.
Ponemos bajo la protección de nuestros amigos y
lectores estas publicacion es, para poder moslrar al
mundo entero el puesto que pueden y deben oeu par
también los paises hispano-am ericanos en el terreno
mes, será el exponente de la \ida hispano americana en
Paris y se ocupará de munclanida des y de modas. d(!
todo aquello, en fin, que se relacione con las bellasartes, la \'ida feminina y la suciedad.
Xo omitiremo s ningún sacrificio para que sea la
revi:sta lujosa y artística por excelencia, para que
nuestPts lectoras encuentren siempre en ella un reflejo
fiel del gnsto exquisito y de la vida parisiense.
N
D
1
A
literario, cicntíf1co y artístico.
Los Editores :
LEo MERELO Y GuiDO Fils.
Pedir desde ahora éÍ. vuestro librero que os rcse1YC el¡cr número de illwuliaf, que contendrá, entre olros muchos trabajos:
('na preciosa ntbierta en colores dl'l gra ¡¡ artista X uv ier Gosé .
.Jléxico moderno, por Amado .Y erl'o.
(·na poesía de Leopoldo Lugones.
,lrte~uis, por Enrique R. Larrcla, ministro de la H.cpública Argentina en Parb ..\ntor c\c la" Gloria de Don H.amiro ...
Fans de noche. Un hermoso artículo de Rubén Darío, ilustmdo con fotografía:; en colores. formando suplemento.
Los artistas hispano amerzámos en el actual Salón de Bellas Artes de París.
Fl més hispcmo-ame ricauo t'll Paris.
•
Hclralros, Modas, Ciencias. Artes, Literatura.
-
L
.••••
•••
GRANOS MAGASINS DU
---.
•
•
''
'
••
''
,
PARIS
LOS GRANDES
ALMACENES DEL
SON LOS MAS
DE PARIS.
44
PRINTEMPS "
ELEGANTES
1
LOS GRANDES
ALMACENES DEL u PRINTEMPS ,
SON LOS M AS ELEGANTES
DE PARIS.
:JPS, que han doblado
Los Engrandeci1nien tos de los Ahnacenes del P RJNTE .tv
su superficie, no solanuJJJie han p ernzitido anzpliar los espa cios reservados a la
venta, multiplicar las secciones, facilitar la circulación de una Clientela cada
di a nzás nzunerosa, sino que han p erntitido al lltÍsnzo tie1110 me i orar considerablenzente l os ser vicios de expedición , tnejorar las salidas, y asegurar los enví o.\
en el plar_o nzá.s co rto posible.
A s i , nuestra C lientela del Extranjero beneficiará de los esfuer{OS constantes
reali{ ados por el PRJNTEMPS, para sa t is fa cer a los que tengan á bien honrarnos
•
con su confianta.
OFICINA DE PEDIDOS:
CALLE ESMERALDA 47,
BUENOS · AIRES
Catálogoa y mue atras A disposic i6n de loa Clie nte &.
•
•
•
La última obra de Antonio de la Gándara .
El rd ruJo qut repn)(lucimos es el de la S eñora de A nchorena, con su hi;o, magt~ ífico lien1o del gran pintor eh las elegantes, ttrmit~ado recatnlemenle.
ELEGANC IAS
¡o
\layo
1911
•
E XPOSIC ION ES
•
'
Salon de la << Socü~it~ Nntionnle ».
Este salon, en otro tiempo abiertamente revoluciona rio, -.;e~ha conVl·rtido en digno émulo ele! Salon
oficial que se celebra en el mismo
c-;rand Palais. Ya no se vá al Salon
de la Sociedad i'\ acional con la csper.¡nza de encontrar << temas >> fuera
cll' lo corriente ; los pintores más
t tllll ult uosos de una g<.'lll'ración fértil en variadas innovaciolws, se han vuelto singularme nte cuerdos. Los que no
quieren desarmarse, se contl'nlan del Salón de Otoño ó del
ele los l ndepcndien tcs.
f>l·ro para quien cstú exempto ele todo prejuicio y se encamina, « pclerin pasioné >l á uno y otro de estos templos ele la
Pintura, el paseo,¡ ay! se termina sin grandes emociones. :\o
es qtw t·l interés no esté sin cesar aguijoneado ; al contrario, el
talento pulula, ya no se sabe donde mirar para ver una obra
que no sea digna de todos los calurosos calilicatiYos que el
público y cierta crítica <'mplea indistintam ente. Después
de todo, se recoje lo que se ha sembrado; esto es justo. Antes,
hablamos de los periodos ele lucha, cuando las nuevas tendencias se afirmaban libremente, at:dazmcnte - antes, la
Sociedad l\ acional en enorgullecía de tener en su seno á
Puvi-.; de Chavannes, Eugene Carricre, Cazin y Alfn.:cl Stevens, \Vhistler, Burnes-J oncs, Constantin .l\Jeunier. Era
mucho. H oy, sucesores de e•dos muerto:: ilustres. los actuales
represen tan les del arte pictúrico, en esta Socicdacl, son algunos que nos obligan al respeto pero que no nos cnloqu<'Cl'n ele
entusiasmo.
?-:osotros les saludamos sin olvidar que son siempre iguales
:í si mismos; ¿ es un bien, es un mal, esta surproducci ón
enorme, estos millares de telas de las cuales solo se pueden
decir cosas sin color ni fuego, si no queremo-; caer en cxageraci<'m {¡si no queremos ser injustos ? Solo el porvenir puede
responder.
.l\o obstante., hemos de hacer constar algo pcnihle : la
falta de fé, la ausencia de estilo y la \'tdgaridad de las escenas
n'nlistas ofrecidas á nuestro placer visual. Cada día se pinta
111cno..; solo en vistas al arte. El talento se atrofia repro<.lucil·tHio fúrmnlas consagrada s ya, las mejores de las cuales
no se recomienda n por obedecer ú las leyes inamovibles del
dibujo, t·n defecto del color que, este si, es movible hasta lo
infinito.
Este! Salon nos dá una enseñanza que no hay que olvidar.
1Iav <·n <.':1 diferentes obras dl'corativao, ele nn interés real.
Ac¡ui tocamos el punto característi co de nuestra época esen•
cialtm:nte orientada hacia las artes decorativas . La pintura
se salvarú de la banalidad por el retorno á las nobles tradiciones de la pintura al fresco. C'na colaboraciú n se cstahkccrá, cacla vez más íntima. entre el pintor, el escnltor y el
arquil<'cto: de su esfuerzo común, es ele prever, emanará
como una ílor sober bia, una era nueva, rica y deslmn hradora.
EntotH't•s los pequeños cuadros <le género, los innumerabl es
cuadro~ dichos de « caballete » tendrán que elevarse á la
altura ele los obras ele arte si quieren encontrar puesto en
nuestros interiores transformad o:;.
.\l. Aht:l Besnard, que ú nuestro-parecer es el representan ti' m:'ts autorizado eh· la pintura francesa, <'Xponc un
L
1
E
~
•
nuevo fragmento del techo destinado á la Comedia-Fr ancesa.
En las condicione~ desfavorabl es con que este fragmento se
nos presenta, es difícil reprcscntár:: ;elo tal como deberá
ser. Hemos de tener cuenta de su posiciém ,·ertical noci,·a
á las perspectiva s : no debemos oh·iclar que será visto á diez
y seis metros de altura y con luz artific:al. Esto dicho, admi-·
remos sin reserva esta bella página tratada con tanta fuerza
y tanto talento. El manzano del Paraíso Terrenal. se ~·ergue,
nudoso, con su follaje verde. V na ser¡)enk alucinadora se
enlaza en el árbol cxt.t·rHiiendo su cuerpo; todos sus músculos
están distendidos •y sobre sus carnes corren sombras azuladas.
La criatura monstruosa hace el gesto tradicional; pero Aclan
y E,·a, el uno junto al otro, acojen la ofrenda de la manzana
con una risa sonora. Esta risa toma un relieve singular, cladac;
la estructura atlética de los dos personajes, la coloración
amarilla y roja de Adan, rubia de Eva, con tones rosados y
~;obre todo, el formidable rostro de nuestro primer padre.
A sus piés, saliendo de entre flores violáceas v yerbas v gorosas, un gran perro gris salta sobre el mam~ano. A la derecha
de este grupo central, una figura sentada, que personifica el
Drama. Solo vemos su perfil doloroso, su actitud soñadora.
Está envuelta por un ancho manto rojo. A la izquierda, otra
figura también scntacla : es la Comedia, vestida de verde.
Su cara está nJClta hacia la escena y está iluminada por
una ~~onrisa alegre. El símbolo se explica por si mismo, pero
era necesario el genio de Besnard para abor darlo con tal
maestría. Y pronto pensamos en todos los dramas nacidos de
este primer gesto que, en sus exageracion es, hasta en las más
trágicas, tienen algo de grotesco ó cómico.
Alrededor y por cndma de estos personajes, el cielo resplandece, gris y dorado. Allí. en este apoteosis ele luz, las
cuatro estatuas de marmol de ~Iolü~re, Racine, Corneille y
\'ictor Hugo, resplandece n. Dos genios, en fin, aletean por
los aires, llevando coronas.
Tal es el tema cscojido por :\1. Albert Besnanl: Lo-que la
pluma renuncia á describir es la riqueza de la''paleta del
maestro, su ciencia admirable de la composición , la seducción
de su técnica, sus toques audaces, inesperados ; todo esto
obliga nue~tra admiración y nuestro respeto. Cuando este
magnífico techo estará acabado y puesto en su lugar y
cuando el tiempo- habrá cumplido su obra, la historia del
arte contemporá neo inscribirá gloriosamen te al lado de los
frescos del Panteón, de Puvis ele Chavannes, del :\Ionumento
á los :\Juertos, de Bartholomé y de la P uerta del I nl1err.o.
de R odin, el trebo de la Comedia-Fr ancesa debido al pincel
<le Albert Besnard.
Con Le Labour de i\J. René l\Ienard, pasamos del tumulto á
una serenidad tumultuosa , si es dable decirlo así. Pero la impresión general que se desprende <.le esta dccoraciém mural e~
una gran paz. La ner\'iosidacl aparece solamente en la maner a
en que están tratados los gr andes bueyes blancos que labran
\' en el movimiento C'sférico de las nubes. De inspirarión vir giliana, es te vasto conjunto agr adará por la grandeza que
desprende. Mas lejos, 1\I. Levy-D hurmer, en sus Nuées du
J/ati11, escribe una hermosa página ele colores, simfonía en
rosa y azul. Son unas montañas que surgen lentamente de la
bruma.
· A sus piés, un lago tranquilo, circundado de altos pinos ·
.\' t'n d cielo rosado brillan las alturas rosadas tamhiPn. Ln
~
-
•
•
Algunas obras
del Salón de Bellas
muy celebradas
Artes de Paris
••
'
•
Cam illcJ Amb crl.- ]ttcr gttis tas ,., Ostmde."j
Viclo r 1\oo s.- J>mmmu decorativo. Los11iiíos
y el burrn.
Camille laml }(r/. -
De t•uclta dd
Camille J.ambcrt. - E11lmda al 1\ur saal m
Oslewle.
1'. f.ad un•, m.-l .u f"om rtlia .
•
N. U/f)()~. -
Hn ti bai/,· Uull icr tic J>an<:.
CdÚn o.
G
ELEGAl \ CIAS
dilkultm l es evidenll ' ; toda ella consistía <'11 hJ cjentciÓ lJ.
Con su procedim iento habitual de 1oqncs lmos que Sl' l'nlazan ,
este pint01 ha sabido darnos una Ílllpresión de fre~cm y de
ensueño infmitam en lf' agradab le.
Los l'nvíos de :\1. Mauricc Deni::., c~te piado:-.o amante de
la pintura, nos pan·n· que no igualan ..,tb esplénd idas decoraciones d<'l t'llttmo Salon dl· Otono. En !.es Premia s Pas el
paisaje l'S confuso ; la tonalida d ge1H'ntl se resiente de cierto
dco;;en fado. Por el rnn (rano, l\1. Eug(·ne Burnand ha dilmjado PI croquis de una impone nte\ ulriera con rara probida d :
t·s t"·l Scmum dt~ la J\fonlaiia . S1 el .trtcsano la ejecuta según
las indicaci ones del pintor, la Iglesia de Herzoge nhuchse e,
en ~\liza, poseerá una obra digna ele rivaliza r con las más
l>l'llas de su género.
:\T. C. as ton La '1ouclw presenta cuatro tablas ; la más
importa ntt- de cll<.t", 1 l' (,ué, se recomie nda por las cualidad es
carackr ísticas del autm
Es JH'cesario aceptar lo~ bellos cspl'ctúc ulos que nos oft ecc.
sin di se u trilos. ¿ Qm~ u tiladad tendríam os en ello ? Esta
pintura ligera, de fuerll' colorido , en la que 1\l. La Touchc
herman a todos los matices ele los rojos incendia rios, <;e
:-.aborea. con delicia. El artista no ignora tampoco la manera
de pintar bien las náyade:-. rientes, agradab les de encontr ar
en lo-; ho.;;ques ó en los estanque-; ) fuentes donde el autor
las coloca, entre cisnes blancos y negros. Este año, la carroza
¡o
que aficiona \l. La Touclw ha alr<l\'t•sado
1111 \
Ylayo
ado;
lt)II
tlll 1 o
chcro impasib le la conducl'.
En el intcn01, lra-; los cristales , do~ princl'sa s miran, divl'rticlas, los juego:- dl· la~ ninfas de estos lugares. E:;tas ninfas
son bellas é infantilc~ y saben tirar todo el partido posihh·
de sus desnudl 'ces : ellas siguen risu<>ilas la carroza ) las
grandes ruedas que emanan agua en cascada , les procura n
nna ducha que lt•s solaza. Detrás del vehículo , <los jecluqucs
soporta n penihkm ente las farsas frescas de las ninfas. M. La
Touche sabe tener, en nuestra época un poco sombría , <'1
buen humor del ~iglo XVIII. Sería necesario st'r neurasté nico
para no darle las gracia:. por ello.
Quisiéra mos extende rnos sobre el Centaur o raptando , m el
crepúsculo, u1w sirena, de :\1. Auburti n ; sobre la decoraci<'>n
del Petit Palais, ele Pari:-., de :\I. Bcaudo uin, sobre la Bour
goKne, -,untuo~a pintura. present ada por i\1. Anqueti n, uno dl
Jos raros artistas que no ignoran nada ele la técnica, y hablar
también de algunas obras in tercsant es, pero sería ¡nhar
de los límites de e-;tc artículo . ::\os ha l>éuecido intc c:;anl<'
scilalar aquí el vasto lienzo de l\1. Roll, el eminent e presid('n 1<de la Socieda d Naciona l. Si no nos engañam os, esta< omposición, hl Libertad or JOst: de )an Jfarlin debe ser reproducida en tapicerí a por la manufa ctura de lo:-. Gobelinos, para
ser ofrecida, por la Repúbli ca Franc<..:o.,a á la Repúbli ca
Argenti na.
P IEHHE J AN.
Una pintora argentina en el Salón de prímaverat de París
La
"'<'11 ora
Ci c1 <1<' D a m p t
ello v cn·yenc lo que no
habiam os dicho nada. 1<-
solo la celebt ada
pintora argenti na que se
no
<'S
snplicamo..; :
Cstl'd misma ... ¿ehqué le gustari a hablar,
ha hecho admira r en los
<los hem isfcrios, sino un
espíritu múltipl e cuyos
juicios son justam ente
escucha dos y celebra dos
por todo:-;. Dt·seosos de
,
convers ar una ve/. mas
con ella y de pode1, esta
vcl.', n:tc ne1 y hacet públicas ~ns palabra s, la interrogamo s. Pero como il'
111anif csiúram os nuestro s
deseos, la disting uida arl.lsb nos dijo que Sl' rt:servaría especia lmente toda
<'11
De Paris!
Y, el gesto dulce y
la
•
~u a \'l' .
tnsinua ntc, ntusical y cariiio~a como e l canto
de una a ve, nos dijo :
- De qué se puede hablar en Paris sino de Parí::-.
mi~mo? P aris <'S como una
mujrr coqtH taque se <'sUt
lodo el día mirand o al esp<·-
sucrt<' de juicio en lo qtH'
n·spect a ú su arie.
- Dt•'-;co ntando el arte,
pue~, de que quiere usted
qué 1<' hable?
Aq u i estuvim os JWl pkj os... ¡ De tantas cosas
podría hablarn os! l)p sus
naJ CS, de ~us impn:st oncs.
ele sus ensueño s, dt· su-;
lceturas , de que sé yo! Al
tin, sin mucho ¡><'n~at r.n
P aris?
1 a \t'llora (id dt lhtmf'l, la rdt'brada />ÍnltJra argt'lllimt t¡llt' tan/m triunfos
alwm:ara <'11 BuulriSil irt~\, t'.,fci oblt'IIÍt'lldo 1111 gran h.iltl t'll l'an\ ron su lmdo
ruadrn La Dam.1 de las Caml'lia..;, tfllt' 1111.\ complac mm t'll ¡,·produCir . ¡~,fa
obm llamtl dt• alt'JICÍflll dr lodos lo::; vi.\ilunl<' clt'l Salnn dt l'nmlll't'rtl , ahitrlo
t'll d
(;Tflllll Palai~
bc1in lu!> auspicios ,¡,. la .\ocuciacl Nacwnal Pra11cesa dt•
JJt'lt.·s ti rles. En d JJili/CII dt• t•sft· Jin1t" st· admiran famlnur cuatro lindas
1 nmpv.~ICIOilt'S que rt produCt'll otras tan/a.\ cSCl'IW!> dt• la cddJbnna obra dt'
, tlt'jflluhn Dumas ltiju )' t'l' la.~ cualt·s la wliora Cid dt• J>ampl ha dt'.~p/t·f!.adu
Inda la gmrifl ,¡,. ~~~ arte 1' Inda la tlurtilidad rlt '" tult'llin
\'O/
jo ... Su ~olo fln, su ÚHIC.l
preocup .tciún, es ella mi""ma ... y cuando habla, habla
•
•
Siempre <.'n pn nwra persona .
- ¿Cree usted que 'erdadcra mentc es la capital
del mundo ?
- Puede decirse, y sin
<·xagera r, que es la capit<1l
del espíritu . Es el alma d<·
una. raza, la eclosión dl'
una ci\'iliza ción. Esto en lo
que respect a á la ciudad
irlral ó moral.
1
•
¡o
.vlayo
Il)ll
ELEGA NCIAS
- Y en cuanto á la cuidad propiam ente dicha, es
7
que uno
elegant e,
hacen un
Paix. El
de los encanto s de este París mundan o y
<kcir, al conjun to de sus calles, paseos, monum entos, y
es el sin número de sudame ricanas que Sl'
jarclme s ?
deber de pasear carla día por la Rue de la
-Es un encanto . Ahora, en la primav era, es un \'er- j
terr.er Pa.ris es el de lo.., Camp0 s Elíseo'-.
<ladero j ardin florido
Paris del lujo, Pa.ris ari~­
donde cada abr·ja puede
•
tócrata , que frecuen ta
\'t'n ir á libar <' 1 néctar
los grandes salones y
ele sus flores ...
está acostum brado á
Aqui, como la in tertoda suerte de magnifi .,
rump1e ramos con una
cencias . Este París, propregun ta el debrr
tector de cuanto es bello
<1<-1 periodi sta rs el de
y noble, ha q nericlo
pregun tar - la señora
guarda r en su seno el
Cid ele Dampt nos dijo :
Grand Palais, donde en
- Hay, en verdad ,
este momen to se celebra
cuatro París. Traslad ánla Exposic ión Nacion al
dose del uno al otro,
de Bellas Artes. Esta
parece que se \'á á
e.xpo~ición, este año, es
cuatro ciudade s di feparticu larmen te belhL
rentes, a nnq u e conserPasears e por sus salones
\'C'B una misma unidad.
es un verdade ro placer. ..
N o digamo s pues, cuaClaro que hay algunas
tro ciudade s, digamo s
obras e.xtray agantrs ...
cuatro partes. La priPero yo me extralim ito
mera, legenda ria ya, es
sin querer y he promet•l Parisde lLu.xem burgo,
tido no hablar de arte.
de la ciencia, del arte,
Por fin, hay el cuarto
de las letras : all i se sufre
Paris, el Paris nocturn o,
mucho, se lucha mucho,
fúnebre y alegre al missr sueña y se di,·aga
mo tiempo, divertid o,
mucho. Pero sale de allí
trágico algunas veces, el
como un espíritu renoParisde l placer y del misYador y embelle cedor
terio, el que tiene más
d<' todas las cm,as, reslcyl·nda s y mús a.herrapirando lilwrlad , nocionc~, más glorias y
l>k;.a y sabid 11 ría. Paris
más cl<-sgracias, París de
glorioso y bohemi o que
lmllicio , d<.· hniH·mia
brilla como una audesorde nada, de son de
lorcha inapaga ble. El
La se1iora Ci<l de Dampt, dama argmlina que expose aclualmtnlt·, t'lt el Saló1~ ae
platillo s, de clarida des
Paris, wut deliciosa pmtura titulada La Dama tle las Camelias.
s<'gundo París, es el del
ele 1una, en el cual oBt1leva rd y dt' la Rue
lo m bine y Pierrot rcpn·de la Paix. Este París dicta la ley de la moda al mundo
sentan eternam ente su pantom ima, unas \ rces llena
entero y ostenta , además del lujo de sus joyas, de la~
de ideal, bañada , otra~ Y< ces, dt· ...,angre. Este Paris
Jloracio nes de sus toilette s, ele los caprich os fantásti cos
podría tener su centro en la Pht<' l' Clichy ...
de sus sombre ros y de este high lije etiquet ado que lo
Y aqui la señora Cid ele Dampt nos ofreció la mano,
hac(' inconfu ndible, la sonrisa de sus midinc ttes y el
que besarno s respettw samcnt e.
aturdid o espanto de los turistas . ~o oh·iden ustedes
JORGE D U Pl Y.
e
•
EL EG .AN CJ AS
r 0 .Mayo
19 11
\
en ple na est aci ón ele Re vis tas . Po r tod as pa rks
llorccen las canciotu:s de cir cun sta nci as -v las des nudec es aleg{>ricas. Y lo ma lo - - {¡lo bue no de L'Sta ahu ndanci:l, -e s qu e cua nd o hem os vis to tocio lo qu e SI'
rep res ent a en vei nte esc ena rio s dis tin tos , nos par ece qu e no
ht•mo,.; hec ho ~ino ver 1111 mi sm o esp cct úcu lo rep eti do
i 11< 1. ·fi nid am cn k.
lla ma das
~acla tan monMotJo, en <·fecto, com o las rev ista s
d~..· fí1 de año y qu e no St' clan sin o en F1'hrero.
Lo., qu e las esc rib en ~;igtten sie mp re el lllic:;mo pro ced illJH:nto, idé nti co al qu e em ple aba n su:; abu elo s hace cie n año.;;.
De sde l'l 1° ele En ero has tn el 31 de Dic iem bre , van apu ntan do en un cua der no lo qu e . . uc('de en el Bu lev ard , en el
Pa rla me nto y en el Fau hou rg. ; Qw · qu ieb ra un ban qu ero ?
Pu es cop las soh re el ban que ro. e Qu e un sen ado r enc uen tra
ú un a cél ebr e bai lar ina clcma<;iado lig era de rop as ? PttL 'S
cop las sob re el sen ado r. ¿ <,Jne un ilu str e ex- mi nis tro ing lés se
Pn am ora de un a no me nos ilu str e actri1. fra nce sa ? Pues
cop las sob re e~e res pet abl e idilio. To das est as cop las , reu nidas con más ú n wno:i art e, com pon en la <( rcv ue >>.
Un a mu jer y .un ho mb re qu e se lla ma n com pad re y coma dre , ma twj an d JH'rpct uo y frívolo « Detts ex 111achina >>.
Con cua lqu ier pre tex to. uno de eso.; per son aje s hac e apa rec er
á Br ian d 6 ú Gu itry , á Pie rrc La fllt te ó ú J aur cs. ú Sa rah
Be rnl wr dt <'>a ~l. Fallit~rc..;;. Y tod os can tan . El púb lic o ado ra
los cua dro s grotesco.; eri qu e un cab all ero dec ora do y de
lut 'ng a bar ba bla nca im ita Jo.;; me neo s de la Otero y refiere
sus pen as ele cto ral es en ver sos cyr anc sco s.
Un per iód ico ingé!11Jo y mo ral ha de.:;cubierto en un tea tril lo
un a inn ova ció n qu e le p:trcce sig no (le nuestro..; tie mp os y
pru eba ele nu est ra (lecallencia_. Es ta inn ova ció n es el cou ple t
anu nci o. « ::\ ues tro s )>adres, dC'cía el per iód ico hon ora ble ,
con1en tan do esa atr oci dad , hahrí.an sid o inc apa ces de pon er
así la ind ece nci a lírica y plú stic a al ser vic io de los int ere ses
Vtmalcs ». T odo est o por que la co111adrl' del tea tril lo, t'll el
mo me nto de ves tirs e ú de des nud ars e, va dic ien do t>l llOJilhre
y las señ as ele los con wr cia nle s qu e le han Vt.'ndido ~us 111L'dia s. su cam isa , sus t;n agu as, sus cin tas , su:; joya.;. Y aho ra
res ult a qu e la tal innovacic'>nes un vej est ori o, casi 1m pla gio .
Y qn e hac e un siglo, en la épo ca hl'r óic a, las rev ista s era n
ya com o cso3 tel one s en qu e tod os los negociante~ put ·dc n
pon er sus anu nci os. l .a.._ mo dis tas y cor set era s, sob re tod o,
se s<:rvían dl' ese tllL~todo ele rc'clamo con un a con sta nci a <'Xplicahll'. ;\o im po rta ..
Sin innovacioiH'S la~ l{t' \ isla s sue len ser agr ada ble s gra cias {L sus mu jcn 's y ú ... u . . decorado;;. En cua nto ú la in\ ·cn cic'>n ... ( > 110 cxi slt' , e) es tan ins ign ific ant e ...
Alg una s ha hab ido ing eni osa s y cas i ori gin ale s, mm L'SJJL'cia lm en le de qu e ya tod os lH•mos hab lad o, y qu e lla mó mu cho
la a ten dó n. El com pad re era ·mi miL~mbro de l:t ccnsun1 t<:'atra l qu e aca bab a de sup rim irs e. ~o ten ien do ya podl'res suf lciPn te:> p:tra ( ort ar CSCI'nas pic.1n::-.ca~ ó "lliH'I'rsivas en las
Cllllll'<iias son wti das íÍ sus tra dic ion a le-; tije ras , habíase·
con ver tid o en un sil llp k bur gué s. am igo de an da r po r las
ca11<·3. Pl·ro la ma rca del o Itrio <:sta ha tan hon dan H·n tc gra IJacla en su alm a, qu e no pod ía d<>jar d<· ej( 'rce r {J rad a rat o ele
cen sor J >latón ico.
A pr·na::; l'll m1~1 vid rit' ra nn a cam isil la par ecí ale un poc o
dt':-;cotada, ent rab a en la lit·tHla {:i nte rpe lab a ú. la dw ·iia :
5'1' ,\:\I OS
... Ba s• «. Es un esc únd alo . señ ora ... un ver dad ero esc ánd alo
..taría que U. metiera dentro de esa camisil1a ú una jóven par a
qu e se le vi<·ra l'l sen o vir gin al. .. ¡ Un esc ánd alo ! » M ás
ade lan te, en el jar dín del Lu xem lm rgo , un a nin fa de má rm ol
lo hac ia sal ir de sus ven era ble s cas illa s con el im pu do r ma rmó reo de su cue rpo . :\1 fin. en un kio sko de per iód ico s, ant e
un a rep rod ucc ión uc la Ve nus dl'l Esp ejo , de \'cl azq uez , su
ind ign aci ún era tal , qu e no pod ía con ten ers e y rom pía ese
pap el abo mi nab le. En el act o la pol icía int erv ení a. y el cen sor
iba ú par ar ú la pre ven ció n.
Es ta rev ist a hu bie ra pod ido rej uve nec er el gén ero , pue s
gra cia s ú su u nielad de asu nto , ten ía un a gra cia de qu e car ecen las dem ás. Dc:sgraciaclamcn te no hiz o rsc ucl a. Los R.e
vztis!as no son per son as mo des tas .
En sus ob ras qui ere n com pen dia r lo qu e ha pas ado en el
nm nd o l'nt cro du ran te 1111 año ... Y e] mu nd o es Yasto ... Y los
.1ños son lar gos .. . Y lo:; rcvistL·ros no son Sh ake spc are s ...
:\Iús aun qu e tod os ellos tu vie ran el gen io nec esa rio pa ra rcn Hir L'll un haz flo rid o bs rov ecl ade s de doc e meses, tod a vía
hab ría un a raz ón par a ped irle s qu e ado pta ran un mé tod o
dif ere nte . Es pre cis o var iar , hac er co::;as dif ere nte s, hu ir de
la uni for mi dad que im pli ca el t~·atar ele la mi sm a ma nrr a
los mi sm os tem as. Y act ual me nte , á pes ar de la bu ena volnn tad de los aut ore s, los cua dro s ele las rev ist as de los dif eren tes tea tro s no pre :;en tan dif ere nci as ese nci ale s ent re sí.
Lo úni co qu e est abl ece cie rta var ied ad son los tra jes . Lo s
esfuezo;; de los mo dis tos tie nen t~.:-.:ito ma yo r qu e los de los
dra ma tur go s. Pa ra cad a esc ena , par a cad a asu nto , pa ra cad a
esd md alo enc uen tra n aJgo nue vo. alg o qu e gq~ta, alg o qu e
sor pre nde . Es as mu jer es ala das cjnc nos sed uce n con sus
lín eas arm oni osa s, le deb en al qu e las vis te tan to com o á la
nat ura lez a. Con un a sut'ileza adm ira ble , el cos lum icr sab e
apr ov ech ar los con jun tos , los des tile s Y los gru pos . Con un as
cua nta s mu cha cha s ele silu eta s par eci das , for ma un fris o
vivo. Cu and o le dan un a hel lez a per fec ta, se arr egl a de
mo do qu e sus tra po s no velen la est atu a pal pit ant e. En
las mi sm as com par sas . en fín , log ra hal lar lo qu e se nec esi ta
par a ha bg ar t•l gu sto vol upt uos o del púb lico . Y si los mo disto.; consigttt'n triu nfa r, es por que luc han .
Los lite rat os y rev iste ros , van ido sas gen tes de plu ma ,
pret<'nden qu e la ma yo r par te del éxi to de un a rev ist a se elche
nat ura lm ent e al esp rit de qu e ellos hac en sie mp re gal a.
1\· ro yo cre o qu e ú pes ar de tod o el esp rit ele los reY iste ros ,
ei púb lic o acu dir ía me nos prt 'sn ros o á apl amlir las rev ist as
q ne act u~d me nte se rcpn::-;en tan en Par ís, si adc mú s ele ing enio 11 bien fra ncé s >>no hub ier a en t:llas mu jer l's bie n fra nce sas
com adr es
~in eluda \' ~obre tod o bie n ves tid as. Po r ver ú est as
des cot ada s. en efecto. has ta el fas tid io de oir rep eti r en tod os
los esc ena rio s las mi sm as cop las con tra los mi sm os per so1Jajes pu ede sop ort ars e. ¡ So n tan bel las est as had as ! ¡ Co nocen tan á fon do el art e de hec hiz arn os ! ¡ Tie nen tal po der de
alu cin aci ún ! Y no ha y qu e atr ibu ir su pre stig io sob era no
solo ú sus des cot es •v íÍ. sus descocos. En las rev ist as qu e aho ra
se rep res en tan , no he \"ÍSto nin gún abu so cxc esi \'o de clcsnndecl's ni de « gri voi ser ies >>.Sin em bar go el púb lic o apl aud e
ant es, á sus
{t las qu e las n'p rcs cnt an, lo mi sm o qu e apl aud ió,
her ma nas , las lin das com adr es par !rop décolldées ... D e lo qu e
s1· tra ta L'~ de ver mu jer es bon ita s, y <'so, po r mi fé, lo Yemos
en las rev ista s de est e pri nci pio de ai1o. E . Ccn iFZ C\I W. TL I.O .
•
•
•
•
1
,
•
•
I 0 MrtyOI 9Il
ELEG .\X C L\S
•
BELLEZAS DE AMERICA
Fot. Bnj,snnuns ,. f apn:liet.
•
•
•
Argentin as ilustres
Señori ta
DE
CASTE X
ELEGANCIA~
10
'
1
LA '' SAISON '' EN LONDRES
se han pu hlicado difercn te gráfico~
que reproducían exquisito::; aspectos de la ce saison n
en Paris, singularmente lo~ que ofrecía el celebérrimo Bois de Boulogne, centro de la elegancia
parisién, para1so de las mundanalidades curol?cas que I?asan
6 viven en la capital francesa. ~o poclían10solvidar, quenendo
ofrecer á nuestros querido~ lectore~ aquella~ curiosidades
mundiales cuyo conocimiento forma parte integrante de la
alta vida ~ocial moderna, no podíamos olvidar, decimos,
la cc ~mison >> en Londres, reproduciendo diversos aspectos
del Hycle Parck, el famoso parque londinense donde ~e reur~e
la elegancia inglesa y que puede perfectamente competir
con el Bois de los parisienses.
La vida social inglesa es, si cabe, más intensa y ~n.ovediza
que la francesa 6 que la parisién, ya. que todo lo pans1én es lo
que clá carácter á las cosas france~as. El ingles es un ser social
por excelencia, aunque viénclol<' en tourisfa no lo parezca. En
ninguna parte del mundo el hogar es tan estimado como en
Inglaterra. El clima, la neblina, las intemperancias del tien:po
contribuyen mucho en ello, pero es una verdad reconocida
por cuantos observadores de talento han estudiado el alma de
los moradores de las orillas del Támesis .
ECIENTE!\IENTE
•
El amor de los deportes es un síntoma de colectivismo;
el respeto á la autoridad es otro síntoma de pueblo cc policé »,
como diría Voltaire. y la corrección y seriedad de las maneras
es otra prueba de la afirmación que hemos hecho.
Hoy, este pueblo, de tradición heróica y aristocrática, se
prepara, como ya saben nuestros lectores, á festejar solem
n.emen te la coronación de su nuevo soberano, Jorge V. La
cmdad de Londres, ya de si agitada y bulliciosa, se mueve
con inusitado brío para que estas fiestas sean solemnes , eh
gnas el~ una gran nación. Esto v~ acompañado de una gran
afluencia de extrangeros que se dt<.putan los mejores hotcle~.
que invaden lo~ teatros y music-halls, que se apoderan, en la:-;
tiendas de l~jo, de los objetos ele más \alor y más raros, que
ll~nan. la cmdad, no como turistas, sinó como hué~pccle~
chgnísunos para los cuales se abren los salones más impenetrables y para los cuales la alta sociedad londinense reserva
toda suerte de honores y de halagos.
~ara este multitud de extrangeros, para los que ya están
alh y para los que se esperan, más que para los propios habi
tan tes de Londres, el Hyde Parck reserva sus innumerables
encantos. Hay, en el parque, rincones paradisiacos, avc1 ida"
espléndidas y suntuosas en las que se solazan los lores aflcio
nados á la equitación y por donde se vé pasar, á caballo, al
lado d.e la miss y ele la lady de rostros impenetrables, tal
c~al gmete rasurado y de aspecto juvenil, que nadie sabe,
smo los que le conocen, si es un colegial imberbe ó un ministro
E:\nLio VALLF:s
de nuevo cuño.
•
•
•
•
•
Aspectos. dtl lf)•rl' l'arck dt 1 ondres d1trante la
e
Sta.son ••
ELEG..:\~CI.\S
r 0 ~layo
1 9 11
Con motivo dd reciente viaje arlí '>lico de J1 !lle Cf>c·ile S ore! por h'spaiw,
crt:cmos de pa!pitmzle actualzdad /ao; líneas que publicamos ti
conlinuacióH \' por la cuales el lector coJ/oarú el alma dclicio.c.;a de
esta eltgan/e parisif:ll que en es/os momentos es/a recibiendo calurosas
pruebas de admirt~ción del público de Jlad rid.
A ver 111e clecí t 1111 antig o á quie n fui c't ('(H1tar, com pung ido
por mi inexp:.!riencia, que un diar io habí a pret endi do si!ut'. /c rrmw habl ando á sus lecto res de cil'n mil <·xtrav~tgancia'>
~ mon stmo sida des que ni he soíi.Hlo hacl 'r jam ús:
- Bue na seJ1al, amig o mío ; los peclestak mod l'rno s -;¡•
cons truy en á base de mali dice ncia públ ica. ~o se aflij a \·el.
por las co:;as que le acha can, peor es han sido para mí. ..
\' 'par a otro ', y sohr e todo para otra s. muc ho 1wores !
... Despué:;, natu ralm ente , para apo \ ar lo que me decí a,
m e cont ó la histo ria ele! port a H, <ld dram atur go T, del peri odi ~ta L. .. y me enumen'> lo~ chi-,mc;;; qm· corr ían resp ecto á la
actr iz A, ú la cant ante O y á la bail arin a F.
'nlí de su casa reco n fnrta clo y disp uest o ú reírm e bona chon anw nle de cuan ta.s barb arid ades r~<;pecto ú mi pers ona
se les ocur riera con tar {t Jo., scíio res pcno clist as.
En mi bols illo lle,· aba una revi sta espa ñola , no recu enlo
cual , v¡p. trtt oh·i darm e de la mon oton ía de un viaj e ~uhterrá­
neo en el JJet ropo litan o, la abrí al azar . En la secc ión Actu alida des, vi un retr ato dem asia do en mod a para no pres tarle
aten ción . La lC'yencla del grab ado decí a :
s,
11 l\Ille Crci le Sorc·l. cuyo casa mie nto con un Lord inglé
acab a di.! cfec tuar sl con gr.tn pom pa en Parí s n.
Era lo únic o que falta ba ú esta lind a. eiPg ante é inteli~cnk
arti s ta, porq ue eso ele. anun ciar la mue rte ele nna pers ona
ilu-;t re se re-,e rnl únic ame nte para ca,:;os com o t•l de Tob toi';
1nra las artis tas JÓVene'>, cuan do lo~ asun to.; i1Hl i"crd os se
han agot ado, se rese rva. para el últim o mom ento , la sens a
cion al noti cia de su casa m1e rlto ..\ sí fué com o se no:; anun ció
hace tres aílos el enla ce de la Bell a Oter o co!l un imag inar io
indu stria l <le Pari s.
Pero e-;ta \·ez pare ce hay algo ele verd ad en los mm ores
que corr en. :\Illc Céci le Sore l, en pers ona, ha conf iado el
secr eto á un reda ctor ele J::xcelsior. Hay \1J1 Lord ingl fs mez
en
ciad o en el asun to, pero la iln .trL' sociNairc cont inúa
esta do de disp onib ilida d >>.
El enla ce no par. t de proy ecto , de prop o.;ic itm ... \1 !k Ctcik Son: ! ama dem asia do el .\Ite par. t que. de un gol¡ e,
a han done todo el pres tig1o de su vida en aras de una pequ eña
y fuga z vani dad.
¡ Pt:ro , qué no se ha dich o de esta lind a actriz~
'( Cua ndo mur iú Féli x F aun>, - nos cuen ta el n1ús ad
111irahle croniquc11r ele leng ua e.:;pailola, - lo.; ecos vago s \
eml>u:;teros <1el hull• var a ... l'I.!Urahan que en la boca del viejo
pn~siclente, las últim as pala bras habí an sido tiern as evoc aClones en las cual es el nom bre de la lind a Ceci lia apar ecía
com o un estri billo . :\Iás t,trd e, ante al cadú ver de un suic ida
mill onar io, el mism o nom bre fué evoc ado. Clti man wnt e, én
·fin, com enta ndo el libro de Pier re \Veh er, titul ado l::cole. de
J/ inislres, muc ho:; i:ldi . . cret os mez claro n el apel lido de la
lind a e< soci etair c >>con el de un min istro jove n >>.
Va vei...,, pues , que no habí a nad a rnc'ts que inve ntar Sin
ent !>argo, toda vía Sl' dije ron otra.., cosa s de :\lile Son.•l. ~l' d1jo.
por ejem plo, que pron to aban don aría ('! teat ro para cledicars e á la enseila111a <le la eleg anci a. de la suntuo~itlad ... La
soíi ada Univ ersid ,ul de la 1\loda. segú n <;e decí a hace algu nos
mes es, iba á esta r <rrig ida por la que, indi sru tible men te,
tení a m á~ dere chos . :\1 lle ~on: 1, can~ada, sin elud a, de ala-~
•
ham .as, a ~1miraciones y requ iebr os. quer ía cam biar ele géne ro
de 'ida ~·. en ,·et de o ir ú los otro s, quer ía hace rse escu char .
¿ Sed : el rum or ele su futu ro casa mie nto una ele tant as
noti cias que nace n clel capr icho ele un deso cupa do y se apodt;r, tn de la opin iún. ó scrú , com o pare ce ser, algo posi tivo y
real ? Xad ie pued e resp onde rnos de una man era cate góri ca.
La noti cia, C.lt' toda s man eras , ha hech o ruid o, y algu no; con- espo nsal es poco escr upul osos <'> poco al corr ient e de
(( la verd ad del día », no vaci laro n en adel anta rse y anun ciar
el enla ce com o reali zado .
.\ pesa r de todo lo que se ha dich o é i1we ntad o alre dedo r
d e esta bana lida d mun dan a que ha acap arad o la aten ción de
/c~ rlrológos y te rlro(t/oc::, :\Ille Céci le Sorc l se ha expl icad o larg-un cnte sobr e este asun to que, aunq ue no lo pare zca, segú n
ella, ha cont ribu ido pod eros ame nte á sn ruid oso triun fo en
I' h'en!uricre.
\'pcl com o ella expl ica e"te fenó men o :
Vos otro s com pren déis , una coro na de duq uesa y UJ•
hom bre corr ecto , ama ble, rico \' enam orad o, no es una co~a
fútil com o á prim era Yist a pare cerá á algú n escé ptic o ; por
el cont rario , yo creo que ello es serio , muy serio , dem asia do
serio para mí. .. Yo bien sé lo que este enla ce sign ifica para
mi porv enir ; yo ,-eo en mi-, ensu eños los salo nes de la arist ocrac ia, el espl endo r ele las fiest as del nuev o mun do dond e
dl·h ería actu ar, los yate s de lujo , los pase os á la Indi a mar a' dios a, la (;Xcursiones rl'm otas ... el resp eto en los extr años
y la ador ació n en mi casa , pero .. .
Y segú n me cont aban , desp ués de la entr evis ta, en la mes a
cam arad eril de un café liter ario , cuan do :\Ille Sore l decí a
ce pero », sus ojos , sus herm osos y fasc inad ores ojos , se vela han lige rann ente de mela ncol ía, ,. sus labio s, sus volu ptuo so"
y enlo quec edor es labio s, deja ban vola r un susp iro en cuya!'>
alas ténu es algu nos crey eron ver seña les ele dolo r, de angn..,tia, de terri ble augu st.a !
Desp ués cont inua ba :
Pero yo debí a aban don ar el teatr o, yo esta ba obli gada
ú no pisa r más las tahl. ts del esce nari o que tant as emb riagul·c es de aleg ría me dier an y, sobr e todo , renu ncia r al sublim e mar eo de la glor ia cuan do, com o en L' Aventuricrc.
tres mil man os cons agra n mi triun fo bati endo palm as á mi
salid a. Pod éis imag inar os la luch a de e-.a .... do:-. visio nes en lo
mús prof undo de mi espí ritu ; ese terri ble dram a inte rior lo he
llev ado conm igo ú la e".cena, él es el que me ha dado el alm a
en las suce siva s noch es de mi triun fo ... á él y n<ula más que á
él debo mis últim os éxito s. 0:; aseg uro que la luch a es t erj rible ; com bate n con igua l ardo r y con la:; mism as arm as,
la l\Iuj er ,·la Arti sta. ¿Qu ien triu nfar á?
<e ¿ Quié n triun fará ? >1, eso es prcc i'>am ente lo que todo
el mun do se preg unta en la actu alid ad temi endo la desa parició n ele una de las más herm osas , simp átic as é inte lige ntes
figu ras fem enim as de Pari s . . .
Y, espe ranr lo que el tiem po se enca rgue de fabr icar nos la
j
j re... pue-5ta, obse rvem os que, mi en tras los mill onar ios yanq uis,
de orig en oscu ro y sin histo ria, com pran para sus hija s un
mar ido blas onad o, los nobl es ingl eses y los prín cipe s indo stúni cos pref ieren com part ir glor ia y hono res con las cele1
X.
1 brid ades de las tabl as.
ELEGAXCIAS
1° ~l ayo 1911
13
Fot. Heu:l ingl'r,
•
l
'
J
Cécil e SOR EL, de la Come dia Fran cesa
Una de las actrices ·predilectas drl público fnwcés, SIJICt•ramen/e admirada rl)oy lodos los
artística ¡,or Espaiia.
parisit·n~t·s,
que acaba de hacer una lrllm/al (lountée
ELEGANCIAS
1o
Mayo
191
r
RE ST AU RA NT S
LA
•
CO MID A
J¿ Por qué un restau rant está ·\ la moda ? ¿ Por qué ce-;a
(le estarlo ? Nadie ha podido 111 nadie podrá iamá.; n·-.;ponder
á estas pregu ntas.
Son las nueve. El re:-.taurant ú la moda t•stá en su apogeo.
fie aquí, imper turhah le, el << maitre d'hote l »en jefe.
· Tiene sueldo,... de prime r
•
minist ro v la carica tura lo
ha inmor talizad o. SP sabe
<le nwmo ria el Cot ha v
.
sabe tambi én á qtH~ cliente s
d<'hc llama r por '-'\1 título :
« Señor<lnque. Sttñor condc .
Su cxcC'Il'ncia. :\Ji genera l».
A tal coinpo"'itor dl<"hr<' le
dice: « ;\Jp he permi tido
dar l'l nombr e ele usted á
un gui"ad o ele fai .;;nn del
cual •va me dará ustt'd su
opinió n n. Lr~e casi todos
los diario s y hojea todas
las ilus tracio nes •val mismo
tiemp o qne dice á sus concurrentes:<< Esta noche hay
una crema sultan a inéclitall
aíiaclc : << Esta noche c-;tá
aquí el st>íior D' Annun zio >>
{, << E st:1 noche come aqui
el seíior Rostancl ». Nadie
~s más :-.olk ito que él. Las
actrice:::., po1 ~avid:t<l, reciben, aclcmú..., de "-ll tarjeta ,
un peque ño árhol lleno de
cintas v diJe"-. Y l'!:>te hom bre q lH • todo.;; creerá n al
abrigo de toda sm·r(( ' de
locura s, t Í<·tw do:; : la cons1rnrcif>n y la-; carn·r as. Ha
compr ado - ocasiún ofrecida por nn antigu o client e
que ha sufrid o pérdid as un castill o, al cual, sin cesar, hace hacer restauracioncc;,. Reg.
lanrac iones que al cabo de poco derrib a para sustitu irlas
p01 otras. En verano , el « mailrc cl'hotel >> vá á pasar quince
días en su castill o. Estos quince días los consa gra ú bostez ar:
t icne la nostal gia de su restau ran t. á donde vuelve depris a,
mucho antes de que la tempo rada empie ce. En cuan lo á las
carrera:->, es costum bre que conse rva de los tiemp os en que
a hría ostras á la puerta de una tabern a. Antes jugab a cinco
¡
j
franco s por un caball o y lo hacía con el corazó n anhela nte.
Ahora juega quinientoo.; franco~ pero c~to no le divirr tc ya. El
este es su nombr e, - ofrece una mezcla
señor Eclgarclo
singul ar de orgull o humil de v ele autori tansm o obscquio~o.
El patrón , que es un señor veinte veces millon arío, \'lene á \·er
con cierta despre ocupa ción
como el negocio march a:
<< ¿ Como vá esto, Edgar Buena s noches, Eddo ?
gardo ll. El patrón está condecora do. El señor Edgar do
no lo está. El -;eñor Edgar do
lleva la "'ervilleta al brazo
\' unas patilla s prorc... ionaJe, sobre su ... mej1lla... adiposas .... Tiene aforism os :
«En otras partes se hartan ,
aq ui se come. >> Tiene una
verda dera ternur a por los
<< gourm ets >> delica dos que
saben apreci ar una perdiz á
.
,
punto o un vmo generoso.
Algun as veces les fía ...
rant rehosa ; los
restau
El
.J
homb res severo s, elegan tes ; las mujer es escota das
y cubier tas de diama ntes.
El señor Eclgar do sabría
decir de cada cual su situación de fortun a y su situación mund ana; sabe distin guir el colla r falso del collar
verdad ero, así como la millonari a sobr iamen te vestid a
del avent urero astuto que
procu rará eclips arse en <>1
mome nto fatal de pagat ....
La magní fica carrer a del
señor Eclgar clo solo tiene un
punto negro. Hace ya algunos años, en lo más recio de la tempo rada, el u maitre d' hotel>>
vió llegar un viejo señor vestid o muy simple mente .
- Ya no hay sitio, díjole secam ente el señor E clgard o.
El señor se retiró. En este mome nto. un client e de la casa
llamó al señor Eclgarclo.
- Acaba usted, le dijo, ele de~pachat al rey de Bélgic a...
El señor Edgarclo no "e lo perdo na toda vía
H E'\RI DvVER!>.OI::;.
l
'
\
1
1°
Mayo
1911
ELEGANCIAS
•
UN GRAN ARTIS TA FRANCES GLORI FICA A SAN MART IN
su color y su robustez : La ié!c ti Stltne,la Femme au Taureau y,
un ador a ble hotelito de la calle Alphonse-de -Neucomo coronamien to de esta etapa de su arte, Les 7oies de la vie,
vil1e. cerca de las fortificacion es de Paris, en un b arrio
destinadas á decorar el Hotel ele \ 1lle de Paris.
arb;tocrático , pero casi en E'l campo, el pintor Roll
En un admirable conjunto de \ crbas y de flores, inundadas
tiene su estudio. Allí. y en ~u propiedacl de BOls-lepor un sol resplandecie nte. una pléyade de mujeres rubias y
H.oi, donde pasa el \'erano, el maestro ha pensado y realizado
las grandes obras que ostentan con orgullo los edificios públi- 1 morenas están extendidas, desnudas bellas. armoniosas, ebrias
del esplendor del ciclo\ del <: ,\101
cos y que los 1 coleccionado res
•
esti' .t!. ebrias de las frag<\llCI,\S
~uanlan como oro en paño. E s
cld campo, de los perfumes de
allí que ha "ido elaborado el
las flores que se desmayan bajo
gigantesco lien zo titulado • L.1
d beso del astro uel día . ebrias
República France:,a al Libertatambién de la música que una
dor San :\lartin . actu almente
orquesta casi invisible hace viexpuesto en el Salon de la Sobrar en la admósfera ... La meciedad ~acional. donde es 1.1
lodía, de primero suaxe y
admiración del público parisi(•n.
dulce, se torna ensordec<.'do ra ...
El pintor francés Alfredo H.oll ,
El sol quema; las llores se
e!>, pues, en estos momentos,
mustian •\' los amorcillos alados
una actualidad especial m en tt.'
se t·sl:apan y vuelan h.tcia los
argentina. pues contribuye granbosques voluptuosos \ el amor
demente á glorificar en Paris
y los placeres triunl,\n en una
al más le~ítimo de los héroe':>
gloria sobrehuman a ...
sudamerican os. al César de los
l<oll parece tener predilección
Andes, como se le debería ll apor la mujer roja <pie n:1dte,
mar. Asi. pues, creemos oporuna "\ez más, en la Femmt• au
tuno dar aquí algunos clato3
Taureall, inunclada de reflejos de
sobre este pintor y esbozar. de
oro que dan un tinte verde á la
pasada, su silu eta.
piel, que toma así la coloración
La fami lia ele Holl es orip-i\' la suavidad de una fruta man aria de .\!sacia. pero el pintor.
el u ra.
es pan sién. S u padre tenía un
Pero. además del atracti\'<>
establecimie nto ele ebanistería
que ofrece á sus ojos ele pintor
en e l tumultuoso Faubourg
la alegre sonrisa del sol sobre las
Saint-Antoin c. P ensando s uceuu nes \' las vcjctaciones , Holl
der á su padre en el negocio,
lHnt.t también c.up.drossom bnos,
Roll ec;tudió dibujo ornamental
cuadros de miseria \ de dolor.
en el taller <le Lienard. autor de
Con un realismo ú lo /ol1 (con
los adornos de los teatros Sarah
quien se lcpuedecom p<u.ntantn
Bernhardt y Chatelet; después
en la alegría como en la trbhizo estudios más serioc; y• entró
teza). nos revela magistralme nte
en la Escuela de Bellas Artes.
la m<.'lancolía trúgic.t <le los /)rtfdonde se hizo inscribir en el talmes dt.: la /erre. Quizás est.t llll'·
ler de Gerome, pero no pudo con
Alfredo ROL L
lancolía trágica es lo que hav de
la disciplina escolar y recuperó
mejor en su obra y estos seres
!•r,·wlort,· de la Socit'flad .\'aclonal ¡rrmcesa dr Bl'lln~ A,,..~, autor dd cuadro
su libertad.
"F! I.i/1alndor ] osé dr .San H artin',", que la R.·p~tblica Francesa ofrece ci la
doloridos, abyectos , <1\H' batallan
Para educarse y purificar el
Rt·publica A rgmli11a }' qut la11ltt admíració11 causa m ti actual Salon domfr.
t•slci ··xpuesto.
g usto, qu1so conocer los g randes
.v sufren .v caen .v se re\ u e lean
son quizás los amigos preferidos
maestros y visitó Alemania, Béldel maestro, los que le procuran goces más sanos y más puros,
gica y Holanda, donde voh ió á menudo, peregrino del arte.
esto cs. los que proporciona la piedad. la bondad y el amor
Después, renunciando ya á seguir toda suerte ele cursos oficiapara con la humanidad doliente.
les, entró en plena vida artíst ica. estudiando la naturaleza
AHrcclo l{oll fué hecho caballero de la Legión ele ll ono1· en
que se ofrecía á sus ojos continuame nte distinta y siempre bella.
1883 : mús tarde fué ascendido á oficial y lo fué á comand<tn te
S u alma acariciaba ya un sueño. El artista había admirado
en Igoo, á raiz ele la Exposición t nh l't'sal de Pari-;. Su renombre
H.ubens, el gran pintor de los cuerpos vigorosos, tri un fantcs.
es grande.
Rcmbranclt , Frans H als. J orclaens, y su ardiente amor á la \'lela.
.\si, pues, gloria y fortuna lo m iman y el artista tiene poco
-;u gran poesía su riqueza de color, habhn dejado en él una inque envidiar, sobre todo mereciendo la estima y el respeto de
quietud per::;1stente, la nostalgia del c..uerpo b ello de la mujer.
las generacione s jóvenes que son siempre esencialmen te re,·oexpuesto sin 'e los. en pleno aire. baJO la luz del sol.
E. KrcoD.
Hizo entonces muchas ele las obras que ho) admiramos por 1 lucionarias é iconoclastas .
~
l
4
-
\
l
u~
~~CGAL@
lLA
OC JE 1F lUJ 1B5 IL ll ~h
ID)~
JF~A~~ITA
A
&~~JE~illl~A
.
EL LIBER TADO R JOSE DE SAN MART IN
Lienzo del célebre pintor francés ALFRE DO ROLL
que debe ser reproducido en tapiarh por 1.1 Manufactur ad,; los Gobelinos para ser ofraido á La República .-l.rgenlillll m
nombre dt Francia. Obr,t t•xpuesta actwdmcn!e .m el Sal Ó11 de Bel/,,s A rlt·s de Parts.
Sobre un caballo gris con la crin hirsuta, el héroe de la Independen cia Argentina, en la silla, hace un gran
gc:-;to de mando. Detrác; de él, los soldados avanzan, en una bruma azulada. A su derecha, los do~ genios alados de la
Gmna y de la \'tctoria le conducen. El marco comporta una pantera, espigas de trigo, unos gallos, u :\b,~(~a
awl, unas frutas. El conjunto de esta composición ofrece una gamma awl, de tono un poco se\'cro qu~f~hará sir/?-8..
{ ~ [ 1 J e' ~ ' 'duda de darle el carácter previsto para el luga(donde dcbt~ ser admirado.
l. . , _~,
\
•
ELEGANCIAS
-
r• May o I Qit
Obr a de Paul BO UR GE T
Representad a por primera vez en P arís en el teatro del V audevill e.
Trib uno es Port al, Pn•s iden tc del Consejo de .Ministros
del prim er Gab inet e Soci alist a, const1tuído para conclui r con los escá ndal os financieros que desh onra n la
polí tica v para acla rar el ca::;o del ex-M inist ro de Mar ina
Dcla ttre, acus ado de concusión en un negocio no muy
limpio de naví os para la arm ada. Port al es adem ás la
conc ienc ia en toda su inte grid ad, la eloc uenc ia con toda su
..,educción y la ener gía de cará cter en toda su belleza ;
lodo ésto pues to al serv icio de la caus a debe cont ribu ir á
nn real prog reso de ésta .
Aho ra bien, Port al tiene un hijo , Jorg e, que e::; su Jefe de
Gab inet e. J orgc es el ama n te de la muj er de un amig o de
su padr e, el joye ro Glauclel, quie n acab a de arruinar::;e á con..,ecuencia de un co11ar de perl as que le han roba do y va á
verse obli gado á emi grar á lejan os países para rest aura r !->U
fortu na. En cuan to á la cues tión Dela ttre, las prue bas falta n
á pesa r de las más min ucio sas inve stiga cion es. Una sin embarg o exis te, ('S la libre ta de cheq ues cons erva da por el banquer o Mayence, que rela ta las entr egas de dine ro hech as á los
üipu tado s. Esta libre ta ha sido cons erva da por prec auci ón en
la caja de hier ro de la quer ida de l\tayence, en el Creclil
Lvo nnai s. Des de que conocemos esto , todo s los hilos de la
rntri ga está n en nues tras man os.
La quer ida ele l\Iayence, para veng arse , llev ará Ja libre ta ele
cheq ues á Port al, ) será reci bida por su hiJO Jorg e, quie n
por tene r el dine ro nccesarict para imp edir la part ida de su
quer ida, llev ará el de..,eado docu men to á l\Iayence, á cam bio
de roo. ooo francos. Jorg e enví a esta l::>uma anón ima men te
al joye ro, pero olvi da que el boletín del corr eo reve lará el
verd ader o expe dido r de ese dinero. Jorg e, redu cido a) últim o
extr emo , abru mad o por la evid enci a, confiesa la verd ad á su
padr e, quie n acab a just ame nte de recib ir la visi ta de May ence
y de l\lanville, que lo de~afian á que reve le el culp able á la
justi cia. La pers onal idad hist óric a se encu entr a en este
mom ento trág ico, agob iada prim ero al desc ubri r la crim inal
traición de su hijo , pero Port al se repo ne pron to ; su alm a
alta , su volu ntad fuer te, el debe r, el inte rés supe rior de la
caus a, la justi cia, la honr adez , todo lo exige. Con voca al
Proc urad or de la Rep(Jblica para a rres tar el culp able . El
Pad re, ¿de bo mat arm e ? mur mur a
inst ante es paté tico .
Jorg e. Ant e esto , Port al ya no resis te y solloza. El insti n1o
pate rnal venc e á la conc ienc ia del hom bre de Esta do \'
cuan do llega el Proc urad or le hab la de un proy ecto de ley.
lJn auto de sobr esei mien to es pron unciado en favo r de
ylay ence ; los conc usio nari os triun fan.
El ladr ón del colla r es desc ubie rto y Claudel, que lo ha sa~L
•
•
bido todo , devu elve la sum a á Port al y le repr ocha hay a
hech o traic ión á su ami stad , con el silencio cóm plice de la
infa mm de sn hijo. Port al se disc ulpa como pued e. 'Jiad ame
Port al incr epa seve ram ente á 'Jlaclame Claudcl, quie n qued a
tam bien agob iada y crue lme nte cast igad a. Con su arre pentimi ento , obti ene de su mar ido el perd ón. Jorg e expi ará
con más dure za. Emi grar á de Fran cia, trat ará ele reha bilitarse con una nuev a vida de trab ajo y sacrificios. Y se acab ó.
La fam ilia ha venc ido al indi vidu alism o, es deci r al socialismo.
La orig inal idad ele la té~i~ es que ésta piez a de idea~. es
una prot esta con tra el valo r de la idea. Port al no es soci alist a
má~ que porq ue cree en sth idea~. ~in habe rlas som etid o
(t la prue ba de la expe rime ntac ión, sin habe rlas conf ront ado
con la sens ibili dad y con el más arra igad o ele los inst into s ; el
msti nto pate rnal . El ">Ociali.,mo que pret ende hace r clel casa
mien to, un simp le cont rato ele arre ndam ient o (según la fras e
,\tri buid a á 'Jlonsieur Briancl) el socialismo omi te tom ar en
cuen ta el hech o irred ucti ble que es la familia ; la supr esió n ele
la here ncia , la abolición de la libe rtad de ense ñanz a por part e
del cabe za de familia, ~crían fuer tes golpes clirijidos á la instituc ión ele la familia. La ema ncip ació n del indi vidu o, es una
quim era pelig rosa que el soci alism o no real izar á jam ás,
porq ue es cont rario á la real idad de los hech os ; tal es el
pens amie nto del auto r.
Las obje cion es abun dan. ¿ Como hace r sinónimo~ los dos
térm inos tan apar ente men te opue stos . como el cole ctivi smo
\ el indi vidu alism o ? El mism o J orge propon<' la obje ción
ot, com o
11 No eres más que un trad icio nali sta, dice á Bou rdel
pap á y todo vues tro part ido; jefes y sold ados . Claro que
si. ¿ Por qué nos invi táis á trab ajar por la gene raci ón venidera en nom bre de la solid arid ad ?
En real idad , Port al no vuel ve de un erro r, smo que com ete
una falta , lo cual es com plet ame nte dife rent e. Sin dud a, t'l
auto r hace al erro r resp onsa ble de la falta , pero ésto no nos
ha sido dem ostr ado. No ha.\' cues ti6n mis com pleja , más
extr aña, por lo tant o, á las exig enci as del teat ro, com o las
relac ione s entr e el indi vidu o, la fam ilia y la soci edad . Teo rica men te, la solu ción no cons iste en la supr esió n de uno ele
los tres térm inos , sino en arm oniz ados . En la prác tica á veces
hay que subo rdin ar, es deci r, sacr ifica r uno ele los tres á los
otro s, sigu iend o el orde n de exte nsió n en la esca la de los
derechos. A no dud ar, el debe r de Port al era sacrificar su
hijo á la soci edad y esto no es espe cialm ente soci alist a. H ay
que seña lar que obra ndo así, hubi ese obra do en un sent ido
cole ctiv ista y no indi vidu alist a. Des de el sacrificio de Abr aham
•
•
f
l
.{
ro Mayu r 9 r1
ELEGANCIAS
I 1)
\
• 1
U11a dt las pri11cipales escmas dt Le Tribun, de Paul Bourget.
y pasan do por el de Agam enón, para 11egar á un ejemp lo
\
1
tomad o del teatro , al caso de :Jiadame Auhra~·. la situac ión
no tiene nada de nuevo ni ele partic ularm ente demos trativo. La contra partid a sería demas iado cómod a si Portal ,
como Tilius -Manl ius, librase sin pestañ ear su hijo al Pretor ,
es decir al Procu rador. La scn~ibilidacl ele lo~ espect adores <>e
sublev aría •v el socialismo serín tachar lo de inhum ano, de hárbaro, de falso ; porqu e hay que confes ar quc no estam os ya
en Roma , donde el culto de la famili a era tan grand e que el
indivi duo no existí a ; no e~. pues, ponien do en eviden cia
sólo uno de los tres término.:; que .;,e puede resolv er la
cuesti ón. ¿ Hav que aprob ar á Portal ? Pero en ton ces la
sensib ilidad es la que vence. La sensib ilidad que es la
expres ión misma del indivi dualis mo, y que pneclc llegar
á ser un disolv ente terribl e de la familia. Y á sn vez la
famih a misma , ¿no es acaso más indivi dual que la socied ad?
Sacrif icar pues la socied ad á la familia, equiva le á hacer
acto dt" indivi dualis mo.
M. Bourg et tiene razón al decir que no sostie ne tésis en el
teatro , sino que lanza cierta s ideas suscep tibles de dar materia á nuestr a reflexión. Por definición, el Teatro no prueb a
nada. Puede sugeri r solam ente alguna s estima ciones ; y
por haber asi grave mente , trágic ament e, como los héroes de
Corneille, coloca do á Portal entre su hijo y su deber, queda-
mos muv
reconocidos al autor .La situac ión es fuerte mente
•
conmo vedora . La impre sión es r~e una moral idad á la que
desgra ciadam ente no estan acostu mbrad os desde hace algun
tiemp o los espect adores de los teatro s de Paris. Jorge es una
v:ctim a ele las ideas ele su padre. Qui<>iéramos que el públic o
parisién no fuese Yíctima, á su Ycz. ele la" ideas de Jos drama turgos de moda .
N aclic podía traduc ir mejor la lucha del alma y los conflic
tos de la doctri na con la vida. que Guitrv . Su papel domin a
toda la obra. El segun do acto es el triunf o del arti~ta, que
pucde en él desple gar todas sus facultad<.'s. Alred edor d(' él,
:\Ionsi<'ur Lamo thc (Jorge Portal ), aparrc c un hijo indign o
de este padre. Es débil) . pálido al lado dr é-c;te gigant c. :\Ion
...,1eur Leran d, es un Bourd elot típico, unn especie de sin-va lm
social, inútil para la acción, que no encue ntra inspir ación
más que para produ cir alguno s artícu los ele diaro y que se divierte en medio del torbel lino de las ideas. JI oreau J anvill e. es
decir :\lonsi eur Joffre, traza un retrat o muy natura l del financiero diplom ático y corrup tor. Mada me H. Rogge rs, es verdader ament e seduc tora en el papel de Mada me Claud el ~·
Lude Grem bach nos muest ra una espo~a ejemp lar )' una
madre conmo vedor a con un n•alismo encan tador.
Paris, .ibril
( AH 1 OS
Jl. 1\ OEI..
ELEG.\NC IAS
LE GQUT DU VICE,
I~co
pie.tas impresas de idealismo, durante la
semana santa; h<' ahi una feliz concordanc ia.
" N o crcais á un Francés, cuando habla mal
ele si mismo, porque se jacta" decía un héroe ele
P ailleron. No toméis pues á lo serio el célebre novelista
Anclres Lortay, no j u.tgucis con demasiada se,·eridacl á
la hija de su editor Lisl' Bernin que saborea con deleite
las obras del mal autor y que sostiene con él, bajo el
\'<'lo del anónimo, una correspond encia escabrosa. Ellos se engailan. - Son solament<' fanfarrones del
vicio.
¿Viciosos?
N o. - ¿ La prueba? La darán
<'llos mismos. Seclnrida, podría crersc, por <'1 libertinaje
de los lScritos ele Lortay, mas bien que conquistad a por
la corte asidua que este le hace, Lisc Bcrnin re,·ela al
novelista que ella es la Desconocid a, su misteriosa
corrl'sponsal. ¿La ama él real m en te hasta el extremo
de no ver la felicidad si no en ella ? - Si.
Los dos jóvenes, ele imaginació n corrompid a, pero de
corazón sincero, se casan.
Viven su ensueilo apasionado y sensual, como los gri<'gos de la época ele Pericles,
al borde del mar (porque Venus es hija ele la Onda).
Pc·ro el fastidio, clá alas al flirt y entonces aparece
<'1 pretendiente> á amante bajo la forma de Tregn icr, antiguo festejante de Lisc - pero profesor \'Írtuoso que sorprender á á esta <'n flagrante delito ele fanfarronería puC'sto qu<' decía ella leer las picarescas obras
ele Crebillon cuando se' enternecía iclilicamente en la lectura de Pablo y Vir~i11a. Tregnier retira su candidatur a.
Menos escrupulos o es otro de los amigos ck Andrés.
1
•
0
Mayo
1911
par H. LAVEDA N (Comedía-Francesa)
Aprien. Este da el asalto Yigorosamcnte y concluiría tal
n·z por triunfar ele la vjrtud de Lise. Este conoce á
Lise mucho mejor de lo que ella misma se conoce. Por
su lado Andrés trata ele conquistar á la amiga de Aprieu,
otra virtuosa
pero virtuosa muy consciente de si y
singularme nte decidida á seguir siéndob á pesar de su
libro..! union. :Jiicntras tanto Aprieu tienta un nue,·o
asalto. Lisc cesa en su juego peligroso ante la enminencia del peligro. Tregnicr acude nuc,·aml·n te seguido
del marido quien cree que no le queda mas que desaparC'rer. J;uesto qne Lise ya no lo ama. Error! Les basLtrá
quedar solos, Lis<' y él, unos instantes, l':tra voh·ersc á
comprende r, deseosos ele vida seria y honesta, seguros
para siempre ele que la felicidad está solo en la vida
común y en la repudiació n de la afición al vicio.
T,tl es el asunto de ]a pieza de H. La,·cdan, nue\ a
manera, que no deja ele tener cierta analogía con la
inspiración de M. Bricnx en La Fraw;aisc. Queremos
creer en las palabras de Andrés y Lisc', pero hay qne
confesar que ganarian en conocers~ mcj or á ~i mismos
para hacerse conocer mejor después. Hay que tomar su
partido : los mejores sentimient os est.m á \'eces
escondidos bajo aluviones corrumpiclo.., que los cubn'n,
ha..,ta qnc las circunstan cias les obl1gan á manifestar se.
:\I. Bcrnarcl se ha revelado actor de pri mcr órdcn
<'T1 el papel ele Tregnier. l\Ime Pierat ha trazado un
retrato sumament e interesante de la inquietante Lise
Bernin.
X.
• l.
'
t
Una escena interesa1tle de la 1weva- obra ·· Le Gout du
•
vic~
",
e1~
la C-mzedia·Frwzce<>a.
Fot. Bc1 t •
•
•
•
ART ISTA S FAV ORIT AS
Fot.
Ch~n-Rousscau.
•
f
••
'
Madem oiselle CHÉN AL
del teatro de la Opera Cómtca d;; Pa1is, m tl papel de Aphrodite .
•
•
•
El manguito
Una de las revistas más en boga
en este mamen to por salones y tertulias
es, sin ningún género ele duda, « La
Femme et les Potins », de MM. ] .-B.
Offenbach y Monis, que representan
con tanta gracia y maestría Madame
Madalena Depas y M. Fernando Depas.
Una de las más graciosas y divertidas
e~renas es seguramente aquella en.
que se trata de manguitos, como puede
1a
a'
verse por las fotografías que reproducimos.
Los manguitos, este invierno, como
todos lo saben, eran grandes en demasía,
de tal manera que en ellos se podían esconder toda suerte ele paquetes. La
señora Depas, nos muestra las ventajas de este manguito. personificando
nna elegante parisiense que, yendo de
viaje, puede perfectamente pasarse de
•
•
•
• •
•
.
•
..
•
•
• ••
moda
'•
•
•
•
1
•
••
•'
••
••
maleta •\ ' de saco ele mano, colocando
todo su equipaje en el manguito .
Sucesivamente, de este objeto de lujo
\'emos que saca un vestido ele interior,
una « toilette » de lujo, un ~.ombrcro
gigantesco, otro sombrero de « ~.oiréc »,
un abanico, guantes y todo lo o uc necesita para transformarse.
El manguito actual es, ciertameute,
algo maravilloso, y su boga consiste en
que une lo bello á lo práctico.
--
-
•
•
•
•
•
•
......•
•
• •
••
)
ANDRÉ VEPNEUIL .
..
'vJ
•
.¡
•
•
•
•
•
•
• t;.!.. • ..
•
•
.
- ---·
•
• ••
•
1... ...• ...
~·~---------------------------
.
~
().
"'
Pot. Bert.
•
•
•
UNA ALTEZA ARTISTA
•
'
l
1
La
Condesa de VENDOME
Presidenta del Comité de!> Arb de la Femme, sociedad artf.stica que organiza anualm ente wn.a notable eaposic~ÓII jemeni11a clt: Bella:> A.rtr:s.
Fotografia de M. Chbi-RoU8seau.
•
PAGINAS
DE
ARTE
•
•
•
•
•
El
Muelle de Anjou, en París
1¡;11.1·/u.:rtc ongiual de J>.- l. /Jourou \
•
,
•
•
•
..
•
Toilette y peinado de Paquin.
•
•
'
~(,
ELEG \:\CIAS
GRAN
la primavera que hermosea la naturaleza ... que hace brotar las flores, que llena de sonrisas
el ciclo y de cantos los ramajes ; y
para no ser menos que la naturaleha, hermo~écmonos, mujeres, vistámonos con nuestras n1ejores
galas... ya qne en algo hemos de
compensar la preocupación que
-;obre )o-::, vestidos no.,., ac,trrea siempre una temporada nueva.
Vamos, si bien lo queréi~. queridas lectoras, á examinar
el conjunto ele la moda; yo os daré unas cuantas indicaciones
generales y me claré por feli.l si con mi charla de parisién
puedo guiaros un poco en tan apasionadora trihnlación _como
la que se sufre escojien<lo las toilettcs.
Ya he el icho y lo repito, que los trajes~<< tailleurs >>se llevan
menos, como vestido ele lujo, prro que se continúan viendo
por la mañana. A notar qne la pollera es corta hasta allí
donde aconseja la discreción.
Lo.; graneles « clamiers n..cn negro y blanco están en alza;
no forman todo el ve<>tido pero cuando menos, sirven para el
adorno.
Haránse con ellos, po1 ejemplo, el cuello, las muñecas
,. el vuelo ele la pollera sobre un n· . . tido de « tuttor >> ó de
•
sl'l')a negra.
La chaqueta e:; corta, muy suelta y lijcra, abriéndo:,e, á
menudo, sobre un chaleco hecho ele tejido claro. Esto es muy
elegante. Y lo
que e::, nuevo es
colocar en este
vestido un gran
cuello
.de blonda
,
o encaJe.
Ve m os también para el
« t a.illcur n muchos adornos
rayados y unos
de
botoncitos
seda viva que
dán una nota
al vestido
alegre
,
mas severo y
sobrio.
Con c:,tos modelos sienta á
mar a vi 11 a un
sombrero práctico, sea un gran
canutier guarneciclo de una sola
....._ •·
corona ele flores,
sea la toca en
forma de pan de
azúcar qu<> tanto
~e vé en estos
momentos. Esta
toca, con el« tailALUDEMOS
~
•
•
•
1"
Mayo
1911
MODA
leur », es desmesuradamente alta y terminada en punta
y lleva alrededor unas cuantas aigrettes « crosses » ; pero
este modelo es excesivamente caro, tanto que pasa su costo de un millar de francos, lo que obliga á muchas personas
á renunciar á él.
A ésta-; yo le~ aconsejaría que reemplazaran las aigrdtcs
por espiga!" ; el efecto es casi el _mismo \ el gasto insignificante.
Se ven también muchas alas pequeñas en los somoreros :
estas alas, por lo común de color cereza, van adornadas de
t< pouf-; » de plumas ó ele nudos de cinta. Cuando las alas son
blancas - y blancas resultan (le un gusto exquisito - no
llevan casi adorno ó no lo llevan en absoluto. Esta nota distintiva adquiere cada vez más preponderancia. Con estas ali
tas blancas se hacen guirnaldas que se colocan planas en el
borde de los graneles canuticrs ó simulando un ramo de flores,
al lado de la copa : estas alas pueden reemplahar las « aigrettes n~y las espigas sobre las tocas de que hablaba hace
poco. En este caso. toda la copa está cubierta por ellas.
Como trajes de más lujo que los « tailleurs n, vemos muchos <( fourreaux droits ». El satén cambiante es el mejor
tejido para esta clase de vestidos y también el de más novedad. Estos vestidos consisten en una larga levita que se abre
formando quilla sobre un forro de brocado claro. A menudo,
todo lo alto del cuerpo es de blonda y el vestido resulta más
elegante. Los cuellos de encaje se llevarán este \'Crano muy
variados . los habrá muy escotados y muy cerrados, según
la persona tenga una bella garganta ó sea temerosa del frío
que pueda sobrevenir. Las mangas, en general, ~on cortas,
lo que no es de despreciar para el verano .
En la mayoría ele trajes, hasta de mucho lujo, encontramos
de nuevo las chorreras ele encaje que caen solo hácia un lado,
lo que es muy elegante y perfila la silueta. Estas chorreras
en francés « jahots >>-van muy bien con las túnicas lc1rg;~ :-.
de tafetán negro que parece ser nos impondrán.
Estas túnicas serán cortas por delante y largas por del rú...,,
según p<l
como un traje de noche, y tendrán la ven taja
de poderse llevar con cliferen tes vPstido~ ele encaje 6
rece
ele tejido fino y claro. En cuanto á adornos, ec;tos consistirán
en largas solapas v franjas de satén blanco. La línea que rrsult.a de estas túnicas es de lo más elegante y de lo más
femenino, tan lo, que podemos felicitarnos de que nos las
propongan, \a que asi despejaremos un poco la atmósfera
de este prun to de masculinidad de que se ha querido sa turarla con las tan traídas pero poco llevadas jupe culottcs >>.
Los tejidos de fanta...ía, las gasa:-. de flores, las muselina~
rayadas, los <( fonlards », tendrán gran éxito este ventno. Se
harán telas de seda con ce pastillas » que poseerán gran
« chic », y que "e adornarán ~ele blondas ó encajes.
El cuerpo del vestido, por ejemplo, será de « foularcl >l, c>l
hajo de la pollera lo formará una gran banda de encaj<' de
Venecia cuya extremidad inferior conc;istirá en una franja
transparente qn<' permitirá ver el tobillo.
Sobre esta toilette tan exquisita puédese llevar, á voluntad,
una pequeña chaqueta igualmente de blonda. El conjunto
resulta muy rico· asi como muy parisién y sin pretensión ..\
ello debe acompañar, preferentemente, un sombrero pequeño
El casco ele paja tiene un éxito enorme. Este casco se hnncl<·
,
•
•
•
LA MODA EN AUTE UI L
•
J
N1U!Jfl..'l toill'f/1'.~ 1Ji~ta.~ ru
laR t4llimn. .~ r n.rruas.
•
•
1~T.EGt\~CTAS
J· 11t. !\ftunic:r.
•
mucho en la cabeza y solo deja ver una pe1 qucña franja de cabellos sobre la frente. En un
1 lado, muy t.crso, como una e< aigrct te », colócase un cuchillo ele cinta.
Para los vestidos de teatro y soiré, \·emos
siempre gran número de tt'tnicas, ya largas, ya
cori as, ya anchas ó ceñidas, ya de tejido espeso
ó transparent e. Lo más á menudo son de color
obscuro sobre fondo c1aro, lo que adelgaza la
silueta de una manera delicada. Sobre un fondo
azul de St'·vrcs, por ejemplo. colúcase una túnica
de tul negro, oeilida un poco por debajo y cuya
extremidad e5té formada por un largo volante
1
de encaje blanco, prolongació n de la túnica.
Dos palabras sobre el « déshabillé », ya
que jamús la mujer fué tan elegante, en su
interior, como lo es hoy día.
Lo m{ts ú menuclo, el ce désha hillé » es una
especie de manto lijero, de seda ó muselina.
que es llevado sobre otro ropaje claro. Este
manto vú sujeto ó abrochado por una cinta
que corre entre grandes anillos. El encaje, en
la e< toilette >> de in tcrior, tiene también gran
éxito. Como fondo, se usa la seda vi\'a ó
aplicaciones de terciopelo negro, pero una persona que quiera unir la modestia á la elegancia
podrá confecciona rse un "cléshabillé » todo de
muselina<'> de seda que, no por ~er menos rico,
dejará de ~~r menos gracioso y bello.
•
•
-~
l\IAGDA.
•
1
Como de costumbre, en las últimas carreras,
las creaciones para niilos de la ''Grande :\Iaison ",
15 y 17. rue ,\ uber. han llomado muchísimo la
atención.
Esta casa acaba de publicar un
espléndido Catülogo que recomendamos mucho h nuestras lectoras. 1.ns personas que
d eseen I·ccibirlo gratis, deben pedirlo ú la "Grande
!\Iaison" 15 y 1¡, ruc Aubcr. París .
•
'
Modelo de Willlam BOE KLAG E .
11, Nu:: Casliglio111', l'ari'>. Espa:"alitlad m "/rajes ftlil!,·ur" .
•
-__j
•
•
Yo leía en un gran diario el hecho siguiente:
« Yo estaba sentado junto á Grcen en una rcpcticiún general \', de palco ú palco, me amonestó
porque \'O prdrndía que él había hecho una pollerapantalc'ln. :t\o, yo no he hecho ninguna, y ni por mil
francos. yo no transijo en mis ideas! - Bah! dijo
una de las mundanas más conocidas que asistían á
la cliscu~ión, yo deseo una << jupe-culotte >> \ desde
ahora se la encargo :í usted. - ¡ 1\i por dos mil franrespondió M. Grcen. Al tlía siguiente Grccn
cos !
rt.>cibió un chL'<!llL' dL• dos mil francos y la confirmación del encargo : tomú el cheque, enYió á comprar
un ramo de llores maravillosas, agujereó su tarjeta
y lo en\'ió todo á casa de su elegante cliente. El
SL'ñor Creen es obstinado... aunque afortunadamente lo es :-.iemprc para buenas ideas, lo que explica d gran éxito de su casa, que goza, entre las
elegantes de más allo copete, ele una b'Tan consideraciém. La alta sociedad francesa no puede dejar de
frecucn lar la casa del gran costurero. >>
· Después de leido esto, me dirijo casi involunta¿Podría ver a l
riamente ú la Ruc de la P aix.
Soy una
dueño ? - ¡ ~o. tan:-ocupado está ! Espero unos minutos, ~· Grccn no
periodista. ¿ Hablemos un poco ? - Yo
tarda en aparecer.
no ailado : « Eso es lo que quiero >> sino que otorgando, digo :
- .Jincho se ha hablado de usted en estos do~
\1ltimos ai1os pero en este momento hace usted furor.
- ¿Qué quiert' usted ? díceme modestamente.
Se me piden consejos y esto es muy delicado ! Hay
clientes sudamericanas que nw piden por correo
que les mande dos, cinco, ocho ves6dos á mi
gusto, sin darme ninguna indicación. Es necesario
que yo me espabile.
- Si, ~· esto ren.-la una notoriedad y una seguridad en el gusto que, de golpe y porrazo le han
consagrado Arhi tro de la :\Joda.
Seguimos hablando y díccmc :
~o solamente hago << taillcurs »; hago trajes
de todas clases. incluso (( nou )) y abrigos de piel.
Yo puedo asegurar que los comerciantes ele pieles
no se han preocupado de otra cosa que de la calidad
de ellas. por lo que se han querido atraer la clientela
pudiente ... Pero saber prt.>parar bellas pieles, hacerlas su a ves \' cari 1~10sas. forrarlas tan ligeramente
como musclidas de seda. hacer que un manto enmolda un cuerpo haciendo ad\'inar toda su forma
e legan te, esto es lo que debe preoccupar al modisto
actual.
Y <;rcen me nmcstra un manguito de skungs .
.Algo de ciegan k, ele acariciante y juguetón,
algo exquisito,. diticil de saber encontrar.
Yo me le\·an to para no fatigar á mi interlocutor,
cuando pasa una hermosa mujer, joven, llevando
cncannn <( tailleur » correcto, admirable. Estoy
•
tacla, la silueta aquella me admira; un gesto por
una y otra parte ... ~· rcconozo en ella á una señora
del gran mundo, pero que ya es a huela ...
Yo..; sois un genio ... Diríase que solo tien<'
.
trc111t.1 •lllo~ ...
•
-
1
~
Fot. Hlix
Un lindo moddo ,¡,. GR EEN et Cit>, t::,
rttt'
,¡,./u l'uiJ.
•
ELEC .\;\CIA S
-
•
~-==-~============
•
'
-
(
1,
......-,
1
1,.
1
1
&
-
-
•
---- ---- -
-
--
Trajes de sporl.
1
EN PRENSA
Pr ofcsor.l Jc corte y confccCion de las Academi 1s de París y Londres. Pensionad a por
el Golllcrno cspanol en Fr ancia e l nglat t~'nt· Fx-agrcga da a la rasa Paquin de Pa11s.
Clotilde LOZA N O
1
'
•
AL ALCA NCE DE TODO S
r
En
rú s ti ca
El m ás comp le to d e l os trata d os te6ric o=prác ticos
\..._ ___
lO
•
francos
tOO iluslraciones de
L'li1GT B ENJVO
según croquis de la au for.z
f
En pasta flexible
\._...._
_ _ __../
12
francos
.:\ocíonc. .; element ales
( onfecciú n de trajes sencillos , <le alta eleganci a y de ceremon ia
Trajes de
sport
\ll·clio de adqutt ir el chic parisicno.;e - Trajes corte ele sastre - Trajes para niños - Pieles Combin aciún de telas y de adornos
Sistema para hacer aplicaci ones de adorno - :\l odo <le hacer
los patrones v ele interpre tar Jos figurines - Clasillca ué>n de los encajes - .\rmonía ele los colores.
.
Librería~ y en la SOCIED A D
todas las
-
~
DE E D ICIO:--.JES LOUIS-i \llCHAU D, 168, boulevard Saint-Germain, Paris
--
•
•
•
-=---
~.r;
.) '\
~~
..".:{ n .§'JI
~~
¡o,\l ayo
ELEGANCIAS
1911
,)1
,
LOS PERFUME S DE
==--·
L ENTHERIC
,
2 45, 'J? UE SA IN T-H ON ORE
EL PERFUME DE " LA DA ME EN NOIR "
•
•
1
~
~XJJ 3~ ).{!)~
~ ~ o Do
d
encanto, todo d misterio v toda la
belleza, se halla en la Dame eJl noir cuyo fino
perf11 irradia. en el cristal, su mara \'illoso pertll
cub ierto de \'clos y ejecutado por la mano hábil del
art ista. Y e~ su perfume, le parfum de La Da111c Cll 11oir,
el que Gastón Lerroux, el gran 110\ e lista. ha sabido
describir con su gran poder de expresión, las sutilc1-as
pen etra n tes y el misterio que duerme encernulo en el
cristal centelleante de este frasco. ¿ Le recordáis ? Es
el p erfume único, el que desprende en cada gota una
a d or able atmósfera de turb ación y dá á la que lo 11sa
un irresistible encanto, un encanto tan grande q U<'
d esd e ese d ía n o puede separarse la sua\·idacl del aroma
d e la SPclucción de la mujer. Es <.>1 perfume qne no
p uede olvidarse, y u e persigue como una obsesión de
amor ; es el p<'rfu me c\·ocador de las horas f<:l ice-; y d
que deja caer en d cora1-ón algo a~í como gotas pcrlumadas de lo!; gratos recuerdos.
~ecesitábase IMcer este perfume maraYilloso. inoh·idable y exquisito ... y lw aquí que, transparente, limpio
y radioso como el oro, ha sido cautivado para nuestros
refinamientos, para nue"tros supremos sue1ios ele delicadeza.
Desde su aparición todas las grandes damas, todas
las artistas, lo han adoptado como el fayorito de sus
íntimas elegancias. Lo acogieron con el mismo entusiasmo con que 1o fué 1a novela .
Todo misterio, todo encanto, todo delicadeza y
hermosura, es el perfume que atraxiesa los \'elos
ligeros, cauti,·a el <'Spíritu, emociona c1 corazón y
enYueh·e el alma ron sus J>t'netrantl'S ~· sutiks
dluYios.
•
-
ELEG \:\< L\S
)Z
•
•
•
•
•
e 1-'é L1 Le llF'
cltl V ér>i ln l">le p ar>fttn1.
DE LA ROSE ROUG E
---·~·
• --­
1
•
UNICOS
DEPOS ITARIO S
SOCIEDAD ANÓNIMA
CASA MATRIZ
R
Mitre
y
Florida
PALACIO DE
'
ANEXO
BU E
• •
Rivadav ia y
LOS N~ Cuyo y Florida
-
P erú
~:S~ 'ÁIIR
'
,,...., S
.:j
~
. ....
Pari 5. -
Imp • ..te
-
SUPLEMENTO A
EL E GAN C IAS
1 ° D E ;\l A Y O I 9 I I
( í'
'
'
.
1
LA
ULT IM A
por
.., 1
Q-O O BE- PAN T A LON ..
CARDONA
•
,
1
•
•
•
•
-
P L A T E R IA
''
La Fá bri ca má s gra nd e de l mu nd o
tt
Sola y única cali dad
V e nta po r día : 60 .00 0 kil os
~ªª
La M ejo r
,...-,..,_,_.... .,.
.......... .... _!a
"
:: Par a conseguirla ex íja se ::
•
• •-· Ji\. .•,
,-
T,- ,
. .... -
J
o o o o o o o •
_,_.~
o o
~
,,
Unicos - -- - - -
esta
y el n o m b r e
Ma r ca
" CHRISTOFLE "
- representantes
--- -- en - - ---
.•.
- Buenos Aires o
o
o
SO BR E CA DA
o
PIE ZA
o
o
o
•
• r'
1 1
2S, Cal le Carlos
P elleg rin i
DE VEN TA
AGE:"JTES GEN ER.\LES para las REP UBLICA S DEL PLA TA
A. & G. CA HE N, 7, ru e d es M ess age r ies, 'PA RIS
112 5, call e 'Pel ligr ini, 'BU E NO .S·A IRE S
•
•
en los
Grandes Almacenes
-
Gat h y Ch ave s
o o o o o o o o o o o o
DELETTREZ
~~
Pa rfu me rie du
~
,e~
¡(ff'
Mo nd e Él éga nt
PA R 1S
¡(ff'
~
~
~
3 8,
~
R u e
PA RI S
d u
~
M o n t • T a b o r,
38
•
PA RF U MS DE GR AN DE MO DE
Sty lis , Esora, Sallary-Djcll, FlaY i La
MUNDIAL
ESS EI'!C E. L OT ION S
POU DRE DE RIZ
S /\ VO I'! S
PRI~IER
\1 ~ \G .\í'IXI ~
lll S I'.\: \"0 .\. \lERT C \X O
E D 1T .\ D O E ~ P .\ IU S
ere.
o
Pour parailre prochainemenl :
ORY ALI S
~
MAR del PLA T A
A PA R EC ER A
EL 5 DE MA YO
..
ll l R 1 C T 0 H
l. 1 l ¡· R .\ R 1 O :
B J· '\
}) A R I O
R l
24, Bo ule va rd de s Ca p uc i n es
1
;
•
•
PARF U~ l EU R
PA RIS
1 (),
RtlC
de la Paix,
t6
PARIS
PARfU\ t S :
P\RFl ',\ l S :
.
,,
· · e an11 a
· · Mar)' Carden ''
·' Lidilia '
; · Prince lgor "
· ~ Des Roses "
·: Le Muguet ,.
•
'
•
\ ' U E I N T 1~ R 1 E U R E D E S M .\ G .\ S 1 :.I S
Puris . -
I mp .
ue ..
¡~·¡~;_:,m áas
•
", 11. -L. :1 \0 TTI , oir .
•
•
--
Descargar
Fichas aleatorios
Prueba

4 Tarjetas Arthas Quinzel

notas de enfermeria

0 Tarjetas Karen LCHB

Sunotel S.L

15 Tarjetas JOHAN Eriksson

Médicos de Francia del siglo XVI

15 Tarjetas Mr. Card

Médicos de Alemania del siglo XVII

15 Tarjetas Mr. Card

Crear fichas