Subido por Elias Emmanuel Quiel Castle

El problema de la perdida por evaporación

Anuncio
El problema de la perdida por evaporación
La evaporación de los hidrocarburos en tanques de almacenamiento produce pérdidas considerables
de producto almacenado, y genera un riesgo de contaminación ambiental elevado.
La solución más sencilla para reducir este problema, consiste en la utilización de un Techo flotante
para evitar la exposición a la intemperie de producto y es al mismo tiempo la respuesta más
económica. Ninguna otra solución propuesta ofrece mayor eficiencia.
Tomando como base las Fórmulas y Cálculos más actuales API, la instalación de un Techo
Ultraflote dentro de un Tanque de Almacenamiento de gasolina típico, con diámetro de 150 ft ( 45
mts), se traduce en un significativo ahorro de 6,241 barriles de producto por año.
La solución de Ultraflote
En los últimos 50 años se han desarrollado diversos sistemas a base de Techos Flotantes.
Debido a problemas de seguridad, hundimiento y mantenimiento requerido, la mayoría de estos
han pasado a ser obsoletos en la industria.
Actualmente el diseño de mayor aceptación es el Techo a base de «Pontones» (flotadores) o de
«Full Contact» (de contacto directo) en Aluminio. El techo Ultraflote utiliza aluminio de gran
resistencia y anticorrosivo en un marco de vigas de soporte que unen una serie de paneles
conjuntamente a un sistema tubular de flotación.
El techo flotante interno de Ultraflote forma un sello que encierra una capa de vapor sobre la
superficie del liquido. Adicionalmente, y en forma mecánica, se sella la periferia del tanque con un
marco que penetra de 4 a 6 pulgadas dentro del liquido, con el objeto de aislar la capa de vapores
que ha quedado atrapada
Punto clave
La función de mayor importancia que se obtiene por la utilización de un Techo Ultraflote es el ahorro
que se alcanza. Al lograrse una reducción en la evaporación de hasta un 95 % el Techo Ultraflote se
paga por si solo en un corto periodo de tiempo, para posteriormente ofrecer ganancias en los
siguientes años.
El techo Ultraflote puede incrementar los beneficios en los siguientes aspectos:






Inversión con máxima rentabilidad.
Evita el mantenimiento Periódico y reduce los Costos de Operación.
Instalación rápida y eficiente en el sitio dispuesto, evitando el tiempo perdido.
La calidad del producto almacenado queda protegida de los diversos agentes contaminantes.
Los altos índices de seguridad que se logran, disminuyen el promedio de desastres potenciales.
El diseño modular de los componentes permite fácil manejo, eliminando la necesidad de
implementar accesos para introducirlos al tanque de almacenamiento.
¿Qué
hace
tan
peligroso
el
H2S?
Trabajar en la industria del gas y el petróleo supone enfrentarse a un peligro que a menudo se
subestima: el ácido sulfhídrico, un gas tóxico que puede aparecer de manera inesperada durante
labores rutinarias. El H2S es incoloro e invisible, pero puede percibirse en concentraciones bajas
por el olor. Por su distintivo olor a huevo podrido, se le conoce también como gas de alcantarilla,
gas digestor o gas de pantano. Sin embargo, el ácido sulfhídrico insensibiliza los nervios olfativos
a partir de una concentración de 100 ppm.1 Una persona no es capaz de oler el gas a tales
concentraciones. Las concentraciones por encima de 1.000 ppm pueden ser fatales. El H2S es
más pesado que el aire y normalmente permanece en zonas bajas y en los lugares de trabajo está
cerca del suelo. El ácido sulfhídrico tiene un punto de auto ignición a una temperatura de 270
grados Celsius. En combinación con el aire, puede crearse una atmósfera explosiva debido a su
propiedad de inflamabilidad. Es posible que se den reacciones fuertes que puedan detonar
combustión espontánea, explosiones y detonaciones en caso de entrar en contacto con
peróxidos, bromatos, amoníaco u otras sustancias químicas. El H2S En combinación con el aire y
la humedad puede corroer metales (por ejemplo en tuberías, depósitos, embarcaciones, etc.)
debido a la formación de ácido sulfúrico.
Tres Métodos Tradicionales Para Vincular El Techo y El Esqueleto
1. Derivaciones
NFPA 780, el Estándar para la Instalación de Sistemas de Protección Contra el Relámpago,
requiere que las derivaciones estén espaciadas no más que cada 3 metros alrededor del perímetro del
techo, y que las derivaciones sean construidas de correas de acero 50 milímetros de ancho por .4
milímetros de grueso, Tipo 302. [Ref. 4] Las derivaciones están abrochadas a la cima del techo flotante y
dobladas para que las derivaciones1 se aprieten contra la interior, haciendo una conexión con el
esqueleto.
4
NFPA 780 Standard for the Installation of Lightning Protection Systems, 2008 Edition, Paragraph 7.4.1.2.
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards