Subido por Ligia Avendaño

MEDIACIÓN TUTORIAL ANDRAGOG- Articulo Sayers 19-2-18 dos

Anuncio
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
DE LOS LLANOS CENTRALES
“RÓMULO GALLEGOS”
ÁREA DE POSTGRADO
CURSO: FORMACIÓN DE TUTORES
ARTÍCULO CIENTÍFICO
MEDIACIÓN TUTORIAL ANDRAGÓGICA PARA LA AUTORREALIZACIÓN DEL
NOVEL INVESTIGADOR
Facilitador: Dr Francisco Pacheco
Autora: Matilde Janet Sayers
C.I. 3881721
San Juan de los Morros, Febrero de 2018
2
MEDIACIÓN TUTORIAL ANDRAGÓGICA PARA LA AUTORREALIZACIÓN DEL
NOVEL INVESTIGADOR
Autora: Matilde Janet Sayers
UNERG-Venezuela
matildesayers@hotmail.com
RESUMEN
En este trabajo se plantea la problemática universitaria existente en la
realidad venezolana en relación con la figura del Tutor de Investigación, cuya
acción es determinante para el éxito o frustración de ese proceso de investigación
emprendido por el novel investigador. Se propone la Andragogía, Ciencia de la
Educación de Adultos, como escenario vital para que fluya una acertada práctica
tutorial. Con fundamento en una revisión documental y la experiencia de la autora
en diferentes universidades del país se presenta el Perfil del Adulto en Situación
de Aprendizaje y, paralelo a ello, el Perfil del Tutor de Investigación Andragogo,
cuya praxis daría respuesta a las necesidades, intereses y motivaciones del Adulto
que toma la decisión de iniciar o continuar un trabajo de investigación.Como
corolario de ese análisis se concluye que una praxis tutorial de calidad requiere de
dos seres humanos que se conecten a través de los principios andragógicos de
horizontalidad y participación, donde ambos aprendan y se comprometan cada día
más, de tal manera que el tutor, sea un Mediador que lo ayude a superar sus
debilidades y a la vez, fortalezca las potencialidades del Investigador Adulto
Aprendiz para lograr su autorrealización, el cual debe tener como fruto un trabajo
de grado y/o tesis doctoral de calidad, que satisfaga las aspiraciones de ambos y
que cumpla con los requisitos exigidos por la Institución que certifica dichos
estudios.
Descriptores: Mediación Tutorial- Andragogía-Autorrealización-Investigación
INTRODUCCIÓN
La investigación es un proceso complejo, reflexivo, sistemático propio del
ser humano y por lo general requiere de un asesor, orientador y/o tutor que se
constituya en el soporte, pilar, guía de dicha investigación; en especial cuando el
sujeto es un principiante o tiene poca experiencia en la ardua y apasionante tarea
de investigar,
3
En este sentido este artículo quiere arrojar un haz de luz sobre una parcela
de la verdad, en relación con la acción tutorial desde una visión andragógica que
avizore la autorrealización del novel investigador. Para cumplir con las
expectativas señaladas, se pretende presentar nuestra concepción de la Tutoría
de un proceso de investigación.
¿Cuál debe ser el Perfil del Tutor Andragogo al cual aspiramos, desde el
punto de vista personal y profesional? En este segmento revisamos diferentes
autores que han trabajado a profundidad la Andragogía. En Latinoamérica, el
venezolano Félix Adam(1970), quien la definió como la Ciencia de la Educación
de Adultos y en Norteamérica Malcom Knowless(1977) quien se refiere solamente
a la Educación de Adultos como la práctica y el arte de enseñar al adulto.
Nos planteamos como uno de los problemas más frecuente, las
limitaciones y dificultades que sufre el estudiante de pregrado y postgrado
para ubicar un buen tutor y aquí nos preguntaríamos: a quién llamamos un
“buen tutor? Al que brinda todas las facilidades al estudiante y hasta le redacta el
trabajo de grado o la tesis? Podemos llamar tutor al que lo acompaña al inicio pero
después lo abandona? O al que se dedica a vanagloriarse y ponerse como
ejemplo de lo que es un buen investigador o al que proponemos como Tutor
Andragogo, el cual se convierte en un mediador, acompañante, orientador, amigo,
facilitador
Desde el inicio hasta la defensa y mucho más allá; cuando se preocupa y
motiva al estudiante para la publicación de los hallazgos y/o propuestas, producto
del trabajo intelectual que le costó días, meses y hasta años de estudio,
trasnochos y sacrificios, pero cuya culminación representa una satisfacción
personal porque no sólo creció en lo académico, sino también como ser humano
integral. Más adelante presentamos el Perfil del Adulto en situación de Aprendizaje
(Sayers,1993), en paralelo con el Perfil del Tutor de Investigación Andragogo, que
hemos construido para dar respuesta a ese novel investigador, con base en los
4
análisis y reflexiones del Curso Formación de Tutores (UNERG,2017) y
sustentado en la revisión bibliográfica de los autores y especialistas en
Andragogía, Educación de Adultos y Tutoría de Investigación. Finalmente se
presentan las Reflexiones valorativas en torno al tema
LA TUTORÍA EN EL PROCESO DE INVESTIGACIÓN
La investigación ha sido definida por diversos autores, entre ellos,: Cervo y
Bervian(1980), Ander Egg(1987), Sierra Bravo,(1991),Sabino(1992), Hurtado de
B.(1995), citados por Sayers(2015) y todos coinciden en que es una actividad
propia del ser humano, destinada a dar respuestas a un problema ya sea de tipo
práctico, o de conocimiento; sin embargo es harto conocido que para las personas
que se inician en esta lides, resulta muy difícil recorrer ese camino si no tienen el
acompañamiento de un profesional muy humano, competente en el área del
conocimiento del trabajo y en la materia concerniente a la metodología de la
investigación, con experiencia suficiente o en su defecto con la preocupación e
interés para abrirle los caminos a ese adulto en situación de aprendizaje y lo
oriente para que él, a través de la autogestión y autodisciplina, desarrolle su
proyecto de investigación y logre la feliz culminación de su trabajo.
Con base en los planteamientos anteriores, podemos señalar que la figura
del Tutor surge como una necesidad ineludible para todos aquellos adultos que
deben presentar un trabajo de grado, como parte de los requisitos para culminar
su carrera universitaria y/o para los participantes de Postgrado en sus diferentes
modalidades. En Venezuela hablamos de Especialización, Maestría y Doctorados.
En este orden de ideas, la Tutoría de Investigación debe ser un proceso de
mediación que brinde al novel investigador (también los encontramos en los
Doctorados),una orientación permanente sobre la forma y estado de progreso en
su aprendizaje y en la búsqueda de esa verdad que se plantea a través de la
formulación de un problema, en cuyo trayecto muchas veces el estudiante nos
confiesa que se siente como en un túnel, cuya salida está muy oscura y allí es
5
donde debe estar la mano profesional, amiga, humana para ofrecerle esa linterna
que le irá iluminando la mente y el camino para que él, como adulto responsable,
autónomo, autogestor llegue a la meta que implicará su autorrealización como ser
humano y como profesional, pero a la vez va a ser un aprendizaje fructífero para el
tutor que fue compartiendo, en una relación dialógica (Holmberg,1995 ), horizontal,
las inquietudes, dificultades, logros y sinsabores que suelen presentarse durante
el quehacer investigativo.
Para cerrar este aparte, comulgamos con Aquino(2000) quien define la
tutoría de investigación
Como un proceso de aprendizaje de interacción dinámica entre dos
o más personas que intenta introducir cambios cognitivos, emocionales o
psicosociales desde una perspectiva de desarrollo y cuya finalidad es
lograr que el individuo descubra sus recursos y potencialidades a fin de
alcanzar autorrealización en sus procesos de aprendizaje o investigación
(p.2).
Esta concepción de la autorrealización es planteada por Alcalá( 2010 )
cuando concibe como el fin último de la Andragogía la autorrealización del adulto
en situación de aprendizaje a través de los postulados filosóficos de la ciencia
andragógica.
LA ANDRAGOGÍA EN EL CONTEXTO DE LA ACCIÓN TUTORIAL
La Andragogía juega un rol significativo en la acción tutorial, por cuanto ella
plantea que el adulto como tal aprende a su propio ritmo, tiene intereses internos
que lo motivan a estudiar y aprender y sólo necesita de un orientador del
aprendizaje (Adam,1970), un facilitador(Rogers,1982 ), un educador de adultos
(Knowless,2006), que en el caso que nos ocupa, corresponde a la figura del Tutor,
6
con las características personales y profesionales ideales para llevar a feliz
término ese proceso de investigación.
En contraste con lo anterior, es preocupante
observar a profesores
universitarios tratando a los estudiantes de los cursos de Seminario de
Investigación y Trabajo de Grado, tal como si fueran niños a quienes queremos
imponer criterios, asignarles un tema de investigación, ordenarles tareas a
ejecutar de manera déspota y en el peor de los casos hacerles los trabajos de
grado y/ o tesis porque ellos “no saben escribir” y “no son capaces de hacer una
tesis”. Lamentablemente esto ocurre en muchas de nuestras universidades. Ante
ello es necesario cambiar esa concepción pedagógica por una acción
andragógica, que respete y trate al adulto con dignidad, como un ser humano con
debilidades y fortalezas y de allí la importancia del Tutor Andragogo para superar
esas debilidades y potenciar las fortalezas. Es oportuno presentar el Perfil del
Adulto en situación de Aprendizaje, Sayers(1993), el cual debe tener en cuenta el
Tutor en su praxis tutorial(Ver Cuadro Nº1)
7
CUADRO Nº 1
PERFIL DEL ADULTO EN SITUACIÓN DE APRENDIZAJE
PERFIL DEL ADUTO EN SITUACIÓN
DE APRENDIZAJE
Es responsable de su propio
aprendizaje
Dispone de experiencias que facilitan y
enriquecen en el aprendizaje
Capaz de gestionar su aprendizaje.
Autodirección y Auto-disciplinado
Adecuación del conocimiento a la
realidad. Aplicabilidad
Pose cuatro intereses fundamentales
para estudiar: económico, capacitación
profesional, deseos de continuar estudios
superiores y extender la sociabilidad y
relaciones humanas
Dialógico en la búsqueda del
conocimiento. Horizontalidad
Capacidad de compartir experiencias,
relacionarse con los demás, trabajar en equipo
Su nivel de aspiración lo motiva en
cuanto a la cantidad e intensidad de su
aprendizaje
El adulto puede aprender lo que quiera,
pero necesita más tiempo para hacerlo.
El compromiso del yo le facilita el
aprendizaje
Capaz de desarrollar y utilizar el
pensamiento lógico. Capacidad para
autoevaluarse.
Existe cierta relación entre las
características socio-económicas de los
adultos y los programas educativos en los que
participan.
REFERENCIAS
KNOWLES (1981)
CROSS (1981)
ADAM (1987)
KNOWLES (1981)
DEIBIS (1985)
URBINA (1978) CROSS (1981)
VERNER Y BOOTH (1971)
ADAM (1987)
ADAM (1987) CROSS (1981)
DEIBIS (1985)
URBINA (1978)
KNOWLES (1981)
URBINA (1978)
DEIBIS (1985) ADAM (1987)
KNOWLES (1981)
ADAM(1987)
URBINA (1978)
ADAM (1987)
CROSS (1981) URBINA (1978)
ADAM (1987)
VERNER Y BOOTH (1971)
THORNDIKE-LORGE (Citados por
VERNER Y BOOTH (1971)
CROSS (1981)
KNOWLES (1981)
KNOWLES (1981)
DEIBIS (1985)
URBINA (1978) ADAM (1987)
VERNER Y BOOTH (1971)
8
A continuación se esbozan las características destacadas en el campo de la
Andragogía, por ser propicias del aprendizaje del Adulto y especialmente en el
ámbito de la Tutoría de Investigación. El Adulto es “Es responsable de su propio
aprendizaje. Este rasgo andragógico es fundamental en la investigación, ya que el
estudiante no cuenta con la presencia permanente del Tutor y le corresponde a él
ir en la búsqueda de las fuentes del saber en diversos escenarios, tanto teóricos
como vivenciales“Dispone de experiencias que facilitan y enriquecen el
aprendizaje”. Esta pculiaridad debe tomarla muy en cuenta el Tutor y el Tutorado,
especialmente en lo que corresponde a la selección del tema de investigación y el
contexto o escenario de la misma. La experiencia del adulto se convierte en una
gran fortaleza y debe ser aprovechada. “Capaz de gestionar su aprendizaje. Autodirección. Auto-disciplinado”.
Sin lugar a dudas el proceso de investigación exige una disciplina, una
dirección y al Tutor le corresponde orientar al Tutorado en este sentido para que
tome conciencia de que él debe ser capaz de buscar, por sus propios medios, su
aprendizaje y que ese Proyecto de investigación es de su autoría
y le
corresponde a él empoderarse del mismo y al Tutor ser el acompañante y
orientador en ese proceso, en concordancia con el Perfil del adulto en situación de
aprendizaje “Adecuación del conocimiento a la Realidad. Aplicabilidad” El Novel
Investigador se sentirá motivado cuando sienta que su trabajo tiene una utilidad
práctica, ya sea porque está profundizando en una problemática de su realidad o
porque los resultados de su investigación puedan representar un aporte para la
solución de problemas institucionales o para llenar un vacío de conocimientos.
Es decir, el impacto social que pueda tener el trabajo es un incentivo para
el desarrollo de la investigación. De allí que el Tutor debe insistir en la importancia
y/o Justificación de la investigación.“Diálógico en la búsqueda del conocimiento.
Horizontalidad” EL Adulto, en situación de aprendizaje, se siente motivado cuando
comparte, a través del diálogo, sus conocimientos, sus experiencias con sus
compañeros de curso, así como con el Tutor; pero eso debe hacerse dentro de
9
un trato horizontal de “tú a tú” y que no se sienta amilanado ante un Tutor
sabiondo que todo lo dice, todo lo sabe. Por el contrario, muchas veces necesita
que el Tutor lo escuche, aunque sólo sea para plantearle asuntos de índole
personal. Allí debe surgir el Tutor empático, humano presto a escucharlo.“El
compromiso del Yo le facilita el aprendizaje” Cuando el adulto se siente
comprometido con su trabajo avanza en la investigación y no espera que sea el
Tutor quien le dé todas las soluciones, sino por el contrario él las presenta por
iniciativa propia.“Capaz de desarrollar y utilizar el pensamiento lógico. Capacidad
para autoevaluarse”. Este rasgo andragógico debe ser fortalecido por el Tutor, en
el Adulto Novel Investigador, para que sea crítico, reflexivo en cada uno de las
etapas de la investigación y que él sea capaz de valorar su actuación y su trabajo,
bien sea para consultar al Tutor o para corregir o para continuar.
PERFIL DEL TUTOR ANDRAGOGO
He aquí la gran pregunta ¿Cuál es el tutor ideal? ¿Hay un tutor perfecto?
¿El tutor debe ser muy rígido o muy flexible? ¿Qué competencias debería tener un
buen tutor? ¿Qué características personales y profesionales debería reunir un
buen tutor? ¿Qué apoyo tutorial favorece más al novel investigador? ¿Qué actitud
debe asumir el Tutor ante un novel investigador? ¿Cómo debe ser la
comunicación entre Tutor y el Adulto Investigador Aprendiz? ¿Cómo dar respuesta
al perfil del Adulto en situación de Aprendizaje descrito anteriormente? Como una
manera de satisfacer
las interrogantes anteriores nos permitimos presentar el
Perfil del Tutor de Investigación Andragogo,
que concebimos para la
autorrealización del novel investigador , con base en los estudios realizados por
la autora en el campo de la andragogía y su experiencia de más de 25 años en las
universidades venezolanas, como Facilitadora de los Cursos de Seminario de
Investigación y Tutora de Trabajos de Grado y Tesis Doctorales, con aciertos y
errores, en un proceso de aprendizaje permanente.(Ver Cuadro Nº 2
10
CUADRO Nº 2
En el Cuadro se resaltan las Características Personales y Profesionales
que, a nuestro juicio,
debe poseer un Tutor de Investigación
Andragogo. A
continuación un breve comentario general porque ya nos hemos referido a lo que
debe ser la actuación del Tutor. Entre sus características personales deseables,
mencionamos: ser empático, receptivo, responsable, motivador sensible, buen
oyente, comunicativo, auténtico, respetuoso, paciente, observador y buen sentido
del humor. Todos estos rasgos son importantes para que se cumplan los principios
de horizontalidad y participación, con base en el humanismo, al estilo rogeriano,
es decir la atención del Tutor centrada en el Tutorado y que a la vez él se sienta
en plena libertad, para expresar sus ideas y aunar o contradecir la opinión del
Tutor, en esto se fleja la influencia de Paulo Freire, pilar fundamental
Andragogía.
de la
11
En lo atinente a las Características Profesionales es vital que el Tutor sea
un Investigador, por aquello de que no podemos dar ni modelar lo que no tenemos
o mostramos. Preferiblemente que tenga dominio del tema de investigación y si no
es así, que tenga la preocupación para ir profundizando y aprendiendo con el
Tutorado o aprendiendo de él. Sabemos que muchas veces el Novel Investigador
tiene el apoyo de una persona familiar o amiga, experta en el tema, pero que no
conoce del área de metodología, ni cumple con los requisitos exigidos por la
Institución. Ese recurso no debe desaprovecharse. Además es necesario que el
Tutor posea una formación filosófica que le permita orientar a su Tutorado en
cuanto al trasfondo filosófico que implica asumir un paradigma de investigación
determinado.
Por otra parte, el conocimiento de los fundamentos filosóficos de la
Andragogía, así como el conocimiento del adulto y el uso de estrategias y técnicas
andragógicas, le permitirá un mayor acercamiento al Tutorado y estar consciente
de la importancia que implica, darle valor a las experiencias que tenga el adulto
novel en la investigación pero con un cúmulo de conocimientos y experiencias en
el campo laboral y/o profesional y, como Tutor Andragogo, facilitarle
todas
aquellas situaciones de aprendizaje que lo estimulen para su autorrealización.
APORTES DE LA EDUCACIÓN A DISTANCIA EN LA ACCIÓN
TUTORIAL ANDRAGÓGICA
En la actualidad, el Tutor Andragogo debe aprovechar las bondades de la
Educación a Distancia y las Tecnologías de la Información y Comunicación Social
(TICS) para estimular en el novel investigador, la autogestión y la responsabilidad
de su aprendizaje, a través del cumplimiento de la Planificación consensuada que
se debe hacer al inicio del proceso de Acción Tutorial
Ante ello ¿Cuál es el rol
que debe jugar el Tutor? Mantener el ritmo de asesoría tradicional: cara a cara,
en forma presencial, en un espacio físico determinado o explorar nuevas
alternativas y
aprender a utilizar todas las herramientas que le permitan
interactuar con el Adulto Novel Investigador, sin menoscabo de una comunicación
12
efectiva, puntual; donde el lenguaje y el trato virtual enaltezcan la figura del ser
humano aprendiz , quien debe ser el centro de ese proceso, en el sentido
rogeriano.
Por otra parte, el Tutor debe utilizar el correo electrónico
para ofrecer
observaciones, sugerencias, correcciones; pero no en forma impositiva, sino a
través de un lenguaje reflexivo, mayeútico, que permita la aplicación de los
principios
andragógicos de Participación y Horizontalidad en la comunicación.
Que el novel investigador sea capaz, a través de la Red, de conectarse con
especialistas en su temática de investigación en cualquier parte del mundo. Que
sea capaz de seleccionar la información de fuentes confiables y acreditadas y
desechar “la basura”, es competencia del Tutor, quien deberá dominar los
programas y aplicaciones pertinentes que permitan orientar a distancia de manera
individual o grupal, propiciando foros virtuales y discusiones
con temáticas
comunes de trabajo, o en relación con la metodología de la investigación.
Mediación Tutorial Andragógica, ruta productiva para la
Autorrealización
Una vez hecho los planteamientos anteriores en relación con la Acción
Tutorial desde la perspectiva andragógica, surge la necesidad de precisar el por
qué, a través de ese Tutor que actúa como Mediador, el novel investigador puede
lograr su autorrealización con los pilares epistemológicos y filosóficos que nos
proporcionan el Idealismo de Platón y su diálogo entre iguales como método. Esto
lo podemos
relacionar con el principio de horizontalidad.; la Educación como
práctica de la libertad de la que nos habla Paulo Freire y lo podemos tomar como
la autonomía, autodirección del adulto en situación de aprendizaje y el proceso de
convertirse en persona que es la tesis argumentada por Carl Rogers; cómo a
través de la educación somos mejores seres humanos, y en este sentido logramos
la Autorrealización. Adentrándonos en la Mediación Tutorial Andragógica esta
conversión se da a través de ese compromiso que asumen tanto el Tutor como el
Tutorado
de
caminar
juntos,
confrontando
experiencias,
construyendo
13
conocimientos,
cometiendo
errores,
aprendiendo
de
ellos,
levantándose
nuevamente hasta lograr alcanzar la meta como lo es ese producto intelectual que
surge de esa interacción: Tutor- Tutorado , donde la comunicación debe fluir sin
barreras, con plena confianza y respeto, dignificando la individualidad de aquella
persona que nos dio el privilegio de seleccionarnos como Tutores y en cada
experiencia nos fortalecemos académica y espiritualmente. De allí que desde la
óptica andragógica la Tutoría se enaltece y trasciende mucho más allá del
documento, para constituirse en un lazo de por vida entre el Tutor y el novel
investigador cuando siente que sí valió la pena todos los sacrificios, angustias e
incertidumbres cuando tiene un trabajo de calidad porque tuvo un Tutor que lo
orientó, lo acompañó, en lo académico y en lo personal y además sembró en él y
alimentó la semillita del amor por la investigación y sentir como, a través de ese
crecimiento espiritual y académico, logró la autorrealización.
REFLEXIONES VALORATIVAS
La investigación desde las aulas universitarias, debe ser vista como un
proceso complejo que implica el dominio
de un conjunto de conocimientos,
habilidades y competencias, pero sobre todo compromiso entre las partes que se
aventuran en este recorrido, como lo son el binomio conformado por el TutorFacilitador y el Participante Adulto Novel Investigador.
La acción tutorial observada en mi experiencia de más de veinticinco años
en las universidades venezolanas, no siempre se
corresponde
con las
expectativas señaladas anteriormente, por lo que se produce una fractura en la
relación Tutor-Tutorado por diversas causas, una de ellas es el desconocimiento
de la Andragogía, Ciencia de la Educación de Adultos, la cual predica los
principios de horizontalidad y participación como bases fundamentales para una
praxis andragógica destinada a los adultos de cualquier edad, que deciden asumir
un rol como estudiantes autogestores, autodireccionados y esto deben tenerlo
claro tanto el Tutor como el Tutorado. -La Tutoría de Investigación debe ser, en la
14
praxis, un proceso de mediación que ofrezca al Novel Investigador la orientación y
apoyo, tanto en lo académico como en lo personal, con base en una filosofía
humanista que nos conduce al Perfil del Tutor d Investigación Andragogo.
La Educación a Distancia juega un rol importante en la Mediación Tutorial
Andragógica , en los umbrales del siglo XXI, donde las TICS, se convierten en
recursos valiosísimos para todos aquellos investigadores que, como adultos con
responsabilidad social, tienen múltiples ocupaciones que no le permiten una
presencialidad física con el Tutor. A la vez también requiere de un Tutor
Andragogo que no pierda de vista la importancia del trato horizontal y participativo,
en los espacios virtuales donde a través de un lenguaje científico pero a la vez
cargado de sencillez, motivación y conocimientos pertinentes a la temática objeto
de estudio y al área de metodología de la investigación, logre mantener ese hilo
conductor, sin necesidad del contacto físico cara a cara.El Perfil del Adulto en
situación de Aprendizaje, presentado en el trabajo con fundamento en los
estudiosos del tema, nos señala una serie de características que deben conocer
tanto el Facilitador-Tutor de la Investigación como el Participante Adulto Novel
Investigador, lo que permitirá al primero ser un mediador y orientador del proceso
de aprendizaje y responder a las necesidades, intereses y motivaciones del
tutorado así como valorar su experiencia y este último, por su parte, se verá
beneficiado de ese conocimiento que le permitirá desarrollar
sus fortalezas y
superar sus debilidades para lograr su autorrealización como Novel Investigador.
REFERENCIAS
Adam, F. (1970). Andragogía. Ciencia de la Educación de Adultos. Caracas
Venezuela. Federación Interamericana de Educación de Adultos (FIDEA)..
15
Alcalá, A. (2010). Propuesta de una definición unificadora de la Andragogía.
Trabajo no publicado. Caracas. Universidad Nacional Abierta.
Aquino, F. (2010) Sistema de Tutoría en la Investigación Social.
.Profesor UNESR-UPEL-IMPM. Publicaciones UPEL. Caracas
Holmberg,B.(1995) Educación a Distancia: Situación y Perspectiva. Editorial
Kapelusz. Buenos Aires.
Knowles, M.,Holton, E., Swanson, R. (2006) .Andragogía. El Aprendizaje de
los Adultos. Editorial Alfaomega. México.
Rogers, C. (1982) Libertad y Creatividad en la Educación. Buenos Aires.
Paidós.
Sayers, J (1993) Innovaciones Andragógicas en la concepción del
Participante de Educación a Distancia. En: Revista Iberoamericana de Educación
Superior a Distancia. Vol. VI- Nº1 A.I.E.E.S.A.D. Madrid, España.
Sayers, J. (2015)
Taller Cómo seleccionar un tema de Investigación..
Material Mimeografado (No publicado). UNESR- Núcleo San Juan de los Morros.
LA AUTORA
Profesora de Castellano, Literatura y Latín IUPC- Venezuela
MSc. Docencia en Educación Superior UNESR- Venezuela
Doctora en Andragogía. UNIEDPA- Panamá
Doctora en Ciencias de la Educación- UNERG-Venezuela
Profesora Jubilada de la UNA- Venezuela
Actualmente Profesora contratada en la UNESR y UNERG.
Investigadora y Miembro activo en la Línea de Investigación “Educación en
Valores para la Paz” de la UNESR- Núcleo San Juan de los Morros. (Adam, 1970)
Descargar
Fichas aleatorios
tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

Sunotel S.L

15 Tarjetas JOHAN Eriksson

“DIDÁCTICA PASADO Y PRESENTE

0 Tarjetas BENILDA RINCON PEÑA

Médicos de Francia del siglo XVI

15 Tarjetas Mr. Card

Libros del siglo XVI

15 Tarjetas Mr. Card

Crear fichas