Subido por fernandezderaisas

Cómo redactar un buen currículum

Anuncio
Cómo redactar un buen currículum
Actualmente las empresas reciben multitud de currículos. Por esta razón, una adecuada presentación y redacción del
mismo pueden marcar la diferencia con el resto de candidatos.
El currículum por sí sólo no te hará conseguir un trabajo, pero es la primera información que recibe la empresa de ti y
con la que realizará la primera selección entre los candidatos de los que disponga. Sólo hay una oportunidad para crear
una primera impresión y las empresas se la forman a partir del currículum.
No hay una misma estructura de currículum para todas las personas ni para todos los puestos de trabajo. A la hora de
redactarlo, deberemos tener en cuenta quién lo va a leer, qué tipo de trabajo vamos a solicitar, que experiencia
podemos aportar y que tareas podemos desempeñar. Por ejemplo, no será igual el currículum que deberemos redactar
si contamos con diez años de experiencia o con ninguna, o si la oferta es para un trabajo con contrato indefinido o
para trabajar en verano.
De todas formas, sí hay unas claves básicas que lograrán dotar a tu currículum de una apariencia profesional y eficaz.
A continuación, te exponemos algunas de esas claves:
-
Claridad y concisión: Intenta redactar tu currículum de una forma clara y concisa evitando hacer juicios de
valor sobre tu formación o experiencia y sin utilizar coletillas, frases hechas o expresiones rimbombantes. Si
no dispones de mucha experiencia o mucha formación no intentes completarlo o adornarlo con comentarios
que no aporten datos sobre ti.
-
Brevedad: Las empresas no disponen de tiempo para leerse todos los currículos que reciben, por lo que hay
que tratar de sintetizar lo que creamos que la empresa debe saber de nosotros. La extensión recomendada
para un currículum es una cara de un folio. Si redactamos currículos de más de un folio es probable que la
segunda hoja no se lea o incluso que se pierda.
-
Sinceridad: Hay que tratar de ser lo más sinceros posibles. Si logras pasar el primer corte con un currículum
que describa cualidades o conocimientos de los que no dispones, es muy probable que en la entrevista te
descubran. Por supuesto, deberás hacer hincapié en tus puntos fuertes e intentar destacarlos y aprovecharlos
al máximo pero evitando inventar conocimientos y destrezas de las que no se dispone.
-
Usar fotografía: Es muy recomendable adjuntar una fotografía en el currículum. Da la sensación de que no
tratas de ocultar nada. Además, el entrevistador ya sabrá qué aspecto tienes y permitirá realizar la entrevista
de un modo más cercano. La fotografía deberá mostrar una imagen seria y responsable. Lo mejor es adjuntar
una fotografía actual, con una indumentaria adecuada y si es posible sin barba o gafas que oculten tu rostro.
-
Formato del documento: En la actualidad, gracias a las nuevas tecnologías, los currículos que reciben las
empresas son en formato digital. Si no especifica la propia empresa qué formato desea, lo mejor será enviarlo
en formato pdf. De esta manera evitamos que por utilizar versiones distintas de otros programas se pierda la
configuración y el diseño que habíamos dado al documento (puede haber tipografías distintas, colores, etc.) y
aparecer de forma confusa o desordenada.
-
Poner intereses o aficiones: Resaltar algún interés o afición puede dotarte de ventajas frente al resto de
candidatos. La realización de deportes da una imagen de ti sana y de esfuerzo. Además, en muchas empresas
se valora que el candidato esté acostumbrado a trabajar en equipo por lo que realizar deportes como fútbol
o baloncesto pueden dar una buena imagen de ti. Por otro lado, si compartes alguna afición con el
entrevistador será más fácil crear una ambiente relajado y distendido en la entrevista.
Partiendo de estas claves básicas, deberás redactar el currículum en función de tus objetivos. Si bien el
currículum no es lo único que se tiene en cuenta para contratar a alguien, si es lo primero que la empresa
verá de ti y lo que decida si sigues en el proceso de selección o no.
Decálogo para no cometer fallos en el currículum.
La realidad actual del mercado laboral, donde las empresas se encuentran saturadas de currículos y
candidatos, no permite cometer ningún fallo en la búsqueda de un puesto de trabajo. En estos momentos,
encontrar un empleo resulta complicado para todos y las exigencias de las empresas son cada vez mayores.
Teniendo en cuenta lo dicho, es importante redactar un buen currículum para causar una buena impresión y
poder optar al puesto deseado. Por eso Monster, el portal de empleo líder a nivel mundial, ofrece diferentes
consejos y recomendaciones para hacer una excelente presentación del currículum:
-
Estructurar el currículum de forma lógica y ordenada: se debe cuidar el orden en que se presentan
los diferentes datos. Los más importantes son el nombre y los datos de contacto, tales como la
dirección, teléfonos de contacto, correo electrónico y, de forma opcional, se pueden incluir otros no
tan relevantes como el estado civil o el número de DNI. A continuación, explicar de forma clara la
formación y experiencia profesional en orden cronológico desde el más reciente al más antiguo. Es
imprescindible incluir conocimientos en áreas como la informática, los idiomas y otros conocimientos
técnicos relativos al trabajo. Al final del currículum, es importante mencionar la disponibilidad y no
olvidar incluir datos claves como virtudes y valores añadidos que se pueden aportar a la empresa.
-
Cuidar el lenguaje técnico en la redacción del currículum: no se debe utilizar un lenguaje recargado
e inadecuado. El uso de términos demasiado técnicos puede dar lugar a confusiones y malas
impresiones. Es importante considerar que muchas veces la persona que evalúa en primer lugar un
currículo pertenece al departamento de Recursos Humanos, una persona que no tiene por qué estar
demasiado familiarizada con esos términos. Si hay que utilizar siglas o términos muy específicos, se
puede incluir una breve explicación entre paréntesis.
-
Revisar la ortografía: Es necesario también, revisar la ortografía y la redacción sintáctica. Estos errores
demuestran una clara falta de cuidado, característica muy poco apreciada por las empresas, y que
puede suponer que se descarte a un candidato sin tener en cuenta nada más.
-
Evitar la redacción fantasiosa y pretenciosa: su utilización puede hacer que el currículum sea poco
creíble y fácilmente desechado nada más leerlo.
-
No incluir información irrelevante para “engordar” nuestro currículum: en ocasiones, se cree que el
currículum quedará mejor si se añade mucha información. En realidad, esto puede provocar un efecto
totalmente contrario a lo que se espera. Tanta información, puede agobiar y crear una impresión
negativa para aquellos que lean el currículum. Es importante ser honesto y sincero. Si se llega hasta el
proceso de la entrevista, habrá que dar cuenta de esos datos frente al seleccionador.
-
Eliminar la información obsoleta: se debe modificar y reciclar el currículum de forma constante con
información actual y renovada.
-
Cuidado con la extensión: es importante no sobrepasar la extensión máxima recomendada de una o
dos páginas. Si se presenta un currículum demasiado largo, puede aburrir o no gustar a la persona que
lo lea.
-
Aportar calidad a la presentación: el currículum será más atractivo si se utiliza un papel de buena
calidad con formato estándar. Por supuesto, no se debe olvidar la calidad de impresión.
-
Una foto nunca está de más: Pero tampoco es imprescindible. Incluir una foto en nuestro currículum
puede darle al seleccionador una visión más completa sobre nosotros, sin embargo, si no te sientes
cómodo incluyendo una foto, no es obligatorio hacerlo.
-
Otros aspectos a tener en cuenta: Se debe tener presente el tamaño de la fuente; este no debe ser
demasiado grande o pequeño y no es aconsejable recargarlo con negritas, cursivas o subrayados.
Los tipos de CVs
No cabe duda de que la elaboración de un currículum va a depender de los requerimientos del puesto a cubrir al que
vaya dirigido, sin embargo, puede haber algunas normas generales comunes a todos.
Es necesario diferenciar el currículum tradicional de los on-line, cada vez más utilizados en los procesos de selección.
1. El CV online
En estos existen claras ventajas:
• El formato es predefinido y permite concretar la información.
• Algunas webs ofrecen la posibilidad de realizar hasta cinco tipos diferentes de formatos adaptados a las necesidades
de cada usuario conforme a los puestos a los que opta y permiten la estandarización y la posible comparación rápida
de perfiles.
Sin embargo, algunas de las desventajas son:
• la falta de creatividad y
• El excesivo esquematismo al que se ve ceñida la información.
2. El CV tradicional
En cuanto a los currículos tradicionales, de la misma manera que cuando tomamos contacto por primera vez con una
persona lo primero que nos llama la atención es su aspecto físico, a la hora de leer un currículum, lo primero que llama
la atención son aspectos relacionados con el orden, organización por áreas, esquematización, síntesis, etc. Es necesario
que la apariencia sea pulcra, clara y concisa. La diferenciación por apartados debería estar acorde con lo que más peso
tenga en la trayectoria de una persona. Por ejemplo, si nos encontramos ante una persona en la que el peso específico
de su currículum se centra en su trayectoria, debería presentar en primer lugar esto y no los cursos de postgrado que
haya podido realizar, ya que estos aparecerían en un segundo plano.
Es importante que se resalte lo más claramente posible los aspectos esenciales, de tal manera que cuando un
seleccionador lea ese currículum le llamen la atención los "titulares", como si leyera un periódico, que le faciliten una
idea inicial aproximada de lo que luego investigará después.
La trayectoria profesional
La imagen física es importante, pero cuando nos metemos de lleno en su lectura hay que diferenciar aquellos currículos
con o sin experiencia profesional. Siempre que exista una trayectoria profesional esta será el área más importante a
investigar. Si nos encontramos ante un currículum cronológico, es decir, en el que aparezcan desde y hasta cuándo se
ha ocupado una posición determinada, habrá que tener en cuenta que no existan espacios en blanco en los que no
esté justificada una inactividad. Por otro lado, y quizás como aspecto más importante, se valorará el hecho de que
haya sido una trayectoria ascendente, tanto en categoría profesional, como en amplitud de funciones y campo de
responsabilidad, como en tipo, sector o dimensiones de empresa. No sería positivo apreciar dos puestos similares, en
empresas similares y con las mismas responsabilidades en periodos superiores a un año, ya que se puede considerar
como reflejo de un escaso crecimiento y desarrollo profesional.
A diferencia del cronológico, el currículum funcional distribuye la información por temas. De esta forma, permite
proporcionar un conocimiento rápido de tu formación y experiencia en un ámbito determinado. Además, al no seguir
una progresión cronológica, permite seleccionar los puntos positivos, destacar las habilidades propias y logros
conseguidos, al tiempo que se omiten o difuminan los no deseados: errores de recorrido, periodos de paro, cambios
frecuentes de trabajo sin haber promocionado…
Por todo ello, el modelo funcional es conveniente cuando se quiere acceder a un sector profesional totalmente
diferente, para lo cual no es relevante tu experiencia laboral anterior, si no tus habilidades, capacidades y tu forma de
trabajar. Escoger este tipo de currículum es bueno si, por ejemplo, se lleva tiempo sin trabajar y se va a volver a
incorporar al mundo laboral, al terminar la carrera y no hay apenas experiencia que acreditar o si se cambia
frecuentemente de puesto de trabajo. También es el más adecuado si se ha trabajado como empresario, autónomo o
freelance.
Ventajas del currículum funcional:
-
Se centra en tus capacidades y habilidades, antes que en tus circunstancias laborales.
Permite mucha más flexibilidad y libertad en la organización de la información de tus logros y habilidad, y
además facilita la inclusión de otra información relacionada como intereses o motivaciones.
Es especialmente útil para usarse con la nueva tecnología.
Inconvenientes del currículum funcional:
-
No resalta el nombre de las empresas para las que has trabajado ni el tiempo que has estado en cada lugar de
trabajo.
Limita la descripción del puesto y sus responsabilidades.
Descargar
Fichas aleatorios
tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

notas de enfermeria

0 Tarjetas Karen LCHB

free fire garena

1 Tarjetas Rene Jonathan Ramos Reyes

Libros del siglo XVI

15 Tarjetas Mr. Card

Crear fichas