PROVERBIOS DE SALOMONA 2

advertisement
ÍNDICE
Contenido
Pág.
DEDICATORIA……………………………………..…………...…….….02
PREFACIO……………………………………………..……………….…03
DOÑA ÚRSULA………………………………………..…………………05
CAMISA DE ONCE VARAS…………….………………...…..…………10
DULCE DOLOR………………………………………………..…………17
AQUÍ VAN LOS RESBALONES……………………….….….............…24
EL FANTASMA HÉROE…………………………………………..…..…30
SABER PARA VIVIR………………………………….………...……..…38
EL DIARIO……..………………………………..…….……….…...…..…43
EL CUERVO NO VUELA CON PALOMA…………….….………...…49
LA CRUZ DE LA JAQUECA………………………………………....….63
ALDEA SAN FRANCISCO………………………………………...……99
SED DE DOÑA ÚRSULA………………………………………...………74
FINAL FRUCTÍFERO DE DOÑA ÚRSULA………………….....………77
SUSPIRAR……………………………………………………..…………90
GLOSARIO DE PALABRAS Y TÉRMINOS USADOS EN LA OBRA ..91
GLOSARIO DE FRASES Y ADAGIOS USADOS EN LA OBRA……...94
PROVERBIOS DE SALOMONA
1
EURIDES GUERRERO PAULINO
DEDICATORIA
Al que sin reparos me redime, que mis puertas abre, aquel que
limpia todos mis caminos, que endereza círculos para mí, que
convierte quebradas en caudalosos ríos a mi favor y convierte
caudales por mí en sequedales. Por su culpa respiro, vivo,
camino, lucho, venzo, me paro de caídas, con vehemencia me
indulta toda vez: Dios.
A quien amo singular, irracional, superlativa y particularmente,
Miosotis Acosta de Guerrero: Mi esposa.
A quienes amo de manera desmedida e inmensurable, motivo
de mis metas, objetividad de mi vida, Mónica Miosotis, Abner
Eurides, Jimmy Vladimir y Verónica Esmeralda Guerrero
Acosta: Mis hijos(as).
A quienes vinieron del mismo lugar que yo: Mis 11
hermanos(as).
A quien aún con manos arrugadas, piel marchita, pelo
emblanquecido y mirada caída, su cariño muestra toda vez,
Vigilia Acosta: otra madre.
A quienes mis problemas les quitaba el sueño y por mis
bondades reían toda vez, raíces de mi existencia, sombra de
mi descanso, agua de mi sed, rogadores en mi favor en la otra
vida: Mis padres muertos.
A quienes cuyo camino conducen al mismo lugar que el mío…
Prefacio
La vida de las personas toda vez es aderezada por
situaciones imprevisibles e inesperadas. Nadie es tan osado
para saber las cosas que han de pasar en su vida, sin
embargo en toda la historia de la humanidad han existido
“cerebros iluminados” capaces de advertir a desprevenidos
y personas comunes acerca de lo que puede acontecer y de
las consecuencias directas de acciones no planeadas, o
planificadas de manera incorrecta e impericial, de las
omisiones, de los permisos y de cualquier modo de
negligencia y/o inobservancia, aunque ello sea producto del
desconocimiento e ignorancia total.
¿Se trataría de magos, encantadores, adivinos, profetas,
hechiceros, videntes espirituales o de alguien dotado de
virtudes inexplicables procedentes del ocultismo o algo
semejante? Realmenteno, lo que acontece es que hay
personas que la vida le pasa por encima y no copian nada en
lo absoluto, mientras que otras van absorbiendo las más
mínimas cosas, analizan en su subconsciente y en el
subconsciente mismo almacenan respuestas para cada
situación pasada que se pueda volver a repetir y para
PROVERBIOS DE SALOMONA
3
EURIDES GUERRERO PAULINO
aquellas que de algún modo guarden relación con
acontecimiento cualquiera vivido.
Proverbios de Salomona se presenta como un libro de
cuentos y ocurrencias desarrollados en una aldea de un valle
intramontano de la región oriental de la República
Dominicana. Cada situación
es narrada por el autor,
basándose en la vida real, ocasionalmente cambiando muy
pocos aspectos de las situaciones que se dieron y/o que eran
costumbre de la comunidad.
El personaje central “Doña Úrsula” aparece como una
persona carente en lo absoluto de estudios académicos, que
dice las cosas y da sus consejos partiendo de una sabiduría
innata. Sus prédicas son ilógicas, nunca aprendidas ni
escuchadas, sin embargo como si se tratara de profecías
todas terminaban coincidiendo en sucesos reales y
previsiones que permitían mantenerse alerta a quienes le
visitaban y evitar efectos negativos de eventualidades
cualesquiera.
Doña Úrsula
A pesar de ser realmente creyente, nunca pensé que los
relatos bíblicos acerca del huerto de Edénpodrían referirse
en manera alguna a lugar alguno de occidente y mucho
menos a mi pequeño Valle de Hicagua. Es un pequeño
caserío, donde una calle es que lo comunica con otras
comunidades; sus senderos están adornados por verde pasto
y hay abundantes arbustos a ambos lados de dichos
senderos.Se esconde tras las montañas y una gran cantidad
de corrientes de agua lo bañan, a lo que se adiciona la
ocurrencia frecuente de lluvia. Las casitas están construidas
de madera, los habitantes son de raza mestiza. Los
principales productos son la palma africana, cacao, café,
plátanos, mandioca, coco y otros. Su cielo la mayoría de las
veces luce gris. El ámbar da trabajo a los hombres y las
mujeres trabajan como amas de casa. La gente disfruta
mucho con los bailes de tambor y atabal.
La tierra se mantiene húmeda y el sol triste; las pendientes
que lo avecinan se cubren de una arboleda verde intenso y
la abundante fauna de tipo voladora,reptante y de corral.
PROVERBIOS DE SALOMONA
5
EURIDES GUERRERO PAULINO
La superficie del pueblo es llana, tanto que más no podía
ser; hay arena en sus senderos y sus noches son frescas. Los
amaneceres en invierno quedan bajo neblina, cual espeso
humo, aunque nunca su temperatura es inferior a los Veinte
grados Celsius me parece.
Jamás padece el ganado de sed, allí los niños no pululan
desesperanzados por las calles, los malos hábitos aún no
invade la juventud, cada padre es padre de verdad y de
verdad es también cada madre. Al sembrado jamás le falta
la lluvia, el otoño no despoja de sus verde al prado, ni la
montaña y la primavera se prolonga de manera intensa
durante todo el año.
De veras que si me pusiera a describir con todos los detalles
al Valle de Hicagua no habrían páginas para enlistar las
virtudes de aquel pedacillo de tierra, que a pesar de distar
de la cananea antigua que describe Moisés, sí produce miel
y leche y café y chocolate en sustitución del vino y palmas
en lugar de olivos y aceitunas. Tales condiciones es que me
llevan a compararlo con aquel huerto especial que Dios dio
a los primeros pobladores del planeta.
Sin embargo es de ella que os quiero contar, de una
anciana nacida en una región esteparia, inmigrada en los
albores de su vida al supra descrito lugar. Creció en un
clima húmedo de montaña, caminando sobre humedales,
fríos caminos, bajo sombra fresca de cacaotales, pisando,
cual lagar
flores y frutos putrefactos debido a la
abundancia de los mismos, sus pies se acostumbraron al
pantano. Los sembradíos de arroz y otros frutos formaron
parte de su cultura de vida y constituyó todo el tiempo el
medio de producción con el cual se alimentaba a su familia,
al peregrino y hasta a las sabandijas de las cuales cuidaba
con celos y afecto singular.
Su niñez la complementaba el trabajo con cerdos, vacas,
gallinas, cabras y otras criaturas que suplen a los humanos
de comida.
Apenas cumpliría su tercer año de edad cuando una artritis
aguda y un gran resfriado, fatalizaron su hogar, ausentando
para siempre al padre de familia, Don Vitalio Juan Olegario
y Alfonso, hombre fuerte que al momento había engendrado
once hijos, de los cuales doña Úrsula era la penúltima.
PROVERBIOS DE SALOMONA
7
EURIDES GUERRERO PAULINO
Un hábitat heterogéneo: piedras,
pantanos, verano con
ausencia de temperaturas calientes,
otoño inadvertido,
primavera eterna, cálido invierno, caminos desolados,
familias
numerosas,
abundancia
de
comida,
esporádicashambrunas, en fin, una amalgama de factores
que pueden provocar en las personas que los vivan aptitudes
cerebrales
para circunstanciacualquiera sin que salgan
afectadas ni en lo más mínimo.
Doña ÚrsulaPaulino Reyes Guerrero Martínez y Silvestre:
una mecedora vieja con sentadera de cana tejida soportaba
su cuerpo la mayor parte de las veinticuatro horas que
tenían cada día, el resto de dichas horas lo complementaba
una vieja cama, cuyos lienzos limpios y cálidos le daban a
sus noches un contexto objetivo, lentejuelas ayudaban a su
deteriorada vista, una lista inmensa de medicinas y zumos
eran sus aliados contra una diabetes maldita, inclemente,
vehemente y aguda que hasta la tumba le persiguió, cual
maldición a Caín, una botijuela limpia, casi siempre
diseñada con abundantes florecillas y por ella misma
remendada y/o cocida, un radio pequeño que jamás se
apagaba con sus canciones cristianas, el Santo libro justo a
su lado, sus oraciones de siempre, un compendio de himnos
providentes al alcance de sus manos y memoria, una dieta
que jamás he visto tantas prohibiciones y una alfabetización
tan escasa que apenas escribía su nombre sin apellidos pero
que más nadie fuera de ella sabía que significaban esos
trazos que hacía.
Quince partos, extensiones de terreno cultivadas con sus
propias manos, cientos de caminos reiteradas veces
recorridos, cargas sobre su propia espalda en incontables
ocasiones, decenas de nietos criados, noches sin dormir
acumuladas, días de sol sobre su cráneo, tantas cosas había
convertido en blanco y ondulado el otrora lacio y negro
cabello, su piel cobriza lucía arrugada y marchita, sus
grandes ojos hoy los parpados mismos los cubrían, su
erguida columna doblada cual cadena de plata. Aunque sus
manos temblaban producto de no sé realmente de qué, su
corazón y su mente eran firmes cual torre de Francia y
semejante a la montaña de Nepal. ¡Dios es testigo que no
estoy diciendo más que la verdad, sólo la verdad, aunque no
toda la verdad!
PROVERBIOS DE SALOMONA
9
EURIDES GUERRERO PAULINO
Camisa de once varas
Los rayos del sol eran reincidentes en su demora, la gelidez
y frialdad caracterizaba la atmosfera de aquel Valle de
Hicagua que tras las más verdes montañas se esconde, cada
sendero conduce a las dulces aguas de las decenas de
arroyuelos y quebradas que caracterizan al encantador
lugar.
El cantar de ruiseñores despierta hasta al más dormido de
los hijos de cada uno de los que habitan aquella aldea, el
incesante chillido de las cigarras mantienen los oídos de
todos activos y las luciérnagas combatían efectivamente la
oscuridad intensa que cada noche se ensañaba contra la
paradisíaca aldea.
Los llanos sembrados de palmeras y cocoteros, los
trabajadores que mucho antes que el alba se levantan y
toman el camino a la faena, no sin antes tomar el café en la
casa del vecino, y un cantar de don Joseíto, quien en lo
absoluto no se detiene tras la búsqueda de lo que él piensa
que le puede conceder un ansiado bien en un determinado
momento.
La hermosura de la niña Hortensia era extrema, sus cabellos
lo comparaban los campesinos con la barba del maíz tierno
que tres veces por año se siega en la más bella tierra que
tiene el entero planeta azul, cuyo verde es pálido, con la
excepción de las montañas de mi Valle de Hicagua.Aún
resuena en mis oídos los comentarios acerca de ella de doña
Fefita, la cual decía: “Jesús, María y José, esa muchacha no
más parece una virgencita” refiriéndose a una obra de arte
con imagen humana que colgaba de la pared de su casa, eso
por la belleza que caracterizaba a la mencionada niña, cuyo
aspecto atentaba contra la cordura del mas divorciado de la
esquizofrenia que pudiera existir.
Muy cierto que era hermosa, sus ojos parecían querer salir
de su cara a competir con el color del infinito y del mar que
a más de una docena de kilómetros distaba de la comunidad
donde vivía la provinciana afrodita, sus labios gruesos y por
naturaleza carmesí, sus pechos, acusadores del horizonte y
su belleza, tan genuina como cualquiera no es capaz de
imaginar.
La semilla del interés y un amor desmesurado germinaba
en el corazón de Joseito. Jamás dijo a nadie lo que estaba
PROVERBIOS DE SALOMONA
11
EURIDES GUERRERO PAULINO
pasando en su interior, su apetito había disminuido al
máximo, apenas ingería alimentos que por casualidad lo
mantenían inexplicablemente con vida, sus ojos parecían
dos teas que se apagaban dentro de un farol, su cara estaba
huesuda y sus pómulos sobresalientes de una manera
realmente espectacular, los tendones de sus extremidades se
asemejaban a cuerdas
entesadas. Las noches eran
semejantes al día en cuanto al sueño y el día era como la
noche en los demás aspectos de su vida.
Doña Úrsula a pesar de ser muy observadora, no se daba
cuenta de la situación por la que estaba pasando su vástago,
quizás porque en la casa que albergaba además de la pareja
de esposos ancianos a once hijos, varios nietos, la abuela,
algunos tíos y un niño insular, cuya madre murió al parirlo,
no había tiempo para dedicarse a adivinar cosas que
pasaban en el interior del corazón de aquel cuya etapa de su
vida había superado la adolescencia con más de una decena
de años.
En la misma comarca vivía doña Veneranda Sintigo,
persona que siempre estaba pendiente de los más mínimos
acontecimientos en la aldea, ésta observó la situación
contingente de Joseíto y sin pérdida alguna de tiempo se
dirige a la madre:
-Doña Úrsula, su merced, ¿cómo le ha ido? Hace días que
yo le quería decir que usted tiene que tener cuidado con
Joseíto, ese muchacho está en malos pasos.
-¿Cómo cree usted, su merced Veneranda?, ¿Qué usted ha
visto?
-Yo no he visto nada, pero él está muy flaco. Él tiene que
haber rebajado por lo menos tres arrobas.
-Si yo me he estado fijando como que él está más delgado
en estos días y que está comiendo muy poco.
-Ese muchacho usted tiene que investigarlo para ver qué es
lo que le está pasando.
-Sí, yo le voy a llamar la atención.
Varios días habían transcurrido y la situación de Joseito se
empeoraba. La tercera hora de la noche transcurría cuando
un dolor desesperante se apodera de su estómago, de tal
magnitud que gritaba como un recién nacido. No era noche
para nadie dormir, hubo que acudir donde Domingo
Ponciano, un señor que en la comunidad tenía una troca, la
PROVERBIOS DE SALOMONA
13
EURIDES GUERRERO PAULINO
única en la comarca y que para encender había que empujar
la dos millas y calentarla un par de horas, pero no importa,
lo importante es que fue trasladado al médico, luego de
cargarlo en litera, hasta el lugar donde se encontraba el
mencionado medio de transporte.
El diagnóstico médico fue claro: Joseito está sufriendo de
ulcera estomacal aguda. La familia cuyos recursos no eran
más que un par de marranos amarrados en el atrio, media
docena de cabras sueltas en la comunidad y un par de pares
de gallinas sueltas en el patio de la casa, reunió los recursos
para el pago de un ingreso médico de más de la mitad de
aquel mes compartido por la primavera y el verano.
Su recuperación dependería de una dieta, que por los
recursos de la familia era imposible llevar y de los
medicamentos que le fueron recetados. Antes de la de alta,
el médico de cabecera le notifica a los familiares que la
causa principal de dicho mal era el sufrimiento.
¿Sufrimiento?, ¿Y qué puede estar atormentando a un
hombre cuya edad sobrepasa los treinta años? La pregunta
es razonable, pero la respuesta es incierta, hay que buscar
la forma de llegar a la verdad de la situación.
Doña Úrsula, llamada la salomona, era persona de
inteligencia natural, astuta, consejera; anciana que muchas
circunstancias conocía, que experiencias tenía por demás
decide consultar a Joseito:
-Tu a mí no me puede engañar, yo necesito que me digas la
verdad de lo que está pasando.
-Mi may a mí no me pasa nada, ¿Qué usted cree?
-Mira, “cuando tu iba hace tiempo que ya yo venía” y lo
que tú te estás aprendiendo, ya a mi hasta se me está
olvidando.
-Bueno mi may mire, yo le voy a decir la verdad, lo que
pasa es que Hortensia, la hija de Don Cecilio esa muchacha
me tiene loco.
-O sea ¿que tú estás enamorado de esa muchachita que
puede ser casi tu hija?
-Mire mi may, el amor no tiene edad y yo no tengo la culpa
de que ella me gusta de manera extraordinaria.
-El amor no tiene edad mi hijo, eso es verdad, pero el sexo
sí. Dentro de poco tiempo tú va para viejo y esa muchachita
te va a exigir lo que tú no le va poder dar.
PROVERBIOS DE SALOMONA
15
EURIDES GUERRERO PAULINO
-Mi may no me diga eso, que yo la voy a enamorar como
quiera.
-Muchacho, “No te meta en camisa de once varas”, tu no va
a poder, después la gente te va a decir “chalupa” y de todos
modos te vas a joder.
La decisión de Joseito estaba tomada, no vaciló en cortejar
la jovencita que apenas había cumplido el cuarenta por
ciento de una segunda década de edad, sin embargo ésta le
correspondió con lo que él quería: su amor.
Doña Úrsula tan pronto como se dio cuenta mandó a buscar
a Joseíto y le dijo:
-Recuerda que te dije que no te metiera en camisa de once
varas porque te dirían chalupa. El deseo del cuerpo del
hombre se satisface muy fácilmente, una muchachita como
esa en tu mano sólo va a ser una sufrida en menos tiempo
del que tú te imagina.
-No lo creo, ya vera todo el mundo lo fuerte que soy y
cómo haré para resolver cada situación que se me presente,
en cualquier ámbito.
-No más te deseo suerte muchacho.
Dulce dolor
La juventud y el vigor le sobraban a Tito, el jovenzuelo de
la casa de la pareja de Don Tono y Enriqueta. Los ojos le
brillaban mucho más que estrella en cielo nocturno de
diciembre de aquella comunidad que se caracterizaba por
carecer de luz eléctrica, agua potable, alcantarillado
sanitario, carreteras y caminos, escuela y hospital. Era más
que percibible la energía que poseía en su ser completo el
mozalbete quien recién entraba a la adultez temprana.
Todos los días recorría diversos caminos, tanto los que lo
llevaban a una pequeña escuela rural de una comunidad
vecina, como los que lo llevaban a las montañas, los ríos, el
sembrado de la familia y otros cuantos lugares que
formaban parte de la cotidianidad de su vida.
Las muchachas jóvenes, las menos jóvenes y aquellas que
ya habían superado, al menos en la fisonomía esa etapa de
la vida siempre fijaban su vista en él con propósitos que no
hay que explicar tanto, pero que a mi entender eran por la
culpa de Cupido.
A Maira no se le iba una, todos los días hacia lo imposible
por ver de cualquier manera fuera a Tito, de modo que al
PROVERBIOS DE SALOMONA
17
EURIDES GUERRERO PAULINO
pasar éste por el único camino que comunicaba a la
comunidad con el exterior de la misma, ella se colocaba en
un lugar estratégico, donde almenos pudiera ver de lejos al
que según su corazón poseía todas las virtudes que ella
pensaba que debía tener un hombre ideal para su relación de
amor.
La situación era del todo conocida por Bienva, aquella
trigueña que habitaba en una planicie cerca de la ribera del
río que dotaba de agua a la comunidad en general y cuyos
encantos eran tantos,
que provocaba trifulcas de los
machos, porque cada uno que pensaba que le correspondía
la niña aquella de piel canela y ojos café, de caderas anchas
y cintura estrecha, cuyos pechos eran de estructura
arquitectónica, de gran diseño y perfección.
La moneda ahora se volteaba, la trifulca sería entre damas,
sin embargo Doña Úrsula era como una estrella que cada
vez indicada el camino correcto. Los rumores habían
llegado a ella, rumores que indicaban que había un puñal
que tenía dieciséis pulgadas y que la bella color canela lo
utilizaría sin reparo alguno, cuantas veces tuviere que
hacerlo
contra
aquella
de
color
desteñido,
jojota,
descendiente de inmigrantes y que ya se había obsesionado
con Tiro.
Nadie le dio vela en ese entierro, sin embargo bastón en
manos, lentejuelas ante sus ojos de poca vista y parpados
caídos, llega a la casa de Chana, una vez allí y luego de ser
invitada a entrar y sentarse instala una conversación con la
referida:
-Chana, mi hija de mi corazón, ¿cómo tú estás?
-Yo estoy bien doña Úrsula y feliz de tenerla por aquí.
Contar con su presencia en la casa de uno es señal de buena
suerte, hoy me puedo sacar la lotería.
-No exageres hija, yo he venido a hablar algo muy serio
contigo.
-Pues ya no demore más y dígame que se le ocurre.
-He estado oyendo que estás muy enamorada de Tiro.
-Si doña Úrsula, usted sabe que a mis veintidós años no he
tenido jamás un novio y que ahora estoy enamorada de ese
muchacho.
-Sé lo que estás padeciendo y la imponencia del corazón.
PROVERBIOS DE SALOMONA
19
EURIDES GUERRERO PAULINO
-Doña Úrsula mire mi contextura, he enflaquecido, duermo
muy poco y paso el día pensando en él.
-Sé cómo son las cosas de la juventud, pero ha valido la
pena esperar. Ten presente que el verdadero amor se
fundamenta en el sacrificio. Quien sólo sueña con
momentos de gloria y pasión, su sueño le producirá
interminable desvelo, el amor navega en mares de lágrimas
en mayoría de las ocasiones, pero cuando
se te
corresponde, el paraíso se muda a tu casa y Dios mismo se
anida en tu corazón.
-¡Ay doña Úrsula no me digas tantas cosas
para mí
desconocidas que puedo entrar inconscientemente en
pánico!
-Sí, pero quiero saber si ese muchacho no tiene nada con
alguna otra mujer.
-Hasta donde yo sé, no.
-Pero yo he escuchado algo que no me gusta.
-Yo sabía que su visita aquí era por algo realmente especial,
pero no he sabido nada hasta el momento, espero que me lo
diga usted.
-¡Ay Chana!, dime, ¿qué es lo que pasa con Maira?
-Esa maldita se ha dado cuenta que Tiro y yo nos amamos y
trata de impedirlo, cual vulgar ramera.
Doña Úrsula pide un jarro de agua, bosteza, pestaña
despacio, se estira como si tuviera pereza, escupe al suelo
de tierra que tenía la casita y pisa la saliva con sus viejas
chancletas, las que venía arrastrando por espacio de más de
cinco años. La pausa dura más de quince minutos y
prosigue:
-Mi hija el que piensa con la cabeza caliente siempre actúa
mal. El corazón en cuestiones de amor esquiva la verdad y
sólo se aferra al capricho del momento, el amor aun sea
genuino, no debe causarle daño a terceros porque es algo no
más para dos. Quien te ame te valorará por encima de todo
después de Dios. Tomar la sepultura o la prisión por amor
vale la pena, sin embargo si hay daños para otros sería una
relación enferma. Se debe amar sin reservas, luchar por lo
que realmente quieres. El sacrificio por amor fue ejemplo
que Dios nos dio.
-Si alguien ama a quien tú también amas, el amado es el
responsable de decidir. El amor cada vez la herida que
PROVERBIOS DE SALOMONA
21
EURIDES GUERRERO PAULINO
produce es mortal, o te hace un daño que te mata la alegría,
la fe y la esperanza, o te causa una felicidad que mata la
desesperación, el hastío, la desconfianza, la falta de fe, de
esperanza y de vida.
-Madre nadie había sido capaz de decirme tantas verdades
en tan poco tiempo, le estoy de veras agradecida.
-Dale a Dios siempre las gracias y el reconocimiento.
-Yo le confieso que a Maira yo la iba a apuñalar hoy
mismo, sin embargo ya no lo haré.
Doña Úrsula, cuya columna vertebral le había convertido el
cuerpo en un semicírculo, se marcha a la casucha que la
albergaba junto a la familia que ya no era tan numerosa a
causa de la emigración de sus hijos a la ciudad. Chana ha
sido visitada por una tranquilidad y paz interior
sorprendente.
Tiro por casualidad pasa por el frente de la casa de Chana,
jadeante del calor y la sed, se devuelve a pedirle a la dama
un poco de agua, la cual complacientemente se la da, al
pasarle el agua el joven mira su cara y le dice:
-Perdona que te lo diga, pero es tiempo ya.
-¿Tiempo de qué?
-Mucho hace que vengo cargando una cruz muy pesada, la
hora a llegado de decirte que aunque me veías pasar tantas
veces por el frente de tu casa, no es por que vaya realmente
a trabajar, ni a jugar los bolos, ni a mudar el caballo, ni a
darle a gua a las vacas, ni a otras cosas particulares, todo es
por tratar aunque sea de por lo menos verte.
La dama no puede hablar y sólo puede contestarle con la
boca cerrada y la vista al suelo.
-¿Que me quieres decir?
-Que te amo más que a cosa ninguna, que no he visto mujer
más hermosa que tú, que a tu lado he ideado mi vida, que tu
cuerpo entero y tu forma de ser son para mí, como yo nunca
me había imaginado que podría existir alguien igual. Te
quería desde hace tiempo decir que eres la causante de mi
bien y de mi mal.
Chana respira muy profundo y sin levantar la vista ni abrir
la boca le dice:
Bésame yo por ti siento más.
PROVERBIOS DE SALOMONA
23
EURIDES GUERRERO PAULINO
“Aquí van los resbalones”
Nadie era más bravo que Julián Doridez, nadie podía picar
un ojo delante de él, su machete siempre estaba súper
afilado en ambos extremos, él era el más valiente, jamás
emprendía la huida, el tambor de retirada no lo conocía ni
en sueños.
La celebración de la Santa cruz monta en lomos de caballo
a todos los habitantes de la pequeña aldea cada tres de
mayo, cada vecino tiene sus propios caballos, algunos muy
buenos potros, otros a penas “taquitos, penkitos y
chonguitos” que levantan las patas con dificultad debido al
mucho trabajo que por décadas han trabajado.
Alcohol, tambor, atabal, mujeres, caballos, veladas. El
ambiente no puede estar más exacerbado esta vez. La aldea
se llena siempre de los habitantes de comunidades cercanas,
los que tienen familias que han emigrado, ahora los reciben
en casa, los que han emparentado con oriundos de otros
lugares también reciben a familias completas en sus
viviendas casi todas de madera, techadas con zinc o yaguas
que las palmas producen. En este día es costumbre de las
familias sacrificar cerdos y hacer comilonas para compartir
con todo el que pudiere llegar de visita. El aire mismo se
apesta del ambiente festivo.
Desde tierras de ultramar había llegado Juan Constanzo
con hedor de gasolina y billetes color de las montañas,
dueño de corcel de fino paso, que dinero mucho costó, con
yeguas traídas de corrales de regiones de pudientes. Llegar
a la comunidad con esas características, lo hacía ser un
arrogante ante los demás hombres y un conquistador para
las mujercillas, que con mentes vacías, “llenan su corazón
de pecado” como refiriera el “Gran Maestro”. Perdón pido
si estoy en modo alguno denigrando, lo que pasa es que
pienso que el amor no tiene otro precio que no sea el amor
mismo.
No había pasado una hora de su llegada a la comunidad
cuando ya era el dueño de todas las hembras: la pequeña, la
grande, la gorda, la delgada, la vieja, la joven, la soltera y
hasta una gran cantidad de las casadas.
La niña Cantalicia Rosa bella demás, había carcomido la
tranquilidad de espíritu de Julián y por lo tanto él la creía
suya, por su parte Constanzo comenzó a cortejarla ante los
PROVERBIOS DE SALOMONA
25
EURIDES GUERRERO PAULINO
ojos de todo el mundo sin simulaciones, ni disimulaciones.
Es la hora en que se crecen los “piques” de Julián.
No hay tiempo que esperar, a toda prisa y sin pausa alguna
corre a su casa en busca de la filosa y puntiaguda arma que
le servía de aliada en cada una de las trifulcas que con
frecuencia se veía involucrado. Doña Úrsula siempre decía
que el “puerco no se rasca en javilla”, sin embargo Julián
era realmente de poco juicio, raciocinio escaso y tosco en
abundancia,
además
la
torpeza
y
la
terquedad
complementaban su personalidad. Su humor era enfermizo,
obsesivo y desmesurado.
La pequeña comunidad
estaba exacerbada y a la
expectativa de lo que pudiera ocurrir. Al llegar a su casa en
busca de su arma,
doña Úrsula le ve apresurado, con
respiración acelerada, con ojos rojos, con un brusco temblor
en los labios y una incontinencia abismal:
-¿Julián qué te pasa muchacho de Dios?, ¿Qué es lo que te
han hecho?, ¿En qué puedo yo ayudarte?
A cada una de las interrogantes sólo respondió con el
silencio y la ignorancia que lo caracterizaba; mientras la
anciana continuaba:
-No me has dicho nada muchacho. ¿Dime qué es lo que te
pasa?
-Mire doña Úrsula, usted sabe que yo soy de los hombres
que tiene bien claro que nadie se muere dos veces y que en
la víspera nunca llega la muerte.
-¡Muchacho de Dios dime qué es lo que te pasa!, ¿cuál es
el problema?
-Constanzo vino de los países y cree que va a relajar a uno,
él puede jugar con el mundo entero, con el diablo si quiere,
pero conmigo no.
-¡Dios santo!, ¿qué te hizo?
-Cantalicia Rosa hace tiempo que yo estoy enamorado de
ella y yo sé que ella me quiere, pero ahora como éste viene
con dos cheles de allá fuera la cosa se está poniendo fea.
-Oye Julián lo que te voy a decir: “Donde quiera se hierve
con Sal”, mujeres hay en el mundo por “pipá”, cada una de
las que hay tienen la fruta “envenená” y lo bueno que tiene
una, lo tienen todas las demás.
-¡Doña Úrsula no me aconseje que ese lo asesino yo hoy, o
no me llamo como me llamo!
PROVERBIOS DE SALOMONA
27
EURIDES GUERRERO PAULINO
-Ese muchacho tiene arma de fuego, ten cuidado, deja eso,
piensa en que la libertad es lo más importante de la vida.
-A mí no me importa nada, yo estoy peor sin ella que si
callera preso.
-Julián, valiente no es el que se enfrenta al problema,
valiente es el que jamás se ve envuelto en situación
conflictiva. Más feliz es el que calla que el que vocifera,
llama más la atención el silencio que los ruidos, la mujer
buena no se deja conquistar de la fantasía, toda fantasía es
pasajera y para que digan “aquí van los cuajarones”, que
digan “aquí van los resbalones”.
-Pienso, doña Úrsula, que la vida misma no vale la pena si
se abandona la batalla por miedo a los riesgos.
-El riesgo innecesario no hay que correrlo, no debes
apresurar el fracaso, jamás debe adelantar la meta, es
ilegítimo acomodar reglas del juego a nuestro favor, jamás
debe cerrar los ojos en los momentos que la oscuridad se
aproxima, si cierras tus oídos al atalaya sin dudas
fracasarás.Ya te lo he dicho para que vean tu sangre caer,
que vean tus pies correr.
-Mire doña Úrsula, creo que usted tiene razón, yo voy a
dejar eso así, la que tenía que ponerle el frente a eso era
ella, sin embargo se confabuló por que le conviene, le
favorece, a ella le gusta.
- Si mi hijo deja eso, Dios sabe lo que tiene para cada uno y
cuándo se lo va a dar, el tiempo de Él nadie lo adelanta, a Él
nadie le ordena.
PROVERBIOS DE SALOMONA
29
EURIDES GUERRERO PAULINO
El Fantasma héroe
Todos los días Kiko hacía en el interior de su cabeza un
plan, dichos planes cada vez tenían que ver con las cosas
que quería lograr y que formaban parte de su vida, ya sea en
el presente, o en el futuro con que soñaba, eran la esencia
misma de sus aspiraciones, deseos, metas y propósitos.
Nadie en lo absoluto sabía nada de lo que acontecía y como
consecuencia de ello para las personas que le rodeaban el
futuro era impredecible, incluso se ignoraba si futuro
alguno habría.
Los caminos cubiertos por la sombra de palmeras, húmedos
por la ausencia de los rayos del sol y en ocasiones grises a
causa de los arreboles del cielo, trillados por los pies de
Kiko y las mulas que en sus lomos cargaban los racimos de
palma africana que caracterizan el lugar.
En el interior de su mente y corazón vivían las hadas, el
delirio hacía trono en su pensamiento y la bondad
imaginada era en su totalidad. ¡Cuánta felicidad!, ¡Cuánto
bienestar!, envidiable escena de placer, hasta donde el más
conservador es tentado. Espacio ninguno se reservó para
eventualidad, ni contingencia alguna, la bondad superaba
los parabienes reservados en Edén por el Santo Creador de
todas las cosas.
El camino a la escuela representaba el calvario de la
redención, la cuenta de ahorros, la aseguranza de una vida
postrera.
Realmente desconozco si en la mente de cada niño se alojan
sueños de bondad y progreso, de bienestar excesivo. Creo
que un delirio es una enfermedad mental (y de Psicología,
sí que no sé nada). Hay quienes sienten que el mal los
persigue, quienes creen ver y/u oír cosas, pero sinceramente
no sé nada de eso, como tampoco sé de los que sueñan con
eterno bien.
Kiko hablaba consigo mismo, por los caminos entonaba
cancioncillas y parecía ocasionalmente discutir con su “yo
interior”, la situación comenzó a preocupar a su madre,
quien sin perder nada de tiempo le comentó a la que más
sabía en la comunidad: doña Úrsula.
-Quiero saber doña Úrsula si mi hijo sufrirá algún día de
locura, o si está sufriendo ya.
-¿Por qué?, ¿Qué has notado en el muchacho?
PROVERBIOS DE SALOMONA
31
EURIDES GUERRERO PAULINO
-Habla solo frecuentemente y eso me tiene preocupada.
-Eso no es nada, todos los muchachos siempre tienen esa
“maña”.
-Sí, pero lo que pasa es que me siento preocupada, la gente
me dicen que eso no es normal.
-Bueno mi hija trata de llevarlo a algún lugar en el pueblo,
donde algún médico, porque tu sabe que la mente de los
muchachos se afecta de cualquier cosita y ahora que los
tiempos están cambiando, uno no puede llevarse de su
propio conocimiento que nos dan los años, la gente que
estudia sabe más que uno y son los llamados a resolver las
situaciones que tienen que ver con la salud.
-Me llevaré de usted
-Goza del sol mientras dure, que todo no ha de ser verano.
El frío del invierno también es temporal. Llegarán tiempos
que los muchachos tendrán otros intereses que a los padres
les va a desagradar bastante, por ahora confórmate con que
tu hijo sueña con ser una gran persona y que le gusta la
escuela mucho.
-Si, gracias doña Úrsula.
-La vida sigue su ritmo normal, por la pereza de nadie no
se detiene el sol, ni hay quien sea capaz de parar los giros
del reloj a su favor. Las etapas de la vida se van sucediendo
unas tras otras, y eso le pasa de manera normal y natural a
Kiko.
-La adolescencia se escapa y la inocencia se convierte en
historias del ayer, historias que por cierto, el transcurrir del
tiempo desenmascara y muestran la realidad de las cosas:
¡Cuánta fealdad muestra la realidad!, ¡Qué horror produce
la diferencia entre lo esperado y lo acontecido! Lo mejor
fuera no haber nacido.
-Quien te despierta de una pesadilla te hace bien, es
semejante al que te muestra la realidad de la vida. Tropezar
te puede lesionar el pie, pero te advierte de obstáculos en el
camino y te enseña a caminar con cuidado por los senderos
de la vida. Los sueños sólo se logran estando bien despierto.
Soñar es de sabios, dormir de torpes, holgazanes y mensos.
Es una lástima que una persona se caiga de frente y se
rasguñe la espalda, que el agua del mar sea dulce y la de
ríos y arroyos amarga sería una gran fatalidad, que aunque
PROVERBIOS DE SALOMONA
33
EURIDES GUERRERO PAULINO
lo veas lejos de la realidad, son situaciones que parecen
normales en la vida de ciertas personas.
-Caminando por una de las callejuelas de la comunidad, tus
pies pueden hallar la única espina que ni aún con lupa la
hubiese encontrado, si buscando la estuviese. A pesar de
una vida conservadora, lo que incluye la ingesta de
alimentos sanos sin excesos de calorías, ni grasa (y de
nutrición tampoco sé nada) te llegan enfermedades
extrañas. A pesar de ser la escuela el único camino de la
juventud y la niñez expedito al bien, las oportunidades de
trabajo y progreso no aparecen, a pesar de estarla buscando
hasta con “agujas de amarear”.
Uno de los días de cuya fecha no recuerdo, Kiko pulula por
una de las callejuelas de la comunidad, Moncho, apodado
el lobo (por las malas acciones que caracterizaban sus
hechos) lo intercepta:
-Sabe, hace día que te quería ver.
-Pues ya me estás viendo, ¿Qué pasa?
-Me llamaron para un trabajo en la capital hace un mes y no
he ido. Creo que te queda bien a ti, que sabe de letras.
-¿Y de qué se trata?, ¿Qué tendría que hacer yo?
-No sé, pero creo que tiene que ver con cosa de negocio y
yo no sé nada de eso. Mi tío Enrique que me lo consiguió.
-Pues no hay problemas, dile que yo voy
-El viene el sábado para acá y se lo diré, ve por mi casa en
horas de la tarde para que él te explique.
Así lo acordaron, sin embargo no tenía la más mínima
confianza de que fuera cierto y menos el deseo de salir de la
aldeana comunidad, de todos modos decidió consultar con
doña Úrsula, pues era considerada una gran consejera para
todas las personas que vivían en la referida comunidad y
otras cercanas.
-Doña Úrsula, Kiko me hizo una propuesta de ir a trabajar a
la capital con un supuesto tío de él, yo no le creo porque el
habla mucha mentira.
-Sí, él tiene un tío en la cuidad, don Domitilo, ese señor
tiene negocios y es muy serio y muy buena persona.
-El corazón me avisa que no vaya a ningún sitio, no tengo
deseos de coger para ningún lado, ni de abandonar mi
campo.
PROVERBIOS DE SALOMONA
35
EURIDES GUERRERO PAULINO
-Mira mi hijo, no te lleve de ningún corazón, ese es el
órgano más estúpido e irracional del cuerpo, siempre se
aferra a las cosas que más problemas le acarrearán en la
vida. Esta comunidad no representa futuro para la juventud.
Es verdad que Kiko tiene malas costumbres, sin embargo,
quizás es el fantasma que Dios ha puesto en tu camino para
que te despierte del sueño. En la vida las cosas dulces sólo
limpian el camino del fracaso, el que quiere llegar a algo se
tiene que sacrificar toda vez. Un día va a llorar aquella
persona que sólo gozaba, quien está arriba aunque sea por
gravedad tiene que bajar, pero el que está abajo no sube si
no acelera y hace todo el esfuerzo que sea necesario.
-Doña Úrsula, yo creo que usted no me quiere ver en la
comunidad, usted quiere que yo me vaya, yo aquí la paso
bien, sin problema, yo lo que necesito es un trabajo aquí
mismo, cerca de mi familia y mis amigos.
- Yo te tengo, muchacho como a un hijo, yo lo que quiero
es verte avanzar, quien te hace llorar es tu amigo, la verdad
quien te la esconde, te está escondiendo la libertad y el
tesoro, es muy bueno conservar la vida de la infancia, pero
es imposible, las responsabilidades llegaran y para que no
pases los trabajos que tu ni siquiera te imaginas, te tienes
que “jondiar” a la calle, tomar el toro por el cuerno. Ser el
conductor de tu propia vida, ser valiente, decidido, ser
hombre realmente, pero sobre todo creer y poner tu
confianza en Dios y en ti mismo, tener optimismo, decirte a
ti mismo “Yo puedo”, “Yo lo haré”.
-Doña Úrsula me convenció, deséeme suerte, lo haré.
-La suerte no existe, ser responsable es tu responsabilidad,
lo que siembras va cosechar, portarte bien es tu obligación,
nunca defraudes a nadie, no tomes lo que no es tuyo, no
recojas el grano que no se te calló, no opines si no te lo
piden, habla lo menos que pueda y escucha todo lo que esté
al alcance de tus oídos, nunca ignores lo que cualquier
persona te dice, así sea un niño inocente, un loco sin mente
ni razón, o un tosco sin estudios ni entendimiento y te
repito pon a Dios por delante de tu camino y el siempre
tendrá un perro que te ladre para advertirte y un fantasma
que te espante del sueño, para que te puedas mantener
despierto y que ninguna adversidad te sorprenda, te tome
desprevenido. La desprevención es un descuido, es una
negligencia, por la que se paga siempre un gran precio.
PROVERBIOS DE SALOMONA
37
EURIDES GUERRERO PAULINO
Saber para vivir
Las cosas que aprendía tanto en la escuelita rural de la
comunidad más cercana, como lo que absorbía su cerebro
de las tantas cosas que veía en las personas que le rodeaban
iban creando en su cabeza un mundo mucho más extenso
que el que habita en la actualidad del siglo XXI al planeta
azul pálido.
Los caminos de la casa al sembradío todos fueron trillados
por sus mismísimos pies, por el río sólo corría agua color
marrón desteñido y la arboleda había sido pintada de color
plateado. El sol se mostraba más inclemente que nunca, el
polvo producto de la falta de lluvia formaba nubes en la
atmosfera, las sabandijas perecían por falta de condiciones
óptimas en sentido general y la alegría de la vida se le
escapaba hasta aquellas cosas que vida no tenían. ¡Cuánto
dolor y que indignación!
Los pajarillos que otrora no
dejaban conciliar el sueño a nadie en la comarca con sus
cantos y su “bulla” parecen haber enmudecido o todos
haber muerto.
La situación fue dejando huellas en Tatico, un niño de la
comarca, cuyo color de la piel me hacía recordar al cuervo
de las montañas, sus ojos color de carbones encendidos y su
corazón como aleación de leche y nieve, de pelo lacio y de
estatura poco dimensionada.
No sé qué se puede hacer para que la situación cambie,
nuestro planeta muere deshidratado, nuestra arboleda la
quema el sol y el sol mismo parece contra atacar
en
defensa propia, las nubes han huido y ni rastros de ellas se
observan.
Todos los días Tatico recorría caminos reales y veredas y
toda semilla que encontraba, no importa de qué fuera y todo
grano que hallaba en los vertederos improvisados que
inundaban la pequeña comunidad los colectaba y a la orilla
de las quebradas, riachuelos y lagunas los sembraba con la
intención de forestar.
Los muchachos de la comunidad jugaban sin parar, las
fiestas de atabales parecían durar todos los días de todo el
año, las jugadas de Dominós, cartas, bolitas, mangulina, el
topao, otros, eran costumbre de todos excepto de Tatico,
quien sólo se entretenía con algún cuaderno o libro en las
manos, aun fuera viejo y deteriorado.
PROVERBIOS DE SALOMONA
39
EURIDES GUERRERO PAULINO
Muchas fueron las ocasiones en que reprimía a los de su
edad, incluso a los mayores,
los arengaba a utilizar el
tiempo en cosas productivas, tratar de aprender algo de las
letras, almenos a escribir sus nombres, de leer aunque sea
los nombres de las callejuelas de la comunidad, los nombres
de la familia, del perro de la casa. La carencia de
conocimientos era abismal.
Las semillas nacieron todas, ni una sola se apestó, las
lluvias se hicieron hábito en la comunidad, los ríos
crecieron y la turbieza de las aguas pasaron a la historia, la
ribera de los ríos se poblaron de árboles donde de nuevo
anidaron las avecillas y el cantío de los ruiseñores, el
chillido de los grillos, la luz de las luciérnagas en las noches
obscuras sin energía, ni estrellas,
ni luna se dejaban
percibir a leguas.
Nadie estaba consciente de la razón del cambio ambiental,
doña Úrsula incluso, sin embargo, una mañana del cálido
agosto mientras Tatico iba camino a su escuela, desayunaba
con una guayaba, de la que una ración lanzó la patio de la
anciana, como si estuviera arrojando una basura. La
situación molestó a la hija de la anciana quien percibió la
referida acción.
-Tatico ven acá, ¿por qué tiras basura a nuestro patio?
La anciana escuchó y constata con sus ojos el contenido del
residuo sólido arrojado a su terreno y reprime.
-Muchacha no seas grosera con ese niño, él no ha hecho
nada.
-¿No ves mamá que tira basura en nuestro atrio?
-No es basura, mujer de Dios, ¿No ves que es un pedazo de
guayaba?
-Explíqueme mamá que otra cosa es eso, que no sea basura?
-Observa que en ese pedazo de guayaba hay semillas que
pronto con la lluvia que le gusta caer entre finales de este
mes y el de septiembre van a germinar y tendremos matas
que no sólo nos darán frutas, sino que además nos darán
sombra para el descanso.
-Mamá, usted siempre le busca una razón a las cosas y no se
debe hacer con lo que está malhecho.
PROVERBIOS DE SALOMONA
41
EURIDES GUERRERO PAULINO
-Nada que produzca frutos para el bien está malhecho.
Siempre hay que buscar el lado positivo de cada cosa. Las
acciones de un niño o niña son hechos de Dios. Es mejor ser
intérprete del mal para encontrar el bien. La vida hay que
aderezarla con situaciones que repercutan en beneficios de
los demás. El día de hoy lo conoces porque lo estás
viviendo, el de mañana te es desconocido del todo. De las
cosas que ves, las que comprendes son minorías y no te
tienes que esforzar para ello, esfuérzate en las que no
conoces aunque se te pasara la vida y no llegaras al
conocimiento pleno. Mi hija no sólo es “puyaca” en este
espacio de tiempo relativamente corto que estaremos en la
tierra. “Aprende para vivir”
El diario
Toñito mil planes hacía todos los días, no había ni una sola
ocasión en que sus acciones se enfocaran hacia un norte
definido, todas las cosas las quería averiguar, “en cada
entierro quería encender una vela”
El “trasteo” era una habitualidad. Un día de los tantos que
acostumbraba a realizar sus actividades de “averiguación”
obtuvo un hallazgo importante: Un cuadernillo de páginas
sucias, estrujadas, marcado por el tiempo y lleno de trazos
que apenas podría leer un experto en jeroglíficos y escritura
de principiantes.
El “manituoso” muchacho tomó el objeto y lo cambió de
lugar, mientras comenzó a descifrar las cosas que en él
estaban contenidas: Diario de Dorita las cosas que pasan,
las que no pasan y las que quiero que pasen.
 Magino me invita a salir a la fiesta de San José: Iré con
él después que mi “may” se duerma, como a las diez de
la noche y le diré que me traiga antes de las cuatro de la
mañana que mi “pay” se levanta para ir a trabajar
temprano, dejaré la puerta de atrás “junta”.
 Viaje a ver a Carlos mañana: ¡waoooooooooo!
PROVERBIOS DE SALOMONA
43
EURIDES GUERRERO PAULINO
 Mañana también veré a José: Lo amo.
 Trabajo en la siembra de arroz.
 Cosecha de café.
 Mariíta entrometida y salía: ya verá.
 Sexo del bueno: ¡Uufffffffffffff!
 De la escuela, una escapadita con Carmelo, el río está
bueno y lo demás también.
 La alcancía debe tener mucho dinero. ¿Qué haré?
Gozadera total a lo callao.
 ¡Estoy jartaaaaaaaa! Dios santo.
 No me interesa ninguna virginidad.
 Con Carlota salida a las ocho de la mañana, hora de la
escuela, para que mi may no se dé cuenta de nada.
 Ya no quiero que nadie me moleste, mañana haré lo que
me dé la gana.
 Con lo que me dé Juanico compraré…
Muchas cosas más estaban contenidas en el referido escrito,
sin embargo pienso que no es extraña situación igual en la
vida de un/a adolescente. La noticia llegó hasta doña
Úrsula:
-Toñito, no te debes meter en las cosas de las hembras, eso
es mala costumbre, además el hombre es hombre y debe
respetar las cosas de las mujeres.
-Doña Úrsula, no es mi culpa yo vi eso sin estarlo
buscando.
-El problema no está en verlo, sino en escudriñar su
contenido, espero que sea la última vez que eso suceda.
-No hay problemas no se repetirá.
La niña lo tomó muy a pecho, se deprimió y comenzó a
planear una tragedia contra sí misma. El aspecto de su cara
se notaba cambiado: tristeza, soledad, frecuentes llantos y
otras características que se encargaron de denunciar su
estado de ánimo delante de todos los que la conocían.
Una vez más era doña Úrsula la panacea requerida:
-Dorita mi hija, dime como estas.
-Yo estoy bien doña Úrsula por la gracia de Dios.
-Pero los vecinos todos notamos que estas cambiada,
depresiva y nos está causando preocupación.
-Son cosas de la vida, nada de importancia verdaderamente.
PROVERBIOS DE SALOMONA
45
EURIDES GUERRERO PAULINO
-Lo que no quiero es que sufras mi hija y tu bien sabes que
puedes contar conmigo, ahora y siempre.
-Bueno, como yo sé que usted es una persona digna de
confianza, le voy a contar lo que me está pasando: Mis
padres no saben que estoy teniendo relaciones sexuales con
un chico y que mi rendimiento escolar ha bajado, pienso
que ahora que mi diario fue descubierto, ya sé que cuenta se
darán de todo lo ocurrido.
-No es cosa del otro mundo mi hija, todo tiene solución; lo
primero que quiero saber si tu amas a ese muchacho.
-Sí, más que a mí misma, pero yo soy menor de edad y no
quiero que él vaya a tener problemas con la justicia.
-Ya el problema está, lo que hay ahora es que cada quien
asumir su responsabilidad.
-Sí, él la asumirá, pero ahora no puede y si mis padres se
dan cuenta lo encarcelaran y yo sin dudarlo en lo absoluto
me suicidaré.
-Para eso estoy yo a tu lado, para que todo salga bien para ti
y para él y para todos.
-No sabe cuánto le he de agradecer su intervención por
nosotros.
-Si te es posible quiero reunirme con ese muchacho y
contigo.
-Sin faltas mañana en la tarde iremos a su casa.
A la tarde del día siguiente ambos jóvenes visitaron la casa
de doña Úrsula, quien con la maestría que Dios le había
dado para manejar cada situación, ya había informado a los
padres de ambos acerca de la situación que se estaba dando
y dichos padres acudieron a la cita también.
-Qué bueno que podemos vernos aquí todos, la ocasión es
muy propicia para agradecer a Dios por ello, dice doña
Úrsula a los demás y prosigue: No se asusten mis hijos que
aquí todo está resuelto, ya he hablado con los padres de
ambos y estamos de acuerdo de que cada uno de ustedes
van a seguir sus estudios, cada uno seguirá viviendo con sus
padres y el noviazgo no se detendrá.
La pareja se abraza y con llantos agradecen a sus padres,
con palabras que los gemidos dejaron salir con gran
dificultad.
PROVERBIOS DE SALOMONA
47
EURIDES GUERRERO PAULINO
El cuervo no vuela con paloma
La mañana era fría en gran cuantía, el pasto estaba mojado
de la gran cantidad de rocío que durante la noche había
caído, por uno de los angostos senderos que conducían a la
rústica casucha que albergaba el dulce hogar del niño
Gabriel Negrón, camino al trabajo a pasos acelerados
transitaba Juan Carlanco, quien desempeñaba la función
de alcalde de la comunidad, a la orilla del camino sentada
sobre una piedra, a la sombra de un arbusto descansaba una
doncella, fatigada por el mucho caminar. Muy linda
realmente, parecía
un angelito celestial que en su misión
por la tierra se había extraviado y no encontraba el camino
de regreso al cielo. Carlanco hacía más de una década que
había alcanzado la adultez.
Todos los días Juan Selamitez, un hombre cuya edad era no
más de dieciocho años, pululaba por los senderos en busca
de ser “Peón” de alguno de los hacendados de la comarca,
los cuales criaban ganado vacuno, unos y otros cerdos,
cabras o plantaban cacao, café, cocos u otros rubros
agrícolas que eran el modo de producción de la comarca.
Sus aptitudes eran escasas, pero sus actitudes preñadas de
valores y deseos de trabajo, progreso y bienestar. Su
transitar le llevó a encontrarse con la más bella que ojos
humanos hubiesen visto hasta ese momento en aquel lugar
y los aledaños inclusive.
Sin dudarlo ni una vez y sin pensarlo no más que una se
aferra de tan infeliz y dulce ser. Sus manos amilanadas por
el frío invernal, sus vestidos mojados del rocío de la noche,
un pelo desalineado, quizás producto de la humedad
nocturna y el gélido viento que se escapaba de la verde y
frondosa montaña que rodeaba al pequeño caserío, sus pies
hinchados de tanto caminar y su carita pálida, a lo mejor
por la falta de comida en las últimas no se sabe cuántas
horas; sus ojos imploraban, más que por una mano
sustentadora, pienso que por alguien que en su corazón
tuviera un poco de calor, amor real y verdadero, calidez en
el pecho para otorgarlo en abrazo fuerte, inocente, solidario
y sembrador de esperanzas y alegría.
Puede ser que algún osado
me pregunte: ¿Qué de
encantador podía tener un ser con las características que
has descrito?; lo que con toda propiedad he de contestar
que el encanto se hallaba de manera tácita en la inocencia
PROVERBIOS DE SALOMONA
49
EURIDES GUERRERO PAULINO
que en sus ojos y su rostro traía y la paz interior que su
mirada denunciaba.
No hubo tiempo que perder, de inmediato Juan Selamitez
hizo aquel objeto animado suyo, lo tomó en sus brazos y
con facilidad máxima la llevó hasta la casucha, hogar del
niño Gabriel Negrón (su hermano),
sus padres y sus
hermanas, refugio de cualquier caminante o forastero que
pudiera aparecer en la comarca.
Desde entonces le puso un nombre: Rubí Esmeralda y le
dijo:
-Haré míos todos tus problemas, tus necesidades, tus
lágrimas. Te juro ante Dios que todo lo sabe y todo lo ve
que ya no llorarás más, ni más amarguras habrá en tu vida,
aunque yo tenga que dar la mía para ello.
Pienso que la belleza consistía en este caso además de lo
expuesto anteriormente,
en la apariencia física, la que
aunque maltratada por las circunstancias de la vida y las
situaciones que jamás quiso, era realmente grande y
admirable. La pobreza era extrema, la propiedad de bienes
era nula, sus vestidos rasgados costaban nada, sus pies
descalzos del todo y la piel maltratada por las situaciones
más que descritas, el contraste entre lo que Dios y la
naturaleza le había dado era extremo con lo que la sociedad
y las circunstancias habían cambiado, sin embargo en su
interior había un manantial de riquezas: paz, quietud amor,
ecuanimidad, sinceridad, persona realmente apropiada de la
felicidad que todo el mundo no posee.
La damita aceptó todo el cariño y la atención que Juan
Selamitez puso a su alcance, a pesar de la precariedad
económica que el mismo poseía, no hubo esfuerzo que no
hiciera, no hubo trabajo duro que el rechazara para poder
dar a quien amaba de veras todo cuanto ella necesitara y/o
quisiera, producto de ello no marchitó tanto recurso natural
que Dios le dio, por el contrario, todo aumentó: el aspecto
languciento desapareció. La situación que se verifica en
Rubí Esmeralda es la de una mujer dulce y encantadora,
linda, bella, hermosa, graciosa, risueña, sensata, amable,
aún conserva su timidez. Su realidad contradice lo normal,
se ha vuelto como el vino que mientras más el tiempo pasa
mejor se pone.
El verde camino a la casucha de maderas y yaguas que es el
nido de Rubí y Selamitez, por casualidad es recorrido por
PROVERBIOS DE SALOMONA
51
EURIDES GUERRERO PAULINO
Juan Carlanco el hijo del alcalde
“dueño de la
municipalidad” y de las “cositas” que maneja el cabildo
como aportes de los hacendados y subsidios del gobierno
central de la nación. Montado en su negro caballo de crines
bermejas alcanza a ver aquella dama sumamente bella, bien
tratada y esbelta, sentada en sillas de guano y con los pies
en sandalias de las que vendían en “mercados de pulgas”,
recuerda haber visto aquella chiquilla en un lugar que ni
siquiera puede acordar, (que le gustó máximamente, pero
que por las condiciones de la misma no quiso hacer nada),
la compara con la mujer que observa ahora, llega a la
conclusión de que es la misma y comienza hacer el plan:
-No lo puedo creer, ¿cómo se consolida su calidad, su
pureza, su riqueza espiritual, sus encantos? Es como fruta
madura y jugosa, como semilla que germina para dar más
frutos, como brisa apacible que otorga descanso y paz,
como cálida brisa de mar otoñal, como cancioncillas de
ruiseñores que entonan al cielo las mejores notas que
ningún maestro de ritmos y sonidos
asemejar.
ha podido aun
La situación ha cambiado mucho, y hoy me
encuentro con una verdadera mujer, la cual realmente
cualquiera quisiera estar a su lado. Pienso que una dama así
hace perder la cordura hasta al más casto y a los de
pensamientos errantes e inestables los convierte en seres
pensantes, reflexivos, analíticos y aptos. ¿Cuál será el
secreto?, ¿Qué es lo que realmente pasa? Pensar y no actuar
es cosa de cobardes, aptos para la derrota, la visitaré tan
pronto vea que su marido sale a trabajar mañana.
Juan Selamitez trabajaba de peón en diferentes lugares, por
casualidad encontró un trabajo fijo al que asistía por quince
días, luego de los cuales venía a la casa de su amada y
pasaba dos días y se tenía que ir por igual temporada, esta
situación llegó a los oídos de Carlanco quien de inmediato
puso en ejecución su plan:
-Buen día señorita ¿como estás?
-Muy bien gracias, llámeme Rubí que es mi nombre.
-Por cierto tiene usted un nombre muy bello, Dios se lo
bendiga junto con usted misma también.
-Gracias. Dígame que le trae por aquí.
-Sólo saludarla y a la vez decirle que es usted una mujer
excesivamente bella y hermosa.
PROVERBIOS DE SALOMONA
53
EURIDES GUERRERO PAULINO
-Gracias por el galanteo, pero hágame el favor de no
visitarme porque mi marido no está en casa y la gente puede
hablar deshonras de mí.
-Respeto su decisión, sin embargo la mía debe ser respetada
también y yo la amo, desde aquel día que la vi, hace ya
mucho tiempo bajo un árbol sentada a la sombra del mismo.
-¿Porque desde ese tiempo no me dijo sus intenciones,
señor?
-La misma Biblia dice que todo tiene su tiempo y su hora.
Créame que mi deseo no es que le sea infiel a su marido,
sino más bien que se vaya conmigo y darle la vida digna
que usted se merece.
-Se debe usted marchar por favor.
-Pero tenga presente que volveré una y mil veces que tenga
que venir por usted.
La joven se queda realmente espantada, pues no pensaba
que dicho señor tuviera un real interés en ella, si no que más
bien eran cosas pasajeras, mientras en sus adentros calcula:
“Los hombres y el diablo son iguales, si te llevas de la
tentación te engañan”
Los días del retorno de Carlanco no fueron más que uno,
esta vez cargado de regalos, los cuales la dama recibió,
aunque no le permitió entrar en la casa, de la misma manera
aconteció durante la quincena que estaba fuera su marido,
quien al retornar a la casa se encuentra con provisiones,
prendas de vestir de damas que él no conocía, algún
mobiliario de hogar y hasta dinero en efectivo.
-Mi amor y todas estas cosas,
¿qué pasó?, ¿dónde las
hallaste?, ¿quién te las regaló?
-Mi vida, las cosas no se hayan y quien regala tanto no ha
nacido aun.
-¿Entonces…?
-De lo que tú me dejaste para comida durante tu ausencia,
fui al pueblo y jugué unos bolos por un sueño que tuve y
Salí agraciada.
¡Qué bueno mi amor, Dios nos está viniendo a ver!
No más de dos días estaba Juan Selamitez en su casa con su
mujer y luego se iría a su estancia de trabajo fuera de la
comunidad, situación que ya conocía Juan Carlanco y que
aprovechó en su totalidad, por lo que a no más de una milla
PROVERBIOS DE SALOMONA
55
EURIDES GUERRERO PAULINO
de la casa se había alejado cuando llega Carlanco como
Baltazar de los Reyes.
-Buenos días Rubí Esmeralda ¿cómo estás?.
La dama esta vez le responde con una sonrisa y ojos muy
abiertos al tiempo que le invita a entrar.
-Muy bien gracias a Dios, pase a delante.
Carlanco le finge no saber del marido y le contesta:
-Gracias, ¿y el don dónde está? Déjeme saludarlo.
-No, ya el salió a su trabajo y hasta quince días no viene de
nuevo.
-No quiero que sienta que soy aprovechado u oportunista,
pero la verdad es que ya lo sabe usted demás que me agrada
y que por usted estoy dispuesto a echar cualquier pleito.
-No es cuestión de pleito, es cuestión de que hablemos con
sinceridad
-siempre le he sido sincero, usted me agrada más de lo que
cualquiera se puede imaginar.
-Sí, ya lo sé, pero usted sabe que si este hombre se da
cuenta de cualquier cosa, problemas tendremos por mucho
-No se tiene que dar cuenta de nada, no tiene usted que
sentir temor alguno.
Y sin hablarle más ni permitir respuesta, se asió de ella y le
besó, beso al que ella correspondió de una manera
succionante, prolongada y apasionada. Los besos fueron
unos tras otros, las manos de ambos se deslizaban
lentamente por todo el cuerpo del otro, los senos apretados
y prontamente la fruta prohibida comenzó a lubricar,
palpitar y pedir lo que ya ambos querían que sucediera.
Los primeros cinco días fueron iguales, la relación se hacía
cada vez menos tímida, más extasiante, más prolongada y
más decidida. El sexto día Carlanco llega con una propuesta
nueva:
-Vine a buscarte para que te vayas conmigo de una vez,
definitivamente, ahora mismo.
-¿Qué dirá la gente?; ¿y mi marido qué dirá?
-De la gente no te preocupes, de tu marido tampoco, yo no
le haré ningún daño y tú no lo quieres ya.
-No me vea como mala mujer si entro en tu propuesta, lo
que pasa es que tanto tiempo que él pasa fuera de su casa y
PROVERBIOS DE SALOMONA
57
EURIDES GUERRERO PAULINO
yo sola, no tengo quien me cuide, ni quien responda por mí.
Quince días sin él y sólo dos con su compañía es muy
poco.
-No importa, yo te daré compañía diaria y te llevaré a un
lugar donde él no te encontrará más. Viviremos juntos toda
la vida.
Su posición económica y la facilidad para conseguir las
cosas hacían de Carlanco una persona que pudiera decidir
una situación como esta de manera fácil, por lo que ya tenía
una casa rentada en la ciudad. La oferta de Carlanco fue
aceptada en lo inmediato, por lo que la puerta de la casucha
quedó junta y ambos se fueron de manera adulterina y
fornicaria, pecaminosa, vergonzosa y descarada.
El plazo para Juan Selamitez retornar llegó, al llegar a su
casa y observar la ausencia total de su mujer desde hacía
varios días, acudió al puesto de policía de la comunidad
para denunciar la desaparición de su mujer, la noticia que
ya era conocida por todos le fue notificada por parte de los
agentes del orden a Selamitez, quienes le orientaron visitar
la fiscalía si tenía con Rubí un matrimonio legal.
-Ella era mi mujer, pero no nos casamos por ley, ni por la
iglesia, ahora prepárense para que me cojan preso, porque a
ese lo mato yo, sin importar que sea alcalde o lo que sea y
a ella la retornaré a mi casa, ya lo verán.
La situación era preocupante y como de todos era conocida
la noticia, también lo era de doña Úrsula, quien sin
preámbulos, ni dilaciones, aun con todas las precariedades
de salud y dificultades motrices que tenía, se presentó a la
casa de Juan Selamitez.
-¿Muchacho cómo tú estás?
-¡Ay doña Úrsula, no estoy nada bien, pues ya usted sabe lo
que me ha pasado!
-Casualmente por eso estoy aquí, pues sé lo mal que te
sientes y además de eso me dijeron que tienes planes muy
malos para con ese hombre.
-Créame que de hoy mismo no pasa él, lo enseñaré a
respetar las cosas ajenas y mucho más a las mujeres.
- Eso es lo que yo no quiero que te metas en problemas, oye
cuando la mujer es buena y de sentimientos de valores,
ningún hombre le llena los ojos con nada. No desgracies tu
PROVERBIOS DE SALOMONA
59
EURIDES GUERRERO PAULINO
vida por quien no supo apreciarte. Quizás lo que Dios tenga
para ti es mucho mejor que lo que se te ha ido.
-Si pero ella no tiene culpa de nada fue él que la engatusó
con su dinero.
-Quien se vende por dinero, sea mucho o poco, no vale la
pena correr la vida por ella, no te ciegues ante la realidad de
una mujer que no merece tu amor, ni tu atención. Tú puedes
hacer de tu vida mejor y alcanzar una gran prosperidad,
encontrar a alguien que merezca tu sacrificio. El futuro es
de Dios y a veces son pruebas que el mismo permite para
que los demás vean lo tan fuerte que uno es, o lo débil que
podría llegar a ser.
Doña Úrsula, usted tiene toda la razón, créame que eso se
quedará así y me dedicaré a mi trabajo, hasta que Dios
quiera.
-Ya verás que alguien que te valore va a llegar y tendrás
una vida feliz, si realmente actúas de esa manera, le habrás
demostrado al mundo tus fortalezas, tu gran valor y lo
grande que podrás llegar a ser en la vida, por nada vuelvas a
tras el pensamiento, ni le permitas a nadie que te dé
consejos malos y perversos, que a la cárcel no te irán a ver
y Dios te libre de mal, si el que cae eres tú, luego de la
novena, nadie visitará tu tumba.
PROVERBIOS DE SALOMONA
61
EURIDES GUERRERO PAULINO
La cruz de la Jaqueca
Tácito Corcino y Cerrato había sido ascendido a un cargo
de Coronel, luego de servirle a la institución militar de su
país. Por más de medio siglo su vida se desenvolvió en los
quehaceres de defensa de una tiranía que desde antes del
inicio del segundo tercio de siglo hacía de toda la nación un
oprobio.
Entre los quehaceres de Tácito se encontraban prestar
servicios en diferentes pueblos por tiempo indeterminado,
por lo que aprendió y/o copió costumbres y creencias de
varios lugares. En el valle oriental de la primada de
América, ciudad humilde pero de riquezas naturales
incalculables en las cercanías de la ribera del Yabón, allí se
encuentra una cruz, la que fue colocada en tiempos de
antaño no se sabe por quién, ni cuando específicamente.
Dicha cruz es muy venerada por las personas de la región
en sentido general, existiendo la creencia de que si por
cualquier situación se llegare a quitar la cruz de su lugar
habitual
se inundaría la ciudad completa por que el
riachuelo se convertiría en un caudaloso y gigantesco rio, se
desbordaría y seria el final de las comunidades por donde
el mismo recorría, las cuales eran decenas.
Dada la creencia de lo anteriormente citado, se ha
constituido un santuario en el lugar, llegando a ser centro de
peregrinación de muchas personas y es venerado por la
mayoría de los comunitarios y aldeanos, llegando hacerle
fiestas y honras cada día tres de mayo.
En particular no he recibido milagro alguno de la llamada
santísima cruz, sin embargo escuché en una ocasión a un
vecino contar lo siguiente:
“Hacía varios años que yo venía sufriendo de dolores
reumáticos, cada día, principalmente en las noches y en las
mañanas al amanecer, los dolores eran fuertes y las
coyunturas de los dedos, tobillo, codos y muñecas de las
manos se me hinchaban con frecuencia, no valía los viajes
que daba constantemente a los médicos, si no que el mal me
seguía como si nada se estuviera haciendo al respecto.
Un día mi comadre Josefa, me dijo que ella había hecho una
penitencia al cerro de la santa cruz para resolver problemas
de salud que le aquejaban en su cuerpo, lográndolo en su
PROVERBIOS DE SALOMONA
63
EURIDES GUERRERO PAULINO
totalidad. No me pareció lógico, no vi en ella ningún mal,
atestiguándome que fue un milagro de la santísima cruz.
Y prosigue “mi creencia no era mucha, pero pensé que nada
perdía, ni invertía recurso ninguno con acudir al lugar y
presentar mi petición al santuario que ya se había erigido
allí. Al llegar sentí escalofríos extraños y aunque el miedo
me invadió hice mi petición. La verdad no se la niego a
nadie, la curación fue casi de manera instantánea que la
recibí y esa es la situación por la que yo creo en el santo
cerro de la cruz del tres de mayo”. Termina el relato.
Es parte de las creencias en diferentes formas de
divinidades que desde los inicios de la civilización el ser
humano ha tenido, lo que respeto y por situaciones de
diversidad religiosa no comparto; sin embargo no dudo de
manera alguna que tal cosa pueda suceder, pues pienso que
de acuerdo a como las personas crean,
pueden ver
realizados milagros en sus vidas y suceder cosas de las que
lógicamente no tengamos explicaciones convincentes.
En las montañas de Loma de la Yagua, existían los rumores
de que en los tiempos de la tiranía, algunas personas
escondían sus recursos
bajo la tierra, dichos recursos
económicos los convertían en una especie de tesoros
escondidos, esas acciones se convertían en leyendas, los
aldeanos vivían pensando que en cualquier lugar de la
montaña se podía excavar y a poca profundidad aparecería
el cofre conteniendo el oro en el que se habían convertido
las pertenencias que habían sido escondidas.
Esta especie de leyenda se apoderó de Tácito quien se
convirtió en un excavador en busca de los legendarios
tesoros, su tiempo transcurría en la montaña, los hallazgos
no eran más que lombrices de tierra, que basura sepultadas
por el tiempo. La callosidad había hecho nido en sus manos,
los resultados todos eran nada, la búsqueda del bien y de las
riquezas soñadas no se habían convertido
en realidad
ninguna.
Doña Lourdes era experta en hacer brebajes para la suerte,
quebrar empachos, hacer botellas para la masculinidad y
hasta misionar espíritus para cambiar el destino de las
personas. Ella era la persona ideal para Tácito, quien sin
escatimar esfuerzos acudió a la misma.
-No más tiene usted Don Tácito que tomar este Guataco que
le daré: tomar la tierra del fogón esparcirla sobre su cabeza
PROVERBIOS DE SALOMONA
65
EURIDES GUERRERO PAULINO
y revolcarse en cruz, en la misma cruz de la calle durante
tres noches consecutivas y luego ir a hoyar en la montaña y
ya verás.
-Todo lo que usted haga por mí, las once mil vírgenes se lo
han de pagar.
-Váyase, hágalo con fe en nombre de Dios y todos los
santos.
-Así mismo lo haré.
Tácito fue a la montaña luego de hacer la ceremonia y las
enjundias que le habían indicado la señora Lourdes. Los
resultados fueron nulos sin embargo.
Doña Úrsula en su mecedora de guano, en la galería de la
casucha que la albergaba recibe esa mañana de ardiente
verano a Tácito, quien desesperado por adquirir dinero se
movía como el viento mismo.
-Yo creo que usted es la persona que me puede decir a mí
como voy hacer cada una de las cosas para conseguir los
recursos que quiero y que necesito.
-Mire don Tácito quiero yo que usted me escuche, porque si
no hace lo que le diré, no verá resultados distintos.
-Usted sabe que yo tengo formación militar y que he estado
hasta del otro lado del mar.
-Mire el dinero fácil en llegar, más fácil se hace para irse, el
dinero puede comprar bienes y servicios, nunca vida, paz,
amor y alegría. Hay que esforzarse por agradar al cuerpo
con las cosas que el dinero puede comprar, no con el dinero
mismo, a lo que no nos cuesta, sin preámbulo lo invertimos
en fiesta, lo mal habido, se lo lleva el río, la avaricia, la
codicia y el deseo desmedido de cualquier cosa, se
convierte en enemigo número uno de uno mismo, termina
con la salud y la seguridad de uno, mientras más dinero
tienes, más asustado vives y más falsos amigos consigues
-Usted lo que me está diciendo es que me vaya a morir para
donde no hieda.
-El que no quiere escuchar respuestas, no hace preguntas.
El que quiere despertar de un sueño, bendice al fantasma
que le causa la pesadilla.
PROVERBIOS DE SALOMONA
67
EURIDES GUERRERO PAULINO
Aldea San Francisco
San Francisco, es la aldea donde vive el abuelo de Eneyda,
aquella trigueñita que con sus encantos mil, mil veces hizo
llorar a todos los jovencitos de la vecindad y hasta a
aquellos cuya juventud había prescrito totalmente; dicha
aldea está ubicada en la comunidad de Arenita, sección de
Rincón Fogón. Es un bello lugar, donde avecillas por
montones vuelan todo el día, superficie plana, rodeado de
preciosas y húmedas montañas repletas de árboles teñidos
de verde intenso que esparcen un aroma a naturaleza y
pureza sin igual y agradable.
Es un pequeño valle, al que se llega luego de bajar una
pendiente muy alta. La vía de comunicación que da acceso
al lugar se encuentra descubierta de asfalto, lo que produce
una polvareda en los escasos tiempos de sequía del primer
trimestre de cada año y en los demás tiempos es lluvia
continua lo que produce una gran cantidad de lodo en el
trayecto de llegada, dificultando así el tránsito de vehículos
de cualquier tipo, incluso la cabalgata a caballo y hasta el
caminar a pies de lugareños y visitantes.
Las casas son de madera y yaguas de palmeras como
techo, habiendo además en infrecuentes ocasiones techos
de cinc. Todo el entorno se encuentra adornado de manera
natural por pasto,
malezas, arbustos y árboles de gran
tamaño, como ya os he dicho. Cada mañana se siente el
aroma del café salir de las humildes cocinas de las casitas
que componen la mencionada aldea y el bramido de las
vacas, el berrear de cabras, los relinchos de caballos y
rebuznar de jumentos que es costumbre criar allí.
Los habitantes de esta pequeña comunidad son personas
amables, de razas diversas; hay un centro educativo de
primeras letras, una unidad de atención primaria en salud y
una iglesia, ésta última se divisa desde antes de llegar a la
aldea por su ubicación en una loma, en ellas se juntan de
manera normal los niños y las personas religiosas
respectivamente.
De diversos lugares visitan la comunidad por la temperatura
del agua de sus ríos y como ya les he dicho por la frescura
de la brisa que se escapa de la montaña. En dicha
comunidad vive la madre de doña Úrsula, una anciana cuya
edad sobrepasaba los cien años, sus manos arrugadas por
PROVERBIOS DE SALOMONA
69
EURIDES GUERRERO PAULINO
demás, sus ojos cerrados por el tiempo y a pesar de ello
conserva el negro como color de su pelo. Por qué incluir en
este compendio de “Pendejadas” porque allí encontré un
escrito realizado por la niña Adelina en el que ella recogía
una gran cantidad de “dichos” de doña Úrsula, lo cual
transcribo fiel a su original.
Título: Mamá sabe más que Salomón.
 Guardar pan para mayo y harina para abril.
 En rio hondo o tiras los brazos o te ahogas.
 Cuando tú ibas ya yo venía.
 Morir es más seguro que nacer
 Un gustazo, un trancazo.
 Comer cuando hay, para cuando no hay aguantar.
 Cada uno que cuele su propio sobre en su propio
cuarto.
 Yo que no puedo, tu que te lleve a cuesta.
 Si un día quieres recoger tienes que dejar caer.
 Por más puñados de azúcar que le eches al mar nunca
lo endulzaras.
 A la brisa y a mujer mala no hay que abrirle puerta.
 El fuego quema, pero es necesario.
 Hasta el mucho aire te mata.
 Después del día, siempre llegará la noche
 El día más claro llueve
 Hasta el que no ha nacido se va a morir.
 Para poca salud, ninguna.
 Dios nunca olvida.
 La piedad debe ser más invocada que la justicia.
 Caldero boca abajo, aberración de pulcros.
 El rial del bochorno.
 Si quieres la perra, carga con los perritos.
 Conmigo no puede ni San Quintín
 Eres como pava prieta.
 La Rodilla, no puede con el Rodillo
 Cesárea, no es la mujer de Cesario
 En gente que ande con la barriga hacia adelante, no
creo yo.
 Suero de miel de abeja, a cualquiera deja que se
muera.
 Bombero en un rodillo, que siga la fiesta.
 Da lo mismo Juan que Juana.
 Si lo quiere lo coges o si no lo deja.
PROVERBIOS DE SALOMONA
71
EURIDES GUERRERO PAULINO
 Raja tienen todas las hembras.
 La palabra se toma de quien la dice
 A excremento, poco caso.
 Contigo y sin ti, que siga el entierro.
Profecías
La noche era fría, la temperatura había bajado más de lo
habitual, la humedad se hacía presente hasta en las piedras
del fogón de la cocina de la casita de doña Úrsula. Había
que combatir tal temperatura, Recuerdo bien claro que don
Prudencio lo hacía con su alcohol, Ceferino con su “jarrao”
de café, Pomposo con su pipa y don Catalino mezclaba todo
en su estómago y su cabeza, doña Úrsula lo hacía con su
“tisana” de jengibre.
A pesar de las cosas que hacían como ya os he dicho cada
uno hacia sus cuentos y sus historias de vivencias que
supuestamente habían protagonizado cada uno de manera
particular. Por su parte doña Úrsula sólo atinaba a escuchar
y encender la “fogata” que se aliaria a ellos en su lucha
campal contra el frío.
Risas, cuentos, chistes, adagios, embustes, verdades, en fin
un sin número de cosas, interrumpe doña Úrsula:
-Quiero que me pongan atención a las cosas que les voy a
decir ahora, son serias, verdaderas y servirán para que cada
uno se prepare para lo que puede venir en el futuro.
PROVERBIOS DE SALOMONA
73
EURIDES GUERRERO PAULINO
Todos respetaban la anciana y sabían que en sus palabras
había una sabiduría fuera de lo común. Por lo que de pronto
un silencio sepulcral inunda el lugar y atentos todos
escuchan la disertación de la maestra:
-Las cosas no serán como son hoy, óigame bien, pónganme
atención:
 Hombres dejaran de ser hombres y pagaran para ser
mujeres, sin importar dolores menstruales, embarazos,
desigualdad de género, ni ninguna desventaja que al día
de hoy aquejan a las mujeres.
 El sol se levantará más temprano que nunca y se
acostará igualmente más tarde, para que el hombre
pueda trabajar más, descansar menos y ser en
consecuencia más explotado el pobre y más enriquecido
el rico.
 Los aguaceros de mayo se ausentarán y será dichoso el
que vea caer en el mojado mayo al menos una llovizna.
 Los hijos y los padres serán imparciales en el trato y
nadie querrá a nadie.
 El amor será el gran ausente, el protagonista de la
historia, el desconocido por todos.
 A la mujer no habrá que conquistarla, ella misma se
tirará a la aventura tras los amantes y la infidelidad
afectará al cien por ciento de las parejas y de las
familias.
 Las calles no podrán ser recorridas, niños de teta te
mataran, te atracaran y harán de ti “pan para vender”
 La confianza decaerá de manera total, en todas las
personas, quien miente una vez seguirá mintiendo y las
maldades sufridas por ti, te harán fuerte y en cierto modo
te beneficiaran.
PROVERBIOS DE SALOMONA
75
EURIDES GUERRERO PAULINO
Sed de doña Úrsula
Todavía sabía lo que decía, sus palabras tenían el peso del
sentido que ella quería expresar y del contexto que en
situaciones gramaticales exactas significaban.
Muy difícil que yo,
impericial en exceso, lleno de
flaquezas y desconocimiento al máximo, inexperto a lo
sumo, dejara pasar la posibilidad, de almenos escuchar
algunas de sus palabras, cuando era ya de todos conocida la
capacidad y experiencia de la anciana, cuyas maletas
preparaba para su viaje sin regreso.
Uno de esos días que aún no recuerdo la fecha real, pero sí
recuerdo que la tarde se tornaba gris, que desde principios
del día el sol era enclenque y que aquel ocaso pereció en mi
justa presencia con doña Úrsula. Ya en su casa ejecuté mi
plan:
-Doña Úrsula, que bueno verla, es suerte para mí y para
cualquiera poder compartir con su merced.
-Gracias hijo, yo aquí como Dios ha dispuesto.
-Eso es importante realmente. Sólo he venido a saludarla y
saber de su salud.
-Gracias de nuevo, mi salud está como Dios determina.
Nadie es para siempre hijo, pero no me aqueja ningún mal
de espíritu, si no del cuerpo, como es normal.
-No quisiera desaprovechar la oportunidad de saber si algo
puedo hacer por su bienestar.
-No hijo las únicas cosas de las que tengo sed, si tienes un
par de minutos te las voy a contar y has tú, todo lo que
puedas por hacer realidad por lo menos en tu vida esas
cosas.
-¿Cuáles son esas cosas de las que tiene sed, doña Úrsula?
-Escúchame bien, tengo sed de:
 De amor sincero entre los seres humanos
 De responsabilidad.
 De honestidad.
 De auxilio y socorro a los necesitados en cualquier
sentido.
 De unidad y armonía entre las familias y la familia en sí.
 De paz, paciencia y quietud entre los seres humanos.
 De equidad entre géneros, entre razas, entre clases, entre
la humanidad.
PROVERBIOS DE SALOMONA
77
EURIDES GUERRERO PAULINO
 De justicia
 De comprensión
 De honorabilidad
 De honradez
 De compasión
 De ayuda al huérfano, a la viuda, al extranjero, al débil,
al incapaz, y al menesteroso en general.
 De abrigo al forastero, al vagabundo, al peregrino.
 De sinceridad entre las personas
 De medicina al enfermo
 De familias funcionales
 De compañía y calor al anciano
 De pulcritud
 De aptitud de servicio
 De la muerte de: la vanidad, el despilfarro, el engaño, la
mentira, el deshonor, la inercia del bien, la hipocresía,
la iniquidad, las desigualdades humanas, el maltrato, el
hambre, la exclusión social, el terror psicológico, la
criminalidad, el horror, el miedo, el egoísmo, el lucro
fácil, las diferencias económicas extremas entre los hijos
de Dios.
 De un abrazo y un susurro que no me esconda la verdad.
 De un maestro que me haga reconocer mi error, que me
enseñe a serle realmente útil a la humanidad
 De la capacidad de pedir perdón sin bajar la vista, sin
sentir vergüenza, tristeza, pena, dolor, ni humillación por
ello.
 De cuidado por la naturaleza, por los niños, por el
planeta.
 De una lucha efectiva por la igualdad de derechos a la
salud, la alimentación, la educación, la vivienda que son
los derechos que dignifican la vida de las personas.
No pude seguir escuchando más, pues se quedó dormida
plácidamente, en un sueño profundo como una dicha y
como una bofetada para mí, a quien no le queda más que
seguir transitando los espinosos y mezquinos caminos de
esta humanidad agridulce, penumbrante. ¡La vida es así!
PROVERBIOS DE SALOMONA
79
EURIDES GUERRERO PAULINO
Final fructífero de Doña Úrsula
La hora del adiós había llegado, la eternidad aguardaba con
celos y desespero, sus ojos parecían quererse cerrar, la vista
se apagaba por sí misma, las manos temblaban y sudaban,
el labio menor de su boca temblaba, ebrio de años y las
arrugas cada día parecían multiplicarse más.
Eran características a las que califiqué de fatales, y en mi
interior comencé a pensar que el fin era inminente y con
aceleración se acercaba. Dejar que se apagara tanta luz no
era cuestión mía, ni de nadie en particular, los años ya
marcaban un límite, la diabetes se había ensañado en su
contra y la insuficiencia renal había decretado un fin real
que dejaría a toda una familia y comunidad en dolor real y
orfandad maldita.
La preparación académica de doña Úrsula era nula, apenas
escribía su nombre con trazos que habría que adivinar. En
medio de su crepúsculo llamó a sus once vástagos, y a los
vástagos de ellos; los vecinos aguardaban el desenlace
responseaban
soñolientos
algunos,
otros
réquiems
cantaleteaban, Aun así quise conversar con doña Úrsula,
saber si en algo era mi acreedora.
-Doña Úrsula dígame si se siente usted bien.
-Sí, gracias a Dios sí.
-Si siente algún malestar dígamelo que yo la auxilio en lo
que pueda, o la llevo al doctor.
-No mi hijo, lo que yo tengo es que me espera la morada
final de cada ser viviente, de la que no podremos escapar de
ninguna manera.
-No diga eso doña Úrsula, yo sé que Dios nos la dejará
mucho tiempo aún.
-Nadie es para siempre, mi hijo, tenemos que ser realistas.
-Pero la noto un poco acongojada, hoy.
-Te contaré cuál es el problema, la causa de mi congoja,
toma un lápiz y papel para que no se te olvide:
 En la vida nunca pensé que pasarían tantos años viendo
con mis ojos como la maldad “panquea”
 Que la injusticia es el pan de cada día de los seres
humanos.
 Que somos los únicos seres que detractamos a nuestros
semejantes y que ofendemos a nuestro creador.
PROVERBIOS DE SALOMONA
81
EURIDES GUERRERO PAULINO
 Que amamos de mentira y odiamos de verdad
 Que guardamos el rencor y el enojo para siempre y el
amor se escapa de manera precoz, acelerada y con
desesperación.
 Que nuestra estancia en la vida es como un abrir y cerrar
de ojos delante de Dios.
 Que la miseria del mundo es engendrada por el deseo
desmedido de dinero y poder de algunos en perjuicio de
sus semejantes.
 Que aunque cada tarde condena al día a su término, la
noche es un preludio de un día nuevo, de nuevas
esperanzas y de oportunidades.
 Que el futuro está en manos de Dios, pero que es
determinado por nuestras propias acciones.
 Que quien maquina el mal, el mal mismo acabará con su
paz, su armonía y su existencia misma.
 Que el ser humano vive huyendo de sí mismo y
persiguiéndose así mismo, cavando su propia tumba y
propiciando su propio fin.
 Que entre inanimados y animados la gran diferencia es
que quienes están llamados hacer el bien, se ocupan de
hacer el mal en escala de gran magnitud.
 Que sin importar cuál sea la calidad de vida que en esta
tierra tengamos, los gusanos se comerán nuestro cuerpo
y que de lo demás sólo Dios sabe que será en lo delante.
 Que en lo que no existe nadie piensa, pues si aunque sea
en el pensamiento existe, existe realmente en alguna
parte del universo.
 Que si es cierto lo que establece la ley de conservación
de la materia: “La materia no se crea, ni se destruye, sólo
se transforma”, es cierto que somos creación: materia
que se transforma en polvo como antes era y fuerza que
mueve esa materia que jamás muere y que se alberga en
los brazos de Dios.
 Que también es cierto que toda fuerza produce un
desplazamiento, sin embargo hay quienes pasan toda su
vida trabajando y tratando con vehemencia y esfuerzo
mayúsculo, sin embargo no se produce ningún
desplazamiento desde sus condiciones de vida de
pobreza y de escasez a una vida donde la situación no
colida con el bienestar físico, económico, mental y
social.
 Que he pasado mi vida pensando en que cada cosa se
transforma en otra, para cada cosa hay un lugar de eterno
PROVERBIOS DE SALOMONA
83
EURIDES GUERRERO PAULINO
reposo, sin embrago no sé aun donde se va la luz cuando
se apaga, el fuego cuando desaparece, el sonido una vez
es emitido, la inocencia del niño y niña cuando la misma
es perdida y el amor cuando se acaba.
 Que la vida se vive, sin tomar en cuenta que al
transcurrir de la misma, se gesta la eternidad en las
condiciones consecuenciales en que se vivió la estancia
en este mundo.
Su voz parecía apagarse, la entonación que le daba a las
palabras era débil y enfermiza, la mirada se perdía, la
respiración se aceleraba, descansa por lo menos un cuarto
de hora y prosigue:
 Hijos, por nada deseen el mal para nadie y el mal
sufrido páguenlo con el doble pero en bien, porque
las lágrimas del insensato serán las que le calmaran la
sed a los mismos y mucho más que gotas en temporal
se multiplicará el dolor del fatuo y desprevenido.
 Quien mucho duerme, poco vive, pues el sueño es la
hermana piadosa de la muerte.

Cuando a algo aspire trata de lograrlo sin escatimar
esfuerzo, ni recursos, pues tiempo vendrá de congoja
y dolor en que lejos se estacionaran aquellas cosas
por las que ahora deliras.
 Quien cambia su palabra vende su alma y la
indignidad construye para sí.
 El mayor amigo del hombre es su corazón propio,
pero si este es fatuo, sólo le producirá mal y
depresión inmensurable.
 Imita al perro en su fidelidad, defiende a tu prójimo
aunque ello cueste la vida misma.
 Como cerdo no puedes vivir, no más que para comer,
pues la grosura se convierte en enemigo ensañado y
despiadado.
 Quien ríe, un día llorará, hay quien llora y nunca ríe.
 No te creas dueño del hombre y del mundo, pues la
vanidad te hará su víctima y el dolor del menesteroso
ignorado atestiguará un día en tu contra ante la corte
del Justo Juez.
 Suma a tu bienestar todo lo que pueda, siempre que
no desdeñes a nadie.
 Ni la inmensidad misma como patrimonio te
garantizan la paz, si con vehemencia golpeas o
humillas al débil
PROVERBIOS DE SALOMONA
85
EURIDES GUERRERO PAULINO
 No pidas auxilio, si auxilio jamás has dado al
necesitado.
 Si estas en medio de aguas profundas, mueve los pies
y los brazos, pues es deshonroso morir entregado y
resignado de manera pusilánime
 Echa agua a la semilla para que germine, no la
desperdicies en arboles estériles, moribundos y
longevos.
 Los niños son el futuro de la humanidad, una niñez
maltratada hace del mundo un lugar inhóspito,
retrógrado, triste y hostil.
 La vida misma utiliza su látigo para todo aquel que
látigo tiene para amedrentar, humillar y abusar. Lo
usa
además
para
el
soñoliento,
descuidado,
desprevenido e improviso.
 La ciencia es un instrumento de Dios, y Dios mismo
delega en ella sus actos
 Hijos, por nada cierren sus oídos, a veces cierren sus
ojos, su boca nunca la habrán para debatir lo que
importancia escasa posee
 Vendrán días en que no creerás en nadie, por la
cantidad de cosas vividas, trata de no perder la
credibilidad en ti mismo y que Dios atestigüe a tu
favor.
 No son los años los que dan la ciencia, al contrario,
ellos la nublan, son expertos en enturbiar y hacer del
hombre perito en claudicaciones, desconfianza, duda
y ambivalencia.
 El hombre indeciso e hipócrita no es digno de que le
des ni el saludo, solo agua para que no se detenga
ante tu puerta.
 El pánico se apodera del que de males ha llenado su
corazón, pues sabe que las acreencias en su contra
son muchas.
 No guardes el enojo al que te ha faltado, indúltalo y
será tu eterno deudor
 Si de veras alguien te golpea pon en práctica el
mandato de Jesús: “que te golpe en el otro lado” y
cuantas veces quiera, pues su pago es más seguro que
el alba del día y más percibible que la oscuridad de
mi Valle de Hicagua en noches sin estrellas, ni luna.
 Por nada desampares al que amparo necesita, es una
gran virtud servir y una bienaventuranza no ser
servido
PROVERBIOS DE SALOMONA
87
EURIDES GUERRERO PAULINO
 La muerte no acaba la vida, ésta sólo se muda de
lugar, si has sido fiel y digno, nacerás en
inmensurable paz y gozo celestial; los insensatos
tendrán dolor incuantificable aún más allá de la
muerte.
Un estornudo prolongado ahogó sus palabras, sus ojos se
cerraron en mi misma presencia, mi corazón se preño de
tristeza, en mi cerebro se quedó esculpida su imagen. Su
silueta me persigue, en mis venas corre su sangre, mis
acciones las definen sus enseñanzas. Muy cierto es que
ya no está desde aquel día gris, triste y nefasto de
febrero que apagó en mi misma presencia la luz de
Úrsula Paulino Reyes Guerrero Martínez y Silvestre.
Suspirar
¿Por una vida decente y digna?
¿Por una cultura de bien y juicio?
¡Cuando no más percibes injusticia ¡
¡Cuando la maldad es hábito y vicio!
¿Por una confianza real y plena?
¿Por valores de honestidad y amor?
¡Cuando en tinieblas siembras, siegas!
¡Cuando produces a otros llanto y dolor!
¿Por igualdad entre seres humanos?
¿Por franqueza, respeto y pulcritud?
¡Cuando de veras llega el diablo,
lo hace de emisario porque lo envías tú!
¿Por el encanto de bella canción?
¿Por destierro perpetuo del hambre?
¡Cuando asesino eres de gran valor!
¡Experto que matas oportunidades!
PROVERBIOS DE SALOMONA
89
EURIDES GUERRERO PAULINO
Glosario de regionalismos usados en el texto
Aguja de amarear: Búsqueda diligente, lupa, microscopio,
otros semejantes.
Averiguación: investigación no autorizada.
Brebajes: Zumos, guatacos, teses.
Chalupa: Prenda de vestir, que por lo general le queda
grande a quien la utiliza.
Cuajarones: Sangre coagulada, sangre derramada en un
camino o sendero.
Empacho: Trastorno en la digestión a causa de ingesta de
alimentos mal cocidos.
Engatusó: Engañó, falseó, simuló
Enjundia: Comida que debido al poco condimento y escaso
tiempo de cocción queda con mal sabor.
Entrometía: Persona que toma participación en asuntos o
conversaciones sin que le corresponda o le den oportunidad.
Guataco: Zumo de cualquier tipo de hoja o de varias a la
vez.
Jondear: Arriesgar, tirar, decidir, acudir.
Manituoso: Manipular, búsqueda sin autorización
Maña:
Hábito,
costumbre,
tradición
considerados
indecorosos.
May: Madre.
Mercado de pulgas: Ventas públicas de ropas usadas, en
ocasiones fuera de moda e inservible, a precios bajos.
Panquea: Golpea, humilla, avasalla, apabulla.
Pay: Padre, engendrador, responsable y sustentador de la
familia.
Pendejadas: Cosas sin valor.
Peón: Servidor temporal por jornal diario, sin inclusión en
las reglamentaciones de trabajo.
Pipá: Cantidad grande, demasía, mucho, abundante.
Puerta junta: Puerta cerrada sin seguridad o cerradura,
fácil de abrir por ende
Puyaca: pan de maíz, yautía, batata y otros rubros
agrícolas.
PROVERBIOS DE SALOMONA
91
EURIDES GUERRERO PAULINO
Taquitos, Penkitos y Chonguitos: nombres que se le dan a
caballos viejos y enfermos a causa del mucho trabajo.
Salía: Sinónimo de entremetía.
Tisana: Zumo de hojas
Trasteo: Búsqueda, gestión, diligencia.
Glosario de adagios regionalistas contenidos en la obra
 A excremento, poco caso: Ignorar situaciones de poca
importancia.
 A la brisa y a mujer mala no hay que abrirle puerta:
A las personas de mala influencia no se les da ni una
sola oportunidad.
 Bombero en un rodillo, que siga la fiesta: Similar al
anterior.
 Cada uno que cuele su propio sobre en su propio
cuarto: Cada persona que
enfrente sus propios
problemas.
 Caldero boca abajo: Falta de recursos, pobreza
extrema.
 Cesárea, no es la mujer de Cesario: Similar al
anterior.
 Comer cuando hay, para cuando no hay aguantar:
Aprovechar circunstancias favorables.
 Conmigo no puede ni San Quintín: No me dejo
manejar, engañar, utilizar…de nadie.
 Contigo y sin ti, que siga el entierro: Resultan
ineficaces tus aportes, tus consejos, tus experiencias…
PROVERBIOS DE SALOMONA
93
EURIDES GUERRERO PAULINO
 Da lo mismo Juan que Juana: Indiferencia, da igual
que suceda algo o que no suceda.
 Después del día, siempre llegará la noche: El futuro
viene, la dificultad es segura.
 Día más claro llueve: cualquier eventualidad puede
ocurrir en cualquier momento, ya sea positiva o
negativa.
 Dios nunca olvida: El pago del bien y del mal un día
llegará.
 El fuego quema, pero es necesario: Las dificultades
hay que enfrentarlas para poder conseguir las cosas que
nos hacen falta.
 El rial del bochorno: Existencia siempre de ahorros
económicos.
 En cada entierro quiere encender una vela: Quiere
participar de todas las conversaciones y en todos los
eventos.
 En gente que ande con la barriga hacia adelante, no
creo yo: Todas las personas mienten en mayor e menor
grado. Toda persona es capaz de traicionar, engañar,
fingir, mentir, falsear, simular.
 En río hondo o tiras los brazos o te ahogas: Cuando
hay contingencia o dificultades no ganas nada con
quejarte, hay que actuar de todos modos.
 Eres como pava prieta: Dicho aplicado a las personas
que hablan muchas mentiras.
 Guardar pan para mayo y harina para abril:
Economizar, reflexionar, actuar con premeditación y
planificación.
 Hasta el mucho aire te mata: La redundancia es dañina
siempre.
 Hasta el que no ha nacido se va a morir: Las
contingencias no discriminan.
 La piedad debe ser más invocada que la justicia:
Todos somos culpables de algo o en algo, por lo que no
se debe escatimar la piedad en perjuicio de nadie.
 La palabra se toma de quien la dice: Hace referencia
al nivel de conocimiento de las personas para conducir
situaciones conflictivas y/o aconsejar, asesorar.
 La Rodilla, no puede con el Rodillo: Una situación
contingente de alto nivel hay que buscarle soluciones
definitivas.
PROVERBIOS DE SALOMONA
95
EURIDES GUERRERO PAULINO
 Morir es más seguro que nacer: Las contingencias
vendrán aunque poseas recursos de cualquier índole y en
cantidad cualquiera.
 Para poca salud, ninguna: Ausencia de servicios y/o
bienes, es mejor que bienes y/o servicios de mala
calidad.
 Pan para vender: Cualquier cosa, lo que a otro le dé
voluntad.
 Por más puñados de azúcar que le eches al mar
nunca lo endulzaras: Hay situaciones que no tienen
solución.
 Raja tienen todas las hembras: Para la convivencia de
familia, la importancia de la relación de la pareja va más
allá de la relación sexual.
 Si quieres la perra, carga con los perritos: quien se
casa con mujer con hijos, los tiene que querer como a
hijos propios, quien acepta lo bueno de algo, o alguien
tiene que aceptar lo malo que contenga o se desprenda
de ese algo o alguien.
 Si lo quiere lo coge o si no lo deja: Similar al anterior.
 Si un día quieres recoger tienes que dejar caer: Hacer
con las personas las cosas que quisieras que las personas
hagan contigo.
 Suero de miel de abeja, a cualquiera deja que se
muera: Los logros que se tardan en conseguirse no
surten eficacia. Prioridad del factor tiempo.
 Tú reúnes las quinientas hembricas: Todas las malas
costumbres, hábitos y modales
 Un gustazo, un trancazo: Consecuencias de nuestros
actos.
 Yo que no puedo, tú que te lleve a cuesta: Tengo mis
propias responsabilidades.
PROVERBIOS DE SALOMONA
97
EURIDES GUERRERO PAULINO
Biografía del autor
Eurides Guerrero Paulino: Abogado,
educador,
escritor
poeta, novelista, cuentista y
de
la República Dominicana,
nacido en el municipio de El Valle,
provincia
Hato Mayor el día seis de
septiembre del año 1972.Casado con
Miosotis Acosta, de cuya unión nacieron cuatro hijos: Mónica
Miosotis,
Abner
Eurides,
Jimmy
Vladimir
y
Verónica
Esmeralda.
Sus estudios básicos y medios los realizó en su comunidad
natal, emigrando a la ciudad de San Pedro de Macorís para
realizar los grados de licenciado en Ciencias Sociales y en
Derecho, ambos
en la Universidad Central del Este (UCE)
en la mencionada cuidad, en los años 2003 y 2008
respectivamente.
Sus estudios de post grado consisten en un máster en Gestión
de Centros Educativos realizado en el Instituto Superior de
Formación Docente Salomé Ureña
(ISFODOSU 2007
de su mismo país
y 2009), Diplomado en Matemática
Aplicada a las Ciencias Naturales en la Universidad Central del
Este (UCE 2007), estudios de especialización en el área de
Dirección Educativa (impartido por el ISFODOSU, bajo el
auspicio de la Universidad de Barcelona 2008), Certificación en
Gestión de Calidad
Educativa (Escuela de Directores del
Ministerio de Educación de la República Dominicana 2013),
Enfoque de la Lectoescritura para Niños de Zonas Rurales, en
la Universidad del Norte de Colorado (UNC, Greeley, Colorado,
Estados Unidos de Norteamérica 2014).
Ha trabajado en todos los niveles educativos de la República
Dominicana, incluyendo dirección de centros educativos y
acompañamiento y asesoría técnico-pedagógica a nivel de
distrito educativo. Entre sus producciones se encuentran.
Sentimiento cierto, el cual es una colección de más de una
veintena de poemas y Laberinto de pena y dolor el cual es una
novela, ambos textos publicados por autoreseditores.com en
2015.
PROVERBIOS DE SALOMONA
99
Descargar