anexos - páginas 7018-7019

advertisement
7018
Boletín Oficial de Canarias núm. 84, lunes 5 de mayo de 2003
3.5.3. Consumos y demandas de agua
El consumo puede ser inferior a las demandas, de
un lado, por un bajo nivel de la calidad de vida -hábitos higiénicos, dotación de electrodomésticos, limpieza viaria y jardines-; de otro, por una escasez o déficit de recursos o por la falta o mal estado de las
infraestructuras, todo lo cual provoca cortes e interrupciones
en el servicio, que a veces ha de prestarse incluso con
transporte en cubas -como es el caso de núcleos altos
de Vallehermoso o Valle Gran Rey-. En el primer supuesto, la mejora de la calidad de vida aproximará el
consumo a la demanda; en el segundo, el consumo real sería mayor si hubiera los recursos o las infraestructuras
adecuadas.
Es conocida la diferencia conceptual entre consumo
y demanda hidráulicos, palabras ambas que deben entenderse desprovistas del contenido habitual que tienen en el mundo de la economía; con el primero se
hace referencia, en el caso del abastecimiento, al
agua realmente utilizada por la población -permanente
y estacional-, incluidos los usos públicos municipales y los servicios e industrias conectados a las redes
de distribución, que en La Gomera son prácticamente
todos; dentro del consumo, cabe referirse al volumen
final que se aplica a cada uso y al volumen captado
o suministrado en origen, siendo la diferencia entre
ambos el conjunto de las pérdidas reales de agua -no
en el sentido de agua no facturada- en la red de transporte en alta, depósitos y red de distribución.
Inversamente, el consumo puede ser superior a la
demanda, bien porque los usuarios aplican agua en
exceso a una satisfacción normal de sus necesidades,
bien por la baja eficiencia del sistema hidráulico,
sea debido a pérdidas y filtraciones de las infraestructuras
o a una mala gestión del servicio.
Por demanda se entiende el volumen de agua que
en teoría se requiere para la correcta satisfacción de
los usos abastecidos; se evalúa de acuerdo con dotaciones normalizadas por habitante y año que son establecidas por la planificación en función de la experiencia, y cuya cuantía se hace creciente con el tamaño
poblacional y la importancia de la actividad industrial
y de servicios, en particular la turística. Estas dotaciones
normalizadas engloban ya unos porcentajes admisibles
de pérdidas, por lo que se trata de demandas referidas
al origen o captación del recurso.
AVANCE DEL
PLAN 1991
AGULO
ALAJERÓ
HERMIGUA
SAN SEBASTIÁN
VALLE GRAN REY
VALLEHERMOSO
LA GOMERA
ESTIMACIÓN
1996
AGULO
ALAJERÓ
HERMIGUA
SAN SEBASTIÁN
VALLE GRAN REY
VALLEHERMOSO
NORTE
VALLEHERMOSO
SUR
LA GOMERA
ZONA NORTE
ZONA SUR
El Avance del Plan investigó los consumos de
1991, llegando a la conclusión de que la dotación media urbana utilizada directamente por el consumidor
final -es decir, sin incluir pérdidas en transporte y distribución- había sido de 139 litros por habitante y día;
esta cifra engloba los usos domésticos, industriales,
municipales y otros públicos, así como los servicios
pero no el uso turístico, si bien teóricamente también
engloba el uso doméstico de la segunda vivienda o
vivienda estacional.
CONSUMOS Y DEMANDAS DE ABASTECIMIENTO
CONSUMO FINAL(1)
DOTACIÓN FINAL(1)
CAPTACIÓN EN ORIGEN(2)
103m3/año
l/hab/día
(10)
(3)
(3)
(11)
Turística
Urbano
Turístico
Total
Urbana
Turística
Total
% pérdidas 103m3/año l/hab/día(11)
8
71,0
1,0
72,0
175
343
177
20%
90,0
221
239
75,5
43,6
119,1
181
500
286
5%(14)
125,4
301
65
77,0
11,9
88,9
100
502
115
25%
118,5
153
2.069
296,5
115,8
412,3
145
153
202
49%
808,4
395
2.170
149,3
198,0
347,3
132
250
307
10%
385,9
341
51
140,3
9,3
149,6
134
500
143
30%
213,7
204
4.602
809,6
379,6
1.189,2
139
226
204
32%
1.741,9
299
CONSUMO FINAL(1)
DOTACIÓN FINAL(1)
CAPTACIÓN EN
POBLACIÓN
103m3/año
l/hab/día
ORIGEN(12)
Vivienda estaResidente y
ResiVivienda
TurísTotal
Total(11) 103m3/año l/hab/día(11)
cional equiva- Turística
vivienda
dente(5) estacional(5)
tica(6)
lente(4)
estacional
240
6
73,9
15,3
2,4
91,6
211
217
114,5
271
84
169
76,3
5,5
18,5
100,3
194
238
105,6
250
293
43
78,5
10,7
2,7
91,9
114
117
122,5
156
664
1.025
328,1
35,1
112,2
475,4
161
210
932,2
412
753
1.859
174,9
36,3
203,6
414,8
159
313
460,9
348
POBLACIÓN
Urbana
1.115
1.143
2.120
5.606
3.103
2.876
15.963
Residente
1.157
1.155
2.150
6.199
3.631
2.037
578
15
99,6
28,3
1,7
129,6
172
174
185,1
249
679
192
36
33,2
9,4
3,9
46,5
172
187
66,5
268
17.008
5.653
11.355
2.804
1.175
1.629
3.153
222
2.931
864,5
266,9
597,6
140,6
57,4
83,2
345,0
24,1
320,9
1.350,1
348,4
1.001,7
162
157
164
217
169
242
1.987,3
461,3
1.526,0
Ó
320
224
368
(13)
Boletín Oficial de Canarias núm. 84, lunes 5 de mayo de 2003
7019
,
DEMANDAS
FUTURAS
AGULO
ALAJERÓ
HERMIGUA
SAN SEBASTIÁN
VALLE GRAN REY
VALLEHERMOSO
NORTE
VALLEHERMOSO
SUR
LA GOMERA
ZONA NORTE
ZONA SUR
AGULO
ALAJERÓ
HERMIGUA
SAN SEBASTIÁN
VALLE GRAN REY
VALLEHERMOSO
NORTE
VALLEHERMOSO
SUR
LA GOMERA
ZONA NORTE
ZONA SUR
AGULO
ALAJERÓ
HERMIGUA
SAN SEBASTIÁN
VALLE GRAN REY
VALLEHERMOSO
NORTE
VALLEHERMOSO
SUR
LA GOMERA
ZONA NORTE
ZONA SUR
,
POBLACIÓN
Residente
Vivienda estacional equivalente(4)
Turística
1.209
1.182
2.187
6.731
4.172
260
90
316
717
813
670
1.766
1.265
3.487
3.594
1.969
624
512
656
208
625
18.106
5.721
12.385
3.028
1.269
1.759
11.919
2.754
9.165
1.246
1.200
2.211
7.111
4.576
273
95
333
755
856
799
2.161
1.383
4.216
3.992
1.988
657
622
663
219
623
18.995
5.835
13.160
3.188
1.336
1.852
13.796
3.144
10.652
1.302
1.227
2.249
7.722
5.259
295
103
360
815
925
992
2.753
1.559
5.314
4.589
2.048
710
773
Residente(7)
,
,
DEMANDA EN ORIGEN(13)
3 3
10 m /año
Vivienda
Turística(9)
estacional(8)
Total
,
DOTACIÓN EN ORIGEN
l/hab/día(13)
Residente y viTotal(11)
vienda estacional
2002
99,3
97,1
179,6
649,1
342,7
26,1
9,0
31,7
72,0
81,6
125,2
322,1
227,4
635,8
655,4
250,6
428,2
438,7
1.356,9
1.079,7
284
246
265
293
279
568
993
550
552
709
161,7
62,6
93,4
317,7
312
442
53,9
20,9
114,1
188,9
312
789
1.583,4
469,8
1.113,6
2006
102,3
98,6
181,6
685,7
375,8
303,9
127,4
176,5
2.173,4
501,9
1.671,5
4.060,7
1.099,1
2.961,6
286
286
285
614
526
655
27,4
9,5
33,4
75,8
85,9
148,7
394,2
248,9
769,1
728,0
278,4
502,3
463,9
1.530,6
1.189,7
285
247
266
293
276
612
1.147
575
590
712
163,3
65,9
113,0
342,2
316
472
54,4
22,0
114,0
190,4
316
787
1.661,7
479,2
1.182,5
2012
106,9
100,8
184,7
744,5
431,9
319,9
134,0
185,9
2.515,9
572,6
1.943,3
4.497,5
1.185,9
3.311,6
286
288
285
649
557
689
29,6
10,3
36,1
81,8
92,8
183,8
502,2
281,2
968,9
836,9
320,3
613,3
502,0
1.795,2
1.361,6
287
248
269
293
273
674
1.369
612
637
709
168,2
71,2
140,9
380,3
320
509
683
236
632
56,1
23,8
115,3
195,2
320
783
20.490
6.047
14.443
3.444
1.444
2.000
16.612
3.715
12.897
1.793,1
496,6
1.296,5
345,6
144,8
200,8
3.029,2
677,2
2.352,0
5.167,9
1.318,6
3.849,3
286
291
284
691
597
730
(1)
No incluyen pérdidas en principio. (2) Incluye pérdidas estimadas en transporte y distribución. (3) Incluye en principio la vivienda estacional. (4) Población equivalente:
ocupación 71,4% vivienda estacional en 3 meses y 10,0% en 9 = 0,355 población en el mes máximo (apartado 2.7). (5) Corresponde en ambos casos a una dotación
municipal igual a la urbana de 1991. (6) Corresponde a una dotación de 300 l/hab/día. (7) Corresponde a una dotación de 225 l/hab/día para núcleos menores de 2.000
habitantes, y de 275 para la capital de San Sebastián, incluidas pérdidas. (8) Corresponde a una dotación de 275 l/hab/día, incluidas pérdidas. (9) Corresponde a una dotación
de 500 l/hab/día, incluidas pérdidas. (10) Se supone una ocupación 100% de las plazas turísticas, que, por otra parte, no coinciden con las del apartado 2.7. (11) Referida a la
población residente. (12) Se adoptan los mismos porcentajes municipales de pérdidas que en 1991. (13) Se incluyen las pérdidas en transporte y distribución. (14) Sólo en
distribución.
Como dotación media puede considerarse quizás
algo escasa; con ello debería reflejarse por un lado
la situación de déficit de recursos, lo que parece claro en relación con Hermigua -la dotación más baja,
100 litros- y, en menor medida, con Valle Gran Rey
y Vallehermoso, pero no respecto a Agulo; por otro,
la escasez de dotación puede explicarse también por
no haberse alcanzado todavía en 1991 los niveles de
calidad de vida de otros territorios.
El Avance diferenció además el consumo de los
establecimientos turísticos, evaluando una dotación
de 226 litros por plaza turística y día, con valores especialmente altos en Alajeró, Hermigua y Vallehermoso
-que tienen poca significación en estos dos últimos
municipios por su reducida oferta turística- y con dotación comparable a la urbana en San Sebastián o casi
el doble en Valle Gran Rey, los municipios más turísticos. El peso del consumo turístico es en cualquier
caso importante, porque hace elevarse la dotación me-
dia insular en casi la mitad, hasta 204 litros por habitante residente.
A estas dotaciones finales hay que añadirle las ya
aludidas pérdidas en las redes de transporte en alta
y distribución, que suponen una media insular del 32%,
pero que llegan hasta el 49% en San Sebastián; parte de estas supuestas pérdidas puede tratarse en realidad de consumos debidos a enganches clandestinos,
pero en cualquier caso se trata de porcentajes muy
elevados, y por ello la dotación media en origen o en
captación -299 litros por habitante residente- es el resultado de, por un lado, una baja dotación final del
consumidor y, por otro, de un sistema hidráulico ineficiente o, en el mejor de los casos, de un servicio que
no controla los consumos clandestinos.
Desgraciadamente, la información de que dispuso el Avance para los consumos de 1991 no ha podido mejorarse para investigar los consumos de años
Descargar