Descargar PDF adjunto

advertisement
Senado de la Nación
Secretaria Parlamentaria
Dirección General de Publicaciones
(S-0156/10)
PROYECTO DE LEY
El Senado y Cámara de Diputados,...
Artículo 1° - Modifícase el artículo 1080 del Código Civil de la Nación,
el que quedará redactado de la siguiente forma:
ARTÍCULO 1080: Los cónyuges y los padres, pueden reclamar
pérdidas e intereses por las injurias hechas a la mujer, al marido y a
los hijos.
Artículo 2° - Comuníquese al Poder Ejecutivo .
Guillermo R. Jenefes. FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
El objetivo del presente proyecto es reproducir el expediente (S922/08),el mismo pretende terminar con una situación de
discriminación hacia la mujer, que carece de todo fundamento válido
en el mundo donde tanto el hombre como la mujer tiene la misma
obligaciones sociales, laborales y jurídicas, quedando este artículo
como un resabio de tiempos en los que a la mujer se le asignaba la
capacidad de un menor.
La “injuria”, es contemplada en el derecho penal de muchos países.
En España se la define como "la acción o expresión que lesionan a la
dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra
su propia estimación", contemplada en el art. 208 Derecho Penal
Español. En el mismo sentido está contemplada en los derechos
penales de Cuba, Chile, Nicaragua, Panamá, El Salvador, Colombia,
Bolivia y Guatemala.
En el Sistema italiano, la considera "una ofensa al honor o al decoro
de una persona hecha en su presencia o mediante comunicaciones a
ella dirigidas". El Sistema francés, hace una diferencia entre injuria
(expresión ultrajante que no suponga imputación de hechos) y
difamación (imputación de un hecho que atente al honor o a la
consideración de la persona). Este sistema es seguido por Bélgica y
República Dominicana.
En Argentina, se sigue el sistema español, aunque se da una situación
carente de sentido filosófico y de todo pragmatismo, no por el fondo de
la cuestión, sino por una situación antagónica en la que una mujer no
pueda efectuar un reclamo genuino por las injurias hechas contra su
esposo o su hijo.
El Código Civil de la Nación, redactado por Dalmacio Vélez Sarfield,
que entró en vigor en 1871, es coherente con la situación jurídica de la
mujer a mediados del siglo XIX, cuando se asignaba a la mujer la
capacidad de un menor. Se le han hecho muchas modificaciones y
actualizaciones al Código Civil, sin embargo, hay todavía muchos
aspectos relativos a la desigualdad de género que todavía persisten
en su articulado, siendo la que expresa el presente proyecto, una de
ellas.
Es por todos los motivos expuestos, que solicito a mis pares me
acompañen en la presente iniciativa.
Guillermo R. Jenefes. -
Descargar