peñaflor de hornija - Diputación de Valladolid

advertisement
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL
“AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
DIAGNÓSTICO DEL AGUA Y LOS RESIDUOS
AGROPECUARIOS EN 42 MUNICIPIOS DE LA
PROVINCIA DE VALLADOLID
FICHA MUNICIPAL:
PEÑAFLOR DE HORNIJA
SEPTIEMBRE 2004
ELABORACIÓN:
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
ASPECTOS GENERALES DEL MUNICIPIO
4.598
Prados y
pastizales
13%
502
879
534
Pr
ad
os
Otras
Monte superficies
2%
8%
105
on
te
su
pe
rfi
cie
s
0
M
Barbechos
8%
O
tra
s
5.000
4.500
4.000
3.500
3.000
2.500
2.000
1.500
1.000
500
0
Ba
rb
ec
ho
y
s
pa
st
iza
le
s
Hectáreas
SUPERFICIE TOTAL: 6.643 hectáreas
POBLACIÓN (2003): 423 habitantes
COMARCA: Centro
MANCOMUNIDAD: Torozos
DESCRIPCIÓN GENERAL DEL TERRITORIO
El municipio de Peñaflor de Hornija se sitúa en la zona central de la provincia de Valladolid, en la
unidad natural de Montes Torozos. Su núcleo se encuentra a 839 metros sobre el nivel del mar, sobre el
páramo de Torozos, y dista 25 kilómetros. de la capital provincial. Por el centro del término atraviesa el río
Hornija, que es uno de los principales ríos de la comarca, junto con el río Bajoz; el núcleo se dispone como
un mirador hacia el valle de este río.
Municipio agrícola y ganadero, no dispone de industria de transformación alguna, existiendo
únicamente algún pequeño taller de maquinaria agrícola y diversos establecimientos hosteleros.
USOS DEL SUELO (2003)
Cultivos
herbáceos
69%
Fuente: Junta de Castilla y León
PRINCIPALES VALORES NATURALES Y RASGOS AMBIENTALES
En Peñaflor de Hornija, el paisaje se organiza en el clásico esquema valle-cuestas-páramo. El valle
se encuentra intensamente cultivado; en las cuestas aparecen repoblaciones protectoras de pinar y el
páramo se caracteriza por la planitud dominante de su relieve, que da lugar a un paisaje de amplios
horizontes, sin ningún elemento destacado y una extremada horizontalidad. Se alternan tres tipos de
comunidades vegetales: amplios espacios cultivados; sectores en los que se conserva la vegetación
original de encinas y quejigos o, al menos, que contienen elementos arbóreos y arbustivos más o menos
dispersos; y estepas leñosas y páramos cubiertos con pastizales, herbazales o tomillares calcícolas.
Recientemente, el término municipal de Peñaflor de Hornija ha sido parcialmente incluido como Lugar
de Interés Comunitario (LIC) denominado “Montes Torozos y Páramos de Torquemada-Astudillo”
(ES4140129) de la red Natura 2000.
La inclusión de una parte de este municipio en la red Natura 2000 debe contemplarse, a la vez, como
una garantía de conservación de los recursos naturales y como una oportunidad para el desarrollo local y
la atracción de fuentes de financiación para el desarrollo de actividades sostenibles.
PERCEPCIÓN DE LAS CUESTIONES AMBIENTALES POR LOS RESPONSABLES MUNICIPALES
Se considera que el principal problema ambiental local se debe a los vertidos ilegales de neumáticos,
que permanecen sin ser retirados, y el vertido puntual de animales muertos. Las principales iniciativas en
materia ambiental impulsadas en los últimos años son: solicitud a la Mancomunidad de la instalación de
contenedores para aceites de motores y solicitud a la Junta de Castilla y León de subvención para
reforestar 10 ha. en el término. Se considera que las principales actuaciones de interés a realizar serían el
acondicionamiento de laderas-miradores hacia el río Hornija y la creación de paseos y ajardinamientos.
1
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
EL AGUA I
EL USO DEL AGUA EN LA AGRICULTURA
LA AGRICULTURA EN PEÑAFLOR DE HORNIJA
Según el Censo Agrario del año 1999, en Peñaflor de Hornija existen 92 explotaciones agrícolas,
que empleaban en 2001 al 44% de la población ocupada del municipio. Más de la mitad de las
explotaciones cuentan con una superficie superior a las 20 hectáreas de superficie agrícola utilizada
(SAU), que alcanza una media de 55 hectáreas por explotación, dividida en 20,3 parcelas,
fraccionamiento medio muy superior al provincial. El 58% de la SAU se explota en régimen de propiedad;
el resto en régimen de arrendamiento (30%), aparcería (1,5%) u otros (10%).
EL REGADÍO EN PEÑAFLOR DE HORNIJA
Peñaflor de Hornija no presenta cultivos leñosos. La siguiente tabla muestra la distribución de la
Superficie Agrícola Utilizada en el año 2003, según se trate de secano o regadío:
DISTRIBUCIÓN DE LA SUPERFICIE AGRÍCOLA EN PEÑAFLOR DE HORNIJA (2003)
Cultivos
Cultivos Herbáceos
Veza
Trigo
Cebada
Avena
Lenteja
Garbanzo
Guisante seco
Yero
Cereales para forraje
Alfalfa
Veza para forraje
Girasol
Cultivos Leñosos
Barbechos
Prados y Pastizales
TOTAL
Secano
Regadío
97
305
3.163
19
281
12
584
65
4
16
18
17
0
502
829
5.912
0
3
14
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
50
67
Secano
98,9%
Regadío
1,1%
Fuente: Junta de Castilla y León. Superficies en hectáreas
Por tanto, el 99% de la superficie cultivada del término corresponde a secano, siendo muy reducida
la superficie regada. El riego de estas hectáreas se realiza, en el páramo, mediante las aguas
subterráneas que se captan, a través de pozos, del acuífero colgado alimentado por el agua de lluvia
vinculado a las calizas superficiales (unidad hidrogeológica Páramo de Torozos). También son tomadas
aguas del cauce del Hornija así como de pozos que se captan del acuífero aluvial superficial de este río.
EL CONSUMO DE AGUA POR LA AGRICULTURA
A partir de las dotaciones máximas permitidas por el Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero, se
han determinado los consumos máximos permitidos para cada tipo de cultivo.
CONSUMO MÁXIMO PERMITIDO POR CULTIVOS EN PEÑAFLOR
Cultivo
Superficie
regadío
(Ha)
Cultivos herbáceos
Otros cultivos, barbechos y prados
Cebada
14
Prados
50
Trigo
3
TOTAL
En Peñaflor de Hornija la superficie
dedicada a regadíos, así como el
consumo consecuente de agua, son
reducidos, estimándose en 0,2 Hm3
51.800 anuales. Únicamente cabría destacar el
de agua derivada del
185.000 consumo
11.100 aprovechamiento de prados.
Consumo máximo
por cultivo y año
(m3/Ha/año)
Consumo
máximo
(m3/año)
3.700
3.700
3.700
247.900
Fuente: Elaboración propia a partir de datos de la Junta de Castilla y León y de la Confederación Hidrográfica del Duero
2
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
EL AGUA II
LOS ECOSISTEMAS ACUÁTICOS
El municipio de Peñaflor de Hornija se localiza en la subcuenca del río Hornija, que discurre por el
municipio de nordeste a suroeste; nace en el vecino municipio de La Mudarra y vierte en el Duero en el
municipio zamorano de Toro. Su recorrido por el término de Peñaflor de Hornija es de unos 14 kilómetros.
El río Hornija es un curso de reducidas dimensiones y escaso caudal, muy marcado además por la
estacionalidad. Al igual que ha ocurrido en muchos pequeños ríos y arroyos de la provincia, ha sufrido la
transformación de su morfología natural debido a la intensificación de los usos agrícolas, las
concentraciones parcelarias y los drenajes y nivelaciones de tierras, que han alterado su estado y
funcionamiento naturales. Algunos tramos han sido dragados y canalizados y, además, periódicamente
suelen sufrir agresivas y recurrentes limpiezas, que no hacen más que agravar su deterioro. La sinuosidad
natural de su lecho también ha sido paulatinamente modificada.
Al Hornija llegan, dentro del término de Peñaflor, varios arroyos de escasa entidad.
La calidad de las aguas del río Hornija no es conocida, al no contar la Confederación Hidrográfica
del Duero con ninguna estación de control en este cauce. El único vertido autorizado en el municipio se
realiza directamente al río y corresponde al colector municipal, con un caudal de 25.200 m3 anuales de
aguas residuales sin depurar. No se dispone de datos sobre la calidad de las aguas subterráneas en el
municipio.
En el río Hornija, la vegetación ha sido mayoritariamente eliminada, debido a que las labores de
cultivo llegan hasta sus orillas, no permitiendo que prosperen árboles o arbustos; y la vegetación higrófila
herbácea (carrizales, espadañales) es a veces quemada o sufre los efectos de los herbicidas agrícolas.
No obstante, en el Hornija aparecen algunos bosquetes de sauces (Salix sp.) o chopos y álamos (Populus
sp.), así como manchas residuales de las antiguas olmedas, hoy día muy mermadas también por los
efectos de la grafiosis. Se trata de pequeños espacios arbolados muy fragmentados, apareciendo también
tramos prácticamente sin vegetación. Puntualmente aparecen también huertos, que tradicionalmente han
mantenido elementos de arbolado natural o presentan restos de antiguos cultivos de árboles frutales.
Respecto a las zonas húmedas, el funcionamiento hidrogeológico de los páramos calcáreos no
permite, en general, la formación de láminas de agua en su superficie, debido a la permeabilidad de sus
capas calizas aflorantes, salvo puntualmente, en pequeñas depresiones donde aparecen sustratos más
impermeables (arcillas). Además, al igual que en el caso de ríos y arroyos, el desarrollo de los usos
agrícolas (drenajes, roturaciones, explotación de acuíferos...) ha afectado a las condiciones naturales para
la existencia de humedales sobre el páramo.
No obstante, en el municipio de Peñaflor de Hornija aparece en una dolina del páramo un humedal
de muy elevado valor ambiental; se trata de la denominada Nava de Peñaflor, que se sitúa en el extremo
sureste del término, muy próxima al término de Wamba. Se constituye por una lámina de agua temporal,
de dimensiones variables según el año (alcanzando varias decenas de hectáreas). Muy próxima a la Nava
de Peñaflor, ya en el término de Wamba, aparece otra lámina de características similares, pero de mayor
tamaño. Según el seguimiento realizado por miembros del vallisoletano Grupo Ornitológico Alauda, este
sistema de humedales presenta un elevado interés para la avifauna, tanto durante la época reproductora
como en los pasos migratorios, así como durante la invernada, con concentraciones de miles de
ejemplares de algunas especies acuáticas. También se observan avutardas y otras aves de campiña en
los cereales adyacentes. Todo ello hace de estos humedales un enclave de relevancia regional, no
existiendo por ahora ningún tipo de medida de protección para los mismos.
También merece la pena destacar en Peñaflor de Hornija la existencia de otros humedales, en
forma de pastizales de vega encharcados, situados contiguos a la ribera del río Hornija. Se trata de unos
pastizales de titularidad municipal, arrendados por el ayuntamiento a un ganadero local que los explota en
régimen extensivo mediante ganado vacuno. En ellos aparecen diversas formaciones vegetales de interés
(junqueras, espadañales) y se refugian especies acuáticas de fauna (anátidas, limícolas...).
Estos enclaves son de gran importancia en el paisaje, puesto que representan prácticamente los
únicos elementos con agua en un territorio dominado por cultivos en secano.
3
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
EL AGUA III
DOSSIER FOTOGRÁFICO
El valle del Hornija se encuentra intensamente
ocupado por cultivos herbáceos, con algunas
parcelas en regadío. En algunas laderas
aparecen repoblaciones de pinares
La vegetación del río Hornija ha sido
históricamente muy alterada, así como la
morfología
de
su
cauce,
debido
fundamentalmente a la intensificación de los
usos agrícolas. El río recibe los vertidos no
depurados de la localidad
En las márgenes del río Hornija aparecen
pastizales aprovechados por ganado vacuno,
que
sufren
encharcamientos
temporales,
constituyendo interesantes hábitats para la flora
y la fauna acuáticas
4
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
LOS RESIDUOS ORGÁNICOS I
RESIDUOS GANADEROS
LA GANADERÍA EN PEÑAFLOR DE HORNIJA
La siguiente tabla muestra la distribución por especies de la cabaña ganadera del municipio:
CABAÑA GANADERA EN PEÑAFLOR DE HORNIJA (CABEZAS)
Porcino1
Bovino2
Reproductor
Cebo
Ordeño
Carne
Cebo
Ovino3
Caprino4
Equino5
Conejo6
Aves7
144
259
24
1
380
8.737
0
17
267
14.429
Fuente: Junta de Castilla y León, Censo Ganadero de 2003. Instituto Nacional de Estadística, Censo Agrario de 1999.
Distribución de la cabaña por unidades ganaderas
(1999)
Fuente: Instituto Nacional de Estadística
Conejas madres;
4,00
Aves; 101,00
Porcinos; 149,70
Bovinos; 328,40
Caprinos; 0,00
La ganadería en Peñaflor de Hornija, como en
otros
pueblos
castellanos,
presenta
como
características esenciales, su carácter familiar, con
instalaciones pequeñas y distribuidas y el claro
dominio de la ganadería ovina sobre otras
modalidades, como demuestran los catorce apriscos
que suman casi 9.000 ovejas en el municipio.
Ovinos; 873,70
LA RESIDUOS GANADEROS EN PEÑAFLOR DE HORNIJA
La principal fuente de producción de residuos de carácter orgánico en Peñaflor de Hornija procede de las
explotaciones ganaderas existentes. La producción anual en kilogramos de residuos ganaderos es la siguiente:
PRODUCCIÓN ANUAL DE RESIDUOS GANADEROS EN PEÑAFLOR DE HORNIJA
Porcino
Bovino
Reproductor
Cebo
Ordeño
Carne
Cebo
Ovino
Caprino
Equino
Conejo
Aves
1.800
1.943
480
3
4.343
21.843
0
139
4
238
Fuente: Junta de Castilla y León y elaboración propia. Cantidades en toneladas. La cantidad de deyecciones anuales considerada para cada individuo de
especie ganadera (Tm/año) es la siguiente: Porcino reproductor-2,900; Porcino cebo-2,000; Bovino ordeño-20,000; Bovino carne-10,000; Bovino cebo6,000; Ovino y caprino-2,500; Equino-11,000; Conejos-0,016; Aves-0,035.
Las deyecciones procedentes de las ovejas, en gran parte semiestabuladas y pastoreadas en el campo,
suelen quedar distribuidas por los lugares de pastoreo: pastos, eriales, rastrojos y barbechos, reincorporándose al
ciclo natural de la materia orgánica. En estas condiciones, los problemas ambientales derivados de este tipo de
residuos son poco importantes, aunque ocasionalmente pueden hacerse mejoras en su gestión. Algunos pastizales
se benefician del majadeo con las ovejas, enriqueciéndose paulatinamente y mejorando su rendimiento, aunque la
mayor parte de estas deyecciones van a parar a los terrenos de pastoreo, muy variados y distribuidos. El resto de
las deyecciones de las ovejas, junto con el estiércol procedente del establo del ganado vacuno y los otros aportes
se destinan a abono orgánico para su distribución por las tierras de cultivo. Esta distribución se hace, generalmente
tras un proceso de “cura” o compostaje en grandes montones mezclados con la cama del ganado. Este compostaje
es una de las alternativas más interesantes para el uso del estiércol y otros residuos orgánicos, si bien debe ser
realizado bajo unas condiciones estrictas. No obstante, existen pequeños problemas derivados del manejo de estos
montones de estiércol, como malos olores puntuales o pérdida de nitrógeno por lavado hacia el interior del suelo (lo
que puede contribuir a la contaminación del mismo y a empeorar la situación de los acuíferos subterráneos).
Ocasionalmente los residuos son distribuidos por las tierras en fresco, sin ser sometidos al proceso de compostaje.
Este tipo de actuación, aunque poco frecuente, puede generar varios problemas, ya que las pérdidas de nitrógeno y
los malos olores se incrementan sustancialmente. Aunque en el caso de purines y otros residuos en los que el
compostaje es mas difícil pueda ser útil esta distribución en fresco resulta necesario tomar precauciones y ejecutar
estas labores con mucho cuidado para evitar procesos locales de contaminación.
La superficie cultivada de Peñaflor de Hornija es más que suficiente para admitir todo el residuo orgánico
procedente de la ganadería local, aún contando con que se recogiera el 100% del mismo, cosa que como hemos
visto no sucede. Se han detectado en el término municipal amontonamientos puntuales de estiércol en proceso de
curación depositados directamente sobre el suelo y sin protección. En general, no parece que la producción de
residuos ganaderos de la localidad esté causando daños ambientales aparentes, aunque existen algunos
problemas puntuales que pueden ser solucionados con relativa facilidad, siguiendo las recomendaciones del
apartado de propuestas.
5
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
LOS RESIDUOS ORGÁNICOS II
OTROS RESIDUOS ORGÁNICOS
RESIDUOS AGRÍCOLAS Y FORESTALES
PRODUCCIÓN DE RESIDUOS AGRÍCOLAS
Producción de residuos agrícolas y
forestales (Tm/año)
Con la cosecha de los cultivos agrícolas se produce una
elevada cantidad de residuos (paja, rabillos, hojas, palos, etc.).
Cultivos en secano
12.239,25 Para el cálculo de la producción de residuos agrícolas en el
Cultivos en regadío
171,70 municipio se han estimado unos coeficientes conforme a la tabla
Cultivos leñosos
2.396,85 adjunta.
Total Residuos agrícolas
14.807,80
La agricultura de Peñaflor de Hornija, centrada en la
Residuos forestales
534,00 producción de cereales en secano, produce anualmente unas
Fuente: Junta de Castilla y León y elaboración propia.
12.000 toneladas de paja y otros residuos de cosecha. La paja
tiene múltiples usos, aunque una parte de esta producción se vende empacada al exterior.
Parte de la producción de paja y residuos de cosecha suele tradicionalmente aprovecharse con distintos fines:
camas para el ganado, alimento (pastoreo de rastrojeras o recogida y trituración para pienso), sarmientos para
combustión..., lo que valoriza el residuo y previene problemas ambientales. No obstante, cierta cantidad queda
abandonada en el campo o no se utiliza, originando la pérdida de un recurso interesante y un incremento del riesgo
de incendios y otros problemas. La quema de rastrojos, en este aspecto, supone además de los problemas
ambientales (como la destrucción de la materia orgánica y la pérdida de la capacidad de retención del suelo) la
desaparición de un recurso valioso y aprovechable. La pequeña producción de regadío, incrementada los últimos
años, produce en proporción una gran cantidad de residuos orgánicos en verde. En general, este tipo de residuos,
como las hojas y coronas de la remolacha presentan un valor nutricional alto y son útiles como forrajes.
Peñaflor de Hornija posee una amplia superficie ocupada por montes, cuya gestión podría generar unas 500
toneladas de residuos forestales al año procedentes de las labores selvícolas y de mantenimiento..
RESIDUOS URBANOS E INDUSTRIALES BIODEGRADABLES
Los residuos urbanos de Peñaflor de Hornija, unas 128 toneladas al año (Junta de Castilla y León, 2003), son
depositados en el vertedero provincial de Valladolid. Esta basura doméstica contiene una cantidad aproximada del
39% en peso de materia orgánica. Por tanto, los residuos urbanos de Peñaflor de Hornija contienen 50 Tm/año de
materia orgánica, que es mezclada con los demás residuos y depositada en el vertedero. A pesar de que la gestión
ha mejorado en los últimos años, este modelo retira un residuo orgánico rico en nutrientes que podría ser utilizado
conjuntamente con el resto de residuos orgánicos del municipio si existiera la infraestructura adecuada.
El municipio de Peñaflor de Hornija no posee otras producciones de residuos orgánicos destacables, ya que
no se localizan en el mismo industrias agroalimentarias u otras industrias productoras de residuos orgánicos.
Tampoco hay depuradora de aguas residuales, mataderos ni otro tipo de instalaciones que generen estos residuos.
La gestión de los cadáveres animales procedentes de las explotaciones del municipio se realiza mediante gestores
autorizados.
RESUMEN DE LA ESTIMACIÓN DE LA PRODUCCIÓN DE RESIDUOS ORGÁNICOS
Como resumen, la siguiente tabla presenta la estimación de las cantidades de residuos orgánicos que se
producen anualmente en el municipio de Peñaflor de Hornija:
PRODUCCIÓN DE RESIDUOS ORGÁNICOS
EN PEÑAFLOR DE HORNIJA (2003)
Tipo de residuo
Toneladas
Ganaderos
Agrícolas
Forestales
Urbanos biodegradables
Industriales biodegradables
Lodos de depuradora
Matadero y animales
muertos
TOTAL aproximado
30.792
14.808
534
50
0
0
n.d.
46.000
Los residuos orgánicos de Peñaflor de Hornija proceden
fundamentalmente de la ganadería. La especie dominante
es la oveja, que mantiene una presencia notable en la
localidad. La explotación de este ganado, con buena parte
de sus deyecciones depositadas en el campo, sobre
terrenos en general pobres. El resto de la ganadería
genera una cantidad menor de residuos orgánicos que
deben gestionarse, con la capacidad técnica adecuada
desde las propias explotaciones.
Fuente: Junta de Castilla y León y elaboración propia.
n.d.: dato no disponible
6
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
LOS RESIDUOS ORGÁNICOS III
DOSSIER FOTOGRÁFICO
La principal producción ganadera en Peñaflor
de Hornija es la ovina, con unas 9.000
cabezas, teniendo las restantes especies una
importancia sensiblemente menor
La mayor parte de las naves ganaderas se
concentran en el extremo oriental del núcleo,
fuera de éste. Se deben prevenir los riesgos
de contaminación derivados de esta densidad
de instalaciones, realizando una adecuada
gestión del estiércol (bajo cubierta y sobre
solera impermeabilizada)
Peñaflor de Hornija dispone de una importante
superficie de monte arbolado. Los tratamientos
que requieren estas masas originan residuos
forestales que deben ser adecuadamente
gestionados
7
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
PROPUESTAS PARA LA MEJORA AMBIENTAL DEL AGUA
MEJORA DE LA GESTIÓN DEL AGUA EN LA AGRICULTURA Y OTROS USOS
El municipio de Peñaflor de Hornija dispone en la actualidad de una superficie poco importante
dedicada a cultivos en regadío, no existiendo previsión de que esta superficie vaya a ser incrementada
sustancialmente en los próximos años. No obstante, cabe señalar las siguientes medidas generales
para una mejor gestión del agua de riego:
• Impulsar la utilización de variedades que permitan adelantar la época de siembra y floraciones.
• Promover la modernización de explotaciones que permita la automatización y el riego nocturno.
• Desarrollar programas de divulgación de las modernas técnicas de aplicación del agua entre los
usuarios.
• Favorecer el ahorro de agua mediante la implantación de tarifas vinculadas con el consumo real
de agua, abandonando el sistema actual de imposición de un canon por hectárea regada.
• Sistematizar el uso de riego automatizado por goteo en las zonas verdes municipales,
especialmente en las de nueva creación, eludiendo utilizar para ello el agua de la red de
abastecimiento.
Por otra parte, más adelante se indica la necesidad de acometer la depuración de las aguas
residuales del municipio. Unido a ello, las aguas depuradas podrían ser objeto de reutilización directa
con fines beneficiosos, tales como el riego agrícola o de jardines. De esta forma, se aprovecha el valor
fertilizante de esta agua y se evita la contaminación de ríos. Estas actuaciones requieren bajas
inversiones, complementarias a las instalaciones de depuración existentes o proyectadas, y su conexión
con los regadíos actuales.
MEJORA DE LOS ECOSISTEMAS ACUÁTICOS
Las propuestas que cabe realizar respecto a la mejora de los ecosistemas acuáticos en el municipio
de Peñaflor de Hornija son las siguientes:
• Peñaflor de Hornija carece de instalación de depuración, no existiendo actuación prevista en
esta materia. Por ello, la instalación de una Estación Depuradora de Aguas Residuales es en la
actualidad una de las principales prioridades ambientales del municipio. El plazo legal marcado
por la Unión Europea para disponer de depuración es, como máximo, el año 2006. Por tanto,
acometer esta actuación va a ser legalmente ineludible de forma inmediata. La reducida población
del término municipal, la inexistencia de industria y la disponibilidad de abundante terreno
aconsejan tomar en consideración el estudio de un posible sistema de depuración mediante
tratamiento de tipo “filtro verde”.
• Asimismo, podría resultar de interés para la mejora de hábitats para al fauna y como elemento de
desarrollo local una actuación de mejora ambiental del río Hornija, mediante la revegetación de
sus orillas con arbustos (sauces, chopos, espinosas). Se trataría, fundamentalmente, de mejorar
la conectividad de las actuales manchas de ribera, actualmente muy fragmentadas. Ello
redundaría en la mejora paisajística del valle, que presenta un elevado interés visual dado que la
localidad se configura como un mirador hacia el mismo. Actuaciones como ésta, de reducido
coste, podrían ser impulsadas desde el Ayuntamiento y ser desarrolladas con la participación de
la población local, como acción de sensibilización ambiental.
• Humedales como los de La Nava de Peñaflor de Hornija, junto con los pastizales de vega
encharcados junto al río Hornija se identifican como espacios que, si bien no se encuentran
recogidos en los instrumentos de planificación y conservación actualmente existentes, merecen
una atención en cuanto a su protección. Por ello, podrían ser de alguna manera recogidos en un
catálogo provincial, impulsado por la Diputación Provincial en coordinación con los ayuntamientos
implicados, que procurara su conservación.
8
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
PROPUESTAS PARA LA MEJORA AMBIENTAL DE LA GESTIÓN
DE LOS RESIDUOS ORGÁNICOS
MEJORA DE LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS GANADEROS
La producción a pequeña escala de residuos ganaderos en Peñaflor de Hornija, hace que su
gestión deba afrontarse fundamentalmente desde la perspectiva de las buenas prácticas ambientales,
como las recogidas en el Código de Buenas Prácticas Agrarias de Castilla y León y otras
publicaciones de ámbito similar.
• La fertilización de las tierras debe hacerse siguiendo un calendario estricto para reducir
las pérdidas de nitrógeno y la contaminación por nitratos. En general, los estiércoles deben
aplicarse de 4 a 6 meses antes de la siembra, para que tengan tiempo de descomponerse
e integrarse en el suelo antes del periodo de crecimiento de las plantas. Los estiércoles de
vaca y cerdo son más lentos que los de caballo o la gallinaza y deben aplicarse antes. En
el caso del cereal, deben aplicarse a finales de verano o principios de otoño para que
faciliten la descomposición de los restos de paja y otros materiales depositados.
• Resulta importante evitar el “hambre de nitrógeno” que el terreno desarrolla después de la
aplicación de estiércol o purín, cuando los microorganismos necesitan todo el nitrógeno
disponible para atacar a la materia orgánica y pueden causar déficits serios en los cultivos.
Por tanto, se aconseja utilizar siempre que sea posible compost o estiércol muy curado.
• Los terrenos inundados, helados o nevados no son adecuados para el depósito de
materia orgánica, estando desaconsejada esta práctica mientras se mantengan dichas
condiciones.
• La aplicación de abonos cercanos a corrientes de agua corre el riesgo de contaminar las
aguas superficiales. Es aconsejable delimitar bien el terreno donde no deben aplicarse
estos tratamientos y dejar una franja de 2 a 10 metros de ancho junto a todos los cursos de
agua y una distancia de 35-50 m. de fuentes, pozos o perforaciones que suministren agua
para el consumo humano u ordeño), es importante también mantener con hierba y
vegetación natural los bordes, arroyos setos y linderos.
• El manejo del estiércol debe ser objeto de un cuidado especial en todas las fases,
empezando por mantener la higiene, sanidad y alimentación de los animales en
condiciones adecuadas: Las camas del ganado resultan muy importantes para facilitar la
aireación del estiércol y garantizar un proceso de fermentación óptimo. Deben ser
abundantes, absorbentes y cambiarse frecuentemente.
• Los estercoleros deben tener el suelo impermeable y estar protegidos de la lluvia. Las
aguas que emanan del estiércol deben ser recogidas en una red estanca y reutilizadas
para el riego del propio estiércol. Se recomienda tener depósitos diseñados para el
almacenamiento del estiércol con capacidad suficiente para cubrir los períodos sin
distribución.
• En el campo no debe dejarse el estiércol amontonado, sino distribuirse de inmediato por
el terreno de forma homogénea y enterrarse con una labor somera (10-15cm). La
aplicación del estiércol depende también del tipo de suelo, siendo necesaria una mayor
frecuencia en los suelos calizos, una mayor curación en los arcillosos y el acompañamiento
de enmiendas calizas (no coincidentes con la estercoladura) en los suelos ácidos.
• Los estiércoles frescos deben ser enterrados inmediatamente para reducir las pérdidas
de nitrógeno por volatilización, siendo interesante su inyección en el suelo, que suprime
olores y mejora la localización del fertilizante.
• Es recomendable que se establezcan planes de abonado, según las características de los
suelos y cultivos, para permitir el seguimiento y mejora de los mismos.
9
PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL “AGUA, RESIDUOS URBANOS Y AGROGANADEROS”
ESQUEMA MUNICIPAL
10
www.diputaciondevalladolid.es
ELABORACIÓN:
Descargar