Revista OCET Nº 012 Abril DCCCXCII

advertisement
REVISTA Nº 012 – ABRIL 2010
“ORDEN CATÓLICA ESPAÑOLA TEMPLARIA”
ANNO TEMPLI DCCCXCII
Abadía de
Glastonbury
Gran Bretaña
Los Caballeros de
la Tabla Redonda
II
II Jornadas Templarías en Bagá
20 de marzo 2010
(Bagadani Militia Templi)
II Homenaje a la Encomienda de
Monzón
(A. C. Templaría Tradiciones)
Sumario:















Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
Pág.
1
2
3
5
12
16
20
21
26
28
31
33
34
37
39
PORTADA.
SUMARIO.
OTRAS ÓRDENES (Nobilísima Orden de la Jarretera).
HISTORIA DE LA CIUDAD DE BARCELONA (I). (Estudio E Investigación).
LOS SIMBOLOS EROTICOS.
HOMBRES SANTOS (San Luís Rey de Francia).
SITIOS CON ENCANTO (La Taberna de Gaia).
LOS CABALLEROS DE LA TABLA REDONDA 2ª Parte.
NOTICIAS OCET.
PERSONAJES CÉLEBRES (Roger De Flor).
ABADÍA DE GLASTONBURY. (Somerset - Inglaterra).
¡¡¡VA DE CINE!!!
LA CRUZ DE OCHO BEATITUDES EN EL TEMPLE.
LAS RUTAS DEL TEMPLE (Caravaca de la Cruz – Murcia).
CONTRAPORTADA.
Editorial:



Jaume Mestres i Capitán. Director de edición.
Federico Leiva i Paredes. Editor.
Guillermo Muñoz López. Maquetación.
Colaboradores:



A) Antonio Coca Navas (M.C.)
B)
C)
Publicación de artículos:

Email: templarios_de_cristo@live.com
Publicación de anuncios:

Email: anuncios_tdc@live.com
Contactos:




preceptor.ocet@gmail.com
cancileria.ocet@gmail.com
jm_modernisme@hotmail.com
http://templariosdecristo.blogspot.com/
EDITA: OCET (Orden Católica Española del Temple).
3
Nobilísima Orden de la Jarretera
La Nobilísima Orden de la Jarretera es la orden de
caballería más importante y antigua del Reino Unido, fundada
en 1348 por el rey Eduardo III. Es considerada el pináculo en el
SISTEMA DE HONORES DE Gran Bretaña.
La membresía a la orden es muy limitada. El monarca y el
Príncipe de Gales son siempre miembros junto con 24 hombres
o mujeres. Los miembros masculinos son conocidos como los
Compañeros Caballeros, y los miembros femeninos son
conocidos como las Señoras Compañeras (no «Damas», como
en la mayoría de las órdenes de código de caballería británicas.
La orden también incluye miembros supernumerarios o
extras, llamados Caballeros y Damas Reales (miembros de la
Familia Real Británica) y Caballeros y Damas Extranjeros
(monarcas de estados extranjeros).
El anuncio de nuevos miembros se realiza siempre el 23 de
abril, en el día de San Jorge, siendo éste el santo patrono de la
Orden y de Inglaterra. El príncipe Guillermo de Gales fue la última
persona en convertirse en Caballero de la Orden, cuando la reina
Isabel II lo nombró su miembro número 1.000 en 2008.
A diferencia de la mayoría de las órdenes, la Orden de la
Liga no esta ligada al aviso de citas del Primer Ministro; el
Soberano sólo concede membresías. Las membresías en la Orden
son un regalo personal del Soberano. Excepto las concesiones de
membresías supernumerarias, las concesiones son hechas sólo a
esas personas que tienen hechos excepcionales de servicio al
Reino Unido.
Muy poco se sabe a ciencia cierta sobre los orígenes y
finalidad de la orden y del significado de sus emblemas ya que los
registros más antiguos se han perdido en sucesivos incendios. La
leyenda más conocida es la que cuenta que el rey Eduardo III,
durante un baile que ofrecía posiblemente en el Palacio Eltham,
bailaba con Juana de Kent, quien luego se convertiría en la
primera Princesa de Gales. A ésta, mientras bailaban, se le cae la
liga que llevaba en la pierna a lo que el rey rápidamente, para
evitar la vergüenza de la joven, la levanta y coloca en su propia
pierna. Ante la mirada de los curiosos que seguían la escena, el
rey dice la frase que quedaría como motto de la orden: «Honi soit
qui mal y pense» («Vergüenza de aquél que de esto piense mal»).
Muchos afirman que la dama en cuestión no era Juana de Kent,
sino su suegra hasta ese momento, Catherine Montecule, condesa
de Salisbury.
Esta teoría, según muchos historiadores, parece haber tenido su origen en Francia y con el
propósito de desacreditarla, ya que se niegan a creer que la orden de caballería más prestigiosa y
antigua haya tenido un comienzo tan frívolo.
4
Según otra teoría el rey Eduardo III habría intentado con la formación de la orden una vuelta a
la Mesa Redonda de los Caballeros del Rey Arturo. Es sabido que el monarca disfrutaba junto a su
corte de festivales que evocaban los tiempos del mítico rey, con torneos de justa incluidos y mesas
redondas a la cual los caballeros de la corte se sentaban. Siguiendo esta versión, muchos dicen que
mientras el rey proclamaba la orden como una simple evocación de los tiempos de Arturo, su
verdadera finalidad era crear un movimiento conformado por caballeros, los cuales habían servido a
Inglaterra durante la Guerra de los Cien Años contra Francia, que lo apoyaran en su reclamo al trono
francés y que el motto de la misma, «Vergüenza de aquél que de esto piense mal», iba dirigido a
cualquiera que se opusiera al reclamo del rey a la corona francesa.
La orden medieval original estaba compuesta por el rey Eduardo III, su hijo Eduardo de
Woodstock, príncipe de Gales más conocido como el Príncipe Negro y ambos contaban con 12
compañeros, como si se tratara de un torneo. Poco ha cambiado sobre esto ya que la orden sigue
siendo extremadamente limitada, consistiendo hoy en día en el monarca del Reino Unido, quien es el
Soberano de la Orden, el Príncipe de Gales y 24 miembros compañeros. La orden incluye miembros
supernumerarios, es decir que no cuentan dentro de los 24 compañeros, que se los conoce como
Caballeros y Damas Reales (miembros de la familia real británica).
El título Caballeros Reales fue introducido por primera vez por el rey Jorge III con el fin de
poder incluir en la orden a 7 de sus 9 hijos varones, sin que éstos contaran en los 24 compañeros.
Con la incorporación a la orden del Emperador Alejandro I de Rusia en 1813 la membresía
supernumeraria se extendió a los monarcas extranjeros.
Poco después de la fundación de la orden las damas fueron admitidas como Señoras de la
Orden, sin llevar el título Compañeras. En 1488 el rey Enrique VII directamente eliminó la práctica de
incluir mujeres a la orden y ésta permaneció exclusivamente masculina (salvo en los momentos que
el monarca del Reino Unido era una mujer, la cual se convertía en Soberana de la Orden) hasta que
en 1901 el rey Eduardo VII nombra a su consorte Alejandra Dama de la Orden. Lo mismo harían luego
los reyes Jorge V y Jorge VI con sus respectivas consortes.
En 1987, la reina Isabel II decidió que las damas llevasen el título, hasta ese momento negado,
de Compañeras, por lo que se convirtieron en Damas Compañeras al igual que los Caballeros,
exceptuando obviamente a las damas reales y extranjeras que nunca ostentaron dicho titulo.
A partir del siglo XVIII, la elección de los miembros empezó a realizarse mediante sugerencia
del gobierno. En 1946 el rey Jorge VI, al ver que la orden se estaba politizando, regresó a la forma
original en la que el Soberano elige personalmente a sus
compañeros.
A lo largo de los años, varios miembros han sido
expulsados de la orden por crímenes como herejía, traición
o cobardía y hasta ejecutados como en el caso de Lord
Scrope of Masham (amigo de la infancia del rey Enrique V)
y el III Duque de Buckingham en 1521. El rey Carlos I lució
el emblema de la orden, adornado con 400 diamantes, el día
de su ejecución.
Durante la Primera Guerra Mundial, muchos de los
Caballeros Extranjeros que eran monarcas de estados
enemigos fueron expulsados. Así, la membresía del
Emperador Guillermo II de Alemania y del Emperador
austríaco Francisco José I fue revocada en 1915. Lo mismo
ocurrió con el Emperador Hirohito de Japón a quién se le
retiró de la orden cuando su país ingresó en la Segunda
Guerra Mundial. En 1971, sin embargo, la reina Isabel II le
restableció como miembro, acto recibido con enorme
felicidad por el Emperador.
(Por FLP)
5
(I)
(Nota: Este artículo sobre Barcelona, es el resultado de años de investigación fotográfica propia y de
consulta de infinidad de archivos documentales).
Plano de Barcino
La historia de Barcelona se extiende a lo largo de
4000 años, desde el neolítico, con los restos hallados hasta
la actualidad. Con los pueblos de los iberos ó layetanos,
cartagineses romanos, judíos, visigodos cristianos y
musulmanes.
El origen de la ciudad no es muy claro. Antes de la
entrada de los romanos en la península, el área de
Barcelona y sus alrededores, conserva restos de finales del
neolítico y principios del calcolítico. Más tarde se
constituyó la cultura layetana, un pueblo íbero. Hay
constancia de dos poblaciones vecinas, Barkeno, situada
sobre el monte Taber (lo que hoy abarca Ciutat Vella) y
Laie ó Laiesken cuya localización se sitúa en la falda de la
montaña de Montjuic (S. III y II aC.). Parecer ser que
también hubo un asentamiento griego, no muy importante,
de nombre Kallipolis, aunque su situación no es muy clara.
Se han encontrado dos cecas de este período. Entre los S. III aC. Y II aC., circularon dracmas
con semejanza emporitana con la leyenda íbera Barkeno. Laiesken
acuñó monedas que
permanecieron durante el primer período romano.
Durante la Segunda Guerra Púnica contra Roma (218 a 202 aC.) Aníbal ocupa Barcelona en su
camino hacia los Pirineos, traspasando el Ebro que era el límite del dominio cartaginés. Se describe
en esta época, en muchos casos, (218 aC.) como fecha de fundación de
la ciudad.
LEYENDA DE SU FUNDACIÓN
La que corresponde al origen romano su fundación es atribuida a
Hércules, 400 años antes de la fundación de Roma (¿). Hércules tras su
cuarto trabajo (se desconoce cuál es) se une Jasón y sus argonautas en
la búsqueda del Vellocino de Oro, cruzado el Mediterráneo. Una gran
tormenta dispersa los navíos cerca de la costa catalana, reagrupándose
todas las naves excepto una. Jasón encarga a Hércules la busca del
navío perdido. La encontró el naufragio de Barca Nona (Novena) junto a
la montaña de Montjuic. Les gustó tanto el lugar y ayudados por Hércules
y Hermes fundaron una ciudad con el nombre de Barca Nona, Barcanona.
Esta historia es una variación del mito original en el que el Vellocino se
encontraba en la Cólquida, lugar situado en el Cáucaso, lo que
actualmente es Georgia. De acuerdo con la mitología romana se localizan
los hechos en la vertiente occidental del Mediterráneo.
La leyenda de origen cartaginés le atribuye a Amílcar Barca, la
fundación de la ciudad, sobre el 230 aC. Con el nombre de Barkenon o
Barci Nova. Esta etimología también es referida con asiduidad a Aníbal.
Otra versión aglutina ambas leyendas mediante una fundación de
Hércules y una reconstrucción posterior por parte de Amílcar.
6
LA BARCINO ROMANA
Desde el año 218 aC. hasta el S. I aC. la
información es muy poca. La invasión romana en la
Península Ibérica para contrarrestar el poder
cartaginés acabó por devenir en el inicio de la
conquista que duraría hasta el año 19 aC. ese mismo
año Cesar Augusto dio por acabado el control de la
Península. Su prolongación fue debida a la gran
resistencia de los pueblos del interior y del norte
(Guerras cántabras). Las ciudades del noroeste ya
sometidas sirvieron de trampolín para llevar acabo la
empresa. Barcino se benefició de estos hechos bajo
la superioridad de otras ciudades como Tarraco o
Caesaraugusta.
Durante el control de Roma por Cesar
Augusto (27 aC. – 14 dC.) que restablece el dominio
del imperio, se formaliza en nombre de Barcino
(entre el 15 aC. y 10 aC.), forma reducida de la oficial
Colonia Faventia Julia Pia Augusta Pia Barcino o la
más comúnmente Colonia Julia Augusta Faventia
Paterna Barcino. Es con el nombre de Barcino que
aparece en el mapamundi de Claudio Plotomeo. La
mención de Colonia hace referencia a una ciudad fundada para distribuir tierras entre los soldados
romanos retirados del ejército. Era también conocida de una forma más reducida como Colonia
Faventia (Plínio el Viejo). El geógrafo Pomponius Mela, hace referencia a la población entre otros
pequeños asentamientos de la zona bajo el gobierno de Tarraco. EL papel estratégico de Barcino,
punto de llegada de los grandes ejes norteños (ramal de la Vía Augusta) y mediterráneo, dio a la
ciudad con prontitud un desarrollo comercial y económico. Y también fue exenta del pago de
impuestos.
BARCINO
En la refundación de Cesar Augusto, Barcino toma la forma urbana de Castrum inicialmente
y Oppidum después, con los ejes organizadores de Cardus Maximus y Decumanus Maximus y un
espacio central o foro asentado sobre el montículo Mons Tabor (área aproximada de la actual Plaza.
Sant Jaume). El conjunto estaba amurallado (más adelante daremos un detalle exacto de la situación
actual de las misma) con un perímetro de 1,5 Km. protegiendo un recinto de 12 Ha.
Su máximo esplendor fue durante el S. II, con una población entre 3500 y 5000 habitantes. Un
personaje destacado de esa época fue Lucio Minicio Natal Quadroni, quién junto con su padre
construyó las termas de la ciudad (se pueden ver en el subsuelo de la ciudad romana). La población
pasó a ser entre 4000 a 8000 habitantes durante el S. III. La activad económica mas fructífera era el
cultivo de tierras (especialmente la vid) te tenía fama por su calidad y que se exportaba a otras áreas
del imperio como la Galia, Italia, norte de África llegando hasta la frontera de Germania. La
importancia de los restos arqueológicos (templo amplio, muchas esculturas, mosaicos bellísimos y
un gran surtido de ánforas, vasijas, objetos culinarios, etc.) se ha podido hacer una idea muy
aproximada de la forma de un nivel de vida bueno. Desgraciadamente la ciudad nunca tuvo teatro,
anfiteatro ni circo, siendo privilegio de la actual Tarragona (Tarraco) no olvidemos que llegó a ser la
segunda ciudad del Imperio.
EL SISTEMA DE GOBIERNO DE BARCINO
Seguía las mismas formas que el imperio, con un poder bastante autónomo. El municipio
tenía jurisdicción sobre la ciudad en sí (urbs) y el área rural circundante (territorium). Las clases
sociales se podían dividir entre ciudadanos (cives) aquellos nacidos en la ciudad o que había
accedido a la ciudadanía; domiciliados sin ciudadanía (incolae) residentes transitorios (hospites) y
esclavos sin derecho alguno. Ciudades y domiciliados pagaban impuestos municipales, pero solo
los plenos ciudadanos podían acceder a puestos gubernamentales. En el año 212 es ser aprobada la
7
constitutio antoniniana de Caracalla, los domiciliados y resto de hombres libres de las provincias
podían ejercer el derecho de ciudadanía.
La curia municipal (ordo decuriorum) formada por cien miembros (curiales), era una
asamblea que trataba todos los aspectos del poder de la ciudad. Se renovaba cada cinco años y para
poder ejercerla era necesario ser hombre libre, poseer patrimonio (esto del patrimonio no ha
cambiado a través de los siglos) etc. Dos presentantes presidían la curia por un año y disponían de
poder civil, criminal y hasta militar. Los ediles (cediles) eran los vigilantes de calles y edificios
públicos. Otros funcionarios, elegidos cada cinco años se encargaban del censo, patrimonios,
finanzas, cultos ordinarios (sacerdotes o pontífices) o imperiales (revires augustales) entre otras
actividades.
MURALLAS
Por su origen castrense, la fortificación del emplazamiento era protegida por murallas. La
primera muralla de Barcino y primera por tanto de Barcelona, era de fabricación sencilla, se
construyó con la denominación de Colonia en el S. I aC., tenía pocas torres, solo en los ángulos y en
las puertas del perímetro amurallado.
Las primeras incursiones contra la ciudad de francos y alemanes a partir del 250, vieron la
necesidad de reforzarlas. Bajo el mando del imperio, un tanto decadente de Claudio II, Barcino
construye unas fortificaciones más resistentes entre los años 270 y 300. Se construyó la nueva
muralla sobre la base de la primera, formada por un doble muro de dos metros (en algunos tramos
llega a los 8 metros) con espacios rellenos de piedra y mortero (en prospecciones arqueológicas
demuestras que también fue usado como relleno esculturas, placas de inscripción y otros elementos
arquitectónicos). Constaba de 81 torres de 18 metros de altura aproximadamente, la mayoría con
base rectangular (diez con base semicircular, situadas en las puertas de acceso).
Actualmente se pueden ver tramos de la misma, en, Plaça Nova-Palau Episcopal (S. IV dC),
Casa de l´Ardiaca, Pia Almóina, Plaza de Ramón Berenguer (S IV dC), Capilla de Sta. Águeda, Palacio
Real, calle de la Tapinería, calle del Sobs-Tinent Navarro- Palau Recasens, Plaza, dels Traginers,
Calle del Correu Vell (S IV dC, calle Regomir-Pati-Llimona (S I aC – IV dC), calle de Avinyó, calle del
Call, calle Banys Nous y calle de la Palla.
EL FORO
El forum era la plaza central (donde se sitúa la actual plaza de Sant Jaume, calle Libretería, de
la Piedad, Sant Doménech del Call y de la Frenería) se sitúa entre la confluencia del Cardus Maximus,
las actuales calles de la Llibretía y el Call y el decumanus maximus, las actuales calles del Bisbe,
Ciutat y Regomir En el Foro de concentraban las construcciones dedicadas a los negocios, justicia,
termas y baños públicos y el lugar donde
las autoridades se reunían en la Curia y la
Basílica, etc.
TEMPLO
El templo de Barcino
estaba
dedicado a Augusto, primer emperador y
fundador de la Barcino romana. Fue
construido poco tiempo después de la
fundación de la ciudad, posiblemente al
empezar el S. I dC. Se trataba de un
edificio de planta rectangular de unos 35
metros de largo por 17,5 de ancho,
considerablemente grande para la ciudad.
Entre la columnata corintia se situaba la
cella, una habitación con la imagen del
emperador, accesible desde el foro. Las
ceremonias se hacía fuere del templo, no
en el interior, en el forum, hacia la fachada principal del templo. Es probable que además del Templo
8
de Augusto hubiesen uno o dos templos menores más. Actualmente solo se conservan cuatro
columnas y parte de podium del ángulo este (calle Paradís)
ACUEDUCTOS
Dos acueductos conducían las aguas hasta Barcino Uno de ellos traía agua desde Collserola
(Montaña del Tibidabo), al noroeste, y otro desde el norte tomando agua del río Besós. Los dos
acueductos se unían enfrente de la puerta decumana de la ciudad (la actual plaça Nova, se puede
ver una reconstrucción de uno de ellos (S. I aC), en la calle Durán y Bás se descubrió un tramo de
cuatro arcadas – S I aC) El agua se utilizaba tanto para usos domésticos como para los baños
públicos, que exigían una gran cantidad. Una vez usada, una red de cañerías y alcantarillado
llevaban el agua hasta el mar (en la calle Palma de Sant Just del Barrio Gótico, todavía existe una
alcantarilla con parte del mosaico romano en ella) y en el nº 8 de la calle LLedó, mi domicilio, se dice
que existe un pozo de la época romana en el patio de luces) por el perímetro del barrio se han hecho
varios descubrimientos arqueológicos de esa época, por ejemplo, en la plaza. Sant Miquel, existen
los restos de una villa, pero, desgraciadamente han sido tapados, para que en su día fuera
aparcamiento de los funcionarios y actualmente sitio de recreo con terrazas, antes la comodidad y el
ocio que la cultura, en otra calle, la de Escudellers, en el patio de una sastrería se encontró un baúl
con ropas, no se hizo ninguna publicidad del hallazgo, yo lo sé porque el hijo del propietario era
amigo mío, otro ejemplo de la desidia de nuestras autoridades municipales, en la calle Baixada de
Caçadors, en un recinto perteneciente al Ayuntamiento, se encontró un espléndido mosaico
totalmente completo…pero, como no se puso ningún tipo de vigilancia por parte del municipio, una
noche unos vándalos, entraron y lo destruyeron, triste pero real.
LA NECRÓPOLIS
Se han hallado varios conjuntos de tumbas o necrópolis en el exterior de la muralla romana,
tal como la costumbre de la época. La más importante descubierta consta de más de setenta tumbas
de los S. II y III, en la vía que se dirigía al Vallés, nunca se ha hablado de ellas. En la plaza de la Villa
de Madrid están los restos de aras, estelas y cupas dispuestas a ambos lados de una vía sepulcral
romana, descubierta casualmente en 1954 (si ni hubiera sido así todavía estaría “durmiendo el sueño
de los justos”
LAS TERMAS
Edificadas como ya hemos mencionado anteriormente por Lucio Minicio Natal Quadroni Ver y
su padre. Quienes la pagaron con su propio dinero en el S. II. Como siempre suele pasar con los
benefactores Lucio es un personaje poco conocido a pesar de ser el único barcelonés que participó
y ganó los Juegos Olímpicos participando en cuádriga en el 129 dC., además de ser una de los
personajes más pròsperos dentro de la política de la ciudad.
BARCELONA – Desde su fundación hasta el S. IV dC.
Barcino es un ejemplo del paso de la ciudad romana a otro diferente, el de medieval. Las principales
modificaciones urbanísticas se debieron a la implantación del cristianismo y la construcción de
edificios litúrgicos.
La Barcino de los S. V. al VIII ocupaba una superficie parecida a la antigua ciudad romana,
pero experimento algunos cambios importantes.
El centro neurálgico se desplazó del foro a la catedral, nuevo lugar espiritual de la ciudad.
Algunas grandes “domus” sobrepasaron los límites de la propiedad privada e invadieron la pública,
alterando la red viaria e invalidando el “interuallum” de la muralla (vía de 7,5 metros de anchura que
recorría el perímetro interno. También se produjeron cambios en la organización del “suburbium”,
por los nuevos edificios de culto y sus necrópolis.
A principios del S.V Máximo fue proclamado “Augustus” de la “diócesis hispaniarum” por
Geroncio, llamada el “usurpador” porque derrocó a Constante y al padre de éste, Constantino III, Si
bien la base de operaciones de Máximo se hallaba en Tarraco y no en Barcino.
La emergencia de Barcino como sede de la corte visigoda fue paulatina. Ataúlfo la estableció
en el año 451, su hijo nacido de su unión con Gala Placidia, Teodósio, murió al nacer y fue enterrado
9
en el “Castrum Octavianum” (Sant Cugat del Vallés). Una conspiración acabó con la muerte de
Ataulfo, iniciándose una serie de asesinatos regios. Como consecuencia del asesinato de Sigerico
una semana después del de Ataulfo, provocó una inestabilidad política y social y el ascenso al trono
de Valia.
En el año 418, Valia y Constancio
acordaron dar la categoría de federación a los
visigodos, y permitir que se instalaran en las
tierras del sur de la Galia.
A finales del S.V en el año 472, Eurico
entró en Barcino que se hallaba bajo el control
imperial. La ciudad, conocida por la corte
imperial visigoda y con la población afín a ella,
fue elegida como sede regia casi un siglo más
tarde. En el año 507, Gaselaico se instaló en
Barcino.
A partir del S.V los monumentos del foro
empiezan a ser derruidos, la destrucción de
estos edificios que representaban el pasado romano tenían el objetivo de la construcción de otro
nuevos, por ejemplo el Palacio Episcopal situado junto a la Catedral.
Destacan los restos en el sur del sector oeste del foro (actualmente Plaza. Sant Miquel)
fechados en el S.II y que se relacionan con la residencia de la familia senatorial de los Minicio Natal.
En la “ínsula” situada al suroeste de este conjunto y en el subsuelo de Palacio Real Menor, de
origen medieval (calles Comtessa Sobradiel y Ataülf) fue descubierto a finales del S.XIX un
importante mosaico (ya comentado anteriormente).
Otra de las “domus” privadas conocidas es la de la de la calle Bisbe Caçador, también
comentada anteriormente, que ampliaremos. Justo al lado de la muralla del sector sudeste, su
construcción se podría remontar a la época augusta.
En algunos casos la arquitectura pública fue remodelada, un ejemplo la puerta de la fachada
marítima de acceso a la ciudad (hoy calle Regomir), la puerta del S.III fue invalidada parcialmente con
la construcción de una nueva muralla en el S. IV.
En el sector norte de la ciudad (actualmente Av. de la Catedral) existió un foso que seguía los
perímetros externos de la muralla, en el cuál se han hallado deshechos de la época imperial y silos
con materiales de los S. VI al X.
En el interior de muchas ciudades, junto a las grandes residencias se observan viviendas
modestas y espacios dedicados al cultivo o pastoreo “intra muros”. En Barcino estos “Horti”
(huertos) se instalaron a partir del S.VIII al S.X
LA
CRISTIANA
CIUDAD
COMO
“CIVITAS”
La iglesia de Barcino, a partir del Obispo
Paciano, en el S. IV, será una de las más activas
de Hispania, tanto como lo relativo a la teología
como a la construcción. La tradición local sitúa
la sepultura de Paciano en la iglesia de Sants
Just i Pastor, porque en el S. XVI fueron
hallados unos restos de esa época, el dato no
es muy seguro, pero el hecho de que Luís El
Piadoso la reconstruyera en el año 801 y que en
el 965 pasase a depender de la catedral prueba
la existencia de una edificación precedente,
10
cuya fecha de construcción es desconocida.
Durante la época clásica los alrededores de la ciudad eran destinados casi exclusivamente a
la instalación de áreas funerarias y a pocas estructuras domésticas. La comunidad cristiana utilizó
estas zonas con necrópolis y basílicas de culto a los mártires, convertidas en lugares de peregrinaje.
La zona oeste de la ciudad estaba llena de huertos y algunas construcciones como Sant Pau
del Camp. A principios del S. XI la iglesia del monasterio que se construye reutilizará material
arquitectónico y decorativo de los S. VI y VII.
El suburbio este, con marismas y terrenos
insalubres, tiene un área muy extensa dedicada a
necrópolis que llegaba hasta el actual Parque de la
Ciudadela. La organización del cementerio se condicionó a
la aparición de un eje diagonal (la actual calle de
l´Argentería) que salía de la “porta principlis dextra” y se
dirigía hacia la antigua línea de costa. En el extremo de esta
vía se situó en el S.X la Iglesia de Santa María de les Arenes
(actualmente Santa María del Mar).
Las sepulturas eran de tipos variados, fosas
simples, construcciones en “tegulae”, con losas de piedra,
ánforas donde se introducía el cuerpo. etc., los sarcófagos
eran muy escasos, pero testimoniaban el nivel social. De la
zona funeraria del nordeste (Plaza Antonio Maura y
alrededores) se conoce un mausoleo familiar con una
docena de sepulturas fechadas entre los S. IV y VI. El
espacio funerario se construyó sobre parte de una “uilla”
suburbana destruida en el S. III.
El modelo urbano y rural característico de la forma
romana desde la época republicana pervivirá, con cambios,
modificaciones y reestructuraciones, hasta la llegada de
los árabes y carolingios, quienes con sus aportaciones,
sentaron las bases de una nueva Barcelona.
EL SUBSUELO DE LA CIUDAD ROMANA
Entraremos en el capitulo de desarrollo de los distintos restos de edificaciones de la ciudad
romana.
FULLONICA y TINCTORIA
Telas, tintes y lavados en la antigua colonia romana
El lavado de la ropa era una operación compleja
y que no solía realizar en las casas, sino en unas
instalaciones acondicionadas al respecto denominadas
Fullonicae.
El teñido de telas y prendas era llevado a cabo
en las Tinctoriae (tintorerías). Los restos arqueológicos
no nos han permitido distinguir entre los dos tipos.
La Fullonica y la Tinctoria de Barcino
Barcino, contó con estos dos establecimientos
destinados a cubrir las necesidades de la población, se
hallaban cerca de la muralla, junto a las vías de
comunicación y entrada a la ciudad.
Se entraba por la vía que discurría junto a la muralla,
11
frente a las instalaciones se vertían los desechos de los talleres, se han podido localizar restos de
tintes, plantas y restos minerales productos que se usaban para el lavado y teñido de ropa. La
datación de las instalaciones se puede fijar en el S. II dC.
La Fullonica
No se conserva completa, solo se conocen cuatro estancias conectadas entre si, donde faltan
las pilas donde los “fullones” lavaban la ropa mediante el pisado (saltus fullonici). A través de los
restos arqueológicos y del estudio de los residuos se puede constatar las varias fases de lavado.
También se han identificado los productos empleados durantes el proceso de lavado. La entrada a la
fullonica da paso a una estancia donde se localiza una pila con desagüe conectado a al red de
alcantarillado, por su características debió ser usada para tratar telas delicadas. En su interior se ha
detectado la presencia de orina, cenizas y cal, formando en el fondo una capa de 0,7 cms. La ceniza
actuaba como blanqueador, igual que la cal, que, además mezclada con orina, constituía un buen
detergente.
Cal y orina también se usaba en tintorerías, para fijar el color de los tejidos. En el ámbito
contiguo se procedía a aclarar la ropa en una gran pila o lacuna fullonica y donde se daba apresto a
la ropa. Ésta, bajo el nivel de suelo está adosada al lado norte de estancia, desde donde los
“fullones” removías las telas con un larguero de
madera.
La Tinctoria
La puerta de entrada se encuentra junto a la de
la Fullonica y da acceso a través de un corredor a una
estancia amplia en la que se agrupan dos piletas de
teñido y hay restos de una tercera. La mejor
conservada de ellas presenta una tubería de plomo
que hace pensar en la existencia de otra pila
adyacente.
En una de las pilas se ha detectado la presencia
de indigotina, tinte vegetal procedente del “glastum” o
hierba pastel y el pigmento mineral conocido como
azul egípcio o Pompeyo. La excavación del vertedero
del S. II dC. dio dos bolas de este mineral. El uso del
resto de la estancia es difícil de precisar, podrían
formar parte del taller o tratarse de locales
comerciales abiertos al “cardo minor”.
Respecto al teñido como resultado de análisis
efectuados a los residuos hallados, se sabe que en la
tinctoria de Barcino se teñía en azul por los restos
comentados anteriormente. Los tintes documentados son de origen o mineral, sin que haya
constancia del uso de tintes de origen animal.
(Fin 1ª Parte)
(Por Jaume Mestres i Capitán)
12
“En uno de los canecillos del ábside de la iglesia parroquial de Castillejo de Robledo se encuentra la
escena mas erótica que haya esculpido el románico.”
JUAN ANTONIO GAYA NUÑO
En muchos de los canecillos, capiteles e impostas de
las iglesias Templarías, especialmente en los exteriores del
templo, se desarrolla una iconografía que refleja el amor
carnal, desde diferentes formas. Son escenas que logran
levantar los mas primitivos deseos del ser humano, en las
cuales el hombre y la mujer se hallan inmersos en el
orgasmo, o bien, individualmente, en plena autofelacion. En
otros casos, solo aparece una vulva abierta, o un enorme
pene. Estas representaciones del Eros cotidiano, en las que
también puede verse a clérigos y monjas en los momentos
mas transcendentales del coito, o bien exhibiendo
impúdicamente sus enormes genitales, suelen darse en
iglesias próximas a los caminos de peregrinación;
probablemente, para motivar los ánimos de los cansados
peregrinos. Las comunidades de Cantabria y Castilla y León,
son las más ricas en estas lujuriosas representaciones.
Desde Santillana del Mar (Cantabria) hasta Castillejo
de Robledo, en la provincia de Soria, en el extremo nordeste
de la vieja Castilla, se desarrolla un románico que, en figuras
esculpidas en canecillos, capiteles e impostas, muestra sin
pudor la debilidad del ser ante la atracción del amor carnal.
Hombres y mujeres por encima de la condición civil o
eclesiástica, exhibes sin complejos sus atributos sexuales, bien de cuerpo entero, simplemente las
zonas erógenas, o sus atributos más íntimos, al detalle; mientras en muchos casos, la serpiente, el
reptil que provoco el pecado en el paraíso terrenal, recuerda con su presencia la antesala al infierno.
Se trata de un románico tardío (finales del XII, principio del XIII), vinculado, en la mayoría de los
casos estudiados, a iglesias que forman parte de los grandes caminos de peregrinación a
Compostela. Estas lujuriosas figuras se hallan representadas tanto en
el interior como en el exterior de las iglesias, bien en sus fachadas,
muros laterales, en la línea superior de los ábsides, en los hastíales de
los cruceros, o bien en los arcos triunfales del interior de los templos.
Respecto al porque de estas insólitas representaciones, podría
ser una forma de dar ánimos a los peregrinos. Esto se relacionaría, de
alguna manera, con las leyendas, que en la ciudad de Tortosa
(Tarragona), se conservan vivas de los siglos medievales, sobre los
peregrinos que, desde tierras del levante hispano, arribaban a la
capital del Baix Ebre, para luego emprender el camino que,
atravesando los puertos de Beceite (Teruel), les llevaban a conectar
con la gran calzada jacobea. Se dice que los peregrinos que podían
permitirse unas ciertas comodidades, al llegar a Tortosa se alojaban en
una fonda ubicada bajo el Portal del Romeo (Puerta del Peregrino)actualmente es un bar-, allí pasaban la noche. A la mañana siguiente,
todos se levantaban con la mayor vitalidad, en plena erección, con
enormes ganas de hacer el amor y proseguir el camino. Según la
leyenda, esta particularidad se explica por los alimentos afrodisíacos que ingerían la noche anterior,
basados en higos secos, aceite de oliva, unas hebras de azafrán y marisco.
13
En la iglesia Templaría de Nuestra Señora de la
Asunción, iglesia parroquial de la localidad Soriana de
Castillejo de Robledo, el viajero queda extasiado al
contemplar las escenas eróticas de algunos de los
canecillos que decoran el friso superior del exterior del
ábside. En dos de ellos aparecen sendas parejas que
practican el coito en el preciso momento de alcanzar el
clímax, en posturas tantricas, ese arte de
transmutación sexual que veladamente se encuentra
accidentalizado, en el hermetismo alquímico; también
guardan un sentido mágico las barricas de vino que, al
igual que en las vecinas poblaciones de Caracena y
Ligos, se reproducen en otros canecillos.
ENTRE CANTABRIA Y CASTILLA Y LEÓN
En torno a los olvidados territorios del norte de
Castilla y León, entre el Camino de Santiago, en su ruta
principal a través de la Tierra de Campos palentina, y
las feraces tierras de Cantabria, gracias a un
aislamiento geográfico propiciado por el latir del
tiempo, se han conservado las más espectaculares
muestras del románico erótico de todo occidente.
Cerca de un centenar de iglesias, acurrucadas en
lugares estratégicos, o bien en apartados enclaves,
ofrecen las más sugerentes escenas de un mundo libre de toda clase de prejuicios, donde el artista
escultor no tiene límites a la hora de transmitir los instintos más carnales del ser humano. Pero es la
mujer, por su carácter maléfico, según la
concepción cristiana del mundo, fuente del
pecado para la mentalidad medieval, la más
vulnerable ante las tentaciones de Satanás.
Recordemos que, para la Biblia, Eva fue
creada de una costilla de Adán; por tanto, es
un ser mas imperfecto y alejado del
Todopoderoso. “El concepto del pecado
original como pecado sexual durante este
periodo viene a confirmar el carácter
eminentemente lujurioso de la naturaleza
femenina, creencia presente a lo largo de toda
la Edad Media”, recuerda el historiador
Francisco Javier Pérez Carrasco.
La colegiata de Cervatos, al sur de
Cantabria, cerca de Reinosa, fue consagrada
en 1199. Esta dedicada al apóstol San Pedro,
que lleva la llave en su mano izquierda y el báculo de Abad en su mano derecha; en la portada
aparecen también los relieves del profeta Daniel entre los leones; Adán y Eva separados por el árbol;
en el nivel superior, la Virgen con el Niño; y por encima de todas estas figuras, el relieve de San
Miguel Arcángel, uno de los santos templarios. Pero ¿Por qué San Miguel Arcángel, si la iglesia esta
dedicada a San Pedro? Sin duda porque la iglesia, durante los siglos modernos, decidió cambiar el
santo para confundir a la feligresía en cuanto al verdadero patrón del templo. En el exterior del
ábside, de planta semicircular, se desarrolla una rica iconografía formada por 32 canecillos, muchos
de los cuales exhiben escenas obscenas. En todas ellas, la mujer siente vergüenza de su propio
cuerpo; en una de las ventanas aparece la figura de una mujer casada (puesto que lleva toca),
desnuda, mostrando su vulva; mientras que, al otro lado del ventanal, el capitel representa a un
hombre que exhibe un enorme falo partido exactitud de hacer un corte de mangas al pecado. San
Pedro de Cervatos, es llamada la catedral del erotismo románico de nuestro país. En la colegiata de
Santillana del Mar (Monumento Nacional), la más visitada de Cantabria, Santa Juliana aparece
humillando al Diablo, y también se pone en evidencia la condición que la mujer tenía para la
mentalidad medieval de la fe cristiana.
14
En un capitel interior, aparece la
escena de un hombre y una mujer
masturbándose; en otro se muestra a
una Eva desnuda de cuya vulva
emerge la cola de una serpiente que va
a enroscarse en el árbol del Paraíso
Terrenal. Con ello, el reptil, además de
provocar
el
pecado
de
Adán,
constituye el emisario de Satanás,
representado por la vagina de la mujer,
como boca del Infierno. La unión
carnal entre el hombre y la mujer, que
simboliza el Pecado Original, fue el
comienzo del mal, según San Jerónimo
y, a juicio de los teólogos, la distinción
sexual entre los sexos. En la puerta
meridional de la iglesia de San Quirico
(Quirce), de la ciudad de Burgos, al
lado de la expulsión del Paraíso, el
escultor
medieval
cincelo
el
acoplamiento de una pareja. “Al ser la
mujer la causa y el instrumento
principal por el que se consuma el
pecado original y, en consecuencia, la
concupiscencia de la carne, el
cristiano no debe detenerse a mirar las desnudeces femeninas”, amplia Pérez Carrasco.
Además de las colegiatas de Santillana del Mar y San Pedro de Cervatos, en la comunidad de
Cantabria, un número elevado de construcciones medievales, relacionadas directa o indirectamente
con los templarios, jalonan los territorios más ignotos. Entre ellas debemos citar: en San Martín de
Elines aparece la figura de un hombre en plena masturbación; en San Vicente de la Barquera, en un
capitel del hastial del crucero, vemos una pareja haciendo el coito; en Santa María del Yermo, en los
canecillos del muro meridional, una mujer muestra sin pudor su vulva, y al lado, una pareja se
abraza; la escena del beso también se repite en Santa María de Piasca, en la archivolta del portal sur;
en la iglesia de San Juan Bautista, de Villanueva de Nia, en el capitel del arco triunfal, una mujer
exhibe sin pudor su sexo; en San Martín de Sobrepenilla, un capitel del arco triunfal muestra una
sirena que abre la cola para mostrar su vulva; en San Cipriano de Bolmir, aparece en un capitel la
figura de una mujer en postura descaradamente lasciva, y no tiene pudor en mostrar su vulva abierta
al hombre que la observa al lado, provisto de un gran pene, mientras le hace un corte de mangas; en
San Pedro de Tejada, esta imagen se repite, pero aquí la mujer sujeta sus piernas por las
pantorrillas, para mostrar con mayor realismo su vagina al hombre.
Al nordeste de Castilla y León, en torno a Aguilar de Campoo, más de medio centenar de
iglesias románicas, vuelven a repetir los temas eróticos que los escultores medievales crearon por
encima de los dogmas cristianos. Entre los edificios mas singulares debemos citar: el monasterio de
Santa María la Real, de Aguilar de Campoo; San Andrés de Arroyo; San Martín de Bromista, en cuyo
interior aparece un capitel que muestra la escena de La Orestiada, con Adán y Eva desnudos,
avergonzados tras la consumación del pecado original, y una serpiente triunfante, rodeada de
monstruos y seres del averno; Santa Eufemia de Cozuelos; Matalbaniega; Revilla de Santullàn; Santa
María de Mave; Olleros de Pisuerga; Moarves de Ojeda; San Martín de Matalbaniega.
La iglesia de Santa Cecilia, en Vallespinoso de Aguilar, ha sido definida por el historiador
Miguel Ángel García Guinea como uno de los mayores aciertos del arte, del paisaje y de la poesía
conjuntamente. Esta construcción, además de representar a varias mujeres sentadas en actos
lujuriantes, mantiene estrechos vínculos con el Temple, si recordamos que hace mención a la Santa
Espina. En sus capiteles aparece la figura San Miguel pesador de animas, al lado de un demonio de
tres cuernos, que espera a las almas de aquellos que no sean merecedores del Paraíso, al no dar el
peso espiritual necesario en la balanza; esta también representado un San Miguel guerrero, en lucha
con un furioso dragón; otras figuras portan manojos de llaves.
15
Pero el románico hispano esta lleno de estas pecadoras imágenes: en Lerga (Navarra),
aparece un canecillo esculpido con la figura de una mujer casada que no tiene pudor en abrirse la
vulva con las manos, para despertar un mayor instinto lascivo en el hombre. En San Adrián de
Vadoluengo, también en Navarra, la mujer pecadora no tiene pudor a la hora de mostrar no solo su
vulva abierta, sino también el orificio anal. Y en Santa María la Real de Sangüesa, sobre el Camino de
Santiago por tierras navarras, una mujer reclinada y desnuda muestra su vagina. En la provincia de
Segovia, en Fuentidueña, esta la iglesia Templaría de San Miguel; y en Ventosilla, incluso aparece un
prostíbulo cincelado en un capitel del
presbiterio. Sin salir de esta provincia, en
Pecharroman vemos en los canecillos del
ábside a un juglar que voltea a su
compañera, ambos desnudos, mientras una
serpiente que se enrosca en los pies de la
mujer, avisa de la presencia del demonio.
Escena que nos recuerda a la de un
canecillo de la iglesia de Revilla de
Santullàn (Palencia), donde una acróbata
desnuda danza al aire, al ritmo de la música
que interpretan un flautista y un arpista,
situados en los canecillos laterales. En San
Isidoro de León, la mujer se representa con
algunas malformaciones, grandes melenas
desplegadas y acompañadas de serpientes
y demás seres inmundos, símbolos todos
ellos del vicio y la lujuria. Sin embargo, un
arquero situado entre ellas, al tensar su
arco, parece transmitir un mensaje de
erección.
Algunos estudiosos han querido ver
en estas representaciones erógenas la
influencia en occidente de Príapo, divinidad
de la antigua Grecia clásica, hijo de Venus y
de la ninfa Quionea, dios de los jardines,
que por sus enormes atributos masculinos,
se convirtió en el emblema de la fecundidad
de la naturaleza y de la virilidad.
No seria de extrañar que los
templarios, a su regreso de Tierra Santa y por sus estrechos contactos con el mundo antiguo a
través de su permanencia en Anatolia, trajesen a occidente esta divinidad, que auspiciada por sus
singulares atributos masculinos, fuera representado en la iconografía del románico hispano con
tanta abundancia como hemos podido ver.
(Por Antonio Coca Navas)
16
San Luís Rey de Francia
San Luis, rey de Francia, es, ante todo, un Santo
cuya figura angélica impresionaba a todos con sólo su
presencia. Vive en una época de grandes heroísmos
cristianos, que él supo aprovechar en medio de los
esplendores de la corte para ser un dechado perfecto de
todas las virtudes. Nace en Poissy el 25 de abril de 1214, y
a los doce, años, a la muerte de su padre, Luis VIII, es
coronado rey de los franceses bajo la regencia de su
madre, la española Doña Blanca de Castilla. Ejemplo raro
de dos hermanas, Doña Blanca y Doña Berenguela, que
supieron dar sus hijos más que para reyes de la tierra,
para santos y fieles discípulos del Señor. Las madres, las
dos princesas hijas del rey Alfonso VIII de Castilla, y los
hijos, los santos reyes San Luís y San Fernando.
En medio de las dificultades de la regencia supo
Doña Blanca infundir en el tierno infante los ideales de una
vida pura e inmaculada. No olvida el inculcarle los deberes
propios del oficio que había de desempeñar más tarde,
pero ante todo va haciendo crecer en su alma un anhelo
constante de servicio, divino, de una sensible piedad
cristiana y de un profundo desprecio a todo aquello que
pudiera suponer en él el menor atisbo de pecado. "Hijo, le
venía diciendo constantemente, prefiero verte muerto
antes que en desgracia de Dios por el pecado mortal.
Es fácil entender la vida que llevaría aquel santo joven ante los ejemplos de una tan buena y
tan delicada madre. Tanto más si consideramos la época difícil en que a ambos les tocaba vivir, en
medio de una nobleza y de unas cortes que venían a convertirse no pocas veces en hervideros de
los más desenfrenados, rebosantes de turbulencias y de
tropelías. Contra éstas tuvo que luchar denodadamente Doña
Blanca, y, cuando el reino había alcanzado ya un poco de
tranquilidad, hace que declaren mayor de edad a su hijo, el
futuro Luis IX, el 5 de abril de 1234. Ya rey, no se separa San
Luis de la sabia mirada de su madre, a la que tiene siempre a su
lado para tomar las decisiones más importantes. En este mismo
año, y por su consejo, se une en matrimonio con la virtuosa
Margarita, hija de Ramón Berenguer, conde de Provenza. Ella
sería la compañera de su reinado y le ayudaría también a ir
subiendo poco a poco los peldaños de la santidad.
En lo humano, el reinado de San Luis se tiene como uno de los
más ejemplares y completos de la historia. Su obra favorita, las
Cruzadas, son una muestra de su ideal de caballero cristiano,
llevado hasta las últimas consecuencias del sacrificio y de la
abnegación. Por otra parte, tanto en su política interior como en
la exterior San Luis ajustó su conducta a las normas más
estrictas de la moral cristiana. Tenía la noción de que el
gobierno es más un deber que un derecho; de aquí que todas
sus actividades obedecieran solamente a esta idea: El hacer le
bien buscando en todo la felicidad de sus súbditos.
Luís VIII
17
Desde el principio de su reinado San Luis lucha para que haya paz entre todos, pueblos y
nobleza. Todos los días administra justicia personalmente, atendiendo las quejas de los oprimidos y
desamparados. Desde 1247 comisiones especiales fueron encargadas de recorrer el país con objeto
de enterarse de las más pequeñas diferencias. Como resultado de tales informaciones fueron las
grandes ordenanzas de 1254, que establecieron un compendio de obligaciones para todos los
súbditos del reino.
El reflejo de estas ideas, tanto en Francia como en los
países vecinos, dio a San Luis fama de bueno y justiciero, y a
él recurrían a veces en demanda de ayuda y de consejo. Con
sus nobles se muestra decidido para arrancar de una vez la
perturbación que sembraban por los pueblos y ciudades. En
1240 estalló la última rebelión feudal a cuenta de Hugo de
Lusignan y de Raimundo de Tolosa, a los que se sumó el rey
Enrique III de Inglaterra. San Luis combate contra ellos y
derrota a los ingleses en Saintes (22 de julio de 1242). Cuando
llegó la hora de dictar condiciones de paz el vencedor
desplegó su caridad y misericordia. Hugo de Lusignan y
Raimundo de Tolosa fueron perdonados, dejándoles en sus
privilegios y posesiones. Si esto hizo con los suyos, aún
extremó más su generosidad con los ingleses: el tratado de
París de 1259 entregó a Enrique III nuevos feudos de Cahors y
Périguetix, a fin de que en adelante el agradecimiento
garantizara mejor la paz entre ambos estados.
Padre de su pueblo y sembrador de paz y de justicia,
serán los títulos que más han de brillar en la corona humana de San Luis, rey. Exquisito en su trato,
éste lo extiende, sobre todo, en sus relaciones con el Papa y con la Iglesia. Cuando por Europa
arreciaba la lucha entre el emperador Federico II y el Papa por causa de las investiduras y regalías,
San Luis asume el papel de mediador, defendiendo en las situaciones más difíciles a la Iglesia. En su
reino apoya siempre sus intereses, aunque a veces ha de intervenir contra los abusos a que se
entregaban algunos clérigos, coordinando de este modo los derechos que como rey tenía sobre su
pueblo con los deberes de fiel cristiano, devoto de la Silla de San Pedro y de la jerarquía. Para hacer
más eficaz el progreso de la religión en sus Estados se dedica a proteger las iglesias y los
sacerdotes. Lucha denodadamente contra los blasfemos y perjuros, y hace por que desaparezca la
herejía entre los fieles, para lo que implanta la Inquisición romana, favoreciéndola con sus leyes y
decisiones.
Personalmente da un gran ejemplo de piedad y devoción ante su pueblo en las fiestas y
ceremonias religiosas. En este sentido fueron muy celebradas las grandes solemnidades que llevó a
cabo, en ocasión de recibir en su palacio la corona de espinas, que con su propio dinero había
desempeñado del poder de los venecianos, que de este modo la habían conseguido del empobrecido
emperador del Imperio griego, Balduino II. En 1238 la hace llevar con toda pompa a París y construye
para ella, en su propio palacio, una esplendorosa capilla, que de entonces tomó el nombre de Capilla
Santa, a la que fue adornando después con una serie de valiosas reliquias entre las que sobresalen
una buena porción del santo madero de la cruz y el hierro de la lanza con que fue atravesado el
costado de Cristo.
A todo ello añadía nuestro Santo una vida admirable de penitencia y de sacrificios. Tenía una
predilección especial para los pobres y desamparados, a quienes sentaba muchas veces a su mesa,
les daba él mismo la comida y les lavaba con frecuencia los pies, a semejanza del Maestro. Por su
cuenta recorre los hospitales y reparte limosnas, se viste de cilicio y castiga su cuerpo con duros
cilicios y disciplinas. Se pasa grandes ratos en la oración, y en este espíritu, como antes hiciera con
él su madre, Doña Blanca, va educando también a sus hijos, cumpliendo de modo admirable sus
deberes de padre, de rey y de cristiano.
Sólo le quedaba a San Luis testimoniar de un modo público y solemne el grande amor que
tenía para con nuestro Señor, y esto le impulsa a alistarse en una de aquellas Cruzadas, llenas de fe
y de heroísmo, donde los cristianos de entonces iban a luchar por su Dios contra sus enemigos, con
ocasión de rescatar los Santos Lugares de Jerusalén. A San Luis le cabe la gloria de haber dirigido
18
las dos últimas Cruzadas en unos años en que ya había decaído mucho el sentido noble de estas
empresas, y que él vigoriza de nuevo dándoles el sello primitivo de la cruz y del sacrificio.
En un tiempo en que estaban muy apurados los cristianos del
Oriente el papa Inocencio IV tuvo la suerte de ver en Francia al mejor
de los reyes, en quien podía confiar para organizar en su socorro una
nueva empresa. San Luis, que tenía pena de no amar bastante a
Cristo crucificado y de no sufrir bastante por El, se muestra cuando le
llega la hora, como un magnífico soldado de su causa. Desde este
momento va a vivir siempre con la vista clavada en el Santo Sepulcro,
y morirá murmurando…”Jerusalén”.
En cuanto a los anteriores esfuerzos para rescatar los Santos
Lugares, había fracasado, o poco menos, la Cruzada de Teobaldo IV,
conde de Champagne y rey de Navarra, emprendida en 1239-1240.
Tampoco la de Ricardo de Cornualles, en 1240-1241, había obtenido
otra cosa que la liberación de algunos centenares de prisioneros.
Ante la invasión de los mogoles, unos 10.000 kharezmitas
vinieron a ponerse al servicio del sultán de Egipto y en septiembre de
1244 arrebataron la ciudad de Jerusalén a los cristianos. Conmovido
el papa Inocencio IV, exhortó a los reyes y pueblos en el concilio de
Lyón a tomar la cruz, pero sólo el monarca francés escuchó la voz del
Vicario de Cristo.
Luis IX, lleno de fe, se entrevista con el Papa en Cluny
(noviembre de 1245) y, mientras Inocencio IV envía embajadas de paz
a los tártaros mogoles, el rey apresta una buena flota contra los turcos. El 12 de junio de 1248 sale
de París para embarcarse en Marsella. Le siguen sus tres hermanos, Carlos de Anjou, Alfonso de
Poitiers y Roberto de Artois, con el duque de Bretaña, el conde de Flandes y otros caballeros,
obispos, etc. Su ejército lo componían 40000 hombres y 2800 caballos.
El 17 de septiembre los hallamos en Chipre, sitio de
concentración de los cruzados. Allí pasan el invierno, pero pronto
les atacan la peste y demás enfermedades. El 15 de mayo de 1249,
con refuerzos traídos por el duque de Borgoña y por el conde de
Salisbury, se dirigen hacia Egipto. "Con, el escudo al cuello, dice
un cronista, y el yelmo a la cabeza, la lanza en el puño y el agua
hasta el sobaco", San Luis, saltando de la nave, arremetió contra
los sarracenos. Pronto era dueño de Damieta (7 de junio de 1249).
El sultán propone la paz, pero el santo rey no se la concede,
aconsejado de sus hermanos. En Damieta espera el ejército
durante seis meses, mientras se les van uniendo nuevos
refuerzos, y al fin, en vez de atacar a Alejandría, se decide a
internarse más al interior para avanzar contra El Cairo. La
vanguardia, mandada por el conde Roberto de Artois, se adelanta
temerariamente por las calles de un pueblecillo llamado
Mansurah, siendo aniquilada casi totalmente, muriendo allí mismo
el hermano de San Luis (8 de febrero de 1250). El rey tuvo que
reaccionar fuertemente y al fin logra vencer en duros encuentros
a los infieles. Pero éstos se habían apoderado de los caminos y
de los canales en el delta del Nilo, y cuando el ejército, atacado del escorbuto, del hambre y de las
continuas incursiones del enemigo, decidió, por fin, retirarse otra vez a Damieta, se vio sorprendido
por los sarracenos, que degollaron a muchísimos cristianos, cogiendo preso al mismo rey, a su
hermano Carlos de Anjou, a Alfonso de Poitiers y a los principales caballeros.
Era la ocasión para mostrar el gran temple de alma de San Luis. En medio de su desgracia
aparece ante todos con una serenidad admirable y una suprema resignación. Hasta sus mismos
enemigos le admiran y no pueden menos de tratarle con deferencia. Obtenida poco después la
libertad, que con harta pena para el Santo llevaba consigo la renuncia de Damieta, San Luis
19
desembarca en San Juan de Acre con el resto de su ejército. Cuatro años se quedó en Palestina
fortificando las últimas plazas cristianas y peregrinando con profunda piedad y devoción a los
Santos Lugares de Nazaret, Monte Tabor y Caná, Sólo en 1254, cuando supo la muerte de su madre
Doña Blanca, decidió volver a Francia
A su vuelta es recibido con amor y devoción por su
pueblo. Sigue administrando justicia por si mismo, hace
desaparecer los combates judiciarios, persigue el duelo y
favorece cada vez más a la Iglesia. Sigue teniendo un
interés especial por los religiosos, especialmente por los
franciscanos y dominicos.
Conversa
con
San
Buenaventura y Santo Tomás de Aquino, visita los
monasterios y no pocas veces hace en ellos oración,
como un monje más de la casa.
Sin embargo, la idea de volver a Jerusalén seguía
permaneciendo viva en el corazón y en el ideal del Santo.
Si no llegaba un nuevo refuerzo de Europa, pocas
esperanzas les iban quedando ya a los cristianos del
Oriente. Los mamelucos les molestaban amenazando con
arrojarles de sus últimos reductos. Por si fuera poco, en
1261 había caído a su vez el Imperio Latino, que años
antes fundaran los occidentales en Constantinopla. En
Palestina dominaba entonces el feroz Baibars (la
Pantera), mahometano fanático, que se propuso, acabar del todo con los cristianos. El papa
Clemente IV instaba por una nueva Cruzada. Y de nuevo San Luis, ayudado esta vez por su hermano,
el rey de Sicilia, Carlos de Anjou, el rey Teobaldo II de Navarra, por su otro hermano Roberto de
Artois, sus tres hijos y gran compañía de nobles y prelados, se decide a luchar contra los infieles.
En esta ocasión, en vez de dirigirse directamente al Oriente, las naves hacen proa hacia
Túnez, enfrente de las costas francesas. Tal vez obedeciera esto a ciertas noticias que habían
llegado a oídos del Santo de parte de algunos misioneros de aquellas tierras. En un convento de
dominicos de Túnez parece que éstos mantenían buenas relaciones con el sultán, el cual hizo saber
a San Luis que estaba dispuesto a recibir la fe cristiana. El Santo llegó a confiarse de estas
promesas, esperando encontrar con ello una ayuda valiosa para el avance que proyectaba hacer
hacía Egipto y Palestina.
Pero todo iba a quedar en un lamentable engaño que iba a ser fatal para el ejército del rey. El 4
de julio de 1270 zarpó la flota de Aguas Muertas y el 17 se apoderaba San Luis de la antigua Cartago
y de su castillo. Sólo entonces empezaron los ataques violentos de los sarracenos.
El mayor enemigo fue la peste, ocasionada por el calor, la putrefacción del agua y de los
alimentos. Pronto empiezan a sucumbir los soldados y los nobles. El 3 de agosto muere el segundo
hijo del rey, Juan Tristán, cuatro días más tarde el legado pontificio y el 25 del mismo mes la muerte
arrebataba al mismo San Luis, que, como siempre, se había empeñado en cuidar por sí mismo a los
apestados y moribundos. Tenía entonces cincuenta y seis años de edad y cuarenta de reinado.
Pocas horas más tarde arribaban las naves de Carlos de Anjou, que asumió la dirección de la
empresa. El cuerpo del santo rey fue trasladado primeramente a Sicilia y después a Francia, para ser
enterrado en el panteón de San Dionisio, de París. Desde este momento iba a servir de grande
veneración y piedad para todo su pueblo. Unos años más tarde, el 11 de agosto de 1927, era
solemnemente canonizado por Su Santidad Bonifacio VIII, quien a la sazón sería, maltratado,
humillado y asesinado por un descendiente suyo, Felipe IV el Hermoso.
FUENTE: Fco. Martín Hdez.
20
Hace cinco años unas personas emprendieron una aventura especial. En un lugar mágico,
donde habitaron los Dioses, en la falda del Monte Irago y muy cerca de la Cruz de Ferro, se
encuentra el pueblo de Foncebadón, uno de los paisajes más emblemáticos del Camino de Santiago.
Un día sobre las ruinas de la historia decidieron construir un pequeño y a la vez inmenso proyecto.
La Taberna de Gaia es un rincón que os transportará a
otros tiempos y otros valores, con personajes atemporales y
sonidos de siempre, con mesas largas que piden compartir,
con luces casi dormidas que invitan a la intimidad… pero
sobre todo, y ante todo…recuperando un mundo de sabores
olvidados, esos sabores de la infancia en la cocina de la
Abuela, esos sabores que saben a nostalgia y a tiempos
pasados, a delantal manchado y humo de leña, a sonrisa
amable y caricia eterna. En este local de piedra vieja y
madera antigua, el comensal se transportará a otro tiempo
convirtiendo ese momento en algo mágico e inolvidable.
Desde la Taberna de Gaia, en la parte sur, se alza majestuoso, eterno, el rey de los montes
maragatos: El Teleno. Allí donde nacen las tormentas, donde vive el dios del Trueno de los pueblos
Astures. Esa montaña de luz cambiante, de sueños con promesa gris y manto blanco. Centinela
permanente de anhelos humanos, de maraña histórica, de quimeras olvidadas.
Poco queda de este pueblo en la actualidad, uno de los lugares más famosos en la historia de
la Edad Media en la Maragatería, hoy sus únicos vecinos una pastora llamada María y su hijo.
El primer acontecimiento del que se tiene constancia por
este emplazamiento, fue el llamado concilio de el Monte Irago
celebrado en el año 946, en el cual se trato de poner remedio a
los incesantes robos y asesinatos que se cometían en el Camino
de Santiago. Pero será el ermitaño Gaucelmo, quien de
presencia humana al lugar al fundar una hospedería y una
iglesia a finales del siglo XI, que mas tarde se convertiría en una
abadía. Por esta obra, dedicada a la atención de los peregrinos
que transitaban por el puerto hacia la tumba del apóstol, el Rey
Alfonso VI le concederá el singular privilegio, en el año 1103, de
la exención de todo pago de tributo a perpetuidad, y así lo ratifican reyes posteriores, Fernando II,
Fernando III, Carlos IV y Fernando VII.
Muy ligada a este municipio y mantenida en pie por sus vecinos desde siempre, se encuentra
a un kilómetro siguiendo por el Camino de Santiago, La Cruz de Ferro, monumento emblemático,
donde los peregrinos a través de los tiempos han ido depositando una piedra de su lugar de origen
en la peana de la cruz. Desde esta altura el panorama es deslumbrante, por un lado tenemos una
vista de la Maragatería hasta Astorga y por el otro la inmensidad del Bierzo.
En la actualidad se ha visto promocionada turisticamente gracias al proyecto Leader II,
rehabilitándose la iglesia en forma de capilla y albergue para peregrinos, construyéndose un centro
de turismo rural, El convento de Foncebadón y el restaurante que aquí hemos presentado.
(Por FLP)
21
SIR LANCELOT
Lancelot popular personaje, ha sido tema de poemas,
cuentos, obras literarias como personaje relevante de la
leyenda Artúrica y como amante de la reina Ginebra.
El padre de Lancelot era el rey Ban de Benwick y de
Elena, tenía un hermano ilegítimo, Héctor de Maris, su tío era
el rey Bors y Sir Bors y Lionel eran sus primos. Tuvo un hijo
con la hija del rey Pelles, Elaine de Pelles, que también
ganaría fama como Sir Galahad.
Entre los quince y dieciocho años, según la
costumbre, Lancelot se lanza a recorrer mundo, viaja, según
los escritos, acompañado de una escolta, hacia el reino de
Arturo, donde espera ser nombrado caballero.
Una vez en la corte de Arturo, le encomendad la
misión de traer a Ginebra, novia de Arturo, para la boda de
ambos. En el trayecto Lancelot y Ginebra se enamoran y a
partir de ese momento la vida de Lancelot se convierte en un
conflicto de conciencia, entre su amor por Ginebra y su
lealtad a Arturo.
Es protagonista de numerosas hazañas y a su regreso a Camelot ayudará a Arturo a sofocar
las revueltas organizadas en su contra. Emprende la búsqueda del Grial.
Existe una parte oscura en su historia que el deshonró en toda Inglaterra, en una de su
aventuras va a para a la casa de un noble cuya hija Elaine se enamora de él y le da una prenda para
que la luzca en un torneo, provocando el enfado de Ginebra. Lancelot se enfurece y huye en busca
de Ginebra, dejando a Elaine y apenándola de forma que en pocos meses muere.
Percival parte en busca del Grial
Cuando Arturo se entera a través de Morgana de la
relación entre Lancelot y Ginebra, condena a ésta a morir en
la hoguera y destierra para siempre la Lancelot. Éste regresa
a Camelot a rescatar a Ginebra, matando a algunos de sus
antiguos camaradas de la Mesa Redonda, por lo que Arturo
marcha en su contra.
En su ausencia el trono es usurpado por Mordred, el
hijo ilegítimo de Arturo, en la lucha entre ambos se dan
muerte el uno al otro, al saber la muerte de Arturo, Ginebra
se recluye en un convento y Lancelot se convierte en
ermitaño, situación en la que ambos pasan hasta el final de
sus días.
SIR PERCEVAL
Hay diferentes versiones sobre su nacimiento, en la
mayoría es de cuna noble, siendo su padre posiblemente en
rey Pellinore, u otro caballero respetable. Su hermana es la
portadora del Santo Grial, se la llama en algunas ocasiones
Dindrane. En las historias que se le reconoce como hijo de
Pellinore sus hermanos son Sir Tor, Sir Aglovale, Sir Lamorak y Sir Dornar.
22
Tras la muerte de su padre, su madre lo lleva a los bosques de Gales donde le cría en tareas
propias de los hombres hasta los quince años. Un grupo de caballeros cruza el bosque y queda
impactado por su apariencia. Y queriendo convertirse en caballero, viaja hasta la corte de Arturo,
tras probar su valía es investido caballero y se une a la Mesa Redonda.
Está relacionado con la búsqueda del Santo Grial, en una de ésas historias se encuentra con
el Rey Pescador y ve el Santo Grial, tras aprender de sus errores hace voto de volver a encontrar el
Santo Grial.
En otras versiones antiguas la dama de Percival era Blancaflor y se convertiría en rey de
Carbonek tras curar al Rey Pescador, pero en otras versiones era un caballero que moría antes de
alcanzar el Grial.
La primera historia sobre Percival fue escrita entre 1178-1181 por Chretien de Troyes “Los
Cuento del Grial”. Más tarde en el siglo XIII Wolfram Von Essembach escribiría “Parcival”.
SIR GAHERIS
Hijo de Morgause y el rey Lot de Orkney y Lothian. Sus hermanos son
Gawain, Agravaine, Gareth y su medio hermano Mordre. Su madre es una de las
hijas de Garlois e Igraine y hermana de Elaine y Morgana le Fay. También es
la hermana mayor, por parte de madre, de su medio hermano el Rey
Arturo.
En una d las historias contadas sobre él, es escudero de su
hermano mayor Gawain antes de ser nombrado caballero. Participa en
el asesinato del rey Pellinore, que mató a su padre, y de Sir Lemorak,
hijo de Pellinore y amante de la madre de Gaheris, asesina a su madre
Morgause encontrándola en adulterio con Lemorak, éste escapa y es
perseguido por Gaheris y sus hermanos, excepto Gareth, le tienden una
trampa en la que Mordred lo mata por la espalda. Cuando Arturo y sus
hermanos descubren que es el asesino de Morgause, es expulsado de
la corte.
Gaheris es muerto accidentalmente por Lancelot durante el
rescate de Ginebra. Cuando Arturo pide a los hermanos de Orkney que
protejan la ejecución de Ginebra, Gaheris y Gareth se muestras de
acuerdo a regañadientes, pero Gawain rehúsa. Gaheris es poco más
que un personaje de apoyo para sus hermanos en la historia.
SIR GARETH
Era hijo del rey Lot de Orkney y de Morcadés,
hermana de Arturo. Llegó a la corte sin anunciar su nombre,
y Sir Kay lo contrató como ayudante de cocina durante un
año, llamándolo “Beaumains”. En la leyenda acude en
auxilio de Lynet, una dama que llegó solicitando la ayuda de
Lancelot, Lynet desprecia constantemente a Gareth,
ignorando su verdadera identidad como hijo del Rey Lot,
pensando que se trata de un pobre ayudante de cocina.
Lynet solo aprecia a Gareth después de que derrota la
Caballero Verde, al Caballero Negro, al Caballero Bermejo y
al Caballero Azul (todo un surtido de colores).
En algunas versiones Gareth rescata a Lyonesse,
hermana de Lynet, y se casa con ella. En otras, acaba
casado con Lynet.
23
SIR GAWAIN
Casi siempre se le relaciona como hijo de la hermana de Arturo Morgause y del rey Lot de las
Orcadas y Lothian, siendo sus hermanos Agravain, Gaheris, Gareth y Mordred hijo del hada
Morgana.
Se le ve como un formidable pero temerario caballero, leal a
su rey ya su familia, amigo de los caballeros jóvenes, defensor de
los pobres y muy popular entre las damas. Su fuerza crece y
mengua con el sol, triplicada al medio día y en acusada decadencia
a la puesta del sol. Le sol reconocidos tres hijos, Florence, Novell y
Gingalain.
Cuando su hermano Agravain y su primo Mordred inician el
complot para destruir a Lancelot y Ginebra aireando sus amores,
Gawain rechaza participar el execrable acto a pesar de que sus
hermanos son partícipes.
SIR LAMORAK
Hijo del Rey Pellinore y hermano de Tor, Aglovale, Percival,
la doncella del Grial, Elena y algunos más.
El padre de Lemorak, Pellinore fue uno de los primeros
aliados del Rey Arturo, también llevó a su familia a un feudo de
sangre cuando mató al Rey Lot de Orkney en una batalla. Diez años
después los hijos de Lot, Gawain y Gaheris vengaron la muerte de
su padre matando a Pellinore en duelo. Lamorak se unió a la Tabla
Redonda a pesar de la enemistad entre las dos familias, comenzó un
romance con la viuda de Lot, Morgause. Gaheris, como ya hemos
comentado en otra historia descubre a los amantes y mata a
Morgause, dejando marchar a Lamorak que se encuentra desarmado
aunque después le persigue. Lemorak reaparece en un torneo,
cuando se marcha es emboscado por Gawain, Gaheris, Agravaine y
Mordred, éste asesina a Lamorak, un primo de éste, Sir Pinel le
Savage, intenta vengar su muerte envenenando a Gawain en una
cena de la Reina Ginebra, pero por error otro caballero toma el
veneno.
Algunos relatos se refieren a él como el tercer mejor
caballero, por detrás de Lancelot y Tristán. No fue popular en la
tradición caballeresca, siendo subordinado a los protagonistas.
SIR BORS
Sir Bors y su hermano Lionel vivieron muchos años en la corte del
rey Claudas, hasta que se rebelaron asesinando a Dorin hijo de Claudas,
fueron rescatados por La Dama del Lago transportándolos hasta donde
estaba su primo Lancelot, los tres primos se unieron a la Mesa Redonda de
Camelot.
En diversas leyendas artúricas, siempre se considera a Sir Bors
como uno de los mejores caballeros de Camelot, que alcanza su mayor
gloria en la busca del Grial. Junto con Percival y Galahad, Bors es uno de
los tres caballeros que encuentran al Grial en el Castillo de Corbinec, y con
posterioridad en la Isla de Sarras. Bors es el único de los tres que regresa
vivo a Camelot, para narra su aventura al Rey Arturo. En algunas versiones
se dice que Sir Bors murió en Tierra Santa, como cruzado.
24
SIR TRISTÁN
Hijo de Blancheflor y Rivales, Tristán fue enviado a Irlanda a buscar a Isolda para casarse con
el Marco de Cornualles, pero durante el viaje surgió un fuerte amor entre ellos. Pro tanto huyeron de
de Marco y vivieron el resto de sus días ocultos.
Cuenta una leyenda que cuando Tristán esta tocando el
arpa para Isolda apareció Marco y lo mató por l espalda con una
daga y un lanzazo.
La evidencia de sus raíces en Cornualles se puede ver en
la inscripción en una piedra. Al lado de la carretera que va a
Fowey en Cornualles, que mide unos siete pies de altura, hay
una inscripción en latín que dice
“Filius iacet Drustans hic Cunomori”
aquí, el hijo de Cunomorus”
“Drunastus yace
Se ha sugerido que el personaje mencionado es Tristán, el sobrino de Marcos, Drustan es una
variante del nombre de Tristán y Conomorus es una latinización de Cynvawr.
SIR BEDIVERE
Es el caballero de la Tabla Redonda que devuelve la espada
“Excalibur” a La Dama del Lago (es interesente visionar la película
“Excalibur”).
Es hermano de Sir Lucan y primo de Sir Griflet, se le
atribuyen un hijo y una hija llamados Amren y Eneuawc.
Bedivere, junto con Kay y Gawain son los primeros
personajes asociados con el Rey Arturo. Ayudó a Arturo a luchar
contra el gigante de Mont Sant Michel y fue nombrado Duque de
Neustria.
Bedivere estuvo presente en la última batalla, la batalla
decisiva de Camlan, él y el rey están entre los pocos supervivientes,
después de la batalla a petición de Arturo, herido de muerte, y como
ya hemos comentado, lanza la espada al lago. Después se refugia
en una ermita el resto de su vida.
SIR KAY
Se cuenta que fue hijo del padre adoptivo de Arturo
y por lo tanto su hermanastro. Se convirtió en su senescal
y portaestandarte y fue uno de los primeros Caballeros en
integrar la Tabla Redonda.
Se dice que tenía un carácter a veces inestable y cruel, su
esposa fue Andrivete hija del rey Cador de
Northumberland y que tuvo dos hijos, Garanwyn y
Gronosis y una hija, Kelemon.
Hay versiones diferentes sobre su muerte, la
literatura galesa se dice que fue asesinado por Gwyddawg
quien, a su vez, lo fue por Arturo, también se dice que fue
asesinado por los romanos o en la batalla contra Mordred.
25
SIR AGLOVAL
Es el mayor de los hijos del Rey Pellinor en las leyendas artúricas. Como sus hermanos Sir
Tor, Sir Lamorak ó Sir Percival es caballero de la Mesa Redonda. En los romance su figura es menos
importante que la de sus hermanos aunque su valor es incuestionable. Según las leyendas
recogidas en la post Vulgata artúrica así como en La muerte de Arturo de Sir Thomas Malory, es Sir
Agloval quien lleva a su hermano Percival a la corte de Arturo. En la Vulgata artúrica Sir Agloval
muere de la mano de Sir Gawin accidentalmente durante la búsqueda del Grial, sin embargo, en la
mencionada muerte de Arturo de Malory, tanto él como su hermano Tor son los encargados de
defender la culpabilidad de Ginebra y son muertos por sir Lanzarote, mientras sus hombres rescatan
a la reina.
Tabla Redonda
SIR GALAZ o GALAHAD
Hijo bastardo de Sr. Lancelot y Elaine de Carbonek, era
reconocido por su gallardía y pureza.
La concepción de Galahad viene de cuando Elaine, usa la
magia para engañar a Lancelot y hacerle creer que es Ginebra.
Yacen juntos, pero Lancelot al darse cuenta del engaño la
abandona
y
vuelve
a
Camelot. Puesto a cuidado
de su tía abuela, la abadesa
de un convento, donde se
cría. Merlín profetiza que
sobrepasará a su padre
Lancelot y que logrará
alcanzar el Santo Grial.
Cuando fue adulto, se
reunió con su padre, quien
lo convirtió en caballero. Lo
lleva a la corte de Arturo en
Camelot, durante Pentecostés. Si darse cuenta, caminó
alrededor de la Mesa y se sentó en el Sitio Peligroso. Ese lugar
estaba vacante sólo para la persona que lograra alcanzar el
Santo Grial, para cualquier otra persona sería fatal. Sir Galahad
sobrevive al acontecimiento atestiguando el hecho Arturo y sus
caballeros. El Rey pide que el joven caballero realice una prueba
consistente en sacar una espada de una piedra, lo cuál logra
con facilidad, inmediatamente Arturo nombra a Galahad como
caballero, invitándolo a unirse a la Mesa Redonda.
Castillo de Winchester
Sir Galahad
(Por Jaume Mestres i Capitán)
26
II HOMENAJE A LA ENCOMIENDA TEMPLARÍA DE MONZÓN
Próximamente los días 23 y 24 de abril se
celebrará en la ciudad de Monzón el II Homenaje a la
Encomienda de Monzón, organizado por la
Asociación Templaría Tradiciones de Monzón y a
cuyos actos ha sido invitada nuestra Venerable
Orden, así como otras organizaciones de ámbito
nacional.
Hay que destacar la gran labor que esta
asociación y su Presidenta Dña. Marisa González
García están desarrollando en Pro de la Orden del
Temple y de la historia de Monzón y su encomienda.
También hay que resaltar el apoyo dado por el
ayuntamiento de Monzón y su Alcalde D. Fernando
Heras Laderas.
PROGRAMA:
VIERNES 23 DE ABRIL: I JORNADA TEMPLARIA CIUDAD DE MONZÓN.
17 h - RECEPCIÓN DE PARTICIPANTES Y POSTERS CONCURSANTES.
En Espacio Joven sito en el Parque de la Azucarera (detrás de la chimenea)
17,45 - PRESENTACIÓN DE LA JORNADA. Marisa González García. Presidenta Asociación
Templaría Tradiciones.
18 -19 h.- CONFERENCIA: “Vida diaria en la Encomienda de Monzón”. Francisco Castillón
Cortada.
Historiador, investigador y escritor.
19 -19,30 – Descanso.
19,30 20,30.- CONFERENCIA: “Las encomiendas y Ultramar o Tierra Santa” A cargo de
Templespaña
20.30.- CONCURSO DE POSTERS: Tema: “Las Encomiendas Templarías de la Península
Ibérica”.
SÁBADO 24 DE ABRIL
10h. Presentación de la Sección Templaría Femenina, que junto con la Banda Templaría
inauguraran el Mercado Templario en Parque de la Azucarera.
11h. Demostraciones ecuestres a cargo de Jinetes Templarios.
12h.Demostraciones Marciales.
13 – 13,30 Finaliza la sesión de mañana.
17 h – Apertura del Mercado Templario.
18 h – Demostraciones ecuestres y marciales
19 h.- Representación de “La Leyenda de San Jorge”.
A cargo de miembros de Templaría Tradiciones y alumnos del colegio de educación especial
Reina Sofía.
22 h. - Cena Templaría y fin del homenaje.
Durante el discurrir de los actos la OCET nombrará en investidura pública como Dama
Templaría y Comendadora Honorífica de Monzón de la OCET a Dña. Marisa González García,
Presidenta de la Asociación Templaría Tradiciones y Caballero Templario y Comendador Honorífico
de Monzón a D. Fernando Heras Laderas, Alcalde de Monzón, así como a todos los miembros que así
lo deseen podrán ser nombrados caballeros honoríficos de la OCET. Está previsto que este acto se
lleve a cabo en el incomparable marco que proporciona el Castillo Templario de Monzón, durante la
visita guiada que está prevista para los invitados al acto.
27
II JORNADAS TEMPLARÍAS DE LA VILA DE BAGÁ
La Asociación Cultural Bagadani Militia Templi organiza las II Jornada
Templaría de Bagà con el objetivo de difundir la relación de la Vila de Bagà
con la Orden del Temple en Cataluña. Esta Jornada tendrá lugar el próximo
día 20 de marzo de 2010.
Las actividades empezarán a las 10’00h y finalizarán a las 22’00h. entre
las que destacan el concierto a cargo de Francesc Quintana y el grupo
MUSICA BAGANESA, la conferencia a cargo del escritor J. Ávila Granados y
el desfile Templario con TAMBAGÀ por el núcleo medieval y Homenaje al
Maestre Jacques Bernard de Molay.
Recientemente, la Bagadani Militia Templi ha participado en una serie de reportajes históricos
y divulgativos sobre la implantación de la Orden del Temple en la antigua Corona de Aragón titulado
LA RUTA DELS TEMPLERS.
LA OCET EN EL JUBILEO CARAVAQUEÑO
En la Cuaresma de este año la OCET cambia su
tradicional procesión de Semana Santa en la ciudad de
Torrente custodiando el Santo Cáliz, por una pequeña
peregrinación a la ciudad de Caravaca coincidiendo con
el Año Jubilar de dicha ciudad.
La salida se efectuará a las 08’00h del día 1 de abril
desde Valencia, aquellos que estén interesados en acudir
que se pongan en contacto con el Preceptor de la OCET.
DONACIÓN DE ALIMENTOS
El pasado día seis en Algeciras se hizo entrega a cargo de nuestro Venerable Prior, de dos
carros de compra valorados en 300€, a la Residencia de Ancianos de Algeciras, sendos carros
fueron el producto de dos sorteos de Carrefour, en que la agraciada fue la esposa del Prior de la
OCET Dña. Francisca Gutiérrez Cozano.
Se ha puesto también un gabinete de servicios para personas mayores o necesitadas, donde
los voluntarios ofrecerán su mano de obra para cualquier reparación del hogar, hacerles la compra o
la comida, y también proporcionarles un rato de compañía, ya sea fuera o dentro del hogar.
EXPOSICIÓN “TEMPLARIOS Y OTRAS ORDENES MILITARES”
La Posada de la Hermandad de la ciudad de Toledo acogerá,
del 18 de marzo al 13 de octubre de 2010, la exposición temporal
"Templarios y Otras Órdenes Militares". En esta exposición podrá
conocer, de manera objetiva, cómo funcionaba la Orden de los
Pobres Caballeros de Cristo, excluyendo para ello de los mitos y
leyendas de la historia real de los Templarios.
(Por Editorial)
28
Su verdadero nombre era Rudge Von Blume, si bien la
traducción es correcta ya que Blume en alemán significa Flor. Si
alguien conoció verdaderamente a Roger de Flor ese fue sin duda el
cronista catalán Ramón Muntaner, que surcando el Mare Nostrum al
servicio del rey de Aragón, le conoció a finales del siglo XIII y
principios del siglo XIV, del que a la postre sería teniente general.
Tal vez por este motivo, por capitanear una cofradía de almogávares
catalanes y su buena relación con Cataluña, se le haya querido
hacer pasar por catalán, nada más lejos, pues nació en el año 1.266
en Brindisi (Italia), por lo tanto era siciliano.
Fue hombre de origen poco elevado que, por su valentía,
llegó a un rango más alto que el qué haya alcanzado ningún otro.
Hijo de un halconero del emperador Federico II y de una rica mujer
de Brindisi. Su padre murió en la batalla de Tagliacozzo, que
aseguró la victoria de Carlos de Anjou sobre Conradino.
Huérfanos y privados de unos bienes paternos, Roger y su
hermano se crían en Brindisi, donde invernan las naves de Abulia y
de Mesina. Cuando Roger de Flor contaba alrededor de ocho años de edad sucedió que un hombre
bueno, hermano Templario de nombre Vassayl, que era de Marsella y además comendador de un
navío del Temple, y buen marino, vino a pasar un invierno en Brindisi.
Roger que no vivía lejos del puerto, pasaba su tiempo a bordo del anclado barco. El hermano
Vassayl se apegó tanto al niño que lo llegó a querer como si fuese su hijo, tanto que le pidió a su
madre que lo dejase a su cargo, asegurándole que haría lo que estuviese en su mano para que fuese
un buen hombre del Temple, y su madre se lo confió.
Con el tiempo se convirtió en el muchacho más experto
en el mar, a los quince años se le consideró un buen marino en
la práctica y a los veinte en la teoría y en la navegación. El
Maestre al verlo tan ardiente y bueno le dio el manto y le hizo
hermano Templario. Al poco tiempo después el Temple
adquiriría un gran navío genovés, el más grande que se había
construido hasta entonces y de nombre “El Halcón”, que luego
pasaría a llamarse, “El Halcón del Temple” y que le fue confiado
a Roger de Flor.
Fue monje Templario y capitán de la nave Templaría “El
Halcón”, vice-almirante de la flota de Sicilia, almirante de la flota
de Bizancio (Megas Doux) y comandante en jefe de la Companyia
Catalana d´Orient.
Habiendo dejado la Orden del Temple (más bien fue
expulsado) se convirtió el soldado o mercenario de fortuna y
luchó en el mar a las órdenes de Federico II de Sicilia. Cuando finalizó la guerra de Sicilia creó la
citada Companyia Catalana, sirviendo a las órdenes del emperador bizantino de la cuál fue
comandante hasta su asesinato en un complot organizado por Miguel Paleólogo, hijo del emperador
Andrónico II Paleólogo y por el jefe de la compañía de mercenarios Alanos Girgon.
Participó en la última cruzada a Tierra Santa y en la defensa de San Juan de Acre (1291)
pero…..los Templarios le acusaron de haberse apropiado de tesoros de la Orden en la confusión que
se originó al abandonar la ciudad ante el ataque otomano y fue expulsado de la Orden.
29
Se desconoce la fecha de su boda con una dama de
Chipre, del matrimonio nació una hija. Desconocido el
nombre de la hija que se promete en matrimonio con
Corberant d´Alet y posteriormente con Bernat de Rocafort.
Casó después con María de Bulgaria, de cuyo matrimonio
nació un hijo.
Después de su victoria, Carlos de Anjou confiscó
todos los bienes de los habían luchado en su contra,
Roger y su madre perdieron todos sus posesiones y
vivieron pobremente en Brindisi.
Navegó durante tiempo hasta que fue admitido
como monje de la Orden del Temple con el grado de
Sargento (grado inferior al de caballero). A partir de entonces, su fama no dejó de crecer a lo largo
del Mediterráneo Oriental. Comoya hemos comentado en 1291 se produce la caída de Acre, luchó
heroicamente y logró evacuar muchos cristianos antes de los musulmanes arrasaran la ciudad.
Pero no solo se ocupó de las personas, también
evacuó el tesoro Templario de la ciudad, después de la
derrota total el Maestre de la Orden Thibaud Gaudin, le
ordena devolver los tesoros. Al negarse se inicia un
proceso contra él acusándolo de ladrón, esto provoca
que Roger de Flor dejara la Orden y se convirtiera en
mercenario. Es de notar que la Cancillería de Aragón pese
a su expulsión de la Orden le siguió llamando “Fra”
Roger.
Al tener noticias de las acusaciones que se hacían
contra él, salio del puerto de Marsella buscando refugio
en Génova, busco apoyo entre sus amigos especialmente
de Ticin d´Orla con quién armó una galera. A partir de
entonces y durante 12 años (1291-1303) se convierte en
mercenario. Después de guerrear por cuenta propia, se
inicia la Guerra de Sicilia que le ofrece una nueva
oportunidad en la que prestar sus servicios.
En primer lugar se dirige al Reino de Nápoles a
ofrecer sus servicios a Robert I de Nápoles, Duque de
Calábria e hijo de Carlos de Anjou, el cuál rechaza su
ofrecimiento. Entonces se ofrece al enemigo, Federico II
de Sicilia (hijo pequeño de Pedro III de Aragón y hermano
de Jaime II de Aragón), éste falto de efectivos, lo acepta.
Roger de Flor destaca a lo largo de los tres últimos años de la Guerra de Sicilia, y Federico II,
premiando sus servicios y victorias lo nombra vice-almirante de toda la flota del Reino de Sicilia.
Durante ésa guerra entró en contacto con el resto de tropas de Federico II. Como él se trataba
de mercenarios procedentes d la Corona de Aragón y constituían una soldadesca que no había visto
anteriormente. Se trataba de los Almogávares.
Estas tan poco típicas tropas de infantería ligera ya habían luchado en la Conquista de
Mallorca y Valencia. Y ahora colaboraban en consolidar la presencia de la Corona de Aragón en el
Reino de Sicilia.
En 1303 Andrónico II Paleólogo, pidió ayuda ante el asedio de los turcos, Federico II mandó la
Companyia Catalana d´Orient, de unos 4.000 almogávares y 39 naves comandados por Roger de
Flor, que entonces tenía 37 años. Estratégicamente tener a Roger en un sitio decisivo del Imperio
Bizantino tenía una gran utilidad para la Casa de Barcelona.
30
En ese momento especialmente, Ramón
Llull está escribiendo su “Liber de Fine”
recomendando a las Ordenes Militares unificarlas
bajo un mando, la ruta del Norte de África para
reconquistar Tierra Santa, partiendo del Reino de
Murcia, perteneciente en aquel entonces a Jaime
II y aconsejando dejar la ruta de Anatólia
(proyecto “Rex bellator”) que las cruzadas
anteriores utilizaron bajo el mando de reyes
franceses.
Su fama ya era conocida en Bizancio,
cuando pertenecía al Temple ya había prestado
servicios con su galera “El Halcón” al emperador
Andrónico. En el pacto que hizo el Emperador
con la Companyia. A Roger le fue concedida la mano de la sobrina del Emperador, María de Bulgaria.
Y fue nombrado Mega duque.
Los almogávares contraatacaron desde 1304, obteniendo Filadelfia, Magnesia y Éfeso,
obligando a los turcos a retirarse a las montañas de Taurus. Ganando de esta manera territorios
perdidos que estaban en manos turcas. Olvidando los abusos y crueldades cometidas por los
almogávares con la población de Bizancio y la gran ambición de Roger al pretender la soberanía
sobre Asia Menor, Andrónico negoció con él el nombramiento de Cesar, concediéndole gran parte
del territorio conquistado, pero supeditado al pago de los haberes que se les debía a sus soldados.
La lealtad que Roger mostraba a Andrónico y a su hijo Miquel, le llevaría su propia perdición.
Miguel IX, mostró siempre su enemistad en contra de los catalanes. Pese a las muestras de
enemistad, en 1305, antes de emprender una nueva campaña, Roger decide desplazarse a
Adrianópolis a rendir homenaje a Miguel, como había hecho anteriormente a pesar de que Miguel
había rehusado recibirle.
Y en contra del consejo de su mujer y
su suegra, Roger decide zarpar a rendir
homenaje al príncipe heredero. Cuenta Ramón
Muntaner que fue recibido con grandes
honores por Miguel. El 30 de abril de 1305, al
séptimo día de estada. Miguel hace venir a
Girgon jefe de los Alanos y a Meliá jefe de los
Turcoples., reuniéndose unos nueve mil
hombres a caballo. Miguel invita a Roger a un
banquete en el transcurso del cuál Girgon
entra y mata Roger y a todos sus
acompañantes.
Tanto
Muntaner
como
Paquimeres dicen que su cuerpo fue
descuartizado.
En represalia, el resto de almogávares
bajo el mando de Berenguer de Entenza,
atacaron el Imperio y arrasaron todo lo que
encontraron
en
su
camino
hasta
Constantinopla (hecho conocido como “la
Venjaça Catalana”).
(Por Jaume Mestres i Capitán)
31
Abadía de Glastonbury
Glastonbury se eleva sobre las
llanuras e Somerset (Inglaterra), con las
ruinas de una iglesia en su cima, que dan fe
de ser unos de los lugares con más misterio
de Inglaterra. Fue en Glastonbury donde se
edificaron las primeras construcciones
cristianas cuyos orígenes se remontan al
establecimiento de una comunidad de
frailes en el año 63 de nuestra era, aunque
estos hechos parecen poco verosímiles
actualmente.
El origen de la abadía es sin dudarlo
sajón y se remontaría al S. VII. La capilla de
la Virgen posee una torreta de ángulo,
paredes adornadas y puertas interesantes,
la del norte está decorada con representaciones de la Anunciación, los Reyes Magos y Herodes.
Las columnas góticas del crucero
todavía permanecen en pie las paredes del
presbiterio y, detrás, la antigua capilla de
Edgardo, mausoleo de los reyes sajones. El
edificio de las cocinas del S. XIV es lo único
intacto
Glastonbury era como una isla
rodeada de aguas pantanosas y tierras
anegadas por el agua, se establecieron los
primeros cristianos en época no concreta.
La fecha más fiable y con más antigüedad
corresponde al año 705, cuando un
monasterio fue fundado por el Rey Ine en el
S. X, que pasó a los benedictinos.
Excavaciones arqueológicas han
puesto al descubierto trazos de edificios
más antiguos, construyéndose a lo largo de
los siglos construcciones más sólidas.
Quedan resto importantes de la abadía
construida en los S. XIII y XIV.
La capilla de la Virgen de la abadía
del S. XII se alzaba en el lugar de una iglesia
anterior, destruida por un incendio en 1184.
Esta era la iglesia Vieja, construida, según
la tradición por José de Arimatea. Según la
tradición, José emigró a Glastonbury y
construyó la iglesia. Otra leyenda asegura
que llegó en una barca y que apoyó su
bastón, el bastón hecho raíces y se
convirtió en el espino de Glastonbury, que
aun florece en Pascua y Navidad en los terrenos de la abadía frente a la iglesia e San Juan.
32
El mayor misterio de Glastonbury está en saber
si Arturo está enterrado en la abadía. Aunque los
monjes dieron por seguro haber encontrado en 1190,
los restos de Arturo y su esposa Ginebra, existen dudas
al respecto. Otras prospecciones recientes apuntan que
se hallan enterrados en Gales del Sur, cerca de
Bridgend.
Después de la batalla de Camlan (cuyo
emplazamiento se desconoce) Arturo, moribundo, fue
llevado a la mítica Isla de Avalon, ordenando, momentos
antes a Sir Bedivere que arrojara al lago su espada
Excalibur, cuando lo hizo, la mano de La Dama del Lago
surgió de las aguas y la empuñó. ¿Dónde pudieron
suceder estos hechos? la tradición popular cuenta que
el puente de Pomparles, cerca de Glastonbury.
La tumba, en los terrenos de la abadía, fue
descubierta al relatar un bardo galés el enterramiento al
Rey Enrique II, éste informó al abad, y cuando se
reconstruyó la abadía, después del incendio de 1184, se
trató de encontrar la tumba. A pocos metros de
profundidad fue descubierta una losa con la inscripción
“Hic facet sepultus inclitus rex arturius in insula
avalonia” (Aquí yace enterrado el ínclito rey Arturo, en la isla de Avalon). Y dos metros y medio por
debajo de la losa había un ataúd tallado en un tronco
hueco que contenía los huesos de un hombre de 2,4
metros de estatura, con el cráneo partido y unos huesos
más pequeños que se identificaron como los de Ginebra
por los mechones de pelo rubio que aun conservaban.
El arqueólogo británico Ralegh Radford confirmó
en 1962 el descubrimiento de una tumba, pero no se
demostró a quién podía pertenecer. El sitio señalizado
como la tumba de Arturo, es, en realidad donde se
sepultaron de nuevo los restos en 1278, en un sepulcro
de mármol negro delante del altar mayor, que hoy en día
todavía se puede ver. La tumba original no está
señalizada, pero está a unos quince metros de la puerta
sur de la capilla de la Virgen.
Durante las prospecciones arqueológicas hechas
en la década de 1960 fueron descubiertos restos de
antiguos edificios de madera, pero no se ha podido
certificar su procedencia.
En época medieval, los monjes construyeron una
iglesia en lo alto del montículo dedicada a San Miguel
Arcángel, que fue destruida por un terremoto, todo lo
que queda es la torre de una iglesia construida más
tarde.
Al pie del montículo hay un pozo, con sus aguas teñidas de rojo por el óxido de hierro, su
denominación más sabida es la del Pozo del Cáliz, según la tradición existente, allí esta oculto el
Santo Grial (¿Cuántos Griales hay desperdigados por el mundo?), que José de Arimatea llevó a
Inglaterra.
(Por Jaume Mestres i Capitán)
33
El gran maestro del cine de aventuras, Richard
Thorpe, nos ofreció esta versión del libro clásico de Walter
Scott y despliega un brillante repertorio que contiene todos
los ingredientes del género en una película donde las
hazañas en la corte de Ricardo Corazón de León se
disfrutan siempre con los aseados ojos de un espectador
de sesión infantil.
Dentro del grupo de películas de aventuras en la
Edad Media sin duda, esta es una de las mejores
producciones. Muchas criticas decían que el papel
principal lo debería haber representado un Errol Flinn o un
Burt Lancaster más jóvenes que Robert Taylor, sin
embargo pienso que la seriedad que Taylor le da al papel
no lo hubiesen aportado ninguno de los otros dos, actores
menos serios como ya sabemos.
Este film obtuvo tres nominaciones a los Oscars de
1953; Mejor Película, Fotografía y Banda Sonora.
SINOPSIS
A su vuelta de las cruzadas, el Rey Ricardo Corazón
de León es apresado en Austria. Para su rescate es necesaria una elevada suma de dinero que su
hermano Juan se niega a pagar, ya que así puede seguir usurpando el trono de Inglaterra. Entre los
partidarios de Ricardo se encuentra el caballero Ivanhoe, que lucha por conseguir el rescate.
Acusado de traición, Ivanhoe que también regresa de las Cruzadas para recuperar su honor,
herencia y la mano de la Princesa Rowena, amiga de la infancia. Pero en su viaje se verá en medio de
la lucha por el trono de Inglaterra.
TITULO ORIGINAL: Ivanhoe.
AÑO: 1952.
PAÍS: Inglaterra.
DIRECTOR: Richard Thorpe.
GUIÓN: Noel Langley.
MÚSICA: Miklós Rózsa.
REPARTO: Robert Taylor, Elizabeth Taylor, Joan
Fontaine, George Sanders, Emlyn Williams, Finlay
Currie, Guy Rolfe, Robert Douglas.
(Por FLP)
34
En 1995 se produjo un
sensacional
hallazgo
que
confirmaría alguna de las numerosas
cuestiones
que
envuelven
el
esoterismo Templario, cuando el
Soriano Ángel Almazán de Gracia,
descubrió en la iglesia de San
Bartolomé, situada en el cañón del
río Lobos, provincia de Soria, La
Cruz de Ocho Beatitudes, esculpida
en un capitel, el primero que se ve a
la izquierda de la portada, el cual
esta bien iluminado por luz natural.
Este, habría pasado inadvertido para muchos eruditos del medievalismo, en general, y
expertos del Temple en particular.
También se conserva reproducida una Cruz de Ocho Beatitudes en el edificio fortificado del
que la Orden disponía en la Villa de Barbens (El
Segria, Lleida).
Según las crónicas, el edificio fue
construido en 1164, por lo que se trata de una de
las primeras Encomiendas Templarías en Cataluña.
La Cruz de Ocho Beatitudes, constituye uno
de los códigos secretos mas enigmáticos del
Temple, ya que encierra un criptograma portador
de una de las claves utilizadas para intercambiar
mensajes confidenciales, o bien para dar cuenta
cabal y críptica de sus transacciones mercantiles.
Las letras de este alfabeto, de estructura
cruciforme de ocho puntas, en planta de cruz
griega, estarían representadas en la siguiente
forma:
Esto nos da un total de veintiuna letras, (las
cinco vocales y dieciséis consonantes), que
envuelven como en una constelación astral a los
nueve primeros números.
La estructura de la cruz insertada dentro del
cuadrado, establece al mismo tiempo, unos
ángulos y puntos intermedios, que estarían
representados por letras, cuya lectura podría
hacerse por medio de un modulo en forma de
código secreto que los caballeros elegidos
debieron de llevar consigo.
La lectura de ellos por tanto, solo estaba al
alcance de los iniciados en los más profundos conocimientos de la Orden.
35
Algo parecido utilizaron las Logias de constructores
medievales, algunos de cuyos signos se han conservado
gravados en las piedras utilizadas por las diferentes Cofradías
de constructores.
De las diferentes Cruces relacionadas con los Templarios,
sin duda es esta, la portadora de un abecedario codificado, en
donde el simbolismo del ocho, numero muy apreciado por el
Temple, trasciende de un mensaje criptográfico al que solo una
minoría de la Orden tenia acceso.
Se trata al mismo tiempo, de un damero formado por
cuatro paneles que recuerdan el juego de tres en raya, sobre el
que se extienden los cuatro brazos de la Cruz, que termina en
doble punta, lo que genera el cabalístico numero ocho.
Es toda una composición geométrica que facilita la
meditación, como sucede con los Mandalas Budistas del Tibet,
lo que nos lleva al simbolismo del triple recinto, y al mismo
tiempo a la búsqueda del centro; un extraño laberinto formado por 4 triángulos grandes, 16
medianos y 32 pequeños, evocando con ello las 32 cartas del Tarot.
En otros lugares de Europa, especialmente en Francia, existen otras formas de Cruz de Ocho
Beatitudes, concretamente en Chinón (Turina), donde los Templarios realizaron graffitis y la
dibujaron con su propia sangre en las umbrías mazmorras en las que fue encarcelado y torturado el
último Maestre del Temple, antes de ser llevado a Paris para ser quemado vivo por orden del
Monarca Francés.
También se encuentra en el pavimento del presbiterio de la Iglesia Templaría de Laon
(Champagne); se trata de un cuadro que contiene una serie de rombos y que envuelve en su centro
la Cruz de Ocho Beatitudes.
En los Templos rupestres de Anatolia (Turquía), decorando las paredes de las iglesias de
Goreme y otros valles del corazón de Capadocia, a modo de frescos pictóricos, vemos numerosas
cruces que evocan la de Ocho
Beatitudes.
El Rosetón de Valderrobres.
En la iglesia parroquial de
Valderrobres (Teruel), la ventana que
ilumina la capilla de oración del
Obispo Heredia, tiene forma triangular.
Se trata de un rosetón, único en
nuestro país, formado por dieciséis
pequeños triángulos equiláteros que
conforman el mayor que los rodea,
(también aquí vemos inscrito el
criptograma de la Cruz de Ocho
Beatitudes). Para interpretar alguna de
las claves de este rosetón, tenemos
que recordar la importancia de la
figura geométrica del triangulo. El
triangulo equilátero, representa la
divinidad, la armonía y la proporción,
de el deriva el pentagrammon, símbolo
de la armonía universal.
36
No es una casualidad por tanto, que el ojo de Dios Padre, el gran arquitecto del Universo,
aparezca como un triangulo equilátero con la punta hacia arriba, que corresponde al elemento tierra.
El sello de Salomón esta formado por dos
triángulos invertidos, que equivalen a la sabiduría
humana. En la tradición Judaica, este representa a
Dios, cuyo nombre no se puede pronunciar.
Conocida es la importancia que a este triangulo se le
daba en la Francmasonería, al que se llamaba Delta
Luminoso, en evocación a la forma de la mayúscula
Griega. Por lo tanto, el rosetón que ilumina el sector
mas frío de la iglesia parroquial de Valderrobres,
constituye un código dejado allí por los Templarios,
para transmitir una serie de mensajes secretos, a
través de la Cruz de Ocho Beatitudes.
En esta ocasión, la Cruz no esta inscrita en un
circulo como en San Bartolomé de Ucero, sino en un
triangulo equilátero, y también aparece el cabalístico
nº 7 (16=1+6=7), figura que transmite además todo el
poder celestial, al estar relacionada con Dios Padre.
Se da la circunstancia además de que la
capilla elevada que ilumina este rosetón, esta
comunicada con el castillo de Valderrobres a través
de un pasillo aéreo, recordemos que esta fortaleza no
fue tal, puesto que se concibió en tiempos
Templarios para proteger una piedra sagrada que se
alzaba en lo mas alto de la construcción, donde
hubiera debido estar el patio de armas, en caso de
ser fortaleza militar.
Bajo las entrañas del castillo, se extienden numerosas galerías secretas, que según tradición
y leyenda, sirvieron para que los Templarios se desplazasen hacia el río Matarraña, para huir en caso
de asedio, y proveerse de agua potable.
Valderrobres
(Por Antonio Coca Navas.)
37
CARAVACA DE LA CRUZ
Caravaca de la Cruz se encuentra en la parte de la Sierra de Segura sita en la provincia de
Murcia, llamada administrativamente Comarca del Noroeste , concretamente la capital del municipio
está ubicada en el valle del río Argos o río Chopea.
Caravaca de la Cruz es un lugar de referencia para el culto de la Iglesia Católica que desde
1998, durante el papado de Juan Pablo II, la ha catalogado como una de las cinco ciudades santas
del catolicismo, que disponen del privilegio de celebrar un año jubilar a perpetuidad. El primero de
ellos tuvo lugar en 2003 y contó con la visita del por entonces Cardenal Ratzinger, a la sazón
Benedicto XVI.
Además del magnífico Alcázar, Jaime I donó al Temple otras muchas posesiones, según reza
la real carta fechada el 7 de marzo de 1266 y escrita en la misma Murcia: Damos y concedemos a
Dios y a la Ordendel Temple Militar para siempre por herencia propia, franca y libre, casas que son
de Abu Kalach, Aben Mahomat y Algonfan, de las mismas casas, la que está edificada delante de
aquél, que ciertamente están en Murcia, en la parte
de los cristianos y se enfrentan de una parte ( a unas
casas que) se dice de Rebot Alahuet y a las casas de
Abenabdalacid. Damos y concedemos a Dios y a la
Orden antedicha, para siempre, todo lo que fue de
Alfofaxer, y se enfrentan desde dos partes al (muro)
y de otra parte a la vía pública y de otra a las casas
Alfacham. Predichas así las casas y huertos. Estas
casas son de extramuros y podrían situarse hoy
aproximadamente, desde Las Claras hasta la calle de
Jaime I el Conquistador.
Aquel mismo año, pero ya desde Barcelona,
Jaime I dispone lo siguiente: ¿...Por la gracia de
Dios, el Rey de Aragón, de Mallorca y de Valencia,
los compañeros de Barcelona y de Urgel y el Señor
de Montispessulani, por nosotros y por el ilustre rey de Castilla y los suyos, damos y concedemos a
Dios y a la Orden Militar del Temple, para siempre, por herencia propia, franca y libre, casas que
fueron de Abdelhac Ali Mahomet Abnibiniambra y el granero de las mismas casas que están ante la
puerta de éste. Ciertamente las casas que están en Murcia, en la parte de los cristianos que se
enfrentan de una parte a la vía pública que se dice de Rabac Alahubet y a las casas de delante, y de
otra a la vía que se dice de Navat, de otra a las vías que se dicen de Zarhan y de otra a las casas de
Aben Abdelaziz. Damos después que las asignáramos y dimos a la Orden antedicha para siempre el
huerto que fue de Dalfossayex y se enfrenta desde las dos partes al muro de la ciudad.
38
Como puede verse, en esta segunda carta de
donación el Rey confirma las propiedades otorgadas
meses antes y añade algunos datos destacando los
referidos a las vías de Zarhan y de Navat, que se
suman a la ya citada en Marzo y denominada Rabac
Alhubet.
Reinstaurado el poder y la influencia
castellana, se rectificaron las capitulaciones
aragonesas con la hábil diplomacia del Maestre del
Temple Lope Sánchez. Concede entonces Alfonso X
grandes señoríos a las Órdenes Militares en zonas
fronterizas de escasa población, con lo que se
ganaba seguridad para el reino y el desarrollo de ciertas actividades económicas.
A los Templarios se les había donado la bailía de Caravaca que abarcaba Cehegín y Bullas.
Desde el primer momento se les respetó la posesión de la Alcazaba con Dar-ax-Xarife (Ayuntamiento
actual) y el alcázar Nasir, la Torre de Caramajul, jardines, huertos, baños y una mezquita.
En 1282 fue depuesto el rey Alfonso X y se nombró regente a su hijo Sancho, pero los
Templarios continuaron fieles a don Alfonso, tanto en la ciudad de Murcia como en la bailía, lo que
no resultó del agrado del futuro Sancho IV quien poco después intentaría quitarse esta espina
clavada en su orgullo. En 1283 falleció Alfonso dejando claro en su testamento el deseo de ser
enterrado y custodiado por los Templarios de Murcia. Fue albacea y encargado de llevar a buen
término los deseos testamentarios del monarca el Templario Fray Juan.
Tres años después, concretamente en 1285 cuando era alcaide de la fortaleza Templaría
Bermudo Méndez, Bullas cayó en manos de tropas musulmanas. Pudiera ser que se tratara de un tal
Zaen (Abenbucar Abuzayen), capitán de unos cientos de jinetes que tuvo en jaque en toda la frontera
a las tropas cristianas hasta fines de siglo. El caso es que al pobre Bermudo se le acusó de tener la
fortaleza mal defendida y aunque en última instancia sus tropas lograron reconquistarla, al final el
mal estado en el que quedó aconsejó fuese derruida. El resultado final fue que Sancho IV acabó
castigando a los Templarios mediante la anexión de sus tierras a la Corona, temporalmente.
En 1296 el reino de Aragón se hizo con el territorio murciano en detrimento de Castilla y así lo
mantuvo en su poder durante nueve años. De este período existe noticia de la mediación de Jaime II
entre los Templarios y el caballero Guillén de Anglesola, así como dos interesantes cartas que
afectan directamente al Temple en Murcia. Ambas misivas están firmadas por el rey y en ellas se
pretender dar solución a un contencioso pecuniario con influyentes prestamistas en el que tiene
parte indirecta la Orden. La primera de las cartas está fechada el 3 de agosto del año de gracia de
1296 y va dirigida al Comendador Templario de Caravaca, fray López Pays, a quien el monarca
conmina para que la Orden restituya sus bienes a dos personajes del colectivo judío: Moisés Yuzett
y su hermano Albolazat, vecinos de Mula.
Dos años después, un 26 de mayo, Jaime II vuelve a enviar otra misiva; esta vez dirigida al
Procurador General del Reino de Murcia, Jaime Xericá, en la que se menciona a los Templarios en
relación con otro contencioso de parecido corte en contra del hidalgo Guillén de Anglesola.
En 1304 tuvo lugar un interesante acontecimiento cuando unos cuatrocientos Caballeros Templarios,
en unión con Ibn Rahhu de Lorquí llevan a cabo una expedición a tierras granadinas que resulta todo
un éxito, recorriendo todo el valle de Almanzora. Poco después, en 1307, el Temple fue perseguido
por la corona de Francia en la persona de Felipe el Hermoso, persecución que rápidamente se fue
extendiendo geográficamente hasta alcanzar a todo el ámbito templario, incluida Jerusalén. En la
bailía Templaría murciana destacaba entonces como cabeza visible el Maestro Rodrigo Yánez.
A partir de 1309 y hasta 1313, poco a poco, la Orden de Santiago fue apropiándose del
territorio Templario, y consiguiendo sus propiedades de manera definitiva y de forma oficial en
1344, con Alfonso XI.
(Por FLP)
39
Orden Católica Española Templaría
Priorato Católico y Templario de España y Chile
Descargar