Empresarias en Puebla

advertisement
TÍTULO: Empresarias en Puebla; relaciones de género, trabajo y
familia
Rocio González Pereyra: Licenciatura en economía, maestría en economía y
actualmente estudio el doctorado en Sociología Política, profesora investigadora
de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Benemérita Universidad
Autónoma de Puebla, México. rocio299@hotmail.com
Francisco Sánchez Espinoza: Licenciatura en economía, maestría en Ciencias
Políticas, Doctorado en Sociología Política, miembro del sistema nacional de
investigadores, profesor investigador de la Facultad de Derecho y Ciencias
Sociales de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México.
frasaes_7@hotmail.com
Palabras clave: Género, trabajo y empresaria
Resumen
Es importante estudiar la participación de las mujeres como de empresarias, para
determinar si se trata de una incursión coyuntural, si es consecuencia de las crisis
recurrentes que ha padecido el país durante las últimas tres décadas, o bien si
responde a una nueva forma de estructuración del orden económico y social.
De la misma manera en que hay casos de mujeres trabajadoras que se
desempeñan en el mercado laboral, sin abandonar su rol de responsables del
hogar; se encuentran mujeres que se convierten de trabajadoras o amas de casa
a empresarias. Dentro del conjunto de aspectos asociados al desempeño de la
actividad empresarial femenina, me ocupo concretamente de la forma en que
estas mujeres desarrollan la idea de crear una empresa, lo que implica conocer y
analizar las razones por las cuales estas mujeres incursionan en esta actividad.
En este trabajo se parte de una visión integral de la actividad económica
femenina, examinando de forma especifica el trabajo de las empresarias
poblanas, lo que me interesa es no caer en la trampa del análisis estadístico a
partir del cual se reconoce una problemática, es importante descubrir las
cuestiones de subjetividad y los sistemas simbólicos, encontrando las razones
que llevan a estas mujeres a incursionar en este tipo de actividad, en los
conflictos y contradicciones que enfrentan al iniciar y desarrollar su propio negocio
y cómo se perciben como empresarias. Colocando a las posiciones de género y
trabajo como mecanismos decisivos para explicar las formas y grados en que se
desarrollan este grupo de mujeres.
Página 492 de 1374
1
Aspectos económicos
Puebla es una de las ciudades más importantes de México, por las
características históricas, culturales, aspectos socio-económicos, tamaño
poblacional y su dinamismo económico. Concentra el 26% de la población estatal.
Con sus 16 municipios aledaños, conforma la cuarta zona metropolitana más
poblada del país y consta de una planta industrial diversificada así como un panel
amplio de servicios. Tiene una ubicación ideal en la zona de influencia de la
ciudad de México y constituye un punto estratégico entre mares, con las cuales
está vinculada por medio de la carretera federal Puebla- Tehuacán-Veracruz y de
la carretera federal Puebla-Izúcar de Matamoros hacia el estado de Morelos y el
estado de Oaxaca. Para el turismo y su proyección internacional, se beneficia de
la presencia del aeropuerto de Huejotzingo..
El municipio de Puebla concentra la cuarta ciudad más importante de
México, por su importancia económica y tamaño de población. Al mismo tiempo
es el eje dinamizador de la zona metropolitana Puebla-Tlaxcala.
Se identifica en la economía estatal la transformación de las economías
agrarias en economías industriales y, en los últimos años actividades en el sector
terciario. La economía municipal es el reflejo de un cambio recesivo de la
economía mexicana y el agotamiento de esta forma de crecimiento derivó en un
proceso de crisis trastocando a la economía poblana, desarrollando nuevas
tendencias del capitalismo mundial instalándose en una maquila de exportación.
Se puede constatar una marcada dualidad en la composición industrial. Por un
lado, el segmento moderno y competitivo, desde la lógica capitalista, conformado por
las grandes empresas de la entidad que representan el 1% de los establecimientos
industriales del estado, contribuyendo con el 64% de los ingresos.
El comportamiento económico de la entidad durante el periodo 2000- 2005,
correspondiente al crecimiento del PIB fue de 3.7 % manteniéndose en el
séptimo lugar de las economías estatales del país. Esto se explica por lo que
sucede con sus principales mercados, obedeciendo a su alta dependencia en la
maquila y del sector automotriz, cuyos mercados van dirigidos a Estados Unidos
(Cuadro 4).
Cuadro 4
Comparación del PIB Estatal con el Nacional a Precios Corrientes, 1993-2006
(Millones de pesos)
Año
PIB Puebla
2000
2001
2002
2003
2004
2005
187, 413
198, 867
209, 143
229, 459
247, 503
273, 253
Variación %
14.8%
6.1%
5.2%
9.7%
7.9%
10.4%
PIB Nacional
Variación %
%
Puebla/nacional
4, 983, 518
5, 269, 654
5, 734, 646
6, 245, 547
6, 964, 059
7, 466, 438
18.5%
5.7%
8.8%
8.9%
11.5%
7.2%
3.76%
3.77%
3.65%
3.67%
3.55%
3.66%
FUENTE: SEDECO 2000-2005.
Página 493 de 1374
En el periodo de 1994 a 2006 encontramos que se desarrolla de manera
importante el sector servicios, junto con el de construcción, vinculado con las
obras de infraestructura emprendidas por el gobierno de la entidad. Este sector
servicios está vinculado con el impulso del sector turismo, estos servicios van
extendiéndose al esparcimiento, alojamiento temporal y restaurantes.
Simultáneamente, surge el desarrollo de la educación, dado que se da un
proceso acelerado de privatización de la matrícula que ya se comento con
anterioridad.
En el conjunto de la economía poblana se puede apreciar el crecimiento de
la participación de las actividades manufactureras, del comercio y los servicios
frente a la pérdida de participación de las actividades agropecuarias (cuadro 5).
Cuadro 5
PIB por división de actividad económica a precios de 1993
2000-2005 (millones de pesos)
2000
Rama
de actividad
Agropecuario, silvicultura y
pesca
2001
2002
2003
2004
2005
3,224
3,421
3,179
3,380
3,433
3,460
208
229
235
165
195
257
14,436
13,951
13,998
14,800
13,919
16,097
1,998
2,190
1,765
1,670
1,946
2,240
768
758
762
863
850
862
Comercio, restaurantes y
hoteles
10,296
10,133
9,902
9,838
10,087
10,103
Transporte, almacenaje y
comunicaciones
4,906
5,186
5,209
5,500
5,795
6,137
8,182
8,350
8,512
9,058
9,296
9,692
8,680
8,982
8,959
8,948
9,058
9,285
Minería
Industría manufacturera
Construcción
Electricidad, gas y agua
Servicios financieros, seguros,
actividades inmobiliarias y de
alquiler
Servicios comunales, sociales
y personales
FUENTE: Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2000-2005..
Podemos decir con estos resultados que Puebla no ha podido atraer
capital productivo, por lo que ha seguido con procesos manufactureros ubicadas
en las ramas tradicionales basados en el uso intensivo en mano de obra, situación
que se agrava aún más, si se considera que en la ciudad se tienen ramas que se
encuentran en un agotamiento estructural, como sería el caso de la industria textil.
Página 494 de 1374
El mayor ritmo de crecimiento del PIB estatal con respecto al nacional se
explica en buena medida a la entrada en vigor del TLCAN y por lo tanto al
fortalecimiento de la industria manufacturera. Así, para el año 2004, el PIB
manufacturero se ubicó en 13 mil 919 millones de pesos, lo que significó una
participación porcentual de 25.9% del total del PIB estatal. (SEDECO, 2008).
Asimismo, en los últimos años se ha impulsado a la rama de servicios de
salud y asistencia social. Sin embargo, igualmente estos servicios estarán
concentrados en la zona metropolitana y se caracterizan por remuneraciones muy
bajas, aunque con altos niveles de inversión. Cabe destacar que el sector agrícola
mantiene una dualidad muy fuerte, pues mientras que se ha mantenido una
población campesina, su producción es muy baja y de subsistencia, y, por el otro
lado existen sectores más dinámicos vinculados con la horticultura, que tienen
mejores condiciones productivas y su mercado es centralmente la ciudad de
México (Daza, 2008).
Los estudios realizados por Pérez, Polése y Barragán (2003) determinaron
que las actividades terciarias dinámicas que definen la atracción como centro de
negocios en Puebla, se encuentran en el suroeste de la ciudad. La zona de plaza
dorada se desarrollo a fines de 1980, el área de las Animas a mediados de los
noventa y el desarrollo del circuito económico Angelópolis a finales de los
noventa donde se construyó un complejo comercial y de servicios, contemplando
servicios culturales, recreativos y residenciales, para grupos de altos ingresos.
2-
Tendencias de las empresas en Puebla
La postura considerada corresponde, que el fenómeno de globalización a
llevado a desenvolver divergencias económicas en todos los niveles, identificando
situaciones nuevas, tendencias que han surgido desde los años ochenta
identificadas con avances científicos – tecnológicos, formas de organización,
control y segmentación geográfica de la producción, opciones de inversión y los
grados de movilidad en los flujos financieros, etc., y se ha facilitado al extremo el
movimiento del capital.
Se puede decir que se vive un momento de definición de la estructura
productiva, que se caracteriza por la aparición de nuevas ramas no tradicionales
en el escenario de competitividad. Por lo que es necesario pensar en un cambio
institucional para resolver el reto de la modernización y la competitividad
empresarial en México, provocando este mismo efecto en el resto de los estados.
En este escenario resulta relevante la búsqueda de estrategias que aporten
crecimiento y desarrollo económico, aumentando la productividad, innovación,
generación de empleos y un rejuvenecimiento de las de la estructura
socioproductiva.
Podemos mencionar que la estructura productiva poblana manifiesta un
rezago generalizado en términos de productividad y de nivel tecnológico. El nivel
de competitividad del estado se encuentra en el uso intensivo de recursos
humanos en todas las actividades económicas. En cuanto a la concentración de
unidades económicas en el Estado de Puebla se integran de la siguiente manera;
el 96% son microempresas, el 2% son pequeñas empresas, 1% corresponden a
empresas medianas y grandes. (Gráfica 1), lo que representa un enorme
crecimiento de los establecimientos micro cuyo lapso de vida se reduce a menos
Página 495 de 1374
de dos años, sobre todo los ubicados en las ramas de alimentos y talleres
artesanales, estos representan una estructura organizativa que se debate en las
actividades domésticas y empresariales.
Gráfica 1
Unidades Económicas en el Estado de Puebla 2010
1%
1%
2%
Micro-empresas
Pequeñas-empresas
Medianas-empresas
Grandes-empresas
96%
Fuente: INEGI. Censos Económicos 2010.
Asimismo, sus perspectivas se encuentran limitadas por una baja
producción bruta, esto no permite la inversión, situación que elimina la expansión
sostenida de su capacidad productiva, de manera que su dinámica se encuentra
en relación directa a los niveles de concentración urbana. La producción bruta
total que aportan las grandes empresas es de 78 %, la microempresa 11%, las
medianas empresas aportan 7% y las pequeñas empresas un 4%. (Gráfica 2).
Gráfica 2
Producción Bruta Total en el Estado de Puebla 2010
Página 496 de 1374
11%
4%
7%
Micro-empresas
Pequeñas-empresas
Medianas-empresas
Grandes-empresas
78%
Fuente: INEGI. Censos Económicos 2010.
En lo referente a la población ocupada por unidades económicas, las
microempresas generan 48%, las grandes empresas contribuyen con el 38%, la
pequeña empresa 8% y la microempresa genera un personal ocupado del 6%.
(Gráfica 3). Los procesos de cambios en las ciudades no son independientes del
nivel de desarrollo del país. Esto se refiere a que la sensibilidad de las
condiciones locales (geografía, planificación urbana, estructura gubernamental,
entre otros factores, explican el comportamiento de las unidades productivas y
este cambio genera un aumento en la demanda de servicios y comercio.
Gráfica 3
Personal Ocupado del Estado de Puebla por Unidades Económicas 2003
38%
Micro-empresas
48%
Pequeñas-empresas
Medianas-empresas
Grandes-empresas
8%
6%
Fuente: INEGI. Censos Económicos 2003.
Página 497 de 1374
Por lo expuesto anteriormente, es fácil identificar la carencia de políticas de
fomento orientados a la generación y mantenimiento de las pequeñas y medianas
empresas que han sido afectadas por la apertura y la distribución espacial, en
donde el capital local ha abandonado la inversión para así poder generar empleos
considerables que esta demandando la ciudad.
3.
Trabajo; una comparación entre hombres y mujeres en Puebla
La política neoliberal y la crisis económica han transformado el papel de la
mujer en la sociedad mexicana, se puede decir que en tres aspectos: 1). En el
mercado de trabajo, 2). En la vida cotidiana, 3). En la participación política.
El crecimiento de la PEAF es un fenómeno normal del desarrollo
capitalista, lo que llama la atención es que en una etapa de crisis, ésta aumenta
más que la masculina y que la total. Ello indica que las mujeres se incorporan al
mercado de trabajo para aumentar los ingresos familiares. Con las apreciaciones
anteriores muestran que el empleo femenino se ha incrementado, habría que
preguntarse ¿Qué actividades son las receptoras de la mano de obra femenina?
Y ¿En que condiciones se incorpora la mujer en el trabajo?
La importancia que tiene la mujer en la población total no resulta igual si
hablamos de la Población Económicamente Activa, con esta observación para el
2008, el 60% de la PEA son hombres y el 40% mujeres. En este sentido, la
diferencia de estos dos resultados en donde el hombre es el que se integra en
mayor medida al mercado de trabajo, este resultado se debe a que existe la
condición de maternidad que es una de las limitantes en donde la mujer frena su
vida profesional y productiva. (Gráfica 4). La división del trabajo tradicional,
destina a las mujeres el cuidado de los hijos y las tareas hogareñas, es lo que
inhibe su incorporación a la fuerza de trabajo.
Gráfica 4
Población Economicamente Activa (Ocupada)
40%
Hombres
Mujeres
60%
Fuente: INEGI. Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2010.
Página 498 de 1374
En términos de Población Económicamente Activa (PEA), se distribuye de
la siguiente manera; 23.37% en el sector primario, 25.38% en el secundario,
51.04% en el sector terciario y 0.20% no especificado. Esta información
corresponde a los indicadores estratégicos de ocupación y empleo del año 2008.
(Cuadro 6).
Cuadro 6
Indicadores de Ocupación y Empleo 2008
Sector primario
Sector secundario
Sector terciario
517 363
561 781
1 129 697
23.37%
25.38%
51.04%
Fuente: Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. STPS-INEGI.
Lo primero que salta a la vista es que el sector terciario ha captado la
mayoría de la mano de obra femenina. El crecimiento del sector servicios es parte
de un proceso económico mundial que presenta diferencias entre países
desarrollados y subdesarrollados. En los primeros el desarrollo del sector
obedece a una alta tecnificación de la industría y al surgimiento de nuevas
actividades de servicios como la telemática, la informática, el sistema financiero y
las telecomunicaciones.
En los países subdesarrollados el crecimiento del sector se debe a dos
fenómenos: El primero que corresponde a la mayor urbanización, que exige más y
mejores servicios para la población y la actividad productiva. En esta área se
ubican los trabajadores asalariados que se encuentran en la economía formal. El
otro es producto de las políticas de ajuste llevadas a cabo por el gobierno
mexicano, para controlar la inflación dando un retroceso en la actividad
económica, una reducción en los salarios reales, cierre de empresas y una
agudización de la pobreza.
Asimismo, la apertura comercial, ha destruido casi la mitad de la planta
productiva del país, lanzando a la calle a miles de trabajadores y cerrando las
posibilidades de trabajo de la economía formal de igual forma a mujeres y
hombres. Los individuos han encontrado la manera de sobrevivir ocupándose del
sector informal, lo que significa bajos ingresos, ausencia de prestaciones sociales
y jornadas extenuantes.
La estructura sectorial de la fuerza de trabajo, a nivel estatal, se puede
apreciar la todavía participación de la PEA en las actividades agropecuarias que
en Puebla es una actividad netamente masculina. El proceso de terciarización se
presenta en una proporción creciente del empleo total de mujeres que se
concentra en los servicios y el comercio. El sector tradicionalmente con menor
aportación a la PEA de mujeres se encuentra en la construcción. (Gráfica 5).
Página 499 de 1374
Gráfica 5
Puebla: Población ocupada por sectores de actividad económica
1,200,000
1,000,000
800,000
600,000
400,000
200,000
0
I
II
III
IV
I
II
2005
III
IV
I
II
2006
Primario
Secundario
III
2007
Terciario
IV
I
2008
No especificado
Fuente: Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. STPS-INEGI
La economía poblana se ha caracterizado por una integración tardía al
patrón global de reproducción, pero con ritmos acelerados; el resultado ha sido la
integración segmentada y polarizada, pues al mismo tiempo que existen sectores
altamente dinámicos y competitivos, la mayor parte de sus ramas se pueden
caracterizar de baja productividad (Daza, 2008; 14).
4.
Nivel de ingreso
Una expresión de heterogeneidad se encuentra en el porcentaje de la
fuerza de trabajo de acuerdo al nivel de ingresos para hombres y mujeres. Con lo
que se observa en el cuadro 7, un núcleo significativo de la fuerza de trabajo
potencial no recibe ingresos, de las cuales más del 50% son mujeres, la diferencia
es casi nula en hombres y mujeres en el nivel del ingreso correspondiente a los
que ganan hasta un salario mínimo que se presenta en un 50%, en los siguientes
rubros por nivel de ingreso se puede identificar que las mujeres reciben menores
ingresos que los hombres y la diferencia se puede observar de manera
contundente.
Cuadro 7
Personas Ocupadas en el Estado de Puebla, según niveles de ingresos 2008
Página 500 de 1374
PEA
2,296,59
(%)
Población Ocupada por
Nivel de Ingreso
2 213 361
22222,213,3512,213,3,213,3512,213,351
96.37
Hasta un salario mínimo
438 339
19.80
mas de 1 y hasta 2
salarios mínimos
513 036
23.17
más de 2 y hasta 3
salarios mínimos
467 597
21.12
mas de 3 y hasta 5
salarios mínimos
más de 5 salarios mínimos
276 131
12.4
156 446
7.0
No recibe ingresos
302 773
13.6
No especificado
59 032
2.6
Fuente: Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. STPS-INE
Se puede apreciar que la mayor parte de la población en la entidad percibe
hasta dos salarios mínimos, lo que significa que esas personas no puedan
satisfacer sus necesidades básicas, con ello se puede señalar que la mayoría de
la población se encuentran en algún tipo de pobreza.
Ello obedece a diversos motivos relacionados con el desarrollo económico,
social y cultural que no solo se refleja a nivel estatal sino en el plano nacional. El
número de personas fuera de la edad laboral que participan en la actividad
económica varía según el nivel de desarrollo económico.
Aún cuando existen estimaciones y opiniones diversas, puede decirse que
esta desigualdad del ingreso ha sido una tendencia y constante del sistema
capitalista. Así, se presenta en un consenso entre los diferentes especialistas del
tema en donde las políticas económicas y sociales hasta ahora aplicadas no han
sido lo suficientemente eficaces como para reducir la inequidad de la distribución
del ingreso, e incluso para mejorar el poder de compra de amplios segmentos de
la población que están atrapados en condiciones de pobreza extrema.
5.
Referencia estadística de las empresarias
En este apartado se han retomado datos que reflejan cual es la proporción
de la participación de hombres y mujeres en la actividad empresarial, para ello
seleccione estadísticas correspondientes a la Encuesta Nacional de Ocupación y
Empleo. Por ejemplo, en el cuadro 8 refleja que la participación de empleadores
alcanza 3.40% que son propietarios de los bienes de producción, con
trabajadores a su cargo y el 0.34% son mujeres con las mismas características.
Esta relación exalta la importancia de los estudios de empresarias donde
conquistan espacios de poder, abriendo la posibilidad en el surgimiento de
nuevas identidades.
La falta de atención hacia el estudio de las empleadoras de la población
femenina económicamente activa se explica a su vez a la escasa visibilidad de la
mujer empresaria en la región. Una de las características de este tipo de
Página 501 de 1374
ocupaciones es que también en los cargos de representaciones gremiales existe
poca participación en el contexto poblano.
Cuadro 8
Población ocupada por posición de la ocupación 2008
Posición de la Ocupación
PEA
Trabajadores subordinados y
remunerados
Asalariados
Con percepciones no salariales
Empleadores
Trabajadores por cuenta propia
Trabajadores no remunerados
No especificado
Hombres
1 380 973
Mujeres
915 626
Total
2 296 599
800,322
744,253
56,069
70,223
352,845
105,323
0
498,093
473,292
24,801
7,984
222,491
156,070
0
1,298,415
1,217,545
80,870
78,207
575,336
261,393
0
Fuente: INEGI. Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2008.
La información estadística adquiere otra modalidad si analizamos el
porcentaje de empresarias por ramas económicas, en donde la participación de
las mujeres es relevante en actividades del comercio y los servicios de hotelería,
restaurantes y servicios comunales.
Como ha señalado Zabludovsky (2000) las empresas de mujeres tienden a
estar cada vez mas diversificadas y su presencia ya no se limita únicamente a
aquellas actividades tradicionales. Hay que destacar que la contribución de estas
mujeres es relevante en actividades como el comercio que en los años 2000 a
2005 es de (26.6%), los servicios comunales y sociales (20.0%), servicios de
hoteles y restaurantes (34.1%), en este tipo de servicios se incluyen a propietarias
de hoteles familiares, restaurancitos que incluyen a todo tipo de fondas, en lo que
se refiere a servicios financieros y profesionales (4.2%). Las empresarias en
Puebla muestran una tendencia hacia la formación de empresas manufactureras,
ubicadas en la fabricación de blancos y prendas de vestir.
Se puede decir que en México existe una heterogeneidad tanto de
empresas como de empresarios que responden a presiones globales, nacionales,
a la historia de cada región, de su cultura e idiosincrasia, o de la política
económica establecida en las regiones correspondientes. Enmarcados en
contexto se puede decir que la actuación de los hombres y mujeres de negocios
está delimitada por una serie de factores (familia, cultura, presiones económicas y
políticas), que su acción implica la racionalidad instrumental, pero también el
mundo valorativo, el afectivo, el del razonamiento cotidiano, y el estético.
Cuadro 8
Porcentaje de empresarias en Puebla por ramas de actividad
2005- 2010
Rama de actividad
2005
2006
2007
2008
2009
2010
Página 502 de 1374
Comercio
26.0
27.0
22.1
23.0
37.9
24.1
Servicios comunales,
sociales y personales
Hoteles y restaurantes
22.7
20.4
24.2
25,7
27.1
26.0
30.8
32.1
35.5
36.4
34.6
35.3
Industria
de
la
transformación
Servicios financieros y
profesionales
Trasporte y servicios
14.6
15.0
12.9
6.0
6.1
5.5
3.2
3.5
4.0
4.5
5.1
5.4
2.9
2.0
1.5
2.5
3.0
4.1
Total
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
Fuente: INEGI. Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2005-2010..
La década de los ochenta en México marcó el inicio de cambios que se
dieron en el modelo económico, como la participación del Estado en las
transformaciones económicas del país, pero también el inicio de la
reestructuración productiva y con esto la redefinición del papel del empresariado
en la vida económica.
Bibliografía
Alonso, José. Mujer y trabajo en México, en El obrero mexicano, Vol. 2,
Siglo XXI y UAM Instituto de Investigaciones Sociales, México, 1984.
Castells, Manuel. “La era de la información: economía, sociedad y cultura.”
Vol. II. El poder de la identidad, México, Siglo XXI editores, México, 1999.
de Oliveira, Orlandina y Ariza, Marina. “División sexual del trabajo y
exclusión social”, Revista Latinoamericana de Estudios del Trabajo, año 3, Núm 5,
Enero-Julio de 1997. Pp. 183-222.
de Oliveira, Orlandina y García, Brígida. “Encuestas, ¿hasta donde?
Problemas metodológicos en la investigación sociodemográfica.” Programa de
investigaciones sociales en población en América Latina (PISPAL) y El Colegio de
México, México, 1986. Pp. 65-80.
de Oliveira, Orlandina y Salles, Vania. “Reproducción social, población y
fuerza de trabajo: Aspectos conceptuales y estrategias de investigación.”
Ponencia presentada en la II reunión de SOMEDE, México, 1986.
García Guzmán, Brígida, “La fuerza de trabajo en México a principios de
los noventa: problemas de medición, principales características y tendencias
futuras.” Documento del proyecto: Determinantes de la oferta de mano de obra en
México. El Colegio de México, México, 1994.
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática. “Mujerdatos.”
Encuesta Nacional de Empleo Urbano. Puebla. INEGI, 2000 y 2005.
___ “Censos Económicos.” 1990 y 2000.
Página 503 de 1374
___ “Censo general de Población y Vivienda.” 1990 y 2000.
___ “Encuesta Nacional de Empleo Urbano.” Publicación trimestral, 2000
al 2007.
___ “Glosario de Términos Censales.” 1990 y 2000.
Zabludovsky, Gina. “Presencia de la mujer empresaria en México.” Documentos
de trabajo del CIDE, División de Estudios Políticos, Núm. 18, 1994a.
___ “Mujeres empresarias y derechos económicos en México.” Ponencia
presentada en XVIII Congreso Internacional LASA, Marzo de 1994, Atlanta,
1994.b.
___ ”México: mujeres en cargos de dirección del sector privado”, en
Revista Latinoamericana de Administración, primer semestre, Núm. 38, 2007. Pp.
9-26.
Página 504 de 1374
Descargar