Resumen en Español Sencillo

advertisement
Misericordiae Vultus
El Rostro de la Misericordia
Bula de Convocación del Jubileo
Extraordinario de la Misericordia
Francisco, Obispo de Roma.
A cuantos lean esta carta les envío una
bendición de gracia, misericordia y paz.
Resumen en Español Sencillo
1. En Jesús vemos la misericordia del Padre. Esta misericordia
es rica y eterna. Jesús es el sacramento de esto: la
manifestación visible, tangible y audible del interminable
amor, perdón y misericordia de Dios. Cuando vemos a Jesús,
vemos al Padre; Jesús revela así la misericordia de Dios para
nosotros.
En tus propias palabras, ¿qué es la mise
La buena voluntad dispuesta a ayudar
a cualquier persona en momentos de
necesidad. ricordia?
2. Debemos pensar profundamente sobre la misericordia,
porque la misericordia es lo que nos lleva a un sentido
verdadero y profundo del bienestar. Cuando comprendemos
la misericordia, conocemos a la Santísima Trinidad - la
comunidad de amor que es Dios.
La misericordia es una actitud de
nuestra parte que nos lleva a mirar
profundamente dentro del corazón de
cada persona y descubrir cualquier
circunstancia que causó daño.
3. Hay momentos en los que de un modo pensamos y
oramos más sobre la misericordia para que así podamos
nosotros mismos convertirnos en agentes del amor de Dios
por los demás.
En el judaísmo y el cristianismo, el
concepto del Jubileo es un año especial
de la remisión de los pecados y el
perdón universal.
La Fiesta de la Inmaculada Concepción
celebra la concepción de María en el
vientre de su madre, Ana. Celebramos
el nacimiento de María nueve meses
después el 8 de septiembre.
¿Hay una puerta en su parroquia que
pueda ser designada para este Año
Santo?
Es por esto que he anunciado un Jubileo de la Misericordia.
El jubileo se abrirá el 8 de diciembre del 2015, la fiesta de la
Inmaculada Concepción. Elegí esta fiesta, ya que ocupa un
lugar único en nuestra historia. Los seres humanos somos
muy pecaminosos: egoístas, codiciosos, lujuriosos, y
enojones. Pero a pesar de esto, Dios nos responde con amor.
Ten misericordia de mí. La misericordia es siempre mayor
que nuestro pecado y, para demostrarlo, Dios llamó a María
para darnos a Jesús y libró a María de esta naturaleza
pecaminosa.
El 8 de diciembre voy a abrir la Puerta Santa, que de esta
manera se convertirá en una puerta de la misericordia.
Cualquier persona que pasa a través de esta puerta va a tener
un encuentro con la misericordia de Dios.
© PastoralPlanning.com 2015 │ Resumen │ El Rostro de la Misericordia │ Page 1
Poco después de esto, otras puertas se abrirán, primero en la
Iglesia de San Juan de Letrán en Roma, luego en otras
basílicas, en los santuarios locales de todo el mundo, e
incluso en las iglesias parroquiales locales, bajo la dirección
de su obispo. Este será un jubileo en todo el mundo.
4. Elegí el 8 de diciembre como la apertura del Jubileo, ya
que también es el quincuagésimo aniversario de la clausura
del Concilio Vaticano II. Quiero mantener con vida el
Vaticano II en la Iglesia, porque en el Concilio, nuestras
fuertes murallas se derrumbaron y una nueva era de la
misericordia se inauguró.
¿Qué crees que los Papas Juan XXIII y
Francisco quieran decir con el término
"medicina de la misericordia"?
El mismo San Juan XXIII proclamó en su discurso de apertura
en el Concilio "En nuestro tiempo, la Esposa de Cristo
prefiere usar la medicina de la misericordia y no empuñar las
armas de la severidad", dijo. La medicina de la misericordia,
de hecho. Y Beato Pablo VI también le hizo eco a este
sentimiento en sus palabras de clausura.
Confiamos ahora que el Espíritu Santo nos guiará como
Iglesia a observar este Jubileo fielmente.
5. El año jubilar se cerrará el 20 de noviembre del 2016. No
puedo decirte lo mucho que espero que este año pueda crear
una Iglesia de la misericordia, llena de amor y perdón, lista
para ser como Jesús en todos los sentidos. ¡Así es como se
está salvando el mundo!
¿Por qué crees que esto es una
esperanza tan profunda para el Papa
Francisco?
6. Mientras reflexionamos sobre la misericordia veremos que
no es solo una idea abstracta. A lo largo de la historia, Dios
ha sido "misericordioso y paciente." La misericordia no es una
mera teología, sino una forma de ver y entender a Dios. Dios
es la misericordia y el amor.
Salmo 146: 7-9
Salmo 147: 3,6
Salmo 103: 3-5
Él ha tocado las vidas de personas reales: asegura la justicia
para los oprimidos, da pan a los hambrientos, deja libres los
presos, abre los ojos de los ciegos. El Señor levanta al caído,
ama a los justos, vela por los viajeros, apoya a las viudas y a
los huérfanos, y trae a los malvados a la ruina. Él sana a los
quebrantados de corazón y venda sus heridas y sostiene a los
humildes. Esta es nuestra agenda para el año jubilar. Dios
actúa hacia nosotros como un padre o una madre que ama a
sus hijos profundamente. Es un amor visceral, que no deja de
brotar. Así, también, este año, ha de brotar de nosotros un
amor para dar misericordia a todos los pueblos del mundo.
© PastoralPlanning.com 2015 │ Resumen │ El Rostro de la Misericordia │ Page 2
7. En nuestra larga tradición religiosa, hemos cantado una y
otra vez el Salmo 136. Jesús pudo haber rezado este mismo
salmo antes de su juicio y de su muerte. En él, después de
cada verso, proclamamos: "Eterna es su misericordia." Otras
traducciones dicen: "Porque es eterno su amor." Estas quieren
decir lo mismo. El camino de Jesús hacia el Calvario fue un
acto de misericordia suprema hacia nosotros.
8. Ahora vamos contemplar a Jesús. Él encarna el amor de
Dios para nosotros. Sus palabras y los milagros que trabajó
fueron diseñados para revelar la misericordia de Dios: a los
enfermos, a los que sufren, al extranjero, al rechazado, y al
pecador: ¡la misericordia de Dios durará por siempre!
Mt 09:36
¿A quién tenemos que mirar con amor
misericordioso? ¿Quién de nosotros no
se merece tal misericordia?
Lo que movió a Jesús a actuar con compasión hacia todos fue
nada menos que la misericordia. Jesús miró a todos con
amor misericordioso. Comprendía el corazón humano y
sabía cómo estamos atados por nuestro egoísmo y
egocentrismo. Sabía que nos falta el amor; pero sabía
también que por amarnos hasta el final, él nos libra de estos
demonios y nos prepara un camino para amar a los demás.
San Beda el Venerable escribió sobre cómo Jesús llamó a
Mateo, un pecador público y recaudador de impuestos. Jesús
miró a ese hombre con misericordia, según Beda. Vio más
allá de los pecados hasta el corazón de Mateo. Su misma
mirada borró los pecados de Mateo.
Siempre me ha cautivado esta expresión, tanto que quise
hacerla mi propio lema episcopal: miserando atque eligendo
que podría ser traducida en español, "Te perdono y te elijo."
9. Asimismo, en las parábolas que Jesús usó para instruirnos,
Dios se revela como el Padre que nunca se da por vencido,
incluso en un hijo que lo traicionó. Él busca a la oveja
perdida. ¡Dios ha tenido tal misericordia de nosotros! Dios
da la bienvenida a estos perdidos con alegría; él no nos
regaña o castiga. Él está feliz de tenerlos de vuelta.
¿Cómo se vive la misericordia de Dios?
¿A quién se excluye hoy de la oferta de
la misericordia de Dios? ¿Cómo
podemos invitarlos a la mesa?
La base de esto es la enseñanza de Jesús sobre la misericordia
en Mateo 18. Esta es la historia del siervo cuya deuda fue
perdonada por su patrón sólo para tratar sin piedad a
alguien que le debía mucho menos. El patrón se irrita mucho
por esto. ¿No debías también tú tener compasión de tu
compañero, como yo me compadecí de ti? ”Le pregunta el
patrón. (Mt 18:33). Jesús concluye: "Lo mismo hará también
mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a
sus hermanos" (Mt 18:35).
© PastoralPlanning.com 2015 │ Resumen │ El Rostro de la Misericordia │ Page 3
¿Cómo nos atrevemos ahora a no mostrar misericordia hacia
aquellos que más la necesitan? Esta parábola contiene una
enseñanza profunda para nosotros. La misericordia es la
manera como Dios nos trata; la forma en que tratamos a los
demás determina si somos hijos de Dios o no. Así como Dios
es misericordioso también nosotros debemos ser
misericordiosos. ¿Cómo nos atrevemos a tomar cualquier
otro camino?
10. La Iglesia es un sacramento de Cristo al mundo y por lo
tanto, debemos tener misericordia en nuestro ser. No puede
faltar la misericordia en nuestra predicación o enseñanza.
¿De qué manera ha fallado la Iglesia en
ofrecer misericordia a la gente?
Tal vez nos hemos olvidado de cómo mostrar misericordia o
vivir como personas misericordiosas. Puede ser que nuestro
enfoque en la justicia nos llevó lejos de la misericordia como
primer impulso.
En el resto del mundo, la misericordia también es deficiente,
como podemos ver en las noticias todos los días. Ahora ha
llegado el momento de que volvamos a ser una Iglesia de la
misericordia. Este debe ser nuestro testimonio al mundo.
11. San Juan Pablo II ofreció una gran enseñanza sobre esto
también "La Iglesia", dijo, "vive una vida auténtica, cuando
profesa y proclama la misericordia – el atributo más
estupendo del Creador y del Redentor – y cuando acerca a
los hombres a las fuentes de la misericordia del Salvador".
Dives in Misericordia, # 11
El SEÑOR Dios entonces tomó al
hombre y lo puso en el jardín del
Edén, para cultivar y cuidar de él.
(Genesis 2:15)
Nuestra misericordia debe extenderse a toda la creación, san
Juan Pablo II enseña. Nuestra tarea de construir y cultivar la
tierra, que nos ha dado Dios en Génesis 2:15, debe incluir las
actitudes y acciones de misericordia hacia la tierra, así como a
su gente.
12. Nosotros, como Iglesia debemos imitar a Cristo. Debemos
ser tan misericordiosos como él. Nuestro lenguaje y nuestros
gestos deben transmitir la misericordia con el fin de tocar los
corazones de los hombres y mujeres modernos de nuevo.
¿Cuál es el desafío en esto para usted
como parroquia? ¿Cómo imitar más de
cerca a Cristo?
13. Durante el Jubileo queremos que las palabras de Lucas
(6:35) hagan eco en nuestros corazones, "Sed misericordiosos
como vuestro Padre es misericordioso." Con el fin de hacer
esto, debemos recuperar la Palabra de Dios, la meditación en
el Dios que nos habla, y el silencio. Adoptemos la
misericordia como nuestro estilo de vida.
© PastoralPlanning.com 2015 │ Resumen │ El Rostro de la Misericordia │ Page 4
14. En nuestra tradición religiosa, se ha valorado mucho la
idea de hacer un viaje hacia el corazón del Señor. Somos una
"Iglesia Peregrina."
Esto significa que debemos alejarnos de nuestras zonas de
comodidad y caminar hacia un nuevo lugar. Nuestra
peregrinación a cualquier edificio de la Iglesia en particular
debe ser una señal de un viaje interior a una mayor
misericordia.
¿Cuándo las personas hacen la
peregrinación a su parroquia, que
es la experiencia de la misericordia
que encuentran allí?
¿Cómo podemos hacer que exista
un menor número de juicios y más
invitaciones?
Para tener éxito en esto hay que tomar en serio la enseñanza
de Jesús: "No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y
no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Dad y
se os dará: una medida buena, apretada, remecida, rebosante
pondrán en el halda de vuestros vestidos. Porque seréis
medidos con la medida que midáis"(Lucas 6: 37-38).
El Señor nos pide, sobre todo, no juzgar, no condenar. Este
es el comienzo de la misericordia. Juzgamos a los demás con
dureza, a menudo condenamos o cuestionamos su fidelidad.
¿Pero por qué? Sólo Dios puede ver en las profundidades de
nuestras almas.
Tenemos que aprender a perdonar y ser instrumentos de la
misericordia. Nuestro lema, misericordioso como el Padre,
nos anima a abrir nuestros corazones y nuestras puertas y
llegar a ser compasivos con los demás.
15. Así que en este año santo, vamos a abrir el corazón a los
que están al margen de la sociedad. Vamos a sanar las
heridas, y no causarlas. Evitaremos la indiferencia y daremos
el primer paso hacia los más necesitados de nuestra
misericordia. ¡Abramos nuestros ojos para ver las heridas del
mundo, para ver a las personas privadas de la dignidad y
reconocer su grito de ayuda!
¿Quién está incluido en esta "franja de
la sociedad" en su comunidad, si son o
no son católicos?
Mt 25: 31-45
Palabras de Luz y Amor, 57 (San Juan
de la Cruz)
Quiero que todos reflexionemos profundamente sobre las
obras espirituales y corporales de la misericordia lo largo de
este año. Y así poder compartirlas con nuestros hijos y entre
nosotros.
Nosotros mismos seremos juzgados sobre cómo hemos sido
misericordiosos hacia los demás. Si hemos mostrado
misericordia a los hambrientos, al desamparado, al
prisionero, y a los que están solos, entonces, el juicio va a ir
bien para nosotros. Como San Juan de la Cruz lo puso, "En el
ocaso de nuestras vidas, seremos juzgados en el amor."
© PastoralPlanning.com 2015 │ Resumen │ El Rostro de la Misericordia │ Page 5
16. El Evangelio de Lucas ofrece otro elemento que nos
ayuda a vivir este jubileo con vigor. Jesús se levantó a leer en
la sinagoga de su ciudad natal, según Lucas 4. Leyó del
profeta Isaías: "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me
ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha
enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a
los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar
un año de gracia del Señor."
Isaías 61: 1-2
Lucas 4: 16-19
Este proceso de planificación le
ayudará a pensar en maneras de cómo
hacer esto.
Este "año de gracia del Señor" es a lo que ahora entramos
como nuestro Jubileo. Vamos a responder a la pobreza de
una vez por todas. Vamos a proclamar la libertad a los
atrapados en el egoísmo. Vamos a devolver la vista a los que
son demasiado ciegos para ver la indignidad humana. ¡Y
vamos a hacer esto con alegría!
17. Dejemos que la Cuaresma del 2016 sea un momento
especial de permitir que Dios nos abrase con su misericordia
una vez más. Él no se cansa de recibirnos, como el Padre del
hijo pródigo. Hagamos que nuestro ayuno cuaresmal libere a
los oprimidos, acoja a los desamparados, y ofrezca comida a
los hambrientos.
Vamos a planear maneras de enseñar a
la gente a "ayunar por el bien de los
demás" este año.
Y vamos a planear maneras de ofrecer
la Reconciliación para todos en la
parroquia.
Con este fin, quiero invitar a todas las diócesis implementar
24 Horas para el Señor, una iniciativa que atraiga a la gente
al Sacramento de la Reconciliación. Este sacramento es una
parte vital de nuestro año jubilar.
Nunca me canso de pedirles a los confesores a ser signos
auténticos del amor de Dios. Nos convertimos en este signo
solo cuando nos damos cuenta, ante todo, de nuestra propia
necesidad del perdón y la misericordia. Y que así alcancemos
a los que están fuera de nuestras paredes. Abrazándolos
como el Padre abrazo a su hijo pródigo.
18. Asimismo, durante la Cuaresma 2016, tengo la intención
de enviar lo que yo llamo Misioneros de la Misericordia.
Estos serán sacerdotes confesores con facultades para
perdonar incluso esos pecados normalmente reservados a la
Santa Sede. Tengo la esperanza de que las diócesis locales
organicen "misiones al pueblo", que estén abiertas a todos los
que buscan la misericordia. Queremos invitar de nuevo a
todos los que quieren vivir en el amor de Dios.
Para más información sobre los
pecados que son reservados a la Santa
Sede, haga clic en el enlace sobre la
página de destino donde se encuentre
este tipo de notas.
19. Que este mensaje de misericordia llegue a todo el
mundo, y que nadie sea indiferente a él. Incluyo en especial a
los hombres y mujeres que participan en el crimen
organizado, los que han hecho al dinero su dios, y a los que
© PastoralPlanning.com 2015 │ Resumen │ El Rostro de la Misericordia │ Page 6
participan en la corrupción, la codicia y la maldad.
A esas personas les digo: "Este es el momento de gracia."
Regresen al Padre; él solo quiere abrazar y perdonar. Por
favor acepten esta invitación a la conversión.
20. Permítanme decir una palabra ahora sobre la relación
entre la justicia y la misericordia. La justicia conduce al estado
de orden en la sociedad; también se refiere a lo que cada
persona se merece justamente. De hecho, la ley es
importante para nosotros, pero debemos tener cuidado de
no caer en el legalismo.
Mt 09:13
¿Quiénes podrían ser estas personas y
qué es lo que realmente buscan de
nosotros?
Jesús mismo se dirige a esto. Para aquellos que se oponen a
su amor abierto para todos, sugiere una meditación sobre la
misericordia. El amor triunfa sobre la ley en la enseñanza de
Jesús. Pablo es un ejemplo de esto. Había pasado su vida
haciendo cumplir la ley - es decir, hasta que conoció a Jesús.
Su conversión hizo que su manera de ver la ley cambiara.
De igual manera para nosotros. Cuando la gente viene a
nosotros con problemas "legales" con la Iglesia, a menudo les
ofrecemos solo las soluciones legales. Pero una solución más
misericordiosa es lo que deberíamos de ofrecer en su lugar.
21. El obsequio de la misericordia en lugar del juicio es la
manera en la que Dios se acerca a nosotros en medio de
nuestra maldad y el egoísmo. Tal misericordia divina nos
ayuda a mirar profundamente dentro de nosotros para
encontrar nuestra verdadera persona allí, una persona creada
por un Dios amoroso y destinado también para el amor en
Dios.
Oseas 11: 8-9
Durante el tiempo del profeta del Antiguo Testamento,
Oseas, el pueblo de Israel era pecaminoso e infiel. De
acuerdo a la justicia, Dios tenía todo el derecho de destruir y
castigarlos. Pero en cambio, Dios les ofreció sólo su infinita
misericordia. "¿Cómo voy a abandonarte?" Preguntó Dios. "...
Mi compasión crece cálida y tierna."
Y este es nuestro punto aquí. Seguir simplemente las reglas no
es suficiente; la justicia debe ser atemperada por la
misericordia. Si Dios actuaria de otra manera, ya no sería
Dios sino sólo un simple humano. Cuando sentimos la
ternura del perdón de Dios - incluso cuando sabemos lo
egoísta y mal que nos hemos comportado - entonces
crecemos en el amor.
Por lo tanto, permitamos que sólo el amor de donación que
© PastoralPlanning.com 2015 │ Resumen │ El Rostro de la Misericordia │ Page 7
Cristo mostró por nosotros ser nuestra norma. Más allá de
eso, ¿quiénes somos nosotros para juzgar?
22. Permítanme ahora hablar un poco acerca de las
indulgencias porque un año jubilar siempre implica su
concesión. En pocas palabras, Dios nos atiende. Este Año
Santo de la Misericordia es el tiempo durante el cual,
mediante la adopción de ciertas medidas bajo la inspiración
del Espíritu Santo, vamos a llegar a conocer de primera mano
a este Dios indulgente. No sólo son nuestros pecados
perdonados pero también nos transformamos como hijos de
Dios. Somos transformados; y esto es lo que la indulgencia
del Año Santo nos ofrece.
¿Cuál es su recuerdo de las
indulgencias? ¿Cómo podemos enseñar
a la gente a buscar como una parte de
su peregrinación al corazón del Señor?
Así que cuando visitamos un santuario, celebramos la
Reconciliación, atendemos a los pobres, o hacemos la paz
con alguien, recibimos una indulgencia de Dios. Del mismo
modo, vivimos dentro de la comunión de los santos y su
santidad nos lleva a la santidad.
Por lo tanto, nos acercamos a la misericordia del Padre con
seguridad absoluta de que su misericordia se extiende a toda
nuestra vida. El "ganar una indulgencia" es recibir esta
santidad en la Iglesia.
23. Al meditar sobre el significado de la misericordia de este
año, lo hacemos como vecinos a Judios y musulmanes. Estas
dos grandes tradiciones consideran la misericordia como uno
de los atributos más importantes de Dios. Ambos
comprenden profundamente a Dios como misericordia y
bondad. Espero que durante este Jubileo podemos encontrar
estas y otras grandes tradiciones religiosas y dialogar con
ellas.
¿Quiénes son tus vecinos judíos o
musulmanes?
24. Pasamos ahora a María, la Madre de la Misericordia.
Que ella vele por nosotros en este año jubilar. Ella fue testigo
de la misericordia de su hijo, Jesús, a lo largo de su vida, e
incluso a los pies de la cruz En su gran himno, María cantó en
estas u otras palabras similares: "La misericordia de Dios fluye
en una oleada tras otra a los que están en admiración ante
él... "Durante este año, oremos a María en la gran Salve
Regina, conocido en español como la Salve.
Lucas 1:50
Salve Regina. Vea la nota sobre esta
oración que se encuentra dentro de
este kit.
Para aprender más sobre Sr Faustina
visita esta ubicación en la web .
Oremos con toda la comunión de los santos, los que hicieron
la misericordia divina su misión. En particular, honramos a
Santa Faustina Kowalska.
© PastoralPlanning.com 2015 │ Resumen │ El Rostro de la Misericordia │ Page 8
25. Con todos estos pensamientos y oraciones en mente,
ahora presento este extraordinario Año Jubilar. Dejemos que
Dios nos sorprenda en este año. Él no se cansa de abrir su
corazón a nosotros. El nos ama. Nosotros, como Iglesia
debemos convertirnos durante este año en un testigo más
creíble de la misericordia, profesándola, viviéndola,
enseñándola a los demás, y sobre todo, ofreciéndola entre
nosotros.
¿Cuál es tu respuesta a esta bula papal?
¿Qué crees que significa para tu
parroquia?
Soñando un poco, ¿qué se puede
prever para tu parroquia en dos o tres
años, como nos volvemos más y más
una "Iglesia de la misericordia"?
Que nadie quede a distancia. No pongamos cargas ni
obstáculos delante de la gente. Imitemos a Cristo en la
ampliación de la misericordia, y que podamos llegar a ser la
voz de todos los hombres y mujeres mientras oramos juntos
"Acuérdate, Señor, de tu misericordia y de tu amor; que son
eternos"(Salmo 25: 6).
Pompeo Batoni: The Prodigal
Dominio público
Esta bula fue promulgada en Roma, en
la Basílica de San Pedro el 11 de abril
de 2015, vigilia del Segundo Domingo
de Pascua, que también se conoce
como el Domingo de la Divina
Misericordia, en el tercer año de mi
pontificado.
+ Francisco de Roma
Para leer el texto original, vuelva a la
página de destino para este kit de
planificación.
© PastoralPlanning.com 2015 │ Resumen │ El Rostro de la Misericordia │ Page 9
Descargar