Valter Hugo Mãe: buenas noticias de Portugal

advertisement
93
LATERCERA Sábado 28 de junio de 2014
Sociedad
Cultura
COLUMNA
Valter Hugo Mãe: buenas
noticias de Portugal
La casualidad quiso que me
encontrara en Brasil junto en el
momento en que se acababa de
publicar A desumanizaçao.
E
l nombre de Valter Hugo
Mãe se me cruzó por primera vez hace un par de
meses, cuando leí en el
diario El País un artículo
que presentaba a la nueva
generación de escritores
portugueses. El más conocido de ellos es
Gonzalo Tavares, de quien he leído cosas maravillosas (Agua, perro, caballo,
cabeza) y otras no tanto (Aprender a rezar en la era de la técnica). Conocía a
José Luis Peixoto, pero no a Valter Hugo
Mãe, Afonso Cruz, Dulce María Cardoso
o João Tordo. La casualidad quiso que
me encontrara en Brasil junto en el momento en que se acababa de publicar A
desumanizaçao (Cosacnaify, 2014), la
nueva novela de Mãe. Me dediqué a ella
durante un par de días. Eso de “generación” puede ser un invento que sólo sirve para los medios y las editoriales, pero
Mãe no lo es. A juzgar por esta novela
estremecedora, de ahora en adelante oiremos hablar mucho de este autor.
A desumanizaçao está narrada por Halla, una niña islandesa que sufre el trauma de la muerte de Sigridur, su hermana
gemela (“Niñas espejo. Todo a mi alrededor se dividió por la mitad con su muerte”). En su mundo solitario y alejado de
la ciudad, rodeada de montañas, fiordos
y volcanes, Halla encuentra, a partir de
las mentiras benévolas de sus padres, la
forma de ir construyendo una mitología
poética que da sentido a su mundo: “Vinieron a decirme que la plantaban. Había
de nacer otra vez, igual a una semilla tirada en aquel pedazo muy guardado de
tierra. La muerte de las niñas es así, dijo
mi madre… Y yo creí ingenuamente que,
de verdad, la plantaron para que germinase de nuevo. Podría ser que brotara de
allí un árbol raro para nuestro rincón
abandonado en los fiordos. Podría ser
que diese flor. Que diese fruto”.
En el lenguaje de Mãe se encuentran resonancias del Faulkner de Mientras agonizo; en esa novela, en una de sus escenas más emblemáticas, a Vardaman le
cuesta entender que su madre está
Por Edmundo Paz Soldán
muerta, y al ver el ataúd flotando en el
río se le ocurre que ella es un pez. En A
desumanizaçao, Halla piensa que Sigridur es, puede ser un árbol. Por cierto,
Halla “sabe” que está muerta, pero no
termina de asumirlo. Ver a Sigridur
como una “niña plantada” es tener esperanzas de que ella regrese. No sólo eso;
Mãe también saca partido al tema literario del doble. La gemela muerta obliga a
Halla a vivir con “dos almas” o con “un
fantasma adentro”; es su forma de hacer
que la hermana viva. La novela trata de
otras cosas: de Heinar, el tonto del pueblo, que está enamorado de Halla y trata
de seducirla; de la madre loca de Halla;
del padre, impotente ante la muerte de
su hija (“No escapaba de sí mismo. Anda-
A desumanizaçao está narrada
por Halla, una niña islandesa
que sufre el trauma de la muerte
de Sigridur, su hermana gemela
(“Niñas espejo. Todo a mi
alrededor se dividió por la mitad
con su muerte”).
ba singular, y singular se abatía”). Todos
ellos van configurando un mundo que
puede leerse a la vez como descarnadamente realista y como un relato gótico de
fantasmas. Una historia del presente, y
también un cuento milenario, una fábula
atravesada por los mitos islandeses. Una
novela que también es poesía pura. Es
cierto que se puede argumentar que,
para su edad, el lenguaje de Halla es preciosista, muy literario. Pero también es
cierto que a algunos autores, a algunos
libros, estás dispuesto a perdonarles muchas cosas, porque te rindes a su belleza,
a su sabiduría: “Tal vez la muerte sea una
manera de simplificar el alma”, dice Halla, dice Valter Hugo Mãe en A desumanizaçao, y yo le creo.
Escritor boliviano, autor de Norte e Iris.
Francia aprueba ley “anti-Amazon”
El Parlamento francés
aprobó el jueves con el voto
unánime del Senado una
ley que prohibirá a los distribuidores de libros a través de internet, y en particular a Amazon, firma dominante del mercado,
aplicar rebajas por debajo
del precio fijo de las libre-
rías. La norma, de marcado
carácter proteccionista con
la industria cultural tradicional francesa, ya se conoce como “ley anti-Amazon”
y persigue evitar a los clientes del gigante electrónico
disfrutar de descuentos de
un 5% sumados a la gratuidad en los gastos de envío.
La ministra de Cultura, Aurélie Filippetti, que ha encabezado esta cruzada, resaltó el “consenso” que se
ha verificado una vez más
entre los parlamentarios
sobre el mantenimiento de
la normativa francesa para
garantizar un futuro a los
libreros.b
Descargar